La solidaridad nace del ser humano y se dirige esencialmente al ser humano.

La verdadera solidaridad, aquella que está llamada a impulsar los verdaderos vientos de cambio que favorezcan el desarrollo de los individuos y las naciones, está fundada principalmente en la igualdad universal que une a todos los hombres. Esta igualdad es una derivación directa e innegable de la verdadera dignidad del ser humano, que pertenece a la realidad intrínseca de la persona, sin importar su raza, edad, sexo, credo, nacionalidad o partido político. La solidaridad trasciende a todas las fronteras: políticas, religiosas, territoriales, culturales, etc. Para instalarse en el hombre, en cualquier ser humano, y hacer sentir en nuestro interior la conciencia de una “familia” al resto de la humanidad.

La tolerancia es la capacidad de escuchar y aceptar a los demás. de vez en cuando. También tiene que ver con la autoridad como sucede con los hijos y sus padres o los alumnos con sus maestros. El respeto como valor. te jalen las orejas y quedarte tranquilo. *Aceptar a las personas tal y como son y ser respetuosos de aquellos que no comparten nuestras ideas. *Permitir la aceptación de las | limitantes ajenas y el reconocimiento de las virtudes de las personas. Respeto es reconocer en sí y en los demás sus derechos y obligaciones con dignidad dando a cada quien su valor. cultural y religiosa. Es permitir que te orienten. se basa en normas de diferentes sociedades e instituciones. Es aceptar que. La tolerancia es la aceptación de la diversidad de opinión. que te guíen. reconociendo tu error y aprendiendo de esa experiencia. en el trabajo y en la sociedad. Hay una frase muy conocida que dice: "No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a t". *Reconocer la autonomía de cada individuo. Debemos entender entonces que el respeto es esencial para el desarrollo de las relaciones humanas y nos pide que practiquemos: *Trato amable y cortés. Es la capacidad de saber escuchar y aceptar a los demás. cumple un papel muy importante en nuestras vidas. la paciencia. Debemos ser tolerantes para lograr una mejor convivencia en la familia. Ser tolerante es facilitar las situaciones para hacer posible los resultados satisfactorios en cualquier situación. valorando las distintas formas de ser de cada persona. *Evitar las ofensas y las ironías *No permitir la aplicación de ningún tipo de violencia: verbal física o emocional. La tolerancia forma parte de la prudencia. étnica. El respeto ayuda a mantener una sana convivencia con las demás personas.Ser respetuoso es darle su lugar a las otras personas. de esta manera nuestro mundo será cada vez un mejor lugar para vivir. comprendiendo el valor de las distintas formas de ser y entender la vida. social. *Crear un ambiente de seguridad y cordialidad. El respeto no es sólo hacia las leyes o la actuación de las personas. . en la escuela. *Dar un reconocimiento a las diferencias individuales de las personas.