Está en la página 1de 1

La educacin como continuidad de vida, como renovacin y como comunicacin de la transmisin de los viejos a los jvenes.

Comienza planteando en el primer captulo que los seres humanos nos renovamos costantemente ya que la vida misma es un proceso de renovacin, de readaptacin del medio a las necesidades de los individuos. Aunque, el autor, utiliza el trmino vida para aludir a las experiencias (por ejemplo costumbres,creencias,etc). Pero esa renovacin, requiere un esfuerzo, sino se cae en un salvajismo La educacin es quin le da continuidad social a la vida: cada integrante va desapareciendo con el pasar de los aos y tienen que desarrollarse espacios comunicativos intersubjetivas para que las experiencias no se pierdan y sigan vigente. La sociedad prevalece, porque, hay procesos de transmisin con comunicacin de los viejos sobre los jovenes. Este es un punto de diferencia con Durkeim, ya que para l solo se transmite. En esa transmision como dice el autor, se dan a conocer los hbitos de hacer,pensar y sentir de los viejos a los ms jovenes.La diferencia entre esos grupos etarios y la formas de transmisin asi como tambin de las experiencias hacen que la sociedad se renueve en todo los sentido de la palabra. Ser receptor de una instacia comunicativa es tener una experiencia mucho ms amplia. Hay una necesidad de la sociedad por ensear y aprender para poder sobrevivir. La vida en sociedad no solo exige sealar y aprender para su propia permanencia, sino que el mismo proceso de convivir educa. En sntesis, la vida se caracteriza por renovaciones constantes. Vivir en sociedad tiene que ver con eso con renovarse.Es aceptar y apreder a convivir de manera educada con diferentes grupos etarios donde los ms viejos les ensearn a los ms jovenes las "reglas de convivencia" y sus experiencias.Esto permite la que la sociedad en si misma se renueve y aquellas experiencias que pertenecen a unos pocos sean compartidas para con los demas integrantes: se convierte en una posesin comn.