LA POBLACIÓN EN LOS PAÍSES DESARROLLADOS Y EN LOS SUBDESARROLADOS PAÍSES DESARROLLADOS PAÍSES SUBDESARROLLADOS La natalidad es elevada, aunque tiende a disminuir

. Las tasas de fecundidad varían muchos de un país a otro dependiendo de si existen políticas de planificación familiar (en cuyo caso se sitúa por debajo de los 3 hijos por mujer) o no (en muchos países se superan los 5 hijos por mujer). Alta, en torno al 92 ‰. Más baja que en los países desarrollados. En algunos países no alcanza los 40 años. Escasa. Supone en torno a un 5%. En general es alto, por encima del 2%. Problemas: el hambre, debido a un crecimiento demográfico por encima de la producción de alimentos; la mayor presión sobre los recursos naturales; la mayor demanda de servicios sociales, viviendas y puestos de trabajo. Políticas: algunos países realizan campañas para controlar la natalidad.

Natalidad y fecundidad

Tasa de natalidad muy baja. La tasa de fecundidad media es de 1,5 hijos por mujer, lo que no permite el reemplazo generacional en la mayoría de estos países.

Mortalidad infantil Esperanza de vida Población mayor Crecimiento demográfico

Muy baja, alrededor del 8‰. Muy alta, por encima de los 79 años. Muy numerosa. Supone cerca del 20 %. Muy bajo, en torno al 0,2% de media. Problemas: importantes gastos sociales para atender a la población mayor y aumento del gasto en pensiones; el envejecimiento de la población puede frenar el crecimiento económico y las nuevas iniciativas. Políticas: Se desarrollan programas con dos objetivos, favorecer la natalidad y sufragar los gastos sociales.

Problemas y políticas

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful