Está en la página 1de 3

RESEÑA DEL LIBRO “TRINIDAD MARIA ENRIQUEZ.

UNA ABOGADA EN LOS ANDES” La obra realizada por Carlos Ramos Núñez y Martín Baigorria Castillo da a conocer la vida y obra de una ilustre dama cuzqueña que ante la adversidad de un sistema controlado plenamente por varones, se abrió camino y busco con determinación su mas grande anhelo, el convertirse en jurista, y que las futuras generaciones reconocerían como la primera del Perú y de toda Hispanoamérica. Esto daría comienzo a una larga discusión acerca de la potestad de la mujer dentro de la sociedad moderna así como su situación ante el derecho. También inspiraría a muchas mujeres a trazar un camino similar de superación en el campo intelectual, hasta el momento gobernado absolutamente por el hombre. La obra consta de cuatro capítulos, los que pasare a tratar continuación. En el capitulo primero, “La audacia de una ilustrada decimonónica”, se da un vistazo a la infancia y adolescencia de la joven Trinidad Josefa María Enríquez que nació en la ciudad del Cuzco en el año 1846, pertenecía al estrato de los pequeños y medianos propietarios en la escala social cuzqueña. Siendo todavía una niña, Trinidad demostraba poseer un talento extraordinario para la lectura y en el ajedrez casi siempre salía victoriosa aun ante los más experimentados, fue ahí que según el anónimo biógrafo de “El Perú Ilustrado”, “se aseguro que debía ser”. También se resalta su viaje a Lima en la que llamo la atención de las personas por la agudeza de sus respuestas. Debido a su condición socioeconómica, Trinidad pudo tener una educación de nivel que contrastaba directamente con la situación en la que se encontraban las demás jóvenes cuzqueñas que no podían acceder a esta, ya que en la ciudad no existían centros culturales que les permitiera su desarrollo intelectual que en esos tiempos se daba dentro de las familias. Es preciso también mencionar el paso de nuestro personaje por el colegio de “Las Educandas” en la que se formaban a las muchachas de la elite cuzqueña. Es aquí donde el espíritu filántropo de Trinidad se hace presente al tratar de ayudar a los más pobres y en especial en la educación de las niñas de su comunidad. En el capitulo segundo titulado como “Contracción y despejada inteligencia”, se hace referencia al paso por la docencia de Trinidad y del tiempo de su educación universitaria, este ultimo vendría a ser uno de los eventos mas trascendentales en la vida de Trinidad puesto que la ilustre dama conseguirá que se le reconozca como candidata a la carrera de Jurisprudencia en la Universidad del Cuzco y además lograría alcanzar una vacante tras una asombrosa demostración de sabiduría en cada uno de sus exámenes. En el capitulo tercero, “El Proceso”, se explica cuales fueron las medidas tomadas por Trinidad para que se le sea reconocida la potestad de obtener los grados académicos de bachiller, licenciado y doctor y también el poder ejercer la profesión forense. Ante esto sus detractores entre ellos Manuel María Gálvez y Mariano S. Cornejo consideraban que solo los varones podían ejercer la profesión de la abogacía ya que para esto se necesitaba de “cierta firmeza de

Otro aspecto importante que debemos analizar es la situación en la que se encuentra la mujer y el hombre en estos tiempos. donde todavía se cree que existen trabajos exclusivos para la mujer y el hombre. discernimiento superior y convicción de principios que la mujer carecía en general”. puesto que nunca desligo uno del otro. Trinidad es un ejemplo de intelectualismo y de conciencia social. si bien antes las mujeres no tenían tantas libertades como las que poseen ahora. En su defensa. Finalmente en el capitulo cuarto. Su imagen se coloco en el salón principal de la Universidad del Cuzco en el año de 1914. la ilustre dama cuzqueña fue un hito dentro de la lucha por la igualdad de condición de la mujer en la sociedad peruana. los tabus y prejuicios de una sociedad claramente machista y patriarcal. “El triunfo de una aspiración” se pretende hacer entender la gran importancia que tuvo la lucha de la ilustre dama que siendo educadora. hasta cuando lucho por defender su derecho a ejercer la profesión de la abogacía no solo lo hacia por un bien propio sino también para que en un futuro se de paso a un trato mas igualitario entre el varón y la mujer. desde pequeña.carácter. aunque lamentablemente no logro su cometido. ella en sus inicios como alumna del colegio de Las Educandas se preocupo por la situación en la que vivían varias personas a su alrededor. Además hacia presente el imprescindible precepto constitucional que garantizaba la igualdad de todos ante la ley. se preocupo por difundir la cultura de la caridad en su comunidad y trabajo con niñas de bajos recursos para impartirles clases gratuitas. la estudiosa sostenía que “la ley civil jamás prohibió en lo absoluto a las mujeres el ejercicio de la abogacía”. periodista. que habían sido derogados después de la proclamación de independencia en el país. Si bien el ordenamiento jurídico de entonces no veía restricción alguna para negar la posibilidad de que una mujer ejerza la profesión forense. En la actualidad los tabúes se van derrumbando uno por uno. Aunque la norma positiva no inhabilitaba el ejercicio de la profesión forense a las mujeres. la burocracia de la época se refugio en las Partidas de Castilla y el Derecho Romano para denegar el acceso de Trinidad al bachillerato en Jurisprudencia y consiguientemente. Aquellos interesados en mantener en status quo la situación de la mujer recurrieron a antiguos códigos normativos como lo fueron las Siete Partidas de Castilla. escritora y activista social fue no solo una precursora del feminismo sino como mencione antes seria la prime mujer que curso en el Perú estudios conducentes de un grado universitario. aun se mantienen ciertos prejuicios en el aspecto laboral. el ejercicio de la profesión. por eso la singularidad de la obra de Trinidad María Enríquez. Es importante que se haga un hincapié en la vida de Trinidad María Enríquez. impidieron que Trinidad alcanzara su cometido. haciendo muestra de sus dotes como diestra lectora y asidua participante de tertulias de la clase alta cuzqueña. Esta “exclusividad” nos permite comparar la situación de las mujeres en el siglo XIX con la de hombres y mujeres de esta época. desde aquel . se fue perfilando como un espíritu único que podría lograr grandes cambios en una sociedad de desigualdades muy marcadas tanto en lo social como en la educación.

apoyando con su trabajo y sus ideas a la forja de un nuevo país. pero aun así existen “normas” o prejuicios que se encuentran enraizados a nuestra sociedad que mantienen ese estado de exclusión. abrió una pequeña escuela en su casa en la que impartió clases a las niñas de clase baja del Cuzco. porque ella tenia en claro que su labor no solo debía reducirse al campo intelectual sino también a lo social. es así pues. Este caso es parecido al de Trinidad María Enríquez ya que es por una creencia arraigada en la comunidad y compartida de generación tras generación. de uno u otro modo se sentirá inseguro de dejar o no al niño. sin embargo esto no sucede cuando se trata de una maestra. tanto hombres como mujeres pueden tener facilidades para encontrar trabajo y ambos tienen la posibilidad de aportar en la manutención de la familia. Si bien hoy en día ya no se puede recurrir a una ley como la de las Siete Partidas. en una educación inclusiva tal y como Trinidad que conciente de sus situación frente a los demás.en donde la mujer tenia que dedicarse únicamente a los quehaceres del hogar o aquel que decía que era oficio del hombre el sustentar económicamente al hogar. . que debemos hacer énfasis en la educación. si usted deja a su hijo en el jardín de niños y derepente le presentan al profesor. es perenne aun la situación de muchos hombres y mujeres que debido a la creencia popular. para finalizar. por ejemplo. Pero entonces ¿Cuál es la similitud con la situación de las mujeres en el siglo XIX?. no se debe olvidar que todo este movimiento toda esta lucha no se pudo haber dado si es que la ilustre dama no hubiese recibido esa educación a la que solo las chicas de su clases tenían acceso. optan por seguir una profesión acorde a su genero y dejan de lado otras opciones que le podrían ser mucho mas productivas o satisfactorias. hoy por hoy eso ha quedado en el pasado. Regresando al caso de Trinidad. sin dejar de la lado el genio de nuestro personaje. la similitud es que ahora la ley tampoco prohíbe o especifica que uno u otro oficio deba ser realizado por un sexo en especial.