P. 1
El Hombre en Busca de Sentido _Resumen

El Hombre en Busca de Sentido _Resumen

|Views: 386|Likes:
Publicado porericfluna
Breve análisis y resúmen de la obra de Victor Frankl "El hombre en busca de sentido"
Breve análisis y resúmen de la obra de Victor Frankl "El hombre en busca de sentido"

More info:

Published by: ericfluna on Jul 09, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/26/2014

pdf

text

original

RESUMEN Y ANÁLISIS DE LA OBRA “EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO SENTIDO” EL DE VICTOR FRANKL

1

Resumen de la obra La obra de Victor Frankl “El hombre en busca de sentido” viene a tratar la problemática (nunca pasada de moda) de cómo el hombre se plantea a lo largo de su vida el sentido y significado de la misma. El autor sitúa dicha cuestión en el marco de una vivencia propia y extrema, tal como es el día a día en un campo de exterminio nazi como prisionero y en su constante búsqueda de un sentido a la vida al permanecer rozando la muerte. El autor nos adentra mediante su ensayo, en sus pensamientos y sus recuerdos, a través de la narración de diálogos y situaciones vividas siempre en primera persona, lo cual dota de mayor credibilidad al relato. La obra se estructura en tres partes y una introducción en la que el autor nos lleva a tomar un primer contacto con el ámbito de un campo de concentración, exponiéndonos en un primer lugar la clara diferenciación entre dos tipos de prisioneros distintos: los prisioneros ordinarios y los “capos” quienes a pesar de ser prisioneros judíos, gozaban de mayor privilegio al haberles sido asignado cierto poder sobre el resto, por las SS. En un segundo lugar también se trata en la introducción cómo los guardias anulan y alienan la personalidad de los prisioneros al despojarlos de todos sus bienes (ropa, joyas…) y al convertir su nombre en un número de prisionero por el cual han de ser identificados posteriormente. Ya en la primera fase del análisis psicológico de Frankl, denominada: Internamiento campo, en el campo el autor procede a explicar las diversas sensaciones y reacciones por las que pasa el prisionero ordinario al tomar un primer contacto con la realidad que está viviendo en el campo; son las siguientes: • Shock: Shock : Es la primera sensación que experimenta el prisionero al ser conducido hasta el campo de concentración, al ser transportado hasta esta nueva realidad. Miedo: Miedo El miedo consumía al autor tal y como él mismo indica en el libro “me consumía el horror…”, llevándole hasta a imaginar los horrores por los que tendría que pasar en adelante “mi imaginación me llevaba a ver horcas con gente colgando de ellas”. indulto: Ilusión del indulto Tal y como el autor señala se trata de un estado de ánimo por el que pasaban los prisioneros al pensar que al fin y al cabo no todo será tan malo. Desconfianza: Desconfianza Ante la selección por parte de los guardias, de los prisioneros que servirían para trabajar y los que finalizarían su vida en los crematorios, también ante la llamada desinfección, que bien podía tratarse de una treta para conducirlos hasta las cámaras de gas. Desnudez: Desnudez Ya que como se ha dicho anteriormente, los guardias habían procedido a despojar de todas sus pertenencias a los prisioneros y no contentos con eso, procedieron también a rasurar todo el vello de sus cuerpos. Curiosidad: Curiosidad Sobre el futuro que les aguardaba.

2

Se describe por último en esta primera parte las temibles selecciones en las que tomaban partido los prisioneros y que bien podía conducirlos a una mejora de su situación, a un empeoramiento o incluso a la muerte en el crematorio o cámara de gas, para evitar salir malparados debían procurar dar una correcta impresión de su físico a los guardias encargados de las selecciones. En la segunda fase del ensayo que lleva por nombre La vida en el campo se trata el día a día de los prisioneros durante su internamiento y sus relaciones con los guardias, capos y oficiales de las SS. En esta fase, sobre cualquiera de las sensaciones que según el autor se experimentaban una vez los prisioneros se habían establecido en el campo de concentración, primaba la apatía sobre todas las demás. Otras de las sensaciones que hacían su aparición en esta fase era la profunda añoranza de su entorno familiar así como un sentimiento de “repugnancia que les producía toda la fealdad que les rodeaba…” Tal como se relata los prisioneros primerizos que mostraban cierta delicadeza con sus quehaceres y obligaciones eran castigados brutalmente ante la pasividad que manifestaban los prisioneros ya afectados por la apatía. Tan ingente era el grado de apatía que llegaban a alcanzar los que se encontraban en dicha situación que el autor llega a narrar: “El cadáver que acababan de llevarse me estaba mirando(…) sólo dos horas antes había estado hablando con aquel hombre. Yo seguía sorbiendo mi sopa…); aunque también nos explica que ese “escudo emocional” se hacía necesario en dicha situación. Se narra además a lo largo de esta segunda parte las argucias que el autor utilizaba para ganarse la simpatía y el respeto de los guardias, así como los inevitables enfrentamientos con algunos de ellos. En realidad, es en esta segunda parte donde el autor realiza un repaso sobre la actitud o actitudes de los prisioneros frente a ciertos temas claves, como son: • Sus sueños: Sus sueños Se limitaban a cubrir y satisfacer las carencias por las que pasaban los prisioneros durante el tiempo de vigilia: comida, cigarrillos, baños… hambre: El hambre Se dice que, por instinto, era el tema en torno al cual se centraba la mayor parte de la vida mental. Era tal el grado de inanición que alcanzaban los prisioneros y tan bien conocido por ellos mismos que se podía prever fácilmente cuál de ellos sería el siguiente en morir. Sexualidad: Sexualidad Tal y como se narra, el no poder satisfacer la necesidad más primaria de esas personas (es decir, por causa de su intensa desnutrición) era la causa que determinaba su escaso interés por la sexualidad durante su reclusión. Sentimentalismos: Sentimentalismos Eran evitados por gran parte de los prisioneros por no pertenecer a la realidad que se les presentaba en ese momento. religión: Política y religión Pese a permanecer en un estado que el autor denomina de “hibernación cultural”, los prisioneros sentían grandes inquietudes

• •

3

políticas y religiosas que compartían continuamente con el resto de sus compañeros. interior: Vida espiritual y mundo interior El autor indica que a las personas que gozaban de una vida interior rica pese a ser las que más sufrieron físicamente, quizá no fue así anímica y moralmente por su facilidad de abstraer su mente en los momentos más difíciles, tal y como manifiesta el propio autor: “Comprendí cómo el hombre, desposeído de todo en este mundo, todavía puede conocer la felicidad (aunque sólo sea momentáneamente) si contempla al ser querido”. arte: El arte De algún modo, la fuerte experiencia que los prisioneros vivían en el campo les condujo hasta una agudización de su sensibilidad hacia el arte y la naturaleza, lo que les llevaba a permanecer ensimismados e ilusionados por la simple contemplación de una puesta de sol. humor: El humor Otra de las armas que el autor valoraba inmensamente para hacer frente a la vida y sobrellevar “el arte de vivir” es el sentido del humor. Éste le permitía procurar cierto alivio tanto a él mismo como a sus compañeros en contraposición con los temores y castigos cotidianos. Placeres: Placeres Casi los únicos placeres que se podían disfrutar en el campo de concentración según el autor son los denominados de “felicidad negativa”, es decir, aquellos que entrañaban una ocasional ausencia de infelicidades. vida: El sentido de la vida El autor se plantea la posibilidad de darle un sentido a su vida dentro del campo de concentración ofreciendo su ayuda como médico pese a que ello pudiera conducirlo a la muerte. Paradójicamente y tal como se narra, su solidaridad en este aspecto lo llevó fortuitamente a salvarle la vida. soledad: Deseo de soledad Como cualquier persona, los prisioneros pasaban por momentos en los que deseaban estar a solas consigo mismos, hecho que raramente podía producirse en el entorno en el que se encontraban de determinaciones: Imposibilidad de tomar determinaciones El fuerte régimen autoritario que pesaba sobre ellos los anulaba a la hora de tomar decisión alguna, decisiones que en ocasiones determinarían si el prisionero viviría o moriría tal y como se describe en el texto. irritabilidad tabilidad: Sensación de irri tabilidad Sensación que el autor achaca al hambre y falta de sueño que padecían, además de a las presiones ejercidas por las autoridades así como a la ausencia de un consumo de sustancias estimulantes tales como la nicotina o la cafeína. interior: Libertad interior Es en ese plano de libertad interior donde el autor sitúa la posibilidad de dotar de sentido a una vida a expensas de ser desgastada por los acontecimientos y el entorno. En palabras del autor: “Es esta libertad espiritual, que no se nos puede arrebatar, la que hace que la vida tenga sentido y propósito…”, “¿tiene algún sentido todo este sufrimiento, todas estas muertes? Si carecen de sentido, entonces tampoco lo tiene sobrevivir al internamiento”. Según el autor cada uno tiene su “cruz” con la que ha de cargar y lo que diferenciará a unos hombres de otros es la forma y conducta que muestren al cargar con su cruz. 4

prisioneros: La influencia sobre los demás prisioneros El autor intenta ejercer una adecuada influencia sobre sus compañeros para conseguir hallar en ellos un atisbo de esperanza. Propone para ello el mostrar una conducta recta aunque admite en último término lo gratificantes que pueden resultar unas palabras de ánimo, intentando obtener una razón en cada uno de ellos que les permitiese seguir adelante con sus vidas.

La tercera fase que experimenta el prisionero de un campo de concentración según Victor Frankl es la llamada Después de la liberación y en ella hace su aparición por vez primera la sensación de despersonalización, según la cual al prisionero todo le parece “irreal, improbable…” A partir de esa primera reacción se suceden las siguientes: la violencia como conducta aprehendida mediante la influencia nazi (que llevaba a ex prisioneros a justificar sus reacciones violentas mediante su pasado). Hacían su aparición también la amargura y la desilusión ligadas al regreso a casa; amargura al ver la reacción de los conocidos tras el enclaustramiento y desilusión, en muchos casos, al regresar al hogar y contemplar que ya nada será como era antes de las estancia en el campo de concentración.

Parafraseando a Victor Frankl En el ensayo de Victor Frankl “El hombre en busca de sentido” el autor ofrece ciertas sentencias u oraciones que reflejan de forma muy viva el mensaje que pretende mostrar a través de su obra, a saber: • “No soy más que una pequeña parte de una gran masa de carne humana… de una masa encerrada tras la alambrada de espinas, agolpada en unos cuantos barracones de tierra. Una masa de la cual día tras día va descomponiéndose un porcentaje porque ya no tiene vida” “El modo en que un hombre acepta su destino y todo el sufrimiento que éste conlleva, la forma en que carga con su cruz, le da muchas oportunidades (incluso bajo las circunstancias más difíciles) para añadir a su vida un sentido más profundo” “El hombre tiene la peculiaridad de que no puede vivir si no mira al futuro –sub specie aeternitatis-. Y esto constituye su salvación en los momentos más difíciles…” “Tenemos que dejar de hacernos preguntas sobre el significado de la vida (…) nuestra contestación tiene que estar hecha no de palabras ni tampoco de meditación, sino de una conducta y una actuación rectas”

5

“Cuando se acepta la imposibilidad de reemplazar a una persona se da paso para que se manifieste en toda su magnitud la responsabilidad que el hombre asume ante su existencia” “¿Qué es en realidad el hombre? Es el ser que siempre ‘decide’ lo que es”

6

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->