P. 1
Razones para Creer

Razones para Creer

4.75

|Views: 1.086|Likes:
Publicado porAntonio Colao

More info:

Published by: Antonio Colao on Dec 31, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

07/20/2013

«Estad preparados porque nunca sabréis el día ni la
hora». Esto dice Jesús.Yla muerte de este actor famoso ha
sito tan súbita como la chispa relampagueante, al igual que
tantas otras. Después de pasar unas vacaciones enAsturias,
regresaba a Madrid con su segunda esposa y amigos,
cuando terminó su vida en el accidente que tuvo lugar en
las inmediaciones de Valladolid.

Después detodos los males queconllevael divorciarse,
JavierEscriváhahechounbienqueperduraráenlahistoriadel
cine. Sudebut fueinterpretando«Larana verde». Numerosas
son las obras teatrales ycinematográficas que ha dejado en
cuarenta años de trabajo. Pero sólo una ha sido interpretada
conforme al mismo querer de Dios: «Molokai». La que ha
dado vida al padre Damián y apóstol de los leprosos, y
también laque le ha llevadoal cenit de lafamaen numerosos
países, lo que fue motivo suficiente para que Juan XXIII
recibiera al actor en audiencia especial en Roma.

Esta película declarada de interés nacional, ha
conseguido acrecentar la fe de los creyentes, yha removido
el agnosticismo de muchos corazones endurecidos para
inyectarles la semilla piadosa del heroísmo que fecunda la
fe en el que todo lo puede. También ha podido influir
bastante en la beatificación del padre Damián.

Javier Escrivá estaba considerado como un hombre
de bien. Era descendiente de los condes soberanos de
Lavagna (Italia), y de Soto Armeno, en España. Pero el
exceso de actividades, el éxito y la fortuna, unidos a la

184

elegancia y distinción, suelen ser encauzados por dos
senderos antagónicos:

El egocentrista que aprovecha los dones recibidos
para vivir el hedonismo y el placer, y el hombre que busca
la verdad y reconoce que todo le ha sido dado y tiene que
multiplicar los talentos para entregar las cuentas al
Premiador.

Esto es lo que ha hecho Ignacio de Loyola y tantos
otros. Pero Javier Escrivá no lo hizo así, yahora ya no tiene
remedio. Quiera Dios que las vocaciones religiosas que han
sidoestimuladas conel film «Molokai»ylasalmas que habrá
salvado ysalvará esa bendita película, en unión de las misas
y oraciones que recibirá de su hijo menor, Álvaro Escrivá
González, lo lleven muy pronto al paraíso.

Pues Álvaro nos ha dado testimonios de la fe
inquebrantable que le fue transmitida después de ver en
video la película «Molokai».Ylleno de dolor por la muerte
de su buen padre dice así: «Dios es bueno y elige cualquier
momento para llevarnos a su lado. Tengo mucha fe. Gracias
a Dios tenemos una familia muyunidaysaldremos adelante.
Confiamos en elAltísimo yen nuestras oraciones. Mi padre
era un hombre bueno. La película «Molokai»nos ha hecho
mucho bien a todos y la veo con bastante frecuencia».

Publicado en “LA VOZ DE ASTURIAS” 18-Agosto-1996

185

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->