Está en la página 1de 8
‘ \ ‘ DISCURSO DE MARIA DERAISMES EN EL DIA DE SU INICIACION Este discurso fue pronunciado en dia 14 de enero de 1882 en Ja localidad deLe Pecq, cerca de Paris, despues del banquete de adopcién de Maria Deraismes al que la Logia Simbélica Mixta escocesa “les libres Penseurs du Pecq” invité a varios diputados y consejeros municipales Masones, entre los cuales figuraba el Doctor Georges Martin, co-fundador, junto a Maria Deraismes, del Derecho Humano. Existen dos versiones diferentes de dicho discurso: el acta de la ceremonia redactada por el secretario de la Logia, Hermano Couilbaux, publicada porprimera vez en julio de 1895, en el boletin trimestral interacional de Derecho Humano y transcrita por el Hno... Remy Boyau en su “Histoire de 1a fédération Frangaise del’ordre Maconique Mixte International le Droit: Humain”, Bordeux 1976, y la transcripcién ligeramente corregida de la propia autora incluida en 1891 en su volumen “ Eve dans ’humanité”, del que existe una reedicién reciente Y que es el que utilizaremos por no figurar en él abreviaciones Mas6nicas que podrian dificultar la lectura a los profanos en la materia, “Sefiores y Sefioras. Hnos... y Hnas... Brindo por la Logia de los Librepensadores del Pecq que, hoy, me hace el honor de recibirme entre sus miembros. Deseo testimoniarle toda mi gratitud por la acogida halagadora que ha tenidoa bien dispensarme. Pero siento que los elogios que me dirige resultan mas de una exquisita cortesia que de la verdad, ya que no merezco ni la mitad de ellos. Es por lo que, si les felicito, mis queridos Hnos..., por la determinacién que acaban de tomar, les ruego que no vean en ello un signo de fatuidad por mi Perhridanhuitnnd 6 parte. Si no se tratara mas que de la débil aportacién que puedo ofrecerles, el hecho seria en si mismo de escaso mérito y de poco alcance; pero tiene bien una otra importancia. La puerta que Ustedes me han abierto no se volver a cerrar detras mio, y toda una legién me seguira. Ustedes han dado pruebas , Hnos..., de sabiduria y de energia. Por Ustedes un prejuicio ha sido vencido. Sin duda, Ustedes son una minoria, pero una minorfa gloriosa a la que pronto sera forzada de reunirse la mayoria de las Logias recalcitrantes. La presencia aqui de Hnos... eminentes que forman parte de ellas es para mi un aval. Lo que hay de particularmente curioso, es que esta admisién de una mujer, considerada en nuestra época como un acontecimiento, no es sino una reminiscencia del pasado. En el siglo XVIII, las mujeres eran admitidas en Masoneria. Una duquesa de Bouillon fue incluso Gran Maestra, Estariamos autorizados a creer que hemos reculado. Asi, es bueno subrayar que esto ocurria en los buenos tiempos del privilegio. Ahora bien, bajo este régimen, todo puede producirse, incluso el derecho que entonces no proviene de ningun principio de igualdad, sino simplemente del favor y del capricho; mientras que en los tiempos en que estamos, toda manifestacién de derecho deriva del derecho reconocido, proclamado por le Revolucion Francesa como base de una sociedad Libre. De esta manera, la obtencién de los grados universitarios por las mujeres, su acceso a las carreras que hasta entonces les habian estado prohibidas, cs un reconocimiento publico a la equivalencia de los dos sexos. Ya no es una excepcion que se tolera, es la regla misma que se acata, es en fin el Codigo que esta en el punto de mira, es un signo de nuestra proxima liberacién. Asi, es por ello que aquello que ha podido pasar desapercibido en el reino de los hombres celosos de conservar su privilegio. No hay mas remedio que reconocer que, en Francia, la supremacia masculina es la ultima aristocracia. Se debate en vano, ya que pronto desaparecera. Si tengo que explicarme con toda franqueza, les diré que comprendo menos que nunca las resistencias obstinadas de la Masoneria a la admisi6n de las mujeres. El mantenimiento irracional de la exclusion del principio femenino no se fundamenta sobre ninguna razon valida. éEn nombre de qué la Masoneria nos ha eliminado hasta en presente? ,Detenta ei monopolio de las verdades superiores accesibles solamente a las inteligencias de élite? No. { Trata de cuestiones abstractas, trascendentes, que exijan previamente, estudios preparatorios? No. En ellas se es recibido sin titulo. ; Raehrivongioods i ee ee ee ee a Pequefio numero de elejidos? No, ya que el tiempo de los misterios, de lo secretos, de los arcanos, ha pasado, La ciencia ensefia en pleno dia, y no tiene reservas para nadie. Las mujere mismas, asi como los hombres, son Ilamadas a tomar su parte de los mismo conocimientos humanos, Ellas se presentan a los mismos concursos, pasan lo mismos exdmenes y obtienen los mismos diplomas, Algunos pretenden que |: introduccién de las mujeres en Masoneria haria perder a la Orden su caracter d gravedad. La objecién no deja de ser una broma. La escuela de Medicina nos reabre sus puertas: estudiantes de ambos sexo teciben las mismas lecciones de los mismos profesores; los dos sexos se entregar alos mismos trabajos y aspiran a la misma toga de Doctor que les es igualmente conferida segiin el grado de mérito y de saber. Y sin embargo la Escuela dc Medicina no cree perder nada de su dignidad ni de su gravedad actuando asi ¢ De donde vienen entonces los escripulos de las Logias? é Que prerrogativa: defienden tan celosamente, si no son las del habito? Ustedes han dado pues un gran golpe, Hnos..., rompiendo con las vieja: tradiciones consagradas por la ignorancia. Ustedes han tenido el animo de afrontar los rigores de la ortodoxia Masénica, Ustedes recogeran los frutos de su _accién. Ustedes son, hoy, considerados como heréticos, porque son reformadores. Pero, como la necesidad de Jas reformas se impone en todas partes, Ustedes no tardaran en triunfar, Un gran movimiento de opinién se opera en favor dela liberacién de las mujeres. Estamos al principio y por ello encontramos dificultades, debido alo que todavia Jos principio seculares se hayan fuertemente enraizados en nuestros espiritus; aquellos que se creen mas liberados de ellos padecen, sin saberlo, el yugo dela leyenda. Desde los comienzos de mundo, la mujer es un ser fuera de clase; es, permitanme la expresi6n, un valor desconocido. La religién la ha declarado culpable. Una ‘alsa ciencia ha afirmado que es incapaz. Entre estos dos extremos, un termino medio se ha establecido y dice: “ jla mujer es un ser emocional; el hombre es un ser racional!”... Créanme, han creido hacer un descubrimiento, En virtud de este juicio, se ha concluido que la mujer, ser sensible, afectivo, impresionable, es inhabil para la direccién de los negocios y de ella misma. Incumbe pues al hombre, hacer la ley, ya la mujer el someterse a ella. PPro