P. 1
El recurso suelo

El recurso suelo

|Views: 14.869|Likes:
Publicado porJohanna Brown

More info:

Published by: Johanna Brown on May 21, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/14/2013

pdf

text

original

En las tierras de las zonas áridas y semiáridas del mundo y del país es
muy común la concentración de sales o sodio intercambiable en los
horizontes del suelo debido a que los procesos de acumulación natural
y antropicos son dinámicos y están limitando de manera marcada la
producción de alimentos y forrajes y pueden a mediano y largo plazo
provocar serios problemas socio-económicos.
En ese sentido, es importante conocer el origen y los factores que
favorecen la acumulación de sales en los suelos. Entre las causas de sa-
linización o sodificación de los suelos tenemos:

2.1. Causas Naturales

– Climas áridos a semiáridos.
– Suelos formados a partir de sedimentos fluvio-lacustres con
elevados contenidos de sales y carbonatos.
– Suelos ubicados en planicies planas a casi planas, con predomi-
nio de partículas finas que inciden en su escaso lavado lateral
(escurrimiento) o vertical.
– Napa freática muy cerca de la superficie del suelo.

La presencia de sales en el suelo, también tiene que ver con los
procesos naturales de su formación (mineralización o meteorización
de las rocas y minerales) Ejemplo: los esquistos sódicos dan origen al
sulfato sódico y la dolomita, olivina y hornblenda pueden originar sa-
les magnésicas. En climas húmedos las sales formadas, generalmente
pueden ser lavadas del suelo, mientras que en climas áridos o semiá-

271

recuperación y manejo de suelos extremos

ridos generalmente no son removidas completamente de sus capas
superficiales.

En los climas semiáridos y áridos como es el caso del Altiplano, la
evapotranspiración potencial (etp) es mayor a la precipitación (P) en la
mayoría de los meses del año, bajo estas condiciones no existe suficien-
te humedad para facilitar el lavado de sales de las capas superficiales del
suelo. Por otro lado, en estos meses secos predominan los movimientos
ascendentes del agua por capilaridad, de los horizontes inferiores hacia
la superficie del suelo, facilitando su acumulación.
Las concentraciones elevadas de sales y de sodio intercambiable en
los suelos de las zonas secas, también se pueden deber a que los suelos
se han formado sobre antiguos depósitos secundarios de origen fluvio-
lacustre. Tal es el caso de los suelos de la llanura fluvio-lacustre del Río
Desaguadero que se han formado sobre los depósitos de los antiguos
lagos Minchin.

Los valles cerrados, llanuras planas o de depresión y sin drenaje
y cuencas endorreicas como el caso de la subcuenca del río Desagua-
dero, son lugares de acumulación paulatina de sales. Como estas áreas
son muy planas, el escurrimiento superficial es nulo o escaso, y por lo
tanto no se produce una evacuación de sales hacia otros lugares (mares
u océanos).

Estos procesos además se ven favorecidos en suelos con predomi-
nio de partículas finas (arcilla y limo), donde el movimiento descenden-
te del agua y el lavado de sales, se ven impedidos por la baja porosidad
de estos.

La presencia de napas freáticas superficiales y bajo las condiciones
arriba mencionadas (textura, clima, etc.) favorecen los movimientos as-
cendentes de agua hacia la superficie del suelo por capilaridad, arras-
trando las sales hacia su superficie.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->