P. 1
LABOREM EXERCENS

LABOREM EXERCENS

|Views: 65|Likes:

More info:

Published by: Diana Morales Cabrejos on Jun 27, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/27/2012

pdf

text

original

CARRERA PROFESIONAL DE ADMINISTRACION DE EMPRESAS

Autora:

MORALES CABREJOS Diana

Título:

LABOREM EXERCENS

Docente:

Padre Millan Cotrina, Jorge Antonio

Chiclayo, Junio del 2012

LABOREM EXERCENS Con su trabajo el hombre ha de procurarse el pan cotidiano, contribuir al continuo progreso de las ciencias y la técnica, y sobre todo a la incesante elevación cultural y moral de la sociedad en la que vive en comunidad con sus hermanos. Y «trabajo»; significa todo tipo de acción realizada por el hombre independientemente de sus características o circunstancias; significa toda actividad humana que se puede o se debe reconocer como trabajo entre las múltiples actividades de las que el hombre es capaz y a las que está predispuesto por la naturaleza misma en virtud de su humanidad. Hecho a imagen y semejanza de Dios en el mundo visible y puesto en él para que dominase la tierra,[3] el hombre está por ello, desde el principio, llamado al trabajo. El trabajo es una de las características que distinguen al hombre del resto de las criaturas, cuya actividad, relacionada con el mantenimiento de la vida, no puede llamarse trabajo; solamente el hombre es capaz de trabajar, solamente él puede llevarlo a cabo, llenando a la vez con el trabajo su existencia sobre la tierra. De este modo el trabajo lleva en sí un signo particular del hombre y de la humanidad, el signo de la persona activa en medio de una comunidad de personas; este signo determina su característica interior y constituye en cierto sentido su misma naturaleza. CONTEXTO. La encíclica Laborem Exercens tiene una visión histórica y global de la civilización occidental que se ha preocupado sobre todo de desarrollar el lado objetivo del trabajo para someter a la naturaleza y liberar al hombre de condiciones de vida de gran pobreza y miseria. Ha logrado de modo extraordinario acrecentar el control del hombre sobre la naturaleza. Sin embargo, el lado subjetivo del trabajo ha sido casi totalmente descuidado. El hombre ha elegido las formas de su cooperación en el trabajo y, su organización social en total independencia del justo desarrollo de la persona humana. El resultado es que hoy nos hallamos más seguros que en el pasado frente a las amenazas que provienen de la naturaleza (carestía, sequía, inundación, etc.), pero mil veces más inseguros ante las amenazas que nos vienen de los demás hombres o que surgen de nuestra propia intimidad personal (crisis económica, guerras, alienación, neurosis de las grandes concentraciones urbanas...). De hecho, no nos hemos parado a pensar y proyectar nuestro trabajo de suerte que nos haga plenamente humanos. CONTENIDO. INTRODUCCIÓN Esta encíclica fue escrita como conmemoración del 90 aniversario de la Rerum Novarum. Fue acabada el 14 de septiembre de 1981.  El trabajo humano 90 años después de la Rerum Novarum. Análisis de los cambios tecnológicos, económicos y políticos desde la Rerum Novarum.  En una línea de desarrollo orgánico de la acción y enseñanza de la Iglesia.

La cuestión social del trabajo. Exige un examen de las estructuras injustas de la tierra y su transformación en una dimensión más universal.   El problema del trabajo, clave de la cuestión social. Búsqueda de la dirección para hacer la vida humana más humana para que el trabajo adquiera una importancia fundamental y decisiva.  En el libro del Génesis. El trabajo constituye una dimensión fundamental de la existencia humana sobre la tierra. El hombre se hace mediante el trabajo, cada vez más dueño de la tierra y confirma su dominio. “Procread y multiplicaos, y henchid la tierra; sometedla”  El trabajo en sentido objetivo: La técnica La fatiga de las manos y de los músculos es ayudada por máquinas y mecanismos cada vez más perfeccionados pero el sujeto propio del trabajo sigue siendo el hombre.  El trabajo en sentido subjetivo: el hombre, sujeto del trabajo. El trabajo en sentido subjetivo, el hombre puede decidir acercar de sí y se realiza a sí mismo.  Una amenaza al justo orden de los valores. El hombre es considerado como un instrumento de producción pero debe ser tratado como sujeto eficiente y su verdadero artífice y creador.  Solidaridad de los hombres del trabajo. Irregularidades que por motivos éticos-sociales pueden ser peligrosas. Llamamiento a la acción común en contra de la degradación del hombre como sujeto de trabajo.  Trabajo-dignidad de la persona. Debido a la fatiga el trabajo es un bien del hombre y no mengua su dignidad se no es un trabajo contra el hombre (campos de concentración).  Trabajo y sociedad: familia, nación El trabajo es una condición para hacer posible la fundación de una familia y condiciona todo el proceso de educación dentro de la familia III: CONFLICTO ENTRE TRABAJO Y CAPITAL EN LA PRESENTE FASE HISTÓRICA.  Dimensión de este conflicto. Los empresarios guiados por el máximo rendimiento trataba de establecer el precio más bajo para el trabajo realizado por los obreros. Éste es un conflicto ideológico.

II: EL TRABAJO Y EL HOMBRE

Prioridad del trabajo. El trabajo es siempre una causa eficiente primaria mientras el capital es sólo un instrumento o la causa instrumental.

Economismo y materialismo. El error del economismo si se considera el trabajo humano exclusivamente según finalidad económica. El error del materialismo la convicción de la primacía y de la superioridad de lo que es material.

Trabajo y propiedad. El derecho a la propiedad privada como subordinado al derecho al uso común, al destino universal de los bienes.

Argumento “personalista” El sistema económico y el proceso de producción redundan en provecho propio y cuando son respetados sus valores.

IV: DERECHOS DE LOS HOMBRES DEL TRABAJO  En el amplio contexto de los derechos humanos. El respeto de los derechos del hombre constituyen la condición fundamental para la paz.  Empresario: “indirecto” y “directo” Las sociedades multinacionales ponen precios lo más alto posible para sus productos pero lo más bajo posible para la materias primas, lo cual, tiene como resultado una desproporción mayor entre los países pobres y ricos.  El problema del empleo. Obligación de prestar subsidio a favor de los parados. Una planificación global por parte del Estado.  Salario y otras prestaciones sociales. El problema de la ética social es el de la justa remuneración del trabajo. Revalorización de las funciones maternas. El salario y las prestaciones sociales tienen por finalidad asegurar la vida y salud de los trabajadores y su familia. Derecho al descanso semanal.  Importancia de los sindicatos. Se debe siempre desear que gracias a la obra de los sindicatos, el trabajador pueda ser más. La huelga está reconocida por la iglesia pero no se debe abusar de ella.  Dignidad del trabajo agrícola. Las condiciones del trabajo agrícola no son iguales en todas partes Hay dificultades como el esfuerzo físico y la escasa estima esto provoca la fuga masiva a la ciudad. Otros se ven obligados a cultivar la tierra de otros.

La persona minusválida y el trabajo. Son sujetos plenamente humanos a pesar de sus limitaciones y se debe promover con medidas eficaces el derecho de la persona minusválida a la preparación profesional y al trabajo.

El trabajo y el problema de la emigración. El hombre tiene derecho a abandonar su país de origen y a buscar mejores condiciones de vida en otro país. Para el trabajador emigrante deben valer los mismos criterios que sirven para cualquier otro trabajador de esa sociedad.

V: ELEMENTOS PARA UNA ESPIRITUALIDAD DEL TRABAJO.  Particular cometido de la Iglesia. La Iglesia ve como un deber suyo la formación de una espiritualidad del trabajo que ayude a todos los hombres a acercarse a través de él a Dios.  El trabajo como participación en la obra del creador. Debe dejarse un espacio interior donde el hombre, convirtiéndose cada vez más en lo que por voluntad divina tiene que ser, se va preparando a aquel descanso que el Señor reserva a sus siervos y amigos.  Cristo, el hombre del trabajo. San Pablo dijo: Los que trabajan sosegadamente que coma su pan y el que no quiera trabajar no coma. Cristo no solamente anunciaba, sino que cumplía con el trabajo confiado a él. Él mismo era hombre del trabajo.  El trabajo humano a la luz de la cruz y resurrección de Cristo. En el trabajo humano el cristiano descubre una pequeña parte de la cruz de Cristo y la acepta con el mismo espíritu de redención, con el cual Cristo ha aceptado su cruz por nosotros. La Encíclica va más al fondo, llega al corazón del concepto mismo del trabajo humano. En lugar de trazar un modelo ideal, Juan Pablo II ayuda a comprender lo que ha acontecido y sigue aconteciendo en la historia, de qué modo puede el hombre transformarse con su trabajo, hacerse más hombre. Además Laborem Exercens muestra cómo los socialismos tratan a los seres humanos como instrumentos de producción y no como personas-sujetos de trabajo. Por otra parte, en los liberalismos se les trata como mercancía sujeta al mercado de la oferta y la demanda. Con la proletarización de los intelectuales y su desempleo, se incrementa el problema social. Enfatiza los elementos de una espiritualidad del trabajo: los seres humanos comparten sus actividades con la acción de Dios; el trabajo imita la acción de Dios y otorga dignidad al trabajador. Nuestro Señor Jesucristo fue un hombre de trabajo. Hay en la Sagrada Escritura muchas referencias al trabajo; el Concilio Vaticano II dice que: el trabajo es necesario para el progreso terreno y para el desarrollo del Reino.

ACTUALIDAD. También hoy: El trabajo humano es una clave, quizá la clave esencial de toda la cuestión social, si tratamos de verla verdaderamente desde el punto de vista del bien del hombre. Esta es la actualidad que nos ofrece Laborem Exercens , recordarnos a todos, la importancia del cuidado y desempeño del trabajo bien hecho, no sólo para nuestros colaboradores, sino también para el empresario. Los empresarios directos e indirectos deben de actuar en contra del desempleo creando fondos de desempleo, sistemas de planeación global a nivel económico y cultural, no centralizados por las autoridades públicas sino en coordinación nacional admitiendo la iniciativa individual. Colaboración internacional para aminorar el desequilibrio en los niveles de vida. Además hoy hemos de buscar las condiciones para crear: salarios suficientes para el sostenimiento de una familia. Subsidio a las madres que tienen a su cargo una familia. Valorar teórica y prácticamente el papel de la madre en la sociedad. Crear oportunidades equitativas para las mujeres. Defender el derecho de las personas de a abandonar sus países de origen, para ir a otro en busca de mejores condiciones.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->