P. 1
Desde el Vraem (II)

Desde el Vraem (II)

|Views: 45|Likes:
Publicado porKathy Subirana

More info:

Published by: Kathy Subirana on Jul 08, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/08/2012

pdf

text

original

El Comercio___ domingo 8 de julio del 2012___

País l a7

algrano: CORONEL ALEJANDRO LUJÁN, JEFE DE LA OFICINA DE INFORMACIÓN DEL CCFFAA

“Los dirigentes de la zona prometieron llevarnos al sitio, pero no lo hicieron”
¿Cuándo tomó conocimiento el Ejército de la denuncia de los bombardeos? En primer lugar, la forma correcta de decirlo no es bombardeos, pues suena a que se trata de algo sistemático. Los pobladores dicen que son comunes, pero que la frecuencia varía. Hay operaciones contraterroristas aéreas, dirigidas por la FAP, pero no es contra la población cercana. En mayo llegó aquí una comisión de dirigentes de las tres comunidades (Nueva Esperanza, Nueva Libertad y Jesús de Belén). Ellos se reunieron con nosotros y expusieron el problema. El jefe del Comando Conjunto se interesó en la denuncia, conversó con los pobladores y se comprometió a realizar las investigaciones. ¿Y cómo están avanzando esas investigaciones? No han avanzado, pues la población no ha colaborado con nosotros. Los dirigentes de la zona se comprometieron a llevarnos al lugar exacto donde estaban las granadas. Quedamos en que una comisión se acercaría a la base de Canayre y que serían recibidos por el oficial a cargo. Sin embargo, ellos no llegaron el día acordado y no se han vuelto a comunicar. ¿No hay manera de que el Ejército haga la inspección? Es mejor que la población señale el punto exacto. No podemos enviar una patrulla a la deriva. Lamentablemente, en este momento hay un poco de recelo cuando hay estas denuncias, sobre todo cuando quienes las hacen no colaboran.

DAÑOS EN LAS CHACRAS. Graneros de la población de Jesús de Belén quedaron inutilizados por la caída de bombas en sus chacras. El personal del Ejército en la zona no da razón de estas acciones.

INSPECCIÓN

El Estado brilla por su ausencia en la zona de emergencia
Junín. El representante de la Defensoría del Pueblo en Satipo, Mario Gamboa, realizó la semana pasada una inspección en las comunidades de Nueva Esperanza, Nueva Libertad y Jesús de Belén. Esto, a pedido de los pobladores, quienes habían recurrido a esta entidad para solicitar que intervengan ante el Ejército a fin de que cesen los bombardeos en sus tierras. “Es evidente que hubo bombardeos, ahí están las pruebas. Tras ver los restos de bombas y casquillos, hemos solicitado al Batallón Contraterrorista 312 de Pangoa, pues ellos serían los responsables de la estrategia que se aplica en la zona, según nos señalaron los encargados de la base de Mazángaro”, explicó Gamboa. Mientras esperan la respuesta de las autoridades militares, el representante de la defensoría señaló que es necesario mejorar la relación entre los militares y los pobladores. “También es importante fortalecer la base de Mazángaro. Por su ubicación poco estratégica es una de las bases más atacadas del VRAE”. Como bien señala, los bombardeos no han dejado ninguna víctima, por lo que aún se puede trabajar en la prevención. “Felizmente, las bombas han caído en las chacras y no en el mismo centro poblado. No hay muertes que lamentar, pero no hay que esperar que las haya”, dijo. La evidente ausencia del Estado en la zona es lo que más preocupa a la Defensoría del Pueblo. “Aquí el Estado está representado por el Ejército”, indicó Gamboa. Y no le falta razón: más allá de la base de Mazángaro, no hay Estado. No hay un presupuesto asignado para cubrir las necesidades de salud o educación de estos centros poblados. La Unidad de Gestión Educativa (UGEL) de Pangoa dice que son problemas presupuestales los que impiden que se asigne plazas a maestros en esta zona. Mientras tanto, los niños de estos centros poblados estudian en aulas hechas por sus padres, de la mejor manera posible.

EVALUACIÓN
EDUCACIÓN Los profesores que llegan a trabajar en estas comunidades no son pagados por el Estado. Su sueldo corre a cuenta del Concejo de Pangoa (50%) y de los mismos pobladores (50%). SALUD La posta médica más cercana está a cuatro horas de distancia. ACCESO La construcción de una carretera es casi inviable por lo agreste de la zona. Los pobladores transitan por un empinado camino de trocha.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->