Está en la página 1de 2

H ay lugares que desprenden un aroma espacial,

capaz de despertar sentimientos, hasta el mo-


mento, desconocidos. La Tienda-Museo “Bodega
La Muralla” abre sus puertas para que nos aden-
T ienda - Museo
tremos en un lugar de ensueño que, tras su re-
construcción, mantiene la estructura y apariencia
de la originaria bodega (S.XVIII). Mediante una vi-
Bodega La Muralla
sita guiada podremos conocer y disfrutar de los em-
brujos, que a través de los sentidos, este lugar nos
ofrece. Cultura, arquitectura, artesanía, tradición
y gastronomía se fusionan en la “Bodega La Mu-
L a “Bodega La Mu-
ralla” se ubica en
Miranda del Casta-
ralla”.

ñar, en pleno Par-


que Natural de Las
Batuecas, en la pro-
vincia de Salaman-
ca. Se trata de una
zona que guarda una
atmósfera especial
en la que su riqueza
paisajística, botáni-
ca, faunística y et-
nográfica, se mime-

Textos: David Sánchez Fotografía: Juan F. Segovia Maquetación: quces


tizan a la perfección
con el místicismo
de un entorno y unas Horario:
gentes sumamente Mañanas de 10:30 a 14:30 horas
acogedoras. Tardes de 16:30 a 20:30 horas

Entrada Gratuita
T ienda - Museo
Bodega La Muralla
Plaza de la Iglesia, 14
37660 Miranda del Castañar (Salamanca) Miranda del Castañar
Bodega La Muralla www.bodegalamuralla.com
Telf: 923 432 205 / 660 359 076 Salamanca
E ntre los principales artículos
que ofrece la “Bodega La
Muralla” están los quesos y
La Muralla
embutidos de la sierra, los
cosméticos a base de miel y
jalea real, los jabones de la
L a “Bodega La Muralla” fue construida en el S. XVIII y es-
tuvo en pleno funcionamiento hasta mediados del pa-
sado siglo. Se trata de una bodega subterránea, excavada
abuela, los dulces típicos se- en piedra granítica y adosada a la muralla que circunda Mi-
rranos, la bordados batuecos, randa del Castañar (S. XIII). Se dispone en diferentes altu-
la artesanía de banastos de ras, aprovechando el desnivel del terreno, y es en el piso
madera de castaño, los es- superior donde el visitante puede deleitarse obserando el
maltes, la forja, el barro enve- conjunto de la construcción y todo su mobiliario, compuesto
jecido, etc. Un amplio y de verdaderas joyas etnográficas, testigos indiscutibles de la
diverso catálogo de productos historia de los pueblos de la Sierra de Francia. Pero, ade-
que harán las delicias de los más, encontraremos obras artesanales y pictóricas de artís-
visitantes. ticas contemporáneos de la comarca dignas de colgar de las
paredes de un museo tan peculiar como éste. La” Bodega
La Muralla” recrea el ambiente perfecto para disfrutar del
arte, la cultura serrana y el misterio batueco.
E l ingenio del bodeguero es la
principal nota que define la con-
figuración de la “Bodega la Mura-
lla”. Cansado de tener que
transpotar grandes cantidades de
uva y vino, su creador diseñó un
perspicaz sistema de producción.
La uva cargada en cestos a lomos
de animales llegaba a los lagares
para, despúes de pisarse y repo-
sar, por gravedad y gracias a unas
mangueras de tripa de cerdo recu-
biertas de pez, llegar a las cubas
donde quedaba almacenada. Fi-
nalmente un tubo atravesaba la
muralla de manera que el preciado
líquido podía ser llevado en vasijas
desde la calle colindante. Se con-
servan cuatro de sus cubas cons-
truidas en madera que, debido a su
elevada capacidad, fueron fabrica-
das dentro de la bodega. Una de
ellas ofrece una inesperada sor-
presa a todo aquel que quiera des-
cubrir los caprichos de la “Bodega
La Muralla”.