REFLEXIÓN

Oh Dios, nuestro Padre, que deseas que nos amemos y sirvamos uno al otro, y que nos creaste para vivir en comunión contigo y con nuestros semejantes, concédenos durante todo este día los dones y la gracia que nos ayuden a vivir. Concédenos cortesía, para que vivamos cada instante como si estuviésemos en la corte del Rey. Danos tolerancia, para que no estemos tan dispuestos a condenar lo que no nos agrada y aquello que comprendemos. Danos consideración, para que podamos pensar en los sentimientos ajenos aún más que en los propios. Concédenos ternura, para que no perdamos ocasión de ayudar, alentar, consolar y animar a nuestro hermano. Danos honradez, para que hagamos nuestro trabajo lo mejor que podamos, aunque nadie lo vea. Concédenos que vivamos de tal modo en este día que el mundo sea un lugar más feliz por el solo hecho de que pensamos por él. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful