Está en la página 1de 1

TRES MEDITACIONES PARA EL CENTRO DEL CORAZN

Izquieda I) Sintate en Postura Fcil con la columna recta. Forma con la mano derecha un puo colocando el pulgar arriba. Envuelve el puo con la mano izquierda y presiona el Punto del Ombligo con el pulgar derecho (1a y 1b). Despus comienza con Respiracin Larga, Lenta y Profunda. Concntrate en el flujo de la respiracin y siente su ritmo oscilar entre el punto del ombligo y la base de la nariz. Mide la respiracin durante ese recorrido. Contina durante 11 minutos. II)En la misma posicin, coloca las manos en Mudra de Loto a 10 cms enfrente del corazn. En este mudra solamente los lados de los pulgares, las puntas de los meiques y las palmas se tocan. El resto de los dedos se separan formando los ptalos del loto (IIa y IIb). Empieza con Respiracin Larga, Lenta y Profunda. Fija la mirada en la punta de los pulgares. Siente como el aire toca los pulgares al exhalar. Contina durante 11 minutos. III) En la misma posicin coloca los pulgares debajo de los brazos. Hay un nervio all que debera presionarse. Las manos estn sobre el pecho con las palmas mirando hacia el cuerpo (IIIa y IIIb). Inhala profundamente a travs de la boca con un silbido. Escucha el silbido y oye mentalmente el sonido mntrico Sa. A medida que exhalas a travs de la nariz, escucha mentalmente el sonido Hung. El mantra significa Yo soy ese infinito. Contina durante 11 minutos.

Punto en el que presionan los pulgares

Comentarios: Todos estos ejercicios son para equilibrar la frecuencia y calidad del Centro del Corazn. Es un centro muy importante, abre las cualidades de compasin y humildad. El hombre se encuentra en un perodo de transicin. Se est preparando para fortalecerse al servicio de la fuerza universal. Hay 2 maneras de ganar conciencia universal: A travs del trabajo fsico y tiempo o a travs del mantra. El mantra es la manera ms fcil. La dificultad se encuentra en que el mantra abre el Centro del Corazn y a tu mente le resulta difcil seguir su frecuencia ya que no est acostumbrada. En este estado te das cuenta de que el hombre crea su propio sufrimiento al no reconocer y vivir la esencia del yo que es la verdad. En estas meditaciones la mente es concentrada en el canal del corazn.