Está en la página 1de 11

Muere Alan García y por

piedad de Dios es llevado


hasta el Cielo.

Lo recibe San Pedro y comienza


a tomarle los datos.
Una vez
completado el
formulario, lo
pone en espera en
una sala
llena de relojes.
Cada reloj tiene el
nombre de un
país diferente. To-
dos funcionan
a distinto ritmo.
García se intriga
y le pregunta a un
angelito que
andaba por la
sala
Disculpa, chiquillo.
Yo estaba
observando los
relojes y me
he dado cuenta que
algunos andan
despacito y otros
van rápido.
¿A que Se debe esa
diferencia horaria?
El angelito sonríe y le
responde:
Mira, Hermanito, con estos
relojes Dios mide la corrupción
del
mundo.
Por ejemplo, mira
aquel de arriba de
todos, pertenece
a Suiza. Ves
lo lentas que se
mueven sus
agujas? Es
porque en Suiza
no hay
corrupción.
Ahora mira aquel
de mas abajo.
Ese es el de
Brasil.
Sus agujas giran
rápidamente por
la gran
corrupción que
hay en ese país.
Alan
García, se queda
mirando y ve
como giran lentas
las agujas
de Inglaterra,
Francia, Finlandia
y otros tantos
países.
Pero nota
con asombro
que PERÚ no
tiene reloj.
Entonces,
sorprendido l
e pregunta al
angelito:
Chiquillo, he notado
que mi PERÚ no tiene
reloj,
evidentemente, en mi
país no hay corrupción,
¡el cambio se logró!
eso
me llena de alegría.
Y el ángel se muere
de la risa y
responde:

¡¡¡ AY!!! No jodas,


Huevon , el de
PERÚ está allá
arriba y
lo usamos como
ventilador!