Prueba para la determinación del peso específico relativo de las partículas minerales constituyentes de un suelo IV-a. 1.

Equipo necesario
1. Un matraz aforado de cuello largo, de 500 cm3 de capacidad. 2. Agua destilada. 3. Un dispositivo de succión neumática capaz de producir el grado de vacío necesario (opcional, pero muy recomendable). 4. Dispositivo para calentar agua, con temperatura controlable (por ejemplo, parrillas de resistencia eléctrica).
Una balanza de un centésimo de gramo de aproximación y capacidad no menor de 700 g.

5. 6. 7. 8. 9. 10. 11.

Un horno de secado. Un desecador. Un batidor mecánico. Un termómetro con aproximación de 0.1 °C, graduado hasta 50°C. Cápsulas para evaporación. Un cuentagotas (gotero) o una pipeta. Un embudo de vidrio de conducto largo.

IV-a.2. Procedimiento para la limpieza del matraz
1. Prepárese una "mezcla crómica", disolviendo en caliente 60g de dicromato de potasio en 300 cm3 de agua destilada; déjese enfriar la solución y añádanse 460 cm3 de ácido sulfúrico comercial, de manera que escurra por las paredes del recipiente en que se forma la solución. 2. Con la mezcla crómica enjuáguese el matraz para eliminar la grasa que pueda tener adherida en su interior, enjuáguese de nuevo con agua destilada y escúrrase perfectamente bañando el interior con alcohol, para eliminar los residuos de agua; finalmente vuélvase a enjuagar el matraz con éter sulfúrico. Para facilitar la eliminación de los vapores del éter es recomendable colocar el matraz boca abajo durante 10 minutos, 3. A falta de mezcla crómica puede lavarse el matraz con solución jabonosa, repitiendo las instrucciones dadas en 2.

9. respetando el menisco. para lo cual suele bastar un lapso de 15 minutos de agitación. 6. 8. Precédase como se indicó en los párrafos 2 a 7 de IV-a. Colóquese la pasta en una batidora con agua destilada. .3. Colóquese el suelo en una cápsula y añádase agua destilada. Procedimiento para la calibración del matraz 1. con aproximación de 0. y déjese reposar durante unos minutos. 5.01 g (Wf). Pésese el matraz lleno. Determínese el peso del matraz seco y limpio con una aproximación de 0. hasta formar aproximadamente 250 cm3 de una suspensión uniforme.5. Dibújense los resultados de los pesos obtenidos en función de las respectivas temperaturas. El secado se prolongará por lo menos 12 h. 7. uno a una temperatura 5-10°C mayor que el primeramente citado y otro a una temperatura 5-10°C menor. mezclando.IV-a. Séquese cuidadosamente el interior del cuello del matraz con un papel absorbente enrollado. usando agua para hacer la transferencia y séquese el conjunto a 105-110°C. Método de prueba en suelos arcillosos 1.1 °C. hasta 0. Mídase la temperatura del agua contenida en el matraz. Repítanse las etapas 2 a 7 en otros dos ambientes.5 cm abajo de la marca de enrase aproximadamente. 3. 3. Repítanse las etapas 3 a 6 a la misma temperatura. 4.3. 6. a fin de obtener el Ws. calcúlese el s9 del suelo. con que se haya trabajado la primera vez. IV-a. Llénese el matraz con agua destilada a la temperatura ambiente. Pésese suelo húmedo en cantidad suficiente como para tener aproximadamente 80 g de sólidos. 5. Usando la fórmula 4-1. 2. 2.01 g (Wfw). colocando el bulbo del termómetro en el centro del matraz. con aproximación de 0. Con un cuentagotas. 4. aproximadamente. hasta obtener una pasta suave. Transfiérase toda la suspensión a un recipiente evaporador. complétese el volumen del matraz con agua destilada de modo que la parte inferior del menisco coincida con la marca de enrase.

las moléculas del aire entran en la estructura molecular del solvente sin aumento de volumen de éste. usando agua de rescate para pasar el material al matraz. no cambia ni el peso ni el volumen del conjunto. Otro error muy común proviene de que el menisco no resulte perfectamente a nivel de la marca de enrase. Así pueden atenuarse grandemente los errores en pesada. de hecho.IV-a.7. En los suelos granulares. Con mucho. la causa de error importante más frecuente en la determinación en estudio es la deficiente desaireación de la muestra.05 g. el peso del aire es nulo y su presencia. el Ws se obtiene pesando una muestra previamente secada. cuando está disuelto. cuando ésta se encuentra en el matraz. puede introducir un error ligero. Errores posibles La mayoría de las balanzas de laboratorio con capacidad mayor de 500 g no tienen sensibilidad al centésimo de gramo. ha sido secada por otro procedimiento (lo cual no es recomendable). la estimación requerida de los décimos. El aire atrapado en la muestra sí ha de ser removido. en todas las pruebas en que se use esa curva. puede producirse un error de importancia en la determinación de ss. en esta transferencia puede perderse algo de material. IV-a. Aspectos generales de la prueba La presencia de aire disuelto en el agua destilada usada en la calibración del matraz no afecta los resultados de la prueba. cuando se haya usado en la obtención de la curva de calibración de un matraz. que después se transfiere al matraz.6. El peso total de la solución es la suma de los pesos de sus constituyentes. Si la muestra ha tenido ocasión de adquirir humedad higroscópica después del secado en horno o. . la misma balanza debe usarse en toda una prueba y. a falta de este elemento. Por lo anterior. La situación puede mejorarse guardando la muestra en un secador o bien secándola y pesándola después de la prueba. lo cual se traduce en un peso específico relativo aparente mayor del real. es de notar que una sola gota de agua puede dar un error en el peso de 0. Cuando se usen termómetros graduados en grados centígrados enteros. que existan fallas de calibración permanentes. sobre todo en equipo ya muy usado. pues en las fórmulas a aplicar intervienen diferencias de pesos y no valores de pesos aislados. además es frecuente. el error se atenúa grandemente usando el valor promedio de varias lecturas efectuadas a la misma temperatura. el error puede reducirse.

tras un enérgico amasado. llegando a 8 o más en casos en que la propiedad se manifiesta fuertemente {valores cercanos a 100 se han llegado a medir en arcillas extrasensitivas). el valor obtenido en el segundo caso será mayor que el primeramente obtenido. este fenómeno fue llamado Tixotropía por Péterfi.1. El fenómeno es consecuencia del restablecimiento de las películas adsorbidas en su primitiva condición. Terzaghi midió la tixotropía a través de la sensibilidad de las arcillas. el valor normal de la sensibilidad de las arcillas oscila entre 2 y 4. puede romper esas ligaduras momentáneamente. Una medida de la tixotropía puede tenerse determinando una vez el limite líquido de una arcilla inmediatamente tras el remoldeo y otra dejando pasar unos minutos después de éste: si la arcilla es tixotrópica. lo cual se refleja macrofísicamente por una pérdida sensible de las propiedades de resistencia del material. Sin embargo. o sea de la relación entre la resistencia a la compresión simple correspondiente a los estados inalterado y remoldeado. Según Terzaghi. Un amasado enérgico de la arcilla. Las arcillas montmoriloníticas presentan la propiedad en grado máximo y recobran muy rápidamente sus características de resistencia. . la mayoría de las arcillas vuelven más o menos lentamente a sus propiedades originales.ANEXO IV-b Propiedades tixotrópicas de las arcillas Se ha dicho que entre las partículas arcillosas se ejercen fuerzas debidas a las ligaduras fisicoquímicas que se manifiestan en sus respectivas películas envolventes de agua y cationes adsorbidos.