P. 1
Definición crédito bancario

Definición crédito bancario

4.0

|Views: 12.862|Likes:
Publicado porManuel Hernandez

More info:

Published by: Manuel Hernandez on May 12, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/21/2014

pdf

text

original

I.

crédito bancario definicion Un crédito es una operación financiera en la que una entidad financiera pone a nuestra disposición una cantidad de dinero hasta un límite especificado en un contrato y durante un período de tiempo determinado. Cuando nos conceden un crédito, seremos nosotros mismos los que administramos el dinero del crédito, tanto la retirada como la devolución del dinero, en función de las necesidades que tengamos en cada momento. En los créditos, por lo tanto, podemos cancelar una parte o la totalidad de la deuda cuando consideremos adecuado (siempre por supuesto con la fecha límite establecida como vencimiento del crédito), con la consiguiente deducción en el pago de los intereses asociados al crédito. En los créditos sólo pagaremos intereses sobre el capital utilizado, el resto del dinero está a nuestra disposición pero no tenemos que pagar intereses por el a menos que lo utilicemos. Normalmente se recurre a los créditos cuando se hace necesaria más liquidez para poder cubrir un gasto. Los créditos pueden solicitarse a través de una cuenta de crédito o bien de una tarjeta de crédito.

II.

Créditos a las Mypes. Para muchas Mypes, el acceso al financiamiento puede ser la diferencia entre crecer y desaparecer del mapa de los negocios. Sin dinero, no tenemos la capacidad de abrir nuevas sucursales, crecer el inventario, incrementar nuestra producción o expandir nuestra línea de productos. Al mismo tiempo, las tasas de interés para créditos en México y algunas otras partes de Latinoamérica comienzan a ubicarse en rangos más realistas para las posibilidades económicas de las PYMES. Resulta por esto indispensable que conozca los esquemas de financiamiento a los que su empresa puede tener acceso y determinar si alguno de ellos puede ser la opción qué necesita para ese proyecto que hasta hoy sólo vive en su cabeza.

2.1.

Evolución y desempeño del crédito a Mypes.

Como en otras áreas de la economía peruana, el mercado financiero para mypes tiene un sector formal y uno informal. El análisis que aquí se presenta se enfoca en el crédito formal, entendido como aquél provisto por entidades financieras reguladas. Muchas mypes acceden a otras fuentes de crédito, que van desde crédito de proveedores hasta préstamos de agiotistas informales.

El análisis de este mercado informal requeriría de un esfuerzo de recojo y elaboración de información que escapan a los marcos de esta consultoría. 2.2. Definiciones y disponibilidad de datos

Dentro del grupo de las entidades supervisadas, actualmente el mercado de crédito para PyMEs está siendo servido por dos tipos de entidades: la banca comercial o banca múltiple y las instituciones propiamente de microfinanzas (IMF). Mientras que en éstas los principales clientes don las PyMEs, en aquéllas tienen un rol todavía menor. Como vimos antes, dentro de las IMF se encuentran las Cajas Municipales (CM), las Cajas Rurales (CR), y las EDPYMES. Por otro lado, los tipos de crédito que otorgan tanto las entidades de banca múltiple así como las de microfinanzas son clasificados en cuatro tipos principales por la SBS: • Créditos comerciales: son aquéllos otorgados a personas naturales o jurídicas destinados al financiamiento de la producción y a la comercialización de bienes y/o servicios en sus diferentes fases, distintos a los destinados al sector micro empresarial. • Créditos a microempresas (también llamados MES): son aquéllos otorgados a personas naturales o jurídicas, destinados al financiamiento de la producción, comercio o prestación de servicios, siempre que el deudor no posea activos por un valor mayor a US$20 000 (sin considerar bienes inmuebles) o una deuda en el sistema financiero que exceda de US$20000 (o su equivalente en moneda nacional). • Créditos de consumo: son aquéllos otorgados a personas naturales con la finalidad de atender el pago de bienes, servicios y/o gastos no relacionados con una actividad empresarial. • Créditos hipotecarios para vivienda: otorgados a personas naturales para la adquisición, construcción, refacción, remodelación, ampliación, mejoramiento y subdivisión de vivienda propia, siempre que se otorguen amparados con hipotecas debidamente inscritas. Además, del MES, el crédito a la microempresa puede llegar a través de la modalidad de crédito de consumo, en la medida en que la enorme mayoría de microempresas son de carácter familiar y muchas no observan una clara diferenciación entre las finanzas del hogar y de la empresa.

III.

Créditos al consumo:

Dentro del mercado financiero vamos a encontrar una gran cantidad de créditos de consumo, ya que son uno de los productos más comunes y los más ofrecidos por los bancos y cajas de ahorro.

Concretamente, los créditos al consumo son una variedad de los préstamos personales, y generalmente su concesión se encuentra unida directamente a la vinculación que cada particular posea con la entidad que lo ofrece. A través de estos créditos, el cliente recibe una cantidad de dinero de una entidad y se compromete a devolver esta suma, además de los intereses aplicados, mediante un sistema de cuotas. Asimismo, como se trata de una variedad del préstamo personal, los créditos al consumo no cuentan con una garantía especial, sino con todos los bienes presentes y futuros de la persona deudora. Son varias las cuestiones que hay que considerar a la hora de contratar un crédito al consumo, ya que a la hora de firmar el contrato deberemos chequear que se detalle de forma obligatoria información por escrito relativa al importe total del préstamo, la Tasa Anual Equivalente (TAE) y la periodicidad de los pagos, siendo también obligatorio, formalizar tantas copias como partes intervengan en el contrato Cabe destacar que este tipo de créditos otorgan una especial protección a los particulares con respecto a otro tipo de financiación, aunque también exige que para su contratación el cliente posea otros productos o servicios contratados en la entidad, como una cuenta corriente, un seguro, entre otros. Las principales características de los créditos al consumo son:

El contrato del crédito al consumo ha de ser concertado entre un profesional (entidad bancaria, financiera o aseguradora ) y un consumidor o usuario que percibe el dinero objeto del mismo para atender a la satisfacción de una necesidad personal en tanto que ajena a su actividad empresarial o profesional y que están comprendidos entre 150,25€ y 18.030,36€. El contrato del crédito debe constar por escrito, con copia para el consumidor. Debe exigirse la firma del contrato, o de lo contrario se considerará nulo. El contrato del crédito al consumo debe contener una serie de información mínima que asegure al consumidor el conocimiento de todos los datos financieros de la operación, tales como: TAE (Tasa anual correspondiente es el tipo que efectivamente se paga por la cantidad prestada. Consiste en el coste total del crédito expresado en un tanto por ciento anual sobre dicha cantidad, teniendo en cuenta las comisiones y la forma en que se hacen los pagos).  Cuando no sea posible indicar el TAE, se deberá hacer constar el tipo de interés nominal de la operación, los gastos aplicables a partir de la celebración del contrato y las condiciones en que podrá modificarse.  El importe del crédito.  El importe de las cuotas de amortización del crédito.

     

El número de cuotas a abonar. La periodicidad establecida para el pago de las cuotas del crédito (mensual, trimestral...). La necesidad de constitución de garantías o seguros, y su importe. Las comisiones, penalizaciones y gastos aplicables. Los derechos de las partes en cuanto a la modificación de las condiciones del contrato. Previamente el consumidor, si así lo desea, podrá solicitar un documento con todas las condiciones del crédito al consumo. Condiciones que se respetarán durante 10 días. Una vez suscrito el contrato del credito, la entidad de crédito facilitará al consumidor la tabla de amortización de su crédito o, en su lugar, extractos periódicos de la amortización del mismo. En los casos en que corresponda, la entidad remitirá periódicamente un extracto con la información detallada de las operaciones realizadas durante el periodo, y comunicará con la antelación suficiente todas aquellas modificaciones que afecten al contrato del crédito, siempre que éste permita modificar dichas condiciones. En el mismo sentido, el consumidor estará obligado a notificar a la entidad las modificaciones en aquellos de sus datos que afecten al desarrollo de la operación, tales como el cambio de domicilio, de cuenta bancaria en la que se cargan las cuotas del crédito, etc. Si los bienes o servicios adquiridos no han sido entregados en su totalidad o en parte, o no son conformes a lo pactado, el contrato de compra y también el contrato destinado a la financiación o contrato de crédito no serán efectivos.

IV.

Costos de crédito El principal criterio que se toma en cuenta al momento de evaluar los diferentes bancos o entidades financieras que puedan otorgarle a una empresa un crédito, es la tasa de interés que cobran. Sin embargo, la tasa de interés que prometen cobrar los bancos o entidades financieras no es tan representativa, pues existen otros costos adicionales que se incluyen en el préstamo, tales como los gastos de otorgamiento o de mantenimiento, que no suelen mostrarse con claridad, y que elevan el costo del crédito. Por lo que al momento de evaluar y comparar las diferentes ofertas financieras que existan en el mercado, antes que tomar en cuenta la tasa de interés, lo que en realidad debemos tomar en cuenta es el costo total del financiamiento (conocido como costo efectivo, o costo financiero total), el cual incluye la tasa de interés más los otros costos adicionales; y procuran no sobrepasar los límites establecidos para delitos como el de la usura.

http://www.crecenegocios.com/el-verdadero-costo-de-un-credito/ 4.1. Interés

es un índice utilizado para medir la rentabilidad de los ahorros o también el coste de un crédito. Se expresa generalmente como un porcentaje. Dada una cantidad de dinero y un plazo o término para su devolución o su uso, el tipo de interés indica qué porcentaje de ese dinero se obtendría como beneficio, o en el caso de un crédito, qué porcentaje de ese dinero habría que pagar. Es habitual aplicar el interés sobre períodos de un año, aunque se pueden utilizar períodos diferentes como un mes o el número días. El tipo de interés puede medirse como el tipo de interés nominal o como la tasa anual equivalente. Ambos números están relacionados aunque no iguales. El prestamista fijará un tipo de interés nominal (TIN) que tendrá en cuenta los tres tipos de factores, de tal manera que al final, recibirá la cantidad inicial más un fracción de esa cantidad dada por el tipo de interés nominal:

Donde: =es la cantidad inicial o capital inicial prestado. =es la cantidad final o capital que debe ser devuelto. iN,= es la tasa de interés nominal (TIN).

Hay tres tipos de riesgo que el prestatario debe compensar en el préstamo: el riesgo sistemático, el riesgo regulatorio y el riesgo inflacionario.
 

El riesgo sistemático incluye la posibilidad de que el tomador de préstamo no pueda devolverlo a tiempo según las condiciones inicialmente acordadas. El riesgo regulatorio incluye la posibilidad de que alguna reforma impositiva o legal obligue a pagar al prestamista alguna cantidad diferente que la inicialmente prevista. El tercer tipo de riesgo, el riesgo inflacionario, tiene en cuenta que el dinero devuelto puede no tener tanto poder de compra como el original, ya que si los precios han subido se podrán comprar menos cosas con la misma cantidad de dinero.

4.1.1. Tpos de interés.  Tipo de interés nominal (TIN) Se llama tipo de interés nominal (TIN), abreviado también como interés nominal, al porcentaje aplicado cuando se ejecuta el pago de intereses. Por ejemplo:
 

Si se tiene un interés nominal de 6% anual y se aplica una vez al año, cuando se aplica al finalizar el año se abona un 6% sobre lo que se tenía ahorrado. Si se aplicase una vez al mes, en vez de al año, sería el 0,5% de lo que se tenía ahorrado: Pero al siguiente mes el TIN se aplica sobre lo que se tenía ahorrado más lo producido por los intereses. Con lo que a final de año es como si se tuviese más de un 6% de interés:

En concreto se obtendría un 6,17% tasa anual equivalente (TAE). Este TAE permite comparar cualquier tipo de interés nominal ya sea ahorrado o pagado, diariamente, semanalmente o mensualmente con otro pagado anualmente y por tanto en general resulta más claro que el interés nominal.  Tasa anual equivalente (TAE) Para mostrar cuál es la ganancia al final del año, de forma normalizada (con independencia de los períodos de aplicación y otros factores), se utiliza la tasa anual equivalente (TAE).
 

Un TAE de un 6% sería igual a un interés nominal de 6% aplicado una vez al año. Un interés nominal de un 6% anual aplicado cada mes daría un 6,17% TAE. Para calcular el TAE se utiliza la siguiente fórmula:

Donde: i = Interés nominal (tanto por uno).

n = Fracciones en que el interés va a ser aplicado. Si p. ej. se aplica una vez al mes, son 12 al año, por lo que en ese caso, n=12. Así, n vale 6 si la aplicación es cada dos meses (bimestral), 4 si es cada 3 meses (trimestral), 3 si es cada cuatro meses (cuatrimestral), 2 si es cada 6 meses (semestral), y 1 si es anual.

TAE = Tasa anual equivalente (tanto por uno). Ejemplo: Con un interés nominal del 6% y 12 pagos al año, resulta un TAE de 6,17%:

obteniéndose al finalizar el año, para 600 euros: €  Tipo de interés real o ajustado (TIR) El tipo de interés real muestra qué rentabilidad obtendrá de facto el inversor que realice algún tipo de operación de crédito. Se expresa por norma general en porcentaje. Este sistema tiene en cuenta la inflación que sufren las economías, por lo que refleja la devaluación de la divisa debida al paso del tiempo y con ello la pérdida de poder adquisitivo. Se obtiene a partir del tipo de interés nominal y la tasa de inflación esperada.

Donde: = Tipo de interés nominal. = Tipo de interés real. = Inflación esperada. Existe una manera más sencilla, aunque aproximada, de estimar el tipo de interés real, que sirve para hacerse una idea de su posible valor al instante: Tipo de interés Real ≈ Tipo de Interés Nominal – Tasa de Inflación Aunque para cantidades pequeñas de dinero esta aproximación es aceptable, para cantidades mayores, dista bastante del cálculo anteriormente mencionado.

http://www.slideshare.net/orvy/mografia-de-las-mypes

htthttp://es.scribd.com/doc/19366012/Microfinanzas-y-las-mypesperup://www.economia.com.mx/tasas_de_interes_de_los_creditos_al_consumo.htm mypes

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->