Está en la página 1de 474

"Los pobres: son peligrosos para la paz pblica aquellos que no tienen intereses, o sea que se encuentran en gran

miseria y pobreza, porque no teniendo nada que perder, agtanse fcilmente con ocasin de novedades y abrazan gustosos todos los medios que se presentan para as medrar con la ruina ajena. Debe por lo tanto el Rey asegurarse de ellos y lo har de dos modos: o expulsndolos de su Estado o interesndolos en la paz de ste. Se expulsarn envindolos a colonias, como hicieron los espartanos con los partenos, temiendo que hicieran alguna novedad ( como hicieron los venecianos con muchos esbirros, de los que estaba llena la ciudad, librndose de ellos en ocasin de la guerra de Chipre) o se expulsarn por completo , como hizo el rey Fernando de Espaa con los gitanos, dndoles un plazo de sesenta das. Se les interesar obligndoles a que hagan algo, en la agricultura, en los oficios o en otro tipo de trabajo con cuyo emolumento puedan mantenerse. Por eso no son tolerados en modo alguno los holgazanes y los desocupados , los ciegos y tullidos se ocupan en lo que sus fuerzas consienten y no se admiten en los hospitales sino a los que estn verdaderamente imposibilitados ."