P. 1
pensamiento mítico

pensamiento mítico

|Views: 830|Likes:
Publicado porwebliceal

More info:

Published by: webliceal on May 14, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/20/2014

pdf

text

original

Pensamiento mítico

El hombre, a diferencia de los demás animales, posee la capacidad y la necesidad de interrogarse, deponer todas las cosas y a si mismo en cuestión. Como resultado de esta actitud ha ido elaborando una serie de respuestas que conllevan un intento de ordenar o explicar la realidad y todo cuanto sucede a alrededor. La primera forma de respuesta fue el mito. su "El mito cuenta una historia sagrada, relata un acontecimiento que ha tenido en el tiempo lugar primordial, el tiempo fabuloso de los "comienzos". Dicho de otro modo, el mito cuenta cómo, gracias a las hazañas de los Seres Sobrenaturales, una realidad ha venido a la existencia, sea ésta la realidadtotal, el Cosmos, o solamente un fragmento: una isla, una especie vegetal, un comportamiento humano, una institución. Es, pues, siempre el relatouna "creación": se narra de cómo algo ha sido producido, ha comenzadoser." a (Mircea Eliade, "Mito y realidad ").

Como características fundamentales de esta forma de pensamiento podemos mencionar: 1-Es base de unión e identidad de una comunidad o grupo social: el mito proporciona modelos de conducta a los miembros de una sociedad, dando valor y significado a la existencia 2- Presencia de elementos sobrenaturales (dioses, héroes): los relatos míticos entienden la realidad como un producto de la acción de fuerzas voluntarias sobrehumanas: dioses, semidioses. A esta forma de pensar se denomina animismo que consiste en explicar los sucesos por la acción o participación de fuerzas anímicas o voluntarias es decir que actúan según un propósito. Este animismo es el que lleva a ver en cada fuerza o cada elemento de la naturaleza (el sol, la tormenta, el mar) y de la sociedad (el amor, la guerra, la sabiduría) la voluntad de una divinidad 3- Es una verdad revelada: considera que el conocimiento contenido en esas narraciones no es producto de la mente o de la creatividad del hombre sino que son inspirados o revelados a los hombres por los dioses. Es la palabra de dios. Y lo que los dioses hacen o establecen el hombre no puede modificarlo; de ahí el carácter sagradoentendido como incuestionable o inmodificable del mito. 4- Son narracionesde caráctersimbólico: el mito cuenta, describe, narra pero no argumenta. No es una teoría que justifica una explicación de una realidad sino un relato que sugiere una forma de comprender un aspecto de lo real. Los sucesos narrados tienen un carácter simbólico. lenguaje simbólico es un lenguaje en el “El que las experiencias internas, los sentimientos y los pensamientos, son expresados como si fueran acontecimientos del mundo exterior. Es un lenguaje que tiene una lógica distinta del idioma convencional que hablamos a diario. Es el único lenguaje universal que elaboró la humanidad. Es un lenguaje que tiene su propia gramática, un lenguaje que es preciso conocer si se quiere conocer el significado de los mitos, los cuentos de hadas y los sueños” (Erich Fromm El lenguaje olvidado ) 5- Está unido al rito estos son la dramatización de los relatos míticos. Por medio de éstos los hombres re actualizan y participan en las acciones creadoras y ejemplares que los dioses han llevado a cabo en plano sagrado.

Surgimiento de la filosofía Frente a este tipo de explicaciones, surge en el siglo VII a.c., en el seno de laiv iliz a c ió ngriega, c u n a nueva modalidad de interpretar el mundo: surge lo que llamamos la "Filosofía". ¿Por qué a llí? Los griegosc o n s t it u í a nun pueblo que i v í a en el Mediterráneo oriental, principalmente en las v costas eis l a s del Mar Egeo y Mar Jónico, aunque llegaron a establecer asentamientos en puntos tan distantes entre si como el Mar Negro, la costa mediterránea de España y el Norte de África. Por su ubicación geográfica, los griegos estaban en contacto e incorporaron conocimientos de otros pueblos del Cercano Oriente, como los egipcios y b a b ilo n io s , que habían producido descubrimientos astronómicos y matemáticos importantes. Montañosa, en buena medida árida, la Grecia continental está constituida por pequeños v a lle s relativamente aislados que se comunican más fácilmente por mar que por tierra. Este territorio era propicio para que se desarrollaran pequeñas comunidades autónomas: las polis o ciudades-estado, cuya población, al crecer, debía emigrar y fundar colonias que mantenían un vínculo más espiritual que material con la metrópoli . Pueblo de navegantes, campesinos, artesanos y comerciantes, amantes de la autonomía y lib e rta d , abierto a las otras civilizaciones,logró emanciparse la económica, políticay mentalmente. La filosofía comenzó en las ciudades griegas de Asia Menor. En ciudades como Mileto y Efeso se dieronc o n d ic io n e sespeciales para esta nueva forma de mirar el mundo y a los seres humanos. Estas ciudades eran en su mayoría puertos importantes donde se juntaban hombres de distintas procedencias y donde el t e r c a m b io de mercaderías estuvo acompañado del intercambio de in ideas. Estas ciudades frente a el mar eran símbolo de libertad costas, una continua incitación y sus al movimiento y la aventura, La economía las nuevas estructuras de esta sociedad, los viajes, las relaciones comerciales c u lt u ra le s con otros pueblos u s ie ro n la s bases de una verdadera y p revolución intelectual. En una importante polis griega, Atenas, surge una forma de organización política singular: la democracia. Estosin eluda favoreció el desarrollo de la filosofía ya que fomentó la iniciativa individual, permitió la pluralidad de criterioslas discusiones a las que libremente se entregaban los en griegos. En contraste con los g í m e n e stotalita rio sde O rien te antiguo,q u e imponían sumisión y re dependencia, entre los griegos era posible la lib e r ta dde ideas y de pareceres. El carácter de la religión griega fue otro aspecto que influyó en el surgimiento de la filosofía. No había en Grecia lib ro s sagrados portadores de una palabra divina, inatacable, ni una casta sacerdotal institucionalizada impusiese ortodoxia y frenaselib re reflexión. La religión griega que la era esencialmente olite ísta y antropomórfica. No solamente humanizaba a los dioses en su p apariencia física sino que también les atribuían cu a lid a d e s ,pasiones, virtudes y defectos de los las hombres, aunque eran inmortales y eternamente jóvenes. Aunque cuando hizo falta supieron pelear, no se trató de un pueblo demasiado poderoso ni conquistador A pesar de que derrotaron a los persas en el siglo c. sucumbieron frente a . V a. Alejandro de Macedonia en el sigloa.c. y posteriormente ante el empuje de las legiones romanas, IV en el siglo II a.c. Pero vencidosi l i t a r m e n t e sedujeron a sus conquistadores culturalmente, m imponiendo en buena medida manera de entender el mundo y la vida humana. su

Transición entre el pensamiento mítico y racional Es afirmación frecuentemente repetida la de que los griegos en un momento determinado se liberaron de la especulación mítica, característica de todos los demás pueblos de la antigüedad que los habían precedido en la historia y emprendieron por primera vez la aventura de organizar un pensamiento sobre bases racionales. Como tantas otras, es ésta también una afirmación que requiere ser matizada. Desde luego que la especulación mítica es más antigua que la filosófica.'y en algunos aspectos es cierto que se produjo una transformación de una a otra en el período que nos ocupa. Pero no es menos cierto que ambos terrenos se mantuvieron por caminos paralelos durante siglos y que no se trató en modo alguno de una pura sustitución radical de uno por el otro. Quizás conviene, antes que nada, que tracemos, siquiera sea someramente, las similitudes y diferencias existentes entre especulación mítica y racional. Ambos son en efecto, actividades con algo en común; son obra de un ser pensante, el hombre, que trata de interpretar o explicar la realidad y comprendería. En ambas se trata de reducir la variada complejidad, aparentemente caótica, de los acontecimientos del mundo a un esquema ordenado, en el que son fundamentales las relaciones de causa a efecto. En una y en otra se trascienden, pues, las limitaciones del aquí, del ahora y de la experiencia personal, para intentar elaborar un marco de referencia más amplio, en el que se inserta el pasado con el presente, y se considera al mundo en su totalidad como objeto de consideración. En los dos casos se abordan los grandes temas: el origen del mundo y la forma en que pasó de ser como era a ser como es, el origen de los dioses y de los propios hombres y cómo y cuándo nacieron unos y otros. Esta coincidencia básica explica que, cuando se emprendió la aventura de interpretar racionalmente el mundo, el punto de partida fue necesariamente la especulación mítica anterior, en especial la de aquellos autores que, como Hesíodo, habían recorrido ya un cierto camino en esta vía de tránsito y habían llegado a elaborar complejos míticos muy organizados. Con todo, las diferencias entre una forma de pensamiento y otra no son menos considerables que las analogías. En primer lugar, el mito es concreto y la especulación filosófica es abstracta. Lo que se narra en el mito es un conjunto de acontecimientos concretos que se supone que ocurrieron en un lugar y momento determinado y cuyos protagonistas son un número limitado de personajes con un nombre. Así, por ejemplo, mientras que la tierra para los filósofos es algo similar a lo que es para nosotros, para el mito es un personaje con sentimientos, que se expresa y habla con otros seres. De otra parte, el tiempo en el que transcurrieron los acontecimientos míticos es también él mismo un tiempo mítico en el que ya tuvieron lugar todas las cosas, frente a nuestro tiempo profano en el que sólo cabe repetir lo que ya ocurrió en el tiempo mítico. Es por tanto, una pura negación de la historia, ya que los acontecimientos de cada día no constituyen sino una repetición de hechos o actitudes ya acontecidas un día para siempre jamás, que nos limitamos a repetir. En el pensamiento racional, en cambio, el tiempo en que ocurren los acontecimientos es lineal e irreversible, y los hechos que se producen se renuevan de continuo. De ahí que el pensamiento filosófico surja al mismo tiempo que el pensamiento histórico, en las mismas fechas y en el mismo ámbito cultural, las colonias griegas de Asia Menor. El primer historiador, Mecateo, es también de Mileto, como Tales, el primer filósofo. Pero, volviendo a las diferencias entre pensamiento mítico y pensamiento racional, el mito nunca lo explica todo, no es cerrado en sí mismo. Nos narra una historia llena de sugerencias y evocaciones que apela sobre todo a nuestra fantasía y a nuestra imaginación. La filosofía pretende, en cambio, una lectura única. Apela a la razón y a la lógica y lo que dice es prácticamente todo lo que quiere decir. Ello trae corno consecuencia que sea asimismo diferente la manera de expresar unos y otros contenidos del pensamiento: el vehículo normal del mito es la poesía; de ahí que sus términos tiendan a ser expresivos, a sugerir, para facilitar una lectura múltiple, mientras que la filosofía tiende a que sus términos sean unívocos, a crear una terminología precisa, un lenguaje en que cada palabra sólo signifique una cosa, de manera que el contenido expresado sea univoco.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->