SINDROME ESOFÁGICO Las dos funciones fundamentales del esófago son el transporte del bolo alimenticio desde la boca

hasta el estómago y la prevención del flujo retrógrado del contenido gastrointestinal. La función de transporte se realiza mediante las contracciones peristálticas de la faringe y el esófago, asociadas con la relajación de los esfínteres esofágicos superior e inferior. El flujo retrógrado es evitado por los dos esfínteres esofágicos, que se mantienen cerrados entre cada movimiento deglutorio. El esfínter esofágico superior está formado por los músculos cricofaríngeo y constrictor inferior de la faringe, que son ambos músculos estriados inervados por motoneuronas inferiores somáticas excitadoras. Estos músculos carecen de tono miógeno y no reciben inervación inhibidora. El esfínter esofágico superior permanece cerrado gracias a las propiedades elásticas de su pared y a la contracción tónica neurógena de los músculos del esfínter. Por el contrario, el esfínter esofágico inferior está compuesto de músculo liso y su inervación se compone de series paralelas de vías parasimpáticas excitadoras e inhibidoras. Permanece cerrado por su tono miógeno intrínseco, que es regulado por nervios excitadores e inhibidores. Se abre en respuesta a la actividad de los nervios inhibidores. SINDROMES ESOFÁGICOS Se entiende por síndrome esofágico al conjunto de manifestaciones originadas por la afección de éste órgano y que se expresa básicamente por la aparición de 4 síntomas que son: la disfagia, la pirosis, el dolor y la regurgitación. La disfagia: Es la sensación de dificultad para tragar, la disfagia esofágica se caracteriza por aparecer en la etapa tardía de la deglución, por su localización retro esternal y por estar acompañada por dolor o pirosis. La pirosis: o también llamado ardor esofágico es una sensación de quemazón retro esternal, que originándose al nivel del epigastrio, puede ascender hacia la garganta o irradiarse hacia la espalda. El dolor torácico de tipo esofágico: puede presentarse en forma espontánea o durante las comidas.

doxiciclina y vitamina C • Vómitos Pruebas diagnósticas Estudios radiológicos La deglución de bario con fluoroscopia y esofagografía es la prueba diagnóstica más utilizada para el diagnóstico de las enfermedades esofágicas y puede emplearse para valorar tanto las alteraciones motoras como las anatómicas. La esofagografía de doble contraste. puesto que en bipedestación el paso de la mayor parte de la papilla se produce en mayor medida por simple gravedad. En ocasiones. tetraciclina. obtenida revistiendo la mucosa esofágica con bario y distendiendo la luz con aire mediante gránulos efervescentes. una afección llamada reflujo gastroesofágico. Con frecuencia. Esofagoscopia La esofagoscopia es el método más directo para establecer la causa de una disfagia mecánica y para identificar las lesiones de la mucosa. Un trastorno autoinmunitario llamado esofagitis eosinofílica también causa esta afección. la esofagitis es causada por el reflujo de líquido que contiene ácido desde el estómago hacia el esófago. el tratamiento para el cáncer pulmonar) • Tomar ciertos medicamentos sin mucha agua. El peristaltismo esofágico se estudia mejor con el sujeto en decúbito. es necesario emplear videofluoroscopia para detectar y analizar las alteraciones de la función bucal y faríngea. . aunque a veces es imprescindible dilatar la zona antes de poder realizar el examen endoscópico completo. Los siguientes factores incrementan el riesgo de esofagitis: • Consumo de alcohol • Consumo de cigarrillo • Cirugía o radiación en el pecho (por ejemplo. especialmente alendronato. para demostrar una lesión obstructiva.Regurgitación: es el retorno espontáneo y sin esfuerzo del contenido gástrico o esofágico a la boca. resulta especialmente útil en la demostración de úlceras y cánceres precoces de la mucosa. que pueden no verse con el estudio baritado normal. Si existe estenosis importante de la luz. la exploración puede llevarse a cabo mediante un endoscopio de pequeño calibre. se utiliza un trozo de pan impregnado de bario dado que la fase bucofaríngea de la deglución no dura más de un segundo.

estas maniobras no protegen . y esclerodermia. el esfínter superior no se abre al tragar. Los estudios de motilidad muestran menor amplitud de las contracciones faríngeas y esofágicas superiores. La faringe y el cuerpo del esófago normalmente muestran ondas peristálticas con cada deglución. caracterizada por disfagia. La parálisis faríngea. incapacidad para abrir el esfínter superior. así como menor presión basal del esfínter superior. o una sonda de gastrostomía colocada con el endoscopio. movimiento anormal del hioides y la laringe con la deglución. sin relajación adicional al tragar. Cuando existe parálisis de los músculos suprahioideos. Para el apoyo nutricional puede ser necesaria la alimentación mediante sonda nasogástrica.Motilidad esofágica El estudio de la motilidad esofágica requiere el registro simultáneo de las presiones de distintas zonas de la luz esofágica mediante un tren de sensores de presión situados a intervalos de 5 cm. Puede haber estasis de bario en valéculas y senos piriformes. espasmo. lo que ocasiona acalasia paralítica de éste y disfagia grave. se produce en distintas enfermedades neuromusculares. algunas de las cuales afectan también los músculos laríngeos y causan ronquera. Los estudios de la motilidad esofágica son muy útiles para el diagnóstico de los trastornos motores del esófago: acalasia. EXAMENES COMPLEMENTARIOS La videofluoroscopia con bario de diversas texturas puede poner de manifiesto dificultades en la fase oral de la deglución. Músculo estriado Alteraciones motoras Parálisis bucofaríngea La parálisis de la musculatura bucal provoca dificultades para iniciar la deglución y escurrimiento de saliva y alimentos hacia fuera de la boca. aspiración nasal y traqueal. o alguna combinación de ello. no obstante. regurgitación nasal y aspiración durante la deglución. TRATAMIENTO El tratamiento consiste en maniobras para reducir la estasis faríngea y aumentar la protección de la vía respiratoria bajo la dirección de un terapeuta capacitado.

enfermedad de Chagas. Globo faríngeo Así se describe la sensación de tener un nudo constante en la garganta. A veces se efectúa una miotomía cricofaríngea.contra la aspiración de las secreciones salivales. Los estudios con contraste y la manometría son normales. gastroenteritis eosinófila y trastornos neurodegenerativos. Algunos pacientes con globo faríngeo tienen esofagitis por reflujo asociada. y el cuerpo del esófago sufre contracciones no peristálticas. El tratamiento consiste fundamentalmente en tranquilizar al enfermo. y ocurre sobre todo en sujetos con trastornos emocionales. aunque sin dificultad para la deglución. en especial mujeres. Algunos de estos pacientes se quejan de que la comida se les queda "pegada a la garganta". La acalasia secundaria puede deberse a carcinoma gástrico que infiltre el esófago. y suelen responder al tratamiento de ésta. Esta barra aparece de forma intermitente hasta en 5% de los sujetos sin disfagia durante esta exploración. La miotomía cricofaríngea puede ser eficaz. Músculo liso Acalasia Se trata de un trastorno motor del músculo liso esofágico en el cual el Anillo Esofágico Inferior no se relaja adecuadamente al tragar. ciertas infecciones víricas. aunque su utilidad no está demostrada. Fisiopatología La anomalía consiste en la pérdida de neuronas intramurales. Cuando esa barra es persistente puede deberse a fibrosis del cricofaríngeo. puede observarse en personas normales durante la maniobra de Valsalva. aunque en la enfermedad avanzada también pueden estar implicadas las neuronas colinérgicas. pero está contraindicada en presencia de reflujo gastroesofágico porque puede causar aspiración faríngea y pulmonar. . linfoma. en especial de las neuronas inhibidoras que contienen VIP y sintasa de óxido nítrico. Barra cricofaríngea La incapacidad del músculo cricofaríngeo de relajarse durante la deglución se observa como una barra prominente situada en la pared posterior de la faringe con la papilla de bario.

ayudan a pasar el bolo alimenticio hacia el estómago. incluida la de Valsalva. duración y regularidad. una masa mediastínica tubular situada junto a la aorta. Los nitritos y los antagonistas del calcio proporcionan alivio a corto plazo. tanto con sólidos como con líquidos. dolor torácico y regurgitación. . en los casos avanzados. La papilla de bario muestra dilatación esofágica y. paradójicamente contrae el LES (prueba de la CCK). La colecistocinina (cholecystokinin. Tratamiento En general. El cuerpo del esófago muestra una elevada presión de reposo.Manifestaciones clínicas La acalasia afecta a pacientes de todas las edades y de ambos sexos. La primera aparece precozmente. en la acalasia. aunque su empleo está limitado por la aparición de efectos secundarios. Esta respuesta paradójica se produce porque. mientras que el extremo distal presenta un estrechamiento persistente. Diagnóstico La radiografía de tórax revela la ausencia de la cámara gástrica y. un esófago en S (sigmoide). La presencia de un nivel hidroaéreo en el mediastino en posición erecta indica retención de comida en el esófago. CCK). que corresponde al esfínter inferior contraído. y empeora con la tensión emocional y las comidas rápidas. sedantes y anticolinérgicos. La regurgitación y la aspiración pulmonar se deben a la retención de grandes volúmenes de saliva y alimentos ingeridos en el esófago. el efecto inhibitorio de la CCK transmitido por vía nerviosa está ausente a causa de la pérdida de neuronas inhibidoras. suele resultar insatisfactorio. consistente en dieta blanda. el tratamiento médico. a veces. La acalasia asociada a carcinoma se caracteriza por un intenso adelgazamiento y un rápido deterioro sin tratamiento. la presión basal del esfínter esofágico inferior es normal o alta. y la relajación inducida por la deglución no se produce o presenta menores grado. Diversas maniobras destinadas a aumentar la presión esofágica. La evolución global del proceso suele ser crónica. Sus síntomas fundamentales son disfagia. Los pacientes pueden quejarse de dificultad para eructar. que en condiciones normales produce un descenso de la presión del esfínter. En la radioscopia se observa la pérdida del peristaltismo normal en los dos tercios inferiores del esófago. En la manometría. con disfagia progresiva y pérdida de peso a lo largo de meses o años.

La nitroglicerina. La dilatación con balón reduce la presión del LES desgarrando las fibras musculares. Se puede emplear dinitrato de isosorbida. Los estudios histopatológicos revelan degeneración nerviosa segmentaria localizada en las prolongaciones nerviosas. Suele presentarse en reposo.6 mg. y dura desde unos segundos hasta varios minutos. el esófago en "sacacorchos". Es de localización retroesternal. disfagia o ambos. Manifestaciones clínicas Presentan dolor torácico. En su forma pura. Fisiopatología Las contracciones no peristálticas se deben a disfunción de los nervios inhibidores. . en lugar de la llamativa degeneración de los cuerpos neuronales que se observa en la acalasia. No obstante. Se ha descrito que en algunos pacientes resulta eficaz durante un corto período la inyección endoscópica de toxina botulínica en el LES. ondas múltiples. La disfagia para sólidos o líquidos se acompaña o no de dolor torácico y se correlaciona en especial con las contracciones de aparición simultánea. Espasmo esofágico difuso Estos trastornos presentan síntomas clínicos consistentes en dolor torácico y disfagia. y se distinguen por sus características manométricas. o aparecer también al tragar o con el estrés emocional. en dosis de 0. las inyecciones repetidas pueden producir fibrosis.5 a 5. Diagnóstico En el espasmo esofágico difuso el estudio con bario revela cómo el peristaltismo secuencial normal por debajo del cayado aórtico está sustituido por contracciones simultáneas no coordinadas que confieren un aspecto de espiral. se administra por vía sublingual antes de las comidas y a demanda en caso de dolor torácico. actúa bloqueando los nervios excitadores colinérgicos en el esfínter. en dosis de 2. recordando al de la isquemia miocárdica. habitualmente de gran amplitud y larga duración.3 a 0. ambos brazos o los ángulos de la mandíbula. puede irradiarse a la espalda. El espasmo esofágico difuso se caracteriza por contracciones no peristálticas. todos muestran relajación normal con la deglución. El dolor puede ser agudo e intenso. El dolor torácico es especialmente intenso en los pacientes que tienen contracciones de gran amplitud y larga duración. los costados del tórax.

el esfínter esofágico inferior está muy abierto. como dinitrato de isosorbida (de 10 a 30 mg por vía oral antes de las comidas). . Reflujo gastroesofágico Los síntomas son producidos por el reflujo de ácido gástrico y otros contenidos del estómago hacia el esófago a causa de la incompetencia de las barreras de la unión gastroesofágica. Los bolos sólidos y los fármacos. como la nitroglicerina por vía sublingual (0. debilidad de la contracción de los dos tercios inferiores del cuerpo del esófago e incompetencia del LES. La deglución de papilla de bario revela dilatación y pérdida de las contracciones peristálticas de los tercios medio y distal. Para reducir el temor del paciente.La deglución de sustancias frías produce dolor torácico. en algunos casos resultan útiles los agentes que relajan el músculo liso. También pueden emplearse preparados sublinguales de estos fármacos. Los pacientes suelen presentar disfagia para los sólidos. conviene darle una explicación tranquilizadora y administrarle sedantes.6 mg) o los de acción más larga. y a veces se observa reflujo gastroesofágico abundante.3 a 0. Los líquidos pueden causar disfagia en el paciente en decúbito. inducen tanto dolor torácico como anomalías motoras. especialmente el edrofonio. los anticolinérgicos son de escasa utilidad. Tratamiento En general. pero no espasmo en los estudios manométricos. Esclerodermia con afección del esófago Las lesiones esofágicas de la esclerosis diseminada consisten en atrofia del músculo liso.

ascitis y cinturones u otras prendas muy ceñidos). Manifestaciones clínicas Algunos de los síntomas característicos Del Reflujo Esofágico son: Regurgitación de material agrio en la boca y pirosis. Si el material refluido llega hasta el esófago cervical y supera el esfínter superior. El ácido refluido en el esófago es neutralizado por la saliva. Las causas secundarias de incompetencia del LES son enfermedades del tipo de la esclerodermia. Diagnóstico El diagnóstico se elabora fácilmente con base en los datos de la anamnesis. laringe y árbol traqueobronquial puede originar tos crónica. relajantes de la fibra muscular lisa. Algunos pacientes presentan dolor de tipo anginoso o un dolor torácico atípico. La exposición del esófago al ácido refluido se corresponde con el posible daño sobre la mucosa. broncoconstricción. tabaquismo. embarazo. Además de las situaciones de incompetencia de las barreras.Fisiopatología Los mecanismos antirreflujo normales son Esfínter esofágico Inferior. laringe y tráquea. . mientras que otros no sufren ni ardor ni dolor. destrucción quirúrgica del LES y esofagitis. diafragma crural y localización anatómica de la unión gastroesofágica por debajo del hiato diafragmático. puede penetrar en faringe. El reflujo en faringe. El reflujo sólo ocurre cuando se pierde el gradiente de presión entre el Esfínter Inferior y el estómago por descenso transitorio o sostenido de la presión del esfínter. fármacos anticolinérgicos. existe más probabilidad de reflujo del contenido gástrico en las siguientes circunstancias: 1) Al aumentar el volumen gástrico 2) Cuando el contenido gástrico está situado cerca de la unión gastroesofágica 3) Cuando aumenta la presión gástrica (por obesidad. laringitis. bronquitis o neumonía. embarazo. faringitis.

1. menta. chocolate. esofagoscopia y biopsia mucosa. o en sujetos que no mejoran con la terapia. se realizan mediante un registro ambulatorio continuo (24 h) del pH esofágico.  La definición del mecanismo fisiopatológico del reflujo gastroesofágico es a veces necesaria para tomar decisiones terapéuticas. como la de realizar una intervención quirúrgica antirreflujo. El enfoque diagnóstico se divide en tres categorías. 2. alcohol.  La lesión de la mucosa se comprueba por medio de un estudio radiológico con bario. Para el alivio sintomático son eficaces los agentes que bloquean los receptores H2: cimetidina 300 mg ranitidina 150 mg dos veces al día famotidina 20 mg dos veces al día Los PPI son más eficaces para el alivio de síntomas y son los fármacos de uso común que son: omeprazol (20 mg/día) lansoprazol (30mg/día) pantoprazol (40 mg/día) rabeprazol (20mg/día) durante ocho semanas Los fármacos se ingieren 15 a 30 min antes del desayuno. Definición del mecanismo fisiopatológico. jugo de naranja y algunos medicamentos (como anticolinérgicos. demostración y la cuantificación del reflujo.  La Tratamiento Los objetivos del tratamiento son obtener alivio sintomático. bloqueadores de los canales de calcio y relajantes de músculo de fibra lisa). 3. Demostración de la lesión de la mucosa. café. lograr la cura de la esofagitis erosiva y evitar complicaciones. cuando son necesarias. Demostración y cuantificación del reflujo.Los estudios diagnósticos son convenientes en personas con síntomas persistentes o complicaciones.  Se deben evitar tabaco y alimentos grasosos. En los casos benignos las medidas en cuestión incluyen:  Perder peso  Dormir con la cabeza de la cama elevada 10 a 15 cm  Eliminar factores que incrementan la presión intrabdominal. y su uso se .

bacteriano. porque es más resistente a la lesión inducida por el ácido y la pepsina que el epitelio escamoso. En casos refractarios se puede duplicar la dosis ESÓFAGO DE BARRETT Es la metaplasia del epitelio escamoso a epitelio cilíndrico. El epitelio cilíndrico metaplásico se desarrolla durante el proceso de cicatrización de la esofagitis erosiva con reflujo sostenido de ácido. Una vez que se ha detectado displasia de alto grado. El epitelio de Barrett evoluciona y pasa por una etapa de displasia antes de culminar en adenocarcinoma. Enfermedades inflamatorias del Esófago Esofagitis infecciosa Esta forma de esofagitis puede ser de origen vírico. El esófago de Barrett es más común en varones y particularmente los de raza blanca. De manera arbitraria se ha dividido el esófago de Barrett en grupos de segmento largo (más de 2 a 3 cm) o segmento corto (menos de 2 a 3 cm). La metaplasia establecida no muestra regresión con el tratamiento.puede continuar indefinidamente. el tratamiento de elección es la esofagectomía del segmento de esófago de Barrett. por este motivo. es una complicación de la esofagitis por reflujo grave y constituye un factor de riesgo para el adenocarcinoma de esófago. la supresión de ácido y la fundoplicación están indicadas solamente si también se detecta esofagitis activa. formado por: células en copa y cilíndricas. y su prevalencia se incrementa con el envejecimiento. En la actualidad se están desarrollando técnicas ópticas como la espectroscopia con fluorescencia inducida por láser o la tomografía con coherencia óptica que permitan reconocer la presencia de displasia durante la endoscopia. que presentan propiedades tanto de las células secretoras como de las absortivas. Esofagitis vírica . En los enfermos con inmunodepresión grave pueden coexistir varios organismos. El epitelio metaplásico constituye un mosaico de diferentes tipos epiteliales. micótico o parasitario.

En general. Las vesículas herpéticas en nariz y labios aportan una pista que orienta el diagnóstico. pero tanto el tipo 1 como el 2 pueden afectar a los enfermos inmunodeprimidos. que es eficaz (400 mg de aciclovir cinco veces al día durante 14 a 21 días). pero se necesita más tiempo para que curen las úlceras de mayor tamaño. especialmente en la parte distal del esófago. . odinofagia y disfagia. Las lesiones suelen verse inicialmente como úlceras serpiginosas en una mucosa por lo demás normal. La presencia de HSV en cultivos se torna positiva en término de días y es útil en el diagnóstico y para identificar virus resistentes al aciclovir. el CMV se activa a partir de una infección latente. En la endoscopia se observan vesículas y úlceras superficiales pequeñas circunscritas en "sacabocado" (como cráter de volcán) con exudado fibrinoso o sin él. Los síntomas por lo común se resuelven en una semana. Se utiliza Foscarnet (90 mg/kg por vía intravenosa dos veces al día durante dos a cuatros semanas) en caso de resistencia al aciclovir. o puede adquirirse a través de la transfusión de hemoderivados. Estos pacientes refieren un comienzo brusco de dolor torácico. En casos graves puede haber hemorragia.El virus del herpes simple (herpes simplex virus. A veces se observan manifestaciones generalizadas como náuseas. En el paciente inmunodeprimido. HSV) de tipo 1 puede producir ocasionalmente esofagitis en sujetos inmunocompetentes. Tratamiento Se usa el aciclovir. Las infecciones por citomegalovirus: sólo ocurren en sujetos inmunodeprimidos. vómitos. En las células de la mucosa de un fragmento de biopsia obtenido en el borde de la úlcera o de una extensión citológica se observa degeneración "con células globosas". cambios "de vidrio esmerilado" en núcleos con inclusiones intranucleares eosinófilas (tipo A de Cowdry) y formación de células gigantes en las tinciones ordinarias. pero en los casos graves puede provocar esofagitis necrosante. se han observado fístula traqueoesofágica e impacción de alimentos. luego confluyen para formar úlceras gigantes. En personas con odinofagia intensa se utiliza aciclovir intravenoso a razón de 5 mg/kg de peso cada 8 h durante siete a 14 días. fiebre. la esofagitis por Virus Varicela Zoster suele causar vesículas y úlceras confluentes que por lo común se resuelven de manera espontánea. escalofríos y leucocitosis leve.

El cuadro inicial incluye odinofagia. náuseas y vómitos. dado que a menudo se asocia a otros microorganismos. . La terapia se continúa hasta que la lesión cura. a razón de 5 mg/kg cada 12 h por vía intravenosa. El tránsito de bario puede ser normal u observarse múltiples defectos de relleno de distinto tamaño. y para el diagnóstico se necesita la práctica de endoscopia y obtención de muestras de la úlcera para biopsia. Esofagitis por Candida Muchas especies de Candida que son comensales normales de la garganta se hacen patógenas y causan esofagitis en los estados de inmunodeficiencia. pero se han descrito casos de infección por Lactobacillus y estreptococos hemolíticos beta en pacientes inmunodeprimidos. algunos defectos grandes y nodulares recuerdan racimos de uvas. Muy raras veces otros tipos de hongos causan esofagitis. En casos refractarios se usa foscarnet (90 mg/kg cada 12 h por vía intravenosa). En el diagnóstico temprano son útiles el estudio inmunohistológico con anticuerpos monoclonales contra CMV y la hibridación in situ de DNA de CMV en cultivo y centrifugación.  En los pacientes con cáncer o granulocitopenia intensa. lo cual puede requerir del transcurso de dos a cuatro semanas. y Mycobacterium tuberculosis puede ocasionar ulceraciones profundas en el esófago distal. Los pacientes pueden estar asintomáticos o sufrir odinofagia y disfagia. la infección por Cryptosporidium o Pneumocystis carinii puede producir una inflamación inespecífica. la infección ocurre en ausencia de cualquier factor predisponente. o las debidas a una invasión general. perforación o estenosis. la esofagitis bacteriana puede pasar inadvertida. En raras ocasiones. entre ellos virus y hongos. TRATAMIENTO El fármaco más indicado es el ganciclovir. En ocasiones. puede o no haber candidosis bucal u otros signos de candidosis mucocutánea.  En los pacientes con SIDA. la esofagitis por Candida se acompaña de complicaciones como hemorragia. dolor retroesternal persistente y focal. hematemesis. Esofagitis bacteriana y micótica La esofagitis bacteriana es rara. El valganciclovir (900 mg dos veces al día) es la presentación ingerible del ganciclovir.

Su frecuencia y su gravedad aumentan con la dosis de radiación recibida. pero en ellos se define la especie y la sensibilidad de la levadura a fármacos. Esofagitis cáustica: Se produce por ingestión de productos corrosivos. con hemorragia y muerte. TRATAMIENTO  El tratamiento consiste en alivio del dolor con lidocaína viscosa durante la fase aguda. ciclofosfamida y cisplatino. edematosa y friable.  Los sujetos refractarios a dicho tratamiento suelen mejorar con el itraconazol. como ácidos y bases fuertes. La disfagia y la odinofagia pueden durar semanas o meses después de interrumpir el tratamiento. Puede haber fibrosis submucosa y cambios degenerativos de los vasos. se forman erosiones superficiales que confluyen para originar úlceras superficiales más grandes. No se ha demostrado la utilidad de los esteroides en la esofagitis cáustica aguda. Es posible que se desarrollen estenosis esofágicas. bleomicina. TRATAMIENTO El fármaco preferido es el fluconazol ingerible (200 mg el primer día seguido de 100 mg/día). El examen histológico suele ser negativo.  La indometacina puede reducir la lesión secundaria a la radiación. La cicatrización suele ir acompañada de formación de estenosis. Los cultivos no son útiles para el diagnóstico. la corrosión puede llegar a la perforación esofágica. Otros tipos de esofagitis Esofagitis por radiación: es frecuente durante la radioterapia de los cánceres torácicos. que . la más común es Candida albicans. La mucosa esofágica se hace eritematosa.  Los individuos con una respuesta inadecuada o que no pueden deglutir medicamentos son tratados con anfotericina B (10 a 15 mg en la forma de goteo intravenoso durante 6 h diariamente hasta llegar a una dosis total de 300 a 500 mg) o fluconazol intravenoso.  En la candidosis de la boca es eficaz la suspensión oral de nistatina (100 000 U/ml) en fracciones de 10 a 20 ml cada 6 h. En los casos graves. y pueden aumentar también con el empleo de radiosensibilizantes como doxorrubicina.El diagnóstico depende de la demostración de hifas o levaduras en los frotis o en el exudado teñido con ácido peryódico de Schiff o tinción argéntica de Gomori. músculos y neuronas mientéricas.

El tratamiento con corticosteroides suele ser eficaz.  Otras píldoras prescritas con frecuencia que pueden provocar lesiones esofágicas son las de cloruro potásico. incrustación de alimentos (62%) y pirosis (24%). . afecta sobre todo a los varones de 20-40 años de edad. El pénfigo vulgar y el penfigoide ampolloso causan. oxitetraciclina. respectivamente. quinidina.habitualmente son largas y rígidas y requieren el uso de dilatadores con guía de alambre. Esofagitis por comprimidos: Se asocia a la ingestión de ciertos tipos de píldoras y se producen con mayor frecuencia en pacientes encamados. Esofagitis de las enfermedades mucocutáneas o generales: Suele asociarse a formación de ampollas o vesículas. ácido ascórbico y bromuro de pinaverium. se describió por primera vez en 1978 y su incidencia parece estar aumentando. minociclina. ambos se caracterizan por desprendimiento del epitelio o formación de moldes esofágicos. En los adultos. en la que se identifica un infiltrado inflamatorio con más de 15 eosinófilos por campo de gran aumento. o haciendo que el paciente los ingiera en posición erecta y que los arrastre al interior del esófago con volúmenes abundantes de líquidos. tetraciclina. penicilina y clindamicina. Es una causa frecuente de disfagia en los niños. la indometacina e ibuprofén también pueden producir lesiones. sulfato o succinato ferroso. como el ácido acetilsalicílico. teofilina. Esofagitis eosinofílica: O infiltración aislada del esófago por eosinófilos. La esofagitis por comprimidos se evita al no consumir los fármacos implicados. descamación epitelial y estenosis esofágicas que pueden ser finas y membranosas o densas y fibrosas. dolor torácico no cardíaco y vómitos. sobre todo en aquellos con alergias alimentarias.  Los antiinflamatorios no esteroideos. Las manifestaciones de la enfermedad pueden ser de carácter intermitente. Los síntomas de presentación suelen consistir en disfagia (93%). ampollas intraepiteliales y subepiteliales que pueden diferenciarse mediante técnicas inmunohistoquímicas. Otras manifestaciones más raras son odinofagia. La clave del diagnóstico es la biopsia de la mucosa del tercio distal del esófago.  En más de la mitad de los casos la causa son antibióticos como doxiciclina. alprenolol.

 Cuando puede identificarse un alergeno específico. sin embargo. pero existe un alto riesgo de desgarro de esta mucosa friable y varios autores defienden el tratamiento médico con glucocorticoides sistémicos o tópicos.Se cree que la patogenia de la enfermedad reside en una alergia alimentaria. si los síntomas no han cedido por completo. . que son eficaces en la inmensa mayoría de los pacientes. la exclusión del mismo de la dieta contribuye a la resolución de la inflamación.  Un ciclo de estos fármacos puede reducir la inflamación lo suficiente como para reducir el riesgo de una dilatación posterior. muchas veces no es posible identificar al agente causal. El más utilizado ha sido la dilatación. TRATAMIENTO El tratamiento suele ser sintomático.