P. 1
BABILONIA

BABILONIA

|Views: 193|Likes:
Publicado porJovi Griego
Sobre la falsa religión que se a constituido en todo el mundo.
Sobre la falsa religión que se a constituido en todo el mundo.

More info:

Published by: Jovi Griego on Jun 17, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/21/2013

pdf

text

original

Sections

BABILONIA

WATCHTOWER BIBLE AND TRACT SOCIETY OF PENNSYLVANIA. DERECHOS RESERVADOS. D.R. 1994, LA TORRE DEL VIGÍA, A.R.

1

“¡Babilonia la Grande ha caído!” ¡El reino de Dios domina! “Ha ejecutado juicio sobre la gran ramera que corrompió la tierra con su fornicación, . . . ¡Aleluya! porque Jehová nuestro Dios, el Todopoderoso, ha empezado a gobernar como rey.”—Revelación 19:2, 6, NW, margen de la edición de 1950. DEDICADO a Dios el Todopoderoso, quien causa la caída de Babilonia la Grande en interés eterno de la religión verdadera Abreviaturas de las traducciones de Su Palabra que se citan o a las que se hace referencia en este libro: LXX - Versión griega de los Setenta, de las Escrituras Hebreas, según publicada en inglés por S. Bagster and Sons Limited, Londres Mod - La Santa Biblia, Versión Moderna NW - Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, en inglés VA - Versión Autorizada o del Rey Jaime, en inglés, de 1611 Val - La Santa Biblia, revisada por Cipriano de Valera (1934) Toda cita de la Biblia que no esté seguida por una abreviatura específica se ha hecho de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (NM). Donde hay citas de otras traducciones o se hace referencia a ellas, el nombre de éstas no aparece abreviado. Abreviaturas de obras de consulta que se citan o a las que se hace referencia en este libro: Am1 - The Encyclopedia Americana, edición de 1929 ISBE - The International Standard Bible Encyclopaedia, edición de 1955 FECHAS: Al fechar, la abreviatura a. de la E.C. (o, A.E.C.) significa “antes de la era común,” y la abreviatura E.C. significa “de nuestra era común,” designándose así el número del año de antes o después del año 1 E.C.

2

ÍNDICE
CAPÍTULO 2 Desde su caída hasta que se pisa el “lagar” 3 Siete ángeles con las últimas plagas 5 Del Éufrates a Har-Magedón 6 “El juicio sobre la gran ramera” 7 Lamentación y alegría por su destrucción 8 Las bodas y el guerrear del Cordero 9 El reinado de mil años del Mesías 10 Un nuevo orden de cielo y tierra nuevos 11 Invitación para beber “agua de vida” PÁGINA 65 84 125 147 180 194 212 233 249

1 Babilonia la Grande y Sion celestial en Revelación 7

4 Comienza el derramamiento de las siete últimas plagas 94

Tabla de fechas desde la creación hasta la fecha de 1963 E.C. de Babilonia la Grande 271 Índice temático 282

3

CAPÍTULO 1 BABILONIA LA GRANDE Y SION CELESTIAL EN REVELACIÓN DESDE su mismo principio Babilonia fue enemiga del pueblo de Jehová Dios. Babilonia fue fundada por Nemrod, “poderoso cazador en oposición a Jehová,” en una llanura en la tierra de Sinar. (Génesis 10:8-10; 11:1-9) Desde aquella tierra vinieron los invasores y entraron en la Tierra Prometida en los días de Abrahán el patriarca y Melquisedec el sacerdoterey de Salem. Abrahán subió al norte en persecución de los invasores y los puso en fuga y recobró todo el botín y los cautivos que habían tomado del país. Al regresar salió a su encuentro Melquisedec, quien salió de su ciudad para encontrarse con el vencedor. Cuando Melquisedec bendijo a Abrahán en el nombre del Dios Altísimo, Melquisedec probó que él y su ciudad Salem estaban en contra de aquellos merodeadores procedentes de la tierra de Sinar con su ciudad principal Babilonia. (Génesis 14:1-20) Se cree que la antigua Salem fue el núcleo de la ciudad de Jerusalén; el nombre Salem fue incorporado en el nombre Jerusalén. La alta cresta de tierra conocida como el monte Sion tiene que haber estado asociada con Salem o hasta haber sido parte de ella, porque informes de más tarde indican que era en el monte de Sion donde estaba la ciudadela de Jerusalén cuando David fue rey de Israel. Así, por esa asociación, Sion y Babilonia quedan colocadas como enemigas una de la otra desde el mismo primer libro de la Santa Biblia.—Miqueas 7:8.
2

Esta enemistad entre Babilonia y Sion sigue adelante hasta el mismo último libro de la Biblia, Revelación o Apocalipsis. En ese libro se ve que la enemistad de mucho tiempo entre las dos organizaciones llega a su fin con la destrucción eterna de Babilonia y el triunfo glorioso de la muy perseguida Sion (Jerusalén). Esta culminación de la hostilidad entre las dos organizaciones súbitamente salta a la atención en el capítulo catorce de Revelación. Desde allí en adelante hasta el fin de la Biblia seguiremos ahora el emocionante drama en el cual Babilonia y Sion desempeñan papeles opuestos.
3

Hacia el fin del primer siglo de nuestra era común el perseguido apóstol Juan escribió Revelación, en la isla-prisión romana de Patmos, a las afueras de la costa de Asia Menor. Él nos describe vívidamente lo que como persona favorecida vio en una visión profética, bajo la inspiración de la fuerza activa o espíritu de Dios. Leemos sus palabras:
4

“Y vi, y, ¡miren! el Cordero de pie sobre el monte Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil que tienen escrito en sus frentes el nombre de él y el nombre de su Padre. Y oí un sonido procedente del cielo como el sonido de muchas aguas y como el sonido de fuerte trueno; y el sonido que oí fue como el de cantantes que se acompañan a sí mismos con el arpa tocando sus arpas. Y están cantando como si fuera una canción nueva delante del
5

4

trono y delante de las cuatro criaturas vivientes y de las personas de mayor edad; y nadie pudo aprender esa canción sino los ciento cuarenta y cuatro mil, que han sido comprados de la tierra. Estos son los que no se contaminaron con mujeres; de hecho, son vírgenes. Estos son los que van siguiendo al Cordero no importa adónde vaya. Estos fueron comprados de entre la humanidad como primicias para Dios y para el Cordero, y no se halló en su boca falsedad; son sin tacha.”—Revelación 14:1-5. Cuando el apóstol Juan escribió hace mil novecientos años esta visión que le fue dada, la intención de ésta era, como él dice, “mostrar a sus esclavos [los de Dios] las cosas que tienen que efectuarse dentro de poco.” (Revelación 1:1) Después de todos estos siglos, con toda su historia registrada, estas cosas que fueron presentadas a Juan “en señales” deben para ahora haber acontecido o estar por acontecer. ¿Qué vemos hoy, pues?
6

Mire al Oriente Medio, al monte Sion en lo que fue parte del país de Jordania. ¿Vemos al resucitado Cordero de Dios de pie allí? ¡No! Y el glorioso y celestial Cordero de Dios no estará de pie visiblemente de nuevo en la carne en ese monte Sion terrestre. ¿Por qué tendría que hacer eso? Hace diecinueve siglos, después de su ascensión al cielo, Jehová Dios lo colocó en el Sion celestial como la simbólica Preciosa Piedra Angular Probada. De modo que allá en el Sion celestial permanece colocado como “fundamento seguro.” (Isaías 28:16; 1 Pedro 2:4-6) A este monte Sion celestial vienen los 144.000 que “van siguiendo al Cordero no importa adónde vaya.” Así, el monte Sion que el apóstol Juan vio en esta visión era una ‘señal.’ Significaba, simbolizaba, el monte Sion invisible, celestial; y allí es donde está ubicada la “Jerusalén celestial,” la santa ‘ciudad de Dios.’—Hebreos 12:22.
7

El Cordero simbólico es Jesucristo resucitado y glorificado, a quien Revelación 5:5 identifica como “el León que es de la tribu de Judá, la raíz de David.” ¡Qué apropiado que Este esté de pie sobre el monte Sion celestial! ¿Por qué? Porque su antepasado el rey David capturó el monte Sion terrestre, y la ciudadela que había sobre éste llegó a ser llamada “la ciudad de David.” (2 Samuel 5:4-9) El que esté de pie allí indica que ha comenzado a reinar, pues ésta es la expresión bíblica que se usa para Significar que un rey ha tomado el poder para reinar. (Daniel 12:1) Acerca de este acontecimiento, el Salmo 2, escrito por el rey David y aplicado por el apóstol Juan y sus compañeros apóstoles al ungido Jesús, dijo esto: “Los reyes de la tierra toman su posición y los funcionarios encumbrados mismos se han reunido en masa como uno solo contra Jehová y contra su ungido, . . . Jehová mismo hará escarnio de ellos. En aquel tiempo les hablará en su cólera, . . . diciendo: ‘Yo, sí, yo, he instalado a mi rey sobre Sion, mi santa montaña.’”—Salmo 2:2-6; Hechos 4:19-30.
8

El tiempo representado en Revelación 14:1 debe ser, por lo tanto, 1914 E.C. y en adelante. En aquel año expiraron los Tiempos de los Gentiles, lo que quiso decir que había llegado el tiempo señalado para que
9

5

el reino de Dios en la línea real de David fuera establecido y así este reino, que había sido representado por la Jerusalén terrestre, ya no habría de ser pisoteado por las naciones gentiles. Por lo tanto, el Cordero tiene que ponerse de pie sobre el monte Sion. Después que Jehová Dios instaló al Cordero como Su Rey en el monte Sion celestial en 1914, había llegado el tiempo para que los 144.000 fieles seguidores del Cordero fueran reunidos a él allí. Esto nos lo indica definitivamente Revelación 11:15-18, donde Juan dice:
10

“El séptimo ángel tocó su trompeta. Y ocurrieron voces fuertes en el cielo, diciendo: ‘El reino del mundo ha llegado a ser el reino de nuestro Señor y de su Cristo, y él gobernará como rey para siempre jamás.’ Y las veinticuatro personas de mayor edad que estaban sentadas sobre sus tronos delante de Dios cayeron sobre sus rostros y adoraron a Dios, diciendo: ‘Te damos gracias, Jehová Dios, el Todopoderoso, el que eres y que eras, porque has tomado tu gran poder y has empezado a gobernar como rey. Pero las naciones se airaron, y vino tu propia ira, y el tiempo señalado para que los muertos fuesen juzgados, y para dar su galardón a tus esclavos los profetas y a los santos y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y para causar la ruina de los que están arruinando la tierra.’”
11

Tomemos ahora unas medidas por acontecimientos paralelos de hace diecinueve siglos. En la primavera de 33 Jesucristo fue resucitado de entre los muertos. Esto fue tres años y medio después que llegó a ser Mesías el Caudillo al ser ungido con espíritu santo. Por eso, ahora medimos tres años y medio desde principios del otoño de 1914. Esto nos lleva a la primavera del año 1918, poco después de la Pascua, cuando fieles seguidores ungidos del Cordero celebraron el aniversario de la cena del Señor, la Última Cena según se le llama comúnmente. (1 Corintios 11:20) En paralelo, para aquel tiempo del año los seguidores fieles que habían terminado su carrera terrestre en muerte de sacrificio habrían de ser resucitados. ¿Con qué cuerpo? 1 Corintios 15:35-50 responde diciendo:
12

“‘¿Cómo han de ser levantados los muertos? Sí, ¿con qué clase de cuerpo vienen?’ . . . Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, se levanta en incorrupción. Se siembra en deshonra, se levanta en gloria. Se siembra en debilidad, se levanta en poder. Se siembra cuerpo físico, se levanta cuerpo espiritual. Si hay cuerpo físico, también lo hay espiritual. Así también está escrito [en Génesis 2:7]: ‘El primer hombre Adán vino a ser alma viviente.’ El último Adán vino a ser un espíritu dador de vida. . . . Y así como hemos llevado la imagen de aquel hecho de polvo, llevaremos también la imagen del celestial. Sin embargo, esto digo, hermanos, que carne y sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni tampoco la corrupción hereda la incorrupción.”
13

6

En vista de que el monte Sion en Revelación 14:1 es celestial y en vista de que los 144.000 seguidores fieles no podían heredar el Sion celestial con “carne y sangre” y corrupción humana, tenían que ser resucitados con un “cuerpo espiritual” a la imagen del Cordero celestial, Jesucristo glorificado. Por lo tanto la resurrección de ellos a la vida celestial con él era invisible a los ojos humanos. Esto está en armonía con lo que dice Revelación 14:3, 4 acerca de ellos: “Los ciento cuarenta y cuatro mil, que han sido comprados de la tierra. . . . Estos fueron comprados de entre la humanidad como primicias para Dios y para el Cordero.”
14

Esto significa que estos 144.000 ya no serían parte de la humanidad; ya no serían criaturas humanas de carne y sangre. Habrían de ser como las primicias que el sumo sacerdote judío tomaba de la siega del trigo y ofrecía a Jehová Dios el día del Pentecostés en el templo en Jerusalén. (Éxodo 23:16; Levítico 23:15-21) Puesto que los 144.000 seguidores fieles del Cordero eran como las primicias tomadas de la siega del trigo judía, lo demás de la siega del trigo debe representar a los demás hombres de carne y sangre.
15

Muy apropiadamente, pues, fue en el día del Pentecostés del año 33 que los primeros de los 144.000 fueron ofrecidos a Dios por el Sumo Sacerdote celestial Jesucristo, quien derramó espíritu santo sobre ellos, así ungiéndolos para que fueran miembros de su congregación, su clase de la Novia. Puesto que el Pentecostés judío vino precisamente el día quincuagésimo después de la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, esto mostraría qué esperar en 1918 según la regla de paralelos de tiempo. ¿Qué? Que los de los 144.000 que ya habían muerto fieles hasta el fin fueran resucitados invisiblemente, no con cuerpos de carne y sangre, sino con cuerpos espirituales invisibles en la primavera de 1918.
16

A los 144.000 se les toma de entre los hombres y las mujeres, pero todos están comprometidos para casarse con el Novio celestial y ser su Novia. En el antiguo Israel al sumo sacerdote solo se le permitía tomar por esposa a una virgen. Puesto que Jesucristo es el Sumo Sacerdote de Jehová, armoniza con la regla de Israel el que él tuviera solo una virgen como su Novia celestial. (2 Corintios 11:2) Por lo tanto se requiere de los 144.000 que ‘no se contaminen con mujeres’ sino que se mantengan “vírgenes.” Hacen esto no manchándose con este mundo por medio de un casamiento religioso con organizaciones religiosas de este mundo semejantes a mujeres. No deben ser como las vírgenes de la antigua Babilonia, que, antes que pudieran casarse legalmente, tenían que ir al templo de Venus (Astarté o Istar) y prostituirse a ella entregándose a una violación pagada de su virginidad por el que mayor precio ofreciera. No pueden ser ninguna de las “rameras” producidas por Babilonia. (Santiago 1:27; 4:4) Si lo fueran, el Novio celestial nunca los incluiría en su Novia.
17

7

En vista de que “no se halló en su boca falsedad” y “son sin tacha,” es cosa segura que siempre hablan la verdad pura de las buenas nuevas del reino de Dios. No se apegan a las enseñanzas falsas de Babilonia ni propagan sus mentiras y falsa religión. No tienen el nombre de ella en sus frentes como si fueran esclavos de Babilonia y pertenecieran a ella. En vez de eso, los 144.000 tienen el nombre del Cordero Jesucristo y el nombre de su Padre escritos en sus frentes. Esto identifica clara y públicamente a Aquellos a quienes ellos pertenecen como esclavos y seguidores. Como la Novia del Cordero, ellos correctamente tomarían su nombre. Puesto que en el libro se hacen dos menciones del lenguaje hebreo (Revelación 9:11; 16:16) y puesto que el apóstol Juan era hebreo, sin duda alguna fue el sagrado tetragrámaton hebreo (‫ )יהוה‬lo que también vio escrito en la frente de los 144.000, porque YHWH (‫ )יהוה‬es lo que Jehová dice que su nombre es. Ese hecho hace cosa segura el que los 144.000 cristianos fieles vistos sobre el monte Sion son testigos de Jehová.—Isaías 43:10.
18

El lugar donde están y lo que hacen apoya este hecho. Juan en visión oyó que se cantaba una canción. El sonido de ésta era tan poderoso que era como el sonido de muchas aguas y el sonido de fuertes truenos. ¿Quiénes son los cantantes? Se nos dice que “nadie pudo aprender esa canción sino los ciento cuarenta y cuatro mil, que han sido comprados de la tierra.” Por lo tanto los cantantes deben ser los 144.000. Mientras cantan, tocan arpas para acompañarse.
19

Lo que cantan es “como si fuera una canción nueva,” con el resultado de que son los primeros que dan expresión vocal a la canción. Es algo nuevo para el oído de todos los demás; y lo cantan como resultado de su propia experiencia personal que ninguna otra criatura excepto el Cordero y ellos mismos han tenido. Ciertamente la “canción nueva” que se le cantaba al Cordero tiene referencia a ellos, porque dice: “Digno eres de tomar el rollo y de abrir sus sellos, porque fuiste degollado y con tu sangre compraste para Dios personas de toda tribu y lengua y pueblo y nación, e hiciste que fuesen un reino y sacerdotes para nuestro Dios, y gobernarán como reyes sobre la tierra.” (Revelación 5:9, 10) Puesto que son resucitados de entre los muertos después que el reino de Dios ha sido establecido y puesto que se les asigna a un lugar en el monte Sion como una clase del Reino y para ‘gobernar como reyes’ junto con el Cordero de Dios, su canción nueva sería acerca de este Reino de Dios como gobierno que ahora ha sido establecido en 1914, al fin de los Tiempos de los Gentiles. A los 144.000 en particular aplicaría este mandato de Salmos 96:1, 10; 98:1, 5; 149:1, 2:
20

“Canten a Jehová una canción nueva. Canten a Jehová, oh gentes de toda la tierra. Digan entre las naciones: ‘Jehová mismo ha llegado a ser rey. La tierra productiva también queda firmemente establecida de modo que no se le puede hacer 8

tambalear. Él abogará la causa de los pueblos en rectitud.’” “Canten a Jehová una canción nueva, porque maravillosas son las cosas que él ha obrado. Su diestra, aun su santo brazo, le ha ganado salvación. Prodúzcanle melodía a Jehová con el arpa, con el arpa y la voz de melodía.” “¡Alaben a Jah! Canten a Jehová una canción nueva, su alabanza en la congregación de los leales. Regocíjese Israel en su magnífico Hacedor, los hijos de Sion... estén gozosos en su Rey.” ¿Dónde están estos 144.000 cantando la “canción nueva”? Sobre el monte Sion. Allí están de pie con el Cordero, pero al mismo tiempo de pie “delante del trono y delante de las cuatro criaturas vivientes y de las personas de mayor edad.” Revelación 4:4-11 revela que estas cuatro “criaturas vivientes” y las veinticuatro “personas de mayor edad” están alrededor del trono de Jehová Dios en el cielo. De modo que tiene que ser que aquí el monte Sion sea el celestial, y no el monte Sion literal sobre el cual hoy se levanta una antigua ciudad murada que hoy día está ocupada por israelíes. Al monte Sion celestial es adonde ha venido el resto de miembros en perspectiva de los 144.000 que todavía están en la Tierra.— Hebreos 12:22.
21

BUENAS NUEVAS Y UN MENSAJE DE JUICIO Lo siguiente que ve el apóstol Juan en visión encaja bien en el “tiempo del fin,” que empezó para este viejo mundo en el año 1914, que fue también el año en que el reino de Dios por su Cordero comenzó a regir. Juan dice: “Y vi a otro ángel que volaba en medio del cielo, y tenía buenas nuevas eternas que declarar como noticias gozosas a los que moran en la tierra, y a toda nación y tribu y lengua y pueblo, diciendo con voz fuerte: ‘Teman a Dios y denle gloria, porque ha llegado la hora del juicio por él, de modo que adoren al que hizo el cielo y la tierra y el mar y las fuentes de aguas.’”—Revelación 14:6, 7.
22

Este ángel volaba relativamente cerca de la Tierra, porque Revelación 19:17 habla también de “todas las aves que vuelan en medio del cielo.” Desde esta posición relativamente baja el ángel volador habló, en la visión, directamente a los que moraban en la Tierra fuera cual fuera la nación, tribu, lengua y pueblo. Su mensaje era internacional. En el cumplimiento de esta visión en el “tiempo del fin,” este mensaje de tan tremenda importancia no es entregado directamente, audiblemente, por ningún ángel en medio del cielo donde ahora vuelan nuestros aviones además de los pájaros. Es entregado a personas en la Tierra por adoradores que temen a Dios y le dan gloria. Estos son los seguidores del Cordero, que obedecen su palabra dada hace mucho tiempo en su profecía sobre el fin de este mundo o sistema de cosas. Tienen que entregar el mensaje, porque fue a sus discípulos que Jesús dijo: “Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.” (Mateo 24:3, 4, 14) Note el propósito de la
23

9

predicación de estas buenas nuevas del Reino: se hace “para testimonio.” Por lo tanto la efectúan testigos del Reino. Las noticias del reino de Dios, aun cuando todavía venía, eran evangelio o buenas nuevas. (Mateo 4:23; Marcos 1:14, 15) Las noticias de que el reino de Dios ya estaba establecido y puesto en operación en los cielos eran noticias todavía mejores. Fue originalmente en 1920 que discernimos que las buenas nuevas del reino de Dios establecido en los cielos en 1914 (E.C.) habían de predicarse en cumplimiento de Mateo 24:14. Este versículo fue el texto temático del artículo “Evangelio del Reino” que se publicó en The Watch Tower en inglés (hoy La Atalaya en español) con la fecha del 1 de julio de 1920. En el último párrafo de la página 199, el artículo citó la profecía de Jesús en Mateo 24:14 y entonces pasó a decir:
24

Debe notarse que él no dice que se predicará el evangelio que ha sido predicado a los mansos durante toda la era del Evangelio. Entonces, ¿a qué evangelio pudiera referirse? El evangelio significa buenas nuevas. Aquí las buenas nuevas se refieren al fin del viejo orden de cosas y el establecimiento del reino del Mesías. Significan que la oscura noche del pecado y la tristeza está pasando. Significan que el imperio de Satanás está cayendo, y nunca se levantará de nuevo. . . . . . . Claramente esto parecería indicar que ahora la iglesia debe participar en la proclamación de estas buenas nuevas como testimonio a las naciones de la Tierra, y entonces el viejo orden pasará enteramente y el nuevo llegará. De seguro no podría haber noticias mejores, noticias más confortantes y útiles para la gente de la Tierra en este tiempo de angustia. . . . Es evidentemente el mismo mensaje y la misma clase de los cuales el profeta Isaías tuvo una visión y acerca de los cuales escribió: “¡Cuán hermosos sobre las montañas son los pies del que trae buenas noticias, que publica la paz; que trae buenas noticias de bien, que publica salvación; que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!”—Isaías 52:7, VA. Manifiestamente, pues, muestra que los últimos miembros del cuerpo de Cristo . . . son los que ahora deben estar delante de, o sobre, los reyes de esta Tierra y llevarles las buenas nuevas, publicando paz y salvación, porque el Señor ha llegado. ¡Ha tomado su gran poder y reina! Poco tiempo después de eso, a saber, el viernes 8 de septiembre de 1922, en una asamblea internacional de estudiantes no sectarios de la Biblia en Cedar Point, Ohio, en un discurso sobre “El Reino” a las 9:30 de la mañana, se les dijo que tenían que ser testigos del Señor Dios, es decir, testigos de Jehová. El orador, J. F. Rutherford, entonces presidente de la
25

10

Sociedad Watch Tower Bible and Tract, citó Isaías 43:8-12 (VA) a las miles de personas en asamblea y entonces pasó a decir: Así vemos que los de la clase del templo son designados claramente en este tiempo como los testigos del Señor, para llevar un mensaje de consuelo a la gente, que el reino de los cielos ha llegado, y que millones que ahora viven no morirán jamás. Así se ve que Dios se propone que su nombre sea magnificado, que la gente sepa que él es Señor. Así vemos que Dios se propone tener un pueblo en la Tierra en este tiempo de tensión, claramente marcado como separado y distinto de todos los demás, estando de pie como sus testigos, clamando denodadamente el mensaje: “¡El reino de los cielos se ha acercado!” . . . Esto lo corrobora el Señor en Mateo 24:14. Claramente, pues, se da la prueba de que la clase del templo debe continuar declarando este mensaje del reino hasta que termine su carrera terrestre. Tienen que ser sus testigos fieles hasta que los muros de Babilonia caigan a tierra desmoronados. . . . Sean fieles y verdaderos testigos para el Señor. Sigan adelante en la lucha hasta que todo vestigio de Babilonia quede desolado. Proclamen el mensaje lejos y extensamente. El mundo tiene que saber que Jehová es Dios y que Jesucristo es Rey de reyes y Señor de señores. Este es el día de todos los días. ¡Miren, el Rey reina! Ustedes son sus agentes de publicidad. Por lo tanto, anuncien, anuncien, anuncien al Rey y su reino.—Páginas 336, 337 de The Watch Tower con fecha del 1 de noviembre de 1922. Esta obra de anunciar el reino establecido de Dios se efectuó desde entonces en adelante como nunca antes. En 1971, después de cuarenta y nueve años de actividad, estas buenas nuevas del Reino se predicaban verbalmente y por página impresa en 207 países, territorios, provincias, colonias y grupos insulares en más de 160 idiomas, bajo la supervisión de 93 oficinas sucursales de la Sociedad Watch Tower Bible and Tract de Pensilvania. Al resto pequeño y menguante de los 144.000 que todavía está en la Tierra se les ha unido en la obra una “grande muchedumbre” de personas piadosas dedicadas que han procedido de todas las naciones desde 1931, de modo que en el año de 1971 el número combinado de anunciadores del Reino por toda la Tierra fue de más de un millón quinientos mil.—Revelación 7:9, 10.
26

En 1925 el resto ungido llegó a comprender más que anteriormente que había llegado el tiempo para que Jehová ganara fama para su nombre. Muy lógicamente, al principio del año siguiente, en el número de The Watch Tower con fecha del 1 de enero de 1926, se publicó el artículo
27

11

principal intitulado “¿Quién quiere honrar a Jehová?” El resto fiel contestó la pregunta con un positivo “¡Nosotros lo haremos!” Los años subsiguientes comenzaron con artículos principales apropiados en The Watch Tower en el primer número de cada año sucesivo: para 1927, “Jehová y sus obras”; para 1928, “Honrar Su nombre”; para 1929, “Alabaré a mi Dios”; y para 1930, “Cantad a Jehová.” La gran culminación de todo esto vino el año siguiente, el domingo 26 de julio de 1931, en la asamblea internacional celebrada en Columbus, Ohio, EE. UU. Allí, a las cuatro de la tarde, se leyó una resolución a los millares que se habían reunido en asamblea, y el presidente J. F. Rutherford, después de esa lectura, presentó un argumento dando apoyo bíblico a la resolución que decía que:
28

Sin vacilación declaramos nuestra lealtad y devoción a Jehová Dios y su reino; que somos siervos de Jehová Dios bajo mandato de efectuar una obra en su nombre, y, en obediencia a su mandamiento, presentar el testimonio de Jesucristo, y dar a conocer a la gente que Jehová es el Dios verdadero y Todopoderoso; por lo tanto gozosamente abrazamos y tomamos el nombre que la boca del Señor Dios ha nombrado, y deseamos ser conocidos como y llamados por el nombre, a saber, testigos de Jehová.—Isa. 43:1-12; 62:2; Rev. 12:17. Esta resolución fue adoptada entusiástica y gozosamente por la asamblea internacional de miles de miembros del resto ungido. Más tarde las congregaciones alrededor del mundo adoptaron la misma resolución, identificándose así como testigos de Jehová. La resolución fue publicada también en millones de ejemplares en varios idiomas por toda la Tierra. Especialmente entonces fue como si el nombre sagrado YHWH (‫ )יהוה‬se hubiese visto claramente escrito en las frentes de los del resto. De este modo la cristiandad y lo demás del mundo recibieron notificación de que Jehová tenía sus testigos cristianos en la Tierra para dar a conocer su nombre y sus propósitos. Desde aquel tiempo una “grande muchedumbre” de buscadores de Dios han aceptado el testimonio dado por el resto y se han asociado con el resto y han escogido igualmente ser llamados por ese nombre bíblico de testigos de Jehová.—Vea The Watch Tower del 15 de septiembre de 1931, páginas 278, 279.
29

Junto con declararse las buenas nuevas del recién establecido reino de Jehová había de entregarse un mensaje de juicio. Esto se debía a que, como dijo el ángel que volaba en medio del cielo, “ha llegado la hora del juicio por él.” En cierto sentido, este hecho también era buenas nuevas, alegres noticias, porque la llegada de la hora de juicio de Dios significaba que él como Juez Supremo enderezaría todos los asuntos, vindicando su propia soberanía universal y santo nombre y librando a sus siervos fieles de servidumbre y esclavitud a la organización opresora del Diablo. Su fiel
30

12

resto en la Tierra, si pasaban el juicio con mérito, serían introducidos en el gozo del Señor Jesucristo, el Rey reinante.—Mateo 25:14-30. La llegada de la hora para que Dios el Creador juzgara daba más razón todavía para que personas en todas partes de la Tierra ‘temieran a Dios y le dieran gloria . . . de modo que adoraran al que hizo el cielo y la tierra y el mar y las fuentes de aguas.’ ¿Qué hay, pues, en cuanto a la “grande muchedumbre” de personas semejantes a ovejas de todas partes del mundo? Según los hechos históricos, el tiempo de juicio para ellas empezó en la parte final de 1931, cuando el resto ungido, bajo el nombre “testigos de Jehová,” comenzó a volver la atención a estas “otras ovejas.” El efecto de esto resultó ser tal como Jesús había predicho en su profecía acerca del fin del mundo: “Cuando el Hijo del hombre llegue en su gloria, y todos los ángeles con él, entonces se sentará sobre su glorioso trono. Y todas las naciones serán juntadas delante de él, y separará a la gente unos de otros, así como el pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha, pero las cabras a su izquierda.”—Mateo 25:31-33; Revelación 7:9-17; Juan 10:16; Ezequiel 9:4-6.
31

“BABILONIA LA GRANDE HA CAÍDO” En el sexto siglo antes de Cristo fue buenas nuevas para muchos el anuncio que se hizo de que Babilonia había caído ante los medos y persas. Su derribo vino como un acto de juicio de parte de Jehová Dios contra la inicua opresora de su pueblo desterrado. Por eso fue algo que simplemente estaba en el orden correcto de las cosas el que, después que el apóstol Juan vio y oyó a un ángel en medio del cielo declarar buenas nuevas y anunciar la llegada de la hora del juicio de Dios, oyera la proclamación del gran acto de juicio de Dios. Dice Juan: “Y otro, un segundo ángel, siguió, diciendo: ‘¡Ha caído! ¡Babilonia la grande ha caído, la que hizo que todas las naciones bebieran del vino excitador de pasiones de su fornicación!’”— Revelación 14:8.
32

Juan tuvo una visión de esto en la última década de nuestro primer siglo, es decir, más de seis siglos después que la antigua Babilonia sobre el río Éufrates cayó de su posición como la Tercera Potencia Mundial y entregó la dominación mundial a una potencia aria, los medos y persas. Al tiempo de la visión apocalíptica de Juan, lo que quedaba de la ciudad literal de Babilonia iba decayendo en dirección a su desaparición final. Cuando los Tiempos de los Gentiles terminaron en el año 1914 y la visión de Juan comenzó a cumplirse, la antigua Babilonia estaba señalada por solo unas cuantas ruinas que poco tiempo antes habían sido sacadas a luz por excavación. Después de dieciocho años de obra de excavación comenzada en 1899 y efectuada para la Sociedad Oriental Alemana bajo la dirección del profesor Robert Koldewey, gran parte de las ruinas de la antigua Ciudad Maravillosa quedó expuesta a la vista del turista curioso. En el año 1917 E.C. hubo que descontinuar la excavación de la antigua
33

13

Babilonia debido a la penetración de Mesopotamia durante la I Guerra Mundial.
34

los

ejércitos

británicos

en

¿Qué, pues, es la “Babilonia la grande” cuya caída fue anunciada proféticamente por aquel “segundo ángel”? Se le llama por el nombre de una ciudad, pero es únicamente una ciudad simbólica, como la ciudad que Revelación 11:8 describe como “la gran ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también el Señor de ellos fue fijado en el madero.” Únicamente podemos entender lo que simboliza Babilonia la Grande al verla contra el fondo de historia que las inspiradas Escrituras Hebreas pintan de la Babilonia antigua.
35

Recordemos que la Babilonia original fue fundada al ocurrir un separarse de la adoración de Jehová y de lealtad a él como Dios, porque Babilonia fue establecida por uno que se rebeló contra él. Ese rebelde fue estigmatizado como “Nemrod poderoso cazador en oposición a Jehová.” Más tarde los habitantes de aquella ciudad pagana la llamaron la “Puerta de Dios.” No obstante, Jehová llamó a la ciudad Babel, que significa “Confusión,” porque él confundió el idioma de los edificadores de la ciudad y su torre. (Génesis 10:8-10; 11:5-9) Babel (griego, Babilonia) nunca fue una ciudad hebrea; nunca fue judía; nunca fue mesiánica o cristiana, porque nunca fue la organización de Jehová Dios. Siempre estuvo contra el pueblo escogido de él, y por lo tanto estuvo contra Sion. En los días de la dinastía de Nabucodonosor como reyes de Babilonia ella aparentemente se había tragado a la nación escogida de Israel “como una culebra grande” o dragón. (Jeremías 51:34) El propósito de Babilonia era mantener a Israel en posición baja.
36

Como potencia mundial semítica por más de setenta años, Babilonia era, por supuesto, política. Era militarista. Era altamente dada al comercio. Pero era sobresalientemente religiosa. Las inscripciones cuneiformes excavadas en el Oriente Medio muestran el mucho énfasis que daba a la religión. Los gobernantes militaristas de Asiria llevaban registros detallados en los cuales frecuentemente se incluían hasta los nombres y los resultados, en lo político, de los reyes de Judá e Israel, con información histórica de fondo. Pero en cuanto a la Babilonia bajo la dinastía de Nabucodonosor, los registros no mencionan mucho más que los acontecimientos religiosos y arquitectónicos del tiempo, pasando por alto lo que le sucedió al reino de Judá. La siguiente inscripción cuneiforme testifica de lo religiosa que era la Ciudad Maravillosa de la antigüedad:
37

En conjunto hay en Babilonia 53 templos de los dioses principales, 55 capillas de Marduk, 300 capillas para las deidades terrestres, 600 para las deidades celestiales, 180 altares para la diosa Istar, 180 para los dioses Nergal y Adad y otros 12 altares para diferentes dioses. 14

Los sacerdotes babilonios convertían en dinero, tan pronto como podían, todos los animales para sacrificio y todos los diezmos religiosos que la gente presentaba cada día en los altares, especialmente las cosas que podían dañarse rápidamente. Tal como en el pueblo de Ur de los caldeos donde vivió Abrahán, las autoridades del templo tenían sus almacenes necesarios y operaban sus propias tiendas de departamentos. Les parecía acertado invertir sus ingresos religiosos y por eso operaban sus propios bancos con ese fin.
38

Acerca del más grande rey de Babilonia, The Encyclopædia Britannica, tomo 19, página 332a (edición de 1911), dice: “Por sus inscripciones deducimos que Nabucodonosor era un hombre de carácter peculiarmente religioso.” Sus sucesores también fueron religiosos.
39

Cuando a los constructores de Babilonia les fue confundido el lenguaje y tuvieron que esparcirse, llevaron consigo la religión de Babilonia a otros lugares, cada uno en su propio idioma respectivo. Cuando Babilonia tuvo una gran caída a manos de los medos y persas en 539 a. de la E.C., su religión continuó, tal como ya había afectado a todas las religiones falsas del mundo. En los últimos días del apóstol cristiano Juan la religión de Babilonia todavía predominaba por toda la Tierra bajo diferentes formas en diferentes lugares. Había tratado de tragarse a la religión judía y hacer que no tuviera fuerza religiosa, para destruir así a los testigos de Jehová. (Isaías 43:10-12; 44:8) Pero ahora, en el día del apóstol Juan, la religión de Babilonia se encaró a algo nuevo, aunque esto comenzó con, o entre, los judíos. Su religión se encaró a la fe de los discípulos de Cristo, las enseñanzas de los testigos cristianos de Jehová.
40

La religión de Babilonia había peleado contra la Sion terrestre y había causado su destrucción por algún tiempo. Ahora, en el primer siglo E.C., la religión babilónica emprendió la pelea contra la Sion espiritual según estaba representada por los testigos cristianos de Jehová. Trató de tragárselos, destruirlos. ¿Hasta qué punto tuvo éxito?
41

En los días de la Sion antigua el profeta Ezequiel reveló a sus compañeros de cautiverio en Babilonia que la religión de Babilonia había sido introducida en el mismo templo de Jehová en Sion, particularmente en la forma de adorar al dios babilonio Tamuz. (Ezequiel 8:13, 14) Siglos más tarde el Señor Jesucristo predijo que Satanás el Diablo, el verdadero dios de Babilonia, trataría de hacer algo similar en cuanto al templo espiritual de Jehová, la congregación cristiana. Satanás el Diablo sería el enemigo que fue representado en la parábola que dio Jesús acerca del trigo y la mala hierba y que, mientras dormían los hombres, vino y sembró mala hierba entre la semilla excelente ya sembrada en el campo. Al explicar la parábola o ilustración Jesús dijo:
42

“El sembrador de la semilla excelente es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; en cuanto a la semilla excelente, éstos son los hijos del reino;
43

15

pero la mala hierba son los hijos del inicuo, y el enemigo que la sembró es el Diablo. La siega es una conclusión de un sistema de cosas, y los segadores son los ángeles. De manera que, así como se recoge la mala hierba y se quema con fuego, así será en la conclusión del sistema de cosas. El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y ellos recogerán de su reino todas las cosas que hacen tropezar y a los que cometen desafuero, y los arrojarán en el horno ardiente. Allí es donde será su llanto y el crujir de sus dientes. En aquel tiempo los justos resplandecerán tan brillantemente como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos, escuche.”—Mateo 13:24-30, 36-43. La siembra de “hijos del reino” simulados dentro de la congregación cristiana por el Diablo no había de ocurrir originalmente varios siglos más tarde. Había de empezar “mientras dormían los hombres,” sea que eso se refiriera al dormir en la muerte de los doce apóstoles de Cristo o al dormir mentalmente y no vigilar espiritualmente por parte de los superintendentes nombrados de la congregación cristiana.
44

En el año 56, veintitrés años después que Jesucristo había muerto y sido resucitado, el apóstol Pablo iba a Jerusalén y se detuvo en Mileto. Aquí tuvo una reunión con los superintendentes procedentes de Éfeso y les dio esta advertencia: “Sé que todos ustedes entre quienes anduve predicando el reino no verán más mi rostro. . . . Presten atención a ustedes mismos y a todo el rebaño; entre el cual el espíritu santo los ha nombrado superintendentes, para pastorear la congregación de Dios, que él compró con la sangre del Hijo suyo. Yo sé que después de mi partida entrarán entre ustedes lobos opresivos y no tratarán al rebaño con ternura, y de entre ustedes mismos se levantarán varones y hablarán cosas torcidas para arrastrar a los discípulos tras sí. Por lo tanto manténganse despiertos.” (Hechos 20:16, 17, 25-31) Pablo murió unos diez años después, o alrededor de 65 E.C.
45

El apóstol Pedro dio una advertencia semejante a la de Pablo. En su segunda y última carta, escrita alrededor de 64 E.C., escribió:
46

“La profecía no fue traída en ningún tiempo por la voluntad del hombre, sino que hombres hablaron de parte de Dios al ser llevados por espíritu santo. Sin embargo, llegaron a haber también falsos profetas entre el pueblo, como también habrá falsos maestros entre ustedes. Estos mismísimos introducirán silenciosamente sectas destructivas y repudiarán aun al dueño que los compró, trayendo sobre sí mismos destrucción acelerada. Además, muchos seguirán sus actos de conducta relajada, y por causa de éstos se hablará injuriosamente del camino de la verdad. También, con codicia los explotarán a ustedes con palabras fingidas. Pero en cuanto a ellos, el juicio de tiempos antiguos no está moviéndose lentamente, y la destrucción de ellos no dormita. . . . también nuestro amado hermano Pablo según la sabiduría que le fue dada les escribió, hablando de estas cosas como también lo hace en todas sus cartas. En
47

16

ellas, sin embargo, hay algunas cosas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también hacen con las demás Escrituras, para su propia destrucción. Ustedes, por lo tanto, amados, teniendo este conocimiento de antemano, guárdense para que no vayan a ser llevados con ellos por el error de gente desafiadora de ley y caigan de su propia constancia.”—2 Pedro 1:21 a 2:3; 3:15-17. Según lo que había prometido el Amo Jesucristo, su apóstol Juan fue el último de los doce apóstoles en morir. Cuando Juan escribió sus cartas para fines del primer siglo, llamó atención al hecho de que aun en aquel tiempo se estaba manifestando un apartarse o una apostasía de la verdadera fe cristiana. Escribió:
48

“El mundo va pasando y también su deseo, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. Niñitos, es la última hora, y, así como han oído que el anticristo viene, aun ahora han llegado a haber muchos anticristos; del cual hecho adquirimos el conocimiento de que es la última hora. Ellos salieron de entre nosotros, pero no eran de nuestra clase; porque si hubieran sido de nuestra clase, habrían permanecido con nosotros. Pero salieron para que se mostrase a las claras que no todos son de nuestra clase.” “Hijitos, guárdense de los ídolos.”—1 Juan 2:17-19; 5:21.
49

En la Revelación dada a Juan, el Señor Jesucristo le dijo que escribiera a la congregación de Éfeso, a la cual Pablo había dado advertencia mucho tiempo antes, y que dijera esto: “Recuerda de qué es que has caído, y arrepiéntete y haz los hechos de antes. Si no lo haces, vengo a ti, y removeré tu candelabro de su lugar, a menos que te arrepientas. Sin embargo, si tienes esto: que odias los hechos de la secta de Nicolás, que yo también odio.” En una advertencia a la congregación de Pérgamo, se le dijo a Juan que escribiera esto: “Tengo contra ti unas cuantas cosas: que tienes allí a los que tienen firmemente asida la enseñanza de Balaam, el cual anduvo enseñando a Balac a poner un tropiezo delante de los hijos de Israel, a comer cosas sacrificadas a ídolos y a cometer fornicación. Así tú también, tienes a los que de igual manera tienen firmemente asida la enseñanza de la secta de Nicolás. Por lo tanto arrepiéntete. Si no lo haces, vengo a ti pronto, y guerrearé contra ellos con la espada larga de mi boca.”—Revelación 2:1, 5, 6, 12, 14-16.
50

La existencia de la “enseñanza de Balaam” sugiere influencia babilónica en la congregación de Pérgamo, puesto que el Balaam original era de Mesopotamia, la región de la Babilonia religiosa de la antigüedad.— Deuteronomio 23:4, 5; Números 22:5; 31:8, 16.
51

Mientras los doce apóstoles de Cristo vivían y superentendían la congregación cristiana, detenían o retardaban la apostasía, el apartarse para caer en la religión babilónica. Actuaban como una restricción al desarrollo de una organización religiosa que afirmaba ser cristiana pero
52

17

que realmente era anticristiana y babilónica. Este hecho lo hizo notar el apóstol Pablo, al escribir acerca del regreso de Cristo. En 2 Tesalonicenses 2:3-12 Pablo escribió: “No vendrá a menos que primero venga la apostasía y el hombre de desafuero quede revelado, el hijo de la destrucción. Él está puesto en oposición y se alza a sí mismo sobre todo el que se llama ‘dios’ o es objeto de reverencia, de modo que se sienta en el templo del Dios, públicamente ostentando ser un dios. . . .
53

“De modo que ahora ustedes conocen la cosa que obra como restricción, con la mira de que él sea revelado a su propio tiempo. Es verdad, el misterio de este desafuero ya está obrando; pero solo hasta que el que ahora mismo está obrando como restricción ya no se halle en el camino. Entonces, realmente, el desaforado será revelado, con quien el Señor Jesús acabará por el espíritu de su boca y reducirá a la nada por la manifestación de su presencia. Pero la presencia del desaforado es según la operación de Satanás con toda obra poderosa y señales y portentos mentirosos y con todo engaño injusto para los que están pereciendo, como retribución porque no aceptaron el amor de la verdad para que fuesen salvos. Por eso es que Dios deja que una operación de error vaya a ellos, para que lleguen a creer la mentira, a fin de que todos ellos sean juzgados porque no creyeron la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.”
54

IMPERIO RELIGIOSO El segundo siglo de nuestra era común, después de la muerte del último de los doce apóstoles, fue el siglo peligroso. La religión babilónica en todas sus formas no estaba de ningún modo muerta como peligro para la Sion espiritual representada por los testigos cristianos de Jehová entonces en la Tierra. Dice una enciclopedia bajo “Babel, Babilonia”:
55

Aunque en tiempos de más tarde los templos estaban más o menos dilapidados, aparentemente los servicios continuaban ejecutándose, y pueden haberse seguido efectuando hasta bien adentro en la era cristiana, pues la religión y la filosofía babilónicas todavía se tenían en estima en fecha tan tardía como hasta en el siglo cuarto.—ISBE, tomo 1, página 355b. Uno de los rasgos sobresalientes de la religión de Babilonia era sus tríadas de dioses y demonios. El lector puede buscar por sí mismo, pero ni una sola vez hallará que la palabra “trinidad” aparezca en la Biblia inspirada, porque la Biblia no es babilónica. No obstante, en la última mitad del segundo siglo escritores religiosos que afirmaban ser cristianos comenzaron a introducir la palabra en sus escritos. Esto provocó una controversia religiosa que finalmente resultó en la intervención del Imperio Romano mismo. En cuanto al principio del desenvolvimiento de esta enseñanza y en cuanto a la importancia que le da la cristiandad del día moderno, citamos de The Catholic Encyclopedia, tomo 15:
56

18

Trinidad, LA BENDITA. . . .I. EL DOGMA DE LA TRINIDAD.— La Trinidad es el término que se utiliza para significar la doctrina central de la religión cristiana... la verdad de que en la unidad de la Divinidad hay Tres Personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, estas Tres Personas siendo verdaderamente distintas una de otra. Así, en las palabras del Credo Atanasiano: “el Padre es Dios, el Hijo es Dios, y el Espíritu Santo es Dios, y sin embargo no son tres Dioses, sino un solo Dios.” . . . En las escrituras no hay hasta ahora ningún término sencillo por el cual se denote a las Tres Divinas Personas juntas. La palabra τιάς (de la cual el latín trinitas es una traducción) se encuentra primero en Teófilo de Antioquía para 180 A.C. Él habla de “la Trinidad de Dios [el Padre], Su Palabra y Su Sabiduría” (“Ad Autolycum”, II, 15, P.G., VI, 1078). Por supuesto, el término puede haberse estado usando antes de su tiempo. Poco tiempo después aparece en su forma latina trinitas en Tertuliano (“De pudicitia”, c. xxi, P.G., II, 1026). En el siglo siguiente la palabra tiene uso general.—Página 47 del tomo 15. Vino el siglo cuarto y la subida de Constantino el Grande. Después que derrotó al opositor que le quedaba, Constantino fue declarado por el Senado romano jefe augusto y pontífice máximo, el 28 de octubre de 312. Se dice que durante esta campaña contra su opositor Majencio una cruz ardiente apareció en los cielos, bajo el Sol, y con las palabras: In hoc signo vinces (es decir: “Por esta señal vencerás”). En enero de 313 Constantino, en su capacidad de pontífice máximo pagano, publicó su famoso edicto de toleración a favor de los que afirmaban ser cristianos y se les hizo elegibles para puestos públicos. Pero Constantino no se había bautizado en agua como cristiano. Aunque el emperador Licinio, su cuñado, estuvo con Constantino en este edicto de toleración, Licinio después persiguió a los cristianos. De 314 en adelante, estos dos emperadores combatieron en cuanto a esta cuestión. El emperador Constantino venció al emperador Licinio e hizo que le dieran muerte. De este modo el emperador Constantino llegó a ser, el 325, cabeza única de las secciones oriental y occidental del Imperio Romano.
57

Ya en el año 321 Constantino había hecho la primera ley a favor del domingo, originalmente llamado Dies Solis, o día del dios solar Sol, cuyo símbolo era la cruz, para que se eximiera a este día de ser judicial, y su observación se hizo un deber legal. Después de haberse interesado en el cristianismo de su tiempo, Constantino se dio cuenta de las grandes controversias que lo dividían, particularmente la que tenía que ver con relación entre Dios y su Hijo Jesucristo y el espíritu santo. Esta desunión religiosa amenazaba la unidad de su imperio. Por eso en 325, como
58

19

emperador único y como pontífice máximo, convocó un concilio religioso para resolver la controversia sobre la τιάς o “trinidad.” Constantino, sin haberse bautizado y siendo el pagano pontífice máximo, pidió que todos los epíscopoi o superintendentes cristianos de todo el imperio se reunieran en concilio, no en la Roma italiana, sino en Nicea, cerca de Nicomedia, en Asia Menor. De todos estos superintendentes, solo una tercera parte, o sea, 318, estuvieron presentes allí, según informes; se entiende que hasta esta cifra es demasiado elevada. Pero, ¿por qué deberían estos superintendentes, si eran cristianos, obedecer a un pontífice máximo pagano y dejar que él dictara en asuntos cristianos? Debido a los servidores que los obispos trajeron consigo, el número de los hombres presentes en el concilio puede haber estado entre 1.500 y 2.000. Constantino mismo asistió a este primer Concilio de Nicea y él, como pontífice máximo y no como el obispo religioso de Roma, presidió el concilio. Este no se celebró en latín, sino en griego, y el Credo de Nicea que fue el resultado de él estaba en griego. La Iglesia latina tuvo solo siete delegados presentes, dos de los cuales eran presbíteros que representaban al obispo de Roma.
59

Los que sostenían la trinidad tenían como campeón al joven archidiácono Atanasio de Alejandría, Egipto. Los que se oponían a la trinidad y que mostraban con las Escrituras que Jesucristo era menos que Dios su Padre tenían como campeón a Arrio, un presbítero. Por unos dos meses los dos lados debatieron. Arrio sostenía que “el Hijo de Dios era una criatura, hecho de la nada; que hubo un tiempo en que no tuvo existencia; que podía ejercer su propio libre albedrío de bien y mal,” y que, “si fue hijo en el sentido más fiel, tiene que haber venido después de su Padre, por lo cual evidentemente hubo un tiempo en que no existía, y por ello era un ser finito.” Cuando Arrio se puso de pie para hablar, cierto Nicolás de Mira lo golpeó en la cara. Después de eso, mientras Arrio hablaba, muchos se metieron los dedos en los oídos y salieron corriendo como si las “herejías” del anciano los horrorizaran.
60

Finalmente Constantino el pontífice máximo tomó su decisión y se puso a favor de la enseñanza trinitaria de Atanasio. Por eso, el Credo de Nicea sobre la “trinidad” fue emitido y puesto en vigor. Más tarde, por resistirlo, Arrio fue desterrado a Iliria por orden de Constantino, pero fue llamado de allí cinco años después. Además de publicar varios cánones, el Concilio de Nicea decretó en qué domingo (Dies Solis) debería celebrarse regularmente la Pascua florida.
61

No obstante, la decisión trinitaria de este Concilio no produjo tranquilidad en la organización religiosa oriental, y la controversia arriana continuó efectuándose con mucho ardor. En 381 el Concilio ecuménico de Constantinopla expresó más plenamente acabalado el credo trinitario de Nicea.
62

20

Hacia el fin de su vida el emperador Constantino favoreció la posición del antitrinitario Arrio, habiéndole ayudado a inclinarse a este punto de vista Eusebio de Nicomedia. Por lo tanto Arrio fue llamado desde el destierro, y muchos de los obispos trinitarios fueron desterrados. Finalmente Atanasio mismo fue desterrado a Galia (Francia). Aunque Constantino afirmaba ser cristiano, no se bautizó sino hasta que enfermó en 337. En aquel año, mientras todavía se apegaba al puesto pagano de pontífice máximo, murió en Nicomedia, su verdadera capital mientras Constantinopla todavía estaba siendo construida. Mientras tanto el cristianismo del día había llegado a ser la religión oficial del imperio.
63

El emperador Constantino transfirió la capital del imperio Romano desde Roma, Italia, a Bizancio, donde comenzó un programa de construcción para producir una nueva capital que llamó por su propio nombre, Constantinopla. El 26 de noviembre de 329 colocó los cimientos de Constantinopla, que también fue llamada Nueva Roma (Roma Nova).
64

Después de la muerte de Constantino, el Senado romano lo colocó entre los dioses, un hecho que muestra que el Senado todavía era pagano, no verdaderamente cristiano. Pero las congregaciones religiosas orientales contaron a Constantino entre los santos. Las iglesias griega, copta y rusa celebran la fiesta de San Constantino el 21 de mayo. Constantino dividió el Imperio Romano entre sus tres hijos, Constantino, Constancio y Constante. Esto fue un error político. Pero, como pontífice máximo pagano, trató de producir una fusión entre la religión pagana y el cristianismo, una religión fusionada, y en esto logró buen éxito. En cuanto a lo que sucedió después de su reinado, leemos:
65

Haya sido lo que haya sido la verdadera naturaleza de la conversión de Constantino a la fe cristiana, sus consecuencias fueron de enorme importancia tanto al imperio como a la Iglesia de Cristo. Abrió el camino para la propagación sin obstáculos del Evangelio a mayor grado que en cualquier período anterior de su historia. Todo impedimento a una profesión franca del cristianismo fue removido, y llegó a ser la religión establecida del imperio. Sin embargo, numerosas como fueron, desde varios puntos de vista, las ventajas que le vinieron de este cambio, pronto comenzó a sufrir por haber sido puesto en estrecho contacto con la influencia fomentadora del poder seglar. La simplicidad del Evangelio fue corrompida; se introdujeron ostentosos ritos y ceremonias; se confirieron honores y emolumentos mundanos a los maestros del cristianismo, y el reino de Cristo en gran medida fue convertido en un reino de este mundo.—Theological Dictionary, por Henderson y Buck. Vea también la Cyclopædia de M’Clintock y Strong, tomo 2, página 488a; y Decline and Fall of the Roman Empire, de Gibbon, tomo 1, páginas 454 y siguientes. 21

Según la historia imparcial y sin engaño, el estilo popular de cristianismo llegó a estar cada vez más babilonizado. Se encuentra una admisión libre de embarazo de esto en el libro escrito por John Henry Newman, que fue creado cardenal por el papa León XIII en 1879. Este libro, intitulado “Essay on the Development of Christian Doctrine” (Ensayo sobre el desarrollo de la doctrina cristiana), publicado en 1878, dice lo siguiente, en el capítulo 8, en defensa de la Iglesia Católica Romana:
66

Confiando pues en el poder del cristianismo para resistir la infección del mal, y para transmutar los mismos instrumentos y accesorios de la adoración demoníaca a un uso evangélico, y pensando también que estos usos habían venido originalmente de revelaciones primitivas y del instinto de la naturaleza, aunque habían sido corrompidos; y que tenían que inventar lo que necesitaban, si no usaban lo que hallaban; y que además poseían los mismos arquetipos, de los cuales el paganismo intentó las sombras; los gobernantes de la Iglesia desde tiempos primitivos estaban preparados a adoptar, imitar, o sancionar, de surgir la ocasión para ello, los ritos y costumbres existentes del populacho, así como la filosofía de la clase educada. El uso de templos, y éstos dedicados a santos particulares, y ornamentados en ciertas ocasiones con ramas de árboles; el incienso, las lámparas, y velas; las ofrendas votivas al recuperarse de enfermedades; el agua bendita; los asilos; los días de fiesta y temporadas, el uso de calendarios, procesiones, bendiciones sobre los campos, vestimentas sacerdotales, la tonsura, el anillo de bodas, el volverse hacia el Este, imágenes algún tiempo después, quizás el sonsonete eclesiástico, y el kirieleisón, son todos de origen pagano, y santificados por su adopción en la Iglesia.—Páginas 355, 371, 373, edición de 1881. RIVALIDAD RELIGIOSA SECTARIA Ahora estaba bien adelantado el proceso que llevaría al desarrollo de las cuatro principales divisiones sectarias de la cristiandad moderna, a saber, la Iglesia Ortodoxa Griega, la Iglesia Católica Romana, el Protestantismo, y la Iglesia Ortodoxa Rusa.
67

En el año 364, en Nicea de Bitinia, Valentiniano el hijo de Graciano de Panonia fue escogido por los oficiales del ejército para ser emperador. Como tal, Valentiniano llegó a ser pontífice máximo. Poco después de esto el emperador Valentiniano nombró a su hermano Valente para que fuera colega con él en el imperio. Valentiniano I escogió servir de emperador de Occidente, y por eso dejó a su hermano Valente como emperador de Oriente la mitad oriental de la península balcánica, Grecia, Egipto, Siria y
68

22

Asia Menor hasta Persia. Valente fue bautizado por el obispo arriano de Constantinopla, y más tarde comenzó a perseguir a los súbditos trinitarios en su dominio. Pero su hermano, Valentiniano I, emperador de Occidente, el pontífice máximo, era trinitario, como el obispo de la vieja Roma en Italia. Por algún tiempo Nectario, el obispo de Nueva Roma o Constantinopla, sirvió como jefe ex officio de los obispos orientales en el dominio del emperador del Oriente. No obstante, en 381 el segundo Concilio general de Constantinopla lo nombró al patriarcado de Constantinopla. Esto preparó el camino para la división religiosa entre las iglesias de Oriente y de Occidente de la cristiandad. Este Concilio también declaró que el obispo de Constantinopla seguía en rango al obispo de Roma, por ser Constantinopla Nueva Roma. En 553 el tercer Concilio general de Constantinopla fue presidido por el patriarca de Constantinopla, a pesar de las protestas del obispo de Roma. Iba desarrollándose la rivalidad entre los dos obispos.
69

En 375, cuando murió Valentiniano I el emperador de Occidente, su hijo Graciano llegó a ser emperador y pontífice máximo. La parte oriental del imperio estaba entonces todavía sujeta al emperador Valente el arriano. Pero cuando Valente fue muerto en 378, Graciano otorgó la parte oriental del imperio a Teodosio, uno de sus generales. En sus últimos años Graciano trató con severidad a los paganos y herejes. Prohibió la adoración pagana en Roma. Rehusó llevar la insignia del pontífice máximo como algo que no era apropiado para un cristiano y abolió ciertos privilegios que pertenecían a los pontífices. Sin embargo, aunque un político (Graciano) pensó que el título y puesto de pontífice máximo no era apropiado para un cristiano, el obispo religioso de Roma (Dámaso) no opinó igual. Inmediatamente asumió este título pagano, con todas sus conexiones con el paganismo y todas sus obligaciones paganas. Los papas de Roma todavía llevan el título hasta este día, como si la Iglesia lo hubiera santificado.
70

CISMA RELIGIOSO La rivalidad religiosa entre Roma y Constantinopla (Nueva Roma) aumentó todavía más cuando Teodosio, que había llegado a ser gobernante único de todo el imperio, murió en 395 y su imperio fue dividido entre sus hijos, recibiendo Arcadio la parte oriental y Honorio la parte occidental que abarcaba a Roma. Los obispos de las iglesias de Oriente ahora llegaron a estar divididos de los obispos de las iglesias de Occidente no solo por ubicación geográfica, sino también por sus lealtades políticas.
71

La llamada “Caída de Roma” ocurrió en 476. Eso fue cuando un ejército romano, compuesto mayormente de tropas alemanas alquiladas, se rebeló e hizo rey a su propio caudillo alemán, Odoacro. El emperador occidental, que entonces era un niño, se vio obligado a retirarse a la vida
72

23

privada, y Odoacro asumió el título de rey de Italia y hábilmente desempeñó este papel por algún tiempo. Esto señaló el fin del Imperio Romano de Occidente. Después de eso Roma llegó a estar bajo el dominio de ostrogodos germánicos. Sin embargo, el Imperio Romano de Oriente continuó teniendo su línea independiente de gobernantes, de la Iglesia Oriental; y, dice The Encyclopedia Americana, tomo 14, página 327b, “el emperador que reinaba en Constantinopla era, en teoría por lo menos, gobernante de todo el Imperio Romano.” Pero el papa de Roma no pensaba así. Por eso, ahora se nos ofrece el espectáculo religioso de ver al patriarca de Constantinopla excomulgado por el papa Félix III de Roma. Un par de siglos después vino otra excomunión semejante. En 726 el emperador León III de Constantinopla prohibió la adoración de imágenes y ordenó que fueran destruidas. Por esto, el papa Gregorio II de Roma se atrevió a excomulgar al emperador oriental, quien pertenecía a la Iglesia Oriental. Esta excomunión llevó a la separación de la Iglesia Oriental (griega) y la Iglesia Occidental (romana latina). Durante los reinados de varios emperadores orientales la prohibición y la restauración de las imágenes alternaron entre sí.
73

En el año 800 Irene gobernaba como emperatriz en Constantinopla, siendo la primera mujer que reinó sobre el Imperio Oriental. Durante aquel tiempo Irene quizás haya sido una usurpadora del puesto de su hijo, pero la Santa Biblia, en Romanos 13:1 (Val), dice a los cristianos: “Toda alma se someta á las potestades superiores; porque no hay potestad sino de Dios; y las que son, de Dios son ordenadas.” Evidentemente el papa de Roma no se consideraba sujeto a las “potestades superiores,” sino superior a ellas. Se exaltó a nombrar reyes y emperadores. El día de Navidad del 800 hizo eso para con Carlos el rey de los francos. Dice The Catholic Encyclopedia, tomo 3, página 615:
74

Dos días más tarde (Día de Navidad, 800) aconteció el suceso principal en la vida de Carlos. Durante la misa pontificia celebrada por el papa, mientras el rey estaba de rodillas orando ante el altar mayor debajo del cual yacían los cuerpos de los santos Pedro y Pablo, el papa se acercó a él, colocó sobre su cabeza la corona imperial, le hizo reverencia formal al estilo antiguo, lo saludó como emperador y augusto y lo ungió, mientras los romanos presentes estallaban con esta aclamación, repetida tres veces: “A Carolo Augusto coronado por Dios, poderoso y pacífico emperador, sea vida y victoria.” En la página 774 The Catholic Encyclopedia llama a esto “su coronación como sucesor de Constantino.” Después de unas negociaciones los emperadores orientales reconocieron a Carlos o Carlomagno como emperador y gobernante de la
75

24

Italia septentrional, excepto Venecia. De acuerdo con esto, desde el año 800 se fecha el establecimiento del “Sacro Imperio Romano,” o “Santo Imperio Romano,” que, a pesar de todos los cambios y levantamientos de los siglos, sobrevivió hasta el año 1806. Pero esto no fue ningún verdadero Reino de Dios, ninguna Teocracia. No fue el principio del reinado de mil años de Cristo. ¿Cómo podía serlo, cuando los “tiempos de los gentiles” todavía habían de seguir hasta 1914 E.C.? Tampoco fue de extensión mundial como será el verdadero reino de Cristo. No incluyó siquiera a Inglaterra, toda España, Escandinavia, Rusia o los Balcanes. La historia da el juicio en cuanto a si este Imperio Romano era santo o no. En el siglo noveno las iglesias de Oriente y Occidente siguieron apartándose. Además de la atrevida acción política del papa al coronar emperador a Carlos, se hizo un esfuerzo ahora por fijar sobre las iglesias orientales el yugo de sujeción al papa romano como el soberano con derecho divino en la Iglesia Católica. Esta ambición papal provocó oposición vigorosa de parte de las iglesias orientales. Estas consideran que la acción del papado fue la “primera causa de la división” entre la iglesia griega y la latina. El rompimiento final entre ellas vino en 1054. El 16 de julio de aquel año el patriarca griego Miguel Cerulario fue solemnemente excomulgado por los legados papales que habían sido enviados a Constantinopla por el papa León IX (quien, mientras tanto, había muerto en abril de aquel año). Los esfuerzos que después se hicieron por cerrar este cisma fueron en vano. Los historiadores alegan que esta separación fue una de las causas que contribuyeron a las cruzadas católicas romanas, aquellas guerras en Oriente que resultaron en tan horrible destrucción y derramamiento de sangre para musulmanes, judíos y también católicos.
76

Los papas romanos querían volver a unir los dos grupos eclesiásticos. Por eso, animaron estas llamadas “guerras santas” en el nombre de la cruz. En la cuarta cruzada Constantinopla fue capturada, en 1204, y los cruzados, después de tomar la ciudad, pasaron ocho días quemando y saqueando toda la propiedad pública y privada, causando así la mayor destrucción de obras de arte de toda la historia. Entonces emperadores latinos comenzaron a gobernar en Constantinopla, mientras que los emperadores griegos se mudaron a Nicea en Asia Menor y gobernaron desde allí. En 1261 Constantinopla fue recobrada por los griegos, y el imperio de los francos o latinos terminó. Entonces los conquistadores mahometanos o musulmanes bajo Mahoma II vinieron y capturaron a Constantinopla el 29 de mayo de 1453. Allí finalmente terminó el Imperio Oriental, pero los conquistadores musulmanes permitieron que el patriarca de Constantinopla permaneciera y funcionara allí.
77

En el año 1829 se estableció un reino de Grecia independiente, y desde entonces Grecia misma ha estado virtualmente separada del patriarcado de Constantinopla. La separación formal vino más tarde. En 1833 la regencia de Grecia declaró que la Iglesia Oriental ortodoxa de
78

25

Grecia era independiente de toda autoridad eclesiástica extranjera, y para la gobernación de la nueva iglesia independiente organizó un “Santo Sínodo.” En 1850 el patriarca de Constantinopla reconoció la constitución independiente de la Iglesia griega o helénica. Hoy día la iglesia nacional de Grecia está bajo el arzobispo de Atenas, pero cierto número de diócesis en la Grecia septentrional están bajo el patriarca de Constantinopla, ahora llamada Estambul. ¿UNA “TERCERA ROMA”? En el siglo décimo, mientras se desarrollaba el cisma entre la Iglesia griega y la latina, se colocó el cimiento para otra poderosa organización religiosa de la cristiandad moderna. En el siglo anterior el patriarca de Constantinopla había enviado misioneros a Rusia. En 955 aconteció en Constantinopla el bautismo de una prominente rusa, la princesa Olga, esposa del duque Igor, en la Iglesia Oriental. Su nieto Vladimiro el Grande obligó al emperador Basilio II a entregarle en matrimonio a Ana la hermana de éste, y en 988 fue bautizado para ser miembro de la Iglesia Oriental. Hizo que las imágenes idolátricas de Peroun y otros dioses fueran arrojadas al río Dniéper. Cuando hizo esto, el pueblo lloró, pero cedieron a la demanda de Vladimiro de bautizarse como cristianos. Pero, ¿fue cabal esta conversión obligada? La página 37 del tomo 24 de The Encyclopedia Americana dice:
79

El paganismo ruso no desapareció cuando el evangelio cristiano comenzó a predicarse. Sobrevivió en el lenguaje popular, los dichos, las tradiciones, la vida doméstica y hasta las creencias religiosas. Hasta en la fecha tardía del siglo dieciocho se adoraban serpientes en algunas aldeas remotas. Eugenio Golubinsky, el más grande historiador de la Iglesia rusa, declara que Rusia fue bautizada en el siglo nueve, pero no hecha cristiana.—Edición de 1929. El hijo de Vladimiro casi completó la conversión obligada de los rusos, que permanecieron en conexión estrecha con el patriarca de Constantinopla. Un obispado metropolitano se estableció en Kiev, que fue llamada una Segunda Constantinopla. Con el tiempo un obispo metropolitano fue instalado también en Moscú.
80

En 1453, cuando Constantinopla, la sede del patriarca, cayó en manos de los mahometanos o musulmanes, esto afectó a Rusia religiosamente. Dice The Encyclopedia Americana, tomo 24, página 38b: “La idea del establecimiento de un patriarcado ruso fue consecuencia natural de la caída del Imperio Bizantino y del crecimiento de la Rusia moscovita. Moscú fue aclamada como la Tercera Roma.”
81

Sin embargo, no se estableció plenamente una Iglesia rusa independiente sino hasta 1587. Sobre esto, la Cyclopædia de M’Clintock y Strong dice:
82

26

En aquel año, el patriarca Jeremías de Constantinopla, mientras estaba de visita en Rusia para obtener apoyo, consintió en convertir al metropolitano de Moscú en patriarca en la persona de Job, tomando así el patriarca de Rusia, en la opinión de los obispos orientales, el lugar del cismático patriarca de Roma. [Note que era al papa de Roma a quien se consideraba el “cismático.”] Poco tiempo después, los patriarcas de Alejandría y Jerusalén, sesenta y cinco metropolitanos y once arzobispos de la Iglesia bizantina, declararon que concordaban en la organización independiente de la Iglesia rusa. Los patriarcas moscovitas, sin embargo, continuaron solicitando confirmación de Constantinopla hasta 1657. Poco después, en 1660, el embajador ruso recibió del patriarca Dionisio II de Constantinopla y los otros patriarcas griegos la declaración documental de que el patriarcado ruso podría en el futuro ser elegido por su propio clero sin necesidad de una confirmación por los patriarcas griegos. Los papas romanos del siglo 16 [el siglo de la llamada Reforma Protestante], especialmente León X, Clemente VII, y Gregorio XIII, hicieron nuevos esfuerzos por lograr que la Iglesia rusa se uniera a Roma.— Tomo 9, página 161b. Hubo cambios en la Iglesia rusa, pero un cambio notable fue el que introdujo Pedro el Grande, quien llegó a ser emperador único de Rusia en 1696. Él abolió el patriarcado y lo sustituyó con un sínodo permanente, consistente en prelados presididos por el emperador o su secretario. El Santo Sínodo Gobernante fue instituido en 1721 y fue inaugurado solemnemente por un discurso de su vicepresidente, el arzobispo Teófanes. Así Pedro el Grande sujetó la Iglesia rusa al gobierno del Estado político. Llegó a ser una iglesia nacional, un departamento de la burocracia civil del Imperio Ruso. Servía de simple instrumento en las manos de la burocracia para apoyar el zarismo.
83

En 1917 el régimen zarista de Rusia fue derribado, y a la Iglesia rusa se le dejó el poder de determinar sus propios asuntos. En septiembreoctubre de aquel año obispos, sacerdotes y otros celebraron el Concilio General de Moscú y consideraron la situación religiosa. Llegaron a la conclusión de que, ahora que la autocracia política rusa había desaparecido, la Iglesia rusa necesitaba una cabeza religiosa visible. Por gran mayoría de votos se aprobó la restauración de un patriarcado ruso, y se eligió un patriarca, a saber, a Tikhon, el metropolitano, un obispo liberal.
84

En noviembre de 1917, después que los bolcheviques se establecieron en el poder por una segunda revolución, decretaron revocar la posición de
85

27

la Iglesia rusa como Iglesia Estatal. Procedieron a confiscar ciertas clases de propiedades eclesiásticas, y clérigos de todo rango y toda confesión recibieron injurias e insultos. Se hizo la proclamación de que “La religión es el opio del pueblo.” El 14 de marzo de 1918 el nuevo gobierno soviético partió de Leningrado a Moscú, y esta ciudad llegó a ser el centro y capital de la nueva Rusia. Desde los días de Pedro el Grande había sido la segunda capital del Imperio Antiguo. El estado ateo oficial ha tratado de extirpar de Rusia la religión, pero le ha sido demasiado costoso. Acomodándose a esta realidad sólida, el gobierno soviético usa a la Iglesia rusa para sus propios fines políticos haciendo que ésta inculque el patriotismo en los miembros de las iglesias. La Iglesia Ortodoxa Rusa se entrega a este arreglo, tal como durante toda su historia ha respondido a la autoridad seglar del Estado. Un bien conocido periodista y escritor sobre asuntos políticos ha señalado que al gobierno soviético le pareció bien magnificar el prestigio de la Iglesia rusa en Rusia, para que la Iglesia desempeñara el papel de una gran potencia eclesiástica mundial, yendo al fin el beneficio de esto al gobierno soviético.
86

En 1945 se celebró el Concilio de la Iglesia Ortodoxa Rusa en un suburbio de la Moscú comunista, con magnificencia eclesiástica. Naturalmente los líderes de la Iglesia estaban llenos de orgullo y esperanza de un mejor futuro para su organización religiosa, y se dio expresión a las ideas mesiánicas rusas que se habían tenido por siglos. Por ejemplo, el metropolitano Benjamín, en aquel tiempo exarca del patriarcado de Moscú para la América del Norte, dijo que la capital rusa, Moscú, podría todavía llegar a ser la “Tercera Roma” y que en el futuro Moscú sería claramente el lugar de reunión para “la iglesia entera.” Pasó a decir que Moscú quizás llegaría a ser la ubicación de un organismo central consultivo para enlazar a todas las Iglesias Ortodoxas por todo el mundo. Círculos soviéticos oficiales simpatizaron con aquellas ideas, porque favorecían un imperialismo de la Iglesia Ortodoxa Rusa en relación con la cual su capital política, Moscú, llegaría a ser el centro eclesiástico más importante del mundo.
87

Por lo tanto, dieron al patriarca de Moscú, Alexis, el apoyo y estímulo necesarios para que ensanchara sus conexiones en el extranjero y así colocaron la base para que reclamara para sí mismo y para la Iglesia Ortodoxa Rusa un lugar prominente en el mundo religioso. Alexis había sido elegido patriarca en febrero de aquel año. En armonía con esto la Iglesia rusa solicitó admisión en el Concilio Mundial de Iglesias. La Tercera Asamblea de este Concilio Mundial se celebró en Nueva Delhi, India, del 18 de noviembre al 6 de diciembre de 1961, con una concurrencia de 265 delegados oficiales de 175 iglesias miembros en más de 50 países. Veintitrés nuevos grupos eclesiásticos fueron admitidos como miembros en el Concilio Mundial, a saber, las iglesias ortodoxas de Rusia, Polonia, Bulgaria, Rumania y 19 cuerpos eclesiásticos de los Estados Unidos,
88

28

África, Asia y la América latina. La admisión de aquellas iglesias llevó el número de miembros del Concilio Mundial a 198 cuerpos eclesiásticos en más de 60 países. El Concilio votó a favor de fortalecer el concepto trinitario contenido en el requisito básico para aceptación de miembros. A la base para formar parte del Concilio como miembro: “El Concilio Mundial de Iglesias es una comunidad de iglesias que aceptan a nuestro Señor Jesucristo como Dios y Salvador,” el Concilio añadió: “según las Escrituras y por lo tanto buscan cumplir juntas su llamada común a la gloria del único Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.”—The Americana Annual 1962, páginas XXXVI, 642.
89

Fue muy interesante el que la Iglesia Ortodoxa Rusa aceptara la invitación de enviar delegados al Segundo Concilio Ecuménico del Vaticano. Mientras que las otras Iglesias Ortodoxas Griegas rehusaron enviar delegados como observadores, dos representantes de la Iglesia rusa de la Unión Soviética se presentaron para el principio del Concilio el 11 de octubre de 1962. Se entendía que la Iglesia rusa no había avisado al patriarca Athenagoras de Estambul (Constantinopla) de las intenciones rusas, aunque al patriarca de Estambul todavía se le considera el líder espiritual de la religión ortodoxa oriental.
90

En el mundo hoy día hay más de una veintena de Iglesias Ortodoxas Orientales desde el cisma de 1054 y éstas no reconocen la supremacía del papa romano ni su infalibilidad, que fue proclamada en el Primer Concilio del Vaticano en 1869-70. ¿Por qué envió la Iglesia rusa delegados al Segundo Concilio del Vaticano? Fue porque el Vaticano, con intención de causar divisiones en la ortodoxia oriental, había enviado sus invitaciones, no a través del patriarca de Estambul (Constantinopla), sino directamente a los cuerpos eclesiásticos orientales por separado; y, en cuanto a esto, el arzobispo Iakovos, el primado ortodoxo griego de los Estados Unidos, dijo, según informó el Times de Nueva York:
91

“Solo con la Iglesia de Moscú tuvo buen éxito el Vaticano con esta táctica.” . . . Las razones que indujeron a la Iglesia rusa “a cambiar súbitamente su posición y aceptar la invitación del papa Juan XXIII sin duda son claramente de naturaleza política.”—El Times de Nueva York del 4 de noviembre de 1962, parte superior de la página 26, bajo el encabezamiento “Iakovos ataca tácticas del Vaticano... afirma invitaciones del Concilio fueron desaire al líder ortodoxo.” Durante el Segundo Concilio del Vaticano se redactó un decreto sobre la unidad eclesiástica. El documento trató solo de las Iglesias Ortodoxas Orientales y pasó por alto al protestantismo. Conforme a una cita del Times de Nueva York, varios oradores del Concilio que hablaron en cuanto al decreto señalaron que
92

29

el problema de la unión debe considerarse con relación a las cuestiones a que se encara un cristianismo dividido en el siglo veinte y no completamente a la luz de volúmenes teológicos de siglos pasados. Claramente hicieron alusión al surgimiento del comunismo, las amenazas gemelas del materialismo y el laicismo, y el crecimiento de religiones no cristianas.—Times de Nueva York del 1 de diciembre de 1962, bajo el encabezamiento “Prelados terminan consideración sobre unidad con ortodoxos.” En el año 1910, siete años antes de la revolución bolchevique, había 73.000.000 de miembros de la Iglesia rusa en Rusia. Ahora bien, The Americana Annual 1963, página 692b, dice, bajo “Religión”:
93

. . . Según los funcionarios soviéticos, la Iglesia Ortodoxa Rusa tiene 50 millones de adherentes; la secta musulmana, 26 millones (23 millones de sunitas y 3 millones de shiítas); la fe hebrea, 2.300.000; y la Iglesia Bautista, 500.000. Otros grupos religiosos con congregaciones grandes son los católicos romanos, luteranos, armenios, gregorianos y budistas. En 1962, como antes, la prensa soviética se quejó de que la religión todavía era una fuerza considerable en la vida soviética, e instó a intensificar la propaganda antirreligiosa. Durante 1962 más de 20 ministros pentecosteses y por lo menos siete ministros de los Testigos de Jehová fueron aprisionados por actividades religiosas ilegales, . . . Indudablemente el Vaticano se resiente ante la sugerencia de que Moscú llegue a ser una “Tercera Roma,” especialmente cuando la Italia católica tiene el más grande partido comunista de la Europa occidental fuera de la Cortina de Hierro.
94

LA REBELIÓN PROTESTANTE Por los párrafos anteriores el lector puede comprender que los llamados protestantes no fueron los primeros que protestaron contra la alegación católica romana de supremacía religiosa para su papa ni los primeros en rebelarse contra ella. El movimiento protestante originalmente se formó en el siglo dieciséis. El fuego del movimiento religioso protestante fue encendido el 31 de octubre de 1517. Entonces Martín Lutero, un sacerdote católico romano, protestando contra la venta de indulgencias con relación al pecado, clavó en la puerta de la iglesia del Castillo en Wittenberg, Alemania, su lista de 95 tesis en latín contra ellas. El año siguiente se defendió en Augsburgo. Llamó a Roma la nueva Babilonia, diciendo: “Abandonémosla, pues, para que llegue a ser morada de dragones, espíritus malos, duendes, y brujas, y su nombre como confusión eterna.” Porque rehusó retractarse, fue excomulgado de la Iglesia Católica
95

30

Romana por el papa León X, y Lutero desafiadoramente quemó la bula de excomunión en público el 10 de diciembre de 1520. Ahora rabiaban disputas religiosas de tipo perturbador. Entonces Carlos V, emperador del Santo Imperio Romano, convocó una dieta imperial en Espira en 1529, para pedir ayuda a los príncipes alemanes contra los turcos agresivos y hallar medios de apaciguar las disputas religiosas que habían sido resultado de la oposición de Lutero al clero católico romano. La dieta emitió un decreto para apoyar las doctrinas de la Iglesia de Roma. Pero el 19 de abril de 1529 seis príncipes que apoyaban a Lutero, junto con los diputados de trece pueblos imperiales, protestaron formal y solemnemente contra el decreto de la dieta. Por esto, el término protestantes fue dado a los seguidores de Lutero, pero más tarde fue extendido hasta abarcar con él a calvinistas y otras sectas religiosas que se rebelaron contra el papa de Roma. La Liga Protestante de Smalcalda fue formada el 31 de diciembre de 1530.
96

Lutero no ocupó por mucho tiempo el centro de la escena de la “Reforma” con la luz escénica enfocada únicamente en él. Surgieron rivales en la reforma religiosa protestante. Desde 1531 en adelante fue un problema para él y sus seguidores detener el avance de huestes de rivales protestantes. En este tiempo el rey Enrique VIII de Inglaterra rompió con el papa de Roma. Impuso su supremacía real sobre el clero religioso de su país, haciéndose cabeza de una iglesia nacional, la Iglesia de Inglaterra o Iglesia Anglicana. En 1534 fue llamado “Cabeza de la Iglesia,” y la autoridad del papa de Roma fue abolida en Inglaterra. En el siglo siguiente la América del Norte comenzó a ser colonizada por los británicos, y la Iglesia de Inglaterra fue extendida a aquel lugar. Otras sectas religiosas fueron transplantadas a las colonias americanas; y después de la Revolución Americana de 1775-1783 se estableció la Iglesia Protestante Episcopal de América como una separación de la Iglesia de Inglaterra. Al crecer y extenderse de costa a costa la nación americana, su separación de la Iglesia y el Estado por la Constitución nacional resultó en que su país llegara a ser el hogar de más de doscientas sectas religiosas, todas las cuales afirmaban ser cristianas.
97

La cristiandad en general llegó a estar toda dividida en sectas religiosas, de tipo católico romano, ortodoxo oriental y protestante. En la República Sudafricana 1.400 sectas religiosas han surgido entre los bantúes desde 1910, cuando los misioneros de la cristiandad entraron en grandes cantidades, según un despacho de Prensa Asociada desde Johannesburgo, República Sudafricana, publicado el 12 de agosto de 1957. Hoy la situación religiosa en la cristiandad es una burla de la unidad cristiana que Cristo enseñó a sus discípulos.
98

El movimiento de la Reforma del siglo dieciséis condujo a vergonzosa persecución religiosa tanto por protestantes como por católicos, y a horrendas guerras religiosas. Aquellas guerras y persecución fueron “obras
99

31

de la carne” más bien que fruto del espíritu de Dios, como se describe en Gálatas 5:19-23 (Val). Además, cuando examinamos las enseñanzas de aquellos reformadores protestantes, nos damos cuenta de que en vez de ser una “reforma” cabal, fue realmente una revuelta contra la autocracia, la dominación religiosa por el papa de Roma. Las doctrinas religiosas fundamentales de la Iglesia Católica Romana así como las de las Iglesias Ortodoxas Orientales permanecieron, enseñanzas como la de la “Trinidad,” la inmortalidad del alma humana, el castigo de las almas inicuas después de la muerte en una región invisible de espíritus; el dividir a los adoradores religiosos en un sacerdocio o clero profesional y las masas profanas o los legos; el uso de la religión en apoyo de la política mundana, con el resultado de muchas uniones de Iglesia y Estado; la celebración de días de fiesta religiosos que tienen antecedentes paganos; la falta de respeto a la sangre de hombre y bestia, como se ejemplificó en el hombre que fundó a Babilonia y edificó el primer imperio, “Nemrod poderoso cazador en oposición a Jehová.”—Génesis 10:8-12; 9:1-6. IDENTIFICADA ¿Qué, pues, es la Babilonia la Grande cuya caída anuncia el ángel de Dios en Revelación 14:8? Tiene que parecerse a la antigua Babilonia de maneras sobresalientes, particularmente al tiempo de su caída. Si no fuese así, el nombre no encajaría. Ante todo, la antigua Babilonia dominó un imperio, el mayor imperio hasta aquel tiempo, de modo que fue la Tercera Potencia Mundial en la línea de Potencias Mundiales. En ella, la política, el militarismo, el comercialismo y la religión florecían, pero la religión predominaba, especialmente durante la dinastía de Nabucodonosor. Su religión la ponía en oposición a Sion o Jerusalén, donde el rey judío se sentaba en “el trono de Jehová” y donde el templo construido por el rey Salomón era el centro nacional de la adoración de Jehová.
100

En armonía con los hechos ya señalados, la moderna Babilonia la Grande tiene que ser un imperio mundial religioso o potencia mundial religiosa, enteramente saturado de religión babilónica. Es un imperio religioso, cuyas doctrinas religiosas fundamentales están basadas en la religión de la antigua Babilonia o Babel. Aunque es un imperio religioso, se hizo comercial y político en sí mismo y también formó alianzas con los elementos políticos y comerciales de este mundo gentil.
101

Es verdad que el New International Dictionary, de Webster, Segunda Edición, Sin Abreviar, de 1943, página 198a, da “Católico romano” como significado desusado de la palabra babilónico. Pero Babilonia la Grande es algo mayor que la Roma pagana, o la Roma papal, o la Iglesia Católica Romana con su central en la Ciudad del Vaticano. El hecho de si abarca a la Iglesia Católica Romana con su pontífice máximo el lector puede determinarlo por lo que ya se ha dicho arriba. No es la cristiandad. Es todo el imperio mundial de religión, que incluye a todas las religiones que tienen como su verdadera base las enseñanzas y prácticas religiosas de la
102

32

antigua Babilonia. Por lo tanto incluye a la cristiandad, que es la parte más sobresaliente y agresiva de Babilonia la Grande hoy día y en la cual el catolicismo romano lleva la delantera. Puesto que este imperio mundial de religión descansa sobre lo babilónico, está, como Nemrod, “en oposición a Jehová.” Hasta el judaísmo se ha adherido a Babilonia la Grande. En el primer siglo Jesús y sus doce apóstoles aplicaron al judaísmo tradicional de su día las profecías bíblicas que aplican a Babilonia como un lugar de destierro y cautiverio del cual se llamaba al pueblo de Jehová para que saliera. Hace diecinueve siglos, cuando el Mesías vino a Sion, el judaísmo tradicional hizo que casi toda la nación se volviera contra él. Así mantuvo su agarro en sus cautivos judíos. Hasta este día el judaísmo tradicional no ha cambiado. Todavía mantiene a sus cautivos judíos lejos de la libertad que el Mesías prometió. Coopera con el imperio mundial babilónico de religión.
103

En Babilonia la Grande una secta religiosa pudiera tratar de obtener la posición poderosa de dominación sobre todo el dominio de la religión.
104

Históricamente, esta moderna Babilonia la Grande tuvo una caída en el año 1919. El imperio mundial babilónico de religión todavía existe, pero ese hecho no refuta el que cayera en aquel año. Tenemos que recordar que, después de la caída por sorpresa de la antigua Babilonia a los medos y los persas en 539 a. de la E.C., la ciudad siguió en pie por siglos hasta que finalmente desapareció, en cumplimiento de la profecía bíblica. Igualmente, la moderna Babilonia la Grande sufre una significativa caída, después de la cual deben venir ciertos desenvolvimientos religiosos antes que sea totalmente destruida al fin de este viejo mundo o sistema de cosas. Hace mucho tiempo, Revelación, el último libro de la Biblia, pintó lo que vendría después de la caída de la Gran Babilonia y antes que sea destruida.
105

En 1914 E.C. Babilonia la Grande, o el imperio mundial de religión babilónica, se acercó a su más crítico período en la historia mundial. Hasta entonces, como el ángel de Dios dijo, “hizo que todas las naciones bebieran del vino excitador de pasiones de su fornicación.” (Revelación 14:8) Había hecho amistad con los gobernantes políticos de este mundo y así había cometido fornicación espiritual con ellos. (Santiago 4:4) Había usado su influencia religiosa en los gobernantes mundanos para mantenerse a sí misma en el poder. Había dirigido el apoyo de sus religiosos a favor de los gobernantes mundiales gentiles. De este modo había hecho que las naciones bebieran un “vino excitador de pasiones,” a saber, la opresión política, comercial, económica, persecución religiosa, guerras santas, guerras religiosas, cruzadas, junto con las guerras de las naciones por razones puramente políticas y comerciales. Esas guerras egoístas las santificó Babilonia la Grande declarando que eran la voluntad de Dios, de modo que el participar en ellas sería hacer Su voluntad.
106

33

En 1914 terminaron los siete tiempos de los gentiles, y la pregunta era: ¿Continuaría Babilonia la Grande haciendo que las naciones bebieran esta poción que emborrachaba a las naciones con dificultades y desesperación, o usan su poder e influencia religiosos para evitar el curso de violencia y opresión de las naciones? La cristiandad no afirmaba ser parte de Babilonia la Grande, sino la organización visible de Dios, la Sion espiritual. En armonía con lo que afirmaba, ¿pondría ella a las naciones en armonía pacífica con el reino de Dios, que habría de nacer en los cielos en 1914 al fin de los Tiempos de los Gentiles? (Revelación 12:1-12) ¿Reconocería la cristiandad como Rey al “Cordero de Dios,” cuando él se pusiera de pie en el monte Sion celestial?
107

A estas preguntas la historia da como respuesta la I Guerra Mundial. Estalló en el mismo corazón de la cristiandad en el verano de 1914. Continuó hasta entrado el otoño de 1918. En aquel tiempo la cristiandad dominaba el imperio mundial de religión babilónica, y sus cuatro grandes secciones estaban todas en el escenario mundial, a saber, la Iglesia Católica Romana, la Iglesia Ortodoxa Griega, la Iglesia Ortodoxa Rusa, y el sistema de la Iglesia Protestante. De los veintisiete imperios y naciones que estuvieron envueltos en aquella guerra, solo el Japón, la China, Siam y Turquía no eran parte de la cristiandad, pero sus sistemas religiosos eran parte de Babilonia la Grande. Las iglesias, en vez de usar el poder tremendo que poseían sobre centenares de millones de personas en la cristiandad para evitar la guerra, participaron en ella, aunque ésta puso a los miembros de sus iglesias en lados opuestos del conflicto mundial. Persiguieron a los cristianos que no participaron con ellos en aquella matanza.
108

Los que recibieron la más intensa persecución a manos de la cristiandad fueron los cristianos dedicados y bautizados que estaban distribuyendo la literatura publicada por la Sociedad Watch Tower Bible and Tract. El 17 de julio de 1917 esta Sociedad publicó y puso en sus manos el libro intitulado “The Finished Mystery” (El misterio terminado), que dio una explicación de todo el libro de Revelación (Apocalipsis). El domingo 30 de diciembre de 1917 hubo una distribución general del tratado grande de cuatro páginas Bible Students Monthly (Mensuario de los Estudiantes de la Biblia) marcado Núm. 9 del Volumen 9, con el artículo principal “La caída de Babilonia,” con citas de The Finished Mystery. Dentro de dos meses desde entonces aquel libro y el Bible Students Monthly fueron proscritos en el Canadá. Poco tiempo después fueron proscritos también en los Estados Unidos. Entonces vino el arresto y juicio del presidente de la Sociedad Watch Tower y otros siete miembros del personal de la oficina de la Sociedad. El 21 de junio de 1918 fueron sentenciados a ochenta años de prisión cada uno, en una penitenciaría o presidio federal. La persecución de los Estudiantes Cristianos de la Biblia fuera de las prisiones se hizo intensa en el Canadá y en los Estados Unidos, estimulada por el clero religioso.
109

34

Pasaron lentamente los meses hasta el 11 de noviembre de 1918, cuando un armisticio puso fin a la I Guerra Mundial, mientras la cristiandad en particular sangraba de terribles heridas, al mismo tiempo que sufría de terremotos, pestes y hambres, cargando también un vergonzoso registro de persecución religiosa. Todo esto era prueba tangible de que los Tiempos de los Gentiles habían terminado en 1914 y que el reino de Dios había nacido en los cielos y que Su Rey mesiánico, el Cordero de Dios, Jesucristo, se había puesto de pie en poder sobre el monte Sion celestial, y pronto se le unirían allí sus 144.000 fieles seguidores.—Mateo 24:7-13; Revelación 12:5-10.
110

El resultado de la I Guerra Mundial mostró que ésta no se había peleado a favor del reino de Dios, aunque las naciones de la cristiandad habían sido los principales contendientes. Más bien, la guerra se había peleado por la dominación mundial de una parte de la cristiandad sobre la otra parte. La guerra dejó a la Potencia Mundial Angloamericana todavía dominando la Tierra como la Séptima Potencia Mundial predicha en la Biblia. Al mismo tiempo los Estudiantes Cristianos de la Biblia, que habían estado proclamando los juicios de Jehová contra Babilonia la Grande, se hallaron en condición de cautiverio bajo el poder de ésta, y con su organización mundial desbaratada. Tal como la antigua Babilonia llegó a estar bajo el juicio de Jehová mientras la nación de testigos de Jehová estaba desterrada en Babilonia, así la moderna Babilonia la Grande llegó a estar bajo juicio divino por oponerse a la Sion celestial y por perseguir a los testigos cristianos de Jehová y mantenerlos cautivos y reprimidos por medio del Estado político.
111

“HA CAÍDO” Como la antigua Babilonia, que nunca abría las puertas de la prisión para dejar salir a los testigos de Jehová, la Babilonia la Grande moderna pensaba mantener reprimidos y en cautiverio para siempre a los testigos cristianos de Jehová del día moderno. Pero en marzo de 1919 las puertas de la prisión fueron abiertas por fuerza a los testigos de Jehová, y salieron y se mantuvieron fuera.
112

Su organización mundial fue reparada y se establecieron de nuevo los contactos internacionales. El 1 de septiembre de 1919 se celebró una asamblea internacional de ellos en Cedar Point, Ohio, y continuó por ocho días. El 5 de septiembre el presidente de la Sociedad Watch Tower, habiendo estado en prisión por nueve meses, habló a los miles de la concurrencia de esta asamblea acerca del tema “Anunciando el Reino.” En este discurso el presidente J. F. Rutherford citó y dio aplicación moderna a la profecía de Isaías 52:7 (VA): “¡Cuán hermosos sobre las montañas son los pies del que trae buenas noticias, que publica la paz; que trae buenas noticias de bien, que publica salvación; que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!” El domingo 7 de septiembre habló a un auditorio público de 7.000 personas sobre el tema: “La esperanza para la humanidad angustiada,” y habló a
113

35

favor del reino de Dios contra un sustituto humano, la Liga o Sociedad de Naciones que entonces había sido propuesta. ¡Los testigos de Jehová estaban de nuevo libres, proclamando con denuedo el reino de Dios en público! ¿Qué había sucedido? ¡Tiene que haber sido que Babilonia la Grande había caído! Esto, aunque ella no había sido destruida todavía. El Cordero de Dios sobre el monte Sion celestial había desempeñado su papel como el Libertador mayor que Ciro pero prefigurado por Ciro. Había derrotado a Babilonia la Grande y había causado la caída de ésta y libertado a sus fieles seguidores, el resto de testigos cristianos de Jehová del día moderno. Tal como después de la caída de la Babilonia antigua y de haber sido soltado el pueblo de Jehová podía darse a Sion el anuncio: “¡Tu Dios reina!” así el establecimiento del reino celestial de Dios al fin de los Tiempos de los Gentiles en 1914 señalaba al hecho de que Babilonia la Grande pronto caería. Condenada por su mal comportamiento desde el fin de los Tiempos de los Gentiles en 1914, estaba condenada delante del tribunal celestial de Jehová Dios. Su juicio fue dado contra ella, y cayó en la primavera del año 1919.— Revelación 14:7, 8.
114

[Notas] Vea Josué 10:1-5; 15:8, 63; Jueces 1:7, 8, 21; 2 Samuel 5:4-9; 1 Reyes 8:1; 2 Crónicas 5:2. El monte Moría, donde Abrahán había de ofrecer como sacrificio a Isaac, estaba al lado mismo del monte Sion, al norte de éste, y fue más tarde incluido dentro de la ciudad de Sion o Jerusalén. La fecha de esta celebración fue el 26 de marzo de 1918, un martes por la noche. Vea The Watch Tower del 1 de abril de 1918, páginas 110, 111. Vea The Watch Tower de 1925, páginas 22, 44, 45, 75, 167, 215, 277, 343, 382. Vea The Bible as History, por W. Keller, páginas 287, 289, Edición de Londres. También el suplemento de la Concordance de Young (edición de 1879), páginas 33, 34. Debe recordarse que la cruz enhiesta era el símbolo sagrado del dios babilonio Tamuz. Por lo tanto el Dr. Alexander Hislop sostiene que lo que Constantino realmente vio, si el informe es cierto, fue la letra griega Khi (X), que se parece a la letra española X, y que es la primera letra de la palabra Khristós o Cristo. Vea la Cyclopædia de M’Clintock y Strong, tomo 7, página 45a. También Am1, tomo 2, página 250a. En cuanto a otros efectos del Concilio de Nicea, Am1, tomo 16, páginas 65, 66, nos dice: “La ley de Israel había llegado a ser más que la Biblia, y ya no se pensaba que la vida de Israel dependía de la posesión de 36

Palestina. . . . No pudiendo [después de 135 A.C.] disfrutar del descanso ni la paz en el terreno de Palestina, los judíos pronto encontraron camino a la siempre amigable Babilonia, donde muchos de sus hermanos residían. Los rabinos, a quienes se les había prohibido erigir escuelas en la Tierra Santa, las establecieron en Babilonia. . . . El residir en Palestina fue hecho cada vez más imposible para los judíos. En Palestina, comenzando con el Concilio de Nicea (325), los judíos estaban expuestos finalmente a las hostilidades de la Iglesia, así como a las de la Roma imperial; mientras que, por otra parte, se les otorgaba trato justo en la Babilonia neopersa. En Babilonia tenían un cabeza político en el ‘Exilarca’, y autoridades religiosas en los ‘Gueonim’ de las academias. Fue en estas escuelas que a la Biblia se le dio su forma canónica actual, que se fijó la manera de indicar las vocales del texto hebreo de las Escrituras, que se crearon los muchos Midrashim [comentarios sobre el canon de la Biblia], que se hicieron añadiduras al libro de oraciones, y que se establecieron muchas ceremonias. “No hay que decir que los puestos de honor que se ofrecían a los judíos de Babilonia llenaron de ambición a los más prominentes entre ellos. . . .” “En el gran templo de Babilonia se exhibía la imagen dorada del Sol para ser adorada por los babilonios.”—Página 162 de The Two Babylons, por el Dr. Alexander Hislop. Vea The Papacy; Its Historic Origin and Primitive Relations with the Eastern Churches, por Abbé Guettée, D.D., traducido de la edición francesa de 1866. El autor fue un católico francés, no un protestante. Vea las páginas 31, 347-352, 374, 375 de su libro. Walter Kolarz, en su libro Religion in the Soviet Union, página 56, de su edición inicial de 1961. Vea las páginas 56, 57 de Religion in the Soviet Union, por Walter Kolarz. Se considera significativo el hecho de que, según un despacho noticiero de Prensa Asociada fechado Ciudad del Vaticano, 7 de marzo de 1963, el papa Juan XXIII inesperadamente llamó a Aleksei Adzhubei, el yerno del entonces primer ministro ruso Nikita Khrushchev, a una audiencia privada aquel día, y los dos charlaron por dieciocho minutos en la biblioteca del papa. Adzhubei era director del periódico comunista Izvestia. La revista estadounidense Time del 15 de marzo de 1963 dijo lo siguiente bajo el encabezamiento “Papa se reúne con comunista” en la página 53: “Por primera vez en la historia, un papa de la Iglesia Católica Romana . . . recibió un encumbrado líder soviético,” y habló de una “relación que va haciéndose cálida entre Roma y Moscú.” Vea la página 284 de New Light on Martin Luther, por Albert Hyma, profesor de historia, Universidad de Michigan, edición de 1958.

37

Vea “Luther’s 95 Theses” (Las 95 tesis de Lutero) en The Golden Age del 9 de abril de 1924, páginas 440-446; también “Martin Luther Said” (Martín Lutero dijo), en GA del 23 de abril de 1924, página 462; también “Martin Luther on the Soul Question” (Martín Lutero sobre la cuestión del alma), en GA del 15 de diciembre de 1926, página 175. Vea History of the Reformation in Germany, por Von Ranke, edición de Nueva York de 1905. Vea The Golden Age del 30 de diciembre de 1936, páginas 206-208. “Un territorio extendido que por lo general comprende un grupo de naciones, estados o pueblos bajo el control o dominación de un solo poder soberano.”—Third New International Dictionary, de Webster, Edición de 1961, página 743a. Por lo tanto, un imperio es mayor que un reino o una nación. Vea The Watch Tower del 15 de septiembre de 1919, páginas 279-281; y del 1 de octubre de 1919, páginas 292, 298. [Preguntas del estudio] 1. ¿Desde cuándo ha estado Babilonia en oposición al pueblo de Jehová, y cómo se manifestó esto en el día de Abrahán? 2. ¿Qué relación tiene la antigua Salem con el monte Sion en Jerusalén? 3. ¿Cómo muestra Revelación el resultado final del odio que ha existido entre Babilonia y Sion? 4, 5. (a) ¿Dónde recibió Juan la visión de Revelación? (b) ¿A quiénes vio Juan sobre el monte Sion, y cómo se les describe? 6. ¿Cuándo podemos esperar el cumplimiento de la visión de Juan? 7. ¿Dónde no vemos que estén teniendo lugar estos acontecimientos? Si no es allí, ¿dónde muestra la Biblia que acontecen? 8, 9. (a) ¿Quién es “el Cordero,” y qué significa el que esté de pie sobre el monte Sion? (b) ¿Cómo nos ayuda Salmo 2:2-6 a saber cuándo comenzó a cumplirse Revelación 14:1? 10, 11. (a) Después que el Cordero había sido instalado en el monte Sion como Rey, había llegado el tiempo para que sucediera ¿qué otra cosa? (b) ¿Cómo muestra esto Revelación 11:15-18? 12. ¿Cómo nos ayuda a saber cuándo los 144.000 comenzarían a estar de pie sobre el monte Sion con el Cordero el que establezcamos un paralelo entre acontecimientos que se produjeron durante la primera presencia de Jesús y los de su segunda presencia? 13. ¿Cómo muestra Pablo en Primera a los Corintios, capítulo 15, que se resucita a la clase celestial? 38

14. ¿De dónde muestra Revelación 14:3, 4 que vienen los 144.000, y por eso, cómo se les describe? 15. ¿De qué manera son “comprados de entre la humanidad como primicias para Dios y para el Cordero”? 16. Correspondiendo con lo que sucedió en el Pentecostés de 33 E.C., ¿qué acontecería en el tiempo del Pentecostés en 1918? 17. En contraste con el proceder de las vírgenes de Babilonia, ¿qué se requiere de los que compondrán la Novia de Cristo? 18. (a) ¿Por qué no se encontró falsedad en su boca? (b) ¿Cómo se les identifica en la frente, y qué indica eso? 19. ¿Quiénes son los que cantan la “canción nueva,” y, en cuanto a volumen, a qué se asemeja su cantar? 20. (a) ¿De qué manera es una “canción nueva,” y de qué trata? Describa. (b) ¿De qué manera aplican las porciones que se citan de Salmos 96, 98 y 149 al cantar de la “canción nueva” por los 144.000? 21. ¿Dónde cantan la canción nueva, y por qué no sucede esto en la Jerusalén literal? 22. ¿Qué ve Juan, según Revelación 14:6, 7? Describa el mensaje que fue declarado para la Tierra. 23. En cumplimiento, ¿cómo se está entregando el mensaje a todos los pueblos de la Tierra? 24. (a) ¿Cuándo discernieron los Testigos del día moderno que las buenas nuevas del Reino establecido podrían predicarse ahora? (b) ¿Cómo describe The Watch Tower de 1920 la comisión de los miembros restantes del cuerpo de Cristo? 25. En 1922, ¿cómo añadió J. F. Rutherford énfasis a la obra de predicar el Reino, que habría de hacerse hasta la desolación de qué? 26. ¿Qué muestran los hechos en cuanto a la magnitud de la proclamación del Reino en 1971? 27. Desde 1925 a 1930, ¿cómo dio énfasis The Watch Tower a lo apropiado de mantener en alto ahora el nombre de Jehová? 28. En 1931 este reconocimiento del nombre de Dios tuvo como culminación la presentación de ¿qué resolución, para ser adoptada? 29. (a) ¿Qué se hizo en cuanto a esta resolución, y cómo se le notificó de esto al mundo? (b) ¿Quiénes además del resto han aceptado esta identificación?

39

30. Aunque el mensaje del ángel volador era de buenas nuevas, ¿por qué era también de juicio? 31. ¿Qué juicio particular para pueblos por todas partes comenzó en 1931, y con qué efecto? 32. ¿Qué caída anuncia después como buenas nuevas un segundo ángel? 33. ¿Por qué no podía referirse a la Babilonia literal la visión de Juan? 34, 35. ¿De qué única manera podemos entender lo que es “Babilonia la grande”? 36. ¿Qué registro temprano de oposición y rebelión nos da la Biblia de la Babilonia original? 37. ¿Qué actividad de comunidad sobresale más que cualquier otra en Babilonia considerando el registro escrito? 38. ¿Cómo mostraban los sacerdotes de Babilonia que eran codiciosos e inclinados a lo comercial? 39. ¿Qué se ha aprendido en cuanto a la actitud de los reyes de Babilonia con relación a la religión? 40. (a) ¿Cómo llegó a estar esparcida por todo el mundo la religión de Babilonia? (b) ¿A qué nueva enseñanza se encaró la religión de Babilonia en el primer siglo E.C.? 41, 42. (a) Habiendo logrado causar la destrucción de la Sion terrestre por un tiempo, ¿cómo procedió ahora la religión babilónica para tragarse a la Sion espiritual? (b) ¿Qué parábola de Jesús ilustró esto? 43. ¿Qué resultado habría de tener esto, según lo ilustró Jesús en su parábola-profecía? 44. ¿Cuándo comenzó la siembra de mala hierba, y qué quiere decir la expresión “mientras dormían los hombres”? 45. ¿Qué advertencia dio el apóstol Pablo a superintendentes de congregación acerca de lo que acontecería después que él se durmiera en la muerte? 46, 47. ¿Qué advertencia da también Pedro en cuanto al surgimiento de falsos maestros, y cómo describe el proceder de éstos? 48, 49. Antes de su muerte, ¿cómo describe el apóstol Juan que ya se estaba manifestando una apostasía? 50, 51. ¿Qué mensajes le dijo Jesucristo a Juan que enviara a las congregaciones de Éfeso y Pérgamo que indicaban que había influencia babilónica dentro de ellas?

40

52. ¿Qué fuerza actuaba como restricción a la apostasía al principio de la congregación cristiana? 53, 54. ¿Cómo describe Pablo al “hombre de desafuero,” qué haría éste con el tiempo, y cómo terminarían él y sus engañados? 55. ¿Hasta qué grado tenían potencia Babilonia y su religión para corromper durante el segundo siglo E.C.? 56. (a) ¿Qué fue un rasgo sobresaliente de la religión de Babilonia, y cuándo fue introducido esto en escritos religiosos primitivos? (b) ¿Cómo define The Catholic Encyclopedia “la Trinidad,” y qué se dice acerca de la introducción de ese término? 57. ¿Cómo llegó Constantino a ser emperador del Imperio Romano, y qué famoso edicto publicó en 313 E.C., por el cual peleó después? 58. (a) ¿Cómo llegó a observarse religiosamente el domingo en el imperio de Constantino? (b) Las controversias religiosas en su imperio lo llevaron a hacer ¿qué? 59. ¿Quiénes respondieron a la invitación que se les extendió para que asistieran al concilio, y quién lo presidió? 60. ¿Quiénes fueron los principales voceros a favor y en contra de la trinidad, y cuál fue la esencia del argumento que se presentó contra ella? 61. (a) ¿Qué decisión final se tomó en cuanto a la doctrina de la trinidad, y qué otra cosa fue decidida entonces? (b) (nota) ¿Dónde se les hizo más difícil residir a los judíos después del Concilio de Nicea, y qué país adquirió más importancia para ellos? 62, 63. (a) ¿Resolvió el Concilio de Nicea la cuestión de la trinidad? Explique. (b) ¿Qué cambio religioso hizo Constantino más tarde, y cuándo fue bautizado? 64, 65. (a) ¿Cómo llegó a ser transferida a Constantinopla la capital del Imperio Romano? (b) ¿Cómo se consideró a Constantino después de su muerte? (c) Según muestra el Theological Dictionary, ¿qué sucedió después del establecimiento de esta religión fusionada? 66. ¿Qué admisiones hizo el cardenal Newman en cuanto al origen babilónico de muchas enseñanzas y usos católicos? 67. Con el tiempo, ¿qué cuatro divisiones se desarrollaron dentro de la cristiandad? 68. ¿Qué divisiones políticas y religiosas acontecieron en el Imperio Romano durante el reinado de Valentiniano I (364-375 E.C.)?

41

69. ¿Qué nombramiento por el Concilio de Constantinopla en 381 preparó el camino para la división religiosa entre las iglesias de Oriente y de Occidente de la cristiandad? 70. (a) ¿Cómo se comportó en cuanto a religión en su puesto el emperador Graciano de Occidente? (b) ¿Cómo sucedió que el papa de Roma llegara a usar el título de pontífice máximo? 71. A la muerte del emperador Teodosio en 395, ¿qué otra división aconteció entre los obispos de las iglesias de Oriente y los obispos de las iglesias de Occidente? 72. ¿En medio de qué circunstancias terminó en 476 el antiguo Imperio Romano de Occidente? 73. ¿Qué conflictos religiosos tuvieron lugar entre los papas de Roma y los líderes del imperio de Oriente, y con qué resultado final? 74. (a) Habiendo caído el Imperio Occidental, ¿qué persona realmente debió haber sido respetada por Occidente como gobernante seglar en 800 (E.C.)? (b) ¿Qué acción política aconteció aquel año en Roma que muestra que el papa no obedeció el mandato de Romanos 13:1? 75. ¿Cuándo comenzó el “Santo Imperio Romano,” y qué se puede decir en cuanto a si era santo y si era el reino de Dios? 76. (a) ¿Qué ambición papal sirvió para ensanchar la brecha entre la iglesia griega y la latina, y en qué rompimiento resultó esto? (b) Según alegan algunos historiadores, ¿qué contribuyó a las cruzadas católicas romanas? 77. (a) ¿Cómo cambió la gobernación de Constantinopla a latina, a griega y a musulmana? (b) ¿Cómo trataron al patriarca de Constantinopla los conquistadores? 78. ¿Cómo se ha desarrollado la Iglesia Ortodoxa de Grecia desde 1829 hasta ahora? 79. (a) ¿Cómo se colocó el cimiento de la Iglesia Ortodoxa en Rusia en el siglo décimo? (b) ¿Qué muestra The Encyclopedia Americana en cuanto al alcance de aquella conversión forzada? 80, 81. (a) Los rusos convertidos mantuvieron conexiones con ¿qué cabeza religiosa? (b) ¿Cómo fue afectada Rusia religiosamente por la caída de Constantinopla en 1453? 82. ¿Qué acontecimientos llevaron a una Iglesia rusa independiente del patriarca de Constantinopla, y tras esto, qué esfuerzo de los papas hubo? 83. ¿Qué cambios se hicieron en la Iglesia rusa bajo Pedro el Grande?

42

84. ¿Qué puesto religioso fue restaurado en 1917, por qué, y quién fue elegido a éste? 85. Cuando se produjo la revolución bolchevique, ¿qué acción se tomó para con la Iglesia estatal? 86. ¿Qué avenencia le fue conveniente hacer al gobierno soviético con la Iglesia Ortodoxa Rusa, y con qué fin? 87. ¿Qué esperanzas se expresaron en cuanto al futuro de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Concilio Eclesiástico de 1945, especialmente en cuanto a una Tercera Roma? 88. Animados por círculos oficiales soviéticos, ¿qué enlaces religiosos con el extranjero obtuvieron las Iglesias Ortodoxas de detrás de la “cortina de hierro” en 1961? 89. En su asamblea de 1961, ¿qué concepto en su requisito básico para ser miembro del Concilio Mundial de Iglesias fue fortalecido por los miembros de ese Concilio? 90. ¿Cómo respondió la Iglesia rusa a una invitación al Segundo Concilio del Vaticano en 1962? 91. ¿Qué intento del Vaticano se hizo obvio cuando envió su invitación directamente a cada cuerpo eclesiástico ortodoxo por separado? 92. ¿Con qué cuerpos religiosos trató el decreto del Concilio del Vaticano sobre la unidad eclesiástica, y frente a qué amenazas? 93. ¿Con cuántos miembros contaba la Iglesia rusa en la Unión Soviética en 1910 y en 1963, y qué acción antirreligiosa hubo en 1962? 94. (y nota) En vista del partido comunista italiano, ¿debido a qué sugerencia acerca de Moscú se resiente indudablemente el Vaticano? 95. ¿Qué encendió el movimiento religioso protestante del siglo dieciséis, y con qué acción desafiadora por su líder? 96. ¿Qué acción tomada en 1529 hizo que a los que se rebelaron contra la Iglesia Católica en Europa se les llamara “protestantes”? 97. Desde el reinado del rey Enrique VIII en adelante, ¿cómo se esparció el protestantismo en Inglaterra y la América del Norte? 98. ¿Hasta qué grado está dividida la cristiandad en lo religioso? 99. ¿Por qué fue el movimiento de la Reforma de los protestantes más una “rebelión” que una reforma? 100, 101. (a) ¿Qué rasgos sobresalientes había con relación a la antigua Babilonia que nos guían hoy a identificar correctamente a la similar Babilonia la Grande? (b) ¿Qué debe ser Babilonia la Grande? 43

102. ¿De qué está compuesta Babilonia la Grande, y a qué dios se opone? 103. En cuanto a la posición del judaísmo, ¿cómo ha mostrado su historia durante el tiempo de Cristo y desde entonces que es babilónico? 104. ¿Qué ambición puede mostrarse entre las sectas que componen a Babilonia la Grande? 105. ¿Cuándo cayó Babilonia la Grande, y qué debía venir después, según se ilustró en la antigua Babilonia? 106. Antes de 1914 E.C., ¿cómo había hecho Babilonia la Grande que las naciones se emborracharan con el “vino . . . de su fornicación”? 107. Al llegar el fin de los Tiempos de los Gentiles, ¿a qué preguntas se encaraba la cristiandad por afirmar que era la Sion espiritual? 108. ¿Qué respuesta da a estas preguntas la historia, particularmente en cuanto a la cristiandad? 109. ¿Contra qué grupo religioso fue más intensa su persecución, según lo muestran qué hechos? 110. ¿De qué hechos fueron prueba tangible los acontecimientos mundiales desde 1914 a 1918? 111. (a) En realidad, ¿en cuanto a qué cuestión se peleó la I Guerra Mundial? (b) Al fin de la guerra los siervos verdaderos de Jehová estaban en ¿qué condición? y por eso, ¿qué habría de venirle a Babilonia la Grande? 112. Contrario a lo que pensaba Babilonia la Grande, ¿qué liberación de aprisionamiento aconteció en 1919? 113. ¿Qué asamblea de ocho días se celebró entonces, cómo fue aplicado Isaías 52:7, y a favor de qué gobierno se habló al público? 114. ¿Cómo había acontecido la caída de Babilonia la Grande para 1919? [Ilustración de la página 41] El Partenón sobre la Acrópolis (Atenas, Grecia) y busto del arzobispo ortodoxo griego Chrysostomos [Ilustración de la página 43] La antigua Iglesia de Santa Sofía, Estambul, Turquía, y busto del patriarca ortodoxo S. Athenagoras [Ilustración de la página 49] Antigua catedral de San Basilio, Moscú, Rusia, y el patriarca ruso Alexis entre dos archidiáconos en comunión en un monasterio [Ilustración de la página 53] Lutero quema la bula papal, 10 de dic. de 1520 44

[Ilustración de la página 54] La abadía de Westminster, Londres, y busto del rey Enrique VIII [Mapa de la página 57] (Para ver el texto en su formato original, consulte la publicación) CENTROS DE LAS RELIGIONES DE LA CRISTIANDAD EN EUROPA Y PRÓXIMO ORIENTE OCÉANO ATLÁNTICO IRLANDA INGLATERRA Londres PORTUGAL ESPAÑA FRANCIA SUIZA ALEMANIA OR. OC. Wittenberg POLONIA CHECOSLOVAQUIA HUNGRÍA ITALIA Roma YUGOSLAVIA U.R.S.S. Moscú RUMANIA BULGARIA GRECIA Atenas TURQUÍA Estambul (Constantinopla) MAR NEGRO SIRIA Antioquía MAR CASPIO IRÁN IRAK ARABIA SAUDITA JORDANIA Jerusalén EGIPTO Alejandría MAR MEDITERRÁNEO LIBIA 45

TÚNEZ ARGELIA MARRUECOS

46

CAPÍTULO 2 DESDE SU CAÍDA HASTA QUE SE PISA EL “LAGAR” CON mil ochocientos años de anterioridad, el apóstol Juan oyó a un ángel anunciar proféticamente la caída de Babilonia la Grande. Después de eso vio a otro ángel con un mensaje. Dice: “Y otro ángel, un tercero, les siguió, diciendo con voz fuerte: ‘Si alguno adora a la bestia salvaje y a su imagen, y recibe una marca en su frente o sobre su mano, también beberá del vino de la cólera de Dios que está vaciado sin diluir en la copa de su ira, y será atormentado con fuego y azufre a la vista de los santos ángeles y a la vista del Cordero. Y el humo de su tormento asciende para siempre jamás, y día y noche no tienen descanso, los que adoran a la bestia salvaje y a su imagen, y cualquiera que recibe la marca de su nombre. Aquí es donde significa aguante para los santos, los que observan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.’”— Revelación 14:9-12.
2

Según le fue presentada en señales la Revelación a Juan, la bestia salvaje, que se describe en Revelación 13:1-8, no es una bestia literal, sino una señal o símbolo. simboliza algo a lo cual el Dragón, Satanás el Diablo, da poder y un trono y gran autoridad. Por lo tanto, en armonía con el significado de las bestias salvajes descritas en el capítulo siete de Daniel, esta bestia salvaje así favorecida por el Gran Dragón tiene que ser símbolo de la organización política terrestre y visible de Satanás el Diablo en la forma en que continúa bajo jefaturas sucesivas variantes a través de los siglos hasta ahora, cuando está cumpliéndose la Revelación dada a Juan. Sus siete cabezas con diez cuernos y diademas sobre éstos representan las siete potencias mundiales que han guerreado contra los santos de Dios, los testigos de Jehová, durante los cuatro mil años desde que Nemrod el poderoso cazador fundó la antigua Babilonia. En su orden histórico, según lo apoya el relato bíblico, estas siete cabezas simbólicas de la bestia salvaje son (1) Egipto, (2) Asiria, (3) Babilonia, (4) Medo-Persia, (5) Grecia (Macedonia), (6) Roma y (7) la Potencia Mundial combinada de la Gran Bretaña y los Estados Unidos.
3

Aunque en las siete cabezas aparecen nombres blasfemos, la bestia salvaje como un todo tiene un nombre. No, su nombre no es “Babilonia la Grande, la madre de las rameras,” que es aquel imperio mundial de religión babilónica. Juan dice que su nombre tiene un número. “Es número de hombre; y su número es seiscientos sesenta y seis.” (Revelación 13:17, 18; 17:5) En el manuscrito griego que Juan escribió, este número 666 puede haber sido representado por las tres letras griegas: Khi (X=seiscientos) Xi (Ξ=sesenta) y Digamma (=seis).
4

El número del nombre de la bestia salvaje, según se ve, está compuesto del número seis en tres etapas. El único otro lugar en Revelación en que aparece el número seis () es donde dice que las cuatro
5

47

criaturas vivientes que están delante del trono de Dios tienen seis alas, es decir, tres pares, en el cual caso una séptima ala sería una irregularidad. (Revelación 4:8) No obstante, la Revelación abunda en cincuenta y dos apariciones del número siete, en las cuales se le usa como símbolo de perfección. El número seis no llega a alcanzar a siete por una unidad, tal como seis días no llegan a alcanzar a una semana por la diferencia de un día. Puesto que aquí está envuelto un “número de hombre,” seis representa las imperfecciones y fallas del hombre caído. La multiplicación de seis por el número de los cuernos de la bestia salvaje multiplica esa imperfección y deficiencia por diez. Y si cuadramos el diez (10 x 10 = 100) y multiplicamos el seis por esa cantidad, eso multiplica la imperfección y deficiencia por cien. En la Biblia tres es un número que representa énfasis, como cuando decimos una cosa tres veces sucesivamente. (Ezequiel 21:27) Por eso, si elevamos seis al tercer grado en el nombre de la bestia salvaje (6 + 60 + 600), el resultado da énfasis a la imperfección y deficiencia de la organización política humana, que está simbolizada por la bestia salvaje controlada por Satanás.
6

El nombre representa al individuo o a la criatura; y aquí el nombre significa la bestia salvaje. Ahora, si sumamos los valores numéricos de las letras del nombre, no alcanzan a nada sino a imperfección y deficiencia humana. Nunca se logra la perfección, aun en esta era científica del espacio. Por eso este nombre numérico de la bestia salvaje sencillamente denota la imperfección y las fallas humanas, multiplicadas hasta el grado tercero o final. Por esta razón la política humana ha resultado en desilusión aumentante para los pueblos de todas las naciones.
7

El esfuerzo de los gobernantes políticos humanos imperfectos tiene el objetivo de conseguir que todos sus súbditos los adoren a ellos o adoren el estado político. Tal como los religiosos babilónicos creen que deben adorar a Dios por medio de alguna imagen o ídolo, los gobernantes y estadistas políticos de este mundo creen que la “bestia salvaje” de gobernación política debe ser adorada por medio de una “imagen.” Al adorar al sistema político visible del Diablo ahora creen que es necesario usar una imagen para conservar la existencia de la “bestia salvaje” simbólica.
8

Entonces, ¿qué es la imagen de la bestia salvaje? Entre la I Guerra Mundial y la II Guerra Mundial fue la Sociedad de Naciones, que en un tiempo tuvo hasta sesenta naciones miembros, puesto que así de grande era la adoración de la imagen y de la bestia salvaje entonces. Esa Sociedad ahora está muerta, y desde la II Guerra Mundial la “imagen” ha sido la organización de las Naciones Unidas, compuesta, al escribirse esto, de 131 naciones miembros. Puesto que es una imagen de la “bestia salvaje” que lleva el nombre-número 666, es una imagen de la imperfección y el fracaso político humanos. No puede tener buen éxito.
9

48

El hacer la imagen fue un acto en desobediencia directa al clamor del primer ángel que llevaba buenas nuevas eternas: “Teman a Dios y denle gloria, porque ha llegado la hora del juicio por él, de modo que adoren al que hizo el cielo y la tierra.” (Revelación 14:6, 7) El adorar a una imagen aparta la adoración y atención del hombre de Jehová Dios y su reino mesiánico. Los adoradores del estado político y de la Sociedad de Naciones merecían castigo a manos de Dios el Juez. Para identificarlos, recibieron una marca en la frente y en la mano. ¿Cómo? Por consentir mentalmente en esas instituciones políticas imperfectas y aprobarlas dándoles ayuda por medio de cooperación activa. Claramente están marcados como personas que están en oposición al reino de Jehová por su Mesías.
10

Babilonia la Grande adora a la bestia salvaje y su imagen y así ha recibido la marca en la frente y la mano. La realidad es que el miembro más agresivo de la Gran Babilonia, a saber, la cristiandad, apoyó vigorosamente la formación de la Sociedad de Naciones, según fue propuesta por la Potencia Mundial Angloamericana en 1918. En enero de 1919 el Concilio Nacional de Iglesias de Cristo en América llamó a la propuesta Sociedad de Naciones “la expresión política del reino de Dios en la Tierra.” Por lo tanto Babilonia la Grande merecía que se le hiciera ‘beber del vino de la cólera de Dios que estaba vaciado sin diluir en la copa de su ira.’ La Gran Babilonia comenzó a beber este vino no diluido de la cólera de Dios cuando cayó en 1919. Su caída fue marcada por la liberación de los testigos de Jehová en aquel año, un acontecimiento que la mortificó y atormentó mucho.
11

Aunque ahora está caída según el juicio de Jehová Dios, la Gran Babilonia todavía existe por permiso de él. Por eso, el beber ella de la copa hasta las mismas heces no terminará hasta que él, por medio de su Ciro Mayor, Jesucristo, la destruya al fin de este mundo o sistema de cosas. Durante todo este intervalo, mientras todavía existe en su condición caída, sufre tormento, y el humo de su tormento sigue ascendiendo, a la vista de los santos ángeles y del Cordero de Dios. El imperio mundial de religión babilónica no es inmortal; y por eso su tormento no podría continuar directamente por todo tiempo.
12

Los que están infectados con su religión y que adoran a las simbólicas bestia salvaje y su imagen no son inmortales, como enseña la religión babilónica; tampoco es inmortal su carne. El atormentarlos con fuego y azufre literales los mataría o apresuraría su muerte. Pero antes que se les arroje en el “lago” de destrucción eterna son atormentados con el mensaje que habla de la destrucción eterna que les espera. Este es el mensaje de juicio de Jehová, que es proclamado por Sus testigos. Poco extraña, pues, el que los sistemas religiosos mundanos y también los adoradores políticos de la bestia salvaje y su imagen deseen reprimir y destruir a los testigos de Jehová por decreto gubernamental y persecución, y traten de hacerlo. La destrucción atormentadora de todos los adoradores
13

49

de la bestia salvaje y su imagen vendrá al fin de este sistema de cosas, y esa destrucción como por fuego y azufre será para siempre. La evidencia de ella ascenderá para todo tiempo. Desde 1919 en adelante los testigos de Jehová han rehusado participar con los demás en esta adoración internacional del estado político y la Sociedad de Naciones y su sucesora las Naciones Unidas. En vez de eso, han observado los “mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Mateo 4:8-11) El apegarse a este proceder de adoración y devoción exclusivas a Jehová Dios por medio de Jesucristo ha significado “aguante para los santos,” para el resto que queda en la Tierra de los 144.000 ungidos. Hasta este día han rehusado imitar al mundo e inclinarse, a pesar de toda la persecución por Iglesia y Estado que esto ha significado para ellos. Se les puede perseguir, pero no beben de la copa de la ira de Dios ni sufren tormento por el fuego y el azufre destructores.
14

“CAMBIADOS, EN UN MOMENTO” Algunos del resto ungido mueren a manos de los adoradores idólatras por observar los mandamientos de Dios y la fe del Señor Jesús. Pero no tienen nada que temer en cuanto al futuro. (Mateo 10:28; Lucas 12:4, 5) Saben que su muerte no es eterna, sino que habrá resurrección celestial para ellos. Dándoles consuelo de esta clase, el apóstol Juan dice, inmediatamente después de señalar que el resto de “santos” hoy día necesita aguante: “Y oí una voz procedente del cielo decir: ‘Escribe: Felices son los muertos que mueren en unión con el Señor desde este tiempo en adelante. Sí, dice el espíritu, que descansen de sus labores, porque las cosas que hicieron van junto con ellos.’”—Revelación 14:13.
15

Si son fieles, estos santos ungidos “mueren en unión con el Señor,” porque llegan a estar “unidos con él en la semejanza de su muerte” para ser “unidos con él en la semejanza de su resurrección.” Se pudiera decir que son “sepultados con él por medio de nuestro bautismo en su muerte.” (Romanos 6:3-6) Nunca es agradable morir; pero a estos santos que mueren fieles desde el principio de este juicio se les pronuncia “felices.” ¿A qué se debe esto? A que no duermen en la muerte esperando la venida del Señor Jesús en la gloria de su Reino. (Mateo 25:31) Desde 1914 este Cordero de Dios está de pie con poder de gobernar sobre el monte Sion celestial. Ha entrado en su reino. Cuando murió hace diecinueve siglos, él mismo durmió en la condición de la muerte por partes de tres días. (1 Corintios 15:20) Pero en cuanto al resto de los 144.000, no duermen en la muerte en espera de la venida de Jesucristo como Rey y el principio del juicio que resulta en la caída de Babilonia. Cuando ese juicio comienza, como lo hizo en 1918, el Cordero de Dios ya está en su reino sobre el monte Sion celestial. Por lo tanto, desde 1918 no tienen que dormir en la muerte.
16

50

¿Qué significa eso para ellos? Esto, que inmediatamente después que mueren, son resucitados. Puesto que han de ser “unidos con él en la semejanza de su resurrección,” mueren o reciben muerte en la carne, pero son ‘hechos vivos en el espíritu.’ (1 Pedro 3:18) Así tienen una resurrección espiritual, celestial, que es invisible a los ojos humanos. Por eso, en su resurrección, son cambiados instantáneamente después de morir en la carne. Es como lo predijo el apóstol Pablo, diciendo: “¡Miren! Les digo un secreto sagrado: No todos nos dormiremos en la muerte, pero todos seremos cambiados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, durante la última trompeta. Porque sonará la trompeta, y los muertos serán levantados incorruptibles, y nosotros seremos cambiados. Porque esto que es corruptible tiene que vestirse de incorrupción, y esto que es mortal tiene que vestirse de inmortalidad. Pero cuando esto que es corruptible se vista de incorrupción y esto que es mortal se vista de inmortalidad, entonces se efectuará el dicho que está escrito: ‘La muerte es tragada para siempre.’”— 1 Corintios 15:51-54.
17

Así, como dijo el espíritu de profecía de Dios que harían, descansan de sus labores terrestres, y el crédito por las cosas que hicieron en la carne va junto con ellos. Continúan directamente adelante en las obras del servicio del Reino, pero ahora en los cielos invisibles, porque toman su lugar con el Cordero de Dios sobre el monte Sion celestial. ¡Qué felicidad significa esto para ellos! Estos que mueren en el Señor desde el tiempo del juicio en adelante son introducidos instantáneamente en esta eterna felicidad celestial.
18

SEGANDO, TRILLANDO, PISANDO El que esto sucede en el tiempo de juicio lo prueba además el hecho de que se dan cuadros de juicio divino sobre organizaciones mundanas terrestres inmediatamente después que se habla de esa felicidad. Juan procede a describir estas señales diciendo: “Y vi, y, ¡miren! una nube blanca, y sobre la nube alguien sentado semejante a hijo de hombre, con una corona de oro sobre su cabeza y una hoz aguda en su mano.”— Revelación 14:14.
19

Puesto que las nubes se forman y flotan en los cielos, esta escena está ubicada en los cielos invisibles. Jesús, cuando estuvo en nuestra Tierra, se llamó el Hijo del hombre; y puesto que el que es “semejante a hijo de hombre” tiene una corona de oro sobre su cabeza, éste representa al Señor Jesucristo después de haber sido entronizado en el monte Sion celestial al terminar los Tiempos de los Gentiles en 1914.—Daniel 7:13, 14; Mateo 25:31.
20

El cuadro profético de Revelación 14:14 armoniza con el de Revelación 1:7; pero, en vez de indicar que el Rey coronado viene de manera visible a ojos humanos, denota que viene invisiblemente, porque el apóstol Juan vio esto solo por el espíritu de inspiración y no por sus ojos
21

51

naturales. Cuando el resucitado Jesús ascendió al cielo hace diecinueve siglos, una nube lo recibió, apartándolo de la vista de Juan y sus compañeros apóstoles, de manera que ya no lo veían debido a la nube. Igualmente pasa aquí; el hecho de que se le representa sentado sobre una nube blanca indica que es invisible a los ojos humanos naturales y que viene invisiblemente, porque ahora es una gloriosa persona espíritu. (Hechos 1:9) Puesto que desde 1914 en adelante la Tierra ha sido sujetada a él, tiene el derecho de cortar cualquier cosa que crezca en ella. Por eso, dentro de lo que es su derecho de rey, viene, por decirlo así, con una “hoz aguda en su mano” para hacer una obra de siega.
22

“Y otro ángel salió del santuario del templo, clamando con una voz fuerte al que estaba sentado sobre la nube: ‘Pon dentro tu hoz y siega, porque ha venido la hora de segar, porque la mies de la tierra está cabalmente madura.’ Y el que estaba sentado sobre la nube metió su hoz sobre la tierra, y la tierra fue segada.” (Revelación 14:15, 16) Fue muy apropiado el que un ángel le notificara al Rey que la mies estaba madura y que había llegado el tiempo de segar, porque Jesús, al interpretar la parábola del trigo y las malas hierbas, dijo: “Los segadores son los ángeles.” Pero la siega se hace bajo la supervisión del Rey, y por eso a él se le pinta con la hoz en su mano y metiéndola entre el grano que hay en la Tierra. El anuncio del ángel en el sentido de que era el tiempo de la siega localiza el tiempo en que se cumple esta visión de la siega, como Jesús dijo:
23

“La siega es una conclusión de un sistema de cosas, y los segadores son los ángeles. De manera que, así como se recoge la mala hierba y se quema con fuego, así será en la conclusión del sistema de cosas. El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y ellos recogerán de su reino todas las cosas que hacen tropezar y a los que cometen desafuero, y los arrojarán en el horno ardiente. Allí es donde será su llanto y el crujir de sus dientes. En aquel tiempo los justos resplandecerán tan brillantemente como el sol en el reino.”—Mateo 13:39-43.
24

La conclusión de este sistema de cosas comenzó en 1914, después de haber terminado los Tiempos de los Gentiles o “los tiempos señalados de las naciones.” (Lucas 21:24) Por lo tanto la siega simbólica en la Tierra comenzaría después de eso bajo la supervisión del Rey recién coronado. Según la parábola de Jesús la siega exige o incluye una obra de separación, el separar a los hijos del inicuo, el Diablo, de los hijos o herederos del reino celestial. Hasta el principio de esta siega el inicuo Diablo había sembrado muchos hijos de él semejantes a mala hierba entre los que afirmaban ser cristianos, de modo que esto resultó en una representación falsa de lo que el cristianismo verdadero era y es. Sus hijos semejantes a mala hierba eran babilonios modernos, los que adoraban según el imperio mundial de religión babilónica. El tiempo de separar a estos religiosos babilónicos, incluso los cristianos de imitación, sería
25

52

desde 1919 en adelante, el año en que Babilonia la Grande cayó y fue condenada a destrucción eterna por el tribunal de Dios. Los hechos históricos muestran que 1919 fue el año en que el resto que quedaba en la Tierra de los 144.000 herederos del Reino comenzó a ser librado de la Gran Babilonia. En aquel año el mensaje del reino establecido de Dios comenzó a ser predicado de casa en casa y públicamente por los testigos cristianos de Jehová de manera denodada. Esta predicación del Reino establecido ya en 1914 se hizo en cumplimiento de la profecía de Jesús en Mateo 24:14: “Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones.”
26

A medida que continuó esta predicación del Reino y la instrucción bíblica, más y más de los “hijos del reino” fueron separados y librados de Babilonia la Grande y de lo demás de la organización visible del Diablo. El número de éstos aumentó, como lo revelaron informes sobre la celebración anual de la cena del Señor el 14 de Nisán, hasta entre 1931 y 1935. Entonces la celebración anual de la cena del Señor mostró un número constantemente menguante de “hijos del reino” que participaban del pan sin levadura y el vino tinto en la cena del Señor. Esto indicaba que la siega de ellos casi había cesado y que cantidades de ellos estaban terminando fielmente su carrera cristiana terrestre como testigos de Jehová y estaban ‘muriendo en unión con el Señor’ y entrando en la felicidad predicha en Revelación 14:13. Así, puesto que más eran los que morían que los que estaban siendo librados de la Gran Babilonia, esto redujo constantemente el número de los que eran del resto ungido de herederos del Reino año tras año. La siega de estos “hijos del reino” ha estado terminando.
27

En 1931 el resto ungido abrazó el nombre bíblico “testigos de Jehová.” Aquel mismo año se hizo ver una obra que tenía relación con eso, una obra de marcar. Esta obra cobró más ímpetu en 1935, año en que se le reveló al resto ungido de Jehová que la “grande muchedumbre” descrita por el apóstol Juan en Revelación 7:9-17 era una clase terrestre de personas que temían a Dios que serían libradas de la moderna Babilonia la Grande. A éstos el resto ungido de herederos del Reino los marcaba figuradamente en la frente para identificarlos como adoradores de Jehová y súbditos de su Rey reinante Jesucristo. (Ezequiel 9:3, 4) Estos eran las “otras ovejas” del Pastor-Rey Jesucristo, predichas por él en Juan 10:16.
28

A medida que estas “otras ovejas” se asociaron con el resto, también adoptaron el nombre testigos de Jehová. Así, mientras la siega del resto de los “hijos del reino” termina, el recogimiento de las “otras ovejas” aumenta por centenares de miles. Esto da cuenta de que el informe de la celebración de la cena del Señor por todas partes del mundo en la noche del viernes 9 de abril de 1971 mostrara que el número de los del resto que participaron del pan y el vino había disminuido a 10.384, mientras que el número total de personas de cualidades de oveja que predicaron las
29

53

buenas nuevas del Reino durante abril había aumentado a 1.573.044.— Mateo 25:31-40. Los hechos prueban que el invisible Hijo del hombre, coronado y sentado sobre la simbólica nube blanca, ha metido en la Tierra su hoz aguda para obra de separación. Pronto se habrá segado de la Tierra a todos los “hijos del reino,” los herederos ungidos del Reino. A medida que el cosechar o la siega de éstos alcanza su culminación, y a medida que aumenta y se intensifica la predicación de las buenas nuevas del Reino públicamente y de casa en casa, más de las “otras ovejas” están siendo libradas de Babilonia la Grande. Estas “otras ovejas” se regocijan con la esperanza de que su Pastor-Rey las conducirá a salvo a través del fin destructivo de este sistema de cosas y adelante al nuevo orden de cosas con sus “nuevos cielos y una nueva tierra.” (2 Pedro 3:13) Allí adquirirán vida eterna en una Tierra paradisíaca. En tiempos antiguos fueron prefigurados por los netineos y los esclavos y las esclavas y los cantores y cantoras y los “hijos de los siervos de Salomón” no judíos que acompañaron al resto judío que partió de Babilonia y regresó a la Tierra Prometida en 537 a. de la E.C. después que Ciro publicó su decreto que los ponía en libertad.—Esdras 1:1-6; 2:43-58, 64-70.
30

Todos los fieles testigos cristianos de Jehová escaparán de lo que les viene a los religiosos que permanecen con la Gran Babilonia. Una vista por anticipado de lo que les vendrá a esos religiosos se nos da después que el apóstol Juan describe la simbólica siega de la Tierra. Él comparte con nosotros esta vista por anticipado, diciendo: “Y todavía otro ángel [el quinto de esta serie] salió del santuario del templo que está en el cielo, él, también, teniendo una hoz aguda.” (Revelación 14:17) Esto nos llama la atención al hecho de que la obra que se hará con esta hoz se efectuará por medio de los santos ángeles al mando del Rey coronado Jesucristo. Esta clase angélica adora a Jehová como Dios, porque sale “del santuario del templo que está en el cielo.” ¿Qué hace después que se efectúa la ‘siega de la tierra’? Observemos.
31

“Y todavía otro ángel [el sexto] salió del altar y tenía autoridad sobre el fuego. Y clamó con voz fuerte al que tenía la hoz aguda, diciendo: ‘Pon dentro tu hoz aguda y vendimia los racimos de la vid de la tierra, porque sus uvas se han madurado.’ Y el ángel metió su hoz en la tierra y vendimió la vid de la tierra, y la arrojó al gran lagar de la cólera de Dios. Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y salió sangre del lagar hasta la altura de los frenos de los caballos, por una distancia de mil seiscientos estadios [más de trescientos veinte kilómetros].”—Revelación 14:18-20.
32

Esta “vid de la tierra” es distintamente diferente de la “vid verdadera” cuyo cultivador es el Padre celestial de Jesús y la cual Jesús describió en Juan 15:1-8. La vid verdadera es Jesucristo, y los 144.000 israelitas espirituales son ramas en ella. Produce mucho fruto, para que el Cultivador Jehová Dios sea glorificado. Por esto esta “vid verdadera” es la
33

54

nación del Israel espiritual que produce los frutos del reino de Dios.— Mateo 21:43. Al contrario de esto, la simbólica “vid de la tierra” produce los frutos de “todos los reinos del mundo” sobre los cuales reina la Gran Babilonia. Además de esto, Satanás el Diablo es el dios y gobernante de estos reinos mundanos y les dio el poder, los tronos y la gran autoridad que tienen. (Revelación 13:1, 2; 17:1-5, 18; Mateo 4:8, 9; Lucas 4:5, 6; Juan 14:30; 16:11; 2 Corintios 4:4) Por lo tanto la vid es el sistema visible de gobierno del Diablo sobre la humanidad. Desde que fue plantada por medio de Nemrod el poderoso cazador ha producido una abundancia de fruto, no para la glorificación de Jehová Dios, sino para emborrachar a la gente con temor y opresión.
34

En este tiempo de juicio, desde el momento en que cayó Babilonia la Grande, esta “vid de la tierra” ha estado cargada de racimos y sus uvas se han madurado. Merece ser cortada y destruida, y se acerca el tiempo en que ha de ser cortada por medios angélicos. El sexto ángel que apareció “salió del altar” y clama que ha llegado el tiempo para cortar la vid.
35

Puesto que el altar es el lugar donde se mantenía ardiendo el fuego de los sacrificios, este ángel “tenía autoridad sobre el fuego.” Así, tiene autoridad sobre una fuerza destructiva. (Revelación 11:5; 20:9) Puesto que sale del altar de Dios, aprecia el sacrificio del Cordero de Dios y también los sacrificios de alabanzas y de buenas obras que ofrecen los 144.000 israelitas espirituales a Jehová Dios. De modo que este ángel representa a los ángeles que son “espíritus para servicio público, enviados para servir a favor de los que van a heredar la salvación.” (Hebreos 1:14; 13:12-16) Estos ángeles ministrantes saben que los reinos de este mundo han hecho sufrir a estos herederos de la salvación celestial mientras éstos han estado ofreciendo sus sacrificios a Jehová Dios.
36

El sexto ángel no usa fuego para destruir la “vid de la tierra,” sino que clama pidiendo que el ángel que tiene la hoz aguda la corte. Cuando le llega el fin a este sistema de cosas después que las buenas nuevas del reino de Dios han sido predicadas en toda la tierra habitada para testimonio, los ángeles bajo el Rey Jesucristo meterán la hoz simbólica en la base de esta enorme vid y la cortarán. Los testigos de Jehová hoy en la Tierra no cortarán esta vid impía. No obstante, ellos, como el apóstol Juan, sí publican por adelantado a todo el mundo la notificación de que la vid pronto será cortada.
37

Debido al fruto que ha producido a través de los siglos y especialmente desde que terminaron los Tiempos de los Gentiles en 1914, esta “vid de la tierra” ha llegado a estar bajo la ira de Jehová Dios. Por esta razón, después que es cortada, no se le deja simplemente abandonada en la tierra para que se marchite. Más bien, las fuerzas angélicas del Rey la arrojan “al gran lagar de la cólera de Dios.” El propósito de un lagar es
38

55

aplastar los racimos de uvas lanzados en él. Este lagar simbólico debe ser tremendo, porque tiene que acomodar a todas las naciones y los reinos de este mundo. Es mayor que el valle de Josafat fuera de Jerusalén, donde, según la profecía simbólica de Joel 3:9-14, todas las naciones que pelean contra Jehová Dios serán pisoteadas y aniquiladas. El “lagar” es profundo y puede acomodar la sangre de los racimos de uvas aplastados por una distancia de más de trescientos veinte kilómetros. En éste la tremenda organización guerrera de Jehová de sus santos ángeles celestiales bajo la dirección de Jesucristo su Rey coronado harán la pisadura y descargarán la cólera de Dios en la “vid.” La guerra entre la organización celestial de Jehová y la organización gubernamental terrestre visible de Satanás se pelea fuera de la ciudad celestial de Sion, porque Revelación 14:20 dice que “fue pisado el lagar fuera de la ciudad.” La batalla se pelea en la Tierra, porque allí es donde están las naciones y los reinos de la humanidad. El lagar manifiestamente simboliza la condición de estar acorralados, la condición de estar atrapados, en la cual el Dios Todopoderoso por medio de su Mariscal de Campo Jesucristo pone por maniobras a las fuerzas enemigas terrestres, en la cual su medida de culpa alcanza su plenitud y precisamente al tiempo en que el juicio de condenación procedente de Jehová se ha de ejecutar en ellos. El “lagar” es lo suficientemente grande como para recibirlos a todos y no permitir que escape ninguno.
39

Esto sucede cuando llega el tiempo para la guerra de Dios, como lo sugiere el hecho de que la vid no es pisada en el lagar por pies humanos, sino por cascos de caballos; y en la Biblia los caballos son símbolo de guerra. Debido a lo grande que es la vid y a que está tan cargada de racimos de uvas, la sangre de las uvas aplastadas sale “hasta la altura de los frenos de los caballos.” Pero esta profundidad de sangre de uvas no es demasiado grande para el “lagar” de Jehová, pues éste acomoda esa profundidad de sangre por una distancia de más de trescientos veinte kilómetros y los caballos pueden recorrer bien esa distancia bajo la dirección de sus jinetes.
40

El Rey coronado de Jehová, Jesucristo, estará allí mismo, participando con sus ejércitos angélicos en pisar el lagar de la ira de Dios contra la “vid de la tierra.” Él lleva la delantera en la destrucción de la organización política visible del Diablo, y en esta pisadura actúa para Dios.—Revelación 19:11-16; Isaías 63:1-7.
41

La pisadura representada aquí corresponde con la trituración de todas las naciones y los reinos mundanos por el reino de Dios parecido a roca según se predice en Daniel 2:44, 45. Esto anuncia un tiempo de angustia y tribulación como el cual las naciones y pueblos nunca han conocido uno desde que comenzó este mundo hasta ahora, y nunca más habrá otro como éste. (Daniel 12:1, 4; Mateo 24:21, 22) Nunca más se arraigará de nuevo esa “vid de la tierra” y llenará esta vieja tierra del fruto
42

56

de la más inicua índole. El reino mesiánico de Jehová cabalgará a la victoria y permanecerá victorioso, para gobernar sin oposición sobre la “nueva tierra.” Desde el cielo la “vid verdadera,” plantada sobre el monte Sion celestial y compuesta del Cordero de Dios y sus 144.000 sarmientos, producirá mucho fruto para la gloria del Cultivador divino y para la vida y felicidad de los súbditos terrestres obedientes del reinante Rey de Jehová, Jesucristo.
43

Si somos fieles al temer a Dios, dándole la gloria y adorándolo como Creador, es posible que seamos conservados para ser testigos presenciales de la pisadura del lagar simbólico por el Rey de Dios, tal como el envejecido Juan la vio en visión simbólica. El Dios Todopoderoso puede conservarnos a través del período de la pisadura, para que veamos el glorioso triunfo de su Rey Mesiánico y nos regocijemos por él. Dando seguridad de esto, la profecía de Joel, después de hablar de la pisadura de las naciones en el “lagar,” dice: “El cielo y la tierra ciertamente se mecerán; pero Jehová será un refugio para su pueblo, y una plaza fuerte para los hijos de Israel. Y ustedes tendrán que saber que yo soy Jehová su Dios, que resido en Sion mi santa montaña.” (Joel 3:16, 17) Eso significa que sobrevivan sin morir y entran en Su nuevo mundo.
44

[Nota] El total combinado de las personas que asistieron a la celebración de la cena del Señor fue de 3.453.542. [Preguntas del estudio] 1, 2. Después de oír el anuncio de que Babilonia la Grande había caído, ¿qué proclamación oyó Juan hecha por un tercer ángel? 3. (a) ¿Qué representa la bestia salvaje? (b) ¿Qué representa el hecho de que tenga siete cabezas? 4, 5. (a) ¿Qué nombre lleva la bestia salvaje? (b) El número es ¿qué cifra en cuántas etapas, y qué representa esa cifra? 6, 7. En el nombre-número de la bestia, ¿qué hace el que se use 6 en tres etapas? y por lo tanto, ¿qué muestra acerca de la bestia el sumar las tres etapas de 6? 8. Para hacer que los súbditos de los estados políticos que componen la bestia salvaje adoren a la bestia, ¿qué creen los gobernantes que es necesario hacer ahora? 9. ¿Qué ha resultado ser la “imagen de la bestia salvaje,” y por qué no puede tener buen éxito? 10. ¿De qué manera han desobedecido el mensaje del ángel los hacedores y apoyadores de “la imagen,” y cómo se identifica a los adoradores? 57

11. ¿De qué manera directa ha adorado Babilonia la Grande a la bestia salvaje y su imagen, y cómo empezó a beber el vino de la cólera de Dios? 12. ¿Cómo es que Babilonia la Grande, aunque caída, continúa existiendo? 13. ¿De qué manera es que los adoradores de la bestia salvaje y su imagen son ‘atormentados con fuego y azufre’ y que “el humo de su tormento asciende para siempre jamás”? 14. En contraste, ¿cómo han escapado de este juicio los testigos fieles de Jehová, y por qué ha exigido esto aguante por parte de ellos? 15. ¿Qué consolación se da después en Revelación 14:13 a los ungidos que quedan en la Tierra? 16. ¿Por qué se puede pronunciar “felices” a los del resto de los 144.000 en la Tierra que mueren después de haber comenzado el juicio en 1918? 17, 18. ¿Qué significa para ellos el que no duerman en la muerte, y cómo es que las cosas que han hecho “van junto con ellos”? 19. ¿Cómo sabemos, por el contexto, que esta felicidad se realiza en un tiempo de juicio? 20. ¿A quién representa Revelación 14:14, en qué tiempo? 21. ¿Qué se denota por el hecho de que Jesús esté sentado sobre una nube blanca, y por qué? 22-24. (a) Al Rey se le notifica ahora que es tiempo de hacer ¿qué? (b) ¿Por qué es apropiado que un ángel le notificara, en vista de las palabras de Jesús en Mateo 13:39-43? 25. ¿Cuándo comenzará la siega simbólica, y en qué separación entre adherentes de religión resulta? 26. ¿Qué prueba que el resto ungido comenzó a ser librado de la Gran Babilonia en 1919? 27. (a) ¿Hasta cuándo mostraron los informes que se estaba librando a “hijos del reino” del sistema de Satanás en cantidad cada vez mayor? (b) ¿Por qué comenzó entonces una mengua? 28. Desde 1931 en adelante, ¿qué obra relacionada recibió atención aumentante, pero adquiriendo más ímpetu desde 1935? 29. ¿Qué comparación existe entre la siega de los siervos ungidos y el recogimiento de las “otras ovejas,” y qué cifras se informaron en 1971?

58

30. (a) Al alcanzar una culminación la siega de los “hijos del reino,” ¿qué obra de liberación se intensifica? (b) ¿Cómo fueron representados en tiempos antiguos los que están siendo recogidos? 31. Después de ver la simbólica siega de la Tierra, ¿a quién ve Juan salir del templo, y a una obra por medio de quiénes nos llama esto la atención? 32. Según Revelación 14:18-20, ¿qué se le dice que haga al ángel que lleva la hoz aguda, y qué sucede después de eso? 33, 34. (a) ¿Qué es la “vid verdadera” que produce buen fruto? (b) ¿Qué es la “vid de la tierra,” y qué fruto ha producido? 35, 36. ¿Por qué debe ser cortada la “vid de la tierra,” y qué tiene de significativo el que el ángel que da el mandato salga del altar? 37. ¿Cuándo y cómo le llegará el fin a la “vid de la tierra”? 38. Después de ser cortada, ¿qué se le hace, dónde, y quién lo hace? 39. (a) ¿Qué se indica por el hecho de que el lagar sea “pisado . . . fuera de la ciudad”? (b) ¿Qué simboliza el lagar? 40. ¿Qué sugiere que es tiempo de guerra, y cuán extenso será el aplastamiento de las uvas inicuas? 41, 42. ¿Qué papel desempeñará Cristo Jesús en la pisadura del lagar, y con qué corresponde la pisadura y qué anuncia para la humanidad? 43. ¿Dónde se planta la “vid verdadera,” y qué fruto producirá? 44. (a) ¿Qué privilegio como el de Juan puede ser nuestro si somos fieles? (b) ¿Qué profecía correspondiente nos asegura que el pueblo de Jehová sobrevivirá y entrará en Su nuevo orden? [Ilustración de la página 68] La bestia salvaje simbólica ascendiendo del mar 666 (1) EGIPTO (2) ASIRIA (3) BABILONIA (4) MEDO-PERSIA (5) GRECIA (6) ROMA (7) G. BRETAÑA-ESTADOS UNIDOS

59

CAPÍTULO 3 SIETE ÁNGELES CON LAS ÚLTIMAS PLAGAS DIOS está airado. ¿Por qué? ¿Con quién? Ciertamente no deseamos estar entre aquellos contra los cuales se dirige su cólera actualmente y sobre los cuales será derramada su cólera a su tiempo escogido. (Salmo 7:11) Por lo tanto, ahora es la ocasión en que debemos dar atención cuidadosa y estudio a todas las expresiones de su cólera antes que venga la culminación. Sabemos que él tiene razón para estar airado, y que las expresiones de su cólera son justas. Más bien que sentir personalmente estos derramamientos de su cólera y blasfemar contra él por ellos, preferimos estar en armonía con sus derramamientos, en apoyo de ellos, porque se derraman sobre los que los merecen. El capítulo quince de Revelación revela que habrá personas que alabarán a Dios por expresar con justicia su cólera en su tiempo de juicio. Felices seremos si podemos participar con ellas en alabar a Dios. Con el mayor placer y satisfacción el apóstol Juan contempló la siguiente señal significativa. Probablemente se vio a sí mismo incluido en la señal. Dice: “Y vi en el cielo otra señal, grande y maravillosa: siete ángeles con siete plagas. Estas son las últimas, porque por medio de ellas la cólera de Dios queda terminada.” (Revelación 15:1) Hace mucho tiempo las diez plagas que por medio de Moisés cayeron sobre el Egipto antiguo fueron muy literales; pero en nuestro tiempo, desde la caída de Babilonia la Grande en 1919, las siete últimas plagas bajo el control de los siete ángeles resultan simbólicas. Anuncian la cólera de Dios, y evidentemente son revelaciones procedentes de la Palabra de Dios. Pero Babilonia la Grande, entre otros, las siente extremadamente. Señalan las varias condiciones mundiales vistas desde el punto de vista judicial de Dios. Anuncian lo que le vendrá al mundo como resultado de la opinión judicial de Él en cuanto a los pueblos del mundo. Esas revelaciones procedentes de la Palabra de Dios deben ser, por supuesto, publicadas y declaradas por su resto, representados por Juan, quien vio esta gran y maravillosa señal en visión profética. Tal como Juan vio la señal profética, así ellos ven el cumplimiento efectivo de la señal en los días modernos.
2

Puesto que siete es un número bíblico que significa perfección, no es necesario que haya más de siete de estas plagas simbólicas. Siete de ellas son suficientes para llevar a cabo la expresión de la cólera de Dios. Los ángeles desempeñan su parte en expresarlas.
3

La señal celestial que está por ejecutarse al debido tiempo no es alguna cosa injusta. En la ocasión del comienzo de esta señal hay fieles adoradores de Dios que pueden alabarlo. El apóstol Juan llama nuestra atención a ellos antes que se derramen las siete últimas plagas. Como si ahora estuviera delante del trono de Dios, Juan dice:
4

60

“Y vi lo que parecía ser un mar vítreo mezclado con fuego, y a los que salen victoriosos de la bestia salvaje y de su imagen y del número de su nombre de pie al lado del mar vítreo, teniendo arpas de Dios. Y están cantando la canción de Moisés el esclavo de Dios y la canción del Cordero, diciendo:
5

“‘Grandes y maravillosas son tus obras, Jehová Dios, el Todopoderoso. Justos y verdaderos son tus caminos, Rey de la eternidad. ¿Quién no te temerá verdaderamente, Jehová, y glorificará tu nombre, porque solo tú eres leal? Porque todas las naciones vendrán y adorarán delante de ti, porque tus justos decretos han sido manifestados.’”—Revelación 15:2-4, NM; F. Delitzsch; Salkinson-Ginsburg (hebreo), edición de 1941.
6

¿Quiénes son estos que han salido victoriosos de la organización política visible del Diablo y de la Sociedad de Naciones y su sucesora, las Naciones Unidas, y de la imperfección, el fracaso y la opresión que representa el nombre-número de la bestia salvaje simbólica? Son el resto que todavía está en la Tierra de los 144.000 seguidores del Cordero de Dios. Su historia hasta este día da testimonio de que han salido victoriosos; en sus frentes y sus manos no hay marca alguna que muestre concordancia, cooperación ni compromiso con la bestia salvaje simbólica y su imagen. No adoran a esas instituciones políticas. No están marcados con su nombre numérico que suma a 666. Han escuchado la advertencia del tercer ángel dada en Revelación 14:9-12 y han aguantado toda la oposición y persecución mundial por obedecer fielmente los mandamientos de Dios y la fe de Jesucristo.
7

Han obedecido victoriosamente los mandamientos divinos de mantenerse sin mancha de este mundo y predicar las buenas nuevas del reino establecido de Dios en toda la tierra habitada para testimonio. Ha desplegado la misma clase de fe que Jesucristo desplegó cuando estuvo en la Tierra. (Santiago 1:27; Mateo 24:14; Marcos 13:10; Juan 13:15-17) Puesto que a estos victoriosos se les describe “teniendo arpas de Dios” y cantando, tienen que estar abarcados en los 144.000 cantores con arpas, de que se habla en Revelación 14:1-3.
8

Puesto que sus arpas son “arpas de Dios,” les han sido suministradas por Dios. Son los medios de dar acompañamiento de sonido agradable, apoyo y fondo armonioso a su cantar. En realidad, sus arpas serían la Palabra escrita de Dios con todas sus enseñanzas, sus profecías, sus revelaciones y su historia de las obras de Dios. Además de la Palabra de Dios, el resto de los 144.000 en la Tierra tiene las muchas ayudas impresas para entender y explicar la Biblia, a saber, libros empastados, folletos, tratados y revistas, producidos en imprentas donde todos los trabajadores son testigos plenamente dedicados y bautizados de Jehová. Mientras cantan el mensaje de Dios con ese acompañamiento, están de pie delante de lo que parece un mar vítreo. Este “mar” debe haberse parecido a una tremenda palangana o jofaina de agua, como la gran palangana que
9

61

descansaba sobre las espaldas de doce toros de metal en el templo del rey Salomón, puesto que esto, también, era llamado un “mar.”—1 Reyes 7:2346; 2 Reyes 25:16; 2 Crónicas 4:2-6, 15. La palangana que Juan vio estaba hecha de vidrio, evidentemente vidrio claro, vidrio transparente. (Revelación 21:18, 21; Job 28:17) Así el contenido de la palangana parecida a mar podía verse por los lados. Puesto que Revelación 4:6 declara que este mar vítreo semejante a cristal estaba delante del trono celestial de Dios, los cantantes victoriosos con arpas tienen que estar de pie como en la presencia de Dios y dirigiendo sus canciones a él y dejando que el cielo oiga su cantar y su tocar de arpas.
10

En el templo de Salomón el “mar” se llenaba de agua y “era para que los sacerdotes se lavaran en él.” Puesto que los cantantes victoriosos están de pie al lado del mar vítreo, esto sugiere que son espiritualmente de la clase sacerdotal, del “sacerdocio real” que esta bajo el Sacerdote Principal Jesucristo. (1 Pedro 2:9; Hebreos 3:1) Como sucede en el caso del “mar” del templo de Salomón, así el agua del “mar vítreo semejante a cristal” representa la verdad de la Palabra de Dios, porque tanto satisface la sed espiritual como tiene efecto limpiador en la vida, corazón, mente y obras del cristiano. Pero al mirar Juan a través de los lados transparentes del mar vítreo, pudo discernir que su contenido estaba mezclado con fuego. Así previó que la verdad de la Palabra de Dios contenía juicios ardientes y que estos juicios habrían de hacerse prominentes en este tiempo particular después que cayera la Gran Babilonia. El resto sacerdotal de los 144.000 tendría que proclamar estos juicios ardientes.
11

Sin embargo, ¿qué cantan? Se dice que es la “canción de Moisés el esclavo de Dios y la canción del Cordero.” Moisés el esclavo de Dios cantó una canción de alabanza a Jehová después que los carros egipcios fueron detenidos, por ahogamiento en el mar Rojo, mientras perseguían a los israelitas en fuga. Cuarenta años más tarde, antes de despedirse de los israelitas en las fronteras de la Tierra Prometida, Moisés cantó otra canción de alabanza a Jehová. (Éxodo 15:1-19; Deuteronomio 32:1-43) Ambas canciones anunciaban la venganza de Jehová Dios contra sus enemigos y los de su pueblo dedicado. Moisés como profeta prefiguró a un profeta judío todavía mayor, a Jesucristo, “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.” (Deuteronomio 18:15-18; Hechos 3:22, 23; Juan 1:29) Jesucristo estaba de acuerdo completamente con las canciones de Moisés, y aquí en la Revelación a Juan hace referencia a las canciones de Moisés. Él se encargará de que las profecías que hay en esas canciones sean cumplidas. Mientras estaba en la Tierra, Jesús cantó las alabanzas de Jehová y declaró su venganza. (Mateo 26:30; Lucas 19:41-44; 21:20-22) Puesto que ahora es el tiempo para el cumplimiento final de las canciones de Moisés y Jesús, el resto de los 144.000 las cantan.
12

62

Cantan de modo que toda la gente lo oiga que Jehová es Dios Todopoderoso, y que sus obras de venganza y vindicación son grandes y maravillosas, obras que solo un Dios Todopoderoso podría ejecutar.
13

Tal como Moisés en el mar Rojo cantó que Jehová gobernaría como rey hasta tiempo indefinido, aun para siempre, así ellos cantan de Jehová como “Rey de la eternidad,” cuyos caminos son justos y verdaderos hasta cuando trata con sus enemigos. Dan a conocer su nombre, Jehová, y lo glorifican ellos mismos. Preguntan quién hay que no temerá a este Dios y glorificará su nombre. ¿Por qué? Porque es un Dios leal, y sus adoradores pueden depender de él. Y como cantó Moisés, en Deuteronomio 32:43: “Alégrense, oh naciones, con su pueblo, porque él vengará la sangre de sus siervos, y pagará con venganza a sus adversarios,” así estos cantantes victoriosos citan las profecías bíblicas que dicen que las personas alegradas de todas las naciones vendrán y adorarán delante de Jehová y llegarán a ser sus testigos. ¿Por qué? Porque él habrá manifestado sus justos decretos contra sus enemigos, y estas personas los aprueban y son alegradas por ellos y por la ejecución de ellos. Ya los cantantes han visto a centenares de miles de esas personas alegradas venir y adorar a Jehová.
14

Cantando como lo hacen al lado del mar vítreo, el resto victorioso de los 144.000 está en el templo espiritual de Jehová, el templo que fue abierto y en el cual se vio el arca del pacto de Dios, anunciando la presencia de Dios allí. (Revelación 11:19) Entonces, ¿qué ve el resto, representado por el apóstol Juan? Juan nos dice:
15

“Y después de estas cosas vi, y se abrió el santuario de la tienda del testimonio en el cielo, y salieron del santuario los siete ángeles con las siete plagas, vestidos de lino limpio y brillante y ceñidos alrededor de los pechos con cinturones de oro. Y una de las cuatro criaturas vivientes dio a los siete ángeles siete tazones de oro que estaban llenos de la cólera de Dios, que vive para siempre jamás. Y el santuario se llenó de humo a causa de la gloria de Dios y a causa de su poder, y nadie pudo entrar en el santuario hasta que fueron terminadas las siete plagas de los siete ángeles.”—Revelación 15:5-8.
16

En el cielo los ángeles sí tienen acceso a la presencia de Dios, posiblemente a la parte sagrada representada por el Santísimo en la tienda de adoración de Israel, al lugar sagrado en el cual entró el resucitado Jesucristo para presentar el valor de su sacrificio humano a Dios. (Mateo 18:10; Hebreos 9:24-26) En la visión de Juan a los ángeles representados por los “siete ángeles” se les otorga admisión en el templo de la presencia de Dios, o en el “santuario de la tienda del testimonio.” Allí “una de las cuatro criaturas vivientes” les dio siete tazones de oro llenos de la cólera de Dios. Según Revelación 4:6-9, estas “cuatro criaturas vivientes” están cerca del mar vítreo y también alrededor del trono de Jehová Dios. Por eso, cuando una de estas criaturas da a los siete ángeles los tazones de la
17

63

cólera de Dios, tiene que ser porque esos ángeles han sido admitidos a la presencia de Dios. La acción que ha de venir después tiene que ver con el derramamiento de la “cólera de Dios” en vindicación de él y para probar su justicia. Por lo tanto la “criatura viviente” que da los tazones sería la “primera criatura viviente” que era “semejante a un león,” más bien que cualquiera de las otras tres, que eran, respectivamente, (2) “semejante a un torillo,” (3) una que tenía “rostro como el de hombre,” y (4) “semejante a un águila volando.” En las Escrituras el león simboliza la Justicia, Rectitud Judicial; y esto es lo que había de expresarse derramando la cólera de Dios. El derramamiento sería por medio de ángeles bajo el mandato del Rey coronado de Jehová, “el León que es de la tribu de Judá, la raíz de David.” El rey Salomón, hijo de David, tenía dos leones esculpidos a los lados de los brazos de su trono, y doce de aquellos leones en los escalones que llevaban a su trono, uno a cada lado de los seis escalones. (Revelación 4:6, 7; 5:5; 1 Reyes 10:18-20; 2 Crónicas 9:17-19) Por eso parece muy propio el que la “criatura viviente” semejante a león diera a los siete ángeles los tazones de oro “llenos de la cólera de Dios, que vive para siempre jamás.”
18

Dios es santo. Muy propiamente, pues, en armonía con otros textos bíblicos, como Isaías 6:1-4 y Revelación 1:12-17, los siete ángeles que entraron en la presencia de Dios estaban “vestidos” de manera decente y hermosa, “de lino limpio y brillante y ceñidos alrededor de los pechos con cinturones de oro.” Estaban limpios y justos a la vista del Dios santo, y estaban ceñidos de manera que significara que estaban asignados a un muy precioso servicio según la voluntad de Dios. Él los había llamado. Fue de él que recibieron, por medio de la criatura viviente especial, los medios por los cuales derramar la expresión de la cólera de Dios sobre los que en justicia la merecían.
19

Después que estos siete ángeles salieron del “santuario de la tienda del testimonio,” una vista gloriosa aconteció: “El santuario se llenó de humo a causa de la gloria de Dios y a causa de su poder.” El humo se debía a la presencia de Dios en el santuario; anunciaba su presencia allí, como en el caso de la inauguración del templo de Salomón para Jehová mucho tiempo antes. (Revelación 15:8; 2 Crónicas 5:13, 14; 1 Reyes 8:1013) Jehová estaba resuelto a permanecer en el santuario para encargarse de que las siete últimas plagas fueran derramadas. En el santuario se le había de dar informe de que todos los tazones habían sido obedientemente derramados. Su presencia judicial en gloria y poder en su templo celestial apoyaba a los siete ángeles al derramar éstos los tazones de su cólera.
20

Ahora bien, ¿cuál será el orden que seguirán los acontecimientos? ¿Sobre qué o quiénes se vaciarán los siete tazones, cada uno por orden? ¿Qué nos revela el derramamiento de un tazón tras otro que es la condición de los asuntos entre los hombres que exige una exhibición de la
21

64

cólera de Dios? ¿Qué revela cada derramamiento que es el punto de vista judicial de Dios de la situación que se presenta? ¿Qué revela cada tazón que es la cosa verdadera que plaga a los que son afligidos por él? ¿Cómo reaccionan al derramamiento de un tazón los que son afectados por éste? ¿Por qué es cada uno de estos derramamientos una plaga procedente de Dios? ¿Por qué debería ser una plaga la presentación del pronunciamiento judicial de Dios en cuanto a la sociedad y la conducta humanas para las personas que no concuerdan con él en opinión? ¿En qué culminarán o terminarán las “siete últimas plagas”? Cada uno de esos “siete tazones de oro que estaban llenos de la cólera de Dios” simboliza un derramamiento de información reveladora procedente de Dios, un fallo judicial rendido por él en cuanto a hombres que están en juicio delante de él y que esperan la ejecución de Su sentencia. ¿Han comenzado a vaciarse estos “tazones”? Si así es, ¿qué evidencia tenemos que lo pruebe? ¿Quiénes en la Tierra han sido usados como agentes en el derramamiento de estas plagas, si se ha usado a hombre alguno? Con el más profundo interés examinamos escrutadoramente la historia reciente para ver las cosas que cumplen lo que el apóstol Juan vio descubierto ante sus ojos.
22

[Preguntas del estudio] 1. ¿Por qué debemos dar atención ahora a todas las expresiones de la cólera de Dios, y qué actitud debemos tener en cuanto a los derramamientos de su cólera? 2. (a) Con la venida de los siete últimos ángeles en la visión de Juan, ¿qué cosa quedaría terminada? (b) ¿Qué simbolizan las últimas plagas, y qué privilegios tienen los que fueron representados por Juan en cuanto al cumplimiento de esta visión? 3. ¿Qué indica el que haya siete plagas? 4-6. En muestra de que habría adoradores fieles presentes delante del trono de Dios antes que las siete últimas plagas fueran derramadas, ¿a quiénes ve Juan y qué cantan éstos? 7. ¿Quiénes son los que han salido victoriosos, y por qué se dice esto de ellos? 8. ¿Qué mandamientos han guardado victoriosamente, y con la clase de fe de quién? 9. (a) En efecto, ¿qué representan sus arpas, y cómo ha sido amplificada la música producida? (b) ¿A qué se parecía el “mar vítreo” que Juan vio? 10. (a) ¿De qué estaba hecha la palangana? (b) ¿Dónde estaba ubicado el “mar vítreo,” y qué indica esto en cuanto a los que cantaban y tocaban arpas? 65

11. (a) El que estuvieran de pie al lado del “mar vítreo” sugiere ¿qué, en cuanto a los cantantes? (b) ¿Qué representa el contenido del “mar,” y así al ver el contenido a través de los lados transparentes, qué previó Juan? 12. ¿Qué eran la “canción de Moisés el esclavo de Dios y la canción del Cordero,” y por qué debe cantarlas ahora el resto? 13, 14. ¿Cómo magnifica las obras, caminos y nombre de Jehová el cantar de ellos, y qué efecto predice que tendrán en las naciones sus decretos? 15, 16. Estando en el templo espiritual de Jehová, ¿qué vio el resto, presentado por Juan, que aconteció cuando el templo fue abierto? 17. ¿A quiénes representan los siete ángeles, y qué circunstancia indica que estuvieron en la presencia de Dios para conseguir los “siete tazones de oro”? 18. ¿Cuál de las cuatro “criaturas vivientes” propiamente daría los siete tazones de la cólera de Dios a los siete ángeles, y por qué? 19. ¿Cómo estaban vestidos los siete ángeles, y por qué era propio esto? 20. ¿Qué indica el hecho de que el santuario se llenara de humo? 21. Con estos antecedentes, ¿qué preguntas apremiantes se presentan ahora para darles respuesta? 22. (a) ¿Qué simboliza cada uno de los “siete tazones de oro que estaban llenos de la cólera de Dios”? (b) ¿Para contestar qué preguntas se vuelve nuestro interés hacia la historia reciente?

66

CAPÍTULO 4 COMIENZA EL DERRAMAMIENTO DE LAS SIETE ÚLTIMAS PLAGAS EL ESCENARIO celestial desde el cual se lanzan las siete últimas plagas corresponde bien con la situación descrita en Salmo 11:4-7 con estas palabras: “Jehová está en su santo templo. Jehová... en los cielos está su trono. Sus propios ojos contemplan, sus propios ojos radiantes examinan a los hijos de los hombres. Jehová mismo examina al justo así como al inicuo, y a cualquiera que ama la violencia ciertamente lo odia Su alma. Hará llover sobre los inicuos trampas, fuego y azufre y un viento abrasador, como la porción de la copa de ellos. Porque Jehová es justo; él sí ama los actos justos. Los rectos son los que contemplarán su rostro.” Por ese procedimiento Jehová hace patente que está en su santo templo. Mientras Juan observa la escena que tiene como fondo el templo, oye una voz. Juan dice: “Y oí una voz fuerte procedente del santuario decir a los siete ángeles: ‘Vayan y derramen sobre la tierra los siete tazones de la cólera de Dios.’” (Revelación 16:1) Esta voz fuerte de mandato tiene que venir de Jehová Dios, puesto que el santuario está lleno de humo a causa de su gloria y poder y a nadie más se le permite entrar por el momento. Puesto que su trono del templo está en los cielos, el movimiento del contenido de los siete tazones en derrame tiene que ser hacia abajo a la Tierra y su atmósfera.
2

¿Qué hay del tiempo en que Dios da el mandato? Él ha hecho que la moderna Babilonia la Grande caiga por “la venganza por su templo.” (Jeremías 50:28; 51:11) Por eso, sería muy propio el que al tiempo de la caída de la Gran Babilonia Jehová estuviera en su templo celestial, en cumplimiento de la profecía de Malaquías 3:1-5. Puesto que los hechos ya dados dan a entender que la Gran Babilonia cayó en 1919, antes de su destrucción venidera, la “voz fuerte” de Jehová salió de su santuario a los siete ángeles en 1919, o por lo menos después de ese año. Cosas que tienen que ver con el derramamiento de los tazones nos ayudan a saber el tiempo del mandato que les dio.
3

La tierra y sus aguas y atmósfera son el blanco del derramamiento de los siete tazones simbólicos. En su orden los siete ángeles obedecen el mandato divino que viene del santuario. “Y el primero se fue y derramó su tazón sobre la tierra. Y una úlcera dañosa y maligna vino a estar sobre los hombres que tenían la marca de la bestia salvaje y que adoraban a su imagen.” (Revelación 16:2) Para entender esto, tenemos que recordar que es simbólico.
4

Con la tierra se quiere decir la gente. (Génesis 11:1; Revelación 13:3) Simboliza, sin embargo, la parte más estable y ordenada de la sociedad humana, en contraste con el mar inquieto. Cuando se derrama en la “tierra,” la primera plaga afecta a los hombres que tienen el nombre de la bestia salvaje, o por lo menos su marca 666, y que adoran la imagen de
5

67

ésta. Puesto que la imagen de ésta es, al principio, la Sociedad de Naciones, esta plaga aplicaría o podría aplicar desde 1919 en adelante, puesto que la Liga de Naciones o Sociedad de Naciones fue propuesta durante el tiempo de la I Guerra Mundial pero fue especialmente debatida y promulgada durante 1919. Realmente entró en vigor cuando entró en vigor el Tratado de Paz de Versalles (París) el 10 de enero de 1920. No obstante, en enero de 1919 el Concilio Federal de Iglesias de Cristo en América oficialmente ofreció su apoyo por escrito para el establecimiento de una Sociedad de Naciones y la llamó “la expresión política del reino de Dios en la Tierra.” La Sociedad de Naciones fue realmente establecida para conservar a la simbólica bestia salvaje, el sistema político visible de Satanás. Pero la bestia de dos cuernos, a saber, la Potencia Mundial Angloamericana que consta de dos potencias, fue la que propuso la Sociedad y que le dio vida a esta “imagen” política. Es significativo el hecho de que Revelación 13:11 dice que esta bestia de “dos cuernos semejantes a los de cordero” ascendió “de la tierra.”
6

Es verdad que el Senado de los Estados Unidos votó en contra de que los Estados Unidos de América entraran en la Sociedad de Naciones. No obstante, los Estados Unidos tenían la “marca de la bestia salvaje.” ¿De qué manera? Porque el socio de los Estados Unidos en la Potencia Mundial Angloamericana era el miembro más prominente de la Sociedad. Además, los Estados Unidos dieron mucha habla y pensamiento a la “libre determinación de los pueblos,” y a la reconstitución de naciones que habían sido tragadas por imperios agresores, tales como Polonia, Checoslovaquia, Yugoslavia, Finlandia, Estonia, Latvia y Lituania. Así, se agitaron aspiraciones nacionales entre pueblos sometidos.
7

Por consiguiente todos aquellos “hombres” envueltos en las maniobras y conexiones políticas ya mencionadas o tenían la “marca de la bestia salvaje” o estaban ‘adorando a su imagen,’ o eran culpables de ambas cosas. Entonces, ¿cómo consideraba Jehová Dios a aquellos “hombres”? Como si los hubiera azotado una “úlcera dañosa y maligna” que al fin significaría su muerte. En esto estaban incluidos los clérigos de la cristiandad y el paganismo, cuyos rebaños religiosos habían participado en la I Guerra Mundial y habían apoyado el Tratado de Paz, incluso las estipulaciones para el establecimiento de la Sociedad de Naciones. Rehusaron reconocer que los Tiempos de los Gentiles habían terminado y que el reino mesiánico de Dios había sido establecido en los cielos.
8

La condición de estar bajo azote estos “hombres” desde el punto de vista de Dios el Juez se les reveló a sus testigos cristianos en aquel tiempo. Como prueba de esto, el presidente de la Sociedad Watch Tower, en su discurso público en Cedar Point, el 7 de septiembre de 1919, señaló que
9

68

“El desagrado del Señor ciertamente le vendrá a la Sociedad, sin embargo, porque el clero —católico y protestante— alegando ser los representantes de Dios, han abandonado el plan de él y dado apoyo a la Sociedad de Naciones, aclamándola como una expresión política del reino de Cristo en la Tierra.”—The Watch Tower del 1 de octubre de 1919, páginas 292b, 298a. Yendo más allá de eso, el número de The Watch Tower del 1 de enero de 1921 publicó en las páginas 10-15 una explicación de las bestias y la imagen de la bestia salvaje según se predecían en el capítulo trece de Revelación. Aunque hasta entonces se había entendido que aquellas bestias y la imagen eran sistemas religiosos, eclesiásticos, ahora se vio que representaban organizaciones políticas, y se identificó a la Sociedad de Naciones como la predicha “imagen de la bestia salvaje.”
10

Algo como una culminación vino el 8 de septiembre de 1922, en la segunda asamblea de Cedar Point (Ohio). Aquel día el presidente de la Sociedad Watch Tower habló sobre el texto: “El reino de los cielos se ha acercado” (Mateo 4:17, VA), y también consideró Isaías, capítulo seis, que habla de un importante acontecimiento en el año 777 a. de la E.C., cuando el rey Uzías de Jerusalén murió. El presidente Rutherford llamó atención al hecho de que Uzías se hubiese convertido en leproso y señaló que Uzías era un prototipo de la cristiandad. Entonces, refiriéndose al respaldo que dio la cristiandad a la Sociedad de Naciones en vez de al reino de Dios, dijo:
11

“De esta manera negaron la venida del Señor y su reino para bendecir a la humanidad, y abiertamente se aliaron con el arreglo del diablo, y entonces trataron blasfemamente de ofrecer esto ante el Señor. Como en su prototipo Uzías, la lepra inmediatamente apareció sobre los sistemas nominales [de la cristiandad]. Así podemos ubicar el tiempo del cumplimiento de la visión de Isaías.”—The Watch Tower del 1 de noviembre de 1922, página 335. Más adelante en este discurso Rutherford citó y aplicó a los individuos dedicados y bautizados de su auditorio los versículos proféticos de Isaías 43:8-12, que muestran que los cristianos verdaderos son testigos de Jehová. El domingo 10 de septiembre, después de hablar él sobre “Millones que ahora viven no morirán jamás” a un auditorio público de más de 18.000 personas, los que se habían congregado adoptaron una Resolución intitulada “Desafío a los líderes del mundo.” Esta exhortaba a todos los pueblos a reconocer y aceptar el reino de Dios y desenmascaraba la infidelidad de la cristiandad al respaldar a un substituto, la Sociedad de Naciones.
12

69

Al dirigir así el entendimiento de parte del pueblo dedicado de Jehová y las proclamaciones hechas por ellos, el primero de los “siete ángeles” en los cielos estaba derramando el primer tazón en la tierra. Era una expresión de la cólera de Dios contra los “hombres que tenían la marca de la bestia salvaje y que adoraban a su imagen.” A la vista de Dios estaban afligidos de una “úlcera dañosa y maligna” que es incurable. Para Dios eran leprosos. Esta expresión de la cólera de Dios más bien que de su bendición sobre los esfuerzos políticos de ellos les causó dolor y los hizo sufrir, especialmente cuando los testigos de Jehová proclamaron esta información por todo el mundo. Les dolió tanto como la plaga les dolió a los egipcios y al rey Uzías. (Éxodo 9:9-11; Levítico 13:18-27, LXX) Continúan en esta condición de adoloridos hasta este día, cuando imperios coloniales como el británico, el francés, el holandés y el portugués están siendo desbaratados y el espíritu del nacionalismo y de la adoración del Estado barre por la Tierra y las Naciones Unidas crecen a un número de miembros de 131 naciones.
13

Esto es lo que ha sucedido debido a que hombres ulcerosos rehúsan reconocer el fin de los Tiempos de los Gentiles en 1914 y rehúsan ceder su soberanía en la Tierra al reino celestial establecido de Dios.
14

SE DERRAMA EL SEGUNDO TAZÓN La tierra simbólica, es decir, la parte estable de la sociedad humana apoyada por fuertes gobiernos tradicionales y por la Sociedad de Naciones entonces y las Naciones Unidas ahora, llegó a estar bajo la primera plaga de Dios. Los elementos inquietos, inestables, revolucionarios, y los elementos militaristas, simbolizados por el mar, también llegan a estar bajo una plaga divina. (Isaías 17:12, 13) El apóstol Juan previó esto mientras veía al segundo de los “siete ángeles” que tenían sus tazones llenos de la cólera de Dios entrar en acción. Juan dice:
15

“Y el segundo derramó su tazón sobre el mar. Y se convirtió en sangre como de muerto, y toda alma viviente murió, sí, las cosas que había en el mar.”—Revelación 16:3.
16

El mar era el lugar del cual, según Revelación 13:1, ascendió la bestia salvaje de siete cabezas que simboliza el sistema político visible de gobernación del Diablo. Además, como lo vio el profeta Daniel en una visión nocturna, las cuatro enormes bestias que representaban una serie de potencias mundiales salieron del mar que fue agitado por los cuatro vientos de los cielos. (Daniel 7:1-3) Todo este sistema político visible comenzó cuando un inquieto amante de la excitación, un revolucionario, un militarista, actuó. Fue el innovador de algo nuevo y revolucionario en la Tierra después del diluvio del día de su bisabuelo. Estableció el primer reino político de la Tierra: “el principio de su reino llegó a ser Babel.” Este primer rey de todos los reyes de la Tierra, este rey de Babel o Babilonia, no fue otro sino “Nemrod poderoso cazador en oposición a Jehová.”
17

70

(Génesis 10:8-12) Su movimiento político violento, revolucionario, se adelantó al reino mesiánico prometido de Dios, y apartó a Nemrod y sus seguidores de Jehová Dios. Ciertamente no condujo a paz y quietud mundiales. Con no menos violencia y derramamiento de sangre que en los días antiguos del poderoso cazador Nemrod, en 1917 hubo revolución en Rusia y los bolcheviques o comunistas impíos entraron en el poder. Impusieron a Rusia un arreglo político radicalmente diferente y rompieron el lazo que ataba al gobierno ruso con la Iglesia Ortodoxa Rusa. Creían en revolución mundial por medios violentos y por subversión taimada. Desde entonces se han esforzado por mantener al mundo en condición inestable y por debilitar por subversión el sistema de cosas desde mucho tiempo atrás establecido, y entonces aprovechar esto y derribar los gobiernos democráticos, parlamentarios, capitalistas, de la sociedad humana. Han prometido mucho a las masas descontentas. Por sus promesas de un paraíso mundial comunista con igualdad y camaradería humana, se han ganado naciones a su lado, pero hasta la fecha no han hecho realidad estas promesas. Rusia y sus satélites son como aquellos a quienes se describe en Isaías 57:20, 21: “‘Los inicuos son como el mar que está siendo agitado, cuando no puede calmarse, cuyas aguas siguen arrojando alga marina y fango. No hay paz,’ ha dicho mi Dios, ‘para los inicuos.’”
18

Aunque la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas no se unió a la Sociedad de Naciones sino hasta el 18 de septiembre de 1934, su movimiento político radical y revolucionario no estaba a favor del reino de Jehová por su Mesías Jesucristo. Estaba más abiertamente, y por lo tanto más francamente, opuesto al reino de Dios que la cristiandad. El nuevo tipo de gobierno que introdujo no era, por lo tanto, dador de vida, sino mortífero. Por su ateísmo franco y su campaña contra toda la religión tradicional, el comunismo ruso era algo aborrecible a la cristiandad, como una plaga. Pero, ¿qué era para Dios?
19

Volvamos al sábado 25 de agosto de 1923. Aquel día el presidente Rutherford de la Sociedad Watch Tower habló a los que estaban reunidos en asamblea en Los Ángeles, California. Su tema fue la parábola de Jesús sobre las Ovejas y las Cabras. Entonces presentó una resolución intitulada “Amonestación,” que desenmascaró a los clérigos religiosos de la cristiandad como hipócritas y no cristianos. Esta resolución fue adoptada arrolladoramente por los miles de Estudiantes de la Biblia presentes. No obstante, esto no quiso decir que se habían pasado al lado de los comunistas en la persecución religiosa procedente de éstos. Los testigos de Jehová nunca han favorecido al comunismo mundano. En el primer año de publicación de su revista oficial, llamada entonces “Zion’s Watch Tower,” en su número de septiembre de 1879, publicaron las siguientes declaraciones en un artículo sobre “El día del Señor... Revelación 6:17”:
20

71

Muchos textos bíblicos parecen enseñar que los reinos de la Tierra serán derribados por un levantamiento del pueblo: aguijoneados a la desesperación por falta de empleo y buscando alivio de la opresión por gobiernos sedientos de sangre. Ese levantamiento y derribamiento con gusto lo producirían, si pudieran, los socialistas, comunistas y nihilistas de hoy día. Ahora las Escrituras reconocen que existen el mal y la opresión en las naciones y predicen que así es como serán derribadas, . . . Sin embargo no reconocen a este comunismo como correcto, sino que, al contrario, más bien dan a los creyentes la instrucción de “obedecer a las autoridades constituidas” mientras duren, diciéndonos... “Sean pacientes, por lo tanto, hermanos, hasta la venida del Señor.” . . . Cuando nosotros junto con unos cuantos más declaramos estas cosas desde hace solo poco tiempo, y llamamos atención al hecho de que se enseñaba que se ocasionaría dificultad por un levantamiento de la gente y el derribo de gobiernos —el comunismo— se rieron de nosotros; verdaderamente había poca señal entonces del comunismo; pero hoy toda nación civilizada está en temor, y nihilismo, comunismo y socialismo son palabras familiares, . . . Esta posición de los testigos de Jehová en cuanto al comunismo mundano no ha cambiado, pero en este tiempo de juicio divino desde 1919 su posición ha llegado a ser aun más un asunto que el público ha notado. Hacia el fin del año 1921, ó el 11 de diciembre, el presidente Rutherford de la Sociedad Watch Tower estuvo ante un auditorio que llenó por completo el viejo Hipódromo de la ciudad de Nueva York, para hablar a estos 7.000 que le escuchaban sobre el tema de “Millones que ahora viven no morirán jamás.” Al hablar acerca de las naciones en angustia y los remedios que se proponían, este vocero de los testigos de Jehová en aquel tiempo dijo:
21

“Los financieros temen perder sus valores. El trabajo teme que no podrá existir. Estadistas, políticos y gobernantes temen al radicalismo o bolchevismo. De hecho, toda persona cuya mente no está afirmada sobre el Señor está en estado de temor y angustia. (Isaías 26:3) . . . “Lo que realmente temen los factores gobernantes es el radicalismo o bolchevismo. Los Estudiantes de la Biblia, que son cristianos, están opuestos inalterablemente a toda injusticia practicada por cualquier clase sobre otra. No son radicales ni hablan a favor de la alianza opuesta. Creen que la nación que será bendecida tiene que reconocer a Jehová como Dios y al Mesías como el Señor y Rey.”—The Golden Age del 4 de enero de 1922, página 214. 72

En la publicación de la Watch Tower intitulada “Gobierno,” impresa en inglés en 1928, el presidente de la Sociedad escribió, en las páginas 244, 245:
22

Este continuo choque ha resultado en un sinnúmero de revoluciones, mucho sufrimiento y mares de sangre. Y como resultado del conflicto han nacido las varias teorías o formas de gobierno radicales, incluso el comunismo, el socialismo, el soviet y el bolchevismo. . . . . . . El gobierno soviet no ha tenido éxito y nunca lo podrá tener, y está muy lejos de ser satisfactorio aun para la gente que lo está experimentando. Como en toda otra forma de gobierno que pretende conceder voz y voto a la gente, los principales del partido dominan los varios consejos, y por lo tanto el gobierno no ha presentado ventajas algunas sobre los otros gobiernos. De hecho, el bolchevismo ha resultado en mucho sufrimiento de la gente, y se teme por todos los otros gobiernos y naciones de la tierra. Todas las formas de gobierno que el hombre ha ensayado [sea monarquía, aristocracia, democracia, república o social] se han probado por completo deficientes y no han sido satisfactorias para la gente. La Sociedad Watch Tower, que funciona hoy por medio de 93 Sucursales, nunca ha podido establecer una oficina sucursal en Rusia. Las sucursales ubicadas en países que han sido absorbidos por el imperialismo soviético ruso o que han sido hechos satélites de la Unión Soviética han sido cerradas y los testigos de Jehová han sido perseguidos y obligados a actuar clandestinamente. En los años 1956 y 1957 los testigos de Jehová celebraron muchas Asambleas de Distrito alrededor del mundo. En la noche del sábado de estas 199 asambleas adoptaron una resolución dirigida al entonces primer ministro N. A. Bulganin de la U.R.S.S. La resolución protestaba contra la persecución que se estaba efectuando contra los miles de testigos de Jehová que se hallaban detrás de la Cortina de Hierro y particularmente en Rusia y Siberia. Solicitaba al gobierno ruso que rectificara las condiciones, para que los testigos de Jehová pudieran adorar a su Dios libremente, en público, para la salvación de todas las personas de cualidades de oveja. Aconsejó al gobierno soviético no mantenerse en las filas de los perseguidores predichos en Mateo 10:16; 24:9.
23

Un total de 462.936 personas votaron. De cada una de aquellas asambleas se envió un ejemplar de la resolución adoptada y firmada al primer ministro Bulganin y al embajador ruso local que hubiera. Se suministraron copias a la prensa pública, que dio amplia publicidad a la
24

73

valerosa resolución. ¿Cuál fue el resultado? Se intensificó la persecución de los testigos de Jehová. Por mala conducta para con éstos, los comunistas se colocaron en las filas de las “cabras” simbólicas, que serán cortadas de toda existencia, según la parábola de las Ovejas y las Cabras con la cual Jesús cerró su profecía acerca del fin de este mundo o sistema de cosas. (Mateo 25:31-46) Esta parábola, según lo explicó el presidente Rutherford en la asamblea de Los Ángeles (California), fue publicada poco después en The Watch Tower, en su número del 15 de octubre de 1923. Pocos meses después, o el 15 de febrero de 1924, en el séptimo año de la revolución bolchevique, se publicó un folleto de 64 páginas intitulado “Un gobierno deseable,” escrito por el presidente de la Sociedad Watch Tower. En unos nueve meses 741.449 ejemplares habían sido enviados desde las oficinas centrales en Brooklyn. Bajo el encabezamiento “Gobiernos fracasados,” en su edición en español este folleto dijo:
25

No existe un solo gobierno en la tierra en el día de hoy que satisfaga una razonable proporción de los habitantes del mundo. Muchas de las naciones son gobernadas por dictadores. El mundo entero está prácticamente en bancarrota. Hombres prominentes del mundo han avanzado varios planes y métodos para una reforma gubernamental pero estos esfuerzos se han probado abortivos.—Página 5, párrafo 2. Vea también la página 24, que se refiere a las “grandes revoluciones en Rusia, Alemania, Austria y otros países europeos.” La Página 56 habla de más dificultad “semejante a la que Rusia ya ha tenido.” Refiriéndose a las condiciones en nuestra Tierra bajo el nuevo gobierno de Dios sobre la humanidad, la página 29 citó Revelación 21:1 (Mod) como sigue: “Y vi un cielo nuevo (un invisible poder gobernante) y una tierra nueva (un nuevo orden de cosas en la tierra); porque el primer cielo y la primera tierra (el antiguo orden de cosas) han pasado, y el mar ya no existe (la inquieta anarquística humanidad). . . .”—Note también en la página 40 esta declaración: “Bajo ese gobierno cesarán las guerras, el hambre, las pestes, las revoluciones y la anarquía.” Verdaderamente como resultado de haber derramado el segundo ángel su tazón de la ira de Dios sobre el mar simbólico éste llegó a ser como “sangre como de muerto.” Era como sangre que hubiera fluido de un hombre a quien se hubiera matado con violencia y cuya sangre se hubiera coagulado, endurecido. Ninguna “alma viviente” que funcionara en aquel
26

74

“mar” inmundo, espesado, podría seguir viviendo. Toda alma murió, desde el punto de vista de Dios. Todos los radicales, revolucionarios y los que se esforzaban por obtener el dominio mundial por medio del comunismo impío eran considerados judicialmente como muertos por Jehová y sus testigos. El programa de gobierno humano del radicalismo, en oposición al reino celestial de Dios, salía de los ‘muertos’ y no ofrecía esperanza de vida a la humanidad. En el nuevo orden de Dios con su “nuevo cielo y una nueva tierra” ya no habrá este simbólico “mar.”—Revelación 21:1. SE DERRAMA EL TERCER TAZÓN Para el sostén de su vida la humanidad tiene que tener agua. Aunque el asiento de la vida humana está en la sangre, el beber sangre no sostiene la vida sino que, según la ley de Dios, gana muerte para los que beben; resulta en su muerte. Note, pues, el efecto de la acción que toma el tercer ángel al derramar su tazón de la cólera de Dios:
27

“Y el tercero derramó su tazón sobre los ríos y sobre las fuentes de las aguas. Y se convirtieron en sangre. Y oí al ángel sobre las aguas decir: ‘Justo eres tú, El que eres y que eras, el Leal, porque has dado estas decisiones, porque ellos derramaron la sangre de santos y de profetas, y tú les has dado a beber sangre. Lo merecen.’ Y oí al altar decir: ‘Sí, Jehová Dios, el Todopoderoso, verdaderas y justas son tus decisiones judiciales.’”—Revelación 16:4-7.
28

Esta plaga nos recuerda la primera plaga que cayó sobre el Egipto antiguo por medio del profeta Moisés. Debido a ella el río Nilo, los estanques llenos de cañas y las aguas represadas del país se convirtieron en sangre, que los egipcios no podían beber y en la cual los peces se morían y hedían. (Éxodo 7:14-25) Para Sus adoradores Jehová es la “fuente de la vida” y “fuente de agua viva.” (Salmo 36:9; Jeremías 2:13; 17:13) Pero eso no es así para las personas de este viejo sistema de cosas con mente terrenal. Estas personas, que son amigas de este mundo, prefieren buscar “aguas” de otras fuentes, de sistemas mundanos políticos, comerciales y religiosos. Han buscado vida de otras fuentes, particularmente de los sistemas religiosos con sus tradiciones, ritos ceremoniales y doctrinas en conflicto que tienen que ser aceptadas con credulidad ciega en vez de fe inteligente basada en las Escrituras inspiradas.
29

Son como los israelitas apóstatas que preferían beber del río Nilo a lo largo del cual estaba ubicado Egipto y del río Éufrates a lo largo del cual estaba situada Asiria. (Jeremías 2:17-19) Ellos ‘rechazaron las aguas del Siloé que están yendo apaciblemente,’ aguas que corresponden con el “río cuyas corriente regocijan la ciudad de Dios, el santísimo tabernáculo magnífico del Altísimo.” (Isaías 8:6, 7; Salmo 46:4) Al beber de las corrientes y fuentes que han fluido con programas, planes, arreglos, teorías y enseñanzas de orígenes humanos, terrenales, la gente ha bebido
30

75

para sí misma muerte, no vida. Han sido conducidos a un modo de actividad en que hay culpa por derrame de sangre, que es de derramamiento de sangre. Aunque las buenas nuevas del reino establecido de Dios han sido predicadas desde 1919, han pasado por alto a Jehová la gran Fuente de la vida y su reino mesiánico para impartir vida a la humanidad que cree y obedece. Entonces, ¿cómo podría Dios bendecir lo que beben? Lo ha pronunciado mortífero, como sangre. La sangre derramada significa muerte. Eso es lo que merecen beber, muerte para sí mismos. ¿Por qué? Porque lo que escogieron beber de fuentes humanas de este viejo mundo los indujo a derramar la sangre de los santos y profetas de Dios, los testigos cristianos de Jehová. Él es leal a sus fieles testigos y es justo al ejecutar decisiones judiciales en los que violentamente derraman la sangre de ellos. Eso es lo que dice el “ángel sobre las aguas”; él no los considera dignos de beber agua que impartiría vida eterna. ¡Que su bebida sea sangre!
31

En cuanto a esto, el altar de sacrificios a Jehová Dios, si pudiera hablar, podría contar una historia, por todo aquello de que ha sido testigo. Bajo él, según Revelación 6:9, 10, están las almas o las vidas de los que “fueron muertos atrozmente a causa de la palabra de Dios y a causa de la obra de testimonio que tenían.” Sus almas o vidas residían en su sangre, y su sangre fue derramada a la base del altar. Por lo tanto, se representó a sus almas allá abajo y clamando por venganza divina de la manera que la sangre del martirizado Abel clamó desde el suelo. (Génesis 4:8-11; Levítico 17:11-14) Por eso, cuando a los mundanos derramadores de sangre se les niega la vida y la decisión judicial de Dios es que beban sangre derramada de modo que ellos mismos mueran, el altar de los sacrificios de Dios puede concordar con el “ángel sobre las aguas” y decir: “Sí, Jehová Dios, el Todopoderoso, verdaderas y justas son tus decisiones judiciales.”— Revelación 16:7.
32

Con esto también concuerdan los testigos cristianos de Jehová de hoy día. Ellos han declarado diáfanamente a todo el mundo que los planes humanos para la paz, el recobro y la prosperidad, y las teorías y proyectos del mundo posbélico, sí, hasta las doctrinas religiosas de la cristiandad, no son dadoras de vida como el agua, sino que son mortíferas como sangre derramada. Una declaración franca de esto se hizo en la resolución intitulada “Acusación” que fue adoptada por la asamblea internacional celebrada en Columbus, Ohio, el 25 de julio de 1924. El domingo después, el 27 de julio, se le dio a esto más presentación enfática en el discurso público intitulado “La civilización condenada,” pronunciado a un auditorio de unas 35.000 personas. En armonía con el efecto del derramamiento del tercer tazón el orador dijo:
33

“Jesucristo es el gran Príncipe de Paz. Él dijo: ‘No matarás.’ Él enseñó a sus discípulos y a sus seguidores a abstenerse 76

completamente de usar armas carnales. Sin embargo los clérigos, que afirman ser maestros de sus doctrinas, han santificado la guerra y la han hecho una cosa sagrada. Se han deleitado en ver sus retratos y estatuas exhibidos lado a lado con los de guerreros sanguinarios. Han aclamado a los más grandes guerreros como los mayores héroes de todo tiempo. [Como Constantino y Carlomagno] “ . . . Las naciones están reuniendo sus fuerzas para el gran conflicto predicho; pues Dios se propone derribar la organización de Satanás por medio de su Hijo amado, Cristo Jesús. . . .” La culpa por derramamiento de sangre de todos los hombres que están bajo la influencia de la religión falsa se llamó además a la atención de todos en consideraciones de Génesis 9:1-6 que mencionaron el mandato eterno que se hizo con Noé y sus descendientes en cuanto a la santidad de la sangre. Por ejemplo, en la edición en español del libro intitulado “La Creación,” publicado por la Sociedad Watch Tower y presentado al público en inglés el 1 de octubre de 1927, se dijo, en las páginas 100 y 101, bajo el encabezamiento secundario “Pacto eterno”:
34

Este pacto es la primera expresión de la voluntad de Dios en cuanto a lo sagrado de la vida humana. La voluntad de Dios es su ley. Toda vida procede de Jehová, y puesto que nadie puede dar la vida a otro excepto por medio del arreglo hecho por Jehová, nadie tiene el derecho de quitarla sino con su permiso. Conforme a los términos de este pacto la ley que por siempre ha de gobernar a la raza humana es la de que nadie puede quitar la vida de otro impunemente. . . . . . . Los términos del pacto eterno han sido violados por todos los pueblos y naciones de la tierra y el día viene en que Dios entrará a cuentas con los responsables. El clero pretende representar a Dios y enseñar la Palabra de Dios. Sus miembros, sin embargo, han aprobado abiertamente el quitar la vida a seres humanos en guerra sin ninguna causa justa ni excusa. Después de eso, en el transcurrir razonable de las cosas, en el número del 15 de diciembre de 1927, The Watch Tower and Herald of Christ’s Presence publicó como artículo principal “Una razón por la venganza de Dios,” señalando a la violación de este mandato eterno en cuanto a la sangre.
35

Cuando las doctrinas del nazismo germánico y el fascismo romano se pusieron en práctica después de 1919, el resultado fue un derramamiento de la sangre de miles de testigos de Jehová como mártires en el corazón de
36

77

la cristiandad. También produjo la II Guerra Mundial con su hasta entonces inigualada destrucción de vida humana. (Revelación 12:13-16) Los hombres mostraron que hacían caso omiso de lo sagrado de la sangre humana al recurrir a transfusiones de sangre en escala tremenda, durante la II Guerra Mundial. Se llamó atención al hecho de que esto era una violación crasa del mandato eterno dado a Noé en cuanto a la santidad de la sangre cuando la II Guerra Mundial alcanzaba su culminación. Esto fue por medio del número del 1 de julio de 1945 de The Watchtower Announcing Jehovah’s Kingdom (15 de noviembre de 1945 de La Atalaya en español), el artículo principal del cual consideró el Salmo 16. En las páginas 198-201 (en español páginas 340-342) consideró la actitud del rey David en cuanto a poner la sangre de otros dentro de su organismo humano, cuando dijo, en Salmo 16:4 (VA): “Se multiplicarán los pesares de los que se apresuran tras otro dios: sus libaciones de sangre no ofreceré, ni tomaré sus nombres en mis labios.” Este artículo citó la página 113 del tomo 4 de The Encyclopedia Americana (edición de 1929), que decía:
37

La transfusión de la sangre existía hasta en los tiempos de los egipcios antiguos. El caso más antiguo cuyo informe existe es el de la que se le hizo al papa Inocencio VIII en 1492. La operación costó la vida de tres jóvenes y no se salvó la vida del pontífice. Después de este artículo hubo una gran controversia en cuanto a este asunto, y se publicaron cartas que clarificaron la enseñanza bíblica en cuanto al uso divinamente aprobado de la sangre. La adherencia leal de los testigos de Jehová al mandato eterno de Dios, bajo el fuego de mucha crítica pública, ha llevado a muchos casos en los tribunales judiciales del país. Para declarar el lado de Dios en esta controversia de alcance mundial, los testigos de Jehová ahora circulan el folleto de 64 páginas intitulado “La sangre, la medicina y la ley de Dios,” desde que fue hecho público el 22 de junio de 1961 en la asamblea internacional de los testigos de Jehová en el Estadio Yanqui, ciudad de Nueva York. No a ellos, sino al mundo de la humanidad culpable de derramamiento de sangre, dará de beber Dios sangre. Esto significará la destrucción de ellos, al fin de este mundo manchado de sangre. “Se emborracharán con su propia sangre.”— Isaías 49:26.
38

SE DERRAMA EL CUARTO TAZÓN Para la vida, los hombres no dependen solo del agua, sino también de la luz y el calor del Sol alrededor del cual gira nuestra Tierra. Un disturbio del Sol nos causa incomodidad a nosotros los hombres aquí abajo. Un disturbio de esta clase se produjo de manera simbólica cuando el cuarto de los “siete ángeles” que tenían los tazones de la cólera de Dios vació su tazón.
39

78

“Y el cuarto derramó su tazón sobre el sol; y al sol se le concedió chamuscar con fuego a los hombres. Y los hombres fueron chamuscados con gran calor, pero blasfemaron el nombre de Dios, que tiene la autoridad sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria a él.”— Revelación 16:8, 9.
40

Entre los antiguos babilonios el Sol recibía adoración como dios, juez del cielo, bajo el nombre de Shamash. Era el segundo dios en una de las tríadas babilonias de dioses. Los israelitas apóstatas, imitando a los babilonios, comenzaron a adorar al Sol. (Ezequiel 8:15, 16; Deuteronomio 4:19) El Sol todavía es adorado hoy por algunos pueblos atados por la tradición y atrasados, pero la gente intelectual de esta llamada Era del Cerebro no adora directamente al Sol literal.
41

Desde el establecimiento del reino mesiánico de Dios en los cielos en 1914 ha habido un recogimiento o siega del resto de los fieles cristianos a quienes se ha llamado para que reinen con Cristo en ese reino. Por eso ha sido el tiempo para que estos herederos del Reino, mientras todavía están en la Tierra, cumplan la profecía de Jesús dada, en Mateo 13:38, 43, al fin de su parábola del Trigo y la Mala Hierba: “En cuanto a la semilla excelente, éstos son los hijos del reino; . . . En aquel tiempo los justos resplandecerán tan brillantemente como el sol en el reino de su Padre.” El brillar se hace para la iluminación espiritual y la bendición de todos los que buscan vida eterna en el nuevo mundo bajo el reino de Dios. No obstante, los que brillan como el Sol en el reino de este viejo mundo no imparten esa bendición. Brillan para hacerse un nombre en la historia mundial y para ser idolatrados.
42

Fue tal como se declaró en el párrafo 4 de la resolución “Mensaje de esperanza” adoptada el 29 de agosto de 1925, en la asamblea general de los Estudiantes Internacionales de la Biblia en Indianápolis, Indiana:
43

“Las potencias mundiales, la ciencia y la filosofía, el comercio y la religión han ofrecido cada uno por turno sus remedios respectivos para el alivio del hombre. En el nombre y bajo el disfraz de la democracia éstos se combinan para ofrecer su producto colectivo con el fin de satisfacer los anhelos humanos. Juntos pretenden ser el sol del mundo; pretenden poseer toda la luz que puede haber, para guiar e iluminar los pueblos de la tierra.” Esta resolución no dio gloria ni alabanza al nombre de hombres que brillaran en el firmamento mundial, sino que, en los párrafos 10, 11, pasó a decir: “Por lo tanto, en el nombre y en el espíritu del Señor, el estandarte de la verdad y la justicia de Dios se levanta aquí contra el enemigo y para beneficio de los pueblos, el cual estandarte es, a saber: 79

“Que Jehová es el único Dios verdadero, el Altísimo, el autor y consumador de su gran arreglo para la salvación del hombre, y es el galardonador de todos los que le buscan y le obedecen; que la Biblia es su Palabra revelada de verdad; que su Hijo amado Cristo Jesús es el Redentor y Libertador de la humanidad y, cumpliendo con su promesa, ha venido para gobernar y bendecir a los pueblos; . . .” En aquel tiempo el viejo mundo estaba tratando de reajustarse después de la I Guerra Mundial. Benito Mussolini se había establecido como dictador de Italia. El revolucionario comunista Nikolai Lenin había muerto el año anterior (el 21 de enero de 1924), y José Stalin estaba manipulando el triumvirato temporal para hacerse amo absoluto del gigante comunista ruso para fines de 1927. Mientras tanto, Adolfo Hitler estaba abriéndose camino fanáticamente en dirección a llegar a ser el dictador nacional socialista sobre Alemania. El Japón estaba haciendo sus planes para extender su imperialismo en tierra continental de Asia. La tendencia posbélica de los asuntos en el mundo no se movía hacia el alivio y la bendición de la gente. El “sol” del mundo estaba haciéndose opresivamente chamuscador, y la gente lo sentía. El mensaje de los testigos de Jehová fue muy franco al advertir a la gente que su “sol” no resultaría ser un “sol de la justicia” con verdadera “curación en sus alas.” (Malaquías 4:2) El mensaje de ellos resultó cierto.
44

A pesar del fin de los Tiempos de los Gentiles en 1914, Dios permitió que las autoridades políticas de este mundo continuaran como las “potestades superiores” o las “autoridades constituidas,” que “de Dios son ordenadas.” Por lo tanto los hombres hicieron a Dios responsable por el estado inaguantablemente ardiente que los chamuscaba. Como se predijo, “blasfemaron el nombre de Dios, que tiene la autoridad sobre estas plagas.”—Revelación 16:9; Romanos 13:1, 2, Val.
45

Para este tiempo el nombre personal de Dios comenzó a hacerse prominente. En armonía con la resolución adoptada en la asamblea general de Indianápolis en 1925, los dedicados y bautizados Estudiantes Cristianos de la Biblia estaban levantando el “estandarte de la verdad y la justicia de Dios” en Su nombre y espíritu. Después que aquella resolución comenzó a ser circulada por toda la Tierra en millones de ejemplares en muchos idiomas, el artículo principal del número de la Watch Tower del 15 de diciembre de 1925 dijo lo siguiente bajo el encabezamiento “Su nombre”:
46

El mundo, particularmente los factores gobernantes de las naciones, han empujado a un lado el nombre de Dios. Ahora llega el tiempo en que Dios se hará un nombre en la Tierra. . . . Ahora Satanás y sus aliados malignos están recogiendo todas sus fuerzas para el conflicto grande y final. . . . En esa pelea el 80

Señor Dios se hará un nombre, para que los pueblos y naciones de la Tierra sepan que él es Dios.—Página 375. Como algo que propiamente seguía a aquello, el mismísimo número siguiente de The Watch Tower, el del 1 de enero de 1926, llevó como artículo principal “¿Quién quiere honrar a Jehová?” El primer párrafo decía:
47

Estas [Salmo 135:21a] son las palabras de nuestro texto para el año 1926. Benditos o bendecir, como se usa en este texto, significa venerar, adorar, honrar y glorificar. ¿Quién entrará en la clase que así honra a Jehová Dios? Los que moran en Sion lo harán alegremente. Inmediatamente el resto ungido de los 144.000 todavía en la Tierra se resolvió a ser hallado “dentro de la clase que honra así a Jehová Dios.” Desde entonces en adelante las publicaciones de la Watch Tower citaron y dirigieron al resto las palabras de Isaías 43:10-12, en las cuales Jehová dice a su pueblo dedicado que ellos son sus testigos. Ahora éstos llegaron a comprender su relación y responsabilidad para con Dios. Al fin, el domingo 26 de julio de 1931, en la asamblea internacional en Columbus, Ohio, adoptaron la resolución a favor de aceptar para sí el nombre que tenía apoyo bíblico, “testigos de Jehová.”
48

Con toda esta publicidad del nombre de Dios, desde 1926 en adelante en particular, los hombres mundanos que fueron “chamuscados con gran calor” por el “sol” de su mundo podían directamente blasfemar contra el “nombre de Dios.” Invocaron el mal sobre Sus testigos que no participaron con los mundanos en adorar e idolatrar al “sol” de este viejo mundo, y que atribuían el calor chamuscador a este “sol” mundano.
49

Un ejemplo atormentador de esto ocurrió cuando el papa Pío XI de la Ciudad del Vaticano, quien era socio en Concordato de los dictadores Mussolini y Hitler, proclamó año santo el 1933. Cuando lo inauguró el 2 de abril, presentó esperanzas de paz y prosperidad como resultado de la observación de aquel año como santo. En sucesión rápida vino la sorprendente transmisión del 23 de abril de 1933, por 55 estaciones de radio, con WBBR de Staten Island, Nueva York, como la estación clave. Este discurso de una hora por el presidente Rutherford de la Sociedad Watch Tower fue sobre el tema “Efecto del año santo en la paz y prosperidad.” Este desenmascaramiento del Año Santo fue transcrito en grabaciones fonográficas, y el 25 de junio siguiente hubo una transmisión de estas grabaciones por 158 estaciones de radio. Entre otras cosas, el discurso del presidente dijo:
50

“. . . Con toda bondad y sinceridad recuerdo a los de vosotros que escucharon al ‘Servicio de la Santa Hora’ celebrado en Nueva York el 2 de abril que el nombre del hombre allí se ensalzó, usándose frecuentemente, aplicadas a los hombres, 81

las expresiones: ‘Santo Padre,’ ‘Vuestra Eminencia,’ y ‘Vuestra Excelencia’; mientras que el nombre de Jehová Dios, Su Rey y Su reino ni siquiera se mencionaron. No se hizo referencia alguna al propósito expresado de Dios de tratar con la raza humana por medio de Su reino. . . . “El acto de declarar que éste es un ‘año santo’ para traer la paz y la prosperidad es un pecado presuntuoso ante el Todopoderoso Dios. Ningún hombre o compañía de hombres están dirigiendo los asuntos de Jehová para capacitarlos a ‘mudar los tiempos y la ley,’ y esto se declara en Daniel 7:25. . . . “. . . La paz y la prosperidad no pueden ser traídas a la tierra por hombres, sino que vendrán por medio del reino de Dios bajo Cristo. . . .”—The Golden Age del 10 de mayo de 1933, páginas 483-490 (Luz y Verdad de octubre de 1933, páginas 147-153). Por los acontecimientos de la historia desde entonces, que todos los lectores juzguen si el presidente de la Watch Tower habló la verdad o no. Que verifiquen por la historia auténtica registrada si el “sol” idolatrado de este viejo mundo cesó de producir su calor chamuscador después del “año santo” de 1933. Las personas informadas saben que en aquel mismo año Hitler llegó a ser dictador de la Alemania nazi, una horrible persecución nazi de los testigos de Jehová, peor que la de los judíos, comenzó, y en aquella década la Sociedad de Naciones fue barrenada por las nazifascistas Potencias del Eje y éstas lanzaron la sangrienta II Guerra Mundial. Finalmente vino la explosión de bombas atómicas sobre el miembro “pagano” de las Potencias del Eje. Entonces fue inventada la bomba de hidrógeno. ¡Nos encaramos a guerra nuclear!
51

Los testigos de Jehová no pudieron ser muertos por el nazismo, el fascismo ni la Acción Católica ni por la II Guerra Mundial. Mientras más siguieron aumentando en números y esparciendo el mensaje del Reino y estableciendo nuevas congregaciones, más siguieron los hombres “chamuscados” blasfemando contra el “nombre de Dios.” Hasta este día es cierto que “no se arrepintieron para darle gloria a él.” (Revelación 16:9) Indiscutiblemente sienten los efectos del derramamiento de la cuarta plaga.
52

SE DERRAMA LA QUINTA PLAGA ¿Dónde azotaría la quinta plaga? En el simbólico “trono de la bestia salvaje.” La bestia salvaje de siete cabezas ascendió del mar. Representó el sistema visible de gobierno político de Satanás, porque el dragón simbólico, Satanás el Diablo, “le dio a la bestia su poder y su trono y grande autoridad.” (Revelación 13:1, 2) Hemos observado que a través de los pasados milenios de tiempo la “bestia salvaje” con sus siete cabezas ha
53

82

hecho que una tras otra de estas siete potencias mundiales ocupe el lugar prominente en el campo político del mundo. Por lo tanto, la ciudad capital que representa a la potencia mundial dominante ha cambiado con el cambio en el control político. Entre la I Guerra Mundial y la II Guerra Mundial la Potencia Mundial Binaria Angloamericana continuó siendo la Séptima Potencia Mundial, y el Imperio Británico todavía era el miembro más fuerte, siendo su capital Londres, Inglaterra. Sin embargo, el simbólico “trono de la bestia salvaje” no necesariamente significa la capital prominente de la potencia mundial, Londres. Después de la II Guerra Mundial, los Estados Unidos llegaron a ser la parte más fuerte de la potencia mundial binaria. Sin embargo el “trono de la bestia salvaje” no necesariamente sería Washington, D.C. La plaga no está limitada a ninguna ciudad por sí misma en la Tierra. Un trono representa el asiento de gobierno o de reino. ¿Dónde, pues, reside o tiene su base de existencia el trono o asiento de esta “bestia salvaje,” toda la bestia y no simplemente una sola “cabeza” de esta bestia? Ciertamente su base no está en la promesa que ha dado Jehová Dios del Mesías, la Descendencia de su “mujer” celestial. (Génesis 3:15) No es un trono “por la gracia de Dios.”
54

Entonces, ¿cómo comienza el cumplimiento del derramamiento de la quinta plaga? El apóstol Juan describe el derramamiento de la plaga por el ángel con estas palabras: “Y el quinto derramó su tazón sobre el trono de la bestia salvaje. Y su reino se oscureció, y empezaron a roerse las lenguas de dolor, pero blasfemaron al Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras.”—Revelación 16:10, 11.
55

El trono fue dado por el Dragón, Satanás el Diablo. El “trono” funciona dentro del período permitido de tiempo para actividad que Jehová Dios le otorgó a Satanás el Diablo para que pusiera en vigor su enemistad contra la Descendencia de la mujer y magullara el talón de la Descendencia Mesiánica. El trono está asentado cabalmente sobre un convenio con Satanás el Diablo, el Dragón. Podemos estar seguros de que cuando “el dragón le dio a la bestia su poder y su trono y grande autoridad,” ése no fue un otorgamiento gratis a la bestia salvaje. La bestia salvaje tiene que haber tenido que dar algo al Dragón en pago. ¿Qué? Podemos ver lo que el Dragón requirió de la bestia salvaje cuando leemos lo que el Diablo requirió de Jesucristo al tratar de tentarlo con el regalo de los reinos de la Tierra. “El Diablo le dijo: ‘Te daré toda esta autoridad y la gloria de ellos, porque a mí me ha sido entregada, y a quien yo quiera se la doy. Por eso, si tú haces un acto de adoración delante de mí, todo será tuyo.’”—Lucas 4:5-7.
56

Por eso el “trono de la bestia salvaje” se asentaba sobre la adoración que la bestia salvaje le diera al Dragón. Allí está su ubicación, el lugar sobre el cual se asienta. Desde este punto de vista podemos ver que la ubicación del trono de la bestia salvaje simbólica nunca ha cambiado.
57

83

Siempre ha estado basado o se le ha hecho asentar en la adoración y sujeción que la bestia pague a Satanás el Dragón. El “trono” es su puesto o dignidad como soberano. Por consecuencia la quinta plaga sería el desenmascaramiento público del hecho de que el “trono de la bestia salvaje” venía del Dragón, Satanás el Diablo, y se obtenía al precio de él; y que, por consiguiente, el reino sobre el cual el sistema político bestial de este mundo gobernaba desde tal trono era un reino de oscuridad. Satanás el Dragón era, como Jesús lo llamó, el “gobernante de este mundo.” (Juan 16:11) Satanás el Dragón era el “dios de este sistema de cosas,” un sistema que lo adoraba. (2 Corintios 4:4) Los verdaderos cristianos no tenían parte en el reino de esta “bestia salvaje” sino que se ‘ponían la armadura completa que proviene de Dios’ y peleaban “contra los gobernantes mundiales de esta oscuridad, contra las fuerzas espirituales inicuas en los lugares celestiales.” El reino de esta “bestia salvaje,” que incluye a los gobiernos de la cristiandad, estaba lleno de las “obras infructíferas que pertenecen a la oscuridad.” (Efesios 6:11, 12; 5:8-11) Jehová Dios no favorecía con luz a aquel reino mundano.
58

Dios condenó a este sistema político mundano a la oscuridad de la destrucción eterna. El que no tuviera luz alguna de él para la solución de los problemas mundiales resultó en mucho dolor para los hombres, especialmente para los políticos, estadistas, gobernantes mundiales y sus aliados comerciales y religiosos. Se añadía a esta razón para sufrir dolor el hecho de que, después que el reino mesiánico de Dios nació en los cielos en 1914, “estalló guerra en el cielo” y el Dragón, Satanás el Diablo, y sus ángeles demoníacos fueron echados fuera y abajo a la vecindad de nuestra Tierra. Correctamente una voz fuerte desde el cielo dijo entonces: “Ay de la tierra y del mar, porque el Diablo ha descendido a ustedes, teniendo gran cólera, sabiendo que tiene un corto período de tiempo.” (Revelación 12:512) ¡Entonces, encima de esto, el que los testigos de Jehová desenmascararan a este mundo declarando que es de Satanás el Diablo aumentó el dolor!
59

En su número del 1 de marzo de 1925 The Watch Tower publicó el artículo principal intitulado “Nacimiento de la nación,” que fue el primer anuncio de que había habido guerra en el cielo después que terminaron los Tiempos de los Gentiles en 1914 y que el Diablo y sus ángeles habían sido arrojados a nuestra Tierra. Pero se llamó más atención a esto después en el artículo “El Rey en acción,” en el número del 15 de septiembre de 1925. El que se echara así al Diablo y sus ángeles del cielo tuvo su efecto en la “bestia salvaje” y en su reino aquí en la Tierra. Todo esto fue presentado vigorosamente en el libro intitulado “Liberación,” que fue presentado al público, en inglés, el viernes 28 de mayo de 1926, en la asamblea internacional de Londres, Inglaterra, después que los concurrentes adoptaron una resolución intitulada “Un testimonio a los
60

84

gobernantes del mundo.” La sexta cláusula de esta resolución declaraba que “por razón de la influencia cegadora de Satanás las mentes de los gobernantes y los gobernados han sido apartadas del verdadero Dios.” La noche del domingo siguiente, el 30 de mayo, esta resolución fue presentada también a los muchos miles de concurrentes que atestaron la sala Royal Albert Hall de Londres. Sus siete cláusulas fueron entonces apoyadas públicamente por el discurso pronunciado por el presidente J. F. Rutherford sobre el tema “Por qué tambalean las potencias mundiales... el remedio.” En este discurso público Rutherford repasó las siete potencias mundiales sucesivas representadas por las siete cabezas de la “bestia salvaje,” que culminan en la potencia mundial de habla inglesa de hoy día. Hablando desde el punto de vista que entonces se tenía de que el trono o asiento de la bestia era donde estaba ubicada la capital de la potencia política que entonces dominaba, Rutherford dijo:
61

“Porque es la mayor de todas las potencias mundiales, porque ella junto con sus aliados [los Estados Unidos] afirma ser ‘la cristiandad’ y estar gobernando por derecho y autoridad divinos, descansa sobre el Imperio Británico una grave responsabilidad que no puede ser evadida. Porque la Potencia Mundial Británica es el mismo centro y baluarte de la civilización del mundo, y el cual el Señor simbolizó como una ‘Bestia,’ y porque Londres es el asiento de gobierno, y estos factores gobernantes afirman que gobiernan por derecho divino, aquí está el mismo ‘asiento de la bestia.’” Se declaró francamente que la Sociedad de Naciones, aunque promovida y apoyada por la cristiandad, era del gran Dragón, Satanás el Diablo: “Pero, ¿quién es realmente responsable por el pacto de la Sociedad de Naciones? ¿Ha sido formado y existe por derecho y autoridad divinos? Respondo: No. El Diablo es su padre, el Imperio Británico es su madre, y las otras naciones que lo apoyan son sus nodrizas. . . . “El Diablo hizo que los factores gobernantes de la llamada cristiandad entraran en este pacto contra Jehová y su Rey ungido.”—The Watch Tower del 15 de julio de 1926, páginas 211-217. También The Golden Age del 8 de septiembre de 1926, páginas 780-791. Este discurso y la resolución apoyada por él recibieron publicidad mundial en la cantidad de millones de ejemplares. Los gobernantes mundanos no siguieron el consejo de este discurso y resolución de reconocer a Jehová como Dios, sino que, como había predicho Revelación 16:11, “blasfemaron al Dios del cielo por sus dolores.” La Sociedad de Naciones murió en medio de la II Guerra Mundial, aumentando sus dolores. La Organización de las Naciones Unidas ha sido formada por la
62

85

cristiandad y el paganismo como sucesora de la Liga o Sociedad; pero lo que se dijo de la verdadera autoría de la Sociedad sigue siendo cierto también de las Naciones Unidas de hoy día. A pesar de las NU, la oscuridad del reino de la “bestia salvaje” se profundiza. Los gobernantes mundiales en particular continúan ‘royéndose las lenguas de dolor.’ Roen sus lenguas, no debido a la oscuridad, la cual prefieren en lugar de la luz de la Biblia, sino debido a sus dolores. Están ulcerosos también, porque están enfermos, inmundos religiosamente, porque apoyan y comparten el “trono de la bestia salvaje,” la gobernación política que se asienta sobre la adoración de Satanás el Dragón su dios. A pesar de todos sus dolores, “no se arrepintieron de sus obras.” Por eso hasta ahora mismo siguen blasfemando contra el Dios del cielo y van tanteando en la oscuridad mundial.
63

[Nota] Vea las páginas 35, 338-344, 491 (columna 5) de Religion in the Soviet Union, edición de 1961, por el periodista Walter Kolarz, autor de varios libros. [Preguntas del estudio] 1. (a) ¿Cómo corresponde Salmo 11:4-7 con el escenario celestial para empezar el lanzamiento de las siete últimas plagas? (b) ¿Por medio de qué procedimiento hace Jehová patente que está en su santo templo? 2. (a) ¿Qué oye Juan, según se registra en Revelación 16:1? (b) ¿De quién es la voz, y dónde está ubicada, y por lo tanto en qué dirección deben ser derramadas las plagas? 3. (a) ¿Dónde está Jehová cuando la Gran Babilonia cae, y en cumplimiento de qué profecía? (b) Por eso, ¿cuándo saldría su voz de mandato? 4. ¿Qué sirve de blanco u objetivo para el derramamiento de los siete tazones simbólicos, y qué declara Revelación 16:2 acerca del primer tazón? 5. (a) ¿Qué es la tierra simbólica, y a quiénes afecta la primera plaga? (b) ¿Qué es la imagen de la bestia salvaje, y al reino de quién fue asemejada, y cuándo? 6. ¿Por qué fue establecida la Sociedad de Naciones, quién le dio vida a esta “imagen” política, y de dónde dice Revelación 13:1 que vino ese dador de vida? 7. ¿Cómo tuvieron los Estados Unidos la “marca de la bestia salvaje,” y qué despertó su habla en los pueblos sometidos?

86

8. ¿Cómo consideraba Jehová a los “hombres” que participaron en estas detestables maniobras, y qué rehusaron reconocer aquellos hombres, incluso el clero? 9. ¿Qué reveló la Sociedad Watch Tower el 7 de septiembre de 1919 acerca de esta condición de estar bajo azote los hombres desde el punto de vista de Dios? 10. ¿Qué explicó acerca de las bestias y la “imagen de la bestia salvaje” el número de The Watch Tower del 1 de enero de 1921? 11. (a) ¿La plaga de quién en 777 a. de la E.C. en Jerusalén fue señalada como importante, y de qué fue él el prototipo? (b) ¿Qué negó la cristiandad, y así, con qué se aliaron, y con qué resultado para ellos? 12. (a) ¿Qué señala Isaías 43:8-12, entonces citado por Rutherford, acerca de los cristianos verdaderos? (b) ¿Qué pidió a todos los pueblos que hicieran la Resolución “Desafío a los líderes del mundo”? 13, 14. (a) ¿De qué maneras estuvo el primero de los “siete ángeles” derramando el primer tazón en la tierra, y de qué fue esto una expresión? (b) A la vista de Dios, ¿con qué fueron afectados los hombres, y de qué fue esto una expresión? (c) ¿Cómo puede asemejarse su condición de adoloridos a la de los egipcios y el rey Uzías? 15. ¿Cómo puede contrastarse el mar simbólico con la tierra simbólica, y bajo qué llega a estar también? 16. ¿Qué sucedió cuando se derramó el segundo tazón? 17. (a) El mar fue el lugar del cual Daniel y Juan vieron salir ¿qué? (b) ¿Cuándo comenzó este entero sistema político visible, quién fue el primer rey de todos los reyes de la Tierra, y qué efectos tuvo su movimiento? 18. ¿Cuáles han sido las acciones y los objetivos de los comunistas desde que entraron en el poder en 1917, y cómo los describe Isaías 57:20, 21? 19. ¿Por qué era mortífero el gobierno de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y para quién era aborrecible? 20. (a) ¿A quiénes desenmascaró la resolución de 1923 intitulada “Amonestación”? (b) ¿Qué actitud han tenido los testigos de Jehová en cuanto al comunismo mundano, según se declaró en Zion’s Watch Tower de septiembre de 1879? 21. En este tiempo de juicio divino desde 1919, ¿cómo han declarado los testigos de Jehová su actitud en cuanto al comunismo aun más enfáticamente? 87

22. (a) ¿En qué resultan las luchas políticas, según declaró la publicación de la Watch Tower intitulada “Gobierno”? (b) ¿Cuál ha sido el resultado de todas las formas de gobierno que el hombre ha ensayado, incluso el comunismo? 23. (a) ¿De qué manera funcionan los testigos de Jehová en todo país donde funciona el comunismo ruso hoy día? (b) ¿Qué protesta y solicitud se presentaron en la Petición dirigida al primer ministro ruso (1956-1957) y contra hacer qué aconsejó al gobierno soviético? 24. ¿Qué resultado tuvo esta petición al primer ministro ruso? 25. (a) ¿En las filas de quiénes se colocaron los comunistas de ese modo, y con qué resultado al fin, según Mateo 25:31-46? (b) Según el folleto Un gobierno deseable, ¿qué gobiernos de la Tierra son satisfactorios? (c) ¿Qué han hecho hombres prominentes del mundo para mejorar o reformar el gobierno, y con cuánto éxito? (d) ¿Qué declara Revelación 21:1 sobre las condiciones futuras en la Tierra y en contra del radicalismo? 26. (a) Desde el punto de vista judicial de Dios, ¿en qué resultó el que el segundo ángel derramara su tazón de la ira de Dios? (b) ¿Dónde y cómo es que el “mar” no existirá más? 27. ¿Qué sirve de asiento para la vida humana, pero el beber qué resultará en que se les pague con muerte a los que beban? 28. ¿Qué dice Revelación 16:4-7 en cuanto al tercer tazón y la sangre? 29. (a) ¿De qué plaga en Egipto nos recuerda esto, y qué ocurrió en aquel lugar? (b) ¿Qué clase de agua desean los adoradores de Jehová, pero qué clase prefieren las personas de este sistema de cosas con mente terrenal? 30. (a) ¿En qué se asemejan a los israelitas apóstatas de los días de Isaías y Jeremías? (b) ¿Cómo ha bebido muerte para sí misma la gente? 31. (a) Dios ha pronunciado que la bebida de ellos es ¿qué, y qué significa eso? (b) ¿Por qué merecen bebérsela? 32. (a) ¿Quienes están debajo del altar de sacrificios a Jehová Dios, y qué piden al clamar? (b) Por consiguiente, ¿cuál es la decisión judicial de Jehová para los mundanos derramadores de sangre? 33. (a) ¿Qué cosas han declarado a todo el mundo que son mortíferas los testigos de Jehová? (b) ¿Qué resolución franca declaró esto y en quiénes colocó la culpa, y por qué? 34. (a) ¿Qué fue el mandato eterno que se hizo con Noé y sus hijos bajo el cual la humanidad es culpable? (b) ¿De qué es la primera expresión este mandato y cómo aplica el principio de éste? (c) ¿Quiénes han 88

desobedecido este mandato, y qué afirma el clero que ellos son, pero a favor de qué abogan? 35. ¿A qué señaló el artículo “Una razón por la venganza de Dios” en The Watch Tower de 1927? 36. (a) ¿Cómo mostraron caso omiso de lo sagrado de la sangre el nazismo y el fascismo después de 1919? (b) ¿A qué recurrieron los hombres en escala tremenda en la II Guerra Mundial, y así, qué pasaron por alto? 37. (a) ¿Qué señaló el número del 1 de julio de 1945 de The Watch Tower acerca de la santidad de la sangre? (b) ¿Qué declaró The Encyclopedia Americana acerca de la transfusión de sangre? 38. (a) ¿En qué ha resultado el que los testigos de Jehová se hayan adherido al mandato de Dios, y qué folleto circula ahora acerca de la sangre? (b) ¿A quiénes dará de beber Dios sangre, y qué significará esto para ellos? 39, 40. (a) ¿De qué dependen también los hombres para la vida, y qué disturbio de esto ocurrió cuando el cuarto ángel vació su tazón? (b) Así, ¿qué hicieron los hombres que fueron chamuscados? 41. (a) Entre los babilonios antiguos, ¿quién era Shamash, y qué posición tenía? (b) ¿Qué empezaron a hacer los israelitas apóstatas que pueblos atrasados todavía hacen? 42. (a) Desde 1914 ha habido un recogimiento o siega de ¿quiénes, y por eso, qué hacen ellos? (b) ¿Para qué es que se brilla, pero qué hay de los que brillan en este viejo mundo? 43. (a) Según se declara en la resolución “Mensaje de esperanza,” ¿quiénes alegan ser sol del mundo para iluminar y guiar a la raza humana? (b) ¿Qué dicen los párrafos 10, 11 de esta resolución acerca del Dios verdadero, su propósito y su galardón, y su Hijo amado? 44. (a) ¿Qué tendencia posbélica de asuntos estaba aconteciendo en Italia, la Rusia comunista, Alemania y el Japón, y qué le estaba sucediendo al “sol” del mundo? (b) ¿Qué estaban diciendo los testigos de Jehová acerca de aquel “sol”? 45. A pesar de que los Tiempos de los Gentiles terminaron en 1914, ¿qué permitió Dios, pero qué le hicieron a él los hombres chamuscados según se predijo? 46. (a) ¿Qué le estaba sucediendo al nombre personal de Dios, y qué mostró que estaban haciendo en Su nombre y espíritu los Estudiantes de la Biblia la resolución de Indianápolis de 1925? (b) ¿Qué dijo el artículo “Su nombre” en The Watch Tower que Dios haría a pesar de las naciones? 89

47. ¿Qué dijo el artículo “¿Quién quiere honrar a Jehová?” de The Watch Tower que harán los que moran en Sion? 48. El resto ungido se resolvió a ser hallado en ¿qué clase, y qué texto bíblico aplicaba a ellos de modo que en 1931 adoptaron una resolución a favor de qué? 49. Por eso, desde 1926 en adelante, ¿qué hicieron los hombres chamuscados? 50. (a) El papa proclamó el año 1933 ¿qué? (b) ¿Qué discurso público fue transmitido el 23 de abril de 1933, y así, qué se dijo acerca del nombre del hombre y el nombre de Dios y el que el hombre se encargara de los asuntos de Dios? 51. Así, ¿qué prueban los acontecimientos de la historia, y qué le sucedió al “sol” de este viejo mundo desde 1933 en adelante? 52. ¿Qué indujo a los hombres “chamuscados” a seguir blasfemando contra el nombre de Dios cada vez más, y qué dijo Revelación 16:9 que no hicieron? 53. ¿Qué representó la bestia salvaje de siete cabezas, y qué había hecho que hicieran sucesivamente las siete potencias mundiales? 54. (a) ¿Qué no significa necesariamente el simbólico “trono de la bestia salvaje”? (b) ¿Qué representa un trono? (c) La base para este trono no está en ¿qué? 55. ¿Cómo describe Juan el derramamiento de la quinta plaga? 56, 57. (a) ¿Quién dio el trono, por cuánto tiempo funciona, y sobre qué se asienta? (b) ¿Qué le dio al Dragón la bestia salvaje, como se ve por lo que el Diablo requirió de Jesús en Lucas 4:5-7? (c) ¿Cuál es la ubicación y el lugar donde se asienta el “trono de la bestia salvaje”? ¿Ha cambiado esta ubicación alguna vez? 58. (a) La quinta plaga es el desenmascaramiento público de ¿qué, cómo fue obtenido esto, y qué es el reino de la oscuridad? (b) ¿Quién es el gobernante de este reino, y cómo es que los cristianos verdaderos no tienen ninguna parte en este reino de la “bestia salvaje”? 59. (a) ¿A qué condenó Dios a este sistema político mundano? ¿En qué ha resultado para éste el no tener luz de Dios? (b) ¿Qué otra razón para sufrir dolor ha acontecido desde 1914? (c) ¿Qué han hecho los testigos de Jehová para hacer aun más intenso el dolor? 60. ¿Qué señalaron las publicaciones de la Sociedad Watch Tower en 1925, y qué mostró la resolución del 28 de mayo de 1926 acerca de la influencia de Satanás y su efecto en las mentes humanas?

90

61. (a) ¿Qué señaló el discurso público “Por qué tambalean las potencias mundiales... el remedio” en cuanto a las siete potencias mundiales y en cuanto a la ubicación del trono de la bestia? (b) ¿De qué fuente se declaró que era la Sociedad de Naciones? (c) ¿Quiénes eran el padre, la madre y las nodrizas de la Sociedad; y contra quiénes se entró en este pacto? 62. ¿Qué no hicieron los gobernantes mundiales acerca de esta resolución, y qué muestra Revelación 16:11 que sí hicieron? 63. ¿Por qué se roen las lenguas los gobernantes mundiales, por qué están ulcerosos, y a pesar de todos sus dolores, qué no hacen? [Ilustración de la página 120] El Dragón, enemigo de Sion la mujer de Dios

91

CAPÍTULO 5 DEL ÉUFRATES A HAR-MAGEDÓN EL DERRAMAMIENTO de la sexta plaga señaló a una acción doble, una que tenía que ver con Babilonia, y la otra, Har-Magedón. El apóstol Juan, hablando del sexto de los “siete ángeles” que tenían tazones llenos de la cólera de Dios, dice: “Y el sexto derramó su tazón sobre el gran río Éufrates, y se secó su agua, para que se preparara el camino para los reyes procedentes del nacimiento del sol.”—Revelación 16:12. Aquí no se menciona el nombre Babilonia, pero no hay duda de que se piensa en Babilonia. ¿Por qué? Porque ella era la ciudad principal ubicada sobre el río Éufrates en tiempos antiguos y fue por medio de secar casi por completo el lecho del río que se logró la caída de Babilonia. También fue en el Éufrates que hubo cautivos ubicados, porque cuando, como se describe en Revelación 9:13-15, un ángel tocó la sexta trompeta, a este ángel se le dio el siguiente mandato: “Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Éufrates.” En obediencia a este mandato aquellos “cuatro ángeles” fueron desatados, para que ejecutaran cierta misión. Babilonia fue la ciudad que tuvo cautivos y desterrados cerca del río Éufrates al pueblo de Jehová, los israelitas, hasta que el decreto de Ciro el Persa los puso en libertad en 537 a. de la E.C.
2

Lo que el derramamiento del sexto tazón revela proféticamente es la destrucción venidera de Babilonia la Grande. Puesto que la caída de Babilonia ya había sido proclamada por un ángel, en Revelación 14:8, y se ha mostrado que esta caída aconteció en el año 1919 después de la I Guerra Mundial, ¿a qué, pues, se refiere su derribo por los “reyes procedentes del nacimiento del sol” en Revelación 16:12? Aquellos reyes del este fueron representados por Ciro el Persa y el conquistador asociado con él, y en nuestro día resultan ser Jesucristo su Padre Jehová Dios. Como sucedió en cuanto al Ciro de la antigüedad, así sucede hoy día: Jehová es “Aquel que dice a la profundidad acuosa: ‘Evapórate; y secaré todos tus ríos.’”—Isaías 44:27 a 45:5.
3

En otro lugar, se dice que las aguas sobre las cuales se sentaba la Babilonia antigua simbolizan pueblos, muchedumbres y naciones. No obstante, el secamiento de las aguas del Éufrates no representó el poner en libertad a los israelitas cautivos para que regresaran a Jerusalén y Judá. La liberación de los israelitas desterrados para que volvieran a su país no tuvo parte alguna en causar la caída de Babilonia. Ella cayó ante Ciro en 539 a. de la E.C., pero los israelitas regresaron a su tierra en el segundo año después de eso, en 537 a. de la E.C.
4

Tampoco representó la plaga de secar las aguas del Éufrates el que algunas personas se volvieran a Jehová Dios. A lo más representó el apartar a algunas personas de Babilonia, apartándose así una parte fuerte de su sistema de defensa y apoyo, puesto que esto contrapesaría el poder
5

92

de defensa de sus encumbrados muros o murallas. Cuando caiga la Gran Babilonia al fin de este sistema mundano de cosas, será demasiado tarde para que la gente se vuelva a Jehová Dios, lo cual quisieran hacer solo para “salvarse el pellejo.” Por lo tanto es posible que con esto se represente una revuelta de ciertas personas contra el imperio mundial de religión babilónica, pero no a favor de Jehová. Además de todo el daño que quizás le causen personas en revuelta, los Reyes procedentes del Oriente, Jehová y Jesucristo, son los que han de destruir a Babilonia. El tazón de cólera de Dios está contra toda defensa y apoyo de Babilonia. El domingo 24 de julio de 1927 a individuos que eran cautivos involuntarios en servidumbre a Babilonia la Grande se les dirigió especialmente la palabra bajo circunstancias notables. El discurso fue el rasgo principal de la asamblea general de los Estudiantes Internacionales de la Biblia en Toronto, Canadá. No se pronunció solo a un auditorio visible de 15.000 personas, sino también a un auditorio invisible por medio de 53 estaciones de radio en cadena desde el océano Atlántico hasta el Pacífico, entre ellas la estación de radio WBBR. Después de leer una resolución dirigida “A los pueblos de la ‘Cristiandad,’” el presidente Rutherford habló a favor de esa resolución en su ampliamente anunciado discurso “Libertad para las gentes.” Al hablar del estado irremediable de la cristiandad, dijo:
6

“ . . . Con gran pompa y gloria estos sistemas inicuos se han puesto sobre las espaldas de la gente. Sin el soporte de esta gente común el inicuo sistema llamado ‘Cristiandad’ no podría sobrevivir. Cuando las gentes retiren su soporte de ella, la ‘organizada Cristiandad,’ la que es parte de Babilonia o de la organización del Diablo, caerá como una gran piedra de molino al mar. “ . . . Pero en cambio de prestar atención al mensaje de la Palabra de Dios los gobernantes de este mundo, es a saber, los que constituyen la inicua alianza, andan en tinieblas y continúan oprimiendo a las gentes. La caída del ‘organizado Cristianismo’ o Babilonia ha sido sellada. . . .”—The Watch Tower, del 15 de octubre de 1927, página 312. Este mensaje fue puesto después en forma de folleto en varios idiomas y distribuido mundialmente en millones de ejemplares. Dio al mundo más notificación de que Babilonia la Grande estaba condenada a destrucción y de que este imperio mundial de religión babilónica había de ser destruido por los “reyes procedentes del nacimiento del sol.” Esa notificación de destrucción inminente se le ha continuado dando a Babilonia la Grande en términos aun más precisos y claros. Ha sido como una gran plaga o golpe a los que la apoyan y defienden.
7

EXPRESIONES INSPIRADAS PARECIDAS A RANAS 93

Desde el río Éufrates, hecho famoso por Babilonia, la visión del apóstol Juan cambia, hablando geográficamente, a un punto a unos 800 kilómetros al sudoeste, al valle de Jezreel o Esdraelón, que separa a Galilea de Samaria. Juan ve un recogimiento de ejércitos a esta región, no los ejércitos de los “reyes procedentes del nacimiento del sol,” sino los ejércitos de reyes terrestres, humanos. Juan revela cómo se efectúa el recogimiento, diciendo:
8

“Y vi tres expresiones inspiradas inmundas que se parecían a ranas salir de la boca del dragón y de la boca de la bestia salvaje y de la boca del falso profeta. Son, de hecho, expresiones inspiradas por demonios y ejecutan señales, y salen a los reyes de toda la tierra habitada, para reunirlos a la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso.”—Revelación 16:13, 14.
9

Puesto que la apariencia de estos espíritus o expresiones inspiradas era de ranas, un animal que era inmundo para judíos como Juan antes que éste llegara a ser cristiano, esto marca como inmundas a la vista de Dios estas expresiones inspiradas. Puesto que salen de la fuente de que lo hacen, deben ser inmundas, y son inspiradas por demonios inmundos. También hacen el sonido de un croar. Salen de la boca de tres criaturas, y por lo tanto deben simbolizar proclamaciones oficiales, anuncios, predicciones, o propaganda, especialmente para influir en los reyes o gobernantes de este mundo. Puesto que el dragón simbólico es Satanás el Diablo, quien es el gobernante de los demonios, la expresión inspirada inmunda y parecida a rana que sale de su boca debe decir que Jehová Dios no es el Soberano del universo y que su legítimo reino mesiánico sobre la Tierra no debe ser reconocido ni debe rendirse nadie a él, aunque los Tiempos de los Gentiles terminaran en 1914. Por lo tanto la predicación del Reino por los testigos de Jehová debe ser detenida, y si rehúsan dejar de predicar el reino de Jehová por Cristo tenemos que guerrear contra ellos.
10

La “bestia salvaje” que sale del mar es la organización política visible del Dragón para gobernar a la humanidad. Es leal al Dragón a quien está endeudada por su poder, trono y gran autoridad políticos. Por eso la expresión propagandista inspirada que sale de la boca de la bestia salvaje apoya lo que el Dragón dice. Argumenta a favor de la soberanía de los diferentes grupos nacionales y les dice que conspiren contra Jehová y su Ungido o Mesías y rompan toda atadura, restricción y limitación que éstos quisieran imponerles ahora que los Tiempos de los Gentiles han terminado.—Salmo 2:1-10.
11

El “falso profeta” es una figura nueva solo de nombre. Es realmente la otra “bestia salvaje” que ascendió de la tierra y que tenía dos cuernos semejantes a los de cordero. No es nadie más sino la potencia mundial binaria de la Gran Bretaña y los Estados Unidos que cooperan económicamente, políticamente, militarmente, en inglés, y mayormente en
12

94

el lado protestante de la religión. Pero puesto que Revelación 13:11 dice que esta bestia de dos cuernos habla como lo hace el dragón blasfemando contra Dios y Su residencia celestial, y puesto que hace que la “imagen de la bestia salvaje” hable, a la bestia de dos cuernos se le presenta aquí en el papel de profeta, pero no para Jehová, por supuesto. Por lo tanto es un “falso profeta.” Puesto que es la séptima cabeza de la “bestia salvaje” de siete cabezas que salió del mar, presume hablar hoy por la entera bestia salvaje. Desde su posición de fortaleza económica, política y militar, habla muy impresionantemente, porque predomina hoy día como la Séptima Potencia Mundial. Este sistema del “falso profeta” político habla contra el reino de Dios, pero a favor de la soberanía humana de la Tierra con determinación propia de los pueblos y a favor de una alianza internacional, primero la Sociedad de Naciones y ahora las Naciones Unidas, para evitar que un mundo armado con potencia nuclear se destruya a sí mismo en guerra mundial.
13

Estas expresiones inspiradas por demonios de las tres fuentes “ejecutan señales,” para vestirse con autoridad y poder de impresionar. A veces exigen acción de parte del Dragón, la bestia salvaje y el falso profeta para poner en vigor lo que las expresiones inspiradas dicen. Esto hace que parezca que las expresiones inspiradas están realizándose y tienen el apoyo del “dios de este mundo.” Sin importar lo mucho que estas expresiones croen sobre el asunto de la paz internacional, realmente están a favor de la guerra... de guerra contra Jehová Dios el Todopoderoso y su Mesías.
14

Por eso Juan dice que las “expresiones inspiradas” salen a los gobernantes mundanos que hoy poseen armas nucleares y otras capaces de matar a muchedumbres, para “reunirlos a la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso.” Sí, realmente están reuniéndolos para pelear contra Jehová, quien es el Dios Todopoderoso, una pelea contra la cual los testigos de Jehová han dado advertencia a las naciones. Las naciones muestran claramente que van marchando a esa guerra final, porque, en estos días, pelean contra los testigos de Jehová que predican las buenas nuevas del reino de Dios.
15

En fecha tan remota como en 1897 la agencia publicadora de los testigos de Jehová, la Sociedad Watch Tower Bible and Tract, publicó el libro llamado “The Battle of Armageddon” (La batalla de Armagedón) (al principio llamado “The Day of Vengeance” [El día de la venganza]). Este libro presentó cierto entendimiento de lo que sería esta guerra final. No obstante, no fue sino hasta el número de la revista Watch Tower del 15 de julio de 1925 que los testigos cristianos modernos de Jehová entendieron que esta guerra final no sería una sencilla lucha humana por la dominación aquí en la Tierra, sino una guerra universal. Sería realmente una guerra con Dios Todopoderoso, en la cual él destruiría a la entera organización del Diablo en el cielo y en la Tierra. “Es el combate de
16

95

Dios Todopoderoso, y la lucha es dirigida por su amado Hijo,” dice la página 277 del libro Liberación, publicado originalmente en inglés en 1926. Esta información ha sido ampliada y elaborada bíblicamente desde entonces. Ha plagado las sensibilidades de los gobernantes mundiales. En medio de este fascinador rasgo de la visión de Juan una voz interrumpe sus contemplaciones. Dice: “¡Mira! Yo vengo como ladrón. Feliz es el que se mantiene despierto y guarda sus prendas exteriores de vestir, para que no ande desnudo y la gente mire su vergüenza.” (Revelación 16:15) Manifiestamente el que habla es uno de los “reyes procedentes del nacimiento del sol,” el Ciro Mayor, a saber, el reinante Rey Jesucristo, que toma parte prominente en la destrucción de Babilonia la Grande. Pero ahora habla como aquel a quien Juan vio caminando entre los siete candelabros de oro simbólicos, las siete congregaciones de Asia. En aquella escena él dio a estas congregaciones repetidamente la advertencia de que venía súbitamente a ellas para una obra de inspección seguida por los debidos galardones o recompensas.—Revelación 2:5, 16; 3:11.
17

En vista de que él viene contra el imperio mundial de religión babilónica, los miembros de las congregaciones de cristianos engendrados por el espíritu tienen que vigilar para no apostatar y caer en la religión babilónica bajo condenación. Son herederos con él del reino celestial. Sirven a Jehová Dios en su templo espiritual, como un sacerdocio espiritual, “un sacerdocio real,” vestidos con la justicia de Cristo. Como en el templo de Jerusalén durante los días de Jesús en la Tierra, si se duermen en sus puestos de deber y el inspector del templo viene y encuentra que no están vigilando por la seguridad y los intereses del templo, serán golpeados y despojados de sus vestiduras sacerdotales y despedidos. Serán sacados del templo como personas que no pueden trabajar en él. Esto será vergonzoso para ellos, y las personas que los consideraban para servicios sacerdotales los verán, por decirlo así, en su desnudez, sin la cubierta de la justicia de Cristo, como individuos que no son imitadores de él.—1 Pedro 2:5-9; Éxodo 20:25, 26.
18

Por consiguiente el sacerdote del templo que sigue despierto y se mantiene vigilante activamente y a quien se encuentra en este estado cuando el Sumo Sacerdote de Jehová llega como un ladrón para obra de inspección, será feliz por su fidelidad y confiabilidad. Retendrá sus prendas de vestir y funciones sacerdotales y no será despojado de ellas. Se cumplirá en él la promesa de Revelación 3:12. Adquirirá gloria celestial en vez de sufrir vergüenza aquí con Babilonia la Grande.
19

Después de esa ligera pero oportuna interrupción por esta advertencia solemne, el apóstol Juan vio en qué lugar reunieron a los reyes terrestres para pelear la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso” las expresiones inspiradas parecidas a ranas que salieron de las bocas del Dragón, la “bestia salvaje” y el “falso profeta.” ¿Dónde se
20

96

ha de pelear? No en el Éufrates en Babilonia, porque Revelación 16:16 dice: “Y los reunieron en el lugar que en hebreo se llama Har-Magedón.” Ese nombre parece significar “Montaña de Megido.” No solo porque el nombre es hebreo, sino también porque parece contener el nombre de la ciudad-fortaleza hebrea de Megido, el lugar nombrado ha de ser asociado con territorio hebreo. Se informa que, cerca de este lugar, el Cielo peleó a favor de la victoria del pueblo de Jehová bajo el juez Barac y la profetisa Débora. En su canto de victoria cantaron lo siguiente:
21

“Reyes vinieron, pelearon; fue entonces que los reyes de Canaán pelearon en Taanac junto a las aguas de Megido. Ninguna ganancia de plata tomaron. Desde el cielo pelearon las estrellas, sí, desde sus órbitas pelearon contra Sísara. El torrente de Cisón los arrolló.”—Jueces 5:19-21. Dice The International Standard Bible Encyclopædia, tomo 2, página 1340: “Estos cerros bajos alrededor de Megido, mirando sobre la llanura de Esdraelón, posiblemente han sido testigos del mayor número de encuentros sangrientos que hayan alguna vez manchado una zona similar de la superficie del mundo.” El nombre Megido entra muy bien en el asunto, no meramente debido a sus asociaciones históricas, sino porque, como sugiere el Hebrew-Chaldee Lexicon (edición de 1859) de Gesenius, el nombre puede significar “el lugar de muchedumbres” (locus turbárum).
22

En ningún mapa geográfico aparece un lugar llamado Har-Magedón (Armagedón). En Revelación 16:16 este nombre no se refiere literalmente a la vecindad de Megido en la llanura de Esdraelón, sino que simboliza el lugar donde, dentro del campo o dominio de las experiencias de los testigos de Jehová en la Tierra, se pelea esta guerra final. En otras palabras, los reyes terrestres bajo influencia demoníaca invaden la condición santa que estos testigos cristianos tienen con relación a su Dios Jehová, y tratan de destruirla. Solo de esta manera indirecta pueden ellos atacar a Jehová Dios y su Mesías. Es en este punto de choque con los intereses santos y reales de Jehová que él se enfrenta a los atacantes en una guerra final, decisiva, que no tendrá que ser repetida. Él obtendrá una victoria eterna sobre ellos, tal como la que obtuvo sobre los antiguos “reyes de Canaán” cerca de las aguas de Megido.
23

Así las expresiones inspiradas por demonios que salieron de las bocas de Satanás el Dragón y su organización gobernante política visible y la Potencia Mundial Angloamericana que profetiza falsamente están reuniendo a los gobernantes del mundo a su destrucción en un HarMagedón espiritual. El derramamiento del sexto tazón revela esto.
24

SE DERRAMA EL SÉPTIMO TAZÓN Mientras Juan es testigo de los efectos del derramamiento del séptimo tazón simbólico de la cólera de Dios, se le hace volver la atención
25

97

de nuevo al este a Babilonia. Narrando acerca de este tazón séptimo y último por medio del cual “la cólera de Dios queda terminada,” Juan escribe: “Y el séptimo derramó su tazón sobre el aire. Con esto una voz fuerte salió del santuario desde el trono, diciendo: ‘¡Ha acontecido!’ Y ocurrieron relámpagos y voces y truenos, y ocurrió un gran terremoto como el cual no había ocurrido uno desde que los hombres vinieron a estar en la tierra, tan extenso el terremoto, tan grande. Y la gran ciudad se dividió en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y Babilonia la grande fue recordada a la vista de Dios, para darle la copa del vino de la cólera de su ira. También, toda isla huyó, y no se hallaron las montañas. Y un granizo grande con cada piedra como del peso de un talento [alrededor de cuarenta y cinco kilogramos] descendió del cielo sobre los hombres, y los hombres blasfemaron a Dios debido a la plaga de granizo, porque la plaga de él fue excepcionalmente grande.”—Revelación 16:17-21; 15:1. Este derramamiento del séptimo tazón por el séptimo ángel no fue una explosión de una bomba atómica o un aparato nuclear en la atmósfera o en el espacio sideral más arriba de nuestra Tierra, que causara un desprendimiento mortífero de partículas y contaminara el aire mismo que respiramos. Para nosotros el aire significa vida, nuestra misma alma. (Génesis 6:17; 7:15, 22; Job 9:18) Ni los hombres ni los animales pueden vivir sin aire que respirar. Esta séptima plaga por lo tanto era más devastadora en sus efectos que las plagas sobre la tierra, el mar, los ríos y fuentes de agua, incluso el río Éufrates. No se dice precisamente cuán arriba sobre la tierra fue derramado el séptimo tazón en el aire, pero toda la tierra llega a estar afectada.
26

Según los antiguos babilonios el aire era la morada de los espíritus malignos y diablos. De los siete espíritus malignos a quienes temían, el primero era el Viento del Sur, el sexto un torbellino, y el séptimo una tempestad (huracán). También había tríadas de diablos; los demonios que causaban enfermedades aparentemente formaban una clase por sí solos. Pero cada uno de estos demonios tenía un nombre y se pensaba que tenía una forma monstruosa de alguna índole. Los seguidores de Pitágoras creían que nuestra atmósfera estaba poblada de espíritus, bajo el control de un jefe que tenía el asiento de su imperio en el aire. Se creía que aquellos espíritus eran poderosos pero malignos, inclinados a incitar a los hombres a cometer iniquidad.
27

A Satanás el Diablo se le declara el “príncipe de la potestad del aire,” o, “gobernante de la autoridad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de la desobediencia.” (Efesios 2:2, Val; NM) El aire o atmósfera no es nada espiritual; pero es invisible, y representa una región de invisibilidad.
28

Satanás el Diablo no es una criatura de aire, pero es invisible porque es espiritual. Es muy poderoso en la región espiritual invisible, particularmente en lo que se refiere a nuestra Tierra y su atmósfera. Desde la caída de la humanidad en el pecado y la muerte en el jardín de Edén, ha
29

98

sido ‘aquel que tiene el medio para causar la muerte, es decir, el Diablo.’ (Hebreos 2:14) Se le permitió causar la muerte de los diez hijos de Job (por una tempestad de viento) pero no la de Job mismo; y cuando, para dar informe a Dios, vino “de discurrir por la tierra y de andar por ella,” muy probablemente vino de discurrir dentro del aire o atmósfera de nuestra Tierra.—Job 1:7, 18, 19; 2:2, 6. Al luchar contra las maquinaciones del Diablo los cristianos en la Tierra tienen que pelear “contra las fuerzas espirituales inicuas en los lugares celestiales.” (Efesios 6:11, 12) Ciertamente cuando Satanás el Diablo y sus ángeles demoníacos fueron echados del cielo después del nacimiento del reino mesiánico de Dios allá arriba en 1914, fueron limitados a la atmósfera de nuestra Tierra, y por lo tanto a la Tierra y el mar les resultaron ayes.—Revelación 12:5-12.
30

Satanás el Diablo es el “gobernante de la autoridad del aire,” porque controla una poderosa organización de espíritus en el aire. Por lo tanto los hombres que son “hijos de la desobediencia” para con Dios inhalan, por decirlo así, el espíritu de Satanás el Diablo. En su vida diaria viven por su espíritu y según el sistema de cosas del cual Satanás es el dios. (Efesios 2:2; 2 Corintios 4:4) Por eso, cuando el séptimo ángel derramó su tazón “sobre el aire,” estaba derramando la cólera de Dios sobre la región o dominio del Dragón, Satanás el Diablo, y sobre el espíritu del Diablo y su fruto entre los hombres. Esto indicó que Dios estaba encolerizado contra el espíritu del Diablo que los hombres desobedientes en la Tierra desplegaban en su vida.
31

La “voz fuerte” que salió del santuario celestial al acontecer este derramamiento fue la de Jehová Dios, Aquel que está sentado en el trono allí. La voz dijo: “¡Ha acontecido!” Sí, el séptimo y último tazón para terminar la cólera de Dios fue derramado; y fue derramado sobre la última de las cosas vitales que el hombre necesita para vivir, a saber, el aire. Los siete ángeles podían ahora regresar al santuario y dar informe de que había terminado la acción que habían ejecutado obedientemente. (Revelación 15:8; 16:17) Pero en este punto, también, había llegado el tiempo para dejar que la cólera de Dios se expresara plenamente contra el espíritu de Satanás el Diablo en el hombre, el “aire” del hombre.
32

En plena armonía con el derramamiento de este séptimo tazón “sobre el aire,” el domingo 5 de agosto de 1928 aconteció algo en la reunión pública de la asamblea internacional de los dedicados Estudiantes Cristianos de la Biblia. Al principio se sometió para consideración una resolución intitulada “Declaración en Contra de Satanás y de Adhesión a Jehová.” En su tercera proposición decía:
33

Tercera: . . . [Satanás el Diablo] ha producido contiendas entre las naciones, y es el responsable de todas las guerras crueles, de los inicuos homicidios, de todos los horribles crímenes; que, 99

hasta ahora, Jehová no ha restringido a Satanás en el ejercicio de su poder e influencia sobre el hombre, . . . que durante muchos siglos Satanás ha sido el gobernante invisible del mundo, y que ha difamado constantemente el nombre de Jehová Dios y realizado grandes daños para los hombres y las naciones. Después de ser presentada esta resolución, el presidente Rutherford pronunció al auditorio visible de 12.000 personas y al auditorio invisible que escuchaba por medio de una red de 106 estaciones de radio el discurso que la apoyaba, intitulado “El Gobernante para la gente.” Mientras pronunciaba aquel discurso desenmascaró el espíritu de Satanás, diciendo:
34

“ . . . la Biblia le nombra con los títulos de Satanás, Serpiente, Dragón y Diablo. Todas las guerras injustas en que los hombres han luchado entre sí, y todos los homicidios crueles por ellos cometidos, han sido debidos a la influencia inicua de Satanás, el Diablo, porque él fue el primer homicida y el padre de las mentiras. (Jn. 8:44). Todas las lágrimas de amargura derramadas por aquellos que han sido tratados injustamente, y duramente oprimidos, tienen que ser atribuidas a la influencia de Satanás, porque él es el gran opresor inicuo. (Sal. 72:4). Toda la saña que se han demostrado entre sí los que profesan el cristianismo, así como la intolerancia religiosa y la persecución de los cristianos, se deben a Satanás. Todas las calumnias malvadas contra Jehová Dios, y todas las difamaciones de su santo nombre tienen que ser agregadas a la cuenta de Satanás, el Diablo. “ . . . Satanás fue el gobernante invisible de este mundo, el que causó la muerte de Jesús. Persecución tan malvada no podría haberse hecho por Jehová Dios contra su propio Hijo. Desde entonces hasta ahora los verdaderos cristianos han sufrido persecución. . . . “Después los romanos persiguieron y dieron muerte a mucha gente cristiana. . . . “Todos los indicios muestran que Satanás, el invisible gobernante de este mundo, es el responsable de tan horrendos hechos; y la conclusión está en armonía con las palabras de Jesús . . . La lucha del cristiano no ha sido contra los hombres, sino contra el invisible Satanás y sus cohortes del pecado. . . .—Efe. 6:11, 12; conforme a la traducción ‘Weymouth.’”

100

Extendiéndose a buen grado, con las citas de varias publicaciones, el presidente Rutherford pasó a declarar en detalle la iniquidad de Satanás en este mundo. También dijo:
35

“Muy a menudo se acusa a Jehová de ser un Dios cruel y sanguinario. Dicha acusación es completamente falsa. Téngase presente que Él es la única fuente de la vida, . . . Jehová destruirá . . . la organización de Satanás, y entonces reestablecerá al mundo en justicia. . . . “ . . . Esta declaración . . . Va en contra del enemigo, el que, durante varios siglos, ha difamado el nombre de Jehová Dios y ha traído para el hombre incalculables dolores. Esta declaración va en contra de Satanás y sus aliados en tinieblas y pecado. Se hace en testimonio de que el mal gobierno de Satanás tiene que terminar pronto y que Jehová, por causa de su nombre y para beneficio de la gente, establecerá un justo gobierno para la salvación de todas las naciones de la tierra.” Para concluir, el orador pidió a su auditorio que adoptara esta resolución. Lo hicieron, poniéndose de pie y votando ¡Sí! La resolución y el discurso que la apoyaba fueron impresos en un folleto y circularon en millones de ejemplares en muchos idiomas por todo el mundo. (Vea el folleto en español El Amigo de la Gente.) Además, el libro intitulado “Gobierno,” que fue presentado a los presentes en la asamblea dos días antes del discurso público, comenzó a recibir circulación en muchos idiomas, en centenares de miles de ejemplares. Verdaderamente el séptimo ángel en el cielo estaba derramando su “tazón” de la cólera de Dios “sobre el aire” donde Satanás ejercía su influencia sobre los hombres.
36

Este derramamiento no fue acompañado por relámpagos, truenos y voces celestiales literales. Pero el 1 de agosto de la asamblea de Detroit el presidente de la Sociedad pronunció un discurso bíblico sobre “Los relámpagos de Dios.” Desde entonces ha habido otros relumbrones de iluminación espiritual, otros tronares de juicios divinos y otras proclamaciones o publicaciones semejantes a voces de la verdad bíblica, tal como lo predijo Revelación 16:18. Esto continuó aun a través de los años terribles de la II Guerra Mundial, que fue agitada por el espíritu diabólico del “príncipe de la potestad del aire” y durante la cual instigó las peores persecuciones contra los testigos de Jehová hasta este mismo día.
37

Desenmascarando más el espíritu del Diablo, que infecta a todo el mundo y que llevará a su ruina, el jueves 23 de julio en la asamblea internacional de 1953 de los testigos de Jehová en el Estadio Yanqui, ciudad de Nueva York, se presentó a un auditorio de 112.000 personas el discurso sobre el tema “La sociedad del Nuevo Mundo atacada desde el Norte lejano.” Este puso al descubierto que el misterioso Gog de Magog, predicho en los capítulos 38 y 39 de Ezequiel, no era otro sino Satanás el
38

101

Diablo. El asalto final que él hace que las naciones lancen contra la sociedad del Nuevo Mundo de los testigos de Jehová hace que venga la destrucción absoluta de la organización visible de Satanás en la Tierra, por medio de la cual destrucción Jehová el Dios Todopoderoso santifica su santo nombre. Entre todas las naciones mundanas Satanás el Diablo está cultivando su espíritu que lleva a este ataque desastroso. Hasta ahora no ha habido ningún terremoto literal tan grande que haya hecho que todas las ciudades de las naciones caigan. El terremoto de ese poder y extensión, según se describe en Revelación 16:18-20, representa la dificultad final del mundo, la “tribulación grande como la cual no ha sucedido una desde el principio del mundo hasta ahora, no, ni volverá a suceder.” (Mateo 24:21) Hará que las “ciudades de las naciones” se desplomen en ruinas, y los gobiernos nacionales de este mundo, sacudidos, serán destruidos con ellas. Solo el reino celestial de Dios quedará en pie.—Hebreos 12:20-28; Ageo 2:6, 7, 21, 22.
39

La “gran ciudad” que Juan vio que “se dividió en tres partes” como resultado del “gran terremoto” simboliza a Babilonia la Grande. (Revelación 17:18) La antigua Babilonia, edificada a ambos lados del río Éufrates, ya estaba dividida geográficamente en dos partes. Por eso, el que Babilonia fuera dividida en tres partes simbolizaría un muy serio desbaratamiento de ella, pues tres es un número de énfasis.
40

¡Qué bien predice esto que este gran imperio mundial de religión babilónica será derribado o sacudido hasta desbaratarse y caer! Puesto que Dios prometió este terremoto simbólico y puesto que solamente él es Quien puede producir un terremoto de esta clase, eso claramente nos recuerda que Jehová Dios y su Ciro Mayor, los “reyes procedentes del nacimiento del sol,” son los que hacen caer a Babilonia la Grande. Revelación 16:18, 19 da énfasis a este hecho diciendo que así “Babilonia la grande fue recordada a la vista de Dios, para darle la copa del vino de la cólera de su ira.” Esto significa que bebe una copa especialmente amarga. El contenido de ésta la emborrachará tanto con ayes y vergüenza que nunca se recobrará de sus efectos y despertará. Lo que este imperio mundial de religión babilónica ha hecho ha sido “a la vista de Dios.” Él ha presenciado toda su iniquidad y no la ha olvidado. Por lo tanto hace que ella beba la copa destructiva de manos de él.
41

Se ha sabido de islas y montañas que han desaparecido como resultado de terremotos marinos y terrestres. Eso es más gigantesco que hacer que ciudades se desplomen en ruinas. El venidero “terremoto” mundial de dificultad que viene de las manos de Dios afectará al mar y la tierra. Nada estará demasiado distante ni aislado, como en el mar, ni será demasiado elevado y firme, como una montaña, en la organización visible de Satanás para que escape de ser destruido. Cosas que hasta ahora han resultado tan estables como para sobrevivir el rabiar del “mar” de
42

102

elementos revolucionarios, radicales, nihilistas de la humanidad, no podrán resistir el sacudimiento a manos de Dios.—Salmo 46:2, 3. Sin embargo, además de venir de debajo de los pies, las cosas desastrosas pueden venir desde arriba. Mostrando que el aire o atmósfera ha sufrido el efecto del derramamiento del séptimo tazón de la cólera de Dios, del cielo desciende sobre los hombres desobedientes un “granizo grande,” pesando cada piedra casi 40 kilogramos. El que caigan con velocidad hace más destructivo el efecto de estas tremendas ‘piedras de granizo.’ Puesto que las piedras son agua congelada, esta granizada representa que el Cielo enviaría sobre la humanidad mundana una descarga de verdades bíblicas duras. Estos serían mensajes de juicio de Dios que habrían de ser entregados por sus testigos cristianos en la Tierra. En vez de las buenas nuevas de salvación por el reino de Dios, el mensaje duro, inflexible, de la venganza de Dios contra la organización visible de Satanás al fin lloverá sobre los hombres. Será presagio de su destrucción.
43

No se tenía la intención de que la granizada simbólica convirtiera a la humanidad en aquel tardío desenvolvimiento de los asuntos mundiales, ni se esperaba. Por eso, lo que se le demostró de antemano al apóstol Juan fue que “los hombres blasfemaron a Dios debido a la plaga de granizo.” No invocaron el nombre de Jehová buscando salvación, sino que blasfemaron contra él por la entrega de los mensajes de juicio y la ejecución de éstos. (Joel 2:32; Romanos 10:13) El hecho de que “la plaga de él fue excepcionalmente grande” muestra de antemano que a lo último habrá una proclamación extraordinariamente grande de la venganza de Dios por los testigos de Jehová.—Revelación 16:21.
44

Para los inicuos no hay escape de la venganza de Dios. En el cuadro de Revelación, si sobrevivieran al terremoto simbólico, sin falta serían destruidos por las piedras de granizo ejecutoras, apuntadas con exactitud, que han de caer de los cielos. (Job 38:22, 23; Salmo 148:7, 8; Isaías 28:2, 17) La ejecución plena de la séptima de aquellas “siete plagas” causará la destrucción de todas las personas en la Tierra que producen el fruto inicuo del espíritu de Satanás. ¡Pero felices serán los que se llenen con el espíritu de Dios y produzcan su fruto!
45

[Notas] Compare con Hechos 5:38, 39. Vea La Atalaya del 1 de junio de 1962, páginas 337, 338. En un artículo sobre Har-Magedón, el Dr. Eb. Nestle dice. “En total, el hallar aquí una alusión a Megido es todavía la explicación más probable. . . . el lugar parece mencionarse . . . debido a la victoria sobre ‘los reyes de Canaán’ (Jueces 5:19).”—Página 305a del tomo 2 del Dictionary of the Bible, de Hastings, edición de 1903.

103

El autor y traductor bíblico Hugh J. Schonfield identifica a Har-Magedón (Armagedón) con Ramot-Galaad, posiblemente conocida en el día de Juan como Rama-Gad-Yavan, que significa “Rama de Gad de los griegos”; el lugar Gad-Yavan se menciona en la Mishnah judía del siglo segundo.—Vea las páginas 181-184 de su libro The Bible Was Right; también el comentario sobre Revelación 16:16, en la página 546 de su traducción The Authentic New Testament. De todos modos, Schonfield asocia Armagedón con territorio judío, aunque al este del río Jordán, en el territorio que anteriormente era de la tribu de Gad. No lo localiza cerca del Éufrates. Este discurso fue publicado en La Atalaya anunciando el reino de Jehová del 15 de febrero de 1954, que entonces se imprimía en 39 idiomas en la cantidad de 1.800.000 ejemplares. [Preguntas del estudio] 1. ¿Por qué era doble la acción a la cual señalaba la sexta plaga, y qué fue afectado primero por la plaga, según Revelación 16:12? 2. (a) ¿Por qué sabemos que se piensa en Babilonia aquí? (b) ¿Por qué fueron desatados los “cuatro ángeles,” y a quiénes, además, se les mantuvo atados en el río Éufrates hasta 537 a. de la E.C.? 3. (a) ¿Qué revela proféticamente el derramamiento del sexto tazón, y por qué? (b) ¿Quiénes son representados por los “reyes procedentes del nacimiento del sol,” y qué le dice Jehová a la profundidad acuosa? 4. ¿Qué simbolizan las aguas, qué no significa el que sean secadas las aguas del Éufrates, y por qué no? 5. (a) A lo más, ¿qué significaba el que se secaran las aguas del Éufrates? (b) Cuando Babilonia la Grande termina, ¿para qué será demasiado tarde, pero a favor de quién no sería una revuelta contra Babilonia? (c) Por lo tanto, ¿quiénes son los que han de destruir a Babilonia? 6. (a) ¿Cómo se pronunció el discurso público de la asamblea de Toronto, Canadá, el 24 de julio de 1927? (b) ¿Qué señaló este discurso en cuanto a cómo sobrevive la cristiandad y en cuanto a lo que los gobernantes mundiales continúan haciendo? 7. El folleto que contenía este mensaje sirvió como notificación de ¿qué, y como qué ha sido esta notificación para Babilonia la Grande? 8, 9. ¿Adónde cambió la visión de Juan, qué recogimiento vio, y cómo revela que fue efectuado? 10. (a) ¿Por qué es propio comparar las nuevas expresiones inspiradas con ranas, y por eso, qué clase de ruido hacen? (b) ¿Qué simbolizan estas expresiones inspiradas, y por lo tanto qué dijo una de ellas 104

acerca de Jehová y acerca de lo que hay que hacer en cuanto a la predicación del Reino? 11. (a) ¿Qué es la “bestia salvaje” que sale del mar, y a quién es leal? (b) Por lo tanto, ¿a quién apoya su expresión inspirada, por qué aboga y qué les dice a las naciones que hagan? 12. (a) ¿Quién es el “falso profeta,” y por qué es falso? (b) Como la séptima cabeza, ¿para quién presume hablar ahora, y por qué es muy impresionante su habla? 13. Este “falso profeta” político habla contra ¿qué, pero a favor de qué? 14. (a) ¿Qué ejecutan estas expresiones, y por qué? (b) ¿Qué hace esto que parezca ser la realidad en cuanto a ellas? (c) A pesar del croar a favor de la paz, ¿a favor de qué están realmente? 15. ¿A quiénes salen estas “expresiones inspiradas,” contra quiénes están realmente reuniendo a éstos para pelear, y a qué marchan las naciones? 16. ¿Qué entendimiento dio el libro The Battle of Armageddon (La batalla de Armagedón) de 1897 y la revista Watch Tower del 15 de julio de 1925 acerca de esta guerra final, y más tarde el libro Liberación? 17. (a) En Revelación 16:15, ¿qué dice el Ciro Mayor, y qué papel desempeña contra Babilonia la Grande? (b) Al caminar entre los siete candelabros simbólicos, ¿qué advirtió repetidamente que iba a suceder? 18. (a) ¿Contra qué tenía que estar vigilante la congregación de cristianos engendrados por el espíritu, y para qué son coherederos de Cristo? (b) ¿Dónde están sirviendo, y en qué capacidad? (c) ¿Qué les sucedería si se durmieran? 19. ¿Cómo adquirirá felicidad el sacerdote del templo, qué retendrá, y de qué tendrá la promesa? 20. ¿En qué lugar se ha de pelear la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso”? 21. (a) ¿Qué significa el nombre Har-Magedón, y con qué se asocia ese lugar? (b) ¿Qué dijeron Barac y Débora acerca de él en su canto de victoria? 22. ¿Qué comentarios da la International Standard Bible Encyclopædia acerca de la ubicación de Megido y también acerca del significado del nombre? 23. (a) ¿Qué simboliza Har-Magedón (Armagedón), y por eso qué invaden los reyes terrestres, y con qué resultado final? (b) (nota) ¿En qué territorio ubica Hugh J. Schonfield a Har-Magedón? 105

24. Por eso, ¿a qué están recogiendo las expresiones inspiradas por demonios a los gobernantes mundiales? 25. ¿Sobre qué se derrama el séptimo tazón, y qué cosas les suceden entonces a las ciudades, a los rasgos físicos de la tierra y a los hombres? 26. ¿Qué significa el aire para nosotros? (b) ¿Por qué es la séptima plaga más devastadora, y cuánto de la tierra es afectado? 27. (a) ¿Qué creían los antiguos babilonios acerca del aire? (b) ¿Qué creían de él los seguidores de Pitágoras? 28. ¿Quién ha tenido la “autoridad del aire,” y qué clase de región representa el aire? 29. ¿Por qué es invisible Satanás el Diablo, y cuánto poder tiene? 30. (a) Al pelear contra el Diablo, ¿contra qué luchan los cristianos? (b) ¿A qué fueron limitados el Diablo y sus demonios después de 1914, y con qué resultado para los hombres? 31. (a) ¿Por qué es Satanás el Diablo el “gobernante de la autoridad del aire”? (b) Así, ¿qué inhalan los hombres que son “hijos de la desobediencia,” y según qué viven en su vida diaria? (c) ¿Sobre qué región y sobre el espíritu de quién estaba Dios derramando su cólera, y qué indicó este acto? 32. (a) ¿De quién fue la “voz fuerte” que salió del cielo, y qué dijo? (b) ¿Qué estaba terminando el séptimo tazón, y para qué era tiempo? 33. ¿Qué resolución fue presentada el 5 de agosto de 1928, y qué señaló acerca de Satanás el Diablo? 34. (a) ¿Cómo se presentó el discurso intitulado “El Gobernante para la gente”? (b) ¿Qué señaló al desenmascarar el espíritu del Diablo, y por lo tanto, contra quiénes es la pelea de los cristianos? 35. ¿Cómo fue refutada la falsa acusación contra Jehová, y contra quién fue dirigida esta Declaración? 36. ¿Qué mostraron que estaba haciendo el séptimo ángel en el cielo la circulación de la resolución y el libro intitulado “Gobierno”? 37. Desde la asamblea de Detroit y hasta este mismo día, ¿qué ha acompañado al derramamiento de la plaga, en cumplimiento de Revelación 16:18? 38. (a) ¿Qué puso al descubierto e identificó el discurso público “La sociedad del Nuevo Mundo atacada desde el Norte lejano”? (b) ¿Qué acción de Satanás lleva a la destrucción absoluta de su organización visible en la Tierra, y cómo afectará esto el nombre de Dios? 106

39. ¿Qué representa el “gran terremoto,” y por lo tanto, qué hará, y qué quedará en pie? 40. ¿Qué simboliza la “gran ciudad” que se dividió en tres partes? 41. (a) ¿Qué caerá por medio de este terremoto simbólico, y únicamente quién tiene el poder de causarlo? (b) ¿Qué muestra Revelación 16:18, 19 que ella beberá, y cómo la afectará esto? 42. ¿Cómo desaparecen las islas y montañas en el venidero “terremoto” mundial de dificultad a manos de Dios? 43. ¿Qué representan las piedras de granizo, y de qué es presagio su descendimiento para los hombres sobre quienes llueven? 44. (a) ¿Qué no se tenía la intención de que la granizada simbólica hiciera, y por eso, qué hicieron los hombres debido a ello? (b) ¿Qué muestra de antemano la plaga “excepcionalmente grande” de granizo? 45. ¿En qué resultará para los que no tienen el espíritu correcto la ejecución plena de la séptima de aquellas “siete plagas”? [Ilustración de la página 129] El simbólico “falso profeta” o bestia salvaje de dos cuernos que salió de la tierra [Ilustración de la página 144] En el Estadio Yanqui, parte de concurrencia de 253.922 que oye “El reino de Dios domina—¿se acerca el fin del mundo?” el 3 de agosto de 1958 [Ilustración de la página 145] El “Polo Grounds” de Nueva York usado simultáneamente con el Estadio Yanqui para la Asamblea “Voluntad Divina” de los Testigos de Jehová, en 1958. Vea la fecha en la página 280 de la tabla de cronología de sucesos.

107

CAPÍTULO 6 “EL JUICIO SOBRE LA GRAN RAMERA” LO QUE el apóstol Juan escribió en el capítulo dieciséis de Revelación no terminó para él la visión de cómo se destruye a Babilonia la Grande. Hubo otros detalles maravillosos que le fueron revelados acerca de ella. Tal como se hizo que en él surgieran preguntas en cuanto a los detalles de la visión profética que continuaba, así nos sucede a nosotros hoy mientras vemos aconteciendo en estos días notables las mismas cosas que se predijeron que acontecerían con relación a la ejecución del juicio divino en ese imperio mundial de religión babilónica. Es como si el ángel de Dios nos estuviera invitando a venir y ver estas cosas maravillosas, exactamente como a Juan se le invitó a tener una vista previa de ellas. Juan dice: “Y uno de los siete ángeles que tenían los siete tazones vino y habló conmigo, diciendo: ‘Ven, te mostraré el juicio sobre la gran ramera que se sienta sobre muchas aguas, con quien los reyes de la tierra cometieron fornicación, entre tanto que los que habitan la tierra fueron emborrachados con el vino de su fornicación.’”—Revelación 17:1, 2.
2

Juan estaba contra las rameras que no se arrepentían, y comprendería el ver que se ejecutara juicio en la mayor ramera de todas. No era una ramera ordinaria, porque tenía como clientes a los “reyes de la tierra,” incluso a los “reyes de toda la tierra habitada” de hoy día, que están siendo reunidos por expresiones inspiradas por demonios al campo de batalla de Har-Magedón. La carrera de ramería o fornicación de ella es larga, y se ha extendido por cuatro mil años, y ha sido la vergüenza del “presente inicuo sistema de cosas.”—Gálatas 1:4.
3

Le ha encantado mezclarse en la política de este mundo e influir en el curso de la política para su propio beneficio, de hecho, para dominar la política como si ella fuera superior. A los gobernantes políticos o reyes que entran en juego con ella, da satisfacción religiosa, para hacer que se sientan cómodos en su proceder mundano. Ora pidiendo la bendición del Cielo sobre los esfuerzos egoístas y ambiciosos de ellos; bendice los conflictos que pelean para alcanzar supremacía política o comercial o militar; les hace pensar que tienen la aprobación del Cielo y están haciendo la voluntad divina, de modo que el futuro de ellos en el otro mundo está asegurado. Celebra impresionantes servicios funerales para ellos para que su “vida en el otro mundo” sea tan cómoda como sea posible.
4

De hecho, ella efectúa su prostitución con los gobernantes políticos de este mundo como un servicio religioso, como una forma de adoración, al dios a quien ella adora, exactamente como una antigua prostituta de templo. Esto, por supuesto, ha afectado a todos los habitantes de la Tierra, que son los súbditos de estos gobernantes políticos o reyes, y los habitantes de la Tierra han sido emborrachados con las consecuencias de
5

108

haberse ella vendido a reyes y gobernantes... “el vino de su fornicación.” (Revelación 14:8) No es una mujer ordinaria, porque “se sienta sobre muchas aguas.” ¿Quién es esta “gran ramera” con esas conexiones de realeza? Juan nos informa mientras nos dice lo que el ángel le mostró: “Y me llevó en el poder del espíritu a un desierto. Y alcancé a ver a una mujer sentada sobre una bestia salvaje de color escarlata que estaba llena de nombres blasfemos y que tenía siete cabezas y diez cuernos. Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y estaba adornada con oro y piedra preciosa y perlas y tenía en la mano una copa de oro que estaba llena de cosas repugnantes y de las inmundicias de su fornicación. Y sobre su frente estaba escrito un nombre, un misterio: ‘Babilonia la Grande, la madre de las rameras y de las cosas repugnantes de la tierra.’ Y vi que la mujer estaba borracha con la sangre de los santos y con la sangre de los testigos de Jesús.”—Revelación 17:3-6.
6

¡Ah! La ramera misteriosa es Babilonia la Grande. No es la antigua Babilonia sobre el río Éufrates que cayó del poder mundial en 539 a. de la E.C. y que, después de siglos de decaer, bajó a destrucción eterna, de modo que hoy solo hay ruinas sombrías en testimonio de su existencia y gloria de tiempos anteriores. Pero Babilonia la Grande fue prefigurada y simbolizada por la Babilonia antigua y por lo tanto tomó su nombre. A Babilonia la Grande se le pinta en un desierto donde les pertenece estar a las bestias salvajes. Con fidelidad al cuadro, ella se sienta sobre una bestia salvaje.
7

Esta bestia que deja que Babilonia la Grande la monte, ¿qué representa hoy? No se da informe de que esta bestia de color escarlata haya surgido del mar de la humanidad rebelde, revolucionaria, radical, que está opuesta a Jehová Dios como lo estuvo Nemrod el cazador. No obstante, en forma general es como la bestia salvaje que Juan vio que “ascendía del mar.” Por eso ella también tiene siete cabezas y diez cuernos y está “llena de nombres blasfemos,” para parecerse a la bestia salvaje que tenía “sobre sus cabezas nombres blasfemos.” Por supuesto, su color es diferente —escarlata— pues la bestia salvaje que salió del mar estaba manchada como un leopardo pero tenía pies como los de un oso y una boca como la de un león. (Revelación 13:1, 2) Pero también tiene diez cuernos, aunque no con diez diademas en ellos como las que tenían los cuernos de la primera bestia salvaje. Por eso, en general, es como aquella primera bestia salvaje. De hecho, es una imagen de la bestia salvaje que salió del abismo del mar.
8

Según Revelación 13:14, 15, la bestia salvaje de dos cuernos que ascendió de la tierra fue quien propuso hacer la “imagen de la bestia salvaje.” Ahora, aquí en Revelación 17:3, se nos muestra cómo era la “imagen,” que copia el trazado de la bestia salvaje que salió del mar. El cuadro de la gran ramera sobre la bestia salvaje de color escarlata, por lo
9

109

tanto, se cumple desde el año 1919 en adelante. ¿Por qué? Por la siguiente razón: En 1919, en la Conferencia de la Paz en Francia, los representantes principales de la potencia mundial de dos cuernos de Inglaterra y los Estados Unidos se expresaron a favor de una organización internacional para el mantenimiento de la paz, la Liga o Sociedad de Naciones, y ganaron. El 28 de junio de 1919 la Conferencia de la Paz firmó el Tratado de Paz, en el cual se había incorporado el pacto para una Sociedad de Naciones. Para octubre de aquel año el número de gobiernos que se exigía había ratificado el tratado con su pacto, y el tratado entró en vigor en Francia.
10

El 10 de enero de 1920 hubo un intercambio formal de las ratificaciones del Tratado en París, entre las potencias signatarias. Aquella tarde entró en vigor el tratado con su pacto de la Sociedad de Naciones. Seis días más tarde, M. León Bourgeois de Francia llegó a ser primer presidente del Concilio de la Sociedad y sir Eric Drummond de Inglaterra fue hecho su secretario. No obstante, en 1919, organizaciones religiosas de la cristiandad se habían expresado a favor de la Sociedad y trabajado por la adopción de ésta. El rey Jorge V de la Gran Bretaña estuvo a favor de la Sociedad de Naciones, y era gobernante supremo de la Iglesia Anglicana. Grecia, de la cual la Iglesia Ortodoxa Oriental es la iglesia establecida, entró en la Sociedad el 30 de marzo de 1920.
11

En cuanto al Vaticano papal en Roma, su pontífice máximo no tuvo voz oficial en la Conferencia de la Paz. No participó en considerar la Sociedad, debido al Tratado de Londres de 1915 entre Italia, Francia, la Gran Bretaña y Rusia, que fue firmado el 9 de mayo de 1915. Debido a las conexiones obvias del Vaticano papal con los Aliados Teutónicos durante la I Guerra Mundial, al papa de Roma no se le “permitió intervenir por acción diplomática en cuanto a la paz ni preguntas que surgían de la guerra.” (The Encyclopedia Americana, edición de 1929, tomo 17, páginas 632, 633) De manera que la expresión católica romana de apoyo a la Sociedad vino más tarde.
12

Participó como miembro de la Sociedad desde su principio aquella potencia signataria victoriosa oriental del Japón, con la adoración del emperador que se efectuaba en ella.
13

Así se ve que en 1919 la moderna Babilonia la Grande, el imperio mundial de religión babilónica, dio pasos para encaramarse sobre la “imagen de la bestia salvaje” que entonces estaba en la forma de la Sociedad de Naciones. Para ella era un animal digno de ser montado. Para ella era de color escarlata, un color que en las Escrituras sagradas es símbolo de realeza, marca de lujo. (Mateo 27:28-31; 2 Samuel 1:24) Ella misma estaba “vestida de púrpura y escarlata.” De hecho, en enero de 1919 el Concilio Federal de las Iglesias de Cristo en América llamó a la
14

110

Sociedad de Naciones que entonces había sido propuesta “la expresión política del reino de Dios en la Tierra.” Cuando la Sociedad comenzó a funcionar el 10 de enero de 1920, ella realmente se sentó sobre aquella Sociedad, para ir sobre ella adondequiera que fuera, adhiriendo sus esperanzas para la paz mundial a ella. Al cabalgar así sobre la bestia de la Sociedad de Naciones, Babilonia la Grande solo estaba cometiendo otro acto de fornicación con los “reyes de la tierra.” Se unió a los políticos para ‘adorar a la imagen de la bestia salvaje.’ Participó con ellos en hacer que estuviera “llena de nombres blasfemos.” Los nombres que ella y otros mundanos le dieron, la posición de algo digno de ser adorado que ella y ellos le impartieron, las esperanzas y confianza que ella y ellos despertaron en la gente para que las cifraran en ella, pertenecían solo a Jehová Dios y su reino mesiánico. La confianza y las expectativas de los hombres fueron apartadas de Dios.—Revelación 17:2, 3.
15

En las Escrituras sagradas la antigua Babilonia fue simbolizada por una mujer. Correspondientemente, Babilonia la Grande también está representada por una mujer, una ramera internacional. Por medio de sus sacerdotes y jerarquía codiciosos y sus falsas y engañadoras doctrinas religiosas, este imperio mundial de religión babilónica ha adquirido gran riqueza a expensas de la gente engañada y confiada... oro, piedras preciosas, perlas, púrpura y escarlata. También, los reyes de la Tierra le han pagado bien por dejarles tener placer mundano con ella y permitirles usar su religión para obtener control, para mantener el control y para adelantar sus proyectos políticos y comerciales. De modo que la copa de la cual ella hace que sus adherentes religiosos beban parece que es una copa de oro digna de contener solo las mejores bebidas. Pero el exterior de la copa es engañoso, porque por dentro está “llena de cosas repugnantes y de las inmundicias de su fornicación.”—Compare con Mateo 23:25, 26.
16

Ella ha hecho que sus rebaños religiosos participen en mundanalidad, que es suciedad a la vista de Dios. Su fornicación con los gobernantes políticos de este mundo no ha sido una bendición a la gente, sino que ha hecho que la gente pruebe las guerras religiosas, el atraso económico, el analfabetismo, la moralidad baja, y oposición al reino mesiánico de Dios.
17

El nombre de la ramera podía ser visto por todos, porque estaba claramente escrito en su frente, pero su nombre envolvía un misterio o secreto sagrado. Es decir: ¿Quién era la que llevaba ese nombre? O, ¿A quién simbolizaba la ramera que llevaba ese nombre? Como muestran los hechos y las Escrituras sagradas, no simbolizaba a la Roma pagana del día del apóstol Juan. Su nombre da seguridad del hecho de que representa una organización como la antigua Babilonia, dominada por religión falsa que venía de Nemrod el poderoso cazador en oposición a Jehová Dios. Más
18

111

estudio de ella y sus asociaciones prueba que es el imperio mundial de religión babilónica. Se comporta como ramera y así comete fornicación religiosa con el elemento político de este mundo, representado por los “reyes de la tierra.” Aunque es ramera ella misma, es madre. Como su madre, todas sus hijas son rameras. Recordamos que, en la Biblia, los habitantes de una ciudad se les llama sus hijos. Precisamente así, las organizaciones religiosas que son miembros de Babilonia la Grande son prole de ella, sus hijas nacidas como resultado de su fornicación; y todos estos sistemas hijas son organizaciones rameras también. Copian a su organización madre y cometen fornicación con los “reyes de la tierra.” Su historia lo prueba.
19

Babilonia la Grande es también la madre de las abominaciones o “cosas repugnantes de la tierra.” ¿De qué cosa abominable y repugnante de la Tierra no es ella la madre, desde el punto de vista de Dios? Yendo en pos de cosas religiosas que no eran el Dios verdadero Jehová, ella ha dado a luz ilegítimamente la idolatría, literal y figurada. (Romanos 2:22; Mateo 24:15; 1 Reyes 11:5, 7; 2 Reyes 23:13) Ha dado a luz también mediums espiritistas, adivinos, astrólogos y sacrificios humanos. (2 Reyes 23:24; Isaías 66:3; Ezequiel 20:7, 8, 30; Oseas 9:10) Junto con todas estas religiones falsas e inspiradas por los demonios ha habido toda clase de prácticas obscenas, conducta relajada, aun prostitución conectada con templos por medio de lo cual se santifica la inmoralidad. También se participa en borrachera, en honor de un dios falso.
20

Babilonia la Grande es una borracha desde mucho tiempo atrás. Más que emborracharse con bebidas alcohólicas, le gusta emborracharse con sangre humana, especialmente sangre que ha sido derramada en persecuciones religiosas. Antes del tiempo del apóstol Juan, ella había llegado a estar “borracha con la sangre de los santos,” y hasta fue responsable de derramar la sangre de Jesucristo, “el Santo.” (Hechos 3:14, 15; 4:27, 30; Marcos 1:24; Lucas 4:34) Pero desde entonces y hasta este día se ha saciado de “la sangre de los testigos de Jesús.” Ha hecho esto en su esfuerzo fanático por amortiguar las voces de estos testigos que predican el reino mesiánico de Jehová.—Revelación 17:6; 6:9-11.
21

EL MISTERIO DE LA BESTIA SALVAJE ESCARLATA No solo Babilonia la Grande ha sido un misterio desde que Juan la vio en la revelación que recibió, sino que la bestia sobre la cual ella cabalga también ha sido un misterio. Juan escribe: “Pues, al alcanzar yo a verla me admiré con gran admiración. De modo que el ángel me dijo: ‘¿Por qué te admiraste? Yo te diré el misterio de la mujer y de la bestia salvaje que la lleva y que tiene las siete cabezas y los diez cuernos: La bestia salvaje que viste era, pero no es, y no obstante está para ascender del abismo, y ha de irse a la destrucción. Y cuando vean cómo la bestia salvaje era, pero no es, y no obstante estará presente, los que moran en la tierra
22

112

se maravillarán con admiración, pero sus nombres no han estado escritos sobre el rollo de la vida desde la fundación del mundo.’”—Revelación 17:68. Por sus rasgos generales, esta bestia salvaje de color escarlata es la “imagen de la bestia salvaje” de cuya creación habló el apóstol Juan en Revelación 13:14, 15 pero que no describió allí. Puesto que es una imagen y es para adoración idolátrica, Babilonia la Grande la favorece. Le causa placer cabalgarla o ser llevada por ésta. Los idólatras justifican el uso de ídolos diciendo que son ayudas para adorar a los dioses representados por los ídolos, a los cuales ídolos dan solo una “adoración relativa.” Por medio de la “imagen” de la bestia salvaje adoran la conspiración internacional contra el reino de Dios. La imagen es la organización internacional formada para conservar a los gobiernos políticos de este mundo, especialmente por medio de arreglar sus discrepancias mediante arbitraje pacífico.
23

Durante el período entre la I Guerra Mundial y la II Guerra Mundial esta bestia salvaje de color escarlata fue la Sociedad de Naciones, que llegó a constar de hasta sesenta y dos naciones. La Sociedad de Naciones fue disuelta oficialmente después de la II Guerra Mundial, el 18 de abril de 1946; pero esa Sociedad realmente ‘no fue’ durante toda la II Guerra Mundial desde 1939 hasta 1945. Las “Potencias del Eje” imperialistas y nazi-facistas despreciaron la Sociedad de Naciones. ¿Con qué resultado? Con éste: la Sociedad no pudo cumplir con el propósito de su carta constitucional y cesó de funcionar con efecto propio al estallar la II Guerra Mundial, cuando el dictador católico nazi Hitler hizo que estallara la II Guerra Mundial en septiembre de 1939.
24

Allí, de hecho, la Sociedad bajó al abismo de la humanidad rabiante y rugiente en la mayor guerra del mundo hasta entonces, y cayó en una condición de muerte aparente. El ángel de Dios le habló al apóstol Juan como si la bestia de color escarlata estuviera entonces en el abismo y estuviera para salir. En concordancia notable con esto está el hecho de que en 1942, a mitad de la II Guerra Mundial, los testigos cristianos de Jehová vieron que esta bestia internacional estaba entonces en el abismo y señalaron que Revelación 17:8 predecía que la bestia saldría de éste después de la II Guerra Mundial.—Vea las páginas 19-22 de Paz—¿Será Duradera? publicado originalmente en inglés por la Sociedad Watch Tower el 20 de septiembre de 1942.
25

La Séptima Potencia Mundial, a saber, la potencia mundial binaria de Gran Bretaña y los Estados Unidos, se había esforzado por dar existencia a la Sociedad de Naciones. Ahora esta misma potencia mundial binaria se esforzó por sacar del abismo de muerte aparente a esta organización internacional para la paz y seguridad. Así fue que en los Estados Unidos de Norteamérica, en San Francisco, California, cincuenta naciones (sin incluir a Ciudad del Vaticano y las Potencias del Eje) firmaron la Carta de
26

113

las Naciones Unidas el 26 de junio de 1945. Esta Carta llegó a ser parte de la ley internacional el 24 de octubre de 1945, cuando el número de naciones que la ratificó alcanzó la cifra de veintinueve, incluso las Cinco Grandes. Entonces llegó a existir la Organización de las Naciones Unidas. La primera reunión de su Asamblea General aconteció en Londres, Inglaterra (de la potencia binaria), el 10 de enero de 1946; la del Consejo de Seguridad siete días después. Los testigos cristianos de Jehová reconocieron inmediatamente que la bestia salvaje de color escarlata había ascendido ahora del abismo. Pero no la adoraron, tal como no se habían unido a Babilonia la Grande y las naciones mundanas para idolatrar a la Sociedad de Naciones, la “bestia” en su forma original. No obstante, la gente de este viejo mundo, “los que moran en la tierra,” se maravillaron con admiración ante ella.
27

El propósito de las Naciones Unidas según su Carta era “el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.” Por lo tanto, la gente sintió un grado algo mayor de seguridad de que ahora la primera bestia salvaje simbólica, que había ascendido del mar, seguiría existiendo. Esta nueva organización internacional conservaría la paz y seguridad para esta bestia salvaje que salió del mar. Se ve que la gente continúa admirando a la “imagen de la bestia salvaje” de color escarlata por el hecho de que hasta ahora, al imprimirse este libro, el número de miembros de las Naciones Unidas ha aumentado constantemente hasta el número de 131 naciones miembros.
28

Recientemente el pontífice máximo de Ciudad del Vaticano habló con considerable claridad acerca de la simbólica bestia salvaje de color escarlata de siete cabezas y diez cuernos sobre la cual cabalga Babilonia la Grande. Con mucha publicidad por todo el mundo, con días de adelanto, a la gente se le avisó que pronto el papa Juan XXIII emitiría una importante carta circular o encíclica a todos los obispos católicos romanos, su octava encíclica. Un despacho de la Prensa Asociada, fechado “ROMA, 5 de abril,” publicado por el Times de Nueva York del 6 de abril de 1963, página 2, bajo el encabezamiento “Apoyado el papel de policía de las N.U.,” dijo:
29

El monseñor Pisoni, escribiendo en el Corriere della Sera de Milán, dijo que la ley internacional “se ha hecho aun más complicada en nuestros tiempos debido a la presencia de organismos internacionales como el de las Naciones Unidas, llamados a encargarse con fuerzas militares autónomas del deber de ‘policía internacional.’” Dijo que la encíclica trataría del “deber de todos los pueblos de aceptar la fuerza autónoma de las Naciones Unidas como policía internacional” así como de la Guerra Fría y “la guerra intestina y civil apoyada desde el extranjero.”

114

El 7 de abril la cristiandad celebró su Domingo de Ramos, para conmemorar la entrada triunfal de Cristo en Jerusalén (Sion) para ofrecerse a ella como su Rey Mesiánico. Durante la siguiente Semana Santa el papa Juan XXIII firmó su encíclica intitulada “Pacem in Terris” (“Paz en la Tierra”), mientras la escena era grabada para televisión, para ser transmitida por la red italiana en un programa especial y hecha disponible a estaciones de televisión por toda la Tierra. El párrafo final daba la fecha para la entrega de la encíclica con las palabras: “Dada en Roma en San Pedro el jueves santo, el día once de abril, en el año 1963, el quinto de nuestro pontificado. JUAN XXIII.” La encíclica no fue dirigida solo al “clero y los fieles de todo el mundo” que fueran católicos romanos, sino también “a todos los hombres de buena voluntad.” La Parte IV de ésta hablaba de la “autoridad mundial,” sin querer decir, por supuesto, las Naciones Unidas, puesto que la Ciudad del Vaticano no es miembro de las N.U. Pasó a decir lo siguiente:
30

. . . A esta autoridad mundial corresponde examinar y dirimir aquellos problemas que plantea el bien común y universal en el orden económico, social, político o cultural, los cuales siendo, por su gravedad suma, de una extensión muy grande y de una urgencia inmediata, se consideran superiores a la posibilidad que los jefes de cada comunidad política tienen para resolverlos eficazmente. No le toca a esta autoridad mundial ni limitar ni avocar a sí lo que toca al Poder público de cada nación. Por el contrario, . . . Como es de todos sabido, el 26 de junio de 1945 se fundó la Organización de las Naciones Unidas —conocida con la abreviatura O.N.U.—, a la que después se le agregaron otros organismos inferiores compuestos de miembros nombrados por la autoridad pública de las diversas naciones; a éstos se les confiaron asuntos de gran importancia que interesaban a todas las naciones de la tierra y que se referían a la vida económica, social, cultural, educativa y sanitaria. Las Naciones Unidas se propusieron como fin esencial mantener y consolidar la paz de las naciones, fomentando entre ellas relaciones amistosas basadas en los principios de igualdad, mutuo respeto y múltiple cooperación en todos los sectores de la convivencia humana. La importancia de las Naciones Unidas se manifiesta claramente en la “Declaración Universal de los Derechos del Hombre”, que la Asamblea General ratificó el 10 de diciembre de 1948. En el preámbulo de esta Declaración se proclama como ideal que todos los pueblos y naciones han de procurar el efectivo reconocimiento y respeto de estos derechos y de las respectivas libertades. 115

No se nos oculta que algunos capítulos de esta Declaración parecieron a algunos menos dignos de aprobación . . . Deseamos, pues, vivamente que la Organización de las Naciones Unidas pueda ir acomodando cada vez mejor su estructura y sus medios a la amplitud y nobleza de sus objetivos. Ojalá venga cuanto antes el tiempo en que esta Organización pueda garantizar eficazmente los derechos del hombre; derechos que, por brotar inmediatamente de la dignidad de la persona humana, son universales, inviolables e inalienables. Tanto más cuanto que hoy los hombres participan cada vez más activamente en los asuntos públicos de sus respectivas naciones, siguen con creciente interés la vida de las otras y se hacen más conscientes de que pertenecen como miembros vivos a una comunidad mundial. El papa Juan XXIII entonces enlazó el reino de Dios con todo lo ya mencionado diciendo lo siguiente en el sexto párrafo contando desde el último de la encíclica:
31

. . . Para que la sociedad humana refleje lo más posible la semejanza del Reino de Dios es de todo punto necesario el auxilio del Cielo. Sin embargo, ¿reflejan de manera alguna el Reino las Naciones Unidas o fomentarán de manera alguna el Reino? ¿Asegurará la admiración del pontífice máximo a las Naciones Unidas o la admiración internacional que se da a esta “imagen de la bestia salvaje” que el “Poder público de cada nación” sobrevivirá la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso”? ¡No! Según lo que escribió el apóstol Juan, no asegura que la gente que admira idolátricamente y ora religiosamente por las Naciones Unidas obtendrá vida en el nuevo orden de cosas de Jehová Dios, que viene después de aquella guerra universal. Dios no escribe los nombres de esos idólatras en su “rollo de la vida.” En este rollo, hablando figuradamente, él ha estado escribiendo los nombres de los que son dignos de vida “desde la fundación del mundo,” es decir, desde que fundó la raza humana, el mundo de la humanidad. Según la Palabra escrita de Dios, parece que el primero que fue ‘escrito en el rollo de la vida’ fue Abel, el hijo martirizado de Adán y Eva. (Hebreos 11:4; 12:24; Génesis 4:2-10, 25; Mateo 23:35) Los nombres de esos idólatras no están escritos con el de Abel. Por eso, los que aman la vida eterna en el nuevo orden de cosas de Dios no participarán en esta idolatría moderna.
32

El apóstol Juan penetra más en el misterio de esta bestia salvaje de color escarlata convertida en ídolo cuando escribe: “Aquí es donde entra la inteligencia que tiene sabiduría: Las siete cabezas significan siete montañas, sobre las cuales se sienta la mujer. Y hay siete reyes: cinco han caído, uno es, el otro todavía no ha llegado, pero cuando sí llegue tiene que
33

116

permanecer un corto tiempo. Y la bestia salvaje que era pero no es, también ella misma es un octavo rey, pero proviene de los siete, y se va a la destrucción.” (Revelación 17:9-11) Verdaderamente, para captar el significado de este misterio complicado, necesitamos no simplemente inteligencia, sino también sabiduría celestial, “la sabiduría de arriba.”— Santiago 3:17. Las “siete cabezas” son las que lleva la bestia salvaje de color escarlata. Pero son imagen de las siete cabezas de la bestia salvaje que ascendió del mar impío de la humanidad. Por lo tanto, representan siete cabezas políticas que vinieron una detrás de otra. Representan potencias mundiales. La inteligencia que la Palabra de sabiduría celestial de Dios nos da nos ayuda a identificar a estas potencias como (1) la egipcia antigua; (2) la asiria; (3) la babilonia; (4) la medopersa; (5) la griega o macedonia antigua; (6) la romana; y (7) la de Gran Bretaña y los Estados Unidos. De estas siete cabezas simbólicas se dice que son “siete montañas,” porque Daniel 2:34, 35, 44, 45 asemeja a la potencia mundial eterna del futuro, el reino mesiánico de Dios, a una “gran montaña” que “llenó toda la tierra.”
34

La ramera misteriosa, Babilonia la Grande, no es lo mismo que la tercera cabeza de la bestia, a saber, la Potencia Mundial Babilónica. La tercera cabeza simbólica era también una montaña simbólica, una organización política; pero Babilonia la Grande es estrictamente un imperio religioso y existió y reinó antes de que Babilonia sobre el río Éufrates llegara a ser la tercera potencia mundial en los días de Nabucodonosor. Como imperio religioso, Babilonia la Grande reinó o se sentó sobre la primera montaña simbólica, la Potencia Mundial Egipcia, unos mil años antes de que Roma fuera fundada en Italia. Debido a que es un imperio religioso, no pasó o desapareció cuando la antigua Babilonia cayó en 539 a. de la E.C. y finalmente pereció durante el tiempo de la Potencia Mundial Romana. Como imperio religioso ha continuado sobreviviendo, para sentarse sobre las siete montañas simbólicas o potencias mundiales en su totalidad, desde el Egipto antiguo hasta la Gran Bretaña y los Estados Unidos de días modernos.
35

Estas potencias mundiales son, figuradamente, “siete reyes,” en el sentido de ser cada uno un “rey de reyes,” un rey que domina a todos los otros reyes de su tiempo. Por ejemplo, el profeta Daniel le dijo al gobernante mundial babilónico, Nabucodonosor, lo siguiente: “Tú, oh rey, el rey de reyes, tú a quien el Dios del cielo ha dado el reino, . . . tú mismo eres la cabeza de oro.” (Daniel 2:37, 38) El gobernante de la Potencia Mundial Medopersa asumió el mismo título en la carta que dio a Esdras; copista de la Biblia, para que la llevara a Jerusalén, diciendo: “Artajerjes, el rey de reyes, a Esdras el sacerdote, el copista de la ley del Dios de los cielos: Paz sea perfeccionada.” (Esdras 7:7-12) Cuando el apóstol Juan vio esta Revelación, hacia el fin del primer siglo de nuestra era común, cinco
36

117

“reyes” habían caído, tal como el ángel le dijo a Juan. Estos fueron las primeras cinco potencias mundiales, desde el antiguo Egipto hasta la antigua Grecia inclusive. Por eso, cuando el ángel le dijo a Juan: “Uno es,” quiso decir la potencia mundial que había desterrado a Juan enviándolo a la isla penal de Patmos, es decir, la Potencia Mundial Romana o sexta, de la cual el emperador pagano romano era entonces el religioso pontífice máximo. Entonces, ¿quién es el figurado rey séptimo que el ángel señaló que vendría, con las palabras: “El otro todavía no ha llegado”?—Revelación 17:10.
37

La profecía bíblica y la historia seglar prueban que el ángel se refería a la potencia mundial binaria de Gran Bretaña y los Estados Unidos de América, que fueron aliados en la primera guerra mundial de 1914-1918. Ninguna de las precedentes seis potencias mundiales fue tan poderosa ni de tanto alcance mundial como esta séptima Potencia Mundial Británico Americana. ¿Cuándo llegó? No cuando Roma “cayó,” a saber, en el año 476 cuando el teutónico Odoacro, de fe arriana, capturó a Roma y llegó a ser rey de Italia. En aquel tiempo el Imperio Británico y los Estados Unidos de América no existían. También, en aquel tiempo el Imperio Romano incluía más que a Roma e Italia. La capital de todo el Imperio Romano no era la Vieja Roma en Italia, sino la Nueva Roma, Constantinopla, en el Bósforo, en la encrucijada de Europa y Asia y de los mares Mediterráneo y Negro. En aquel centro comercial de la Potencia Mundial Romana gobernaba el emperador Zenón el Isáurico. Él finalmente hizo que Odoacro fuera expulsado de Roma, en 489. Esa parte del Imperio Romano en Oriente no terminó sino hasta 1453, cuando Constantinopla cayó ante los turcos otomanos.
38

En Occidente, lo que llegó a ser el Santo Imperio Romano o Sacro Imperio Romano fue establecido por la estrategia del papa en el año 800; pero el emperador Napoleón I de Francia le puso fin en 1806. No obstante, cuarenta y tres años antes, o en 1763, el Imperio Británico, con colonias entonces en América del Norte, obtuvo la posición de “principal potencia comercial y colonial del mundo,” según dice un historiador. Mantuvo esta posición y causó la caída de Napoleón Bonaparte en 1814. Para entonces se habían establecido los Estados Unidos de América, teniendo como base anteriores colonias de la Gran Bretaña. En muchos respectos y modos este país llegó a ser aliado de la Gran Bretaña, formando con ella una potencia mundial binaria, la más poderosa de la historia humana.
39

El rasgo binario de esta potencia mundial llegó para el siglo diecinueve. Acerca de esto el ángel de Dios predijo: “Cuando sí llegue tiene que permanecer un corto tiempo.” (Revelación 17:10) En vista de la larga duración de la Potencia Mundial Romana o sexta, la Potencia Mundial Binaria Británico-Americana, o la séptima, puede permanecer solo “corto tiempo,” ahora que los “reyes de toda la tierra habitada” están siendo
40

118

reunidos a un lugar o situación llamado bíblicamente Har-Magedón donde serán destruidos. Aun si medimos desde la fecha ya mencionada de 1763, el tiempo hasta la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso” es comparativamente “corto tiempo.” (Revelación 16:14, 16) La mayor parte de este “corto tiempo” está ahora en el pasado. Su fin marcado está cerca. La Séptima Potencia Mundial es la principal promovedora y apoyadora de las Naciones Unidas, la forma actual de la “imagen de la bestia salvaje.” Ciertamente, pues, este arreglo internacional para la paz y la seguridad debe caer en destrucción cuando la Potencia Mundial Angloamericana sea destruida en Har-Magedón. Destrucción es lo que el ángel de Dios predijo para esta bestia salvaje de color escarlata al decir: “La bestia salvaje que era pero no es, también ella misma es un octavo rey, pero proviene de los siete, y se va a la destrucción.” (Revelación 17:11) Las Naciones Unidas de hoy día tienen como miembros a la Séptima Potencia Mundial y a los restos nacionales de todas las anteriores potencias mundiales. Por eso debe su existencia a esas siete potencias mundiales; proviene de ellas. Puesto que esta bestia de color escarlata moderna es una imagen de la bestia salvaje de manchas de leopardo que salió del mar, que es la recapitulación de las siete potencias mundiales, la “imagen” bestial es también en sí misma una potencia mundial o “rey,” y por eso “un octavo rey.” Ha puesto su propia fuerza militar policíaca en el campo de acción. Ahora que ha ascendido del abismo y ha estado fuera desde 1945, la Biblia muestra que lo siguiente que hará es irse a la destrucción.
41

DIEZ CUERNOS COMBATEN CON EL CORDERO En la profecía de Daniel los cuernos en la cabeza de un animal simbólico se usan para representar reyes o gobernantes nacionales individuales. Puesto que el número diez se usa en la Biblia para representar lo completo o perfecto en cuanto a lo terrestre, la expresión “diez cuernos” simbolizaría, no diez literalmente, sino todos o el número completo de reyes o gobernantes nacionales en la Tierra. Los cuernos pueden ser usados violentamente, agresivamente, por una bestia salvaje. Así es como usa su equipo entero de cuernos la bestia salvaje de color escarlata, según lo que el ángel le dice a Juan:
42

“Y los diez cuernos que viste significan diez reyes, que todavía no han recibido un reino, pero sí reciben autoridad como reyes por una hora con la bestia salvaje. Estos tienen un solo pensamiento, y así es que dan su poder y autoridad a la bestia salvaje. Estos combatirán con el Cordero, pero, porque es Señor de señores y Rey de reyes, el Cordero los vencerá. También, los llamados y escogidos y fieles que con él están lo harán.”— Revelación 17:12-14.
43

La bestia salvaje de color escarlata tiene diez cuernos. Por lo menos uno de estos cuernos estaba sobre la séptima cabeza, posiblemente dos
44

119

cuernos, en vista de que esta séptima cabeza representaba una potencia mundial binaria, la Gran Bretaña y los Estados Unidos en alianza. (Compare con Daniel 8:20-22.) En el día de Juan aquella séptima cabeza simbólica todavía no había llegado; y por eso su cuerno simbólico estaba ausente, o posiblemente sus dos cuernos.—Revelación 17:10. Así, pues, en el día de Juan los diez cuernos de esta bestia salvaje particular no estaban todos presentes de hecho. Pero ahora desde el siglo dieciocho están presentes las siete cabezas en su totalidad con los diez cuernos en su totalidad. Antes de esto, especialmente allá en el día de Juan, podía decirse correctamente que los diez cuernos “todavía no han recibido un reino.” Otra cosa: Esta bestia salvaje de color escarlata, que es una “imagen” de la bestia marina, no llegó a existir sino hasta después de la I Guerra Mundial, en la forma de la Sociedad de Naciones. Por lo tanto fue solo desde entonces en adelante que los gobernantes cuyas naciones se unieron a la Sociedad y su sucesora, las Naciones Unidas, podían ‘recibir autoridad como reyes’ con la bestia.
45

De la séptima cabeza de esta brillante bestia salvaje se dice que “cuando sí llegue tiene que permanecer un corto tiempo.” Por eso, desde el principio de la Séptima Potencia Mundial de la Gran Bretaña y los Estados Unidos hasta su destrucción que se acerca, el tiempo se cuenta como solo “un corto tiempo.” Por esa razón la existencia de la Sociedad de Naciones y su sucesora, las Naciones Unidas, desde 1920 en adelante, debe ser más corta todavía. Revelación 17:12 compara el tiempo a solo “una hora,” porque dice que las naciones miembros “reciben autoridad como reyes por una hora con la bestia salvaje.” Desde 1920 hemos estado en ese corto período de “una hora.” Muchas naciones no entraron en esta organización internacional de la “bestia salvaje” sino hasta que apareció en su nueva forma como las Naciones Unidas en 1945. El tiempo de ellas en el cual ser miembros de ésta es todavía más corto.
46

¿En qué sentido puede decirse que “éstos tienen un solo pensamiento”? Por supuesto, la Carta de las Naciones Unidas debería fijar el pensamiento de todas sus naciones o “reyes” miembros y debería unirlos a todos en un solo propósito. Pero la manera en que se ha usado el poder de veto en sesiones del Consejo de Seguridad de las N.U., y la negativa por parte de algunos miembros a pagar los impuestos requeridos para ciertas acciones militares de las N.U., y los desórdenes que ha habido en algunas de las reuniones de la Asamblea General, y la continua falta de unidad de pensamiento en cuanto a proposiciones de gran importancia sobre el desarme general y el cese de las pruebas de armas nucleares, etcétera, todo esto prueba que estos “diez reyes” no tienen unión de pensamiento. Entonces, ¿cómo es cierta la profecía del ángel, de que “éstos tienen un solo pensamiento”? En este sentido:
47

Los “diez reyes” del día moderno tienen “un solo pensamiento” al oponerse al reino mesiánico de Dios, su reino en las manos del “Cordero
48

120

de Dios que quita el pecado del mundo.” La misma Sociedad de Naciones y su sucesora, las Naciones Unidas, representan una conspiración internacional contra el reino de Dios, que nació en los cielos en 1914 al fin de los Tiempos de los Gentiles. Esta organización internacional para la paz y seguridad por medios humanos es una falsificación engañosa del reino de Dios por su Cordero, que los testigos de Jehová han estado predicando a todas las naciones desde el fin de la I Guerra Mundial. Así, toda la “bestia salvaje” de color escarlata está contra el reino mesiánico celestial. Para apoyar un sustituto para ese reino y para dar adelanto a su pelea contra ese reino mesiánico, los simbólicos diez cuernos o reyes unidamente sí “dan su poder y autoridad a la bestia salvaje,” tal como lo predijo Revelación 17:13. Otras naciones que no son miembros de las Naciones Unidas se oponen del mismo modo al reino mesiánico de Dios. Por consiguiente participan con la “bestia salvaje” en esta oposición. Estos diez cuernos simbólicos en las cabezas de la bestia salvaje de color escarlata están entre los “reyes de toda la tierra habitada” que están siendo reunidos bajo influencia demoníaca a la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso” en Har-Magedón. Solo es de esperarse, pues, que “éstos combatirán con el Cordero,” como nos asegura Revelación 17:14. Siendo terrestres, con solo vista natural, estos “diez reyes” (que componen el verdadero poder de la “bestia salvaje” de las Naciones Unidas) no pueden pelear directamente contra el Cordero de Dios, puesto que él es celestial y espiritual y no es visible a ellos.
49

Pero el Cordero tiene todavía en la Tierra un resto de sus seguidores engendrados por espíritu, a quienes Dios ha llamado y escogido y que se esfuerzan por ser fieles con el Cordero. Estos les son visibles a estos “diez reyes.” Se hacen prominentemente visibles cuando se ponen de parte de la neutralidad cristiana en cuanto a los conflictos de los reinos de este mundo y cuando predican en toda la tierra habitada las buenas nuevas del reino de Dios.—Mateo 24:14; Efesios 6:11-18; Hechos 5:28, 29.
50

Contra estos llamados, escogidos y fieles los “diez reyes” pueden pelear y pelean aun hasta el punto de estar “forjando penoso afán por medio de decreto” contra ellos, para hacer que todo parezca legal y en el interés nacional. (Salmo 94:20) También pelean contra los compañeros temerosos de Dios de este resto, a saber, la “grande muchedumbre” que Juan vio que estaba de pie delante del trono de Dios y gritando: “La salvación se la debemos a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero.” (Revelación 7:9, 10, 13-17) Al pelear contra el resto engendrado por espíritu y la “grande muchedumbre” que junto con ellos predica el reino de Dios, los simbólicos diez reyes están realmente combatiendo contra el Cordero de Dios, porque lo que hacen a Sus seguidores él lo cuenta como hecho a él.
51

Los seguidores terrestres del Cordero de Dios son también de disposición como de cordero. Pero los simbólicos diez cuernos de la bestia
52

121

salvaje no deben esperar ganar la batalla. No deben olvidar que el Cordero es también “el León que es de la tribu de Judá” y en batalla con los enemigos del reino de Dios desplegará sus cualidades como de león. (Revelación 5:5; Génesis 49:9, 10) Al fin de los Tiempos de los Gentiles en 1914 Jehová Dios lo entronizó y coronó rey en los cielos. A esto siguió guerra en el cielo, y el Rey recientemente entronizado echó a Satanás y sus demonios del cielo a la Tierra. Por eso ahora el Cordero es el Señor del antiguo rey David y también es Rey reinante. En comparación con los señores y reyes de esta Tierra, es un Señor y Rey superior, lo cual se indica por su nuevo título “Señor de señores y Rey de reyes.” Dios le ha dado toda la autoridad necesaria en el cielo y en la Tierra.—Mateo 28:18; Hechos 2:32-36. Por esas razones el Cordero celestial vencerá a todos los gobernantes o reyes que ahora están unidos en las Naciones Unidas, los simbólicos “diez reyes” o “diez cuernos” de la bestia salvaje. Participarán con el Cordero en esta conquista “los llamados y escogidos y fieles que con él están.” Esto significaría los 144.000 de ellos, todos los cuales finalmente estarán de pie con él sobre el monte Sion celestial. (Revelación 14:1-3) Los que hayan muerto fieles antes de la batalla y que hayan sido recompensados con una resurrección a la vida con él en los cielos estarán con él en la batalla. (Revelación 14:13; 2:26-28) El resto de los 144.000 que todavía esté en la Tierra no tomará armas materiales contra los “diez reyes,” pero debido a que permanecen fieles al Cordero durante toda la batalla se les acreditará con una participación en la conquista. Esto parecería ser prueba adicional de que este resto, mientras todavía está en la Tierra, sobrevivirá esta batalla y que así, mientras todavía esté en la carne, entrará en el nuevo orden de después de la batalla.
53

FIN VIOLENTO DE LA GRAN RAMERA Ahora bien, si los “diez cuernos” que hay sobre las siete cabezas de la bestia salvaje pierden la batalla con el Cordero de Dios, y son destruidos, ¿qué le sucede a la gran ramera, Babilonia la Grande, que cabalga la bestia de color escarlata durante la “una hora” de sus actividades? No se nos deja con preguntas en cuanto a esto, porque Juan escribe: “Y me dice: ‘Las aguas que viste, donde está sentada la ramera, significan pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas. Y los diez cuernos que viste, y la bestia salvaje, éstos odiarán a la ramera y harán que quede devastada y desnuda, y se comerán sus carnes y la quemarán por completo con fuego. Porque Dios puso en sus corazones el llevar a cabo el pensamiento de él, aun el llevar a cabo el solo pensamiento de ellos al dar el reino de ellos a la bestia salvaje, hasta que se hayan realizado las palabras de Dios. Y la mujer que viste significa la gran ciudad que tiene un reino sobre los reyes de la tierra.’”—Revelación 17:15-18.
54

Esto, por supuesto, tiene que cumplirse antes que los diez cuernos simbólicos y la bestia salvaje de siete cabezas de color escarlata mismos
55

122

sean destruidos en combate con el Cordero de Dios. Los “diez cuernos” como reyes tienen control político de sus respectivas naciones y pueblos, pero la ramera Babilonia la Grande controla un imperio religioso. Ella ejerce influencia y control religiosos por todo el mundo, sobre “pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas,” mientras se sienta sobre ellos, hablando figuradamente. Hasta ejerce influencia en los gobernantes de estos pueblos y naciones y, hasta donde le es posible, les dicta. Estos “reyes de la tierra,” debido a la religiosidad de sus súbditos, tienen como conveniente para sí mismos adoptar una forma de religión. De este modo la Gran Babilonia tiene, de hecho, un “reino sobre los reyes de la tierra.” El reino de Babilonia la Grande es por lo tanto un imperio mundial religioso, algo mayor que la cristiandad de dieciséis siglos de antigüedad y sin embargo que incluye a la cristiandad. No obstante, los diez cuernos simbólicos y la bestia salvaje de color escarlata se cansarán del “reino” de ella sobre ellos y se cansarán de su fornicación religiosa con ella. Jehová Dios ha decretado que tiene que ser así. Él tiene un “pensamiento” en cuanto a la destrucción de ella, y puede hacer que los simbólicos “diez cuernos” lo hagan también su propio “un solo pensamiento,” de modo que actúen como una unidad en lo que hagan.
56

Los simbólicos diez cuernos o reyes están contra el reino de Dios en las manos de su Cordero. Para que la oposición de ellos se haga manifiesta, él los pone en juicio delante de sí. Al ponerlos en juicio él hace que produzcan la evidencia. Entonces con esta evidencia como base puede con justicia sentenciarlos a destrucción y ejecutar la sentencia. El año 1914 E.C. fue el año crítico para los “diez reyes” porque en el otoño de aquel año se vencieron los Tiempos de los Gentiles. De modo que la pregunta era: ¿Qué harían los “diez reyes” después que se venciera su arrendamiento de poder? Jehová Dios había predicho lo que harían; pero habían de ser juzgados, no por profecía, sino por hechos. ¿Harían realmente lo que Dios había predicho? La historia de aquel tiempo crítico da la respuesta.
57

En 1914 estalló en el corazón de la cristiandad una guerra por dominación mundial. Fue acompañada por escaseces de alimento, por pestes, por terremotos en un lugar tras otro, y por la invención de armas de guerra más devastadoras. Así Dios permitió que los “diez reyes” vieran lo inútil que era la religiosa Babilonia la Grande en cuanto a evitar una calamitosa guerra mundial. Más bien que evitar la guerra mundial, ella se hizo partidaria de un lado o de otro por medio de sus hijas rameras, hasta con oraciones e imponentes ritos religiosos. Dios permitió que los “diez reyes” vieran que estarían cara a cara con la destrucción si persistían en aquel guerrear.
58

Dios así los obligó a tomar una decisión. ¿Renunciarían a sus soberanías nacionales y se inclinarían al reino establecido de Dios como el medio de salvar a la humanidad? ¿O crearían una organización
59

123

internacional hecha por el hombre para asegurar y conservar la paz y seguridad mundial y se volverían a esto para perpetuar sus nacionalidades y soberanías humanas distintas? El egoísmo político dictó lo que los “diez reyes” deberían hacer, y así fueron inducidos a llegar a “un solo pensamiento,” a saber, poner su confianza en el hombre y formar una asociación de naciones para evitar su autodestrucción y conservar el gobierno de la humanidad por el hombre y no por Dios. Este “pensamiento” condujo a la producción de la “imagen” política de la bestia salvaje que había ascendido del mar. De modo que produjeron la simbólica bestia salvaje de color escarlata. Entonces los “diez reyes” efectuaron su pensamiento respecto a esta imagen “al dar el reino de ellos a la bestia salvaje [escarlata],” la Sociedad de Naciones primero y las Naciones Unidas ahora. Esta acción unida continuará “hasta que se hayan realizado las palabras de Dios.”
60

Al cumplir este un solo propósito y pensamiento de ellos, están ejecutando también el “un solo pensamiento” de Dios. Su pensamiento era que estos enemigos de su reino se combinaran en una organización política mundial y, por medio de ella, presentaran a él y su reino mesiánico un frente unido, para él enfrentarse a todos ellos de una vez y destruirlos a todos juntos de un golpe.—Josué 11:19, 20.
61

En lo que respecta a Babilonia la Grande, ella mantuvo su ramería con los “reyes de la tierra.” Bajo la dirección de la cristiandad debió haber sabido que los Tiempos de los Gentiles para que los reyes gentiles del día moderno gobernaran se habían vencido. Sin embargo, ella inmediatamente santificó la organización política internacional de gobernantes a su propia manera, por sus propios ritos. Al hacer esto se resolvió a hacer que los habitantes de la Tierra bebieran todavía más de su “copa de oro” y llegaran a estar peor “emborrachados con el vino de su fornicación.” De este modo montó sobre la “bestia salvaje” de color escarlata en 1920 para cabalgarla.
62

Al debido tiempo de Dios, y por la fuerza de circunstancias que él producirá, los amantes de hoy día de Babilonia la Grande se volverán contra ella con disgusto y designios violentos. El que se vuelvan contra ella no significará necesariamente que se harán comunistas a la manera soviética rusa o a la manera china roja. Al tiempo de publicarse este libro la mayoría de los simbólicos “diez reyes” que están en las Naciones Unidas no están dispuestos a volverse contra el imperio mundial de religión babilónica. Por mucho tiempo el secretario general de las N.U. no fue un “cristiano,” sino un budista. El presidente de la sesión decimoséptima de la Asamblea General de las N.U. fue un musulmán.
63

Antes que Jehová Dios destruya a estos “diez reyes” en el lugar llamado bíblicamente Har-Magedón, hará que el amor apasionado que le tienen a la “gran ramera” se convierta en odio. Él ha hecho una cosa como ésa antes. En tiempos antiguos le advirtió a la religiosa Jerusalén que
64

124

haría que los que habían sido los amantes apasionados de ella se volvieran contra ella y la mutilaran y destruyeran. Ya había hecho que una experiencia similar le ocurriera a Samaria, la capital hermana de Jerusalén. Lea las profecías sobre esto en Ezequiel 16:33-42 y 23:1-31. La Gran Babilonia no es mejor que la infiel y apóstata Jerusalén. Merece ser destruida como una ramera, y Jehová Dios se encargará de que, irónicamente, los amantes anteriores de ella participen en destruirla violentamente. Terrible es el fin que le espera a este imperio mundial de religión babilónica. La organización de la “bestia salvaje,” en la mayoría de cuyas naciones miembros ella confía para que la protejan y salven, no la rescatarán cuando llegue el tiempo en que Jehová ha de ejecutar su juicio en ella. No solo los simbólicos diez cuernos o reyes, sino toda la organización bestial aprenderá a odiarla, perdiendo el placer que siente con ella. Esto será especialmente así después que se haya cumplido por completo el derramamiento de la sexta plaga sobre el simbólico “gran río Éufrates” y sus aguas hayan sido secadas, quitándole así a Babilonia la Grande la protección y apoyo que solía obtener de la gente.—Revelación 16:12.
65

“Diez reyes” y la “bestia salvaje” la devastarán quitándole la vasta riqueza que ha recogido al efectuar su negocio religioso. Harán que parezca vergonzosa como una mujer desnuda en público, para que todo el mundo vea lo falsa e inútil que es su religión y deje de participar supersticiosamente en ella. Como los perros que se comieron las carnes de la baalista reina Jezabel de Israel, dejando solo las palmas de sus manos y sus pies y el cráneo, devorarán su cuerpo con el cual antes se habían unido con placer. Destruirán toda su belleza de forma y su capacidad religiosa de dar placer calmante a hombres impíos y mundanos. En vez de alimentarse ella de otros, ellos se alimentarán de ella, mientras quede algo de ella. Lo que quede de su estructura lo quemarán con fuego, como si fuese, no una prostituta de templo babilónica, sino la hija incasta de un sacerdote en el Israel antiguo. (Levítico 21:9; Génesis 38:24) Es algo que aterra el pensar en lo que esto significará para los edificios religiosos de Babilonia la Grande y para sus sacerdotes y otros clérigos y órdenes de religión. No intentamos describirlo.
66

Babilonia la Grande pagará caramente por todos sus crímenes religiosos, sus cosas repugnantes. Lo que el apóstol Juan vio ejecutado en ella en visión profética fue verdaderamente un juicio terrible. No menos terrible será lo que se verá cuando esta profética vista previa de hace diecinueve siglos se cumpla ante nuestros mismos ojos. Los testigos cristianos de Jehová no tendrán parte con los “diez cuernos” y la “bestia salvaje” en destruir violentamente a la “gran ramera,” Babilonia la Grande. Jehová Dios no les ha dado asignación de funcionar como sus ejecutores contra el imperio mundial de religión babilónica. Por practicar la religión
67

125

verdadera y pura ellos mismos no serán mirados con favor por los “diez cuernos” y la “bestia salvaje” y estarán en peligro, expuestos a ser atacados por los antirreligiosos. Pero el Dios Todopoderoso los protegerá y conservará a través de ese tremendo período en que ejecutará Su juicio justo en la “gran ramera.”—Salmo 37:32-34. [Notas] La Asamblea General de la Sociedad de Naciones cesó de reunirse después del 14 de diciembre de 1939, cuando expulsó como miembro a la Unión Soviética por su ataque contra Finlandia, en guerra no declarada, el 30 de noviembre de 1939. Cuando la Asamblea de la Sociedad se reunió de nuevo el 8-18 de abril de 1946, fue para clausurar la Sociedad de Naciones y declararla no existente. No cometa ningún lector el error de pensar que el papa Juan XXIII se consideraba el número veintitrés en el pontificado con el nombre de Juan contando desde el apóstol Juan. Al apóstol nunca fue papa; más bien, mientras él estaba en la isla prisión de Patmos recibiendo el Apocalipsis o Revelación, se suponía que un obispo llamado Clemente fuera papa en Roma, en 88-97 E.C., sucedido éste por Evaristo como papa, en 97-105 E.C. No, el papa Juan XXIII contaba su número desde Juan I, mártir, papa en 523-526 E.C.—Vea 1963 National Catholic Almanac, páginas 162, 163, bajo el encabezamiento “The Roman Pontiffs” (Los pontífices romanos). Bajo un encabezamiento con letras de trazos gruesos que decía “Kennedy aclama encíclica como guía para todos,” el Sunday News de Nueva York del 21 de abril de 1963 publicó un despacho fechado “Boston, 20 de abril,” y que decía: “Hoy el presidente Kennedy aclamó la encíclica del papa Juan sobre la paz como un ‘análisis penetrante’ de problemas corrientes que demostraba cómo ‘una gran fe y sus tradiciones’ podían ofrecer consejo sólido a todos los hombres y mujeres de buena voluntad. . . . ‘Como católico,’ dijo, ‘me siento orgulloso de ella, y como americano he aprendido de ella.’” Por primera vez en la historia el Ministerio de Relaciones Exteriores del Gobierno Norteamericano en Washington, D.C., comentó sobre una encíclica de un papa del Vaticano. [Preguntas del estudio] 1, 2. ¿Qué vemos que acontece hoy con relación al juicio divino, y a ver qué se invitó a Juan, en Revelación 17:1, 2? 3. ¿Quiénes eran los clientes de la ramera, dónde se les reúne, y cuánto ha durado la carrera de ella?

126

4. (a) ¿Qué le ha encantado hacer? (b) ¿Qué da a los gobernantes políticos que entran en juego con ella, y qué pide en oración y qué bendice a favor de ellos? 5. (a) ¿Qué efectúa ella con los gobernantes políticos, y qué clase de servicio es ése, exactamente como el de quién en un templo antiguo? (b) ¿Cómo ha afectado esto a todos los habitantes de la Tierra y por qué no es ella una mujer ordinaria? 6. (a) ¿Sobre qué estaba sentada esta ramera? (b) ¿Cómo estaba vestida la mujer, y qué estaba escrito en su frente? (c) ¿Con qué estaba borracha? 7. (a) ¿Quién es la misteriosa ramera, y por medio de qué fue simbolizada? (b) Según se pinta a Babilonia la Grande, ¿dónde está? 8. (a) ¿Cuántas cabezas y cuernos tiene esta bestia, y de qué está llena? (b) ¿Cómo difiere su color del de la bestia salvaje que salió del mar? (c) ¿De qué es la imagen? 9. (a) ¿Qué muestra Revelación 17:3 acerca de la imagen de la bestia salvaje de Revelación 13:14, 15? (b) El cuadro de la ramera sobre la bestia de color escarlata se cumplió desde ¿cuándo? 10. ¿A favor de qué se expresó la potencia mundial de dos cuernos en 1919, y por eso, qué contuvo el Tratado de Paz? 11. ¿Qué sucedió el 10 de enero de 1920, y qué posición adoptaron organizaciones religiosas de la cristiandad en cuanto a la Sociedad de Naciones? 12. ¿Por qué no se le permitió al Vaticano papal de Roma participar en la consideración de la Sociedad de Naciones? 13. ¿Qué apoyo religioso hubo desde el Oriente para la Sociedad al principio? 14. (a) La moderna Babilonia la Grande dio pasos en 1919 para hacer ¿qué? (b) ¿De qué color era la imagen de la bestia, qué simbolizaba este color, y de qué colores estaba vestida la ramera? (c) ¿Qué llamó el Concilio Federal de las Iglesias de Cristo en América a la Sociedad de Naciones, y qué hizo la ramera cuando la Sociedad comenzó a funcionar? 15. (a) Al cabalgar sobre la bestia de la Sociedad de Naciones, ¿qué estaba haciendo Babilonia la Grande, y así, a quiénes se unió? (b) ¿A quiénes realmente pertenecían los nombres, la adoración, la esperanza y la confianza que ella dio? 16. (a) La antigua Babilonia fue simbolizada por ¿qué?, y así Babilonia la Grande también está representada por ¿qué? (b) ¿Cómo ha adquirido gran riqueza este imperio mundial de religión babilónica, y a 127

expensas de quién? (c) ¿De qué parece estar hecha la copa de la cual beben sus adherentes, pero qué hay dentro de ella? 17. ¿En qué participan sus rebaños religiosos, con quiénes es la fornicación de ella, y por eso, de qué ha bebido la gente? 18. (a) ¿Qué está envuelto en el nombre que ella lleva en la frente? (b) ¿A quién no simboliza ella, pero, por su nombre, a quién de seguro sí representa? 19. (a) ¿Qué inmoralidad comete ella, y con quiénes? (b) ¿Por qué se puede decir que ella es madre, y a quién copian sus hijas, y cómo? 20. (a) ¿De qué más es Babilonia la Grande la madre, y qué ha dado a luz ilegítimamente? (b) Además, ¿qué otras actividades y prácticas son santificadas y honradas? 21. (a) ¿De qué manera es Babilonia la Grande una borracha, y con qué se emborracha? (b) Hasta este día, ¿de qué se ha saciado, y por qué ha hecho eso? 22. ¿Qué explicación dio el ángel al misterio de la bestia salvaje? 23. (a) La bestia de color escarlata es la imagen de ¿qué, y cómo justifican los idólatras el uso de ídolos? (b) ¿Qué adoran por medio de la “imagen” de la bestia salvaje? 24. ¿Qué organización fue la bestia salvaje entre la I Guerra Mundial y la II Guerra Mundial, pero durante qué período de tiempo no fue? 25. (a) ¿Qué fue el abismo al cual bajó la bestia por un tiempo y del cual salió? (b) ¿A qué señalaron los testigos de Jehová en Revelación 17:8 acerca de la bestia? 26. (a) ¿Cuál potencia mundial se esforzó por dar existencia a la Sociedad de Naciones, y cómo ayudó a sacar del abismo a esa organización? (b) ¿Cuándo fue firmada la Carta de las Naciones Unidas, y cuándo llegó a ser parte de la ley internacional? 27. ¿Qué reconocieron inmediatamente los testigos de Jehová, y qué no hicieron, pero quiénes se maravillaron con admiración? 28. ¿Cuál es el propósito de las Naciones Unidas según su Carta, y por eso qué sintió la gente en cuanto a ella, y qué continuó haciendo? 29. ¿Qué declaró el 5 de abril de 1963 un monseñor del pontífice máximo en Ciudad del Vaticano acerca de la encíclica del papa y la bestia salvaje sobre la cual cabalga Babilonia la Grande? 30. (a) ¿En medio de qué circunstancias firmó Juan XXIII la encíclica intitulada “Pacem in Terris” (“Paz en la Tierra”), y a quiénes fue dirigida? (b) Según la encíclica: (1) ¿Qué problemas debe examinar y dirimir la autoridad mundial? (2) ¿Cuál era el fin esencial de las 128

N.U.? (3) ¿Qué importancia tiene la Declaración Universal de los Derechos del Hombre aprobada por las N.U., según su preámbulo? (4) ¿Qué deseo se expresa en cuanto a la capacidad de las N.U. y la actitud de la gente para con esa organización? 31. (a) ¿Cómo enlazó el papa el reino de Dios con todo lo ya mencionado? (b) (nota) ¿Qué declaración sobre la encíclica hizo el presidente Kennedy, y por primera vez en la historia qué hizo el Ministerio de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos? 32. (a) ¿Asegura la supervivencia de la “imagen de la bestia salvaje” el que tenga la admiración del papa y las naciones? (b) ¿Los nombres de quiénes escribe Dios en su “rollo de la vida,” y los nombres de quiénes no están escritos allí? 33, 34. (a) ¿Qué significan las siete cabezas de la bestia escarlata, y qué representan? (b) ¿Qué son las “siete montañas”? 35. ¿Qué diferencia hay entre Babilonia la Grande y la antigua Potencia Mundial Babilónica? 36. (a) ¿De qué manera es cada potencia mundial un “rey de reyes”? (b) ¿Qué título asumió Artajerjes, el gobernante de la Potencia Mundial Medopersa? 37. ¿Qué quiso decir el ángel cuando le dijo a Juan: “Uno es”? 38. (a) ¿A qué potencia mundial que vendría estaba señalando el ángel? (b) ¿Por qué no fue en el año en que Roma “cayó” que llegó esa potencia mundial? 39. (a) ¿Cómo y cuándo fue establecido el Santo Imperio Romano, pero quién le puso fin? (b) ¿Cuándo obtuvo el Imperio Británico la posición de “principal potencia comercial y colonial del mundo,” y qué formó más tarde con los Estados Unidos de América? 40. ¿Por cuánto tiempo permanecerá la potencia mundial binaria, y con respecto a qué podemos medir que tenga esa duración? 41. (a) ¿Qué potencia mundial es la principal apoyadora de la “imagen de la bestia salvaje,” y qué ha predicho el ángel de Dios para esta bestia salvaje de color escarlata? (b) ¿A quiénes debe su existencia la Organización de las Naciones Unidas, y, así, qué llega a ser, y qué debe ser ahora lo siguiente que haga? 42, 43. (a) ¿Qué representan los cuernos, y qué significado tiene el número de ellos, y, por lo tanto, qué simbolizarían “diez cuernos”? (b) ¿Cómo usa la bestia su equipo entero de cuernos? (c) ¿Qué harán éstos en cuanto al Cordero, pero quién vencerá? 44. ¿Por lo menos cuántos cuernos estaban sobre la séptima cabeza de la bestia salvaje, y, en el día de Juan, cuántas cabezas habían llegado? 129

45. ¿Qué podía decirse correctamente en el día de Juan acerca de los diez cuernos, y solo cuándo pudieron por primera vez recibir autoridad como reyes con la bestia salvaje de color escarlata? 46. (a) ¿De qué manera se calcula que la continuación de la séptima cabeza será por corto tiempo? (b) ¿Cómo, pues, sería la existencia de la Sociedad de Naciones y su sucesora por “una hora”? 47. ¿Qué cosas prueban que los “diez reyes,” aunque ahora están en las N.U., no son uno en pensamiento? 48. (a) ¿Cuál es el “un solo pensamiento” de los “diez reyes” del día moderno? (b) Por eso, ¿por qué dan su poder y autoridad los “diez cuernos” a la bestia escarlata? (c) ¿Quiénes más están contra el reino mesiánico celestial? 49. (a) Los diez cuernos simbólicos están entre ¿quiénes, y por eso contra quién pelean? (b) ¿Por qué no pueden pelear directamente contra el Cordero de Dios? 50. ¿Cómo se hace prominentemente visible el resto en la Tierra? 51. (a) ¿Contra quiénes pelean los “diez reyes,” aun hasta el punto de qué? (b) ¿Contra quiénes más en la Tierra pelean, pero contra quién están realmente combatiendo? 52. (a) ¿Qué disposición tienen los seguidores terrestres del Cordero, pero cómo se desplegará el Cordero contra sus enemigos? (b) Desde el fin de los Tiempos de los Gentiles en 1914 el Cordero es oficialmente ¿qué, y qué se le ha dado en el cielo y en la Tierra? 53. (a) ¿Quién vencerá y quiénes participarán en la conquista? (b) ¿Qué no tomarán contra los “diez reyes” los del resto fiel en la Tierra, pero en qué participarán? 54. ¿Qué le sucede a la “gran ramera,” según Revelación 17:15-18? 55. (a) ¿Antes de qué tiene que cumplirse esto? (b) ¿Qué clase de control tienen los “diez cuernos,” pero qué clase tiene la ramera Babilonia la Grande, y hasta qué grado? 56. ¿Quiénes se cansan del “reino” de ella y de su fornicación religiosa con ella, y qué “un solo pensamiento” hacen suyo? 57. (a) ¿Qué evidencia contra ellos mismos hace Dios que produzcan, y cómo? (b) ¿Cuál fue el año crítico para los “diez reyes,” y cuál era la pregunta que entonces tenían que contestar? 58. En 1914, ¿cómo permitió Dios que los “diez reyes” vieran la inutilidad de la religiosa Babilonia la Grande, y por eso, ante qué se vieron cara a cara?

130

59. (a) ¿En cuanto a qué los obligó Dios a tomar una decisión? (b) ¿Qué les dictó a los “diez reyes,” y cuál fue el “un solo pensamiento” al cual fueron inducidos a llegar? 60. ¿A qué condujo este pensamiento? 61. Al cumplir este un solo propósito y pensamiento de ellos, ¿qué están haciendo, y cómo? 62. ¿Con quiénes mantuvo su ramería Babilonia la Grande, y qué santificó, resolviéndose así a hacer qué con su copa? 63. ¿Qué se le hará a Babilonia la Grande al debido tiempo de Dios, pero qué no significará necesariamente esta acción? 64. ¿Qué hará Jehová Dios antes de destruir a estos “diez reyes,” y qué ejemplos bíblicos tenemos de esto? 65. ¿Quiénes aprenderán a odiar a la ramera y así perderán el placer que sienten con ella, y después del cumplimiento de qué plaga será esto especialmente así? 66. ¿Qué le harán a ella los “diez reyes” y la “bestia salvaje,” y qué cuadro nos suministra Jezabel? 67. (a) ¿Qué no será menos terrible que la visión profética que tuvo Juan de este terrible juicio? (b) ¿Qué parte tienen entonces los testigos cristianos de Jehová con los “diez cuernos” y la “bestia salvaje,” y qué favor reciben de ellos? (c) ¿Quién protegerá y conservará a los Testigos en ese tiempo? [Ilustración de la página 149] Babilonia la Grande cabalga sobre la bestia salvaje de color escarlata [Ilustración de la página 161] El papa Juan XXIII firmando la encíclica “Pacem in Terris” el 11 de abril de 1963 en Ciudad del Vaticano

131

CAPÍTULO 7 LAMENTACIÓN Y ALEGRÍA POR SU DESTRUCCIÓN CUANDO la antigua Babilonia cayó ante el rey Ciro el Persa en 539 a. de la E.C., fue la voluntad de Dios que su caída súbita se diera a conocer entre todas las naciones. (Jeremías 50:1-3) Correspondientemente, sería Su voluntad que, cuando cayera y fuera destruida lo que corresponde con ella, Babilonia la Grande, este acontecimiento de consecuencias mundiales recibiera toda la debida publicidad. En visión el apóstol Juan vio al agente de publicidad de Dios y escribió lo siguiente: “Después de estas cosas vi a otro ángel que descendía del cielo, con gran autoridad; y la tierra fue alumbrada de su gloria. Y clamó con una voz poderosa, diciendo: ‘¡Ha caído! ¡Babilonia la grande ha caído, y ha venido a ser lugar de habitación de demonios y escondite de toda exhalación inmunda y escondite de toda ave inmunda y odiada! Porque a causa del vino excitador de pasiones de su fornicación todas las naciones han caído víctima, y los reyes de la tierra cometieron fornicación con ella, y los comerciantes viajeros de la tierra se enriquecieron debido al poder de su lujo desvergonzado.’”—Revelación 18:1-3.
2

El anunciador angélico de la caída y destrucción de la Gran Babilonia tenía gran autoridad y era brillantemente glorioso. No podía representar a nadie mejor que al arcángel de Jehová, el glorificado Señor Jesucristo. Como el Ciro Mayor él obtiene gran gloria venciendo a Babilonia la Grande. Como arcángel, su nombre en el cielo es Miguel, que significa “¿Quién Es Como Dios?” El que él destruya a Babilonia la Grande lleva luz a los testigos cristianos de Jehová en la Tierra, quienes han sido perseguidos por ese imperio mundial de religión babilónica. (Daniel 10:21; 12:1; Revelación 12:7; 1 Tesalonicenses 4:16, 17) La destrucción de Babilonia la Grande abrillanta la situación terrestre para ellos.
3

Ahora a Babilonia la Grande se le asemeja, no a una mujer que ejerza ramería con reyes, sino a una gran ciudad. Con voz alta el anunciador de Jehová proclama que ha caído en destrucción. Ha llegado a ser como una ciudad arruinada sin habitantes humanos o animales domésticos. Ha llegado a ser como una ruina encantada, en medio de cuya desolación solo animales silvestres recordativos de demonios tendrían su lugar de habitación. ¡Hiede! De ella se levanta toda exhalación inmunda y llena de mal olor toda la vecindad. Toda ave inmunda y odiada se mueve furtivamente por el lugar. Toda su gloria se ha ido, y todo su vivir lujoso.
4

Esta condición abominable de ruina le viene después que los simbólicos diez cuernos de la bestia salvaje de color escarlata se vuelven contra ella y la devastan. De este modo Jehová Dios la recompensará porque hizo víctimas de todas las naciones con el estupefaciente “vino de su fornicación” y ha atraído a los reyes de la Tierra a cometer fornicación
5

132

religiosa con ella y ha vivido en lujo desvergonzado. Ha efectuado un timo religioso que también ha conducido al enriquecimiento de los “comerciantes . . . de la tierra,” que descubren que la religión babilónica es buena para los negocios. En la cristiandad, Babilonia la Gran de ha convertido lo que afirmaba ser el templo de Dios en una “casa de mercancías,” una “cueva de ladrones.” (Juan 2:16; Mateo 21:13, Val) Nótese aquí que el anunciador angélico menciona a “reyes de la tierra” y “comerciantes . . . de la tierra,” pero no menciona a sacerdotes. ¿Por qué? Porque la Gran Babilonia misma representa al imperio mundial de religión falsa con sus sacerdotes, clérigos, monjes, monjas, astrólogos, espiritistas, hechiceros. Sin embargo, antes que Babilonia la Grande sea hecha una ruina infestada de demonios e inhabitable para los hombres, los testigos de Jehová mantenidos cautivos en ella tenían que hacer algo en vista de la cercanía de la destrucción de ella. Al leer lo que el apóstol Juan escribe para los que están cautivos en la Gran Babilonia, es como si estuviéramos escuchando las palabras de Jeremías 50:8-10; 51:6, 45, 50. Escribe Juan:
6

“Y oí otra voz procedente del cielo decir: ‘Sálganse de ella, pueblo mío, si no quieren participar con ella en sus pecados, y si no quieren recibir parte de sus plagas. Porque sus pecados se han amontonado hasta llegar al cielo, y Dios ha recordado sus actos de injusticia. Ríndanle a ella así como ella misma rindió, y háganle a ella el doble, sí, el doble del número de las cosas que ella hizo; en la copa en que ella vació una mezcla, vacíenle a ella el doble de la mezcla. Al grado que ella se glorificó a sí misma y vivió en lujo desvergonzado, a ese grado denle tormento y lamento. Porque sigue diciendo en su corazón: “Estoy sentada reina, y no soy viuda, y nunca veré lamento.” Por eso es que en un solo día vendrán sus plagas, muerte y lamento y hambre, y será quemada por completo con fuego, porque fuerte es Jehová Dios que la juzgó.’”—Revelación 18:4-8.
7

Desde el año 1919 los testigos de Jehová, cautivos en la Gran Babilonia durante la I Guerra Mundial, han estado obedeciendo este mandato divino de ‘salir de ella.’ Tenemos que recordar que en el caso de la antigua Babilonia sobre el río Éufrates los israelitas desterrados no pudieron salir de ella sino hasta después que ella cayó en 539 a. de la E.C. y el conquistador de ella, Ciro el Persa, emitió su decreto de liberación para ellos. Así en 1919, por el juicio de Jehová Dios que la condenaba como opositora de él, Babilonia la Grande sufrió una caída y el Ciro Mayor, el reinante Rey Jesucristo, emitió desde el cielo al resto de los 144.000 en la Tierra el mandato de salir de ella e ir como el pueblo libre de Jehová a predicar en todas partes las buenas nuevas del reino victorioso de Dios. El resto tenía toda razón para salir.
8

El resto de los 144.000 sabía que la Gran Babilonia estaba ahora condenada a destrucción completa, que ahora era el principio del fin para ella. No deseaban ser atrapados en la destrucción de ella. Dios también les
9

133

abrió los ojos para que vieran que las simbólicas siete últimas plagas de Revelación 15:1 a 16:21 habían de ser derramadas sobre ella, además de plagas o golpes destructores literales. No deseaban recibir parte de éstas por quedarse en cautiverio a Babilonia la Grande y así participar en sus pecados por los cuales merecía esas plagas. En cuanto a los pecados de ella, cuando la sangrienta I Guerra Mundial había terminado y ella entonces abogó a favor de la Sociedad de Naciones, precursora de las Naciones Unidas, los pecados que había cometido en el nombre de la religión se habían “amontonado hasta llegar al cielo.” Eso era por lo menos hasta suficiente altura como para que Dios en el cielo lo notara, como en el caso de la antigua Babilonia. Contra Jehová Dios había amontonado esta montaña de pecado. (Jeremías 50:14; 51:9) Es por eso que él al fin “ha recordado sus actos de injusticia.” No ha olvidado la multitud de pecados de ella. En su tiempo de juicio los recuerda, para castigarla por ellos. En el caso de la antigua Babilonia, Jehová ejecutó venganza por su templo en Jerusalén y venganza por la ciudad de Sion. (Jeremías 50:28; 51:11, 35, 36) Y ahora, ¿qué hay de Babilonia la Grande? Ella también ha cometido pecados contra él al maltratar su templo espiritual y la Sion espiritual. Merece que se le pague correspondientemente.
10

Cuando Jehová ejecuta venganza en ella por todos sus pecados contra él y sus testigos por cuatro mil años, tiene que concentrarla en un solo corto período de tiempo al fin de este sistema de cosas. Esto explica por qué manda a sus fuerzas de ejecución que le rindan el doble de lo que ella le ha rendido a su pueblo, y le hagan beber una copa doblemente embriagadora de pasmantes, estupefacientes afanes, dolores, maltrato, ruina, vergüenza e insultos, de los efectos de la cual nunca recobrará el sentido. ¡Háganla tan amarga como sea posible! Por eso el resto de los 144.000 en la Tierra, que han sufrido tanto a manos de ella, están bajo el mandato divino de declarar de antemano la venganza venidera de Jehová en ella. Tienen que hacer eso a pesar de todas sus protestas, objeciones y oposición a que ellos proclamen el “día de la venganza” de Dios.—Isaías 61:1, 2.
11

¡Oh cómo solía glorificarse ella delante del pueblo atemorizado y vivir “en lujo desvergonzado,” mientras la pobre gente, mantenida de propósito en ignorancia, sufría en la pobreza y bajo la opresión de los ricos favoritos de ella! Así ahora a igual grado a ella se le dará tormento y lamento. No tenemos que sorprendernos por ello ni sentir simpatía por ese cruel e inhumano imperio mundial de religión babilónica, como si la venganza de Jehová fuera injusta. ¿Qué misericordia merece ella?
12

Ha sido como su prototipo de la antigüedad sobre el río Éufrates al pensar que era demasiado fuerte e influyente para que estas cosas le sucedieran, especialmente de manos del Dios de los testigos de Jehová, pues ella ha despreciado y desafiado al Dios de ellos. (Isaías 47:7, 8, 10)
13

134

Sin embargo, “porque fuerte es Jehová Dios que la juzgó,” las plagas mortíferas de él le vendrán con sorprendente rapidez, como si “en un solo día.” Entonces ya no estará sentada reina, señora, emperatriz sobre un imperio mundial religioso. Se convertirá en una viuda, una persona privada de sus miles de millones de súbditos religiosos, especialmente sacerdotes, clérigos y otros líderes religiosos. Tendrá razón para lamentarse por todos éstos. Además de muerte y lamento, al fin conocerá el hambre ella misma, al quedar privada de todos los medios por los cuales “vivió en lujo desvergonzado.” Finalmente, para que no permanezca nada de ella, “será quemada por completo con fuego” en una destrucción absolutamente consumidora. “Porque nuestro Dios es también un fuego consumidor.”—Hebreos 12:29. LAMENTADORES En su destrucción ardiente Babilonia la Grande tendrá simpatizantes que brevemente se lamentarán por ella. El apóstol Juan indica quiénes son cuando escribe lo que dice la “voz procedente del cielo”: “Y los reyes de la tierra que cometieron fornicación con ella y vivieron en lujo desvergonzado llorarán y se golpearán en desconsuelo por ella, cuando miren el humo del incendio de ella, mientras se quedan de pie lejos por su temor del tormento de ella y dicen: ‘¡Qué lástima, qué lástima, tú, la gran ciudad, Babilonia la fuerte ciudad, porque en una sola hora ha llegado tu juicio!’”—Revelación 18:9, 10.
14

Esos reyes que se lamentan difícilmente pudieran ser idénticos en personalidad a los simbólicos diez cuernos de la bestia salvaje de color escarlata que odian a la ramera, Babilonia la Grande, y la devastan y la queman con fuego. Son reyes o gobernantes políticos que fornicaron y disfrutaron de lujo desvergonzado con ella durante su popularidad y que no se vuelven contra ella. Han quedado sorprendidos, porque, como ellos mismos dicen lamentándose, la ejecución del juicio de Jehová sobre ella llegó “en una sola hora.” ¡Cómo solían divertirse con ella! Pero, cuando el juicio viene como ladrón, no pueden ayudarla o conservarla para seguir teniendo su placer inmundo. No interviniendo debido al temor, se quedan de pie lejos temiendo compartir el tormento ardiente con ella. Aun así, comparten responsabilidad por los crímenes de ella. Por eso, como lo que viene inmediatamente después de esto, inescapablemente sufrirán dolor cuando Dios ejecute juicio en ellos.
15

A Babilonia la Grande le atraían notablemente los comerciantes, particularmente los hombres del Negocio en Grande, hasta pandilleros y timadores. Calmaba religiosamente las malas conciencias de éstos. ¡Cuánto la echarán de menos! Lo mucho que la echarán de menos nos lo dice Revelación 18:11-17, con muchos detalles:
16

“También, los comerciantes viajeros de la tierra están llorando y lamentándose por ella, porque no hay nadie que compre ya su surtido
17

135

cabal, surtido cabal oro y plata y piedra preciosa y perlas y lino fino y púrpura y seda y escarlata; y todo lo de madera olorosa y toda clase de objeto de marfil y toda clase de objeto de la madera más preciosa y de cobre y de hierro y de mármol; también canela y especia de la India e incienso y aceite perfumado y olíbano y vino y aceite de oliva y flor de harina y trigo y ganado mayor y ovejas, y caballos y coches y esclavos y almas humanas. Sí, el fruto excelente que tu alma deseaba se ha apartado de ti [oh, Babilonia], y todas las cosas exquisitas y las cosas suntuosas han perecido de ti, y nunca volverán a hallarse. “Los comerciantes viajeros de estas cosas, que se enriquecieron de ella, estarán de pie lejos por su temor del tormento de ella y llorarán y se lamentarán, diciendo: ‘¡Qué lástima, qué lástima: la gran ciudad, vestida de lino fino y púrpura y escarlata, y adornada ricamente con ornamento de oro y piedra preciosa y perla, porque en una sola hora riquezas tan grandes han quedado devastadas!’”
18

La religiosa Babilonia la Grande ha tenido abundancia de todas estas riquezas. El imperio mundial de religión babilónica, después de milenios de acumular estas cosas materialistas, sin duda es una de las organizaciones más ricas, si no de hecho la más rica organización, que hay en la Tierra hoy día. Negocios egoístas de todas clases han descubierto que les ha sido remunerador, comercial y financieramente, el ser clientes del imperio mundial materialista de religión babilónica. ¡De qué mercado para su propio enriquecimiento se les ha privado por la destrucción de ella! Con los reyes terrestres se quejan de la destrucción de ella, esto “en una sola hora.”
19

Los empleados de estos “comerciantes viajeros” sentirán también los efectos mundiales de la quema de la Gran Babilonia. Llorarán y se lamentarán junto con sus patronos, tal como lo describe para nosotros Revelación 18:17-19: “Y todo capitán de nave y todo hombre que viaja a cualquier parte, y los marineros y todos los que se ganan la vida en el mar, estuvieron de pie a lo lejos y clamaron al mirar el humo del incendio de ella y dijeron: ‘¿Qué ciudad es semejante a la gran ciudad?’ Y se echaron polvo sobre la cabeza y clamaron, llorando y lamentándose, y dijeron: ‘¡Qué lástima, qué lástima: la gran ciudad, en la cual todos los que tenían barcos en el mar se enriquecieron por motivo de su preciosidad, porque en una sola hora ha quedado devastada!’”
20

La Babilonia antigua con el golfo Pérsico y el Éufrates y sus canales hasta el río Tigris tenía una gran flota de barcos de comercio y efectuaba gran negocio por mar. Muchos barcos de otros países entraban en puerto en ella. Hoy, la Gran Babilonia, sentada como la “gran ramera” sobre las aguas simbólicas de “pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas,” tiene un gran negocio materialista por medio de esas “aguas.” (Revelación 17:1, 15, 18; Isaías 43:14) Esto suministra empleo para muchos de sus súbditos religiosos, especialmente por medio de los “comerciantes viajeros
21

136

de la tierra.” Hasta sus misioneros religiosos sin darse cuenta de ello fueron usados para abrir rutas comerciales y mercados en el extranjero. Ahora, como “en una sola hora,” la ejecución del juicio y la venganza de Dios en Babilonia la Grande elimina este emporio o mercado religioso comercializado. Por eso todos los patronos y empleados que ahora negocian con ella por medio del mar de la humanidad materialista sentirán la apretura económicamente y se lamentarán. LOS ALEGRES Los simbólicos “diez cuernos” de la bestia salvaje de color escarlata sin duda se regocijarán por desbaratar a Babilonia la Grande hasta donde puedan hacerlo. Haciendo esto quizás piensen que han probado que no hay ningún Dios en absoluto, que no hay Jehová. Pero los que han salido de Babilonia en obediencia al mandato de Dios no se regocijarán con esos “cuernos.” Se regocijarán con el cielo de Dios. El mandato divino es: “¡Alégrate sobre ella, oh cielo, también ustedes los santos y los apóstoles y los profetas, porque judicialmente Dios le ha impuesto castigo a ella por ustedes!”—Revelación 18:20.
22

En Jeremías 51:48 se predijo que el cielo y la Tierra se regocijarían por el despojo y la destrucción de Babilonia la Grande. Los que en el cielo y en la Tierra anhelan ver a Jehová Dios vengado y vindicado tendrán gran razón para estar alegres. Nunca han tratado de vengarse ellos mismos en Babilonia la Grande. Han esperado y dejado lugar a Dios para que él exprese su ira a su tiempo marcado para ello. En el tribunal del universo él se encarga de la causa legal de ellos y al fin judicialmente impone castigo por estos débiles.—Romanos 12:19.
23

El apóstol Juan vio la visión profética de esto y gustosamente obedeció el mandato de ‘alegrarse sobre ella.’ Pero, según las Escrituras, los doce apóstoles fieles de Cristo y los profetas cristianos y otros “santos” cristianos que murieron han tenido para ahora una resurrección espiritual a la vida en el cielo. Por eso pueden regocijarse con Jehová Dios y su Hijo Jesucristo y todos los santos ángeles allá arriba en el cielo. (Revelación 14:13) Pero hay un resto de los 144.000 “santos” todavía en la Tierra, que tienen esperanza celestial, y ya se alegran por la perspectiva de una pronta destrucción de Babilonia la Grande. La “grande muchedumbre” de sus compañeros semejantes a oveja que tienen esperanza terrestre también se alegran con ellos. Mucho más alegres estarán todos cuando hayan sobrevivido y realmente hayan sido testigos de la ejecución del debido castigo por Dios en Babilonia la Grande.
24

Cuando los fieles profetas y otros santos de tiempos antiguos antes de Cristo vuelvan en la resurrección a la vida terrestre, se alegrarán cuando se les informe que Jehová Dios castigó y destruyó debidamente al imperio mundial de religión babilónica.
25

137

Lo que los testigos de Jehová deben hacer es ser pacientes por un poco de tiempo más, manteniéndose completamente ocupados con la predicación de las buenas nuevas del reino reinante de Dios y proclamando el día venidero de la venganza de Dios en la Gran Babilonia y todos los otros enemigos. Los reyes, los comerciantes viajeros, los capitanes de naves, los que viajan por el mar y los marineros de este mundo, todos ellos, van a lamentar el hecho de que “en una sola hora” Babilonia la Grande fuera convertida en nada. No solo las palabras de lamentación de éstos, sino también las palabras y la acción que toma el ángel de Dios nos asegura que el fin de ella será veloz. Juan dice de esto lo siguiente:
26

“Y un ángel fuerte alzó una piedra semejante a una gran piedra de molino y la arrojó al mar, diciendo: ‘Así con lanzamiento veloz será arrojada hacia abajo Babilonia la gran ciudad, y nunca volverá a ser hallada. Y el sonido de cantantes que se acompañan a sí mismos con el arpa y de músicos y de flautistas y de trompeteros nunca se volverá a oír en ti, y ningún artífice de oficio alguno jamás volverá a hallarse en ti, y ningún sonido de piedra de molino jamás volverá a oírse en ti, y ninguna luz de lámpara jamás volverá a resplandecer en ti, y ninguna voz de novio y de novia jamás volverá a oírse en ti; porque tus comerciantes viajeros eran los hombres de primer rango de la tierra, pues por tu práctica espiritista todas las naciones fueron extraviadas. Sí, en ella se halló la sangre de profetas y de santos y de todos los que han sido muertos atrozmente en la tierra.’”—Revelación 18:21-24.
27

Mientras veía y oía esto el apóstol Juan, su mente quizás se remontó atrás unos 700 años a cuando Seraya, el comisario ordenador del rey Sedequías, se paró en la orilla del río Éufrates en Babilonia y leyó en voz alta el libro de la profecía de Jeremías contra Babilonia, entonces le ató al libro una piedra y lo lanzó en medio del río, diciendo: “Así es como se hundirá Babilonia y nunca se levantará a causa de la calamidad que [yo, Jehová,] estoy trayendo sobre ella.” (Jeremías 51:59-64) Babilonia la Grande, según fue representada típicamente por la antigua Babilonia, se hundirá en destrucción y nunca se levantará ni volverá a ser hallada. Ciertamente una gran piedra de molino, al ser arrojada por un ángel fuerte al mar, se hundiría rápidamente al fondo. Así será la destrucción de la Gran Babilonia... veloz, permanente.—Mateo 18:6.
28

Ya Babilonia la Grande no será más el lugar alegre que es hoy, brillantemente iluminado, resonante de música y campanadas de templos, rugiente de actividad, con la presentación de bodas ostentosas y caras, rebosante de muchos niños para perpetuarse. Bajo el manto de la religión, sus líderes espirituales eran realmente comerciantes materialistas, hombres de primer rango en círculos mundanos, no religiosos. Oprimieron y defraudaron a sus rebaños religiosos, esquilando las ovejas. Representaban un sistema religioso que realmente practicaba el
29

138

demonismo, la hechicería, la magia, narcotizando religiosamente a la gente y extraviando a todas las naciones de este mundo. Un sistema de religión falsa como ése en oposición al Dios verdadero, Jehová, merece ser destruido y lo será. La ley de Dios, dada al patriarca Noé después del gran diluvio, decía: “Cualquiera que derrame la sangre del hombre, por el hombre será derramada su propia sangre.” (Génesis 9:6) Según esta ley, Babilonia la Grande merece que le den muerte. Tiene una enorme culpa por derramamiento de sangre delante de Dios. En sus faldas se encuentra la sangre de hasta profetas de Jehová y otros santos que fueron testigos de Jehová. Esto hace que surja el tema de la persecución religiosa y recuerda toda la persecución que han efectuado unas contra otras las sectas religiosas de la cristiandad, incluso sangrientas guerras religiosas y cruzadas. Se exhibió la manera en que una diferencia de religión incita a alborotos, chusmas, mutilación y carnicería humana cuando la India hindú y el Paquistán musulmán fueron divididos en el verano de 1947 y sijs e hindúes y musulmanes dieron expresión a sus odios religiosos. Acerca de la matanza religiosa que aconteció, The Americana Annual 1948, páginas 326, 327, dice:
30

Desgraciadamente, la velocidad con la cual se efectuó la partición trajo en su estela inmensa dislocación económica y renovación de amarga lucha comunal. Más de 4.000.000 de personas estuvieron envueltas en un intercambio de poblaciones entre los dos estados, y durante las primeras dos semanas más personas fueron muertas cada día en la Unión de India y Paquistán que en todos los países que en aquel tiempo estaban bajo la estrecha vigilancia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. La separación de musulmanes y no musulmanes destruyó la eficiencia previa de los servicios vitales, . . . Sin entrar en detalles en cuanto a este estallido horrible de rencor interreligioso, el 1948 Britannica Book of the Year dice lo siguiente en la página 385, párrafo 2, acerca de la partición del Pendjab:
31

Amritsar, la ciudad sagrada de los sijs, fue dejada en sus manos. No obstante, esto tuvo el efecto de dividir en dos a la comunidad sij, habiendo 2.000.000 de ellos en el Pendjab oriental (dominio de la India), y 1.750.000 en Paquistán; además, muchos importantes santuarios y propiedades de terreno de los sijs estaban en el lado occidental del río. Esto llevó a un intento concertado de parte de los sijs para eliminar a los musulmanes locales, lo cual a su vez provocó salvajes represalias. El resultado fue, de una parte, una emigración en masa de sijs e hindúes al dominio de la India, y, de otra parte, de musulmanes al Paquistán. Convoyes de refugiados que 139

huían por carretera y vías férreas fueron atacados violentamente y en muchos casos casi aniquilados. Ambos dominios hicieron cuanto pudieron para asegurar tránsito seguro para los refugiados, pero esto se hizo difícil debido a que los soldados y la policía vacilaban en cuanto a tomar acción resoluta contra sus correligionarios. . . . Recuerde también que tanto la I Guerra Mundial como la II Guerra Mundial comenzaron en la cristiandad y que los clérigos religiosos de la cristiandad no pudieron detener estas guerras, y entonces las santificaron. Ciertamente, pues, el “ángel fuerte” de Dios no exageró los asuntos al declarar que en Babilonia la Grande “se halló la sangre . . . de todos los que han sido muertos atrozmente en la tierra.” (Revelación 18:24) La tierra saturada de sangre clama a Jehová Dios pidiendo venganza en ella.
32

[Preguntas del estudio] 1, 2. (a) Cuando la antigua Babilonia cayó, ¿cuál fue la voluntad de Dios en cuanto a dar publicidad a su caída súbita? (b) Correspondientemente, ¿cuál es su voluntad en cuanto a la caída de lo que corresponde con ella? (c) ¿Cómo describe esto Revelación 18:1-3? 3. (a) ¿A quién representó el anunciador angélico de la caída de la Gran Babilonia? ¿Qué significa su nombre angélico? (b) ¿Qué hace para el pueblo de Jehová en la Tierra el que él destruya a Babilonia la Grande? 4. ¿A qué se asemeja ahora a Babilonia la Grande? ¿En qué condición entra? 5. (a) ¿Cuándo y por qué razones le viene esta abominable condición? (b) ¿Por qué menciona el anunciador angélico a “reyes de la tierra” y “comerciantes” pero no a sacerdotes? 6, 7. (a) Antes que Babilonia la Grande sea hecha una ruina, ¿qué tiene que hacer el pueblo de Jehová que ha sido mantenido cautivo en ella? (b) ¿Cómo describe esto Revelación 18:4-8? 8. (a) ¿Desde qué año ha estado obedeciendo el pueblo de Jehová el mandato divino de ‘salir de ella’? (b) A la luz de la experiencia de Israel con Babilonia, ¿por qué era éste el tiempo propio? 9. (a) ¿De qué se dio cuenta ahora el resto en cuanto a la Gran Babilonia? (b) ¿Qué hizo Dios que sus ojos vieran que estaba por hacerse? 10. (a) ¿Por qué al fin ha “recordado sus actos de injusticia” Jehová? (b) ¿Qué situación antigua fue prefiguración de esto?

140

11. ¿Por qué manda Jehová a sus fuerzas de ejecución que le rindan a Babilonia la Grande el doble de lo que ella le ha rendido a su pueblo? 12. ¿Merece ella misericordia alguna? ¿Por qué responde usted así? 13. (a) ¿Por qué puede decirse que sus plagas mortíferas le vienen como si “en un solo día”? (b) ¿Qué razones tendrá ella para lamentarse? 14. Describa cómo los fornicadores simpatizarán con Babilonia la Grande, lamentándola brevemente. 15. (a) ¿Quiénes son estos ‘reyes que se lamentan’? (b) ¿Comparten ellos la responsabilidad de ella por sus crímenes? ¿Qué fin les vendrá? 16-18. ¿Cómo describe Revelación 18:11-17 la manera en que los comerciantes echarán de menos a Babilonia la Grande? 19. Describa la riqueza acumulada por el imperio mundial de religión babilónica y la fuerza o impacto de la destrucción de ella en los negocios egoístas de todas clases. 20. ¿Cómo sentirán los efectos de la quema de la Gran Babilonia los empleados de estos “comerciantes viajeros,” según la descripción que se da en Revelación 18:17-19? 21. (a) ¿Cómo efectuó la antigua Babilonia negocio materialista por mar? (b) ¿Cómo ha hecho algo similar la Gran Babilonia? (c) ¿Qué efecto tendrán los juicios de Jehová cuando se elimine el emporio religioso de Babilonia? 22. ¿Con quién se regocijarán los que han salido de Babilonia? ¿Por qué? 23. (a) ¿Qué regocijo se predijo en Jeremías 51:48? (b) ¿Cómo ha sido obedecido Romanos 12:19 con relación a esto? 24. (a) ¿Cómo ‘se alegrarán sobre ella’ apóstoles y profetas? (b) ¿Por qué perspectiva se regocijan ahora el resto y la “grande muchedumbre,” pero qué mayor alegría les espera? 25. Al debido tiempo, ¿qué causa para alegría existirá por parte de los fieles profetas de la antigüedad y otros santos? 26, 27. (a) ¿Qué deben estar haciendo los testigos de Jehová ahora mismo? (b) ¿Cómo ilustra un ángel el fin veloz de Babilonia la Grande? 28. (a) Mientras veía y oía Juan esta visión del fin de Babilonia, ¿qué puede haberle venido a la memoria? (b) Entonces, ¿cómo será de esa manera la destrucción de Babilonia la Grande? 29. ¿Por qué razones merece ser destruida Babilonia la Grande?

141

30, 31. (a) ¿Por qué puede decirse que Babilonia la Grande tiene una enorme culpa por derramamiento de sangre delante de Dios? (b) ¿Cómo incitó una diferencia de religión a alborotos y derramamiento de sangre en India y Paquistán en 1947? 32. Pruebe que Babilonia la Grande es verdaderamente culpable de derramamiento de sangre delante de Jehová.

142

CAPÍTULO 8 LAS BODAS Y EL GUERREAR DEL CORDERO ALELUYAS resuenan por todos los santos cielos mientras en la Tierra los reyes, los comerciantes viajeros, los capitanes de naves y los marineros lloran la súbita destrucción de la misteriosa “gran ramera,” Babilonia la Grande. En el cielo el glorificado Jesucristo entiende lo que significa el gozoso clamor Aleluya, porque él mismo fue una vez un hebreo en la Tierra y ese clamor está en hebreo y significa “¡Alaben a Yah [Jah]!” y el nombre Yah o Jah es la abreviatura para Jehová. Aunque el apóstol Juan escribió Revelación en griego, entendía lo que Aleluya quería decir, porque también era hebreo. Después que vio las visiones proféticas que mostraban el fin de Babilonia, dice: “Después de estas cosas oí lo que era como una voz fuerte de una grande muchedumbre en el cielo. Dijeron: ‘¡Aleluya [Alaben a Jah]! La salvación y la gloria y el poder pertenecen a nuestro Dios, porque verdaderos y justos son sus juicios. Porque ha ejecutado juicio sobre la gran ramera que corrompió la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus esclavos de la mano de ella.’ E inmediatamente por segunda vez dijeron: ‘¡Aleluya!’ Y el humo de ella sigue ascendiendo para siempre jamás.”—Revelación 19:1-3, NW, con lectura marginal de la edición de 1950.
2

Jehová Dios ciertamente merecerá alabanza por vengar todo el derramamiento de sangre por el cual es responsable Babilonia la Grande, la “gran ramera,” particularmente la sangre de los propios esclavos dedicados de él. Ella tiene que pagar con su propia vida por toda la matanza de vidas humanas por la cual es responsable. Ha corrompido a la gente de la Tierra con su fornicación religiosa, pasando un buen rato con todos los gobernantes mundanos y los materialmente ricos. La destrucción merecida le viene como resultado de que Jehová ejecuta su juicio. Es prueba de que “verdaderos y justos son sus juicios.” Solo el poder omnipotente de él podría destruir a un poderoso imperio mundial por tan largo tiempo arraigado como el de la religión babilónica. A él debe ir la gloria por su destrucción, y no a los comunistas y radicales internacionales. El que su pueblo sea salvado de ella debe atribuirse a él. Hay toda buena razón para repetir Sus alabanzas, diciendo: “¡Aleluya!”
3

Como símbolo de que la destrucción ardiente de ella es para siempre está el hecho de que el humo de su quema “sigue ascendiendo para siempre jamás.” ¡Entonces el verdadero cristianismo prevalecerá para siempre!
4

A esta llamada a alabar a Jehová por todos los cielos se responde con un combinado ¡Amén! (que significa “Verdaderamente; ciertamente; así sea”). Todos los que están asignados a sentarse en tronos en los cielos de la presencia de Dios, representados por las “veinticuatro personas de
5

143

mayor edad,” y todos los que están alrededor del trono central de Dios que continuamente llaman atención a su santidad, representados por las “cuatro criaturas vivientes,” todos éstos juntos expresan este fuerte ¡Amén! El apóstol Juan comenta sobre la armonía que tienen con todos los demás habitantes del cielo al decir: “Y las veinticuatro personas de mayor edad y las cuatro criaturas vivientes cayeron y adoraron a Dios que estaba sentado sobre el trono, y dijeron: ‘¡Amén! ¡Aleluya [Alaben a Jah]!’”— Revelación 19:4, NW, margen (1950). Es propio en todo sentido el que las criaturas espirituales en los cielos clamen Aleluya y se inciten unas a otras a alabar a Jehová Dios por su victoria sobre Babilonia la Grande. Pero, ¿qué dice Dios mismo sobre adónde debe ir la alabanza? A sus fieles esclavos en la Tierra, que han sido testigos de la destrucción de la Gran Babilonia y han sobrevivido, ¿qué les dice que digan o hagan? Juan nos informa, diciendo:
6

“También, una voz salió desde el trono y dijo: ‘Estén alabando a nuestro Dios, todos ustedes sus esclavos, que le temen, los pequeños y los grandes.’”—Revelación 19:5.
7

La voz que sale desde el trono de Dios es la misma voz que fue emitida siglos antes cuando él inspiró los salmos, tales como los Salmos 22:23; 134:1; 135:1; 115:13, de los cuales cita las palabras.
8

Sin duda Dios aquí habla por medio de su vocero glorificado, Jesucristo, a quien se llama “La Palabra de Dios.” (Juan 1:1; Revelación 19:13) Este fiel Vocero de Dios reconoció a Jehová como su propio Dios y habla de él repetidamente como “mi Dios.” (Revelación 3:12) Por medio de él, al tiempo de la destrucción de la Gran Babilonia, llega a todos los esclavos dedicados de Dios en la Tierra el mandato procedente del trono de Dios de alabar a Jehová Dios. El hecho de que él ejecuta juicio en ella debe hacer que ellos lo teman con mayor razón. Deben temerle a él más bien que a los “reyes de la tierra” que se lamentan o a los simbólicos diez cuernos de la bestia salvaje de color escarlata a quienes Dios usó para desolar y quemar a la Babilonia la Grande dada a ramerías. Prescindiendo de la edad, puesto o importancia que tengan en la organización visible de Dios, todos sus esclavos a quienes él ha comprado con la sangre preciosa del Cordero Jesucristo deben alabar a Dios, uniéndose al coro de Aleluyas.
9

Babilonia la Grande siempre ha sido la enemiga de los 144.000 que están comprometidos para casarse con el Cordero Jesucristo, para llegar a ser su Novia. Babilonia ha tratado malignamente de destruirlos y evitar que el Cordero tenga su Novia. Pero tiene que vérselas con Dios, quien arregla el matrimonio celestial para su Hijo y quien suministra la Novia para su Hijo semejante a Cordero. De modo que Dios destruye a la celosa “gran ramera” y conserva a la Novia para su Cordero. Sobre Babilonia la Grande viene el día de destrucción de las rameras, pero para la Novia del Cordero viene el día de bodas. Esto da gozo extra al Cielo. Juan dice:
10

144

“Y oí lo que era como voz de una grande muchedumbre y como sonido de muchas aguas y como sonido de fuertes truenos. Dijeron: ‘Aleluya, porque Jehová nuestro Dios, el Todopoderoso, ha empezado a gobernar como rey. Regocijémonos y llenémonos de gran gozo, y démosle la gloria, porque han llegado las bodas del Cordero y su esposa se ha preparado. Sí, a ella se le ha concedido estar vestida de lino fino, brillante y limpio, porque el lino fino representa los actos justos de los santos.’”— Revelación 19:6-8, NW, margen (1950).
11

Así resuena un cuarto Aleluya por todos los cielos, saliendo de un poderoso coro de voces, un sonido sobrehumano como el de muchas aguas y fuertes truenos producidos por Dios. El coro es precisamente como si fuera en el día gozoso del entronizamiento de un nuevo rey.
12

Es verdad que al fin de los “tiempos señalados de las naciones” en 1914 Jehová Dios el Todopoderoso tomó a sí mismo su gran poder y empezó a gobernar en los cielos por medio de su reino mesiánico recién instalado. (Revelación 11:15-18) Pero hay una nueva época marcada en el reino de Jehová Dios por su destrucción inspiradora de temor de Babilonia la Grande, que se ha arrogado el derecho de ungir e instalar reyes en la Tierra. El reino terrestre de Nemrod el “poderoso cazador en oposición a Jehová” comenzó en la antigua Babilonia; y ahora el imperio mundial de religión que comenzó con ella al fin ha sido juzgado y destruido por el Dios al cual ella siempre se opuso, Jehová. Cuando la antigua Babilonia cayó ante el rey Ciro en 539 a. de la E.C. y él puso en libertad a los cautivos de ella, se le dijo a Sion: “¡Tu Dios ha llegado a ser rey!” (Isaías 52:7) Cuando Dios finalmente destruya a Babilonia la Grande, se dirá más propiamente que ha llegado a ser rey, especialmente con respecto a esta Tierra. El imperio mundial de religión falsa de Babilonia sobre la Tierra habrá sido destruido. Desde entonces en adelante Jehová reina sin rival religioso. ¿Por qué no debería el cielo gritar: “Aleluya”?
13

La destrucción de Babilonia la Grande, la practicante de ramerías, significará que la Novia del Cordero Jesucristo ha triunfado en su rival religiosa de muchísimo tiempo atrás. La Novia no ha permitido que la “gran ramera” la corrompa y la haga violar su compromiso de matrimonio con su Novio prometido, el Cordero Jesucristo. Los 144.000 que componen el número de miembros de la clase de la Novia “no se contaminaron con mujeres; de hecho, son vírgenes.” (Revelación 14:1-4) Ella ha probado su fidelidad a su Novio prometido. Ahora está en condición propia para él “presentarse a sí mismo la congregación en su esplendor, sin que tenga mancha, ni arruga, ni ninguna de tales cosas, sino que sea santa y sin tacha,” como su esposa. (Efesios 5:27) En consecuencia, no hay objeción o prohibición que levantar para evitar que acontezcan las bodas celestiales.
14

Puesto que las bodas van a ser celestiales, es tiempo para que el cielo se regocije y se muestre jubiloso. Además, puesto que Jehová Dios el Todopoderoso es Quien prepara las bodas para su Hijo y suministra la
15

145

Novia, es lo propio que el cielo ‘le dé la gloria.’ Esto es especialmente así puesto que él predijo y prefiguró que habría esas bodas y estuvo atareado por más de mil novecientos años en formar la Novia y ahora al fin “han llegado las bodas del Cordero.” Al tiempo de la destrucción de la gran rival de ella, la Babilonia la Grande practicante de ramerías, también se puede decir consistentemente que “su esposa [la del Cordero] se ha preparado.” Ha ganado la victoria sobre esta “gran ramera” por los “actos justos de los santos” que componen la clase de la Novia. Estos actos justos son como ropa sin mancha para ella, y son una justificación para que llegue a ser la “esposa” del Cordero. Puesto que “el lino fino representa los actos justos de los santos,” el Cielo puede correctamente dar testimonio de que “se le ha concedido estar vestida de lino fino, brillante y limpio.”
16

Por supuesto, cuando el apóstol Juan vio la visión apocalíptica todavía estaba en la Tierra y era uno de los que habían sido invitados a estar presentes como miembro de la clase de la Novia en la “cena de las bodas del Cordero.” Correspondientemente, cuando Dios dentro de poco ejecute juicio en la “gran ramera,” Babilonia la Grande, habrá un resto de miembros fieles y ungidos de la clase de la Novia todavía en la Tierra, que esperan estar presentes en esa misma gran cena celestial. Evidentemente para el provecho especial de éstos a Juan se le dijo que pusiera por escrito la cuarta de las siete felicidades que se expresan en el libro de Revelación. Juan dice:
17

“Y él me dice: ‘Escribe: Felices son los invitados a la cena de las bodas del Cordero.’ También, me dice: ‘Estos son los dichos verdaderos de Dios.’”—Revelación 19:9.
18

Puesto que los dichos de Dios siempre son verdaderos, y en vista de que estas palabras son sus dichos, no deberíamos tener ninguna duda en cuanto a la veracidad de ellas. De seguro las verán realizadas los del resto de la clase de la Novia que todavía está en Tierra. Estos tienen razón para alegrarse en cuanto a ello ahora mismo. Pero después que la “gran ramera” haya sido ejecutada y muerta por Jehová, tendrán todavía más razón para sentirse felices. Note lo feliz que se sintió Juan por ello:
19

“Con eso caí delante de sus pies para adorarlo. Pero me dice: ‘¡Ten cuidado! ¡No hagas eso! Yo simplemente soy coesclavo tuyo y de tus hermanos que tienen la obra de dar testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el dar testimonio de Jesús es lo que inspira el profetizar.’”— Revelación 19:10.
20

Sin duda Juan cayó ante el ángel que fue enviado a presentarle la revelación “en señales.” (Revelación 1:1) El ángel le recordó a Juan que solo la gran Fuente de la revelación, Jehová Dios, había de ser adorado debido a las cosas vistas entonces “en señales.” Al presentar esta revelación en señales a Juan el ángel estaba dando testimonio tanto de
21

146

Dios como de Jesús. Por eso no alegó ser más que solo un hijo de Dios y hermano de Juan y de todos los hermanos cristianos de Juan que tienen la obra de dar testimonio de Jesús. El mismo propósito que Jehová Dios tuvo al dar esta revelación que se habría de presentar en señales era dar testimonio de su Hijo Jesús. Esta testificación fue el propósito que inspiró todas las profecías de la Biblia. Dios es el inspirador de la profecía. Por eso “adora a Dios.” LA BATALLA DE HAR-MAGEDÓN Aunque ya se había sentido movido a esa actitud de dar adoración, Juan todavía no había visto la grandiosa culminación de la revelación. Había visto en una vista previa la ejecución del juicio de Dios en la “gran ramera,” Babilonia la Grande. Todavía quedaban los reyes terrestres que lloran por la ejecución de ella y los otros reyes terrestres que, igual que los “diez cuernos” de la bestia salvaje de color escarlata, habían sido usados por Dios para devastarla y quemarla. Como su prototipo, Babilonia la Grande fue representada estando sobre el río Éufrates. Por eso la batalla que se pelea para destruirla sería correctamente llamada, según su ubicación, la batalla de Babilonia o la batalla del Éufrates.—Revelación 16:12.
22

No obstante, cuando el ángel de Dios derramó la sexta de las siete últimas plagas, ésta reveló que, bajo influencia demoníaca, los “reyes de toda la tierra habitada” estaban siendo reunidos, no en Babilonia sobre el Éufrates, sino “en el lugar que en hebreo se llama Har-Magedón.” Este lugar, si se refiere a Megido, está a más de ochocientos kilómetros al oeste de Babilonia. Por eso la destrucción de Babilonia la Grande no se pinta como parte de la batalla de Har-Magedón, sino como algo que viene inmediatamente antes de esa batalla.—Revelación 16:13-16.
23

Uno de los siete ángeles con las plagas ya le había dicho a Juan que los reyes, representados por los diez cuernos de la bestia de color escarlata, ‘combatirían con el Cordero, pero, porque es Señor de señores y Rey de reyes, el Cordero los vencerá.’ (Revelación 17:14) Ahora, después que Juan ve en vista previa la destrucción de la Gran Babilonia, ve al Cordero de Dios cabalgando a la batalla de Har-Magedón. Dice:
24

“Y vi el cielo abierto, y, ¡miren! un caballo blanco. Y el que iba sentado sobre él se llama Fiel y Verdadero, y juzga y lleva a cabo guerra en justicia. Sus ojos son una llama de fuego, y sobre su cabeza hay muchas diademas. Tiene un nombre escrito que nadie conoce sino él mismo, y está vestido de una prenda exterior de vestir rociada de sangre, y el nombre con que se le llama es La Palabra de Dios. También, los ejércitos que estaban en el cielo le seguían en caballos blancos, y estaban vestidos de lino fino, blanco y limpio. Y de su boca sale una aguda espada larga, para que hiera con ella a las naciones, y las pastoreará con vara de hierro. Pisa también el lagar de vino de la cólera de la ira de Dios el Todopoderoso. Y sobre su
25

147

prenda exterior de vestir, aun sobre su muslo, tiene un nombre escrito: Rey de reyes y Señor de señores.”—Revelación 19:11-16. El caballo da a entender guerra, porque hace mucho tiempo Dios dijo: “¿Puedes tú darle al caballo poderío? . . . desde lejos huele la batalla.” (Job 39:19, 25) Dios también usó la ilustración de un “caballo que va lanzándose con ímpetu a la batalla.” (Jeremías 8:6) Por la pureza de color, un caballo blanco sería símbolo de guerra justa. En armonía con esto el que va sentado sobre el caballo blanco, a quien Juan ve en los cielos abiertos, “se llama Fiel y Verdadero, y juzga y lleva a cabo guerra en justicia.” Va cabalgando al “lugar que en hebreo se llama Har-Magedón,” adonde se está reuniendo a los “reyes de toda la tierra habitada” “a la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso.”—Revelación 16:14, 16.
26

Puesto que el jinete del caballo blanco está en los cielos invisibles, esos reyes terrestres realmente no lo ven. Rehúsan verlo aun por medio de la visión espiritual que da la verdad revelada de Dios. No saben a qué se enfrentan en la batalla que se acerca en “Har-Magedón.” Sin embargo están realmente peleando contra él. ¿Por qué? Porque están peleando por la soberanía nacional de ellos y sus propias clases preferidas de sistemas políticos de gobernación. Por eso con falta de fe rehúsan reconocer al jinete como aquel a quien Dios el Todopoderoso ha dado la gobernación sobre toda la Tierra desde que terminaron los Tiempos de los Gentiles en 1914. (Salmo 2:7-9) De varias maneras tratan de legalizar su pelea contra los seguidores terrestres del jinete, los testigos cristianos de Jehová Dios que predican las buenas nuevas del reino mesiánico de Dios.
27

Los reyes y gobernantes terrestres entran en una pelea que no pueden ganar. Pierden, pero no porque para entonces Babilonia la Grande habrá caído y ya no tendrán al pontífice máximo de la cristiandad y a los sacerdotes y clérigos religiosos y capellanes militares para que oren a sus dioses religiosos pidiendo victoria. Más bien, pelean por una causa que no puede triunfar. Pelean contra el Rey de reyes, quien tiene todo el poder necesario en el cielo y en la Tierra, más poder que todo el poder combatiente nuclear que los reyes y gobernantes terrestres han acumulado para mantenerse en el control de la Tierra. Mire a quién se oponen:
28

Sus ojos brillan con “llama de fuego,” con la destrucción ardiente de sus enemigos en mira. En su cabeza tiene “muchas diademas,” más de las que hay sobre los diez cuernos de la bestia salvaje de siete cabezas que ascendió del mar simbólico; porque tiene mayor gobernación que las de todos ellos juntas, la gobernación de ellos siendo del Dragón, Satanás el Diablo, pero la gobernación de él siendo de la fuente legítima de poder y autoridad, Jehová.—Revelación 13:1, 2; 2:26, 27; 12:5, 10.
29

También tiene poderes y cualidades que son desconocidos a los gobernantes terrestres. Esto se indica por el hecho de que su “nombre
30

148

escrito” es uno “que nadie conoce sino él mismo.” Cuando estuvo aquí en la Tierra como hombre, no se retuvo de derramar su propia sangre por la causa del reino de Dios. La prenda exterior de vestir con la cual está vestido testifica de ese hecho; está “rociada de sangre.” ¿Cuál es su nombre oficial? Se le llama “La Palabra de Dios.” Nótese que no se le llama Dios la Palabra, sino que se le llama “La Palabra de Dios.” Con este título tiene que concordar Juan 1:1, 2, escrito por el apóstol Juan después de escribir Revelación 19:13. De modo que él es el vocero o portavoz universal de Dios el Todopoderoso. Los ejércitos conducidos por La Palabra de Dios son celestiales, por lo tanto angélicos, no terrenales, no compuestos del resto de los 144.000 todavía en la Tierra ni de la “grande muchedumbre” de sus compañeros semejantes a ovejas. Los santos ángeles participan en guerra justa, un hecho que está simbolizado por el estar ellos vestidos con lino blanco y limpio y sentados sobre caballos blancos. Todos éstos, o indudablemente muchos de éstos, participaron en la guerra en el cielo que se produjo después del entronizamiento de La Palabra de Dios como Rey Mesiánico y que resultó en que Satanás el Diablo fuera echado del cielo y abajo a esta Tierra.—Revelación 12:3-13.
31

En cuanto a su Caudillo, puesto que es el Portavoz o Vocero de Dios, manda una guerra de destrucción contra los reyes o gobernantes de la Tierra y los sentencia a aniquilación. Por eso el apóstol Juan vio una aguda romphaía o “espada larga” que salía de su boca. (Revelación 1:16; 2:12, 16) Esta “espada larga” no solo denota guerra, sino también ejecución a muerte. Por lo tanto, con guerra por la soberanía universal de su Dios y con una ejecución que destruye ‘herirá a las naciones.’ Así mostrará que, cuando los Tiempos de los Gentiles o los “tiempos señalados de las naciones” expiraron en 1914, las naciones debieron haber rendido su soberanía pacíficamente a Jehová Dios y su recién instalado Rey sobre la Tierra. Porque no hicieron eso, ahora tienen que ser destruidas violentamente. Será como si el Rey Mesiánico de Dios estuviera aplastando ovejas con una “vara de hierro.” (Salmo 2:8, 9; Revelación 2:27; 12:5) Todos sus sistemas políticos y fronteras nacionales, banderas y estandartes, uniones aduaneras, alianzas internacionales serán hechos pedazos.
32

La Palabra de Dios con sus ejércitos celestiales sirve como el operador de un lagar global para aplastar la vid política terrestre con todas sus ramas políticas y todos sus enormes racimos de uvas de hechos inicuos y opresión. Estas uvas no son aplastadas con blandos pies humanos, sino con cascos de caballos. Como a caballo la Palabra de Dios y sus ejércitos celestiales saltan dentro del tanque-receptáculo del lagar simbólico y van cabalgando sus caballos en círculo dentro de éste para desplegar completamente la “cólera de la ira de Dios el Todopoderoso.” Mientras cabalgan alrededor pisando la vid internacional política
33

149

indudablemente cantan canciones de victoria, según la antigua costumbre de los pisadores de lagares de gritar y cantar mientras pisaban las uvas. (Jeremías 25:30; 48:33) Durante esta simbólica pisadura la sangre de los enemigos del reino de Dios será derramada como nunca antes en la historia humana.—Revelación 14:18-20; Joel 3:12-16. De esta manera necesariamente ruda los gobernantes terrestres y sus naciones aprenderán y se verán obligados a reconocer que la celestial Palabra de Dios es Rey de reyes y Señor de señores, un Rey y Señor de clase superior. Este título de él está claramente anunciado por escrito en su prenda exterior de vestir, en el muslo, donde por lo general se lleva la espada de la autoridad. Los reyes y señores de la Tierra han rehusado leerlo con seriedad alguna desde 1914. Inclinándose derrotados ante él, irán a la destrucción. Son mortales, pero él es inmortal. Él sobrevivirá la batalla victorioso.—1 Timoteo 6:14-16.
34

No solo habrá una excepcional matanza terrestre en el “lugar que en hebreo se llama Har-Magedón,” sino que los que sean muertos allí no serán enterrados con honores ni colocados en tumbas con indicaciones que los conmemoren para beneficio de lamentadores e idólatras. Esto se prevé y predice en lo que el apóstol Juan vio. Dijo:
35

“Vi también a un ángel que estaba de pie en el sol, y clamó con voz fuerte y dijo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: ‘Vengan acá, sean juntadas a la gran cena de Dios, para que coman las carnes de reyes y las carnes de comandantes militares y las carnes de hombres fuertes y las carnes de caballos y de los que van sentados sobre ellos, y las carnes de todos, de libres así como de esclavos y de pequeños y grandes.’”— Revelación 19:17, 18; compare con Ezequiel 39:17-21.
36

Esto da certeza de que habrá muchísimos cadáveres de muertos de todo rango, nacional y militar, para que las aves que se alimentan de carroña se harten de ellos. Por medio de su Rey Mesiánico, Dios el Todopoderoso triunfará en esta “guerra del gran día.” Entonces, por decirlo así, los huesos de los enemigos muertos del reino de Dios serán limpiados por los pájaros devoradores de carroña. Esto también servirá como medida de sanidad, para librar a la Tierra del hedor de los cadáveres humanos putrefactos y para evitar contaminación del agua y el aire y el esparcimiento de enfermedades a los sobrevivientes de esta guerra en “Har-Magedón,” a saber, el resto de los 144.000 y su “grande muchedumbre” de compañeros piadosos. Para sus ojos de aprecio será tanto un festín como lo será de manera literal para los pájaros silvestres que se alimentan de carroña. En la Tierra ésta será la “gran cena de Dios,” puesto que Dios la suministra para ellos. Por medios angélicos como en un día soleado serán recogidas las aves para esto.
37

Después de haberse hecho todos los anuncios preliminares, el apóstol Juan finalmente ve acontecer la batalla de Har-Magedón: “Y vi a la
38

150

bestia salvaje y a los reyes de la tierra y a sus ejércitos reunidos para hacer la guerra contra el que iba sentado en el caballo y contra su ejército. Y la bestia salvaje fue prendida, y junto con ella el falso profeta que ejecutó delante de ella las señales con las cuales extravió a los que recibieron la marca de la bestia salvaje y a los que rinden adoración a su imagen. Estando todavía vivos, ambos fueron arrojados al lago de fuego que arde con azufre. Pero los demás fueron muertos con la espada larga del que iba sentado en el caballo, la cual espada salía de su boca. Y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.”—Revelación 19:19-21. Con Juan miramos ahora al futuro cerca de nosotros hoy y vemos en el frente de batalla, en el lado enemigo, a “la bestia salvaje y a los reyes de la tierra y a sus ejércitos” y también al “falso profeta.” Estos reyes o gobernantes políticos terrestres pelean a favor de la simbólica “bestia salvaje” que consiguió “su poder y su trono y grande autoridad” del Dragón, Satanás el Diablo. El “falso profeta” es la Potencia Mundial Angloamericana, que es a la misma vez también la séptima cabeza simbólica de la “bestia salvaje” política. Como esa cabeza séptima y final, el “falso profeta” hoy tiene la posición dominante en el sistema político mundial y por lo tanto presume que habla para éste, hablando “como dragón,” es decir, como el Diablo.—Revelación 13:1, 2, 11-13.
39

Aquí en esta batalla de Har-Magedón todo lo que este “falso profeta” político ha predicho será sometido a la prueba más crítica. Resultará ser crasamente falso a pesar de todas las señales políticas, militares, que haya ejecutado el “falso profeta” angloamericano para extraviar a los habitantes de la Tierra y hacerles adorar al gobierno mundial político y su actual “imagen” bestial, las Naciones Unidas.
40

Como si fuera una peligrosa bestia salvaje devoradora de hombres, ese sistema mundial de gobierno político es prendido. Puesto que el “falso profeta” es la séptima cabeza de esta “bestia salvaje” y por eso la parte dominante de la organización política hoy día, es automáticamente prendido junto con la “bestia salvaje.” Así ya no tiene libertad para expresar sus predicciones acerca de establecer un mundo libre y bloquear el esfuerzo comunista por alcanzar dominación mundial. A la “bestia salvaje,” que incluye a esta profética séptima cabeza, Dios le exigirá el pago por la sangre humana que derramó. Por lo tanto tendrá que ser destruida, para que se cumpla con la ley de Dios acerca del derramamiento de sangre.—Génesis 9:5.
41

Capturados vivos mientras pelean contra los testigos cristianos de Jehová y por lo tanto realmente peleando contra Dios mismo, e indudablemente rabiando debido a su cautiverio, la “bestia salvaje” y el “falso profeta” tratarán desenfrenadamente y en desesperación de escaparse. Pero no podrán arrancar en pedazos las ataduras que se les impondrán ni las cuerdas que los atarán. Jehová Dios se reirá de sus desenfrenados esfuerzos.—Salmo 2:1-4.
42

151

¿Cómo se dispondrá de ellos? No dándoseles muerte y enterrándolos en Hades o Seol, que es el sepulcro común de la humanidad muerta, del cual es posible la resurrección. Serán “arrojados al lago de fuego que arde con azufre.” Esto significa su aniquilación, una destrucción tan completa y eterna como la de Sodoma y Gomorra, sobre las cuales Jehová Dios hizo llover fuego y azufre desde el cielo en los días de los patriarcas Abrahán y Lot. Es una destrucción en Gehena, donde Dios destruye tanto el cuerpo como el alma de los inicuos.—Mateo 10:28; Génesis 19:23-29; 2 Pedro 2:69; Judas 7.
43

Puesto que la bestia salvaje de siete cabezas y diez cuernos y el falso profeta son símbolos, se trata con ellos por separado de los “reyes de la tierra y . . . sus ejércitos.” Cuando esas cosas simbólicas sean quemadas, toda la unidad mundial en organización política y todas las alianzas políticas se desbaratarán delante del victorioso Jinete sobre el caballo blanco. Habrá desenfrenada confusión y desorganización, según predicen otras profecías. Jesucristo cuando estuvo en la Tierra lo predijo, diciendo: “Habrá entonces tribulación grande como la cual no ha sucedido una desde el principio del mundo hasta ahora, no, ni volverá a suceder. De hecho, a menos que se acortaran aquellos días, ninguna carne se salvaría; mas por causa de los escogidos [el resto de los 144.000 todavía en la Tierra] serán acortados aquellos días.”—Mateo 24:21, 22, 38, 39.
44

En Har-Magedón, donde se alcanza lo más intenso de esa “tribulación grande,” los reyes y sus ejércitos y los que tienen la marca de la “bestia salvaje” serán todos “muertos” al ejecutarse la sentencia de muerte que procede de la boca del victorioso Rey de reyes como una “espada larga.”
45

Sus cadáveres no serán enterrados con honores religiosos, militares o civiles. Todas las aves que se alimentan de carroña tendrán un festín con sus cadáveres, y los ojos del resto protegido de Dios y de su “grande muchedumbre” de compañeros piadosos también tendrán un festín. Estos se sentirán satisfechos al ver esta gloriosa vindicación de la soberanía universal del Dios Altísimo, Jehová. Escondidos bajo la “sombra del Todopoderoso,” verán realizada la promesa que él les ha hecho: “Solo con tus ojos seguirás mirando y verás la retribución misma de los inicuos.” (Salmo 91:1, 8) Después se alegrarán de enterrar cualesquier huesos que queden de los inicuos y así limpiar la Tierra.—Ezequiel 39:11-16.
46

[Notas] Sobre la palabra “Aleluya” el Diccionario Enciclopédico Quillet (edición de 1968), tomo I, página 177, dice al señalar el origen del término: “(hebr. hallelu-yah: alabad con júbilo a Jehová).” Vea también el Diccionario de la lengua española, Real Academia Española, 1970, bajo Aleluya.

152

Vea las páginas 53-62, párrafos 61-83, del folleto de 64 páginas “El Verbo”—¿quién es? Según Juan, publicado en junio de 1962, copias gratis del cual fueron enviadas por correo a todos los sacerdotes y clérigos disponibles en la cristiandad el 19 de noviembre de 1962, para información de ellos. Dijo el Britannica Book of the Year 1963, en la página 489, bajo el encabezamiento Jehovah’s Witnesses: “Otro intento por establecer de las palabras del apóstol Juan que Jesucristo no era parte de la Trinidad estuvo contenido en el folleto “El Verbo”—¿quién es? Según Juan. La primera impresión fue de más de 2.500.000 ejemplares. Inmediatamente después de las asambleas se comenzó una campaña mundial especial para distribuir un ejemplar gratis a todo clérigo protestante, católico y judío.” Según la reacción por parte del clero, el folleto fue como una plaga para ellos. [Preguntas del estudio] 1, 2. (a) ¿Por qué resuenan Aleluyas por todos los cielos mientras algunos en la Tierra lloran? (b) ¿Cómo se define “Aleluya”? 3. (a) ¿Qué buenas razones hay por las cuales Babilonia la Grande merece su destrucción? (b) ¿A quién debe ir la gloria por su destrucción? 4. ¿Qué simboliza que su destrucción ardiente es para siempre? 5. (a) ¿A quiénes se representa expresando un “¡Amén!” combinado a esta llamada a alabar a Jehová? (b) ¿Cómo prueban que están en armonía con todos los demás habitantes de los cielos? 6, 7. ¿Adónde dice Dios mismo que debe ir esta alabanza? 8, 9. (a) ¿La voz de quién expresa estas palabras de alabar a Jehová al tiempo de la destrucción de la Gran Babilonia? (b) ¿Quiénes en la Tierra deben unirse al coro de Aleluyas? 10. (a) ¿Con quién tiene que vérselas Babilonia en lo que se refiere a la Novia del Cordero? (b) ¿Con qué resultados para ella? 11, 12. ¿Por qué resuena por todos los cielos el cuarto Aleluya, y con qué efectos sonoros? 13. (a) Con la destrucción de Babilonia la Grande, ¿cómo puede decirse más propiamente que Jehová ha llegado a ser rey, especialmente con respecto a esta Tierra? (b) ¿Cómo se prefiguró esto en la caída de Babilonia antigua en 539 a. de la E.C.? 14. (a) ¿Qué significará para la Novia del Cordero la destrucción de Babilonia la Grande, la practicante de ramerías? (b) ¿Hay objeción

153

alguna entonces que evite que las bodas celestiales acontezcan? ¿Por qué contesta de ese modo? 15, 16. (a) ¿Por qué es propio ‘darle la gloria’ con relación a estas bodas? (b) ¿Por qué se puede decir consistentemente: “Su esposa se ha preparado”? (c) ¿Por qué puede ella estar vestida de lino fino, brillante y limpio? 17, 18. (a) ¿Qué importancia o significado tiene el hecho de que Juan estuviera en la Tierra cuando vio la visión apocalíptica? (b) ¿Para provecho de quiénes se le dijo a Juan que pusiera por escrito la cuarta de las siete felicidades? 19. ¿Cuándo tendrá todavía más razón para sentirse feliz el resto de la clase de la Novia? 20, 21. (a) ¿Qué le recordó el ángel a Juan? (b) Defina el propósito por el cual Dios dio esta revelación. 22. (a) ¿Qué había visto así Juan en vista previa, y qué quedaba todavía? (b) ¿Por qué sería llamada correctamente la “Batalla de Babilonia” o la “Batalla del Éufrates” la batalla para destruir a la “gran ramera”? 23. ¿Se representa la destrucción de Babilonia la Grande como parte de la batalla de Har-Magedón? ¿Por qué responde usted así? 24, 25. Después que Juan ve en vista previa la destrucción de la Gran Babilonia, ¿qué más ve, según se bosqueja en Revelación 19:11-16? 26. (a) ¿Qué da a entender el caballo? (b) ¿Por qué sería un caballo blanco? (c) ¿Adónde cabalga el que va sentado sobre el caballo blanco? 27. (a) ¿Cómo podrían los reyes terrestres realmente estar peleando contra él? (b) ¿Se han opuesto con legalidad a los seguidores terrestres de este jinete? 28, 29. (a) ¿Por qué entran en una pelea que no pueden ganar los reyes y gobernantes terrestres? (b) ¿Qué comparación existe entre ellos y aquel a quien se oponen en cuanto a gobernación? 30. (a) ¿Qué se indica por el hecho de que su “nombre escrito” es uno “que nadie conoce sino él mismo”? (b) ¿Por qué estaba su prenda de vestir “rociada de sangre” y cuál es su nombre oficial? (c) (nota) ¿Qué dijo el Britannica Book of the Year 1963, página 489, acerca de “el Verbo”? 31. (a) ¿Qué indica que los santos ángeles participan en guerra justa? (b) ¿En qué acción han participado ya muchos de éstos ángeles, si no todos? ¿Con qué resultados?

154

32. (a) ¿Qué indica la “aguda espada larga” que sale de su boca? (b) Debido a que las naciones no rindieron su soberanía a Jehová en 1914, ¿qué tiene que suceder ahora? 33. ¿Cómo opera la Palabra de Dios con sus ejércitos celestiales un lagar global, y con qué resultados devastadores? 34. ¿Cómo se verán obligados los “gobernantes terrestres” a reconocer que la Palabra de Dios es Rey de reyes y Señor de señores? 35, 36. ¿Serán enterrados o colocados en tumbas para conmemorarlos los que hayan sido muertos? ¿Cómo se predijo si esto será así o no? 37. (a) ¿De qué da certeza esto? (b) ¿De qué manera sirve esta destrucción como un festín para el resto y la “grande muchedumbre”? 38. (a) Después de todos los anuncios preliminares, ¿qué ve Juan acontecer finalmente? (b) ¿Qué relato de esto da Revelación 19:1921? 39. (a) ¿A quiénes vemos en el frente de batalla en el lado enemigo? (b) ¿Quién es el falso profeta, y cómo habla “como dragón”? 40, 41. (a) ¿Cómo será sometido a prueba como profeta en Har-Magedón el “falso profeta,” y cuál será el resultado de esto? 42. ¿Podrán la “bestia salvaje” y el “falso profeta” escaparse de su captura? ¿Cómo contesta esto el salmista? 43. ¿Cómo se dispondrá de ellos? 44. ¿Cuál será el resultado de que estas cosas simbólicas sean quemadas? ¿Cómo predijo esto Jesús? 45, 46. (a) ¿Dónde se alcanzará lo más intenso de esa “tribulación grande,” y qué les sucederá allí a los reyes y sus ejércitos y a los que tienen la marca de la “bestia salvaje”? (b) ¿De qué manera tendrán un festín en esta ocasión los ojos del resto de Dios y de la “grande muchedumbre”?

155

CAPÍTULO 9 EL REINADO DE MIL AÑOS DEL MESÍAS LA BATALLA en el “lugar que en hebreo se llama Har-Magedón” termina con gloriosa victoria del “Rey de reyes y Señor de señores” sobre la “bestia salvaje” de siete cabezas, el “falso profeta” y los “reyes de la tierra y . . . sus ejércitos.” ¿Qué hay acerca del “dragón, la serpiente original, que es el Diablo y Satanás”? Hace mucho tiempo él dio a la bestia salvaje simbólica su “poder y su trono y grande autoridad,” pero no ha podido ayudar a la bestia salvaje, el falso profeta y los “reyes de toda la tierra habitada” que fueron reunidos en “Har-Magedón” por propaganda demoníaca parecida a ranas croantes. (Revelación 13:1, 2; 16:13-16; 19:16, 19-21) Así el Dragón, la Serpiente Original, verá destruida su descendencia terrestre, tal como predijo Jehová Dios en Génesis 3:15. La destrucción de éstos significa el fin de la organización terrestre visible de Satanás el Diablo. Significa el cierre o final del “tiempo del fin” que comenzó cuando los Tiempos de los Gentiles se vencieron en el año 1914. (Daniel 12:1, 4; Lucas 21:24) Habiendo terminado en la Tierra la batalla de Har-Magedón, ¿qué les sucede ahora a Satanás el Diablo mismo y su descendencia demoníaca? Años antes, después que el reino mesiánico de Dios nació en los cielos en 1914, Satanás el Diablo y sus ángeles demoníacos habían sido echados de los santos cielos y ‘arrojados abajo a la tierra.’ Desde entonces este airado Dragón y sus demonios han tenido como ocupación principal el “hacer guerra contra los que quedan de su descendencia [la de la mujer], los cuales observan los mandamientos de Dios y tienen la obra de dar el testimonio de Jesús.”—Revelación 12:3-17.
2

Por supuesto, a este resto de los 144.000 que todavía está en la Tierra se les ha unido ahora, particularmente desde 1935 E.C., una “grande muchedumbre” de otros adoradores de Jehová Dios. Naturalmente el Dragón airado ha entrado en guerra contra estos compañeros testigos de Jehová, de modo que éstos también han sufrido con los que quedan de la descendencia de la “mujer” de Dios. Hasta ahora la guerra del Dragón contra todos estos testigos de Jehová no los ha destruido. En HarMagedón ellos son el blanco principal del Dragón en la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso.” Sin embargo sobreviven bajo la protección de Dios, y son testigos de la derrota y la destrucción de la descendencia visible del Dragón y de este sistema terrestre de cosas. Aclaman al vencedor glorioso, el Rey Mesiánico que es como el antiguo Melquisedec. Desde 1914 ha salido a sojuzgar, y tritura toda la descendencia terrestre visible del Dragón. (Salmo 110:1-6) No se puede dejar libre al Dragón en la Tierra para que siga guerreando contra los fieles sobrevivientes de la batalla de Har-Magedón. Ha llegado el tiempo para que empiece el reinado pacífico, como de sábado, del Mesías o Cristo, predicho en la profecía bíblica.
3

156

Ahora evidentemente es el tiempo para que la Serpiente Original sea magullada en la cabeza. ¿Cómo se hará esto? Juan prevé cómo.
4

“Y vi a un ángel que descendía del cielo con la llave del abismo y una gran cadena en su mano. Y prendió al dragón, la serpiente original, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años. Y lo arrojó al abismo y lo cerró y lo selló sobre él, para que no extraviase más a las naciones hasta que terminasen los mil años. Después de estas cosas tiene que ser desatado por un poco de tiempo.”—Revelación 20:1-3.
5

Aunque el ángel que tiene la llave desciende del cielo, no se dice que viene a Har-Magedón, puesto que Har-Magedón está en la región de lo visible, mientras que la Serpiente Original y sus demonios están en la región de lo invisible. No se le nombra o identifica, pero, aun sin un ejército de ángeles, demuestra que es más poderoso que la Serpiente, Satanás el Diablo. ¿Quién es este “ángel”?
6

Según Revelación 19:11-21 el Rey de reyes y sus ejércitos del cielo combaten en Har-Magedón contra solo reyes humanos de la Tierra y sus ejércitos y la “bestia salvaje” y el “falso profeta.” Después de eso, ¿se encarga meramente a un ángel innominado la tarea mucho mayor de vencer al poderoso Satanás el Diablo y sus demonios y atarlos y arrojarlos al abismo? Después que el reino mesiánico de Dios nació en 1914 el arcángel Miguel y sus ángeles combatieron con el Dragón y sus ángeles demoníacos y los arrojaron a la Tierra y los dejaron sueltos aquí. ¿Será ahora un ángel no identificable quien haya de ganar el honor de una obra más difícil, la de atar a este Dragón y sus ángeles demoníacos y restringirlos en el abismo bajo una cubierta sellada? ¿Dónde, preguntamos, entra en esta acción la prometida Descendencia de la “mujer” de Dios? ¿No se había predicho que sería él Aquel que magullaría a la Serpiente en la cabeza y expresaría enemistad a la descendencia de la Serpiente?
7

Bajo el peso de todos los textos bíblicos que tienen que ver con este tema, este ángel aquí innominado debe ser esa prometida Descendencia de la “mujer” de Dios. Debe ser lo mismo que el Rey de reyes que destruye primero a la descendencia terrestre de la Serpiente, Satanás el Diablo. No lo rebaja el que se le represente como un ángel. El trabajo poderoso asignado a él muestra que es un Ángel de ángeles. Es lo mismo que Miguel el arcángel, quien, con sus ángeles, ganó la guerra en el cielo y arrojó a la Serpiente y sus demonios abajo a nuestra Tierra.—Revelación 12:7-9; 19:16; Génesis 3:15; Daniel 10:21; 12:1; Judas 9; Lucas 11:20-22.
8

Es la Persona semejante a estrella que tiene la “llave del hoyo del abismo” y que suelta de éste un enjambre de criaturas plagadoras sobre hombres que no tienen el sello de Dios. Cuando estuvo en la Tierra como hombre, los espíritus demoníacos inmundos le suplicaron que no les ordenara entrar en el abismo. Al morir como hombre perfecto él mismo
9

157

descendió al abismo, pero Dios Todopoderoso lo levantó de éste al tercer día y le dio las “llaves de la muerte y del Hades.” Por lo tanto es el “ángel” o “mensajero” de Dios para atar y arrojar a Satanás el Diablo y sus demonios en el abismo y sellarlos allí por todo un milenio.—Revelación 9:1-4; 1:18; Lucas 8:31; Romanos 10:7. No es en el Hades o Seol que se arroja a Satanás y sus demonios, puesto que Hades o Seol es el sepulcro común de los hombres que han muerto y está en el terreno de nuestra Tierra. Puesto que Satanás y sus demonios no son hombres y no son terrestres, son arrojados en un abismo, no en Hades, Seol o “el infierno.” El atar y encerrar en el abismo a Satanás y sus demonios será algo invisible a los ojos de los sobrevivientes terrestres de la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso,” tal como habérseles echado del cielo y abajo a esta Tierra fue invisible para nosotros. Si juzgamos por la condición de Jesucristo en el abismo después de haber sido asesinado, la condición de Satanás y sus demonios encadenados en el abismo será como de muerte, probablemente un estado inconsciente, que no les permitirá ‘extraviar más a las naciones.’ Eso permitirá que haya sobre el hombre por mil años un orden de cosas libre del Diablo.
10

Midiendo por las medidas de tiempo que da la Biblia desde la creación del primer hombre en el jardín de Edén, estamos ahora cerca del fin de seis mil años desde la creación de Adán, sin decir nada de su caída de más tarde en el pecado después que la Serpiente Original había engañado a la esposa de Adán llevándola a pecar y morir. Por eso, añadiendo mil años para el reinado cercano del Mesías sin la oposición de la Serpiente Original y su descendencia, medimos casi hasta el fin de siete mil años desde la creación del hombre en Edén. Es muy propio que los séptimos o últimos mil años de este período de tiempo de siete mil años lleguen a ser como un sábado.
11

Puesto que a la Serpiente Original y sus demonios se les ha de ‘desatar por un poco de tiempo’ al fin de este milenio sabático, mucho tendrá que hacerse para la humanidad durante el milenio en el cual la Serpiente yazga encadenada en el abismo sellado. Los hombres tendrán que tener su día de juicio, y los resultados de éste pasarán por una prueba final cuando se desate a la Serpiente y sus demonios por ese “poco de tiempo.” (Juan 5:22, 28, 29; Hechos 17:31; 2 Pedro 3:7, 8) El apóstol Juan ve el principio de este día de juicio de mil años de duración para la humanidad mientras ve a los jueces sentarse, como sigue:
12

“Y vi tronos, y hubo quienes se sentaron sobre ellos, y se les dio poder para juzgar. Sí, vi las almas de los que fueron ejecutados con hacha por el testimonio que dieron de Jesús y por hablar acerca de Dios, y los que no habían adorado ni a la bestia salvaje ni a su imagen y que no habían recibido la marca sobre la frente y sobre la mano. Y llegaron a vivir y gobernaron como reyes con el Cristo por mil años. (Los demás de los
13

158

muertos no llegaron a vivir sino hasta que fueron terminados los mil años.) Esta es la primera resurrección. Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre éstos no tiene autoridad la muerte segunda, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo, y gobernarán como reyes con él por los mil años.”—Revelación 20:4-6. Entre esos tronos que Juan vio tienen que haber estado doce tronos para los “doce apóstoles del Cordero,” porque Jesús le había dicho a Juan y los otros apóstoles fieles lo siguiente: “En la re-creación, cuando el Hijo del hombre se siente sobre su trono glorioso, ustedes que me han seguido también se sentarán sobre doce tronos, juzgando a las doce tribus de Israel.” (Mateo 19:28; Lucas 22:28-30) En total, Juan debe haber visto 144.000 tronos, un trono para cada una de las 144.000 personas vistas antes por Juan de pie con el Cordero sobre el monte Sion celestial. (Revelación 14:1-3; 3:21) Es significativo que a las veinticuatro personas de mayor edad a quienes se representó sentadas en tronos en el cielo no se les menciona más; no después de Revelación 19:4.
14

En 1 Corintios 6:2, 3 el apóstol Pablo escribió: “¿No saben ustedes que los santos juzgarán al mundo [de la humanidad]? . . . ¿No saben ustedes que juzgaremos a ángeles?” Los santos son jueces reales, sobre tronos. La descripción de Juan abarca a 144.000 de ellos.
15

Puesto que los 144.000 serán “cambiados” de la vida humana a vida celestial al ser resucitados de entre los muertos, Juan no dijo que se vio entre los que estaban sentados en tronos de juicio. Dice que vio “almas.” Indudablemente entre estas almas estaban ahora aquellas que Juan había visto anteriormente “debajo del altar” y que habían sido ‘muertas atrozmente a causa de la palabra de Dios y a causa de la obra de testimonio que tenían.’ (Revelación 6:9-11) Los hombres habían matado sus cuerpos humanos, pero no habían podido matar sus almas, es decir, su derecho y título a la vida en el reino celestial de Dios.—Mateo 10:28.
16

No todos los 144.000 habían sido ejecutados con el hacha por los enemigos de Dios por testificar acerca de Jesús y Dios. Sin embargo, ni uno de ellos había adorado a la bestia salvaje simbólica, el sistema mundial de política; y, desde la formación de la Sociedad de Naciones y las Naciones Unidas, ninguno de ellos ha adorado a la “imagen” política de la bestia salvaje simbólica. No han sido marcados ni en la cabeza ni en la mano como esclavos del sistema mundial de política ni como adoradores de éste. No han imitado a Babilonia la Grande y cometido fornicación religiosa con los reyes o gobernantes políticos de la Tierra. Se mantuvieron fuera de la política, dando a César las cosas de éste y a Dios las cosas de Dios. (Mateo 22:21) Han esperado que el reino de Dios esté establecido. Todos resultan fieles hasta su muerte de sacrificio y por eso necesitan una resurrección que los saque de la muerte.
17

159

Dice Juan: “Y llegaron a vivir y gobernaron como reyes con el Cristo.” Esto no significa que la resurrección de estos 144.000 esperó hasta que el último de ellos hubo muerto en la carne. No significa que todos son resucitados al mismo tiempo, cuando ha de comenzar el reinado de mil años de Cristo. Revelación 14:13 indica que una cantidad de los del resto mueren desde el nacimiento del reino mesiánico de Dios en 1914 y no tienen que dormir en la muerte hasta que Satanás el Diablo es atado y encerrado en el abismo por mil años después de la batalla de HarMagedón.—1 Corintios 15:51-54.
18

Además de eso, algunos del resto de los 144.000 siguen vivos a través del tiempo de la atadura y el encierro de Satanás y sus demonios en el abismo y terminan su carrera terrestre en el servicio de Dios algún tiempo después de eso. (2 Pedro 3:11-14; Malaquías 3:17 a 4:3) Mientras están aquí en la Tierra después que comience el reinado de mil años de Cristo, ciertamente no se glorificarán ni sentarán en tronos terrestres. Cuando finalmente los del resto sobreviviente mueran y experimenten su resurrección, siendo sembrados cuerpos naturales y levantados cuerpos espirituales, entonces por primera vez se sentarán en tronos, tronos celestiales, para reinar con Cristo.
19

Lo principal no es que absolutamente cada uno de los 144.000 reine exactamente mil años completos con Cristo en el cielo, sino que Cristo mismo reina por ese período de tiempo. Al tiempo señalado de Dios los miembros de los 144.000 se unen a Cristo en el reinado de él que es de esa duración.
20

Debido al tiempo en que acontece y su importancia, a la resurrección de los 144.000 a vida celestial se le llama correctamente “la primera resurrección.” En ella participan de la clase de resurrección que tuvo su Caudillo Jesucristo. (1 Pedro 3:18; Romanos 6:3-9; Filipenses 3:9-11; 2 Timoteo 2:11, 12) Felices pueden sentirse por esto.
21

Puesto que han de ser “sacerdotes de Dios y del Cristo,” son una clase santa, que tiene acceso hasta a la presencia misma de Jehová Dios. Su resurrección está señalada por el hecho de que se quitan la corrupción y la mortalidad y son vestidos de incorrupción e inmortalidad. Por lo tanto la “muerte segunda,” simbolizada por ese “lago de fuego que arde con azufre” en el cual fueron arrojados la bestia salvaje y el falso profeta, “no tiene autoridad” sobre los 144.000. Como Jesucristo, ya no pueden morir. (Revelación 2:11) Debido a su “vida indestructible,” pueden servir como santos sacerdotes de Dios y de Cristo hasta el fin completo de los mil años. (Hebreos 7:16) Al mismo tiempo “gobernarán como reyes sobre la tierra.”—Revelación 5:10.
22

Note esa oración puesta en paréntesis, a saber: “Los demás de los muertos no llegaron a vivir sino hasta que fueron terminados los mil años.” Es posible que esto se encuentre en una página perdida del
23

160

Manuscrito Vaticano Griego Núm. 1209, del cuarto siglo, pero definitivamente no está en el Manuscrito Sinaítico del cuarto siglo. Sin embargo se encuentra en el Manuscrito Alejandrino Griego del quinto siglo y en la Vulgata latina, en Revelación 20:5. Al considerar esas palabras que están en paréntesis, tenemos que tener presente el hecho de que la “grande muchedumbre” que viene de todas partes de la Tierra, a quienes el Cordero de Dios conduce como sus “otras ovejas,” serán sobrevivientes de la batalla de Har-Magedón y del atar y echar en el abismo a Satanás el Diablo. No tendrán que ser resucitados de entre personas muertas en las tumbas o en los mares. El que sobrevivan a través del fin ardiente del actual sistema de cosas inicuo no les dará derecho a vida eterna bajo el reino celestial de Dios. Todavía tendrán que vivir a través del día de juicio de mil años en obediencia fiel al Reino. Entonces, al fin de los mil años del reinado de Cristo, tendrán que pasar a través de aquel “poco de tiempo” durante el cual se soltará del abismo a Satanás y sus demonios.
24

Por fidelidad a Dios durante ese “poco de tiempo” de prueba crítica, serán justificados o declarados inmutablemente dedicados a la justicia. Dios los recompensará con la dádiva de vida eterna en virtud de su justicia probada y mantenida. Al recibir este título dado por Dios a la vida eterna en la Tierra en condición de Paraíso, realmente ‘llegarán a vivir,’ desde el punto de vista de Dios.
25

Si eso es cierto de la “grande muchedumbre” de ovejas terrestres que pasarán vivos a través del fin de este inicuo sistema de cosas pero que todavía no reciben el derecho a la vida eterna, ¿cuánto más no será cierto de los que ya están muertos en los sepulcros y en los mares? Después que sean resucitados de sepulcros terrestres y acuosos, también tendrán que pasar por la experiencia del día de juicio y pasar con buen éxito a través de la prueba crítica de su devoción a la justicia cuando Satanás y sus demonios sean soltados del abismo al fin de los mil años. Llegarán a vivir solo cuando Jehová Dios los justifique o declare justos y los recompense. (Romanos 8:33) Así persiste como cosa verdadera en cuanto a todas las personas que adquieran el premio de la vida eterna como hombres perfectos en la Tierra que “los demás de los muertos no llegaron a vivir sino hasta que fueron terminados los mil años.” El reino de Dios no habrá sido en vano.
26

DESTRUCCIÓN DE SATANÁS Y SUS DEMONIOS El reinado de mil años del Hijo de Dios termina estando toda la Tierra en condición de Paraíso la humanidad perfeccionada y todo en sujeción a Cristo. Todo con respecto a nuestra Tierra está ahora bajo sus pies, incluso Satanás y los demonios que están en el abismo bajo tapa y sello. Es en este punto o etapa que Jesucristo “entrega el reino a su Dios y Padre.”—1 Corintios 15:24.
27

161

Sin embargo, no se tenía la intención de que el abismo fuera el lugar donde permanecieran eternamente Satanás y sus demonios. Por el reino mesiánico Dios ha tenido solamente en reserva a Satanás hasta su destrucción final eterna. Como en el caso de “Gog de la tierra de Magog, el cabecilla principal de Mesec y Tubal,” predicho en la profecía de Ezequiel (38:1 a 39:16), Jehová Dios ahora hará que Satanás dé la vuelta y pondrá garfios en sus mandíbulas, por decirlo así, y lo conducirá inescapablemente a su propia destrucción eterna que no podrá ser interrumpida, para que así quede resuelta para siempre la controversia en cuanto a la soberanía universal.
28

Con este fin Jehová Dios hace que Satanás y sus demonios sean soltados del abismo, sabiendo bien Jehová que el incorregible Satanás fue quien hizo que la muerte invadiera a la familia humana en el principio de ésta en el Jardín de Edén. Razonablemente, Jehová hará que el mismo “ángel” que encerró en el abismo a Satanás y sus demonios rompa el sello del abismo y ahora los deje salir, los desencadene y los suelte en la Tierra en la cual la familia humana ha alcanzado su desarrollo pleno en perfección humana. No hay duda de que será el mismo ángel a quien previamente se le dio la “llave del hoyo del abismo” y quien por eso en una ocasión anterior abrió el abismo, para soltar a los que estaban dentro. (Revelación 9:1, 2) Este “ángel” sería la Descendencia de la “mujer” de Dios, el Señor Jesucristo, quien escoge ‘sujetarse a Aquel que le sujetó todas las cosas a él, para que Dios sea todas las cosas para con todos.’ (1 Corintios 15:28) Con esto presente, leemos lo que Juan escribe ahora:
29

“Ahora bien, luego que hayan terminado los mil años, Satanás será soltado de su prisión, y saldrá a extraviar a aquellas naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, para reunirlos para la guerra. El número de éstos es como la arena del mar. Y avanzaron sobre la anchura de la tierra y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada. Pero fuego descendió del cielo y los devoró. Y el Diablo que los estaba extraviando fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde ya estaban tanto la bestia salvaje como el falso profeta; y serán atormentados día y noche para siempre jamás.”—Revelación 20:7-10.
30

Para el fin de los mil años, ¿hasta dónde estará poblada la Tierra? Hasta sus “cuatro ángulos,” en sus cuatro cuartas partes, como resultado de la resurrección de todos los muertos terrestres desde sepulcros terrestres y acuosos. A esta población pudieran haber contribuido los de la “grande muchedumbre” de sobrevivientes que se casan o están ya casados y que por algún tiempo después del fin de este mundo inicuo crían familias, como hicieron los hijos de Noé después del diluvio global. (Génesis 9:1-19) Es muy posible, así como probable, que con regularidad se haga un censo para determinar el número exacto de los habitantes de la Tierra. Pero no sabemos ahora a cuántos de estos habitantes terrestres inducirán el Diablo y sus demonios, al ser soltados, a rebelarse contra la
31

162

soberanía universal de Jehová, que especialmente entra en vigor para nuestra Tierra al fin del reinado milenario del Hijo real de Dios, Jesucristo. La Biblia no da número. Eso queda indefinido como el número de granos de arena en la orilla del mar. Será un número considerable. Será una “numerosa congregación,” como la que anteriormente estuvo bajo el “Gog de la tierra de Magog” predicho en Ezequiel 38:1 a 39:16. Porque vienen de todas partes del globo y son tantos, a estos rebeldes humanos extraviados por Satanás y sus demonios ya sueltos se les llama Gog y Magog. Otra cosa que hace que los nombres sean muy adecuados es el hecho de que el Gog de la tierra de Magog de la profecía de Ezequiel lanzó su ataque contra el pueblo próspero de Jehová Dios después de la restauración de éstos a su país de origen. Algo parecido a esto es cierto en el caso de los Gog y Magog que son reunidos para la guerra después que se suelta a Satanás. Estos miembros extraviados de la humanidad lanzan su ataque después que un paraíso edénico ha sido restaurado a la Tierra por el reino de Dios. El ataque se hace después que toda la humanidad viva ha sido elevada a la perfección humana y semejanza de Dios que Adán y Eva tuvieron en su Paraíso, el Jardín de Edén. En Revelación 20:8 se dice de Gog y Magog que son “aquellas naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra.” Esto sugiere que se han rebelado y que se han establecido como naciones independientes lejos de Jehová Dios y su organización central.
32

Desde su ubicación lejana y bajo la dirección invisible del Diablo, estos rebeldes que llevan los nombres odiados de Gog y Magog avanzan “sobre la anchura de la tierra” y rodean el “campamento de los santos y la ciudad amada.” Así, todos los miembros perfeccionados de la humanidad en la Tierra hecha un Paraíso que desean mantener su santidad para con Jehová Dios llegan a estar bajo ataque. Esto llega a ser una gran prueba para su fe y devoción para con él. Estos santos son entonces como un ejército acampado en el campo y que es rodeado por los atacantes.
33

La expresión “la ciudad amada” se refiere a Sion o Jerusalén, la ciudad celestial compuesta de los que tuvieron parte en la primera resurrección y que reinan con Cristo mil años. (Salmo 87:2, 3; Isaías 49:14-16) Por lo tanto es contra la organización capital de Dios que se dirige la revuelta final de Gog y Magog bajo la dirección del Diablo. Los mil años de tiempo asignados al reino de Cristo ahora han terminado y lo siguiente que Cristo hace es entregar el reino a su Padre celestial, el “Rey de la eternidad.” Por eso después de este período de cambio ocurre la revuelta. La cuestión decisiva es la de sumisión eterna a la soberanía universal de Jehová. Tal como la Serpiente Original, Satanás el Diablo, causó la caída del hombre perfecto, Adán, en cuanto a esta misma cuestión, así al fin de los mil años del reinado de Cristo Satanás extraviará a algunos de la humanidad perfeccionada en cuanto a esta misma cuestión. No obstante, los que verdaderamente son santos permanecen
34

163

fieles a la “ciudad amada” y están dispuestos a tener a Jehová Dios gobernando sobre ellos como el Soberano Universal. Esperan que él los libre. En lo más intenso de esta prueba del amor y la devoción a Jehová Dios y su Rey Mesiánico el peligro parece mayor. Sin embargo entonces viene liberación a los santos fieles. Destrucción ardiente se derrama desde la región celestial de Dios sobre las huestes rebeldes de Gog y Magog y los devora. No los conserva y atormenta. Los aniquila para siempre. Pero, ¿qué hay de su líder invisible?
35

Satanás el Diablo es arrojado con su descendencia demoníaca en el simbólico “lago de fuego y azufre,” manifiestamente por la Descendencia real de la “mujer” de Dios, es decir, por el Rey Jesucristo. Allí fue donde fueron arrojados mil años antes en la batalla de Har-Magedón la bestia salvaje y el falso profeta simbólicos; y nunca han salido de allí. Ahora el Diablo pasa a estar con ellos allí. Así Jesucristo, la Descendencia de la “mujer” de Dios, finalmente tritura la cabeza de la Serpiente. (Génesis 3:15) El Rey triunfante ha tenido las llaves de la muerte y del Hades y del abismo, pero no tiene llave para este “lago de fuego y azufre.” Nunca deja salir del lago ardiente y sulfuroso a la bestia salvaje y el falso profeta simbólicos ni a Satanás el Diablo. Por eso se dice que allí “serán atormentados día y noche para siempre jamás.” (Revelación 20:10) La sentencia de ellos a destrucción es eterna.
36

RESURRECCIÓN TERRESTRE Esa es la última vez que el apóstol Juan ve al “dragón, la serpiente original, el que es llamado Diablo y Satanás,” en la revelación a él, y ésa es la última vez que se menciona a este inicuo. Habiendo entrado en el tema de cómo se ha de disponer de él y sus demonios, la Revelación concentra en ellos por los mil años, sin apartarse a considerar otras cosas contemporáneas. Después que la Revelación termina de tratar el asunto de la Serpiente Original y su inicua descendencia o prole, vuelve al principio de los mil años para hacer notar otras cosas importantes que acontecen desde entonces en adelante. Como desde ese punto en el tiempo Juan escribe:
37

“Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él. De delante de él huyeron la tierra y el cielo, y no se halló lugar para ellos. Y vi a los muertos, los grandes y los pequeños, de pie delante del trono, y se abrieron rollos. Pero se abrió otro rollo; es el rollo de la vida. Y los muertos fueron juzgados de acuerdo con las cosas escritas en los rollos según sus hechos. Y el mar entregó los muertos que había en él, y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados individualmente según sus hechos. Y la muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego. Esto significa la muerte segunda: el lago de
38

164

fuego. Además, cualquiera que no se halló escrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego.”—Revelación 20:11-15. La revelación a Juan así entra en una consideración de los “demás de los muertos” a quienes se menciona, de paso, en Revelación 20:5. Los 144.000 que participaron en la “primera resurrección” no están incluidos en el juicio que se describe aquí. Más bien, el “poder para juzgar” fue dado a los 144.000 que reinan con Jesucristo. El “gran trono blanco” delante del cual están de pie los muertos terrestres es el puro y justo asiento de juicio de “Dios el Juez de todos.” (Hebreos 12:23) Es a Él que se ve sentado en él. De delante de su rostro la tierra y los cielos simbólicos huyen. ¿Cuándo huyen? Cuando el Rey de reyes destruye a la “bestia salvaje” y el “falso profeta” terrestres y a los reyes y sus ejércitos en Har-Magedón e inmediatamente después encadena y arroja al abismo a las “fuerzas espirituales inicuas en los lugares celestiales,” a saber, a Satanás el Diablo y sus demonios. Estos tierra y cielos simbólicos nunca volverán a ser establecidos, porque, como acabamos de ver, la “bestia salvaje” el “falso profeta” y con el tiempo el Diablo son arrojados al “lago de fuego y azufre” para ser aniquilados.
39

El día de juicio de mil años bajo Cristo el Rey viene tras esto, pues Dios lo ha nombrado para juzgar. (Hechos 17:31; 10:42; Romanos 14:9-12) Para los que están muertos en un sepulcro acuoso o terrestre tiene que haber una resurrección. Por eso Juan vio en visión al mar entregando los que habían bajado a la muerte en él y también al Hades (el Seol hebreo) entregando los muertos que había en él. Hades es el sepulcro común de la humanidad muerta en la Tierra. Estos muertos son recordados y se les resucita para las oportunidades del justo día de juicio.—Juan 5:22-29.
40

¿Qué hay acerca de la “grande muchedumbre” de personas semejantes a ovejas que no mueren ni son enterradas o se ahogan, sino que pasan con vida a través del fin de este viejo mundo, es decir, a la huida de la tierra y el cielo simbólicos? Aunque éstos permanecen vivos y no hay que llamarlos para que salgan de algún sepulcro, todavía tienen muerte heredada de nuestro primer padre humano, el pecador Adán, de modo que todos han nacido pecaminosos. (Romanos 5:12) Si se les dejara a sí mismos y no les fuera quitada esta condenación a muerte, morirían con el tiempo y necesitarían un entierro.
41

Desde este punto de vista, ellos, y también los que son resucitados del mar y del Hades, todavía están en muerte, o bajo condenación de muerte por herencia desde el pecaminoso Adán, y tienen que ser sacados de esta condición. ¿Cómo serán librados de este estado mortífero? Por la obra sacerdotal del gran Rey, Jesucristo.
42

Él es un sacerdote como Melquisedec de la antigua Salem. (Salmo 110:1-4; Hebreos 5:5, 6, 10; 6:20 a 7:17) Es el Sumo Sacerdote de Jehová, y los 144.000 son subsacerdotes, por lo cual se dijo que “serán sacerdotes
43

165

de Dios y del Cristo, y gobernarán como reyes con él por los mil años.”— Revelación 20:6. El procedimiento del Sumo Sacerdote de Jehová ahora corresponde con el del sumo sacerdote Aarón de Israel el día de Expiación que se celebraba anualmente, cuando entraba en el Santísimo del sagrado tabernáculo para presentar a Dios la sangre de la cabra de sacrificio derramada para las doce tribus de Israel.—Levítico 16:15; Hebreos 13:11, 12.
44

Debido a esto los muertos que están de pie delante del trono de juicio pueden ejercer fe de modo que la sangre preciosa del sacrificio de Cristo se les aplique y por eso sean librados de condenación. De este modo se coloca delante de ellos la oportunidad de alcanzar la vida eterna, y el reino sacerdotal de Cristo está entonces gobernando para ayudarles a adquirirla. Así, no serán juzgados según sus hechos del pasado en esta vida durante este mundo, aunque esos hechos del pasado pueden al principio afectar sus aptitudes en el nuevo orden de cosas de Jehová.
45

Los “rollos” que el apóstol Juan vio que fueron abiertos no son el registro de la vida terrestre pasada de la gente que está de pie delante del trono de juicio, sino que son los libros de leyes de Jehová. Es decir, son las publicaciones que dan a conocer su voluntad para toda la gente en la Tierra durante el reinado milenario de Cristo. Después que se haya publicado y dado a conocer lo que está escrito en estos “rollos” de leyes, la gente será juzgada por las leyes e instrucciones que se encuentren escritas en esos rollos “según sus hechos,” no sus hechos cometidos en esta vida o antes de que los rollos fueran publicados, sino sus hechos después durante el tiempo en que estén en juicio.
46

Durante todo el día de juicio de mil años el Juez de Jehová, Jesucristo, puede ejecutar la sentencia de destrucción en cualquiera de la humanidad que muestre que es incorregible. Pero por este día de juicio todos los hombres tendrán la oportunidad de aprender la justicia. (Isaías 26:9; 2 Pedro 3:8) Aun si resultan obedientes y aprenden la justicia durante el día de juicio de mil años de Cristo, todavía tendrán que pasar la prueba final de devoción inmutable a la soberanía universal de Jehová después que terminen los mil años, cuando Satanás y sus demonios sean soltados. Entonces estarán sin beneficio de un intermediario delante de Aquel que está sentado sobre el “gran trono blanco,” y por lo tanto bajo su propia responsabilidad. Si pasan esta prueba decisiva con obediencia fiel a Jehová Dios el Soberano Universal, entonces por primera vez escribirá él como Juez Supremo de todos el nombre de ellos en el “rollo de la vida,” autorizándolos así a disfrutar de vida humana perfecta para siempre en la Tierra hecha un Paraíso.
47

Aquí el “rollo de la vida” de Jehová es diferente del “rollo de la vida del Cordero,” en el cual están escritos los nombres de los 144.000 como de
48

166

personas dignas de disfrutar de la vida inmortal para siempre con el Cordero de Dios en el cielo.—Revelación 3:5; 13:8; 21:27. Durante este día de juicio vendrá el tiempo en que la resurrección cesará. Eso será cuando el mar y el Hades hayan entregado al último de los muertos en ellos. Igualmente cesará la muerte adámica, es decir, la muerte que le vino a toda la humanidad debido al pecado original de Adán. Cesará cuando entregue a los muertos que hay en ella, es decir, los que tienen algún vestigio de los efectos heredados del pecado de Adán en sí. Esto no será cuando se les haya aplicado el mérito limpiador del sacrificio de Cristo con el perdón de sus pecados confesados, sino cuando se haya eliminado de ellos la imperfección y debilidad mental y física y estén disfrutando de la perfección humana que tuvieron originalmente en Edén los inocentes Adán y Eva. Entonces la humanidad podrá obedecer toda la ley de Dios, incluso las “cosas escritas en los rollos,” con perfecta obediencia.
49

Todo eso significa la destrucción eterna del Hades, Seol o el sepulcro común de la humanidad muerta, también la destrucción eterna de la muerte que heredamos del pecaminoso Adán. Esto fue lo que se representó cuando el apóstol Juan vio que la muerte y el Hades fueron “arrojados al lago de fuego.” Esto significa la muerte eterna de la muerte adámica y del Hades, porque Juan pasa a explicar lo siguiente: “Esto significa la muerte segunda: el lago de fuego.” Se desprende que este simbólico “lago de fuego” no es lo mismo que el Hades o la muerte adámica que heredamos. “El lago de fuego” representa destrucción absoluta, tan completa y duradera como si fuese lograda por fuego mezclado con azufre. El Hades y la muerte no serán atormentados conscientemente en el “lago de fuego,” tal como no lo serán la bestia salvaje y el falso profeta simbólicos y Satanás el Diablo.
50

Hace mucho tiempo en el Gehena o basurero en las afueras de los muros de la antigua Jerusalén se solía destruir por medio de fuego y azufre la basura de la ciudad, incluso cuerpos muertos de criminales despreciados. (Mateo 10:28; Marcos 9:43, 48) Como si fueran arrojados al Gehena, la muerte adámica y el Hades o Seol (el “infierno”) serán destruidos para siempre. Esto acontecerá antes que Satanás sea soltado del abismo al fin de los mil años.
51

En aquel tiempo, estando toda la humanidad viviente perfeccionada y completamente capacitada para obedecer la ley de Dios perfectamente, todos serán sometidos a su prueba final y decisiva. Si entonces dejan que el Diablo ya suelto los extravíe, será porque han dejado que se desarrolle en ellos una mala condición de corazón, como sucedió en el caso de Eva y Adán allá en el tiempo del Edén.
52

Los que no pasan la prueba, sino que son extraviados y entran en rebelión voluntariosa, cometerán el pecado contra el espíritu santo de
53

167

Dios, el pecado que incurre en destrucción. Sus nombres no serán escritos en el “rollo de la vida”; sus nombres no ‘se hallarán escritos en el libro de la vida.’ Al no ser registrados allí, esos pecadores voluntariosos son “arrojados al lago de fuego,” para unirse a Satanás el Diablo y los demonios allí en destrucción sin fin. Son borrados completamente de la existencia como lo son la muerte adámica y el Hades (Seol). (Mateo 12:31, 32; 1 Juan 5:16, 17) “El mismísimo nombre de los inicuos se pudrirá.” (Proverbios 10:7) Pero, ¡qué gozo! aquellos cuyos nombres se encuentran escritos en el libro de la vida serán conservados vivos en el glorioso Paraíso terrestre libre de todos los rebeldes e inicuos. Cuando Dios los registre por nombre en el “libro de la vida,” eso significará que Dios los declara perfectamente justos en corazón, mente y cuerpo y así merecedores de vida eterna en la Tierra hecha un Paraíso. Ahora él está seguro de la fidelidad eterna de ellos, no habiendo la posibilidad de que incurran en rebelión contra él. En su caso llega a ser cierto que “Dios es El que los declara justos,” que los justifica para vida eterna.—Romanos 8:33. [Preguntas del estudio] 1, 2. (a) ¿Cómo termina la batalla en Har-Magedón? (b) ¿Qué pregunta hay que contestar en cuanto a Satanás y sus demonios? (c) Desde 1914, ¿cuál ha sido la ocupación principal de ellos? 3, 4. ¿Cómo le va a la “grande muchedumbre” a manos del Dragón hasta Har-Magedón? Pero, después de la batalla, ¿para qué ha llegado ahora el tiempo? 5. ¿Cómo describe Revelación 20:1-3 que se magulla en la cabeza a Satanás? 6-8. ¿Quién es el ángel que tiene la llave del abismo? ¿Por qué contesta usted así? 9. ¿Cómo arrojan más luz sobre esto Revelación 9:1-4 y 1:18? 10. (a) ¿Por qué no es en el Hades o Seol que se arroja a Satanás y sus demonios? (b) ¿Por qué se puede decir que la condición de Satanás y sus demonios encadenados será como de muerte? 11. ¿Cómo sabemos que estamos cerca del reinado de mil años del Mesías? 12, 13. (a) ¿Por qué tendrá que hacerse mucho para la humanidad durante el milenio? (b) ¿Cómo vio Juan el principio de este día de juicio de mil años para la humanidad? 14. (a) ¿Cuántos tronos vio Juan? (b) ¿A quiénes no se menciona más después de Revelación 19:4? 15. ¿Qué dijo el apóstol Pablo acerca de jueces reales, en 1 Corintios 6:2, 3? 168

16. ¿A quiénes vio Juan entre las “almas” que se sentaron en tronos de juicio? 17. (a) ¿Las personas que tienen qué registro se sentaron en tronos de juicio? (b) ¿Por qué necesitan una resurrección que los saque de la muerte? 18. ¿Quiere decir la declaración de Juan: “Y llegaron a vivir y gobernaron como reyes con el Cristo por mil años” que todos son resucitados al mismo tiempo? ¿Por qué contesta usted así? 19. (a) ¿Cómo sabemos que algunos del resto siguen vivos a través del tiempo de la atadura y el encierro de Satanás y sus demonios en el abismo? (b) ¿Cuándo se sentarán los del resto en tronos para reinar con Cristo? 20. ¿Qué es lo principal respecto al reinado de Cristo? 21. ¿Por qué razones se le llama a la resurrección celestial la “primera resurrección”? 22. ¿Por qué “no tiene autoridad” sobre los 144.000 la “muerte segunda”? 23, 24. (a) ¿Incluye a la “grande muchedumbre” la oración acerca de los “demás de los muertos” en Revelación 20:5? (b) ¿Les da derecho a vida eterna bajo el reino celestial el que sean sobrevivientes del HarMagedón? Dé razones para su respuesta. 25. ¿Cuándo verdaderamente ‘llegarán a vivir’ desde el punto de vista de Dios? 26. ¿Por qué puede decirse de todas las personas que obtienen el premio de la vida eterna como hombres perfectos en la Tierra que los “demás de los muertos no llegaron a vivir sino hasta que fueron terminados los mil años”? 27. (a) ¿Cómo termina el reinado de mil años del Hijo de Dios? (b) ¿En qué punto se cumple 1 Corintios 15:24? 28. (a) ¿Se tenía la intención de que el abismo fuera el lugar donde permanecieran eternamente Satanás y sus demonios? (b) ¿Cómo quiénes en la profecía de Ezequiel serán conducidos a la destrucción? 29, 30. (a) ¿Quién suelta del abismo a Satanás y los demonios? Suministre prueba. (b) ¿Qué sucede después que Satanás y los demonios son soltados de su prisión? 31. (a) ¿Hasta dónde estará poblada la Tierra para el fin de los mil años? (b) ¿Hasta qué punto tendrá buen éxito Satanás en cuanto a inducir a los habitantes de la Tierra a rebelarse contra la soberanía universal de Jehová? 169

32. (a) ¿A quiénes se refieren los términos Gog y Magog? (b) ¿Por qué son adecuados estos nombres? (c) ¿Qué se sugiere en Revelación 20:8 por el hecho de que “aquellas naciones” estén “en los cuatro ángulos de la tierra”? 33. ¿Cómo llegan a estar bajo ataque todos los miembros perfeccionados de la humanidad en el Paraíso? 34. (a) ¿A qué se refiere la expresión “ciudad amada”? Entonces, ¿contra qué es este ataque? (b) ¿Cuál es la cuestión decisiva que ha de resolverse? (c) ¿Qué posición adoptan los que son verdaderamente santos? 35. ¿Qué sucede en lo más intenso de esta prueba? 36. (a) ¿Qué les sucede después a Satanás y sus demonios? (b) ¿Cómo se cumple así finalmente Génesis 3:15? (c) ¿Qué significa la expresión “serán atormentados día y noche para siempre jamás”? 37, 38. (a) Después de terminar con la Serpiente Original y su inicua descendencia o prole, el relato de Revelación vuelve atrás a ¿qué punto en el tiempo? (b) ¿Qué muestra Revelación 20:11-15 que acontece desde entonces en adelante? 39. (a) Entonces el relato de Revelación entra en una consideración de ¿qué muertos? (b) ¿Qué representa el “gran trono blanco”? (c) ¿Cuándo huyen de delante del rostro del que está sentado en el trono la tierra y el cielo simbólicos? 40. (a) ¿Qué viene tras la destrucción de la tierra y el cielo simbólicos? (b) ¿Cómo entrega el mar sus muertos así como el Hades entrega sus muertos, según Revelación 20:13? 41. ¿Qué hay acerca de la “grande muchedumbre” que pasa con vida a través del Har-Magedón, y qué les sucedería al fin, si se les dejara a sí mismos? 42-44. (a) ¿Cómo se librará de este estado mortífero la “grande muchedumbre”? (b) ¿Qué procedimiento en el antiguo Israel fue representación típica de esta obra sacerdotal? 45. (a) ¿De qué manera tendrán la oportunidad de adquirir vida eterna los muertos que están delante del trono de Dios? (b) ¿Según qué hechos serán juzgados? 46. (a) ¿Qué son los “rollos” que Juan vio que fueron abiertos? (b) Después que se haya publicado lo que está escrito en estos “rollos,” ¿qué servirá para juzgar a la gente? 47. (a) ¿Puede ejecutarse la sentencia de destrucción en cualesquier incorregibles antes del fin del día de juicio? (b) ¿Qué tendrán que 170

pasar finalmente los que aprenden la justicia? ¿Cuándo? ¿Bajo la responsabilidad de quién, y con qué recompensa por la obediencia? 48. Explique por qué el “rollo de la vida” de Jehová aquí es diferente del “rollo de la vida del Cordero.” 49. (a) ¿Cuándo cesará la resurrección? (b) ¿Cuándo cesará la muerte adámica? 50. ¿Es el simbólico “lago de fuego” lo mismo que el Hades o la muerte adámica? Sírvase explicar. 51. ¿Antes de qué acontecimiento serán destruidos para siempre la muerte adámica y el Hades o Seol? 52. ¿Cómo podrían cualesquiera dejar que el Diablo ya suelto los extraviará, particularmente en vista del estado de perfección que tendrá la humanidad entonces? 53. (a) ¿Qué les sucederá a los que no pasen la prueba? (b) ¿Qué significará para la humanidad obediente restaurada el que Dios los registre por nombre en el “libro de la vida”?

171

CAPÍTULO 10 UN NUEVO ORDEN DE CIELO Y TIERRA NUEVOS FUE al principio del día de juicio de mil años que “huyeron la tierra y el cielo” de delante del rostro de Aquel a quien el apóstol Juan vio sentado sobre el “gran trono blanco.” No se halló lugar para aquel cielo y aquella tierra inicuos, de modo que fueron entonces permanentemente destruidos. (Revelación 20:11) Esto localiza para nosotros el tiempo en que éstos serían inmediatamente reemplazados por un nuevo y justo conjunto de cielo y tierra. El tiempo no sería al fin del reinado de mil años de Cristo y después que todos los inicuos en el cielo y en la Tierra son destruidos en el simbólico “lago de fuego,” sino al principio del reinado milenario de Cristo. Desde este punto en el tiempo leemos lo que Juan escribe ahora: “Y vi un nuevo cielo y una nueva tierra; porque el cielo anterior y la tierra anterior habían pasado, y el mar ya no existe. Vi también la santa ciudad, la Nueva Jerusalén, que descendía del cielo desde Dios y preparada como novia adornada para su esposo. Con eso oí una voz fuerte desde el trono decir: ‘¡Mira! La tienda de Dios está con la humanidad, y él residirá con ellos, y ellos serán sus pueblos. Y Dios mismo estará con ellos. Y él limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento, ni clamor, ni dolor. Las cosas anteriores han pasado.’”— Revelación 21:1-4.
2

El “nuevo cielo” es el reino celestial de Jesucristo y sus 144.000 reyes y sacerdotes asociados. La “nueva tierra” no es un nuevo globo terráqueo girando en el espacio, sino una nueva sociedad de personas sobre nuestra misma Tierra, todas totalmente sometidas al reino de Cristo sin divisiones por raza, color, nacionalidad o lenguaje. Esta “nueva tierra” comenzará con los que están en la Tierra y son sobrevivientes de la destrucción del “cielo anterior y la tierra anterior.” Será una nueva sociedad terrestre completamente justa, porque ya no existirá aquel “mar” simbólico de los pueblos inquietos, rebeldes, impíos, del cual ascendió la simbólica “bestia salvaje” hace mucho tiempo para ser usada por el Diablo. (Revelación 13:1, 2) Nuestros mares literales permanecerán.
3

La “gran ramera,” Babilonia la Grande, ya no existe cuando la “santa ciudad, la Nueva Jerusalén,” desciende del cielo desde Dios. La ciudad no surge en la Tierra allá en el Oriente Cercano en el lugar de la antigua Jerusalén judía. No es una ciudad literal de edificios y calles, sino que es la clase del Reino de 144.000 individuos que fueron comprometidos espiritualmente para casarse con Jesucristo como su Novio celestial. Ahora es su tiempo de bodas, lo cual explica por qué, como una congregación completa de seguidores de Cristo, están ‘preparados como novia adornada para su esposo.’ Junto con él, el Rey de reyes, sirven como la nueva organización capital para toda la sociedad humana justa en la “nueva tierra.” Con interés vuelven su atención y esfuerzos en dirección
4

172

abajo a la Tierra, porque ahora son la completa Descendencia de Abrahán por medio de la cual “ciertamente se bendecirán todas las naciones de la tierra.”—Génesis 22:18; Revelación 3:12. Cuando la “santa ciudad, la Nueva Jerusalén,” desciende del cielo hacia los hombres en la “nueva tierra,” ¿qué resultado hay? La respuesta viene de Jehová Dios en su trono, pero indudablemente por medio de su Portavoz, “La Palabra de Dios.” Dice: “¡Mira! La tienda de Dios está con la humanidad, y él residirá con ellos [o, morará en tienda con ellos].”— Revelación 21:3.
5

Este anuncio procedente del trono de Dios no podría significar que Dios está residiendo personalmente o morando en tienda personalmente con la gente en la Tierra y está en contacto directo con ella. ¿Por qué no? Porque hasta entonces Jesucristo ha estado sirviendo como Mediador entre Dios y los hombres a favor de su clase de la Novia de 144.000, y ahora lo restante de la humanidad necesita que se le reconcilie con Dios. (1 Timoteo 2:5, 6; 2 Corintios 5:20) Por el momento Él podría residir o morar en tienda con ellos solo representativamente, esperando la plena reconciliación de ellos con él por medio del “Cordero de Dios que quita el pecado del mundo,” después que terminan los mil años del día de juicio.— Juan 1:29, 36.
6

Antes, en Revelación 15:5, el apóstol Juan dice que vio una tienda, el “santuario de la tienda del testimonio” en el cielo. Recordamos también que la clase de 144.000 miembros de la Novia es una “casa espiritual,” un templo espiritual, para el cual Jesucristo es la Piedra Angular de Fundamento. Es un “lugar donde habite Dios por espíritu.” (1 Pedro 2:5; Efesios 2:19-22) Por lo tanto cuando la Nueva Jerusalén, la clase de la Novia de Cristo, desciende con su Esposo desde el cielo hacia los hombres, Dios mismo establece residencia con los hombres por medio de esta clase del Templo, esta espiritual, celestial, sacerdotal “tienda de Dios.” Esto se hace con el propósito de hacer que los habitantes de la “nueva tierra” sean sus criaturas humanas completamente reconciliadas, “sus pueblos.”
7

De modo que, por medio de la Nueva Jerusalén y su Esposo Jesucristo, el Señor Dios Jehová gradualmente borra las lágrimas de los ojos de todos los súbditos terrestres obedientes del reino mesiánico.
8

A medida que el lamento, el clamor y el dolor por diferentes causas vayan siendo quitados gradualmente durante el reinado de mil años de Cristo, entonces naturalmente las lágrimas dejarán de fluir de los ojos humanos. Y cuando la muerte no sea más, habrá sido eliminada una causa mundial de lágrimas. Esto significa que la muerte que se extendió desde el pecador Adán a toda la humanidad que descendió de él ya no será. Cuando ya no le nazcan hijos a los sobrevivientes del fin ardiente de este mundo y a sus descendientes, todos los efectos mortíferos del pecado de Adán cesarán de esparcirse.—Romanos 5:12, 18, 19.
9

173

Cuando haya resurrecciones en vez de muertes debidas a Adán, entonces desaparecerán los médicos, los hospitales, los empresarios de pompas fúnebres y sus funerarias, y los cementerios. La muerte adámica no será más cuando toda la prole de Adán en la Tierra haya sido plenamente rescatada de los efectos del pecado de éste y haya adquirido salud humana perfecta, habiéndoseles perdonado todos sus pecados del pasado por medio del sacrificio de rescate de su Sumo Sacerdote celestial, “el Cordero de Dios.” Para ellos ciertamente será verídico el dicho: “Las cosas anteriores han pasado.”—Revelación 21:4.
10

Esas palabras acerca de un perfecto y justo nuevo orden de cosas, “un nuevo cielo y una nueva tierra”... ¿deberían parecer algo demasiado bueno para ser realizables? ¡No! No si el Dios Todopoderoso lo dice; y él es Quien dice esas palabras desde su trono celestial. Escribe Juan:
11

“Y el que estaba sentado sobre el trono dijo: ‘¡Mira! Estoy haciendo nuevas todas las cosas.’ También, dice: ‘Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas.’ Y me dijo: ‘¡Han acontecido! Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. A cualquiera que tiene sed le daré de la fuente del agua de la vida gratis. Cualquiera que venza heredará estas cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo. Pero en cuanto a los cobardes y los que no tienen fe y los que son repugnantes en su suciedad y asesinos y fornicadores y los que practican espiritismo e idólatras y todos los mentirosos, su porción será en el lago que arde con fuego y azufre. Esto significa la muerte segunda.’”—Revelación 21:5-8.
12

Durante el siglo pasado la ciencia moderna ha producido cambios en muchos rasgos de la sociedad humana, pero solo el Dios Todopoderoso puede hacer “nuevas todas las cosas.” Para asegurarnos que sus palabras acerca del cielo y la tierra completamente nuevos resultarán fieles y verdaderas, Dios nos habla de cosas que todavía no son reales como si ya fueran reales y estuvieran existiendo. Dice: “Han acontecido.”
13

El que hable tan positivamente sobre este asunto da seguridad absoluta de que esas palabras se cumplirán precisamente a tiempo en su horario de acontecimientos. (Romanos 4:17) Él empieza una cosa y la lleva a cabo con buen éxito, no la deja sin terminar debido a algún estorbo o interferencia. Por eso pudo decir inmediatamente después: “Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin.” En el idioma griego en el cual escribió el apóstol Juan, la letra Alfa comienza el alfabeto y la letra Omega lo termina.—Revelación 1:8, 11; 22:13.
14

En este punto Jehová Dios, “el Alfa y la Omega,” presenta una oferta de vida eterna o de muerte eterna. El Salmo 36:9 dice dirigiéndose a él: “Contigo está la fuente [o manantial] de la vida.” (NM; Val; Mod) Cualquier criatura humana que tenga sed de vida perfecta y feliz por toda la eternidad tendrá que conseguirla de la gran Fuente o Manantial de la vida, Jehová Dios, quien es el Alfa con el cual todas las cosas buenas
15

174

comienzan. El sediento no puede comprar esta agua impartidora de vida y sostenedora de vida con oro, plata o cosas materiales. Jehová Dios la da “gratis,” pero solo según sus propias estipulaciones. De ahí que el “agua de la vida” tiene que ser aceptada por medio de su Hijo Jesucristo. Por eso, pues, al resto de los 144.000 herederos espirituales de Dios y coherederos de Jesucristo que todavía están en la Tierra, Jehová dice su octava y última exhortación a fidelidad en la Revelación: “Cualquiera que venza heredará estas cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo.” (Revelación 21:7; 2:7, 11, 17, 26; 3:5, 12, 21) Para asegurarse esta herencia celestial el resto de los 144.000 tiene que vencer a este mundo inicuo tal como Jesucristo el Hijo principal de Dios lo hizo. (Juan 16:33; Revelación 3:21) Tienen que seguir venciéndolo hasta que dentro de poco su fin ardiente lo remueva de la existencia y ellos entren en el nuevo orden victoriosamente.
16

Los que no ‘heredan estas cosas,’ los que no tienen sed del “agua de la vida” y a quienes Dios no la da, no son valerosos, fieles, limpios, inocentes, morales, piadosos y verdaderos como Jesucristo, el modelo perfecto de un hijo de Dios. Son los cobardes, los sin fe, los que son repugnantemente sucios como Babilonia la Grande, “la madre de las rameras y de las cosas repugnantes de la tierra,” los asesinos, los fornicadores o inmorales en cuanto a lo sexual, los que siguen a Babilonia la Grande al practicar el espiritismo, la hechicería y la magia, los idólatras entre los cuales están los que adoran a la simbólica “bestia salvaje” y su “imagen” del día moderno, y los mentirosos que imitan al Diablo “el padre de la mentira.” (Juan 8:44; Revelación 17:5, 6; 18:23, 24) Debido a que esas personas son destruidas a causa de las cualidades que despliegan y sus prácticas, queda claro para nosotros lo que Dios requiere de nosotros para que venzamos al mundo.
17

Entonces, ¿cuál será la porción de las personas que no venzan al mundo? No vida eterna, porque, aunque el privilegio de hacerlo es gratis, no beben de la “fuente del agua de la vida.” Su porción será muerte eterna, simbolizada por el “lago que arde con fuego y azufre.” Revelación 21:8 dice claramente que este lago ardiente y sulfuroso “significa la muerte segunda.” No es una llamada “muerte viviente consciente,” que haya de sufrir una imaginaria alma humana inmortal que sea atormentada con fuego y azufre por toda la eternidad. Es una muerte de la cual no hay resurrección. No hay llave para la muerte segunda, aunque Jesús tiene la llave para la muerte adámica. (Revelación 1:18) La muerte segunda es absolutamente diferente de la muerte adámica, porque, aunque el Dragón, la Serpiente Original, Satanás el Diablo, nunca murió en muerte adámica, sino que solo la indujo en el Edén, sin embargo es arrojado a la “muerte segunda,” el simbólico lago de fuego, y lo mismo les sucede a la “bestia salvaje” y el “falso profeta.” Hasta la muerte adámica misma y el Hades o Seol son arrojados a la “muerte segunda.” Por lo tanto el “lago de fuego”
18

175

simboliza la destrucción eterna de una persona o cosa. Es la muerte adámica lo que no será más, pero no la “muerte segunda.” Los que son arrojados en la muerte segunda permanecerán en ella para siempre, sin ser redimidos. “LA SANTA CIUDAD, LA NUEVA JERUSALÉN” Uno de los siete ángeles que tenía los siete tazones que estaban llenos de las siete últimas plagas de la cólera de Dios le mostró al apóstol Juan el juicio de la “gran ramera,” Babilonia la Grande, la enemiga encarnizada de la Novia de Cristo. (Revelación 17:1-6) Fue muy adecuado, pues, que un ángel del mismo grupo le mostrara a Juan quién es la Novia de Cristo, la Novia que permanece virgen para Cristo y que escapa de las plagas de Babilonia. Juan escribe:
19

“Y vino uno de los siete ángeles que tenían los siete tazones que estaban llenos de las siete últimas plagas, y habló conmigo y dijo: ‘Ven acá, te mostraré la novia, la esposa del Cordero.’ De modo que me llevó en el poder del espíritu a una montaña grande y encumbrada, y me mostró la santa ciudad Jerusalén que descendía del cielo desde Dios y que tenía la gloria de Dios. Su resplandor era semejante a una piedra preciosísima, como piedra de jaspe brillando con claridad cristalina. Tenía un muro grande y encumbrado y tenía doce puertas, y a las puertas doce ángeles, y nombres estaban inscritos que son los de las doce tribus de los hijos de Israel. Al oriente había tres puertas, y al norte tres puertas, y al sur tres puertas, y al occidente tres puertas. El muro de la ciudad también tenía doce piedras de fundamento, y sobre ellas los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero.”—Revelación 21:9-14.
20

Como revela la descripción que Juan da de ella, esta celestial “santa ciudad Jerusalén” tenía una gloria que la antigua Jerusalén terrestre nunca tuvo. El hecho de que en sus doce puertas estuvieran inscritos los nombres de las “doce tribus de los hijos de Israel” indica que esta ciudad celestial simbólica está compuesta de los 144.000 israelitas espirituales; los nombres de las doce tribus de éstos se dan en Revelación 7:4-8.
21

El hecho de que se viera a doce ángeles de guardia en las puertas de la ciudad nos recuerda que los ángeles celestiales mantienen fuera de la ciudad a los que no pertenecen allí o que no tienen derecho a practicar religión falsa allí. Las puertas se mantienen abiertas para permitir la entrada a todas las personas dignas. En comparación con las ciudades antiguas su muro es considerablemente elevado.
22

Cada uno de los doce fundamentos que sostienen el encumbrado muro de la ciudad tenían un nombre en él. El nombre de Judas Iscariote no es uno de sus nombres, porque, como uno que se idolatró a sí mismo y que amó la ganancia falta de honradez, este traidor pereció en la “muerte segunda,” como el “hijo de destrucción.” (Juan 17:12; Hechos 1:16-20; 1 Pedro 5:2) En su lugar, Matías fue seleccionado por suertes después que
23

176

Jesús ascendió al cielo. Por eso, los “doce nombres de los doce apóstoles del Cordero” serían: (1) Simón Pedro, (2) Andrés, (3) Santiago, (4) Juan, (5) Felipe, (6) Bartolomé (Natanael), (7) Tomás, (8) Mateo, (9) Santiago de Alfeo, (10) Tadeo (Judas hijo de Santiago), (11) Simón el cananita, y (12) Matías. (Mateo 10:1-4; Lucas 6:12-16; Juan 1:45-49; Marcos 3:16-19; Hechos 1:23-26) Jesús nunca escogió ni nombró a llamados “sucesores apostólicos.”
24

El historiador griego Heródoto dice que la antigua Babilonia estaba construida como un cuadrado a ambos lados del río Éufrates; y Diodoro Sículo, historiador siciliano de más tarde, dice que la capital asiria, Nínive, también estaba construida en forma de cuadrado. Sin embargo, la “santa ciudad, la Nueva Jerusalén,” está, hablando figuradamente, construida como un tremendo cubo, tan cúbica como el Santísimo de la tienda sagrada (tabernáculo) de adoración de Jehová, y también el del templo de Salomón. (1 Reyes 6:20) El apóstol Juan dice cómo fue medido, como sigue:
25

“Ahora bien, el que hablaba conmigo tenía como medida una caña de oro, para que midiera la ciudad y sus puertas y su muro. Y la ciudad está situada en cuadro, y su longitud es tan grande como su anchura. Y midió la ciudad con la caña, doce mil estadios; su longitud y anchura y altura son iguales. También, midió su muro, ciento cuarenta y cuatro codos, según medida de hombre, y a la vez de ángel. Ahora bien, el muro estaba construido de jaspe, y la ciudad era oro puro semejante a vidrio claro. Los fundamentos del muro de la ciudad estaban adornados con toda clase de piedra preciosa: el primer fundamento era jaspe, el segundo zafiro, el tercero calcedonia, el cuarto esmeralda, el quinto sardónica, el sexto sardio, el séptimo crisólito, el octavo berilo, el nono topacio, el décimo crisoprasa, el undécimo jacinto, el duodécimo amatista. También, las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas estaba hecha de una sola perla. Y el camino ancho de la ciudad era oro puro, como vidrio transparente.”—Revelación 21:15-21.
26

El que la medida de la ciudad sea de doce mil estadios o unos 2.220 kilómetros parece referirse a la circunferencia en la base, lo que significaría tres mil estadios ó 555 kilómetros para cada lado. Por lo tanto, si se mide desde la superficie de la Tierra, esta ciudad cúbica tendría tres mil estadios, ó 555 kilómetros de altura. Se extendería dentro de lo que los científicos ahora llaman “espacio sideral.” En el tiempo de Juan solo un ángel pudiera haber medido la altura de la Nueva Jerusalén. Por eso, en comparación con la Nueva Jerusalén, la antigua Babilonia cuadrada era llana, aun con su zigurat o Torre de Babel. El muro de jaspe de la ciudad celestial no era tan alto; pero su altura en el número de codos era el cuadrado de doce, es decir, doce veces doce, lo cual llega a “ciento cuarenta y cuatro codos,” ó 64 metros de altura, en comparación con la
27

177

altura de 555.000 metros de la Nueva Jerusalén. No se declara cuánto medía la caña de medir de oro del ángel, pero su unidad de medida era igual a una “medida de hombre.” Por eso las medidas podían expresarse en los términos humanos que nosotros conocemos. Todo lo de la ciudad celestial era precioso. Para describir los rasgos de la ciudad se hace uso de metales y piedras que son preciosos para la humanidad. La ciudad no es solo preciosa para Dios, según se muestra por la manera en que él se la representa a Juan, sino que debe ser muy preciosa para el pueblo de Dios en la “nueva tierra.” Oh santa ciudad, “preparada como novia adornada para su esposo,” ¡qué hermosa debes parecerle a tu Novio! En sus días en la Tierra el oro era el metal más precioso, pero el oro de esta ciudad Nupcial es “oro puro semejante a vidrio claro.” ¿Puede ser más puro que eso el oro refinado? Y el camino ancho de la ciudad es del mismo material, “oro puro, como vidrio transparente.” Sería un privilegio caminar en una calle simbólica como aquélla. Las doce tribus de Israel espiritual disfrutarán de ese precioso privilegio en el servicio de Dios.
28

La Jerusalén terrestre antigua era el centro nacional de la adoración de Jehová y tenía el templo de él allí en el monte Moría. Pero el apóstol Juan no vio ningún edificio de esa clase en la “santa ciudad, la Nueva Jerusalén.” No obstante, no era una ciudad irreligiosa, impía, porque Juan dice:
29

“Y no vi en ella templo, porque Jehová Dios el Todopoderoso es su templo, también lo es el Cordero. Y la ciudad no tiene necesidad de que el sol ni la luna resplandezcan sobre ella, porque la gloria de Dios la alumbró, y su lámpara era el Cordero. Y las naciones andarán por medio de su luz, y los reyes de la tierra traerán a ella su gloria. Y sus puertas absolutamente no se cerrarán de día, pues allí no existirá noche. Y traerán a ella la gloria y la honra de las naciones. Pero cualquier cosa que no sea sagrada y cualquiera que lleve a cabo lo que sea repugnante y la mentira no entrará en ella de ninguna manera; solamente entrarán los que están escritos en el rollo de la vida del Cordero.”—Revelación 21:22-27.
30

Muy en fidelidad a las circunstancias, Juan no vio ningún templo ni santuario en esta ciudad celestial, puesto que la entera ciudad simbólica es un templo en sí misma, un “lugar donde habite Dios por espíritu.” Y por eso Jehová Dios el Todopoderoso está allí mismo por espíritu, y no es necesario que los habitantes de la ciudad se acerquen a él en adoración por medio de algún edificio con algo dentro que lo represente. El templo de la ciudad es él mismo, puesto que la adoración que le dan los habitantes de la ciudad es directa. Por razones relacionadas, el Cordero Jesucristo es también el templo de la ciudad. Es el esposo de la ciudad simbólica, y está allí mismo. Es el Sumo Sacerdote de Jehová y la Piedra Angular de Fundamento del templo espiritual.—Efesios 2:19-22.
31

178

Tal como la luz Shekinah de Jehová iluminaba el Santísimo del antiguo tabernáculo y el antiguo templo, así su gloria ilumina directamente a la Nueva Jerusalén. La antigua Babilonia sobre el río Éufrates necesitaba lámparas de aceite para tener luz de noche; sin embargo, si hubiera noche alguna alrededor de la celestial Nueva Jerusalén, el Cordero de Dios sería su lámpara. Esto explica por qué “la ciudad no tiene necesidad de que el sol ni la luna resplandezcan sobre ella.” Pero hombres en la Tierra necesitarán esas luces.
32

La invisible ciudad celestial arrojará una luz espiritual sobre los habitantes de la “nueva tierra.” Una completa clarificación de la Biblia les será dada, junto con todas las reglas, leyes e instrucciones justas, iluminadoras y guiadoras que se les darán. Por eso las naciones de la Tierra, es decir, los que no son de los 144.000 israelitas espirituales, andarán en la luz espiritual que vendrá de la ciudad y verán cómo andar en el camino que lleva a vida eterna sin tropiezos. Todas las familias y naciones de la Tierra serán bendecidas así.—Génesis 12:3; 22:18.
33

Habiendo sido muertos en Har-Magedón en la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso” los reyes de este mundo, no habrá reyes nacionales, políticos, en la Tierra durante el reinado de mil años de Cristo. Por lo tanto, los “reyes de la tierra” que “traerán . . . su gloria” a la Nueva Jerusalén tienen que ser el Rey de reyes y los 144.000 vencedores del mundo que gobiernan como reyes con él por los mil años. (Revelación 5:810) Ellos no mueven hilos políticos y tratan de glorificarse como gobernantes sobre la humanidad. Traen su gloria dada por Dios a la “santa ciudad, la Nueva Jerusalén,” para magnificar a la organización real, para la alabanza de Dios y para el apoyo de su soberanía universal. (1 Corintios 15:24-28) Esta gloria celestial invisible se hará manifiesta a los habitantes de la “nueva tierra” por medio de las gloriosas condiciones que este gobierno celestial, el “nuevo cielo,” producirá en nuestra Tierra. Un Paraíso Edénico será restaurado y extendido por todo el mundo. Se mantendrán condiciones de paz y justicia en la Tierra, y toda la imperfección humana y la muerte serán eliminadas.
34

Bajo tan grandes bendiciones desde la Nueva Jerusalén, ciertamente la “gloria y la honra de las naciones” en la Tierra serán traídas a aquella celestial ciudad real. A pesar de su nacionalidad pasada, la gente con aprecio glorificará a aquel gobierno celestial y lo honrará, dándole su lealtad de corazón, alabanzas y gratitud.
35

La gloria de los gobiernos nacionales políticos actuales de la Tierra palidecerá hasta la invisibilidad y se desvanecerá de la memoria humana. La humanidad respetará a este gobierno celestial como la provisión de Dios para ellos, el reino mesiánico que él destinó para ellos. Se someterán a este gobierno con sujeción total. Tendrán la mayor confianza en ese gobierno celestial, porque saben que “cualquier cosa que no sea sagrada y cualquiera que lleve a cabo lo que sea repugnante y la mentira [como lo
36

179

hace ahora Babilonia la Grande] no entrará . . . de ninguna manera” en el reino mesiánico celestial. Solo los 144.000 fieles cuyos nombres están “escritos en el rollo de la vida del Cordero” entrarán en ella por una fiel muerte de sacrificio y una gloriosa resurrección a la vida celestial. (Revelación 3:5; 21:27) Será un gobierno santo, limpio, verídico, con el Cordero de Dios como Rey de reyes. (1 Corintios 6:9-11; Gálatas 5:19-21; 2 Pedro 1:5-11) Será el “nuevo cielo” que gobernará sobre los habitantes de la “nueva tierra,” de modo que tanto en el cielo como en la Tierra “la justicia habrá de morar.”—2 Pedro 3:13. Este es el justo nuevo orden que Jehová Dios prometió que vendría después de la caída y destrucción de Babilonia la Grande, con estas palabras de su profeta de la antigüedad: “Aquí estoy creando nuevos cielos y una nueva tierra; y las cosas anteriores no serán recordadas, ni subirán al corazón. Pero alborócense y estén gozosos para siempre en lo que estoy creando.”—Isaías 65:17, 18; 66:22.
37

[Preguntas del estudio] 1, 2. (a) ¿Qué acontecimiento es el que localiza para nosotros el tiempo en que sería instalado el nuevo y justo conjunto de cielos y tierra? ¿Cuándo sería este tiempo? (b) Desde este punto de vista, ¿qué escribe ahora Juan en Revelación 21:1-4? 3. (a) Defina el “nuevo cielo.” La “nueva tierra.” (b) ¿Cómo comenzará esta nueva tierra, y por qué entonces será completamente justa? 4. (a) ¿Qué es la “Nueva Jerusalén”? (b) ¿Por qué se le describe como “preparada como novia adornada para su esposo”? (c) ¿Como qué organización servirán para la sociedad humana justa de la “nueva tierra”? 5, 6. (a) Cuando la “Nueva Jerusalén” desciende hacia los hombres en la “nueva tierra,” ¿qué resultado hay, según el anuncio que se hace desde el trono? (b) ¿En qué sentido, pues, mora en tienda o reside Dios con los hombres? 7. ¿Por medio de quién establece Jehová residencia con los hombres, y con qué propósito? 8, 9. ¿Cómo serán borradas las lágrimas y cesará de esparcirse la muerte adámica? 10. ¿Cómo será que ‘las cosas anteriores habrán pasado’ de la prole de Adán en la Tierra? 11, 12. ¿Por qué no deben parecer demasiado buenas para ser realizables estas palabras acerca de un justo nuevo orden de cosas? 13, 14. (a) ¿Quién únicamente puede hacer “nuevas todas las cosas”? (b) ¿Por qué dice: “Han acontecido”? (c) Explique el uso y significado 180

de las palabras “Alfa” y “Omega” inmediatamente después de la expresión: “Han acontecido.” 15. ¿Cómo y aceptando qué estipulaciones puede alguien conseguir agua sostenedora de vida? 16. Según Revelación 21:7, ¿cómo únicamente puede el resto asegurarse la herencia celestial? 17, 18. (a) ¿Quiénes son los que no ‘heredan estas cosas’? ¿Por qué son destruidos, y esto con qué lección para nosotros? (b) ¿Qué distinción hay entre la muerte adámica y la muerte segunda? (c) ¿Qué simboliza el “lago de fuego”? 19, 20. (a) ¿Quién adecuadamente le mostró a Juan quién es la Novia de Cristo? (b) ¿Qué escribió Juan acerca de la Novia, la “esposa del Cordero,” en Revelación 21:9-14? 21. ¿Qué indican las doce puertas y sus inscripciones? 22. ¿Qué significado tienen los doce ángeles de guardia en estas puertas? 23, 24. (a) ¿Qué estaba inscrito en los doce fundamentos que sostienen el encumbrado muro de la ciudad? (b) ¿Quiénes fueron los apóstoles del Cordero? ¿Qué hay en cuanto a sucesores de ellos? 25, 26. (a) ¿En qué forma está construida la “Nueva Jerusalén”? (b) Descríbala, según Revelación 21:15-21. 27. Al medir la ciudad, ¿cómo aplicaron los 12.000 estadios? ¿Qué comparación existe entre la medida del muro y esto? 28. ¿Cómo se mostró que todo lo de la ciudad era precioso? 29-31. (a) ¿Por qué no vio Juan un templo en la “santa ciudad, la Nueva Jerusalén”? (b) ¿Por qué puede decirse que el Cordero es también el templo de la ciudad? 32. Explique por qué “la ciudad no tiene necesidad de que el sol ni la luna resplandezcan sobre ella.” 33. ¿Cómo arrojará luz sobre los habitantes de la “nueva tierra” la invisible ciudad celestial? 34. (a) ¿Quiénes son los “reyes de la tierra” que traerán su gloria a la Nueva Jerusalén? (b) ¿Por qué traen su gloria a la ciudad? (c) ¿Cómo se hará manifiesta esta gloria invisible, celestial, a los habitantes de la “nueva tierra”? 35. ¿Cómo se traerá a la ciudad la “gloria y la honra de las naciones” en la Tierra?

181

36, 37. (a) ¿Cómo demostrará respeto a este gobierno celestial la humanidad, y por qué? (b) ¿Cómo se cumplirán así las palabras de Isaías 65:17, 18; 66:22? [Ilustración de la página 237] Juan ve en visión el descendimiento de la Nueva Jerusalén

182

CAPÍTULO 11 INVITACIÓN PARA BEBER “AGUA DE VIDA” PRESCINDIENDO de la nacionalidad a que pertenezcan por nacimiento las personas, beneficios duraderos fluirán a los pueblos de la Tierra desde Jehová Dios por medio de la “santa ciudad, la Nueva Jerusalén.” Para ayudar a la gente necesitada a comprender este hecho y apreciarlo, al apóstol Juan se le mostró un hermoso cuadro de gran significado. Habría de darlo a conocer a otros que, a su vez, lo darían a saber a otras personas además de ellos. El mismo ángel de entre los siete ángeles que habían derramado las siete últimas plagas de la cólera de Dios le otorgó a Juan otro vistazo de la celestial “santa ciudad,” cuyo “camino ancho” era “oro puro, como vidrio transparente.” (Revelación 21:21) Con bella sencillez de expresión Juan nos cuenta lo que vio y oyó, diciendo: “Y me mostró un río de agua de vida, claro como el cristal, que fluía desde el trono de Dios y del Cordero por en medio de su camino ancho. Y de este lado del río y de aquel lado había árboles de vida que producen doce cosechas de fruto, dando sus frutos cada mes. Y las hojas de los árboles eran para la curación de las naciones.”—Revelación 22:1, 2.
2

El tener esta deleitable visión puede haber hecho que Juan recordara al profeta Ezequiel, quien, mientras todavía era un desterrado en la antigua Babilonia en 593 a. de la E.C., vio en visión una corriente de agua dadora de vida que fluía de la Casa de Jehová contemplada en visión y pasaba hasta más allá del altar de los sacrificios y seguía bajando al muy salado mar Muerto. (Ezequiel 47:1-12) Aquella corriente de agua que fluía de la casa o templo y entonces pasaba por la tierra del Israel restaurado hasta llegar al mar Muerto tiene que haber salido desde Jehová Dios, quien había entrado en el Santísimo del templo. Mucho tiempo después, en la visión que el apóstol Juan vio, él contempló la fuente del “río de agua de vida.” La fuente es el “trono de Dios y del Cordero.” Este río simbólico, por lo tanto, no pudo haber comenzado a fluir antes del fin de los Tiempos de los Gentiles en 1914. ¿Por qué? Porque fue en ese año que Jehová Dios el Todopoderoso tomó su gran poder y comenzó a gobernar como rey sobre la Tierra. Fue entonces que él por su propio derecho soberano hizo nacer su prometido reino mesiánico por medio de entronizar a su Mesías o Cristo, su amado Hijo Jesús. Así, pues, el “trono de Dios y del Cordero” fueron establecidos entonces.—Revelación 11:15 a 12:10.
3

Sin embargo, el “río de agua de vida” no comenzó a fluir entonces. Esto se puede comprender cuando recordamos que fue después de eso, durante la I Guerra Mundial, que el resto todavía en la Tierra de los 144.000 israelitas espirituales llegó a estar en cautiverio babilónico y necesitó liberación y esta liberación vino originalmente en el año 1919.
4

Además, notamos que el río de agua dadora de vida fluye “por en medio de su camino ancho,” es decir, por en medio del camino ancho de la
5

183

“santa ciudad, la Nueva Jerusalén.” La ciudad desciende del cielo desde Dios, después que “el cielo anterior y la tierra anterior habían pasado, y el mar ya no existe.” Esto sería al principio del reinado de mil años de Cristo. Entonces la santa ciudad, “la novia, la esposa del Cordero,” está allí, y su camino ancho de “oro puro, como vidrio transparente.” Entonces el “río” que sale del trono de Dios y del Cordero en esta ciudad puede fluir por en medio de su calle.—Revelación 21:1, 2, 9, 10, 21. La Palabra escrita de Dios es comparada a veces con agua. (Efesios 5:26) Pero no se equivoque en cuanto a ello: este simbólico “río de agua de vida” no es un simple río de la verdad. Algo mucho mayor que meramente el dar a la gente la verdad bíblica se representa con esto. El río simbólico representa toda la provisión que Dios hace para que la humanidad obediente y creyente tenga vida eterna por medio de Jesucristo el “Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.” Por eso es que se ve que el río fluye desde el “trono de Dios y del Cordero,” pues el Cordero que fue sacrificado está sentado a la diestra de Dios su Padre. (Juan 1:29; Salmo 110:1; Hechos 2:32-36) El que el río sea “claro como el cristal” prueba la pureza de las provisiones de Dios, que están libres de toda contaminación mortífera. Esto significa más que la simple pureza de la verdad de Dios. Esas provisiones incluyen el sacrificio de rescate del Cordero Jesucristo y dar él a la humanidad pecaminosa los beneficios de su sacrificio como el Sumo Sacerdote de Jehová semejante a Melquisedec. Por todo el reinado de mil años de Cristo los hombres, incluso los que sean resucitados de entre los muertos, tienen que beber del “río de agua de vida.”
6

Los 144.000 miembros de la “novia, la esposa del Cordero,” sirven como sacerdotes de Dios y de Cristo y reinan con Cristo su Novio por mil años. De este modo se les da una participación feliz en extender los beneficios del sacrificio de su Novio Sumo Sacerdote al mundo moribundo de la humanidad. Esto está correctamente ilustrado por el hecho de que el “río de agua de vida” fluye en un conducto, es decir, por en medio del camino ancho de oro de la santa ciudad, siendo la ciudad la esposa del Cordero. Armoniza con esto el hecho de que son una “casa espiritual,” “templo santo para Jehová,” “lugar donde habite Dios por espíritu.” (1 Pedro 2:5; Efesios 2:21, 22) Son parte de la Descendencia de la “mujer” de Dios, parte de la “descendencia de Abrahán,” por medio de la cual todas las familias y naciones se bendecirán. (Gálatas 3:8, 16, 29; Génesis 22:17, 18) Por eso, para comunicar sus bendiciones de vida a la humanidad, Dios no usa un conducto mezquino y barato, sino un “camino ancho” de “oro puro, como vidrio transparente.”
7

Además de agua clara como el cristal para apagar la sed, tiene que haber alimento que sostenga la vida. Ese alimento se suministra por medio de la “santa ciudad,” porque en cada orilla del río que fluye por en medio de su “camino ancho” hay “árboles de vida que producen doce cosechas de fruto.” A cualquier lado del río la gente no solo podría inclinarse para
8

184

beber del agua, sino también estirar los brazos para tomar del fruto sostenedor de la vida. Las clases de frutos, la variedad de árboles, puede haber sido de más de doce. Ahora bien, sin importar lo extensa que fuera la variedad que hubiera de árboles frutales, todos y cada uno de los árboles producía doce cosechas de fruto, una nueva cosecha cada uno de los doce meses del año. Durante todo el año producían fruto, de modo que no había peligro de que nadie se muriera de hambre. Estos árboles son regados por el “río.” Estos árboles fructíferos representan una parte de la provisión de Dios para la vida eterna de la humanidad creyente y obediente. Pero posiblemente representan además a los 144.000 miembros de la esposa del Cordero, que también beben de las provisiones de Dios para vida por medio de Jesucristo. (Revelación 21:6) En la profecía de Isaías, que Jesús citó, acerca del ungimiento con el espíritu de Dios, a los 144.000 se les asemeja a “árboles grandes de justicia, el plantío de Jehová.” (Isaías 61:13) Ya en la Tierra son la nación espiritual a la cual se le da el reino de Dios; son la ‘nación que produce sus frutos.’ (Mateo 21:43) En todas las estaciones, en todos los meses del año, el resto de ellos produce y ofrece hoy a la humanidad los frutos del reino de Dios al predicar y enseñar las buenas nuevas del nacimiento de éste en el cielo. Así los del resto muestran que son dignos de participar, después de la muerte, en el cumplimiento celestial de esta visión de árboles.
9

A menudo hojas de plantas han sido la fuente de medicinas para curar y sanar a la gente. Además de agua y alimento, la gente enferma quiere curación y ser restaurada a buena salud. Los “árboles de vida,” que son el plantío de Jehová, suministrarán las hojas “para la curación de las naciones,” es decir, las naciones o pueblos de varias nacionalidades que quieran andar por medio de la luz de la “santa ciudad, la Nueva Jerusalén.” (Revelación 21:23, 24) Bajo esos árboles, pues, la humanidad no necesitará a los doctores de medicina ni psicoterapeutas de hoy día; más bien, estos “árboles de vida” celestiales suministrarán la curación espiritual y corporal necesitada que la humanidad moribunda precisará. No solo los sobrevivientes terrestres de la batalla de Har-Magedón, sino también todos los hombres que son resucitados de entre los muertos tienen que participar de los beneficios de estos simbólicos “árboles de vida.”
10

Además de todo eso, los “árboles de vida” a ambos lados del “río de agua de vida” se les harán muy reales a los habitantes de la “nueva tierra,” porque el Paraíso será restaurado literalmente aquí en la Tierra. (Lucas 23:43) Alrededor de todo el globo terráqueo se extenderá este deleitable Paraíso, con árboles fructíferos, aguas puras. ¡Qué paz, salud, felicidad y amor habrá allí!
11

La “santa ciudad, la Nueva Jerusalén,” será un gobierno celestial de bendición para las gentes de todas las naciones. Diferente de Babilonia la
12

185

Grande, no será una ciudad maldita, ni una ciudad bajo la maldición de Dios y por lo tanto no será una maldición para la humanidad. (Zacarías 14:11) Todos los que leen la Revelación a Juan pueden estar seguros de eso, porque él escribe: “Y ya no habrá ninguna maldición. Pero el trono de Dios y del Cordero estará en la ciudad, y sus esclavos le rendirán servicio sagrado; y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes. Además, ya no existirá noche, y no tienen necesidad de luz de lámpara ni tienen luz del sol, porque Jehová Dios arrojará luz sobre ellos, y gobernarán como reyes para siempre jamás.”—Revelación 22:3-5.
13

Esta “santa ciudad,” este gobierno celestial, será tan fructífero, tan productivo de buenas obras y buenos resultados en el servicio de Dios, que nunca llegará a estar bajo Su maldición, como terreno que ha sido bendecido con lluvia desde el cielo y sin embargo produce espinas y abrojos. (Hebreos 6:7, 8) Será tan santa, justa y pura que “el trono de Dios y del Cordero estará en” ella. El trono de Dios solo podría estar donde se hallan la justicia y el juicio. (Salmo 89:14) La presencia del trono de Dios en la “santa ciudad, la Nueva Jerusalén,” asegurará el que los “nuevos cielos” serán justos, plenamente aprobados por Dios. Será la ciudad del “trono de Jehová” en un sentido más verdadero de lo que lo fue la antigua Jerusalén terrestre.—1 Crónicas 29:23; Mateo 5:34, 35.
14

Los miembros de ese gobierno celestial serán esclavos de Dios, no esclavos del Diablo. Al efectuar las operaciones de este gobierno sobre la humanidad rendirán servicio sagrado a Dios, para agradarle. Como los esclavos terrestres de los días del apóstol Juan, tendrán el nombre de Dios en sus frentes. Es decir, será claramente manifiesto que son la propiedad especial comprada de Dios, sus esclavos devotos. Realmente verán su rostro, un hecho que revela que son de corazón puro. (Mateo 5:8) Estos son los privilegios especiales de los 144.000, que están de pie con el Cordero Jesucristo sobre el monte Sion celestial.—Revelación 14:1-5.
15

Como clase celestial, no necesitarán la iluminación que necesita nuestra Tierra, luz de lámparas de noche y luz solar de día, porque “Jehová Dios arrojará luz sobre ellos,” y él es todo luz, sin oscuridad alguna. (1 Juan 1:5-7) La gobernación de ellos como reyes en el cielo no terminará al terminar el reinado de mil años de Cristo, sino que “gobernarán como reyes para siempre jamás.” Con Jesucristo el Hijo de Dios continuarán siendo la organización capital del universo de Dios para siempre.
16

Todas esas palabras de la Revelación a Juan crean maravillosas esperanzas que sencillamente apabullan nuestra imaginación; y sin embargo esas palabras son ciertas y absolutamente confiables, porque vienen de una fuente confiable. Para fortalecer nuestra fe en esto, Juan escribe:
17

186

“Y me dijo: ‘Estas palabras son fieles y verdaderas; sí, Jehová el Dios de las expresiones inspiradas de los profetas envió a su ángel para mostrar a sus esclavos las cosas que tienen que efectuarse dentro de poco. Y, ¡mira! vengo pronto. Feliz es cualquiera que observa las palabras de la profecía de este rollo.’”—Revelación 22:6, 7.
18

En vista de esto, el solo hecho de que un ángel le entregara la revelación a Juan no disminuye ni debilita la veracidad de la revelación. El mismo Dios, Jehová, que inspiró las expresiones proféticas que hicieron y escribieron en la Biblia los profetas hebreos y cristianos, inspiró también la revelación a Juan. Es este Dios quien envió a su ángel, y el propósito de esto fue mantener a los esclavos de Dios informados de antemano, “mostrar a sus esclavos las cosas que tienen que efectuarse dentro de poco.” Por lo tanto no existe excusa para que sus esclavos no sepan lo que deberían estar haciendo en el futuro. Saben qué esperar, porque tienen la revelación para consultarla y estudiarla.
19

Una de las cosas que esperar y por la cual estar vigilando es la venida del Señor Jesucristo, porque Dios le dio a él la revelación para que la pasara a Juan por medio del ángel. (Revelación 1:1) Esta venida es evidentemente la última mencionada anteriormente, su ‘venida como ladrón,’ según se menciona en Revelación 16:15 con relación a la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso,” con la cual está conectado HarMagedón. En su venida el resultado de las cosas será feliz para uno si ahora tiene presente las cosas que se dan en la revelación y las observa y actúa en armonía con ellas. Entonces no se equivocará. El rollo de la revelación le será una guía segura, porque las palabras escritas en el rollo son de hecho una profecía, “las palabras de la profecía de este rollo.”
20

El observarla conduce a la sexta felicidad que se menciona en Revelación. Es muy parecida a la primera felicidad expresada al principio: “Feliz es el que lee en voz alta y los que oyen las palabras de esta profecía, y que observan las cosas escritas en ella; porque el tiempo señalado está cerca.”—Revelación 1:3; 22:7.
21

LA IMPORTANCIA DE OBSERVAR LA REVELACIÓN Es una magnífica experiencia para nosotros hoy día leer la Revelación a Juan con un entendimiento al día de ella. ¡Pero qué maravilloso debe haber sido para Juan verla en visión hace diecinueve siglos! Él nos dice cómo se sintió, diciendo: “Pues, yo Juan fui el que oyó y vio estas cosas. Y cuando hube oído y visto, caí para adorar delante de los pies del ángel que me había estado mostrando estas cosas. Pero me dice: ‘¡Ten cuidado! ¡No hagas eso! Yo simplemente soy coesclavo tuyo y de tus hermanos que son profetas y de los que están observando las palabras de este rollo. Adora a Dios.’”—Revelación 22:8, 9.
22

Una vez más Juan, vencido por la emoción, tuvo que recibir advertencia para no perder su equilibrio espiritual y caer y adorar delante
23

187

de alguien que no era Jehová Dios. (Revelación 19:10) No es lo correcto el que compañeros esclavos adoren a cualquiera de ellos mismos. Ninguno de ellos es nada más que un esclavo de Jehová, quien es Dios. ¡Qué notable que hasta los ángeles se consideran esclavos de Dios y hablan de sí mismos en ese sentido! Si cualquiera de éstos pasaba una revelación con naturaleza de profecía, no había de ser adorado por rendir este servicio, sin importar lo privilegiado que fuera al hacerlo. Después de eso era el deber de Juan y de los que son los hermanos espirituales de Juan pasar adelante la revelación profética a otros más. De esta manera los hermanos espirituales de Juan hoy sirven de profetas. (Joel 2:28, 29) Al mismo tiempo tienen que observar las palabras del rollo profético, la Revelación, y tienen que ponerse en armonía con él. ¡Esto tiene que hacerse ahora, sin tardanza! Evidentemente en este momento habla Jesucristo, a quien Dios dio originalmente la Revelación. Con referencia a él, Juan escribe: “También me dice: ‘No selles las palabras de la profecía de este rollo, porque el tiempo señalado está cerca. El que está haciendo injusticia, haga injusticia todavía; y el sucio sea ensuciado todavía; pero el justo haga justicia todavía, y el santo sea hecho santo todavía.’”—Revelación 22:10, 11.
24

Los testigos cristianos de Jehová del día moderno han obedecido prontamente este mandato de no ‘sellar las palabras de la profecía de este rollo.’ En el mismo primer número, el de julio de 1879, de su revista oficial, entonces conocida como Zion’s Watch Tower and Herald of Christ’s Presence, y en el artículo principal intitulado “Why Will There Be a Second Advent?” (¿Por qué habrá un segundo advenimiento?) comentaron sobre Revelación 22:20; 20:2, 6; 3:21; 20:4; 11:15, 18, 16; 21:1-10, y 22:17.
25

En todas sus publicaciones desde entonces han citado abundantemente y ofrecido explicación de este último libro de la Biblia. En el año 1917 la Sociedad Watch Tower Bible and Tract publicó el libro intitulado “The Finished Mystery” (El misterio terminado), que fue su primer comentario sobre todo el libro de Revelación. Aunque ese libro fue proscrito por gobiernos gentiles durante el último año de la I Guerra Mundial, los testigos de Jehová rehusaron ‘sellar las palabras de la profecía de este rollo.’ En el año 1930 la misma Sociedad publicó el libro intitulado “Luz,” en dos tomos, que fue una explicación más al día de toda la Revelación a Juan. Centenares de miles de ejemplares de este libro recibieron circulación en varios idiomas. Y después la primera impresión de este nuevo libro, “¡Babilonia la grande ha caído!” ¡El reino de Dios domina!, se fijó para un millón de ejemplares (en inglés), y fue presentado a los lectores de todo el mundo en la Asamblea Alrededor del Mundo de los Testigos de Jehová “Buenas Nuevas Eternas,” una serie de veinticuatro asambleas internacionales que comenzó el 30 de junio de 1963, en Milwaukee, Wisconsin, y continuó hacia el este alrededor del globo
26

188

terráqueo y concluyó en Pasadena, California, E.U.A., el 1-8 de septiembre de 1963.—Vea La Atalaya del 1 de julio de 1963, páginas 406-408. Los mandatos al que está haciendo injusticia y al sucio no son exhortaciones urgentes a ellos para que se arrepientan y dejen su injusticia y suciedad. Más bien, el pensamiento que hay en estos mandatos parece ser éste: Que el injusto siga haciendo lo injusto y que el sucio quede sucio o se haga más sucio, si quieren; pero que sepan que tendrán su debida recompensa por este proceder, a más tardar cuando el Señor Jesús venga para pelear la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso.”
27

La persona que ahora es justa a la vista de Dios debe seguir practicando la justicia. El que es santo como esclavo de Dios debe continuar siendo hecho santo. Si no es así, perderán todo el crédito que han edificado por su justicia y santidad anterior. Pero si siguen adelante en justicia y santidad, al fin habrán acumulado crédito con Dios y serán abundantemente recompensados por eso. ¡Qué advertencia y estímulo!— Ezequiel 18:5-9, 24.
28

Jesucristo como Juez meramente ejecuta los juicios del Juez Altísimo, Jehová Dios el Todopoderoso, “el Juez de todos.” Jehová Dios es el Tribunal de instancia final, y no hay apelación de sus decisiones judiciales. Es el Alfa y la Omega, hablando figuradamente. (Revelación 1:8) Por eso en Malaquías 3:1-5 es principalmente de su venida “súbitamente” al templo para obra de juicio de lo que se habla proféticamente. La “guerra del gran día” que tan cerca está es la guerra de Dios el Todopoderoso para ejecutar juicio en sus enemigos. Por eso ahora, cuando es su ocasión, él habla como la Fuente y el Dador de la revelación. He aquí las palabras de Dios que oyó el apóstol Juan:
29

“¡Mira! Vengo pronto, y el galardón que doy está conmigo, para rendir a cada uno según sea su obra. Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin. Felices son los que lavan sus ropas largas, para que sea suya la autoridad de ir a los árboles de la vida y para que consigan entrada a la ciudad por sus puertas. Afuera están los perros y los que practican espiritismo y los fornicadores y los asesinos y los idólatras y todo aquel a quien le gusta la mentira y la lleva a cabo.”—Revelación 22:12-15.
30

Dios “viene a ser remunerador de los que le buscan encarecidamente.” (Hebreos 11:6) Después que él toma su poder como el Todopoderoso y comienza a gobernar como rey, llega el tiempo en que recompensa a sus esclavos los profetas, y los santos y los que temen su nombre, y “para causar la ruina de los que están arruinando la tierra.”— Revelación 11:17, 18.
31

Él es justo y rinde a cada uno solo según lo que la obra de éste es. Por lo tanto se nos hace aconsejable examinar lo que son nuestras obras y
32

189

no depender meramente de lo que afirmamos creer o lo que decimos que somos. Nuestras obras probarán lo que realmente somos, y en la Revelación Dios nos muestra claramente lo que deben ser nuestras obras. Podemos engañarnos. No podemos engañar a Dios como Juez Final. Debemos adorarlo y servirle como Dios. Antes de él no había ningún Dios Todopoderoso, y nadie ha podido establecerse como Dios Todopoderoso después de él. Desde lo primero hasta lo último él es el mismo Dios Todopoderoso, cuyo nombre es Jehová. Ochocientos años antes que Juan escribiera Revelación 22:12, otro profeta había escrito: “Esto es lo que ha dicho Jehová, el Rey de Israel y el Recomprador de él, Jehová de los ejércitos: ‘Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay Dios. ¿Y quién hay como yo?’” (Isaías 44:6, 7) “A ningún otro daré yo mi propia gloria. Escúchame, oh Jacob, y tú Israel mi llamado. Yo soy el Mismo. Yo soy el primero. Además, soy el último.” (Isaías 48:11, 12; 41:4) En la controversia en cuanto a deidad, él es “el principio y el fin”; y a esta controversia que comenzó en cuanto a Su deidad él le pondrá fin probando a todos los que quisieran ser rivales que son dioses falsos. Él es el Final, el Juez Final, del cual esperar una recompensa o retribución tal como la merecemos.
33

Como Juez y Remunerador, Jehová Dios pronuncia felices a los 144.000 que aceptan al Cordero de Dios como el sacrificio expiador por ellos y que, por fe, “lavan sus ropas largas” en su sangre, para aparecer libres de pecado a la vista de Dios. (Revelación 1:5; 1 Juan 1:7) Estos son los fieles vencedores a quienes se otorga “comer del árbol [o, árboles] de la vida, que está en el paraíso de Dios.” (Revelación 2:7) Esto se les otorga por una resurrección de entre los muertos, no en la carne, sino en el espíritu, para que disfruten de vida inmortal con Dios mismo. (1 Corintios 15:44, 52-54) El que a ellos se les otorgue el privilegio de comer de los árboles de vida en el simbólico Paraíso celestial de Dios denota que se les da el derecho y título a disfrutar de vida inmortal para siempre en el celestial “paraíso de Dios.” En contraste con esto, en el caso de Adán y Eva éstos fueron echados de su Paraíso terrestre, para que no comieran de su “árbol de la vida” y vivieran para siempre en el Paraíso.—Génesis 3:22-24.
34

Los 144.000 “felices” demuestran que son israelitas espirituales. Por su resurrección como criaturas espíritus inmortales obtienen entrada en la “santa ciudad, la Nueva Jerusalén,” por medio de las doce puertas perlinas sobre las cuales están inscritos los nombres de las “doce tribus de los hijos de Israel.” Los “doce ángeles” de guardia en esas puertas reconocen a estos 144.000 fieles israelitas espirituales y les permiten entrar en la ciudad dorada. (Revelación 21:12, 13, 18) ¡Qué feliz galardón reciben de Jehová Dios!
35

Esos guardas angélicos saben a quiénes mantener fuera de las doce puertas. Fuera se mantiene a la gente que es como perros comedores de basura de las calles, que practican homosexualidad, sodomía, lesbianismo,
36

190

depravación, crueldad (Deuteronomio 23:18; Salmo 22:16, 20; Mateo 7:6; Filipenses 3:2); también los espiritistas que se comunican con los demonios; las adúlteras y las rameras y los hombres que cometen inmoralidad sexual con ellas; los asesinos y los odiadores, cuyo odio es equivalente a asesinato de hecho; los que idolatran a la simbólica “bestia salvaje” y su “imagen” y estatuas religiosas y otras cosas materiales o hasta personalidades humanas; y los mentirosos, cualquiera que prefiere las mentiras a la verdad y que lleva a cabo la mentira o un sistema edificado sobre mentiras. A todos éstos se les mantiene fuera de la “santa ciudad, la Nueva Jerusalén,” y son arrojados al simbólico “lago que arde con fuego y azufre,” es decir, “la muerte segunda.” (Revelación 21:8) Esta es la recompensa o retribución que reciben de Jehová Dios según sus obras en la Tierra. Así Dios mantiene limpio y respetable su gobierno celestial. A nosotros los lectores nos ha dado testimonio acerca de estas cosas de tan grande importancia Jesucristo, el “testigo fiel y verdadero” a quien Jehová dio la revelación. (Revelación 1:5; 3:14; Isaías 55:3, 4) Como tal testigo actuó y le dijo lo siguiente a su apóstol Juan: “Yo, Jesús, envié a mi ángel para darles testimonio a ustedes de estas cosas para las congregaciones. Yo soy la raíz y la prole de David, y la brillante estrella de la mañana.”—Revelación 22:16.
37

Jesucristo fue prole terrestre del antiguo rey David de Jerusalén. Puesto que era el más importante descendiente del rey David, dice que es también “la raíz” de David. La genealogía desde Abrahán a través de David realmente termina con Jesús. La razón subyacente por la cual se dio existencia a la casa de David fue producir el Mesías. También, la razón que tuvo Dios para hacer el pacto eterno con David para un reino eterno fue para que Jesucristo llegara a ser el heredero permanente de David, el que sería eterno en el pacto del Reino. En realidad, por lo tanto, Jesús era la “raíz” de David.
38

Como el que tiene el Reino para siempre, Jesús es, figuradamente, “la brillante estrella de la mañana,” el que fue predicho en Números 24:17. En 607 a. de la E.C. el ambicioso rey de la antigua Babilonia pensó que había levantado permanentemente su propio trono material sobre las reales “estrellas de Dios” de la línea del rey David. Pero ni la antigua Babilonia ni su correspondencia moderna, Babilonia la Grande, evitaron que Dios hiciera que esta “brillante estrella de la mañana,” Jesucristo, surgiera de la casa de David y se sentara sobre un trono infinitamente más alto que el del poderoso rey Nabucodonosor de la antigua Babilonia. (Isaías 14:4, 12, 13) El trono en el cual planea sentarse como reina para siempre Babilonia la Grande tiene que caer, ser derribado. Jesús, la Prole de David, tiene que reinar para siempre. A sus fieles 144.000 da el galardón de estar asociados con él, “la estrella de la mañana,” en el Reino, para reflejar su gloriosa brillantez.—Revelación 18:7; 2:26-28.
39

191

GRATIS A TODOS LOS SEDIENTOS Ahora se asocia con el resto todavía en la Tierra de los 144.000 herederos del Reino una “grande muchedumbre” de personas cuyos ojos han sido abiertos para ver la salida de la “brillante estrella de la mañana.” Lo aclaman y reconocen su gobernación de rey. Aun ahora él llega a ser el Rey Pastor de ellos. Acerca de estas “otras ovejas,” Revelación 7:9-17 dice: “El Cordero, que está en medio del trono, los pastoreará y los guiará a fuentes de aguas de vida. Y Dios limpiará toda lágrima de sus ojos.” (Juan 10:16) Su Rey Pastor ahora los está invitando a estas “fuentes de aguas de vida,” y lo está haciendo por medio de su clase de la Novia. Acerca de esto Juan escribe:
40

“Y el espíritu y la novia siguen diciendo: ‘¡Ven!’ Y cualquiera que oye diga: ‘¡Ven!’ Y cualquiera que tenga sed venga; cualquiera que desee tome del agua de vida gratis.”—Revelación 22:17.
41

Esta invitación ha estado saliendo a estas “otras ovejas” desde 1931, el año en que el resto de los 144.000 en la Tierra abrazó el nombre bíblico de “testigos de Jehová” y comenzó a verse la obra de poner una “marca en las frentes” de las “otras ovejas.” (Ezequiel 9:4-6) Es verdad que ya el 24 de febrero de 1918 comenzó a predicarse un mensaje en que se daba consideración particular a las “otras ovejas,” a saber, el discurso público intitulado “Millones que ahora viven no morirán jamás.” Este ofrecía una esperanza de sobrevivir la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso” y de tener después de eso vida eterna en la Tierra hecha un Paraíso bajo el reino mesiánico de Dios. Pero este mensaje no mostró definitivamente el camino de entrada a este privilegio de supervivencia, excepto por justicia en general. No obstante, desde 1934 en adelante el resto ungido señaló claramente que estas “otras ovejas” ahora debían dedicarse plenamente a Dios y simbolizar su dedicación por bautismo en agua y entonces llegar a ser compañeros testigos de Jehová junto con su resto.—Vea The Watchtower and Herald of Christ’s Presence del 15 de agosto de 1934, páginas 249, 250, párrafos 31-34 (La Torre del Vigía, enero de 1935, página 12, párrafos 31-34).
42

Así, ahora había una invitación definitiva que había de extenderse para recoger a estas sedientas “otras ovejas” en el “un solo rebaño” bajo el “un solo pastor,” Jesucristo. Esa invitación de venir fue expresada por medio del resto de la clase de la Novia. El decir ellos “¡Ven!” estaba en armonía con el espíritu de Dios. Dios no le dijo al resto audiblemente a sus oídos naturales que dijeran “¡Ven!” No, sino que por medio de su espíritu al hacer entender el significado de las profecías de su Palabra escrita hizo que el resto de la clase de la Novia extendiera la invitación. Las profecías sobre las cuales estaba basada la invitación de ellos habían sido inspiradas por el espíritu de Dios. Por eso, eran en realidad el espíritu de Dios, así como la Novia de Cristo, los que estaba diciendo a la “grande muchedumbre” de personas con cualidades de oveja: “¡Ven!” (Revelación
43

192

19:10) Mientras que la religiosa Babilonia la Grande ha hecho que todos los habitantes de la Tierra estén “emborrachados con el vino de su fornicación,” la Novia virgen de Cristo invita a toda la humanidad a venir y beber del “agua de vida.” ¡Qué grandioso privilegio tiene ella! Hasta este día el espíritu y la Novia representada por el resto “siguen diciendo: ‘¡Ven!’” Las “otras ovejas” que sí vienen y comienzan a beber de las provisiones de Dios para adquirir vida eterna por medio del Cordero de Dios reciben entrenamiento de parte del resto espiritual para llegar a ser ministros de la Palabra de Dios. El resto les dice a estas “otras ovejas” que inviten a otros más a venir. “El agua de vida,” que en su sentido pleno abarca más que solo un entendimiento de la verdad de la Biblia, no es cosa que ellos hayan de guardarse para sí mismos, sino que tienen que obedecer el mandato procedente del “espíritu y la novia,” a saber: “Y cualquiera que oye diga: ‘¡Ven!’” Todos los que satisfagan su sed tienen que hacer circular la invitación. ¡Tienen que extenderla a toda persona prescindiendo de raza, nacionalidad, color, idioma o religión actual, a todo el mundo en todas partes! En este mismo año de publicarse este libro más de 1.500.000 personas obedientes en toda la Tierra están extendiendo amorosamente la invitación, habiendo informado 1.590.793 en 1971.
44

Diferente de lo que sucede con el agua natural en muchos lugares secos hoy día, el “agua de vida” no se puede vender y no puede ser hecha un medio de ganancia comercial por las personas que extienden la invitación. La Palabra de Dios prohíbe esto, diciendo: “Y cualquiera que tenga sed venga; cualquiera que desee tome del agua de vida gratis.” (Revelación 22:17) Por lo tanto, los testigos cristianos de Jehová del día moderno no comercializan el mensaje del Reino. De lo que hay disponible del “agua de vida” en la actualidad, de esto los testigos de Jehová invitan y ayudan a todas las personas a participar, ¡gratis!
45

Ahora tenemos una responsabilidad de hacer más que solo mantener “las palabras de la profecía de este rollo” sin sellar para todas las personas sedientas semejantes a oveja. (Revelación 22:10) Además de eso, no debemos esconder o retener ninguna parte de ella ni añadir nada a ella para ablandarla o para contrapesar cosas que dice o para embotar su claridad y agudeza. La “profecía de este rollo” debe ser tratada como todo el libro de Moisés. (Deuteronomio 4:1, 2; 12:32; Proverbios 30:5, 6) En fidelidad a esta regla de acción, el Revelador Jesucristo le dice a Juan:
46

“Estoy dando testimonio a todo el que oye las palabras de la profecía de este rollo: Si alguien hace una añadidura a estas cosas, Dios le añadirá a él las plagas que están escritas en este rollo; y si alguien quita algo de las palabras del rollo de esta profecía, Dios le quitará su porción de los árboles de la vida y de la santa ciudad, cosas de las cuales está escrito en este rollo.”—Revelación 22:18, 19.
47

193

Esta es una advertencia severa a las congregaciones de los miembros de la Novia de Cristo, para los cuales fue principalmente escrita la Revelación. (Revelación 1:4, 5, 19, 20; 2:1, 8, 12, 18; 3:1, 7, 14) Por eso las figuras retóricas o símbolos que se usan en esta advertencia aplican a ellos y no a las “otras ovejas.” Por lo tanto hoy día el resto de la Novia de Cristo en la Tierra se esfuerza fielmente por no quitar nada de las “palabras de la profecía de este rollo,” que contiene la Revelación al apóstol Juan, y evitan toda añadidura a él. No quieren sufrir desilusión en cuanto a su gloriosa esperanza celestial; no quieren que se les quite la porción que esperan de los “árboles de la vida” que están “en el paraíso de Dios” ni que los saquen “de la santa ciudad,” la celestial Nueva Jerusalén. Sobre todo, desean que Dios sea hallado veraz en todo lo que dice, para que sea declarado justo, justificado, vindicado, pero que los hombres resulten mentirosos. (Revelación 22:15; Romanos 3:4) Y la “grande muchedumbre” de sus compañeros semejantes a oveja tienen la misma actitud fiel hacia la Palabra Santa de Dios en su totalidad. Por esta fidelidad la porción deleitable que Dios les ha prometido en la Tierra Paradisíaca no les será quitada.
48

Las palabras siguientes y finales del Señor Jesucristo al apóstol Juan hace mil novecientos años son especialmente oportunas hoy, cuando “el tiempo señalado está cerca.” También es oportuna la respuesta de Juan. El registro sobre esto dice: “El que da testimonio de estas cosas dice: ‘Sí; vengo pronto.’” “¡Amén! Ven, Señor Jesús.”—Revelación 22:20, 10.
49

Así por la quinta vez en la Revelación que Jehová Dios le dio a él para entregarla al apóstol Juan, Jesucristo el Señor de señores dice que viene pronto. Acompaña a Jehová Dios, quien también dice: “Vengo pronto.” (Revelación 2:5, 16; 3:11; 22:7, 20 y 12) Aquí el énfasis está en la palabra “pronto”; y, con relación a la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso,” el Señor Jesucristo advierte que viene “como ladrón.” (Revelación 16:15) Sea que nos preparemos individualmente o no, él no puede menos que venir, y venir “pronto” y “como ladrón.”
50

Ciertamente ahora no es tiempo para que estemos espiritualmente dormidos, o hasta amodorrados o indiferentes; de seguro el que estuviéramos en esa condición significaría calamidad para nosotros. Tenemos que tener presente que “el que da testimonio de estas cosas” es quien dice en Revelación 22:20: “Sí; vengo pronto.” Esto significa que las cosas de las cuales ha dado testimonio en la Revelación también acontecerán “pronto,” porque él tiene la responsabilidad de encargarse de que así sea. Eso significa que, en tiempo pronto ya, la religiosa “gran ramera,” Babilonia la Grande, será destruida, ante cual acontecimiento nosotros los testigos favorecidos de él gritaremos gozosamente: “¡Aleluya! porque Jehová nuestro Dios, el Todopoderoso, ha empezado a gobernar como rey.”—Revelación 19:1-6, margen de NW, edición de 1950.
51

194

¿Podemos pedir con el apóstol Juan lo que él pide en su oración? Cuando amamos a alguien, ¿no deseamos intensamente su venida, y pensamos en ella, y estamos alerta y nos mantenemos vigilantes en cuanto a ella? Nuestros corazones responden: ¡Sí! Por eso, cuando pensamos en todas las cosas que revela la maravillosa Revelación, las cuales el Rey de reyes y Señor de señores hará que acontezcan en su venida, ¿no estamos nosotros, como Juan, deseosos de su venida? ¿No nos alegramos de que haya de ser pronto? ¿No la amamos tanto que anhelamos que se efectúe pronto? Muy sinceramente, ¡sí! Y muy de corazón nosotros, que estamos ahora mil novecientos años más cerca de su venida prometida, podemos decir en oración junto con el anciano apóstol Juan: “¡Amén! Ven, Señor Jesús.” En vista de eso, en armonía con esta solicitud, amorosamente querremos hacer las cosas que la Revelación que él le transmitió a Juan para nosotros dice que tenemos que hacer hasta que él venga.
52

¡Qué favorecidos son los que hacen eso hoy! En vez de sufrir las siete plagas de la cólera de Dios que se derraman sobre Babilonia la Grande, están disfrutando de la expresión de la aprobación y buena voluntad de Dios para con ellos por medio de Jesucristo. Verdaderamente la oración apostólica de hace mucho tiempo ha sido cumplida para con nosotros. A favor nuestro hoy, es decir, a favor del resto de los 144.000 “santos” y ciertamente también a favor de la “grande muchedumbre” de siervos del templo asociados con el resto, el apóstol Juan ha orado, en las palabras de cierre del rollo profético, como sigue: “Que la bondad inmerecida del Señor Jesucristo sea con los santos.” (Revelación 22:21) ¡Qué expresión de su bondad inmerecida ha sido el que Jesús hiciera entendible para nosotros tanta de esta gloriosa revelación procedente de Jehová Dios! A condición de que continuemos sirviendo y obedeciendo al Señor Jesús mientras esperamos su anhelada venida, su bondad inmerecida permanecerá con nosotros. Coronará nuestra vida con todas las felicidades que Dios tiene en reserva para todos sus fieles. Por eso digamos, en cumplimiento de Mateo 24:14, las gloriosas nuevas: ¡El reino de Dios domina!
53

[Nota] Después de comentar sobre Revelación 22:5, el difunto Dr. Archibald T. Robertson, erudito en griego, dice: “Ahora Juan da las expresiones de despedida de algunos de los que hablan, y no está siempre claro quién habla.”—Página 481 del tomo 6 de Word Pictures in the New Testament, edición de 1933. La Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras se esfuerza por mostrar el cambio entre los que hablan por medio de división adecuada en párrafos en la cual se ha dado consideración debida al contexto y a la persona a quien se refiere lo que se dice. [Preguntas del estudio]

195

1, 2. (a) ¿Por medio de qué fluirán beneficios duraderos a los habitantes de la Tierra? (b) Para ayudarnos a apreciar este hecho, ¿qué se le mostró a Juan, y quién se lo mostró? (c) ¿Qué vio Juan, según Revelación 22:1, 2? 3. (a) El tener esta visión, ¿qué puede haber hecho que Juan recordara? (b) ¿Por qué no pudo haber comenzado a fluir antes del fin de los Tiempos de los Gentiles en 1914 el río simbólico de la visión de Juan? 4. En realidad, ¿comenzó a fluir entonces el “río de agua de vida”? ¿Por qué responde usted así? 5. ¿Cuándo fluye “por en medio de su camino ancho” el río? 6. (a) ¿Qué representa este “río”? (b) ¿De qué manera es “claro como el cristal”? (c) ¿Por cuánto tiempo tienen que beber de este río los hombres? 7. (a) ¿Qué tiene de significativo el que el “río de agua de vida” fluya en un conducto? (b) El hecho de que el conducto sea ancho y de oro puro muestra ¿qué? 8. (a) Simbólicamente, ¿cómo se suministra alimento sostenedor de la vida? (b) ¿Por qué no hay peligro de que nadie se muera de hambre? 9. (a) ¿Qué otra cosa quizás representan esos árboles fructíferos? (b) ¿Cómo suministra apoyo a esto la profecía de Isaías? (c) ¿Cómo prueban los del resto que son dignos de participar, después de la muerte, en el cumplimiento celestial de la visión de árboles? 10. (a) ¿Qué se emplea para curar a las naciones, y con qué beneficios? (b) ¿Quiénes de todos los que están en la Tierra necesitan esos beneficios? 11. ¿Qué hará que esos árboles simbólicos sean algo más real para los habitantes de la Tierra? 12, 13. ¿Qué condición de la “santa ciudad, la Nueva Jerusalén,” hará seguro que será un gobierno celestial de bendición para gente de todas las naciones? 14. (a) ¿Por qué no habrá maldición sobre la “santa ciudad”? (b) ¿Los tronos de quiénes allí nos aseguran de qué cualidad en cuanto a la ciudad? 15. ¿Cuáles son los 144.000 esclavos? privilegios celestiales especiales de los

16. ¿Qué iluminación tendrán? ¿Terminará la gobernación de ellos como reyes al terminar el reinado de mil años de Cristo? Explique.

196

17, 18. ¿Qué seguridad tenemos de que todas las palabras de la Revelación a Juan son ciertas y confiables? 19. (a) ¿Disminuye de alguna manera la veracidad de la revelación el hecho de que haya sido entregada por un ángel? Explique. (b) ¿Por qué no hay excusa para que los esclavos de Jehová no sepan lo que deben hacer en el futuro? 20, 21. (a) ¿Qué ‘venida’ deben esperar ahora los cristianos con vigilancia? (b) ¿De qué manera puede haber un resultado feliz para cualquier persona al acontecer esta venida? (c) ¿A qué experiencia conducirá el observar las palabras de este rollo? 22. ¿Cómo se sintió Juan al ver la visión de Revelación? 23. (a) ¿Cómo deben considerarse unos a otros todos los esclavos de Jehová aun si a algunos se les dan privilegios extraordinarios de comunicación? (b) ¿De qué manera están sirviendo de profetas los hermanos espirituales de Juan? 24. ¿Qué escribe ahora Juan (en Revelación 22:10, 11) en cuanto a Jesucristo? 25, 26. ¿Cómo han obedecido los testigos cristianos de Jehová del día moderno el mandato de no ‘sellar las palabras de la profecía de este rollo’? 27. ¿Qué pensamiento hay tras los mandatos que se dan al que está haciendo injusticia y al sucio? 28. ¿Por qué debe seguir practicando la justicia el que es justo, y el santo seguir siendo hecho santo todavía? 29, 30. Judicialmente, ¿quién es el Alfa y la Omega, hablando figuradamente, y a su venida qué rinde como Juez? 31, 32. (a) ¿Después de qué acontecimiento llega Jehová a “ser remunerador de los que le buscan encarecidamente”? (b) Por lo tanto, ¿por qué debemos examinar nuestras obras? 33. (a) Dé razones por las cuales debemos adorarlo y servirle como Dios. (b) En la controversia en cuanto a deidad, ¿cómo es Él “el principio y el fin”? (c) ¿Cómo es él el Final? 34. (a) ¿Por qué pronuncia felices a los 144.000 Jehová como Juez y Remunerador? (b) ¿Qué denota el que coman de los árboles de la vida en el Paraíso celestial? 35. ¿Cómo obtienen entrada los 144.000 en la “santa ciudad, la Nueva Jerusalén”? 36. ¿A quiénes se mantiene fuera de la “santa ciudad”? ¿Qué recompensa o retribución reciben éstos de Jehová? 197

37. ¿Cómo nos ha dado Jesucristo testimonio acerca de estas cosas de tan grande importancia? 38. ¿Por qué puede decirse que Jesús es la “raíz” de David? 39. (a) ¿De qué manera es Jesús “la brillante estrella de la mañana” predicha en Números 24:17? (b) Según Revelación 2:26-28, ¿qué galardón se da a sus fieles 144.000? 40, 41. (a) ¿A qué está invitando ahora a la “grande muchedumbre” su Rey Pastor? (b) ¿Qué escribe Juan acerca de la invitación que se les extiende. 42. (a) ¿Desde cuándo ha estado saliendo esta invitación a estas “otras ovejas”? (b) ¿Qué se señaló claramente primero en cuanto a requisitos, desde 1934 en adelante? 43. (a) ¿Cómo dicen “ven” a la “grande muchedumbre” tanto el espíritu de Dios como la Novia de Cristo? 44, 45. (a) ¿Cuál es el significado completo de beber “el agua de vida”? (b) ¿Qué tienen que hacer los invitados que beben, y al publicarse este libro cuántos individuos estaban extendiendo esta invitación? (c) ¿Cómo deben ofrecerse las aguas de vida a los que desean beber? 46. ¿Qué otras responsabilidades tenemos en cuanto a “las palabras de la profecía de este rollo”? 47, 48. (a) ¿Qué advertencia severa se da a la congregación de los miembros de la Novia de Cristo? ¿Por qué están escuchando esa advertencia? (b) ¿Qué actitud tiene la “grande muchedumbre” en cuanto a la Palabra de Dios en su totalidad? ¿Con qué galardón por esto? 49. ¿Cuáles fueron las palabras finales de Jesucristo a Juan, y por qué son oportunas ahora? 50. (a) ¿Cuántas veces en la Revelación dice Jesucristo que viene “pronto? (b) ¿En qué circunstancia está el énfasis aquí? 51. Su venir pronto indica que ¿qué otra cosa acontecerá? 52. ¿Por qué debemos nosotros, como Juan, desear intensamente su venida? 53. (a) Con el cumplimiento de qué oración está favorecido el pueblo de Jehová hoy? (b) ¿Cómo puede permanecer con nosotros la bondad inmerecida de Jesucristo? (c) Entonces, ¿qué deberíamos estar haciendo en cumplimiento de Mateo 24:14?

198

TABLA DE FECHAS DESDE LA CREACIÓN HASTA LA FECHA DE 1963 E.C. DE BABILONIA LA GRANDE FECHA SUCESO REFERENCIA 4026 A.E.C. Creación de Adán Gén. 2:7 (en el otoño) d. 4026 A.E.C. Pacto edénico hecho, Gén. 3:15 primera profecía a. 3896 A.E.C. Caín mata a Abel Gén. 4:8 3896 A.E.C. Nacimiento de Set Gén. 5:3 3404 A.E.C. Nacimiento del Gén. 5:18 justo Enoc 3339 A.E.C. Nacimiento de Gén. 5:21 Matusalén 3152 A.E.C. Nacimiento de Lamec Gén. 5:25 3096 A.E.C. Muerte de Adán Gén. 5:5 3039 A.E.C. Transferencia Gén. 5:23, 24; de Enoc; termina Jud. 14 su período de profetizar 2970 A.E.C. Nacimiento de Noé Gén. 5:28, 29 2490 A.E.C. Declaración solemne Gén. 6:3 de Dios en cuanto a la humanidad 2470 A.E.C. Nacimiento de Jafet Gén. 5:32; 9:24; 10:21 2468 A.E.C. Nacimiento de Sem Gén. 7:11; 11:10 2370 A.E.C. Muerte de Matusalén Gén. 5:27 Caen aguas del Gén. 7:6, 11 Diluvio (en noviembre) 2369 A.E.C. Hecho el pacto Gén. 8:13; después del Diluvio 9:16 2368 A.E.C. Nacimiento de Arpaksad Gén. 11:10 a. 2030 A.E.C. Construcción de la Gén. 11:4 Torre de Babel en la tierra de Sinar; Nemrod rey de Babel 2020 A.E.C. Muerte de Noé Gén. 9:28, 29 2018 A.E.C. Nacimiento de Abrahán Gén. 11:26, 32; 12:4 1943 A.E.C. Abrahán cruza río Gén. 12:4, 7; Éufrates hacia Éxo. 12:40; Canaán; hecho pacto Gál. 3:17 abrahámico; comienzo del período de 199

430 años hasta el pacto de la ley a. 1933 A.E.C. Lot rescatado del Gén. 14:16, 18; rey de Sinar y 16:3 aliados; Abrahán visita a Melquisedec 1932 A.E.C. Nace Ismael Gén. 16:15, 16 1919 A.E.C. Pacto de la Gén. 17:1, 10, circuncisión hecho 24 Juicio sobre Sodoma Gén. 19:24 y Gomorra 1918 A.E.C. Nacimiento de Isaac Gén. 21:2, 5; el verdadero Hech. 13:17-20 heredero; comienzo de los “unos 450 años” 1913 A.E.C. Destete de Isaac; Gén. 21:8; Ismael despedido; 15:13; comienza la aflicción Hech. 7:6 de 400 años 1881 A.E.C. Muerte de Sara Gén. 17:17; 23:1 1878 A.E.C. Casamiento de Isaac Gén. 25:20 y Rebeca 1868 A.E.C. Muerte de Sem Gén. 11:11 1858 A.E.C. Nacimiento de Esaú Gén. 25:26 y Jacob 1843 A.E.C. Muerte de Abrahán Gén. 25:7 1818 A.E.C. Esaú se casa con Gén. 26:34 primeras dos esposas 1795 A.E.C. Muerte de Ismael Gén. 25:17 1781 A.E.C. Jacob huye a Harán; Gén. 28:2, su visión en Betel 13, 19 1774 A.E.C. Jacob se casa con Gén. 29:23-30 Lea y Raquel 1767 A.E.C. Nacimiento de José Gén. 30:23, 24 1761 A.E.C. Jacob regresa a Canaán desde Harán Gén. 31:18, 41 c. 1761 A.E.C. Jacob lucha con ángel; Gén. 32:24-28 llamado Israel 1750 A.E.C. José vendido como Gén. 37:2, 28 esclavo por sus hermanos 1738 A.E.C. Muerte de Isaac Gén. 35:28, 29 1737 A.E.C. José hecho primer ministro de Egipto Gén. 41:40, 46 200

1728 A.E.C. Jacob con entera Gén. 45:6; familia entra en 46:26; Egipto 47:9 1711 A.E.C. Muerte de Jacob Gén. 47:28 1657 A.E.C. Muerte de José Gén. 50:26 a. 1613 A.E.C. Prueba de Job; Job 1:8; caldeos le llevan 42:16 3.000 camellos d. 1600 A.E.C. Egipto adquiere Éxo. 1:8 prominencia como Primera Potencia Mundial 1593 A.E.C. Nacimiento de Moisés Éxo. 2:2, 10 1553 A.E.C. Moisés se ofrece como Éxo. 2:11, 14, 15; libertador; huye a Hech. 7:23 Madián c. 1514 A.E.C. Moisés ante la zarza Éxo. 3:2 ardiente 1513 A.E.C. Pascua; israelitas Éxo. 12:12; parten de Egipto; 14:27, liberación en el mar 29, 30; Rojo; sacudida del Gén. 15:13, 14 poder de Egipto; fin del período de aflicción de 400 años Pacto de la ley hecho Éxo. 24:6-8 en monte Sinaí (Horeb) Fin del período de Gál. 3:17; 430 años desde Éxo. 12:40 hechura del pacto abrahámico Moisés compila Génesis Juan 5:46 en el desierto; comienza escritura de la Biblia 1512 A.E.C. Completada construcción Éxo. 40:17 del tabernáculo Consagración del Lev. 8:34-36 sacerdocio aarónico Moisés completa Éxodo Lev. 27:34; y Levítico Núm. 1:1 c. 1473 A.E.C. Moisés completa el Job 42:16, 17 libro de Job 1473 A.E.C. Moisés completa Números Núm. 35:1; en llanuras de Moab 36:13 201

Pacto de la Ley Deu. 29:1 Repetida en Moab Moisés escribe Deu. 1:1, 3 Deuteronomio Moisés muere en el Deu. 34:5, 7 Nebo en Moab Israel entra en Canaán Jos. 4:19 bajo Josué 1467 A.E.C. Fin de operaciones Jos. 11:23; de guerra de Josué 14:7, 10-15 en Canaán; fin de los “unos 450 años” de Hechos 13:17-20 c. 1450 A.E.C. Libro de Josué Jos. 1:1; completado 24:26 Muerte de Josué Jos. 24:29 1117 A.E.C. Samuel unge a Saúl 1 Sam. 10:24; rey de Israel Hech. 13:21 1107 A.E.C. Nacimiento de David 1 Sam 16:1; en Belén 2 Sam. 5:4 c. 1100 A.E.C. Samuel completa el Jue. 21:25 libro de Jueces c. 1090 A.E.C. Samuel completa el Rut 4:18-22 libro de Rut c. 1077 A.E.C. Libro de 1 Samuel 1 Sam. 31:6 completado 1077 A.E.C. David es rey de 2 Sam 2:4 Judá en Hebrón 1070 A.E.C. David es rey sobre 2 Sam 5:3-7 todo Israel; toma a Sion (Jerusalén); la hace capital d. 1070 A.E.C. El Arca llevada a 2 Sam. 6:15; Jerusalén; pacto 7:12-16 del Reino hecho con David c. 1040 A.E.C. Gad y Natán completan 2 Sam. 24:18 2 Samuel 1037 A.E.C. Salomón sucede a 1 Rey. 1:39; David como rey de 2:12 Israel 1034 A.E.C. Comienza construcción 1 Rey. 6:1 del templo de Salomón 1027 A.E.C. Completado el templo 1 Rey. 6:38 de Salomón en Jerusalén 202

c. 1020 A.E.C. Salomón completa El Cant. 1:1 Cantar de los Cantares a. 1000 A.E.C. Salomón completa el Ecl. 1:1 libro de Eclesiastés 997 A.E.C. Roboam sucede a 1 Rey. 11:43; Salomón, reino 12:19, 20 dividido; Jeroboán comienza a reinar como rey de Israel 993 A.E.C. Sisac ataca a 1 Rey. 14:25, 26 Jerusalén y se lleva tesoros del templo 980 A.E.C. Abiam sucede a Roboam 1 Rey. 15:1, 2 como rey de Judá 978 A.E.C. Asa sucede a Abiam 1 Rey. 15:9, 10 como rey de Judá 976 A.E.C. Nadab sucede a 1 Rey. 14:20 Jeroboán como rey de Israel 975 A.E.C. Baasa sucede a Nadab 1 Rey. 15:33 como rey de Israel 952 A.E.C. Ela sucede a Baasa 1 Rey. 16:8 como rey de Israel 951 A.E.C. Zimri sucede a Ela 1 Rey. 16:15 como rey de Israel Tibni y Omri suceden 1 Rey. 16:21 a Zimri como reyes de Israel 947 A.E.C. Omri gobierna como 1 Rey. 16:22, 23 rey de Israel solo 940 A.E.C. Acab sucede a Omri 1 Rey. 16:29 como rey de Israel 937 A.E.C. Josafat sucede a Asa 1 Rey. 22:41, 42 como rey de Judá 920 A.E.C. Ocozías ‘llega a ser 1 Rey. 22:51, 52 rey en Israel’ 918 A.E.C. Joram de Israel 2 Rey. 3:1 sucede a Ocozías como rey 913 A.E.C. Joram llega a ser 2 Rey. 8:16, 17 rey de Judá mientras Josafat todavía vive 906 A.E.C. Ocozías sucede a 2 Rey. 8:25, 26 Joram como rey de Judá 203

905 A.E.C. Reina Atalía usurpa 2 Rey. 11:1-3 el trono de Judá Jehú sucede a Joram 2 Rey. 9:24, 27; como rey de Israel 10:36 898 A.E.C. Joás en el trono 2 Rey. 12:1 como rey de Judá 876 A.E.C. Joacaz sucede a Jehú 2 Rey. 13:1 como rey de Israel 860 A.E.C. Joás sucede a Joacaz 2 Rey. 13:10 como rey de Israel 858 A.E.C. Amasías sucede a 2 Rey. 14:1, 2 Joás como rey de Judá 844 A.E.C. Jeroboán II sucede a 2 Rey. 14:23 Joás como rey de Israel c. 844 A.E.C. Jonás completa el Jon. 1:1, 2 libro de Jonás 829 A.E.C. Uzías (Azarías) 2 Rey. 15:1, 2 sucede a Amasías como rey de Judá c. 820 A.E.C. (?) Joel completa el Joel 1:1 libro de Joel c. 803 A.E.C. Amós completa el Amós 1:1 libro de Amós 803 A.E.C. Zacarías sucede a 2 Rey. 15:8 Jeroboán II como rey de Israel 791 A.E.C. Salum sucede a 2 Rey. 15:13 Zacarías como rey de Israel Menahén sucede a 2 Rey. 15:17 Salum como rey de Israel 780 A.E.C. Pekahía sucede a 2 Rey. 15:23 Menahén como rey de Israel 778 A.E.C. Peka sucede a Pekahía 2 Rey. 15:27 como rey de Israel c. 778 A.E.C. Isaías comienza a Isa. 1:1; 6:1 profetizar 777 A.E.C. Jotán sucede a Uzías 2 Rey. 15:32, 33 (Azarías) como rey de Judá 762 A.E.C. Acaz sucede a Jotán 2 Rey. 16:1, 2 como rey de Judá 204

758 A.E.C. Oseas sucede a Peka 2 Rey. 17:1 como rey de Israel 753 A.E.C. Roma fundada en Italia, según la tradición 746 A.E.C. Ezequías sucede a Acaz 2 Rey. 18:1, 2 como rey de Judá d. 745 A.E.C. Oseas completa el Ose. 1:1 libro de Oseas 740 A.E.C. Asiria, Segunda 2 Rey. 17:6, Potencia Mundial, 13, 18 sojuzga a Israel, toma a Samaria 732 A.E.C. Senaquerib invade a 2 Rey. 18:13 Judá c. 732 A.E.C. Isaías completa el Isa. 1:1 libro de Isaías a. 716 A.E.C. Miqueas completa el Miq. 1:1 libro de Miqueas c. 716 A.E.C. Completada la Pro. 25:1 compilación de Proverbios 716 A.E.C. Manasés sucede a 2 Rey. 21:1 Ezequías como rey de Judá 710 A.E.C. El rey Numa Pompilio establece puesto de pontífice máximo en Roma 661 A.E.C. Amón sucede a Manasés 2 Rey. 21:19 como rey de Judá 659 A.E.C. Josías sucede a Amón 2 Rey. 22:1 como rey de Judá a. 648 A.E.C. Sofonías completa el Sof. 1:1 libro de Sofonías 647 A.E.C. Jeremías comienza a Jer. 1:1, 2 predicar a. 632 A.E.C. Nahúm completa el Nah. 1:1 libro de Nahúm 632 A.E.C. Nínive cae a medos Nah. 3:7 y caldeos Babilonia ahora encaminada a ser Tercera Potencia Mundial 628 A.E.C. Joacaz, sucesor de 2 Rey. 23:31 205

Josías, gobierna como rey de Judá por tres meses Joaquim sucede a 2 Rey. 23:36 Joacaz como rey de Judá c. 628 A.E.C. (?) Habacuc completa Hab. 1:1 el libro de Habacuc 625 A.E.C. Nabucodonosor gobierna Jer. 25:1 como rey de Babilonia 620 A.E.C. Nabucodonosor hace 2 Rey. 24:1 rey tributario a Joaquim 618 A.E.C. Joaquín llega a ser 2 Rey. 24:6, 8 rey después de Joaquim en Judá 617 A.E.C. Nabucodonosor lleva Dan. 1:1-4; primeros cautivos 2 Rey. 24:12-18 judíos a Babilonia; Sedequías hecho rey de Judá, vasallo de Babilonia 614 A.E.C. Seraya lanza al Jer. 51:59-64 río Éufrates el libro de la profecía contra Babilonia 613 A.E.C. Ezequiel comienza a Eze. 1:1-3 profetizar 609 A.E.C. Nabucodonosor ataca 2 Rey. 25:1, 2 a Judá por tercera vez; comienza sitio de Jerusalén 607 A.E.C. Quinto mes (Ab 7-10), 2 Rey. 25:8-10; templo arrasado y Jer. 52:12-14 Jerusalén destruida Séptimo mes, judíos 2 Rey. 25:25, 26 abandonan Judá; comienzan a contar Siete Tiempos de los Gentiles Jeremías escribe Lam., preámbulo LXX Lamentaciones Comienza desolación de 70 años de Judá c. 607 A.E.C. Abdías completa el Abd. 1 libro de Abdías 206

591 A.E.C. Ezequiel completa Eze. 40:1; el libro de Ezequiel 29:17 c. 580 A.E.C. Libros de 1 y 2 Reyes Jer. 52:31; y Jeremías 2 Rey. 25:27 completados 543 A.E.C. Comienza era budista en la India 539 A.E.C. Babilonia cae a medos Dan. 5:30, 31 y persas; Medo-Persia es la Cuarta Potencia Mundial 537 A.E.C. Entra en vigor 2 Cró. 36:22, 23; decreto de Ciro Jer. 25:12; el Persa en su 29:10 primer año, permitiendo a los judíos salir de Babilonia hacia Jerusalén; termina desolación de 70 años de Jerusalén c. 536 A.E.C. Daniel completa el Dan. 10:1 libro de Daniel 536 A.E.C. Zorobabel coloca el Esd. 3:8-10 fundamento del templo 522 A.E.C. Proscripción impuesta Esd. 4:23, 24 a construcción del templo 521 A.E.C. Ageo completa el Ageo 1:1 libro de Ageo 518 A.E.C. Zacarías completa Zac. 1:1 el libro de Zacarías 516 A.E.C. Zorobabel completa el Esd. 6:14, 15 segundo templo c. 474 A.E.C. Mardoqueo completa el Est. 3:7; 9:32 libro de Ester 468 A.E.C. Esdras regresa a Esd. 7:7 Jerusalén, séptimo año de Artajerjes c. 460 A.E.C. Esdras completa los Esd 1:1; los libros de 2 Cró. 36:22; 1 y 2 Crónicas y Sal. 137 Esdras; compilación final de Salmos 455 A.E.C. Murallas de Jerusalén Neh. 1:1; 207

reconstruidas por 2:1, 11; Nehemías en año 20 6:15; de Artajerjes; Dan. 9:24 profecía de 70 semanas comienza a cumplirse d. 443 A.E.C. Nehemías completa Neh. 5:14 el libro de Nehemías Malaquías completa el Mal. 1:1 libro de Malaquías 406 A.E.C. Jerusalén completamente Dan. 9:25 reconstruida hasta su gloria antigua 332 A.E.C. Grecia, Quinta Potencia Dan. 8:21 Mundial, gobierna a Judea 331 A.E.C. Babilonia cae ante Dan. 8:20, 21; Alejandro Magno 11:2, 3 323 A.E.C. “Partición de Dan. 8:8, 22; Babilonia” para 11:4 dividir el imperio del difunto Alejandro c. 280 A.E.C. Comienza la traducción griega de los Setenta en Egipto (Alejandría) 165 A.E.C. Renovación del templo Juan 10:22 después de profanación por idolatría griega Fiesta de Dedicación 133 A.E.C. Atalo III de Pérgamo entrega el reino en testamento a Roma 63 A.E.C. Roma, Sexta Potencia Juan 19:15; Mundial, gobierna Rev. 17:10 a Jerusalén 37 A.E.C. Herodes (nombrado rey por Roma) toma por asalto a Jerusalén 17 A.E.C. Herodes comienza la Juan 2:20 reconstrucción del templo en Jerusalén 2 A.E.C. Juan el Bautista nace Luc. 1:60; alrededor de abril; 2:7 Jesús nace alrededor del 1 de octubre 208

Juan comienza a predicar Luc. 3:1, 2 Después de su bautismo Luc. 3:23 Jesús comienza su ministerio 33 E.C. Nisán 14, Jesús llega Luc. 22:20; a ser sacrificio 23:33 para el nuevo pacto; fijado en madero Nisán 16, la Mat. 28:1-10 resurrección de Jesús Siván 6, Pentecostés; Hech. 2:1-17; derramamiento del Mat. 16:19; espíritu; Pedro abre Hech. 2:38 el camino para judíos a la congregación cristiana; usa primera llave 36 E.C. Fin de las 70 semanas Dan. 9:24-27; de años; Pedro Hech. 10:1, 45 usa segunda llave, gente incircuncisa de las naciones entra en la congregación cristiana en el otoño c. 41 E.C. Mateo escribe el Evangelio intitulado “Mateo” c. 47-48 E.C. Primera gira misional Hech. 13:1–14:28 de Pablo c. 49 E.C. Cuerpo gobernante Hech. 15:28, 29 cristiano decide contra circuncisión para creyentes incircuncisos de las naciones c. 49-52 E.C. Segunda gira misional Hech. 15:36–18:22 de Pablo c. 50 E.C. Pablo escribe 1 Tes. 1:1 1 Tesalonicenses desde Corinto c. 50-52 E.C. Pablo escribe su Gál. 1:1 carta a los Gálatas desde Corinto o Antioquía, Siria c. 51 E.C. Pablo escribe 2 Tes. 1:1 2 Tesalonicenses 209

29 E.C.

desde Corinto c. 52-56 E.C. Tercera gira misional Hech. 18:23–21:17 de Pablo c. 55 E.C. Pablo escribe 1 Cor. 15:32; 1 Corintios desde 2 Cor. 2:12, 13 Éfeso y 2 Corintios desde Macedonia c. 56 E.C. Pablo escribe la carta Rom. 16:1 a los Romanos desde Corinto c. 56-58 E.C. Lucas escribe el Luc. 1:1, 2 Evangelio intitulado “Lucas” c. 60-61 E.C. Desde Roma Pablo escribe: Efesios Efe. 3:1 Filipenses Fili. 4:22 Colosenses Col. 4:18 Filemón File. 1 c. 60-65 E.C. Marcos escribe el Evangelio intitulado “Marcos” c. 61 E.C. Pablo escribe la Heb. 13:24; carta a los Hebreos 10:34 desde Roma Lucas completa el libro de Hechos en Roma c. 61-64 E.C. Pablo escribe 1 Tim. 1:3 1 Timoteo desde Macedonia Pablo escribe Tito Tito 1:5 desde Macedonia (?) a. 62 E.C. Santiago, hermano Sant. 1:1 de Jesús, escribe la carta de “Santiago” desde Jerusalén c. 62-64 E.C. Pedro escribe 1 Ped. 1:1; 1 Pedro desde 5:13 Babilonia sobre el río Éufrates c. 64 E.C. Pedro escribe 2 Ped. 1:1 2 Pedro desde Babilonia (?) c. 65 E.C. Pablo escribe 2 Tim. 4:16-18 210

2 Timoteo desde Roma Judas, hermano de Jud. 1, 17, 18 Jesús, escribe “Judas” 70 E.C. Jerusalén y su Dan. 9:27; templo destruidos Mat. 23:37, 38; por los romanos Luc. 19:42-44 c. 96 E.C. Juan, en Patmos, Rev. 1:9; 14:8 escribe Revelación; predice caída de Babilonia la Grande c. 98 E.C. Juan escribe el Juan 21:22, 23 evangelio intitulado “Juan” y sus cartas 1, 2 y 3 de Juan; terminada la escritura de la Biblia c. 100 E.C. Juan, último de los 2 Tes. 2:7 apóstoles, muere 116 E.C. Imperio Romano ensanchado a mayor extensión bajo emperador Trajano; después de derrotar a partos baja por el río Tigris desde Ctesifón y entra en el golfo Pérsico 325 E.C. Emperador romano Constantino, pontífice máximo, convoca primer concilio general de obispos religiosos en Nicea, Asia Menor 330 E.C. Constantino dedica la anterior Bizancio como Constantinopla, para ser el nuevo asiento del Imperio Romano, la Roma Nova o Nueva Roma 364 E.C. Pontífice máximo Valentiniano nombra a su hermano Valente (arriano) colega, para ser emperador de Oriente, mientras Valentiniano es emperador de Occidente, incluso la vieja Roma 375 E.C. Graciano sucede a Valentiniano como emperador de Occidente y pontífice máximo 378 E.C. General Teodosio hecho emperador de Oriente, para suceder al arriano Valente Dámaso, obispo de Roma, toma el 211

título de pontífice máximo abandonado por el emperador Graciano 381 E.C. Segundo Concilio General de Constantinopla nombra al obispo Nectario para ser patriarca de Constantinopla 395 E.C. Imperio Romano es dividido entre los hijos de Teodosio, la parte occidental con Roma a Honorio, la parte oriental con Constantinopla a Arcadio 476 E.C. La llamada “Caída de Roma.” El alemán Odoacro asume el título de rey de Italia. El emperador Zenón llega a ser gobernante de todo el Imperio Romano, en Constantinopla. 622 E.C. Mahoma huye de sus enemigos a Medina 800 E.C. El papa León III corona al rey franco Carlos (Carlomagno) emperador del Santo Imperio Romano. Irene es emperatriz en Constantinopla. 1054 E.C. Rompimiento final entre la iglesia griega y la latina, cuando los legados del papa excomulgan al patriarca Miguel Cerulario de Constantinopla 1453 E.C. Constantinopla es capturada por Mahomet (Mahoma) II; se permite continuar en su puesto al patriarca griego de Constantinopla 1517 E.C. Sacerdote católico romano, Martín Lutero, publica sus 95 tesis en Wittenberg, Alemania 1520 E.C. El papa León X excomulga a Martín Lutero, y Lutero quema públicamente la bula papal de excomunión 1529 E.C. Movimiento protestante es establecido por apoyadores de Lutero, y el año siguiente se forma la Liga Protestante de Smalcalda 1531 E.C. El rey Enrique VIII impone supremacía real sobre el clero inglés 1534 E.C. Parlamento inglés aprueba actas 212

1587 1763 1775 1833 1869 1879 1884

1909 1914

1916 1917

1918

declarando a Enrique VIII jefe supremo de la Iglesia de Inglaterra, con autoridad para corregir errores, herejías, abusos en la Iglesia E.C. Se establece Iglesia Ortodoxa Rusa independiente, con el patriarca de Moscú como cabeza E.C. Gran Bretaña surge como Séptima Potencia Mundial E.C. Rebelión de colonias americanas de Gran Bretaña, con establecimiento de los Estados Unidos de América E.C. Regencia de Grecia declara independiente la Iglesia ortodoxa de Grecia E.C. El papa de Roma reúne el Primer Concilio del Vaticano E.C. (Julio) Se publica el primer número de Zion’s Watch Tower E.C. Se establece legalmente la Sociedad Zion’s Watch Tower Tract (ahora Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania) E.C. Central de la Sociedad Watch Tower es transferida desde Pittsburgo, Pa., a Brooklyn, N.Y. E.C. Terminan los Tiempos de los Gentiles o “tiempos señalados de las naciones” (para el 4/5 de octubre) Nace el reino de Dios en los cielos En progreso la I Guerra Mundial E.C. Estados Unidos de América se hacen aliados de La Gran Bretaña en I Guerra Mundial E.C. El clero ruso celebra Concilio General de Moscú (sep.e-oct.e) y restaura el patriarcado ruso abolido por el zar Pedro el Grande. Los bolcheviques remueven a la Iglesia rusa como Iglesia Estatal. (Julio) Sociedad Watch Tower publica The Finished Mystery, una explicación de Revelación y Ezequiel E.C. (24 de febrero) Primera presentación de “Millones que ahora viven no morirán jamás,” en Los Ángeles, 213

1919

1920 1922

1923 1924 1925 1926 1927 1928

1930 1931

California (Junio) Oficiales de la Sociedad Watch Tower y asociados de la oficina central son aprisionados en penitenciaría federal de los E.U.A. E.C. (Marzo) Los 8 representantes de la Watch Tower son soltados de la penitenciaría, y exculpados el año siguiente Primera asamblea de Estudiantes de la Biblia bajo supervisión de la Sociedad Watch Tower celebrada en Cedar Point, Ohio, sep.e 1-8 The Golden Age (ahora ¡Despertad!) comienza a publicarse en octubre E.C. Sociedad de Naciones comienza sus sesiones, como Octava Potencia Mundial E.C. Segunda asamblea internacional se celebra en Cedar Point, Ohio, sep.e 5-12. Sea adopta resolución como la primera de una serie de 7 resoluciones en años sucesivos E.C. Asamblea general se celebra en Los Ángeles, Calif., en agosto; se adopta resolución E.C. Asamblea internacional se celebra en Columbus, Ohio, jul. 20-27; se adopta resolución E.C. Asamblea general se celebra en Indianápolis, Ind., ag.to 24-31; se adopta resolución E.C. Asamblea internacional en Londres, Ing., mayo 25-31; se adopta resolución E.C. Asamblea internacional en Toronto, Ont., Can., jul. 20-26; se adopta resolución E.C. Asamblea internacional se celebra en Detroit, Mich., jul. 30-ag.to 6; se adopta resolución, la final de la serie de 7 resoluciones E.C. 11 de agosto el libro Luz, en 2 tomos, presentado en inglés en la central de la Watch Tower, explicando Revelación E.C. 26 de julio, el nombre “testigos de 214

1935

1941

1942

1944

1945

1948

1950

Jehová” es abrazado por adopción de una resolución en asamblea internacional en Columbus, Ohio E.C. Asamblea general se celebra en Washington, D.C., mayo 30-jun. 3; el discurso “La gran multitud,” pronunciado el 31 de mayo, aplica Revelación 7:9-17 a los jonadabs o clase de “otras ovejas” E.C. (Diciembre) Estados Unidos de América llegan a ser aliados de la Gran Bretaña en II Guerra Mundial E.C. Asamblea Teocrática del Nuevo Mundo de los Testigos de Jehová en Cleveland, Ohio, sep.e 18-20; el discurso público “Paz... ¿será duradera?” señala a la subida de la “bestia salvaje” (una sociedad o liga de naciones) del “abismo” después de la II Guerra Mundial. Se presenta al público una edición de la Biblia en inglés Versión del Rey Jaime, impresa en las prensas de la Sociedad Watch Tower. E.C. En la Asamblea Teocrática de Anunciadores Unidos en Búfalo, Nueva York, la edición Watch Tower de la Biblia en inglés Versión Americana Normal, salida de las prensas de la propia Sociedad, se presenta el 10 de agosto E.C. (Octubre) La organización de las Naciones Unidas es aprobada y entra en vigor; la simbólica bestia salvaje escarlata ha salido del abismo E.C. Organizado formalmente en Amsterdam, Países Bajos, el Concilio Mundial de Iglesias, en la primera Asamblea Mundial, ag.to 22-sep.e 5 E.C. En Asamblea Internacional del Aumento de la Teocracia en el Estadio Yanqui, ciudad de Nueva York, se presenta la New World Translation of the Christian Greek Scriptures a 82.075 personas reunidas el 2 de agosto 215

1953 E.C. En Asamblea Internacional de la Sociedad del Nuevo Mundo en el Estadio Yanqui se presenta el primero de una serie de cinco tomos de la New World Translation of the Hebrew Scriptures a 132.811 personas reunidas el 22 de julio. (La serie quedó completa en 1960.) 1958 E.C. Asamblea Internacional Voluntad Divina de los Testigos de Jehová en el Estadio Yanqui y el Polo Grounds de Nueva York simultáneamente, jul. 27-ag.to 3. El 1 de agosto un auditorio de 194.418 personas adopta una resolución, que desde el párrafo 5 en adelante llama atención al mundo inicuo edificado “desde la fundación de la ciudad de Babilonia.” El 3 de agosto un auditorio público de 253.922 personas oye al presidente de la Sociedad Watch Tower hablar sobre “El reino de Dios domina... ¿se acerca el fin del mundo?” El 30 de julio aconteció el bautismo de 7.136 personas; también el presidente presentó el tomo 4 de la New World Translation of the Hebrew Scriptures a una muchedumbre de 150.282. 1961 E.C. En la Asamblea de Distrito “Adoradores Unidos” en el Estadio Yanqui el presidente de la Sociedad Watch Tower presenta la edición revisada de la New World Translation of the Holy Scriptures, en un solo tomo, el 23 de junio Tercera asamblea del Concilio Mundial de Iglesias se celebra en Nueva Delhi, India, nov.e 18-dic.e 6; la Iglesia Ortodoxa Rusa solicita ser miembro del Concilio Mundial y es aceptada. El número de miembros del Concilio abarca ahora 198 cuerpos eclesiásticos. 1962 E.C. En Ciudad del Vaticano el papa Juan XXIII abre el Segundo Concilio Ecuménico del Vaticano, con la 216

presencia de muchos delegados no católicos romanos como observadores, el 11 de octubre. Pero el 8 de diciembre el papa Juan XXIII suspendió las sesiones del Concilio hasta el 8 de septiembre de 1963. 1963 E.C. Bajo fecha de 11 de abril, en Ciudad del Vaticano, el papa Juan XXIII publicó su encíclica intitulada “Pacem in Terris” y en ella elogió a la organización de las Naciones Unidas. Murió el 3 de junio, después de recibir transfusiones de sangre humana en mayo. Compare con páginas 111, §36, 37, de este libro. (Junio) Preparaciones de parte de la Sociedad Watch Tower para celebrar la Asamblea de Alrededor del Mundo de los Testigos de Jehová “Buenas nuevas eternas,” jun. 30-sep.e 8, en la cual fue presentado al público la edición en inglés de este libro y otras publicaciones bíblicas NOTA: En el caso de algunos sucesos se dan fechas aproximadas, basadas en la evidencia disponible. El propósito de la tabla no es fijar fechas inalterables para cada suceso, sino para ayudar a los estudiantes de la Biblia a encontrar los sucesos en la corriente del tiempo y ver la relación entre unos y otros. Símbolos: “a” para “antes de”; “c” para “cerca de”; “d” para “después de.”

217

La verdad que lleva a vida eterna Más de 100.000.000 de ejemplares impresos desde que fue presentado al público, y sigue aumentando su circulación. Disponible en 115 idiomas Esta excelente guía a la Biblia le ayudará a continuar progresando en el camino que lleva a la vida eterna. (Mateo 7:14) Encierra en sus páginas una presentación fácil de entender de la información que la Biblia contiene. Sus 22 capítulos y 192 páginas le permiten examinar en orden lógico las enseñanzas fundamentales de la Palabra de Dios, la Biblia. Entre otras verdades bíblicas que se consideran en este libro están: ● Por qué envejecemos y morimos ● La esperanza para los amados que han muerto ● Cómo engañan al hombre los espíritus inicuos ● Por qué ha permitido Dios la iniquidad hasta ahora ● Cómo orar y ser oído por Dios ● Cómo tener una vida de familia feliz Tamaño de bolsillo, 192 páginas, empastado; enviado porte pagado por solo $1,00 (E.U.A.). La contribución está sujeta a cambio. Para hacer su pedido, vea las direcciones en la última página. ¿Es la Biblia realmente la Palabra de Dios? ¿Le ha hecho alguien alguna vez la pregunta: “¿Cómo podemos estar seguros de que la Biblia no es solo un libro ordinario escrito por sabios del pasado?” ¿Qué respuesta pudiera dar usted? Equípese con muchas pruebas convincentes del origen divino de la Biblia. Lea el libro ¿Es la Biblia realmente la Palabra de Dios? Entre sus capítulos edificadores de fe están “El relato de Génesis sobre la creación... ¿hecho o ficción?” “¿Hubo un diluvio de alcance global?” “La Biblia y la historia antigua... ¿concuerdan?” Empastado, 192 páginas, solo $1,00 (E.U.A.). ¿Llegó a existir el hombre por evolución, o por creación? ¿Qué hay acerca de la enseñanza de la evolución? ¿Puede usted aceptarla y creer en la Biblia también? ¿Por qué no leer el libro ¿Llegó a existir el hombre por evolución, o por creación? Este ofrece una respuesta confiable. He aquí algunos de sus capítulos: “¿Viene la vida de materia inanimada?” “¿Resultan de las mutaciones nuevas formas de vida?” “¿Fueron nuestros antecesores hombres parecidos a monos?” 218

Tamaño de bolsillo, 192 páginas, gran número de cabalmente documentado, solo $1,00 (E.U.A.) el ejemplar. Escuchando al Gran Maestro

ilustraciones,

¿Cómo puede usted enseñar la Biblia y sus principios a sus hijos? No es fácil enseñarles a ser bondadosos, amorosos, altruistas, honrados, apacibles, inclinados a perdonar, de recta moralidad y obedientes. Pero ahora los padres pueden obtener ayuda para hacer esto de una nueva clase de libro... Escuchando al Gran Maestro. Está preparado para que los padres y los hijos lo lean juntos. Deleitablemente ilustrado, letra grande, fácilmente entendible, 192 páginas, tamaño de bolsillo, cubierta rosada, 46 fascinantes capítulos. Solo $1,00 (E.U.A.). Las contribuciones están sujetas a cambio. Para hacer su pedido, use la dirección más cercana indicada en la última página. “Cosas que tienen que efectuarse dentro de poco” ¡Eso es lo que el Señor Jesucristo dijo acerca del libro bíblico de Revelación! Sí, esta notable porción de las Santas Escrituras está llena de profecías acerca de “cosas que tienen que efectuarse dentro de poco.”—Revelación 1:1. Algunas de esas sorprendentes profecías ya se han cumplido; otras son cosas del futuro todavía, pero pronto se cumplirán. ¡Ahora usted puede tener un más claro entendimiento de este libro lleno de símbolos de la Revelación, lo que le permitirá saber lo que el futuro encierra y planear su vida en armonía con ello! En el libro “Entonces queda terminado el misterio de Dios” se encuentra una emocionante explicación, versículo por versículo, de los primeros trece capítulos de Revelación. Este es un libro que explica el significado para hoy del cabalgar de los jinetes del Apocalipsis. ¿Quién es el jinete coronado del caballo blanco que sale a vencer y termina obteniendo victoria total? Ya pronto él terminará su cabalgar victorioso. ¿Del lado de quién estará usted en ese tiempo? El libro revela cómo usted puede sobrevivir la predicha “grande tribulación.” Usted aprenderá el significado del “misterio de Dios” y su importancia para usted. 219

Es un libro empastado de 416 páginas. Se envía, porte pagado, por $1,50 (E.U.A.). La contribución está sujeta a cambio. Para hacer su pedido, vea las direcciones en la última página. UNA BIBLIA PARA CADA MIEMBRO DE LA FAMILIA La Biblia es un Libro para todos. Como dijo el salmista: “Tu palabra es una lámpara para mi pie, y una luz para mi vereda.” (Salmo 119:105) ¿Está adecuadamente equipado cada miembro de su familia? ¡Todos lo pueden estar! Para sobrevivir el choque inminente entre todas las naciones y Dios mismo, usted necesita un entendimiento claro de Su Palabra, la Biblia. Con el entendimiento, también, viene nuevo placer al investigar este tesoro de verdad divina. La Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras se puede obtener tan económicamente que nadie debe quedarse sin su copia personal. Y está preparada para ser usada con regularidad. Vigorosamente recomendamos para su lectura y estudio de la Biblia la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. PIDA SU EJEMPLAR AHORA Esta edición de la Biblia completa está impresa en tipo claro y legible, dos columnas por página. Tiene referencias marginales, concordancia, apéndice y mapas; cubierta negra empastada con título dorado. Disponible en español e inglés. Se enviará, porte pagado, por solo $3,50 (moneda de E.U.A.). La contribución está sujeta a cambio. Para hacer su pedido, vea las direcciones en la última página.

220

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->