P. 1
Análisis de los párrafos Herodoto los nueve libros de la historia

Análisis de los párrafos Herodoto los nueve libros de la historia

|Views: 221|Likes:
Publicado pormecart

More info:

Published by: mecart on Jul 04, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/20/2013

pdf

text

original

Análisis de los párrafos Herodoto los nueve libros de la historia I Histeo induce a los jonios a pelear contra los

persas Los jonios se dispersan y son derrotados Histeo cae en poder de los medos Los medos de apoderan de las ciudades jónicas y del queroseno La armada persa se dirige contra Atenas Los egina se entregan a os persas y el rey de esparta trata de castigarlos Los eginetas insultan a los atenienses y estos ganan una batalla naval Los persas atacan a ertria u se apoderan de ella por traición Los pesas continúan hasta maratón y los atenienses salen a la batalla Artafernes virrey de Sardes pregunta a histeo cual fue el motivo de la rebelión y se hace el desentendido , pero Arternes ya sabia que histeo fue el culpable del levantamiento II Histeo huye hacia el mar Deja burlado al rey Darío y marcha aponerse al frente de los jonios como generalísimo de la guerra contra los persas. Histeo fue tomado preso por los jonios pensando que podía ser un espía de Darío pero luego fue puesto en libertad ya que supieron que era enemigo del rey III Histeo dijo a los jonios que se unía a ellos ya que el rey iba a sacar de su tierra y mandarlos a fenicia y a los fenicios los dejaría en jonia , pero era una mentira IV Poco después histeo envía un mensajero con cartas dirigidas a los persas con quienes había planeado la sublevación. Hermipo el mensajero entrego las cartas a Artafernes , este las leyó y le indico que las entregara a los persas pero que le trajera las respuestas de ellos . Con esto Artafernes toma prisionero a varios persas por conspiración V Lugo de lo sucedido en Sardes , Histeo logro que los de Quío le llevasen a

Mileto , pero los de milesios no querían que otro los gobernara luego de haber sido liberados de Artafernes. Histeo intenta entrar de noche a viva fuerza a Mileto pero es herido por un Milesio. Histeo intenta volver a Quio pero , no es escuchado y va Mitilane donde convence a los lesbios para que le den su armada . Con ocho generales se dirije a Bizancio, y en el camino se apoderaban de otras naves . VI Mileto se ve amenazado por tierra y por mar En tierra un ejercito de los persas unia sus fuerzas en un solo cuerpo En mar la mayor parte correspondía a los fenicios , quienes iban aramados también junto con lso de Chipre , cilicia y Egipto . cuya fuerza de mar iba contra los de Mileto y los restantes de la Jonia VII Informados lo jonios de lo sucedió juntaron al congreso y decidieron que no valía la pena enfrentarse solos a los persas, así que decidieron apoyar a los de milesios y juntaron todas sus escuadras partieron a isla de Lada, frontera de la ciudad de Mileto para juntarse con los milisios. VIII Los Jonios se unen a los Lebos . Logran juntar 353 galeras . IX Se suman las naves barbaras que eran 600 y aparecen en la costas de Mileto Luego que aparecieron en las costas de Mileto, donde estaba ya todo el ejército de tierra, al oír los generales persas el número de las naves jonias, temieron no poder derrotarles y así, no dominando el mar, no podrían apoderarse de Mileto y correrían peligro de recibir castigo de Darío. Con este pensamiento, reunieron a los señores de la jonia convocaron a todos los que estaban presentes, y les hablaron así: “Jonios, ahora muéstrese cada uno benefactor de la casa real; cada cual procure apartar a sus súbditos del resto de los aliados. Anunciadles y prometedles que no padecerán disgusto

alguno por su sublevación, que ni abrasaremos sus templos, ni sus casas particulares, ni se hallarán en nada peor que antes se hallaran. Pero, si no lo hacen y a todo trance se empeñan en entrar en batalla, les amenazaréis ya con lo que realmente les espera: que, derrotados en la batalla, serán vendidos por esclavos, que haréis eunucos a sus hijos, transportaremos sus doncellas a Bactra, y entregaremos a otros su territorio.” X Así dijeron los persas; por la noche los tiranos de Jonia enviaron cada uno a sus súbditos sus emisarios. Los jonios, a quienes llegaron tales mensajes, se condujeron arrogantemente y no admitieron la traición; aunque cada ciudad creía que a ella sola enviaban el aviso los persas. XI Llegaron los persas a Mileto. Se reunieron los jonios en Lada, tuvieron sus asambleas y muchos fueron los oradores, principalmente el general foceo Dionisio, quien dijo así: “Jonios, nuestra situación está en su momento decisivo: quedar libres o esclavos, y aún esclavos fugitivos. Ahora, pues, si queréis sobrellevar trabajos, al presente sufriréis fatigas, pero podréis derrotar a vuestros contrarios y ser libres; si procedéis con flojedad y desorden, no abrigo esperanza alguna de que el rey no os castigue por la sublevación. Obedecedme y confiad en mí. Y os prometo, si los dioses son justos, que, o el enemigo no entrará en batalla, o, si entra, sufrirá gran derrota.” XII Los jonios se pusieron a las órdenes de Dionisio. Este sacaba siempre las naves en fila, ejercitaba a los remeros a abrirse paso los unos en la línea de los otros y a armar la tripulación. Luego, el resto del día tenía anclada las naves, y hacia trabajar a los jonios todo el día. Siete dias obedecieron y cumplieron las órdenes Al octavo día la gente no estaba acostumbrada a trabajos y por el sol, comenzaron a cuestionar a Foceo y decidieron no obedecerle. Luego nadie quiso obedecerle sino que todos plantaron tienda en la isla, al

modo de un ejército, y vivían a la sombra, sin querer subir a bordo ni hacer maniobras. XIII Cuando los generales samios vieron lo que los jonios hacían, aceptaron entonces el partido que Eaces, hijo de Silosonte, había sido privado de su mando por el milesio Aristágoras, del mismo modo que los otros señores de Jonia. Decidieron aceptar lo que habían ofrecido antes los persas dejaron la alianza de los jonios. Se dieron cuenta que era imposible vencer el poderío del rey, ocupando como pretexto que los jonios no cumplían con su deber, echaron mano de ese, dándose por afortunados al poder conservar sus templos y bienes particulares. XIV Los fenicios se hicieron a la mar para el ataque, los jonios por su parte sacaron sus naves en fila. Cuando estuvieron cerca y vinieron a las manos, los samios, según lo convenido con Eaces, izaron velas y partieron de la línea rumbo a Samo. Solo o once naves y los capitanes de éstas permanecieron en su puesto y combatieron desobedeciendo a sus generales. Por ese hecho el común de los samios les otorgó grabar en una columna sus nombres y los de sus padres, porque se condujeron como bravos, y esa columna está en la plaza. los lesbios al ver que sus vecinos huían, hicieron lo mismo que los samios, y la mayor parte de los jonios hicieron lo mismo. XV De los que permanecieron en el combate, los que más padecieron fueron los de Quío, que realizaron brillantes proezas de valor, y no quisieron combatir mal de intento.Veían que los más de los aliados les traicionaban, pero tuvieron por indigno parecerse a los ruines de entre ellos y, abandonados con pocos aliados, rompieron el frente contrario y combatieron, hasta tomar muchas naves enemigas y perder el mayor número de las suyas.

XVI Con las naves restantes los quíos huyeron hacia su patria. Al ser perseguidos, todos los quíos cuyas naves por sus averías no se podian valer, se refugiaron en Mícala; dejando varadas las naves allí mismo Los quios llegaron a pie y de noche al territorio de Éfeso, cuando las mujeres del lugar celebraban las tesmoforias, los efesios no sabían lo que había sucedido viendo que aquella tropa había penetrado en su territorio, pesaron que eran salteadores que venian a robarles las mujeres, salieron en masa a socorrerlas y mataron a los de Quío. XVII Asi calleron los de Quio Dionisio el foceo, cuando vio que los jonios perdían , se apoderó de tres naves enemigas. Y partió a fenecia ya que sabía que foncea sería tomada junto con jonia En Foncea hundió unas naves de carga, se apoderó de muchas riquezas y se hizo a la vela para Sicilia; se dió a la pirateria, pero , no contra griegos sino contra cartagineses y tirrenos. XVIII Vencieron los persas a los Jonios en la batalla naval, rodearon por tierra y mar a Mileto Cavaron galerías bajo sus muros y aplicaron todo género de máquinas. La tomaron totalmente a los seis años de la sublevacion de Aristágoras, y la esclavizaron, y así coincidió el desastre con el oráculo acerca de Mileto. XIX Se sabía de los agravios ya que el oráculo de Delfos le había advertido a Milatos que por sus malas obras caerían prisioneros de manos extranjeras Todas esas calamidades cayeron sobre los milesios, cuando los persas ganaron sus mujeres e hijos fueron reducidos a la condición de esclavos, y el santuario de Apolo en Dídima, con su templo y con su oráculo, fue saqueado y quemado. XX

Los milesios prisioneros fueron llevados a Susa. El rey Darío, sin infligirles otro castigo, los estableció cerca del llamado mar Eritreo en la ciudad de Ampa, junto a la cual pasa el río Tigris, para desaguar en el mar. El territorio de Mileto, los persas lo ocuparon los alrededores de la ciudad y el llano, y dieron las tierras altas a los carios de Pédaso. XXI Cuando los milesios sufrieron tal desventura de manos de los persas, no les correspondieron con la debida compasión los sibaritas (los cuales privados de su ciudad moraban en Lao y en Escidro); pues, cuando Síbaris fue tomada por los de Crotona, toda la juventud milesia se cortó el pelo e hizo gran duelo, porque dichas ciudades fueron, que nosotros sepamos, las que se guardaron mayor amistad. Muy diferentemente lo hicieron los atenienses. Porque los atenienses manifestaron su gran pesar por la toma de Mileto de muchos modos y señaladamente al representar Frínico un drama que había compuesto sobre la toma de Mileto, no sólo prorrumpió en llanto todo el teatro, sino que le multaron en mil dracmas por haber renovado la memoria de sus males propios, y prohibieron que nadie representase ese drama.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->