P. 1
ANÁLISIS DE LA OBRA "EL TUNEL"

ANÁLISIS DE LA OBRA "EL TUNEL"

|Views: 10.982|Likes:

More info:

Published by: Lizette Jave Aguirre on Jun 19, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/11/2013

pdf

text

original

ANÁLISIS DE LA OBRA “EL TÚNEL” ERNESTO SÁBATO

I. DATOS EXTERNOS DE LA OBRA LITERARIA I.1. Título de la obra: “El Túnel” I.2. Biografía del autor: Ernesto Sábato I.2.1. Primeros años Ernesto Sábato nació el 24 de junio de 1911 en la ciudad de Rojas, Provincia de Buenos Aires, Argentina, hijo de Francisco Sábato y Giovanna María Ferrari, inmigrantes italianos de origen arbëreshë provenientes de Calabria. Su familia pertenecía a la clase media y el propio Sábato la definió como "clásica y jerárquica". En 1924 regresó de la escuela primaria de Rojas y viajó a La Plata para realizar sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de La Plata, donde conoció al profesor Pedro Henríquez Ureña, a quien luego citaría como inspiración para su carrera literaria, y a Ezequiel Martínez Estrada. En el año 1929 ingresó a la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas de la Universidad Nacional de La Plata. Fue un militante del movimiento de Reforma Universitaria, fundando el Grupo Insurrexit en 1933. Ese mismo año fue elegido Secretario General de la Federación Juvenil Comunista. Y en un curso sobre marxismo conoció a Matilde Kusminsky Richter, una estudiante de 17 años, la cual abandonó la casa de sus padres para ir a vivir con él. En 1934 comenzó a tener dudas sobre el comunismo y sobre la dictadura de Iósif Stalin. El partido, que advirtió este cambio, decidió enviarlo por dos años a las Escuelas Leninistas de Moscú. Antes de Moscú, viajó a Bruselas como delegado del Partido Comunista de la Argentina al Congreso contra el Fascismo y la Guerra. Una vez allí, temiendo que de ir a Moscú no regresaría, abandonó el Congreso y huyó a París. Es ahí donde escribió su primera novela llamada La Fuente Muda. Regresó a Buenos Aires en 1936 y contrajo matrimonio por civil con Matilde Kusminsky Richter. En 1938 obtuvo el Doctorado en Física en la Universidad Nacional de La Plata. El 25 de mayo de 1938 nació su primer hijo, Jorge Federico. En 1939 fue transferido al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), por lo que abandonó París antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Regresó a Argentina en 1940 con la decisión de abandonar la ciencia, pero para cumplir con quienes le habían otorgado la beca se desempeñó como profesor en la Universidad de La Plata. En 1943, debido a una crisis existencial, decidió alejarse de forma definitiva del área científica para dedicarse de lleno a la literatura y la pintura. Se instaló entonces en Pantanillo, en la provincia de Córdoba, para residir en un rancho sin agua ni luz pero entregado a la escritura. A fines de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, nació su segundo hijo, Mario Sábato, quien de adulto sería un conocido director de cine. En 1941 apareció su primer trabajo literario, un artículo sobre La invención de Morel de Adolfo Bioy Casares, en la revista Teseo de La Plata. En 1945 publicó su primer libro, Uno y el universo, una serie de artículos filosóficos en los que critica la aparente neutralidad moral de la ciencia y alerta sobre los procesos de deshumanización en las sociedades tecnológicas. Ese mismo año recibió, por el libro, el primer premio de prosa de la Municipalidad de Buenos Aires y la faja de honor de la Sociedad Argentina de Escritores. En 1948, después de haber llevado los manuscritos de su novela a las editoriales de Buenos Aires y de ser rechazado por todas, publicó en la revista Sur, El túnel, una novela psicológica narrada en primera persona. El túnel recibió críticas entusiastas de Albert Camus, quien lo hizo traducir por Gallimard al francés. Aparte de éste, la novela ha sido traducida a más de diez idiomas.

En 1951 se publicó el ensayo Hombres y engranajes bajo la editorial Emecé y al año siguiente, en 1952, se estrenó en la Argentina la película de El túnel, una producción de Argentina Sono Film, dirigida por León Klimovsky. En 1955 fue nombrado interventor de la revista Mundo Argentino por el gobierno de facto impuesto por la Revolución Libertadora, cargo al que renunció al año siguiente por haber denunciado la aplicación de torturas a militantes obreros y los fusilamientos de junio de 1956. En 1958, durante la presidencia de Arturo Frondizi, Sábato fue designado Director de Relaciones Culturales en el Ministerio de Relaciones Exteriores; puesto al que también renunció al año siguiente por discrepancias con el gobierno. En 1961 publicó Sobre héroes y tumbas, que ha sido considerada como una de las mejores novelas argentinas del siglo XX. En 1975, Sábato obtuvo el premio de Consagración Nacional de la Argentina. En 1976, se le concedió el premio a la Mejor Novela Extranjera en París, Francia, por Abaddón el exterminador, mientras que en Italia recibió el premio Medici. Al año siguiente, en 1978, le otorgaron la Gran Cruz al mérito civil en España. En 1979 fue distinguido en Francia como Comandante de la Legión de Honor. Por solicitud del presidente Raúl Alfonsín, presidió entre los años de 1983 y 1984 la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas), cuya investigación, plasmada en el libro Nunca Más, abrió las puertas para el juicio a las juntas militares de la dictadura militar en 1985. En 1984 recibió el Premio Miguel de Cervantes, máximo galardón literario concedido a los escritores de habla hispana. También la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires lo nombró Ciudadano Ilustre, recibió la Orden de Boyacá en Colombia y la OEA le otorgó el premio Gabriela Mistral. En 1989 y en Israel, adquirió el premio Jerusalén y fue nombrado Doctor honoris causa por la Universidad de Murcia, España; en 1991 por la Universidad de Rosario y la Universidad de San Luis de Argentina, y en 1995 por parte de la Universidad de Turín, Italia. El 21 de diciembre de 1990, en su casa de Santos Lugares se casa por iglesia con Matilde Kusminsky Richter. En 1995 murió su hijo Jorge Federico en un accidente automovilístico. En 1997 recibió el XI Premio Internacional Menéndez Pelayo. El 30 de septiembre de 1998 falleció su esposa, Matilde Kusminsky Richter, y publicó sus memorias bajo el título de Antes del fin y el 4 de junio de 2000 presentó La Resistencia en la página de Internet del diario Clarín, convirtiéndose de esta manera en el primer escritor de lengua española en publicar un libro gratuitamente en Internet antes que en papel. La edición en papel fue lanzada el 16 de junio. En 2002 se le concedió la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid y la Medalla de Honor de la Universidad Carlos III del mismo país. En 2004, en una emotiva ceremonia, recibió un homenaje por parte del III Congreso Internacional de la Lengua Española en presencia de Cristina Fernández de Kirchner y José Saramago. Residió desde 1945 en la localidad de Santos Lugares, Provincia de Buenos Aires, donde sólo se dedicó a la pintura, ya que por prohibición médica no podía leer ni escribir. Desde 2005 dejó de salir de su casa y llevaba una vida rutinaria, asistido por enfermeras y asistentes, que le preparaban la comida y le leían durante la tarde hasta que se dormía. Esto se debe a que por su avanzada edad (99 años) no podía recibir emociones fuertes. Falleció en su hogar en Santos Lugares durante la madrugada del 30 de abril de 2011, 55 días antes de cumplir 100 años, a causa de una neumonía derivada de una bronquitis que lo aquejaba desde hacía algunos meses. Su muerte coincidió con la celebración de la ciudad de Buenos Aires como Capital Mundial del Libro 2011.

Un día después recibió un homenaje conjunto a su persona y a Adolfo Bioy Casares en la sala Jorge Luis Borges de la Feria del Libro, por parte del Instituto Cultural en la Feria del Libro llevada a cabo en Buenos Aires, y los preparativos para las celebraciones del centenario de su natalicio ya estaban en marcha. El 24 de junio de 2011, conmemorándose el natalicio del escritor, la ciudad de Buenos Aires lo homenajeó con una serie de actividades organizadas por el Ministerio de Cultura porteño y se leyeron fragmentos de sus libros en diversas entidades y en la Torre de Babel (de Marta Minujín); además, su hijo, Mario Sábato, anunció la remodelación de la residencia de su padre para posteriormente ser convertida en un museo, que tendrá su inauguración en 2012. Además el Ministerio de Cultura porteño colocó una gran foto del escritor, reproducida sobre una tela de 88 metros de ancho por 34 metros de alto, sobre la fachada del Edificio Del Plata, en Cerrito 211, la cual se mantiene hasta el día de hoy. I.3. Características literarias de la poesía del autor: La obra analizada presenta una estructura Psicológica se entiende que es lo mas oscuro del alma, lo que el hombre quiere y desea conocer como a la verdad. El túnel nos entrega los elementos básicos de su visión metafísica del existencialismo Según Ernesto Sábato. "El Túnel" se identifica a la incomunicación y la conversión del amor en odio. Es una novela que se considera fácil de leer y comprender a pesar de que se puede considerar como policiaca no deja de tener misterio, por lo que la hace aun más interesante a pesar que desde del inicio uno sabe quien la víctima y quien es el asesino, pese a lo amargo de la historia y su pesimismo que recorre toda la tragedia del libro, Sábato deja también espacio para la ironía. Es un libro basado en la época de la posguerra.

II.

ESTUDIO DE LA OBRA LITERARIA II.1. Etapa de la información (poesía) II.1.1. Nivel Léxico En ésta obra es empleado un tipo de lenguaje natural, es decir, que a pesar de tener un hablar familiar, éste presenta una corrección en la significación de las palabras, es decir; común, simple pero correcto. El habla de la novela es coloquial pero con acento argentino, ya que tienen conjugación de verbos. Y se distinguen los 3 tipos de discurso, es decir, narración, descripción y diálogo. Ejemplo: vos, tenés, equivocás, imaginás. • Narración: "Me sentía bastante tonto: de ninguna manera era esa mi forma de ser. Hice una gran esfuerzo mental: acaso yo no razonaba? Por el contrario, mi cerebro estaba constantemente razonando como una maquina de calcular, por ejemplo en esta misma historia, no me había pasado meses razonando y barajando hipótesis y clasificándolas? Y, en cierto modo, no había encontrado a María al fin, gracias a mi capacidad lógica? Sentí que estaba cerca de la verdad, muy cerca, y tuve miedo de perderla: hice un enorme esfuerzo." Página 84-85 • Diálogo: "- No las queme porque fueran comprometedoras, sino porque eran tristes. Me deprimían. - Porque te deprimían? - No se...Richard era un hombre depresivo. Se parecía mucho a vos. - Estuviste enamorada de el? - Por favor... - Por favor que? - Pero no, Juan Pablo. Tenés cada idea...

- No veo que sea descabellada. Se enamora, te escribe cartas tan tremendas que juzgas mejor quemarlas, se suicida y pensás que mi idea es descabellada Por qué? - Porque a pesar de todo nunca estuve enamorada de el. - Porque no? - No se, verdaderamente. Quizá porque no era mi tipo. - Dijiste que se parecía a mí. - Por Dios, quise decir que se parecía a vos en cierto sentido, pero no que fuera idéntico. Era un hombre incapaz de crear nada, era destructivo, tenía una inteligencia mortal, era un nihilista. Algo así como tu parte negativa." Página 112 • Descripción: "Abrió la puerta un mucamo que debía de ser polaco o algo por el estilo y cuando di mi nombre me hizo pasar a una salita llena de libros: las paredes estaban cubiertas de estantes hasta el techo, pero también había montones de libros encima de dos mesitas y hasta de un sillón. Me llamo la atención el tamaño excesivo de muchos volúmenes." Página 92 II.2. Etapa de Determinación. Descomposición o análisis II.2.1. Plano sonoro a) Figuras literarias Símil • "…pero esos momentos de ternura se fueron haciendo más raros y cortos, como inestables momentos de sol en un cielo cada vez mas tempestuoso y sombrío…" Cáp. 17 • "…cuando ella me vio, se detuvo como si de pronto se hubiera convertido en piedra…" Cáp. 9 • “Ahí estaban, como un museo de pesadillas petrificadas, como un Museo de la Desesperanza y de la Vergüenza.”. • “..y le dije que la mataría como a un perro…” • “..mi pensamiento era como un gusano ciego y torpe dentro de un ….” Epíteto • "…el cielo, tormentoso…" Cáp. 27 • "…entre los árboles agitados…" Cáp. 38 Asíndeton • "…desprecio a los hombres, los veo sucios, feos, incapaces, ávidos, groseros, mezquinos…" Cáp. 21 • "…nacemos en medio de dolores, crecemos, luchamos, nos enfermamos, sufrimos, hacemos sufrir, gritamos, morimos, mueren…" Cáp. 9 Paradoja • "…sentí que eras como yo y que también buscabas ciegamente a alguien…" Cáp. 27 • "…su rostro de cadáver logro sonreírme…" Cáp. 2 Polisíndeton • "…yo, tan entupido, tan ciego, tan egoísta, tan cruel…" Cáp. 15 • "…esa vida curiosa y absurda en que hay bailes y fiestas y alegría y frivolidad…" Cáp. 36 Hipérbole • "…pero este sol era un sol negro, un sol nocturno…" Cáp. 15 • "el mar se había ido transformando en un oscuro monstruo…" Cáp. 27 • Fue una espera interminable…” Cáp. 36 Personificación

• "…los caminos me fueron trayendo recuerdos de otros mundos…" Cáp. 15 Metáfora • "…mi propio tiempo fue una cantidad inmensa y complicada, lleno de cosas y vueltas atrás, un río oscuro y tumultuoso a veces, y a veces extrañamente calmo y casi mar inmóvil…" Cáp. 36 II.3. Plano morfosintáctico a) Rasgos morfológicos (sustantivos, adjetivos, preposiciones , verbos y conjunciones) Sustantivos • Juan Pablo • café • sociedad • vergüenza • Einstein • memoria • vanidad • María • abnegación • ciego • ventana • cabeza • multitud • teléfono • vereda • reloj • rompecabezas • Hunter • lógica • Mimí Adjetivos • Temerosa • deprimido • sórdido • avergonzado • cínicos • descabellada • crueles • pequeño • oscuro • razonable • inofensiva • agitado • pernicioso • fría • mezquino • bondadosa • sucio • estático • pérfido • amenazante Preposiciones • Sobre • mediante • a • ante • bajo • por • contra • con • de • durante • desde • tras • entre • sin • excepto • hasta • según • hacia Verbos • Recordar • pensar • callé • escribir • concentré • reír • caminar • miraba • tuve • fijó • sentí • atinara • transmitió • salí • volvía • justificar

• recibí • moriría Conjunciones • Con que • luego • tan • tanto que • por lo tanto • y • sino • pero II.4.

• • • • • • • • • •

corrí prefería ni sin embargo a pesar de con todo no obstante esto es mejor dicho cuyo

Identificación de ideas a) Tema El tema de la novela es el amor obsesivo de Juan Pablo Castel hacia María Iribarne y los celos por la falta de comunicación que lo llevaron a caer en la obsesión, al borde de la locura y cometer un crimen. Castel pensaba que María lo engañaba con Hunter, esto desencadenó en él la desconfianza hacia su amada, pues él pensaba que ella lo había traicionado y por eso se llevó a cabo el crimen pasional.

b) Subtemas (cada cápitulo) • I y II: Presentación del personaje. Juan Pablo Castel se presenta a sí

mismo como autor del crimen que él mismo relatará, hace una pequeña introducción a su historia de la muerte de María Iribarne e irónicamente pide que lo entienda aunque sea uno solo de sus lectores, contando que una sola persona lo entendió y esa fue precisamente la mujer que mató. • III a V: Castel conoce a María en una exposición de pintura en el que él expone, Castel se obsesiona con la chica y la busca por toda la ciudad. En su búsqueda, el pintor fantasea con todas las posibilidades que tiene para conocerla y abordarla en la calle; a la vez que hace una serie de reflexiones que muestran su postura ante la pintura y las exposiciones a las que prefiere no ir. • VI a VIII: Castel encuentra a María en la calle y la sigue hasta unas oficinas. Castel le hace ver que la ha estado buscando, que tienen que hablar de la "ventana" de su cuadro, lo que María parece no entender, y él sale corriendo. María lo alcanza y se disculpa diciéndole que lo tiene muy presente, y se va. Castel no deja de pensar en ella y decide buscarla otra vez. • IX a XII: Al día siguiente Castel va al mismo lugar a esperar que María pase, y la lleva del brazo a un parque cerca de ahí. El pintor le confiesa a María que no deja de pensar en ella y que la necesita; le pide que nunca se separe de él. Surge la llamada de Castel a la casa de María, donde le comunican que ella había salido al campo pero que tenían una carta para el que decía: "Yo también pienso en usted", esta misiva le entrega Allende quien le cuenta a Castel de la estancia en donde se encuentra María, y de Hunter, su primo, quien está al frente del lugar. • XIII a XVI: Muy confundido por lo que pasó y por el contenido de la carta, Castel empieza a deducir una serie de hipótesis en relación con la historia que vive y el por qué María no le había mencionado nada de su matrimonio. Días después, llama para preguntar la dirección de la estancia, y le escribe una carta a María para pedirle que le llame en cuanto llegue a Buenos Aires. María responde a la carta diciéndole que piensa en él y que lo siente entre el

mar y ella. Continúan escribiéndose hasta la llegada de María. Quedan en verse y Castel la cuestiona acerca de su repentina ida a la estancia. • XVII a XX: Durante más de un mes, mantienen una relación constante, pero frecuentemente Juan Pablo se atormenta y atormenta a María con cuestionamientos sobre su vida privada, sus relaciones, la manera en que reacciona, el "cariño de hermanos" que dice sentir por Allende, etc. Tales situaciones van llegando a extremos, y un día Castel amenaza a María con matarla si se entera de que lo engaña. • XXI a XXV: Abrumado por el desgaste de la relación, Castel se pierde en la bebida. Esa noche sueña que un hombre le pone una trampa y lo convierte en pájaro, se ve como pájaro e incluso habla como uno, pero nadie se da cuenta de esto excepto él. Al levantarse, llama a casa de María y se entera de que nuevamente se fue a la estancia, y le manda una carta pidiéndole perdón. Días después, recibe respuesta de María invitándolo unos días a la estancia. Al llegar a la estación "Allende", un chofer recoge a Juan Pablo argumentando cierta indisposición de María. En la estancia es recibido por Hunter y su prima Mimí, que lo cuestiona sobre su pintura. Los primos conversan mientras Castel se pregunta sobre los motivos de María para no salir de su habitación. • XXVI a XXVIII: Finalmente, aparece María y se van a caminar por la playa con el pretexto de ver unos dibujos de Castel. Se quedan en silencio frente al mar y María le confiesa lo conmovida que estaba con el cuadro de la ventana, y de cuánto deseaba conocerlo. Al regresar a la casa, Hunter está muy agitado y, al parecer, celoso. Eso hace entender a Castel la relación que hay entre ellos, se retira a su habitación y les oye discutir. Al día siguiente, muy temprano, decide marcharse. • XXIII a XXIX: Castel, confundido y decepcionado por la situación con María, bebe incansablemente, se pelea en los bares y maltrata a prostitutas. Le envía una carta a María en donde le explica su salida repentina de la estancia y agradece sus atenciones, pero él no cree ser amado por ella, porque no entiende cómo puede hablarle de amor a él y a su marido y al mismo tiempo acostarse con Hunter, y así se lo hace ver. Castel llama a María a la estancia para pedirle que venga a verlo, o, si no lo hace, se matará. María le hace ver que no tiene caso verse de nuevo, que sólo se lastimarán más; pero, ante la amenaza de suicidio, acepta. Castel sigue cuestionándose la relación entre Hunter y María, y va a buscar a Lartigue, un amigo cercano a Hunter, para preguntarle desde cuándo mantienen relaciones María y su primo. Ante la negativa de Lartigue y su nerviosismo, Castel sólo confirma sus sospechas. Llama a casa de María, que ya está en Buenos Aires, y acuerdan verse al día siguiente a las cinco de la tarde. • XXXIV a XXXIX: María no llega a la cita, y, al llamarla a su casa, Juan Pablo se entera de que regresó temprano a la estancia. Castel le pide un coche a un amigo diciéndole que su padre está muy enfermo. Castel se ve a sí mismo en el campo de la estancia, y recuerda los momentos felices con María y la sueña niña corriendo en un caballo con su cabello al viento: «[...] en todo caso había un sólo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida. [...]» Comprende que siempre ha existido un muro de vidrio que lo separa de María. Después de la espera, Castel ve a través de la ventana de la casa que ellos bajan las escaleras y se van del brazo a dar un paseo por el parque. Al volver a casa, Castel se siente morir al notar que sólo se enciende una luz, la de la habitación central, y más tarde la de la habitación de María. Juan Pablo, con un cuchillo en mano, sube por el balcón, encuentra una puerta, se mete a la galería interior, y aparece frente a la puerta de María, quien le pregunta qué va a hacer. Castel responde que tiene que matarla porque lo ha dejado solo, y

la mata clavándole el cuchillo en el pecho. Sale de la casa y, muy temprano, llama a casa de María y le dice a Allende que tiene que verlo. En la cita, Castel le confiesa a Allende sus sospechas de infidelidades de María e incluso le hace ver que lo engañaba con él mismo. Inútilmente, Allende persigue a Castel y le grita "insensato". Castel se entrega a la comisaría y al final se entera de que Allende se ha suicidado. II.5. Conclusiones El túnel me pareció una novela muy interesante. No puedo decir que lo haya leído con placer, pero si con absoluta absorción. Admiré su sequedad y su intensidad. Es una novela muy dramática y profunda. Algo que considero muy importante de El túnel es que pueden hacerse muchas interpretaciones de él y además que es, en cierto modo, bastante realista. Algo que me disgustó de esta novela es que cuando el autor realiza descripciones muy extensas y complejas, la lectura se torna aburrida y en consecuencia uno pierde interés rápidamente. Apreciación crítica • Desde un punto de vista la novela habla de una realidad de engaños, romance, experiencias y un sinfín de cuestionamientos haciendo muy realista hasta cierto punto. • Cabe decir que la idealización a las personas y el deseo obsesivo de que querer lo que ansias a toda costa te lleva al error y a la destrucción personal. • El túnel es una obra en la que abunda el pesimismo en cada diálogo o pensamiento de los personajes. El túnel, como denomina Sábato a su libro, es lo oscuro del alma, lo que el hombre pretende conocer como a la verdad. • Algo que se podría considerar de esta novela es que cuando el autor realiza descripciones muy extensas y complejas esto hacia en ocasiones que la lectura se torna aburrida y en consecuencia uno pierde interés rápidamente. • La Novela El túnel enfatiza mucho la desesperanza, la incomunicación y la soledad del hombre.

II.6.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->