¿A dónde iremos donde la muerte no exista?

C

(Manuscrito Cantares Mexicanos, fol. 70 r. León Portilla. La filosofía náhuatl).

Día de muertos en Ocuituco, Morelos
Raúl Francisco González Quezada María del Consuelo Pineda Yáñez Obed Campos Castañeda Humberto Andrade Pineda

ómo todo ciclo ritual, el Día de muertos en Ocuituco no se limita a los días mayores de la actividad ritual, múltiples son los momentos preparativos para la realización del ciclo. Se puede afirmar que éste comienza desde el mes de julio, cuando se siembra la flor de cempoalxochitl (Tagetes erecta), aunque también se usa mucho nada más como recolección la silvestre que es flor de muerto o de campo (Tagetes lunulata Ort.), y el terciopelo (Celosia cristiata). Desde el 29 de septiembre, día en que se festeja a San Miguel, se abre el preámbulo del décimo mes del año que es introductorio para el arribo de los muertos que a partir del primero de octubre comienzan a llegar, por eso todas las noches del mes de octubre, en punto de las 8:00 p.m., las campanas del Convento de ...lo que al difunto Santiago Apóstol y las de las cuatro le gustaba... capillas que se encuentran en la población, empiezan a repicar para la recepción. La gente en sus casas se prepara con el sahumador y copal, y de esta manera les da la bienvenida, en su antigua casa, a sus familiares y vecinos difuntos. Los días 15 y 18 de octubre se realizan los tianguis chico y grande para ir preparándose con la compra de los elementos que participarán de la ofrenda.

rra hecho en casa, azúcar, sal, dulces de arroz, de camote, tejocote, calabaza enmelados y frutas típicas de la región como manzanas, peras, tejocotes, jícamas, plátanos de costilla, naranjas, chirimoya, níspero y ciruelas, además de bebidas alcohólicas, cigarros y refrescos. El pan de muerto tiene un lugar especial y muchos vecinos lo elaboran y mandan a hornear en las panaderías o se prefiere el más tradicional de Jumiltepec. El 29 de octubre se despiden los difuntos a las 12 del día encendiendo las velas y sahumando con copal el altar. El 31 es el día de los muertos chiquitos, se conoce también como el Día del romero o Día de la flor. El ritual comienza muy temprano en la madrugada con un pequeño tianguis en la calle principal donde la gente asiste para comprar lo necesario para su ofrenda y aunque aún se practica el trueque en ese día, se asegura que antes era fundamentalmente así el intercambio. Entre los muchos enseres que se ofertan ese día, se consigue el mismo romero, el cual les servirá a los niños como un escudo para defenderse del mal en su retorno hacia el cielo. A medio día se le da la bienvenida a los niños difuntos que se aproximarán a la ofrenda entre el humo del copal, la luz de las velas y se guiarán por un nuevo camino de cempoalxochitl. Para las 3:00 p.m. se colocan los jarros con flores de cempoalxochitl, nube, ramitas de romero y una cera, por cada niño difunto. Se diferencian en ocasiones estas ofendas por que contienen algunos juguetitos de barro como pueden ser chiriletes (silbatos), platitos, tacitas, esto con el fin de que los niños jueguen en su estancia entre los vivos.

Francisco Gutiérrez Morales, quizá el último labrador de cera de Ocuituco.

El 28 de octubre se coloca la primera ofrenda, la cuál es dedicada a las personas que perdieron la vida en un accidente o que fueron asesinados (matados); la ofrenda se empieza a poner en punto de la media noche y ahí se les da la bienvenida. El recibimiento consiste en prender el sahumador, colocar copal y hacer un caminito de cempoalxochitl desde la entrada de la casa hasta la ofrenda. Para iniciar ésta, se coloca primeramente un vaso de agua y posteriormente se empiezan a ordenar jarros con flores de cempoalxochitl y en cada uno de ellos una vela (cera), la cual representa a la persona fallecida. También se coloca comida, lo que al difunto le gustaba; acá en Ocuituco es común encontrar el mole rojo o el verde (pipián) con pollo que son muy tradicionales, tortillas y tamales de milpa o manteca, chapulines, tlaxcales, el chocolate de ba-

A las 8:00 p.m., en el Convento de Santiago Apóstol, se empieza con el repique de campanas, lo cual indica que en ese instante se deben prender las ceras y sahumar las ofrendas, esto con el fin de sentir la presencia de los niños, las ceras permanecen encendidas. Durante esa noche la gente de la población asiste a repartir flores en las casas donde se murió un niño durante ese año, es decir, los niños que vienen de “ofrenda nueva”. Al día siguiente, es decir, el día 1° de noviembre, por la mañana, se les pone el desayuno, que consiste en hacer chocolate, ya sea con leche, agua o masa, y ponerlo en la ofrenda acompañado con el tradicional pan de muerto; a medio día se les da la despedida a los niños en la cual se prenden nuevamente las ceras y el sahumador con el fin de que puedan encontrar el camino que va al cielo. El día 1° de noviembre es el día en que nos visitan los difuntos

Entierro de mujer en el Museo Comunitario de Ocuituco

e. los entretelones del ritual. las ceras se prenden. para los que murieron en el último año.n. Después de esto. ya que todos están participando de la Noche de jarros en compañía del sonido que emiten las campanas al repicar. se les reza ocho días antes tendiendo la cruz en casa. es decir. se hace la despedida y es cuando se prenden las ceras y se sahúma por última vez en la casa. para llevarla junto con los jarros al panteón.491 domingo 30 de octubre de 2011 y para algunos encargos porque es una labor prácticamente ritual que le consume varios días. se procede a colocarse en la mesa los jarros enflorados con vela. El 2 de noviembre considerado como de todos fieles difuntos. porque la ofrenda es nueva y muchos prefieren las velas de cera de marqueta de panal. ya que la gente de la población se reúne en el cementerio. sin embargo ya es difícil encontrar quien haga estas velas. mucha gente de Ocuituco no duerme. no sólo que desde entonces a los ocuituquenses les resultaba necesario darle un tratamiento a sus muertos. en ese momento se prenden las ceras y se sahúma la ofrenda. Cabe mencionar que para aquellos que se les otorga la “ofrenda nueva”. ponche. La noche del primero al dos de noviembre es conocida como Noche de jarros y a partir de las 6:00 p. Los jarros deben ser completamente nuevos. Ocuituco y su gente son un ejemplo de cómo logramos solucionar un evento tan relevante como lo es el fin de la vida de los nuestros. grandes o adultos. Los niños. En Ocuituco el ritual anual comunitario dedicado a los difuntos no es nuevo. El alumbramiento se lleva a cabo este mismo día por la noche. estarán ahí hasta que caiga la noche y con este día culmina la celebración de nuestros muertos.. es decir. ya que los difuntos parten al cielo y no volverán hasta el año siguiente. pasan a las casas para que les den algo de la ofrenda del día anterior. las múltiples actividades asociadas son ejemplo de cómo los vivos pretendemos enfrentar la muerte. en el Museo Comunitario de Ocuituco yacen los restos de una mujer que vivió entre 1350 y 1521 d. los recipientes de plástico de calabaza o calavera. . ella era de edad adulta al morir y muy probablemente murió de una fractura en la parte inferior del fémur que originó proceso infeccioso conocido con el nombre de osteomielitis. La cantidad de jarros preparados y ceras depende de la cantidad de difuntos que se esperan en la casa..mucha gente de reciprocidad Ocuituco no duerme. Ella tenía desde su nacimiento una anomalía en el lado izquierdo del sacro que posiblemente en vida le limitó parcialmente su marcha.. sino que la discapacidad motriz no era impedimento para el desarrollo de la vida humana..m. anteriormente el párroco bendecía las tumbas y recibía limosnas llamadas “responsas”. La Noche de jarros es muy bonita ya que a cualquier hora vemos a los habitantes de Ocuituco en las calles. y pese a ello le fue colocada una gran ofrenda. que en esta noche. De hecho. esto es. un dulce o aguardiente. Estos jarros son llevados a las casas de las personas que fallecieron a lo largo del año ritual. Fragmento de brasero previo a la invasión española localizado en recientes excavaciones arqueológicas en Ocuituco. Al día siguiente. esto nos indica la presencia de los difuntos. Francisco Gutiérrez Morales es al parecer el último labrador de cera de Ocuituco y solamente hace para su consumo Ofrenda de Día de Muertos en Ocuituco (Foto Familia Pineda Ramos). Sabemos pues. es decir. en un tañido especial de corte fúnebre. repartiendo sus jarros con flores de cempoalxochitl. No cabe duda que todo ritual dedicado a los difuntos es una estrategia para asumir la ausencia del que perdió la vida. a medio día. los “difuntos de ofrenda nueva” y en . se prenden las velas y con el sahumador se sahúma la tumba. cuando los muertos visitantes parten de regreso. entonces se recogen las flores recaudadas durante la Noche de jarros en aquéllas casas donde hubo ofrenda nueva y se llevan al cementerio para colocarlas en la sepultura del difunto en cuestión. inclusive en momentos previos a la invasión española. Poco sabemos del tratamiento mortuorio antiguo. salen a las calles a pedir calavera. aunque esto ha ido en decremento en los últimos años. se pone el desayuno. A las 8 de la noche. esta celebración empieza cuando las campanas de la Iglesia del Apóstol Santiago empiezan a repicar a las 3:00 p.. a partir del 3 de noviembre del año anterior y que vienen por primera vez. A las 12:00 p. lo cual indica que los difuntos han llegado. el 2 de noviembre por la mañana. Las campanas estarán tocando toda la noche hasta la madrugada y la mañana del 2 de noviembre.. por lo que posiblemente en vida gozo de un nivel relevante entre su sociedad a pesar de tener una condición discapacitante motriz.m. flor de terciopelo y ceras.m. transformado ha evolucionado desde hace muchos siglos. en esta noche. la preparación de ofrendas. En ese momento en las casas se tiende un nuevo camino de cempoalxochitl deshojado y se sahúma hasta llegar a la mesa y es así como se reciben a los difuntos grandes. en donde los familiares de los difuntos rodean la sepultura de su querido difunto. para que esto suceda. Es agradable ver. ramitas de romero. por el presente reciben en casa del difunto algo de pan. las campanas del convento del Apóstol Santiago repican. café. donde ahora se han incorporado en lugar de los jarros decorados con su vela. comienzan a sonar las campanas de los templos de la cabecera. los diputados de los templos pasan a pedir el cabito de cera y el pan para sostener la parte que a la iglesia le toca en el ritual comunitario. donde se vela y se levanta la misma el día que le toque al difunto.

Lápida de la tumba de Julián Robles Foto América Malbrán Porto . denota que fue más suntuosa que la anterior. la obra para llegar a dios. en Jonacatepec.2). Morelos. asociada con una vida interrumpida prematuramente. uno de los fundadores del Rito Nacional en México. de remate. Ratz. La sección destinada para albergar el ataúd tenía dos pequeñas columnas al frente las que apenas se distinguen.. de ideas. se encuentran una serie de vetustas tumbas. A diferencia de las tumbas anteriores esta posee una lápida de mármol (Fig. El mayor aporte de los masones en México y otros países de Latinoamérica fue contribuir al desarrollo de las ideas liberales e impulsar la consolidación de la República. En México dos famosos masones fueron los expresidentes Benito Juárez y Porfirio Díaz. Entre ellas destacan tres monumentos de personas que en vida fueron masones. enmarcado por dos pequeñas columnas con capitel.. Desde el siglo XIX las logias masónicas marcaron la vida política de nuestro país pasando de las sociedades de ideas a las organizaciones prepartidistas prevalecientes hasta el porfiriato . sobre ella aparece un espacio donde debió encontrarse una 1 Trueba Lara 2006:90-92 2 Trueba Lara. el espacio destinado al ataúd se asemeja a un ara con cuatro soportes. señala la existencia. que hacia el siglo XIX debieron ser verdaderamente espléndidas. pasa desapercibida. JULIAN ROBLES AGOSTO 9 DE 1875. La segunda tumba. de una logia del Rito de York ubicada en la calle de las Ratas Nº 4.4. de logias masónicas marcaron la elemento que servía estilo clásico. que no estaba peleada con la iglesia. aunque algunos autores mencionan que estas se remontan a finales del siglo XVIII. que tiene por objeto la búsqueda de la Verdad. Fig. A LA EDAD DE 55 AÑOS Fig. Tumba junto al acceso lateral de la iglesia. José María Mateos. estudia la moral universal y cultiva las ciencias y las artes y no pone obstáculo alguno en la investigación de la Verdad.4) en la que se lee EL Sr. la Masonería es una sociedad secreta. cuando llegaron a nuestro país un nutrido número de súbditos franceses de la corte del Virrey.domingo 30 de octubre de 2011 491 A dosadas a la iglesia del convento San Agustín. La tercera tumba se localiza junto a la entrada principal de la iglesia (Fig. Foto América Malbrán Porto posición vertical. Como es sabido. No se sabe a ciencia cierta cuándo se fundaron las primeras logias masónicas en México. Hoy han perdido su antigua magnificencia dejándonos ver parte de su sistema constructivo a base de ladrillos. Cit. Éstas son sobrias y presentan sólo la columna estriada. Desgraciadamente las tumbas a las que hemos hecho referencia se encuentran en mal estado de conservación. la firmeza y la fuerza sustentadora. Morelos Mtra. Sirva el presente ejemplo para revalorar el interesante legado mortuorio que tenemos en los panteones al interior de las iglesias y nuestra riqueza histórica cultural tangible.3).Desde el siglo XIX las na estriada. Igualmenvida política. Tumba con columna truncada Foto América Malbrán Porto lápida.3. relacionadas con En la primera de estas tumbas la entrada a la eternidad. desechando el fanatismo y abordando sin prejuicios todas las nuevas aportaciones de la invención humana. Desgraciadamente están ausentes las lápidas con los nombres de la familia o difuntos que las ocupan. Enrique Méndez Torres En el extremo inferior derecho se observa la firma F. América Malbrán Porto Arqlgo. las cuales se pueden identificar por los característicos símbolos relacionados con esta sociedad secreta.. D. hoy Bolívar Nº 73 . Tumba con pirámide frente a la fachada de la iglesia Foto América Malbrán Porto Fig. Dos de ellas se localizan cercanos a la entrada lateral de la iglesia. Op. hacia 1806. Tres Masones en el Convento de San Agustín de Jonacatepec. sin capitel.:17 Fig.2.1) se apretón cortado donde ya cia una columha desaparecido el .. La columna aparece aquí como una alegoría de la unión entre el cielo y la tierra. a te tiene dos grandes cuyos costados se colocaron dos volutas que surgen a cada costado de volutas mismas que parecieran este espacio y se elevan para sostener ejercer presión para mantenerla en una columna truncada. coincidentemente las personas que más tiempo han estado en el poder. que por ser parte de nuestra cotidianidad. representa la solidez. en este caso se trata de un monumento sencillo en el que destaca la presencia de una pirámide alargada. aunque con variante entre ambas tumbas. lo que no impide apreciar la suntuosidad que tuvieron en un primer momento. a pesar de su estado de deterioro (Fig. símbolo de la construcción. dintel y fron(Fig.1.

mx/centrosinah/morelos .491 domingo 30 de octubre de 2011 Órgano de difusión de la comunidad de la Delegación INAH Morelos Consejo Editorial Eduardo Corona Martínez Norberto González Crespo Luis Miguel Morayta Mendoza Raúl Francisco González Quezada Coordinación editorial de este número: Raúl Francisco González Quezada Coordinación de producción: Karina Morales Loza Diseño y formación: Joanna Morayta Konieczna El contenido de los artículos es responsabilidad exclusiva de sus autores www.gob.inah.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful