P. 1
Alegaciones AMTTA - Borrador Ley Madrid 2012

Alegaciones AMTTA - Borrador Ley Madrid 2012

|Views: 1.781|Likes:
Alegaciones de AMTTA al borrador del anteproyecto de Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid - junio 2012
Alegaciones de AMTTA al borrador del anteproyecto de Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid - junio 2012

More info:

Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/24/2013

pdf

text

original

         

  ALEGACIONES  DE  AMTTA  AL  BORRADOR  DEL  ANTEPROYECTO  DE  LEY  DE   PATRIMONIO  HISTÓRICO  DE  LA  COMUNIDAD  DE  MADRID    (8  de  junio  de  2012)  

La   pasada   semana,   algunos   de   los   miembros   de   AMTTA   (Asociación   Madrileña   de  

Trabajadoras   y   Trabajadores   en   Arqueología)   recibieron,   a   través   del   Ilustre   Colegio   de   Doctores   y   Licenciados   en   Filosofía   y   Letras   y   en   Ciencias   de   Madrid,   el   borrador   del   Anteproyecto  de  Ley  de  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid.   Tras   leerlo   con   detenimiento   e   interés,   dado   que   los   últimos   meses   hemos   estado   reclamando  una  mejor  regulación  del  sector,  creemos  importante  aportar  nuestro  punto  de   vista  ante  lo  que  creemos  un  craso  error  en  la  orientación  de  este  borrador  del  anteproyecto   de  ley  y  un  paso  atrás  en  la  protección  y  socialización  del  Patrimonio  Cultural.     Somos  conscientes  del  momento  de  la  tramitación  en  el  que  nos  encontramos  y  de   que  no  somos  un  órgano  consultivo,  pero  ante  la  incomprensible  premura  con  la  que  se  está   desarrollando   el   proceso   y   el   miedo   a   una   tramitación   de   urgencia,   adjuntamos   una   serie   de   comentarios  al  borrador  que  esperamos  sean  tenidos  en  cuenta  de  cara  a  su  modificación.   Consideramos   la   modificación   necesaria   por   varias   razones,   la   primera   de   ellas,   la   inconstitucionalidad   de   la   ley   en   uno   de   sus   aspectos   básicos,   el   del   dominio   público,   de   acuerdo   al   artículo   132   de   la   Constitución   Española,   regulado   por   la   ley   16/1985   de   Patrimonio   Histórico   Español   en   su   artículo   44.   Además,   este   nuevo   borrador   sigue   sin   amoldarse   a   las   directrices   del   Convenio   Europeo   sobre   la   protección   del   Patrimonio   Arqueológico   firmado   en   La   Valetta   el   16   de   enero   de   1992,   ratificado   por   España   el   1   de   marzo  de  2011  y  que  ya  ha  entrado  en  vigor  con  valor  de  ley.    
1    

Detallaremos   todos   estos   aspectos   en   los   comentarios   al   articulado,   pero   creemos   esencial   un   cambio   en   el   propio   título   de   este   borrador   por   ‘Ley   de   Patrimonio   Cultural’,   conforme  a  las  últimas  tendencias  nacionales  e  internacionales,  así  como  una  simplificación   de   la   categorización   del   mismo,   adaptándola   a   la   terminología   en   uso.   Entendemos   que   la   simplificación   es   positiva,   pero   en   los   procedimientos   administrativos   encaminados   a   la   gestión   del   patrimonio,   no   a   su   expolio.   Precisamente   el   expolio   es   una   de   las   mayores   preocupaciones  que  emergen  de  este  borrador  de  anteproyecto  de  ley.  La  indefinición  del   hallazgo   casual   y   la   eliminación   del   control   arqueológico,   así   como   de   todo   el   sistema   preventivo  (preceptivo  no  es  igual  a  preventivo),  llevan  irremediablemente  a  la  destrucción   tutelada   del   patrimonio   cultural,   en   especial,   el   arqueológico.   Por   ello   es   esencial   una   modificación   sustancial   de   buena   parte   del   borrador,   que   además   necesita   una   amplia   reglamentación.   Ésta   debe   ser   una   prioridad,   no   como   en   la   ley   vigente,   sino   de   forma   profunda   y   orientada   a   establecer   unos   procedimientos   precisos   para   la   actividad   que   clarifiquen  la  ambigüedad  del  borrador  de  anteproyecto  de  ley.  Entre  esta  reglamentación,   seguimos  pidiendo  un  reglamento  de  actividades  arqueológicas  como  prioritario.   Igualmente,   y   aceptando   el   espíritu   de   agilización   y   simplificación   de   este   borrador   del   anteproyecto   de   ley,   cuestiones   como   la   aprobación   de   permisos   por   silencio   administrativo   o   los   excesivos   plazos   en   la   autorización   de   intervenciones,   nos   resultan   inaceptables  y  sólo  empeoran  la  gestión  y  protección  de  los  bienes.   Por  último,  queremos  destacar  la  importancia  de  incluir  de  un  modo  más  específico  y   comprometido  la  socialización  del  Patrimonio  Cultural,  representada  sólo  por  la  Disposición   Adicional  Quinta,  que  resulta  claramente  insuficiente.   En   definitiva,   lo   que   estamos   presentando   es   una   enmienda   a   la   totalidad   de   este   borrador   del   anteproyecto   de   ley,   que   consideramos   nocivo   para   el   Patrimonio   Cultural   y   contrario  a  los  fundamentos  nacionales  e  internacionales.  Consideramos  que  la  Comunidad   de   Madrid   debe   ejercer   sus   funciones   de   protección,   investigación   y   divulgación   con   diligencia   y   eficiencia.   Por   ello,   proponemos   una   serie   de   cambios   concretos   al   texto   y   recalcamos   de   nuevo   la   necesidad   de   un   desarrollo   reglamentario   a   la   mayor   brevedad   posible.  
2    

 
  EXPOSICIÓN  DE  MOTIVOS  DEL  ANTEPROYECTO  DE  LEY  DE  PATRIMONIO  HISTÓRICO  DE  LA   COMUNIDAD  DE  MADRID  

    La   Constitución   Española   consagra   en   su   artículo   46   la   obligación   de   todos   los   poderes   públicos   de   garantizar   la   conservación   y   promover   el   enriquecimiento   del   patrimonio   histórico,   cultural   y   artístico   de   los   pueblos   de   España   y   de   los   bienes   que   lo   integran,  cualquiera  que  sea  su  régimen  jurídico  y  su  titularidad.  De  acuerdo  con  lo  anterior   y  en  consonancia  con  la  distribución  competencial  establecida  en  los  artículos  148  y  149  de   la  Constitución,  la  Comunidad  de  Madrid  dispone  actualmente  de  un  ordenamiento  jurídico   propio   en   este   ámbito,   fruto   de   su   competencia   exclusiva   en   materia   de   patrimonio   histórico,  artístico,  monumental,  arqueológico,  arquitectónico  y  científico  de  interés  para  la   Comunidad,  sin  perjuicio  de  la  competencia  del  Estado  para  la  defensa  de  los  mismos  contra   la   exportación   y   la   expoliación,   en   virtud   de   lo   dispuesto   en   el   artículo   26.1.19   de   la   Ley   Orgánica   3/1983,   por   la   que   se   aprueba   el   Estatuto   de   Autonomía   de   la   Comunidad   de   Madrid.     En   el   ejercicio   de   sus   competencias,   la   Comunidad   de   Madrid   aprobó   la   Ley   10/1998,   de  9  de  julio,  de  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid.  Sin  embargo,  tras  más  de   trece  años  de  aplicación  de  la  misma,  se  ha  puesto  de  manifiesto  la  necesidad  de  introducir   una  serie  de  modificaciones  en  el  régimen  jurídico  del  patrimonio  histórico  a  los  efectos  de   llevar  a  cabo  una  simplificación  normativa  que  permita  dotar  de  mayor  seguridad  jurídica  a   los   ciudadanos   y   promover   la   agilización   de   los   trámites   administrativos.   Asimismo,   la   nueva   normativa   persigue   una   coherencia   con   la   normativa   en   materia   de   medio   ambiente   y   urbanismo,  vinculada  con  la  protección  del  patrimonio  histórico.  También  resulta  destacable   que   esta   Ley   trata   de   escapar   a   la   tradicional   concepción   de   norma   predominantemente   prohibitiva,  para  realzar,  frente  al  papel  pasivo  de  los  particulares  como  sujetos  de  límites  y   cargas,   un   aspecto   activo   de   colaboración,   que   es   el   único   que   puede   garantizar   una   salvaguarda   perdurable   de   estos   bienes.   En   esta   idea   se   engastan   mecanismos   como   la   facultad   que   cualquier   ciudadano   tiene   de   solicitar   la   incoación   de   expedientes   para   la   protección   de   los   bienes   del   patrimonio   histórico,   el   premio   por   hallazgos   casuales,   la   articulación   de   ayudas   y   los   cometidos   de   cooperación,   tanto   con   la   Iglesia   Católica   como   con  otras  entidades  sin  ánimo  de  lucro,  titulares  de  una  parte  sustancial  de  este  Patrimonio.     El   presente   texto   legal   se   estructura   en   un   Título   Preliminar,   siete   Títulos   y   seis   disposiciones   adicionales,  tres   disposiciones  transitorias,  una  disposición   derogatoria  y  una   disposición  final.  

3    

  La   Ley   establece   un   régimen   general   de   protección   que   se   concreta   en   un   deber   genérico  de  conservación  dirigido  a  todo  titular  de  derechos  sobre  los  bienes  del  patrimonio   histórico;  a  este  deber  se  añade  un  régimen  específico  para  los  bienes  de  interés  cultural  y   otro   para   los   bienes   de   interés   patrimonial.   Junto   a   este   régimen   general   se   establecen   diversos   regímenes   especiales   en   base   a   las   peculiaridades   de   ciertos   tipos   de   bienes   culturales:   patrimonio   arqueológico   y   paleontológico,   patrimonio   etnográfico,   industrial   y   paisajístico.     El  Título  Preliminar   regula  los  principios  generales  que  han  de  regir  las  actuaciones   en  el  ámbito  del  patrimonio  histórico,  que  se  caracteriza  por  su  simplificación  y  claridad.  En   este  Título  se  establecen  las  distintas  categorías  de  los  bienes  inmuebles  declarados  Bienes   de   Interés   Cultural   introduciendo   como   novedad   la   tipología   de   Paisaje   Cultural,   en   cumplimiento  del  Convenio  Europeo  sobre  el  Paisaje  de  20  de  octubre  de  2000.  Si  bien  todos   los   instrumentos   internacionales   reconocen   que   el   Jardín   Histórico   es   un   tipo   de   Paisaje   Cultural,  se  ha  mantenido  éste  como  categoría  independiente  por  el  arraigo  y  la  importancia   histórica  de  los  jardines  en  la  Comunidad  de  Madrid.     Novedosa   es   la   redefinición   del   patrimonio   de   interés   etnográfico   o   industrial   que,   deja  de  tener  la  consideración  de  “lugar”  para  centrarse  en  los  bienes  concretos;  por  último,   se  introduce  la  posibilidad  de  asociar  bienes  arqueológicos  y  paleontológicos  al  reunirlos  en   la  misma  figura  de  protección  y  aplicarles  el  mismo  sistema  jurídico  de  protección.     Los   bienes   incluidos   en   el   inventario   pasan   a   denominarse   Bienes   de   Interés   Patrimonial.     El   Título   I   está   dedicado   a   los   procedimientos   y   registros   administrativos.   Se   ha   tratado  de  aligerar  los  procedimientos  evitando  trámites  innecesarios  y  se  recorta  el  plazo   para   la   resolución   de   los   expedientes   incoados   para   la   declaración   de   Bien   de   Interés   Cultural  que  pasan  de  quince  meses  a  nueve.     En   el   Título   II   se   establecen   las   normas   básicas   para   la   protección   del   patrimonio   histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid,  regulando  el  deber  general  de  conservar  y  de  permitir   el   acceso   a   la   Administración   para   la   comprobación   del   estado   de   conservación   de   los   bienes.     Destaca  la  atribución  a  los  Ayuntamientos  de  las  competencias  sobre  los  bienes  del   patrimonio   histórico   que   no   estén   declarados   ni   Bienes   de   Interés   Cultural,   ni   Bienes   de   Interés  Patrimonial,  a  través  de  los  instrumentos  de  planeamiento  urbanístico,  así  como  la   regulación  de  la  consulta  previa  en  los  procedimientos  ambientales  y  urbanísticos.     El   Título   III   regula   las   normas   de   protección   aplicables   a   los   bienes   declarados   Bienes   de   Interés   Patrimonial,   que   en   esta   nueva   norma   se   diferencian   sensiblemente   de   las   aplicables  a  los  Bienes  de  Interés  Cultural.  La  autorización  previa  se  restringe  a  actuaciones  
4    

muy  concretas,  con  un  plazo  máximo  de  resolución  de  tres  meses  y  el  silencio  administrativo   es  positivo.     El   Título   IV   está   dedicado   a   la   regulación   de   las   normas   aplicables   a   los   Bienes   de   Interés  Cultural,  estableciendo  una  distinción  entre  el  régimen  común  aplicable  a  todos  ellos   y  ciertas  especialidades  en  función  de  su  naturaleza  mueble  o  inmueble.     En   el   régimen   común   se   establecen   los   principios   generales   de   intervención.   Se   acorta   el   plazo   para   conceder   la   autorización   hasta   dos   meses   y   en   caso   de   falta   de   resolución   expresa   se   considera   desestimada   la   solicitud.   La   nueva   ley   hace   un   especial   esfuerzo   por   diferenciar   el   régimen   de   protección   e   intervención   de   los   bienes   inmuebles   declarados   de   forma   individual   de   aquellos   de   carácter   territorial,   que   reúnen   a   veces   una   gran   cantidad   de   bienes   de   características   heterogéneas.   Se   regulan   detalladamente   los   procedimientos   específicos   de   declaración   de   ruina   y   demolición,   en   consonancia   con   la   regulación  urbanística.     El   Título   V   regula   los   regímenes   especiales   de   protección,   definiendo   y   estableciendo   el   régimen   de   protección   aplicable   por   una   parte,   al   patrimonio   arqueológico   y   paleontológico  y  por  otra,  al  patrimonio  etnográfico,  industrial  y  paisajístico.  Por  lo  que  se   refiere  a  los  primeros  se  establecen  las  normas  esenciales  que  regulan  las  intervenciones  y   hallazgos   arqueológicos   y   paleontológicos.   Se   regula   la   posibilidad   de   solicitar   “hoja   informativa”  para  dichas  actuaciones  y  se  suprime  la  condición  de  dominio  público  para  los   descubrimientos   arqueológicos   de   naturaleza   inmueble   aclarando   la   indefinición   existente   en  la  regulación  precedente.     En  lo  que  respecta  al  patrimonio  etnográfico,  industrial  y  paisajístico  se  da  la  novedad   de  incluir  estas  dos  últimas  categorías  en  este  mismo  capítulo  debido  al  especial  valor  que   tienen   sus   aspectos   inmateriales   muy   ligados   a   los   bienes   materiales   propios   de   estas   categorías   y   que   es   necesario   proteger   en   conjunto   para   una   mejor   comprensión   de   los   mismos.   Esto   es   lo   que   justifica   la   necesidad   de   un   régimen   especial   que   se   añada   a   las   normas  establecidas  en  el  régimen  general.     El   Título   VI   se   dedica   a   regular   las   medidas   dirigidas   a   fomentar   la   conservación,   investigación,   documentación,   recuperación   y   difusión   del   patrimonio   histórico   de   la   Comunidad  de  Madrid  por  parte  de  la  iniciativa  privada.     El   Título   VII   regula   en   su   capítulo   I   las   medidas   para   el   restablecimiento   de   la   legalidad  infringida  y  del  régimen  sancionador.  Los  inspectores  tendrán  la  consideración  de   agentes  de  la  autoridad.     El  capítulo  segundo  clasifica  las  posibles  infracciones  en  leves,  graves  y  muy  graves  y   las   tipifica,   y   regula   una   serie   de   principios   fundamentales   aplicables   al   procedimiento   sancionador.   Se   reduce   el   número   de   infracciones   tipificadas,   que   pasan   de   30   a   17   pero  
5    

mucho  más  ajustadas  a  la  práctica  ordinaria.  Se  incorpora  una  medida  de  control  urbanístico   para   evitar   la   especulación   inmobiliaria   que   conlleve   destrucción   de   patrimonio   histórico.   Se   establece  como  sanción  accesoria  el  decomiso  de  los  materiales  y  utensilios  empleados  en  la   actividad  ilícita.     La   competencia   para   imponer   sanciones   se   ciñe   únicamente   a   órganos   de   la   Comunidad  de  Madrid.     Las   disposiciones   adicionales   recogen   diversas   cuestiones   que   completan   aspectos   concretos   de   la   regulación   contenida   en   la   Ley.   Se   incluyen   aquí   la   necesidad   de   que   la   Comunidad   de   Madrid   promueva   la   investigación   y   la   difusión   del   patrimonio   histórico   de   la   Comunidad  de  Madrid,  la  edición  de  publicaciones  y  la  promoción  de  proyectos  educativos.   Se  obliga  a  los  ayuntamientos  a  incluir  en  sus  catálogos  los  bienes  del  patrimonio  histórico.     Las   disposiciones   transitorias   regulan   regímenes   provisionales   de   aplicación   a   determinados  bienes.  En  particular  la  disposición  transitoria  primera  regula  la  obligación  de   los  municipios  de  completar  los  Catálogos  de  bienes  y  espacios  protegidos  en  el  plazo  de  seis   meses   a   contar   desde   la   entrada   en   vigor   de   la   ley.   La   disposición   transitoria   segunda   establece  el  régimen  aplicable  a  los  expedientes  de  declaración  de  Bienes  de  Interés  Cultural   iniciados   antes   de   la   entrada   en   vigor   de   la   Ley.   Por   último,   la   disposición   transitoria   tercera   establece  los  requisitos  para  convalidar  los  planes  urbanísticos  en  vigor  conforme  a  la  nueva   normativa.    

PROPONEMOS:  Una  especial  atención  a  los  sombrados  en  gris  del  la  anterior   exposición   de   motivos   por   entender   que   se   trata   de   puntos   de   especial   relevancia   e   interés   que   se   verán   comentados   y   desarrollados   en   el   articulado.  
 

RECOMENDAMOS:   Volver   la   mirada   al   preámbulo   de   la   ley   10/98   de   Patrimonio   de   la   Comunidad   de   Madrid   y   en   especial   a   los   siguientes   apartados  referentes  al  espíritu  de  la  ley.  
            6    

  La   Constitución   Española   de   1978   consagra   jurídicamente,   en   su   artículo   46,   la   conservación   y   enriquecimiento   del   Patrimonio   Histórico   como   una   de   las   funciones   que   obligatoriamente  deben  asumir  los  poderes  públicos.  Por  su  parte  el  artículo  26  del  Estatuto   de  Autonomía  de  la  Comunidad  de  Madrid,  en  los  apartados  13  y  14,  establece  la  plenitud   de  función  legislativa  en  patrimonio  monumental  de  interés  de  la  Comunidad  y  en  archivos,   bibliotecas,   museos,   hemerotecas,   conservatorios   de   música,   servicios   de   bellas   artes   y   demás   centros   de   depósito   cultural   o   colecciones   de   naturaleza   análoga   que   no   sean   de   titularidad   estatal.   La   cultura   no   es   otra   cosa   que   el   resultado   de   la   superior   capacidad   simbolizadora   que   distingue   a   la   especie   humana   y   así,   conservar   el   patrimonio   histórico   depositado   en   ella   es   condición   inexcusable   para   la   pervivencia   de   la   memoria   de   dicha   especie.   El  conocimiento  del  pasado  de  la  Humanidad,  en  sentido  amplio  y  de  una  sociedad,   en  sentido  estricto,  nos  proporciona  los  criterios  fundamentales  para  entender  el  presente  y,   aún   más,   para   crear   el   futuro.   El   conocimiento   del   pasado   adquiere,   además,   una   nueva   dimensión   desde   el   momento   en   que   se   manifiesta   como   un   elemento   básico   para   poder   entendernos   a   nosotros   mismos   y,   por   lo   tanto,   para   reconocernos   individual   y   colectivamente,   contribuyendo   a   la   conformación   y   enriquecimiento   de   nuestra   personalidad.   La  memoria  colectiva  forma  parte  de  nuestra  propia  memoria  individual  personal,  y   viceversa.   Porque   todos   y   cada   uno   de   los   individuos   de   una   sociedad   forman   parte   de   la   Historia,  haciendo  todos  ellos  Historia.   Por   todo   esto,   la   salvaguarda   y   conservación   del   Patrimonio   Histórico   se   formula   como  el  mejor  medio,  el  más  importante  y  fundamental,  para  su  conocimiento  y,  por  tanto   su  disfrute,  como  forma  de  asegurar  y  garantizar  el  acceso  a  la  cultura  y,  por  consiguiente,  el   enriquecimiento   de   la   sensibilidad   y   el   libre   desarrollo   de   la   personalidad   de   los   ciudadanos,   conformando  en  ellos  criterios  propios.   El  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid  ha  de  ser  globalmente  entendido   y  valorado  como  la  explicación  de  una  historia  pasada  que  a  través  de  sus  manifestaciones   sociales,   culturales   y   económicas   han   posibilitado   la   evolución   histórica   cuyos   vestigios   patrimoniales  deben  ser  valorados  y  protegidos  como  un  conjunto  coherente  que  testimonia   y  facilita  el  conocimiento  de  esa  evolución.   La  noción  de  patrimonio,  tan  vinculada  al  derecho  civil,  está  teñida  de  la  concepción   clásica  de  la  «universitas»,  que  adquiere  en  el  presente  caso  una  relevancia  especial,  pues  lo   que   da   unidad   al   conjunto   de   bienes   materiales   e   inmateriales   es   su   vinculación   a   una  
7    

comunidad   definida   social   y   políticamente   y   geográficamente   delimitada   en   su   presente,   pero  proyectada  hacia  atrás  en  su  pasado  secular  y  hacia  su  desarrollo  futuro,  y  el  destino  de   ese   conjunto   de   bienes,   lo   que   justifica   que   las   Administraciones   Públicas   velen   por   su   «protección,   acrecentamiento   y   conservación   para   su   difusión   y   transmisión   a   las   generaciones  venideras»,  como  se  recoge  en  el  artículo  primero  de  esta  Ley,  es  la  relevancia   que   para   la   cultura   de   esa   comunidad   poseen.   Las   manifestaciones   culturales   de   las   sociedades   que   nos   precedieron   no   pueden   dejarse   al   albur   de   intereses   particulares,   que   amparados   en   las   tecnologías   modernas   podrían   dañar   gravemente   este   valioso   legado   cultural.   Cultura  es  otro  concepto  cuya  definición  implica  no  sólo  una  dificultad  desde  el  punto   de  vista  técnico-­‐jurídico,  por  su  carácter  genérico,  sino  que  está  llena  de  matices  valorativos,   sociales   y   políticos,   además   de   referirse   a   algo   que   es   a   la   vez   estable   y   dinámico   como   la   vida  de  los  habitantes  que  la  producen  y  a  su  vez  se  enriquecen  con  ella.  Porque  la  cultura,   como   Ortega   definió   la   filosofía,   si   algo   es   de   verdad,   si   es   algo,   no   puede   ser   una   gris   y   nula   cosa   que   pasa   en   las   cátedras,   sino   algo   que   pasa   en   cada   uno   de   nosotros,   que   es   cada   uno   de  nosotros.  Cuanto  más  conocido  sea  el  patrimonio  más  se  fortalecerá  frente  al  expolio  y   más   se   enriquecerá.   De   ahí   la   inexcusable   necesidad   de   que   los   medios   de   comunicación   social   y   el   sistema   educativo   se   conviertan   en   piezas   fundamentales   del   conocimiento   del   patrimonio  histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid.   La   consideración   del   Patrimonio   Histórico   como   instrumento   de   promoción   cultural   con  un  valor  cultural  fundamental,  ya  mencionado  anteriormente.   La  asunción  efectiva  de  la  acción  de  tutela  del  Patrimonio  Histórico  por  parte  de  los   poderes  públicos.   Por   otro   lado,   los   poderes   públicos   deben   proporcionar   a   la   sociedad   la   procura   existencial,   es   decir,   todo   aquello   que   es   necesario   y   esencial   para   subsistir   dignamente,   pero   que   queda   fuera   de   las   posibilidades   que   tiene   el   individuo   de   proveérselo   por   sí   mismo.  Es  decir,  los  poderes  públicos  están  obligados  a  satisfacer  las  necesidades  culturales   de  la  sociedad.  Por  lo  tanto,  el  Patrimonio  Histórico  entra  dentro  del  campo  de  los  Derechos   Fundamentales   del   ciudadano   recogidos   por   la   Constitución,   y   la   acción   de   tutela   sobre   el   Patrimonio  Histórico  se  manifiesta  como  tuteladora  de  la  libertad  de  todos  los  ciudadanos.   Como   principio   del   Estado   Democrático,   la   Constitución   consagra   el   principio   de   la   participación  ciudadana  en  la  vida  social,  con  mención  expresa  al  ámbito  de  la  Cultura  siendo   los  poderes  públicos  un  elemento  activo  y  dinámico  para  la  consecución  de  este  fin.   La  Comunidad  de  Madrid  mediante  la  presente  Ley  pretende  adecuar  a  la  realidad  de   la   región   de   Madrid   y   a   sus   necesidades   en   materia   de   patrimonio   histórico   la   normativa  
8    

legal   por   la   que   se   regirá   la   defensa,   protección,   conservación   y   sanciones   contra   las   agresiones  que  puede  sufrir.   Para   la   protección   del   legado   cultural   la   Comunidad   de   Madrid   no   sólo   ha   de   desarrollar   la   infraestructura   administrativa   más   adecuada   sino   los   medios   materiales   imprescindibles.   La   aplicación   en   la   Comunidad   de   Madrid   del   1   por   100   cultural   será   una   ayuda   importante  que  habrá  de  vincularse  a  la  voluntad  política  de  salvaguardar  el  patrimonio  y  a   una  mayor  sensibilización  ciudadana  respecto  al  mismo.   Todos   los   esfuerzos   destinados   a   extender   el   acceso   y   conocimiento   de   los   bienes   que   integran   el   patrimonio   por   la   colectividad,   tendrán   como   consecuencia   el   que   las   generaciones   venideras   puedan   disfrutarlo.   Constituye   un   deber   inexcusable   de   las   administraciones   públicas   transmitir,   acrecentándolo   en   la   medida   de   lo   posible,   el   patrimonio  recibido.   No  hay  que  perder  de  vista  igualmente  que  el  patrimonio  radicado  en  la  Comunidad   de   Madrid   también   lo   es   de   cada   uno   de   los   municipios   que   la   integran   y   es   una   parte   de   patrimonio  histórico  español.  La  coordinación  con  el  resto  de  las  Administraciones  Públicas   en  presencia  es  de  una  capital  importancia.                      

9    

ANTEPROYECTO  DE  LEY  DE  PATRIMONIO  HISTÓRICO  DE  LA  COMUNIDAD  DE  MADRID     TÍTULO  PRELIMINAR   Disposiciones  generales   Artículo   1.-­‐   Objeto   de   la   ley   y   bienes   que   integran   el   patrimonio   histórico   de   la   Comunidad   de   Madrid     1.-­‐   La   presente   Ley   tiene   por   objeto   la   protección,   conservación,   investigación   y   enriquecimiento  del  patrimonio  histórico  ubicado  en  el  territorio  de  la  Comunidad  de  Madrid.   Proponemos:   La   presente   Ley   tiene   por   objeto   la   protección,   conservación,   investigación,   salvaguarda  y  difusión,  así  como  promover  el  enriquecimiento  del  patrimonio  histórico  ubicado  en  el   territorio  de  la  Comunidad  de  Madrid  y  su  uso  como  bien  social  y  factor  de  desarrollo  sostenible  y   asegurar  su  transmisión  a  las  generaciones  futuras.   De   todas   maneras   el   artículo   1   de   la   Ley   10/1998   queda   más   completo   que   este   nuevo   que   han   redactado.     2.-­‐  Integran  el  patrimonio  histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid  todos  los  bienes  materiales  e   inmateriales   ubicados   en   su   territorio   de   interés   histórico,   artístico,   arquitectónico,   arqueológico,   paleontológico,   etnográfico   o   industrial.   La   protección   de   dichos   bienes   se   efectuará   mediante   la   inclusión  en  alguno  de  los  regímenes  de  protección  previstos  en  esta  Ley.   Proponemos:  Constituye  el  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid  todos  aquellos  bienes   fruto  de  la  acción  humana  a  lo  largo  del  tiempo,  características  de  la  idiosincrasia  del  pueblo  y  tiene   un  valor  intrínseco  como  instrumento  de  promoción  cultural.   Forman  el  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid  todas  aquellas  manifestaciones,  saberes,   conocimientos,   actividades,   prácticas   y   otras   expresiones   de   la   cultura   popular   y   tradicional,   fruto   de   los   modos   de   vida   propios   del   pueblo   madrileño,   así   como   los   bienes,   tanto   muebles   como   inmuebles,   materiales   e   inmateriales   que   incluyen   entre   otros   bienes   de   interés   histórico,   social,   artístico,  arquitectónico,  arqueológico,  geológico*,  paleontológico,  industrial  etnológico,  paisajístico,   documental,  científico  y  técnico,  de  interés  para  la  Comunidad  de  Madrid.  También  forman  parte  del   mismo,   el   patrimonio   documental   y   bibliográfico,   los   conjuntos   urbanos   y   rurales,   los   lugares   etnográficos,  los  yacimientos  y  zonas  arqueológicas,  así  como  los  sitios  naturales,  jardines  y  parques   de  valor  artístico,  histórico  o  antropológico  y  aquellos  bienes  inmateriales  que  conforman  la  cultura   popular,  folclore,  artes  aplicadas    y  conmemoraciones  tradicionales.   3.-­‐  Serán  Bienes  de  Interés  Cultural  los  bienes  que  formando  parte  del  patrimonio  histórico   de  la  Comunidad  de  Madrid  tengan  un  valor  excepcional  y  así  se  declaren  expresamente.   4.-­‐   Serán   Bienes   de   Interés   Patrimonial   los   bienes   que   formando   parte   del   patrimonio   histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid,  sin  tener  valor  excepcional,  posean  una  especial  significación   histórica  o  artística    y  en  tal  sentido  sean  declarados.   Proponemos:  que  se  incluyan  los  bienes  inmateriales  

10    

5.-­‐   El   patrimonio   documental   y   bibliográfico   de   la   Comunidad   de   Madrid   forma   parte   del   patrimonio   histórico   de   la   misma   y   se   regula   respectivamente,   por   su   normativa   específica.   No   obstante,   los   bienes   que   lo   integran   que   fueran   susceptibles   de   una   protección   específica,   se   regularán  a  estos  efectos,  por  lo  dispuesto  en  la  presente  Ley.   6.-­‐  Los  bienes  muebles  que  integran  los  fondos  de  museos  y  colecciones  de  titularidad  de  la   Comunidad  de  Madrid  forman  parte  de  su  patrimonio  histórico  y  tienen  la  consideración  de  bienes   de  interés  cultural.   Artículo  2.-­‐  Administraciones  competentes  y  colaboración  entre  administraciones  públicas.     1.-­‐   Corresponde   a   la   Comunidad   de   Madrid   la   competencia   exclusiva   sobre   el   patrimonio   histórico   ubicado   en   su   territorio,   sin   perjuicio   de   las   competencias   que   el   ordenamiento   jurídico   atribuye  al  Estado.     Proponemos:  y  a  las  administraciones  locales     2.-­‐  Son  instituciones  consultivas  de  la  Comunidad  de  Madrid,  a  los  efectos  de  la  presente  ley,   entre  otras,  la  Real  Academia  de  la  Historia,  la  Real  Academia  de  Bellas  Artes  de  San  Fernando,  las   universidades   públicas   de   Madrid,   el   Consejo   Superior   de   Investigaciones   Científicas   y   los   colegios   profesionales  relacionados  con  esta  materia.   Proponemos:   la   inclusión   de   otras     asociaciones   profesionales   (arqueólogos,   restauradores,   arquitectos,  gestores  culturales)  y  de  patrimonio.   Justificación:   Porque   entendemos   que   la   ley   debe   implicar   a   todos   los   grupos   profesionales   que   se   dediquen   a   la   salvaguarda   del   patrimonio   de   la   Comunidad   de   Madrid   y   englobar   a   la   mayor   pluralidad   posible  de   profesionales   con   el   fin   de   contar   con   la   mayor   perspectiva   posible  a  la  hora  de   valorar  y  proteger  un  bien.     3.-­‐  Las  administraciones  públicas  madrileñas  colaborarán  con  la  Consejería  correspondiente   para   conseguir   la   finalidad   que   persigue   la   presente   ley.   A   estos   efectos,   se   podrán   constituir   Comisiones   de   Patrimonio   Histórico   en   aquellos   municipios,   o   conjunto   de   municipios,   que   tengan   bienes   inmuebles   incoados   o   declarados   bienes   de   interés   cultural,   en   la   categoría   de   conjunto   histórico.  Su  composición,  organización  y  funcionamiento  serán  objeto  de  desarrollo  reglamentario.     Proponemos:   corresponde   a   los   municipios   la   misión   de   colaborar   activamente   en   la   protección   y   conservación   de   los   bienes   integrantes   del   Patrimonio   Histórico   madrileño   que   radiquen   en   su   término  municipal,  en  especial  a  través  de  la  ordenación  urbanística,  así  como  realzar  y  dar  a  conocer   el  valor  cultural  de  los  mismos.   Además   podrán   adoptar,   en   caso   de   urgencia,   las   medidas   cautelares   necesarias   para   salvaguardar   los  bienes  del  Patrimonio  Histórico  madrileño  cuyo  interés  se  encontrase  amenazado,  sin  perjuicio  de   cualquier  otra  función  que  legalmente  tengan  encomendada.     Por  otra  parte  la  ley  del  98  incluía  en  su  artículo  3.3:  La  Comunidad  de  Madrid,  celebrará  o  en  su  caso   promoverá   la   celebración   de   los   correspondientes   convenios   con   otras   administraciones   públicas   del   Estado  Español  o  administraciones  públicas  de  otros  estados  para  la  mejor  protección  del  Patrimonio   Histórico  de  la  Comunidad  y  su  difusión  para  conocimiento  y  disfrute  de  los  ciudadanos.     11    

Justificación:  ¿Por  qué  sólo  los  municipios  que  tengan  bienes  inmuebles  incoados  o  declarados  BIC?   Creemos   que   es   importante   que   las   Administraciones   locales   estén   involucradas   en   cualquier   tipo   de   patrimonio   (arqueológico,   etnográfico,   paleontológico,   arquitectónico…)   que   se   encuentre   en   su   territorio  para  su  salvaguardia,  conservación  y  difusión.       4.-­‐   Los   Ayuntamientos   deberán   comunicar   a   la   Consejería   competente   cualquier   situación   que   ponga   o   pueda   poner   en   peligro   la   integridad   de   los   bienes   del   patrimonio   histórico   ubicados   en   su  territorio.   Proponemos  que  se  añada  el  artículo  4.2  de  la  ley  del  98  que  hace  referencia  a  los  planes  de  especial   protección  en  la  ley  16/85  en  su  artículo  20.     Artículo  3.-­‐  Colaboración  con  los  titulares  de  bienes  del  patrimonio.     1.-­‐  Los  titulares  de  bienes  del  patrimonio  histórico  podrán  solicitar  a  la  Comunidad  de  Madrid   el  asesoramiento  para  la  protección  y  conservación  de  dicho  patrimonio.     2.-­‐   La   Comunidad   de   Madrid   podrá   establecer   medios   de  colaboración   con   la   Iglesia   Católica,   como   titular   de   una   parte   importante   de   los   bienes   que   integran   el   patrimonio   histórico,   para   su   conservación,  restauración  y  difusión.  Asimismo,  podrá  establecer  la  adecuada  colaboración,  para  los   mismos  fines,  con  las  demás  confesiones  religiosas  reconocidas  por  la  Ley  y  con  aquellas  entidades   sin  ánimo  de  lucro  que  tengan  entre  sus  objetivos  estos  mismos  propósitos.     3.-­‐  Las  personas  físicas  o  jurídicas  podrán  solicitar  mediante  escrito,  debidamente  justificado,   la   incoación   del   expediente   para   la   protección   específica   de   un   bien   del   patrimonio   histórico   de   la   Comunidad  de  Madrid.  El  órgano  competente  podrá  decidir  la  no  admisión  a  trámite  de  la  solicitud   mediante  resolución  debidamente  motivada.   Proponemos  incorporar:   En   este   título   preliminar   debería   mantenerse   el   Artículo   5   Acción   pública   de   salvaguarda   de   la   Ley   10/1998  de  la  Comunidad  de  Madrid.   Asimismo  se  recoge  en  el  artículo  5  la  Ley  14/2007  de  Patrimonio  Histórico  de  Andalucía:   Artículo  5.  Colaboración  ciudadana.     1.   Las   personas   que   observen   peligro   de   destrucción   o   deterioro   en   un   bien   integrante   del   Patrimonio  Histórico  Andaluz  deberán,  a  la  mayor  brevedad  posible,  ponerlo  en  conocimiento  de  la   Administración  competente,  que  llevará  a  cabo  las  actuaciones  que  procedan.   2.  La  denuncia  no  otorga  a  quien  la  formula  la  condición  de  persona  interesada,  sin  perjuicio  de  que   se  le  informe  del  inicio  del  procedimiento  que,  en  su  caso,  pueda  tramitarse.     Proponemos  también  incorporar:     Incorporar   nuevamente   el   artículo   7   de   la   ley   del   98   que   alude   al   CONSEJO   REGIONAL   DEL   PATRIMONIO  HISTÓRICO  DE  LA  COMUNIDAD  DE  MADRID.         12    

Justificación:   Es   fundamental   la   participación   de   diferentes   instituciones,   más   allá   de   la   propia   administración,   en   los   procesos   que   tienen   que   ver   con   el   patrimonio.   Aunque   la   eficacia   de   este   órgano   ha   podido   ser   mejorable,     no   creemos   que   la   solución   pase   por   su   desaparición.   Más   bien   apostamos  por  su  reconversión,  tanto  en  composición  como  en  funcionamiento  hacia  un  órgano  en   el  que  por  un  lado,  se  de  cabida  a  las  diferentes  instituciones,  asociaciones  y  fundaciones  madrileñas   con  un  reconocido  asentamiento  en  el  patrimonio  histórico  y,  por  otro,  se  agilice  su  funcionamiento   y  se  puedan  vincular  sus  deliberaciones  o  decisiones  sobre  el  patrimonio  histórico.   Modificando  el  apartado  4  h)  que  incluye  solo  a  dos  representantes  de  asociaciones  y  fundaciones;   aumentando  su  número  incorporando  al  menos  un  miembro  de  cada  una  de  ellas  por  entender  que   tienen  conocimiento  de  primera  mano  de  la  realidad  patrimonial  y  que  constituyen  parte  del  espíritu   general  de  la  ley  en  cuanto  a  representación  ciudadana.   Haciendo   hincapié   en   la   necesidad   de   que   se   reúna   con   carácter   mensual   y   que   pueda   emitir   decisiones  vinculantes.     Artículo  4.-­‐  Categorías     1.-­‐  Los  bienes  inmuebles  declarados  de  interés  cultural  deberán  ser  integrados  en  alguna  de   las  siguientes  categorías:     a)   Monumento:   la   construcción   u   obra   de   producto   de   la   actividad   humana,   de   relevante   interés  histórico,  arquitectónico,  arqueológico  o  artístico.   Proponemos  retomar  la  definición  establecida  en  la  ley  del  98  (art.  9.2  sección  a)  por  entender  que   determinados  conceptos  no  deben  desaparecer.     b)   Conjunto   Histórico:   la   agrupación   de   bienes   inmuebles   que   configuran   una   unidad   coherente  con  valor  histórico  y  cultural,  aunque  individualmente  no  tengan  una  especial  relevancia.   Proponemos  retomar  la  definición  establecida  en  la  ley  del  98  (art.  9.2  sección  b)  por  entender  que   determinados  conceptos  no  deben  desaparecer.     c)  Paisaje  Cultural:  lugares  que  representan  la  obra  conjunta  del  hombre  y  la  naturaleza  y  que   ilustran  la  evolución  de  la  sociedad  y  de  los  asentamientos  humanos  a  lo  largo  de  los  años.     d)   Jardín   Histórico:   el   espacio   delimitado   producto   de   la   ordenación   humana   de   elementos   naturales  estimado  de  interés  cultural,  histórico  o  botánico.   Proponemos  retomar  la  definición  establecida  en  la  ley  del  98  (art.  9.2  sección  c)  por  entender  que   determinados  conceptos  no  deben  desaparecer.     e)   Sitio   o   Territorio   Histórico:   el   lugar   vinculado   a   acontecimientos   del   pasado   que   tengan   una  especial  relevancia  histórica.   Proponemos  retomar  la  definición  establecida  en  la  ley  del  98  (art.  9.2  sección  d)  por  entender  que   determinados  conceptos  no  deben  desaparecer.    

13    

  f)  Bien  de  Interés  Etnográfico  o  Industrial:  construcciones  o  instalaciones  representativas  de   actividades   tradicionales   o   vinculadas   a   modos   de   extracción,   producción,   comercialización   o   transporte  que  merezcan  ser  preservados  por  su  valor  industrial,  técnico  o  científico.   Proponemos:   La   definición   que   recoge   la   ley   14/2007   de   Patrimonio   Histórico   de   Andalucía   los   separa   y   hace   una   definición   más   concreta   e   incluye   el   patrimonio   industrial   además   de   utilizar   la   palabra   etnográfico   (restrictivo)   cuando   debiera   decir   etnología   y   en   nuestra   opinión   PATRIMONIO   ANTROPOLÓGICO:     -­‐   Son   Lugares   de   Interés   Etnológico   aquellos   parajes,   espacios,   construcciones   o   instalaciones   vinculados   a   formas   de   vida,   cultura,   actividades   y   modos   de   producción   propios   del   pueblo   andaluz,   que  merezcan  ser  preservados  por  su  relevante  valor  etnológico.     -­‐   Son   Lugares   de   Interés   Industrial   aquellos   parajes,   espacios,   construcciones   o   instalaciones   vinculados   a   modos   de   extracción,   producción,   comercialización,   transporte   o   equipamiento   que   merezcan  ser  preservados  por  su  relevante  valor  industrial,  técnico  o  científico.     g)   Zonas   de   Interés   Arqueológico   y/o   Paleontológico:   lugar   o   paisaje   en   donde   existan   bienes   o   restos   de   la   intervención   humana   o   restos   fosilizados,   susceptibles   de   ser   estudiados   con   metodología   arqueológica   y/o   paleontológica,   tanto   si   se   encuentran   en   la   superficie   como   si   se   encuentran  en  el  subsuelo,  bajo  las  aguas  o  en  construcciones  emergentes.   Proponemos   incluir   una   categoría   más   H)   de   Hecho   Cultural   en   la   que   se   englobarán   los   bienes   inmateriales   más   destacados   a   la   que   se   hace   referencia   en   el   apartado   4   de   este   artículo.   Esta   categoría   venía   recogida   en   el   artículo   9.2   sección   g)   Aunque   consideramos   más   inclusiva   la   propuesta  que  hace  UNESCO    y  que  recoge  el  artículo  2  para  la  Salvaguarda  del  Patrimonio  Cultural   Inmaterial  vigente  en  España  desde  el  25  de  enero  de  2007.   “Manifestaciones   Culturales   que   comprenden   tradiciones   o   expresiones   vivas   heredadas   de   nuestros   antepasados  y  transmitidas  a  nuestros  descendientes,  como  tradiciones  orales,  artes  del  espectáculo,   usos  sociales,  rituales,  actos  festivos,  conocimientos  y  prácticas  relativos  a  la  naturaleza  y  el  universo,   y  saberes  y  técnicas  vinculados  a  la  artesanía  tradicional”.      

2.-­‐  Los  bienes  inmuebles  declarados  de  interés  patrimonial  no  tendrán  categorías.   Proponemos   Los   bienes   inmuebles   que   no   estén   declarados   Bien   de   Interés   Cultural   pasarán   a   denominarse  Bienes  de  Interés  Patrimonial  con  las  mismas  categorías  que  los  BIC.     3.-­‐   Los   bienes   muebles   podrán   ser   declarados   de   interés   cultural   o   patrimonial   individualmente,  como  conjunto  o  como  colección.  Se  entiende  por  conjunto  de  bienes  el  grupo  de   obras   ligadas   por   afinidades   artísticas,   temáticas,   funcionales   o   de   contexto   que   hayan   sido   producidas   para   el   mismo   emplazamiento   a   partir   de   un   solo   impulso   creador   o   mediante   la   colaboración  de  varios  artistas.     4.-­‐   Los   bienes   inmateriales   solo   podrán   ser   declarados   bienes   de   interés   cultural,   en   la   categoría  de  Hechos  Culturales.   Recogemos  aquí  la  definición  de  UNESCO:   14    

“Manifestaciones   Culturales   que   comprenden   tradiciones   o   expresiones   vivas   heredadas   de   nuestros   antepasados  y  transmitidas  a  nuestros  descendientes,  como  tradiciones  orales,  artes  del  espectáculo,   usos  sociales,  rituales,  actos  festivos,  conocimientos  y  prácticas  relativos  a  la  naturaleza  y  el  universo,   y  saberes  y  técnicas  vinculados  a  la  artesanía  tradicional”.   Artículo  5.-­‐  Entorno  de  protección  y  Catálogo  de  Bienes  del  Patrimonio.     1.-­‐   Se   entiende   por   entorno   de   un   bien   inmueble   el   espacio   o   inmuebles   circundantes   del   mismo  que  permiten  su  adecuada  percepción  y  comprensión  cultural.  Dicho  entorno  será  delimitado   en  la  correspondiente  declaración  de  bien  de  interés  cultural  o  patrimonial.   Proponemos   retomar   el   artículo   17   de   la   ley   de   Patrimonio   del   98   por   entender   que   incorpora   además  las  áreas  de  afección:   “Deberá   entenderse   por   entorno   de   un   bien   cultural   inmueble   el   espacio   circundante   que   puede   incluir:   inmuebles,   terrenos   edificables,   suelo,   subsuelo,   trama   urbana   y   rural,   espacios   libres   y   estructuras  significativas  que  permitan  su  percepción  y  comprensión  cultural  que  será  delimitado  en   la  correspondiente  resolución  cuya  existencia,  ya  sea  por  razones  de  acceso,  visibilidad,  conjunción  u   otras  de  carácter  estético  o  técnico,  realza  al  bien  en  cuestión  y  le  hace  merecedor  de  una  protección   singular   cuyo   alcance   y   régimen   específico   se   expresará   en   la   resolución   correspondiente   de   declaración   o   de   inclusión   en   el   Inventario.   El   entorno   delimitado,   conforme   a   lo   anteriormente   expresado,  tendrá,  a  los  efectos  de  la  presente  Ley,  la  misma  protección.”       2.-­‐  Se  crea  el  Catálogo  Geográfico  de  Bienes  Inmuebles  del  Patrimonio  Histórico,  que  estará   formado   por   el   conjunto   de   bienes   inmuebles   declarados   o   incoados   bienes   de   interés   cultural   o   patrimonial,   así   como   por   los   yacimientos   arqueológicos   y   paleontológicos   cuya   existencia   esté   debidamente   documentada.   Dicho   Catálogo   será   gestionado   por   la   Consejería   competente   que   deberá  tenerlo  actualizado.     Proponemos:  Algo  mucho  más  amplio     1.   Se   constituye   el   Catálogo   Geográfico   de   Bienes   Inmuebles   del   Patrimonio   Histórico   como   instrumento  para  la  salvaguarda  de  los  bienes  en  él  inscritos,  la  consulta  y  divulgación  de  los  mismos.   2.   La   formación,   conservación   y   difusión   del   Catálogo   queda   atribuida   a   la   Consejería   competente   en   materia  de  patrimonio  histórico,  que  tendrá  a  su  cargo  la  redacción  y  custodia  de  la  documentación   correspondiente   a   los   muebles,   inmuebles   y   manifestaciones   o   actividades   culturales   que   constituyen  el  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid.   EL   Catálogo   Geográfico   de   Bienes   Inmuebles   del   Patrimonio   Histórico   podrá   ser   consultado,   quedando   la   documentación   administrativa   sometida   a   las   normas   establecidas   para   el   Patrimonio   Documental  y  demás  normativa  aplicable.     Estructura  del  Catálogo.    

15    

1.  El  Catálogo    Geográfico  de  Bienes  Inmuebles  del  Patrimonio  Histórico  comprenderá  los  Bienes  de   Interés   Cultural,   los   bienes   de   catalogación   general   y   los   incluidos   en   el   Inventario   General   de   Bienes   Muebles  del  Patrimonio  Histórico  Español.   2.  La  inscripción  de  bienes  en  el  El  Catálogo    Geográfico  de  Bienes  Inmuebles  del  Patrimonio  Histórico   podrá  realizarse  de  manera  individual  o  colectiva.   3.   Con   carácter   cautelar   se   realizarán   anotaciones   preventivas   en   el   Catálogo   en   los   términos   previstos  en  el  artículo  6.     Efectos  de  la  inscripción.   Sin  perjuicio  de  las  obligaciones  establecidas  en  esta  ley  para  las  personas  propietarias,  titulares  de   derechos  y  poseedoras  de  bienes  integrantes  del  Patrimonio  Histórico,  la  inscripción  en  el  Catálogo   General  llevará  aparejados  los  siguientes  efectos:   a)  La  inscripción  de  Bienes  de  Interés  Cultural  les  hará  gozar  de  una  singular  protección  y  tutela,  de   acuerdo  con  lo  previsto  en  la  ley  y  con  las  instrucciones  particulares  que,  en  su  caso,  se  establezcan   de  acuerdo  con  el  artículo  6.   b)  La  inscripción  de  bienes  de  catalogación  general  supondrá  la  aplicación  de  las  normas  previstas  en   la  ley.   c)   La   inscripción   de   bienes   del   Inventario   General   de   Bienes   Muebles   del   Patrimonio   Histórico   Español   supondrá   la   aplicación   del   régimen   jurídico   establecido   para   dicho   Inventario   en   la   Ley   de   Patrimonio  Histórico  Español,  así  como  de  las  normas  previstas  en  la  ley.   d)   La   anotación   preventiva   de   un   bien   en   el   Catálogo   determinará   la   aplicación   provisional   del   régimen  de  protección  que  le  corresponda  en  función  de  la  clase  de  inscripción  promovida  y,  en  su   caso,  las  medidas  cautelares  que  se  establezcan.     Procedimiento  de  inscripción.   1.   Sin   perjuicio   del   régimen   previsto   para   los   bienes   a   que   se   refieren   las   disposiciones   adicionales   tercera,   quinta   y   sexta,   que   quedan   inscritos   en   el   Catálogo   General   del   Patrimonio   Histórico   de   la   Comunidad  de  Madrid  por  ministerio  de  esta  ley,  el  procedimiento  para  la  inscripción  se  incoará  de   oficio   por   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico.   Cualquier   persona   física   o   jurídica  podrá  instar  a  esta  Consejería,  mediante  solicitud  razonada,  dicha  incoación.  La  solicitud  se   entenderá   desestimada   transcurridos   tres   meses   desde   su   presentación   sin   haberse   dictado   y   notificado  resolución  expresa.   2.  La  resolución  de  incoación  del  procedimiento  llevará  aparejada  la  anotación  preventiva  del  bien  en   el   Catálogo   General   del   Patrimonio   Histórico   de   la   Comunidad   de   Madrid.   La   protección   cautelar   derivada  de  la  anotación  cesará  cuando  se  deje  sin  efecto  la  incoación,  se  resuelva  el  procedimiento   o  se  produzca  su  caducidad.   3.   En   el   procedimiento   para   la   inscripción   de   los   Bienes   de   Interés   Cultural,   en   el   caso   de   bienes   inmuebles   y   de   actividades   de   interés   etnológico,   será   preceptivo   un   trámite   de   información   pública,   así   como   de   audiencia   al   municipio   del   término   donde   radique   el   bien   o   la   actividad   y   a   otros   organismos   públicos   afectados.   En   la   inscripción   de   Monumentos   y   Jardines   Históricos   se   dará,   además,  trámite  de  audiencia  a  los  particulares  directamente  afectados  en  sus  derechos.  En  el  caso   de   Bienes   Muebles   solo   será   preceptivo   el   trámite   de   audiencia   a   los   particulares   directamente   afectados.   16    

4.   En   el   procedimiento   para   la   inscripción   de   bienes   de   catalogación   general,   se   seguirán   las   siguientes  reglas:   a)  En  el  caso  de  bienes  inmuebles  y  de  actividades  de  interés  etnológico,  será  preceptivo  un  trámite   de  información  pública,  así  como  de  audiencia  al  municipio  del  término  donde  radique  el  bien  o  la   actividad.   En   la   inscripción   de   bienes   inmuebles   individualizados   se   dará,   además,   trámite   de   audiencia  a  los  particulares  directamente  afectados  en  sus  derechos.   b)   En   el   caso   de   bienes   muebles   será   preceptivo   un   trámite   de   audiencia   a   los   particulares   directamente  afectados  en  sus  derechos.   5.   En   el   procedimiento   para   la   inscripción   de   bienes   del   Inventario   General   de   Bienes   Muebles   del   Patrimonio  Histórico  Español  será  preceptivo  el  trámite  de  audiencia  a  los  particulares  directamente   afectados.   6.  En  los  supuestos  a  que  se  refieren  los  apartados  3,  4,  y  5  se  requerirá  informe  favorable  de  alguno   de   los   órganos   consultivos   reconocidos   en   esta   ley.   Transcurridos   dos   meses   desde   la   solicitud   del   informe  sin  que  este  hubiera  sido  emitido,  se  entenderá  emitido  favorablemente.   7.  La  resolución  del  procedimiento  de  inscripción  en  el  Catálogo  corresponderá:   a)  Al  Consejo  de  Gobierno  de  la  Comunidad  de  Madrid  cuando  se  trate  de  Bienes  de  Interés  Cultural.   b)   A   la   persona   titular   de   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico   cuando   se   trate  de  la  inscripción  de  bienes  de  catalogación  general.   c)  A  la  persona  titular  de  la  Dirección  General  competente  en  materia  de  patrimonio  histórico  cuando   se   trate   de   la   inscripción   de   los   bienes   incluidos   en   el   Inventario   General   de   Bienes   Muebles   del   Patrimonio  Histórico  Español.   8.  La  caducidad  del  procedimiento  se  producirá  transcurridos  dieciocho  meses  desde  la  fecha  de  su   incoación,   sin   que   se   haya   dictado   y   notificado   su   resolución.   Declarada   la   caducidad   del   procedimiento,   no   podrá   volver   a   iniciarse   en   los   tres   años   siguientes,   salvo  a  instancia  del  titular  del   bien   o   de   al   menos   dos   instituciones   consultivas   no   dependientes   de   la   Consejería   competente   en   materia  de  patrimonio  histórico.   9.   De   las   inscripciones   y   anotaciones   preventivas   de   los   Bienes   de   Interés   Cultural   y   de   los   bienes   del   Inventario   General   de   Bienes   Muebles   del   Patrimonio   Histórico   Español   se   dará   traslado   a   la   Administración   General   del   Estado   para   su   constancia   en   el   Registro   y   en   el   Inventario   correspondientes.      Modificación  y  cancelación.   La   modificación   o   cancelación   de   la   inscripción   de   un   bien   en   el   Catálogo   General   del   Patrimonio   Histórico   de   la   Comunidad   de   Madrid   se   realizará   siguiendo   el   procedimiento   establecido   en   esta   ley   para  su  inscripción.     Instrucciones  particulares.   1.  La  inscripción  de  un  Bien  de  Interés  Cultural  en  el  Catálogo  General  del  Patrimonio  Histórico  de  la   Comunidad   de   Madrid   deberá   llevar   aparejado,   siempre   que   resulte   necesario,   el   establecimiento   de   las   instrucciones   particulares   que   concreten,   para   cada   bien   y   su   entorno,   la   forma   en   que   deben   materializarse   las   obligaciones   generales   previstas   en   esta   ley   para   las   personas   propietarias,   titulares  de  derechos  o  simples  poseedoras  de  bienes  catalogados.   2.  La  resolución  por  la  que  se  incoe  el  procedimiento  de  inscripción  podrá  ordenar  la  redacción  de   instrucciones  particulares,  que  deberán  obrar  en  el  expediente  antes  de  que  se  efectúen  los  trámites   17    

de   información   pública   y   de   audiencia.   En   aquellos   supuestos   en   que   sea   necesario,   dicha   resolución   incluirá  unas  instrucciones  particulares  provisionales  como  medida  cautelar.      Inclusión  en  el  Registro  de  la  Propiedad.   1.   La   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico   instará   la   inclusión   gratuita   en   el   Registro   de   la   Propiedad   de   la   inscripción   de   los   bienes   inmuebles   en   el   Catálogo   General   del   Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid.   Las   personas   responsables   de   este   Registro   adoptarán   en   todo   caso   las   medidas   oportunas   para   la   efectividad  de  dicha  inscripción.    

TÍTULO  I   Procedimientos  y  Registros   CAPÍTULO  I   Procedimientos  para  la  declaración  de  un  bien  como  Bien  de  Interés  Cultural   Artículo   6.-­‐   Incoación   y   tramitación   del   procedimiento   para   la   declaración   de   bien   como   Bien   de   Interés  Cultural.     1.-­‐   El   expediente   se   incoará   mediante   Resolución   de   la   Dirección   General   competente   de   oficio   o   a   instancia   de   persona   interesada.   La   incoación   del   expediente   determinará,   respecto   del   bien  afectado,  la  aplicación  inmediata  y  cautelar  del  régimen  de  protección  que  prevé  la  presente  Ley   para  este  tipo  de  bienes.  El  acto  de  incoación  se  notificará  a  los  interesados  y  al  Ayuntamiento  donde   esté  ubicado  el  bien,  salvo  que  se  trate  de  bienes  muebles  que  no  sean  de  su  titularidad.     2.-­‐  El  acto  de  incoación  deberá  contener  una  descripción  que  identifique  suficientemente  el   bien  a  declarar;  en  el  caso  de  inmuebles  deberán  contener,  además,  la  delimitación  gráfica  del  bien    y   su  entorno.   Proponemos:   En   lugar   de   gráfica   debería   decir   cartográfica   e   incluiría   documentación   fotográfica   y   un  informe  histórico-­‐artístico  del  bien.     3.-­‐  En  el  caso  de  los  bienes  inmuebles,  la  incoación  del  expediente  producirá  como  medida   cautelar   la   suspensión   de   aquellas   actuaciones   que   afecten   al   bien.   No   obstante,   la   Consejería   competente,   hasta   la   resolución   definitiva   del   procedimiento,   podrá   autorizar   la   realización   de   obras   de  conservación  y  las  que  no  perjudiquen  la  integridad  y  valores  del  bien.   Proponemos:  añadir  en  aplicación  a  lo  dispuesto  en  el  artículo  16.1  y  2  de  la  ley  16/85     4.-­‐  El  expediente  se  someterá  a  un  periodo  de  información  pública  por  plazo  no  superior  a  un   mes  a  contar  desde  la  publicación  en  el  Boletín  Oficial  de  la  Comunidad  de  Madrid  de  la  resolución  de   incoación.  Simultáneamente  a  la  información  pública,  y  por  el  mismo  periodo,  se  dará  audiencia  al   Ayuntamiento,   a   los   interesados   y   al   menos   a   uno   de   los   órganos   consultivos   establecidos   en   el   artículo  2.2,  dependiendo  de  la  naturaleza  del  bien  objeto  del  expediente  de  declaración,  para  que   emita  el  correspondiente  informe.  Si  el  órgano  u  órganos  consultivos  no  hubieran  emitido  el  informe   solicitado  en  el  mes  siguiente  a  su  petición,  se  entenderá  en  sentido  favorable  a  la  declaración.   18    

   

5.-­‐  El  expediente  contendrá  la  siguiente  documentación:   a)  La  descripción  precisa  del  objeto  de  la  declaración  que  facilite  su  correcta  identificación.  

Proponemos:  Incluiría  documentación  fotográfica.     b)   En   caso   de   inmuebles,   además,   habrán   de   definirse   la   delimitación   gráfica   del   bien   y   de   su   entorno,   la   categoría   en   la   que   queda   clasificado   el   bien,   el   régimen   urbanístico   de   protección   adecuado  y,  en  su  caso,  las  partes  integrantes  y  bienes  muebles  que  por  su  significación  hayan  de  ser   objeto  de  incorporación  a  la  declaración.   Proponemos:  Sustituir  la  palabra  gráfica  por  cartográfica.     c)   El   estado   de   conservación   del   bien   y   los   criterios   básicos   por   los   que   deberán   regirse   las   intervenciones  que  en  el  mismo  se  realicen.     d)   En   los   bienes   inmateriales   el   expediente   deberá   contener   la   definición   de   sus   valores   significativos,   delimitación   del   área   territorial   en   la   que   se   manifiesta   y   una   descripción   de   los   bienes   con  los  que  se  relaciona.   Artículo  7.-­‐  Resolución.     1.-­‐   Corresponde   al   Consejo   de   Gobierno   de   la   Comunidad   de   Madrid   mediante   Decreto,   la   declaración   de   Bien   de   Interés   Cultural,   a   propuesta   de   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio  histórico.     2.-­‐  El  acuerdo  de  declaración  contendrá  lo  previsto  en  el  artículo  6.5  de  la  presente  ley  y  se   adoptará   en   el   plazo   máximo   de   nueve   meses   contados   a   partir   de   la   fecha   de   incoación   del   expediente.  Si  se  produjera  la  caducidad  del  expediente  por  el  transcurso  del  plazo,  no  podrá  volver  a   iniciarse   hasta   que   transcurra   un   año,   salvo   solicitud   del   titular   del   bien.   Las   condiciones   de   protección   que   figuren   en   la   declaración   de   Bien   de   Interés   Cultural   serán   de   obligada   observancia   para  los  Ayuntamientos  en  el  ejercicio  de  sus  competencias  urbanísticas.   Proponemos:  añadir  donde  dice:  salvo  solicitud  del  titular  del  bien  debe  decir  salvo  solicitud  de  tres   de   las   instituciones   consultivas   reconocidas   por   la   Comunidad   de   Madrid   del   Consejo   Regional   del   Patrimonio  Histórico  y  del  titular  del  bien.     3.-­‐   Cuando   de   la   tramitación   del   expediente   se   derive   que   el   bien   no   reúne   los   requisitos   exigidos   en   el   artículo   1.3,   pero   si   lo   dispuesto   en   el   artículo   1.4   para   los   bienes   de   interés   patrimonial,   previa   apertura   de   un   nuevo   periodo   de   información   pública,   la   resolución   podrá   declarar  su  inclusión  en  dicha  categoría.     4.-­‐  El  acuerdo  de  declaración  de  un  Bien  de  Interés  Cultural  se  notificará  a  los  interesados  y  a   los  Ayuntamientos  en  los  que  se  encuentre  el  bien,  salvo  que  se  trate  de  bienes  muebles  que  no  sean   de   su   titularidad.   Dicho   acuerdo   se   publicará   en   el   Boletín   Oficial   de   la   Comunidad   de   Madrid   y   en   el   Registro  de  Bienes  de  Interés  Cultural  de  la  Comunidad  de  Madrid.     5.-­‐   Únicamente   podrá   revocarse   la   declaración   si   se   siguen   los   mismos   trámites   que   son   necesarios  para  su  declaración.   Proponemos:   Añadir   que   no   podrá   invocarse   como   fundamento   las   causas   que   se   deriven   del   incumplimiento  de  las  obligaciones  de  conservación  y  mantenimiento  reguladas  por  esta.   19    

Artículo  8.-­‐  Registro  de  Bienes  de  Interés  Cultural  de  la  Comunidad  de  Madrid.     1.-­‐   El   Registro   de   Bienes   de   Interés   Cultural   de   la   Comunidad   de   Madrid   dependerá   y   será   gestionado  por  la  Consejería  competente  en  materia  de  patrimonio  histórico.   Proponemos:   El   Registro   de   Bienes   de   Interés   Cultural   de   la   Comunidad   de   Madrid   deberá   estar   incluido  en  el  catálogo  geográfico  de  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid.     2.-­‐   En   el   registro   se   inscribirán   los   acuerdos   de   declaración   y   cuantos   actos   afecten   al   contenido  de  la  misma,  así  como  los  que  puedan  incidir  en  su  identificación,  localización  y  valoración.   A   estos   efectos,   dichos   actos   o   alteraciones   deberán   ser   comunicados   por   sus   propietarios   en   los   términos   regulados   en   el   Reglamento   correspondiente.   También   se   anotará   preventivamente   la   incoación  de  expedientes  de  declaración.     3.-­‐   La   organización   y   funcionamiento   del   Registro   de   Bienes   de   Interés   Cultural   de   la   Comunidad   de   Madrid   se   rigen   por   lo   establecido   en   el   correspondiente   Reglamento.   El   acceso   al   Registro   será   público   en   los   términos   reglamentariamente   establecidos,   si   bien   será   precisa   la   autorización  expresa  del  titular  del  bien  para  la  consulta  pública  de  los  datos  relativos  a:         CAPÍTULO  II   Procedimiento  para  la  declaración  de  Bien  de  Interés  Patrimonial   Artículo  9.-­‐  Tramitación  del  procedimiento  de  Bien  de  Interés  Patrimonial.  Resolución     1.-­‐  El  expediente  se  incoará  y  tramitará  de  acuerdo  con  lo  establecido  en  los  apartados  1,  2,  3   y  4  del  artículo  6.     2.-­‐  La  Resolución  por  la  que  se  declara  un  bien  como  Bien  de  Interés  Patrimonial  contendrá   en  todo  caso:     a)  La  descripción  del  bien,  y  de  su  estado  de  conservación.   a)  La  titularidad,  cargas  y  valor  económico  de  los  bienes,   b)  Su  localización,  en  caso  de  bienes  muebles.  

Proponemos:  añadir  documentación  gráfica  así  como  un  informe  del  estado  de  su  conservación.     b)  En  el  caso  de  inmuebles  se  incluirán  la  delimitación  gráfica  del  bien  y  de  su  entorno.  

Proponemos:  sustituir  la  palabra  gráfica  por  cartográfica.     3.-­‐   El   expediente   finalizará   mediante   Resolución   de   la   Consejería   competente   que   deberá   ser   dictada   en   un   plazo   máximo   de   seis   meses   contados   a   partir   de   la   fecha   de   la   incoación   del   expediente.  Si  se  produjera  la  caducidad  del  expediente  por  el  transcurso  del  plazo,  no  podrá  volver  a   iniciarse   hasta   que   transcurran   un   año,   salvo   solicitud   del   titular   del   bien.   Las   condiciones   de   protección   que   figuren   en   la   declaración   de   bien   de   interés   patrimonial   serán   de   obligada   observancia  para  los  Ayuntamientos  en  el  ejercicio  de  sus  competencias  urbanísticas.     4.-­‐  El  acuerdo  de  declaración  de  un  Bien  de  Interés  Patrimonial  se  notificará  a  los  interesados   y  a  los  Ayuntamientos  en  los  que  se  encuentre  el  bien,  salvo  que  se  trate  de  bienes  muebles  que  no   20    

sean  de  su  titularidad.  Dicho  acuerdo  se  publicará  en  el  Boletín  Oficial  de  la  Comunidad  de  Madrid  y   en  el  Registro  de  Bienes  de  Interés  Patrimonial  de  la  Comunidad  de  Madrid.     5.-­‐   Únicamente   podrá   revocarse   la   declaración   si   se   siguen   los   mismos   trámites   que   son   necesarios  para  su  declaración.   Artículo  10.-­‐  Registro  de  los  Bienes  de  Interés  Patrimonial  de  la  Comunidad  de  Madrid.     1.-­‐   El   Registro   de   los   Bienes   de   Interés   Patrimonial   de   la   Comunidad   de   dependerá   y   será   gestionado   por   la   Consejería   competente   en   esta   materia.   En   él   se   inscribirán   los   acuerdos   de   inclusión  y  cuantos  actos  afecten  al  contenido  de  los  mismos,  así  como  los  que  puedan  incidir  en  su   identificación,   localización   y   valoración.   A   estos   efectos,   dichos   actos   o   alteraciones   deberán   ser   comunicados   por   sus   propietarios   en   los   términos   regulados   en   el   Reglamento   correspondiente.   También  se  anotará  preventivamente  la  incoación  de  expedientes  de  declaración.   Proponemos:  añadir  que  dicho  registro  deberá  quedar  incluido  en  el  catálogo  geográfico  de  bienes   de  la  Comunidad  de  Madrid.     2.-­‐   La   organización   y   funcionamiento   del   precitado   registro   se   rige   por   lo   establecido   en   el   correspondiente   Reglamento.   El   acceso   al   Inventario   será   público   en   los   términos   reglamentariamente  establecidos,  con  las  limitaciones  previstas  por  el  artículo  8.3  de  esta  Ley.     TÍTULO  II   Régimen  general  del  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid   Artículo  11.-­‐  Deber  de  conservar  y  permiso  de  acceso     1.-­‐   Los   propietarios   y   poseedores   de   bienes   del   matrimonio   histórico   de   la   Comunidad   de   Madrid  tienen  el  deber  de  conservarlos  y  custodiarlos.  A  tales  efectos,  la  Consejería  competente  y  los   Ayuntamientos  correspondientes  podrán  asesorar  sobre  aquellas  obras  o  actuaciones  precisas  para   el  cumplimiento  del  deber  de  conservación.     2.-­‐   La   Administración   competente   podrá   recabar   de   los   titulares   de   derechos   sobre   bienes   integrantes   del   Patrimonio   Histórico   de   la   Comunidad   de   Madrid,   el   examen   de   los   mismos   y   la   información   y   documentación   pertinente   a   los   efectos   de   comprobar   su   estado   de   conservación   o   para   su   protección   específica,   si   procediese.   La   Administración   competente   podrá   dispensar   de   estas   obligaciones    cuando,  en  atención  a  circunstancias  concurrentes,  entienda  que  haya  causa  justificada   para  ello.   Proponemos:  que  se  elimine  “La  Administración  competente  podrá  dispensar  de  estas  obligaciones     cuando,  en  atención  a  circunstancias  concurrentes,  entienda  que  haya  causa  justificada  para  ello.”     Proponemos:   Las personas propietarias, titulares de derechos o simples poseedoras de bienes integrantes del Patrimonio Histórico, se hallen o no catalogados, tienen el deber de conservarlos, mantenerlos y custodiarlos de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores. A estos efectos, la Consejería competente en materia de patrimonio histórico podrá asesorar sobre aquellas obras y actuaciones precisas para el cumplimiento del deber de conservación. 21    

La Consejería competente en materia de patrimonio histórico podrá ordenar a las personas propietarias, titulares de derechos o simples poseedoras de bienes inscritos en el Catálogo Geográfico del Patrimonio Histórico la ejecución de obras o la adopción de las actuaciones necesarias para su conservación, mantenimiento y custodia. Dichas órdenes no excusarán de la obligación de obtener de otras Administraciones Públicas las licencias o autorizaciones que correspondan. -Las personas destinatarias de tales órdenes de ejecución tendrán la posibilidad de liberarse de la carga impuesta siempre que el coste de las obras o actuaciones necesarias ordenadas por la Consejería excedan del 50% del valor total del bien de que se trate. Para que se produzca esta liberación, tales personas habrán de ofrecer a la Consejería, para ella misma o para un tercero, la transmisión de sus respectivos derechos sobre el indicado bien. El precio de la transmisión será el resultado de detraer del valor total del bien el coste de las obras o actuaciones impuestas. -En el supuesto de que la Consejería opte por no adquirir el bien ofrecido, la persona propietaria, titular o poseedora del bien vendrá obligada a adoptar únicamente aquellas previsiones cuyo coste no supere el 50% del valor del bien con arreglo a las prioridades señaladas en cada caso por la Consejería competente en materia de patrimonio histórico.

2. En el supuesto de bienes y actividades inscritas en el Catálogo Geográfico del Patrimonio Histórico deberán, asimismo, permitir su inspección por las personas y órganos competentes de la Administración, su estudio por las personas investigadoras acreditadas por la misma, así como facilitar la información que pidan las Administraciones Públicas competentes sobre el estado de los bienes y su utilización. 3. Cuando se trate de Bienes de Interés Cultural, además se permitirá la visita pública gratuita, al menos cuatro días al mes, en días y horas previamente señalados, constando esta información de manera accesible y pública a los ciudadanos en lugar adecuado del Bien de Interés Cultural. El cumplimiento de esta obligación podrá ser dispensado total o parcialmente por la Consejería competente en materia de patrimonio histórico cuando medie causa justificada. En el caso de bienes muebles se podrá, igualmente, acordar como obligación sustitutoria el depósito del bien en un lugar que reúna las adecuadas condiciones de seguridad y exhibición durante un período máximo de cinco meses cada dos años o, preferentemente, su préstamo temporal para exposiciones organizadas por la Consejería competente en materia de patrimonio histórico. 4. Reglamentariamente se determinarán las condiciones en que tales deberes deban ser cumplidos.     Artículo  12.-­‐  Comercio  de  bienes  muebles  del  patrimonio  histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid.     1.-­‐  Las  personas  que  se  dediquen  habitualmente  al  comercio  de  bienes  muebles  integrantes   del  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid,  deberán  inscribirse  en  el  Registro  que  para  tal   fin  dispondrá  la  Consejería  competente  en  materia  de  patrimonio  histórico.  Así  mismo,  llevarán  un   22    

libro  de  registro  establecido  por  esta  Consejería,  en  el  cual  harán  constar  todas  las  transacciones  que   efectúen  de  estos  bienes  muebles.   Proponemos:  La  obligatoriedad  de  incluir  en  el  libro  de  Registro  la  justificación  de  la  procedencia  de   dichos  bienes     2.-­‐   La   Consejería   competente   ejercerá   las   funciones   inspectoras   que   estime   oportunas.   El   libro   de   registro   servirá   de   base   para   las   obligadas   comunicaciones   a   la   Administración   del   Estado   de   las  transacciones  realizadas.     Artículo  13.-­‐  Derechos  de  tanteo  y  retracto  de  bienes  muebles     1.-­‐   Los   subastadores   habrán   de   notificar,   con   un   plazo   de   antelación   de   quince   días,   las   subastas   públicas   en   las   que   pretenda   enajenarse   cualquier   bien   mueble   integrante   del   Patrimonio   Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid.   Proponemos:  ampliar  el  plazo  de  notificación  de  quince  días  a  dos  meses  (puesto  que  entendemos   que  este  trámite  no  debe  acortarse  ya  que  pone  en  peligro  el  bien  y  que  establece  la  ley  16/85  en  su   artículo  38.2)     2.-­‐   La   Consejería   competente   podrá   ejercer   el   derecho   de   tanteo   para   sí   o   en   beneficio   de   otras  instituciones  públicas,  en  el  precio  convenido  o  de  remate  de  la  subasta.  Las  entidades  públicas   deberán  acreditar  a  tal  efecto  la  existencia  y  disponibilidad  de  crédito  presupuestario.     3.-­‐   Si   los   subastadores   no   notificaran   debidamente   las   subastas   públicas,   la   Comunidad   de   Madrid,   a   través   de   la   Consejería   competente,   podrá   ejercer   el   derecho   de   retracto   en   los   mismos   términos   establecidos   para   el   de   tanteo,   en   el   plazo   de   seis   meses   desde   el   momento   en   que   se   tenga  conocimiento  fehaciente  de  la  citada  transmisión.     Artículo  14.-­‐  Declaración  de  ruina.     1.-­‐  Se  considerará  estado  ruinoso,  a  los  efectos  de  esta  ley,  la  situación  en  que  se  encuentra   un   edificio   cuando,   debido   al   deterioro   sufrido,   todos   los   valores   que   llevaron   a   su   consideración   como   bien   del   patrimonio   histórico   de   la   Comunidad   de   Madrid   objeto   de   protección,   hayan   desaparecido  de  forma  que  no  se  pueda  llevar  a  cabo  su  restauración.     Proponemos:   que   dicho   estado   de   ruina   deba   ser   certificado   por   expertos   en   la   materia   (órganos   consultivos  y  dirección  general  de  Patrimonio)  e  incorporamos  el  texto  que  aparecía  como  artículo  25   apartado  1  de  la  Ley  de  Patrimonio  de  la  CAM  del  año  98.   “Cuando   alguna   de   las   edificaciones   objeto   de   la   protección   de   la   presente   Ley   se   encontrara   en   estado  ruinoso,  el  Ayuntamiento  correspondiente  previo  informe,  preceptivo  y  determinante,  de  los   Servicios   Técnicos   de   la   Dirección   General   de   Patrimonio   Cultural   de   la   Consejería   de   Educación   y   Cultura,  declarará  la  ruina  legal  del  edificio  y  acordará,  en  su  caso,  la  demolición  total  o  parcial  del   mismo,  previa  audiencia  del  propietario  y  de  sus  moradores,  salvo  inminente  peligro  que  impidiera   dicha  audiencia,  siendo  también  condición  indispensable  para  la  declaración  de  ruina  la  autorización   23    

previa   de   la   Consejería   de   Educación   y   Cultura   a   los   efectos   de   desafección   del   bien   cultural   o   protegido  objeto  de  expediente.”     2.-­‐   Las   situaciones   de   ruina   de   las   edificaciones   y   construcciones   se   rigen   por   la   legislación   urbanística,   salvo   los   bienes   inmuebles   declarados   de   interés   cultural   o   patrimonial   que   se   regirán   por  la  presente  ley.   3.-­‐  Los  Ayuntamientos  comunicarán  a  la  Consejería  competente,  en  el  término  de  diez  días   cualquier   actuación   que   realicen   en   esta   materia   sobre   bienes   que   el   municipio   tenga   catalogados   por  su  valor  histórico.   Proponemos   añadir   un   apartado   4   tal   como   contemplaba   la   ley   del   98:   La   declaración   ruina   o   la   simple  incoación  del  expediente  serán  causa  suficiente  de  utilidad  pública  para  iniciar  la  expropiación   forzosa  del  inmueble  afectado.   Artículo  15.-­‐  Iniciativas  sometidas  a  procedimientos  ambientales     1.-­‐   Los   promotores,   públicos   o   privados,   de   planes,   proyectos   y   actividades   podrán   elevar   consulta   previa   a   la   Consejería   competente   sobre   el   patrimonio   histórico   a   los   efectos   de   determinar   los   bienes   de   dicho   patrimonio   que   pudieran   verse   afectados.   Ésta   proporcionará   la   información   contenida  en  el  Catálogo  Geográfico  de  Bienes  Inmuebles  del  Patrimonio  Histórico  correspondiente   al  ámbito  afectado  por  la  iniciativa.   Proponemos:  que  en  lugar  de  podrán  la  ley  diga  DEBERÁN.     2.-­‐   Cuando   en   cumplimiento   de   la   normativa   medioambiental   deba   emitirse   informe   por   la   afección  al  patrimonio  histórico  de  los  planes  y  proyectos,  la  Consejería  competente  en  materia  de   patrimonio  histórico  deberá  resolver  en  el  plazo  de  tres  meses  desde  su  petición,  transcurrido  el  cual   sin  haberse  dictado  resolución  se  entenderá  que  el  informe  es  favorable.   Proponemos:   que   el   silencio   administrativo   no   puede   ser   favorable   en   los   casos   en   los   que   incida   sobre  inmuebles  objeto  de  inscripción  como  bienes  Patrimoniales  y  de  Interés  cultural  y  su  entorno   en  cuyo  caso  entendemos  que  si  el  plazo  de  tres  meses  transcurre  sin  la  emisión  de  un  informe  se   entenderá  que  la  resolución  es  DESFAVORABLE.         Artículo  16.-­‐  Protección  urbanística  de  los  bienes  integrantes  del  Patrimonio  Histórico     1.-­‐   Los   Ayuntamientos   están   obligados   a   recoger   en   sus   catálogos   de   bienes   y   espacios   protegidos   los   bienes   inmuebles   del   patrimonio   histórico   ubicados   en   su   territorio.   A   tal   efecto,   deberán  incluir  tanto  los  bienes  de  interés  cultural  y  patrimonial,  como  los  bienes  que,  reuniendo  los   requisitos   del   artículo   1.2   de   esta   ley,   tengan   relevancia   para   el   municipio.   Estos   últimos   bienes   se   sujetarán   al   régimen   de   protección   urbanística   que   se   establezca   en   su   planeamiento,   mediante   inclusión   en   el   referido   catálogo,   que   deberá   establecer   las   medidas   necesarias   para   garantizar   su   adecuada  conservación.   Proponemos:  Que  el  plazo  para  la  inscripción  de  los  bienes  y  espacios  protegidos  en  los  catálogos  y   normas   de   planeamiento   urbanístico   de   los   Ayuntamientos   será   de   un   máximo   de   dos   años.   Dicha   obligación   no   podrá   ir   excusada   por   la   existencia   de   un   planeamiento   contradictorio   con   la  

24    

protección  de  los  bienes  inscritos,  ni  por  la  existencia  de  planes  sin  actualizar,  ni  por  la  inexistencia   de  planeamiento  que  contemple  a  los  bienes  inscritos.     2.-­‐   Los   planes   generales   o   documentos   análogos   deberán   contener,   para   su   aprobación   inicial,  la  identificación  diferenciada  de  los  bienes  integrantes  del  patrimonio  histórico  y  los  criterios   para  su  protección.  A  estos  efectos,  los  Ayuntamientos  podrán  elevar  consulta  previa  a  la  Consejería   competente   para   la   debida   identificación   de   los   bienes   inmuebles   integrantes   en   el   patrimonio   histórico.     3.-­‐   La   Consejería   competente   emitirá   informe   preceptivo   y   vinculante   antes   de   la   aprobación   provisional   o,   en   su   caso,   definitiva   de   los   instrumentos   de   planeamiento   y   sus   modificaciones   cuando   éstos   afecten   a   los   bienes   del   patrimonio   histórico   recogidos   en   el   Catálogo   Geográfico   de   Bienes  Inmuebles.  El  informe  se  entenderá  favorable  si,  transcurridos  tres  meses  desde  su  petición,   no  hubiera  sido  emitido.     TÍTULO  III   Régimen  Específico  de  los  Bienes  de  Interés  Patrimonial   Artículo  17.-­‐  Régimen  de  los  bienes  muebles  declarados  de  interés  patrimonial     1.-­‐   Toda   intervención   sobre   bienes   muebles   declarados   de   interés   patrimonial   requerirá   autorización   previa   de   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico.   Dicha   autorización   se   entenderá   concedida   si,   transcurridos   dos   meses   desde   la   recepción   de   la   solicitud   por  el  órgano  competente,  éste  no  hubiera  dictado  resolución.   Proponemos:   Toda   intervención   sobre   bienes   muebles   declarados   de   interés   patrimonial   requerirá   autorización   previa   de   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico,   en   la   que   se   incluirá  un  pliego  de  prescripciones  para  dicha  intervención  que  velará  por  la  salvaguarda  de  dicho   bien.     Justificación:   Creemos   que   no   se   debería   autorizar   una   intervención   en   bienes   muebles   sin   autorización  en  la  que  se  desarrolle  un  pliego  de  prescripciones  y  sin  un  proyecto  en  el  que  quede   detallado   cualquier   actuación   sobre   el   bien.   Este   silencio   administrativo   deja   en   la   buena   fe   de   la   actuación  del  propietario  u  otros  hechores.     2.-­‐   El   traslado   de   bienes   muebles   declarados   de   interés   patrimonial   fuera   del   territorio   de   la   Comunidad   de   Madrid   deberá   ser   comunicado   a   la   Consejería   competente   para   anotar   dicho   traslado.   Proponemos:  Aquí  añadiría  que  “se  autorizará  este  traslado  previo  informe  favorable  de  algún  ente   calificador  en  el  que  se  indique  que  el  traslado  no  pone  en  riesgo  el  bien  y  que  dicho  bien  está  en   condiciones  para  ser  trasladado”.  También  incluiría  que  “el  traslado  se  hará  previo  informe  de  cómo   se  va  a  trasladar  y  sería  obligatorio  saber  dónde  se  va  a  trasladar  para  que  se  tenga  constancia  del   movimiento   de   dichos   bienes   con   el   fin   de   que   siempre   estén   localizados   y   no   se   pierdan   por   el   camino”.    

25    

Asimismo,  completaría  con  la  coletilla  “La  Consejería  podrá  establecer  las  medidas  necesarias  a  cargo   del  titular  para  que  los  bienes  no  corran  riesgos  durante  el  traslado”.  Y  también  “En  aquellos  casos   en   que   la   conservación   de   un   bien   mueble   de   interés   cultural   sea   deficiente,   la   Consejería   competente  podrá  acordar  el  depósito  provisional  en  un  lugar  que  cumpla  las  condiciones  adecuadas   de  seguridad  y  conservación.       3.-­‐   La   separación   de   las   partes   de   un   conjunto   de   bienes   muebles   declarados   de   interés   patrimonial  necesitará  autorización  expresa  de  la  Consejería  competente  en  materia  de  patrimonio   histórico.   Proponemos:   añadir   “previo   informe   favorable   del   ente   calificador,   registro   de   movimiento,   en   definitiva  lo  dicho  para  los  puntos  anteriores.   Justificación:   entendemos   que   la   separación   de   partes   de   un   conjunto   puede   dañar   o   falsear   la   información   de   de   ese   conjunto   que   si   está   contenido   en   un   bien   inmueble   puede   explicar   mejor   dicho  bien  o  hacer  perder  parte  de  su  valor  patrimonial.   Artículo  18.-­‐  Régimen  de  los  bienes  inmuebles  declarados  de  interés  patrimonial     1.-­‐   Las   obras   e   intervenciones   en   los   bienes   inmuebles   declarados   de   interés   patrimonial   deben  respetar  sus  valores  históricos  y  culturales  y,  en  todo  caso,  se  adaptarán  a  lo  establecido  en  su   declaración.     2.-­‐   Debe   obtenerse   autorización   previa   por   parte   de   la   Consejería   competente   en   los   siguientes  supuestos:       a)  Las  obras  mayores.   b)  Los  tratamientos  de  fachadas  que  vayan  más  allá  de  la  mera  conservación.  

  c)  Las  obras  menores  cuando  expresamente,  y  con  carácter  excepcional,  así  se  haya  señalado   en  la  resolución  por  la  que  se  declaren  estos  bienes  de  interés  patrimonial.     d)  Las  obras  exteriores  de  los  inmuebles  que  se  encuentren  en  los  entornos  delimitados  de   los  bienes  de  interés  patrimonial.     3.-­‐  El  plazo  máximo  para  resolver  será  de  dos  meses,  transcurridos  los  cuales  sin  haber  sido   notificada   la   resolución,   los   interesados   que   hubieran   instado   la   solicitud   podrán   entenderla   estimada  por  silencio  administrativo.   Proponemos:   El   plazo   máximo   para   resolver   será   de   dos   meses,   en   la   resolución   que   debe   existir   siempre  se  incluirá  un  pliego  de  prescripciones  para  dicha  intervención  que  velará  por  la  salvaguarda   de  dicho  bien.     Justificación:   Insistimos   igual   que   en   el   apartado   anterior   que   ninguna   actuación   debe   estimarse  por  silencio  administrativo  sin  ser  evaluada  y  debidamente  controlada  por  prescripciones   técnicas   por   mínimas   que   sean   las   intervenciones.   Debe   haber   un   asesoramiento   ya   que   el   uso   de   materiales  no  adecuados  podría  provocar  el  deterioro  del  bien.   4.-­‐  A  los  bienes  incluidos  declarados  de  interés  patrimonial  les  será  de  aplicación  el  régimen   de  ruina  previsto  en  los  apartados  1,  2  y  4  del  artículo  25.   26    

  5.-­‐  Los  investigadores  tienen  derecho  de  acceso  a  los  bienes  inmuebles  declarados  de  interés   patrimonial  en  las  condiciones  autorizadas  por  la  Consejería  competente.   Proponemos:   Que   el   reglamento   de   desarrollo   de   la   ley   estipule   de   manera   clara   el   acceso   todos   aquellos  que  justifiquen  un  interés  científico  en  el  estudio  del  bien.     6.-­‐  Los  bienes  muebles  incluidos  en  la  resolución  de  declaración  de  un  bien  inmueble  como   de   interés   patrimonial   son   inseparables   de   éste   salvo   autorización   otorgada   por   la   Consejería   competente.   Proponemos  que  se  incluya:  con  el  informe  favorable  en  el  que  se  indiquen  las  causas  favorables  de   esta  autorización.     TÍTULO  IV   Régimen  específico  de  los  Bienes  de  Interés  Cultural   CAPÍTULO  I   Normas  comunes   Artículo  19.-­‐  Autorización     1.-­‐   La   Consejería   competente   debe   autorizar   las   intervenciones   en   los   bienes   muebles   e   inmuebles  de  interés  cultural  y  en  los  entornos  de  protección  delimitados  de  estos  últimos.  El  plazo   máximo  para  resolver  será  de  dos  meses,  transcurrido  el  cual  sin  haber  sido  notificada  la  resolución,   los  interesados  podrán  entender  desestimada  la  solicitud  por  silencio  administrativo.     2.-­‐  Esta  autorización  no  será  necesaria  en  los  siguientes  supuestos:  

  a)  En  las  intervenciones  de  mantenimiento  en  bienes  inmuebles,  salvo  que  afecten  al  aspecto   exterior  del  bien  protegido.   Proponemos:   cambiar   la   frase:   aspecto   exterior   del   bien   protegido   por   los   valores   que   hacen   significativo  al  bien  tanto  exteriores  como  interiores.   Opinamos   que   el   valor   de   muchos   inmuebles   se   encuentra   en   sus   estructuras   internas   y   que   por   tanto  no  puede  eliminarse  la  autorización  en  obras  interiores.     b)   En   las   transformaciones   del   interior   de   los   inmuebles   que   formen   parte   de   entornos   delimitados.   Proponemos:  que  una  transformación  supone  un  cambio  en  el  valor  del  BIC  y  que  por  tanto  requiere   de  autorización.     c)  Cuando  los  bienes  de  interés  cultural  hayan  sido  declarados  en  las  categorías  previstas  en   los  apartados  b),  c),  e)  y  g)  del  artículo  4.1  y  se  haya  redactado  un  plan  especial  de  protección,  en  los   términos  establecidos  por  el  artículo  26  apartados  2  y  3  de  la  presente  Ley.       Artículo  20.-­‐  Uso  y  criterios  de  intervención  de  los  Bienes  de  Interés  Cultural   27    

  1.-­‐  La  utilización  de  los  bienes  declarados  de  interés  cultural  quedará  subordinada  a  que  no   se   pongan   en   peligro   los   valores   que   justifican   su   protección   legal.   Cuando   se   incumpla   dicha   obligación   la   Administración   podrá   ordenar   el   cese   del   uso.   A   tal   efecto   los   propietarios   deberán   comunicar  a  la  Consejería  competente  el  cambio  de  uso.   2.-­‐  Se  establecen  los  siguientes  criterios  de  intervención  en  los  bienes  de  interés  cultural:   a)  Toda  intervención  estará  basada  en  los  siguientes  principios:            a.1   Mínima  intervención:   se   actuará   lo   imprescindible   para   la   conservación,   restauración   o   puesta  en  uso  del  bien,  evitando  tratamientos  o  actuaciones  innecesarias  que  pongan  en  peligro  su   integridad.   La   reintegración   o   reconstrucción   sólo   se   efectuará   cuando   resulte   necesaria   y   se   disponga  de  información  suficiente  para  evitar  falsedades  históricas.   Proponemos:   “Las   restauraciones   respetaran   las   aportaciones   de   todas   las   épocas   prexistentes,   así   como  las  pátinas,  que  constituyan  un  valor  propio  del  bien;  la  eliminación  de  alguna  de  ellas  solo  se   autorizará   en   su   caso,   y   siempre   que   quede   fundamentado   que   los   elementos   que   traten   de   suprimirse   supongan   una   degradación   del   bien   y   su   eliminación   fuere   necesaria   para   permitir   la   adecuada  conservación  del  bien  y  una  mejor  interpretación  histórica  y  cultural  del  mismo.”            a.2   Diferenciación:   los   elementos   destinados   a   reemplazar   las   partes   que   falten   deberán   integrarse   armoniosamente   en   el   conjunto,   pero   distinguiéndose   a   su   vez   de   las   partes   originales,   con  el  objeto  de  evitar  la  falsificación  tanto  histórica  como  artística.   Proponemos   que   se   desarrollen   de   manera   reglamentaria   los   criterios   de   intervención   tanto   en   rehabilitaciones,   reconstrucciones,   conservación   de   pátinas,   etc.   conforme   a   la   normativa   internacional  consensuada  (Carta  del  Restauro  Venecia)   Cualquier  intervención  de  conservación,  restauración  y  rehabilitación  sobre  bienes  inscritos   en   el   Catálogo   Geográfico   de   Bienes   del   Patrimonio   de   la   Comunidad   de   Madrid,   exigirá   la   elaboración  de  un  proyecto  de  conservación  cuyos  requisitos  serán:   1.   Los   proyectos   de   conservación,   que   responderán   a   criterios   multidisciplinares,   se   ajustarán   al   contenido   que   reglamentariamente   se   determine,   incluyendo,   como   mínimo,   el   estudio   del   bien   y   sus   valores   culturales,   la   diagnosis   de   su   estado,   la   descripción   de   la   metodología   a   utilizar,   la   propuesta  de  actuación  desde  el  punto  de  vista  teórico,  técnico  y  económico  y  la  incidencia  sobre  los   valores  protegidos,  así  como  un  programa  de  mantenimiento.   2.  Los  proyectos  de  conservación  irán  suscritos  por  personal  técnico  competente  en  cada  una  de  las   materias.     b)  Toda  intervención  quedará  documentada  en  un  informe  o  memoria  final  en  la  que  figure   la   descripción   pormenorizada   de   lo   ejecutado   y   los   tratamientos   aplicados,   así   como   la   documentación  gráfica  del  proceso  seguido,  a  los  efectos  de  su  difusión  ulterior.   Artículo  21.-­‐  Expropiación.   28    

El   incumplimiento   grave   de   las   obligaciones   de   protección   y   conservación   de   los   Bienes   de   Interés   Cultural   será   causa   de   interés   social   para   su   expropiación   forzosa   en   los   términos   establecidos   por   la   legislación  española.   Proponemos:  Añadir  “Serán  causa  de  interés  social  para  la  expropiación  forzosa  las  necesidades  de   suelo  para  la  realización  de  obras  destinadas  a  la  conservación  de  los  Bienes  de  Interés  Cultural  y  de   los   destinados   a   la   creación,   ampliación   y   mejora   de   museos,   archivos   y   bibliotecas.     Así   como   eliminar   los   usos   incompatibles   u   otras   circunstancias   que   atenten   contra   la   seguridad   de   dichos   bienes”       CAPÍTULO  II   De  los  bienes  muebles  declarados  de  Interés  Cultural   Artículo  22.-­‐  Conservación  y  depósito.  Limitaciones  al  desplazamiento     1.-­‐   Los   bienes   muebles   de   Interés   Cultural   cuya   titularidad   pertenezca   a   la   Comunidad   de   Madrid   o   a   las   entidades   locales   madrileñas,   serán   imprescriptibles,   inalienables   e   inembargables,   quedando,  por  tanto,  sujetos  al  régimen  de  uso  y  aprovechamiento  propio  de  los  bienes  demaniales.   Proponemos:   Añadir   la   titularidad   particular   de   los   bienes   “Los   bienes   muebles   de   Interés   Cultural   cuya   titularidad   pertenezca   a   la   Comunidad   de   Madrid   o   a   las   entidades   locales   madrileñas   o   de   titularidad   particular,   serán   imprescriptibles,   inalienables   e   inembargables,   quedando,   por   tanto,   sujetos  al  régimen  de  uso  y  aprovechamiento  propio  de  los  bienes  demaniales.”     2.-­‐   La   separación   de   las   partes   de   un   conjunto   de   bienes   muebles   declarado   de   Interés   Cultural  será  excepcional  y  necesitará  autorización  expresa  del  organismo  competente  en  materia  de   patrimonio  histórico.   Proponemos  añadir    “tras  informe  favorable  de  ente  consultivo”.     3.-­‐  El  traslado  definitivo  o  temporal  de  estos  bienes  fuera  del  territorio  de  la  Comunidad  de   Madrid  deberá  ser  previamente  comunicado  a  la  Consejería  competente,  indicando  las  condiciones   del   mismo.   La   Consejería   podrá   establecer   las   medidas   necesarias   a   cargo   del   titular   para   que   los   bienes  no  corran  riesgos  durante  el  traslado.     4.-­‐   En   aquellos   casos   en   que   la   conservación   de   un   bien   muebles   de   interés   cultural   sea   deficiente,  la  Consejería  competente  podrá  acordar  el  depósito  provisional  en  un  lugar  que  cumpla   las  condiciones  adecuadas  de  seguridad  y  conservación.     Proponemos  añadir  también  el  artículo  36  de  la  ley  de  Patrimonio  del  98  que  se  refiere  al  Depósito   de  Bienes:   “En  el  caso  de  bienes  muebles  integrantes  del  Patrimonio  Histórico  de  La  Comunidad  de  Madrid,  la   Consejería   de   Educación   y   Cultura,   podrá   establecer,   en   virtud   de   las   circunstancias   excepcionales   alegadas  por  el  titular  o  motivadas  por  la  Administración,  como  medida  alternativa  a  la  visita  pública,   29    

el  depósito  de  los  bienes  en  un  centro  cultural  o  museo,  para  que  sean  exhibidos  en  las  condiciones   que   se   establezcan   reglamentariamente,   salvaguardándose   en   todo   caso   de   los   menoscabos   que   puedan  sufrir.   Asimismo  los  propietarios  o  titulares  de  derechos  reales  sobre  Bienes  de  Interés  Cultural  o  incluidos   en   el   Catálogo   quedan   obligados   por   la   presente   Ley,   además   de   a   permitir   su   estudio   a   los   investigadores,   a   prestarlos   para   exposiciones   temporales   organizadas   por   las   Administraciones   Públicas  en  los  términos  que  reglamentariamente  se  establezcan.”       CAPÍTULO  III   De  los  inmueble  declarados  Bienes  de  Interés  Cultural   Artículo  23.-­‐  Desplazamiento  y  segregaciones     1.-­‐   Los   bienes   inmuebles   declarados   bienes   de   interés   cultural   son   inseparables   de   su   emplazamiento.   No   obstante,   se   podrá   proceder   a   su   desplazamiento   o   remoción,   previa   autorización  de  la  Consejería  competente  cuando  concurran  causas  debidamente  justificadas.   Proponemos:  Que  se  añada  que  “exista  un  proyecto  con  las  condiciones  de  dicho  desplazamiento,  un   informe  favorable  de  alguno  de  los  órganos  consultivos    y  que  dicho  desplazamiento  quede  inscrito   en  un  libro  de  movimientos.”     2.-­‐   Los   monumentos   y   jardines   históricos   no   podrán   ser   segregados   y   tan   solo   se   admitirá   excepcionalmente   su   segregación,   previa   autorización   de   la   Consejería   competente,   cuando   concurran  causas  debidamente  justificadas.   Proponemos:  Que  se  añada  “que  exista  un  proyecto  con  las  condiciones  de  dicho  desplazamiento,  un   informe  favorable  de  alguno  de  los  órganos  consultivos    y  que  dicho  desplazamiento  quede  inscrito   en  un  libro  de  movimientos”.     Artículo   24.-­‐   Normas   específicas   de   intervención   en   bienes   inmuebles   declarados   de   interés   cultural.  Intervenciones  en  entornos  de  protección.     1.-­‐   La   Consejería   competente   podrá   requerir   la   realización   previa   de   un   plan   de   actuación   cuando   lo   aconseje   la   naturaleza   del   bien   de   interés   cultural   o   la   complejidad   de   la   actuación   a   realizar  sobre  los  mismos,  en  dicho  plan  se  podrán  establecer  distintas  fases  de  actuación.   Proponemos  que  se  sustituya  el  podrá  requerir  por  el  deberá.  Así  mismo  deberá  desarrollarse  en  el   reglamento  posterior.     2.-­‐   Las   obras   de   conservación,   restauración   o   rehabilitación   en   inmuebles   incoados   o   declarados  Bien  de  Interés  Cultural  en  las  categorías  de  monumento  o  jardín  histórico  se  realizarán   de  acuerdo  con  los  siguientes  criterios:   30    

  a)   Se   respetarán   los   valores   históricos   y   las   características   esenciales   del   bien,   pudiendo   autorizarse  el  uso  de  elementos,  técnicas  y  materiales  actuales  para  la  mejor  adaptación  del  bien  al   uso.   Se   conservarán   alineaciones,   rasantes   y   las   características   volumétricas   definidoras   del   inmueble,   salvo   casos   excepcionales   y   previa   autorización   expresa   de   la   Consejería   competente   en   materia  de  patrimonio  histórico.   Proponemos  que  se  especifique  que  dicha  adaptación  del  bien  al  uso  no  pongan  en  riesgo  el  valor   del  bien  y  que  no  atente  contra  la  integridad  del  mismo.     b)   Se   admitirá   la   reconstrucción   total   o   parcial,   exclusivamente   en   los   casos   en   los   que   la   existencia  de  suficientes  elementos  originales  así  lo  permita.  Se  prohíben  las  adiciones  que  falseen  la   autenticidad  histórica  del  bien.   Proponemos   que   dicha   reconstrucción   cuente   con   un   proyecto   que   sea   autorizado   por   órganos   competentes.     c)   Las   intervenciones   en   bienes   inmuebles   que   contengan   bienes   muebles   declarados   de   interés   cultural   o   bienes   de   interés   patrimonial,   deberán   garantizar   en   todo   caso   su   adecuada   conservación,  que  se  especificará  en  los  correspondientes  documentos  técnicos  de  intervención.     3.-­‐  Las  intervenciones  en  los  entornos  delimitados  de  los  bienes  de  interés  cultural  deberán   respetar   los   valores   arquitectónicos   y   paisajísticos   del   entorno   del   bien   objeto   de   protección   y   cuidarán  la  morfología  y  el  cromatismo.   Proponemos   que   el   concepto   de   entorno   tenga   en   cuenta   la   definición   que   incorporamos   como   propuesta  en  el  artículo  5  apartado  1.     4.-­‐  Las  intervenciones  en  los  bienes  de  interés  cultural  a  que  se  refieren  los  apartados  b),  c),   e)   y   g)   del   artículo   4.1,   hasta   que   se   apruebe   el   planeamiento   de   protección   a   que   se   refiere   el   apartado  2  del  artículo  26,  se  ajustarán  a  los  siguientes  criterios:     a)  Las  sustituciones  de  los  inmuebles  sólo  podrán  realizarse  en  la  medida  que  contribuyan  a   la  conservación  general  del  carácter  del  conjunto.   Proponemos  tener  en  consideración  la  ampliación  que  hemos  indicado  en  el  artículo  20  apartado  2   sección  a)     b)  Se  regirán  por  la  normativa  urbanística  vigente  y  se  procurará  el  mantenimiento  general   de  la  estructura  urbana,  en  la  que  se  integren.     c)  En  los  conjuntos  históricos  declarados  deben  respetarse  las  alineaciones  y  las  rasantes.  Las   alteraciones  parcelarias  serán  excepcionales.   Proponemos   que   cualquier   intervención   cuente   con   un   proyecto   que   debe   ser   autorizado   por   el   organismo  competente  quedando  constancia  de  ello  en  el  Registro     5.-­‐   Debe   evitarse   la   colocación   de   publicidad   comercial,   cables,   antenas   y   conducciones   visibles   en   los   Jardines   Históricos   y   en   las   fachadas   y   cubiertas   de   los   Monumentos.   No   obstante,   podrán   situarse   rótulos   indicadores   de   su   horario   de   visitas,   historia,   patrocinio   o   cualquier   otro   aspecto   de   interés   general   para   la   conservación   y   difusión   de   las   actividades   que   se   celebren   en   el   bien  cultural,  previa  comunicación  a  la  Consejería  competente.   Proponemos  la  modificación  del  apartado  anterior  por:   31    

Contaminación  visual  o  perceptiva.   1.   Se   entiende   por   contaminación   visual   o   perceptiva,   a   los   efectos   de   esta   Ley,   aquella   intervención,   uso   o   acción   en   el   bien   o   su   entorno   de   protección   que   degrade   los   valores   de   un   bien   inmueble   integrante  del  Patrimonio  Histórico  y  toda  interferencia  que  impida  o  distorsione  su  contemplación.   2.   Los   municipios   en   los   que   se   encuentren   bienes   inscritos   en   el   Catálogo   Geográfico   del   Patrimonio   de   la   Comunidad   de   Madrid   deberán   recoger   en   el   planeamiento   urbanístico   o   en   las   ordenanzas   municipales  de  edificación  y  urbanización  medidas  que  eviten  su  contaminación  visual  o  perceptiva.   Tales  medidas  comprenderán,  al  menos,  el  control  de  los  siguientes  elementos:   a. Las   construcciones   o   instalaciones   de   carácter   permanente   o   temporal   que   por   su   altura,   volumetría  o  distancia  puedan  perturbar  su  percepción.   b. Las  instalaciones  necesarias  para  los  suministros,  generación  y  consumo  energéticos.   c. Las  instalaciones  necesarias  para  telecomunicaciones.   d. La  colocación  de  rótulos,  señales  y  publicidad  exterior.   e. La  colocación  de  mobiliario  urbano.   f. La  ubicación  de  elementos  destinados  a  la  recogida  de  residuos  urbanos.   3.  Las  personas  o  entidades  titulares  de  instalaciones  o  elementos  a  los  que  se  refiere  este  artículo   estarán  obligadas  a  retirarlos  en  el  plazo  de  seis  meses  cuando  se  extinga  su  uso.   4.   No   obstante,   podrán   situarse   rótulos   indicadores   de   su   horario   de   visitas,   historia,   patrocinio   o   cualquier   otro   aspecto   de   interés   general   para   la   conservación   y   difusión   de   las   actividades   que   se   celebren  en  el  bien  cultural,  previa  comunicación  a  la  Consejería  competente.     Artículo  25.-­‐  Declaración  de  ruina.  Demoliciones.     1.-­‐   Todo   expediente   de   declaración   de   ruina   que   afecte   a   un   bien   de   interés   cultural   se   someterá   a   informe   preceptivo   de   la   Dirección   General   competente,   que   se   pronunciará,   con   carácter   vinculante,   sobre   las   medidas   a   adoptar   y,   en   su   caso,   sobre   las   obras   necesarias   para   mantener  y  recuperar  la  estabilidad  y  la  seguridad  del  inmueble.   Proponemos:   que   en   lo   que   se   refiere   a   ruina   se   tengan   en   cuenta   y   se   incorporen   las   adendas   propuestas  en  el  artículo  14.     2.-­‐   En   ningún   caso   podrá   procederse   a   la   demolición   sin   autorización   de   la   Consejería   competente  en  materia  de  patrimonio  histórico.   Proponemos:     incluir   “la   firmeza   de   la   declaración   de   ruina   no   llevará   aparejada   la   autorización   de   demolición  de  inmuebles  catalogados”  y  también:   “No  procederá  la  demolición  de  inmuebles  inscritos  en  el  Catálogo  General  del  Patrimonio  Histórico   de   la   Comunidad   de   Madrid,   excepcionalmente,   demoliciones   derivadas   de   la   ejecución   del   proyecto   de   conservación,   que   exigirán   la   autorización   de   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico”.   Asimismo  para  el  resto  de  categorías  dice:  “Las  demoliciones  que  afecten  a  inmuebles  incluidos  en   Conjuntos  Históricos,  Sitios  o  Territorios  Históricos,  Bien  de  Interés  Etnográfico  e  Industrial,  que  no   32    

estén  inscritos  individualmente  en  el  Catálogo  General  del  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de   Madrid   ni   formen   parte   del   entorno   de   Bienes   de   Interés   Cultural,   exigirán   la   autorización   de   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico,   salvo   que   hayan   sido   objeto   de   regulación  en  el  planeamiento  informado  favorablemente  conforme  al  artículo  16”.     3.-­‐   La   situación   de   ruina   producida   por   incumplimiento   de   los   deberes   de   conservación   establecidos  en  esta  ley,  además  de  la  sanción  que  como  infracción  muy  grave  establece  el  artículo   43,   conllevará   la   obligación   de   restauración   del   bien,   a   cargo   del   propietario   o   titular   de   otros   derechos  reales  sobre  el  mismo.     4.-­‐   El   Ayuntamiento   que   incoase   expediente   de   ruina   física   inminente   por   peligro   para   la   seguridad   pública   habrá   de   adoptar   las   medidas   oportunas   para   evitar   daños,   garantizando   el   mantenimiento  de  las  características  y  elementos  singulares  del  edificio.  Dichas  medidas  no  podrán   incluir  más  demoliciones  que  las  estrictamente  necesarias.  Esta  circunstancia  habrá  de  comunicarse   en   el   plazo   máximo   de   diez   días   a   la   Dirección   General   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico,  sin  perjuicio  de  lo  establecido  en  los  apartados  anteriores.   Proponemos  que  el  plazo  establecido  para  comunicar  a  la  Dirección  General  dichas  medidas  será  de   un  máximo  de  tres  día  y  que  dicha  Dirección  General  deberá  emitir  un  informe  vinculante.   Proponemos   también   que   el   epígrafe   general   que   incluye   ruina   y   demolición   incluya   también   un   apartado  de  PARALIZACIÓN  DE  OBRAS.   Actuaciones  ilegales.   1.   Serán   ilegales   las   actuaciones   realizadas   y   nulas   las   licencias   otorgadas   sin   contar   con   la   autorización   o,   en   su   caso,   la   comunicación   previa   previstas   en   el   artículo   19,   o   sin   atenerse   a   las   condiciones  impuestas  en  la  autorización.   2.  La  Consejería  competente  en  materia  de  patrimonio  histórico  ordenará  la  suspensión  inmediata  de   los   cambios   o   modificaciones   que   se   estén   realizando   en   los   bienes   inscritos,   cuando   no   haya   recibido   comunicación   previa   de   los   mismos   o   no   los   haya   autorizado   o,   en   su   caso,   se   incumplan   los   condicionamientos  impuestos  en  la  autorización.   3.  En  el  expediente  que  se  instruya  para  averiguar  los  hechos,  la  Consejería  competente  en  materia   de   patrimonio   histórico   podrá   autorizar   las   obras   o   modificaciones,   ordenar   la   demolición   de   lo   construido  o  la  reconstrucción  de  lo  destruido  sin  autorización  o  sin  haber  efectuado  la  comunicación   previa   u   ordenar   las   reposiciones   necesarias   para   recuperar   la   situación   anterior,   todo   ello   con   independencia   de   la   imposición   de   las   sanciones   pertinentes.   En   el   caso   de   que   en   el   curso   de   un   procedimiento  sancionador  por  hechos  que  puedan  comportar  infracción  sancionable  conforme  a  la   presente   ley   se   advierta   la   necesidad   de   adoptar   las   medidas   referidas   con   anterioridad,   se   procederá  a  iniciar  un  procedimiento  administrativo  específico  a  tal  efecto.     Artículo  26.-­‐  Planes  especiales  de  Protección     1.-­‐   Los   municipios   en   que   se   encuentren   bienes   de   interés   cultural   declarados   en   las   categorías   a   que   se   refieren   los   apartados   b),   c),   e)   y   g)   del   artículo   4.1   podrán   redactar   un   Plan   especial   de   protección   del   área   afectada   por   la   declaración   u   otro   instrumento   de   planeamiento   equivalente   de   los   previstos   en   la   legislación   urbanística   que   cumpla   en   todo   caso   las   exigencias   establecidas   en   esta   Ley.   La   aprobación   de   dicho   Plan   requerirá   el   informe   favorable   de   la   Consejería   33    

competente   para   la   protección   de   los   bienes   culturales   afectados.   Se   entenderá   emitido   informe   favorable  transcurridos  tres  meses  desde  la  presentación  del  Plan.   Proponemos  que  en  lugar  de  podrán  redactar  diga  DEBERÁN  redactar       2.-­‐  Desde  la  aprobación  definitiva  de  los  instrumentos  urbanísticos  señalados  en  el  apartado   anterior,  los  Ayuntamientos  serán  competentes  para  autorizar  las  obras  precisas  para  su  desarrollo,   siempre   que   no   afecten   a   monumentos,   jardines   históricos   y   bienes   de   interés   patrimonial   y   sus   respectivos   entornos,   debiendo   dar   cuenta   a   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico   de   las   licencias   concedidas   en   un   plazo   máximo   de   diez   días.   La   competencia   para   autorizar   actuaciones  arqueológicas  corresponderá  en  todo  caso  a  dicha  Consejería.   Proponemos  que  no  solo  se  dé  cuenta  a  la  Consejería  sino  que  esta  emita  un  informe  vinculante.     3.-­‐  Los  instrumentos  de  planeamiento  a  que  se  refiere  el  apartado  anterior  contendrán:  

  a)  Un  catálogo  de  todos  los  elementos  que  conformen  el  área  afectada,  elaborado  según  lo   dispuesto  en  la  normativa  urbanística.     b)  Normas  para  la  conservación  de  los  inmuebles.  

  c)   Justificación   de   las   modificaciones   de   alineaciones,   edificabilidad,   parcelaciones   o   agregaciones  que,  excepcionalmente,  el  plan  proponga.     d)   En   su   caso,   determinaciones   para   una   protección   más   adecuada   del   patrimonio   arqueológico  y  paleontológico  ubicado  en  el  ámbito  del  Plan.   Proponemos:  retomar  el  texto  de  la  ley  de  Patrimonio  de  la  ley  del  98  e  incorporar  la  propuesta  del   artículo  25  en  su  apartado  1.   Los  Planes  Especiales  que  se  formulen  en  ejecución  de  la  presente  Ley,  se  redactarán  de  acuerdo  con   los  siguientes  criterios  y  contenido:   a)  Normas  sobre  el  mantenimiento  general  de  la  estructura  urbana  histórica,  de  los  espacios  libres   públicos   y   de   los   edificados,   de   las   alineaciones   y   rasantes   y   de   la   parcelación,   enumerando   las   eventuales   reformas   que   puedan   servir   a   la   conservación,   recuperación   o   mejora   del   Conjunto   Histórico  y  su  entorno.   b)   Normas   sobre   el   mantenimiento   general   de   la   tipología   edificatoria   tradicional   en   el   Conjunto   Histórico   y   su   entorno,   diferenciando   los   distintos   niveles   de   protección   de   acuerdo   con   lo   que   reglamentariamente  se  establezca  y  los  usos  de  los  espacios  libres,  regulando  a  tal  fin  el  régimen  de   los  usos  característicos,  compatibles  y  prohibidos.  La  alteración  de  los  usos  sólo  se  justificará  por  una   mejor  conservación  o  adecuación  de  las  edificaciones  y  de  los  espacios  libres.   c)  Establecimiento  de  los  niveles  de  protección  de  los  edificios  y  de  los  espacios  libres,  utilizando  las   categorías   previstas   en   el   planeamiento,   y   de   conformidad   con   lo   previsto   en   la   legislación   básica   del   Estado.   d)   Establecimiento   de   determinaciones   para   una   protección   más   eficaz   de   las   edificaciones   catalogadas,   para   la   nueva   edificación   y   para   la   conservación   o   mejora   de   los   espacios   públicos;   dichas   normas   deberán   regular   todos   los   elementos   que   sean   susceptibles   de   superponerse   a   la   34    

edificación  y  a  los  espacios  públicos.  En  la  nueva  edificación  se  prohibirán  actuaciones  que  falseen  los   lenguajes  arquitectónicos  tradicionales.   e)   Establecimiento   de   determinaciones   para   una   protección   más   adecuada   del   patrimonio   arqueológico   y   paleontológico   en   el   ámbito   del   Plan,   que   incluirá   el   deber   de   verificación   de   la   existencia  de  restos  de  la  naturaleza  mencionada  en  cualquier  remoción  del  terreno  donde  exista  o   se  presuma  la  existencia  de  dichos  restos.   f)   Establecimiento   de   un   programa   para   la   redacción   y   ejecución   de   los   planes   de   mejora   encaminados   a   la   rehabilitación   del   Conjunto   Histórico   o   áreas   concretas   de   la   edificación   y   a   la   mejor  adecuación  de  los  espacios  urbanos,  de  las  infraestructuras  y  redes  de  servicios  e  instalaciones   públicas  y  privadas  a  las  exigencias  histórico-­‐ambientales.     Artículo  27.-­‐  Régimen  de  visitas.  Derechos  de  tanteo  y  retracto  de  bienes  inmuebles     1.-­‐   Los   Bienes   inmuebles   de   Interés   Cultural   de   titularidad   pública   deberán   ser   objeto   de   visita   pública   al   menos   una   vez   al   mes.   La   Consejería   competente   podrá   dispensar   de   dicha   obligación  cuando  concurra  causa  justificada.   Proponemos  que se permitirá la visita pública gratuita, al menos cuatro días al mes, en días y horas previamente señalados, constando esta información de manera accesible y pública a los ciudadanos en lugar adecuado del Bien de Interés Cultural. El cumplimiento de esta obligación podrá ser dispensado total o parcialmente por la Consejería competente en materia de patrimonio histórico cuando medie causa justificada y con informe vinculante de alguno de los órganos consultivos.     2.-­‐  La  Comunidad  de  Madrid,  a  través  de  la  Consejería  competente  en  materia  de  patrimonio   histórico,   podrá   ejercer   el   derecho   de   tanteo   sobre   las   transmisiones   onerosas   de   la   propiedad   o   cualquier   derecho   real   de   disfrute   sobre   bienes   de   interés   cultural   declarados   de   forma   específica.   El   Ayuntamiento  donde  se  halle  radicado  el  bien  podrá  ejercer,  subsidiariamente,  el  mismo  derecho.     3.-­‐   Los   propietarios   o   titulares   de   derechos   reales   sobre   los   bienes   mencionados   en   el   apartado   anterior   deberán   comunicar   a   la   Consejería   competente   la   intención   de   transmisión,   sus   condiciones   y   precio.   En   el   plazo   de   dos   meses   a   contar   desde   la   entrada   por   registro   de   la   citada   comunicación,  la  Comunidad  de  Madrid  y  subsidiariamente  el  Ayuntamiento  correspondiente  podrán   ejercitar   el   derecho   de   tanteo   para   sí   o   para   otras   instituciones   públicas   o   entidades   privadas   sin   ánimo  de  lucro,  en  el  precio  convenido.     4.-­‐   Si   el   propósito   de   transmisión   no   se   comunicara   en   las   condiciones   señaladas   en   el   apartado   2,   la   Comunidad   de   Madrid,   a   través   de   la   Consejería   competente   y   subsidiariamente   el   Ayuntamiento   correspondiente,   podrán   ejercer   el   derecho   de   retracto   en   los   mismos   términos   establecidos  para  el  de  tanteo,  en  el  plazo  de  tres  meses  a  contar  desde  el  momento  en  que  se  tenga   conocimiento  fehaciente  de  la  transmisión.     5.-­‐   Los   notarios   y   registradores   de   la   propiedad   exigirán,   para   autorizar   e   inscribir,   respectivamente,   escrituras   de   transmisión   de   bienes,   o   derechos   sobre   bienes   de   interés   cultural   declarados  específicamente,  que  se  acredite  fehacientemente  el  cumplimiento  de  lo  establecido  en   este  artículo.     35    

TÍTULO  V   Regímenes  especiales  de  Protección   CAPÍTULO  I   Del  Patrimonio  Arqueológico  y  Paleontológico   Artículo  28.-­‐  Yacimientos  y  obras     1.-­‐  Un  yacimiento  arqueológico  es  el  emplazamiento  o  unidad  geomorfológica  que  contiene   evidencias  físicas  de  una  actividad  humana  pasada,  para  cuyo  estudio  e  interpretación  son  esenciales   las   técnicas   de   investigación   arqueológica.   Se   incluyen   los   sitios   urbanos   o   rústicos   en   los   que   permanecen  estructuras,  niveles  y  depósitos  de  períodos  y  actividades  anteriores.     Proponemos:   en   la   relación   de   yacimientos   se   incluya   explícitamente   el   patrimonio   subacuático.   Incluir   además:   También   lo   integran   el   territorio   o   paisaje   habitado   por   el   ser   humano   en   época   histórica  y  prehistórica  y  los  elementos  geológicos  y  paleontológicos  relacionados  con  el  ser  humano,   sus  orígenes  y  antecedentes.       2.-­‐  Un  yacimiento  paleontológico  es  el  lugar  o  unidad  geomorfológica  donde  hay  un  conjunto   de  restos  fosilizados  que  constituyen  una  unidad  coherente  y  con  entidad  propia  susceptible  de  ser   estudiados  con  metodología  paleontológica.       3.-­‐  Las  obras  o  remociones  de  terreno  que  afecten  a  zonas  en  que  se  encuentren  yacimientos   arqueológicos   y   paleontológicos   recogidos   en   el   Catálogo   Geográfico   de   Bienes   inmuebles   del   Patrimonio   Histórico,   deberán   ser   autorizadas   por   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio  histórico.  Dicha  autorización  se  entiende  sin  perjuicio  de  que  la  protección  del  patrimonio   arqueológico  y  paleontológico  se  articula  a  través  del  régimen  general  establecido  en  esta  Ley.   Proponemos:   Las   obras   o   remociones   de   terreno   que   afecten   a   zonas   en   que   se   encuentren   yacimientos   arqueológicos   y   paleontológicos   recogidos   o   no   en   el   Catálogo   Geográfico   de   Bienes   inmuebles  del  Patrimonio  Histórico  así  como  reservas  arqueológicas*,  deberán  ser  autorizadas  por  la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico.   Dicha   autorización   se   entiende   sin   perjuicio  de  que  la  protección  del  patrimonio  arqueológico  y  paleontológico  se  articula  a  través  del   régimen   general   establecido   en   esta   Ley.   La   autorización   llevará   aparejada   un   pliego   de   prescripciones  técnicas  que  marcará  unos  mínimos  de  calidad  en  la  intervención.   *Artículo   2.b   Convención   Valetta   de   1992   compromete   a:   “la   creación   de   reservas   arqueológicas,   incluso  cuando  no  haya  restos  visibles  sobre  el  suelo  o  bajo  el  agua,  para  la  protección  de  pruebas   materiales  para  el  estudio  de  generaciones  venideras”.     Proponemos:  incluir  un  artículo:  Categorías  de  protección  como  ya  viene  recogido  en  el  artículo  40   de  la  Ley  10/98  de  Patrimonio  de  la  Comunidad  de  Madrid:   La  resolución  por  la  que  las  Zonas  arqueológicas  o  los  Bienes  integrantes  del  patrimonio  arqueológico   de   la   Comunidad   de   Madrid   sean   declarados   Bienes   de   Interés   Cultural   o   se   incluyan   en   el   Inventario   36    

de   Bienes   Culturales   contendrán,   además   de   los   extremos   establecidos   por   el   artículo  6   del   presente   borrador,   la   descripción   pormenorizada   y   jerarquizada   de   su   grado   de   protección   de   acuerdo   a   las   siguientes  categorías:    a)   Ámbito   de   Máxima   Protección.   Tendrán   esta   categoría   los   Bienes   de   Interés   Cultural   en   cuya   declaración  se  haga  constar  expresamente  tal  circunstancia  (corresponde  a  las  Zonas  de  Reserva).   b)   Ámbito   de   Especial   Protección.   Tendrán   esta   categoría   los   Bienes   de   Interés   Cultural   que   no   pertenezcan   al   Ámbito   de   Máxima   Protección   y   los   bienes   incluidos   en   el   Inventario,   en   los   que   se   haga  constar  tal  circunstancia  (corresponde  a  los  Bienes  de  Interés  Cultural).   c)  Ámbito  de  Protección  Específica.  Tendrán  esta  categoría  los  bienes  incluidos  en  el  Inventario,  que   no  pertenezcan  al  ámbito  de  Especial  Protección  (corresponde  a  los  Bienes  de  Interés  Patrimonial).   d)   Ámbito   de   Protección   General.   Tendrán   esta   categoría   los   bienes   integrantes   del   patrimonio   arqueológico   de   la   Comunidad   de   Madrid,   por   reunir   condiciones   que   hagan   muy   probable   la   existencia   de   restos   arqueológicos   y   que   no   se   encuentren   incluidos   en   las   categorías   anteriores   (corresponde  a  las  Áreas  de  Cautela).   La  delimitación  de  los  Ámbitos  corresponderá  a  la  Consejería,  previo  informe  del  Consejo  Regional  de   Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid.    2.   En   los   Bienes   inmuebles   clasificados   como   «Ámbito   de   Máxima   Protección»,   no   se   permitirá   ningún  tipo  de  edificación  hasta  que  no  se  realice  un  estudio  de  la  incidencia  que  las  obras  pueden   tener   en   los   restos   arqueológicos,   elaborado   por   un   profesional   competente   en   esta   materia.   Previamente   a   la   concesión   de   la   licencia,   será   precisa   la   autorización   de   la   Dirección   General   de   Patrimonio   Cultural.   La   citada   autorización   deberá   incluir   como   condición   para   la   ejecución   de   las   obras,   la   realización   y   la   ejecución   de   un   proyecto   arqueológico   en   el   que   podrá   colaborar   el   Ayuntamiento  afectado,  si  así  lo  solicitara.  Siempre  que  sea  posible  se  conservarán  los  restos  in  situ  o   se  integrarán  y  pondrán  en  valor  dentro  de  las  obras  resultantes.       3.  Mediante  Plan  Especial  se  desarrollará  el  régimen  de  usos  de  las  Áreas  o  Categorías  de  protección.   Dicho   Plan   especial,   incluirá   además   las   normas   de   actuación   y   protección   en   cada   Ámbito   o   Categoría,   así   como   las   actuaciones   de   inspección   y   conservación   y   será   objeto   de   informe,   preceptivo   y   vinculante   de   la   Dirección   General   de   Patrimonio   Cultural   de   la   Consejería   de   Educación   y  Cultura,  oído  el  Consejo  Regional  de  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid,  previamente   a  su  aprobación  definitiva  a  tenor  de  los  recogido  en  la  Convención  de  Valetta  en  su  artículo  9.  

 
Artículo  29.-­‐  Intervenciones  y  hallazgos  arqueológicos  y  paleontológicos     Se   consideran   intervenciones   arqueológicas   y   paleontológicas   las   excavaciones,   las   prospecciones,  los  estudios  de  arte  rupestre,  el  análisis  estratigráfico  de  estructuras,  y  los  trabajos  de   protección  y  conservación  de  yacimientos.  Según  la  razón  que  las  motiva  se  pueden  clasificar  en:   Proponemos:   recogemos   de   nuevo   el   artículo   41.2   de   la   Ley   del   98   que   dice:   “Se   consideran   intervenciones   arqueológicas   y   paleontológicas   los   estudios   directos   de   arte   rupestre   y   las   37    

prospecciones,   los   sondeos,   las   excavaciones,   los   controles   y   cualquier   otra   intervención,   con   remoción   de   terrenos   o   sin   ella,   que   tenga   por   finalidad   descubrir,   documentar   o   investigar   restos   arqueológicos  o  paleontológicos”.  Según  la  razón  que  las  motiva  se  pueden  clasificar  en:     a)  Intervenciones  programadas,  encuadradas  en  un  proyecto  de  investigación  científica.  

  b)   Intervenciones   preceptivas,   necesarias   para   la   evaluación   y   ejecución   de   planes   y   proyectos  o  para  la  realización  de  obras  de  urbanización,  edificación,  rehabilitación,  consolidación  y   restauración  en  los  terrenos  en  los  que  existan  yacimientos  recogidos  en  el  Catálogo  Geográfico  de   Bienes  Inmuebles  del  Patrimonio  Histórico.     c)   Intervenciones   de   urgencia,   efectuadas   como   consecuencia   de   la   aparición   de   hallazgos   casuales.   Proponemos:  añadir  que  el  procedimiento  de  urgencia  debe  regularse  de  forma  independiente.   Justificación:  se  establece  el  procedimiento  de  urgencia  como  un  trámite  independiente  orientado  a   agilizar  los  trámites  administrativos  ante  una  situación  que  debe  ser  excepcional.   Proponemos:   añadir   otra   sección   d)   actuaciones   preventivas,   necesarias   para   la   evaluación   y   resolución   del   impacto   arqueológico   en   obras   de   infraestructura.   Estas   tendrán   las   siguientes   categorías:   -­‐Preventiva  de  primera  fase  o  de  planeamiento:  entran  aquí  los  trabajos  predictivos  (elaboración  de   cartas  arqueológicas,  consulta  de  bibliografía  y  mapas  antiguos,  fotografías  aéreas,  encuestas  entre   la  población,  etc.),  junto  con  las  labores  de  prospección  de  campo  y  de  jerarquización  de  yacimientos   realizados   con   ocasión   de   la   redacción   de   un   PGOU   o   cualquier   otro   tipo   de   planeamiento   o   modificación  de  planeamiento.  Su  objetivo  es  establecer  en  ellos  suelos  con  zonas  de  reserva  y  áreas   de  cautela.     -­‐Preventiva   de   segunda   fase   o   de   proyectos:   trabajos   de   prospección   y,   en   su   caso,   sondeos   arqueológicos,   que   se   han   de   realizar   en   áreas   de   cautela   antes   de   la   aprobación   de   cualquier   proyecto  de  obra  o  movimiento  de  tierras  que  pueda  afectarles.  Su  objetivo  es  fijar  la  extensión  en   importancia   de   los   yacimientos   para   proponer   bien   su   conversión   en   zonas   de   reserva,   bien   su   integración,  bien  su  destrucción  con  o  sin  excavación  previa     Artículo  30.-­‐  Autorización  de  intervenciones     1.-­‐   Se   podrá   solicitar   informe   previo   a   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico,   sobre   los   criterios   técnicos,   científicos   y   administrativos   a   los   que   se   han   de   sujetar   las   intervenciones  arqueológicas  y  paleontológicas.   Proponemos:  cambiar  el  podrá  por  DEBERÁ.     2.-­‐  Será  necesaria  la  autorización  previa  de  la  Consejería  competente  para  la  realización  de   las  intervenciones  arqueológicas  y  paleontológicas  que  se  establecen  en  el  Art.  29  de  este  título.     3.-­‐   Para   el   otorgamiento   de   la   autorización   de   intervenciones   será   preciso   acompañar   la   solicitud   con   un   proyecto   arqueológico   o   paleontológico,   cuyo   contenido   será   establecido   reglamentariamente,  pero  que,  al  menos,  contendrá  el  plazo  de  duración,  la  delimitación  de  la  zona   de  los  trabajos,  medidas  para  la  conservación  de  los  materiales  arqueológicos  o  paleontológicos  y  los   38    

recursos  materiales  y  humanos  que  se  van  a  utilizar;  así  mismo  se  acreditará  la  necesidad  y  el  rigor   científico  de  la  intervención.   Proponemos:  Para  el  otorgamiento  de  la  autorización  de  intervenciones  será  preciso  acompañar  la   solicitud   con   un   proyecto   arqueológico   o   paleontológico,   cuyo   contenido   será   establecido   reglamentariamente,   pero   que,   al   menos,   contendrá:   el   plazo   de   duración,   la   delimitación   de   la   zona   de  los  trabajos  a  través  de  planos  georreferenciados  y  documentación  gráfica  de  la  zona  objeto  de   estudio,   medidas   para   la   conservación   y   difusión   de   los   bienes,   la   metodología   y   los   recursos   materiales  y  humanos  que  se  van  a  utilizar  y  presupuesto  y  justificación  de  la  financiación;  así  mismo   se   acreditará   la   necesidad   y   el   rigor   científico   de   la   intervención.   Igualmente   deberá   acreditarse   la   autorización   de   la   propiedad   de   los   terrenos   para   la   intervención   en   los   mismos.   La   obtención   de   dicha   autorización,   como   de   las   restantes   que   sean   legalmente   exigibles,   será,   en   todo   caso,   responsabilidad  de  la  dirección  de  la  actividad  arqueológica.     4.-­‐  Las  solicitudes  de  autorización  deberán  estar  firmadas,  además  de  por  el  promotor,  por  la   dirección  técnica  del  trabajo  de  arqueología  o  paleontología.   Proponemos:   Las   solicitudes   de   autorización   deberán   estar   firmadas,   además   de   por   el   promotor,   por  la  dirección  facultativa  del  trabajo  de  arqueología  o  paleontología.   Y  además:   1.  Podrán  solicitar  autorización  para  realizar  actividades  arqueológicas:   a)   Las   personas   físicas,   individualmente   consideradas   o   formando   equipos   de   investigación,   que   cuenten  con  la  titulación  o  acreditación  profesional  que  reglamentariamente  se  determine.   b)   Los   departamentos   de   universidades   u   otras   instituciones   científicas,   españolas   o   comunitarias,   relacionados  con  la  investigación  del  Patrimonio  Arqueológico.   c)  Los  museos  arqueológicos  o  que  cuenten  con  sección  de  Arqueología.   d)  Los  institutos  de  Prehistoria  y  Arqueología  del  Consejo  Superior  de  Investigaciones  Científicas.   e)  Las  Administraciones  Públicas  que  pretendan  realizar  tales  actividades  directamente  y  cuenten  con   el  personal  debidamente  titulado  o  acreditado  para  ello.   Cuando   se   trate   de   personas   físicas,   equipos   de   investigación   o   instituciones   científicas   extranjeras   no   comunitarias,   la   solicitud   se   acompañará   de   informe   emitido   por   otra   persona   o   institución   española  de  entre  las  enumeradas  en  este  apartado.     2.  En  todo  caso  la  solicitud  habrá  de  ir  suscrita  por  la  persona  con  titulación  suficiente  y  acreditada   experiencia  que  asuma  la  dirección  de  los  trabajos.   3.   Por   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico   podrá   recabarse   de   los   organismos  y  autoridades  competentes  la  información  precisa  para  comprobar  los  datos  referentes  a   titulación  y  experiencia  profesional.       5.-­‐   La   autorización   establecerá   las   prescripciones   técnicas   que   considere   necesarias   para   el   mejor   desarrollo   de   la   intervención,   el   plazo   de   vigencia,   la   delimitación   de   la   zona   de   trabajo,   las   condiciones   de   ingreso   de   los   materiales   arqueológicos   o   paleontológicos   en   los   museos   o   centros   que   se   determinen   y   la   obligación   de   redactar   un   informe   final   de   los   trabajos   realizados.   El   plazo   máximo   para   resolver   será   de   tres   meses,   transcurridos   los   cuales   sin   haber   sido   notificada   la   resolución,  se  entenderá  estimada  la  solicitud,  salvo  que  afecte  a  bienes  de  interés  cultural.   39    

Proponemos:   La   autorización   establecerá   las   prescripciones   técnicas   que   se   establezcan   reglamentariamente  para  el  mejor  desarrollo  de  la  intervención,  el  plazo  de  vigencia,  la  delimitación   de  la  zona  de  trabajo,  las  condiciones  de  ingreso  de  los  materiales  arqueológicos  o  paleontológicos   en   los   museos   o   centros   que   se   determinen   y   la   obligación   de   redactar   un   informe   final   de   los   trabajos   realizados.   El   plazo   máximo   para   resolver   será   de   dos   meses,   siendo   obligatoria   la     notificación  por  escrito  de  la  resolución.     Proponemos:  incluir  otro  punto:   Obligaciones  de  la  dirección  de  la  actividad  arqueológica.   1.  La  dirección  de  los  trabajos  se  ejercerá  personalmente  por  su  responsable,  no  ausentándose  del   lugar  de  la  actividad  arqueológica  durante  su  ejecución  sin  justificar  debidamente  su  ausencia  en  el   libro   diario   de   la   actividad   y   sin   haber   delegado   su   responsabilidad   en   persona   que   reúna   los   requisitos  de  titulación,  especialización  y  conocimientos  de  la  problemática  del  yacimiento.   2.  La  dirección  tendrá  las  siguientes  obligaciones:   a)   Comunicar   fehacientemente,   con   una   antelación   de   cuarenta   y   ocho   horas,   a   los   órganos   correspondientes   de   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico   el   día   que   vayan   a   comenzar   los   trabajos,  y  el  día  de  su  terminación,  haciéndolo  constar  en  el  libro  diario.   b)  Llevar  un  libro  diario  en  el  que  anotarán  las  incidencias  y  órdenes  que  se  produzcan.   c)  Depositar  los  materiales  encontrados  en  el  museo  o  centro  que  se  señale  en  la  autorización  de  la   actividad.   d)   Presentar,   de   la   manera   que   reglamentariamente   se   determine,   la   memoria   científica   en   sus   distintas   modalidades   con   los   resultados   obtenidos,   un   inventario   detallado   de   los   materiales   encontrados  y  el  acta  de  entrega  de  los  citados  materiales  al  museo  o  centro  correspondiente.     6.-­‐   Los   solicitantes   de   la   autorización,   se   corresponsabilizarán   de   los   daños   o   perjuicios   que   pudieran   resultar  de  la  ejecución  de  dichas  actuaciones,  de  la  conservación  de  los  bienes,  y  de  la  entrega  de  los   materiales  donde  la  Consejería  competente  en  materia  de  patrimonio  histórico  determine.   Proponemos:  Los  solicitantes  de  la  autorización  de  las  entidades  o  empresas  de  quienes  dependan,   se   corresponsabilizarán   de   los   daños   o   perjuicios   que   pudieran   resultar   de   la   ejecución   de   dichas   actuaciones,  de  la  conservación  de  los  bienes,  y  de  la  entrega  de  los  materiales  donde  la  Consejería   competente  en  materia  de  patrimonio  histórico  determine.         Artículo  31.  Hallazgos.     1.-­‐   Se   consideran   hallazgos   los   descubrimientos   de   bienes   que,   poseyendo   los   valores   que   son   propios   del   Patrimonio   Histórico   de   la   Comunidad   de   Madrid,   se   produzcan   en   el   curso   de   las   intervenciones   arqueológicas   y   paleontológicas.   Se   consideran   hallazgos   casuales   aquellos   que,   poseyendo   tales   valores,   se   produzcan   fuera   de   yacimientos   documentados,   por   azar   o   como   consecuencia  de  remociones  de  tierra,  demoliciones  u  obras  de  cualquier  otra  índole.   Proponemos:   añadir   al   final   del   apartado   “en   las   que   las   actuaciones   preventivas   o   preceptivas   hubieran  resultado  negativas”.   40    

  2.-­‐   Los   bienes   muebles   descubiertos   como   consecuencia   de   intervenciones   arqueológicas,   paleontológicas   o   remociones   de   tierra   o   por   azar,   tendrán   la   consideración   de   bienes   de   dominio   público.   Proponemos:  añadir  bienes  muebles  e  INMUEBLES.     3.-­‐   Los   hallazgos   se   comunicarán   en   el   plazo   de   tres   días   naturales   a   la   Dirección   General   competente  en  materia  de  patrimonio  histórico.  En  el  caso  de  que  los  hallazgos  se  produzcan  como   consecuencia   de   una   obra,   la   dirección   facultativa   de   las   obras   paralizará   inmediatamente   los   trabajos,   y   tomará   las   medidas   adecuadas   para   la   protección   de   los   restos.   Los   bienes   muebles   hallados  se  depositarán  en  el  Museo  Arqueológico  Regional  o  en  el  Ayuntamiento  correspondiente   en   el   plazo   de   tres   días   naturales,   salvo   que   sea   necesario   continuar   con   la   excavación   para   su   extracción.     4.-­‐  El  descubridor  y  el  propietario  del  lugar  en  que  hubiera  sido  hallado  casualmente  el  bien   mueble   tienen   derecho,   en   concepto   de   premio   en   metálico,   a   la   mitad   del   valor   que   en   tasación   legal   se   le   atribuya,   que   se   distribuirá   entre   ellos   por   partes   iguales.   Si   fuesen   dos   o   más   los   descubridores  o  los  propietarios  se  mantendrá  la  misma  proporción.     5.-­‐   La   Consejería   competente,   una   vez   efectuadas   las   comprobaciones   sobre   el   valor   de   lo   hallado,   resolverá   en   el   plazo   máximo   de   quince   días   sobre   las   medidas   a   adoptar   para   su   mejor   conservación  y,  en  su  caso,  sobre  el  depósito  definitivo  de  las  piezas.  El  procedimiento  a  seguir,  así   como  la  regulación  de  los  premios  que  procedan  serán  objeto  de  desarrollo  reglamentario.     Artículo  32.-­‐  Revocación.  Intervenciones  no  permitidas     1.-­‐   Cuando   se   realicen   intervenciones   que   contravengan   los   términos   y   las   obligaciones   contenidos   en   la   correspondiente   autorización   ésta   será   revocada.   La   revocación   no   exonera   a   los   solicitantes  autorizados  del  deber  de  conservar  el  yacimiento  o  los  vestigios  hallados  y  de  entregar   los  materiales  y  la  documentación  generada.     Proponemos:   en   la   última   parte   quedaría   redactada   como   sigue:   La   revocación   no   exonera   a   los   solicitantes  autorizados  y  a  las  entidades  o  empresas  de  quienes  dependan  del  deber  de  conservar  el   yacimiento  o  los  vestigios  hallados  y  de  entregar  los  materiales  y  la  documentación  generada.       2.-­‐  Para  la  búsqueda  de  bienes  arqueológicos  o  paleontológicos  no  se  permite  el  empleo  de   detectores   de   metales   o   de   aparatos   de   tecnología   similar,   salvo   autorización   expresa   de   la   administración  competente.   Proponemos:  queda  terminantemente  prohibido  el  uso  de  detectores  de  metales  o  de  aparatos  de   tecnología   similar,   salvo   autorización   expresa   de   la   administración   competente,   cuyas   condiciones   deberán  desarrollarse  reglamentariamente.     Justificación:   limitar   la   prohibición   a   la   búsqueda   de   bienes   arqueológicos   deja   la   puerta   abierta   al   expolio  indiscriminado  con  una  justificación  sencilla.       CAPÍTULO  II   41    

Del  Patrimonio  Etnográfico,  Industrial  y  Paisajístico   Artículo  33.-­‐  Conceptos.     1.-­‐   Constituye   el   Patrimonio   Etnográfico   de   la   Comunidad   de   Madrid   el   conjunto   de   bienes   inmuebles   y   muebles   y   bienes   inmateriales   que   caracterizan   las   formas   de   vida   tradicionales,   así   como  los  lugares  en  las  que  se  desarrollan.   Proponemos:  Utilizar  el  concepto  de  ‘Patrimonio  Etnológico  o  Antropológico’.     2.-­‐   Constituyen   el   patrimonio   industrial   de   la   Comunidad   de   Madrid   los   bienes   inmuebles,   muebles  e  inmateriales  relacionados  con  la  cultura  del  trabajo  surgidos  tras  la  Revolución  Industrial.   El   patrimonio   industrial   inmaterial   está   integrado   por   el   conjunto   de   conocimientos   que,   por   su   relevancia  suponen  parte  integral  de  la  memoria  histórica  asociada  a  un  sistema  de  trabajo,  disciplina   científica  o  actividad  investigadora  relacionada  con  la  cultura  del  trabajo.   Proponemos:  La  eliminación  de  la  ambigua  referencia  crono-­‐cultural  ‘Revolución  Industrial’  ya  que  la   realidad  cultural  a  proteger  la  desborda  tanto  conceptual  como  cronológicamente.     3.-­‐   Constituyen   el   patrimonio   paisajístico   los   lugares   y   espacios   naturales   ordenados   por   el   hombre  y  que  responden  al  aprovechamiento  social  y  económico  del  medio  natural.   Proponemos:  La  eliminación  de  “ordenados  por  el  hombre  y”  por  ser  redundante  y  androcéntrico.   Artículo  34.-­‐  La  Protección  del  Patrimonio  Etnográfico,  Industrial  y  Paisajístico     1.-­‐  Con  el  fin  de  conocer  y  proteger  el  Patrimonio  Etnográfico,  Industrial  y  Paisajístico  de  la   Comunidad   de   Madrid,   la   Dirección   General   competente   promoverá   y   adoptará   las   medidas   necesarias   para   el   estudio,   inventario   sistemático   y   documentación   de   los   bienes   materiales   e   inmateriales,  con  el  objeto  de  garantizar  su  memoria  y  transmisión  a  las  generaciones  venideras.   Proponemos:  Debe  garantizar  también  su  protección.     2.-­‐   Los   Bienes   materiales   e   inmateriales   del   Patrimonio   Etnográfico,   Industrial   y   Paisajístico   podrán   declararse   bienes   de   interés   cultural   o   patrimonial   a   los   efectos   de   protección   previstos   en   esta  Ley.   Proponemos:   Que   todas   las   actuaciones   que   afecten   a   estos   bienes   se   rijan   igualmente   por   lo   establecido  en  el  Capítulo  I.     TÍTULO  VI   Medidas  de  Fomento   Artículo  35.-­‐  Normas  generales  y  tipos  de  medidas.     1.-­‐   La   Comunidad   de   Madrid   establecerá   las   medidas   correspondientes   para   fomentar   la   conservación,   investigación,   documentación,   recuperación,   restauración   y   difusión   del   patrimonio   histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid  por  parte  de  la  iniciativa  privada:         2.-­‐  Las  medidas  de  fomento  podrán  ser:   a)  Subvenciones   42  

       

b)  Asesoramiento  y  asistencia  técnica   c)  Beneficios  fiscales   d)  Dación  en  pago  de  impuestos   e)  Uno  por  ciento  cultural  

  3.-­‐  Las  personas  físicas  o  jurídicas  que  no  cumplan  el  deber  de  conservación  establecido  en   esta  Ley  no  podrán  acogerse  a  las  medidas  de  fomento.     4.-­‐   Se   propiciará   la   participación   de   entidades   públicas   o   privadas   y   de   particulares   en   la   financiación  de  las  medidas  de  fomento  previstas  en  la  Ley.   Artículo  36.-­‐  Beneficios  fiscales.     Los  titulares  de  derechos  sobre  Bienes  de  Interés  Cultural  y,  en  su  caso,  sobre  los  de  interés   patrimonial   y   las   personas   que   donen   bienes   del   patrimonio   histórico   a   la   Comunidad   de   Madrid   disfrutarán  de  los  beneficios  fiscales  que,  en  el  ámbito  de  las  respectivas  competencias,  determinen   la  legislación  del  Estado,  la  legislación  de  la  Comunidad  de  Madrid  y  las  ordenanzas  fiscales  locales.   Artículo  37.-­‐  Pago  con  bienes  culturales.     1.-­‐  Los  propietarios  de  Bienes  de  Interés  Cultural  o  de  interés  patrimonial  podrán  solicitar  a  la   Comunidad  de  Madrid  la  admisión  de  la  cesión  de  la  propiedad  de  los  mencionados  bienes  en  pago   de   sus   deudas   con   la   Administración   autonómica.   La   aceptación   de   dicha   cesión   corresponde   a   la   Consejería   de   Hacienda,   previo   informe   favorable   de   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio  histórico.     2.-­‐   La   valoración   económica   de   estos   bienes   se   realizará   por   entidades   debidamente   acreditadas.     3.-­‐  El  pago  de  tributos  con  los  mencionados  bienes  del  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad   de  Madrid  se  llevará  a  efecto  a  través  del  régimen  previsto  en  la  legislación  vigente.   Artículo  38.-­‐  Uno  por  ciento  cultural     1.-­‐   La   Comunidad   de   Madrid   reservará   al   menos   un   1   por   100   de   su   aportación   de   los   presupuestos   de   las   obras   públicas   que   financie   total   o   parcialmente   a   fin   de   invertirlo   en   la   investigación,  documentación,  conservación,  restauración,  difusión,  enriquecimiento  del  Patrimonio   Histórico.  La  reserva  a  la  que  se  refiere  este  apartado  será  de  aplicación  asimismo  a  los  Organismos   Autónomos,   entidades   públicas   y   empresas   públicas   dependientes   de   la   Comunidad   de   Madrid,   así   como   de   las   obras   públicas   que   construyan   o   exploten   los   particulares   en   virtud   de   concesión   administrativa  otorgada  por  los  entes  citados.     2.-­‐   Reglamentariamente   se   determinarán   los   procedimientos   de   gestión,   los   criterios   y   la   forma  de  aplicación  de  los  fondos  obtenidos  de  acuerdo  con  lo  previsto  en  el  presente  artículo.     3.-­‐  Todas  las  propuestas  de  financiación  que  en  el  territorio  de  la  Comunidad  de  Madrid  se   presenten  al  Ministerio  competente  para  la  aplicación  del  1  por  100  cultural  determinado  por  la  Ley   16//1985   de   25   de   junio,   de   Patrimonio   Histórico   Español,   deberán   tramitarse   a   través   de   la   Consejería  competente  de  la  Comunidad  de  Madrid.  

43    

Proponemos:   Utilizar   como   modelo   el   Título   X   –   Medidas   de   Fomento   de   la   Ley   14/2007   de   Patrimonio  Histórico  de  Andalucía:   “Medidas  de  Fomento     Inversiones  culturales.   1.  En  toda  obra  pública  financiada  total  o  parcialmente  por  la  Administración  de  la  Junta  de   Andalucía,  cuyo  presupuesto  exceda  de  un  millón  de  euros,  se  incluirá  una  partida  equivalente  al   menos  al  1  por  ciento  de  la  aportación  autonómica  destinada  a  obras  de  conservación  y   acrecentamiento  del  Patrimonio  Histórico  Andaluz.   2.  Quedan  exceptuadas  de  esta  obligación  las  obras  que  se  realicen  en  cumplimiento  de  los  objetivos   de  esta  ley.     3.  Por  vía  reglamentaria  se  determinará  el  sistema  de  aplicación  de  lo  previsto  en  este  artículo.     Porcentaje  para  conservación.   Los  proyectos  de  excavaciones  arqueológicas  incluirán  un  porcentaje  de  hasta  el  20  por  ciento  del   presupuesto  destinado  a  la  conservación,  restauración  y  difusión  de  los  bienes  expuestos  o  de  los   materiales  y  estructuras  descubiertos  en  la  actuación  arqueológica.  En  el  caso  de  exposiciones  de   bienes  integrantes  del  Patrimonio  Histórico  Andaluz,  el  porcentaje  indicado  irá  destinado  a  la   conservación  y  restauración  de  los  bienes  expuestos.     Dación  en  pago.   1.  Los  bienes  integrantes  del  Patrimonio  Histórico  podrán  aplicarse  para  el  pago  de  todo  tipo  de   deudas  existentes  con  la  Administración  de  la  Junta  de  Andalucía.   2.  La  adjudicación  de  bienes  a  que  hace  referencia  el  apartado  anterior  se  realizará  con  arreglo  a  lo   previsto  en  la  Ley  4/1986,  de  5  de  mayo,  del  Patrimonio  de  la  Comunidad  Autónoma  de  Andalucía,   con  la  salvedad  de  que  deberá  ir  precedida  de  un  informe  sobre  el  interés  patrimonial  de  los  bienes  a   ceder  por  parte  de  la  Consejería  competente  en  materia  de  patrimonio  histórico  y  del  informe   favorable  de  la  Comisión  Andaluza  de  Bienes  Culturales  que  resulte  competente  en  razón  de  la   materia.   3.  El  sistema  de  pago  establecido  en  este  artículo  será  de  aplicación  a  las  deudas  por  tributos  cedidos   por  el  Estado  a  la  Comunidad  Autónoma  de  Andalucía  en  los  términos  previstos  en  la  normativa   estatal  reguladora  de  los  impuestos  o,  en  su  caso,  en  la  normativa  que  pudiera  dictar  la  Comunidad   Autónoma  en  ejercicio  de  la  competencia  que  tenga  atribuida.     Aceptación  de  donaciones  y  legados.   1.  Se  faculta  a  la  Consejería  competente  en  materia  de  patrimonio  histórico  para  aceptar  donaciones   y  lega-­‐  dos  de  bienes  muebles  integrantes  del  Patrimonio  Histórico  Andaluz.  Dicha  aceptación  queda   exceptuada  del  requisito  de  previa  aceptación  por  Decreto  del  Consejo  de  Gobierno  previsto  en  el   artículo  80  de  la  Ley  4/1986,  de  5  de  mayo,  del  Patrimonio  de  la  Comunidad  Autónoma  de  Andalucía.   2.  Cuando  se  trate  de  bienes  culturales  de  naturaleza  inmueble  la  Consejería  competente  en  materia   de  patrimonio  histórico,  previa  identificación  y  tasación  de  los  bienes  por  la  Consejería  competente   en  materia  de  hacienda,  elevará  al  Consejo  de  Gobierno  la  propuesta  correspondiente  para  su   aceptación  mediante  Decreto.   44    

  Aplicación  de  estímulos  a  la  rehabilitación  de  viviendas  y  eliminación  de  la  contaminación  visual.   1.  Los  estímulos  y  beneficios  que  el  ordenamiento  jurídico  establece  para  la  rehabilitación  de   viviendas  podrán  ser  aplicables  a  la  conservación  y  restauración  de  los  inmuebles  integrantes  del   Patrimonio  Histórico  Andaluz.   2.   Asimismo,   las   inversiones   destinadas   a   eliminar   la   contaminación   visual   o   perceptiva   a   que   se   refiere   el   artículo   19   de   esta   ley   tendrán   la   consideración   de   inversiones   en   Bienes   de   Interés   Cultural.   Cesión  de  inmuebles  de  titularidad  autonómica.   1.  Para  el  mejor  mantenimiento  y  vitalidad  de  los  inmuebles  pertenecientes  al  Patrimonio  Histórico   Andaluz,   de   los   que   la   Administración   de   la   Junta   de   Andalucía   tenga   la   capacidad   de   disposición,   podrá   cederse   el   uso   y   explotación   de   tales   inmuebles   a   las   personas   y   entidades   que   se   comprometan   a   su   restauración   y   mantenimiento,   dando   prioridad   en   dicha   cesión   a   las   entidades   locales  interesadas.   2.  Estas  cesiones  se  realizarán  de  acuerdo  con  lo  previsto  en  la  Ley  4/1986,  de  5  de  mayo,  del   Patrimonio  de  la  Comunidad  Autónoma  de  Andalucía,  con  las  particularidades  de  que  los  cesionarios   podrán  ser  entidades  públicas  o  privadas  de  cualquier  índole  y  finalidad  y  las  cesiones  deberán   contar  con  el  informe  favorable  de  la  Comisión  Andaluza  de  Bienes  Inmuebles.  Las  entidades  públicas   podrán  ser  cesionarias  de  bienes  demaniales  de  la  Comunidad  Autónoma  que  continuarán  afectados   al  cumplimiento  de  sus  fines.     Depósito  voluntario  de  bienes  muebles.     La  Consejería  competente  en  materia  de  patrimonio  histórico  podrá  aceptar  el  depósito  voluntario   de  bienes   muebles  integrantes  del  Patrimonio  Histórico  Andaluz  en  las  condiciones  que  convenga  con  sus   titulares.     Subvenciones.   1.  Podrán  concederse  subvenciones  a  quienes  tengan  la  propiedad,  la  posesión  o  sean  titulares  de   otros  derechos  sobre  los  bienes  integrantes  del  Patrimonio  Histórico  Andaluz,  adecuándose  a  lo   previsto  en  la  legislación  general  en  materia  de  subvenciones.   2.  Cuando  razones  excepcionales  lo  justifiquen,  podrán  concederse  de  forma  directa  las   subvenciones  que  tengan  por  objeto  la  conservación  y  restauración  de  bienes  individualmente   inscritos  en  el  Catálogo  General  del  Patrimonio  Histórico  Andaluz,  la  redacción  de  planes  urbanísticos   a  que  se  refieren  los  artículos  30  y  31  de  la  ley,  así  como  la  redacción  de  cartas  arqueológicas   municipales.   3.  La  concesión  de  subvenciones  se  realizará  dentro  de  los  límites  presupuestarios  y  con  arreglo  a  los   criterios  que  establezcan  las  bases  reguladoras  de  la  concesión,  de  acuerdo  con  lo  dispuesto  en  la   normativa  regula-­‐  dora  de  subvenciones  y  ayudas  públicas,  entre  los  que  deberán  incluirse  la  mayor   necesidad  de  protección,  la  mejor  difusión  cultural  y  el  mayor  aseguramiento  de  los  fondos  públicos   empleados.   4.  En  el  supuesto  de  que  antes  de  transcurridos  veinticinco  años  desde  el  otorgamiento  de  las   45    

subvenciones  previstas  la  Administración  adquiera  por  compraventa,  tanteo,  retracto  o  expropiación   con  fines  culturales  bienes  a  los  cuales  se  hayan  aplicado  dichas  subvenciones,  se  detraerá  del  precio   de  adquisición,  una  vez  actualiza-­‐  do,  una  cantidad  equivalente  a  las  mismas,  considerándose  como   anticipos  a  cuenta.   5.   Por   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico   se   realizarán   las   actuaciones   necesarias  para  apoyar  la  actuación  de  las  entidades  locales  en  esta  materia.”   Además,  proponemos  la  introducción  de  esta  medida  de  fomento  ya  recogida  en  el  Proyecto  de  ley   5/98  R.4057  de  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  (BO  Asamblea  de  Madrid  21/05/98)   “El  Organismo  competente  establecerá  un  sistema  de  premios,  concursos,  ayudas  y  subvenciones  a   todas   aquellas   personas   o   entidades,   tanto   públicas   como   privadas   que,   en   el   ámbito   territorial   de   la   Comunidad   de   Madrid,   se   distingan   por   su   contribución   al   desarrollo,   promoción,   realización   y   difusión  de  los  valores  culturales  recogidos  en  los  fines  de  la  presente  ley”       TÍTULO  VII   Medidas  para  el  restablecimiento  de  la  legalidad  infringida  y  del  régimen  sancionador   CAPÍTULO  I   Medidas  para  el  restablecimiento  de  la  legalidad  infringida   Artículo  39.-­‐  Inspección.  Denuncias     1.-­‐   La   Consejería   competente   queda   facultada   para   adoptar   las   medidas   necesarias   de   control   e   inspección   de   los   bienes   objeto   de   esta   Ley,   así   como   de   las   actuaciones   que   sobre   ellos   se   realicen.  El  personal  inspector  en  el  ejercicio  de  estas  funciones,  debidamente  acreditado,  tendrá  la   condición  de  agente  de  la  autoridad,  con  las  facultades  y  protección  que  le  confiera  la  normativa.   Proponemos:   Que   además   se   incluya   la   necesidad   de   registrar   en   un   libro   de   inspección   todas   las   incidencias,  así  como  la  emisión  de  informe  técnico,  según  se  recoge  en  el  artículo  64  del  Proyecto  de   ley  5/98  R.4057  de  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  (BO  Asamblea  de  Madrid  21/05/98):     “Para   el   buen   fin   de   las   funciones   de   inspección   encomendadas   al   Organismo   competente,   se   crea   el   Libro   de   Incidencias   de   la   Inspección   que   estará   registrado,   numerado   y   paginado   por   dicho   Organismo.     En  el  Libro  de  Incidencias  de  la  Inspección  se  hará  constar  detalladamente  todas  y  cada  una  de  las   inspecciones  que  se  realicen  en  el  ejercicio  de  las  competencias  asignadas.  Deberá  asimismo,  constar   el  nombre  del  inspector  y  su  número,  fecha  y  hora,  ubicación;  identificación  del  Bien  y  otros  datos  de   interés  del  mismo,  incidencias  observadas;  personas  involucradas  y  su  relación,  si  la  hubiere,  con  el   Bien,  y  sus  datos  personales.     Toda   incidencia   llevará   aparejada   la   elaboración   de   un   informe   que   se   elevará   al   Organismo   correspondiente,  quién  dictaminará  sobre  la  actuación  a  seguir”.     46    

  2.-­‐  Toda  persona  que  tenga  conocimiento  de  situaciones  que  supongan  peligro,  deterioro  o   expolio   del   patrimonio   histórico   de   la   Comunidad   de   Madrid,   lo   comunicará   inmediatamente   a   la   Consejería  competente  en  materia  de  patrimonio  histórico  o  al  Ayuntamiento  en  que  se  halle  el  bien,   quienes   comprobarán,   a   la   mayor   brevedad,   el   objeto   de   dicha   denuncia   y   actuarán   coordinadamente  conforme  a  lo  dispuesto  en  la  presente  Ley.   Proponemos:   Que   además   de   la   Administración,   se   puedan   también   comunicar   este   tipo   de   situaciones  a  las  fuerzas  del  orden,  de  manera  que  sirvan  como  canalizadores  de  las  denuncias  y  se   actúe  de  forma  más  efectiva  en  casos  como  el  de  expolio.   Artículo  40.-­‐  Incumplimiento  del  deber  de  conservación.     1.-­‐  En  caso  de  incumplimiento  del  deber  de  conservación  de  los  bienes  de  interés  cultural  o   patrimonial  al  que  se  refiere  el  art.  11,  la  Consejería  competente  podrá  ordenar  a  los  propietarios  o   titulares   de   derechos   reales   la   ejecución   de   las   obras   o   la   realización   de   las   actuaciones   que   sean   necesarias  para  preservarlos  y  mantenerlos.     2.-­‐   Los   Ayuntamientos   velarán   por   la   conservación   y   rehabilitación  de  los  bienes  inmuebles   protegidos   por   esta   Ley   que   se   hallen   en   su   municipio,   dictando,   con   arreglo   a   las   facultades   atribuidas  por  la  legislación  urbanística,  las  órdenes  de  ejecución  pertinentes,  y  dando  cuenta  de  las   actuaciones  a  la  Consejería  competente  en  materia  de  patrimonio  histórico.   Artículo  41.-­‐  Órdenes  de  paralización.     1.-­‐   La   Consejería   competente   podrá   paralizar   cualquier   clase   de   obra   o   intervención   que   afecte  a  un  bien  del  patrimonio  histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid.  En  tal  supuesto,  la  Consejería   competente  resolverá,  en  el  plazo  máximo  de  quince  días  a  contar  desde  la  notificación  de  la  orden   de  paralización,  sobre  la  continuación  de  la  obra  o  intervención  iniciada,  con  o  sin  prescripciones,  o   acordará   la   suspensión   definitiva   de   la   obra   o   intervención   iniciada   y/o   procederá   a   incoar   expediente  de  declaración  de  Bien  de  Interés  Cultural  o  de  Patrimonial.     2.-­‐   Asimismo,   la   suspensión   podrá   ser   acordada   igualmente   por   los   Ayuntamientos   respectivos.  Dicha  suspensión  se  comunicará  a  la  Consejería  competente  en  materia  de  patrimonio   histórico  en  el  plazo  de  dos  días,  la  cual  resolverá  de  conformidad  con  lo  establecido  en  el  apartado   precedente.   Proponemos  incorporar  aquí  el  Art.  45  de  la  Ley  98     1.   Si   durante   la   ejecución   de   cualquier   tipo   de   obra   o   movimientos   de   tierra   se   hallaren   restos   u   objetos   con   valor   arqueológico   o   paleontológico,   el   promotor   o   la   dirección   facultativa   de   la   obra   paralizarán  inmediatamente  los  trabajos,  tomarán  las  medidas  adecuadas  para  la  protección  de  los   restos   y   comunicarán   su   descubrimiento,   en   el   plazo   de   cuarenta   y   ocho   horas,   a   las   Administraciones  citadas  en  el  artículo  43.   2.  Comunicado  el  hallazgo,  la  Consejería  de  Educación  y  Cultura  declarará  formalmente  la  suspensión   en   el   término   de   cuarenta   y   ocho   horas.   En   el   plazo   de   quince   días   a   contar   desde   la   suspensión   declarada,   la   Dirección   General   de   Patrimonio   Cultural   llevará   a   cabo   las   actuaciones   de   comprobación   correspondientes   a   fin   de   determinar   mediante   los   procedimientos   técnicos   más   adecuados  el  interés  y  el  valor  arqueológico  de  los  hallazgos.   47    

    3.   La   Consejería   de   Educación   y   Cultura   queda   expresamente   facultada   para   suspender   cualquier   clase  de  obra  o  intervención  en  cualquier  yacimiento  arqueológico  o  paleontológico,  así  como  en  su   entorno  en  el  caso  de  que  se  hallasen  singularidades  no  previstas  en  la  solicitud  de  excavación.       Artículo  42.-­‐  Reparación  de  los  daños  causados  y  multas  coercitivas     1.-­‐  Las  personas  que  causen  daños  a  los  bienes  integrantes  del  patrimonio  histórico  deberán   proceder   a   su   reparación   o   reconstrucción   que   en   ningún   caso   falseará   o   degradará   sus   valores   históricos.  La  Consejería  competente  podrá  ordenar  las  medidas  que  sean  necesarias  para  restituir  el   bien  a  su  estado  anterior.     2.-­‐   La   Administración   competente   podrá   imponer   multas   coercitivas   para   hacer   efectivo   el   cumplimiento  de  los  deberes  impuestos  por  esta  Ley  y  de  las  resoluciones  administrativas  dictadas   para  el  cumplimiento  de  lo  que  ésta  dispone.     3.-­‐   La   imposición   de   multas   coercitivas   exigirá   la   formulación   previa   de   un   requerimiento   escrito,   en   el   cual   se   indicará   el   plazo   del   que   se   dispone   para   el   cumplimiento   de   la   obligación,   la   cuantía   de   la   multa   que   puede   imponerse   y   el   plazo   para   recurrir   dicho   requerimiento   de   forma   motivada.  En  cualquier  caso,  el  plazo  será  suficiente  para  cumplir  la  obligación  y  la  multa  no  podrá   exceder  de  1000  euros.     4.-­‐  En  caso  de  que,  una  vez  impuesta  una  multa  coercitiva,  se  mantenga  el  incumplimiento   que  la  haya  motivado,  la  Administración  podrá  reiterarla  tantas  veces  como  sea  necesario,  hasta  el   cumplimiento   de   la   obligación,   sin   que   en   ningún   caso   el   plazo   pueda   ser   inferior   al   fijado   en   el   primer  requerimiento.   Proponemos:  Añadir  el  Art.  58.4  de  la  ley  vigente  del  98.   “Las   multas   coercitivas   son   independientes   y   compatibles   con   las   que   se   pueden   imponer   en   concepto  de  sanción.”       CAPÍTULO  II   Régimen  sancionador   Artículo  43.-­‐  Clasificación  de  las  infracciones.     1.-­‐   Las   infracciones   administrativas   en   materia   de   protección   del   Patrimonio   Histórico   se   clasifican  en  leves,  graves  y  muy  graves.     2.-­‐  Son  infracciones  leves:  

48    

  a)   La   falta   de   comunicación   al   Registro   de   Bienes   de   Interés   Cultural   o   al   de   Interés   Patrimonial   de   la   Comunidad   de   Madrid,   de   los   actos,   modificaciones   y   traslados   que   afecten   a   los   bienes  en  ellos  inscritos.     b)   El   incumplimiento   de   la   obligación   de   comunicar   las   subastas   y   las   transmisiones   de   la   propiedad  de  los  bienes  del  patrimonio  histórico  en  los  términos  exigidos  por  la  Ley.     c)   La   disgregación   de   conjuntos   sin   la   autorización   correspondiente,   así   como   la   separación   de  bienes  muebles  del  inmueble  al  que  pertenece  y  que  fueron  declarados  conjuntamente  y  así  se   establecía  en  dicha  declaración.     d)  El  incumplimiento  y  la  obstrucción  a  las  inspecciones  de  las  Administraciones  a  los  bienes   del  patrimonio  histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid.     e)  La  utilización  de  instrumentos  de  detección  de  metales  en  el  ámbito  de  bienes  integrantes   del  patrimonio  histórico  que  no  constituya  infracción  grave.     f)   La   falta   de   comunicación   de   la   actividad   del   comercio   de   bienes   culturales   y   el   incumplimiento   del   deber   de   llevar   el   Libro-­‐registro   de   transmisiones   y   la   omisión   o   inexactitud   de   los  datos  que  se  han  de  hacer  constar  en  el  mismo.     g)  La  falta  de  notificación  a  la  Administración  competente  de  las  situaciones  de  ruina  en  los   términos  establecidos  en  la  presente  Ley.     h)   La   realización   de   actuaciones   o   intervenciones   sobre   bienes   de   interés   cultural   o   patrimonial   o   sus   entornos,   que   carezcan   de   la   correspondiente   autorización   o   incumpliendo   las   condiciones  recogidas  en  las  mismas,  siempre  que  no  constituyan  infracción  grave.       Proponemos  añadir:     -­‐El  incumplimiento  del  deber  de  permitir  el  acceso  de  investigadores  y  especialistas.   -­‐El  incumplimiento  de  la  obligación  de  comunicar  los  actos  jurídicos  o  los  traslados  que  afecten  a  los   Bienes   de   Interés   Cultural   o   incluidos   en   el   Catálogo   Geográfico   de   Bienes   Culturales   de   la   Comunidad   de   Madrid.   La   infracción   se   considerará   grave   si,   como   consecuencia   de   la   falta   de   medidas  de  seguridad  suficientes  durante  el  traslado,  se  produjeran  daños  en  el  objeto  protegido.   -­‐   Colocar,   sin   autorización,   en   las   fachadas   o   cubiertas   de   los   Bienes   de   Interés   Cultural,   rótulos,   señales,  símbolos,  cerramientos  o  rejas.   -­‐  No  exhibir  el  rótulo  obligatorio  en  las  obras  que  se  realicen  en  los  Conjuntos  Históricos.   -­‐   Realizar   intervenciones   autorizadas   en   un   yacimiento   arqueológico   sin   adoptar   las   medidas   de   protección  o  condicionantes  establecidos  en  la  autorización.   Si  la  falta  de  medidas  de  protección  diera  lugar  a  daños  irreversibles  en  los  bienes  arqueológicos,  la   infracción  se  considerará  grave  o  muy  grave,  según  la  índole  de  los  daños.   i)  La  realización  de  intervenciones  arqueológicas  sin  la  correspondiente  autorización.  

49    

-­‐   No   cumplir   las   órdenes   de   ejecución   de   obras   de   conservación   en   bienes   declarados,   catalogados   o   inventariados,   cuando   haya   precedido   requerimiento   de   la   Administración.   En   caso   de   que,   como   consecuencia  de  la  omisión  o  dilación  en  el  cumplimiento,  se  produjeran  daños  en  el  bien  objeto  de   dichas  órdenes,  se  considerará  como  infracción  grave  o  muy  grave,  según  la  índole  de  los  daños,  sin   perjuicio  de  la  obligación  de  proceder  a  su  reparación.   -­‐   Hacer   objeto   de   tráfico   los   objetos   o   colecciones   de   materiales   arqueológicos   que   se   posean   por   cualquier  concepto.   -­‐  No  poner  en  conocimiento  de  los  organismos  competentes  en  los  términos  fijados  en  lo  relativo  a   los   artículos   correspondientes,   la   transmisión   onerosa   de   la   propiedad   o   de   cualquier   derecho   real   sobre  bienes  declarados  de  Interés  Cultural  o  de  Interés  Local.   -­‐  No  comunicar  a  la  autoridad  competente  los  objetos  o  colecciones  de  materiales  arqueológicos  que   se  posean  por  cualquier  concepto  o  no  entregarlos  en  los  casos  previstos  en  esta  Ley.   -­‐   La   realización   de   actividades   arqueológicas   o   paleontológicas   sin   la   preceptiva   autorización   de   la   Dirección  General  de  Patrimonio,  o  las  realizadas  contraviniendo  los  términos  en  que  fue  concedida   ésta.   -­‐La  falta  de  presentación  del  informe  relativo  a  conservación  y  restauración.         3.-­‐  Son  infracciones  graves:  

  a)   El   incumplimiento   de   las   obligaciones   de   comunicación   del   descubrimiento   de   restos   arqueológicos   y   de   entrega   de   los   bienes   hallados,   así   como   la   tenencia,   sin   autorización   administrativa,  de  cualquier  tipo  de  medio  de  detección  de  metales  en  yacimientos  arqueológicos  y   paleontológicos  declarados  Bien  de  Interés  Cultural  o  Patrimonial  o  que  estén  documentados     Proponemos   añadir   en   este   apartado   el   uso   de   detector   de   metales   en   cualquier   yacimiento   arqueológico  y/o  paleontológico  que  se  encuentre  también  sin  declarar.     b)   El   incumplimiento   de   las   órdenes   de   suspensión   de   obras   acordadas   por   la   Administración   competente.     c)   Las   actuaciones   causadas   por   los   usuarios   y   visitantes   de   Bienes   de   Interés   Cultural   o   Patrimonial  que  causen  algún  menoscabo  en  los  mismos.     d)   La   comercialización   de   bienes   de   naturaleza   arqueológica   o   paleontológica   sin   que   su   procedencia  esté  debidamente  documentada.     e)  La  falta  de  adopción  de  medidas  oportunas  en  el  supuesto  de  ruina  previsto  en  el  art.  25.4.  

  f)   Las     intervenciones   u   omisiones   sobre   los   Bienes   de   Interés   Cultural   o   Patrimonial   o   sus   entornos  que  ocasionen  daños  y  que  no  constituyan  una  infracción  muy  grave.     Proponemos  también  añadir  en  esta  categoría:   50    

-­‐El   incumplimiento   del   deber   de   conservación   y   protección   por   parte   de   los   propietarios   o   poseedores   de   Bienes   Declarados   de   Interés   Cultural   o   de   Interés   Local,   especialmente   cuando   el   infractor  haya  sido  advertido  de  los  efectos  de  su  incumplimiento.     -­‐La  inoservancia  del  deber  de  llevar  el  libro  de  registro  a  que  están  obligados  todos  los  particulares   que   se   dediquen   al   comercio   de   bienes   muebles,   así   como   la   omisión   o   inexactitud   de   datos   que   deben  constar  en  el  mismo.   -­‐La  separación  no  autorizada  de  bienes  muebles  vinculados  a  bienes  inmuebles  Declarados  de  Interés   Cultural  o  de  Interés  Local.   -­‐El  incumplimiento  de  la  suspensión  de  obras  con  motivo  del  descubrimiento  de  restos  arqueológicos   y  de  las  suspensiones  de  obras  acordadas  por  la  Consejería  de  Cultura  y  Deporte.   -­‐La   realización   de   actividades   arqueológicas   o   espeleológicas   sin   la   preceptiva   autorización   de   la   Consejería  de  Cultura  y  Deporte,  o  las  realizadas  contraviniendo  los  términos  en  que  fue  concedida   ésta.   -­‐La   utilización   de   detectores   de   metales   o   aparatos   de   tecnología   similar   en   actuaciones   arqueológicas  ilícitas  o  no  expresamente  autorizadas  por  la  Consejería  de  Cultura  y  Deporte.   -­‐No   poner   en   conocimiento   de   la   Consejería   de   Cultura   y   Deporte   la   realización   de   subastas   que   afecten   a   los   bienes   integrantes   del   Patrimonio   Cultural   de   Cantabria,   salvo   los   Bienes   Declarados   de   Interés  Cultural.   -­‐No   comunicar   a   la   autoridad   competente   los   objetos   o   colecciones   de   materiales   arqueológicos   que   se   posean   por   cualquier   concepto,   o   no   entregarlos   en   los   casos   previstos   en   esta   Ley,   así   como   hacerlos  objeto  de  tráfico.   -­‐Ejecutar   cualquier   tipo   de   manipulación   mecánica   o   de   contacto   sobre   grabados   o   pinturas   rupestres   que   cause   daños   a   los   grafismos   o   a   su   soporte   natural,   o   removerlos   de   sus   emplazamientos  originales.   -­‐La  reiteración  continuada  en  cualesquiera  de  las  infracciones  consideradas  como  leves.         4.-­‐  Son  infracciones  muy  graves:  

  a)  Cualquier  intervención  u  omisión  sobre  Bienes  de  Interés  Cultural  o  Patrimonial  de  las  que   se  derive  su  pérdida,  destrucción  o  daños  irreparables.     b)   El   otorgamiento   de   licencias   urbanísticas   sin   la   autorización   preceptiva   de   la   Consejería   competente  en  materia  de  patrimonio  histórico,  o  contraviniendo  las  prescripciones  establecidas  por   la  misma,  para  la  realización  de  actuaciones  en  Bienes  de  Interés  Cultural  o  Patrimoniales.   Proponemos  añadir   51    

-­‐El   derribo   o   la   reconstrucción   total   o   parcial   de   inmuebles   declarados   Bienes   de   Interés   Cultural   o   Bienes  de  Interés  Local  sin  la  preceptiva  autorización.   -­‐La  reiteración  continuada  en  cualesquiera  de  las  infracciones  consideradas  como  graves.     Artículo  44.-­‐  Responsabilidad  y  criterios  para  la  determinación  de  la  sanción     1.-­‐  Son  responsables  de  las  infracciones  tipificadas  en  esta  Ley:   -­‐  Los  autores  materiales  de  las  actuaciones  infractoras  así  como,  en  su  caso,  los  promotores   de  quien  dependan.   -­‐  Los  técnicos  o  profesionales  autores  de  proyectos  o  directores  de  obras  o  actuaciones  que   contribuyan   dolosa   o   culposamente   a   la   comisión   de   la   infracción.   En   especial   en   el   supuesto  de  incumplimiento  de  las  órdenes  de  paralización  previstas  en  el  art.  40.     2.-­‐  Se  considerarán  los  siguientes  criterios  para  la  determinación  del  montante  económico  de   la  sanción  a  aplicar:     a)   Haberla   cometido   alterando   los   supuestos   de   hecho   que   presuntamente   legitimasen   la   actuación  con  o  sin  autorización.       b)  La  reincidencia.   c)  Mayor  o  menor  beneficio  obtenido  por  la  infracción.  

  d)   Haber   procedido   a   reparar   o   disminuir   el   daño   causado   antes   de   la   iniciación   del   procedimiento  sancionador.   Artículo  45.-­‐  Sanciones  y  comiso     1.-­‐   Si   los   daños   ocasionados   al   Patrimonio   Histórico   causados   por   los   hechos   constitutivos   de   infracciones   administrativas   en   materia   de   Patrimonio   Histórico   pueden   ser   valorados   económicamente,  serán  sancionados  con  una  multa  de  entre  una  y  cinco  veces  el  valor  de  los  daños   causados  en  función  de  las  circunstancias  previstas  en  el  artículo  44.  De  los  contrario,  se  aplican  las   sanciones  siguientes:       a)  Para  las  infracciones  leves,  una  multa  de  hasta  60.000  euros.   b)  Para  las  infracciones  graves,  una  multa  de  entre  60.001  y  300.000  euros.  

  c)   Para   las   infracciones   muy   graves,   una   multa   de   entre   300.001   y   1.000.000   euros,   que   podrá  incrementarse  cuando  el  beneficio  obtenido  como  consecuencia  de  la  infracción  sea  mayor.   Proponemos  añadir   Con  carácter  accesorio  se  podrán  imponer  las  siguientes  sanciones:   a. La   inhabilitación   durante   cinco   años   para   el   ejercicio   de   su   profesión   ante   la   Consejería   competente  en  materia  de  patrimonio  histórico  del  personal  técnico  o  profesional  que  ejerza   la  dirección  o  sea  responsable  de  acciones  tipificadas  como  infracciones  muy  graves.   52    

b. La   inhabilitación   durante   un   año   ante   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico   del   personal   técnico   o   profesional   que   ejerza   la   dirección   o   sea   responsable   de   acciones  tipificadas  como  infracciones  graves.   c. El   decomiso   definitivo   de   detectores   de   metales   y   otras   herramientas   o   técnicas   que   permitan  localizar  restos  arqueológicos.    Se   dará   traslado   de   las   inhabilitaciones   a   que   se   refiere   el   apartado   anterior   a   las   entidades   y   colegios  profesionales  correspondientes.   La   cuantía   de   la   multa   no   podrá   ser   en   ningún   caso   inferior   al   doble   del   beneficio   obtenido   por   la   persona  que  cometió  la  infracción.       2.-­‐  Las  infracciones  tipificadas  en  el  artículo  43.4  a)  llevarán  aparejadas  el  sometimiento  a  las   directrices   de   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico   en   relación   al   aprovechamiento  urbanístico.     3.-­‐   Los   responsables   podrán   ofrecer   a   la   Administración,   en   pago   de   las   sanciones   económicas   impuestas,   la   entrega   de   Bienes   de   Interés   Cultural.   En   este   caso   se   suspenderá   el   cómputo   del   plazo   para   el   pago   de   la   multa   hasta   que   responda   la   Administración,   que   debe   hacerlo   en   un   plazo   máximo   de   treinta   días.   La   gestión   y   el   destino   de   los   bienes   recibidos   en   pago   de   las   sanciones   económicas   corresponderán   a   la   Consejería   competente   en   materia   de   patrimonio   histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid.     4.-­‐  El  órgano  competente  podrá  acordar  como  sanción  accesoria  el  comiso  de  los  materiales   y  utensilios  empleados  en  la  actividad  ilícita.     Artículo  46.-­‐  Competencia  para  imponer  las  sanciones.  Prescripción  de  las  infracciones  y  sanciones.     1.-­‐   Corresponde   al   Director   General   competente   en   materia   de   Patrimonio   Histórico   la   imposición  de  multas  por  infracciones  hasta  150.000  euros.     2.-­‐   Corresponde   al   Consejero   competente,   la   imposición   de   multas   por   infracciones   graves,   desde  150.001  euros  hasta  300.000  euros.     3.-­‐   Corresponde   al   Consejo   de   Gobierno,   a   propuesta   del   consejero   competente,   la   imposición  de  multas  por  infracciones  muy  graves  de  cuantía  superior  a  300.000  euros.     4.-­‐  En  todo    caso,  la  incoación  del  procedimiento  sancionador  se  efectuará  por  la  Dirección   competente  en  materia  de  patrimonio  histórico.     5.-­‐  El  plazo  para  la  resolución  de  los  expedientes  sancionadores  por  las  infracciones  reguladas   por  esta  Ley  será  de  nueve  meses.     6.-­‐  Las  infracciones  administrativas  a  las  que  se  refiere  esta  Ley  prescriben  al  cabo  de  cuatro   años  de  haberse  cometido,  salvo  las  de  carácter  muy  grave,  que  prescriben  al  cabo  de  seis  años.  Las   sanciones  administrativas  a  las  que  se  refiere  esta  Ley  prescriben  al  cabo  de  tres  años  las  muy  graves,   2  años  las  graves  y  1  año  las  leves.    

53    

Proponemos   modificar   este   apartado   6   sobre   la   prescripción   ampliando   los   plazos:   -­‐Las   leves   y   graves  a  los  cinco  años  y  las  muy  graves  a  los  10.     DISPOSICIÓN  ADICIONAL  PRIMERA     Tendrán   la   consideración   de   Bienes   de   Interés   Cultural   y   quedan   sometidos   al   régimen   previsto  por  la  presente  Ley  los  bienes  a  que  se  refiere  el  Decreto  de  22  de  abril  de  1949,  expedido   por  el  Ministerio  de  Cultura  sobre  protección  de  los  castillos.   Proponemos:   Añadir,   conforme   a   lo   recogido   en   la   LPHE   16/85   la   declaración   automática   de   BIC   para:  Cuevas  con  representación  de  arte  (Art.  40.2),  Escudos,  emblemas,  cruces  de  término  y  otras   piezas  similares  (Decreto  571/1963).   DISPOSICIÓN  ADICIONAL  SEGUNDA     Los   bienes   incluidos   en   el   Inventario   de   Bienes   Culturales   de   la   Comunidad   de   Madrid   al   amparo  de  la  Ley  10/98,  de  9  de  julio,  de  Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad  de  Madrid  y  de  la  Ley   16/85,  de  25  de  junio,  de  Patrimonio  Histórico  Español,  tendrán  la  consideración  de  Bienes  de  Interés   Patrimonial  y  quedarán  incluidos  en  el  Registro  previsto  en  el  artículo  10.     Las   Vías   de   Interés   Cultural   declaradas   según   lo   previsto   en   el   artículo   9   de   la   Ley   8/1998,   de   15   de   junio   de   Vías   Pecuarias   de   la   Comunidad   de   Madrid   y   sus   elementos   asociados   tendrán   la   consideración  de  Bienes  de  Interés  Patrimonial  a  los  efectos  de  esta  Ley.   DISPOSICIÓN  ADICIONAL  TERCERA     En  los  proyectos  de  obras  de  inmuebles  declarados  de  Interés  Cultural  o  patrimonial,  dadas   sus   singulares   características,   se   admitirán   soluciones   diferentes   a   las   establecidas   en   la   normativa   básica  de  edificación,  en  especial  las  referidas  a  seguridad  y  accesibilidad,  mediante  la  inclusión  en   los  correspondientes  proyectos  de  un  Estudio  de  Seguridad  y  evacuación  de  los  citados  inmuebles.   DISPOSICIÓN  ADICIONAL  CUARTA     Las   obras   que   tengan   por   finalidad   la   conservación,   restauración   o   rehabilitación   de   bienes   de  interés  cultural  y  patrimonial,  tendrán  la  consideración  de  obras  de  excepcional  interés  público  a   los  efectos  previstos  en  la  legislación  vigente.   DISPOSICIÓN  ADICIONAL  QUINTA     La  Comunidad  de  Madrid  promoverá  el  conocimiento  y  difusión  de  los  Bienes  a  que  se  refiere   esta   Ley   y   la   edición   de   publicaciones   de   investigación   y   divulgación   de   su   patrimonio   histórico.   Asimismo,  podrá  promover  proyectos  educativos  dirigidos  a  dar  a  conocer  el  patrimonio  histórico  a   la  ciudadanía.     Proponemos:   Que   esta   disposición   no   es   suficiente   en   relación   a   los   artículos   7   y   9   de   la   Convención   de  La  Valetta:   Reunión  y  divulgación  de  información  científica       54    

Art.  7.o  Con  el  fin  de  facilitar  el  estudio  y  la  difusión  de  la  información  obtenida   de  los  descubrimientos  arqueológicos,  cada  una  de  las  Partes  acuerda:     a)  Realizar  o  actualizar  estudios,  inventarios  y  mapas  de  lugares  de  actividad  arqueológica  dentro  de   su  territorio.     b)  Tomar  todas  las  medidas  prácticas  necesarias  para  la  redacción,  tras  las  actividades  arqueológicas,   de   memorias   abreviadas   científicas   publicables   antes   de   realizar   la   publicación   general   de   estudios   especializados.     Fomento  de  la  sensibilización  pública     Art.  9.o  Cada  una  de  las  Partes  acuerda:     a)  Elaborar  acciones  educativas  con  vista  a  elevar  y  desarrollar  la  sensibilización  de  la  opinión  pública   hacia  el  valor  del  patrimonio  arqueológico  para  el  conocimiento  del  pasado  y  tenga  conciencia  de  los   peligros  que  amenazan  a  este  patrimonio.   b)   Promover   el   acceso   del   público   a   importantes   elementos   de   su   patrimonio   arqueológico,   especialmente  las  propias  excavaciones,  y  fomentar  la  exhibición  al  público  de  objetos  arqueológicos   especialmente  seleccionados.   Por  ello,  INDICAMOS  que  el  “podrá  promover”  de  la  segunda  parte  del  artículo  va  en  contra  del  texto   citado,   y   PROPONEMOS   que   se   debería   reproducir   de   la   forma   más   fidedigna   posible   el   texto   que   recogemos.   Proponemos  como  idea,  el  Capítulo  II  del  Título  II  –  Arts.  69-­‐72  del  proyecto  de  ley  5/98  R.4057  de   Patrimonio  Histórico  de  la  Comunidad,  21  mayo  1998  (BO  Asamblea  de  Madrid  nº  164):   De  la  educación:   El   organismo   competente   elaborará   estrategias   y   pondrá   en   marcha   todos   los   mecanismos   y   actividades   necesario   para   la   implantación   y   el   desarrollo   de   contenidos   relacionados   con   la   adquisición   del   conocimiento   y   del   respeto   imprescindibles   por   parte   de   la   sociedad   en   aras   de   conseguir   los   fines   establecidos   en   esta   ley.   Se   considerará   a   este   respecto   fundamental   tanto   las   acciones  en  el  ámbito  de  la  educación  reglada,  como  la  no  reglada.   Actividades  didácticas:   El   organismo   competente,   los   ayuntamientos   y   demás   instituciones   vinculadas   a   la   difusión   del   patrimonio   cultural,   establecerán,   potenciarán   y   desarrollarán   todas   aquellas   actividades   didácticas   que   se   estimen   y   consideren   efectivas   y   de   calidad   probada   para   la   consecución   de   los   fines   establecidos  en  esta  ley.   Medios  de  edición  y  transmisión:   El  organismo  competente  establecerá,  potenciará  y  desarrollará  políticas  estratégicas  de  difusión  de   los   valores   culturales   del   patrimonio   cultural   de   probada   eficacia   y   calidad,   a   tavés   de   cuantos   medios   de   edición   y   transmisión   de   datos   permitan   realizarlos   en   orden   a   la   consecución   de   los   fines   de  esta  ley.   Medios  de  comunicación  de  masas:   55    

El  organismo  competente  cuidará  y  velará  por  que  la  información  sobre  el  patrimonio  cultural  que  se   transmita   a   la   sociedad   por   medio   de   los   medios   de   comunicación   de   masas   sea   veraz   y   no   atente   contra  los  fines  establecidos  en  la  presente  ley.     DISPOSICIÓN  ADICIONAL  SEXTA     Los  bienes  muebles  del  patrimonio  histórico  de  titularidad  de  la  Iglesia  Católica  se  someterán   a   lo   dispuesto   por   la   normativa   estatal   en   cuanto   a   su   posibilidad   de   enajenación.   La   normativa   estatal  será  también  aplicable  en  lo  que  se  refiere  al  régimen  de  exportación  e  importación  de  bienes   culturales.   Las   anotaciones   realizadas   en   los   Registros   de   Bienes   de   Interés   Cultural   y   de   Bienes   de   Interés   Patrimonial   se   comunicarán   al   Ministerio   competente   para   su   conocimiento   y   efectos   oportunos.   DISPOSICIÓN  TRANSITORIA  PRIMERA     Los  municipios  deberán  completar  o  formar  sus  Catálogos  de  bienes  y  espacios  protegidos  en   los  términos  establecidos  en  el  artículo  16  en  el  plazo  máximo  de  un  año  a  contar  desde  la  entrada   en   vigor   de   la   presente   ley.   Hasta   que   se   produzca   la   aprobación   de   dichos   catálogos,   quedarán   sujetos  a  lo  previsto  en  el  apartado  2  del  art.  25  y  tendrán  la  consideración  de  bienes  catalogados  por   el   planeamiento   municipal   con   el   nivel   que   garantice   el   mantenimiento   de   su   configuración   estructural   y   su   envolvente   exterior,   los   siguientes   bienes   inmuebles   integrantes   del   patrimonio   histórico  radicados  en  su  territorio:   -­‐ -­‐ Palacios,  casas  señoriales,  torreones  y  jardines  construidos  antes  de  1900.   Inmuebles   singulares   construidos   antes   de   1936   que   pertenezcan   a   alguna   de   las   siguientes   tipologías:   iglesias,   ermitas,   cementerios,   conventos,   molinos,   norias,   silos,   fraguas,  lavaderos,  bodegas,  teatros,  cinematógrafos,  mercados,  plazas  de  toros,  fuentes,   estaciones  de  ferrocarril,  puentes,  canales  y  “viages”  de  agua.   Fortificaciones  de  la  Guerra  Civil  española.    

-­‐ -­‐

  Proponemos:     -­‐ Inmuebles   singulares   que   pertenezcan   a   alguna   de   las   siguientes   tipologías:   iglesias,   ermitas,  cementerios,  conventos,  palacios,  casas  señoriales,  torreones,  jardines,  molinos,   norias,   silos,   fraguas,   lavaderos,   bodegas,   teatros,   cinematógrafos,   mercados,   plazas   de   toros,   fuentes,   estaciones   de   ferrocarril,   puentes,   canales,   “viages”   de   agua   y   otros   elementos  de  la  arquitectura  popular  tradicional.   -­‐ Arquitectura   civil   y   militar   de   la   Guerra   Civil   y   la   Posguerra,   así   como   paisajes   relacionados  con  campos  de  batalla  y  lugares  de  memoria.     Justificación:  Es  necesario  incluir  otro  tipo  de  representaciones  de  arquitectura  vinculada  a  las  clases   populares   que   puede   estar   realizada   en   fechas   posteriores   a   1900.   Además,   para   los   restos   de   la   Guerra  Civil  y  la  Posguerra  la  utilización  de  fechas  arbitrarias  como  1936  dejan  fuera  de  protección   numerosos   elementos   del   Patrimonio   Cultural   de   evidente   valor   histórico   y   memorialístico   tales   como   destacamentos   penales,   campos   de   concentración,   cárceles,   cementerios,   monumentos   conmemorativos,  lugares  de  memoria,  etc.       DISPOSICIÓN  TRANSITORIA  SEGUNDA   56    

    Los   expedientes   iniciados   antes   de   la   entrada   en   vigor   de   esta   Ley,   continuarán   su   tramitación   de   acuerdo   con   lo   establecido   en   la   Ley   10/1998,   de   9   de   julio,   si   bien   la   resolución   deberá  ajustarse  al  régimen  sustantivo  establecido  por  la  presente  Ley.       No   obstante   lo   anterior,   los   expedientes   sobre   declaración   de   Bienes   de   Interés   Cultural   incoados  antes  de  la  Ley  10/1998,  de  9  de  julio,  que  no  hayan  sido  resueltos  expresamente  a  la  fecha   de   entrad   en   vigor   de   la   presente   Ley   podrán   ser   resueltos,   conjuntamente,   mediante   Decreto   del   Consejo  de  Gobierno,  previa  audiencia  de  los  interesados  y  en  todo  caso,  previo  informe  favorable  de   la  Real  Academia  de  Bellas  Artes  de  San  Fernando.       Los   bienes   de   interés   cultural   e   incluidos   en   el   inventario   cuyo   entorno   no   hubiera   sido   declarado  expresamente  a  la  fecha  de  entrada  en  vigor  de  esta  ley  se  efectuará  mediante  Orden  de   la  Consejería  competente.     DISPOSICIÓN  TRANSITORIA  TERCERA       Todos   los   Planes   de   Ordenación   o   Protección   aprobados   definitivamente   al   momento   de   entrada  en  vigor  de  la  presente  Ley,  a  los  que  se  ha  reconocido  los  efectos  del  artículo  20  de  la  Ley   16/1985   del   Patrimonio   Histórico   Español,   o   del   artículo   29   de   la   Ley   10/1998   de   Patrimonio   Histórico   de   la   Comunidad   de   Madrid,   podrán   ser   convalidados   mediante   la   Resolución   de   la   Dirección  General  de  Patrimonio  Histórico  para  conservar  su  vigencia  en  relación  con  el  Art.  26  de  la   presente  Ley,  o  bien  adaptarse  a  ella  en  el  plazo  de  dos  años  a  contar  desde  su  entrada  en  vigor.     DISPOSICIÓN  DEROGATORIA  ÚNICA       A  la  entrada  en  vigor  de  la  presente  Ley,  queda  derogada  expresamente  la  ley  10/98,  de  9  de   julio,   de   Patrimonio   Histórico   de   la   Comunidad   de   Madrid,   y   cuantas   disposiciones   de   igual   o   inferior   rango  se  opongan  a  lo  establecido  en  la  presente  Ley.     DISPOSICIÓN  FINAL  ÚNICA         1.-­‐   Se   autoriza   al   Consejo   de   Gobierno   para   dictar,   además   de   las   disposiciones   reglamentarias   expresamente   previstas   en   la   presente   Ley,   las   que   sean   precisas   para   su   cumplimiento.   La   propuesta   de   dichas   disposiciones   corresponderá   a   la   Consejería   competente   en   materia  de  Patrimonio  Histórico.     Proponemos:   Es   muy   importante   que   los   reglamentos   necesarios   sean   aprobados   en   el   plazo   más   breve   posible.   En   el   caso   de   patrimonios   especiales   como   el   arqueológico,   es   necesario   un   reglamento   de   intervenciones   arqueológicas   que   se   apruebe   a   la   mayor   brevedad   posible,   con   el   objetivo   de   definir   de   forma   precisa   los   procedimientos.   Dado   que   son   necesarios   varios   reglamentos,  convendría  desarrollar  un  plan  de  publicación  de  los  mismos  que  se  cumpla  y  que  no   sea  superior  a  un  año.       2.-­‐   Se   autoriza   al   Consejo   de   Gobierno   a   actualizar   por   vía   reglamentaria   la   cuantía   de   las   multas  y  sanciones.       3.-­‐  La  presente  Ley  entrará  en  vigor  al  día  siguiente  de  su  publicación  en  el  “Boletín  Oficial  de   la  Comunidad  de  Madrid”.   57    

      Por  tanto,  ordeno  a  todos  los  ciudadanos  a  los  que  sea  de  aplicación  esta  Ley  que  la  cumplan,   y  a  los  Tribunales  y  Autoridades  que  corresponda,  la  guarden  y  la  hagan  cumplir.    

58    

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->