P. 1
Peru Prehispanico Bonilla

Peru Prehispanico Bonilla

5.0

|Views: 22.489|Likes:
Publicado porEducarte Perú

More info:

Published by: Educarte Perú on Jun 16, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/24/2014

pdf

text

original

Las primeras informaciones sobre la cultura Vicús, “descubierta” por los huaqueros,
la proporcionó el investigador peruano Ramiro Matos en 1963. Por los restos encontrados
consistentes en piezas de cerámica, instrumentos musicales (tambores, trompetas), armas
(porras, petos, hachas), se ha podido fecharla entre los años 500 a.C y 800 d.C.

Esta cultura ocupó los territorios del alto Piura (desde Tambo Grande hasta Salitral)
hasta llegar al río Macará y quizá hasta la sierra sur ecuatoriana. Su centro principal lo
encontramos en el Cerro Vicús (50 km. al este de Piura), incluyendo los complejos de
Yecalá, Loma Negra y Tamarindo.

La cultura Vicús, no obstante las diversas investigaciones que se han realizado,
excavaciones y hallazgos de vestigios que han engrosado los fondos de museos y
colecciones particulares, sigue siendo un enigma en muchos de sus aspectos y uno de los
grupos culturales menos entendidos del pasado. El problema del huaqueo ha sido
dramático para los restos de esta cultura, y son pocas las investigaciones que realmente
han utilizado información contextualizada que brinde resultados concluyentes. Uno de los
principales enigmas es su origen, pues los arqueólogos no se ponen de acuerdo, y el único
punto de acuerdo que existe entre ellos es afirmar que Vicús es un área de desarrollo
propio, pero que recibe influencias de Ecuador (quizá Colombia) y de diferentes culturas
de los Andes Centrales y de la Costa Norte.

Tomando en cuenta que en Vicús no se encuentra un solo estilo sino una mezcla y
coexistencia en la que hay varios componentes culturales (Moche, Virú), sus asociaciones
y secuencias no están muy claros. Las tipologías alfareras y funerarias que presentamos a
continuación son las más usadas, mas no las definitivas.

Sus entierros fueron subdivididos en 10 tipos por Matos, siendo el más común el
que tiene forma de bota o L, alcanzando algunos hasta 14 metros de profundidad. Son de
forma cilíndrica o cuadrangular. Los cadáveres no aparecen completos, encontrándose
dientes y restos de color marrón, sugiriendo que los muertos fueron cremados.

La expresión clásica de esta cultura es la cerámica, ya que en las tumbas no se
encuentran textilería ni otros objetos orgánicos, los que se han desintegrado por la acción
calcinante de la arena. Se trata de una cerámica de formas muy variadas. Hay cántaros
globulares y lenticulares de cuerpo simple y cuerpo doble, unas veces con base plana y
otras con base convexa; unas veces aparece el gollete estribo y otras el gollete puente, así
como el asa de tipo canasta. Para colmo de novedades, esta cerámica puede ser pictórica o

escultórica. Aunque la mayor parte de la cerámica parece haber sido monócroma, muy
frecuente es también la técnica de la pintura en negativo y el llamado “blanco sobre rojo”.
Una característica muy especial es la representación escultórica de cara alargada, ojos
desorbitados y nariz prominente que hacen pensar en una vinculación con la cerámica de
Ecuador y Colombia. También existen algunas representaciones felínicas que denotan
vinculación con elementos chavinoide y Recuay.

Cerámica Vicús.

Orfebrería: Venus de Frias

Matos clasifica en tres tipos la cerámica Vicús. El "Vicús Negativo" comprende
cerámica escultórica con decoración simple de triángulos y círculos, siendo los temas
principales los músicos, los guerreros, las escenas eróticas y las figurinas desnudas de
ambos sexos. El "Vicús Blanco sobre Rojo" es similar al anterior y presenta recipientes
escultóricos antropomorfos, zoomorfos y fitomorfos, y como su nombre lo indica, la
decoración combina el color blanco con líneas, volutas y puntos. El "Vicús Monócromo"
es de apariencia tosca con manchas oscuras debido a la cocción.

Makowski y Amaro (1994) proponen una clasificación alfarera diferente, y lanzan
la hipótesis que el origen de Vicús debe ser buscado en la zona norte ligado al estilo
Chorrera en Ecuador, y no en el sur con los Moche.

La actividad metalúrgica la practicaron para confeccionar sus ofrendas funerarias,
objetos de cobre en su mayoría. También hicieron objetos del mismo material ligeramente
enchapados en oro y en algunas sepulturas muy profundas llegan a encontrarse
narigueras, orejeras y brazaletes, máscaras, collares y vasos tallados del mismo material.
Los más notables muestras de este arte fueron hallados en Frías, Ayabaca: esculturillas
antropomorfas de oro en láminas soldadas (la Venus de Frías), cabezas zoomorfas de
lengua móvil, hilos acordonados, y otros objetos que evidencian la actividad de los
hombres vicús y su relación con sus creencias religiosas y vida de ultratumba.

Esta cultura sucumbió al momento de la expansión Wari.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->