P. 1
Cómo Funciona La Brujería

Cómo Funciona La Brujería

5.0

|Views: 15.562|Likes:
Publicado pormi_bebeko
DOC. QUE EXPLICA COMO ES EL RITUAL DE BRUJERIA EN CATEMACO VERACRUZ Y COMO SE PACTA CON LAS ALMAS EN PENA PARA OBTENER FAVORES EN EL LADO TERRENAL.
DOC. QUE EXPLICA COMO ES EL RITUAL DE BRUJERIA EN CATEMACO VERACRUZ Y COMO SE PACTA CON LAS ALMAS EN PENA PARA OBTENER FAVORES EN EL LADO TERRENAL.

More info:

Published by: mi_bebeko on Jan 08, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX or read online from Scribd
See more
See less

11/08/2013

¿Cómo funciona la brujería?

No es fácil para la mujer conseguir la fotografía de la amante de su esposo, pero la consiguió y, con ella, la foto de la hija de la otra con él. Ahora sí está lista para terminar el trabajo de amarre de su indisciplinado consorte. Hace ya un par de semanas que compró el muñeco de cera en forma de vela negra que le mandó a adquirir el brujo y su esposo ni se ha enterado de que le robó los calzoncillos blancos, eso sí, le tocó robarse uno de los que no están nuevos, para que no se diera cuenta. Con el muñeco, la tachuela y los alfileres le hizo el rezo al muñeco, le escribió el mensaje en los calzoncillos y con ellos envolvió el muñeco, después lo amarró con una cinta roja y le escribió el nombre de él y tres veces la leyenda “te amarro a tu hogar”, tal cual le dijo el brujo. Inmediatamente se fue para el cementerio y lo dejó en la tumba donde ya había dejado las fotos de él: dos fotos tamaño cédula a las que les clavó dos alfileres en cruz en la frente para poder dominarlo. Lo que le costó más trabajo fue escribir la carta a máquina para dejársela a las almas. En la carta les pedía que él peleara con toda su familia, menos con ella, para que aprendan. Ojalá el trabajito funcione, pues la cosa se está volviendo cada vez más cara. Sobre todo con la compra de los baños y el quiéreme. Pero eso sí, ella va a hacer lo que sea para dominar a su marido, no se lo va a dejar robar así no más. La anterior escena se repite una y otra vez en esta metrópoli en donde conviven brujerías y encantamientos junto a congresos científicos y tecnologías de punta. En la misma cuadra por donde cruza la fibra óptica que nos conecta con la superautopista de información, vive un brujo que asegura poder controlar cuanto esposo disoluto le pongan por delante sus atribuladas mujeres. Ciencia y brujería conviven , o por lo menos, comparten espacios, apenas notar la presencia del otro. En primer lugar estas prácticas hacen parte de un sistema que se basa en la cosmogonía cristiana católica, pero que no sigue los lineamientos oficiales de las autoridades eclesiásticas.

Generalmente, se la llama religiosidad popular o, simplemente, brujería. El sistema funciona de la siguiente manera: las almas de las personas que mueren se van para el Purgatorio, en donde sufren tormentos con la esperanza de llegar alguna vez al Paraíso. Sin embargo, para llegar al Paraíso, deben recibir muchas oraciones desde la Tierra, lo que quiere decir que los humanos pueden influir en la voluntad divina. Lo interesante es que estas almas están muy apuradas por salir del Purgatorio –debe ser por aquello de las llamas- y hacen oraciones a cambio de favores y novenas. Aún más curioso es que los favores que hacen para llegar al cielo pueden ser, en sí mismos, no muy buenos en términos morales: separar a un esposo de su esposa, enfermar a alguien, hacer que otro pierda el empleo, etc. La contabilidad del Purgatorio también es muy particular, pues no ve qué favores se están pidiendo, sólo cuentan las oraciones que le están llegando a esta o aquella alma en particular. Así, mientras las almas de los difuntos se apresuran a hacer todo tipo de favores, sus intermediarios, los brujos y brujas que posibilitan tales intercambios, tienen un trabajo estable. La brujería funciona como un complejo sistema semiótico en el que diversos códigos se funden para hacer la comunicación más efectiva. En primer lugar, se encuentra el mensaje verbal, oral y/o escrito que siempre se va a utilizar y que tiene un papel preponderante . En segundo lugar, están las imágenes y también los objetos de diversa índole que entran en relación con los otros códigos. Así, pues, se crea una gramática de la brujería que manejan profanos y especialistas con diversos grados de competencia. Para la realización de los trabajos concretos se utilizan dos métodos tradicionales para afectar a la persona objeto de la brujería: la extensión y la imagen. En la extensión, las personas que mandan a hacer la brujería deben proporcionar algo que sea la extensión del cuerpo de la persona que va a ser afectada. Generalmente se trata de fluidos corporales (sangre, orina, materia fecal, fluidos menstruales), cabellos, uñas o ropa interior, preferiblemente usada, para que tengas más energía de la persona. En la imagen se deben conseguir fotografías de las personas en

cuestión. Estas fotografías serán rezadas y atravesadas con alfileres, para poder dominar al afectado. También sirven las fotocopias de las fotografías o, en últimas, un dibujo. De otro lado está el temido muñeco. Este viene en dos presentaciones: un muñeco que se puede comprar en un almacén y al que se le “bautizará” con el nombre de la persona a quien corresponde o un muñeco fabricado especialmente para representar al objeto de la brujería. Este ícono puede ser hecho en madera o en tela y, otra vez, estará atravesado por alfileres. ¿Pero funcionan las brujerías? Esta es la pregunta más frecuente y la que más respuestas acaloradas recibe. No hay forma de contestarlo adecuadamente, pues, si se responde que no, siempre habrá alguien que conoce a otra persona que vivió “en carne propia” todos los horrores de la brujería o que pudo efectivamente obtener lo que deseaba con peticiones y pases mágicos. Si, por el contrario, se admite la eficacia de la brujería, nunca más se podrán gozar de las mieles del mundo científico y se será condenado con lapidarios epítetos como “premoderno”, “primitivo” o “supersticioso”. Si bien no se puede saber si la brujería efectivamente funciona, sí podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que la brujería existe y que cumple un papel importante en la circulación del conocimiento en muchos grupos sociales. La brujería provee un marco de interpretación con el que la persona puede intentar ejercer el control sobre aspectos de la realidad que le son adversos. Es decir, el paciente se vuelve agente, deviene sujeto de y en su entorno. Así, la enfermedad que los doctores no logran identificar tiene una causa cognoscible: un maleficio. Puedo hacer algo contra el profundo dolor por el desamor de mi amado: lo embrujo. Ahora sí voy a salir de estas deudas que me ahogan: el número del chance que me sugirió mi abuelo de ultratumba es la solución. Una cosa es cierta: el mundo de la brujería es tolerante e incluyente como el que más. Allí residen sin problemas Jesucristo y sus santos, junto al beato José Gregorio, a la reina María Lionza, al Negro Felipe y al indio Guacaipuru, Allí el agua bendita funciona junto al muñeco rezado en un cordial eclecticismo, que más que sorprendernos, nos podría servir de ejemplo.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->