P. 1
Ciencias de La Salud, Primeros Auxilios, Sandra Espinoza

Ciencias de La Salud, Primeros Auxilios, Sandra Espinoza

|Views: 1.208|Likes:
Publicado porSandraEspinoza

More info:

Published by: SandraEspinoza on Jun 01, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/21/2013

pdf

text

original

Arritmia: modificaciones en el ritmo, igualdad, regularidad y frecuencia.
Bigémino: caracterizado por dos latidos regulares seguidos por una pausa larga de lo

normal.

Bradisfigmia o bradicardia: disminución de la frecuencia cardíaca a 60 pulsaciones o
menos por minuto.
Colapsante: el que golpea débilmente los dedos y desaparece en forma brusca.
Corrigan: espasmódico, caracterizado por una expansión plena, seguida de colapso

súbito.

Dicrótico: tiene dos expansiones notables en un latido arterial (duplicación en la onda).
Filiforme: aumento en la frecuencia y disminución en la amplitud.
Taquiesfigmia o taquicardia: aumento de la frecuencia a 100 o más pulsaciones por

minuto.

Primeros Auxilios

10

o Respiración

Cada célula del organismo necesita oxígeno y nutrientes para mantener la vida y su
función normal. Los fenómenos químicos del metabolismo se efectúan dentro de las células, por
tanto tienen un aporte de oxígeno y alimento suficiente; es por esto que se dice que la
respiración es una función metabólica de los organismos en condiciones de aerobiosis.

De acuerdo con lo anterior, se puede conceptualizar la respiración como un proceso
mediante el cual se inspira y espira aire de los pulmones para introducir oxígeno y eliminar
dióxido de carbono, agua y otros productos de oxidación, a través de los mismos.

La valoración de la respiración es el procedimiento que se realiza para conocer el estado
respiratorio del organismo. Sirve para valorar el estado de salud o enfermedad y ayuda a
establecer un diagnóstico.

Equipo

Reloj segundero, hoja de registro y bolígrafo.
Colocar al paciente en posición sedente o decúbito dorsal. De ser posible la respiración
debe valorarse sin que éste se percate de ello.
Tomar un brazo al paciente y colocarlo sobre el tórax, poner un dedo en la muñeca de
su mano como si se estuviera tomando el pulso.
El centro respiratorio del cerebro, las fibras nerviosas del sistema nervioso autónomo y la
composición química de la sangre, son factures que ayudan a regular la respiración.
Observar los movimientos respiratorios y examinar el tórax o el abdomen cuando se
eleva y de deprime.
Contar las respiraciones durante un minuto y hacer la anotación en la hoja de registro.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->