Está en la página 1de 16

F. 179. XXXVII.

Fariña Duarte, Santiago y otros s/ recurso
de casación.

Corte Suprema de Justicia de la Nación

Buenos Aires, 6 de julio de 2004.
Vistos los autos: "Fariña Duarte, Santiago y otros s/
recurso de casación".
Considerando:

1°) Que el Tribunal Oral en lo Criminal n° 2 condenó
a Santiago Fariña Duarte a la pena de cinco años de prisión,
accesorias legales y costas, por el delito de atentado a la
autoridad agravado en concurso ideal con robo en poblado y en

banda (arts. 54, 167 inc. 2° y 238 incs. 1°, 2° y 4°, Código
Penal) y a Andrés Duarte, a la de doce años de prisión,
accesorias legales y costas, por los mismos delitos en
concurso ideal con el de tentativa de homicidio en concurso
ideal con tenencia ilegal de arma de guerra (arts. 42, 54, 79,

167 incs. 2°, 189 bis, y 238 incs. 1°, 2° y 4°, Código Penal).
Dicha resolución fue confirmada por la Sala IV de la Cámara
Nacional de Casación Penal, que resolvió no hacer lugar
parcialmente al recurso interpuesto por Fariña Duarte y
rechazar el de Andrés Duarte. Contra esta decisión las defen-
sas oficiales de los imputados interpusieron los recursos
extraordinarios de fs. 1570/1591 y 1597/1606, concedidos a fs.
1612.

2°) Que los defensores se agraviaron por cuanto en la
sentencia de la casación no se examinaron los cuestionamientos
constitucionales que se le habían hecho a la acusación
producida durante el debate, en violación al derecho de
defensa y de debido proceso. Según los recurrentes, la acusa-
ción fue inválida, en la medida en que el Ministerio Público
no ejerció su pretensión punitiva ni requirió pena alguna
respecto de la sustracción del arma reglamentaria del agente
de la Policía Federal Pablo Duarte, que se habría producido en
el transcurso del hecho que dio origen a las actuaciones. Por

-1-

el hecho llegó a juicio sin que estuvieran nada claras muchas de sus particu- laridades. el tribunal oral consi- deró que. y la decisión recaída ha sido contraria a la pretensión de los recurrentes. 4°) Que según surge del requerimiento de elevación a juicio y de lo actuado durante el debate. en lo fundamental. al atacar al agente Pablo Duarte. su pretensión de excluirla para que fuera investigada en forma -2- . al finalizar la producción de la prueba. Consecuentemente. pero indicó expresamente que. en la medida en que la circunstancia "sustracción del arma" había sido incluida en la descripción que el fiscal hizo del resultado de la prueba producida en el debate.el contrario. fue sólo durante el debate que se estableció que habrían sido A. solicitó. lo despojaron de su arma re- glamentaria. por una valla procedimental (el no haber estado incluida en el requerimien- to). Como consecuencia. ello no había sido materia de requerimiento de elevación a juicio. a este respecto. que se devolvie- ran las actuaciones a la justicia de instrucción a fin de que se investigue la conducta de Andrés Duarte y de Fariña Duarte por el robo de la pistola de Pablo Duarte. ella debía quedar fuera de la acusación. defensa. el fiscal describió el hecho incluyendo esta nueva circunstancia. Por ejemplo. 5°) Que. 3°) Que el recurso extraordinario resulta formalmente procedente en tanto se ha cuestionado la observancia de las formas sustanciales del juicio relativas a la acusación. prueba y sentencia que exige la garantía consagrada por el art. Duarte y Fariña quienes. con respecto a esa circunstancia el fiscal sostuvo en su alegato que si bien cabía el reproche por la sustracción y la tenencia del arma del agente Duarte. 18 de la Constitución Nacional (Fallos: 320:1891 y 325:2019).

al considerar que. Sin embargo. 7°) Que es cierto que el tribunal de juicio no se encuentra vinculado por la calificación jurídica seleccionada por el fiscal y que el enjuiciado ha de defenderse de una imputación consistente en la descripción de un "acontecimiento histórico". integrante de un único acontecimiento histórico. Fariña Duarte. XXXVII. o bien Andrés Duarte. por cuanto se trataría de un caso de concurso ideal. en el sub lite el fiscal había indicado que la circunstancia "apoderamiento del arma" inte- graba el acontecimiento histórico tal como posiblemente había sucedido. a lo sumo. a pesar de "una objetable falta de definición sobre el punto". la reinterpretación de lo que el fiscal expresó en el requerimiento que hace el a quo. por lo cual sería improcedente separar dicha circunstancia de hecho. En tales condiciones. tanto a Duarte como a Fariña. se sostuvo que la habrían utilizado durante el atentado a la autoridad. y no fáctico: que no había estado incluida en el requerimiento. que distorsiona la exigencia básica del derecho de defensa con respecto a la necesidad de que la acusación sea clara y circunstanciada. Ello. En este sentido. no es más que una conclusión arbitraria. la circunstancia de que Fariña Duarte. la secuencia de la descripción permite tener por incluido el apoderamiento del arma. no fue incluida. la defensa no se ve sorprendida por una diferente calificación jurídica del hecho que bien pudo haber -3- . condenó también por el delito de robo en poblado y en banda. pero no tal como podía ser legítimamente juzgado por el tribunal. Corte Suprema de Justicia de la Nación autónoma era irrelevante. en los términos del delito de robo. la exclusión que el fiscal hace de dicha circunstancia se basó en un argumento normativo. Sobre esa base. 179. Santiago y otros s/ recurso de casación. En efecto. sino. F. 6°) Que según surge del requerimiento de elevación a juicio. se hubieran "apoderado" del arma aludida.

que fue descripto de una forma y no de otra. sobre la base de que esto "fragmentaría" el hecho. En este sentido. la cuestión planteada en el presente se aparta de la -4- . 9°) Que en la medida en que ni en el requerimiento de elevación a juicio ni en el alegato final del fiscal existió una descripción suficiente del hecho sometido a juzgamiento del tribunal. en la medida en que se trata de un aspecto del hecho de suma significación para la agravación del delito. En otras palabras. por aplicación de la regla establecida en el art. sino por la incorporación de una circunstancia agravante que el fiscal había excluido del objeto de la acusación por razones proce- sales. que incluyera la circunstancia apoderamiento del arma. como hubiera correspondido. 8°) Que no obsta a lo señalado que la calificación de concurso ideal tenga como única consecuencia que la cir- cunstancia en cuestión sea relevante para la determinación de la pena. la defensa se ve sorprendida por la violación al principio de congruencia. Esto se advierte en forma palmaria en el caso de Fariña Duarte. y respecto de la cual los imputados tenían derecho a ejercer su defensa. carece de relevancia que hubiera cuestionado efectivamente que se remitieran las actuaciones a instrucción. res- pecto de quien la subsunción del hecho como robo agravado en concurso ideal con atentado a la autoridad tuvo el efecto concreto. Código Penal.previsto (concurso ideal en vez de concurso real). 54. 54. la perspectiva con la que enfocó el problema fue la posible violación al ne bis in idem y no la procedencia y alcances de la valoración de ese aspecto del hecho dentro del art. En efecto. Código Penal. pues ello no alcanza para satisfacer el derecho de defensa. de reemplazar por una más grave la escala penal de la que el tribunal partió al momento de individuali- zar la pena.

se dicte un nuevo -//- -5- . se declaran procedentes los recursos extraordinarios y se deja sin efecto el pronunciamiento apelado. Santiago y otros s/ recurso de casación. la mayoría de la Corte Ccon disidencia de los jueces Belluscio y BossertC admitió la posibilidad de que el tribunal de juicio condenara a pesar del pedido de absolución del fiscal. en el requerimiento de elevación a juicioC a fin de que el imputado hubiera podido ejercer su derecho de defensa en forma razonable. Por ello. pero nunca llegó al extremo de afirmar que no hiciera falta que el hecho por el que se condena al imputado hubiera sido previamente descripto en forma circunstanciada Cen su caso. Fariña Duarte. Corte Suprema de Justicia de la Nación doctrina del caso "Marcilese" (Fallos: 325:2005). En dicho precedente. Vuelvan los autos al tribunal de origen a fin de que. XXXVII. por quien corresponda. 179. F. oído el señor Procurador Fiscal.

ES COPIA VO-//- -6- . RAUL ZAFFARONI. y oportunamente. FAYT (según su voto). devuélvase.AN- TONIO BOGGIANO (según su voto). ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI .-//-fallo conforme a derecho.ADOLFO ROBERTO VAZQUEZ (según su voto).E.CARLOS S.AUGUSTO CESAR BE- LLUSCIO (según su voto). Notifíquese.JUAN CARLOS MAQUEDA .

del 17 de febrero de 2004. y oído el señor Procurador Fiscal. Por ello. en la causa M. Hágase saber y devuélvase con copia del precedente citado al tribunal de origen. 179. Julio Gabriel s/ homicidio culposo".ANTONIO BOGGIANO. AUGUSTO CESAR BELLUSCIO . F. Fariña Duarte.528. a cuyos fundamentos cabe remitirse por razones de brevedad.XXXV. se declaran procedentes los recursos extraordinarios y se deja efecto el pronunciamiento apelado. XXXVII. a fin de que. "Mostaccio. Corte Suprema de Justicia de la Nación -//-TO DEL SEÑOR VICEPRESIDENTE DOCTOR DON AUGUSTO CESAR BELLUSCIO Y DEL SEÑOR DOCTOR DON ANTONIO BOGGIANO Considerando: Que los agravios traídos a conocimiento del Tribunal en la presente causa son sustancialmente análogos a los tratados y resueltos en Fallos: 320:1891. ES COPIA VO-//- -7- . por quien corresponda se dicte nuevo fallo conforme a lo resuelto en el presente. Santiago y otros s/ recurso de casación.

-8- .

2° y 4°. Según los recurrentes. 54. 2° y 4°. a la de doce años de prisión. accesorias legales y costas. 54. FAYT Y DON ADOLFO ROBERTO VAZQUEZ Considerando: 1°) Que el Tribunal Oral en lo Criminal n° 2 condenó a Santiago Fariña Duarte a la pena de cinco años de prisión. Corte Suprema de Justicia de la Nación -//-TO DE LOS SEÑORES MINISTROS DOCTORES DON CARLOS S. 42. F. 179. 2° y 238 incs. 1612. XXXVII. 2°. por el delito de atentado a la autoridad agravado en concurso ideal con robo en poblado y en banda (arts. 189 bis. en la medida en que el Ministerio Público no ejerció su pretensión punitiva ni requirió pena alguna respecto de la sustracción del arma reglamentaria del agente de la Policía Federal Pablo Duarte. Código Penal). 1570/1591 y 1597/1606. Santiago y otros s/ recurso de casación. y 238 incs. 167 inc. concedidos a fs. Código Penal) y a Andrés Duarte. Contra esta decisión las defen- sas oficiales de los imputados interpusieron los recursos extraordinarios de fs. Por el contrario. 1°. 79. 167 incs. la acusa- ción fue inválida. accesorias legales y costas. 1°. por los mismos delitos en concurso ideal con el de tentativa de homicidio en concurso ideal con tenencia ilegal de arma de guerra (arts. Dicha resolución fue confirmada por la Sala IV de la Cámara Nacional de Casación Penal. 2°) Que los defensores se agraviaron por cuanto en la sentencia de la casación no se examinaron los cuestionamientos constitucionales que se le habían hecho a la acusación producida durante el debate. en violación al derecho de defensa y de debido proceso. con respecto a esa circunstancia el fiscal -9- . Fariña Duarte. que resolvió no hacer lugar parcialmente al recurso interpuesto por Fariña Duarte y rechazar el de Andrés Duarte. que se habría producido en el transcurso del hecho que dio origen a las actuaciones.

por cuanto se trataría de un . que se devolvie- ran las actuaciones a la justicia de instrucción a fin de que se investigue la conducta de Andrés Duarte y de Fariña Duarte por el robo de la pistola de Pablo Duarte. Consecuentemente. pero indicó expresamente que. el tribunal oral consi- deró que. Por ejemplo. Duarte y Fariña quienes. 4°) Que según surge del requerimiento de elevación a juicio y de lo actuado durante el debate. al atacar al agente Pablo Duarte. fue sólo durante el debate que se estableció que habrían sido A. por una valla procedimental (el no haber estado incluida en el requerimien- to). el hecho llegó a juicio sin que estuvieran nada claras muchas de sus particu- laridades. 5°) Que. 3°) Que el recurso extraordinario resulta formalmente procedente en tanto se ha cuestionado la observancia de las formas sustanciales del juicio relativas a la acusación.sostuvo en su alegato que si bien cabía el reproche por la sustracción y la tenencia del arma del agente Duarte. lo despojaron de su arma re- glamentaria.10 - . 18 de la Constitución Nacional (Fallos: 320:1891 y 325:2019). en lo fundamental. el fiscal describió el hecho incluyendo esta nueva circunstancia. solicitó. y la decisión recaída ha sido contraria a la pretensión de los recurrentes. en la medida en que la circunstancia "sustracción del arma" había sido incluida en la descripción que el fiscal hizo del resultado de la prueba producida en el debate. Como consecuencia. defensa. Ello. al finalizar la producción de la prueba. ella debía quedar fuera de la acusación. ello no había sido materia de requerimiento de elevación a juicio. prueba y sentencia que exige la garantía consagrada por el art. a este respecto. su pretensión de excluirla para que fuera investigada en forma autónoma era irrelevante.

En efecto. En tales condiciones. en los términos del delito de robo. 7°) Que es cierto que el tribunal de juicio no se encuentra vinculado por la calificación jurídica seleccionada por el fiscal y que el enjuiciado ha de defenderse de una imputación consistente en la descripción de un "acontecimiento histórico". Corte Suprema de Justicia de la Nación caso de concurso ideal. a lo sumo. o bien Andrés Duarte. por lo cual sería improcedente separar dicha circunstancia de hecho. no es más que una conclusión arbitraria. al considerar que. integrante de un único acontecimiento histórico. se sostuvo que la habrían utilizado durante el atentado a la autoridad. la reinterpretación de lo que el fiscal expresó en el requerimiento que hace el a quo. en el sub lite el fiscal había indicado que la circunstancia "apoderamiento del arma" inte- graba el acontecimiento histórico tal como posiblemente había sucedido. que distorsiona la exigencia básica del derecho de defensa con respecto a la necesidad de que la acusación sea clara y circunstanciada. sino por la . a pesar de "una objetable falta de definición sobre el punto". y no fáctico: que no había estado incluida en el requerimiento. se hubieran "apoderado" del arma aludida. la circunstancia de que Fariña Duarte. la secuencia de la descripción permite tener por incluido el apoderamiento del arma. En este sentido. Sin embargo. sino. Fariña Duarte. la defensa no se ve sorprendida por una diferente calificación jurídica del hecho que bien pudo haber previsto (concurso ideal en vez de concurso real).11 - . tanto a Duarte como a Fariña. no fue incluida. 6°) Que según surge del requerimiento de elevación a juicio. F. Santiago y otros s/ recurso de casación. Sobre esa base. XXXVII. 179. la exclusión que el fiscal hace de dicha circunstancia se basó en un argumento normativo. pero no tal como podía ser legítimamente juzgado por el tribunal. condenó también por el delito de robo en poblado y en banda.

En otras palabras. En este sentido. 54. y respecto de la cual los imputados tenían derecho a ejercer su defensa. que fue descripto de una forma y no de otra. 54. Código Penal. En efecto. de reemplazar por una más grave la escala penal de la que el tribunal partió al momento de individuali- zar la pena. pues ello no alcanza para satisfacer el derecho de defensa. como hubiera correspondido.12 - .incorporación de una circunstancia agravante que el fiscal había excluido del objeto de la acusación por razones proce- sales. 9°) Que en la medida en que el requerimiento de elevación a juicio careció de una descripción suficiente del acontecimiento histórico sometido a juzgamiento del tribunal. la defensa se ve sorprendida por la violación al principio de congruencia. Esto se advierte en forma palmaria en el caso de Fariña Duarte. la cuestión a decidir se distingue claramente de la que fuera planteada en el caso "Marcilese" (Fallos: 325:2005). la perspectiva con la que enfocó el problema fue la posible violación al ne bis in idem y no la procedencia y alcances de la valoración de ese aspecto del hecho dentro del art. en la medida en que se trata de un aspecto del hecho de suma significación para la agravación del delito. . carece de relevancia que hubiera cuestionado efectivamente que se remitieran las actuaciones a instrucción. Código Penal. res- pecto de quien la subsunción del hecho como robo agravado en concurso ideal con atentado a la autoridad tuvo el efecto concreto. en tanto no incluyó la circunstancia "apoderamiento del arma". sobre la base de que esto "fragmentaría" el hecho. por aplicación de la regla establecida en el art. 8°) Que no obsta a lo señalado que la calificación de concurso ideal tenga como única consecuencia que la cir- cunstancia en cuestión sea relevante para la determinación de la pena.

Corte Suprema de Justicia de la Nación Más aun. a los efectos de que el procesado pueda ejercer en plenitud su derecho de ser oído y producir prueba en su descargo. La posibilidad de condenar a pesar del pedido de abso- lución del fiscal de juicio Csin vulneración del derecho de defensaC pudo formularse. Es por ello. voto del juez Fayt). con- tenida en el requerimiento de elevación a juicio. XXXVII. 179. que en tanto único objeto alrededor de la cual se instala el debate. 11) Que en ese sentido. que prevén las leyes de pro- cedimientos (con cita de Fallos: 290:293. quien conserva el poder de decisión sobre la procedencia o improcedencia de la acusación contenida en aquel requerimiento (considerando 10 y passim. así como también el de hacer valer todos los medios conducentes a su defensa. la convalidación de una condena que no estuviera precedida por una acusación clara y circunstan- ciada. se ha señalado que las ga- rantías constitucionales del debido proceso y de la defensa en juicio exigen que la acusación describa con precisión la conducta imputada. 306:467 y . es indis- pensable para garantizar el debido proceso legal. 10) Que Ctal como se señaló en el precedente men- cionadoC la concurrencia de una acusación así definida. En efecto. precisamente. sólo sobre esta premisa pudo enunciarse una doctrina como la allí establecida. de ningún modo. Santiago y otros s/ recurso de casación. como corolario de la existencia de una acusación válida. 298:308. su correcta formulación Ccomo imputación a una persona determinada de un hecho delictivo concreto y singularC resulta aun más exigible para garantizar la inviolabilidad de la defensa. Fariña Duarte. Por el con- trario.13 - . F. de lo decidido en ese precedente no podría derivar. los informes finales CPlädoyerC sólo tienen por misión permitir a las partes una valoración del contenido del debate como facultad otorgada a aquéllas para influir sobre la voluntad del juzgador.

lo que debe evaluarse en cada caso es que el imputado haya tenido la posibilidad de colocarse en una situación tal capaz de resistir la acusación.14 - . En efecto. 12) Que ello resulta un requisito ineludible del principio de contradicción que Cen tanto enfrentamiento dia- léctico entre las partesC coloca a la defensa en posición de resistir la acusación y controlar la prueba de cargo. así como "el demandado en juicio civil no se podría defender si no existiera esa concreta y clara manifestación de voluntad que debe estar contenida en la de- manda. En este cometido Cy como ya se afirmóC se observa claramente en el sub lite que la acusación Crequerimiento fiscal de elevación a juicioC no presentó todos los elementos para garantizar una defensa válida y razonable. 13) Que. Derecho Procesal Penal. En efecto. II. Vélez Mariconde. Lerner. el resaltado no pertenece al original). Preci- samente. 216). se admitiera la posibilidad de condenar por un hecho distinto al contenido en la re- . es decir algo que no haya podido rebatir (considerando 17 del voto del juez Fayt en Fallos 325:2005). considerando 11 del voto del juez Fayt en el prece- dente citado. el imputado no se podría defender si el juicio penal no reposara en una acusación formal que describa el hecho delictuoso que se le atribuye. ed. 1969. al omitirse en ella la circunstancia "apoderamiento del arma". Nadie puede defenderse debida- mente de algo que ignora" (conf. T. Para ello es necesario verificar si la sentencia contuvo alguna precisión que hubiera podido significar una "sorpresa" para quien se encuentra sometido a proceso.312:540. cabe puntualizar que si con- trariamente a lo dicho hasta aquí. el imputado no vio satisfecho su derecho a conocer todas las consecuencias que podían derivarse de la comprobación de su conducta delictiva en el presente caso. pág. por último.

de- vuélvase. 14) Que de lo expuesto Cy en concordancia con los principios establecidos in re Marcilese. Julio Gabriel s/ homicidio culposo" resuelta el 17 de febrero de 2004C corresponde reiterar que en el sub lite se ha verificado una clara distorsión de la garantía de defensa en juicio. ES COPIA Recursos extraordinarios interpuestos por Santiago Fariña Duarte. se declaran procedentes los recursos extraordinarios y se deja sin efecto el pronunciamiento apelado. FAYT . F. En efecto. por quien corresponda. se arribaría a la inadmisi- ble consecuencia de dejar en manos del tribunal la determina- ción del objeto mismo de la acusación. voto del juez Fayt y en la disidencia de los jueces Vázquez y Fayt en la causa M.XXXV "Mostaccio.ADOLFO ROBERTO VAZQUEZ. Notifíquese. oído el señor Procurador Fiscal. lo que además de violar el principio de contradicción afectaría el principio de imparcialidad (arg.528. y oportunamente. Vuelvan los autos al tribunal de origen a fin de que.15 - . y . Santiago y otros s/ recurso de casación. el principio acusatorio Ctal como en el precedente se consignóC supone como regla de ga- rantía que el juzgador queda ligado a la acusación en el sen- tido de su imposibilidad de condenar a persona distinta de la acusada y por hechos distintos de los imputados en el reque- rimiento de elevación a juicio. Andrés Duarte y Hugo Hernán Ortigoza. Por ello. XXXVII. CARLOS S. Corte Suprema de Justicia de la Nación quisitoria de elevación a juicio. considerando 10 voto del juez Fayt en Fallos: 325:2005). Fariña Duarte. se dicte un nuevo fallo conforme a derecho. patrocinado por los defensores oficiales doctores: Guillermo Lozano (por Santiago Fariña Duarte y Laura Beatriz Pollastri (por Andrés Duarte). 179. en tanto la condena dictada en las condiciones descriptas ha irrespetado el principio acusa- torio formal y la exigencia de que al juicio preceda una acu- sación clara y circunstanciada acorde con los principios de imparcialidad y contradicción.

Tribunal de origen: Sala IV de la Cámara Nacional de Casación Penal.16 - . Tribunales que intervinieron con anterioridad: Tribunal Oral en lo Criminal n° 2 de Capital Federal. Traslado contestado por Ricardo Gustavo Wechsler (Fiscalía N° 3 de la Cámara Nacional de Casación Penal).Hugo H. Yanzón). . Ortigoza (Rodolfo N.