P. 1
Identidad chilena

Identidad chilena

|Views: 63|Likes:
Publicado pormjfigueroa767544

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: mjfigueroa767544 on Jul 03, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/19/2013

pdf

text

original

IDENTIDAD CHILENA

PATRIMONIO CHILENO
MARÍA JOSÉ FIGUEROA FARIÑA

Identidad es una palabra de origen latino (identĭtas) que permite nombrar al conjunto de rasgos propios de un sujeto o de una comunidad. Estas características diferencian al individuo (o grupos de individuos) frente a los demás. La identidad también está vinculada a la conciencia que una persona tiene sobre sí misma.

EL CONCEPTO DE IDENTIDAD

El término “identidad” en rigor no corresponde porque no puede designar nunca la “mismicidad”: en un momento preciso, un individuo es idéntico a sí mismo, pero dos personas no lo son jamás entre ellas. Por tanto, si se admite este uso metafórico, la identidad (cultural o colectiva) es una construcción social, una representación (Candau, 1998).

EL CONCEPTO DE IDENTIDAD

Las identidades no se construyen a partir de un conjunto estable y objetivo de “rasgos culturales”, sino que son producidos y se modifican en el marco de reacciones, de relaciones y de interacciones sociales (situaciones, contextos, circunstancias), de donde surgen sentimientos de pertenencia, “visiones del mundo” identitarias.

EL CONCEPTO DE IDENTIDAD

Este sentimiento es consecuencia de una serie de procesos dinámicos de estrategias de designación, de atribución de características identificatorias reales o ficticias y de recursos simbólicos utilizados por sobre otros. Estos elementos de identidad son, en cuanto tales, generadores de diferencias o “fronteras sociales”, por las cuales las cosas y las personas son diferentes (Op. Cit).

EL CONCEPTO DE IDENTIDAD

El trabajo de la construcción de la identidad que va a fundarse sobre las “cosas dignas de pasar a la memoria”. En el marco de la construcción identitaria se utilizarán cierta cantidad de hitos temporales entre las cuales el más significativo es el momento del origen (Candau, 1998).

EL CONCEPTO DE IDENTIDAD

Las identidades individuales y las colectivas y cómo ellas están interactuando permanentemente, Candeau postula que tiene tres dimensiones o aspectos formales en las cuales se expresa: •  Identidad con ciertas lealtades grupales o características, con las cuales nos sentimos identificados, allí donde nos reconocemos, estas son las identidades culturales, tales como género, clase, nación, etc.

EL CONCEPTO DE IDENTIDAD

•  Dimensión material de la identidad, es decir, la corporalidad, que en el caso de la identidad personal, está asociado al cuerpo humano, y en las identidades culturales se asocia a la espacialidad, al territorio, vale decir, cómo nuestro espacio geográfico nos permite reconocernos. •  Y por último cómo nos ven los demás, un “otro” que en el caso de las identidades nacionales son las otras naciones y como interactuamos con ellas.

EL CONCEPTO DE IDENTIDAD

1.  Identidad cultural 2.  Identidad nacional 3.  Identidad social

ALGUNOS TIPOS DE IDENTIDAD

Identidad cultural es el conjunto de valores, orgullos, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento que funcionan como elementos dentro de un grupo social y que actúan para que los individuos que lo forman puedan fundamentar su sentimiento de pertenencia, que hacen parte a la diversidad al interior de las mismas en respuesta a sus intereses, códigos, normas y rituales que comparten dichos grupos dentro de la cultura dominante. La construcción de identidades es “un fenómeno que surge de la dialéctica entre el individuo y la sociedad” (Berger y Luckman, 1988).

IDENTIDAD CULTURAL

Las identidades se construyen a través de un proceso de individualización por los propios actores para los que son fuentes de sentido (Giddens, 1995) y aunque se puedan originar en las instituciones dominantes, sólo lo son si los actores sociales las interiorizan y sobre esto último construyen su sentido.

IDENTIDAD CULTURAL

En esta línea, Leopoldo Castells (1998), diferencia los roles definidos por normas estructuradas por las instituciones y organizaciones de la sociedad (que influyen en la conducta según las negociaciones entre individuos y dichas instituciones, organizando así las funciones) y las identidades definidas como proceso de construcción del sentido atendiendo a un atributo o conjunto de atributos culturales (organizando dicho sentido, entendido como la identificación simbólica que realiza un actor social del objetivo de su acción).

IDENTIDAD CULTURAL

De alguna manera, se puede interpretar que se están reforzando las propuestas tendentes a reconocer los procesos de identificación en situaciones de policulturalismo (Maffesoli, 1990) o momentos de identificación (Jenkins, 1996) que se dan en la sociedad-red, emergiendo pequeños grupos y redes (en plural).

IDENTIDAD CULTURAL

Existen dos corrientes en antropología a la hora de abordar el fenómeno de la identidad cultural: •  La perspectiva esencialista estudia los conflictos de identidad como algo inminente y hereditario culturalmente. Esta aproximación considera que los diversos rasgos culturales son transmitidos a través de generaciones, configurando una identidad cultural a través del tiempo. Uno de los defensores de este modelo es David Laitin, quien señaló que en la Guerra de los Balcanes, los serbios asesinaban croatas debido al odio ancestral que sentían por ellos, es decir, por una cuestión de identidad cultural heredada. Laitin afirma que la movilidad social e ideológica es posible, pero la cultural no.

MODELOS DE ESTUDIO DE LA IDENTIDAD CULTURAL

•  La perspectiva constructivista, en cambio, señala que la identidad no es algo que se hereda, sino algo que se construye. Por lo tanto, la identidad no es algo estático, sólido o inmutable, sino que es dinámico, maleable y manipulable. Un ejemplo es Somalia, que hasta el año 1991 era un país homogéneo, étnica, cultural y lingüísticamente, pero a partir de ese año el país cayó en una guerra civil entre clanes debido, en parte, a una ruptura de la identidad cultural hasta entonces homogénea.

MODELOS DE ESTUDIO DE LA IDENTIDAD CULTURAL

Las críticas que se pueden hacer al modelo esencialista son que la cultura no es algo que se hereda totalmente, y por lo tanto, la identidad cultural tampoco puede ser heredada férrea e inflexiblemente. Si así lo fuera, todo el mundo lucharía contra todo el mundo, porque en algún momento del pasado siempre ha habido un conflicto entre dos o más grupos. Si así fuera, los ciudadanos de Pamplona, por ejemplo, seguirían luchando entre ellos, debido a que en el pasado se produjo un conflicto entre los ciudadanos de los tres burgos que formaban la ciudad.

CRITICAS A LOS MODELOS

Por lo tanto, puesto que la cultura no es algo inmutable, sino que se transforma continuamente, la identidad cultural tampoco es algo inmutable y se transforma continuamente. Respecto a la perspectiva constructivista, las críticas que se le pueden hacer son que la identidad cultural tampoco depende únicamente de factores coetáneos, sino que existe una transmisión modificable a lo largo del tiempo. No es simplemente una construcción que se realiza desde cero, sino que existe un sustrato básico sobre el que se trabaja y se moldea una identidad cultural determinada.

CRITICAS A LOS MODELOS

La identidad nacional, por su parte, es una condición social, cultural y espacial. Se trata de rasgos que tienen una relación con un entorno político ya que, por lo general, las naciones están asociadas a un Estado (aunque no siempre sea así).

IDENTIDAD NACIONAL

De esta forma, la identidad de una nación, puede entenderse como dada por la cultura. Pero en los Estados contemporáneos, con marcados componentes multiétnicos, su población está dividida en culturas y etnias subnacionales, encontrándose en escalas socioeconómicas diferentes. La cuestión de la identidad nacional solo surgirá de un pacto social, y sólo podrá edificarse a partir de un proyecto compartido de nación, capaz de crear un futuro de bienestar que rompa con la exclusión.

IDENTIDAD NACIONAL

Las comunidades para identificarse con un Estado requieren de una definida voluntad política para hacerlo y lograrlo. Así, la identidad no se trata de una cualidad perenne transmitida desde el fondo de los tiempos, sino de una construcción presente que recrea el pasado con vistas a un porvenir deseado.

IDENTIDAD NACIONAL

Para Smith (2007) se puede hablar de identidad nacional si se cumplen las siguientes características: • Un territorio histórico o patria. • Recuerdos históricos o mitos colectivos. • Una cultura de masas publicas y común para todos • Derechos y deberes iguales para todos los miembros y • Una economía unificada que permite la movilidad territorial de los miembros.

IDENTIDAD NACIONAL

Se compone de cuatro elementos: 1.- Categorización: A menudo ponemos a los demás (y a nosotros mismos) dentro de categorías. Etiquetar a alguien como musulmán, turco, tarado o jugador de fútbol son formas de decir otras cosas acerca de los demás. 2.- Identificación: También nos asociamos con determinados grupos (nuestros grupos) para reafirmar nuestra autoestima. 3.- Comparación: Comparamos nuestros grupos con los demás grupos, percibiendo un sesgo favorable hacia el grupo al que pertenecemos. 4.- Distinción psicosocial: Deseamos que nuestra identidad sea a la vez distinta de y positivamente comparable con otros grupos.

IDENTIDAD SOCIAL

Martí (2003): Identidad social es el conjunto de condiciones del sujeto que depende de su posición en la estructura social y de los rasgos determinados por su afiliación a los diversos grupos ideológicos, económicos y culturales.

IDENTIDAD SOCIAL

Es indiscutible que los chilenos vivimos realidades diferentes. Niveles socioeconómicos, pensamientos políticos, religiones, calidad educativa etc.; influyen en ello. Cada región del país tiene sus propias tradiciones, comidas típicas, música, bailes y hasta la forma de vivir la fe es distinta. A pesar de todas estas diferencias culturales y sociales hay algo que nos une a todos los chilenos ¿Existe realmente una identidad chilena? ¿Qué es “eso” que nos une a todos? ¿Cuáles son los factores que la componen? ¿Sufre algún tipo de evolución, o es siempre la misma?

IDENTIDAD CHILENA

La cultura chilena se ha caracterizado por ser particularmente única. Muy distinta a todas las culturas latinoamericana. Esto sucede, principalmente como consecuencia de la geografía muy especial que posee nuestro país. Nos separan del resto de los pueblos latinoamericanos una cordillera de más de 4.200 metros de largo, que va de norte a sur y que alcanza en algunos lugares alturas mayores a los 6.000 metros; el desierto más seco del mundo; y miles de kilómetros de extenso mar. Barreras no muy fáciles de superar, lo que nos ha llevado a estar apartados del resto del mundo, como si viviésemos en nuestra propia isla.

IDENTIDAD CHILENA

“En Chile, la modernidad tanto como la identidad cultural son procesos que se van construyendo históricamente” (Larrain, 2001). Cuando Chile era parte de la colonia Española, y estaba bajo el mando de los reyes, era una más de las tierras conquistadas. Hablaban el mismo idioma, tenían la misma religión y la misma importancia ante los ojos de los monarcas españoles que los virreinatos vecinos. El proceso de formación y evolución del pueblo chileno como tal, comienza junto con el período de la Independencia y el desligue de la Corona Española. Chile es un país mestizo, es decir sus habitantes son una “mezcla” de españoles e indígenas, así como son también sus tradiciones y costumbres. Desde esta etapa hasta hoy; nuestra identidad ha seguido evolucionando.

IDENTIDAD CHILENA

Larraín (2001, p. 145) identifica cuatro versiones específicas de la chilenidad: La versión militar racial: Esta versión se refiere a la importancia de los elementos bélicos y militares en la identidad nacional. La guerra ha estado presente en estas tierras incluso desde antes de la creación de nuestro país, primero la guerra contra los araucanos, después la lucha contra los españoles por nuestra independencia y por la de Perú, posteriormente la guerra contra la confederación Perú-boliviana, la guerra del pacifico. Cabe destacar aquí que todas estas luchas han sido triunfales, lo que facilita la identificación con nuestras fuerzas armadas ya que entregan los beneficios del triunfo y el orgullo y por ende se crece el nacionalismo.

IDENTIDAD CHILENA

La versión psicosocial: el carácter del chileno: Hernán Godoy (Larraín, 2001) señala que, factores como la ubicación geográfica, la resistencia araucana, el régimen de encomiendas, el sistema de funcionamiento de las haciendas y la devoción religiosa de los hacendados, generan tres rasgos esenciales que unen al pueblo y a la elite: el acatamiento a la autoridad civil y religiosa, un prototipo de relación paternalista de sello agrario y el sentimiento de identificación con el país. Luego sintetiza lo positivo en la voluntad y la sobriedad, el espíritu jurídico y democrático, la tenacidad y la lucha por la justicia, el estoicismo, calidez y afecto. Los rasgos negativos los resume en escasa imaginación, carácter gris y apagado.

IDENTIDAD CHILENA

La versión empresarial postmoderna: Esta versión se relaciona directamente con los planteamientos de Benjamín Subercaseaux (Larraín, 2001, p. 163) respecto al Chile actual y las tres ideas básicas que sustentan este discurso identitario generado por el neoliberalismo: Chile país diferente, Chile ganador y Chile país moderno. Larraín (2001, p.163) señala que “la característica principal de estas tres ideas es su unilateralidad al privilegiar únicamente las dimensiones económicas y tecnocráticas de la modernización y olvidarse de la dimensión cultural”.

IDENTIDAD CHILENA

La versión de la cultura popular: Respecto a esta versión Gabriel Salazar (Larraín, 2001, p. 173) plantea, la existencia de una cultura independiente de la elite que “esta llena de tensiones e incoherencias, pero tiene la fuerza de la imaginación creadora que ha permitido al pueblo sobrevivir en condiciones muy difíciles… su fuerza viene entonces de la lucha por la vida”. Solo una cultura creativa puede aspirar a constituir una verdadera identidad de una nación. “un rasgo fundamental de la cultura popular ha sido su segregación y consecuentemente su enorme capacidad para crear vida, códigos morales, y cultura al margen de la sociedad establecida. Pero también ha sido capaz de absorber parcialmente elementos que vienen de la cultura dominante y que se canalizan a través del estado, el ejército, las escuelas, y los medios de comunicación”.

IDENTIDAD CHILENA

Benjamín Subercaseaux, piensa que hay una psicología nacional donde destaca rasgos de tipo depresivo, imposibilidad de vivir la vida dentro del presente, vivimos obsesionados con el ayer o con el mañana, pero descuidamos el presente. El chileno es un ser a disgusto, desconfiado, tímido, sensible, mediocre y todo esto se lo atribuye al clima de grandes oscilaciones térmicas y una geografía de carácter insular.

IDENTIDAD CHILENA

Hernán Godoy, coincide en que el chileno tiene un carácter especial, fuertemente influenciado por la geografía de su país. Sin embargo, enfatiza los aspectos positivos como la voluntad, la sobriedad, el espíritu democrático, la tenacidad y la lucha por la justicia, el estoicismo, calidez y afecto.

IDENTIDAD CHILENA

Otro rasgo muy importante es la inseguridad del chileno. Siempre se siente inferior frente a los extranjeros (sólo “gringos” y europeos); dejándose explotar. Sólo basta ver la película “Subterra”, o tomar como ejemplo las salitreras del norte, como Humberstone. Esta inseguridad se debe a que Chile es aún un país muy joven, y precisamente por eso fuimos explotados por países desarrollados, y lo somos aún de manera distinta (consumismo etc.). Cada vez hay más conciencia y a raíz de ello, vamos adquiriendo seguridad para posicionarnos frente al mundo, y especialmente destacarnos en Latinoamérica.

IDENTIDAD CHILENA

La representación de la unidad de la sociedad en sus diferencias es una tarea que queda confiada ahora más que nunca antes a la cultura, entendida como la forma que asume la ecología humana, ese patrimonio de sabiduría que se transmite a las generaciones jóvenes y que da sustentabilidad a la solidaridad intergeneracional y, por tanto, a la sociedad misma (Morandé, 2007).

IDENTIDAD CHILENA

Durante la década de los 80’ los chilenos se desarrollaron al alero de los movimientos sociales y en donde el ser colectivo les permitía enfrentar su día a día. Pero con la llegada de estas nuevas realidades, incluyendo el termino del régimen militar, los chilenos debieron enfrentar nuevas posibilidades de acción así como oportunidades prometedoras y diversas. Es así como la apertura al consumo en general le permitieron al chileno volcar sus preocupaciones y actividades en general hacia las posibilidades que este les permite, así como a la posibilidad de vivir realidades semejantes a las de países industrializados.

IDENTIDAD CHILENA

Walkman (2004) resalta que en el caso de Chile: “La identidad nacional se ha sustentado en una mitología de origen: el predominio de lo “blanco” sobre lo “no blanco”, mitología que, desde la exclusión y la negación del mestizaje, se tradujo en racismo encubierto, latente, disfrazado y ubicuo, presente en todos los niveles de la sociedad”.

IDENTIDAD CHILENA

La construcción de la identidad chilena se debe a los procesos de globalización, economía de libre mercado y consumo, y en como este último ha pasado a ser el eje central ante el cual se desarrolla el concepto de identidad nacional en la actualidad.

IDENTIDAD CHILENA

La identidad chilena es un proceso que está fuertemente determinado por la ubicación y características geográficas de nuestro territorio y la historia de los primeros habitantes y sus costumbres.

COMENTARIOS FINALES

•  Martí Castro, Isabel, Directora (2003). Diccionario enciclopédico de educación. Barcelona: Ediciones CEAC. •  Morandé, Pedro (2007) Raíz, identidad y dinamismo cultural. Reflexiones sobre el caso chilenoRAIZ. •  Larraín, Jorge (2001) La identidad Chilena. •  Smith, Anthony (1997) La identidad nacional. Madrid. Trama. •  Walkman, Gilda (200-20007) La "cultura de la memoria": problemas y reflexiones. Publicado en Revista Futuros No.18, 2007 Vol. V http://www.revistafuturos.info

BIBLIOGRAFIA

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->