P. 1
Contexto histórico y literario en relación a El sí de las niñas

Contexto histórico y literario en relación a El sí de las niñas

5.0

|Views: 13.682|Likes:
Publicado porGermán

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Germán on May 17, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/13/2015

pdf

text

original

Contexto histórico y literario en relación a El sí de las niñas

El sí de las niñas fue escrito por Leandro Fernández de Moratín en 1801 y fue estrenada cinco años después en Madrid. En esta comedia en prosa es notorio el afán didáctico, finalidad básica del teatro neoclásico, mediante el contraste entre los personajes de don Diego y de doña Irene, que encarnan valores totalmente distintos. Aunque fue escrita ya en el siglo XIX, se considera esta obra dentro del neoclasicismo debido a que Moratín había vivido más de 30 años en el siglo XVIII, el siglo de la Ilustración. Por aquel entonces era patente la figura de los Borbones y su pretensión al despotismo ilustrado para mejorar a los ciudadanos ("Todo para el pueblo, pero sin el pueblo"). Moratín vivió durante el reinado de Carlos III y Carlos IV. Carlos III fue el Borbón más importante debido a sus reformas. El Conde de Aranda, un valido suyo, invirtió una gran cantidad de dinero para reformar y construir teatros, locales (como en El Escorial y en la Granja de Aranjuez) donde se representaban obras neoclásicas francesas como modelo del español. Por otro lado, Luzán escribe Poética y Gaspar Melchor de Jovellanos realiza la Memoria para el arreglo de la policía de los espectáculos en las que escriben cómo tiene que realizarse una reforma en el teatro. Para ello, habla sobre la mejora en la declamación, memoria y gestos de los actores. También habla sobre los textos, los cuales tenían que reducirse a una sola acción para que el público pudiese captar más fácilmente el mensaje, la moraleja (finalidad didáctica). También pide que se reduzca la representación a menos de 24 horas y se suprima la vulgaridad. Por otro lado, quiso la reducción de personajes y el respeto de la regla de las tres unidades. En la obra se pueden apreciar estas características por tener un número bastante reducido de personajes (habiendo menos personajes aún en escena), una gran finalidad didáctica, así como por desarrollarse en un único lugar (planta alta de una posada de Alcalá de Henares) en menos de 24 horas (desde las siete de la tarde hasta las cinco de la mañana) y tratado una única acción. Además, los personajes no eran chabacanos ni vulgares, ni siquiera los criados (Rita, Calamocha y Simón). En esta comedia se tratan una serie de temas que destacaban plenamente en el siglo XVIII. Uno de ellos es la educación, en este caso errónea, de la juventud de clase alta por parte de los padres, así como la autoridad también errónea de estos. Este tema está propiciado por una ley que promulgó Carlos III en la que los jóvenes tenían que pedir permiso a sus padres para poder contraer matrimonio, lo que provocó que los padres se excediesen en su nuevo poder, que aumentasen los matrimonios concertados en los que existía un gran desajuste de edad, y que existiese una alta opresión de padres a jóvenes. De esta manera, en El sí de las niñas se pueden ver las características temáticas latentes en la sociedad de la época de Moratín. Doña Irene, que encarna (de manera ridícula) el mundo antiguo, llega a un acuerdo con don Diego, que acaba siendo una autoridad justa a la que deben someterse los súbditos por su uso de la razón y tolerancia propias de la Ilustración, para concertar un matrimonio con su hija doña Paquita en el que existe una gran diferencia de edad. Doña Paquita, debido a la educación recibida por su madre y sus tías en el convento y a la opresión e insistencia ejercida por doña Irene, realiza lo que su madre le manda y acepta casarse con él, aunque en realidad ella está enamorada de don Carlos (al que ella conoce como Don Félix y que también representa los valores de la Ilustración), sobrino de don Diego. Al final, y gracias al uso de la razón de don Diego por encima de la mentalidad retrógrada y antigua de doña Irene, los jóvenes acaban contrayendo matrimonio.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->