Está en la página 1de 2

DENUNCIA PÚBLICA

REALIZACION DE OBRAS DE CONSTRUCCION EN EL HUMEDAL DEL CULEBRON, COQUIMBO

INTRODUCCION:

Importancia del humedal en el desarrollo sustentable (turístico) de la comuna.

Desde el año 2004, e incluso antes, el Humedal del Culebrón ha sido intervenido en varias oportunidades,
principalmente debido a la gran presión urbanística que existe a su alrededor. Las intervenciones se caracterizan
principalmente por movimiento de tierras y rellenos de la terraza que conforma la parte mas profunda de la
quebrada, que desemboca en el mar. En algunos sectores, estas modificaciones han impedido el natural
afloramiento de las aguas del estero, el cual proviene principalmente del acuífero Pan de Azúcar (ubicado en el
sector del mismo nombre, hacia el oriente de la ciudad).

Un ejemplo de lo anterior, y que es el motivo de esta carta, es lo sucedido recientemente con obras de
construcción realizadas al costado poniente del puente La Garza, que incluyen los ya nombrados movimientos de
tierra e incluso el abovedamiento del cauce con sendas barreras de protección (gaviones). Los detalles de estos
hechos son dados a continuación.

DENUNCIA:

Considerando la importancia que posee para Coquimbo el conservar esta fuente de agua dulce que significa
el Humedal del Culebrón, como Movimiento Ciudadano nos llamó poderosamente la atención las obras realizadas
al costado del puente La Garza, aparentemente no amigables con la idea de un desarrollo sustentable y turístico
para la zona, por lo que decidimos averiguar con las autoridades acerca de los detalles del proyecto que se anuncia
en los letreros ubicados en el lugar: “Centro Comercial Mayorista La Garza de Coquimbo”, realizando una
denuncia ante COREMA IV Región el 05/09/07 (Ord. COREMA Nº/CR 906 del 12/09/07).

Nuestra sorpresa fue mayor cuando recibimos las respuestas de las autoridades: COREMA, MINVU,
Alcaldía de Coquimbo, Dirección de Obras Municipales, Dirección General de Aguas y Dirección de Obras
Hidráulicas, las cuales en general indicaban que el proyecto no cuenta con los permisos correspondientes para
realizar tales trabajos.

FUNDAMENTO:

La sociedad “Centro de Comercio Mayorista Agropecuario Pesquero La Garza de Coquimbo S.A.”, cuyo
presidente es Osciel Velásquez H., ha ejecutado obras de angostamiento del humedal El Culebrón, que implicaron
movimiento de tierras, recubrimiento de zonas con afloramiento de aguas y relleno del terreno que rodea el cauce;
incluso se han instalado recientemente sendos gaviones o defensas de piedra a un costado del estero, delimitando
su curso natural. Estos trabajos se realizan cercanos a la desembocadura del humedal, al costado poniente de la
Ruta-5, frente al puente La Garza, debido a la futura construcción de un centro comercial mayorista, como puede
observarse en los letreros que publicitan el proyecto en ese mismo lugar.

Este proyecto se realiza con amplio conocimiento de las autoridades municipales, como queda expresado en
el expediente de la alcaldía Ordinario Nº 1.398 del 25/09/07, y mediante entrevista en medio de prensa local al jefe
del departamento de fomento a la producción de la Municipalidad de Coquimbo (diario El Día, 04-04-07) y a
varios concejales (diario El Día, 02-10-07). Además, la información referente a las características del proyecto es
entregada públicamente por sus propios dueños en la dirección Web www.lagarza.cl, donde incluso se pueden
observar algunas fotografías tomadas durante la realización de dichos trabajos.

Sin embargo, sorprendentemente este proyecto a comenzado a ejecutarse sin la autorización


correspondiente de la Dirección General de Aguas (DGA), ni con la aprobación técnica de la Dirección de
Obras Hidráulicas, como lo exige el Código de Aguas (art. 171), referido a obras que modifican cauces (Art. 30 y
41, Código de Aguas). Esto queda claramente expresado en el expediente Ordinario DGA Nº 906 del 25/09/07 y en
el Ord. DOH Nº 2319 del 05/10/07. Además, según el instrumento de planificación territorial vigente que rige el
sector (Plan Seccional La Cantera, D. S. Nº 8 del 07/12/07, SEREMI MINVU), este sector se señala como ZR-1,
cuyo uso permitido es solo para equipamiento de áreas verdes, no para centros comerciales. Por ultimo, a la
fecha, el proyecto no ha sido ingresado a COREMA para ser evaluado ambientalmente (Ord. COREMA Nº/CR 817
del 11/09/07), ni presentado ante las autoridades para solicitar los permisos sectoriales respectivos (por ejemplo,
DGA, MINVU, etc.).

Cabe mencionar que la ejecución de dichas obras sobre el humedal, han sido paralizadas en dos
oportunidades mediante notificación de la Dirección de Obras de la Municipalidad (DOM), por no contar con la
debida autorización sectorial: la primera, durante el 2004 en virtud de una denuncia ciudadana ante COREMA, y
recientemente (Ord. DOM Nº 261 del 10/10/07), debido a la orden emanada del MINVU (Ord. Nº 1006 del
21/09/07) a partir de la denuncia formulada por el Movimiento Ciudadano por Coquimbo.

CONCLUSION

Como ciudadanos responsables y comprometidos con el desarrollo de Coquimbo, previa recopilación de


antecedentes y su posterior análisis, nos preguntamos ¿como es posible que sucedan este tipo de hechos, que dañan
fuertemente el patrimonio de todos los coquimbanos? ¿Acaso nuestras autoridades no están cumpliendo su rol
fiscalizador y garante del derecho publico?

Queremos que las autoridades estatales efectivamente fomenten el cumplimiento de la ley, así como los
concejales y demás autoridades municipales debieran tener un verdadero rol fiscalizador, mas activo y atento, para
prever este tipo de hechos en la comuna, sin esperar a que se aplique la consigna de aceptar sin mas los hechos ya
consumados, como lo sucedido con el emisario de Coquimbo instalado en La Pampilla, la venta del mercado
municipal, o el cierre de la playa La Herradura.

Ante estos hechos, que se repiten una y otra vez en todo Coquimbo, como ciudadanos organizados no
podemos quedar impávidos, por lo cual utilizaremos todas las herramientas legales que estén a nuestro alcance para
ejercer nuestros derechos, para lograr que efectivamente se cumpla con la ley y para proteger el patrimonio de
Coquimbo, fuente de riquezas que aseguran un desarrollo sustentable para la comuna, para nosotros y para nuestros
hijos.

Intereses relacionados