P. 1
Petitorio Nacional Udla

Petitorio Nacional Udla

|Views: 2.319|Likes:
Petitorio Nacional de Demandas Transversales UDLA
Petitorio Nacional de Demandas Transversales UDLA

More info:

Published by: Horizonte Comun Udla on Jun 19, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/05/2012

pdf

text

original

Santiago, Lunes 18 de Junio de 2012.

Sr. Herman Chadwick Piñera. Presidente Junta Directiva. Sr. José Pedro Undurraga Izquierdo. Rector Vicepresidente Junta Directiva. Universidad de Las Américas. Presente.

Por medio de este documento los que suscribimos nos dirigimos a UD., con el objeto de hacer formal entrega de las distintas peticiones acordadas en el 2° Encuentro Nacional de Estudiantes Organizados de la UDLA que se efectuó los días Viernes 30 y Sábado 31 de Marzo en la ciudad de Concepción, Sede el Boldal y que contó con la participación de distintas organizaciones de estudiantes que hoy coexisten y se vinculan entre sí dentro de nuestra Universidad. Este Petitorio fue ratificado en las instancias democráticas correspondientes y luego en el 3° Encuentro de Estudiantes efectuado el pasado Sábado 9 de Junio, de modo que los abajo firmantes asumimos el mandato y representación de éste. El objeto principal que buscan estas peticiones dicen relación con la urgente necesidad de discutir y pronunciar públicamente nuestros planteamientos y opiniones como estudiantes, frente a la actual crisis de la Educación en nuestro país. Asumimos como referente en el análisis, nuestra identidad universitaria y las urgentes necesidades de cambio, de respuestas y mejoras profundas y coherentes que requiere nuestra casa de estudios. Aprovechamos de manifestar con determinación que, nuestra convicción y acción se enmarca en trabajar por una nueva educación, de acceso universal, igualitaria y gratuita, del mismo modo, por una nueva universidad, de excelencia, de respeto a nuestra dignidad y derechos, a la vez de permitir el desarrollo de la

autonomía moral y buscando procurar el beneficio común al estudiantado, con ello a nuestras familias y la sociedad toda. Nos concebimos como organizaciones activas, inclusivas, autocríticas, propositivas y pluralistas. En conjunto hemos decidido asumir esta tarea: instalar el debate con las autoridades centrales, académicos y funcionarios en aras de reconocer y posicionar la triestamentalidad y con ello estimular los cambios sustantivos que exige nuestra Universidad. Es sólo a través de este proceso que conseguiremos contribuir al desarrollo de nuestras regiones y el país, otorgándole a la UDLA una necesaria proyección y responsabilidad social en forma activa y sensata. He aquí lo formidable de este incipiente proceso: ilumina las contradicciones de este modelo educacional y opone un principio de transformación y futuro. Hoy la lucha por una nueva educación está en el corazón de las preocupaciones nacionales. Es el resultado de la histórica movilización de estudiantes secundarios, de universitarios, de docentes, de trabajadores, de miles y miles de familias. El acontecimiento conquistó el asombro del mundo; no se trata de un movimiento que simplemente busque resistir las medidas inconsultas de uno u otro gobierno, sino que propone un rumbo distinto. En suma, pretendemos respeto, pretendemos enseñanza de excelencia, pretendemos desarrollar vida universitaria de acuerdo con nuestro decoro y las legítimas expectativas de desarrollarnos integralmente. A razón de esta circunstancia y en tanto somos organizaciones conscientes y comprometidas con la unidad y avance de este movimiento estudiantil, es que proponemos la educación de la solidaridad, la educación de la constancia, la educación de la libertad, la educación de la inteligencia, la educación del esfuerzo, la educación de la belleza y la educación de la dignidad. En consecuencia a lo anterior es que resulta clara la necesidad de debatir, oírnos y formular alternativas tendientes a perfeccionar la institución, ello implica someter a evaluación el nefasto modelo de administración y gestión vigente, para luego incorporar los requerimientos de excelencia, democracia, eficiencia y eficacia, descentralización, equidad, dignidad y pertenencia, que en definitiva construyen una real Universidad.

Por tanto, solicitamos a Ud., implementar las siguientes medidas:

1. Rebaja de los aranceles hasta el arancel de referencia del CAE; para todas las carreras, todas las sedes y a todos los estudiantes.

En orden a avanzar hacia una educación con la garantía de la gratuidad, es inevitable exigir hoy, la disminución del valor de los aranceles. No tan solo porque en el último tiempo nada más se han experimentado alzas injustificadas, sino también, a que este sobreprecio o copago fatalmente no se ve reinvertido. Esto implica que no existe la voluntad seria de obligarse en una educación de excelencia, tampoco en adquirir infraestructura propia y suficiente o bien realizar ampliaciones y construcciones de áreas de recreación que posibiliten la convivencia de la comunidad. Del mismo modo no hay aumento en la contratación de docentes, no hay bibliotecas preparadas en su equipamiento y cantidad de ejemplares dispuestas a satisfacer la enorme demanda. Fatídicamente no se propende al desarrollo de la investigación producto de la rentable autolimitación conceptuada bajo la característica de ser Universidad Docente, por tanto tampoco existen programas de especialización o postgrados.

2. Condonación de deudas y de intereses.

Todos estamos al tanto de la enorme carga económica que en nuestro país soportan nuestras familias por brindarnos nuestra educación. Este esfuerzo se flagela especialmente a título del injustificado copago (créditos) originado del resultante de la diferencia entre el arancel real de una carrera, que fija la universidad y el arancel de referencia que fija el estado respecto de la misma carrera. Este exceso permitido convenientemente causa otra cuantiosa y tortuosa deuda. El resultado es una deuda de capital consolidada y acrecentada por los intereses desproporcionados, según cual sea el respectivo modo de pago (endeudamiento) lo que la vuelve insoportable y sin mayor justificación que en la codicia. Lógicamente este endeudamiento fabricado, hecho sistema, no se corresponde con nuestra realidad socio-económica que Ud., bien conoce y sitúa dentro de los tres primeros quintiles en el último plan de desarrollo estratégico de la institución. A pesar de esta realidad, por todos sabida, no identificamos la preocupación por el bienestar de sus estudiantes, más bien se exterioriza el sólo

interés empresarial, es decir, maximizar utilidades y rentabilizar la inversión, lo que aplicado a nuestra educación, se configura como un abuso e inmoralidad. Así las cosas, requerimos que la Universidad no venda nuestras deudas a empresas del retail y que no envié a cobranza judicial la deuda de los estudiantes que caigan en morosidad, ya que esto significa el inicio inmediato de acciones de cobro de pagaré mediante demandas ejecutivas y mandamientos de ejecución y embargo en manos de la empresa de cobranzas Orsan, lo que hoy afecta a un sin número de compañeros/as y sus familias a quienes les están embargando sus bienes para pagar el precio de nuestra cuestionada educación. Exigimos la detención inmediata de todas las acciones judiciales emprendidas contra nuestras familias.

3. Financiamiento a las Carreras y sus Centros de Estudiantes, mediante fondos de $500.000 semestrales.

Es de suma importancia transparentar la asignación de recursos por cada carrera o facultad para las diferentes actividades académicas, culturales, de extensión, extra programáticas etc., ya que la impresión general es que para las iniciativas de los estudiantes no hay fondos que las permitan y faciliten. Por el contrario, únicamente se ha incitado a la competencia a través de concursos, que además de ser restrictivos en su diseño, la experiencia ha indicado que tampoco se ejecutan del modo apropiado. Concretamente y en virtud de la urgente necesidad de avanzar en la construcción de comunidad universitaria real, con identidad, comprometida y consciente con el desarrollo social, es que solicitamos estos fondos. Esta propuesta permitirá canalizar y absorber las ideas y proyectos de todo tipo que surgen de nuestros compañeros, las que normal y habitualmente se ven truncadas bajo el irrisorio argumento de que no hay presupuesto o encontrarse fuera de este o que simplemente se debe competir. Por tanto, solicitamos un presupuesto de $500.000 semestrales para cada carrera, con el objeto de asegurar y estimular la participación estudiantil, autogestión, compañerismo, fraternidad y en general las variadas iniciativas y propósitos. Los estudiantes debemos tener acceso a los recursos en tanto estos son parte de nuestra universidad. El acceso debe efectuarse a contrapropuesta y sometidos a auditorías para velar por el correcto uso de los mismos.

4. Creación de Becas (Excelencia Académica, Transporte, Fotocopias y Alimentación) con requisitos estandarizados y permanentes en el tiempo.

Es perentorio que la universidad disponga de sistemas de apoyos permanentes y estables al estudiante, en los ámbitos: académico, transporte, alimentación, fotocopias entre otros, que permitan sobrellevar las necesidades básicas de la vida universitaria. En el mismo sentido, creemos firmemente que estas becas deben ser canalizadas por la Dirección de Asuntos Estudiantiles, las que a su vez deben someterse a una reestructuración completa y en favor de los estudiantes. Este cambio importa sensibilizar la universidad en torno a las realidades adversas de muchos de nuestros compañeros/as, de modo que la contratación de asistentes sociales y profesionales del área es apremiante dentro de cada DAE. Actualmente el “sistema de beneficios” opera a través de Centro de Servicios Estudiantiles, un nombre que disfraza lo que en realidad es el área de financiamiento, en donde sin transparencia alguna, ni criterios técnicos mínimos hacen variar requisitos y exigencias año a año a pretexto de los cambios en la política de marketing y admisión. Con todo, no se permite la necesaria certidumbre respecto de la continuidad de estos beneficios y pretenden no poseer conciencia de la deserción de estudiantes a raíz del endeudamiento y escases de recursos.

5. Democratización en la UDLA; participación con derecho a voz y voto en el Consejo Académico.

Las Universidades se construyen día a día, y nosotros asumimos un rol protagónico en la educación, en consecuencia pretendemos y debemos ser parte activa de la discusión respecto a la construcción de nuestra Universidad, sobre nuestra formación profesional, sobre cómo pensamos y vivimos la educación, sobre nuestras debilidades y fortalezas, sobre nuestras metas y desafíos. Exigimos se nos reconozca en nuestra condición de estudiantes y por tanto actualmente un estamento organizado, colectivo, crítico, comprometido y serio, con ello con las capacidades necesarias para tener derecho a voz y voto en la ulterior toma de decisiones. Debemos integrar en forma permanente y habitual el Consejo Académico, expresar nuestros planteamientos, contribuciones, evaluaciones, críticas y propuestas sobre la academia y las distintas aéreas de desarrollo de la UDLA.

Comprendemos este hecho como de vital relevancia, conforme las experiencias vividas relativos a cambios de mallas unilaterales, que resultaron perjudiciales y desfavorables para una considerable cantidad de compañeros/as, toda vez que somos nosotros quienes soportamos y enfrentamos estas abruptas imposiciones bajo el aparente argumento de la conveniencia de actualizar, pero que en términos reales, la mayoría de las ocasiones sólo ha reportado detrimento en nuestro normal avance curricular.

6. Bibliotecas de calidad, en concordancia a los programas de cada asignatura de todas las carreras y su correspondiente Sede.

Como ya hemos constatado a través de diferentes levantamientos efectuados a las bibliotecas de cada Sede de la Universidad, ratificamos que éstas se encuentran en un grave déficit de material educativo, publicaciones, repertorios, colecciones, es decir, no es admisible que nuestra universidad posea a penas poco más de 49 mil títulos distribuidos en 7 bibliotecas. Es evidente que la proporción que acredita la universidad no se cumple en la realidad de cada carrera en su respectiva sede, por el contrario y como ya se ha denunciado, la relación existente es absurdamente deficitaria respecto a la cantidad de compañeros/as. Resulta inaplazable comprender que las bibliotecas son organismos en crecimiento sostenido y que su principal función está concentrada en su uso por los estudiantes. Luego, acontece que la bibliografía sugerida en los diferentes programas de las diferentes asignaturas, no se encuentra integrada y no tienen concordancia plena con el material disponible en las bibliotecas de cada sede. Esta recurrente precariedad se traduce en la dificultad para acceder a elementos básicos para nuestra enseñanza, como lo es una bibliografía actualizada y en el número de ejemplares requeridos.

7. Centros de Práctica idóneos y garantizados con anterioridad al inicio del año Académico.

En evaluación general, resulta vergonzoso que los insuficientes Centros de Prácticas sean pactados y convenidos bajo cuerda, con paupérrimas gestiones y en forma tardía. Como es razonable reclamamos que la institución asuma su responsabilidad y confecciones un plan de gestión serio, en la proporción de la cantidad de estudiantes que deben concurrir a centros de prácticas y enfatizando la especialización de estos. La universidad no posee un centro

clínico, de modo que debe efectuar las inversiones necesarias, comprendiendo el perverso incentivo que entre las diversas casas de estudios ha impuesto en este tipo de diligencias. Solicitamos que esta responsabilidad sea de cargo de un equipo profesional diligente, capaz y serio, resguardando la adjudicación e idoneidad.

8. Garantizar que las Mallas Curriculares no se verán afectadas por cambios unilaterales y, sin propender expresamente al mejoramiento de su excelencia y considerando democráticamente las observaciones del estudiantado.

Es trascendental que las autoridades de la Universidad reconozcan el valor estratégico de los planes curriculares toda vez, que impartan un conjunto de criterios, planes de estudio, programas, metodologías y procesos dinámicos que contribuyen a la formación integral, a la construcción de identidad, en suma, directriz permanente en la estructuración del quehacer académico y de sistematización y de evaluación y cumplimiento de criterios claros y públicos, es decir, equidad e igualdad de oportunidades, socialización de la educación y su excelencia. Acorde a esta función exigimos se nos certifique que las mallas curriculares no continuarán soportando alteraciones sin cumplir sus correspondientes ciclos. Es inadmisible y antipedagógico que, a pretexto de las necesidades del mercado, se abuse de los procesos normales y habituales de ajustes de mallas, ya que se termina afectando el perfil de egreso de la carrera. A causa de lo mismo, se ha perjudicado a estudiantes en su normal avance curricular. Insistimos, en la misma medida que existen carreras con un sin número de imposiciones, alteraciones y ajustes de mallas, que denota la ausencia de seriedad, junto con esto exigimos también se respeten los ofrecimientos realizados en admisión en cuanto no se han entregado, ni se han validados certificaciones comprometidas.

9. Contratación y aumento en la dotación de Académicos de Planta, con especialización (postgrados) y resguardando la formación de excelencia de nuestra educación.

Es una petición lógica y razonable por cuanto somos una institución de más de 25 mil estudiantes y sólo posee 191 docentes vinculado contractualmente en jornada completa (más de 32 horas), en cambio, a honorarios mantiene a más

de 2 mil docentes, quienes realizan más de 14 mil horas de clases, de las más de 24 mil que se imparten en nuestra universidad. Evidentemente los docentes son substanciales en el proceso de enseñanza, su desarrollo y buen desempeño académico. Creer en este principio importa contar con una planta docente adecuada, esto es, con grados académicos y calificación profesional dada su nutrida experiencia laboral en el ejercicio de la profesión. Bajo estos criterios es que se debe desempeñar la labor de docente universitario. Consideramos que se debe priorizar por aquellos docentes que posean estudios de post-grado más allá de su sola experiencia laboral. Adicionalmente consideramos como un elemento de alta relevancia, que los profesores sean parte en la definición de las mallas curriculares, planes de estudio, programas de asignaturas, etc., a fin de que se comprometan con el proyecto educativo, con la Universidad, sus desafíos y por sobre todo con sus estudiantes; más allá de considerar la labor docente como una mera fuente laboral. Nos parece inaceptable que existan –aúnprofesores que no manejen las tecnologías básicas y que estén sometidos a permanente actualización. Solicitamos encarecidamente, se transparente el proceso de elección de docentes y se abandonen criterios de selección como: “ser conocido, amigo o pariente de”, que tan mal le ha hecho a nuestra educación.

10.

Fundar y financiar investigación y Sociedades Científicas.

Es de suma importancia advertir que, según la perspectiva y enfoque vigente en las distintas universidades que se perfilan como instituciones serias, comprometidas y responsables socialmente y, con un sello distintivo en su excelencia, que estás se encuentran direccionadas bajo el objetivo del desarrollo y fortalecimiento nacional y regional, transfiriendo conocimiento científico, contribuyendo en la formación de la cultura, generando capital humano, conocimiento y tecnología. Un pilar fundamental en esta tarea es la investigación. Hoy nuestra universidad debe dar cuenta a la sociedad chilena de su contribución al desarrollo social y económico, en la innovación y buscar la inflexión hacia la economía del conocimiento y el crecimiento equitativo. Consideramos imperante crear áreas o líneas de investigación que permita identificar a esta casa de estudios. De este modo se incorpora realmente valor agregado a nuestra educación de pregrado, además de fortalecer el desarrollo integral del estudiante de nuestra Universidad. Es importante establecer que según nuevos parámetros de medición y evaluación de la calidad de las Universidades en Chile, se inspeccionara con mayor acuciosidad la voluntad de

la institución en orden a realizar investigación para de este modo acceder al nuevo programa de adjudicación de campos clínicos. Para efectos de la discusión y cumplimiento de este petitorio, extendemos como plazo máximo de respuesta el día Viernes 06 de Julio, fecha en que pretendemos reunirnos con UD., con el objeto de discutir, evaluar y analizar la forma exponencial en que se implementarán las medidas solicitadas. Esto sin perjuicio de sostener las reuniones necesarias y pertinentes que UD., o la junta directiva estimen convenientes. Para estos efectos hemos designado como voceros a los siguientes estudiantes y con quienes podrá coordinar las reuniones respectivas: -Luis Martínez Hermosilla, Enfermería. -Fabián Navarrete Soto, Derecho. -Diego Arancibia Burboa, Diseño. -Daniela González Chervellino, Medicina Veterinaria. -Sebastián Rojas Aranda, Trabajo Social. -Rodrigo González, Kinesiología. -Vasko Núñez Bascuñán, Ing. Ejecución Industrial.

Finalmente, apelamos a que en estos momentos se imponga el espíritu real y honestamente comprometido con nuestro desarrollo como estudiantes integrales, con nuestra Universidad. Apelamos a su voluntad como máxima autoridad para otorgarle a nuestra educación descuidada y desatendida en el último periodo, la importancia y diligencia que corresponde, en tanto se trata de la formación de profesionales quienes debemos ser idóneos y plenamente capaces, por ende es de vital relevancia iniciar este proceso de discusión democrática, autocríticamente, a fin de avanzar en la construcción de conocimientos y tecnologías necesarias para comprometernos en el desarrollo, con inclusión social equidad y sustentabilidad.

Saluda atentamente UD. -Federación de Estudiantes de la Universidad de Las Américas – Sede Concepción. -CCEE Agronomía y Técnico en Vitivinicultura – Sede Providencia. -Colectivo Horizonte Común y Estudiante Adheridos Sede Providencia. -Asamblea General de Estudiantes UDLA - Sede Viña del Mar.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->