P. 1
Mujeres Criminales

Mujeres Criminales

|Views: 42|Likes:
Publicado porGeorgiAna Narcisa

More info:

Published by: GeorgiAna Narcisa on Jul 01, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/06/2013

pdf

text

original

Mujeres criminales en la historia

Georgiana Narcisa GHIŢĂ Engleză-Spaniolă Anul III

Mujeres criminales en la historia

“CONDUCTA CRIMINAL EN MUJERES. DEL DESEO AL ACTO.” PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA El objetivo básico de este protocolo de investigación es el descubrir la diferencia de la conducta criminal entre el hombres y mujeres, diferenciar la conducta, el modo, el conque, y el porqué. Descubrir porque las mujeres tienen este tipo de conducta criminal, específicamente porque cometen homicidio, el modo: ya sea ordenado, desordenado. La topología en que se encuadran las mujeres criminales, trastornos psicológicos, el porqué pasan del deseo, del pensar, al pasaje al acto. En este planteamiento me iré basando, en las teorías psicoanalíticas de evea, lacan. Basándome en los motivos del crimen paranoico. Analizando varios casos de mujeres que han cometido homicidio, enfocándome de lo general a lo particular, de una manera individual, caso por caso, baso en la triada R-S-I, y en el estadio del espejo. Lo largo de los años han hecho todo tipo de clasificación de la penal femenina en la historia de las mujeres más importantes, hermosos, ricos, y no sólo, en la historia, pero nunca hizo una clasificación de la penal femenina en la historia.Así que hice un top corto con tresmujeres asesinas enla historia.

i. ElizabethBáthory ii. Waltraud Wagner iii. Marie Noe

ELIZABETH BATHORY
Más conocida como La Condesa Sangrienta, debido a los macabros y depravados crímenes que cometió, Elizabeth Báthory fue una aristócrata húngara perteneciente a una de las másilustres familias de Europa. De hecho de esta misma familia también fueron Esteban y Sigmund Báthory que ocuparon los tronos de Polonia y Transilvania, respectivamente, además de varios dignatarios de la Iglesia y ministros de Hungría. Popularmente se cree que mataba a sus jóvenes doncellas para bañarse en su sangre porque creía que así se mantendría joven y bella. Se dice que llegó a asesinar a 650 personas para este propósito. Actualmente y después de las investigaciones llevadas a cabo no se sabe a ciencia cierta si esto es verdad o no, aunque si se puede asegurar que cometió una gran cantidad decrímenes de extrema crueldad. La historia de Elizabeth comienza en 1560, fecha en la que vino al mundo en el seno de una de las más importantes familias de Hungría. Su castillo se encontraba en Cachtice, ciudad situada en Eslovaquia. También paso parte de su vida en Viena donde tenía una mansión cerca del palacio real en el centro de la ciudad. Allí se hizo construir una jaula de hierro dentro de la cual torturaba a las jóvenes doncellas. Gran parte de los investigadores achacan los malvados instintos de esta condesa a la degeneración genética a la que habían llegado los miembros de esta familia debido a la endogamia, pues la única manera de mantener las posesiones era el matrimonio entre familias nobles húngaras. De hecho, Elizabeth era muy propensa a ataques de epilepsia, y entre los de su estirpe había numerosos antecedentes de prácticas de magia negra y satanismo; además, su hermano Stephen y su tía, ambos de marcada tendencia homosexual, fueron conocidos libertinos en su época, y, por si fuera poco, cabe citar el caso de su antepasada Clara Báthory, que, al decir de los cronistas, aparte de practicar todo tipo de enfermizas aberraciones sexuales envenenó a su marido. A los once años Elizabeth se prometió con FerencNadasdy, el hijo de otra familia húngara de la aristocracia. Se fue a vivir con la familia de Ferenc, al sombrío castillo de Csejthe. Allí le gustaba jugar con los niños de los Nadasdy, pero pronto quedó embarazada de uno de ellos. Debido a este incidente a los 13

años se la tuvieron que llevar en secreto hasta un castillo donde tuvo al hijo que fue sacado del país. Dos años después se casó con Ferenc Nadasdy. Se cuenta que Ferenc enseñó a Elizabeth como mantener la disciplina de sus doncellas. Sacaban a las chicas desnudas al exterior y recubrían sus cuerpos con miel. Las dejaban un día entero fuera, de manera que eran picadas por mosquitos, abejas y todo tipo de insectos. El hecho de que Ferenc estuviera ausente gran parte del tiempo fue la causa de que Elizabeth buscara refugio en numerosos amantes de ambos sexos de los que pronto se aburrió, de forma que, intentando buscar nuevos divertimentos, llamo a gran cantidad de brujos y alquimistas que la iniciaron en ciertas prácticas de brujería en las que se centró su vida a partir de entonces, especialmente cuando, a la muerte de su esposo, vio las puertas abiertas para entregarse a esta nueva pasión. Esto también dio a Elizabeth vía libre para desarrollar sus propias perversiones sexuales. También le gustaba mucho que sus doncellas se desnudaran para ella. El origen de la historia que dice que utilizaba sangre para fines cosméticos es que se dice que un día, propinó una violenta bofetada a la criada que la estaba peinando, con tan mala fortuna que ésta comenzó a sangrar y su sangre salpicó la mano de la condesa. Convencida de que el trozo de piel donde había caído la sangre se veía más lozano, proyectó tomar baños de sangre humana para mantener su juventud y belleza eternamente. A partir de este momento comenzó una orgía desenfrenada de asesinatos (se citan más de seiscientos cincuenta) que se prolongó por espacio de diez años, durante los cuales sus criados recorrieron la región a la caza de jóvenes vírgenes, cuando no era ella misma la que las atraía al castillo con el señuelo de ser empleadas como sirvientas. Allí, las aldeanas eran encerradas en las mazmorras del castillo, a la espera de ser degolladas para que su sangre llenara la bañera de la cruel condesa. Una temporada que la condesa estuvo enferma en cama mando que le llevaran a una joven doncella para hacerlecompañía. Cuando esta llegó, se abalanzó sobre ella, la mordió en la mejilla, le arrancó un trozo de hombro con los dientes y le clavo los dientes en un pecho. Llegó un momento que el guardar tal número de cuerpos en el castillo se convirtió en un gran problema. Incluso al principio se guardaron algunos cuerpos debajo de las camas. Sin embargo, el hedor era tan insoportable que algunos sirvientes llevaron los cuerpos a un campo cercano a la ciudad, con lo que empezaron a circular leyendas entre la gente de la existencia de vampiros los

cuales eran la causa de los cuerpos llenos de sangre que se encontraban alrededor de la aldea. Atacar a una familia de poder en esa época era algo verdaderamente difícil, y sobre todo si como en este caso, el acusado además de ser una persona distinguida entre la nobleza tenía amigos igual de poderosos por todas partes. Por ese motivo, el emperador comienza por no prestar atención a las quejas de su pueblo, pero finalmente envía una tropa de soldados que irrumpen en el castillo en 1610. Al entrar, los soldados encuentran en el gran salón del castillo un cuerpo pálido y desangrado de mujer en el suelo, otro aún con vida pero terriblemente torturada, que había sido pinchada con un objeto para extraerle la sangre, y una última ya muerta tras ser salvajemente azotada, desangrada y parcialmente quemada. En los alrededores del castillo, desentierran además otros cincuenta cadáveres. En los calabozos, se encuentran a gran cantidad de niñas, jóvenes y mujeres aún en vida a pesar que algunos de ellos tenían señales de haber sido sangrados en numerosas ocasiones. Una vez éstos liberados, sorprenden a la Condesa y a algunos de sus brujos en una de las habitaciones del castillo en medio de uno de estos sangrientos rituales. Rápidamente son detenidos y conducidos a la prisión más cercana. Los crímenes sádicos de Báthory habían durado aproximadamente diez años. En el juicio, sobraban pruebas para condenar a Elizabeth Báthory culpable de los múltiples crímenes cometidos, pues no sólo se habían encontrado ochenta cadáveres sino que los guardias estaban de testigos para declarar que la habían visto matar con sus propios ojos. Ésta confesaría haber asesinado junto con sus hechiceros y verdugos, a más de 600 jóvenes y haberse bañado en "ese fluido cálido y viscoso afín de conservar su hermosura y lozanía". Le seducía el olor de la muerte, la tortura y las orgías lesbianas. Decía que todo lo mencionado poseía un "siniestro perfume". Sus cómplices fueron condenados culpables, unos decapitados y otros quemados en la hoguera. Báthory, aun contando con el privilegio de

pertenecer a la nobleza y ser amiga personal del rey Húngaro, fue condenada por éste mismo a una muerta lenta: la emparedaron en el dormitorio de su castillo, dejándole una pequeña ranura por la cual le daban algunos desperdicios como comida y un poco de agua. Murió a los cuatro años de permanecer en esa tumba, sin intentar comunicarse con nadie ni pronunciar la mínima palabra. Fue una especie de suicidio, de repente dejó de tocar alimento alguno y fallece en 1614 cuando contaba con 54 años. Los documentos existentes demuestran la unión entre la familia Báthory y la de Vlad Tepes, Drácula. De hecho un miembro de la familia Báthory, Stephen Báthory, estuvo fue quien dirigió la misión que devolvió a Drácula al trono en 1476. Además los antepasados húngaros de Drácula estaban relacionados con el clan Báthory. Tomar nota de que muchas de las atrocidades cometidas por la condesa todavía permanecen sin confirmar, el estado de la leyenda, la magia suprema y prácticas crueles que han sido asignados, o la orientación sexual incierta. Sin preferencia extraña la presencia de sangre, bañarse en la sangre, beber sangre, o la obsesión con la juventud eterna no se mencionan en ningún documento histórico, a las inclinaciones vagas hacia el canibalismo. Incluso sin una clara evidencia para confirmar todas las historias que circulan, pero las pruebas sobre la desaparición de varios jóvenes que sobrevivieron declaraciones de las víctimas y los restos descubiertos en la propiedad poseída por la condesa Elizabeth Báthory sigue siendo una figura extraña y siniestra en la historia, una de las pocas mujeres que aparecen inclinados al vampirismo y el canibalismo, un miembro de la cuenta en el registro de los más conocidos asesinos en serie y un nombre prohibido en la sociedad húngara.

WALTRAUD WAGNER
Waltraud Wagner, originario de Austria, la muerte de 42 pacientes entre 1983 y 1989. El móvil: Pensaban que la manera de aliviar el dolor de los ancianos.

Las técnicas para matar a los pacintes, en su mayoría ancianos, eran distintas: inyectar Rohipnol, Valium, Dorminal o el macabro lavado de boca La sentencia para Waltraud Wagner, prisión perpetua. Durante la investigación judicial se han exhumado 17 cadáveres de los asesinados en Lainz para encontrar los restos de los medicamentos inyectados por las enfermeras. El número de víctimas se elevó a más de 300. Las técnicas para matar a los pacientes, en su mayoría ancianos, eran distintas: inyectar Rohipnol, Valium, Dorminal o el macabro lavado de boca practicado por Waltraud Wagner, llamada a sus espaldas la bestia por sus colegas. Según consta en la investigación del fiscal del caso Lainz, Ernst Kloyber, se ahogaba a los enfermos con un vaso de agua. Se utilizaba especialmente en ancianos inconscientes o que dormían abriéndoles la boca a la fuerza y sujetándoles la lengua dejando entrar el agua en los pulmones. Wagner se defiende ahora afirmando que "era sólo un trago". Wagner era la jefa de grupo y la enfermera preferida por el mismo jefe del pabellón V, el doctor Pesendorfer -suspendido y rehabilitado un año después- que la calificó como "eficiente y comprometida". Wagner era puntual, cumplía los turnos de noche sin quejas y siempre acudía al hospital cuando era llamada para emergencias. La acusada responsabiliza al sistema hospitalario y al médico jefe Pesendorfer. "El profesor estaba siempre ausente e ilocalizable, a veces teníamos en un turno 35 pacientes y éramos sólo dos enfermeras. ¿Sabe usted lo que es lavarlos, darles de comer, ordenar, ¡era un horror!". Niega que los haya matado porque les suponían más trabajo. "Un moribundo no da más trabajo", afirma. Wagner fue condenada a cadena perpetua por 15 asesinatos, 17 intentos de asesinato y 2 cargos por asalto.

MARIE NOE
Marie Noe originario por Filadelfia (EE.UU.). Provocado asesinato múltiple entre 1949 y 1968. El móvil, desconocido. (Mi opinión personal es que estaba como una puñetera cabra)

Sus modus operandi fueron asfixió a los niños con la almohada mientras dormían y la sentencia por todos los crímenes 20 años de libertad vigilada, con una cadena electrónica ajustada a su cintura. En los años 60, Marie y su esposo, Arthur Noe, fueron noticia por ser víctimas de lo que parecía una maldición genética. Entre 1949 y 1968, sus ocho hijos, que tenían entre 13 días y 14 meses, habían fallecido de muerte súbita mientras dormían. Pero la aparición del libro “La muerte de los inocentes”, en el que se ponía en entredicho esta explicación oficial, y la publicación de un artículo que planteaba el homicidio como hipótesis hicieron que la policía reabriera el caso. Habían pasado 30 años desde los asesinatos. La investigación puso a Marie Noe contra las cuerdas y finalmente habló, pero con condiciones. Confesó haber matado a cinco de sus ocho hijos, pero dijo que no sabía lo que le había ocurrido al resto. Pidió, a cambio de declarar ante un tribunal, la negociación de su condena, y la Justicia accedió. Marie nunca confesó su móvil y “sí” y “no” fueron sus únicas respuestas, pero sólo fue condenada a 20 años de libertad vigilada, a pagar una fianza de 500.000 dólares y a someterse a terapia psiquiátrica.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->