Está en la página 1de 1

12

D e tinta negra.-Horas des- pués del día primero del mes que transcurre, creímos que

descansaríamos de los millones de “spots” de la propaganda electoral, que a todas horas se difundieron por los canales de televisión en los meses

previos al día de emitir los sufragios. Lamentablemente no ha sido así, porque tres semanas después de esa fecha, en nuestra república de los discursos, promesas, compromisos

de

campaña a la palabra empeñada,

o

suscritos ante notarios públicos,

verdades a medias, mentiras com- pletas y “cosillas” sin importancia parecidas, continúan apareciendo mensajes en los medios informáticos, algunos verdaderamente viles y as- querosos, otros conteniendo calum- nias con historias ficticias inventadas en viejas campañas que parecían olvidadas, pero todas con la finalidad de denigrar a uno u otro candidato de la contienda electoral reciente. Sólo por un elemental y casi ine- xistente respeto a su condición de género, la que “se salvó” de infun- dios o ataques canallas en cuestiones personales más allá de la política, fue doña Josefina, pero hasta el no- vato en las lides electorales de todo se vale el Ingeniero Quadri recibió su llegue en su debut, (y no sabemos si también su despedida) en el en- cuentro de lucha en albercas de lodo y además encuerados. Pero hay que aclarar que en el lan- zamiento del lodo y excremento ver- bales lanzado a los candidatos, fueron esbirros de sus adversarios escudados en el anonimato, los encargados de difamar, injuriar y denostarlos. Para quienes no están enterados de que se trata esto de todo se vale, sencilla y estúpidamente son peleas al estilo callejero en un ring, en donde los contendientes se pegan con pu- ños, pies, rodillas, codos, cabezas y creo que hasta mordidas al más puro

estilo Mike Tyson, el tormentoso bo- xeador norteamericano, tratando no solo de derrotar al adversario sino le- sionarlo, aniquilarlo o mal matarlo. Posiblemente muchos de los lectores de esta nota que no son originarios de esta región, desconozcan esa expre- sión materna, mal matar, muy usada aquí en Verasana en el siglo pasado que decía más o menos: ¡muchacho cabrón, bájate de ahí (el tejado o un árbol) que te vas a mal matar! (Otro sí digo.-Si usted cree que el calificativo que empleaban nuestras adoradas madrecitas es demasiado fuerte para utilizarlo públicamente en un medio informativo, le infor- mo, comento o revelo, que lo apren-

dí del recientemente mandado a la

banca Obispo Onésimo Cepeda, que

hace algunos años al inicio de la co- lecta anual de la Cruz Roja en donde estaba sentado a la diestra del go- bernador de Jalisco, y ver que el mandatario depositaba un billete tal vez de bajo poder adquisitivo que no correspondía a su investidu- ra, le dijo al mandatario estatal frente a todos, y así está grabado en

el video ¡ponle más no seas cabrón!)

Y ya entrados en inconformidades acerca de lo que puede verse y oírse si se quiere, y se sabe buscar en las lla- madas super carreteras de la infor- mación, Hotmails, ttuiter, facebook,

Semana del 28 de Julio al 4 de Agosto del 2012 www semanariopalestra com

SEMANARIO

PP AA LL EE SS TT RR AA

De varias tintas (IV)

» José Piñeiro Guzmán

páginas web, blogs, programas espe- ciales, etc. en donde se encuentra de todo, absolutamente de todo, bueno, regular, malo y peor, no sería malo que las empresas dueñas u operado- ras del Internet, parodiando a un poeta Cordobés o Huatusqueño, pu- sieran el siguiente sonetito:

Al usar el Internet, educado anuncio vi, tenga usted un poco de madre, no ponga basura aquí. La inconformidad expresada en el párrafo precedente, está basada en la falta de regulación para “subir” cierta clase de escritos e imágenes, o difun- dir programas en vivo que atentan contra las buenas costumbres de la sociedad, y violan los derechos de terceros lesionando gravemente su honra, prestigio, fama pública y rela- ciones familiares por decir lo menos. No se trata de poner límites inde- seables a la libertad de expresión sino de evitar hacer abuso o mal uso de uno de los derechos ciudadanos más importantes. Seguramente la mayoría de los lec- tores no tuvieron (afortunadamen- te) oportunidad de leer las asquero- sas y viles declaraciones de un indi- viduo radicado supuestamente en la ciudad de Los Ángeles, California, en donde “confiesa” ser homose- xual, y haber tenido relaciones ínti- mas con uno de los candidatos aun cuando este era casado, y la esposa los sorprendió, lo que ocasionó la separación del matrimonio. Pero, no terminan ahí sus afirma- ciones, porque increíblemente siguió diciendo que ese hombre que era muy importante e influyente, mandó matar a uno de sus propios guardaes- paldas que sabía de esas relaciones. Lo que uno no puede creer es que la nota señala nombres, y circuns- tancias que por respeto a los lectores no repetimos, fecha y lugares en que supuestamente sucedieron los he- chos, lo cual fue difundido en los días inmediatos previos a la elección, al parecer sin sanción alguna, que no sea el retiro de la nota de referencia. De tinta morada.-En el contexto de las consecuencias de ciertas decla- raciones atribuidas a algunos perio- distas con la finalidad de descalificar o denigrar a ciertos candidatos, hace

varias semanas, Carmen Aristegui periodista laureada en múltiples oca- siones en México y en el extranjero por sus reportajes y entrevistas, dio cuenta en su noticiero de radio y en el Internet, del cese de un periodista, cuyo nombre lamentablemente no recordamos, que fue separado de sus actividades por el director de la revis- ta en que trabajaba en la ciudad de México, por expresar comentarios adversos a Enrique Peña Nieto. Ello mereció la solidaridad de nu- merosos colegas del periodista cesado en su trabajo, que consideraron el hecho como una violación grave a la libertad de expresión, manifestada precisamente en los tiempos en que los aspirantes a ocupar el cargo de la Presidencia de la República, hacían diariamente declaraciones en el senti- do de ser tolerantes y respetuosos con quienes manifestaran su simpatía ha- cia los adversarios, o hicieran decla- raciones desfavorables hacia ellos. Por el tiempo transcurrido en su realización, habíamos olvidado el incidente y no pensamos que se re- pitiera y fuera solamente un caso aislado que no mereciera más co- mentarios que los externados por los más cercanamente involucrados en el asunto, hasta que hace algunos horas tuvimos oportunidad de ver y oír por unos minutos, parte de un video del periodista Pedro Ferriz de Con, pronunciando una conferencia en una universidad del Estado de México, en el que ciertamente ex- presa comentarios muy duros y has- ta ridiculiza a Enrique Peña Nieto afirmando que es un ignorante y pendejo, así literalmente lo afirmó. Ninguna duda hay de que el video no está editado ni manipulado en mane- ra alguna, que pudiera prestarse a mal interpretaciones de los espectadores y oyentes de la conferencia y el video. Cuando se publique esta nota, posi- ble o seguramente dicho video que fue transmitido en el siguiente espacio:

www.mexiconoticias, online.com.mx ya haya desaparecido o bloqueado del Internet, pero también fueron cente- nares de miles de personas quienes tuvieron oportunidad de ver y oír la grabación muy nítida o clara. Las consecuencias para Ferriz de Con que no se hicieron esperar, fue-

Locales Comerciales Céntricos en Renta

A media cuadra del Parque de la ciudad

UNO PROPIO PARA DESPACHO U CONSULTORIO

En Av. 20 de Noviembre No. 6 Col. Centro San Andrés Tuxtla, Ver. Informes al Cel. 294 105 48 59

ron su cese o separación de su pro- grama informativo “Noticiero Cade- na tres” C3 N. No somos nadie para convertirnos en juzgadores del hecho a favor o en contra, en un caso en que parece más que evidente, por un lado el abuso de la libertad de expresión por parte del periodista, y la represión al través de su cese como consecuen- cia, en su programa mencionado. Lo que si nos resulta inevitable es traer desde el fondo de nuestros recuerdos, dos hechos que nos con- firman el dicho de que en todo tiem- po y en todos lados se cuecen habas. Durante las primeras semanas del mes de octubre de 1968, después de la matanza en Tlatelolco del día 2, la cárcel de Lecumberri vio desfilar en horas de visita, a personalidades de nuestra vida pública que iban a in- formarse del estado o condición de alumnos, maestros, trabajadores y gente del pueblo que habíamos es- capado con vida de la Plaza de Las Tres Culturas, casas de seguridad y cuarteles de la policía y del ejército. Entre esas personalidades recorda- mos al ex canciller Luis Quintanilla, al Obispo de Cuernavaca monseñor Ser- gio Méndez Arceo y al Licenciado Ra- fael Preciado Hernández profesor de Filosofía del Derecho en la Universi- dad Nacional Autónoma de México. En plática con el maestro nos co- mentó, que en defensa de los presos del movimiento estudiantil, había ex- ternado comentarios señalando las violaciones a nuestros derechos cons- titucionales por parte del gobierno de Díaz Ordaz, lo cual le había traído como consecuencia que el Director de la Facultad que era militante Priista lo hubiera cesado en su cátedra. El maestro Preciado Hernández era un connotado ideólogo panista que sufrió esa consecuencia del re- presor Díaz Ordaz. Entre nosotros estaba preso Ramón Danzós Palomino, líder campesino, candidato del Partico Comunista Me- xicano a quien el ex Presidente veía casi como un enemigo personal. A cuarenta y cuatro años de distan- cia de ese hecho y más de cincuenta de que iniciamos nuestros servicios muy modestos en la administración pública, como Ayudante de Don Angel Carvajal, Secretario de Gober- nación, alguna vez con nuestro com- pañero Roberto “el Flaco” Solana, también Ayudante, en la consola de la oficina del Secretario, cuando este no estaba en su despacho, oímos al- gunos de las discursos del Presiden- te de la República Don Adolfo Ruiz Cortínes, en los discos de acetato de 33 revoluciones, que era lo más mo- derno entonces en materia de repro- ducción de música y voces. Al comentar los hechos recientes de los abusos y violaciones a la li- bertad de expresión que hemos refe- ridos en esta nota, una frase de Don Adolfo regresó a mi memoria que puede servir para comparar los ti- empos políticos, aquel en que se pronunció y este en que vivimos. “Menos males causa a la Re- pública el abuso de las liberta- des ciudadanas, que el más mo- derado ejercicio de la tirania”. 23 de julio de 2012

pública el abuso de las liberta- des ciudadanas, que el más mo- derado ejercicio de la