Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

1

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

Ediciones Cordelería Ilustrada © de los textos: Pascual Ferrer Mirasol, 2012 © del diseño de la colección: Ernesto Jartillo, 2012 Editores: Víctor Manuel Guíu Aguilar y David Giménez Alonso Director Colección: Ernesto Jartillo CORDELERÍA ILUSTRADA Carretera de Samper S/N 44530 Híjar –Teruelhttp://cordeleriailustrada.blogspot.com Publicación nº 2 Impreso en: CopyCenter Utebo Nota de la Editorial: La propiedad de los textos, ilustraciones y “pensamientos” son de sus autores primero, y del mundo mundial después (aunque no sabemos muy bien si en ese orden estricto). El Cordelero cuesta menos comprado que fotocopiado. Así somos los Cordeleros Ilustrados… de la Ilustración

2

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

LA SASTRERIA. Érase una vez en un pueblo de esos de tantos que hay en nuestra España de guitarra y bandurria, charanga y pandereta, devotos de personajes capudos, de vírgenes de todos los nombres, cofrades del dulcísimos nombres, de señoras como Carmen y Rosario, de patrones de nombres impronunciables. Allí se montó una sastrería con lo más selecto del vecindario, y como no podía ser de otra forma pues se montó en el bar. Ese lugar donde se arreglan todas las cosas y se joden otras tantas. Si prestan atención, cosa muy común eso de “hacer oreja”, verán que nunca se miente, solamente se exagera, pero que a menudo por aquello del “hacer oreja”, las informaciones no son nítidas y las frases cambian. Ejemplos haylos: “La cabra del Chato esta preñada”. El oyente hace oreja tarde y solamente oye: “del Chato esta preñada”). Automáticamente parabienes y enhorabuenas en panaderías, verdulerías, carnicerías y demás lugares donde las gentes de un pueblo se encuentran. Además de que Chatos en los pueblos hay más de uno, con lo cual los actos de alegría pueden ser proporcionales al número de Chatos que haya en el pueblo. Pero eso forma parte de nuestra mas rancia cultura y es lo que un día sí y otro también da vida a nuestros pueblos. Paso pues a relatar, a continuación, el acta de lo que fue la constitución de La Sastrería y su oferta publicitaria, además de sus primeras actuaciones.

3

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

ACTA FUNDACIONAL En un lugar del Volante, entrando el primer rincón, han puesto una sastrería, de lo bueno lo mejor. Allí esta Don Farolero, que es nuestro sastre mayor, echa puntos a las medias, y en cruceta es un primor. El Inés hace las marcas, el Prisco pasa el jabón, el Manolo da puntadas, cuando cortan... atención. También dan buenas puntadas, los que están alrededor, se deja la puerta abierta, amplia participación. Hasta quien esto suscribe, está haciendo oposición, para poder formar parte, de tan noble asociación. Lo mismo se cortan trajes, de lana que de chevió, que se hace punto o ganchillo, tricotar es un primor. Hay traje para todo el que entre, alcalde u oposición, sea ingeniero, cartero, albañil o labrador. No se falta nunca a nadie, ante todo educación, si alguien pasa, se le mide, la chaqueta y pantalón. Así aquí pues te esperamos, ven con metro y con jabón, para cortar bien un traje, cuatro ojos ven más que dos. No esperaba este negocio tener tanta aceptación, y cortamos ya mas trajes que los de Mazaleón. La Dirección hizo junta, para ver la ampliación, pues para tanta faena, se buscó incorporación. Se incorporó cortadora, tras sacar la oposición, y maneja la tijera con destreza y decisión. Aquí conoció a los sastres, y a toda congregación, que igual se beben poleos, que barrachas de Chinchón. Hay que tener siempre el cuerpo en buena disposición, para cortar un buen traje hace falta inspiración.

4

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

Siempre tiene una sonrisa mientras corta un pantalón, y si es camisa sin mangas la carcajada mayor. La chaquetica ajustada, que marque bien el tripón, la corbatica apretada da a la cara buen color. Así pues el Farolero, que es nuestro sastre mayor, está lleno de optimismo con la nueva adquisición. Los demás encantadicos con esta alegre zagala, no le dejan que se corte, rezan por que esté inspirada.

Mientras les mide su traje, nadie se queja de nada, aunque les pinche en los dobles, le dicen... gracias Ioana. También por la sastrería van Campana y el Román, y por formar parte de ella, estudian y en ello están.. De vez en cuando se acerca el campechano Ramón, que estuvo por Barcelona, y de esto sabe un montón. Estudiando están con ganas, les ayuda Don José, dentro de dos o tres meses, hablaremos otra vez.

.

5

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

AL ALCALDE Como llevamos ya meses de muy buenos resultados, la dirección acordó abrirse nuevos mercados. Y para que todos sepan que no se corta de balde, la siguiente decisión, fue cortar traje al Alcalde. Así, mandamos “Al Prisco”, que tiene mas relación, que le tomara medidas de chaqueta y pantalón. Y le contestó el jodido, mirándolo, socarrón: Si queréis cortarme traje, no puedo impedíroslo, pero hay que pagar impuestos, los negocios así son, y tenéis pendiente el IVA, sociedades y contribución. Para qué contaros todo el revuelo que se armó, en toda la sastrería hubo movilización. Entra en juego “El Farolero”, ya sabéis, Sastre Mayor. No sulfurarse, tranquilos, ya sabéis que aquí estoy yo, si se nos pone muy fuerte, el traje se lo haré yo, pana para protocolo y algodón pa la procesión. No preocuparse amigos, que ya hablaré yo con él, y le diré cuatro cosas, que digo cuatro, ocho u diez. El Alcalde tendrá traje, y la oposición también, con precios muy PPopulares y PSOciales a la vez.. Telas buenas y baratas, de Italia si puede ser, con una sola gatera y en la solapa un clavel. El color, según el tiempo en que se lo han de poner, si está la cosa tranquila, blanco les quedará bien. Como aun estamos a “güenas”, y queremos seguir bien, nos callamos aun más cosas, que pueden llegar a cien. Para que las bocas callen, lo mejor es el comer, encarga un muy buen almuerzo, y lo pagas a la vez.

6

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

AL CUMPLIRSE Al cumplirse nueve meses de nuestra inauguración, seguimos cortando trajes con esmero y precisión. ¡Cómo es nuestra obligación!. Tras unos cuantos retoques en el traje del alcalde, nuestro buen Sastre Mayor, se fue a coger rebollones. ¡Gordos como melones!. Los demás sastres del grupo fueron a pescar salmones, se olvidaron que en el Ebro no hay pez de esas condiciones. ¡Que ilusiones!. Los pocos que aquí se quedan, ya no cortan, a charrar, y ponen a todo el mundo de “güelta” y media “pallá”. ¡Esto no se “pue” aguantar!. Y el que toma nota de esto, quedó solo y sin tijeras, aburridico y compuesto, sin ideas y sin tela. ¡Chúpate esa!. Pero ya llego noviembre, con él la normalidad, y la sastrería arranca, medir, marcar y cortar. ¡Qué barbaridad!. Como teníamos ganicas y nos hacía ilusión, nuestras nuevas creaciones fueron a la oposición. ¡Atención!. Al progre le hemos hecho, un traje a todo color, la corbata con números y a rayas el pantalón. ¡Vaya ecuación!. Al concejal informal, será un atuendo ideal, chaqueta azul, cruzadica, y por corbata un fular.

7

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

¡ “Ahí va” que va!. Para la concejal peineta, que queda muy español, un escote generoso y en los hombros un mantón. ¡Que ovación!. Al extremo camisa a flores debajo de un traje blanco, pantalones de campana y unos zapaticos altos. ¡Que majo!. Como estamos convencidos de que son muy acertados, “pa” los demás concejales ya tenemos el muestrario. ¡Secreto de sumario!

LA PISCINA Y EL VERANO Y con el consejo dado en eso de reciclar, y con poquicos esfuerzos en lo de ver y charrar, nos fuimos a la piscina, por mojarnos, nada más. ¡Vaya tela marinera!, ¡vaya tela piscinera!, sacamos ya nuestros lentes, por supuesto las tijeras, nos interesa el corrinche con tendencia rabinera. Animo sastres. Una, dos y tres. Venga a pegarle al rabino, dale que dale al francés, y cuando llegan a casa, al marido una omelette. Posturas y posturicas, este monico me va, y cuando llegan a casa quietecico y sin tocar. Un buen cortado con hielo, una palmera, otra más, y él merendando, en su casa, mortadela del Spar. Vengo cansada, agotada, esto cansa más que el mar, no tengo hambre, estoy repleta, algo en la nevera habrá. Me salgo a tomar la fresca, pues necesito relax. Ahí quedó el pobre marido, sin cenar y sin amar,

8

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

luego le echará la bronca por dormirse en el sofá. Ya sé que este trajecico algún problema traerá, pero los sastres tenemos la obligación de cortar. Pues, pobrecicos maridos, “echaus” a perder están. Aprovechamos también para echarles un vistazo, a esos bikinis pequeños, a esos bikinis tan majos, que más da que tengan rosas, lirios, malvas o claveles, lo importante es que los lleven con doscientos veinte meses. Con los pies algo fresquicos y las cabezas calientes, hemos llegado a las fiestas, vaya con los tenderetes. Los zagales compran faldas, gafas y algún sombrerete, luego se van a las peñas y agarran algún gorrete. Mientras tanto las zagalas los miran de medio lado, y se dicen de unas a otras, donde van estos pringaos, lo que necesitamos es marcha, si es que no se han enterao, y los sastres aquí estamos, ¡que años más “malimpleaus”!.

LOS BLOG Nos cuentan los informados que hay en Internet un blog, que habla de muchas cosicas de aquí y de su alrededor. Pónganse pues al corriente, es muy esclarecedor. Dicen que como el ayuntamiento va de Pascua a Navidad, la oposición se oye poco, los que mandan a mandar, pues un foro para todos, y todos allí a opinar, en limpio se saca poco, pero lo que hay, ahí esta. No tiene nada de malo expresarse en libertad, pues abiertico esta el foro, y prohibido insultar. Ayuntamiento y Comarca, obrando “paice” que están, Residencias, Faraones, para tiempo electoral, aun nos traerán de la Expo el pabellón alemán,

9

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

ya sabes amigo Inés, eso de “larán” “larán”, si quieres que te hagan caso métete de concejal. Aunque digan lo contrario, nos vamos con discreción, abandonamos la puerta, nos metemos al rincón, se ha refrescado el ambiente, quizás sea hasta mejor, buenos días, buenas noches, siempre la misma canción.

PROPUESTAS PARA LA CRISIS DEMOCRÁTICA Hay una propuesta nueva que vamos a trasladar, con esto de la gran crisis no estaría mal el dar, en lugar de los geranios y de violas grandes ya, simiente de “mariguana” y todos a replantar, para que al año que vienen se “puan” todos colocar. Parece que hay tulituli con los talleres de oficios, la forma de adjudicar oficios y beneficios. Solo protestan quien piensan que son los damnificados, solo exige tarde y mal quien se ve perjudicado. Llegaron las elecciones al parlamento europeo, los sastres de observadores, este quiero este no quiero, con la formación de mesas también hubo cachondeo, y al final todo es igual, hemos empatado a cero. Todo una merienda negros... ya lo dice El Farolero. Ya sea invierno o verano, que ya se paso San Juan, seguimos cortando trajes, hay crisis, no hay que parar. Te animamos a que asistas y nos puedas invitar, en la puerta del Volante, de ocho a diez, ¿hay quien de más?. LA DEMOCRACIA

10

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

Nunca están todos de acuerdo, esa es su mayor grandeza, que todos recapaciten, que no les digan, que lean, luego se puede opinar, siempre hay quien se mosquea, la verdad y la mentira nunca nunca están enteras. Siempre están los que critican, también los que pelotean, escuchar otros pensares es una terapia buena. Solo a los totalitarios les gusta coser las lenguas. Dirán que somos faltones, solo hacemos criticar, nosotros jamás mentimos, quizá un poco exagerar, trajes cortamos a todos, su tipico nos da igual, a unos les va de primera y a otros les cae todo mal, cortamos lo que medimos, lo que vemos al mirar y eso de hacer la pelota a los sastres no nos va. (Aunque si es para vender algo... )

MOTORLAND Ya se inauguró el circuito, ya se celebran carreras, ya todo el mundo pilota y entiende mucho del tema. Hasta los sastres en bloque nos fuimos a alcahuetear, hay que ver que circuitico los alcañizanos han. Estamos pensando el tema y vamos a diseñar, complementos como en Hascot para nuestro toque dar. El De La Rosa en persona nos vino a felicitar a la puerta del Volante por idea tan genial.

MAS CRISIS Y como estamos en crisis y la cosa está fulera nos vamos a dedicar a criticar como fieras, desde el gobierno de España hasta al chico de la escuela, al que no le sepa bueno, ajo y agua, va de veras.

11

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

Se nos incorpora el Luis, Luis el Inés por más señas, que acude a nuestras tertulias y las hace más amenas. Aquí se discute todo, se cortan piezas enteras, la cosa pues se calienta, y se enfría, vuelta y vuelta, jamás se enfada aquí nadie, la opinión pues se respeta, el Sastre Mayor modera por si alguno va y se avienta. Dicen que en la primavera la sangre se nos altera, pero se alteran más cosas y el corazón se acelera, Hay más obras en el pueblo que mares hay en la tierra, Tampoco nada terminan porque las fases no llegan. Que el Zapatero no da una, lo saben hasta en la escuela, que el Rajoy no aporta nada, lo dicen ya las agüelas, y los sastres os decimos que espabiléis los de cerca, que los que están por Madrid, Zaragoza y otras hierbas, les importa tres cojones lo que pase en esta tierra. Al bueno del Zapatero le han “estirau” las orejas, creo que van a ponerlo el último de la escuela. El Rajoy por otro lado, quiere pero no despega, y es que también le hemos puesto de borrico las orejas. Ya vemos de aquí los sastres que estos no hacen cosa “güena”, que solo van a la suya, que son el poder y pelas. Hasta el nuevo ministerio a ambos de perlas les va, y no puede ser más claro, “Ministerio de Igual Da”. Con tanta legislación para tener matadero, van a volver más que locos a los pobres carniceros. Prohíben la carne cruda, prohíben la carne fresca, prohíben la matacía y que en casa se hagan pellas. Tenemos la solución y es más barata que cara, sacrificar los tocinos mirando a Santa Bárbara. Señores legisladores que sacáis a todo pegas, que escribís en mil papeles obligaciones y reglas,

12

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

que gracia a ello vivís, y los demás a ponerlas, dejarnos vivir tranquilos, aprender de las “agüelas”.

Medio pueblo por un lado, el otro medio a la gresca, y ¿no tenemos a nadie que medie en esta contienda?, que ponga las cosas claras y que se implique de veras. Nadar y guardar la ropa con cosas de agua no pega. Vamos tarde, como siempre, siempre la culpa al de fuera. Tan difícil es señores sentarse bien en la mesa, hablar con educación, y pensar por esta tierra, que todos salgan ganando, por que se hace bien el tema, que el egoísmo no entre, y que no manden las “perras”. Seguro que si se quiere y se hacen bien las cuentas puede ser justo “pa” todos y juntos beber cerveza. Con el debe y el haber, con varios y generales, veremos donde se meten las perras municipales. Y después ya os diremos nuestra opinión, muy de veras, aplicaremos de pleno la cuentecica la vieja, donde dos y dos son cuatro, todo lo demás monsergas.

ELECCIONES Buenos días paisanos, y comarcas de Teruel, aquí estamos en calzones, medias y cubre corsé, así nos hemos quedado, por no dar que merecer, por no trabajar lo nuestro, porque aquí todo está bien. Y tú, que tanto protestas que es lo que hiciste ayer, y que vas a hacer ahora, para que valga después, Llegaron las elecciones, que algarabía Señor, insultos y vejaciones, y muy poca educación, pero que pasa en el pueblo, ¿qué tendrá el puto sillón?,

13

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

¿merece la pena darse semejante sofocón?. Un día iremos los sastres a sentarnos un ratico, para ver como se ve el mundo desde el sitico, y como nos guste a todos y a nuestro Sastre Mayor, de sillón y de salón, tomaremos posesión. Teníamos alternativa para la corporación, las bandas ya colocadas, formada la procesión, pero con la algarabía, inscribirla se olvidó, y todo pues ha quedado en foto de la ocasión. Con semejante desliz la cosa se complicó, y Sastre Mayor y junta presentó la dimisión, pero modistos y sastres les dijimos que eso no, que vivimos en España, donde todo es tradición, y han “borrao” del diccionario la palabra dimisión.

LA PAREJA, LAS FIESTAS Y LA CONSTITUCIÓN Como no podía ser, en el pueblo de otra manera, el desfile de carrozas, que fue de los de primera, no les gustó a los de siempre, a los de una sola idea, que se parodien las cosas, y la gente se divierta. Menos mal que nuestro Sastre, autoridad estas fiestas, y su pareja Perico, son “ceviles” de primera, pusieron cordura al tema, tomaron notas al dorso, cachearon a algunas prendas, requisaron algún bolso, al Papa y sus cardenales los metieron en cintura, y leyeron cien cartillas y varias asignaturas: A los que cuelgan calceros por los cables de la luz, a los que rompen la hora por el Volante o el Club a los que rifan zagales cual si fueran peladillas a los que montan enanos y dan la vuelta a la villa, a los que en las fiestas son séptima caballería,

14

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

a todos estos y más, ya que muchos más había, en un desfile indecente y lleno de algarabía, se les abrirá expediente, y se estudiaran medidas, y las noticas al dorso irán al gobernador, para si encontrara faltas que se merezcan de sanción, pero todito a su tiempo, que los sueños, sueños son. Los sastres lo hemos pasado muy bien en el pabellón, donde se estaba muy fresco disfrazados de Ton-Jon, por las peñas maravilla, cubatas a mogollón, por las calles no digamos, alegría al por mayor. Y a los que solo critican dependiendo del actor, les decimos que se calmen, que es malo pal corazón que elijan entre la playa, montaña quizás mejor, o tal vez un balneario par la relajación, las fiestas son peligrosas para tanta exaltación. No olvidamos la política, donde hay fraude a mogollón, nos engañan como a chinos, el tuyo si, el mío no, ahora toca reformar, cambio en la Constitución. La reforman los que han hecho los gastos a mogollón, y ahora quieren poner techo para que no coma yo. Hace no más de unos meses, cuando algo se iba a cambiar, siempre salían diciendo: “es inconstitucional”, ahora se juntan y dicen que nos la van a cambiar: “Ni referéndum ni hostias, ya os tocará votar y aunque cambies de partido o no vayáis a votar, con el rollo que hay montado saldremos otra vez más, los mismos, los que sabemos, y vosotros a pagar”. Pero tranquilos amigos, que con vosotros no va, malos son los protestones, perros flautas y demás, los que no tienen trabajo, los que no pueden pagar, los que las pasan muy putas en esta gran sociedad. No os mováis para nada, solo en la barra del bar, donde se sabe de todo, donde no se arregla na.

15

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

Y así estamos donde estamos, y vamos a mucho más, protestaremos ya tarde, cuando nos den por detrás. nos comeremos los mocos y todo es felicidad.

16

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

EL 20 N Como no tenemos faena y el otoño es aburrido, nos paseamos el pueblo en busca de “desaguisos”. Y los hemos encontrado en obras y otros sitios palacios de administración, digno del mejor Rey Sol, con paredes de alabastro, que brillan que es un primor, solo falta Miguel Ángel que nos haga algo en mármol, y luego lleguen los Borgia, Papas Lunas y el copón. Ahora la empresa que hacía está en la ley concursal, y los que no hayan cobrado a joderse una vez más. Llegó el 20 de noviembre, todos fuimos a votar, todos “mucho” satisfechos y contentos, menos mal. Han salidos los que estaban, los que ahí siempre están, quiero decir los políticos de oficio profesional, cada cuatro u ocho años, cambian para descansar, y los que los mantenemos a pagarles y a aguantar, estos nunca descansamos, y encima nos tratan mal. La culpa es para la crisis, que no deja respirar, pero hay chanchullos a manta por donde quiera que vas, políticos y banqueros, están en primer lugar, hasta al príncipe consorte le ha salpicado este mal. “Pobrecicos” todos ellos, la crisis los va a matar, de poder y de dinero, nuca se pueden saciar. Terminaremos contentos, despidiendo ya el final, y a todos desearemos la paz y felicidad, las cosa no esta “pa bollos” pero se puede arreglar, no hay mal que cien años dure ni quien lo pueda aguantar

17

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

18

Pascual Ferrer Mirasol; “La Sastrería”

Pascual Ferrer Mirasol (Híjar, 1957) De su familia, de sus amigos, de su pueblo. Conversador y discutidor en tertulias de alta alcurnia. Piensa demasiado, oye demasiado y habla demasiado. Le gustan las cosas sencillas y le sorprende el día a día. Ha publicado “Imágenes” y “Escuchando a mi tambor”, sobre la Semana Santa del Bajo Aragón y de Híjar en especial. Colabora en publicaciones como “Rujiar”, “El Adarve” o “Arundo Donax”, del Centro de Estudios del Bajo Martín

19

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful