DESEQUILIBRAMIENTO

Con esta técnica se pretende cambiar el vínculo jerárquico entre los miembros de un subsistema. El terapeuta y los miembros de la familia acuerdan un contrato explícito que define al terapeuta como el perito del sistema y el líder de la empresa terapéutica. EL mero ingreso en el sistema terapéutico modifica la estructura de poder de la familia. Los miembros de la familia dan un paso atrás concediendo al terapeuta el poder necesario para la utilización de su pericia. Este desplazamiento de la familia no será cuestionado mientras el terapeuta respete la distribución del poder en el seno de aquella. El problema es que el terapeuta tendrá que utilizarse a sí mismo como miembro del sistema terapéutico para cuestionar y modificar la distribución del poder en el seno de la familia. Los miembros de esta esperan que deje todo como estaba o que juzgue quién tiene razón. En lugar de ello, el terapeuta entra en coparticipación y apoya a un individuo o a un subsistema a expensas de los demás. Se alía con un miembro situado en un lugar inferior en la jerarquía y le confiere poder en lugar de quitárselo. Coparticipa con uno de los miembros en una coalición que ataca a otro. Estas operaciones estorban el reconocimiento de las señales por medio de las cuales los miembros de la familia suelen indicarse unos a otros la corrección de su conducta interpersonal. El miembro que cambia de posición dentro de la familia por su alianza con el terapeuta no reconoce las señales de la familia o no responde a ellas. El desequilibramiento puede producir cambios significativos cuando los miembros individuales son capaces de experimentar con roles y funciones ampliados en contextos interpersonales. Estos cambios pueden llegar a engendrar realidades nuevas. Puesto que la realidad es una cuestión de perspectiva y de puntuación, todo cambio en la posición jerárquica produce un cambio en la perspectiva de sus miembros en relación con lo que se considera permitido en las interacciones entre ellos. Dos importantes problemas son los que presentan: Uno de carácter ético, ya que son técnicas inequitativas, e incompatibles con una epistemología sistémica ya que adopta temporariamente una epistemología 1

ignorarlos o entrar en coalición con unos contra otros. El beneficio de esta técnica es la posibilidad de que la familia elabore diferentes modalidades de relación entre ellos. En virtud del empeño que pone en utilizarse a sí mismo para crear un contexto de confianza y esperanza promueve la búsqueda y experimentación de alternativas. Alianza con miembros de la familia El terapeuta confirma a las personas. Si este percibe que la maniobra ha llegado a un umbral insoportable. pone de relieve su lado fuerte y de este modo se convierte para ellas en una fuente importante de autoestima. coparticipar con otros miembros antes de retomar su estrategia. participación y un compromiso temporario con un subsistema familiar expensas de los demás. EL terapeuta se puede aliar con miembros de la familia.lineal para apoyar el punto de vista de uno de los miembros. Aunque es posible desequilibrar un sistema utilizando constructos cognitivo que permitan guardar la distancia. Esta persona cuando siente la alianza del terapeuta empezara a cuestionar su posicionamiento dentro del sistema. mediando un cambio de circunstancias. en la mayoría de los casos estas técnicas requieren proximidad. puede rescindir la alianza o posponerla. Las técnicas de desequilibramiento se pueden agrupar en tres categorías. Los terapeutas de familia creen que. 2 . Si bien en la mayoría de los casos esta técnica se utiliza para brindar apoyo a un miembro periférico o de posición inferior dentro de la familia. El otro problema son las exigencias que se imponen al terapeuta. El hecho de enfocar a un miembro. modifica la posición de todos los demás. según las exigencias que planteen al terapeuta en materia de participación personal. las personas (aun las que se ha definido durante muchos años como anormales) pueden ensayar alternativas que se les abren. Habrá que prestar mucha atención al efecto que produzca sobre la tensión familiar y a las dificultades que tiene un miembro de la familia con escaso poder cuando de repente queda aliado con el terapeuta.

El terapeuta en ese caso intensifica la función habitual del miembro de la familia. Madre e hijo de 19 años viven solo en extremo aislamiento y fusión. El terapeuta puede utilizar la alianza con un miembro dominante como técnica de desequilibramiento que extrema la situación. En otros casos. Demandan terapia después de un episodio psicótico. Se verbaliza una amenaza de suicidio por parte del hijo. Su meta es rebasar el umbral de lo permisible dentro de una familia y provocar una respuesta cuestionadora de los demás. Alianza alternante Una alianza alternante con subsistemas en conflicto puede producir un cambio en la pauta jerárquica de la familia. esto es. en actividades. el terapeuta se alía con la madre apoyando su preocupación por la hija y poniendo el interés en los problemas laborales que le acarreaba el no saber si había ido o no. no compatible con el desequilibramiento. La tarea que se encomienda a la familia es que para evitar esta amenaza la madre debe estar siempre con el hijo y no dejarlo solo. le abrió los ojos para reaccionar ante su hija e imponerse. él ha vuelto al college y cada vez que la vida social del hijo aumenta la madre se deprime más y más. Diversas tareas paradójicas producen este efecto. el terapeuta puede cambiar de alianza en la misma sesión. en lugar de producir alternativas. y así ocurre acompañándolo a la universidad (en clase). Es una técnica de difícil ejecución. al colegio y las pérdidas que le suponía cuando tenía que faltar ella al trabajo.Madre con hija con absentismo excesivamente unida a su hija. Las técnicas de desequilibramiento que recurren a la alianza pueden requerir el mantenimiento de esta estrategia durante muchas sesiones. Como consecuencia cada uno retoma sus vidas con mayor autonomía que antes. pasando más tiempo juntos del que habían pasado nunca. hasta hartarse y conseguir que el hijo verbaliza la no intención de suicidándose. buscaba certificación médica para estudiar en el domicilio. de juzgar y dispensar favores por igual. lo miembros de la familia pueden encuadrar esa intervención de manera que contribuya a mantener la simetría y la distancia existentes. Además los subsistemas familiares en conflicto tienen la propiedad de mover al terapeuta a la posición “libra”. 3 .

Se rebelaran contra una tan radical falta respeto recurriendo a alguna modalidad de demanda o ataque. al tiempo que introduce temas que cuestionan al niño. posibilita un realineamiento de las jerarquías familiares. Esta última interacción.Hay que atribuir a cada subsistema pericias diferentes y complementarias. EL terapeuta se alía con el hijo respecto a su habitación como lugar suyo personal (castillo) y a los padres respecto a la escuela. El terapeuta tiene que ser capaz de producir tensión en el niño con el método de mantener su inatención durante la sesión. para que así. esta intervención produce un desenfoque inmediato del niño. de horario. Familia con hijo de 15 años. Cuando es eficaz. Ignorar a miembros de la familia Los miembros de la familia desconocidos se sienten cuestionados en su derecho más esencial. Se puede utilizar con niños refractarios que cuestionan la terapia negándose a hablar. que conlleva muchas veces un reclamo de coalición contra el terapeuta. en la que él se queja de lo estrictos que eran los padres respecto a las normas. el de ser reconocidos. Puede ser un desafío directo o lo más frecuente consistirá en una llamada a cerrar filas con los demás miembros de la familia. Una forma más activa de esta técnica consiste en que el terapeuta formule de manera explícita su cuestionamiento: “No me gusta hablar con personas que no se comportan a la altura de sus edad” Este tipo de intervención en que el terapeuta habla con los demás miembros de la familia sobre el miembro “blanco” puede producir considerable alarma porque conlleva un realineamiento de aquellos con el terapeuta. los miembros de la familia ensayaran nuevas modalidades de relación. El terapeuta utiliza esta técnica en su variedad más suave en los casos en que ignora a un niño demasiado demandador y acaparador. limpieza en la habitación). con exclusión del miembro blanco. en lugar de competir por la jerarquía dentro del mismo contexto. 4 . obligaciones (escuela. lo que puede tener sobre él un efecto apaciguador. respeto y unas reglas básicas. orden.

El terapeuta lo ignora y en cierto sentido lo reemplaza incrementando su propio contacto diádico con los demás miembros y bloqueando la intromisión de aquel. ignorar a un miembro dominante se convierte en un desafío directo. La madre retira el apoyo a la hija. es preciso acompañarla con alguna modalidad de apoyo al miembro cuestionado. Las técnicas de coalición demandan el conocimiento solido de las tensione que provocan en el miembro aliado dentro de la familia. muy fusionada con su madre y es esta la que habla por ella quitándole esta necesidad a la niña. pero el miembro que entra en coalición con el terapeuta no queda menos tensionado. Como consecuencia de esta técnica el miembro blanco de ella se tensiona. impone al terapeuta poseer la capacidad de llevar adelante un enfrentamiento y utilizar su posición de poder como el perito del sistema para cuestionar y descalificar la pericia de un miembro de la familia.Niña de 10 años que se niega a hablar. EL silencio de la niña ya no elevaba a la madre hasta una posición de importancia. por el contrario. El terapeuta le solicita a la madre que consiguiera que la niña hablara. 5 . Una variante más difícil de esta técnica que se aplica. En el caso de niños tomados como chivo emisario. quienes en el hogar se encontraran privados del apoyo del terapeuta. Como esta técnica puede poner en peligro el sistema terapéutico. es cambiar la posición de un miembro de la familia que hace las veces de poderosa central de operaciones. el terapeuta puede caer en la tentación de protegerlos creando una coalición con ellos contra los padres. Coalición contra miembros de la familia En esta técnica el terapeuta participa como miembro de una coalición contra uno o más miembros de la familia. Este tipo de intervención suele ser nocivo para los niños. la reticencia de la niña representaba en lo sucesivo la derrota de la madre. En ciertas familias. El éxito de esta técnica exige que los miembros de la familia acepten que esta transformación es valiosa en beneficio de toda la familia.

Es posible que el terapeuta se vea precisado a continuar con sus técnicas de desequilibramiento durante varias sesiones.En otro tipo de coalición. con síntomas de mal comportamiento (bajo rendimiento escolar. Son diversas las respuestas posibles de la familia a una técnica de desequilibramiento.I.I. Si el terapeuta rastrea la declaración de la madre. quedando el padre como P. dispuesto a cambiarlas según la necesidad terapéutica. por su falta de respuesta afectiva. y aunque la actitud del padre demostraba que era así. haberlo aceptado habría llevado a apoyar la homeostasis familiar. el hijo como portador del síntoma por delegación y la hermana como socorredor de la familia. hija de 19 años y un hijo de 17 como P. pero continuando la terapia de todos modos. el terapeuta se alía con un miembro o subsistema dominante en la familia a fin de empujarlos a ser eficaces en su función atribuida o natural. Por lo común. por lo que acusa al padre de ser el paciente real. Para ello deberá aportar al sistema un clima de confianza y producir un espíritu de colaboración con los miembros de la familia sometidos a tensión. la persona tomada como blanco puede rehusarse a acudir a una sesión o puede sobrevenir una transformación familiar que abra alternativas nuevas para resolver conflictos. Una familia con los cónyuges mayores de 60 años. Un ejemplo de esta intervención es una coalición con padres que muestran ineficacia para establecer un control ejecutivo sobre los niños pequeños. El terapeuta se coaligó con el padre como sistema de desequilibramiento. la madre como esposa martirizada. y que según la madre no le puede imponer control) El padre en la sesión asume el papel de P. lo que mantendrá a la familia en un estado de tensión. La madre expone la conducta del hijo como copiada del padre.I. Tiene que ser capaz de apoyar a los miembros de la familia al tiempo que introduce tensión en el sistema. desobediencia. la familia pueda dar por terminado el tratamiento. el terapeuta utiliza sucesivamente diversas técnicas de desequilibramiento. también hay que tomar nota de la retroalimentación que le 6 .. parecería que le da la razón. . Los miembros de la familia pueden unirse contra el terapeuta. Al seguir presionando sobre el sistema para producir una transformación.

el puesto que ocupa dentro de la coalición organizará su conducta y es posible entonces que pierda perspectiva terapéutica. COMPLEMENTARIEDAD Una de las metas en t. Debe trabajar con la idea teórica y experimental de que la familia es un organismo único. Cuestionamiento del problema 7 .indicara si los miembros de la familia pueden seguirlo en el ensayo de alternativas nuevas en sus interacciones. cuestionara el modo en que la familia recorta los sucesos. con la diferencia de que esta vez se cuestiona la idea integra de jerarquía. En tercer lugar. Esta operación. Cuando el terapeuta se coaliga con un miembro de la familia a fin de desequilibrar un sistema. En primer lugar. “Mi esposo me critica continuamente”. Para promover este modo diferente de conocimiento.p. el terapeuta tiene que cuestionar la epistemología habitual de los miembros de la familia en tres aspectos. La transformación del sistema y la exploración de nuevas formas de relación reciproca por parte de los miembros de la familia solo se pueden producir en un clima de confianza en el terapeuta. cuando en verdad cada uno de los miembros sirve de contexto a los demás. cuestionara la idea lineal de que un miembro de la familia controla al sistema. compuesto por una multiplicidad de individuos. para ello introducirá un marco temporal más amplio que enseñe a los miembros de la familia a considerar su conducta como parte de un todo más vasto. El único escudo capaz de proteger al terapeuta es una epistemología sistémica. cuestionara el problema: la certidumbre de la familia de que existe un paciente individualizado. Por lo general las personas se vivencian como sujetos de acciones y reacciones. En segundo lugar. La meta de la técnica no es ser justo. apunta a modificar la relación jerárquica entre los miembros de la familia. sino modificar la relación jerárquica entre los miembros del holon. es ayudar a los miembros de esta a que vivencien su pertenencia a una entidad que rebasa el sí mismo individual.

puede ser simple y directo. La respuesta a la pregunta ¿Quién está envuelto con usted en una relación reciproca que alimenta sus síntomas? Suele ser una variación sobre el tema “mi enfermedad es mía” Aceptar que una depresión pertenece a una comunidad aparecería como una renuncia a la integridad del yo. Empujando a la familia a adueñarse del cambio de uno de sus miembros. el terapeuta tratara de instilar el reconocimiento de una comunidad de contexto más que de propiedad. adheridos como están a sus verdades habituales. En ciertas familias es evidente que una persona es la portadora de los síntomas. La terapia parte del consenso. Tampoco aquí introduciría el terapeuta datos nuevos. Introduciría un modo diferente de recortar la realidad. compartido por los miembros de la familia y el terapeuta de que algo anda mal. Se introduce incertidumbre. ofrecerán resistencia a las alternativas aun en el mismo momento en que las buscan. Miembro psicótico) Todas las presentaciones mencionadas impiden la respuesta de rutina al paciente individualizado como si él fuera un todo.El primer cuestionamiento del terapeuta a la certidumbre de que existiría un paciente individualizado. 8 . Cuestionamiento del control lineal El terapeuta cuestiona la idea de que un solo miembro puede controlar el sistema familiar. La familia está en terapia porque su modo de ser ha resultado insuficiente y sus miembros desean buscar alternativa. una entidad autónoma. (Ej. con independencia del contexto. Pero. En consecuencia. Existe una técnica genérica para apuntalar el concepto de reciprocidad: el terapeuta expone la conducta de un miembro de la familia y atribuye a otro la responsabilidad de esa conducta de un miembro de la familia y atribuye a otro la responsabilidad de esa conducta. el terapeuta insta al sistema como un todo a aceptar la idea de la reciprocidad de cada una de las partes.

La terapia de familia. Señalar el isomorfismo de las interacciones es útil para indicar que la conducta de la familia obedece a reglas que están más allá del miembro individual. Deberán vivenciar la pauta integra y no meramente la secuencia de acción. miren como un estornudo activa a todo el mundo. 9 . repuesta y contrarrespuesta. el mensaje real es esté: “Ayude al otro a cambiar modificando el modo en que se relaciona con él” Cuestionamiento del modo de recortar los sucesos El terapeuta cuestiona la epistemología de la familia introduciendo el concepto de un tiempo ampliado y encuadrando la conducta individual como pate de un todo más vasto. abre la perspectiva para ver al individuo como parte de un organismo mayor. la hermana busca un pañuelo en la cartera. que introduce al sí-mismo como subsistema.Como el cambio de una persona modifica por fuerza su contexto. En una familia fusionada el hijo menor estornuda. EL terapeuta dice: “Caramba. Es una familia que hace servicial a la gente”. la madre alcanza al padre un pañuelo destinado a él.

La concepción del mundo de la familia. intacto en lo esencial. leyendas. desea que el terapeuta restaure y aceite su funcionamiento habitual. La intervención terapéutica siempre influirá sobre ambos niveles. Esquemas explicativos simples que confieren sentido a los hechos. 10 . Cuando acude a la terapia la familia presenta solo su precepción restringida. 2. 1. y se lo devuelva después. Los sociólogos permanecen a excesiva distancia de la realidad especifica del individuo porque solo atienden a la realidad homogeneizada de Validación de una concepción del mundo Peter Berger y Thomas Luckman distinguen cuatro niveles de legitimación de las instituciones sociales. Proverbios. Pero estos dos abordajes presentan una dificultad en el espacio que los separa. lo que reconocemos en los hechos es el significado que atribuimos al agregado de hechos. Las vías por las cuales se construye la realidad individual se pueden estudiar considerando la internalización del contexto.REALIDADES La estructura y la estructura creída se apoyan y se justifican entre sí. Pero nos falta dar otro paso: la realidad se tiene que compartir con otros. cuentos tradicionales. por así decir. Simple vocabulario o la presentación de la realidad por medio del lenguaje. La elaboración de una concepción del mundo El individuo que apenas iniciado a la vida aprende a capturar la realidad que se le presenta como objetiva. o bien se puede abordar el problema desde el lado opuesto. EL niño aprende que la cosa que tiene en su mano es una cuchara. analizando el modo en que las instituciones sociales influyen sobre el individuo. con otros que la validen. produce las lentes selectivas que llevará el resto de sus días.

Posee diversas técnicas que le permiten cuestionar la manera en que la familia legitima su estructura. 4. Se corresponde con los mitos y la historia familiar. En consecuencia. algo que modifique las fronteras de lo conocido. así como las credenciales para encuadrar lo normal y lo atípico por referencia a la familia.3. que organizan tanto el presente como el futuro. 11 . que integra en una totalidad diferentes provincias de sentido. el terapeuta prestará mucha atención al empleo que la familia hace de las palabras. y que sus miembros ignoran. así como a las palabras que tienen importancia para ella. Cuestionamiento de la concepción del mundo El terapeuta procura presentar algunos de los diferentes universos parciales que se sitúan fuera del núcleo básico de universo de la familia. Contiene la teoría explícita basada en un cuerpo de conocimientos que proporciona un marco de referencia para la conducta. el uso de paradojas y la búsqueda de los lados fuertes. El terapeuta puede recurrir a estas realidades universales para cuestionar la lealtad que los miembros de la familia guardan a su realidad peculiar. la vislumbre de una alternativa. 4. Se maneja con los aspectos universales de la intersección de la familia con el vasto mundo. Es el terapeuta de familia quien posee esa pericia. El universo simbólico. 2. Es el cuerpo de conocimientos que se pone en manos de especialistas. El terapeuta sabe que estos interpretan la realidad de la familia desde la perspectiva de los holones que constituyen. Estas técnicas son: el empleo de constructos cognitivos. Cada uno de estos niveles encuentra su análogo en la elaboración de la concepción del mundo de la familia. Y es posible modificar las perspectivas. la interpretación de los universos transmitidos y la atipicidad es una cuestión de perspectiva. 3. El vocabulario básico. Lo que hace el terapeuta es ofrecer como al pasar una ampliación. 1.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful