La planificación en el ámbito educativo

La labor del docente implica diversas responsabilidades, sin embargo, una de las tareas más relevantes de los maestros es la planificación, la cual es esencial para que éste logré, en un porcentaje mayor, una práctica más eficiente y productiva en el desarrollo de las competencias básicas de sus alumnos y sus alumnas, pues Aquino (2001) nos menciona que a través de la planificación los profesionales anticipan y organiza su trabajo. Debido a lo anterior, en el presente texto se hará mención de algunos de los problemas que suelen enfrentar los docentes a la hora de planificar su práctica docente, los beneficios y/o desventajas de la improvisación en el aula, así como, la diferencia entre planificar y planear, contextualizado en el nivel de educación preescolar. Llevar a cabo una planificación didáctica implica que el docente realice un proceso cognitivo, ya que “planificar significa -señala Salinas Fernández- pensar sobre lo que se puede hacer” (Aquino, 2001, p.61), por lo que se requiere de tiempo para reflexionar y analizar sobre: Qué se pretende alcanzar en los niños y las niñas, según el Programa de Educación Preescolar, el cual que se ve influido por las concepciones que tienen los maestros sobre "lo que se debe hacer, sobre sus propios alumnos y el contexto en que se trabaja” (Aquino, 2001, p.61-62), ya que en base a estos pensamientos cada uno le da una interpretación distinta a las competencias que se buscan desarrollar en los niños, por lo que se considera de suma importancia el trabajo colaborativo dentro de los jardines de niños, con el fin de tener una visión más amplia; y el otro aspecto a razonar es qué se puede realizar para lograrlo. Sin embargo este proceso de planificación no es sencillo, ya que involucra otros conocimientos y herramientas que el maestro debe utilizar, por ejemplo, debe tomar en cuenta la situación real del grupo, es decir, qué sabe y qué puede hacer el grupo y cada niño y niña que lo conforma, en base al perfil de egreso del nivel preescolar, como punto de partida en su planificación, lo cual requiere que el docente diversifique sus estrategias didácticas, métodos, modalidades de trabajo, estrategias de atención, entre otros, para cubrir las necesidades de cada alumno(a), dentro de estos va inmerso el cómo y el cuándo se llevará a cabo la planificación, elementos necesarios para una intervención docente más eficaz. Si los docentes llevasen a cabo el proceso anterior, la planificación tendría un sentido pedagógico y no seria uno de "esos trámites burocráticos que exige la institución"(Aquino, 2001, p.61). Otro de los retos a los que se enfrentan los docentes al planificar su acción educativa es el plasmar los elementos anteriores por escrito, con claridad y exactitud, para uno mismo y para los demás. Y es importante que se tenga un documento tangible de la planificación puesto que es la guía de la intervención docente, ya que ésta sirve como un: Instrumento o recurso que da seguridad y confianza (al docente); seguridad en el sentido de que le permite seguir una línea coherente o continua en su enseñanza, enlazando contenidos y

etc. por lo que no todo lo que ocurre en el salón de clases se puede anticipar. posiblemente por ser el método más fácil y rápido. científico y mediante el cual pueda anticipar sucesos y prever algunos resultados. el maestro tiene que hacer adecuaciones a su planificación en base al ambiente en el que se encuentre. la planificación es la acción para alcanzar los propósitos que se proponga el docente ante los procesos de enseñanza-aprendizaje dando respuesta al qué. actividad. 2001. éste seguirá teniendo claro qué quiere lograr de una forma organizada. ya que el ambiente del aula esta en constante movimiento y cambio. Cabe destacar que la planificación no sólo es un instrumento anticipador que le dará al . La planificación didáctica va más allá del simple hecho de planear un tarea. 2001. una especie de fuente de ideas. no se pierda el sentido pedagógico de la acción educativa. Es cierto que la planifican no esta exenta de la improvisación. improvisará con los recursos que alcance a identificar en el salón de clases para lograr sus propósitos. cuando el maestro decide elegir este camino corre el riesgo de caer ante la improvisación dentro del aula. para favorecer el desarrollo de las competencias básicas de los niños y las niñas. aunque tenga claro los aprendizajes esperados que quiere alcanzar en sus alumnos (as). que de respuesta al qué haré de una forma superficial que se queda en el pensamiento. abanico de posibilidades que los profesores tienen a mano (Aquino. puesto que la planificación representa “la explicación de los deseos de todo educador de hacer de su tarea un quehacer organizado. mas no hay que olvidar que “sólo se puede improvisar si se tiene muy claro qué se quiere lograr” (Aquino. 2001. con el fin de favorecer los procesos de aprendizaje de sus alumnos y alumnas. es decir. las competencias que quiere desarrollar en los niños y las niñas. sin embargo. en consecuencia. cómo y cuándo se realizarán.62). un plan.) y seguridad en el sentido en que se constituye en 'algo de dónde agarrarse'. que anteriormente se mencionó. careciendo sus tareas de un sentido educativo. Esta situación suele llevar a los docentes a improvisar. p. siendo los planes más estructurados y detallados. p.. No se puede afirmar que la planificación se realizará de manera precisa puesto que tiene carácter flexible. es decir. debido a que la realidad del aula esta en constante cambio y es influida por diversos factores externos. ya que desconoce el cómo y cuándo lo realizará. para qué.actividades (..63). p. el cual no implica un proceso de reflexión y análisis.. pues un docente que sólo improvisa con los recursos que tiene a su alcance generalmente lo realiza sin tener claros sus objetivos. así. actualmente la planificación sigue siendo un reto para el docente puesto que se suele planear y no planificar la acción educativa. el docente tiene que tomar decisiones respeto a las adecuaciones que ejecutará en el instante para obtener resultados positivos. así como los niños. ya que durante la práctica docente al no ver resultados positivos se requiere y es valido el tomar decisiones sobre el cómo se deberán desarrollar las actividades para lograr los aprendizajes esperados. en consecuencia.64) y. En conclusión. incluyendo por supuesto la constante evaluación de ese mismo proceso e instrumento"(Aquino. Además.

(2001). también hablamos de “un docente que toma decisiones sobre la marcha del proceso de enseñanza y aprendizaje de sus alumnos. M. Observación y práctica docente I. México: SEP.63). Bibliografía: Aquino. 3er semestre (pp. . Licenciatura en Educación Preescolar. Programa y materiales de apoyo para el estudio. 61-64). 2001.quehacer educativo sistematicidad y organización. La planificación de la acción educativa. en SEP. Supuestos y problemas. p. organizando y bocetando las posibles soluciones a los problemas individuales y del grupo” (Aquino.