Está en la página 1de 109
Índice
Índice

No. 1865 • 29 de julio de 2012

6 14
6
14

CONFLICTO POSELECTORAL

6

Operación trasatlántica /Jesusa Cervantes y José Gil Olmos

10

Los socios, los cómplices mexicanos /Jesusa Cervantes

14

Televisa, un “antinosotros” /Santiago Igartúa

20

Los panistas en el gobierno: adiós a prebendas

24

y altos salarios /Álvaro Delgado

SEGURIDAD PÚBLICA

Fracasada la AFI, otro experimento calderonista /Jorge Carrasco Araizaga y Patricia Dávila

LA GUERRA DE CALDERÓN

28

En Tamaulipas, desplazados de guerra

y autodefensa

32 Províctima, burla presidencial /Marcela Turati

ESTADOS / CHIHUAHUA

36 Una familia desbaratada en tres días /Patricia Dávila

40

44

PRESIDENCIA

Cursos en Los Pinos hasta de “masculinidad”… /Arturo Rodríguez García

ANÁLISIS

El país sin rumbo /Javier Sicilia

45

Guía del Fraude /Naranjo

46

El factor clave /Jesús Cantú

47

Rebase de topes y pago de favores /John M. Ackerman

49

La verdad vs la mentira /Sabina Berman

50

Diagnosticar la derrota /Denise Dresser

51

Defensa de los derechos humanos /Olga Pellicer

INTERNACIONAL

52 CUBA: El comandante yanqui /Lucía Luna

58 SIRIA: Los signos del derrumbe /Témoris Grecko

CULTURA

62 La leyenda de Ramón Rubín /Rafael Vargas

CISA / Co mu ni ca ción e Información, SA de CV

CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN: Presidente, Julio Scherer García; Vicepresidente, Vicente Leñero; Te so re ro, En ri que Ma za

Vicente Leñero; Te so re ro, En ri que Ma za semanario de información y análisis

semanario de información y análisis

DIRECTOR: Rafael Rodríguez Castañeda

SUBDIRECTOR DE INFORMACIÓN: Salvador Corro SUBDIRECTORA DE COMERCIALIZACIÓN: María Scherer Ibarra SUBDIRECTOR DE ADMINISTRACIÓN: Humberto Herrero SUBDIRECTOR DE FINANZAS: Alejandro Rivera

ASISTENTE DE LA DIRECCIÓN: María de los Ángeles Morales; ayudante, Luis Ángel Cruz ASISTENTE DE LA SUBDIRECCIÓN DE INFORMACIÓN: Graciela Zepeda COORDINADORA DE FINANZAS DE REDACCIÓN: Beatriz González

EDICIÓN Y CORRECCIÓN: Alejandro Pérez, coordinador; Cuauhtémoc Arista, Tomás Domínguez, Sergio Loya, Enrique de Jesús Martínez, Hugo Martínez REPORTEROS: Carlos Acosta, Miguel Cabildo, Jorge Carrasco, Jesusa Cervantes, Patricia Dávila, Gloria Leticia Díaz, Álvaro Delgado, José Gil Olmos, Alejandro Gutiérrez, Santiago Igartúa, Ricardo Ravelo, Arturo Rodríguez, Marcela Turati, Rodrigo Vera, Rosalia Vergara, Jenaro Villamil CORRESPONSALES: Campeche, Rosa Santana; Colima: Pedro Zamora; Chiapas, Isaín Mandujano; Guanajuato: Verónica Espinosa; Guerrero, Ezequiel Flores Contreras; Jalisco, Felipe Cobián; Michoacán, Francisco Castellanos; Nuevo León, Luciano Campos; Oaxaca, Pedro Matías; Tabasco, Armando Guzmán; Tamaulipas, Ma. Gabriela Hernández; Veracruz, Regina Martínez

INTERNACIONAL: Homero Campa, coordinador; Corresponsales: Madrid: Alejandro Gutiérrez; París: Anne Marie Mergier; Washington: J. Jesús Esquivel CULTURA: Armando Ponce, editor; Judith Amador Tello, Javier Betancourt, Blanca González Rosas, Estela Leñero Franco, Isabel Leñero, Rosario Manzanos, Samuel Máynez Champion, Jorge Munguía Espitia, José Emilio Pacheco, Alberto Paredes, Raquel Tibol, Florence Toussaint, Rafael Vargas, Colum- ba Vértiz de la Fuente; asistente, Niza Rivera Medina; cultura@proceso.com.mx ESPECTÁCULOS: Roberto Ponce, coordinador. espectaculos@proceso.com.mx DEPORTES: Raúl Ochoa, Beatriz Pereyra FOTOGRAFÍA: Marco Antonio Cruz, Coordinador; Fotógrafos: Germán Canseco, Miguel Dimayuga, Benjamín Flores, Octavio Gómez, Eduardo Miranda; ; asistente, Aurora Trejo; auxiliar, Violeta Melo

AUXILIAR DE REDACCIÓN: Ángel Sánchez

AYUDANTE DE REDACCIÓN: Damián Vega

ANÁLISIS: Colaboradores: John Ackerman, Ariel Dorfman, Sabina Berman, Jesús Cantú,Denise Dresser, Marta Lamas, Pablo Latapí Sarre, Rafael Segovia, Javier Sicilia, Enri que Semo, Er nesto Villa- nueva, Jorge Volpi; cartonistas: Gallut, Helguera, Hernández, Naranjo, Rocha

Lidia García,

Leoncio Rosales CORRECCIÓN TIPOGRÁFICA: Jorge González Ramírez, coordinador; Serafín Díaz, Sergio Daniel González, Patricia Posadas DISEÑO: Alejandro Valdés Kuri, coordinador; Fernando Cisneros Larios, Antonio Fouilloux Dávila, Manuel Fouilloux Anaya y Juan Ricardo Robles de Haro COMERCIALIZACIÓN PUBLICIDAD: Ana María Cortés, administradora de ventas; Eva Ángeles, Rubén Báez ejecutivos de cuenta. Tel. 5636-2077 / 2091 / 2062 VENTAS y MERCADOTECNIA: Margarita Carreón, gerente Tel. 56 36 20 63. Lucero García, Norma Velázquez. Circulación: Mauricio Ramírez, Gisela Mares. Tel. 5636-2064. Pascual Acuña, Fernando

CENTRO DE DOCUMENTACIÓN: Rogelio Flores, coordinador; Juan Carlos Baltazar,

32

52 62 20 76
52
62
20
76

66

Stavenhagen exige para México una utopía /Judith Amador Tello

69

Estro Armónico /Samuel Máynez Champion

Páginas de crítica

Arte: El MOMA en el Palacio de Bellas Artes /Blanca González Rosas

Música: Jesús Suaste en Rigoletto /Mauricio Rábago Palafox

Teatro: Los caballeros /Estela Leñero Franco

Cine: De Roma con amor/Javier Betancourt

Televisión: Slim va por la televisión /Florence Toussaint

Libros: Amistad y mito /Jorge Munguía Espitia

74

76

ESPECTÁCULOS

Díaz Ordaz y Juan Orol, encarnados por Roberto Sosa /Columba Vértiz de la Fuente

DEPORTES

El estadio imposible /Luciano Campos Garza

Polo, Andrés Velázquez. Suscripciones: Cristina Sandoval Tel. 5636-2080 y 01 800 202 49 98. Delfina Cervantes, Luis Coletor, Ulises de León. ATENCIÓN A SUSCRIPTORES (Reparto): Lenin Reyes Tel. 5636-2065. Jonathan García.

ADMINISTRACIÓN. RECURSOS HUMANOS: Luz María Pineda, coordinadora TECNOLOGÍA DE LA INFORMACIÓN: Fernando Rodríguez, jefe; Marlon Mejía, subjefe; Eduardo Alfaro, Betzabé Estrada, Javier Venegas ALMACÉN y PROVEEDURÍA: Mercedes Guerra, coordinadora; Rogelio Valdivia MANTENIMIENTO: Miguel Olvera, Victor Ramírez FINANZAS. CONTABILIDAD: María Concepción Alvarado, Christian Arcos, Rosa Ma. García, Edgar Hernández, Fe lipe Suárez, Raquel Trejo Ta pia COBRANZAS: Sandra Changpo, jefa; Raúl Cruz OFICINAS GENERALES: Redacción: Fresas 13; Administración: Fresas 7, Col. del Valle, 03100 México, DF CONMUTADOR GENERAL: Karina Ureña; Flor Hernández; 5636-2000 FAX: 5636-2019, Dirección; 5636-2055, Subdirección de Información; 5636-2086, 5636-2028, Redacción. AÑO 35, No. 1865, 29 DE JULIO DE 2012 IMPRESIÓN: Quad Graphics. Democracias No.116, Col. San Miguel Amantla, Azcapotzalco, C.P. 02700. México, DF DISTRIBUCIÓN: Voceadores DF y Zona Metropolitana: Comunicación Telefónica en Línea, SA de CV. Tel. 5535-0732. Voceadores Puebla, Pue.: Jorge López Morán; Tel. 467-4880. Resto de la República y Locales Cerrados: Publicaciones Citem, SA de CV. Tel. 5366-0000.

agencia proceso de información EDITOR EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Miguel Ángel Vázquez, Jorge Pérez,

agencia proceso de información

EDITOR EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Miguel Ángel Vázquez, Jorge Pérez, Concepción Villaverde; asistente: María Elena Ahedo; Tels.: 5636-2087, Fax: 5636-2006

80

82

IV

VI

VIII

X

XII

XIV

XVI

XVIII

XXIII

Palabra de Lector

Mono Sapiens /Narcolimpiadas 2012 /Helguera y Hernández

SUPLEMENTO OLÍMPICO

Secretos de un entrenador /Beatriz Pereyra

La segunda oportunidad /Beatriz Pereyra

La disyuntiva /Raúl Ochoa

Mentalidad de éxito /Beatriz Pereyra

Rompiendo esquemas /Raúl Ochoa

La ochomesina que se volvió campeona /Raúl Ochoa

El mejor envionista del mundo /Raúl Ochoa

Las apuestas manipuladas Anne Marie Mergier

El fantasma de las Malvinas /Leonardo Boix

Marie Mergier El fantasma de las Malvinas /Leonardo Boix agencia de fotografía EDITOR: Marco Antonio Cruz;

agencia de fotografíaMarie Mergier El fantasma de las Malvinas /Leonardo Boix EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección:

EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección: www.procesofoto.com.mx Correo electrónico:rednacional@procesofoto.com.mx; Ventas y contrataciones: 5636-2016 y 56362017

EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Armando Gutiérrez, Juan Pablo Proal y

EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Armando Gutiérrez, Juan Pablo Proal y Alejandro Saldívar, coeditores; Tel. 5636-2010 RESPONSABLE TECNOLÓGICO: Ernesto García Parra; Saúl Díaz Valadéz, desarrollador,Tel. 5636-2106

Siguenos en:

García Parra; Saúl Díaz Valadéz, desarrollador,Tel. 5636-2106 Siguenos en: @revistaproceso facebook.com/revistaproceso

@revistaproceso

García Parra; Saúl Díaz Valadéz, desarrollador,Tel. 5636-2106 Siguenos en: @revistaproceso facebook.com/revistaproceso

facebook.com/revistaproceso

Siguenos en: @revistaproceso facebook.com/revistaproceso COORDINADOR: Alejandro Caballero;

COORDINADOR: Alejandro Caballero; procesoradio@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010

Certificado de licitud de título No. 1885 y licitud de contenido No. 1132, expedidos por la Comisión Calificadora de Publicaciones de Revistas Ilustradas el 8 de septiembre de 1976. Proceso es una Reserva para uso exclusivo otorgada por la Dirección de Reservas del Instituto Nacional del Derecho de Autor en favor de Comunicación e Información, S.A. de C.V., bajo el Número 04-2000-112911074700-102. Registro del S.P.M. CR-DFJ-003-99 / Número ISSN: 1665-9309

Registro del S.P.M. CR-DFJ-003-99 / Número ISSN: 1665-9309 Circulación certificada por el Instituto Verificador de

Circulación certificada por el Instituto Verificador de Medios Registro No. 105 / 21

Suscripciones DF y zona Metropolitana: Un año, $1,490.00, 6 meses, $850.00; Guadalajara, Monterrey y Puebla: Un año, $1,600.00, 6 meses, $880.00. Ejemplares atrasados: $45.00. Servicios informativos y fotográficos: AP, Notimex, Reuters.

Prohibida la reproducción parcial o total de cualquier capítulo, fotografía o información publicados sin autoriza- ción expresa de Comunicación e Información, S.A. de C.V., titular de todos los derechos.

Miguel Dimayuga

Operación

trasatlántica

Finalmente José Luis Ponce de Aquino fue tomado en serio por las autoridades electorales en el caso de la compra masiva de votos por parte del PRI y el presunto financiamiento ilegal de la campa- ña peñista… O al menos eso parece por lo pronto. El empresario estadunidense que demandó en una Corte de California al equipo de Enrique Peña Nieto, presuntamente por incumplimiento de un pago millonario, lanza acusaciones más graves, que documen- ta ahora Proceso. Según él, la maraña de maniobras financieras para alimentar la campaña priista tiene alcance internacional, así como probables nexos con el crimen organizado.

6 6

1865 / 29 DE JULIO DE 2012

1865 / 29 DE JULIO DE 2012

así como probables nexos con el crimen organizado. 6 6 1865 / 29 DE JULIO DE

JESUSA CERVANTES Y JOSÉ GIL OLMOS

D esde México pero con ra- mificaciones en otros países, varios políticos y empresarios echaron a andar una compleja ope- ración financiera a fin de triangular recursos mi- llonarios y comprar la Presidencia de la Repú-

blica en favor de Enrique Peña Nieto. En esta compleja operación hay además in- dicios de lavado de dinero. Datos en poder de Proceso indican que se trata de una operación financiera con

alcances en España, Italia, Israel y Estados Unidos, donde se triangularon los recur- sos que finalmente fueron depositados en Banca Monex para ser usados por el PRI en

la campaña de Peña Nieto.

En este entramado salen a relucir los nombres de personajes ligados al candi- dato presidencial del PRI y de las empre- sas GAP, HIGA, Jiramos y GM Global, así co- mo de los bancos Monex y Mifel. El esquema es similar al de las ope- raciones de lavado de dinero del crimen organizado, sostiene el diputado petista Jaime Cárdenas, cabeza del equipo jurídi- co de la coalición Movimiento Progresis- ta y quien siendo consejero del Instituto Federal Electoral (IFE) participó en la in- vestigación del caso Amigos de Fox, don- de se triangularon millones de pesos del extranjero para la campaña del candidato presidencial panista en 2000.

La investigación pendiente

La Unidad de Fiscalización del IFE ya tie- ne una línea de investigación que apun- ta hacia la localización de dinero presu- miblemente transferido desde el exterior. Así está considerado en su informe sobre

el avance de las investigaciones derivadas

de las quejas que por separado hicieron el PRD y el PAN contra el PRI por la presun- ta compra de votos a través de las tarje- tas Monex Recompensas, usadas también para pagar a delegados y representantes de casilla. Entre las líneas de investigación in- cluidas en el expediente Q-UFRPP 58/12 de dicha Unidad a cargo de Alfredo Cris- talinas Kaulitz, en lo referente al cuarto punto –establecimiento del uso y vincu- lación de las tarjetas Monex con el pro- ceso electoral– se prevé investigar desde cuáles países se dispusieron los recursos

y las empresas relacionadas con los par-

tidos políticos para el fondeo y uso de di- chas tarjetas. En la ruta de indagación –hecha públi- ca en la sesión del jueves 26– en primer lugar está la identificación de las moda- lidades de fondeo y uso de las tarjetas. En

CONFLICTO POSELECTORAL

segundo, la determinación de las eroga- ciones realizadas en cada una de las tar- jetas de todos los lotes y aquí es donde se señala que verían la fecha de las operacio- nes, su monto y la ciudad y país de dispo- sición de los recursos. Además se investigará la relación de las personas físicas “representaciones le- gales, socios accionistas, apoderados, em- pleados de las personas morales, entre otros”, con los partidos políticos. Es aquí donde la Unidad de Fiscaliza- ción busca la hebra para desentrañar la compleja estrategia financiera de millo- nes de dólares para la campaña de Enri- que Peña Nieto, que el pasado 14 de junio reveló el empresario estadunidense de origen mexicano José Luis Ponce de Aqui- no, propietario de la empresa televisiva Frontera Televisión Network LLP. En una denuncia interpuesta en Esta- dos Unidos, Ponce de Aquino dijo que en octubre del año pasado operadores de En- rique Peña Nieto le ofrecieron un contra- to de 56 millones de dólares a cambio de promover en ese país al candidato presi- dencial del PRI el tiempo en que durara la campaña en México. El empresario afirmó que le consta- ba haber visto que esa cantidad de dine- ro fue depositada por los representantes del candidato presidencial del PRI en Ban-

co Monex y Banca Mifel en un solo día. No sólo eso sino que dijo haber ates- tiguado la transferencia bancaria de su- puestas cuentas con dinero de proceden- cia desconocida, radicadas en bancos de Italia, Israel “y otro portugués o brasileño” a una cuenta en la sucursal de Banca Mo- nex en la Ciudad de México a nombre de la empresa Jiramos, propiedad de Alejandro Carrillo Garza Sada, quien lo contactó pa- ra hacer la campaña publicitaria del priis- ta en Estados Unidos. En la demanda interpuesta en la Corte de Distrito Central de California por frau- de, luego de que presuntamente los re- presentantes de Peña Nieto incum- plieron el pago pa- ra hacer circu- lar los 56 millones de dólares en de- pósitos realizados en Monex y Mifel, el empresario di- ce algo más grave:

sospecha que pu- diera haber dine- ro del crimen or- ganizado en esas transacciones. En el expedien- te de la Unidad de Fiscalización del IFE se señala al res-

pecto: “Que el C. Jo-

Las “peñatarjetas”

sé Luis Ponce de Aquino afirma haber re- cibido amenazas de muerte de los C. José Carrillo Chontkowsky y Alfredo Carrillo Chontkowsky, así como de Hugo Vigues, quienes le advirtieron que los 56 millones de dólares que iba a recibir por una cam- paña de imagen en Estados Unidos pa- ra el aspirante priista ‘procedían de em- presas relacionadas con el narco’, y que el empresario Alejandro Carrillo Garza Sa- da le advirtió: ‘Más vale que no haga nada porque hasta le voy a prohibir que entre a México y le voy a quitar su empresa’, esto último por conducto de su representante, el C. Francisco Torres”. Al denunciar públicamente esta his- toria, Ponce de Aquino hizo que el Movi- miento Progresista y el PAN interpusie- ran por separado sendas quejas ante el IFE contra el PRI por presunto manejo de recursos “de procedencia desconocida” y que las autoridades financieras comenza- ran a buscar el país de origen y la ruta de esos 56 millones de dólares que el empre- sario asegura que fueron depositados en Monex y Mifel y sirvieron para la campa- ña de Peña Nieto. Camerino Eleazar Márquez, represen- tante del PRD ante el IFE, sostiene que la Procuraduría General de la República y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, así como la Unidad de Fiscalización del instituto, ya deben tener los datos duros y concretos de estas transferencias y los nú- meros de cuentas, montos, flujo financie- ro y dispersión de los recursos. El pasado 19 de junio el perredista hi- zo una petición a la Unidad de Fiscaliza- ción para que se le informara de los avances de la investigación sobre este caso. Alfre- do Cristalinas respondió en el oficio UF/ DRN/7194/2012 que esa información estaba reservada hasta concluir las indagatorias. “No hay manera de poder ocultar el es- cándalo de los recursos que triangularon en Monex. Es evidente que el sistema fi- nanciero no es exclusivo para México, es-

en Monex. Es evidente que el sistema fi- nanciero no es exclusivo para México, es- 1865

CONFLICTO POSELECTORAL

tamos en una época en la que todo está interactuando; vimos en el caso del banco HSBC que fueron instancias externas las que detectaron el lavado de dinero. Ade- más hay antecedentes de averiguaciones previas de lavado de dinero en Monex pro- ducto del trasiego de la droga en España y otros países de Europa. Esto obra en expe- dientes y por lo tanto sería una línea de investigación que las autoridades deben investigar”, sostiene el perredista.

de los Beltrán Leyva también usó ese ban- co para transferir 78 millones de euros. En una línea de investigación más re- ciente, las autoridades de Estados Unidos encontraron que Fernando Castro Martí- nez, presunto prestanombres del exgo- bernador tamaulipeco Tomás Yarrington, realizó transferencias por 7.2 millones de dólares a distintas entidades financieras, Monex incluida. Jaime Cárdenas advierte que es muy importante que se investiguen las declaraciones de Ponce de Aquino y los depósitos millonarios en Monex. “Sabemos que se hicie- ron depósitos en Estados Unidos e Italia. Las autori- dades tienen que in- vestigar a fondo porque se tipi- fica el lavado de dinero. El obje- tivo de toda es- ta triangulación i n t e r n a c i o n a l es precisamente ocultar el origen del dinero; eso es lo que se tiene que in- vestigar porque el PRI sabía que no le alcan- zaría el dinero que le dio el IFE y buscó financiar a Peña Nieto con dinero de otras partes.” El abogado recuerda que ya existen los tratados de Pa- lermo sobre lavado de dinero que firmó México y a través de los cuales se puede solicitar in- formación de transacciones ban- carias en otros países. Así se actuó en el IFE cuando se investigó el di- nero proveniente de Estados Unidos para la campaña de Vicente Fox. “Esto se tipifica como lavado de di- nero, como lo hace el crimen organizado. Las declaraciones del señor Ponce de Aqui- no muestran una parte de cómo el PRI se hi- zo de recursos que aún no se sabe de dónde provienen, si es de los gobernadores, de em- presarios o incluso del crimen organizado.”

Los amigos de Peña Nieto

Entre los personajes centrales de la trama financiera que presumiblemente actua- ron para hacer llegar recursos a la campa- ña de Peña Nieto está Armando Hinojosa Cantú, dueño del grupo HIGA que propor- ciona trabajos de construcción, mezcla de asfalto y mantenimiento de señalamien- tos viales. El empresario tamaulipeco es también dueño de la empresa de aviones Eolo, la que utilizó Peña Nieto durante su campaña.

Documentos comprometedores
Documentos comprometedores

Monex tiene una larga historia en el lavado de dinero. Según la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/284/2004 –que

se abrió en 2003, cuando fueron deteni- dos dos operadores financieros de los Are- llano Félix–, este grupo lavó 3.8 millones de dólares en Monex Divisas entre 2000 y

2002.

En esa misma averiguación se indica que la policía española encontró en 2006 que el Cártel del Valle del Norte de Colom- bia uso Monex Casa de Bolsa, Monex Divi- sa e Intercam Casa de Cambio –todas ra- dicadas en México– para lavar 78 millones de euros. En 2007 las mismas autorida- des españolas notificaron a las mexicanas que Zhenli Ye Gon también usó Monex pa- ra hacer transferencias. Y en 2008 el cártel

HIGA fue una de las más beneficiadas en la administración de Peña Nieto en el Estado de México: construyó hospitales como el de Zumpango, por un monto de

7 mil millones de pesos; carreteras y las instalaciones de la Universidad Autóno- ma del Estado de México. Hinojosa, la transnacional españo- la OHL –que dirige en México José An- drés de Oteyza, secretario de Patrimonio

y Fomento Industrial en el sexenio de Jo-

sé López Portillo y director de Aeropuer-

tos y Servicios Auxiliares en el de Carlos Salinas de Gortari– y el Grupo de Aboga- cía Profesional (GAP) –encabezado hace décadas por Gabino Fraga Mouret, a quien se acusa de mover dinero en Monex a fa- vor del PRI hasta por 91 millones de pe- sos– se asociaron en la construcción del aeropuerto de Toluca, el segundo en im- portancia del país y que costó mil 100 mi- llones de pesos. Gabino Fraga fue coordinador regio- nal de compromisos de campaña del PRI

y trabaja en el mismo despacho de la im-

portadora de vinos Efra, que aparece en 22 contratos de Monex. Esas tres empresas –OHL, HIGA y GAP– fueron unas de las más favorecidas con contratos por el gobierno de Enrique Peña Nieto en el Estado de México. OHL inició en 2003 la millonaria obra del Circuito Exterior Mexiquense que aun hoy sigue en construcción, con un presu- puesto de 22 mil 402 millones de pesos; en 2008 Peña Nieto le concesionó el llamado Viaducto Bicentenario, con un costo de 3 mil 923 millones de pesos. Pero la participación de OHL no fue ca- sual; en su consejo de administración fi- gura como consejero propietario Emilio Lozoya Austin, quien ocupó la Coordina- ción de Vinculación Internacional durante

la campaña de Enrique Peña Nieto y es fa-

miliar de Emilio Lozoya Thalmann, secre- tario de Energía, Minas e Industria Paraes- tatal en el gobierno de Salinas de Gortari. GAP participó en la segunda fase de la construcción del Circuito Exterior Mexi-

quense, en la autopista México-Queréta- ro y en el Proyecto del Tren Suburbano La Paz-Texcoco-La Paz. En 2009 también in- tervino en la consolidación del polígono de 700 hectáreas para la proyectada cons-

trucción de una refinería en Hidalgo, esta- do gobernado entonces por Miguel Osorio Chong, uno de los hombres más cercanos

a Enrique Peña Nieto. Según la información proporciona- da a Proceso por gente cercana a la cam- paña peñista y que pidió el anonimato, de las concesiones logradas los amigos y empleados de Peña Nieto –como Hinojo- sa, Fraga y Lozoya– integraron un fondo financiero para la campaña presidencial, que presuntamente también fue alimen- tado con recursos de los gobiernos de Yu-

8 1865 / 29 DE JULIO DE 2012

que presuntamente también fue alimen- tado con recursos de los gobiernos de Yu- 8 1865 /

catán, Veracruz y Zacatecas, entre otros, como lo denunció Ricardo Monreal Ávila, coordinador de la campaña de Andrés Ma- nuel López Obrador. De acuerdo con esas fuentes, una vez obtenidos los recursos Marcos Fastlicht Sackler, suegro de Emilio Azcárraga Jean y quien desde 2005 promovió la imagen de Peña Nieto en Televisa, sugirió como el in- dicado para poner en marcha la estrategia financiera al empresario textilero y abo- gado Alfredo Carrillo Chontkowsky, viejo amigo del matrimonio Peña Nieto-Móni- ca Pretelini. La familia Chontkowsky está ligada a la cúpula de poder en el Estado de Méxi- co. Según el Registro Público de la Pro- piedad, tiene al menos siete empresas con distintas razones sociales dedica- das a negocios de alta tecnología, inmo- biliarios, de asesoría legal y financiera, de contabilidad y administración, de im- portación y comercialización de diversos

productos para la industria y para los tres niveles de gobierno. Además, residencias

y departamentos en las zonas más lujo-

sas de la entidad. Su destacada presencia hizo que uno

de sus integrantes fuese víctima del cár- tel de los Beltrán Leyva. “Al iniciar 2005 fue asesinado Simón Carrillo Chontkowsky, pieza clave de Peña Nieto, cuyo hermano Alfredo influyó para acercar a Peña Nieto con Televisa y afianzar sus planes con mi- ras a los comicios de 2012”. (Proceso 1664.) Fastlicht y Carrillo Chontkowsky for- man parte del Consejo de Participación Ciudadana de la Procuraduría General de

la República, donde han ocupado los prin-

cipales cargos, al igual que Alfredo Mafud, obispo de la Iglesia Ortodoxa; Antonio Chedraui Mafud y Alejandro Puente, este último presidente de la Cámara de Cable- ros, de la que 80% es de Televisa. Carrillo Chontkowsky, su hermana Su- sana y Juan Rivero Legarreta crearon en noviembre de 2001 la empresa Carrillo Chontkowsky, Rivero y Asociados, espe- cializada en servicios legales, de contabi- lidad, administrativos, de asesoría finan- ciera y fiscal. El nombre de Juan Rivero Legarreta coincide con el del abogado de Mauricio y Pablo Madero O’Brien, socios de Carlos Cabal Peniche y Xavier Deside- rio Autrey, acusado de fraude. Es importante destacar que el vínculo de Alfredo Carrillo Chontkowsky con los 56 millones de dólares que entregaría el PRI a José Luis Ponce de Aquino por la pro- moción de imagen de Peña Nieto, se evi-

dencia con la participación de su tío José y de su hijo, Alejandro Carrillo Garza Sada, dueño de la empresa Jiramos SA, la que firmó el contrato con Ponce de Aquino. Según el empresario mexicano-esta- dunidense, Carrillo Garza Sada lo contac-

tó para publicitar la imagen de Peña Nieto;

en octubre de 2011 en el restaurante Café de la O presentó su proyecto publicitario ante el propio Carrillo Garza Sada, el pa- dre de éste, Alfredo Carrillo Chontkwos- ky, y su tío José. Un mes después, sostiene Ponce de Aquino, firmó el contrato con las empresas Jiramos y GM Global de México. Jiramos es propiedad de Carrillo Garza Sada, y GM Global, de Mario Ignacio Mo- rán Jiménez. Según información proporcionada a los reporteros, Carrillo Chontkowsky fue quien pidió a Gisel Morán Jiménez, pro- pietaria de cuatro empresas de publici- dad, que estableciera contacto con Ponce de Aquino. Gisel Morán es propietaria de las revis- tas Life Style y Real Estate Market y en 2008 tuvo del gobierno de Peña Nieto la adjudi- cación directa de una inserción promocio- nal del polémico Resplandor Teotihuaca- no, evento criticado por alterar los restos arqueológicos. Es hermana de Mario Ig- nacio, quien aparece como propietario de GM Global. En su declaración pública, Ponce de Aquino precisa que luego de que Rober- to Calleja, secretario de comunicación del

CEN del PRI, testificó la firma del contrato,

el vocero de Peña Nieto, David López, rec-

tificó y pidió un cambio de empresas. Así en lugar de aparecer Frontera Tele- vision Networks, Ponce de Aquino formó otra llamada Intelimedia en México, y de

parte de los Carrillo cambiaron a Jiramos

y GM Global por el Consejo de Porciculto-

res Mexicanos A.C., y Servicios Integrales al Sector Agropecuario, S.C. Pero los 56 millones de dólares prome- tidos nunca llegaron a las manos de Ponce de Aquino, quien ante la negativa decidió interponer en Estados Unidos una de- manda por incumplimiento de contrato. Antes intentó vanamente recuperar sus contratos. Cuando ya había arranca- do la campaña de Peña Nieto, en abril de 2012 Carrillo Garza Sada lo citó en el hotel Intercontinental de la Ciudad de México, advirtiéndole que ya no podría regresar sus documentos pues “habían sido ingre- sados para justificar la salida de recursos del gobierno del Edomex y empresas que contribuyeron a la campaña electoral de Enrique Peña Nieto”. Lo anterior significaría que al final el contrato de Ponce de Aquino sirvió para lo que buscaban los peñistas: justificar la salida de dinero del Estado de México para cubrir gastos facturados a empre- sas que luego triangularon el recurso a la campaña. Jaime Cárdenas señala que esta trian- gulación se hizo precisamente para ocul- tar una parte del origen ilegal de recursos hacia la campaña de Peña Nieto: el que sa- lió de las arcas del Estado de México y po- siblemente del crimen organizado.

el que sa- lió de las arcas del Estado de México y po- siblemente del crimen

Eduardo Miranda

Los socios,

los cómplices mexicanos
los cómplices
mexicanos

A partir de documentos llegados de manera anónima a

Proceso, entrevistas con colaboradores de José Luis Lo- zoya Neyra –dueño de varias empresas implicadas en la compra de tarjetas al Banco Monex–, y de la investiga- ción de un domicilio de Gabino Fraga en la colonia Polan- co Chapultepec, comienza a armarse el rompecabezas sobre la triangulación de dinero utilizado para subven- cionar la campaña de Enrique Peña Nieto, candidato pre-

sidencial del PRI. En esta intrincada maraña salió a la luz

el nombre de Rodrigo Fernández Noriega.

JESUSA CERVANTES

E n el entramado financiero que estableció el PRI para subven- cionar la campaña presiden- cial y con ello ocultar el rebase de tope de campaña estable- cido por la autoridad electo- ral, aparece un personaje cla-

ve: Rodrigo Fernández Noriega. Fue él quien contactó al propietario de la empre- sa Inizzio para triangular recursos a través de “juntas de trabajo” en un inmueble del priista Gabino Fraga Mouret, donde tam- bién opera la firma Efra. De la documentación divulgada por el Movimiento Progresista –cuentas, facturas, transferencias vía Sistema de Pagos Elec-

CONFLICTO POSELECTORAL
CONFLICTO POSELECTORAL
CONFLICTO POSELECTORAL En ese domicilio se reunía José Luis Lo- zada Neyra, propietario de grupo Comer-

En ese domicilio se reunía José Luis Lo- zada Neyra, propietario de grupo Comer- cial Inizzio, con Fernández Noriega para establecer las rutas de trabajo, cuándo lle- garía el dinero, cómo se distribuiría entre diversas empresas y cómo se repartiría, vía Banco Monex, comentan a Proceso co- laboradores de Lozada Neyra, quienes so- licitaron el anonimato. “Las reuniones de trabajo eran en Cal- derón de la Barca 78. Fernández Noriega, el que asegura que su giro comercial es el de zapatero, tiene ahí su oficina y sabe to- do. Ya no está en el país, compró una casa en Isla del Padre, Texas, y se fue para allá, pero en el Club Mundet pueden tener más información, porque es socio de ahí”, de- talla uno de los entrevistados. Protegido por Peña Nieto y reconoci-

dos priistas, el dueño de Inizzio –quien también utiliza el alias de Alejandro Jean Pérez Lizárraga–, tuvo un encuentro dos semanas atrás con sus trabajadores en las oficinas de Sinaloa 84. “Espantados por la constante apari- ción del nombre de la empresa en los me- dios y porque varios de los empleados firmaron documentos, se le pidió orienta- ción (a Lozada Neyra). Respondió que na- die se preocupara, que todo era puro es- cándalo y nada iba a pasar porque ‘Peña Nieto me protege’, pero después de sep- tiembre todo se va a acabar”, continúa. Los informantes expusieron también que la semana antepasada Lozada Neyra les comentó que el jueves 26 acudiría a “una junta al IFE para llevar pruebas y con eso zafarme de todo esto”. Dicen que des-

pruebas y con eso zafarme de todo esto”. Dicen que des- trónicos Interbancarios (SPEI)–, más la

trónicos Interbancarios (SPEI)–, más la in- formación que ha llegado a la redacción de Proceso, corroborada y ampliada con regis- tros públicos de la propiedad, se despren- de que Fernández Noriega hizo un depósi- to de 3 millones 485 mil 797.49 pesos el 20 de abril último. Asimismo, cuando solicitó una línea a la compañía de teléfonos dio como refe- rencia la calle Calderón de la Barca número 78, colonia Polanco Chapultepec, CP 11560. En ese lugar tienen su domicilio fiscal Co- mercializadora Efra, la empresa que pagó a Monex poco más de 90 millones de pesos por miles de monederos “recompensa” uti- lizados por operadores del PRI en la cam- paña presidencial de Enrique Peña Nieto, y el Grupo de Abogacía Profesional (GAP), propiedad de Gabino Fraga.

A trás quedó el discurso de En-

rique Peña Nieto de la noche

del domingo 1, cuando ofreció

“alentar la reconciliación nacio-

nal” y estar “abierto a la crítica”, así co- mo evitar el “retorno a las viejas prácti- cas” del PRI, cuando se proclamó gana- dor de la contienda presidencial. El endurecimiento priista incluye nue- vas estrategias de comunicación, sobre todo en Estados Unidos. El equipo de Peña contrató a la empresa de cabildeo

y propaganda informativa Chlopak, Leo-

nard Schechter y Asociados (CLSA) para contrarrestar en los medios estaduniden- ses las versiones sobre la compra del vo- to y el fraude. CLSA es la misma compañía que ofrece “asesoría en comunicación” al expresidente Ernesto Zedillo, acusado en un tribunal federal de Estados Unidos por presuntos crímenes de lesa huma- nidad en la matanza de 45 indígenas en Acteal, Chiapas, en diciembre de 1997. También cabildeó a favor del expresi- dente colombiano Álvaro Uribe, cuyo ex- jefe de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, asesoraría en temas de seguri- dad a Peña Nieto; y del presidente hon- dureño de facto Roberto Micheletti, quien asumió el poder tras el golpe contra Ma- nuel Zelaya, según información del repor- tero Bill Conroy publicada el lunes 23 en el blog www.narconews.com. Esta información no ha sido desmen- tida por el PRI. Se desconoce el monto del contrato con CLSA, pero Conroy recordó que a raíz del golpe de Estado en Honduras la em- presa promovió al gobierno de Micheletti “a través del uso de medios de difusión,

contactos con políticos y eventos, así co- mo la difusión pública de información para

el personal de gobierno de los funcionarios

gubernamentales, medios de comunica- ción y grupos gubernamentales”. La misión de CLSA –asentada el vier-

conocen lo que entregó, si fue a la Unidad de Fiscalización o a otra instancia. “Lo úni- co que sabemos es que todos los documen- tos que prueban el vínculo entre el PRI con sus empresas Inizzio y Atama fueron saca- dos de Sinaloa 84 y resguardados en otra de sus empresas.

El especialista

Quienes conocen al propietario de Inizzio y Atama, dos de las empresas que el Movi- miento Progresista vinculó en la triangu- lación de recursos financieros para el PRI, aseguran que hace 20 años era “un simple trabajador de una aseguradora” que deci-

Eduardo Miranda

trabajador de una aseguradora” que deci- Eduardo Miranda El PRI atiza el conflicto JENARO VILLAMIL nes

El PRI atiza el conflicto

JENARO VILLAMIL

nes 6 en el Acta de Registro de Agentes Ex- tranjeros (FARA, por sus siglas en inglés)– es proporcionar “asesoría en comunicación y asistencia del equipo de transición (de Peña Nieto) incluyendo la difusión de noticias/anun- cios del equipo de transición, seguimiento de la evolución de la noticia y la política relaciona- da con el interés México-Estados Unidos”.

Contra las pistas del “Monexgate”

El contraataque priista incluye una serie de mensajes para desacreditar o contrarrestar a quienes han aportado pistas o indicios de la presunta triangulación de fondos para la cam- paña de Peña Nieto a través de Banco Monex. Por ejemplo Milenio Diario publicó una

dió cambiar de giro: vender facturas por montos millonarios. A partir de 1998, Lozada Neyra comen- zó a crear empresas con giros variados que incluyen inmobiliarias, oficinas de enaje- nación de equipos de cómputo, estaciona- mientos y comercializadoras de textiles. Además, posee cinco propiedades en la Ciudad de México, la más importante es la de Sinaloa 84, que adquirió en un jui- cio de embargo. Es un edificio de tres plan- tas en el cual laboran alrededor de 40 per- sonas y se ubican cuatro de sus empresas:

Inizzio, Ambra, Atama y Abastecedora In- tegral de Cómputo. En las compañías y los inmuebles, el

extensa investigación contra el empresa- rio José Luis Ponce de Aquino, socio de la empresa Frontera Television Network, quien el pasado 7 de junio demandó a presuntos intermediarios del equipo de Peña Nieto por un fraude de 56 millones de dólares. Entre otras cosas se acusó a Aquino de hacer negocios con cinco alias diferentes, de tener más de “100 demandas civiles” en California y de operar ilícitamente por medio de cuatro empresas: Central Realty Group, Metro Financial, Master Real State y Banca Financial Inc. Eduardo Sánchez, vocero del PRI, reiteró que la demanda de Ponce de Aquino es una “vulgar extorsión” y Jesús Murillo Karam con- sideró que son “fantasías” del empresario.

operador contratado por Noriega Fernán- dez aparece como socio, apoderado o re- presentante legal. En sus casas viven sus exesposas o están a nombre de alguno de sus hijos. Proceso detectó por lo menos 11 em- presas creadas por el “vendedor de factu- ras”, aunque de acuerdo con sus colabora- dores posee por lo menos 15, en las cuales puso como socios a gente que trabaja para él, ya sea en las empresas o en sus propie- dades. Uno de los que más se menciona es Juan Carlos Ruiz Guerra, al parecer uno de sus hombres de confianza. En una de ellas, Ruiz Guerra figura co- mo “representante” de otra empresa: In-

CONFLICTO POSELECTORAL

El objetivo del contraataque fue vincu-

abril

de 2007 del Gobierno del Distrito Fe-

lar a Ponce de Aquino con el equipo de la excandidata panista Josefina Vázquez Mo- ta a través de Julio di Bella, coordinador de imagen en la campaña del blanquiazul y di-

deral por 4.5 millones de pesos para digi- talizar archivos. El colmo de la crispación priista ocurrió el jueves 26, cuando López Obrador afirmó

rector de la empresa PCTV, con quien firmó

que

hay suficientes pruebas para la invali-

un contrato para la creación de un canal de

dez

de la elección y propuso “un presiden-

señal restringida: TVC+Latin.

te interino”. El PRI respondió a través de un

En entrevista con Proceso, Ponce de Aquino anunció que preparaba una exten-

comunicado de prensa en el que acusa al exjefe del gobierno capitalino de tener “deli-

sión de su demanda para obligar a Banco

rios

mesiánicos” y “vocación autoritaria”.

Monex a presentar toda la documentación disponible ante la Corte de San Francisco

“Otra vez, como hace seis años, el candidato perdedor, Andrés Manuel López

(Proceso 1864). El empresario desmintió en el noticiario radiofónico de MVS, conducido por Carmen Aristegui, las versiones publi- cadas por Milenio Diario, así como la reite- rada acusación priista de que es un “extor- sionador”. Precisó que los acuerdos con Di Bella fueron sobre contenidos en televisión

Obrador, radicaliza su discurso y apuesta a la insensata ruptura institucional del país”, afirma el comunicado del PRI. Este partido advirtió que “no permiti- rá el resquebrajamiento del orden institu- cional y democrático de la República (y) seguirá acreditando ante el TEPJF la legali-

restringida, no para apoyar la campaña de

dad

de la elección presidencial y la solidez

Vázquez Mota.

del sistema electoral mexicano”.

Todo contra AMLO

En la medida en que la información divul- gada ha puesto en aprietos la versión de que “ni un solo peso” de la campaña de Peña Nieto se utilizó para la compra del voto, el presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell; el estratega de la defen- sa jurídica ante el tribunal electoral, Jesús Murillo Karam, y otros priistas han contra- atacado y apuntan sus baterías a Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Movimiento Progresista. “Mal perdedor”, “mesiánico”, “irres- ponsable”, “insidioso” son algunos de los adjetivos que le han endilgado los voceros priistas en la última semana a López Obra- dor, a quien también acusan de una pre- sunta triangulación de fondos a través de las asociaciones civiles Honestidad Valien- te y Austeridad Republicana. Las acusan de triangular fondos has- ta por mil 200 millones de pesos, pero só- lo aportaron como prueba un contrato de

mobiliaria Pasatec. Refiere que vive en la calle Ignacio Zaragoza número 18, colo- nia San Lucas Patoni, Tlalnepantla, Es- tado de México. El dato cobra relevancia pues los “socios” que figuran en las em- presas Inizzio y Atama –uno de ellos es obrero, el otro ya falleció–, pusieron co- mo domicilio la misma colonia Lucas Pa- toni. Lo anterior hace suponer que Ruiz Guerra fue quien contrató a los socios de Atama e Inizzio. La lista de las empresas donde figura Lozada Neyra o su alias Pérez Lizárraga son:

Ambra, Abastecedora Integral de Cómputo, Comercializadora Ivanova, Grupo Comer- cial Inizzio, Atama, Ashton Telecom, Comec

Murillo Karam negó el lunes 23 que el

PRI pudiera hacerse merecedor de una

sanción millonaria por el caso Monex. “Es- tamos seguros de que no tenemos nada, absolutamente ningún problema. Esto se ha planteado abiertamente, tenemos las pruebas, lo hemos demostrado y no tene-

mos ninguna preocupación sobre una mul-

ta”, reiteró en conferencia de prensa.

El viernes 27 Joaquín no sólo endure- ció su discurso contra López Obrador sino contra las otras expresiones políticas anti-

peñanietistas, como las recientes marchas en la capital y otras ciudades. “Lo que no obtuvieron en las urnas quieren arrebatarlo con las marchas en las calles. Ninguna democracia funciona con esos desplantes”, afirmó Joaquín duran- te el Encuentro Legislativo Cenecista de la

LXII Legislatura.

Además consideró “absolutamente fuera de lugar” la propuesta de un deba- te entre López Obrador y Peña Nieto para aclarar las dudas sobre el manejo de los fondos en una y otra campañas.

Quarter, Distribuidora Sheimann, Diseños Artísticos Industriales, Estacionamiento F, así como Inmobiliaria Pasatec. En esta última, además de Lozoya Ney- ra y Ruiz Guerra, figura como socia María del Rocío Lozada Neyra, quien es dentista y tiene su propio consultorio llamado Odon- tología Integral, ubicado en la calle Homero número 136-1004, colonia Polanco, el mis- mo edificio en el que Banco Monex factu- ró a Inizzio la compra y recarga de tarjetas “recompensa” utilizadas por el PRI. En su primera denuncia, el Movimien- to Progresista mostró facturas por 91 mi- llones de pesos. El miércoles 18 de julio exhibió otras por 46 millones de pesos.

91 mi- llones de pesos. El miércoles 18 de julio exhibió otras por 46 millones de
91 mi- llones de pesos. El miércoles 18 de julio exhibió otras por 46 millones de

CONFLICTO POSELECTORAL

Inizzio y Atama tienen los mismos so-

cios y fueron dadas de alta el mismo día y ante el mismo notario público. El PRI ad- mitió ya haber contratado a la empresa Alkino Servicios y Calidad para que paga-

ra a “sus operadores” políticos. A su vez, el

representante de Alkino, Rodolfo Antonio Jumilla, reveló el miércoles 25 que él con- trató a Atama para la adquisición y pago en tarjetas de Monex. Lozada Neyra, según sus empleados, es hábil para los negocios. Cada que alguien acude a él, le pide depositar una cantidad en alguna de sus empresas y le expide una factura, por la cual le cobra una comisión de 8%. Al final le devuelve su dinero. Con ese tipo de operaciones, Lozada Neyra y sus clientes evaden al fisco. Según sus propios empleados, Lozada Neyra gana en promedio 2 millones de pesos al mes. Al parecer, dicen a Proceso los colaborado- res del empresario, “para eso lo contrató Fernández Noriega, para que facturara con muchas empresas el dinero del PRI”.

Los Fraga y Peña Nieto

Al principio, el Movimiento Progresista de- nunció la existencia de facturas que Ban- co Monex entregó a Grupo Inizzio e Impor- tadora y Comercializadora Efra, las cuales pagaron 141 millones de pesos por la emi- sión y recarga de tarjetas “lealtad” y “re- compensa” (Inizzio 91 millones y Efra 50

millones; el 18 de julio sumó otros 60 mi- llones de pesos facturados por esta última empresa). La primera dio como domicilio fiscal la calle Homero 136-1004, colonia Po- lanco Chapultepec; la segunda, la calle Cal- derón de la Barca 78, en la misma colonia. El vínculo de esas firmas con la campa- ña presidencial de Peña Nieto surgió al rea- lizar una búsqueda en el Registro Público de la Propiedad del domicilio de Calderón de la Barca 78. Así se descubrió que el due- ño del inmueble ubicado en esa dirección es

el abogado de filiación priista Gabino Fraga

Mouret, quien durante la gestión de Emilio Chuayffet Chemor como titular de la Secre- taría de Gobernación lo nombró como en- cargado jurídico de la dependencia. De acuerdo con el folio 9265089 del Re- gistro Público de la Propiedad, el 10 de ma- yo de 1991 Fraga Mouret y su esposa, Anne Marle Hilaire de Fraga, compraron la ca-

sa de Calderón de la Barca 78. Pagaron por ella 397 millones 925 mil pesos de aquella época. Antonio y Emilio Fraga Hilaire, hi- jos de la pareja, quedaron como usufruc- tuarios del inmueble. Dos años antes de esa compra, el 4 de octubre de 1989, Fraga Mouret, Gabino Fra- ga Peña, Víctor Eduardo Bravo Ahuja Ruiz

y Bárbara Castillo Carranza crearon GAP,

Asesoría en Proyectos, S.C., un despacho especializado en asesoría jurídica en ma- teria agraria y de bienes inmuebles.

Para abril y junio de 2007 los Fraga so-

licitaron una fianza de 13 millones 700 mil pesos sobre el inmueble de Calderón de la Barca 78. Como fiador incluyeron a Grupo GAP y como deudores solidarios quedaron Gabino Fraga Peña y Emilio Fraga Hilaire. La empresa Efra –acrónimo de Emi- lio Fraga–, reportó como domicilio fiscal a Banco Monex la ubicación de la propiedad de los Fraga; los socios no son ninguno de los abogados de Grupo GAP, sino Gustavo

y Moisés Hernández Hernández, quienes

residen en la colonia Gertrudis Sánchez 2ª sección, calle Norte 88, número 5608, dele- gación Gustavo A. Madero.

A pesar de ser los dueños de una em-

presa que compró más de 60 millones de pesos en tarjetas recompensa a Ban- co Monex, no son propietarios de la casa donde viven, pues la boleta predial llega a

nombre de Antonio Ponce. Gabino Antonio Fraga Peña fue coor- dinador territorial de los compromisos de Peña Nieto durante su campaña presiden- cial, en tanto que Grupo GAP trabajó de 2004 a 2008 en varios proyectos del gobier- no mexiquense. Durante su administración en el Estado de México, Peña Nieto construyó y amplió

el Aeropuerto de Toluca. La millonaria obra

estuvo a cargo de OHL-México, que es re- presentada por Andrés de Oteyza; también encargó un estacionamiento a la firma HI- GA, propiedad de Armando Hinojosa Can- tú, y la liberación del derecho de vía de 154 hectáreas, que fue procesada por el despa-

cho de abogados del Grupo GAP.

Y fue justamente en las oficinas de

Grupo GAP, en la dirección que ofreció la empresa Efra, donde Rodrigo Fernández Noriega –quien el 20 de abril depositó más de 3 millones de pesos a Monex para la ad- quisición de las tarjetas que utilizó el PRI–, solía reunirse con Lozada Neyra, dueño de las empresas Inizzio y Atama, que adqui- rieron las tarjetas Monex.

El Movimiento Progresista únicamente

dio a conocer el uso de Banco Monex por

parte de Efra, Inizzio, Atama, Koleos, Ti- guan y Fernández Noriega. En algunos ca- sos hicieron depósitos a Monex, en otros compraron tarjetas. Hasta el cierre de edición se desconocía

si esas empresas facturaron con otros ban-

cos o hicieron depósitos. Proceso tiene co- pias de por lo menos 27 números de cuenta en Banamex a nombre de las empresas de Lozada Neyra, Ramón Paz (el obrero que fi- gura como socio de Inizzio) y otras tres per- sonas vinculadas con Lozada. Se sabe que Lozada Neyra “vende fac- turas de sus empresas”, varias de ellas vinculadas con el PRI. Algunas llegaron de manera anónima a este semanario, pero no se publicitan por tratarse de datos pri- vados. Este asunto tendrá que abordarlo el IFE.

datos pri- vados. Este asunto tendrá que abordarlo el IFE. SANTIAGO IGARTÚA C ansados de ser

SANTIAGO IGARTÚA

C ansados de ser silencio, dolor, opresión, 10 mil integrantes de organizaciones sociales y sin- dicales que no se resignan a la “imposición” de Enrique Peña Nieto para ocupar la Presiden-

cia de la República, convocados por el mo- vimiento #YoSoy132, devolvieron sus pa- sos a las calles la noche del jueves 26 de julio, decididos a hacerse escuchar. Du- rante 24 horas hicieron una “toma” sim- bólica de Televisa, cercando con el cuerpo las instalaciones de Chapultepec 18. Para esos hombres y mujeres, des- de la televisora de Emilio Azcárraga Jean se ejerce un gobierno de facto y sería Pe-

Octavio Gómez

Televisa,

un “antinosotros”
un “antinosotros”

ña Nieto su actor elegido para perpetuar el nuevo acto. Indistintas edades y posi- ción económica, sumaron hasta 10 mil los indignados que marcharon bajo la lluvia, durante dos noches y un aséptico sol, para protestar contra el contubernio. A la alianza que históricamente ha for- mado Televisa con el gobierno, “desde ha- ce más de 60 años”, la acusaron de enve- nenar la verdad con dinero, de pervertir el conocimiento y la educación, de ocultar la pobreza con cifras embusteras, de lastimar a un pueblo enfermo, de manipular, a con- veniencia suya, el destino del país entero. “Ya sabemos lo que pasa cuando Tele- visa y el PRI se juntan, como pasó también

cuando Tele- visa y el PRI se juntan, como pasó también El bloqueo simbólico a Televisa

El bloqueo simbólico a Televisa por parte de los inte- grantes de #YoSoy132 puso el acento en el contubernio Emilio Azcárraga-PRI para entronizar a Enrique Peña Nieto como presidente de la República. “Ya sabemos lo que pasa cuando la televisora y ese partido se juntan… sólo que antes Televisa era la vocera del gobierno. Aho- ra el jefe es el duopolio”, advierten los dirigentes del movimiento estudiantil.

Tolerancia institucional

al espionaje telefónico, denuncia Scherer Ibarra

ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA

E l abogado Julio Scherer Ibarra pre- sentó una queja ante la Comisión Na- cional de los Derechos Humanos (CNDH) por considerar que diferen-

tes instancias gubernamentales violaron por omisión su derecho a la privacidad tutelado en la Constitución y en tratados internacio- nales ratificados por México. Además de exhibir los hechos constitu- tivos de violación de una comunicación pri- vada, pide al organismo que se pronuncie acerca de la instrumentación de políticas públicas a fin de evitar que se sigan perpe- trando las escuchas telefónicas ilegales. El sábado 30 de junio –un día antes de los comicios–, el periódico El Universal di- fundió parte de una conversación telefónica

con Calderón, responsable de la Ley Tele- visa. Sólo que antes Televisa era el voce- ro del gobierno, ahora los jefes son ellos (las televisoras)”, dijo Diego González, al filo de las 10:30 de la noche del jueves 26,

entre el banquero Julio César Villarreal Gua- jardo, presidente de Banca Afirme, y Sche- rer Ibarra, a quien el Partido de la Revolu- ción Democrática le encomendó solicitar la ampliación de un crédito para esa organiza- ción política. Durante varios días el audio de la con- versación se mantuvo en el portal electróni- co de El Universal, de donde fue tomado por otros medios de comunicación, y presen- tado ante el Instituto Federal Electoral (IFE) por Sebastián Lerdo de Tejada, representan- te del PRI ante esa instancia. Por lo anterior, el lunes 9, Scherer Ibarra –hijo del fundador de Proceso, Julio Sche- rer García– interpuso una demanda en la Procuraduría General de Justicia del Distrito

hora en que el movimiento estudiantil dio lectura a un manifiesto en el que explica- ron el porqué del cerco a Televisa Chapul- tepec, con réplicas en más de 10 ciudades en distintas oficinas del consorcio.

Rebeldía. Otra vez en la calle Octavio Gómez
Rebeldía. Otra vez en la calle
Octavio Gómez

Federal (PGJDF) contra el priista y quienes resulten responsables por la violación de su privacidad, que el Código Penal tipifica co- mo un delito grave (Proceso 1863). El jueves 26, el abogado anunció la am- pliación de su denuncia contra el represen- tante del PAN ante el IFE, Agustín Castilla, ya que él y Lerdo de Tejada se valieron de una grabación obtenida ilegalmente para deman- dar que el organismo investigue el presunto financiamiento ilegal de la campaña de An- drés Manuel López Obrador, candidato presi- dencial del Movimiento Progresista.

Violación de la privacidad

La queja de Scherer Ibarra ante la CNDH fue presentada el viernes 20. El abogado consi- dera que, sin menoscabo de la averiguación que se abrió tras su denuncia en la PGJDF, hay materia para la intervención del óm- budsman. Parte de tres argumentos:

Primero. Que la Comisión Federal de Te- lecomunicaciones (Cofetel) es responsa- ble de vigilar que las empresas de telefonía cumplan con la ley, lo que implica proteger las comunicaciones que se realicen a través de sus líneas. Segundo. Que la Secretaría de Go- bernación (Segob) debe velar por que las empresas que aprovechan el espacio

“Yo no diría que somos anti Peña ni an- ti Televisa, más bien me parece que ellos son… antinosotros”, dice Karla Gómez al reportero, con la mirada perdida en un mar de estudiantes, obreros, trabajadores sin- dicalizados, ejidatarios, activistas sociales, ciudadanos y un operativo policiaco de 2 mil efectivos de la SSP como testigos. “Estamos aquí con nuestros cuerpos, con nuestras mentes, con nuestras espe- ranzas, para pedirles que se adhieran a nuestro manifiesto y acciones; que des- de sus territorios, organismos e historias, que esperamos hacer nuestras, podamos entrar en contacto, entrar en confianza, luchar y transformar juntos a este Méxi- co. Sabemos que los estudiantes no pode- mos solos y por ello convocamos a todos los movimientos sociales, organizacio- nes civiles y políticas, así como al pueblo en general, a sumarse a un proyecto para transformar profundamente a México, co- mo contrapeso a cualquier decisión y po- lítica que vulnere los derechos e intereses de las mayorías.” En un país de muertos, sepultados mi- les como escalofriantes cifras, el 132 rehu- só ser nada más que un número. No se llaman elegidos. Se asumen como la “ine- ludible” consecuencia del abuso de un sis-

Plascencia. Obligado a responder Miguel Dimayuga
Plascencia. Obligado a responder
Miguel Dimayuga

electromagnético eviten que se difunda in- formación privada, lo cual es constitutivo de delito. Tercero. Que todo servidor público está obligado a no permitir que se cometan ilícitos. Para sustentar su queja, Scherer Ibarra recuerda que el artículo 1 constitucional es- tablece que todas las personas deben go- zar de sus derechos humanos. Recalca que las autoridades tienen la obligación de pro- mover, respetar, proteger y garantizar estos

tema que se pretende “perpetuar”, de los “fraudes electorales sin revolución”, de la represión en Chiapas, de Aguas Blan- cas, de un pueblo mutilado, de las crisis, del desempleo, de Atenco y Oaxaca, de las mujeres violadas y los feminicidios, de las familias exiliadas de un país que los margina, de la infancia “calcinada”, de los cuerpos colgados en los puentes, del te- rrorismo de Estado, de explotar la pobreza como moneda de cambio en tiempos elec- torales, decía el documento leído esa no- che, que incluye seis demandas.

Las exigencias

Elegida la fecha para coincidir con la trans- misión de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Londres, improvisado un templete sobre avenida Chapultepec, desde un camión del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), segundo contingen- te más nutrido en la protesta, el movimien- to se reafirmó como autónomo, pacífico y apartidista. En voz de Luis Cottier, Alina Rosas, Karla Amozurrutia y Paula Santoyo, los estudiantes hicieron público el posicio- namiento con el que pretenden trascender el proceso electoral y ser contrapeso del sistema de gobierno.

CONFLICTO POSELECTORAL

derechos, así como prevenir, investigar, san- cionar y reparar las violaciones de éstos.

Además del precepto constitucional, re- fiere Scherer Ibarra, la obligación de las au- toridades para velar por los derechos fun- damentales está consagrada en la ley de la CNDH y en la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José), de

la que México forma parte. Scherer Ibarra invoca también el artículo

7 constitucional, el cual establece que es in- violable la libertad de escribir y publicar es- critos sobre cualquier materia, teniendo co- mo único límite el respeto a la vida privada,

a la moral y a la paz pública. El Pacto de San

José también garantiza la libre expresión, sin eximir de responsabilidades cuando se viola el derecho de los demás. Asimismo, recuerda que el artículo 16 constitucional prevé que “nadie puede ser molestado en su persona sino en virtud de un mandamiento escrito de autoridad compe- tente, que funde y motive la causa legal del procedimiento”; también establece la inviola- bilidad de las comunicaciones privadas, sal- vo por orden judicial y exceptuando el uso de intervenciones cuando se trate de materias de carácter electoral, mercantil, civil, laboral o administrativo. El mencionado artículo consti- tucional se plantea en términos semejantes al artículo 11, numeral 2, del Pacto de San José.

“Hemos emprendido el sendero de la lucha y hemos decidido caminar hacia adelante y nunca volver atrás. Con nues- tros puños romperemos esos muros, nues- tro grito retumbará en sus oídos sordos y

Con base en esos principios garantis- tas, en su queja Scherer Ibarra entra al ám- bito de competencia de la Secretaría de Go- bernación, pues de acuerdo con el artículo 10 de la Ley Federal de Radio y Televisión (LFRTV) se establece como una de sus obli- gaciones la vigilancia de las transmisiones de radio y televisión, a fin de que éstas se mantengan dentro de los límites del respeto a la vida privada, no ataquen los derechos de terceros ni provoquen la comisión de al- gún delito. La LFRTV fija la competencia de la Cofe- tel en este rubro. En el artículo 9-A se indica específicamente que ese organismo debe garantizar la protección de las comunicacio- nes transmitidas a través de sus líneas, y le corresponde “tomar las medidas técnicas necesarias para garantizar la conservación, protección, no manipulación y no acceso ilí- cito de dichas comunicaciones”. El mismo artículo indica a los conce- sionarios de redes públicas de telecomuni- caciones que sólo la Procuraduría General de la República y los procuradores esta- tales pueden tener acceso a éstas cuando realicen investigaciones en torno a extor- sión, amenazas, secuestro en cualquiera de sus modalidades, o de algún delito gra- ve relacionado con delincuencia organiza- da. Salvo en esos casos, la intervención o

organiza- da. Salvo en esos casos, la intervención o cimbrará los cimientos de su estructura”, se

cimbrará los cimientos de su estructura”, se escuchó decir a los jóvenes, fijas las mira- das en la fachada de la televisora. Como un estruendo, en un segundo rompió la algarabía, ensordecedores los gri-

en un segundo rompió la algarabía, ensordecedores los gri- Acción juvenil. Cerco simbólico Octavio Gómez 1865
Acción juvenil. Cerco simbólico Octavio Gómez
Acción juvenil. Cerco simbólico
Octavio Gómez

manipulación de comunicaciones debe ser sancionada. En abono de lo anterior, el artículo 10 del Reglamento de Telecomunicaciones prevé que, para evitar la violación de la confiden- cialidad de la información que se difunda por sus redes y servicios, los concesionarios y permisionarios están obligados a impedir la intercepción de aquello que no está desti- nado al uso público, así como la divulgación del contenido o simplemente de la existen- cia, la publicación o cualquier otro uso de información obtenida mediante intercepción de señales.

Tolerancia institucional

Scherer Ibarra estima que los hechos que de- nuncia, además de constituirse en probables delitos, representan una violación a sus dere- chos humanos; considera que existe materia para la intervención de la CNDH, en virtud de que servidores públicos y autoridades fede- rales toleraron que particulares o agentes so- ciales cometieran ilícitos que atentan contra sus derechos fundamentales. Plantea asimismo que Gobernación to- leró la transmisión, por medios electrónicos, de información que no se mantuvo dentro de los límites del respeto a la vida privada, dado que el contenido de su conversación

tos de “Fraude”, “Fuera Televisa” y “México sin PRI”. Génesis del movimiento, la primera exigencia del colectivo es la democratiza- ción y socialización de los medios de co- municación, que garanticen el derecho a la información y a la libertad de expresión. “Televisa y TV Azteca son poderes fácti- cos donde una minoría controla; de acuer- do con sus intereses, impone y quita go- bernantes. Son empresas que producen y difunden información manipulada, con- fusa y tergiversada para hacer pasar por opinión pública lo que les conviene, y la verdad es reducida a un artículo más de consumo, concentrado en encuestas y spots publicitarios, en personajes vacíos de telenovela, en una caricatura triste y cínica de la realidad. Es en esta muralla donde le- vantan nuestra posibilidad de elegir, como si en verdad hubiese elección alguna y no todo estuviera decidido de antemano por el mejor inversionista”, dijeron a las puer- tas de la televisora. Como segunda demanda, hablaron de un cambio en el modelo educativo en el que la enseñanza pública sea “verdadera- mente” laica y gratuita, democrática, hu- manista, popular, crítica y reflexiva. “Caminamos con la ignorancia som-

con Julio César Villarreal fue obtenido de manera ilícita. El abogado anticipa que Gobernación no puede argumentar ignorancia, pues se sabe que las comunicaciones privadas son inviolables y que sólo puede ser lícita una in- tervención de ese tipo por orden de una au- toridad judicial federal. Agrega que la Cofetel permitió que los concesionarios de telefonía –en este caso Telcel– no tuvieran control de las comuni- caciones que se canalizan por sus redes, lo que ocasionó manipulación y acceso ilícito a su conversación. También señala que un servidor público del IFE toleró que un objeto ilícito fuera utili- zado por el priista Lerdo de Tejada. Scherer Ibarra precisa que si bien la CNDH no tiene competencia en asuntos electorales, él planteó su queja ante ese or- ganismo porque hubo omisión del IFE al aceptar que un agente social usó el objeto ilícito para iniciar un trámite. También deja en claro que, independien- temente de la violación de sus derechos, se deben establecer programas generales para que el Estado impida la violación de comu- nicaciones privadas. Por lo anterior, exhorta a la CNDH a que realice un pronunciamiento en torno a la necesidad de que los diferentes órdenes e

Contra el contubernio Televisa - PRI Octavio Gómez
Contra el contubernio Televisa - PRI
Octavio Gómez

instancias gubernamentales adopten pro- videncias a fin de evitar y contrarrestar la violación a las comunicaciones. “Cuando los entes de autoridad toleran y no repudian públicamente la invasión a la vida privada de las personas, están dañan- do la razón de ser del Estado: la preserva- ción de los derechos humanos.” En su queja añade:

“No soy el primero ni el único al que se le ha violado su comunicación privada. Hay que comenzar a hacer algo para evitarlo. Pero sobre todo hay que hacer mucho para no aceptarlo. Lo peor que le puede pasar a una sociedad es acostumbrarse a la viola- ción de sus derechos humanos.” Por lo anterior solicita a la CNDH que tu- tele sus derechos fundamentales dando trá- mite al escrito e iniciando la investigación correspondiente; que solicite a la Segob información acerca de su caso; a la Cofe- tel, que informe acerca de las medidas que adoptó con Telcel, y que el IFE indique si ad- mitió el contenido de la comunicación y re- vele el nombre del servidor público que en su caso lo haya hecho. Por último enfatiza que la CNHD debe emitir las recomendaciones pertinentes y proponer las medidas que tiendan a prote- ger la inviolabilidad de las comunicaciones privadas.

bría, donde la educación pública es la edu- cación de las telenovelas, donde el fin de enseñar no es el aprendizaje, sino el sumi- nistro de mano de obra barata, y el maes- tro es vuelto obrero mal pagado como mo- delo de superación.” En tercer lugar, exigen la transforma- ción del modelo económico neoliberal. “Lu- charemos por una economía humana, justa, soberana, sustentable y de paz. Generacio- nes de mexicanos con exigencias legítimas, cuya única aspiración era la de construir una nación digna y libre, sin desigualdades, ignoradas una a una por un afán de saqueo. “Nos hallamos frente a una estructu- ra que sostiene una sociedad diseñada para el beneficio de unos pocos. Donde arriba funcionan perfectamente sus negocios y donde abajo somos aplastados todos”, di- jeron, una vez más, de cara al muro de la televisora. Y continuaron: “Sobre esta muralla los grandes poderes colocan con descaro su opulencia. Sus ladrillos son la pobreza de más de la mitad de los mexicanos y la obs- cena riqueza de unos pocos, donde los 10 más ricos del país concentran el equivalen- te al ingreso de los 40 millones más pobres. “Los poderes fácticos se concentran en estos medios. De los 10 hombres más ricos

de México, cinco se encuentran en las me-

sas directivas de las televisoras”, dijeron,

y enumeraron a Emilio Azcárraga Jean,

Ricardo Salinas Pliego, Alberto Bailleres, Germán Larrea y Pedro Aspe. También criticaron el modelo de segu- ridad nacional y justicia del gobierno fe-

deral. Para la restauración de la paz, dije- ron, es “imperante” el retiro de las Fuerzas Armadas de las funciones de seguridad pública, extinguir la represión y el hosti- gamiento de las protestas sociales. De la seguridad, en contraste con la educación pública, dice el manifiesto. “Y al final (los que pueden estudiar),

si aún tenemos rostros y manos, un re-

tén nos cierra el paso, los muros de acero

y concreto, los muros, piedras y balas, los

muros donde mataron a tu hermana, de las desapariciones forzadas, de los daños co- laterales que desdibujan las caras, los mu-

ros del miedo y las cabezas colgadas, de la impotencia, donde son presentados niños muertos como líderes de bandas, donde no queda voz para protesta y menos para de- serción. El muro de la estrategia correcta donde fuiste acribillado para que estuvie- ras seguro del crimen y del horror.” La transformación política y la vincula- ción con movimientos sociales fue el quin-

to punto en su manifiesto: “Proponemos el

enriquecimiento y creación de asambleas distritales, municipales, comunales, loca-

les y barriales. Todo esto para la constitu- ción de un poder popular y ciudadano que vigile a los órganos de gobierno e imple- mente desde la sociedad mecanismos para

la solución de sus demandas”.

Por último, exigieron el cumplimiento cabal al cumplimiento del derecho a la sa- lud, “consagrado” en la Carta Magna, así co- mo en el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU. Y en ese ru- bro encontraron también palabras para el anfitrión involuntario: Televisa. “La muralla protege a empresas que envenenan nuestra comida y enferman a nuestros niños; que vuelven a la salud un artículo de lujo en be- neficio de corporativos que abandonan a los necesitados”, fueron sus palabras. La noche se hizo vieja y con el alba lle- garon el canto, el baile y la poesía. Con las horas, se fueron dispersando. Que- dó el registro de un grupo de jóvenes con nada más que la unión, su indignación y sus propuestas. Supieron que, durante las transmisiones en vivo del partido del se- leccionado olímpico de futbol, en su en- cuentro contra Corea del Sur, del otro la- do del mundo hubo un grupo de jóvenes que apareció protestando por el “fraude” en las pantallas de Televisa y gritándolo a la prensa en el exterior. La misión de la jornada había sido cumplida. En el ocaso del vienes 27, con más de 20 horas de “tomar” Televisa, anunciaron que harán un referéndum público en algún día

CONFLICTO POSELECTORAL

de septiembre, con las siguientes consul- tas. ¿La elección del 1 de julio fue democrá- tica, libre, auténtica y válida?; ¿Consideras que el IFE es una autoridad confiable para realizar nuevas elecciones?; ¿Debe convo- carse a un nuevo proceso para reestructu- rar o crear una nueva Constitución?; ¿Debe revocarse la concesión a Televisa y TV Az- teca?, y ¿Qué propones para un mejor país? En el discurso de clausura del blo- queo a Televisa, los estudiantes expusie- ron: “Convocados por una vergüenza, la indignación y el sufrimiento, hoy estamos

aquí a las puertas de esta empresa mediá- tica que se ha encargado de desinformar y manipular al pueblo mexicano. (…) Noso- tras y nosotros, los que hemos salido a las calles y que hoy cercamos el cúmulo de mentiras que representa Televisa, hemos logrado la cohesión y organización del pueblo mediante la concientización, poli- tización y organización para luchar. Esta convención tiene el objetivo claro de de- fender la democracia, impedir la imposi- ción y buscar la transformación profunda del Estado actual mexicano”.

la imposi- ción y buscar la transformación profunda del Estado actual mexicano”. 1865 / 29 DE
la imposi- ción y buscar la transformación profunda del Estado actual mexicano”. 1865 / 29 DE

Benjamín Flores

Los panistas en el gobierno:
Los panistas en el gobierno:

adios

a prebendas y altos salarios
a prebendas y altos salarios

La derrota en las urnas profundizó aún más las di- ferencias entre las corrientes del PAN, tanto que sus militantes no se ponen de acuerdo acerca de cómo y cuándo se reunirán para “reflexionar” sobre el futuro de ese partido. Juan José Rodríguez Prats, de vieja mi- litancia y ninguneado por el propio presidente Felipe Calderón y por Gustavo Madero, sostiene que el reto es deslindar la relación gobierno-partido. “Eso es lo fundamental”. También pone el acento en los miles de panistas –muchos de ellos de la casta dorada de la burocracia federal– que pasarán al desempleo a partir del 1 de diciembre.

ÁLVARO DELGADO

E n medio de la disputa de fac-

ciones por el control del Parti-

do Acción Nacional (PAN) y la

“reflexión” cupular de la deba-

cle, así como el activismo de

Felipe Calderón para mantener

el control partidario y neutralizar la sos- pecha de pactar con el priista Enrique Pe- ña Nieto, hay una única certeza: Miles de panistas en el gobierno federal se suma- rán a las filas del desempleo a partir del 1 de diciembre. La nómina federal –una casta de fun- cionarios con onerosos sueldos y presta- ciones– fue precisamente un instrumento de Calderón para controlar y cohesionar a su grupo político que, ahora dividido y has- ta confrontado, fue hegemónico en el sexe- nio en los órganos de dirección del PAN, par- ticularmente el Consejo Nacional y el CEN. Ante la renuncia que deben presentar en el gobierno federal, a más tardar el 1 de diciembre, los panistas de la alta burocra- cia federal exploran a qué dedicarse: Unos a asociarse en consultorías, otros quieren ca- bildear en el Congreso, algunos incorporarse al sector privado y hasta cancelar su afilia- ción para quedarse en el próximo gobierno. Pero el drama del desempleo de miles de burócratas panistas, como el que pade- cen más de 2 millones y medio de mexica- nos –4.98% de la población económicamen- te activa–, es sólo una parte de lo que sufre el PAN tras el desastre del 1 de julio, explica el exsenador Juan José Rodríguez Prats:

“Hay varios grupos. Los preocupados:

qué voy a hacer el próximo sexenio; los desertores, que están pensando en largar- se; los felices, que ya resolvieron su pro- blema económico; los decepcionados, que

20 1865 / 29 DE JULIO DE 2012

se; los felices, que ya resolvieron su pro- blema económico; los decepcionados, que 20 1865 /

dicen que los principios no sirven; los so- ñadores, que preguntan dónde está el PAN de los fundadores, y los que seguimos continuando (sic).” La nómina federal –que en los mandos

medios y superiores son unos 25 mil servi- dores públicos, 2 mil de ellos de la casta do- rada– fue uno de los mecanismos de poder que usó Calderón para someter al PAN, en contravención a lo que dispone el Código de Ética de los Servidores Públicos, de ca- rácter obligatorio para todos los militantes. Esa disposición establece en el artícu- lo 31: “Evitaré usar o permitir el uso del cargo o comisión para coaccionar o indu- cir alguna conducta a la militancia panis- ta. Respetaré el derecho de los subalter- nos a votar libremente en las asambleas o convenciones partidarias”. La realidad fue la contraria, asegura Rodríguez Prats: Calderón manipuló, des- de que asumió el Ejecutivo, los órganos del PAN para imponer a Germán Martínez

y César Nava, a cuyo sometimiento se su-

mó Gustavo Madero, el actual presidente. “El Código de Ética fue una burla. Se violó desde el principio”. Pero así como Calderón usó la nómina

federal para colocar a sus incondicionales y comprar lealtades, observa Rodríguez Prats, también integró “listas negras” de quienes son identificados como enemigos del “cal- deronismo”, como fue su propio caso. “Además de intervenir en la vida in- terna del PAN, otro problema desde el ori- gen del gobierno de Calderón fue el de las listas negras y las fobias. Sembró la dis- cordia en el PAN, en un partido que se ha- bía caracterizado por un ambiente de ge- nerosidad y de camaradería. Esa también es culpa de Felipe Calderón, porque empe- zó con eso de que quién es calderonista y quién no es calderonista.” Crítico del gobierno de Calderón –a cu- yo gabinete calificó de “mediocre”– y de su intervencionismo en el PAN, que le valió la marginación, Rodríguez Prats reafirma que el principal problema de ese partido no es, como quieren Calderón y Madero, una simple reforma a los estatutos. “Eso es maquillaje. Lo que se requie- ren son decisiones para asumir el reto de deslindar lo que desafortunadamente se estuvo postergando: la relación gobierno- partido. Eso es lo fundamental.” Explica: “Son dos instituciones con ta- reas específicas que no deben imbricarse

y desafortunadamente el PAN incurrió en

los errores del partido de Estado, que eso fue el PRI. Se arraigó tan fuerte la cultura priista que el PAN la imitó”. A diferencia de Vicente Fox, quien “fue respetuoso del PAN”, Calderón lo avasa- lló al imponer a Germán Martínez y Cé- sar Nava como presidentes y luego, acusa el exlegislador, someter a Madero con su consentimiento.

CONFLICTO POSELECTORAL

“A Felipe, como conocía al PAN y a to- dos sus cuadros, se le permitió más interve- nir en su vida interna, y eso Gustavo lo per- mitió. Ese es el error, esa es la falla del PAN.” –¿No hay entonces una disputa de Cal- derón-Madero por el PAN? –Lo que estamos esperando todos los panistas es que Gustavo tenga los arrestos para sumir el liderazgo, pero lo que suce- dió, desde que tomó posesión, es simple- mente someterse a la voluntad de Calde- rón. Y ese es su mayor pecado.

A la calle…

La derrota del 1 de julio no sólo generó las reyertas en curso en el PAN, sino que cim- bró a la alta burocracia federal que vivió con holgura y con lujo en al menos uno de los dos sexenios panistas. El sector central de la Administración Pública Federal está constituido por 51 mil plazas de mandos medios y superiores, desde el titular del Ejecutivo hasta directo- res de área. Estos últimos forman el grue- so de las plazas de confianza, con 40 mil. Pero la casta dorada de la alta burocra- cia federal la constituyen 4 mil 318 funcio- narios con nivel de secretarios, subsecre- tarios, jefes de unidad, oficiales mayores, directores generales, y 7 mil 200 con rango de directores generales adjuntos. Todos éstos, sobre todo los 4 mil 318, son designaciones presidenciales, de secre- tarios y subsecretarios, y casi todos son mi- litantes panistas o simpatizantes, la mayo- ría contratados por el gobierno de Calderón. Sólo un personaje de jerarquía trascen- dió los sexenios de Fox y Calderón: Luis H. Álvarez, el expresidente del PAN que no ha dejado de cobrar una sola quincena. Su plaza es de director general: Cobra al mes 192 mil pesos brutos y 136 mil netos. Además de los 19 secretarios de Es- tado, hay 765 plazas del mismo nivel en toda la administración pública: Uno es

Rodríguez Prats.Ninguneado Miguel Dimayuga
Rodríguez Prats.Ninguneado
Miguel Dimayuga

Gerardo Ruiz Mateos, jefe de la Oficina de la Presidencia, quien devenga 205 mil pesos mensuales brutos y 145 mil libres de impuestos. La vocera de Calderón, Alejandra Sota Mirafuentes, tiene rango de subsecretaria de Estado, con sueldo mensual bruto de 203 mil pesos y 144 mil libres, el mismo que devenga la coordinadora de opinión pública de la Pre- sidencia, Fernanda Vergara Audiffred. Sólo en la Presidencia de la República laboran 466 servidores públicos que, como los otros mandos medios y superiores, go- zan de extraordinarias prestaciones: Se- guro de vida, de gastos médicos mayores, de retiro y de separación individualizada, así como aguinaldo de 40 días de salario, un mes de vacaciones, prima vacacional, gastos de defunción y de despensa. Además, casi 6 mil pesos para gastos de mantenimiento, combustible, lubri- cantes, seguros y depreciación del vehícu- lo que sea de su propiedad y utilice en el desempeño de sus funciones y un equipo de telefonía móvil de mil 850 pesos. Los servidores públicos que son mili- tantes activos del PAN están obligados a pagar 2% de sus ingresos por concepto de cuotas a su partido, aunque lo deben ha- cer a sus comités municipales. Sólo los servidores públicos de elec- ción popular a nivel federal, el presidente de la República, los diputados y senadores deben pagar, mensualmente, una cuota al CEN del PAN. De acuerdo con el más reciente infor- me que el PAN entregó al Instituto Federal Electoral (IFE), el correspondiente a 2010, los diputados y senadores que son mili- tantes pagaron un total de 17 millones 373 mil 690 pesos con 62 centavos. Llama la atención que Calderón haya pagado en todo el año sólo 41 mil 918 pesos, en una sola exhibición, en contraste con los 72 mil 738 mil que en el año pagaron Jose- fina Vázquez Mota y los diputados federa- les, así como los 74 mil 313 de los senadores. Aun sin tener obligación, algunos dipu- tados simpatizantes del PAN aportaron su cuota al PAN: Rosa María de la Garza Ramí- rez, alias Rosy Orozco, Manuel de Jesús Clou- thier Carrillo, Luis Enrique Mercado y Mario Alberto Becerra Pocoroba, entre otros. Con la derrota del 1 de julio, el PAN dis- minuirá sus ingresos no sólo por prerro- gativas, sino por conceptos de cuotas de sus legisladores, lo que hará más pesada la deuda que arrastra desde la elección de 2009 y que, según el informe de ese parti- do de 2010, representa un pasivo total de 415 millones de pesos, 328 millones de los cuales son a pagar a largo plazo.

Cacique, no

Tras la derrota en el poder presidencial, y el consecuente desempleo de grupos que

no Tras la derrota en el poder presidencial, y el consecuente desempleo de grupos que 1865

Germán Canseco

Flores Hurtado. Panista contra el fraude

El ayunante

abandonado

ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA

E n el Zócalo capitalino, frente a la Ca- tedral Metropolitana, se levanta una pequeña casa de campaña en la que se exhiben mantas y carteles de con-

dena contra las irregularidades electorales. En su interior, Reyes Flores Hurtado perma- nece en ayuno. Pero no es un simpatizante de la izquierda. Es militante del PAN. En 2009 Flores Hurtado era dirigente es- tatal de ese partido en Coahuila y realizó una huelga de hambre para defender el triunfo panista en el municipio La Madrid, el más pequeño de los 38 que hay en la entidad. Pero el PAN lo dejó solo en ayuno. Él asegura que esa actitud de su partido no le

importa, pues confirma que Acción Nacio- nal se degradó debido a sus corruptelas. Desde el miércoles 11 sólo ha salido de su campamento en dos ocasiones, a bordo de una ambulancia, para interponer denuncias en el ámbito penal y exigir reformas en el Legislativo. “El PAN siempre ha peleado por defen- der la legalidad de los procesos; las grandes luchas de Acción Nacional han sido en la lí- nea de la legalidad. No se trata de ganar o perder, sino de defender la ley. “Yo recuerdo la lucha de Maquío en el 88. Él decía: ‘yo no gané, pero Salinas tam-

poco ganó’, y se lanzó a la calle a defender el voto, convencido de que era un proceso viciado, un fraude evidente, y además, a exi- gir dentro de la coyuntura de la elección las reformas que México necesitaba en térmi- nos electorales”, dice. Flores Hurtado tiene los labios amora- tados: ya cumplió nueve días en huelga de hambre. Afirma que la elección federal estuvo plagada de irregularidades, despilfarro de re- cursos por parte de Enrique Peña Nieto y des- vío de recursos de los gobernadores. Por todo ello, afirma: “no me puedo quedar callado”. Dice a Proceso: “En esta elección extra- ño las posturas de Maquío, de Pancho Barrio, quienes salieron a defender la legalidad más allá de sus victorias y derrotas. Estoy aquí por eso, con una actitud congruente y al margen de victorias o derrotas, para exigir que las eleccio- nes sean limpias, transparentes, equitativas”. Explica que con su protesta busca sensi- bilizar a la Fiscalía Especializada para la Aten- ción de Delitos Electorales (Fepade), a fin de que aclare el origen de los recursos utilizados en la campaña de Peña Nieto, a cuánto as- cendieron y el involucramiento de capitales privados en el financiamiento del priista.

Sus demandas

El miércoles 18, Flores Hurtado acudió a la sede del Senado de la República. Se trasladó

en una ambulancia contratada por el organis- mo Claridad y Participación Ciudadana y so- licitó que lo recibiera el presidente de ese ór- gano legislativo, José González Morfín. Su intento fue infructuoso, así que, transportado en camilla, entregó un escri- to en la oficialía de partes en demanda de reformas legislativas que incluyan la eli- minación del secreto bancario para cuen- tahabientes que usan recursos públicos, pues hasta ahora las dependencias esta- tales se valen de ese secretismo para no cumplir con la transparencia y rendición de cuentas. Otra propuesta de Flores Hurtado se re- fiere al establecimiento de la segunda vuel- ta electoral, pues refiere que las dos últimas elecciones han sido muy desgastantes para los mexicanos. “Me parece urgente que se aplique este mecanismo; es necesario que México tran- site a una democracia más efectiva. Actual- mente, lo único que hacen los partidos es motivar los conflictos poselectorales; des- gastan al pueblo y los mexicanos termina- mos peleando unos con otros. Los partidos hacen acuerdos cupulares, se reparten el pastel y los que terminamos conflictuados somos los mexicanos”, considera. Afirma: “Yo no sé si Peña Nieto se va a sentar o no en la silla presidencial, pero me queda claro que desde una perspectiva éti- ca no debería gobernar el país. Que si hay errores en la ley que le permitan asumir el poder, es necesario actuar, sentarlo en el banquillo y buscar que no ocurra de nuevo. Que quien rebase los topes de campaña no sea elegible y no se valide la elección. Que quien desvíe recursos sea investiga- do y castigado. Por ello pedimos a la Fepa- de que sancione a los gobernadores que se deba sancionar”. De origen lagunero, Reyes Flores co- menta que cuando era adolescente lo atra- jeron las posturas de Manuel J. Clouthier, por lo que empezó a participar como briga- dista y desde entonces se incorporó a las ju- ventudes panistas. En 2001comenzó su mi- litancia y en 2008 contendió por la dirigencia de su partido en la entidad. –La candidata presidencial del PAN, Jo- sefina Vázquez Mota, invocó la resistencia de Maquío para su propia campaña –se le plantea. –Eso es una incongruencia. Yo lamen- to que el discurso de campaña sea contra- rio al poselectoral. La gran lucha de Maquío, en la que termina arriesgando su vida, se dio justamente en la defensa de la legalidad del proceso después de que se reconoció el triunfo mal habido de (Carlos) Salinas… De nada servirán todas las décadas de lucha si el PAN deja pasar la actual elección como si nada, inadvertida la conducta ilegal, sin cul- pables que reciban castigo.

de eso han vivido, la codicia de las faccio- nes por controlar el PAN se ha agudizado, no sólo por los puestos de dirección en el CEN, sino de los grupos parlamentarios. Además de cargos en el organigrama institucional de las cámaras de Diputados

y Senadores, hay nómina en las áreas ope-

rativas de los dos grupos parlamentarios del PAN y en las fundaciones. Pero sobre todo se diputa el control de las candidaturas a futuro de diputados, senadores, gobernadores, alcaldes y con- gresistas locales, algo en lo que Calderón influyó determinantemente desde que to- mó el control del PAN, al forzar a Manuel Espino a dejar prematuramente la pre- sidencia de ese partido, en diciembre de 2007, el primer año del sexenio. Ese desenlace tuvo como antecedente que en junio Espino fuera abucheado en la Asamblea Nacional de León, Guanajuato. “Ese fue el punto de quiebre del PAN. Ahí se rompe la civilidad política que siempre

tuvo el partido, la falta de respeto al jefe nacional”, subraya Rodríguez Prats. Ahora, a cuatro meses de irse, Calde- rón ha emprendido un frenético activismo para seguir influyendo en la vida del PAN, plantear la refundación “piedra por piedra”

y contrarrestar la sospecha de que sacrifi-

có a Vázquez Mota para entregar el poder a Peña Nieto, a quien la noche de la elección felicitó con un semblante de dicha. En la agenda de Calderón, y también en la de Madero, hay un solo punto en co- mún: Celebrar una Asamblea Nacional pa- ra reformar los Estatutos, y el único pun- to de discrepancia es únicamente la fecha:

Antes o después del 1 de diciembre. En la “reflexión” que Calderón y Ma- dero impulsan no aparece una evaluación de los gobiernos del PAN: La corrupción y la impunidad desde el gobierno federal, el desempleo, los 70 mil muertos de la estra- tegia contra la delincuencia… Tampoco las razones de la derrota, como

las designaciones de candidatos y los con- flictos que se generaron hasta llegar al Tribu- nal Electoral del Poder Judicial de la Federa- ción, el abandono de la campaña de Vázquez Mota, los errores de ésta y de su equipo. Menos aún se analizará el acuer- do que, en 2010, firmó César Nava con la priista Beatriz Paredes para evitar una alianza del PAN con la izquierda en el Es- tado de México, gobernado por Peña Nieto,

y cuya divulgación derivó en la renuncia

de Fernando Gómez Mont a la Secretaría de Gobernación. Después de que, el 2 de julio, cuando se reunió, en Los Pinos, con los “liderazgos” del PAN para “reflexionar” la hecatombe electoral, Calderón se ha encontrado con consejeros nacionales en cada uno de los estados que visita, en días laborables y en recintos públicos, algo que solían criticar los panistas cuando eran oposición.

CONFLICTO POSELECTORAL

Conocido su talante maleducado y hasta majadero, en algunas de las reunio- nes ha regañado a los consejeros del PAN, en otras sugirió que Madero debe renun- ciar para reconstruir el partido –“no han entendido que la casa se quemó y tienen que salir para restaurarla”– y hasta pro- mete volver “a sacar al PRI de Los Pinos” en 2018. Al respecto, Rodríguez Prats no niega el derecho de Calderón de hacer política en el PAN, antes y después de terminar su gestión: “Es su derecho, es consejero vita- licio, tiene juventud, tiene experiencia y ojalá nos transmita sabiduría, pero no co- mo cacique en el PAN”. Explica: “Puedo entender que puede ser un factor de equilibrio, pero con con- ciencia de que no se va a hacer lo que él diga, como lo hizo desde la Presidencia: A golpear en la mesa y a castigar a quien no coincida con él”. –¿Qué tanto Calderón tuvo que ver con la derrota? –Desde luego que tuvo mucho que ver:

la forma en que manejó la sucesión presi- dencial. Ahí hubo un enorme problema: él ofreció no meterse, lo dijo en una comida y desafortunadamente se inmiscuyó en el afán de imponer sucesor, eso está claro. Tampoco respaldó firmemente a Váz- quez Mota, dice, y refiere las declaracio- nes de Octavio Aguilar Valenzuela, coor- dinador de la campaña presidencial, y la

fue respaldado por Vázquez Mota ni Ma- dero, a quienes apoyó. “Josefina se olvidó de quiénes estuvi- mos con ella, pero corderistas y felipistas cerraron filas y cortaron cabezas. Que no me vengan ahora con que hay que limar asperezas y que tenemos que unirnos. No. Ellos fueron culpables de castigar a quien no acató la consigna”, puntualiza. Quedaron fuera de la posibilidad de ser legisladores Luis Felipe Bravo, Ana Te- resa Aranda, Juan Antonio García Villa, Al- fredo Ling Altamirano y José Ángel Córdo- va, porque Madero se sometió a Calderón. “Gustavo interpretó democracia como

dejar hacer y dejar pasar, y nadar de muerti- to. El pecado de Gustavo es de omisión, por- que la democracia requiere de liderazgo.” Al respecto, otro prominente panista, el diputado y senador electo Javier Corral, coincide en que Calderón “quiere seguir influyendo” en el PAN, sobre todo hacia la sesión del Consejo Nacional, prevista para el sábado 11 de agosto, y la Asamblea Na- cional Extraordinaria que él pretende que se celebre antes de dejar el poder. En su colaboración en el diario El Uni- versal, el viernes 27, se pronunció en con- tra de que la Asamblea Nacional quede bajo su poder: “Es ceñir la reflexión a su deseo, es supeditar los tiempos del par- tido a los del presidente. Me parece una desmesura y una deslealtad”. Calderón es responsable de la derrota

mejor prueba es que intentó imponer a Er-

y

el PAN debe recuperar su identidad, ex-

nesto Cordero.

horta Corral, y advierte:

“¡Por favor, que a mí no me digan que no lo hizo! Es evidente que lo intentó, que no le haya salido es otra cosa. Yo afortu-

“Lo peor que podemos hacer es llevar este proceso de reflexión a una disputa de facciones que termine por conducir al

nadamente no sé si lo que hice sirvió para algo, pero yo desde mi trinchera lo señalé,

PAN a la irrelevancia ética, política y elec- toral, en la que la mayor apuesta sea que

cuando dije: ‘En el PAN no somos un reba-

el

presidente Calderón se haga del partido

ño de corderos’. Y me la cobraron.”

y

las bancadas legislativas, sin más hori-

En efecto, Rodríguez Prats fue vetado

zonte que el de administrar los restos del

por los felipistas para ser diputado y no

naufragio. Eso sí sería autodestructivo.”

naufragio. Eso sí sería autodestructivo.”
Madero y Vázquez Mota. Naufragio Miguel Dimayuga
Madero y Vázquez Mota. Naufragio
Miguel Dimayuga

Notimex / Gustavo Durán

Fracasada la AFI,

otro experimento

calderonista

El policía consentido de Felipe Calderón, Genaro García Luna, tiene un nuevo juguete: la Policía Federal Ministerial. Creada el año pasado, ahora asume plenamente funcio- nes y le da la puntilla a la AFI. La nueva corporación que- dó a cargo de Vidal Díazleal, personaje de oscuro pasado y allegado al secretario de Seguridad Pública. Antiguos miembros de la Agencia Federal de Investigación comen- tan a Proceso que la nueva policía –que trata de imitar al cuerpo estadunidense de los marshals federales– está llena de personajes bajo sospecha de tener nexos con el crimen organizado.

García Luna. Control Octavio Gómez
García Luna. Control
Octavio Gómez

JORGE CARRASCO ARAIZAGA Y PATRICIA DÁVILA

A cuatro meses de concluir, el go- bierno de Felipe Calderón no deja de improvisar en materia de seguridad. Frustrado su pro- yecto de hacer de la Agencia Federal de Investigación (AFI)

un FBI a la mexicana, ahora intenta con- vertirla en una policía inspirada en el US Marshals Service, el equipo de alguaciles federales estadunidenses. Después del fallido intento de unificar a la AFI con su Policía Federal (PF), el secre- tario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, buscó una nueva forma de controlar el brazo policial de la Procuraduría Gene- ral de la República (PGR). Creador en 2001 de la AFI, 11 años des- pués García Luna la sustituye con la Poli- cía Federal Ministerial (PFM), de la que se hace cargo uno de sus hombres de con- fianza en la PGR, Vidal Díazleal Ochoa. La corporación fue presentada el miér- coles 25, dos días después de que Calderón

publicara en el Diario Oficial de la Federación una nueva Ley Orgánica de la PGR, la segun- da en este sexenio, que facilita el control de García Luna sobre ese brazo operativo. En el papel la nueva policía depende de la procuradora Marisela Morales, quien enfrenta cientos de demandas de exa- gentes de la AFI que han sido despedidos durante la aplicación del Proyecto Fénix, creado presuntamente para depurar a las fuerzas policiacas. El encargado de la presentación de la PFM fue el propio Díazleal, quien llegó a la PGR en mayo del año pasado después de trabajar en la PF, de la que salió tem- poralmente en 2007 luego de un incidente en Cananea que dejó 23 sicarios y policías muertos y del que se le responsabilizó por haber sido omiso. Ahora con el título de comisario de la Policía Federal Ministerial, el hombre de García Luna confirmó que la nueva poli- cía se parecerá a los alguaciles (marshals) estadunidenses hasta en el uniforme. Lle- varán pantalón caqui y playera azul. “A partir de mañana ningún uniforme de los anteriores, azules, que traen el escudo de

La nueva policía. “Como los marshals”

la AFI, podrá ser utilizado por los agentes”, dijo el miércoles 25 al presentar la corpo- ración a la prensa en sus instalaciones en Lomas de Sotelo. A esta especie de marshals mexicanos les fueron asignadas cinco tareas principales:

cumplimiento de mandamientos judiciales; protección de testigos, colaboradores y víc- timas; realización de servicios especiales de seguridad –incluida la movilización aérea–; vigilancia del Centro Federal de Arraigo y lo- calización de fugitivos extranjeros a través de la oficina de la Interpol en México, que ahora depende de la propia PFM. Se trata casi de una calca de las funcio- nes del US Marshals Service, cuerpo que funciona desde 1789 en Estados Unidos y que depende del Departamento de Justicia. Los marshals estadunidenses están identi- ficados como la policía de las cortes fede- rales, la encargada de proteger a todos los implicados en procesos judiciales federa- les: detiene a los fugitivos federales y cum- ple las órdenes de arresto en coordinación con los gobiernos estatales y locales y con la oficina de la Interpol en Estados Unidos. También son responsables de la admi-

nistración y operación de los prisioneros federales, del traslado aéreo de detenidos con permanencia ilegal en territorio esta- dunidense y de la seguridad de los testi- gos protegidos y sus familiares. Sólo hay dos diferencias respecto a su copia mexicana: los alguaciles estaduni- denses administran los activos que con- fiscan y participan en operaciones tácti- cas relacionadas con misiones sensibles

y clasificadas, la seguridad interna, emer-

gencias nacionales, crisis domésticas y la comunidad de inteligencia. En México los bienes asegurados que- dan a cargo del Servicio de Administración

y Enajenación de Bienes de la Secretaría de

Hacienda; de las operaciones especiales se encargan otras dependencias –entre ellas la PF de García Luna–, aunque la propia PFM podría participar en algunas como parte de sus tareas especiales de seguridad.

Policía científica

Por iniciativa de García Luna en noviem- bre de 2001, durante el primer año de go- bierno de Vicente Fox, la AFI sustituyó a

SEGURIDAD PÚBLICA

la Policía Judicial Federal. Infiltrada por el narcotráfico, ésta fue sustituida, según di- jeron Fox y García Luna, para dejar de ser una policía reactiva y convertirse en una “policía científica”. Como su antecesora, la AFI muy pron- to se vio tocada por la corrupción y adqui- rió fama de arbitraria. Uno de sus casos emblemáticos en este sentido fue la de- tención de Florence Cassez, acusada de secuestro. En marzo último la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que

la AFI violó las garantías constitucionales

de la ciudadana francesa, ahora presa en

el penal femenil de Tepepan.

La detención estuvo a cargo de Luis Cár- denas Palomino, entonces director general

de Investigación de la AFI y actual titular de la División de Seguridad Regional de la PF. Esta corporación se constituyó formalmen- te en 2009 en sustitución de la Policía Fede- ral Preventiva (PFP), creada en 1998. Con el apoyo de Calderón, a través de la PF García Luna le quitó a la AFI el mo- nopolio, como auxiliar del Ministerio Pú- blico, de la investigación y persecución de los delitos federales y de aquellos atraí- dos por la Federación o los que pongan en riesgo la seguridad nacional. Al inicio del sexenio de Calderón el brazo operativo de la PGR fue objeto de discordia por las pretensiones de control de García Luna. Entre septiembre y octu- bre de 2008 decenas de agentes de la AFI se movilizaron para oponerse al mando único policial propuesto por el secretario de Seguridad Pública y que en la práctica significaba que la AFI se integrara a la PF. García Luna también quería el control de la inspección migratoria, a cargo de la Secretaría de Gobernación, y de la fiscal y aduanera, que queda bajo la responsabili- dad de Hacienda. La policía única fue recha- zada incluso por el Congreso, que se opuso

a reformar la Constitución y las leyes rela-

tivas a la operación de la policía en el país.

Ante ese fracaso Calderón primero re- formó la Ley Orgánica de la PGR en mayo de 2009 para desaparecer paulatinamen- te a la AFI de la estructura de la procura- duría y crear la Policía Federal Ministerial, que quedó a cargo de Nicandra Castro Es- carpulli. Luego, en junio de ese mismo año transformó oficialmente la PFP en PF, aun- que ese cuerpo ya operaba como tal des- de un año antes. En septiembre de 2009 el procurador general Eduardo Medina Mora fue susti- tuido por Arturo Chávez Chávez, quien a su vez en abril de 2011 le dejó la titulari- dad de la PGR a Marisela Morales. Apenas llegó, la procuradora designó a Díazleal Ochoa director de la aún existente AFI y encargado de echar a andar el Proyecto Fé- nix para “limpiar la corporación”. Díazleal, quien asegura que en octubre de 2011 comenzó la sustitución de la AFI

Díazleal, quien asegura que en octubre de 2011 comenzó la sustitución de la AFI 1865 /

SEGURIDAD PÚBLICA

por la PFM, fue uno de los seis mandos re- movidos en 2007 de la entonces PFP por un incidente catastrófico ocurrido en Ca- nanea, cuando el responsable de la segu- ridad regional dejó pasar un convoy de va- rias decenas de sicarios durante unos 500 kilómetros de carreteras federales, hasta que hubo un choque con el Ejército que tuvo como saldo 23 muertos.

Díazleal era director general de Segui- miento Operativo de la PFP. Junto con él fue cesado Javier Garza Palacios, coordinador general de Seguridad Regional. Pero después Díazleal fue rescatado por el comisionado general de la PF, Facundo Rosas Rosas, quien

lo hizo director de Planeación de la corpo-

ración. En junio de 2008 se fue a Guanajua-

to

como uno de los coordinadores estatales

de

la naciente PF. Un año después viajó a Co-

lombia para tomar un curso impartido por la Policía Nacional de ese país y la DEA.

Depuración selectiva

A su regreso en enero de 2010 fue desig-

nado coordinador de la PF dentro del Ope- rativo Chihuahua, del cual el Ejército tuvo que regresar a hacerse cargo debido a las quejas de la población por los abusos de la PF, que además fue acusada de proteger al

Cártel de Sinaloa. En mayo de 2011 Díazleal llegó a la AFI para aplicar el proceso de de- puración conocido como Proyecto Fénix. Según varios exintegrantes de la AFI entrevistados el año pasado por Proceso, ese proyecto no fue más que la justifica- ción de García Luna para conseguir lo que buscó durante todo el sexenio: controlar

la Policía Ministerial. Aseguraron que los

primeros despedidos fueron quienes dos años antes se habían opuesto a la unifica- ción con la PF.

Repudio de la “policía científica” Marco Antonio Cruz
Repudio de la “policía científica”
Marco Antonio Cruz

El instrumento de la depuración fue el polígrafo en pruebas aplicadas por el Cen- tro de Evaluación y Control de Confianza de la PGR. Los exagentes dicen que tras la llegada de Díazleal, los primeros exáme- nes de control y confianza fueron aplica- dos entre junio y agosto de 2011. Aseguran que hubo consigna para se- ñalarlos como “no aptos”, “desconfiados”, “narcisistas” o incluso “de coeficiente al- to”, lo que los hacía “susceptibles” de per- tenecer a algún cártel del narcotráfico. Con esos resultados quedaron “boletina- dos” e imposibilitados de por vida para trabajar en áreas de seguridad del gobier- no o de la iniciativa privada. El pasado miércoles 25, durante la pre- sentación de la PFM, Díazleal dijo que de abril de 2011 a junio de 2012 han sido ce- sados 721 agentes por no haber acredita- do los exámenes de confianza. La cifra representa una disminución de 25% del personal, con lo que ahora la fuerza es de 4 mil efectivos, aunque el funcionario previó que en los próximos tres años lleguen a 7 mil. Entrevistados en noviembre del año pasado, cuando salieron a las calles y fue- ron a la Cámara de Diputados para protes- tar por sus despidos, algunos exintegran- tes de la AFI contaron lo que padecieron

por oponerse a la unificación policial. Ellos –que pidieron el anonimato– dijeron que la invitación a la policía única se les hizo en todo el país, “pero en principio nosotros no quisimos ser preventivos porque somos investigadores, y en segundo, aunque dan buenas prestaciones, implicaba renunciar

a nuestros años de servicio”. En mayo de 2009 se reformó la Ley Or- gánica de la PGR y se estableció que quien reprobara un examen automáticamente quedaría fuera de la corporación. A par- tir de entonces cada quincena, cuando los agentes iban a la ventanilla a recoger los

recibos de su salario, recibían una hoja pa- ra firma en la que aceptaban someterse a los exámenes de permanencia. Todos fir- maron. No hacerlo implicaba el cese. Añadieron: “Hubo un examen de en- torno social en el que visitaban nuestro domicilio para verificar las condiciones en que vivimos. Pero no acudieron a las casas de la mayoría de los 600 agentes que aplicamos. También pidieron referencias personales y laborales, pero nunca hubo constancia de llamada. “La mayoría de los evaluadores son gente muy joven y no se identifican co- mo evaluadores certificados. A mí la po- ligrafista Nancy Estrada me frotó las ma- nos porque dijo que estaban muy frías y no podía detectar nada la máquina. Hay otros compañeros a los que los pusieron

a brincar

de todo esto hay videos”, dijo

un exagente. El problema radicó en lo que el polígra-

fo “predijo”. “No importó que al momento

estuviésemos limpios. Te cesaban porque eres desconfiado, cuando esta es una ca- racterística de un policía. ¡Por favor!”, ex- clamó molesta una exagente. En la notificación recibida por uno de los exagentes, la PGR le señaló textual- mente: “Respecto a la revisión y verifica- ción de conductas denominadas de alto riesgo, en su evaluación actual se encon- traron indicadores de falta de veracidad en los temas evaluados referentes a bene- ficios derivados de actos de corrupción y formar parte de algún grupo delictivo, an-

te lo que ofreció la siguiente información:

tiene conocimiento de grupos delictivos como lo son La Familia Michoacana, Los Caballeros Templarios, Los Beltrán Leyva, La Mano con Ojos…”. –¡Claro que tengo conocimiento de La Familia Michoacana porque se supone que debo estar enterada! A Los Caballeros Templarios, los Beltrán Leyva, La Mano con Ojos ni siquiera se los mencioné. Lo juro. Además dijeron que funcionarios co- mo Díazleal “han sido premiados” a pesar de los señalamientos públicos contra su desempeño, y mencionaron que Víctor Ge- rardo Garay Cadena, comisionado interino de la PF, fue detenido por presuntas ligas con el crimen organizado, mientras que Mario Arturo Velarde, secretario de Gar- cía Luna, renunció al ser investigado por nexos con la mafia. Dijeron que Roberto Cruz Aguilar Gon- zález, director del Centro Operativo de Mando de la PF, fue detenido en posesión de vehículos robados y armas de fuego, mientras que Francisco Javier Gómez Me-

za, exdirector del penal de máxima segu- ridad de Puente Grande, Jalisco, fue deteni- do por declaraciones de testigos protegidos que lo ligaron con el crimen organizado. Señalaron también al detenido Luis Ángel Cabeza de Vaca, exsecretario de Seguridad Pública de Cuernavaca, del que dijeron que es un personaje cercano a García Luna. Los agentes se quejaron: “A los funcio- narios señalados de tener algún vínculo con la delincuencia organizada no los ce- san; al contrario, los ascienden. En cam- bio a nosotros Marisela Morales nos cali- fica de corruptos, de que no somos aptos

y de que no seguimos los principios, pe-

ro hay compañeros que ya fueron notifi- cados y aun así los tienen capacitando a los que van a ingresar ¡Es incongruente!”, señaló otro de los entrevistados. Además de ser declarados “no aptos” los obligaron a tomar cursos de sensibili- zación al cambio. Los reunieron en el au- ditorio de la AFI. Ahí les explicaron que los cursos eran para que no se deprimieran. “Como en la montaña rusa, hay subidas y bajadas”, les dijeron y los pusieron a ha- cer un performance y a gritar una y otra vez:

“¡Los cambios son buenos!”.

a ha- cer un performance y a gritar una y otra vez: “¡Los cambios son buenos!”.

Amedrentados por los sicarios del Cártel del Golfo, que el martes 10 de julio irrumpieron en su pueblo para “brindarles protección” contra Los Zetas, mu- chos de los habitantes del municipio de Güémez, Ta- maulipas, emprendieron un éxodo para salvar sus vidas. Quienes se quedaron coordinan la resistencia en organizaciones como Ciudadanos de Tamaulipas Cansados, al tiempo que denuncian la complicidad de las autoridades con los cárteles de la droga. Uno de los lugareños de la tierra del famoso Filósofo de Güé- mez resume la situación: “La guerra se puso más fea de lo que estaba”.

En Tamaulipas,

desplazados de guerra

de lo que estaba”. En Tamaulipas, desplazados de guerra y autodefensa C IUDAD VICTORIA, TAMPS.- La
y autodefensa
y autodefensa

C IUDAD VICTORIA, TAMPS.- La madru- gada del martes 10, el estruen- do de los motores de una veinte- na de camionetas despertó a los habitantes de Güémez. Iban lle- nas de hombres encapuchados,

quienes les gritaron desde los vehículos:

“¡Venimos a liberarlos de Los Zetas, no se preocupen! ¡Ahora van a estar bajo la pro- tección del Cártel del Golfo!”. “Estábamos dormidos cuando escu- chamos que había mucho movimiento en la calle. Se oían gritos, rechinido de llan- tas, disparos”, relata a Proceso un luga- reño. Temeroso aún, agrega: “Cuando nos asomamos vimos que esos hombres ar- mados se metían a algunas casas y co- menzaron a levantar gente”. Horas después, ya en pleno día, obser- varon a sicarios de ese cártel desplegados en las calles aledañas a la plaza. Se lleva-

www.noticierodevictoria.com

LA GUERRA DE CALDERÓN

www.noticierodevictoria.com LA GUERRA DE CALDERÓN ban al que consideraban sospechoso de tener vínculos con Los Zetas.
www.noticierodevictoria.com LA GUERRA DE CALDERÓN ban al que consideraban sospechoso de tener vínculos con Los Zetas.
www.noticierodevictoria.com LA GUERRA DE CALDERÓN ban al que consideraban sospechoso de tener vínculos con Los Zetas.
www.noticierodevictoria.com LA GUERRA DE CALDERÓN ban al que consideraban sospechoso de tener vínculos con Los Zetas.
www.noticierodevictoria.com LA GUERRA DE CALDERÓN ban al que consideraban sospechoso de tener vínculos con Los Zetas.
www.noticierodevictoria.com LA GUERRA DE CALDERÓN ban al que consideraban sospechoso de tener vínculos con Los Zetas.

ban al que consideraban sospechoso de tener vínculos con Los Zetas. Pese al mie- do, algunos habitantes se comunicaron al cuartel militar de esta ciudad, ubicado a 15 minutos de distancia por carretera, pa- ra pedir auxilio. “Mejor salgan del pueblo. Esto se va a

poner feo”, les respondieron las tropas en- cargadas de proporcionar seguridad a los paisanos del famoso Filósofo de Güémez. In- cluso les advirtieron que en cualquier mo- mento llegaría el grupo contrario a “defen- der” la plaza. “Es posible que se arme la balacera”, les dijeron. Muchos optaron por huir, pese

a que los sicarios del Cártel del Golfo ame- nazaron con quemar las casas abandona- das de esa localidad donde, según el censo de 2010, residen alrededor de 15 mil per- sonas. En pocas horas algunas comunida- des parecían “pueblos fantasmas”. Los que decidieron permanecer comen-

zaron a coordinarse para denunciar el acoso

y exigir protección. Los integrantes del or-

ganismo Ciudadanos de Tamaulipas Can- sados decidieron colocar mantas contra el narco en varias ciudades. Señalan la pre- sunta complicidad de autoridades con las

bandas que se disputan el territorio: el Cár- tel del Golfo y Los Zetas. En ellas señalan a comandantes, ca- pos y sicarios de los dos cárteles, así como

a los funcionarios que les brindan protec-

ción en las principales ciudades de Tamau- lipas. Una de las mantas que colocaron en Reynosa menciona que el presidente Jesús Everardo Villarreal Salinas presuntamente paga una cuota al Cártel del Golfo. Con esos

Cartel. Denuncia ciudadana
Cartel. Denuncia ciudadana

fondos presumiblemente el grupo compra armas y camionetas blindadas. En otra, los integrantes de Ciudadanos de Tamaulipas Cansados incluyeron fo- tos y nombres de los líderes de esa organi- zación criminal que controlan la plaza de Reynosa. Dicen que los capos El Gringo y Mario Pelón o Metro 4 deben ser denuncia- dos a la Marina y al Ejército. Las mantas de esta capital aludían a los responsables de la violencia que aque- ja a la ciudad: Heriberto Lazcano, El Laz- ca o Z-14, y Miguel Ángel Treviño Morales, Z-40. En las de Nuevo Laredo se incluyó al alcalde Benjamín Galván Gómez y a su je- fe de la policía, quienes son, según la orga- nización Ciudadanos de Tamaulipas Can- sados, los protectores de los líderes de Los Zetas en esa ciudad. Los promotores de las mantas forman parte de una nueva red de ciudadanos or- ganizados que envían mensajes sobre si- tuaciones de riesgo (SDR) en las ciudades de la entidad. En las últimas semanas in- cluso han propuesto organizar fuerzas de autodefensa ante la negligencia de las autoridades.

Costos de la narcoguerra

Es la segunda ocasión que la “narcogue- rra” provoca el éxodo. En noviembre de 2010, los habitantes del poblado fronte- rizo de Ciudad Mier se trasladaron a Ciu- dad Alemán, mientras otros cruzaron la frontera y se internaron en territorio es- tadunidense para salvar sus vidas. Güémez es un municipio rural y se ubica en el kilómetro 24 de la carretera que comunica a la capital del estado con Matamoros y Reynosa. Las autoridades lo consideran la zona límite del territorio que se diputan los dos cárteles mencio- nados, que rompieron su alianza a princi- pios de 2010. En esa región don Alejo Gar- za Tamez tenía un rancho que defendió con su vida cuando Los Zetas intentaron quitárselo en noviembre de 2010. A diferencia de aquel éxodo, tras la muerte de don Alejo, que ganó las prime- ras planas de la prensa nacional, esta vez la huida fue silenciosa. Hasta ahora sólo se ha informado de ella en las redes sociales. Las autoridades municipales y el goberna- dor Egidio Torre Cantú aún no se pronun- cian al respecto. Hoy, muchos de los des- plazados están refugiados en esta capital.

de los des- plazados están refugiados en esta capital. Torre Cantú. Inacción AVISO A LOS LECTORES
Torre Cantú. Inacción
Torre Cantú. Inacción
AVISO A LOS LECTORES Los cárteles del narcotráfico continúan imponiendo su ley en prácticamente todo
AVISO A LOS LECTORES
Los cárteles del narcotráfico continúan imponiendo su ley en prácticamente todo
el país. Proceso asume la política de proteger a sus reporteros y corresponsales
presentando –de manera excepcional– ciertas notas y reportajes relacionados
con el narcotráfico sin su firma. Del contenido de esos trabajos se hace responsa-
ble nuestra casa editorial.

“Tengo a toda mi familia en la casa. Llegaron a media mañana del martes 10; se vinieron con lo que traían puesto. Es- tamos todos amontonados pero ellos no se quieren regresar, tienen mucho miedo porque las cosas allá están muy tensas”, relata a Proceso uno de los afectados. Aunque hubo familias que, por temor

a que sus viviendas fueran incendiadas o

porque no tenían dónde encontrar asilo, se quedaron en sus comunidades y con- fiaron en los patrullajes del Ejército en la región. “Tenemos familiares en Güémez, los teléfonos están fallando… Este es uno de los únicos medios para informarnos –di- ce el entrevistado, al tiempo que muestra su cuenta de Facebook–. Por favor (envíen- nos) algún reporte de la situación actual.” Días antes de la irrupción de sicarios del Cártel del Golfo, la organización Valor por Tamaulipas comenzó a enviar mensa- jes a través de esa red social en los que alertaba sobre el recrudecimiento de la violencia en los municipios Padilla, Jimé- nez y San Carlos. Eran mensajes de SDR. “Para nosotros ya es común ver gente armada en los alrededores. Los retenes de mañosos y las balaceras, pero en los últimos días la situación empeoró por- que los grupos recrudecieron su dispu- ta por los municipios del centro del Es- tado, la guerra se puso más fea de lo que ya estaba”, relata uno de los informan- tes anónimos. Asegura que en municipios de la zo- na preponderantemente rurales muchos negocios y gasolineras optaron por cerrar. Incluso algunos de sus habitantes se fue- ron a otras localidades, aunque fueron po- cos y lo hicieron de manera discreta. Los entrevistados explican a Proceso que los enfrentamientos por el territorio tamaulipeco se agravaron a partir de la sa- lida de algunos zetas derivados de pugnas internas; algunos sicarios se acercaron al Cártel del Golfo, que ahora cobra fuerza en Nuevo Laredo y la capital tamaulipeca. Los granadazos del pasado 25 de junio contra los bancos HSBC, Banamex y el Pa- lacio Federal en esta ciudad y los del día siguiente en la Central de Autobuses y la Policía Ministerial son resultado de ese re- posicionamiento del Cártel del Golfo. El lunes 2 de julio, un coche bomba es-

talló afuera de la casa del secretario de Se- guridad Pública del estado, Rafael Lomelí, causando cuatro muertes y heridas a seis personas, entre ellas tres civiles. El domingo 22, el Ejército informó que había retomado el control de Güémez. La noticia sólo alentó a 20 familias a regresar

a su pueblo. “Cómo vamos a regresar los de-

más, si sabemos que allí siguen los peladi- llos”, comenta uno de los desplazados.

los peladi- llos ”, comenta uno de los desplazados. Hospital en Torreón. Amenaza cumplida
Hospital en Torreón. Amenaza cumplida www.vanguardia.com.mx
Hospital en Torreón. Amenaza cumplida
www.vanguardia.com.mx

Pánico en La Laguna

T ORREÓN, COAH.– En el Hospital de Especialidades número 71 del Ins- tituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) médicos, enfermeras, pa-

cientes y derechohabientes entraron en pánico la tarde del lunes 23, luego de es- cuchar un tronido y observar cómo los pi- sos cuarto, quinto y sexto quedaban en- vueltos en llamas. Elementos de Protección Civil comen- zaron a acordonar el área del siniestro y a evacuar a las 450 personas internadas. Eran las siete con 45 minutos. Los resca- tistas comentaban que el estallido lo cau- só una fuga de gas. Poco antes, la Policía Municipal informó que el incendio lo pro- vocó la explosión de una balastra. Todo era confusión. Varias enfermeras aseguran a Proce- so que horas antes comenzaron a recibir mensajes anónimos en sus celulares en los que les advertían que no se presenta- ran a trabajar porque “el hospital estaba amenazado”. Y cuando el nosocomio es- taba en llamas las advertencias se repitie- ron: “Esto es sólo el comienzo” Un par de enfermeras deambulaban por las inmediaciones del hospital, ubica- do en avenida Revolución. Iban abraza- das e intentaban darse ánimos. Cada una revisaba su celular para ver si había más mensajes. La movilización de socorristas continuaba. El sonido de las sirenas de ambulancias envolvió el ambiente. A las 20:30 horas las ambulancias y los bomberos de los municipios aleda- ños continuaban arribando al nosocomio. Adentro reinaba el caos. Los camilleros, enfermeros y asistentes ayudaban a los pacientes a desplazarse; algunos porta- ban cables, tanques de oxígeno, las son- das con las que les suministran suero y otros medicamentos.

“Cuando comenzamos a recibir los mensajes intimidatorios, algunas com- pañeras solicitaron su cambio a la clínica 16”, ubicada en la misma avenida Revolu- ción, muy cerca del Hospital de Especiali- dades que atiende a la gente de la Comar- ca Lagunera, dice una de ellas. El incidente del lunes 23 fue el segun- do del mes. El primero se registró recien- temente, cuando un grupo de sicarios lle- gó hasta el cuarto piso para rematar a un hombre herido en una refriega y al escolta que lo cuidaba. El martes 24 la Policía Municipal emitió un segundo comunicado en el cual aclaró que “la conflagración” fue provocada por un “cortocircuito general”. Con respecto al “conato de incendio”, el propio personal del hospital lo controló de inmediato, con- cluyó el comunicado. El desalojo de los 450 enfermos del hospital 71 es el incidente más grave en los últimos dos años. De entonces a la fe- cha, los aproximadamente 700 mil habi- tantes de esta ciudad capital viven inmer- sos en una crisis social. Les preocupa, dicen, que la región lagunera se haya con- vertido en el tercer sitio con más asesina- tos violentos del país, detrás de Ciudad Juárez y Acapulco. “La Laguna es ahora el mejor ejemplo para conocer cómo la corrupción y com- plicidad de las autoridades con el crimen organizado hunden a una sociedad en la desesperanza y la zozobra”, dice a Pro- ceso un empresario local que pidió no ser identificado. Hoy, la vida nocturna en esta ciudad es mínima. Los pequeños y medianos nego- cios fueron los primeros en cerrar a causa de las extorsiones de Los Zetas; luego si- guieron los establecimientos de las ave- nidas del centro, como la Morelos. Los

intentos policiacos por frenar la violencia instrumentados en 2011 sólo tuvieron efec- tos mediáticos. En octubre de ese año, semanas antes de su muerte en un accidente aéreo, el se- cretario de Gobernación Francisco Blake Mora anunció el Operativo Laguna Segura. La primera acción fue renovar a los mandos medios y superiores en los municipios de Gómez Palacio, Lerdo y Torreón; luego arri- baron a la entidad 746 efectivos del Ejército. Pero la violencia no disminuyó. Al concluir el año los crímenes superaban los 740. Los primeros meses de 2011 los asesi- natos relacionados con la delincuencia or- ganizada fluctuaban entre 30 y 40 por mes. Con el operativo se dispararon hasta 50; al mes siguiente eran 60. En el último trimestre el promedio era de 80. Al iniciar 2012 la estadística se dispa- ró. En La Laguna, la delegación de la fiscalía estatal informó que este año podría ser más violento, ya que el índice de homicidios se incrementó 14% en el primer bimestre, con 102 asesinatos. De acuerdo con las autoridades, 80% de las muertes violentas se derivan de las pugnas entre los cárteles de la droga por la plaza; 15% las provoca el Ejército en sus enfrentamientos con las bandas criminales; aunque algunas son “bajas colaterales”, el resto son crímenes del fuero común.

La red de corrupción

La Laguna es codiciada por el Cártel de Si- naloa, cuyos sicarios controlan varios mu- nicipios duranguenses, entre ellos Gómez Palacio y Lerdo, y Los Zetas, quienes man- tienen un férreo control sobre Torreón, Ma- tamoros y San Pedro. Desde su llegada a Coahuila, Los Zetas contaron con la protección de autoridades de todos los niveles de gobierno. Incluso va- rios líderes asentaron su residencia en el es- tado. Desde aquí coordinan los operativos de Monterrey y otras plazas de la región. Capos como Sigifredo Nájera Talaman- tes, El Canicón; Juan Oliva Castillo, La Rana, quien ordenó el atentado al casino Royale, y Alberto José González Xalate, El Paisa, de- tenido en abril de 2012, tenían su centro de operaciones en Saltillo. En su edición del 26 de febrero de 2012, Proceso documentó la forma en que Los Zetas infiltraron el Ejército, la Procuraduría General de la República (PGR), la Policía Fe- deral, la fiscalía y las corporaciones policia- cas estatales. La detención de cuatro líderes zetas destapó la complicidad de altos fun- cionarios, a quienes el grupo delictivo paga- ba fabulosos sueldos. En la averiguación previa PGR/SIEDO/ UEIDCS/041/2012 salió a relucir que el te- niente coronel Manuel de Jesús Cícero Sa- lazar, quien se desempeñó como titular de la Policía Estatal Operativa de Coahuila, pro-

LA GUERRA DE CALDERÓN

tegió a Los Zetas (Proceso 1843). También resultó implicada la subdelegada de la PGR en Saltillo, Claudia González López, quien fue destituida. De acuerdo con la misma información, entre los altos mandos del Ejército que reci- bían sueldos del narco figuran los tenientes Javier Rodríguez Aburto, Sócrates Humber- to López González y Julián Castilla Flores. Cada uno recibía 50 mil pesos al mes. Su compañero Marcos Augusto Pérez Cisneros sólo obtenía 30 mil porque “era muy flojo”. Según la averiguación referida, la red de corrupción incluía a subtenientes, sargentos y cabos, cuya función era servir de enlace para transmitir las órdenes de Los Zetas a los mandos militares. La indagatoria indica que la corrupción alcanzó también a mandos de la Agencia Fe- deral de Investigación (AFI), algunos de los cuales tenían “narcosueldos” de 100 mil pe- sos mensuales. Un comandante segundo recibía 70 mil; el agente José Guadalupe Ba- llesteros Huescas, 50 mil pesos, en tanto que cinco ministerios públicos federales cobraron entre 25 mil y 30 mil pesos. Algunos también obtuvieron lujosos vehículos como regalo. La averiguación también señala que Hum- berto Torres, hermano del titular de la Fiscalía General del Estado de Coahuila, recibió so- bornos de hasta 100 mil dólares y automóvi- les BMW y Mustang cuando se desempeñaba como director jurídico de la Secretaría de Sa- lud estatal. Hoy se encuentra prófugo. Añade que todos esos funcionarios y militares permitieron a Los Zetas erigir un imperio de venta de drogas, así como extor- sionar y secuestrar a empresarios en la enti- dad. Mientras, desde Durango, las huestes del Chapo Guzmán les “calentaban la plaza” con constantes enfrentamientos. Debido a que la mayoría de los choques ocurrieron en la zona centro de Torreón, ya que los sicarios de Sinaloa sólo tenían que cruzar el río Nazas, pronto sus calles lucie- ron desoladas con decenas de comercios cerrados. Durante la narcoguerra en esta ciudad capital se han registrado tres masacres: la del bar Ferry, donde fallecieron ocho hom-

bres a finales de enero de 2010; la del 15 de mayo siguiente, durante la inauguración del bar Juanas, en la cual murieron 10 per- sonas, y una tercera, en Quinta Italia Inn, la madrugada del 18 de julio de ese mismo 2010, donde fueron acribillados 17 jóvenes. La PGR informó que en esas masacres se utilizaron rifles de asalto oficiales, per- tenecientes a custodios del Cereso Dos de Durango, dirigido entonces por Margarita Rojas Rodríguez. La funcionaria y varios de sus colaboradores fueron acusados por la procuraduría de haberle permitido a un gru- po de reos salir por la noche, usar el arma- mento de los custodios y vehículos oficiales para realizar “actos de venganza”. Con la captura de algunos funcionarios corruptos se redujeron los enfrentamientos, pero aumentaron las desapariciones y se- cuestros en la parte coahuilense de La Lagu- na. Lo mismo dice el empresario Alejandro Gurza Obregón, quien asegura que las extor- siones a negocios se han incrementado, aun- que admite que lo más grave son los plagios. La inseguridad y violencia también pro- vocó que se fueran de la ciudad una gran cantidad de empresarios y comerciantes, concluye Gurza. El Centro de Derechos Humanos Juan Gerardi asegura que desde 2010 la principal problemática que atiende está relacionada con personas desaparecidas. La organiza- ción Fuerzas Unidas por Nuestros Desapa- recidos en Coahuila (Fundec) tiene regis- tradas más de 230 desapariciones, pero la comisión estima que quizá sean 600, aun- que muchos no se han denunciado. “Constantemente nos llegan personas que no están organizadas y que nos piden asesoría. Tenemos casos de los municipios de Matamoros, San Pedro, Francisco I. Madero y Cuencamé”, dice Antonio Esparza, vocero de Fundec. Al organismo, dice, también llega in- formación de los secuestros de migrantes du- rante su trayecto a Estados Unidos. La violencia no cesa. A principios de junio pasado se registró una matanza más en el Centro de Readaptación Tu Vida so- bre la Roca A.C., donde fueron asesinados 11 internos.

La Laguna. Tercer lugar en violencia www.coahuila.gob.mx
La Laguna. Tercer lugar en violencia
www.coahuila.gob.mx

Germán Canseco

Germán Canseco Províctima, burla presidencial M A R C E L A T U R A

Províctima,

burla

presidencial
presidencial

MARCELA TURATI La inoperante Procuraduría Social de Atención a Víc-

timas del Delito se convirtió en la coartada de Felipe Calderón para bloquear la ley general en la materia aprobada por el Congreso, que abría una ventana de oportunidades para los afectados por la guerra contra el narcotráfico. Mientras la Suprema Corte de Justicia decide en torno a la validez o invalidez de dicha ley, mi- les de personas se encuentran en el abandono y en el desamparo por la falta de apoyo institucional.

E n el documento de observacio-

nes que paralizó la ya aprobada

Ley General de Víctimas, Felipe

Calderón argumentó que varios

artículos no son “pertinentes” y

que su gobierno ya atiende a las

víctimas a través de Províctima. Lo cierto es que 10 meses después de su creación este organismo sigue siendo el pariente pobre de las instituciones federales: usa ropa prestada, se “cuelga” de otros para dar servicios, no tiene dinero ni atribucio- nes más allá de las asistencialistas. Prestados de otras dependencias son, por ejemplo, la mayoría de funcionarios que ahí laboran. Usa las instalaciones de los 16 antiguos Centros de Atención a Víc- timas de la PGR y, por falta de dinero, no opera en la mitad del país, ni en estados tan necesitados como Tamaulipas. Tiene presupuesto para salarios, no para apo- yos. La investigación no está entre sus atribuciones. Remendando programas so- ciales para pobres atiende a víctimas de la violencia, aunque sus necesidades son distintas.

Este semanario recorrió las áreas de servicio de la llamada Procuraduría Social de Atención a Víctimas del Delito (o Províc- tima); entrevistó a beneficiarios, a emplea- dos y a su directora, Sara Irene Herrerías, así como a integrantes de organizaciones de derechos humanos, para conocer sus experiencias. Las opiniones son variadas. En la sala de espera de las oficinas centrales ubicadas en la colonia Del Valle,

en la Ciudad de México, el jueves 26 por la mañana una decena de personas espe- raban a ser atendidas. Una abuela expli- có que su nieta recibe terapia psicológi- ca desde que presenció el asesinato de su mamá. Un joven mexiquense dijo que lo citaron apenas ese día, aunque seis me- ses atrás acudió a pedir ayuda porque su esposa fue secuestrada. Una mujer viola- da por policías esperaba un turno con un

32 1865 / 29 DE JULIO DE 2012

su esposa fue secuestrada. Una mujer viola- da por policías esperaba un turno con un 32

Germán Canseco

LA GUERRA DE CALDERÓN

abogado que le ayudó a hacer gestiones de

manera tan eficiente que uno de sus agre- sores ya fue encarcelado. Un grupo de integrantes del Movimien-

to por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD)

tramitan apoyo para otras víctimas. Recién ingresó a terapia grupal una docena de

mujeres que sufren violencia intrafamiliar; problemática que afecta a 25% de quienes solicitan ayuda en este lugar. Un 54% de las personas atendidas vie- nen por delitos como violencia familiar, abuso sexual, lesiones, amenazas, robos, negligencia médica, sustracción de meno- res y responsabilidad profesional, aunque para estos no fue diseñada esta dependen- cia. Se creó el 6 de septiembre pasado por un sorpresivo decreto presidencial, en res- puesta a las movilizaciones de las víctimas de la narcoguerra aglutinadas en el Movi- miento por la Paz, encabezado por el poe-

ta Javier Sicilia, que exigían un sistema na-

Asociados cuyo resultado fue el siguiente:

“86% de los ciudadanos perciben que Pro- víctima es una institución seria; 83, nece- saria; 81, con personal especializado; 80, que ‘trabajan duro’, ‘te tratan como perso- na’ y ‘te escuchan’; 78, institución hones- ta; 77, cuenta con personal confiable, y 72 que los acompaña y ‘trabaja duro’”. Sin embargo, la encuesta titulada Me- dición del impacto de la campaña publicitaria de la Procuraduría Social de Atención a Vícti- mas de Delitos. Resultados. Abril 2012 –de la que Proceso tiene copia–, como su nombre lo indica fue realizada para medir si los anuncios de radio y de televisión tuvieron impacto en la audiencia, y sólo 8% de los encuestados por teléfono dijeron conocer la existencia de Províctima. No todos ati- naron a describir para qué sirve. Luis Moc- tezuma, director de la empresa, confirmó que en eso se basó el estudio para el que fue contratado.

cional de atención. El resto de población atendida –se-

sión, trata de personas, privación ilegal de

Dependencia de ornato

gún las estadísticas institucionales– su- frió “delitos de alto impacto”, como extor-

La señora Guadalupe Baeza truena cuan- do se le pregunta por su experiencia en es-

la

libertad, violación, secuestro, homicidio

ta institución: “Ha sido la peor, tremenda

y

desapariciones (este último rubro ocu-

tremenda, es una falta de respeto porque

pa 17% de los casos, que se traduce en mil

somos personas, su trato deja mucho que

373 personas).

desear en lo profesional”.

 

Dos días antes del recorrido se inaugu-

Esta defeña ha sido enlace de las sie-

el segundo piso de este edificio de nueve

te familias campesinas de Undameo,

niveles. De estacionamiento pasó a ser una planta llena de cubículos, donde abogados, psicólogos y trabajadores sociales esperan

Michoacán, que buscan a familiares desaparecidos y que desde el 10 de no- viembre recibieron promesas de ayuda

a

que se desocupen cubículos para traba-

de la funcionaria Lilia Valdez.

jar. El quinto piso aún no cuenta con ven- tilación y apenas se discute las funciones de cada subdirección. Esta dependencia re- cién nacida (tiene 450 empleados, la mayo- ría pertenecientes a otras dependencias) obtuvo presupuesto para sueldos y opera- ción limitada en marzo; sin embargo, se le atravesó la veda electoral, por lo que sus- pendió tres meses la campaña promocio- nal para difundir su existencia. Según cifras oficiales, 8 mil 993 perso- nas fueron atendidas físicamente los pri- meros nueve meses. No obstante, la ter- cera parte de la atención se concentra en las oficinas del Distrito Federal. En cam- bio, estados como Michoacán, Veracruz, Nuevo León, Guerrero, Morelos, Coahuila, Chihuahua, Sinaloa o Baja California, gol- peadísimos por la narcoviolencia, atien- den cada uno a menos de 6% de las víc- timas y, a través de la línea de atención 01-800-Victima, han generado un prome- dio de escasas 13 citas para atención. En el documento con las observacio- nes hacia la Ley General de Víctimas apro- bada por el Congreso, el presidente usó una “encuesta fantasma” para afirmar que ya atiende a los que, al inicio del sexe- nio, llamó “daños colaterales”. Cita una investigación del despacho Moctezuma &

“El 20 de diciembre acudí para ver qué pasaba con lo prometido y Lilia Valdez me dice que se le cayó la computadora don- de tenía toda la información y la perdió, ¡y otra vez a recabarla! La traje en enero, y no pasó nada. Entre febrero y marzo molesta- ron otra vez a las señoras, haciéndolas ir a Morelia, para pedirles otra vez la informa- ción. Esa vez iba la subprocuradora Patri- cia Bugarín y, otra vez, a pedirles que rela- ten su historia y removerles la herida. A la fecha no ha habido nada. Están muy tris- tes y muy desgastadas, Províctima ni vol- vió”, señala decepcionada. Una historia similar es la que relatan dos mujeres, esposa y madre de miembros del grupo de 22 jornaleros de San Luis de la Paz desaparecidos el 21 de marzo de 2011, en Coahuila. Relatan que en una reunión a la que las funcionarias convocaron para ofrecerles diversos cursos –en otros luga- res ofrecen carpintería o cría de ganado–, algunas del grupo comenzaron a reclamar porque lo que querían era justicia, ya que la PGR nunca les había dejado conocer su expediente. “Ella (Valdez) nos gritoneó fuerte: ‘Mi- ren, señoras, si alguien hizo algo por us- tedes fue el presidente Calderón y mejor pónganse a trabajar, pónganse a hacer al-

go, porque ellos ya no van a regresar’. Nos quedamos calladas”, relata Ramírez, ma- dre del joven Alejandro Castillo, desapa- recido de 18 años. Valdez llamó a la PGR frente a las se- ñoras para solicitar –según les dijo– que al- guien acudiera a explicarles los avances en los casos, pero personal de la Subprocura- duría de Investigación Especializada en De- lincuencia Organizada (SIEDO) les informó que en realidad llamó para pedir policías, argumentando que la tenían secuestrada. “No sabemos por qué dijo eso. El 20 de junio estuvimos esperando y ya nunca lle- garon. No nos explicamos por qué. Ahí es donde empezamos a perder más la con- fianza y pues nos promete ayudarnos y pues no nos ha ayudado en nada. Entonces no sé para qué existe Províctima. La mera mera que se llama Irene (Herrerías) que- dó de hacernos una reunión y hasta ahori- ta estamos esperando”, explica una de las mujeres que ahora es cabeza de una fami- lia con cuatro hijos pequeños. Según el informe Desaparición forzada también es tortura, suscrito por nueve or- ganizaciones de derechos humanos y pre- sentado ante el Comité contra la Tortura (CAT), algunos de los defectos de origen de la procuraduría social son: “(no tiene) fa- cultades para investigar, ni para coadyu- var en la investigación del delito (…) no otorga derechos a las víctimas, por lo que hace difícil su exigibilidad; su competen-

Calderón y su “encuesta fantasma”

lo que hace difícil su exigibilidad; su competen- Calderón y su “encuesta fantasma” 1865 / 29

LA GUERRA DE CALDERÓN

cia es únicamente para víctimas del fuero federal, no atiende a las del fuero local ni tiene competencia explícita para atender a víctimas de violaciones de los derechos humanos (…) la atención no se realiza desde un enfoque de derechos. No tiene un programa especial para víctimas sino que utiliza los programas con que cuen- tan las dependencias y a través de ellos trata de brindar apoyo”.

Sin presupuesto

Ana Lorena Delgadillo, presidenta de Fun- dación para la Justicia, señala en entrevis- ta: “Hemos acompañado a las familias de San Luis de la Paz y de Michoacán a lle- nar sus fichas de estudios socioeconómi- cos y papelería y no han hecho nada. El gran problema es que están acomodan- do programas de pobres para víctimas, no entienden que requieren apoyo especiali- zado, agarran un cachito de Oportunida- des, otro de Sagarpa, otros de la SEP, con las mismas reglas para todos, y sin pensar que las familias están enfermas, que las mujeres no sólo tienen que encargarse de la manutención de todos sus chiquillos si- no también de la búsqueda”. Por su parte, Araceli Rodríguez, una de las líderes visibles del Movimiento por la Paz y madre de Luis Ángel, un policía fede- ral desaparecido en Michoacán, narra que su experiencia y la de los casos que ella y otras compañeras han acompañado ha si- do diametralmente distinta. “A mí me han brindado apoyo al 100%, en cuanto a papelería jurídica, gestiones ante instituciones o apoyo que he pedido para personas hospitalizadas o que nece- sitan cita urgente en el Seguro Social y en el caso de una joven desaparecida que lo- calizaron. Si no hacen más la culpa no es

de Províctima, sino del gobierno que no le dio presupuesto.” Aunque la Ley General de Víctimas, aprobada en abril por unanimidad en am- bas cámaras, no considera la superviven- cia de Províctima y plantea la creación de otro sistema de atención, Rodríguez opi- na que no importan si se mantiene o se crea otra instancia si trata dignamente a las víctimas y resarce daños. La controvertida ley fue diseñada duran- te nueve meses por expertos de la UNAM, del Instituto Nacional de Ciencias Penales y del movimiento, junto a legisladores. Esta plantea una reingeniería al sistema de justi- cia y apoyos monetarios, indemnizaciones de hasta 1 millón de pesos y servicios es- pecializados para víctimas de la delincuen- cia, de la delincuencia organizada o de fun- cionarios públicos. El 1 de julio, dos meses después de haber sido aprobada, el Poder Ejecutivo señaló que no debía ser aprobada porque no especifica las obligaciones de los gobiernos estatales y municipales hacia las víctimas, y porque se desconoce lo que cos- taría. Por esta discusión inició una contro- versia constitucional.

Justificación

En entrevista, la procuradora Sara Irene Herrerías manifiesta que un error de la ley aprobada es que desaparece Províctima, con lo que volverá la revictimización, ya que la gente tendría que acudir a distintas ventanillas para cualquier trámite. Entre los logros que menciona está el hallazgo de 79 personas consideradas desaparecidas, de las cuáles 17 fueron en- contradas sin vida. Lo consiguió la Subpro- curaduría para Desaparecidos haciendo lo que el Ministerio Público no hace (o su- giriéndole lo que debe hacer): mandando

Herrerías. Sólo buenas intenciones Miguel Dimayuga
Herrerías. Sólo buenas intenciones
Miguel Dimayuga

oficios a hospitales, reclusorios, morgues;

buscando en redes sociales o internet; si- guiendo las pistas que las familias aportan

y suplican que se investiguen. Otro de los avances que indica es que

creó un protocolo para todas las procura- durías, que indica los pasos a seguir los tres primeros meses de una desaparición

y cómo rastrear pistas. Sin embargo, no

tiene facultades para obligar a los estados

a cumplirla. Aunque una de las promesas inicia-

les de la dependencia fue crear un registro nacional de desaparecidos, eso lo asumió el Sistema Nacional de Seguridad Pública. Por ahora están por comenzar un registro de huérfanos de la violencia. Al preguntársele por qué los progra- mas que ofrecen son remiendos hechos para gente pobre, dice: “no dudo que no tengamos errores”. Plantea que sí se ne- cesitan fondos y políticas diseñadas para víctimas.

Y añade que mientras los MP se dedi-

can a buscar a los culpables de los delitos,

Províctima ve por los ofendidos. Lo que omite es que la ley en disputa plantea en su esquema la creación de una dependen- cia –equivalente al MP– de abogados victi- males, y todo un sistema integral de aten- ción, apoyo monetario e indemnización de hasta 1 millón de pesos. La funcionaria menciona que 80% de la gente atendida no tiene acompañamiento jurídico, y a lo mucho 20% integra alguna organización. Dice que estos últimos son los más renuentes a recibir terapia, llegan con “discursos hechos” y no siempre quie-

ren recibir atención individual. Sobre esto dijo: “somos abogados de las víctimas, no abogados de los abogados”. Ahora que se discute el futuro de la ley entrampada, y que la Secretaría de Gober- nación pide un rediseño y el Movimiento por la Paz exige su publicación inmediata, Herrerías señaló que la figura que quede requerirá fondos especiales. “Se podría perder toda la atención a toda la gente. No es por defender intere- ses políticos o de ningún tipo. Espero que el 1 de diciembre, quien llegue encuentre una procuraduría con ese fondo (econó- mico) que se necesita. Porque esa gente, más la de pobreza extrema, necesita apo- yo para el primer empleo, para proyectos productivos, para sus medicinas.”

El 24 de julio, la Suprema Corte de Jus-

ticia de la Nación admitió la controversia constitucional promovida por el Ejecuti- vo que congela la Ley General de Víctimas hasta que resuelva quién tiene la razón, si el Legislativo, que le exige promulgarla, o éste, que argumenta que son válidas sus observaciones para ser devuelta a comi- siones para ser modificada. Mientras no se resuelva, las víctimas siguen al garete de su propio destino.

34 1865 / 29 DE JULIO DE 2012

modificada. Mientras no se resuelva, las víctimas siguen al garete de su propio destino. 34 1865

Una familia

desbaratada

en tres días

Entre el domingo 17 y el martes 19 del pasado junio la familia Porras González vio cómo asesinaban a dos de sus integrantes y cómo la mafia se quedaba con to- dos sus negocios y casas en Villa Ahumada, uno de los últimos reductos de La Línea, el grupo de sicarios del Cártel de Juárez. Después de las ejecuciones vinieron amenazas de muerte contra los familiares restantes. Desde Texas, donde esperan que se les dé asilo, los Porras cuentan a Proceso su tragedia, de la que hacen responsables a los gobiernos federal y de Chihuahua. Lo peor es que hasta el momento no tienen una idea clara de por qué se desató la ira contra ellos.

PATRICIA DÁVILA

AN ANTONIO, TEXAS.- “No es-

tamos preparados. No hay ma- nera de auxiliarlos. En 10 minu- tos se van. ¡Prepárense!”, dijo César Augusto Peniche Espe- jel, delegado de la Procuradu-

ría General de la República (PGR) en Ciu-

dad Juárez una vez que la procuradora Marisela Morales le dio el visto bueno al operativo en el que policías federales, es- tatales y municipales acordonaron calles y avenidas por las que un convoy escol- tó los cuatro vehículos donde viajaban 20 integrantes de la familia Porras González, amenazada de muerte por La Línea. La caravana llegó al lado mexicano del Puente Internacional Santa Fe. A partir de ahí la familia Porras siguió sola su cami-

no al lado estadunidense, a El Paso

y lle-

gó directamente con los agentes de migra- ción a solicitar asilo político.

S

Hoy los Porras viven en San Antonio, ayudados por algunos vecinos de esta ciu- dad y en espera de que se resuelva su pe- tición de asilo. La familia Porras es oriunda de Villa Ahumada, municipio considerado por el gobierno de Estados Unidos como uno de los pocos reductos que conserva en Chi- huahua La Línea, el grupo de sicarios del Cártel de Juárez. El control de Villa Ahumada lo tiene Jesús Salas Aguayo, El Chuyín, de 35 años, a quien las autoridades estadunidenses acusan de ordenar el asesinato –el 15 de mayo de 2009– de José Daniel González Galeana, exmiembro del grupo armado, quien vivía en El Paso y era testigo prote- gido del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). Según el ICE, El Chuyín desconfió de González Galeana y le atribuyó la deten- ción –el 13 de mayo de 2008– de su pai- sano Pedro Sánchez Arras, El Tigre, quien con Vicente Carrillo Fuentes como diri-

gente era el tercero al mando del cártel. Villa Ahumada es famosa por ser la tierra que albergó a jefes del Cártel de Juárez como Rafael Muñoz Talavera, líder de la organización junto a Rafael Aguilar Guajardo y Amado Carrillo Fuentes. Des- pués emergió El Tigre y tras su detención, Salas Aguayo asumió el mando, inclu- so después de que inexplicablemente de- jara de mencionarse a Juan Pablo Ledez- ma, El JL, y de que fueran detenidos capos de la organización juarense, como Gonza- lo García García, El Chalo; José Rodolfo Es- cajeda, El Rikín y Antonio Acosta Hernán- dez, El Diego. Según el ICE, El Chuyín se convirtió en- tonces en el hombre fuerte de La Línea pa- ra la región de Villa Ahumada, Buenaven- tura, Galeana, Constitución, Flores Magón, Juárez y Chihuahua, donde controla a los entre 300 y 400 criminales que se encar- gan de la venta de mariguana y cocaína al menudeo y los secuestros, asesinatos y extorsiones, y que han acabado con fami- lias completas. En esta zona comenzó la trágica histo- ria de la familia Porras González.

La primera ejecución

“El pasado domingo 17 de junio me ha- bló por teléfono mi sobrino Carlos; me di- jo que al parecer su papá, Rodolfo, había

36 36

1865 / 29 DE JULIO DE 2012

bló por teléfono mi sobrino Carlos; me di- jo que al parecer su papá, Rodolfo, había

Jacqueline Armendariz Reynolds

ESTADOS /

CHIHUAHUA

Ana María Porras. Cabeza de un clan roto

tenido un accidente o lo habían matado. De inmediato fui por él para ir a la Policía Municipal. Ahí un agente nos dijo que sí estaba muerto, que acudiéramos a la po- licía de El Valle, donde una oficial nos in- formó que lo habían ejecutado, que fue- ra a Le Barón con la Policía Estatal. En este lugar me dijeron que les reportaron una volcadura y que hasta el día siguiente nos entregarían el cuerpo, luego de que se le practicara la autopsia. Una hora después el mismo agente me habló para que fue- ra por mi hermano; frente a mí llenaron el certificado de la necropsia”, cuenta Jor- ge Porras, hermano del asesinado Rodolfo. Y sigue: “Mientras trasladábamos a mi hermano, en el trayecto de 160 kilómetros de El Valle a Villa Ahumada varias trocas se nos atravesaron, iban hombres que nos intimidaban con sus armas. Por fin llega- mos al pueblo y el lunes (18 de junio) se- pultamos a Rodolfo. Les dije a mis herma- nos y sobrinos que el martes fuéramos a trabajar normalmente. Mis sobrinos se le- vantaron a abrir los negocios, yo me que- dé dormido. De pronto suena el teléfono:

era mi sobrino César, otro hijo de Rodolfo. “Escuché que me dijo: ‘Al parecer ma- taron a mi hermano Jaime en el panteón’. No lo creía. Si ya era una pesadilla ahora vivíamos el horror.” Al salir de su casa Jorge encontró a su mamá, Ana, y a su hermana; les dijo lo que

había pasado con Jaime. Fueron al pan- teón a buscar el cuerpo. Lo encontraron ti- rado sobre el montículo de tierra que cu- bría la tumba de Rodolfo, la cual había ido

a regar temprano. “Era un inocente de 18 años. No le ha- cía daño a nadie. Me dio coraje. Me quité la playera y lo cubrí. No permití que mi ma- dre y mi hermana se acercaran, las regresé

a la camioneta, les dije que fuéramos a la

Policía Ministerial para que levantaran el cuerpo. A la salida del cementerio mi cu- ñada, mamá de Jaime, iba entrando. Des- pués nos enteramos de que se topó con dos sicarios. Los enfrentó, les pidió que le regresaran a su hijo. ‘Nosotros no fuimos. Sáquese de aquí, vieja perra’, le contesta- ron”, recuerda Jorge. La Ministerial se negó a hacer el levan- tamiento del cuerpo de Jaime. Interviene Héctor Porras, hermano mayor del asesinado Rodolfo: “Jorge dis- cutió con los agentes, aunque (su actitud) era de esperarse porque sabemos que en Villa Ahumada están involucrados con La Línea. Una de mis cuñadas fue con los po- licías federales destacamentados en el pueblo, pero tampoco le hicieron caso. En-

tonces, en un Oxxo Jorge se topó con otras patrullas de federales asignados a la co- lonia Le Barón, en Galeana, las cuales ca- sualmente pasaban por el municipio. A ellos les contó lo que pasaba”.

En Villa Ahumada los Porras son pro- pietarios de algunos negocios: tres creme- rías, una tienda de zapatos y ropa, un ex- pendio de cerveza, un lavado de autos y una aseguradora. Mientras Jorge trataba de convencer a los federales, los sicarios empezaron a saquear todos esos nego- cios. Finalmente los federales aceptaron

ayudar, pidieron que la familia se reuniera en el rancho de Rodolfo, el hermano ase- sinado, mientras ellos esperaban a las pa- trullas de relevo. En el rancho, César, hijo de Rodolfo, recibió en el celular amenazas de los cri- minales: “La primera entró el 19 de junio

a las 13:30 horas, después de matar a mi

hermano. Dijeron que seguía yo, que me largara del pueblo; en otro, que seguía yo y

toda mi familia; en uno más que me larga-

ra o me abriera del pueblo. A lo cinco mi- nutos le llega otro mensaje a mi tío Jorge, le decían que la siguiente era su mamá,

o sea mi abuela Ana María. Ella tiene 67

años. Mi papá, Rodolfo, cumplía 50 el 22 de julio”, cuenta. Cuando los sicarios se dieron cuenta de que tres unidades de federales estaban en

el rancho, hablaron: “‘Díganles a esos jotos

que se vayan porque si no, se pondrá peor. Los agentes no podían resguardarnos mu- cho tiempo y pidieron que saliéramos rá- pido del pueblo. Tenían miedo de que se reagrupara el grupo delictivo y que nos mataran a todos al mismo tiempo. Antes solicitaron apoyo a Ciudad Juárez. Cuaren- ta minutos después llegaron dos unidades. Una hora después de que los encontramos en el Oxxo íbamos rumbo a Juárez sólo con

lo que traíamos puesto. Eran las tres de la tarde”, narra Héctor. Trataron de localizar a los militares para que los auxiliaran, ya que los federa- les también tenían miedo. Marcaron al te- léfono de emergencia de la Secretaría de

la Defensa en la Ciudad de México; ahí les

dieron los números de la V Zona Militar, pero nadie contestó. Para entonces, además de los negocios los sicarios también se habían adueñado de las siete casas de la familia Porras. “Cuando llegó el apoyo de los federales de Ciudad Juárez un comandante me dijo:

‘Yo te pongo a tu familia en Juárez. Te lo

juro. Dime dónde te dejo’. Le pedí que nos escoltaran hasta el puente internacional

o a la V Zona Militar, donde estuviéramos

más seguros. Doce adultos y ocho niños viajamos en cuatro de nuestros vehícu- los. Dejamos el pueblo. Dejamos a Jaime tirado en el panteón. Se quedaron nues- tras pertenencias. Íbamos sin dinero, sin papeles, sin nada. Finalmente nos dejan en la PGR”, señala Jorge. En la delegación de la PGR sólo le per- mitieron la entrada a Jorge. Lo recibió una agente del Ministerio Público que levantó la denuncia. Afuera, temerosa, la familia

agente del Ministerio Público que levantó la denuncia. Afuera, temerosa, la familia 1865 / 29 DE

1865 / 29 DE JULIO DE 2012

37 37

agente del Ministerio Público que levantó la denuncia. Afuera, temerosa, la familia 1865 / 29 DE

Jacqueline Armendariz Reynolds

ESTADOS / CHIHUAHUA

pedía protección y que los dejaran pasar:

con un sacerdote defensor de los derechos

“Bajo esa presión fue que el delegado

Sin motivos claros

cartamos. En Villa Ahumada gobierna el

riente de la esposa del actual alcalde, Fer-

“Aceptan darnos seguridad. Nos hos- pedan ahí mismo. Dormíamos en el piso de una oficina en reparación. Teníamos una cobija por persona. En el día nos sa- caban a un jardín, nos sentábamos en el zacate, ahí comíamos. La PGR nos propor-

humanos de la ONG Paso del Norte, quien junto con un oficio dirigido al delegado envió patrullas a resguardarlos:

decidió apoyarnos. El sábado 23 nos dijo que cerrarían la avenida Lincoln y todas

PRI, en la administración pasada estuvo el PAN y siempre han estado bajo el mando de La Línea. Sólo que ahora El Chuyín es pa-

nando Vázquez –contesta Héctor Porras. Agrega: “Sabemos quién los mató pero

cionaba los alimentos, en otras ocasiones

sus arterias para que llegáramos al puen-

no

sabemos por qué. Hay quien dice que

el

gobierno del estado”, cuenta Jorge.

te. Salimos a las 12 del día. Nos apuró. Di-

fue

porque él dijo ‘¡qué bueno!’ al enterar-

–¿Vieron al delegado de la PGR, Peni- che Espejel, en algún momento? –Al siguiente día de nuestra llegada platicó con nosotros. Nos dijo que la pro- curaduría no estaba preparada para situa- ciones como la nuestra. Que nunca había tenido un caso así y que no había manera

hacerse cargo de este tipo de casos. En vis-

jo que tenía miedo y que no quería que se enterara más gente de que nos iban a sa- car”, recuerda. Agrega Alejandro: “Nos dijo: ‘No los po- demos escoltar hasta el puente porque se vería muy mal que nosotros los entregue- mos a Estados Unidos, pero vamos a armar

se de que un hermano de El Chuyín se sui- cidó; otros piensan que se negó a pagar al- guna extorsión”. En el expediente del caso que está en la delegación de la PGR en Ciudad Juárez se señala que a Jaime lo mataron dos hom- bres –apodados La Roberta y El Pacman– por-

de auxiliarnos –responde Alejandro, otro de los hermanos de Rodolfo. Sigue: “Con él hablábamos de cómo nos iba a resguardar y sobre lo que nos podía

un operativo de seguridad y por donde uste- des pasen no se va a infiltrar nadie’”.

que alguien de la familia Porras atribuyó la muerte de Rodolfo a una persona llamada Adrián Barrón. Aparentemente Adrián Ba- rrón es un integrante de La Línea. Incluso

a

Rodolfo a una fiesta en el ejido Constitu-

dad en este caso. Son responsables directos

ofrecer el gobierno federal. Nos dijo que la única opción era un albergue en la Ciudad

Antes de partir Jorge le reclamó al delega-

la noche antes de su muerte Barrón invitó

de México, pero que era una auténtica pri- sión, que no saldríamos para nada. Que el gobierno federal no tenía capacidad para

ta de eso le pedimos que nos trasladaran

do: “Perdimos todo de la noche a la maña- na y los sicarios, como si nada, se pasean por el pueblo en el vehículo de mi herma- no Rodolfo. No dejo de preguntarme por qué siguen libres. Pienso en la forma en

ción, donde fue ejecutado. “Pido al presidente de la República, Feli- pe Calderón, y al gobernador de Chihuahua, César Duarte, que asuman su responsabili-

al

puente internacional para pedir asilo. Se

que nos sacaron, en que venden nuestras

o

indirectos de lo que está pasando en Villa

negó. Sin embargo una trabajadora social

pertenencias descaradamente. ¿Qué pa-

Ahumada porque la impunidad es parte de

y

la MP que nos atendió al llegar nos die-

sa? ¿Por qué no les hacen nada? Me res-

la

ineficiencia del gobierno. Nuestra familia

ron una tarjeta con el número del aboga-

pondió: ‘Deja atrás todo eso. Confórmense

no

es la única que ha salido huyendo des-

do Carlos Spector, de El Paso. Dijeron que él

con estar juntos y tener seguridad’. Fue la

pués de que le asesinaron a sus seres queri-

nos ayudaría”.

última vez que lo vimos”.

dos: también están los Muñoz y los Marru-

–Al licenciado Peniche lo veíamos to- dos los días y a diario nos decía lo mismo:

–¿Por qué mataron a Rodolfo y a su hi- jo Jaime? ¿Por qué los persiguen?

fo”,

finaliza Héctor. Doña Ana María, la matriarca de la fa-

que no se podía hacer nada, que él no de-

Interviene el abogado Spector, quien

milia, platica a Proceso que dejó todo: la ca-

 

cidía

Hubo un momento en el que nos

los auxilia en el trámite de asilo: “Esta es

sa que siete años atrás le heredó su esposo

dijo que hiciéramos lo que quisiéramos,

nía conocimiento de nuestro caso y que

una familia panista. Héctor ha sido regidor

y

sobre todo sus muertos. “Ha sido tremen-

que para ellos era imposible trasladarnos. El sábado 23 de junio nos comentó que la procuradora Marisela Morales Ibáñez te-

en Villa Ahumada, fue secretario de Acción Electoral del PAN, secretario general, presi- dente del Comité Municipal, lo mismo que su hermano Rodolfo. El caso de la familia

do. Nunca tendré tranquilidad. Cuando re- cibimos los mensajes con las amenazas de

muerte les dije a todos: ‘¡Vámonos! ¡Vámo- nos!’ Ya me asesinaron a dos, no quiero que

incluso el lunes 25 iría a platicar con no-

Porras es inédito porque en esta ocasión se

me

maten a nadie más. Estaba aterrada.

sotros. No tenía caso esperarla. No podía- mos más. Le exigimos que nos trasladara

conjuga la persecución política con el nar- cotráfico”.

“Mi nieto Jaime se quedó en el panteón, tirado. Por el miedo que teníamos lo de-

al

puente –agrega César.

La familia hizo llamadas a los medios

–¿Pertenecer al PAN fue un factor para que los persiguieran?

jamos ahí, como si no tuviera a nadie. Lo abandonamos. Sé que el sacerdote del pue-

para denunciar su caso.También hablaron

–No lo afirmamos pero tampoco lo des-

blo

lo sepultó, se lo agradezco de corazón,

38 38

1865 / 29 DE JULIO DE 2012

Los Porras. Exilio en San Antonio

con el alma. Ayer quemaron el rancho de

mi

hijo Rodolfo. Todo está desmantelado.

En

el pueblo todos viven aterrorizados, yo

no

sentía miedo porque mi esposo ense-

ñó

a trabajar a mis hijos, que comenzaran

desde abajo para que nunca se involucra-

ran en cosas malas. Así lo hicieron. Y mire,

¿de qué valió? Las cosas materiales son lo de menos, pero mis hijos muertos…”

Doña María narra el suplicio en el que se convirtió el trayecto de Villa Ahumada a Juárez cuando eran escoltados por los fe- derales: “Fue tremendo. La esposa de mi hijo Rodolfo, mamá de Jaime, se desmaya-

ba una y otra vez. Era terrible perder a su

hijo, pero dejarlo tirado en el panteón, en esas condiciones, sin darle sepultura, es

algo con lo que no se vive. Una madre no lo soporta. Es demasiado el dolor”.

esas condiciones, sin darle sepultura, es algo con lo que no se vive. Una madre no
esas condiciones, sin darle sepultura, es algo con lo que no se vive. Una madre no

Cursos

en Los Pinos hasta de

“masculinidad”

La capacitación de personal es cosa corriente en la admi- nistración pública y no tendría por qué ser cuestionada si no implicara dispendio y sinsentido. Por ejemplo, la Presiden- cia de la República tiene un programa llamado Formación Continua, cuya peculiaridad es el derroche de recursos a como dé lugar: los cursos que prevé no sólo resultan escan- dalosamente costosos, sino suenan absurdos, como los de “masculinidad” y cocina, los de manejo o los que enseñan a contestar teléfonos.

ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA

C omo parte de su programa For- mación Continua, el gobierno de Felipe Calderón ha impartido en la Presidencia de la República cursos de “masculinidad”, com- prensión de textos, cocina y nu-

merosos talleres de liderazgo, antiestrés y autoestima. La lista abarca hasta clases pa- ra contestar el teléfono, de ortografía o de preparación para aprobar el bachillerato. Si bien al gobierno calderonista lo ca- racteriza su obsesión por la guerra anti- narco, sólo hubo un diplomado del tema:

Inteligencia para la seguridad nacional, impartido en 2007 por el Instituto Nacio- nal de Administración Pública a un costo de 42 mil pesos y que tomaron sólo dos personas. Eso sí, a unos 60 empleados se les die- ron dos talleres: uno para evitar el consumo de drogas y otro sobre adicciones. El prime- ro, gratis. El segundo costó 4 mil pesos, aun-

que fue organizado por personal del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep). Entre 2007 y 2011 la Presidencia con- vocó a su personal a 206 cursos de capaci- tación por algunos de los cuales llegó a pa- gar cientos de miles de pesos. Unos fueron para mejorar la presentación de las secre- tarias, enseñar a manejar o para utilizar el programa Office de Microsoft. De acuerdo con una serie de datos en- tregados a un particular en respuesta a una solicitud de acceso a la información, las ca- pacitaciones contratadas por la oficina del presidente incluyen también clases de car- pintería, aplicación de pastas y pinturas y hasta mecánica automotriz. Se incluye el nombre del curso, el semestre en el que se impartió, el área o disciplina de conocimien- to y el tema, el número de contrato, el im- porte de pago, el nombre de los profesores, el proveedor y el número de participantes.

Con lo anterior es posible identificar contratos peculiares, como los tres firma- dos con un proveedor llamado Christopher Martin Bolton Morgan, autor del libro El ne- gocio del ejercicio y exdirector del spa del ho- tel Royal Pedregal de la Ciudad de México. Conforme al contrato AD-006-08, en 2008 Bolton dio clases de inglés durante 63 horas a una persona y cobró 28 mil 980 pesos. En 2009 impartió el curso Análisis y traducción de textos políticos internacio- nales a cuatro personas, por un monto de 154 mil 215 pesos y con una duración de 40 horas (contratos AD-020-09 y AD-069-09). El mismo curso lo impartió en 2010 (contrato AD-004-10) a una persona a un costo de 69 mil 596 pesos.

Autoestima

El 28 de septiembre de 2011 Calderón acu- dió a la Cumbre de la Comunicación, en

Miguel Dimayuga

Miguel Dimayuga PRESIDENCIA el Centro Banamex de la Ciudad de Méxi- co. Ahí dio una visión

PRESIDENCIA

el Centro Banamex de la Ciudad de Méxi- co. Ahí dio una visión del país: el proble- ma de México es de “autoestima”. Y pa- ra resolverlo, dijo, se necesita una actitud positiva. Ahí estaban el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens; el director de Banorte, Guillermo Ortiz, y naturalmente sus anfitriones, la cúpula de la industria de la radio y la televisión. “Si la persona o la sociedad, el país, los líderes, como son ustedes, no asumen o no asumimos una actitud positiva y construc- tiva ante los problemas, es muy difícil que resolvamos los problemas. Yo no digo que eso garantice que se resuelvan. Lo que sí

garantiza que no se resuelvan es no tener el ánimo, la actitud, la visión, el coraje de poderlos resolver”, sentenció. Conforme a la lista de cursos y talleres, los temas de autoestima, manejo de estrés

y de crisis, integración de equipos, motiva-

ción y adaptación al cambio fueron cons-

tantes en la Presidencia. Sólo en el tercer tri- mestre de 2011, cuando Calderón consideró que México tiene un problema de autoesti- ma, se contrataron cuatro programas:

La Universidad La Salle (Ulsa) impartió tres cursos a 44 mil 80 pesos cada uno. Se trata de Integración de equipos efectivos, impartido a cuatro personas; Enfrentar el estrés en situaciones de cambio, dirigido

a siete personas, y Creatividad en la solu-

ción de problemas, con 18 usuarios (Con- trato AD-033-11). En total la Presidencia contrató entre 2007 y 2011 cerca de 30 cursos relaciona- dos con temas de superación personal y trabajo en equipo, en los cuales gastó 3 millones 394 mil 961 pesos, casi la cuarta parte del presupuesto destinado a su pro- grama Formación Continua que en ese pe- riodo fue de 11 millones 151 mil 481 pesos. Entre los proveedores de esos servi- cios destaca la empresa Psicología Inte- gral y Capacitación S.C., una razón social sobre la que no hay referencias ni sitio ofi- cial en internet pero que pudo facturar a la Presidencia 1 millón 575 mil 500 pesos por impartir cinco cursos en el tercer tri- mestre de 2009. Se trata de los cursos Desarrollo de ha- bilidades para el trabajo en equipo, que costó 442 mil 750 pesos; Desarrollo de ha- bilidades directivas, con un costo de 80 mil 500 pesos; Manejo de conflictos, por 442 mil 750; Habilidades para el trabajo bajo presión, por 126 mil 500 pesos, y Ha- bilidades de negociación, por 402 mil 500 pesos, amparados en la referencia con- tractual ITP-026-013-09. Otra proveedora es la motivadora Patri- cia Vidal Beolegui, egresada de la Univer- sidad Pedagógica, especializada en confe- rencias de motivación de ventas y autora

de los libros Encuéntrale sentido a tu vida, Ár-

sólo el amor endereza y

bol que crece torcido

Encuéntrale sentido a tu vida , Ár- sólo el amor endereza y bol que crece torcido

PRESIDENCIA

Esto que voy a contarles… logoterapia para ni- ños en forma de cuentos. Sus participaciones en Los Pinos en el tercer trimestre de 2010: las conferencias Motivacional laboral, por 20 mil 880 pesos, y Transformación de la cultura laboral, a 46 mil 400 pesos, misma cantidad que cobró por impartir Comunicación asertiva, pre- cisa y eficiente y Motivación proactiva y logro de metas. Pero el más jugoso de sus contratos fue el de Integración interdepar- tamental y herramientas para la obtención de resultados: 96 mil 800 pesos. Además de los anteriores, impartie- ron contenidos semejantes las universi- dades Iberoamericana (UIA), Panamerica- na (UP), La Salle y Anáhuac (UA), así como las razones sociales Cpcorp S.C., Infofinsa, OCCA, Buenas Ventas, Solpsique y los con- ferencistas Érica Rodríguez y Marco Tulio Bustamante. Frente a los 30 cursos de superación personal hay 27 que se dedicaron a políti- cas públicas, finanzas y derecho. Sin em- bargo la mayoría fueron impartidos por personal de la Secretaría de la Función Pú- blica (SFP) y otras instituciones guberna- mentales. Apenas dos particulares y tres instituciones de educación superior fue- ron contratados en estos rubros: El Cen- tro de Investigación y Docencia Económi- cas (CIDE), que cobró 800 mil pesos por un diplomado de análisis político; la UNAM, que cobró 246 mil 500 pesos por tres ta- lleres de políticas públicas y finanzas, y la UIA, con tres cursos semejantes a los im- partidos por la UNAM y que costaron 178 mil pesos.

Lenguaje y comunicación

Entre otros contenidos los que tienen que ver con liderazgo también fueron re- currentes en los primeros cinco años de gobierno de Calderón. La ya mencionada razón social Psicología Integral y Capaci- tación ofreció dos: uno sobre habilidades directivas y otro de liderazgo, por los que cobró 241 mil 500 pesos. Solpsique impartió El uso de la dele- gación y la integración de equipos y pen- samiento sistemático. Esa razón social, en seis cursos con temas parecidos, cobró 1 millón 43 mil 162 pesos en el cuarto tri- mestre de 2008. Otra experta en alta dirección es la UP, que en 2011 también impartió un curso de Gerencia y liderazgo, a un costo de 462 mil 260 pesos. El liderazgo en Los Pinos requirió tam- bién de un Entrenamiento de medios en la etapa inicial. A mediados de 2007 se le pa- garon 138 mil pesos a Clemente Cámara y Asociados para que lo impartiera a dos personas. Lo hizo en 18 horas.

Sin embargo, más allá del liderazgo, los cursos relacionados con habilidades de comunicación, comprensión de textos, lectura y redacción y los de herramientas elementales de computación ocuparon un lugar significativo en el programa de formación de Los Pinos. Se contrató, por ejemplo, a las escue-

las de inglés Berlitz e International House para impartir cursos de habilidades de co- municación. La primera cobró 112 mil 202 pesos, y la segunda, 76 mil 320. La Ulsa impartió Ortografía y redac- ción, por 42 mil 550 pesos, y Lectura y re- dacción, por 66 mil; la empresa TXT Tex- tual dio Comunicación escrita, por 125 mil

686 pesos; la UNAM cobró 75 mil por Com-

prensión de textos. La UP impartió el taller Tono humano y estilo profesional compe- tente, por 89 mil 930 pesos. En contraste, el Conalep llegó a cobrar só- lo 9 mil 750 pesos por enseñar nociones bá- sicas de redacción o redacción de informes. No sólo se pagó por enseñar a redactar, sino por hacerlo en computadora. Duran- te los cinco años que abarca el documen- to se contrataron 24 cursos –10% del total– para la enseñanza del programa Office y uno para el manejo de Windows. Entre otros, por 12 cursos de ese tipo la UNAM cobró 456 mil 898 pesos, y la em- presa Vision Training cobró por siete cur- sos iguales 254 mil 925 pesos. Por enseñar Word o Excel el Conalep cobró 5 mil pe- sos por cada uno de los cuatro cursos que impartió. El Sistema de Transporte Colectivo- Metro imparte sus cursos gratis en sus es- taciones. Y en la mayoría de los gobiernos estatales los cursos de Word y Excel son parte de los programas gratuitos de capa- citación para el trabajo. Pero en la Presidencia fue necesario tomar cursos hasta para contestar el te- léfono. Al principio, en 2007, no hubo car- go al erario. La Comisión Federal de Elec- tricidad impartió los cursos de Calidad en el servicio y el de Funciones y responsabi- lidades de representantes de la Dirección. La SFP dio el de Introducción al proceso de atención ciudadana. En 2008 la Presidencia impartió un Ta- ller de uso telefónico, también sin cargo al erario. Luego contrató a Solpsique pa-

ra impartir El trato y la atención en la rela- ción cliente proveedor interno y externo, a un costo de 109 mil 825 pesos. En 2009 la Ulsa impartió algo más am- plio: Desarrollo de competencias para asistentes ejecutivas y cobró 42 mil 550 pesos; en 2011 lo volvió a impartir pero cobró 46 mil 400. En 2010 el Tecnológico de Monterrey dio un curso igual por 70 mil

528 pesos. Ya en 2011 el Conalep no se qui-

so quedar atrás en sus tarifas y para dar

un curso de Atención al ciudadano cobró

40 mil pesos.

Zac Programas de Capacitación S.C., co- bró 62 mil 254 pesos por Atención a usua- rios y por su parte la UNAM fue contratada para impartir Capacidades técnicas espe- cificas en 2011, por 123 mil 288 pesos. Aun más. En 2008 se contrató a la con- sultora Regina Lehmann para disertar so- bre la imagen de la asistente ejecutiva, por lo que se embolsó 46 mil pesos.

Y masculinidad

En los cinco años que comprende la infor- mación se ubican dos cursos de “masculi- nidad “que, impartidos en Los Pinos, no se sabe quién los habrá tomado. Y es que aunque la respuesta a la so- licitud de información establece la canti- dad de participantes en cada acto educa- tivo, no se pudo establecer el nombre de los funcionarios favorecidos con alguno de los cursos. La cuestión de género, sin embargo, fue objeto de atención en siete ocasiones, cuatro de las cuales implicaron cargos al presupuesto. La Universidad Anáhuac fue una de las que impartió Autoestima y género, a 52 mil 339 pesos, cantidad que también co- bró por Equidad y género. Ese año el Ins- tituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) impartió dos talleres: Sensibilización de género y Uso no sexista del lenguaje, am- bos sin costo. Al Instituto Politécnico Nacional (IPN) se le contrataron dos contenidos de erra- dicación del acoso. Cobró 15 mil pesos por cada uno. Antes de eso sólo el Inmujeres había impartido un taller de Cultura de la igualdad laboral. En Los Pinos se contrataron también cursos de carpintería, pintura, mecánica

automotriz y manejo de vehículos. Uno de mecánica lo dio el Conalep por sólo 13 mil pesos; otro lo dio la UIA por 44 mil pesos. A manejar enseña el IPN en dos talleres por los que cobró 66 mil pesos. Naturalmente no son los mayores gas- tos ni los más extravagantes. A un consul- tor privado, Sol González, se le pagaron 33 mil pesos por hablar de arte. A otra, Érica Rodríguez, se le pagaron 67 mil por ense- ñar sobre cadenas de valor. A Marco Tulio Bustamante, 33 mil por enseñar a admi- nistrar el tiempo, y a Samuel Eliud López,

28 mil por enseñar cocina.

Así no sorprende que la Presidencia haya pagado 224 mil 301 pesos al Liceo Educación Global o 376 mil 756 al Colegio Nacional de Matemáticas por tres cursos para el examen de bachillerato del Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior.

el examen de bachillerato del Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior. 42 1865 /

AP photo / Jae C. Hong

AP photo / Jae C. Hong I
AP photo / Jae C. Hong I
AP photo / Jae C. Hong I

I

AP photo / Jae C. Hong I
Rafael del Río Octavio Gómez Enrique Botello
Rafael del Río Octavio Gómez Enrique Botello
Rafael del Río Octavio Gómez Enrique Botello
Rafael del Río Octavio Gómez Enrique Botello

Rafael del Río

Octavio Gómez

Enrique Botello

Rafael del Río Octavio Gómez Enrique Botello

Rafael del Río Octavio Gómez Enrique Botello
Aarón Cadena Ovalle Rafael del Río G e r m á n C a n

Aarón Cadena Ovalle

Rafael del Río

Aarón Cadena Ovalle Rafael del Río G e r m á n C a n s

Aarón Cadena Ovalle Rafael del Río G e r m á n C a n s

Germán Canseco

III III

Aarón Cadena Ovalle Rafael del Río G e r m á n C a n s

Rafael del Río

Rafael del Río BEATRIZ PEREYRA Hace siete años el Consejo Estatal para el Fomento Deportivo y

Rafael del Río BEATRIZ PEREYRA Hace siete años el Consejo Estatal para el Fomento Deportivo y

BEATRIZ PEREYRA

Hace siete años el Consejo Estatal para el Fomento Deportivo y el Apoyo a la Juventud de Jalisco (Code) contrató al entrenador de clavados Iván Bautista con la in-

tención de que en esa disciplina los atletas jalis- cienses arrasaran con las medallas en la Olimpia- da Nacional (ON). Hoy en las vitrinas del organismo brillan más de 300 medallas, 250 cosechadas en ese evento y el resto en copas del mundo y series mundiales, así

y el resto en copas del mundo y series mundiales, así como en juegos centroamericanos, pa-

como en juegos centroamericanos, pa- namericanos y olímpicos de la juventud. La mitad de los integrantes de la se- lección de clavados que participará en Londres 2012 son alumnos suyos: Ger- mán Sánchez e Iván García, plataforma in- dividual y sincronizados; Alejandra Orozco, plataforma y sincronizados; Julián Sánchez, trampolín de 3 metros individual y sincroni- zados, y Arantxa Chávez, trampolín de 3 me- tros individual. Bautista explica que la clave para entender estos resultados está en el sistema con el que los atletas trabajan en el Code, un centro donde entre- nan, comen, estudian y duermen sin tener que per-

der tiempo en el desgastante tráfico de la Ciudad de México, donde llegar a las instalaciones del Co- mité Olímpico Mexicano (COM) o salir de ellas pue- de tomar más de tres horas. El entrenador viajó a Guadalajara sin su familia, llevando de la mano a 10 chiquillos de entre ocho

y 11 años, cuyos padres se desprendieron de ellos

con lágrimas, pero con la promesa de que camina- ban hacia el éxito deportivo. Vivió con ellos en el Code, cuidó sus fiebres, alimentó sus sueños y su- frió sus arrebatos y angustias de adolescentes. En cuestión de semanas, Bautista ya había re- clutado a decenas de niños de Jalisco que se in-

tegraron a su grupo y puso en marcha un plan de trabajo para ganar no sólo en la ON, sino para con- quistar medallas olímpicas. “Son tres factores: una institución donde se fa- brican deportistas porque les damos armas para competir y ganar. Están en un centro de entrena- miento donde tienen las condiciones y un sistema

a la par de potencias como China y Rusia. Otro es

el talento de los clavadistas y la continuidad: des- de los cinco años Julián y Arantxa están conmigo.

A todos mis niños los veo como un familiar. Ellos

Ariel Gutierrez

me dan su confianza y hay que corresponder. Y las ganas de trascender: contagiamos a atletas, padres de familia y autoridades de que tenemos la ambi- ción de una medalla olímpica”, detalla el ganador del Premio Nacional del Deporte 2010.

Desde que un clavadista cumple nueve años, explica, se puede saber si tiene nivel para competir

a nivel olímpico. Al talento hay que sumarle días de

entrenamiento, de hacer miles de repeticiones en busca de la perfección y de ejecutar saltos de 9 y 10 de calificación porque el grado de dificultad de los clavados se ha incrementado. Se dice sorprendido porque cinco seleccionados olímpicos son sus alumnos, pero aclara que no es ninguna casualidad. El primer clavadista que logró calificar a Juegos Olímpicos fue Germán Sánchez en Beijing 2008 con apenas 16 años, y se hubiera dado por satisfecho si para Londres 2012 hubiera clasifi- cado uno más: Iván García, de 18 años. “Daniel Islas también fue mi atleta (pupilo de Jorge Rueda calificado en trampolín 3 metros indi- vidual y sincronizados), y Carolina Mendoza (de 15 años) estuvo aquí un año y medio (en la actualidad es alumna de Jorge Carreón, que participará en pla- taforma individual). Es un sistema que está funcio- nando y es la muestra de que se puede ganar con juveniles y hacer clavadistas que a los 14 o 15 años den frutos a nivel internacional. Es porque vieron que Germán, Paola Espinosa y Rommel Pacheco desde muy chiquitos ya estaban en Olímpicos. Ya rompimos la edad de 17 años como referente para llegar a las competencias más importantes. Nues- tros clavadistas son muy jóvenes”, refiere.

El entrenador vaticina que el equipo de clavados conseguirá como mínimo dos medallas en Londres, pero afirma que también hay posibilidades de ob- tener metales en las pruebas de sincronizados fe- menil y varonil porque las finales son directas en- tre los ochos países participantes. Por ejemplo, en plataforma femenil, la dupla Es-

pinosa-Orozco peleará una presea con las parejas de China, Australia y Malasia, pues las otras cuatro tienen un nivel más bajo. “En las individuales me- tiéndose a las finales cualquiera puede agarrar me- dalla”, sostiene. –En 3 metros sincronizados e individual no se ha definido quién tirará, además de Yahel Castillo. Hasta tres horas antes de la competencia sabremos

a quién elegirá la Federación e irremediablemente

Daniel o Julián se verán afectados ¿Es sano llegar en esas condiciones? –se le pregunta. –Nadie tiene la culpa más que el mal proceso selectivo que provoca estas situaciones muy pe- nosas. Daniel fue mi atleta 10 años, hay cariño. Sin embargo, para muchos de sus compañeros es in- justo que le quieran dar el lugar a él. (En el selecti- vo de sincronizados Islas no participó porque se le- sionó; su lugar lo tomó Sánchez y junto con Castillo

le- sionó; su lugar lo tomó Sánchez y junto con Castillo obtuvo la plaza olímpica; en

obtuvo la plaza olímpica; en individual Daniel ganó

la plaza). No señalo a nadie, pero lo que se debe ha- cer es pactar los selectivos seis meses o un año an- tes y respetarlos. “Se debió realizar un selectivo nacional entre todos los que tiran 3 metros y que todos disputaran esa plaza, no sólo Daniel y Julián. Querer solucio- narlo a estas alturas provocaría enemistades y ya no hay tiempo. Por eso me vine acá, para descen- tralizar los clavados del Distrito Federal, donde hay muchos intereses en pugna. La mitad de la selec- ción son mis muchachos y eso es lo mejor que me ha pasado entre todas las grillas y las mafias. Las cosas han caído por su propio peso.” –Usted permitió que Alejandra Orozco se fuera a entrenar con la china Ma Jin para hacer pareja con Paola y que Julián Sánchez trabaje con Jorge Rueda. ¿No teme que se queden con sus atletas? –Es una muestra de mi filosofía. Envío un men- saje de que tenemos que trabajar en equipo, en una sola selección. Alguien tenía que hacerlo por pri- mera vez. Confío en que Ma Jin y Rueda van a ha- cer lo mejor, y saben que mis atletas van a regresar conmigo. Ves a los alemanes, canadienses, ingleses todos unidos cuando compite una de sus figuras, cualquiera que sea su nivel. Con eso hasta los mis- mos jueces te dan medio punto más, te ven con res- peto y el atleta se siente protegido. A los entrenadores mexicanos, abunda el ins- tructor, les hace falta trabajar como en la escuela china, con niveles de ense- ñanza y objetivos de apren-

dizaje con un mismo sis- tema y técnica en todo el país. Desde su óptica, to-

dos ellos deberían trabajar unidos para fijar esos crite- rios (salidas, entradas, mo- vimientos técnicos) y de- terminar, de acuerdo con la edad de los clavadistas, qué van a aprender y de qué manera, así como defi- nir cuál es la mejor técnica para cada clavado. “En México cada uno trabajamos como quere- mos. Yo he estado bus- cando esa unidad, pero hay un poco de resisten- cia y es natural. A la par, debe haber una remune- ración estable. Que no di- gan que porque no tienes a la estrella no vas a ganar bien. Obvio: debe ganar mejor el entrena- dor que da los resultados, pero hay equipos atrás que ayudan a ese entrenador. Que cada uno di- ga: ‘este es mi conocimiento y lo comparto pa- ra mejorar los clavados de México’, sin pensar en que los demás se van a aprovechar de ese conocimiento.”

pa- ra mejorar los clavados de México’, sin pensar en que los demás se van a

V

pa- ra mejorar los clavados de México’, sin pensar en que los demás se van a

Germán Canseco

Germán Canseco BEATRIZ PEREYRA A Germán Sánchez el gusto por los clava- dos se le manifestó

Germán Canseco BEATRIZ PEREYRA A Germán Sánchez el gusto por los clava- dos se le manifestó

Germán Canseco BEATRIZ PEREYRA A Germán Sánchez el gusto por los clava- dos se le manifestó
Germán Canseco BEATRIZ PEREYRA A Germán Sánchez el gusto por los clava- dos se le manifestó

BEATRIZ PEREYRA

A Germán Sánchez el gusto por los clava- dos se le manifestó desde que te- nía tres años. Durante un paseo familiar en Tenacatita, bahía de

la costa del Pacífico ubicada a unos 300 kilóme- tros de esta ciudad, chapoteaba en un río cuando de pronto se subió a uno de los lavaderos de pie- dra donde las mujeres tallan la ropa y se lanzó al agua con los pies en punta perfecta. Su padre no podía creerlo. Le pidió que repitiera el salto y el chamaco lo hizo. En otra ocasión, en la alberca de la Unidad De- portiva López Mateos, Germán, entonces de seis años, le pidió a su papá que lo subiera en sus hom- bros para tirarse desde esa altura. La salvavidas se asombró cuando vio las piruetas del niño y sugirió que lo llevaran al Code (Consejo Estatal para el Fo- mento Deportivo), pues era evidente que tenía ta- lento para los clavados. A Germán le fascina la lucha libre; su afición por las maromas y los saltos mortales nació por-

Germán Canseco

que admiraba lo que hacían en el cuadrilátero esos hombres con máscaras brillantes a quienes veía en la televisión. Cuenta que no le gustaba estar en la escuela y se la pasaba llorando todo el tiempo. Su padre le prometió que si dejaba de llorar lo llevaría a ver los entrenamientos de los luchadores. “Yo me imaginaba que iba a ver al Santo, a Blue Demon o a Emilio Charles, pero fue diferente por- que los que luchan ahí no son famosos. Cuando en- tré a clavados todo se me facilitó. Dios me mandó un don que pocos tienen”, dice. Germán tenía papitis. Fue el único varón –tiene tres hermanas mayores– y desde que era bebé pa- saba mucho tiempo con su papá. “Es que fue un chiripazo. No esperábamos que naciera y, cuando llegó, mis hijas no se despegaban de la cuna. Todos lo chiqueábamos mucho, pero por ser el único varón siempre andaba con el papá y no se le quería despegar”, explica Leticia Sánchez, ma- má del deportista. Era tanto su apego al padre que el señor pasa- ba cerca de la escuela y sonaba un silbato para que el niño supiera que su papá estaba cerca. Él es un maestro de educación física que toda su vida ha da- do clases en un colegio particular. Soñaba con que su hijo fuera futbolista como él, que a finales de los setenta jugó en las reservas profesionales de la UdeG. “Pero no quiso ser futbolista. Lo llevé a los toros, y un tiempo quiso ser torero. ‘Cómpreme mi traje- cito, apá’. Y se lo compramos. Tenía su capote. Se soñaba torero. Salíamos mucho a acampar y hacía- mos actividades de rapel. Fue sorprendente verlo escalar. Aprendió muy rápido a hacer los nudos. Se iba al parque y amarraba una soga de un árbol a otro y se aventaba como tirolesa. A la casa venían los niños de la colonia a preguntar: ‘¿está el niño de las sogas?’ El canijo les cobraba un peso por hacer los nudos para que ellos se tiraran. Agarraba las so- gas de los tendederos, las amarraba a una pata de la cama y se descolgaba desde la recámara al patio. Así fue su niñez, hasta que por los clavados se tuvo que ir de la casa.” Para completar el ingreso familiar, el padre del clavadista dio clases de futbol por las tardes. Cuan- do por fin se decidió a inscribir a su hijo en clava- dos tuvo que dejar ese trabajo para llevarlo a los entrenamientos. En su casa se dejaron de hacer y de comprar cosas; se cambiaron los hábitos de ali- mentación y se hicieron sacrificios. Cuando los Sánchez llegaron al Code, las perso- nas que daban informes les preguntaron si el mu- chacho ya había practicado cuatro años de gimna- sia. Respondieron que no y que sólo deseaban que los maestros le hicieran una prueba para ver si lo aceptaban. Los dejaron pasar y llegaron a la fosa donde los entrenadores, un cubano y un mexica- no, pusieron a Germán a tirarse al agua desde la ori- lla. Le dijeron que brincara y se tocara las rodillas. Después de examinarlo como una hora, sucedió lo

rodillas. Después de examinarlo como una hora, sucedió lo improbable: fue acepta- do en el grupo

improbable: fue acepta- do en el grupo de unos 60 niños que ya iban muy avanzados, entre

ellos Iván García, con quien en Londres hará pareja en la prueba de sincronizados. “Desde que vio a los otros, vi en sus ojos un brillo que decía: ‘puedo hacer lo que ellos ha- cen’. Al principio se le hacía difícil. Gritaba de miedo cuando se tiraba de los trampolines. Mi- les de veces tuvo que ti- rarse nomás del borde- cito, hasta que unos dos años después la maes- tra Martha Lara nos dijo que querían que se fue- ra a vivir al Code; estu- diaría ahí y ya no ven- dría a dormir a la casa. Lo querían de tiempo completo entrenando. Yo quería que fuera un hombre de bien, y si el deporte lo ayudaba qué bueno, pero ser un atle- ta profesional era otra cosa. No sabíamos has- ta dónde podría llegar. ¿Cuántos pueden vi- vir de los clavados? Yo pensaba que sería muy difícil.” En Londres, Ger- mán Sánchez partici- pará en sus segundos Juegos Olímpicos. Con sólo 15 años clasificó a Beijing 2008, donde en la prue- ba de plataforma individual no pudo avanzar a la semifinal y terminó en la posición 22. Una lesión en el codo izquierdo no le permitió ejecutar sus saltos como hubiera querido. Ahora, aspira a su- bir al podio en sincronizados junto con Iván Gar- cía, prueba en la que están rankeados en el cuarto lugar del mundo. “Mis papás me han enseñado que hay que ser humildes. Sé que ahorita no soy nada. Buenos son los medallistas olímpicos y los campeones mun- diales. Cuando yo esté ahí, mis respetos, pero aho- rita voy escalando para ser como ellos. Yo antes quería ser como Rommel Pacheco. La vida da mu- chas vueltas y yo le quité la posibilidad de ir a Lon- dres. Soy muy feliz. Lo único que le pido a la vida es felicidad, y a Dios una medalla olímpica. Todos los días me levanto y le digo: ‘Dios, cuídame, dame la orientación para hacer bien mis clavados y ayúda- me a ganar una medalla’.”

le digo: ‘Dios, cuídame, dame la orientación para hacer bien mis clavados y ayúda- me a

VII

le digo: ‘Dios, cuídame, dame la orientación para hacer bien mis clavados y ayúda- me a

AFP / Rodrigo Buendía

BEATRIZ PEREYRA

os vecinos de la Unidad Habitacional Indeco, ubicada al norte de la Ciudad de México, en la delegación Gustavo A. Madero, apenas en oc- tubre pasado se enteraron de que el clavadis- ta Julián Sánchez, ganador de dos medallas en

los Juegos Panamericanos de Guadalajara, es nieto de do- ña Martha, la de la tienda de abarrotes. No lo sabían porque el muchacho, aunque vivió ahí hasta los 16 años, nunca estaba en su casa. Desde que entró a la primaria, su mamá, Beatriz Gallegos, se partía en tres para llevarlo a la escuela y a la natación, luego a los clavados, para hacerle la comida, el lunch y la maleta; se aseguraba de que Julián estuviera a tiempo en la fosa y que hiciera la tarea. “Mi suegra prácticamente lo crió cuando era bebé. Mi esposo y yo vivíamos con ella desde antes de que Julián na- ciera, y mis dos hijos le dicen mamá a la señora. Ella me di- jo que lo metiera a hacer deporte, pero nunca fue con la in- tención de que ganara medallas. Cada que va a competir, su abuelita le dice que pase a la tienda por una caja de huevos pa- ra que cuando compita le eche muchas ganas”, cuenta Gallegos. En el Centro de Actividades Acuáticas de Alto Nivel (CAAAN), Iván Bautista hacía sus pininos como entrenador cuando conoció a Julián Sánchez, que entonces tenía seis años. Le dijo a Beatriz que su hijo tenía potencial para convertirse en clavadista olímpico, y al mes el niño ya esta- ba compitiendo. Tiene pie plano, defecto que no fue corregido pero que no fue ningún obstáculo para la práctica de los clavados. “Cuando comenzó a destacar se fue con todo el equipo a entrenar al Comi- té Olímpico. Íbamos y veníamos a diario hasta allá, era muy agotador, hacía- mos más de tres horas de camino. Dormía poco, malcomía en recipientes de plástico mientras íbamos en el metro o en el coche, ahí mismo hacía la tarea

RAÚL OCHOA

u vida es una paradoja: un arrebato de la infancia lo convirtió en clavadista cuando exigió ser lanzado desde la pla- taforma de 10 metros en un intento por emular a dos de sus hermanos.

Pese a que el niño no sabía nadar, el entrena- dor de la Alberca Olímpica lo empujó a la pile- ta desde el trampolín de tres metros. A partir de entonces, a los seis años, Daniel Islas le perdió el

miedo al agua. Actualmente es el clavadista de al- to rendimiento que soñó ser; el que se aficionó a su deporte con el afán de recorrer el mundo, de co- nocer sus culturas y tradiciones. Ahora se ufana de que gracias a los clavados ha visitado práctica- mente todos los continentes. Sin embargo, hace cuatro años sintió pánico y

Sin embargo, hace cuatro años sintió pánico y llegó a pensar en el retiro para seguir

llegó a pensar en el retiro para seguir los pasos de sus dos hermanos, quienes dejaron la disciplina para dedicarse a los estudios. Daniel, ahora de 20 años, no olvida el trance: “Los clavados me empezaron a dar miedo. Fue una etapa por la que todos pasamos. Todo comenzó al reali- zar clavados nuevos y difíciles que regularmente dan temor, pero hay de mie- dos a miedos: uno es de que sí puedes y otro en el que sencillamente nada con- seguirás. El pánico por algunas evoluciones me empezó a mortificar, porque cuando te los ponen y no estás a gusto, de pronto te entra la incertidumbre”. Durante dos meses analizó la posibilidad del retiro y sus padres le dije- ron que lo apoyarían en cualquier decisión que tomara. Daniel se dijo: “Tantos años en el deporte no los voy a echar a perder con una drástica medida. Opté por continuar, y aquí sigo sin miedo, sin temores”. En su trayectoria deportiva nada ha sido fácil: en 2008 una lesión en la mu- ñeca lo alejó del selectivo de los Juegos Olímpicos de Beijing, cuando aún tira- ba clavados desde la plataforma de 10 metros. Un año después sufrió un per- cance en la Alberca Olímpica en el selectivo del Mundial de Roma:

“Perdí el control de las vueltas en el agua y me trasladaron al hospital. Era un clavado que apenas estaba practicando y terminé con una lesión de se- gundo grado en el cuello. Aun así participé en el mundial, donde terminé en el décimo lugar.”

o llegaba a dormir y se levantaba de madrugada a

terminar la tarea antes de irse a la escuela. “Así estuvo casi tres años, hasta que le dieron alojamiento. Buscamos una escuela cerca del COM

y ahí se quedó hasta que en 2005 nos hablaron del

proyecto de irse a Guadalajara. Yo no quería, pues no sabía quién cuidaría de él; era menor de edad. Todo mundo me dijo ‘no seas tonta, es lo que le gusta’. Julián me dijo: ‘mamá, piensa que voy a pro- gresar, que voy a tener un futuro’. Con lágrimas y una tristeza enorme lo dejé ir.” Beatriz cuenta que Bautista siempre le dijo que por sus facultades Julián llegaría muy lejos en los clavados, pero que como ella no entendía nada de esa disciplina creía que la engañaba. La mujer es- cuchaba que su hijo hablaba de ganar una medalla olímpica, y le contaba del grado de dificultad de sus clavados, pero ella sólo entendía que su muchacho estaba feliz y que su obligación era apoyarlo. La mañana del 19 de julio de 2011, la hija de Bea- triz la despertó con el teléfono en la mano. Le dijo que Julián le estaba llamando desde Shanghái, don- de se realizaba el campeonato mundial de natación.

“Eran como las seis de la mañana. Yo pensé:

‘pues qué pasó, si está en China’. Dije: ‘es algo ma- lo’. Me dice: ‘mamá, te hablo para decirte que gané’. Prendí la tele y estaban pasando la noticia de que había competido con Yahel y que era algo sorpren- dente porque ellos no son pareja. Él ni siquiera iba

a participar en esa competencia, pero ante la lesión

de Daniel Islas decidieron competir con muy pocas horas de entrenamiento. Fue muy grato, un orgullo muy grande, quise haberlo tenido cerca, quise llo-

orgullo muy grande, quise haberlo tenido cerca, quise llo- rar porque oía su emoción, su gusto,

rar porque oía su emoción, su gusto, la alegría por- que iría a los Juegos Olímpicos. Cuando llegó, unos vecinos le colgaron en la calle una lona que man- daron a hacer en la que le mostraron el orgullo que les hizo sentir”, recuerda Gallegos. Pero la felicidad le duró poco a Julián porque, a pesar de que con la medalla de bronce Castillo y él le pusieron su nombre a la plaza olímpica, el entre- nador de Yahel, Jorge Rueda, comenzó a pelear ese lugar para Islas. Hasta ahora la Federación Mexicana de Nata- ción no ha decidido quién será la pareja de Yahel Castillo; incluso podría tomar la decisión hasta tres horas antes de la competencia a realizarse el 1 de agosto próximo. En la prueba de trampolín de 3 metros sincro- nizados no hay eliminatorias; la final es directa y participan las mejores ocho parejas del mundo. México ocupa el tercer lugar mundial detrás de los chinos y los rusos. No se descarta que pueda obte- nerse una medalla en esa prueba. “Él me dice que está tranquilo, que por él no hay ningún problema si no es el elegido. Claro que le importa y le duele, pero lo está tomando así porque la decisión no está en sus manos. Yo no lo he visto maldecir ni decir nada malo de nadie. Él está men- talizado de que va a ganar una medalla. Para mí no importa el lugar. El simple hecho de estar en Juegos Olímpicos ya es ganancia, pero la mayoría no lo ve así y decimos ‘pobre tonto, no ganó por menso’. Yo como su mamá digo que sería lo máximo que le to- que competir, y dejo en las manos de Dios que se le cumpla su sueño a mi hijo.”

Luego de sortear 2010 con la medalla de oro de

los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Maya- güez, al año siguiente, y en el mejor momento de su carrera deportiva, sufrió otra lesión, ahora en la fi- nal de trampolín de 1 metro del Mundial de Shan- gái, que le impidió participar en sincronizados con Yahel Castillo. “Me sustituyeron y desde entonces pasaron mu- chas cosas: me sacaron de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y quedé en la incertidumbre de

lo que pueda pasar conmigo en Londres 2012.”

El 2011 ha sido su año más difícil, pues se con- jugaron algunas situaciones adversas: antes de Shangái falleció su tío. “Hubo negligencia médica (en el tratamiento del caso de su familiar) y luego me sacaron de los Juegos Panamericanos. Si ya es- taba triste en el ámbito deportivo, en mi entorno familiar me golpeó aún más el fallecimiento del tío, pero su muerte también me inspira: cada día pien- so en él y las competencias están dedicadas a él”.

Ezra Shaw

su muerte también me inspira: cada día pien- so en él y las competencias están dedicadas

su muerte también me inspira: cada día pien- so en él y las competencias están dedicadas

IX IX

su muerte también me inspira: cada día pien- so en él y las competencias están dedicadas

Enrique Botello

Enrique Botello BEATRIZ PEREYRA Un día después de que terminaron los Juegos Olímpicos de Bei- jing

Enrique Botello BEATRIZ PEREYRA Un día después de que terminaron los Juegos Olímpicos de Bei- jing

BEATRIZ PEREYRA Un día después de que terminaron los Juegos Olímpicos de Bei- jing 2008,
BEATRIZ PEREYRA
Un día después de que
terminaron los Juegos Olímpicos de Bei-
jing 2008, el gimnasta Daniel Corral co-
menzó a pensar en Londres 2012. Lo
carcomía la frustración de haber visto

por televisión las competencias en las que anhela- ba participar. Por esos días había comenzado a leer el libro Mi filosofía del triunfo, en el cual la exestrella de la NBA

Michael Jordan narra cómo su expulsión del equi- po de basquetbol de la preparatoria fue el detonan- te que lo convirtió en el mejor jugador del mundo. “Supe que jamás volvería a sentirme así de mal. No volvería a tragar esa medicina amarga ni a padecer ese vacío en el estómago”, escribió Jordan. Los Juegos Olímpicos dejaron de ser un sueño para Corral. Se convirtieron en una meta con pa-

un sueño para Corral. Se convirtieron en una meta con pa- sos concretos a seguir, sin

sos concretos a seguir, sin im- portar la edad que tuviera ni las carencias. “Me identifiqué con ese mo- mento. Incluso los primeros días, después de que en el campeonato mundial no pude calificar, no quería saber nada de Juegos Olímpicos. Mis posibilidades de ir a Beijing eran bajas, tenía 17 años, no tenía una buena prepa- ración. Fue algo muy doloroso porque sin importar la edad uno puede superar sus lími- tes. Eso me hizo decir ‘no quiero volver a sentir esto, estar sentado viendo a los otros gimnastas en un lugar donde yo quise estar’. Ese fracaso me dejó una enseñanza”, confiesa. La historia de Jordan lo acercó al autocreci- miento humano. “Es mi primer y real ídolo”, dice. Pero aclara que admira más a Jordan como perso- na que como atleta, y aprendió que no sólo hay que trabajar el músculo, sino que es necesario fortale- cer el espíritu. “Uno de mis objetivos es que la gente no só- lo me conozca como deportista, sino que me ubi- que más por ser buen ciudadano y un ser humano ejemplar. Hay un concepto erróneo del éxito. Nos dicen que la gente exitosa es la que tiene el mejor empleo, dinero, bienes materiales, y que la felici- dad está entrelazada con eso. Es falso y destruye la calidad humana.” –En el deporte el éxito está asociado a meda- llas, y cuando no se consiguen la valoración es que el atleta perdió. ¿Cómo defines el éxito en la gim- nasia, disciplina en la que los mexicanos nunca han figurado? –se le pregunta. –Yo hago esto para mí, no por satisfacer a la gente. No compito en busca de medallas para de- cir: “mira, soy una persona exitosa”. Una persona exitosa es aquella que tiene una relación de armo- nía consigo mismo y con su círculo familiar, labo- ral, de amigos, pareja, hijos, porque esas relaciones

de armo- nía consigo mismo y con su círculo familiar, labo- ral, de amigos, pareja, hijos,

Enrique Botello

son la base del equilibrio. Yo me enfoco en superar mis propias marcas. La carrera en la vida es contra uno mismo, no contra los demás. No puedo tener como referencia de éxito ganarle a otros porque en- tonces siempre sería un perdedor, siempre hay al- guien que va a ser mejor que tú en algo; luego en- tonces no puedo definir mi éxito por ganar o perder competencias. Daniel pone como ejemplo de la realidad subje- tiva o la apreciación al príncipe Mishkin, persona- je principal de la novela El Idiota, de Fiódor Dosto- yevski, que es tratado como idiota y también como sirviente por su atuendo de mendigo y su pobre- za aparente.

Corral utiliza su poco tiempo de descanso –entrena alrededor de 10 horas al día– para leer autores de textos de autoayuda, como Robin Sharman y Way- ne Dyer, materiales de los que toma notas y hace análisis que aplica todos los días, y que le ha reco- mendado la sicóloga Hetzabel Moreno, con quien ha trabajado en su preparación mental desde hace más de seis años. “Ella me dice qué debo leer, de acuerdo a cómo ve que estoy. Todo lo que me ha dado ha servido y espero convertirme en ejemplo de niños y jóvenes. Utilizaré todo lo que he aprendido para escribir un libro que pueda tener el mismo efecto que el libro de Michael Jordan tuvo en mí.” El entrenador de Daniel, Óscar Aguirre Jalil, ex- plica que el objetivo de su alumno no es sólo lle- gar a Juegos Olímpicos. “Eso es sólo un peldaño más de nuestra escalera”, puntualiza. La meta es que el gimnasta pueda estar entre los 24 finalistas del all around y que también participe en las finales de ca- ballo con arzones y barras paralelas. El atleta incluyó nuevos elementos en sus ruti- nas para incrementar sus notas de partida tanto en el all around como en los seis aparatos, que subirá de forma significativa en caballo con arzones y ba- rras paralelas. Tuvo que acondicionar su organismo para soportar las nuevas cargas de trabajo. “La gimnasia es muy complicada, pero me atre- vo a decir que si llega en plena forma física y sico- lógica estará dentro de los mejores 20 del mundo, lo cual es muy bueno porque competirán 96 gimnas- tas. La diferencia entre el uno y el 20 es nada, son ocho décimas, y si consideras que una caída te resta un punto, cualquiera puede ganar. Nuestro objetivo es dar 90 puntos en el all round, lo que nos colocaría dentro de los primeros 10 lugares. La diferencia en los gimnastas de este nivel es mínima. La gimna- sia de Daniel es de clase mundial”, detalla Aguirre. En las pruebas por aparato, el entrenador tiene previsto sumar 15 mil 300 puntos en barras para- lelas, puntuación con la que, en teoría, se ubicaría en zona de medallas, aunque por el altísimo nivel de competencia con esas mismas unidades podría descender al noveno o al décimo lugar.

unidades podría descender al noveno o al décimo lugar. “Daniel quiso hacer algo diferente para México.

“Daniel quiso hacer algo diferente para México. Estamos contentos por estar en Juegos Olímpicos, pero nuestra meta no era clasificar, sino ser prota- gonistas. Desde hace más de 10 años hemos traba- jado con ese objetivo. Nadie nos entendía cuando lo explicábamos; veíamos la euforia de entrenadores,

jueces, los chats en el mundo de la gimnasia. Todos nos decían: ‘lo lograron, lo lograron’. Cambiamos el objetivo a ir mas allá porque nos dimos cuenta de que es viable traer un muy buen resultado.” –¿Qué significa para ustedes ser protagonistas? –Estar en el podio. Es viable. No quiero que le cuelguen la medalla. No estoy diciendo que vamos

a ganar. Estar en Juegos Olímpicos ya es una dife-

rencia. Es el único gimnasta mexicano que en 20 años lo ha logrado. Desde algún punto de vista eso ya es ser protagonista, pero nosotros somos muy críticos y analíticos. Aguirre le dijo hace algunos años a Daniel que México tiene hambre de héroes que le den espe- ranza, y que por eso es muy importante el resulta- do que obtenga en Juegos Olímpicos. El atleta no se arredra: “quiero hacer que los mexicanos vean que hay esperanza”, refiere. Se molesta cuando recuer-

da que sus compañeros se descosen en halagos en las competencias internacionales y “casi se les cho- rrea la baba” cuando ven a las grandes figuras de la gimnasia mundial. “Desde chico ninguna persona me sorprendía. Algo que me molesta- ba cuando viajaba con

la selección de gimna- sia es que mis compa- ñeros veían a alguien con resultados impor- tantes y se deslumbra- ban. Al verlos como su- periores uno se hace para abajo, se está po- niendo en desnivel con

ellos. Si ellos pueden lo- grarlo, otras personas también. Admiro lo que hacen pero somos igua- les, uno entrena para eso. Yo no quiero ser co- mo nadie, como ningún gimnasta. Quiero ser diferente y escapar del grupo, de la mayoría.” Todo el equipo con

el que trabaja Daniel es-

tá integrado por mexi- canos. Gimnasta y entrenador quieren demostrar que es posible obtener buenos resultados para el país sin necesidad de echar mano de los extranje- ros: el fisiatra Hugo Meza y la sicóloga nacieron y estudiaron en Baja California. El doctor José Ramón Fernández llegó a esta ciudad porteña hace nue- ve años, y por viajar a las competencias con Daniel perdió pacientes y dinero en su consultorio.

porteña hace nue- ve años, y por viajar a las competencias con Daniel perdió pacientes y
porteña hace nue- ve años, y por viajar a las competencias con Daniel perdió pacientes y

XI

porteña hace nue- ve años, y por viajar a las competencias con Daniel perdió pacientes y
porteña hace nue- ve años, y por viajar a las competencias con Daniel perdió pacientes y

Octavio Gómez

Octavio Gómez RAÚL OCHOA l remero Patrick Alexandre Loliger es muy ahorrativo. Y se nota: todos

RAÚL OCHOA

l remero Patrick Alexandre Loliger

es muy ahorrativo. Y se nota: todos

los días llega a su lugar de entrena-

miento, el Canal de Cuemanco, en

un modesto Focus 1993. Este atleta

de 26 años rompe los esquemas de los depor- tistas actuales, proclives a los lujos y los au-

tos último modelo. Es quizá el único atleta nacional que invierte en la Bolsa Mexicana de Valo- res, y está a unos cuantos días de liqui- dar la hipoteca de una casa que adqui- rió en Puebla junto con su novia Ana Alicia Ramírez, campeona panameri- cana de remo. Compraron el inmueble con el producto de sus becas del Com- promiso Integral de México para sus Atletas (CIMA), los premios económi- cos por sus logros en los pasados Jue- gos Panamericanos de Guadalajara 2011 y las ganancias de sus inversio- nes bursátiles. Considerado el mejor remero na- cional de las últimas dos décadas, Pa- trick, quien acude a sus segundos Jue- gos Olímpicos, representa a México cuando pudo hacerlo por Suiza, donde nació su padre, gerente general de una

Jue- gos Olímpicos, representa a México cuando pudo hacerlo por Suiza, donde nació su padre, gerente
Jue- gos Olímpicos, representa a México cuando pudo hacerlo por Suiza, donde nació su padre, gerente

Reuters / Enrique Marcarian

cadena de casinos en México. En Suiza vivió sus pri- meros seis años antes que la familia se establecie- ra en la Ciudad de México. Aquí estudió en el Cole- gio Suizo y en la actualidad cursa el sexto semestre de la carrera de negocio internacional. De pequeño se aficionó a los deportes por in- fluencia familiar: a los siete años corría todos los domingos con sus padres en Chapultepec y un día llegó a completar 15 kilómetros. Jugó futbol en Sui- za desde los cuatro años. Su abuelo Louis y su tío Ernst militaron en el equipo Basel de la primera di- visión de Basilea, su ciudad natal. En 2009 Patrick visitó a sus abuelos y cuando entró a la tienda del estadio de Basel vio que los nombres de su abuelo y tío están grabados en una placa como los mejores jugadores del club. En México jugó futbol en el Club España a los siete años. A los 13 participó en la regata de exhi- bición para niños en el marco del preolímpico de Cuemanco rumbo a Sydney 2000. Aquel episodio lo marcó para siempre. Des- de entonces se ilusionó con representar a México. “Veía a los atletas nacionales que admiraba y mi sueño siempre fueron los remos de México y portar el uniforme del país. Nunca me pasó por la cabeza ni fue mi meta representar a Suiza”. El pequeño Patrick no perdió detalles de las olimpiadas de Sydney, ya fuera a través del televi- sor o por los periódicos. Sobre todo se interesó en la actuación de los remeros mexicanos, a los que ha- bía saludado en el preolímpico. “Era un orgullo pa- ra mí decir que los conocía. Vi el combate que ganó Víctor Estrada en taekwondo y me acuerdo la emo- ción tan grande que sentí. Hace poco lo conocí y le platiqué lo mismo que ahora. Fueron los primeros Juegos Olímpicos que me marcaron. “Me gusta ponerme metas. Lucho, entreno y ha- go todo por lograrlas. Desde chico busqué ser com- petitivo y quise llevar eso más allá. A partir de ahí me incliné por el remo”, dice Patrick, quien acepta que se desarrolló con gran rapidez en este depor- te. A los cuatro meses de ingresar en esta discipli- na participó en su primera competencia estatal en la que obtuvo un segundo lugar y su clasificación a la Olimpiada Infantil. Cinco meses después ganó dos primeros y un segundo lugar en la Olimpiada Infantil. “Portaba el uniforme del Distrito Federal con mucho orgullo y al verme en el podio me encantó. Me propuse seguir haciendo esto”. Su nivel fue en ascenso: a los 15 años compitió en el tradicional Royal Canadian Henley Regata, el evento más grande del continente, donde ocupó la segunda y sexta plaza en 2000. “Ahí solo pasan al podio al primer lugar y me quedé con esa espinita del segundo lugar, que a la vez me motivó para en- trenar con más ganas”. Cinco años después volvió al certamen, esta vez para quedarse con el primer lugar y subir al solitario podio. Algo similar experimentó en los Juegos Pana- mericanos de Río de Janeiro 2007:

en los Juegos Pana- mericanos de Río de Janeiro 2007: “En el torneo individual quedé en

“En el torneo individual quedé en sexto lugar

y fui cuarto en el remo de cuatro personas. Ahora

en Guadalajara terminé segundo en el individual y tercero en el de cuatro personas. Me sucedió exac- tamente lo mismo: en Brasil me quedé con espini- ta por no lograr medallas y en Guadalajara obtuve dos preseas.” Este atleta mide 1.88 metros y pesa 86 kilos. Ahora, tras su primera experiencia olímpica en Bei- jing –terminó en el lugar 15–, la chispa de Loliger

permanece inalterable: “La meta de mis primeros Juegos Olímpicos fue clasificar, pero esta vez el pro- pósito es mayor: entreno diariamente pensando en una medalla, con la presea en mente. Sé que es di- fícil, que aún me falta, que todavía no estoy dentro de los tres primeros del mundo, pero ya estoy cerca

y cualquier cosa puede pasar. Más o menos me en-

cuentro entre los 10 primeros lugares. “Lo difícil del remo, competencia que dura siete minutos, es que muchas veces se decide por centé- simas de segundos. Es algo que podría parecer que

no es así. Por lo tanto, mi primera meta es entrar

a las semifinales; es decir, dentro de los 12 prime-

ros. Y una vez ahí el siguiente objetivo será la final.” Para ello Patrick ha entrenado 13 años, y al me- nos dedica entre cinco y seis horas diarias en el ci- clo rumbo a Londres. “Las recompensas no tienen comparación con lo que sacrificas: todas las com- petencias internacio- nales, representar a

México, conocer tan- tos países y culturas

diferentes…

“Es lo que me mueve. Algún día me encantaría ganar una medalla olímpica y hacer más conocido

el remo. Por lo menos

lo he estado haciendo.

Tal vez mucha gente no ubicaba a esta dis- ciplina y gracias a los resultados que he lo- grado los niños ya me empiezan a conocer. De haber tenido la fa- ma de Ana Gabriela Guevara me hubiera gustado realizar algo por México, mi país.” La especialidad de Loliger es el scull indi-

vidual –llamado skiff–, la llamada prueba reina en el remo. El ganador se convierte en automático en

el mejor exponente del mundo.

Patrick tiene una cita en Londres el 28 de julio en los heats eliminatorios. Al día siguiente tendrá el repechaje. Las semifinales se realizarán entre el 31 de julio y el 1 de agosto. Y de avanzar, la final lo es- peraría el 3 de agosto.

se realizarán entre el 31 de julio y el 1 de agosto. Y de avanzar, la
se realizarán entre el 31 de julio y el 1 de agosto. Y de avanzar, la

XIII

se realizarán entre el 31 de julio y el 1 de agosto. Y de avanzar, la
se realizarán entre el 31 de julio y el 1 de agosto. Y de avanzar, la

Reuters / Henry Romero

Reuters / Henry Romero RAÚL OCHOA chomesina y con apenas un kilo 800 gramos de peso,
Reuters / Henry Romero RAÚL OCHOA chomesina y con apenas un kilo 800 gramos de peso,

RAÚL OCHOA

chomesina y con apenas un kilo 800 gramos de peso, Vanessa Zambotti era tan diminuta que cabía en una caja de zapatos. Y aún sobraba espacio… El neonatólogo les advirtió a los

padres que un bebé en esas condiciones tenía muy pocas probabilidades de salir adelante: “El de sie- te meses puede sobrevivir sin problemas, no así el de ocho meses”, toda vez que la experiencia pediá-

trica indica que un niño con ocho meses de gesta- ción está más propenso a problemas de lenguaje y de aprendizaje. A los ocho meses Vanessa batallaba para res- pirar porque su laringe no se había desarrollado por completo. Asistida por respiradores artificia- les duró mucho tiempo hospitalizada. “Está viva de puro milagro, gracias a Dios se logró”, dice su hermana Emma.

milagro, gracias a Dios se logró”, dice su hermana Emma. Con sus defensas disminui- das sufrió

Con sus defensas disminui- das sufrió los primeros embates de la fiebre a los seis meses de nacida. Las preocupaciones para sus padres pa- recían no tener fin, pues al cumplir un año sufrió hepatitis. Cuenta Esther, su madre, que en cuanto superó las adversidades de recién naci- da, Vanessa “creció fuerte como un roble”. En plena infancia sus largos y robustos brazos la distinguían del resto de sus compañeros del co- legio. Para entonces su gruesa complexión era mo- tivo de burla por parte de sus compañeros. Vícti- ma del bullyng, rechazada y agredida a causa de su físico, volvía a casa con semblante serio y triste. Su mamá le daba ánimos para que no le afectaran esas muestras de rechazo. Durante esos años Vanessa sólo cultivó la amis- tad de Zaira, su compañera de aula en la secunda- ria en Parral, Chihuahua. Esther dice que esa rela- ción es tan entrañable que todavía perdura, pese a que desde el año 2000 Vanessa no ha dejado de en- trenar en la Ciudad de México y su amiga permane- ce en Parral. “En la secundaria Vanessa se portaba medio se- ria porque muchas de sus compañeras la discrimi- naban. No se juntaban con ella por su aspecto de niña gordita; le hacían el feo y se sentía muy tris- te, pero nunca tiró la toalla”, dice la madre, quien se ufana de que hoy en día Vanessa sea una atleta con- sumada: “Ahora todas son sus amigas, incluso aque- llas que tanto se rieron a sus costillas por su físico.”

Reuters / Andrés Stapff

Vanessa Zambotti Barreto tiene 30 años. Mide 1.72

metros, pesa 125 kilos, viste talla extragrande y cal- za del siete y medio. Criada con machaca, tortillas de harina y papas con queso al horno, su fuerte ca- rácter lo demuestra dentro y fuera del tatami. El pa- sado 28 de junio se presentó sin uniforme a la ce- remonia de abanderamiento de la delegación que asistirá a Londres 2012, en un acto en Los Pinos con Felipe Calderón. En la víspera, la judoca descargó su ira contra el proveedor de la ropa deportiva a través de su cuenta de Twitter:

“No es posible que son mis terceros Juegos Olímpicos y Atlética siga mandándome ropa que no me queda. Me exigen que sólo porte esta mar- ca, me exigen que use la marca, pero me dan una talla M. Soy una atleta que ha representado a Méxi- co durante 10 años y no me dan ropa a mi medida.” Para completar, remató: “Y a los que intentan atacarme por mi peso les digo que lo valgo en oro, como atleta y como persona”. Pese a que el proveedor de los implementos de- portivos prometió que resolvería el problema, Va- nessa viajó la semana pasada a Europa sin la ropa oficial de la delegación mexicana. Esther comenta que su hija asistirá a su ter- cer ciclo olímpico porque cumple “con todo lo que se propone”. Un día en el hogar familiar les prometió: “voy a subirme a un avión”. Con na- turalidad, y mientras atestiguaba frente al te- levisor el triunfo de Soraya Jiménez en Sidney 2000 –la primera atleta mexicana en conquistar el podio olímpico– se propuso entonces ante sus padres, que aún dormitaban: “voy a ir a los Jue- gos Olímpicos”.

A los 10 años se inició en el deporte jugan-

do futbol soccer, y cada domingo se desempeñaba como guardameta. El voleibol y el atletismo fue- ron otros de sus pasatiempos. A esta última dis-

ciplina le dedicó mayor tiempo tan pronto llegó a la secundaria, cuando gozaba escuchando la mú- sica de Juan Gabriel, pero sobre todo el tema del momento, Querida, que su madre aún conserva en un casete.

La mamá de Vanessa comenta que el cuarto de

su hija está tal como ella lo dejó, en espera de que regrese. “Todavía le tengo reservada su recámara. Ten- go la costumbre de que siempre que preparo los ali- mentos le guardo lo que es de ella. Le gustan mucho las papas en jugo de tomate con quesito.También le guardo su ropa, sus uniformes y su traje de porte- ra… Vanessa se fue muy chica al Distrito Federal y no tuvo tiempo de disfrutar su adolescencia”, cuen- ta Esther. Cuando tenía 12 años compitió en diversos tor- neos nacionales de atletismo, en las modalidades de lanzamiento de disco, bala y martillo, entre ellos el principal certamen para deportistas locales, la Olimpiada Nacional.

certamen para deportistas locales, la Olimpiada Nacional. Un día, mientras presenciaba una competen- cia, Vanessa se

Un día, mientras presenciaba una competen- cia, Vanessa se animó: “me voy a meter al judo”,

le confío a su madre, quien la enfrió de inmediato, pues le dijo que le parecía un deporte demasiado rudo para una mujer. “Lo mejor es que tomes este dinero y te inscribas a un curso de computación”. Sin embargo, Vanessa encontró cerrado el institu- to de computación y tocó la puerta de al lado; ahí se recibían aspirantes para practicar el judo. Cursaba el sexto año de primaria cuando acu- dió a su primer Nacional en la Ciudad de México y ganó las tres medallas de bronce en disco, marti- llo y bala, cuando ya practicaba ambas disciplinas. En al atletismo obtuvo una beca de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y como pudo

asistió a la Olimpiada Nacional en atletismo

y judo; en ambas dis-

ciplinas logró meda- llas. Desde que parti- cipa en el judo, desde

los 18 años, ha ganado el campeonato nacio- nal “y nunca ha sido derrotada”, se ufana Héctor, su padre. En Ciudad Juárez especialistas de judo vieron que esta prue- ba se le daba con re- lativa facilidad, por lo que en 2000 fue invi- tada por la federación mexicana de ese de- porte para prepararse en la Ciudad de Méxi- co, donde reside hasta la fecha como atleta de alto rendimiento. Al año siguiente acaparó todos los re- conocimientos en el estado de Chihuahua: Depor- tista del Año en Ciudad Juárez, Premio Estatal del Deporte, Mejor Atleta de la Universidad de Ciudad Juárez y Deportista del Año de Parral. Aguerrida y resistente agrandó su palmarés en torneos internacionales: bronce en el Panamerica- no de Judo de Argentina 2000 –su primera compe- tencia fuera del país–; noveno lugar en los Juegos

Olímpicos de Atenas 2004 y Beijing 2008; oro en los Juegos Panamericanos de 2007 (en Río de Janeiro),

y bronce en los Juegos Panamericanos de Guada-

lajara 2011.

A Vanessa no le he pesado tanto su físico ni el bullyng que padeció durante sus años de primaria

y secundaria como las lesiones que ha tenido, al-

gunas graves “al grado de que muchas personas pensaban que la iban a retirar del deporte. Nada más que ella es muy perseverante y ha logrado su- perarlas”, relata su padre.

la iban a retirar del deporte. Nada más que ella es muy perseverante y ha logrado

XV

la iban a retirar del deporte. Nada más que ella es muy perseverante y ha logrado

Aarón Cadena Ovalle

Aarón Cadena Ovalle RAÚL OCHOA mucho con viajar por el mundo, subirme a un aero- plano,
Aarón Cadena Ovalle RAÚL OCHOA mucho con viajar por el mundo, subirme a un aero- plano,

RAÚL OCHOA

mucho con viajar por el mundo, subirme a un aero- plano, conocer y aprender cosas nuevas. Y cada vez

que escuchaba el sonido de un avión salía corrien-

me tiraba al suelo y me ponía a buscar los avio-

nes que se perdían entre las nubes. Una vez le pre-

gunté a mi madre: ¿Cómo es un avión por dentro?

decía que era como una ciudad con mucha gen-

sta es la historia de José Lino Montes, en sus propias palabras:

do,

Me

Tengo 23 años y somos seis herma- nos. Fui campesino, sembraba arroz, maíz, calabazas y cacahuates. Ahora le-

vanto pesas. Este es uno de los momentos más her- mosos de mi vida. Soy feliz porque cumplí uno de mis sueños: competir en unos Juegos Olímpicos. Recuerdo mi triste historia. No tuve infan- cia. Nací en el pueblito Tekanchen, en Yucatán, de aproximadamente mil habitantes, donde viví 15 años. Por las mañanas estudiaba y en las tardes me dedicaba a las faenas del campo. Mi madre, yucate- ca, es ama de casa, y mi padre es veracruzano. Pa- samos momentos muy difíciles, pero cuando creía- mos que no íbamos a tener de comer gracias a Dios mi papá siempre llegaba con algo de alimentos. En mi pueblito empecé a soñar, me ilusionaba

te en constante movimiento. A mis 14 años mi papá, Melquiades Montes, empezó a enseñarme cosas que todo adulto incul- ca a los hijos para sobrevivir solos. Un día fuimos al campo él, mi hermano mayor y yo. Al regresar a ca- sa nos encontramos a unos tíos de Veracruz que vi- vían en Tijuana e invitaron a mi padre a trabajar en Tijuana, y aceptó. Entonces nos fuimos al munici-

pio de Tekax, donde ahora radico. Mi papá me dijo: ‘De todos mis hijos tu eres el

más cabrón, el más inteligente, el más duro, y si al- gún día llego a faltar quiero que te hagas cargo de

mi familia y nunca dejes que nada le falte’. Mi pa-

dre se despidió de todos. Fui el único de mis her-

hagas cargo de mi familia y nunca dejes que nada le falte’. Mi pa- dre se

manos que no lloró. Un día dieron por muerto a mi papá. Me dolió, pero contuve el llanto porque antes de irse me dijo: ‘los verdade- ros hombres nunca llora- mos’. Yo estaba muy chico y había muchas cosas que aún no entendía. No me gusta hablar de es- to, pero lo voy a hacer. Me sen- tí perdido, no sabía qué hacer, ni cómo ayudar a mi familia. Empe- cé a extrañar a mi papá, lo lloré co- mo nunca en mi vida y me di cuenta que los hombres también lloran. Tres meses antes de cumplir 15 años empecé a practicar las pesas. Todo empezó cuando conocí a la familia Díaz Álvarez, dueños de una nevería en el cen- tro de Tekax. Les pedí trabajo, me ofrecieron su casa, donde viví un año. La señora daba cla- ses en la secundaria en la que yo estudiaba y to- dos los días me llevaba y me trataba como de la fa- milia. Comía bien, pero cada vez que me sentaba en torno a la mesa no dejaba de pensar en mi familia. Estaba en atletismo, pero previo a las compe- tencias intersecundarias unos maestros me dije- ron: ‘estás muy chapita pero tienes físico para las pesas te vamos a presentar al maestro William Ba- lam’. No sé qué rayos vio en mí ese profe que me puso a entrenar, y juntos nos fuimos a mi prime- ra Olimpiada Nacional, en Sonora en el 2004. Nos acompañó mi hermano mayor, quien también competía en pesas. Y llegó el día de mi cumpleaños, 18 de abril, jus- to el día del torneo. En la víspera sentí un enorme vacío. Sabía que iba a ganar. De hecho era uno de los favoritos y en el fondo quería regresar a casa, en- contrar a mi padre y decirle: mira lo que he logrado. Pero él ya no estaba. Por primera vez en mi vida me había subido a un avión y no podía creerlo. No hi- ce una buena competencia y el profesor William se puso triste porque confiaba en mí. Le preguntó a mi hermano por qué estaba mal y le respondió: ‘han pasado muchas cosas en nuestras vidas y él extra- ña a mi papá’. Regresé y me apliqué en las pesas. Se abrió un Centro de Alto Rendimiento en Mérida, el profe me envió para allá y trabajé con un entrenador búlga- ro. Empecé a ganar, y asistí a la Olimpiada Nacio- nal de 2005 con el profesor William. Le di esa enor- me satisfacción; cumplí mi promesa. Desde ahí no he perdido ninguna Olimpiada Nacional. He gana- do cinco títulos. Un día sentado en un árbol del centro me sentí muy mal porque hablaba con mi mamá y no sabía- mos nada de mi papá, hasta que unos tíos que vi- ven en Tijuana averiguaron que no estaba muerto, sino preso en Estados Unidos. Lo confundieron con

muerto, sino preso en Estados Unidos. Lo confundieron con un pollero . Me sentí feliz, creí

un pollero. Me sentí feliz, creí que mi papá iba a re-

gresar, pero lo conocía demasiado: no es de los que se dejan vencer tan fácil. Hace cuatro años que mi papá volvió a casa des- pués de ocho años de ausencia. Era necesario su re- greso, porque mis hermanos estaban creciendo

sin él. Le insistí que nos servía más acá. Se fue con

el cabello negro y volvió con canas. No me gusta-

ba verlo así. A su regreso no teníamos la gran cosa,

apenas una casita de cuatro paredes, pero para vi-

vir

tranquilos sin que nadie nos diga nada, sin que

les

griten a mis hermanos que los van a sacar a la

calle o que les recuerden que están de arrimados. Todo eso ya se había acabado. Seguí con mi preparación, con salidas a compe- tencias internacionales. Fue así como llegué hasta donde estoy. Si estoy aquí es por algo, por una ra- zón. Mi hermano terminó su carrera y tiene un tra-

bajo gracias a mi deporte y a toda mi labor, segui- mos construyendo la casa, que humildemente ahí va. Me gusta trabajar para que no digan que me dan limosnas. Todo lo que gano lo intento invertir en

mi