P. 1
Historia de Tegucigalpa

Historia de Tegucigalpa

|Views: 67|Likes:
Publicado porDania Campos

More info:

Published by: Dania Campos on Jun 23, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/21/2012

pdf

text

original

Tegucigalpa: una historia particular 428 años de Tegucigalpa, nuestra ciudad

Tegucigalpa fue fundada por los colonizadores españoles en un fresco paraje en el centro de Honduras, rodeada de montañas. El patrono de la ciudad fue el Arcángel San Miguel, su vigilante y protector. En 1953, Tegucigalpa estaba sumamente poblada de pèch, tolupanes y tawahkas. Todos indígenas aguerridos, llamados xicaques, fueron la base de las grandes encomiendas, que tipificaron el surgimiento de las enormes haciendas ganaderas, así como de la explotación de las minas del sector. En la actualidad existe un sin numero de escritos que hablan del potencial minero que encontraron los primeros pobladores en aquella época. Hoy en día, de esta fuente de riqueza colonial, solo queda la historia plasmada en excavaciones, que desaparecieron con el paso de los años y la inclemencia del tiempo. El poblado se presume según documentos históricos fue fundado el 29 de septiembre de 1578 por los hombres venidos de ultramar en el lugar conocido como Teguzgalpa y al que llamaron Real de las Minas de San Miguel de Tegucigalpa, la historia alude a los yacimientos de plata que se descubrieron en los alrededores. Cuenta la historia que los españoles tenian ansias de hallar riquezas y se encontraron en efecto con una ciudad rica en diferentes factores en el momento del hallazgo, ellos la conocieron como “Teguycegalpa”; el territorio localizado estaba escondido justo debajo del cerro de “El Picacho” donde se asentaron aquellos hombres que olvidaron levantarel acta de fundación de la ciudad. Por lo que fue hasta en 1977 que se declaro el 29 de septiembre de 1578 como fecha de fundación de la ciudad y desde esa fecha cada año los tegucigalpenses celebran con júbilo el aniversario de ciudad capital. TEATRO MANUEL BONILLA

Sin embargo, en escritos publicados en 1795 se establece que con motivo de la demarcación de los límites jurisdiccionales de la Villa de Tegucigalpa, que se habían traído a la vista los autos del Real de Minas, cuyo nombre conservo hasta 1962, el real titulo de Villa de San Miguel y Heredia a la minas de Tegucigalpa. El nombre de Heredia se conservo a lo largo del tiempo, en recuerdo del presidente Fernández de Heredia. En el año de 1579 San Miguel de Tegucigalpa fue elevada al rango de Alcaldía Mayor con una jurisdicción señalada por Cedula Real de 1580. Una cédula del monarca español del 18 de junio de 1762 dio al poblado el titulo de Real Villa de San Miguel de Tegucigalpa y Heredia. El 11 de diciembre de 1821 esta obtendría el titulo de ciudad y el presidente Marco Aurelio Soto la convertiría oficialmente el 30 de octubre de 1880, en capital de la República. Para esas fechas el Poder Legislativo, considero que era preciso nombrara la capital del Estado de Honduras para dar a las autoridades al establecimiento o espacio necesario para realizar sus ocupaciones.

Fue así como desde el 8 al 15 de agosto de 1856 la capital fue traslada a Tegucigalpa, las oficinas y personal de las instituciones y poderes se reubicaron en el departamento de Francisco Morazán en el municipio del Distrito Central, según lo establece el decreto de traslado de gobierno y siendo presidente el doctor Marco Aurelio Soto. Los argumentos de la Constituyente en el decreto numero 11 del 30 de octubre de 1880, publicado en el Diario oficial La Gaceta de ese año, determina que Tegucigalpa reunía una serie de condiciones que ameritaban el cambio de la sede del Poder Ejecutivo. PARQUE CENTRAL DE TEGUCIGALPA

Entre esas ventajas también figura el funcionamiento de la Corte Suprema de Justicia, la Caja Real, la Universidad Nacional y los centros económicos más importantes que generaban el desarrollo nacional. “Considerando que además de las circunstancias de salubridad y moral publica. Tegucigalpa ha de ser en el estado la población más grande en riqueza, relaciones, numero de personas”. Existen muchas versiones que establecen que la capital fue trasladada a Tegucigalpa porque el Dr. Marco Aurelio Soto, se caso con una mujer de Tegucigalpa, misma que fue desaparecida por la alta sociedad de Comayagua, y que ante tal desprecio, el Dr. Soto tomo la decisión de trasladar la sede de la capital a Tegucigalpa. Sin embargo la historia del traslado de la capital tiene mas que ver con los intereses personales del presidente Soto, quien al tener una participación accionaría importante en la Rosario Mining Company de San Juancito, prefería a Tegucigalpa como sede de la capital por su proximidad a la sede minera. Tegucigalpa desde sus tiempos de fundación fue un poblado minero y a partir de 1898 conformo con Comayaguela una misma ciudad. Hoy en día no es raro que se le conozca como “Teguz” y unida a Comayaguela constituyen el Distrito Central.

Tegucigalpa declarada capital de Honduras
Decreto 11 Considerando: Que la ciudad de Tegucigalpa reúne las condiciones y elementos necesarios de población y riqueza, para la residencia del gobierno y de la Corte Suprema de Justicia y reunión del Congreso, que en ellas se encuentra el almacén principal de guerra, la Casa de la Moneda y la Imprenta Nacional, lo mismo que las oficinas centrales de renta, telegráfica y de correos, por tanto, BASILICA DE SUYAPA

Decreta: Articulo Único. Se declara la ciudad de Tegucigalpa, por ahora, capital de la Republica. Dado en el Salón de Sesiones, en Tegucigalpa, a 30 octubre de 1880. Al poder Ejecutivo: Manuel Gomero, Presidente; Luis Bogran, Secretario; Jerónimo Zelaya, Secretario. POR TANTO: ejecútese. Tegucigalpa, noviembre 2 de 1880 Marco A. Soto Tegucigalpa, M.D.C

De Comayagua a Tegucigalpa
DECRETA: Articulo 1. Se traslada el gobierno de esta capital a la ciudad de Tegucigalpa y su salida tendrá lugar del 8 al 15 de mes entrante. Articulo 2. El tiempo de su traslado, será el que fuese bastante para llenar los objetos expresados. Articulo 3. En consecuencia con el administrador General de Correos, cada tres días hará salir con propio de esta capital a la referida cuidad de Tegucigalpa, la correspondencia que hubiese. Articulo 4. El ministro de Relaciones es encargado del cumplimiento de este decreto. Dado en Comayagua en casa de gobierno el 19 de julio de 1856.

Una Ciudad con un nombre incierto
Muchas an sido las discrepancias en cuanto al verdadero significado de y origen de la palabra Tegucigalpa, puesto que no se conoce a ciencia cierta cual es el verdadero significado del nombre que hoy recubre a la capital de Honduras. Hay quienes aseguran que se refiere a un palabra náhuatl (lengua hablada por indios mexicanos) que significa “Montaña de Plata”, otros aseguran que significa “Lugar donde se encuentran los hombres”, “piedras de colores”, “montaña de dinero” o “en la casa de piedras amarillas” entre otras. Sin embargo, para historiadores mexicanos, la palabra Tegucigalpa tiene sus orígenes en la civilización azteca, y significaría “La región de los cerros de los venerables ancianos”. Mientras que para el escritor hondureño, Jesús Aguilar Paz, el significado de “Cerro de Plata” que se le otorga la actual capital, debe ser considerado como una creación de la ignorancia. Lo cierto es que son muchas las apreciaciones que se tienen en cuanto al significado del nombre de la capital de Honduras, sin embargo, sea cual sea, los capitalinos están seguros de que se trata de una ciudad que en estilo, espacio y forma conlleva una serie de tesoros, debido a la historia que encierra en sus calles empedradas y en los antiguos edificios que aun perduran.

Escudo de Armas de la Real Vila de san Miguel de Tegucigalpa de Heredia
El escudo de forma oval, donde aparecen varios cerros de plata con una especie de puntas y árboles de color simple, que representan la riqueza mineral, la prosperidad y la vida obrera.

ARCANGEL SAN MIGUEL

El fondo azul representa el cielo y la concordia, y sobre los cerros de plata aparece san Miguel de Arcángel, vestido de color de gules y de oro, sostiene en su mano derecha una balanza y en su izquierda un escudo oval, todo de oro y significa que es el santo patrón de la Villa, que simboliza la paz, protección y justicia, entereza y magnanimidad de los sentimientos cristianos dentro de los cañones de la religión católica. Alrededor del Arcángel san Miguel se encuentra un anillo de tres caja de color oro y gules, adornado con rosas del último de dichos metales, este anillo simboliza los lazos inquebrantables que unen esta villa con la madre patria, estas son algunas de las características del escudo.

La Campana de la Villa de San Miguel
Ya poblada la Villa de San Miguel, su cabildo era posiblemente de bahareque, su techo de tejas y maderas de la comarca circunvecina, no tenia campana para invitar a las sesiones a los justicias, a los consejos y regimenes y a las reuniones entre autoridades edilicias y sectores de la población que iniciaba su desarrollo, fue entonces cuando el 25 de septiembre varios personajes adinerados de esa época acordaron en contribuir para comprar una nueva campana, con algunas arrobas de peso y que fue fundida en la Villa de San Miguel y fue ubicada en frente de la plaza principal. Entre las reglas para utilizar la campana se estableció que se tocaría cuando hubieran elecciones en horas hábiles tanto de la noche como de la mañana, en la víspera del año nuevo y las nueve de ese mismo día por la noche un repique doble y al siguiente día lo mismo. Se indico que la campana no se utilizaría para otra celebración o evento en el que no estaba establecido, a menos que fuese una orden de ayuntamiento de la Real Villa de San Miguel de Tegucigalpa.

Comayagüela, ciudad gemela de Tegucigalpa
La estructura etimológica de la palabra que la voz Comayagüela es derivada de Comayagua, y que como diminutivo significa”Comayagua la pequeña”. No se sabe la época de fundación de Comayagüela, probablemente haya coexistido con el de Minas de Tegucigalpa.

Sus primeros pobladores fueron indígenas como lo prueban los tipos raciales que existen en su territorio y varios de nombres geográficos tales como Guacerique, Cucuterique, Sipile, Mayangle, Guaralalao, Toncontín, cuya forma propia y primitiva es Tocotín, voz que sirve para designar una antigua danza mexicana. La procedencia exacta de estos primitivos pobladores se desconoce, pero algunos historiadores presumen que eran de las montañas agrestes de Lejamaní, pueblo indígena de aquel entonces, ubicado en el departamento de Comayagua. Mientras algunos pobladores de La Cuesta, al norte de Tegucigalpa, señalan que fue de Jano, Olancho de donde vinieron sus antepasados. Durante su trayecto la población se dividió, una parte se dirigió a Lejamaní y la otra se marcho a La Cuesta. Se cree que los indígenas que formaron Comayagüela, vinieron a este lugar en los primeros años de la conquista, o sea a mediados del siglo XVI. El cosmógrafo de Velasco, en la obra inspirada en documentos oficiales y publicada en 1575, llama a esta ciudad “Comayagua de los indios”. Los ciudadanos de Comayagüela apoyaron el movimiento de independencia. Trece días después de proclamada en Guatemala la independencia, la noticia llego a Tegucigalpa. El 28 de septiembre los habitantes y los altos funcionarios celebraron la independencia. A pesar del entusiasmo mostrado por el pueblo de Comayagüela, el gobierno de la provincia con sede en Comayagua, ordeno al ayuntamiento de Tegucigalpa no prestara obediencia a ninguna autoridad, militar, eclesiástica, ni civil de aquella metrópoli. El ayuntamiento les contesto con dignidad y firmeza, manifestando que su conducta seria obedecer de ambas autoridades, lo concerniente a sus respectivas atribuciones. El gobernador Tinoco quedo contrariado al recibir el oficio anterior y dispuso reunir el mayor numero de elementos para someter a los disidentes de Tegucigalpa. Todo el pueblo acudió a defender a sus autoridades y en pocos días se presentaron más de mil hombres, organizándose en varias compañías, nombrando ellos mismos a los oficiales, entre el teniente salio nombrado, Francisco Morazán, quien ya era predestinado para ser el genio, el héroe legendario y el mártir de nuestra emancipación política.

Calles y Avenidas famosas
Calle La Amargura: creada en 1880 y ahora es la avenida Colon de Tegucigalpa. Calle Real de los Dolores: esta calle es conocida actualmente como avenida Paz Barahona. Avenida Cervantes: recibió este nombre en 1905, al celebrarse el tercer centenario de la obra de Miguel de Cervantes Saavedra, Hidalgo D. Quijote de la Mancha. Avenida Jerez: recubro este nombre en honor al líder nicaragüense, Máximo Jerez, quien lucho por organizar Centroamérica. Calle Centenario Morazán: se ubica desde La Concordia hasta el puente Carias y fue inaugurado el 15 de septiembre de 1942.

Calle El Guanacaste: ubicada en el centro de Tegucigalpa, a inmediaciones del mercado del mismo nombre, antes era llamada calle o avenida san miguel. TEGUCUIGALPA cuenta con un sin numero de lugares vistosos y que durante el paso de la historia muchos de ellos se han perdido y solo viven en la memoria de quienes afortunadamente vivieron esos bellos tiempos en que la población era escasa, se respiraba un aire puro y el clima era formidable.

Celebración Patronal de Tegucigalpa
Antaño las celebraciones patronales de Tegucigalpa se efectuaban entre el barrio “El Guanacaste” y la Catedral, festividades que se iniciaban el 22 de septiembre cuando salía la imagen en procesión hacia la casa del abogado Buenaventura Zepeda en el extremo oriental del populoso barrio donde se le velaba dos días con rezos, quema de pólvora y con la vista de las romerías de barrios y aldeas de la capital. Después la imagen era llevada al mercadito “San Miguel” donde permanecía en su interior bajo la custodia de personas que por muchos años organizaban las fiestas con rezos, eventos populares como las carreras de cintas, competencias del palo ensebado, los encostalados y por la noche desfilaban por las calle principal del barrio, las mojigangas como la “Nana Yaca”, las correrías del toro fuego, una armazón de varas de bambú, petate, con cachos rodeada de cohetes y luces artificiales bajo el árbol de guanacaste y en el predio donde años después se construyo el Cine Presidente. Entre las familias y personas entusiastas que participaban en estas celebraciones allá por los años treinta, cuarenta y todavía en los cincuenta, recordamos a los Zepeda, doña Maria Lagos madre de nuestro asiduo lector el Dr. Alejandro Zúñiga, la familia Leurinda, las hermanas Pavón, don Alejandro Colindres, don Adán espinal, don Elegio Elvir Quiñónez, las Ochoa, las Velásquez, Juanita Gamundi, los Ariza, la familia Rodríguez, Aurorita Martínez madre del lic. Manlio Martínez Cantor y muchos otros que de barrios aledaños como La Ronda, La cabaña, La Plazuela, y Casamata colaboraban en las actividades artísticas y religiosas. La fiesta patronal culminaba el 29 de septiembre con la procesión que salía al mercadito San Miguel, pasaba por el arbolito tomaba el rumbo de la avenida Cervantes hacia la Catedral para colocar nuevamente en el altar mayor al santo patrono de la capital. La imagen de San Miguel se trasladaba en una carroza y la procesión la encabezaban el cura párroco de Tegucigalpa. Hoy se guarda muy poco de esa tradición, solo queda la procesión del día 29 pero en El Guanacaste desaparecieron la mayoría de los festejos y la feria patronal de los capitalinos solo queda en el recuerdo de quienes vivimos y disfrutamos en los frescos días septembrinos consagrados al Arcángel San Miguel. Tomado de un documento (anónimo) de la Biblioteca Nacional.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->