P. 1
Deteccion y Manejo Odontologico Del Paciente Con Hipertension Arterial

Deteccion y Manejo Odontologico Del Paciente Con Hipertension Arterial

|Views: 632|Likes:
Publicado porJovana Paola

More info:

Published by: Jovana Paola on Jun 15, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/14/2014

pdf

text

original

DETECCiON Y MANEJO ODONTOLOGICO DEL PACIENTE CON HIPERTENSION ARTERIAL.

Marta Foglia López FEBRERO DE 1999

CONTENIDO

Página

1.-INTRODUCCION 3

2.-CONCEPTO DE PRESION ARTERIAL 4

3.CIFRAS NORMALES DE PRESION ARTERIAL 5

4.-CONCEPTO DE HIPERTENSION ARTERIAL 7

4.1.CLASIFICACION 8 4.2.CUADRO CLINICO 10

5.-DIAGNOSTICO DE HIPERTENSION ARTERIAL 11

6.-TRATAMIENTO 13

7.-PRONOSTICO 16

8.-INFORMACION COMPLEMENTARIA 16

9.-CONCLUSIONES 18

10.-BIBLIOGRAFIA 18

10.-ANEXO No 1. Técnica para la determinación de la 20 presión arterial.

11.-ANEXO No 2. AUTOEVALUACION. 22

1.- INTRODUCCION.

El presente trabajo se elaboró con el propósito de proporcionar un material de consulta para los Cirujanos Dentistas interesados en el manejo integral de sus pacientes.

Para su diseño se consideró la importancia que tiene la Hipertensión Arterial (HTA) como problema de salud ya que es uno de los padecimientos más frecuentes en nuestra población, dicha patología suele permanecer sin la presencia de signos y síntomas, aún cuando las cifras tensionales se encuentren elevadas, ésta característica no propicia su detección ya que el paciente no concurre al médico hasta la aparición de los síntomas.

La importancia del conocimiento de ésta patología por el odontólogo se basa en la necesidad de establecer un diagnóstico acertado de la misma, ya que es un profesional de la salud que tiene las bases para detectarla en fases tempranas (asintomáticas), e identificar el pronóstico para conducir el tratamieto odontólogico en forma adecuada en cada uno de estos pacientes.

Con base en lo descrito anteriormente se destaca la importancia del papel del Cirujano Dentista en cuanto a la detección y diagnóstico de este padecimiento, cabe precisar que toda vez que se sospeche que un paciente padece de Hipertensión Arterial es responsabilidad del Cirujano Dentista remitir al paciente con el médico para que reciba tratamiento, y a la vez indicar medidas preventivas de índole general que contribuyan a mejorar las condiciones del mismo.

En el presente trabajo se incluye información acerca de los siguientes aspectos:

Concepto de presión arterial, cifras normales y factores fisiológicos que la determinan, concepto de hipertensión arterial, frecuencia, clasificación, cuadro clínico, diagnóstico, tratamiento, pronóstico, manifestaciones bucales, manejo odontológico del paciente hipertenso, bibliografía, y dos anexos, en el primero se detallla la técnica correcta para la toma de la presión arterial, y en el segundo se encuentra un cuestionario de autoevaluación con preguntas de respuesta estructurada.

2.- CONCEPTO DE PRESION ARTERIAL:

La sangre se encuentra encerrada en las arterias, a una cierta presión, a esta presión la denominamos: presión sanguínea o presiOn arterial.

Con el nombre de presiOn arterial denominamos entonces, a la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de la arteria.

Como dijimos, con el término presion arterial se ejemplifica la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. La resistencia que oponen las arterias al paso de la sangre se denomina tension arterial.

A pesar de que los dos términos anteriores significan dos fuerzas que se ejercen en sentido contrario, los valores de una son equivalentes a los valores de la otra, por ser ambas fuerzas de idéntica intensidad. Por consiguiente al apreciar la tensión arterial (que es lo que en realidad se mide con el baumanómetro) estamos identificando de manera indirecta la presión arterial.

Con base en lo anterior en este documento se habla de presión arterial considerándola equivalente a la tensión arterial.

La PRESION ARTERIAL está determinada por factores como:

1) El gasto cardiaco: entendido como la fuerza con que el ventrículo izquierdo del corazón impulsa la sangre hacia la arteria aorta y la relación que dicha fuerza tiene con el volumen de sangre arrojado durante la sístole ventricular (volumen sistólico).

2) La resistencia que ofrecen las arterias al paso de la sangre determinada por la viscosidad sanguínea y fundamentalmente por las modificaciones del calibre de los vasos. En condiciones normales la presión ejercida por la sangre al pasar del ventrículo izquierdo a la arteria aorta (presión sistólica) en un adulto joven alcanza un valor máximo de 120 milímetros (mm) de mercurio (Hg), y cae a un valor mínimo de 80 mm de Hg (presión diastólica).

El aumento de la fuerza de contracción del corazón, del volumen sistólico, de la viscosidad sanguínea o de la vasoconstricción arteriolar pueden determinar la

aparición de hipertensión arterial.

Lo anterior es de suma importancia, si se tiene en cuenta que la hipertensión arterial sostenida se debe con mayor frecuencia al incremento de la resistencia periférica por vasoconstricción arteriolar prolongada.

3.- CIFRAS NORMALES DE PRESION ARTERIAL.

La presión arterial se mide en mm de Hg., ya que durante muchos años se ha utilizado el manómetro de mercurio como referencia estándar para medir la presión arterial, por lo tanto la unidad estándar es en mm/Hg. Las cifras de presión arterial varían durante las diferentes etapas de la vida, como se muestra en el cuadro siguiente.

EDAD PRESION ARTERIAL ëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëëRecién nacido 60/40 mm. de Hg.

Infancia 90/60 mm. de Hg.

15 a 30 años 120/80 mm. de Hg.

40 a 50 años. 130/85 mm. de Hg.

51 a 60 años hasta 135/90 mm. de Hg.

Más de 60 años hasta 140/90 mm. de Hg.

Como observamos en el cuadro anterior la presión arterial promedio para el adulto jóven es de 120/80 mm Hg en donde la cifra 120 representa a la presión sistólica o máxima, y 80 a la presión diastólica o mínima.

A la diferencia de presión que existe entre la máxima y la mínima se le denomina Presión Diferencial, y su valor en un adulto jóven es de 40 mm. de Hg.

La presión arterial normal aumenta graduamente con la edad, ya que como se observa en el cuadro, en el recién nacido las cifras son de 60/40 mm de Hg, alcanzando en la senectud 140/90 mm de Hg.

Los valores de presión arterial son cambiantes aún en personas normotensas, por factores tales como: sexo, raza, tipo de vida, tipo de trabajo, clima, mismos que condicionan las variaciones normales de los valores de presión arterial. Las personas de sexo masculino tienen una presión arterial mayor en unos 10 mm de Hg, que las personas del sexo femenino de la misma edad y peso. La personas de raza amarilla tienen valores de presión arterial más bajos que las personas de raza blanca. En los países de clima frío las personas tienen la presión arterial más alta que en los países de clima cálido.

4.-CONCEPTO DE HIPERTENSION ARTERIAL:

En la terminología utilizada por la Organización Mundial para la Salud (OMS) se define a la Hipertensión Arterial como: la elevación persistente de la presión de la sangre en las arterias por encima de las cifras límites de 140/90 mm de Hg. De la definición de la OMS se desprenden dos factores que hay que considerar:

a)Cifras límite. Existe un consenso internacional en aceptar que las cifras propuestas por la OMS 140/90 mm de Hg., son la frontera a partir de la cual debe ser considerado hipertenso un individuo adulto independientemente de su edad, ya que a partir de los 20 años de edad la presión arterial aumenta progresivamente.

b)Elevación persistente. se entiende que la elevación de las cifras de presión arterial debe ser constante, en ausencia de tratamiento hipertensivo. A los sujetos que tienen un aumento persistente de la presión arterial medida mínimo tres veces en distintas ocasiones, en las mismas condiciones y horario se les denomina hipertensos.

En consecuencia de lo anterior, el odontólogo no puede etiquetar a un paciente como hipertenso por una lectura ocasional de cifras elevadas, por lo que se recomienda tomar tres registros de presión arterial en distintas citas. Es recomendable que en la rutina de atención a los pacientes, el odontólogo, tome y registre la tensión arterial en cada cita.

El Cirujano Dentista debe recordar que existen factores que pueden alterar de manera transitoria la presión arterial, y todos ellos son de gran importancia para el manejo del paciente hipertenso (e incluso del normotenso) en el consultorio dental por ejemplo:

| ansiedad | | miedo Factores | que modifi- | ruido can transi- | toriamente | dolor la P.A. | | ejercicio | | posición corporal | | ingesta abundante | | aumento del peso corporal No deben confundirse las elevaciones transitorias de la presión arterial con hipertensión sostenida, ya que para el diagnóstico de la HTA es necesario que el signo que se obtuvo se repita en varias ocasiones, en las condiciones adecuadas ya mencionadas y con la técnica correcta.*

Por último no hay que olvidar la importancia de la detección de este padecimiento, ya que se estima que un 35% de la población adulta padece HTA, pero al sobrepasar la edad de 60 años esta prevalencia aumenta.

4.1.CLASIFICACION DE LA HTA:

1.- Por su Etiología 1.1.Idiopática o esencial 1.2.Secundaria

2.- Por los niveles de HTA. 2.1.Leve 2.2.Moderada 2.3.Severa

1.- Por su etiología.

1.1.HTA Esencial o Idiopática:

Debido a que no existe una causa conocida que la provoque aunque se consideran las siguientes variables epidemiológicas: los factores genéticos, ambientales, fisiológicos, así como emocionales. A esta variedad corresponden el 90% de los casos, y dentro de todos estos factores encontramos: -la edad -el sexo -ingesta excesiva de sal -el tabaquismo -la herencia -el stress -el uso de anticonceptivos orales

-las condiciones ambientales -la constitución fisica (obesidad) -la ocupación: cabe mencionar que en este factor se incluye la exposición a ruidos, vibraciones, stress, importancia del cargo desempeñado en el lugar de trabajo, contacto con metales o substancias químicas pesadas como el mercurio, el daño dependerá del tiempo de exposición y de la susceptibilidad del individuo. 1.2.HTA Secundaria: Se le considera así ya que la causa está bien establecida, por lo que se dice que es secundaria a un estado patológico, o al consumo de fármacos. A esta variedad corresponde el 10% de los casos. -Etiología Renal: Glomerulonefritis, nefropatias, extirpación de tejido renal. Enfermedad Renovascular, tumor producto de Renina.

-Etiología Endocrina: Síndrome de Cushing, acromegalia feocromocitoma. Hipo o Hipertiroidismo, Hiperparatiroidismo.

-Etiología Neurógena: Psicógena por estimulación del sistema nervioso simpático, en intensas crisis emocionales, por tumores en el centro vasomotor.

-Etiología Vascular: Coartación de la aorta, ateroesclerosis y arterioesclerosis.

-Etiología por Fármacos: Vasoconstrictores, antiinflamatorios esteroideos o no esteroideos, antidepresivos y anticonceptivos orales.

-Otros: ingesta de alcohol, hipervolemia, embarazo.

2.- Por los niveles de presión arterial.

Para clasificar a la hipertensión arterial por los niveles de presión, se toma en consideración la PRESION MINIMA o diastolica y se considera:

2.1.HIPERTENSION LEVE 90 A 104 mm. de hg.

2.2.HIPERTENSION MODERADA 105 A 114 mm de hg.

2.3.HIPERTENSION SEVERA MAS DE 115mm de hg.

4.2.CUADRO CLINICO DE LA HIPERTENSION ARTERIAL:

En el primer período de la enfermedad el paciente es asintomático, en la segunda fase la presión arterial es más alta y se caracteriza por la presencia de signos y síntomas como:

CEFALEA: Dolor de cabeza frecuentemente occipital, que el paciente refiere como pesadez en la nuca, de leve a moderada intensidad, de larga duración y de aparición matutina.

VERTIGO: Alteración del equilibrio con movimiento aparente de los objetos, leve, de larga duración, acompañado de náuseas, vómito, y sin relación con los movimientos de la cabeza.

ACUFENOS: Sensación auditiva anormal, que sólo es percibida por el paciente, en general son bilaterales de poca intensidad y de larga duración.

FOSFENOS: Sensación luminosa percibida por el ojo sin que haya sido provocada por la luz.

FATIGABILIDAD: Cansancio fácil. EPISTAXIS: Hemorragia nasal, generalmente bilateral y abundante.

HEMORRAGIA SUBCONJUNTIVAL: Hemorragia que abarca toda la conjuntiva, que no causa dolor y se reabsorbe sin dejar secuelas, es unilateral y de aparición nocturna.

PARESTESIA: Sensación de hormigueo o de adormecimiento en cualquier parte del cuerpo.

CONFUSION MENTAL: Se manifiesta sólo cuando el paciente tiene cifras muy elevadas de presión arterial. La tercera fase del padecimiento es aquella en la que se presenta alguna complicación atribuible a la hipertensión, sobre "órganos blancos" tales como: -corazón -riñones -ojos -cerebro.

5.-DIAGNOSTICO:

El odontólogo deberá establecer el diagnóstico presuntivo del padecimiento sistémico que aqueja al paciente, (en este caso la hipertensión arterial), el dignóstico de certeza lo debe realizar el médico.

Para establecer el dignóstico presuntivo de Hipertensión Arterial en un paciente, el Cirujano Dentista se basa en:

A).- La Historia Clínica de rutina y obligatoria en todo los casos, donde deberá prestarse especial atención a :

a). Los antecedentes personales patológicos ya que el paciente puede referir la presencia de patología renal, endocrina o neurógena. b). Los antecedentes heredofamiliares, ya que se ha observado predisposición genética en esta patología. c). La toma de medicamentos que puedan causar este aumento de la presión areterial, ejem.: los anticonceptivos orales. d). La signología y sintomatología referida por el paciente.

B).- Las cifras de presión arterial registradas en tres visitas subsecuentes con cifras mayores a 140/90 mm de Hg.

C).- Las manifestaciones orales que sólo se presentan:

1).-En pacientes hipertensos que no tiene control médico. -Odontalgias: sin causa aparente, pero se debe a hiperemia pulpar producida por el aumento de la presión sanguínea.

-Hemorragia: profusa al realizar los procedimientos quirúrgicos. El tiempo de sangrado está aumentado debido a la alta presión intravascular.

2).-En pacientes hipertensos que se encuentran bajo tratamiento farmacológico. -boca seca: por la deshidratación provocada por la administración de antidiuréticos. -autoclisis deficiente: por deshidratación. -predisposición a caries y enfermedad periodontal: por la autoclisis deficiente que favorece gran acumulación de Placa Dentobacteriana. -estomatitis: por hipersensibilidad al fármaco.

-líquen plano: cuando se administra metildopa y propanolol.

Considerando todos los elementos mencionados el odontólogo está en condiciones de realizar el diagnóstico presuntivo de HTA.

Es necesario mencionar que el Cirujano Dentista (CD) tiene más oportunidades que el médico para detectar la HTA en fases tempranas, la posibilidad de intervención del médico en esta etapa sirve para preverir las complicaciones, sobre todo de tipo renal. Lo anterior se hace relevante porque le permitirá al paciente una sobrevida de mayor calidad.

6.- TRATAMIENTO

Toda vez que se haya diagnosticado HTA por parte del odontólogo se procederá de acuerdo al caso, a continuación se mencionan algunas situaciones:

Caso 1.

-El paciente no está controlado, presenta cifras elevadas de presión arterial y no tiene urgencia odontológica.

-El CD referirá al paciente con el médico para que establezca el diagnóstico definitivo, controle su hipertensión y posteriormente vuelva a la consulta odontológica, con las indicaciones del médico tratante.

Caso 2.

-El paciente no está controlado, presente cifras elevadas de presión arterial y requiere tratamiento odontológico de urgencia, por un proceso infeccioso agudo.

-El CD dará atención al proceso infeccioso agudo, sirva como ejemplo un absceso periapical, la conducta adecuada será drenar el absceso, indicar antibioticoterapia, y referir al paciente con el médico para que establezca el diagnóstico definitivo, controle su hipertensión y posteriormente vuelva a la consulta odontológica, con las indicaciones del médico tratante.

Caso 3

-El paciente está con tratamiento farmacológico para la hipertensión arterial no obstante presenta cifras elevadas de presión al momento de la consulta, y no tiene urgencia odontológica.

-El CD le indicará técnicas de relajación al paciente, y realizará interconsulta con el médico tratante (o le pedirá indicaciones por escrito) para que indique las condiciones en se puede realizar el tratamiento odontológico.

Caso 4.

-El paciente está con tratamiento farmacológico para la hipertensión arterial, no obstante presenta cifras elevadas de presión al momento de la consulta, y requiere atención odontólogica de urgencia.

-El CD dará tratamiento sintomático incluyendo análgesicos y antibioticoterapía, y realizará interconsulta con el médico tratante para que indique las condiciones en que se puede realizar el tratamiento odontológico.

Es evidente que el CD deberá utilizar su criterio profesional para manejar la problemática que cada paciente presente, ya sea en situaciones semejantes a las mencionadas en los párrafos anteriores y a muchas otras que no han sido consideradas.

En todos los casos que se presente a consulta un paciente hipertenso, independientemente de que esté diagnósticado o no, con tratamiento o sin él, con cifras tensionales elevadas

en el momento de la consulta o controladas, el Cirujano Dentista deberá tomar siempre las siguientes medidas de índole general que consistirán en:

a) Recomendaciones para la toma de la tensión arterial y la adecuada utilización del anestésico local.

b) Indicar tratamiento no farmacológico para contrarrestar los factores de riesgo que provocan la HTA.

MEDIDAS GENERALES

1). Con respecto a las citas.

a) Registrar la PA en cada cita, cuidando que la técnica sea la correcta. b) Atender al paciente por la mañana para que se encuentre más relajado. c) Indicar técnicas de relajación. d) El tiempo empleado para los procedimientos sea mínimo para no producir demasiado stress lo que lleva a descargas fisiológicas de adrenalina, mismas que producen vasoconstricción arteriolar lo que se traduce como aumento de la resistencia periférica y por ende de la TA. 2). Con respecto al anéstesico local a utilizar:

a) Aplicar el anéstesico local usando la técnica de infiltración previa aspiración.

b) En la bibliografía consultada para la elaboración de éste material y específicamente en opinión de Madrigal Cantoral(10), se puede utilizar en pacientes hipertensos anéstesico local con epinefrina (adrenalina), ya que considera que las cantidades de vasoconstrictor que tienen las presentaciones de anestésicos locales son mínimas y no significativas para aumentar las cifras tensionales.

De acuerdo a nuestra opinión el Cirujano Dentista debe utilizar su criterio profesional para el uso del anestésico con o sin vasoconstrictor en un paciente hipertenso ya que como bien se mencionó las cantidades de epinefrina son mínimas, hay que pensar que en situación de stress el paciente libera grandes cantidades de catecolaminas (adrenalina y noradrenalina) que se suman a las mínimas del anéstesico.

3). Para la selección del tratamiento farmacológico que implique el uso de anestésicos, antiinflamatorios y/o antibióticos se debe siempre tener en cuenta lo siguiente:

a) Analgésicos: No indicar salicilatos por que aumentan el tiempo de sangrado al inhibir la adherencia plaquetaria, tampoco diclofenaco sódico, ya que contiene sodio y por lo tanto favorece la retención de agua. b) Antiinflamatorios: No indicar esteroideos, ya que en condiciones normales aumentan las cifras de PA por retención de agua.

c) Antibióticos: No indicar antibióticos nefrotóxicos ya que el daño renal que provocan se suma al que puediera tener el paciente.

4)Tratamiento no farmacológico de la HTA.

a) El CD deberá recomendar al paciente hipertenso.

- Supresión del tabaco. - Dieta baja en grasas y sodio. - Control de sobrepeso y obesidad. - Evitar el consumo de café y alcohol. - Favorecer el ejercicio físico y las actividades recreativas como soporte para evitar el stress.

7.-PRONOSTICO.

El pronóstico con respecto a la mortalidad de los pacientes con HTA es variable y está en relación directa con la edad y sexo del paciente, severidad de la hipertensión, y presencia o ausencia de insuficiencia renal, o de cardiopatía hipertensiva.

En general más del 50% de los hipertensos mueren por accidentes cardíacos (infartos), 25% fallecen de accidentes vasculares cerebrales y 8 a 10% de fallo renal.

8.-INFORMACION COMPLEMENTARIA.

En los siguientes párrafos se refiere información complementaria para el Cirujano Dentista acerca de los exámenes de laboratorio y de gabinete que el médico utilizará para establecer el diagnóstico definitivo del padecimiento, y además brevemente se menciona el tratamiento farmacológico que indica el Médico al paciente que padece Hipertensión Arterial.

A) Examenes de Laboratorio:

Los exámenes de laboratorio tienen como finalidad determinar la lesión de alguno de los órganos blanco (riñón, cerebro, corazón, ojos) afectados por HTA, y reconocer la presencia de cualquier de hipertensión secundaria.

Exámen General de Orina (E.G.O.): Suele ser normal hasta que sobreviene alteración renal, misma que se manifiesta con proteinuria, presencia de cilindros, eritrocitos (hematuria). También se pueden hallar bacterias las cuales indicarían la infección de vías urinarias (pielonefritis).

Química Sanguínea: Elevación de la urea y creatinina lo que sugiere daño renal por la hipertensión, o HTA Secundaria de tipo Nefrógena.

Biometría Hemática: Puede haber anemia, la cual se asocia con la insuficiencia renal crónica.

B) Estudios de Gabinete:

Radiografía de Tórax: Puede aparecer hipertrofia del ventrículo izquierdo, y cardiomegalia que indique insuficiencia cardiaca.

Electrocardiograma: Valora el crecimiento de las cavidades izquierdas y las alteraciones de la conducción provocadas por la Hipertensión Arterial.

Urografía excretora: Puede proporcionar evidencias de daño renal vascular, o de padecimientos del parénquima renal como causa de hipertensión, otro hallazgo sería la estenosis de la arteria renal.

C) TRATAMIENTO FARMACOLOGICO DE LA HTA:

Para el tratamiento de la hipertensión leve se recomienda el tratamiento no farmacológico (ya referido en las medidas generales), sí las cifras tensionales no disminuyen el médico agregará el tratamiento farmacológico con diuréticos, en una sola dosis diaria, a esto se le conoce como monoterapia con monodosis. Los diuréticos logran controlar la hipertensión aproximadamente en 15 días de no ser así se aumenta la dosis de los mismos y al cumplir el mes de tratamiento se valora si la PA disminuyó, si no fué así, se agrega un antihipertensivo de los grupos que se mencionan a continuación:

betabloqueadores

-calcioantagonistas -inhibidores de la ECA -vasodilatadores

9.- CONCLUSIONES.

Dada la prevalencia en México de la Hipertensión Arterial, el Cirujano Dentista debe incluír en su rutina para el diagnóstico y tratamiento de los pacientes mayores de 20 años, la toma y registro de la presión arterial.

En caso de diagnosticar que un paciente es hipertenso el Odontólogo deberá referirlo con el Médico general, no obstante indicar las medidas preventivas mencionadas en párrafos anteriores.

En caso de pacientes hipertensos ya diagnosticados, además de la rutina de tomar la presión, se sugiere hacer el seguimiento del tipo de medicamentos y periodicidad que sigue el paciente en la toma de los mismos, así como del control médico, de las medidas preventivas y hábitos como: alimentación, ingesta de sal, ejercicios, etc.

El cuidar de estos detalles es importante en la prevención de complicaciones dentro de la práctica profesional del Cirujano Dentista.

BIBLIOGRAFIA EN HOJAS WEB: www.altavista.digital.com.

www.seh-lelha.org/c0298M.htm

www.milenio.net/hta.htm

www.milenio.net/hta.htm

www.pccp.com.ar/saha/saha.html

www.mapaweb.com/guia/cuando.htm

www.seh-lelha.org/PCONTROL.HTM 10.- BIBLIOGRAFIA

1. Biblioteca de Semiología. Aparato Circulatorio. El Ateneo. 5a.Ed. Editorial Buenos Aires. Argentina. 1976.

2. Castellanos S. José Luis. Manejo Dental de Pacientes Hipertensos. Revista Práctica Odontológica, Vol.6 Num.5. Mayo 1985, pp.20-24.

3. Cecil B., Beeson P., et al. Tratado de Medicina Interna. Interamericana, 15a Edición. México D.F., 1983.

4. El Manual de Medicina. Angiología y Cardiología. Cap. III. Editorial Masson - Salvat. España, 1992.

5. Ganong William F. Fisiología Médica. Editorial El Manual Moderno.

6. González Caamaño Angel. Hipertensión Arterial. Ediciones Médicas Actualizadas, 1a.Edición. México D.F., 1980.

7. Guadalajara J.F. Cardiología. Méndez Editores, 4a.Edición. México D.F., 1994.

8. Guyton C. Fisiología Médica. Interamericana, 8a. Edición. México D.F., 1992.

9. Madrigal Cantoral C. El riesgo de la Hipertensión en el tratamiento dental. Revista Práctica Odontológica, Vol.15 Num.12 Diciembre 1994, pp.7-9.

10. Marvin Moser. Tratamiento combinado para la Hipertensión. Revista Mundo Médico, Vol.XXI Num.241. Mayo 1994, pp.103-116.

11. Rodicio J.L., et al. Tratado de Hipertensión. Salvat, 1a.Edición. Barcelona España, 1986.

12. Rosamond L. Tratado de Hipertensión. Panamericana, 6a. Edición. México D.F., 1992.

13. Salgado A. Manual de Geriatría. Edit.Cataluña, 2a.Edición. Barcelona España, 1989.

14. Terán Huerta G. Tratamiento del Paciente Odontológico con Hipertensión Arterial. Revista Práctica Odontológica, Vol.9 Num.4. Abril 1988. pp.55-57.

15. Wei J. Edad y Aparato Cardiovascular. Revista Mundo Médico, Vol.XXI Num.237. Enero 1994, pp 87-96. 16. ANEXO No 1

TECNICA GENERAL PARA MEDIR LA PRESION ARTERIAL

Para que la medición de la presión arterial suministre valores reales, es absolutamente necesario ajustarse a una técnica rigurosa.

La persona debe estar acostada con el mienbro superior extendido y apoyado en la cama, o sentado comodamente con el brazo flexionado y el antebrazo apoyado en una

mesa. La persona que realiza la toma de presion debe estar sentada de frente al sujeto. El brazalete tiene que ser de 12 cm. de ancho aproximadamente, y se coloca en el brazo del sujeto de forma tal que no quede ni muy flojo ni muy apretado. Se coloca un estetoscopio sobre la arteria cubital anterior.

Posteriormente se procede de la siguiente manera:

a) se infla aire al brazalete, cabe recordar que la fuerza ejercida por el aire en el brazalete es en sentido contrario a la de la sangre en las arterias (PA) es la denominada tensión arterial (TA) y su valor se lee en el baumanómetro.

La insuflación de aire al brazalete se debe realizar lo más rápido posible hasta valores mayores a los de la presión arterial del individuo, con el propósito de que esta fuerza opuesta (TA) sea mayor a la de la sangre en la arteria (PA), lo que hará que la arteria se aplaste y no le entre la sangre. En este momento en que la TA es mayor que la presión arterial no se ausculta con el estetoscopio ningun latido en la arteria cubital anterior, ni se palpa el pulso en la arteria radial.

b) se procede a desinflar el brazalete gradual y muy lentamente leyendo siempre en el baumanómetro las cifras. Cuando la presión ejercida por el brazalete es menor que la de la arteria, esta se abre y comienza a pasar la sangre. El paso de la sangre se ausculta como golpes (ruidos de Korotkoff) en la arteria. La aparición de estos ruidos corresponde a la determinación de la presion maxima o sistólica, que en el momento en que aparecen se leen en el manómetro. En el adulto jóven este valor es de 120 mm. de Hg.

c) a medida que se reduce la presión en el brazalete los ruidos comienzan a ser menos intensos. Cuando las presión ejercida por el brazalete (TA) es igual o un poco menor que la de la arteria (PA) los ruidos cesan porque las presiones en la arteria (PA) y en el brazalete (TA) se igualan, y es en ese momento que se lee en el manómetro el valor

de la presiOn minima o diastólica. En el adulto jóven este valor es de 80 mm de Hg.

Como ya mencionamos tensión arterial, y PA la intensidad de valores registrados

lo que se lee en el baumanómetro es la que aunque es una fuerza opuesta a de la la fuerza es la misma, por lo tanto los son iguales.

Valor de la TA = Valor de la PA

ANEXO No 2

AUTOEVALUACION.

INSTRUCCIONES:

Lea cuidadosamente cada uno de los siguientes reactivos y marque con una X la respuesta correcta.

1.- Las cifras normales de presión arterial en mm de Hg en el adulto jóven son: a) 60/40 b) 100/60 c) 110/70 d) 120/80 e) 140/90

2.- El aumento de la resistencia periférica en las arteriolas provoca: a) Disminución generalizada del gasto cardíaco. b) Aumento de la presión mínima o diastólica. c) Aumento de la presión diferencial. d) Aumento de la presión máxima o sistólica. e) Aumento generalizado del gasto cardiaco.

3.- Los siguientes son factores predisponentes de HTA escencial, EXCEPTO: a) Ingesta excesiva de sal. b) Obesidad. c) Stress. d) Uso de anticonceptivos orales. e) Nefropatía poliquística

4.- El factor que predispone a padecer HTA secundaria es: a) Sedentarismo. b) Tabaquismo. c) Glomerulonefritis. d) Herencia. e) Sexo.

5.- El cuadro clínico de la HTA se caracteriza por los siguientes signos y síntomas, EXCEPTO:

a) Cefalea occipital. b) Náuseas y vértigo. c) Acúfenos y fosfénos. d) Rinorrea y parestesias. e) Epistaxis y fatigabilidad.

6.- Es el órgano que se transforma en blanco por causa del daño producido por padecer HTA: a) bazo b) hígado c) cerebro d) páncreas e) lengua

7.- El diagnóstico presuntivo de HTA realizado por el odontólogo se basa en lo siguiente: a) Historia clínica, manifestaciones orales y cifras elevadas de PA. b) Historia clínica, manifestaciones orales y gammagrafía cardíaca. c) Historia clínica, manifestaciones orales y exámenes de laboratorio. d) Cifras elevadas de PA, electrocardiograma e historia clínica.

e) Manifestaciones orales, tele de tórax y cifras elevadas de PA.

8.- Las manifestaciones bucales que el odontólogo puede identificar en un paciente hipertenso sin tratamiento son: a) Xerostomía, gingivitis y gingivorragia. b) Candidiasis eritematosa y autoclisis deficiente. c) Odontalgias, xerostomía y caries. d) Caries dental, boca seca y parodontopatías. e) Odontalgias y hemorragias durante cirugias.

9.- Si un paciente requiere de tratamiento odontológico de urgencia, y sus cifras de PA son elevadas, su conducta será: a) No atenderlo e indicarle diuréticos. b) Brindar tratamiento odontológico integral. c) No atenderlo y remitirlo al médico especialista. d) Brindar tratamiento sintomático y remitirlo al médico. e) Mandarlo con otro odontólogo especialista.

10.- Las medidas de índole general que el odontólogo deberá recomendar al paciente hipertenso son todas las siguientes, EXCEPTO: a) Supresión del tabaco. b) Evitar el consumo de alcohol. c) Dieta rica en carbohidratos.

d) Control del sobrepeso. e) Evitar la ingesta de cafeína.

Clave de respuestas:

1.- d 3.- e 5.- d 7.- a 9.- d 2.- b 4.- c 6.- c 8.- e 10.- c

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->