ESTELA

Mi estela es de piedra pulida transparente La luna alumbra los cipreses el cementerio está en paz

las otras tumbas se yerguen en silencio en la misteriosa luz de la noche como un imán hechicero en torno al cual descansamos

La noche está en paz

no encontraréis en este libro de la noche sino paz

una suavidad entre las ramas de un mismo árbol

estoy aquí en el aire de la noche sin mi cuerpo humano no sólo con él con mi cuerpo universal

entre las flores de invierno los caminos de piedra y las huellas de la escoba en la arena sus humildes dibujos

su inesperada caligrafía es un nuevo nido para el Señor

aparezco y me retiro pero ni he llegado ni desaparezco tan sólo diversas manifestaciones mis palabras no son exactas ¿cómo podrían serlo

ante la inmensidad? Diferentes sombras de una misma luz

El presente es mi hogar este presente infinito eterno

tan denso como la sangre ligero como pluma

No me preocupa encajar la llave en la puerta

la llave es mis pasos y la puerta cualquier rincón del camino

como una gota en manos del buen arquitecto:

el arco del puente logra completar el círculo gracias a lo que no recordaba: su reflejo en el agua

Un gallo

para Pedro tres veces tuvo que cantar

Las nubes no tienen prisa

Cristo tampoco

en llegar al Calvario

y se entretiene mirándolas mientras van por el cielo

y desaparecen tras una terraza

se entretiene jugando con unas piedrecillas que hablan de la lluvia del amor que la lluvia siente por ellas

El día de la Cruz me cansé la turba los soldados

¿qué tenían ellos que ver consigo mismos o yo con ellos o yo con el cuerpo

que cargaba la Cruz? nada nada en absoluto todo fue un claroscuro una representación teatral para un grabado de Rembrandt

y algo más

gracias al dolor me libré de mí

a mi Padre invoqué:

¿Por qué me has abandonado?

Él me abandonó para que yo me abandonara

En tus manos encomiendo mi espíritu

sólo así pude sobrevivir y no necesité morir

La lluvia cae ahora con más intensidad

sobre la solitaria colina del Calvario

mi cuerpo ha sido recogido las cruces vacías son zarandeadas por el viento

y son ya un símbolo

del alma que se ha librado de la carne

la pluma de la tinta

el Monte Calvario se abre a los torrentes de agua del Cielo que lo limpian de la locura de los hombres

y el Monte queda en silencio fresco

respirando las estrellas del cielo de Judea

la eterna presencia de la eternidad

La noche clara es el cuerpo de Cristo el aire huele a lilas y los olivos de plata susurran en los huertos el dulce nombre de Dios

Mis lágrimas corren por mis mejillas no son lágrimas de dolor sino de comprensión

o

La lluvia cae ahora sobre la estela al amanecer

oigo su voz yo soy yo soy

como una oración

la felicidad de su voz cayendo sobre mí

y la mañana se eleva alza su velo y se entrega al fecundo río del Cielo

las vaharadas de vapor envuelven el cementerio como un canto

todo es luz frescura las hojas las piedras se iluminan ante la llegada del sol la hierba

o

¿Dónde está mi corazón? Las flores que surgen y se deshacen en la dulce brisa de la tarde los pétalos que son rotos por una simple respiración

y derraman sólo un poco de color y polvo en la arena

dan forma al latido de mi corazón

su sonido su voz es el chasquido de una rama al partirse

o la suavidad de una semilla al girar

en el aire y fecundar

lo fecundo y lo estéril

el cielo y la piedra

Y ahora sin mí despojado de mis manos y mi cuerpo vivo en mi corazón

en la piedra viva respiro confiado sin trabas

su paz es mi canción

mis átomos se han hecho

parte de ella

giran y brillan y animan su corazón interior

y se transforman en lisura y así descansan

su corazón es mi corazón

aquí encuentro mi acción y reposo

y el pequeño gato que ronda por las tumbas se frota contra la estela y me lleva consigo

paso a formar parte de su sosiego y su rapidez

y al saltar en el aire para alcanzar un pájaro

me suelta de nuevo y floto

en compañía de las estrellas

y mi silencio es una alabanza un asentimiento sin límite a la eterna Creación

Ah impermanencia creación continua una tranquila hermandad eterna formamos tú y yo

o

No hay una forma que favorezca antes que otra mi forma humana mi forma ahora que soy piedra

en verdad soy todo y no me confundo

me revestía de forma humana pero era a la vez todas las cosas

me revisto de forma pétrea pero estoy en el aire en el agua

llego a todo lugar

la comunión de las formas

nada hay en todo el universo que esté separado de una sola cosa

un río somos inconcebible en su totalidad

pero a la vez visible lo puedes tocar y alcanzarte

ahora en este instante

ocupes la forma que ocupes

hagas lo que hagas

el brillo de lo eterno

te penetra

hasta lo más hondo

date cuenta

siéntelo

no hay dicha más grande

que ser este descanso perdurable que se entrega confiado a cualquier devenir y goza con cualquiera de ellos

un hombre sólo es vecino de Dios un hombre sólo es vecino de Dios

o

Cada acto de los hombres me busca

aunque no lo sepan cada gesto es una oración que sale en mi busca

cualquier deseo errado quiere llegar hasta mí

pero estoy antes de ponerte en camino

y he llegado a ti antes de que pienses en mí

tan sólo jugamos pues a encontrarnos

y fingimos no habernos visto nunca

o haber tardado mucho tiempo en vernos

pero realmente no es cierto

y sonreímos felices

ahora que sabemos que no es verdad

hemos estado juntos desde siempre

o

Todos los pintores dicen mi nombre todos los poetas se entregan a mí

casi todos

todas las mujeres me baten y me amasan me doran y me dan a comer a sus hijos

como yo me di a vosotros

en la Última Cena aquella vez

Friedrich me pintó tantas veces en las nubes en las montañas en un grano de arena su corazón me entendió

Y Durero me puso en el ojo de su liebre una ventana que nos separaba para realmente entrar uno en el otro un sólo animal la liebre y Dios

ah la dulce canción de las criaturas

uno risueño me acarició en unos campos dorados al anochecer

o

Siento frío y en el frío encuentro mi calor

Siento amor y en la soledad encuentro una criatura que me acuna

El día se abre las nubes dan paso al azul

Me gusta vestirme de formas sin atar ninguna

así es mi amor

como un refugio en la tormenta como un copo de nieve

en el desierto

o

Las sombras de los árboles escriben mi nombre en la arena

la luz de la luna dibuja mi rostro en las olas del océano

las hojas del abedul se mueven con mi respiración

los bosques de bambúes se mecen en el viento con la cadencia de mis pasos

tu nombre es el mío llevas un nombre para que te recuerde a mí

o

Sin necesidad de moverme escucho el silencio que me lleva hasta el último rincón del universo

Todas las imágenes y pensamientos del mundo se reflejan y caben en una gota de agua

al caer la noche la gota se evapora en mí

En el silencio brillan como estrellas todos los poemas amados

Miríadas y miríadas de pensamientos cascadas e inundaciones de ideas los pensamientos de toda la humanidad desde sus orígenes

millones billones trillones de pensamientos un número inconcebible de pensamientos se remansa y alcanza la paz

un momento de silencio que es como si pasara mi mano por tu frente puede lograr eso

o

Dos dibujos un eland y un bisonte los dos maravillosos

de un artista que sólo vivió veinticuatro años: Brzeska

Tesoros sin límite se extienden abiertos y secretos ante nuestros ojos

generaciones sin fin dicen en silencio su silencio

generaciones de hombres de lluvias de estrellas se apilan mágicamente unas sobre otras en la palma de mi mano y nada pesan

Pequeños vasos de fayenza azul la mano que rodeó este vaso aún ahora también ahora

Este azul

Tchehenet

en Thot en ti es luz vida

en Isis en mí

un código secreto una flor abierta si sabes ver

el azul de Buda del Islam y de Cristo

señala a lo eterno y lo es

Un camino sin fin el pasado está aquí mi niñez entre los pinos tu niñez en esta calle ves escenas del pasado sucediendo ahora

en las excavaciones arqueológicas

sientes mujeres y niños del pasado andando y jugando al anochecer

el tiempo es eternidad y la eternidad es sólo mi beso en tu frente

o

Tuve un cuerpo humano en Jerusalén una calavera en la mano de Hamlet

tuve pétalos rotos que son ahora guías del amor

tuve el aire y las criaturas se imprimían en él transparentes como hojas en el viento o veladuras en un lienzo

Tuve una playa sin fin donde cada ser llevaba sin pesar una rosa con espinas

Esto fue lo que vi y vivo ahora

sin deseos en mis criaturas

y ellas también se dejan vivir en paz por este sueño que nadie tiene

o

Testigos de un milagro o dos: eso sucede cuando no sabemos contar

Finalmente entramos en uno y no nos separamos de él

Cualquier final me recuerda mi ser real en el que no hay final

Caen las bombas una bomba cae

sobre mi estela y la deshace en pedazos

cada uno de ellos reza aún al Señor en cada uno de ellos reza aún el Señor

A lo lejos oí una confusión de palabras y ruidos e imágenes Era mi vida eran mis recuerdos mis sentimientos mi familia mi esposa mis amigos las personas que había conocido y amado los lugares en que había estado y todo se alejaba desvanecido se transformaba y sólo quedaba una sensación de paz todos ellos y yo en un bienestar eterno

que venía de lo más remoto y me envolvía enteramente Yo mismo no era otra cosa que paz sólo eso

Una paz que se extendía en todas direcciones sin límite

Miguel Ángel Bernat

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful