P. 1
CTS y V 03 (Apuntes de Ciencia, Tecnología, Sociedad y Valores 03 - Historicidad)

CTS y V 03 (Apuntes de Ciencia, Tecnología, Sociedad y Valores 03 - Historicidad)

5.0

|Views: 18.531|Likes:
Apuntes de la materia Ciencia, Tecnología, Sociedad y Valores 03 del Bachillerato Tecnológico (Semestre 05) que corresponden al rubro de Historicidad
Apuntes de la materia Ciencia, Tecnología, Sociedad y Valores 03 del Bachillerato Tecnológico (Semestre 05) que corresponden al rubro de Historicidad

More info:

Published by: José Antonio Gonzalez Gomez on May 24, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/21/2015

pdf

text

original

Todos los conocimientos importantes del México Prehispánico, se preservaban y transmitían de
forma oral y escrita, utilizando generalmente las instituciones religiosas que estaban bajo el control
de los estados mesoamericanos.

De allí, la mezcla y fusión de creencias míticas y religiosas con conocimientos reales y técnicas
funcionales; cada vez que se aplicaban las técnicas y tecnologías empíricas, se tenían que realizar

simultáneamente, una serie de rituales mágicos para asegurar resultados satisfactorios, mismos que
se explicaban en función de la voluntad o acción de ciertos dioses o diosas.

Para estudiar las principales aportaciones de la ciencia empírica del México Antiguo, estas se han
organizado de acuerdo a las clasificaciones vigentes de la Ciencia Moderna y Occidental.

Matemáticas

La matemática mesoamericana se baso en el sistema de numeración vigesimal que fue inventado
por la civilización olmeca. Dicho sistema de numeración tenía integrado un sistema de signos
(barras, puntos y otros símbolos) que representaban cantidades numéricas y donde al cambiar de

posición cada signo, podían representar un número infinito de cantidades, al representar al cero
como signo.

Este sistema vigesimal permitía efectuar las cuatro operaciones aritméticas elementales (suma,
resta, multiplicación y división) con la misma rapidez que ahora se ejecuta en el sistema decimal,
utilizando un aparato semejante a un ábaco, denominado nepohuatzintzin.

También se establecieron tablas de multiplicar para facilitar operaciones, mismas que se escribían
en papel indígena o amate; en estas matemáticas mesoamericanas no se desarrollo el concepto de
fracciones, pero se emplearon expresiones numéricas e igualdades, para representarlas
indirectamente, sobre todo para cálculos en el reparto de tierras agrícolas y de tributos.

El carácter empírico de la matemática vigesimal mesoamericana se expresaba en su utilidad para el
control de los productos y servicios que la población sometida tenía que entregar a los tlatoanis, en
el diseño de edificios y construcciones, en el cálculo de tierras asignadas, de la propia producción
agrícola, etc.

Astronomía y Calendario

En Mesoamérica, los conocimientos y técnicas del calculo de la orbita y posición de astros y
planetas en el cielo diurno y nocturno, se aplicaron sobre todo para crear calendarios rituales
(solares, lunares y venusinos) que se aplicaban para predecir eclipses y calcular el tiempo a fin de
manipular y predecir eventos naturales y humanos en el pasado, el presente y el futuro.

De esta forma, surgieron varios calendarios, como:

a) El calendario solar (de 365 días) que estaba dividido en 18 meses de 20 días y 5 días
adicionales; dicho calendario servía para calcular las actividades cotidianas de carácter civil y
religioso, así como para determinar el inicio y fin de las temporadas de lluvia, siembra, cosecha
y sequía.

33

b) El calendario ritual (de 260 días) que estaba organizado en 20 grupos de 13 días cada uno; este
calendario se aplicó para usos adivinatorios, rituales y astrológicos.

Ambos calendarios eran independientes unos de otros, pero se combinaban para proporcionar
nombre a los años y una vez cada 52 años, coincidían para iniciar un nuevo ciclo en forma
conjunta. Dicho ciclo de 52 años, resultaba así de la combinación de estos dos calendarios, que
resultaron ser más precisos que los existentes en la Europa de aquella época.

Conocimientos agrícolas, botánicos y zoológicos

Los pueblos mesoaméricanos no solo observaron y clasificaron a los animales y vegetales de su
entorno; también trataron de explicar su origen a partir de mitos cosmogónicos y de creación.

También domesticaron y cultivaron plantas tales como maíz, chile, calabaza, maguey, cacahuate,

cacao, jitomate, tomate, yuca, camaote, jícama, piña, papaya, guanábana, chirimoya, guayaba,

mamey, zapote, chicozapote, ciruela, capulín, tejocote, chayote, tuna, nopal, aguacate, chilacayote,

nanche, amaranto, vainilla y muchas otros vegetales, que aprovecharon en forma intensiva y
completa.

Junto con el conocimiento y aprovechamiento botánico se desarrollaron complejas técnicas de
cultivo intensivo como la agricultura de chinampas (que permite obtener tres o más cosechas
anuales), el cultivo de camellones o chinampas secas, el cultivo en terrazas escalonadas en cerros y
montañas, etc. También se construyeron jardines botánicos para fines rituales, recreativos y como
fuente de materias primas medicinales.

Al igual que los vegetales, los animales fueron observados, clasificados y aprovechados
intensivamente, aunque pocos animales en Mesoamérica se domesticaron. De estas especies
domesticadas destacan los guajolotes, perros, patos y abejas. La carne, huesos, tendones, piel y
viseras de estas especies, fueron aprovechados para alimento, ropa, utensilios y remedios
medicinales

Otras ramas del conocimiento y técnica

En cuanto a medicina y farmacopea, los mesoamericanos desarrollaron eficientes tratamientos
médicos basándose en observaciones sobre el cuerpo humano, plantas y enfermedades así como en
distintas ideas religiosas y mágicas, relacionadas con las probables causas de las enfermedades
humanas. Dichos remedios (pociones, polvos, ungüentos, inhalaciones y emplastos) se combinaban
con técnicas quirúrgicas que iban desde la sutura de heridas hasta trepanaciones y extirpación de
tumores cerebrales.

Aunque la mayoría de los implementos y herramientas eran de piedra, hueso y madera, la

metalurgia se desarrollo en los tiempos postclásicos, para elaborar joyas, ornamentos y figuras
rituales de cobre, plata y oro.

También en algunas zonas de Mesoamerica, se fabricaron de manera artesanal, utensilios e
instrumentos para la vida cotidiana como hachas, azadas, cinceles, punzones, agujas, anzuelos,
pinzas, alfileres, puntas de lanza y flechas, vasijas, espejos, pipas, etc. Para esto, se comenzó a
localizar mineral para extraerlo en minas y socavones, luego refinarlo, molerlo y fundirlo,
empleando luego las técnicas del martillado, la fundición y la soldadura en filigrana.

Los mesoamericanos destacaron también en otras ramas técnicas como la arquitectura planificada,

la lapidaria, el arte textil, la alfarería y otras artesanías menores.

34

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->