P. 1
Historia de Las Doctrinas Politicas - Juan Beneyto Perez

Historia de Las Doctrinas Politicas - Juan Beneyto Perez

2.0

|Views: 1.010|Likes:
Publicado porMatias Diaz Cassis

More info:

Published by: Matias Diaz Cassis on Jun 12, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/26/2013

pdf

text

original

¡UAN BENEYTO PEREZ

CATEDRATICO DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA
ENCARGADO DE CURSO EN LA DE MADRID

HISTORIA DE LAS DOCTRINAS POLITICAS
SEGUNDA EDICION REVISADA

AGUILAR, S. A. DE EDICIONES MADRID

NOTA BIOBIBLIOGRAFICA
Sacido en VülajmJo8a (Alicante)

en.

1907, Juan Beneyto Pérez es-

tUdió Derecho en la Universidad de Valencia. Pensionado en Italia Y en Alemania, ha l>ido discípulo de los profesMes Leicht, von Schwe-

rin y Stutz. La Universidad de Batania le concedió el Premio Victor
Manuel por su tesis doctoral, !/ la de J1unich, 1J(J'T invitación del pro-

fesor Konrad Beyerle, le llamó, ya en 1934, para dirigir un cursillo. Doctor en Derecho y en CienciM Políticas y EconÓ'm-icas, es catedrático numerario de Universidad. Ha explicado Historia del Dere·

cho, siempre atraído por los temas políticos. habiendo fundado en Madrid, en 1941, un Seminario de Historia de las Doctrinas Políticas,
y dado cursos de historia del pensamiento político español en la Pa-

cultad de Ciencias Políticas y f<Jconómicas de la CentTaI, doJUif está
encargado de la cátedra de Historia de la.<; Instituciones Políticas. Ha participado en los ciclos de conferencias de la Escuela Diplmnática y de la Escuela Socwl 'JI eon dtstfmtas conmemoraciones culturales. nacionales y extranjeras. Colabara en diversas revistas, habiendo sido reclanwdo su 110mMe en las melanges de homenaje a los profe.<:orc-s Altamira, _4lbf'1'toni, Finke, Solmi y Menéndez Pidal, asi comO' en publicaciones misceláneas, tales como La Mission de l'Espagne, París, 1941. Pertenece a la Academia Hispano-ltbl,iana; es director de número del Centro de Cultura Valenoiana, académico correspondiente dI? la Real de Legislación y Jurisprudencia, miembro fundador de la Asociación de Amigos de Luis Vives y de la Sociedad ESp<1ñola de Fi· ~osofia; consejero adjunto del SupeI/"Íor de Investigaciones Científicas y de la Sociedad Dante Ali{}hieri; miernbro de la Commission Interna· lionale pour I'Histoire des Assemblées d'Etats, dependiente drl [nter· national Historical Committee, y de la Comisión de Historia Social de España. Ha publicado estudios, ediciones y ensayos. He aquí el recuento de su obra:
Los medios de cultura y la centra.lizacWn aajo Felipe ll. Madrid Reus, 1927. El valor jurídico de la ley. Madrid, Reus, 1930. Regulación del trabajo en la Valencia del 500. Madrid. Junta parD Am· pllación de Estud.ios. 1930.

.xll

NOTA BlOBIBL10GRÁFICA

Instituciones ae Derecho hist6rjcQ. español. Barcelona, Bosch, 1930-3l. Fuentes de Derecho hiStórico español. Barcelona, B08Ch, 1931. JI Diritto catalano in Italia. Bolonia, Zanichelli, 1933. Naciona./-Iwcialismo. Barcelona, Labor, 1934. El nuevo Estado español. Cádiz, Librería Cerón, 1939, 2.· ed. 1939. Ma1!u,a1 de Historia del Derecho españO'l. Za,ragoza, Librería General, 1940, 2." oo., 1948. Estudios sobre la historia. del régimen agrario. Barcelona, B08ch, 1941. España y el problema de Europ(l_ Madrid, Editora Nacional, 1942. Nueva edición. Buenos Aires. 1950. Col~ción Austral. 7'res historias de unidad. Madrid, 1943. Ginés de Sepúlveda, humanista y soldado. Madrid, Editora Nacional, 1944. Lección SlJJbida. Política de Letras y de HistOlria. Madrid, Editora Nacional, 1945. Fortuna de Venecia, Historia. de una fl1l11Ul políticlJl Madrid, Revista de Occidente, 1947. Introducción a la Historia. de las doctrinas políticas, Barcelona, Bosch, Editor, 1947. TrajaJuJ, e-l mejor prfncipe. Madrid, Editora Nacional, 1949. Los orígenes de la Ciencia politica cn Esf)<llña. M::(\rid, Instituto de Es· tudio.s Políticos, 1949. La escuela iluminista salmantina. Universidad de Salamanca, 1949. El Cardencl Albornoz, canciller de CaRtilla y carudillo de- Italio.. Madrid Espasa-Calpe, 1950. ANTONIO SARDlNHA: W cuesti6n peninsuJ,a{/". Trad. y pro!., Valencia, 1929, 2." ed., Cádiz, Escelicer, 1940. VÁZQUEZ I)l! MELLA. Antología y pr61. Madrid, Editora Nacional, 1939, 2. a OO., 1942. Ideas polftictlS de la Edad Media. Selección, trad. y pró!. Madrid, Editora Nacional. 1941, 2. a ed., 1942. ALBl!RTO PECORELLI: Il re catholico. Ed. y pról. Madrid, Consejo Supe· rior de Investigaciones Cientificas, 1942. R. SÁNCHE:Z I)l! ARÉVALO: Suma de la, Política, Ed. y pró!. Madrid, COl'· sejo Superior de Inveatigaciones Científicas, 1944. Textos poUticos espafutles de la baja Edad Medio. Sel~ción y prólogo, Madrid, Instituto de Estudios Politicos, 1944. Glosa castellana al .:Regimiento de Príncipes de Egidw Romana. Edición y estudio preliminar. Madrid, Instituto de Estudios Políticos, 1947194B.

PROLOGO

PROLOGO
Entre los profesores ,"spaiíoles existe una repugnancia curiosa a
elaborar visiones de conjunto, resultando chocante que materias que

son objeto de un riguroso quehacer están presentes en monografías,
pero no en exposiciones de tipo generaL El principal inconveniente de esta actitud es la calificación de hermetismo que impone a la disciplina, calificación que ha servido durante un largo período para exaltar la posición del maestro en una atmósfera, a la larga asfixiante. de pura invención o de infusa ciencia. Tal repugnancia se empieza a yencer, y creo que todos debemos poner lo que podamos para que el vencimiento sea definitivo. Una exposición de conjunto exige- riE'rtamente, a modo de cala, una profunda toma de contacto con la materia, una preparación instrumental y de e-specialista, y un espiritu abierto dispuesto a desvelar el esfuerzo propio. Como no es indispens~ble que se den por resueltas todas las cuestiones, creo que más bien lo que hace es esa actividad humana (le entrega del resultado del trabajo. Con el convencimiento de que siempr.e habrá temas por resolver y que lo importante es situarlos, doy a los tórculos una serie de perfiles. construidos con mis preocupaciones de estudioso sobre el horizonte de la Historia de las doctrinas políticas, no porque considere aca· bado mi trabajo, sino para ponerlo como contribución personal en el mundo de las aportaciones intelectuales de nuestro tiempo. La disciplina a que estas páginas tocan-ligada a la Historia jurídica y política que desde hace veinte anos viene siendo mi ocupaciónestá llamada a sugerir muchas vocaciones. F.n otro volumen he senalado mis opiniones sohre su concepto, su contenido, su método v sus fuentes. Acuda el lector allí. porque en él se explican tanto la norma como la sistemática que debería iniciar este libro, pero que ya PE superfluo hacerlo andando POi' las librerías mi Introducción (*). Vaya añadir sencillamente que la Historia de las doctrinas politicas no sólo se ha de comprender, sino que ha de sentirse. El hombre está ligado a su circunstancia, y hay que procurar que las grandes figuras en cuya coherencia se edifica el pensamiento de cada períOdO expongan sus actitudes sobre las letras que dejaron en su viva acción. Bergson tiene razón cuando dice que Descartes y Pascal representan las dos formas del pensamiento entre las cuales se divide el espí(O) ¡ntroducct6n a la Historia de las doctrinas poll/ieas. Con un Reperto"w de fuentes dIrectas. Barcelona, Casa Editorial Bosch. 1947

pROI.OGO

ritu moderno: la racionalista y la intuitiva. Pues bien: al historiador de las ideas las dos le han de parecer solidarias. Con esa finalidad he hecho aflorar las distintas corrientes según el mecanismo de las recepciones y las expansiones, buscando el hilo conductor de las líneas internas y externas. Otra cosa he de decir: la exposición se pretende ofrecer como dic· tacta desde un rincón del viejo mundo clásico y cristiano. Y quiere ser tan objetiva que ni el Catolicismo ensombrezca la perspectiva de la Reforma, ni la Latinidad oculte la significación trascendental del Orbe Nuevo. Todo quiere estar presente, en panorama que estimo general, en visión universalista. y lo español en el sitio que le corresponde y en la fe de quien escribe.

• ••
Hasta aquí lo que escribía hace dieciocho meses. Ver agotada la primera edición en tan poco tiempo ha de satisfacerme por cuanto señala el interés del libro y supone que se ha servido con él el interés de la cultura, tan gentilmente subrayado por sus lectores. Ese mismo éxito me confirma en sus líneas generales, que deberé mantener por si han sido ellas las que me granjearon tal favor. Las modificaciones realizadas se refieren a correcciones de detalle, planteo más amplio de ciertas figuras e incorporación de nueva bibliografía. Se ha procurado hacer descollar a algunos autores cuya importancia o influencia pareela sufrir, y ampliar el enfoque de alguna cuestión, pero sin romper aquella norma, pues en la visión de su conjunto se ha preferido el panorama a la orografía. La contemplación de los avatares del pensamiento exige dar entrada al mayor número de pensadores o de corrientes. El estudio pormenorizado de las primeras figuras es fácil e incluso encuentra tratadistas directamente interesados en la investigación de sus ideas. De otra parte, dándose como se dan los elementos bibliográficos fundamentales, la tarea está iniciada para quien se desee internar en cada uno de los grandes maestros. Otra cosa hubiera sido romper la perspectiva. Con el favor del público he de agradecer el de los profesores que han recomendado la obra, el de los estudiantes que han seguido aquella indicación y, de especial manera, el de quienes con sus criticas han situado y valorado mi quehacer. La magnífica impresión de su contenido, advertida en la nota de Faustino J. Legón en la Revista de la Facvltad de Derecho y de Ciencias Sociales de Buenos Aires; las pru. labras sobre la actitud científica en la que mi libro se mantiene, según el recensor de Realidad; la galanura y autoridad en que Luis Garc[a Arias, desde Arbor, la ve escrita; en fin, esa felicitación del Padre Urrutia, que desde Pensamiento pide a Dios que bendiga generosa-

PRÓLOGO

XVII

mente la labor científica en que estoy metido «para gloria de las letras nacionales y bien de los muchos lectores ... » Todo me obliga y me tiene encadenado. Por ahora, gradas y la promesa de que, no faltando circunstancia conveniente, trataré r!.e corresponder al crédito que se me ubre, aunque no crea poder llegar a hacer de este libro--«tan bien encuadrado y tan felizmente arquitecturada», según dice Carlos Curdo en la Rivista Internazionale di Filosofw del Diritto-lo que en un exceso de devodón le augura' «Un lavoro fondamentale della cultura oC'cidentale per un orientamento generale delle dottrine politiche.lI J. B
Madrid. ff'brero de 1950.

,)()(., "" 's

lJ

INDICE

INDICE

NOTA BIOBlIlLlOGFl.ÁFICA

PRÓLOGO

PRIMERA PARTE

ANTIGtJEDAD Y EDAD MEDIA
LlERO 1

LA CULTURA GRECORROMANA
CAP. l.-EL ORDEN 'poLÍTICO GRIEGO: SU ESTRUCTURA Y SUS IDEALES. 3

1.

2. 3.

Moral y cultura La epolis»; su tipología: Atenas y Esparta La elocuencia politica: D",móstenes, Perlcles, Isócrates e Hipérides .

3 5
9
14

CAP. 1l.-PLAroN, o LA SABIDURíA Y LA POLÍTICA

4. 5. 6. 7.
8. 9.

Sócrates y SU ambiente Formación y tart'.a de Platón o.. La obra platonlana Platón y el omen politico griego.

14 17 21 22
26

CAp. IIL-ARlSTÓTELES,

o LA TRADICIÓN Aristóteles y su problema La producción literaria: su sentido poUtico

26 27

10.
11. 12. 13.
14. 15. 16.

Líneas fundamentales del pensamiento arlstotélico
El J1e.leniSmo Egipto, Persia y la India Las repercUsiones doctrinales: de Aristóteles a Zenón .
Fundamentación cultural y jurídica La tres publica •. El ImperiO Polibio: su panegírico de la constitución romana; sus doctrinas Cic<,rón: originalidad y sentido de su obra

29
33

CAP. IV.-EL lIIUNDO HELENICO y LAS CONQUISTAS DE ALEJANDRO

33 35 38
40

CAP. V.-EL lIIUNDO ROMANO ,..

41 44 46
50

CAP. VI.-LA INTERF!;;RENCIA HELtNICA EN RoMA

17.
18.

50 53

XV. 119 CAP.-EL ELEMENTO GF. 29. 25. 23.M» 122 122 . EVROpEO 36.. La formación del orden~miento politico i¡. 22. La irrupción de'¡ Cristianismo El Evangélio: sus elementos políticcs Significación de la Patrística: su¡.:. conceplo~ fundamC'ntales AGUSTÍN'. VII l.:.-EL ISLA!\! 30. XlIL-EL ORB]. CAP. la Constitución i[lgl~Ha 106 109 111 114 CAP.-EL MUNCO CRISTaNO (}. 34.ilADE!'.r:. 38. 37.. Los problemas de caracterización La tradición recogida El renacimiento carolingio.RMÁNICO 83 8:l 27.. o LAS DOS CI¡. 21. (}.D1EVAL 97 97 100 33.S DE LA l'OLÍTICA MF. Xl. La renovación del Imperio: c~:rolingio~ y otones La Cristialld~d La Exención imperio] y la amellaza islámica Fundamentación del Poder Significación y con~ecurncins df'l movimiento municipal. ProblEma~ introouctivos La . 28. XIV.R~GI:vJEN" El mundo medieval ~. El provincialismo occidental: SÉ'neca L~ división del Imperio: Bizancio 58 61 LlHRO l! LAS :-IL-EVAS APnH'l'ACIO:.-~REGNV:vJ" y «CIV1"l'AS» 1 14 10.s 90 90 91 94 LlBHO 111 LA CRISTIANDAD Y EL IMPERIO CAP.-SAN 24. 26.civita~" y el Reino dé Dios y lo¡. doctrinas e influencir. la escuda matizaciones posteriores salisbniell~e y las 103 106 CAP. XIl. y . 35. FuenHs. El Califato y la comunidad musulmana 32.::. VIL-LA CULTURA POLÍTICA RO~AN" FUERA !lE ITALIA 58 19.-~REGN¡. 39. IX. El asentamiento y la organización El poder real y el ejército El cruce doclrinal: San Isidoro 84 8(. CAP. 20.]ámico 31. valores pE'fmanentC's Las idea~ de San Agu~tín 77 80 CAP. (}9 j¿ 7ü CAP. X.XXII iNOICE Pagmas CAP.-LAS BASES CULTURALF.

XXII l. Guillel'ffio do Ocam y la f'scisión de la Cristiandad 166 170 170 172 174 176 1i8 178 180 181 184 184 186 192 192 194 196 198 200 .-TIPOLOGíA DE LA AUTORIDAD Y DEL MONARCA 44.-EL ORDEN PO¡JTICO ECLESIÁSTICO 55. XIX. El movimiPnto C'onciJiarista: Gerson CAP.-:. de Dantc Alighirri 69. XVI. La raíz gela:siana 58.-E:L Il'EAL DE CABALLERO Y LA DOCTRINA DF.."GS 42. La calificación del rey como tirano 46. LOS RSTAOOS. XXI l.adua y la novedad política 70. XVII l. Los ejemplos del Continente· el reino d. De Inoccncio lIf a Bonifacio VIII GO.-LA RFI.-LA REPRESENTACiÓN DRI.e la politlca dc su tiempo.~ Federico JI y la Monarquía de Francia Régimen feudal y régimen estamentario 125 128 132 132 134 137 CAP. La Escolástica: Santo Tomás df:> Aquino CAP.íNE.-EL ADOCTRINAM1RNTO I>EL MONARCA G1.ción de la «Magna Charta» CAP.O 49.1ilici~ Y cler(eb CAP. El «Policraticus" uC' JU1n de Slllisbcry G3. Gregorio VII . .2.. Lo~ cat.'}S.-LA POSICiÓN DEL SÚBDITO 47. La Glosé].RRS .ng-élica .-LAS DOS r. 43. P¡:RBI.>~llerm. XXI.: Bártolo ue Saxoferrato 65. XVI l. XX.'S MATRICES DF! LA DOCTRINA 64. Marsilio de P. L:l . La teoría del prínCipe> perfecto y b ciencia política CAP.v Enrique IV 59.57. La concepción jerárquicn de la sociedad. Monarchia. Los Espejos de príncipes G2. El consentimiento populrrr 50. XXIV. J\.-LAS uos VERTIR"·TRS [J¡': LA UlSCUSIÓN 66.ACIÓN ENTRE LOS DOS PODF. 1<0 140 144 147 147 148 151 155 155 158 160 163 163 54.¡NDIeE XXIIi l'ag. 67. Libt'rt"d eclesiástica y principe católico CAP. la imitación . El sistema de p¡¡ces y el sentido de la idea de libertad. La querella de las investiduras 56. La elección y el sistema m:woritario 51. Significa. 48. E:stamentos y Parlamentos CAP. Ideas medievales sobre la figura -del rey 45.. El vínculo de fidelidad y el concepto de pueblo. Nicolás de Cus~ y su «Concordantia catholica» 68. Egidio Romano y su actitud ant. Los fines de la «civitas»: carácter jurídico del oregnum» CAP.

-LA CRISIS DEL ORBE EUROPEO 74. Bodino: su significación. 73.ación del curialismo: Trente y lá Compañía de Jesús 93.en la historia de las doctrinas políticas 88. J8cobo 1 y la teorización del derecho divino de los reyes. escuela juridica. XXX.-FUNDAMENTACIÓN CULTURAL DEL ESTADO MODERNO 71. La! . Utopía. tacitismo y . equilibrio y mar 75.ÍTico EN I¡'. El problema general de la renovación política Las tendencias protestant('s El espíritu de Maquiavelo y los limites de la política de la Refortnal 205 205 207 209 212 212 215 218 220 CAP. el cDe offido principis». Belarmino y Suárez 223 223 226 228 231 231 235 237 241 241 245 249 249 251 254 257 257 259 262 265 265 267 . XXIX. Consejos y privanzas CAp. XXV.P. Guicciardini y Botero 85. 76. XXVIII. Ciudades y parlamentos 80. Los hugonotes y la Liga católica 87. XXXIL-LA ACTITUD DEL PONTIFICADO 92.iNDICE Pdqinas SEGU:--IDA PARTE EL ESTADO MODERNO LIBRO IV DESCUBRIMIENTOS. Tipología política y administrativa 79. La controversia y la imitación 82.GLATERRA 89.-EL PE¡''-SAMJENTO POLÍTICO E" FRANCIA 86.admiratio» CAP. El cardenal Belarmino: sus controversias. La exaltación de FranCÍ9: Seyssel y Pastel Cl. Imperio.Utopía» del canciller 90. La caida de Constantinopla y la idealización de Turquía. Maquiavelo. El Estado aoooluto 83. XXVIL-LA ESTRUCTURA DEL ESTADO 78. Etica y Politica CAP. Smith. La re<>labor. El descubrimiento de América 77. Hooker y Buchanam 91. CAP.-EL PENSAMIENTO POLÍTICO EN ITALIA 84. La. La posición de la escuela española CAP. XXXI-EL PENSAMIENTO por. HUMANISMO Y REFORMA CAP..-LÍNEAS GENERALES DE LA EVOLUCIóN DOCTRINAL 81. XXVI. 72.

.'m:1.'122 322 XXXVIIL-EL Pf. 107.\P. Bossuet.OS SIGLOS 111. C. Cato323 C. el pueblo y el Estado 114. Luis XIV de Framcia y el arte pollUco. C. LA POLiTICA ESPAÑOLA EN 1.· 109. CAP. LoS consejeros del Despotisffi(' XVIl y XViii 330 330 333 339 343 . Los problemas del Podel' y la teorización.-LA CIENCIA POLÍTICA ESPAÑOLA EN EL SIGLU XVI 94. La producción llterariopolítioa.xXV C. L:l tearia del Del iluminismo al racionalismo .\P.TAR1A l' LA REVOI.0$ L:J época Nación y autoridad.-LA EXALTACIÓN Df. La escuela teológica: Vitoria y Suárez 97. . La línea germánica: de Altusio a Wolf 110. caracteres de la IItcr<ltura política ¡I2. 108.". .UC1ÓN mOLF:· BA DE 1688 104. Salnt-Simon Federico 11 de Prusi~. XXXIII.-LA oPOSICiÓN PAI<LUIF. La justificación del Estado autoritario 103. 95. 99. La teoría del fin y de los Jimit('~ 300 302 304 306 CAP.. Sentido y doctrina de ('síe movimiento 105.-LA CUI:rUlI. XXXIV. 100.o'<: XI'U \' X\'IIJ dé'~potismo 289 289 293 296 300 Ilustrado XXXV. 98.\P. La linea latina: IR filosofía francesa y la licismo e ilustración H~liana. Locke: su puesto en la historia del ParlamEuto político. XXXIX.NSAMIENTO pOLíTICO ILUSTRAJ::.\P. o el rey filósofo José II de Austria y Pedro Leopoldo de Toscan~ 213 318 320 .-ABSOLUTISMO E ILUSTRACiÓN 306 309 313 106. oe las formas concretas 273 273 276 27() 282 LIlHto V RAnno('o E JU:STRACIO:-l CAP. Critica y controversia 96. La proyección exterior de la 13ü-beranla 102.A l"OLITll'A ¡':N 1. El princlpp.. XXXVII. La tradición y las recepciones. La construcción teórica: Richelleu..L PODER 101. XXXVI. Etica y emblemática 113.

as doctrinas conservadoras en Inglaterl'll y t'll Norte. 124. 129. 122. XLVI. XLIII.-EL SISTEMA CONSTITUCIONAL 130. La formación (le los Estados Vni(los d .-Los MOVIMIENTOS CON1'RARItEVOLUCiONARIOS 123. La legaliza(:Íón <. CAP.-LA FILOSOFíA DE LA RESTAURACiÓN 381 127. MUNDO POLÍTICO fHIDAMERICANO 405 405 408 136.1 pcn>lamíento ar'gentino Ideas y formaR (le la ordenación política sudamer'ican \ y filipina 410 414 .-EL ESTADO LlllERAL l>N EURUPA. La emancipación de la América hispánic:1 138.le! PO(\rl' y la trorí:i di' 1. XLIV.-LiNEAS GENERALES DE LA POLlTICA EN EL SIGLO XIX ..u>. La ordenación dcl . 139. Reformismo y declaraciones de derechos La génesis filosófica La expansión dp la Revolución: pi sistema napoleónico. Bolivar.1 Constitución en Francia La expansión del sistema constitucional: referencia <1 los caracteres que adopta en los distinto>l palst's 391 CAP.'H7 347 115. 128. 121. Liberalismo y tlemocr11cia 133 Nacionalismo y clasismo 134. y tendE'ncias d" pste movimiento 856 358 363 CAP.íNDICE Pd"inas LIBRO VI REVOLUCIQN y LIBERALISMO CAP.-LA REvOLUCIÓN }'RANCESA 120.. 117. XLV. 131. Repercusión Idcológic:l de la folanta Alianza Las reservas del pens'-'miento francés Líneas tradicloÍJales en Italia y 01 Prusia I. L'I técnica y la crisis 398 401 40:~ CAP. 137. El ambiente de lucha y la raíz doctrinal Los problemaa de organización La presencia de América 35t 354 356. l norte de Ame· rica 119. américa' 375 :177 379 C. el emancipador Los doctI'inarios y los l}olíti('o~' .anticismo politico El utilitarismo: Bentham 381 385 286 aB!l 3R!') CAP.Estrulo t1<' {Irrecho» 135. XLII.. XLVIL-EI.. 126. El idealismo en Alemania y en Inglaterra El rorn. 125. 396 396 132. 363 367 370 373 373 CAP. figUra). Pl'lncipio~. XLL-LA REVOLUCIÓN AMI>RICANA 118. XL. 116.

Los inconvenientes advertidos 147. La doctrina pontificia sobre el liberalismo 142.. XLVIII. De personas citadas (1ntU~ rwminu.ISF. Constituciones . L.1n) 2.QTORIÜS ALFASÉT1COS: 1. 145. El sindicalismo 148. XLIX.N EL SIGLO XIX 423 426 426 143." ... 437 437 439 440 442 445 REPE. La Hustración y el Liberalismo: Ramón de Salas La Contrarrevolución: Balmes y Donoso 429 431 LllIHO VII LA CRISIS DEL ESTADO LlRERAL CAP.1NOIClil: xxvn CAP.QEO. El mundo histórico y el orden jurídico. El Código de Malinas CAP. El problema del hombre.QUF.-EL pENSAMIENTO CATÓLICO Y LA POLÍTICA !.NACIÓN pOLITICA 146. Las formas estatales totalltarias 150. De conceptos (Indea rerum) 465 . Doctrinas y 144. El movimiento socialista 149.-LAS TENTATIVAS DE .RAL 419 419 422 140. El _catolicismo sociah: la obrO' de Ketteler 141.-LA PúLÍTICA ESPAÑOU J.

PRIMERA PARTE ANTIGÜEDAD Y EDAD MEDIA .

Herilo. Teodoro de Gadara. Las tesis orientalistas pueden suponerse también incorporadas pOr la aceptación griega de las versiones Que divulgaron los sacerdotes egipcios al servicio de su vanidad nacional. Por sus escritos políticos son notables Hipodamo de Mileto. Enoneo.. un viajero desconocido de la India habria comunicado sus doctrinas a Sócrates. Estoicos como Zenón. Crisipo. el socrático Critón de Ate· nas. pudo ir cobrando cuerpo la especulación política. los peripatéticos Teofrasto de Ereso. Isócrates. Musonio. Jenócrates y Heráclito. porque en su ambiente fué posible la actividad del hombre que se sen¡ja responsable de la vida común. ¿Qué cultura puede presentar una floración semejante? La discusión sobre el origen autóctono de la filosofía griega queda superada ante estos hechos.. Faleas de Calcedonia. mas la cronología de los sistemas indios hace suspender todo juicio sobre . Demetrio de Falera. Anaxarco .LIBRO PRIMERO LA CULTURA GRECORROMANA CAPITULO PRIMERO EL ORDEN POLITICO GRIEGO: SU ESTRUCTURA Y SUS IDEALES 1. epicúreos como Metrodoro. AntiXágoras. Pla: ón y Aristóteles. Victorino . Diógenes. Por la ausencia de estos elementos en Oriente. Esfera. Orlbasio. Sinesio. que permitió este estudio. Cleantes. Sin afán exhaustivo recordaremos algunas de sus figuras: entre 'os filósofos. _ Además de los grandes maestros Sócrates. los académicos Espeul'ipo. faltan alli actividades intelectuales en el ám· bita de la Ciencia politica. Marcelo de Pérgamo. Es excepción la India. Según Eusebio de Cesárea. como los recoge el Calila e Dimna. Dión de PrusB. etc. el sofista Pitágoras de Abdera... Jenofonte de Atenas. Cuando se desarrolló el individualismo y se sintió la inquietud por mejorar o reformar. Dicearco de Mesana. Perseo. Polibio de Megalópolis. Mas de él sólo surgieron conceptos hechos lección de apotegmas y fábulas. Par eso Grecia es madre suya. Diógenes. los cirricos Antístenes. MORAL Y CULTURA El estudio de los fenómenos políticos exige siempre un mundo donde sean posibles la discusión y la investigación. Eufanto de OUnto. insertas luego en el ambiente de las escuelas de Alejandria y en los escritos de la más antigua Patrística. Estratón.

se antoja frente al nomos. Lo que suced&---eon· . establecidos en Platea a instancia de Arístides. El ambiente de Grecia fué apropiado para el desarrollo de la obra intelectual. Pudo significar así. simetrlas y armonías. hasta el punto de que Platón pensaba en una POlis de numerus clausus. en la que vale más la música que el trabajo. giró en torno al término principio. con cinco mil habitantes. 1: 8ST1WCTURA DEL ORDEN POLíTICO GRIEGO esta influencia. Piénsese en la significación de los juegos de la libertad. sobre un es· quema de números. que tuvieron apoyo en la idea de ciencia. De ahí la importancia de la educación. hacia el cosmos. y en forma típica la guerra. La moral helénica es la propia del hombre considerado como ser libre. aunque en contacto con el hecho humano. moral de señor. al menos por lo que se advierte según ciertos frag· mentas del drama del tirano Dionisia.4 LIBRO l. constituye antecedente del corpus muticum paulina. reconocido por Pitágoras. por T·ácito y por Suetonio. La conciencia de que el hombre griego es capaz de ordenar un mundo virtuoso está clara en Isócrates. que. aquellos eleuteria. El orga· nismo social o logos se liga al nomos u orden. La tradición antitiránica muestra su vigencia en los ejemplos de Teognides. y espe· dalmente en Armadio. Ya fué mucho advertir)a presencia del Orden. como ser social. Cualquier violación del orden. y la poUs como entidad en la Que todos participan.oni. El conflicto entre fuerza y derecho revela el valor de esta doctrina. entendido de ma- nera un poco indiferente. naturalmente. en filosofia. esa paideia ligada al entrenamiento gimnástico y didascálico. sino muy excelentes también en la fortaleza y en la virtud. que admite la muerte del tirano. Acaso Séneca es quien mejor nos pinta esta antigua concepción: Membra sumus corpori 11W. la nuestra---:ctice--puede producir y criar hombres. Mientras las masas eran atraídas por el teatro. como Derecho y como Ley. arrancando de Pitágoras. el sofismo----que Gomperz califica como uno de los fenómenos más interesantes de la cultura helénica-preparaba a ciertos grupos para la carrera política. calificados por Jaeger como anticipio de maquiavelismo. e incluso su parentesco y comunicación con los dioses. La visión de la ciudad como cuerpo. En política se prefirió un sistema de pequeñas ciudades. La imagen del orden establecido preside la estructura política. sin una matización pormenorizadora. que expresa la sumisión de la Pedagogía a la Política. y en San Ambrosio y en San Agustín. El hombre es concebido. propios de cada país y superiores a los de otras tierras.-CAP. Se ha exaltado la tendencia que muestra el griego hacia soluciones de mesura y armo· illa: en arte. Como en otros lugares se crían frutos o árboles o animales. no sólo muy ingeniosos para las artes y los oficios. que ha debido de ser reciproca a partir de la expedición de Alejandro. un camino para nuevas especulaciones. hacia el canon. La misma idea está acogida por Cicerón. frente a la tradición. En la época de Demóstenes se puede aún seiíalar como problema no resuelto. celebrado por los atenienses por la canción que Weil ha llamado da Marsellesa antigua». en las que todos los mo· radares se conocen.

la polis eran ellos mismos. 1854. 1909. trad. MENZEL: Kank!es. 1943.E llRoDElIo: PrO/agOTa. cSefarad». MYRI!:S: TI". 1944.samtento griego. 1934.Verdad y Vida. PhiloWJ>hie. La /tmdJJzione deHe 'dee politfehe in Greda. CE..---. Bonn. esp . Les d~mocraties anliques.JO>ON BURNET: Earl1J Greek PhUo¡. La versión de ·las tiranías helénicas está dada por los casos con- .-H. 1943. GescMchte de>" grleeh!sche LehT" Van Staat. MONTERO: El individuall8"lno po· U/teo en el pensamiento griego • • Cisnerou. LA «POLIS». en efecto. JA~GElI: Paideío:.-ETI'ORE BIGNON": Stud. qUe podía serIes cambiada. 1914..sü grecqlie. trad. 2. 1929. Bien de admirar parece---ee testimonia en otra parte---que una ciudad que tiene tan malos consejeros pueda llegar a . mantenidos por el ónico apoyo de tropas mereenarias. tenian su politeia. 1932:--8. que aparece en Píndaro y en Herodoto. di Sto delta Filos . Palermo. F'ru. para fijar en su clasicismo el contorno de la paUs. dando un ejemplo..wsofla ontes de WS grl. BECC~1U: Sulla stori<> de!!e dottrin" v<>litkhe nella Grecia antiea. 1943.-A.(. Se ha dicho qUe era semejante al de res publi: ca. Hacia el siglo VII a. pero también magistrados idóneos. 1933.. y vuelven la lucha antigua y la controversia. no así la politeia. Viena.ftgos. 1912. Méjico. H""ARDINQUIER: La Cyropedie. 1911. a. Berlln.-A. Lo pen.. hacen falta buenas leyes. 1929. La preocupación es tan viva.. 65.Al)A: La J.-W.._L. La culpa es de los.2. pues. 1938. París.-G._F. s.-I~".chte der oriechischen Phi!osophle. proceso que se concretó en el esfuerzo por establecer cuál fuera la mejor forma. Grundrlss der Gesch.Ciencia Tomista>. Méjico. La aurora del pen. 1927. cuya decadencia facilitó la instalación de regímenes tiránicos (siglos VI a IV). y con ellos y por eIlos existía y 8ubsisUa. la institución de las magistraturas y las leyes que las rigen.s'ero antico. Barl. trad.• Ma_ drid. A la autonomía se unen la eleuteria y la autarquía.--OSCAR BECKER: Gr¡echkch. GUIGLIERldlNO: La eoltCezÍQnIl" poliUca di Tuc1dine nel/o Ted<:<rl<lne definitiva deUa suo sU>rla.. 1942. Paris.. su TIPOLOGÍA: ATENAS y ESPARTA 5 fiesa-€s que las cosas han ido mal porque nos hemos abandonado al desorden.mejorar su condición. segón la hermosa imagen isocrática. GOMPE!\Z: sophistik und Rethorik. LÁ ePOLlS. 1946.. 194. esp •. Nápoles. R01. HENKEL: Studien su eln .-L. Importa. Nápoles.ophll.-P.. esp.-B. Milán. mas en todo caso corresponde a la polis como el alma al hombre. CaoISKr. 1936. «Phllologus •• 9.2. Berlin. 1938. Nueya York.TA: Storia deUa filo~ofkl greca ~ romana. Parls. 1941. hombres y no de Grecia. 3. H.oRo RoDruGVEZ: Contribución filo/(Jgica a la doctrina iiel cuerpo mistleo en San Pablo. cArch._A. Bre>llau.ILE: Sobre el origen de la fUosofia griega. ROIIIN: La morale antique. Los atenienses. Para fijar la estirpe y los tipos de esta construcción hay que partir del concepto de politeia. al fin. su! pen. Mas ésta se hace ya girando en torno a determinadas constituciones oojeto de admiratio. /. según nota Platón. . de Jesucristo hubo numerosas oligarquías. caen.-E. . La tradición recogida por Homero y por Hesíodo habla de una monaiquia patriarcal y teocrática. political ideas of the Greek$. SU TIPOLOGÍA: ATENAS y ESPARTA La filosofía helénica inaugura un proceso de estudio lógico cerca de las razones de la vida política.-H. A. 1935. ZELL~R: Die Phiw$aphw der Grleeh. buscar para los públicos negocios aquellos mismos de quienes querriamos valernos para nuestros propjos asuntos. KORNE>fANN: Vom ontlken Stoot. siquiera sea rudimentariamente. Los tiranos.•• 2. El orden polftico comprende.

de J. Licurgo y Salón han sido sus símbolos. la ganancia personal y la presión tributaria. C. Mas no puede decirse que sea creación soloniana. y los gobiernos de Clístenes y de Pericles. en efecto. Tan pronto como hablaba era obedecido sin examen ni discusión. que por una doble consagración religiosa y política era el primero de los grandes Consejos y gOiaba de independencia absoluta. pues. Periandro de Corinto es calificado como tirano por Platón. pues no la testimonian los oradores ni Jenofonte. C. que da base a Una evolución que se tipifica en torno a la guerra del Peloponeso. sino resultado de una feliz conjugación de los vinculas patrióticos y religiOSOS. Las líneas de las constituciones consideradas tipicas-Esparta y Atena8----Qfrecen mayor claridad. Platón ofrece una visión de la constitución ateniense destacando la importancia del Senado de los Quinientos. De entre ellos. 1: ESTRUCTURA DEL ORDEN POLfTICO GRIEGO cretos de que se ha conservado noticia. visto el destierro de los buenos y el ataque a la propiedad de los súbditos. como el que Esquines tuvo. sobre la que destacan los estrategas. La institución típica fué el Areópago. por ejemplo. Por encima de las leyes vigllaba el funcionamiento de las instituciones. aunque esta institución.l Atenas ve su poder en la ecclesia o asamblea general y de mano de generales y arcontes. A Pisístrato se le sitúa sobre tres elementos clasificadores: la ayuda extranjera. establecida por Efialtes. Solón trató de dar con él una garantía de estabilidad y permanencia a su obra. derrocada en 510. Por bajo de esta estruc· tura. En ese momento (432 a. El principal papel poUtico correspondía a los oradores. los grupos distinguidos o aristocráticos poseen el gobierno en forma efectiva durante un largo periodo. Toda la legislación de Salón resulta.-CAP. poseedores del poder político. Surgen una nueva tirania. al que se someUa el go- . La ley quedaba defendida por los nomofilacos. diez generales designados por la asamblea y adscritos a funciones militares y diplomáticas. información de los aspirantes. por aplicación de una argumentación moral. El pueblo tenia aquellos dos poderes que Aristóteles juzgaba indispensable: designar a los magistrados y Pedir las cuentas. la base social está determinada por el núcleo de los ciudadanos. se sabe también de Pisístrato en Atenas y de Cipselo en Corinto. el -Senado de los Quinientos y los Magistrados. Vive en los dos un ideal pol[tico oligárquico. de J. tuvo acaso breve duración. De Dionisia 1 tenemos el testimonio de Tomaios. Los oradores dan muchos datos sobre la organización ateniense. Habrá que valorar en cada caso la actitud de la fuente que transmite la noticia. Quinientos ciu· dadanos elegidos por sorteo completan la organización. afortunada como transacción inteligente entre el pasado y el porvenir.6 LIBRO l. A Periandro. De Lisias y de Demóstenes se deduce la constitución democrática de Atenas a mediados del siglo v a. La reforma de Solón viene a establecer el predominio timocrático. Con las reformas de Efialtes y de Peric1es se advierten como órganos fundamentales la Asamblea. sobre todo cuando se era orador y militar. en el juicio de Jenofonte sobre Dionisio parece que ha de considerarse el interés de conseguir un puesto en Siracusa. Previa a la designación estaba la dokimasia.

Acaso haya que resignarse a ver en él solamente un símbolo y un nombre. acaso sacerdotes en su origen. La organización politlca es militar y. Por lo demás. que no votaba. Los altos puestos eran designados por ele<!Ción. y el ejército. tan vigorosa. .. en efecto. Los primeros carecían de toda tutela jurídica. Desde la época de Solón. Mas lo fundamental es la base social. ancianos e inamovibles. El prestigio de Esparta se nos ofrece llgado al de Licurgo. en el tratado que se le atribuye sobre la constitución lacedemónica. La aristocracia de las fundaciones coloniales fué así la clase dominante. los periecos poseían derechos civiles. La educación te· lÚa excepcional importancia. asamblea y magistratura: la gerusia o consejo de los veintiocho.2. De este modo la orientación politica' quedaba marcada de manera general. con plenitud de derechos. Estas familias tenían posesiones en "Asia que servían para alimentar el comercio y la navegación. SU T1P0LOGiA: ATENAS y ESl'AltTA 7 bierno. los bajos. nos da una antigua referencia detallada de Esparta. Atenas se ofrece como campo de lucha entre dos grupos de familias. y los eforos. aunque la mayoría de los estrategas fue· sen simples figurantes. Así fué. dedicados a la industria y el comercio (periecos). pero no participaban en la politica. Jenofonte. Pla· tón admira la moderación que impone la doble realeza. que asumen la milicia en la juventud y el mando politico en la ancianidad. A esta alta clase le son sometidas otras dos: los siervos ligados a la gleba (üotas) y los menestrales. As! creció el sentido de la disciplina y pudieron considerarse norma· les los hechos heroicos. Encuéntrase alli una rígida clasificación del pueblo. Esta es su más ejemplar caracterización en cuanto a la estructura. Precisamente porque las poblaciones tenían masaR restringidas. como mi· litar. la asamblea popular o apella. está formada por los descendientes de los conquistador. mas el demos que Platón conoce en sus últimos cincuenta años era ajeno a todo caudillo y daba la prueba de que no entendía de regir ni de hacerse regir. jerarquizada. excluyendo a los de otras cludades de Lacedemonia. La elección indirecta era utilizada para la designación de los diez generales en cuyas manos se concentraba el mando administrativo. parte fundamental de sus instituciones.es dóricos. En tal consejo participaban los ciudadanos y ciertos colegios de funcionarios. Los niños abandonaban la casa paterna para ser sometidos a una educación preparatoria del servicio militar. Los espartanos eran soldados durante toda su vida. LA Ui'OLIS». que permanece a través de los siglos. que adquieren poderes como lugartenientes de los reyes. en el momento de Pericles. Y se enfrentaba con la tradición del régimen homérico. que era un sistema con predominio de la aristocracia de sangre. Tucidides cuenta que la democracia griega era en realidad el gobierno de un hombre solo. por nombramiento. Esparta ofrece una curiosa mezcla de formas constitucionales. de un modo que Wilamowitz ha campa· rado con las ciudades italianas de la baja Edad Media. La clase superior. sino que aclamaba. Se establece una base aristocrática. este dominio se acentuaba claramente. Las más extensas capas de la población son exclur das de la vida politica. es· taba organizada con un sistema de consejo. y que estaba eonstituida por los ciudadanos de la capital.

UED<: .--cAl'.s o/ the (lncient Greeks. 1939.'--J.. 210. CALD . Que entre éstos Esparta está delante 10 deja ver la quinta Suasorla: lo que nos importa--dice--es aborrecer y detestar todo mando y potestad tiránicas «e imitar y proponernos por dechado -la autoridad de lo~ reyes de los lacedemonios».er" helle .. Lelpzlg. ROKERO: El Estado SI la. Se. PERR". Viena. ": Polios una Hades in aer Antlgone des Sophokles. K. Pade . 1947.. 1936. Londres.¡. 1898. a. 19a2. 1923. .::.-J.. 1920. Munleh. senda. se pensó que el legislador antiguo habla querido oponerse a las cOlTientes de otras ciudades. cPoI. BlIl. incluso en la forma que aparece en Tirteo y en Plutarco.t f<:iccl. Buenos Aires.:t. Lelpzig.-THRODOR ME'ER: Das Wesen ae. v."'Usche SttJ4t. Breslau. Los socráticos admiran a Esparta. que dió a Esparta la representación anfictiónica que había tenido la antigua Delfos. Munich. La acogida que su admiratio encuentra en Roma tiene el testimonio de Adriano el Emperador..-A.-8. 1922. porque dentro del régimen señalado en la elección de magistrados y en los demás negocios y ejercicios. hay que volver al antiguo gobierno y comparar otros regímem.T>I.. KAERST: Stw:Uen zur Entwicklling "nd' theot"etillche Begruend"no der Manarehie im Aitenum. Yámblico nos da en la Protréptica un 'texto que revela esa misma tendencia griega a imitar a Esparta: «Así como no ~s buen arquitecto quien no toma sus instrumentos de medida o utensilios propios.. 1907. lJernom~tm. PaTis. RoJo. 1939._PoHLENz: Staatsgedanke' ""a Slaatsleh . Milán.8 LlBIt(U. Barth.e de. Platón. l003. menos gastadas que las de Atenas. dimalan 01 p. Jenofonte trata de darle valor. 18M. RJN': STAJtr«Qfum e sort/Uo nella politica greca.GO De cualquier forma. G. s.. D. no nos ha dado aportación alguna sobre las formas de crecimiento del orden politico lacedemónico. si ha servido para exaltar.INSON: Th. ·1929..': Essan SUr le droit pubUe d'Alh~ne8. Wlener Akad». GLOTZ: La cité grecqJUi. 1933. FRANCotTE: La polis greeque.-"E: RUPPRo. L. «vemos que en ellos' tiene más 'lugar la igualdad--dice Isócrates--que entre los demásD.--GEOltc BUSOLT: Gr!echiehe Staatslomde. 1939. Lelpl<ig. 19a8. así no es probablemente legislador bueno y perfecto el que para dar leyes o guiar su politica toma como modelo de su imitación otras acciones o constituciones humanas. Y aun en la época de Caracalla la huella tradicional pervive (m aquellos batallones de Laconia que luchan contra los partos._EHltENBERG: Der grle_ ehi. unificándose y calificándose la ideade la ley de Delfos. OOrtl..: Sparte._HANS JOHN: Vom Werden des SJWr· tani.-F. Aufsaetze f. 11!28. Paris. E. HAllMOND: The pol/tieal ¡nstitution.·lS._T".)) R.P.--G.-AnoLF MENZ>:L: Beitrage zur GescMehte der StaatrlehTe.spartanisehe SttJ4tsor_ dlino. los teorizantes griegos comprendieron su sIgnificación. 1: ~S'l'RUcrultA DEL ORDEN POUTICO GRIl. Pa" rls. _Sit •.T: [Jle Sd'rift 'l·om S/oole der AtheneT.._E. También se subrayó el carác: ter democrático. 1939.sellen' Staatsoedankens.Theol.. Y toman muchos elementos del sistema espartano. Parls. Jenofonte y Antistenes ven aquel pueblo con energías más vivas.Grleehen..f'owcr In anclent Greeee. Or. lo que. Termina su Aeropagítica advirtiendo que no cabe esperar mejora alguna si se sigue gobernando como se hace.-H.s.. La estabilidad del sistema hizo pensar a los griegos que la ley espartana era inmutable..-KAH!lII"l">:Il"l": Gr!eelluche SttJ4tsrecht. Quart •• .sclu uM d. Al plantearse con más vigor el contraste Esparta-Atenas en el siglo v. sino que deduce su manera de construir sólo de otras construcciones. . como las de los espartanos o de los cretenses o cualesquiera otras...su pre-."nes en la antigiíedad. Isócrates reconoce y proclama su admiración. RO(1sso:r.IER: Le mirage spartlate. zUD~ber.

-189t"':"A.el·lmperio mundial y en el cosmopolitismo se presentaba como necesidad ineludible.La:NIlOlU': Staat UI14 GegeUst.ei&.Filípica. que va desde las guerras médicas al fin de la del Peloponeso. Z' . discípulo de Arístóteles. En sus días la disolución de aquélla en .. LA m.. der (}rle.-A. Entre los dos están Demóstenes e Hipérides. sin embargo. PERlCLES. E'. pero lo más probable es que la preparación de Demóstenes fuera la propia de un autodidacto. 1943•.MowI=--MOi:l. hecho sí~bolo de la política helénica durante el siglo XVIlI. lSÓCltA'tts. no puede· decirse que Demóstenes estudiase algo como lo que llamamos Derecho. 193i: 3. la vida y la acción de Demóstenes aparecen como un aspecto fundamental de esta terrible crisis.3. ella unidad que pide hay mucho de social. expuesto de ciudad en ciudad con talento de organizador.~. consiguió popularidad e idealización semejantes a la de Esparta. concepto que se completa claramente en la IV.. Platón y Demóstenes son elementos de vivisima significación tcleológica.ocUENCIA' POLfTIClt: :&EWSTENES. verdadero llamamiento a toda la Grecia. Hasta ese momento puede decirse que Demóstenes ejerce un dominio impar. ". Vive plenamente al ténnino de' la'guerra entre Esparta y Atenas.ICLES. Y. 1923. significa:la deCadencia de la forma vital histórica del orden político griego en su época clásica.. TOI'AR: A"Ugona o el Ilion<> dilBcorlab.. es decir. pasa por dos grandes momentos: el de Pericles. 29. de la que otro aspecto se ofrece en el intento platoniano de renovación.. Está más ligado a la realidad que a la doctrina. ISÓCRATES E HlPERIDES La oratoria. Oxford.. educados en un ambiente patriótico. hay entonces un cierto renacimiento.m: The (keek Commonweattll. sus contemporáneos no lo podian advertir. ¿Qué preparación tenía el gran tribuno? ¿Representa una realización del tipo tradicional helénico o simplemente . Generalmente.~IronIÍ8C~ ". En la Atenas del siglo IV todavia no existia una dencia juridica. sea de los deos o de los pobres. Sus Discursos se nos ofrecen como fuente de un proceso interno de desarrollo de su propio pensar.fl. .. Solamente la historiografía alemana del XIX ha puesto en claro las figuras de Filipo y de Alejandro. de la polis. el orador griego es conciso y sobrio. Lelpzlg.. como que habla· ante la clepsidra. Demóstenes.h<¡. En . WlJ. En todo caso. Hay qUé superar ese contraste-viene·a deci:r--sobre la linea de'l. Pero esto es lo que nosotrm¡ vemos con perspectiva de investigadores. y en él es típica la In. fundamental para la marcha de la poUtica griega. solamente inidada por Teofrasto.v. 9 P!4" .s8U1'g• • aerm". PEl'I. y el de la lucha contra Macedonia.Yerfa.. Se tiene noticia de que el logógrafo Isaios le enseñó retórica.A.un resultado de aplicación de tesis docentes determinadas? Según lo que hasta ·ahora se sabe.. cuando asegura que se perderá: la próxima guerra: si se considera tarea de una sola clase. LA ELOCUENCIA POÚTICA: DEMÓSTENES. mas su producción es abundante.rtradici6n griega.. De Lisias se señalaron antiguamente más de cuatrocientos d1scursos..

porque la administración de la república no pertenece ni está en pocos. Sus dos elementos son la tradición y la democracia. había caído una vigésima parte de la población viril. 1: ESTRUM'URA DEL ORDEN POLfTICO GRlOOO La guerra llegó y en ella estuvo Demóstenes. Así hubo de verle Plutarco cuando nos lo presenta como hombre que se hizo por esfuerzo de su misma voluntad y como poHtico de Hnea tan recta que por no variar expuso su vida.» Este discurso. lI En cuanto a la segunda. Ese es el momento de la crisis. Discútese sobre él en el Georgias. y contra las tenden· cias reaccionarias. bien luego. que Pericles supera. La situación histórica se presentaba realmente accesible. empieza a actuar tras la ca[da de Temis. y sucesivamente de mano en mano. Por razón de lo cual cada uno de nosotros. Probablemente trató de suceder al demagogo Efialtes. cobardes. de cualquier estado o condición que sea. establecieron su rivalidad en los mares. Habian transcurrido cinco años de sangrienta lucha entre los atenienses y los dorios.. la verdad es que luchó como soldado cumpliendo el deber de su fanático patriotismo. Otra gran figura es la de Pericles. charlatanes e in· . Sócrates cuenta haber oido decir que los hizo perezosos.. sino en muchos. que lo oyó y da testimonio de la impresión que . La discusión es viva. nos la dejaron y entregaron libN! . ni honrado ni acatado por su linaje ni solar. tuvo una gran repercusión.euando Atenas era el alma de Grecia. mas era-frente a Demóstenes-hombre que se acomodaba pronto a los cambios politicos. si tiene algún conocimiento de virtud. En fin. La primera se sirve. político de aquella hora. Allí se probó que era algo más que un demagogo creador de espléndidas oraciones. por su virtud y esfuerzo. en Megara. está tan obligado a procurar el bien y honra de la ciudad como los otros. Y llegaba. «Nuestro gobierno----.le produjo. Corinto y la isla Egina. Nacido en el siglo v a. otra catastrófica expedición: la de Egipto. frente a Cimón. considerado como el punto más alto de la vida de Pericles. Influye en Anaxágoras. en forma seme· jante a la de los diálogos socráticos en Platón. alma de Atena~egún frase de Glotz-..dice-se llama democracia. Trató de envolverle en un proceso por corrupción. de Jesucristo.10 LIBRO ¡. que había extendido la igualdad de derechos a los grupos que carecían de propiedad fundiaria. Las armas decidieron en contra de la poHtica y en contra de Demóstenes. El texto nos ha sido conservado por Tucidides y contiene su concepción ideal del orden politico. La doctrina de Demóstenes es la de un imperialismo pacífico: llevar a la paz la movilización de la guerra. «porque es justo y conveniente dar honra a la memoria de aquellos que primeramente habitaron esta región. Si sus antiguos enemigos Esquines y Foción le afearon no haber muerto en Queranea.---CAP. de ella nos da una espléndida definición. El propio Platón lo reeuerda. el pueblo que combate debe participar en la poUtica. tocles.. que.. Sócrates pregunta alli si Pericles mejoró o no a los atenienses. calificándose como politico. y no será nombrado al cargo. sino tan solamente por sU virtud y bondad. de noble familia. La obra fundamental de Pericles es su Discurso fónebre en homenaje a los atenienses muertos en 'la primera Campaña del Peloponeso. tras la victoria de Chipre muere su ónico adversario: Cimón.

Quiere la unidad de los griegos contra los persas. sino por lo que dijo. El mismo ofre· Ce elementos para juzgar desde la producción oratoria el mundo politico de su época..s era democrático. que pasaron a Marsella para alejarse del despotismo del Gran Rey. diciendo que. Y asi se puede considerar como elogio de Pericles la afirmación tucidiniana de que por no haber obtenido el poder por medios inconvenientes no tenia por qué. ¡SÓCRATES. a Filipo de Macedonia . por cuanto pinta los hechos en un Simple juego de intereses y como resultado de las inclinaciones humanas. Mas Tucidides es un caso ejemplar que merece consideración detenida por su calidad de historiador político y por su afán de conocer la verdad buscando para conseguirla el testimonio de unos y de otros. No ser como Jasan.. Sus Discursos son consejos a los gobernantes. pueden emprender la ofensiva contra el Asia. DiscípUlo de Gorgias.. LA ELOCUENCIA POLÍTICA: DEMÓSTENES. y justamente poder hacer esto es lo que da categor[a a Filipo. Llena a Isócrates una preocupación semejante a la de los humanistas del siglo XVI frente al avance turco. Recuerda la retirada de los Diez mil y la huida de los focenses. En este sentido.0 hace---dice-porque en cuanto a pensar bien y a dirigir con acierto no tiene inconveniente en contarse entre los primeros. Persia habia sido la obsesión griega.po-.Atenas. Abandona la ilusión de la talasocracia y tor- . der con la multitud que quitó el del gran Consejo o Areópago. La oración isocrática a Filipo está toda ella impregnada de esta atención hacia la politica exterior. acasO no tuvo conciencia del porvenir. elemento valioso para juzgar ya en este ejemplo lo que significa el prestigio en la politica. Isócrates advierte que lo que más se admiraba y celebraba era al hombre capaz de gobernar bien la república y de mandar el ejército.~ Sócrates toma entonces la palabra para definir: «Sé directamente que Peric1es adquirió al principio gran renombre y que aun siendo entonces peores los atenienses nada intentaron contra él. tan gran orador es un enemigo de la oratoria. CaUdes interviene: «Esto lo has oído decir----'Corla-a los que laconizan. a los enemigos del gobierno de. La retórica es concebida como medio y no como fin.~ También Tucidides señala la vigencia de la polémica. aunque en las palabr¡¡. y hasta Pericles en su mejor tlempo--Elegún Plutarc{}---->-hizo construir el Odeón a semejanza del palacio del Persa. Hay que ver el valor de lo que se dice. 1. PERICLES. 11 teresados.atender al halago del pueblo. en la realidad fué mando de uno solo. le acusaron de peculado y faltó poco para que no le condenasen a muerte. Nota de aristocrático su gobierno. con Filipo. cuando por su obra se tornaron virtuosos. Muerto dos años después de la batalla de Queronea.3. a todos los griegos Que. Vive alH la idea de una empresa común contra los bárbaros capaz de unir a los concordantes. que consiguió la mayor fama no por lo que hizo. Su juicio sobre Pericles refleja una alta conciencia histórica. Señala asimismo que Pericles poseia la autoridad en virtud de la consideración en que se le tenia. vive en los siglos del esplendor griego y ve la iniciación de la decadencia. El pueblo ateniense tenia en gran estima a los políticos. luego. consiguiendo tal. al tirano Dionisia. Anunció el paso al Asia.

pues la muchedumbre de las leyes es indicio seguro de ciudad mal gobernada. en Atenas. el horror a la dominación extranjera . tablecimíento de la forma de gobierno introducida por Salón y CUste· nes. Que el gobierno de la ciudad-insiste-€s como el alma al ('uerpo. ni de los que juntan y encierran muchas gentes en un mismo lugar. Para Isócrates es clara la primacía del elemento más típicamente político: la felicidad de los hombres. «No soy yo quien lo ha hecho--dijo--. Así. Las medidas eran en gran parte ilegales. haciendo imagina!' t.» Su ATeopagítica o cuarta Suasona. En ese gobierno lo que importa ante todo es la ley.RUCTURA DEL OROEN POLÍTICO GRIEGO na a la lfnea tradicional de la polis.12 u_o l. Nació en el famoso demos de Colito.:. y las costumbres antes que las órdenes de mando. Organizó asi un verdadero levantamiento popular. llamando a los desterrados. «Porque yo soy de sentir---escribe en la quinta Suasoria-----que nosotros viviremos Con mayor convenien. lo ql. allí los niños eran muy precoces en el hablar. por lo menos desde la crisis que documenta Tucídides. 1: EST.. que pre' disponía particularmente para la elocuencia.piqueyas o arbitrios moderadores. los verdugos de Antipáter.-CAP. que cuanto menos sean será mejor. que ya no es simplemente el demos. La ley io prohibia. pues. Puso la palabra al servicio de la idea en aquella tipica exaltación que sUstituye la poesía por la oratoria. sino de <¡quellos que gobiernan sus estados con más acierto y mayor prudencia. Discípulo de Platón y de Isócrates. Esta--dice-no es prenda y posesión de los que están cercados de grandes y vistosas murallas. Isócrates la encomendaba al Consejo del Areópago. seremos más arreglados y en todo prosperaremos si dejamos de aspirar al -imperio de la mar. sino en la adolescencia y la madurez. y ahora pendiente de la transforma· cióri del concepto de la poUs. acaso contribuyó a inclinar al enemigo hacia la negociación. es la batalla dB Queronea. según Tertuliano. la emoción de la noticia de la derrota. empieza preparando discursos para otros. libertando a los es· clavos. de Esquines y de Demóstenes. elogiada por Dionisia de Hallcarnaso. no sólo durante la mocedad. y tras la ley. Así se expliéa que sus . Entra en la vida política como orador y se califica con las medidas que propuso e hizo votar ante Queronea. pero las armas de los macedonios oculrnban el texto de la ley. hi-zo valer los peligros con que la ciudad se creyó amenazada. tomaran la venganza de muti· larle la lengua. Hipérides pertenecía a la generación de Licurgo. propone el res.me~igos. teorizada por primera vez por Protágoras. la educación. No hubo orador más infatigable frente al predominio del partido macedónico. . avecindando a los extranjeros..1e conviene es la virtud. Hay que gobernar la polis por leyes y no por -{.na resistencia desesperada. La vigilancia de la educación de los ciuda· danos constituye tarea política. Con ella murió el género. Todo ello. cia en nuestra ciudad.. justamente en esos discursos-de lamentaciones que P[ndaro habia llamado trenos. La palabra de Hípérides debió de ser maravillosa. mas también la fórma política que tenía como in'strumento la oratoria: la democracIa. Para justificarse ante los que le atacaron en el proceso subsiguiente.

t" . W¡. BerUn.. Milán. Les adv .. BRt"IF' Demóst . A!lAJi<: Demo. L"""AIU>O' ('Imane..ch .'¡"<'ne París. Lieja. D. GREGal>: Perle/es. ana the golden Aoe 01 Ath .ce.--C". A. D&l. 1927. PERICLES.. esp.IL: Les plaidoy . Paderborn...3..J. di Stud! in on._E. AlIBOTS: Pericl.. GOKPEREZ. W. Londres.saires de Perie/es.---.. po!itiqu~s de Demo. a._HEL>IUT" BI!:RVI!... MAT"1"HIEU.. zlg.. Buenos Aires. 1934.. . 1934.]".8 d·Jsocrate. 1905-1906. s.--G. L. 1883. IsokrfJtes una die Sokratlk. 1947.---G.. POliU'/I. .¡ue PYthaoortctenne. s.. trad..SSLER: lsokrates und dU panhellenische Idee... Barcelona. 1945. 1S91. 1925. di F. ISÓCRATES. Nueva York.. 1939.-T..-M. DUNCAN: Th.. GrecIa.e . KORNE>lANN: Gestalten l<nd Re. A.es y la eLocuencia polfUca . Le!pzlg. Per!kles. . FEIU<ÁN""'" GALIANO: Demóstenes. I. Barcelona..-H..-W. Roma. LA ELOCUENCIA PGLÍTICA: CEMÓSTENES.. Dj~ uste Perikles-re<Ü..---G MEANT1S. ZAHN..-J. a. trad. eydines ami the causes a¡ the Peloponnesian War • • Studlen !n honour ol F. JAEG"R' Demosthenes. eap . 1943. a... trad.Wlener Studienl.. Ramorlno"..-H.. París... Lelpzlg.AT"1"I<' Esso"! sur la polltio. 27·28. Les ldlle . 13 E.AH'" La elacuencia ática. pley" Washington. 1940.. Madrid. esp.. 19lO.es ana his in/lu .. 1922. 1944. GIl. S. KE.e!p.-H. 1942... «Hace.-. Shi...

Hubo de 8er asi justamente porque obligaban a ello su ambiente y su filiación. Ese afán de preguntar. importa considerar la sofistica como antecedente y en !'elación con la obra socrática. la raíz de su proceso. Originariamente. La verdad es el amor supremo de la vida socrática. No es indiferente esta estirpe. Fin de la filosofía socrática no es el saber. el sofista era un filósofo. O LA SABIDURIA y LA POLITICA 4. sino la educación. sino el mejor de los hombres que aplican su inteligen· cia al estudio de la verdad. que encuentra cauce muy favorable en un ambiente democrático de participación pública en . que puede definirse como aquella disposición para la cual ha nacido. SÓCRATES Y SU AMBIENTE En su hermoso cuadro La Escuela de Atenas pintó Rafael juntos a Platón y Aristóteles. de madre comadrona y padre escultor. Platón se fija en la dialéctica y en la metafísica. parece que "de lo tradicional vaya dudando. Este servicio a la verdad le aleja de la ralea de la sofística. Trabaja mediante un sistema inqUisitivo: vregunta. No es un sofista más. El fin del saber recto se cumple en el hombre por obra de la aTeté o virtud. La recta ciencia no constituye contenido de la filosofía. más que enseña. es. éste. tras Aristóteles busca la experiencia. A esta vida ayuda la presencia del daiman. El mismo dice que su arte es una especie de mayéutica. el saber propio está probado en la propia ignorancia. de alumbramiento de la verdad. De otro lado. De ahí Que hablar de Platón exija hablar de Sócrates. Y como todo está vestido de ironía. La expresión ofrece una circunstancia que impresiona: mien. Mas los sofistas iban desacreditando ese vínculo por el abuso de semejante enseñanza. y para situar a éste señalar el mundo de anarquía con que se encuentra. Platón los principios. la ver sión doble puede enfocarse como complementaria. Recuérdese la coinciden· da de la raíz etimológica. Porque todo lo pregunta o inquiere. Aquél. honesta hasta la prueba final de la muerte. es decir.CAPITULO 11 PLATON. No deja escritas sus doctrinas. Sócrates (469-399) nace en Atenas. espíritu que le acompaña e influye. con los ojos hacia lo alto. Para Sócrates. no falta base para discernir el peligro que encierra frente a las mentalidades conservadoras. sino condición de la moralidad. De ahí que se haya podido pensar en dos interpretaciones de su misma obra. Pero si se paran mientes en el hecho de que mientras Jenofonte recoge las doc· trinas éticas. de inquirir. Lo que sabemos de Sócrates viene por dos fuentes esenciales: Jenofonte y Platón. mirando a tierra. en fin de cuentas.

no hay allí ideas. adonde le llamaron para ir a ensayar sus enseñanzas. Hay vanidad y exceso en la oratoria. Su discusión con Aristipo es singularmente interesante a este res- . Arquelao. los sofistas son acreedores del ambiente en que surgen Sócrates. Cc>ntra el desorden pide una aristocracia de la inteligencia. En este sentido. Igualmente subraya hasta qué punto unía Sócrates en sus doctrinas la sabiduría a la política: «No son reyes los que tienen los cetros.. aun cuando para ello tuviera que aceptar dinero para pagar las lecciones. En su afán de mostrar el saber en la ignorancia.4. En el Georgias. Junto al arte de decir bien o retórica. Hablan con pretensión de persuadir. en fin. un fondo de escepticismo. de Platón. Se va ya concibiendo asi cuál iba a ser la posición de Sócrates ante la sofistica. no falta una paideia. además. Semejante dialéctica obligó a investigar con mayor profundidad las tesis impugnadas.según cuentan Diógenes Laercio. Jenofonte recuerda que a uno que pretendía ser jefe de la caballeria le explicó que el único sentido de esa pretensión estribaba en ser útil a la ciudad. Platón y Aristóteles. Ahora bien. Acudió al oír a Trasímaco.xa. se pone en boca de Sócrates la afirmación de que la política es para el alma lo que la gimnasia y la medicina para el cuerpo. Teóricamente ee ha de contraponer a las doctrinas cínicas. El esfuerzo de la sofística no debe ser. de principios fundamentales. sabiduría en apariencia. Protágoras y Gorgias declaran un escepticismo teórico que deja a salvo los fundamentos de la vida moral y social. Rócrates mantiene vínculos con el orden político vigente. La diferencia fundamental entre filosofía y sofística consiste en In ausencia del conocimiento superior y supraterreno que caractert7. ni los que designa el azar o han llegado al trono por la fuerza o por la violencia. y postulan la abstención de los intelectuales en la vida pública. como en Platón.. pero no tan to con deseo de enseñar la verdad. sino «aquellos que saben gobernarl!o Hay así una ciencia de gobierno. SÓCRI\TES y su AMBIENTE: disputas y oraciones. Hay. sin embargo. SIDO opiniones: «nombres que los hombres ponen a las co&as•. Ac~o por ello despreció las invitaciones que le hicieron en Macedonia. ni estudios de esencias reales. ni los que han sido elegidos por la multitud. Euríloco y Escopas. que plantean la separación de política y filosofia. algo de filosofía en la misma sofística. . SÓ· crates llega a aceptar lecciones de los sofistas y aun les envia sus discípulos. materias en las que deben ser aconsejados y cultos los reyes y los politicos. No ofrece tanto una sophia como una do. Larisa y Amonio. el primer contacto hace surgir la ironia. El concepto de la política sobrepasa la idea de simple actividad. tendencia políticopedagógica.a a la última. atacado como inútil. como en Aristóteles. y enlaza-y por eso mira también hacia lo alto-ética y politica. de reglas generales. mientras Hipías. esto es. Quiere ver al estudioso al servicio de su patria. Trasimaco y Calicles llevan este extremo a la práctica. Tal es el desbarajuste intelectual y político. técnica del arte de vencer en cualquiercausa. que su obsesión ha de ser la busca de normas. a éstas corresponden la legislación y la administración de justicia.

ligándose a la dudad. Echecrato--escribe Platón tras describirl~uál fué el fin del hombre de quien hemos conocido en nuestro tiempo. Sócrates ve. As[ es el filósofo quien debe gobernar. Porque en ese magisterio de Sócrates está la clave de su doctrina y de su acción. como misión suya la de despertar en las gentes moralmente formadas el mterés por la Política. pero ante la nueva democracia imperiaJ. por análogas presiones. bien puede haber inspirado a quienes sugirieron a Rarael su versión platoniana. La . (Ya es difícil gobernarse a sí mis_o ma--viene a decir~. el saber acoge el método dialógico. se descubrió el rostro para decir a Critón que ofreciese un gallo a Esculapio. sacrificio al dios de la Medicina por haberle librado con la muerte de todos los males. Como nota Tovar. i.-CAP. «Ya sabes. Cuando le preguntan por qué no mterviene directamente. 11: PLATÓN. Platón la relata en su diálogo Fed6n. Moria--<:uenta--<:on el efecto de la cicuta. Platón y Aristóteles sintetizan la autenticidad del pensamiento griego. A la explicación sucede la conversación. lo que conduce. y además el más sabio y el más justo de los hombres.D Lo que Sócrates era está en su prueba pósturna: su proceso y su muerte.16 LIBRO l. Sócrates' está por la tradición. conte~ta: ¿Cómo seré más útil: practicando la política yo solo o enseriando a muchos a que la practiquen bien? Otro valioso aspecto de su doctrina es el que se enlaza con la criSIS religiosa de su época. Con significar todo esto Sócrates en sU: obra. En fin. pero con afán de explicarlo todo humana y racionalmente. Aristipo es un abstencionista. situándose en zona de tránsito y echando a andar justamente por aquella vía que llevará a lo que será el intelecto europeo. O LA'SABIDUHí~ V LA PULIT!CA pecto. como hemos advertido. su cuadro se la ofrece como una leyenna a la que Platón prestó el estilo. La actitud de Sócrates fué juzgada peligrosa por sus contemporáneos. sin embargo. ¿para qué. De ahí el fondo de la denuncia presentada por Mileto. mientras. Así se puede decir que con él entra en Grecia la Filosofía. hay que tener eH cuenta que la revolución económica y la devastación bélica habían producido una crisis a la que ahora se unen dos elementos espirituales no menos demoledores: la filosofia jónica y la sofística. vino su muerte en prueba de pruebas. Al fin. pues. Ligados a él. Se estremece y fallece. al planteo de la retórica como arte de expresión en dicha intervención. f. La obra de Sócrates señala el momento culminante de la formación de ese ambiente. en lo social. Sócrates adopta una nueva posición ante la vida: no filosofa para vivir o para brillar sino cumpliendo un destino dictado por los oráculos. Partió también de esa realidad que fué la creación de la primera forma política.sta de Pericles. Aunque la frase de CIcerón_trajo a la tierra la filosofía del cieloD-se refiera a la investigación de la Naturaleza. Es característica de la época de Sócrates la constitución de la polis mediante el acceso de los ciudadanos a la vida pública. Sócrates le da a Atenas un Platón en el cual viven aún y se subliman por última vez las realidad~s religiosas y tradicionales. helándose sus miembros. con simpatía por Esparta. meterse a gobernar a los demás?) Sócrates se opone a tal tesis: para reformar el ambiente--asegura-J1ace falta que todo aquel que tenga sentido de la Moral intervenga en la Politica.

-2 . 2. abandonase ahora mi puesto por miedo a esa misma muerte o a otra desgracia? .-E.-S. Tubinga."TUG[~RE' Sócrates.A. ·esp. Por eso su lección está principalmente enraizada a su conducta. ética del deIlOC'fR1IIAS. vienen los diálogos y las cartas. La ética social es ideal. trad.-A. ELGIUlUY: Filosa¡fa y vida en Sócrates U 'Arlstóteles. La dialéctica platoniana tiene por fin la perfección y la posibilidad del conocer. Oxford. De otra parte. la primera causa. lM7. Si me propusierais la abSolución a condición de abandonar este género de vida. Anfipolis y Delio. y su medio. «Pensamiento_. La igualdad y la justicia constituyen los fundamentos del Estado socrático. 1942. la del bien y la de la divinidad. 1913. esp.e a la acusación es excesiva: ¿Qué conducta sería la mia-vie· a decir-. Los hay auténticos y dudosos.tallas de Potidea.-L. la virtud. Wlener Akad ._H. Su nombre--Aristocles---es cambiado por el mote con que se conore en la escuela._R. esp. Londres.. 1946. K'''''S: The priuate ami public life of SaeTates. MENZEL' Untcrsuchunuen zum Sakrates Prozesse • • SB. las injerencias del sentido estético. Con los apuntes de sus . h-ates.explicaciones. el primer motor... E. frente a nuestro conocer. 1934.. Es poeta. Madrid.: f<fg . 1943. visto el problema de su transmisión. como es lógico. cultiva los temas politicos.. trad. 1925. derivado de la figura física.• . Dios.-A. ancha espalda o pecho dilatado. Le faltaba el elemento deductivo para qUe su pensamiento se concretase. BARKER: Greek Pautical Theory.5. 1946. 1944.CIÓN y TABEA DE PLATÓN . ZUCCAllTE: Socratc. si habiéndoos obedecido con peligro de muerte en las ba. TOVAR: Vida de Sócrates.-K.. Cuando abandona esta postura. La ética individual está calificada por la moralidad.. 1923. SCHWAR7. M. consideró que era indigno desobedecer la ley y quiso Que se cumpliese la sentencia. discípUlO de Sócrates. Madrid. La relación entre las ideas y las cosas está vista comprendiendo a aquéllas como ejemplares de éstas.ro FF. una visión lógica. os dir[a que antes obedeceré a Dios que a vosotros._ ~uesta . COVOTTI: I presocratici.. Las ideas fundamentales son. Es individual y social. pues cambió varias veces de parecer corrigiendo su sistema. pero no hay una teología donde Dios aparezca como creador del mundo." Plata am1 his prcdece:¡uwr.'. su fin es la biens.\lER: S.. HuenOll ~. Buenos Aires. El bien es el principio último. Platón lo supera al recoger. filósofo y viajero. pertenecía a una familia noble. Para PlatÓn. La ética platoniana es la aplicación de las ideas a la vida del hombre. 5.. Turln.venturanza. Lo que también ha de decirse es que no es argumento contra la autenticidad la distinta opinión. con la visión herác1iana. la necesidad del mundo. 1900. . para Platón. 1945. trad.a$ "1 mundo antiguo.. estribando en el camino del conocer. O. ROBIN' La penséc orec()ue. que es dado por el discurso y por la intuición. FORMACIÓN Y TAREA DE PLATÓN Platón (427-347).-A. FRfMONT: The presocrati" Phllosophers. Su obra nos eB conocida por sus discípulos. FORMA. Par!s. Tiene una gran vocación poI(tica. Nápoles. la esencia de las ideas es la sustancia o unidad real de las mismas que ofrece. Intenta varias veces intervenir en el mando de la ciudad.

Pero como no existen gentes tales.I1lRO 1. Para ver una cosa hace falta la idea. agrupados en clases (labradores. pitag6ricas y sofisticas. Combina principios éticos y politicos. su curiosidad. De ahí que el orden politico deba Olientarse a la satisfacción de las necesidades de los hombres. militar y laboral. O LA SABIDURÍA Y LA POLfTICA bar ser. como Tovar ha notado. con él ni siquiera harian falta leyes. condición concreta reglada. en la mejora que hace del concepto socrático mediante la valoración de la idea. y en ello la formación de una raza de filó- . sus antecedentes familiares (era sobrino de Critias y de Cármides). y cuando sur· ge un gobernante autoritario. Su posición puede explicarse. Sócrates. desde Salamina al Peloponeso. Así aprovecha las Investigaciones anteriores sobre el ser y el no ser. sus viajes. y. Heráclito. Platón consi· gue descubrir las ideas. y se expresa en forma literaria tan perfecta. hacen surgir las ideas como entes metafísicos que encierran el verdadero ser de las cosas. En la base de sus tesis está el problema del hombre. Cuando las masas Intervienen se dan la democracia o la anarquia. Il: PLATÓN. Platón se encuentra en el mundo de la derrota. en el estudio de los problemas del ser y del. esas cualidades que clasifican las cosas como blancas o no blancas. sin la idea de la cosa. Pitágoras. de Dios y del mundo. Su doctrina puede ser explicada en su mejor ámbito por el desarrollo de la de Sócrates. A este enlace social se liga su teoria de los ciclos en la que la gloria y el honor consU· tuyen timocracias. consideran· do que la Politica es el arte de hacer a los humanos más justos y más venturosos. Un examen de la obra platoniana no presenta al filósofo obsesiona· do con el problema del ser. por la ambi· ci6n de una inteligencia dispuesta a la conquista del mundo.pensar. Sobre las cualidades del alma-racional. ésta no es identificable. la tirania. En cuanto a la significación del pensamiento platoniano. que su obra se estima tesoro del ingenio humano. Las cosas son porque participan en las ideas. De ahi derivan también las clases o estamentos.--cAP. que arrancó de Parménides. en lo inteligible. Mientras su maestro conoce esencialmente el esplendor de Atenas.18 J. Plat6n recoge una triple linea doctrinal: en 10 sensible. Donde Sócrates ve un orden conservador. Hace del alma el centro de la filosofía. o real. en lo politico. irascible y concupiscible-surgen como aplicación de tendencias los grupos intelectual. de la materia y del espíritu.. Platón significa la raciona· lizaci6n de la PoliUca. su espiritu aristocrático. Por eso lo fundamental es lo social. el saber qué es tal cosa. bien q'ue con especial preparación desde tierna edad. nomoi. del orden físico y del orden moral. en fin. Su ideal del estadista es un fil6sofo sapienti· simo. éste representa un progreso en el planteo y resolución del problema crítico. Platón señala la presencia de la crisis. Dentro de esta filiación. su conocimiento admirativo de las doctrinas j6nicas. Vive en un ambiente distinto del socrático. las leyes resultan necesarias. guerreros y magistrados) mediante la selección de los maduros. por su desarraigo. y el dominio de los propietarios oligarquías. cuadradas o no cuadradas. Según el texto de Diógenes Laercio. su escepticismo ante la polis.

Completa esta impresión su Trusímaco.. prehelénico. aun· que cumpla Objetivos Upicamente suyos. El Politikon se afina y afirma como exaltación del hombre regio. La experiencia no fué satisfactoria. Podria pensarse. y as!: se mantuvo luego alejado del demos por in· compatibilidad con la degeneración del arte politico.5. Constituida como persona jurfdiea. obra profunda.se pregunta~¿cuál es el Q. y solamente elogia a Arl. Para ello los filósofos han de poseer toda autoridad. sin sentido etimológico originario. De la linea pitagórica procede la constitución de la Academia. precisamente me quejo de que no exista ninguna foro ma de gobierno que convenga al filósofo. con todo. obtuvo prontamente contenido doctrinal. reforma tan radical que implica la disolución de la polis. Fué soldado a gusto y prObablemente buen soldado. Asi la Politeia o Repiiblica es más una contribución realista que un esfuerzo especulativo. diálogo que ofrece elementos para juzgar un aspecto de la intervención de Platón en la vida poHtica durante la revolución del 411. construye un edificio que--. Platón plantea el tema del gobierno de los filósofos. en que Justiniano con· fisca la finca~vendida como huerta por tres monedas de oro-. Pocos escritos conservan a través de tantas centurias un freSCOr tan vivo. del propietario anterior---6e llamó Academia. Como los hombres han degenerado. El contraste entre la realidad y el proyecto es c1arisimo: de todos los gObiernos actuales---. y su Politikon o Politico un esquema ideal del hombre de Estado. hay que rehacerlos por obra de enseñanza. y por ahi se plantea el tema de la educación. No hay remedio. nombre que. La permanencia de esta fundación hasta el año 529. No. Platón quiso hacer política activa. Estos podrían ordenar la comunidad poUtica de acuerdo con el divino modelo que tienen delante. seguramente sobre la imagen de las asociaciones cultuales. Platón constituyó una asociación y sobre su figura y en terreno adquirido. Lo mismo puede decirse de N omoi o Leyes. La misma Politeia aparece como obra no conformista.stides por su sentido de la justicia. la Academia retmia miembros que oian expllcaciones y lecciones y celebraban sim· .precisamente se vinculaba a esa ordenación que queda reformar. revelando una sensación de crisis frente al dogmatismo democrático ateniense. pa· ra los males que asuelan a la sociedad mientras no sea gobernada por los filósofos. escribe en su Politeia. de la unión de la poUtica con la sabiduría.. FORMACIÓN Y TAREA DE PLATÓN 19 sofas que consiga el poder. En ese sentido puede matizarse tal filiación diciendo que si Sócrates pretendió esencialmente educar. o la caracterización sapient1sima de las gentes dominantes. con claro sentido de disciplina. en la linea laconizante de Jenofonte. o los hijos de los reyes o de los estadistas han de estar particularmente dotados por el saber.probablemente por el nombre. próxImo al Gimnasio. Tacha incluso a Alciblades.ue conviene al filósofo? Ninguno. De ahi su critica de aquellos gobernantes que en vez de hacer mejores a los atenienses los han hecho peores. del rey sobre la ley. revela la vigencia de la obra platoniana. que Platón era el ejemplo del intelectual aislado. Estas mismas circunstancias dan a estas obras los mejores valores de perennidad.

sus ideales morales lJ po!Uteos. Puede suponer· se la eficacia de su afán.. LelpzJg.IN: Essai Sur le lagos platon/cien. 1937). Berlln. 1931. Muere hacia 347-346. 11: PLATÓN.ften. y ve la tarea propia y la de los filósofos en hacer rectos a los que hayan de gobernar. WisconBin.-C.. Par(s. en Sicilia y en Siracusa. 1945. MotNZEL: Kalik!es. Anaxágo-ras y Protágoras habían predicado en forma profética. como el estadista Timoteo y el general ehabrias. 1. 5. 14. M. trad. lM3. Sus ense· ñanzas ofrecen entonces el camino de la ciencia con el conocimiento de sus límites. la música y la astronomía brillaban en las tierras visitadas. Los atenienses pudieron darse cuenta de lo que perdIan. sei . y aun Aristóteles en sus primeros años. 1896. Ya Heráclito. FRIEDLUND""-: PLatan.. Las matemáticas. Madrid.. M.\.· trOOuction a La lecture de Platon. cRev. Este viaje alrededor del mundo tiene gran trascendencia en la obra de Platón. Figura/l del" ""d . y por Platón mismo sabemos que de Egipto fué a Persia._C.. dnvest.-E. y LA P{lLí"l"ICA. Los pitagóricos de la Cirenaica habian constituído una verdadera escuela.. esp. no. 1928-29. los cuarenta años. y al sur de Italia. JONES' TlIe plalon¡ . posios O comidas a las que eran invitados ciertos personajes. donde pasó un invierno. que no llegó a conocerlo tanto. Piaton. CltosS>lA1. Acudieron alli discípulos como Eudoxio de Gnido. O LA SABIDURÍ.-A. H.--J.-P. pero separahdo a los filósofos de la sociedad. visitando luego Cirene. Berlln. PLaW and AriBtaUe. incluso frente a Aristóteles.. 1942. Munlch. A.. Platos P"Utikus. Nueva York._R. y Pragr. lo que tiene importancia. sein Schri. mas también es leyenda.---CAP.stNS 8ICHES: El sistema ftws6f!cajuridico de PLatcn.oht o. Enseña y educa. 1022. de Philab. una ruta alrededor _del mundo.N: Plata tordalJ. Londres. y llegaba lleno de misión.-R. Berlín. 1907·1923.~. Plutarco nos da noticias de los preparativos para el viaje. realmente y en la concepción del propio Viajero.--JoslIi POCH: Plat6n. que era entonces.. 19IG.. R. Allí oyeron los amigos de Platón la relación de su gran viaje por Persia y por Egipto.eber Platan. Era su tiempo de madurez. HUK"ERl": lA! pam· phUt de PoIlJcraUII et U Oeorj7la/1 de Ptaton. la geometría. Lelpztg. Lo que quiere él es la con· versión de la filosofía de la Humanidad en una eudemonia. 8cHWARZ.. ADilI: PLat6n. Desde su regreso del gran viaje habían transcurrido otros cuarenta ·años. montada sobre el testimonio de su enemigo Teopompo. Barcelona. E. lMol..20 LIBRO I. La afirmación de Séneca de que la muerte de IlIatón coincidió con su día natalicio sólo puede ser acogida en el orden de la leyenda y en su valor simbólico. Rl"ITEH: Neu" Untercu. u._ E. Munlch. 1922.-A. H"manistischer Redim Vortraeue. Barcelona. SALIN: Piatan und dfe (JTiechtBche U/opte.Eco. De esa influencia es buen testi· monio el hecho de que Platón regrese transformado. BARKER: Political tJwu. Platón. JAroER: Die gr!echische EtlUk tm Zeitalter des PLato..chunge . Parménides. of Plutareh. 1921. Lebc . S. cuyo hijo más tarde le hizo llamar con la pretensión de que aplicara las teorías de su Poli· too. KaYR!!:. 1906.-W. 1924 (en su va!. 1931. 1922. Forma típica de cenáculo..-L. Londres.-BlllCE PARA. Cipriano. donde trabó amistad con Dionisio. Crisipo. 1910. ni monasterio ni escuela. FRIES' Eieml!"1lta8 'ndicos en PLatón. que Filipo organizase una ceremonia fu· neral en póstumo reconocimiento. seine Lehre. Cree que para transformar a las gentes bastan la fuerza de la verdad y el poder de la" justicia..

No deben gobernar los traficantes. el Sofista y el Politikon. Berlín. los asalariados. 1942. Leipz. 6. La conciencia de la imperfección del hombre y la decidida voluntad de regular la vida social de la mejor forma posible le lleva a ello. sigan o la ley. entre sus dos últimos viajes a Sicilia: el Parménides. PoI •• . y la de una educación que no es un contenido. es decir. en la moral. pero más realista. que. Se deja ver ah[ la transición de la utopia del filósofo-gobernante o del gobernante-filósofo a la detennlnación del concepto de estadista en cuanto hombre dotado de especial competencia. 1. Este último representa el paso de la Politeia al Namoi y trata de demostrar que la ciencia debe darse en el hombre dedicado a la politica. TOII'AR: Sol1re Los orlgenes de /(la aentinUent08 POIItI'!'"" • PÜJt6n. imitador del esfuezo divino. los comerciantes._A. el Teeteto. sino servidor de la ley. centauros. "Rev. o aún mejor como tejedor. Z'G. se mueven como leones. El régimen alli sustentado es un sistema de compromiso. El hombre que gobierna ha de ser como el médico: no importa su circunstancia. ~. 1925. Sobre esta figura dice que lo que el tejido hace en la indumentaria de los hombres es lo que el político Significa en el gobierno de los ciudadanos. Estas afirmaciones dan especial sentido al tratado Nomoi. Lo fundamental para el gobernante es la competencia.~. sino un medio. Est. sean o no ricos. Lo' único que se busca en quien gobierna según la leyes la virtud. a su lado pierden valor los demás valores. Y aUi torna Platón a la visión mítica y mística de lo ateniense. más vale prescindir de los hombres y pensar en la ley: someterse a la ley. acaso lo que más interesa sea aquella tetralogía escrita sobre 367-361. El orden político se basa en" la educación: la política.E: Der Staalsman1l. v. Tampoco son verdaderos pollticos los sacerdotes. Si no hay hombres de gObierno competentes. Lo primero es la idoneidad. . si constituyen un coro que comenta los asuntos políticos. Háblase del político como pastor. la voluntad o la fuerza.g. en contraste con sus anterioreS escritos. aunque existen reyes-sacerdotes e incluso tal caracterización esté representada en el Arcontado.. estableciendo un orden sobre su vigencia. WILA1IlOWITZ-MOEILEND<>RF: PLaton. Se explica el interés con que se atiende a la minuciosa elaboración de las leyes y de los preceptos. Menos aún los sofistas. LA OBRA PLATONIANA Refirielldo la obra de Platón el problema político. 194L~U. sino su esencia: qUe cura. Por la boca de un anónimo sacerdote de Atenas suena en este libro su doctrina póstuma: la de un señor que no es señor. No todos pueden gobernar. Forma así este tratado un vasto esfuerzo de colación de materiales capaz de conducir a una obra perfecta.21 Madrid. orden que será menos perfecto. 1938. Bftn._H. sátiros y bestias débiles o astutas. el estar dotado de su técnica propia como diriamos hoy. Leben amd aeme Werke.

~HoUffl JlKRTI<R: Platon Staatsideal. 1923. Hlst. Por eso vuelve en forma antiutópica a la teoría de los estamentos. a los senadores y al pueblo.-A.•. Parls. SU" 7. Z": Perrisch" Weisheit in gHechische Geschichte. Turln. No es como los diálogos y charlas recogidas por Isócrates. . en el Georyias..--CAP.Zeitsch. del Dlr . La idea de la justicia completa la de virtud y preside con ello toda la elaboración platoniana. 11132.Rlv. di Filos. ante Sócrates ajusticiado. f. » A.. La Politeia resume veinte años de labor.22 LIBRO I. et Soe . pero queda ligado a objetivos políticos concretos. y qUe este que piensa debe mandar a los otros y poseer más que ellos. 1932. lnter.Rlv•• cit.bres. Barcelona. 1947. Acaso uno de los mejores testimonios sea el de la Orestiada. sólo medio para difundirla y enseñarla.Ac" La dottrina del/a Stato in PIaron". . Bonn. n". Este orden nuevo es un orden bello..-J. 12. 1930. ello significaría una dable elaboración. BID"" Y FR.~P()Ll..: L'idée commtLnist~ che" Platon • • Rev.1.PLATÓ!\[.. y la retórica. La retórica------. 13.. . lndologl"o.".----.•• 18. . 8. No trata de reformar la base de la naturaleza de los hom. Econ. de Esquilo.. PLANELLA: Los sistemas de Platón. Que para -eso sirve la retórica fundamentada en la sabiduria. busca la justicia para que el espiritu de los hombres se encuentre seguro en la sociedad. 1942.. 00. Y ahí está Fedón reafirmando la tesis: «Me pareció admirable que la inteligencia fuera la causa de todo. 1933. En el mismo Georgias se pregunta Calicles si es regla de los justos' que se imponga -el más fuerte. BE<XAI>!: L'IlOTltO di stato in Platon". o aquel del rey Creonte en la Bofo- . 1907..babia puesto en boca de Gorgias el mismo Platón-puede prodUCir el mayor bien que los hombres apetecen. 1938. DE LOS Rlos: La filosa/Ía pQlítica de Platón. De esta misma fuente es el pasaje que sitúa la grandeza del poder no precisamente en hacer lo que se juzga a propósito. Lo ve asi. Madrid. La pregunta tiene valor incluso frente al extranjero: ¿Con qué derecho hizo Jerjes la guerra a Grecia y su padre a los escitas? Lo esencial es la virtud.. CUMON'[': L~s mages heleni8ts. porque pensé que si ella habia dispuesto todas las cosas las habría arreglado de la mejor manera .. 11: .-A. En ella no se ocupa tanto del orden politico como del jurídico.... aunque no seguro..". Platón da razón al sofista que sostiene que uno que piensa es superior a diez que no piensan. que la injusticia más vale sufrirla que cometerla. parece probable. que esta obra fuese divulgada en fascículos. Lo dato giusto " le degeneraz-ioni in Platone. en el Politikon sobre el príncipe perfecto y en el N orrwi sobre la ley como fiel de la balanza entre la autoridad y la libertad. O LA SABIDURíA Y LA POLfTICA Podemos resumir la impresión general de la obra platoniana señalando que en la Politeia teorizó sobre el Estado justo e ideal.~F. Lo sta/o legale platonico. y en este sentido ideal.... 11 Arl8!<l/eles. 1929. PLATÓN Y EL ORDEN POLfTICO GRIEGO Pocos elementos poseemos para conoC€r la manera griega de entender su mundo político. Raíz de tal régimen es la virtud.porque con ella se tiene aptitud para persuadir a los jueces.

Este testimonio prueba la posibilidad material de eludir el cumplimiento de la decisión judicíal. La afirmación de que el orden jurídico es ofendido con menor gravedad por una sentencia injusta que por la violación de la ley que impone la ejecución de la sentencia--. Apoyado en una soldadesca mercenaria y -exaltando a los desheredados que esperan mejora en toda novedad. Ante todo. peso y medida. PLATÓN Y EL ORDEN POLÍTICO ORIEGO 2.advierte Paoli-debía parecer tan excesiva que solamente quien. trueque de moneda con desvalorización . Audazmente se establece como único estratega tras la pérdida de Agrlgento. Pero quizá es suficiente acudir al antón plat6nico. vigilantes. voluntad y apetito_ Por ahí surgen los tres estamentos: oradores o gobernantes con formación filosófica. despertó su simpatía. Dionisia Ir. El régimen político justo está desarrollado en la obra platoniana de acuerdo con la naturaleza de los hombres. de la fortaleza y de la templanza.i democracia señala distintos criterios para juzgar la igualdad: poder y número. ya que no es un simple aspecto anecdótico del Gritón. llevando a cabo una poUtica que se ha considerado típica de la tirania: presión tributaria. como las tendencias ilustradas. de la sabiduría. respectivamente. Oligarquía de terratenientes.. estuviese dispuesto a confirmarla con el martirio la podía anunciar en forma persuasiva. En ciertos pasajes ve casos concretos. sino su centro y su esencia. donde hubo. «No es n~cesario ser funcionariol>. teori- .los problemas de derecho público que adverHa. Las constituciones helénicas son enjuiciadas por él. defensores o . Y ligando el Critón al ambiente. pe. agricultOl'es y comer('iantes. AsI. Se habla con demasiada rotundez de la utopía. tiempo atrás. algo asi. el Joven. En él trata de situar Platón algunos principios que considera esenciales para el mantenimiento de la vida ordenada de un pueblo.7.. ¿Merece exactamente ese calificativo la doctrina política de Platón? Ante l<. Su hijo. el Viejo. Y el mejor episodio de la rela· <'ión entre la realidad y el pensamiento es el caso del tirano Dionisio. está allí el problema de la autoridad sobre los ciudadanos. La de 404. Es curioso que no influya en Platón lo espartano. cuando habla de la oligarquía como régimen propio de capitalistas. ellana AnUgona. Dionisia se impone y va militarizando las pOblaciones sicilianas. trata de mejorar la condición de sus súbditos ate· nuando el despotismo y creando una especie de monarquía limitada. probablemente piensa en Corinto o quizá en Beocia. consigue adueñarse del mando político con los restos del ejército. simbolos. del ciudadano a la polis.ro también en partes.soldados. como Sócrates. ligadas a las distintas funciones del alma: razón. reunido en Siracusa. Tampoco quiere un régimen burocratista. salvando los tiempos. donde dominaba el elemento militar. y por eso en su unidad. trabajadores o servidores. Diodoro relata la ascensión de Dionisio r. artesanos. porque los derechos politicos estaban limitados a la población armada a los ciudadanos con capacidad militar. con la amnistia. incautaciones. Pero Platón se opone a esa democracia total en la que mandan los oligarcas. se enfocan con cierta claridad. dice en una ocasión. De ahí la tesis de la sumisión del individuo al todo.

apoyaba a los de Esparta. M. 1927. resultan curiosas las teori· zaciones que hace Platón de algunos de los regímenes helénicos.-.róN.en la . Es probable que tan calificada falta de contacto con lo que nos parece típicamente griego haya servido para afirmar la perennidad platónica. OLI: PTobtemf di diritto publico . Hm<BCRT: PlatoQ.. U.. El neoplatonismo influye .---C.-K. esto es.~. 1929. lo que si era teóricamente sugestivo. narrado por Diodoro. U. Este pudo asi conocer una tirania.0 de 388. Bal"eelon3.: La po¡ltlCa di Pra!".e. P . de Atenas y de Esparta. atraerse al máximo filósofo de la época. Padua. Assoc. él da instrumento y esquema.en boH Platon. PLA:.-C'!'P. El primero--Platóndirige el diálogo y saca a plaza instituciones y ordenamientos de Creta. sin estar en guerra con Atenas. El -episodio. en San Agustín y en Santo Tomás.. 1932. tratando de reconciliar a Dión y a Druso.-. que hacia 361 hace nuevo viaje. conseguido por ia oposición su destierro. Comprado por veinte minas--ciertamente poco. 1930. Inter. triunfalmente acogido y pronto ocupado en la reconstrucción de las ciudades.el Crito-ne platonico • • Rlv. Dionisio quiso. Mas debió de seducirle tanto el contacto con la realidad política.1. GENTIL.. 21. en Jonia.. de las ciencias naturales y de la Historia."" . Tampoco estuvo en Esparta. : Aneplfanfa dd P~"ism<>. también Platón hubo de dejar a Siracusa. desde luego... Allí esperó a que alguien le reconociese. Quizá fué Sicilia lo que mejor conoció. .. no fué personalmente agradabloe. que es decir la poesía helénica. OuJllaume Budée" 29.~. y seguramente el conocimiento de su régimen político le hubiera ayudado a perfilar y clarificar algunas." BiM des TYT".!.. El mismo desconocimiento del régimen jónico se revela expresivo. 1912.. Mas vuelve otra vez y aún influye en la política siciliana. y puede decirse que la capital de la Hélade le fué siempre extraña. elogiando a esta última. encuentra en Plutarco la ayuda de cierta correspondencia del propio Platón. Clinia y otros nueve han de darle constitución. Tubinga. Zf!1ts<:h. por el lado eclesiástico.. Con la caída de Dión. Jonia era aún la poUs homérica. Los ayudan un ateniense y un espartano.A &4. .BIDURi'!' y L'!' p(}LiTIC.Byzant. zadas sobre . y por consejo de su tío Dión hizo acudir a Platón.'PRAEO!TER: Chrlsf/ic'u"'pÚltonf8che Bedellungen. afirmaciones._E. comenta Wilamowitz---pudo regresar a Atenas hacia el verall.. No estuvo. UO . Las Leyes-----Be ha observado--no podían haber sido escritas por una persona que conociese directamente la vida espartana.. et la po/iUque Teallste de son temp8• • Bull. Pselo y Gemisto Pletan en Constantinopla y la Academia florentina señalan en los siglos XI y xv una línea de permanencia apoyada. DE EIWILL . Terminó aprisionando en la isla laconiana de Egine. Fil.-G. () i:L. de Anaximandro y de Hecateo.24 LIBRO I.Lnt: D. mientras Dionisio. 1939.este ejemplo por el Jeron de Jenofonte. Justiniano confisca la Academia y prohibe enseñar su doctrina. En su N01lWi se imagina que los cretenses encargan a los ciudadanos de Cuoso fundar una colonia. y fué justamente un cirineo de los que trataría en su viaje.lI. 12... mas de pocas cenizas ha brotado una llama tan resplandeciente. Dlr. Sin embargo. y el pais de Tales. HEINTZl1.construcción de los dogmas cristianos.

ética. anda. Así frente al idealismo objetivo de Platón.n. la ética politica surge de la realidad del hombre animal politico zoon politikon. Nos dló el pla. la obra aristotélica se encuentra en el Liceo. De otro lado. de donde deriva el reconocimiento de la necesidad de la sociedad civil. Mas esta amistad es también un inconveniente en la hora de la caida del gran monarca y de la formación de los principados helenisticos_ Aristóteles ha de retirarse a Cálcides. donde el Maestro enseñó. En la ética. economía y política. sino en el paseo. Discípulo de Platón y preceptor de Alejandro Magno. El padre era médico. La individual parte del reconocimiento del hombre como ser racional y libre. Aristóteles crea un realismo orgánico. frente a la tesis platoniana del comunismo sexual. de familia ca· lificada por su riqueza y por su nobleza. la matemática y la metansica. que le remite las constituciones de los paises que conquista. La práctica estudia las disciplinas que tienen un fin propio: 16. La filosofía es dividida en teórica. capaz de moralidad y obrando por un fin.gica. como Platón. . práctica y poética. ya estas dos circunstancias: califican su avatar. pero con un método nuevo: el peripatético. Su doctrina nace sobre la línea platoniana. como la Academia platoniana. sino en las cosas mismas. La teórica atiende a la contemplación y acoge a la física. en la tertulia sedente. distingue la ética individual de la social y de la politica. Aristóteles no enseña. bien que ésta. ARISTÓTELES Y SU PROBLEMA Aristóteles (384-322) nace en Estagira (Macedonia). Aristóteles significa la madurez del pensamiento griego. pero buscando la filosofía en el conocimiento de la esencia de las cosas.CAPiTULO 111 ARISTOTELES. donde muere. charlando mientras. asi como de la necesidad del fin último o bien supremo. Su aportación es fundamentalmente progresiva: acrecentó las par· tes de la filosofía y las redujo a unidad sistemática. y él está fácilmente vocado a la enseñanza y a la política. debe ser limitada en el tiempo. O LA TRADICION 8. En fin. según el cual las esencias de las cosas no están en las ideas donde se plasma su imagen. si natural. La ética social tiene por centro la familia. verdad. de modo que Aristóteles conoce ampliamente el régimen poUtico de todo Oriente. La amistad que crea la docencia cerca del príncipe conquistador se mantiene en los años de los viajes de éste. la educación honesta y la esclavitud. formando escuela. que consiste en la práctica de la virtud y en la contemplaei6n de la.

Aristóteles encuentra punto de partida en Platón. No sé si el prestigio de Aristóteles se debe a su mayor hermosura literaria. Pero pudo verlo precisamente porque conoci6 un periodO de paz. ha- . Por otro lado. Tampoco resuelve este . En tal sentido. o LA TllADICIÓN teo más exacto y fecundo del tema del saber. elevada sobre la imagen de la angustia del hombre. madre del espíritu humano. III: ARISTÓ'l'ELES. Hay antecedentes pero tan sólo él valoró e-l fenómeno político de manera objetiva y analítica. Para llevar a cabo esta tarea... la Jilasoria o amistad con la sabiduría no puede ser una visión o alianza momentánea. a quien él cita como primero.aspecto la teorización montada sobre aquellas copias de constituciones que iba coleccionando en su biblioteca. Con gran personalidad cultural y sin contactos politicos. El mundo filosófico medieval le ha dado preferenda.26 LIBItO I. Como Platón se enlaza a Sócrates. que hace de la polis una -condición natural y suficiente y del apólido una fantasía sólo imaginable tras un cataclismo que destruye completamente las ciudades. emprendida y pro. El gran valor de Aristóteles está ciertamente en la exactisima ápreciación del vínculo social del hombre. apoyada en olvidadas condiciones positivas. Su Política es la primera obra cientffica en esta materia. si en Platón hay aportaciones valiosas. El verdadero saber es. en Aristóteles brilla el contraste entre el ambiente alejandrino y la presencia de la polis.tardan en ser advertidos.. los nuevos acontecimientos--. el porqué y los primeros principios y causas. Algunos autores sostienen que la superación del platonismo. Arist6teles vive.. señalando sus grados sobre las etapas de la experiencia empeiria. Y como tal fué acogida y exaltada en el mundo helénico. De otra parte.. una polis económicamente autárquica. en la época de la paz macedónica. Y por ahi viene también el concepto aristotélico de felicidad.un antiguo Descubrimiento terrenal-no tienen resonancia. en efecto. Creador de una escuela.(>1 saber demostrativo episteme. espiritualmente tranquila y cerrada frente a los extranjeros. de nada sirve el antecedente de Hipoctamo de Mileto. el hombre es el animal que tiene lagos. El método aristotélico seda suficiente para ganarla en perennidad.clamada por el Estagirita. no llegó a término. Se le debe además la distinción entre ética y política y la constitución doctrinal ba.sada en el estudio de las formas constitucionales vigentes. ya desbordada como forma política. Dada la presencia del hombre. una doctrina de la vida. sin ser un poUtico. de tal modo. cristiano y moderno. sino que ha de ofrecerse como hábito o manera de vivir. aquel hombre singular ~staba particularmente dotado.----cAl'. . El orden político que expone y teoriza es el de la pequeña unidad griega. En cuanto al fondo. se escalonan el qué. pudo ver el panorama desde una altura inteligente. lo que le 11ace órgano de la verdad. sino una doctrina. es decir. llegando a reunir ciento dncuenta y ocho. que. y Grecia. pericia tekhne y sabiduna sophia. Gracias a esta constitución.. No es ya una descripción. Aristóteles es padre de la' Ciencia po!itica. que no es sino la plenitud de lo humano en el hombre. cuyos efectos _la pérdida de la independencia griega.

_MEIER: Aristol~les als Historlker. Para comprenderlo es preciso llegar a Polibio. La evolución del pensamiento político de Aristóteles se inicia con los dos libros del Politikon. y de la filosofía. Hay en Aristóteles aportaciones de la experiencia. con las degeneradones de tiranía. DerUn. hacer de la política una ciencia' fundamentada sobre la . es típico el problema del desequilibrio entre la capacidad politica y la autoridad que ejercían los varios estamentos. «Rev. caza. Oligarquía y democracia. LA PRODUCCiÓN LITERARIA: SU SENTIDO rodTICO 27 bló sobre la mejor organización de la poUs. 1935. le sigue Sobre el reino--. 9. Sobre el reino. Mas la investigación postarlstotélica no significa progreso en este terreno. Acaso de Hipodamo le venga su preocupación por conocer las realizaciones efectivas. perennls •• l. O. W. Ross: Arlstotle.-E.BECK: Arlslóteles. frente a la industria y al comercio. También valora los estamentos y entre todos aquellos determinados por ocupaciones ligadas a la Naturaleza: agricultura. de Esparta. 1930.-H. la Política.a di Ippodomo di MUelo . aristocracia y policía. WELL: L'Anlro)JoloOle d'Arlslo!e. JAEGER: Aristoteles.. v. Critica a Platón en los temas del comunismo y del totalitarismo--. Berlin. di F1l0B. ligados a la obra homónima de Platón. de Creta. 1933. el régimen politico comparado. de Metapll. especialmente de Platón. Gnmd!eoung elner Geschichle seiner Enlw!ckluno. El arranque es platoniano: su objetivo. esp.. . • Rlv. ganadería. como los ordenamientos de Atenas. Hay. La caracterización de la relación entre el orden político y el ciudadano inserto en él se matiza sobre la figura de la comunidad doméstica. 40. en monarquía.9. S'P.-LANA: L'ulop.-E. 1921. También debe señalarse su clasificación de las formas de gobierno. en fin. trad. En fin. La Constitución de Atenas. Estas dos últimas están caracterizadas por la exaltación de su propio rango y contienen dos tesis esenciales: la de la relación del gobierno con la naturaleza del país que se ha de gobernar y la de que el mejor sistema es aquel en el que todos participan. Mu· nich. 1914. forma perfecta y natural.-W. en Epicuro y en los estoicos.-U.. Ital" Florencia. un griego que reacciona ante el espectáculo de las instituciones romanas. 1946. que da paso a la comunidad política o polis.para dudar de cuya autenticidad no hay elementos de hecho que puedan enfrentarse al de su inclusión en el catálogo alejandrino-y. LA PRODUCCiÓN LITl:RARIA: SU SENTIDO POLÍTICO Las obras que interesan aquí son: el Político. Londres.~.el problema de si la unidad política debe ser de absorbencia total----y se opone a cualquier sumisión disciplinaria excesivamente rígida. WIU"'OWfTZ·MOF~L~NOOR": Arislo/heles und Alhen. 1945. et Morale. de Cartago. de que nos ocuparemos con detalle. con toda la tesis de la inconveniencia de una mercadería que trafique por cima de la suficiencia. Madrid. la Polítieu y la Moral a Nicóm. 1949.aco.Phil. 1930. trad. SALIN: Piolan und die griechische Ulopte. actitudes individualistas en las que faltan elementos para la producción de una obra eficaz.

y está. el concepto se sitúa desde el punto de vista de lo orgánico. cuarto. la evolución es clara. y las que brillan en los libros primero. Si el orden dE' .. isómeras y anisómeras.. una sección claramente dogmática en torno a la organización politica apetecible. Refiriéndose a la gestación de la Política. así también--explica Siebeckpara la existencia del orden político es una condición vital la desigualdad de las partes integrantes.. y así se explican sus aplicaciones a los grandes símbolos de Licurgo y de Salón. Como el fin de la ordenación política no es exclusivamente la potencia ni la utilidad. la distinción sirve para situar y filiar el pensamiento aristotélico en su propia historia.camente diversas. El parecer acerca dei valor y de la relación del trabajo y el ocio determina el vínculo de estas dos clases y su flexión. la aldea. Acoge la doctrina de los filósofos y la experiencia de las ciudades. la educación de los ciudadanog. tercero. Se trata ya del concreto gobierno de la ciudad. luego. El nomos es algo como una conducta habitual. y. al punto de que su raíz filológica significa crecimiento o desarrollo. En fin. la diferencia entre la masa de los que obedecen y la selección de los que gobiernan. Jaeger distingue dos series de actitudes: las que se contraen a los libros segundo. pide diez años de viaies--y de ausencias-para dar tiempo a que arraiguen sus leyes. Y su Constitución de Atenas viene a ser apéndice documental.. que ofrecen la teoría empírica de las constituciones. ligado al cuarto. Aristóteles aporta bien pronto. O LA TRADICIÓN idea del bien. Con todo. Incluso en la zona social. tras de dar decretos al pueblo. nonna absoluta del ordenamiento ideal. la aportación aristotélica ha ganado valores clásicos. LlBRO l.. Recuérdese el pasaje de Plutarco donde aquél. sin embargo. la unidad política. quinto y sexto. que exponen una filosofía política ideal. Roos distingue una introducción general. Se explica así porque la única forma de pensamiento politico entonces dominante era la platoniana. Por su parte. en el sentido de que la capacidad de ~obierno se busque entre los que cultivan las funciones intelectuales. como sucede con los distintos miembros del cuerpo humano. Se ha observado. séptimo y octavo. sino esencialmente la virtud--es decir.. la teoría del ordenamiento real e hist6rico. Ill: ARISTÓ1'I:LES. dando paso a la idea de que las diversas profesiones compartan en él tal ordenación. en cuanto a los orígenes de la sociedad política. la poUs. Asf como en el cuerpo se hallan agregadas o coordinadas entre si dos partes especl1l. en fin. parte del concepto griego de la ley como norma permanente. El libro tercero de su PoUtica señala el ténnino de este ciclo. que el libro tercero tiene demasiada complejidad para ser clasificado tan diáfanamente. Al caracterizarla.-CAP. un tratamiento sobre los gobiernos ideales y las constituciones más admiradas. tras su Politikon. FamIlias asociadas constituyen aldeas.. de tal suerte que unas constituyen la base para la función de las otras.. más tarde. contraponiendo la ley y la voluntad popular. Otro aspecto de la evolución se encuentra en su doctrina de la demagogia. otro sobre la polis y el ciudadano y sobre las formas pol[ticas reales.. aldeas agrupadas. Primero---<dice----surge la familla. además.

y anuncia la utilización de su colección de constituciones para Investigar Qué es lo Que conserva Y qué es lo que arruina a los organismos políticos. 1923. tras los cuales expone el régimen vigente en la capital de Grecia. que le hace perder la serenidad cientffica que generalmente reina en la obra del Estagirita. asi.aprender cómo se rigen los p6blicos gobiernos. «poi"- . Berlln. pero también de establecer una comunidad total. En cuanto a la Constitución de Atenas. 10.ES: Ariato:>teles.-H. Porque poco sirve el hacer muy convenientes leyes y el ser aprobadas por los que gobiernan. si no hay gentes que estén acostumbradas y ejercitadas en el uso del gobierno». También deben atenderse los aspectos geográfico y humano. Poi eso -«lo que más importa para la permanencia de la rep6bllca es aquello que hoy dia todos tienen en muy poco. trad. pues. El legislador que confeccione leyes ha de tener en cuenta dos cosas: los hombres y las regiones. 1943. BARKl'R. se inicia con elementos históricos.'ntstehunfJ der ariswtellschen PoUtik. pero la mejor vida es aquella que va regida y guiada por la virtud. 1924.29 aparición está relacionado con la potencia del instituto. Londres.---según la versión de Simón Abriles para mi perfecta y bastantemente suficiente. Toua: Estudlo preliminar a su ed. Viena. y se juntó por fin del vivir con más comodidad». 1906. 1948. para que la vida sea realmente civil. La Moral a Nic6maco vincula de manúra rigurosa la ética y la política. viniendo a reftejar~según nota Jaeger-una aplicación del método positivo y de observación que caracteriza la última etapa de la producción aristotélica. pues manifiesta cosa es---dice---<Iue si esto se pasa muy adelante y viene a hacerse muy una.-F. Ma· drld. es el buen vivir.TAEGEIt: A"ristoteles. que es el. Buenos Aires. LiNEAS FUNDAMENTALES DEL PENSAMIENTO ARISTOTÉLICO El orden político que plantea Aristóteles gira en torno a la ciudad._A. SIEJ<Y. Se huye del contacto con extranjeros. 1944. BR&NTANO: Arislo:>leles. Madrid._1sMAE1. vista como primer libro de la colección de constituciones que acumulaba. PollUca! Thought oJ Plato and: Aristotle. el acceso tmal a la polis llega como exigencia de la constitución propia del hombre y significa término y perfección del primer impulso. escritos 11 doctnna. El ser viejos también admíte discusión.-. Ha de buscarse la unidad de los ciudadanos en torno a la polis. AaNI"': ZUT ]. de La Constitución de Atenas. «ya no será ciudad». y en tal estado reiteradamente interpolada por su propio autor que incluyó en este libro elementos como el de la constitución draconiana. obra todavía no dispuesta para ser dada a la publicidad. la cual «hablando sumariamente. 1930. H.. esp. El objeto._E. v. QOJJ1. En otras dos zonas vale la opinión de Aristóteles por su posterior resonancia: en la cuestión del cambio de mandos y en el tema de la vejez o de la juventud. considerando lo propio y lo vecinal.CK: ArlsMteles. Barcelona. Es. Vida.

caben la votación. «N~ontesta-por Estar estas especies seguras de peligro. democracia. así como los que están fuera de él. A esas tres partes compete la elección de los magistrados. que traería la consecuencia de un poder omnipotente._CAP. Esas tres partes constituyen el pueblo. Llama la atención de Aristóteles que 21gunas formas de gobierno. En cuanto al procedimiento electoral. o sólo algunos. sino por avenirse bien los que tienen el gobierno. la lucha y la evolución del propio peno samiento. De estas dos -4ñade el Estagirita--sale la tercera... la hay. en el entendimiento•. Aún dentro de esa variedad hay ciertas aparentes contradicciones.. productores y mílites. Oligarquía. Quiénes sean electores.concepto contrastan· te-. El poUtico está explicado sobre la figura del nauta.• Con estos matices va limitándose la hipóstasis de la sociedad poHtica. La virtud esencial de quien gobierna es conseguir la concordia de la ciudad. Acaso una de sus aportaciones más preclaras y desde luego más resonantes sea la de la tipología política. vigilando las zonas de la educación y de la propiedad. la suerte o un sistema mixto. En la Política distingue Aristóteles gobiernos de uno. Tres términos advierte ahí. aristocracia y timocracia-tiranía. Y está ahí el valor que nos ha permitida conocer el peno samiento aristotélico en acción superadora de utopías. donde sólo poseían sufragio los que fueron a la guerra. contra Sócrates. aristocracia y monarquía.. «¿Por qué?lt. perseveraron durante largo tiempo. ya patrón de nave.. asimismo. los combatientes. realeza. IU: ARJSTÓTELES.. quiere la renovación y el relevo de los gobernantes. en la Retórica. la general participación de las gentes y el debido aprecio de los idóneos. aquí. sino tamo bién oligárquicas. como también entre si mismos. La teor[a de los estamentos arranca de raíces socráticas. Oligarquía y democracia. LIBRO l. Tampoco conviene que los mandos sean perpetuos. se pregunta. ya marinero. no solamente aristocráticas. haya aptos para regir la ciudad. Defourny ha buscado en su estudio el contraste. quiénes ele· gibles y en qué forma o por qué procedimiento. Para conservar la república y hacerla duradera conviene que todas las partes de la ciudad se entretengan y cuiden. Aristóteles corta tal monstruoso desarrollo enfrentándose con la unificación totalitaria socráticoplatónlca. de varios o de multitudes. en concepto que reconoce vigente ya en Hipodamo. O LA TRADICiÓN que así como hay vejez en el cuerpo.. en la Moral a Nicomaco. al estilo de lo que se hada en Megara. y de Cartago como democracia buena---euando se ha declarado la maldad de la democracia-o -Las investigaciones llevadas a cabo por Schwarz le condujeron a negar en la tipología politica de Aristóteles . el linaje o el valor.. En la misma Política se habla de Esparta como monarquía de dos reyeg... Para Sócrates la multitud de los moradores de la ciudad se reparte en uos grupos: labradores y defensores. Pueden darse distintas soluciones: pueden ser electores todQs. y en este ('aso atenderse la hacienda. es decir. o sea la de los que han de aconsejar y cuidar del gobierno de la ciudad. no haciendo agravios a los que no participan del gobierno y admitiendo a los que entre ellos..

también caracteriza al bueno el ejército del poder por medio de leyes. de la monarquía tiránica de los Esimetas o de la realeza dual de Esparta. Oligarquía y democracia son gobiernos de un solo estamento. incluso cuando la aplicación de la ley al caso particular exige el decreto. Mas . a saber: los dos extremos que observan o vulneran las tres reglas. y los tres intermedios que observan dos reglas y vulneran una. de manera que el progreso y la extensión de la cultura conduzcan cada vez a formas másigualitarias.10. en estos términos: La tipOlogía aristotélica expuesta en la Política es una sumaria descripción de constituciones. Es la conformidad o la lejanía para con estas normas o reglas de buen gobierno lo que califica a los distintos regímenes hasta permitir el planteamiento de la auténtica tipOlogía. y la aristocracia cuando ya son varias las personas que brillan. El hecho de que la sociedad sea necesaria y natural. en cada especie dos formas extremas. Solamente así torna a ser lógico Aristóteles. En fin. realeza y tiranía. éste se ordena por equidad o epiqueya y no deroga la ley. En todos ellos se considera buen gobierno aquel que mira al interés general.R1S"l'O'rÉLIC<l 31 una sistematización coherente. l'). el buen gobierno ha de tener en cuenta que el poder se ejerce sobre hombres libres. Existen. y malo el que pero sigue el propio interés de los gobernantes. ocho tipos. Asimismo se comprueban las mejores resonancias en otro gran concepto aristotélico: el de ciudadano. según esta nueva investigaCiÓn. Hay. y su consecuencia es pintar como bueno el Gobierno de las clasesmedias.IIllENTO A. la participación política es 10 que define al hombre que vive en sociedad. suponiendo que la monarquía surge cuando una persona destaca sobre las masas. que ha de considerarse completada en distintos momentos y por otros pasajes. El repertorio es extenso y no puede defenderse como propia una simple esquematización tripartita. los tres intermedios que observan una regla y vulneran las otras dos. como matices. que son las que Aristóteles expone. El ciudadano---Escribe Arlstótele~on ninguna de las demás cosas se distingue tan bien como en el participar del p'Óblico juiciO y del p'Óblico gobIerno. Defourny ha tratado de explicar. Pero hay. otras muchas formas intermediarias. aristocracia y oligarquía. LiNEAS DEI. y pUede hablar de la buena democracia cartaginesa. ricos en la primera. Se comprueban así los contactos establecidos con las situaciones de riqueza o pobreza. sino que la adapta. Precisamente por eso. Una verificación de detalles en la exposición aristotélica de las formas despóticas subraya también en éstas la falta de adhesión racional. y que por el hombre surjan la familia. Con la inserción de este element()--(1ue explica que nada llevaba a f'nlazar la olig¡lrquía con la plutocracia ni la democracia con el mando de los económicamente peor dotados-surge una nueva morfologia. a mi modo de ver en manera admisible.:NSA. hace que la polis aparezca como complemento y perfecdón de la persona. pobres en la segunda. la aldea y la ciudad.. Y vuelve también la relación entre régimen poHtico y ambiente cultural. policía y democracia. la ausencia de consentimiento. así. porque su interés particular coincide con el interés público o general que busca la estabilidad en el mando.

us. ARNIM: Zur Entstehrmusueschícl>._WlTTVANN: ArtstoteleB . Parla. Palitik.-A.s. Cuando Homero exclama: .te de.---0. Parls.-. Fil. 1923. PI. .-. sin embargo. 1931.J. POl. en relación con el grado de madurez cultural.SB. Aristare.JULlUS SCHWARZ: Krltik <ier Staattsf~n Arlstote¡e~. Criticism. ArtBtotile..?.. a._LACHAN.. FIl. Wlener Akad . las reservas y los matices le alejan de la declaración universalista de los derechos políticos.-G. Sócrates 11 ArtBt6teres. RosS: Arlatotte..• . de los helenos frente a los bárbaros. und das H"Ucni. El ciudadano participará en la legislación y en la administracJ6n de la justicia~ pero ¿quiénes son ciudadanos? ¿Todos los pobladores? ¿También los artesanos? Cuando vemos que uno de los estamentos de los -que producen con su menestralía es éste. IRlv.-W. DIr . Parls. Barcelona.Pensamiento. 1935. 1944.-CAP.arisWte!ischen. lnter. POlIL!:NZ: Staatsgedanke und Staotslehre del G-rlechen. 1935.. alude ya. CHERNISS: ArtBtr>!!e' . 1921. Fulda. of Plato and the Academy. 1924. ESl'OIlITO: ¡¡ ualare dello Stato in. DEFOURNY: Aris· 10le. 1901. 10.~tote. Londres.-SIl><TELER: Ha! Aristoteles den Pkltonismus uel>erwunden. Tbeol._M. 11 ArisMtele. 1932. es decir.>. HA. 1929. «Zeltschrlft f.. 1933.: Le con· cept de Draft seloTl. Palero mo.". a esa -participación en las tareas públicas que es considerada esencial de los ciudadanos..MI. Ver· meesch. () LA TRADIC¡ÓN su misma conciencia de las limitaciones. Kath. Aristóteles contesta: La participación pallUca variará según las ordenaciones de cada voUs. en ese contacto con los hombres y las tierras que tanto subraya. tema generalizable. La realidad del mundo griego ofrece esa discriminación. Roma.. DIr.• .'2 LIBRO r. 1930.n. ELoRnt1'f: FUosofla 11 Ufda en.. Baltimore. 1929..N: Le Ir)Jsti!me d'ArtBtote. 2. 7. F.-E.L'CI: La daUrina del/o Stata e !'individuo in Arlatotile. EL._M. 59.•. 1945. . .. 1946. v. pues. Etudes 81U" la «Poltrique. No es.--0. s. lnter. 1941.m. L'úUe d'Etat davr~s Ari..-H. tratado como un vil extranjero». choca que no haya una terminante resolución. ALTHEIK: Rom.d die WiltensfTft" heLl. D. . Amsterdam. Lelpzlg."": Los s!stemaB de PlatÓfl. .Yo.<N>=l. R"NSI: II caTaUere della demagogia secando Artstotlle.III: AlUSTÓTELES..--G. dUv.

mientras el ejemplo . que es la que declara la guerra a Persia. debe ser tenida en cuenta en relación con otros elementos-y así exigirá nuevas referencias-. que quedaban. una forma política. y frente a la homonoia. EL HELENISMO La historia de Grecia juega con dos elementos fundamentales: la situación geográfica entre Oriente y Occidente. Esta actitud tiene singular importancia para el conocimiento de las formas poHticas griegas. Renovando la fórmula de la paz de Antálcidas. con autonomía. poli. en efecto. concepto tan eficaz que aún lo acoge Dionisio de Halicarnaso para designar con él la posición de Roma entre los pueblos de la tierra latina. de Macedonia.así montada sobre el esquema de la colonización-lo que Roma repite. y la unidad del hombre griego. que al acentuar ei predominio de una ciudad. matización de la precedencia en un orden político. Fillpo constituye una Liga. y que abriendo la puerta del Oriente renueva las formas Y las ideas? Ante todo. volvamos a la hegemonía. de otro lado. sin estructuras análogas.CAPITULO IV EL MUNDO HELENICO y LAS CONQUISTAS DE ALEJANDRO 11. Sin llegar a estableeer anexiones. por él son . Pero esta unidad fué obtenida al precio de la pérdida de. La hegemonía fué. sin la aceleración provocada por la poUtica. ofrece una realidad semejante en· el orden del espíritu. La poUs. montando una política exterior frente a Per/Sia. en metl'ó.. en cuanto ordenamiento político constituído sobre el asentamiento ciudadano con aglomeración urbana de hombres libres. bajo la dirección de Filipo. ¿Cuáles son los elementos de la estructura que preside el movimiento helenístico. que acaso diera el mismo fruto. con dependencias y agentes en las ciudades. y consigue unidad -durante la pax macedónica. Su concepto €senclal está ligado a la prostasia.anterior. con esa conciencia unitaria. y al convertirla. sin embargo. Su núcleo vital es el fermento autonómico. La forma política queda . fué herencia del mundo de Homero.'bien que Roma deje ·al mundo el Imperio-. testimoniada por las Guerras médicas y los Juegos olímpicos. propuesta por ]sócrates al sugerir al macedónico la unificación de la política exte:rior en fórmula que lleva a la Liga de Corinto. . -con una autonomía que Macedonia garantizaba. Estos dos elementos caracterizan e influyen todo su panol'ama vital.las libertades locales. colocó FHipo cero ea de Atenas un cuadrilátero de guarniciones.

No son. Es preciso situar bien estos hechos. GRECl/I. nada más lógico que esta actitud. huyó el rostro del ÓSCUlo. pero no ruptura del pensamiento griego.P. que-----<:onslderados :üegremente por Alejandro----entran después con severa unción en el ceremonial de las monarquías helenísticas y aun en la griega. con ánimo de jefes macedónicos. y Alejandro. por ejemplo. El texto que nos hace notar la introducción de la proskynesis---. A la poUs sucede el Imperio militar. Cuando muere la polis Sllrge el ecumeno.4.icc de los convidados a la mesa del gran conquistador-. mézelanse.S CONQUIS':rAS DE . advertido de que no le había rendido adoración. IV. a las hegemonías divididas y plurales. hijo del Macedónico. y LA. y con la relación e interven- . al acercársele a besarlo. considerado divino--es un pasaje de Plutarco que la sitúa en un banque· te. término y culminación. absorbida por el cosmopolitismo y el eosmocratismo. ciertamente. tras la batalla de Arbelas. Cuando Alejandro entra en Babilonia. El padre intelectual de la nueva época--escribe Ehrenberg---€s Aristóteles. Si existió en Alejandro el propÓSito de forjar un Imperio mundial. pri· mer hombre universal de la Antigüedad. Los sucesores de Alejandro. el burocratismo. Su vida quedará ligada a ese espíritu de medida en la filosofía y en la aCClOn que mantiene los vínculós aristotélicos. es decir: une su respeto por la costumbre del pa[s que conquista con la tradición formal de su propia patria.34 LIBRO I. Recuérdese la resonancia tradicional que tiene en la AEgyptiaca de Recateo de Abdera. Por la hegemonía se hacía metrópoli la ciudad que establecía colonias y en su servicio se iban perdiendo las calidades autonómicas. es evidente la desaparición de la Hélade en su aspecto politico. que sus satélites hubieran gustado de la adoración en ellos mismos. En el concepto de la hegemonía estaba la grandeza y la miseria rIela polis. Y es curioso que las concepr-iones realistas y tradicionales de este gran teorizante de la polis hayan quedado ligadas a la propia superación de sus ideas. sacrifica a los dioses y nombra estrategas. El valor histórico de la forma política alejandrina consiste esencialmente en representar una combinación del absolutismo oriental con las tradiciones propias.4. al estilo egipcio.¡¡cto de arrodillarse y bef>ar el suelo como reverencia del súbdito al rey. incluso con elementos como la apoteosis y el carisma. -en este aspecto.LEJANDRO posibles las variedades de la hegemonía. Todos lo hideron---d. excepto Calistenes.-----<:. desde las sinmaq'uias o hegemonías de segundo orden. con la presencia de orbes que circundan al del propio helenismo. con las formas orientales más típicas: el despotismo. y surge precisamente en la doctrina tras el estudio de las constituciones comparadas. momentos que revelen una gran decisión en Alejandro. a pesar de su cultura griega ciertamente medular. La forma politica alejandrina será. por contra. la repre· sentación de la divinidad del rey señalando el culto griego al héroe y haciendo de los dioses los grandes reyes de los siglos pasados. superación 'que se realiza precisamente por su discípUlO Alejandro. Prueban. la jerarquización. Distánciese poco o mucho de la concepción griega.

la (heee el les monarc1oJu /l. Die polltische Vernichtung des Griechentums. H. Lo que impresionaba con más viveza a los griegos era Persia. repartidos alrededor del mar como las hormigas y las ranas alrededor de un pantano . Macedonia misma hereda esa actitud. Gotha. 69. la cultura griega pierde su carácter helénico. Esas poleis son reducidas a municipios protegidos o disputados entre las orgailizaciones territoriales.-W._RoUSSEL. Por lo demás. Lelpzig. JUDE'CH: Reic/l.. KGRNEMANN: Die Ale:IJandergesc/l._J.e GeschlcMe.-KAERST: Ate.elltnistiques.sc/l. 1925. DIe Regemonie. Por lo pronto se rompe la relación entre polis y organización polftica territorial. Paris..c¡¡entsUsc/l.SS. 1922.edón se cuenta.-V. señora . Jena..~n Zei!!<lters. lfl24.ndlage.Ro: Alejandro Magno. La nueva atmósfera plantea la ruptura entre la polis y la organi7. EGIPTO. 1877. 1924. la complicación administrativa a que conduce la superación de !a vida de ciudad exige aportación de especialistas. Alexander der (}rosse. 24. «Estoy convencido de que la tierra es muy grande y que no habitamos de ella más que esta parte que se extiende desde Fasis hasta las Columnas de Hércules. 12. 1935. BE>lVÉ: Da$ Ale".-DROYSEN. 127.' Saechsische Cess.e. 1931. Vom Wcrdegange des abendlaendischen Kaisermysttk. 1925.anderreic/l.. . W'LCKEN. junto a las Ligas etoHa y aquea y frente al mundo romano que entonces se levanta. cHist. MUENZE. 1927._E.• . 1926. 1928.icMe der /l. 1917.. Altheim ha notado que el señorío monárquico de Alejandro fué un simple episodio. pero nosotros estamos en su centro. PARTSCH: Die Grezen der Menschheit. TRI"".entum. JOUGUI<T: U/mpbial/. 1929. 1930. Gesc/l._LAMER.isc/l. HOllF.-U. Glesen.-P. 1922. Zeih.-R. 1'. EHR&NBERG: Vom Sinn der griec/l. Alexander ZUg in der Oase Slwa. PERSIA y LA INDIA 35 clón de otros pueblos y razas. De otro lado. ."".sme macédonlen et l'/l. Leipzlg.lc/l. por el cual es la cultura helénica y no la adscripción a una polis lo que califica la ciudadanía. 1944. 1926.ellénisation de l'Orient. 45. . Hellenismus. cHist. hasta dar en lo que Kaerst se ha atrevido a calificar de civilización técnica.te der Koenigs P!oloma!s von Aegypten.:t"ander der Grosse. la ciencia total tradicional es también sustituída por un nuevo ideal de educación._H. EGIPTO. Mm<Tl'. dCHo_. Jahrb .SS.-M.Aux: Rome. EerUn.0".. Las consecuencias de este hecho son decisivas desde el punto de vista de la historia de las formas. LAQUEUR. situando en la parte de Levante la India y en la de Mediodía la Arabia.ander dcr Grosse und das Weltgrlec/l.!d!ques d la conqume romaine. Akad . Herodoto puntualiza la habitáción del mundo. pero un episodio que abre el camino al desarrollo del espíritu griego fuera del ámbito antiguo.ación que la sobrepasa. auf rrrosograp1oJsc/l._F. 1921. Munlch. lfll6. PERSIA y LA INDIA El mundo cultural griego se había formado la idea del orbe a partir de Platón.12.suedanken 1m Alter/um.e Idee. el panhelenismo. Ber!. Re:IJ et Sacer_ do'. der Wiss_. Stuttgan. 1925. En el F. Frlburgo de BrlIl._ BmT: Ale". Le!pz!g.• . 1901. lfl30.. LeipzIg. París.=: Die Uturg. GescMchte de$ Rellenismus. Ph1/ipp JI von Makedonien una die panhel1en.F KulPERS: Alexander der Grosse und die Idee dc$ We!Umperfum. 1938. una cierta incipiente burocracia.-S.» La tierra es grande---JViene a decirse----. Madrid..c GnJ. La Crece et l'Orlent dts les Guerres m. Roma.

De entre los pocos y vagos testimo· nios que poseemos de la vida y la obra de Polícrato.atribuyen a los persas :mtepasados divinos. de príncipes humanos.en contacto con Grecia. no es tanto una novela filosófica o una etnografía como un orden politico ideal. sino la exaltación de su política. que ejerce vigilancia sobre todas las actividades que tiene sometidas. Egipto entró el primero y en manera profunda en la cultura griega. Jo que el rey era. . de reyes y de semidioses y. Persia estuvo también. es el Primer sacerdote. Recuérdese la aportación de Jenofonte. por definición. hasta el punto de que sus sucesores ya no envian oro como presente a los reyes cerca de los cuales acreditan embao jadas. tan extenso que llegaba a Egipto. Esta inserción ayuda a la obra de penetración culturaL Tolomeo sigue la tradición de los Faraones. y éstos calificaron su régimen como monarquia absoluta. La co· ronación es una ceremonia mágica. hombre igual a los mismos dioses. siquiera éstos sean símbolos de la felicidad. La administración está fuertemente centralizada y a su cabeza figura el visir. y su rey. porque Egipto constituye. de Esquilo. apología de un rey egipcio. la frontera del Asia estaba en la meseta de Catabatmon. cuyos motivos le prestan las instituciones egipcias.---cAP. a leyendas de dioses y de reyes. La institución real se liga directamente a los reinados de Osiris y de Horus. La inserción territorial de Egipto en el Imperio de Alejandro queda establecida mediante una actitud conciliadora. sino cocodrilos.\S DE ALEJANDRO del Asia. la más antigua teocracia que se conoce. especialmente sobre la idea del sacerdocio. antigua. IV: GRElClA y LAS CONQUIST.iEgyptiaca. un 1nmenso rebaño de hombres.» Y el coro repeUa: cEI.» Asia era el poderoso vecino de Oriente. con la consecuencia de convertir el orden secular en eclesiástico mediante una reviviscencia de antiguas concepciones. Desarrollando teorías politicas griegas expónen· se---bajo los primeros Ptolomeos-visiones y versiones del antiguo Egipto. Es más: el drama Los persas. Aun en Salustio. sobre el resto del mundo. y su vigencia queda mantenida según la inscripción de la tumba de Rechmiric. La . al fin. fácilmente aceptado por los griegos a partir de Tolomeo n. en efecto. que mantiene las tradiciones y el sacerdocio. ofrece un conocimiento tan acabado de la· Persia. Las fuentes griegas-igual que las egipcias---. desde época remota. El mantenimiento del sacerdocio es importante. y si bien la esencia del Poder estri· baba en mandar y en juzgar. está el de su Busiris. No es solamente el brillo de su especulación lo que atrajo a Platón.36 LJBRO 1. rodeando la coronación de ritos míticos que le dan un carácter divino y sacerdotal. de Recateo. principalmente conocida por Diodoro. anclando en la tierra como colonizadores a los soldados del ejército dominante. que preside alll la imagen de la política. La realidad parece ajustarse al relato bibli· co de José. que ha sido considerado como fuente para su es- . Esquilo hace declamar en Atenas: cEI señor impetuoso de la populosa Asia lanza delante de si. La época del pOderío egipcio termina con la muerte de Ramsés lII. el gran rey. Así la figura política que explica su estructura y su ideología consiste en la transferencia de la realeza al sacerdote supre· mo---en el ejemplo típico de Amón~.

PEftSlA Y LA INDIA 37 tudlo. consiste en la unión de los poderes religioso y civil. conseguida a canse· cuencia de alianzas que se referían a la sumisión de los pueblos débiles. que el origen de la relación sagrada del monarca está en Persia. los reyes de Persia-viene a decir. hasta que el culto oficial se hace popular. corno dioses los antiguos genios. Incluso se ha sostenido por Kampers. La figura politica fundamental es la del rey Ciro.. Persia da así una valiosa aportación al mundo político antiguo: la idea de Imperio. el que reinó «desde las Indias hasta la Etiopía. Allí fué desencadenado Prometeo: alli habían llegado Heracles y Dionisia. la verdadera esencia de la relación política consiste en la danda. mejor. Y que la impresión perdura nos lo prueba Plutarco. La visión bíblica de Persia es de universalidad o imperio. La visión que los griegos tuvieron de ella no puede parangonarse con la de Egipto o del Irán. en fin. la India.. era una auténtica visión fabulosa. pagando tributos y prestando ayuda mili· taro Algo como lo que hará. EGIl'TO. monarca universal por gracia divina. el Ramayana. mandado que le edifique casa en Jerusalén..» En el Li1:n"o de Ester se habla de Asuero. y queda. Roma. de los territorios iránicos. tente la grandeza de su imperio hacían llevar agua del Nilo y del Istro para depositarla en su tesoro.12. En época poste· rior Kautliya y Kamandaka son figuras importantes y a la última se de· be el Neeti·sara. Igualmente acoge estos esquemas la obra de Se· lenco en el Asia Menor. Tras la predicación de Zaratustra la posición oficial es más bien tolerante. ya después de las conquistas de Alejandro. donde se combinan prudentemente los macedó' nicos y los indigenas en la distribución de los mandos. manteniendo sus peculiares. Cuando Alejandro entra en aquellos territorios establece una organiza· ción sobre la base de conservar la división autóctona en satrapías. príncipe divinizado y adorado que preside un apara· toso absolutismo. El pensamiento político indio se inicia en algunos textos litera· rios: el Mahabahrata. más tarde. integración de diversas unidades. personificándose. También Montero ha advertido la influencia de Babilonia en el Imperio alejandrino. y no sin razón. Dios de los Cielos. verdadero Digesto de la Politiea. El fenómeno del gobierno se basa en aportaciones psicológicas. una síntesis genial con el esquema abstracto oriental unido a la concreta pluralidad de las ciudades. Según el punto de vista de sus teorizantes. cuyo culto obtiene una di· fusión tan extraordinaria que la propia Iglesia cristianiza su fiesta. si· tuando en su día la conmemoración del Nacimiento de Nuestro Señor. o. y sobre aquellos elementos.-para hacer pa. En el Lí1Jro de Esdras se ponen en boca de Ciro estas palabras: «Jehová. El mundo politico indio tarda en arribar a Greda y arriba en fonna legen· daria. me ha dado todos los reinos de la tieITa y me ha. Constituye así. coacción o sanción. de cuya estructura Egipto puede ser un matiz. según la tradición helénica. Del éxito de esta empresa es prueba ejemplar Mitra. La caracterización política de Persia. sobre ciento veinte y siete provincias •. nomo brando para estos puestos a oficiales macedónicos o manteniendo a los jefes indígenas asociados a propios lugartenientes. La idea de la bondad . el Manu Samhita.

1930.ms. Zur Verwaltung der Satropien unter Alexander der Grossen. 1877. f. H. 1917. de la naturaleza viciosa. 1!)36. Halle.-M. Hamburgo. Zur Gesc/1.-S..-B.-L.lo1ElssNEn: n"bylonien und AsBlrlen. Lond~es.Po/i!!col ¡nstilulions and theories of the h. 1923. Oxfo. BLtJMENTH. Se..€R: Gottesstaat. . Parls.u>uollBY: PoWieaL theones of the ancient Wo1'ld. el die"" d'EUlIpte.añade-. 190<1..enne. SARKAR: Hindu Politiea! Philosophy. Lond~es. 19H. 1919.~. 5.ehe Kaiserkult. FAfllNA: Le funzioni del "Isir /araonleo sotto la XVIII dinastla. Roma.~EDUARD MEY. 1921. . trad.. STflAUSS: 1nd. 1932. Oxford. 1925.-. P(ll'IS. El orden político es concebido así cual institución pedagógica o laboratorio mo- ral.38 LiBRO I. IV: GRECIA y LAS CONQUISTAS VE ALEJANDRO natural es sostenida por Mencius (373-289 a.. als Quelle fuer aUpe1'sischc Altertumsk"ILnde.chen Ko~nloe. \V. Aristóteles hubo de tener no sólo conocimiento. WIED~NMANN: Das alte Aeflypten.--5CHEIL: 1.Zeitsch. L1ncei..ndu politlcal theorles. que ha de enderezarse hacia el bien del pueblo. 1906. 1886. Pans.ndUS. DAUVILL!ER: Le droit Chaldéen.. des Hautes Etudeso.-S. K.gtum una Prlestertum 1m alten 11'an. La posición ortodoxa parte. organismo preparado para corregir al hombre de sus vicios nativos. Leipzig. Par!s. 1918.to1'y of India.. «Abhandlungen bayo Akad. 1920.Po\. Fru=: Die ersten PtolortW._KElPER: Die Persen des Aeschyl . 5.. F.-W. Le. and ASSllria.RenMc.-R.-JULlEN.en in Aeoypten.encias Irdnicas.Roí¿._ V. Ecole Pract.o. . \VEICALI. 1926.._HUGO MUELLER: Die j0:rm4le Entwlc· k1¡<ng deT Titulatur dl'T aegyptil. GNOSlIALL' HIstrn-y of ]¡.. sin embargo. 1914. 40. Manú afirma: «Raro es encontrar un hombre naturalmente puro y honesto._LEOFOLD WENGER: Die Verfassung und Ver_ walmno des Oriental1schen Altertv. 44. O"t"TO y H. 1925. T/1. Le pha1'aon Ahn·en· atan et son ¿poque.E: The litera/un oi the Ancient Egyptians.pzig. 25. 36. sino sensación del .Babylonlaca». 1913.-MASPEJ<Ó: Comment Alexandre demnt aieu en Egypte.e Hindu ThcoT1} of the State • • Quart. Merced al danda es posible fundar la vida civiL De aquélla depende el vi· gor de la ley. Lelpzig. O. . lD23.--CARDlNALI: 11 reuno di Peroa· mo.• . 1920. de J. «Archiv.: Die aegyptil. 1922. Quart.-FERCY SYKES: PC"TS. 1945._MASSON_ OVRSEL: EsqUise a'une histoire de la phJlosophic ind. Erlangen. Le Nil et la civllisatfon egyptlenne.icl>te aes Nicderoanges d. Par[s. «Ann. 1914. Mmtaersherrse/1.._ BU"(. SKlTH: The EaTlY Hil.ClTeiCll.» cit.-ALEXANDRE MORET: Le caTac/ere 1'eliulellX de la 1'01lauté pharaonique.er und Griechenland.. 1903. . Akad ._YIJAN CHAlJCER: La philosophie morale et poUUque de Mencius.--CAP. 1928.).» La danda o sanción es el más poderoso instrumento poHtico. .es PlolortW.0 loi d'Hammurobf. 1911. 1922. distinguiendo ésta de la del hombre ya educado y transformado mediante la disciplina de sus instintos.es. Wn. París. LANGI>O": Baby/onían Wísdom.lerg.--GO"-"'R: The Indian Machiavelli.Berlchte der Berlln. Munlch. 17.. Pa_ rls. 1904. EENGTSON.~.ajl una Sloendewe. 1938.rzig.u.». 1929.--SE-TStE"· KAO: La filosoJla social Y política del eonJuncionismo.W. LAS REPERCUSIONES DOCTRINALES: DE ARISTÓTELES A ZENÓN La representación de una tierra maravillosa ha crecido al principio y al fin de todas las culturas y de todas las épocas.--C. 13.Po!. E.»._E.-G. Parls. 7.-A.-J. {r. 1922. Nueva York. Quart.-W. También en la Hélade--.Sefa~ad. der WIss. escribe Salín./sehe Phüosuphic. Papyrusforsch. DELAPORTE: Mesopola· mfa. C. Se. . 1897. \VIL"EL!Il: Koen. DUDLER: Las ~nfh. <Jer Deutschen Morgenlaendlschen Cesse11schaft>.rd. 1917. Lei. Buenos Aires. A. Y justamente no sin contacto con la circunstancia que hemos advertido: Lo que el Oriente es para el hombre occidental es la tierra maravillosa para el hombre de Oriente. 1921. The Babylonian una Assyrian Clvfllsation._A. MERCER: Religi<m and Moral Ideas in BObylon. 1947. y de ahí se deduce la necesidad de tal institución. Acad. Heide1l. F"LLET: Quelques tom_ mets de la pensée inalenne. 1945.

sino. Tenia entonces el <le Estagira cuarenta años y un gran renombre. muy atrás. He aqui sus conceptos más esenciales: Los hombres se dividen en dos grandes categorías: los estultos y los prudentes. <londe reside hasta que es llamado. Zenón tiende a estahlecer una república ideal. después de tres años de estancia en Atarnea. Grecia queda detrás. como parientes. si cumple en eficacia. para dirigir la segunda etapa de la educación del hijo de Fllipo. Son otros los que reflejan en la doctrina el orbe que acaba de aparecer.' Alejandro aprende la prudencia y la justicia. Sigue' ligado a la poUs y nos da lo griego en su clasicismo. y aun antes de las conquistas de Alejandro. de otro. Veinte años más tarde. es entregado a éstas y ejecutado. Si el orden político se funda en el egoísmo. la influencia aristotélica es muy grande. sino el hombre. Por ser amigos pueden convivir las gentes.» La tierra entera. Para que la sociedad sea posible. lo que califica a una forma política es su utilidad. Hay una realidad histórica por encima de las constituciones particulares. Aristóteles sucede en la prcceptoria a Leónidas y a Lisimaco.c:pótico. Las doctrinas de Aristóteles están ya hechas y derechas cuando adviene el Imperio de Alejandro. A pesar de ello. pero ya no -elabora una nueva teoria ni corrige la anterior. No hay polis posible. En la vida del conquistador tales enseñanzas se antojan una contradicción gigantesca. ya no hay helenos. La visión t. la reunión en conciudadanía de todos los hombres capaces: «Una sola !:'ociedad-----escribe Zenón-. Hermias. Epicúreos y estoicos se desinteresan de los asuntos políticos. patria común. el 343. su base habrá de ser un acuerdo determinado por razones de utilidad. A la muerte-de Platón va a Atarnea. Otra idea fué la de prioridad de la vida tranquila. en esa escenificación de la especulación. el cosmopolitismo. Aristóteles. sino ciudadanos del mundo. Unicamente quedan fuera de este orden. donde era amigo suyo el tirano Hermias. No importa el despotismo. La personalidad humana es -exaltada como valor ético fundamental. en sentido declaradamente cosmopolita.ípica de este períOdO nos la ofrece Zenón. co- .13. derribado por una sublevación popular. tan respetable como la democracia es -el régimen de. la ·vuelta al estudio del individuo y de la felicidad. y es. con estrategias y satrapías. -el hombre. La Humanidad desconoce de este modo la división y parcelación nacional o política. ante todo. otra Politeia contrapuesta a la de Platón. como hay un solo mundo. Colecciona constituciones. todos los hombres. A él debc--concluye Montero-la esquemática claridad y el trasfondo teorético y contemplativo. Una gran barrera los separa. DE ARISTÓTELES A ZENÓN 39 mundo oriental. marcha a Mitilene. y el ordenamiento -civil que ha de realizarlas. la ley no vale sino en cuanto conviene. en suma. Le enseña ética y política. 'Por todos los medios procuró Filipo-------dice MonterQ-----<que su hijo Alejandro fuese la realización del ideal educativo helénico. Entre las nuevas ideas salta la de pacto. REPERCUSIONES DOCTRINALES. una grey que yasta en un mismo prado. la forma ])olítiéa griega es un imperio militar. La consecuen-cía ideológica es doble: de un lado. la paz antes que la legitimidad. ha de acudirse a la amistad. avivada por la vecindad de las tropas persas. Ya no es Greda.

deglL Arcadh. Justamente eran individualistas._ R. a la exageración cosmopolita de Crates y Diógenes.eux des Orees et l'Evangile. y estaban tan lejos de la concepción comunitarla que no se los concibe ofreciendo una imagen tal del Universo. Acad . 1933. As[ el ejemplo de Persio. ~Proeeedings of the Brit.. Madrld_. contrapunto. y a lo más cauce de estructuras jurídicas posteriores. D. Saeer. La comunidad civil está constituida por una reunión de hombres de bien que no necesita imponerse. . Inter. siéntese una interpretación realista de la Divinidad. que otro Alejandro pa-. ni siquiera por medio de la administración de la justicla. BICXS: Sloic and Epic"rean. TARN: Antiganas Gonatos. F&STA: La "epUbLica di Zenone. «Rev._SANTIACO MONTERO: Esloicúmw 6' historia. 1932.-P. por obra de un discípulo de Zenón. surgen las raíces del panteísmo: los dioses van a identificarse con los elementos de la Naturaleza. 1943.•. Londres. alimentando el espíritu cuando padece la carne. No habrá en este soñado mundo ni estadios ni templos.. Oxford. Parls. En su conjunto. 1902. 11. No se llega en Zenón. Fué en este último ambiente por donde la versión se exageró. Lo stoicúmw di Zenone. sin embargo. Diógenes no quena tener una patria como Tebas. los malvados. rv: GRECIA y LAS CONQUISTAS DE ALEJANDRO mo extranjeros suyos. Su influencia es evidente precisamenfé por ese camino. teorizando sobre la libertad necesaria-.libertate opus est--y en relación con Séneca y con Lucano_ A. y acaso de ra[z cínica. fué consejero áulico de aquel rey. acompañado de su secuaz Arato. 1913. «American Journal of Phllology •• 58. un Orden mundial identificado con la Humanidad y. Destaca ahí. pues tampoco lo hicIeron sus sucesores. FISH: A!e=nder and tha Staics. se puede observar que todas las filosofías posteriores a Aristóteles se convirtieron en instrumentos de enseñanza y de consolación. Dlr.----cAP. último macedón que trata de rehacer la hegemonía sobre toda Grecia. los que no se someten a la razón~ los que huyen el mando del más prudente de los hombres . predeC€sor de Diógenes. más que ideal. M.•. dr[a destruir. Unlv. AlerandeT the Great and lile UnUy af Manklnd. diese una representación concreta de esta postura. su construcción es esencialmente poética. Letras. H. tan entero como luego es definido por los romanos estoicos. 3. 19. y con el transcurso del tiempo adoptaron cada vez más características religiosas. y consideraba como único orden político verdadero el establecido sobre el Cosmos. 1913. La frase «mi patria es el mundo» no debe serIe atribu[da~ sino considerarse más bien obra de interpretación posterior._W. 1910. Fll. 1937. Buscaba el mundo por patria. un sentido de fraternidad humana.-N. 1927. «Attl Accad.o. dUv. No es verosímil que el sofista Antistenes. que. W. Palpita aún en ese orden intelectual y cultural una idea de patria. En cuanto a Zenón. Perseo. FALCHI: 11 pensiero gluridlco di Eplcu. Su eficacia fué tardía. y ya no helénica. pues. Mas luego influye en Roma y en el Cristianismo. FESTUGIERE: Uidea¿ relig. en la Roma d'e Nerón. Se supera en reJigión todo politeísmo.40 LlBItO I. En una especie de canto de cisne presidió el esfuerzo unitario de Antigono Gonatas.. 13.

JURÍDICA El pueblo romano personifica el Poder como si fuese un hombre: populum Tomanum quasi unum hominem. Y en verdad sobre la idea de lo hwnano se fué construyendo lo político. del modo como gobernaron la república los. devolvía a Roma la juventud. La conciencia de patria en Tito Livio es una hermosa prueba: quierecalmar los males con la evocación del pasado. La materia de coniuratione Catilinm le obliga a tratar de mDribus civitatis. Y.. por ah[. se ligaba. No fueron las annas--declara~. De haber sido debida a la fuerza militar. distintas: la actividad de que se daba prueba en el interior.. Roma también hubo de dar especial relleve a la educación. le ve en el olvido de las buenas costumbres. teoriza Salustio en torno a la deca· dencia romana.. minima aviditas. Ha habido-viene a decir Salustio--. y se aplica ccomo si hacer injuria fuese el ejercicio del poden. en el factor personal frente al puro elemento instrumental que exaltará la Edad Moderna. El pasaje en que inserta el Discurso de Parcia Catón ofrece una visión que se ha repetido en la cultura posterior. por ello. . escribe Floro. dice----esa ordenación que en su tiempo era detestable. no es extraño que la reverentia antiquitatis tuviera en aquellos siglos una gran importancia poUtlca. porque tiene población más numerosa y mayor copia de armas y de caballos. Roma seria hoy más grande. fuera. Aula Gello nos la ofrece como sistema.una deformación totaL Se ha dejado perder el valor al lema concordia maxima. al nombre de Roma. coronándolas. El mas maio·· mm venia a ser la prolongaCión en el presente y en el futuro de las ideas. Las verdaderas razones son dos. modo que le aparece tan distinto del que conoce que ve en aquél hermosa--<pulquérrima. Acaso sea. apoyada en la justicia. Y una mística montada sobre esos elementos afirmaba un sentido dedisciplina que hizo poSible el esfuerzo restaurador de un largo periodo. Salustio quien más directamente pueda llevarnos hacia la representación de los principios tradicionales de la política romana. de los sentimientos y del espíritu de la antigüedad. FUNDAMENTACIÓN CULTURAL Y . Reconociendo el valor del hombre. pr. en fin. que no se sometía a pasiones ni faltas. especialmente en la Edad Media. La misma idea de patria estaba vinculada a esa concepción. Es esa tra~ dición ancestralista lo que.CAPITULO V EL MUNDO ROMANO 14. un espíritu libre en las deliberaciones. el vicio de la ambición se ha presentado como una virtud. y la autoridad que. y. la autoridad ha dejado de ser práctica de la justicia. para Enio. antiguos. es decir. Cuando en su Conjuración de Cataina. como interpretativa de las causas de la grandeza romana. i. Como en todas las decadencias.

No es otra cosa la civüitas. También se encuentra alli la primera preocupación por dar al hombre público una formación esencialmente educativa. sino las demás partes del mundo. Suetonio la define como virtud pertinente a la vida pública. que al teorizar sobre las construcciones morfológicas ofrece tres esquemas reales de ordenación politica: -el lacedemonio. ni la India ni la Pancaya fabulosa. sino político. tan fecunda en rebaños y en frutos.en el ensamblaje de diversos elementos. si Virgilio lo resuelve todo en fónnulas ingenuas y poéticas. El influjo helénico no es sólo cultural.e en acoger instituciones griegas. La situación económica influye y Virgilio dice que no pueden envidiarse . V: EL MUNLO ROMANO para imprimir el ideal de la humanitas. Roma no tiene inconvenient. Se explica así que las ideas centrales de la literatura que ha llegado a nosotros procedan. Quintiliano y Séneca impulsan la figura del oTator como tipo ideal del hombre romano. hasta haeer posible que Cicerón llame a los marselleses nos tri clientes. Por lo demás. En fin. La pax augusta produce una exaltación tal de aquellos años que se hace popular su interpretación como la vuelta a la Edad de Oro. y ve sus elementos justa- . Virgilio aprovecha estos elementos y une al jatum romano la teoria estoica del Destino. Este hecho se 'produce a fines del siglo n con los griegos Panecio y Polibio y los aristócratas del séquito de Escipión Emiliano. También ayudó Polibio. No es distinta la versión de Cicerón.oesde Italia. devoción al deber y espíritu público de que se enorgullecen los romanos. Se advierte también el paso de los valores educativos y formativos hacia zonas calificadas por la aplicación de esquemas autónomos. Falta el basamento filosófico. sin duda por una concepción demasiado :realista de la vida. y ningún otro con-cepto podía introducir un idealismo que mejor exaltase la obra conquistadora. Buena prueba de este ·enlace y de aquel sentido es el caso de Polibio. mezclada aquí con el conocimiento de las cosas políticas: rerum civilium cognitio. el cartaginés y el romano.-cAP. la autonomía y la centralización. que conduce a una situación pacífica en la que la innovación es revolucionaria. Se unen la libertad y la autoridad. Cicerón es el precursor más importante de la ideoiogía política augustea. en su mayor parte. Otros elementos fueron matizados y calificados: tales el fredus. el vinculo moral se liga a la prudencia. La gran obra de la cultura política romana consiste precisamente . de Grecia y precisamente de la época estoica. para Quintiliano civilitas se antoja arte o prudencia dirigido a la tutela y conservación de la sociedad.42 LIBRO I. en quien no falta la ilusión del Imperio universal: el vencedor de Zama -----dice---no s610 dominará a Africa y Europa. la amicitia. La labor es escasa y en general superficial. no puede ser abundante. Para Cicerón. constituida por la gravedad y la modestia y opuesta Y contraria a la soberbia y la crueldad. La literatura política producida en un mundo de expansión y de dominio en el que había demasiados caminos abiertos para el triunfo. La hegemonia fué legalizada con pactos desiguales y sirvió de instrumento eficaz en la colonización. tan cuidadosamente concebido y aplicado. la misma clientela. Ningún otro sistema como el estoico -era tan apropiado para ensamblar con las virtudes de propia dominio.

12.14. que.ZE>t: Das Roemertum als Kulturmacht.Hlst" Zeitschr!ft~.s nat"" Tale. !!l31. lo que caracteriza e impulsa la especulación romana. Y esto probaría la inferioridad romana.'.Clvllt1t moderna». mediante la aplicación no de una filo· sofía. Y ahí se advierte el con· traste con el mundo griego. CHAR· LESWORTI1: ProvirIentla und A'1Urnltas.1.. Edlnburgo.>:E: Vo". Impresionados por los relatos de las conquistas de Alejandro. FUNDAMENTACIÓN CULTURAL Y JURfDICA 43 mente en la presencia del rey o de los cónsules.._ARMIN ROEIIIHELD: Ursprunu una Entwfcl<¡ung de~ Beuriff der ctvllta in Hallen._FERGURSON: Legalized AbsO!utism. ex· plica ese ensamblaje ya advertido. <Jtra vez la prudencia. D". sino lo jurídico. No es 10 político. I922_-R. . Lelpzlg. s. I939. ti. que conduce al ejercicio por dele· gación. 1914. Colonia. . el esquema fundamental del pacto.-M. PoESCHL: GrundweTte Toemische Staatsgesinnung in der Gel/> l:hfchtswerken des Sallu. 1923. en fin. lo humano.. per."' TAN1: Vlrgitc el l'age d'oT. J. ._Pu. Nueva York. KNOCKE: La preparación espiritual de la época de Augusto p<>l" Cicerdn.10IUZ VOlce: Die Lehrc VOm iu. 1930 __ M. v!rtu e f<>l"luna def Romon!. «Rev. a. su. 1856. La aportación jurídica y la prudencia política dan singular sentido a la obra romana. lS. «Harward 'I'heoL Review.-A. BFLOCH: Die K~n¡!Je vOn Karthaoo. los escritores romanos .A. \V2NGER: llausuewall und Staotsuewalt 1m roemischen Altertum. por falta de cualidades constructoras. de normas e instituciones. MO'''CLIANO: Livio. de Phl101ogis~. CODIGNOL"-: La formazlone ~pirlluMe di PLutarco e La $Ua personaiUi'J fllosoflcorel!giosa. establecida so· bre la figura·símbolo de la lex regia. no consigue establecer un orden unitario con fortale2a y solidez. 1936. Le!pzig.. La historiografía señala sobre la línea de Livio. P. Milán. la misma universali· dad del derecho. 1934. 1934 __ M._DESIM NIsAlU>: Los cuatro grandes historiadores latinos. 5. Lo juridico.a mo.nto DE FRA"C!SCI: Spirlto de!la civUtá romana.st. 1912. conducido por el Derecho. del senado o del consejo de los ancianos. Algunos dicen que Alejandro hubiera vencido. \l. HE!. I940. Revlew. Plutarco e Gfustlno. Inter. und das rus uentium deT Roemer... trad. Bastarían dos aportaciones para advertir 10 que Roma sigo nifica en el orden político: la libertad e igualdad de los hombres y la voluntad del príncipe como fuente de la ley. Dir.MI'ceh Ehrle. Roma construye la civitas por esa calidad edificante. 126. s. insisten en la capa· cidad coordinal del mundo cultural romano y son otra prueba del ensamblaje.-W. CARt.role polUlca dei Romoni.". Madrid. 1909. y de la asamblea popular. Y Prog. sp...-PIETRO BONF"-"TE: I.-:l. aequum ct bonum.-¡¡ from the Romon Lawyers O) the Second Centuru ro Polittcal Wrl· ters o! the Nlnth. tan exacto y vigo· roso. in Toute from Greece lo Rome. GEJ. 6. KROMAYE": Staat und GeseUschaft der Roemer. 1926. Plutarco y J ustino las razones de la virtud y de la fortuna.1 conflicto.-L. A Roma debemos la _teoría de personalidad de la res publica. jus· tamente montada sobre la idea de la personalidad del individuo y en clara distinción de ésta: la base comunitaria del poder. Livio. «Klio». J.se preguntan qué hubiera sucedido si Roma se enfrenta con el gran conquistador.. 1940. el acoplamiento. 11. '-Riv. . de la libertad y la autoridad. Estos conceptos. 1940.-. 14. 1924. gracias también aquí al alto desarrollo de sus instituciones civiles._'I'E"""" FRANK: Roman nn.. Roma.-U. Livio advierte que lo pro· bable era esa especial fortuna de los romanos en eVltal (." Geist des Roemerlums. "American Histor._N.>. .alism.Athenellllu. YII. sino de un sistema de compromisos generales conocidos y vaHo. . formu· jados poderosamente en la codificación justinianea. Fil. y. tard[a pero eficaz incorporación del tus gentium y del ius natura/e.YLE: A his!<>I"y 01 Po!itJca! Theo. no. exaltado junto y aun frente a otros valores y elementos. 29. dnvest. Lelpzig.. sos. 1943.

La res publica queda montada sobre estos tres elementos: una magistratura calificada por la colegialidad y la intercessio. Inicialmente significaba esa misma colectividad organizada. El procedimiento llega a Tácito. La res publica se identifica en Cicerón con la res populi. y un pueblo que se constituye mediante concentraciones dotadas de eficacia administrativa. es decir. el primer calificativo del populus es publicus o populicus: pertenencia a un pUeblo. Su culminación estriba en la definición ulpianea . fuera de éstas. si fundamentalmente representa el elemento central pierde pronto su influencia. y en su sustitución se establece una estructura trimembre. el rey es_ odiado. versión. la res publica se ofrece como una monarquía universal ligada a la voluntad de Dios y dominando. a una colectividad organizada. no fué res publica en la iniciación histórica el nombre que dió Roma a su ordenación política. V: J>I. a Atenas o a Cartago. aunque vigorosamente influyente en la Edad Media. de: magistratura. Si partimos de las ideas que conocemos sobre la organización romana primitiva. ligado a la institución consular. al hacerse infrecuentes las asambleas~ . LA CRES PÚBLICA» Dentro de los códigos justinianos. Verdaderamente son populi aquellos grupos sociales con los cuales Roma contrae foedus. senado y pueblo. colonias y provindas o a sodalicios voluntarios formados por el pueblo. la autonomía del poder. Sobre esos mismos pueblos conocidos se construYe la tipología política. Los pueblos se advertían detrás de sus conductores. y añade recalcando la aportación experimental: otra forma de república. Para partir de los principios. antes se puede alabar que hallar.. sobre los hombres.. Según la leyenda. por la ley.. legado el más eficaz de Roma a la cultura. en acción permanente. a partir de aqUel primer tratado con Cartago. Peroésta es.. El elemento político esencial.44 LIBRO I. Por lo demás. ni dadoque se hallase podría durar largo tiempo.del derecho público: quod ad statum rei romanre spectat. lI4UNLO ROMANO 15. admitiendo la auctoritas patrum como poder de 10& ancianos. Por lo prontosuena la palabra populus. las configuraciones dotadas de personalidad. La historia politica de la antigua Roma se ha de comprender precisamente en el ámbito conjunto de los acontecimientos del Mediterráneooccidental. la res publica se nos ofrece como concepto concreto de una ordenación poI[tica distinta de la regia. Y solamente sobre su imagen y a su ejemplO se aplicó este adjetivo a municipios. para quien todas las naciones son gobernadas por el pueblo. orgánica y social.. qUe arranca de la época regia. un senado. dando como contenido del poder y de su acción esa potestad deliberante que corresponde al pueblo sobre protuesta del rex.comicios----. por los nobles o por un príncipe. del senado o del rey. como Persia y Macedonia a espaldas de Jerjes y de Alejandro.. la idea aparece por bajo de ese término designando a Roma. una última. es la independencia. Así.---cAl'.

transmitida llar Dión Cassio.su prius esto Este fenómeno de la evolución ciudad-república-principado.15. Buena prueba del ambiente la consulta.a mostrarse demasiado accesible al fraude poHtico..mum juit-.-oc si ómnes egerirít. LA . la preparación atinada en los mandos. tan cIara en la doctrina. cada vez más. Y es el Senado quien sigue el sistema de la aclama- . El símbolo del or. de Augusto a Mecenas y a Agripa sobre el restableci. El orden político exige.RES PUBLICA_ 45 acaso ante todo por la atracción de las ciudades federales y por las eoncesiones de ciudadanía. Yo conozco gentes que han esperado ser nombrados cónsules para leer la historia de nuestros padres y las lecciones militares de los griegos . la justificación de este principio se encuentra en la idea.declara Mario ante la asamblea popular cuando es designado para -dirigir la campaña de Roma contra Yugurta~. ante todo. Para los romanos. que recoge en la capital las competen-cias comiciales.. bajo César se siente la impresión de que el pueblo ha perdido su poder.iinario interés. de fines del siglo 1.!niento de la libertad republicana. se reitera en la vida local. Tras la declaración general de Ulpiano: rejertur ad universos quod publice jit per maiorem partem. Y nuevamente urge la educación. jefes del ejército... re atque u. ¿Qué ha sido de aquel pueblo romano. el estudio de la historia. en cumplimiento de una transformación simboliza-da por la actuación del Senado. estar preparados por una acción continua: Nam gerere quam jieri tempore posterius. que nos presenta al pueblo organizada en comicios y eligiendo sus magistrados por mayoría relativa y escrutinio.. de que se trata de un negocio jurídico. La forma se pierde cuando los decuriones abo ... que juega siempre con elementos de derecho público. pero de :hecho es preciso. interesados en la decadencia de la ordenación popular. La idea de que el conjunto sea representa· -do por una parte--por la parte mayor----'Se encuentra en dos pasajes --del Digesto. la Ley Municipal de Málaga. El mismo se presenta como liberta-dar de la república oprimida por las facciones: rem publican dominatione jaccionis oppressam in libertatum vindican.re eifecit pro eo habentur . Esa autoridad supone el reconocimiento de una voluntad preeminente y decisiva desde el punto de vista jurídico y político. Precisamente hay de ello un texto español. Pero esa libertad va . Si la realeza fué la primera forma de gobierno---Salustio dirá: nam is terris nomen imperit id pr1. -cuando han sido llamados a ella ejercieron una magistratura. en los municipios de las provincias.. y. por tanto. fundiendo en si dos elementos tradicionales: la majestad y el imperio.--.den recién instaurado se expresa por la auctoritas. que se sitúan sobre el orden político tradicional en virtud de uno de esos típicos ensamblajes de la estructura y el poder. se unen las exigencias de los imperatores.sorben este poder. Sin duda-añade--. A estos influjos. suena a poco la aplicación municipal de Scévola quod maior pars C"u:ri.. El pasaje aUgUsteo l'eza así: Auctoritate omnibus prrrstiti.viene a decir Marco Emilio Lépido en su discurso-que ahora se limita a recibir alimentos? En tal aspecto la acción revolucionaria de Augusto tiene extraor4. esencialmente ligado al esquema central.

1944. U127. Los romanos reconocen leyes a la lucha y señalan cuando las infringen: Id facimus contra tuS be/li. L'infrequentia "ti comizi Tomani.unlone. Son especiosas las justificaciones que se buscan. nada más lejos de la unificación que las provincias. en el caso de la -estratégica posición de Capsa. 1947. F.---CAP. Milán. esp. se sepa que los númidas sólo se someten por el terror y por el miedo. 1937.>: LAMBRECHTS: [JO composttion du Stnat Tomain d~ Se»'''''''' Severe a Dior!eti"" i193_284l. dlconth.-HO!. CardinaU sostiene que el . manteniéndose en su interior la adminis· tración de las comunidades particulares. DE !>[ARCHI: La l1be. según los estudios de Kromayer. 1l137. Desde este último ya se distinguen orbis romanus y orbis terrarum. En cierta forma supervive así la empresa alejandrina. Budapest. el asesinato. la venta de prisioneros como esclavos. aun· que. y el de fundar colonias. 16. EL IMPERIO El orden politico romano tiende por el orbe una amplísima estructura administrativa. el segundo excede a aquél y es reivindicado por la Iglesia como ámbito del desarrollo de su misión. V: EL MUN&O ROMANO ción. El primero es la zona dominada por el Imperio. 1909. del ius belli. 1901._A.. La historia de la idea y de la estructura del Imperio consigue especial resonancia por la incorporación de elementos helénicos.46 LIBRO r. Es mérito de Bonfantc haber subrayado que el diseño aplicado por Roma en vasta escala. BerHn. Apoyándose en la ciencia griega. clt. Boston.-FRAN'I' J.--CHARLES OMAN: Siete estadistas . El esquema jurídico y la versión humana califican y afirman las ac~uaciones políticas de Roma.EII'o. di assoclaz/. Esta.. F. 1909. di cosctenza. 1905. que acogen bajo su patronato municipios y ciudades.. Dx RUGCIERo: 11 Consolalo. O. trad. que toman apenas un valor demarcatorio y que en los años de la decadencia señalan la ausencia del poder político por el desenvolvimiento de las instituciones de la encomendación y el patrocinio con la presencia de potentes._PtERR.:It: Die Einhelt des Ge_ waltsoedankes im Toemischen Staatsrecht. Frlburg'o de Brisl!:'. propuestas que en nombre del Emperador le son presentadas. eSB. En efecto. d1 culto e di insegnamento In Atene e Roma ano tica. BO""'''''E><. Madrid."manos. Oxford. el orbe era para los romanos la tierra habitada.EL: Roemlsche Denker und Toemlschen Staat. el derecho de contratar alianzas. Este prohibe el incendio. 1914.Ren. HmSCHFEL": Die Toemische Staatszo1chnung8 und die Akklamarlonen in Senat. Berl. 1923. Die Toemi$cl_e Republik im Toemische" Sraatsgedanken. Roma. WIllEMS: Le Sénat de la république Tomaine. Sociely and politics ¡» anclent Rome.e origint di Xoma. Leipz!g. 1912. corresponde a la organización federal del Lacio. oRend!conü lstltuto Lomb..-F. limitándose a la aprobación de las. . poseía el ius belli ac pacis.~. 1900. bajo su propia hegemonía.!ItES: The Roman RepUbUc and the Founder 01 the Empire.. Hasta en el terreno exterior se afirma la presencia de un derecho de guerra. en la guerra yugurtina..--OTI'O SF.one. El Imperio establecido sobre el orbe romano aprovecha para su estructura la tradición federal de la Liga latina.:¡rdo~. Lovaina._K. 1878.-P. Akad. al menos durante los siglos 1 al IV. Nueva York.-1<! di ". ABBOTT: Roman politreo! institutions. CIACEru: [.

s populi rornani.16.. Sila abandona el título de imperator cuando asume el de dictator. El príncipe ya no es el representante cel pueblo. Recuérdese que Augusto fué festejado en Asia como Zeus Eleuterio... Octavio concentra en su persona. después de Accio. cabeza del mundo. por atención al contenido de esa auctoritas. En la versión augustea. prueba del perfil que había C'onseguido la institución. el mesianismo parece cumplido. sed etiam imperium in suos. El vocablo refleja el relieve social de una persona o institución. De ahí arranca también la aureola del carisma. el Emperador se ofrece ante nuestros ojos aglomerando poderes. el que estaba investido de una suprema potestad de mando. los títulos y funciones de cónsul. y la impone. La seguridad y la eternidad parecen ligadas al Imperio. Pero una y otra cosa están en contraste con la concepción. recoge la rnaiesta. sino de manera específica. además de los poderes extraordinarios concedidos anteriormente por el Senado y el Pueblo. de la res publica. Sirve para comprenderlo el pasaje ciceroniano: Tenebat non modo auctoritatem. Mantenido con Pornpeyo. Se vuelve a inspirar la edad dorada. Pero la permanencia de grandes figuras hizo fijar aquellos valores en una-institución que. es decir.. que de categoría moral pasa a ser categoría jurídica. Lleva algo en sí.. se a¡ümiló al concepto de princeps. y vierte su poder como viva vox. Y lo preside todo una máxima virgiliana. árbitro de la politica exterior y jefe religioso o pontífice. a aquel que habia sido aclamado después de una batalla victoriosa. Parcere subiectis et debellare superbQS. tradicional y antigua. viniendo a convertirse en sintética designación del Jefe del mundo romano. gracias a la osi- . se transforma con César. Su titular era Jefe del ejército. dándole cierta analogía con los procónsules. Esta es. y va consiguiendo sucesivamente una serie de facultades que bajo sus su<"esores son objeto de concesión global. el exacto alcance de la posición de Augusto en el orden constitucional se deja ver en la conocida frase del Monumentum Ancyranum: Auctoritate omnibus prmstiti. que considera más vigoroso.. Las dotes personales de Augusto dan esta vez. igual que los magistrados juzgadores. Desde un punto de vista jurídico. Por eso ha podido definirse al Emperador como «un comandante que no es al mismo tiempo magistrado ordinario».. Si pasamos al terreno político. EL IMPERIO 47 Imperio de Roma está copiado del de Pérgamo.como tantas otras en la Historia_la explicación de la poSición de un pueblo que entrega a un jefe las actividades ligadas tradicionalmente a la Política. la acepción que da al término la lengua popular. Kampers encuentra la !dea de Emperador representada por Alejandro. Mas no los superaba por la cantidad. superaba por su autoridad a todos los demás ciudadanos. por la igualación de todos los súbditos bajo una misma ley y el carácter religioso del Emperador. Roma. Se utilizan elementos sacerdotales y litúrgicos. En un principio imperator era quien imperaba. en fin.. Su proceso unificador culmina en el siglo IV. El Principado augusteo no es tanto un concepto político como una misión o vocación personal. Designábase especialmente con esta palabra al poseedor del imperium. se empeña en realizar el orden en el Cosmos. y con ella penetra en la literatura.

que revela una atmósfera pronta a recibirlas. pero hay 3lli una vaga noción negativa. y el 14 después. no les fué tarea dificil hacerlo.m preveía adaptaciones. los años de la ascensión de Augusto y los de su poder constituyen una revolución. V: EL lIUNLO . sentida por aquellos Jefes que llegaban a Roma desde los territorios recién ganados: Adria· no.OMANO ficación dada por la ley. La clase dirigente romana había ido desapareciendo con la supresión de las instituciones tradicionales. La instauración de Augusto se liga a la realización de la paz y de la prosperidad.. de modo que entre Nerón y Marco Aurelio hay casi un siglo de gObierno amable. que encuentran la teorización de la forma apetecida en la obra de Dión de Prusa. bien que se ofrezca como término apropiado para el fraude político: invQcación cómoda--lViene a señalar Syme--en defensa del orden establecido. y su edicto era arbitrario. Con Trajano y con Adriano revive la idea.·omani. Si Horacio y Virgilio difun(jen tesis elogiosas en contacto con Mecenas. Previéndolo.E\. No está -entre los que difunden el rumor y hacen la critica en las tertulias. los empe1adores buscaban el ápoyo de las provincias y exigían el juramento de fidelidad. pero de matiz. que sigue tratando de resolver el problema de la loea· lización del poder. . Era preciso transformar la constitu· dón pública. En lo interior se evidencia la lucha constitucional. La idea imperial es idea provincial. que apoya la basüeia frente al régimen oriental basado en el poder militar. El Senado de Septimio Severo tenía mayoría de orientales y de afr} -canos. ni los Comicios ni el Senado podrian gobernar al Imperio. tras la exaltación de las formas campea una postura ante los contenidos o sencillamente frente a los resultados de una política.AP. Desde las provincias la situación no parecia tan critica: la lex '[)1"avinci. Se habla de libertas. nostálgicamente.---{. ¿Hubo una oposición al Imperio? La hubo. entonces como siempre. Ronald Syme la sitúa entre el 60 a. pues está testimoniado el éxito conseguido. Así se comprende la tragedia del derrumbamiento. C. La realidad es que quien alimentaba al Imperio era el mundo provincial. Septimio Severo. Si el periodo augusteo significa la victoria de los cives . De otro lado. Si fallase el Emperador. Acaso las cosas hubieran variado sin Mario y sin Sila. hasta calificar un periodo fun· damental de la historia del mundo. El problema de la subsistencia del Imperio sin las dotes personales del Emperador fué siempre sugestivo. Hubo gentes en Roma que comprendían la dificultad de la situación y temian que los cimbrios o los teutones derribasen por la fuerza la ordenación lograda. la monarquía ilustrada de los Antoninos fué la victoria de las <"tases cultas. vive y pervive. generalizando el de los magistrados y el de los soldados. De cuanto hay dentro de ese pro-ceso habrá que preguntar a Cicerón. Si el Principado es la consolidación de un nuevo régimen. Teodosio. o que Mitrídates la dividiese. sino en los que buscan. una mejora con un acerca· miento a las instituciones repUblicanas. que quiere representar la liberación de la facción o del tirano. de tal modo que para un aristócrata romano la libertas Significa su derecho de clase y la perpetuidad del privilegio.LIBRO l. de J.

J. 1933.-La._F.AIN: Aucto.. 9_10. d'Etn_ des Grecques.. ·1 .r Termino!ogje del roemisc1l. 1931. Barcelona._R0II8IlTQ PARID. 19:12. 117. 1901.nde. s.etcMB.• .• .1949. Madrid. Tubinga. Studien ZUr Geschichte des Augustus. seine Herscher. KORNEMANH: Doppelprinctpat und Reichste!lung im Imperium Ramtlnum._BENEYTO: Espaila 11 el p.t de fidlllUé a l'emperel/.» J. 1929.--CuMoNT: Un Set"ffi. oC Rome~.4.ss. . núm...io. 1923.. NI: Optimvs princep8. Principado y Dominado: las formas estatales de la época tmpería! romana.• .-K. 1923. Roma. Feldherren I/. Stuttgart.v ROSS TAYLOR: The dlmnlty 01 tlle RO"/ll(ln Emperor.r. 1937. 19a9.. STEINWEHTER: Zur geseh..-A. Stuttgan. BAl. 1936. Palermo. MllAn.8. Zeltschrifh.at .·30 B. se asocia a los filósofos que preferían al rey escogido por Dios y no por simple función hereditaria.-A.nd Staatsmaenner..-M. J. . 1940.. Munlch.. 1941._THEODO" BIRT: Das Roemisehe We/t. 1947. 1946. «Abband. Clttil.-F.' Milán. Munich. NCUMANH: Raemische K/ientetstaaten. AS1.ZeitSchrlft der Sav. 1911.en Weit. Herrscllertum una Refen 1m Zwelten Jall.CELLS: Em. Akad .D SYMIl: TIIe Romon Revolution.. 'rhe Re/gn 01 Tiberil/. El rey contrapuesto al tirano sirve a Dión de Prusa para desarrollar su exaltación de la monarquía trajanea. Una vigorosa y brillante sin tesis doctrinal romanohelénica se realiza bajo el español Trajano. a. GIt""NWGE: Roman Publlc Life.cKEN: Zur EnUuteklu"g der roe>nJschen Diktatl/. Trajano. 1923.G. Oxford. DE SANCTlS: Imperato. 1918. Berlín._A. Rom. 1927. tal como queda testimoniada en las palabras de Frontino a Nerva: «Mal príncipe es el que no permite nada./. 1941. 8coTT: The polittea! Propaganda of 4. Aead. CaeS/lT. Oxford.--G. MI<ldletown.-• • Studl In on. 1940. 1942.. 'Estud1<> so/n"e la P<'~S¡" laUna arcaica. que combatía el dinastismo.Rev. clnv""tlgación y Progreso. 1914.rldico de! prin-clpato di AI/. Amer. Madrid: 1942. BerHn. 1936.-ERNEST SCHOENBAUER: Wesen una Ur$pTunu de .. Oxford. Vom Relchsgedankcn der RQemer.ndlagen des augusteisclle Prinzipats . 1950 (Colec· ción Austral. Nápoles.Hist. Do . FRANCESCO MARTINO: Lo Stato di Augusto.".e Impt1iale d'H~e . 971)..er lmperiallsml/. MARSH: Tll. 1905.-A. cFestgabe C. • Festgabe t. Stuttgart. BL 11IIPERIO 49 En esta dirección.QI/. B._ÁNTOH v._ WIl-HItLM W&BI&lI: l'Tinceps. Lelpzlg..-eich. ZI/.-a!>tema de El4ropa. «Anzelger der Wissen . asegurando la vida del régimen imperial durante el siglo n._ROHAl.-P. Buenos Aires..16. H. J. 1927. _K. el mejor prínCipe.¡tas princlpis. 1915. 47... 193L. los senadores que sueñan con el poder perdido se coligan con los intelectuales influidos por el estoicismo. Berlln. LoDdre~. Mun!ch.rnl/. Madrid.-LoUlS PERru:T: La t1t!/. 1917. Nueva edIción. 1942... 1947.8tU8.8. . París.. HENDi"""'ON: The IIfe an.-ULRICH WII. I>OCTRj~AS .Auguste.. M""Ina. DE FRANCISCI: Arcana 1mperi.-Sto.--J..EWSl<I: Die phi!osophiscne G.elite elner P<lUtisehen Theorle.-t. De allí surge la elaboración del gobierno templado. Gothein. C.nd Staatsmann. Viena. 1930. raemisehen Prlnzlpats.--G. del' PO/mkeT I/.: La opostclón /mjo los Césares. di Rlc<:obono_...--CARDIHALI: 11 regno di Pergamo.d principale of ¡he emperor Hadrian..Mem. pero peor todavía el que lo pennite todo. 11. Stuttgsrt.-MA"l""'AS GI!:LZER: Cae8aT und Augl/. StlIt.. VOOT: Orbis romanus. Roem. 1929. El Senado. 1937.e Foundlnq 01 the Roman Empíre. Hallen.. BETTI: Il carattere g!l/. di Castello. l'REMERSTEIN: Vam Werden und Wesen des Prinzlpats. Londres.-ZARE"l"I"I: L'encomio di R<lma di Elle Aristide. 15. MMW>:1. Bo. Paris.. 1931. Ji3aY. . Die Anfanue des roemiscll.

La filosofía se ofrece asimismo como sucedáneo religioso. como nota Montero. Deportado con su padre. visitó a España. Pero como ya Grecia se habia ido desmantelando en sus estructuras esenciales del pensar. PQLIBIO: su PANEGÍRICO ·DE LA CONSTITUCIÓN ROMANA. la Lusitania y la Cartaginense. De un lado. La filosofía griega consigue entonces atraer el interés de la gran nación conquistadora. vive en la capital del Imperio en condiciones aceptables y sin obligaelones. Lo que Persia fué para la Grecia clá· sica--ee ha dicho expresivamente--es lo que Roma significó para el mundo helénico.CAPITULO VI LA INTERFERENCIA HELENICA EN ROMA 17. aunque inserto en Roma. Con un matiz que merece destacarse para comprender a Polibio: que ahora vencía el enemigo de Grecia. pertenecía al partido patriótico mooerado y era hijo de un estratego de la Liga Aquea. Nacido hacia 210-200. Polibio es. los romanos van a contemplar la ciencia griega con un propio espíritu. como elemento de educación en una atmósfera de escepticismo donde las formas culturales son fundamentalmen· te pragmáticas. Su esfuerzo aparece en la actitud objetiva con que contempla el mundo romano. De otra parte. asi. Tiene. participó en una embajada a Egipto. no hay una linea tenninante cuya prolongación quepa acoger. solamente Así puede probar el rigor con que se produce. la impresión profunda del saber griego entre los estudiosos de Roma (Cicerón. es decir. hacia el año 146 antes de Jesucristo. Para comprender su reacción. Acoge de los estoicos. hay que contar con su formación filosófica. iniciándose los sincretismos con el Oriente y aun las posiciones deformadoras. Ve la grandeza conseguida por Roma y busca sus razones_ Del análisis que realiza este griego anonadado y culto surge una tesis: la del equilibrio y la fusión .). seguramente. ocasión de conocer el ambiente romano y de trabar amistad con gentes de peso. plantea una nueva situación. un griego. por consiguiente. al servicio de la utilidad. SUS DOCTRINAS La conquista de Grecia por los romanos. El nombre de Polibio se liga a su panegírico de la constitución romana. calificada por el dinamismo con que vigoriza sus esquemas mentales. Amigo de Luelo Emilio Paulo. Hombre de amplia cultura. con actitud ecléctica. que no es simple paso del odio al amor. p. de otro.. de la que conoció. e. la idea central de su sistema. movidos por un interés inmediato.) . p. e. Le domina «la tremenda presencia de Roma». en Megalópolis. la admiración de JOS griegos por esta forma politica que consigue triunfar (Polibio.

17. POLlBlO: PANl!:GÍruCO DE

Lo§.

CONSTITUCIÓN ROMANA

51

de los poderes. El triunfo de Roma_viene a decir~e debe a la combinación de sus formas y al sistema de frenos de' su mecánica poUtica. Visto así, hay que enfrentarse con los que han pensado que el panegirico polibiano pudiera ser una simple obra literaria, un intento retórico, como Laqueur sostiene. Por el contrario, según subraya StumP$), la demostración de la fatalidad y de la universalidad del Imperio, ya desde el proemio de su Historia, revela una profunda preocupación mo¡'al y_ política. Polibio investiga buscando una lección que pueda ser piedra de toque para comprobar los saberes militares y poUticos. Para explicarla recuerda a Esparta, cuya grandeza vive mientras se mantienen las leyes de Licurgo. El principal elemento del poderio romano que le impresiona es la fuerza de sus instituciones, y ante la consideración de esas instituciones nacen las doctrinas. Polibio, continuando la tradición histórica herodotea, busca un poder que pueda ser estimado como regulador de los hechos de los hombres. Y encuentra la tyche, transfondo misterioso de los acontecimientos, correctivo de las leyes y de las caUSas históricas, verdarlera providencia o hado, de la que, sin embargo, se salvan los grandes hombres, que no deben tener preocupación por ella. Tal sucedió, en efecto, con los Escipiones, y, en fin, con los h-éroes. El ideal del héroe aparece brillantemente en la obra polibiana, con atemperamiento del valor ins· titucional. Se advierte inmediatamente que para Poliblo el héroe perfecto es Escipión Emiliano, cuyas virtudes, especialmente la magnanimidad, señala y hace descollar. En grado inferior también exalta a otros, no sólo romanos, como Lucio Emilio Paulo, propretor de la Bética, sino extranjeros: Amilcar, Aníbal Filopenes... ~sta presencia del ideal ael héroe se ofrece en Poliblo a la vida humana como desarrollo de mía incesante lucha entre la fortuna y el poder, por donde se valora la capacidad del hombre para competir con aquélla: ah[ reside elloghismos, la fuerza razonadora y previsora. Cia· ro que, por eso, poco puede hacer la fortuna con los hombres sapien. tes que toman el camino del deber y del honor. En conjunto, el ideal del héroe en Polibio nace de las elaboraciones platónicas y estoicas y se cumple en el hombre romano, llamado para nna gran tarea. Por temperamento y por formación, Polibio es un idealista. En política propugna una rígida moralidad, que sólo puede ser evadida cuan· do esté en juego la salvación de un pueblo. Su fundamentación filosófica es finamente platoniana, como ha subrayado von Scala. Admira la república imaginada por Platón, pero la cree impracticable, y dice que hay que considerarla solamente como un modelo. Acaso lo más interesante de su obra sea la exelencia que encuen· tra en las formas po!iticas, de las que hace depender la grandeza y la felicidad de los pueblos. El fondo de su postura es democrático, como corresponde a quien se educó en la libre democracia aquea. Son los suyos los que encono traron una forma PQUtica eficaz. ¿Por qué-------pregúntase------.han tenido mayor importancia los aqueos que los árcades o los locrenses, sino por esa constitución basada en la igualdad de los ciudadanos y en el

52

LlBRO I.-----(:AP. VI: LA INTERFERENCIA HELÉNiCA EN ROMA

Lienestar común? Ahora bien: si idealmente piensa en una república
casi platoniana, el horror a la demagogia y a la tiranía le lleva a abominar cualquier posible dominio de las multitudes, y ve como constitución

práctica perfecta la del gobierno de Roma.
y así escribe Polibio: «Las tres formas de gobierno de que he ha-

blado antes se encontraban amalgamadas en la Constitución romana, y la parte de cada una estaba tan exactamente calculada, todo en ella era combinado tan equitativamente, que nadie, incluso entre los roma· nos, hubiese podido decir si eta una aristocracia, una democracia o una monarquia. Tal indecisión se presentaba, de otra parte, como muy na~,uraL Si se examinan los poderes de los cónsules, se hubiese dicho Que era un régimen monárquico, una realeza; a juzgar por los del Senado, era, por el contrario, una aristocracia; en fin, si se consideran los derechos del pueblo nos parecia una auténtica democracia,)} En esto estriba el enorme valor de la res 'PUblica romana y, por esto, triunfó sobre Anibal mientras Cartago fracasaba. La doctrina polibiana ofrece en otros aspectos algunos elementos interesantes. Estudiando·el origen del JXMier, reconoce el carácter social natural ael hombre. En un principiC>---dice---se estableció la monarquía sobre la figura de un hombre fuerte; luego no fué la potencia material, sino la inteligencia, lo que cimentó la autoridad, y por ahí llagaron el sentimiento de gratitud de los subordinados y la obligación de justicia que permite la conservación del poder en el titular una vez perdida por éste la fuerza corpórea. Esa misma teorización del régimen mixto, destacado en la Constitución romana, hace ver que para Polibio todas las fonnas de gobierno encuentran justificación. Sólo se excluye la tiranía, transformación del basileus en déspota. Las tolerancias populares caducan ante el tirano; para él no debe haber compasión, y como Axistómaco, ha de tener muerte en la cruz. Otro tipo odioso es el del cortesano, que crece junto a las tiranías, y es bajo y envidioso. Pero lo que Polibio desea en primer término es un régimen pacifico: la pa:c implica el mayor bien y ha de conservarse por medio del cumplimiento de todos los deberes, y especialmente del de justicia, aunque la paz no se debe mantener tan a toda costa que evite por principio cualquier guerra. Para atemperar esta actitud, seiíala Polibio la grandeza y la eterna venganza de los tebanos, y la falta de mérito del consejo pacifico de Píndaro. Y, en fin, como con quien se cuenta es con E-l hombre, su educación será tarea esencial para la política. Acaso por el deseo de armonía que en todo busca, subraya Polibio----eiguiendo, por lo demás, una clara tradición-la importancia de los estudios musicales. Desde que Polibio escribe el proemio de su Historia hasta que muere, no dejan de acontecer sucesos extraordinarios que tienen f'.ierto ;nflujo en su próximo ambiente cultural. El movimiento acaudillado por Panecio, frente a los estoicos anteriores, de Zenón y Antipatro, afinml la eternidad del mundo y la evolución de su grandeza. Hay en esto un ciclo y una su~sión; grandezas y decadencias tocan asi a los distin-

lB. CICERÓN: OIlJGINALILAD y

SENTIDO DE HU OBRA

53

tos países. Ciertos pasajes de la Historia polibiana, y concretamente el VI, 5. l., le ligan a Panecio. Bien que Polibio empiece a duda;:- de que algún día no pueda Roma seguir la suerte de Cartago. y a ese mOffi.ento de profético pesimismo, revelador de una honda transformación intelectual, se liga Cicerón, que mantiene con. firme hondura la primitiva y típica actitud polibiana.
o. euSTZ: J'(I!y/li= und "eln Werk, Lelpzig, 1920.-Km'''''D GLA""": Polllbi= als politischer Denker, Viena, 1940.-W. HOFFIIIANN: Ram und die griechi$che lVelt, ,Phi. ¡ .. l..gus •. Supp., 27. 1934.-E. KORNEIIIANN: Zum Slaatsrecht des Polyb~s, .Phll.. lo_ SUS" 86. 1931.-----.R. LAQUEUR: Polybi=, Lefptig, 1913.-S. MONTERO: Esto!ci$m{I e hf8. tanaQra/ir!. «Rev. Univ. Madrid., Letras. 3, 1943.-P. NESTLF.: Der FT;edenuedanke in deT antfke Welt, .Phllologus" Suppl., 31, 1938.-R. VUN SCAr..o.: Die Stunien des P .. /JIblUS. Stuttgart, 1890.-8. SCHWAItTZ: Figuras del mundo antiUuo, Madrid, 1942._E. G. SIHLER: Palybtus ot Megalopoli$, .American Jaurnal uf PhUulugy., 48, 1927._B. SruMPO: II pcnsiera di PoUblo, .Atheneum', 9·10. 1921-1922._W. E. TAR'" La ciVillsation helUniMlque. paris, 19J8.--C. WUNDERER: Poll/mus FOTschwngen. Lelpzlg. 1898-1909. Pall/b","" r.elpz¡g, 1927.~L. ZANCA'" Atene e Ramo, Milán, 1939.

18.

CICERÓN: ORIGINALIDAD y SENTIDO DE SU OBRA

En el relato de Plutarco, Cicerón (106-43 a. de J. C.) aparece estudiando elocuencia y jurisprudencia. Tras la conquista de Grecia por Sila, recorrió la vieja tierra sagrada, y fué así, en esto, contrapunto de Polibio. Oye y admira a los grandes oradores de la Hélade. Pasa al Asía, y cuando regresa a Roma, después de la muerte de Sila, está dispuesto a intervenir en la vida pública con sus caudales de doctrina y de prudencia. Su pronto triunfo en el asunto de Verres le hace conquistar fama de probidad y de capacidad. H-ombre poJ[tico y escritor, hay que verle en su vida y en su obra, En su vida se nos presenta con perfil poco firme. Se ha escrIto que rué versátil; mejor, como advirtió Nisard, puede decirse que era senCillamente «incapaz de esperar en la antesala». Está relegado, porque no quiere aceptar los apetecibles puestos que se le ofrecen, con el amargo placer de sentirse menos atendido. Honrado e irresoluto, fué hombre de partido, pero careció de aquella única cosa por la que el hombre de partido resulta valioso: el espíritu de secuaz. Acaso se preocupó demasiado de Roma. Su historia de César es una gran lección: hay que desconfiar de las tradiciones que se transforman en abusos; hay que ('ontemplar el horizonte con ilusión de lejanía; comprender, en fin, que si algo no puede envejecer es el gobierno. Achaca a César la revolución, en vez de haber hecho las transformaciones debidas dentro d(>l marco de la Constitución tradicional. L3 obra de Cicerón nos lo presenta como hombre que tiene una visión conservadora del pasado de su patria. En sus Primeras cuestione." académicas, Arcesilao, destructor de una filosofía bien construÍda, f'S wmparado a Tiberio Graco, que--escribe Cicerón-«habia querido perturbar la tranquilidad de una república admirablemente organizada». Esta preocupación por el reconocimiento de las estructuras POlitiCM tradicionales le hace llevar el tema a algunos diálogos. En las mismas

54

LIBRO I.--<:,,"P. VI; LA INTEaFlffiBNCIA HELÉNICA EN ROMA

Cuestiones, Clit6maco aporta una anécdota de Carnéades y Albino: «A ~ te parecerá, Carnéades, que no soy pretor porque no soy sabio, que Roma no es una ciudad, y que dentro de ella no hay una república.• A lo que Carnéades contestó: «Esa es la manera de ver de este estoico.» Aristóteles o Jen6crateS----Comenta Cicerón..........:no hubieran dudado que Albino era un pretor, Roma una república y ciudadanos sus habitantesll. Acaso esta obsesión por lo romano hace tendenciosa la obra ciceroniana. Heinze considera parcial la De re VUb1ica, enderezada---<licea una restauración tradicional, frente a César, bien que no tanto concretamente contra la política de fuerza ni la monarquía militar, sino contra la tirania. En efecto, Cicerón se sitúa frente a aquel régimen también en virtud de razones doctrinales. Combate, pues, no tanto a César como a la dominación de uno solo, en la que no enCUentran sitio ni la autoridad ni el consejo. Lo que sucede es que Cicerón se exalta al ver que la república no solamente ha perdido la forma, sino, ante todo, la esencia, pues no se ha tratado tanto' de mudarla como de destruirla. Se ha abusado de la falsificación de los conceptos y del mal uso de los hombres de república y libertad. Con ese banderín no se defendían las libertades, sino la opresión de una casta sobre un pueblo, es decir, los privilegios de la aristocracia, mas también frente al gobierno popular, al que considera el peor régimen. La igualdad f'ntendida como soberanía del número--dice---es la mayor de las des· igualdades: lpsa requitas iniquitissima esto En cuanto a la libertad, él está por la antigua; aquella que no puede ser valorada y que sólo se redime con la vida propia: Hrec qure vel vitre redimí recte V08sunt destinare pecunia non queo. Está situado, de este modo, en la Unea republicana y conservadora del poder moderado. Acaso viera como causa fundamental del huno dimiento de la tradición republicana la falta de participación y de preocupación de los ciudadanos, esa general atonía que había conducido al fallo de la clase dirigente. Por eso vitupera el desdén por los negocios públicos. Los que tienen talento y disposición--.escribe en De oficiis-deben aspirar al gobierno de la república. Hace falta gente preparada y virtuosa, pues una vez en el poder han de cumplirse obligaciones y, ante todo, aquellas dos máximas de Platón: olvidar las propias conveniencias por el bien de los ciudadanos. y cuidar y vigilar el entero cuerpo de la república procurando no ser celosos por una sola parte. Ronald Syme ha advertido que frases como concordia ordinum y ccmsemus ita1.icum no eran monopolio peculiar de Cicerón, revelaciones de su sagacidad y patriotismo, sino fórmulas fáciles para expresar un ideal político. Estas actitudes la relacionan con las actitudes de Polibio sobre la grandeza y el valor de la antigua Constitución. También para Cicerón aquélla era ejemplar y perenne. El Consulado, el Senado y el Pueblo representan, respectivamente, la potestas, la auctoritas y la libertas. Frente a la tesis polibiana de sucesión de estas formas (la monarquía hecha aristocracia, etcétera), Cicerón no sólo admite la posIbilidad de truncar su evolución, sino que J:enueva completamente aquella serie

18. ClCERÓN: ORIGINALII>AD y SENTIDO DE SU OBRA

55

-con sus modificaciones. Y acaso en gran parte por razones de forma.dón y por su gran fervor ante la virtus de los viejos romanos. Que, .aunque enlazado a raíces griegas, no podía moverse como Polibio atraído por la voz de la sangre. Cicerón fué de los primeros en estudiar a fondo la cultura heléni· ca. En las posteriores CuestiQ1l.es académicas hay una discusión entre Varrón y Cicerón sobre la versión de los autores griegos; en De oficiis se insiste. Seguiría.......l(jice-a los estoicos, mas «no como intérprete o simple traductor de ellos, sino que, como acostumbro, sacaré de sus fuentes, según mi juicio y discernimiento, lo mejor que hallare y del modo que parezca más conveniente». y ya está ahí planteada y resuelta la cuestión de su originalidad. Cuando Edgar Salin rotula el capítulo relativo al De re publica, de Cicerón, como da utopía griega en el Imperio romano», exagera la filiación y el sentido de la obra ciceroniana. Si se dan, en efecto, elementos utópicos y un claro influjo del estoicismo, es justamente, como él mismo declara, sacando sus fuentes en la forma y manera que se le tercia. Y aun cuando acoge doctrinas estoicas lo hace con más calor que rigor, La influencia de Platón es evidente, pero acaso la presen· eia de Grecia está más que nada en la expresión, en esa elocuencia aprendida en su viaje de estudios, vistiendo sus ideas de frases que consiguen una gran difusión. Así puede decirse, con Wilamowitz, que «para su pueblo es a la vez Platón y Demóstenes». Tanto--;insiste---., que para Tácito y Minucio Félix su Platón es Cicerón. En Platón aprendió (en el GeorgiM y en Fedón especialmente) la manera oratolia, que vió directamente en tierra helénica ejercitar a tantos. Tam· bié influyen las reglas retóricas de Aristóteles, y por él aquéllas-como ha notado Stroux-, en la legislación romana. Clara es también la escuela de Isócrates. Mas, al lado de todo ello, está la experiencia. Junto a Platón, a Polibio, a Isócrates o a Panecio, lo que más pesa en Cicerón es su experiencia de estadista romano. Tuvo la suerte de vivir en una época de amplios cambios políticos. Su vida fué muy agitada, pero también muy fecunda. Baste pensar que cuando Manilio propone a Pompeyo para el mando en Asia, es Cicerón quien 1:Iirige la coalición. Miembro del partido moderado, equestre-popular, busca entre los optimates la concordia ordinwn. De esa preocupación suya viene la tendencia nostálgica hacia el pasado republicano en el cual la concordia era posible. El De re publica, escrito en los años 54·51, antes de la guerra civil, está orientado desde un punto de vista de posible influencia poUtica. El De oficiis ofrece una visión mas personal y un fondo ético. De una }' otra se pueden deducir interesantes posiciones. La doctrina de la sociedad reconoce sus muchos grados, desde la infinita y universal a la del matrimonio; la familia es el principio y el seminario de la re· pública. Las ciudades fueron fundadas para la conservación de la propiedad. Hay, ahí y por doquier, razones que ofrecen testimonIo de la clara conciencia juridica, y no--.como era tipico en la filosofia grlega~on simples causas de necesidad. La ley y la justicia están en primer término. La justicia es la base esencial; sin ella no hay orga·

56

LIBRO 1.----cAP. VI: U

INTERFERENCIA HELÉNICA EN ROMA

nización POsible; ni una sociedad de ladrones puede subsistir sin justicia. Incluso como raíz histórica, no sólo entre los' medos, como dice Herodoto, sino también entre los antiguos romanos, llegaron al trono los hombres de mejores costumbres por gozar de justicia, pues, proteo giendo a la plebe oprimida, mantenian igual la balanza. Y ésa es también la razón de las leyes. Sobre ese esquema destaca en Cicerón la teorización del mejor gobierno, no sólo con la exaltación de la antigüedad, sino por la expe· riencia, que, como notamos, califica su obra de fino realismo. «La sao bidllría de los que gobiernan estas ciudades con su consejo y autot'idad-escribe en vigorosa afirmación antiutópica-es muy superior a la de aquellos que imaginan teorías mostrándose alejados de' los neo gocios püblicOs.lI Esta valoración de la experiencia fijada por la tradición cuenta con {'l apoyo catoniano. Catón decía-afirma Cicerón--que lo que hace la superioridad de la Constitución romana sobre la de las demás naciones es que la mayor parte de éstas no habia recibido su institución y leyes sino de un solo legislador, en tanto que nuestra república ha sido constituída pOr el concurso de un gran número. La sociedad civil fué definida en ténninos que obtienen las más largas resonancias: Gcetus multitudo iuris consemu et utilitatis communione sociatus. San Agustín y San Isidoro cogen de Cicerón esta tesis, y por ello llega a la erudición renaciente, junto al «sueño de Escipiónll transmitido por Macrobio. Alguien ha 'Planteado el problema de si Cicerón pensó en la sujeción del gobierno a un régimen semejante al de las constituciones es· critas. Keyes dice que se aproxima a esta idea más qUe otro alguno de los escritores políticos antiguos. Y ahí estaría el principal elemento de su originalidad en el De leyibus. En cuanto a las leyes individua· les, un sistema análogo está supuesto por la superioridad d.e los morres maiorum. También debe subrayarse la recomendación que ha· ce de ciertos cambios en el Senado, supeditando su competencia a la prelación que reconoce en el poder legislativo de la asamblea. Para ésta propone un nuevo método de votación, término medio entre el voto secreto y el público. Sus propósitos reformistas en el Tribunado de la plebe, la Cuestura y la Censura, pueden señalarse junto al deseo de introducir ciertos elementos procedentes de instituciones griegas. Como Polibio, Cicerón significa la idealización del períodO de los Escipiones; pero en su conjunto, como quiere Keyes, en·la Constitución que Cicerón compone hay más originalidad de la que ha sido -reconocida. No es, sin embargo, la Constitución lo que le interesa, sino el hombre. El político es configurado como conductor, y justamente como I.'onductor de elefantes: «El perfecto hombre político--dice en De re publica.....,uebe ser como aquellos conductores de elefantes que he· mos visto a menudo en Africa, en lo alto de una bestia inmensa y espantosamente fuerte, a la que dominan y dirigen hacia cualquier· lugar, plegándola a su querer con breves llamadas y con leves fus-

sus

t ....

18. CICERÓN: OIUGINALILAD y SENTIDO DE SU OBRA

57

Arriba el hombre, y el hombre también abajo. Súbdito CaD liber-

tad-vivere, ut velis--., y libertad en el que gobierna para la protección de los ciudadanos sobre la línea de la igualdad de los derechos políticos, la dignitas. Por eso combate la tiranía. En De oficiis escribe: «¿Será el mismo delito que matar a un amigo ser homicida de un tirano a quien se trate con familiaridad?» «El pueblo romano--responde----.juzga que no; antes, entre todas las hazañas gloriosas, coloca en el primer lugar ésta.» Quiere la ley en la guerra, el derecho fecial. No hay guerra justa ---die€--, sino la que se hace habiendo precedido la demanda y la satisfacción de los agravios, o la intimidación y la declaración con las debidas formalidades. Su figura vive así por su prosa, que es la más insigne prosa delos humanos; pero también por sus ideas.
J. P.,N'EYr<>: TrojallO, el mejor pr",cJpe, Madrid, 1!149.--G. BOlSSfER: Cícero and 11/.1 Jrienas, Londres, 1897; trad. fran., Par.ls, 1926.-FAUSTO M. BONGIO ....... ,: Cfeerone, }IIllán, 1941.--CAUER: Cfeeros politf8clles Denken, Be'rlin, 1903.-E. CfACEBI: Il tralta· fo di Cicerone «Ve re publica. e le leorie al Polibio BU!!a consfit=ione rOmtl1Ul, «Ren. dioontl Acad. Lincei., 27, 191B. Cicerone e i SllOI te ....pi, Roma, 1926-1929.-EMILIO CosTA' Cfeeronf giureoonsulto. Bolonla, 1919._TE"NEY F:RANK: Lije and Literature .... tlle Roman Rewbl1c, Berckeley, 1930.-RICHARD HElNZE: Vo .... Geist des Roemertu....... Lelplllg, 1939.-HuBBELL: The Infl"Ue1!ee oJ lsocrates 011 Cícero, Yal", 1913.--C. W. KEYES: Original Etements /n Clcero's Ideo], C01Istltutlon, «Amer. Jaurnal oí Pbl1010gy., 42. 1921. GEORG KILB: Ethischc GrundbegrlJie des oUen Sloa una ihre UeberlrogtLng dureh (;j. cero 1m Huelo «De Jlnibus bonorum et ma!orum~, Frlburgo de Brlsgovla, 1939.-H. KLOE· SEr.: Libertas, Ereslau. 1935.-KIWLL: DIe Kultur dcr ciceronlscnen Zeit, LelpZ!g, 1933. E MASÉ-DAm: M. T. Cleerone e le su.e Idee social! e polltlelo", Turln. 1900.~V. Pot:scHL: Xoemf8cloe Sloot una gr;ecniscJ,e Staatsdenken bei Cfeero, cNeue deul8che Forschun_ gen.. 104, 1936._REITSZENSn:IN: Die Idee des Prinzipats be. Clcero ..nd Augustus, cNachritchten goettlng"r Gesells. Wissens., 1917.-E. SCHWAR=: Figuras del mtLfl.do. cntigtLO. Madrid, 1942._RoNALD SYNE: The Roma.. Revolutlon. O"ford, 1939.-H. STIUS· BURGER: Concordia ordinum, LeipZ!g, 1931.-U. VITOltIA; La f¡losofla juridico de Cfee· rán, Valladolid, 1939.---,JosEPH VoGr: Cíceros Glaube am Rom, Stuttgart, 1935.-H. W»GEHAUPT: DIe Hedeulung und Amvenaung '-"011 dlgnltos, Breslau, 1932.

CAPITULO VII

LA CULTURA POLITICA ROMANA FUERA DE ITALIA
19. EL PROVINCIALISMO OCCIDENTAL: SÉNECA

La romanización del orbe antiguo no es tan profunda como suele suponerse sobre la imagen de una general penetración. Las instituciones que se insertan en las provincias no están tan definidas como las señala la elaboración a que ha llegado el Derecho. El régimen jurídico que las estructura sólo se extiende bajo Diocleciano, y lo que rige es claramente derecho vulgar, porque ni se recibe intacto ni se mantiene puro. Mayor interés tiene la obra asimiladora abordada por el Consejo Imperial al cual se consultaban asuntos de manera Que se establecía una jurisprudencia común. Además, la romanización no destruyó las estructuras locales, aunque las subsuma en los nuevos esquemas y conceptos, y aun ella misma a veces significa deformación. Las características provinciales se mantuvieron, aunque la cultura vaya igualándolas. Roma preside esa penetración más con el espíritu que por vigencias coactivas: Roma es una diosa, a la que se rinde singular admiratio. Así se sitúan las diferencias entre Oriente y Occidente. Mientras aquí triunfa el elemento local, allá hay estructuras regionales que penetran con poderoso impulso y llegan a conseguir la capitalidad del Imperio. Para la mayor comprensión del fenómeno, basta pensar en la expansión de las categorÍas jurídicas poI[ticas: primero fué Roma como ciudad; más tarde, el Lacio; al fin, Italia. Las Galias constituyen una ampliación de ésta. España sólo entró en -ese círculo tras Vespasiano, que le concede el im latii. La concepción universalista, que suele prestarse a confusiones al hacernos imaginar una representación igualitaria del Imperio, es obra de Caracalla, en 212. ~uando se concede la ciudadanía romana a todos los habitantes dei <lrhe que domina. Quedan fuera sólo los peregrinos o extranjeros_ Tras esa evolución se ve participar a las provincias en la políticf'l imperial. Ante todo con la elección de emperadores, y justamenté el primer provincial que llega al solio es un occidental, el español Tra· jano. y de este· Occidente romano sale también Séneca, que ofrece al mundo politico antiguo una expresiva aportación doctrinal. Lucio Anneo Séneca. nacido cuatro años antes que J. c., hijo de Marco Anneo y, como él, natural de Córdoba, en España, lleva a la cultura de su época, aun cuando pasa su vida en Roma, un ambien· te provincial. Estudiante en la capital del Imperio. siguió las ensefianzas del estoico Atajo y del pitagórico Soción.

19. EL PROVINCULISMO OCCIDENTAL

59

Desempeña importante papel en los primeros años del reinado de Nerón, y su doctrina une un sentido moderador de estirpe augustea a una exaltación de lo racional como genuino elemento humano. Campean en Séneca cinco fundamentales conceptos: la igualdad de la naturaleza de los hombres, el contraste entre naturaleza y convención, la participación del sabio en la república, la libertad y la raíz divina. Justamente exalta la razón, mas la exalta añadiendo: «Esta razón perfecta se llama virtud.» Así, en efecto, entre las ideas expuestas en su De clementia, la utopía prehistórica de la edad de oro se mezcla con sus propios conceptos culturales, pu.es el jefe primitivo es el mejor de los pobladores, eleg-ido por todos, entre los sabios. El De clementia puede ser considerado como su más firme y clara declaración política. Sin fe en el pueblo, Séneca se coloca entre los partidarios del monarquismo templado, con la única reserva de que el monarca obre de acuerdo con la justicia. La monarquia es una institución natural, que se ofrece en ejemplos como el de las abejas. Tomando a Augusto por modelo, aplica la imagen de que el rey sea al pueblo como al cuerpo el alma. El emperador romano es, así, un dios en la tierra. No hace daño ni comete incorrección por sí, sino en cuanto obra a impulso de la ira, es decir, en acciones que están fuera de la órbita jurídica. Distingue y califica la tiranía viendo que el mal rey procede cruelmente, no por necesidad, sino por placer propio. La construcción tfpica del monarca señala las calidades de su poder como aquellas del patrono sobre el cliente o del padre sobre el hijo. Los súbditos han de corresponder a los desvelos del monarca con respeto, amor y obediencia. Lo que más finamente señala la actitud de Séneca es su relación con la política de los primeros años de Nerón. El discurso que pronuncia éste, en octubre del año 54, constituye el programa de gobierno de aquella etapa. Se habla alH-por el consejo de Séneca y acaso de manera directa en su redacción--del ejercicio del poder con moderación, de la adaptación de la autoridad del Senado y del consentimiento del Ejército. El rey se coloca por encima de· cualquier discordia, reno· vándose en esto la versión augustea. Pero la intervención y dirección de Séneca dura solamente hasta el año 62. Pierde la privanza por entonces, y Nerón goza obrando sin la aprobación del filósofo y aun en contra de lo que éste le hubiera aconsejado. Se rompe asi la línea con Que Séneca, recogiendo un punto de vista extenso, difundido como opinión pública de republicanos, estoicos y provinciales (subrayemos este aspecto), continuaba la tradición de Cicerón. La empresa consis· tia en llegar a una síntesis entre la legalid.ad constitucional y el poder personal, mediante la presencia de un prinveps que no fuese un dominus, y_se ligaba a un esfuerzo, que pudo ser decisivo, para resolver la polémica. doctrinal que en torno a la teoría de las formas poiiticas ocupa la mayor parte del siglo l. Es, sin embargo, exagerado hablar de oposición republicana y aun de pompeyanismo en Séneca. Mas en ciertos aspectos se liga a Quintillano y a Lucano, provinciales tamhién. Recuérdese, para señalar

Las doctrinas de Séneca--en las que se ha advertido una raíz. en el momento neroniano. y desde luego no del Nuestro. ligada al realismo de la vida pública. en la Octavia igual que en el discurso del año 54-que. Séneca.guerra-macida de la ira-. La idea del orbe como unidad poI[tica alcanzaba con él un gran avance. Italia ya no la conoce.. la del príncipe que se debe al pueblo. espita por donde se arre· bujan los sentimientos de Lucano. pues Tácito pudo recoger un rumor según el cual se quiso aprovechar la conjuración de Pisón «para llevar a Séneca al poder». en fin.-CAP. escribe: «Entonces fué cuando la libertad huyó de nosotros para siempre . Recoge el primero los tópicos generales de la filosofía estoica y del patriotismo romano. Es el bien de los germanos y de' los escitas. según la noticia tacitea. que subraye la nobleza del ingenio sobre la de la sangre. Moría el es· toicismo mientras iba creciendo el cristianismo. los persas y todos los pueblos de Oriente son más felices que nosotros: no han conocido otra cosa que la tiranía. que busque en la sabiduría el fomento de la paz. el filósofo. Habia sido Séneca justamente quien tuvo una visión universal de lo romano. que ataque la .. Vió al César como orbem terrarum possidente y en el dominio de sus armas la secuTitas. en fin. Así se comprende que Séneca quiera como forma ideal la de la monarquía con un rey justo. de au· tor ignoto.ALIA esa actitud.. la verdad de su predicación. sobre las líneas de la monarquía oriental. es la tan repetida de que no pueden durar los poderes violentos. Puede decirse que la linea vital de la politica r . la absolutista. como Sócrates.60 LIBRO l. En esta obra se exponen tres puntos de vista politicos: el del coro de los partidarios de Octavia.. alcanzó por consiguiente los tiempos del apostolado evangélico. fué preparado por Séneca-la posición del cordobés.. que llame al género humano a la concordia. Tal es. la del poder sujeto a limites. Cicerón y Séneca~habia muerto con la penetración del despotismo..-€scribe-hoc- qureestu se sustinebát. Nerón y Sé· neca €nfrentan dos concepciones: el emperador. sin que él lo supiese. y así debió de verlo la clase dirigente de Roma. y lo recoge y divulga en la moderna un escritor oriundo de España. como suele ocurrir a los filósofos. la significación de la Farsalia.Jmana-Augilsto. un impetu o un matiz hispánicos-tienen asi.. Ciertamente. un punto de arranque. LA CULTURA ROMANA FUERA DE IT.. Su afirmación política fundamental. la moderada. la versión augus· tea y ciceroniana.. el de Nerón y el de la oposición. vendere civitatulas solebat.» Tal ambiente es reflejado también por la tragedia Octavia. Y allá en Oriente se elevaba Rizancio. Al terminar su descripción de la batalla famosa. Se reitera este concepto en la Edad Media. Be· nito Spinoza. Suicidándose en el año 65. . y que sienta. VII. Nerón resume la doctrina del despotado. La concesión claudiana de la ciudadanía le afecta de manera profunda: Diespiter. Vivió la decadencia romana. por propia prueba.. asumido por Séneca. pero de evidente y profunda savia senequista.» Y aún agrega: «Los árabes.

1929. La idea no ha desaparecido por la decadencia de Italia. afirmando esa creencia en sus propios súbditos. entre tanto. POfIW:NS: PhUosupl". trad. 3. Al servicio de esa unidad. Aunque no gobierne. reina aún. establecida en Francia y en Germania. anuncio de la ceremonia imperial del 800. Madrid. Madrid.--C. Ravena y establece guarniciones en tierras de España.re Séneca. de la Blbl.-M. al menos en teoría. «ClBnerosl. Stoa• • PhilologUII~. . Suppl. AST'U. Mientras Bizancio ve en él a Dios mismo. Para las gentes de España y de las Galias. frecuentes proclamaciones universalistas.-R. «Zelts.alphilusophie de. porque para imitar a Oriente mejor sabia bacerlo la tierra griega. Barcelona.. y éste se consigue momentáneamente. 1943. y que especialmente en las minoridades consigue un mando efectivo. consigue el triunfo del Pacto de Pontión._ELORPUY: Die SOz1. 1931. 1945. está Roma.elpzlg. Ricimerio puede ostentar en Ravena las antiguas insignias. Florencia. Bizancio consigue dominar..Bol. en la época del mar bizantino. Menéndez Y Pelayo. . der Sayo sur. 1947. M~RClfESSI: Seneea.So." 51. 1947.'GALL' Nerón. YELA: Séneca. Y en su prueba. sin perjuicio de la preponderancia que le atribuyen sus relaciones con monarcas extranjeros. su autoridad al conjunto. «el Imperio continúa». La idea de Roma perdura. Hay una nueva proskynesis. LA DIVISiÓN DEL IMPERIO: BIZANCIO El Imperio romano muere en Roma y renace en Bizando.. Roma le con· sidera Vicario de Dios. También es verdad que el Patriarca representa importante papel cerca del basileus. MAR. 1920. Mas le falla el aspecto eclesiástico. tuvieron un carácter político de propaganda interior.a8 80"""e Séneca. Odoacro las envia a Zenón. 1931. No sin lucha--recuérdese el movimiento' antibizantino de 620 en Ravena y la usurpación de Olimpo más tarde-. se refugia en sus concepciones tradicionales. 6._E. El mundo oriental mezcla la religión con la política. cuando ya la Iglesia.. es la unidad (476). según Doelger. MITTElS: Reicl..-F. 1936. tomada más en serio que en los banquetes de Alejandro el C07UJ. Corre como anillo un proverbio: «Dónde está el Emperador.. El basileus que reina en Oriente extiende.b<: Vida genial 11 trágica . Mario de Avenques y Juan de Bielara .--S"'''TIAGO MO"TERO: Hu/orla 11 Polftle" en la ¡>rae/exta Octavia. 1941.. F.. 1. trad. bien que éstas. 1923.YO: Cunferencl.e "nd Erlelmu in Seneca3 Dialogen. Allá no faltan.. LA ()IVISIÓN DEL IMPERIO: aJZANCIO Muriendo también Roma. 28.l.» La división del orbe romano se produce tras Teodosio."" M.-J. . 20. etc. El mundo occidental. SC"O~"6"'UEl<: Reichsrech/ gegen.20. fr~ Paris.-A.u. y Bizancio nace como una Roma nueva.. r.rechl und Volksrechl in der oes!licher Provinzen des roemt8éhen KafseTTeieh$.uistadOT. PICHO": Hom"""es 11 C<>8a3 de la antigua Roma. Meslna.T1"A>lZOLl: Senec<l. Justiniano reconquista Roma. Farls. Guettlnger Alead. BAlLLY: La vIe de SénRque.-L. Lelpzlg. que quiso ser orientaH· zado durante la permanencia en Roma de varios pontffices siriacos. VoLkBTechl?._W.-MENtNUI!:Z y FEU. esp. La bifurcación surge precisamente por la presencia de los elementos orientales del despotado y en torno a la idea de la divinidad del Emperador. y apenas un siglo después. 1928. 1891.

su libro de consejos: uno de los primeros espejos de príncipes. la de monarca en el sentido helénico. mediante el poder de dar leyes.. que si el marinero yelTa. por influencia asiátiéa. realmente. su información extranjera. que <.". y 4.--CAP. en efecto. pero en Oriente se le admira por sus conquistas.n sus aspectos moral y religioso. tras Justiniano. 3. y que sus mandatos. El rey es como el buen piloto. fundamentalmente e. Mas. En Occidente queda como legislador. en efecto. sino la dispensa de ciertas leyes de carácter administrativo. Heraclio aplica y exalta el título al derrotar a su rival de Oriente.. absolutismo desmesurado.» Bizancio fué la heredera y la transmisora de los bienes culturales nacidos y crecidos en Roma. escribe Aga· peto. que.". su vida de diez siglos es. hasta crear el puesto palatino de vestitor. jefe absoluto. el intento de una nueva sintesis. la voluntad del monarca tiene fuerza jurídica. ésta es cuidada con vigilante atención. una magnífica aventura. no la insumisión del rey a la ley. Y también es de entonces la exaltación de la libertad. que cobra gran importancia y perdura hasta el siglo XIV. Por lo demás. Su actitud con la Iglesia es suficientemente ex· presiva. probablemente. los rescripta.62 LlBRO I. constituido por setenta y dos tesis sobre los deberes del prínCipe cristiano. por acción de la Iglesía cristiana. Los poderes del Emperador bizantino se concretan típicamente en euC\tro funciones: 1. diácono de la iglesia de Santa Sofía. autoridad ilimitada. su tesis entorna la figura del rex nauta. Justiniano representa. por ejemplo. El monarca es un déspota. en 527. 2. Agapeto recuerda al Emperador que el poder suyo lo ha recibido de Dios. dejando aparte el indiscutido de su legado codificador. son como las leyes. Ayuda a delinearla su prohibición del uso del titulo de bao sileus. lGl momento de Justiniano. c~mino de usurpaciones y de violencias . La primera expresa. sus embajadas son las más eficaces. calificada -sobre la huella de Cicerón de res inestimabilis. Bailly dice exacta y sagazmente: «Nin· gún otro nombre evoca tanto prestigio como el de Bizancio.\ la de autocrator.alificaba al emperador sobre una linea oriental. pequeño daño oca· . la de supremo señor del dereeho y de la fuer· za por herencia romana. como pleta. VII: LA CULTURA ROMANA FUERA DE ITALlA Bizancio es así otra valiosa lección en el mundo de los avatares políticos de la idea romana. igual a los apóstoles. Por eso bien merece una re· ferencia. La misión religiosa es puesta allí al ser· vicio de la acción diplomática. La segunda señala. ningún otro orden político posee una historia más revuelta ni de más emoción. la vicaría divina que le hace isapostolo. torna a cobrar vida la tenden· cia soterrada. La obra se difunde en nuestra cultura occidental a partir de 1509. Con ocasión de la entronización justinianea. de estirpe egipcia y asiática.". subraya esos valores. Se impulsa el orientalismo de' las ceremonias. De la época justiniana es el Derecho y aquellas fórmulas que tanto se repetirán y discutirán. Voluntas principis legis habet viaorem y Princeps legibus solutus est. y debió de tener cierta resonancia con ocasión de su dedicación a Justiniano. un autócrata~y se le llama aSÍ-o Idolo vivo.

demostrando el agotamiento de las formas experimentadas. ensayando las formas feudales. frente a Roma y a lo que Roma significa. Parece como si a la admiratio R()'fIUE viniera a suceder la admiración de Persia o de Egipto. BARKER: La conceZIQne TO· mana de!!'Imperfo. Acaso la politica bizantina. sienten con fervor la idea de Roma y lo que esta idea significaba para la visión del orbe. trad. 1927. A."e. servicios o sernas. 1943. aunque deje buenos legados a la cultura. de su arto en The legaC!l ot Rom. Les granas probltmes de l'hl8tolre byzant.-FR. ele. ParÍII. 1935. Justiniano representa un intento fallido. Los grandes propietarios y los potentes acogen la institución del patronato.Hist: ZeIÚlchrilh. 1935. . 1938 (trad. esp" Barcelona.ur l'impena. como ya dijo Faure. vive un difícil período.tituciones romanas. Bari.. porque el ideal es que los reyes fiJosofeen. 1906. Están ya alH las nuevas fuerzas que explican y sitúan la Edad Meaia cristiana. como conciencia de un conjunto de territorios y de poblaCiones a los que se ensarta m'ejor la Cultura que el Imperio.zancio. 1934. CAflCOP1NO: POints de vue :. Al alejarse de la zona neurálgica que posteriormente resurge------el Reino de los francos-. IlBme romaln. Viena.-BuRKHARlI"': D/. Mas está claro que en España. LA DIVISIÓN DEL IMPEIUO. Los Códigos de Teodosio y de Justiniano revelan la ruptura de los antiguos vínculos políticos. DIEHL: Justinien et la civilizatlon I>yzanttne du Vl $!t. DE FRANCISC" Glustiniano e la sua concez. como en las Galias. Bizancio prolonga el mundo antiguo hasta el final de la Edad Media.~. frente al Imperio incluso. BIZANCIO 63 &iona a los navegantes. . mas si yerra el piloto. Milán. 1901..Riv._ B. llena de absorbencias. De ello no deja de haber testimonios hispánicos. BAILLY: B. Aconseja al rey.ck Ihrer polill8chen Anschauungen. 1939.-G. la estructura de la civitas queda derruida. París. Hfsto.one Imperiale. Inter. Bizancio se fosiliza rápidamente bajo la imagen del modelo oriental de la monarquía. causa será de que se pierda entero el navío.-JULES GAY: Le rOle po/itiqu. 7. París.-J. «porque filosofando se hacen dignos y meret:edores del reino».e d'un palnarque de BlI- . tan afincado que Burkhardt ha podido hablar del sultanismo de Constantino. Las tradiciones que' exigen juramentos se ligan ahora a la petición de continuas liturgias. Pa. Figures !Jyzantines. 1923). AlU se consuma la decadencia de las in¡:. 159. empieza a aletear un movimiento que cobrará velocidad bien pronto: el de la propia nacionalidad. y sin duda mucho hubo de hacer la falta de una ley sucesoria. consiguiendo' incluso una cierta estabilidad en momentos en los que Europa. la potencia alejada permite movimientos en los que se columbra el natalicio de Europa. príncipe leglSlatore cattolico. con lo que la púrpura podía figurar en las pasibilidades del horóscopo.20. Ahora bien: osificando. 1934. el tono de la ordenación lo dan los sasánidas.Te de /'empiTe bllzantin. aun habiendo vivido en Bizancio dedicados al estudio. DOELGER: Die Ka/serunkunde des !Jyzantinen als Ausdru. Zeil Constantins des GTossen. Fil. París. BIONDI: GtUStiniano. Oxford. Ninguna de las grandes figuras de la Iglesia visigoda-y ya antes aludimos a Juan de Biclara-.--CH. ris.-E. 1943. Se consuma asi una parcelación de poderes que justifica en cierta manera la exaltación miUtar del orientalismo bizantino. Dlr. hizo de lo suyo.

. 1909 .. 1935... tl.ellen Slaales. Pa~¡s. VII: 1. 1929. V""'L'EV: Histoire de l'emplr~ !>7Izantine.UCE: Les Pharaons Tomains. 1923.. Hallen.-0TTO TRE'TT'NaER: Die ostroemische Kaiser_und Relch8idee nach Ihrer Gestaltung .U.s-ileu.--J.. Barcelona.-GRAF Y.. 11130. Munlch.-JOHA"NES STRAL'O: Vom He"""scherideal im Spaetantike.s "ti. . Bruselas. • Festch.:ronce pendant la minoriU d'tm Ba.oseen"" dí Rnma e dell'Impero dt Blzan"'o • • Rassegna ItaL_.US. trad. tin. ZULL"ET': Po/ronoge In the ¡afer Emptre.-E._0STROGORSKY: GeschfcMe des buzan. 1937.64 LlBRO I.. A. HilISENBERG: Staat und Gesseltschaft des bll~a . x· sftcle. . UJ32. Stuttgart. Milán.schen Rlllches. 1938..-R. Stuttgart.-H.. 1928.-M.. fr._A.\.1> CULTURA ROMANA FUERA DE ITALIA . 1940. STAUFftNDERG: Des Refchsgedan. VOGT: Orms Toma. I~a.m hoefischen Zererrwniell._F. 1941.Studt per Bonfante. 1'11'10''''''': Mahamenl el CharlemaOlle. STEIN: GeschicMe des spaetrQc- mischen Reiches. 41. Viena. Oxfont. 1946. ke KlmSlantins . 1939.Byzantion_. PARID""': L'Ortente mt'dlo ed estremo nella co- .~C"'P. 1927. Jena. f. LelpdS'. esp.

El cristianismo modifica esencialmente los supuestos sobre los que se mueve el hombre. tan . hay dos actitudes en -el hombre. infinito y distinto del mundo. que lo saca precisamente de la nada por su libre voluntad. frente a la posición de la sabiduría griega.se puede filosofar de la sólita manera conocida. una cimentación diversa de la tradicionaL No es. y la dualidad típica que lleva en su esencia se apliCa a tres zonas esencial-es: hay así dualidad cosmolÓgica. Hay con él un nuevo suelo. En -esa tarea intervienen otros elementos que produc-en una situación favorable a la inserción instrumental precisa: son las herejías. LA IRRUPCIÓN DEL CRISTIANISMO En el terreno de la Historia. Llega así incluso a las zonas polítiCas con la t-eorización de Constantino como el mejor príncipe. hay dos seres: Dios y el hombre. La idea nueva esencial. también semilla de una filosofía nueva. es el término suprahistórica que parcela el desarrollo de la Humanidad. el hombre está dotado de una alma espiritual y ra.--5 . el nacimiento de Jesucristo divide el pasado. el mundo tiene su origen en Dios. ontológica y psicológica. El cristiano necesitó conocer los instrumentos mentales griegos para hacer obra de defensa de la fe y para situar en forma comprensible su propio punto de vista. en un Dios evidente y providente. Así se concibe mejor -el -esplendor que la Patrística representa. una vez que el choque de Jas dos concepciones se hace más real. sin . Ahora bien: la antítesis inicial se dulcifica. y la reacción intelectual pagana. es la de la Creación. Al agudizarSé en el siglo IV el movimiento herético.LIBRO SEGUNDO LAS NUEVAS APORTACIONES CAPITULO VIII EL MUNDO CRISTIANO 21. El mundo surge de la nada.DocntlNAS. frente a la filosofía anterior.embargo. se agudiza también el sentido int-electual del -crtstianismo. Existen dos mundos: el temporal y el eterno. de un lado. en fin. y plantea en ese terreno. Precisamente el Dios causa del movimiento se vierte aquí. que nos dé una filosofía tanto como una concepción según la cual ya no . pues.cional y es señor de sí mismo por el libre albedrío que le caracteriza. La -fe cristiana es. Mas su importancia no es menor en el terreno de la Filosofia y de la Cultura. de otro. Supone la existencia de un Dios personal.

66 LIBRO H. la posición del pensamiento eclesiástico tiene interés. este de la relación entre el romanismo y el cristianismo. de los dos poderes o de las dos espadas. ante todo. chocaron los otros fundamentales de universalidad y de misión.no distingue a la Iglesia del Estado. Planteando la oposición eDtre Cristianismo e Imperio. efeetivamente. incluso con la visión de Daniel. llegando a formular la separación en esta parte y la fusión en aquélla de los elementos políticos con los eclesiásticos. bien que el Optimus Princeps mantenga una posición templada: las autoridades no deben iniciar pesquisas. y sólo en el caso de contumacia se debe condenar. es . VIII: EL MUNDO CRISTIANO sensible. Por falta de tal distinción. Asi.-CAP. en Oriente y en Occidente. en los primeros siglos. San Ambrosio insiste. desde el primer instante propios de la nueva doctrina. Su obra Contra Celsum constituye una pintura de las ventajas que se derivarían de la fusión del Imperio con el Cristianismo en una gran civitas Dei. Por su parte. la Iglesia choca con las concepciones orientales del monofisismo. escribe Paribeni: «El cristianismo es un imperio universal y en su base reside la negación del culto a Roma y a Augusto. que es. cuyo monstruo servía el Imperio. a través de la elaboración de una tesis. ha de partirse de una acusación. Orígenes vió la posibilidad de la conversión general del Imperio. Se afir· ma a la par el dócil sometimiento a la autoridad. Caemos así en el tema de las dos ciudades.. en su Sermón del Domingo de Ramos de 386: el Emperador está en la Iglesia. El Cristianismo estuvo. En el siglo IV. y por la coincidencia de los conceptos de Iglesia e ImperiO. Los orientales no consiguieron distinguir con firmeza y pUlcritud las dos naturalezas de la segunda persona de la Santísima Trinidad. y la repugnancia por el régimen y por la divinización del poder público. la más eficaz de las construcciones con que el Cristianismo trasciende a la Cultura. Mas. Por ejemplo. no sobre ella . a pesar del aprovechamiento de este vocablo.. por cuya seguridad y prosperidad se reza. se completa con el rescripto trajaneo. prohibido: Christianos esse nOn licet. No podía haber compromiso ni tregua -. y ese monofisismo religioso trasciende a la Política: Quien no distingue a Jesucristo como Dios y como hombre. realmente. señalado por Tertuliano. las aplicaciones del monofisismo que hubo de explicar la dualidad del Imperio. Estos fueron. En aquellos tiempos se van eonjugando la oración de San Clemente y la postura de San Hlpólito. Justiniano.» y buscando una fórmula que explique un ambiente ve la analogia de la situación de ánimo de los viejos romanos ante la doctrina predicada por los Apóstoles como semejante a la nuestra ante el Bolcheviquismo. Con la decadencia de las formas políticas romanas. El institutum neronianum. después de la humillación de Teodosio.concluye---entre los dos universales. no se trata de fórmulas viables dentro de la doctrina de San Agustín. acaso. fundamento de la universalidad del Imperio romano. el problema con que se encontraron los Padres de la Iglesia fué.

la pax T(}11'l. Su versión terrenal y concreta está en el espíritu de concordia que predica Filón. maestro de Plotino. la Preparatio evangelica. Mas no es teoría aceptada. Para fijar estos aspectos debe tenerse en cuenta el desenvolvimiento conseguido por ciertas doctrinas relativas a la fraternidad del hombre en el Cosmos-----ltal la de Epicteto--. Solamente por una cristianización de la idea' de Ecumeno pudo configurarse una nueva maternidad de Roma. en fin. Ayuda a imaginar este contacto el ejemplo del seudo-Areopagita. postergado por sus seguidores paganos. con lo que se explica la ocultación de sus méritos y la sombra de que está rodeada su figura. LA IRRUPCIÓN DEL C. último e inmortal Imperio cristiano queperdurará hasta el fin de los siglos. una actitud teocratizante que prepara el sacrificio de la unidad del Imperio a un principio teológico. Además. sino titular de una monarquía que se presenta como contrapartida y reflejo terreno de la Ley de la Palabra de Dios.RITIANISMO 67 ana actitud que deriva del estoicismo. apareciendo COlliO término del ciclo de prepotencia. generalmente. muestran en él puntos de vista tendentes a la cristianización del Imperio. está basada en la tradición oriental y helénica-que había tenido ya expresión en Dión Crisóstomo--. persecución. al admirarse de que mientras en el Universo sea todo armonía. que es. El arranque se debe a Constantino ruando sobre la vieja idea de la eternidad del Imperio se construye la nueva de su cristiapización y postumidad. Acorde con sus tesis. AsI. Los libros de ceremonias de la: Iglesia griega ofrecen amplia documentación. en las ciudades no sepan los hombres vivir tranquilamente en coexistencia falta de estrépito y tUlllulto. y. el Emperador no es solamente jefe del pueblo cristiano. en su Contra gentes. La Vita Canstantini. primer gran tntento concordatario. y que se nos ofrece como ré8imen secular que aplicaron Constantino y sus sucesores y encontró en Eusebio de Cesarea su más alto teorizante. y esto explicaría la misteriosa desaparición del estoicismo en un momento de dominio total. mártir cristiano. el estoicismo ha sido asimilado y sublimado por el cristianismo. para los cristianos tal posición representaba un obstáculo a su fe.21. que para Elorduy puede ser Ammonio Sakkas. pues la política conduce más: . en el que se ha vertido. pero desde el lado secu· lar resulta dificil ir filiando esta tesis. sus Orationes. Haciendo cuenta de la relación del estoicismo con el cristianismo. para comprender el ambiente ha de advertirse que mientras para los romanos no tenía dificultad el enlace de lo religioso y lo político. en fin. prohijadora de la Iglesia. Como ésta en los cielos -4viene a decirse-. pues frente a ella mantiene Atanasia.(l1Ul era para ellos. esa mater Ecclesice que imprime en la Edad Media la huella romana en lo cristiano. En todo caso. reina en la tierra Constantino persiguiendo la idolatría y el error y preparando a los hombres para el reconocimiento de la Verdad. con su aliento metafísico y en otros diversos detalles. ha tenido zonas de afinidad y ha ofrecido el vehículo. La teorla de Eusebio. ha escrito el padre Elorduy que aquél ha preparado el ambiente por el carácter popular e integral de su filosofía étlcorreligiosa. en fin.

ni siquiera para mejorarla. sobre las estructuras dominan los valores. Recuérdese que la regla de San Pacomio (t 346) prescribía a los monjes no sólo lectura y escritura. Eusebio de Cesarea identificaba el imperium y el orbis terrarum. 'la organización y regulación social y jurídica vigente a la sazón. Acaso ayudaran a la misma las doctrinas estoicas.l'. Como Eusebio. su primera consecuencia fué 1a de la educación. es decir. ambos sobre los monofisitas. intervenciones del monarca en cuestiones eclesiásticas sin previa consulta o decisión conciliar. separando de ellas el estudio de los libros sagrados. no se advierte en el cristianismo naciente la menor intención de alterar. representada por Casiano y Gregorio el Grande. su valor reside en los hombres. la encíclica del Empera. en su Mensaje a los filipenses. si el cielo y la tierra pasaran. exaltan el Imperio: Clemente Romano. Buena prueba. bien entrada la Edad Media. Lo que brilla en las tesis' politicas ortodoxas es la nueva Respublica christiana. El sermón 81 del Obispo de Hipana señala sus dudas sobre la eternidad del Imperio: Quizá no es inmortal Roma. en San Juan. Los elementos seculares entran probablemente por el camino instrumental. Lo que sí hubo fué un nuevo espíritu. Recuérdese que Zenón abarcaba en su orden político a la Humanidad .ss LllIRO I1. hasta que San Agustin quiebra la linea.éste es el que debía animar la vieja letra. Viendo estos problemas en el hombre. Tertuliano y otros muchos. hasta los carolingios. rechaza el apoyo de las artes liberales. por cima de las fOlmas. análogamente.niento de aquel orden de cosas». ¿por qué no Roma? La imagen del Imperio no puede ser así universalizada. que se baso desde el primer momento en principios éticos individuales. el Emperador era un Cosmocrator. en su Carta a los corintios. La huella de Roma solamente pervive en forma subálvea. Tampoco se ven claramente. es decir.---CA. las posibilidades de cristianización de las estructuras políticas occidentales. El triunfo del Evangelio derriba la ordenación jerárquica superviviente. Justiniano y Atenágoras en su Apologia. al otro el orden terrenal. ~ . y simbólicamente en el Pacto de Pontión y en la ceremonia del 800. Como ha SUbrayado Zaragüeta. Policarpo de Esmirna. Otra corriente. y en ocasiones «hasta parecen insistir los Apóstoles en el mantem. contraposición que sólo se supera por la conjunción romanocristiana. que no se ofrecían con tan rudo contraste con lo cristiano.dor Basilisco en 476 y el henó- tico de Zenón en 482. sino dedicación de tres lecciones diarias a este objeto. La imagen del pastor con las ovejas simboliza. VIII: EL MUlI"DO CRISTIANO frecuentemente al cesaropapismo que a la cristianización del César. la relación de Dios con los hombres es como la del padre con los hijos. las ideas están. pues frente a las exteriorizaciones o interpretaciones que podían conducir a otro resultado. San Jerónimo enseñaba gramática a los monjes de su monasterio de Belén. A un lado queda la Ciudad de Dios. el Reino de Dios que Cristo predicaba era esencial y primordialmente una vida interior. la relación del Maestro con el discípulo. en probable testimonio de la contaminación que se iba produciendo. En el expresivo pasaje de San Mateo.

22._A v. HADAS: From Natlonallsm lo Cosmopolitanism in the' Gre_ co·Rom World.-U. La diferencia estribaba en dos circunstancias ejemplares: el dogma del pecado original: es decir. Estoicismo 11 Cristianismo. «Bull. IV. las aportaciones de estirpe mosaica.· I:l Pseudo· Areupagt!a?. 1935. 1. vo'" $cHUBERT: Staat "ltnd KiTehe von Constantin bis KarL den Grossen. Inst._K..-FRANZ LE . c. cAnn. Orlent. 58.-ALBEll. Lelpzlg. Ya es más difícil ir puntualizando influencias. HOU'El\: Paulus.oche Herrschafsfde{!b.F.". trad. 1902. Deput.-HuGO HAHMEn: Abendliindi3che Kirchens· ¡.Pensamiento». no pueden ser desatendidas" en una simple consideración del tipo de la nuestra. 1944.Arch. 1937. 3. Intel".~. Stuttg"r-t. junto al contenido de la Nueva Ley. La concepción poUtica es teo- . 5.-MAX VOGELSTEINS: Kaiscridee·RomMee um das Verhaeltniss von Slaat und Ktrche seU Konstantin. de Cicerón. 1921. 1926.-oemisches Ree'" . 1947.-E. 1925.e o1"Ígini del Cri8tlaneslmo e il vensie· ro do.. 1939. P.N. Stuttgart. QMELIN: Rue· m/. VOIGT: Staat und KiTche von Kanttantm deJ' Grosse bi3 zum Ende der KaTolingeJ'~elt.--GERDA KROEGER: Die TeehtsS"tellung der vorkon$tanlini3ehen Kirchen..: Cristentum UM . ._. esp.. dllst..Hiv. Stlit. . 1943.:-rA: El cristianismo como doctrina de "ida. Kbal. ¿Es Ammonio Sakka. París.jl Konstantin. et d'HIst. der Sav.-S.22._. 1937. BAYNES: Eusebius cnd the Christian Emplre. 1948. 1. EL EVANGELIO: sus ELEMENTOS POLíTICOS La doctrina de Cristo es predicada por sus Apóstoles y por los dise[pulos de éstos. Roma. Paris. lta. Roem. FESTUGIERE: L'idea! re/igle= des Grees et I'Evanglte.-R. 9. Madrld. el gobierno se presenta como institución divina.eo. El centro de sus instituciones radica en el deber de obediencia. Cornmitee of HiBtor.Vcroeffen· llcbung der Goerresg.TO PINCHERLE: Cristianesimo e Impero romono. 1921. 1935.. y reconocimiento de los derechos que como hijos de Dios deben tener todos Jos hombres. Una y otra están ligadas a la predica· ción apostólica. oJournal oí the Hist. TALAMo: l. BARTH: Die Stoa. l002. Stuttgart. La naturalis societas inter homines.. PJ<1"ERSON: Der M<>1wtheismus als p"lltisches l'T"q blnn. 2. . 38.-L. Sclence_. Jahrbuch_. crecidos en un ambiente de instituciones mosaicas.. ELOI\· PUY._. Patria». 1938.. 44.MPERS: Roma relenul et sancta Dei ecc!elrla reipubliere romonorum.-E. MadrId. HARNACK: Die Mission vn4 Ausbrcitung des Christentums. tiene así ciertas resonancias en la idea paulina <le la ley natural. 1936. s. y la pre-sencia de la Iglesia. Mun!ch. «Est. 1932.--{. Colonia. 1930. la leyenda. 1942._ZAIlAGü. PARlBENI: Cristianesilnll e Impero. en comunidad de bienes y con libertad e igualdad universales.-M. 1930. 1908. 1938.. .-\V.Z. K'S~LING: Das Verhaeltniss zwiS"ehen Saeerdolinm und lmpcrium rnteh den Anschtuung<>n der Paepste von Leo der Gros~e bis Gela~-¡us 1. Inter..eiArit. QUrGUERBEl\T: Tertul!i<m. Los discípulos de Cristo predican también universalidad. 1934._\\'''lNEL: Die Stellung des UTehri3tomtums zu. Por eso. Ecles. Dlr.. 1906._ A 'Iv~NJ<A: Hellent8che und christ/~"e8 im fruehbll~antint8chen Get8testeben. Roma. Leipdg. ROUGIi'R: Celse 0"1< le e"nftict de la civiliMtion antigue el du ehristianisme primitif. Ammonio Sakkas.m Staat. MART1NI: Reoak SaceT(wtium. de Phllol. UM paepstliche Autoritaet. }V. Los estoicos. Los estoicos creían en el predominio de los valores derivados de la Naturaleza frente a la idea epicúrea de la convención. Los primeros son hebreos. EL EVANGELIO: SUS ELEMENTOS POLiTICOS toda. la presencia de Jesu· cristo como liberador de la Humanidad por su obra de redención tras la pérdida del estado de inocencia.--G. 18. Fil.». . corporación fundada por Jesucristo con la misión de perpetuar los efectos de la redención y de su doctrina. Para el pueblo elegido por Dios para tomar en él su carne. Stor. oí Ideas. 61._J. H. 1931.!H. de sU aPOstas!a. 1924.-H.

Así. San Pablo aporta valiosos elementos para situar el concepto de ley.ue resonará tanto en la literatura consiliarista medieval---de las viudas y de los huérfanos . nombró los jueces y los reyes... el príncipe impio sobre el pueblo pobre es como el león rugiente y el oso hambriento. sino autores de bien. sino que habrá rey sobre nosotros. Dos pasajes del Deuteronomio señalan la intimidación de la paz antes del combate. predicando en el Areópago anunciaba a los de Atenas aquel Dios desconocido a quien habían dedicado templos . renovada y vigorizada por necesidades de urgencia. y la defensa de las arboledas en las ciudades cercadas. y nuestro rey nos gobernará . y el despojo --kJ. «Porque ésta es la voluntad de DIos. pues.. y la poseyeres y dijeres: Pondré rey sobre mi. la teorización del príncipe justo como paradigma del pr[ncipe cristiano. junto a la tradición mosaica. y venciendo.. Doctrina primera de esa predicación es la de la sujeción a la autoridad: Sed. El Deuteronomio viene a expresar esa idea: «Con todos los cambios del sistema de gohierno-dice--..! ya a los gobernadores. Es preciso decir al mundo romano que el Cristianismo no ataca a la autoridad establecida.» Un examen de los sagrados libros ofrece ciertas aportaciones polí· ticas.-CAP. Hay.» Hay ahí. » En el Libro primero de Samuel se señala el deseo de tener rey: El pueblo no quiso oír la voz de Sarnuel. «porque de los árboles se ha de comer». el de las gentes llenas de aflicción. que haciendo bien hagáis callar la ignorancia de los hombres vanos. VIII: J. con la consecuencia de una rendición posible. cuya predicación sabe buscar propios antecedentes allá donde sienta su escabel.. una conciencia de unidad. ante todo. siempre fué Jehová su único señor. prohibiendo la tala. La predicación apostólica trae. En el Deuteronomio se señala: «Cuando hubieres entrado en la tierra que Jehová te da. con ejemplos como el de San Pablo. como a superior. pues. actitudes de clara Hnea mosaica. La idea de la monarquía como institución de derecho común es reiteradamente afirmada.. herir a los varones a filo de espada. Ya sea al rey---añade--. El fondo es siempre el del pueblo pobre. el impulso fervoroso de la Ley Nueva. La proclamación del Sinaí arguye en favor del señorío del propio Dios. que se quiere sometida a principios. montada sobre la base del hecho de constituir un pueblo que obedecía y que era protegido por Dios mismo. En los Proverbios de Salomón. y nosotros seremos también como todas las gentes.70 LIBRO II. ha de añadírsele que los cristianos no son malhechores. sujetos a toda ordenación humana---dice San Pedro--.. . y delegó sus poderes en el gran sacerdote. como de él enviados para venganza de los malhechores y para loor de los que hacen bien. como todas las gentes que· están en mis alrededores . De Isafas son las lamentaciones para los que establecen leyes injustas o prescriben tiranías..L MUNDO CRISTIANO crática. normas o leyes. sólo si no se admite el tributo.. por respeto a Dios. La firmeza del trono no reside en el poderío. y dijo: «No. podrá cercarse. Ante todo. sino en el ejercicio de la verdadera justicia. » Dtro elemento que se ve reaparecer en la predicación y en la doctrina posterior es el de la guerra..

una vez advertida: la presencia y la potencia de la ley divina (interna y basada en la justicia y en la voluntad de Dios).. Vestid la loriga de la justicia-. el impulso del hombre que conoce la . pues rezan por el Imperio y quieren ver asegurado el orden. así también Cristo . La sUjeción a la ley humana. » La más importante de las aportaciones doctrinales ligadas al Evangelio y a su predicación es la fijación de los contornos del poder civil y sus relaciones con el eclesiástico.» Mas Dios es quien concede los reinos. base de tantas construcciones eclesiásticas y civiles..es la fe. EL EVANGELIO: SUS ELEMENTOS POLiTl'COS 71 Esta aparece vista fuera de la conciencia como obra del César. en aquel pasaje hecho clásico: N Qn est enim potestas nisi a Deo:. el «Por Mí reinan los reyes y los legisladores decretan leyes justas». También se debe a San Pablo la doctrina del cuerpo místico. Cuando Jesucristo replica a Pilato: «No tendrías poder legítimo sobre Mi si no te fuera dado de arriba».. la declaración del Eclesiastés: «A todas las naciones señaló Dios quienes las gobernasen». por ejemplo. Porque no hay potestad ::ti no viene de Dios. la idea de que la autoridad es un instrumento divino. a los corintios. y no se ~ansa en repetirlo... un solo cuerpo. repitiéndose. El punto de partida está en aquel pasaje de San Mateo.cristianos forman con Cristo una sola entidad. Qum autem sunt a Deo ordinatre sunt. sin embargo. ley propia. nuestra ley -viene a decir---.. Aquélla . es una de las más eficaces aportaciones de San Pablo. !taque qui resistit potestati. la del Libro de la Sabiduría: «Porque la potestad os la 'ha dado el Señor . «escrita en los corazones». aun siendo muchos. En brillante continuación. en su primera carta se lo anuncia: «Pues así como el cuerpo es uno y tiene muchos miembros. mas hay una ley sobre la ley.» Magnifica doctrina de comunidad. pero no todos los miembros tienen el mismo oficio.. y las que existen están por Dios establecidas».. resuenan en su Divina Palabra las tradiciones mosaicas. Los . lógica e históricamente. pero San Pablo busca propias raíces. «Porque asi como tenemos muchos miembros en un mismo cuerpo---dice a los romanos-. y a Dios lo que es de Dios.dice a los efesios: Induite vos. forman. del Libro de los Proverbws. Dirigiéndose a los corintios. Estaba ya el textón de Cicerón que volverá a brillar en San AgusUn y en San Isidoro. as[ nosotros siendo muchos. una concepción ministerial. Cómodo y Antonino: «Los cristianos~Jes dice-son los mejores súbditos.gracia.» La presencia de la Iglesia y de su jerarquía exterioriza la realidad de un doble sistema de instituciones. » Deriva de ahí.agrega--'armaturam Dei et possitis stare adversus insidias diaboli. como declara a los romanos. Dei or4inationi resistit. escribe: «Esté toda persona sujeta a las potestades superiores.. íntima. recuérdase la famosa exposición de Atenágoras a los empeTadores Marco Antonio. escribiendo a los de Roma. según el cual Jesucristo dijo: «Dad al César lo -que es del César. formamos en Cristo un solo cuerpo y cada cual somos miembros los unos de los otros. mas todos los miembros del cuerpo. Tema que se hace tó]lico en su obra.22. No importa la multitud para unirse en concor· dia. que está por bajo de Dios..

cristiani.. 1916. 312. nD. las versiones que hacen al rey cuidador de los cuerpos y al sacerdote vigilante de las almas.. parís.. SIGNIFICACIÓN DE LA PATRÍSTICA. y con una cabeza.e8 Darslel· l . 191.. Milán.. Llegan así rápidamente las más expresivas metáforas. Tur!n. La Pastoral del Papa San Gregorio habla de que los ignorantes no deben atreverse a enseñar. Es el hombre interior lo que se busca.. No conviene mezclarse en los negocios seculares. así está el poder espiritu3.3·14. 194547. pao_ lo. algunos sínodos eclesiásticos. cabeza de ese cuerpo místico descrito por San Pablo.eowgie de S.eit ueber den S/att. Milán.--G.¡= KERN' Re'" und S=". 19H. como el de Elvira. como deCÍa San Gregario. en 3()6. 1. 1<':11'10 GIORDANI: 11 messagg. Y ¿de qué vale--se pregunta-ganar todo el mundo si el alma se pierde? Por el alma se vuelca la Iglesia.utD KI"I-rEL: ClI.. 1923. Jesucristo mismo habia advertido esa necesidad estableciendo la jefatura de Pedro.Rev. H"ecI<>rr': Historia de lItrael. de ellos. pronto se destruye en ellos la quietud del espíritu. 1930. » y el Mayor fué el obispo de Roma. como el cielo a la tierra. II primD p~nsiero <'T1sliano._Lo Slato nella eosci~"nza dei martiri._Fm1DERlc"" KENYON: The readinll 01 /He Bi¡'le as hi. En el episodio de Cafarnaum narrado por San Marcos se deja advertir plenamente: «Llegaron a Cafarnaum y cuando estuvieron en casa les preguntó: «¿De qué ibais. 1928. San Juan Crisóstomo sefiala las relaciones entre el Imperio y la Iglesia: «Como el alma al cuerpo----dice--.-L._EM!L!A NOOILE: 11 disdegnodelU¡ legge nel ''''!"?Istero di Poolo di Tarso • • Rlv. porque.: 1. Schaefel_. 15. La Iglesia conserva la tradición apostólica. 1947. Fil.o/o17/. Dlr .----<C.l Crlstlanestmo prtmiti~·o. jefe de toda la Cristiandad. Mas también la habían visto los Apóstoles. el Romano Pontífice.elfgionio. pero también de que la ocupación en las tareas del Gobierno de ordinario destruye la quietud del alma.72 LlJmO n.• . 1915."dos In bib/i3ch.--GERH. trad.. 1945. cSchmollers Jahrhucho. Londres..o socia!e di Gesil. .-LUIGI SALVATOru:LJ. porque entre ellos habían ido hablando de quién sería el Mayor . Jena. por obra principal de los Santos Ignacio e Ireneo. Barcelona.0 Stalo e la ~'¡¡a soelale nella eascienza religiosa d'lsraele e <Jt._E. 1922. 1939. TO>IDELLI: 11 pensiero di S.. Inter. Paul. en Santo Tomás. ltterafur and reliDion.ristus und Imperat<>r. Hay un quehacer de la Iglesia y otro propio de la civitas secular. Das Urlell der ersten ClI.rislentum . _Festl!chrlft f. di Scienza deUe H. SUS CONCEPTOS FUNDAMENTALES Celso ataca al Cristianismo por la falta de patriotismo de los fieles.-EDGAR SALIN: Urcll. llegaron a detenninar que los cristianos que ocupan puesto de . GRAY: II dlritto net VanDelo. Pensando así. el Papa. Del mismo Crisóstomo proceden._Ff<. Milán. esp. Pavla.----(:AP. representada por los obispos. 1935.rislenll. que termina obteniendo su reconocimiento a pesar de las herejías novacionistas y donatistas. 23..I sobre el temporaL» Lo que importa es el hombre interior. p""T: La th. hablando en el camino?» Pero ellos callaron. nd Stoot. afirmándose poco después en virtud de la obra de San Cipriano de Cartago. 55. VIII: EL MUNDO cmSTIANO está perfectamente constituida en el siglo II. Orígenes replica: los cristianos combaten con sus oraciones aunqueno se incorporen al ejército.

como pudO en la época y según el text() Je Cicerón. firmeg. debe contar con ellas. . Quizá se explique originariamente esta separación por la antigua competencia municipal en las materias de culto y juegos de circo. hay ahí un elemento que merece ser considerado. que es la que nos enseñorea sobre toda iniquidad. y lo primero su libertad. que se extiende y se ampHa.. En el siglo n. que ha puesto leyes al hombre. Dios la ha promulgado revelándola por una ley tan antigua como el hombre: Vete·. Sobre la figura aristotélica. de la exterior. Los hombres nacieron libres y la sociedad los fué encadenando..dice San Pabloen la libertad con que Cristo nos hizo libres y no volváis otra vez a ser presos en el yugo de la servidumbre.. proclamada por una ley justinianea: Ab initio omnes homines liberi nascebuntur. con todó. habéis sido llamados a la libertad.» La libertad cristiana com() servidumbre divina es también la idea de San Pedro: libres. San Pablo declara en una bella afirmación dirigida a los corintios: Donde está el espíritu del Señor está la libertad. vivere ut velis. personal.como ser libre. El concepto de libertad ti~ne resonancias tradicionales en la Pa· trística. alejados de la iglesia. Y al distinguir y situar su concepto aporta el complementario de la caridad..escribe a los gálatas-. San Juan Crisóstomo y San Juan Damasceno. La libertad está en la sumisión al orden divino. y no teniendo la libertad por cobertura de malicia.. Puede afirmarse que la más viva preocupación del Cristianismo fué esta de la libertad humana. Se testimonia así un ciertocontraste con el ambiente. San Ireneo recuerda que si la Sagrada Escritura ha juzgado necesario manifestar la libertad. lo que importa es el hombre interior.23. La tesis es desarrollada por San Gregario Niceno. según la doctrina de Orígenes. haceos. El hombre se nos presenta como un luchador que no ha de contar sino con sus propias fuerzas. durante un año. Reálzase así la doctrina de la Iglesia. «Estad. Antes que San Agustín hablase de la verdadera libertad. per() no la toméis como pretexto para vivir según la carne. bien que ligándola a la norma de razón que está implícita en aquélla. Aristóteles la vió como electio. por la caridad.oción perdura en lps Padres de la Iglesia. Va con el mismo pensamiento cristiano la afirmación del hombre . El hombre ya no puede. servidores los unos de los otros.» Tal es la libertad cristiana. SIGNIFICACIÓN DE LA PATIÚSTICA 73 duumviros estén.reses de San Ireneo se puede fundamentar la tesis de que Dios. y en ese sentido se puedeafirmar que la ley divina no ejerce una acción directamente coercitiva sobre la voluntad del hombre. Cosa distinta es esta libertad del hombre interno. y esa n. tan eficaz en el desarrollo posterior. «Herma· nos-----. sino «como siervos deDios». en linea que 'fecunda la Patrística. Para la Iglesia. le ha dejada el señorío de prescribirse la suya. pues. pero que. seprepara la versión que relaciona la voluntad y el libre arbitrio. rem legem libertatis hominis manifestavit. estudiada por Wittmann. En la doctrina del AdverSus H a.. y desde luego es expresiva la insistencia con que los Padres de la Iglesia subrayan su importancia.

.! l'etri.. . PENHAUSEN: Amb1"alli. por la presencia de la caridad. Al aplicarse al orden politico . La posición patrística se completa con otros elementos más directamente enlazados a la cultura antigua: las ideas de justicia absoluta y de derecho natural. el contraste entre naturaleza y convención (viejo lugar común de las escuelas preariJ3totélicas y de los estoicos). J. VIII: EL JlUNOO CRISTIANO Otra relación con el mundo romano deriva de la posición del hombre frente a la ley. secura tibi serviat Rmnana libertas . Parill. aunque sea de naturaleza esencialmente religiosa. 1927.en virtud del aprovechamiento concreto de la nueva Unea. 1926.es siervo por el pecado y libre por la justicia. libertas in legibus.-F._Eruc CASPAlt: Primalu... Kan. der Sav.-CAP. tiene un valor innegable y. de modo que pueda aparecer como instrumento de su ira. 1929~A.. Berlin. H". El concepto cristiano de libertad no se contrapone sino en cuanto juega con otro tipo humano. CL. BAEU14J<ER: Die palrl3t1ehe Phüosophle. ut superatis pacis inimicis.. von Maintand als K1rchtm pOUtiker.t. SUft. 16.. El concepto se perfila y concluye en San Anselmo: potestad como aptitud para r. O como decia a los de Corinto: Quien es llamado por Dios. Roma sigue as[ ayudando a la formación conceptual que el cristianismo replantea. El cristianismo no desatiende este punto de vista.. No lo desatienden los mismos Pontífices.. Su más extremada pretensión es ofrecida por San Pablo en su epístola Ad Romanos: Se . cer. como potestad de mantener la rectitud de la voluntad.. La teorla del origen divino del poder surge de ese modo ex('}uyendo la intervención popular.Zeitscher. es en Dios libre. hay dos conclusiones fundamentales: las que exigen por parte de los gobe~n­ tes el servicio de la justicia y por parte de los gobernados el consentimiento. C . CARLYLE: The influmce al Chrtslianitll upan the palitleal Ideas. Más tarde lo señalarán las distinciones de potestas y libeTtas. el problema de la igualdad del hombre. sino de la desviación de la justicia... aunque sea siervo._L. Del Sacramentario del Papa Gelasio es la fórmula preciosamente ligada a aquel mundo. Lelpzlg. De ahí que incluso cuando se plantee la figura del tirano no se la haga arrancar de la ausencia de consenti_ miento. 1912. 1935.. DuFORcQ: El . libertad... Esta noción cristiana de la libertad desarrollada por la' Patrística. Londres. En Cicerón se recoge una calificación de libertad cara a los romanos: Vos quorum gratia in suffragio consistit.• . DUI>nmr: Lile and Time8 al Sto Aml>rose. se puede ser siervo por la justicia y libre por no caer en el pecado. no podía dejar de ejercer una profunda influencia sobre el problema filosófico y moral del libre albedrio. A San Gregario el Magno le sirve esa postura para distinguir dos formas de dominio sobre los hombres._FRHR. 1923... Llévase así la acción de libertad a un primer plano filosófico me· diante planteamientos en los que se consideran los órdenes social y sobrenatural.. Y asi se explica un gobierno tiránico por investidura divina y aun en nombre de Dios.74 LIBRO n. tanto sobre la adquisición como so· bre el ejerCicio del mismo. por la mayor valoración del alma. contraponiendo el señorío bárbaro al romano. DUcJ<ESNIt: L'Eglise al' VI' sitcle..renes . v. por la que se impetra de Dios mismo la libertad romana: Suscipe Domine ¡. como Gilson advierte.-A.

uGENE FIALON: Etude Matoril. f. Stlft._BEIINARD GEYER: Die patr/st/sche und 8choüu<ttsche PhUasaphie.été.-G.. FoUADR: SaíntPata.-. ¡92a._l.te.. An tnquiry !nto the concept 01 the Church as mather in early Christian/tv. <kIgU npolol/eti ad Origine.. PaI'ÍS.-L.• Buenos Aires... 1943... BlPtNKARD KUEIILER: Gotterataat uoo roemlschea Str<UJtsrecht..'. Washington. C. esp .---OT"I"O SCHILLING: Natun-echt und Stoat naeh der Lehre der alten Kirehe.: Die gelaS"lanische Zweigewaltentheorl. GUIGNEBERl": TerlUllien. 49. 1920. PLUMDN: Mater Eccles:la. FoNT . 1937.-GIACOlIIO VIOJ. trad. Roem.Zeltschrlft del' Sav.TusTus HASHAGEN: Ueber die Anfaenge del' christliche Staats-und Gesel!schaftsanschaung. MASSART: Societa e Stato nel cristfanes:lmo primitivo: la concezione di Origine.lu" y PUIG: Las cancepci<me3 paliticas fundamentales en los Santas Padrea. R. 1947. 1930. BerHn. 1941."". S""'ificación cultural de la Patrl$ttca.CH: Los Padres de Oecid . cVeroeffentl.OT"ri. eZeltsch. Gfro/amo. S. .---C. París. Etude 8UJ" ses sentiments au regard de l'Empire el de la socl. MIlán. BIi¡v! de /'Hexomeron. Parls.---J. 16.. SALVA-rolU'LL1: 11 pen&iero del Gristianestmo antico Intorna oJit) Stnto.-CR. 1902. der G<>erresges. 1916. KirchengeBcl:t .et IIIMroire SUr Saint-Bas/le. .JúUIO: 11 ¡¡en-"ero I/iurldfco di S.-E. SIGNIFICACiÓN DE LA PATIÚSTlCA 75 erlBlianlsmo antigua. KN"S.Sapientia. BarC<!lona.-. . 1935.l.• .-P. 56. 24.23. 1914. ·cBllichnís. Padua. 1925. 1. 1936. Berlin.e bis :mm Ende dea Investiturstreites.T. 1936.

Pero falta la sistematización. señalamos los Soliloquios. De ahí la dificultad-y la diversidadr-de su interpretación. PROBLEMAS INTRODUCTIVOS Aurelio Agustín (354-430). Jos tratados De libero arbitrio. Asi como la obra de Polibio está ligada al tema de la grandeza de Roma y la de Trago Pompeyo al de la decadencia. La reacción psicológica está testimoniada en sus Confesiones. Contra tal tesis escribe San Agustín. De mOTibus y De fide.CAPITULO IX SAN AGUSTIN. En fin. la decadencia de los imperios. Estas experienCias se reflejan en su obra. para caer en el escepticismo y abocar al neoplatonismo y. las conclusiones Contra manicheos y las Retractationes. la de San Agustín se enlaza al de la caída del Imperio romano. Parte del principio de que existen causas concretas de esta caída. en los dos. Resume aSÍ. y una libertad psicológica. natural de Tagaste. obispo de Milán. Una aportación esencial agustiniana es la de la presencia de la Providencia en la Historia. fué hijo de padre gentil y de madre cristiana. grandes estudios De civitate Dei y De trinitate. Estas especialmente al través del Hortensio. Junto a esa libre voluntad. y llega a afirmarse tanto la religión en su acción. Sucede ésta de manera espectacular con el saqueo por los bárbaros en 410. que se ordena de sacerdote y es obispo de Hipona. Su pensamiento aparece difuso en sus escritos. lo mismo del romano que- .singulannente importantes experiencias en la luchtr'de su alma por la verdad. del espíritu. Los paganos dicen que ha acontecido como castigo de los dioses por el abandono de la ano tigua religión. Se hace así maniqueo. libertad moral. Buscando su raíz en la actitud misma de su espíritu. Así puede decirse que ofrece una filosofía de la historia. Hay en San Agustín talento. O LAS DOS CIUDADES 24. En general. y este fin es el que orienta la voluntad sin que pueda decirse que la limite. y el conjunto más denso de sus letras. el fin es Dios. que constituyó su manual de retórica. Hay una. especulación filosófica y misticismocristiano. en fin. Estudia humanidades y es arrastrado por la actividad de su inteligencia hacia las preocupaciones. Las influencias que se advierten en él son las platonianas y las ci· ceronIanas. Su conversión es obra del apostolado de San Ambrosio. al cristianismo. que sitúa la facultad de elegir juntoal libre albedrío. que es la evitación del mal y la práctica del bien. en la Numidia. señalando en la antítesis civitas Dei-Civitas diabQli los elementos de la concordancia entre la fe y la ciencia. la ética agustiniana parte de la libre voluntad del hombre.

El padre Cuesta ha escrito: «Quizá el problema de conocer la mente d-e San Agustín es <:uestíón de precisión de conceptos. Londres. 193() (n. GILSON: Introductll>n a l'ilude .-U._PruMo MONTAN. A monument. zum 1. 127. Madrid. y es que si San Agustin tenía. En los cua· tro años que le ocupó su redacción (412-416). in """mm.""': SaOO. 19a1. De Civitate es. 1934. La inmersión de lo po-lítico -en el pensamiento de San Agustín no ha sido advertida por Combes ni por SchilUng..s.¡oz VEGA: Introducción a la sinteris de San Aguslfn. MOR. por la falta de claridad en los supuestos metafísicos. 1930. 1941.--Cm<ISro.Auoustins naeh De elv. M.·rltten.A «CIVITAS» y Si buscamos la evolución del concepto de civitas-civilitas. indudablemente. Mlllln. Que no es. cH..500 To~estag des hl. 19aO.l. Tur!n. Busca exactamente el porqué de la decadencia. C. <.CCA: Sant' Agostlno. 'Pensamiento>. A~roNIO TRUVOL SERRA: El Derecho 11 et Estado en San Agustin.. nada menos que la -expresión clásica del pensa· miento político cristiano.. lo que hoy llamadamos una filosofía del derecho público. A monument lo Sto Auoustine. un acta contra todas las repúblicas.d.. ' Tlle pllllosophll of Sto Augustlne (en ~l vol. que hay que preguntarse.--C. «FelItchrlft de!" Goerresgell. si atendemos a la transformación posclásica de esta última. Unlv. Augustlnus>. que han originado una interpretación múl· tiple y errónea de la doctrina política agustiniana. I.>. De ahí su válor. CuESTA: De ta teorlo del Estado según San AguStín: los tertos "'"oinarios del ooustfnismo politico. _ DAWSON: Sto AUDustlne una his Aoe (en el vol. 1931 (Publ.---GILBERT BEYERl!AlJS: Neuere AugusNn probleme. 1922. 1945l. como nota van Horn. La Ciudad de Dios nace así como obra de circunstancias. Cattol1ca). la obra fundamental .. 1929. dos temas esenciales para comprender al hombre dentro de la esfera politica y de la vida moral implicada en la vida social. contra cualquier ciudad de impíos que no obedezca las órdenes de Dios.25. Pero también. EL REINO DE DIOS 25. Aoustino. de este modo--con palabras de Dawson-. circunstancia que si bien ofrere esas ideas como algo viviente y vivido. of his 15tb cen.-S.tenaTll. Tur!n. pues.-A. Tales han sido. 1945. V. la pérdida de la antigua religión. «HilIt.-E.de San Agustin_De Civitate D~onstituye una réplica a la acusación de que la Iglesia próvocó el derrumbamiento de Roma.tgosHn".-Sant' . como resulta claro.. Bien que sea ciertamente obra profunda. al propio tiempo. Zeitsch. se compreride el sen- . por Antonio Truyol y por el mismo padre Cuesta.tate Dei. Roma. sus elementos están diseminados en sus obras.-M. A Monument... ESSOllS on some uspects of his ThoUQht 11. como Gilson ante el fenóm-eno del agnstinismo medieval: ¿qué queda fiel a la orientación auténtica de su pensamiento y en qué medida? Y Gilson sintetiza: La libertad cristiana y la socIedad cristiana. 1941'i.).» Así se ha señalado por G-erosa. clt. dificulta su fijación por causa de la -dispersión. VaN RORN: Die Staats!ehre. En este sentido. PINCHERLE: La jm-mazione teotaDlca di S. D'Am. las divergencias interpretativas.'. París. LA _C1VJTAS_ y EL REINO DE DIOS 77 de los anteriores. el libelo de controversia se convierte en una vasta sintesis que abraza la historia de la Huma· nidad y su destino temporal y eterno.o di fUoso/1a agustiniana. 1.. Esta no se ha dado. convertida en las actas apostólicas -en «suma de derechos civiles».de Saint·Auoustin. 1948• . Roma. no es fortuita ni consiste en azar estelar. y de ahí la necesidad de acercarse a ella con el propósito de hacerle una cuidadosa exégesis.-Aurelius AUDUstinu. escrita con ánimo polémico.-p.

hombres carnales y ángeles. Mas O() acaba de ser entendida sin ligarse a la idea del hombre interior. y fué. no identifica. scilicet.o coloca San Agustín entre las cosas secundarias. según la opinión de Dawson. Ninguna república puede mantenerse sin el1a: un rey injusto es un tirano. sino a que no existe diferencia esencial en- . San Agustín no da paralelos. La influencia paulina con respecto a las consecuencias del pecad() está ahi bien clara.-CAP. cabe advertir una sintesis esquemática determinando como más comprensivo el concepto de civitas terrena donde entren hombres espirituales•. conceptos ligados al problema de la ordenación de la social política. sino relaciones.. Son. como conjunto jurídico. Mas sobre el seudo-Dionisio llega allí la metáfora bíblica de Agar y Sara.78 LIBRO ll. En cualquier caso. Presenta al propio tiempo como orden político diabólico aquel en el que no reina la justicia. otros prisioneros ~ la calificación deriva de su actitud con respecto a Cristo. Otra influencia notable es la del seudo-Dionisio. amor sui usque ad contemptum Dei. por efecto de su perversidad. IX: SAN AGUSTfN. y aquí mismo se plantea una dificultad interpretativa. que es lo que.--. tiene más próximo el mundo cultural del Doctor de Hipona. recordada por San Pablo a los de Galacia. El diablo. ha de seguirla. non se significando.. tas cobra aqui un sentido comunitario. Ella trae la idea del orden celestial que ha de ser imitado por el orden terreno: Par!> enim----escribe--q1l. en fin de cuentas. no a la necesidad de la justicia como fundamento politico. La frase remota iustitia quid sunt regTUl nisi mQona latrocinia? se refiere. La justicia es lo que da categoría a los gobiernos. al mismo tiempo. O LAS DOS ClUDAI:ES tido de la espléndida definición agustiniana. una facción . sin embargo. San Agustín promete en la primera parte de su gran obra plantear la cuestión de si el Imperio romano había constituido un orden poUtico verdadero. más bien. una aristocracia injusta... marchan tras el diablo aquellos hombres que ambicionan el Poder.<l?dam terrena civitatis imago crelestis civitatis effecta est. la ·ausencia de justicia no solamente corrompe. Tampoco parece sostenible la determinación de la civitas terreTUl en el Imperio romano. ¿Pueden darse concreciones de estas dos ciudades? Se ha pensado que la Iglesia sea la civitas Dei" y la república la civitas terrena. Quid e:>t civitas-dice-nisi lwminum multitudo in quodam vinculum redacta concordire? Civj. El Poder ha de estar ligado a la justicia. et ideo serviens.. sino que aniquila al orden polftico. Hay dos ciudades.J. ambicionó el Poder. Ha sido corriente determinar como doctrina agustiniana--:y los hermanos Carlyle la exaltaron-que reinos sin justicia son sociedades de bandoleros. Según un pasaje de De Trinitate. mas. crelestem vero a1lWT Dei usque ad contemptum suj. Recordemos el texto recogido anteriormente: en la versión paulina unos cristianos son ciudadanos. terrenam. Dice el Santo: Fecerunt itaque civitatis duas~ amores duo. Acaso esté todo ligado al tema de la justicia. sino compara. tránsfuga'y enemigo declarado de la justicia. como Hermelink ha subrayado. sed alteram. y por esQ---'Porque la slgue. Para Tellenbach.. y atribuyendo a la civitas Dei la aportación de los ángeles y de los hombres espirituales. con olvido e incluso con odio hacIa la justicia.

la raíz de tantos tratados posteriores. Mas. por otra ley natural. se trata de que Cristo rei· ne en la conciencia de los que mandan y en las de los que han de obedecer. Su argumentación no iba asi tanto contra lo romano como contra cuanto atacaba al reino de Dios. la tarea misional-dilatación del reino de Dios---¡y la serIe de las virtudes: humildad. Así encuentra San Agustin como de orden natural la necesidad de que haya quien mande y quienes obedezcan. «¿Qué es el bandidaje sino un pequeño reino? Y asi aprueba la réplica del pirata a . como todos han sido creados a imagen de Dios y poseen un alma. todas las criaturas tienden a asociarse. Los pasajes V. misericordia. » La autoridad constituye el eje esencial de la sociedad poHtica. Para San Agustín. A la autoridad se liga la ley. planteando una ordenación de la república sobre un esquema de deberes.rlo hay propiamente derecho de un hombre a mandar sobre otros. porque tienes una gran flota. siendo asi--<Jlor naturaleza-dguales y libres. en quien se sirve de su poder para desarrollar el culto divino y hacerse serVidor de. cuya ejecución alguien tendria que urgir: es decir. Por eso ha habido acuerdos. 24·26 de De civitate constituyen elemento fundamental de todo Espejo. Ahí está. En esa zona la contribución más eficaz es la del concepto de Príncipe cristiano. ésta se da en aquel que hac~ reinar la justicia. LA . Dios ha sometido a los hombres los reptiles. La realeza de Cristo es espiritual. que es el instrumento transmisor de los mandatos de quien posee el poder politico. en estas últimas y concretas aplicaciones. San Agustín ve ya dos ejemplos: Constantino y Teodosio. etc. determinaciones conjuntas. Por ley natural--dice San Agust.Dios. El cristianismo exaltó y amplificó las antiguas virtudes.Alejandro: «Porque tengo un barco pequeño me llaman ladrón. y EL REINO DI. pero no los demás hombres. y en segundo.. necesidad del jefe. San Agustín ofrece en un pasaje de De civitate un verdadero Espejo del Príncipe cristiano. jw:tamente en ese cruce con la libertad que ha sido señalado como permanente tema del agustinismo. todos lo han recibido. Por la ley se plantean el origen y la justificación del mando. y. Precisamente estaba delante el brillo de ciertos momentos.in---.CIVITAS. De esta manera el santo Doctor combatía a quienes achacaban a la Iglesia la caída de Roma. sino Bellal.. Puede advertirse así el interés de que tales vinculas sean tan podero· sos como los de la sangre. eres llamado emperador . Ese es el origen de la sociedad política: la unión de los hombres enderezada en primer término al goce de la paz. DiOS 79 tre el ladrón y el conquistador. pactos. li:n otros aspectos de la organización civil se puede notar la influencia del pensamiento patrístico.25. a la defensa de las injurias. . Se destacan allí. El poder de los hombres sobre los anima· les. que obran solamente en diferente esca- la. en fin. Su anticristo no era Apolo. y tú. verdadero príncipe de un mundo materialista escondido bajo la capa pagana. y el hombre ha de hacerlo para la conservación de la paz. como propios del Príncipe cristiano. los peces y los pájaros.

-'---MAGER: me Staatsidee des Auguslinu. Ha caído----. Para mandar hay que empezar ensayándose sobre uno mismo. Augustinus.----J".. También es tema que exige estudio_ Mas aún hay otra cuestión urgente: el interés de la religión podía aconsejar el abandono del Imperio y la colaboración con los germanos. KuItur . HIDALGO: El concepto de imperio en San Agustín. también caen en ella las repúblicas y los reinos que se empeñan en la conquista y exaltan el triunfo militar. bien que de modo discontinuo: las relaciones -entre la Iglesia y el Poder secular.4ugus-tlne's CUy . FIGGlS: The polttical <lspects O/ S . Breslau.-.:S G. la patria.lIichen Werkcn. COKB&S: La doctrine polftiqve de Saint. 1914.st. 1945. 1920.. O LAS DOS CIUDAJ:J. cArchlv. 1925..tic". LAS IDEAS DE SAN AGOSTíN y LOS VAI. la ley.s.)-BRUNO SErnl:L: Die Lehre 110m Staat bN 11. la justicia. Ha caído Roma. Munlch.01 G<ld. Todo esto ha de tenerse en cuenta para situar en su dimensión histórica el pensamiento agus tiniano.(licen~porque el cristianismo ha destruido el sentimiento patriótico. 1. Y en circunstancias semejantes se le planteó el problema de la patria. El difícil honor del mando constituye el officium imperandi. Agostino: teologia e non filoso!la della s/orla (en el vol. f. «para la protec· dón de la república».--C. N. Es cuestión sobre la cual hay polémicas ligadas a herejías: los maniqueos atacaban a la Iglesia cargándola las guerras del Antiguo Testamento. Augus' Un 1118 floUtlscher Theoretlker (en el voL Au:reUus Augustinus. Ho. . . siempre.). que han surgido. : Die Slants/eAr" AuOu. de la Soco Goerresia:JIa. aclara San Agustín. y de la pasión de dominar--cupiditas domi114ndi-. Ese mismo poder se concreta en el officium 'P'fOvU:lendi.-U. 16. naeh De Civilat . la autoridad. v.-E<>GAR SALI": Clvitas Dei.· . El problema fundamental es.. También convenía entonces a la Iglesia tener buenas relaciones con el Imperio. cit. de esa soberbia de los que dominan ----principiandi superbia-.. El tema de la guerra no tenia menor vigencia. 1934.--SCHILLING: Die Staats und S"tillUehre des He¡liOen Au()UStinus. el Imperio necesita apoyarse en la Iglesia para subsistir como organización política. sino a la colectividad. la guerra. cit.Auoustin. Bonn. Es 'misión del mismo el aseguramiento de la tranquilidad y . 1910. San Agustín habia contestado a estas objeciones cuando tuvo que conocer directamente la guerra: durante la invasión de los vándalos. no sólo ataca al rey.. PADOVANl: La cilla di Dla di S._. San Agustín -escribe en un momento en el cual. Londres. Del. 1909. No deben tender a ello los poderes del mando. mientras los paganos la acusaban de desarmar al pueblo difundiendo la doctrina del perdón de las injurias. porque las herej[as la estaban destrozando.. Sant' Agostina. atañe numerosas cuestiones. 1921. 1926._LElsl><:lANa: Der Ursprung deT Lehre Auqustins van der civltas Dei.ORES ETERNOS La obra agustiniana. vo.1. Tubinga. 1927. el del Poder. la civitas imperans que se hace civitas imperiosa. bajo Teodosio.---CAP. Friburgo de Brlsgovill... y a pesar de los avatares que más importen. y aun sencillamente su De Civitate Dei."t>oR CuES1'A: DI! la te<>rÚI del EstfUk¡ seo"" San Agmtfn: ¡us textos originarios del aOU8tinismo poli_Pensamiento_.80 LT8RO 1I. San Agust[n concreta en oficio ese poder._SALV... IX: SAN AGUSTIN. 26..1. Tal pasión es realmente grave.gesch.. Parls. «Arbon. llU4.-OFFERGELT: Die StruJlelehre des hetligen Augustin naeh Minen ¡¡a"". UItTO A. Acaso el tema de las relaciones entre los dos poderes es el que le ocupa más extensamente. 3.. Y huir del orgullo de sentirse el primero.

s. cun tyrannus eam factione capesseret. Y por la justicia en la ley y en el orden del pueblo. As[ se liga la PoJ[tica al Derecho. bien que para serlo realmente ha de estar presidida por la justicia: sine iustitia nullo pacto esse posse. Hecho oficio el poder.Sensu et unitatis communione sociatus. dar consejo. Puntualiza lo que debe ofrecer al pueblo el prínCipe. el orden. señalada por Cicerón: así como en el concierto los distintos instrumentos han de guardar una armonia. Pedro Lombardo.lt El orden consiste en la disposición que da a cada cosa su sitio. El más próximo enlace está en Cicerón: allí suena y resuena por la asociación de rcspulllica y respopuli: N om omnia hominum cmtus quoquo modo congregatus. La visión agustiniana se matiza aqui sobre la imagen del concierto. sed cmtus multitudinis iurÍ8 cQ1l. El principe será su providencia. El rey debe ver lo que necesitan sus súbditos :y esfor-· zarse por atenderlos. La significación de San Agustín está ligada a la aplicaCión del concepto paulino. la unión. La ley ha de regir. Y conviene preguntarse. LAS IDEAS DE" SAN AGUSTÍN Y LOS_ VALORES ETERNOS de la felicidad. San DOC'I'RINAS. Ese es el pueblo: la concorde asociación. y no está mal. y por ahi resulta que la ley da 'la paz a los ciudadanos. brevemente expuesta. Puntualizadas las funciones. como ha de ser. según sus semejanzas y sus diferencias. quoniam non esset multitudo iuris consensu et utilitatis communione sociata. La paz es definida como «concorclia bien ordenada de los que mandan y de los que obedecen. si esset iniustus. en fin. acaba por fijarse el poder como oficio en el officium consulendi. vendrá a todos la paz. Recuerda aquí San Agustín la géneSiS del Consulado romano. claro es que siendo. en la república se forma un concierto también por el acorde de los distintos órdenes de ciudadanos: Qum harrnonia a musicis dicitur in cantu. nec ipse populus iam populus esset. cuando tanto se ha hablado de San Agustin en todos los tiempos: ¿qué significa en la historia del pensamiento político? Nada explica tan exactamente su presencia en la evolución cultural y dogmática' como su concepto de libertad. Ya el pelagiano Julián de Eclane argumentaba en torno a esa idea. -ley justa. sicut populus fuerat definitu. Por eso no sólo exige obediencia.26. cuidar de la virtud. carga que incumbe al buen jefe de hacerse aconsejar por su pueblo. y de ahí su designación: consulere. los cónsules-dice--sustituyeron a los reyes por aconsejar. Cicerón quería darles glorias y riquezas. Llega a más el Santo. Esta fijación queda determinada por elementos procedentes de la rultura jurídica romana: Quoniam non esset res populi.--6 . La unión está constituida por el armonioso acuerdo de las almas. Son éstos la paz. Tal es. San Bernardo. la aportación agustiniana. aunque puede degenerar en vicio. se conocen los fines. Y ya queda dicho casi todo. Sardanápalo les dió placeres. en la tranquilidad del orden. esam esse in civitate concordiam. Y. como notamos. que es el sumo bien y que consiste. El medio más seguro de extender el poder y de atender a los súbditos es limitar la ambición. la versión ministerial está sentada. No es eso. sino amor y colaboración. y ha de verse en contacto con San Anselmo. y para que rija ha de tener la adhesión de todos los miembros de la comunidad.

BB:RT BEYEIUlAVs: Neuere Augustin probleme.» Gn. 1930. 127. pero acasú----IComo nota Grabmann~no menos en el mundo moderno.• . «Estudios Eclesiásticos.e tenrie politic"" di S. Buenos Aires.. Paris. MARIANl: l. 9. con lo que se advierte recíprocas influencias entre cristianismo y mundo helénico.. San Agustín vuelve a considerar el problema del hombre interior y atiende al Ubre arbitrio psicológico y a su liberación por la gracia. son sobrepasados en la filosofía política del Santo. Recuérdese al mártir Justino. que fué.1enaventura y Santo Tomás. El O1osrey-Cristo encuentra una forma vital para sus manifestaciones jerárquicas. Influyó en la Edad Media de forma espléndida.-U. La obra agustiniana vale. Y aun de la antigüedad cristiana. 1926. 33. Los elementos antiguos. 1930. (lit. En fin. San Agustín es el hombre total devantado sobre todas las tierras.LIIIRO 1I.--CH. Zeltsch .E9AUT: Jean Peckam el l'Augusttnlsme..l. Bovm: Christianf= et néoplatonisme dans la jormc!lon de Salnl·Aul/ustin.).-L.-TROEL'I'SCH: Aoustín. y el cauce es normalmente una indirecta via. O LAS DOs ClUDA&ES B1. además. en sU Mittelalterlfches Geistesleben. Se ha calificado a San Agustín como «primer hombre moderno». CAL1. sin duda. San AgusHn era un· espíritu proflldamente romano. su manual de elocuencia y de filosofía. San Agustin. y acaso sobre todo. A mtmument..... La mayor influencia es. emparentado más que otro alguno con todas las épocas. 1949. .VI: COMBBS: Safnt. «Glornsle Dantesco.--CHRlSTOPH>:H DAWSON: Sto Augustlne ana his Al/e (en el vol. 1925. TED<IDO": La Ubertad huma· na ffl S. 1922. la de Platón y del neoplatonismo. parecieron tan lógicos que se aceptó la leyenda de una supuesta correspondencia entre Séneca y San Pablo.'l Mittelalter. Parr._ trad. Munlch. e"p.JAOIlVES MARlTAIN: Sto AUI/ustin and Sto Thomas AqUinas (en A manument. Agustín. Su calidad y BU firmeza católicas no son óbice para que se cierre a las experiencias anteriores. 1920.. Munich. Franclsc. Los dos polos de la concepción antigua: el particularismo de la sangre y de la estirpe y el universalismo del Dios-reY. para Mausbach. Hlst . dejando abierto el camino hacia la libertad verdadera.--<:AP.AugusUn et la cul. AI/ostino e iL laro injlusso neoli sctittori teocraticf del secoto XIV.-Gvs· 'rlo. que acude a la autoridad del helenismo para defender la fe. puede decirse. Y de esa época datan sus estudios sobre los escritores de la última etapa platónica y sobre el H ortensw. Beyerhaus ha subrayado la extraordinaria significación que dentro de esa linea tiene San Agustín para el desarrollo de la Iglesia y de la Cultura de Occidente._ERICH PRzYWARA: Sto Auoustine and Ihe modern World (en A monument). 1927. en su idea contrapuesta del culto imperial romano universal. 1915. por su sentido de superación. «Archlv. sino superación de la antigüedad..Hist._MARTIN GRAH"'ANN: De"/" Elnjlus8 des Heilil/es AugustlnU$ auf die Verwertung and Bewe-rtung de"/" Antlke un Mita/alter. que hacen más aceptable la doctrina que procede de Grecia. die christtiche ATltlke und dll. absorbidos por el cristianismo a través del estoicismo. de modo que San Agustín no significa integración.. .ture classlque. lX: SAN AGUSTÍN. El mismo las tuvo dispares antes de su conversión. Nadie representa mejor el cruce doctrinal de lo cristiano con lo romano. 18. A. Se ha dicho que ninguno de los grandes pensadores cristianos del pasado ejercen en el presente tan poderosa atracción. clt.• . de Cicerón.

Es evidente que las instituciones tribales no se pudieron mantener una vez que se fundaron reinos sobre el solar del Imperio de Roma. heredando el patrocinio romano. condenaron cuanto Podía conducir a la ruptura del sistema impuesto por Roma. reges gentium. El defensor civitatis se relaciona con el obispo. Recuérdese el fredus de 418. que. que no sólo habrán de referirse a los compasCUtl. Tanto fué así. vandalorum. francorum. en villas o en aldeas. su sustancia legal puede advertirse en ciertos preceptos de las leyes godas. EL ASENTAMIENTO Y LA ORGANIZACIÓN Los problemas relativos al asentamiento y a la organización de aquellas gentes que sustituyeron al mundo romano en Occidente han sido objeto de detenida curiosidad. libres. El hecho de que preceptos sobre el asentamiento figuren aún. los vínculos de vecindad. que· daron en dependencia de los seniores. deben ser subrayados los elementos propios. gothorum. etc. Para los germanos. que se refieren al ius hospitalatatis y repiten los términos de sors y consors. burgundiorum. colo~os y siervos. El elemento social aparece separado por clases: nobles. En realidad. en el Liber fue' iciorum deja ver la importancia y la repercusiÓn de las primeras medidas. la posible conservación de las organizaciones políticofamiliares. Asimismo el caso de los bucellarii. seducidos por la belleza de lo clásico. Las instituciones típicas subsisten solamente en aquellos territorios poblados por germanos. la jefatura o dirección del pueblo corresponde a reyes nacionales. el establecimiento de los germanos en las tierras del Imperio tuvo lugar por medio de convenciones. El siglo de las luces y el espiritu francés vieron a las Galias esclavizadas por los invasores y difundieron la teona catastrófica. pues la población romana tenia que influir. Más que la forma del asentamiento. que el asentamiento y la organización de los germanos en el Imperio produce situaciones calificadas de modo . especie de soldados privados ligados al séquito o Gefolgschaft. La constitución política se monta sobre la vieja civitas. ciento cincuenta años más tarde. iniciada por los humanistas italianos del Renaci· miento.CAPITULO X EL ELEMENTO GERMANICO 27. Importa destacar la significación del grupo de los leudes o fideles y de las poblaciones que. La base !todal es la sippe. Aunque su texto ha sido perdido. Estos monarcas eran vistos por los romanos como generales a los cuales el emperador ha cedido el gobierno de la poblaCión civil respectiva. con escasa población indígena y con breve extensión: tal es el caso de los anglosajones.

y su organización no estaba tan simplemente desprovista de elementos políticos que pudiera calificarse.. dllst. 28.-NoRDI<N: Die gennankche Urgeschlchte 1. que. 24. dtechl. 1937.-RoERING: Bueru .-CL. Sus duques y sus reyes fueron elegidos por el ejército en forma estrictamente germánica.e . 30.-L.junto a los vivos».8gruemtungen. pues. x.-ALFRED VaN HALBAN: DfSIJ roemlsch.. SCHMIPT: Geschlchte der deutsc"en Staemme. en fin. Tacftu6 Germania. no publica leyes. llega a designar sucesor. especialmente con gran influencia de la Iglesia (recordemos el tema que se planteaba San Agustín sobre si convendría colaborar con los invasores). 1903. tum und Staal l.N1.. en su iniciación y en su desenvolvimiento. y el pueblo vive organizado en sippen o farreo Especial interés tiene el asentamiento de los visigodos. sino solamente por el poder divino de los antepasados. .E: Germanlsche G~lfacloaftB/rrrmen" 1939. FIun<. EL PODER REAL y EL EJÉRCITO Un texto de Jordanes hace semidioses a los jefes del pueblo conver· tidos en milicia. 1928. ni siquiera por una mezcla de las dos. PIII&NN!:: Maoomel el C/l. en Caro tago. mediante la unificación del lazo de súb· dito.-VON Kn. No hay. según habia propugnado Fuster de Coulanges.. el derecho y la religión. 1899-1907. El caudillo. Vlerteljahrsch_..-FRAml: CCleSClr una Tacltm al8 Q""llen der aZtueMl14npeloe VerfClssunu. Así. Alarico fué nombrado por una asamblea de tipo germánico. como inmenso fundo agrario. Bien que acaso el ejemplo de Teodorico no nos sirva. «Hlst. en una forma que hace eficaz la máxima dos muertos luchan . Breslau. El ejemplo de los lombardos es distinto. EL EL&MENTO GERMÁNICO pecuUar. 1934. 1929._H. 1923. 1936. pues. 91.84 UlIlW 1I. en efecto.arlemaune. La irrupción de lo germánico es así múl· tiple.----cAP.. Teodorico aparece como un virrey romano. Caso semejante es el del vándalo Genserico. Estos no tienen nada que ver con el ejército de Roma. Bruselas.Reich.tllche Bedeut1mU de>' westuut"fscke .. una recepción de lo romano como obra total. 1933. Lelpzlll'. Para Pirenne no hay huella de principios germánicos. en él ha desaparecido la concepción germánica de la realeza. El pacto tiene efi· cada mientras por él son posibles el asentamiento y la vida política. aún hay otra conclusión: el fredus no extiende sus efectos sino en cuanto éstos son beneficiosos para los godos.Reelol in d"er uennanlsche Volksstl1$ten. el lazo de súbdito empezó a cobrar calidades que pennitieron la construcción de una organización po!iUca con naturaleza no territorial originaria.Bchtchte. ni siquiera son fcederati. der aelteren deut8chen c. se colocan fuera del Imperio romano y constituyen. y la «Iglesia se encarga de lo demás»._ 9rACH: DIe ueschich. Y. und Gegenwart_. París. Sobre raíz germánica y con elementos recibidos. fin oposición a los ostrogodos y los burgundibS. VON SCHWQIN: Frelhelt una Geblind_ "'el! 1m oermanfschen Slaat.. sino edictos. contra la tradición nacional..-----dice-no es llamado por elección ni por heren· cia. con Maurer. BoISIER: Tocite.. Teodorico.8 und Staat In Gesch. VlertelJahrachrllh. como ha notado Schmidt. sino puramente invasores.. según ha aftnnado Stach una organización po· lítica culturalmente cristiana. Meyer exalta ese pasaje y subraya con él el elemento carismático.

Carlomagno. El ejército fué. que era su propia cimentación. la efectividad del poder de que es titular el monarca se liga a sus funciones financieras. que mantienen el vínculo religioso.L Y EL EJ"ÉRCITO 85 Este jefe fué llamado rex. El segundo elemento fué la titularidad del poder central. Canuto el Grande . fijada para la primavera y el otoño. La competencia de la asamblea· era -la polUica exterior: . la relación de fidelidad. El longobardo Auturi se hace llamar así cuando se rodea de una mayor magnificencia y aplica e imita la Constitución romana. Ligábanse así mérito y sangre. No 'se era ciudadano sino conseguida la mayor edad y cumplidos los debeTes militares. De otra parte. cuya designación se hacia ex virtute. En los demás la posición del rey estaba ligada al vínculo de la fidelidad. elegido entre los de su estirpe. Junto al rey. y por eso consiguió brilio en determinadas personificaciones: Clodoveo 1. El poder del Tex no era una potestad absQluta. para la protección de la paz y del orden juridicó. Acaso ella sirve para da- signar la plenitud del poder. tenia carácter religioso y militar. o jefe ínmediato del ejército. Teodorico 1. la existencia de ducados y de asambleas regionales. figuraba el dux.. arrancan--contra la tesis de StengeIdel caudillaje germánico. y el ejército "se. en cada caso. Si ellos mismos fueron romanizándose. pues ésta. En el mando propio cobraba unidad el reino.za. REl.mezclaba con la asamblea. por el cual el pueblo cobraba vida y acción. La vigencia de los primeros conceptos germanos no puede ampliar· se en el tiempo. la encarnaba. Solamente uno de los grandes reinos germanos-. Con independencia de la amplitud que le iban dando las condicJones personales de su titular. Su príncipal deber era el del servicio en el ejército. paz y guerra.. ex nobüitate. Los súbditos tenían igualdad de derechos y de Obligaciones. el poder del rey mostraba tres elementos propios: En primer término. el de participar en las asambleas populares.alianzas.el franco-fué hereditario desde el principio. Quizá lo que ocUITe-añadimos-es que trata de pueblos que no acogen esa postura o que están demasiado romanizados para acogerla. y especialmente por su mando del ejército. principal o al menos efectivo vinculo de los ciudadanos para con la comunidad. Exactamente nota van Schwerin que ni Inglaterra ni España. ni siquiera el impulso hegemónico del Imperio carolingio. EL PClDElI.. siquiera éste vaya desapareciendo con la penetraci6ri del cristianismo. mas también por un cierto Bodenregal o potestad patrimonial sobre el territorio. o como dice Tácito. Se sustituye entonces por la unción y la bendición eclesiástica. Cuando el Imperio decae se hereda e inser1a una denominación romana: la de Flavio. pues el rex dispone del fisco y de los impuestos. su principal derecho. La voluntad del conjunto se cu· se . en efecto. jurada o no. y así pudo admitirse sin men: gua de ella. es muy discu· ·tible extender a otros su presencia o su influencia. Estaba ligado a la personalidad de quien. Completa la configuración del poder del rex el carácter sagrado de la institución. Los acuerdos debían adoptarse por unanimidad. correspondido por su parte en una declaraCión.

---CAP. SCOUBERT: Staat u. no faltan. Gcsch. 1938. Sobre el elemento indígena. fué cuestor. pero también la organización típica. formas tácticas. Viena. El contacto con la religión cristiana fué pronto y la Monarqu[a se enlazó con la Iglesia. .. que se ha hablado de la germanIzación del ejército romano. condenado. Más tarde hay un tex· lo expresivo de la evolución institucional y formal conseguida: es el del Turonensc sobre la elevación de Clodoveo: Vocibusque-dice-._ mngsgeschichte. X: ~L ELEMENTO GERMÁNICO bria con la de la asamblea y ésta con la de los reunidos. Entre los siglos IX al Xl todos los gennanos son cristianizados.ER: Church und State tn wiri[Jothfc Spuin. Germ. Verdadero ejemplo de funcionarios._ZATSCK&K: DU! de1.sche Archlv. Este. La importancia de Casiodoro es excepcionaL Nacido en 477... dea M!ttelalteru. 16.. <Hlst. 1912. considerándole amigo de la concordia entre godos y roma· nos. German. Con tal espíritu se acercó al rey ostrogodo. Z"ll. Jah~h. en 525. de Porfirio. SCHNETDE1I. 1939. 14. 3. 1897.ehrung im 9. hay qUe contar con el cultural. arriba... Tal como Tácito la describe. Se llegó incluso a aplicar el principio del caudillaje. f.n- de. Enganzungsband. Su libro Varire recoge su actuación. Mientras Carlomagno impulsa análoga tarea. su desarrollo Se diversifica según la primitiva corriente de influencias haya sido más o menos desviada o afectada por la inserci6n de otros elementos y por la naturaleza 'del territorio. Staat und Gesell3cha!t (en H.simul et armorum plausu sent·entiam ducis firmaverunt. En este aspecto no sobrevivió ninguna organización política vigorosa.. SEBe".tsche Staatsfu. oesterr. De ella venia.: Die Germanlsierung des ~oemjschen Heetes. era un ejemplo de aclamación. cónsuL. der Inst..-0. Das deutsche Gefo[Jswesen au! roe""Úlch~ Bo_ den. que estaba ligado al cristianismo. Representaba la posición concordataria. en efecto. EL CRUCE DOCTlUNAL: SAN ISIDORO Hemos hablado de Teodorico. . secretario. 17.--STENGEL: KaÚlertltel und Souvuallttaetsidee.s. muere._HI<RBE1I.ICH SANDE1I. y tradujo a Aristóteles y la Isagoge.scher Altertumsk. 1939. Washington.UBRO 1I. La Biblia es traducida hacia 370.ontarse por los príncipes justos . GeschichWorchungl.Deut.-H.. según testimonio de Vegecio.rche in der artanischen K6ntgSTeichen.o. Tal debió de ser la potencia de este instrumento. 1939. bajo Valentiniano III. GENZ><E1I. K. 1938).: Das \Vesen des FW!hrertums in der germanlsch"" Verra. pues tuvo ascendencia oriental. 1930. Son ministros suyos Casiodoro y Boecia.. f. los esfuerzos de reyes noruegos: Canuto y los Claf. Munich. Los elementos constructivos son bárbaros. San Bonifacio convierte a la Europa central hacia 719. algo como sus memorla.J¡chrlfto. Mas ya dejó bastante con dejar aquella máxi· ma de que los años buenos mejor que por las fecundas cosechas deben <. nacido en Roma hacia 480. .-Zllrot. en una siloge de cartas y órdenes. und 10. de burócratas. trabajó en torno a la cUltura antigua. El ejército constituye la clave de la vida política germánica.T ME'lE1!. Escribió en la cárcel De consolatione philosophire. Se introdujeron. -su abuelo fué legado cerca de Atila y su padre tesorero de Odoacro.-E1I. Retirado al claustro.nderten• • Mltt.ZeltBchrift der SaYo SUft.. v. 29.

así como la lucha entre AgUa y Atanagildo. sino con la intervenión de cada uno para evitar el daño: el mero no dañar--dice----no es sino la abs. de una canción en un juego infantil. El Concilio IV determina que. no reyes porque dominan. Los muchachos cantan en el juego: «Serás rey si obras rectamente.norromano sin duda es la de San Isidoro. j Cuántas veces se ha citado el pasaje Rex eris . exalta las virtu-des fundamentales. Reglamenta estos aspectos en el Decreto De celebrandQ Concilio.» Cicerón ligaba el principe bueno al consejo: cónsules porque aconsejan. También por esa línea clásica y agustiniana acoge San Isidoro la versión 'ministerial del Poder. Vaya como ejemplO el de Horacio.29. cuya Formula vitre honesta hace brillar el concepto de la justicia no solamente en el alterum non lredere.tinencia de lo ajeno. Con mayor rigor juddico que ninguno de sus contemporáneos. para calificar al rey deseable y al pr[n· cipe perfecto. La significación de San Isidoro en la historia de las doctrinas políticas está enlazada al impulso que di6 a la tradición ciceroniana y senequista de la monarquía templada.! San Isidoro vulgariza allí un texto agustiniano que le llega ya con larga estirpe. en 633. . Poco se sabe de su vida (su exilio a Cartagena. De otra parte. su sucesor deba ser elegido en asamblea conjunta de grandes y de obispos. Esto sucede-----eoncluye---cuando hay que obligar a los vasallos que desprecian las amonestaciones del sacerdote a cumplir las leyes por el telTOr. escoliasta de Horacio: Si non facias. non eris. entre otras cosas. Nacido hacia 550. Quería que el Concilio se cOnsiderase como tribunal supremo adonde fuesen. Obra de inspiración senequista. Pudiera decirse que se trata de un concepto estereotipado y petrificado. su intervención en los concilios y su propio concepto de esta institución dan enorme relieve a su doble quehacer. conoce la nueva irrupción del ejército de Roma en la Peninsula bajo Justiniano. Se consa- . La máxima sigue creciendo con su scgunda parte. para señalar la esencia y el objetivo de la monarquía. Y Ausonio en su Tech7UJ'[)(Egnion: Qui recte fariet. dominari = non recte facere. Se va destacando de esa manera una antitesis que cobra en San Isidoro un vuelo excepcional: Regere = recte facere. que no tolerará en su reino la herejía. en apelación. ent rex. en Porfirio. el VI dispone que ningún rey pueda acceder al trono sin haber prometido. las grandes cuestiones y los procesos de mayor gravedad. el obispo de Sevilla formula la sumisión de los reyes ante la Iglesia. su conver· sión en Sevilla). muerto el rey. mas su obra es extensísima y refleja toda su cultura. Los príncipes seglares--agrega aún-tienen a veces que ejercitar ese poder supr-emo dentro de la misma IgleSia procurando defender su disciplina y sus privilegiOS. El rey ha de estar al servicio de las altas verdades defendidas por la Iglesia._ trata de la fidelidad de los reyes y señala el origen divino del poder. non qui dominatur. El decreto de clausura del IV Concilio Toledano. del 633.. EL CRUCE lMlC'I'RINAL: SAN ISI&ORO 87 En esta misma linea debe citarse a San Martín de Braga (t 580). La figura fundamental de este ambiente germa.

. en Grecia y en Roma. escribe en las Etimologías.como sus súbditos-ha de estar sometido. La incorporación del seudo-Cipriano le hace teorizar sobre las virtudes. en el mundo germánico. tcrnar a San Pablo. Los conceptos de la libertad y de servidumbre tienen vínculo semejante con la tradición.son así llamados porque rigen. Graciano. Ivo de Chartres. mientras aquél acoge a todos los ciudadanos. Para San Isidoro. es el lugar ..del Anónimo. jurfdicamente consentida. Re[}um a regibus dictum. sino efec· Uva. buscar la fundamentación interior y auténtica. Rábano Mauro . y en Roma le exalta el Papa Adriano . Incluso los árabes le reconocen. Dice que dos son las regias: piedad y justicia. un hombre podía ser libre en relación con los otros.cia que el rey ha de aplicar más debe cuidar de los hechos que de . pero ..las palabras. pues. Que hace acercar el término corpus al de societas.comÚn de la doctrina isidoriana. San Isidoro representa as[ en fo-rma no sólo simbólica. saber clásico y patristico. ab ipsis incalis urbis .. Acaso por eso su influencia ha alcanzado tan extensos territorios. -y a las que-. Buchardo. Para los germanos. Anti. Es desde el siglo VII al XIi la única autoridad cultural del mundo conocido. del rey sometido al de. La teorización de la monarquía templada. preparacion jurídica . Gerberto. San Isidoro explica más que hombre alguno la función del germa· nismo en el mundo medieval.. Para San Isidoro son ciudadanos quienes viven vida común. La idea de ciudad torna al concepto de pueblo. El pueblo se distingue' de la plebe. id est. de quien era siervo.. no. pero no rige quien no corrige.88 LIBRO Il. ligándose aJa urbe: Cívitas est homínum multitudo societatis vinculo adunata.. ir al fondo. germanismo. la libertad era un concepto. la servidumbre-según escribe en sus Sentencias------€s consecuencia del pecado. es decir. el cruce doctrinal más completo: cristianismo. El mismo concepto se repite en las Sen.. Pue. Aparece aquÍ-una vez más-Ia aportación clásica. 'subjetivo de relación terminante y concreta.si hace derecho. es decir.tencias.guamente. eXcepto con uno determinado. Por eso los antiguos hicieron el proverbio de que es solamente rey . dicta a civibus. blo es la asociación de la multitud hwnana en comunión concorde. Es justo---. Los reyes-añade---.Techo y cuidado de ejercer el poder con arreglo a normas. La justi. Otra aportación vinculada a la doctrina paulina es la del cuerpo misUco. éste señala al vulgo con la separación de los señores. E insiste: Meliar est subiecta servitus. como los sacerdotes porque santifican. según testimonio.siempre con la reverencia debida a las normas que el propio rey dicta. no se distinguían entre rey y tirano. San Isidoro añade a la distinción del apóstol una aportación jurídica... a quienes estable<.. El concepto del tirano queda ligado al de rey sin virtudes. LuegD---€scribe-se llamó tiranos a los malos reyes.de Córdoba. ya que las formas politicas del bajo . si no. X: EL ELEMENTO GERMÁNICO gra alli la usurpación de Sisenando por razones de oportunidad: Pro robore nostTorum regnorum et staóüitate gentis gothorum. quam elata libertas.ieron un dominio cruel y estaban presos por la lujuria.---C"P.dice en las Sentencias-moderar las leyes. Parece.

1914.fur. Jahrbuch_.-1934. por su solo proceso disolutorio.. . ParÚi. .". y 17. 1949.Cuadernos de Rlst. 1909._RoMÁN RIAZA: La ver$l6n. de Esp. «Rev. SIlo pensamiento hist6r/copol{UcO 11 8"W relación ron 14. SAGÜES! La doctTina del C1WTp<I mlstico en San Isidoro. sein SlIste mund selne Quellen..Eilpfl1la. histona visigótica._. Un abrégé jur/dlque des Etllm%gies d'Isidore de Semlle. y .. /(1 ci't"~_ill.. 1929. Pátls. EL CRUCE DOCTRINAL: SAN ISIDORO 89 Imperio no dan razón. cHist. Madrid. 1927. Salnt·lsidore de Seville.--. ~ . ._. L.TosÉ F.-TARDIYY. «Rev.-A.PQ~/.Mélanges Havet_._PAUL S&JOORNf: Le dernler Pere de ¡'EgUse. DE VVVER: Cassiodore et 80n a'Uwe.Speculunu 6. 1947. de los aspectos principales a que se contrae la Historia.29..-ScIUlID1': CassWdor 1<1ld Th. Isidoro. SCH>IEKEL: Die positive Philosophie in ¡hTer guchlch/llchen Entwlcklung. 11l29. IsJdorus von Semlla. de Ciencias Jur. BENEYTO: Orfgene8 de LAYO: 1Ioc.-M.eodonch.. ROMERO' San Isidoro de Sevill4. JI. . Berlm.J. v"". A. CAnc!A p&Los conceptos jar/dicos fundamentales en San Isidoro. 17..-. 17. 1931 J. 8. Ciencias Soc. 1943. castellana del Libro 1 de ros Etlmologlas de S .fca. cEstudlt>S Ecleslástlcos_.

El elemento religioso influye tanto. LA FORMACiÓN DEL ORDENAMIENTO POLÍTICO ISLÁMICO En SU clásica Historia de las ideas dominantes del Islam escribía Alfredo von Kremer: «Mahoma quería fundar una nueva religión. si llevó a ténnino el establecimiento de una monarquía. esencialmente. como AH Abderrázic. al elemento humano. El ordenamiento político de aquellos tiempos no ofrecía estructuras estatales.» A este sistema queremos referirnos aquí. de la familia al pueblo hay solamente diferencia de dimensión. Al lado del elemento familiar. La actividad de Mahoma. mostrando a sus hermanos la luz y el camino que podían apartarlos del error. sino cabezas de tribu. que es la sangre. se desarrolló según una vocación apostólica. pues se ha de valorar una situación de hecho. que tras los primeros califas se apoya en la fuerza y va petrificándose. Tras la instalación de la comunidad de la Meca.én-tiose en uno y otra la misma fuerza. más que organizaciones artificiales. no sin subrayar el influjo . Esas ideas de la comunidad de sangre y de su carácter sagrado dan nacimiento al l1nico poder de la comunidad sobre los miembros.J. Algunos autores. eran vínculos vivos. manter\J. puede decirse que la concepción política mahometana no se ligaba a las instituciones ni a los territorios. Alá personifica el poder . Lo que en efecto caracteriza al mundo politico islámico es su apoyo sobre un propio mundo religioso. pero al mismo tiempo fundó un sistema politlco nuevo y peculiar.e la situación política en las concepciones religiosas mahometanas y el antecedente de su organización patriarcal. que vincula a los fieles de Mahoma. estirpes y familias. que se debe precisamente a él la unión de los distintos grupos de familias en un organismo político ligado a una confesión común con un pontifice supremo. a la idea de colectividad o de grupo social.CAPITULO XI EL ISLAM 30. que carece de toda coacción externa. no hay burocracia. y junto a éste actl1a el elemento religioso. sino. sino populares. niegan en Mahoma el propósito de fundar una organización politica. mas la conclusión es semejante a la señalada. La célula politica y su desarrollo se distinguen en el volumen. y lo consiguió.t. Sobre esta constitución aristocrática anterior Mahoma establece una monarquía teocrática absoluta en cuya cabeza se colocó él mismo como lugarteniente de Dios en la tierra.

El imperio sólo pertenece a la Divinidad. . París. como la guerra y la jurisdicción. Madrid. Desde muy antiguo se destacaron dos tendencias en relación con la institución califal: una defendia su necesidad. Con tal fin se buscaron fundamentos racionales y populares. trad.s!amische una }udisc/¡e Ph/I"sophie des MiUelalters. acaso aquí interpretados. WE(_""U~EN: Der nJ'ubische Re!ch und sein Sturz. M~WARO" EI-Ahkam e!_$ouJthan/ya. Madrid. Que la tesis del origen del poder se haya ligado a la Divinidad misma. Sólo Alá es poderoso y de él vienen todas ras potesdades.:1UtÁZIC: 1. El profeta es la persona elegida por la Divinidad para hacer efectivo su reino en la tierra. Se comprende así que la jurisdicción y la guerra fuesen asuntos tan sagrados como el servicio religioso. ALi AOD. Parls. creación de heho sobre las inmediatas actuaciones del propio Mahoma. 1925. G. GARdA GÓM¡._1BN KALPUN: Almuqaddima. Su titularidad corresponde al califa.. Leipzlg. M. na. por consiguiente. No existe en la ordenación social mahometana un estamento clerical.31.:NZAL y E.-AN· "EL GONZÁl. lStiS. DE SLANE. Lelpzig. En este aspecto la concepción poUtica musulmana se relaciona con la del tardío judafsmo. VON Kru:MER: Gnchicht" der herrsc/¡cnden Ideen des lslams. 1948. plenamente. pero no hierocrática. el poder.» El culto del derecho es también. ya que era derivada de la razón. como forma Impuesta frente a la am. con sus Profetas-reyes. 1902. que conoce la voluntad de Dios y dirige a la comunidad de los fieles. ni siquiera una distinción entre clérigos y legos. 19Z3. Su representante. Organización teocrática. sino un representante de Dios. que de este modo no es solamente testimonio de la verdad. es el Profeta.iglo XII. El Caifo. otra la impugnaba. La primera es tradicional y preponderante.:Z: Sevilla a COmienzos del '. ya se pensó que la justificaba el conSélltimiento -de las tribus. Este representante es posteriormente visto de acuerdo con los esquemas del mundo clásico: El príncipe-escribirá Ibn-Abdun--es respecto de la nación «10 que al hombre la inteligencia. ya que a su frente no hay un rey.'ls1am et les prlnCÍpes du "aven>ement.-A. Alá recoge. EL CALIFATO Y LA COMUNIDAD MUSULMANA David Santillana recuerda el adagio: «La tinta de los doctores de la leyes igual a la sangre de los mártires. pues.rqu(a. OSTROROG.EZ P~LENCIA: Influencia d~ la clv!llzación rrrabe. reuniendo todas las funciones y todos los órganos de la comunidad. no es de extrañar.. que si es rorrecta le procura la comprensión y unos juicios bellos y ponderados•. EL CAUFATO y LA ~-N~D lIlUSULMA"IA 91 politico. haciéndose allí en nombre suyo lo que en el mundo europeo se hacia con el rey. Sobre ella hay que cons· truir. sino regente politico._AT. y el sistema político se configura como esencialmente teocrático. El poder politico reside en el pueblo y se transmite al jefe de la comunidad musulmana de manera direrta. LEVY PROV. la doctrina. 1862-tiS. Los hombres del derecho están vinculados a la religión. J93L-F. 31._IGNAZ GO'-"IHER. 1901.--J. Beri!n. Die . un oficio de carácter sacerdotal.

superviviendo las escuelas democráticas . finalmente. lógicamente discusiones y divergencias.(charigitas) y las legitimistas (shyitas). mas ésta no es válida si no se da con ella el homenaje de . existían un incipiente sistema de ministros y gobernadores-wazires y wolat-. una teoría. Hay. a cualquier hombre nuevo decidido y audaz. imán o caudillo. y el establecimiento de la Corte de los Omeyas en Damasco. aun hoy. el primer sucesor de Mahoma fnndó su poder en una doble jura: la de los hombres eminentes. prestación. sin embargo. según el relato de Mowata: «Yo soy el primer rey . como sucesor y lugarteniente del Profeta. En virtud del derecho establecido. Mahoma no habia determinado nada en relación con su sucesión. (Y esta idea penetra en el pueblo hasta adquirir tinte escatológico. Moavija repite. califa. Según la tradición arábiga preislámica. de la herencia el elemento demÚ'" crático de la elección popular. una organización militar y una orgaru. pues. a la muerte de Abubequer se produce la guerra civil. XI: EL ISLAM El. base del fanatismo con que se sigue -en el mundo islámico. que tienen la potesdad de atar y de desatar. Tras la conquista de Damasco. » Al elemento familiar y al religioso se une entonces el elemento militar. recibió el juramento de los súbditos y pronunció un discurso inaugural. de veinticuatro. tras los dos primeros gobiernos patriarcales de califas.2ación jurisdiccional. es decir. La división fué entonces tan profunda que surgió el mesianismo. que plasma sus concepciones en torno a la imagen de una monarquía oriental. seis. Entre los primeros califas es escasa la proporción de las sucesiones hereditarias: de dieciocho. investidura o acto de conferir las insignias de la autoridad.) Se construye.. También en cuanto a la sucesión se produce una evolución. el 6 de junio de 632. en la que se une el titulo jurídico. Sobre esa linea. El poder del califa queda apoyado en las numerosas guarni. la espera de un Mahdi un imán a quien Alá conduzca por el camino recto. -Surgieron.ciones que se extienden desde España a Siria. fundamento próximo del poder califal es el juramento de homenaje (baÚl). y ésa fué la costumbre que se siguió en adelante. Acudió al púlpito de la mezquita. resolviéndose la exaltación de Abubequer por decisión directa de las' personas -de mayor prestigio. vinieron Ornar y la guerra civiL A consecuencia de las nuevas circunstancias. en el cuadro del partido ortodoxo islámico. esperanza para un día futuro..y testimonio de fidelidad al soberano. el poder antiguo tomó un más acentuado -carácter secular. dos momentos fundamentales en la evolución del instituto: la proclamación de Abubequer.92 LIBRO 1I. Abubequer señala el sentido de la institución.cAP. los califas deben ser objeto de elección. Por bajo de los jefes de las familias más poderosas que eran las primeras figuras. el jefe de cada tribu era elegido entre las familias más poderosas y acatado por los que le Drestaban homenaje. cuatro. Mas no habiéndose resuelto nada en forma institucional. sin que con el triunfo de esta doctrina se apaguen las discusiones. con los Abasidas. y la del pueblo.--. Bien pronto. estimado y legitimo. pues.

1911. 1924. porque se estima que el padre no puede juzgar sobre la capacidad de aquél. En el caso de elección. Debe atender a los precedentes: hacer. el califa posee todo el poder supl'emo: civil. no es considerado hábil el propio hijo. Kremer la considera nacida de un contrato bilateral. en la presidencia de la oración. en la predicación de los viernes. que se van configurando como deberes. Par!s. y por ello han de participar en los servicios religiosos. En cuanto a la relación del califa con los súbditos. ~no . trad. administrar el botin y los bienes de beneficencia. Le[p. cultos y sagaces.mlmero de personalidades descollantes o la expresa designación por el califa precedente. del Der. cuando el califa resulte incapaz. argumentado con el ejemplo de Abubequer. pero no impide la formación de partidos.. Y así el emir y sus representantes. fr. y teóricamente la posibilidad de deposición.. originariamente ligados a sectas religiosas. defender las fronteras. los shyitas difundieron sus ideas entre los pe>"Sa'M. los miembros de la organización central (hayib). 1929. como norma. cumplir la ley. El jefe poUtico musulmán ha de mantener la pureza de la fe. correspondiendo a los electores la destitución y la elección de sucesor. castigar el delito. y mientras los charigitas desarrollaron su predicación entre los bereberes. El califa o imán es autoridad suprema en lo religioso y en lo político. 1'. Esp._IBN KALDUN: Proltl1amenes histariQ:. 1862. los electores hande ser musulmanes honradOs. y desde lu'ego mayores y libres. etc.31. Lelpzlg. como sucedió en el caso de Utman. Afortunadamente estos grupos encuentran especial campo de acción en propios territorios. Tras la elección viene la investidura.-MARTJN HAR.. la de moderar las divergencias.. EL CALIFATO Y LA COMUNIDAD MUSULMANA 93 cierto. distinguiéndose en la historia del Islam los fanáticos del Profeta y los seguidores de Alf. judicial._A. En principio.. Algunos teorizantes exigieron una participación de todos 10$ electores del reino. en fin. perseguir a los herejes e innovadores . ÁRNOLD' Thc Ca/ffate. Cualquier oficio que lleve anejo poder está detentado por delegación del califa. W. de Hlst. La centralización es muy severa.es. 6. dirigir la economía y el tesoro. y.• ch"'!den Ideen des 18/ams. decidir en leyes y pleitos.. los secretarios (katibes) y los consejeros (wazires) no son sino delegados del imán. administrativo. M. intervenir personalmente en el gobierno y dedicarle toda su atención. ANN: DIe lstllmischc Verjas_ una Verwa/tung. mantener el orden. Competencias concretas suyas son las de dirigir la guerra santa para la expansión de la fe. Los representantes del califa unen también los dos poderes. Más bien está fijada por el cumplimiento de las tareas propias.'. ÁNTU:RA: La jura en el Califato c<Jrdobts. «An. militar. expulsar a los disidentes. perfectamente caracterizada. VON KRE><ER: Geschichte der herr'. y aun no faltaron los que se conformaban con el voto de cinco personas importantes. En el ejemplo de sucesión designada. lo que los otros califas hicieron. Londres. designar para mandos a personas idóneas. La opinión dominante admitió como buena la elección en la que participe un pequeño número. castigar los delitos..

En este último inte. Chalijen. interpretación total en vista del espíritu y del conjunto de la ley. Estudia las razones de la decadencia de las organiza~ dones políticas. la exigencia de que se den cargos a los idóneos. CJ<ltU. 1902. resa lo político como matiz de lo moral. al modo medieval.. trad. DOCTRINAS E INFLUENCIAS Las fuentes políticas islámicas son las religiosas: el Corán.es. 32. WELLHAUSEN: Do. manera de obrar. como la espina clavada en el pie» .. «Lo que parece bueno a los musulmanes parece bueno a los ojos de Dios»). 1932. 1868. Man. MM> noNAl. Juris... WltIL. la posición pacifista y moderadora (<<más valen--. Los Pro· legómenos históricos de éste reiteran la tesis de la monarquía sobre tres agrupaciones o posturas: l. la necesidad de la autoridad. Muza de Tremecén. de carácter eclesiástico o litúrgico y algunos juridicos.94 LmRO Il. 1915. der Staa/s.. 1927.--'--CAP. en fin.-. MAWERDI: Les Status oouvernament«ux.. 1875. Tales.-ERWI'" ~ .~ El poder supremo en el campo de la política debe ser atribuído a un hombre como institución propia.· Las sociedades humanas tienen necesidad de un jefe para mantener el orden y para impedir los ataques de los demás. interpretación explícita recogida por la tradición de los hadit.& Como E'sta necesidad surge de la naturaleza humana..-D.-Al. el lchmá. y el Quiyás o analog[as. y a Ibn Kaldun.t OrIents unter dnI. SANnLLANA: DirIU" mussulma"a malechUa. Se comprende que así sea. Roma. Señala la importaneia de la justicia.AL: 11m KJu¡lduns Gedanken ueb . y teoriza sobre la tiranía: «El buen rey--dice---. Acoge las maneras del 80rilegio para descargar sobre otros las afirmaciones que pueden significar crítica del sistema político contemporáneo suyo. la Suna. hay que citar al Mawardi. y no precisamente a quienes los pidan. afirmador filosófico de la doctrina monárquica. conducta o práctica del Profeta. FUENTES. Viena. nhelm. con su Sirach almoluc (Lámpara de príncipes). 1846.s arabl$che Reteh una sein 5w.ge8ehi~hte de. el rey malo. como la piedra central del collar. 1902. especie de Espejos de Pr[ncipes. Herlln.-D. maestro del derecho público árabe. B. En otro aspecto deben ser citados algunos autores de libros de consejos.!chte der Cholifen.. con su Collar de perlas. Argel.. Munleh. Junto a estas fuentes generales. sobre doctrinas. Por otro lado se debe a lbn Kaldun la tesis de la asabiyyah. la realeza se confonna con ella. minoría organizada en contacto con la res publica. XI: EL ISLAM zlg.oD: Development of FusUm tncoloOll. el mundo político actúa sobre hechos y costumbres y.7'z.ctice-----sesenta años de tiranía que una hOra de mothi»). Que haya teólogos y juristas cerca del monarca . 2. fr..wence atta constituti<>nal t"eo"" Lon· dres. Como teorizante politico.1. dado el poder que consigue la aristocracia . En otro aspecto debe hacerse campear la imagen militarque preside su más concreta idea constitucional: los cimientos de la comunidad política~viene a decir-están formados por el ejército.. Gesc/l.--G.. y Abubequer de Tortosa. 3. consentimiento general establecido sobre la línea de algunos preceptos del propio Mahoma (<<Mi comunidad no consentirá nunca el error». colección de preceptos morales.

. buena parte del saber del estagirita pasa a su través -. como era el caso de España. En otras ocasiones se impone como principal deber del príncipeel estimulo de la agricultura. apoyada por la tendencia árabe al estudio de la Naturaleza. FI1U1TES.sa como para provocar la creación de la caballería de Carlos Marte!. grupo dominante en tierras de invasión. tiene cierto relieve. que hizo progresar la astronomía. con el Sultanato. según declara Ibn-Abdun. Otro influjo interesante. En cuanto al puesto del pensamiento político islámico en la historia de las ideas. Llena extensos territorios y -ejerce sobre el Suroeste de Europa una doble presión. Son frecuentes los comentarios a los textos aristotélicos. al islamizarse puede decirse que se cambió a la vez del alma y del cuerpo. hecho posible por la presencia de musulmanes en la Corte. ha de reconocerse la fervorosa acogida del aristotelismo. Conocida es la tesis de Brunner. como se ha advertido. que dan el nexo entre la cultura griega y la musulmana. militar·política y cultural. igualmente. de enorme resonancia. Influyé> también el pronto contacto del Islam con paises tan profundamente helenizados como Egipto y Siria. Ofrece. propios valores.32. que traducen al siriaco. Sánchez Albornoz niega que la caballer[a musulmana que llegó a España fuese numerosa.t¡pnquistadQra. En los casos de España y de Italia. se islamiza. En otro aspecto se ha notado también la influencia islámica: en el tema del origen del f-eudalismo. Con mayor o menor relieve. Y no de manera tan fugaz que no deje una huella que haga posible plantear de otro modo su reaparición con la exégesis turca de aquellos valores. DOCTRINAS E INFLUENCIAS 9. el romano. helenizado y romanizado. Acaso exageró esa impresión al escribir que si al cristianizarse el Imperio se cambió de alma. dando ejemplo con los personajes de la. SI en estos comentarios la doctrina aristotélica se deforma en un sentido panteista. que hace nacer el feudalismo por la necesidad de improvisar una caballería para combatir a los jinetes árabes. De ahí. o al menos tan numero. El mediterráneo. al contrario. y. . el mundo islámico ha de ser tenido en cuenta por el historiador europeo. Frente a esa postura. y luego con la de Toledo---. invasores de las Galias. Especialmente destacan la escuela de Alejandr[a. transformándose la sociedad civil en sociedad también religiosa. Corte y señalando como razón.y a través de España. el grupo de sabios nestorianos. se islamiza al ser conquistada por él Islam. Pirenne supo notar que mientras el germano se romaniza al entrar en territorio románico. justamente en materias que interesan a la historia de las ideas. con la escuela de Córdoba. es el que se ofrece en el reino siciliano de Federico H. la medicina y la geografía. El fenómeno del contacto del mundo europeo con el islámico también merece una c~rta consideración. que de la abundancia de la cosecha depende el rendimiento de los impuestos. la importancia que tiene el mercado en la administración islámica: porque sirve para nutrir el fisco. en fin. tales los de Avicena y A veIToes. las escuelas platónicas. a la Europa medieval.

. cHomenaje a Codera. $..-L.es det j.en tI . 1948. 1932.-ERNA PATZU-T! Die franklsche Kullur und d.. Q"ADR1.96 versión que puede relacionarse con la .ichte.er aUgemetn . Masarra 11 su. con tal importancia poUtica que da base. Precisamente sucede al Califato andaluz y plantea a la Europa oriental un peligro aún más positivo qUe el que anunció a Francia la ocupación de la tierra española por los mahometanos. 1904.. . El siglo xv ofrece a Eurqpa. Escuela.--CL.tattsmo. Esp. Bruselas. HALPHEN' Laconqu~te de la Médlterrano!e pOT les "uropé"" au XI. ltal.et nu XIl' altde$. 1929.e mUS1Llmane.. n Kulturgescl>. cMel._BECKER: Der IBlam 1m Rahm..-A._P""'NN": Mahamet el Charkmagne..lstamlschen G<1setszes. 1914.---G. 76.al princeps romano.gTeccrromana. . Madrid. den."" Z~KI: Mémo/re atu" le8 relatltm8 enlre l'EfI'IIPte el 'I'Espoqn. .. 1910. 6.--JUYN1lOLL: Handbuch des.~. El Sultanato es' al Califato-viene a decir Montero-como el dominator griego. Viena.Ú<CHEZ ALBORNOZ: Loe 'Íraber ti los orlo .. lA fllosa/la araba neU'Europa medlevale.. 1916.... cAn. trad.. AS!N: lb . del VeT. 1926. Bruselag. M. Geselb. . Turin. de Hlst. Pirenn .. Ln. uJi núcleo poderoso dentro del orbe islámico.. en Turquía.. a una admiratio que adquiere resonancia en el pensamiento renaciente. 1927. Zaragoza. Mllan. 1922.er Islam.Zeitschrlft del' Deutsche Morgelaend.

Y del citado Salisberiense es la unión de ia fe y la filosofía: Si verus Deus est hominum sapientia vera. a exageraciones. se ha ensayado una caracterización de la Edad Media cristiana. agustiniano y tomista. sin embargo. porque si no hay nada en común. la historiografía moderna con· sagrada a aquel periodo no está especialmente preocupada por ha· .LIBRO III LA CRISTIANDAD Y EL IMPERIO CAPITULO XII LAS BASES CULTURALES DE LA POLITICA MEDIEVAL 33. Es conocido -el papel de las catedrales como centros de cultura y el lazo que existe entre piedad y ciencia. Para Juan de Salisbery: Omnis doctrina illuc tendit. sed viro tuosa verba efficit DeQ charum. se ha podido avanzar en los estudios iniciados por el cardenal Ehrle y por el padre Dcnifle. Tomás de Kempis ve otro 'elemento: Vere alta verba non faciunt sanctum et iustwm. Sobre la línea de De Wulf. Se ha introducido el planteo de los temas de ideología y utopía. como algunos pre· tenden. maestro de la exposición históricoideológica de la Escolástica. LOS PROBLEMAS DE CARACTERIZACiÓN La historia de las ideas ha destacado su importancia precisamen· te en el periodo medieval. que se matiza por los dos caminos. Para este fin aprovecha Steinbrechel la. con· -repción humanística como fundamento de la unidad espiritual. La controversia es bien conocida en cuanto a la Filosofía.cernos asistir a este espectáculo. Se ha llegado. y apenas hay que hacer aquí sino señalarla. Haskihgs ha subrayado que la fuente princi· pal de la unidad en la doctrina medieval fué la Iglesia. ut homo subiectus sit legi Dei. como le llama Grab· mann. que pueden co· rresponder a los clásicos dionisiaco y apolíneo. El primer aspecto de este planteo de lo medieval en la historia de las ideas es el de los que Dove llamó desacostumbrado carácter unitario. l>OCTR"'As __ 7 . ¿cómo se dice en pleno siglo XIII «sentencia común»? Lo que sucede es que las discusiones y las divergencias están entonces plenamente encuadradas. Exactamente advierte Masnovo que mientras los filósofos medievales ofrecen al asiduo lector la contemplación de doctrinas en -vivo contraste y en continuo devenir.

la caracterización de la cultura medieval arranca de la renovación del Imperio. En su conjunto.() converge el elemento germánico simbolizado por Mancgoldo de Lautenbach. Las universidades surgen con este fin. tales como la del regnum. de Aristóteles.98 Ll8RO lJI. No tarda luego la interpretación voluntarista. que la mueven: el peligro del Islam. incluso lo que se recibe del mundo clásico viene por la mano de los padres de la Iglesia: de ahí la importancia de Séneca y de Cicerón. sin duda. Así. Las universidades nacen en las catedrales y su desarrollo se liga a la vida política de la Cristiandad. En su versión en torno a la concessio o alienati. obra de Carlomagno.. En fin. que aporta una elaboración colectiva e impersonal del poder. que separa las dos concepciones y ofrece vía peculiar al agustinianismo. es hermanado por los juristas con la contemplación de las nuevas instituciones. uno de los más poderosos elementos de la <>Iaboración comunitaria de Europa. no hay realidad más clqra ante loo ojos. de otra parte. Su calificación dominante la da. como nota BattagUa. La penetración del aristotelismo por obra de Santo Tomás y de Guillermo de Morbeca. Cuando se lee la fórmula mozárabe de la investidura de un bibliotecario. la consolidación del Pontificado. aunque sin excluir que ese mismo pecado pueda ser instrumento providencial. vínculo de comunidad para el Occidente. en cuya naturaleza nos ofrece lo racional en el mundo visible. frente al principio del naturalismo de la vida política. que salta así las simples versiones de la le:z: regia. la fórmula vital de aquel tiempo está calificada por la presencia de la idea del pecado. que liga toda aquella elaboración a un mundo y a una vida determinados por el Cristianismo frente a una vida y a un mundo al modo pagano. Del lado de las formas políticas. El studium se hace. la sabiduria de la Santa Escritura es puesta por Hugo de San V[ctor al lado de las siete artes liberales en la ayuda que dan al hombre. y se tipifica en el momento posterior por la presencia de los prin- . en la germana el Imperio. y en la de los francos el studium.-cAP. El vínculo lo prevén los conventos que disponen de bibliotecas y que crean escritorios para la copia de los libros. el pensamiento político medieval se nos ofrece como resultado de la convergencia de tres factores: cristiano. exaltado por el tomismo. As[ se afirme el arda agustiniano y tomista. Así se nos ofrecen en la aportación romana al Sacerdocio. la organización eclesiástica del movimiento intelectual. XII: :BASES CULTURALES DE LA POLÍTICA MEOIEVAL tune amor est veri Philosophia Dei.. La sustracción de la obediencia al Pontífice determina en Aragón la prohibición de acudir a las Universidades inglesas. señala el primer contraste con la versión patrística que dió la linea estoica de la convención. El estudio de la Política. que tiene a Dios por titular y que dispone de la providentia y la gubernatio como medios. la influencia cristiana. en efecto. más bien de circunstancias. clásico o grecolatino y germánico. De otra parte.. aparte de los otros impulsos. típica obra de Marsilio de Padua y de Eneas Silvio. El ideal de la ciencia fué.

. que constituyen un solo corpus.-. Madrid. Zell. el esquema de la civitas hominum maxima. Londre!l. 1946. NAUMANN: Karolingische und Ottonische Rena18sonce.-HErulANN KR1NGS: Ordo. 1924. 1940. Así se aceptan algunas fórmulas. sí al menos distinguiéndose de ella... BUONAlUT<: Gtacchlno da Fkl_ re. 1930.sozktlllg18ehen Prob!emat/k der Ge18tesoeschlch.!lehrlfU. M. liIunleh..ard Von Cooirv" . Su legitimizaci6n no se puede hacer por simple aceptación del plan providencial. trad. respublica y populus cristianos.--GEORG HUEFFER: Der Itelllo" Ben. Brcslau. y como corresponde a la influencia patrística.rotía en la Edad Media._MARTIN G .ALOlS: D>:wP7: Die Hauptformen mlttelolt".. mas aun aqu[ éstas y aquéllos son tributarios de la estructura imperial por cuanto surgl. . BA'tTAGLlA: II prnllfero polittco m-edWevale. 1925.LA: Vuelta a Ja historia de la jiloso/fa medieval. Las nuevas formaciones poUticas bajomedievales-civitates y reg· na_traen también ayuda a la teoría. como la de populo faciente et Deo inspirante. 1930. al Jada de las gentes de su época._A. 1916. ERCJ(.--C..A. . Jm. Viena. El Imperio. . 1923.-HENRY BETT: Johannes Scotus. Stuttgart. BARXElI: Mediaeval PolUical Thought (en HEARNSHAW: The . 116..-J... . 1931. 1930. 1. H. San Isidoro sólo reconoce una pequeña parte de la obra boeciana. Cmnbrldil"e.8 der Zeit V01l caeS8ar bis aut Karl der Grosse. Cambridge.rociat aOO pvUtlcallde"" ot 80lne nwdlaeva¿ IMnker.-TImODOR S:rxrNBRECHEL: Chrtstllches Mittelalter.-A.-H. DAVY: Lessermons un'versitaires parl8iens de 1230-1231. 1925.rus St"RULTZ: Wandlunoen der Seele In Hochmfltelalter. 1926. se recogen conceptos estoicos. los antiguos eran verdaderos gigantes.. Munster. 1940.Riv. Precisamente por existir ese vínculo no es admisible que se acuda a pensar en un retorno de motivos paganos orientales cuando el rey se reviste de carácter sagrado al recibir la 1lDción.-F. Cambridge. 1941. GILSON: La FUo.. G.sJ/che uOO SozlalgrundlnOen der europaoische Kulturentwlckluno 011. Sludlei in tite M"lory 01 medmeval S¡ñence.te. 1946. Nueva York.Hlst. si no frente a -la divina.. La autoridad busca una causa hwnana. y del lado confesional la Iglesia. COULrlIN: Medieval Panorama.. HAsKINGS: The spread ot ideas In the midoUe aoes. LA TR/oDICIÓN RlOCOGID"- 99 clpados autónomos y de las civitates sine superiore. cEsto Eclesiásticos_.roN' Tite hJstorjJ o/ Ihe Selence ana the new Humanism. 1886. esp. Lelpzlg. Lelpzlg. 1933.. ANN: Mittelalterliches Goiste"leben.--s.Hist. Parts._. ZeltschrifU.Speculunu. se refiere a una unidad popular común: la communitas. esp. y estimando que si la causa divina es remota la próxima se encuen· tra en los hombres mismos. Halle. M. Méx. 1926.s.LPru:r> VON MAIlTIN: Zur Kultur. Stor.!n desgajándose y personificándose. ItaL_. 1946. Boecio había utilizado contados autores griegos.-ALFRED DovE: Der Slreít um das Mit_ te/alte"T.. .34. 1928. DOPSCH: WlrBtch4jl. Munlch.. Y Gerberto._E. En la noción de tal unidad._E. llevando al terreno teológico y místico. La aparición del saber clásico impresiona a los hombres de la Edad Media.. y aun a menudo enemigos de la Iglesia. LA TRAD1CIÓN RECOGIDA Según una opinión contemporánea que aporta Salisberiense. Tratan así de justificar la forma política sin acudir a las tradicionales razones providenciales.C.E. UGARn: DF. de manera que se puede decir que la communitas christiana renueva. 48. BUI:HLi:R: Vid" y cultura rn la Edad Media. 142. 193I. 1935. Ul23l.¡lcher We/tanscha""ng. CLDrEN"l' BAEUloIKER: Die c/tristliche P/<llosophle des Mlttelalters. trad.lco. 34. Los juristas que la apoyan son gentes no eclesiásticas. Milán.

XII: BASES CULTURALES DE LA POLÍTICA MrDIEV'AL Papa' Silvestre II.-CA. El orden político se liga "a la naturaleza del hombre. según subraya Kelscn.100 LIBRO 11l. que termina en compromiso y abre un extenso campo a la especulación. del magíster dixit. y prontamente... Tolomeo de Luca. Y el bien común. aunque en dos direcciones-la albertinotomista y la averroísta-. llamado restaurador de los estudios y hombre el 'más sabio después de San Isidoro. partiendo del dualismo entre el cuerpo y el alma. Algunos miembros de la Escuela toledana. «forma la doctrina del Estado moderno en un terreno donde un renacimiento general mmÜfica la Antigüedad por el matiz moderno». habían difundido ya en Italia los estudios aristotélicos. Y así surge la oposición. entre Estado e Iglesia. se hace JIon .el conflicto entre la autoridad y la razón. la utilidad general. Puede ayudar a todos. Marsilio de Padua .·de la institución política y medida de la legitimidad. Esta época supone una importante aportación con Lanfranco y G€rberto al plantear . tan fecunda. durante el arzobispado de (Ion Raimundo (1126-1151). Sobre estas . va dándose una fundamentación filosófica aristotélica a tocm sistema político: Alberto Magno. El poder se configura. Los estudiantes abandonan aquella capital y sólo regresaron cuando Luis IX renueva el privilegio lie Felipe Augusto. sobre San Agustin y San Gregario va abandonándose la idea de la autoridad. el hombre y la divinidad. A la época inicial de supervivencia de la Lógica de Boecio y de San Agustín en las Escuelas. admiraba 10 antiguo. como Gerardo de Cremona.1'. lo temporal y lo espiritual. La sociedad ha de ser per se sufficiens. En este momento aparece el aristotelismo. y su desarrollo final de acuerdo con la perfectibilidad del hombre. La influencia de Aristóteles es desde entonces principal. sigue otra donde la obra de los intelec· tuales ofrece ejemplo de libertad de acción. La familia toma un nuevo sentido. La publicación completa de los comentarios sobre Aristóteles podrá permitir la formación de un concepto más seguro sobre la obra jntelectual de aquella época. El resultado de esta lucha. AlJte los hechos que ofrece el conocimiento de esa labor se explican tanto la significación como la importancia de Aristóteles en la crisis universitaria de París en 1229-1231. Jacobo de Viterbo. y con éstos cobra vuelo el Estagirita. no es producto de ninguna arbitrariedad. La distinción de formas de gobierno condUCe a orientar estos trabajos hacia zonas de clara positividad. Con los estudiantes que tornaron brillan los dominicos. Unase a esta presencia del saber antiguo la obra eclesiástica ya 'señalada y se tendrán los dos factores esenciales de la formación -de la doctrina política medieval. Otras iniciativas--como el Aristoteles latinw1-van tomando realidad. porque lo que le caracteri_ za es sencillamente la meditación sobre los temas políticoS partiendo de algunas ideas fundamentales. En manera de símbolo puede decirse que el contenido del desenvolvimiento ideológico medieval está dado por la lucha entre San Agustín y Aristóteles. La Academia Medieval de América ha preparado un plan de publicación de los comentarios de A verroes. iniciado en Occidente por la obra colectiva de la Escuela de Toledo.

en sus discípulos Pedro Dubois y Juan de Jandun. por su raiz cristiana.. la mujer que no tiene vergüenza. el joven sin obediencia. de tan amplia resonancia en la literatura medieval.oustín Triunfo. Las huellas averroístas que corren subálveas en Sigerio de Brabante. La. la Edad Media se liga a San Agustin. pero. aquella lnstitutio Traiani. Nuestro Eximenis habla de aquellos libros que son hechos «de vicios y de virtudes».. a saber: el sabio sin buenas obras. al fin. tal como recoge el Lucidario del rey don Sancho: «dos saberes son que el uno es contra el otro. que. quetiendo reconciliar la fe con la razón. influencia de Aristóteles en Santo Tomás fué extraordinaria . reviven en Padua durante (:1 Renacimiento. No importa que el averroísmo tienda a un panteismo.. va admitiendo que las ciencias se construyan sobre criterios de razón.. A. se hace independiente y abandona los anda· dort's de las sumas de vicios y virtudes y aun la técnica consilianista de los Espejos. obra . se limitó a reconciliar la fe con Aristóteles. En Francia sonaron como sumistas de virtutibus et vitiis Pedro Cantor. la consecuencia positiva de la línea deformadora. pues.34. La Iglesia. En Marsilio de Padua está reconocida esa influeneia:. concretamente el seudo Dionisio y el seudo Cipriano.el pueblo indiscipli-· nado. y. que nadie dudaba de que fuese aquel juez del Areópago convertido por San Pablo.. Y. la revdación y la moral. También corre un seudo Plutarco.. pronto se enfrenta la Iglesia con tal desviación. El De Civitate Dei es muy traducido y divulgado. San Agustin domina totalmente el Pensamiento medieval hasta la penetración aristotelista del siglo XIV. Desde otra línea. El seudo Cipriano influye en el esquema de los pecados de Juan Casiano y en la Regla Benedictina. el obispo que olvida su deber. Nicolás de Cusa 10 utiliza predominantemente. Baste pensar qUe los fran· ciscanos no le abandonan nunca y que su presencia está demostrada en las obras de Petrarca y de Dante..ente de virtudes. oponiendo la fe y la razón.su Defensor le presenta como exclusivamente aristotélico. el rico que no da limosnas. el señor ('ar. el rey sin justicia. que la política medieval no se comprende sin él. Roberto de Cour~on y Juan de la Rochela. Con San Agustín entran otros elementos. Jacobo de Viterbo . y aun entonces no llega a ser arrumbado. Y son también secuaces del Estagirita algunos curialistas como Egidio Romano.aubalternada a la Moral. con Gemisto Pletón y con Trapezuntios. y ésa es. aunque . et éstos son la theología et las naturas» . El entusiasmo que el siglo XIll tuvo por Dionisia es tal. el viejo sin religión. La importancia de éste fué tan grande. es decir. la teorización ~e la jerar· quía celeste y la configuración de las virtudes y los vicios. Tolomeo de Luca. Por él llegan los Doce abusos del siglo. se ha exagerado ciertamente su profundidad hasta decirse que. ligadas siempre a ese enlace teológico cou·· denado.. LA TRADICIÓN aECOGlDA 101 qices va creciendo la construcción de la Ciencia política. el reino sin leyes . pre·_ cisamente por ello. El ambiente aristotélico disminuye con la inmigración de los sabios griegos en el siglo xv. y el abad Villalba aporta su doctrina a las Cortes de Cataluña. el cristiano sin caridad.. el pobre sin paciencia.

.. eA.ford . 1932. dando un nuevo sentido a la virtud.sC<1n Schoot al Orj01"d in the 13th C . Munlch. Sozomeno y Teodoreto.-EpHREN LoNGI'RÉ: Saint·Aoustin et la p . et L1tter . Es una aportación que matiza el quehacer renaciente. Doctr.latfon .Ann. 8.. portuguesa de Filos.---CAP. Orlord. l!147.."RNAIUI LMIDRV: ¡". 1942. 1932. 1932. bajo el nombre de Casiodoro... 15.• .Rev. Sn:ENPERGlJEN: Artstote en Occident. M .Lz>:1t: I. Sena. . 8. 1915.Xenla thomlstlca.-SALuroRE TALAloIO: L'ari.-chives d·Hist. se cita durante años en libros y en sennones. et d'Hist . MAND<)NN.TSCH: Agustin. traducida y adicionada por Rufino..Rev. Munster. 22.tudiuffl8 1m MltteÜllter. Vienen al propio tiempo de la Antigüedad elementos comunes de origen postaristotélico e histórico._EflRLE: L'agostinismo e l'aÑto· teilamo nella Seolastiea del secolo XIII. 1927.. Hist..-A._A._ARTHlHI SCflNEJDER. 3...• . 1926. 3. X111. 1933. 1925.I. 1933.. die chrlstliche Antil<e und das -MiUelalter.l._pr.-MARTlN GRAJUlANN: Der Einjlvss des Heiltoes AVQvstmus auf die Verwertuno und Bewertuno der Antlke 'm Mftte!aiter. E. Herlin. GILSON: Ln sources gréclJarabe$ de l'ovgvstin!sme avieennl¡.. bayo Akad . SRARP: Franciscan PhlloBOphy al O. Paría. L'/dcede Chrétienté dana les SaholWJtjqW!s d .-P. eSB.La France Franciscaln. 1946.. 1929. I916. NeoeBCOlastiqu". ministro de la Casa aragonesa. 18B1. 1941. 1930. Die miltelalterUehen Kommenlare ZW" Politik Aristoteles. 1929... du Moyen·Agel. DE VYVER: Les étapes dv dolveloppement ph!losophlque d. XU: BASES CULTUmLES DE LA pOLíTICA MEDII:VAL de algún sofista del bajo Imperio. fr. cAnalecta sacra tarraconensla... 1934. Dactr. sistematiza la utüitas por cima de la honestas._BE. 11!39._A..102 LIBRO 1II._MASNOVO: Do Gt. 1922.-TRO]!.l. lntrodvetfon au BYsttme de Salnt_Thomas d'AQUin. Es un recio contraste con cuanto se habia afirmado en los siglos anteriores. V.. 11.-E... cRev.des =oel!ten JahrhundCf't in inrer Verhaeltnls mi! aristoteltscne una juedkh.. .. Le toomfsme. esa Historia tripartita que.... Die abendlaendiscne SpeJcu. Francisc. et Doctr.. 19.no menos vale la mentira que la justicia. V.ltschen Phllo8ophie. Bro. . Mu_ nlch. Mu1l1cl1. Paris. 4..~...: GuU!aume de MoerlJeke. Le mOllen oge el le natvroltsme antiQue. Munlch.. XIII. der artstotl. adoro.. Philo_ 60phfe de Du11$ Scot. compilada como continuación de la obra de Eusebio. Tampoco debe olvidarse la influencia de la resurrección platoniana iniciada por los griegos fugitivos ya en el siglo xv. 188018BI. Lltt. derivados de los juristas romanos. 1930.ont.s Tradition during the Mlddle Aoes.. Beige de Phil. . Pontana... cAl-chiv. modificada por cualquier clérigo de los primeros siglos de la Iglesia. bayo Akad..rv. sé<' francisca!ne. 1939._R.es.. 1909.eclesiástica de Sócrates. d'Hln.. s1t_ cu. vol. que. Gnlbi8chen Pnlwsophle. ElnfL.-MAC DoNALD: Av/llDritll . Drolt. 1929.-NA&CUlCO :JI1BANV: San A0U3tfn y la formaclón aratorio cristiana.. a veces. la triple historia. suena y resuena en la Edad Media. 1921. KLlJIANSKY: The cantfnu:lty of the Plalrm. 15.~loteljsmo della Seolastica nella st01i6 della filosojta. «Rev. BAEUJlKJ:R: Der Platrmfsmus im MiUelalter. «Archives d'Hlst. . y habla incluso del servicio de la mentira al bien camón. 1926. et Lltt. tn" 13th Century. . Para conciliar los ánimos de los súbditos---explica Pontano----.<guermo d'Auvergne a S._F.. . L = : The Franci..-D. laa.• ... sUcu. Muntch.~ thod<!n vnd HII/Bm4ttel des Aristoteu. Tomosso d'Aqulno. Mas esto nos lleva ya al Renacimiento y a la teorización del Principe. G. en su Mitte!nlterlfchM Gel8tesleben. t .-LACAIUlII:: Une adaptation de la PolIUQve d'Aristote av XIV' sUcle.l. traducteur des Economiq . cSB. 11. Stvd/en ueber d . et Etrangerl. Londres. lalines des ouvraoes de MoraIe consBnlt"es sovs le n<>m d'Aristote en vsage 00.a Reason In ~he early MidcUe Age.--GE(}RG VOT(ll': Die Wlederbelebung des classtscner Alterthums.. CL.u Haut Mo-¡¡en·Age.". Parls. ELORO<TY: AgU3tfnimlo polftleo. Mil~n. Hlst.er verslrm. 7.

que escribe De comparatione regiminis ecclesiastici et polilid. de 1148. Es necesaria una profunda investigación sobre los aspectos politicos de -esta empresa. Bangulfo. con Fulberto. y.losÓficas. EL RENACIMIENTO CAROLINGIO. en el Concilio de Troyes. Contra Arnaldo de Brescia y la revolución romana de 1144 escribe al Papa Eugenio III otra obra valiosa: sus cinco libros De consideratione. . en el concilio de Reim. ]lor ejemplo. y de quien pedía. Bien pronto brillan numerosos centros. Juan de Salisbery. Teobaldo. y principalmente Chartres. A San Bernardo se ligan.35. De moriaus et officio ep1scoporum. da a los templarios la regla benedictina y compone. en fin. Aparece allí una idea de la realeza. vive en Reims rodeado de libros. donde sienta doctrinas sobre la autoridad. la Reforma cluniacense y la Escuela de Salisbery. qUe le consideraba amigo -suyo. LA ESCUELA SALlSBERlENSE y LAS MATIZAClONES POSTERIORES Ya en el siglo VII surge en Francia una literatura politica matizada en dos direcciones: la de los palatinos galoITomanos y la de los monjes y clérigos. como nota Brackmann. La principal figura es San Bernardo. Los principales representantes del movimiento (le Cluny fueron el cardenal· Humberto y el Papa Gregario VII. EL RENAClMlgNTO CAROLINGIO 103 35. en ese ambiente. en 1128. consigue canalizar en sentido católico las nuevas corrientes 1i. El estudium califica a París como el impeTi'wm a Roma. abad de ClaravaL San Bernardo ocupa la primera mitad del siglo XII. Así. Hincmaro. es una especie de Espejo de príncipes que señala normas para la mejor ordenación de la sociedad politica. La capitular de 778. Carlomagno oE'Stimula la enseñanza. sacada de textos bíblicos. a ima· gen de la famosa schola del palacio real Los que enseñan alll son llamados escolásticos y dan nombre a la doctrina que difunden. Ya en 1126 se distingue por su carta al arzobispo de Sens. se reiteran viejas opiniones bajo nueva expresión. la expone Fredegario sobre el esquema de Salomón al relatar la historia de Dagoberto. a amigo del Papa Adriano IV. correspondiendo a una línea docente. San Bernardo está en la Unea de San Agustín y su De consideratione. además. pues en trabajos recientes. repetidamente utilizado. -se muestra muy influido por San Bernardo. que influye en Inglaterra especialmente con Guillermo de Malmesbery. las epístolas y los resúmenes de las Sentencias. Fué secretario de Tomás Becket (Santo Tomás de Cantorbery). condenando a Gilberto de la Porrée. y aun Abho de Fleury. lvo y Bernardo. cuya importante obra De institutione regia merece ser debidamente destacada. Juan de Salisbery (1120 c. dirigida al obispo de FUlda. Más claro está el -enlace con la Escuela saJisberiense. Suenan en esos ámbitos Agobardos (siglo IX). Desterrado en Franda por cuestiones con Enrique n. su divulgado De laude nova müitia. años después de establecer relación personal. significa la creación de las escuelas monacales y episcopales. Su gran figura.-1180) pasó de familiar del arzobispo de "Cantorbery.

dulce VIrgen Maria. En su conjunto y a primera vista parece surgir un movimiento humanista. para que se desarrolle la relación con los sabios extranjeros. Xli: BASES CULTURALES DE LA MLÍTICA MEDIEVAL Enemigo del brillo palaciego.e parece basada en el Policraticus.104 UBRO 1I1.·ra hace que ceSe el estudiO . y no tan sólo por su defensa del tiranicidio. juntamente con la preocupación de las novedades: el movo ardo. ahora. personificada en sus ministros y Aspecialmente en el Sumo Pontífice. Figuran luego los franciscanos de Oxford: Juan de Peckam. compara la república con el cuerpo del hombre: el pueblo son los pies.. Roberto Grossetcste y Rogerio Bacon. Los guerreros no importan tanto como los profesores y los escoliastas. según su frase. entierra al hombre en vida. de Tomás de CeJano. Tomás de York. por lo que interesa aquÍ. prelados y geotes de vida santa . Cerrando este primer ciclo. Celano acumula. Para darles vida.(>scribe--es precisa la Religión. autor del Dies ira!. a la laicización de la ciencia y de la filosofía. y el político. aportado por Burdach. intelectuales: Rogad por la paz. subtitula su Policraticus «de las vanidades de la corte y de las huellas de los filósofos». además... Esta obra obtiene una gran resonancia. aborrece la guerra porque ésta impide la obra de los. otros dos. que. Juan de Salisbery dominó con su pensamiento sobre otras figu-· ras de la época. lo~ brazos. «reformar» y «restaurar». valorados en vivencias que tratan de centrar una nueva morfología: el sabio. El interés que cobra el estudio hace colocar al sabio por encima del héroe. escrita para Carlos: de Orleáns.-. con verdadera pasión.. de su perdido trabajo De exitu tyrannOrUl1l-. Rogad. los magistrados. los ojos y los oídos. Enlazándose con la Institutio Traiani. artífice de experiencias. que influye mucho en Espana. almacén de enseñanzas. También pertenece a su escuela Juan de Gales. Sus geniales aportaciones se concretan. sino por el impulso que da a la versión organicista del orden político. el rey. porque la gue. La Eruditio regum et principum de ést. los verbos «renovar».. La baja Edad Media deja ver ya los más vjgorosos signos de la crisis en el ejemplo. para que se abra camino a los humanistas. Se busca la paz para que lleguen los libros que se piden afuera. El mundo de la baja Edad Media quiere la concordia. Bajo su impulso cobran nuevos brios las universidades. y el conocer Y tratar a las gentes. los guerreros. señala sus relaciones con Aristóteles y con San . la cabeza. la nova vita. Una oración por la paz. Mas no basta esta concepción para encontrar vitalizadas las instituciones del poder público.-CAP. como Helinando de Froidernond y Gilberto de Tournai. A los dos tipos humanos Que destacan en la primera época--el héroe y el santo---se unen. pero más bien son huellas y restos del pasado que anuncios del futuro. allí admittdü---iY objeto. la· imagen de Santo Tomás condensa en su gran valor y en su enorme resonancia el servicio de la Escolástica. al estudiar a Petrarca. Voigt.

his lije attd 'ds Work. mas dedica también un amplio pasaje al tema de la amis· tad. 1934.-H. Acad.-A. 194~. zig. CHAPMAN: SI. dlev. RE' KBYTO. Le Idee paliUche di San Bernardo. FILLlATlI": JJa pldlosophie de Sftinl_Anselme. 1927. 17. . Renedicl and /he VI C"'t!U17I. 1934. 1926. 1921. 1902. SnmoERs.. l!lO8.35._H"RB~'RT B.Age Lat!n.Hist.1 pen8Iim> paUtleo di San Bernardo. e Religiosl. 1904. 54..-W.'fAL. Madrid.Riv. l. Oxford. 1929. 1925. . Erlangen.-E. Jahrhu. B. MILLQSEVICll: Le idee poliNche di S.-s: V. 1873. 1..iOs. GOYAu: Saint-l1enw. París. 191O. dello Se. la discusión y la luz de la ciencia.__KARL SEILRR: Ver Erziehunhsslaat Karls des GTossen. Die Ursach<'n der ue.-P.llfediaeval Chtlrch. MITRRru:: S"int·Bernard de ClqirtlaUX.ngisch~ Gottesstalt In TheOrie und Praris. BAUR: Die I'htlosophlsehen Werke des Robert Gro8seteste.-A.----C. ISH5. CUENTEIl: Del" Patri. «Riv. ll<>M: J.. 1915. Parls..h nwnasticism be!tl'un lhe trnth and the twelfth centurie8. Brunn. lHH. ESp. lB81. Bernardo di Chiaravalle. du Moyen. GUELLlNH: Le mouvement théologique du XlI' 8fecle.-ERNA PAT'Z>:LT: Die Karolingische Renuissance. W34.Ulackfvi¡¡rs. 1912._J. GILS"": La th(ialogle mystique de Saint-IJe""<trd. «Bol. R.' doctrinos polllic"s en la bajo Edltd Media Inglesa. 1942.m 11. "rdo di ehiar""all~ ._D~"'INnrn: Jean de Salls/JUry. parís. oHlst. París. Genvol. Stor.lTl: Giovanni da Salisbury e la scuola filosoficl. GIlAH:A"': The inlelleclual injluenee oi enyH". XXIV. Münster. abad de C/araval. W'U.A. Viena. A sludy oi fhe Eng/ish .----C. 1913. 1949. Solamente en un orbe de amigos pueden crecer la charla. Hink".-A.mace de l'humaniS'me._H. Madrid. EL RENACUUENTQ CAROLINGIO 105 Agustín. cit.. 1908. 1919. 1939. po.--G.~R. BUONAIl. R.. 1924. P'dris. Bernurd o[ Clmrvaux. di Studi Filos. 192~. París.. CLEIl. Crit. Note "".-~'. 1920.rd.Boll. 1946. J. París.-F.Hist. BnACKMAN'N: Die p<>Wische lVirkung der kl1mJaeenzer l1eUJeg'U. 1. di Studl Stodci-Rel!¡:-iosi». Sta~ ta e ehtesa nell' epistolario di S.n.s . .: Les Ecoles de Chartres. Be .-0HH: DerKarol. COMBES: Gcuon et la nais. WORKMAN: Joh1> Wlcli[. 1937. . Zeitschrlft •• 11128. 1. STEIGEL: Del' helliOe Bernhard van Clairvaux. Fr!l>ur-go de Brlsgovla.'. ELlAS DE T~AO" La. 1903: Q. VAeANDARD: HJstoirc de Sainl·B~rnard. Trimestr..~ del SUD lempo..-E. und 12. dUcerche_. Londres.IA>lS: Tlle potitical philo_ ~o¡¡h¡¡ of S.ng. 'reaL». Londres.. GAS"'OIN: Aletl. Jahrbuch».nderten. Teorfa cuatrocentista de la Oratorio.'ti!)en Jmd po!itlschen Wandlung Europa. 24. «Transnctions of the Royal Historical SosietY"."r Erzbfsell01 """ Reims... zeltsch.da de San Bernardo..:i:lat Chlodou. 3.-J. Orrgenes 4e la ciencia polUtea en Espmla. Leip. . • Ricerche Rellg!ose •. 149. Barcelona. .

extraordinaria resonancia De allí surgen las ideas del emperador como proyector y defensor de la Iglesia. Ya una epístola de San Remigio designaba a Clodoveo «predicador y defensor de la Iglesia}). continuación del cesaropapismo y del DespÓtado. por vez primera.y como de él deriva el perfil definitivo del Estado moderno ha de darse singular relieve a la evolución de sus estructuras.CAPITULO XIII EL ORBE EUROPEO 36. Miguel I se plantea la cuestión del re<. Para comprenderlo exactamente hay que recordar la politica exterior de Pipino el Breve. tan dirimente que pertenece a aquella categoría de los que alteran el curso de la historia. En la Nochebuena del 800. La primera capitular de Carlos exalta esta tradición dinástica. Caído Nicéforo en la lucha contra los búlgaros. fundamentalmente. fijándose la tarea de defender la fe católica en el interior y en el exterior. bien pronto. conceptos que han de tener. y de la Iglesia como aliada de los carolingios. Estas arrancan de la definición de Europa como unidad. Miguel el basileo. Heredaba así a la Roma antigua. revive la coronación imperial en una construcción renovada y revisada por los disclpulos de Cristo. El viejo Imperio de Roma se divide: Carlos es el emperador. y su primera carta a León III alude a estos aspectos de su política. proclamando así su teórica pretensión a un poder que exorbite al que ejercen sobre su propio territorio. concepción aplicable a zona más extensa y justamente coincidente con la geografía de las antiguas provincIas romanas. el mundo de Occidente. cuando se afirma la bipartición al concentrar Nicéforo el poder que deja Carlomagno. vestido con ropajes de oro. incluso con la inserción de la auctoritas. Para ayudar a Carlos le llega la aportación de la Iglesia de Roma. título al que se unia el nombre del pueblo o del país que se dominaba. Sobre las lineas generales antes señaladas se desarrolla la actitud bizantina. pero también a esa nueva Roma que San Pedro habia convertido en capital del Imperio cristiano. De este modo carlomagno refuerza . Se abandona entonces a la designación tradicional germánica de rex. La clarificación de la relación entre el orden poUtico eclesiástico y el orden político civil es un producto occidental. que había acudido en apoyo del Papa Esteban 11. sino el suceso central de la Edad Media. Esta COronación no es un simple episodio.onocimiento de los carolingios. Se formularon allí. LA RENOVACiÓN DEL IMPERIO: y OroNES CAROLINGIOS El mundo cultural europeo de la Edad Media es. sobre la base del juramento de Pontión.

en 875. apenas dos siglos más tarde. sino más bien lo que hay es una inserción del contenido eclesiástico. por los primeros teorizadores de la idea imperial. y ante el pueblo de Roma recibe. ni la mediocridad de estos mismos.' es decir. desde Conrado 11. Queriéndolo expresar. y que el Imperio fué siempre invocado como único remedio . fijado en la capitular MissoTttm generale y en la fórmula del juramento del monarca. los contemporáneos vieron en ella una intervención pontificia. Lo cristiano pesa tanto sobre lo romano que justifica las palabras de Alcuíno. como Alcuino. que tanta resonancia posterior consiguió. en cuenta que las ideas de orbe y de pueblo cristianos que ha de defender el emperador al proclamarse abogado de la Iglesia llevan en si las de expansIón y difusión del cristianismo. de manos del Pontifice. En tal construcción se combinan esencialmente esas dos ideas de alianza y de defensa y protección. tan persistentemente inyectada por algunas personalidades eclesiásticas francas. que el Imperio ha pasado (como antes estuvo eñ manos de persas) de los romanos a los francos y de éstos a los alemanes. la ceremonia del 800. y en general su dinastía.36. El territorio sometido se designa Imperio de romanos. IJlPEltIO: CAROLINGIOS y OTONES 107 aquellos presupuestos sobre los que se va a apoyar su politica hegemónica. el 962. según las cuales el Imperio cristiano ha ocupado el puesto del de Roma. el título de rey de romanos. sin duda. al pueblo todo. La captación germana de lo romano atrae también al elemento eclesiástico que Carlomagno. y concretamente frente al adopcionismo de FélIx de UrgeL La evolución de la idea imperial abarca bien pronto. dominum ac defensorem omnium nostrum eligi- mus. los Annales Quendlimburguenses dedaran que a Otón le fué conferida la dignidad imperial «por aclamadón de todo el pueblo europeolt. Los monarcas establecidos en Alemania se llamaban reyes o emperadores. además. que no constituye una :simple renovación del Imperio de Roma. con Besta. Mas lo que aquí importa es destacar. revela los elementos que se han ido perfilando. Es un nuevo empujón hacia la Constitución europea. Se recogen conceptos como el de auxilio et vrotectione. como se advierte. Tampoco es que se cree el Imperio cristiano en un sentido exclusivamente secular. Mas está tan vivamente impregnado de esencia cristiana. instigador de la intervención de su rey en España contra la herejla. aquí . que ni las repetidas y largas interrupciones en la serie de los emperadores. la corona. LA RENOVACiÓN Dln.aparece que es el Pontífice quien ha escogido protector: nos unanimi-ter vos protectorem. y así podrá decirse más tarde. Téngase. un tercer elemento: el germánico. Lo romano sigue siendo el armazón de este esquema. a fines del siglo x. emperadores romanos. Otón de Sajonia revive. y para el rey se crea. había ido incorporando al concepto imperial. pero ya desde Otón. mezclándose también. hablan roto la fascinación que se ligaba -a la idea. Este era tan poderoso que si hoy concebimos la coronación de Carlos comO una manifestación de la idea del Imperio universal. El texto del juramento de Pavía. esa idea misional.

aquélla. rector suyO.. U.. La carta de Otón a Juan XXlI es muy expresiva. XIII: EL ORaR EUROP~O capaz de dar tregua a los males que afligían al mundo. 1919. Hauch_._A. La fórmula filius Bcclesim tiene también su contenido.. propia del emperador. El deber de protección.e Holy Roman Empire. La misma idea misional está expuesta alli: es deber del monarca auxiliar a la Iglesia frente a las incursiones de los paganos y contra la devastación de los infieles. de los reyes.?JI!:.. un sistema por el cual podían ser mantenidas la justicia y la paz por un único jefe. ésta. 1942. Alcuino señalaba la jerarquización correspondiente hablando de la sublimidad apostólica y de las dignidades imperial y real.. acaso· por vez primera en la Historia. según las líneas de la política exterior. Este vínculo entre Papa y emperador.-CAP. que el rey adopta al serie atribuidos los oficios stratoris y strepa.---J'. Ante todo arrancan del juramento de Pontión. Un examen de las estructuras fundamentales que apoyan esta elaboración servirá para fijar su concepto.. NN. en efecto. Madrid.. El elemento canónico-jurídico se completa por el que d-eriva de la posición de mayoral y de escudero. B . en . BRYCE: Th.. y Bryce ve en ella el ejemplo más señalado de los elementos romanos y teutónicos en la moderna óvilización. los huérfanos y los peregrinos. Esta defensa tiene un amplio alcance en los textos carolingios: in omnibus declara la capitular aludida anteriormente.dice-que si fuere a Roma exaltaré a la Santa Romana Iglesia y a ti. cuanto me fuere posible (es €l in omnibus de Carlos).J08 LIBRO llI. El lazofilial coloca al monarca en relación con el Pontifice en situación semejante a la de los obispos: como éstos. y esa defensa se hará con armas. y que no haré ningún decreto ni ordenación en cuanto toca a ti y a los romanos sin consejo tuyo . ni los miembros. Stor. BEm:rrO: Espm1a V el problema de Europa. de posterior y eficaz trascendencia. CONRADO BARBAGALIO' 11 colpo di $lato del Natale del! SOO . la política exterior matiza y prejuzga aquélla: el monarca se constituY-e en protector de las viudas. La estructura imperial asegUraba. se trata de una acción propia del orden secular.•• 1933_ J. ni el honor mismo qU€ tienes.-J. y que no perderás nunca la vida. y en este aspecto. CALME1'rE: Char- . Lamprecht la estima como una de las más geniales que ha conocido nuestra historia. por mi voluntad o mi consentimiento o mi consejo o mis exhortaciones. . • Nuova Riv. A. En otra zona ofrece el interés de ir calificando el concepto de «príncipe cristiano».ip_ . prometo y juro---..Geschlchtl. La monarquía va encogiéndose por bajo del Imperio. y daba a los Pontífices un protector de la religión y de la Iglesia capaz de defenderlos contra los posibes ataques. Nueva York. le debe obedientia. CR. a consecuencia de una alianza preparada. 1916. Studlen f.. De este modo no se pueden extranar los elogios tributados a semejante organización. toma forma jurídica en la segunda mitad del siglo IX y se fija en la llamada adopción del rey por el Pontífice· como filius EcclesUr. proclamado ya en la consagración de Pipino. entre Iglesia y el poder civil tiene consecuencias en la política interior. Más tarde se distinguen la auctoritas imperandi y la voluntas obsequiendi. D{e Er_ ~q d" Kaiserwuerde 1m Jahre 800.

Das Versprechen P. 68. v. 9fJO_lfJ24.~. El Imperio.00 .áQile.. de afirmar la plena supremacía del reino de Francia.Papst ""r Ze. Basi!eus . llamadas y mensajes.-PRtt"" ERNST SCJIRAMM: Kaiser. LA CRISTIANDAD En el esquema carolingio y otoniano el Imperio se vincula a la Cristiandad.UNN: Der Kaiser als MarschaU des Papstes. tornamos en el fondo a una orlentalización. París. no sólo en el ejemplo de la expedición sobre Barbastro.-L. 37._W. Zeltschrift.. Der Weltherrschfts¡¡edanke des mittelalterUches Kafsertums und dIe So. sino con la discusión de la cuestión de las islas Canarias en el Concilio de Basilea. 1992. las órdenes religiosas . pero no pensando en el recobro de una antigua provincia de Roma.ullÍ. De una y de otra parte se trata de conseguir el pleno poder. Hay.. 8. LA CRISTIANDAD 109 . «Zeitschrift der Sayo Stift. 129.sen. Este movimiento recoge la idea de la comunidad de los pueblos de Occidente sobre una fundamentación religiosa. El cautiverio de Aviñón ayuda. R>:H"': Der Untergang Rom~ im abendlaendisrhe Denken. Los Papas y los emperadores quieren unir la corona y la tiara.! der Gras. . . manifiestos e ilusiones.t der OtUmer. . El Pontificado dirige la Cruzada.ppins und Ka. Munlch. tiene la tarea de mantenerla y de extenderla. Zeitschrift •• 157. sa vi<' et san amure..rl'l· mar.Ss. :Berlln.serzelt. 1938. testimonio de esta perenne preocu'paeión por el tema. 161...WAHL' Ka. sino con el interés de la cristianización. hecha ya pontificia.tao/en.. par!ll. 1938-1939. heidell:>erg. Recuérdese su eficacia. Mas el brillo es fugaz. con instituciones comunes. con Eblés de Roucy. y al dirigirla se ocupa de problemas territoriales. de euando en cuando. 1941. Geschichte d . 1929. 1930.37. HALPHRN: Vessor de I'EuT"1le... aportación nueva y vigente. TIulonen und Wirklkl'keit. como la tregua de Dios. Hist. ..-EL!SABETH PFElL: Die Jracnkische una 4~utsche Romidee im ¡ruch<m Mitte/altcr.-RuDOL>. Munich. Berlin. KAltL HaDMANN: Das Kalsertum Karls aer GrQ. con fundamentacíón de Cruzada y pretensión expansionista.-H>:"'''ANN HIO¡"'''u: Frankrelcll una aas lleich.saechsischen Ko. s.! des Grossen fuer die roemische Kirche. Felipe el Hermoso trató. es otra vez misión al servicio de Roma.. Zeltschrlftl. HOl-'l'. Ak~d-. 1938. Los títulos van siendo simples títulos. Sólo queda un recuerdo del antiguo Poder. 1924. «IIIst. la caballería.nos la ofrecen las Cruzadas. en 1435. y por medio de Pedro Dubois. 1926. 1940. .Hist. San Pedro aparece como un nuevo Rómulo. Una aplicación bien conocida de esa unidad--'Y de la tarea misional que corresponde al -orden político--. nerlin. El último objetivo era la conquista de la Ciudad Santa.vnalnitaet der europaeischen Sta<llen. las universidades. busca raíz en la renovación de Roma. 1935. en una forma predominantemente universalista.. 192(1. y el rey de Francia puede ser visto por SUS contemporáneos como absorción y síntesis de todos los poderes: rey y papa y emperador. proclamado cristiano. . proyecta una especie de unión internacional aparentemente igualitaria ·que pueda dar base a su hegemonía. Kan. •• n. 'R.• en. AL!I>lRT SCHULZE' Kaiserpolltik und Einhdtst}cdanke in den karolinyischer Nachfalges. en efecto. El problema del Imperio pierde interés desde la segunda mitad del siglo XIV. 1915. Del enlace entre estos dos elementos ·surge la unidad europea.

lo hacia en atención a sus mayores dignidad y unidad. Los juristas. Dante viene a establecer este elemento. si el Papa no regresaba. Este episodio. y apoyándose en las Pandectas. llamados por Federico Barbarroja. se empequeñecía. señor de las naciones.110 LIBItO_Ill. mas también frente al Papa. explicándose el Imperio como complemento de las universitatcs y. Es. apli· can a los titulas los conceptos de las antiguas leyes. pero viene de alli otra voz importante.anus. Bártolo hace. Mas Bártolo ve la Cristiandad. y el ambiente a él ligado. Gil de Zamora afirma que el lazo de súbdito se entrecruza con el de la Cristiandad. El Imperio toma calificaciones concretas con terminolog{a un poco anacrónica Podríamos decir que el Imperio se interpreta como Estado. es lo que Dante representaba: la versión del Imperio con su tradicional contenido. los glosadores dan parecer favorable a una ilimitada supremada. Es un concepto cuya eficacia no debe olvidarse. ligando . viendo al emperador como sucesor del César. La Bula Unam Sanctam. sobre todo. La Iglesia y el Imperio fraternizan. «Ningún derecho sino el romano es digno de tal nombre». de 1302. cual garantía de la unidad del pueblo cristiano.por doble partida. la de Dante. Bártolo admite la existencia de ordenaciones políticas al margen del Imperio: Civitates supenOTcm non recognoscentes. frente a los bárbaros. la cabeza del mundo. tan ligado se ve a los romanos. y ninguna otra recoge mejor la teoría coordinadora. El Papa reacciona. La verdad es que una teoría romana del Imperio sólo se habia conseguido por medio de la fórmula pontificia. XIII: EL ORBE EUROPEO Las cosas han cambiado por obra de los glosadores de Roncalia. ni francés ni italiano. Aunque la glosa planteaba la tesis de la superioridad del Imperio. Enfrente aparece Felipe el Hermoso. Bártolo significa la decadencia de la idea. en efecto. como dirá el cardenal de Susa.-CAP. podría decirse que se municipalizaba. Hacia 1305. Sus consecuencias ya son conocidas. y luego la paz de Anagni y el cautiverio de Aviñón. el Viejo Imperio la recapturaría. En la Dieta de Roncalia. Si la Cristiandad abandonaba la capital de Roma. Y Roma vuelve a ser la patria comón. y se ejercita en un orbe providencialmente ordenado. El Papa está ausente de Italia. . escriben las Qumstiones de iuris subtilitatis. cuando faltaba el Pontlfice la idea se reducía. a los estranet. Es suya la frase. Se enlazan am dos concepciones: la aristotélica tomista y la agustinianamedieval junto a la caracterización de las civitates como principes. expresa la sujeción del Imperio al Pontífice. Para Dante el cargo imperial ha sido adquirido como propio por el pueblo de Roma. y por medio de sutilezas jurídicas Federico aplica la ley justinianea. una cristianización del concepto de puebla romano. Hay-viene a decir_un cierto poder superior recogido por el populus ch-rist1. Entonces se sitúa el emperador sobre los reyes y los reinos. que manda insertar sus leyes entre las del Digesto. se pensaba que las gentes de Roma proclamasen emperador. Este es universal solamente en el sentido en que la Iglesia es ecuménica. Un escritor español. por Dante y por Bártolo.

W di Ra""". en Inglaterra. 1908.-R.. Lln_ ceb. Leipzlg. DE STEF~NO: L'ldea imperiale dI Federico 11. NORDEN: Das Papsttum und BVZ"~.---.-A. FuCRE: Le rdw 'ntt'nlaHonale de la Papauté ou Moy=. Hlst. 36. 1944. Idee und Gestelt. 1930. a" dje RoeDW Leh. El Derecho romano sufre una nueva deformación.." Archiv._W._ALols DENW: Sacrom Imperlum. 1909. 14.-RICHARD WALL"CH: Das aberu1laeru:llsche Ge· meinschaftsbewu. Stuttll"lIrt.• .-F. 1938. los extranjeros..DER: L'Mea imperlQ.T. Rev. ehieaa e Sta« partico!an .'.-RAF· l'AELLO MORGlIEN:· La concezfone deU'¡mpero rom.r_ htmderU.. POCQUIt!.eUa tradlzjone del MedIa Evo. Antes serv[a para cimentar los poderes imperiales de Federico. Este principio no nace solamente a consecuencia de las condiciones poUticas determinadas de Francia y Sicilla o de los principados y repúblicas locales de la Italia central y septentrional. Bay". «Bull.té et l'Empire.sstsein.. en fin. 1928 .-A..SR heldelb. mer.38.!!e"t M=freds. . BSNJ<Y"ro: La evoLuci6n de m tdea de «lmperlum. MI· lán. El rey---se dice--. da G. Florencia."": Les TQJlautés uassales cm Saf. 1943.. HilIt. ahora trata de vigorizar las estructuras particularistas. habían proyectado de nuevo su presencia.Nouv.¡"ogennonlco.-K.. Roma.-GmtIL\RD KALLKN: Acneas Silvius PU:coLo1nlnl .. In· terno Como of Inter. 1904. Der. a mediados del siglo XIII. y por Guillermo Durante.. 192fi. lfH7·1095. dlr. en La Edad Medta. 1942. Das Belch. Johannes Hallen. MWllch.TOHANN IL\RTUNG. y Marco Polo recorre el Asia y se redescubre el Oriente.FRlTZ K-ulPERS: Re:r: '11m! Sacerdos• • Hlst. Ya en el siglo XlII el Papa envió emisarios al Kan de los tártaros.IEllI' Der Auf8tfeg des Popsttums 1m Rakm= der Wett· ge&chichte. LA EXENCIÓN IMPERIAL Y LA AMENAZA. 1936.~AcH'LLl!:S LUCH ..•. HAMPI!:: Zur Ma. Los reinos más poderosos inician la marcha hacia el absolutismo nacional desligándose del vínculo que les un[a. Bo<. ClaTI:U. con las Cruzadas y con los relatos de los viajeros.-GERD TELLENBWH: Roemisch um! Chrfsllich"r Reichsgedon/¡.ToRD"N: Dante et la th.Age. En Francia. Munlch. OsIo. 1911. Par"'.el pen.t<>rle romol"e de l'Empfre.• Festgabe í..EptBtom De onu et o""torttate Imp"rU Roma"'. la máxima parece francesa.. .". «Roemische QuartaIschrifb.ft geoonke. En las expresiones rer su· periorem non recognoscens est '[JTinceps in regno suo o rex est imperator in regno sub. Ja/l. 46. Está formulada por el canonista Alano hacia 1208. 1922. Esp. de los guerreros y de los peregrinos. 45. B"TTAGLIA: Impero. Andrés de Isernia plantea y resuelve la oposicIón entre el poder de los reyes y la universalidad .---. más o menos efectivamente.. im Mittelalter. «Rendicondl Arad. ISLÁMICA 111 Los bárbaros. 1900.-A. MitteLaUer. La Pap .-E. t-Sf~tI'" Par"'. en España y en Italia van sonando voces y creciendo experien('jas. . Tal es su extensión que acaso surgió contempuráneamente en zonas distintas. Por esta última época la enseña en Nápoles Marino de Caramánico acaso recogiéndola de Blenosco. en su comentario a las Decretales y ya plenamente por Juan de Blenosco.K: Kafso!rtum. 1938. Akad . Nueva York. 1934·1935.-R A. 1939. 1947.: La BTe!agne a·t-eUe été vassatle du S"lnte-Sli!ge. du Drolt Francalll et Etrangen.. Zeitschrlft.e.. 38. BoIOlua. Kurle um! Natfonatstll41 1m Begin" des 14.es imperator in regno suo.o. Jahrbuch.. HOL=-:"NN: Der WeUherrsc/l. «An. 4i.. Berlln. F.e in der Lttur· ofe des frueheren Mfttelalter. J.. 1940. con el emperador."" The HolU ROnul" EmVl . DUl'RK TlIES. Sclencel. LA EXENCIÓN IMPERIAL Y LA AMENAZA ISLÁMICA La crisis de la idea imperial se da también desde el punto de vista de la ordenación civil.w PubLt::iJ¡t In de.---. «Studl Gregorillnil. von der Weltherrschajt Un. «HIs. 1927. l59.rieTo di Dante. Colonia. 1929. muy poco después.. BORlNO. 1938-1939. «Neu. 1903.

El caso de Francia tiene el mayor interés. ut pote qui in Uto in temporalibus non recogrwscit. Sus resonancias son fácilmente comprensibles y valorabIes. existe el propósito de fijar dinásticamente la linea imperial cortando la vigencia de la electio. Si dentro del orbe europeo el Imperio ya no se identifica geográfi('ament-e con la Cristiandad por la práctica de la exención. y es . Corre con el Speculum de Guillermo Durante. su orbe propio. La resuelve en el caso de Sicilia fundamentando su exención en la dependencia de la Iglesia romana. Hemos aludido al concepto bartoliano de los estranei. Es nada menos que el Humanismo y el Renacimiento. a sustituir el valor de la coronación por el de la elección ('n los emperadores y a limitar la significación de la unción en los reyes. fuera de dicho mundo existen otros orbes en situación de efectiva tangencia. y así la acoge Bractan. Los conceptos someramente aludidos' en esta rápida exposición están también ligados al esfuerzo publiCÍstico tendente a desligar y a deslindar determinadas figuras de vinculación. ~on Jacoho de Révigny y con Pedro de Bellapértica. muy pronto difundido por copistas y tipógrafos: N am Rea: Francia! princeps est in regno S110. el primero en romper resueltamente la tradición de la inserción imperial de Italia. Asi se explica también el vigor que cobra esta actitud en tierras napolitanas. Alfonso V de Nápoles proclama la reverencia que se debe al emperador. La misma tesis se basa en Inglaterra sobre la figura del vicariato divil1'O. Flavio Biondo lo exalta en sus Décadas y Eneas Silvio Piccolomini. dando razón a Besta. La formulación definitiva de la exención tiene estirpe francesa. Su teoría no constituye tanto una negación del Imperio como una ofensiva contra cualquier emperador alemán. Mas no ha de olvidarse entre el Este y el Sur el papel de Venecia. que anunciaba a Maquiavelo. La política francesa afecta a veces apariencias reivindicadoras y en ese aspecto su contrapunto puede localizarse en el autor de De prrerrogativa romani Imperii. y BcUapértica estuvo en Bolonia. que iba a ceñir la tiara papal.112 LIBRO JlI. al converger por el Este y el Sur cerca del orbe antiguo. Acursio estudió con Révigny. En tierras francesas ha de notarse la obra de la Escuela de Orleáns. XIll: EL ORBE EUROPEO del Imperio. Mas también bulle alli la tcsis exencionista. que está casi en el centro. A él hay que volver en prueba de vigencia: musulmanes y mogoles tienen una concepción imperial. donde su autor---tAlejandro de Roes o Jordán de Osrrabruck--->flfirma el derecho fÍel pueblo alemán al título renacido bajo Carlomagno. donde los angevinos tratan de desvincularse el Imperio. Su sintesis puede ser el Islam y su influencia la del peligro que islámicos y asiáticos suponían. la ilusión imperial fascina. No en vano había empezado a construir con propio impulso un régimen secular. Otra vez. Sus interpretaciones romanistas apoyan la independencia de iure del rey de Francia llegando a considerarle.-CAP. le considera príncipe y señor del orbe. que exige privilegiada- mente la autonomía de sus dominios. De otra parte. magistrado del príncipe supremo.

RfVIERE: Sur une créalion jurldjque d'8 JHlbilci$tes !ran¡. 1936._H. 192G..._W'EIluszowsKI: Vom lmpmum iCUm nat/onalem Koenigtum. transitoriamente independiente luego. verdaderos vikingos o reyes del mar.": Die Anfaenge des europaeischen Staolen8JIst. disuelto en el último sistema de taifas. tras establecerse en Nor· mandía.."m cd lmpmum in llalla. N o en vano Orosio llamó Romania a esa comunidad. obligó a poner en guardia frente a él a todas las naciones.---J.. lS32. ligadas al mundo europeo y felizmente asentadas en Inglaterra y en ~icilia: son los normandos. CLARK: The medioevaL c!ty dat .'IEY1"O: Espafia 11 el prol>!ema de Europa. BE.. los daneses.t1ls. • Studl Urbanltl. 11136. Recuérdese la embajada de Inocencia IV en 1245 con dominicos y franciscanos.. seguido de todos los reyes de Occidente .. dI A. También deben citarse las gentes nórdicas. Londres. BRACKMANN: Dla mf!telalUrlfche Urs-prung der Nntionalstaaten.' MONTI: La doUrina ont/lmperlale degU Ang!". Polonia y Hungr·ía.. l!l26. nos dan testimonio de ella con su reacción frente a la ilusión incorporadora Que alimentaron ciertos pontífices y reyes. SoRANZO: 11 Papalo. e incluso a una mayor conciencia.--G.-RoBERTO CESSI: a • ..Miltelalter. Bolonla..<.NAZA ISL. El orbe islámico tiene un interés tipico en el ejemplo del AI-Andalu$. Lovaina.--. F'N112: WeUimperlallsmus und nallonale lleounoen lm spaeleren Mittelalter. .m recoonoscente . es decir. 1913-1914. núcleo y razón de la {'ultura (terna_ J.H\. Milán. Semejante al fenómeno islámico es el mogólico_ También se ofreció como peligro.. d . sin duda. 1919. se insertan en el orbe europeo. 1929.---J_ LADRENT: Byzanee e' les tUTes "eldJoucides. E. a Le probltme de ¡'Eglise el de l'Etat a"'" t~mp. el orbe propio más poderoso y consistente.! NapoU .Annales de ¡'Est. nacido como provincia de Dama&ca.. noruegos y suecos. Apend. Madrid. Gentes con perfecta conciencia de constituir un mundo propio. 27_28. Ocho años después Mongka contesta en forma análoga a Gum~rmo de Rubruk._M_ V. . 153. lS37._FRANCESCO CALASSO: Sulla farma/leo re:!' ""pmOT. Tam· bién se liga a ese núcleo nórdico la zona oriental creada en torno a Kiev en territorio cultivado por los bizantinos.ÚIICA 113 rona neutral entre las dos demarcacIones imperiales primero y entre Europa y Turquia al fin. en fin. que. El orbe europeo se apoyaba así en el solar romano. con sus ataques a Rusia. JALUFFE: The constilutional hislory of medieval England.• Sludl In on.achrifh.--GENARO M. Mi~ 193Q. l!1i\3.. enviado del rey de Francia. 1940.. A. PhI~ Ir Brl. Califato después y.t.38. QUe tratan de convertir al Kagan Guyuk: éste responde que es el Papa uuíen le debe prestar vasallaje.: DaL Comu"e al Princlpalo.. El Islam es. 19UI. 801mb.-m 1m spaeteren._WALnn:B KIzNAS. 1942.-A. . 6.. Como peligro de Europa. Florencia._FllANCESCO ERcm. LA UENCI6N IMPERIAL y LA A1>II!'. Ileh.-m ". contribuyendo a su solidaridad moral y política.f. del que apenas sale su cons· trucción política originaria con Canuto el Grande hacia 1017. L<>ndres. l'Europa cristiana e • 'IIrtlin.. d' .

buscando su origen en la teoría misma del poder territorial. Aún tardíamente. la auctoritas romana es asumida por el emperador de cara a todas las gentes (universis gentibus). Recuérdese la preocupación precedentista. en mi opinión. ¿Qué ha pasado con la idea romana del poder? -Estudiando el mundo carolingio. apareciendo así su titular como protector del derecho de todos los hombres. cuyo contenido no es señorear o dominar. en Cádiz igual que en Weimar. que habla de la auctoritas como de un patronato o suprema protección: ad quam totius orbis spectat pa- trocinio. sino más bien un acomodamiento de . entidades que no tienen tal carácter. el primer esfuerzo que se ha de llevar a cabo es el de liberar a la historia de las instituciones politicas medievales de toda tendencIa actualista. sino regir. La tesis de Sohm sobre el nacimiento del poder en torno a las instituciones y tutelas del mercado. que pasa a constituir la esencia del nuevo concepto de gubernare. Mas acaso se superen si se parte de la conciencia de la deformación Impresa. tan evidente a principios del sIglo XIX como en la posguerra de 1918. y. Y así encontramos el ámbito realmente virgen de planteo. Visto desde afuera. Numerosas funciones de carácter público han sido transferidas (o instituidas) en favor de estamentos. Competencias que anteriormente habian sido consideradas propias de los órganos más típicamente politicos son atribuidas 3. Asi. Su problema concreto ha de volverse a ver en torno a las ideas más que a las formas. Pensemos en la reiteración de la pregunta sobre si la Edad Media conoció una Constitución. Realmente no se da una ruptura. de ciudades o de corporaciones.CAPITULO XIV cREGNUM» Y «GIVITASlt 39. se advierte que supervive la auctoritas. con Enrique IV. y la medieval no puede compararse con la moderna. Otro testimonio interesante es el del pretendiente húngaro Boris. en la investigación por la visión liberal constitucionalista. FUNDAMENTACIÓN DEL PODER Pocos problemas señalan tantas dificultades de enfoque y de Upologia como este de la idea del Poder en el mundo político medieval. En este sentido la teoria clásica de la Grundherrschaft o señodo territorial ha podida ser en parte salvada por Seeliger: el poder territorial naceda por derivación del poder de los condes. solamente ha sido mantenida en ciertas zonas y con muchas reservas. Cada institución exige el marco de una época. Habrá que preguntarse qué ha pasado con el lazo de súbdito. el poder central de las organizaciones medievales es débil.

Creo que deben ser valorados en primer término. como volumen. Hubo casos de señoríos independientes. La distinción entre el orden político y su titular es un producto de la baja Edad Media. el ceremonial de la elevación del rey al trono con la exaltación sobre el escudo (sublimatio in clypeo) supone la aplicación de una tra· dición... En los paises de raíz romana y de inmediato precedente germáni. El rey simboliza la unidad social y acoge tareas esenciales. Se produce prIncipalmente cuando ce. san las particiones de territorios al conseguirse una determinación territorial.01 middle ages subrayan que la construcción de la teoría del poder está tan ligada a las instituciones. como gracioso donativo (petitum en zo· nas latinas. es decir. estos vinculos mIUtares que imponen la jefatura del rey como la de un caudillo o imperator.. se sintetiza en la bendición y el tedéum.. a la facultad de imponer la aplicación de leyes y de tutelar la paz del territorio. Los autores de Th. Un códice borgoñón aún habla de tres d[as de fiesta. Al fin.39. afirmando fronteras y funciones. pero la despersonalización del poder ha dependido en gran parte de casos concretos. que se' tipifica en la costumbre alemana. FUIillAMENTACIÓN DEL PODER !15 ese lazo a las nuevas circunstancias. ca.. canto de acción de gracias . a la que los reyes se someten sobre la figura de la investidura de los Obispos ~ imitando las fórmulas imperiales: coronación..e legacj¡ . y acaso la clave de su determinación estribe en el hecho de que los elementos de derecho público no sean tan fundamentales en ella romo se ha pretendido por una visión actualista. Si no llega a constituirse tan eficazmente como la doctrina ha pretendido. y la figura del rey está apenas perfilada por una mayor categoda. así como a la errónea consideración de lo no carolingio como exento de influencia romana. bendición.. que supervive por la influencia del casi continuo estado de guerra. bede en territorios germánicos)-y al ordenamiento ju· dicial. da desde luego una matización de gran importancia. aunque haya antecedentes en organizaciones romanogermánicas. como elementos esenciales de la construcción del poder. mientras el elemento eclesiástico va imponiendo la importancia de la coronación. a la manera del Bodenregal o derecho de regaJ[a sobre el suelo. Otro elemento fundamental es el viejo poder sobre los bosques y terrenos incultos. El poder de juzgar era tan fundamental que buscando una calificación de los Capetas se ha escrito que su prinCipal función fué la de ser jueces. No hay tanta diversificación. La vieja laV-datio se hace aclamación del pueblo. que sólo puede explicarse junto a ellas. procesión.. y en España el Poema del Cid presenta al rey precisamente juzgando. Los elementos más finamente públicos están ligados a la hacienda y a la justicia: son los que se refieren a la exigencia del impuesto . testimoniada por las Fórmulas de Marculfo y ligada al alzamiento del monarca por el ejército.()riginariamente voluntario. A la raíz mIUtar se liga todo el tema del t:cerco de la ciudad. . El júbilo se encauza en las versiones populares de la distribución de monedas por los cortesanos. si bien hay que señalar reservas al área de difusión que suele concederse al caudillaje germánico.

tropieza muy pronto con fuerzas poderosas que tratan de fundamentar el poder concreto del monarca sobre el juramento y sobre el vinculo de la fidelidad. ha de ir señalándose la actividad de la especulación. más o menos definido un elemento contractualista. personalidad y que vaya imaginándose al rey como un servidor o funcionario. Sola- mente ya en el siglo XII vuelven a figurar decisiones reales de carácter general. donde existe. actividades tuilivas y aseguradoras que va acogiendo el monarca.~. Y tan poderosa hubo de ser esta corriente. dándose l'ló!o casos de decisiones reales en diplomas con categor[a de privilegios y terminología confusa --constitutio. edictum. carta. scriptum. las instituciones formuladas para dar vida a centros de nueva poblacIón o a tierras repobladas. En su presencia medieval quena vinculado al poder de legislar. y en general del puro poder p1Íblico. etc. de sumisión del rey a la ética. aunque en total desconexión. de tendencia moralista. Abbo de Fleury y Fulberto de Chartres .e estas funciones se afirma la idea del puro poder de gotIerno. es una elaboración tard[a. el de rex. y tiene réplica en Francia en la Asamblea de Blois. decretum. al que se liga toda la construcción clásica e isidoriana del recte agere.. Resurge as[ la teoria ministerial agustiniana: el reyes un vicario de Dios que ejerce un ministerium. que es producto tardío y creado sotíre su apoyo en figuras de derecho privado por las que renace en el hecho de sancionar diplomas. y así puede localizarse su reaparición en las Partidas españolas y en las Coutumes francesas del Beauvaisis. en el último tercio del siglo XVI-o Las mismas asambleas intervienen en materia de impuestos.116 LIBRO 1lI. declara en Francia el Livre de Jostice et du PIet en el siglo XIII.. petitio . En el siglo IX algunos canonistas volvieron a sacar a plaza el término res publica. En ello encuentran la ayuda de los comentaristas de Derecho romano. se dice en España sobre un episodio atribuído a Alfonso VII. XIV: CREGNUlU Y . El derecho exclusivo del rey en materia de legislación no' es atacado por las asambleas parlamentarias. le veut la loy. lo que buscan éstas es una jerarquización en las disposiCiones.. iussio o poder administrativo. Y seguidamente se exalta otro término. forjada por obra de romanistas y de clérigos. Solamente los eclesiásticos habian conservado la idea del poder pl1blico en el sentido de su aplicación impersonal. que calificaba la titularidad del poder. sustituyendo y tratando de anular al de dominus.CJV1TAS~ Al lado d. que veut le roy. y se van exigiendo decisiones de' Cortes para innovar o para establecer nuevos tributos. Paralelamente al desarrono de las instituciones referidas. y Saliceto y Pedro Jacobo hacen una brocarda de esta preocupación: nova vectigalia imponi non posse. Colaboran con los grupos nobiliarios. La función legislativa no tiene exacta for· mulación en la alta Edad Media. El esfuerzo clerical.--cu'. La doctrina del poder del rey. El tenaz esfuerzo de la Iglesia consigue que esta res publica cobre. Y así Oda de C!uny. que de la propia zona eclesiástica salen sus teorizantes. El romanismo impulsa este movimiento. Sobre ellas va afinnándose el poder legislativo: «allá van leyes do quieren reyes». colocando en primer término las que da el rey en reunión de Cortes generales-Io que sucede en nuestra baja Edad Media.

Es.39. pues. además. Ahí está la carta de Jvo de Chartres. los pueblos tratan de poner fronteras de carácter institucional. afirma Egidio Romano. quae docendo. sobre el interrogatorio que le hace el arzobispo en materia de defensa de los privilegios canónicos. sino a los súbditos como protección de su derecho. la conversación y la discusión: Lucas de Penna escri· bfa: «Breviter summunm humanae societatis vinculum est ratio et oratio. territorialmente constituído por un mosaico de reinos. trueca y transige. representantes del pueblo. Para comprender bien este proceso hay que tener fija la vista en el mundo medieval. que luego. Recuérdese que los tres elementos de la famosa capitular de 84:l (sublimitas real. como oficio. quae anteriora essent. principados. países. disceptando. Santo Tomás. se vincula no sólo a la Iglesia. . reverencialmente. justificando la coronación de Luis VI en Orleáns. La aportación ética. me· diante el habla. regiones. iudicando conciliaat inter se homines .. donde el siglo XI enlaza las tradiciones carolingias con la versión de los Pares. como medio para el cumplimiento de aquél. en la segunda mitad del siglo XIV. como notamos. Se van formulando los deberes ue más firme raíz teológica: y se llega a teorizaciones del poder del rey.:R ll7 pueden ser considerados como prImeros puntales de la teoría estamentaria al aportar las bases teológicas y la formulación escolástica de la figura de la fidelidad.. De ahí la importancia del llamado derecho antiguo: 10 más viejo es lo más firme-ut prrecepta facta. Y así nacen los Consejos. Lo que los estamentos o el pueblo van consiguiendo de este rey que . villas y comunidades diversas. y a la adscripción de tareas--como la justicia-o de instituciones-como los consejos. firmiora et stabUiora e8sent-. sino con los hombres. auctoritas de 10$ obispos y comoditas de los súbditos) vinculaban.. en efecto. Políticamente-comen· ta Lagarde--el príncipe lucha cara a cara. a una intervención de la Iglesia no pocos de los derechos ligados a la formulación jurada de la actitud del rey. al modo como los teólogos buscaron determinaciones moralistas.El juramento del monarca surge. Por asentar un nuevo derecho crea una franquicia. no solamente con Dios. una promissio. communicando. que dan lugar por yuxtaposición a nuevas unidades. Y la razón se mezo cla a la oración. en Francia como en España. Se mantiene. como primer paso que aprovecha en el siglo XII Felipe Augusto y que en el XIII da nacimiento a una nueva ética política. desde Aristóteles a Tolomeo de Luca. FUNDAIIlENTACIÓN DEL PQDJ. Para la Edad Media lo primero es el derecho. dice que es régimen político aquel que se ejerce según los propios estatutos del país. luego viene elordenamiento político. en sus comentarios. Para templar el poder que crece. para defenderlo vende un privilegio. Y Gerson aclara que sólo por causa de desobediencia puede justificarse el despotismo. Secundum leyes.. entre abdicaciones trata de conseguir el derecho de reinar . El origen del derecho en la Edad Media no es la organización politica. va separando el régimen poUtico del despótico. dicendo.. Estos elementos toman una formalización típica en tierras fram:!esas.

sino de mejorar la iey.chauunoen Auoust!ns. 13).Hlst. 1910. in Uchte der A .-OTTO l!.E. Berlin. Geschl.... 1926. 19ia. siquiera en su raíz..H8 LIBRO III. Law and Poll_ tlcs in.-rltotium una Sladl.-8.he Kalserskn. Mlttelalter.. La matización ética del poder reside justamente en ese mantenimiento de la paz bajo la autoridad de un orden justo. XIV: UlEGNUlI_ y "CIVITAS" E'mpleza a crear derecho debe permanecer no sea que con la atribución del poder legislativo al monarca pueda ir cambiándose la ordenación establecida. . cAmero H!stor.ow: T. Lfleratur des 15. y el poder político o humano. V\erteIJahrschnfu.ini y civitas. CARI. sabio e ignorante---. cHistar.. no le[Jem mutari. . EICHIIIANI<: Studten 'llLr Geschtchte der abendlaendf8c.. 120. 1913..-MITTE'S: DIIIT SllIat del! hohen Jftttelaltcrs. El acto legislativo se llama~xpresivamen­ ~e--legem emendare.-J.. en nuestro Eximerus. v. Jahrhunderts. cDeutsche Zeitschrlft r. y precisamente tal como fué expresada en De Civitate Dei (XIX.-F.RUNN . Londres. Paris. 1931. 189R. y ello nos lleva a considerar presente en la fundamentación del Poder medieval la teoría agustiniana. El concepto puede advertirse. Welmar. epiqueya más que renovación y novedad. 81.Bchtswlssenchafts_. Zeltschrlft_.. «Hlst. titulares del poder.-hc Staatsvenval· hin" al8 Orisfesgeschkhtllches Problem. Viena.l. : Jloderner VerjaMUn08bevriJfe und mlttelallerllche Verfassun17e8clL:!chte..>enung. propiamente calificado por su carácter coactivo.. marido y mujer. La coacción queda dulcificada.. 159. MOCH' O'iuav: SIU<'!f sulle orlo.-A.-HOLTIIIANN: Der Wellherrschaft Gedanke.-¡>AuL KIRN: Die mltte/alter/. cSpeculum~.vLE: SouTces of medlaevaJ po¡ftlCIII eheorv and hf8 connecllon wilh medlaeval PoUtlc8. nov.. J. DICK1NSON: The medi6eva! conceptjon 01 Ktnoship.. 1942. BEZOU>: Republlk und Monurchie In der ¡talleftbdle. 51. fin de la convivencia y consecuencia de un régimen presidido por la justicia.Zeltschnft der Sayo 8tlft.--(:AP. 45. l. 1258. éstas les van diciendo poco y sienten la necesidad de la perífrasis para adecuarlas a sus conceptos. FINS'M"'-WAL"''''. «Hist... La permanencia de la decisión o de la norma es exigencia de la tranquillitas. GEORG VON Bn. Zeltsch1"l. 1907. en los textos carolingios que califican al rey de du:c salutis et pacis.ft. Hirsch_. Revlew •• 19. E1TEN: Das Unterkoenlgtum 1m Reiehe der Merowinoer und Ka· .I/noer. the Mlddle Alles. La nalssance de !'esprit Jaique au dtcltn du MOllen-Age. si los escritores medie· Yales ignoran la palabra Estado y tienen que utilizar las de regim.-E. cHIst.-FR1TZ KJ:RN: Recht und Verfasmng im MIt· te/aUer. se legitima por el servicio a esas ideas. Por estas aportaciones puede ir cobrando vida la idea de un príncipe en cuyo poder participa el pueblo. de legem melius converti. JahrbUChl. 1923. Die Gesetze des Reichstages mm Ronca. 1925. 1940. Heidelberg.-& BF-K''''E''': POII/lsch" B'!qrllfe de. Mas los problemas teóricos aquí pergeñados sólo se sittian en su verdadera dimensión al contacto con actividades concretas._PAUL W."" . como el del amor entre padre e hijo. 1939. Bracton habla no de modificar.. IV. Land und HerrSChaft. 1919.que se esgrime sin violencia._L'GAfI. Como ha notado Previté-Orton con referencia a Marsilio. 1925.!!a von 11. XI. JEN"'~. Tiene razón Bernheim para creer que la clave del arco de una serie de conceptos políticos medievales está en la idea de paz. 1896.---G. adaptación al momento. La actuación de los reyes. por los vinculas de la fidelidad y de la amistad._ Da. Por ejemplo. cuando distingue en forma semejante a ese poder despótico carac· terístico el poder angélico----. ~Festchrlft f. según afirma el mismo Eximenis. Germ . 1939. una paz que es «un estado de equilibrio interno y externo en el que todo lo creado se adapta al lu' gar querido por Dios en el seno del Cosmos». Zeltsehrlfh..

1930. nigagr~z. Arnold pensó en el derecho pú..•. 81'>:"""'-: Regnu . y sobre todo la fijación de las competencias. 1916.es la pluralidad de ciudades o provincias or· denada bajo un mismo régimen. En el de las repúblicas italianas. Lelpzlg.. señorial o colectiva. advierte el autor del Crestiá el valor de las ciudades en la ordenación poUtica del mundo de su época. Verbum regís franco... #OtiClle dIri dlnttí e. Wilda y GieJ. 1922. 88..--C._W. E. Vista la crisis de lá idea imperial con la formación de las exenciones.. Y así no difiere el reino de la ciudad en cuanto a su especificación tipica. 1938. SCH . el relieve debido al hecho del impulso que las ciudades consiguen en la Edad Media como verdadero núcleo de la ordenación del regnum. sino por la cantidad.. cTransactlons of the R. •• Germ. En el ejemplo de las ciudades libres de tipo consular hay un v[nculo juramentado. ". 1935..~H.. Hlseor. 1946.• 19. Welmar. En las ciudades burguesas atienden la suspensión de la servidumbre (de ahl el adagio .. 40.rialj <leila persona..schen Koenlgs. Con ellas y con el poder del rey existe un tipo propio de camunidad. t~ _"feval State. El regnum-define Marsilio---.. El aire de la ciudad hace libre»).Delllsche Archlv .ng. Welmar. Ber_ lin. bUco. en cuya obra se ofrece el desvelo por dar leyes a las ciudades. 1937.... 1~9. ULLMANN: The medieval Idea of I<Iw represenled by Lucas de Penna.. TAllIASSIA.-E. [. R. taetsidee. en el derecho de los señores. Las ciudades nacen por actos fundacionales localizados en la Carta· puebla. W. v.. Verjassung. mientras en las zonas germánicas hay más bien vinculos de estirpe patrimonial. Conviene dar. pues.-R. cFestchrlft f. El vínculo es el principe. Bolanla. ~ ChITON: Mar8Ulus 01 Padua. 8CIDtII>T: Vorgeschlchle der gescAnebene . 49. de~ &Iv.-AvoLF WAAS: Herrsc"ajt und Slaat 1m deutscAen FTue1tmittelalter. corazón de la patria.ng des deutschen un/J dCl jranzoe$l.. SUlt..ondres..en.-N. parangona· bies al posterior corregidor español. . en los . por la extensión. eProceedlngs al the Brltlsh Academy •• 21. La civitas califica y señala al regnum como estructura politica. 1939. «AIThlvio Gillridlcoo. 19S9. SRBllt: DtWtsc"e Eln"eit. SIGNIFICACIÓN Y CONSECUENCIAS DEL MOVIMIENTO MUNICIPAL Podemos arrancar a este respecto de Eximenis.. 19I1.. la opinión dominante busca causas y formas en el origen de los municipios de la Edad Media." &er .... Kaiser!lte! und SouveraenJ. Contra la tesIs de la perduración de las estructu· ras romanas.-P.-H. dictaduras o potestades. Elemento esencial de estas cartas---que pasan a ser de propios contratos agrarios colectivos en zonas rurales verdaderos estatutos pollticos en los territorios de más avanzada urbanización-es la determinación de las relaciones entre el fundador y los pobladores. la atenuación de los dererhos señoriales.ke..-H. W€IRICH: Ueber des Koenigatager. Gierke.eber Slaat un. El problema del origen de las ciudades se liga en todos los terri· torios latinos al de la subsistencia del municipio romano. E._PoWICKE: Refle~ o .. Idee und WirkUcAheit vom He!lig . eZeLtsch. WOLi": Volkssouueraenilae! und Dlktatur in der ita!ien!scher Stadtsrepublik .nd lmperlum.n Reich bts K .-HA><s SCHREUER: Die Thronerheb".40'.. SIGNIFICACiÓN DEL MOVIMIENTO MUNICIPAL 11. Su teorización está determinada en ciertos tratados de regimini civitatis. 19M. Nitzsch.. Munich.d Verl"" .. 1937. Lelpzlg. 1929. : Studlm _ truehmittelalterltcher Aujzefchnunoen ". 1936. Soc'" 4.

des· de la época romana. y IClVITAS. esencialmente y con vista a la historia española y occidental. Otros aspectos pueden. desarrollado en Italla y en el sur de Francia. Las ciudades que destacan sobre la multiplicidad de tipos de la rea· lidad son las que más propiamente se designan con el nombre de civi· tates. ni siquiera se liga a la concesión de la libre elección autónoma de sus autoridades.• Exactamenté nota Merea que no se puede generallzar. pues donde hay obispo subsiste. ni siquiera en relación con la Península hispánica. y concretamente del Concejo. Sirva ello para señalar las diferencias que separan en este punto las instituciones españolas de las europeas. como se las llama expresivamente en el Cránica de Alfonso X. rremios. una autoridad con {unciones de proteCción y de defensa. Hay también tiJXllll intermedios: las ciudades de señorío. con un villicus o merino a su cabeza. ni en relación con todo el Occidente. Sánchez Albornoz niega todo enlace con el régimen municipal antiguo.• Por influjo d@ la recepción rornaI1ista en el . La repercusión de la sedcnta· riedad episcopal influye sin duda. en el mercado. el elemento jurídico aparece en las acU· vidades judiclalea y legal. XIV: dUGlfUM. en último análisis. donde predomina el elemento económico. en relación con el mercado y coh el régimen de usos comunales. surgido por la aplicación de concesiones nobiliarias. tampoco cabe aceptar la fórmula da Hinojosa. que asume la tuitio de la entera población. Este problema--escribe-no puede tener una solución uniforme. Ha de empezar reconociéndose la necesidad de darle solución monográfica. y niega también influjo musulmán. el municipio consular. acaso. Sohm. la constitución del municipio urbano sobre el modelo del rural. En todos estos casos. las que reciben equivalencia con el titulo diocesano: las ciudades de obispo. con E'structura ligada a la jura impersonal y al poder judicial.! y.unicipal son. Por ejemplo. el municipio privilegiado. Y entre ellas. con la justicia separada dependiente del rey y designado como communitatem seu comnnune--con la curiosa evolución de los podestd italianos. a con· secuencia de una mayor cohesión de la población y de una cierta con· ciencia común que conduce a una más directa intervención de los ve· cinos.tinir como zona en la que rige un determinado derecho: cUnos miS· mos muros una misma ley. con tipo de ordenación derivado de la justicia vecinal. en fin. y el origen del grupo político rural por exigencia de la organización de la economia. que simbolizan la deseada imparcialidad de los gobernantes-. en las que participan los vecinos juntamente con el representante o delegado del Geñor. etc..120 UIlRO IlI. Refutado Herculano. subrayando esa Jlgazón con la repoblación derivada de la Reconquista. El territorio anejo a las ciudades se puede d. En ese sentido el nacimiento del Concejo y de las magistratu· ras no está en el fuero o la carta. in· fanzonias. no obstante los rasgos caracteristicos que señalan al movimiento municipal en este rincón de Europa y que.----cAP. ser puntualizados con tono más ge· neralizador. se deben al hecho de la Reconquista. Maurer. También se pueden generalizar las causas de la formación gradual de los órganos municipales. en las marcas . en primer lugar. el municipio rural. señalada por Below y válida para extensas zonas.. Los tipos de organización Wl.

1941 (esp.. reiterado en el posterior tacitismo.L JlOVIM1ENTO MUNICIPAL 121 Siglo XIII se va forjando la figura de la universitas.ssung. grandes constructores---de maximi muratores son calificados los Viscontis-.nlelpio "amuno en EllPaña e ¡.. 1910... 1943.--CL. Florencia. entre Dios y su ciudad. los reformadores.nr/luMer/e. a..IlOR. en Florencia. 1941.tlnrim dd m .• lín. Nunca mejor vale el simbolo del campanero como en esa época: a toque de campana se con· gregaba en Sena el Parlamento de la ciudad. Y en conciencia de esa personalidad prop\a de cada universitas. los doce. und 13.BIIU""EII: Lult mocht Irei.40. con la Reconquista que se completa rápidamente una convivencia ciudadana de moros y de cristianos.-H"'R""'II: Die PodeS/OUleTotuT ltaU . Be.. La Casa de Este es cantada como más amada' que el mismo Dios.-FR~NCESCO ERCOLE: Del Comune al Principato... 191O. . Las ciudades autónomas ofrecen as!: todos los problemas que preocupan en el regnum. Barcelona. Venecia desempeña el papel de una nueva Roma. 1940.. Berlín. P. Berlln. de extranjeros y de judíos. POWGKI: S¡ . 1927..ClIO:Z A(. SIDa! und VeTio. sino por el volumen.--S. V. constituido por las bueDaS gentes de que el podestá se rodeaba .--CAS''''R. .". Lu villes et les (nslltut(ons urloolnes... De otra parte eHe am· blente impulSÓ la obra edilicia: los jefes de las repúblicas municipales de Italia fueron..-M. Bruselas. cFestgabe f._PIEIUUI: LA. 1923.JuAN BEllm'TO: EstudIos wObre la /listoria de¿ r.--01-ro HINrz".. MER .. Las tiranías locales y los principados nacidos--en revivís· ('encia del impulso feudal-por la transformación de los vicarios imper-íales en príncipes del Imperio.. E impulsó también un régimen de tolerancia que precede a las fórmulas de otros siglos: piénsese en España y en el régimen de capitulaciones que instaura.HDAN: HiBloiTe de ¡'uTIoatll8me.Rev. 1929. cuerpo de habitan· tes de una población y titularidad propia de los mismos. en general. Buenas At... se asocian al recuerdo y a la ilusión del Imperio de Roma. t/tuciones <lua lo . 1887..8 fm IZ. 1894. RIZTSCll~L: Die e/vltas out a""/Kh. Bedlngungom y '1'1/1'01001" der StadtveTfll8 .!"gimen agraria. los azules. Brugellls. La lucha de los partidos (los nueve.nmplozan. Bollen.._H.OZ: Ruina !I e". SIGNIFICACiÓN D¡¡. Portuguella de Hlstorl". PIRENN": Les times dl< MOllen-Agt. -está vinculado a una interesante obra de creación y de reelaboración doctrinal. 1.. Parts.. El brillo de las repúblicas italianas. 1926. : So!»"e as orlOoms do conce¡ho de CofmbT'!. Jo. Venecia y Milán.. La Virgen María fué cantada por los senenses como mediatrix optima. roo. WeItOewchlchtilc".... Glerke.. Makt tind Stad!. reino o municipio no se separan por la calidad. Lelpzlg... las ciudades de Italia se dedicaban a sus patronos. los blancos) revela la razón de Marsilio: república y ciudad. Cm. o.no¡. 1939. SÁ. ..

que ayudará a filiar la doctrina dp.dé calificación: in una sua signijicatione-escrlbe----'fegnum importat pluralitatem civitatum seu provinciarum sub uno regimini contentarum. como en la Italia de Alfonso V. Alfonso de Nápoles y de Valencia desarrolla su politica en una atmós' fera de entusiasmo.s--.CAPITULO XV «REGNUM» Y «REGrMEN» 41. clave ------.I vicariato divino. a la transfor· mación del sistema militar--el sistema de soldadas. para el paduano. España-la organización del poder se levanta sobre otros fundamentos y toma por eje la institución de la monarquía El fenómeno está ligado a la introducción del derecho romano. En algunos territorios. donde la preocupación por el propio ordenamiento cortesano ha· bía tenido ya una espléndida prueba en Pedro IV. El reino no es. esencial para la realización de la Ciudad de Dios . como Passerin d'Entreves ha subrayado con referencia a la concepción de la obligaCión política. Mas este ejemplo señala ya el término de una linea y ha de explicarse ligado a la casa aragonesa. el Ceremonioso.d¡ce-del pensamiento político medieval Entre los elementos formales hay que señalar el tema del carácter sacerdotal. EL MUNDO MEDIEVAL Y LA CONSTITUCIÓN INGLESA Escribe Figgis: «La noción medieval de un Estado Ideal está encarnada en la teoría del Sacro Imperio Romano ..y.. ante todo. cosa en esencia distinta de la civitas. a la misma transformación de la economía. y que sobre la idea del rei· no como centro de la actividad política teorizase Marsilio la figura del reDimen.. y Que . El sistema del 1m· perio romano era. dedicando SU' actividad a ordenar progresivamente' las estructuras del poder. que sustituye al de honores o beneficio. De todos estqs . y acaso nada como el r~imen le. el movimiento consigue injertarse en una gran preocupación por la cultura. El texto viene aquí muy oportunamente y sirve de punto de partida a nuestra somera consideración de los regímenes instalados en los reinas de la baja Edad Media. organizando la Corte como la mejor de su época y rodeándose de literatos y de artistas. en fin. El desarrollo de los reinos deriva del abandono o de la falta de vigencia del principio feudaL Mientras éste se mantenía en Alemania.aspectos Inglaterra ofrece la más típica caracteriza· ción. El Ideal del Imperio con Cristo como rey y con sus vicerregentes en la tierra constituía un teocracia. Sicilia. En ella se dan elementos formales muy interesantes y movimien· tos de ideas ciertamente valiosos.» Resulta curioso que frente a esta versión se levantase precisamente Santo Tomás con la exaltación del regnum. otras tierras de Europa lo habían destruido y en ellas-Francia.. Inglaterra.

confusiones y contradicciones. y es que ésta es la consecuencia de la atribución del origen divino: tal monarquía no tiene otro limite que el temor de Dios. EL IlUNDO llJi:OIEIl4L Y LA CONSTITUCIÓN INGLESA 123 se pretende que arranque de la unción. por su influencia. En el orden de las ideas. el sen· tido declarativo del derecho inglés. y tras la confirmación de Eduardo 1. Basándose en rawnes feudales. El reyes vicario de Dios en io temporal. El señodo del hombre sobre sus semejantes está basado . Esto no essino una confirmación de la situación jurídica precedente que fué violada y que ahora se rodea de garantías contra posibles abusos. Esteban (1136) y Enrique 11 (1145). y en un modo que. La teorización wiclifiana parte de la Idea de dominio. En esteaspecto. Esto se quiere explicar sobre la entrega del óleo por la Virgen a SantD Tomás de Cantorbery.41.iguen la fe cristiana. ronsidera sometido a la ley. ante todo. la Magna Charta recoge principios anterIores. Wiclif busca en la supuesta donación constantiniana~onde los curialistai encontraban apoyo para su tesI&---. El jurista Bracton. aunque se fecha en 1215. derrotado por los. pasa a las colecciones legales. El texto se consolida en 1225. conviene tener presente. Consecuen· da de esta postura es que sólo pueden ejercer señodo las gentes que r. hay-. con el advenimiento de Enrique de Lancaster.. Por otra parte. Esta tesis es desarrollada por Juan Wiclif en el siglo siguiente.como nota Petit·Dutaillis--reticencias. prerrogativas. sólo lo liga por vinculo voluntario. Mientras el De dominium civile expone estas ideas.s. Interpretación que la Iglesia no acoge sino má. habrian sido atribuidaS. al Sumo Pontifice. al propio tiempo que teoriza la configura· ciQn del poder real frente al sacerdotal. Formula así un señodo sin necesidad de jerarqu[as. Enrique 11 aspira a que el 61eode su unción se considere sagrado. precisa mayOr comentario. por una especial dignidad superior.8otutus Zegfbus. Juan Sin Tierra. en 1297. tarde. pero en ese terreno más. en su De legibus et consuetudinibusAngUre (1256-57) exalta este concepto: Exercere igitur debet Tex polestatern iuris sicut Dei vicarius et ministeT in terra. Ratificaciones y modificaciones la convierten en centro deun sistema. Mas de ahí nace una limitación del poder de la Iglesia y un aumento de la competencia de la organización pot[tica que acoge representaciones que. que el Pontffice en el suyo. en 1399. ya quel realmente se ha de considerar. e incluso frente a la distinción de clérigos y legos. En la primera mitad del siglo XII pueden ser mencionadas las Cartas de los juramentos de coronación de Enrique I (1100).en la propia Naturaleza y ha sido hecho preciso por el pecado. franceses y excomulgado por el Papa. el De officio Tegis las exalta. Si habla también de la necesidad de conformarse a las leyes del reino en el ejercicio de sus. como el PontífiCe en lo espiritual.concretos vinculas de estirpe feudal" que le sirvan eÍi su empeño de exaltar al rey frente al PontUice: si le:. provoca una Insurrección de ba· rones que. la doctrina de Bracton sostiene que si el rey rehusa corregir una injusticia solamente Dios le puede castigar. El siglo XII1 ofrece la llamada Magna Charta. su conclusión les está contrapuesta. en pura lógica. al aprisionarle. le obligaron a jurar un pacto. las nor- . En el fondo. La segunda gran idea fundamental del régimen inglés es la del vi· eariato divino. como el de la ampolla de Reims.

-E.que las ideas del rey procedan del movimiento imperialista. En el orden parlamental'io. Las cláusulas de la deposición contienen una teoría del constltucionalismo. .. Triunfa así. glfue.. . negando al titular del poder despótico la calidad misma de éste: Sed illa potestas non est dominium. 19«. Hm. Londres. y frente a la cual el sistema Inglés le aparece como el mejor enderezado al aseguramiento de la libertad de los súbditos. El. Hacia 1465 ve en Francia una organización de coacción política que debe llamarse--dice-expoliación y tirania. TomaBlo d'AquI . glesa... 2... La revolución de 1399 es la prueba del deseo de un gobierno templado o moderado. It~"Iw. HJ:YII~NN: Fortescu~ Laude. Cambrtdge. : Tne 1I/~ and o~ ~ Jo"" Wlclffe.f. Welmar. in medfaeval E .-E.._. 1SOS.. H. . Turln. Rev. d . 1007.toasterlana.-R. E. el de Enrique IV.. B. 68.. 1926.. con todo. Tha m"d'''''WI <'C>ft'rlf>utl<m lo Poli/kal T1wufllIt. se considera siempre guardando y salvando su dignidad y la de la corona. 1939. 1938... en un famoso discurso.-H. .. m<: Der Proze8.---CU.-R.-P. Oxford.¡aeng ... UGH . porque se limita a sancionar las leyes que elaboran muchos hombres. JI!!IIKS: The or/g/n 01 politi~ r . Londres..---CH. 62. HASKINGS: Norman ' . la costltuz1o!l. Madrid.! legum. WORnfA1'!II: Jon".. FIClClll': Studle$ 01 POlftlea' T1wugllt.Zelts..Attl Aooad. 95. C. unas leyes que rijan y unos súbditos qUe obedezcan. 1924.I!:N M. Ricardo llega a conseguir una especie de lex regia o constitución defensora de la realeza. O'UN: KngLand b€fore t"e Nór_ filan Conquest. Mas la empresa ricardiana no tiene acogida nacional. Distingue gobierno real.. A .l. SUrt.aunque puede dudarse de -esta influencia. Land 11M di . La figura de Wiclif se ha relacionado con el reinado de Ricardo n. cuya alianza con el absolutismo real es imposible.8 1m Lichte der Kr(Je"ung. Este destaca por primera vez del sistema continental el régimen propio de Inglaterra... pues sostiene -que una monarquía templada o mezclada es anarquía.. frente al régimen de Ricardo n. .. gJa .e "e¡¡'opero di sir T.. cuyo monarca es rex politicU8. Para su unidad el orden político exige un rey poderoso.! fI"flen Joha".. ScaRAMM: Guc"lchle dlJB . bien que tampoco sea claro . Su libro De laudibus legum Anglire resulta así esencial para el conocimienio de lá admiratia Anglire... . 1910. Wlclf/. el obispo de Exeter.. PASSEIIIN D'ENTI\8VZS: B.. ~elosa y nerviosamente. Z"itschrlftl. A esta nueva fonna política corresponde la doctrina de Fortescue. Lo cierto es qu~ Ricardo corresponde al ambiente poUtico señalado.. der Sa . En este aspecto la relación con Wiclif no puede tener tanta eficada.... V .. d.unJti . Oh .. 1946..e.124 mas a que se somete para gobernar son las leyes rnorale8 o dlvlna8 . polftlco....m. s DI!! TEJAD": Las doctrinas pOliticas de la baja Edad MedIa ' .. La actitud personal del monarca es la de quien.4 mflU'.. 1898. aparece en la Unea reformadora de la realeza_ Su teorización cortesana la da.I. Ko . For'e~l!1j. que es el inglés.. para quien solamente cabe el gobierno monárquico.I.presenlatfon • • Conterop.-A. 1918.. Jranzoerischrm Pafr1u>jes • • HÚlt. ya que este escritor combatía en cierto aspecto la tiranía..O ... : Ubertfes and comm.. no las positivas por él promulgadas.. Se. 193'1.n .. HlIl. Ricardo n.. lf. Para juzgar de su efectiva influencia baste ~eñatar que Fortescue significa la teorización oficial de la época tan. a .flII8C.. 1831. y poUtico Y real. que fortale~e su autoridad hasta el punto de tender al establecimiento de formas politicas despóticas. n'flslum. aunque pensando que cuando Dios creó tiranos fué para que se los obedeciese.

La administración de los impuestos se atiende de manera directa. que se impone al recoger la jurisdicción baroniaL El ambiente intelectual de que se rodea abre caminos para estas experiencias. al punto de que el Código fridericiano se divide en dos parte~. heredando elementos imperiales. recibe ayudas de Inglaterra. El absolutismo monárquico de Federico 11 se apoya en una escal~ de funcionarios jerárquicamente dependientes. Kantorowicz. El impulso intelectual es tan poderoso que ha podido decirse que con Federico no sólo nace una forma en la política. iniciándose una organización de carácter burocrático. dos ejemplos de fOl. el poder político se concentra en las manos del monarca. bien que no super Teges. Con Pedro de Vinea como secretario. Trata así de regir la Cristiandaq.12> 42. luchando contra ciudades de Lombardia. según ha notado. En prueba del vinculo ideal con el propio artífice. corres¡:iond. de España y de otros países cristianos. Esas disposiciones apoyan la filiación de su régimen político como primera forma forma primitiva del Estado moderno centralizado. se lanza contra éste con la evidente pretensión de asumir todos los poderes. sino por legos. al colocarse entre los reyes como el primerq. donde los juristas ocupan los pues~ tos de mando. que debió lógicamente de elogiarle. El espíritu que preside aquel régimen es el del mundo jurídico. En efecto. y en la absorción de ia justicia. La sugestión jus· tinianea es testimoniada. de la necessitas del mismo poder. frente al régimen inglés. como Auguito. ahi está su peripecia: FederIco. el orden polí~ tico establecido por Federico 11 era un triunfo de la formación laica que iba atacando aquella zona desde el siglo anterior. Según aquéllas. Las influencias que recibe Federico al margen de la línea indicada son ° . visto desde un aspecto espiritual. Dante. sino de su planteo sobre las experiencias.endo la primera a la paz de la tierra y la segunda al orde-namiento jurídico. promulga las Constitutiones de Melfi (1231) y.'111as monárquicas: la siciliana de Federico 11 y la francesa de Felipe IV. 1238 cuandQ.. Sus símbolos insisten en las tareas de la paz y de la juSticia. reitera el concepto de auctoritas. En ese mismo sentido se ha dicho que la colección legislativa de Melfl constituye el acta de nacimiento de la burocracia moderna. LOS EJEMPLOS DEL CONTINENTE: EL REINO DE FEDERICO y n LA MONARQUÍA DE FRANCIA El Continente ofrece. con un filósofo oficial-Miguel Scoto--y con un astrónomo---Teodoro---también oficial. de Francia. Federico II reivindica la tradición romana. El pensamiento poTitico se nacionaliza.. sino una época en la cultura. La misma idea cobra realidad €lJ. Todo responde a una nueva y peculiar concepción: la de la necessitas: Para Federico 11 no se trata de ver si el poder nace del bien o dei mal. Siguiendo el ejemplo deJustiniano. lo manda al infierno . La ciencia se pone al servicio de la república. La idea política no es portada por clérigos. Tal es la tesis que él mismo expone en el documento de 1226. rey de Sicilia en virtud del apoyo del Papa. juntamente con la augustea.

Y no debió de ser irrelevante cuando hubo de rebatirse por . De Francia salen San Bernardo. A estos tan varios y densos elementos ha de . de Tadeo de Sua y de Pem-o de Vinea. los Capetas heredan a Carlomagno. El monasterio de 8luny dirige la renovación eclesiástica de Occidente. Durante la alta Edad Media. las Cruzadas. sin duda. faltar al cual constituye un sacrilegio casi. el poder público acentúa su carácter personal.. la ley deriva de su propio poder. el ténnino del Cisma conduciría a la asunción del Imperio por el rey de Francia. con Roberto el Piadoso. Y ~sto lo acoge Federico. Parece que la leyenda del poder curativo de los reyes nace en Francia. El rey participa en el consejo tres dias por semana. ya .añadirse el del carácter sacramental del monarca francés.el teólogo Enrique de Langenstein.sacramento---el de la realeza . Están allí también el trono carolingia de Sains-Denis. aunque el origen pueda ser francoinglés.126 LIBRO lII. la sagrada ampolla. Francia -el pais culturalmente conductor de Europa. en dedicatoria al Dux Adorno. La de Telesforo de Cosenza se difunde en 1386. recibiendo -su sangre de la primera mujer de Felipe Augusto n. No sólo el teorizante oficial Dubois plantea la sumisión de los demás paises a la hegemonía de Francia. y el octavo . -amigo de franceses. y es amonestado por el rey de Aragón en vista de que anunda la supervivencia próxima de Francia como monarquía universal. Po!(Ucamente. Todo esto pesa en la baja Edad Media. Federico recoge asimismo la tradición carolingia. y UtEGIMENt más bien colaterales: la normanda. y él mismo toma las últimas decisiones. El rey se sitúa como lex animata.-CAP. El ceremonial cortesano de Sicilia es acaso lo más vivamente ligado a la influencia islámica. como nota Kienast. Nuestro Eximenis dedlca un capitulo de su Crestiá a «la dignidad del rey de Francia». -segundo de los Capetos. y liga a los súbditos por un férreo vínculo de obediencia. Bajo el influjo del Jacobo de Capua. La pompa de que rodea es la que corresponde a Oriente. En todo caso el régimen francés se exalta en ese ambiente llegando incluso a Egidio Romano teorizador del regimiento de prfncipes. De alli nacieron las ten· dencias feudales y jerarquizantes. Unase a ello la di· fusión de ciertas profedas alguna de las cuales-la del seudo Meto<lio--corre ya en el siglo VlII. del ejérCito y de la administración. Según esta última. XV: uuroN'tlM.. fracasada la postura de Guillermo el Conquñtador. invadiendo todas las competencias por una irradiación de tipo centralista. El séquito del monarca se convierte en el gobierno de los siete grandes oficiales. la islámica y la carolingia. El ejemplo de Francia no tiene menos interés que el siciliano. Gerson en su famoso Sermo pro pace señala como cosa certisima que Francia constituye la parte más hermosa más firme y más estable de la Cristiandad. Los normandos. Hubo musulmanes en puestos muy Importantes de la casa real. En el mIsmo Gerson se hace referencia al sistema hereditarIo y acaso puede advertirse en su perfil esa firmeza tan SUbrayada. Su i!8COlta está constituida por una tropa de negros con jefe musulmán. fué. la Caballería y la cultura cortesana. En arquitectura el gótico es llamado francés. El idioma es -exaltado por Bruneto Latino. dan impUlso a un régimen que saca su fuerza del poder real.

discípulO suyo._FRIT'L KERN: me Anfo. de Laón. pero el rey está por encima de todos y puede cuidar directamente el interés del reino y hacer con este fin ordenaciones sobre cuanto le parezca útil para el común provecho..tauel. H .. II (11Ql·1154) und dte Gruendun" der rwrm<Inisch._W. 1929. refiriéndose a la instalación del Papa en Aviñ6n. ZeltschriIt.. Lea rota tMumaturges. Estrasburgo. el francés aparece rodeado de los primeros barones del reino. 1907.. 1934. habla del pais como de aquel en cuyo suelo residen la paz y la justi· ~a. en.. Le!pzlg. la versión agustinista y la carolingia.m:ñlisc/>..en. Tubinga. cMltt. l!:rganzugsb. Munlch.-Fa. Mittelalter·Deutschlana. Nancy... -Santo Tomás explica en París. los condes de Champaña. 11HZ. KIENAS'I': Der franzoesische SI=t 1m 130 '"m . 1911. S1<r la eontume eonslitUtlO1lelle CIU XV' 8Ucle. escribe su De reoimini para el príncipe heredero...O!. 11l23. Figuran como séquito de ese gran rey los -duques de Borgoña. 1947.. Vlaney.. l)opSCN: Rf!1":og Rudolj IV urul HausuertTag. Mo' .. 11"32. y el derecho romano renaciente. Kak. {m Zeltalt . Con esas aportaciones se da una concreta fundamenta· d6n doctrinal a la monarquía hereditaria. Egidio Romano... que constituyen un colegio cerrado de altos aristócratas feudales con precedencias prI· vilegiadas no s610 en el procedimIento. Ro" . 1899. Están allí San Luis y el aristo- telismo. de Beauvais y de Chálons. futuro Felipe el Hermoso.. cllfe. 145. ANN: D/18 KaiserKIJ1"l-s des Gros"!m... KANTOROW1(.. La publica utilitas se vierte a las oro denanzas reales pour le commun profit.. BRACKftI". HIi:LD._A. JI. redactadas por lJeaumanoir hacia 1283--.-A.orum áominium omnibus placet.. Mientras el siciliano constituye un séquito de grandes oficiales. Cada barón es soberano en Su baronia---<leclaran las Costumbres del Beauvaisis.--GUSTAVI: DU· _ ._KA.42. de Flandes y de Tolosa._H.. cRev. $ch/k"aal. 1935. 47. des franzoesis.. El carácter sacerdotal del monarca fué apoyado por la translación de la Santa Sede. HlffiER: GeschlcMe des Herzogs Rudol. 18t15. casi una confesión. CH.-H.. Le._ M. cHist. que en una u otra forma vie.. Por lo demás.. oesterrelchlBChe Geschlchstsforcbung. Frledrle/>... IV van Oesferrelch. qui cum paucis equitare consueverunt etl bene regere et a subditis diligi. KAR1..!m Grundla"". des Delll< Mondes>. de Noyen..-HuILLARD--BRtHOLLES: Vle et correspondence de Plerre de U. La Deterrninatio compendiosa. 1904. SICILlA y Ii'RANCIA 127 que su base está en la atmósfera misma de las dos monarquías. Parls.Lana. Fl:ruUP: La cRtpublfque du ""yau"". JI. cHISt. Zeltscbrllh. des lnstitus f. Frenee dan8 lu dernfers Bf~ele~ du HalIen-Age. chm Natlona!bewustsein.E>lPF: Plerre Dubo!s uoo Ihe dIe "elsU. 1924~A.z: Ka!ser Frtedrlch cler Zwelte. "": Kais .!moe des fran~oesisch.. No es una idea..Emc C".. lnsbrucb. Nuestro Alvaro Pelayo la ofrece como ver dadero dechado de gobierno: Quod vero regmn bon.-K. La dulce y hermosa Francia de las canciones de gesta se añade el Utulo de bien gobernada. Weimar 1928. Normandía y Guyena. UEMPLOS DEL CONTIN&1Ii'TE. HS"PElo: Deut$C/>. cM~I.... omnes subditos pro satelitibus habent sicut apparot in regibus banis FrancitE.. Federico decide: San Luis sólo se aconseja en las cosas dudosas y se reserva incluso el pedir ese consejo. París.--GARILLOT: Elud . lllG5.en AusdehnunospollHk bis zum Jahr 1308. ViOne... FUNK-8REN"rANO: L'anclenne Frenee.N": Die Wandlun" d . Francia hace del rey un verdadero mito. Mas los dos regímenes convienen en el poder del rey. BaNlIlSl'" L'Etat itallen (Jt)ant Mac/>. Parls.nen sonando desde 1180. Frledrtch8 1. BerUn. el arzobispo de Reims. sino una creencia.. bien O_que el rito en si nazca precisamente en la francesa.t um 1300.SPUl... 1931. SlaaUOO5chauun" . los obispos de Landres. Por bajo del rey aparecen los pares. C BLocu..

Stift. Zur Geschlch.t&ch"" Slaate$.--G. 1927. De este modo el feudalismo refuerza el prinCipio monárquico. prov. Akad .¿. la ordenación de la comunidad. . : Der K<lenlg van F'TGnkrelch. porque «los hennanos son iguales»." Germ" 44. pero con ella se recompone. Monod.-P. RÉGIMEN FEUDAL Y RÉGIMEN ESTAMENTARIO El régimen feudal no se da uniformemente en Europa. We!mar. 1939.Sitzunsb. cEtudes d'Hist. Su desarrollo tampoco es general. El triunfo del prinCipio de la primogenitura significa un progreso en la consolidación del regnum. sino el supremo propietario. Zeilschrlru. desde un punto de vista político-como ha notado Halphen-.u France des "'"'I/Ines ol< 1328. un hombre valiente. ¡9j9.. ciertamente. Barl. 1896. y ellos asumen fun('iones de poder y de jurisdicción_ El movimiento es muy vasto y comprende la consecución de la Inmunidad por los propietarios y la here- .dl<lgen de" modernom o1" . Su caracterización está determinada por los tipos que conocen Alemania. 159. rompiéndose la vieja fórmula natural de heredar dividiendo los territorios según el número de hijos. D1I: Y"I<TEYER. MAY>:R: DIe Altabl'duna <1"" G. mas en todo caso lo que hay como raíz del feudalismo es la primacía de la relación de fuerza que conduce a un régimen militar y a la preponderancia de lo económico..---D.penetración de estos elementos en la constitución de la manarquia se fija principalmente en el tema de la sucesión_ En Inglaterra se inicia la sucesión de la Corona por el primogénito. El rey no es sólo el representante del pueblo. Napa!. italia." Gel·m. DE STEF. de. 43._ N'ESE: Ole GeUlzgelnlng der twrmanlscheJl Dunas/ie 1m Reg"urn Sicl/he. Sov.• . condujo a plantear cuestiones de disciplina familiar: Ricardo Corazón de León rehusa prestar homenaje a su hennano Enrique. La. el lazo.te des deu/schen KoenIU8Wah. Roma.. PERnleHET: La Grande Chanceil ...". 1928.. .g8wahlrechl$. SCllRA.-TH.. de otra parte. siendo distinto en el interior y en los territorios periféricos._A. El vasallo es un guerrero. Zeltsehrttu..128 Il!llr/n¿ad. rArchiv!o stoT. rechls . La penetración del feudalismo. Francia e Inglaterra. 1938. E. Importa destacar en aquél. señalando la fusión de servicios privados y públieos. Parla. -l1. ~lIlst. Federico 11 e le caTl"""ti BJ>irituuli del suo tempo. N¡. ¿supone la disolución de los elementos políticos? Algunos autores. preuss. 1923. 1921. Otra aportación del feudalismo a la historia de las formas políticas se localiza en la administración territorial.ue Forsd""'flen onIr Gesclllchle des deutsclle KoenlflswaIlITe~llts • • Zeltschrlft der Sav.. Stift. n. Para los historiadores y para los juristas varía evidentemente el elemento sobre que se apura la atención. STUTZ: Relms und Molaz In der Koen.. Parla.--SCHIFPA: Skllla e /¡alia sotto Federico 11 dI Suevia. La realidad es que varía el vínculo.ri" . S.-U.. como aconteda con las baronías. Berlín.... Mas. 1924.I. mediata o inmediatamente dispone de un Bodenregal..m Millclalter. L'origlne des douze Pa1r. dedlés a G. 1912. sostienen la res· puesta afirmativa. su carácter esencialmente militar. lIJIO. de súbdito es sustituído par la relación ligia. como Calmette.Zelt""hrl{t de. 148. p~ 1'If:: Lo Stalo glbeU"o di Fedene<> Il..-L..Hlst. 1933. Los condes y sus tenientes poseen una potestad casi exclusivamente militar hasta el momento en que sus posesiones cobran carácter de beneficios.• 14. un mües. de France. o.... .

esto es. la importancia de las ciudades.. el hecho de la caballería villana. no cons· tituyesen estamento. Su fundamentación parte de las cartas o fueros que definen un propio estatuto jurídico.43. Según Brunner. el feudo surge de la fusIón del beneficio y el vasallaje. o coincidentes con príncipes dotados de extensas facultades.lformación. Frente a este parecer. pero que en ocasiones son poderosos: los legistas y los mercaderes. atGIM:EloI F1i:UIML ~ RÉGIMEN KSTA. el séquito (como el merOVingio). integrado en ·preITogativas o franquezas en las cuales la idea esencial dE: su concesión es el privilegio y no la función. etc. De otra parte se duda que esos beneficios tengan un enlace cronológico con el nacimiento del feudo. ordenación púo blica y jerárquica derivada de estas grandes directrices. Calificado por rasgos muy definidos el régimen estamentario. y dos gtupos situados inferiormente. En fin. donde el elemento feudal no pudo tener inserción. Dopsch ha objetado que las confiscaciones y aun la caballería. mejor que una institución determinada. el régimen estamentario se llga a una tipología constitucional. distinguiéndose dos estamentos: el espiritual y el baroníal. un ambiente típico de la Edad Media: simple preponderancia de los lazos militares sobre los poliUcos. En el ejemplo de su aplicación inglesa.ENTARIO 129 ditariedad de los beneficios por los condes. se ha hablado de regímenes montados sobre las estirpes (como el germánico antiguo). las ciudades {como en la Italia septentrional) . Krawinkel se une a esta objeción estimando que en el siglo VIIl el peligro de la invasión árabe no ofrecia tanta gravedad. Hay que tener en cuenta. En otro aspecto cabe apoyar la clasificación sobre el elemento interno predominante. Con la peste negra y con la guerra con FrannOCTIUlIAS. Más tarde se abren camino e incluso son exaltados._9 . tras la caída del Imperio carolingio). una caballería franca capaz de resistir a las tropas montadas musulmanas. Delbrueck afirma que el proceso de introducción de la caballería fué lento y responde a cambios de estrategia y de tác· tica. la pequeña nobleza. Sánchez Albornoz asegura que la caballería árabe no era importante como para exigir semejante transformación.. de este modo. Se entremezclan. beneficio y vasallaje. de una caballería sin beneficios u honores. de otro lado. Lot considera que el beneficio no es nada antes de ser entregado a un vasallo. apareciendo ya con su auténtica y plena cO¡. los municipios o uniones de municipios (recuérdese también el ejemplo español de las Hermandades). surgen al oponerse Por Carlos Martel. Con el fin de caracterizar las estructuras politicas. el feudo (en Francia. aparece como inserción orgánica en el orden político de los grupos sociales que se distribuían la efectiva dominación del país. Según la communis opinio. Sólo así se explica que los campesinos. en el siglo VIII. Acaso con el nombre de feudo designamos.M. los numerosos elementos que matizan el movimiento: la teorización general de la Caballería como orden o congregación de tipo religioso. o---y éste es el caso del régimen de estamentos-basados en los poderes locales de los gremios y las corporaciones. que representaban un papel importantisimo. y así habrá ordenamientos políticos de carácter comunal o municipal. son anteriores a esa fecha.

Consecuencia de tal reconocimiento es el papel que efectivamente lleva a catlo. París. La integración de estas representaciones conduce a un ordenamien· to político estamentario. está dentro de su órbita.---cAp. Llama. y as[ RE' puede comprobar que este régimen ha permitido dar a la organización política un desarrollo instrumental que sirve para vigorizar el poder de mando. podía. sino en España (Ordenamientos de 1351) y en otros países. por virtud de convocatorias en las que se invocan los deberes de ayuda y de consejo. en efecto. que ya figura en la época carolingia. mas con actitud puramente defensiva.---CALMETTE: La sociéU jéodale.• . El ejemplO de Castilla. 1885. La monarquía se refuerza por el contraste de los estamentos. DoPSCH: Die leudes und . no sólo en Inglaterra. normalmente. b~rJine" Akad . señalando las bases de la libertad política. forman un magnum consilium o parlamentum. típicamente inglés. a mediados del siglo XIV.130 LIBRO nl. collegia o comunidades. pOr su agregación a la curia oro dinaria en asuntos o circunstancias graves. Bien pronto corresponde la iniciativa a la nobleza y a las ciudades. La nobleza trata de obtrmer mayores concesiones. los que tienen una eficacia paliUca mejor conocida son aquellos que acuden a los Parlamentos en representaclón de cuantos realizan una tarea semejante o poseen un privilegio gene· ralo La inserción de los estamentos en las Cortes o Estados generales se produce entre los siglos XIll a XIV. Cuando el régimen estamentario consigue pleno desarrollo supone una limitación contractual del poder del rey. al propio tiempo que una diversificación de situaciones políticas y jurídicas. sino el interés general. Hintze ha distinguido un sistema. que al plantearse Ocam la cuestión del traspaso del poder del Imperio romano al Pontffice considera que no podían serIe transferidos los iura partialia de personas. Al primero corresponden las tierras periféricas extrañas al núcleo carolingio.lal: el primero en conseguirlo es el eclesiástico. HRUNNER: Die Landschenkungen del' MerowingCT und AgHolfingcr. de Nápoles y de Sicilia. surgen las primeras ordenanzas de tipo laboral que regulan el estado de los trabajadores. sino modalidades que se ofrecen de acuerdo con el juego de la dualidad popular y nobiliaria. no sólo sus privilegios. El apogeo de este régimen se señala por el hecho de que los referidos grupos constituyan. que llama cameral. cuando el príncipe territorial comparte su poder con el de los estamentos. del caractedstico de Francia. «SH. XV: IREGNUM~ y t:REGlMEN:J cia. De todos estos grupos. congregaciones. convocar a quien quisiera sin necesidad de referirse a un titulo determinado. El rey. 1923.-A. H. a los tres esta· mentos ad habendum consilium super guerra et defensione regni. una corporación superior de la que resulta el típico dualismo. aunque no corresponda plenamente al primer grupo. al segundo. No hay por eso un ejemplo concreto de constitución estamentaria. Tanto se reconoce así. barones y ciuda· danos. El brazo popular es quien defiende. los territorios de Aragón. frente al rey. Prelados. Por esta acción aquéllos-organizados autónomamente con anterioridad como asociaciones de hecho--adquieren reconocimiento ofi<.

::L. . Parls. 5. Argentina. 1926. 25. Zeltschrlft. V.. 1935. «Bull. Esp. oHist.-E. Welmar. de SruBBS.. Roma. 1942. oHlst.. wall in¡ Mi/telalter.... Mendoza. 1. 1932..-STENCEL: Gntndherrschaft und Inmunitaet. PnmIN: La soclliU jl!odale.Anuarlo de Hlst.m 1m Re/che der Merowlnger und Karollnger. 1933.mdeshcrr/iche Verwaltung. ZeltschrlIn. 1943. 19Z3.. 1933. Germ . . del' Sav.saoF: O><'ett ce que la féoda!ité. 1907. 1946..'anclen regime. 1912. a la ed. Pollt. fr. 32. Se. 1933. 103. 1938. Zeitschrlfn._CL. lO. Rev .-Ern:tf: DtJlI Vnterkoenigtu. Le rol d'AngleUl"re el ses Par/ements BU Moyen-Age (Introd. REGIMEN FEUDAL Y RÉGIMEN ESTAMENTARlO 131 dM Lehnwesen. Inter._SPANGENBERG: L. PE'I'lT_DUTA'LLIS: Lo Monarchie j<lodale en France et en An/i'leterre._W.. 3l. L'lstituto parlamentare In llalla. K''''NAsr: Lehnrecht una Staatsge. S~NCHEZ Ar_HORNOZ: En torno a los orl. g1d<> en Staat una Verfassung. Welmar. f.lGER: Die sonale und polUlache Bedeutung der Grunflhe-rrschajt '1m jrv..-A. GASS. 68. Fevdnllsmus "ud Staendetum._HA. LOUSSE: La socUU d.43.Zeltsch.: StT1iklurwandlu/i'cn de~ mltte· laUerlichen Slaates. KRAWINKEL: Untersuchungen zur traenklschen Beneflzjalrecht. 1903.Amer.!. Selenee. LEwIS: Organlc lendencles In Ihe Me_ Il:levai Po/Uical Thought. Parl. Gesehlchsforschunlil'~.Rev. oMltellungen del' Inst. 1949. 158.-E.• . 11104. . Stlft. Xl-XIII" ~i<kle. Roma.. .Urltto comparalo.. 1941l. del Der.---G. E..eheren Mitte/alter. Lovalna. 1909. 1931 (reco. G .tel. ()eesterr. .-H. Lauis. L. Hlstorique Manad. S~. NeucM._F.-MARONCIU: 1 Parlamenti di Sardegna nella storia e nel . Commlttee Hlstor.genes del feudalismo.--CL..--CH.s. U: Etooes critiques mI' ¡'hlstolre de Charlemagne.---OrTa H'NTZE: Wellges· chkhtltche Bedlngun/i'en der Representationverfassun/i's. 1944. L'Eta· "llsscment pour le commun profU au'" temps de St.. 1935.. Vom Lehnstaat zum Staen-de81aat. oH1st.

CAPITULO XVI TIPOLUGIA DE LA AUTORIDAD Y DEL MONARCA 44. sino de mandar bien. simbolizado en las ciudades italianas por las casas muradas y por la especial protección del silencio. el legislador. La tipología de la autoridad y del monarca se cifra· y se valora en relación con la Divinidad y con la Justicia. y aún concretan como tipo ideal aquel del que ejerce la función apetecida: . cabeza del grupo dirigente. el defensor de la Iglesia. el caudillo. el protector del pueblo. sino por obra de los hábitos de la vida en común. Las tareas señalan sus series tipológicas: la protección de los súbditos. la cabeza del pueblo. el gobernante . El orden no nada como una expresión de voluntad.• Al recoger estas palabras de A. J.. refleja de esta forma. según escribe Lulio. como predicaría Maquiavelo. El séquito califica al rey como conductor del pueblo. de durar. La excelencia del principe se basaba en la bondad (virtud. El buen gobierno que describe Ambrosio Lorenzetti en el famoso fresco del Palacio público de Sena nos transmite una visión de la ciudad con la gente ocupada. decia que por él más que por las cosechas habían de contarse los años buenos: Annus bonus. El fin del principado consistia en la dirección del señorío para mantener en paz a los hombres por temor de justicia. Se parte de versiones poéticas. a menudo ligadas a los mismos cantares milenarios: el Carlomagno de la Canción de Rolando es un jefe de tribu germánica. la imagen de Dios. La tranlJuillitU3 refleja este sentido formal del orden. non tam de bonis fructibus quum de iuste regnantibus e. Ei valor del gobierno bueno frente al malo estriba en la sumisión a los objetivos de la paz y de ia justicia. Ya Boecio SUbrayando la importancia del príncipe justo. Carlyle se ha de reconocer que la concepción original y normal de la ley en la Edad Media fué muy diferente tanto de la concepción romana como de la moderna. en el centro de la Edad Media. Lorenzettl. N o era cuestión de sostenerse mucho. El mundo culto piensa en el rey como en el padre de la patria.. la ayuda al poder eclesiástico. la versión popular de la autoridad deseada. justicia.xistimandus. víctima de la peste en 1348. ética) mejor que en la eficacia. IDEAS MEDIEVALES SOBRE LA FIGURA DEL REY «El primero y más fundamental aspecto del pensamiento poUUco de la Edad Media era el principio de que toda autoridad politica constituia la expresión de la justicia.

en telle m. Sedulio Escoto.. La exaltación del rey cerca de la Divinidad conduce asimismo a la formación de uno de los elementos que más han contribuido a vi· gorizar la tesis del derecho divino en Inglaterra y en Francia: el de. y ligándose a actitudes estamentarias. en Eximenis y en don Juan Manuel. quod ex speciali divina influentia super tos. jefes de las tribus. uniéndole a BUS mandos como la cabeza al cuerpo. Este escribe hacia 1370: Il tient et possede son Royaume de Dieu tant seulement sans aucun 1fUJyen. ex ampliori participationi Entis. Eneas Silvio . unt sunt reges Francire. IDEAS MEDIEVALES SOBllE LA FIGURA DEL REY 133 el legislador. ya difundido por el seudo Plutarco. sicut propria membra. Santo Tomás. Con lo que ya se adi- vinan las consecuencias de la interpretación. para quien el reyes vicario de Dios (y. «Alma y vida del pueblo».44. El sermo regis ·de la Edad Media se liga a la digna . El autor de la difundida Determinatio compendio. ne en tant comme son vicaire. el juzgador. un pasaje de las Partidas. ne tant l'omme homme. ne qu'il ne le tient du vicaire de Jhésu·Christ. el rey se califica como vicario de Dios.aniere que il ne se tient de Que/que homme. Juan de Salisbery. el seudo Aris· tóteles del Secreta secretorum.: sa. pero la peregrinación de escrofulosos que bus· el caba a Francisco I durante su prisión en España revela que los reyes de Francia cuidaron particularmente del mantenimiento de esta aureola. singulares habent virtutem super populum regritudine laborantem. La versión organicista de esta postura ofrece al rey como cabeza del pueblo. Lo recogen Séneca. en las Partidas y en López de Ayala. Si la mano del rey tenia especialísimo poder.. el ejemplo odiado: el del monarca realizador de la tiranía. Sicut in corpore anima--escribe el Santo-reputat rex singulus qui suo subsunt regimini. La civitas queda planteada como organismo natu· ral. testimoniado por Egidio Romano y por Santo Tomás. en esa misma orientación. dominus nos· rex Karolus. su derecho de actuar divino). e incluso como casi semidiós (rex quasi semi deus). Este término arranca de la época romana. y del princeps anima corporis rei puNicce. Como contrafigura de todos ellos. Juan de Gales la hace correr en su Comuniloquio y por él la trae Marcos de Villalba a las Cortes catalanas de 1419. y en esa misma línea. por consiguien· te. San Bernardo. et de rege Anglire fertur. presIde la elaboración de la serie paternalista. La imagen de los antiguos patriarcas. aparece en Egidio Romano y en Juan de Salisbery. cuando la mención se dirigía en provecho del empe· radar. Destacan entonces las versiones del princeps caput corporis rei '[)'Ublicce. Alvaro Pelayo cita también 'ercaso de Sancho IV. Análoga es la base de la versión inglesa de Bracton. su poder milagroso. da esta explicación: H oc etiam apparet in modernis vrincipibus viris catholicis et ecclesiasticis. La posición es divulgada por el Salisberien· se' y suena y resuena en multitud de textos. La figura del principe como imagen de Dios (rex imago Dei). En la misma serie. la voz del monarca no lo tuvo menor. La figura del pater patrire o princeps pater suena en Egidio Romano. se afirma la tesis del príncipe puesto por Dios como cabeza. Esmaragdo. declara. y de la francesa de Raúl de Presles.

y Jurlsp. (en su Le 1>"0bMme de ¡·Egl1se el de l'Etat. de Alvaro Pelayo.. 4. serenidad del mar.. 3. Rev. alegría de los hombres._.-J"OSEPH VOlGT: Divide et Impera. consuelo de los pobres. des Questlons Hlstorlques~.>. Sttugart.INI: La propr!etil. Las Cortes de Madrigal responden todavía en 1476 con estas palabras: «y -esta tal obligación quiere Dios que le sea pagada en la administración de la justicia. Hallen. al nacer.YJ. que recoge del Tratado de los Doce Abusos la expresión de la justicia del rey sobre esta letanía de beneficios: paz de los pueblos. 1913..-E. cFestschrlít f. BOEHTI.F.-NICOl. por citar uno. Véanse en el Specu.. . 1940.R: Frelhelsgarantlen fuer Per6<lll und Efocntum 1m Mittelalter. dulzura del tiempo. 1933. Esp. seguridad en la herencia de los huérfanos. cobra vigor en el Salisberiense y brilla en la prosa española de Sánchez de Arévalo.hay una cuestión que se plantea en primer término: cuándo y por qué se califica a un señor como tirano._ESMElN: La n1<>%im. Se comprende. cLelpzlger Studlen~.e Princeps tel7fbus so!ut . tllitil.. 1936. vml KELI.. il prlnclpe f1 "esproprloztane per pu/>lIca . sostén de las personas. . Heidelberg. este .. lum.Berlchte der GescU. Oxford. seguridad de la plebe. Leg. La contribución literaria aporta figuras poéticas como la del rey navegante-el rex nauta de Santo Tomás-. Reweto G lo. además.-CAP.-R.Homenaje 11. apénd. que arrastra una estirpe platoniana y ciceroniana. Lo que sucede es que.Fetschrlft f. 7. 1926). Madrid.Rev. FtnkH.-HEruUNN SCHN~IDER: Herrscher "11M Rekh in der deutsehen Heldendichtuno. . I90l. LA CALIFICACIÓN DEL REY COMO TIRANO Cuando un pueblo y una época piensan sobre la libertad-escrlbe Schoenstedt-. JUAN BENJ<"{TO: Juslfcia y Jurisdicción en la Edad Media espaffola. Están ligadas igualmente a la tarea del monarca las figuras del rey legislador_ideal que encontró representaciones tan vigorosas como las de Federico II y Alfonso X-.ING: Serma regis. Ley y a ¡a personG en la Edad Me· cija e8pal\ola. .-CARI. Zurita..z: Beltraege =r Geschichte der Hohelt".oebltche marlme des roemlschen ImperialimU8. curación de los enfermos. que sea as( porque el rey está especialmente calificado por el ejercicio de la justicia y de la ley: Principalis autem et precipuus actus regie potestatis-escribe Alvaro Pelayo en su Speculum-est iudicare . HINOJOSA: El derecho en el Poema del Cid (en sus Estudios de h* taria del Derecho espaffol. Lelpzlg.r Zett deT erten Slaujer.--0. fecundidad de las tierras. GARdA So"'I. fundada esperanza en la bienaventuranza futura. Lovalna.IN"~: AIl(\ van leyes do quieren reyes. Dilo . «Rev...Vlnograda!! Essayso.. Orfgene8 de la cienCia />o/ltIca en ES¡lall. 53..» i Nada menos que el rey correspondiendo al favor divino por esa función juzgadoral Y por medio iba Jonás de Orleáns. Zaragoza. der Wlssen. salvaguardia del par!!.134 UBRO 1II. SCHOr. Stuttgart.._R[VIEa~: Ylcarlus De. Madrid 10(3). y aun para el mismo rey. 3. XVI: LA AUTORIDAD Y EL MONARCA vox que recoge el Digesto. Egidio Romano formula de manera semejante la imagen del rex sagittatoT.. La literatura poI(tica nos ofrece al tirano sobre la ruptura de las virtudes que proclaman los Espejos de príncipes. Oxfol'd. l!M1. . 1940. Milán. en efecto. cuántas circunstancias niegan al príncIpe ideal.. 1869. el rey defensor de la Iglesia y el rey atleta de Cristo.. Gen. Hallen. est dans l'ancien draft pu/>Itc fran~a!s. 45.echt des deutscllen K(le1!lno :ru._ LEaN GAUTIEll: L'idlie pa!itlque dans les chansons de geste. 1918. de FUo!. 1948.. «Rev.E: Pa!itlca¡ Líberty. 1940.R. 1949. A. 2.

sino a un padre de la patria y al más clemente y legitimo de los prínCipes. quantoque ex defectu tituli. Antenor. y cometieron una culpa tanto más grave contra la república cuanto más grave y detestable puede ser suscitar en un tranquilo estado la furia e insania de la guerra civIL Otros autores encuentran la tiranía en la ruptura de la fidelldad o en la falta de sometimiento al derecho. Nicolás de Cusa plantea la-tiranía sobre la formación ilegítima o anticonstitucional del gobierno. son los hechos y no los nombres Jo que se ha de considerar. considerándose factores tan típicamente ligados a la Italia medieval y municipal como ese del tranquillo stato del popolo. La tesis encuentra antecedentes tomistas. pero también la mejor atención hacia el mundo próximo. porque el tirano no se ordena a él. se forja una figura gracias a la distinción entre uso y título. su régimen es de justicia. Bártolo nos la señala en su De tlyanonia: Ex parte exercitii. Pierde así valor el punto de partida y lo cobra el ejercicio mismo del poder. con Judas. sino al ambiente republicano italiano. tyranni dicuntur. revelándose de tal manera una transformación de los puntos de vista sobre los que se venía calificando la tiranía. lo que le califica es el servicio a la utilidad propia. Salutati ve en César no tanto al fundador del Imperio cuanto a un ciudadano de Roma que había ejercido por primera vez el gobierno como propia tarea personal. su Tractatus de tyranno responde a una duda derivada de la lectura del poema dantesco: si César fué o no tirano. sin embargo. esto es. Judit exaltada por la Biblia.45. en la que ya se distinguen los elementos morales típicos: puede haber reyes inoportunos y tiranos clementes. que se consideraba ofendido por la severa condena de Casio y de Bruto. al último rincón del infierno. en multívoca explicación literaria y política. no solamente se liga a la polémica en torno a Dante. Pero sobre estos matices. Santo Tomás trae referencias teleológicas: 10 que califica al gobernante es el servicio al bien común. Estos son lo más importante. especialmente en los Comentarios al Libro de las Sentencias: Defectu personce. distinguiendo el hábito y el acto: Unus quidem habitu. En el ejemplo de Coluccio Salutati. en su calidad de rey. repl1blicas con caudillos. de las costumbres y de las reglas morales. son antecedentes de la postura ciceroniana.. y si Dante juzgó acertadamente enviando a sus asesinos. defectum modo adquirendi. sed alter est actu. Se estima tirano a quien se separa. y Salutati en su De tyranno. la dignidad y la majestad quedan suplantadas por los medios. por falta de elección o llamamiento: Invasores itaque do-minil non vocati nec electi. El tema. consagrado en Grecia con el bronce. condición en la que coincidían con los señores de aquellas ciudades. el tiranicidio señala con su enjuiciamiento una figura que lo complementa. Para Bártolo. Los asesinos de César-viene a concluirse en la posición de Salutati-no mataron a un tirano. aureolados por el heroísmo y el patriotismo en la interpretación tópica. Se testimonia alli la sólida influencia tomista y salisberiana. sin que se deje de tener en cuen- . LA CALIFICACiÓN DEL REY COMO TiRANO 135 concepto de tiranía unido al de libertad. En San Agustín y en San Isidoro entran a contribución los conceptos de niquitas y de iniustitia.

y Nogaret. Flotte. se liga en su parte fundamental a la persecución del saber y de la ciencia por parte del gobernante. N o es ya que ese rey que pierde sentido abandone la cultura. Si el tirano es inmoral. y Eximenis y cien más. el studium deja de ser áncora de la libertad y se convierte en medio de domina· Ci6n. por ejemplo. Para Eximinis. La destrucción de las gentes mejore. Es corriente en la doctrina que se acuda a la tesis de la readquisición del Poder por la comunidad. señalan con(>retamente al tirano. se estudian las cautelas. y con esto se planteó la consecuencia candente: el tiranicidio. porque su problema es auténticamente jurídico. la depOSición es pOSible por obra de una junta de notables. bien que aconseje que se obre con prudencia. Aqui es especiaimente el provecho propio lo que le califica. como es~ribe Egidio.--CAP. en. que si de hecho lo ha cedido al monarca. Gervasio. en carta a los pisanos. según la respuesta de fas personalidades de Siria a su rey (que evoca un episodio de la historia aragonesa): «El poder del reino en su conjunto es superior al VUestro. Florián y Plasians son más áinigos del rey que de Platón. y. Mas resulta que esa iuwstigación importa a los juristas. Cuando Pierre Dubois detenta el Rectorado de la Soborna. Durand. y aprovecha la pcasión para subrayar la superioridad del poder del pueblo. nos dan por lo pronto el consuelo de que tales regímenes no duran: Tyrannis durare non potest. En representación de éste. no lo pierde por la cesión y puede recobrarlo al deponer al tirano.. tal actitud desliga a los súbditos de la fidelidad. el studium litteraTUm. Por eso. según la línea gregoriana-tNon pertinunt ad iuristam-dice-. Por eso los intelectuales que. previéndose la Justificatian du Duc de . cuya des· cripción divulgan las revelaciones que hizo el obispo Cesáreo de Viter· ba. XVI: LA AUTORIDAD Y EL MONARCA ta el enlace con la moral. fin. se preocupan de la Politica. Acoge Eximenis una ('ierta doctrina del patriarca de Alejandria. Nuestro Eximenis parte de un caso conocido: el del prefecto de Roma candidato al trono de Lombardía. sino que impida la obra docente.. ¿puede admitirse su muerte violenta? Tanto Egidio Romano como Alvaro Pelayo. las sintetiza Egidio Romano.» La doctrina del tiranicidio. tal como. la prohibición de las asociaciones y de los gremios. La Universidad de Paris asocia a su empresa la designación de tille "du Roy. la opresión derivada de una ordenación de la república dirigrda al bien propio del rey. y produciendo el menor daño posible. exaltan de tal modo la cultura que acaban por hacerla fin de la sociedad. según una linea jamás cortada. la presencia de espías. y así habrá de mantenerse si no se quiere dejar para la otra vida el juicio de quien incumple la misión de gobierno que Dios le ha dado. Eximenis senala también la hipótesis de deponer al tirano. porlIue. producto de elaboración intelectual.136 LIBRO III. Bien ::rue en enlace con la moral. con el fin de hundir al pueblo en las tinieblas de la ignorancia: Tenebris ignorantire involuti. ni el tema de la sumisión al derecho: Qui non iure principatur. el tirano se coloca frente al studium. En la teorización medieval. desde Aristóteles acá.

LOS FINES DE LA «CIVITAS»: CARÁCTER JURÍDICO DEL «REGNUMII Gerson definfa el rcgnum en fonna más elevadamente moral que aquella sencilla y expresiva de MarsiJio. pero no una simple tranquillitas. xv.de un interregno peligroso. aquel rex intellectus sine concupiscentia.. proceden a designarle. Berlín. La designación de jueCes como función primera está reconocida en nuestro Fuero de León.FRumruCH SCHOENSTEOT: Der Tyrane"mord lm SpaetmlUeLalter.. Y con la paz para la sociedad. cuatro días después. paX et suficientia in vita. 1932.» Inglaterra ofreció un ejemplo interesante con la ascensión de Eduardo 1. esse non. ~: J. el regnum es la sociedad ordenada para mandar y para obedecer según la ley eterna (societas ordinata in imperando et obediendo secundum legem aeternam). 46. potest J. los barones. Firme el rey a la cabeza de la república. Así es posible el orden. huyendo . por acompañar a los cruzados. como se dice en otros territorios: cEl trono tiene siempre un rey. El rey jU2gador es bien pronto el ordenador de la justicia. que ya desde antes de afirmar su poder legislativo atendía a asegurar las organizaciones pública y privada por medio de sus reiteradas confirmaciones.· Jean Pelit. ya tuvo la civitas terrena tranquilidad asegurada. Para Gerson. Paris. en forma semejante a la que proclamaría el pasaje de Baldo: Omnis jurisdictio es omnis districtu apud jJ<tÍncipem est. et omnes iudices a pri1lCÍpe administrationem acciper" debent et iusiurandum prrestare. típico poder gubernativo. Su fin es la paz.. sino una paz que tenga a la justicia como hermana. pero reina desde que fué elegido. cuando "Su padre fallece.r actitudes tiránicas. mantenido por el monarca. Ausente.stit1lendorum magistratuum. que' no es sino una consecuencia de esa paz y del cuidado que ha de tener el rey en que todos estén bien abastecidos: Felicitas est .46.\RÁCTER DEL CRIWNtIK_ 137 Bourgoane y el Concilio de París de 1413-1414. covu. llgándose al momento de Roncalia. 1949. que afina y afirma el carácter jur[dico del regnum. B"NEVTO: Los Ot'Íoelles de La Ciencia p"Utlca en España..sllele.----que haya sabios ni entendidos en las ciencias rporque non puedan entender sus males». ya que de otro modo no se comprende (pa:c absque gcnnano sorore sua. perdiéndose la preocupación por el monarca perfecto. o. la felicidad para los ciudadanos. videl1cet iustitia. . y es que el rey concupiscente y no intelectivo no"quiere---<!omo sub- raya Egidio Romano. 1938.. Y el ciclo se cierra con ('1 triunfo de la fortuna sobre la virtud. Creció as!: la figura de la iusstio. Este rey que sujeta a los intelectuales hace resurgi.-A. MadrId. Dos años tarda en regresar. FINES DE LA ~CIVlTAS_: C. Es lo que ah!: se califica como potes· t{Js· con. La c~eslion d1< tyranlclde a1< comme"ccment a .rona: t:El rey no muerell. Por eso uno de los elementos que mejor afirmaron la civitas en sus propios fines fué la máxima que hace perenne la institución de la Co.

se van fijando el ámbito y el desarrollo de esta norma. El «poderío real absoluto» no es siempre un concepto jurídico. o «Allá van leyes do quieren reyes». una tendencia hacia la constitucionalización. efectivo o formal. como nota Wohlhaupter. Existe. vocata epieikeia. un sentimiento de lo jurídico que se subraya. y en contacto con los verba regis carolingiOS. ¿Significa esto-se pregunta--el cierre del aparato burocrático. Son aquellas las cartas desaforadas de nues- . en efecto.138 LIBRO I1I. de regimen pOliticum y regimen legale y difundida por Pedro Jacobo de Aurillac en su Practica aurea libellorum. en la Edad Media. esto es. que ni los jueces ni los particulares deben usar ni consentir que se usen aquellas cartas que ataquen los fueros o los privilegios dados por los reyes o por las Cortes o de cualquier manera aplicados en el territorio. ni tratados sin reunir a obispos. se admite el valor de ciertas disposiciones reales contrarias al derecho vigente. nobles y «hombres buenos». no sólo por la abstracta sumisión del príncipe al orden. Los Glosadores estimaron que la ley romana se limitaba a exceptuar al monarca de la sumisión a algunas disposiciones.---CAP. paz. sino en su concretisima obligación de mantener el «derecho viejo}). Por deformación del rescripto romano. plantea-y resuelve---el viejo tema de la exención del príncipe de la ley en relación con aquel pasaje 1. sino fundada en justa razón. A esta relación se liga la distinción hecha clásica en Fortescue. gracias a este uso de la epiqueya. Puede así decirse por lo menos tendencialmente. Para Eneas Silvia Piccolomini.3. sino el derecho. recogen. qua dirigitur iudex. La presencia de disposiciones sobre los derechos fundamentales sólo puede provenir. Y esa misma postura sostienen Nicolás de Cusa y Rodrigo Sánchez de Arévalo. figura que se interpreta ampliamente. o es el fortalecimiento de la idea de Estado? Ayudan. Hay. a este movimiento ciertos «hombres científicos1l que aconsejan a los monarcas y forman en su séquito. Gracias a la participación de los juristas. XVI: LA AUTORIDAD Y EL MONARCA A la actividad judicial se asocia la moderadora. Los conciliaristas fijan el principio de que la dispensa de la ley no puede ser arbitraria. Las frases «Quien puede facer leyes puede contra ellas ir». de un mundo que ofrecía en su estructura espiritual y exterior ciertos momentos favorables a tal desarrollo. quien reina no es el rey. el reyes esencialmente moderator. Estudiando la organización medieval de la Corona aragonesa. Se declara. como aquel de no hacer guerra. que supone la aplicación de la epiqueya: Virtus quedam--escribe Marsilio-. que. sino más bien una simple declaración de la independencia del rey en lo temporal. de tan clara influencia en el desarrollo del derecho público. La afirmación del sistema jurídico en las zonas más finamente poli· ticas. como Kern afirma. ha observado Kluepfel la presencia de personalidades de la oposición en los propios consejos. sin duda. la vigencia inicial de cuanto al· guna vez ha sido fijado como «ley del reino». Acaso por influjo de t'stos juristas van puntualizándose determinados compromisos. la actitud confirmadora del poder legislativo y la función moderadora del prínCipe.31 del Digesto. la sumIsión al mandato de los predecesores. conjuntamente. en principio.

159. KER'" Recht una: Verfas. Germ. y esas circunstancias modelaban su acción. Importancia análoga tiene el establecimiento de una jerarqu[a legislativa.-wallunosgeschlchte des Koenlsoretsch. bien que su poder sea el punto de llegada de todo el orden jurídico: penetra profundamente en las relaciones privadas de los súbditos. por importunidad de los solicitantes.. «Hlst. Huenster.ng in Mittel-alter. pretendido desde que las Cortes actúan con una cierta organización..CIVITASM: CARÁCTER DEL . Es preciso ponerse en su mundo: En vez de señorear tenía que luchar. a menudo..46. 720. Se trata de que los ordenamientos dados en Cortes no puedan deshacerse por privilegios reales. Arao" .-L. FlorencIa. dispensa de obligaciones o impedimentos.• .. De esta manera. 1941.-TR. F. eZe!tschrlft.S DE LA .. Zeltscbrlft •. . Fll'il. sino tan sólo en virtud de decisión posterior de las mismas Cortes._P.RI!GI'iUMIt 139 tro siglo XIV. según declaración de Juan 1 ante las Cortes de Briviesca. el poder del rey salta.. SuL>. 1939. 1919. V. KLUEI'FEL. Está bulliendo allí todo el problema de la agonía con que se anuncia el nacimiento del Estado...._ADALBERT ERLER' Die RonkaU8elíer Geset:z:e des Jahres 1158 una: die Oberilallenuche Staedtenfrelhelt. rompe promesas . Ze!t . ERCOLS' Da Bartolo al Althusio. 1907. libera de cargas.. 1932. MAYER' DIe Ausb!lgung tUr Grundlaqen des modernen deutschm Slaats • • Hlst. pues dada la insuficiencia <.. conseguidas. el rey se encuentra vinculado al Derecho. sobre las normas que él mismo confirma. der Sav.lel sentimiento de la organización poUtica. 61.

Tampoco puede ser olvidado el elemento germánico del mundium . huérfanos. es el fin de la civitas terrena. respectivamente. la protección viaria nace probablemente de la reiteración de las cláusulas acordadas por los concilios y los sínodos para garantizar la vida y los bienes de los peregrinos. Se ligan así la pax y el rex como término e instrumento. no sólo para los que acuden a venerar el cuerpo del Apóstol.ra especial en aquellos territorios donde apenas tenía fuerza el poder civil. desde un principio. viandantes. Esta coloca bajo su guardia directa tanto los lugares (iglesias. a su lado. Acaso la raíz de este instituto haya que buscarse en su análogo eclesiástico. y muy pronto se aplica esa estructura a determinadas categorías sociales que se consideran particularmente necesitadas de protección: trabajadores. la figura del asün. y las personas de sus ministros (sacerdotes. viudas . Hay. En España. Mientras aquél puede haber sido montado por simples consideraciones de caridad. dos elementos: lo que se liga a la calidad indefensa de las personas. servidores del culto). El sistema cobra vigor con la figura de la paz del rey. O mejor dicho. y lo qUe conduce a la tutela del camino. de man¡.CAPITULO XVII LA POSICION DEL SUBDITO 47. mercaderes. la protección de las peregrinaciones a Compostela se va formulando sobre conceptos y aún con palabras que se re-piten en distintas diócesis. Hay. EL SISTEMA DE PACES Y EL SENTlDO DE LA !DEi DE LIBERTAD La tranquillitas. que se convierte pronto en concepto e institución que basa el mundo jurídico del orden público. fraBes. Se monta. sino en términos que acogen una general protección del camIno. una propia protección de personas y cosas apoyada en la Iglesia.. e institución común tanto en Inglaterra como en el Continente. en las épocas menos dotadas de estructuras jurídicas. la pax. iniciado bajo el Imperio romano y vigorizado posteriormente. en efecto. efectivamente. El monarca aparece como esquema de toda la construcción y cubriendo objetivos de conservación del orden. de ·esta parte fundamental que es la tutela de la situación de súbdito. tan viva en los privilegios suizos y castellanos como en los de Austria y de Bretaña. en realidad. Nació así un régimen jurídico priVilegiadO. institución esencial en la elabora· ción de esa tutela.. cementerios) como las cosas que hayan sido adscritas al servicio divino por la bendición. La paz constituye.

bajo la paz del rey los mercaderes. a la audiencia o al palacio. con firme tradición germánica. las viudas y los judios. en 1218. van por 10 menos en el caso. SISTEMA DE PACES Y SENTIDO DE LA 1DlU. la vieja idea del fiscus iudaicus. Trátase probablemente de una protección compensada económicamente. Hay. y que. Que tiene semejanzas sor- . 2.. los burgueses y los villanos. advertimos que quedan bajo la pax del rey.. Ampliación. 16. tanto en el Bajo Imperio como en los reinos romanogermánicos (aqui con presencia del mundium).. Las Partidas recogen el conducto regio. en efecto. con sus bienes y con sus posesiones. derecho es Que sean honrados por honra del rey et guardados porque vivan en su seguranza. muebles e inmuebles. las menOres. Quedan también. en la· Edad Media. Arrancan de ahí todas las "tutelas civiles y procesales. aparece calificada por la garantia del coto regio de sesenta sueldos. la de la heredad o huerto contiguos. en la Peninsula Ibérica. como prolongación de la pax propia del palacio del rey. que la determina en la reunión de Villafranca. y especialmente para los que a ellas. según mi parecer. Creo mejor deducirla de una protección derivada de la que· corresponde a la misma persona. e impide. a la paz de la casa en la formulación de la paz del territorio poblado. viene a hacerse protección genérica del camino. los problemas de la' interpretación de la inimicitia y de la venganza familiar..» Influencia semejante a la que la pax Dei tiene sobre la formación de la paz re(Jis. en el pasaje n. yendo o viniendo.. a su vez. y con cuanto llevasen. de esta paz de la casa es. colocando bajo su mundium los caminos todos y a cuantos los utilicen. verdaderamente terminante: «Ca pues que la su venida es por veer al rey o por servirle o alcanzar derecho por él. En los primeros ejemplos de una paz regia autónoma. una paz especial que da base a la tranquilitas doméstica. o por recabdar algunas cosas de su pró que non pueden en otro logar facer. lo que permite sospechar un tercer género de Influjos en la construcción de esta figura: los antecedentes que aplican.. y a su vez es especie determinada del conductus. el antiguo derecho de asilo. Di: LIBEII. Algunos monarcas reconocen que las personas que ejercen comercio están puestas bajo su protección. tan expresivo. en mi opinión. Pedro I iormllla esa tutela real para cuantos acudan a su curia.1"AD 141 o protección general que el monarca concede. en forma análoga a como se amplía la pax Dei fuera de las iglesias. sin duda. Algunos investigadores han ligado esta paz de la casa a la paz de las iglesias. Tal conductus se ('"Onstruye.sub '[Jf1ce nostra constituimus-los ciudadanos. La generalización de esta pa. A fines del siglo X11. la pax civitatis. Es acaso la intervención que conduce a incluir específicamente a los judios. con todos sus bienes. la garantía expresa que protege a los súbditos que vayan a la Corte del rey.. a Jaime 1 de Aragón. de los romeros. muy pronto.47. se ha de reconocer... desde que salgan de casa hasta que regresen. Modalidad especialmente difundida de esa paz es el conductus o paz propia de los viandantes.1: se debe. la entrada sin permiso del jefe de familia. los huérfanos. Nacida para tutela de peregrinos y de negociadores. etc.

nacidos a la vera de las iglesias. elemento que acaso tenga. para los pensadores de la Edad Media. También para España ha aceptado la tesis G. siempre. Un privilegio suizo de 1240 considera libres a los hombres que de- .» Libertad del hombre. los paciarlos vinculan la representación real en la tutela del orden y la del municipio. bajo el temor de Dios. que está testimoniada en Inglaterra y en los territorios del nordeste español. Rietschel ha estimado que la paz de la ciudad está particularmente determinada por el mercado. de Valdeavellano. van atribuyendo a las villas nuevas-nacidas en un momento en el que estaban plenamente calificadas las figuras propias de estas paces de mercados. declaraba: cEI principio de la sabiduria es el temor de Dios. a consecuencia. porque los que hagan bien recibirán galardón y los que no..P. es decir. en la institución de los paciarios----análogos a los missi carolingios-. Con estos antecedentes. Jaime I de Aragón. Estas consiguen :también general desarrollo. como indicamos. ni enemistad. XVII: LA POSICiÓN DEL SÚBDITO prendentes con la elaboración de la paz de los cementerios. de jud[os . al menos en ciertos territorios. la única libertad es la derivada de la sabiduría. bien se concibe cuán tipico resulta el sentido de la idea medieval de libertad.ciÓn operada por Cristo.. en el Código dado para Valencia. la de la casa. Voltellini ha señalado el papel que corresponde a t'$te elemento en la teorización expresada en los libros jurídiCOS alemanes y en el difundido Espejo de Sajonia_ En esos mismos ambientes la libertad se va haciendo función activa. la del mercado. de iglesias. ni deuda. de casas. según la califica el coto que señala la penalidad de las infracciones. y por ahi surge una nueva versión: es libre el hombre que no depende de señor. de la aplicación de su jurisdicción para el sometimiento a las disposiciones de la paz regis y más concretamente de las asambleas de paz y de tregua. la fe.. que seguramente surge como aplicación de la paz propia de los mercaderes y con origen real. ni fiadura. gran influencia. en contacto con la posición poUUca. y aún hay otra paz típica que también contribuye a forjar la paz de la ciudad: la del mercado. la fundación misma de municipios. La repoblación en los territorios.. en Tárrega. Quien liega a la ciudad para poblarla se encuentra tan seguro que no ha de responder por causa alguna.142 LIBRO lII. las obras.ión. en Tortosa y otras pobladones. de mercaderes.---CA. El vínculo con la monarquía puede encontrarse. Si para la Patrística la libertad estaba en la caridad. La literatura política medieval asigna un valor decisivo a la Rederi. Sin negar esa repercur. la creación de ciudades en zonas de comercio. Casi por las mismas fechas. como elemento previo de la construcción polftica. y más que la fe. a quien todos debemos amar. estimo necesario aludir a una posible aplicación consciente de la institución genérica en vista de que el orden público iba a ser tutelado por paces espec[ficas. Jacques de Cessoles escribe en torno al 1300: Omnis sapiens liber est et omnis stultus servus. en el cual figuran como autoridades propias.-un estatuto jurídico en cuyos supuestos bulle esa misma idea. tendrán castigo. la de la iglesia . En Lérlda.

dirigido a zonas o direcciones determinadas. Esto es.r. es que hay desde entonces gentes cuya libertad no arranca de su ingenuidad o de su nacimiento. sin duda. En las zonas inmunitarias la distinción se olvida. sino relativo. La libertad es. que el concepto de libertad. el derecho de cada uno. Como subraya Fehr. Mas acaso lo que caracteriza específicamente la idea medieval de la libertad es el hecho de que existan concretamente libertades en relación con la circunstancia de cada súbdito y de su puesto dentro de aquellas partes seu officia de que generalmente todos----. o por recibir con el aire del municipio la nueva libertad protegida por los muros ciudadanos. Las categorías están prejuzgadas por el servicio o por la exención del servicio. sino de haberla ganado personalmente en la roturación de terrenos que se apropiaban por el trabajo. dice ser libre de algo. el ~ontenido de la libertad medieval puede ser completamente distinto en cada caso. en resumen. en la visión medieval del mundo. a la curiosa cate-garfa de los libres pobres. Téngase. además.NTlDO DE LA IDEA DE LIBERTAP 143 penden directamente del monarca: Homines liberi qui solum ad nos et imperium respectum debebatis habere. Hay otras gentes exentas de servicios que caben en aquella categorla: son. . está constituida por la nobleza. como hemos ido advirtiendo). en cuenta que esta idea pasó por crisis muy graves.desde Marsilio a Sánchez de Arévalo--veian formada la universitas civium. Por eso hay que preguntarse qué clase de libertad se produce en cada ejemplo o bien de qué se es libre. unificándose los miembros de la población en grupos más amplios. los que solamente dependen del rey. La más alta categorfa de los liben. de una obligación. Ahí estriba la raíz de tantas confusiones: libertad significa una posición cuyo contenido puede ser expli{'ado en distintos aspectos. Llega a per· derse el sentido estamentario de la libertad y ésta significa simple liberación de alguna cosa. La Edad Media no pudo construir sistemáticamente el concepto de libertad. de una carga. Carlyle considera vulgar opinión la de que la concepción de la libertad política fué importante en Atenas y en la Roma republicana (lo que sin duda es exacto. como aquellos que la asimilan al honor. No da un concepto total. muy exactamente. de alguien. Lo Que sucede es que la Edad Media se encontró con una circunstancia totalmente diversa de la actual y aun con una concepción filosófica y teológica que contrasta con la de los tiempos más próximos. Idea que toma especial impulso oon el movimiento municipal. exige los de iglesia y de jerarqu(a. la dignita3. también éstos tienen su libertad (mea libertas). que conserva su propia tutela por el apoyo económico de su circunstancia.. recobrándose solamente en los dos últimos siglos. No es sólo que la ciudad vaya suprimiendo las cargas serviles. libertad. SISTEMA DE PACES Y S.47. y Que desapareció bajo el Imperio romano y en la Edad Media. Por eso el rey protege a los pobres que no dependen de señor. Por eso ha podido decir Tellenbach. debido a las intromisiones de los señores. por lo menos con tanta determinación como elaboró la idea de nobleza. Hinojosa ha resaltado tal relación. en general. Hay libertad dentro de un cuadro de jerarquías sociales y en un orden temporal casi absorbido por el sobrenatural. La Edad Media no generaliza la idea. el status o el ius.

Welmar. 1933. WOl!l. la ausencia de una representación abstracta del mismo.-S. Leipdg.. ÜTTO: Mel und Frel"elt in deutschen SI"". MI'M'~IS: Der Slaat des "o"en MittelaUers. foestoerrelnchls. M. FEHR: Z.e"ll. HistorIa medieval-. : Llbertles and ComunUles in median'al England. 1937." d" fruJJ. 1931. SIGNIFICACIÓN DE LA «MAGNA CHARTA» Reconoce Mitteis. leudesamium. GARelA. al juramento y a la fidelidad. Stud/en zur Geschlchte de. bien luego. Y.. simple someti· miento a las disposiciones del monarca ._L. JI Jur .'y. «Hlst.-CAP..-H. Sobre este elemento se construye. OJdord. enviar sus representantes a la Corte y a los Parlamentos. Madrid. La ciu-dad constituye.TELLlNl: Dcr Gedanke der allgemelne Fre!lie¡' .dea ha de acudirse a conceptos concretos y a vínculos de carácter personal. 1897.t und Ver/assung fm Mitte/aHer. 47. OE VA. plena influencia y acción polí. En primer término. tal como recuerda la Fórmula de Marculfo: Fidelitas. Stift •• . ticas. Welmar.. 1940. Munlch._H... el último preciso para que el rey apoye su derecho a la .. TubInga. Welmar. «Mlttel.-H. J. v. der Ins.8Chrlft_. 1939. 1949._A. Ya desde el ejemplo tipico de Carlomagno.H. 1948._PRU-rz: Die FrJedenldee 1m Mitte/alter. Lisboa. 1937.Zeltschrlft der Sav. fundacionalmente. Germ.-E. Y aun aquella libertad típt<:amente política de elegir sus autoridades. IlMO. Klrche und WetIOTdung._A WAI>-S' Der alte deutsc"e Fre.eitsllaran. 1919. BRUI<NER: Luft mach /"rei. en su estudio sobre el Estado de la Edad Media. Gattes und La7\dfrlcden in. Heidelberg. RIETSCHEL: Markt un Slad! in ihrer rechtllchen Verhaellnis8.-H. 1932. nombrar sus jueces. che Gesch!chtsfol"Sch.-P. Zell..issi para recoger el juramento de fidelidad de los súbditos. La línea personal califica la estructura política carolingia... dentro de cuyos muros se agrupan cuantos se liberan de las . . ordena Carlornagno que todos los hombres libres mayores de doce años le presten jura· mento de fidelidad. Tras la conjuración de 986. oRe"'. C . 11. En fin.dad de hombres libres: para todos ellos hay libertad de servIcios y de sernas.. El capitular correspondiente alude a una antigua . E. 120. Spanlen... F.HAlJP'n'R. VOl. Stuttgart. f. 4er deutschen. En la época merovíngica se enviaba a los m.LOEAYELLANO: La pt"otecci6n jurídica del domkUio en las derechos municipales portugueses de la Edad Media. ticn fu'" Person und Eigenlum 1m Mlttelalter. -existe llbertad. Gen.i'OSlCION DEL SÚJlDITO Cuando cada uno tiene su derecho aun bajo el sistema más rigido. EL VíNCULO DE FIDELIDAD Y EL CONCEPTO DE ¡'UEBLO._A NKUF: Der Hausfrfedcn 1m orUicher Bezlchung ~nst uns jetzt. Rec"tsbuccher. Los orígenes de la c.cargas señpriales o de las responsabilidades penales y civiles. Leg.. 1915. 1933. 1937. Helldelberg.. fidelidad concreta del hombre. 1900. B""EYTO: Respeto (1 la ley 11 a la persona en el Derecha medievaL españOl. KKLLER:Freil\. el poder del rey está montado en todo el occidente de Europa sobre la figura de la tidelitas.en Mittelall . 57. con el ejemplo de las hennandades de municipios. Precisamente por faltar tal i._K~R"': Recll.-E. es decir. 48. uhTe oom miuelalteTl!c"en Frelheltsbegrlff. SCRnA"'''': Der Koenlg von Frankr-elch. ejemplo de esa transformación es el movimiento de las ciudades..-R. 1936. XVII: lA . CARLYL": Po/tuea/ Lib .Congreso do mondo portugues.J. una comun!. 1944. 1941. s. ... y lfW4esamio es término que viene a hacerse sinónimo de homenaje.cln poL/tlca en Espaila.helt. .obediencia de los súbditos. puesto -que la difusión de la vieja idea de la res publica queda limitada a los circulos intelectuales.• .144 LIBRO 1Il.------GEIU> TELLE"BAC": Libertas..

Renace sobre los municipios la doctrina romana del vinculo de la colectividad con el órgano que la representa.carácter feudal. vfl(CULO &E I'IDELIDAD Y CONCEl'TO DE PUEBLO 145 . no como el conjunto o la multitud de los <'iudadanos. que considera necesrul0 repristinar heT:Le nI ma¡¡num conturbium que ha movido la sedición. pues. sino también obligado a más cosas. como la fidelidad aparece ligada a obligaciones reales. Tal juramento se ofrece formalmente unificado con el señorial y se presta manibus dedens: manibus regi se trad:idit. Los súbditos le juran fidelidad. Sin compartir este parecer. pues si en su fundación la ciudad surge de la congregación de los pobladores.cial y deterrpinada protección de privilegios y derechos. una vez constituída se establecen enlaces de otro orden para con los que se llegan a avecindar...:. Como este juramento de defens<>. Jacobo de Arena y Alberto de Gandino meditan en torno al concepto romano de los decuriones . de la fidelidad del vasallo y la aUegéance del súbdi- to. no sólo queda más obligada que aquél. su acción viene a implicar la del mismo pueblo. sino sobre la linea clásica de la concordia y del estatuto . se decía que el monarca «hablaba como boca del -pueblo». Y es que el pueblo aparece dentro de las partes seu officia. La confusión ha sido originada por el hecho de que preci.. Por tener su sitio y cuidar de ella.qui po"PUlum representant y sobre los nuevos elementos de aquellos homines qui sunt de consilio populi. ya que libertades análogas a las señaladas en . el abandono por el rey de éstas desliga a los súbditos de sus deberes. El juramento lÍe los súbditos tiene una contrapartida: el juramento del monarca. la interpretación que se daba al puesto del rey. Ellas mismas han de plantear el tema del lazo con el ciudadano. y así ha de explicarse el vínculo de la fidelitas. el sentido popular de la comunidad urbana.cQn8uetudine. de la Iglesia se hace en forma contractual. La gran importancia de las ciudades añade a este viejo vínculo. Este. que se diera a la Magna Charta una importancia merecidamente excepcional.iurídico. Nace ligado a exigencias de la Iglesia.amente los proximi palatii desusasen la prestación del juramento de súbditos y se dispusiesen a ligar con vínculos de encomendaciones de . En el ejemplo de la Magna Cha'rta inglesa. destruir la im-piedad. Se acaba hablando del contrato entre los reyes y los súbditos. de otra parte. fácilmente se traslada a la ioctrina un reconocimiento de la derivación <. gobernar según la justicia . No impide tal coincidencia la distinción. representada por Stubbs. los nobles reunidos en Runnymead en 1215 no han hecho abstracción de sus propios intereses: son una parte del pueblo. El rey~e dice-promete mantener los derechos de cada uno--Jas"libertates_. Se comprende.ontractual del poder. Según la opinión tradicional. se interpretaba la acción de los barones como defensores del derecho de todo el pueblo. Por eso. favorecer a los hombres piadosos. Lo que éste hace lo hacía en el nombre del pueblo en el sentido y la voluntad de éste. Pedro de Bellapértica recogió -otra idea fundamental: la de que el gobernante ocupa el lugar de la dudad ~obtinere vicem-. y -en comunidad o tmiversitas.48. Esa era. que pide espe. definida 'por Ferdinand Lot. en una etapa posterior.

. Bruselas. 6. Stift.. al recogerse en la Gharta una serie de libertades anteriores se vino a proteger a todo el pueblo.--cAP. . Llnceh.~. Turln.ElCilT. Por donde la Charta Magna. . Prueba evidente-podemos concluir--de la consistencia que iba tomando la idea de pueblo como comunidad que matizaba y vinculaba con carácter unitario los intereses de las partes. 1937. para quien se trata esencialmente de un acto de reacción feudal contra los progresos de una administración real invasora y de una 9Ibitraria ordenación legal.. La Grande Cnarte de 1215. S. 1931_PIo F=ELE: 11 pro!>le"'a de/faniffiuscommunltatis nella dultrina canonistlca de/la con$Ue!udlne. Germ. PASSER1N D'ENTREVES: La ji/osoti."". STUBBS. 1907. como la intervención popular para el consentimiento de los impuestos.". AUGUST~ DUMAS: Le serment de fidel/té et la eonceptlon du pouvolr du Ier au IX· rit._F. favorable para los habitantes simplemente libres. 1920. 29.. 1933. oesterrelchs_ Ges("hIchtsforsch" Ergaen~. CI>nsfHuUona¡ History of England trad.!e. TEI-'-""BACH: Koenilltum u"d Stamme in der \\-'erdezelt der deutschen Reiches.. E. esl-elle une . Mas precisamente porque es verdad que los barones no mostraron un espiritu inventivo.Nouv. y disposiciones que benefician a la eolectividad.modernen. p"rls. unidad de pesos y medidas.'..-W. evidentes ventajas para la burguesía (exacciones tributarias. Hay allí cláusulas favprables a la nobleza. 1926. 1927. franc. El propio Petit-Dutaillis reconoce que los barones DC) pudieron hacer otra cosa que presentar con sus quejas las de los caballeros y de los ciudadanos de Londres. 16.A. . 1931). du Droit Fran<. etc. confirmación de privilegios municipales). Londres. 1937_Dlo:TRlCJ< vo¡. 20.'s ConstitutionaL History. }." Karl8 des Gross". Glasgow. tampoco creemos que sea aceptable la posición de Petlt-DutaiUls.. 1938. 1945.i!!Usio-n~?. MU""LB"cH~.-F._P. . 12. 57..--G. GU. impuesta por los barones al rey. XVII: LA POSIC14JN DEL SÚBDITO el famoso documento pueden testimoniarse en otros pa[ses. f. The ". LOT: Le sermen! de ¡Melito! G !'epoque franque. Roma. prohibición de requisas de cereales. . McKN>lCI(N'E: Magna Cnarta. et d'Hlst .. «Mltteil.. MAVER: Die Entstehung des .a: Der Trcupflj in der Urkun· d". que los sostenlan. FideUs reois.Mél. 1941.. polltiea medievale. OnEGAARD: Carolingian Oaths oi Fidclity. fué. la garantía procesal del juicio. • Ze!t. y sin los cuales hubieran sido entregados a la venganza de Juan Sin Tierra. Un princiPio político me<b"oeuarc• • Rend.Rev. Gerrn.146 LlBaO 1II.-C. Staates im Mlttelalter und die freien Bauern .• . 1914. Accad. 1907. al propio tiempo. Pirenne. Stift.UDlSS.Ze¡tsch~ift deT Snv. 57.aisl.ept "1 RoyaL Power in Car"lingJan Oa!"-s of Fidelily.Spcculunn. S. Milán. des Inst. libertad de entrada para los mercaderes.UlIgsb. BeIge de Phllol._TH. Rev.-LmN LECLERE.-CH. Hist.s chrlft der Sav. 1937. misma Tev. P>:-rIT-DuTA'tr LIS: Studien and Notes supplemcnlary 10 Slubl.

y también por esa misma vía. porque el consentimiento formulado sobre los esQuemas del derecho se liga. El Panormita escribe:' Populus consensit in Ula consúetudi. Nuestro canciller Ayala justifica por esa razón el llamamiento a cortes de prelados caballeros y ciudadanos: c:E pues a todos atanne todos sean llamados. sino concesión del pueblo. de bitte. en relación con Helinando de Froidemont-aprovecharlo por Alvaro Pelayo----. consigue difusi6n en los ambientes eclesiásticos un pasaje de Santo Tomás que iguaimente conduce a la consideración previa del consentimiento: no puede permanecer lo que repugna a la mayoría (Conservan non potest quod voUs multorum repugnat). es preciso que quIenes acudan tengan las veces del pueblo mismo o de sus partes o brazos. pues. con el influjo canónico. el animus comumtatis. pedido en castellano. Y en fUentes análogas suena otro importante principio: Todos deben participar en las cuestiones Que atañen a todos (Quod omnibus tangit ab omnibus debet a'P1Yfobare). pero cobra en aquellos siglos especial importancia. No basta que se llame a las gentes al consejo del rey. cuando el pueblo consiente hay. como revela su misma nomenclatura: Bede.0 que sigue a la guerra en interés es el tributo. EL CONSENTIMIENTO POPULAR Por una evolución conceptual de ciertos pasajes del seudo-Plutarco y del Policraticus.CAPITULO XVIII LA REPRESENTACION DEL PUEBLO 49. Es una idea vieja. la comunidad hecha orden político queda basada en el consensus populi. en alemán. guerra. Por otro lado. ni tratado. y que s~ provoque la decisión considerando el peso de los pareceres y el de los: . credens forte hoc esse iuridicum et rationabilem. El gran biblista Rábano Mauro concebía el pueblo como comunidad consensual: Cretos humana:: multitudinis iurn conse'nSU et concordi com. 1..mumone sociatus.» Lo que más directamente atañe a todos es la guerra y la paz y de ahí el pronto nacimiento de aquella norma' por la que el rey se obliga a no hacer paz. sin oír a sus consejeros . ruego. o al menos su participación en el consejo.. no pudo tener directa eficacia hasta el momento en que se dispone de un instrumento de carácter representativo. algo más que una aclamación o que una determinación de carácter tácito.. Fácilmente se comprende que el consentimiento del pueblo en materia sometida a decisión politica. Este no se consideraba aplicación de derechos soberanos. ahí. petitum en latín . Vicente de Beauvais habla de consensus populi vel electw.

y Jos ciudadanos quieren hacer valer su ayuda. Algo análogo sucedió en Inglaterra en el siglo XIll. La Francia de a'quella época nos ofrece un ejemplo de esta tendencia cuando. además. BAR'''''': The Domln!can Orden llnd. M.st. Parl". BAus: Une tC11tative tic g"uverncment . Nace así el ensayo revolucionario de 1357.'n. 1898. 50.-E.!TARIO La designación de los representantes en virtud de elección rompe la antigua idea que había fundamentado los órganos esenciales de la vida política sobre principios de carácter orgánico. por poderosos influjos de la Iglesia.. 36.. la importancia del principio electoral en las Constituciones de la Orden Dominicana._BALDWIN: Kmg's Ca""c. IU:v. compuesta de ciudadanos y de clérigos. 1.148 LIBRO llI. Para tomar estas decisiones -siempre con carácter provisional-se habla de desórdenes producidos o que pueden producirse con ocasión de la elección." 2. lo que . E.-[. 62. Ihe Convocation.E.es Etats- Genérawr de 1358. . son tardios los datos sobre elección en materia puramente política. siendo precisamente. Londres. y la investigación se dificulta por ser. Se". 1876.NI AVONDl: Le orioini del conclave papalc.e'Hatif au XlV_ si~cle. Incluso el enlace de lo electivo y lo representativo es un fenómeno que sólo se advierte en la segunda mitad del siglo XIV y que aparece más bien como maniobra de alcance despropordonado con los medios de que disponen sus dirigentes.. quien tiende a restringir los órganos colegiales extensos. Y la rompe. Desgraciadamente... tras el desastre de Poitiers. 1944.e van der Vo!kssouveracnitaet waehrcnd des :. Barker ha subrayado.!iUe/arter. vo" Bf:ZOLD: Die Le". El desarrollo del sistema electoral había impresionado al monarca. ante las cuales se presenta el rey vestido de luto y dispuesto a constituir un Consejo de carácter representativo. rehusa otros sacrificios.. JENI<S: The orioin of Po!!tlcal Representatio"• • Contemp. Zeit"chrlft>.afirma llarker-pasa a otras Ordenes y aun al orden civil. en este aspeeto. L.¡ Eng/and. reduciendo en pocas personas -la titularidad del mando en las ciudades. RU .¡ in the Miaale Agcs. lUl3.-H. poco explicitos. la nobleza. Quiere decirse que el consentimiento popular como base de la vida política es sencillamente una máxima de carácter moral cuando no se encuadre en un sistema de instrumentos repn:!sentativos basados en la elección y en el predominio de los elementos más valiosos. Sus definidores eran elegidos en cada provincia y por provincias. XVIlI: REPRESENTACiÓN DEL PUEBLO elementos representados. LA ELECCIÓN Y EL SISTEMA !'1UYOIl.Atli Accad. Turln. y estuvo a punto de suceder entre nosotros después de la batalla de Aljubarrota: nos lo testimonian las Cortes de Valladolid en 1358. 1914. en efecto. testimonio de la madurez conseguida.H. Oxfurd. constituyendo su asamblea el Capítulo generaL Tal sistema-----. que prepara la Asamblea de 1358.épre. también esta vez. 192R. .-CAP.. diezmada.. CA": Liber/ics ""d ComunUies in mediac". 1927. Otra fuente que ofrece aduaciones interesantes en este movimiento es la de los ordenamientos municipales.

Creo que la interpretación de esta elección como ligada a la idea del mandato (con lo cual no importaba la persona. Cum sufficiente posse. y en el viejo voto per discesswnen. más que a la cantidad.. precisamente por· que acaso. Mas la {'lección tiene distintas consecuencias según al sistema que se acoja. La presencia de minorías está recordada por la realidad de reyes y de pretendientes. sino tomando este argumento como pretexto para no sumarse a actitudes determinadas. De algunos textos se deduce. Gierke ha explicado esta tendencia como resultado de la sustitución del concepto de asociación por el de corporación. un sentido más plurivoco que la de elección. de Papas y de Antipapas.. no por falta de mandato. Las fórmulas de exteriorización del voto se recogen en la figura típica del escrutinio por bolas. en la representación de Cortes. según la observación de Ruffini. En la doctrina conciliarista la clección se hacía ra[z de la legalidad. Entran entonces los sistemas de designación por comisario y por azar. Téngase en cuenta también que dentro de la órbita nacional. Acaso ayude a probar esta interpretación la frecuencia de prevenciOnes. que fundamenta en ella el derecho imperial. hechas ya en el pregón o convocatoria. En efecto: la obligación jurídica de someterse a una determi· nación mayoritaria fué combatida en las zonas de cultura germánica donde sólo se acoge con la Bula de Oro. LA ELECCIÓN Y EL SISTEMA MAYORIT. típicamente acude a consecuencia de elección el estamento de las ciudades. y ofrece como prueba la mayor persistencia.. convierte en tirano el monarca. característico de las ciudades italianas. <'Onseguida en Inglaterra. La elección se presenta ya. separándose los grupos y dando expresión. Este revela úna fuerte conciencia dQ la personalidad que se encuentra herida por la simple aclamación../ffi1O 149 revela un estado de conciencia digno de nota. de que se acuda a la reunión con procuradores idóneos y autorizados.. El Concilio de Letrán. no siempre comprobado. en enlace con el voto ad sedendum et levandum. traía para éste la consecuencia de la sumisión de la minoría a la mayoría. sino la tesis). ex defectu titulo.. tema tan largamente discutido. habiéndose exagerado' el sentido de la misma.SO. Pocas relaciones tienen.Jy de ahí la confusión que se advierte---. de estas influencias. . tal como ha sido teorizada por . Nicolás de Cusa plantea en su contacto la figura de la tiranía: falto de elece ción. el compromiso y el escrutinio. La generalización de la tesis de Gierke exigirla un predominio. se. en mi opinión. Otro elemento importante para juzgar de la doctrina medieval sobre representación politica es su concepto de elección y la transformación que pravoca en el sistema deliberativo el predominio del régimen mayoritario. que se rehusa dar el voto.. dice un texto español de 1323.como un género de deliberación. realmente.JeBine carece de suficiente base documental. según el cual los disconformes se ponían en pie. Importa estudiar el paso del sistema unanimitario al de mayorías. a la tendencia. distinguiendo la inspiración unánime. importaba más la designación de las personas que la actividad que éstas desarrollasen.

De modo que podría suceder que. aplican el principio vota non sunt numeranda. escrito a fines del siglo XIll. No consiste éste en una simple operación aritmética. No ). y el vaJor. ligándose a la exigencia de selección entre los mejores la vieja tradición de la mejoría de los provectos. En Italia se destaca espontáneamente el sistema mayoritario.---0. En España. 1913. 0:<· roro. Al lado de la collatio numeri ad numerum han de atenderse la collatio :xli ad zelum y la collatw menti ad meritum. de las gentes más importantes. exige la aprobación de la mayor y más sana parte de todos los brazos representados en Cortes. corresponde al concepto de los ¡YI"lEvrv lentes de Dante.. En ciertas zonas pirenaicas y en el ámbito municipal. cVlnogradoff EsSo.--CAP. Se mezclan ahí dos conceptos: el número o cantidad. según el cual no pOdían hacerse concesiones de ager publicum sih el consentimiento de la mayoria de los cousuarios. y cuál es el candidato de mérito mayor. del Defensor JJacis define aquél sobre la figura de la parte más valiQsa de los ciudadanos. por haber tenido los vo-tos . se plantea el tema de los próceres. statuWn. Momento decisivo de la insercfón del principio mayoritario es el que refleja la obra marsiliana._KOOlOPCZYNS"': Le U_ b6T1lm. En España las razones son más bien de carácter realista. sed ponderanda. Volem. teorizadas por Jaime CalHs.lasta examinar qué grupo consigue mayor número de adhesiones. 1941).de aquellos a quienes principalmente corresponde la elección•. 3. las Cortes de Cataluña. De otra parte.---0. . 12. De la Decretal Venerabüem. el municipio rural arrastra. sino cuál es el que tiene mejor celo: Qure pars zelum habuit melinrem (y del celo nos dice Mandagout que estriba in intentipne animt).. la valentior pars de Marsilio.. aunque tuvo menos votos que Felipe.=: RepresentaHon and the Majorit¡¡ principies. En fin de cuentas. 143..ms. Inocencia 111 había declarado que Otón IV quedaba proclamado emperador.150 LIBRO III. deba triunfar el voto más sano de la minoría.. HINTZIC: Weltoeschlchtllche Bedlnounoen der Repraesentatlonverfas. desde el viejo conventus publicus vicinorum. contra el simple número. ligada a la maior et $anior pars del lateranense.. En From. hasta Marsilio ha.cia "hay elementos doctrInales que repercuten en esta transformación por obra de Beaumanoir y bajo inspiración canónica. Zeltschrln. veto. P'•..ys •. y de aquellos que Nicolás de Cusa llama sapientores et prretantiores. un principio que testimonian los gramáticos. También aquí ha de valorarse la influencia municipal. El famoso pasaje 1. La Constitución de Pedro el Grande. de señalarse una evolución doctrinal en la que ocupa punto parabólico Guillermo de Mandagout. con la glosa del Hostiense.nos • • Hlst. cuyo Tratatus de electianibus. éonsiderata quantitate. hermana la idea de la cantidad con la de la parte más sana: Maior pars et sanior. GII"'K": Ueber die Gesehichte des Maj<>ritaetsprinzip. Parls. XVlU: REPRESENTACiÓN DEL PUEBLO que acaso no tienen fuera de Alemania la difusión que la podrIa apoyar. 1920. háblase como próceres de los melio-ribus probis hominibus et ¡YI"ovectioribus totius villre. Este elemento transforma el ('oncepto del escrutinio. 1920 (en su S/OOI und VerfasStlno.

Los estudios de Konrad Luebeck han señalado una cierta relación con lo cristiano oriental.. Turin. Pollticu.. ESTAMENTOS Y PARLAMENTOS 151 ...-U._Lunwu. La idea se afinca en este ambiente hasta el extremo de conducir a la consecuencia correlativa: los miembros de los concilios eclesiásticos participan también en las asambleas civiles. 1927. en cabildos. Y a estos concilios. cZeltschrlfto.: Zur Gesehichte des deut8chen Koenigswahlnclll 1m MiltelaUeT. se ligan la estructura y el esquema de las Asambleas parlamentarias en una serie de estudiosos que culmina con Jaime Callis. la Iglesia nos ofrece repre· sentada en corporaciones.wnici. Solamente sobre esas bases y con el válido apoyo de una bien madura construcción..: Ru. Der Ursprung de8 englil8chen Unterhauses. Mientras en Roma sólo cupo la figura de la representación indirecta-----. cHist.• . 13. ESTAMENTOS Y PARLAMENTOS Una detenida consIderación de los elementos sobre los cuales funciona en la Edad Media y en el ámbito nacional la idea de representación._ ED.el medlae"o llalia..el agere per alium-.. en diócesis. y no sólo en materia de formas. Sclenzn. 1924.. 18811. Zeltschrlft_. ya en el sigla VllI. y entre los germanos nadie podía delegar su propio derecho._ lIament. se concibe el planteo de los temas que <>cupan a Basilea y a Constanza: ¿Quién representa a la Iglesia: el Papa o el Concilio? La representación se configura como participación. el pasaje de Tertuliano De ieiunis.. 1934$. 51. cAtU Accad. 1 8istem! di deUibeTaz'one col/ettlva .. en el mundo ideológico es poderosa esa influencia.. dentro de la tesis marsiHana.. .51.. con la participación de los optimates en las asambleas sinodales de la monarquía franca. Influjos análogos se testimonian en Inglaterra y en España. junto a la línea procesal romana tomada como tipo por los glosadores. Una vez más la Iglesia desempeña papel directivo en la evolución de las instituciones medievales. RtlFFINl AVONOO: 11 principia maggiorlta"o nelle elezJoni de< re e impeTotorl ger_ . Stift. 1. SnJ... Neue Forschungen ZIIr Geschicllle des deutsehen Koenigswahlrecht..etcétera. 1924-25. . que a su vez tienen propia representación: el prepósito representa al cabildo. universitas civium . cit. eZeltschrift der Sav. 67. 1885. en lo que se refiere a los concilios de la Iglesia.. el pueblo o universitas civium puede ser sustituido por su -parte más valiosa: esa valentior pars quae totam universitatem re' pTlEsentat.el aspecto estamentario. 1927. Y otra vez 10 eclesiástico se vierte en lo politico. 64. pro eodem accipienda sunt. La representación de todo nombre cristiano se amplia al terreno civil. advirtiendo que se encuentra aparte de los antecedentes romanos y que realmente no tiene precedentes en . Germ . Así. Es interesante subrayar que la primera utilización del término representación nos la da.asambleas federativas griegas que pudieron influir en la organi:zaci6n cultural pagana y cristiana. en la que se consuma la identificación teórica más realista: Valentiors pars . acaso con las .. Turln. etc. plantea su importancia y su originalidad Esta ha sido señalada por Otto Hintze-.: G"schichte des Wahlrecllls zum en"llschen pa . o.

la relación entre las quejas y peticiones y los pedidos o propuestas están muy a menudo señalados. Callís ataca la interpretaCión romanista: las Cortes. por concesión del rey o por imposición que aprovecha momentos difíciles. son las siguieptes: a) La gran asamblea consultiva del Estado.ejlo. sino de cuanto pueda ser útil a la república. Los Parlamen- tos nacen a consecuencia de una mayor participación del pueblo en las decisiones políticas. b) El rey por razones de oportunidad o porque necesita algoque no puede tomar por sí. XVIII: REPRESENTAC¡ON DEL PUEBLO Por este camino surgen las asambleas representativas fenómenl> general. por su organización y por las armas.~ correlativa ya que. Las causas detennlnantes del nacimiento de las instituciones politicas representativas en la Europa occidental de acuerdo con la investigación de Marongiu. hay que acudir al dato coetáneo. En este aspecto.la síntesis de Callis_los esquemas. he señalado. concede a ésta una competencia mayor y transforma en deliberativa la actividad consultiva. no se ocupan sólo de lo judicial.152 LIBEO I1I. e) Las fuerzas políticas prevalentes. para el canonista. la Edad Media ve la institución bajoprismas romano canónicos. el origen es generalmente autónomo. Los estudios de Maitland y los de Pasquet subrayan la importan-cía de este último. incluso en forma institucional. imponen una asamblea representativa que el rey acoge. adquiriendo una conciencia propia y una mayor voluntad de actuar supera por su iniciativa los limites señalados a su actividad y. Tampoco dtobe olvidarse la manera como los hombres de la Edad Media veian los Parlamentos. pidiendo a la asamblea más de 10 que debe. Y. apoyándose en las fuerzas poHticas del pais. Callís y Belluga. Lo que se lleva a cabo por conquistas. Tienen así singular interés las teorizaciones parlamentarias.---CAP. loque privaba era la idea de la asamblea. que la explican son de un lado el proceso y de otro el concilio.. dice. en el pais. Aunque Inglaterra haya constituído SU· Parlamento en circunstancias de notoria repercusión. y especialmente en los levantinos Marquilles. Frente a la visión prejudicial dominante en el siglo XIX (yen Inglaterra en el caso de Stubbs). De un lado está el elemento feudal: el deber de consejo. éstos encuentran en las constituciones reales y en los capítUlos de cortes materia pronta y dispuesta para sus comentarios y teorías. el popular: el derecho de elevar quejas. cambios dinásticos o gubernativos o simple' influencia. Para el romanista el aspecto judicial era dominante. como Marongiu.-. en efecto. Lo que se explica por una praxi. penetración ideológica al través de fronteras insuficientes para de-tener estos movimientos. y--. Los prejuicios de escuela han dado origen a construcciones interpretativas basadas en el prestigio de las propias instituciones: as[ o . tipificado por la institución de la Cámara inglesa. sin necesidad de lanzarse a azarosos saltos en el vacío. d) La institución parlamentaria puede igualmente resultar de la recepción imitación de ordenaciones jurídicas de otros países. vivas en los juristas de la Corona de Aragón. La concesión ocasional adquiere valor definitivo por obra de la costumbre. y de otro. induce al soberano a reconocer la nueva realidad.

sobre el esquema tricotómico occidental (oradores. Los grandes feudatarios van perdiendo importancia con el predominio de los legistas y de los teólogos. Este movimiento interesaba a la Iglesia porque añadía un poder mayor de eficacia al derivado de su vinculo y dirección éticos. ESTAl\lENTOS y PAJU. orientado por distintos influjos y por presiones doctrinales. por 10 menos se asegura que no se legislará sin su intervención. tal como aparece en Godofredo de Viterbo: presbíteros (es decir. acaso peligrosas. Otro extremo de la parábola está constituido por la fórmula inglesa cum plena potestate. se advierte la trascendencia que en relación con las ideas y ron las fonnas ha de tener esta estructura. que para algunos suponía directa alianza del rey con la divinidad. partes o brazos: clero. y entran en esta nueva órbita.ha calificado respectivamente estas dos tendencias. Por la aplicación de tales principios y a consecuencia de actividades diversas. según la frase de Wipon.51. y en el juego de quien tiene el pleno poder. Si a ello se añade la determinación fundamental. Las ciudades llevan pronto la voz cantante. se va a una participación general en los órganos directivos de la política. que. que se ha achacado a la Iglesia y a la Monarquía. de la unción. Un extremo de esa parábola reside en la afirmación de la doctrina de la ley como pacto. A una clasificación -social calificada en torno a la jerarquía de las grandes propiedades territoriales (consecuencia del feudo). sucede una clasificación. y aumentan la cohesión dela pOblación y la propia conciencia común. Si no es eficaz para adquirir poder legislativo. Ya con las Hermandades consiguen promesas y privilegiOS. no se ofrece con toda claridad. Ciudades y nobles y clero.¡\MENTOS 153 los progresistas moderados del siglo XIX. Se quitaba valor a las interpretaciones. nobleza y ciudadanos. en la que aparecen como «fuerzas y entrañas del reino»-vires ae viscera regni. jurídicopolítica más que económica. hay que . como un fuerte movimiento. y viene la ordenación del reino en.. La estructura de los estamentos arranca de la participación politica de aquellos grupos que. que impulsan la edición de los documentos parlamentarios antiguos. e inspirándose en la divina trinidad y en el orden triárquico de los ángeles. bifurcación de la categoría laical). ven al Parlamento medieval con espíritu anacrónico. los clérigos) y defensores y labradores (esto es. No hay tanto una campaña de destrucción de la constitución apoyada en un régimen de estirpes. consiguen con el Parlamento estamentario un reconocimiento solemne. exaltan el medievalismo en el aspecto estamentario. los liberales nacionales de ese mismo siglo. en la forma tipica del Modus tenendi Parliamentum. base de este orden estamentario. modifica la versión eclesiástica bipartita de clérigos y legos. tendentes a la Constitución estamentaria. fundada en las condiciones y en la función de las personas. La distinción de lo estamentario y lo parlamentaria. mientras los partidarios de la Cons· titución corporativa. de evidente presencia política anterior. La formalización del papel autónomo de las asambleas estamen1arias fué consecuencia de una serie de acciones y de reacciones. capellán de Conrado U-. defensores y labradores).

XVUl: REPRESENTACIÓN DEL PUEBLO considerar lo que se quiere deducir del abono de gastos a los procuradores. . y afirma el punto de vista de que deben ser abonadas por la nación las expensas racionales. Madrid. Rev. 1930.154 UlIRO lII.-J>ou.ées d'élats • • BulL al Intern. L'IdUuto parlamentare In Italia._LOuSSE: La farmation des étata Gans la aocUté europee1lne du 1I000 . Bruselas. J.tarl$m. Barcelona.Mé\. La société d'ancfen. 14.a Edad Me¡Ua a ta Moderna.. 1926._A. Sc1encle. alCé de Louvain~. a la ed. Droit Francala et Etranger.ent arnf PM' ~¡¡c oplflfon 1376-1388.Age. Pirenn. Barcelona. MAROMOIU": 1 Pariamentt di Sordegna nella storlo e nel dt"tto comporato. Roma. HIst. 1949. . Roma.-T. de estancia y de regreso. pero desde 1422 son carga del erario real. 1929 (en IIU Staat und Ver:fassung.e otI cor]Joratimsme? Les origines des asomblées d'etat. LI:ICH"l': Poririone giurldkG del Par14mentl ttalttmt. «MéL P1renne~. 1932.a Diputación. Lovalna.. de 8ToBaa: Comutuliona. Inglaterra produce incluso una literatura especial: De expensis. S.... Comm. 1912.·Age el I'apparllion des assamb!.. Untrod. 141.t de la el"""'" Politica en Espafla. cReeuell des Travawc: de I'Univer.-A.Hlst.. En España se pagaban por las ciudades los gastos de ida. fr. 1935. «NOUV. Partam . Oxtord. of Histor. 11149. 1943. .-L. F..! Hfstorv. 44.rtaendtsche Ver:faBBUngen tU" Abendland"B. 1941J._.-MA" KlSACIt: Representation 01 EftglUh Borougha. regime. Londres.-cAP. 1933.DlE: La Grande Ch<Jrte de 1215 est-elle tlne tUV8ion?. Bruselafl..-P.. 5. voto IIIJ-W. 1938. U:a.-l'!:'nT Du-rAlLLla: LiI roi d'Angleten-e et sea parlemente (1" Mouen-. 1931. BV<KYTO: Orlqene. del General de Calaluna.um: TI1e o81IOluUon 01 ParlWment. PlSKORSKI: L= Cortes de CaSUlla en . UTORRJI y DEL CERRO: Origene" de /. 1. El resultado es evidente en el terreno teórico. 1923._MAC ILwAn<: High Court of Parliament. TOOT: The engltsh Parlfam.. Zeltschrlft_.~ HIN=Il: 'l'upologfe der . 1926. 2.el periodo de Irdnsfto de I.

por la bipartición-y parcelación-de la versión dualista. los legos están por bajo de los clérigos. profesión u orden es tan esencial y respetable como los troncos y las dominaciones en la jerarquía angélica. «jerarca supremo»~ummus hierarchao El vinculo con lo religioso se afinna sobre esquemas de formas -eclesiásticas: el emperador es canónigo de la BasHica de San Pedro. LA CONCEPCIÓN JERÁRQUICA DE LA SOCJEDAD: LA IMITACIÓN ANGÉLICA Dentro de la civitas medieval.pasando por los siete señalados en su Reule of Christen Religion por Reginaldo Pecock-. Juan de Salisbery la dibujó sobre la imagen del cuerpo humano. organicista y angélico. en típica admiratio. persona sagrada y. en sus dos esquemas. romo dirá Gilberto de Tournai. tan conforme con el valor que la Edad Media da a las alegorlas y analogías. que afirman la importancia de los labradores. que sobre fórmulas como la alemana Besser Ritter denn Knecht escalonan al caballero sobre el simple súbdito. y se busca. Los elementos que imponen tal estructura son tres tipos. Se trata ahora de ver la sociedad como parte y con vestidura de Imágenes ligadas a . y en fin. Se ha buscado un modelo superior: lo angélico. Esto conduce al planteamiento del problema de la organización social en torno al plan de las representaciones imitativas. Los estados no son sólo tres. los económicos. los militares sobre los campesinos. -en Roma. en efecto. como notaba Godofredo de Viterbo. los sociales ligados al feudo. la doctrina. ligados al valor de la producción y no sin enlace con la preocupación medieval y municipalista del abastecimiento. y los reyes y principes suelen tener silla de coro en los -cabildos principales.. En esa jerarquía.CAPITULO XIX EL IDEAL DEL CABALLERO Y LA DOCTRINA DE LOS ESTADOS 52. de procedencia salisberiense y seudodionisiana. en primer lugar. coordinando los órdenes o estamentos de que se ('onstituye. el rey. Que. «La idea de la organización de la sociedad en estados----escribe Huizinga---:iJenetra en la Edad Media todas las especulaciones teológicas y politicas hasta sus últimas fibras. la sociedad ha de organizarse en forma jerárquica. Hay así una superación de la clásica tricotomia. la imitacIón del reino celestial. sino hasta doce---. A la cabeza. de la que especialmente nos ocuparemos aquí. toda agrupación. la concepción se hace jerárquica.

De ca:leste hierarchia. las virtudes. Porfirio. El ordenamiento angélico se hace objeto de una visión social. los jueces.156 Llaao lll. Las especulaciones metafísicas sobre los grados jerárquiCOS del ser tienen su origen en la doctrina neoplatónica de la emanación. en el segundo. obispo de París en la primera mitad del siglo XIII. su Eruditio regum para Luis el Piadoso. Teniendo antigua raíz. y el propio Gregario VII con la declaración de la ejemplaridad de la celeste milicia. desde aquella época. y sobre su inter~ na estructura se senalan los principios generales de organización. eclesiástica y supraceleste. la ciencia Y la justicia. para mediatizar el papel de la voluntad en la formacIón del poder político . según €'l seudo Dionisio. así como sus ángeles en el cielo están divididos en grupos distintos». a los tronos. ligándolo ya de manera explicita a la civitas terrena. GuiUermo de Alvernia ofrece el cuadro más acabado del orden celestial. los consejeros. Se parte del concepto de jerarquía angélica. a los querubines. calificados respectivamente por el amor. en la interpretación del seudo Dionisio. que es aceptada por la Patrística Y que concreta la filosofía medievaL Hay ahí influjo de la doctrina política que. puestos para atender a las cosas humanas y cuidar de los reinos y del poder. a los domina- . La doctrina de la imitación humana de la jerarquía celestial había sido expuesta dándola por modelo del régimen prop:amente eclesiástico. regidoras de los astros y capaces de derogar el curso de la Naturaleza. La ordenación angélica se ofrece como modelo de la ordenación política. y de manera complementaria a la escuela de San Buenaventura. sobre Plotino. Yámblico y Proclo. Su clarificación )" divulgación se debe al seudo Dionisio. el dinámico impulso medieval de esta tesis se liga a la figura y a la obra de Guillermo de Alvernia. XIX: IDEAL DEL CABALLERO la teologla. Entran así nuevos elementos para calificar la relación de súbdito. Así nos dirá Santa Hildegarda: «Dios divide a su pueblo sobre la tierra en estamentos diferentes. A los serafines corresponde el séquito real. San Alberto Magno con su detenninación tricotómica de jerarquías angélicas: celeste. Esto es. matizada por influjos neoplatónicos en la Escuela de Chartres y místicos en la de San Victor de Marsella-línea por donde destaca Gilberto de Tournai. en el tercero. autor de un famoso Espejo de Príncipes. Gerson refleja la postura cuando escribe: Ecclesia fundata est in suis ordinibus ad exemplar ccelestis hierarchie. la teorización del reino celestial es una contribución de valor decisivo tn la tarea de proyectar el orden terreno. de los individuos y de los mensajes. San Isidoro y Juan Scoto significan el antecedente quc hace imaginar a la Iglesia dentro de este proyecto organizativo. considera que son tres los estados en que se divide la sociedad.. los amantissimi regis. los querubines y los tronos.. para interponerse en el vínculo de la fidelitas. los principados y los arcángeles. están los serafines.----C'Al'. En el primer grupo. que recoge estos elementos y lleva a cabo una síntesis de la concepción neoplatónica apoyada en esquemas bíblicos. apoyan un desarrollo espléndido. Nace por el enlace de las doctrinas estamentaria y jerárqUica.

finalmente. No se han parado mientes en este transfondo de las teorizaciones angélicas. los jefes militares. hay de un Jada influencia del régimen estamentario y de la jerarquía feudal. con el propósito de cons· truir una unidad social dirigida pOr el Pontificado. Danse notorias exageraciones que suscitaron las reservas de Santo Tomás para quien en esta cuestión de que la jerarquia humana (la eclesiástica es la única que el Santo atiende alli) debe imitar a la eeleste. medium et finem. a los . para imitar el orden eclesiástico. Con Guillermo de Alvernia difunden esta teoría. con los optimates. Y resultando que. pues la angélica prolonga la terrena y en ésta los reyes figuran como ministros de Dios. que es esencia de la perfección cristiana. los ángeles se reducen a unidad por medio de purificaciones. y desde un punto de vista de historia genética: ¿Cómo se llega a esta construcción? A mi modo de ver. hacia 1419. Es más: en su conjunto ha de irse a una sola jerarquía. a los arcángeles. y se ajustaba al sistema es- . Lo que sucede es que tal postura venía como anillo al dedo al mundo político medieval.52. a los principados. Son los mismos tres órdenes de la jerarquía angélica como señalaba el seudo Dionisio. de otro-y por ahí la más poderosa presión filo. CONCEPCIÓN JERÁRQUICA DE LA SOCIEDAD 157 dones. y. repitiendo el pasaje de San Mateo: porque quien es el menor del reino de los cielos es mayor que los mayores de la tierra. y aun agustinos y miembros de otras Ordenes. los magnates. ha de considerarse tan sólo en cuanto sea posible. la vida angélica es el ideal de la vida humana. Hay que preguntarse. Los comentaristas del seudo Dionisio teorizan según el siguiente esquema: Los ángeles son mo. ínfimo con la plebe. algunos escritores de la Escuela de San Buenaventura. considera el poder temporal como parte del que tienen la Iglesia y el Pontífice. y medio con el pueblo honorable. reduciéndolos a tres secundum quod qurelibet multitudQ perfecta haoet principium. conducia a la subordinación del poder político al eclesiástico y a la plenitwio potestatis del Pontífice. la jerarquía terrestre debe imitar a la celestial.delos y protectores de los hombres. mas dejando en claro siempre la pOSición humana que se coloca bien por bajo de aquella celeste. En España resuena la doctrina vagamente en un pasaje del Fuero de Llanes y con todo vigor en los hermosos discursos del abad Marcos de Villalba. quantum potest. Asi en la ciudad hay un triple orden de hombres: supremo. en fin.. los jefes políticos. en otro aspecto se caracteriza por la exaltación que hace de la servidumbre de la fe. los embajadores .sófica-visión conjunta del universo. según el seudo Dionisia. as( debe Quedar ordenado este mundo: unos grados deben depender de otros. Santo Tomás aplica la jerarqu(a sobre la relación de los grados angélicos. Jacobo de Viterbo y Juan de París.. entre los que brillan Egidio Romano. Ayudaba al desarrollo de la doctrIna teoerática.potestades. iluminaciones y perfecciones que los inferiores reciben de Jos superiores. Se juega con la alegoda y con la analogía para acercar el hombre a Dios. Guillermo de Alvernia enlaza esta estructura con la idea de la plenitudo potestatis.

--G. polftwa en España. . de Sociologia~. 1930. 1920. 1. l'al'w.. HiIIt. Lo dejan ver as[ las fónnulas de la inves- . E.oI. 1942. 1934. 193!l. 23... SCHRAMIII.Gregorlana. Parls. 1 K&u!:P: Des Wthelm v. 1934.oe und Bauste!ne f. 10·11. COIDIItS: Jean GersDn commentat"UT dyonisllien. IGrundrl.. La caballería--. Schmoller. <rArch.. THE . Al organizarse la sociedad en gremios. e. év~que de 1'a'. La Caballería surge como una asociación de hombres libres a quienes rnanleni:a unidos un régimen de iguales derechos y obliga· ciones. Par{.P<I/l. .H""" SCHWER: Stand "nd Standeordung 1m Welt· bUd delf Mittelallerlf.~NOEL VALOIS: GulUaume d'Auvernia..~Wll. Génova. . 1949. G. Ver Koenlu von FTankrekh.--G1<RD TELLENJIACH: Libertas.declara Huizinga-que el ideal caballeresco haya ejer· cido sobre la historia puramente poHtica de la Edad Media una influencia más poderosa de lo que generalmente nos figuramos.---OLIV'I'Il MAItrIN: L'aroonisoticm corpo'I"aU1Ie de tu France de ¡'anclen réulme. Hadrld. De modo análogo al de la penetración de las creencias religiosas en la ·ideología medieval está embebida aquélla por el ideal caballeresco. así. Madrid. GIORGIANIII: Pensiet'o mDTate e poliUca di Bonavmtura de Bagnorea.· 'l'AL>:IIB>:KT: PrédJl d'hutolre monastlqu . es decir. los demás hijos no tenían otra participación en los bienes paternos que un cierto usufructo. J. y también con razones para su difuron. y no resultase.-HuIZINGA: EIOtofio de la Edad Media. 1935-1938. Welmar..-V. lIJ:X: IDEAL DEL CABALLERO tamentarlo y a la jerarquia del feudo. Par\¡. social. Incluso esas mismas creencias religiosas son puestas a su servicio.. Denlls au MOllen-Al1e • • Etudes Carmelltal· neso.. DiVinal". VALLENTIN: Der Enuelstaat. 1936._P. justificación teórica de una situacipn concreta.. la evolución de la sociedad. aspiración a una mejora. GILSON: Le lh..". 1940. l!laS. ap·oyados en el servicio de la espada propia. Auverone MaDisterfu". El propio hecho de la permanencia de la organización es digno de m8' ditación.. Doctr. dionysiens des Inbllolheq"es d'Autriche.no habría sido el ideal de una larga época si no se hubiesen encontrado en la misma altos valores par!i. se ha aludido al sistema de sucesión favorable a la primogenitura. 1908. proyecto progresista.. suficiente para permitirles equiparse para el servicio mi· litar a caballo. escribe Pivano. Intern. De esa manera. Paderborn. la Caballería se somete a tal sistema en forma que hace efectivo el primitivo lazo espiritual. sin sumisión a ningt1n vasallaje. et Lit. se equipa· raban con su resolución de no sufrir preponderancia ni opresión. 1948.158 UIfflO III. 1880. n.-E. BI!J<EYTO: La concepcfón Jerárquica de W oociedad en el pensamiento medieval e. 1947. Con la multiplicación de estos casos se perfila una corporaClOn que no queda ligada al espacio.añade---. Kfyche und We!wr· atta.o..-A.. 1!la7. 53. LOS CABALLEROS Pudiera ser-. Los orígenes de U¡ cienCÍ<l. En cuanto a su origen concreto. Berlln. ética y estéticamente necesaria.~B. El principe y el t1ltimo caballero.Rev. Par[s. Las tesis son.-Mm. : Catalogue des """s. que posee un poder que no deriva de feudos ni castillos. Y a la vez. más que consecuencia de un desarrollo racional.----cAP.mnlBme.. Es conocida la exaltación del hecho de armas de San Miguel y la indicación de que la milicia es representante del ejército angélico que rodea al trono de Dios.

hágase o no. El desuso del ingreso en la Caballeria conforme a un ardo determinado no significa nada. Estas entidades. Precisamente por este l1ltimo enlace surgen las Cruzadas y las Ordenes de Caballeria. las que apoyan. la superación de la jerarquización medieval por una clarificación definitiva de la sociedad. que rodea a la Corte y a los reyes y se conecta con elementos de la conciencia religiosa y social. explícitamente. el clero. monarcas. De Norte a Sur y de Este a Oeste. y en tal servicio constituyen una Orden. Por ellas. La Caballería dió impulso a la organización estamentaria y jerár· quica Las Partidas recogen la teorización lombarda e italiana sobre las categorías sociales ligadas al servicio: los infanzones de Castilla. del honor. Mas bien pronto se admite que España ya cumple con su propia Cruzada. como entre los frailes. LOS CABALLEROS 159 tidura. a virtudes. de la protección a los débiles. Si califica al caballero el caballo es porque éste le sirve para cumplir su función. etcétera.acogen la tarea de liberar a Jerusalén y de expulsar a los turcos. ca modo de estrecha religión en la que se profesa».. en compenetración de estados y de personas.53. reflejan formas superiores de vida. que rel1na a todas las clases. nacidas como organizaciones de clase. antes aludido. Hubo incluso la preocupaci6n por servirse de ellas para conseguir una más completa unificaci6n sociaL Felipe de Mezieres sueña en una Orden nueva: la de la Pasión. asi. según un sistema de valores determinado por la virtud. son como los catanes y valvasores de la Lombardia. Tienen tareas concretas. Las consecuencias polfticas de esta presencia del ideal caballeresco pueden puntualizarse en el orden exterior. se dice por Alfonso el Sabio. añade Sánchez de Arévalo. junto con la paz universal y la concordia de lo. sus miembros se comprometen a servir los altos conceptos de la dignidad. La caballeria influye en el orden interno. que los somete al rey. La nobleza. La construcci6n de esta idea se liga a la propaganda de la liberaci6n de la ruta al . sociales. En el orden exterior. Forman en la escala feudal. Los caballeros figuran como parte esencial de la jerarqu[a sociaL Son rama del árbol imperial luliano. dice Sánchez de Arévalo. porque está lmpliclto en la profesión misma. el voto rige. La fórmula alemana que lo recoge---JJesser Ritter denn Knecht----aparece entre nosotros en la epistola de Alfonso de Cartagena al marqués de Santillana sobre el De militia. cultivando virtudes y heroismos. El caballero está por encima del tJUtb>'Ués y del villano. ligada¡:.¡ vigorizadas por el brillo de la Caballeria. al emperador y al Pont[fice. las empresas de la conquista de Jerusalén y de la expulsión de los turcos. las Ordenes de Caballería . colaborando con las tendencias jerarquizadoras. Están enderezados a la defensa del pueblo. Sería. Son. pero permanecen en la Península cierto tiempo in servitio Dei. Europa VIve una versión unánime de preocupaciones y de reallzac1one¡. Algunos caballeros van camino de Jerusalén. los burgueses y los villanos y los artesanos entrarían allí. llena de ~a­ criftcios y de servicios.

• The Cambridge Med. La declaración de guerra era competencia del rey. la misión una prueba.. Acad. MILICIA Y CLERECÍA El enlace del servicio deprecativo con el militar aparece con relieve especial en la Edad Media.o: Lineament¡ storici e gfuridlci della ct<v"ller. Para que se conviertan no hay necesidad de llegar al combate. Solamente cuando aquéllos ocupan o atacan tierras de cristianos se puede utilizar la fuerza militar.. al estilo de guerra santa. «Mem.tinismo poUtico que podía apoyar ciertas deformaciones de la Patrística. El Papa León IV declara: «No se negará el reino de los cielos a los que mueren por la verdad de la fe y por la salvación de la Patria. El poder militar. Pero frente al agus. pronto se cree que quienes morían frente a los paganos gozaban de eterna gloria.. el martirio era una confesión de fe.-J B"NF..C~pcl6n ierdrqulca de la suciedad • • Rev. no existen conceptos originales. de que a Jerusalén se puede ir. HI9t.. A. La fórmula tout chevalier a le droit de faire des chevaliers se arrastra hasta el momento del Absolutismo en plena Edad Moderna. En su consecuencia. Madrid. con esa típica supervivencia de formas que a veces salva las ideas.~. Paris.H1ER. Mas. ligada a su vez COmo es notorio. n. El problema de la guerra se planteaba también dentro del orden interior. como las del Temple y del Hospital.-HUlZINGA: El 010110 de la Edad Media. Parls. Ante las posibilidades misionales de atracción de los infieles mediante la conversión.VlO PI"".lOO LIBRO lll. Cambridge. VI. Calatrava y Santiago..---CAP. se imaginó también la lucha. donde se habla de la felicidad eterna como premio para quienes defiendan la patria romana. de Sociol. no toda guerra contra infieles es justa. 1930. Turln. 7. Por eso combaten a España Ordenes militares creadas para ir a Tierra Santa. pero la organización sigue siglos des-o pués. pl aclamados por el Papa Inocencia IV condenando la doctrina del cardenal Ostiense. 1917.>lOZ: Essai sur l'<>rfgine de la noblesse en F"ran· <:e au Mall . más brevemente. 54. 1902. y por la tesis. Tal idea. de Cicerón. por España. del De re publica. GVU. MItA": Chfvalrv . y por eso se fecundan Ordenes explícitamente ligadas a la reconquista espanoIa.a medievale. El ideal caballeresco decae. Mas también querían poder gue- . Science}. XlX: IDEAL DEL CABALLERO sepulcro dúl ApóstOl Santiago. difundida como texto del llamado sueño de Escipión. aparentemente caducadas. que difunde Gelmirez. -Age. como las de Alcántara. 1905.Y"tO: Lo. 1929. la teología tomista afinnó los derechos naturales de los infieles. esencia de su poder político. cuando los textos de las ordenanzas reales señalan la investidura como exclusiva competencia de los reyes._ Sn.. GAUTIER: La chcvolerie. Intern. 1895. aparte de estos elementos. En la versión cristiana.-P. a las concepciones teocráticas de la ple-nitudcJ potestatis al estilo del difundidisimo Egidio Romano.-A. fué acogida por la Iglesia. COft. Bien es verdad que también aquí exisUa una tradición muy digna de estudiarse: la del pasaje VI.» En este aspecto. el tema se enlaza con el problema de la licitud de la guerra.

Es el resultado de la evolución que se consu· ma en la Edad Moderna. en efecto. Hay de ello ('xpresivos textos en España: Alfonso VII exime al clero toledano del servicio mllitar para que con sus oraciones le encomienden a Dios. se daba base para construir determinadas pretensiones. que el monarca puede fijar por todo el tiempo en que necesite a sus vasallos. arma reservada para la expugnación de los castillos enemigos. Los Reyes Católicos y Cisneros preparan el paso. Las Cortes de Toro de 1426 se oponen a 1lemejantes gentes. Nihil operi Dei prerepo· 1Ultl1r. El Somnium viridarii. le cuenta que todos los días ora por él y por su éxito en la campaña. Callís señala que en ninguna forma pueden poseer bombardas los caballeros poderosos. . La significación de Cluny bajo San Hugo es bien conocIda. También es derecho del rey la fijación de treguas ~ hay una tregua voluntaria de siete u ocho meses y otra sin término. La obra de Dios ocupa el primer término. San Benito establece en su Regla como ley fundamental el pre<cepto de la busca de la divina mayor gloria. La literatura política propone la cuestión del clérigo y del caballero en oposición que contrasta con la concepción tradicional. como en general en Europa con las reformas de los landscanetes. No sólo los clérigos se separan de la estructura caballeresca. versión d'eformada por Felipe de Mezieres.rrear los caballeros.existen las guerras privadas. aireada -en los carmina bajomedievales y en los magna murmura contra plebanos.. MILICIA Y CLEItECÍA. Jaime Callís teoriza sobre este tema en su Viridarium militire.. Como la caballería y la milicia. entre otras cosas. ilimitada. y se lleva a cabo como Ideal tan vivo que en numerosas abadias entran multItudes deseosas de conseguir aquella realización. sustituido por el de soldadas. sino también del de milicias ligadas a las Ordenes de Caballería.€gnano. reconociéndoseles ciertas tareas. Tampoco puede utilizarse el fuego (ignem immittere). Y. de un diálogo latino de Juan de l. La obra del clero ha sido muy fecunda. El poder real sobre la milicia se afirma con el nacimiento de los -ejércitos permanentes. escribiendo al infante don Martín. representada en los distintos países y relacionada con una disputatio de Ocam. la clerecía constituye otra de las grandes y bellas formas de vida de la DOCrR'NA$. Graciano había escrito: Sacerdotes p1'opria manu arma arripere non debent. y Eximenis. se deja ver que la posición del rey estaba apoyada en su privilegio de exclusividad para el uso de la artilleria y en la limitación de ciertos otros armamentos. a los que. conduce a la disputa del clérigo y del caballero. sino que ni siquiera se ligan al servicio de las armas. Montalembert pintó a la Inglaterra del siglO x como gObernada y 'regenerada por los monjes. Va decayendo aquel mantenimiento del orden que para Lulio estriba en la bene· valencia hacia todos los estamentos.54. Esa separación de mi· licia y clerecía. 161 . no pesa en la valoración de conjunto de aportación a la sociedad. quia ista et similia instrumenta sunt prohibita portare nisi de mandato regis. Bien que si no acudían al ejército rezaban por el triunfo en el combate.-ll . término no sólo del sistema beneficial. en las que ven daño y ausencia de provecho. donde.

Todo esto se explica precisamente por el De ere/este hierarchia sec-undum Dionysium . trad. 1940. El Cardenal Albornoz. ¡ti. dlist. 1942. ciertamente. se constituye la clerecía imitando el régimen celestial.. 1935. También. Zeltschrift.-CoGNASSO: La . Ma. Pa· rlS. drid. 1940. son versiones divina y humana. 1934. y están relacionadas con la tendencia de acercar a este mundo la concepción del orden angélico. . COM""~: Jean Gerson commentuteur dyonissien. a la última. EltI'MANN: Die En!stehung dn Kreuzugsgedanke. son jerarquizados pero no jerarquizan. junto al caballero.. A estas tres series correspon- den en el mundo eclesiástico: el Papa y los cardenales a la primera. arzobispos. canciller de Castilla y eouaiUa ae Ua!iu. 1932. LIl. Par[s. la gracia y la gloria. obispos y sacerdotes a la segunda. los de la media. Turín."B.JUAN BENEYTO.-H._FLK·H~: La réforme oréoorienne el w reconquete chrétirnne.-CAP. y los fieles. "enesi delle Craciale. constituye tres series: los de la primera jerarquizan y no son jerarquizados. jerarquizan y son jerarquizados. Jean de Montreuil el le Chancdtier Genon. El monje o el clérigo. M. fr. y los de la inferior.-ERBEN: Krie"sgeschiehte des Mi/telalters. Beihefl. los patriarcas. 1950. Les croisades. la triple jerarqu[a angélica ligada a la Naturaleza. V'LLEY: La croisade.162 LIBRO ¡Il. Par!s. 1942. XIX: IDEAL DEL CABALLERO Edad Media.-A. Stuttgurt. de una misma pasión. 1925. con los simples religiosos. respectivamente. Según la interpretación gersoniana.

se produjo otro de carácter interno. los aspectos puramente eclesiásticos encueo· f. desde el punto de vista de la especulación política. conduciendo al estudio de los problemas de la organización eclesiástica. En el fondo vibra el problema de la fundamentación territorial que conduce al Choque de las dos fUerzas. mas también. Las Ordenes militares y la Cruzada acentúan su actividad política exterior. Sus vinculos con la monarquia carolingia asentaron sobre una común opinión intervenciones de carácter declsivo en el mundo terrenal. Parece como si ante una exaltación de los mandos civiles se hubiese querido contestar a las primitivas pretensiones llevando la lucha a la propia casa. la Iglesia había asumido poderes muy extensos. Coincidentemente con este movimiento de expulsión del Pontifica~ do de las zonas terrenas en las que habia ido intervin'fendo. de madurez. como es evidente. que se discute también. que impulsó la elaboración doctrinal de la Eclesiología. aunque muy expresivo. El ambiente literario de la Caballería coloca al Pontífice a la cabeza de los caballeros. durante el cual se levantan constantemente las pretensiones de la realeza. Entre tanto. en efecto.rao una atmósfera idónea para afirmarse con independencia de la organización civil. LA Ql'ERELLA DE LAS INVESTIDURAS El problema general de la significación pOlítica del ordenamiento eclesiástico es necesario antecedente del conflicto. La llamada lucha de las investiduras califica una época qUe es.CAPITULO XX EL ORDEN POLITICO ECLESIASTICO 55. Así. que han de chocar con la Iglesia. La lucha de las investiduras no es más que un episodio. las investiduras y los conciliarismos revelan dramáticamente el momento supremo de la política pontificial. pues condensa en su síntesis actitudes de valor universal. periodO de tránsito. Es. La Eclesiolog[a nace as( ligada a las discusiones sobre la competencia: conciliar. de esa situación. las consecuencias de la sazón alcanzada por los órdenes políticos: tendía a una reordenación jerárquica y a una nueva organización de la Iglesia. No puede presentarse de manera simplista como una vía germánica en' la resolución de una cuestión. Todo esto sucede en un primer período. Por herencia de Roma. La raíz se afincaba en el poder que se habían atribuido los emperadores tudescos sobre Jos feudos eclesiásticos va- . en resumen. el problema de los limites externos del poder del Pont(fice. sin duda. tratándose de dos episodios. Determinadas organizaciones civiles actlÍan de tal modo. Este episodio expresa. que quiere basar su poder en el elemento territorial.

El tema de las investiduras no es abordado por Gregorio VII sino tras largas vacilaciones.OS para la acción. pero sí de la posibilidad de cumplirlo. iglesia de manos ce un lego. principal cómplice y beneficiario. El Papa se ve implicado en toda violación de la ley de Dios y de su justicia. Las primeras actuaciones de Gregario VII dejan ver cómo domina :oobre las mismas la conciencia de su responsabilidad. que veía perder su dirección. sino que cada contendiente disponía ya de los elementos preCls.---CAP. La Iglesia defiende intervenciones que han podido parecer extraorbitadas. La situación era realmente grave y autorizaba la mayor rigidez. la lucha no sólo estaba planteada. el rey. Hay una requisitoria general para los consejeros del monarca germano: deben acudir a Roma a justificar su conducta antes del mes de junio. amenazado de excomunión. en forma alguna. Y esto en la misma Roma. En Alemania existió una resistencia en masa del clero y aun del alto clero: el arzobispo de Bremen rehusa obedecer. pero también su propia -competencia. En Francia. y por ello combate cualquier falta contra la disciplina y contra el orden de la Iglesia. La situación particular de los príncipes y la limitación de la cultura a la alta clerecía colocaban a la Iglesia alemana en posición difícil con respecto al pontificado. que en un cierto momento el Papa está descorazonado. P-ero ha de notarse que tal disposición no es nueva. sea gratuitamente. de su esfuerzo. estupefacto ante la enorme tarea que tiene delante y el resultado. tan limitado. de otro lado necesitan disponer de los principales puestos que se ligaban a esa estructura para asociarlos a las personas que llevaban a cabo tareas administrativas. bajo pena de excomunión». La oposición es tan poderosa.164 LIBRO IlI. La carta que dirige en 1075 a Hugo de Cluny hace ver cuán pocos obispos se comportan como tales y que no hay un solo príncipe que COloque el honor de Dios antes del suyo propio y que prefiera la justicia a su personal interés. sea a título oneroso. y el de Maguncia se enfrenta incluso haciendo reunir un sínodo diocesano. XX: EL ORDEN POLÍTICO ECLESIÁSTICO cantes por óbito de sus titulares. Gregario no duda de su deber. El Papa se decide a actuar con la rigidez a que obliga la situación de la disciplina. Los datos que trae Bonizo nos ofrecen la pintura de sacerdotes que no quieren llevar «el suave yugo del Señor» y que prefieren abandonar los beneficios a dejar las concubinas. Su consideración arranca del sínodo romano de febrero de 1075. los Papas habían ido centralizando la organización de la Iglesia y no podían aplicar eficazmente sus decisiones si se 1es hurtaban aquellos ámbitos. Al fin se toma el acuerdo de que «ningún clérigo ni presbitero reciba. cuyo ca- . Los obispos que no acuden son suspensos o depuestos. dificulta las soluciones normales. Venia a ratificar un principia fijado por el Concilio lateranense de 1059. el rey Felipe 1. Las doctrinas gregorianas sobre la preeminencia de la Iglesia y el qerecho del Papa a excomulgar y a deponer a los príncipcs ofrecen \lna prueba de esta preparación. Tras el desarrollo de la reforma cluniacense y con la fundamentación cultural de la postura eclesiástica. De otra parte.

ya conseguido el trIunfo de la primacía romana. sigue el del episcopalismo y del pontificalismo. El hecho fué que este episodio de las investiduras se resolvió generalmente por compromiso. y. en fin. LA QUERELLA DE LAS INVE8TlDU&4. la relación entre la clerecía y los seglares. Mezclóse así.55. paises aonde no sea había planteado como problema el tema de la simonía. No se da. . señalándose reservas y formalismos que diesen a la fórmula un tinte de garantía. Falta esa paz que es la tranquilidad del orden y que en vista de la unificación de los espiritus asegura la unidad de las almas. y la relación de la Iglesia con el Poder político. por ejemplo. el Papa tienda a sustituir al emperador en la dirección del mundo cristiano. No es extraño que. porque la paz turbada afecta a las formas y a las ideas. vistas as[ las cosas. Carlomagno. El antecedente carolingio no puede ser más expresivo: la noción romana de la res 'PUblica se di· luye y se absorbe por una alta función religiosa de la que son participes los podel'es terrenos. como se ha pretendido. La lucha de las investiduras no está así tan desconectada como parece ni del problema de la legitimidad del poder ni del mismo gran problema de la crisis interna dE' la organización eclesiástica. en Francia la elección libre de los obispos con el reconocimiento de éstos por los príncipes y la prestación del juramento feudaL En realidad---. de la plenitudo potestatis. la lucha entre los órdenes sobre materia de competencia. haciendo del bautismo vínculo de las diversas naciones. que admitía una Iglesia anglicana en pie de igualdad con la romana como miembro de la Iglesia universal. Y era previsible el choque con el Poder civil.S 1" lion sexto se repite aquí. sobre problemas de contenido. El bien púbHco quedaba subsumido en la práctica de las virtudes cristianas. Piénsese que la 'doctrina anteriormente vigente habia fijado el reino de la paz sobre la base riel servicio de los fines sobrenaturales. Los missi dominici examina· ban si los súbditos de Carlomagno sabían el Credo. la constitución interior de la Iglesia. ayuda a la forja de una unidad mistica en la que lo religioso recoge la política. una innovación revoluclonaria. Se advierte así su importancia. pagaban los diezmos y descansaban los domingos. Al primer aspecto. se hacían aparecer estas intervenciones bajo la capa. por tanto. En todo caso. El rey olvida las colaboraciones del orden eclesiástico. ya con conciencia de su firmeza y con adalides de notable audacia. Es preciso recordar todo esto pa:ra comprender bien la transformación y aun la sorpresa que han de producir las acciones de los reyes de Francia y de los emperadores tudescos. harto divulgada. esto es.dice Tellenbach-. lo nuevo es cierta con-o fusión espiritual y lo temporal. bajo el tema de las investiduras bullian tres cuestiones. y éstas influyen y perfilan ámbitos que parecían exentos de su presión. Con esta lucha se rompe la paz de la Cristiandad. Si la Iglesia pedía una plena potestad en su propia zona. que es el que se ha considerado principalmente. a la que han de añadirse movimientos y actitudes como la de Wiclif. pero el sentido de la norma es claro cuando se advierte que tal decreto no fué promulgado para Inglaterra ni para España.

SCHMID: Der Begrt!! der kanonischen Wahl in den Anfaengen des lnvestiturs/reites. BERNHEIM: Quellen =r Ces_ chíchte der lnvestlturstreites.LENucu: Libertas. 1926. EL MOVIMIENTO CONClLIARISTA: GERSON El problema de la legitimidad del poder in omni palitia.. FI. d'Hist. Módena. Urkundenforschunp. la constituc'ión parlamentaria del orden eclesiástico. Relacionado con las causas que hicieron surgir las doctrinas de Wic1if y Hus. Kan.-E. en efecto. pues.. el Concilio constanciense tendió a dar realidad a la preocupación gersoniana por aplicar a la organización de la Jglesia una teoría constituida sobre la figura de la monarquía limitada.-J. des Sc!ences Uellg!euses. Stuttgart. la supremacía de los pr[ncipes queda sometida a discusión. n"".QUlLLlERE: Sur la formatlon de la thlor:Tatie pontifical" • • M"\. SCH~R"AGL: Der Begriff d.-y constUutiQnal.LO!S: La F . . tam ecclesiMtica quam sreculuri. Roma. K. 1913. 1935. LIBRO III. lOOR-P. Parla. 1925. se debilita también el organismo político civil. 1901.G. 18.. 1896-1902. El daño es. NEV'LLE FIG· GIS: S/ud/es 01 Po/it!cal Thouoht Irom Gerson to Grotlus. bayo Akad.--J.• .--CAP.-E""'MA"": Koen.EN: Der Invesll/urstreit. En este sentido.'GHE: La querelle des ¡nvestHures. Cuando el poder del Papa se discute.08 elecciones episcopales "n las iglesias de España hasta el siglo XIiI.en Eeortlf von dcr libertas eeclesial'. junto con el cardenal Pedro de Ailly. 1915. ER.».166 G._K.ys tmd Bis_ chofwcihe. 56. UNG": Da. porque las dos organizaciones de la Cristiandad se han constituido solidariamente. Parls. _Rev. StaarenSJIstem Gregors va auf Gntnd de8 "uoust/nisc/l.-NOEL V. y dos son sus fundamentales consecuencias: en primer lugar. ESME"": La questWn des investilures dana Les letres d'Yves de Charlre .er Investilur.Archlv. 1924. pues Gerson fué principal jefe del movimiento. . 1946. La sesión trigésima del Concilio apura esta idea al establecer. 1937.. Wisso. Munich.Etudes de Cult. BAIUlACLtlUGH: Papal Provisions. La influencia de Constanza es muy poderosa en el ámbito doctri- .AL1. Caratter! deUa sovranltil tempora!" <Jet Papi nci s~coll XlII e XIV • • Zeit"chrift der SUYo Stift. G8. Lot.."nce et le Grand Schisme d'Occidcnt. 1928. determinando una reunión decenal. Stuttgart. Kirche u11d Weltord11u110. la equiparación de lo polítiCO y lo eclesiástico desde el punto de vista de su vigor jurídico. 20._J. Oxford. Parl>.-">1.SB. JOlUlA": Das Elndrinyen des Lehnswesens jn d<13 Rechl. T>:I. Interpretación auténtica.'. Tubinga. et d'Invest . Sou.'IIINI.iNGU'''': 1. al planteo del poder normal del Concilio de la supeJllioridad de éste sobre el Papa. La obra culmina en Basilea. • Rev.-A..<t.>. bajo la pasión de los acontecimientos derivados del Cisma. como Gerson dice. por su decreto Frequens. 1936. Stuttgart. 1891. Eecleslastlque_.• . cuando dentro de la Iglesia se trata de montar órganos de gobierno distintos de la autoridad pontificia.--0. se plantea.n: Stato e Chiesa se_ coruio gl! 8crltti pomic! da CarlomGgno fino al Concordato di U'orms.-A. Grclfswald. R"·'ERE: Une lJr~miilre Somme dIO pOuiJoir ponUfi""l . AS'lJects of ChUTCh hi. XX: EL ORDRN POLÍTICO ECLESIÁSTICO Álr.G. . Parls. 191R-A.. mutuo.$leben der roem/sehe Kurie. Mucho ha tenido que variar el ambiente para que se admitiera como posible alguno de los cinco decretos decisivos que se votaron en Constanza el 9 de noviembre de 1417.A. 1931. y seguidamente. 12. legal (in" admjnlstrotiue in the later Midd!e Aves. Cambridge. 1931. f.-R'CHARD: La monarchle pon/ifkale jusqu·au ConcUe de Tren/. el movimiento especulativo ligado a los Con('ilios de Constanza y de Basilea adquiere general repercusión. ese in omni politia del canciller de la Sorbona. 1936. 1940.

BasUea continúa esta obra sobre esas mismas bases. mas la discusión se agrió. Y allí también hay dos españoles que defienden los distintos puntos de vista: Carvajal a Eugenio IV. la caída de los ejemplos típicos de príncipes poderosos (Federico 11. Zabarella. deforman la realidad. Su prindpal valor estriba en la idea esencial de la Iglesia como comunidad ('ompleta que debe estar dotada de los órganos precisos para su gobierno. intervino el emperador. . en 1459. Pío 11 condena con su bula Execrabilis la apelación al Concilio futuro. evolución que se produce. generalmente divulgadas. En efecto. El siglo XIV ofrecía numerosos escritos sobre la potestad pontificia y sobre la discusión entre reyes y Papas: De potestate Pontificis. mas algunos acceden a ir-y entre ellos Nicolás de Cusa-. se les ha ofrecido como primer gran debate entre constitucionalismo y absolutismo. Felipe de Francia. Encas Silvia. demasindo simplistas. De potestate regia et papale-. citando a las dos partes en Maguncia. Nicolás de Cusa. sobre la idea de que la creación del derecho y la determinación del gobierno corres- . En 1437 se cita al Pontifice para que comparezca ante los Padres del Concilio. Y Sixto VI lanza en 1478 la condenación de los errores del maestro Pedro de Osma de la Universidad de Salamanca. Elegido Félix V. Años después. que sonó ('amo candidato al solio. Esta concepción aparece apoyada sobre la analogía jurídica de la corporación.. pues las versiones. El Papa responde trasladando la reunión a Ferrara.. el siglo xv está plenamente calificado por los libelos De schismate. se discute en la doctrina el Primado pontificio o la primacía y superioridad del Condlio. Litígase sobre el mismo concepto de Iglesia y se recogen las actitudes que habían ido afirmándose. con potestad de dirigir y de gobernar. Ricardo de Inglaterra). Sus primeras figuras !ueron Juan Cerson. En ella de· dara Eugenio que el primado de Roma se extiende al orbe universal y deriva de la sucesión de San Pedro. en atención a la convocatoria de los griegos. La reacción pontificia parte de la bula Lretentur creli. Buen ejemplo es el de Maior.como una visión de conjunto sobre la literatura para advertir le. en efecto. Antonio de Butrio. Nada. El conciliarismo sigue y precede al absolutismo de la misma manera que Nkolás de Cusa precede a Maquiavelo o a Badina. dejan una larga estela doctrinal. No todos -apoyan plenamente la tesis conciliar. y en éste son tales el Papa y los clérigos. El Concilio de Basilea empieza renovando las conclusiones de Constanza sobre su propia superioridad. recogido por Figgis. tras. vencidas en el terreno de los hechos. en fin. Segovia a Félix V. Teodorico de Kiehem. EL MOVIIllIENTO CONCILIARISTA: GERSON 167 na!. tras la deposición del Pontífice. la teoría -aristotélica de la colectividad autárquica y. Se reconoce un vínculo entre las tendencias conciliaristas y el pensamiento polí. Los basilenses declaran la nulidad de esta disposición. y en esto conviene cuidar del detalle. Las reuniones de Constanza y de Basilea. Nicolás de Tudesquis . en el orden terrenal por la constitución parlamen· tma.56. tico civil. Entre los que quedan en Constanza estaba el español Juan de Segovia.

el Concilio resulta infalible. en el resumen de su tesis titulado Concordia distingue Gerson In plenitud del poder que reconoce tanto en el Papa como en el Concilio. que -es la base de la obligatoriedad. Pero es. La sustitución del Papa por el Concilio a los efectos de la legislación trae la consecuencia de que. Los cánones ('onclliares no necesitan. Juan Gerson la personalidad más poderosa y relevante. paz de la iglesia como supremo bien. con las siguientes notas: al Papa le viene subjetiva y monárquica. ya que uno y otro son. por determinación de la Iglesia primitiva o del Concilio general. ligándose la decisión eclesiástica a problemas de verdad. Gerson dice expresamente que la potestad eclesiástica es sobrenatural y que fué dada por Cristo a sus apóstoles y discípulos y a sus legítimos sucesores hasta el fin del mundo para la edificación de la Iglesia militante según las leyes evangélicas y con el fin de conf'eguir la eterna felicidad. evitar que las cuestiones litigiosas fuesen trasplantadas del terreno> político al de la ortodoxia o la herejía. expuso tres conceptos: plenitud del poder de la Iglesia en el Concilio. sin duda. la intervención del Papa ni la de su representante. dentro del Concilio. y urgente reforma. aun cuando se le deba conceder una facultad directiva. El Papa --d. y con el Concilio . La potestad ecIesiástica--'Concluye. y mucho menos de los de los legos. por encima de todo. simples suscribientes. La plenitud no supone la arbitrariedad ni el abuso. un bautismo y una iglesia. la elección u otra institución. ordenaUva. buscándose que hubiera un monarca. La sucesión de San Pedro y de los apóstoles--dice G-erson_no se reguló por milagro ni por nueva revelación.ice-no puede disponer ad libitum suum de los bienes de los clérigos. Lo que busca es la linea del poder moderado. como había una fe. regulativa y ordenativa. quedando {'l Papa como órgano ejecutivo. y ante todo atiende al aspecto patrimonial. Gerson deseaba dar a cada uno lo suyo Y. en Gerson un conciliarismo extremista.---CAP. pues. XX: EL OWEN POLÍTICO ECLESIÁSTICO ponden a cada comunidad.----reslde formaliter et subiective solamente en el Papa. regulativa y supletiva. y ante tal peligro San Pedro accedió al poder como SumoPontifice. con la consecuencia de hacer necesario> su consentimiento o aceptación para que sea l-egítimo el gobierno. al aumentar el número de los fieles. Por acción del Concilio se consigueel consentimiento. No hay. Las conclusiones del movimiento conciliarista van más allá y pueden sintetizarse sobre la exaltación de la fundación legislativa comopropia y esencial de la asamblea. Se tuvo que contar con la posibilidad del cisma. Su De potestate ecclesiasttca~ compuesto hacia 1415 y expuesto en Constanza en 1417. por tanto. protonotario apostólico. que erróneamente le ha sido atribuida. A él se liga la tesis del origen multitudinario del poder supremo de la Iglesia. Es más. Antonio de Butrio influye en los juristas con su Tractatus in tavorem generalium concÜiorum.168 LIBRO lII. mediante la consagración. La intervención humana sólo aparece en cuanto a la elección y en la limitación. al Concilio. Teodorico de Niehem. representa el último extremo de su postura. y hubo de ser atendida por la intervención de los hombres.

-E. Tudn. KLEWI"": Die Entstchung des Ka~d¡not. 1879. 1911. GANAHL: Studlen zur Gesch. Las transformaciones derivadas de esta postura no pueden ser paliadas.56. 1935. L. VAno/elerre el le Grand Sehlsme d'Occident. RUFFINI AVONDO: 11 principio maggi<>rltario.ennes. Lelp"!g. cHist. En concordancia con estas actitudes. El Pontifice teme nuevas 'intervenciones.lehfe des IdrchUchen V""¡as81. 8. 1942. Ita1. Se. JahrbuCb.. Parls. Kan. 1864.<SafH).<} di CIl8O. d'Hist. Jean de Montreull el le ChanceUier Gerson. Lovaina.-Mc. MARTU": Co". 1929.-F. Doctr..Rev. El Tratado del cusano sobre la potestad del PontífiCe carece de influencia. Parl •.-V. .Arch. J. París. Es la única línea que se salva. Chlcago.Zeitsehrlft der Sayo Stlft. H. Otras determinaciones se relacionan con el problema del Concilio como representación de la totalidad del mundo cristiano y en contacto.. que escribe en apoyo del Pontífice. Insbruek. . 12.iras • • Comptes.. Sc!ences Rellg!cuseu.IL: The emergence of conelllarism._H. pzaH'W. licet caducum et mortale et det>iabüe in membris.ts. Co"o>$: Etudes o~rson.UERE: L'origine des Iholorles clmciUo.nzer ReJ<>rmotion und du. GERSON '00 la mayoría que ha determinado la decisión. 1935. RM"A: 11 Cordinale Nlco/. Morales et Polltlques.der klrchenpolit/scher Tractatenllleratur des XIV Jahrhunderts. 1939. Koncordate von 1418. FINKE: Forsehung!m Ilnd Qllcllcn Zur Geschichte des Konsfan=er Konzl!s. 1928.GRAUERT: Aus._K. 1927.• .-LEDERER: Der $pan/sehe Kardinaf Johan von T<>rquemada. Fr!burgo de Brlsgov!a.Riv. __ A.o¡ONT: Gerson. La fórmula cusánea es expresiva: Quare corpus sucerdotale. NF.. Mas la tuvo Juan de Torquemada. DACR¡.. 1936. Se produce ahora en la Iglesia un fenómeno semejante al que en el orden civil califica gran parte de la Edad Moderna: los Consejos suceden a los Parlamentos. St. 1935. Parls. Paderborn. es llamado Defensor de la Fe y se presenta como pre: cedente inmediato de la Escuela tomista española. ARQUU. MarsiUo ofrece al emperador como legislator supremus fidelis y Nicolás de Cusa le hace promovedor del Concilio. .-B. 8CHA . La semilla conciliarista cayó en tierra muy fértil. 56.<ngS'1'cch. 29. 1889. con la función imperial. Blelefeld....-H. MIlAn.~P. 17.ment s'esl formée la doctrine de la supt!rlorité du Cone!l SUr le Pope. W. . Rendus Accad. non tamen in tato. HUEBLI'R: Die Konsto. maestro de' los maestros salmantinos y dominicanos.. et Lltt . EL MOVIMIENTO CQNCILURISTA.ko¡" ¡egluma.-H. deja la asamblea y cuida de su propio senado: aquel Colegio cardenalicio.--C. 1925.-E.>. BATTAGLlA: 11 pcnsirro gluridico e po/itico di Nicoló C1. . quoniam maior paTS in filM et lege Christi permaneat. FEH: DIe St<14tslehre des Johannas Gerson.• . Dir. 1938. 193'I. constituido por Pascual 11 en el siglo XIII. 1905. 1937. CONNOLLY: J.. Gerson.

Totus mundus est quasi una civitas. Cristo. y como para anticipar su imagen-----. Los {'uatro años del pontificado de Gelasio (492496) valen por varios siglos.cubriesen su cabeza con la corona de los césares y con la tiara de los pontífices. Ha opuesto de este modo frente a cualquier posible asalto del orgullo el remedio saludable de la humildad. Es un buen momento. consciente de la fragilidad humana. Ha distinguido los deberes respectivos.CAPITULO XXI LA RELltCION ENTRE LOS DOS PODERES 57. La preocupación se perfila en el pontificado de Gelasio. A este objeto dedican su esfuerzo los hombres que querían resolver la dualidad que Occidente arrastraba desde que se hubo de separar la tiara de la corona al servicio de la doctrina de Cristo. hubo reyes que al mismo tiempo fueron sacerdotes como Melquisedec. viajeros del Norte.ún más que lo que hicieron los romanos.edentes de toda la Cristiandad: orientales separados por la disputa de Calcedonia.arios suyos. La Roma de su época albergaba a monjes y a clérigos pro<. Hay un deseo de trabajar que encuentra una circunstancia favorable. y aun sobre esta labor importa una carta famosa: la que escribe el -emperador Anastasia. ni a ningún Pontífice reivindicar la púrpura de los reyes. preparan colecciones. Ahora bien: tras el advenimiento de Aquel a quien solamente se puede llamar verdadero rey y sacerdote verdadero. por cuanto constituye el primer intento de resolución del problema. escribe Juan de Paris refiriéndose a la versió'n teocrática. fugitivos de Escita. Luego el demonio. ""on Dios como potestad suprema y con el Papa y el Emperador vi<. Obedeciendo a la voluntad de Cristo---añade el Papa-los empera· . en su preocupación de aprovecharse del culto oivino. ha querido que las autoridades encargadas <:le proveer a la salvación de los hombres quedasen equilibradas por -su prudente ordenamiento.q. . Antes de Cristo. no corresponde ya a emperador alguno tomar el título de Pontífice. ha imitado este ejemplo al hacer que los emperadores paganos . pues estas gentes confrontan textos. digna de ser aquí reproducida. LA RAÍZ GELASIANA Un mundo que ordenase los dos poderes haría del orbe una ciudad. Desde Papiniano a Gregario VII---escribe Le Bras-nunca en Roma se ha trabajado tanto en este terreno. 'Se ayudan recíprocamente. refugiados africanos.dice Gelasio----. ha atribuido a cada uno su dignidad y su lugar.aores cristianos se dirigirán a los pont(fices cuando estén en juego las cuestiones relativas a la vida eterna y los pontffices se valdrán .

La fe qve une a los hombres hace que esa relación entre los dos poderes se mueva en una atmósfera de colaboración. Respondíase así al propio tiempo a una tendencia ministerialista deformada.A RAíz GELASIANA 171 de la protección' de los emperadores en lo que concierna a la vida temporal. Y. en fin. señala q\le la potestad de juzgar no está delegada tanto en los obispos como -en los príncipes: los discípulos de Cristo no fueron jueces. El estudio de este ambiente ha hecho preguntar a Voigt si es que para aquellos obispos había perdido importancia el Pontificado. dos afirmaciones po1íticas: primera. se pregunta con maravillosa lógica: ¿qué es mayor jurisdicción: perdonar pecados o dividir heredades? En el mismo mundo repite las doctrinas gelasianas Hincmaro de Reims. donde se mezclan las ideas hasta el punto que por los obispos se habló del «espiritu :sacerdotal» del rey. la distinción de esos dos poderes fundamentales y el mecanismo de su funcionamiento. concluye: Duo quippe sunt. segunda. y Hugo de Fleury. Que nadie sobrepase los límites de su dominio. autoritas' sacrata pontificum et regalis potestas." la reiteración del principio paulino del origen divino del poder. dentro de la res publica christiana. de dos jurisdicciones. quibus principaW·er mundus hic regitur. declaración suprema y pro- funda que desde aquel tiempo se repite: Dos son. imperator auguste. realmente. a fines del siglo Xl. la sacerdotal y la "leal. y al través de Gregorio de Tours.x in vrredicatione. Hincmaro se enfrenta contra aquellos que explotan en favor del absolutismo de los monarcas el pasaje «el corazón del rey está en las manos de Dios». verdadero rey y sacerdote». La carta del Papa Gelasio trae. que nadie trate de exceder al otro.. en resumen. que en su escrito contra Elipando de Toledo. en 859.J. En su De consUIeratione. et sacerdos. pontife. En 829 el Concilio de París declara que en la Iglesia hay dos personas.57. derivada del Concilio de Orleáns (511). La verdad es que se da entrada a una nueva fuerza: Alcuino habla del . que cada uno esté modestamente en su puesto. esta dirección culmina con Alcuíno. los obispos cumplen el papel de jueces de la realeza. en fin. en ('arta a Miguel 1. Y. de dos vidas. para quien es re. y pasa al Decreto de Graciano. no para que se destruyan». Se trata de que las dos fuerzas vivan en equilibrio. llama a Carlos :rex in potestate. sino juzgados. patriarca de Aquileya. y aun en Paulino. por obra de la prudencia. mas ya Hincmaro pedía la subordinación del poder temporal.. l. Son continuadores de esa línea el cardenal Deusdedit. las autoridades por las que se gobierna el mundo . El principio se reitera por Nicolás 1. G. a principios del XII. y de Venancio Fortunato. que le considera «buen sacerdote». «tronos de Dios». y Jonás de Orleáns y Esteban de Tournai hablan de dos pueblos. San Bernardo de Claraval podrá decir que Dios ha asociado la Iglesla y el Imperio «para que se edifiquen. aporta datos bíblicos (David y Saúl sometidos a Natán y a Samuel) para ligar los reyes a los sacerdotes. Pues sólo será competente en su esfera quien desarrolle su acción según el orden establecido. En su escrito De divortio Lothari. que le designa «nuestro Melquisedec. La aportación de San Bernardo tiene gran interés. 1.

". en aplicación de doctrinas que subsumen lo terrenal en lo sobrenatural. los prefectos religiosos deben ejercer podersobre el conjunto.. acudiéndose a la Patrística y al Evangelio maneja textoscomo si todos pudiesen adaptarse a las distintas situaciones.sehe Zw~. 1924. XXI: REI.. ¡'hisIDÍre de l'Eglise el du droit cnnOn. del juramento de fidelidad que le habían prestado. y solicita que ..o zum Ende dcr Karolingcr. SCHRUlM: Das Vesprech<ln Plpplns "nd KarL W!8 Grossen fuer die rocmische Kirche. en la . reúne un Concilio y releva a los súbditos de Enrique IV.. recibe la corona por este procedimiento. Un momen! dlcisif da . 193:J.». ya que en realidad la lucha no se ofreció por uno u otro poder. «Engllsh Histor.e des deux 11141""s. 1938.. Origines de la thlar. dlr.-G. los defensores de Felipe el Hennoso: la teorización de la independencia del orden secular. y Rodolfo. d'Hist. zeit. f. e1>. Mas entonces esto no era posible. Relig. 19<10.ma. CIn. Media así el Papa en una discusión sucesoria.I. valiosos para determinar la evolución de los conceptos: las que ha llamado Fliche teorías germánicas. más tarde.-P. ARQtHLLIER".an XXII . Stlít. 1937.._A.-N. da G. porque la vida del espíritu es superior y el alma es más elevada que el cuerpo. Gregorio VII. BerHn. 140. 19311. «Archlv.CIÓN ENTRE LOS DOS PODERES Imperio bizantino. 1947. 1931. Stuttgart._G. Móden3. Este culto consiste. de Scien. En la lucha de Gregorio y Enrique lo único que hubiera podido dar cierta lógica a las actitudes mantenidas desde el punto de vista terreno es lo que lanzaron. el terreno está particularmente preparado para nuevas intervenciones pontificias. waltentheorie bis mm Ende des Inve. Borlno». J. E. 1930.. Habla de las obligaciones derivadas del «gobierno universal» que le ha sido conferido.. Rew. Kirchenrecht. In renaissance gélas->enne. Mezclándose la moral sobrenatural y la doctrina política. Es preciso llegar a Hugo de San VÍCtor. alllELIN: Auctorilas. Precisamente ahí entran en juego nuevos elementos. les eontroverses p<llitiq"es du Moyen_Age. Lelpzig.ZeitschriH der Sav. «Nouv. SOLM': Stato e Chiesa da CurWmagno a Worms. Kathnl. San Gregorio enseña a los reyes sus deberes y los resume en el culto a la justicia. París. Trata de ordenar el mundo en un régimen de vasallaje e incluso pide ayuda material.otiturstreft. L. «Studl greg. Roberto Polo y a Juan de Balisbery para que la cuestión torne a plantearse en los términos de la dualidad y de la mayor dignidad de la Iglesia.. 58. Roma. elegido tres años antes. du Droih. R_ LlE8ESCHUE'rZ' Hitdeqarde von Bingen. '.ge. Kan" 60.-LO'IT" K><ABE: Die gelassian. y en la cuaresma de 1080. o porque así como el alma dirige al cuerpo. Klrche und Slaat. K. del Pontificado romano y del reino carolingio. en Roma. Rev.-----<:AP. 1938. 1936.defensa de la Iglesia. . GREGORIO VII y ENRIQUE IV Determinada la superioridad de la Iglesia sobre el orden civil. sino por la preponderancia total del emperador o del PonUfice.172 LlBRO III. l!130. L'augustinisme poHlique. Berlín._GILLMA"": Die kirchenpolirischen Anschauunllen (ter tu/testen Dekretvlos8lltoren. HAS:¡:'''GS: Tlle PetUlon 01 Rel'resentatiues in the Parliamen/s af Ed_ ward 1. VOlG:¡:: Slaat und Kirche von KonstanUn der Grosse !>-I. Roem!schen Princeps und Paeptsticher Prmlat.».f: BR~~.>. 1901. 9. _Rev.-LECLI:RC: Uaryument desd81U' OI4IVC8 da. esencialmente._G"RHARD FROT~CH-"R: Die Anschauungen von Papsl Jo/l.

ligada ~ las teorías germánicas antes aludidas. 1916.bsorciÓn del derecho natural de la realeza en la justicia sobrenatu' ral o eclesiástica de la que el Pontífice es el defensor supremo. ARQUlLLfImE' Saint Grego/re VII. Guido' de Osnabruck. iniciada por San Agustín. Hl34. en gran 'parte. 1947. Mas no solamente la doctrina de San Gregorio. ulili· 2adas por Alcuíno en su carta al arzobispo Etelbardo de Cantorbery.n du XI llite/e . y desarrollada por sus se. • Rev. Impresiona así que la vieja idea romana haya sido absor· bida por la creciente presión de las concepciones patrísticas.. . Les thforles germaniques de la 80uveraineté iI la f..-El Papa--comenta-ha despreciado el ordenamiento divino que re· posa no sobre uno. Para Enrique de Tréveris. . ·que conduce a la absorción del orden natural en el sobrenatural. 1899. por Agustín Triunfo.. lo es también por Egidio Romano. antes de su Pasión. Tierry de Verdun y Enrique de Tréveris.» Con ese elemento va el bistórico: la conducta de los emperadores.. sino su acción.ce al juramento de fidelidad. Manegoldo de Lautenbach. las alegorías y las analogias. BLV. hacen dar una gran resonancia a su obra. toda autoridad pro{'ede de Dios Y el rey la tiene por herencia o por elección y con enla.cuaces. por Hincmaro y por San Bernardo. por el contrario.. Acaso su mayor difusión se debe al Li/>. Peter Damli1n. Roma. Por parte de Enrique actúan Pedro Craso. Débese.~ A._A. Sus doctrinas están expuestas fundamentalmente en las cartas que dirige a Gennán de Metz en 1076·1081. Así puede entraI:se a discutir el tema concreto: el valor del juramento y la potestad del Papa para relevar de la obligación crea· 4a por aquél. Parir!.. B. . 1934. ~sta es la prueba fundamental. Todo ello lo hace tomando el nombre de los Apóstoles y manifestando la penetración y acaso la :l. 'por Jacobo de Viterbo. JahTh. a la divulgación de la doctrina ministeriaJista. FL'· -cm: . Sus argumentos se basan en la interpretación del texto de San Lucas l'obre la Pasión...Sf. Arnoldo y Bernardo de Constanza. por ese San Agustín que conoce y deforma la Edad Media.-J. Siguen a San Gregario hombres tan cultos como Pedro Damiano. Lelpzlg. GREGORIO vn y ENRIQUE IV 173 se concrete el socorro de las armas. El impulso conseguido muestra tal vigencia que ArquilW~re se pregunta si realmente se puede hablar de que estaba en oposición con la opinión general de su -tiempo o si. como ha enseñado Nuestro Señor Jesucristo cuando.-H. ua G.. Washington. parfs. Pierden fuerza las metáforas. : The Monitor 01 the popes. Borlno». Mas el fondo de su argu· mentación está en el desenvolvimiento de las teorías que exaltan la voluntad del principe. Sigeberto de Gembloux. de San Bernardo. sino sobre dos poderes.58. CAVANAGH' Pope Gregory VII and the theocratlc SIale. Anselmo de Luca . Eludes sur la polemique reUg!euse d l'époque de Grégaire VII: Les PregregorUns.Studl gregorianl dlr.er de consideratione. und 12. SoEHlIfEH' Kir· che und Saat In Eng!and und in der Normandie im 11. precisó solemnemente que dos espadas bastaran para todo. aunque J10 dejen de gozar de predicamento. los cardenales Humberto y Deusdedit. La figura de las dos espadas. habrá que verle impregnado por la misma atmósfera intelectual. por Alvaro Pelayo . recogido por Enrique en una de sus Constituciones: . culminando en una elaboración montada sobre esta alegada.

-es válida también aquí.. Felipe Augusto. lrunu . Felipe el Hermoso preten' de la autonomía de su gobierno terrenal. 1!147. Reyes y sacerdotes son ungidos--dice Inocencio---. Kampf "m das.. 1938. Borlno_. pero mientras los reyes lo son por los sacerdotes. Rey de reyes y señor de los señores-.!poque de Grtlgolre VII.~G.. porque la verdad de toda esa literatura nos la da una frase brutal.. 58...---<!AP...1>4 U!re historlsch-polttisChe A1LS'Wi.aversa alC'Unj alle decretali Venerabitem e QUUm 1. • Hist....ent. 1919.. zada por la efectiva intervención del Pontífice en lo temporal.....atore att".. de Walgingham. Mas. el reyes brazo izquierdo de la Iglesia. "t Etrangen. no sólo en 10 espiritual. Bonifacio VIII no habrá dejado dudas sobre sus pretensiones.. tambIén tiene un poder magno conferido por Dios. Ber!!n. enlace nuevo del poder sacerdotal y. y como a tal le corresponde cierta plenitudn potestatis. sirve para que los reyes de Francia y de Inglatera cimenten su poder-la ampoUa del óleo santo.. Jahrbuch_. vibrando alli quizá la tradición carolingia.. . que elabora la idea del señorío universal del Papa.~ELIE VOOSEN: PapauU et pauvo!. di Fllanglerb. por bajo de la alegoda. 1914..~A. Grembloux. TELL&N8"CII: Die Bedeutung des Rejormpapsttum8 fuer dU" Ein!gung des Abendlandes. Drolt Fran. 44. la del rey.atte". nada menos que desde San Pedro: Petro----dice la carfa de Inocencio---non solum universam Ecclesiam sed totum reliQuit sremUum gUbernandum ..esia. Trátase de equipar los dos poderes dentro de la figura de la cristiandad en el viejo sentido de la ecc[.$.e i".'en.. RELACIÓN ENTRE LOS DOS PODERES Hlst. La Santa Sede ha conseguido la libertad en las elecciones pontificias. Su prestigio es tal que el mundo político civil le presta vasallaje: los reyes se declaran «caballeros de San Pedro».174 LIBRO III. ha hecho girar el gobierno central sobre la estructura de las congregaciones de cardenales. 1917. como hemos notado. y de ah[ se deduce una conclusión: la de que «quien recibe la unción es inferior al que la da_: dignior est ungens quam unctus. real madurez de la doctrina gregoriana.ti 59.~R..según otro texto---. MOFLLER: Ludwig d. ha codificado el derecho canónico.. Koenigstalbung 1m Mittelaller ... la potestad del Papa es verbal.. ha reorganizado la administración... . El memorial de Felipe a Clemente V. Se construye un sistema de funciones rivales. La argumentación. La epistola de Inocencio 111 al rey de Francia..seudi gregorlani·dir.. efectiva. la unción misma. Los elementos típicos de la construcción del régimen feudal son acogidos por la Curia. XXI. del real en otra versión del bíblico Melquisedec. Roma.. 125... lo que vive y buUe es el demonio del poder. """. habla de que si el Papa es brazo derecho. viene a abrir una época caracteri. sino en lo temporal. sin interferencias pontificias. Surge entre tanto en Francia una preocupación reivindicatoria. atribuida a Pedro Flotte por la Historia Anglicana. 1927.. éstos no lo son por los reyes. JEMOLO: II ca". que.. C. DE lNOCENCIO 111 A BONIFACiO VIII Otra carta del Papa califica este período.e quasi8lIce~dotale deU'lmp . da G.. . Relch. und die KU". El Papa está super gentes et regna.~E"A MUELLEn: Die Anfaenge d. Aun- . en 1308.. civil d ¡'.. Bay.

190&. por la otra se hace aparecer como natural la ordenación civil. 22._: Phtllppe le Bd et le Sa. según la declaración oficiosa.. de Egidio Romano. PubJizist Pierrc Du. Se quiere puntualizar ese peso. Zeltschrlfb. gran número de dominicos se enfrentan a ella.. JARRm": Social Thcorles oi the Mlddle Ayes. FR... Donn. Berlín. Están ahí las premisas de una' teoría del poder y de la jurisdicción. 1920. MEYER: Staatstheorlen Papst lmwcen= IIJ. en torno a las palabras del Papa Gelasio.. Santo Tomás representaba. repet[a: Ecce duo gladii. Con los tomistas está entonces nuestro Juan de Torquemada. El simple hecho de convertir en querella total una cuestión de carácter administrativo como la expresión tributarla de los clérIgos..-A. No hay dos cabezas. Mientras de una parte se afirma el poder pontificio.nt·S¡iJgc. poltli3chen T. 1931. Dios nos ha constituído---dice Bonifacio en la Ausculta !üii--f3obre los reyes y sobre los reinos . . RI· vnnu:: Le ". Lovalna. es bien simbólica la descripción de las fiestas jubilares de 1300. concluye por dar expresión a la tensión poUtica.. Y allí concluye la discusión que ocupa dos siglos. en efecto. La publicística francesa y los escritos pontificios.h . Se han delimitado los poderes.hunderts.\NCISCO SEGAIUtA: La Bula de Bonifaclo VIII Unam Sanctam. 1911.. El conflicto era trivial. una vía media-la del poder indirecto-.i es nada menos 'que la filosofía laica del orden secular. Hay un revuelo extraordinario. 29.. Londres. 1943. el poder pontificio. ciertas bulas pontificias.obliJme de !'Egli3e et de ¡'Etat aUX temps de PhWppe le Be/. Valencia. cuya lucha con la Curia constituye la última gran batalla entre el Imperio y el Pontificado. Par[s. ofrecen ancha zona a las investigaciones. Numerosos trailes agustinos apoyan la tesis bonifaciana. Se ha puesto mucho calor. ZECH: De. En Munich son entonces los franciscanos los que llevan la dirección de la polémica. Con este ambiente concuerdan las palabras del cardenal Acquasparta y.: lmwccnt III. Lo que se discute es un entero sistema de relaciones. como vere· mas. Beiheft. JahrbUCh. y el rey como su cabeza independiente. especialmente el De ecclesiastica potestate. B.. Berlín.-E. • Hlst. y precediéndose de un heraldo que llevando las dos espadas. vistiéndose el Papa de emperador. París.59.-aktatenlfterarnr des XIV Jah.ERNER: KaTdin4l Hugo Candldus .. Significa para los territorios alemanes lo que para Francia la actitud de Felipe. 19U. GEORGES nu". que nadie quiere reconocer en la gran crisis. que eso sería un monstruo. pero el proceso de las ideas que se ventilaban muy importante. exclamando «Yo soy César».. 1926. 1921. sobre todo. Mas aún faltaba otra prueba: la de Luis el Bávaro. «Hlst. kt.-V. sino una. aclara en la Unam Sanctam. sobre todo. Por allí mida Juan de Par[s negando valor a la unción para dar autoridad al monarca. 1883. VE'" UC¡""': Jean XXII.-J. LUCH~JRF. y alguna luz. DE n¡OCE1iCIO UI A BONIFACIO VIII 175 que no se acepte como real en todo su contenido.. un mundo propio para la cívitas terrena..boi3. número y medida de que carece._E. Ocam.--GRAUERT: Au~ de. W.-FRANZ J. París. 1904·1908.

hay que tener un ejecutor dispuesto a aplicar la decisión convenida. a la consulta que Gela~io señalaba como procedimiento para resolver las cuestiones---giran sobre la fijación de dos elementos: el de la ecclesiastica libertas y el del princeps catholicus. leyes o estatutos hayan sido dados por los reyes o los príncipes contra ecclesiasticam libertatem. De otra parte. al compromiso. Va dotándose de contenido a lo que se llama politica cristiana. exenciones . ese príncipe que habia regulado convencionalment~ las relaciones y las materias de interés común «en el espiritu de la doctrina de la Iglesia y conforme a las aspiraciones de su jerarquía».. Jaime 1 se '"ompromete a ejercer el gobierno de su reino según el derecho establecido. Y por tantas bocas y tantas plumas se proyecta en el mundo medieval una sombra de escepticismo en aquellos tres sabios que no saben qué religión es la verdadera_ Los municipios plantean la tolerancia. En el concordato celebrado en 1297 entre la Santa Sede y Jaime de Aragón. los prln- . en fin. en 1122. fiel y devoto defensor de los intereses de la Iglesia en su propio país. Se acude al acuerdo. los concordatos que se refieren a la ciudad de Benevento y plantean la asimilación de los regn[colas al régimen de libertad alli señalado.-----<:A. el mismo ejercicio del poder público fué expresamente orientado hacia la pallUca normativa concordada. siempre que éste no ataque a las instituciones canónicas. al concordato.:on resultado vario: en resumen. Se había dif.. esto es..cuUdo la aprobación de las designaciones episcopales. beneficios. con Francia. enseñanzas. Y PRiNCIPE CATÓLICO Juan de Salisbery habia escrito: Inutüis est constitutio principi&. Pero no basta conseguir una cosa en el acuerdo. Ese mismo concordato con Jaime I define al soberano como prlnceps catholicus. y de acuerdo con las laudables ·costumbres. no hay apenas ninguno notable hasta 1400. Para buscar esa conformidad no son ya válidas las antiguas alegorías. con Inglaterra y con Alemania. éste se obliga a revocar cuantas constituciones. Las razones del concordatO---vuelta. época ue los concordatos de Constanza. expresión que---según ha estudiado Machi Onoryasume un propio significado. o. LIBERTAD ECLESIÁSTICA. Es la respuesta de la Iglesia a las 'pretensiones realisticas con que clama el poder secular. Por otro lado. si non est eclesiasticam disciplinrE conformis. hay que aludir al tema de la tolerancfa. Es príncipe católico aquel que se muestra obediente. un príncipe que obre como católico. XXI: REUCIÓ" EfOTRE LOS OOS PODERES 60. a la gestión. Ejemplo.176 LIBRO 1II. hospitales.P. En 1418 se firman con España. Se resuelven los aspectos derivados de las zonas de fricción: cementerios. la Iglesia consigue la libertad de trasladar a los titulares de beneficios eclesiásticos. Tras el de Vormes. En algunos territorios la supeditación del régimen político a las normas canónicas conduce a un apoyo de la libertad municipal. Los concordatos no son frecuentes hasta el siglo xv.

Kan. 1931. V. Legl. SUft. BE.r~oziolog. Iglesia medieval Y Derecho público medieval. 1939..60...ng. 1939.SIÁSTICA y PRÍNCIPE CATÓLICO 177 cipes toman una u otra posición. J. . Cato de Milán...-12 .e des MilUlalters. MAlI._. Chjesa e Stato..ll. Stuttgart.. y el problema queda resuelto.-A.. .. ed. FROEHL!CH: Kir· e/oe und StaedtÍ8cAea VerfasB1l. Gen. y Vom Mittelalter zur Reformatino. Bm.. LIBERTAD ECLJ. C/lJessa e Stato. antiehl cDnCordati.•. 1933.eben im Mitte/aUer.-K. 53. para dar libre entrada a cuantos va a determinar la total transformación del orden político. en el vol.--S~RGIO MaCHI OHORY: Eccleslastica libertas e concordati medieval<.-1<. SORANZO: V/cende nU"jose e pal!liche de.Zelts. ¡n. en el vol. cRev.rur. 1913.cyTO: 1934. der Sav. Milán..--G.TIH: K"!I. con la ayuda del humanismo.cH: DOCMUNA~.. por la Univ.

Sus tratados De institutione regia y De institutione lutcali se relacionan con el Concilio de Par[s en 829 y constituyen. es una exhoJ"cación al cumplimiento de los deberes de pr[ncipe cristiano. justamente cuando se injerta en el orden terreno la tesis ministerialista de San Agustin. el conslliarismo constituye un verdadero género dentro de la literatura polItica. dedicada a su antiguo rey Piplno. En la misma época consigue Singular importancia 'la literatura politica epistolar.CAPITULO XXII EL ADOCTRINAMIENTO DEL MONARCA 61. Esmaragdo escribe su Via regia con la tesis de la tarea del príncipe de conducir al pueblo a la vida celestial. durante ~oda su vida. . que nace de la miscelánea de Venando Fortunato y produce una serie de panegIricos. De j·tStitutione regia. Jonás de Orleáns da la enseñanza moral y civil a reyes y a légos. y a los Papas siguen los obispos: Aureliano de Aries mantiene correspondencia CUtl Teodoberto 1. al tiempo de sentarse las bases de una sistemática poUtica. y. Hincmaro y Paulina. Otra es la linea lírica. Brillan entonces Esmaragdo. Paulino de Aquileya nos deja su hermoso Liber exhortationis ad Ericum. LOS ESPEJOS DE PRiNCIPES Desde muy remota antigüedad el aconsejar al rey se hizo función de Quienes cultivan. Jonás. del que existen muestras de preo(upación contemporánea. Hincmaro se preocupa del ministerio del monarca. la inteligencia. qli~ tomó parte activa. y desde Casiodoro y Agapeto a Ranto Tomás y por Egidio de Roma hasta el propio Petrarca. La preocupación de adoctrinar se advierte en las mismas epístolas a los PontUices. en fin. con su propia acción. un doble y singular ejemplo de la acti . ldad de los intelectuales en la dirección de los monarcas. en aquel recordado pasaje V.. como el de la concepción ministerial del Poder. Se remueve así un fondo docente. con el estudio. por deseo del rey. en la gobernación del J·eino. El auge medieval arranca de la época carolingia. pero en la Edad Media sobre todo. Salta de estas líneas Jonás de Orleá. pues pntre las muchas lecciones que dió al mundo el obispo de Hipona no ñejó en olvido ésta para los príncipes. en el que descollaron los hombres de la Iglesia. Fué el consejero de más 'confianza de Ludovlco Pío.lls. Dieron ejemplo de ella los mismos Papas. 24 de su De civitate Dei. y se renueva con la influencia agustiana. Pablo 1 escribe a Pipino. de""'quien proceden las mejores definiciones---como la de la realeza ligada al derechO-Y los más claros principios. Sus fuentes son la sabidurta eclesiástica y especialmente San Isidoro. Siempre fué asi.

Madrid._W. del santo de Claraval. 1914.Hlst. et des vertus. de la Que tan brillante producción tuvimos. el Liber de consideratione ad Eugenium. docentes y parabólicas.-E.. B""GES: Die F"IIer81enspfeoel des Mlle . ülro período puede calificarse por la influencia de la Escolástica. que agrega al De regimini de Egidlo Romano glosas llenas de historias y de ejemplos. Y Gerardo de Cambray. por las figuras maestras de Santo Tomás y de Vicente de Beauvais. de la inl1uencia del apólogo. et d'Hlst . BENEY1"O: Orlgenes de la ciencia polftlca en Espaiía. "lI . en efecto. Grelfwald. Parls. y los libros de don Juan Manuel.. und spaeten Mlttelalters. 1913. BO"": The Specu/a principls of the caroUngian renalssance... de Sancho IV o del propio Alvaro Pelayo. Jacobo de Viterbo la aconseja: Antiquorum regum vitam et gestam atque historiam --escribe-oportet eos cognoscere. determinadas. &lec/e. ueb. así como Juan de Castrogeriz.. . Crisoloras o Lorenzo Valla. también difundidos por las tierras del Continente. No hay Que decir que el Liber es igualmente aplicable a los reyes y de él calcan normas y preceptos no pocos au.JOS DI!: PRlNCIPES 179 Otra gran figura es la de Gllberto de Tournai.. 3. 1378). GAR1IIGÓS: La aetuacló . 1909. autor de Momle somnium Pharaonis y De oculo moralt.I"""piegel KarllJ IV.-E. Es la docencia. bajo Enrique n.: L'éduc«li.-J""N" RfvI. Parls. respectivamente. mas la docencia letificante. LOS ESPE. 1902... Petrarca. la declaran el Bonium y el Calila e Dimna. el princlpum de Gill>ert de Tournai. Se cierra este tercer momento con la irrupción del Humanismo. _Rev. .. Posteriormente brillan Lorenzo el Francés. J. Frlburgo de Brlsgovla.• ._A. Booz: Fuerstenspleoel des MiltelaUers bl$ >:ur SCholaslik. y Juan de Limoges. Praga. DE POORTER: Le fraité Eruditio regum.. Tal es. del ar:. debido a San Bernardo. MUEN"ClI: Gedank . aquelJa que daba motivos a los vecinos de Mantua para calificar de casa iocosa el Pedagogium._AulE>\T WEElIIIINGHOFF: Die Fuersten~pjeoel de>" Karollngerzeit.-W.. tares.. Zeltschrlft>. El" Fue-r. 89.on c«rol/nolenne. Beige de Phnol.ur le pnnce chrétlen dam les leLlres pontificales au V sUcle. n .. F.u: Die Gugw¡tlnlsche ldealbild deT C"rI"tlfcll= O!>lfgkeft. con un Livre des vice. De ah[ la gran importancia de la literatura de ensiemplos. trata de adoctrinar por v[a ejemplificativa: declarare per exempla. . de Victorino de Feltre (n.. 194i.-A. cuya Eruditio regum et Jffincipurn es también muy divulgada y constituye un caso tipico de «espejo»... y alli se funden-y pronto se bifurcan--esas dos direcciones. todos impulsan una nueva via. K. 1925. cuyo Speculum es tipico ejempio de lección moral.. cumentos de la Hístarla compostelana. Eecles . RON: Les ldüe poWiclH"eligleuses d'un évéque du IX. dando cauce a las líneas especulativas y enciclopédicas.. escrito en 1279 para Felipe el Atrevido. En esa misma linea de los espejos ha de citarse el curioso Espejo de Papas.-S. 1887... 1937. 1916. l. Munlch.oblSpo Gdmirez a travé$ de los do. Bruselas. _HIs¡Xlnl:n. CAVALL~RO: La doctrine .•• 12._L.-A. La teoriza Gil de Zamora.61. cBul!.. Fuerstenerziehuno aus alter und neuer Zeit. Lelp~lg. Es la época del parabolismo. BO . venido de Oriente con los musulmanes y circulando por Europa al través de España. hacia 1176. d·Hlst. 1938..19311.. STE'''HERZ. 1943. 1933. Tras el brillo de la docencia epistolar descuella una serie de trabajos calificada por la exaltación de los ejemplos.-E.

El Policraticus trata aspectos tan diversos como la licitud de la caza y la proscripción de los aduladores. La obra del salisberiense representa. en fin.T. 1897. ADOCTRI. el primer tratado de Política. 1945. Asoma por ahí el seudo Plutarco. 1913. 1944. sino algunas de las posteriores.-M.lADA: Etiea. I"upera las construcciones anteriores. 1894.. de ese modo. EL «POLICRATICUS» DE JUAN DE SALISBERY Quien por su resonancia y su significación merece especial referencia es un fraile inglés que brilló en la época carolingia. Hay constancia en España de haber sido conocido y utilizado. y se nos ofrece COiÍLO resultado de un largo período de transición y de cimentación.-HuBLOCHER: Htlinand van Froidemond und selne Verllaellmlss zu J.Specu1um~. 1948. GENNRlCH: Die St/l{)ts und Kirch. 1. 13. WA1)1)E!._P. El Policratwus comparte con el De regimini. La proclamación de esta doctrina. El problema central es el de la diferenciación entre el príncipe y el tirano. auténtica maduración de las doctrinas que surgen del contacto de la Patrística con las instituciones.-W. ..IAS DE TF. BE>"'VTO: Oríoenes de la ciencia poUtíca en Espalíll. . Para el propio Juan de Salisbery el rey tiene como primer deber el de observar la ley.RCA 62. Dbd'NlIlT: Jea" de SalislnlrV.n the Polltlcraticus of Jann 01 S"lisbury. y no sólo éstas. del que ya se dió noticia._F. Es.• . Gotha.-A. PÉZARD: Du POlieratkus d la Dlvlne Comtdie. Juan de Salisbery. Regensburg. tanto servía a la fe y a la caridad que no hay que reprenderle que mintiese. los abogados y cuantos ejercen oficios.. el título de libro el más leído de toda la Edad Media. al que precede. Ministro ¡.khre Jonannes van Salisbury. SCHUPERT: Die Staatslehre Jallannes van SaUsbury..ISO LIBRO 1lI. 1949. oRomanla». Presidiéndolo todo. Derecho y Pol!tlca en Juan de Salisbury. 1948. Madrid. Starkie. coordinador de la cabeza y de los miembros.-CAP.NhMllUO'Q DEL MONJl. primera teorización concreta del tiranicidio. París. Leipzig.Parerga»._HUIZINGA: John 01 Salisbu>11. El príncipe que no sirve al bien común ni a la justicia se convierte en tirano y no merece vivir.. dió gran vuelo a la fama de este fraile. Berlín.H"menaJe a W. y.. y al lado de éste el de la construcción de la epiqueya._JaHN DU:KIN. Re.""N: Tne m~diaeval conceptfon 01 KtngsMp and some of tts limitations.flI "" the medieval italian iurisl. . 1873. y aun por los siglos que siguieron. 59. que hizo bien cortando la cabeza de Holofernes. «Engllsh Hist. el rey imagen de Dios. Está sometido a Dios y a la justicia. ya qUe su Policraticus constituye realmente. J.. la concepción organicista de la república: el príncipe visto como su cabeza. ULl. inafectada por las ideas renacidas ligadas a la antigüedad. como ha notado Dickinson. . son sus manos y sus pies. se califica así como tal. Por él llegan a Dante y a los juristas fondos históricopoUticos de importancia. 1926. 1862. la tradición medieya! pura. Madrid.-F. van SaUsbury._H.MANN: The inlluence 01 John 01 Salisbu. considerando al rey como «siervo de la equidad». E1. 1928. en efecto. XXII. ScHURSCH""TT: Johannes Sarisberiensis. Su influencia es extraordinaria. as developed . • Essays and S!udies.tel bien común y servidor de éste. de Egidio Romano. los milites. .: Jolln of Sali&burll . Matarle es entonces acción buena y justa El salis· beriense busca en su apoyo el ejemplO de Judit.

con la atmósfera parlamentaria. Tras distinguir el legal y el político. Los juristas cumplen importan· te papel en las ciudades principescas de Italia y en las cortes de tos monarcas de Aragón. Lá teoría del rey no interesa tanto como la de ese rey concreto que se monta sobre estructuras intelectuales y morales. Para ser rey como propone la doctrina. donde forman en el séquito como «hombres C'ientificos». ya acentuada. está den: tro de ese mismo ambiente. que da en su Speculum una grave lección al rey a quien dedica el libro-Alfonso XI-. y sU: sujeción a la ley. nadie piensa en el rey absoluto.. LA TEORÍA DEL PRfNCI1'E PERFECTO y LA CIENCIA POLÍTICA La teorización medieval del monarca ideal se construye sobre constantes influjos de la ética. A las Univers:dadcs se unen los poetas y se aprovecha la crisis de la Escolástica para empujar con ímpetu renovador. Brilla la inventio dialectica. No quiere Pelayo un monarca absoluto. Encargado por Enrique VI de educar al príncipe. debe citarse al arzobispo Gelmírez---e quien el cardenal Gregario dedicÓ su colección canónica Policarpus-. y de ejemplar manera al repetido Alvaro Pelayo. de Rodrigo Sánchez de Ar€valo. reconociendo la sumisión del rey ideal a las doce virtudes. y junto a las obras que son simple condensaCión de opiniones comunes. en la línea que cuenta con San Martín de Braga y con San Isidoro. . aunque exalte al buen gObierno de Francia.('ha. las hay ya que superan los esquemas me: dievales y afirman la tesis de la monarquía limitada. y con la presencia. El rey ideal del teorizante lancasteriano es en efecto ese que aquella dinastía ha hecho típico. La idea del rey sometido a norma se liga a la idea del príncipe. Esta Suma recoge el desarrollo de la Política en la mitad del siglo xv y constituye acaso el último eslabón de la cultura científica pertinente antes de la irrupción de las nuevas posturas. como sucede con 'rito Livio de Frulovisi. saltando sobre la casuística de los espe-: jos. y de ejemplar modo en Sánchez de Ar€valo y en Beiluga. Si Eneas Silvia Piccolomini no desdeñó escribir un 'l'ratatus de liberorum educatione. El rey ideal está principalmente obligado por la justicia y por la ley. de los profesionales del dere. Rey bueno es el que protege los estudios y el que estudia a su vez. tampoco estuvo ausente esta prcQcupación en los hombres de letras y de mitras· de España. vuelca en la enseñanza su versión del rey ideal. Doctrina semejante va idealizando el Humanismo. el príncipe se ha de iniciar en el dominio de la moral y de la cultura. Con la aporta: dón conciliar de Constanza y de Basilea. el que se orienta hacia normas de justicia: el rey inteligente y sin concupiscencia. La Suma de la Política. y si nos dió experiencias junto a libros. que debe miran:e en los espejos escritos por los sabios. Sobre cuanto se ha dicho ya. y a quien tantas cosas tiene que reproehar.63. silla una monarqu[a de tipo limitado tal como Fortescue teoriza. buena labor la suya. Quiere un gobierno limitado. TEORÍA DEL 1'RiNCIPE y ClENClA POLíTICA 63. busca la mezcla de los dos en su tercera fórmula: la del rer politicus.

el Gran Consejo o asamblea popular se ofrece a los ojos de aquellas gentes como estructura ideal del orden político. incluso ante formas políticas que se empiezan a admi. los legos van hablando de mecanismos y de cautelas. Con la teorización roncaliana de las regal:las llega la uniformidad de la jurisdicción. Y trasladan al campo social la doctrina eclesiástica del poder limitado del principe. sometiendo a normas. El impulso de la teorización de la monarqufa limitada se liga a la exaltación de Venecia. Al reinado de la idea ~la moral. con sus zonas cerradas de lo individual y de Jo familiar. Desde Hugo de San Víctor y Juan de Salisbery. de Pedro Belluga. el ejemplo. sobre las estrue" turas mejor que en torno a los esquemas morales. Al lado de la ética y de la economía. la virtud po¡[tica propia es la prudencia regnativa.-CA.» La política deja de ser una teoría (y éste fué el mérito de la cultura medieval) para convertirse en una ciencia experimental basada en el estudio de los hombres y en la observación de las realidades. XXll: ADOC'TRlNAlfIENTO DEL MONARCA El SpeCulum principum. Actúan así prudencia y sabiduría. y virtudes propias en el aconsejar y en el juzgar. reviviscencia del pensamiento aristotélico del gobierno mixto. civitas o «república». la simple sabidurfa-sucede el de los hechos. La sugestión llega al mismo Maquiavelo y se difunde por Europa. que lleva ese título por expreso deseo de Alfonso V--de Aragón y de Nápoles-. a curias y a conseJos. forjada por teorización de virtudes y por Obligación de consenlimientos y sumi· sión a normas. No hay solamente voluntad. en la que el príncipe debe unir la experiencia a la sabiduría. Y al reconocerse la presencia del hombre en la acción de su pensamiento sobre el avatar político. el jurista y el teólogo van determinando el ámbito de la actividad del príncipe. El Magistrado de los diez. que ve acabar la Edad Media con el dominio de las viejas oligarquías sobre el Dux. mas sin abandonar su tutela gracias a la teoría de la subalternación de las ciencias. rar para hacer más aceptable la imitación. el Senado de los ochenta miembros y. arte y cultura. con el rey a la cabeza de una república esencialmente ligada a parlamentos. que siendo un rey . y hasta de un típico procedimiento. Con vigorosa conciencia del cambio producido se esgrimieron estos argumentos para deformar la política de Fernando el Católico. y como el artífice es el rey. Los clérigos señalaban deberes y esquemas de virtudes.se ve que más teoriza sobre las formas que sobre las ideas. La fundamentación filosófica deriva del desglose de que fué objeto la teología. sino consejo. Cuando pn 1495 ha de dar régimen a Florencia. tras la limitación familiar en 1297 de los candidatos al Gran Consejo y su reforma de 1370. Bien . Savonarola tiene presente la ordenación veneciana.P. la Política se había instalado sobre la imagen de los consejos al príncipe. la Política es una especie de moral dvilligada a la persona en cuanto a miembro de la comunidad.182 Lumo III. y sobre eUa Bctúa una fijación de funciones reales. exalta el vigor del ordenamiento del Derecho en posición de régimen limitado. que coloca bajo el patrocinio de la moral la invención humana fundada en la razón. El libro que van a leer los principes es el que Guicciardini llamará dibro lIe la discreCión.

26. Colonia._MENSEL: Eneas Silvio a/s Pu!>lWst. LEICHT: Dalla M01UITchia al Prfnclpe.-M.. Plcca/ominl e Francesco Patrizl... Florencia.. en el vol.-P. 15.• . 3. era también el principe que pudo Imaginar el secretario florentino. K. :"1atlrld. 127. 3. TRUVOL: La filoso/fa juridica 1J social en la crisis. A studll jn 13th and 14/h Cenlury ldeals . B. TROOlNP¡' D: Sclence and Thought in Ihe XVth Cenlury. Bun". tan cIara en la última centu· ria. E. . di Filos. clt. Una Edad en la que tiene valor de cortesía lo que siempre habia parecido injuria: aquello de Eneas Silvio a Segismundo Malatesta: «Obrero de la simulación y del disimulo.--GER .. 1944. Bu· Un. H136. y Jur .-L._V. zjg. ELlos Olt T&/.. Turln. Así se prepara el camino para exaltar la propia personalidad del rey. de SÁNCHEZ DE ARtVALO: Suma de la Potitica. 1935. e Francesea Pa!r. Neoscol. Cambridge. Par\¡.OI: Die geschlclltliche Bedtuluno des deutscher Human!smus. 80. .o . cit.. de quien se dijo que no necesitaba EillO mirarlos. Legls. con lo que el movimiento absolutista ensancha su significación. B. J. volviendo atrás en la tendencia.~" due po!Jtici del Qua/rocen/o. 12. 1932.I: Le Idee poUtiche del Petrarca. .. «R!v. 1934.Nuova Antologla. El prínCipe perfecto ya no será un príncipe virtuoso o justo. del D. Enea SUmo Picea/ami.e Quattrocen!o.--G. ZINGARELl.-N. CURCIO: La po/it. 1929. OrIoene~ de la ciencia polltica en España. 1932. B""ET"I"I DRUNELLI: 11 rlnnovamento delia pomica nel pensieru del secuw XV In Italia.Rev. .. Gen.oLa: La dottrina dello misto nei poll/lel Ilorent!n! del Rlnasc'imento • • Rjv. 1944.. 1J pen. Petrarca. 3.. '<I:VTO: Prólogo a su ed.. BUR": 1'l!e perlec! prince. GR . 1927.to~. 1949._L. S. 1947. 1928.~A..".. BUVKEN: Enea Sflv. Es esta transformación espiritual lo que inicia otra Edad. Filos. 1922. Lelp. ~/a/o J.. «Polltica. 19Z7. Z"ltschrlf~ •. Florencia. Intern..--G. Milán.Rev.-0. CHRI"'E": Enohsh . 19Z7.. del Dlr .. 1932. «Hist.r. Intern.TH. .. : Lo. TEORÍA DEL l'RfNCIPE y CIENCIA I'OIlTICA 183 como lo querían los viejos Espejes. Madrid. Aeneas Silvius Plccolominl als Pu!>!izis!. l030.. el Luteranismo o Erasmo . 1936. ... 11 pensiero pollUeo di Enea Plccolomlni.~. II concetto di sc'ienza seconda S.• «Speculum~.-F.Lo Sta. 1942.o Picc%mln!.-VOl<:T: Enea Silvio de' Plccolomlnl. 1931.-PHlLIPPE MONNIER. C. No sólo son los Descubrimientos. n. TOFHNIN: II Clnvuecento.s ideas pom/cas del Prfnc'ipe de Viana. En realidad. cual Cosme de Médicis. 1928. Gran conocedor de los hombres. RD K'LLEN.Wuttonal ideas in /he Fi/leen/h cen/ury.. Nueva York. de la monarquía limitada. Tommaso d'Aquino. del mundo medieval._R. 11 /ralla!a De Repu!>lIca di n/o Llvio d' Frutovlsi._F."a italiana del' 400. N. 3.."IT.lero pollt/co di F. Venezia duco/e. 1928. 1856. 1931.. Fllos.-J. CHI~RELLI: 11 De Reuno di FTancesco Patrizl.. lntern.Rlv.63.• .. 1928. 7. Padua.-S. sino liguel que se ofrezca como «un verdadero artista». 1903. cRlv.. • Speculum~. de Fllos. con esto se abre una época nueva. B'LOOR: Re'" a recte agendo.. S. RI"ITF. DE MA1'TEI.~. .--CESSI.

Más aún sobre la doble idea de la cabeza y de los miembros. Lo romano vuelve a marcar así la idea de autoridad pública en la imagen del emperador. preocupados por los problemas de la Política. LA GLOSA: BÁRTOLO DE SAXOFERRATO Si el siglo XIll fué el siglo del Derecho. El poder tributario. En un segundo esfuerzo se debe a la Glosa la enumeración y la fijación de los derechos que constituían el contenido del poder del príncipe. no por la cantidad. y de manera exclusiva según el principio que le hace solus conditor legis. La eficacia de esta aportación queda subrayada en su fecundidad con los resultados conseguidos por la clarificación del poder polítlco. liga . van ofreciéndose en la Glosa aplicaciones y concepciones de formas poUticas y de COllceptos ligados a la doctrina del poder público. los elementos fundamentales para una comprensión de los principios que rigieron las dos granries creaciones de Roma: el Imperio y la República. significa aqui el poder pleno: Iurisdictio est plena sicut in principe romano: alia est non plena ut in aliis iudicibus. En primer término. Y ante todo las fundamentales actividades legislativa y financiera: dar leyes y cobrar tributos. A medida r¡ue se profundiza en su investigación. formulado semejantemente encuentra desarrollo en Baldo y en los comentaristas del edicto de RoncaBa. precisamente en pleno vigor en Lombardía. que Marino de Caramánico la designa expresivamente como «rotunda»: rotundam et plenam habent potestatem. sino por el género: Solum imperator est in maiestate. Con ella puso Acursio a disposición de los juristas. una propia tipicidad: el príncipe está calificado por la calidad de su poder. Mas no sólo esto. Ante los contrastes del ambiente feudal. En efecto. La teorización medieval ya referida estaba falta de esta ayuda. los textos jurídicos de Roma lo ofrecian al servicio de la res publica. en parte esencial se debió a la obra de la Glosa. 'a pesar de la presencia de influjos de carácter patrimonial que convirtieron en dominus al imperator. la figura del príncipe como cabeza de toda jerarquía. además de aureola de prestigio. Esa vieja maistas. la aparición del C'oncepto político puro de poder tiene una gran importancia. El poder legislativo se construye sobre la imagen del emperador como lex animata in terris. Acursio escribe: Princeps est caput omnium magistratum qui sunt principis tanquam capitis membra. La idea de la plenitud del poder se antoja a los glosadores tan claramente.CAPITULO XXIII LAS DOS LINEAS MATRICES DE LA DOCTRINA 64. distinto del de los magistrados. al que se.

en fin.64. Se ha dicho. secundi populi estranei.. 1'" GLOSA: IIÁl'I. Así se coloca frente a las tiranías locales que por aquel tiempo combatía en Italia el cardenal Albornoz. El mismo escribe dos tratados sobre poUtica: De tirania y De regimini civitatis. Créese que el pueblo romano con1irió al emperador esa potestad hasta su agotamiento. los sarracenos . amigo y servidor de Carlos IV. que la Iglesia.. Conocía la literatura política de la época: Egidio Romano. los que dicen que su señor tiene el dominio del orbe--los de Constantinopla. al fin~hoc officium imminet ut singuli hominibus prov. persa. Si en un principio ésta nihil aliud est quam singuli homines qui ibi sunt. Por lo demás. según Bártolo. era hermana del Imperio. y se inicia un desarrollo teórico que parte de Odofredo y culmina en Bártolo. Solamente puede proclamarse por los Pontífices una maternidad: la que deriva d~ la alta santidad de las cosas religiosas. Populo seu principi -dícese. en frase penetrante. Sobre estas bases. Omnis iuri8dictio et omnu districtu apud principem esto Mas la adquisición verdaderamente trascendental de la Glosa es la que conduce a una formulación jurídica de aquel concepto del--prín· cipado como oficio. en el ambiente de su Eiglo.TOLO DE "SAXOFERRATO 185 también la teorización del poder jurisdiccional. los que no consideran señor suyo al emperador romano. en forma fecunrla para el derecho público. Su elaboración estuvo especialmente "ligada al tema del poder legislativo. Santo Tomás. Que habia tenido ya en los moralistas y en los Consejeros eclesiásticos 4na declaración ética. era ante todo un práctico. Lo que sí hay en él es una exaltación del pueblo romano: Duo sunt genera gentium principaliter. la Glosa da ocasión a comentarios y elabora· ciones de conceptos. portador de ideas políticas también dignas de esiudio. asesor de las ciudades de· Todi y Pisa. griego. La Escuela boloñesa construye. medo. En tal Unea· se én- . Bártolo cree en su sucesión dclica: babilónico. en el cual la Iglesia y el Estado constituyen una sola civitas." deat. Nacido a principios del siglo XIV e hijo de un jurista. Desde el punto de vista del Derecho público. La etapa final del movimiento de los glosadores está representada por los civilistas del siglo xv. la afirmación del carácter natural de la institución política. que Bártolo llega a más y que puede considerársele imperialista. Y son estranei. profesor en Perusa. y de manera ""Que hada posible cualquier recobro o' retenciÓn. y. y CTistiano. El Imperio que quiere es este último orden. Loo problemas del Imperio y del Pontificado se le presentan clarificados. primo populus T01IWnus.-. romano. Ya Acursio había dicho. bien pronto el conjunto deja de presentarse como simple suma. más que niadre. Imperio y Pontificado tienen origen común y se equiparan en su poder. la más eminente figura es la de Bártolo de Saxoferrato. ¡as universitates que no reconocían superior. la idea de la universitas. los tártaros del Gran Kan. Bártolo tiene ante sí dos hechos: en su propio mundo local. Dante. distinguiéndose entre omncs ut universi y omnes ut singuli. Es una concepción que permite la continuidad del Imperio.

aequltos_ . Halle.-L~Nos"Eno: Die G/osse des Accurs!us.-A.-. B. 1917. Perusa. 19G1. Ueber den El . si no puede identificarse sencillamente con la filosofía medieval. Madrid.---cAP. Drolt. 19H1. Leipzig.%9. Nicolás de Tudesquis. en términos generales. 9. en el pueblo sustento de la res publica. CAnLYLE' AI""n! aspettl del/a teon" delle fonU e dell'auloritil del/a legge ne'elv~ l/sil e canonisll del Qt¡lndiceslmo secolo. 13. G""lNACHE"" Die Auschaullgen des PO-pstes Nlkolaus 1. 1883. ROT~: La coneezione . 1949. per le Sclenze Giur . DIJ'. FL~CH: CuJas. del Dlr..• . complemento y remate de los primeros impulsos. Per la stor. y tam- . en la unidad de la teología y la filosofía.-L-':FE\·RE: Des legisles el de I~ur influenre "" XI1 el XIfl· ¡. di Filos. J. La Escolástica como método y como escuela. L'opera di Balda.-E. 1883..! TlUltlght. ~Riv. SI. canciller de Castilla 11 caudillo de Halia. consumación de toda la potencia del contenido espiritual de la escuela. CH'A_ PELL!: Idee palUlclle del Barlolo.ur.. Fllo8. XXIII. 27.-TARDUCCf. Santo Tomás señala el punto culminante de la Escolástica. HIst. LA ESCOLÁSTICA: SANTO TOMÁS DE AQUINO La importancia de la Escolástica como línea matriz del pensamiento político no es menor que la de la Glosa.-. KANTORO\V'CZ: Sludien /n the Glossators of Ihe Raman Law. Ital.. y concretamente por Bártolo y por Baldo------. Floren_ f'la. . cMélanges Appleton. del/a g. que converge con los esfuerzos de los juristas. lS81. ..:. Bolonla.x PO>!LOW.».. Mientras la Glosa representa el vínculo de lo político con la legislación romana. fácilmente se subraya la influencia de los conceptos que la Glosa aporta a la teoría del Derecho público._. SA!<OUlNETTl: Accursio.RICES DS LA DOC"I'RlNA euentran Bartolomé de Saliceto. ita!. Duns Escoto._"'.. 1938. Pnrís. Camb~ld_ ge.>.--G. TRlFON-':: Roma com"nis patna nel penslero de! giurlst! del/'cM (nter· media. Crlstóforo Porcio . 1936.:o: El Cardenal Albornoz. 1885. 1931l.~cle. atendiendo al carácter colectivo de la res publica. Bolon!a. e del/e Vnlv. acaso por esto abandonan la ficción del príncipe y la teoría del consejero. . CambrIdge. es realmente la filosofía común y dominante en la época.-L.• . BESTA: L'opera di Jacopo de Revlgn. 1003. lntern.--CA'LL>:MKR: Jean de BlanlJt.186 LIBRO 1lI. • Riv. 1901.-H..• . 192:l.Rlv. y la falta de toda competencia legislativa. Cambridge.-A.. Zabarella. del Der .. Intern. Ita\..cuyos tratados son el trivium et Quadrivium de los juristas de la baja Edad Media-. Si se piensa en la difusión alcanzada por la Glosa.._FlOO'S: Bartho/us and Ihe <leve/opment aJ european ideos (en Su Tlle dlvinc nglll o/ Kings. 1. 7.. 26.-L.rnerlana del/' .. Pablo de Castro. la Escolástica constituye su inserción en el esquema del cristianismo. S'LV'"'''''' Studl stonel. 1897. I1us8 dcr allroemlschen Vorslellugen von Slaal ouf die Polftlk Kaiser FrledTlcll 1 un(( die Anschauungen seiner Zeit.-L.Nuov. LAS ros "". Ber_ lln. 1912. J. 1909.-WQOLF: Bar/lUllus oJ SassajeTrato. B". 65.-J. Fra..' ed . l!KlO. La consecuencia es el reconocimien' to en el emperador de una autoridad absoluta e incondicionada para dictar la ley. y se añade el concepto del «bien común». «Archlvlo G!ur . 1950. Rev. Turln. his posjljan in Histo-rv 01 Mediaeval pOlflk. Se teoriza sobre el contrato del príncipe-la lex regia-y en relación ('on su naturaleza vinculativa. "pp. Jason de Maino.-R. et El. BRlIGI: Le dollnne politiche dei Glossaton (en el va\.: la 2.. que vale tanto como decir la cimentación de cualquier pensamiento lógico. Rossl: Bartolo di Sassoferrato nel <ln'itto pubbllco del suo tempo. les glosateurs et /n Bartolistes.Rlv. Juan de Imola._ A.

Es la obra de madurez de su última época de trabajo. luego en Par[s. luego. igual que sus escritos. el raciocinio y la experiencia. Los Comentarios no son tanto paráfrasis como exégesis críticas. donde funda un estudio en Nápoles. Compuesta en 1266. Le vemos. consiguiendo anular tanto el agustinismo como el neoplatonismo. durante la controversia averroísta. como dice Grabmann. Santo Tomás parte de la concordia entre la fe y la razón. Su modus sciendi utiliza los métodos deductivo e inductivo. Para medir sus fuentes también Importa el Comentario sobre las Sentencias. La obra eocente se explaya en los quodlibetos y las questiones disputatae. Es· cribe tres series de trabajos: Los Comentarios a Aristóteles. constituye. singularmente las mendicantes que cultivan la filosofía y la teología. la exposición sistemática más vasta y más clara de toda la teolog[a tomista. De nuevo en París. De este modo señala una época en el pensamiento. Base ideolÓgica de la Escolástica y del tomismo fué la Patrística. las obras sistemáticas y las docentes. colaboración de gran importancia por cuanto Guillermo se ocupa de traducir el opus de Aristóteles. Nacido en 1225 en tierras napolitanas. pero también el aristotelismo. de famma noble y sobrino del abad de Montecasino. Jíguese o no a la labor académica. donde traba colaboración con Guillenno de Morbeca. clave que nos proporciona-según Grabmann-el exacto conocimiento de los elementos aristotélicos de la doctrina del Santo. y más tarde en Italia otra vez.65. interviene en la cuestión de la prohibición de Sigerio de Brabante. y la Suma contra gentiles. el desarrollo de las Universidades y la actividad estudiosa de las Ordenes religiosas. y tra· baja principalmente sobre teología y filosofía. Sus obras sistemáticas son las gran' des summas: la Summa theologica y la Summa contra gentes. Asi se abandona aquella entrega pedisecua a las autoritates. En su labor descuella el estudio profundo y detenido que alumbra caudales de inteligencia.1273. Un pintor del siglo XV!. a su lado. construída con estructuras docentes típIcas disputatio y qurestio. el titulo de Doctor Angélico. que es testimonio de 1$ influencias filosóficas arábigas. A su lado nos interesan aqui los Comentarios sobre Aristóteles. dirigida a la formación de los misioneros. sobre todo. Las obras de Santo Tomás revelan un esfuerzo extraordinario. que sólo es comprensible tras una preparación cultural instrumental que exige el pleno conocimiento del opus aristotélico. seguramente ligado al propósito anjuíno de establecer una Universidad que los libere del sometimiento a la influencia bolonesa. con marcadas aportaciones agustinianas. LA ESCOLÁSTICA: SANTO TOMÁS DE AQUINO 187 hién Godofredo de Fontaines. Su vlda le vale. especialmente la Summa theologica. dan sitio a la obra y difusión sus ideas con la enseñanza. en Italia primero. Y otra vez en Italia. Toda la obra está enderezada a la enseñanza. Fracisco Trlani. ti . como enviado de la Orden dominicana a la cual pertenecía. representa un punto tan alto en la historia de la cultura. Le conocemos en París como discípulo de San Alberto Magno. con sus fundamentos y sus antecedentes. en Italia.

XXIn: LA. Los seguidores del Aquinate eran fervorosos y le realizaron una vigorosa campaña: piénsese en la huella de figuras como Egidio Romano.IU. ya con la condena de proposiciones fulminada en 1277 por el obispo de París. pero con lo que dejó. Incluso miem· bros de la Orden atacan su doctrina: tales el arzobiSpo Kilwardby y Durando de S. Poun. Santo Tomás muere joven. como está en Marsilio. de Oxford. que su gran maestro San Alberto Magno. Pedro de Alvernia. Luchó Cün la oposición conservadora. de otra parte.S OOS-MATRlCES DE LA. Su Obra puede decirse que queda cortada. Como Grabmann ha notado. siguen los que lanzan el Correctorium cOr?'eplori fratis Tho· mm. Conocer la obra política de Santo Tomás obliga a una cuidadosa lectura de su extensa producción. lleva al margen una expresiva anotación: Hic mOl'itur Thmnas. aunque conserve sus principales fundamentos.¡€s típicamente escolástica. La antigüedad clásica está presente en todo aquel siglo. e incluso que no es genuino. quam sis maledicta. ni integral. tomando las Eticas y el Timeo. En efecto. pues las ideas relativas al pensamiento político están dispersas en aquélla. y De regimini iudeorum.P. dejó tanto que su obra superó ru presente con su futuro. La maldita muerte no le permi· tló escribir más. Ignorábase el Imperio y ~e . Hay que acudir ante todo a los copiosos Comentarios que escribe: sobre Pedro Lombardo. Lo que Aristóteles aporta principalmente es un modo de meditar sobre los problemas de la república. nos ofrece a Santo Tomás" entre Aristóteles y Platón. Exageraba quien hizo al pintor la sugerencia. a sus libros De regimini principum. doctor por todos reconocido. El aristotelismo. a sus dos grandes Sumas.--. No se acoge tanto un sistema como un método. no ejerce influencia en un sentido determinado: está en Santo Tomás. hizo e-l viaje de Colonia a París para defender a su ejemplar discipulo. Y desde luego los franciscanos (Peckam Acquasparta. Un manuscrito de la Summa theologica en el Balliol College. A los que escriben un Correctorium corruptoria fratris Thomre.188 LlBRO. Santo Tomás es designado como Doctor communis. DOCTRINA en Santa Catalina de Pisa. mas no sólo ella. Tolomeo de Luca. mes. en 1274. Agustín Triunfo.--CA. Guillermo de la Mare). es decir. la Moral a Nic6maco. El Capítulo general reunido en Metz en 1313 considera su doct!'ina como la más sana y la mas común. o mors.ain. que está transformado y enriquecido con otros elementos. Tálamo y Grabmann afirman que no fué exclusivista. Sa. muy viejo ya. Jacobo de Viterbo. Esta identificación no fué fácil y sólo se consiguió con denuedo. que reaccionó furiosamente apenas murió el Santo.. También la Patrística.bo de Viterbo. t'n Dante y en Jaco. L':eiller exagera al decir que hay que buscar en Aristóteles el origen de las teorías políticas del de Aquino. el anstotelismo de Santo Tomás no es servil. y esencialmente San Agustín. la teológica y la contra gen. El tomismo se impone hasta parecer que se identifica con la Escolástica.1'/'J¡. Muy pronto. la hazaña de significación uni· versal de Santo Tomás consistió en la síntesis de Aristóteles y de San Agustín. y aun a algunos quodlweta. según testimonio del Luqués. La aportación tomista más fecunda-la valoración del concepto de regnu.nior et communior. La tormenta arreció hasta tal punto.

señalada en los comentarios de Aristóteles. 22. en principio. con la distinción en civil y de gentes. Al pueblo le toca asimismo la tarea legislativa: condere legem ud totam multituctinem vel personam publicam pertinen . La ley dada al hombre es una ordenación de la razón dirigida al bien romún y promulgada por aquel que tiene cuidado de la comunidad. la tarea del príncipe en su doble zona: conducción de las almas al goce divino. Santo Tomás plantea los del regnum. etc.re) aplicada al hombre. naturalmente destinado a la vida social. son los de la mania. su objetivo. El poder·· es un instrumento de la comunidad. ésta queda subordina· da a la última finalidad del hombre. plantear la ordenación de la sociedad aborda el Santo dos problemas previos: el de la ley y el del pueblo. Tampoco es. y abriendo el camino de la virtud. mientras en De regimini regni se destaca la versión ministerial del poder. Frente a los temas del Imperio. la herencia.. cuidando del abasi. Lo importante es que sea la virtud lo que habilite para los puestos de gobierno. al modo como la ley humana está diri· gida por la eterna. .ecimiento. la intervención económica. garantia de paz y de estabilidad. el bien común (concepto de enorme fecundidad en su doctrina). o en función del gobierno religioso.. sus titulares. El tema de la elección y de la herencia intere:-¡a en su formación de la monarquía: wnsidera mejor. Los contornos fundamentales del pensamiento politico de Santo Tomás quedan fijados por su tendencia conciliadora entre el aristotelismo y el cristianismo. gerentes. En cuanto a la organización civil concreta.enti. constituye. de ahi el consejo de que todos tengan alguna parte ~n el principado-et attendendum ut omnes aliquam partem habeant in principatu: per MC enim c0n8eTVatur pax populi. fija el ámbito de las dos potestades. la elección. piedras sillares (le evidente eficacia. per accidens. mas prefiere. ~omo Iglesia.. . et omnes tatem ordinationem habent et custodiunt. de cuya estructuración derivan las formas de gobierno. la desvalorización de la maned~. 21. de la ayuda a los necesitados .65. lA ESCOLÁSTICA: SANTO TOMÁS DE AQUINO . en un amplio terreno doctrinal. (Los temas discut:dos aquí. por ende. y conducr:ión también de la vida material. En la distinción de la república en aristocracia y democracia. curialista. con la justicia. de la economía. natural y humana. La ordenación de la comunidad civil debe imitar a la divina. que procede de:l fondo agus· tinista y acaso de Juan de Salisbery y de San Bernardó.. exaltaba la Cristiandad como ·conjunto de comunitates autárquicas -t'll sentido aristotélico.. recoge seca· mente el parecer del.Estagirita. La ciudadatúa está ligada a esa participación. pues. y é~ta es la eterna (ratio divina! sa· pi. Partiendo de la disUnción de San Mateo. de este modo. escogiendo territorios. dando una valoración principal a la república en su materia propia. Reino y régimen son. la necesidad de un principio ordenador de la convivencia.) Antes de. es decir. Su cimentación lógica está determinada por los siguientes conceptos: el hombre. El pueblo se ofrece participando en la vida pública. La primera puede :¡¡er eterna.

Parias. 1945. CATHR"'N: Der VoUc$taal 1m Sinne des HI. una vez encuadrado en el derecho. 1944. «La &:uo!a Cattollc:u. ligadas a la esencia de la naturaleza humana. 1909. sino un instrumento de la comunidad. f!:1. ya ese mundo de la Italia septentrional.--C.". pero antes de la vida virtuosa está la vida suficiente. Madrid. Acaso la fecundidad de la doctrina tomista se deba.Rev.1".. Roma. Madrid. de tan evidentes influencias francesas. de la ley y del pueblo. : Le thominne. 1930. personas que hacen las veces de la multitud. GA1._BF3I"RARD G&YUl: Die patrlstische uoo seholastisehe Ph¡wsoph.O: La flW'ofl" "Iu-rldle . Tomasso di Aquino suU'orilline del/a .acaso. f. 1912. XXIII: LA. 1909. trad.-MARTlN GRAlI"'ANN: Santo Tomá.-V. ~ino comunicativo. más que el rey. Frlburgo de Brlllg. Esencfa U sfgnlficacllln del aristotel!8m<:t de Santo Tom6s. 1928.. Rechtll u.B. KUHLIIANN' Der Ge%et~begrlff befm hefliges TIwmaB Van Aquln. Ber_ lIn. 1917.. La virtud es el fin. 1946.--G.u. Wlstllchaft8phll. sus titulares son «gerentes». C. al propio hecho de tener en cuenta la realidad politica. ya ---._E. «Ciencia Tomista_. 1942. aquellas civitates o universitates italianas.n. Este no es. MI1:'i. Lo que Importa es. Geschfehte des Scholastfsche Methode.! van Aquin• • Archlv. L'hu11Wnfs7n~ . FLOro: 11 trottato De reglmlnl prlncipum e le doUrlne pOlitlehe di Santo Tommal:o. la sociedad y su orden político se ofrecen como dimensIones cntológicas. as! como de la cuestión del Imperio. llamado por Carlos de Anjou. BAO"otANN: DIO' Staatslehre des heilllle3 Thomas Von Aquln. pudo exaltar la racionalidad de la vida politica con esta fórmula que se ha calificado como la más vigorosa de todos los tiempos: Si non est cives non est hamo.. 1928. Bolonla._BEltTHlEIt: Dj~ Thoma. IntroduccMn " la Summa theolo"ica de S. maestro de Dante.TRlCES DE LA. que actúan como principes. Remigio del Glrolami.--J. Estos mismos resultados se deducen del estudio de la formulación tomista del poder eclesiástico en sus relaciones con el secular. y la tesis de que el mundo sea gobernado por una sola persona se hace simple argumento monárquico..a quien trató--en la propia Francia. DI CA!U.t! de AqUino. e pOIIUca di Sto. Bo: n pen8iero di S. Salamanca. este hombre que no es sólo animal gregario. Buenos Aires.N GuntRm:::z: La ¡Ilosofla palftica de Santo Tomds de Aquloo. Bastan estas referencias para. como también sucede con Marsllio. trAd.ovranttd. 1933.!e. mejor---el sistema de la monarqu[a napolitana.S DOS . 12..I. No se olvide que Tomás de Aquino Vlvi6 en Nápoles hacia 1272-73. 1919. T. E. LIsboa. El poder es la fuerza que desarrolla el organismo poítico para la consecución del bien común. Barcelona. 1941. el súbdito. y asl un discípulo de Santo Tomás. 1942.-E. doctor commun"'. por tanto. GIACON: (h¡gll... Jo~O AME. 1945. 53. bien que de la multiplicidad de las fuerzas individuales y como resultado de un proceso integrador brote la unidad que expresa aquél. di Oocam.! de Aq1<!no. señalar que la teoría polmea de Santo Tomás no es tan sólo el resultado de la meditación sobre afirmaciones básicas aprionsticas. GILSO .. El populus christianus se ofrece como mística ciudad.l!O LIBRO 1Il. ésta arranca . Pa!e!"mo.MA. Paris. esp. sino que delata un contacto con la realidad.~. 1938. . Bonn.--GLOltIEux: La premúlre pérnltratian thomiste et Son probltme. de A. cast. OOCTRINA. a la que bien puede decirse que corresponde. 1II32. Carlyle pretende que esta actitud significa el reconocimiento de la falta de vigencia de la ideal imperial para afirmar la unidad del orden político. ThOma. Thomasso d'Aquln". También puede pensarse en el conocimIento directo del régimen establecido por Luis IX---. Por lo demás.r vla.-E.: Santo Tomá. Lelpzlg.". 1945. 1918. Apologetlque_._U_ CHANCi:: Le concept de DroJI selon Arlstote el Salnl Thoma8. Lo que refleja una experient'ia que debió cons:derar.---CA.

1928.u. 1910. N-"Y¡¡.a.-T<8C''''.-M. etl.._A. der Lehre dea Hl. «Rev. 1935. Turtn.Revu" Noosco!ustlque •• 22. 1913._P. 1923. les m88. Pa_ ris._PELZEII. . Néoscolastiquel. lIE WlJu: L'lndl... 1929.J\: Tho11l<ls van Aquln..-U. 1939. 3.-L. )4...omas. .... J.-ú. H.o.t oan Aquln.aeh.GOLA: Le Icorte polWche di S.. d le grflUpe dana la Seu/Mllque d1< Xlll< sllele.... . ZED-UtR: Les théorles politiquea. BolonJa. Svr.. Tomm/lUO d'Aq"ino. PuCCl: Santo Tommaso á'Aqulno: 1.-B. Parta.us.Rev. cReY'.. 17. . t ThQmas d'AqUln el la pet. Thomas Van Aquln._P. París. de Sa. Das VIl/l<errechl nach Tho_ m. 1928.. DoctT. 1919.E'''''R: UrSliT'IInf} lino! TTae"er deT Staatsgewalt .amas. d'H!8t. ROUeJER: La Scolcrslique el le thomi. 1930. Frlburgo de Br!sgov!a. esp... SCHILL'NG: Die ~taal6 ""d So%Ú!!!ehren des HI.-8ERTILLANGES: Les grandes Ihhes de /a plIUosophie thomtste. 1920... 19J8.. et L!tt._Lo\NDHY: L'fdü de Ch"tlenU dat1& le.Arch. trad. 4.191 polllfque de S ... Munlch.. Tllomas á'Aquln. PIlIl. Bonn. Se. Th"". 1909.. . Thomist . et Tbéal..ste ¡j'Adstate. de qu<>dll~ets."vE: Le rotalo(J1le uffldel des oell~res de So/nI ThomM d'A(¡lIln..: Godefrold de Fontolnes. 1928. Selwl .. RmANo-GoSSKUN: La doctrine POI/tique de S. . ..~.lW!6 d" XIII" BÚlcle. MAI<lJQNNE1': Le" tltres doctora= de S. Madrid. 1912. París._MAHSER: 14 esencia del tomismo. Th.<me 1925.vid. Th. 1948. P"lltica.

no sólo contra las pretensiones francesas. Mas el propio Papa se interesa. como prueba su actitud ante la prohibición fulminada por el obispo de aquella diócesis. producto de su labor universitaria. La obra de Egidio Romano está ligada principalmente a la re· sonancia de su De regimini principum. Tiene que abandonar Pa· rís. de varias congregaciones cenobíticas) si no pesara sobre él aquella condenación. Con el -descubrimiento del De ecclesiastica potestate. entra muy joven (On el convento de agustinos de París. y varios quiodlibeta y questiones. A . Situado en el mundo que discute en torno a Felipe el Hermoso y a Bonifacio VIII. de Porfirio.CAPITULO XXIV LAS DOS VERTIENTES DE LA DISCUSION 66.. seguramente en Roma. Ofrece en ella una tea" rización de la Bula Unam Sanctam. Egidio fué sancionado. Por lo pronto. de ciertas tesis qUe suponían una implícita reprobación del peripatismo tomista. de qu!en fu¿ -discípulo fervoroso. de Pedro Lombardo. Vive ya desde sus primeros años en un períodO dificiL El padre Mandonnet señala con razón la trascendencia de su carrera escolar. EGlDlO ROMANO Y SU ACTITUD ANTE LA POLíTICA DE SU TIEMPO Nacido entre 1243 y 12H. dejando la cátedra en 1292 por haber sido llamado para asumir el Generalato de la Orden. fechada en 1256. Sobre el fondo de las polémicas de los concilios constituyentes esta obra revela la postura radical. hace pública su actitud curia lista en De ecclesiastica potestate. Se deben a Egidio también comentarios a numerosas obras de Aristóteles. en París trabó relación con Santo Tomás. a las Sentencias. escrito por encargo del rey de Francia. en vista de que atacaba públicamente a los que-según decíacondenaban guiados por el mal consejo. para la educación del futuro Felipe el Hermoso. pues la mayor parte de los acon· tecimientos de su época tuvieron repercusión en su curriculum vitre. sino también contra las teorías tradicionales ensayadas en vía media. Reanuda €ntonces Sil lahor docente y brilla allí durante varios cursos. torna a Italia y enseña en las escuelas de la Orden. a mediados del siglo XIX. poseemos un nuevo y poderoso elemento para juzgar aquella gran figura. a la Isagoye. traducida por Boecio. declaración de los derechos pon· tiflcios en la lucha contra Felipe IV. centralista y absolutista. y hubiera sido maestro general de los ermitaños de San Agustín (refundición. escrita hacia 1302 y dedicada al Papa. Egidio se retracta y pronto recihe de la Sorbona el título de maestro en Teología. En 1285 estuvo a punto de ser nombrado Vicario.

al italiano . Se hermana as[ lo espiritual con lo terrenal partiendo del principio de la naturaleza racional y moral del hombre. fuente de todos los derechos particulares.puede decirse que se trata del libro político más divulgado en la Europa de la baja Edad Media. Su modus sciendi procede de Santo Tomás. el teólogo y el adoctrinador. cuya superioridad en 10 temporal arranca de la derivación de toda realeza legítima del sacerdocio:. Bártolo deja acusar su influenda. como el poder espiritual es la causa primera del temporal. . EGIDIO ROMANO ANTE LA. numero et mensura. Bien es verdad que aparece ante todo como un espejo o libro de consejos. que le impulsa a organizarse en sociedad: la comunidad ciudadana supera as[ la comunidad doméstica. de raíz moral y ética. sino que fuera de la Iglesia no existe derecho alguno. el poder secular sólo encuentra legitimación en y por la Iglesia. En efecto. al menos teóricamente. Egidio Romano se coloca de frente al constitucionalismo. En condusión. el poder pontificio es pleno y carece de límites: Sine pondere. mas sobre la tradición de Aristóteles construye una teoría política. hubo de sorprender la declaración de estas tesis.absolutismo. Para Egidio Romano. los increyentes son ocupantes sin titulo. la de la excelencia del Pontificado.. los infieles y los pecadores. al castellano. modelada sobre la figura de Bonifacio VIII. decaen en sus derechos. que el Papa es dominus orbis. pero lo que explica y justifica la vida política es la llamada de la naturaleza (naturalem impetwm). la Iglesia tiene jurisdicción en materia politica. para la educación del príncipe de Francia no deja sospechar posturas curia listas. Tal supremada se sistematiza por la exaltación de dos líneas fundamentales: de un lado. en efecto. Como la Iglesia y el Papa son una sola cosa. Buena parte del . Gerson 10 reconoce como uno de aquellos que todos deben poseer. Dante cita por él a Egidio junto a Virgilio y a Cicerón. Basándose en el principio del orden y en el del poaer fundado sobre la gracia. al portugués. sostiene. no solamente el Papa está investido de todo:.66. Por ahí crece su teoría de la sapientia. Precisamente basando la sociedad en la Naturaleza se hace imposible imaginarla sin conducir al hombre a su más alto destino.. El Regimiento consiguió una difusión singular. En fin. La voluntad humana tiene su parte. la obra preparada . está dotado del dominio eminente de todas las cosas: los creyentes poseen una propiedad particular e inferior.. Aparece así en su libro lo que la Bula callaba o dejaba entre líneas: la reivindicación del poder temporal. Toda propiedad depende de la IgleSia. los poderes. En el método que aplIea se mezclan el conocedor de la antigüedad clásica. Es traducido al francés. Por otro lado se afirma el derecho de propiedad eclesiástica sobre la base de la tesis de la gracia (sentando un antecedente peligroso del husismo) y por la institución de los diezmos. y aun con la imprenta se lanzan nu· merosas ediciones. A los que únicamente conocian de Egidio el divulgadísimo De regimini principum. al catalán. :POLITICA DE SU TIEMPO 193 Egidio se debe----<!omo subraya Scholz-la primera teoría completa del . verdadero monarca universal. el Papa.

Paladio .st"" . sigue estudios en Deventer con los Hermanos de la vida común.JE LA DISCUSiÓN Regimiento está enderezada a hacer sabio al rey.z: Dte Publizisllk zur ZMt l'hJllipps des Schoenen und Honifaz VIII._SC"0!. ~Aevum". NICOLÁS DE CUSA 'y SU «CONCORDANTIA CATHOLICA) Nicolás Krebs. 1949.hr di Egid. 1949.r PO!iti. arzobispo de Tours. aspirante al arzobispado de Tréveris. agoS!.>. Su familia se formó navegando entre Cobtenza y Tr0veris. 1. SuÁREz: La metafisica de Egidlo Romano a la luz de ¡as sinlesis tom. Al· gunos conceptos arrancan de Juan de Salisbery. que venia a representar en Holanda y Rennnia lo que los Amigos de Dios en Alemania: es la línea mística de Tauler. 1D36. En Roma.. • Ciudad de Olas>. 1I De rcgim¡"e prindpum e le !CQT. 19:JZ. 67.. nacido en Cusa.o Uornrmo.-J. 6. junto al Mosela. "Gjornale Oantesco». Egidio Romano se asoma con pasión personal a la discusión política. por la toma de Ceuta. 29. fué hijo de un barquero. H!st. y San Agus+ tin. XXIV: DOs VERTIENT~S I. El húante don Pedro de Portugal lo utiliza. admira la obra apostólica de San Bernardino de Sena. Macrobio. ARQUILL!ERE: L'oppel ou Concile.. Madnd. Bien que aún le ocupen preocupacion€s eruditas y códices plautinos .G. cuyo ambiente describe en su famosa carta a. El rey don Juan 1 de Portugal lo alude en su discurso. Justino... que habla de contradicción. que influye en su aspiración sacerdotal. Los origenes de la drncta politiea en ESPa>1-a. PhiL el Th<'oL».. Boecio.Felipe. luego siguen los Comentarios al Estagirita. Mas para juzgarla hay que tener--como en general en la historia de las ideHs--collcienda de su tiempo.-CAP. de Ese Pol. ._R!\·IERE' Le probl~me de ¡'Eg/ise et de ¡'Etu! au. del Inst. 19-17. a la Olosa castellana al Regünjenfo de prlndpes de E"idlo Romano. 1~26. des Quest. . Pasa luego a las universidades de HeIdelberg y dG Padua. recibiendo el doctorado en ésta. 1910. Vegecio. El nombre de Nicolás se airea en el Concilio. [31"'NI: n De ulllmin! prlnc. Ru\"sbroech y Tomás de Kempis.¡¡um di E"idlo Ramano.ovainu.-D. Stuugart.--P_ . Y allí nace su De concardantia catholica. Pero ¿hay acaso paradojisnlO en esa posición? Contra Scholz.\-IA~DO""~T: Da carri~re seo/ah-e dc Gil/es de Roma. 190:1. o mejor aún. BEN~VTO. y muy pronto el Concilio de Basilea. M~R!A'''': ScrittoM pomie.194 LIBRO lll. 161. El conde de Urgel encarga una versIón catalana. Su fuente principal es Aristóteles. Lo citan don Juan Manuel y el canciller Ayala. Madrid. Deja el remo por el libro. dtev . De ahí araso le vino un buen antecedente para afirmar en la doctrina política la vieja y eterna figurE! del nauta.-G. 1911. hacia 1-125. dos aspectos complementarios de una misma postura. Interviene como nuntiJi-S et aratfYf' del conde Ulrico de Manderschcid. y a fines de 1433 lanzó ante los. . W27.'le. Con el De ecclesiastica potestate y con el De regimini. Introd. l. Riviere sostiene que son dos momentos. Valerio. Orden recién aprobada (en 137Gl.nlan! del secolo XIV. Jurista y místico. vió claramente el problema. en 1410. Florencin. Livio.Rev.r umps du PhI/¡ppe le Bet. ed. En España fué traducido y glosado por fray Juan García de Castrogeriz.

La unidad o armonía se aplica a la elaboración de las relaciones entre Pontificado e Imperio. se pueden ofrecer en una visión esencial. sobre natural.como en el caso de Marsi!io----salte del pentagrama. Reconoce el peso del derecho natural.·ardenales y los obispos sU gran programa de soluciones.~ y la alteritas)-. Expresivamente de· clara en el pasaje 11. El libro se cierra con una perorata que exalta la unidad del Imperio y del Pontificado. aquella ley impresa mentibus atque infixa sensibus. más concretamente. fundamento del orden político y origen del poder. La meta a que aspira es una reformatio universal de las instituciones. dada la libre naturaleza originaria de los nombres. apareriéndole el gobernante como simple portador dc esa voluntad comu· nitaria y como jQfe de dos categorías de funciones: la administración y la jurisdicción. En otros conceptos viven las representaciones antiguas: la civitas se sigue definiendo como hominum multitudo ir. basada precisamente en ese consentimiento y libre sumisión de todos o de los más. y no pueden constituir potestad sin elección ni consentimiento. Pocas personas mejor dotadas que Nicolás de Cusa. NiCOLÁS DE CUSA Y·SU CCONCORDANTIA CATHOLlCA~ 195 . Se trata de dos grandes instituciones que acogen y regulan los asuntos políticos. Entre estas dos met. Organo central de esta nueva civitas. porque la potestad pontificia queda proclamada y la argumentación es analógica. No hay así contradicción. eclesiásticas. El De concordatia trae al régimen politico aportaciones de gran interés. La asociación política le parece natural. El Papa Pío JI le nombra su vicario general y le invita a aplicar sus doctrinas rigiendo y gobernando a Roma según f>Uas. concreta su poder a un territorio determinado. su función es la dcff>nsa de la fe y la promoción de los concilios. y. es el Concilio. Así puede decirse que este cardenal figura en primera línea entre los conductores de la idea de la soberanía del pueblo. De este modo. al hacer radicar en el pueblo todos los poderes: espiritual. 14. El emperador deja de ser dominus mundi. . El imperio ofrece en su ordena('ión réplica e imagen de la Iglesia. está ligada a influencia de Marsilio y de Niehem. a quic!O está puesto sobre ellos. De ahí el contractualismo que rebulle en· el fondo de su obra: el contrato es. concordia de los dos poderes. temporal y físico. que es la ley de la naturaleza 0. redacta. las ideas del cardenal Cusano--que entre nosotros influyen en Sánchez de Arévalo (concretamente el tema de la unita. esa su obra insigne. vinculum concordia:. Análogamente influye el elemento consensual. para él. bulle un fondo electoralista. plenamente ortodoxa. Su formación. surgida como contrato. Tal idea tiene un tinte gibelino. frente a la posición de Egirlio de Roma. La exégesis del De concordantia nos hace ver dos motivos fundamen- tales en su construcción y en su teoría: la armonía o unidad y el consentimiento del pueblo. aunque a \'eces---. que todos los principados se basan en la concordia y en el consentimiento de los súbditos.67.as vive la diseusió¡J medieval.

muere en Ravena a los cincuenta y seis años. ya que sólo ha sido publicada a mediados del siglo XVIII. 1865.. pues. Sto D1r.~. PF: Die palUJschen lde"n des Ntkowus von C>us. muy difundido en tierras italianas. incann" de sa !>i!>Uatheque.lUv.. Aquélla. «HLot. Ve los aro gumentos de la primera en los fines de la sapiencia. dedicada a Luis de Baviera y ligada. que agita los motivos organicistas y contractualistas. Medio siglo. en parte. de los blancos y de los negros--. 1928. constituye una obra de madurez. el bienestar y la unidad que a la paz conducen.. STl. cimenta la tercera en la discusión de los ntributos alegóricos sobre los que quiere apoyarse el curialismo. que ve el supremo poder del Estado como eminente voluntad del príncipe._ELISAIIErH SaH"EN'S'l'ADT: Kirehe una Re/eh im Schriflen des NikQWUS von Cues. X}[IV: DOS VERTIENTES m: LA DISCUSIÓN En fin.. el derecho de los romanos al Imperio y la independencia directa de Dios del emperarlor. Por ello Battaglia ha considerado en Eneas Silvia al último de los pensadores medievales y al primero de los modernos. La obra que interesa en esta exposición histórica es su tratado Monarchia-y no De Monarchia.-PAot-O RO'I'A: Il CardinaLe NicaJ(J di CU&a. debe recordarse a Eneas Silvia Piccolomini. BA'M'AGWA: 11 pensiero gi"ridica e poli/ko di NicaL(¡ C'u. El examen de la Monarchia dantesca nos hace ver sus tres tesis fundamentales: la necesidad del Imperio. es su concreto impugnador en De potestate summi Pontificis et de repTobatione MQnarchice compositce a Dante Aligherio florentino. escrita en 1327. proyectado imprimir por la cancillería de Carlos V en edición que debía preparar Erasmo. El tema preocupó .. cAnn. y con el quehacer de un intelectual. E. 68.--G. y muchas veces reimpresa desde la edición basiliense de 1599. frente a Nicolás de Cusa. 3. Quelques lectures de Jem. por tanto.. 1928. et Litt. MUán.GHE: Le cllrdinalJ NitO/M de C"es. . HeIdelberg. Die politische Theori"n i'" ph.-. con pleno derecho. Ita!. von Cues. en las antologías políticas. La Santa Sede la condena. una vez triunfadores aquéllos por la intervención de Carlos de Anjou. Dante resume dos líneas esenciales de la cultura filosófica: la agustiniano-gregoriana y la aristotélico-tomista. LA CMONARCllIAlI DE DANTE ALIGHIERI Dante Alighieri. canciller de la Universidad de Bolonia. Nacido en Florencia en 1265--teatro de las luchas entre los güelfos y los gibelinos y. verdadero manifiesto u obra de propaganda güelfa. 1940. 7. al tema de la discusión entre el Pontificado y el Imperio. discípulo de Santo Tomás. pues ni en manuscritos ni en viejos testimonios lleva el articulo---. de Juan de Salisbery. 1936. por el Policraticus. Perls. d'Hlst. 1942. VANSrl<EN'B>rn.. primera figura de la literatura poética. Esta le llega por su maestro Remigio dei Girolami. 165. pero muy poco difundida.Jahrbuchero.Neue Hel_ delberger..-'f. entra también. Dentro de tal ambiente. 19:ID..liana.: Der Rekhsqen(ffinke des Nlko/aus von Cues.losophisch~n SUs/cm des NI· ka/a . como pensador y filósofo. . Zeltschrifb. lo que hará más fácil la teorización del Estado como persona.esse de Nico!M de eues d'aprés un m.196 LIBRO 1II. 19W. F. Guido Vernani.-CAP. KALL>. Doctr. Colonia. basa la segunda en la nobleza del pueblo romano. de acción propia y ajena.

Ante todo. KELSEN. Por cuanto Dante reiVindica la mundanidad del orden político. BAlIILL" L'idea romana nel serondo libro ddla Monorchfa di Dante AUqhir:rt. económicos y políticos. Dante queda trabado en la Historia por el cauce más revuelto y más vivo. dando especial luz a su obra. Chieso e Stati parlkolan nel pensJero di Dante. la aportación dantesca más interesante se refiere al fin del orden poUtico. Dante recoge las aportaciones tradicionales que califican estas estructuras: la autarquía y la suficiencia. &lonI3. H!27-1928. Die SlaatslenTe d<:s Dante AIIohfer/. Al menos Farinelli no menciona texto alguno que la demuestre.-KE'RN: Humana civilltas. Desde el punto de vista estrictamente doctrinal. La paz es la tarea fundamental de los políticos. personajes tan distintos por espíritu e intereses. situación en que Italia se encontraba.68. Madrid. ese régimen que. como Marsilio y Maquiavelo.. el imperialismo suavo .-P. El propio Bártolo viene a significar la transición entre Dante y Eneas Silvia. violentando el sentido de los conceptos. En cuanto al tema del Regnum Italice.t~: Impero. importa considerar la función providencial que Dante atribuye al Imperio. entre ellas. La familia. y su originalidad sobre Santo Tomás. permite una vida tranquila y culta.< tratado De Manan"!".-F. La huella del tratado de Dante parece que no ejerció influencia en. Frente a los decretalistas protervos y a los juristas ambiciosos.edia señala -aquena Roma de los dos soles. pues en él los fines mundanos no están separados de los morales. LA UlONAftCHlAlI DE DANTE ALtGBIElU 197 especialmente a su espíritu. Viena. 1944. ha de considerarse que el principio unitario acogido por el Imperio toma un sentido muy amplio y busca la libertad y la justicia precisamente en la coordinación. Ercole exagera la concepción ita· lianista.el regnum. SenUa también.. y el propio Bonilla asegura que él tampoco la halló. La oposición de estas formas es.. Mantu3. y en la misma Comm. La obra de Dante influye en los teorizantes posteriores. consecuencia de la extrema corrupción humana. 1921. asi. la necesidad de un imperator poderoso que resolviese h. con la mayor eficacia. el ordenamiento ideal. pero también con los ordenamientos políticos que fundamentaron. como quiere Battaglia. afirmando la unidad-illud est optimum quod est ma. la vecindad y la ciudadanía tienen sus propios fines ". Ilrm'LLA: Dante II st. en ambos casos. 1921. la teocracia carolingia. B~TT"Ot. 1913. éste sueña en la paCificación de Italia por obra del sucesor del emperador de Roma. tre nosotros. Acaso en Eneas Silvia es en quien más pesan los antecedentes: la tradición justinianea. G. dentro oel movimiento de las ideas. Lelpzlg. ERCQo Lll' II pensiero polllico dt Dante. respectivamente. ya que todo su juego terminológico y conceptual ronda estos dos elementos de la Providencia y de la Naturaleza. la verdad que cumple es la providencial: el orden político establecido como remedium peccati.ANI>OCN~·: ..ducativos. En este punto. I. anticipa y explica.xime unum-. 1905. como el propio Eneas SilviG Piccolomini.-A. la coordi· nación del Imperio con la Iglesia.-F. estriba en tomar cuenta de las realidades territoriales que sObrepasaban la imagen locaL Dante ve. de quien es indirecto discípulo. su concepción está calificada por influencias teleológicas. MUlin.-H.

__ Todo esto influye en él. .198 LIBRO Ill •. el legislador. bien que supeditada a aquél.e la razón.P. $0'-"'1' II pensle1""o poU!!ca di Dante. et L1tt. mas sobre todo hay un resorte que le mueve: su odio a la organización clerical. La novedad marsiliana consiste en pedir que la ley no sea obra de una sola voluntad. Mlst. Dentro de tal definición caben las costumbres.~. La terminología de Marsilio (populum seu civium un.-cAP. o por causa humana. sino un verdadero tra- . ' . Sus mismos estudios ofrecen tantas facetas como vivacidad: la exégesis bíblica.. Florencia. en la época de Egidio. Junto al órgano legislativo está el ejecutivo. y en este caso depende del arbitrio de_ la mente de los hombres.ArCh. ses rapports avee celle de Dante. La ley nace por causa divina--eomo en la época mosaica-. Turln.. MARSILlO DE YADUA y LA NOVEDAD POLíTICA Aunque por algún tiempo (l312-13) rector de la Sorbona. y especialmente Nogaret. rreno de la representación política._la pars principans. Sigue al Estagirita en la constitución de la ciudad u organismo pallUca. Hi16. Sin preparación jurídica. . Dante. .de FranrDis de Meyrunes. Doct.$ VENTO' La (j-""afta política di Dante nel De Manarehio. Descuella así el interés que recoge el órgano legislativo.A' DISCUSIÓN I$JHTit<m '" BeQnum itaUcum nel pensiera di Dante. Así se explica la complejidad de las reacciones de su espíritu y aun su figura evangelística y sectaria. NO. al punto de que-según nota Lagarde-Marsilio nos da precisamente la vetsión de la querella bonifaciana impuesta por Nogaret. lo que vibra en MarsiJio es el eco de la lucha entablada con· tra el Pontificado_ Si la influencia de Dante puede en él discutirse. La teorización de la leyes de este modo el elemento previo: Ubi non principiant leges non est politia. Florencia 1942 .xxIV: DOS VERTIENTES DE }. ._R-"AD": The poli/kal theory o. inspiraron la política de Felipe el Hermoso. 1926. sino resultado de consejo: Oculus ex muUis oculis. de la universidad de los ciudadanos o de su parte más valiosa. el tema d. con la que acaso mantuvo relación directa. los decretos y un sinfín de fórmulas análogas. La ley se ofrece como un imperativo social. 1916. no la de aquel grupo de legistas franceses que. La inspiración constructiva de su doctrina tiene raíz aristotélica. Marsilio es esencialmente un hombre de acción. Al servicio de ese odio surge el Defensor pacis (1324). De ahí surgen los conceptos de normalidad o de tiranía.iversitutem aut eius valentior pars) tiene posteriores consecuencias en el te. pues quien da el señorío es la ley.es realmente un libelo al estilo de la época.. los plebiscitos. los estatutos. quien domina. 29. También influyen 'en él el ambiente italiano y la herejía valdense. 69. OxrOfd. Con estas aportaciones y novedades sorprende la obra marsiliana. aunque agregue un nuevo problema: el de la c1asificacióh de los regímenes según que la aceptación del poder por los súbditos sea o no voluntaria: Omnis principatus veZ est vo~untariis subditis vel inpolunta· riso De ahí arranca su novedad. 1921. civil ni canónica. la filosofía.Glornale Dantesco>. obra -del pueblo. 13. Y aún mejor. Da Lu>PAREI'IT: L'oeuvre politique.-A..----CAPPA LEGO''': L" P"Utka di Dante e di MarsUjo da Pudova. 1940-1942. . de legalidad o de ilegalidad. Su concepto es el de una regla de la vida civil establecida por la autoridad.

La Iglesia no tiene competencia para valorar los actos de la civitas. J. antecedente de Hobbes y de la linea totalitaria. por tanto.de un Estado completo. Coincide con la communis Q]')inio de su tiempo.. la primera concepción . en efecto. qUe incluye la moral.con clara visión del momento. La causa concreta de éste reside en su calidad de legislador. regla y medida de los actos humanos. BU1'AGL'" Marsilio da Padova e la ¡itosof/a )JolU/ca del med. A Marsilio se debe.ver. En resumen. 1929.oevo. la jerarquía y la primacía. universitate fiddium credentium et invocantium nomen Christi. pero no -razones de poder. Es. Aporta un nuevo concepto del sacerdocio. Habla de usurpación del poder por los clérigos y les niega toda autoridad temporal y coactiva.• cuole filo . Teorizando sobre esta base. El replanteo de la idea del poder principante sometido al legislativo mati· . ModerniUl dI Mur. los problemas 'Son planteados en su universalidad. De otra parte. La prudencia y la virtud constituyen para MarsiJio cualidades de príncipe. F. tanto en la materia de la poUtica . el organismo politico civil dispone de -autonomía doctrinal.a moral no puede servir de pretexto para resiso tir a la ley. distinguien(jo la potestad sacerdotal de la institución beneficiaria. pero . Ln vida S9cial es una. está en los "fieles y en la asamblea de éstos. haciéndose de este modo la Iglesia un simple aspecto de la sociedad civil. pues estima que la actividad terrena de la Iglesia constituye un continuado ataque a la competencia de la civitas.-E. "lIARSlLIO DE PAIIUA' y LA NOVEDAD POÚ'l'lCA 199 tado en el que el intento científico trasciende y absorbe los aspectos polémicos en que se implica. En su época representó la más vigorosa reacción frente al curialismo y la respuesta civil a la postura eclesiástica del De potestate. de P~dua ~ Marsilio.:!:a la confusa aceptación de los principios aristotélicos. Ataca el carácter divino de la Iglesia.69. y no en la jerarquía ni en la organiza· -c!ón. por tanto. señalando en la paz y en la concordia el fin del régimen politico. admite la actividad política en asuntos religiosos: asi en las cuestiones de herejía. de Egidio Romano. 1942. a mi modo de. Y acoge todos los poderes. la mejor expresión de la opinión de su siglo: conjunto de ciudades o provincias ordenadas bajo un determinado régimen. y en lo jUdicial se coloca frente a las inmunida· -des eclesiásticas. a reajustar la relación y la organización eclesiásticas.civil como en la de la eclesiástica. como es obligado. con originalidad. Mas parte de ahí para atacar al Pontificado. porque constituyen. con raiz aristotélica. a quien presenta como primera causa de discordia. como notaremos. Lo que le lleva. critica con gran libertad la ordenación eclesiástica. sino por el orden público. Abandonando la costumhre de utilizar una arqUitectura lógica convertida en tópico.'Wo da Padova. así. . con tales anteeedentes.• oflcne deu suo tempo. FlorencIa. el regnum actúa en esferas de universalidad y reúne a cuantos viven en su terri· torio. Ve realmentE7-----Y realísticamente-------a un podestá italiano más que a un emperador. -dua. en el Homenaje de la Univ. Es. hace autónomo lo jurídico y mantiene la unidad de sus miembros. para Marsilio. BUONATlJT1: Glovanni da Sallsbur¡¡ e le . El concepto de civitas y el de "Tegnum han sido señalados anteriormente. pa. El primer problema de la teoria política de Marsilio asoma en su Defensor pacis. no por la materia. La teoría de la Iglesia se ofrece.

200

LUIRO IJI.----cA.P. XXIV: DOS VERTIENTES DE LA DISCUSIÓN

.Rlv. Stor. Crlt. delle Se. TeoL., 1908._E>lERTON: The Defensor pacis o/ Marsilf~ or Padua, Cambridge, 1920 __LAGARDE: Morsl.le de Pad<>ue et GulUaume Naoaret, «Rev. H18t_ Drolt Fr. EtTangen, 11, 1932. La nai.'.'<Once de ¡'esprit lafq;¡", 11, PaTls, 1934._H. 0'lT0: Mar$lltus van Padua und der Defensor pacis. «Hlst . .Tahrbuch., 45, 1925.-E. RU .... 'NIAVONDQ: Il Defensor pacis di Mao'smo da Padova, «R1v. Stor. ItaL., 41, 1924.-R. SCHOLZ: Marsoll/ .... v<>n Padua und die Idee de,- Demakratie. IZeltschrlft f. Polltlb, 1. 1908. Mar_ slli.... van Poduo und die Gene818 des m-odernen Stl1l1!sbewuesstscins. «Hlst. Zeitschrlft •• 156, J937.--8TENGEI..: Avlonan u ... d Rhens, Welmar, 1930.-L. STlo;GLI=: Die Staatstheoríe des Ma,-só/i .... mm Padua, Lelpzig, 1914.

70.

GUILLERMO DE OCAM y LA ESCISiÓN DE LA CRISTIANDAD

En un ambiente semejante al de Marsilio, brilla Guillermo de Ocam_ Nacido hacia 1280, su vida se mueve también en la prjmera mitad del siglo XIV. SUS calidades no son de herejía, sino de ortodoxia. Procedede los franciscanos de Oxford y de la corte pontificia de Aviñón. Aquellos cuatro años cerca del Pontífice Juan XXII influyen en Guillermo_ Mas también Bonagracia de Bérgamo y Miguel de Cesena y, en fin. Munich, sede de Luis de Baviera, adonde marcha para gestionar la re-<,onciliación entre los dos poderes. Su obra es muy copiosa. Los trabajos sobre lógica fueron editados como Expositio aurea. El Dialogus constituye el esfuerzo más audaz" desde el campo católico, por la definición de- las verdades de la fe. El Breviloquium representa una hermosa síntesis de su doctrina sobre la potestad del Papa. Escribe también contra la sede pontificia: De potestate et iuribus romani imperii, frente a Benedicto XIII, y Compendiumerrorum vaIXE, resumen de toda la querella contra Juan XXII. Guillermo de Ocam empieza dando sentido místico a la interpretación de las alegorías sobre las cuales se argumentaba la superioridad papal, y primeramente ante la de las dos espadas, en donde ve un elemento parabólico que puede ser representado por la predicación o porel Verbo divino. Ocam teoriza en torno a la libertad cristiana, en antecedente de la posición luterana y en realidad en defensa de los dere-chos y de las libertades de los príncipes. El tratado De potestate et iuribus romani imperii, incorporado luego al Dtalogus, es obra fundamental que influye en la orientación de Ja política imperial a partir de 1338. Abandonando el tono polémico, en esta obra de erudición filosófica y tanonística, objetiva y documentada, da al emperador una justificación jurídica de carácter práctico. Tantl) lo vió así Luis de Baviera, que él mismo envió el De '[JOtestate a Alberto de Habsburgo para argumentar en favor de su acción. El contraste entre Marsilio y Guillermo estriba en el carácter mismo de esta obra. Frente a la posición abstracta y revolucionaria del pa~ duano,Ocam pide una poUtica concreta y de fondo tradicional, refiriéndose a costumbres, derechos y franquezas antiguas. La ideología sesustituye por el derecho positivO, y viene a preceder y presidir el movimiento de Rhens, como ha advertido Stengel. Los obispos tratan de mediar, mas ya están planteadas dos vías distintas. No importa que haya reuniones con fin conciliatorio: si lo que está en juego, según la argumentación del franciscano, es' el derecho del Imperio, quien debe-

70. GUILLERMO DE OCAll y LA ESCISIÓN DE LA CRISTIANDAD

201

ocuparse--.como único competente--es el emperador. Luis reúne la Dieta, los príncipes se adhieren a la confederación; se buscan consejeros que preparen los edictos precisos, y nacen así el decreto Licet iuris. reconocimiento del derecho del Bávaro a actuar como titular del Imperio, y el de Coblenza, declaración de nulidad de los procesos intentados por la Santa Sede contra el emperador. Con una visión geopolitica ha podido decirse que Ocam es !'l \'Ía alemana y Marsilio el camino italiano. El paralelo y el contraste elHre estas dos figuras---y posturas-€n aquel mismo ambiente, se acentl1a al advertir que Ocam no tiene el transfondo revolucionario y herético del paduano, contra quien escribe el De potestate papa; et cien, ni le falta decisión para afirmar en su De Corpore Christi que se sujeta a las en· señanzas de la Iglesia. A Ocam se debió que Marsilio saltase con su Defensor minus contra el De potestate papre et cleri. Coinciden los dos en tomar a la comunidad como fundamento del derecho, mas parte Ocam de una pormenorización en el concepto de la misma: solamente puede poseer derechos la comunidad que tiene real existencia. Algunos estudiosos han llamado la atención sobre el hecho de que a la participación, tan efectiva, de Guillermo de Ocam en el drama político eclesiástico de su tiempo no corresponde una serie de doctrinas y de pensamientos positivos, ciertamente por causa de sus numerosos trabajos de circunstancias esencialmente polémicos. Acaso del Breviloquium es de donde pueda destilarse la mejor síntesis. Allí hay, en efecto, una más clara fundamentación teológica y se revela estudio de fuentes bíblicas y canónicas. Guillenno es partidario del Imperio, en la línea de Dante, y enemigo de la exención que airean los franceses;. mas si ataca la plenitudo po"testatis del Pont[fice se liga a una posición media frente al teocratismo y contra los excesos de la actitud mars!liana. Hombre impetuoso en la expresión y mesurado en la tesis, da ejemplo--.afinna el Padre Hamman-de moderación y de equilibrio.
N. ADB~GN"NO' GugUermo d'Okham, Lanc!ano, 1931._L. B""OJw, Le phllo8op/¡'e el !e pa!i/lque dans GuWaume d'Ockham, «Arch. d'Hlst, Doctr. et Lln.>, 12, 1939. A pro· fÚ! GuUlaume d'Ockhom el de Wiclef, «Areh. d'HisL Doctr. et Lltt .• , 12, 1939. GuU· laume d'Occam, Parls, 1949.--C. G,,,co .. , Gt.tgliermo di Oecant, Milán, 1941._ADALOEOT lLuo""N: Lo doctrine de rEgllse et de ¡'Elat chez Dccam, Parls, 1942._LA-OARDE: L'ldée de rlpres .... tation dons les ""wc8 fÚ! Guillaume d'Ockham, «Bull. Intern. comm. of His· toro Sclencu, 37, 1937. La nalssance de l'e¡rprit !a<que, IV, Par[s, 1942.-----S. MONTERO: La4 tdeas paUUco8ociales de GufUermo de Dckam, Madrid, 1949._R. SCHOl.Z: Wühetm von Occam als pol.Hscher Denker, Lelpzlg, 1944.-----STI:O<GEL: Atril/non und Rhens, Wel· plJ8

mar. 1930.

SEGUNDA PARTE

EL ESTADO MODERNO

LIBRO IV

DESCUBRIMIENTOS, HUMANISMO Y REFORMA
CAPITULO XXV

FUNDAMENTACION CULTURAL DEL ESTADO MODERNO
71.
EL PROBLEMA GENERAL DE LA RENOVACIÓN POLÍTICA

Para una adecuada comprensión del conjunto importa resolver previamente las cuestiones relativas a aquellas transformaciones del mundo del espíritu que han dejado libre de todo obstáculo la nueva vía abierta durante los siglos xv a XVll. Hay que preguntarse qué formaciones culturales toman razón y, en fin y especialmente, cuál es su esquema. En pocas ocasiones como en ésta lo estatal se liga a lo cultural con tanto vigor que, para comprender el Estado, haya que partir del estudio de las tendencias que dirigen y matizan la posición del tipo de hombre. El humanismo conduce a su exaltación como centro de la vida y de la cultura, dando peculiar relieve al desarrollo del ingenio, tal como lo expresan los Diálogos de Erasmo y de Vives. La primera rea· lización renacentista fué la fonnación de un tipo humano en correspondencia con el antiguo, y la explicación de las fuerzas espirituales acumuladas por la tradición de las artes y del saber. La exaltación de la Antigüedad se empeñó en conseguir la renova· ción de Roma en el hombre, en la moral y en la cultura. En ese aspecto, el movimiento renacentista toma un tinte aristocrático, se disocia del pueblo y termina clavándose en las letras y convirtiendo en erudición o en bizantinismo lo que quiso ser transformación total del propio mundo. La adm,iratio se hace reverencia y se mezclaron pintorescamente la imitación de 10 grecorromano y el espiritll progresista. Por eso ataca Bruno la reverentia antiquitatis: porque lo que hace falta es la superación de los viejos modelos, en lo que son, pronto, las lineas de Descartes y la de Bacon: el conocimiento del pasado para la renovación del presente. Puede puntualizarse esta actitud diciendo que, más que idea de progreso, lo que habia era voluntad de cambio. García Morente ha escrito: la Edad Media es época de descenso y de quietud, de plenitud y de logro; los hombres de la Edad Media no creen que !a vida pueda ni deba tener otras formas que las que tiene, y, por con· siguiente, no apetecen innovaciones, y no apeteciéndolas no las pla·

206

LIBRO IV.--CAP. XXV: FUNDAMENTACIÓN DEL ESTADO MODERNO

nean ni las procuran. Por el contrario, los hombres del Renacimiento creen que es posible y deseable alterar las formas de vida: se busca volver sobre las bases de la cultura y restablecerlas de conformidad ('on la razón y con la Naturaleza. Nace también, ligado a esos conceptos, como en toda época escéptica, el tema de la Historia, que es como una política experimental. El pasado que admiran los hombres del Renacimiento no es una simple ilusión histórica; lo ven como en potencia de revivir, porque confiesan la permanencia de la naturaleza humana y porque creen que análogos esfuerzos pOdrán conducir a _gI:andezas semejantes. El estudio de la Historia se liga al fervor por las razones vitales esenciales. Asi se explica la importancia que adquieren los apotegmas. Se fundó, además, una moral independiente sobre los cimientos de la incambiada naturaleza humana y con la consigna del sequere natuTam. La segunda mitad del siglo XVI reacciona a la busca del hombre razonador, a la caza de lo justo, de lo útil y de lo verdadero. De ahí la previa transformación en el terreno religioso. Llegóse a la increencia, en un tipo que puede ejemplificarse en Rabelais, que ofrece, según algún biógrafo, una fecha concreta en la que deja el Cristianismo. Acaso la raíz de todo este impulso estribe en la disposición sugestiva de los hombres que dirigen la cultura. Es el caso de Erasmo. El da el ambiente que permite el rápida avance de la Reforma. Quedan las formas eclesiásticas, que sostienen a los indecisos, y una nueva idea, la de la patria, vigorizada por la expresión cartográfica y lingüis· tica, que señala las bases para la creación del sistema político europeo; bien que éste me parezca determinado fundamentalmente por el podedo que supone para las naciones marítimas el orbe recién descubierto. Por contraste con tanta realidad y bajo influjo platónico, reaparece la utopía, en cuya línea va desarrollándose la admiratio de Venecia. Aparece Incluso una utopía cristiana, la de Girolamo Vida. Y es tan clara la presencia española, que el libro de éste, impreso en 1556, es aportada a la antología de Simancas pocos años después. Protegido de manera oficial, GI humanismo renacentista airea un ambiente de universalismo europeo buscando la concordia de los espúitus mediante la reforma de la religión cristiana en sentido erasmiano, es decir, reduciéndola a lo que se estimaban sus valores universales. En el campo del Derecho, el humanismo conduce a la aplicación de un método que tiende a convertir el derecho pÚblic" romano en exposición de instit.uciones. Budeo y Alciato tratan de precisar un esquema descriptivo y, en fin, se siente una especie de superstición del Derecho de Roma, considerado ratio ser/pta. Por donde se exalta la ley. La poHtica se construye como ciencia del poder, ayudada por esa misma ley que acude a la defensa de sus formas. Mas acaso lo que importa, en primer lugar, es advertir lo que a Erasmo se debe, pues él fué el hombre que tuvo la supremacia sobre aquel siglo. Y a nuestro objeto conviene preguntar: ¿hasta qué punto el eramismo se liga a la concepción del principe politico cristiano? Erasmo se coloca frente al despotismo. Esta es su primera y esen-

72. lAS TENDEliCIAS PROTESTANTES

dal actitud. Ya en sus Adaoios---aquel scarabeus aquilam qureritescribe contra la tiranía y contra las pretensiones nobiliarias. Su obra fundamental es critica. Hace la disección del gobierno y de la sociedad, tal como ha subrayado Rt:naudet. Esta labor se ve también en el Nuevo Testamento, en la Im;titutio y en la Querimonia pacis. Es pacifista. Define el gobierno civil, sin estar sujeto al influjo de Maquiavelo, a quien no conoció ni de nombre, y con quien tiene contradicciones no· tables: Por ejemplo, para el florentino, el príncipe debe ser rico, y el ciudadano, pobre; Erasmo ataca a los príncipes que se encuentran más seguros cuando mayor es la desolación de su pueblo. La Institutio di· fiere esencialmente del Príncipe. Aquélla continúa la línea tradicional de la eruditio re{}um; Erasmo quiere convertir a los reyes, adoctrinar· los, dirigirlos. La Institutio, lanzada en 1516, iba destinada al futuro Carlos V. Y'con ese propósito, más que libros, lo que escribe son cartas, muchas cartas, a reyes como los de Francia y de Polonia.
ALLEN: The Ave of Erasmus, O"ford, 1914.---->JACQUES ANCEL: VeuoltUíon de la 1l.O. tlon de frontiiJre • • Bull. Intern. Comm. oC Histor. 3dence., 5, 3, 1933.-1. BE~EY'ro: Alcun! preceden!i spavnoli de!!e áattrlne preciviehe• • Riv. Intern. Filos. del DIr .• , 10, 1930. La CTisi del seeolo XVI e lo Stato moderno . • Hlv. Intern. Fltos. del Dir.•, 26. 1949. L. K. BORN: Erasmus <m PolUlea! Ethics. ,PollUcal Seienee Quarterly., 43, 1928.:U. Baue!: L'Unlversitil de; Oiurlstl ~n Padova nel Cinqu~cento. «Al'ch. Veneto·Trld .•• 1, 1922._J. BuncKHART: La cultura del Renacimiento en italia, trad. esP .. Madrid. 1941.H. BUSSON: Les sources et le developpcmeRt du Rationali.<me dans la uttlralure frantaise de la Renafssance, ParÍ.'!, 1922.-FF.DI!:RICO CHABOD: n Rinasc;mento nelle recentJ interpretazioni• • Bul!. Int(¡r. Comml.., elt., 5, 2, 1933._V. ClAN: Umanesimo e Rinascimenfo, Florencia, 1942.-G. CON"STA"T: The Refo-rmatfon In Eng!and, trad. ingl., Londres, 1941. L. DI<L~nvELL1''' Guillaume Budé. Parls, 1907.-W. DILTHEY: Hombre y mundo en los si· OWS XV1 y XVII, trad. esp., Méjico, 1944._F""Vru:: Le probltme de ¡'¡neroyance au XVI' fUete, Par"" 1942._FERRERO: Poli/lea e vito m.orale ne! 500 "elle lettere di Paolo Gloma . • Mem. Accad. Scienzeo, Turín, ,6. 1940-194l.-M. G~Rd~ MOOlENTE: Ensayo8, Ma· drid, 1945.-R. G""cf~ VILLOSLADA: Humal<i8"1no ti contrarreforma, .Raz6n y Feo, 40, 1941.-F. GELDN"n: Die Staatwuffo=" und Fuerstenlehre des Erasmus vqn ROller· dam. 1930.-HuIzINeA: Erasmus, Nueva York, 1924; trad. esp., Barcelona. 1946.-P. .rOA· eHINSEN: Renaissanee II.nd Hu"",anismus, Le;pz;g, 1930.---->J. M~RX: Die Ursachen der 8ohne!1er Verb1'eltung der Refo-rmation, Maguncia. 1814._B. G. MO""EGU: ¿Puede hablarse de una cultura ti en especIal de una fllosojfa del UeRacimicnlo? .Rev. de Fi· los .• , III, 1944.--CH. N1SARD: Le Irlumvirat littéraire au XVI< sitcle. Pnri.s, B. u.-N. PETRUZZELLIS: Erasmo pensatorc, Nápoles. 1948.-A. RENAI.:OE1': Erasme. so pensée relfoleuse el son aetion d'aprh sa correspondenee, París, 1922. Eludes erasmiennes. Pa· rias, 1939.-LEONTINE ZANTA: La renaissance du sto"ici8"1n~ au XV< "ieele, Par[$. 1914.

72,

LAS TENDENCIAS PROTESTANTES

La influencia del Protestantismo en la teor[a política del siglo XVI es un lugar común y una' afirmación que no puede ser discutida. Sus aspectos más directamente trascendentes líganse a la ruptura de la re· lación entre piedad y moralidad, tanto en la conciencia individual como en la colectiva. En la Edad Media se tendió a constituir una civitas terrena por obra del acuerdo entre la ley y la Iglesia. Para Lutero, por el contrario, la fe ignora las obras. el Evangelio la ley; hay que pesar la ley en la balanza del Evangelio, y, en curiosa reacción, se deduce e impone el carácter divino de la autoridad temporaL Para comprender las doctrinas de Lutero ha de tenerse en cuenta

208

LIBRO IV.---CAP. XXV; .FUNDAMENTACiÓN DEL ESTADO MODERNO

la situación interna de Alemania. Por ella surge el Tratado sobre la
autoridad secular (Van weltlicher Obrigkeit), corrección a la interpre-

tación que los principes habían hecho del libro sobre la nobleza ale· mana. El tratado conduce a reforzar la autoridad. El poder queda concebido como vocación o estamento; la autoridad es justa, providencial y necesaria. De ahí que su primer problema sea el de los limites, para resolver el cual hay que contar con dos elementos esenciales de la concepción política propia: la idea de la libertad cristiana y la figura del prínCipe. Otro aspecto interesante es la determinación del fin del gobierno, en notable analogía con el erasmismo, aunque rompiendo con la tradición consiliarista. Lutero pretende que los monarcas no entreguen a nadie su voluntad, sino que escuchen a todos y que sólo atien· dan a aquel a quien Dios confia la palabra y la obra. Con pretensión absolutista, para ese obrar no debe ser obstáculo ('1 Derecho. Lutero se lanza contra los juristas y dice que quien se aban· done a ellos conducirá el país al abismo. Todo queda en las manos del monarca, inspirado por Dios o por aquel a quien confia obra y palabra. De este modo se construye un Estado autoritario y en cierta fonna orgánico. Mas no otra cosa que un esquema confuso, que necesita de las aportaciones de Melanchton y de Calvino. Melanchton basa su doctrina en el derecho natural. Deber del hombre es obedecer y glorificar a Dios; por eso, las instituciones se deben basar en el Decálogo, que concuerda con la ley natural. La tesis es 16gica y sus principios los de propiedad y libertad. Es función característica del gobierno el castigo de los criminales, preciso para mantener la tranquilidad externa y para promover la moralidad, la religión y la disciplina. Así puede escribir: N ervus potestatis politicre praec.ipuus et summus est supplicium capitale. Calvino completa este esfuerzo. Calvino es, sin duda, la personalidad que lleva al Protestantismo una construcción especifica del problema del Estado. Acaso porque fué quien más seguramente estudió {'f Derecho, como discipulo de Alciato. Su Institution de la religion chré· tienne es obra de gran resonancia, quemada por orden del Parlamento de París. Sus ideas están además desarrolladas en la constitución de Ginebra, regida por éL Para Calvino, el Estado es un Estado-Iglesia; los gobernantes son vicarIos de Dios, que ejecutan un oficio. Su línea es la del Derecho divino, enfrentándose con cualquier posible disputa, incluso ante el caso del tirano. La teoría general de la sociedad y del poder se basa en la necesidad de éstos para la concordia y el orden públicos. La sociedad es competente para fijar el estatuto religioso y para vigilar su aplicación, castigando a los increyentes. El Estado calvinista está integrado por magistrado, ley y pueblo. Torna en no pocos puntos a la concepción ministerial agustiniana. De esa actitud deriva el cuidado del príncipe por el bien común. En conjunto, más que a circunstancias concretas, el pensamiento de Calvino se liga a su constante preocupación por la fidelidad al Evangelio, Sólo un hecho le hace reaccionar con vigorosa pluma: la rebelión anabaptista, que en este sentido incoa parte de su pensamiento.

73. EL BSPÍRrTU DE KAQUlAVELO Y LOS w1.Ii'l'ts DE LA "ftEf'ORID.

...

HANS B .... o": C"ltri11$ 8(""18.......,""' .."" ..mi das k<mjeSBioneUe Zeflall_, Kunlch, t.Ir.M. v. B~w: Die Bede ..w,n.g ....1' Re¡ormation ¡ ..r ti"" poUUsche Entwwk¡""'II, Leipz.Ig, 1918.-J. B"NEVTO: La crlsi deL 3ecolo XVI e '" Slalo moderno, «Rlv. lntern. de Fi· los. del DIr.'. 26, 1949.-BINDER: Luthn- Slaatsrmifll3sunu, S<.rlln, S. a.-J. HOHATl'lC! Caltri" umi das Ree1Í./, Feudingen, 1934._M. E. CHENIW1ERE: La pensü Pl'jj/jque de Cf». "'n. Ginebra, 1937.--.r. DECLIIREUIL: Les idüs pul.tiques de Lulht:T, 'l'uulouse, 1927.a. DENIFLE: Luthe1' und LutheTtum, Magunc,a. 1904.-H. DI""': L .. ¡ht:T~,ehre "on den Zwcj Reích .... , 1938._WERN>:R ELEnT; Morpholouie des L.utlJ.erLV,ms, Munlch, 1931.-AL1'RED FAnN>:R: Vie Leh1'e vo" KiT"he ..nd Staat be! ZwinoH, Tubinga, 1930.-H. HAu,.".. : JI. J11"OPOS <1<:s idtes tconomiq ..cs .... Calvin, ddel, Pirenne., Bruselas, 19Z6.--.rmuNN!lII

.o.

HE<:KEL: R~chts und Gcselz, KITehe und Obrio/,e,t In L .. th~rsl~hre 1.'01' d~m The$.·enar.8· ehla" Van 1S17, .Zeitsch. der Sa\'. Slift.>, Kan., 57. 1937.-0. HINTZ~: Kal,,!nismus ~nd Staatsraeson in Brand~nl>u.rD zu Beu;nn des 17. JahrhlJ.ntierts, .Hist. Zeltschrlft., 144, l.D31.-G. OE LAGARb'" R~e1J.crche8 .IJ.T ['esprit politique de la Re/orme. Parls, 1926,!4ERcIER: Les théories JKllitiq ..es des calv".j~les en l'rance, .Bu.ll. Sadété d'H!st, dt¡. Prolestantisme Fran~ais», 1934.-R. H. MUfUUY: Túe poUllca! eo"se<jlJ.ences 01 the Ue¡ormatlon, 1926.-A. PASSERIN O'ENTREVES: C<uvi,,<> e u calvini~"'o, .R!v. Inter. di Fi· los, del DIr.• , XIX.-G. PE SANT()ANASTA"O: L.e Mltrine pol!lJChe da lAllero a Suárez, Verona, H¡~ij.-A. ¡". SCOTI' PK'~.,"~' Chureh and Stale, Potltical aspccls siZteentll, Cen!u",. Puritanism. Cambridge, 19':<8.---G. UUEUTAZZI, L. .. tc,·o, Milán, 1948._WILLESTON WALKJi!'<: Jol1.11. Ca/,,;11., ¡he OrqanJzcr 01 Uelormed ProtestanlJsIIl, Nueva York, 1906._ L. H, WARlNG: Tl1.e pOIi!;""'l thcories 01 Manhin Luther, Nueva Yorl<, 1910.

73.

EL ESPÍRITU DE MAQUIAVELO y

LOS Lfl\llTES

DE LA POLÍTICA DE LA REFORMA

Como por obra del ius reformandi el poder pÚblico reivindicaba pa· ra sí el derecho de intervenir y de lim.tar la libertad de conciencia y de pensamiento de los ciudadanos, el problema religioso se transformó, frente a la omnipotencia de los príncipes, en un problema puramente político, es decir, en el problema de los orígenes y de los límites, y por ('onsiguiente y ante todo, en el problema de la legitim:dad del Poder. Sobre la base de las doctrinas de Lutero y de Zwinglio se convierte a la Iglesia en un organismo dependiente e incluso vasallo del Estado, único detentor de la autor.dad; y con apoyo de Calvino y de Bucero, otra direcc.ón afirma el origen divino y la doble misión del Estado, pero 61n defender la absolución de la Iglesia. En la síntesis de estas dos di· recciones se suele interpretar la Reforma como una rehabilitación del Poder temporal. Lo que ve Lutero es, en efecto, la autoridad, y su con· secuencia la legitimidad de todos los príncipes, Téngase en cuenta, de otra parte, que apenas es posible filiar influjos concretos, salvo los casos de Ginebra y de Zurich, en tanto que el tópico de la relación de la democracia con el protestantismo, acuñado ron los nombres de Beza, Hotmann, Duplessis·Mornay, Buchnam y Altusio, olvida que éstos no constituyen una representación tan auténtica como suele creerse. Es más, los monarcómacos protestantes no reflejan la ortodoxia. La doctrina política no ha de verse ahí, sIno en las confesiones de fe de las iglesias reformadas. Por eso estimo que la influencia de la Reforma sea ciertamente difusa. No rompe, a mi modo de ver, el arraigo con que se levanta Ma· quiavelo. Hay que conjugar con el calvinismo las opiniones del secretario de Florencia. Sus conceptos de virtu y de' fortuna consiguen una gran resonancia y acaso suponen para el mundo meridional una reD(lCTR1NAS.-14

210

LIBRO III.----cAP. XXV; FUNDAMENTACIÓN DEL ESTADO MOPERNO

forma semejante a la luterana, prevista desde el lado eclesiástico como lo estuvo desde el secular. La relación con el Renacimiento es patente y en su contacto ha de explicarse la revuelta luterana_ Precisamente lo que en Maquiavelo se discute es el valor que da a la religión. De ahí la educación; y que la Iglesia se haga instrumento politico. La Interpretación luterana es perfectamente conforme a aquel espiritu, y asi el Estado de Maquiavelo se comprende plenamente no sólo como principio, sino también como conclusión del pensamiento político renacentista. Otro elemento que ha de ser considerado es el del anabaptismo. Trátase de un episodio que impresionó a sus contemporáneos y que quedó recogido por los escritores. Ejemplos, Vives y Bodino, Alciato y Campanella. La organización más duradera fué la de los Hermanos moravos que remueve un ámbito social con formas que oscilan entre la anarquía y el estat:smo. Los vestfalianos, que tuvieron su núcleo en Munster, considerada Nueva Sión, establecieron un gobierno en forma de teocracia comunista. Su gran valor estriba en haber suscitado una interesante controversia en relación con las doctrinas calvinistas, especialmente en tomo a la interpretación de la libertad. Y, en fin, también ha de ser considerada la tesis que hace de la Reforma una afirmación de la libertad de conciencia, pues la realidad histórica ofrece el documento de que donde el calvinismo mandó el poder público consideró tarea suya la extirpación de la herejía. El punto de partida fué la persecución iniciada en Ginebra. La doctrina tenia que justificarla, sin autorizar con ello la de los reformados franceses; de ahí posturas habilidosas y zigzagueantes. El punto culminante fué la ejecución de Servet, cuya resonancia obligó a dar explicaciones. Contesta Beza y ha de contestar el mismo Calvino, con su Defensio ortodoxre jidei. Surgen nuevos alegatos. como el de Sebastián Castellion. Y, sobre todo, el famoso sermón de- Alfonso de Castro ante la Corte inglesa en 1559. El teólogo español se coloca frente a cualquier persecución, juzgándolas, según el texto y el espiritu del Evange, lio, contrarias a éste. La tolerancia se abre camino, en Francia, con Miguel de I'Hópital; en Inglaterra, con lord Montague .... La lucha más enconada tuvo lugar en los Países Bajos, donde todavia en 1601 Geldrop y Bogermann, ministros de Frisia, traducen al holandés el tratado de Beza. Justamente allí se habia aplicado ya, en 1575, el consejo de Duplessis-Mornay de la oferta de la corona en casos de tiranía. Se comprende que la exaltación pacifista esté justificada y que se elogien con ditirambo e ilusión los tratados de Cambray y de CateauCambrésis. El Estado mejor, escribe Gionnotti, es el quieto y pacífico. Todo esto sucede en la segunda mitad del siglo. Y en ella está Trento, un poco tardio para resolver cuestiones políticas, pero esquema- claro de actitudes eclesiásticas pródigas en consecuencias. Los escritores católicos, como Parnta y Vida, buscan un gobierno generoso y humano. Tórnase a la Unea de Vives. aunque hayan pasado muchos años desde su De concordia et discordia. Se trata de restaurar

Gegenklormatlon. di Filos.73. 3. como Gierke notó. dan sentido a la nueva postura. Teor/es et contro". M religiosa. sea pos:ble una visión. sino también en el de las teorías políticas.on..s.S. 1926.-JEMN'''o MO"TF. 1949. sa vle et son DeUvre. 1880." ed. Zeltschrifh. R.Hlst. J.-ma. Por obra de Suárez y de Belarmino. B~NEYTO: La crfsj II:d "ecalo XVI s lo S!Olo mods""" . constituyeron en cierto sentido el puente entre determinados escri· tares del s:glo XIV y aquellos que surgen al morir el XVI. Rl1F1'IIi"I: La 1I!> . 1931._H. en su Tractatus (1610). 112. EL ESl'ímTU DE IlAQUIAVELO y LOS LÍMITES DI!: LA llEFORMA 211 la unidad.anzgedanke 1m Rejormal!onszell:alter. Belarmino. pero tanto como a ellos también las proclamaCiones trentlnas y la obra pacifista y concordataria del mejor humanismo. Nueva York._FlmPII'AIi"D BUlSSON: Se!Jo. ELlAS: L'Eg/ise et ¡'Etat. Brealau. movimiento religioso católico. 5. fiel al catolicis:mo. Ginebra. .Rlv. l001.-F.-FIGGls: From G""son lo Gro11"". 1928. El CTlmen de hereJla._HI!:R. en esa escuela viva. .". Pa_ rIs. Y así se puede concluir que para comprender el Estado moderno producto de la crisis cultural de aquel siglo. RI/arma.KE: Johannes Atthuslu.stMn CosteUItm. consagrada la doble autonomía de la Iglesia y del Estado.. C. Turin. 1927._ALaERr ELI<AN: Entstehung und Entwicklung des Begrl!f.-B. Se refuerza el poder pontificio. Vitoria. Madrid. 1892.. la Iglesia católica supera la gran crisis creada por la culminación de las aspiraciones del poder civil y por el nacimiento de las iglesias reformadas De esa manera. El paralelo entre calvinista y católicos. planteado por Figgis con exageración iluminada. 1899. situando y valorando su sIgnificación.--G"'R. Ine Marlir 01 the Renaissance. Esta. y Suárez en su De legibus (1612). La distinción de los dos poderes representan un avance frente a las posiciones ('alvinistas.FERNANDO nE LOS Rlos: Religión ¡¡ Est040 en la Espalla de! siglO XVI. 1900. Cambridge. CIIRISTU!. Y de este modo se comprende que.Rev. sino usi.ses dana les Pays-Bas catholiq"es.: Ellenne Dolel. 1914. y la un:dad del pueblo cristiano toma matices nuevos. 1I<>18e de Filo!' et d'Hlato. La teorización del Derecho natural no está solamente en los monarcóma· cos. más amplia y eficaz.o. salvada del avatar protestante. frente al cesaropapismo germánico y al ultramontanismo absoluto. esta postura. Así podrá filiarse exactamente. sin ·pormenorización Ideológica. no sólo habrá que estud:ar a Maquiavelo. sin embargo. de la obra de la ·Contrarreforma. sino la Reforma. Co . Venecia. SPAVENTA: Rlnascimen!o. se convierte en 'concepto temporal capaz de acoger. La reorganización de la enseñanza por los jesuitas y la huella tren tina quedan como su antecedente.. 1929.. . toda una época. 26. Intern. MEIN"CKE: Die Idee der Staat87"ae. J. Covarrubias y Menchaca. la ordenación poUtica que nace con la Edad Moderna.IoI&LINK' Der To¡.".Wori/o. las Escuelas de los dominicos y de los jesuitas de la España del Siglo XVI. abandonándose pretensiones mundanas. no sólo en el dominio de la filosona. del D1r. Londres. porque trata de supervivir roto el lazo que le une con la Iglesia de Roma. La Iglesia y el Estado se ofrecen entonces como soberan[as independientes en lo internacional._ALFREl> CARTlER: Les Idées pOIlUq"es de Tlu!odore de B~%e. La concepción política supera las concepciones teocráticas por obra de teólogos como Soto. Munlch. 19OB. 1918.

detrás del Htulo. Su medula está constitu[da por los elementos eclesiásticos. Las palabras del doctor Ruiz de la Mota daban y valoraban el título imperial. ni tampoco nada semejante a una subordinación a lo alemán. La tercera versión es la hispánica. Por lo demás. La idea del Imperio está presente en nuestros eSCl'itores.cional. Los humanistas de Silesia teorizan en torno a esta versión ante el hecho de Carlos. Hay quien atribuye. Muere la fuerza ideal de Roma. como postura ajena a los influjos romanos. y Fritzemeyer comprobó la renovación de la idea en ese ambiente. EQUILIBRIO Y MAR En las Cortes de La Coruña. Los españoles no concibieron en la elección de Carlos una propia inserción en la po¡[tica curialista. pues. cuando llama a Carlos «César de pura sangre». Algo había. con este motivo. el César. A ella se liga también la actitud de Lutero en Vonnes. sino en la elección. explica Kohler. A ella se entregó. sangre y séquito a la vez. sin que decaiga la idea misma del ImperIo. que en cada época toma distinto matiz. la concepción del Imperio prescinde de Roma y trata de hacerse viable como pura idea alemana.CAPITULO XXVI LA CRISIS DEL ORBE ANTIGUO 74. la tudesca y la española. exaltando la tesis de que la sustancia imperial no está en la coronación. despidiéndose Carlos de los representantes de las ciudades. La ven como determinación divina. Heimpel ha notado que los deformadores acentúan la idea imperial. A este elemento se une el del viejo caudillaje germánico. La versión tudesca es la que representa la novedad en este período. dentro del luteranismo es bien admitida. sería una interpretación de· masiado fácil. En el estudio de su acepción advertimos tres versiones: la tradi. y sobre la base de la obra de los Electores. elemento que ya asomó en la enorme popularidad de Maximiliano. ven en el nuevo César el triunfo del amor a la patria y la fuerza de la sangre nórdica. En fin de cuentas. se acogió el Imperio como «venida» de éste a España. IMPERIO. montada sobre la imagen familiar: «No sin gran misterio ordenó Dios--escribü Guevara-que en una familia no haya . la cOronación de Aquisgrán. Por una ilusión. Lo que allí se advierte es la continuidad de la idea de Imperio. como romana apDteosis. de momento. plenamente documentada. carácter medieval a la versión latina. en tono de ardorosa latinidad. La versión tradicional del Imperio fué recogida por Alfonso de Valdés al describir. en quien vive éfectivamente la idea del emperador como defensor de la Cristiandad.

EQUILIBRIO y MA1l 213 . sin decir nada a los miembros de su séquito. una posición propia dentro de la línea tradicional. un rey solo quiere que gobierne un reino superbo. Por eso contrasta con el rey francés. como abogado o defensor de la Iglesia. la visión providencial hispánica. El fondo interior y dinámico es la estructura jerárquica. y lo que es más de todo: quiere que un emperador solo sea monarca y señor del mundo. El Imperio de Carlos está pensado por si mismo. «sin esperar el d. representa..ás que un padre de familia. Algunas de las ideas que son atribuidas a éste resultan ideas tradicionales de documentada . en una provincia no quiere que haya sino' un gobernante solo. El 8ubstractum de la Cruzada. Por su propia mano. preparó su gran dis· curso de Roma al regreso de Túnez. . las dos posturas que tratan de ordenar el mundo europeo son la imperial carlina. flamencos y españoles. a un pueblo generoso quiere que s610 le mande un ciudadano. camino del Imperio. el caudillaje y el séquito. La reacción de Carlos tiene muy en cuenta lo español. que no· puede atribuirse sencillamente a Gattinara. ún ejército poderoso por un solo capitán quiere ser regido. está. Valdés de Guevara. Buena prueba. Con los influjos de sus consejeros. subrayado por Alcázar. y por ello. y la del equilibriO.74.ctado de nadie».er-piensa en español. En las Cortes de La Coruña se enlaza con lo imperial hasta el punto de que dos de los elementos a Jos que concede mayor interés-el mar.. como Ruiz de la Mota. No Interpreta funciones de tipo carolingio. sino en den más. He señalado en otro lugar la originalidad de esta posición. Recoge así lo romano de la estructura y Jo germánico' del instrumento. patente en un pueblo que había mantenido una larga guerra de reconquista contra el Islam y había hecho una versión propia de aquélla. Carlos 10 ve también. sino propias funciones de superior je-' f'Ilrqulco de aquellos príncipes. y la defensa de la religión. la tarea ecuménica. de Francisco 1. Francisco no quiere reconocer que para un territorio feudo del Imperio la paz sea tarea del emperador. desde ese momento. y Carlos se quejaba de tal defonnación. ni siquiera al condestable ni a Granvela. Carlos tiene una idea finne de la interpretación jerárquica esencial. queda también reiteradamente testimoniada la actuación carlina de su motu proprio. a nuestro parecer. sino como alta dirección. el tono religiOSO de la lucha no se lo& Carlos. no como hegemonía. y encerrado en su cámara. El Imperio como instrumento de una pax christiana es. por ende. tarea española-. el asunto de Milán.ivencia en los consejeros españoles. lMPEmo.~ Esa es también la versión carlina. Cuando Carlos trata de ser nacional-afirma KohJ. en la nobleza borgoñona. como dice Me-néndez Pidal. y esa idea domina de tal modo su polftica que ante la misma guerra de Alemania no pensó sino en la corrección de la inobediencia -de sUs vasallos. no sólo en la pluma de Gattinara. verdadera consigna. sino el Pontifice.. proceden de Alfonso X y de los Reyes Católicos. Recoge los sentimientos heredados de Isabel la Católica y la aportación doctrinal de varios intelectuales. Guevara veía al emperador como rey de reyes. Su españolismo.

Gracias a la Cosmografía--con Munster. sobre la base del reconoc:miento de una absoluta y recíproca influencia: en el segundo. Por otra parte. En efecto. la im: porlancia de los Estados de segundo orden. la unión virtual del complejo de las estructuras politicas. de Imperio-. mediante la actuación de numerosos paises y la reviviscenda del viejo pensamiento de cristiandad en un ambiente en el que había muchos territorios desligados de la obediencia al Papa: con lo que. Fijase en Westfalia.ninio de los mares hacia el Brasil. a la par. ya como propia eso. La consolidación de este sistema significa el término de la eVQlución producida por las corrientes ideológicas del siglo XVI. Caso interesante el. el sentimiento de la independencia y el respeto que ésta fué forjando. la transformación culmina con la presencia de ·un nuevo elemento: el de las potencias marítimas. deja verlos muy claramente. con proyección general. LA CRISIS DEL ORBE ANTIGUO La versión imperial carlina hab[a prendido en muchas tierras. incluso hay quien sueña con el Ganges y el Asia. que actúan en este juego ~omo satélites. y ahora. de PortugaL que.que conducen a una elaboración doctrinal muy valiosa. austriaca y francesa. de tanta importancia en la Edad Media. hay expresivas declaraciones. Influyen en este campo la vigilancia recíproca de los gobiernos. tera. XXVI. que en su política prevén las consecuencias de lo que se eslaba disputando. . Marcaldi-se afil'mao las fisonomías de las naciones. recogiendo en historia el viaje del príncipe don Felipe desde España a Alemania. cesa el elemento confesional. de las corrientes políticas. del otro. Fracasada la sUCesión de Felipe. mantuvo el do. El libro de Calvete de Estrella. Francia ('onsigue mayor beligerancia y plantea la tesis del equilibrio. herencia de Felipe. La Edad Moderna da. En el primer aspecto. 'l'rento alude a la eternidad del Imperio: Mariñán a la grandeza del ImperIo romano. Con la caida de la idea imperial se disocian el poder y el título y. con el nacimiento de las embajadas permanentes y con el régimen de alianzas. OrteUo. donde ya se exalta la idea de la comunidad inter~ nacional.-CAP. y con la unánime conformidad en las ventajas mutuas del mantenimiento del equilibrio. entonces. que le fué reconÚ'): <:ido por Inglaterra y por Francia. Se da entonces un nuevo planteo al tema de la libertad de los mares. fera de dominio. e incluso _en las leyendas de los arcos triunfales. Justamente de aquí surgen aspectos políticos. mediante la afir· mación de la estabilidad territorial. De un lado se tiene en cuenta la libertad interna. pero que la misma Inglaterra le dis- . en 1640. en no menor escala. y. crecidas cara al hechQ del Nuevo Mundo. afincada por vínculos hereditarios en la mayor parte de los países. bajo Juan nI. un valor nuevo a la noción de -froo. En el fervor de las poblaciones que le reciben. el mar se ofrece ya Clj'lmo frontera.ll4 LIBRO ¡V. y dan nuevo sentido a la política. en su deseo. sin forma. nacen nuevos intentos de sistematizar la política europea. tantos siglos ha dividido. e incluso exalta elementos como el mar. éste se refugia en la pilla tarea de defender la Cristiandad como príncipe el más poderoso-que es también fondo.

oRiv..". Der We!treincngedanke Karls V. 1946. Mun.-H. 10.Estu_ tI!os Ec!. a petición de la Compañia Holandesa de las Indias. Unos siglos más tarde la superioridad turca frente a ios bizantinos es indiscutible. dberoumerlkanlsche Arch¡v~.-C. la toma de Barí por Roberto. 'Bre.75.lesarrolla Grocio al publicar en 1609 y sin nombre de autor._KALBKR: Di~ Idee de. tra. ~Rev. Der na_ tionalgedanke In der l{alseridee be! den schlessischen Humanisten. J:j~NEV'ru: España 11 el pra¿.: Frankrelch und das Re. Crr. 1940. Ul42. 96.análoga al de los germanos con el ImperlO de Roma:· se asocian en milicias fronterizas.-W. 1941. DRIANDCHEN'VOV: De certaln~s particulurftts de I'h!slolre russe. 1940. y ha de ser España. 13. . 1907. y éste se dirige a los príncIpes de Occidente. .on de l'EsfJafl1'e. 1932. en el vol.. en Armenia. KOHLER. heredado el titulo por el matrimonio de Sofía Paleólogo -con . Jahrhunderts. 1942. Madrid. sucedieron tales alteraciones y novedades que no sólo la hicieron más dificil. Madrid."U/iea imperial de Carlos V en los prtmer"s ca/al/ulos alemanes. 1940. curapaeischetl Gleichgeu. MArrEI: Conunuto ed origlnf del/'Ideale unlversalista del Seicenta. Bien que cuando se habia pensado mucho en obra tan interesante como la de resistir a Turqufa. en la pOlémica que se arrastra hasta el tratado de 1576. O des."!ásticos~. BRAND': Der Kaiser und sein Kanzler. Municll. cast._DUQ!JE DIl MAVRA.. Su hundimiento llega a España con el testamento del basileus exilado en Roma. PIl_ rl3. Zeitschrlfu. Die deulscne KaiseTldee am Anlano des 16. T. Berlín. 1940. estimando inaceptable la pretensión de impedir la navegación ajena. 75. DIe polllisene WeU Karls V.0 Istltuto». DerHn. sino en la amistad. La posición del Consejo no encuentra apoyo teórico en Inglaterra. Intern. con Vázquez de Menchaca. RASSOW: Die KaJserldee Kqrls V. 1908. No nos llega aquí sino a Rusia el Imperio. en el Gran Principado de Moscovia.-R. CO~STANTINOPLA y LA IDEALIZAClÓ~ DI!: TUltQUfA 215 cute más tarde. que ¡. 1931. del Dlr. y al fin cae Blzancio. HU'ZlNGA: Burgund • • Hlst. 1936~WERNER FRITZ". Miguel VII pide auxilio al Papa Gregorio VII..-J.'. Munlch. ALCÁZAR: Uespagnolisalion de CllarTt3 V. y afirmando que la tolerancia anterior no se basaba en el derecho. 1933. 148.-J. 149.lau. 1934. Poco después. cobrase tributos o poseyese fortaleza.. No pueden oponerse más que compromisos.-R. En el siglo Xl. El Consejo privado inglés consideraba que semejante exclusivi_ dad sólo podía justificarse allá donde el rey de Portugal ejercieSe poder. Zeltschrift~.ch. M~"ÉN"EZ PIJ)AL: La Idea imperial de Carlos V.. y se estimó. Se afirma asi la tesis de marfrontera. dice Zurita. di Filos.-P. que habia de ser preferida a todas las otras.». 1933. un capitulo de su De iure prcedce. sino que incluso no quedó negocio más ajeno ni olvidado._P. J(aber Karl V. quien--contra sus intereses-inicia la doctrina del mar libre. des Questlons Hlstori_ 'Iues. que hace oferta de sus derechos a los Reyes Católicos. con los seléucidas hay ya un choque decisivo: la batalla de Manziquierd. 161. . Munlch. THlER"E. 19-44. Madrid.. PLUZHOFF: Geschichte des europaelsche S/aatens!lstem~ 'Von ]$5. 64."EYER: enris!ennei! und Europa. bis zum MIU" des 18. Janrhunderl8 • • Hist. E. LA CAíDA DE CONSTANTINOPLA Y LA IDEALIZACIÓN DE TURQUÍA El contacto de los turcos con los bizantinos se inicia en forma . Z"itschrlft.lema de Europa. HE"U·EI. bis 1660. 1930.Onla Imperial de Felipe ll.tRREZ: La . 1940. La mis"'.-K.' mas es la época del ataque normando.Hlst.lchts in der publlzisllsehen Litera/ur vom 16.-W._N. 1928.

a los príncipes para que se unan al emperador.) sobre la guerra contra los turcos. publicado en Milán en 1576. El Patriarca bizantino puede decir a Teodoro años después: la antigua Roma ha sido destruida por los herejes.~CAP. La carta precede a la traducción del libro que acababa de lanzar Teodoro Espanduino «sobre el origen de los prmcipes turcos»... Los cronistas bizantinos le llaman basUeo. comendador de la Real Cámara. su hermano. mientras los turcos acaban de dominar la península balcánica. La preocupación estaba ya testimoniada en Luis Vives. Un editor. El tema del principado turco interesaba entonces tanto como ha interesado en el s:glo xx la ordenación soviética rusa. En las Cortes de Madrid.veneciano l'ef!Ogió los textos en antologfa F. XXVI. qwen todavía pone como ejemplo de guerras injustas la que se hiciese o llevase de tal forma que entre tanto los turcos pudiesen ocupar provincias de cristianos. De éste el escrit. El primer libro que advierte a los europeos el peligro turco es el de Pa'Jlo Jovio. la segunda está en manos de los paganos¡ tu Imperio ruso es la tercera Roma . presentándose como sucesor de Augusto y de Constantino.stán alli los de. con gran número de gente y ejército. exhorta. desde Roma.. Llega el padre Suáre. habla de haber entendido que «el mismo turco en persona. venía a invadir las tierras del emperador. de 1566. Tercian también Erasmo y Lutero. aunque con tibieza. el Terrible.. Tras la conquista de Constantinopla. para su defensa y resistencia. formar grueso ejército y hacer grandes provisiones y preparamientos . frente a las cuales. pues trata de ligar el aspecto exterior al interior: y señala especialmente el peligro no tanto en los turcos como eA el pecado_ Esa fué la ocupaeión de las mejores plumas. Mas Rusia. tenía necesidad el emperador. queda lejos y Turquía avanza ofreciéndose a los ojos de los latinos con imponente majestad y con poder típicamente ilimi1ado. inspiradora también del Discurso sobre el acrecentamiento de los tUTCOS.Vives. subrayan también esa exaltación de las fuerzas turcas. Mahomet n agrega a sus propios títulos el de «kaiser-i-Rum» o emperador de Roma. Nace aquí una tercera Roma.. Faltan los de . Esta impresión domina la política de Felipe.o. relativas a la Liga de Lepanto.216 Lll!lW JV. Pero la tesis que descuella en este ambiente. Turcicarum reTUm commentarius. una carta en la que señala la importancia de la nueva potencia que tras la carda de Constantinopla se ofrece como señora de una gran parte del Mediterráneo.. De Erasmo debe citarse su Consultorio de bello turcis inferendo. Pero los turcos no renuncian a la tradición romana. y seguramente perduraron bajo su vestidura ciertos elementos anteriores wbre los que se fundan valores típicos. a fin de defenderse contra los invasores. escribe a Carlos V. Diego de Torremocha. de Marcos Antonio Arroyo. » Las relaciones de los embajadores venecianos. según la tesis común. se habían de unir todos los príncipes de la cristiandad. ORBE ANTiGUO lván III. y que por ser la fuerza del dicho turco y ejército tan grande. LA CRISIS DEI.no tiene el fervor de la radicalidad'que cobra en Vives o en Sepúlveda.

y Carlos V envia a aquella: corte at tabanero Jean de Balby. Asi se titula Orbis novus la edición basiliense que reco. . alannada por la potencia asiática. a las funciones de gobierno y ejecución. Acoge el titulo califal bajo Selim 1. en 1521 toma la plaza de Belgrado. y Bodina interroga a los bálticos. Algunos viajeros acuden a Turquía con la preocupación de estudiar su poderlo. los Habsburg08.217 Sepúlveda. El Sultán centralizaba todas las: actividades. orbe nuevo. en efecto. la Francia de Francisco 1 se asociaba a Solimán para lu· char contra Carlos V. Tal Guillermo Postel. recogidas en el opúsculo publicado -en 15-10. junto al mundo moscovita. una interpretación admirativa. bW!lcan a los Shas de Persia. En cualquier caso España estuvo presente. En efecto. Tras ocupar a Constantinopla en 1453. Señala alli al rey de Francia los recursos de este eventual adversario.mática. Estiria y Carintia son anexiona· das. Turquia había conseguido rápidament{' una enorme expansión. y otras informaciones sobre los tártaros. Moldavia se constituye en vasallaje. y al Ilegal' a Francia COITe a saludar a Budeo para darle cuenta de sus impresiones. hasta llegar a absorberlas. el fenómeno de la atracción de las potencias asiáticas hacia. un. con Solimán el Magnifico. Turquia se le presenta como modelo. penetra en los Balcanes y llega hasta Hungría. -una administración que puede considerarse perfecta para aquel tiempo. Lección política y lección diplo. El sistema otomano significa la vigorización de las estructuras medievales montadas sobre el tipo humano militar y religioso. que se hace punto mural de posteriores ofensivas . constituye. Bien puede comprenderse que los rápidos progresos del Imperio turco tuvieran que impresionar. Asia habia sido. ge el De legatione moschovitarum. Desde el punto de vIsta de la historia de las formas po!iticas. la poUUca europea. El Estado turco de Baya· ceto 11 (1481-1512) fué asi la más extensa organización musulmana deJ Europa.. en 1499 gana a los venecianos una batana naval. y constituye. en frase de Boccalini. Contra el Sultán. amigo de Francia. nueva admiratio paradójicamente basada en la más cruda exal· tación de la fuerza: materiales sólidos y óptima arquitectura politica. para ampliar sus dominios. de Pablo J avio. de Postel. entre ellas la de Mateo de Miechow. Presenciamos. laglivonios o los escandinavos que llegan a Francia. La curiosidad por las gentes de Oriente sellega a extender a las nórdicas. los militares. en general-en esta crisis del orbe antiguo. El poder estaba distribuido entre estos dos estamentos: los clérigos aten· dian al culto y a la administración de la justicia. La République des TUTes. pero también le ofrece dos cosas: una forma de gobierno deseable y un métodos.. es· pecialmente en Francia que busca tanto un régimen de eficacia po-liUca como un posible aliado en su lucha contra los Habsburgos. que termina su jornada en 1537. una vez derribado el califato español. la Turquía del siglo XVI representa una regeneración de la idea islá· mica. Sarmatia' Asiana atque Europea.

-MESNARO.-A. cNuova Riv. Madrid. sino a los europeos. Madrid. P. 0& se t><Iyent les cause..• . ~Mcle.. por teorizantes ingleses.-W.-0_11TRió CANTIIII. MERR1MAN: S"Umdn el Mugnlf. fr..-H. cuya teorización se debe a Palacios Rubios.as Turco" 1532. Stor.: The Rís" of lile Oltoman 7'urk ond it. Por mucha literatura de exotismo que c~ rriera entonces por las manos de los intelectuales y de los curiosos. trad. desde jos. Rev.. de quienes Fernando el Católico pOdía recelar. P. Carlos V y /. fué. a una aplicación de doctrinas tradicionales. EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA La ordenación política ligada al descubrimiento de las Indias arranca de la intervención pontificia y corresponde. 1913._N. como sugiere Bullón. ningún libro tiene comparación con el de Pedro de Cleza. 1932. en 1513.~. 1916. El famoso Requerimiento a los indios. de Pedro de Cieza.. 1918. G. bien que acaso. sino con el exotismo africano y americano. en el caso de Afdca. Uno de los mejores vehículos de la difusión del indianismo fué la Historia del gran reino de la China. tJ'"ad.. por tanto. The ¡OUII(jaLlo" of lile o/llaman Emplre.ford. entre ES}l(li!(I. LAIf<óER Y R. XXVI: LA CRISIS DEL ORBE ANTIGUO 1942. 1946. Parl!!. Puede decirse que los conocimientos geográficos repercuten sobre las ideas políticas. J. Buenos Aires. Impreso en .OBO . ". LnIY~R: The gouvernment 01 Ihe Oltornan Em¡y!re in Ihs Time 01 Su/ciman Ihe Magniflc~nt. gentes sin corrupción. Londres. . H.c""n Rei"hes. Las Bulas de 1492 señalan el punto de partida.: Barbarasso e Carw V. PACHECO y PE LEYlIA.-E. BC><U'To. que de manera desconcertante plantean la formación de otra Roma. ordenadas en gobierno ideal.. 1913.. Mas as! fué en circuns· . Madrid. siglos XI (concesión de derecnos s.-cAP. 1909. R. Es notable la influencia concreta del hecho americano._. Las noticias que llegan a .. hecho no tanto mirando a los indios. BLAI<B: 'Th"_rlA6 !lIe o!homon TIITks ana Its hlB'arica! background. redactado por este consejero.. un poco a posteriori y con cuenta y razón. Oll. de son oggrondla. 1936. de González Mendoza. París.Europa sobre lo que son los nuevos territorios rodean de ambiente ideal los datos recibidos. Mss. los dados a príncipes portugueses en 1420 y 1437. Hlst.--C.Amer.obre Cerdeña y Plsa) y XII (p~ aición de Inglaterra sobre Irlanda).en 76. Venec!(I y la S(lnta Sede. pero los hay y anteriores. aunque ciertamente superadas.co. hl$toricat Background. por primera vez aparecen alli los buenos salvajes. Y es curioso advertir que esa raíz es incluso acogida..~R. -I"""en' el de 80 dtcodence. no sólo <. Cambridge.. siguen a ellas acuerdos interestatales. sin embargo. en el caso de Harrington.on Turquía.IV•. como la de la expedición de Pedrarias Davila.". 1743.-K B. JORGA: Gcschichle des asman!.218 {Ji MBRO . Gotba. EspaMlI el problema de Ewopa. Rev . objeto de acuerdo del Consejo.tancias muy concretas. L. . PURS: Tlle destruction 01 rhe Greek Emp¡re. 37. cAmero Hlllt. 1932. por ejemplo. L'éssor <le la philosopllie polItique al< XVI. De forma semejante nace la acción inicial. CAP"S". 1903. En todo caso la crítica revela !a caducidad de los supuestos ideológicos en que se basaban las Bulas misionales. El elemento extranjero entra en Bodino. del poder papaL La Bula Aeterni regis de 21 de junio de 1480 ofrece los ¿. 193Z.R: HÚltolre de ¡'empire o!homan. B . de Francisco Alvarez.ntecedentes. esp. Liga de Lep(lnto. A. SERRANO: Lo. Venecia y Polonia.-E. Circula por Europa una Descripción hist6rica de Etiopia. y consigue 'una amplia aceptación la Historia del Perú..

Mont. laS dejan abiertas. como Extrait ou recueü des Isles lIouveUement trouvées en la grand mer oeéane. Son-clice-naturalmente buenos.".~EsTEL"'CH: Au HeZ/que SUr les traces de Vi"es. Surgen con todo esto muchas utopias. Idea misional fue. acaso el propio Cymbalum. 1935. Nacen de alli idealizaciones. BU' u. y un per~naje suyo. Sevilla. 1941. La Ciudad del Sol. no es sino la novelización del aludido marino. Que de ser así habria teorizado sobre los dos hechos sensacionales del siglo. de Pedro Mártir tie Anglería. Numerosos tratados de Nuevas islas cimentan documental e imaginativamente áureos libelos de optimo reipublicre statu.... LtJ"mUlmun de l'EspaU1le. 1927. señaló esta hipótesis.. no cercan ni cierran sus heredades. Madrid. en el v~i. impreso en 1538. '1942.París.76.vAR"''' Ru". 1940. Parla. La Significación de los descubrimientos-y principalmente de América-es así notoria en la historia de las ideas po![ticas. es traducido "a otros idiomas y consigue repetidas ediciones. ignorantes de -la maldad. discípulo de Pantagruel. G. 1. 1944. exaltándolos como buenos salvajes que vi· ven en la soñada edad. Su historia es acogida con verdadera pasión. y no es sólo Badina._E. ro de la Península i!>tri"'a en 106 siglas XVI" XVII .Rev.P._M. etcétera.tNEz FERNÁN¡)¡:Z: La!._LETU"-IA: Las grandes bulas ml. Las Decf1.": Pedrarias D/lIma.}cle. son publicadas en París en 1533. Madrid.-Asp~"z: La. Madrid.<: Un colooorod"r de los Reyes Cot<'lllcas: el Dr. Seguramente es este mismo Cieza la fuente de Bodino.-G.ó. XV/o n. ni jueces. bulos alejandrlnaB de 1493 referentes a las IndiM.-J.. CoR"ELL·DtCH>:RT: La conquista de MéxIco co7lUl cruzada cristiana. El traductor y extractista Antonio Fabre hace una digresión sobre los naturales de la isla Española. 1944. Palacios Rublos.. Rafael Hytlodeo. al contrario.---C. en 1602. ATlC/NSON: Les 710llveaux horlums de la RenalS$<lnce fran~aise. a las Was desconocidas y extrafuls. en 1895.. dos italianas en sólo dos años. Est. F. 1944.!tarlos~.AMÉRICA 219 castellano en Sevilla en 1553 y en Amberes en '1554. Otras obras-siempre españolas-difunden por el mundo la noticia del pals descubierto.das de orbe movo. Parta. CHINARa: L'éxottsme americaln dan. Maro se entusiasma de poder conversar sobre tierras y hombres incógnitos. la ¡Iuérature franr. La presión de esta literatura no puede ser sino considerable: mas queda alh1 el aspecto juridico.. de Campanella. del Perú. . A. • MlsslonaIla Hlspan. traducida al italiano e impresa en 1555 y 15607 Ya De Greef. BENEVTO: Espaffa 11 el problema de Europa. 1949.rlon-ales .. representaciones nuevas de la edad dorada. A>R' CIA: lnterpretaci&n del hecho IIme"¡cana por la Espaffa u"iversltaria del SIglo XVI. .~.tJIBfI d. y allí encontró a Pier"re Gilles.evldeo. a quien dedica el libro. que se titula Viaje y navegación de Panurgo. Urilve. 1911. en el que España saca consecuencias de mayor relieve. Piénsese en el Discípulo de Pantagruel. y no tienen leyes.G. El propio Tomás Moro deja ver Que su Utopía está inspirada en el hecho americano. P. cuando éste conversaba con un marino que había hecho el viaje con Américo Vespucia. haciendo lo que par naturaleza es justo y rehusando hacer lo Que es malo. ¿no pudo inspirarse en la verdadera Ciudad del Sol. de Postel. EL DESCUBRIMIENTO DC. Hab[a visitado a Flandes. relatada en la crónica de Cteza de León. ni libros..

y en los Comentarios reales del inca Garcilaso..tmn.L: La utopla de !os franciscano.II& oau AH'I'IGUO dIO Alejandro VI.. Nacen as[. otro aspecto de la simple impresión y de la concepción de la inserción indiana.. Madrid. en efecto. Esa misma apariencia de rey de reyes se da en el Perú.. se puede intitular de nuevo emperador de ella...» Es~. se escriben. Otro problema fundamental es el de la justificación de esa conquista.. patla. por su resonancUr en el campo de las doctrinas. concepciones im periales que señalan a Méjico y al Perú. una importancia grande. .---J.. cipes españoles. da~ .paebche &aalensy. Las cosas cuya can·' [ldad y calidad pueden producir la titulación se enlaza a su concepción de Moctezuma como rey de reyes y a la autonom[a de aquel territorio como orbe. mas no un solo Imperio de las Indias. 1930.em dff1' et4ropaeischen E. Hernán Cortés insistiendo en que aquellas tierras recién descubiertas constituyen un Imperio. como ya en otra relación escribí. LA POSICIÓN DE LA ESCUELA ESPAÑOLA En la HistOTÚl de los Reyes Cat6licos.. La reunión de 1542.bn-uett_ ehe .. y con titulo y no menos mérito que el de Alemania. A.LIBRO lV.. y Ia-. que por la gracia de Dios vues· tra sacra majestad posee.. sin embargo. en Valladolid.. que.ro RE'N: UeI". dueños de la gran Italia y de las islas del MedI·terráneo. independientemente de la versión imperial europea. y «emperador siempre augusto de las regiones del sob. Méjico.-J. Cuando Solórzano dedica su De indiarum iure a Felipe IV. L . es decir. Creo que._Aom. Vázquez de Menchaca ofrece una versión nueva. a ojos de los españoles._ Du ProbJ. 1949.de la& IndllSl' o lo cor_ <lit CastU!a.<tVALA: L<J utopía de Tamá8 Moro en la Nueva Espa¡'¡a. Considero de interés el pasaje de una carta de Hernán Cortés a Carlos V en 1522: «He deseado que Vuestra Alteza supiese las cosas de esta tierra. .. y a él se ha dedicado una atención que ha producido olvido de este. la realidad de él está ya en manos de los prín..r die Bedeutu"tI dn. pr. donde el carácter de confederación jerárquica está claro en los textos de Bernal DIaz del Castillo.. de Nebrija a Vázquez de Menchaca existe una dara divergencia. tratan ahora de llevar la guerra al Africa. Para Menchaca los continentes constituyen propios orbes: serían necesarios muchos años--dice-para que el emperador de Roma cumpliese su deber de auxilio cerca de los príncipes instalados en América. en Nueva g .HI~t. . que son tantas y tales que. 1937. pues. f'u"da de no llamarle emperador de las Indias. de Nebrija.. 1927. Zeltschrlft.l'PQnst<m In der GeschichtllJlchreilntntl. reconociendo autonomía conceptual a las Indias. aludiendo al antecedente incaico o en simple redundancia. i.u . J37. una preocupación española por el tema imperial. 77. Se rompe así la tesis del dominus orbis.. y siguiendo con sus' escuadras el movimiento del sol han de llegar ya a las puertasde la India?» Hay. 1948. Nebrija piensa en el Imperio tradicional.--s. Tiene. A"ndeh"u"tI f ..... 1929.EI<tudlos Amerlcanos~. %DJ~» CIWDS.. MM'-UNO: La jf1C(lrJl(l1"acf6n... le designa rey de las Españas y de las Indias. A.cAP. estas palabras: «¿Quién no ve que aunque el título del Imperio reside en Alemania. z. en efecto..MARAVU.

que constituye realidad ajena. derecho a propagar el Evangelio. pues la ley justinianea Cunctus populos es ya una demarcación. la amistad y alianza. sobre los cuales posee un poder de convocación.'lí. Y esto se consigue. El valor de las Bulas queda muy recortado. especialmente por el concurso de teólogos de la Compañía de Jesús. bajo Felipe 11 y en zonas muy acentuadamente eclesiásti· cas. la adjudicación de potestad sobre ellos por el Papa y la liberación de los indígenas de una tiranía anterior que eXigía sacrificios humanos. como Azpilcueta. El crecimiento del conten:do del orbe no puede significar----<!ontra lo que ocurre con el de la Cr:stiandad-ampUación de su zona de influencia. En estos argumentos está el punto de partida de una especulación llena de fecundidad. Se produce un desplazamiento de la doctrina imperial hacia puras ~sferas internacionalistas. configurada bajo un Tez magnus sin concreta ni general jerarquia y conforme a la tesis de la -ex_ención espafiola. y procede de un examen de los titulos falsos (concesión imperial o papal. Vitoria y Soto admiten que haya un Imperio dentro de la figura occidental y del contenido cristiano. Lo que le interesa es la relación entre Orbe e Imperio. Niega éste el imperatoT dominus orbis. en sus famosas RelecciQnes en torno al estudio de los títulos que basan el poder de los españoles sobre los indios. No se identl· ficaron en la antigüedad. aunque no aquel otro poder ordinar:o que sólo le corresponde sobre ciudades y pueblos direc· tamente sometidos. Molina y Suárez. con la consecuencia del derecho a recorrer la tierra y a comerciar. El problema es abordado como propio de teólogos y no de juristas. que consigue gran impulso con Domingo de Soto. en fin. rechazando tanto el poder temporal universal como El . La aportación jurídica más concreta arranca también de Vitoria. invención o hallazgo. aun· que admita la vers:ón tradicional del Imperio. elección voluntaria. aparte y expulse a los enemigos de la cruz. Por ella España pudo ser cuna del Derecho internacional. con las consecuencias de la defensa de los convertidos. Veamos ante todo la tesis de Vitoria: Esta fué contraria a la posición que tuvo valor oficial bajo los reyes del descubrimiento y _Que se proclamó reiteradamente en los textos insp:rados o argumen· tados por Palacios Rubios. donación divina). y. la elección voluntaria y verdadera de soberano. Re!ne felizmente-viene a decirquien proteja y defienda la fe. Como d:ce Beuve·Méry. hicluso con su translatto. en último término. El tema se traslada al problema de la conceptuación. resistencia a recibir la fe. Vitoria se encuentra en el término medio entre cesaropapismo y teocracia directa. LA -POSICiÓN llB. No niega el Imperio. reduzca a los cismáticos y una a los príncipes católicos. Vitoria ataca el poder del Papa como dominus orbis. y de los legitimos (sociedad y comunidad natural.LA ESCUZIoA ESPAÑOLA 221 :eohducta general de los catedráticos salmantinos se ofrecen as1 como prueba de la intensa participación de los intelectuales en la resolución de las cuestiones planteadas al Poder. la falta de capacidad para gober· narse). sobre la raíz de Vitoria y de Soto.

222 LlBRO IV. 1944. H. Buenos Aires. Barcelona...-E. Glnés de Sepúlveda 11 los p1"oblemas jurfdieos de la conquista de Am. Salamanca.. humanlsla 11 SOldado.. 1937. 1940.. COlonizacUin de América.. 1936..a"l(I hispanoamericana. Sa. BENF. 1939.. Acad. Madrid."a.---C. VIl._S1LVtO ZAVALA: Lns instituciones jurldicos en la conquista de América.~ M.Tierra Flrme_... 1933. Madrid. 1942. F. 1944.1a en Amé"_ 'riC<l antes de 1"" Releee/o"es del 1'.hica. . " ANI>Rts MARCOS: Vi/Orla 11 CarlO$ 11 en La 80b"... BEUVE-MtRY: La thllarle des pouvolrs 1mb/k" d'uprts . Cambridge. Montevideo. PA . _Anuario Asoc.-CAP. 1936.~TO: E'apalóo 11 el problema de Europa.-J. de Vltoria. 18. 4. 2. Buellos Aires.tadisto$ espalioles de los slOlos XVIII XVII. Y: The spanish The01"II of Emplre in the rirteen!h CentuT'l/.-H.. lnterpJ"etact6n del hecho amen""n". Hist_.J. "as tendenclos sello_ "aLes 11 Te"o/l. BULLÓN: El prOblema de fu dominacl6n de Esp.. NaC. PELfoYO: J.ws de l</. eBol. Madrid. 1945. que permite superar la honda crisis del orbe antiguo.. LA ClUSlS DEL ORBE ANTIGUO nacionalismo que-según nota Barcia Trelles--aspiraba a heredar el Imperio.:Il<18 en loa comlen. Iamanca. Glnés de Sepu!vedo. Vltor/a. Mds sobre VitOTla 11 Cortos V. BARCIA: Vdzquez de Jlenchaco. 1940. UNIl.. Servú1umbre natural 11 libertad crlstJana se"un tos . GARCÜ. 1938.. Par\¡¡. Nace de ahI el concepto de comunidad de las naciones. XXV!. . Trono.

España se reparte la Península con Portugal. la de unificar ese mismD individualismo. pero interesa no cerrar los ojos a la realidad. como contraste. aprovechando la preocupación atlántica de los españoles. ya sin presencia de reinos islámicos. . Cuando Sansovino edita la importante colección monográfica De govemo dei regni et delle republiche. al fin. Se considera el poder como indivisible. Todo el influjo de Maquiavelo---se ha escrito exacta· mente-reside en el esfuerzo por hallar las leyes políticas inducidas de la misma naturaleza del Estado. TIPOLOGíA POÚTlCA y ADMINISTRATIVA Como razón del nuevo perfil buscado por la organización política del s. aunque llegue a intentar la Utopía. forma regimini$ y forma imperii. con sabor popular. esencialmente. tiende precisamente a eso: a ofrecer al lector una verdadera revista de sistemas y de realidades. tienden a hacer de su país una potencia agresiva. En el propiO Bodino aparece esa clasificación desde el instante mismo en que define la soberanía como poder de la república. y seguidamente. Acaso esa elaboración doctri· nal de los poderes internos no deje de relacionarse con la afirmación del propio territorio. El sistema político y administrativo se reconoce así como el régi' men medieval. vió Ramiro de Maeztu dos necesidades: en primer lugar. El Estado moderno es asi. Mantiénese la distinción entre régimen y reino. precisamente por ello.CAPITULO XXVII LA ESTRUCTURA DEL ESTADO 78. El Estado del sigla XVI se expresa en la monarqu[a centralizada e implica una estabilizaclón de fronteras. Sucumben también las tesis ministerialistas y los conceptos del rey como imagen de Dios se refugian en la teoria española. los países que más fuertes cuestlones man· tuvieron se van fijando en los mapas. En ese momento sucumbe la idea tradicional del régimen mixto. Por eso en la tipología correspondiente resulta fundamental la conciencia de esta realidad. No se niega que la Moral sea un ideal pDlitico. ya que tal idea de soberania nace en un mundo que tiene por escenario la monarquía centralizada. Si los franceses. una reordenación de poderes d:spuesta a salvar a la sociedad de la anarquía. a las comedias de Lope. Frente al continuo cambio de fronteras. que ahora es entre gobierno y estado. la de sustituir el vínculo de la corporación medieval anulado por la exaltación del individuo. característico de la Edad Media. donde llegan. y la teoría está conforme en un todo con la realidad. Entre Inglaterra y Francia no queda en discusión sino el territorio de Calais. y se afir· ma en Italia.glo XVI.

Se distinguen así dos clases de disposiciones higislativas: las ordenanzas reales y las leyes del reino. los cuales. Hay un rey a su frente. Los teorizantes tratan de aplicar a Francia el sistema limitado inglés.-CAP. En este mundo. Y al prIncipe Carlos le propone que antes de adquirir nuevas tierras se cuide de devolver algunas de las que posee. Mas no ic'ra eso 10 que pretendería Enrique VIII en su resurrección cesaro· papaL Entre los ejemplos del Continente. Sin embargo. las segundas están ligadas a la . que exalta al rey como figura sagrada. colocada en contra de la confederación habsburguesa. Las epístolas a los reyes siguen esa misma línea: en una carta ~ Fr'ancisco 1 califica como pérfidos consejeros a los que impulsan a los prIncipes a hacer anexiones. Los primeros capítulos .su papel la vieja Borgoña. tanto en la diplomacia como en la poli· Uca. El ejemplo insular dado por Inglaterra en la Edad Media sigue teniendo características propias. juntamente con el influyente predicador real Pedro Scarga. estabilizado al menos tendencialmente mantiene . verdadero lugar común estudiado por todos los escritores.VIII en 1494. El rey Segismundo III. Precisamente Erasmo es quien más decididamente plantea la cuestión de la estabilización 'territoriaL En su Querela pacis desea que de una vez se fijen las fronteras. XXVII: LiI. califica a Inglaterra ~omo país de monarquía limitada. Se piensa en la tarea del prínCipe nuevo. éste qUeda preso en Pavía. que ven allí la antitesis buscada. destaca su personalidad. con viven· cias caballerescas y cortesanas. y se ofrece como ejemplo Polonia.c. la obra del rey Fernando el Católico tuvo suficiente Importancia para dar va· lor de modelo a sus acciones. y el Imperio de Carlos V se constituye como creación habsburguesa. La monografía que sobre su siste· ma político incluye la colección de Sansovino. llama a los jesuítas. pero este rey no puede promulgar ley alguna que no haya sido aprobada por 1')1 Parlamento. Bien pronto la doctrina dominante es la de la conservación de lo adquirido. La reforma tudoriana no rompe la -continuidad de sus instituciones.lll sistema propio. ESTRUCTURA DEL ESTADO tras el testimonio del ataque de Carlos . trabajan -en la reconquista de la uni· dad religiosa. Tal tipo de ordenación política es exaltado por monarcómacos como Hotmann. un cuarto de siglo . tras oponerse a las pretensiones del zwingliano Stancar.de Il Principe son una verdadera teoría de las anexiones. pero admiten la posibilidad de engrandecerse por ellas. Acaso esta orientación no deje de manifestarse influida por el erasmismo. seguido por Luis XII y Francisco 1.espués. incluso con el rastro m1lagroso testimoniado en Francisco l.224 LlBRO ¡V. recién constituida en unidad. apenas pOdía ofrecer l. Francia. Combaten las conquistas. España. Tal ambiente influye en la teorización.se hace adalid de la línea tradicional frente al ambiente reformista. La posterior inserción en el Imperio obliga a reajustar sus propias construcciones. núcleo imperial muy poderoso. que . Las primeras se pueden· cambiar según aconsejen tiempos y asuntos.

de la nopIeza y del pueblo. Se tral. las de los holandeses y zelandeses. tras las -repúblicas de los grisones y berneses. que da lugar al canciller imperial---._15 . puede encontrarse expuesta con exacto calor actual lo que el siglo XVI entendía como sistema de gobierno al uso. en cuanto a poder efectivo. y A[)MINJ~. La importancia adquirida por el derecho hace que la organización administrativa planteada como estructura del Estado o como forma de un modo de imperar~por acoger la termine}"l9gi. ell la capital de la monarquía. Boccalini testimonia en sus Ragguagli el gran escándalo con que empezaban a surgir. sefiaJando el ejemplo de las tierras escandinavas. discursos y tratados. Y en las descrip~iones de L. hecho típico oficio en el sistema de Felipe II. que recoge tratados de distintos ejemplos de regímenes. como los de la sangre el séqUito. y sobre todo en el libro de SansovinQ. que se van haciendo numerosos.t o por herencia. Pronto se coloca a su cabeza.¡¡:. El popular es sólo del' pueblo. en efecto. . Varias epistolas. hay grandes oficiales. El empuje de estas competencias concentradas en una persona va siendo combatido por la influencia de los órganos colegiados. ° r DOCrRINAB. A España la definirían sus Consejos. es decir.a de Navarrete-. Génova y Venecia ocupan de este modo un lugar en la revista de sistemas políticos. pues por ellas se sube al trono y se conserva la Corona. La relact6n de este elemento con otros de posible prepotencia. quien asume el puesto de canciller. entre los que destaca la que llamaríamos administración dinástica caracteristlca del Imperio de los Habsburgos.uce. '¡\'ntollio de Herrera señala la tipología política de la época en sUJ. de un flanco abierto contra las más poderosas monarquías.. En el centro del Estado."inistración regiOlUll que puede caracterizan¡e segón la lnI)'Qr () menor alJtonomfa. El de los nobles es el de la Venecia de aquel tiempo. ejempWiccW<I en ~l caso de ¡Ool! virreiparo. Las Rep'¡" blicas del mundo. El Principado es el gobierno de uno solo: general en las monarquías. que recogen a& pUan la tr~dici6n rnectieval de lo~ alminmtes.Chievres y Gattinara con Carlos V~y al secre~riQ de Estado. Suiza. Guicciardini. a la inCQr1lO" ración de antiguoj:l reinos.able~. llor otIq. como Génova. l~ mayordomos y loa cancilleres.78. junte al Parlamento y a los Consejos. del padre Jerónimo Román.R4TlVA institucIón monárquica y son inviolables. parte. :sobre la Hnea fridericiana. con sus Parla· mentos y sus grandes oficiales. y está representado por los esguízaros. los conde¡¡t. y señalan una aportación de experiencias y saberes. Lo:¡ ~stabllización territorial conQ. verdadero j~fe 49 la Administración. hace surgir nuevos tipos. esté vivificada por un orden jurídico. Mas siempre queda ese secretario central que termina acogiendo la competencia del despacho universal y da vestidura jurídica al valido. que antes lo tuvo mixto. 'l"1l'OLOob l'OLÍ'l"IC<!. completan esta visión. que se reorganizan como consejos con competencias determinadas y de acuerdo con concretas necesidades o cuando el propio rey se reserva la decisión. y esto da origen a una *. ligados il la CarQWI por anterior conQ1Uftt. Una clasificación calificada por las Instituciones predominant!!$ haría pensar en los ejemplos de Francia-e Inglaterra.

El cargo de gob€rnador. «Hlst. 1916. autoridad y poder. L~InJT: Slaals/ormen in der Itallenlschm Reuapssallce. H.Q''''R-MARTlN' L'oT(JQn/salion carporat/ve de 1(1 France d~ ¡'an. RACHFAH\. 1942. Z._P. 113.. Zeltschrlft». en los Países Bajos. Inftuye en el lniper:o. en ~ste punto. cobra personalidad la competencia urbana. Zeltschrlfto. GI~RDI"" U/sIUuto de! vicer~ di Sic/Ua. DLspo"ne de órganos de consulta sobre el esquema de la organización caosi· 'liar central. Palermo. 1875. 1940. XXVII: LA ESTRUCTURA DEL ESTADO En los virreinatos.rh. PIRENNE: Die Entsfehuno ufld die Verlo:S8uno· des Buroundíscll . el deslinde de la justicia y la administración.st. Un prédlcaleuT di" COUT de Polo(Jne. s. Ulld ¡liT Elnf/uS$ Quf die Verwaltun(JSTeformen. . En cuanto al personal l:urocrático. savia borgoñona por mediación de Maximiliano 1. y la nueva condición del personal._pouLET: Les constltut/~ !"'ti". 1939. Felipe II ha pod:do ser llamado justamente rey burócrata. P. CiUDADES Y PARlAMENTOS De manera semejante a la de la afirmación del Estado con su plena conciencia y sobre las bases reales. Lelpzlg'.. Der fr"nzoeslsch-b"rgulldlsclle E/n/tuss uu! die Entwlcklun(J der deutscken B~hoerd. Madrid. 1920. en Alemania. que es prOfesional y se nutre de legistas._FR'TZ HARTUNG._V..Hlst. De 1400 a 1600 el impulso de las ciudades es compara.-E. Parls. en España.nales. 1947. 1947.: Die nlederlaendf8. España clasifica a sus oficiales en l¡¡l prllgmática de 1638. 3. es una tierra de contrastes. 79. la revocación y la sustitución son considerados propios del monarca. 167. Parls. B"NEY._ distinguiendo puestos maYOl'es y menores.burolschspanlschen lmpenum.'W1U Seolsmolld IIl. particularmente dotada para centrar estas actitudes.-0. cabeza de territorios autónomos.". Su titular posee pleno et amplissima mandato.-C.T<>: 1"a admInIstracIón de los territ<>rlos eUrOpeos durante ~I predominio eI_ pallol. Borgoña--cuya :importancia a este respecto ha sido destacada por los trabajos de rheodor Mayer y de Fritz Hartung-.' jassung. Se exige juramento :al ingresar y residencia al cesar. 1944.---cAP.cAVi:T: Ufle démoeratle IIlstonllue: la Su/sse.·r lleu'Ten Zdl. 1111' ~mi!fam 1 in DeS/erre/eh und Deutsclllllnd.¡en ré(Jtme. de Estudios de la Vida Locah. Califican el sistema maximilianeo la constitución de organismos colegiados.-FR... . 1914. Rejck~B 1m XV "no:l XI'I Jallrkunderten • • Jahrhuch f. Fortuna de Venecia. B»flOLP: Slao! und Gesellscllaft d . 110. c'km VOT'WaUuag des 15"/16 Jab.. establecido por Pedro IV de Aragón para Cerdeña y generalizado en los dominios aragoneses desde 1480.H. bel(Jes d~ /'anclen réo.. J. la ordenación aragonesa lo regulaba sobre las bases d~ 'la remuneración y la titularidad. A. Gesetzgebungo. 'va forjando un alter ego del monarca. consultor-jefe de la Administración Jurídica y verdadero juez: 'de la ley.iIY in ¡IIe Tudor Constitutton.... en Francia.- .Speculunu. El Estado moderno toma.-P. «Rev. 1lJ30.. L. .-F. Bruselas. 1909.me.¡tschrlft-.. suele haber un gobernador general con dos asesores para las materias juridica y fiscal."'. Aunque áquí había antecedentes aragoneses. El nombramiento.arls. 22.. BERG'. 1908.226 LUIRÓ IV. 1913. O\. Pronto destaca entre sus asesores el regente de la Can"cillería. MasSE: Gllalloe and Conan'I. Bien que acaso lo que dé nacimiento a una propia tipología sea un \!lemento que hemos dejado en último lugar para que quede debida-mente valorado: el de la burocracia. OURR: KaTl dfl"ll K"ekne "nd der Ursprun(J des kab.. y recoge toda la jurisdicción.

Con el edicto de Carlos V. Se impulsan el comercio y la tolerancia. como sucede en Italia. Mientras los demás esta~ mentas decaen dentro de los Parlamentos. además.. una vuelta a las formas feudales.uando se reconstruye el Imperio. que cobra verdadero apogeo. Es la época en que incluso surge una historiografía urbana. se prohibe la mendicidad y se centralizan los socorros.lS ciudades una creciente conciencia propia. con Brujas y con Amberes. que se complementan. de entre . aquélla sólo puede afirmarse después de una lucha con el POO?:. en Alemania. A su lado el pueblo es simple turba~inconditam et confusam. en 1531. Recordemos el ejemplo de Barcelona. Puede decirse expresivamente que las ciudades representan en la Edad Moderna 10 que los caballeros y los castillos en la Edad Media. locales. con Estrasburgo. elogiada por Erasmo y por otros humanistas. que es acogida ahora por el muilicipio. y el fin político es casi generalmente mercantil. ciudades que por s[ solas son vercaderas Estados. El régimen económico uro bano convierte en auténticas potencias a estas aglomeraciones ciuda~ danas. se torna a los reg[menes antiguos y empieza otra vez la evolución Upica de la segunda mitad de la Edad Media. Hay un verdadero patriciado y una artesania gremial. r. Donde éste rige. que desde 1482 adopta una í'onstitución politica semiaristocrática. en 1648. como el que Castiglione pinta. con veinte gremios.79. comprobándose. Esta evolución consigt:e especial caracterización en Alemania. las ciudades dan con su presencia prueba de su vigor. La exaltación de las ciudades tiene también su propia admiratio. pues ia lucha contra el protestantismo refuerza la autoridad de los poderes. e incluso dejan de acudir fl las reuniones. el paso a una organización nacional vigorizó las competencias urbanas y dió a los: hombres. ligada a los gremios o gildas. que va buscando ciudades y pr[ncipes. Cuando el poder de las Dietas 'Y de los Parlamentos se mina por los órganos colegiados centrales. Y a ellas acuden los cortesanos. Y se adquieren dos dispu· tadas competencias: la benéfica y la laboral. con li'lorencia. crece el local. Ligada a esa misma representación está la exaltación de las capitalidades: las ciudades cabeza de región poseen un mando electivo en las dietas regionales. Un buen ejemplo es el de Estrasburgo. Dentro de la ciudad predominan los burgueses. como nota Spangenberg. las ciudades redoblan su poder ante la transformación del sistema imperial. Con el triunfo luterano se produce un retroceso. Esta responde a una tra' alción. Hay. en Flandes.. las crónicas de ciudades.El dinero de la ciudad-que ha experimentado crecimiento extraot"{linaria por el impulso económico--pesa en las asam!:¡leas del reino. la llama Boucher. de l. en relación con la reformas de Fernando el CatólIco.'eclesiástico (y esto es ya otra prueba de la importancia de las t>1udades). Desde un punto de vista general. con Munster o con Colonia . Y asi.. CIUDADES Y PARLAMENTOS 227 ble al que tuvieron' en su mismo origen. con Venecia. semidemocrática. Su esquema administrativo se relaciona con una organización corporativa. . con Mantua..

... 1928.. que ejercían de este modo una cierta vigilancia indirecta. Carlos V reúne en Santiago y en La Coruña a las solas representaciones de las ciudades. f.'. en la que aquéllos estáa interesados.-KON0I"<:2'·l<SR!: Le ¡jbeO/m "eto." • .. trad.Uer ZUT N~elt. Esp. Melchor Hoffmann. WILl-I' ANDRItoUI! DIe Ktdtlll"IJ. El Senado era el titular teórico del poder central. según nuestra terminología-constituyen la verdadera osamenta del derecho público. . que eran quienes más efectivamente mandaban. En España existe una general decadencia de las estructuras parla· mentarias... En Francia se Utillutn para actuacjones especialmente deseadas por el rey.J. 7. A éSte ~e unla un Senado . Otro elemento esencial de los esquemas politicos del siglo XVI está representado por las Cortes. g dorr d~._BON~N"ANT: lA ularm' de ..An. también designados por los gremios. . DEL ESTAOO cada uno de los cuales se elegían quince miembros como repre¡.d'lItU . BENEYTO: Beg1<laci6n dd ff'aOOJa en. 127. competencia jurada con la!t leyes del reino. XXVU. de Estrasburgo. qer Wende oom Mltt"I . Estrasburgo. Estos tres consejos estaban compuestos por miembros vitalicios designados por el Senado.neuwche V¡erteljahrs._ ilUG: me Perto. Zeltsehrlfh. 11)30. 1940. fr.-Il..tt. del Der.kn der Wettgeschfchte.'dt. y teorizall ."S La formación de los Consejos responde en la Edad Moderna al esfuerzo de los legistas. . StrtlB"bu'll . sino.'" Char/n Qulnt. 1932. <l.:~ntaI1tes de la corporación en un Gran Consejo.de composición mixta. Donde la actuación de este órgano es normal. con lo Que se ligan a su propla decadencia. .r por referirse a desmembración de provincias. corre tan en lenguas. Llterll~urwlssenchaft" 6. 80. sobre todo.. un tercio de nobles y do::. sobre la base de que lo que el rey firmó no obligaba a loa IJtats Qmérau. Plantean la necesidad de la competencia y de la discreción. PaTis. ef. 1926-1927. que habían conseguido dominar en la burocracIa. En Alemania las Dietas territoriales ae mezclan en la lucha contra el poder imperial ayudando a los pr[nclpes.ch~ BelcMst .. lters. Beige ele Phllol.RoIi:lUNG: DIe etlrop . . 1\122.n¡ Aue. que al triunfar el anabaptismo un predicador famoso.. de HIst..P. . "uIJlf<l1U" auz Palls-BIU .oder efectivo de la monarquía y de las circunstancias de ambiente. El funcionamiento de este sistema exigía que las decisiones de los consejos permanentes fuesen registradas por el Senado y por el Gran Consejo. declaro que la Ciudad de los Elegidos no podía ser sino aquélla. Mmel . cHIst. Francisco 1 1u pusea para desligarse de los compromisos adquiridos en el Tratado 4& Madrid. del vigor jurídico de sus decisiones. Son éstao!¡ y su poder económico lo que mantiene la presencia de la institución. 1930. mas de hecho lo compartía con tres consejos permanentes. de artesanos. sus determinaciones en materia legal :--los capítulos de corte.sche Stadt. CONSEJOS Y PRIVANZ.. en 111 ProPlIwen WeUgeschkl>:e.---. et d'HIst..LllIRO IV.. o!¡PAN<.-----(:A. Su influencia depende no solamente del r. LA ESTRUCTURA... la ValenCIa del 500. La admiratio.Rev..a !:!rnf'ltua"".

SO. CONSEJOS Y PBlVIINZAS

229

Ilobre estos aspectos. Bodino señala como conveniente una organización éonsiliativa con dos consejos, uno privado y otro de negocios. Tal teorización concuerda con la realidad europea. Francia tiene un Consejo privado y otros de hacienda y de guerra; sobre el Consejó restringido se forja el del Estado, al que van las materias de guerra, 't asi, en 1585, hay tres Consejos: privado, de estado y de hacienda. En los dominios del Imperio, durante la época carlina, destacan el Con· ~ejo privado o secreto, que da origen a los de Estado, de Justicia y de Hacienda y el de Guerra. Estos consejos reúnen a personas competentes y experimentadas: al de Estado van antiguos gobernadores y doctores en Derecho; al de Justicia, caballeros y legistas; al de Ha· denda, el tesorero, el recaudador y otros altos funcionarios; dentro dé él se forma la Cámara de cuentas, alto tribunal Ih;cal. Esta ordeuaciórl se repetía en las administraciones territoriales, En los dominios Ita· lianos descuella el Senado de Milán y la Santa Conciencia de Nápoles. El Senado de Milán estaba integrado por juristas de nombramiento vitalicio; constituye una creación del régimen francés de Luis XII, reformada por Carlos V. La Santa Conciencia de Nápoles pierde su carácter por la reglamentación de Felipe 11, que hace de este Consejd el Tribunal del consistorio. Se ve ah[ un ejemplo de la mezcla de fun~ dones e influjos, de tradiciones y de competencias, incluso de asimlla~ ción a organismos de tipo parlamentario. En España el Consejo fundamental es el real, del que forman parte los titulas de Castilla. Según la ordenación daca en las Cortes de Toledo de 1480, constituyen este Consejo les arzobispos y obispos, los duques, condes y marqueses y los maestres de las órdenes militares. Se procura incluso resolver el problema de la vejez y de la juventud en cuanto a los políticos. Y a los hombres experimentados se unerl quienes por el estudio consiguen rápida competencia. El profesor Prieto Bances ha calificado al régimen que tipifican nuestros Reyes Católicos como «monarqu[a consultiva». Esta implica un poder autolimitado al establecer la obligación de consultar en de' t{'rmlnados casos a uno o a varios organismos Tal sistema hace de los Consejos no sólo elemento de la Administración, sIno núcleo de la PolHlca. La admiratio gira en torno a la ordenación veneciana con su Gran Consejo y su Senado de los Diez. Tras la pros'.l de Contarin! los Conf,ejos por que se rige -la repÚblica adriática corren como ejemplo digno. de imitación. Surge también en esta época un nuevo instrumento: el secretario de Estado. Su figura nace como resultado de la selección operada eh el cuerpo de notarios de la Cancillería durante el siglo xv. Su antecedente está en los cancilleres del sello secreto, el clerc du secret francl!s,. o nuestro secretario de la poridat. Así se testimonia ya, según el comentario dE. Gregario López, a las Partidas (11, 9, 7). Tales secretarios eran gente inteligente, pues tenian que disponer las decisiones y los resultados de la deliberación. Saavedra Fajardo señala que era oficio de entendimiento y no de pluma; que si fuese de pintar las letras--comenta-serían buenos secretarios

LIBRO IV.---CAP. XXVU: LA

ESTRUCTURA~DEL

ESTADO

los impresores. Por eso acaso en el desarrollo de este órgano haya 1nfluído más la persona que la institución. Recordemos el ejemplo .de Florimondo Robertet, que, bajo Carlos VIII, Luis XII y Francisco 1, i! sin otro titulo, asumió la dirección de todos los asuntos a la muerte .¡jel cardenal D'Amboise. Robertet ha sido considerado como «el padre de los secretarios de Estado». El secretario de Estado, jefe de la Cancillería, firmaba pro rege cuando el rey no lo hada, y, en otro caso, haciendo seguir a la firma regia la orden de preparar las disposiciones ccmplementarias e inter,. pretativas del real decreto. De ahí que en torno suyo haya crecido el tema de la responsabilidad que el secretario asume. Y así se explic:l, con el reconocimiento de esta responsabilidad-que es decir también de su competencia-, el choque que se produce con la autoridad del rey. Enrique III. en 1588, reglamenta sus funciones. Mas brilla de nuevo cuando triunfa, con Luis XIV, el gobierno personal. Exactamente, aunque algo más tarde, nota Bermúdez de Pedraza: «Así como el reyes la cabeza, los secretarios son la garganta del Clle!" po místico de esta monarquía, y por este cueHo comunica a los demás miembros de sus reinos el alimento de su gobierno ... Son--añade--l:l voz de su lengua, la imagen de su corazón, el móvil de sus pensumientas, el partícipe de sus cuidados, la guarda de sus secretos ... » Contrapunto de la figura del secretario de Estado es la del valido. Los reyes habían dejado de tomar la dirección de los negocios, al lado de la Administración propiamente dicha, a algún personaje en favor. Francia ofrece también en esto la línea edificante: a fine;; del reinado de FranCISco 1, el almirante D'Annebaut descuella junto al cardenal de Tournon, que era quien se ocupaba de la materia del gobierno interior y eclesiástico: bajo Enrique IV está Sully, y con Luis XIII, Conciní. Mas s610 Richelieu fué declarado oficialmente «principal ministro», subordinándole los secretarios de Estado con competencias específicas. La nueva institución toma carácter de tal e incluso produce una prop:a literatura de arbitrismo y consiliarismo. Pero, frente a las privanzas y dando en prueba el poderío español, escribe Richelieu en su Testamento político: «Dos cosas fundamentan la majestad de España: el peso del Consejo y la fuerza de la monarquía.»
GOOPR>:O DAVIEs: Tr..e earlll Stuarts, 1603·1660, Oxford, 19~7. Tr..e ¡oler Sluarts. 166(). 1714, oxrord. 1941._R. PRI""O BA"c~": El albor de la Legislación de Ind;as, .Hom. aJ.. Pro!, BarcIa Trelles., Santlngo. 1945.-H~."RY FRtD~RICK S""WARZ: Tite Imperiul PrJvfI Councll /" Ole Sev ...... leenlr.. C ...... lurv. Hantard. 1943.-A. W ... LTER: DIe 8uroundlsche
Zcnlralbe/t.orden unfer'Marímjllan I "nd Karl V, Lelpzlg, 1909.

CAPITULO XXVIII

LINEAS GENERALES DE LA EVOLUCION DOCTRINAL
81. LA CONTROVERSIA Y LA IMITACIÓN

Buscando las tendencias del mundo político en su inserción evolu:lva a lo largo de la centuria décimosexta, advertimos que el hombrlf del Renacimiento quiere ser razonador, buscador de lo justo, de lo ver.dadero y de lo útiL Llegan así las transformaciones del concepto de virtus, la exaltación sucesiva de la nobleza adquirida y su justificación por las obras. El tema obtiene resonancia en nuestro Sepúlveda, que en su Gonzalvus expone los dos sentidos del tl'rmino virtud y su hermanamiento. También importa estudiar la lógica que mueve esas actitudes: la renovación de la versión de los muros de Roma, la intel'· pretación de la nobleza como virtud. Por ahí anda también el mayor aprecio del trabajo en Giordano Bruno, por eJemplo, que ataca a los holgazanes, ligándose a una transformación económica y social en 1" que hay que parar mientes. Precisamente sobr.:- esa raíz y como hom· bre del Renacimiento, el propio Bruno se enfrenta con la Reforma, a la que considera negadora de las acciones heroicas, que son las que dan plenitud a lo humano. Y llega, en fin, el elemento de la utilidad del orden político, qUe se mezcla con la propia utilidad de los que gobiernan. De este modc'J, la razón de Estado corre el peligro de convertirse en simple instrumento sin vestidura ética, pasando de la sabiduría a la picardia. Todo esto es principalmente posible por haber flaqueado la estro.,. tura de las creencias, baluarte de la cultura medieval. La actitud de los hombres del Renacimiento acerca de la religión ofrece un nuevo motivo para calificar aquella Edad por conceptuaciones escisionistri. Erasmo puso el dedo en la llaga con su afiicc!ón de ver que más bullían griegos que cristianos. Las gentes se dejaron llevar por la gco. metría de Euclides, por la mecán:ca de Arquímedes. por la medicina de Hipócrates o por la cosmografía de Ptolomeo. Copémico, Kepler y Galileo brlllan sobre la linea de Pitágoras, como Vesalio en la de Hh pócrates. La ciencia entra en un mundo donde los humanistas empie-; %3.n a servir como profesionales, mientras los arquitectos de navíos subrayan prestigios como el de Víctor Faustn, y los de casas obras romo las de Vitrubio. y viene por ahl, para apoyar todas las controversias imaginables, un aura de sabiduría. Con ella, los que buscan la renovación del ideal cristiano, en ese irse y no irse dI:' la Iglesia, no tienen más remedio i:lue caer en la zona donde acude la moral éstoica vulgarizada. Símbolo

232

LIBRO IV.-CAP. XXVIII:

LÍNEAS DE LA EVOU)C¡ÚN DOCTR!N.~L

suyo el Manual de Epicteto, traducido al italiano, al español y al francés y publicado en Venecia en 1498, y en Salamanca en 1555. El Brocense lo pasa al latín, con muy buena acogida, ya en 1612, impreso y rElmpreso en Barcelona, Pamplona y Madrid. De Epicteto recibe esa ~avja Justo Lipsio, figura de singular influjo, de Quien fueron correspondientf:s, entre nosotros, Arias r-.'lontano y Quevedo. Llega, por otra parte, el impulso económico aludido. ¡,ro en vano se ha ligado también a esta época y a un sonado texto--la carta de Cal vino, del 1545, sobre la usura~la renovación del pensamiento económico. Empieza a actuar el capitalismo, con los gremios convertidos en empresa y la negociación en arbitro. El movimiento produce una cierta actitud mísLca contra la riqueza, discurriendo por dos vertientes: la del desprecio.-pues la riqueza aleja de la virtud-, y la del cdmbate, pues la penuria da oportun;dad a la revolución. Este último (i interesante aspecto es señalado por Guicciardini en su Oratio a la República de Luca (1533 c.). También llega la crítica social y con ella la línea comunitaria y socializante y la hipótesis sonadora de la edad dorada. Bodino pintó expresivamente el ambiente de Francia en el último tercio del siglo XVI. La monarquía, que había perdido el apoyo de la antigua organización e('lesiástica, está abocada al ataque de la nobleza, que aprovecha el impulso religioso para combatir prinCipios que suponen para ella la pérdida de los privilegios y de las autonomías. También el clero quiere reconquistar su posición, en tanto que el pue. blo confunde mística y movimiento social, en el ejemplo simbólico del anabaptismo. Así se ofrece el mundo en situación difícil, dispuesto a discutir y a imitar cualquier sistema. La Reforma implica transformaciones muy profundas en todo el régimen anter.or. En cuanto al Pontificado, al iniciarse el siglo, la Bula Pastor J'Eternu.s se enfrenta contra las pretensiones imperiales sobre Ja convocatoria y la disolución de los concilios. Se preveía así el aspecto, pronto teorizado, de la idea imperial luterana. Hay un momento de paz con Carlos V. Describiendo su coronación, los Annales EclesiastWi, de Rainaldo, utilizan la metáfora del sol y de la luna. Bien pronto esto ya no fué sino un símbolo sin vigencia. Lo politico se mezcla con lo religioso para trastornar los dos sistemas fundamentales de relaciones. La reacción se matiza diversamente según los territorios. En Alemania la controversia es más bien rel!giosa y jurídica que política, aunque sus consecuencias tuviesen esencialmente este último tono. Se abordan cuestiones teológicas y eclesiásticas, y sobre la relación de los prIncipes con el emperador y el Imperio. En Inglaterra se concibe la idea de Iglesia nacional bajo la supremacía del rey. En Francia el movimiento ideológico es más político que religioso. Buen ejemplo, la actitud de Francisco 1 con los nobles, que hace que muchos de éstos, por simple razón polftica, se acojan a la facción hugonote. En el orden itlstitucional la Reforma produce transformaciones en Itl ConstituCión alemana. El estnmf'llto de preladbs fué suprhtlido. SI!

81. ,LA eGN'1'ROVERSIA y I,A IIilITACIÓN

confunden los problemas de nación y de confesión: los anabapti!llasde Moravia se apoyan €n elementos étnicos, mientras el calvinismo se. liga al impulso nacional en Escocia y en los Países Bajos. Las únicas reservas son España y Polonia. En ésta hay una figura sorprendente, la de Orzechowski, autor del libro Fidelis subditus sive de institutione regia, escrIto en 1543,.poco después de su conversión al ('atolicismo. Téngase en cuenta su aprovechamiento del antiguo va~ sallaje de Polonia con la Santa Sede, desde el siglo XI. Por esta razórí~ riice Orzechowski, debe ser ordenada su vida política como una p:rá~ mide con la fe, el sacerdote, el rey y el altar, colocando en la cúspide a la Iglesia. La exaltación católica y eclesiástica se combina allí con un fuerte absolutismo real: Apud P%nos -magna auctoritas regis. Mas el camino hacia el Estado autoritario no está libre de dificul· tades. Se piensa en la tiran[a-como veremos-y se hace de Turquía, también idealizada por su eficacia, símbolo de los regímenes tiránicos; tanto en el De vita christiani sub Turca, de Vives. como en la France~ 7'urquie. El ideal que se quiere imitar es el de la monarquía limitada; y su prototipo Venecia, ejemplar casi único del gobierno aristocrático. Exáltalo Contarini, y antes de él Giannotti---€mIgrado fl.orentino, muy hien situado cerca de ciertos drculos del humanismo francés, en ei séquito del cardenal de Tourflon. y autor de su Libro de la República de Veneziani, acogido por Bodino como la mejor interpretación de aquella evolución política~. Contarini construye su admiratio sobre bases de historia de ideas, es decir, partiendo de la teoría aristotélica de las formas de gobierno y viendo en Venecia su síntesis. Su influjO. es tal que siguiendo sus lineas interpreta Cromer la Constitución paJaca, en su Polonia, editada en Basilea en 1558. Venecia constituye la forma política que simboliza la ilusión inte~ lectual frente al avance del absolutismo. Se presenta así en el mundohumanista y culto, como intermediario natural entre la ciudad antigua y el Estado moderno, ejemplo de sistema aristocrático y de oligarquía económica, tan acorde con el siglo. La historiografía oficial ofrece a Venecia como legítima heredera de la polis griega. Contarinl la re1ariona con Lacedemonia. Y Pedro Soderini prepara su aceptación y di~ fusión por Guicclardini y por Sansovino. Aunque en 1629 la elogia Bar~ bosa, el mayor prestigio de esta tesis se sitúa entre 1530·1572. De este modo no puede decirse senclllamente que la exaltación de Venecia sedeba a presentarla como contrapunto de la dominación española, aun~ que se admita en Boccalini, pues la literatura aludida en parte es anterior a esa dominación y en ocasiones se liga al mar, a la calidad talasOCrática. El ejemplO de Venecia testimonia el brillo de la imitatio y rupone el estudio de las constituciones comparadas, s:stematizado por· Sansovino, que pasa revista al mundo europeo. alarbe oriental, a las dudades mejor ordenadas y hasta a la Utopía. En España la exaltaci6n de Venecia se une a una general admiración del sistema italiano, que al ligarse a -la política comunera perdió 8li posic!6n oficial. Nos da testimonio de esta tendencia Guevara en: su eplstola a Juan de Padilla, e11521: rOs dije.--lé cuenta-----.que me pareda gran vanidad y no peouefla liviandad Ío que platicaba en aquella

Junta (la de Avila), y 10 que pedían los plebeyos de la república es, ~ saber: que en Castilla todos contribuyesen, todos fuesen iguales, tod(l$ pechasen, y que a manera de señorías de Italia se gobernasen.• La p~ blicística documenta, en efecto, años después, cierto antivenecianismo. Otros tipos de imitación se producen también en aquella época: los de la antigüedad bíblica y la clásica. Los luteranos tratan de' calcar una politica sobre el estudio de la Sagrada Escritura. Lutero mismo escribe: «Quisiera ver reinar a 103 príncipes según el ejemplo de Moisés, y si fuese emperador seguiría el €jemplo de los príncipes del pueblo hebreo.• Los humanistas piensan en lo romano. La historia de Bruto cobra especial vuelo. Pietro Boscoli acusado de haber participado en un atentado contra los Médicis, grita: «Alejad de mí al imagen de Bruto, para que yo pueda seguir mi vida camo cristiano.» Antonio de Guevara tlplica a las dignidades de su tiempo títulos romanos. Pablo Jovio nos da exposiciones oratorias; Gu1cciardini, historia política. Con la teorización de las constituciones antiguas, al mallo de Polibio, se presenta el estudio de las causas de la grandeza y de la decadencia de los regímenes y de los pueblos. Sigonio sintetiza la actitud dominante; «Es un goce para el espíritu el seguir desde sus mode,Stos comienzos el crecimiento y las vicisitudes d0 tantos imperios ... » El subir y el bajar de una parte, y la comparación de otra, son {'sencia de este modo de ver el pasado. La política histórica, con la exaltación de Tácito, llega a Budeo, quien compara las magistratura" de Grecia y de Roma con las de la Francia de su época. Estas compara;dones son, e menudo, un modo de criticar el estado de cosas existente, Que es la bas{' de lo que alcap-zará desarrollo con el tacitisrr.o, bien eon miz en el mismo Petrarca, ' El estudio de la Historia se liga al fe.~vor por las razones vitales esenciales, y por eso merece una detenida cons!dc-ración. De ahí la importancia de los apotegmas. Conrado Licostenes, que recoge gran nú, mero en su Avotemagnum loci comunes, pUblicado en Ginebra en 1563, se dirige a los filósofos, a Jos oradores, a los jefes de Estado, a los emperadores, a los reyes, a los príncipes y a los generales, para darles con su obra ayuda para cumplir sus deberes. Así se explica el gran' triunfo de la Silva de varia lección, de Pedro Mejía. difundidísima en toda Europa, y de las Epístolas, de Guevara, que en seguida pasaron la frontera. Es la línea que había de encontrar en Montaigne la perfecta síntesis.

que

J. W. ALUN: A'hfSfO"" o, polftfcol Tho'U!1ht 1... the sixt;eenf/J.,centuro, I..ondres, 1941. W,LLY AN"REAl''' SlaafS~''U"Sr 'Und :/Iplo",alle der Vena.-Ian.". 1M Spfcge! inhrer Gesand_ tMlb..nchte. 1943. DeT Geist der Poutfk: 1m Ver,edlg des sechszehenten Jahrhundert, Lelp7.lg, 19C5.-A. BAno",: Tiro Llvfo "el nf""scf>1.cnto, Pavía. 11189._F, B~TTAGLIA: La' "'oltrlna dello stato Olel polllle! !Iorentinl del RI",,,,,¡,,,,,nto, .Riv, Intern. Filo •. der, Pir.>, 7, 1027 -J. BENEVTO: Esquema hlslórlco de 14 imitación po/Ulea, Madrid, 1946, ,Puh\' de ia E~~. Sociah. Forluna de Vence;a, Madrid. 1947.--J. [Ilu.oun: Les E.tats de ¡jour!1ogne. Parls, 1922.-BRYCE: Srud¡e, /J. Iffsiory and Jtí'''/sprUd.mce, 1901._G. G~-' "'LE: S/l/di $Ur n/nuse/mento, F1orencla, 1936.-F1Gms: From G ....son /0 GToUus, Cam_ bridge, 1931. The dlvl"" r4rht o/ Klng, Caml>rldge, 1934; tr:>d. esp., MéJico, 194<!.:-, ~ MElN~CI( .. , Die Idee der Staats~ae¡¡on 1.. der Oleuere .. Gescl>icl>/e, Munlch, 1929:

82. El. ESTADO ,ABSOLUTO

235

D. NII"UID: Le trlumvtrat tlttira/re du XVI. llI~cle. Parls, 9. a._RoHDEN: D/e H"upt»1'(/lo bteme JlDlltUchen Denkens von der Renaissance bis zur Romantfk. 1\J25._HENRY Os· BO"" TAYLOR: ThouUhl and EZ¡n'eslllon in Ihe ..uleenth Cen/urll. Nueva York, 1930.G. T ......ANI .. : S/orIa dc/l'Umanesimo, Náp.,les. 1933.

82.

EL ESTADO ABSOLUTO

Frente a todas estas preocupaciones humanli:ticas, el demonio del poder consigue triunfar e implantar un régimen :-..aracterizado por la concentración de las fue.wzas poHticas. Se ha querkto presentar como imagen del El~tado del Henacimiento el Principad..: de Lorenzo de Médicis, y ya ~emos visto qué es lo que significa la .:oxaltación de la aristocracia republicana de Venecia. Mas no está desarrollado a:ü el contenido de las tesis poJítiC¡¡¡S renacÍl'ntes. Acaso haya que volver sobre la investigación burckhardtiana. lue ah!: al mf 'lOS parece ser dada con e:'l."Or. Tamp0CO Maquiavelo señala una imagen {'oncorde con esa postura. La que describe f..S un ideal y no una realidad. Ma~ quiavelo encuentra la vida italiana en decadencia, v El Príncipe no es su reflejo tanto como la consecuencia de su dolor patriótico. No hay alli un sistema de doctrina para el Estado moderno, sino un plantea_ miento de los medios u objetivos del mismo. Problemas como el de la mentira en el príncipe, el aseguramientQ del reino conqujstado o la ruerra defensiva y ofensiva, no son teorizac;ones de conjunto ni ideas ligadas a formas Que produzcan sistl'matizaciones o con<;titu~ ciones. Pero sí se debe a Maquiavelo la visión del Estado en su propia grandeza, como cosa independiente de los intereses de personas v dinastías e'1 valor que estriba en su presencia. Según ha sintetizado AUen, la dominación española dió a Italia la paz y la se'5llridad que deseaba Maquiavelo. Consiguientemente, la tendencia del pensamiento político se dirigió hacia la aceptación de la monarquía absoluta como la forma de gobierno más saludable. 'La tradición republicana sobrevive con dificult·... n, circunscrita a Venecia ya Génova. Subraya AlIen, afirmando esa tes:.;, qUE: en ninguna parte de la Europa occidental se aceptó el absolutismo monárq~ico tan ráp!da y tan pacificamente como en Italia. Le viene a los puntos de l~ }:luma una imagen feliz: Es--dice--como la situación intt \,ectual de Grecia después de Alejandro Magno. Con -este ejemplo de Italia quedan bien combatidas las teoriza: Manes de Venecia, y se apoya el impulso absolutista que cpnduce el transformarnos el régimen estamentarlo en absoluto, al prop~o tiem, po que la fortifica con nuevas posiciones doc:trinales. Fué también Maqulavelo quien percibió claramente el antagonismo de los intere~es de la nobleza con los de la monarquía, y acaso por ahí llegue a la posición y crítica de los caballeros, con toda su secuela tradicional, El paso del régimen de estamentos al de príncipe no es obra d~ UI1 momento, sino labor lenta. Se sigue hablando de leyes fundamen. tales o de.leyes d-el reino, según la distinción señalada, per:o se avan, za profund~mente, no sin apoyo en las actitudes reformistas. Se ha

236

LIBRO lV.-CAP. XXVill: LiN~S DI!:

¡,A

RVOLUC¡ÓN OO=RINAL

tra!adv de fjar aquel tránsito en el rein<ido de Enrique IV, en Franda En 1594 la Sátira Menipea recoge el programa absolutista. El protestantismo influye I-,)r reacción contra ~a demagogia, exaltando el leaLsmo una vez conseguida la pacifICación religiosa. El Estado absoluto constituye as[, lógicamente, un sistema reaccionario monlado sobre el triunfo de los· reyes tras un perioLlo de agitación en las. conch::ncías y en los hombres. Centro df' este Estado es la idea de soberanía, poder supremo y único, instalado en el interior de cada organización política. Sus elementos s~ pueden relacionar con la formación de monarquías desli{'"adas de toda intervención pontificia y con la teSiS de que el poder procede del pueblo. El rey ve crecer su fuerza con la teorización de la obedienda pasiva y por razones de política prácti~a. También colabora en esta.vigorizaciÓn la postura nacionalista, que nace en Holanda, y produce la tesis de que cada país tiene derecho a la libertad en su esfera y a relacionarse con los demás en pie de igualdad. Su desarrollo posterior y conduce, no sólo a la postura bodiniana, sino a la de Grocio. Lo que impulsa la carrera hacia el absolutismo es, ante todo, Jo idea de la l"l'.zÓn de Estado. Su concepto, tan discutido, es fijado por Zuccolo a principios del siglo XVII: Obrar por. razón de Estado es --dice--un 0:1!3r-conforme a la esencia o forma de aquel "Estado que el horr bre le ,. a nropuesto conservar. Bajo tal estru,~+ura ~xiste una v;gorización social derivada de ese descubrimiento del hombre en que esencialmente estriba el Renacimiento. El humanismo coloca a los humanos como centro de la vida de la cultura, destacando en su esencia las condiciones y las facultades propias, estimadas como perfec(':ones de la Naturaleza. El desarrollo del ingenio adquiere un relieve especial, y la razón de Estado no es sino obra maestra de este inI('enio. y la exaltación· del hombre representa lo qu~ arrastra prontamente a una crisis de la doctrina absolutista: al planteo del tema del tira'nicidio, caballo de batalla de los monarc6macos La bondad de un régimen se liga a la efectiva ventaja que ocasiona a los' ciudadanos, perdiendo valor el elemento ético que caracterizó a la Edad Media, y que, en su ausencia, conduce ahora a una arbitraria situación política. El nombre de monarcómacos fué dado por Guillermo Barclay en su
De regno et regali potestate, adverSU8 Buchanam, Brutum, Bouche, rium et reliquos Monarchomachos. Hace allí examen y escrutinio de

Buchanam, Languet (Esteban Bruto, seudo), Boucher y Roseo. Cierke cataloga, además, a Hotman, a Salomonlo, a Daneo y aMa· hana. El punto culminarlte de la posición está ligado al tiranicidio. de Enrique IV, elIde agosto de 1589, que provoca la decisión de comt}a: tir estas doctrinas, .y lleva a la hoguera el librn De rege, qUe Ma·:ütna ded!có a FeIlpe 111. La. reacción reaviva el absolutismo y p~ aduCe una teorización reajustada del derecho divino de los reyes, tr:,¡n,slción hecesaria en aquel periodo, con valor poUtico evidente ~' con objetiv() cumplido. No sólo se someteh los súbditos, sino que la Curia pontlAciá. abandomi sus preteflSlones. El triunfo completo de hs posturas

tnas

83

ÉTIC.4. y POÚ·r;n.

237

i1v¡mza'das se liga al término de la guerra de sucesión de Mantua en 1628, cuando las alianzas m'ilitures y políticas cOI1E+ituyen una comunidad de intereses que dominan al ideal confesional señalando la madurez del absolutismo, anunciando a Grocio, a Hobpes y a Spinoza. Lo que quedaba del vago deísmo y del cristianismo ligado a la tierra y mezclado de estoicismo, se diluye en testimonios epicúreos, como el de Cardano. Los arcana politica están explicados por la falta de escrúpulos y por la presencia de reservas mentales. La optima politia no tiene nada que ver con formas ni con insti,tuciones: lo que interesa son las vituallas, las diversiones y el~ cualquier caso la seguridad. La deshumanización triunfa frente al transpersonalismo, la razón de Estado frente al Estado de razón; tE-Sis, éstas, que se refugian en Polonia y en España.
A1.UN: A Hlstar¡¡ 01 PollUcal Thought In Ihe IriZtheen Ct!'Ilt1/.l'1I. Lond ...... 2.' 00 .. 1941.

1'.

1{A.lITUNG: Die Epochen der aI>301"t~n Monarehe In ¡le.- n,... eren Gesch!cMe, .Hist.

Zeltschrlfb, 145. 1932. Dfe Entwlck¡1/.ng der kon3tltutlonelle Manarchie in Europa. cHist. Zeiischrlft., 159. 1938-1939.-J. MA""'O'r' The mechanLsm 01 modern State. 1927. GERHARD R1TT""': Machthaupt und Frjedensordung. 1943. Machtstaat und U/opie. Munlch. 1943.-W>:l!.Ni:J!. N"":F' Prableme der nn/.ere Geschichte, Berna. 1945.

83.

ÉTICA Y POLÍTICA

El siglo XVI presenció un cambio revolucioI!ario relativamente ráp\do y formal. Los dos tipos fundamentales de estas doctrinas, en esta €p()~a-puente, han sido señalados por Ritter en torno a los conceptos de lIlaquiavelismo y moralismo, Maquiavelo, que no dió un sistema poUtico, condujo, sin embargo, doctrinalmente, la potitica. Frente a su postura, el moraUsmo está simbolizado por Moro, ideólogo del Estado benéfico angloinsular; pero hay que incluir a Erasmo y a Vives, y el pensamiento espiritualista. Maquiavelo representa las consecuencias de la consideración aislada y naturalista del orden politico. En ese sentido puede aceptarse la afirmaclQn de Campanella: ez
mUtoteUsmo, machiavellismus.

Frente a Maquiavelo se mueven las rafees éticas .olvidadas. Reglnaldo Polo, cardenal Inglés, denuncia las doctrinas de Maquiavelo en su Apología a Carlos V, donde ya señala el éxito del fl.orentino, pues dice que Enrique VIII era lector suyo. Mas no sólo se le oponen católicos, sino protestantes, como Inocencio Gentillet, ex presidente (lel Parlamento de Grenoble, refugiado en Ginebra. Mientras se encubren con otros titulos autores como Agustín Nifo en su De regnandi perltia, proponen que puedan publicarse las obras de Maquiavelo ocultan00 el n¡;;mb!'e del autor, Conde ha señalado como la idea clave qüe e~p'!ica a Maquiavelo la del movimiento, de modo que la valoración ética queda condicionada por la dirección de aquél, y el saber no es sino la previsión del mismo para poderlo dominar. Asi, la vida política consiste en el

El moralismo está representado por cuantos siguen la tradicional línea consillarisla. Una carta de Verzasa a Zurita. Son los llamados «POU:ÚCOSll: Du BelIay: Servinis. que todo el mundo ha dado en este autor. Su ejemplificación es Enrique de Navarra. Paulo lII. nos da elementos dignos de consideración: "Yo traduzco ahora-dice-las Saturnales de Juliano el Apóstata. Sus obras más difundidas son sus Políticas (Politicarum sive Civilis Doctrinw).-CAP. euya posición -más pura es la católica. Impr:esión que produjeron los libros de Tácito a partir de la época de León X. BU Constancia y su Consejos a príncipes (Monita et Exempla polatica). y aún queda. XXVilJ: LÍNEAS DE LA EVOLUCIÓN DOCTRINAL encauzamiento de esa dinámica y el Estado será la univocidad con~ ducida. y con Verzosa. y con mucha razón. que tiene delante. Moro encuentra en la poUtica según la sugerencia de Battaglia la causa de los sufrimientos económicos y del malestar social. Su causa reside en el hecho de que la Política se ha separado de la . Recoge ejemf'los clásicos y razonamientos' ingeniosos en seductora y elegante prosa. sin embargo. porque en ellas está el juicio de todos los emperadores y capitanes señalados. y de Trajano. caudillo del estudio de los clásicos. Lipsio comparte con Maquiavelo la atención de los intelectuales españoles.ación del Individuo nl Estado sobre la tesis del derecho divino de los reyes y de la tolerancia religiosa. salen de la linea ortodoxa catóUca y por la tesis de la unidad religiosa fueron incluidas en rOl Index. l:J. como los de Séneca. difundIda por Suárezo Extremismo de esta postura seria Santo Tomás Moro. No dejaba de haber razones especiales para este vínculo. expresa o implicita. Las Potiticas. que Tácito es uu (dolo. «Grande Jué---escribe--cl aprecio que de él hizo Guieciardlnl. desde Roma. Boccalini nos transmite el testimonio de la. Barclay. la de los que teorizan sobre la práctica. La figura fundamental de esta orientación es Justo Llpsio.también Badina. y estudió temas hispánicos. En Inglaterra destacan Moro. con plena conciencia de que debe serlo. al estudiarle. la linea tradici()nal. enfrentándose ¡.238 LlBRO IV. Upsio da un mentís a la opinión de que la filosofía se sacrificaba a la belleza literaria. Y. en suma. que volvió su atención hacia los problemas de la obl!gación política y de la organización del Estado. Hooker y Elyot. Pertenece a este período la exaltación tacitea.:in la menor duda con la situación económica y con la práctica del gobierno. Gregoire y. de Llpsio. a instancias de muchos señores y amigos. hugonQte que se convierte para reinar. Sus doctrinas se refieren a la subordir. a quieq universalmente tuvieron todos por príncipe grande.}) Otra posición _es.}) Verzosa cuenta as(. la sociedad de su tiempo. y acabo c!ertos escolios que comencé sobre Cornelio Tá<'ita. que basa el Estado en la ley eterna y recoge en sustancia el tomismo. pues fué nombrado cronista de Felipe 11. y grandísimo el afecto que le mostró. en 1555. de nuevo en la postura moralista.a negado su fama a tener tanta reputación en nuestros tiempos que (>n la primera clase de los escritores lIustres.

la de los políticos contra la. y esta . hasta los artesanos y los tenderos discurren sobre ella. como dice Zuccolo. La razón.de Estado fué asi. que desde el secreto de los gabinetes de . Si la idea de libertad está en la Utopía más sobrentendida que pxpresada. la de los príncipes tudescos contra Carlos V. supeditando a ésta aquélla dentro de la línea cristiana). También se dan ciertas posiciones eclécticas y componedoras. son machinamenta. sino fon la moral. sino la de tres grandes posiciones culturales: la cristiana. P{lLÍ'I'WA 239 Moral. grandes. La trascendencia de esta consideración del doble divorcio entre moral y política. ¿debía cerrarse en los limites de su autarquía o ligarse a más amplias estructuras vecinales? La base del poder.Liga.. Moro no reconoce sino un conjuntO de ricos que no se ocupan sino de sus propios intereses tras aquel nombre y pretexto. Mas de esas cuestiones nace el Estado moderno.83. o se impulsabar¡ las corporaciones intermedias? ¿Se integraba lo económico? ¿Se mantenfa una sola soberanía o mejor un ~onjunto de derechos definidos encomendados a la autoridad? En fin. No sólo están alH la revuelta holandesa. la idea de igualdad--en frase de Battaglia-es expresada además de estar sobrentendida. la herencia o la elección? ¿Se centralizaba. La crisis económ!ca. ¿Podía reconstruirse la Cristiandad? ¿Con qué ayuda: por la Biblia o con el brazo del monarca católico? ¿Habla que tolerar las disidencias? El Estado. que es el señorío de la estruc~ura política sobre su propio esp[ritu. dice Mesnard. coloreadas como leyes y hechas observar como si reflejasen el interés común. Con ello se condiciona el nacimiento de una filosofía política. Así se afirma el reino de la razón de Estado que corre por el mun· do en su extrema tesis de obrar «conforme al estado que se proponga conservar o constituir». ~quién es el soberano: el rey o el pueblo? Las cuestiones ofrecidas a la discusión eran ciertamente graves y se comprende que polarizaran la atenCión de tantas gentes. (Ahora bien: Moro busca el remedio. La importancia del siglo XVI en el desarrollo de la fundamentación filosófica del Estado moderno está fuera de duda y se liga al ambiente de crisis vivido. Los problemas eran. que tanto importará poi· ierlarmente. y moral y economía salta con vigor extraordinario. Por bajo de la organización de la república. Moro advierte ya el problema. de la relación entre los derechos de libertad y los de igual·cad. que. La razón de Estado se convierte as! en la máxima del comercio estatal. como aspecto primord:al de 'la política. religiosa y política los hace estremecer. Tan elevada y a la vez tan vulgar. sibilina y tentadora. una nueva consigna. como el marxismo. . filosófica.. la ley de su mismo movimiento. 'Moro lo ve como Menger lo verá. relacionado con el mantenimiento de Gondidones determinadas. que teorizan sobre el tema de la conservación del Estado. en efecto. no en la economía. la feudal y la romana.separaCión ha apoyado la más tajante de la Economía y la Moral. la de Inglaterra contra España. ¿sería la persona. es decir maquinaciones. ÉTICA. como nota De Mattei.

._.. MESNARO>.. 1947. BATTAGLIA' Saggl 71u!l'Ufapia di Tammaso Moro.. 1948. 1934. D"'IIL: Una r . El SlIb".sa ciceroniana. 193f1."d PerBoenllChkelt.>On Wt4cr.---ea.---CAP. Madrid..-O.-F. phlEosophle ~Uljjj'g. 1933..nd Utop¡~.-K. esp... WOLZENDORFF: S!/Ultsreeh! .e. 1943. F. des Valkes. Los testimonios que conooemos -Eon aplastantes y bien poco suponen las reservas que surgen La idea se puede considerar implícita en Maquiavelo.: MATTEI: n proble· ma d"Ua Ragl<m di Sta!o fiel Se1c . del Dlr.lad.!n4 ""tlfrTech! jI' 4~r !-¡¡flre T.' ed..Rlv. Uno de sus más decisivos ejemplos de tal uso E€rá el del obisPQ portugués Jerónimo Osario. B~N""'TO. entre 1521-1523. .!0.-P.publlca de p'rtrlcio>¡: Ven ..c. pero }..-F. a fines del siglo xv y principios del XVI. . 1949. Intern.tondsrechf. 1949. 26. Tal locución proc!!de de la ratio republicae latina.-240 LIBRO IV.. ME'IlIlel<E: Jlta"t . Parls. L'esso>r de . Ma_ j1r!d. Berlln. FM'· tUQ4 de Vomeci".. pollUca en lfaqul¡¡vew.ci<. di Fil.lfaelUt/4<l1 . CONO¡¡'. considerada en distintos pasajes de C.-J.. trad. Roma._R...lTI'~. que se acepta y difunde con Guicciardini y precisamente en la fecha de su Diálogo. MIJnicho 19<13. CURCIO' Dal Rlnasl'imenfa "Ua Cimlrarifarma.cerón y de Floro y traducida como exaltación del elemento utllitario por útil o utilidad de la república. XXVIll: LiI'lEAS Dl: LA EVOLUCiÓN DOCTRINAL la Corte gana pronta populari<. Breslau. Su difusión se explica por la propia de la pro.lO la frase o concepto.. j:l. que habla de las reipublicae rationes. Madrid. J. .. " . 3. XYI' Bi~c/.-.. 1916. Bolon1a.

La ve de manera física. El saber auténtico es el de esa realidad.. Se trata de la presencia de un príncipe o de un reino que se propone ciertos fines. son el Libro del arte della guerra._16 .553 su traducción francesa. y se estudian los medios más adecuados para DOCTIUNAs. muere en 1526.CAPITULO XXIX EL PENSAMIENTO POLITICO EN ITALIA 84. Fracchetta y algunos más. Para conocerla y valerse de ella hay que observarla de tal modo que pueda preverse el fUturo. en la esquematización de su propio sentimiento en torno a las formas que impulsan la política italiana. en Enrique de NavaITa . que impide advertir alli tanto la exaltación genérica del príncipe como la simple preceptistica. nacido en Florencia en 1469. se publica en1. La interpretación de Il PrinC'ipe ha sido hecha desde dos posiciones: la cínica y la panegírica. fué muy reeditado. El monarca que busca Maquiavelo es el que resulte más eficaz para <:. según declara.¡. Guicciardini. porque influye en Catalina de Médicis. Sus trabajos. Contarini. Aplica así al campo politico la tendencia empiricomatemática. y en 1560 la latina. Antes de ser impreso. sus manuscritos corrieron por manos cultas y politicaso Publicado en Roma en 1532.. Así debió serIe admitido.. simple y mecánica. las lstorie Fiorentine. Brilla entre todos. los Discorsi sopra la 1" Deca di Tito Limo . Al nombre de Maquiavelo siguen los de Botero.umplir la tarea de expulsar de Italia a los franceses. Maquiavelo estudia la realidad social humana. El autor reconoce poseer. una larga experiencia de las cosas modernas y una continua lección de las antiguas. calculando su desarrollo y su desenlace. aparte del famoso Príncipe. por la resonancia de su obra. a mi modo de ver. GUICCIARDINI y BOTERO La visión del pensamiento polítiCO del siglo XVI ofrece un cierto contraste entre las representaciones italianas :. cuando sube al poder Lorenzo el Magnífico. a los tudescos·y a los españoles. en torno a los conceptos de dinamismo y de acción. en Carlos V. a las que siguen ver~liones inglesas y alemanas. en Cromwell. Cualquier medio es admisible para tal objetivo. En el fondo bulle la tesis de la subordinaci9n de la política interior a la exterior. Nicolás Maquiavelo. Paruta.las francesas.. La tarea del politico estriba en el encauzamiento del movimiento humano previsible. liAQUlAVELO. Giannotti. Vibra igualmente la separación de la política de la ftica. Mientras en éstas destacan los movimientos y los ambientes. Su verdadera raíz está. ya planteada la renovación política en Europa. El Príncipe ha oscurecido la difusión de los demás. Campanella. en Italia hay más bien personalidades y figuras aisladas.

Tito Livio. y en su falta.242 LlIIRO IV. sino en la pasión de la experiencia. La ciencia politica no nace allí de un supuesto teórico. como subraya Gentile. La política como ciencia está viva sólo en cuanto la fecunda un motivo práctica y sentimental. Recordemos que ya en su memoria Del modo di trattare i popoli ddla Val de Chiama ribellati se ve la utilización del hecho con<'reto para deducir de él la lección o el axioma de carácter general. bien que. y fundamentalmente. sino la humana. dónde está la raíz y la medula de su posición. se ofrece la imagen del hombre providencial. el término de una actitud en la que cesa su confianza en el pueblo y en las ordenaciones democráticas.---CAP. de otra parte. el producto de un nuevo estado de ánimo.ológico. que no consiste en la relación entre el fin y los medios. pues éste constituye la solución de una crisis espiritual. que conoce. La visión de Maquiavelo se desarrolla dentro de la órbita de los intereses humanos y de las cosas particulares y concretas. Como remedIo a esa situación. cuando se arranca de la actuación de Maquiavelo (!n la Cancillería florentina. La fortuna estriba en seguir las circunstancias. la voluntad en la acción. también la fuerza del talento. sino Q. como Ercole. Frente a quienes. Representa. sino concordia. XXIX: PENSAl\lIENTO PO¡. y. la obra de Maquiavelo constituye un estudio experimental del dominio de la fortuna. La sentencia de que el fin justifica los medios puede ser estimada como adulteración del auténtico. juntamente con el ideal del hombre nuevo que pone en acción la virtu. altera los términos del problema. mas también la realidad italiana. el contraste entre los Disc01'si e Il Principe está ahí. Si se afirma la autonomiá de la política es porque se la ha puesto de acuerdo con la moral del Renacimiento.iTICQ EN ITALlA su consecuclOn No es que la politica sea inmoral. El sustracto del sistema propugnado en II Príncipe está en la inestabilidad política del siglo y en los acontecimientos de Florencia. Chabod ha acentuado su explicación en el terreno histórico y psi<. Para comprender a Maquiavelo no se puede prescindir del fondo renacentista que hemos señalado como pórtico de la cultura del siglo XVI. por consiguiente. pensamiento del secretario florentino. Así ha podido decirse que Maquiavelo es el codificador de los métodos que sirvieron para la creación de las nuevas señorías. el último resultado del régimen señorial. Otros dos conceptos que han desorientado la interpretación de su poSición son los de virtud y de fortuna. pues si contiene en sí confusamente el principio del experimentalismo maquiavélico.ue no siempre aparece así. De este modo. As!: se advierte. Su fuente es la Historia. Burckhardt define la primera ~omo unión de fuerza y de talento. pueda ser más estable que un rey. un pueblo que. Pero es una actitud distinta de la tradicional.. con visión psicológica vigorosa. ni se construye en un cuerpo de doctrina. abstrayéndole de tiempo y de lugar. Para Chabod. No hay oposición. examinan Il Principe con criterio lógico. . bien constituido. se pueda definir también sencillamente como fuerza. si por ésta se entiende no la acción mecánica. aunque en el momento mismo de la acción la moral le sea indiferente.

No existe allí un con' cepto complejo de comunidad nacional o popular~ todo lo domina la primerf\ persona. En éste se encuadra entre los partidarios de la imitatio veneciana. Como en todo lugar se advierten los mismos deseos y los mismos honores estu· diando el pasado es fácil prevenir el futuro.84. que él designa como TagÚ)ne e uso degli stati. limitados en su duración y delegados del pueblo.le apoye en un equilibrio de poderes. Pide un gobierno en el cual el poder esté en las manos de un Senado de ciento cincuenta miembros. GUiCCIARDINI y BOTERO 243 En la vida retirada de San 'Casciano surge esa exaltación del caudillo que busca para Italia y que asume valor universal. Roma sigue siendo El ideal.J estudio del Estado le lleva al de la figura Que es su protagonista. Luego vendrá. la HIstoria no da la posibilidad de ofrecer a la ciencia política sus caracteres sociales y sus principios. Por lo demás. Esta posición ha de ser estudiada especialmente en los Di. la actitud maquiavélica es la del clasicismo humanista. pudo vivir así una importante experiencia. Los problemaS pennanecen inalterados. Y permite interp!"etar a Maquia· velo sobre ese momento en el que ve al pueblO-€stado como sLi"Ilple objeto de la política manejado por el estadista. La libertad resulta del acuerdo o concordia entre los . En -su opinión. murió en 1540. y es ese arte mismo que plan· tea Botero. la tesis de la nueva Roma. con una Comisión de diez como órgano ejecutivo. De ahí que para afirmar un régimen sea preciso que se. vista en atenci6n a sus consecuencias pol[ticas freno te a las consideraciones puramente estéticas que había valorado--y aun sobrevaloradO--4eI Renacimiento. La actitud de Maquiavelo acerca de la Historia está asimismo li· gada a los supuestos previos indicados. con lo que señala el aspecto real y práctico de aquélla. El último ténnino conduce a la conquista de los Estados corrompidos por obra de la fuerza de atracción de los Estados sanos. De formación jurídica. que compara con Florencia y con Venecia. actitud cuya gestación denuncia el propio hecho de que 1l Princive se llamase prImeramente De vrincipatibus. MAQUIAVELO. Otras veces la llama prudencia politica..scorsi sobre Tito Livio. Partiendo de Aristóteles y de Polibio. obra que constituye la meditación maquiaveliana 1O:obre la Historia. por donde . definidos en su naturaleza. fué abogado de los mercaderes florentinos. Nació en Florencia en 1483. Suena por sus Ricordi y Discorsi politici y por el Dialogo del re· gimento di Ftrenze. con el tacitismo. expone una tipología institucional. Embajador en España 11512-1514). La síntesis de los tres elementos del gobierno vista en las instituciones romanas de la dicCadu· ra y del decenvirato sirve a Maquiavelo para dar perfil y para dictar consejo sobre lo que deben ser los poderes de una república libre: constitucionales. Guicciardini expone valiosas apreciaciones y teorizaciones. La segunda gran figura del siglo en Italia es Francisco Guicciardini. Su obra se ofrece en la línea de la razón de Estado. y marca una dinámica en la cíclica mutaci6n de las formas y en relación con el movimiento propio de cada sistema. N o cree en el pueblo.

. DE BERNARD1. 1948. 1934. que las formas políticas deben estar ajustadas a las condiciones de cada pais y aun de cada clima. al -español.urnL\. 1877...-F. lMI. Turfn..vell. a Juan Botero. COLLm"I'l: . El mismo reconoce como gran error hablar de las cosas mundanas porque casi todas-dice----tienen distinciones y excepciones.----<:AP.. en el fondo.unf$ PolfH8che Theorlen. Guicciardini ha podido ser pintado ('amo imaginable modelo para Maquiavelo o para haber sido un príncipe en vez de un ministro de príncipes. Parls. CmARELLI: La dottrina d' Mochfave!li e . Da Carla VIl! a CarJo V.• . Londres. Heidelberg. I937. nir ..vel. Pisa. «Rlv. Princl¡H'. Además se le deben un Discorso della neutralitd . Algunos ven en la figura que ofrece del príncipe la imagen moral de Emmanuel Filiberto. La fórmula fundamental tiende a la conservación del Estado. amigo y secretario del cardenal Borromeo..w. El Estado no le parece sino una violencia sobre los ciudadanos. 1935. Giavan. n. 1934. M11lin.ien!o en Italfa.. Machu. CH. el menor o el mediano. Visitó España en 1603. Aborda los temas ejemplares de la razón de Estado: si es mejor obra conservar que aumentar. CONDE: El saber po/flleo de Maqutavelo. Pertenece al circulo español. como Bodino. autor de un diVUlgado tratado Della ragian di stato y de un estudio Delle cause della grandeza delle citta.. Pa:ris. B""OIS'1': L~ mochu. en fin._BuRCKRARD'l': La cultura del Ren..nt Botero.._M. no- . Caller. 1926. Fl<Jreru:ia. DelIa ragion di stato sea un verdadero compendio de casu[stica con indeciso fondo teórico. Su realismo es tan vigoroso que parece cínico.. Madrid. La Polfllca de Machla"eUt. pero sin oponerse a lo que parece que quiere la multitud. Thought in.· Lo Stata.i. BIZZARR. 2. De ahí que. Lleno de honras y de dinero.. 1929. xxrx: PENSAMIENTO POLÍTICO EN ITALlA. El primero fué publicado en 1589. Gvicciar'.."". Cree. que sólo se da en la Iglesia.---CJ!.wro di N. Ve el origen de la monarquía en relación . FIl. al francés y al alemán.. 1942. dada la variedad de circunstancias con que hay que contar. que se hace consistir en la quietud y en la paz de los só. Niega la institución divina directa... Hay que citar.VSEN: Fr. Mas no se dan en Guicciardini declaraciones genéricas.sti: A Hf$!ory 01 PoliUe(!/. La base de la relación política es el interés. di Nlcoli} MacMavelli. EJR.---G-. J.Y el relativo a la Eccellenza dJegli antichi capita.8me. si es preferible el Estado unido o el desunido.-E.. los estamentos o las familias dominantes. norencla. trad. y prontamente traducido al latin.-FED.con el consentimiento popular.-F'. Roma. Giovan. 1917.1Ilochla"ellf.-ERICH BRANDENDDRG: MocMaveUt urnt setn. lnter. 11141.. 1926. COLa: Lo 8tato nel p. Machia"e!!t.. esp" Madrid. e a del 81010 rlordinamento 8ecando il Gufccfard.244 LIBRO lV. paliada en algunos casos con ciertos títulos honestos. grupos. M..e al Princlvato. prDqreSÍ deUa Scf<mza Polttica. 1908. IOOD: Del (PrlnclVe. n cancetla di raglon dt Stato in...' oo. 9.acf. 1939.» ALI. Lelpzlg. 1929. obra dedicada al duque de Sessa.ni Botero. 1929.n. Sclenze.-ALBE!ll' Cm:l\EL: La pensée de Mach:!avel en France. Mlllin.. Roma. B. Los monarcas encuentran en la obra de Botero un serie de normas para desarrollar sus actividades una vez constituidos o desarrollados los Estados: entonces se debe proceder de manera personal.._F. Ihe 8i:1:theen Cmtu. «El arte poUtico---concluye-tiende esencialmente a evitar la intranquilidad.---CRIVELLUCC'I: Del U(¡tlerno ¡mpowre in Ffr ...: L'ftlufano Francesco GuicciaTdini. y el grande.bditos. Dal Co . cAttl Accad. y con estas doctrinas.

G. . Piensa en la ley..1914.n . BolOnla.--GODDA: Gmcctardlm e le sue opeo-e me· dlte. 1880.-ALLAN H.1 nelle opere polttlchc e storiche. y ha de decidirse por España o por Turquía. historiador. Munlch. 11 pens/ero italiano nell'Umanesime e nel Rinascimento. El emperador campaneliano queda al servicio del Pontifice.co di Fr. 1911. al año siguiente de In muerte del . PALMAROCCHI: Studi Oulcciardiniani.-GENTI. aunque a menudo con resonancias que hubieran sido primeras en un país y un siglo' de personalidades menos numerosas._F.. 1920.. TOMMASINI: L4 vito e Oti scrtttt di N. Tomás Campanella. que vive en un ambiente calificado por Telesio. Bolonia. la Sabiduría y el Amor. TAClTISIdO y IAllllUR. 1897. . Burham.: Maqufavelo. S01tRENTINO: Storia dell'antimaehlauelttsmll. brillan en Italia Campanella y Paruta. Florencia. donde mejor centra su actividad mental es en la cárcel y en la soledad estudiosa. publicado en 1579. SAlrr.-.SB. F1orencla. GOl._E. al lado de España o al de Franda. 1937. Madrid. y al inglés a mediados del siglo XVII-. 1938. 1939.lI.. Contarini y Frac· c. n Machtavellt e la c1viltG del Rinascimento.staat und UIopte... Europa se encuentra ante una batalla entre los otomanos y los austríacos.. Florencia.l<. 1932. Este. 1941. MacMavellt ""tla lorO relazione cntica coL macMovelllsmo. TACITISMO y IADMIRATIO» En un segundo plano. ya que no al del Turco.<. Buenos Aires. 1912. Los Discorsi son impresos en 1599.-A._VERGlLlO TABOItI>A: Maehiavel e Antimachiavel. Sus versiones políticas son utopías pero con un fondo realista. Gu!c. 1948. M.el Rinasc!mento. fué personalidad típicamente renacentista y humanística.85.--0. en 1583. que también en esto era hombre inquieto. MA>""'" Machiavellj GellChtchtsauffassuno und sein Begrjff virtu..ldALAGOLI. Descuellan los Discorsi politici y el tratado DelLa perfezione deHa vita PQlitica. . Colmbra.--0.hetta. por Pomponazzi y por Bruno. hay. Florencia. es.. luchadora en el Este contra los infieles. Munlch.JOSI< LUIS ROIllERO: MaqUÍ(lvelo. Aficionado a las reuniones con amigos intelectuales. 1939.ht.-L. RITTE:R: Mac/i.HEaT. 1949. Fi:RRI. O:rERER: Fra~ois Gwchardin._PAOLO TftEV>:S: n realismo polit. Nápoles. 1939. Felipe II aparece como rey del mundo <:'atólico. en posición semejante a la imperial. Bien que sus apoyos materiales varíen según las propias preferencias que en cada momento tenga el autor. . 1936. Machwvelli's Prince and lIs forev._PASCVAU VILLAIU: Nf. Giannotti y otros muchos. 1937. en la sociedad y aun en la unicidad social y poUtica. Fácilmente surge de estas ideas el vasto proyecto de una monarquía universal. _ R. Florencia. GoETZ: Das Werden des ltalieniSchen NatiQnaloef1¡. ZANONI: La momte di F.: Gioraano Bn<no e u: pen. en su peripecia personal y social. ~oUl Machiavelli e i . 1949. 1943. W. 85. UTQPÍA. s.rieTo a.-Rm"i K5N1G: Nlccolo MachiaoeUi. Exaltado y perseo guido.llán. 1912. una pintoresca y genial imagen de fraile inquieto... Guicciardinl. 1940. en la religión natural._LI1C1Al1I: Francesco Guic<:úlrdini e la fortune dell' opera SIUl. Los supuestos metafísicos son esenciales a la interpretación de su postura. 1941.\TIO» 245 rencia.• . es traducido al francés. Polonia es otra España. Zurlch._LUIGI Russo: Rittrati e dtseoui slorici aa MacMave!lo a Cordlwd. ciardi.-G.-A. Para Campanella sólo el poder religioso es capaz de regir rectamente los Estados. UTopíA.. 1926. con esa CitM del Sole. a.nwi temp. cronista y embajador de Venecia. Guicclordini. donde gobiernan como tres magistrados la Potencia. Florencia.-W. Barl. sus obras tienen su nacimiento en un amo biente de charla y de discusión.. Pablo Paruta. Roma. Akad . ParlB..

igualmente lanzada en tales fecha y lugar. que es-dice-Ia clase más prudente y la más anhelante de libertad. como Botero. los pobres y los mediocres. El int-erés de la personalidad de Giannotti ha sido subrayado cali· ficando su situación cultural entre el Renacimiento y la Contrarrefor· ma. Relacionado con el duque de Sessa. puede considerarse completo hacién· dole seguir de su opúsculo Della Republica Florentina. escrito en 1538 y solamente impreso en 1721. se habrá de hacer en favor del pueblo. Girolamo Frac' chetta. partiendo del reconocimiento de la maldad humana. sin perjuicio de la unidad. cuyo plan primitivo. la forma o estructura de ese orden. mas supera el ambiente al ir separándose de él por su sentimiento de cqnfianza en el mejoramiento de las condiciones sociales y políticas. es un renacen· tista. solamente publicado des· pués de su muerte. partidario de una reforma católica. en tricotomia de acuerdo con el esquema medieval de los gran' des. enderezado al du- . Escribe el Seminario del goverrw di $tato e guerra. y el Estado. en fin. es también personalidad Que debe ser señalada. bajo la admiración por Lacedemonia. es autor de un denso libro sobre V-enecia: De 11Wgi.eoriz:aci. parte del principio de la maldad de los hombres para buscar un régimen en el cual.stratuum et reipublicre Venetorum. todos estén representados y contentos. Bajo el influjo de la admiratÍQ veneciana está también Giannotti. Surgen de ahí la valoración de los distintos elementos o clases. Giannotti figura en la linea de la más tiple<. Se trata de que nadie prevalezca. f. En muchos aspectos. obra dedicada a Felipe III. el tratado Dalla regiane di Stato. La civitas es un orden natural. ni el rey ni la multitud. impreso en 1597. publicado en Paris en 1543.N ITALIA autor. El cardenal Contarini. e incluso por su optimismo: lo que pone a Giannotti en un plano ideal gratisimo a la utopia. Cree que el fin de la vida es la virtud y que el Estado-en linea tradicional filosóficatiene como tarea esencial la de educar al hombre para elevarle a esta vida superior. domine la ley y se frenen las pasiones. y. L'idea del libro dei governi di stato e guerra.jn del Estado mixto. figura muy sonada en la vida de su época: embajador de Venecia también como Paruta. consejero del Papa Paulo 111.~AP. representante de la Iglesia en la Dieta de Ratisbona. ya en el último tercio del siglo.246 LIBRO IV. Está influido por Platón y por Maquiavelo. que publica en Roma. en 1540. enderezada a la consecución de estos dos propósitos: evitar la tiranía del monarca y frenar las pasiones de la plebe. e impresa en Venecia en 1592. que quiere resolver el Renacimiento sJn negar el Humanismo y preparar la Contrarrefonna o al menos sen· tar las bases que permitan su desarrollo. El esfuerzo de la pOlítica consiste en conseguir que. Concordemente con su formación religiosa. Cuando no sea posible una situación de equIlibrio y haya que inclinarse de alguna manera. y un Principe. truncado. la fun· damentación realística o el conocimiento del hombre. tales como la busca d-e la verdad. su Libro della Republica de Veneziani. Y se ve la solución en el régimen mixto de la República veneciana: un Gran Consejo. un Senado de diez miemoros y un Dux. XXIX: PENSAIIlIENTO POLÍTICO F.

señalando los fundamentos del Estado y las partes esenciales que forman los prl:ncipes. de la eiudad y de la tiranía.arevolissimo. La obra de Vannozzi. refugiado en tierras sici1i&nas.::ido por su ocupación como familiar durante veinticuatro años. El pueblo y la ley están sobre el principe. recoge cerca de catorCe mil consejos o máximas. TACITiSMO y . No sólo se llama patricio romano. Gira en torno ~ los temas de la ley regla y del principio de la sumisión del rey a la ley. a quien se reconoce agrade. Constituye una visión ideal de la civitas. Pantera. preceptivas de todo género. y como ejemplo suyo el libro de J.ADl1IlAATlon 247 que de Sessa.n. una posibilidRrl. fuerza y reputación. Cubren esta etapa los tacitistas. a cuya edición romana sigue una parisiense en 1578. Grimalio tiende a explicar por la tarea de los magistrados la felicidad de los súbditos. cuando Maquiavelo se ofrece como gigante. un filósofo. del De optimo senatore. Son. La ciudad exige los muros y el obispo. si bien acusa menor tono especulativo. un historiador y un teólogo. pues. constituído por los cinco primeros libros -muy difundidos a partir de 1515-. como el creador sobre 10 creado. bajo altos patrocinios. textual y cOmpendiada. La religión tiene especial entrada: como COn.servatrix rMpublicw. en los que recibió---dice-stipendio on. de la que España dará tantas muestras. También debe citarse a Escipión de Castro. de Lorenzo Grimalio. impreso en Vine· gia en 1565. A. no deja de tener un interés real. que encuentran en el estudio de los Anale~ del historiador romano. en Polonia y en España.85.) la labor cumplida no sólo en aquella primera mitad del siglo XVI. publicado en Venecia en 1658. y es· pecialmente en su Tiberio. tre un legista. pero eso no basta. Trata de las leyes y del gobierno. Conviene destacar en su conjunt. Su reacción es italiana. por su acogida exterior. Entre ellas debe hacerse mención.cipatu. y en fin la virtud. los filósofos Quienes deben asesorar a los gobernantes y wucar a los jóvenes. sino en esta segunda parte de la centuria. Resulta de este modo algo más que un simple espejo de senadores. El libro está dedi· ("ado al Papa León X. cuya Instituzione del Principe circula. Signore Gesuchristo. y consiste en una discusión moTe socratico~ en. que no está en las murallas ni en las leyes. Existen manuales de perfección oficial y colecciones de máximas políticas. UTOPjA. Se na supue<>to Que bajo este nombre se ocultó un español e incluso un jesuíta. sino en el orden natural y en el universal espacio de la filosoffa. Obra dedicadá al rey. y ante todo para servir en pues· tos políticos. obra muy divulgada. de conciliar el absolutismo moral y la exigencia poUtica. La singular figura de Mario Salamonio merece lugar aparte. Suppellettille degli avvertimenti politici. a su modo de ver: consejo. Monarchia del N. No falta la teorización del príncipe político cristiano. Es autor del De pri. Acaso se trate más probablemente de un converso. sino que como italiano nos lo dan sus afirmaciones al calificar a Maquiavelo de compatriota. lo que . y como italiano lo cita Tiraquello. reivindicando una época en la Que la política.

CAL'SANO: D. 1931. BZNKY't'O: Prólogo a la ed. . MESTlc. que busca ejemplos políticos en la historia española. 1921. DE Luc. 70. 1947.\.-B. 1942.--G.-fat. la obra de Alberto Pecorelli.: Tommaso CompaneUa.-R.-ALDo TESTA: Tomm080 Campanella.---1. TOFFANlN: Machlovelll e U tacít/. florencia. CRocE: n comunf"rrw di Tomm<lso Campanella. 1905. Gionnotti nello "'ta e neoll BCritti.-A. Stor. 1941. 1899. 1939. 1921. Es absurdo--dice---. También debe encontrar cabida aquí una relación del pensamiento derivado de la organización del Estado pontificia. ZANONI: D. 159. secretario de Julio III e influyente miembro de la Cancillería. etn Ref~ der au. Padua. 1924. Madr!d. ~TI: Le dottrine pollttche di Poolo Parota. 1887. con la adulación y el nepotismo. Sin necesidad de hacer español a Salamonio. 1911·1913._B. KvAC. Ber1ín. AKABILE: Fra Tomm<l80 Campanella. Barl.:vA: Vlta et opere di G. Glannott/ e le me idee poltttche. Francfort. la presencia hispana está en la Italia del siglo XVI calificando toda esta época.tratar de gobernar la república pon· tificia por medios humanos._HANS D n = : Tacttus Gru.. Il materio. Boccaltnl e lo poliUca contToriformisla. 1878.--cAP.""ps et tleS doctrtnetl. 193!S. DII NAPOLI: Tommaso Companella.-G. y tocante a las calidades del monarca heroico. Jtal. Nota la tendencia de ayudar a los parientes y amigos. N6.l. CIACEIU: Tacito.l/. «Glorn. Asimismo debe recordarse. 15. Turln._RAIooRINo: Tacíto nella 8torto della coUura. CAPELLl: Fra Glrolamo Savonarola.\. y dedicada a Felipe nI. ParÚl.dzu8oe etner polttfschen Palhologie._A.-G.._L. 1908. 1905.ter Schrlften Campanil/las.--CEClLtA DENTlCE D'ACCADIA: Tommaso Campanella. Sus Discursos sobre la Corte romana-de los que se conserva traducción española.o storico. y algunos otros aspectos de la propia potestad.. Roma. 1928. G.L. beoto marUre.-PAOLO TREVES: Su! pen. 1900. 1947. veneto_.&m.248 !JBRO IV.--C.o. Stor. Storico della Lett.». señalando el movimiento cortesano. BELL(R<I: p. critico della Fllos.: Thomas Companella. florencia. Padua. 1947. 1874. Milán. 1869. Con/a. Señala también el hecho de que haya gentes que vayan a Roma por creer que aquella república.BzRro PEco}""LU: n ri catholteo. B . Madrid.sgehen. Il Te catholwo. 80n '. NCHET: Campanella. donde los grandes del templo eran árbitros de la política. 46. C'POLLA: Fra Glrolarrw Savonarola e la costituzlone veneta.162)-describen a Roma ('omo Principado de suma autoridad en una aristocracia universal de todos los cristianos. «Clom.. de AI._ A. en el vol. VE MU"I"I'lI: La pallUca dl CamponeUa. cNuova Rlv. «considerada Estado perfecto».:.den Renalssance. en la Biblioteca Nacional de Madrid (manuscrito 1. y que la misma imagen de éste es exaltada como modelo en la obra de Pigna. 1869. Fortuna de Venecia. FIRPO: Rlcerche camJIanelHone.. cArch. Tratono BoccaU1d B lo ¡etteratura critica e pOlit"'a del Sefcento. Módena. 1898. «SR Wlener Akad . sa me.o. dentro de la Hnea de Botero y de Fracchetta.&m.poles. colocada al modo de las anfictionías. Tom= Campanclla. 1863. 7. Roma. Recuérdese que Dalla Casa utiliza y fija el término razón de Estado en una oratio a Carlos V. Th<mia8 componel!a und Ferdinand 11.• . Florencia. Padua. l021. Dorpart.-E. impresa en Venecia en 1561. «Nuova Riv. 1947. PariB. 8. Il Principe.Mero pdlttfco di Trofano BoccoUni. Ital. Turin.U. basada en máximas y anecdotarios._E. 1920.• . Nos da noticias de él el cardenal Francisco Juan Commendon (1523'1584). cNuova Antologia~.~. 'tiene obligación de premiar a todos los hombres virtuosos.-02 L-. Ueber die GeneU . XXIX: PENSAMIENTO POciTICO EN ITALIA importa es el vinculo que anuda y la ley que ordena al pueblo con· gregado alli.--<TASSIN: Gl<motU. 1942.

en 1588 se rechazan las dos. «del día siguiente de San Bartolomé». si los príncipes vecinos tienen derecho--<l deber-de intervenir en tales casos.oires d'Estat. la FrancoGallia. que concluir que el calvinismo no lleva a Francia una posición determinada y concreta. obra de Du PlessisMornay y de Lamberto Languet. El . Los hugonotes tienen como tal partido distintas actitudes a 10 largo de la segunda mitad del siglo XVI: ~n 1562 no actúan como en 1567. aunque tengan mucha pallUca dentro. oficios de cronista de rey y de libelista sectario. y ante todo en resolver si hay. en París. y. tras el estallido de la gueITa civil. Hombre vehemente e inquieto. como dice Mesnard. una tea· ría propia de aquel movimiento. obra. y con la politlca de persecución llegan la Franco-Gallia de Hotmann. pertenece a familia silesiana y está al servicio del calvinismo. sino que se ajusta a las diversas circunstancias y acomoda su ideario a razones de eficacia y de oportunidad. prudentes y cultos. Se trata de saber si hay derecho a resistirle y cómo. Su autor. m. labores magistrales. 1524. realmente. la Liga católica y el grupo de dos polilleos». De entre sus panfletos ninguno tan resonante como esta Franco-Gallia. en anónimo RéveilleMatin. El problema concreto de la Vindicire estriba en determinar si los ciudadanos deben obedecer al príncipe cuando éste les manda infringir la ley de Dios. en fin. Candé tomó a Orleáns. Hay. en 1572 se advierten dos posturas y . en este sentido. seis años más tarde. el tema de la fidelidad al rey ya no se sostiene tras las matanzas en 1572. Estudia ahí la historia francesa y pide un retorno a los orígenes. El problema esencial consiste en la determinación de la· teoría de los hugonotes. con aportación de elementos biblicos y mosaicos. la Vindicire contra tyrannos. panegírica d€ la soberanía popular en forma que resulta favorable a la aristocracia hugonote. Surge asi. Fué el ministro de Asuntos Exteriores de los insurgentes cuando. la Vindicire contra tyra:n1UJS y las Ml{m. pues. exaltando a los hombres primitivos. 1590).CAPl TULO :XXX EL PENSAMIENTO POLITICO E!': FRANCIA 86. sino los problemas vivos. en Basilea. Están allí los hugonotes. lo que preocupa a los hugonotes. Por ejemplo. alterna con las vicisitudes de la lucha. Francisco Hotmann (n. El primer grito polltico hugonote es. Mas no son las historias. LOS HUGONOTES Y LA LIGA CATÓLICA Francia ofrece durante este siglo valiosos elementos de ambiente y de lucha para dar campo al desarrollo doctrinal de las posiciones políticas discutidas. lanzada en 1573.

empezaba a terciar en la lucha con la prim¡.250 LIBRO IV. y la actitud de la Universidad de París. nombre que les fué dado inicialmente por sus enemigos y a modo de echarles en cara que preferian su propia situación al cumplimiento de sus deberes.:ra finalidad de dar término a la guerra civil. por sus reacciones y sus motivos. ya con el rey. Enrique IV desarrolla una poli· Uca muy hábil. Pero la decisión de Sixto V los convirtió en herejes. pues con la postura de éstos se qu[· taba a los movimientos insurreccionales toda justificación. hurtadas al conocimiento de las gentes. ya contra los tiranos. Entre tanto. exaltador de la dignidad real: «Más vale un siglo de tiranía que un dra solo de sedición. la obra de Enrique IV va recogiendo una poI[tica. como indicamos. Mas entre tanto. de San Roberto Belarmino. busc6se el tópico de la exaltación democrática. El grupo de los políticos. En 10 primero se dispone a mantener la religión católica de acuerdo con la Asamblea del clero reunida en 1593 y con los deseos del Pontifice. Con el que se mezcla. No es raro que.'[JIUblica christiana? Tras la excomunión de Enrique por Sixto V. Estas actitudes se sitúan en el tiempo en 1562·72.» La tesis no era nueva. se reserva determinadas cláusulas. un claro oportunismo. y ---<desde Roma--. con pretensión metódica. numerosos franceses fieles a Roma apoyasen esta postura. Tampoco faltaba la reacción frente a los políticos. que acoge a los distintos grupos católicos. junto al texto publicado. proclama una cierta libértad en favor de los reforma· dores. conduciendo al establecimiento de 'una sola Liga. ·Por ellas se admite . que considera la conversión como una impostura. pero cobraba vigor {'xtraordinario e impresionaba en aquel ambiente. Como aquéllos venian a determinar un esfuerzo de la autoridad real. con sus Edictos de Traversy (1596) y de Nantes (1598). en tanto que tratan de sistematizar su punto de vista. también de acuerdo con las propuestas de un sínodo de Sau· mur. También la Liga ofrece en sus posturas. a fin de salvar la paz y la unidad nacional. La teorización pantietaria da completa impresión de estas vicisitudes. dando im· pulso al gulicanismo con su pertinac~a. Se trataba de sostener la tolerancia con los herejes. siendo nacionalistas mejorque católicos. de igual manera que los hugonotes. el de la Liga católica. de Pedro de Belloy. otra como partidaria de la soberanía popular. La posición de los políticos se retieja en una frase del legista Le Jay. en 1576. de Hotmann: la Avologia catholica. Una vez se presenta como realista. Bouchier y el De iusta re1.---CAP. en la segunda. bien que aquí. derivada de este movimiento doctrinal. se renuevan vigorosamente las controversias: surgen el Brutum Fulmen. en 1572 y especialmente desde 1574. y queda recogida en las MémoiTes de la Ligue. Con la conversión de Enrique IV se aplica a la monarquía una doctrina de estirpe conciliar: un libelo de 1589 declara que el rey debe obedecer al Parlamento como el Papa al Concilio.el De summo pontifice. xxx: PENSAMlENTO POLíTICO FRANCÉS fundamento de SU' doctrina reside en la reiterada afirmación de que puede declararse como cosa certísima que el establecimiento de los reyes deriva de la pública utilidad.

berano se inhibía del hecho de qUe a una parte de sus súbditos profesase una religión diferente de la suya.---G. 1933. 1891.l[".-B. VAN YASr. publicada en 1538. 1931. Paris. 1916. a la aplicación. 1906. Le part! aes pttlitlq. señala y proclama como ilimitados los derechos del rey.• . de la So<!.UX: Les théarles SUr le drolt dluin..torIque. du lendemaln de la Saitl. ~Rev. Boston. Paris. Paris.U. Bruselas.-F. 1931.--G. Breslau.~L..ue el pro'pio Enrique IV tutela por esa institución del mundio regio a las familias judías de Metz. TR"'-"IANN: Die Monarclwmach". d'Hlstolre du Protest. y Grasaille.I' de ltl Batt/c ~t Moutafgne. a los que recluía y rodeaba de un sistema ju· rídico.. en sus Jura regni FranciaJ.-R. ~EngUsh Hlstor. C. 1935. Ferrault. BON&T·M".. $3.eblmg der StllIlUgewalt. COMBES: Les l¡tüs pOlUiqUt'.P1renne. Solamente en un ambiente y por una educación como aquélla pudo surgir su teorización. ofrece la metamorfosis del romano primeps con el vicerregente de Dios. en 1603.. Q. M. Tan cerca se conservaba aquella figura. de la antigua tesis de la proteoción real de los judíos._A.. Burdeos. deos. 1926.¡RY: La liberU de conscience en France dcpuis ¡'Edit de NanU8. Rm"NOLPS: Pr01lonents 01 /..".. en Franee."dSTRONG: Tlle political Th~OI"ll of the Huguenots. T. France.". 87. 1913. o al menos a la razón y a la equi- .-F. 1913.t_Barthélemy. orientador del estudio histórico de la antigüedad. HI. WEIL: Les thtones Sur le pouvolr rallal en France pendant les guerres de Tellgion. .nistes en France au eoura des gu.LTELYN: L'autet<T ae I'auvrage Vinaici« contra turunnos.imiled Monarehv in ¡rixteentll Centu". Lelpzlg..-D& CRue._R._KURT WOL>:END(Iru1T: StaatBTeeht u'lld Nalurrecht in. Aun siendo esencialmente la consolidación del Edicto de pacifi· cación de 1577. Se habia fonnado en Tolosa una atmósfera peculiar que discrepaba de las maneras de París: incluso en los Parlamentos se reconoce esta caracterización. Se la ha llamado «primera ('arta de la libertad de conciencia en Europa•. }tAvÁ: 1 M01lUrcomaclli.. 1936. 1933.e.-MANC.Mel_ . Parls. en su Regalium Francia!. Parls. donde tan cálidamente se estudiaba el Corpus iuris. París. Paris. fr .87. «BuIJ.MOTfU1I1.ste ae MaCMavel "" France. BUR. 1922.-ABEL LEFRANC: Les COmmen~ements au Col/ege de France. propio. 1934. 1895. 1900... PAt. CAPPA LEG01\A: 1 rrwnarconuzclII. CRER""" La petl. Budeo y Du Moulin tra· tan el tema de la sumisión a la ley. BODINO: SU SIGNIFICACION EN HISTORIA DE LAS DOCTRINAS POLíTICAS LA Lo que el Derecho vale en la política lo declara sin género de duda el caso de Borlino. sin embargo.--G. AR. BI. Padua. Revlew_..><: PollUcs ana ReU· glon !n stxteenth Century France.--CR. Bien sabido es el impulso de la Universidad de Tolosa. 1882. PATav: Ph/lippe du Plessl¡. Renne9. MERCIJ':R: Les thtarles des calv._A. La influencia del romanismo es innegable. 4. 1892. LA ESCUELA JURíDICA. 4er Lehn van Wide1'standrecht des Volkes gegen rechtswidrloe A .me de Catllérlne de Mtdieis.. 1927. con criterio moderno. ROYII:R: Le ro"a . Responde. MESNAIUI: L'eS#M" de ltl phiJosophie politique au XVI_ sMele. Con bases semejantes. Les doctrines democratfques des tcrivalns protestants. Nueva York. 1909. y Cujas explicó.~P. Turin.-A. y Budeo pUblicaba su De asse et partibus.. BOI)INO y SU SIGNIFICACIÓN 251 la libertad religiosa en materia de enseñanza y la asignación de ciuda· des donde los mandos serian propicios a los hugonotes._F. este de Nantes tiene un valor singular en la historia de las doctrinas politicas: es la primera ordenanza por la cual el so.erru de reUgion.

tampoco fiel a la Reforma. aunque reconoce en la experiencia la presencia y el valor del Derecho.. Por eso la annadura esencial de cualqui& ciencia política se ofrece allí montada sobre el Derecho público.---(:AP. también obtienen difUsión. de los que dice que abren la puerta a una licenciosa anarquía. Su acabada comprensión exige unir a esa raíz jurídica. Las primeras obras de Bodino se ligan a la Universidad tolosana. La edición de Op¡:¡iano está desarrollada plagiando las correcciones propuestas por Turnebe. La obra fundamental de Badina está representada por sus Si:c livres de la République. En francés y en Lyón se cuentan seis ediciones en menos de veinte años. Está. pasan al castellano en 1590. aquello que se puede considerar común a todas las religiones positivas.252 LlBRO IV. sino por consentimiento popular. A fines del reinado de Francisco 1. aunque simpatizante. sino un manual para los consejeros de Estado. bien que. Según cierto documento. Busca la justicia. muchos los leyeron en tierras británicas. fieles intérpretes de la voluntad del príncipe . traducidos al latín en 1582. stlbditos razonables. en 1588.:XXX: PENSAMIENTO POLÍTICO FMNCÉS dad. de discutir. al alemán. Otros le han acercado a los hugonotes. y en cuanto al tema de la religión. Bodino era fraile profeso en los cannelitas de Paris. como tantos intelectuales de. y un orden fundado en el ejercicio de ésta. Se enfrenta con éste rotundamente ---"Nihü hoc ad edictum prretoris!-porque es hombre activo que gusta. al italiano. No es la République una institución de príncipe. De ahí que su posWra se encuadre en el partido de la tolerancia. No falta en ella el as· pecto oportunista. apa· rece colocado polémicamente frente al catolicismo. al estilo de Budeo. en 1592.. pI ambiente francés. editado en 1576 y extraordinariamente reimpresos. donde el fervor reformador religioso se mezclaba con la pasión de los partidos. contra el puro experimentalismo. el método jurídico.. pues. mantiene Bodino una posición neutral. ya señalada. la République es la obra de un legista injertado en político. y frente a los monarcómacos. pues coincide con la reforma de los Consejos realizados en Francia. También de Tolosa conserva su oposición a Cujas. Acaso mejor se debe pensar que expresa. y si no fueron traducidos al inglés. Son los años de ·1529-30. maestro suyo en Tolosa. la simple afirmación del «mínimum religioso». su ciudad natal. Por la conjunción de estos elementos. Alciato declara que el rey rué establecido en sus origenes no por decreto divino. algo como lo que Erasmo señala o. Se sitúa frente a Maquiavelo. Bodino da el diagnóstico y la terapéutica de los males políticos con una cierta orientación organicista. al que acusa de poner la iniquidad como base de la república. En ese ambiente nace Bodino. poco después deja el hábito y marcha a Angers. Dentro del mundo renacentista. Mas de Tolosa trae. de padre jurista y de madre judeoespañola refugiada en Francia.su siglo. en fin. . para toda la vida. sometidos a JOs magistrados.

por intervenir en la república. Ataca las formas mixtas precisa· mente porque con ellas se impide la obra del legislador. que son técnicos. el principio no es examinado en sus orígenes. Con ello se desconOCe que él es quien por vez primera ha constituido propiamente en cuerpo de doctrina todo el derecho público. existen ciudadanos que no par· ticipan en el gobierno. Este vértice nos define la soberanía o poder supremo como actividad de mando no su· jeta a leyes: Maiestas-escribe Bodino---nec maiare potestate Me legibus ullis. la familia: sólo es ciudadano quien toma la res· ponsabilidad de ser cabeza de familia. Por eso considera que la democracia o estado popular es establecida contra el curso y el orden de la Naturaleza. guardando discreción sobre la superioridad de cada una. sino por estar sometido a un poder su· premo. Bodino corrige así una vieja tradición aristotéli· ca. Por ahí se enlaza a la realidad de !a monarquía centralizada. ya que forma mixta quiere decir poder supremo dividido.CIÓN 253 La doctrina bodiniana se clava sobre la base aristotélica y sobre el método sistemático. El Estado real le parece proporcionado a las razones armónicas. En efecto. la teorización bodiniana de las formas de gobierno se relaciona con el problema de la ley. Y se enlaza tan fuertemente. lo . El elemento celular. que da el mando a los más prudentes. La exaltación de Bodino como teorizante de la soberanía ha dañado su más exacta y completa comprensión. El súbdito libre está calificado frente al esclavo y se distingue del burgués. no una etapa. escolástico. Bodino se coloca frente a la mayoria. Los cargos corres· ponden a los nacionales. que Badina no pierde de vista jamás. Como ha notado MoreauReibel. y el reyes legitimo. los malvados y los ignorantes es mil veces mayor que el de las gentes de bien. nihü ad diVinas aut naturre leyes pertinet. Los súbditos deben ser llamados indistintamente a los honores. que aparece am como arma· dura esencial de la ciencia política. omitiéndose su localización en el conjunto del sistema y del derecho positivo. Ese poder supremo constituye la esencia y la clave de la organización política. En la vida pÚblica no hay una condición esencial comunicativa. siempre que trate a los súbditos con justicia y tal como un padre a los hijos.A. BODINO y su SIGNIFIC.. No se liga directa ni específicamente a la divina volun· tad. sino la naturaleza. Resuena aquí de nuevo la foro mación jurídica: Quod summum in republica imperium teyibus sol'utum diximus. y las clases mezclarse. que su teorización representa el momento culminante. ya sea designado por elección. que es quien participa realmente en el gObierno por su derecho de tipo corporativo. los votos de una asamblea---escribe lamentándose---son contados sin pesarlos y siempre el número de los locos. la instintiva sociabilidad humana. Solamente hay algunas disposi· ciones que el soberano ha de respetar. sino un vértice. y sobre todo medieval y marsiliana: no se es ciudádano--dice----. por ser creación del hombre. La raíz del poder no es la libertad ni el pacto. nec tempore definitur . Adhesión semejante guarda Bodino con la realidad que vive. que es el escenario de la Francia de su siglo.87.. por sucesión o por conquista.

aise de la Renaissance. obispo y estudioso. Parls. R>:r. Jean Boa'n . calles. 1896. 1934. M. la base colectiva estriba en ese qui leur est cdmmun: tesoro público.· nal._PoNTHIEU: Jean Boain. costumbres. La Haya. cuidando de atender la costumbre y la Naturaleza.llEn. BAUDRlLLART. 32. Seyssel ve el problema práctico del gobierno con su experiencia de gobernante. Las formas de la república se han de ajustar a la diversidad de los hombres.. en Bodino no coÍlcuerdan como en una suma las principales tendencias de su época. r. NOLDS: Prupanents 01 llmited MOflOTehy. 1934. régimen penal. «como la Quilla al barco»--dice---. ministro de Luis XII. n. 1927.-ELISABI!:TH FElST' Wdtbitd und StaafBid..RANCÉS que es incompatible con la preponderancia del . 12. auteur de la . Die Idee des eurllpaisehen Gteichgew!cht. 1905.RépUbliquu. Lelp· zllI.8me aans la. y publicada en 1518. con poder soberano». VIARD: Andrt Alclat.• . Bodino señala el concepto de república como «gobierno derecho de varias familias y de lo que les es común. Boa!.ateurs au droil internatu. Milán. 1922. 191-1._A. Halle. LA EXALTACiÓN DE FRANClA: SEYSSEL Y POSTEL La tipica udmirati. . Be~lín..-BEZOl. BUSSON' Les sources el le aéve/Oppement du RatiQnlitf._A. y tan ampliamente resuena su postura. So pla. BUDDEBElUl' S<>uveraenltaet Una Volkerreeht be._R. Hist. y acaso ella esté y se explique. 1910.VVlJÚI: Jean BOO'n. separándose de la línea tradicional del vivir felizmente. Politiea e Diritto nel Rinasctmento frq:ncese. Esp. El elemento jur[dico está en esa calificación de droi gouvernement. lttteralure fram._.254 LIBRO IV. Pedfr consejo a éste--:concluye-. Quart . Con tanto vigor y tan espléndidamente se señalan estas posturas frente al puro experimentalismo maquiavelista. R.ce pann' les fond. Oeffentllcben Rechts_. 11. El poder soberano constituye esquema y razón de la república. . GAROOCI' Jean Bodin. 1933. 1907_ MOREAU·RElIIEL: Jean Boain et le drol! f)ublle comparé. escrita en su retiro.pueblo. cHist. H.---cAP. etc.D. B. «PoI. murallas. que no es sino aquel conjunto de condiciones que se agrupan bajo el vago nombre de clima. que habrá de explicar su significación a la manera como nos sorprende la de Erasmo. en La Gra:nde Manarchie de France._F. como hacían antiguamente las repúblicas populares. Es un poder absoluto y perpetuo. 1935. al morir Luis XII. su canciller y su embajador en Inglaterra.An. nuNNINC' Jea.. • Arch. Jea" Bodin als OkuUist. Así Jo hace Claudia de Seyssel. como la patria potestas y la autoridad del patriarca. GARI>OT' Jean BOd'n.. du Selzi~me III~le. C>U.ENz: Jean BlIdín. Der Staat bei Bodin. Jea" Bodin. E. fijándolo en el mantenimiento de la paz Y de la justicia._KAr.-K.Rev.-FICKER.-P. Paria. xxx: PENSAMIi:NTO :roÚTICO F.-B.. París. 194L_H. Nueva York. 1934. 15. con raíz familiar._F'RANCISaJ JAVIER CoNDE' El pensamie"to politfeo de Bodlno. On soverewnttll. 1930. Paris. del Der. Gotba. 88. . Zeltscbrift. 1931. 51. según sugiere JoeI. 1853. justicia.. porque. no es sino pedir prudencia a los locos. que considera innecesario.e be! Jean Bodln. Se.o medieval por el ordenamiento polítíco francés subsiste reviviendo en la propia Francia y pintada en su monarquía como régimen de equilibrio ideal entre la fuerza y el derecho. 1926. París.

frente a Carlos V. hombre activo. tiene nueva posibilidad de imponerse <l muchas tierras. y ahora. la admiratio del régimen francés se hace expansionista y busca la difusión y la presencia de Francia en el orbe. un nuevo Imperio. acogiendo al mundo. en Roma.. Y justamente 'ahí se advierte que la raiz que mueve su doctrina estriba en esa exaltación de Francia. LA EXALTACIÓN DE FI\ANClA: SEYSSEL y PQSTEL 255 No le preocupa el tema de determinar la mejor forma. En 1544 conoce. Los demás pueblos---suiws. y alguno. como la Idea de: un . también está en Badina. considerando que el Imperio es una simple supervivencia exterior y provisional amparada por las riquezas alemanas. admirador d-e Francisco I. que abarca en su existencia casi el siglo (1510·1581) y vive todas !'us preocupaciones. quien le considera tan hereje como sus libros y le ataca. La linea de la teorización de Francia culmina a fines del siglo con Juan de Terrarubea. para construir sobre Francia y. autor del Tractatus cvntra rebelles suorum requm. De la République des TUTes y Les raisons de la Monarchie. impreso en 1586. Por ejemplo. Su estancia en Inglaterra no pasó inadvertida a don Bernardino de Mendoza. Badina era conocido por los representantes de España en el extranjero. con una religión cristiana simplificada y hecha accesible a los infieles. austriacos. las prerrogativas del rey francés. Bien que no tardan mucho en llegar a Francia libros españoles. Francia los domina por sus ventajosas calidades. desde la fiebre por la ciencia a la emoción mistica y religiosa. r-ecogiendo como recoge too dos los impulsos de la época. El régimen monárquico francés es un sistema de balanzas y pesos. a San Ignacio. y está dos años como novicio en la Compafiía de Jesús. del poder de dirección y del de ca' rregir los abusos. alemanes. El gran Designio es así una exaltación de lo francés en el orbe. Su figura fundamental es Guillermo Pastel. simbolizada en Seyssel y en Postel. que sea como da mejor imagen de Dios único». En contacto con lo imperial. donde se subraya la legitimidad e indivisibilidad de la Corona francesa. En posición semejante y dando un cauce de expansión que recuero da a Pedro Dubois. el óleo santo.88.. la flor de lis . que defiende. que da al pais una insensible constitución tradicional exteriorizada en ordenanzas tan fuertemente ligadas al hábito politico qUe apenas pueden ser rotas. Torna a la idea misional carolingia y después la defonna. una Monarquia universal. La función del rey consiste en el ejercicio de una vigilancia general. Esta exaltación. españoles o portugueses--se encuentran en situación inferior. tal actitud reacciona también frente a lo español. no es. vigente en el propio acto legislativo. Para él no tiene duda que el mejor régimen es la monarquia hereditaria cristalizada en la estructura francesa. V-e en Francia el equilibrio. También admira en Francia la importancia de la costumbre. pais-diceel mejor gobernado del mundo. Ve a Francia como país privilegiado por la Providencia que ha dado a sus reyes la virtud curativa. sin em' bargo. soñador e inquieto. solamente de ellos. Se retira luego al solitario estudio y de éste salen tres obras: De orbis terne concordÜE. como asimismo Badina al embajador.

sino traducción latina en vestidura universal. de Saavedra Fajardo. A. PABSERlH n'ENTREVES: e/audio M Se/Jssel.e Pastel. 1920.256 príncipe LIBRO IV.. BlbllOg.sel. cBoIl. CAVIGLlA: Claudio de Sellasel (1450·1520J.WlL!U:I. IHlst.-D"'NIEL R=RoolC: Gu!!!aum.. av6tre de la concor· de du monde. A. 1938. dI Sto ItaL_.. Zeltschr:lfh. 1936. 121. das Kaisertum und die europa!lwhe Krisi8 v . 4. Subalplw.-W.M PLAT"-'lOFF: LudwtQ XIV. III. 1928. LlIWIN: Claude M Se'j¡¡.--CAP. A. 1683.stiww. XXX: PENSAMIENTO POLÍTICO FRANcts político cri. Mortain. Stor. Lo vita "ella stana MI suoi tempi... dllscell. 37. consigue allí no solamente difusión.. Heidelberg. 1931 .

cuando escribe la Utopía. el paréntesis de vuelta a la Iglesia de 1553·1558.. en relación con Roma y con el catolicismo. que si significa la caída del partido parla· mentario puritano no implica la desaparición de las ideas que lo hicie' ron poderoso. de refinada educación.CAPfTULO XXXI ¡'~L PENSAMIENTO POLITICO EN INGLATERRA 88. fecha tope de este periodo. y la concepción religiosa y humanística de la vida que los alimenta. y el obispo Ricardo Smith. consigue un gran prestigio de austeridad.-17 . lleno de motivos éticos y sociales. Se 'trata de un hombre muy culto.. la teorización de Harrington. Más tarde encontramos la revolución puritana. Anda por medio.. Enrique VII le destierra. Bien que aunque atraiga su estilo.nismo. s. La primera personalidad que cronológicamente asoma en este mo· mfilnto es la de Tomás Moro (1478-1535).milia de magistrados. Los dos están vivos en la Utopía. al italiano en 1548. Dos hechos imprimen carácter al desarrollo del pensamiento inglés. Es consejero del nuevo rey. Así se llega a 1660. de la consideración del hombre naturaliter christianus: Los utopianos se encuentran con una ~0C"rR1N . el fondo fas· cinante. en contraste con la épp· ca lancasteriana. Moro se evade al reino de la utopia y ofrece una critica del mundo inglés de su tiempo. un cierto republiC<¡. Este defiende a los anglicanbs contra los puritanos. y solamente cuando éste muere puede tornar a Londres. rápidamente. humanista y jurista. y a su servicio está dispuesto a hacer rodar su cabeza si con ella le pudiera conseguir un castillo. lo que sucede es la actitud crítica. al espanol en 1637~por obra ésta de Jerónimo Antonio de Medinilla-. Diputado en el Parlamento. al holandés en 155:3. tan interesante. Filmer . Figura así allí el aspecto. y singularmente al de Moro: la situación insular y la construCciQn es· tamentaria del cuerpo político. que consiguiÓ. hoy elevado a los altares. en el que bri· llaron los cardenales Polo y Allen. al inglés en 1551. una gran difusión_ El siglo'conoce quince edi· ciones latinas. que era ya muy completa en 1516. produce verdadera sugestión. En otros aspectos. Pasa también inmediatamente a las lenguas vulgares: u-adú('ese al alemán en 1524. las embajadas de ahora influyen y complementan su formación. siendo calificado en la doctrina por la obedIencia pasiva. y la restauración de los Estuardos. LA «uTopiA" DEL CANCILLER El período Que vive Inglaterra bajo la monarquía de los Tudor est<í ('aracterizado políticamente por el absolutismo. Procede de una fij. Como el destierro de antes. Desde 1529 ocu· pa el alto cargo de canciller del reino.. Las únicas excepciones fueron justamente las de Moro y de HPoker. y saca las con· secuencias de tal posición. al francés en 1550.

La Utopía cuida de organizar en forma minuciosa la vida sodal. que lo subordinaban todo a la conquista de nuevas provincias. la ilusión belicista de los príncipes. ¿Se refería a su antiguo propósito de profesar como cartujo? De cualquier modo. prospección de las cuestiones ha ido a buscar lejanos mundos. se puede decir que el país real que desea el corazón de Moro no es de esta tierra. principales clases del ré· gimen inglés. Battaglia lo conecta con Nicolás de Cusa y Jo contrapone a Marsilio de Padua. Cuando los asuntos ti-enen grah importancia no basta el Senado y se acude a la reunión de comicios. Y todo se completa con una ilusión exterior. cuyo presidente es el verdadero jefe del país. y en ese sentido puede ser estimada como una crítica de las instituciones inglesas. Téngase en cuenta. y aun la parte crítica: Moro tenía ante sí la galeria dramática de los reyes que fueron desde Enrique VI a Enrique VIII. y esto hace pensar que Moro pueda relacionarse con las tentativas sincretisticas del siglo xv. que la moralidad natural no es para el Santo Canciller un término. En conjunto puédese considerar. hasta un cierto punto. acaSD pata poder eliminar a los nobles y a los r:icos. humanitaria: sólo dos guerras son admisibles: la defensiva y la destinada a auxiliar a las gentes sometidas a la servidumbre o . Concuerda también con Vives. Hay régimen privilegiado para los intelectuales: éstos se seleccionan por la autoridad de entre los inscritos en ciertas listas propuestas por los maestros. Y en efecto. con ·\0 que escriben Cromley y Starkey. en dJYo' espíritu no ·queda sino la preocupación por el mundo del alma. como Erasmo. como obra de un escéptico en politica. le dan la inspiración. por otra parte. ('()menta AlIen. Faltan los demás elementos sociales. no sin relación con las virtudes del autor en materia religiosa. XXXI: PENSAMIENTO MÚTICQ INGLÉS organización natural y racional propia de gentes que ignoran la revelación. El mundo político que imagina gira en torno de una constitución de tipo democrático. mejor que la organización conventual del Monte Atos. con magistraturas de elección anual y con un Senado. Cuando se le encierra -en la Torre de Londres declara a su hija que si no fuera por la familia ya haría tiempo que se hubiese encerrado en más estrecha prisión. Ataca. allí testimoniadas. hasta·en la simple. Y sobre este elemento influye el humanis: mo y concretamente el humanismo erasmista. como quería Brockhaus. También es erasmiano el arte expositivo. que así es revocado. El fondo es moralizante. otra vez. El elemento esencial es el grupo familiar. está en completo acuerdo.--CAP. y excepcionalmente a convocatorias parlamentarlas. encuadrada en un fervoroso deseo de patriota tendente a mejorar el orden político. es decir. olvidando que lo más importante era la buena administración de sus pu-eblos. El poder tiene allí una cimentación democrática. De allí salen los titulares dc"¡os altos cargos. Las relacioncs de las Indias. Pueden señalarse en la Utopía ideas análogas a las que Erasmo expone en sus Adagios y en el Elogio. ·EI pensamiento de su libro primero.258 LIBRO IV. en la mejor línea. sino un grado en un proceso. Por ello la Utopía no debe ser considerada como un ·producto aislado de la imaginación. La isla donde viven sus gentes está imaginada cerca de las entonces descubiertas. a cuyo desarrollo atañ-en sus mayores vigencias.

a las que se liga la acción de Hooker. y de ahí.s Morus «na his Utopla. Natur und Geschichte. 26-27. intepeses particulares).---':OsWALo BI<NO. Nueva York. . Mn· J"1i. RENAUD. f. 1902. 1945.-Á._A. 1940. Tu~¡n. Méjico.U·Utopia di TammasQ Moro. P~SSEllIN O'ENTREVES: La tenna del dlrillo e della potitica in Inghllterra nll'¡ni~in deU'etd moderna. 1908. RIT'1"1<"-: Machtslaat und Utople. Heidelberge~ Almd. teorización concordante de la tolerancia.S.: Etudes erasmiennes. lS30. Ante estos hechos.·1949. SYITH. y BUCHANAN 259 al yugo de los tiranos. 1928. Otro elemento fundamental de esta época son las Leyes f'clesiásticas.'"'' du schlsme ang/ican._F. 1603 to 1660.". HOOKIrn. w OO. 1929. disposiciones del poder y consiguientes protestas de católicos y de pu· ritanos.-D. Es obra preparada siendo embajador en Francia y acaso contra la tesis allí dominante que ofrecía a los reyes de Inglaterra como ejemplo de absolutismo (vamos viendo así que. Londres. y al fin.' Zeitscrriftl. Berlia. mas pronto destacan en los teorizantes las doctrinas de la constitución y la soberan[a revolviendo las preocupaciones parla· mentarias. Parls. cobra fuerza la teoria de la su· premacía real. Publicó su De republica anglarum en 1583. ParÍll. Londres. Duisburg. a menudo. y estudia el poder de mando o gubernativo. STERNBKRC. 142.t Mnrll.. SMITH. Enol/$h PalWcal.. HOOKER y BUCHANAM Bajo Enrique VIII y la reina Isabel. B~OCKlUUS: Die UWpieschajt des Th. 1927. 1939." 1932 (también en el vol. 1929. Lo explica el mundo propio de la juventud moriana. 1521-1529. 1935)._G. ._R. 1935. Cambridge. con aquellas conferencias sobre el De civitate tenidas en la iglesia de San Lorenzo. su adhesión a la monarquia limitada en forma que le coloca en la línea de Hooker y de' Locke. se mezclan.-K. en efecto. El tema de la polémica antimonárquica es revisado por Battaglia. distinguiendo dos simposios como núcleo que de margen a la Utopía. Parls.rdam.E DEIUIIENCHE": Thnmas MOT1LS et les Utnpistes de Renoissance._M. Ueber die Utnple des Thnmas Mnrus. 1936. BocK: Machlavetlism1J. J. que fué secretario de Estado. habrá que preguntarse por qué surgió así. con calidades de carácter directivo. 1941.SE. De ahí las tesis de Moro sobre la tiran!a. en estas teorizaciones de Inglaterra y de Francia. Rechts-und Wirtseha. ONKEN: Die Utople des Mnrus und /fus Mocntproblem In der Staatslehre.-H. 1938.ng des Thomas M01"1J.Thought. W. Amste. Mnrus. en general. esp. DlltlOCt<: Sir Thoma.\NO: English Law and tIle Renais.S und der MachtJ]Toblem in der Staatslehre. MUHlch. MAIT[.ANN: Sludlen zur Staats und Sozlalauffass1J. el propio interés nada significa en relación con el bien que se ocasiona a la Humanidad. trad. W. cHist. Hldelberg. Expone las características de las distintas instituciones inglesas. aqu-ella intervención en el Parlamento frente a los subsidios pedidos por el rey-y aun a la retirada que tuvo que hacer Moro ante la persecución que le ocasionó su conducta dC! hombre independiente-._MEINECKE: Die Utopíe des Th._H. 1923.• ance.".Archiv. . SARCENT: Tomá.EMII._BATrAGLIA: Saggl S1J. Inicia este grupo de escritores Tomás Smith. Bolonla.dlJrs.sto"y of po/itical ThouOIlt in the s1:r:teenth Century.$ in der eny/isches Renaissance. FRElmo: Zur Deutuno der Utqpta des Th(Jmas Morus. READ: The T1J. en corrección a Mesnard. Si se recuerda que el libro segundo de aquélla es anterior al primero.90. que se concibe como la más alta y suprema autoridad. Hubo. ~AL: Les orI11. 1922._H. También hay que conectarlo con el agustinismo.C. Subraya Smith el poder del Parlamento. ALLEN: A h.ftsphHoSllpbleo. 1932-1934.

predicador y controversista. Más importancia ha de reconocerse en Ricardo Húoker (1553-1600). no la crea suficiente como norma de la vida civil. el más autorizado intérprete del anglicanismo. buscando su apoyo en basamento democrático.--CAf'.260 LIBItO IV. Por lo pronto. entre Moro y Buchanam. ya que Smith estaba precisamente en aquella Corte. Taylor le ve como hombre ge· nial y juicioso. es una figura fundamental. bajo Isabel. inserta en la lucha de los preSbiterianos contra los anglicanos. autor de The laws of ecclesiastical polity (1594). Ni siquiera que. voz de la conciencia o voz de Dios. Hooker perteneda. es clara la relación {'on el Methodus de Booino. puede ser comparada con la de Suárez. verdadera clave de la historia política en aquel gravísimo momento de la transformación espiritual de Occidente. los cursos de Bodino en Talasa «De Decretolt o «De Imperio». su teoría es la de Santo Tomás de Aquino. Doctrinalmente. se estime que pudo ¡'eerla manuscrita o conocer las ideas pOr los apuntes de. justamente elaborado en el momento más fuerte de la discusión. Hooker es. pero no es necesario suponer que haya de haber conocido la République hadiniana. como Shakespeare. completa su formación en los viajes. Sacerdote. En sustancia. Frente a los católicos se caracteriza por exaltar la Sagrada Escritura. Probablemente contesta a sus puntos de vista. a Santo Tomás. frente a los protestantes. como quiere Moreau-Reibel. entre la République de Bodino y la Vindicire contra tyrannos. Sus tesis valen. considerada ley de la razón. humanisticos: conoce a Platón. pues. Su posición sobre los problemas de la ley natural. influyendo en el jefe parlamentario Erwin Sandys y en el famoso escritor palí- . Había hecho estudios clásicos. Sobrino de un personaje infiuyente. Booker representa la vuelta al tomismo. y quizá esto explique suficientemente la postura. XXXI: PE/oISAMIENTO . Defiende la monarquía y la obediencia pasiva.POLÍTICO INGLÉS La estancia de Smith en la Francia de aquella ép~a ha hecho pensar que su obra se relaciona con la de Bodino. a la Patrística. la vuelta a la concepción del derecho natural se ve ligada a preocupaciones pragmatistas. sus polémicas se recogen en el libro. En tal sentido. a la clase burgUesa provinciana. que había encontrado razones para afirmar la política curialista y temporalista. evadiendo el problema de las fechas. Señala la ley eterna como medida de toda ley. educado en Exeter y en el Corpus Christi de Oxford. a Aristóteles. cristiano y racionalista. En ésta se liga a la tendencia pactista. quien sólo le gana en la mayor pureza y en la consistencia de su ortodoxia católica. en cuanto acogen supuestos organizativos de carácter general. que estima superior a toda tradición. ya que su objeto fué neutralizar las reivindicaciones del derecho divino. Sinceramente evangélico. sino filosóficamente. igualmente útiles para la constitución eclesiástica que para la civil. Comparado con el biblicismo de los puritanos y con la concepción que hace de la ley un simple mandato de la autoridad. Hooker está en la vía media. El problema fué ya plan- teado por PolIock. no sólo cronológica. aunque no llegó a ser un contractualista sin reservas. como dice Allen. La importancia de Hooker es extraordinaria en Inglaterra y cons· tituye una verdadera época en la historia de las doctrinas. bien que. En resumen.

Moderador de la Asamblea general. es traducido al inglés en 1592. non suftraoiis reo. muy preocupado por la paz y por la concordia en lo eclesiástico. puede ser considerada como ejemplo de resonan~ia eSCocesa del Réveüle-Matin de los franceses. Ayudó a su difusión su buen estilo. Polemizó con Beza y con Belarmino. y el del levantamiento. en el ejemplO de Escocia. La tesis buchanamiana es la del pueblo como fuente de todo poder y la del rey sometido a la ley. siendo ya uno de los maestros del joven rey Jacobo 1. como no puede hacer médico :l un ignorante. El De iure regni apud Seotos mantiene una doctrina análoga. SMITH. Y Mesnard nos lo ofrece como un Erasmo que conociera a Hotman. considerado por Casaubon como uno de los más eruditos hombres de la Inglaterra de la época. de estirpe española. estudiante en París.. Buchanam torna a la clásica idea del gobierno de leyes como mejor que el de hombres: slendo raro el rey id-eal--es- . libelo infamatorio Que imprime. I'scrita en 1579. Su interés histórico eS muy vivo. en 1560. La obra fundamental de Bucbanam es el De iure regni avud Scotos. una vez evadido. en el ejemplo de Francia. adquiere ce· lebridad por su Cordelier. Condenada por el Parlamento y por la Universidad. de Aristóteles o de Cicerón. defendiendo el carácter apost(ilico de la institución episcopal y sacando consecuencias contra la organización pontificia. vuelto a su tierra. declarando Que el compromiso es mutuo: Mutua ioitur Re(Ji cum eivibus est pactio. Cerca de éste descuella y pronto ocupa la jefatura de su cancille· ria. Dedicó a Jacobo 1. Atrajo a sí numerosos intelectuales. De imperandi auctoritate et christiana obedientia. y fué. sino por esa señalada concepción del rey sometido a la ley. Entre éstos debe ser citado Adrián Saravia. La elección---dice con ciertas sonoridades erasmianas-no puede crear un rey. pero Que le califica. nacido en Escocia. en 1571. escribe contra ella su Detectio. Se liga a la postura pactista. Y asi el juego está visto señalando el tema de la opresión del pueblo. sátira anticlerical que le lleva a la cárcel en Londres. Temperamento viajero. Había estudiado con Majar en Aberdeen. para -enseñar retórica en Burdeos. El enlace entre las dos obras nó es improbable. Muere en 1612. cuando su real discípUla es expulsada. y en su defensa. o al menos sugerida por una análoga meditación. Este último pinta un nuevo estado de espiritu. preceptor de la reina Ma· ria. También es figura importante Jorge Buchanam (l506-1582). HOOKER y Jll'CHAKAM 261 tico Juan Locke.em esse. en visión europea de los acontecimientos de Francia: se reconocen faltas por las dos partes y se abre la vía de las transacciones. Janet llegó a afirmar Que Buchanam no es tanto el discípulo de Calvino o de Knox como el de Platón. publicado en 1590. porque el Réveüle-Matin inicia uno de sus diálogos con la condenación de la reina Maria Es· tuardo. la obra de Buchanam está metida en la lucha doctrinal de la época y choca con el mundo dominante. en latín. en París y en Coimbra. pero asf como se confiere al sabio la facultad de ejercer su arte o profesión. Fellow del Colegia de Cristo en Cambridge.90. cuyo libro De diversis gradibus ministrorum Evangelii. nacido en Flandes. Ligada al ambiente de la época y no sólo al pensamiento inglés. No sólo por la reserva natura. así la elección reconoce al prudente el derecho de gobernar la sociedad.

se levanta contra su maestro.-A. ALJ. Completa su obra el Triprice nodo. Los súbditos no tienen fran'luezas. 1936.. 1906.BuI1. añádasele el elemento religioso. Londres. 191L :Jl.EN: A ¡". Turin. P"-""ERlN P'E"rREVES: Riccardo Ifooker.-R. pero chocaron con el edicto de febrero de 1604--<!ontra el sacerdocio católico y contra los jesuItas-o y bien pronto. Forma parte. 1933. con la exigencia del juramento de fidelidad.de I'In8t.u-RElBKL: Jean Bod. Richard Hookl!T al$ Polltischer Denl. 1946.-H. del que se hablará luego.--G. Y para defender las instituciones deseadas el True law of free monarchies. n. colocado fuera del curso del Derecho. de Portugah. con aparienCia de tratar bien a todas las confesiones. 1931. Berlín. MICHA. MESNARD: Uessor de la philosopl!ie po!itique.-E. Y ya está ahi la concepción contra la cual salta Jacobo 1. Escribe para la educación de su hijo el Basilik. 1941. eL le Dro/t PUl>lic comparé.EL'S. casi siempre de una controversia y ha de ser comprensible en relación con los términos del conflicto de donde brota. deberes y nD derechos. y acoge la teoría del derecho divino tal como la perfilaban los polítiCOS frente a las doctrinas del poder parlamentario Y' de la soberanía popular. al discutirse su derecho a reinar y buscarlo en la herencia.a del diritto naturale. Y asi igualmente en la escala inferior de la jerarquía política. DA.. RUSSRLL-S"HTII: The TheoTl! oi rellglous Ul>eTly in the reJuns ol Chartes 11 and James II.. Por lo pronto. Jacobo 1 (1566-1625). en julio de 1606. sino obligaciones. LEBEG"E: George Bucha"am. La leyes una simple declaración del deseo del rey. soñaban con la calma que el nuevo rey parecía hacer sentir. Vale la pena examinar el contenido de éste: Habia que afirmar que Jacobo I era rey legitimo y supremo sefior: .:er. HoUCK: Hooker's Ecc!e$lastlea¡ Po!JtV Book VIII.storo oi PoUtica¡ Thought in. tras la tempestad isabeUna. Los católicos. pues los demás puestos públicos dependen del rey Y de él proceden. príncipe de muy poco carácter. fran. Nue"a York. discípulo de Buchanam. Acaso en ningún momento como en el que aqui recogemos se ofrezca tan evidente esta calificación. Según aquellas tesis. el rey de Inglaterra asume personalmente' la defensa de sus prerrogativas. 1933. the 16th Ce"tury.on Doron.-MofU<A. en efecto. Contril>ulo alla tcoricr e olla stor. 1932. XXXI: PENSAMIENTO POLíTICO INGL'ÉS cribe-se le pone por colega la ley. Cambridge. Jacobo 1. con la afirmación de la derivación directa del poder real del mismo Dios. T. F. identificado con la Administración hasta el punto de que Corona y Estado constituyan términos intercambiables. Los reyes-dirá alli--son imágenes de Dios en la tierra. por colega-afirma insistiendo---o mejor por freno de sus pasiones. A. HU"E BRO"''': George Buchanam ond his time. .' "'ES: Politkal Ideas QI Richard Hool<er. Si ya ahi había posturas que tenían que suscitar polémica. ataque directo a Buchanam. Paris. asomó al trono ('omo esperanza de paz._R. se opone a los que buscan sus raíces en la comunidad. Y como tales no deben encontrar limitación alguna en su poder.262 LIBRO lL---CAP.-P. París. Londres. BeODO 1 y LA TEORIZACIÓN DEL DERECHO DIVINO DE LOS REYES Se ha considerado típico del pensamiento poUtico inglés su carácter dialéctico.

y en este sentido escribe a Blackwell en agosto de 1606. un <lño más tarde. Se perfilan asI ciertos conceptos próximos y. y Overall exalta la monarqu[a buscando argumentos biblicos. respuestas y tratados. que cualquier medida de esta índole ¡<ería considerada nula y calificada de complot contra el rey. Y el rey torna a su tesis del vicariato divino interpretada como propio derecho. Overall. que es vista como herencia de todos los súbditos. recuerda la frase de GuUlermo . y del deán de San Pablo.e niega a admitir el libelo. en febrero de 1608. La polémica trasciende a la entera órbita cultural del mundo de Occidente. Cambiando la corona por la birreta doctoral. ya desde 1604 la Cámara habia defendido sus prerrogativas contra la invasión absolutista. A este último se debe una de/inición de Ja autoridad como poder ligante. Su Appello Cresarem.nderson. ante todo. Para el Pontífice la prestación de tal juramento era inconciliable con la fe y con la salvación del alma. La idea de construir el derecho divino de los reyes arranca de los primeros años del reinado y cuenta con las obras del capellán del rey. JACQBO I Y EL DERECHO DIVINO DE LOS REYES 263 que ni el Papa ni la Iglesia teman poder para deponerle ni para separar a los súbditos de su obediencia. sino el Parlamento de Inglaterra.91. el Triplice nodo. que se rechazaba «con horror» la doctrina según la cual un rey excomulgado podía ser depuesto o muerto (que es todo el fondo del tiranicidio). fechado en 1624. escrita entre 1610-1613 bajo la curiosidad del embajador británico y la vigilancia del nuncio apostólico. el francés lo recibe. Mas nada obtienen. Wilkes. En el problema religioso fué Montague quien trató de justificar la postura de Jacobo r. Los siguen Jackon y Sil. que no se reconocía al Papa ni a nadie el derecho de dispensar o de invalidar este concreto juramento.Tacobo 1 disputaba a la Iglesia toda autoridad moral frente a la tiranía y exigía a los súbditos cristianos la desobediencia a la autoridad religiosa en materias puestas en litigio. Y tras el Papa. implicando en resumen la absoluta inviolabilidad de cualquier rcy despótico. E-n fin. lanza. Choca que en tal asunto. Hay una verdadera guerra panfietaria y suenan apologias. Y Suárez contesta con su Defensio fidei. Jacobo I sigue en su pertinacia. hayan dudado los obispos ingleses. que se envía por conducto diplomático a los soberanos católicos. el de la obligación política. El monarca espaiíol í'. La protesta culminó en 1621. Con tal actitud . Ante semejantes actitudes era previsible que frente a Jacobo 1 se levantase no sólo el catolicismo. primero oficiosa y pronto declarada como del monarca. La Cámara basa su posición en la tradición. obra propagandística. Aun anfes que Jacobo pronunciara el famoso discurso de 1616. pero asegura que no lo l€€rá. y. mezclado tan a menudo con los de las relaciones entre la Iglesia y el Estado. terminan accediendo a prestar el juramento. El arcipreste Blacwell y los muchos prelados que le siguen. yen esa misma fecha. Wilkes sostiene que los súbditos deben obediencia al monarca en cumplimiento del divino mandato. tan claro en la línea del catolicismo. el cardenal Belarmino exhorta a los obispos a mantener una firme actitud. El Papa no deja de orientarlos recordándoles la sana doctrina.

3:1. no es el caso de la monarquía británica. Este último nos conduce .. 1944.. una concepción del Estado.lfaxims Di State (1642). . XX!KI: PKNSAMIEN'rO l'OLÍ'rICO rNGLÉS de Ocam: Domine lmperator.: BOC(»l und das Staatsdenken du Materlalismus. Estos aspectos son particularmente atendidos en otros dos trabajos suyos: Prerrogative of FarUaments (1628) y . mundo poUtico inglés. que. 1913. desea que la ley permanezca: sus alteraciones--dice-son peligrosas. HaUe. como autores enraizadus a este período en forma más o me· nos vigorosa. The Inter¡yreter.Po!. Para Fitzherbert. Tiene presente a Maquiavelo. como en la relativa al poder militar. la posición católica. H._Plnup HUGHES: Rome and the Gounter Reformati(»l in England. Raleigh escribe una Historia del mundo (1614). sin consecuencias sensibles en el pensamiento inglés.en su Treatise concerning Policy and Religion (1606) al planteo de la lucha entre el catolicismo y el anglicanismo. donde expone su ver· sión del origen de la sociedad sobre la linea de Buchanam. Bajo influJó humanista. Si ofrece realmente una teoría del gobierno. Es un compilador que sistematiza y teoriza en torno a la monarquia inglesa. Atento a la importancia de los descubrimientos de la ciencia. 1939. Se. LondNs. al que contesta en algunas cuestiones. Stuttgart.ppz¡. Triste y puro servicio del intelectual al poderoso.SIU: The Po!i· tical lderu of James 1. ofrece una ver· sión utópica en la que las tesis igualitarias comunes al género son dominadas por el mito de la prosperidad. de acuerdo con las características esenciales del . En fin. bien que con inftuencias de Bodino. Lelpz!g. no da del mismo modo. v. los cánones de !604 constituyen la codificación de la legislación isabelina. En fin. Cowel es un jurista de corte académico._HAl'IOLrl J. Prof. según subraya. al tiempo que el Parlamento recoge la protesta de los puritanos que tratan de transformar la prelacía papal en una aristocracia rristiana. L\. en 1607.ve.episcopal frente al Pontificado. 1928. autor de The new Atlantis. E.·LIBRO IV. Qua:rterly~. Otros aspectos del movimiento político inglés de esta época son documentados por Forset y por Fitzherbert. . atacado por la Cámara de los Comunes y prohibido por decisión real._TATHAM: The PuntalM In Po· . Con todo. tuvo resonancia popular e hizo mantener lar· gamente numerosas reservas.esor de Derecho dvil en Cambridge desde 1594. Exalta una monarquía fuerte y una sociedad orgánica. publica.-KuRT WAHL: Stalltslclrche vnd Staat in England.--CAP. 1935. y se liga al concepto de la vieja maiestas. defende me gladio et ego defendam te calamo. Raleigh y CowelL Descuella entre ellos Francisco Bacon (1561-1626).EKP>1m: Raletgh StaatsthecoretJsche SchrlfUf!. Of Sedition y The Art oi Empire or Civil Government. Co· well concibe la soberania como poder de la ley. su comentario exalta la línea apostólica para apoyar el poder . 1919.-N""JA K. y mucho menos----podría añadir--el de la teorización de Ja· cobo l. Sus opiniones se consideran típicas de la época de Isabel. deben citarse a Bacon. al menos con claridad.

. El Concilio de Trento. Y una vez reforzada la unidad dogmática el Pontificado puede acceder a ciertás autonomias nacionales. en Alemania. las largas negociaciones . La Iglesia se separa del mundo político en la anterior estructura de éste. además. obispo de Roma.comenta Belarmino--no significa que los cristianos vayan a ser señores de los infieles. A pesar de la defección tudesca. en gran parte por el esfuerzo suariano. que habían sido iniciadas a fines del siglo XVI en Francia. Si el Imperio se hace dignidad de la corona alemana.CAPITULO XXXII LA ACTITUD DEL PONTIFICADO 92. En España. que inslstian en que se hiciesen llegar a los protestantes nuevas invitaciones para impedir que se consolldase la ruptura. abandonando las pretensiones de carácter terrenal. de importancia innegable en la historia del dogma. que sigue sometida al sucesor de San Pedro. La Iglesia deja de ser la forma eclesiástica del orden politico. Los movimientos absolutistas obligan a reafirmar la autoridad del Papa. distinguiendo lo espiritual y lo temporal en la obra del Concilio trentinQ. Incluso por ese re· pliegue se produce un refuerzo de lo espiritual. Las cuestiones entre Pontificado e Imperio ya no se plantean sino en forma defensiva. incluso se supera el con(·epto de la Cristiandad. y parece como si para compensar la pérdida de aquellos pueblos llegasen las Indias para crear la cristiandad· atlántica. La división hecha por Alejandro VI---. con el Concordato de 1482 y por las disposiciones de 1509. LA REELABORACIÓN DEL CUlUALISMO: TIU:NTO y LA COMPAÑíA DE JESÚS El nuevo mundo del espíritu iniciado en el siglo XVI repercute en el hundimiento de la diarquía medieval. ocasionándose una verdadera reelaboración del curiallsmo. Y ahí es justamente donde se fecundan las ideas. ¡ Se da término as! a la centralización doctrinal y administrativa. Que encuentra nuevos servidores en la Compañia de Jesús---eon función semejante en la Edad Moderna a la de los cluniacenses en la Media-. sino tan sólo que se prot€ge la obra misional.bases religiosas. En Inglaterra se produce la escisión. Este último se liga a los deseos de detenninados pafses---. con el de 1516. cerca de las autoridades de las zonas católicas. La Iglesia se constituye sobre. tiene -escaso valor pol1tico.España sobre todo--. Es más. el Pontificado es cabeza de la comunidad de los fieles. y clarifica el dogma. Desaparece el Imperio en su función de brazo secular de la Cristiandad y como símbolo de la unidad de Europa. Lo prueban. el Pontificado tiene donde apoyarse.

sigue con Felipe 11. Pedro de Fuentidueña. El terna del renacido curlallsmo QCu- . a Salmerón. es muy considerable en el terreno de la cultura. y como fin último de su instituto sea de su buen deseo». Con lo que se hacía ver que todos sentían que Trento no tratase. en 1559. a Láinez . Pedro González de Mendoza.266 LIBRO IV. Pedro Soto. Hubo de intervenir el emperador. en un aspecto y Malina -en otro. Alfonso de Castro. que en el pensamiento del cardenal de Lorena debía limitar su autoridad al campo de la Reforma. Cardillo de Villalpando. dejando toda cuestión dogmática para el Concilio. sino que influy€ poderosamente en la €ducación de los pueblos por medio de sus instituciones de enseñanza. los embajadores Vargas y Mendoza . XXXII. La aportación española es extraordinaria. prefecto de la Biblioteca Vaticana. Renace as[ la tendencia papalista. _ Se sienten particularmente preocupados por el luteranismo y por el galicanismo. a Azpilcueta. como quería Carlos. a Malina. por sugerencia del Pontificado. la supresión de la asamblea francesa. de 29 de noviembre de 1560. Diego Láinez. son nombres expresivos. Los jesuitas españoles ocupan el primer puesto en"tal tarea. que insistiría cerca del Sumo Pont[fice. Nuestro conde de Luna instaba reiteradamente para que fuesen llamados los luteranos y en que se votase por naciones. Sin descuidar la forma religiosa. que es nuevo testimonio de la labQÍ. Pedro Guerrero. eosrne Ortolá. En efecto. Carlos V quiso asistir personalmente. que. Martín Pérez de Ayala. . aunque en algunos aspectos tardía. González de Santaf!lla. en Cateau-Cambrésis.. mucho sintió no poderlo hacer.Melchor Cano.y la pasión que mueve el Concilio entre los intelectuales. no s610 actúa como milicia de la Iglesia. estaba en relación con los hombres más doctos de la Iglesia y mantuvo una copiosa correspondencia sobre peticiones de libros y de documentos. pureza y perfección sirvan a Dios. quien expresa el las Cortes de Toledo. Su obra.. a Covarrubias. El cardenal Sirleto di Stilo. 10 exige el fin sobrenatural. bien que Francia trató luego de reunir la asamblea galicana. por la Bula Ad ecclesifE regimen. y al fin se cortó proyecto tan grave para la unidad de la Cristiandad. La preocupación por que el Concilio de Trento resolviese tantas cuestiones como tenía pendientes la Cristiandad. a Suárez. para que con más integridad. Todos los escritores de importancia son jesuitas españoles o filoespañoles. El peligro que se corrió fué grande.. el tema de los luteranos. a recabar de Roma la prosecución <:lel Tridentino. muchos obispos católieos se dedicaron a trabajar intensa y sabiamente para poder disputar a los protestantes el prestigio de la ciencia. Trento se reabre.--cAI'. Ese mismo año se había obligado Franria con Felipe. Alfonso Salmerón. pues quiere el rey qla reformación del clero y monasterios de España. Facheeo. Juan Bernal Díaz. Baste recordar a Vázquez. Malina aborda el problema de la deposición del príncipe herético y estima que puede ser hecha por el Papa si así. LA ACTITUD DEL PONTIFICADO con que los embajadores y los prelados cortesanos buscan la solución. y el propio rey de España tuvo de gestionar. Pero la gran obra de este nuevo período está ligada a la Compañía de Jesús. Su representante leyó una carta suya que expresaba sus propósitos: tratar de la Reforma antes que del dogma. Acuden am nuestras mejores cabezas: Antonio Agustin.

Este representa un papel muy importante.:L FJo:RRANDlS. todos los demás en la defensa de las prerrogativas romanas. 1&84. .lto de Trento. y cerca de distintos Pontífices. 93. La controversia de summo pontifice._MANU¡. corresponde a éste la dirección de Clquellos Estados que aparecen como brazo de la Iglesia en lo temporal.e mod~rne Ie. para la Hlst. en labor que expresa pj influjo de Melchor Ga:QO. Parma. DEJOB: De i'lnfluence du Concile de Trente. ya iniciada en las Disputationes.•gednnke. Había llegado el momento-----escribe La Serviere------de escoger entre los materiales acumulados desde sesenta años atrás y elegir lo que mejor había resistido.. 1884. según deja ver el proyecto de incluir en el lndex. KalhaLische Kirche ulld chTfS!lJc/¡e. de Espafta._ ques. Gegenreforma_ tton. Parls. . GUTn'RREZ DUR~N. S~NCHEZ MARi". Ma. Ud. y V.. 1905. EL CARDENAL BELARMiNO: SUS CONTROVERSIAS. 1946. muerto en 1621. da lugar al famoso tratade belanniniano De potestate summi pontifici in rebus temporalibus. Tal fué su obra como profesor de la Universidad gregoriana. Es él quien sitúa al catolicismo en posiciones Cada . 1908._F. Tras él se -movieron. Kirc/¡enH!orm und Ktm_ zIl . 1. En este punto la mayor figura es Belarmino.Rev. Si en líneas generales puede decirse que. pero ninguno como San Roberto Belarmino agrupa.. 9. Cayetano y Melchor Cano.'ardenal ·Legado.•Tahrbuch_. Seis años más tarde empieza en Roma ese curso de oontroversias. Nacido en 1542. 54. De Clemel1\e VIII Y.vez más concretas.sJe$ retJgieuses au XVI. EL «DE OFFICro PRINCIPrS»..Col. con quien colabora nuestro Suárez.. C.93.s1stieron al Concilio de Trento. Les controuer. des Questlons HlstO". trad."e teacratlche. G. jesuíta desde los dieciocho años. el conjunto de los argumentos que la Iglesia romana opuso a las diversas sectas nacidas de la gran revuelta de Lutero. H"RGENROETHeR._ALBF. Roberto Belarmino ejerció su competencia como teólogo asesor del (. CERE!CEDA: Diego Lafnez en m Europa religiosa de su tiempo.es orlgJneB du colllOlicisme moderne. GOTHElN' StrInts t<nd Gesellsc/¡afl des Z(it"Uers de. la obra de Belarmino. 1928-1934. de paulo V puede decirse que fué su consejero permanente. oHlst.._A.. Algunos de sus predecesores o de sus contemporáneos han demostrado facultades más originales. Statt 1n ihrer OeSc/¡ic/¡Ilc/¡cr Entwiclung. Madrid. Parls.. 1877. en Francia.-J. 18B9. JEDI. Ital.. 1869. 7._ SÁINZ DE B~RANlIA~ Noticia de los eSP<Iffoles que rI. F._MAR1'IN PHILIPSON.. desaparecido el Imperio y qtleGlando solamente el Pontificado. sitlcle. EL CARDENAL BELtlRMINO: SUS CONTROVERSIAS 261 pa también a González de Santaella. bien qUe en ciertas ocasiones fuera desaprobada. . drld. FALeRI: 1.. por ejemplo. 1945.RT Do:s· JARDrNS: Le pouvoir dvll au ConcHe de Trente. BELARMINO y SUÁREZ Cuando Belarmino explica en el colegio de los Jesuítas de Lovaina 50 comentario a la Summa theologica (1570-1576) acababa de cerrarse el Concilio d-e Trento.-V. Vallado.-E. «Verdad y Vida.lrina de Trento._BuENAVFNTUIU OIlOMÍ: Los franciscanos espa_ 1\oles en e! Conc. en una poderosa sínte· sis. 1934. Bruselas. 1945.-H. Turln. la posición que domina es una vía media. BAGUENAULT DE PUCHESSE: Le COnc!le de Trente. que es el más glorioso titulo de este hombre singular. lnéd. DO(. El Concilio de Trento. de d<>c.

Hace falta-dice--que el abuso sea cierto. en general. notorio y sobre materia grave. La reina Isabel de Inglaterra crea una cátedra para contradecirle. Conforme--Ies contesta Belarmino-. de Francisco Hotman. raiz del móVi· . un controversista. Con tal motivo teoriza Belarmino sobre el caso de la sublevación frente a la tiranía. En su principal esfuerzo d. En resumen. aunque aquí el problema estribe en la justicia o la injusticia. son insistentemente defendidas por Belarmino. La importancia de su labor está testimoniada por hechos impresionantes. Los argumentos de Paulo Sarpi son también contestados por Belarmino. o cuando prevarica el Papa. David Paree funda. Así se justificó la revuelta contra Paulo V. Suenan los esfuerzos de Belarinino con la Apolouia 'fTT"O responsione sua ad librom Iacobi Magni Britanire regis y el Tractatus de potestate fU1?1d' pontijicis in re:bus temporalibus. Barclay responde en 1612 con su De potestate papre. contra Barclay. adVf'rSU8 Guillermum Barclay. Roma. un Collegium antibellarminianum. Mas ya en el De iure sucessioni hay una excelente refutación de la Franco Gallia. combatidas por Jacobo 1. contra Ja· tobo 1. Belannino contesta con la Respon-sio ad prrecipua capita ApolQgilE pro successione Henrici Navrrrrei. Los IIvenecianos» sostenian que la potestad de los príncipes secu· lares les era concedida inmediatamente de Dios. 1610. Se lanza contra Wiclif. Ante la cuestión anglicana. frente a Jacobo I y a Blackwell. El insigne controversista no se conforma con esto y combate. la lucha gira en torno al Brutum Fulmen-.P. en 1610-12. autor Francisco Rómulo. hay una verdadera guerra de libelos. en 1607·9. las tesis reformistas. XXXII: LA ACT1TUD DEL PONTIFICADO Belannino fué ante todo. Bodrick le presenta como profeta de la Constitución norteamericana. la galicana. la labor de Belarmino se desenvuelve en tres momentos fundamentales: la controversia vene· ciana. La RiblwthRque de la Compagnie de Jésus. sobre todo en 1611-13. Pablo Servita conside· raba además que el cristiano no está obligado a obedecer al Papa sino en aquello que promete en el bautismo.-CA. En este punto se acoge a nuestro Azpilcueta: «Nun· ca el pueblo se deja de tal modo su autoridad en las manos de un hom· ore que no la conserve como en potencia y pueda recuperarla en acto <!nte ciertas y determinadas circunstancias. pero esto es si un príncipe obliga a sus súbditos a renegar de Cristo o a sacrificar a los ídolos.268 UDfW IV. Brilla allí su prudencia. Ciertas revoluciones-dice-han sido legitimas. En el tema galicano. Su figura ha sido estudiada por personas de tan distinta formación que la clasificación consiguiente es muy plurivoca: Mac llwain le considera republicano. en Heidelberg. Los venecianos argumentaban enjuiciando la actitud del Pontifice y considerando que la obligación caducaba cuando el mano dato iba «contra la ley de Dios». 1586. editada por Sommervogel. y desde 1607. en 1606. contra Paulo Sarpi.JI Estas palabras del dOctor navarro. derecho divino de los reyes y voluntarismo pactista en la fe.e controversia. Su obra nace durante la lucha que sostiene para defender las ideas de la Iglesia. señala más de doscientas publicaciones que se ocupan en pro o en contra de la posición de Belarmino. la anglicana. Roma.

En razón de éstas. defendiéndolas frente a Hus y a Lutero. Contra los anabaptistas que rehusan al magistrado cristiano el derecho de juzgar y de condenar. y en relación con los valdenses y los anabaptistas. El. aprovechando el argumento Que le ofrecen Calvino y Beza a propósito del proceso de Miguel Servet. que le coloca frente a todo absolutismo. sino por inconveniencia. En cuanto a lak personas. Que murió por entonces. la Bula que rlebia dar fuerza legal al nuevo índice no pudo ser firmada por el Papa. La prohibición sixtina le ligó a la obra de Vitoria y. N o basta para tolerarla que haya dogmas venladeros junto con las herejías expuestas allí.. La base de la autoridad---dice Belarmino--no es la graCia. y en esto la práctica está de acuerdo con la razón. Llega así la cimentación normativa del Estado. afirmando que no tenía dominio directo del mundo entero. sino la naturaleza.ram. CARDENAL BEL. Esta edición estuvo en el Index por razor:es de política curialista.escribeestá vedada al príncipe católico. por consiguiente. Belarmino consideraba que la Bula alejandrina concedía a España solamente los derechos de enviar a "quellas regiones predi· . posesión de estado de gracia. Debe impedirse-añade-la difusión de los libros heréticos. reproba_ ron el suplicio. afirma que el principe cristiano tiene el derecho de dar leyes a su pueblo. bien Que no hayan de olvidarse las circunstancias. mantiene éste. tal como lo planteó Calvino. La ley civil obliga en conciencia no menos que la divina. que pide al rey. La obra controversista de Belarmino queda recogida en las Dispu_ tationes de controversis doctrinff' fidei adversus huius tempOTis hrereticos.RM1NO: SUS C~NTROVERSIAS '69 miento. De la defensa de la doctrina católica contra las sectas enemigas del poder espiritual surge la fundamentación del Estado sobre la base ontológico-psicológica de la eterna idea de la esencia humana: Gratia non destruit natu. No deja de atender también Belarmino el tema de la herejía. que debe poner el poder secular al servicio de la Iglesia para la represión de la herejía. y con actitud no sólo general sino concretiva. porque hay que proveer a otras muchas cuestiones y no solamente al bien de las almas. Sixto V estim6--ctice Le Bacbelet----que limitaba demasiado la jurisdicción temporal del Soberano Pontífice. que confunde el problema de la obediencia de las leyes.llo puede reemplazar a las leyes de los hombres. algunos padres antiguos. Ha de tenerse en· cuenta la oportunidad: los escritos de los antiguos paganos pueden ser permitidos más fácilmente que los de los herejes de la época. Afortunadamente. también al tema de los justos títulos sobre las Indias. Belarmino admite las penas temporales contra los herejes. no por injusticia. que de otra parte conduce a la indiferencia iusnaturalista en cuanto a las formas del poder politico.93. El Evangelio--subraya--.I. editadas en Ingolstadt. como San Martín Turonense. para gobernar legítimamente. y un nuevo examen evitó la difusión del anterior decreto. Otra aportación muy valiosa del pensamiento belarminiano es la relativa al problema de la libertad cristiana. Frente a Calvino. por virtud de la concepción del derecho natural. ¿Qué debe hacer el pI"incipe católico con los herejes? Su tolerancia--. sed supponit eam et per/icit.

el cual ha de transmitirla por no poder ejercerla: directamente. Belarmino escribe sobre .este 'punto en su disertación con Andrés Duval. La autoridad tiene origen divino. la justicia. ni mucho menos debe ser el agente de las peticiones ajenas. i pr. que es su obligación fun· damental. Su Institutw ofrece un entero capítUlo sobre el confesor.se dice-viene de Dios. que es la persona que. Frente a la tradición imperial de la Edad Media. su necesidad es postulada por la Naturaleza. como la que Lutero teoriza sobre aquel a quien Dios confía la palabra y la obra. Las predilecciones calvinistas por la forma aristocrática son . argumentando sobre la constitución que Jesucristo dió a la Iglesia. escribe-y le viene 9:1 rey por medio del pueblo. el pensamiento fijo en las responsabilidades que pesan sobre sus hombros. En cuanto a dónde resida. la vigilancia rigurosa de su séquito y de su familia. entre las que tiene cerca.-CAl'. escrito en forma llana y sencilla. Cruzanse ahí la raíz clásica. mas no se crea que supone una entrega de poderes. que sobre ese tema han escrito muchos autores desde la antigüedad. En su nom· bre manda el rey. una teorización del puesto de confesor del 'príncipe. La autoridad politica---. en fin. una especie de memorándum. LIBRO. la línea belarminiana es tomista-procede de Dios. :XXXII: LA ACTITUD Di:L PONTU'ICADO cadores de la fe y de proteger militarmente a los predicadores y a los Rompe. que es el sujeto inmediato. Estos son. El rey aparece lleno de deberes. acaso por vez primera. La base del poder transmitido es el consentimiento de 'la (mnanimidad moral de los ciudadanos». entre otros: la caridad para con los humildes. y sobre todo'.270 ~onvertidos. que sirve de estímulo a las artes. para con el episcopado del país. Esta obra es.. El principe------.escribe-debe advertir al' confesor que no se ha de inmis· cuir en el gobierno. en los que más que súbditos ha de ver hijos. bien que ninguno haya expuesto expre' samente-y ésta es su tarea--el punto de vista rigurosamente cristiano. de los' de' beres-más importantes que el príncipe tiene '-para con el Papa. que es un Deus quidam terrestris. como dice Saitta. según reconoce el propio Santo al decir. la prudencia. ni en los asuntos de la Corte o del Estado. Belarmino hace. el ministro de Cristo ha de estar en su sitio. para con sus súbditos y para consigo mismo. la magnificencia. preparado en 1619 para el heredero de Polonia a petición de los padres jesuítas.IV.. aliada a la lealtad. Belarmino apoya la Monarquía. Belarmino cree que hay que corregir la doctrina y que conviene delimitar las dos potestades. representa a Dios más especialmente. que puede ratificar los cambios Que se operan en la fonna.en el De' officio principis. al contrario. en 1614. En cuanto a la forma de gobierno preferible. El rey--<ieclara--ha de oír a su confesor. con la tesis del poder directo. y no sirh ra· zones realistas. Corresponde a la línea medieval de los Espejos. y la tradición católiCa. si no se le pide expresamente consejo. En otro aspecto interesa también la obra belarminiana: en el de la educación del príncipe. con tonos senequistas. argumentando 'en el tema de la tiranía con apoyo de Covarrubias y de Azpilcueta. pues.

Ante el caso de . plena conciencia de sus obligaciones. se presume que cualquier individuo procede como delegado del pueblo. sino que han de tener. que es la linea tradicional eclesiástica según la cuaI ~as leyes contrarias al derecho natural no son verdaderamente leyes y no obligan en conciencia. había que deponerlos. Si los reyes basan su derecho en el contrato de sujeción. sin que haya. en cualquier caso. si lo fuera por título. escrita por e! jesuíta español. tal como sostenían Soto.93. El punto central de su doctrina es que sólo puede ser muerto el tirano «por autorIdad pública». no sin repugnancia. La indicación de Suáre~ habia sido hecha por sugestión de Belarmino. porque-tal como Jesucristo ha querido para su Iglesia-puedan llegar a todos los puestos de todo el pueblo los mejores. Suárez se encargó de la defensa de la posición pontificia. servidora de una mentü privilegiada. que había cobrado especial relieve con la toma de posiciones hechas por el rey de Inglaterra. Caraffa. al servicio del Pontificado. Suárez aborda este tema moderadamente. exigiendo el juramento de fidelidad absoluta a sus súbditos. Merea ha hablado incluso del sacrificio de las propias doctrinas suarianas al señalar el valor y el sentido de la potestad indirecta del Papa. sobre la tesis de la resistencia pasiva. La hizo a disgusto y quiso que el Papa reconociese por adelantado su servicio. Los primeros contactos entre Estas dos singulares figuras. negaba al Pontífice todo poder indirecto. La Monarqufa debe ser hereditaria. Baste pensar en la Defensio fidei. Suárez teoriza. a pe¡. por un Breve que se le envía apenas recibida la primera parte de su obra. y éste defendió al defensor del Pontificado contra las -decisiones del Parlamento de Parls y frente a las gestiones de los agentes de Inglaterra. siendo tirano por ejercicio. Esto serviría para insistir sobre la ac- . ya advertidos en los comentarios a Santo Tomás y en la cuestión veneciana.ár de su falta de inclinación a este género literario_ Teóricamente está ahí el más resuelto enfrentamiento con la teoría del derecho divino. en este terrible momentO' del siglo XVI. tanto a -la razón como a las enseñanzas de la Sagrada Escritura. por obediencia al Pontífice. Es evidente que Jacobo 1. El estudio de la Defensio fidei de Suárez ha podido sugerir la importancia que en su fondo presenta como ataque. se completan y exaltan. más que a Jacobo 1. Ni siquiera los virreyes o gobernadores pueden actuar como simples agentes. de considerarse su clase. A la gran obra de éste se une así la del gran jesuíta español. sino que en la fundamentación de las doctrinas de Jacobo 1 hay chos elementos del paduano. y así lo reconoció. Suárez la envió a Belarmino. Se distinguió también título y ejercicio. EL CARDENAL BELARIIIINO: SUS CONTROVERS!AS 271 consideradas contrarias. Monarquismo no es necesariamente absolutismo. al fin: el de la relación Suárez·Belarmino: Si España ayudó siempre a la Iglesia. en efecto. No sólo el título de la obra ofrece insistente evocación del Defensor pacis y las tesis combatidas tienen ralz marsiliana. a MarsiJio de Padua. le dió en Suárez una excelsa pluma. Por indicación del nuncio en Madrid.lacobo. Malina y Báñez. Un tema queda. pero no los principados o lugartenencias de sügundo orden.

1926. la po!itica de! ges"ill.lfJ ~. . FASULO: Fra Paola Sarpl.> Cardinal Bellarm. París. París.A¡LL>:: El P.6rez. 82... n.: Virginia" Declaration of Right.: Po!ilictlL PnUQsophll 01 Blessed Card.. und Cardinal Bellarm. CL. Londres. trad. Parl!.CHEL~T: Bellar"'.. P. Barcelona..árez seq-ún SUs cartas. 27._ERNEST M. calh . pol1ti . DR LA SERV["R~: De Jocoho 1 Angl1ae Rege cum CardinOli Roberto BcUarmino . 19C'71908. 1917. RAe"". B!·estau. París. FIOCHI: San Roberlo Belarm.. RIVIERE: Suarez d San """"re. 1904.--J.----DAILLARD Hu"._F'GGIs: Political theories uf the cartll Jesuft . 19I8.npl di San Roberto Bel/ormino.. dtev.-K SctlRH. Turín..chen An· s. LoPKTEGUJ' [.-E. Auctar.Transactions of the Royal Hlstor.n. al tiempo que seilala la influencia del dQC' trinarlo medieval y la vigencia de sus tesis en la crisis del cisma anglicano..-JAMES BR'>DRlCK: The Ilfe und work uf bles~ed Robert F. sc<Jla8tica del sec% XVI . • Seholastik •• 4._J. 11 la composlcló . 191'1. T'MPE: Die Idrehe . 1917. X.. 1931.Delem.-J. MEREA: Su.a Secretaria de Estado de Pau. La tll{ologóe de Bellarmin.o 1900.-CAP. Roma. 1923. GEMMEL' Zur SlaalslenTe des Kardi/¡als Bel/armi . ]917. 1911.s3.__ A. Bellarmin "van! son cantinalat. NER" 1. . 1928.'.. LR Il.Gregor¡anum~.6rez. «Catholle Hlstorieal Rev . . Washington.e.~u. Parla.n".'" el Dir:/.-M. 1930. B. de" Qu. . consultore del/a RepubliC<l veneta. ll.---0.• . 1946. de la .. Tlle San!~nder. SAITrA: L".chren un<! Bestrelbunyen des Kardillals Bellarmilos... .a vita le opere e f [e. 1918.. Soclety. Bellarmine.272 LIBRO ¡V. Les ¡dé"" polUjques du Cardinal Bellarmln..o f/lleb de .• uper p<ltestote regia cum pm!lijlcia dis1Yutante. Turin. stions Hlstorlques-. 1929. S. Jurista.-M. 1913. I"ra"dsco Su. 1905.• . XXXll: U ACTITUD DEL PONTIFICAUO titud del jesuita español..wn Bellarminlanum.. Toulouse. 1. Coimbra.. esp. de la tlléo/.

Pero faltan estudios serios sobre muchísimos otros valiosos autores. Incluso pro· tege a los católicos extranjeros en las épocas de persecución: hom· bres como Sander y Harding pueden trabajar en Lovaina con grupos de ingleses emigrados. Y justamente este olvido descuella en cuanto aL pensamiento. de tan firme meollo político. San . que no solamente se ligan a la obra de Simón Abril. hace de la ortodoxia una propia norma.. italianas y alemanas. que. cuya importancia en el mundo universal de la cultura no es discutible. ha 01· vidado notablemente----como subraya Alan Guy-la aportación espa· ñola.. han de suplicar el destierro de los «curanderos de la república. Se debe a Felipe 11 el desarrollo de los estu· dios helénicos. Por ésta llega al planteo de temas políticosociales. sino que se crea una Comisión para orde· r. Defiende al catolicismo en su po!itica exterior y apoya a la cultura en el inte· rior.¡OLA EN EL SIGLO XVI 94.Juan de la Cruz y Francisco de Vitoria. fray Luis de Granada. rival de la vaticana.. inglesas. LA PRODUCCiÓN LITERAliIOI'OL¡TiCA El siglo XVI. Desgraciadamente estas fuentes son apenas atendidas por la crítica internacional... ministros de perniciosas novedades . adonde pudo ir la de Fulvio Orsini si Granvela no hubiese interceptado la gestión que se le pedía cerca de Arias Montano. Santa Teresa. Tanta libertad había en este punto que las Cortes de Madrid.. Son conocidos Cervantes.. sino como «rey de hombres libres que le obedecen usando de razón»-hermosa idea de Tomás de Mer· cado---.CAPI1'CLO XXXIII LA CIENCIA POLITICA ESPA¡... mientras ha hojeado en forma exhaustiva las francesas. Bastaría recordar la fundación de la biblioteca escurialense. como Espa· ña._18 . » Los intelectuales españoles piensan en un rey que estudie: y con ese DOCtRINAS.. Se tiene la impresiÓn.--(}e que ningún país estaba. Estos no vieron al rey como señor absoluto y tiránico. tiene también valor excepcional en la producción literariopolítica española. Esta mirada de Orsini expresa más que cuanto pudieran decir las palabras: ve en El Escorial la 'culminación del impulso bibliográfico renacentista. mas también de la jus· ticia. en 1588.ar la investigación y la cultura. «tan lleno y abundante de gallardos espíritus».que EspineJ recoge incidentalmente en su Vida de Marcos de Obregó11. En CU1:\nto a la literatura política. se siguen acercando a 10 espanol ('on el prejuicio que acusaba von Mohl: ¿Cómo era posible plantear jos problemas del Estado---se pregunta_bajo un Felipe II? Y he aqul que Felipe 11 impulsa una obra intelectual muy importante.

. como más tarde advertimos. o el tratado De optima regis institutione. fué muy divulgado. de Jerónimo Merola. donde se trata de idear el gobierno polltico y cristiano en la forma más breve posible. comentarios al bíblico Libro de los jueces. Conocido es el caso de la consulta evacuada con 'ocasión de la guerra con el Papa Paulo V. es preciso reconocer que no deja de mostrar interés este hecho mismo. de consejos y de aforismos en la linea tadtista que con::. es un antiguo éo!egial del Trilingüe complutense: recoge la tradición tomista. No olvidan su quehacer algunos intelectuales españoles que andan . Se mantiene y aún vivifica en algún caso la linea estamentaria: el propio Guevara escribiendo al prior de San Juan le dice.-CAP. tras el Satellitium de Juan Luis Vives. si es suyo el Norte de príncipes. acaso por reacción. traduciéndose al italiano y al latín. el labrador ara y el caballero pelea. «En la buena república.. Y Arias Montano. dándoles abreviada la doctrina. si es que admiten cura. ante Carlos. Las enfermedades de los poderosos--dice Sannoval en su Prudente tWonsejado-«con quintaesencias se han de curar. en las Cortes de Valladolid de 1518. cuyo Consejo y consejeros de príncipes. xx:xm. Siguen las «centellas de varios conceptos» o los «avisos de amigo». de Juan Gallego de la Serna. y con ellos se aconsejaban. como la representada por la República original sacada del cuerpo humano.. como buen producto barroco. ni el simbolismo que.agra los mejores afanes de Alamas Barrientos. que sólo parcialmente recoge su obra. En otro aspecto. advertencias escritas para el duque de Lerma. de que es ejemplo la figura de Juan López de Palacios Rubios. Fax Mor· cilla sostiene doctrinas que pueden considerarse crítica del régimen de su época.. donde brilló el saber de Melchor Cano. consultor de Fernando el Católico y de Caro los V. esta brevedad está exigida por la pretensión docente: para que los poderosos lo pudiesen leer. Los reyes--dice Hinojosa-tenían.» Cobran impulso el pragmatismo y el consiliarismo. LA CIENCIA POLÍTICA ESPAÑOLA EN EL SIGLO XVI fin Guevara le envía su Libro áureo del gran emperador Marco Aurelio. el sacerdote ora. En otros casos. Y Fadrique Furió Cerio!. Mas también se atendía a los juristas. temerosos de Dios. en aquella línea de asesoramiento por los Consejos. Luego se dan la::. El buen rey que ven los procuradores de las ciudades se inspira en sabores bíblicos y se califica por escoger justamente varones prudentes. prepara la emblemática que brilla en el siglo XVII. Si la literatura ofrece un tinte teológico. pero armoniza las doctrinas del Aquinatense con el espíritu del Renacimiento. tan cara a nuestros teólogos. No faltan tendencias organicistas. hombres como Arias Montano son un símbolo de su propio emblema: trabajo y constancia.. en gran cuenta a los teólogos. variedades conocidas de los libros de máximao. a los largos discursos de las antiguas utopías. autor de De varÚl republica. Así hablan. que tengan sabiduría y aborrez· can la codicia. traductor de Tácito y autor de un famoso Discurso al Rey Nuestro Señor (1598).274 LIBRO IV. sin ocuparlos en dilatados dlscursos». el emperador. por ejemplo. en efecto. en algún ejemplo notada. en donde descollaron Antonio Pérez. donde se mezclan la tesis cristiana con el saber antiguo.

Se lanza contra la apetencia dC' poder y contra los gobernadores y los prelados ignorantes. Madrid.-W. París._ALBKRPO BON~"": La filosofía de la libertad y l<!s contro. cierra una época en la investigación escolástica. Salaman_ ca. el de fray Gregario de Alfaro._PAVL GRil'.ui. que Lean van der EsserÍ ha podido subrayar en la obra de Alejandro Farnesio como «hombre de Estado cristiano» el influjo de su educación espai'iola. quc es una especie de adivinación. a quien se ha querido ver en oposición a la política española. Vida y doctrlno& de Faz Morcilla. Madrid. U.. Pal"ls. Un ejemplo que orienta es. BELTRÁN bE HEREOlA: La ~nse­ !lanza de Santo Tomoís en la Universidad de Alealoí. un renacimiento de la literatura moralista y didáctica._ALOIS DEMPF: ChrlStUche Staatsphi/osophie in Spanlen.\ILLO".. Y poco más admiten que lo que dan por bueno las letras sagradas. ligada a la edición de las obras de Belarmino en Ingolstadt y tomista en el sentido suariano. ligada a las conjeturas q. En el fondo bulle la idea educativa.. Erasme et l'~'spagne.~.. venIas teológicas en la ESpafla del sigw XVI. coge la pluma para servir al orden político cristiano. Las corrientes de esplritualtl:lad entre los daminlcos de CasUlla en el molo XVI. Madrid. Barcelona. Los propios reyes se preocupan de dar instrucciones a sus hijos. SeJ1ala en su prólogo la dificultad que tiene el gobierno y 10 importante que es aprenderlo. Madrid.1917. y ciertamente con eficacia. Vives sostiene que la sociedad política surge de la congregación y de la comunicación.ue formamos de la combinación de las cosas pasadas y las que han de venir. 1937. hU1"1UInista y soldado. 1941. «Rev. Y ante todo la prudencia. La figura de Gregario de Valencia.se des prOgreS de la s¡¡<leulation phiwsophique et thiolo_ oiflue a Sa/omonque Oll cOurS (/" XV].seria aquella en que no existiese jefe o rector? ¿·Cómo podría existir un cuerpo sin cabeza? ¿Qué nave sin piloto': ¿Qué hombre sin inteligencia?» A Vives se debe una teorización general. M. Junto a la cienci11 hace falta la experiencia. Los escritores españoles exaltan la inteligencia. trad. 1937. especialmente el de las historias y de los libros políticos. El gobierno de la ciudad-añade-ha de llegar a todos. desde los de Platón a los de Tomás Moro..lec/e. 194. 1947. Parte de la educación del príncipe apoyada sobre el estudio.-A". en la propia línea del consiliarismo.3. Pide gentes dispuestas a conducir la nave del gobierno.yTO: Ginés de Sepú¡veda._ALAIN Guv: ESQ. Madrid. Luis Vives co1TW Apologeta.RICO CASTRO: El .. Madrid. 1944.~. Adviértase. GONZÁL"" DE LA CALLE. y ahf está el impresionante documento de Carlos a Felipe."nsamiento de Cervantes. Fortuna de Venecia. traductor de la Pastoral de San Gregario Papa. . LA P~OCUCCIÓN LITERARIOPOLfTICA 275 por Europa. 1926. Salzburgo. GOMIS: La cuestión de /os pobres II necesitadas según Luis Vives. 1932.94. humanista. sin olvido de los problemas planteados por la época y precisamente como antídoto de las tesis de la razón de Estado. Y Vives. la pericia en el gobierno. GONZÁLEZ OLIVEROS: Humanismo trente a comunismo._V._ MARCELlNO GUTlfRREZ: FTlIII Luis de Le6n 11 la jiwsojla espaffo/a del mglo XVI. Valladolid. ""J)o. 1937. que no son ciertamente esas que intrigan para conducirla y que no llevarían a las Indias un buque cargado de mercaderías preciosas . 1942. B. de TrabajO. 1944. Fácil es comprender así el valor de la justicia. B. «Ciencia Tomista •• 1916. que ha de ser dado por gentes inteligentes e independientes. La pensie de Fray Luis de . Pero ejercicio de esa prudencia y aun prueba suya es el consejo. 1903._P. en conjunto. atacando las doctrinas del anabaptismo: «¿Qué especie de república-escribe----. 1891.. en este punto.N. BAP.

El padre Beltrán de Heredia ha estudiado la penetración de Sayo· narola. Si acudimos a las nuevas creaciones de la cultura-a la Universidad complutense. al mismo tiempo que era blanco de implacables impugnacio· nes. además. PAZOS: En tor . J.o a ."e". El fondo fundamental es.. El abad de Sao hagún. Ibero·Amer¡cano~. Traducen a Aristóteles. de Plutarco.. Erasmo ~' Valdés en el mundo dominicano castellano del Re· . XXX!II: L. Guillermo de Ocam.eon. y. Ava . Felipe II aparece comparado con el filósofo de Córdoba. trad. 95.~'-\P. dedicada al principe don Carlos. siempre. con Aristóteles. 1942. pero. 1942.-L.. y Juan Costa. 1943. Todas estas obras van dedicadas a prínCipes hispanos y algunas aún surgieron por deseo del rey. en una época. como subraya Urriza. CRÍTICA y CONTROVF. Laguna. en su Gobíerno del ciudadano. DE RÚJUl. Clencias Jur. 1921. cu· yos comentarios a los Proverhios se imprimen en Medina a mediados del siglo XVI. Por eso tradujo las Morales.. Limo. ciertamen· te. esp. Diego Gracián. considera «cuanto convenga a los reyes y principes saber todas maneras de his· torias verdaderas. ese Tucídides que entonces daba a luz. los preceptos de Sócrates y de Agapeto. ele la Univer-i1dad de Alcalá de Henares en el SigLa de Oro. autor de una Avología de Aristóteles..· ce para una bJ!>!wgrafla de o!>ras impresas de Benito Arias Montano. empieza mirando a ese pasado que renace. Escriben. Egidio Romano. SOLANA: Los grandes escol. Aprovecha la lección de la Historia en lo pallUca. y de las policías griegas y romanas». Abril. Y Soc .\ CIENCIA PfJLíTICA ESPAÑOL'" EN 1:L SIGLO XVI l. Alberto Magno. en fin. Sepúlveda. VINAS MEY: Doctrinas pollrlcas 11 penales de Furió Cerio/. Badajoz. Monllor. que quiere basarse en lo platónico para hacer obra semejante a la de Santo Tü-+ más en la vertiente aristotélica..idas Montano 11 S1-I BJ!>/la. Madrid. y principalmente aquellas que tratan de las vidas y hechos de reyes y de grandes prínCipes. R. Brillaron como aristotelistas Pedro Serrano de Bujalance y Gaspar Cardillo de Víllalpando. 1943. Antonio de Obregón y Fernando de Roa. MOtlALES üUVER: Benito Arias Montano.-F. en el prólogo a su versión de Tucídides. el aristotélico. Hay. «Rev. hijo de Felipe II..ásticos e8pañoles de los siglos XVI 11 XVI!. escasa simpatía al Estagirita.•.M. sobre el Estagirita. LA THADIClÓN Y LAS RECEPCWNES.C. 1928.276 LIBRO lV. San Agustín. A esa misma tendencia se ligan Páez de Castro y Fax Morcillo. y están muy influidos por aquél Bartolomé Felipe en su Consejo y consejeros. STARO<IE: Ln Espana de Cisneros.~: El Dr. en fin. La tradición senequista es cultivada por el doctor Pedro Diaz.-W. como toda la Europa del siglo XVI. Platón.. Francisco Rui7. Madrid.. 1922. BadaJoz. 1927. Benito Arias Montano. En el drama de Montalbán El segundo Séneca de Es· paña. 2. Vallés. lanzó unos voluminosos índices de la obra arIstotélica . Platón descuella sobre la escuela de )'larsilio Fidno. «Arch. en forma simbólica-advertimos que en su biblioteca entraron. éste es. Barcelona.-JUA" URRIZA: La preclara Facultad de Artu 11 FUosofÍ(}. los comentarios y obras de Jenofonte.. fué objeto de atento y de respetuoso estudio. Badajoz.RSIA España. 1925.

en palabras de Taborda. de todos los cuadrantes de la rosa de los vientos del saber. influencia de Savonarola y erasmismo moderado. en fray Pablo de León. Ambos dan testimonio de la honda huella de los Apoteg11U1s. Saavedra y Quevedo. sino también en Italia. Habla de la «invasión savonaroliana». del Panegírico del príncipe leído entonces. Los tres cobraron especial relieve en el padre Vitoria y en sus discípulos. Gracián. pues fué Erasmo el autor. con su Espejo del príncipe cristiano. El duque de Sessa pide. que podría servirles con ocasión de la crisis con el Pontificado. La Querela pacUo es traducida en 1520 con tanto éxito. no sólo conocido en la Península. y solamente son solícitos del culto religioso en cuanto juzgan que conviene al gobierno humano para contener a los pueblos en la disciplina civil y la obe(Hencia. que con su Tratado de la religión y virtude. Su tesis es la subordinadón de la política a la moral y el condicionamiento de la integridad politica por la integridéld religiosa. polemiz<l con Maquiavelo ::: con los luteranos. no sólo en la cuestión de la exención del Imperio. Combaten al florentino Garau y Rivadeneira. con su Institución de un rey cristiano. Ateístas políticos llama a los heterodoxos Gabriel Vázquez: «No tocan otra cüsa---dice-sino lo Que pertenece al gobierno exterior de la república. al tiempo que hace la apología del catolicismo. que se autoricen las obras de Maquiavelo. como legión. prohibidas por el nuevo Inde. Lo que estas gentes ven en MaquiaveJo es. Antonio Pérez. interesante. Maquiavelo no falta a la cita española. La cancillería de Carlos V trató de encargarle una edición oficiosa del tratado dantesco MOWlrchia. TRADICIÓN Y RECEPCIONES. Maquiavelistas fueron.» Antimaquiavelista importante es. Arias Montano.x. por ejemplo. los contradictores: se ven de todas clases--€scribe--. hacia 1584.~ Que debe tener el príncipe christiano. CRI'I'lCA y CONTROVERSIA 277 nacimiento. Rivadeneira le ataca porque se muestra favorable a la tolerancia y contrario a la unidad religiosa nacionaL Buenos lectores de Badino y activos incorporadores de algunas de sus tesis fueron . y acaso porque vieron el peligro surgen. Desde 1504 había tratado a Felipe 1I. en cierto modo. que bien pronto poblaron las cátedras de España. Ataca posiciones que éste debió defender. benéfica y pacifista. Mézclase en su expansión española con actitudes políticas muy claras. el portugués Jerónimo Ossorio con su De nobilitate christiana. sino en la de las Indias (en lo que es impugnado por Sol6rzano y por Márquez). Y en la línea erasmiana están Francisco de Monzón. Y ve justamente por esas líneas la fecundidad de la escuela salmantina.95. y Felipe de la Torre. Badina constituye otro ejemplo curioso. por encargo de los Estados de Brabante. que supone la confluencia y la superación de estos tres elementos: tradición escolástica. Erasmo influye_ }. La gran fi~ra del antimaquiavelismo espa nol es el padre Pedro de Rivadeneira. Carlos V estudia Il principe con atención. Ya se ha advertido que el embajador en Londres le seguía la pista. sobre todo.'o solamente por su Enchiridion. En él destacan ya las posturas erasmistas de una política paternalista. que no tarda su reimpresión. además. el ateísmo político.

Alumno de los jesuítas y protegido de Granvela. y bien pronto publica comentarios al panegírico de un emperador español. París. l. aborda los temas de la sedición. de Educación>. cristianoeclesiástica. sistematizados con interés. pero «tal como los tiempos exigen»._T""'DORO GONZÁL"Z GARCÍ". en cuarta edición ya. Sevilla_o 6. ]. 1944. Juan López de Segovia y otros. Nac.lfalJ"¡!1relo en Espar'a. L.vol. otros vínculos: cuando Isabel Clara Eugenia visita su cátedra glosaba el De Clementia. en 1600. crecida sobre la raíz patrística. como el autor promete. Salamanca. La obra fué. Hemos aludido a la línea tradicional.'. Recoge en esto el saber tradicional. y ya es buen pasaporte para entrar en la cultura católica hispana.M..SEYTO. Idea6 pulftica6 del P.-J. y Fernández de Medrano. los dominicos de CastiUa durante la primera mitad del siglo XVI. • An. • Anales Unlv. en su República muta. escribe. de Der. debe citarse por su original antología de textos políticos.ure et seca--se liga a su retorno a la piedad de colegiaL «Más vale perder un miembro que el cuerpo enterQl). «Anales Univ. 1937. Acaso la más honda influencia sobre la literatura espaiíola de la época no está en Bodino ni en Maquiavelo y haya de ser localizada ('n torno a la figura de Justo Lipsio. lanzada en Bruselas en 1573. B.. Su De regni regisque institutione.-R. Público. además.-BELTRÁN DE HERE!IIA: La$ c!»TÍenllH de espiritual1dad en!r. la tolerancia de la diversidad confesional. muy útil a los estudiosos y necesaria a los políticos. Der. BATAILLON: Erasm" e! l'Espagne.278 LIBRO IV. de Séneca.-. vive en Bélgica durante el virreinato de Requeséns. con rey sometido a .-J08-O. Aunque expone los argumentos de cada r. J. Esp. Hay. es partidario de la monarquía. cuya colectánea De republica. parte del feliz acceso de Felipe II al trono de Inglaterra. en su Veriloquium. la adulación. RlUA: Sobre la versión castellana de los seis libros de la República de Juan Bodlno . La representan fray Gregorio de Alfaro. En sus afanes ha de ~er señalada la presencia del jesuíta espaiíol Martín del Río. ... estudia Historia en Lovaina-mas va también a Leyden. «Rev. Hlst._F. etc. 16. donde escribe sus Políticag. La tesis que sostiene en el tema de la tolerancia-----. Preocupado por las causas de la conservación y del aumento de la república. Madrid. En los aspectos concretos ataca la enajenación y la perpetuidad de los oficios. Madrid. etc. y acaso a éste deba su vuelta al catolicismo.a tirania. a la Universidad calvinista. «Rev.. 1943. En fin. de Trajano. Felipe II le nombra profesor en Lovaina. sin duda. en el. Especial mención exigen la figura y la obra de Sebastián Fax Morrillo. al obispo Santiago Simancas.istema político.. 1945.--CAP. para disertar en fonna dialogada con un fondo de cultura antigua. Rivadenetra. M. 1947. 1941. CASAS HOMS: Una biblioteca de traductores: documentos para la historia de la cultura hispaI"""e. el desorden fiscal y tributario. penetración de las ideas pollticas modernas en España. 1934. Para la historia de las doctrinas documenta los influjos y las recep· ciones de todo este período. Bernardino de Mendoza traduce sus Políticas (Politicorum sive civiles doctrinre líbri sex). ALv"""z: Sobre . Conferencias en la Escuela Diplomática. 3. la tendencia consiliativa y los objetivos de la eruditio regum. es reimpresa en Salamanca. x:x:xm: LA CIENCIA POLÍTICA ESPAÑOLA EN EL SIGLO XVI Cerdán de Tallada.. ELlAS DE TruADA: Las doctrinas ppllticas de JeTÓ7limo Ossorio .ey. impresa en Amberes en 1556.

Madrid. Niega que tanto el PonHfice como el emperador puedan ~er señores de todo el orbe. 62. y de especial manera la concreta especulación sobre teología.96. pero distinguiendo causas y remedios. Desde el punto de vista político. con una postura doctrinal de gran independencia. sino a la comunidad. En primer lugar. 1942. 1921. Archi"os. B!bL y Museos". remacha su calidad. También está caracterizado por la independencia. en 1555. 1934. con los nombres insignes de Soto. antecesor de algunos de los ya mencionados. lo que es ridiculo. Su De iusta hrereticorum punitione. Daremos solamente algunas referencias sobre determinados autores y problemas. 3. y esperar su consentimiento. VIÑAS M". Su resonancia es universal. ni una simple sanción sin atender circunstancias. se coloca frente a las teorías pactistas: «Sería necesario---escribe-preguntar a todo nacido posteriormente al contrato si consentía o no en que el Estado tuviera poder sobre él. Desde Vitoria a Suárez hay una serie de grandes escolásticos. Grado 'utiliza y cita otro gran libro suyo. Báñez. en 1547.» Es la tesis que habrá de repetirse. y sosteniendo que en el castigo se ha de guardar un término medio. Coimbra. «El reino no es del rey--escribe--.stitia et iure._Vo:RGlLIO TABORDA: Maqulavel e antim.aquiavel. el brillo que con· l.» También merece relieve en esta sumaria referen' cia su doctrina sobre las causas de la guerra justa. Luis de Malina. es interesante su teorización de las relaciones entre Iglesia y Estado y Pontificado e Imperio. S(t16Tzano y Badino • • HomenaJe a Altamlru. que impidió su designación cardenalicia. sino de la comunidad. Artes de Atcal6. con tales antecedentes. el De potestate legis prenalis. la cual. El estudio pormenorizado de cada \1no de ellos y la calificación de los aspectos de interés político de sus obras no pueden ser hechos aqui en rápida visión elemental. publicada en Salamanca. 1939. LA ESCUELA TEOLÓGICA: VITORlA y SUÁREZ Bien supuesto ha de ser. y fué enviado a Trento por Felipe n. 96. en su De iu. de su famoso sermón en la Corte inglesa.".igue toda especulación de línea ortodoxa. Alfonso de Castro. Castro. LA ESCUELA TEOLÓGICA: VITORIA y SUÁREZ 279 Letras. por tanto. Nació en Zamora en 1495. Una pdgina para el estudio del he!enfsm(t en ESPQ~Q. La figura más relevante es la de Francisco de Vitoria. donde explicaba. para servir de reducto al puetilo en los casos de tiranía y de persecución. y la misma potestad regia no pertenece al rey por derecho natural. cuya significación en la historia . El teólogo español interviene para moderar las penas infligidas a los reos de herejía. Domingo de Soto ocupa un puesto importantísimo en la elaboración más densa y elevada de los problemas de la filosofía jurídica.". Malina y Vázquez. con sus Seis libros de la Justicia y del Derecho. justificando la penalidad. Ya se ha señalado el interés.--C. ya reconocida tras su Adversus Hrereses. Madrid. «Re. influyendo directamente en el' cardenal Belarmino. no puede desprenderse enteramente de ella.-URRlZA: La Preclara Faeuttad de. Ni la impunidad. Cano. 1935. el maestro navarro MarHn de Azpilcueta.

el Papa no ha de ser oido. donde tuvo como maestros al valenciano Ce· laya y a Maior. determinando sus respectivas autonomías. Sería rebajar su significación y valor--<lice-limitarse a atender las páginas en las que Vitoria trata de la sociedad internacional y no bus· car en él los principios generales y fundamentales de la politica. donde. Ante todo se enfrenta con la ley no a su pesar--<lice-por ser . Acudió al colegio de Coqueret. muy reimpresas. Distingue las relaciones de Iglesia y Estado. como principal representante del cuerpo social. a Fenario y a Crokaert. se doctora en 1522. es el jesuíta granadino Francisco Suárez. Pasa catorce afios allí. ingresa en la Orden dominio cana. Tiene conciencia de su época y trata de matizar las tesis en relación con las realidades no menos que con las fórmulas. o que es 'contraria al derecho divino o fomento de pecado. Si el Papa dijere-escribe---que alguna ley civil o disposic'ión administrativa temporal no es f. y re· gresa a España para ocupar. De las formas de gobierno prefiere la realeza temo pIada. «porque este juicio no le compete a él. El poder 'le parece un hecho implicado necesariamente en la organización de la sociedad. a las que trata de regular y redu· cir a normas. renovadora y renovada. Na· cido en 1483.-CAP. siente pasión por las situaciones de tacto. XXXllJ: LA CIENCIA. Pero si el Papa dice que tal disposición cede en detrimento de la salud espiritual de suerte que tal ley no podría observarse sin pecado mortal. Con gran fervor humanista defiende a Erasmo. sino al príncipe». que recogen en conjunto unos trece tratados. Dentro de una linea tradicional. «entonces hay que es· tar al juicio del Pontífice». se califica. por la función legislativa. Vitoria ofrece gran interés en relación con la formación de la tea· ria de la soberania. no sólo por cuanto deriva de derecho natural. siendo compañero de Teodo· rico de Harlem. El rey. con sus consejeros. sino que investiga y compara. por sus lecturas y sus relecciones. una cátedra salmantina.:onveniente al gobierno de la repóblica y mandase derogada. sino porque Dios constituyó a los hombres de tal manera quc sin sociedad no podrian vivir. mas el rey sostuviere 10 contrario. y que tiene leyes. o acaso en el annus mirabilis de 1492. en 1526. La otra gran personalidad. Por este juego de los principios y de las cir· cunstancias. POLÍTiCA ESPAÑOLA EN EL SIGLO XVI de las doctrinas políticas ha sido destacada por el padre Delos. según los docu· mentos aportados por el padre Beltrán. En sus relecciones concibe el EsT_ado como aquella comunidad o república que no constituye parte de otra ni de ella pende o necesita. alumno en Salamanca y profesor en Alcalá y Coimbra. No sólo deduce. y estudia en París en la famosa casa de Santiago. También se debe a Vitoria la teorización del derecho público internacional. consejos y magis· trados propios. término de la evolución iniciada por Vitoria. tras el ejercicio sorbónico. resuelve el finalismo escolástico en una postura que cuen· ta con la comunidad política. Suárez representa la aportación del escolasticismo al movimiento del tiempo nuevo señalado por el Renacimiento y el Humanismo. De alli arranca su enorme prestigio. nacido en 1548. El poder público procede de Dios. Sin abandonar los temas especulativos.280 LlBltO ¡V.

n Francisco de Viroría. BH·o. DOdrina de Vi/oTia sobre las relaciones entre la [ulesia y el Estado y fuen· les de la misma. de l~ Hlst.sta de AmlTico. de que depende. 5. M~dl'id. El poder. 1941. MadrId. 1S99. «Rev. 1944. ¿F:n <lue mio nació Francisco de Vltoria?.-E. G. 194L_BEUVE·MERY: La tnéa· r. aunque tome expresión por boca del príncipe. 1895. S"l¡¡munc. Los colaboradores de Franc. Salamanca.---C. 1930. es una refutación de aquella doctrina.<EL: Les prob/ernes de 1" colonisation el de la guerre dans I'muvre de Francisco de VI/oria. Acad.aNdad entre !-as dominicas de CasUlla durante la primera mitad dd siglO XVI. 1942. Droit Intern .e deB ptllwo. La relación de súbdito constituye un vinculo de obligación ligante derivado de la voluntad del monarca. S CASTll. ¡". sosteniendo la limitación interna de la soberanía por la justicia.>. al modo de lo que sucede con nuestro cuerpo. Salamanc~.~.•..rs publics d'apres Fr.If. BOYET: Doctrina de Sudre" suure la lIbertad.rSidod de París durante las . pues más bien lo que ve Suárez es un ministerialismo: el reino como oficio del rey.LOSL'tJA. no puede predicar la anarquía ni la caducidad de las autorinades seculares. Barce_ lona. 1929. LA ESCUELA TEOLÓGlCA: VI'TORIA y SVÁREZ 281 teólogo. internalio"ak el les principes du droit public. 1939. Salamanc¡¡. La teoTia del poder polU. Madrid. La autoridad debe atender al necesario consentimiento. vínculos internos (dependencia de la comunidad). Pamplo_ na. sociedad perfecta. Navarro.I. por invitación del Pontífice. . P. 1931. Par!s. la M.De dominio regum Hüpaniae super 'ndos».-EUD0X10 CASTAÑF:D': El Dr. [. BARCIA: Frm. 1944. 1G28.-J. GALÁN.arorra. Los fines de la república son los tradicionales de la sufi· ciencia y la felicidad: Finis humana reipublica: est vera felicitas po. Por ahí llegan sus posiciones contra el derecho divino de los reyes. La sod<li¡.ATCh. No hay Imperio al modo antiguo. I. mas éstas no son sino partes de la comunidad. ARlGlTA y LASA: PI Dr.-A. En tal sentido combate la «libertad cristiana» del protestantismo. Ve la sociabilidad del hombre y el carácter de organismo moral de la república. sino una solidaridad de servicio y ayuda entre los Estados que permit:: definir ciertos poderes y obligaciones por encima de la comunidad propia de cada república. BELTRÁN "E HERED¡~ f/" jJrN11I·sO.1falfM . emana del pueblo y «no puede ser de otro modo para que sea justO». pero solamente en cuanto esa voluntad se asocia a una razón que le propone las exigencias del fin social En este sentido debe corregirse la interpretación del voluntarismo suariano. París. de Legjs y Jur.oS: Suórez em CQómbra • • Bol..>.neíA RJ~"IRO DE VASCOXCELI. París. DELOS. El .-R. 1927. la subordinación de todos a una autoridad suprema._E.. . 17. litica. nacida en la polémica contra Jacobo 1.co seg". «Ciene.a teolaola y los !cólaoos-jurtstas espafiOlea ante la canqu. la constitución y los privilegios. .Clencia Tomista». La Iglesia-añade-----. Cours». 56. 1928. de Vi/aria. Gen. del Jf. indirectos (poder de la Iglesia) y externos (ius gentium) limitan la actividad del príncipe. r. Vllorla. GORdA V". así como la limitación externa por el poder indirecto de la Iglesia y por el derecho de gentes. La base del orden consiste en que el Estado suponga un acuerdo de voluntades. Pedro de Soto y las contro1!ersias pollUca· teol6gkas del sIglo XVI. Fr. R._V. Barcelona. 1929. Dan Martfn de Azpi/curla II SUs abras. 1937. IS94.'co de Vitor'" el ['Eco!e moder"6 du droil internalional • • Acad. Mar· tln de A~pi!cueta y la doctrina del fJoder Indirecto. 1936.o. Recueil tle.~ V"NANClO CARRO. 24. En este sentido. Francisco de Vitorta. 1043. TeológicO Granadino». y esté en sus manos.sco de Vitoria: Domingo de Soto Y el de· recho de gfm!e. B"LLÓI<: Alfonso de Castro." Tomlsta>. Alfonso de Castro y €I problema de las leyes penales._A.te Paz y su tratado .0 Gni.96.. L!ls ('orríentes de e"plrita._ J. sin la consecuencia monareómaea. La Defensio fidei. 63. el.¡uod sine capita conservan non potest. Desea un poder real moderado.rf.

G>. 1941. Fac. porque si no. por lo Que han de corresponder con la ley natural y a la conservación.U3. el pro· pio Covarrubias declaraba: debemos huir y aborrecer abiertamente la sola mención de potestad absoluta_ Y Luis de Malina dirá: Creado un rey. . jurista.-L. y enfrenen el arbitrio del ejecutor con autoridad que sea sobre los hombres.L. Francisco Suáre=._A. . .xVI estudios de Francisco de Viloria.~C¡A POLíTICA ESPAiior.Pensamiento. «A nosotros-escribe CovarrubiaS---. Madl"id.-SCOOUlAILLE: El P.. 31>-37. Cancetti pulitici del/a . 1915 -L.Defens. «Rev.-J.-L.. según SUS cartas. Granada.~. 1940. MQdrid. 27.edcs sean conforme a la ley de Dios. deCÍa f'elipe II: Leyes.» Mientras afuera se construía la doctrina del absolutismo. 1ll17.. GaNALONSo. de Toledo en 1559.u.-F. Vitoria. 1941. para que no les puedan dar sini-estras interpretaciones. Asoc. 1946.'3Ólo nos toca discurrir sobre lo que un rey puede hacer con arreglo a derecho y sin agravio de nadie..Razón y Fe». M"HF. 1927._R. La soberanía civil según Sudrez. pero sólo en cuanto a las precisas facultades Que la república. ((pocas bastan y que se guarden. rio J. Franci. Der. intelectuol._A.-CAP.'. 1917. de Der. según e¿ P. rr de Vitoria. GUERRERO.~. F. . fin para que se instituyeron las buenas leyes. Fr. Mu_ nich-Gladbach. fu. Roma. «Razón y Fe. 10. la fundamentación filosófica y la más tajante realidad. Barcelona. 1931. Milán. ru. Milán. Fil.0: Frmwisco Suáre~ e la PI/asofia dd diritto • • IDv. KU:. dan rienda para 10 contrario». PUlG PEÑA: Lo Influencia de Francisco de Yltoria ~n 1<> oora de Hugo GrOt. ¡ZAGA.-J. que no tengan escuridad. d.-E. 1930..'lado de Paula Ir y la composici6n de la . Sobre el volulHarismo juridwa de Swirez. proporcionada a la de los súbditos."". Uni". ZALBA: Molino y ¡a~ ciencIas jurídlco-marales. trad.Z-ROBL':Do.» Pocos textos se podrían encontrar en donde tan vivamente se enlacen las doctrinas y los hechos.. 127. 1938. 191:1.~: Sudre~. 1943.CASI"'S S'CflES: Teorías pOlfticas de Francisco de YitoTia. XXXIII: L. 1946.-M. obrando independientemente.ales."iNO: El Ma~stro Fr. y la ley para ayudar a otros. Coimbra.Dejensio ¡. convenientes para el ejemplo y útil del buen vivir.. 1931. Gó""". RIVIERF.!' Franc~seo Swirez. InSbruch.del» de Sudrez. .-E. en- ._R. R>.-~·RM'CtSCO GASA. Sudre~.~ C¡F.INHAPP": Der Staat bei LudwiU Malina. PolUiea de yitoria. Méjico. Y añadía: «Las que hieiér. Tolosa de Francia-Darcelona.u 97. 1. 7.-H RO"'MEN: Die Staatslenre des Fran~ S1Ulre~. VWLLEnM!".ópe=. 1937.: Sudrez et son muvre.~. 15. El primer impugnador de Vi/oria: Grego. !TI.A EN EL SIGLO . Xaveriana.VI: Da"tr. 1946. Se comprende así que a la vera de esa postura se pueda teorizar sobre el reino y el rey pensando siempre en el orden Jurídico. z.. PÉru:z LE$ERO: Supuestos filo3ófieo!eotóg. como la medicina a la enfermedad y complexión del enfermo. La Haba_ na. 1ll34. j'rancisco de Vitaria 11 SU doCtrina de la ocupación Y conquista cokm.. Asoc.l.a de statu.o fidd. Madrid. nI3Z.-L._M. «Re". no por eso se ha de negar que subsisten dos potestades.. ..ra de Vitoria y el renacimiento tUasó/ico¡eológico de! s. otra cuasi habitual en la república. una en el rey. D'ÜHS: Franc!Sco de Vilo· ..-E.Grcgorianum». G':M>.-E. JXlr la violencia usada para útil y satisfacción de sí misma.eos y construcciones jurídicos en la obra de LuIs de Molino._NASUt. Inter.".. «Rev. 1918. Sudre~.An. «An. 1935. ARBOLEYA: Swirez. Intern. LOPI>i"EG1J" La Secretaria de E. 1930. 111. 121. 1918.282 LIBRO IV. del Dir. esp. LOS PHOBLBL\S DEL PODKR y LA TEORIZACiÓN DE LAS FOR'>US CONCHETAS Dirigiéndose a las Corte. Sean honestas.ltev. CPR!MMY: La leoría del Estada. no tengan imposibilidad según su naturaleza. Gó~'F. n.na Francisco de nIO. O"ie-do.["'.-L. XVI. Homa. impedida en su ejercicio mientras dura aquella otra potestad..-A.». no contra. 1939·1940.

escribió. fray Pablo de León. Sentados estos principios. sino peregrinos y extranjeros. concuerda con aquella postura. Alonso de Castrillo. con otras histarias y antigüedades.97. Los que piensan así no son naturales nuestros.tervención en dos cuestiones concr. Cuanto escribe en el Requerimiento mandado redactar en Consejo para ser leído a los indios en una conocida expedición. nos choca en él. Ocupa la anexión del reino navarro a la Corona del Rey Católico su De iustitia et iure obtentionis ac rettntionis regni Navarra:. Se trata de hacer ver a los indígenas de América la potestad que el Papa ha ('oncedido sobre ellos a los reyes de Castilla. Quede aquí sefialado para puntualizar su tenden· da hacia los problemas de la política. «Como algo escribí de repúblicas--dice~algo escribiera de las Comunidades. consejero real. Juan López de Palacios Rubios. podrá resistirle si comete alguna injusticia contra la misma o rebasa las atribuciones políticas que le fueron concedidas.. Se ha estimado que esta obra constituye la interpretación doctrinal del Movimiento de las Comunidades. Otros pueblos perecen errando y este nuestro errando se hace más justo. vamos a señalar algunas cuestiones. permaneciendo aquél. ligadas a situaciones propias y a nombres que deben ser aquí destacados: Palacios Rubios... sino sólo de algunos a los que parecen saludables tos más escandalosos consejos y novedades..etas: la anexión de Navarra y el requerimiento de los indios.. más aún. y por propia confesión.€jercer la república por si todas las facultades cuyo uso se haya reservado. y es opinión (que Covarrubias reconoce) que hasta su tiempo fué muy general. impreso en Burgos en 1521. y el padre Mariana y Arias Montano. como el auditor de la Rota Antonio Flores. EL POIlF. de otra. Palacios Rubios mantiene la versión de la Iglesia como cuerpo místico de todos los cristianos en el que son discutidas las persÚ"" nas siendo una la fe. de una parte. Vázquez de Menchaca y Ayala. un tra· tado De regni et principis regimini dedicado a Carlos V y desgraciadamente perdido. Mas le conocemos por su in. lo cual más por experiencia que por letras se pudiera comprender de los días pasados. En este aspecto. un fraile trinitario. tras tcorizar sobre el rey y el tirano. gana fama con su Tractado de repúbliclL. señala el poder del Pontífice para deponer a los reyes cismáticos. En la misma época que Palacios Rubios. y no se piense que el daño hf'cho es culpa de todos. donde.lt y LA TEORIZACIÓN DE LAS FORMAS CONCltETAS 283 comendó al monarca. por la defensa que en otro lugar hace del patronato real. Lo que no debe extrañar cuando la tesis del poder directo se afirma por otros españoles. a los que respectivamente califica por la acepción de la justicia o de la potencia. En conjunto resulta sostenedor del poder del Pontífice en materias temporales. cnemig0s de nuestra .. Abolido el poder real-agrega-puede la república usar íntegramente de su potestad..concluYe--. que son común denominador de toda nuestra doctrina en aquella época. Puede también. mientras la lucha de las Comunidadcs encendía los campos castellanos.. Realmente Castrillo trata de separ'lr la fundamentación teórica de la bochornosa realidad de los tristes sucesos. la obra está truncada. Castrilio.

regímenes--dice-a los que corresponden los caballeros o defensores. la liberalidad. En conjunto. No hay sino una ohediencia justa . ~i€ndo así preferible el pobre virtuoso que el rico sin ella. como se ve.escmtación parlamentaria. Teoriza sobre los estamentos. contra cualquier absolutismo. partiendo de la casa y dando en la comunidad política la más elevada forma.284 LrB'RO ¡V. pues la virtud es lo que importa. que se aplique la igual· .. que se provean las magistraturas con sujetos maduros y experimentados y no con los redén salidos de las universidades. Castrillo ofrece "cierta luz. con una tricotomía de las formas: reino. la doctrina de las virtudes del gobernante. principal autor de la constitución comunera. dedicados a provocar incendios y robos para ver de subir. Recoge a ese fin (alguna alusión buscaría) el pasaje C'iceroniano: Ninguna fuerza del Imperio es tan grande que apremian· do con miedo pueda ser perpetua .. que se renueven los Consejos con personas naturales. leales y celosas del interés común. Exalta la virtud. «Porque todos 'lacimos iguales y libres-insiste-. Los Capítulos de la Santa Junta tienden a reformar la repr.ocracia y democracia. estableciendo que por cada ciudad acudan a las Cortes tres procuradores: uno por el cle· ro. y. haciéndose obedecer por fuerza. el amor . Acaso había algo más allí. Ka Se le llame sólo por riro--escribe-. que t'so sí que levanta la pluma del fraile. elaborada durante el verano de 1520 por una Comisión en la que con fray Pablo colaboraron fray Alonso de Villegas y el profesor de Prima de Salamanca Alonso de nustillo. Húyase de imponer regímenes violentos. Ya Guevara advirtió que las novedades que se buscaban eran la imitación de los gobiernos de las ciudades italianas. El rey está a la cabeza de los caballeros. lo hace €specialmente en consideración a las asonadas y motines Que se produjeron durante él. La justicia. Su doctrina de la ciudad es la tradicional. nunca se obligue a dar cuenta de cómo g'obierna . y hasta el pro: blema del dominio del mundo por los paganos.s en su meollo. es puramente medieval. el perdón. La teoría del poder le importa a Castrillo especialmente por el tema de la perpetuidad de los gobernadores.-CA». No hay-añade-tan poderosa cosa ('amo la igualdad para perder a los hombres. en fin. Y así sigue. los mercaderes y los oficiales.. XXXlTl: LA CIENCIA POLÍTICA ESPAÑOLA EN EL SIGLO J(VI tierra. paréceme que bien bastaría el agravio que a la Naturaleza se hace que un hombre obedezca y consienta ser gobernado por otro. Todo esto. sin que el gobernador.. en ese tono. arist. «toda otra obediencia es por natura injusta». » y exclama: ({ i Qué cosa en el mundo sería más mala que el hombre si de lo que hace en la tierra no pensase dar cuenta en el cielo 1» Cuando Vives condena el Movimiento de las Comunidades. Fray Pablo de León viene a aúadir claridad si es él------como quiere Alonso Getino-.» También trata del tema de la perpetuidad de los oficios. Y ya estamo. correspondiendo a la perfección y a la dignirlad humanas. otro por la nobleza y otro por el estado llano. la teorización de Castrillo defiende la tesis del poder moderado. los cuales no puedan recibir del rey merced alguna..-dice-: la de los hijos a los padres y la de los menores a los de mayor edad. aporta el viejo saber.

:R Y LA TEORIZACiÓN DE T.97. ante los bienes superfluos y los pobres con necesidad. fraile dominico.. mande repartir cuanto sobra a los ricos. publicado en 1582. Si me interesa que la república se salve--escribe--es precisamente por mi propio provecho. gobernador primero de la sociedad. porque ya había apoyado otras actitudes. Exalta el amor al prójimo y se opone a la mendicidad. pero sólo impresa en 1553. que los nobles pechen y contribuyan como los demas vecinos . poco antes del Alzamiento. verbo de las Comunidades. Es obra de erudición bíbli<'a más que escolástica. las leyes de estos vuestros reinos que por razón natural fueron hechas y ordenadas. no sólo sobre la sociedad y la política.' pide que el Estado.S CONCRETAS 285 dad tributaria. Menchaca combate así a Soto. por la voluntad de los súbditos. cuyas Controversias abordan algunos interesantes temas.AS FORJoU. era el representante de León en la Santa Junta. tratando del amor que los súbditos han y deben a su rey y señor natural. EL PODI. Los derechos del súbdito son aún otros: por dejar de servir al bien común resultan ilícitas las enajenaCiones de pueblos y de oficios. que es lo que se plantea y discute aquellos años. bien que con sujeción a normas de tal guisa que surge de la Naturaleza misma. siendo partidario de la intervención: debe proveerse de tal manera que no haya hombre que mendigue. Su producción lite· raria se limita a una cierta Guía del cielo. para Menchaca. Su libro De iure et officiis bellicis et disciplina militaris. etc.. de donde se deriva la conclusión de que el poder no ha sido instituido para la utilidad propia del príncipe. de las necesidades de la vida. es decir. y entre SUs miembros estimado como hombre «de hartas y muchas letras». escrita en 1520.. Se exalta allí el individualismo. Teoriza sobre las virtudes: la prudencia. ve que la comunidad sirve a sus miembros de manera tal que siendo ese servicio ra· zón íntima suya. «Señor-dicen al rey. debidamente requerido. Fray Pablo de León. Baltasar Ayala presenta otro excepcional interés. La sociedad nace. Parte del principia de la hermandad cristiana v pide una reforma de la Iglesia. en la requisitoria Que precede al proyecto--. y lo político está calificado por la idea de poder. sino sobre la relación de súbdito.» Se basa así el MI)vimiento de las Comunidades en la famosa ley alfonsina que ya fué objeto de interpretación en las Cortes del Real de Olmedo. que es nota fundamental de la comunidad de hombres organizada bajo el régimen jurí· rlico. El fin de la sociedad política es la utilidad de cada uno de los ciudadanos. entre otras cosas dicen y disponen que deben los súbditos guardar a su rey de si mismo que no haya cosa que esté mal a su animo ni a su honra. Ataca las riquezas desaforadas . en cuanto al órgano. que así obligan a los príncipes como a sus súbditos. Por otra parte ese poder se instituye. Nuevo ejemplo Fernando Vázquez de Menchaca. contra la tesis de éste del derecho de la repÚblica a exponer a una muerte franca a los ciudadanos por salvación de la comunidad. ni daño ni malestanza de sus reinos. En el punto concreto de la relación de súbdito. nadie puede ser sacrificado a aquélla. de Dios. es un va- .

Fué el asesinato de Enrique IV. Busca la limi· tación del poder del rey. Ayala estudia la naturaleza y el derecho de la gueITa. Mariana señala el caso de Enrique 111. cayó la condenación sobre el De rege del jesuita toledano Juan de Mariana.286 LIH. lo que hizo llamar la atención sobre el libro de Mariana. en fin. Otro hermoso ejemplo es López de Vega. que huye de ideas impracticables. al que no ha turbado la noche de San Bartolomé. hereditaria y autoritaria. y el libro se prohibe. aunque no siempre armonicen. los prisioneros. Su obra es un tratado filosófico sobre el origen y la naturaleza del Estado. La preceptiva escrita para el príncipe que iba a ser el futuro Felipe JII nos ofrece a su autor como partidario de una Monarquía moderada. limitada por la religión. que se separa de su posición tomista. No es un simple alegato monarcómano. dI:!" quien son fundamentales las obras De optimo Imperio (1583). De varia republica (1592). la alteración de la sucesión al trono. en la misma línea moderada está Arias Montano. etc. el clericalismo y el nacionalismo. la constitución tradicional Y los ejemplos de la Historia. No son de él los Aphorismos. que no puede oponerse a la voluntad de la multitud cuando se trata de ciertas materias. el botín. en un auto de 23 de mayo de 1767. Y. deducciones peligrosas.aO lV. dando ejemplO de obediencia a aquélla. como la imposición de tributos. catedráticos y maestros de las universidades y de los estudios para que no sostengan da perniciosa semilla de la doctrina del regicidio y tiranicidio». Todavía Carlos 111. repúblicas platonianas y oradores de Tulio. bien que lo que plantea sea la resistencia a la arbitrariedad. acaso demasiado. Lo que ocurre es que sobre la teoría de la limitación del poder han ido siendo fáciles. entonces y después. hay una exaltación del elemento práctico. En Ayala.la facultad de reprimir los vicios y de destronar a los monarcas. y argumenta sobre la base de los eternos principios. La ley divina es la norma a que deben acudir los gobernantes y someterse los reyes. Su tesis sobre la tiranía le ha hecho catalogar como monarcómano. que lo que más le importa es lo posible y lo contingente. Conviene destacar estas actitudes cuando es tan frecuente ofrecer el cuadro de la literatura politica espaflola del siglo XVI dentro del marco de las especulaciones de la teologia. los problemas de las represalias. El rey queda. Allí confluyen. a lo contingente y a lo posible. la derogación de leyes. XXXII1: LA CIENCIA POLÍTICA ESPAÑOLA EN EL SIGLO XVI lioso ejemplo de teorización en defensa de la politica militar de España en Flandes. sometido a la ley. decreta el Parlamento. de tonos nacionalistas y bajo influencias de Botero y de MaoJuiavelo.-cAP. La misma Compaflía de Jesús ordena que sus miembros no afirmen doctrinas semejantes. en 1610. Arias Montano utiliza ante todo la Biblia. En el tema de la licitud del tiranicidio. y el Dictatum christianum (1575). como en Vives-en su De comunione rerum. teorización contra los anabaptistas-. tendencias tan diversas como el humanismo. revela un espíritu sereno. traducido al castellano por Pedro de Valencia (1739). obra más bien del siglo XVII. por ende. exige juramento a graduados. Por ligarse. En la comunidad de la república siempre reside-dice--. que se consideró que había inducido al asesino. Delibera la Sorbona. La obra no constituye improvisación. obligados a cumplir la .

3. de Educaclón». W8 te6wgos eSpafloles . LAS FORMAS CONCRETAS 287 justicia y la equidad. MI>RE<: A idea da urigem P<lputor do pOder nos escritores portugueses anteriores a IWstaura~ao. M. El concepto de soberan!" en la Escuela Juridica espalíola del slgw XVI. Nueva York.-P. Mariana. 1947. U. 1925. Juan de Mariana..• . FER. 1938. «CIUdad de Dios~. lo que pedía Alfonso de Valdés en su Diálogo de Mercurio y Carón.OJllZACIÓN DI!.oNSo-G>. Madrid. . Ligado también al problema de las Indias. Con el temor de Dios y la conservación de la re· pública por aquella ley. personificación del príncipe óptimo. de quien deben aprender todos. Luego están la posición de fray MatíaR de Paz y del padre Vitoria.aea. 1908. de Sarmiento de Gamboa. Madrid.aca.. el propio Cristo. P. 173. en SUB Referencias y transcripciones._E. MIAJA DE I. como consejero de una política pacificadora. EENEYTO: MundD. Palacios Rublos. en SUS Estudio .A CALLE: Ideas poUtleosociales del P.. ~Rev. La Historia del reino de los Incas. Blbl. 1932.-M. XVI: Fernando Vázquez de Menchaca._A. 1927._L. TRI!>LLES: V6. .L POD!:R Y LA TI!.• ._ A.:R: Arias Montano JI 10 po/fllea de FeUpe Il en Flandes. fundamentada la anexión de los territorios de Tupac Amaru. Madrid. BALLESTEROS: Jtuln de Mariana. Y aún más que Josué.97. mas sólo en aquello que perjudicaría a la ley divina o a la religión.re des Mariana. BULLÓN: Un colaborador de los Reyes Católicos: el Dr.3. Salamanca.. 1940. der PhUos .a como señor de hecho de aquellos paises. 194. dér Goerres Ges . PASA: La doUrlna di Giov""n¡ Mariana <ntorno all'orlgine del/o Stato. su poder es limitado. GONZÁLEZ A. Arch. 1923.-A.-A... «Rev. Gen. Colmbra.A MUEI. Valladolld. y JUl". • Unlversldad. Leipzig. 1941.-C.• anteriores a/ slgw XIX. 1935. sí la desobediencia. quez de Menchaca.-A. 19I8. 1945. 8.--GOTT>"lUED KOE>!LER: Juan de Mariana als jJQlit. Pablo de Le6n. BARC. 1927. 1913_1915. GONZÁLl'Z Do: I. prudente y pero fecto. de Mariana Staatsauffassung. zona en la que realiza una curiosa y valiosa expansión hispánica. CUltura y Polltica en Miguel de Cervantes. Madrid. la de .ASCO: FernandD Vo1¡-. f. «Cisneros. y el Requerimiento de Palacios Rubios. G""RIDO: Fernando Vá"qu. MadrId. Madrid.zqucz de MenclI. 1925. LLORÉNS: Ueber J. Gcsch. teorización del rey-filósofo cristiano y del espíritu de paz y de justicia. Recordemos las bulas de dernarcaClOn rechazadas por Francia e Inglaterra.. Aunque Arias Montano no admite el tiranicidio. 1939. 1935.A: InternacionalistM espafloles del s.• . .. B. El soberano tiene deberes. 1921l. SEIQUER VE'!. en su función de legislador y de gobernante.Juan Ginés de Sepúlveda y la actitud concordataria y flexible de Gregario López. sitúa al rey de Espaíi.'. I!.Spanlsche Forsch. éste cobra más pronto que el de Flandes entidad y envergadura. propuesto por Dios «como digno de imitacióllJ). «.. Nac.Juan de Solórzano Pereira es el creador de la cienda del Derecho indiano. en fin. La figura de Arias Montano cobra especial relieve cuando se sabe de su actuación en Flandes. 29·32. En cuanto al problema de las Indias. Es."'cher Denker. por el ejercicio de la tiranía por parte de éste."T'NO: Vida e ideario del M. que mantiene el vigor de las tesis curialistas.e" de MenclI. ANTONI~DES: Die StaatslelI. Rt1Mfu DE AmIAS: Los derechos de Fel(pe 11 al trono Y conquista de Portugal segil . Apuntes para un estudio sobre el tiranicidio Y el P. pensador 11 polltfeo. mientras Matienzo. Fr.-L. en su Gobierno del Perú. Su ideal o héroe es Josué. 112. L. MORALES OLIV¡. de Legls.Rev.-J. sostiene una doctrina providencialista y antitiránica. 17. suS blowafla 11 S"U8 obras. . «Sophla>. y Museos»._E.~ÁNOEZ DE VELASco: La doctrina de la raz6n de Estado en los escritores espallole . 1936~R..Archiv.--JOHN ú<URES: The poliflcal eeonomlJ of Juan de Mariana.

LIBRO V

BARROCO E lLUSTRACION

CAPITULO XXXIV

LA CULTURA POLITICA EN LOS SIGLOS XVII Y XVIII
98. LA ÉPOCA

El cuarto modo de la segunda figura silogistica-baroco-vino a significar en el mundo de la historia de la literatura y del arte el fas· tidio hacia los términos de escuela y sirvió en la critica para señalar las formas de mal gusto que aparecen en el siglo XVII. Del barroquismo artístico se fué a parar al barroquismo literario, y posteriormente se le convirtió en concepto histórico.- De esa manera el vocablo libarroco» sirve para aprehender y para comprender el ambiente cultural de esta época. Su contenido doctrinal se nutre, de una parte, de las ideas de la Contrarreforma; de otra, de las nacidas con la Ilustración. No sólo es barroco el estilo de las iglesias de los jesuItas, sino tamo bién el de sus grandes hombres. La Contrarreforma se hace, asI, ac· ción llena de contingencias, con elementos de caUdad dignos de señalar el momento en que destacan. Pensemos--y es Croce quien lo ha señalado-----.que la historiografía de Baronio es superior a la de los hombres de Magdenburgo; que la lógica de Belarmino campea sobre la de los luteranos, y que el mismo latín, y aun en su vaga expresión la misma cultura, calzan puntos de mayor elevació.n en las tierras ca' lificadas por aquel signo. En el aspecto externo, con la guerra de Treinta Años el siglo XVIl inaugura un nuevo perlado, que se cierra con la Paz de Westfalia. Barroco e Ilustración nacen así en 1648. Son elementos para su determinación el término de la concepción imperial, que aún aleteaba en el siglo XVI, en Carlos V y en los humanistas de Silesia; la nueva posición del Pontificado, que, después de Trento, se mueve en el ámbito de la disciplina y del dogma, y, en fin, el menor relieve de los 'iI.spectos confesionales de la Política, que son superados en un mundo escéptica, frente al cual lo que califica esta postura es el ambiente y el circulo de la Contrarreforma. La nueva doctrina que sustituye las intervenciones del Imperio, del Papa o de los príncipes crIstianos es la del equilibrio político. Sus consecuencias derivan de la sustituIlOCTR!NAs.-19

290

LIBItO V.-CAP. XXXIV: CULTURA POLÍTICA Et;" LUS SIGLOS xVIl-xvm

ción de España por Francia. España se da cuenta de su decadencia. A mediados del siglo XVII, Baltasar Gracián escribe, evocando la imagel) de Fernando el Católico como político: «Va mucho del reinar en su creciente, al reinar ·en su menguante.» Ese menguante se testimonia en el mismo documento, al señalarse una monarquía postrada. No rolo por las armas, sino por los valores morales, eternos «muros de Roma». Gracián insiste: .Caído el valor, válida la ociosidad, desterrada la virtud, autorizado el vicio y las fuerzas apuradas.» Se comprende el dominio, casi exclusivo, de las gentes ligadas al fervor y a la norma de una religión, Son ellas las únicas que levantan el alma de España, aunque .en consecuencia se cierren sobre si, en virtud del aislamiento determinado por el contraste con el resto de Europa. Los fenómenos que el siglo presencia muestran, desde luego, para los españoles, triste catadura. En 1640 vuelven a disociarse los dos paises ibéricos. Velaseo de Gouveia señala la cúspide de la justificación de la restauración portuguesa~en la que ha de señalarse la polémica Caramuel·Melo---.en su Justa acclamacúo do· serenisimo rei de Portugal Don 'Joao IV, tratado analítico, en dos partes, que lanzan las prensas lisboetas en 1644. Mas sobraban análisis, porque la deca· dencia es conjunta. Tampoco brilla Portugal. Y alguna culpa cupo en esta separación a quienes en otros ámbitos tanto bien Ill€recieron de la cultura española, pues las doctrinas que aplica Velasco son las de Azpilcueta y de Suárez. Al exterior no quedan sino simples teorizaciones literarias: buen ejemplo la del caput Europre-España cabeza de Europa, geográfica· mente, y señora del orbe: por tanto, también cabeza política-del De dignitate regum regnorumque Hispanir.e, de ValdéS, o la de la inser<:ión en lo católico. sobre la cual expone Zevallos los fundamentos de un nuevo Imperio. Tampoco se pinta ya la ciudad ideal sobre la imagen de la aristo· crática repÚblica véneta. La sugestión colea en algunos autores, mas :-;iempre sin el anterior empuje. Salen ahora ya Jos escrutinios: se somete a examen esa supuesta libertad veneciana y se ven sus defectos, tal como pasan a Voltaire. La tipología del siglo XVIll se puede advertir en las indicaciones de Vico. La Monarquía aparece en su plenitud absolutista con el zar de Moscovia y el kan de Tartaria, y en zonas templadas como el Japón, China, Persia y Turquía. En Europa la encontramos en su más pura versión en Suecia y en Dinamarca, y con mezcla aristocrática en Po· lonia y en Inglaterra. Como Estados populares, es decir, democráticos, Suiza y los Países Bajos, qUe renuevan-dice Vico-----Ia forma de los aqueos y los etolios. Las aristocracias han constituido dos grupos por obra de las Ligas perpetuas firmadas entre ciudades Ubres: uno en el Imperio germánico, sistema compuesto de ciudades y prmcipes presidido por el emperador; el otro, en las tierras de Venecia, de Génova y de Luca en Italia, en las de Ragusa en Dalmacia y en las de Nuremberg en Alemania La verdadera adquisición de este período, anuncio de una próxima Imitatio, es la admiración que despierta Inglaterra. Esta tuvo la suer-

98. LA ÉPOCA

291

te de ocuparse de sus cosas mientras las naciones de Europa guerreaban por resolver las de los demás. Tras el movimiento de 1688 triunfa la orientación parlamentarista. y a partir de 1714 el partido whig. LoS intelectuales eW'opeos, una vez sus tierras pacificadas, acuden a Inglaterra. Y en ese sentido ésta SUCede a Venecia en la admiratio. Voltaire, en SllS Lettres anglaises o Lettres sur les anglais (1728, pero sólo publicada en 1734), da entrada a la admiratio Anglire, al ofrecerla como la patria del racionalismo. Bastaría con esto cuando la nueva religión consistía en el culto de la razón. Llega también el constitucionalismo, Que luego seduce a Montesquieu, a Condillac y a Rousseau. Un suizo emigrado, Juan de Lolme, hace una revisión de los sistemas oe- gObierno en su Constitu.tion de l'Angleterre (1771), y no hace falta decir que en el más alto sentido de admiración y de exaltación. Con 1nglaterra entra ya en las preocupaciones politicas de los teorizantes que buscan sistemas ideales la nueva tierra atlántica, y Vol· taire y Montesquieu elogian la Constitución de Pensilvania, de 1693. América presenta un especial cultivo de las ideas contractualistas, y da el antecedente de los «contratos sociales» de Maryftow (1620), Connecticut (1639) y New Port (1641). Esta actitud se mantiene duran· t12 el XVlIl, donde descuella Condorcet (1743·1794), que escribe varios ensayos sobre esta cuestión, tales como las Lettres d'm~ cito yen des Etats Uni$ sur les affaires préStntes, las Lettres d'un bourgeois de' Xewhayen ti un citoyen de la Virginie y las Refle-xions sur l'esclavage des negres. Por la urgencia de las cuestiones que se ofrecen a la consideración de los teorizantes, el estudio histórico E.S generalmente superado y de su línea principal podemos decir que con las contadas grandes figuras coincide un gran número de panftetistas. Hay arbitristas y autores de consejos, gentes con piedras filosofales con la pretensión de reme· diar el decadentismo. El interés por la filosofía se da en gentes que no son profesionales y en círculos ejemplificados en las tertulias. Los pensadores son historiadores, políticos o funcionarios, como Bacon, Leibniz y Locke, gentileshombres como Descartes o artesanos como Spinoza. Este vió el mundo al través de los cristales que pulía en su taller, y todos los demás en una perspectiva nueva, como corresponde al dileUante que prima sobre el profesional. Solamente en Francia se consigue ordenar esta dispersa preocupación, y allí surge, a mediados del siglo XVIlI, la Enciclopedia. «Suma de la filosofía racional», la llama Lanson. Realmente señala el término de los argumentos de autoridad y de tradición, y aunque su conjunto' resulte abigarrado, ofrece un repertorio de ideas que ha podido nacer, en ejemplar esfuerzo, junto a la mesa del barón de Holbach, precisamente un pensador político. Otro elemento que merece ·ser considerado, es la concepción de la Universidad como instrumento de gobierno, Upica de la Ilustración, la füia regis hecha ancüla. Recuérdese la obra del Colegio de Francia y la significación de la opinión de los ideólogos. Destutt de Tracy y Volney especialmente. Esta opinión fué difundida fuera de Francia, incluso en América, adonde la llevan Jefferson y Rivadavia. Para filiar tal dlspersión ha de tomarse en cuenta también la

292

LIBRO V.--CAP. XXXIV: CULTURA POLfTICA EN LOS

SIGLOS

XVIl-XV!l!

emigración confesional. En los paises protestantes entran hugonotes franceses; en Francia-yen Italia y en España--.católicos ingleses, escoceses e irlandeses perseguidos. Esta emigración, que sustenta toda una corriente política muy interesante, tiene particular valor en el caso de los puritanos, que de Holanda van a Inglaterra y de Inglaterra al norte de América desarrollando las doctrinas calvinistas .. Descuella entre ellos Roger Williams, partidario de una total separación de lo religioso y lo político, en sus Bloudy tenent of persecution for causa of conscience (1644) y su Bloudy tenent yet moTe bloudy (1652), asl como en sus controversias con John Cotton, caudillo del grupo teocrático establecido en Massachussets y autor de un concreto código politico en el que aplicaba los principioS fundamentales de la Biblia. La América del Sur sólo muy reftejamente recibe esta corriente. Se mantienen allí el confesionalismo católico y el enlace de la Iglesia con el Estado. Unicamente más tarde con el ambiente del mundo de trIas luces» se abren brechas: Gálvez, Acuña. Flores, Góngora y Ezpeleta, junto al mayor contacto con el orden cultural difundido por las Compañías de negociantes, que pueden hacer pensar en una ilustración llevada en los navíos de la Sociedad Guipuzcoana, preparan el ambiente para el desarrollo de las Sociedades Económicas de Amigos del País, vehículo ideológico importantísimo. En su conjunto, el siglo XVIII es un mom-ento cardinal de la Historia. Contrapuesta a la Contrarreforma_ejemplificada en el Barroco-, la filosofía de la Ilustración representa la plenitud del tipo humano que se hizo actual en el siglo xv!. Llevado a la Política. aquel mundo inicia los pródromos del Liberalismo. Mirando al Orden jurídico, ve :ü Derecho como un medio. Para W olf todo derecho es subordinativo y tiende a conseguir la perfección humana. Y ahí se encuentra Justamente la diferencia entre el Despotismo ilustrado y el Liberalismo de la Revolución: en el juicio sobre la capacidad de perfección del hombre.
R. DE BA~TERRA: 1,0.' navíos de la IIustraci6n, Caracas. 11125._(;"R1. L. BECKF.R· l.a cl ..dad de Dios en el siglo XVII'- trad. esp., Méjico, 1943.--G. N. CLARK: The s"venteen!h Cen!unJ, Ol<ford, 1929.-B. CRO(::!;':: Storia del!'etd baroca in Italia, Barl. 1929. 11 pensJero itallano nel Se!cento, .La Critica>. 24. 1926.---CH. 1)UPé1ls: Le principe d'eq ..¡· Ubre et le concert europien de la PaíZ, Parí., 1909.--GEllBI: La pollttca del Settecenio, Barl, I92S._F. J. G. HEAR>;SHAW: Social and Politfcal Ideas of some great tMnkers of the Slxteenth a. Seuenteenth CentunJ. Loodres. H126.-F. G. H'BBEN: The PhllosophU 01 enZightment. Londres. 1910.-J. A. MARAVALl.: Teoria cspaflola del 1?stado en el ...• glo XVIl, Madrid, 1944.-K. MI<YER: Les bases his/oriques de l'EIal nationa! moderne, «L'esprlt Intern .• , 13, 1939._W. NAEF' p.,.0bleme der nettere Geschlchte, Berna, 1945. V. PI"o-r: La Chine el la formation de l'esprit phllo>sophique en France. Parls, 1932.A. RAPIS'RDI_M1RABE1.l.J: Le Congrh de Weslphalie, Leiden, 1929._PH. SAGNAC: La foro mallan de la so>clété francaise moderne, Parls, 1945.--G. SCHNUF."E'" Katlwlische Kirche .. nd Kultur in der Bara~kzejf, Paderbo>rn, 1927.-H. StE: Les idées po>litiques en Frante ou XVIII' sitc!e, París. 1920._L. SORR&.'I1"O: Francia e Spagna nel Settecento, MI. lán, I92S.-J. VILl.AVERDE· América en el pensalnfento de Vico, .Ph!!osophla., Mendoza, Arg .. 2, 1945,-H. ". V01.TELl.INI: Di", naturrechWche Lehren ..nd die Reformen de6 18. Jahrhundert.•. • Ri"t. Ze!tschrlft>, 105, 1910.

99. NACI{iN y AUTORlVAD. EL DESPOTISMO ILUSTRADO

293

99.

NACIÓN Y AUTOHIlJAD. LA TEORÍA DEL DESPOTISMO ILUSTRADO

Erasmo subraya el valor de la tierra natalicia. Hasta su tiempo,

naci6n podia significar la oriundez o la titularidad, las nationes de los
estudiantes en la Universidad de Bolonia o las de los obispos en el Concilio de Constanza. El humanismo ya toma una nueva conciencia del lugar de origen; su descubrimiento es tarea de los siglos XVII y XVIII. Para definir la nación tal como aparece en -ese tiempo, se refiere Meinecke a las grandes y poderosas comunidades de vida que tienen un desarrollo histórico y que consiguen, en su avatar, bases conceptuales. Hay, así, dos elemen~os: el territorial y el de la estirpe. Y nacen versiones culturales y políticas de la idea de nación. Italia puede dar-según la sugestión de Dahlmann-un ejemplo claro con sus relaciones de orden político y de orden popular. Más tarde vendrá la versión individualista, precursora de la Revolución francesa, y la organicista, antecedente del Romanticismo nacionalista. Mas 10 que realmente afirma la idea de nación es el hecho de que su suerte se ligue a la de la estructura estatal. En este aspecto. el problema de la autoridad queda relacionado a ella, al menos durante la época de la Ilustración. Fijemos así algunos puntos diferenciadorE's: el Estado moderno se distingue de la civitas terrena medieval por el crecimiento de su concepto y de su contenido, y por la fonnadón de una comunidad de súbditos en cierta forma unificada, de modo que puede decirse que el Estado moderno surge como Estado terri· torial y popular. Estos lazos se afirman, no sólo por el esfuerzo que exige la ha· cienda ante las crecientes urgencias dinerarias provocadas por las tareas militares (con el doble y consiguiente refuerzo del lazo súbdito), sino también por la caracterización autoritaria y económicomercantilista del organismo estatal: al propio tiempo que el vfnculo de la natura~eza, tan delimitado en la Edad Media, se extiende a la totalidad de la comunidad y significa la superación de los señor[os, de los gremios y de las burguesías. Es preciso tener en cuenta esta fundamentación para concebir exactamente las teorías que preparan, con el mundo iluminista, el Despotismo ilustrado. En su primera fase, la teoria del pacto no se refiere tanto a la sociedad como al señorío. Su evolución se liga al rey y a los estamentos, según el conocido esquema desarrollado en los siglos xv y XVI. SU base es más bien histórica que filosófica; de hecho, mejor que de ideas. Avanza cuando se teoriza sobre las leyes fundamentales y naturales, el derecho antiguo o las leyes del reino y el derecho eterno o la ley del hombre; frente a las puras leyes de los hombres que pueden hacerse y deshacerse por monarcas y por parlamentos. El régimen autoritario toma su primera postura de una formulación de los debe· res del prlncipe; éste se encarama bien pronto reafirmando la necesidad de su institución, sin perjuicio de deformar la teorl'a de los de-

294

LlBHO V.--CAl' . .xX.xIV: CULTURA l'OLÍTICA EN LOS SIGLOS XVII-XVlII

beres en una ideología direccionista que reduce los derechos del pueblo a la declaración de que el rey ha de considerarse a su servicio. Le Bret teoriza sobre la monarquía y fija las leyes fundamentales de la Corona de Francia (la ley Sálica, la primogenitura, etc.)_ Se para en la preferencia de la sucesión a la elección sobre la imagen de la preferencia de la mano de Dios a la de Jos hombres. Señala el poder del rey, que estriba en hacer las leyes, cambiarlas e interpretarlas (incluso en materia eclesiástica), en nombrar funcionarios y dar comisioJ'es extraordinarias, y en fundar Universidades. Su teorla atiende al sistema cancilleresco y construye en torno al poder del sello real toda una tesis de las funciones de la Cancillería, cuya originaria finalidad fué hacer patente a todos la voluntad del monarca. También es interesante en Le Bret su postura en torno a la suce· sión, supervivencia o hereditariedad de las cargas, tanto del rey respecto a su antecesor como de los ciudadanos de una villa en cuan· to a las deudas contraídas en nombre de la comunidad. Los matices a que llega senalan, de un lado la (,ondición no heredada sino propia del derecho que el rey tiene; y de otro, la importancia de las razones ele oportunismo: si el nuevo rey respondiese de todas las actitudes patrimoniales del antecesor, sería dar rienda suelta a la prodigalidad. Las ciudades han de seguir pagando en tanto disfruten de los consiguientes beneficios, como sucede en los gastos de templos, murallas, etcétera. Igualmente al rey le obligan la equidad, la caridad y el honor. La transformación decisiva no se produce hasta Que avanza el in· dividualismo. La Reforma es su verdadera raíz, y por eso el Despotismo consigue resonancia ejemplar en los territorios reformados, no s6lo en los luteranos, sino también y de especial manera en los calvinistas. Recuérdese la doctrina de la resistencia, con sus reacciones. Advirtiendo esta evolución, Fritz Hartung ha senalado tres etapas en la marcha histórica hacia el despotismo: absolutismo práctico, absolutismo doctrinal, y absolutismo ilustrado. Estas tres etapas cuen· tan con la Nación como agregado de individuos que ha de ser conducido a la plenitud del orden estatal. Renace la tendencia docente. Se acude a la formulación de la bondad de los hombres y sobre este suvuesto llega la deducción de las verdades de evidencia y se establece un orden derivado de la razón. Las tesis que apoyan la expresión ideológica de la época están relacionadas con la educación de las clases dirigentes. Basta instruir a los núcleos responsables de la vida política-viene a decirse----.para destruir los perjuicios, domoler ciertas instituciones y dejar que la libertad dirija la vida social. Deducción de esas tesis es su propio sistema politico: sus elementos están determinados por el absolutismo centralizador. la defensa del poder civil frente al poder eclesiástico (regalismo), y, en fin, lo que se ha llamado el «furor de gobernar»: la extraordinaria proliferación legislativa. esas numerosisimas disposiciones que censuró Mira· beau y que la Antigijedad identificó en las repúblicas mal gobernadas. El absolutismo centralizador era una consecuencia del desarrollo de las competencias estatales y de la supresión de. los senoríos y los

99. NACiÓN Y AUTORIDAD. EL DESPOTISMO ILUSTRADO

295

virreinatos; la política regalista _no constituye elemento absoluto de tipificación en ese momento; mas en el duror de gobernar» hay una Lausa que liga el fenómeno a la preocupación de educar a las gentes. El concepto de Absolutismo ilustrado se liga así al de Ilustración po· lítica. El movimiento cultural del siglo XVIII constituye, en efecto, como señaló BastelTa, una Internacional patricia. Alli está Voltaire dirigiendo cartas a todos los rincones del Occidente. Se renueVa el ambiente del humanismo erasmiano. Rousseau habla de un joven caballero español que recorría Europa para tratar a los intelectuales. Círculos como los descritos por Rousseau-.la sOciéte des gens de mérite---<)frecen un espejo de aquel mundo. La designación Ilustración señala en Prusia, en Austria y en al· gunas zonas de Italia y Rusia el objetivo de la política del siglo XVIH. SU representación formal se da en la Revolución inglesa del siglo XVIII, en el reinado de Luis XIV de Francia y su oposición intelectual, y en el gobierno de Federico el Grande. Son ejemplos también de despotismo ilustrado Catalina 11 de Rusia, José JI de Austria, Pedro Leopoldo de Toscana y Carlos 111 de España, Las matizaciones me· recen ser notadas, aunque no permiten nuevas distinciones. Común tienominador es, en todas, la influencia de los intelectuales: Turgot fué ministro de Luis XV, Voltaire figuró en la Corte de Potsdam, Mercier de la Riviere es requerido por Catalina de Rusia para prepararle un Código. y Rousseau llamado por José n. El absolutismo ilustrado se nos ofrece como derivación enciclopedista y filosofante. Su culminación está en aquel precepto que fuerza a gobernar «según el parecer de los filósofos». Como es más fácll convertir a la mosofia a un príncipe que a todo 'un pueblo, la teoria política práctica queda reducida a esta norma: que el prínCipe sea filósofo, como Federico n, o que los filósofos sean ministros, como Turgot. De esa manera-se concluy~se conseguirá da felicidad de la nación». Aquí con esto se advierten. las nuevas adquisiciones de la doctrina: ya no es la suficiencia ni la virtud, sino la felicidad el fin del Estado, y ya no S€ trata de hacer felices a los gobernantes o a los nobles, sino a la nación. Un paso más y tenemos a los constituyentes revolucionarlos queriendo hacer la felicidad de la Humanidad entera.
B'LTH: Yo", Begr!ff 'kr NaUon, 1916.-!"RIT~ H~"'-rUNG: DI" Epocllen der a!"ro/uten Monarclli" in del' neUeren Gescllicllte, .Hist.. Zeltschrlft_, 145, 193L-.I". HITlER: La doctrine de L'absolulisme . • Ann. Univ. Grcnoble>, 15. 1903._ROIIERT LI'ROUX: La tlléone du despatl.'!me musIré en K. T. Dalberg, Parls. 1932.-F. MElNECKE: Weltbu.rgerlum t",d NaUona!staat. Munlch. 1928._W,U'F.LM MOMMSF.N: Zur Beurlelluno tUS Ab80lut!smWl', cHist, ZelUlchrlfu, 158. 1938_-W. NAEF: Der Slua! im Zeitalter der Au.!kUlerung, en el vol. Slaat und Staatsoedon!:e. Berna. 1935.--0. Prn'ERJ<A: Das Zeltalter des aufoeklaerten Absolulismus ols l'eehtsocschichtliche Epochc Boellmens, «Bu\J. Intern. Comm. Hls_ toro Sc.~, VII. 1933.-PH. SAGNAC' La l'énovatWn lIo!Ulque de l'Europe au XVIII' sltC/.e, .Mél. Plrenne>, Bruselas, 1926.-VIOLLET: Le 1'01 et 86S ministres, París, 1912._F. WOLTOas: Oeb"l' die theoretische Begruendung des Ab¡¡olutlsmu. ;m 17. Jal.rhundert .•. en ~Grundrisse und Hausteine fuer Schrnollen. Berlín. 1908.

296

LIBRO V.-CAP. XXXIV: CULTURA POLlTICA EN LOS SIGLOS XVII·XVIII

100.

l/EL ILUMINISMO AL BACiONALIS:MO

Las cosas cambian más adelante, al menos en cuanto a las preocu· paciones que exteriorizan los libros. Llega con el siglo XVIII el aban· dono de la nostalgia del pasado, incluso de las experiencias antiguas. Se exalta simplemente la razón, y acaso a su lado la Naturaléza, aunque sea solamente para afirmar el concepto de la perfección del hombre. La Europa del siglo XVIII queda dominada por el Racionalismo, subjetivo y crítico, humanista y antropocéntrico. Al período de los grandes sistemas metafísicos sobre el cosmos-a Descartes, a Leibniz, a Spinoza-suceden estas nuevas posturas en las cuales el hombre se Juzga señor de su destino. En ese aspecto la reacción racionalista está enlazada a uno de los matices que advertimos en la cultura renacen· tista. Frente a las explicaciones metafísicas se acogieron las formas de interpretación empíricocausales. Lo que interesaba no era tanto el conocimiento como sus posibilidades y sus límites. Importa así a este respecto la nueva interpretación del mundo islámico, teorizada en Francia no sin relación con la obsesión antigermanista, coincidiendo con la repulsa de lo germano y viendo en los musulmanes a los destructores de los reinos germanos (por lo menos del reino hispanogermano). Acaso no dejó de pesar la utilización dialéctica de lo islámico como instrumento para atacar al catolicismo. De cualquier modo, juntamente con China y con el buen salvaje, suenan Mahoma y el mundo musulmán. Son testimonio de ello Voltaire, Condorcet y Boulainvilliers, y la difusión de la tesis puede fijarse hacia 1730, fecha de la publicación en Amsterdam de la Vida de Mahoma, del último de los autores citados. En el terreno social y político, el Iluminismo busca la discusión de los problemas, y para que sea posible esa discusión derrama las ducesD. Estas se concretan en una fundamentación doctrinal en la que destacan el culto de la tolerancia, el desdén por la tradición, la pasión por la economía y, en fin, una nueva visión del Estado: f'1 Estado órgano cultural. El movimiento iluminista tiene distintas esferas de expansión y muestra incluso diversas caracterizaciones, aunque le sean comunes siempre aquellos fundamentos. Surge sobre la línea del deísmo inglés. En Francia desemboca en la crítica de las instituciones, tomando tino te de irreligión y conduciendo a la Revolución. En Alemania se matizacomo movimiento literario y aristocrático, haciendo nacer el clasicis· mo de Lessing y el de Schiller. En Italia, en España y en Portugal encontró dificultades de penetración. Su aparición es aquí tardía, y su eficacia, menor. Topó, ante todo, con un pensamiento católico actuan· te, construyéndose en forma típica en el mundo napolitano y tras la recepción de las influencias que allí arribaban desde Viena y París. El iluminismo napolitano se califica por ofrecerse como transacción: no rompe con el mundo católico, quiere reformarlo; y, en mezcla de nacionalismo y humanismo, adquiere fqrma pedagogística.

100. DEL ILUSIO/'iISllO .AL RACIOSALISNlO

297

El lluminismo constituye, en grandes rasgos, la raíz de diversas. corrientes filosóficas, jurídicas, artísticas, etc. Los dos aspectos más interesantes para nosotros son el filosófico, que conduce al Racionalis· mo--.y éste, a su vez, lleva a la creación de nuevas ideas y formas políticas-, y el jurídico, que es la exaltación del iusnaturaJismo. La visión hlstóricojurídica toma dos direcciones: la que podemos llamar elegante, en la línea de Cujas y de Zazio, con Heineccio, y la pragmática, que parte de Montesquieu y llega a Reitermeier y a von Marlens. La visión históricofilosófica engrana en la línea-de tanta posterior fecundidad-<le Thibaut y de Feuerbach. Este derecho natural resultante permit-e el descubrimiento del ordre natllrel y la construc-dún de un propio sistema. También pesa en la política la derivación religiosa, Que forma la corriente del laicismo Illantrópico, antecedente de la ley autónoma Que iba a encontrar Kant en el imperativo categórico. y ahí está el tema de la tolerancia. Si para Locke en 1G89 era no, bleza, para Lessing en 1779 es justicia. Lessing aporta, en efecto, una postura según la cual el pensamiento está formado justamente por la multiplicidad de los elemüntos, dentro de una ilusión universalista de bondad y pacifismo. Con Voltaire toma un nuevo tono: «Hemos restablecido a la Humanidad en sus derechos---.escribe en el artículo Que dedica al tema en el Dictionnaire philosophiq1U:-; hoy no hay un ex jesuita que se atreva a decir: yo soy intolerante.» Recordemos que bajo influjo volt8riano surgen los edictos de la Ilustración: el de José 11 en 1780, el de Luis XVI en 1787. Su culminación se da en América, en las Constituciones de Carolina del Sur, Virginia y Maryland, bien que 'se señ'alen matices y excepciones. Con la enmienda Madison se tiende a acoger la transformación del concepto, con el paso de la wlerancia aplicada a las distintas confesiones. a la indiferencia por la actitud religiosa del ciudadano, que en la Declaración francesa recoge como único límite la perturbación del orden público. La teorización racionalista conduce a la formación' de un Estado firme y organizado, sin pasiones y.con la tarea de «contener» al pueblo. Por no poder apoyarse en la comunidad nacional, la tendencia es monárquica, y por la preocupación de las vicisitudes ideológicas, estable. Los ideales que se implantan son los burguese8 de la paz, el bienestar y la prosperidad. En este sentido, culminado el proceso de secularización y rotos los vínculos de universalidad confesional, el Estado que surge del Racionalismo es el Estado liberal. reacción nega_ tiva de las expansiones a que había conducido la competencia politica señalada por la Ilustración. Rousseau es su símbolo. Vive en la época de la consolidación de la monarquía prusiana, de la decadencia de Francia y de la expansión inglesa. Precisamente Rousseau influye en la Inglaterra de las jornadas de descontento que siguen a la polltica de Jorge 111. Los whigs disidentes le acogen, y por ellos se expanden sus posturas: e( indi· vidualismo---última consecuencia de la exaltación de la razón-y el liberalismo---.reducción de la actividad de los gobernantes, repugnan("ia a ser felices a la fuerza "Y consentimiento necesario de cada ·indi·

Federico JI habia querido resolver el contraste con ~u consejo: «Razonad cuanto queráis. libertad filosófica. que debe ser clavada en los trein· tó" años de paz que siguen a las grandes guerras. se hubiera atrevido a pronunciar la frase «El Estado soy yo. Matizaciones diversas van clarificando las ideologlas: jansenismo. el Essay de Joseph Priestley (1768). ) La razón queda vista como verdad eterna.. que no parece calificar suficientemente ni la superioridad ni el heroismo . galicanismo. pero obedeced. Hombres como el obispo Huet mezclan sus estudios sobre los romanos con exégesis bíblicas y hasta tratan de identificar la situación del Parafso terrenaL Culmina el siglo con Kant.. sustrato del Estado. el tipico ccmsensus omnium gentium ti opinión dominante. Kant. secularizando las soluciones metafísicas del racionalismo y convirtiendo sus objetos en ideas o principios.. que lleva a la exaltación del tolerantismo y es apoyada por los emigrados. Estas ideas surgen de una larga gestación. y el bienestar constituye el fin de la tarea poHtica en torno a la Nación. la igualdad jurídica He abre camino. en efecto. Una renovación intelectual. la nueva máxima. define el lluminismo en relación con la razón como «salida del hombre del estado de enfermedad».298 LIBElO V. especialmente bajo el influjo del vago deismo inglés.. de atreverse a pensar. en su conjunto. pero a su lado sirve de criterio el consentimiento humano.. Ahora bien: está clara la relación entre el atrevimiento en el raciocinio y la acción política o por lo menos la actitud del hombre que piensa ante la autoridad.---CAl'. de pensar. elaborar los principios de los derechos del hombre y preconizar la emancipación de la persona. aunque no sea obligado decir públicamente todo lo que se considere verdadero .. esto es. fórmula de Priestley que acogerá Benthan haciendo su fortuna en torno al primer cuarto del siglo XIX. sapere aude. en la elaboración lockiana de la «religión natural». XXXIV: CULTURA POLíTICA EN LOS SIGLOS XVII-XVIII viduo en la obra poHtica nacional-o Buen ejemplo. que establece las bases del idealismo. . Mas no fué sólo la única diferencia entre las consecuencias políticas del Iluminismo y las del Racionalismo: se forja un fondo común ideológico: la libertad es un sentimiento real y ya no un tema de discusión teórica. ante la que se ha llamado heroica hipocresia de los hombres superiores.» Y Kant decla· ró la norma conveniente: «Decid siempre la verdad. consiste esencialmente en destruir la concep· ción de la autoridad absoluta. asistencia pública. y aun no toda felicidad es deseable: la que al Estado importa es «la del mayor número'.. impulsa corrientes ideológicas que preparan la época regida por las nuevas tesis. que es aquel en el cual el hombre es guiado por otro hombre. Puede concluirse que la tarea del pensamiento político del siglo J.. pues. a la que la razón termina haciendo concesiones tácticas.. La felicidad no se impone. ni siquiera el de Francia o el de España. educación nacional.. según nota Sagnac. de juzgar en la amplitud del verbo. Se trata de obrar según la razón.'"VIII. » (Estamos.aparece como servidor del Estado. llamamiento de emigrados. En 1760·1780 ningún rey..» El sobe' rano--y ésta es.

1935. Centurv. F&HR: Die AlUltrahlung des NaturrechtB der Aut/.:/af!rungo Tubinga. 1935. 1910. Berna.100. Ay . VDN VOLTELLINI: Die natu. DVC1tOS: Les EnCl/cll>ptdis!es._H.-PH. tra.•• Geno . Plrenne •._L.._HA"s THIRME: Die Zeit des s¡n¡eten Natu.SIONISMO AL RACIONALISMO 299 F. 1932.. 1938. Nueva York.• 56. «Hlst. XVIII< #tele. esp . cMél. de Ciencias Jur'.es 18. OEL lL¡.-P'H. 1936. 1943. y Soc..ts • • Zeltschrlft der Sayo Stift ..._ERNS"l' LEALTEIt: Svanlseh-jesuitische una Deutsehluterische Metaphul>ik des 17. FUNE: Vo.:laeru.. 1925. . 1932.. l000. 1923..• Méjico.• tadl> y Derechl> " ¡n¡rt/r del 8"!gll> XVlII. Zeitschrlft •• 105._ERNEST CASSlRER: Die Philosophie der A1I!/. Jahrhunder!8. "Rev. SAG"AC: La rolnavaUo.eell. París. 1926.. Pa_ rlB. eehtlichen Lehren una die Reformen d. pa/itique de !'Eurape 011. den Aufk!aerung Ms ZUr Ro· "'antik. 18.-F.._HoBERT' Les selenees nwrales dans ¡'EnCl/eloptdle. Jahrhunterlt.-el""idn entre E ." Análi3is de la ..._H..ng in die n"""ne Zeit. DE LA FOINTArNERIE: French LfberaHsm ami Educat10n In tM e¡ghteentll.~. Hamburgo.

Denota la recepción de mfiuencias de Suárez y de Bodino. así. en lo exterior -yeso es lo que teorizan Gentili. sus informes son base de una obra. donde explica Derecho. Si en el De iure belli Se plantea el tema de las guerras de los Paises Bajos.a en temas de piratería. italiano desterrado por causa confesional. LA SOBEHANIA Si en el siglo XVI se perfila el Estado moderno con la teorización del Poder que encuentra su vértice en la soberanía bodiniana. Alberico Gentili. Define la soberanía en relación con el orden jurídico y con la ausencia de voluntad ajena: Summa autem illa dicitur potestas cuim uctus alterius iuri nom subsunt.<P arbitrio irriti possint reddi. el camino a Grocio. Trata los problemas con criterio jurídico. y justamente ahí. sin hacer profesión de fe política ni dirigir su esfuerzo a la demostración de tesis propuestas previamente. expone en sus libros la tesis de la soberanía internacional ante hechos tan concretos como los que Je vienen a los puntos de su pluma por llegarle en función de defensa forense.CAPITULO XXXV LA EXALTACION DEL PODER 101. sino el de la autoridad en marcha de ese Estado. Grocio y Pufendorf. radica su originalidad metodológica. El problema no es el de la determinación del Estado. las Hispanicre Advocationes. en gran parte. y. en su Mare liberwm y en su De iure belli ac pacis (1625). Este. Sus proyecciones se ofrecen. En este sentido . las del fin y de los lfmites. y en 10 inte· rior-y por aquí se buscan las justificaciones doctrinales del impulso que cobra el Estad(}-y eSO es lo que Hobbes significa. LA PROYECCIÓN EXTERIOR Dto. que constituyen la tarea espinoziana. Grocio ofrece una aportación puramente neutral. El Estado es una realidad llena de vigencia y de importancia. y hay que plantear las acciones y las reacciones que de manera mutua se producen entre 10 espiritual y lo institucional. que abrieron. que anuncia el De lega· tionibus. en el XVII ya no pesan las actuaciones ideológicas sobre los hechos tanto como éstos frente a aquéllas. Pero lo que le da celebridad es el volumen De iure belli. impreso en el año 159B. el Mare liberum ofr€C€ raíz en las cuestiones disputadas entre Holanda y Portugal. también a consecuencia de una consulta de la Corona española. Su significación dentro de la historia de las doctrinas políticas se valora por su método y por su agudeza. residente en Oxford. en la separación de lo jurídico y lo político. ita ut alterius voluntatis huma1/. representa la sistematización de la materia sobre la distinción entre el derecho internacional y la moral y la jurisprudencia. Abogado de Espaíí. entre la creación de la doctrina y su realización histórica.

ya ofrece posición en su mismo Htulo. El De iure natura! et gentium (1672). Lisola ve en ésta una ruptura injusta. en el acuerdo de la determinaci6n del orden político. Fué ordenada componer por J acobo 1 apenas aparecida la grociana. valorando la significación del circulo borgoñón. Su teorizante es ahora un diplomático austríaco. Holanda y España. Con raíces semejantes surge su teorización del derecho de guerra. antecedente en la gran coalición de 1689. y Cromwell acepta el titulo de Augusto. Corresponde a este último momento de la evolución de la soberanía proyectada en el mundo. ha de ser bandera antifrancesa cuando Luis XIV aspira a una absorbente dominación. Han aparecido las potencias maritimas y detrás de ellas asoman lluevas abogados. y concluyó. aunque su publicación se aplazó y aón fué objeto de modificaciones y de correcciones de acuerdo con las necesidades de la política del momento. Para que en 1739 Pitt pudiese señalar la versión británica del mare liberum-mar libre para los ingleses o guerra contra los españoles~. la alianza de Austria. podríamos decir. contra los holandeses en el terreno práctico y contra Grocio en el teórico. Cumplió gestiones en Inglaterra. Esta obra sostiene el dominio del mar próximo a Inglaterra. Exalta los principios de la política internacional española y el interés de los príncipes cristianos en el momento europeo. canonista de la Universidad vallisoletana.101. en 1673. en su Oceana una nueva Roma en el Oeste. mientras Harrington trata de hacer. Y es curioso advertir que en aquella época se acogen allá las raíces romanas del Imperio. impreso en la ciudad pinciana en 1625. en posición conciliadora. El derecho positivo se fundamenta en la atmósfera pactista. España y Polonia.lustice. Toma del primero la doctrina de la tendencia a la propia conservación y del óltlmo sus tesis sobre la vida social. . Es el reconocimiento de derechos sagrados apoyados en el individualismo y en el racionalismo. Al quedar montada sobre la fUerza. con Selden. entre aquéllos y Hobbes. Su aportación doctrinal está constituída por el Bouclier d'Estat et de . Ofrecida ésta por Francisco 1 contra Carlos Y. la estructura exterior conduce a un nuevo planteo de la teoría del equilibrio. publicado anónimo en 1667. y generalmente apoyada por Francia durante el predominio habsburgués. la figura de Samuel Pufendorf (1632-1694). con el subtítulo de Oceanus britanicus. Burroughs y Weldwood. sobre la base del estado natural. el barón Francisco Pablo de Lisola (1613·1674). 301 debe relacionarse la obra de Gracia con la del lusitano Serafín de Freitas. LA PROYECCiÓN EXTERIOR PE LA SOBElIANf . que significa la transición entre el iusnaturalismo de Grocio y el iluminismo del siglo XVII. la ley y el pacto voluntario. donde inserta seis discursos en réplica a los libelos profranceses que pretendían la sucesión de Francia en el Imperio y apoyaban su intervención en los Paises Bajos. cien años antes había escrito Seiden su Mare clausum. Y también se liga con las evoluciones doctrinales que siguen. justifica la renuncia de la reina de Franda. estuvo en Münster para los acuerdos de Westfalia. y pide que en cuanto a la sucesión decidan las Universidades. De iure pacis et beLU. que responde con su De iusto imperio lusitanorum asiatico.

_W. la observación y la experimentación de los hechos.._LuIGI CHIS'fOI·AN.Y. . a Kant.-A. en 1713. Para explicarnos las reacciones de Hiobbes hay que tener en cuenta su situación personal y su ambiente. 1894. Es.Y ligándose a Maquiavelo. licia. Roma. LA JUSTlnCACIÓN DEL ~~STADO AUTORITARIO Atacando el método y la sustancia de la obra de Grocio. En este aspecto se liga a Bacon. 1946. desde Saint-Pierre. Este ofrecía el dominio de las direcciones empíricas y sensualistas. 1924. 60.. con la ecuación del saber y el poder. Coimbra. F. podría decirse. PR'BRA"': Franz Paul v.-AL. FROST ÁBBOl': Al!>eri<'us Gen/di. Der Strei/ um die Ji'reiheit der Meere in Zei/al· tu des HU{Jo Grot. Rer!!n. anunciando aquellas concepciones que iban a dominar en el siglo siguiente y Que serían sintetizadas por Montesquieu.Hlst. proyectos concretos: el del tratado que hará posible la paz perpetua. buscando la exaltación de la autoridad.. 1937. lBí6. Parma.PrOCffding of Britlsh Academy».-A.. mas euando ésta triunfa. y de la codificación de las reglas que regulan las relaciones internacionales. POTI'EH: 7'1"" Jredom. 1918. Y las ideas de la federación de Europa. 19l9. El espíritu queda engranado a una ley. . 5. a der Ursprung des Schlagswort van der Frelheit der . GroHU-! u .ce Dunning-el primer ingléS que ofrece un sistema de filosofía política que se encuadra entre los gl'andes sistemas de la Historia. y en la obra constructiva que apoya en la inducción. 1925.". CAENNO: Un grande furl$la portugués: Se- ra/In de Freitas.M. 1888. Se enfrenta con los "priorismos. HIRSCH: Der oestrrelchlsche Diplomat Fr. con Rlousseau.. 193G.us. Con el auxilio de este principio trata de resolver los grandes proble· mas de la política.---CAP. Usola. 19Z7. Santiago de Ga.-R. da Albertco GenWi. REIN: Ueber aie BecUlutung de>' ueberseelscllen Ausdehnung fuer das eur<Jpaelsclle Staattens¡¡stem. el hastío por la vida civil y la admiración del «estado de naturaleza».. Doctrinalmente parte de la exaltación de la Naturaleza como madre de la Filosofía. pero en muy poderosa coincidencia. El valor de la obra de Hobbes está en su tendencia a introducir un naturalismo universal. Hobbes es--di. Dl< GIORGI: DeUo vito e cUllle opere di Atbmco Gentlti.--G.. : Alber!cus Gentllls una se... Roma.<. <eAmerican JoW'nal oro Intern.. del Dlr._. 16. B. una his ud"ucatio hispcmica. Estrasbur_ go. Zeltschrift>. renovándole con la demolición de esas ideas preconcebidas que llama tdola. la aplicación de la mecánica cartesiana al mundo moral y social.-M. Lelpzlg. 1890. H. Law».. con Bentham . los. 1896._ LUIS GARCIA·AluAS: Historia ael Vrindpio de la l!bertud de las mares._A. 10. F. Zeitschrlft •. 1911. Lelpzig. 137. Law ana POlótics._P. laIO. 01 the Seas in Hlstory. y cuando se adhiere a Cromwell. T .JASl"HOW: Pulendorflehn von deT Monstruo". . no quiere alas. FUL'fON: The sovercignitll of ¡h~ sea. Llsola. Intern. XXXV: LA EXALTACIÓN DEL PODER Pufendorf cubre así la última etapa de este desarrollo. 102. 1882.."" Bedeulun" fuer das Voelkerrechl. a su hora._W. en una actitud cautelosa." Tea"'a ~ storla dell'equi!il>Mo po_ mico.eere. Tantum possumus quantum scimus. acaso en única.ruv. Ciertamente vivió en un período dificil durante la Revolución. Hobbes era contrario a ella.taet aer Reich8verfossung. en 1785. Filo¡¡.Hlst.. Vendrán. aquélla fué la de un inadaptado. v. La consecuencia fué el pesimismo. LRE: Hupo Gro/tus.302 LIBRO V. 1925. a quien supera. F... FALCHI: Curattere ed Inlento del De Jure beUi oc pocis di (hacio. cae el protector.-R. DEL VEce>!!o: Rieordo . . VOG~L. Nueva York.. . sino plomo para . BOSCHAN. W.

su aportación esencial arranca de la construcción de una teoría de la sociedad con la tesis de la tendencia de todo cuerpo a su conservación. El Leviathan constituye una tarea más firmemente revolucionaria. por cuanto representa un curioso intento de hermanar la ciencia con la fe. aparecei:n 1651. cedida la soberanía. y el De cive. pues todo el poder les perte· nece en los términos de su misma justificación. poderes y juicios. LA JUSTIFICACIÓN DEL ESTADO AUTORITARIO 303 la razón.nes. El Estado es Dios en la tierra. como en un régimen estamentario o contractualista. el Leviathan. algo de Aristóteles. Dios apenas si asoma como postulado por la creencia y por la obe--diencia.·y está subordinado al Estado cual instrumento suyo.1U2. pero sobre todo de Lucrecio. del epicureísmo. la religión con el poder civil. Para conseguir ese objetivo torna al tema de la religión natural o del mínimo religioso.la persona o el grupo que reciben-o Así el Derecho queda concebido como mandato.1ctoritas non ventas facit le. Nada puede compararse al Estado: Non est potestas super terram qum comparetur ei. y con influjos cartesianos y galileanos. bastante de Tucíaides---oa quien traduce-. Sus obras nacen a mediados del siglo XViii. La ley autoriza todo cuanto sea prudente o favorable. Mas como tal estado de egoísmo absoluto impide satisface!' el propio egoísmo. qUe quedan investidos del poder colee· livo que apoya la vida pacífica y clasifica al pueblo en súbdito-losque ceden~y soberano--. nacido como mal necesario. versión civil del teocratismo. en 1642. tal como se puede hacer un reloj maravilloso. sino completamente desprovisto de cualquier tutela que no sea dada por el propio príncipe. El De cive es obra que sorprende. porque el ciudadano ha dele· gado derechos. . Aplicando estas posturas a las zonas sociales y poHticas. Este es un mandato o voluntad: a1.gem. Busca la justificación de un Estado fuerte y de un gobierno absoluto sobre los fundamentos de la Razón. Hobbes está in· fluido por la política histórica. Los reyes co· meten iniquidades. para asegurar la paz. La obra de Hobbes surge en antitesis de la Revoluclón inglesa. tan reiterado en &quella época: su cristianismo se reduce a la sola creencia en Cristo como enviado de Dios. nacido de la re· nuncia de los hombres a una parte de sus derechos naturales en favor de una persona o de un grupo. cara a la ley civil. La soberanía del principe tiene carácter sagrado. se busca el contrato como forma de convivencia. pero no injusticias. llega también el orden estatal. Y por este dominio mecanlcista. como autoridad y voluntad (auctoritas non veritas facit legemj. es decir. Del egoísmo del hombre éll derecho del más fuerte se va a la fijación de una estructura dominada por el bellum omnium contra om. la Iglesia con el Estado. Hobbes separa la Política del Derecho. Por lo demás. La delegación es absoluta y el rey tiene calidades SUpremas. como homo artificialis. Su raíz es el pacto. conduciendo a la hipótesis de que el hom· bre haya sido creado por Dios como producto de un arte mecánico. Los súbditos no se encuen· tran frente a él. bajo la dirección de un soberano autor de leyes y dotado de todo poder.

sino el Leviathan. PRAz: Machrovelll In InohUterra._L. puede leer en francés al año siguiente. 1928. 19Q7.----A. Acaso este fondo mecanicista haya de ser estUdiado con mayor detalle en aqUella línea en la que Descartes ve la única realidad del espiritu. 1930. en dlj. Paris.Proeeedings of the Amer. BALOGH: Note O1. por cumplir este objetivo.'cr ThDmas I1obbcs. Ve dos objetos apetecibles: la paz y la ciencia.---GIA<:O"O no"ATI: Hobbes.. 1898. a Ficino . pero reacciona al advertir que sólo tiene paz cuando toma attitudes decisivas. Es la tarea de mantener el orden lo que le justifica. renuncia a todo derecho.. Assoc . pero también emigrado del getho holandés.ssays in honnour of Roscoe pound~.Jur.. se entrega a un Estado que.---CAP. 1940. RIC'II: Intorno al pensi . 1904. Oxfor<!. 9. la de su propia vida. MERRlA": Hobbe8: doctrine of the state of nature. Piensa en el aseguramiento de la vida. Roma.304 LIBRO V. exactamente ligados a Hobbes por lo que significan de correctivo en su teorización.terpretation of Modern Legal Philosophles. Milán. ~Riv.. Su posición inicial es escéptica. LVON: La philosophie de Hobbes. Rev . en la conservación de la existencia de las personas._G.<MPru-. Judío emigrado de España. Po\.G.e To· mils HQbbes. Intern.\ TEOHíA DEL FIS y DE LOS LÍ~!T)i:S En este mismo ámbito de la exaltación del poder Benito Spinoza ofrece peculiares matices. superior al de la meditación politica en que nace. E. De su vocación por la refonna cristiana queda la frase: «La verdadera razón no conoce el odio.-F.-E.• . tan repetida en la secesión confesional del siglo. Gen. Su solución fué buscar la paz en el estudio. }Iadrld. L. Legis.32. XXXV. E. trad.. Ve la lucha entre los súbditos y el deseo de conservar la vida.. hubo de serie útil. y en ellos se qui-ere refugiar. 11142.• .• . . sUele. tiene como primera preocupación la de su conducta. P.car: Hobbes ana Hobbism. Milán. 19QO. TOE""I~S: V. acaso gallego. Hobbes. 19'29. .. 1946.o pa -leo di Hobbes. GALh. 103. }<. bien merece el sacrificio de los súbditos. a "Telesio. y con ese fin abdica todo poder. 34. Tolosa de Francia. 1929. de estirpe portuguesa. L. Se ofrece así con singular valor histórico.• . que le expulsó.da y doctrina <1. Tampoco deben desatenderse los aspectos personales de Spinoza. 1936.~TAIUNT'NO: Soyyio aulle id"e mot'ali e pom/che di Hobbes. La idea del «m[nimo religioso». GAnA._S. e ScHMITT: Lemathan.Amer. 1947. Uf ANeA: Diritto e Slato nel pensiero di T. su influencia se aCentúa en tos últimos años. del Dlr . Po!' Se. Londres. Nápales. y .. Nueva York.Rev. esp. Se._C. R. se encuentra colocado entre la guerra civil y la valoración de su existencia. 19. L>:vl: La fiu.: Leviathan y Estado moderno. . ST.sofm di TOIW1SBO Hobbes. dl Filos. leyendo a Eplcuro. Se relaciona con los . Spinoza constituye su desarrollo. 1943."": Un tnéorlcien ang!ais en droit public au XVII.---CH._LEO STIUtri\S: The political philosophy of HObbes. Th.HEN: T/wmas Hobbes. hasta el extremo de ofrecerse tal absolutismo como maravilla y grandeza. 190f -M. que apare<:ido en inglés-que Spinoza ignoraba--en 1651. Nápoles. frente a toda certidumbre y favoreciendo la abstracción. Hobbes.. ya que para él el problema fundamental de la doctrina polÍtica es el de la relación entre la libero tad y el absolutismo.» Culturalmente ligado a Hobbes. Hay también en Spinoza un vínculo cartesiano. LA &XALTAC¡ÓN DEL PODER que le acogió como inadaptado y le espantó en sus explosiones anárquicas. No sólo conoce el De mve.

S"r. F.._ MUáo. reafirmado· 1'a del deber de obediencia.su influjo. S¡¡inQzu nd 1'" Centenario del/a sua na. Sp. K.. De· sau. __ LE6" DUJOL. FR~UDENTH". CHARTIER: S1'inQzG. En fin.-': 1l dirltto come potenza secondo Spi. por la Aead. pub\. 1941. lB95._B.s theologicus-politicus. s obras de Spinoza que aquí nos interesan son el Tractatus politil"US y el Tractat-u. siente el impulso hacia la «religión filosófica». Stuttgart.o valor dentro de la historia de las ideas.-~ra.-F"FD. publicadas entre 1670 y 1680. Jena. Importa. Cita aquí un ejemplo esp. We. ama el ambiente profético. No hay.­ Ho.e. de Gracián. Ber!!n.IzlNGA' y.chre. \0"' D¡. Intern. a su vez.·. pa· rís.\''''. • ejn Leben und seh.<cit. Munster. 1919. Buenos Airos.¡oza.QrK: Sp.. Fl"rcnda. Spinoza perfecciona la obra de Hübbcs y sitúa ideas y conceptos Iundamentales en cuanto adquislción doctrinal de futura eficacia.ransfunde en una nueva conciencia de la lihertad civil y religiosa. así. • Riy. por la nostalgia de la tierra de su estirpe o por el propio valor de 10 hispánico. además.dc¡·land· ."r. pOIi!iche e reUuio .• be . acoge El panteísmo de la mística cristiana buscando---. Las afirmaciones de la libertad chocan con la lógica de la ordenación de una soberanía con poder religioso. Quevedo figur<1lJa en ella.-E. Pollock creía que esta obra no podía quedar relegada a un segundo térmiT)o. Se han advertido algunas contradicciones en relación con su posi· ción antihobbesiana. M6de· na. s¡J influencia.L: S1""0Z(1 .HM. 18!J8. que ae·aso le arrastraran a una acción política que le obligase a hacer ciertas concesiones. 6. Es preciso considernr el ambiente.n los socinianos... 1926._Ih..no. Parls.. Al limitar el Esrada con los derechos de sus miembros y seüalar la libertad como su lin-finis el·Yo reipublica: severa libertas est-subraya el valor del espíritu. París. life ond Philosopnll. l!::l tema fundamental del orden político es el mejor acuerdo entre los súbditos y el monarca. Y ofrece oposición al dualismo cartesiano en el problem.·BUUK". Acaso. s. T"mbi<'n la gene S1'i1¡oza . d! Filos.-!rIEOZZ"· Le <tottrj· nr.·tto Spinoza " Leo" Hebreo. 1894. porque si el Estarlo gobierna por el temor podrá reprimir vicios. y tamhién Di Criticón. razón para la antipatía que durante todo un siglo impidió acoger . 1¡.. Spinozas l. que los ciudadanos se enderecen al cumplimiento de su deber. E. Trae. París. su .._J. DRU"5CHWIG: S1'lnozG el ses contempora!ns.dice---la luz en las tinieblas. viendo al alma como idea del cuerpo. LA TEORÍA DEL FIN Y DE LOS LÍMITES 305 menonitas y co. ñol: por esa fidelidad----<iice-t.. el interés de fundarse sobre una concepción más hum. El absolutismo del Leviathan se t."SK1: Vcr junyen De S¡)inQ"~.• ch"r:i"lI in de 17·~ eeuv. pues.. L . a. del Dlr .. HORN: Spinoza Staatsleh1"e.eben. S1'inoza. Flscm. 1851.¡-a. .h·e U11(l Lehrc.nozu. mas no estimulará virtudes. 193~. ni. 1911. Spinoza . en el vol. Spinoza tiene un propi.. de las l"(encia~ de Ber· w. di S. Landre.ritto e Politice in B. 1903. Indaga cuáles sean los fundamentos del Estado._Vic_ TOa D':LllOS: Le S1'inoziamfsme. en efecto.:¡~' depurada de la vida. e incluso <ldvertir. 1\J15.--J..-S.. SpirlOza.-GO.-L.• . ASTURI: D.9~. llegan a la biblioteca de Spinoza libros t'spaí'loles. de Dios y de la Naturaleza...• . POT. l. S~ pregunta si la teología no puede· impedir el libre filosofar y si el Estarlo puede limitar el pensamiento en su elaboración y en su expresión.: B''Rcd. 191O. l~O~.". la influencia de sus amigos. vida. 1923. BOL1N: Spinoza. ligando sus atributos a la unidad. I1n. 19(}.·: Die Staats¡enre Spinozas.riunfaron los aragoneses en su lucha contra los moros.---COUCHOUI>: B.~Er. El derecho se ofrece como práctica de la vida. s.¡"dir".I.:¡ll. 1926. y.

que teoriza en torno a la superiori· dad de la monarquía. Y no puede ser olvidada la influencia de ciertos grupos confesionales. en 1642. en 1644. auténtica teorización de la nueva postura. por Buchanam y por la Vindicire contra tyrannos. No faltan. Es el periodo en que nació la obra de HObbes. ya señalada. libelistas. enlazadas ahora al derecho natural. Prynne. con su Tratado de la Monarquía.. Es preciso llegar al Bill of Rights para reconocer la presencia de las libertades fundamentales. El conflicto constitucional de 1629 se une a la pOlémica eclesiástica. hecho imposible cualquier compromiso en vista de la exaltación' de la autoridad. arbitristas . ligada a su vez al tema de la tolerancia. visionarios. En este período. En esta misma línea se encuentra Filmer. y que constituye un verdadero tratado sistemático. Entre los primeros brillaron Parker. mas es figura que habrá de .CAPITULO XXXVi LA OPOSICION PARLAMENTARIA y LA REVOLUCION INGLESA DE 1688 104.. cuyas doctrinas de orden interior repercuten en la constitución estataL La actitud del Parlamento Largo. deben ser señalados dos grupos de escritores: los parlamentarios y los realistas. y volviendo a la idea del rey-vicario de Dios. definición de la monarquía absoluta. El largo combate entre la Corona y el Parlamento se cierra con el triunfo de este último. como los presbiterianos escoceses y los independientes. con sus Observaciones sobre las respuestas del rey (1642). Grosse es autor de un estudio sobre Realeza y Libertad (1647). SENTIDO Y DOCTRINA DE ESTE MOVIMIENTO La Revolución inglesa fué una lucha de los dos poderes tradiciona· ¡es. estimando a la aristocracia y a la democracia como formas inferiores. como oleaje de la lucha. El colapso gubernamental se inicia con el Parlamento Largo y sigue con la guerra. negación del carácter político----. con su libro Poder soberano (1643). y la de Locke (1689). Maxwell. y Hunton. Maxwell y Filmer. y en conjunto al problema de la libertad. escritores menores.por anárquicade la monarquía limitac'la o df' la mixta. y con tal ocasión. obra enlazada a la controversia pero que la SObrepasa par su contenido. con su Patriare ha. Todos ellos están infiuídos por Maquiavelo y por Bodino. comentaristas. amigo de los Estuardos y enemigo de la Revolución. en esa misma fecha. Del lado del rey suenan las obras de Grosse. lanza su Sacrosanta Regum MaiestU$. conduce a una interesante controversia entre la Cámara y la Corona.

A la lucha de la Corona con el Parlamento sucede ahora el combate de los grupos políticos. La linea utopística se ofrece en típica evasión. sino en el de la interpretación de las leyes que oponen los jueces a la Corona. De espaldas a los problemas formales. y dedicada al mismo Protector. es el mérito de la obra de Eduardo Coke. Con todo. la renta y la propiedad deben tener un límite. es decir. En otro aspecto han de ser recogidas las disputas sobre el Poder. La época de Carlos II. Ya en 1841.que. sjstema iniciado por Walpole. de Jaime Harrington (lüll·1677) busca un Estado ideal. tras la Revolución. caracterizada por la debilidad del rey. fué aprovechada por el Parlamento para consolidar sus posiciones. por otra parte. Nueva Jersey y Pensilvania. el Acto de los derechos (1689) y. después del movimiento de 1688. El Commonwealht of Deeana influye en América. primer juez {lel reino. y sus principios---.. Siguen. lord Melbourne señalaba la dificultad de determinar cómo habían llegado a alcanzar su forma presente el poder y las atribucio· nes de los primeros ministros. la Dceana. Los elementos que detenninan el poder son la propiedad en general y la propiedad rústica en particular. sin problemas fundamentales y con simples disputas interiores de partidos. que coincide con una exaltación nacional que hace de Inglaterra una nueva Roma. en fin. Just6mente lord Melbourne consideraba que sir Robert Walpole fué el ejemplo históricamente más antiguo. recogían eternas actitudes---son aplicados en las Consti· l. Se idea el Gobierno de Gabinete con los primeros ministros. Coke encuentra no pocas dificultades en atribuir al Tribunal Supremo de Justicia funciones esencialmente políticas. También Sieyes se interesó por este libro.mejor como antecedente de Locke. rrítir:1 de aquel mo· . como sfntcsis política ~. dando base al ataque lockiano. el ejecutivo no debe f'er desempeñado mucho tiempo por la misma persona. y en Walpole está. pues la solución era esencialmente formal y en cualquier easo su esquema habría conducido a complicar el mundo político intro· duciendo un tercer competidor en esta lucha. gobiernos de leyes que tienden al bienestar común y gobiernos de hombres que van tras su propio interés. en el que Inglaterra vive una época de tranquilidad. no ya en el contraste rey-Parlamento. luego. en 1661. H:a problema central no que{jaba resuelto. hay que distinguir. SENTIDO Y DOCTRINA DE ESTE MOVIMIENTO 307 comprenderse. Teorización de la orientación jurisdiccional interpretativa frente a las doctrinas del derecho divino de los reyes. Harrington tenía aspiraciones a intervenir más que en un Estado ideal e-n el inglés. A este período pertenece el importante Habeas corpus (1679). en efecto.104. recogida en curso de impresión por disposición de Cromwell. ayu· dado por las exigencias económicas de la Corona.el Acto de Estahlecimiento (1701). por conspiración. y Carlos 11 hubo de encarcelarle. Entramos así en el siglo XVIII.. consagración de un antiguo principio que reafirmaba la tutela judicial del ciudadano. Se comprende Que estas ideas pudieran :'luponer una crítica del orden contemporáneo. La obra fué.l:iones de Carolina. cuyas lnstitutes ejercen notable influencia. poco después ve la luz (lG5fi) con retoques.

la controversia de 1641-42. que los autores contemporáneos se encuentran igualmente distantes de los prote. El vizconde de Bolingbroke fué fundador del primer periódico político. a cualquier concesión. dirigida a Carlos Ir por Claudio Salmasio. en favor de la lib-erUld de imprenta. Se apoyó. aproximaciones indirectas. aristocrática y democrática están mezcladas y entrelazadas de tal modo que nos confieren las ventajas de todas sin someternos a los peligros e inconvenientes de ninguna. raminas. Pienso--decia-----que las libertades de esta nación no estarán verdaderamente ga· rantidas sino cuando se hallen fijadas con claridad la extensión de los poderes y del mandato de los representantes.tica. Amigo de aforismos y en plena línea barroca.argo. el Graftsmann. Bajo la reina Isabel. en fin.. La base de cualquier libertad de pen.tantes que de los más exi· gentes teólogos católicos. El puritanismo expone su postulado teorizando sobre la necesidad y la intensidad de la religión. Se dan. y lo perfecto de nuestra Constitución reside precisamente en esto' que las formas de gobierno monárquica. colocándose entre los whigs y los tories.» La elaboración doctrinal de este período se liga a las figuras del marqués de Halifax (1633-95) y del vizconde de Bolingbroke (1678-1715). Esta tesis le lleva tan lejos. dirigida en 1644 al Parlamento J . y pide un rey-caudillo nacional al frente de un solo partido. por ejemplo. la Defensio regia pro Carolo 1. Su tesis se vincula a la vieja máxima del rey qui legibus solutus esto Quien da leyes-afirma-no las recibe. Los católicos piden la tolerancia en su famosa Súplica de 1603. y no sólo para los reyes justos. También debe ser recogido aquí úl tema de las elaboraciones doctrinales relativ8s a la cuestión eclesiá. sino también para los tiranos . Contra MUtan se le· vanta la argumentación del regalismo teocrático.. Hay que segUir otro. y la naturaleza de los derechos que el pueblo se reserva para ejercerlos por sí mismo . Halifax es autor de Thoughts and Reflexions. . y. Sus ideas influyen en Jorge lIT yen Disraeli.308 LIBRO V.. el poder del rey en materia religiosa. asi. publicados después de su muerte.. Quiere afirmar la unidad en la política..-C'\'P. y de The Gharacter of. XXXVI: OPOSICiÓN y REVOLUCIÓN INGLES. No falta un anticlericalismo anticatólico. con Rutherford y Baxter.. la vivificación de régimen mixto en la línea tradicional. en su Ensayo sobre la unidad religiosa. El derecho del rey . tras medio siglo de lucha. quien juzga a todos no puede ser juzgado por nadie.amiento-y de religión-hay Que buscarla en la Areopagitira.. y trente a las libertades de los ciudadanos.<. La tendencia puritana enlaza con la judía. Partidario del equilibrio de los poderes. El problema de la determina· dón de la tolerancia ocupa en Inglaterra todo el siglo XVH.\. Los COl1gregacionalistas se mantienen hostile. expone su doctrina en forma polémica y sin pre· ocupaciones de método.. se teoriza sobre la supremacia real.está testimoniado en la ley divina. Por entonces escribía Juan \Vildmann su 7'ruth's Triumph. escribe con profundidad y con sentido ecléctico. «Es ciert(}--(iecía Walpole en 1734-que el nuestro es un sistema de gobierno mixto. de )'1ilton. como la de Bacon. a Trimmer y la Letter to a dissentes (1694). dirigido contra \Valpole. DE 1688 mento.

redactor del Bill of Righs.d. Lo único que falta es el poder para dirimir los litigios. pues. HIl~. y no ve mejor ni mayor libertad en los súbditos que vivir bajo un rey_ Ataca la libertad natural. le pide con8ejo «Lo que me digáis constituirá mi regla de conducta . DAR~T1"": Lord Buling/n"oke el ses idles poWiques. 1D27.'lICO Juan Lot:ke (1{._MlcHAEL FREU>I": Die Idee dcr 1"oleranz im Eng!ana aer Gros. donde se muestra con mayor poder la fermentación de las ideas. lUJ.~r._F. 1931_-J. l!l11.105.Es""Ys in J.leen!h Ccntury. Ox:ford. Londres. sino que también va contra Hobbes. QU-C podría apoyar algunos aspectos de la teoría del derecho divino y que se había colocado frente a la RevoluC'Íón. No cabe otro derecho político----. 1914. car~ melitas. Londres. El diputado Somers. 193b. base doctrinal de los tories. libertad y propiedad.~~ELL-SMITH: llarri"g/o" ana I!is Ocemw.'s. }<' H¡. CAHLYL>:.ice-sino aquel que no infrinja el poder natural y paternal de los monarcas. en el que ve prevalecer la razón y el orden.~FIGGIS: The a1Vine RigM of Ktn08. la regla de conducta de la Inglaterra de la Revolución. Semejan· te movimiento-afirma-no sólo ha sido legítimo y oportuno en aqueHas circunstancias. La crítica de Hobbes parte del estudio del estado de n::lturalezéI.~Hor. desterrado en Holanda._G. 1920. E"O/! . Oxford. anabaptistas. Halle. 1939.~W. futura primer ministro.. LOCKE y EL PENSAMIENTO POLhICi) BRITÁNICO 309 ALLE'" Englisn Polil. P. adonde va con la princesa. Se. J. 19~6. Londres. » y Locke fué. 1935. así.ca! TnougM (16U7-166U). el derecho natural y los derechos concretos de vida.'Qh'c m. En Inglaterra..-I'. Lundres. J. con lo que le da una permanente justificación. GOOCH: Political Thought in Eno!ona from Bacon lo Hallfax. LOCKE: s¡...¡¡gton ana his influence upon America" Po!. 3. que no . Nueva York. Pt:ESTO EN LA HISTORIA DEL PARLA~IESTO POLiTICO RRITÁ. y encuentra en el primer poder biblico la subordinación al gran patriarca. tesis que al ser negada da base a la nueva teoría. Londres. Sostenía en su Patriarcha el poder natural de los reyes.32·1iü-i). apóstatas . Los Two treatises of civil government. 2. srCKEL. «PoI. ~' ('on (':. S. PoWlcal Liberty. impugna la teorización que Filmer hizo de aquellas doctrinas.n": 7'/¡e i71jluc71cC of Coh-c 0" tne aevclopme"t of e"gU"h La-w. sino también en cualquier momento.•h Democralic lacas ir> Ihe Sn'c. 1927. considerando contrario a la naturaleza cualquier gobierno del pueblo o aun la simple elección popular de gobernantes. combaten la pos· tura de Fllmer y hacen la apología de la Revolución de 1868. Para acabar con la tradición tory de la Restauración.D~wo.al ana po/itieal ideas af some orea! Thlnkers of the SixleC"!!th "na Se"~71tee"tn C~ntury. Booli"ou. L<lcke no se limita.rl )ji" Tim. S. de Locke. judíos.:e fin :':e llE'gó al P[[cto.-A..' Proscritos franceses e ingleses. DWIGHT: lla""'. a replicar a Filmer. . como diplomático y como pensador. FLY"N: Tne inf!uence of Purltanism on lI!e polUieal una re!igioli8 ThougM of Ihe Englis/¡.. es solicitado para diversas gestiones.t/cal ¡"stl/u_ tions ond poUUcol Thought.-en Revulution. vive en Amsterdam y en Rotterdam. Roberto Filmer ofre(. C. él quien bien pronto considera príncipe capaz óe llevar a término el gran suefio suyo de una Liga de las fuerzas protestantes.e de este modo vínculo con Locke.~gal History. Lyón. HEAn>lSHAw: Soc. Quarterly». 1901.~H. 11l87. sectarios brownistas. Allí fué presentado Locke a Guillermo de Orangc.

El cuerpo de doctrina de Locke está en contacto con la experiencia de su tiempo. surgido del estado natural. crea relaciones entre los ciudadanos como tales. y por ello consiguió acogida tan clara. espíritus amplios.) El estado civil.310 LIBRO V. El poder tiene limites: cuando deja de tutelar los derechos !ndividuales. ávido de saber y pertinaz crítico. Sobre su educación puritana pesa esta nueva filosofía. Y se separan los pecados y los deberes en la ley divina. afirmando con ellos la inviolabilidad del pensamiento_ Por donde su doctrina significa un ataque a la teocracia anglicana. pero que rechazaban la acción de los Concilios y se ligaban exclusivamente a la Biblia. Al pacto de unión sigue el de sujeción. según las cuales se juzgan aquéllas. Plantéase también el tema de la agregación de personas a la comunidad por adhesión al contrato originario. Acoge Locke. Se abre el cauce de las decisiones populares y se dan vigencias a los derechos de los individuos.-CAP. jefe de los whigs. el hombre no tiene otra tendencia natural que la de conseguir su propio bIenestar. pueden los súbditos rebelarse y resistir. La monarquía absoluta ~firma-no es una sociedad civil. La tesis de que la sociedad se organiza para la conservación de sus miembros. Niega la existencia de principios morales innatos. sino determinación del pueblo en si. A este efecto su teoría se apoya sobre el derecho natural. enderezada y determinada por ese fin. pero también «en cuanto Ilombres». que le hace secretario del partido. No existe contrato entre el rey y el pueblo---dic~. A la postre hay en Locke. una implícita exaltación de la Constitución inglesa que reposa sobre dos pactos: primero. XXXVI: OPOSICiÓN y REVOLUCIÓN INGLESA DE 1688 fué general. (No es dificil advertir las resonancias de estas ideas en la Convención y en el Bill de derechos. delegación de la soberanía. encontrándose frente a éstos. En cuanto a la legitimidad de la Revolución. Se ofrece asi como buen receptor de las posiciones del obJetivismo escéptico y del oportunismo que mantiene lord Shaftesbury. los . Sus primeros trabajos acogen el estilo de la disertación y son verdaderas conferencias. Locke justifica el título de Guillermo 1I por el consentimiento del pueblo. El contrato originario ha de renovarse de generación en generación. le lleva a afirmar la tarea del poder colectivo. porque el monarca no es juez común dotado de autoridad para decidir entre él y los súbditos. racionalista en religión. la preocupación por legitimar la Revolución de 1688 y la idea de una sociedad organizada precisamente para la conservación de sus miembros. Locke se ha señalado como representante típico de la cultura inglesa de su tiempo: liberal en politica. A su ambiente juvenil pertenece el partido de los latitudinarios. sino específico. segundo. En el primer aspecto sigue la IÚlea puritana que rodeaba al hombre de misticismo y pensaba ante todo en la ciencia. seguidores de Hooker. la posición de los latitudinarios. Los elementos que influyen en Locke proceden de Hooker y se matizan por su experimentalismo. para cuya defensa se ha establecido. también. Hay normas. cesaciÓn del estado de naturaleza. que es a lo que dirige sus acciones. Sus tesis fundamentales son el respeto al individuo. Los testimon1os de sus contempo· ráneos nos lo presentan como espíritu inquieto. esencialmente.

ni libertad de prensa (sino censura previa ejercida por el canciller de la colonia). Las ideas filosóficas de Locke. Así nació la Constitución que se envió a América. siguiendo su línea y la de la escuela escocesa. LOCKE y EL PENSAMIENTO POLÍTICO BRITÁNICO 311 delitos y las acciones inocentes en la ley civil y los vicios y las virtu· des en la opinión pública. son el sustrato doctrinal de Hume. en Francia. también a Locke. todo ciudadano debe Jurar respetarla y defenderla. Enlazado. landgra· ves y caciques. está David Hume. pero sí una cierta tolerancia y una tendencia a la unidad establecida sobre la base de una confesión que proclame un mínimo de prinCipios reÜgiosos.ocke una ocasión para experimentar sus teorías. con Gravina. Supo ligarse al momento y señalar aquellas actitudes que. por Fowler. Su valor como eslabón de la historia estriba en su posición utilitarista. No hace falta para señalar su influencia. También influyó en Irlanda. La conducta recta da una especie de feH· cidad. sin embargo. ni igualdad social (siervos y esclavos subsisten). por eso tiene condiciones muy apropiadas para la Inglaterra de Guillermo de Orange y para la Nu-eva Inglaterra trans· atlántica. Locke leyó a Hobbes.105. El éxito de Locke fué extraordinario. El complemento de la obra lockiana en la misma Inglaterra nos lo da BIackstone. Que tiende a someter la moral a la opinión. Hume ataca también la política histórica. más que sus concreciones políticas. Sus ideas fundamentales son la del mecanismo jurídico y la de la exaltación del Parlamento. desde 1663 lord Shaftesbury y otros sicte senores eran propietarios de la colonia de Carolina. la presencia de sus ideas. en efecto. donde fué promulga· da elide marzo de 1669. y en Italia. Como. al tiempo que justificaban la Revolu· ción recién terminada. oyó a Harrington y atendió el parecer de los miembros del Consejo de Administración que presidia Shaftesbury. La declaración de independencia y el bill norteamericano de Derechos revelan. Se ha negado. Según esta difundida versión. Secretario general de la compañia propietaria. la soberanía co· rrespondia a los propietarios. cOntinuador de Smith. Frente al pacto social y al derecho divino. Sobre la hipótesis del contrato estableció para aquellos colonos un ordenamiento de tipo feudal: Constitución formal con Gran Consejo. he" cha la salvedad del vínculo de fidelidad a la Corona. se limitó al estudio del espíritu humano. . con todo. autor de Political Discourses (1752). Condillac vid ya el mérito de Locke vinculado a BU éxito. con los hugonotes. presentóse a J . y con Montesquieu. abrían caminos a un futuro que se anunciaba próximo y apetecible. No hay allí. esta participación directa de Locke. No siendo una filosofía ambiciosa. La fortuna de las ideas de Locke en América es notoria y ha sido ligada a la posición experimentalista que tan fervorosamente mantuvo. Explicó en Oxford en 1753 y en la cátedra vineriana en 1758. Parlamento de cuatro estamentos. apenas cumpla los diecisiete años. Esta Constitución se presentó como el pacto que une a los colonos.

Ill.-\V. Londres. 1939..-A. LASKI: Politieal Thoullht /Tom Locke to Bentham.es politi(¡ues el leu. John Loek".. XX. Nueva York. BASTUlE. .¡.k. Joh" Lo<:l<e as a Factor in modern ThoUght.DlZI: l"troducción al pensamiento polUiea de J. chrlstliehc StGatsmann...-DuN~·¡"''' The politleal philoSOlJhy Di Jo/m Loe/c . ]f)20.312 LIBRO V. Loe!.n Ihe eighfeenlh Century.• . FRO. lD17..'h ThoUghl .-A. ges /héo". 1930. l003·1904. H. CARLINI: La filasof.oclee. Se.-J.. BURTO": Life and CM"!·es· ponde.--CH. «Americ. "Pu!. L~M["RECHT: T/¡e morat and po/. Parls..-8. ¡ni/uenee en Anole/erre. Buenos Aires..<. 1918.Proceedings of the Brlt!sh Academy». OPOSICiÓN Y REVOLUCIÓN INGLESA DE 1688 R.».-LFSLIE 8TEPHE": Eng/l.-H. John Locl<e. l. L. Quart .e 01 Davia Hmnt. CA"'FBF:LL-~'RASER." tieal Phi!osop¡'y of John Locke. XXXVI.a di G. KE"DALL: John Loe!.. D FOSTER: lnternational CalviMsm thTQUgh Loek . 1905.-H. 1928.-B'SIL "-u.JOlution oi 1668. ÁA1l0N. Revie. CRAf:MER: G/ndstm!" al. 19:11. Nueva York.': 'fhe lVitgh Supronacy ([714-1760). 1846. O..-R. ¡.. 1880. 1942..-8. 1941. and ¡he Re1.:e on<l tlle doe/Tine of majoTi!y·ru. Florencia..· fo~d. 1927.:e. I1rbana. .-CAP. 32. Ed!nburgo.T. P.m Histor. .

coincide con la preocupación de los intelectuales por la política práctica. Este fenómeno.ice. eme peñado en explicar la atribución por confusión. estableciendo como normal el procedimiento de la adquisición de fondos por medio de empréstitos. Este nuevo régimen supone el desarrollo de la burocracia._ la tendencia unificadora de la ley. la aceptación de la mayor importancia atribuída a la riqueza mueble. IXIS XIV DE }'HANCIA y EL A!nE POLíTICO. con todo. BOSSUET. la transformación de la nobleza. toma páITafos enteros de Helvetio. la formación de ejércitos nacionales permanentes. No falta. apoyado en las doctrinas que exaltan d Poder. y. la valoración del poder político en lo legislativo y en lo judicial. se prevé en él una Escuela de Ciencia Política. LA CONSTRUCCIÓN TEÓRICA: IHCHEL!lm. Olivier-Martin-----lSe da como doctrina. la sumisión de las confesiones religiosas. Su iniciación puede fijarse en 1661. Catalina de Rusia pide a Diderot un plan para una Universidad. pero nocomo sistema de gobierno. cuando Luis XIV anuncia que nada se hará sin orden suya y que toda autoridad se concentra en . no es allí. en efecto. SAIKT-S!MON El absolutismo de los reyes. cuYOS titulares son designados por el rey y de él dependen. que conduce a un nuevo sistema hacendístico por el que pudo prescindirse de la solicitud de «pedidos» o impuestos. va creciendo sobre el esquema de la reforma institucional que culmina con 'la formación de la monarquía centralizada. en fin. Acaso profundizando conceptos pueda tener razón esta postura. SlOof'n Paris. Cuando la emperatriz. donde se corta el patrón de la monarquía absoluta ilustrada. Mas aunque el fenómeno llega a San Petersburgo. Franela torna asi a ser símbolo y a crear en su ambiente una admiratio. se mira a la realidad y a la experiencia politica nacionales. quien niegue el primer extremo.CAPITULO XXXVII ABSOLUTISMO E ILUSTRACIOK lOt'i. Y aun manteniéndose éstas. El despotismo ilustrado-----<l. y en su famoso nakase de 1767. Hay un cierto abandono de las utopías y de los Estados ideales. mas la mezcla del hacer y del pensar no permite insistir demasiado en la sumisión de los reyes a las llamadas leyes fundamentales. con supresión de Parlamentos y con preocupaciones culturales que cabría en el conceptopropio del despotismo. general en Europa aunque matizado en los distintos países. Es interesante advertir este contacto. podría darse un sistema de gobierno personal y paternalista. Montesquieu y Beccaria. sustituyéndose la aristocracia feudal por la clase titulada.

~in abandonar la posición. En 1685 revoca el edicto de Nantes. Boutaric y Serplllón. sobre el principio del «egoísmo estatal» que va a ser la base de la política de Richelieu. Choca advertir con cuánta frecuencia utiliza Richelieu los términos raison y raisonable. El galicanismo se une a las doctrinas de la Ilustración para impulsar no sólo estas actividades. publicada en Leyden (1641-1643). Tiene un acabado conocimiento del país. ya aludido al insinuar las líneas generales de la época. dejan de hacerlo durante todo este periodo. preside el Consejo y suprime los puestos importantes del Gobierno. reorganiza el Consejo de Estado y establece de manera efectiva su poder directo.Juan Launoy. lo que más directamente se refiere a la posición especifica del problema del Estado es la liberación de la bús. por el auto acordado de 23 de mayo de 1766. sino también la expulsión de la Compañía de Jesús. Los Estados Generales. frente a la Iglesia. lo que conduce a la formación de un propio arte político. De cualquier fonna. de modo que no puede ser compartida con nadie. y en actitud teorizada por . reconociendo los especiales intereses de los distintos territorios. Su pensamiento polí· tico está ligado a la idea de la razón de Estado. Y le llega al rey directamente de Dios. Le Bret. En su concepción del Estado. mantiene solamente a los se{!retarios---de donde nacen departamentos calificados por tareas específicas.queda de las cuestiones de opti'/1Ul polUia mediante la generación del empirismo. creando una Comisión para reformar las Ordenes religiosas masculinas. dualista tradicional. difícilmente se encontrará otra que mejor refleje su política. por Silhon y por Bossuet.314 LIBRO V. Su posición es regalista. En un edicto de 1667 dice: «La perfecta felicidad de un reino consiste en que un prínCipe sea obedecido por sus súbditos y que éstos obedezcan la ley. contra los protestantes riel Languedoc. sostiene en su libro De la souverainité du roy (1632) la indivisibilidad de la soberanía. También debe señalarse la obra de Juan de Silhon. La exigencia del respeto a las ordenanzas y su codificación señala la posibilidad del estudio de una teoria. Mazarino y el propio Luis XIV son los artifices de una típica forma política t-eorizada por Le Bret. -es--dice---. xx. Rsta política fué continuada en el siglo XVIII con el edicto de 1724. centraliza el poder y delega en pocos hombres la labor administrativa. que cierra la corriente consiliarista.» En elTó realmente reverdecía la versión legalista---que ha soUdo amparar absolutismos-también otras veces. y brillan por ella Bornier. preocupación de aquel ambiente. compuesta por razonamien!os y ejemplos.xva: ABSOLUTISMO ¡¡: ILUSTRACiÓN sus manos. Luis XV intenta oficialmente una organización con· fesional en el periodo 1767-69. sobre el supuesto de una vuelta al catolicismo de la ma· yor parte de los hugonotes. Otro aspecto interesante de la política de Luis XIV está ligado al propósito de conseguir la unidad católica. Así. Limita el poder de los ministros. Richelieu. Luis XIV está satisfecho de su obra. Le ministre d'Etat. que no se reunían-desde 1614. es -decir.-CAP. coloca a éste -por encima de las confesiones y de los estamentos. afirma un claro . Si nunca pronunció la famosa frase L'Etat c'est moi.como en la yeometría el punto.

El rey le aparece como sujeto y objeto de lo estatal. mas el príncipe su imagen en la tierra.-ras benévolas qUe esperan benévolas aceptaciones. es decir nuevamente no sin relll{'ión ron el ambiente ingles. tras 1"'. casi el Estado para el príncipe. nacida de conceptos familiares.106. Por su sotana pudo hablar con libertad Bossuet (1627-1704). También se enfrentan con el reglmen lOS que desean que la tradlClOn sustituya al aOSOlunsmo. Solamente los predicadores osaron re· cordar al rey sus deberes. con Bayle.Iero lo Q. y sus deberes los de la literatura medieval carolingia: defender la religión y la justicia. En C'. La teorización de Bossuet arranca del reconocimiento de la necesidad del absolutismo: «Sin esta autoridad absoluta. aunque en realidad reflejaba el pensar de su época. El hombre se vuelve hacia sí. al absolutismo excesivo. se pUblican algunos opúsculos anónimos. ligada a la Hnea del derecho divino. Frente a este ambiente y entre las series panfietarias de Amster· dam. se encierra. y escribe sobre psicología. De ahí 9ue la parte política de la obra de Pascal (1669) pasara inadvertida. teorizante máximo' del régimen. y-como siempre sucede---se atribuyen las desgraeiao. como el poder de los natriarcas. El rey está sometido a la razón y queda identificado con el Estado. J. que exige un total acatamiento: la obediencia-añade-ha de ser callada. Para Bossuet. Hay que esperar a la segunda parte del reinado de Luis XIV. Entonces empieza el descontento. I<.n una mna mema se mueven el abate de Saint-Pierre. En tal atmósfera cesan las veleidades de los estudiosos. que tiene notable influencia. soñador y arbitrista. esto es. Ya no hay intelectuales con independencia política. y el grupo de los cartesianos y de los «libertinos». LUIS XIV DE FRANCIA Y EL ARTE POLÍTICO 315 eJerCICIO de la prudencia (<<que consiste en saber escoger entre las cosas las que producen mayor bien»).revocación del edicto de Nantes. definición dogmática. como los Soupirs de la France ese/ave (1688-89). no sin influencias de ]8 doctrina inglesa.<"enelón y Saint-~imon. "[.» Ve la política sometida a la necessitas. La primera reacción lue advertida en los círculos protestantes. prm