Ángel Rama: uruguayo, escritor y crítico literario de fuste. Profesor universitario en Europa y Estados Unidos.

Fundador y director de la Biblioteca Ayacucho. Maestro de generaciones. Viajero. Errante. Intelectual. Muchas cosas pueden decirse de Ángel Rama. Más aún, de una de sus obras emblemáticas: La ciudad letrada. Publicado póstumamente, La ciudad letrada es un texto fundamental, precursor de las tendencias críticas que ocuparán los estudios latinoamericanos de los años siguientes[1]. Entre otros, los estudios culturales y post-coloniales, espaciales y urbanísticos, y, particularmente, la historia de los intelectuales. Como bien señala Hugo Achugar en el Prólogo[2], este texto constituye una lectura orgánica del proceso histórico-cultural de América Latina. Esta particularidad lo diferencia de miradas fragmentarias de la cultura latinoamericana de ayer y hoy. Más específicamente, la Ciudad Letrada es un recorrido por la representación del intelectual en Hispanoamérica. Un recorrido que comienza con la Conquista y termina en los primeros años del siglo XX. Una indagación en la trayectoria del letrado durante algo más de cuatrocientos años. Múltiples son las lecturas que pueden hacerse sobre un texto tan complejo como éste. Las referencias de Rama no se agotan en la crítica literaria. Temas urbanísticos, sociales y culturales, inclusive económicos, se mezclan de manera azarosa en La ciudad letrada. No obstante, hay una problemática que cruza transversalmente cada uno de los capítulos. La problemática de la letra y el poder, de lasrelaciones entre los letrados y las estructuras de poder, está presente desde la primera a la última línea de La ciudad letrada. Ahora bien, ¿cuál es la relación entre la letra y el poder? Muy sucintamente, Rama lo explica en el segundo capítulo del texto. A los intelectuales les correspondía enmarcar y dirigir a las sociedades coloniales[3]. El poder de los intelectuales, de los letrados de la Colonia, residía en el dominio de la palabra escrita en una sociedad analfabeta. Los intelectuales eran la burocracia estatal que pasaba en limpio y ejecutaba las órdenes de la Corona. Estos intelectuales conformaban La ciudad letrada. Por si no quedara claro, Rama vuelve a insistir en la función crucial de esta pléyade de religiosos, administradores, educadores, profesionales, escritores y múltiples servidores intelectuales, todos esos que manejaban la pluma, [los cuales] estaban estrechamente ligados a las funciones de poder[4]. El dominio de la palabra escrita confería poder. Más aún, si pensamos en algunos de los planteos presentes en el primer capítulo. Al hablar de la Conquista de América Latina, de la fundación de ciudades, Rama alude a la función de los signos y de las palabras. Sobre estas últimas, afirma que sirven para crear un orden nuevo. La creación de ciudades, de un ordenamiento urbano, de una jerarquía social, requiere la legitimación de códigos, edictos y leyes. Requiere de la palabra escrita y de un grupo social capaz de ejercerla: los letrados. La palabra escrita era la condición sine qua non del ordenamiento de la ciudad. No era posible concebir la ciudad colonial sin sus leyes, sin su Administración o sin su jerarquía eclesiástica. Por otro lado, los signos y las palabras servían como mecanismos de conservación del poder. En esta línea, Rama destaca cómo determinados signos espaciales, además de la palabra escrita, actuaban como aliados del statu quo. [Se debe garantizar que] la distribución del espacio urbano asegure y conserve la forma social, señala el intelectual uruguayo en el primer capítulo[5]. La distribución de los solares en el damero colonial ilustraba bastante sobre las relaciones de poder entre la gente decente y el resto de la sociedad colonial.

El poder del signo y la palabra era tal que Rama llega a sostener que ambos, contrariamente a lo que dicta el sentido común, no representan lo real, sino que lo crean. Desde el siglo XVI, el dominio de la palabra y de los signos permitieron “crear” ex nihilo, es decir, de la nada. Con ello se daba por hecho que antes la llegada del idioma español no había lengua. En vez de representar la cosa ya existente mediante signos, éstos se encargaban de representar el sueño de la cosa. El sueño de un orden servía para perpetuar el poder y conservar la estructura socioeconómica y cultural que ese poder garantizaba[6]. El sueño de un orden, de una ciudad en el Nuevo Mundo, requería, una vez más, del dominio de la palabra escrita. De la capacidad de redactar actas fundacionales, de elaborar un corpus de leyes y edictos, y de proyectar por escrito las relaciones entre la Iglesia y el Estado. Sin estas condiciones, el sueño de una ciudad hubiera sido una quimera. De ahí la importancia de los letrados. La ciudad letrada es, antes que nada, un texto sobre la relación entre la palabra escrita y el poder. Pero también es un texto sobre los actores que dominaron la palabra escrita ayer y hoy, durante la Conquista y a comienzos del siglo XX. En definitiva, es un texto sobre los intelectuales. Sobre aquellos intelectuales que Rama denomina de manera distinta conforme avanza el tiempo histórico, pero que en esencia son los que consumen y producen textos. “Letrados” para la Colonia, “escritores” para la Modernidad, inclusive “ideólogos”, lo que el texto marca es una línea de continuidad entre ellos y su vinculación con el poder. Por ello la necesidad de comprender su evolución, la trayectoria que va desde el letrado colonial hasta el escritor de comienzos del siglo pasado. La época colonial estuvo signada por diferencias garrafales entre el grupo dirigente y el resto de la sociedad. A los intelectuales, ubicados entre los primeros, les competía el subsidiario absoluto que ordenaba el universo[7]. En este contexto, la propiedad y la lengua delimitaban la clase dirigente. Las similitudes con ciertos comportamientos del período de consolidación estatal en América Latina son evidentes. También las clases dirigentes del Río de la Plata y Santiago de Chile[8]utilizaban la lengua como delimitadora de clase. En estos contextos, el francés era utilizado como lingua franca de una élite que aborrecía el español. El cual era visto como la lengua de la gente no decente, es decir, de la gran mayoría de la sociedad. A pesar de todo, el dominio de la élite letrada comenzará a ser cuestionado con el correr de los años. Mucho antes de los procesos de emancipación, aparecerán los graffiti. Estos se presentarán como un género contestario y opuesto a la escritura oficial. Es la primera evidencia concreta de una lucha de poder en torno al dominio de la palabra escrita. Los graffiti atestiguan autores marginados de las vías letradas, muchas veces ajenos al cultivo de la escritura, habitualmente recusadores, protestatarios e incluso desesperados[9]. La respuesta de la ciudad letrada no se hará esperar. La reforma ortográfica de la lengua española vendrá a zanjar la brecha entre la ciudad letrada y la ciudad real. Es decir, entre la escritura oficial de los letrados y la lengua hablada por el resto de la sociedad. Frente a ello, la ciudad letrada incorporará nuevas palabras, pero siempre con los moldes y las estructuras de la élite letrada. Con ello, no hará más que reacomodarse a una situación histórica que la había dejado en offside. A pesar de los esfuerzos por conservar su poder, la ciudad letrada sufrirá un duro revés en el siglo XIX. La Modernización significará el fin del monopolio de la élite letrada colonial. La expansión de la alfabetización, el surgimiento de diarios y revistas, la prensa, el crecimiento de un público crítico y consumidor de textos[10], terminará con la hegemonía de los antiguos hombres de letras. La emergencia de una nueva época, marcada por la emergencia de nuevos actores sociales, cambiará las relaciones entre letra y poder. Un sector recientemente incorporado a la letra desafía el poder: la incipiente clase media[11].

Una vez más, la ciudad letrada actuará con presteza. Ante el avance de la educación de masas que amenaza su poder, la ciudad letrada se institucionaliza. Es en este momento cuando surgen las primeras Academias de la Lengua. Su aparición fue la respuesta de la ciudad letrada a la subversión que se estaba produciendo en la lengua por la democratización en curso, dirá Rama al promediar el cuarto capítulo[12]. Sin embargo, no serán las Academias la Lengua los únicos mecanismos que los letrados utilizarán para conservar su poder. La democratización de la educación, acompañada del Modernización y la urbanización, había producido cambios sustanciales en las profesiones del intelectual. El viejo letrado devenido escritor pasará a formar parte de editoriales, trabajará en el periodismo o se abocará a la escritura en producciones culturales independientes. En este punto, es posible adivinar dos fenómenos. En primer lugar, el tipo de validación del escritor moderno. Esta validación dejará de ser política y comenzará a ser estética. Como consecuencia de la especialización, el viejo letrado asociado al poder estatal pasará a ser o bien “político” o bien “escritor”. En consecuencia, ser escritor en la Modernidad implica ser artista, lo cual no es lo mismo que hacer política. En segundo lugar, y más importante aún, está el hecho de la desmonopolización estatal de la palabra escrita. El Estado, después de cuatrocientos años de monopolio letrado, dejará de ser el ámbito por excelencia de la producción de textos. La lucha por el control de la palabra escrita terminará por descentralizar su dominio, por ubicarlo tanto en la esfera del Estado como en la del mercado. Con ello, no sólo se reconfigurarán las relaciones entre Estado y sociedad civil, sino también entre intelectuales, entre intelectuales y público, y entre letra y poder. Prueba de ello son las tres últimas páginas de La ciudad letrada. Allí Rama identifica las transformaciones que se produjeron en el mundo de los intelectuales en este último tiempo. Lo curioso es que todas estas transformaciones se plantean como una antítesis de las primeras páginas del libro. La incorporación de doctrinas sociales como el anarquismo, el autodidactismo y el profesionalismo, son el reverso de la moneda de la ciudad letrada. El anarquismo como negación del Estado letrado, el autodidactismo como posibilidad de incorporar la palabra escrita sin la prótesis del letrado-intérprete y el profesionalismo como posibilidad de vivir y dedicarse a la escritura, o al menos en parte. La ciudad letrada es un texto que permite cientos de lecturas. Las relaciones entre la letra y el poder es tan sólo una de ellas. También nos permite pensar ciertos fenómenos, como la especialización y la profesionalización del letrado-escritor, desde coordenadas estructurales. Esto con el aditamento de ver al intelectual del cambio de siglo como algo más que un engranaje del aparato estatal. Es decir, como un sujeto autónomo que encuentra su posición en el mercado como periodista, articulista o colaborador en una editorial.

[1] Colombi, Beatriz. “La gesta del letrado (sobre Ángel Rama y La ciudad letrada)”. Universidad de Buenos Aires. Pág. 1 [2] Rama, Ángel. 1998. La ciudad letrada. Montevideo, Arca. Pág. 7 [3] Rama, Ángel. 1998. La ciudad letrada. Montevideo, Arca. Págs. 34 y 35 [4] Rama, Ángel. 1998. La ciudad letrada. Montevideo, Arca. Pág. 32

[5] Rama, Ángel. 1998. La ciudad letrada. Montevideo, Arca. Pág. 20 [6] Rama, Ángel. 1998. La ciudad letrada. Montevideo, Arca. Pág. 23 [7] Rama, Ángel. 1998. La ciudad letrada. Montevideo, Arca. Pág. 31 [8] Vicuña, Manuel. La Belle Époque chilena. Alta sociedad y mujeres de elite en el cambio de siglo. Santiago de Chile: Sudamericana, 2001. Capítulo 1: “Santiago y la elite nacional”. Págs. 23-75. [9] Rama, Ángel. 1998. La ciudad letrada. Montevideo, Arca. Pág. 50 [10] Hale, Chales. Las ideas políticas y sociales en América Latina, 1870-1930. En Bethell, L (ed.), Historia de América Latina. Barcelona: Crítica, 1990. Págs. 1-64 [11] Rama, Ángel. 1998. La ciudad letrada. Montevideo, Arca. Pág. 61 [12] Rama, Ángel. 1998. La ciudad letrada. Montevideo, Arca. Pág. 68

Ciudad letrada vs ciudad real
Publicado por Jaime Alejandro Rodríguez Ruiz a las 3:34 pm en 2. Ciudad letrada vs ciudad real

Sólo la ciudad letrada es capaz de concebir, como pura especulación, la ciudad ideal, proyectarla antes de su existencia, conservarla más allá de su ejecución material, hacerla pervivir aun en pugna con las modificaciones sensibles que introduce sin cesar el hombre comun La intención de Ángel Rama (1983) en su yaimprescindible ensayo, es mostrar la evolución de la relación (cercana/antagónica) entre letrados (intelectuales, encargados de ejercer la letra) y poder, en un mismo espacio: la ciudad (entendida como el espacio donde coinciden las realidades y los símbolos), desde la colonia hasta los días en que escribió su ensayo (años ochenta del siglo XX). En la ciudad virreinal, por ejemplo, este binomio (influjo de las armas e intimidación de lo escrito) está orientado, en palabras de Monsivaís (en su introducción a la edición del año 1991) a consolidar la dominación; y en ese sentido, “lo escrito se presenta con papeles de sello… documentos que le enseñan a las personas su insignificancia ante las instituciones”. Perverso rol de la palabra escrita que así, en palabras del propio Rama: “… viviría en América como la única válida, en oposición a la palabra hablada que pertenece al reino de lo inseguro y lo precario… La escritura… simulaba la

pero su naturaleza y funciones son diferentes… Mientras la ciudad letrada actúa preferentemente en el campo de las significaciones…. escritores y múltiples servidores intelectuales. profesionales. hasta el punto de que los dueños de la letra llegan a imponerse sobre una sociedad analfabeta que convierte a los que trazan y descifran signos en artífices de una “religión secundaria”. las ceremonias civiles. La ciudad letrada es para la ciudad virreinal el medio más eficaz de control social y su anillo protector: una pléyade. la pública. cuya libertad identificó con corrupción. dice Rama. el protocolo y para la escritura. lingüística y socialmente enemigos: el más cercano el anillo urbano donde se distribuía la plebe y el de los suburbios (barrios indígenas en México) que se extendía por los campos. Se trata de dos entidades que como el signo lingüístico. usada en la vida privada y fuertemente criticada por el habla cortesana que se opuso siempre a la algarabía. A la ciudad virreinal siguió la ciudad de las repúblicas independientes que en términos de ciudad letrada se convierte en ciudad escrituraria. están unidas forzosa y obligadamente: “Una no puede existir sin la otra. barbarismo” (73. impregnada de norma cortesana que sirvió para la oratoria religiosa. dos lenguas: una. educadores. al control fiscal a la evangelización y que explica mucho de la ideologización de las muchedumbres. muchos desencuentros. la informalidad. el diseño de modelos culturales y la mecanización del orden. estaban estrechamente asociados a las funciones del poder y componían un país modelo de funcioanarado y burocracia. la ciudad real trabaja más cómodamente en el campo de los significantes. formada durante la colonia y mantenida durante la independencia. mientras la otra fue la popular y cotidiana. rodeada ahora de dos anillos. Se consolidó así la diglosia característica de la sociedad latinoamericana. la de los no letrados y entre estas dos ciudades hay encuentros (el conveniente: el de de un orden armonioso de dominantes/dominados).eternidad”. “Letrados” que obtienen entre otros beneficios ocio y tiempo para dedicarse a extensas obras literarias: letrados que sirvieron a la administración. ignorancia. la torpeza y la invención incesante del habla popular. de religiosos administradores. con servicios como la intermediación (ejercicio del lenguaje simbólico).74). nos recuerda Rama. Pero simultáneamente a la existencia de una ciudad letrada está la ciudad real. pero también desencuentros. .

contestatarios. por ejemplo. pero tiene la ventaja de desatanizar el uso de la palabra escrita. por sus habituales faltas de ortografía. la letra se consolida como palanca del ascenso social y de otro. Se empiezan a presentar nuevas tensiones: de un lado. pero esa batalla de los nuevos sectores que disputan posiciones de poder pasa obligatoriamente por la escritura que así absorbe toda libertad humana. teniendo en cuenta que la escritura no sólo tiene un poder cognitivo. cuando sea el segundo anillo el que “forcejee”). Esta reflexión. muchas veces ajenos al cultivo de la escritura. en los anillos (especialmente en el primero) se da una especie de forcejeo por acceder al espacio letrado privilegiado (tensión que va a dar después origen a laliteratura testimonial. En este punto es pertinente traer aquí la reflexión de Santiago Castro García. sino que puede permitir operaciones de autoreflexibidad (que pueden conducir a la conciencia de clase o conciencia social) y de tipo estético (que permiten obtener conciencia de las necesidades y posibilidades expresivas). que tendrán en las universidades modernas su contrapunto) y los que se hacen críticos del papel tradicional del letrado y de su cultura (en ese ambiente de disidencia se dará la escritura de la novela que se expone aquí como ejemplo de la tensión entre ciudad letrada y ciudad . en la pragmática del ciberespacio): “Por la pared en que se inscribe. quienes defendieron y acrisolaron el manejo de una lengua minoritaria (el buen decir. los grafiti atestiguan autores marginados de las vías letradas. por el tipo de mensaje que transmiten. obviamente se hace pertinente en un ambiente en que la alfabetización se ha consolidado. Rama nos da como ejemplo lahistoria del grafiti (y que tendrá su forma final en el chat. (1997) para quien la reivindicación de lo oral y popular. no es la única forma de socavar la ciudad letrada: la escritura misma es un medio (que se hace.En la ciudad letrada se concentraron los letrados propiamente. comienza a abrirse paso la necesidad de extender la alfabetización como estrategia de democratización. por su frecuente anonimato. protestarlos e incluso desesperados” (82). libertaria). se da una nueva variante de la ciudad letrada: la ciudad modernizada. habitualmente recusadores. de lo marginal. de legitimación de la verdad. las formas corteses). Con la ampliación de la base económica liberal a finales del siglo XIX. entonces. Se dan también las primeras “disidencias” en la clase letrada: los que se mantienen en la línea elitista (aparecen las academias de la lengua.

También en medio de la ciudad modernizada se institucionalizan especializaciones y profesionalizaciones del letrado (las figuras concretas del abogado y del periodista). una experiencia vivida.real: 4 años a bordo de mi mismo). A través del ejercicio de la literatura (que empieza funcionar como discurso sobre la formación. Surge igualmente con la extensión del proceso de urbanización la literatura que da cuenta de su evolución (sobre todo las experiencias del desarraigo y del extrañamiento). asunto que trae como consecuencia el desprendimiento de dichos materiales del sistema de vida de la comunidad para ser incorporado “a lo que ya no podía ser otra que literatura” (muere así la “inefabilidad popular”). la ciudad letrada encuentra la coyuntura favorable para incorporarla a la escritura” (126) no solo . en un ejercicio ricamente ambiguo… combinando un mundo real. trabajando sobre lo que una y otra ofrecen.composición y definición de la nación) se consolida el sentimiento de lo nacional. simultáneamente surge el folclor como disciplina destinada a la “recuperación” científica de los materiales de la cultura rural.” (129) . Otros factores que se destacan en el ambiente de la ciudad modernizada son: Las figuras de resistencia tradicionalmente simbolizadas en el rebelde y el santo transmutan en las figuras del bandolero y del mesías religioso. como imagen nostálgica o como deseo y proyecto sino sobre todo como esfuerzo de significación y sentido. como primer género más allá del canon de las bellas artes (poesía) como efecto de la nostalgia de las élites por el declive de la palabra oral campesina. Surge la literatura costumbrista. se destruye y se reconstruye sobre nuevas proposiciones. la literatura cancela el proceso productivo de ésta y lo fija bajo las formas de producción urbana pero no logra hacer desparecer a la oralidad. Y he aquí una figura que podría explicar la ambigüedad de la poética modernista (incluidas las obras de Silva y de Eduardo Zalamea) “Se diría que no queda sitio para la ciudad real: Salvo para la cofradía de los poetas… (a los que ) se los ve ocupar las márgenes de la ciudad letrada y oscilar entre ella y la ciudad real. una impregnación auténtica con un orden de significaciones y de ceremonias. ni siquiera dentro de las culturas rurales. En fin “cuando la ciudad real cambia. Al imponer la escritura y negar la oralidad.. más bien la producción oral se mezcla con la escrita y da origen a nuevos lenguajes: la mezzomúsica y el teatro.

se presentaría una sostenida actividad intelectual para proveer a ese público de ideas y de objetos culturales”. masa de consumidores de objetos culturales como el teatro (para el cual no hay que saber leer) y su expresión crítica. la proliferación de periódicos populares.Como resultado del crecimiento de la disidencia letrada y de la emergencia de los sectores medios. última transformación de la ciudad letrada en la que se consolida una democratización de la letra (bajo las banderas de la educación popular y el nacionalismo). por ejemplo persiste la actitud elitista. el colombiano José María Vargas Vila. Rama habla de una ciudad politizada. etc. Claro que este panorama no es homogéneo: en México y en Colombia. mientras en los países del sur se da un compromiso más claro con la democratización intelectual: ”en aquellas ciudades donde el progreso económico había distendido a la sociedad. repudiado por sus colegas cultos a causa de . Una característica de esta nueva ciudad es la consolidación del público o de la audiencia. como es el caso de los lectores del colombiano Vargas Vila: “También en España las editoriales difundieron las obras completas del más exitoso novelista de la época. caracterizada por dos condiciones: la renovación del equipo letrado (ya no sólo hijos de buenas familias. cierto sentimiento de solidaridad clasista en los sectores obreros y una visualización y apreciación de nuevas sensibilidades. funcionarios y hasta hijos de esclavos) y el ejercicio del pensamiento crítico. pero también para el consumo masivo de literatura. pero curiosamente se produce una aceptación pública y hasta una apropiación letrada de las culturas populares urbanas (como para el caso de los corridos y de los tangos y que se podría extender al de los vallenatos). Con la extensión de la base de alfabetizados. Es una especie de transición hacia la ciudad revolucionada. acrecentando el número potencial de consumidores. también se amplia la base de miembros de la ciudad letrada. proveyéndoles de recursos suficientes. el teatro criollo. pequeños negociantes. Se afianza también una cosmovisión democrática que con la aparición de las reglas electorales influye en la apreciación y valoración de la masa y del pueblo (esta vez como potencial electoral). sino descendientes de artesanos. que de todas modos produce consecuencias fuertes como la ampliación de la base popular participativa. el teatro popular. Se produce así una notoria modificación del horizonte cultural con la aparición de nuevos productos como el periodismo costumbrista urbano.

La ciudad visual (virtual) y la producción incesante de imágenes notifican con precisión el debilitamiento de la ciudad letrada…. En general se puede afirmar que lo popular se manifiesta ya no como fuente de narraciones. con la globalización y con la “neo liberalización” de la sociedad. Pero Monsivaís ofrece una esperanza: la de conciliar tecnología y humanidad en ese nuevo ámbito de lo global tensionado entre el neoliberalismo y la sociedad civil global. va de la mano de un fin de la inteligencia humanista y el surgimiento de una inteligencia y discurso que hacen homenaje a la eficiencia. el autodidactismo y el profesionalismo. cuando afirma que. Al respecto resulta muy diciente la frase que pone Tomás Eloy Martínez en boca de uno de sus personajes de La novela de Perón: “el poder ya no lee” (al final de su artículo: La batalla las versiones narrativas). la tecnocracia asume un gran número de funciones de la ciudad letrada. pero ella.su “literatura de sirvientas”…. la ciudad virtual y la ciudad hipertextualizada. No menos de cuarenta títulos que hicieron de él uno de los primeros profesionales de la pluma” (182). Y se va imponiendo sobre la cultura popular el odio a la racionalidad y el despliegue de la violencia sin sentido…” (28). la incorporación de doctrinas sociales. imponiéndoles incluso una escritura y especiales formas. mercado). sin que esa comunicación fuera orientada y condicionada desde el poder” (184). no sólo no lee sino que muta: “Aparecen cambios irreversibles. creando una nueva “ley literaria” que decía que había que comunicarse sin dificultad con el lector que procedía de los sectores medios recién educados … en una típica operación de reconocimiento” (189) Hasta aquí llega el recuento de la evolución de la ciudad letrada. sino como influencia desde “abajo” (demanda. apoyada por las tecnologías red . Por eso las palabras de Monsivaís en el prólogo del libro de Rama de la edición de 2004. hace justicia a ello. la decadencia de la ciudad letrada. después de este punto sigue evolucionando y de una manera que sorprendería al propio Rama: a la ciudad letrada seguiría la ciudad visual. creando transformaciones y efectos como (siguiendo a Rama). La masificación del público lector y las estrategias de mercadeo de las obras (sobre todo de novelas) hizo que pareciera posible “que los intelectuales actuaran directamente sobre el público (y este reactuara sobre ellos.

En cuanto a las preguntas. volviendo al punto de vista literario. que participa de los sueños de ganancias rápidas de las clases populares. es hoy objeto de una reivindicación por los descendientes de los mismos letrados que la desdeñaron. # jaimeel 19 Nov 2008 a las 7:25 pm Un ejemplo reciente de la disociación que no ha terminado entre estas dos ciudades es la reciente situación originada con todo el tema de las “pirámides”. sin duda la visión de Rama es reduccionista en tanto no existe una sola ciudad letrada. mientras lo popular estaría marcado por el timo. Parece que la literatura se empeñara en hacer precisamente lo contrario de lo que se le obliga. de un hombre ingenioso de corte popular. del mismo Rama. la situación de la novela Cuatro años a bordo de mí mismo es una vuelta en parte al folclor pero desde el punto de vista del letrado y así esas transcripciones de los cantos indígenas brillan por su artificiosidad: es el timo del letrado a lo popular que quiere llevar al campo de la experiencia de otros letrados. con respecto a la representación de Latinoamérica por medio de sus distintas regiones en las conferencias que publicó acerca de la obra de García Márquez. Los bancos y el estamento gubernamental representarían lo “letrado” en tanto justifican una posición hegemónica de ahorro y ganancia.DEBATE Algunas preguntas para el debate podrían ser las siguientes: ¿No es la visión de Rama una visión demasiado homogénea que no da cabida a la diversidad de “ciudades letradas” y de ciudades reales en Latinoamérica? Tenemos claramente delineado la gesta del letrado y ¿la del iletrado? ¿No es el espacio aquí para revisar la relación literatura-cultura que nos propone Eduardo Galeano como los diez errores que se cometen al respecto de esta relación en Latinoamérica? 29 comentarios en “Ciudad letrada vs ciudad real” 1. Ahora bien. Uno pensaría que esta posición podría complementarse con los aportes. la “literatura de sirvientas” del letrado Vargas Vila desdeñada por los letrados. en tanto. En ese sentido se podría hablar con más propiedad con una . por ejemplo.

el estilo y la ideología de la sociedad “culta” o dominante. el mercado. el leguaje en las obras literarias en aras de dar cuenta de esa ciudad real. Quienes son los letrados. ahora es válido el ciberespaio donde es posible opinar sin restricciones y es el públio de acuerdo a su cultura la encargada de hacer la selección de lo válido o no. para caer en la comercialización de nuestra dolorosa realidad. y así sucesivamente con las otras regiones. como ha sido la intención de las editoriales. 3. lo cual ampliaría la visión reduccionista de un concepto verdaderamente útil sin duda. los que tienen el poder de los medios o las editoriales?. abre el horizonte para una reflexión necesaria del tema. que han convertido las voces populares. no es ovidar la parte estética de la literatura y no quedarse en la parte del consumo. la guerrilla. y me parece pertinente hablar de ciudades letradas que en este momento están dando cuenta de esas ciudades reales. La reflexión en este momento coyuntural de la sociedad estaría encaminada a visualizar la apertura que ha tenido el espacio . cabe resaltar que la lengua evoluciona ahora de una forma vertiginosa y si antes se podía hablar de la ciudad letrada como aquella que mantenía la forma. la aparetura cultural dada a través de los hipermedios hace que este concepto de ciudad letrada se revalorice.nueva caracterización. denuncia. Por eso. teniendo en cuenta que la socieda latinoamericana es una de las más variadas y ricas en ideologías y culturas. # myrenita2666el 30 Nov 2008 a las 12:05 am Con el avance rápido de la tecnología. 2. así como en su momento fue válido el grafiti. Es necesario clarificar. los temas como el narcotráfico. Rama realizó una visión histótica y si creo que homogénea. creo necesario la utilización de todos los medios. # Viviana Pongutáel 30 Nov 2008 a las 12:25 pm El panorama que nos presenta Rama en relación a la ciudad letrada y las variaciones que pueden emerger de esta constante pugna de poderes. la sociedad los conceptos deben ir de la mano. que el dar cuenta de la ciudades reales. o la sociedad denominada académica. la prostitución y la descomposición social en temas que venden. por ejemplo “ciudad letrada fluviominense”. el paramilitarismo. se ha extralimitado en las groserías y jergas que pierden su sentido de crítica. como forma democrática para dar cuenta de las diferentes ideologías. Cuàl tiene mayor cobertura y demanda en la parte popular.

La reflexión en este momento se orienta a reconocer que los anillos de poder letrado han sido extendidos a manera de espiral por nuevas expresiones que emergen de manera ascendente desde los espacios marginados. El impacto de la Internet en la posibilidad de expresión de la gente no inmersa en el campo literario. tal vez sea prudente retomar la propuesta que cierra el texto de reflexión retomando a Monsivaís ¨la de conciliar tecnología y humanidad en ese nuevo ámbito de lo global tensionado entre el neoliberalismo y la sociedad civil global. tal es el caso de un soldado de la guerra de Irak que materializó su vivencia y la difundió. la difusión que alcanzan los textos publicado en la Internet. Considero que la concepción de un circulo dominante y anquilosado en el poder de la palabra ha sido transformada. Lo cierto es que la propuesta de Rama es precisamente el punto de inicio para una ardua reflexión que debe partir de otra era y otros pensadores. que no está en el Hay Festival de Cartagena y que a menudo recibe un trato desdeñoso por parte de los grandes y buenos de la cultura letrada. la literatura hoy en día debe ser vista como un arte resignificado. hacen que experiencias que antes permanecían en la memoria o en la tradición oral. lleguen masivamente a varios lectores. apoyada por las tecnologías de la red¨ 4. Por cultura se entiende la producción y el consumo de libros y otras obras de arte. # harriscalebel 01 Dic 2008 a las 4:49 pm Al respecto de la tercer pregunta del profesor en abrir el debate. y el segundo error asegurado por Galeano nos dice por qué: 2. considero que sí: este es un buen espacio para revisar esa relación compleja literatura-cultura. Este hecho revela que el juego de poder se ha desplazado de la palabra porque ésta ya es ¨democrática¨. Uno de los diez errores propuestos por Galeano va al grano de esta cuestión. tal vez a lenguajes como el de la publicidad o la imagen. verbigracia. UNA mala concepción común es que la cultura es lo que se edita. y también tiene que ver con la segunda planteado por el profesor: tenemos tan claramente delineado la gesta del iletrado como la del letrado? Considero que no. antes propio de un grupo de pléyades cultas con tendencias conservadoras y elitistas. La “gesta” del no-letrado se da en esa cultura que no llega a la biblioteca Lerner. abierto a la pluralidad de voces que conforman el panorama social. la literatura testimonial y por supuesto.de expresión y dominación cultural. se empaque y se vende .

equivale a decir algo como “soy amante de la actividad humana” o “soy amante de lo que pasa entre los seres humanos”. para caer en la comercialización de nuestra dolorosa realidad. que era reservado para prostitutas y cantantes de jazz pero ahora en Londres. que han convertido las voces populares. el mercado. pero sobre todo me gusta hacer estas cosas si me están viendo los que me importa impresionar”. denuncia. como observa Galeano en su respuesta al tercer error. como ha sido la intención de las editoriales. ballenato y hip hop. La cultura. con actitudes frente al consumo de drogas como cocaína. con un deporte como fútbol que en una época en América Latina era visto como deporte de las clases bajas y ahora es celebrado por todos.” . lo que está parte de la industria cultural. Nueva York y Berlín es usado por abogados. viendo ballet o leyendo los autores considerados más sofisticados. como la cultura popular. a alguna medida. a una observación de la compañera arriba. es mucho más que productos fetishizados por las clases adineradas. entonces. y lo que brinda una cierta estatus social a sus consumidores. con estilos musicales como tango. los temas como el narcotráfico. me gustaría referirme. respetuosamente. rock and roll. Decir “soy amante de la cultura”. según la definición de Galeano y que comparto. lo que reza que la cultura popular no es más que las tradiciones típicas: “¿Qué es la genuina cultura popular sino un complejo sistema de símbolos de identidad que el pueblo preserva y crea? Al negarle esta dimensión creadora. la prostitución y la descomposición social en temas que venden. el leguaje en las obras literarias en aras de dar cuenta de esa ciudad real. Sabemos esto por la manera en que lo que en una época está considerado producto cultural de los “bajos fondos” en otra época alcanza a ser considerado sofisticado y deseable por las élites.como tal.” Finalmente. el paramilitarismo. la guerrilla. con moda como los jeans y los tatuajes. se ha extralimitado en las groserías y jergas que pierden su sentido de crítica. “myrenita”: “no es ovidar la parte estética de la literatura y no quedarse en la parte del consumo. es casi una tontería decirlo. Uno puede escuchar la gente comentar: “Mi hobby es la cultura – ¡soy amante de la cultura!” Lo que quiere decir es: “Me gusta tomar vino tinto francés escuchando ópera. se la envía al museo. profesores y vendedores de seguros. Esto ha pasado.

la violencia y el sexo: es apenas natural – La Iliad de Homer trata de estos temas. les parece interesante leer una obra ficticia que trata del horror cotidiano que plaga el país. les parece importante pensar lo de un lado diferente. yo no acusaría a ellos. Caleb. Yo diría que estos son “temas que venden” porque la gente está interesados en reflexionar sobre lo que les está pasando. o porque un lenguaje vernáculo en una obra literaria la descalifica de alguna manera estéticamente. Aristofanes. Cervantes. Shakespeare. se preguntan si les podría arrojar una luz diferente sobre la situación. al leer lo en una novela. Segundo. Gabo. de convertir “las voces populares… en temas que venden” ni de haberse “extralimitado en las groserías y jergas que pierden su sentido de crítica. denuncia. también Séneca.Primero creo que habrá que definir lo que quieres decir con “la parte estética de la literatura” y definir porque escribir sobre temas como “el narcotráfico. además. porque a lo largo de los siglos siempre hemos estado fascinados frente a temas como la muerte. Yo creo que lo que le toca a un autor de una obra literaria es usar la palabra artísticamente para dar cuenta de alguna forma de la experiencia humana. no quiere decir que está cayendo en “la comercialización de nuestra dolorosa realidad”. Además. para comunicar con otros seres humanos sobre el mundo y sobre nosotros. y si al autor le parece necesario y verdadero y autentico y hasta artísticamente indicado usar “las groserías y jergas”. # jaimeel 01 Dic 2008 a las 6:39 pm . para caer en la comercialización de nuestra dolorosa realidad”. la prostitución y la descomposición social” va en contra a “lo estético”. Sin embargo. 5. pues esto es lo que le toca hacer. en vez de hojear las masacres y degradaciones sociales otra vez y otra vez en las páginas de Semana o El tiempo. a menudo estos autores ilustres han usado lenguaje de “groserías y jergas”. hay que aclarecer porque “las groserías y jergas” serían automáticamente menos estéticamente válidas. que yo no usaría frente a mi abuela. un cuento o una obra de teatro. el hecho que un escritor escribe sobre aspectos como “nuestro doloroso realidad” y luego se edita el libro y se lo venda. Y. en principio. el paramilitarismo. y otros no? De igual manera. Faulkner. ¿Será que hay temas que son inherentemente “estéticos” o que valgan ser tratados artísticamente. la guerrilla. etc etc. Gracias.

y si las masas permanecerán eternamente lejanas de estas técnicas. # nestorel 02 Dic 2008 a las 5:31 pm . pero la pregunta que queda en el aire es si la misma élite se apropió ya de otras cosas como la escritura y la lectura. Pero no ha sido con el fin de informar propiamente. siendo esta última la más marginada aunque quiera ser rescatada por los letrados que por supuesto. se empaque y se vende como tal” pues en esta nueva ciudad ya no se edita ni se empaqueta ni se vende el texto… queda libre. En el texto el autor está continuamente relacionando letrado con poder. Bueno. en este sentido. # Angelael 02 Dic 2008 a las 3:46 pm Considero que todas las opiniones son válidas en el aspecto de separar ciudad letrada de ciudad real. me parece que un punto realmente importante es el hecho de que los medios masivos han tratado de abordar de manera accesible al público las realidades actuales de la población sobre todo vulnerable (volviendo al tema planteado por Myrena). en el texto lo que se muestra es un panorama general de la evolución que ha tenido tanto el letrado como. 8. 6. Marcela Londoño 7. no alcanzan a abarcar la totalidad de esta. Sin embargo. O si consideramos esta última como la denominación más acertada para la marginación que se vive actualmente. la posición del iletrado. lo cual no deja ver otras posibilidades. de alguna manera. # marcelalondonoel 01 Dic 2008 a las 7:38 pm Yo creo que más que tener claramente delineado la gesta del letrado. yo creo que sí da una visión homogénea “que no da cabida a la diversidad de ciudades letradas y de ciudades reales en Latinoamérica”. si consideramos realmente que la ciudfad de los letrados no es una ciudad real. De igual forma son muy a propósito los ejemplos de los cambios entre lo alto y lo bajo los casos del fútbol y la cocaína. sino de esperar altos índices de consumo a través del amarillismo y la pretensión fútil y aparente de mejorar las condiciones de vida de esta gente. abierto como el blog.La llegada de la ciudad virtual podría desmontar lo que señala Caleb de que “cultura es lo que se edita.

las expresiones ambiguas. Bajtín (En: Jesús Martin Barbero. 1987) sobre la “plaza publica”. Groserías. que no solo acumulan y dan salida a lo prohibido. como de alguna manera lo plantea Martin Barbero en la cita anterior. las jerarquías y la racionalización.En relación con la segunda pregunta que plantea el profesor. el vocabulario y los ademanes. y transculturación ganan peso y conducen a una Transculturación narrativa en América Latina (1982)”. al igual que la reflexión de Santiago Castro García (1997) en el ensayo del profesor Jaime. La plaza es el espacio no segmentado abierto a la cotidianidad y al teatro. apropiación. desarticulación. En los primeros “los procesos de resistencia. concibiéndola como “el sitio donde el pueblo lleva su voz constante”. # orlando Barónel 09 Dic 2008 a las 1:31 pm Dice el profesor Jaime Alejandro “La intención de Ángel Rama (1883) en su ya imprescindible ensayo. A la plaza la caracteriza sobre todo un lenguaje “particular de comunicación” que tiene como base “la ausencia de las constricciones que especializan los lenguajes oficiales” ya sea el de la iglesia. Un lenguaje en el que predominan. en este mismo sentido retomar el estudio que realiza M. creo que Beatriz Colombi (Universidad de Buenos Aires) en su trabajo: La gesta del letrado intenta dividir esta delineación (desde los presupuestos teóricos de Rama) a través de los conceptos de “la “gesta del mestizo” o la “gesta de la plebe” confrontados con los términos de “la gesta del letrado” o la “anti-gesta”. 9. mientras que en el segundo logrado a través de la “estigmatización del criollo” expuesto claramente en la ciudad letrada: “el dispositivo disciplinario y ordenador. injurias y blasfemias (respecto a los comentarios de Myrena y Caleb) se revelan condensadores de las imágenes de la vida material y corporal. ya que da cuenta de alguna forma de la experiencia humana y comparte con otros seres humanos su visión de mundo. ambivalentes. los dos ejes expresivos de la cultura popular”. pero un teatro sin distinción de autores y espectadores. la cooptación del sector por el poder y el estado” parecen ser las categorías que predominan y a la vez separan esa línea. como degradación y regeneración “contribuían a la creación de una atmosfera de libertad”. sino que al operar como parodia. cada vez menos visible entre lo “letrado” y lo “iletrado” Por otra parte. “que liberan lo grotesco y lo cómico. adaptación. el de las cortes o los tribunales de justicia. es importante. es mostrar la evolución de la relación . así pues en este caso coincido con Caleb que la relevancia de un autor a través de su obra literaria es el uso de la palabra artísticamente.

hablamos de dos componentes (los del signo) que al modificar uno. que él mismo se configura mientras configura la ciudad que organiza. Cada aspecto de la ciudad se convierte así en una realidad que es símbolo y se debe interpretar.(cercana/antagónica) entre letrados (intelectuales. en un mismo espacio: la ciudad (entendida como el espacio donde coinciden las realidades y los símbolos). Contrarío así aquello de que “Mientras la ciudad letrada actúa preferentemente en el campo de las significaciones…. la ciudad letrada trabaja más cómodamente en el campo de los significantes” No es clara esa diferenciación pues. pero sobre todo la ciudad sede administrativa que fue la que fijo la norma de la ciudad barroca” (56). abrimos otra posibilidad. Esta dialéctica. Ciudad Real y Ciudad Letrada pierde así su dualidad para convertirse en una realidad única que se explica a partir de su doble proceso de significante y significación. la ciudad pionera de las fronteras civilizadoras. podemos ver que estos sujetos históricos son elementos constituyentes del proceso dialéctico que ya no se pudo detener desde el momento mismo en que empieza el proceso de configuración de “la ciudad bastión. sino que él mismo se configura como símbolo (significante y significación). un símbolo más de la ciudad letrada?. quiero decir. y podemos. explique también. es un espacio de símbolos y realidades. quizás. Lo que me gustaría hacer notar es que la dicotomía planteada produce la sensación de que fueron los letrados los sujetos históricos que determinaron la ciudad letrada. La ciudad como bien lo referencia. Carlos Monsiváis. (los dos componentes. Desde la perspectiva de los letrados como significantes y significados. el profesor Jaime Alejandro. encargados de ejercer la letra) y poder. La dicotomía. # orlando Barónel 09 Dic 2008 a las 3:23 pm . ¿Hasta que punto los letrados son. Podemos tomar a los letrados como sujetos históricos que moldearon esa realidad de la ciudad letrada (que es como parece entenderse en el texto). la aparición y evolución de “un sector pequeño (…) que se pronuncia por el progreso y la civilización” (16). interpretar su presencia como un símbolo más. que se configuran en símbolos. ellos mismos. El letrado no sólo sería el sujeto histórico que dio forma a la ciudad letrada. la ciudad puerto. 10. también. modifica inmediatamente al otro. realidades y símbolos) se han desarrollado como significaciones a partir de las necesidades del sistema” (66 & 67). Al inclinarnos por el letrado como símbolo. dice que “la evolución del sistema simbólico siguió siendo impetuosa a través del tiempo.

Martha sabía retazos de las cartas de Eloísa. entonces. la verdad. Pero el capítulo El Mercado. Como diría otra vez Viviana “la reflexión en este momento se orienta a reconocer que los anillos de poder han sido extendidos a manera de espiral por nuevas expresiones que emergen de manera ascendente desde los espacios marginados”. la referencia a las pirámides es PONER-EN-LETRA a los iletrados y letrados bancarios. Sí. es la primera novela de costumbres regionales de Colombia. si el concepto de Ciudad Letrada es más sociológico que literario. recuerden que les estoy reseñando una novela de costumbres regionales de Colombia. Yo. mientras trata de hacerle ver las bondades de tener una novia santa y éste no para de sentirse enfermo. No estoy . que quien escribe es un letrado venido de los cafetales 11. “¿qué sería del amor mismo donde el ascetismo religioso imperase por unos días?”. la incidencia de la ciudad letrada no se detiene en Martha y Demóstenes. Cecilia. Voy a empezar por decirles que Manuela es un nombre muy bonito. “Como una cosa es cacarear y otra poner el huevo”. # jaimeel 09 Dic 2008 a las 5:45 pm El bien letrado Jaime. y Abelardo…” …lo que viene al caso y sobre lo que les iba a preguntar era si a Martha podríamos considerarla una hija pródiga de la Ciudad Letrada. Más que una evocación. le dice Manuela a don Demóstenes. paro con mis preguntas y afirmaciones más bien tendenciosas. no paro de preguntarme hasta aquí. a donde fue aquella mañana. ¡Ah! porque el contexto donde aparece es tan rural como uno de esos horizontes para la reflexión de los que habla Viviana. “¡Jesús María! No diga eso. para el caso de don Demóstenes. y allí se puso a leerlos. Yo diría que una ciudad donde aparecen pirámides no es letrada o iletrada sino maltrata-da. Les decía lo de Manuela porque en esa novela aparece Martha que “había leído El compadre Mateo. el Tiempo y el Neogranadino. Para que vean que Martha no es un caso excepcional en la novela de Díaz. que es del que hablo. les voy a recordar que don Demóstenes (más griego pa´onde) le encargó a Manuela que le trajera del Mercado. ¿Será cierto. pues. que así se llama la prometida del casi-griego que lee periódicos ¿liberales?. recuerden. “se ha echado de beata”. que los Hipermedios. ya actuaban sobre él como dice Mirena?. de las que evoca el bien letrado Jaime. el hijo del carnaval y La Lechera que le había dado don Leocadio. montañas no pirámides. cree que en realidad la evocación de las montañas y los cafetales (de Orlando) ha venido más pegada de la interpretación que del contexto literario original de ese tipo de novelas. “meciéndose con lentitud en la hamaca”. eso sí. la novela de Eugenio Díaz que según Ángel Flores.No sé si recuerdan a Manuela. evoca aires y montañas del siglo XIX. he dicho bien. cristiano de mi corazón”.

crímenes y similares de-ab-yecciones. # caritoclopezel 14 Dic 2008 a las 7:11 pm Atendiendo a la primera pregunta. En una cara . Para el caso colonial. de Soledad Acosta.descubriendo el agua tibia. a lo largo de la historia la lucha de estos dos tipos de ciudades generan dos tendencias literarias que en mayor o menor medida están condicionadas por un entorno social. cuando digo. Rama privilegia los contextos novohispano y peruano.considero que Rama logra deslindar lo más neurálgico de las características de “Ciudad Real” “Ciudad Letrada” en Latinoamérica. algo que seña la acertadamente John Charles Chasteen: “Rama se propone una visión válida para toda América Latina. sobre todo en esa época) ahí está “Dolores”. incorrecto. que como lo cuestiona la pregunta puede apuntar a una visión demasiada homogénea. político y económico. 12. # Ricardo Romeroel 14 May 2009 a las 11:46 am La discusión entre ciudad letrada vs ciudad real es interesante si la visualizamos desde la perspectiva estética. La ciudad letrada se ha preocupado por construir y establecer las relaciones. significados e interrelaciones de aquello que les rodeaba lo que implico la posibilidad de ser entes de establecimiento de la cultura popular. Pero si lo que uno desea es no oler tanto las montañas (y el café tostado) y más bien se arriesga a la deconstrucción de tanto idilio (irreal e increíble. resaltando: En este continente dado la colonización siempre ha privilegiado el saber de aquellos que tienen acceso a la cultura escrita y se ha desvalorizado el acceso a la cultura oral. definir sus significaciones acerca de lo correcto. que trajo a tanta mandanga de dulzor el fuerte olor de la carne muerta sobre el cuerpo vivo. 13. trabaja por medio de énfasis no siempre indiscutibles. sin discutir adecuadamente contraejemplos tomados del contexto brasileño”. y deseable en la sociedad. en este letrado blog que el recurso de ir a los “bellos” nombres de las “bellas” damas fue una cuestión tan extendida en la época como lo puede ser hoy no parar de hablar de “Carteles”. imponiendo así a la cultura popular en sus formas de reconocimiento desterrándolos del campo letrado y por lo tanto del campo de poder. Esta caracterización no implica que Ángel Rama hallá acertado en su totalidad con su propuesta. A medida que los sectores populares han tenido acceso no solo a la palabra sino a procesos de legitimización de su saber se ha abierto un camino en el campo letrado que indiscutiblemente es un medio que posibilita la existencia la influencia en el campo de poder.

dicha literatura no encuentra más que una sumisión y un tinte demasiado tenue que hace que su estética se estanque. en un mundo cultural y social específico. las palabras y los discursos que propone la tradición letrada en latinoamerica esta marca por el peso de su origen colonial y de el desarrollo cultural de hispanoamerica ha estado condicionado por una vision de mundo que privilegia la escritura. Rama señala que el que hacer cultural latinoamerica se mueve entre la ciudad. aún con los cambios historicos que han ocurrido como independencia. pero en Colombia. el letrado.es para Rama una constante que no ha variado significativamente. Este mundo de acuerdo con Rama. está marcado por la relación entre la escritura y el letrado. y la primacía de la escritura que sirve al poder politico. 15. hasta encontrar en la contingencia nuevas formas de grandeza y reflexión. La función del letrado como ejecutor de un proyecto que surge como resultado de la influencia de la ciudad y de la herencia colonial. Esta ultima aislada de este caracter especial y positivo que continene el “modernismo” europeo. La obra toma cuerpo en un determinado contexto social. Al mejor estilo y guardando las debidas proporciones este tipo de literatura “no letrada” cumple la función de una vanguardia europea que no encuentra la forma de volverse incisiva. de rechazo hacia este tipo de arte ligado a las reglas asociadas a este sistema en el que la producción convierte al mismo arte en producto. de esta toma de posición estética mediada pur un sistema eminentemente “capitalista” surge en oximorono otro tipo de estética. En algunos paises latinomaericanos este tipo de literatura puede llegar a tomar un valor mas representativo. Propone que el modelo de letrado colonial. mutaciones e interpretaciones al lado de esa literatura. “no letrada” en el sentido de confortación.Esos tres elementos configuran y determinan la produccion letrada aún hoy día. en la ciudad letra es un análisis sobre la intelectualidad latinoamericana desde una perspectiva histórica y amplia que recoge las letras.En este sentido que el letrado ha mantenido un papel similar durante la época colonial. # CAROLINA C. 14.de estas tendencias aparece una literatura condicionada por un sistema de reglas mediadas por en principio por una elite culta y academicista que terminara convirtiéndose en una misma elite influenciada por los caracteres mas decisivos de la modernización. modernizacion y movimientos revolucionarios persisten. # Felipe Martínezel 14 May 2009 a las 9:51 pm . Con sus transformaciones.el 14 May 2009 a las 8:33 pm Lo que presenta Rama.

la que reproduce. me parece una comparación muy adecuada: la ciudad letrada dictamina cuáles son los significados que corresponden a lo que la sociedad intelectual valida y determina como cierto. # Lisec Coronadoel 15 May 2009 a las 7:02 pm Considerar que la ciudad letrada y la ciudad real están separadas por un límite explícito y conciso me parece un poco arriesgado. el punto está en saber cómo esas ciudades han marcado el tránsito cultural entre una concepción de lo que es nuestra literatura y otra. Así. En cuanto a la comparación que hace Rama de la relación que hay entre las dos ciudades con el signo lingüístico. 16. Esto no significa que se pueda negar que hay una cierta polarización en el ámbito literario respecto a aquella ciudad que tiene acceso y validez en cuanto lo literario y lo escrito. Debemos anotar que nuestras literaturas (así. su producción. que se pueda desestabilizar este proceso y que el flujo de literatura esté determinado únicamente por la velocidad de un módem. Me parece que es en esas ambigüedades en donde se evidencia con mayor fuerza la necesidad que se da entre una y otra ciudad para su subsistencia y para sus “encuentros y desencuentros”. en donde la ciudad real podrá empezar a emitir su escritura. en plural. como son muchas las “ciudades letradas”) han estado ligadas (como lo anota Raymond Williams en Novela y poder en Colombia) a manejos centralizados de la industria de producción cultural. 17. la popular. con el crecimiento de los nuevos medios. la ciudad real queda relegada a los postulados de la ciudad letrada y sucumbe ante el poder de la letra escrita. porque son muchas. y empezaría a generarse una fusión entre ambas para llegar a convertirse en la misma. de una posición colonial nos hemos desplazado hacia los límites vertiginosos de la gran red mundial. En nuestra sociedad hay tantos tintes grises que son éstos los que le dan variedad y la caracterizan. la oral.Más allá de discutir si los planteamientos de Rama tienen en cuenta o no las diferentes “Ciudades letradas” de Latinoamérica. # Luis Julián Leónel 16 May 2009 a las 8:29 am . la ciudad real reproduce esos significados que han sido dictaminados y así la sociedad como un todo se vuelve el significante. del comercio indiscriminado de saberes que han llegado a hacerse cada vez menos aprehensibles. Quizás no sea hasta hoy. Desde la letrada hasta la virtual (no propuesta por Rama) el manejo de poder es quién está en juego. y respecto a la ciudad que se caracteriza por ser la real.

de la mentalidad de sus sociedades. que se convierte poder según un enfoque y en que este último depende de las particularidades sociales de cada espacio. observándola como unidad sin detenerse mucho en sus partes (sin observar detenidamente sus particularidades). de las características de sus sectores sociales.La variedad de “ciudades letradas” y “ciudades reales” está implícita en su movimiento histórico y depende de las fuerzas al interior de cualquier ejemplo específico de ciudad: de su contexto y perspectivas. de sus recursos. de las presiones ejercidas por los hábitos comunes de sus gentes. lleva a pensar que los conceptos de “ciudad letrada” y “ciudad real”. de la ciudad a otra ciudad. pienso que la misma historicidad de que dependen los conceptos. de la ciudad al país y al mundo. no serían necesariamente homogeneizantes. ligados a las dinámicas particulares de cada época y cada contexto. es necesario para llevar a cabo observaciones comparativas (ciudad 1 – ciudad 2) o generales (las ciudades). y más allá de las particularidades individuales. 18. del individuo como ser humano en épocas específicas y en contextos particulares. del barrio a la ciudad. etc.Sobre la discusión propuesta acerca de la homogeneidad excesiva en la visión de Rama (según se describen sus ideas en la reseña). El concepto de letra como materia que se hace fuerza en la escritura. Comprender la especificidad de las relaciones al interior del espacio de la ciudad particular. claramente de su relación con la escritura. la diversidad de situaciones ligadas a lugares y tiempos puntuales nos obliga a establecer relaciones saltando desde miradas generales a miradas más específicas y viceversa: del estudio de la ciudad al del continente. esto implicaría la existencia de procesos independientes de los cambios en las relaciones entre letrados y ciudad. del idioma nativo. # Myrena Niño Vargasel 28 Oct 2009 a las 6:35 pm Algunas preguntas para el debate podrían ser las siguientes: ¿No es la visión de Rama una visión demasiado homogénea que no da cabida a la diversidad de “ciudades letradas” y de ciudades reales en Latinoamérica? Tenemos claramente delineado la gesta del letrado y ¿la del iletrado? ¿No es el espacio aquí para revisar la relación literatura-cultura que nos propone Eduardo Galeano como los . y la dificultad que esta homogeneidad podría causar para contemplar diversas “ciudades letradas” y “ciudades reales” en Latinoamérica. evitaría que se restrinjan a una imagen exclusiva. Si quizás puedan rastrearse hasta cierto punto los procesos históricos de la humanidad. Si los cambios en la relación de la sociedad con las letras son historizables.

Esto hace que el concepto de cultura quede incompleto. eso. artístico. contiene su propia negación. Vale la pena destacar algunos comentarios: 1. esto conlleva a una negación. a la vez. tecnológico y por supuesto popular. 3. es un postura excluyente. 2. La clase dominante toma el folclore como una cosa simpática pero que no puede mezclarse con las manifestaciones artísticas. el mismo Gabriel García Márquez y el argentino Rodolfo Walsh entre otros. tercero. Por cultura se entiende la producción y el consumo de libros y otras formas de arte. Hacer literatura consiste en escribir libros. Aquí Galeano maneja unos puntos de vista particulares. hecha cultura de la sociedad entera. 1980. en la barriga. Lleva. puesto que ésta es la manifestación de un pueblo a todo nivel. científico. Galeano pone el ejemplo del Popol Vuh que ha trascendido porque afirma Galeano: “la cultura de la clase dominante. Para Galeano y estoy de acuerdo con él. Esto no pretende desacreditar el libro como expresión literaria sino reconocer las otras formas como expresiones culturales y literarias de cada uno de los pueblos. El pasado por lo tanto . el verifica que muchos escritores partieron del periodismo como José Martí. (269). memoria de una larga alianza acumulada y profecía de una realidad diferente”. La cultura popular reside en las tradiciones típicas. Galeano en su característica irónica menciona a Chico Buarque y se interroga si sus producciones no son verdaderos poemas porque se escribieron para ser cantados y esto lo degrada a lo popular y por lo tanto. lo excluye de lo literario para preguntar ¿si la popularidad es un delito de lesa literatura? Como afirma Rama con el grafiti los artistas cuando no están insertos en la cultura letrada y en las instituciones y los medios buscan otros mecanismos para la libre expresión. lo más importante en una sociedad excluyente es la creatividad tanto para escribir como para publicar. se reduce la cultura a términos de industria ignorando la llamada “cultura de masas” que es la industria cultural por excelencia y por último que este concepto de cultura excluye las expresiones espontáneas y valiosas de la cultura popular. segundo. es que esto no se dice abiertamente pero el comportamiento de ciertos círculos lo manifiesta en sus comportamientos. que dentro del concepto de cultura se ha excluido la ciencia. los embriones de otra cultura posible que es. el primero.diez errores que se cometen al respecto de esta relación en Latinoamérica? MYRENA NIÑO VARGAS Me llamó la atención en el debate el tema que trata sobre Los diez errores o mentiras frecuentes sobre la literatura y cultura en América Latina de Eduardo Galeano.

Galeano critica a los intelectuales que creen que la civilización se da por la importación de culturas especialmente las provenientes de las potencias económicas y que lo popular está íntimamente relacionado con lo nacional. no hay que desconocer la historia. la frontera entre lo letrado y lo iletrado se fuera permeando. Esa división entre lo bárbaro (lo iletrado) y lo civilizado (lo letrado). critica la polémica de los intelectuales que se niegan a “bajar” a cierto nivel para comunicarse con las masas y a los buenos samaritanos que se rebajan al nivel para lograrlo. pierde su esencia y su carácter creativo. # María Casadiegoel 28 Oct 2009 a las 11:21 pm El iletrado. lo letrado no podría definirse sino se ubicará en lugar en donde pudiera establecer una frontera con “lo otro”.también es una fuente de conocimiento que no solo se aferra a la cultura popular sino que marca la identidad latinoamericana que es ahora exportada. Esto se debe a que éste representa la informalidad y lo popular. Además. que la clase obrera solo debe leer los popular y no tener acceso a los buenos libros literarios. por ende su presencia en la sociedad es una muestra de una libertad. cuando ésta se somete al mecenenazgo de cualquier tipo. pone en evidencia que el mundo letrado sólo es posible cuando encuentra un antípoda. aunque pareciera inquebrantable. Por lo tanto. Además. . La literatura y toda la expresión del arte debe tener una condición primordial que es la libertad de cómo y cuándo expresarse y la forma de hacerlo. en la medida que se consolidan las ciudades. ese reconocimiento de que existe “lo otro” es el que permite que. que estaba asociada a la corrupción y al barbarismo. en el inicio de la construcción de las ciudades latinoamericanas se encontraba en una clara oposición al mundo de la norma. según Rama. un ejemplo claro. se podría plantear que sólo en apariencia lo iletrado estuvo fuera de los orígenes de las ciudades. ajena a las leyes. la oratoria religiosa. el protocolo y la escritura. Para Galeano ambos operan desde las cumbres y desprecian lo que ignoran. De acuerdo a lo anterior. El escritor cumple una misión civilizadora. 4. 19. de hecho se podría señalar que es sólo gracias a su presencia que los letrados definieron su posición en las ciudades originales. es decir. es la apropiación de la música popular como la ranchera o el tango por los grupos de intelectuales o la inclusión de palabras de uso popular en obras literarias. Pero.

altanera como ninguna. si todavía hay alguien que piense en esas cosas. ni propaganda. en Medellín-Medellín. una que se quiere mostrar y otra. La otra. # orlando baronel 29 Oct 2009 a las 1:08 pm La ciudad oculta ya no es la del iletrado… ¿Medellín o Medallo?. Ustedes saben en las que se vio cuando escribió La Virgen de los Sicarios. a los atracadores. A Fernando Vallejo le tocó hacerlo y hay que ver lo que logró. la feita. el despreciable. el sólo título ya une dos categorías impensables en el vaticano: VIRGEN (del latín virgo porque crece como rama verde) y SICARIO (de la germanía liebre que quiebra otra liebre). La virgen letrada y el sicario real. la de ahora. # Viviana Pongutáel 05 Nov 2009 a las 11:08 pm . como siempre. empezando por esas montañas que se la tragan entre sus pliegues. a esa no le sacan afiches. ¡qué se jodan!. las autoridades. tronadora y muy. lo hacen. Contraste que no se puede explicar desde el lenguaje (es decir. Uno sabe que en Medellín no se habla español. la fea. pero el ocultamiento mayor. o sea. ni ciudad letrada ni ciudad real. sicarios y paisas y paisitas que nunca le faltan?. ni siquiera colombiano. hermosa. es lástima y maldad. ese abuelo literario de los sicarios que muchos ni conocen… 21. contraste más bien irreal o surrealista. A Medellín la han ocultado muchas veces. Es lástima que quienes hablan una ciudad no sean quienes la escriben. muy trasnochadora. pero sobre todo. la que se quiere ocultar. se habla es parlache. de hecho la pregunta más oportuna sería: ¿Se puede hablar hoy de la existencia de lo iletrado? 20. El sólo título. A las ciudades siempre les pasa: son dos. repleta de desplazados. ¿la de comienzos de siglo que no llegaba a 60 mil habitantes o esta.Ahora lo que cabría preguntarse es cuál el papel de lo iletrado en las ciudades y cultura posmodernas. marginados. sino desde lo real: hay que ver la mano de sicarios que rondan los martes por Sabaneta… piadosos y devotos. lo letrado). Hay que ver esa ciudad que mandan imprimir en los afiches oficiales. la peligrosa se la dejan a los rateros. muy nominal como le gusta a los gramáticos que no quieren ser filósofos. Quedan cortas las categorías de Ángel Rama en Medellín. aquí lo que se ve es la ciudad babilónica que ha mucho anunciaron las trompetas del apocalipsis. con más de tres millones. como nunca lo fuera El Lazarillo de Tormes. señorial. Medallo. limpia. Y si alguien quiere escribir la novela de Medellín a ese alguien le toca hacer una novela bilingüe. la asquerosa. Pero ahí vive la condenada. efervescente.

los mass media. en este breve texto me intereresa repensar la cuestión de las posibilidades de supervivivencia que encuentra la ciudad letrada desde un panoráma actual. 22. Considero que la propuesta sería observar la literatura en una relación de hibridación con todos estos nuevos lenguajes que habitan en la semiosfera artística. El texto como un concepto más amplio ha ensanchado las posibilidades de expresión y comunicación entre los habitantes de la sociedad. creo que de igual forma se podría proyectar el destino de la ciudad letrada como un espacio que aunque es desplazado no pierde completamente su influencia sino que se mantine en una interacción con los otros lenguajes. afirmar que la ciudad letrada se verá extinta como resultado de los variados lenguajes que circulan alrededor implicaría de manera fatalista sustituir toda una tradición que ha marcado el desarrollo y construcción de la sociedad por años. Ver como las nuevas dinámicas culturales han insertado otros ejes sociales como la imagen. Desde la propuesta de Canclini se podría pensar que es posible y es observable ver la hibridación de los lenguajes de manera natural en el interacción cotidiana de las personas. # Yanilde orozcoel 09 Nov 2009 a las 10:19 am Apropiación de lo popular en la Ciudad letrada Ángel Rama afirma en La narrativa de Gabriel García Márquez: edificación de un arte nacional que “Cuando en el año sesenta y siete la publicación de los Cien años de soledad cierra un determinado período de la obra de García Márquez. No obstante. realmente reafirman como la cultura letrada está mutando. este hecho más allá de su tono ortodoxo reconoce la prioridad que la escritura mantiene y además las mutaciones que ha tenido para adaptarse a las nuevas dinámicas culturales.El debate que se ha iniciado en este espacio se ha ido nutriendo de otras lecturas que se han hecho con el paso del tiempo. Esta variedad textual difumina el poderío hegemónico bien explicado por Rama en su ensayo por parte de la ciudad letrada. la cyber cultura. que permite poner en cuestión la frase mencionada en el texto de Tomás Eloy Martínez en boca de uno de sus personajes de La novela de Perón: “el poder ya no lee”. pasando de ese estato central y preponderante que poseía para entrar a articularse con otros lenguajes como los ya mencionados. también corona un proyecto que comienza a esbozarse y a plantear a fines de la década .

son Patrimonio intangible.del cuarenta. donde el “Perverso rol de la palabra escrita que así. Dentro de esta apropiación. se le han agregado adjetivos a la cultura popular. no sólo en temáticas. Dicha relación de oposición se da básicamente por la diferencia entre quienes poseen el saber de la escritura . pero que ahora venían a ser elementos que nos caracterizaban a todos. curiosamente. se vuelven temáticas que van a dar precisamente ese enfoque de lo que. sino también en materia prima para la construcción de una novelística que se hacía nacional porque planteaba lo que en realidad somos. cuando antes eran formas hasta de “barbarie” opuesto a “civilización”. la cultura de abajo. los temas relacionados con costumbres que se volvían verdades para los habitantes de la ciudad real. un panorama de lo que ha sido la evolución de la relación ciudad letrada y ciudad real. o “cultural” opuesto a “vulgar”. y ese proyecto(…) es justamente el de representar una literatura nacional y popular” nos está acercando a la idea de plantearse un tipo de literatura que se apropió. pues. expresión verbal. pero que al fin y al cabo se está diciendo lo mismo: la cultura popular. todos aquellas ideas que se promulgaba en la ciudad letrada. formas cotidianas de práctica y cohesión social. construían y constituían al país. En otras palabras. se acordaron que este país tenía otras formas de ver el mundo. en oposición a la palabra hablada que pertenece al reino de lo inseguro y lo precario… La escritura… simulaba la eternidad”. no sólo de las costumbres. en palabras del propio Rama: “… viviría en América como la única válida. entendieron que aquí la cultura popular. es decir. se encuentra. aparentemente. construirnos desde lo que somos. se estaba dando también un proyecto nacional de la diversidad que pretendía no sólo recuperar nuestras raíces. Lo popular visto como costumbres expuestas en la alimentación. de alguna manera. también tenían. olvidadas y que eran propias de la ciudad real que estaba más allá de los muros intelectuales y que ahora venían a convertirse. viene a ser lo nacional. Así. los tejidos. # Marcela Londoñoel 11 Nov 2009 a las 8:13 pm Hemos visto que la propuesta de Ángel Rama nos brinda. es decir. los elementos que hacen quienes. la ciudad real. la cultura de nuestros pueblos tiene valor y ese valor. afortunadamente para muchos. se ha incluido en la literatura. desconocen. Y este discurso sigue presentándose pues aún escuchamos con gran acento que el sancocho. recordemos que desde la ciudad letrada. ideologías. como lo mencione anteriormente. 23. sino también. tenemos también que esta apropiación forma parte de todo un programa de inmersión de nuevas creencias a nivel nacional. fiestas. por ejemplo. prácticas sociales que habían estado. antes criticadas y en algunos casos menospreciadas.

24. cuando señala que ésta “se define antes que todo por su oposición a la cultura letrada u oficial de las clases dominantes”. en el sentido que estas clases dominantes. sigue existiendo la brecha entre la ciudad real (la popular) y “la otra”. el concepto mismo de literatura ha sido mediado por la concepción que ellos han creado de la misma. Estoy de acuerdo con Rama. y sin embargo. pues actualmente el acceso a la palabra escrita no pertenece ni se limita a una minoría. creo que si bien la propuesta de Rama es homogénea. vemos que el panorama ha ido cambiando. que se inclinan más hacia el uso de la palabra oral directamente relacionada con la cultura popular. una copla o un guión son también literatura. siguiendo a Galeano.y los que no. la prensa y la literatura para prolongar su dominio sobre las clases subalternas. pues hoy ya no es tan marcada la diferencia entre un sector que usa la palabra escrita y una gran masa que es iletrada. De tal manera que la llamada cultura popular ha venido teniendo acceso a aquellos escritos donde incluso se refieren a ella. recordemos que también lo plantea Ginzburg. la ciudad letrada encuentra la coyuntura favorable para incorporarla a la escritura”. que conforman las llamadas ‘ciudades letradas’. # Lizeth Donoso Herrerael 09 Dic 2009 a las 12:15 pm Con respecto a la primera pregunta planteada en el debate. hoy la gran mayoría tienen acceso a la palabra escrita. Es más. alienante o . mediocre o brillante. lo cierto es que en la realdad la literatura son aquellos mensajes escritos que integran las culturas y por lo tanto. se destruye y se reconstruye sobre nuevas proposiciones. yo pensaría que en la actualidad las categorías de análisis necesitan un cambio. aunque para la ciudad letrada la literatura sólo sea el texto publicado en forma de libro. la realidad latinoamericana ha tenido un desarrollo muy similar: todas fuimos naciones dominadas por el poder colonial español y posteriormente tuvimos independencias muy cercanas en el tiempo. “un artículo. se han apropiado de la escritura y de los códigos que se derivan de ella como las leyes. Me refiero especialmente a que. claro está desde la perspectiva del iletrado. Teniendo en cuenta lo anterior. Desde este panorama y retomando un poco la pregunta que propone María Angélica en su comentario sobre si “¿Se puede hablar hoy de la existencia de lo iletrado?”. y es que debemos recordar que “cuando la ciudad real cambia. lo que hace que merezca la pena entrar en el debate planteado por Galeano. las clases altas se conformaron en circunstancias muy parecidas y nuestras realidades en general no son muy lejanas.

etc. pues en la mayoría de países latinoamericanos rige un sistema social excluyente. En efecto. y el diverso y hasta controversial papel que han . por ejemplo.cada vez da más cuenta de lo popular. una de las tradiciones más populares de nuestra actualidad? Es innegable que las masas. y también para descubrir los lugares e instituciones que organizan la vida cultural.liberadora como bueno o malo puede ser al fin y al cabo cualquier libro”. como lo afirma Guinzburg. etc. por el contrario. misas. ese límite se hace cada vez más estrecho y la relación que se establece entre la una y la otra es más bien de carácter circular. esa literatura escrita –que surgió en el seno de la ciudad letrada. 26. como bien señala Galeano y hemos observado en nuestra experiencia lectora. introduce en las ciudades latinoamericanas para ahondar en el papel transculturador de las culturas urbanas. Sin embargo. poco a poco han ido ganando espacio en las expresiones literarias – fruto de la ciudad letrada. 25. la verdad es que en tanto seres humanos que componen una sociedad cada vez más globalizada. al recibir estas tradiciones. ¿No pudo haber llegado un momento en que la cultura por la que propugnaba la ciudad letrada se haya vuelto cultura popular? ¿No es la virgen de Chiquinquirá (y sus procesiones. Así. # Laura Catalina Cruzel 21 Mar 2011 a las 1:00 pm Es muy importante el proceso por el cual Ángel Rama en La Ciudad Letrada. la distinción que hace Rama acerca de la ciudad letrada en oposición a la real. tradición. uno de los errores que resalta es el de “creer que la cultura popular está en las tradiciones típicas”. y el caso de la virgen de Chiquinquirá es uno de tantos en que se puede apreciar ese paso de un elemento cultural que va de la ciudad letrada a la ciudad real.como la novela. aunque se pretenda excluir una cultura de la otra. las transforman. las vuelven suyas. De otro lado. en el que al parecer lo popular no tiene cabida en los medios institucionales o convencionales. La pregunta que habría que hacerse es si esto puede considerarse como un “triunfo” de la ciudad letrada (al lograr que un elemento de su cultura se haya vuelto tan popular) o si. “lo típico”. la apropiación de las masas de este elemento constituye una derrota implícita de los fines e intenciones de la ciudad letrada.). las vuelven “típicas”. # Jaime Henríquezel 01 Ago 2010 a las 3:15 pm El ensayo de Galeano hace que nos volvamos a preguntar por el significado de términos como cultura. Y esas expresiones que Galeano señala como fruto de la cultura popular. fiestas. va también muy de la mano con una de las afirmaciones de Galeano en su texto. Pero lo “típico” no siempre lo fue.

aunque muchos países están bajo el sello de ser “Latinoamericanos”. hasta controversial papel. Si bien es cierto que estuvo relegada a un segundo plano durante mucho tiempo. # Laura Cruzel 21 Mar 2011 a las 1:07 pm Es muy importante el proceso por el cual Rama en La Ciudad Letrada. o si más bien. como los grafitis. los modernistas. y la crítica. y el. y la crítica.jugado los letrados: empezando con los escribanos y cronistas de Indias. ha sido un factor significativo en los “letrados” de todas las épocas. y cómo este tipo de arte interfiere. pasando por los escritores y el mundo de las comunicaciones. a la ciudad letrada. y también para descubrir los lugares e instituciones que organizan la vida cultural. haciendo que lo que antes era centro continúe desplazándose para darle cabida a otras formas de lo literario. ilustrados. se acerca a las ciudades latinoamericanas para profundizar en el papel transculturador de las culturas urbanas. los ilustrados. . los cuenteros. los procesos no son los mismos y la homogeneización que hace Rama podría no dar cuenta de lo que pasa en muchas ciudades. hoy en día. habría que ver cómo se fue insertando en las élites literarias y cómo fue el proceso para abrirse camino en medio de los “intelectuales” latinoamericanos. 28. También es importante pensar en todas aquellos muestras literarias que están al margen. que hacen que el concepto de “letrado” pierda cada día más validez. hay que tener en cuenta que. hasta la generación de los fundadores de la escuela obligatoria. los claustros universitarios. los claustros universitarios. sin embargo. la literatura escrita por minorías. que han jugado los letrados: empezando con los escribanos y cronistas de Indias. pasando por los escritores y el mundo de las comunicaciones. 27. # Yamid Amórteguiel 21 Mar 2011 a las 10:47 pm Me parece interesante como Rama va mostrando la influencia de los “letrados” en los estados de América Latina. los testimonios. los modernistas. habría que preguntarnos si la oralidad tuvo momentos donde fue más importante. o va transformando. hasta la generación de los fundadores de la escuela obligatoria. Por otro lado.

también fue director literario de la Biblioteca Ayacucho de Caracas. Es esta "ciudad letrada". Centro de Investigaciones Poéticas Grupo Casa Azul Valparaíso.. a Simón Rodríguez. etc. los oprimidos. Una de sus frases más recordadas es: "Uruguay made me" ("Uruguay me hizo") que escribiera en . Resistencias y saberes 21-26 de julio del 2008 Ángel Rama (Montevideo. la que resiste. Texto construido para la 1ª Feria del Libro Ciudad Letrada Poderes. pero hay otra. Escritor. Para Rama ser intelectual en sí no es negativo. impedirles la entrada a Estados Unidos. Era quizás el germen de la otra ciudad letrada. el que es cooptado por instituciones. que lo critican y que según Rama está en manos de los políticos filósofos y nos nombra a José Vasconcelos. Eso son Traba-Rama: Dos ciudades letradas. Hijo de inmigrantes gallegos a Uruguay. por el gobierno de turno. Miembro de la "Generación del 45" o "Generación crítica" de Uruguay. y llegó a ser director del Departamento de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de la República en los años sesenta. que mi vida defienda todo lo que estoy produciendo. echarlos de varios países latinoamericanos. la que interesa a este intelectual latinoamericano. entre otros. los 60.Madrid (Barajas). La crítica de arte Marta Traba cuando hablaba de la "cultura de la resistencia". se adelantaba a lo que Rama con el mismo sentido expondría después al hablarnos de este intelectual que resiste a los mecanismos del poder y que incluso siendo parte de él logra revolucionar el campo de las Ciencias Sociales. todos se olvidan que Ángel Rama pone a dialogar dos ciudades letradas: una la que tiene que ver con el intelectual como "anillo del poder". 1926 . académico y crítico literario uruguayo. 1983). Lo importante es lo que defiendo. ¿Dónde habrá quedado?. Ángel Rama estudió en el College de France de la Universidad de París.HOMENAJE A ÁNGEL RAMA & MARTA TRABA PRESENTACIÓN Cuando uno escucha hablar de "Ciudad Letrada" todos asumen la carga negativa del término. Por eso había que perseguirlos. Se desempeñó como profesor universitario en diversas instituciones americanas y europeas. los subalternos. o mejor dicho. los 70 y los 80. lo negativo es traicionarse y no tener un pensamiento que integre los de abajo. Fue maestro a nivel secundario y universitario. que muchos olvidan aquella que tiene que ver con todos los intelectuales que ponen en jaque a ese poder. pero esa era la Ciudad Letrada que no soportaba la honestidad en el intelectual. Nuevos letrados que estuvieron a la altura de su tiempo. como él. Dirigió y fundó la Editorial Arca. aunque parte de los estudiantes lucharan por tener clases con este tipo de intelectual. publicó con frecuencia artículos y reseñas en el semanario Marcha que desparecería con la llegada al poder del régimen militar en Uruguay.

España) fue una escritora argentina y la historiadora del arte. Todos fueron en el camino a una conferencia literaria en Bogotá sido. En el mismo accidente aéreo perdía también la vida el autor mexicano Jorge Ibargüengoitia y el peruano Manuel Scorza. donde están desde 1954 a 1968 vivió y la cultura en los programas de la TV colombiana encabezada. 1957 llamó la revista a la vida prisma. Estudió literatura en la Universidad de Buenos Aires. es a menudo la cultura de este país pertenecen. donde es profesor en la Universidad de Puerto Rico Piedras fue. la nacionalidad colombiana. a su hijo y su hija para asistir a estos eventos traumáticos. donde enseñó historia del arte de América Latina y como investigador en la Universidad Central de Venezuela funcionó. el periodista Alberto Zalamea. Murió el 27 de Noviembre de 1983 en Mejorada del Campo (España) en un accidente de avión en el que su marido también. De 1973 a 1979 vivió en Caracas (Venezuela). Después de un largo año de estancia en Barcelona (1979). 1983 en Mejorada del Campo. Marta Traba (* 25 de enero de 1930 en Buenos Aires. establecida después de su entrada las autoridades de los Estados Unidos de motivos espurios. Su infancia estuvo marcada por la pobreza. cuyo liderazgo que ocupó hasta 1968. vivió en Washington y entre otras cosas. De 1970 a 1972 vivió en Puerto Rico. donde su segundo marido. distinguido. y el escritor mexicano Jorge Ibargüengoitia y autor peruano Manuel Scorza sus vidas. En 1968. Como profesor en la Universidad de las Américas y la Universidad de los Andes que enseñó historia del arte y el arte latinoamericano. Uruguay . Belisario Betancourt. ha dado conferencias en Harvard y en la Universidad de Princeton. Poco antes de su muerte que había en 1982 por el presidente de Colombia. Que recibió sólo 24 horas para abandonar el país. De 1966 a 1967 enseñó historia del arte y estudios culturales en la Universidad Nacional de Colombia. Ángel Rama Ángel Rama Nombre completo Ángel Rama Nacimiento 30 de abril de 1926 Montevideo. Como desde hace mucho tiempo en Colombia. la inestabilidad constante y procesiones marcado. la autobiográfica componente de su novela Conversación al Sur. Marta Traba recibió una beca Guggenheim y se trasladó a Montevideo (Uruguay). un permiso de residencia permanente ha sido rechazada. viajó en la semana de la de Pinochet golpe y el asesinato de Salvador Allende en Chile. el alquiler sigue siendo siempre culpable. bohemios y alcohólicos. fundó el Museo de Arte Moderno de Bogotá. ha vivido. donde recibió su diploma. el crítico literario Ángel Rama. Murió en el accidente aéreo de Mejorada del Campo (Madrid). cuando dicho semanario ya había desaparecido. y 1963. 1973. 1950. Poco después de que ella deje a sí misma por su primer marido. Fernando y Gustavo. por el gobierno colombiano en virtud de Carlos Lleras Restrepo como un extranjero indeseable del país porque estaban en contra de la ocupación de su universidad por los militares habían protestado.Vuelo 11 de Avianca en 1983 junto con su esposa Marta Traba. 1980 Marta Traba tenía un cáncer de la cirugía. Unos meses antes del accidente había Marta Traba con su marido en París. hija del periodista Francisco Traba y Marta Tain nacido. de los cuales tuvieron dos hijos. se reunieron. Después de los estudios de arte en Roma y en la Sorbona en París (1951 a 1953) que está en Bogotá. a partir de entonces ha vivido en permanente exilio.su artículo "La lección intelectual de Marcha". como su padre.

Su padre había dejado Galicia. respectivamente. 27 de noviembre de 1983) fue uno de los principales ensayistas y críticos latinoamericanos. A partir de 1969. actor Nacionalidad Uruguaya Ángel Rama (Montevideo. a los 18 años para evitar el cumplimiento del servicio militar en África. España. España Ocupación escritor.profesor. Su obra se refiere a literatura proveniente de prácticamente todas las regiones del continente americano así como de diferentes periodos históricos. quien fue su segunda esposa. Sus dos hijos. literatura y derecho en Montevideo. Amparo y Claudio. (57 años) Mejorada del Campo. Transculturación narrativa en América Latina (1982) y La ciudad letrada (1984).Defunción 27 de noviembre de 1983. Entre 1942 y 1949 estudió artes dramáticas. . crítico literario. En 1950 se casó con la poetisa Ida Vitale. Contenido [ocultar] • • • • • • • 1 Biografía 2 Obra 3 Rama y la Revolución Cubana 4 Bibliografía 5 Véase también 6 Referencias 7 Enlaces externos [editar]Biografía El 30 de abril de 1926 nació en Montevideo Ángel Antonio Rama Facal. 1926 . En ese sentido. Fue el segundo de cuatro hermanos. formó pareja con la crítica literariaargentino-colombiana Marta Traba. Lilia (1928) y Germán (1932). pensó e imaginó la cultura de los países latinoamericanos como una totalidad. nacieron en 1951 y 1954.2 Tres de sus libros de crítica literaria más importantes son Rubén Darío y el modernismo (1970).Madrid.Madrid.1 Rama fue miembro de la llamada «Generación del 45» o «Generación Crítica». y tras separarse de su primera esposa. Carlos (1921).

posteriormente. obtuvo la nacionalidad venezolana en 1977. el escritor peruano Manuel Scorza y la pianista catalana Rosa Sabater también fallecieron en este accidente producido en el Aeropuerto de Madrid-Barajas. en Contrapunteo cubano del tabaco y el azúcar. También se estrenaron tres obras de teatro escritas por él. junto a su esposa Marta. 4 En La ciudad letrada Rama resalta la función ordenadora y homogeneizante de la escritura en el proceso de formación social y político de Latinoamérica al plantear el papel del intelectual como funcionario y servidor del poder central (burocratico) desde la Colonia hasta entrado el siglo XIX. Entre 1958 y 1961 publicó una colección de cuentos. En 1962 fundó la editorial Arca y en 1966 fue designado por concurso Director del Departamento de Literatura Hispanoamericana en la Facultad de Humanidades y Ciencias. Rama dictó cursos y dio conferencias en varias partes del mundo. trabajó como Director Literario de la recientemente formada Biblioteca Ayacucho. trabajó en la Biblioteca Nacional (1949-1965) y como Director de la Sección Literaria del diario Marcha (1959-1968). año en el que se le negó la visa de residencia. el día 27 de noviembre. su adaptabilidad para adecuarse y refrenar las transformaciones sociales y. Como el gobierno militar uruguayo le había negado el pasaporte. En noviembre de ese mismo año asistió en Madrid a las Segundas Jornadas de Sociología de la Literatura. en un Boeing 747 rumbo a Bogotá. en oposición constante a la ciudad real que sólo existe en la historia y se pliega a las transformaciones de la sociedad. originalmente planteada en 1940 por el antropólogo cubano Fernando Ortiz. su capacidad para institucionalizarse y volverse un poder autónomo en las sociedades urbanas contemporáneas a partir de una purificación del discurso literario. una novela y un ensayo. donde impartió cursos sobre la nueva narrativa latinoamericana. La década del setenta estuvo marcada por viajes. tomó el Vuelo 11 de Avianca.5 «La ciudad letrada quiere ser fija e intemporal como los signos. Universidad de Princeton) desde 1979 hasta 1983.»6 Ángel Rama también es conocido por su desarrollo de la idea de la «transculturacion».3 [editar]Obra Para algunos críticos La ciudad letrada es un texto precursor de las tendencias críticas que han ocupado a los estudios latinoamericanos durante las tres últimas décadas. Venezuela. Entonces se instaló en París. y como había sido invitado por el presidente de Colombia para participar en el «Primer Encuentro de la Cultura Hispanoamericana». El escritor mexicano Jorge Ibargüengoitia. Vivió y trabajó en universidades de los Estados Unidos (Universidad de Maryland. Después. donde además de colaborar con medios de prensa y dictar cursos. A partir de 1974 empezó su residencia en Caracas.7Rama empezó a trabajar el concepto en su artículo de 1971 «Los procesos de .Durante su etapa como estudiante universitario formó parte de grupos de teatro y publicó reseñas literarias y teatrales así como artículos en varios medios de prensa.

entronizó a la literatura como la más alta creación de que son capaces los pueblos. el del sistema literario y el del «imaginario social». y al vanguardismo. simultáneamente como un creador original y como un compilador. El planteamiento de Rama gira en torno a una «plasticidad cultural» que permite integrar tanto las tradiciones como las novedades. mientras la cultura aparecía. selecciones. concibió a la novela como un espacio discursivo de producción cultural colectiva que resulta tanto del genio creador del artista (el transculturador) como de su capacidad para procesar las formas culturales que el pueblo elabora y propone. Rama realizó un movimiento parcialmente contradictorio que su obra toda había explorado insistentemente: por un lado. Y a continuación el autor ilustraba como se cumplían estas operaciones en tres categorías básicas aplicables a la literatura: la lengua. por su parte. João Guimarães Rosa y Gabriel García Márquez.10 También se considera que en Transculturación narrativa en América Latina. En un artículo publicado póstumamente se añade un cuento de Augusto Roa Bastos. imaginando un escenario ideal de desarrollo en que por fin pueblo y público coinciden en tanto público nacional en su participación y goce de la obra estética del transculturador. Los ejemplos que ponia el autor de narradores de la transculturación eran: José María Arguedas.transculturación en la narrativa latinoamericana».13 [editar]Rama y la Revolución Cubana . la comprensión de un sistema literario (con un corpus literario coherente. redescubrimientos e incorporaciones. un público efectivo y productores especializados) y la instauración de una tradición poética.11 El escritor surge en Rama entonces. año en que se publica uno de sus libros más importantes. representan la «autonomía poética de América Latina». el que estudia el Modernismo hispanoamericano en el contexto de la consolidación del liberalismo y del capitalismo en América Latina— es que el Modernismo en general y el de Rubén Darío. Juan Rulfo.8 Con este texto se contemplaba a la transculturacion narrativa como una alternativa al regionalismo. Rama había ampliado estas primeras consideraciones acerca de la transculturación narativa para que incluya las cuatro principales operaciones que se efectuian en la transculturacion: perdidas.12 La tesis fundamental de otro libro de Rama. la estructura literaria y la cosmovisión -antes. en particular. en 1974. que busca repetir fórmulas previamente logradas y rechaza todo aporte nuevo foráneo.9 Para 1982. a veces como un proceso ascendente con formas y actores privilegiados y otras como una realidad de suyo heterogénea y múltiple en donde los cruces entre pueblos y públicos (ahora en plural) siguen caminos multiformes. Rama había explicado como al lado del sistema social existe el sistema literario y que este puede analizarse en tres niveles: el del discurso lingüístico. «Estas cuatro operaciones son concomitantes y se resuelven todas dentro de una reconstrucción general del sistema cultural. por otro lado. Transculturación narrativa en América Latina. que es la función creadora más alta que se cumple en un proceso transculturante» (1982 b).

Caracas: Ediciones de la Biblioteca de la Universidad Central de Venezuela. Valencia: universidad de Carabobo. (EBuC). México: Folios Ediciones. Caracas: EBuC.  Rubén Darío y el modernismo. vio con buenos ojos a la Revolución Cubana de 1959 y se convirtió en uno de sus voceros más destacados en el Río de la Plata. más de medio centenar de prólogos y otro tanto de participaciones en volúmenes colectivos. 1982. 1972. en los años 70. Montevideo: Alfa. 1951.     Diez problemas para el narrador latinoamericano. Caracas/Barcelona: Alfadil Ediciones. Rama retrajo su apoyo. 1972. México: Fondo de Cultura Económica. Montevideo. 1985.    Los dictadores latinoamericanos. 1982. 1985. 1951. Universidad de Oriente. 1975. Transculturación narrativa en América Latina. Arca. 2008.  Ideología y arte de Eduardo Acevedo Díaz en El Combate de la Tapera. como una inmensa mayoría de los intelectuales de este continente. La aventura intelectual de Figari Buenos Aires: Ed. Rufino Blanco Fombona y el egotismo latinoamericano. 1965. 1984. Buenos Aires. México / Montevideo: Universidad Veracruzana . (Circunstancia socio-económica de un arte americano). 2007. 1970. Como Terra sem mapa.14 [editar]Bibliografía Además de 1420 artículos publicados en diversos medios.  Los gauchipolíticos rioplatenses. Panoramas Bogotá: Colcultura. 1961. Ángel Rama publicó los siguientes libros:15    ¡Oh sombra puritana! (novela) Montevideo: Fábula. Caracas: Síntesis dosmil. 1976.  Literatura y clase social. Montevideo: Arca. frente a una serie de hechos como el caso Heberto Padilla. La generación crítica.  La novela latinoamericana. 1978. Tierra sin mapa (narrativa) Montevideo: Asir. Salvador Garmendia y la narrativa informalista. México: Siglo xxI. El Universo simbólico de José Antonio Ramos Sucre. Centro Editor de América Latina. Santiago de Chile: Ediciones universidad Alberto Hurtado. 1989. 1982. 1961. 1982. Sao paulo: GRuA.Ángel Rama. 1976. Literatura y sociedad. sin embargo. Cumaná. Buenos Aires: El Andariego. 1975. Fábula. . Fundación Ángel Rama. Montevideo. Montevideo: Fundación Ángel Rama. Buenos Aires: Calicanto. 1986.Fundación Ángel Rama.

1984) ↑ Migdal. Montevideo: Fundación Ángel Rama. [editar]Véase     también Marta Traba Literatura de Uruguay Crítica literaria Boom Latinoamericano [editar]Referencias 1. 3. Santiago de Chile: tajamar Editores.pdf 4. «Ángel Rama Explorador de la Cultura» Curaduría y Textos: Rosario Peyrou Julio 2010[http://www. García Márquez. 1993. Beatriz.     Las máscaras democráticas del modernismo. No. La crítica de la cultura en América Latina. 2. Montevideo: Universidad de la República. 1987.espaciolatino. edificación de una cultura nacional y popular. Como The Lettered City.uy/cce/images/catalogos/07-LIBRO%20ANGEL%20RAMA. Alicia «Ángel Rama. Montevideo: trilce. Hugo Prólogo a La Ciudad Letrada (Ediciones del Norte. 2006. cultura y sociedad en América Latina. Caracas: Monte Ávila. Durham. Montevideo: Arca.  La riesgosa navegación del escritor exiliado. Belo Horizonte: Universidad Federal de Minas Gerais. 51 (2000). 1996.cce. 1985. 2008. Adela Los aportes de Ángel Rama a los estudios del modernismo hispanoamericano Revista de Crítica Literaria Latinoamericana. ↑ Achugar. 53-66 6.  Literatura. 1984. La ciudad letrada. 2001. Carolina del Norte:Duke University Press. ↑ Rama. Nueva Jersey: Ediciones del Norte. 1985. Montevideo: Fundación Ángel Rama.com/rama/angel_rama. ↑ Colombi. Buenos Aires: El Andariego. Año 26.org. Un Uruguayo Renacentista» (http://letras- uruguay. 1985. La gesta del letrado (sobre Ángel Rama y La ciudad letrada). Universidad de Buenos Aires ↑ Pineda Franco. Hanover. Ángel La ciudad letrada p 63 .htm) ↑ Centro Cultural de España en Montevideo. Caracas: Biblioteca Ayacucho. 5. pp. Ensayos sobre literatura venezolana. Caracas: La Nave Va.1984. 2008. 2004.

54 (2001).. Segundo Semestre de 1988 ↑ Rama. 2002). Trayectoria crítica de Ángel Rama: la dialéctica de la producción cultural entre autores y públicos. En libro: Estudios y otras prácticas intelectuales latinoamericanas en cultura y poder. 10. Trayectoria crítica de Ángel Rama: la dialéctica de la producción cultural entre autores y públicos. Caracas. No. 11. Daniel Mato (compilador). Juan. 5. No. pp. prólogos. I. 21-33 8. 9. ↑ Poblete. Ángel «El escritor latinoamericano como traidor» Nuevo texto critico. 15. 14. ↑ Lafforgue. 2002 12. No. Trayectoria crítica de Ángel Rama: la dialéctica de la producción cultural entre autores y públicos. 2002 13. En libro: Estudios y otras prácticas intelectuales latinoamericanas en cultura y poder. ↑ Poblete. CLACSO. Venezuela. David «Transculturacion y heterogeneidad: Avatares de dos categorías literarias en América Latina» Revista de Crítica Literaria Latinoamericana Año 27. abril de 1974. En libro: Estudios y otras prácticas intelectuales latinoamericanas en cultura y poder. Zulia. Juan. 91 (Apr. Año 31. Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales. CLACSO. 95-105 ↑ Una bibliografía que incluye artículos de prensa. Venezuela.7. Juan. Daniel Mato (compilador). 2002. Caracas. Venezuela. ↑ Revista de Literatura Hispanoamericana. Caracas. 2. Cronología y Bibliografía de Ángel Rama. Montevideo: Fundación Ángel Rama. Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales. CLACSO. antologías y libros de Ángel Rama hasta 1986 se encuentra en Carina Blixen y Álvaro Barros Lémez. ↑ Rama. 1986 Notas de lectura de Luis Hernán Castañeda Angel Rama: selectividad y transculturación Publicado en Pensamiento latinoamericano por castanel2 en 23/01/2010 . Daniel Mato (compilador). Ángel «Sistema literario y sistema social en Hispanoamérica» (1974) ↑ Poblete. Jorge Ángel Rama: Un autorretrato Hispamérica. pp. Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales. ↑ Sobrevilla.

una de las categorías más fértiles del pensamiento teórico latinoamericano del siglo XX. No se trata de una asimilación acrítica sino de una reformulación teórica.El concepto de transculturación narrativa desarrollado por Angel Rama. autónoma e intencionadamente. es decir. una pérdida de elementos. un dinamismo reelaborador que opera sobre dos matrices culturales: la tradición heredada del pasado de la propia cultura latinoamericana. En “Transculturación narrativa en América Latina” (1982). Rama sugiere que la energía dinámica de la cultura es capaz de seleccionar. La transculturación narrativa. es decir. Rama toma el concepto de transculturación del antropólogo cubano Fernando Ortiz. Este principio de selectividad opera sobre dos premisas: la primera es que. respecto de la tradición propia. Ortiz había planteado que toda transculturación implica una inicial deculturación parcial. ocurre en tres niveles distintos: el nivel de la lengua. los elementos seleccionados serán aquellos que permitan una consolidación identitaria de un pasado profundamente . la que atañe a los procesos reelaboradores que moviliza la prosa del continente. Rama plantea que la cultura latinoamericana del presente posee una energía transformadora. autor del influyente ensayo “El contrapunteo cubano del tabaco y el azúcar” (1940). cuyo diferencial está en la idea de selectividad. el nivel de la estructuración literaria y el nivel de la cosmovisión. pretende describir ciertas formas particularmente complejas y creativas de interacción entre las culturas americana y europea a partir del período de entreguerras. y las aportaciones modernizadoras de la cultura universal. ciertos materiales para su reelaboración. En contraste.

con su puesta en cuestión del racionalismo lógico . por lo general. Rama plantea que la lengua literaria de los autores transculturados implica una inversión de las jerarquías vigentes en el regionalismo. de lo tradicional. En esta dimensión se aprecia claramente el rol auxiliar. También en este nivel vemos un ejemplo de selectividad interna. liderados por Borges) se repliegan en la propia tradición mediante una reelaboración de formas de la narrativa oral popular. los narradores que le interesan a Rama (a diferencia de los cosmopolitas. esta lengua dialectal sufre un desarrollo que le permite reconvertirse en la nueva lengua de los narradores. El caso paradigmático es el de García Márquez. y una lengua dialectal atribuida a los personajes populares. lo mismo ocurre con las cosmovisiones. En vez de asimilar. lo popular y lo oral: aquello que para Rama constituye las raíces de una cultura viva. Asturias y Guimaraes Rosa. que constantemente alude a la memoria familiar como fuente de historias y soluciones estéticas. En otras palabras. Por último. Rama sostiene que el influjo de la corriente irracionalista europea. una “sutil oposición”. La cultura moderna europea presta un rol auxiliar y facilitador en esta restauración. Rama cree que las enseñanzas técnicas del altomodernismo anglosajón sufren. la restauración creativa. coadyuvante. Por el contrario. una norma culta heredada del modernismo que era utilizada por los narradores del periodo. que lejos de reelaborar influencias extranjeras. a manos de autores como Arguedas. de alguna forma. críticos y recusatorios respecto de esa cultura: por ejemplo. Caso análogo es el de las estructuras narrativas. que adquiere en su prosa una inédita altura estética. la modernidad actúa como un filtro que permite un autoreconocimiento transformador. de la tradición moderna europea. en contra de lo que su propio nombre podría sugerir. en la cual es visible una confianza depositada en ella como vehículo de una visión regional del mundo. en un contexto moderno. Si en la estética regionalista existía una dualidad de registros. Lo dicho es cierto en el nivel de la lengua. se vuelve hacia su propio pasado y lo redescubre. La segunda premisa es que los elementos seleccionados de la cultura moderna serán.arraigado. uno de ellos es el irracionalismo europeo adoptado por los narradores transculturados. Es destacable el hecho de que la transculturación. en la moderna narrativa transculturada. Un ejemplo clave es la lengua de Rulfo. la selectividad interna escoge un elemento de la tradición. imitativamente. la operación determinante viene a ser el rescate de lo autóctono. y lo lleva a otro lugar. esas técnicas. no implica una síntesis armoniosa de lo tradicional y lo foráneo.

. Dicho impacto consistió en concederle a América Latina una confianza en sus propios mitos populares. con relación a sus potencialidades intrínsecas. aunque viene de afuera. La validación obtenida del irracionalismo europeo permite liberar un conocimiento sepultado en las creencias populares y las tradiciones autóctonas. todavía anclado en la cosmovisión racionalista burguesa de la narrativa naturalista.proveniente del positivismo decimonónico. lo que facilita es la posibilidad de redirigir la mirada hacia el interior y hacia lo profundo. para los latinoamericanos. La significación puede también entenderse como una contextualización legitimadora que. que hasta casi la mitad del siglo habían permanecido invisibilizados por obra de las estructuras mentales positivistas del regionalismo. como categoría para indagar en la realidad propia. Por eso es por lo que Rama habla de una doble fuente: una materia interna y una significación externa. En el campo intelectual europeo. la revaloración del mito como un instrumento de conocimiento lo legitimó. tuvo un impacto desvelador en la cultura latinoamericana.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful