EL DOMICILIO EN LA ACTUALIDAD

1.-REFERENCIAS CONCEPTUALES El domicilio es otro derecho de la persona, el cual tiene por finalidad determinar su ubicación en el espacio, para los efectos de ejercitar los derechos o de cumplir obligaciones que se le imputan. Para un mejor entendimiento vamos a citar las definiciones de los siguientes autores: 1. CIFUENTES, Carlos: Señala que "El domicilio, por sus efectos, se identifica con la vida jurídica de la persona y tal personalizadándole condición de presencia, puesto que legalmente responde a un aspecto de su modo de ser en el derecho en función de la relación jurídica". Cabe añadir que la persona jurídica también es titular de este derecho; así como las organizaciones de personas no inscritas (para las cuales se aplican las normas citadas del código civil). 2. CARBONNIER: Lo define de la siguiente manera: "Es el medio de localización de una persona (...,) contribuye a su individualización mediante la adscripción del sujeto a determinada situación en el espacio. 3. ORGAZ: Expresa que "El centro territorial de las relaciones jurídicas de una persona o bien el lugar en que la ley sitúa a una persona para la generalidad de sus relaciones de derecho". 4. FERNÁNDEZ SESSAREGO: Apunta que "El domicilio es el asiento jurídico de 'la persona, su sede legal, el territorio donde se le encuentra para imputarle posiciones jurídicas, para atribuirle derechos o deberes". En efecto, si el sujeto de derecho es un centro de Imputación de derechos y de deberes, dicho centro de Imputación debe tener una ubicación en el espacio: esta es la noción de domicilio. Sin embargo, este concepto está tendiendo a. desmaterializarse, prueba de ello son las direcciones electrónicas. Ello reviste particular importancia en lo que a notificaciones judiciales se refiere. Al hablar de domicilio, surgen varios términos, los cuales haré una pequeña diferenciación. Entre éstos tenemos: 1. La residencia es el lugar donde la persona vive con su familia normalmente. Carbonier, precisa que, "La residencia es el lugar en que vive una persona de modo estable y habitual". Por ello,"la residencia puede o no, según los casos, ser un elemento constitutivo del domicilio; tal será su carácter cuando la ley determina el domicilio (concepto jurídico) de la persona atendiendo a su residencia (concepto material). 2. La Residencia 3. La Habitación

La habitación, También llamada morada, es el lugar donde se encuentra la persona accidentalmente. Es de carácter temporal. Se constituye como el lugar donde la persona se halla por breve tiempo ya sea de vacaciones, por negocio o en desempeño de una comisión. 2.-TIPOS DE DOMICILIO 2.1. El Domicilio Material El domicilio material es un dato técnico determinado por ley. No debe confundirse este concepto jurídico de domicilio con el de casa-habitación (espacio físico donde efectivamente vive la persona), ni mucho menos con el de dirección (que no es más que el nominativo o si se quiere el signo a través del cual se exterioriza el domicilio, la residencia o la habitación). 2. DomicilioFormal La residencia habitual y ello es importante en cuanto si se hace referencia a la protección de la intimidad del domicilio, este debe ser entendido en su aspecto material y dentro de este contexto ya es posible comprender, con mayor exactitud, que el domicilio ha sido el ámbito por excelencia de la intimidad. Al postergarse históricamente el domicilio, indirectamente se protegía a la vida privada de las personas. Posteriormente, cuando la persona privada cobra desarrollo jurídico autónomo, el domicilio es considerado como uno de los recintos donde el ser humano desarrolla su vida privada. No es el único aun cuando el domicilio goza de protección autónoma. Por otro lado la vivencia privada rebasa las paredes de la residencia o domicilio en general. 3.-CLASIFICACIÓN Autorizada doctrina argentina ha clasificado el domicilio de la siguiente manera: 1. Domicilio general:

Es para el ejercicio de todos los derechos en general en contraposición al especial. Por ello se sostiene que "abarca la generalidad de los derechos y obligaciones; puede haber domicilios especiales que concurran, pero sí el núcleo común indiferenciado de las obligaciones que no tengan un domicilio previsto para su cumplimiento en particular". Este tipo de domicilio tiene las siguientes características:
  

Necesidad. No cabe la posibilidad Jurídica de una persona sin domicilio general. Unicidad. Tampoco cabe la posibilidad de pluralidad de domicilios generales, se entiende, simultáneamente, Mutabilidad, dado que el domicilio es un derecho de la persona, esta dentro de sus facultades puede cambiarlo.

El domicilio general, a su vez, puede ser de dos especies: 3.1.1. Domicilio Legal: Es el que fija la ley en función de presunciones basadas en el estado civil de la persona, su condición, o en el cargo que desempeña, Es el caso del art. 37 C.C, el cual establece que "los Incapaces tienen por domicilio el de sus representantes legales". El del art. 41 C.C. ("a la persona que no tiene residencia habitual se le considera domiciliada en el lugar donde se

encuentre") o el del funcionario público (según el art. 38 C.C., es "el lugar donde ejercen sus funciones"). 3.1.2. Domicilio Real: Es el que tiene vigencia cuando no se presenta alguno de los casos donde opere la presunción legal. Es el que tenemos regulado en el art. 33 C.C. ("residencia habitual de la personas en un lugar"). A diferencia de otros sistemas Jurídicos (como el argentino. español o brasileño), dentro del sistema nacional que se constituya el domicilio real, sólo basta el elemento objetivo, de residir efectivamente en un lugar determinado y no se requiere del elemento subjetivo del animus manendi. El domicilio real es el lugar donde se reside con el propósito de establecerse en éste, bien sea por un" declaración expresa unida a la residencia habitual, o por la presunción de tal propósito cuando se reside por un tiempo determinado, establecido previamente por ley. Se llama también de hecho, para distinguirlo del domicilio legal o de derecho, se llama real para distinguirlo del convencional. 1. Domicilio Especial:

Es el impuesto por los mismos particulares para ciertos casos. Por ello se sostiene que "como verdadero atributo de la persona, debe tenerse en cuenta el domicilio general. El especial, en cambio, no tiene sus alcances ni cumple una función identificada con la personalidad. Pues tenerlo depende de la voluntad de aquella. El domicilio especial no es único, ni necesario; pero si mutable. Dentro del domicilio especial se encuentran: 1. Que equivocadamente se le identifica con el domicilio legal. Es el que fijan las partes en el proceso. Como sostiene Rivera. "es el que toda persona está obligada a constituir al tomar intervención en un proceso judicial, y que debe hallarse dentro del radio del juzgado. El inc. 2 del art. 424 C.P.C. establece como requisito de admisibilidad de la demanda que se fije el "domicilio procesal del demandante". 2. El domicilio procesal o ad litem: Que como indica el art. 36 "es aquel en el cual los cónyuges viven de consuno". 3. El domicilio matrimonial. 4. El domicilio negocial: Es el que se fija para la ejecución de los mismos. Este es el caso del art. 34 C.C... El cual establece que: "Se puede designar domicilio especial para la ejecución de actos jurídicos. Esta designación sólo Implica sometimiento a la competencia territorial correspondiente salvo pacto distinto". Es necesario mencionar que actualmente existe un grupo de códigos que apuntan hacia la concepción de un domicilio único, como el caso de los códigos francés, italiano, suizo y en nuestro ordenamiento jurídico desde el Código Civil de 1984 y otro grupo que admite la

seguida por el actual código. es necesario. hay términos que se puede confundir. 2 del art. 2. expresar la voluntad de ello. ARTÍCULO 33: . se clasifica en dos: Nuestro cuerpo de leyes asume la teoría objetiva del domicilio. Animus Real: Se manifiesta en un modo indubitable. el art. sola o con su familia. Domicilio: Lugar donde se ubica a la persona para sus efectos civiles. 2. Santos Briz. entendido como la intención. En la legislación peruana trata al domicilio en el código civil desde los artículos 33 hasta el 41. admite. Ajumado En cuanto a la fundamentación del domicilio Único. 1. El animus. vivir diversas temporadas en diferentes lugares es. La residencia habitual en la cual se tiene la intención de residir permanentemente". Residencia: Lugar donde la persona vive usualmente. que "el domicilio puede existir simultáneamente en varios lugares". se puede anotar que existe un sector de la doctrina que lo individualiza de acuerdo a la intención del sujeto. en su inc. 39.. siempre que en cada uno concurran los requisitos que (. se afirma que "la práctica admite la pluralidad de domicilios. el cual. Teoría Objetiva: Es la Prueba directa. entre otros. Dicha posición era asumida por el derogado código Civil Peruano de 1936. a parte del hecho físico de residir en un lugar determinado.pluralidad de domicilios. en un determinado lugar. también llevan consigo un aumento de sus obligaciones derivadas de aquéllos". DOMICILIO EN EL CÓDIGO CIVIL PERUANO En la doctrina se distinguen dos teorías que explican la esencia del domicilio. sobre el lugar de vivienda de una persona. 1. dentro de la cual. el art. sólo basta residir real y habitualmente en un lugar determinado. tal como lo expresa Mascareñas: "Una persona puede tener varias residencias de hecho. Si varios domicilios aumentan los derechos del titular. es decir. Morada: Lugar de estancia transitoria para la persona. en contraposición con la teoría subjetiva. y por consiguiente no es habitual. 2. 3. claro y explícito. 3. Teoría Subjetiva: Se caracteriza por la intención de permanecer (animus manendi). pero sólo tendrá un domicilio. por el hecho de residir habitualmente en un determinado lugar. para la constitución del domicilio. el cual establece que "el cambio de domicilio se realiza por el traslado de la residencia habitual a otro lugar". Como ya se explicó anteriormente. 32 del Código civil brasileño. y excluido en todo caso el propósito de fraude o de perjuicio para terceros. 7. Animus Presunto: Se deduce de ciertos hechos que lo hacen suponer. es decir: 1. Actualmente y en virtud del numeral 33. es decir. como el BGB (Código civil alemán). habitar. 3. Respecto de la pluralidad de domicilios.) se exigen por la ley para su existencia.. para que se constituya el domicilio. 4. Confirma la teoría objetiva.

como es la de facilitar la celebración de actos jurídicos. pero esta designación es válida para el derecho. En este artículo se suprime el elemento subjetivo. que permite que las personas designen domicilio especial para la ejecución de los actos jurídicos. Se puede decir que una persona tiene residencia alternativamente. Es preciso tener en cuenta la nota de habitualidad. Lo usual es que cada persona tenga una sola residencia. ARTÍCULO 34: Se puede designar domicilio especial para la ejecución de los actos jurídicos. Es decir por el simple hecho de residir real y habitualmente en un lugar es factor determinante para presumir que la persona ha situado ahí su centro espacial de imputación jurídica. pero todas las demás obligaciones deberán ser cumplidas en el domicilio constituido por la residencia de cada parte. Un ejemplo claro sería que en un contrato. realizar pagos. habitualmente a uno de ellos. etc. es necesario aclarar que estamos hablando de domicilio civil. Esa será su residencia y en principio también su domicilio para efectos civiles. para la ejecución de os mismos. En este artículo. el domicilio especial. El carácter jurídico y no fáctico del domicilio queda ratificado en este artículo. para la constitución del domicilio de la persona. cuando tiene varios lugares. Esta designación sólo implica sometimiento a la competencia territorial correspondiente. en animus. exclusivamente e n atención al elemento objetivo. tiene su estudio de abogado donde ejerce la profesión. Este numeral. Se le puede considerar residiendo indistintamente en cualquier lugar de los establecidos. obedece a una razón práctica.El domicilio se constituye por la residencia habitual de la persona en un lugar. La habitualidad es un factor de hecho que consiste en que lo usual para la persona y su familia es el de tener sus actividades de vida cotidiana en un determinado lugar preferentemente que en otros. Ya que este domicilio sólo servirá para la competencia de los tribunales. una persona que vive en Piura puede designar domicilio en Tumbes.). Se ha admitido la posición que el domicilio debe fijarse. y a la vez. Estas personas moran indistintamente en más de un lugar. . salvo pacto distinto. ARTÍCULO 35: A la persona que vive alternativamente o tiene ocupaciones habituales en varios lugares se considera domiciliada en cualquiera de ellos. Por ejemplo: Una persona que dicta clases en la universidad en un determinado horario contando con una oficina. se limita al metimiento a la jurisdicción territorial correspondiente. lo que ocurre en gente adinerada que deben realizar sus actividades con gran movilidad. pero siempre estará referido principalmente. enviar documentación. Tiene que quedar bien claro que no se trata de alguien que tiene una residencia habitual y frecuenta periódicamente otro. Pude ser para contratos. que es el domicilio para todos los efectos de la vida cotidiana y privada de la persona. Puede frecuentar varios lugares en su vida cotidiana. En nuestro código se menciona la residencia habitual. como es evidente. Pero todos los implicados saben que no vive en Tumbes.

de los asuntos que interesan a su representado. el varón era quien fijaba el domicilio conyugal. Sin embargo. en ejercicio de funciones del estado o por otras causas. el último que compartieron. El extranjero o el interior: Se refiere a los funcionarios que viajan al exterior. y en su defecto. es por ello que resulta completamente razonable que el domicilio del representante de este ultimo se distinta a la de aquel. El domicilio de las personas que residen temporalmente en el extranjero. Es así que el domicilio conyugal constituye de común acuerdo entre marido y la mujer. señala que las personas que permanecen en el extranjero por breve tiempo ya que de no ser así. la persona estará domiciliada tanto en la oficina de la Universidad como en el local de su estudio de abogado. sin perjuicio. por contraste con los que tienen asignado dentro de territorio nacional. temporal o accidentalmente). en su caso. de lo dispuesto en el artículo 33. En la medida que los representantes legales ejercen poder sobre sus representados. el último que compartieron. La norma no presenta mayor problema tratándose de los casos de patria potestad y de tutela. en su defecto. Se ha variado éste artículo ya que en el código civil de 1936. ARTÍCULO 37: Los incapaces tienen por domicilio el de sus representantes legales. ARTICULO 39: . En el segundo párrafo. si la curatela ha sido instituida no para toda su extensión de la capacidad del curado sino sólo para ciertos aspectos de su vida. ARTÍCULO 38: Los funcionarios públicos están domiciliados en el lugar donde ejercen sus funciones. en la medida que estamos hablando de menor e que no pueden ejercitar por sí mismos sino los actos expresamente autorizados por la ley. El artículo distingue el domicilio del funcionario público. En consecuencia. ARTÍCULO 36: El domicilio conyugal es aquel en el cual los cónyuges viven de consumo o. De aquel otro domicilio especial en el que el funcionario cumple su actividad laboral. sí debe ser matizada cuando se trata de la cura tela porque los incapaces sometidos a ella pueden tener incapacidad relativa o absoluta. Temporalidad: Este es un problema que el problema se determina sabiendo si mudó la residencia habitual. tendría que considerárseles domiciliadas fuera del país. Aquí se puede hablar sobre dos aspectos: La temporalidad y exterior-interior. es el último que hayan tenido en el territorio nacional. al expresar que el domicilio se constituye por la residencia habitual.Para efectos laborales. por razones de habitualidad. Hoy en día el citado domicilio es aquel en el cual los cónyuges viven de consuno. o si solo ha cambiado de morada (es decir. De esta manera el representante estará más informa do que pueda ser posible. y actúan por ellos en la vida jurídica.

Esto se puede explicar en los siguientes ejemplos:   Si alguien vive seis meses del año en un lugar y seis meses del mismo año en otro lugar. En efecto. de manera que cambia su vida habitual de un sitio a otro. se ha eliminado en el artículo proyectado el requisito de prestar una declaración expresa ante la municipalidad. dentro de los treinta días de ocurrido el hecho. y los mejores caminos son el notario o el tribunal. Este artículo establece que quien tiene la calidad de deudor. entonces está domiciliado en cada lugar en el momento que reside allí. Este es otro caso en el cual se nota que residencia y domicilio no son la misma cosa para el derecho y que el domicilio puede ser un lugar que no tiene que ver en absoluto con la residencia de la persona. bajo responsabilidad civil y /o penal a que hubiere lugar. ya que solo basta trasladar la residencia habitual de la persona de un lugar a otro para concluir que se ha producido un cambio de domicilio. Si alguien muda su vida habitual a un nuevo lugar. Es decir que se tiene que dar fe.El cambio de domicilio se realiza por el traslado de la residencia habitual a otro lugar. El deudor y los terceros ajenos a esta relación obligacional con el a creedor. por medio indubitable. de cualquier cambio de domicilio. ARTÍCULO 40: El deudor deberá comunicar al acreedor el cambio de domicilio señalado para el cumplimiento de la prestación obligacional. así como la espera de 2 años para poder determinar que la persona ha cambiado realmente de domicilio. Esta norma busca dar seguridad jurídica a la partes de una relación obligacional. cambia de residencia. El método más evidente es el de una carta notarial. su calidad de sujeto de derecho exige una sede jurídica par a la imputación de derechos y deberes. Si no lo hace así entonces los acreedores tienen el derecho de seguirlo considerando domiciliado en el lugar que originalmente fijó para tal efecto. Ninguna persona puede ser teóricamente un in domiciliado. esté o no allí ahora. están facultados para oponer el cambio de domicilio de éste. tiene el deber de poner en conocimiento de sus acreedores. La oponibilidad al cambio de domicilio se efectuará mediante comunicación indubitable. Este artículo concuerda con el artículo 33 sobre la fijación de domicilio. En este artículo ha ocurrido una variación fundamental de la posición contemplada en el artículo 22 del código Civil de 1936. se produzca esta mudanza dentro del país o hacia el exterior. o una notificación por vía judicial. ARTÍCULO 41: A la persona que no tiene residencia habitual se le considera domiciliada en el lugar donde se encuentra. .

Esa persona no tiene residencia habitual y se la considera domiciliada en el lugar donde se encuentre. El bien jurídico que se protege es la intimidad personal la soberanía del titular sobre el espacio físico en que domicilia. 2. en tales condiciones que hagan patente la voluntad de los moradores de excluir de él a terceras personas. VIOLACIÓN DE DOMICILIO Se comprende en este rubro la violación de domicilio por particular y el allanamiento ilegal de morada que como se sabe solo puede ser perpetrado por funcionario o servidor público. será reprimido con . la pena se prevé una privativa de la libertad no mayor de dos años y de treinta a noventa días multa.Es el caso de quien no tiene residencia. ejemplo. será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años y con treinta a noventa día. pero. Es morada de casa. separado del mundo exterior. escribe la conducta omisiva de no salir de la morada no obstante la exigencia que en ese sentido formula el titular. bastando tan solo que el área surgiera exclusión. La Violación De Domicilio Por Particular 3. El término morada se puede explicar como el espacio abierto o en parte abierto. 1. Esa persona duerme en un parque. Allanamiento Ilegal De Morada Artículo 160: El funcionario o servidor público que allana un domicilio sin las formalidades prescritas por la ley o fuera de los casos que ella determina. Es delito permanente. penetrar parcialmente". Y la doctrina entiende por penetrar en morada. en este caso. el cuarto del hotel. ni necesariamente inmueble. Esto en sancionado o penado en el Código Penal. Es un fenómeno bastante común es las ciudades subdesarrolladas y comienza a serlo también en los países desarrollados. en una calle. cuando se produce "una entrada completa de la persona en el recinto de la morada ajena. El delito se consuma cuando el sujeto activo entró sin consentimiento en morada o casa ajena. no tiene "casa".multa. etc. ni amplia. Artículo 159: El que sin derecho penetra en morada o casa de negocio ajena. El lugar no tiene que ser de construcción noble. no siendo suficiente asomarse. se le otorga domicilio a quien no tiene residencia. o permaneció en el rehusando la intimación que le hace el que tiene derecho. Por tanto. un remolque. en una estación de ómnibus y en una estación de subterráneo en los países donde éste existe. Esta es otra excepción del artículo 33 del Código Civil. en su dependencia o en el recinto habitado por otro o el que permanece ahí rehusando la intimación que le quien tenga derecho a formularla. una choza. El concepto de permanecer o mantenerse en la morada o casa de negocio ajeno. el camarote de un buque.

estamos protegimos ante un abuso de autoridad. Editorial BARCELONA. Cuarta edición actualizada y ampliada..pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres años e inhabilitación de uno a dos años conforme el artículo 36. ya que ningún funcionario puede infringir nuestra morada. Astrea. La pena que corresponde es una privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres años e inhabilitación de uno a dos años. Por medio de nuestro código Penal. Tomo I. Art. CONCLUSIONES 1. la ejecución actual del tipo que se esté lesionando con inmediatez un bien jurídico. numeral 9. . acciones legales.1960. Disciplina General y Derecho de las Personas. 1953. Octubre 2001. etc. Parte general. "Elemento del derecho Civil". solo habrá delincuencia in fraganti cuando se tenga percepción sensorial por un observador presencial de que se cometiendo un delito. 4. desalojos. registros. por haber ingresado o por permanecer en ella no obstante la intención para que se retire. Editores Librería Studium. Tomo I. 2. Se consuma el delito con el allanamiento de la morada. CARBONIER. 5. ENECSEREUS Y NIPPERDEY. de donde puede realizar distintos actos jurídicos. La ley peruana protege nuestra morada. sin la justificación legal. 36. Así. etc. "Derecho de las personas". SESSAREGO. Editorial Huallaga. Que una persona puede tener varias residencias. BIBLIOGRAFÍA 1. "El ser humano como persona natural". Aquí el ministerio Público solicita del juez la autorización correspondiente. Contiene 387 páginas. establece que para ingresar en domicilio ajeno se requiere:    Consentimiento del morador. Lima. Octava edición 2001. incisos 1. por tanto nuestro derecho a la intimidad. detenciones. Tercera Edición. Parte general I. Fernando. Juan.2 y 3. Flagrante delito o muy grave peligro de su perpetración. Derecho Civil. Orden o mandato judicial debidamente fundamentado. inmovilizaciones. Bosch Barcelona. 1995. "Derecho de las Personas". RUBIO CORREA. que le hace al agresor. en su Art. CIFUENTES. "Derecho Civil". pero un sólo domicilio. La constitución Política del Perú. y el delincuente sea sorprendido. decir que se trata de la proximidad en el tiempo con que se anticipa un peligro de perpetración delictiva. Carlos. Marcial. Buenos Aires. el titular del derecho.  Un cuarto supuesto que la ley prevé. 6. 3. Respecto de la locución muy grave peligro de perpetración. 2. Contiene 213 páginas. 2. Es delito flagrante. Tiene 573 páginas. ESPINOZA ESPINOZA. incisos 1. Se trata del acto abusivo que la autoridad realiza usualmente para efectuar investigaciones. Segunda Edición 1995.2 y 3. 3. es el de las condiciones sanitarias concurrentes con el estado de necesidad.

conforme lo prescribe el artículo 18-2 de la Constitución. ORGAZ. LA INVIOLAVILIDAD DEL DOMICILIO Y LA INTIMIDAD COMO DERECHOS FUNDAMENTALES INTIMAMENTE LIGADOS Y PERSONALISIMOS 27 AGOSTO. RIVERA. "Derecho Penal". así como el artículo 12 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Editorial San Marcos. Buenos Aires. ha consentido en que se ingrese a su domicilio a pesar de que Juan no se encuentra en esos momentos. a efectos de aplicarse un legítimo allanamiento. artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Lo que debe quedar claro. Javier. "Instituciones de Derecho Civil". 9. Buenos Aires. Parte General I. Editorial Depalma.7. o se requiere orden judicial? Para responder la pregunta arriba expuesta. "Derecho Civil Argentino": Personas individuales. significando la relevancia moral de .1992. por lo que le solicita tu presencia urgente a fin de realizar la diligencia de allanamiento ¿Es suficiente este consentimiento para ingresar al domicilio. que emanan de la dignidad del hombre como fuente generadora de tales. como idea de partida. además. su esposa Ana. Parte Especial I B. es que los conceptos de intimidad y domicilio no son disociables. debemos precisar que la inviolabilidad de domicilio es una consecuencia del derecho a la intimidad. VILLA STEIN. Edición 1998. Debiendo precisarse. 8. que el concepto de derechos fundamentales. y constituyen derechos fundamentales de la persona. REGALADO URQUIAGA-UNT Con un ejemplo: La policía te llama por teléfono y te dice que en la investigación que se sigue contra Juan. 1946. 2009 LA INVIOLAVILIDAD DEL DOMICILIO Y LA INTIMIDAD COMO DERECHOS FUNDAMENTALES INTIMAMENTE LIGADOS Y PERSONALISIMOS POR Abg. comprende “tanto los presupuestos éticos como los componentes jurídicos. DIANA E.

Así. hace enfatizar que las medidas restrictivas de derechos fundamentales como en el caso del allanamiento. y de cualquier otro lugar cerrado. en sus dependencias cerradas. Boletín Oficial del Estado. y también la relevancia jurídica que convierte a los derechos en norma básica material del Ordenamiento.” ( Peces-Barba. 1999. pág. en el artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y en el artículo 11 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. el Fiscal solicitará el allanamiento y registro domiciliario de una casa habitación. Madrid: Universidad Carlos III de Madrid. constituyen restricciones o limitaciones de derechos fundamentales. La entrada y registro domiciliario. siempre que sea previsible que le será negado el ingreso en acto de función a un determinado recinto. para que tal intromisión sea legitima. lo antes anotado. precisa que la inviolabilidad domiciliaria sólo puede darse sin mandamiento judicial cuando en aquel lugar hay una situación de flagrancia o es inminente la consumación de una conducta punible. como el de la intimidad. preexistente al orden estatal y proyectado en él como fin supremo de la sociedad y del Estado (artículo 1º de la Constitución).2. Gregorio. nuestra Constitución en el Art.9. y en el marco de nuestro sistema procesal penal democrático de corte garantista. Los derechos fundamentales expresan tanto una moralidad básica como una juridicidad básica. debe precisarse de la justificación acorde con el principio de proporcionalidad. no siempre bien diferenciadas: el allanamiento del domicilio y su registro. si bien el reconocimiento positivo de los derechos fundamentales es presupuesto de su exigibilidad como límite al accionar del Estado y de los propios particulares. incluso. En tal sentido. señala claramente que Fuera de los casos de flagrante delito o de peligro inminente de su perpetración. o que se encuentran bienes delictivos o cosas relevantes para la investigación. Lo que significa que. y es instrumento necesario para que el individuo desarrolle en la sociedad todas sus potencialidades.una idea que compromete la dignidad humana y sus objetivos de autonomía moral. Por este motivo. La inviolabilidad del domicilio involucra dos cuestiones distintas. Curso de Derechos Fundamentales. Teoría General. . y siempre que existan motivos razonables para considerar que se oculta el imputado o alguna persona evadida. 37). cuando su adopción y práctica tiene como finalidad la lucha contra la criminalidad. Como desarrollo de la norma constitucional. o en recinto habitado temporalmente. en tanto manifiestas concreciones positivas del principio-derecho de dignidad humana. como medio de búsqueda de pruebas. la eficacia procesal de tales medidas ha de estar sometida al más estricto cumplimiento de las exigencias constitucionales que dicha calificación conlleva. sumamente humanista. implican intromisiones vulneradoras prima facie del ámbito de protección de los derechos fundamentales. también lo es su connotación ética y axiológica. Consecuentemente. el artículo 214º del Código Procesal Penal vigente. en su defecto se requiere orden judicial. casa de negocio.

y como restrictor de derechos fundamentales. ello. fuera de los supuestos previstos por la norma. toda vez que. como ya referimos líneas arriba. Por su parte. Pues de realizarse una intervención fuera de estos parámetros se configuraría el delito tipificado en el artículo 159 y 160 del CP. líneas arriba. como bien dijimos. para dar luz verde al ingreso del domicilio de Juan y efectuar el registro correspondiente. sino declinados por el mismo afectado. por cuanto su aplicación involucra derechos fundamentales personalísimos del afectado. la esposa del investigado. no cualquier persona que habita la casa de una persona que puede ser indagada mediante la aplicación de un allanamiento puede prestar su autorización para ello. siendo previsible que se negara el ingreso. que solo pueden ser declinados por el propio afectado o por el juez. pueden ingresar al domicilio de persona alguna. intimidad y domicilio no son disociables. tal medida. se podría afirmar que la autorización debe emanar del directamente afectado con la medida.° 03691-2009-PHC/TC CAJAMARCA LUZ EMERITA SÁNCHEZ CHÁVEZ Y OTRO RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL Lima. que emanan de la dignidad del hombre como fuente generadora de tales. ni la policía ni el fiscal. Por lo que.De lo que podemos colegir que fuera de los supuestos de flagrancia o de peligro inminente de su perpetración. como el de la intimidad y el derecho a la inviolabilidad de domicilio. o que se encuentran bienes delictivos o cosas relevantes para la investigación. para efectos de entender el Allanamiento como medio de búsqueda de prueba. pues. nos toca decir que no es suficiente el consentimiento de Ana. De manera que. en merito a que tal situación acarrearía la afectación de un derecho personalísimo. EXP. solo proceden con el consentimiento del titular o caso contrario. derechos fundamentales de no libre disposición por cualquier persona. De modo que. con autorización judicial. y siempre que existan motivos razonables para considerar que se oculta el imputado o alguna persona evadida. la norma Normarum también señala que nadie puede ingresa r en el domicilio ni efectuar investigaciones o registros sin autorización de la persona que lo habita. N. y constituyen derechos fundamentales de la persona. 18 de marzo de 2010 VISTO . respecto del caso sub examine.

De los actuados e instrumentales que corren en el expediente del hábeas corpus 2. de fojas 93. Al respecto afirma que el Fiscal Adjunto de la Segunda Fiscalía Provincial de Celendín abrió investigación preliminar en su contra por el término desproporcionado de 15 días. contra la sentencia de la Segunda Sala Especializada en lo Penal de la Corte Superior de Justicia de Cajamarca. Refiere que su detención por dicho espacio de tiempo resulta arbitraria ya que no han cometido ningún delito. no existen medios probatorios que hagan suponer que se dediquen a la microcomercialización de drogas y que desconocían del contenido de la bolsa con el estupefaciente ya que terceras personas se lo encargaron. mediante el escrito del recurso de agravio constitucional de fecha 9 de julio de 2009 (fojas 108). afirma que la privación de la libertad a nivel policial fue injustificada. ATENDIENDO A Los antecedentes 1. por consiguiente la investigación preliminar a la que se encuentran sometidos resulta desproporcionada. refiere que la alegación de inocencia y el cuestionamiento a los medios probatorios. don José Nelson Montenegro Avellaneda. tanto más si. Que con fecha 8 de junio de 2009. asimismo. por considerarlos arbitrarios y vulneratorios de los derechos al debido proceso y a la libertad ambulatoria. Agrega que su libertad ha sido violentada de manera ilegal ya que “no se ha cumplido en lo absoluto con otros protocolos [como lo son] la toma de muestras o recolección de pruebas en el lugar de los hechos. ingresando de manera furtiva para luego aterrarlos con su actitud abusiva. tampoco se ha exhibido el video materia de la intervención. Agrega que por la cantidad de droga incautada (6 gramos de marihuana) es inviable la configuración del delito que se les atribuye. ya que no existió una orden judicial que la sustente ni se configuró los supuestos del flagrante delito. bajo la dirección del fiscal. el Fiscal Adjunto de la Segunda Fiscalía Provincial de Celendín. los detuvieron sin que medie una orden judicial ni se cumpla la situación de flagrancia. “en su momento. Que mediante escrito de fecha 9 de junio de 2009. conforme a la ley. denunciando la inconstitucionalidad de la investigación fiscal que se les sigue por el delito de microcomercialización de drogas. Por otra parte. y que. la recurrente interpone demanda de hábeas corpus a su favor y de don Teófilo Juárez Marín.El recurso de agravio constitucional interpuesto por doña Luz Emerita Sánchez Chávez a favor propio y de don Teófilo Juárez Marín. y. señala que “la detención de las personas Luz Emerita Sánchez Chávez y Teófilo Juárez Marín se ha . allanaron su domicilio. que declaró infundada la demanda de autos. la detención policial que vienen sufriendo desde el día 5 de junio de 2009 y el allanamiento de su domicilio. así como del principio de legalidad. Señala que los miembros de la Policía Nacional. la posesión de dicha cantidad de droga no resulta punible. el mismo que forma parte de los recaudos de la investigación penal aperturada en el Juzgado de Celendín”. su fecha 3 de julio de 2009. deben contextualizar la investigación que lleva a cabo el Juez Penal” (el subrayado es nuestro).

que: a) la intervención en el domicilio de los actores se debió a una denuncia realizada por vía telefónica por una tercera persona. Que en el presente caso se cuestiona la detención policial que sufrieron los actores –en su momento– por el término de 15 días.300. los efectivos policiales y los actores del hábeas corpus (fojas 21)..300. Afirma que se ha dispuesto que las investigaciones se realicen por el término que la Constitución establece para el delito de tráfico ilícito de drogas. se aprecia del “Acta de Intervención” de fecha 5 de junio de 2009 (14:00 horas). b) los actores habrían permitido el ingreso a su domicilio a los efectivos policiales y del aludido fiscal provincial.50 nuevos soles.) y un arma de fuego”. la que refiere haber sido levantada en el lugar denominado “La Laguna. Por otro lado. esto es a partir del día 5 de junio de 2009.00 nuevos soles. en la que se detalla: “positivo” para drogas (hojas de marihuna). se tiene el Acta de Comiso de la Droga Incautada que señala que la sustancia decomisada al parecer sería marihuana y que su peso aproximado es de 6 gramos (fojas 26). los efectivos policiales y los actores del hábeas corpus (fojas 23). y iii) que el allanamiento del domicilio de los actores . y no para dirigir a los policías en su tarea (fojas 14). De otro lado. de modo que la continuación de la detención policial se encuentra arreglada a la Ley. que dio cuenta de la existencia de droga y armas de fuego en dicha vivienda. comprensión del caserío La Congona – distrito de Huasmín”. Agrega que su presencia como fiscal en el domicilio de los actores ha sido para garantizar la legalidad de la intervención. c) ejecutado el registro se incautó un arma de fuego (con serie LC595790). pues no habrían cometido ningún delito tanto así que no existen medios probatorios que hagan suponer que se dediquen a la microcomercialización de drogas. Por otra parte.° 225-2009-XIV-DITERPOL-CSPNP_CELENDIN“A”/SIDE. Los actos materia de cuestionamiento en el caso en concreto 3. “positivo” para armas y/o municiones (arma de fuego con serie LC595790 y municiones) y “positivo” para moneda nacional en la cantidad de 3. por lo que “no result[a] necesario la existencia de una orden judicial de allanamiento para la intervención de su domicilio” (sic). documento que es firmado por el citado fiscal. Finalmente. aparece el Oficio N. ii) la irresponsabilidad penal de los favorecidos. Por todo esto se sostiene: i) que la investigación preliminar a nivel fiscal resulta arbitraria. Asimismo.00 así como de 131. aparece al “Acta de Prueba de Campo de Descarte y Pesaje de Droga” que precisa que se trata de cannabis santiva [marihuana] con un peso que coincidentemente es de 6 gramos (fojas 29). de fecha 5 de junio de 2009.producido en mérito a la existencia de flagrancia delictiva. aparece otra instrumental denominada “Acta de Registro Domiciliario” de fecha 5 de junio de 2009 (15:05 horas).. que dirige el Comisario Sectorial de Celendín al Fiscal de la Segunda Fiscalía Provincial Mixta de Celendín comunicando la detención policial de los actores por encontrarse sujetos a investigación preliminar por los delitos de tráfico ilícito de drogas y tenencia ilegal de armas de fuego y municiones (fojas 47). documento que también es firmado por el aludido fiscal. levantada en la vivienda de los actores ubicada en el lugar denominado “La Laguna – Congona – Huasmín”. municiones y moneda nacional en la cantidad de 3. [esto es] el haberse encontrado a ambos en posesión de droga (.

el reponer las cosas al estado anterior a la violación o amenaza de violación del derecho fundamental a la libertad personal o un derecho conexo a éste. los hechos no configuran el delito que se les imputa y que no existen medios probatorios que hagan suponer que se dediquen a la microcomercialización de drogas) corresponde el rechazo de la demanda en aplicación de la causal de improcedencia contenida en el inciso 1 del artículo 5° del Código Procesal Constitucional. el artículo 1º del Código Procesal Constitucional establece que es finalidad de los procesos constitucionales. entre ellos el hábeas corpus.° 00702-2006-PHC/TC y STC 8109-2006-PHC/TC. 6. Que en lo que respecta al cuestionamiento de la detención policial. Que por consiguiente. carece de objeto emitir pronunciamiento al haber operado la sustracción de la materia justiciable. no tiene facultades para coartar la libertad individual [Cfr. STC 07961-2006-PHC/TC y STC 05570-2007PHC/TC. b) la presunta irresponsabilidad penal de los actores –que implica un juicio de reproche penal de culpabilidad o inculpabilidad sustentado en actividades investigatorias y de valoración de pruebas– así como la subsunción de las conductas en determinado tipo penal no están referidos en forma directa al contenido constitucionalmente protegido del derecho a la libertad personal. toda vez que son aspectos propios de la jurisdicción penal que no compete a la justicia constitucional. y de otro lado. En concreto. Que en este contexto es menester señalar que la Constitución establece expresamente en su artículo 200º. el reponer las cosas al estado anterior a la violación o amenaza de violación del derecho fundamental a la libertad personal o sus derechos conexos. STC 2758-2004HC/TC]. no obstante. toda vez que: a) las actuaciones del Ministerio Público son postulatorias y en ningún caso decisorias sobre lo que la judicatura resuelva. al aplicar un tipo penal o imponer una sanción. Al respecto. se advierte que la privación de la libertad que sufrieron los actores (en el marco de la investigación . siendo la finalidad de los procesos constitucionales. el juzgador penal se aparta del tenor literal del precepto o cuando la aplicación de un determinado precepto obedezca a pautas interpretativas manifiestamente inadecuadas. STC N. [Cfr. pues si bien su actividad (en el marco de la investigación preliminar así como la formalización de la denuncia o acusación) se encuentra vinculada al principio de interdicción de la arbitrariedad y al debido proceso. de conformidad con lo establecido en el artículo 1º del Código Procesal Constitucional. entre ellos el hábeas corpus. conforme al modelo procesal penal vigente en el distrito judicial de Cajamarca. inciso 1 que el hábeas corpus procede cuando se vulnera o amenaza la libertad individual o los derechos constitucionales conexos a ella. esto es en aquellos casos en los que. se aduce que la cantidad de droga incautada no comporta el delito que se les atribuye. 5. entre otras]. Adicionalmente. extravagantes o irrazonables. [Cfr. Respecto a esto último cabe agregar que sólo excepcionalmente se podrá efectuar el control constitucional de una resolución judicial por afectación del principio de legalidad penal. incompatibles con el ordenamiento constitucional y su sistema material de valores.(derecho a la inviolabilidad del domicilio) realizado el día 5 de junio de 2009 habría sido ilegal toda vez que se ejecutó sin que exista una orden judicial que lo disponga ni se configure la situación delictiva de flagrancia. 4. entre otras]. en lo que respecta al cuestionamiento constitucional a la investigación preliminar a nivel fiscal y los alegatos de irresponsabilidad penal (sustentado en que los actores no habrían cometido ningún delito. En efecto.

pues afirman que se encuentran instruidos ante el Juzgado Penal de Celendín. en cuanto a la denuncia de violación del derecho a la inviolabilidad del domicilio.. de lo expuesto por los recurrentes en su recurso de agravio constitucional de fecha 9 de julio de 2009 (fojas 108) se advierte que a la fecha no se encuentran bajo la acusada sujeción policial sino sujetos a un proceso penal. 8. Que. STC 7455-2005-PHC/TC]. posesión u otros derechos reales. sino a la necesidad de preservar el carácter privado e intimo de lo que en él hay de emanación de la persona. y. en el presente caso el Tribunal Constitucional considera necesario analizar la materia controvertida a fin de realizar precisiones en cuanto a su contenido y en relación a la situación de la flagrancia delictiva. En este sentido. en una acepción más amplia. 10. Que la Constitución señala. de modo que no se refiere a la protección de la propiedad. lo que habría habilitado legítimamente el ingreso a su domicilio para consecuentemente disponer su detención policial por el término de 15 días a efectos de la investigación preliminar (lo que se cuestiona en los hechos de la demanda).. Del derecho constitucional a la inviolabilidad del domicilio 9. toda vez que los hechos que configuraron su vulneración (5 de junio de 2009) han cesado en momento anterior a la postulación de la presente demanda (8 de junio de 2009). quedando facultada para poder excluir a otros de dicho ámbito impidiendo o prohibiendo la entrada en él. Que no obstante la improcedencia de la demanda. finalmente.. por lo que resulta irreparable la reposición del derecho afectado. que a su vez involucra la intromisión en la privacidad y dignidad de la persona humana. Esto porque en el presente caso la controversia está centrada en el supuesto de la flagrancia del delito de tráfico ilícito de drogas y tenencia ilegal de armas de fuego y municiones –de los recurrentes–. sino aquel que sea compatible con la esfera de privacidad de la persona. lo cual guarda conexidad directa con el derecho a la libertad individual. Que a través del derecho fundamental a la inviolabilidad del domicilio no se protege cualquier espacio físico definido respecto del cual el actor alegue su vulneración. (.preliminar por el delito de tráfico ilícito de drogas) por el término de 15 días. en su artículo 2°. no se puede considerar como domicilio a los espacios físicos destinados a fines incompatibles con la expresión de privacidad como lo son los lugares que por su . la inviolabilidad de domicilio encuentra su asentamiento preferente. ello. evidentemente ha cesado a la presente fecha. disposición que guarda concordancia con el artículo 11° numerales 2 y 3 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Nadie puede ingresar en él ni efectuar investigaciones o registros sin autorización de la persona que lo habita o sin mandato judicial. esto es a partir del 5 de junio de 2009. 7. Justamente. corresponde que se declare su improcedencia en aplicación de lo previsto en inciso 5 del artículo 5° del Código Procesal Constitucional. [Cfr. Que al respecto el Tribunal Constitucional ha tenido oportunidad de pronunciarse en cuanto al derecho a la inviolabilidad de domicilio. en los términos de la Constitución. 11. esto es la violación del domicilio de la persona humana. en la vida privada de las personas. claro está.)"."A la inviolabilidad del domicilio. sede judicial en la que obviamente tienen expedito su derecho para hacerlo valer conforme a la ley. precisando que en una acepción específica encarna el espacio físico y limitado que la propia persona elige para domiciliar. no exclusivo. que toda persona tiene derecho a: Numeral 9. en cuanto a la presunta afectación del derecho a la inviolabilidad del domicilio de los actores.

debe expresar con claridad el motivo de tal intromisión. 14. no significa que en todos los casos la violación del derecho en comento quede exento de control constitucional y la correspondiente sanción por los órganos correspondientes. en principio. no habiendo sido materia de implicancia en dicho proceso. RTC 019992008-PHC/TC].naturaleza. sino que aquel debe contar con elementos que revelen el carácter de vida privada de la persona. Esto es así porque aquellos aspectos deben ser dilucidados en la vía pertinente. que sin embargo debe de ser apreciada en cada caso en concreto. la norma constitucional que tutela el derecho a la inviolabilidad del domicilio manifiesta que su conculcación implica el ingreso o los registros (por parte de terceros) en el domicilio de la persona y sin la correspondiente autorización (de la persona o dispuesta por el juez). se lleve a cabo en manifiesta afectación de este derecho en referencia de las personas que allí domicilian. 12. Que. En relación a esto último resulta pertinente señalar que no puede dejar de advertirse de ciertas demandas constitucionales que resultan manifiestamente improcedentes en los procesos de hábeas corpus. 13. pues aun cuando incorporen cierta intimidad puede que no se manifieste la vida privada y familiar de la persona [Cfr. STC 003-2005-PI/TC].) flagrante . el pedido de autorización para el ingreso del domicilio realizado por una o varias personas. por tanto. pero debe resolverse atendiendo al caso en concreto. como son aquellas en las que alegándose la vulneración del derecho a la inviolabilidad del domicilio pretenden: i) dejar sin efecto la ejecución de la diligencia de lanzamiento que se sustenta en un proceso judicial ordinario que implica al espacio físico que constituye el domicilio y/o ii) cuestionar la supuesta irregularidad de un proceso judicial ordinario cuya consecuencia es la ejecución del lanzamiento del predio respecto del cual se invoca a su momento la presunta afectación del domicilio. [Cfr. a la fecha de su denuncia el agravio constitucional ha cesado –precisamente– porque el acto de permanencia y/o registros arbitrario no es actual. afectación que subsiste en tanto continúe la permanencia arbitraria de los agresores en el interior del domicilio de la persona [Cfr. Sin dicho presupuesto tal autorización resulta inválida. actividad o función se encuentran expuestos al público. Al respecto. no obstante ello. lo cual denota. precisando que cabe su intervención en caso de "(.. por lo general. es menester advertir que cuestión distinta constituye el lanzamiento judicial respecto del domicilio que. Que el dispositivo de la Norma Fundamental que tutela el derecho a la inviolabilidad del domicilio a su vez señala los supuestos de excepción a la autorización de ingreso o registro del domicilio.. Es en este contexto que. Que la intromisión en el espacio físico e íntimo (domicilio) con el consentimiento del titular de este derecho resulta legítima. entre otras]. Del supuesto de la flagrancia delictiva al interior del domicilio como presupuesto válido para su intromisión por parte de la fuerza pública 15. la arbitrariedad de la medida judicial o de la interpretación por parte de los ejecutores. resultando que de su concesión no pueden derivarse otros supuestos ajenos a lo que fue autorizado (sea la autorización expresa o implícita). Entonces se puede afirmar que el ámbito de tutela de éste derecho no puede extenderse a cualquier espacio físico respecto del cual la persona tenga su disposición. la policía o los funcionarios públicos. RTC 04577-2008-PHC/TC y RTC 00876-2008-PHC/TC. siempre que el pedido de ingreso manifieste de manera indubitable el motivo preciso de su cometido y que a su vez sea plenamente comprendido por el sujeto pasivo. Que así. quien es el señalado a decidir por la intrusión en el ámbito de su intimidad.

Así. estableciendo que la situación de la flagrancia delictiva subsiste dentro de las 24 horas de producido el hecho punible en determinados supuestos [Expediente N. el gravísimo peligro de su perpetración o en caso de la persecución continuada del infractor que se refugia en él. que el delito se esté cometiendo o que se haya cometido instantes antes. en lo referente a la detención policial bajo el supuesto de la flagrancia delictiva. entre otros). en el caso. efectuar las investigaciones y/o los registros con ocasión del delito en cuestión (decomiso de los objetos del delito. En este sentido. Que la flagrancia es un instituto procesal con relevancia constitucional que debe entenderse como una evidencia del hecho delictuoso respecto de su autor. Ello implica que el objetivo de tal intromisión domiciliaria no es otro que la urgente intervención a efectos de detener al infractor. accesoriamente.delito o muy grave peligro de su perpetración. la flagrancia se configurará cuando exista un conocimiento fundado.º 27934). 19. 16. que deje constancia evidente de la realización de un hecho punible. Este criterio ha sido sostenido por este Tribunal incluso cuando a través del artículo 1° del Decreto Legislativo N. y estando a lo anteriormente expuesto. Que por tanto. es decir. resulta legítimo el ingreso de efectivos de la Policía Nacional en el domicilio de una persona sin su previa autorización siempre que se tenga conocimiento fundado. pues en los delitos permanentes no se configuraría. Por consiguiente. concurriendo los requisitos de la inmediatez temporal e inmediatez personal de la flagrancia delictiva. Las excepciones por motivos de sanidad o de grave riesgo son reguladas por la ley". la situación de urgencia que impida recabar la autorización judicial correspondiente. estas dos últimas referidas a un estado de necesidad o fuerza mayor. cuya posesión continuada se indica como almacenada al interior de un domicilio. y b) la inmediatez personal. contrabando y otros. situación en la que. es decir. Que en nuestro caso. se requerirá la previa autorización judicial. comporta su necesaria intervención. que el presunto delincuente se encuentre en el lugar de los hechos en el momento de la comisión del delito y esté relacionado con el objeto o los instrumentos del delito. el Congreso de la República a través de la Ley N. es necesaria la urgente intervención de la Policía para que actúe conforme a sus atribuciones. evitar que se cometa el hecho punible y. el Tribunal Constitucional ha establecido en reiterada jurisprudencia que la flagrancia en la comisión de un delito presenta la concurrencia de dos requisitos insustituibles: a) la inmediatez temporal. Sin embargo. en los delitos de tenencia de armas.° 989 (publicado con fecha 22 de julio de 2007) se modificó el artículo 4° de la Ley que regula la intervención de la Policía y del Ministerio Público en la Investigación Preliminar del Delito (Ley N. 17.° 05423-2008-PHC/TC].° 29372 del 9 de junio de 2009 modificó el artículo 259° del Nuevo Código Procesal Penal (que regula la detención policial en situación de flagrancia). directo e inmediato. lo que justifica la excepción al principio constitucional de la reserva judicial para privar de la libertad a una persona es la situación particular de la urgencia que. pues. drogas. coincidiendo con el criterio establecido por el Tribunal Constitucional y disponiendo su vigencia a todo el territorio nacional. en principio. aun cuando puedan presentarse de . por su particular configuración. ofreciendo una prueba evidente de su participación en el hecho delictivo. 18. directo e inmediato del hecho punible que se viene realizando o que se acaba de realizar instantes antes. Que en este contexto se concluye que la intervención urgente sancionada para los casos de flagrancia se justifica constitucionalmente respecto de los delitos de consumación instantánea.

Así. El detenido debe ser puesto a disposición del juzgado correspondiente. Estos plazos no se aplican a los casos de terrorismo. Que al respecto este Tribunal Constitucional ha señalado en el precedente vinculante recaído en el Expediente N. se desprende que la supuesta situación de flagrancia (que se aduce como presupuesto de legalidad de su accionar) no . Deben dar cuenta al Ministerio Público y al Juez. quien puede asumir jurisdicción antes de vencido dicho término". la que no puede durar más allá del plazo estrictamente necesario que debe ser establecido en cada caso en concreto y en atención a las circunstancias que dan lugar al mantenimiento de la privación de la libertad personal. en su escrito de fecha 9 de junio de 2009. el de la detención policial. De lo expuesto por el Fiscal de la Segunda Fiscalía Provincial Mixta de Celendín.). Que la Norma Fundamental establece en su numeral 24. por lo que debe llevarse a cabo bajo responsabilidad. temporalidad que se cuestiona en los hechos de la demanda. las autoridades policiales pueden efectuar la detención preventiva de los presuntos implicados por un término no mayor de quince días naturales. en consecuencia: "Nadie puede ser detenido sino por mandamiento escrito y motivado del juez o por las autoridades policiales en caso de flagrante delito. 21. literal f que toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad personales. el Tribunal precisa que el control de los plazos de la detención (plazo estrictamente necesario y plazo máximo) debe ser efectuado tanto por el Representante del Ministerio Público como por el Juez competente. Que este Tribunal. y que no obstante tal temporalidad inequívoca y simple en su cómputo no es la regla general a aplicar en todos los casos. en los delitos permanentes se presenta el decaimiento del supuesto de la extrema urgencia. que el plazo de la detención que la Norma Fundamental establece es un plazo máximo de carácter absoluto. espionaje y tráfico ilícito de drogas.° 06423-2007-PHC/TC. dentro de las veinticuatro horas o en el término de la distancia. atendiendo a las particularidades del presente caso en concreto. a. el derecho a ser puesto a disposición judicial en los plazos antes señalados resulta oponible frente a cualquier supuesto de detención o privación de la libertad personal que se encuentre regulado por el ordenamiento jurídico (Vg.manera concurrente los requisitos de la flagrancia delictiva. De esto último se tiene que conforme a la Constitución. A propósito de la detención a nivel policial 20. esto a fin de determinar si su conducta se ajusta al marco constitucional y legal. En este sentido. según corresponda. etc. el comportamiento del afectado con la medida. dejándose constancia del acto de control. la detención preliminar judicial. entre otros. puesto que se tiene la evaluación previa de los márgenes de constitucionalidad de la detención. sin que tal verificación sea excluyente sino complementaria de dichas instituciones. considera pertinente advertir de la actuación de los funcionarios del Estado que participaron del allanamiento y posterior detención de los actores del presente hábeas corpus (hechos que motivaron la demanda de autos). la particular dificultad para efectuar determinadas pericias o exámenes. En tales casos. De los hechos denunciados en el presente hábeas corpus 22. la detención policial por el delito de tráfico ilícito de drogas (como lo es uno de los ilícitos que se atribuye a los actores) en el marco de la investigación preliminar no puede exceder por ningún motivo los 15 días naturales. como lo son las diligencias necesarias a realizarse.

directo e inmediato de la realización del hecho punible (que se viene realizando o que se acaba de realizar instantes antes) que habilite a la autoridad pública a prescindir del mandato judicial correspondiente pretextando la configuración de la situación delictiva de la flagrancia. que como consecuencia de la aducida flagrancia del delito se detuvo preliminarmente a los actores por el término que la Constitución establece para el delito de tráfico ilícito de drogas. supra). Asimismo. por un lado. sin embargo. coincidentemente. lo cual resulta contrario a lo establecido por la Constitución conforme a lo expuesto en los fundamentos 15 y 18. en todo caso. esto es. en su artículo 299°. y de otro. Esto es así porque una llamada telefónica de una tercera persona que denuncia la posesión de objetos o elementos ilícitos en el interior de un domicilio no puede comportar el conocimiento fundado. sino que aquella presuntamente se habría configurado recién en el interior del domicilio. en cantidad que no exceda de ocho gramos de marihuana. la que. sólo en una de ellas aparece el comiso de lo que al parecer sería los supuestos 6 gramos de hojas de marihuana. se advierte que existen dos actas. A ello se debe agregar que el Código Penal establece. luego de efectuarse el descarte y pesaje técnico por el órgano correspondiente. la autoridad policial o la persona que conoce del hecho debe poner éste en conocimiento del juez a cargo. Por último. del “Acta de Prueba de Campo de Descarte y Pesaje de Droga” ha quedado precisado que la sustancia incautada trata de 6 gramos de cannabis santiva [marihuana] (fojas 29). d. que bajo la institución de la flagrancia delictiva pueda habilitar a la fuerza pública a intervenir al margen de la autoridad judicial. una llamada de intervención y otra de registro (cabe indicar que el acta llamada de intervención precisa que lo que se realiza es el registro). Al respecto se tiene que. ambas muestran diferencias en precisar la ubicación y extensión del domicilio. pues el carácter permanente de la posesión de elementos ilícitos no justifica per se el ingreso al domicilio de la persona. que no es punible la posesión de droga para el propio e inmediato consumo. supra. se debe reiterar que el Tribunal Constitucional viene subrayando en su jurisprudencia que los juicios de reproche penal de culpabilidad o inculpabilidad y la subsunción de las conductas . incumbe a la autoridad correspondiente la verificación de su regularidad. asimismo. y es que la posesión continuada no configura el supuesto de extrema urgencia.fue el presupuesto legal que habilitó el ingreso al domicilio los recurrentes. guardan similitud en la descripción de los objetos incautados (arma de fuego y dinero). c. Aun cuando los recurrentes habrían autorizado el ingreso a su domicilio. En el caso. Ambas actas entonces resultan discordantes y. b. en cuanto a la denunciada detención policial provisional se puede advertir de lo expuesto por el fiscal de la Segunda Fiscalía Provincial Mixta de Celendín y lo señalado por el Comisario Sectorial de Celendín (fojas 47). tal como se denuncia en la demanda. entre otros. Al respecto. y sin perjuicio de lo anterior expuesto. a fin de que en el acto decrete la medida que corresponda. arroja que se trata de la señalada droga y precisamente en la cantidad que inicialmente la autoridad especulaba como el peso aproximado (lo que se explicita en el considerando 2. por el término de 15 días naturales. a efectos de validar la supuesta flagrancia no se manifestó la cuestión de la urgencia que haga viable por necesaria la intervención de la fuerza pública.

con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú RESUELVE 1. para su conocimiento y fines. entre otros. 3. conforme a lo expuesto en el segundo párrafo del considerando 5. el Tribunal Constitucional. y es que. la autoridad competente al atribuir la comisión de un ilícito penal a una persona no puede realizar una interpretación manifiestamente extravagante respecto de los hechos con la finalidad de aplicar un determinado tipo penal ajeno a la conducta del actor o de mantener su detención preliminar.en determinado tipo penal. son atribuciones exclusivas de la jurisdicción ordinaria. este Colegiado considera pertinente que se remita copias certificadas de la presente resolución a la Inspectoría General de la Policía Nacional del Perú. la subsunción de las conductas en los tipos penales es atribución del Juez penal. estando a lo expuesto en el fundamento anterior. Declarar IMPROCEDENTE la demanda en cuanto a la denunciada detención policial. Publíquese y notifíquese. Declarar IMPROCEDENTE la demanda en lo demás que contiene. SS. a la Oficina de Control Interno del Ministerio Público y al Juzgado Penal de la Provincia de Celendín. supra. a la Oficina de Control Interno del Ministerio Público y al Juzgado Penal de la Provincia de Celendín. a fin de que tomen conocimiento de la actuación del fiscal de la Segunda Fiscalía Provincial Mixta de Celendín y de los efectivos policiales de la Comisaría Sectorial de Celendín que participaron en el denunciado allanamiento y posterior detención de los recurrentes. Disponer la remisión de las copias certificadas de la presente resolución a la Inspectoría General de la Policía Nacional del Perú. 23. al haber operado la sustracción de materia. No obstante. 2. Por estas consideraciones. MESÍA RAMÍREZ BEAUMONT CALLIRGOS ETO CRUZ Allanamiento de domicilio . Que. en definitiva. sin embargo la validez constitucional de sus pronunciamientos judiciales es susceptible de ser examinada por este Tribunal Constitucional.

Hágase experto de JustAnswer y gane dinero respondiendo preguntas.com . basado en pruebas obtenidas de un allanamiento que se realizó sin la orden correspondiente. En estos casos donde no hay orden judicial. Esta orden de allanamiento solo puede suplirse.vidalcardona. El allanamiento de domicilio es una facultad del Estado que autoriza a ingresar a un lugar privado por razones de orden público. Deben estar estas medidas previstas legalmente y requieren para poder efectivizarse orden de Juez competente.Invierta $500. En el año 2005 la Corte Suprema de Justicia de la Nación anuló una sentencia de condena por contrabando en una exportación de cueros hacia Nueva York.edu. extranjería El principio de inviolabilidad del domicilio está constitucionalmente establecido en el artículo 18 de la Constitución Nacional y quien ingrese sin autorización a un domicilio particular o a partes privadas de un comercio. para lo que se requiere incautar documentación probatoria que pueda hallarse en el lugar. o cuando se está persiguiendo a un delincuente y éste ingresa a un domicilio particular para esconderse y tratar de eludir la acción de la justicia. cuando existe un peligro inminente y grave que autoriza a ingresar a un domicilio para socorrer a quienes necesitan ayuda.fermatta. sobre causas reales y fundadas. familia.JustAnswer.Avisos Google Buscamos Abogados Perú www.Clases y cursos de música.eb5hotel. ¡Estudia con los mejores! International Law Firm www. Si no hubo orden judicial de allanamiento o no se dieron las circunstancias antes citadas.000 en Miami y reciba la residencia americana Escuela Música Fermatta www. Green Card Inversionistas www.es/Trabajo-Abogados . cometerá el delito de violación de domicilio.com . con permiso de una persona que se . el allanamiento reviste el carácter de ilegal.Bufet jurídic Internacional divorcio. terminado el procedimiento debe confeccionarse un acta firmada por todos los intervinientes. como esclarecer un delito.mx . y carecen de validez probatoria la documentación así obtenida.

cuando medie pedido de auxilio alertando que se está cometiendo un delito. los lugares precisos a registrar. consideró que la afectación de la intimidad personal y familiar atenta contra la libertad individual de la persona. En los casos en que no concurra el Juez en forma personal. estableciendo así el bien a protegerse dentro de . aunque en el acta que labraron no se explicitó demasiado claramente por qué se los dejó entrar. cuando se sospeche que alguien ingresó allí para cometer un delito. regula los delitos contra la intimidad.hallaba en el lugar. pues en algunos casos se sostiene que el permiso del dueño o habitante del lugar. pudiendo hacerse uso de la firma digital. quien deberá labrar un acta. la finalidad. o que esté allí el imputado o algún evadido. El codificador de 1991. del Libro Segundo del Código Penal[1]. con conocimiento de que puede negarse suple la orden de allanamiento.. El artículo 227 prevé los casos donde puede hacerse el allanamiento sin orden judicial: Cuando peligre la vida de las personas. 224 del código Procesal Penal de la nación argentina dispone que si existiera algún motivo para creer que se encuentran objetos que se relacionen con algún delito. Ese registro podrá hacerlo el Juez personalmente. El artículo 225 se refiere al allanamiento de morada. cuando se persiga a un delincuente. Cárdenas Ruiz (*) I. podrá ordenarse por el Juez el registro del lugar. El art. y si sabía esa persona. o a través del fiscal de la policía o de agentes de seguridad. o cuando se sospeche que en el lugar existe una persona secuestrada. Puede suplirse la orden escrita por una comunicación electrónica por razones de urgencia. de lo que se puede deducir que la intimidad se encuentra estrechamente vinculada con la con la libertad individual de cada persona. Este tema del permiso divide a la doctrina y a la jurisprudencia. deberá redactar una orden de allanamiento que indique la causa en la que se libra. del Título IV (Delitos contra la Libertad). que podía negarse. VIOLACIÓN DE DOMICILIO Y VIOLACIÓN DEL SECRETO DE LAS COMUNICACIONES EN EL DERECHO PENAL Milagros Y. por cualquier estrago. Alarcón Molina Marco A. LA VIOLACIÓN DE LA INTIMIDAD. y la autoridad que cumplirá con la diligencia.VIOLACION DE LA INTIMIDAD El Capitulo II. que impide que se efectúe luego de la caída del sol (o sea no puede hacerse de noche) salvo urgencia. gravedad o consentimiento del interesado.

conocido en América Latina y en el Perú. a la intimidad personal y familiar. etc. con la libertad de expresión…”[3]. ni del Estado ni de terceras personas. es necesario precisar el origen del derecho a la intimidad. Al respecto.”[2] Pero antes de iniciar el desarrollo del tema. revistas. como derecho a la intimidad. En una primera aproximación. el derecho a no sufrir interferencias. “Se comprende en este capitulo los tipos penales de invasión de la intimidad. es decir que con el desarrollo vertiginoso de la información (tv.) se inician las extralimitaciones en que incurren dichos medios de información en el tratamiento de la información o noticias que no obedecen a intereses generales o periodísticos. Con lo cual. y que sólo constituirían invasión a la esfera de la privacidad. El Common Law. a fines del siglo XIX[4] creó el right of privacy. su reconocimiento constitucional y tratar de definir que es la intimidad. Este derecho nacido en el sistema anglosajón. diarios. En primer término se tiene que “El origen de este derecho autónomo esta marcado por el conflicto con el derecho a la información y. una especie de derecho a la exclusión de los demás de determinados aspectos de la vida privada. se tiene que se protege a la intimidad de las personas. en asuntos que sólo corresponde a la esfera de su privacidad.”[5]. quienes desarrollaron el concepto “to be alone. cable. tiene su antecedente básico en el ensayo de los abogados WARREN y BRANDEIS. recogido posteriormente en la Constitución de 1993 en su artículo 2º inciso 7). se tiene que “A la vista de esta regulación penal se hace difícil precisar con nitidez el concepto de intimidad como bien jurídico protegido.los derechos propios de la persona y su libertad individual. específicamente. es decir. incluso sobre los ya conocidos. información y organización indebida de archivos y acción privada. Este derecho recién es incorporado normativamente en el Perú en la Constitución Política de 1979. que pueden calificarse de secretos. y. Internet. invasión agravada de la intimidad por la calidad de agente. mas allá de las acepciones etimológicas que existen. para los que sólo puedan utilizarse conforme a la voluntad del . periódicos. tipifica algunas conductas que afectan la vida privada de las personas como delitos. Igualmente el Código Civil en su artículo 14º reconoce el derecho a la intimidad de la vida personal y familiar. que señala que toda persona tiene derecho al honor y a la buena reputación. finalmente el Código Penal de 1991. es imperioso dar una definición de lo que es la intimidad para el derecho penal. delimitando de ese modo el bien jurídico protegido. destaca la intimidad un aspecto negativo. Pero en la segunda acepción se concibe a la intimidad como un derecho de control sobre la información y los datos de la propia persona.

de lo propio (personal o familiar). el tener una vida privada implica a todo individuo a resguardar determinados datos del conocimiento público ya que si estos fueran divulgados supondría una violación de su esfera de dominio de lo personal. que uno quiere que se mantenga fuera del alcance de terceras personas. escucha o registro de cualquier manera de una hecho.1.-Texto Legal: Artículo 154º. pasamos a desarrollar los tipos penales descritos en nuestro código punitivo. 3. Delimitados liminarmente aspectos que a nuestro parecer resultan importantes para entender mejor el tema motivo del presente trabajo. la intimidad es lo interior que no queremos que se conozca.titular”. . escrito o imagen. el hecho resultaría atípico. 1. refiere la transgresión o violación del espacio intimo de las personas o familias mediante la observación visual. entendiendo como intimidad a la zona reservada de la persona que no puede ser observada o fisgoneada (reserva de la intimidad)..El que viola la intimidad de la vida personal o familiar ya sea observando. en otras palabras... Si utiliza algún medio de comunicación social. palabra. Es decir. pues de ser así.[6] En este sentido se puede decir. escuchando o registrando un hecho. palabras y escritos. será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años. cuando el agente revela la intimidad conocida de la manera antes prevista. Hay que precisar que es necesario que “la o las víctimas deberán encontrarse en el ámbito privado (íntimo).-Delito de Violación de la Intimidad[7] 1.-Bien Jurídico: El bien jurídico tutelado lo constituye la intimidad personal y familiar del ciudadano. 2.Tipicidad Objetiva: 3. escrito o imagen.1. imágenes. La pena será no menor de uno ni mayor de tres años y de treinta a ciento veinte días-multa. es la situación interna. procesos técnicos u otros medios. se protege el ámbito de su vida íntima personal y familiar. para lo cual no debe existir el consentimiento de la víctima.Acción Típica: La conducta típica descrita en texto legal. de lo reservado. actividades. escuchando o registrando (anotando) un hecho. valiéndose de instrumentos. es la zona reservada de la persona que no puede ser observada o fisgoneada. palabra.”[8] El acto material de transgresión puede realizarse observando. que. la pena privativa de libertad será no menor de dos ni mayor de cuatro años y de sesenta a ciento ochenta días-multa.

.-Texto Legal: Artículo 155. su vida íntima personal y familiar. Al final se deja una cláusula abierta.. 4.1.. que debe ser funcionario o servidor público[10] y el acto lo debe hacer en el ejercicio del cargo.. sobre todo de la informática”.-Bien Jurídico: El bien jurídico protegido es la intimidad personal y familiar del ciudadano. comete el hecho previsto en el artículo 154º. la cual es agravada por la condición del sujeto activo. 2. Y luego la agravante de revelar la intimidad utilizando algún medio de comunicación social.2. 2 y 4.Si el agente es funcionario o servidor público y. 1.Penalidad: La pena prevista para este ilícito penal es no mayor de dos años de privación de la libertad. procesos técnicos u otros.3.Acción Típica: La conducta típica es la misma que la prevista para el artículo 154º del Código Penal..2.Sujeto Pasivo: Es el ciudadano o familia a la que se viola su intimidad. donde tendría cabida el avance de las nuevas tecnologías. ya que únicamente lo puede cometer quien dicha condición..Sujeto Activo: Necesariamente debe tener la condición funcionario o servidor público.Tipicidad Subjetiva: El tipo exige el conocimiento y la voluntad de realizar la acción.Delito de Violación de la Intimidad agravada por la calidad de agente. el cual consiste en la revelación de la intimidad que sanciona con una pena no menor de uno ni mayor de tres años y de 30 a 120 días-multa. 1. la pena será no menor de tres ni mayor de seis años e inhabilitación conforme al artículo 36º incisos 1. 5. en ejercicio del cargo.. entendiendo como intimidad a la zona reservada de la persona que no puede ser observada o fisgoneada (reserva de la intimidad).[9] 3.“Los medios de ejecución del comportamiento típico podrán ser instrumentos.2. . realizando los actos propios de la acción descrita en el tipo penal.Tipicidad Objetiva: 3.Sujeto Activo: Puede ser cualquier persona 3. Es un delito especial. que se castiga con pena privativa de libertad no menor de dos ni mayor de cuatro años y con 60 a 180 días-multa. 3. es decir se requiere del dolo.. 3.. Existiendo dos agravantes respecto a dicho acto.

1..3.3.Tipicidad Subjetiva: El tipo exige el dolo por parte del agente.El que revela aspectos de la intimidad personal o familiar que conociera con motivo del trabajo que prestó al agraviado o a la persona a quien éste se lo confió.4. es decir que medie una relación laboral. 5. es necesario que el material íntimo revelado se origine en ese hecho y no en otro”[11] 3.-Texto Legal: Artículo 156.Sujeto Pasivo: Es el ciudadano o familia a la que se viola su intimidad. Para que se configure el delito “no basta pues que trabaje o haya trabajado. será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de un año.Tipicidad Objetiva: 3.. 4.Delito de uso indebido de archivos que revelen intimidad de la víctima.2 y 4. además de la pena accesoria de inhabilitación conforme al artículo 36º incisos 1..3..-Texto Legal: ... pero que necesariamente trabaja o trabajó con la víctima. 3..Acción Típica: La conducta típica es la misma que la prevista para el artículo 154º del Código Penal....Penalidad: La pena correspondiente es una privativa de libertad no mayor de un año.Tipicidad Subjetiva: Este tipo de delito exige el dolo por parte del agente 5. 1.3. realizando los actos propios de la acción descrita en el tipo penal.. existiendo la condición objetiva de que los hechos íntimos revelados se hubieran conocido durante la relación laboral entre sujeto activo y víctima. 4. 1. 1.-Bien Jurídico: El bien jurídico protegido es la intimidad personal y familiar del ciudadano.Sujeto Activo: Puede ser cualquier persona.Sujeto Pasivo: Es el ciudadano o familia a la que se viola su intimidad.Penalidad: La pena correspondiente es una privativa de libertad no menor de tres ni mayor de seis años. 2.. 3.2.Delito de revelación de la intimidad personal y familiar conocida por motivo de trabajo.1..

Sujeto Activo: Puede ser cualquier persona. II. Esto quiere decir. 4. al igual que sus convicciones políticas y religiosas. 2.2. por el ofendido o víctima.-VIOLACION DE DOMICILIO Este derecho fue establecido por San Martín en el bando dado en Lima.Acción Privada. organiza. 3.El que. el 7 de agosto de 1821.-Bien Jurídico: El bien jurídico protegido es la intimidad de la persona. Mientras que para el tipo agravado por la calidad de agente se determina en una pena básica no menor de tres ni mayor de seis años de privación de la libertad.Tipicidad Objetiva: 3.. y fue modificado parcialmente en un articulado del Estatuto Provisional del 8 de octubre. es hacer un uso indebido de los archivos (manuales o computarizados) que tengan datos referentes a las convicciones políticas o religiosas y otros aspectos de la vida íntima de las personas. además de la inhabilitación.Tipicidad Subjetiva: Este tipo de delito exige el dolo por parte del agente 5. la pena será no menor de tres ni mayor de seis años e inhabilitación conforme al artículo 36º.. 3. 2 y 4. incisos 1. Los delitos previstos en este Capítulo son perseguibles por acción privada. el inicio de la acción penal tiene que ser interpuesta a instancia de parte. conforme lo establece el artículo 158º del Código Penal. Cuando el Libertador llega a Perú. y eran los habitantes de la vivienda allanada quienes debían probar que ese allanamiento era injusto o arbitrario.. Si el agente es funcionario o servidor público y comete el delito en ejercicio del cargo.Artículo 157. 3.Penalidad: La pena correspondiente al tipo simple es no menor de uno ni mayor de cuatro de pena privativa de libertad. 1. proporciona o emplea cualquier archivo que tenga datos referentes a las convicciones políticas o religiosas y otros aspectos de la vida íntima de una o más personas. En el artículo . indebidamente... El concepto de inviolabilidad del domicilio está referido a la defensa de la libertad de intimidad.3.Acción Típica: El comportamiento penalmente relevante. abarca toda morada destinada a la habitación y al desenvolvimiento de la libertad personal en lo concerniente a la vida privada.5. será reprimido con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de cuatro años. que..1... las leyes consideraban legales los allanamientos.Sujeto Pasivo: Es cualquier persona.

destinado al desenvolvimiento de actividades domesticas. es necesario diferenciar el concepto de domicilio. morada. se dedica al tratamiento del delito de violación de domicilio y el allanamiento ilegal. Cuando falte aquella condición. manteniendo en ella su intimidad y la de quienes habitan con él y de las cosas de que se sirve.[13] Es el lugar donde una persona vive. entre otras manifestaciones. Tal es el caso de patios. quien dice: “Una de las manifestaciones de la libertad individual es. aún sea transitoria o . nosotros consideramos que la mas acertada es la que nos da Carlos Creus." Otro artículo señala que de no existir una orden emanada directamente de San Martín.[14] Casa de negocio ajena. el allanado puede ofrecer resistencia física a la autoridad.primero del bando sanmartiniano se establece que "No podrá ser allanada la casa de nadie sin una orden firmada por mí. la resistencia es un derecho que legitima los actos que emanen de ella. garaje. comprende a las áreas accesorias a la principal. en el ámbito de la intimidad del individuo constituido por su domicilio. que nadie podrá allanar sin una orden expresa del gobierno. con el objeto de poder hacer una interpretación adecuada al momento del hacer la exégesis de los ilícitos. Los delitos de este capítulo protegen. es decir. precisamente ese ámbito de la intromisión de terceros contra la voluntad de su titular” [12]. como vimos. dada con conocimiento de causa. el mantenimiento de una esfera de reserva dentro de la cual el individuo puede desenvolverse sin la injerencia de terceros. aunque esté destinada a ser habitada sólo en determinados lapsos. es todo lugar donde un individuo se encuentra. además del derecho de propiedad exclusivo de todo domicilio." El Capitulo II.[16] Recinto habitado. Morada es todo lugar cerrado. es todo sitio que no formando parte de la morada. Domicilio es el espacio vital donde cada persona desarrolla su vida privada. se trata aquí de proteger el derecho fundamental a la inviolabilidad de domicilio reconocido por la Magna Lex en el artículo 2º inciso 9). azoteas. Esa esfera de reserva se traduce. La modificación efectuada el 8 de octubre de 1821 establece: "La casa de un ciudadano es sagrada. firmada por el propio Protector del Perú. jardines. depósitos. Ahora respeto al bien jurídico protegido. etc.. como protección de la intimidad personal. es destinado por los moradores al desenvolvimiento de alguna de sus actividades laborales. del Título IV. existen diversas posiciones al respecto. Pero antes de iniciar el desarrollo de los tipos penales (violación de domicilio y allanamiento de morada). En tal sentido el bien jurídico protegido lo constituye la inviolabilidad de domicilio. casa de negocios.[15] Dependencia.

incisos 1. pasar de afuera al interior de morada o casa de negocio ajena. 4. 2. sin derecho...2.. .El funcionario o servidor público que allana un domicilio. 2 y 3. en su dependencia o en el recinto habitado El otro supuesto implica permanecer o mantenerse en el lugar que se ingresó con derecho. titular de domicilio.Penalidad: Se prevé una pena privativa de libertad no mayor de dos años y de 30 a 90 días multa.1.El que. es una conducta omisiva de no salir pese a la exigencia del titular.Acción Típica: La acción punible es la de entrar. sin las formalidades prescritas por la ley o fuera de los casos que ella determina.3.Delito de Allanamiento ilegal de domicilio 1. 3. que no sea funcionario o servidor público.-Bien Jurídico: Lo constituye la inviolabilidad de domicilio.-Texto Legal: Artículo 160.Tipicidad Subjetiva: Este tipo de delito exige el dolo por parte del agente 5. como protección de la intimidad personal.Sujeto Activo: Puede ser cualquier persona.[17] 2.. 2. 3.-Bien Jurídico: Lo constituye la inviolabilidad de domicilio..Sujeto Pasivo: Es cualquier persona.2. será reprimido con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres años e inhabilitación de uno a dos años conforme al artículo 36º. el habitante. en su dependencia o en el recinto habitado por otro o el que permanece allí rehusando la intimación que le haga quien tenga derecho a formularla. será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años y con treinta a noventa días-multa.. 3. 2.1...Delito Violación de domicilio 1.accidentalmente. penetra en morada o casa de negocio ajena...Tipicidad Objetiva: 3. como protección de la intimidad personal..-Texto Legal: Artículo 159.

Ahora bien la inviolabilidad consiste en que dichas comunicaciones no pueden ser intervenidas.2.VIOLACION DEL SECRETO DE LAS COMUNICACIONES El antecedente más próximo sobre la protección contra la violación de las comunicaciones lo encontramos en la constitución de 1823.3.Sujeto Pasivo: Es cualquier persona. 4. esta línea se mantuvo hasta la Constitución de 1834. con la promulgación de la Constitución de 1828 se amplió su ámbito de protección estableciendo responsabilidad para los administradores de correos... titular de domicilio.Penalidad: Se prevé una pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres años e inhabilitación de uno a dos años. Posteriormente.. constituye un derecho fundamental de la persona elevado a rango constitucional encontrándose taxativamente previsto en el artículo 2° inciso 10° de la Constitución Política del Estado. como .. en el ejercicio del cargo. Posteriormente. el secreto entendido como el contenido de las comunicaciones o de los documentos o papales privados que pertenecen a una persona. 3. su domicilio o su correspondencia (…). III. en la de su familia. como La Declaración Universal de Derechos Humanos que prescribe en su Artículo 12°. con la entrada en vigencia de la Constitución de 1834 esto varió de manera significativa.Acción Típica: La acción punible es la correspondiente al artículo anterior. es decir se mantenía como inviolable el secreto de las comunicaciones. en su domicilio o en su correspondencia (…).Sujeto Activo: Funcionario o servidor público. así como la Convención Americana sobre Derechos Humanos señala en su Artículo 11°. implica que sólo puede ser conocidos por ella y aquella o aquellos con los cuales deseo comunicarse.. Derecho reconocido en instrumentos internacionales ratificados por el Perú.. protección que en sus inicios estaba dirigida sólo para las cartas.Tipicidad Subjetiva: Este tipo de delito exige el dolo por parte del agente 5.3. la Constitución de 1933 señaló que las cartas y comunicaciones estas podían ser interceptados o registrados sólo por autoridad judicial. empero aquellas cartas que eran sustraídas de las oficinas de correo o de sus conductores no producían efecto legal.Nadie puede ser objeto de injerencias arbitrarias o abusivas en su vida privada. dado que en aquella época ese era el único modo de comunicación susceptible de ser vulnerado. el habitante.. 3. su familia. De esta forma. sino que la conducta es agravada por la condición especial del agente (funcionario o servidor público en el ejercicio del cargo). [18] El secreto de las comunicaciones y documentos privados. Sin embargo.Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada..1.Tipicidad Objetiva : 3.

De esta forma la protección que otorga la ley a la esfera de la intimidad. siendo la inviolabilidad y el secreto derechos del titular de las comunicaciones y documentos este es el único que puede autorizar su divulgación conforme lo indica el artículo 16º del Código Civil: La correspondencia epistolar.1. De tal forma que. ni las ondas electromagnéticas estorbadas con transmisiones que les hagan inútiles para la comunicación o los teléfonos intervenidos. siendo que en estas situaciones se protege la voluntad de una persona de que no sean conocidos determinados hechos que sólo son conocidos por ella o por un círculo reducido de personas que pueden ser calificados de secretos y también se protege el derecho de la persona a controlar cualquier información o hecho que afecte su vida privada y por tanto su intimidad. Esta regulación penal brinda protección a los secretos y al derecho a la intimidad.tampoco las cartas interceptadas. enfatiza aquellas cosas secretas que son consideradas como una prolongación de la persona misma. despacho telefónico u otro documento de naturaleza análoga que no le este dirigido. telegrama radiograma.. una carta. propio e inviolable. será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años y con sesenta a noventa días multa”.-Delito de Violación de Correspondencia 1. configurándose como un derecho constitucional”. reconocido por la ley como personal. cuando tengan carácter confidencial o se refieran a la intimidad de la vida personal y familiar. o se apodera indebidamente de alguno de estos documentos aunque no este cerrado. un pliego.“El que abre indebidamente. este ámbito de protección se traduce en un determinado ambiente inmaterial.. Por lo tanto. [21] Dentro de este contexto ante la vulneración de estos derechos nuestro Código Sustantivo establece en su capítulo IV los siguientes tipos penales donde se sanciona esta conducta.Texto Legal: Artículo 161° . [20] “La Doctrina Española sumilla a esta figura penal con el nombre del “Descubrimiento y Revelación de Secretos”. 3. [19] En este orden de ideas. Este acto tiene que ver con el proceso mismo de la comunicación o con la sustracción de los documentos privados. la lesión del bien jurídico se produce por el simple hecho de inmiscuirse en la referida esfera dentro de la cual los objetos son cubiertos. el bien jurídico protegido en este tipo de delitos parte del derecho que tiene toda persona a la intimidad. Este descubrimiento y/o la revelación de esos secretos y de hechos relativos a la intimidad constituyen el núcleo de estos tipos delictivos. las comunicaciones de cualquier género o las grabaciones de la voz. no pueden ser interceptadas o divulgadas sin el asentimiento del autor y en su caso del destinatario (…). .

se entiende por abrir el aperturar o hacer descubrir una cosa por dentro. El objeto material del delito constituye una carta. un requisito del tipo constituye que el objeto material del delito sobre el que recae la conducta del agente se encuentre previamente cerrado. o en el que se ha transcrito una comunicación radiográfica recepcionada o remitida a su . que es introducido en un sobre que contiene información para comunicar a terceras personas. sea o no realmente un secreto.Bien Jurídico: El bien jurídico protegido es la inviolabilidad de las comunicaciones.1. el agente comete el injusto cuando se apodera aún cuando la referida documentación se encuentra abierta. todo sistema moderno de comunicación es comprendido en la analogía que anticipa al tipo.. es decir el derecho constitucional que asiste a las partes que se comunican a tener un conocimiento íntimo o reservado del contenido del documento cursado. atribuyéndose la disponibilidad física del mismo por cuanto se impide que llegue a su destino o se imposibilita su permanencia en el dominio de quien ya lo ha recibido. De tal forma que. así el agente puede consumar su delito cuando se apodera de un documento que ya ha sido recibido por su destinatario. también se entiende como el papel en el que se ha transcrito una comunicación telegráfica recepcionada y remitida a su destinatario. entendiéndose por ello el acto de desplegar un sobre. el radiograma papel en el que se ha escrito una comunicación que será remitida por ese medio. incluso posteriormente a que haya tomado conocimiento de su contenido. Tipicidad Objetiva: 3. Para BRAMONT-ARIAS el apoderamiento consiste en hacer ingresar el documento sustraído a la propia esfera de custodia del agente. [25] El apoderamiento es tan fundamental que al tipo penal no le interesa que el objeto del delito se encuentre específicamente cerrado. así también como agenciarse del password de un tercero para acceder a sus comunicaciones de internet. el telegrama es una hoja de papel escrita que contiene una comunicación que es remitida por el referido medio.[22] 3. para que pueda ser abierto y se configure la conducta.2.[24] El acto de apoderarse implica el sustraer del ámbito de custodia de su legítimo remitente o destinatario las comunicaciones. La acción típica: Consiste en abrir.[23] El acto de abrir constituye toda forma física o electrónica de poner al descubierto el contenido de una comunicación. el medio puede ser a través del correo mensajería o personalmente. lo que se traduce en un papel escrito manual o mecánicamente. o romperlo para acceder a su contenido.

despacho telefónico es una hoja de papel escrita en la que se comunica una noticia o llamada telefónica o cualquier otro documento análogo. Se requiere un elemento subjetivo del tipo.3.. tutores o curadores. 4.Texto Legal: Artículo 162°. concretado en la intención de conocer el contenido del documento abierto o sustraído.. lo que quiere decir que no le ampare causas de justificación como cuando media mandato motivado del juez conforme lo prescribe la Constitución Política del Perú. el conocimiento de que se esta violando la correspondencia ajena y la voluntad de querer realizar la conducta. 3. Este delito se consuma cuando el agente abre o se apodera de la correspondencia.Delito de Interceptación Telefónica 1. cabe la tentativa 5. ya que las comunicaciones telefónicas se encuentran protegidas en el siguiente articulado.2.. pliego o similar.[26] El elemento normativo del tipo es que la conducta sea indebida. sólo para la correspondencia como cartas. Si el agente es funcionario público.El que indebidamente interfiere o escucha una conversación telefónica o similar será reprimido con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres años.[27] En el caso de los padres. pudiendo ser tanto el remitente como el destinatario de la comunicación.2.Sujeto Pasivo de igual forma puede ser cualquier persona natural o jurídica.El Sujeto Activo puede ser cualquier persona excepto el propio destinatario.2 y 4 . la pena privativa de libertad será no menor de tres ni mayor de cinco años e inhabilitación conforme al artículo 36° incisos 1. aunque no llegue a conocer su contenido..[28] 3.Tipicidad Subjetiva: La acción desplegada por el agente activo del delito es eminentemente dolosa... así como entre cónyuges no se admite la violación de correspondencia. también se encuentra comprendido el funcionario postal.Penalidad: La ley fija una pena privativa de libertad no mayor de dos años y de sesenta a noventa días multa. 3. debe concurrir tanto el aspecto volitivo como intelectual. dado que actúan al amparo de una causa de justificación.destinatario..

[29] Asimismo se protege el ejercicio del derecho fundamental a comunicarse libremente y en secreto a través del medio telefónico.Bien Jurídico: Se tutela la intimidad personal comunicativa. interceptar una comunicación telefónica por el medio tecnológico que sea.[32] El escuchar es oír atendiendo comunicación telefónica ajena. valiéndose de cualquier medio o tecnología[33] esta conversación telefónica no debe ser destinada al sujeto activo.2. Sujeto Activo puede ser cualquier persona 3. Esta interferencia también es comprendida como toda acción para cruzar una onda con otra lo que se llama cruce de líneas. de existir varios interlocutores se mantiene el agravio para quienes no consintieron. el secreto a que tiene derecho el ciudadano en sus comunicaciones telefónicas o similar. El artículo 144° del Código de procedimientos Penales establece que es inadmisible la petición de interferir o intervenir una comunicación telefónica.[30] Esta intimidad va referida en este caso a las comunicaciones personales y a la propia imagen. El medio utilizado para interferir o escuchar puede ser de cualquier tipo.[31] 3. Sin embargo.3.. Existe una agravante por a calidad del sujeto activo cuando es funcionario público que actúa en el ejercicio de su función...1.Tipicidad Objetiva: 3. que permite oír una comunicación no destinada al sujeto activo o bien anularla.2. “El consentimiento es una causa de atipicidad. Es exigencia del tipo que la conducta del agente sea antijurídica que no le ampare una norma permisiva como cuando hay autorización judicial de lo contrario no comete el delito. pero lleva a cabo el comportamiento sin la necesaria autorización judicial.Titipicidad Subjetiva: Se requiere el dolo basta con la violación al secreto de las comunicaciones siendo indiferente si las divulga o revela los datos que ha tomado conocimiento. Acción Típica consiste en la interferencia que se traduce en interponerse o asomarse a un texto de terceros. sin perjuicio de la coautoría o participación en que pudiera estar incurso quien consiente a expensas de su interlocutor.”[34] 3. excepcionalmente puede realizarse esta intervención y control de los . Sujeto Pasivo puede ser cualquier persona 4.

[36] Sin embargo. 2° y 4° del código sustantivo. lo cual deberá ser merituado.. En el supuesto de la circunstancia agravante se castiga con pena no menor de tres ni mayor de cinco años e inhabilitación según el artículo 36° inciso 1°. incorporándose los resultados de la investigación al proceso.. Tráfico Ilícito de Drogas. En todos los casos corresponde al Ministerio Público realizar esta intervención para lo cual deberá contra con autorización del Juez competente. Robo agravado. será reprimido con prestación de servicio comunitario de veinte a cincuentidós . a través del Ministerio Público. 2) El Control aquí se toma un conocimiento oficial del contenido de la comunicación o comunicaciones recolectadas. en virtud de la Ley 27697 de fecha 12 de mayo del 2002 en mérito de la cual el llamado Fiscal Recolector se encuentra facultado para intervenir y controlar las comunicaciones y documentos privados.[35] El injusto penal materia del comentario se consuma con la interferencia o escucha de la conversación. como en la investigación preliminar en donde el Juez ante la solicitud del Fiscal recolector deberá emitir resolución debidamente motivada disponiendo o no la intervención.Penalidad: Esta conducta se sanciona con un apena no menor de uno ni mayor de tres años. admitiéndose la tentativa. 3. Asociación Ilícita para Delinquir. Delitos Tributarios y Aduaneros. Tráfico de Menores. Peculado. Est intervención que es realizada por el Fiscal recolector se divide en dos fases: 1) La Recolección que consiste en aquella mediante la cual se recoge o registra la comunicación y /o su medio. desechándose las comunicaciones o las partes de la comunicación que no tienen interés para la investigación.“El que indebidamente suprime o extravía de su destino una correspondencia epistolar o telegráfica aunque no la haya violado.. Delitos Contra la Humanidad.[37] 5. no cabe alegar el ejercicio legítimo de un derecho para conseguir un medio de prueba en un proceso y la información así obtenida tampoco es un medio admisible. Corrupción de Funcionarios.. salvo en los casos de autorización judicial expresa o en los previstos en la ley. Terrorismo. Atendados contra La Seguridad Nacional y Traición a La Patria.Texto Legal: Artículo 163°.3. tanto en la etapa de la instrucción.Delito de Correspondencia Extraviada o Suprimida 1.precitados. respecto a personas que se encuentran siendo investigadas o procesadas en determinados delitos como el Secuestro agravado.

. 3.. [38] 3.jornadas”. Bien Jurídico: Se tutela el derecho a la libertad en comunicación que tiene todo ciudadano.2..4.. El sujeto activo puede ser cualquier persona 3.[39].Bien Jurídico: La ley tutela la intimidad personal como una dimensión importante de la libertad personal. Específicamente el derecho a las comunicaciones concebido como el derecho que asiste a las partes que se relacionan a tener un conocimiento íntimo y reservado de sus comunicaciones epistolares por carta y telegráficas. La acción típica consiste en suprimir o extraviar de su destino una correspondencia epistolar o telegráfica. con limitación de días libres de veinte a cincuentidós jornadas.. aunque le haya sido dirigida. Por extraviar se entiende perder o demorar la entrega de la correspondencia..Texto Legal: Artículo 164° .Penalidad: Este delito se encuentra sancionado con prestación de servicio comunitario de veinte a cincuentidós jornadas. no destinada a la publicidad.[40].Tipicidad Subjetiva: Se requiere necesariamente el dolo. En todo caso para la supresión o el extravío es indiferente que la correspondencia se encuentre cerrada o abierta. aunque el sentido de la palabra es otro atribuyéndose a un hecho fortuito o imprudente como es el de extravío. Por suprimir se entiende sacar la correspondencia de su curso normal. 2. aunque no la haya abierto o violado. 3. debe entenderse como un exceso del legislador. El sujeto pasivo puede ser cualquier persona 4.El que publica indebidamente una correspondencia epistolar o telegráfica.Delito de Publicación Indebida de Correspondencia 1. se protege la inviolabilidad de la . 5.Tipicidad Objetiva: 3. para impedir que llegue a su destino. 2. Esta supresión no implica necesariamente la destrucción de la correspondencia epistolar o telegráfica..1. será reprimido si el hecho causa algún perjuicio a otro.3. consiguientemente.

que la correspondencia epistolar o telegráfica no debe encontrarse destinada a la publicación. televisión. pudiendo ser este de naturaleza moral. [45] 3.1.Tipicidad Subjetiva: El agente debe actuar dolosamente. como sería el caso de la presentación de la carta como documento para probar contra el remitente un hecho falsamente negado”..Tipicidad Objetiva: 3. [42] Sin embargo.2. económico o sentimental.correspondencia. se admite la tentativa 5.[44] Consiguientemente.. panfleto. pero en este punto juegan ampliamente las causales de justificación y en particular el ejercicio legítimo de un derecho. 3. cuyo conocimiento puede acarrear algún perjuicio a él o a terceros.Penalidad: Se sanciona con una pena menor de limitación de días libres de veinte a .[46] Ahora bien.-La Acción Típica. El sujeto pasivo también cualquier persona remitente o destinatario 4. exposición al público. esta tutela de la libertad sería incompleta si al individuo no se le fuese asignado el derecho de mantener en secreto o reservados hechos de su vida. 3.. El medio por el que se publica puede ser de cualquier tipo escrito. este delito se consuma con el perjuicio. que coincide con la publicación de la correspondencia epistolar o telegráfica.[41]. es decir hecha sin derecho y con la conciencia de que sin derecho se obra. El sujeto activo puede ser cualquier persona remitente o destinatario de la epístola o envío telegráfico. para que sea punible debe ser indebida. un elemento del tipo es que aquella conducta cause un perjuicio. El tipo penal establece que la publicación debe ser indebida. Para el Derecho penal Español dirime esta circunstancia el consentimiento.3. Es decir no debe existir causa de justificación como puede ser la del tribunal que ordena la lectura de la pieza epistolar durante la audiencia pública o que el publicista actúe en legítima defensa. radial. consiste en publicar es decir poner en conocimiento de un número indeterminado de personas el contenido de la correspondencia o ponerlo a su alcance. es decir con conciencia y voluntad de querer cometer el injusto materia del comentario. considerándose que el perjuicio se dará a una persona distinta del propio agente.[43] Principio de Lesividad.

" Otro artículo señala que de no existir una orden emanada directamente de San Martín. generalidades Este derecho fue establecido por San Martín en el bando dado en Lima. Ahora respeto al bien jurídico protegido. . La modificación efectuada el 8 de octubre de 1821 establece: "La casa de un ciudadano es sagrada. el mantenimiento de una esfera de reserva dentro de la cual el individuo puede desenvolverse sin la injerencia de terceros. Cuando falte aquella condición. entre otras manifestaciones. El concepto de inviolabilidad del domicilio está referido a la defensa de la libertad de intimidad. del Título IV. Violación De Domicilio (Perú) Violación De Domicilio (Perú) VIOLACIÓN DE DOMICILIO 1. búsqueda El allanamiento de morada es un delito cuya comisión viene determinada por el hecho de entrar en el domicilio.cincuentidós jornadas. En el artículo primero del bando sanmartiniano se establece que "No podrá ser allanada la casa de nadie sin una orden firmada por mí. como vimos. quien dice: “Una de las manifestaciones de la libertad individual es. en el." El Capitulo II. dada con conocimiento de causa. es decir. el allanado puede ofrecer resistencia física a la autoridad. y fue modificado parcialmente en un articulado del Estatuto Provisional del 8 de octubre. la enciclopedia libre Saltar a: navegación. se trata aquí de proteger el derecho fundamental a la inviolabilidad de domicilio reconocido por la constitución política en el artículo 2º inciso 9). y eran los habitantes de la vivienda allanada quienes debían probar que ese allanamiento era injusto o arbitrario.. Allanamiento de morada De Wikipedia. firmada por el propio Protector del Perú. las leyes consideraban legales los allanamientos. abarca toda morada destinada a la habitación y al desenvolvimiento de la libertad personal en lo concerniente a la vida privada. el 7 de agosto de 1821. existen diversas posiciones al respecto.. Cuando el Libertador llega a Perú. o local de una persona sin su consentimiento o permanecer en él contra su voluntad. nosotros consideramos que la más acertada es la que nos da Carlos Creus. se dedica al tratamiento del delito de violación de domicilio y el allanamiento ilegal. Esa esfera de reserva se traduce. la resistencia es un derecho que legitima los actos que emanen de ella. que nadie podrá allanar sin una orden expresa del gobierno.

entrare en morada ajena o se mantuviere en la misma contra la voluntad de su morador”. Los requisitos necesarios para poder entrar en el domicilio de una persona sin su consentimiento dependerán de cada ordenamiento jurídico.El tipo cualificado consistente en la perpetración del tipo básico con violencia o intimidación y castigado con pena de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses (art. Si el morador consiente no hay allanamiento de morada. es decir. si bien en los ordenamientos jurídicos democráticos suelen ser rigurosos.2 CP). después. En cuanto al tipo objetivo del tipo básico: El bien jurídico protegido en este delito es el derecho a la intimidad de la morada que encuentra su reconocimiento en el art. después de que inicialmente el morador aceptase la presencia del tercero en su morada y. Por concepto de morada ha de entenderse un espacio cerrado o en parte abierto. La conducta típica consiste en “ el particular que.“Entrar” ha de ser entendido como pasar de fuera a dentro. . 245.El caso más habitual es el del robo con allanamiento de morada. [editar] Regulación en España En España el delito de allanamiento de morada de un particular se encuentra tipificado en el art. desde el momento en que es percibida la entrada inconsentida.2 CP. .Sujeto activo es el particular. en un momento posterior. en la modalidad principal surge “ab nitio”. La oposición del morador ha de ser concluyente y deben admitirse modalidades tanto expresas como tácitas. En el concepto de morada se incluyen las dependencias (garaje. introducirse en algún espacio integrante de la morada. buscando con ello la protección del derecho a la intimidad .1 CE.1 CP). sin habitar en ella. el cual contempla dos modalidades típicas de allanamiento de morada: . ordenase su salida con la consiguiente negativa de éste. . o bien. 202. 18. Si fuera autoridad o funcionario en el ejercicio de su cargo sería un delito del art. Este delito es habitual que se encuentre en concurso de delitos concurso con otros.El tipo básico de entrada en morada ajena y de mantenimiento en la misma contra la voluntad del morador y castigado con pena de prisión de seis meses a dos años (art. 202 CP. que muestra la voluntad del morador de excluir a terceras personas y que está destinado a actividades propias de la vida privada. 534 CP. Sí cabe allanamiento de morada cuando accidentalmente se encuentren ausentes sus moradores. . En caso de estar deshabitada la morada no hay allanamiento de morada con su ocupación aunque pueda castigarse como un delito de ocupación de inmuebles del art. propia o familiar. jardín…) siempre que estén directamente conectadas con la morada. separado del mundo exterior.“Voluntad contraria de su morador”. independientemente del medio empleado. En caso de que pluralidad de moradores se plantea el problema de quién es el legitimado para dar el .“Mantenerse en la morada si habitar en ella” supone que el sujeto se encuentre ya dentro y que esa entrada fuera consentida. 202.

en principio. a no ser que exista un derecho de un tercero para entrar en la morada La consumación del delito tiene lugar cuando el sujeto se ha introducido en la morada o deja transcurrir el tiempo suficiente para abandonarla. ni es una condición típica de la comisión del delito que dicha llave haya sido obtenida (o retenida) delictivamente. Parte especial. Tirant lo Blanch. individual o familiar. 241. la voluntad prohibitiva. a estos efectos. es decir. cualquier lugar.2 CE. Derecho Penal.   Muñoz Conde. a partir de la STS de 8 de mayo de 1973.consentimiento cuando las voluntades fueran contrapuestas. aunque no es un derecho absoluto o ilimitado. sea propiamente domicilio o simplemente residencia. La jurisprudencia entiende. pues es ajeno al derecho a la intimidad de la persona que constituye el fundamento de esa protección constitucional. Gonzalo (2005). etc. desobedeciendo la orden de salida Este delito puede entrar en concurso con otros delitos como el robo con fuerza en las cosas del art. existe siempre el dolo cuando la acción se realice con conocimiento de que se entra o permanece en morada ajena sin consentimiento del morador. “ el domicilio es el lugar cerrado. tiendas de campaña.1 CP. Francisco (2007).. también STS 1 de junio de 2000. legítimamente ocupado. cualquiera que sea su condición y característica. Sólo prevalece mientras no se lesione o ponga en peligro la libertad doméstica de los demás miembros del grupo.. debe estarse a la voluntad del efectivo morador. 18. En cuanto al tipo subjetivo. del que niega la entrada (STS 29 octubre 1980) cuando esa entrada cuestionara gravemente el derecho a la intimidad del que prohíbe. El Tribunal Supremo tiene declarado que. Quintero Olivares. salvo en los casos . Así mismo el Tribunal Supremo afirma que el automóvil no ha de considerarse domicilio a los efectos de la protección del art. El Tribunal Supremo señala que el consentimiento para entrar en un domicilio puede ser revocado en cualquier momento y que el efecto de tal revocación no depende de la recuperación de la llave. En caso de conflicto entre propietario y poseedor. etc. roulotes. arrendador e inquilino. que se habla de un dolo genérico de tener conocimiento y voluntad de realizar el hecho típico sin exigencia ulterior alguna. incluidas las chabolas. en el que transcurre la vida privada. agresiones sexuales.. El delito del Código Penal no es un delito contra la propiedad. Comentarios a la Parte Especial del Derecho Penal. En el contexto doméstico ha de prevalecer. donde vive esa persona o una familia. sino contra la intimidad y es evidente que ese bien jurídico puede ser vulnerado sin necesidad de que el instrumento que permite la entrada en la morada haya sido obtenido en forma antijurídica. estable o transitoria. También cabe concurso (real o medial) entre el allanamiento y otros delitos como lesiones. aunque la ocupación sea temporal o accidental o lo que es lo mismo. Aranzadi. comprendidas las habitaciones de un hotel en las que se viva”.

.en que esa intimidad puede quedar afectada. como ocurre cuando el vehículo es utilizado como vivienda en las llamadas caravanas o cuando se halla en una de las dependencias del domicilio.

.

.

.

por la cual se resuelve declarar No Ha lugar la apertura de instrucción contra el mencionado SOB y otro por delito de Allanamiento Ilegal en agravio da Ana María Retuerto. así como también en lo judicial. de fojas 348. Luego aclaró que el centro obstétrico es un lugar donde se atiende al público por lo tanto siendo un local público la policía pudo ingresar sin tocar la puerta. “los Sub Oficiales actuaron dentro del marco de la ley y gracias a dicha intervención se ha frustrado un aborto. asimismo se debe tener en cuenta que en el establecimiento intervenido se pudo detectar un posible trafico de medicinas que tenían logo del Minsa y EsSalud”. ALLANAMIENTO ILEGAL DE DOMICILIO ~ APRECIACION DE LA PRUEBA ~ CUESTION ABSTRACTA ~ CUESTION FEDERAL ~ DELITOS CONTRA LA LIBERTAD ~ DERECHO A LA INTIMIDAD ~ GARANTIAS CONSTITUCIONALES ~ MANIFESTACION DE LA VOLUNTAD ~ MAYORIA DE EDAD ~ MEDIOS DE PRUEBA ~ NARCOTRAFICO ~ PENADO ~ PLANTEO DE LA CUESTION FEDERAL ~ POLICIA ~ PROCEDIMIENTO PENAL ~ PROCESADO ~ PRUEBA ~ RECURSO EXTRAORDINARIO ~ REGIMEN PENAL DE LA MINORIDAD ~ SENTENCIA ~ TENENCIA DE ESTUPEFACIENTES Tribunal: Corte Suprema de Justicia de la Nación(CS) . acotó. Abogado del SOB Cesar Luciano Bernal Vásquez y del SO3 Juan Carlos Capcha Hilario. Seguidamente dijo que la denuncia será en contra de los que denunciaron a los efectivos policiales ya que en varias oportunidades el abogado Rolando Palacios Delgado ha salido por diferentes medios de comunicación mellando el honor e inclusive fueron rotados y marginados por sus superiores. querella o otros ya que los dos miembros policiales fueron perjudicados en lo administrativo. concluyó.Policías fueron absueltos por denuncia de allanamiento ilegal “Freddy Santiago Jorge. aparte en lo económico y moral. manifestó que mediante la Resolución de la Sala Mixta Descentralizada de Pasco confirman la Resolución Nº 5 de fecha 3 de diciembre del 2009. “Esta resolución absuelve de todas las denuncias al SOB Cesar Luciano Bernal Vásquez y SO3 Juan Carlos Capcha Hilario de todas las responsabilidades y se les debe restituir todos sus derechos”. “Haremos valer los derechos de mis patrocinados que podría ser la solicitud de una indemnización. no solo a ellos sino a toda su familia”. quienes fueron denunciados por supuesto delito de Allanamiento Ilegal de Domicilio en agravio de Ana María Retuerto Alvitez. un niño que ahora está con vida por lo que la Sala mixta ha optado por el derecho a la vida se absuelto a mis patrocinados. precisó.

la Corte Suprema de Justicia de la Nación. permitieron la individualización de dos personas menores de edad quienes serían los responsables del suministro. dada la inmutabilidad del objeto que constituye la evidencia. 4.Editorial LA LEY. 3. en la medida en que tal actitud debe hallarse expresada de manera que no queden dudas en cuanto a la plena libertad del individuo al formular la autorización y debe desecharse la legitimidad de la requisa y. de Derecho Penal y Procesal Penal . ingresaron a su domicilio. 130 . Sumarios: 1. Conceder valor a medios probatorios obtenidos por vías ilegítimas y apoyar en ellas una sentencia judicial.Director: Andrés José D'Alessio . donde se secuestró un envoltorio que contenía dicho estupefaciente. a raíz de manifestaciones formuladas por el detenido. 5. aparecen evidentemente inducidas por la situación en que se lo colocó a raíz del allanamiento ilegal que. no sólo es contradictorio con el reproche formulado. porque de lo contrario se desconocería el derecho al debido proceso que tiene todo habitante de acuerdo con las garantías otorgadas por nuestra Constitución Nacional. 2. sino que compromete la buena administración de justicia al pretender constituirla en beneficiaria del hecho ilícito por el que se adquirieron tales evidencias. pues tanto la admisión como el rechazo de las pretensiones de las partes son eventos previsibles que obligan a plantear en su momento las defensas a que hubiere lugar ya que la invocación de que se encuentra involucrada en el pleito una cuestión constitucional no puede ser el resultado de una reflexión tardía o de una mera ocurrencia. debe absolverse a aquellos por los delitos de tenencia y tráfico de estupefacientes. Interpuesto recurso extraordinario federal. (Del voto en disidencia del doctor Caballero). Apelado este pronunciamiento. Y el grado de libertad de quien declara no es irrelevante para juzgar sobre la utilidad de sus manifestaciones. condenando a los procesados de acuerdo a la pretensión fiscal. por otra parte. admite mayores posibilidades de atenuación de la regla.LLC986-7. La cuestión federal base del recurso extraordinario. La ausencia de objeciones por parte del interesado respecto de la inspección domiciliaria que pretenda llevar a cabo el personal policial. Pero si de ordinario los elementos materiales indebidamente obtenidos pierden valor de una vez y para siempre por su espuria adquisición.Editorial LA LEY. Si el recurrente no demuestra que el condenado sufre gravamen actual por la no aplicación del régimen que . Asimismo. 2005. por mayoría. no resulta por sí sola equivalente al consentimiento de aquél. no fue casual sino que llevaba el específico propósito de reunir evidencias del delito. si las circunstancias del caso llevan a la conclusión de que en procedimiento efectuado faltó el consentimiento del procesado y hace aplicable la regla que excluye cualquier medio probatorio obtenido por vías ilegítimas. 515 . la prueba que proviene directamente de las personas a través de sus dichos. debe introducirse en la primera ocasión posible que brinde el procedimiento a fin de que los jueces de la causa puedan tratarla y resolverla. del secuestro que es su resultado. revocó la sentencia apelada y absolvió a los procesados.DJ1986-2.Colección de Análisis Jurisprudencial Elems. Si la incriminación de los procesados por las circunstancias del caso debe descartarse que sea el fruto de una libre expresión de la voluntad y al contrario. la Cámara lo revocó. La sentencia de primera instancia absolvió a los imputados por considerar nula la diligencia de secuestro. por hallarse ellas dotadas de voluntad autónoma. relativas a la consumición y distribución de "picadura de marihuana" en determinada zona de la Capital Federal. y otros Publicado en: LA LEY1986-C. Iriarte Colección de Análisis Jurisprudencial Elems. 313 Hechos: Una comisión policial detuvo a una persona en el contexto de una investigación llevada a cabo a raíz de informaciones confidenciales. de Derecho Penal y Procesal Penal Director: Andrés José D'Alessio . Posteriormente. por ende. (En disidencia los doctores Caballero y Belluscio se pronuncian por la improcedencia del recurso extraordinario). 396 . Reginald R.Fecha: 13/05/1986 Partes: Rayford. 2005 con nota de Ignacio F.

L. S. pues ese tema no se había planteado antes y porque siempre reconocieron los imputados la calidad de lo secuestrado. éste admitió haber adquirido la marihuana con el dinero de Rayford. de Proceds. la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional. asimismo. Durante el traslado a la comisaría. 188 del Cód. a la pena de 3 años de prisión y multa como autores del delito de suministro de estupefacientes (art. M. secuestrándose de un portafolios una envoltura de papel conteniendo dicho estupefaciente. 21. circunstancia que consideró no negada por éste y que sólo introdujo la defensa al alegar. L. Luego del período de prueba. a la fecha ha excedido la edad fijada para la aplicación del régimen especial. 6º piso. E. lo revocó con fecha 27 de octubre de 1983. y a B. 2) Que el ministerio público formuló acusación a fs. mayo 13 de 1986. la hora en que se realizó. ya que este punto no fue cuestionado y -a su juicio.. ley citada). Texto Completo: Buenos Aires... en Materia Penal. Tampoco encontró óbice en la hora del procedimiento por corresponder al momento de la detención del sospechoso. también menor de edad. 268/270 la validez del allanamiento y secuestro. 197/201. A las 9. Desechó. aceptó haber intervenido en el acercamiento de B. con quien trabó cierta relación que los llevó a convenir la compra de marihuana para consumo personal. S.propugna. el vicio derivado de la falta de exhibición de la sustancia en las indagatorias. A las 4. fue detenido en la casa de sus padres y sus manifestaciones condujeron a la detención de A. S. Allí concurrieron de inmediato los policías -que al efecto recabaron la presencia de un testigo-. Por último. que sería provista por el nombrado. el detenido entregó una tarjeta personal de A. d. quien refirió consumir marihuana y poseer esa sustancia en su domicilio. B. quien le presentó a un proveedor a fin de comprar el estupefaciente. de nacionalidad estadounidense. Apelado este pronunciamiento por el fiscal. el menor B. A su vez. Rayford. Reconoció que la sustancia secuestrada era el sobrante de la que le llevó B. en tránsito en el país domiciliado en Florida 878. y que conoció casualmente a B. La alzada sostuvo la validez del secuestro por haber mediado el consentimiento del interesado. 6º. ya que si bien era menor de 18 años al tiempo de la comisión de los hechos ilícitos incriminados. según informaciones confidenciales. en razón de no haberse recabado la pertinente orden de allanamiento.45 se individualizó a Reginald R. quien sería el que le suministró la marihuana. 2º. entregando Rayford el dinero.45. S. y L. y por ser insuficiente la presencia de un solo testigo.771). la defensa de Rayford cuestionó a fs. y ante la falta de reparo por parte de Rayford se procedió a la inspección de la morada. con el proveedor. se dedicaría en esa zona a la consumición y distribución de "picadura de marihuana". . © Thomson La Ley 1 Considerando: 1) Que en la madrugada del día 4 de febrero de 1982 se constituyó una comisión policial en el cruce de las calles Florida y Viamonte de esta Capital Federal. condenando a los procesados de acuerdo a la pretensión de aquél. La sentencia de 1ª instancia absolvió a los imputados por considerar nula la diligencia de secuestro. la ausencia de consentimiento válido del interesado. solicitando que se condenase a Rayford a la pena de 1 año de prisión y multa cómo autor del delito de tenencia de estupefacientes (art. sobre la base de la violación del art. dpto. sala IV. resulta inoficioso su pronunciamiento del Tribunal a su respecto..debían computarse también los testimonios de los policías intervinientes. (Del voto en disidencia del doctor Caballero). ley 20. Rayford relató que se hallaba circunstancialmente en el país por pertenecer a una compañía extranjera de espectáculos. ni estimó inválida el acta por haber concurrido un solo testigo. con el objeto de investigar la actividad de una persona de origen extranjero que. quedándose éste con el resto. para lo que solicitó la colaboración de L. concluyendo en la falta de acreditación del cuerpo del delito. inc. Valoró también el haberse omitido la exhibición del material secuestrado al tiempo de rendirse las respectivas declaraciones indagatorias. que luego fumó en parte con Rayford en su departamento.

En este orden corresponde resolver como asunto previo el interrogante que podría suscitarse en torno a la legitimación del recurrente para impugnar los actos iniciales del procedimiento. esa persona era extranjera y desconocedora del idioma nacional. Es de destacar. si bien la invalidez declarada precedentemente resulta decisiva en cuanto elimina la prueba esencial referente a la existencia misma del objeto material sobre el que recae el delito de tenencia de . t. se encuentran aquí de tal modo ligadas al planteo constitucional que resulta imposible su solución sin atender a ellas. en la medida en que tal actitud debe hallarse expresada de manera que no queden dudas en cuanto a la plena libertad del individuo al formular la autorización (doc. en tanto podría sostenerse que su validez o invalidez afectarían sólo el interés del coprocesado Rayford. a punto tal que la condena es fruto de todos los antecedentes del sumario. en el que se impugna la condena.. la interpretación de su actitud particular no puede ampliarse hasta perjudicar el derecho de un tercero que cuenta con interés legítimo en la impugnación. "Fiorentino. a escasos metros de su domicilio. se procedió a la detención de Rayford en la vía pública y durante la madrugada. y su recurso ha sido entonces bien concedido por el a quo a fs. aunque en apariencia habrían ocurrido fuera del ámbito de protección de sus derechos. 14 de la ley 48. no configura óbice a los agravios de B. resulta extremadamente dudoso que pudiera comprender cabalmente el alcance del procedimiento que se realizaba y. la posibilidad que tenía de oponerse a su ejecución. En particular se agravia del ilegítimo allanamiento en el domicilio de Rayford y todo lo que fue su consecuencia. Para ello es útil el examen de las circunstancias que han rodeado al procedimiento y las particularidades en que se manifestó la falta de oposición al registro. la especial situación personal de Rayford.3) Que dicha sentencia dio lugar al recurso extraordinario articulado por la defensa de A. que fue ajeno a ellos. desde el comienzo mismo de los sucesos que tuvieron a Rayford como protagonista. que la circunstancia de que Rayford no haya apelado el fallo condenatorio por la vía prevista en el art. Cuestiona. hace presumir su © Thomson La Ley 2 falta de interés en continuar la causa. ya que durante el curso del proceso lo cuestionó. 369. En consecuencia. 4) Que esta Corte tiene declarado que la ausencia de objeciones por parte del interesado respecto de la inspección domiciliaria que pretenda llevar a cabo el personal policial. la garantía del debido proceso que ampara a B. además. p. y ello fue inclusive admitido por el juez de primera instancia. como luego se verá. pues. fue a partir de la inspección realizada en el domicilio de aquel que se desenvolvieron los distintos pasos de la pesquisa que llevaron a su incriminación en esta causa. Como consecuencia de lo expuesto debe desecharse la legitimidad de la requisa y. resultan indisolublemente relacionados con su situación. lo legitima para perseguir la nulidad de dichas actuaciones. mas no el de B. la mera ausencia de reparos no puede razonablemente equipararse a una autorización válida. que en estas condiciones. de modo que ante la falta de auxilio por algún intérprete. sin embargo. a raíz de la ilegitimidad de la actividad policial que condujo a la formación del proceso. que aunque son regularmente extrañas a la instancia extraordinaria. asimismo. Tales acontecimientos. Ariel L. del secuestro que es su resultado. 18 de la Constitución Nacional.". 391-). no resulta por sí sola equivalente al consentimiento de aquél. E. p. Pero. respectivamente -Rev. causas. antes de ingresar en la consideración de las cuestiones a resolver. en ese sentido. entre otros agravios. B. Diego E. Cabe anticipar por último. pues. LA LEY. en el caso. Cabe concluir. la validez del allanamiento. en definitiva. En este sentido corresponde tener especialmente en cuenta que. 1985-A. al que penetró de inmediato la comisión policial. en concreto. t. que su naturaleza exigirá necesariamente al tribunal incursionar en las circunstancias fácticas del caso. En estas condiciones. por ende. La respuesta no puede ser sino afirmativa porque. del 27 de noviembre de 1984 y 9 de abril de 1985. los actos iniciales de la investigación por cuanto resultarían violatorios de las garantías contenidas en el art. 1985-C." y "Cichero. y porque. al tratarse de un extranjero no radicado en el país -que por otra parte ya abandonó-. Esa omisión no debe entenderse en el caso como si aquél admitiese. 160. 5) Que. y ello es fundamental.

1938. un vínculo más inmediato entre la ilegalidad y el testimonio que el exigido para descalificar la prueba material. p. porque de lo contrario se desconocería el derecho al debido proceso que tiene todo habitante de acuerdo con las garantías otorgadas por nuestra Constitución Nacional. la prueba que proviene directamente de las personas a través de sus dichos. admite también el concurso de factores que pueden atenuar los efectos derivados de una aplicación automática e irracional. se debe retornar al punto de origen de la investigación. Para ello habrá que guiarse por las constancias efectivas del sumario. en estos supuestos. © Thomson La Ley 3 quedarían aún en pie las manifestaciones de Rayford y L. LA LEY. de manera que por esa vía puedan determinarse con claridad los efectos a los que conduciría la eliminación de los eslabones viciados. sino por la de suministro. cuya comprobación no requeriría necesariamente el secuestro de la sustancia incriminada y podría extraerse de otros medios de prueba. Debe tenerse en cuenta. sino que compromete la buena administración de justicia al pretender constituirla en beneficiaría del hecho ilícito por el que se adquirieron tales evidencias (Fallos. Ya ha dicho esta Corte que conceder valor a esas pruebas y apoyar en ellas una sentencia judicial. es de destacar que B. corresponde ahora examinar concretamente las circunstancias del caso sobre la base de las pautas señaladas. Resulta ventajoso para esa finalidad el análisis de la concatenación causal de los actos. Y es en este punto donde corresponde adentrarse. es decir. pues de los informes confidenciales a que se alude a fs. 303. la intercepción de Rayford en la vía pública y el inmediato . que la materia en examen siempre encierra un conflicto entre dos intereses fundamentales de la sociedad. Así. por último. por ejemplo. dada la inmutabilidad del objeto que constituye la evidencia. la posibilidad de adquisición de las evidencias por otras fuentes distintas de las que se tengan por ilegítimas. los restantes medios podrían aún constituir elementos suficientes para justificar el reproche. 1/2. En definitiva. en su confesión y en los dichos de Rayford y L. no sólo es contradictorio con el reproche formulado. como ya se dijo. la condena del nombrado se sustenta en el secuestro de la marihuana que suministró. quienes en tal cometido deben valorar las particularidades de cada caso en concreto. 303. 6) Que. porque debe determinarse en qué medida la ilegitimidad inicial del procedimiento afecta la validez de los actos subsiguientes. y de acuerdo al método expuesto. hasta qué punto el vicio de origen expande sus efectos nulificantes. Con esto se quiere significar que no se advierte que la pesquisa haya tenido vida por una vía distinta de la que consta efectivamente en la causa. la regla es la exclusión de cualquier medio probatorio obtenido por vías ilegítimas. 225-).estupefacientes. No cabe olvidar. admite mayores posibilidades de atenuación de la regla. Pero dicha regla. t. En este aspecto. Y en esta tarea se observa que. S. y la confesión de B. 1938 -Rev. Para determinar la utilidad de esos elementos. t. t. no obstante su categórica formulación. Por el contrario. por hallarse ellas dotadas de voluntad autónoma. el grado de libertad de quien declara no es irrelevante para juzgar sobre la utilidad de sus manifestaciones. mas no sujeta a las leyes de la física sino a las de la lógica. 10 y 12/13 no existen otros antecedentes que los allí expresados. Descartado el secuestro. de modo que la exclusión requiere. Al respecto. no ha sido condenado por esa figura. 1982-D. S. apreciar la proyección de la ilegitimidad del procedimiento sobre cada elemento probatorio es función de los jueces. de ordinario los elementos materiales indebidamente obtenidos perderán valor de una vez y para siempre por su espuria adquisición. como lo son el de una rápida y eficiente ejecución de la ley y el de prevenir el menoscabo de los derechos individuales de sus miembros a raíz de la aplicación de métodos inconstitucionales por partes de quienes se encuentran encargados de resguardar su cumplimiento. como ya lo recordó el tribunal en el citado precedente de Fallos. p. asimismo.. En la especie. en consecuencia. p. desechado el secuestro ilegítimo.

fue detenido en la casa de sus padres y sus manifestaciones condujeron a la detención de A. en tránsito en el país. resulta harto conjetural suponer que Rayford lo hubiera involucrado espontáneamente. de modo que existe un nexo directo entre el secuestro ilegítimo y la mención que Rayford trae de B. A. y tráfico de estupefacientes los dos últimos. se procedió a la inspección de la morada. Rayford.? Tal como se encaminó la investigación se puede aseverar que ello habría sido imposible porque no existen otros indicios que conduzcan a éste. B. también menor de edad. durante el traslado a la comisaría. en tanto ello es consecuencia directa de su ilegítima vinculación al sumario. No hubo varios cauces de investigación sino uno solo.. por los mismos motivos. Si se elimina el secuestro y su inmediata consecuencia que son los dichos de Rayford. A las 4. sobre esa sustancia secuestrada y no sobre otra. a quien indicó como vendedor de "dicha marihuana". cuya vertiente original estuvo viciada y contaminó todo su curso. se revoca la sentencia apelada y. dpto. quien refirió consumir marihuana y poseer esa sustancia en su domicilio. desde que esa circunstancia determinó las manifestaciones de Rayford y la consecuente incriminación de aquél. A las 9. por otra parte. M. de la que fue específicamente objeto de la requisa. Es más. 16 de la ley 48. Cabe señalar que. de nacionalidad estadounidense. y A. en rigor aquél no presenció el suministro a Rayford. aparecen evidentemente inducidas por la situación en que se lo colocó a raíz del allanamiento ilegal que. Rayford. ¿cómo se podría haber llegado a la individualización de B. .Enrique S. En otras palabras. domiciliado en Florida 878.45 se individualizó en la vía pública a Reginald R. Imardi. De no haber sido por ese medio. resultando innecesaria toda otra sustanciación.. quien sería el que le suministró la marihuana. Petracchi. Disidencia del doctor Caballero Considerando: 1) Que en la madrugada del día 4 de febrero de 1982 se constituyó una comisión policial en el cruce de las calles Florida y Viamonte de esta Capital Federal. M. E. Ya detenido. pues se lo incorporó a los autos a través de las explicaciones de B. aun antes de que aquél efectuara manifestaciones en la comisaría. lo que minimiza su relevancia. Caballero (en disidencia). por Rayford no puede tenerse en cuenta porque las circunstancias en que se efectuó autorizan a descartar que sus manifestaciones sean el fruto de una libre expresión de la voluntad..Carlos S. en ejercicio de la facultad conferida en la par. abarcando también el reconocimiento del propio B. S. desde el comienzo. de todos modos. . y ante la falta de reparo por parte de Rayford. con el objeto de investigar la actividad de una persona de origen extranjero que.45. el menor B. en ese procedimiento se incauta indebidamente parte del estupefaciente suministrado por B. y de conformidad con lo dictaminado en sentido concordante por el Procurador General. según informaciones confidenciales.Augusto C. 2) Que Rayford relató que se hallaba circunstancialmente en el país por pertenecer a una compañía . Una observación racional de lo ocurrido a partir de entonces conduce a la conclusión invalidante de los actos subsiguientes. Belluscio (en disidencia).. que fueron objeto de acusación en esta causa. Allí concurrieron de inmediato los policías -que al efecto recabaron la presencia de un testigo-. Fayt. L. 2ª del art. se dedicaría en esa zona a la consumición y distribución de "picadura de marihuana". secuestrándose de un portafolios una envoltura de papel que contenía dicho estupefaciente. quedó vinculado a la investigación como efecto exclusivo del procedimiento ilegítimo en el que se secuestró el estupefaciente. Al contrario. Ello es así porque surge obvio que la indagación ha girado. Por ello. S. También deben caer los dichos de L. S.. E. Rayford entregó una tarjeta personal de A. la incriminación de B.José S. ya en camino hacia ella entregó a la comisión policial una tarjeta personal de B. 21. se absuelve a Reginald R.allanamiento ilegítimo de su domicilio. En efecto.Julio C. En tales condiciones. por los delitos de tenencia de estupefacientes el primero. vale decir. L. B. no fue casual sino que llevaba el específico propósito de reunir evidencias del delito.. B. 6º piso.

por corresponder al momento de la detención del sospechoso. 197/201. toda vez que no se desconoció el secuestro. 3) Que el ministerio público formuló acusación a fs. d. y afirmó que la absolución de su asistido se inspiraba en los principios fundamentales que garantizan la seguridad individual consagrados por la Constitución Nacional. al igual que la de las confesiones judiciales. de la citada ley). aceptó haber intervenido en el acercamiento de B. Asimismo.extranjera de espectáculos. B.771). S. a fin de salvaguardar el derecho de defensa y la garantía del debido proceso legal. y que ello es así. con quien trabó relación. máxime cuando la tacha habría sido introducida recién al alegar. inc. © Thomson La Ley 4 y L. Con cita de Fallos de esta Corte Suprema y de la Cámara Criminal de la Capital. solicitando que se condenase a Rayford a la pena de 1 año de prisión y multa como autor del delito de tenencia de estupefacientes (art. Tampoco encontró óbice en la hora del procedimiento. 2º. beneficiara a la administración de justicia de un hecho ilícito. contestaron la vista el fiscal de Cámara y la defensa de A.. ley 20. debían computarse la hora en que el procedimiento se realizó y los testimonios de los policías intervinientes. ni estimó inválida el acta por haber concurrido un solo testigo. Por último. E. en Materia Penal. éste admitió haber adquirido la marihuana con el dinero de Rayford.. quedándose éste con el resto. concluyendo en la falta de acreditación del cuerpo del delito. que luego fumó en parte con Rayford en su departamento. 268/270 la validez del allanamiento y secuestro. . circunstancia. y refirió que en esa ocasión B. Unicamente después del período de prueba. que ponderó. A su vez. condenando a los procesados de acuerdo a la pretensión del representante del ministerio público. donde lo convidó con algunos cigarrillos de marihuana -luego negó esto último. 6º. de Proced. la sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional lo revocó con fecha 27 de octubre de 1983. La alzada sostuvo la validez del secuestro por haber mediado el consentimiento del interesado. y por ser insuficiente la presencia de un solo testigo. Explicó que éste lo invitó a su departamento. Desechó el vicio derivado de la falta de exhibición de la sustancia en las indagatorias. recordó que no resulta posible admitir la prueba ilegalmente obtenida ni la que es consecuencia de ella. a la pena de 3 años de prisión y multa como autores del delito de suministro de estupefacientes (art. Apelado este pronunciamiento por el fiscal de primera instancia. para lo que solicitó la colaboración de L. asimismo. Reconoció que la sustancia secuestrada era el sobrante de la que le llevó B. la ausencia de consentimiento válido del interesado.y que. la defensa de Rayford cuestionó a fs. la hora en que se realizó. y a B. tras lo cual. para no hacer. a su juicio. quien le presentó a un proveedor a fin de comprar el estupefaciente. L. ni se cuestionó la identidad del material. 4) Que la sentencia de 1ª instancia absolvió a los imputados por considerar nula la diligencia de secuestro en razón de no haberse recabado la pertinente orden de allanamiento. Se adhirió al criterio de la defensa del procesado Rayford y también valoró el haberse omitido la exhibición del material secuestrado al tiempo de rendirse las respectivas declaraciones indagatorias.. que sería provista por B. 188 del Cód. entregándole Rayford el dinero. S. ya que de otro modo lo hubiera hecho saber al juez instructor o su defensa la habría referido al contestar la acusación. en definitiva. circunstancia que consideró no negada por éste. S. sobre la base de la violación del art.. dicha relación los llevó a convenir la compra de marihuana para consumo personal. ni tampoco el punto fue impugnado oportunamente. con el proveedor. llevó una balanza para pesar la droga y discutió con el vendedor por la calidad y el precio. y que conoció casualmente a B. pues ese tema no se había planteado antes y porque siempre reconocieron los imputados la calidad de lo retenido.

por cuanto resultarían violatorios de las garantías consagradas en el art. B..5) Que dicha sentencia solamente dio lugar al recurso extraordinario articulado por la defensa de A. Andrés s/ usura". t. 1981-A. E. sum. que el a quo debió limitarse a declarar la responsabilidad penal del procesado. de Proced. base del recurso extraordinario. p. producidos con relación a Rayford. y otros s/ desobediencia". J-Z. 297. y G. t. Municipalidad de la . 190-).XIX "Cattaneo. XXXVI. 292. 482. J. t. agraviándose del ilegítimo allanamiento en el domicilio de éste y de todo lo que fue su consecuencia. t. XXXII. 6) Que. en Materia Penal. conforme al art. en primer lugar. p.370. en aquélla. en el que impugna el fallo. por todo lo cual aduce la conculcación de la garantía constitucional de la defensa en juicio.905. 589 -Rep. p.183. p. p. lo que determina que resulte inoficioso un pronunciamiento del tribunal a su respecto (Fallos. t. 680. a fin de que los jueces de la causa puedan tratarla y resolverla. p. 296. p. de J. 18 de la Constitución Nacional. B. p 1259. y otros s/ contrabando". no puede ser el resultado de una reflexión tardía o de una mera ocurrencia (Fallos. 468 -Rev. 1081 -Rep. 285. 80-. máxime si se tiene en cuenta que -según pretende. t. t. 1978B. t. 302. t. t. De modo que debió al menos proponerse el caso federal ante la alzada. 179. XXXVI. sum.278. que se pretende someter al conocimiento de esta Corte Suprema.220. 291. 604. ha sido tardíamente introducida en el escrito de interposición del recurso extraordinario. R. En ese sentido.XX "Geniso. p. entre ellos. los agravios del único apelante vinculados con la supuesta violación del art. p. J-Z. cuando la primera oportunidad posible fue al mejorar los fundamentos del fallo de 1ª instancia. p. en vez de efectuar afirmaciones genéricas e insistir sobre la falta de tipificación de la figura del suministro de estupefacientes. LA LEY. 2913. 1980-D. sum. L. 355. LA LEY. 354. 626. p. en lo pertinente. Carlos A. José O. y refiere en lo que concierne a su defendido.la validez o invalidez de los actos iniciales del procedimiento afectarían no sólo el interés del coprocesado Rayford sino también el suyo propio (causas C. que acogió las objeciones constitucionales de la defensa de Rayford y sustentó la absolución.. y que los magistrados no tomaron impresión directa de su defendido. dicha declaración previa de responsabilidad. del C. 244. 8) Que también resultan inatendibles las alegaciones que plantean la violación del régimen penal de la minoridad.279. t. t.XX "Cecchini. 50. puesto que el recurrente no demuestra que el condenado sufra gravamen actual por la no aplicación del régimen que propugna. t. s/ causa Nº 284".XX "Blanco. 210.278). 7) Que por ser ello así. 18 de la Constitución Nacional en virtud del presunto allanamiento ilegítimo practicado en el domicilio de quien resultó condenado por tenencia de estupefacientes. LA LEY. a raíz de la ilegitimidad de la actividad procesal que condujo a la formación del sumario. t. t. 4º de la ley 22. 246. También afirma que se ha despojado al causante del derecho a la 2ª instancia. p. t.la pauta temporal que tal norma fija para la aplicación del régimen especial. t. 8. el 15 de octubre y el 30 de diciembre de 1985). 284-. que no se trajo al proceso el expediente tutelar de B. Héctor O. condenado por suministro de estupefacientes. pues tal cuestión federal. 21. 1302. 5. cuestiona los actos iniciales de la investigación. entre otros).XIX "Editorial Latinoamericana S. J-Z. al cumplimiento de una serie de requisitos.C. falladas el 25 de setiembre de 1984 y el 11 de © Thomson La Ley 5 junio. p. ya que. 1316. a la fecha ha excedido -tiene 22 años. no pueden tener cabida. Ello es así. 280. 188. LA LEY. si bien era menor de 18 años al tiempo de comisión de los hechos ilícitos incriminados. 302. 538 del Cód. p. Rev. en la oportunidad prevista por el art. 94. t. 718. 138. pues tanto la admisión como el rechazo de las pretensiones de las partes son eventos previsibles que obligan a plantear en su momento las defensas a que hubiera lugar (Fallos. p. p. debe introducirse en la primera ocasión posible que brinde el procedimiento. cabe recordar que la cuestión federal. c. causas E. y en virtud de la violación del régimen penal de la minoridad (ley 22. t. ya que la imposición de una pena se hallaba supeditada. se ha expresado que la invocación de que se halla involucrada en el pleito una cuestión constitucional. Agrup. p. En tal sentido. p.

E. asimismo. 10) Que. se dedicaría en esa zona a la consumición y distribución de "picadura de marihuana". L. E. quedándose éste con el resto. quien sería el que le suministró la marihuana.y que. además de la falta de fundamentación que revela el recurso deducido. reposición en el cargo y cobro de pesos". solicitando que se condenase o Rayford a la . 3) Que el ministerio público formuló acusación a fs. B.18. la relación directa e inmediata que exige el art. 21. para lo que solicitó la colaboración de L. no media entre lo resuelto y las garantías constitucionales invocadas. con el proveedor. 2) Que Rayford relató que se hallaba circunstancialmente en el país por pertenecer a una compañía extranjera de espectáculos. quien le presentó a un proveedor a fin de comprar el estupefaciente. al margen de su acierto o de su error. A las 4. y el 4 de julio de 1985). asimismo.XIX "Velázquez.y la intervención que en aquél cupo al causante a título de autor responsable. en las condiciones expuestas.278 en función del art. quien refirió consumir marihuana y poseer esa sustancia en su domicilio.XX "Diez.. Por último. Universidad Nac.45 se individualizó en la vía pública a Reginald R. falladas el 22 de marzo y el 31 de mayo de 1984.. B. Alberto L.243. Ya detenido. del Sur s/ nulidad acto administrativo. el a quo efectuó una interpretación del art. y refirió que en esa ocasión B. y tras estimar acreditado el delito de suministro de estupefacientes -independiente de la tenencia. el menor B. de nacionalidad estadounidense. Disidencia del doctor Belluscio Considerando: 1) Que en la madrugada del día 4 de febrero de 1982 se constituyó una comisión policial en el cruce de las calles Florida y Viamonte de esta Capital Federal. según informaciones confidenciales. lo decidido sobre el punto remite al examen de temas de hecho y prueba y de derecho común y procesal. c. que sería provista por B. a partir de considerar que A. y que conoció casualmente a B. tenía 19 años de edad al tiempo de dictar la Cámara su sentencia. con el objeto de investigar la actividad de una persona de origen extranjero que.Capital". M. éste admitió haber adquirido la marihuana con el dinero de Rayford. dada la edad del imputado al momento de la decisión. también menor de edad. con quien trabó relación. Rayford. que luego fumó en parte con Rayford en su departamento. aceptó haber intervenido en el acercamiento de B. domiciliado en Florida 878. 6º piso. Luis c. L. 8º de la misma norma. se declara improcedente el recurso extraordinario interpuesto. 15 de la ley 48. A las 9.José S... donde lo convidó con algunos cigarrillos de marihuana -luego negó esto último. llevó una balanza para pesar la droga y discutió con el vendedor por la calidad y el precio. que han sido resueltos con fundamentos de igual carácter que. considerando cumplidos los fines tutelares que persigue el citado régimen legal. S. dicha relación los llevó a convenir la compra de marihuana para consumo personal. S. 197/201. que en este aspecto carece de la crítica concreta y razonada de los argumentos de la sentencia que ataca. fue detenido en la casa de sus padres y sus manifestaciones condujeron a la detención de A.45. Por ello. 4º de la ley 22. 9) Que. Caballero. que le llevó a condenarlo haciendo mérito de las constancias de la causa que brindaban información sobre su conducta. y ante la falta de reparo por parte de Rayford. se procedió a la inspección de la morada. Gobierno nacional". Allí concurrieron de inmediato los policías -que al efecto recabaron la presencia de un testigo-. Rayford entregó una tarjeta personal de A. A su vez. y D. en tránsito en el país. Explicó que éste lo invitó a su departamento. brindan al fallo sustento bastante que lo pone a cubierto de la tacha de arbitrariedad.. S. entregándole Rayford el dinero. V. dpto. secuestrándose de un portafolios una envoltura de papel que contenía dicho estupefaciente. durante el traslado a la comisaría. y habiendo dictaminado el Procurador General. En efecto. Reconoció que la sustancia secuestrada era el sobrante de la que le llevó B...

pena de 1 año de prisión y multa como autor del delito de tenencia de estupefacientes (art. 6º, ley 20.771), y a B. y L. S. a la pena de 3 años de prisión y multa como autores del delito de suministro de estupefacientes (art. 2º, inc. d, de la citada ley). Unicamente después del período de prueba, la defensa de Rayford cuestionó a fs. 268/270 la validez del allanamiento y secuestro, sobre la base de la violación del art. 188 del Cód. de Proced. en Materia Penal, y afirmó que la absolución de su asistido se inspiraba en los principios fundamentales que garantizan la seguridad individual consagrados por la Constitución Nacional Con cita de Fallos de esta Corte Suprema y de la Cámara Criminal de la Capital, recordó que no resulta posible admitir la prueba ilegalmente obtenida ni la que es consecuencia de ella, y que ello es así, a fin de salvaguardar el derecho de defensa y la garantía del debido proceso legal, para no hacer, en definitiva, beneficiaría a la administración de justicia de un hecho ilícito.
© Thomson La Ley 6

4) Que la sentencia de primera instancia absolvió a los imputados por considerar nula la diligencia de secuestro, en razón de no haberse recabado la pertinente orden de allanamiento, la ausencia de consentimiento válido del interesado, la hora en que se realizó, y por ser insuficiente la presencia de un solo testigo. Se adhirió al criterio de la defensa del procesado Rayford y también valoró el haberse omitido la exhibición del material secuestrado al tiempo de rendirse las respectivas declaraciones indagatorias, concluyendo en la falta de acreditación del cuerpo del delito. Apelado este pronunciamiento por el fiscal de primera instancia, contestaron la vista el fiscal de Cámara y la defensa de A. E. B., tras lo cual, la sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional lo revocó con fecha 27 de octubre de 1983, condenando a los procesados de acuerdo a la pretensión del representante del ministerio público. La alzada sostuvo la validez del secuestro por haber mediado el consentimiento del interesado, circunstancia que consideró no negada por éste, ya que de otro modo lo hubiera hecho saber el juez instructor o su defensa la habría referido al contestar la acusación; máxime cuando la tacha habría sido introducida recién al alegar. Tampoco encontró óbice en la hora del procedimiento, por corresponder al momento de la detención del sospechoso; ni estimó inválida el acta por haber concurrido un solo testigo, toda vez que no se desconoció el secuestro, ni se cuestionó la identidad del material; ni tampoco el punto fue impugnado oportunamente. Asimismo, a su juicio, debían computarse la hora en que el procedimiento se realizó y los testimonios de los policías intervinientes. Desechó el vicio derivado de la falta de exhibición de la sustancia en las indagatorias, pues ese tema no se había planteado antes y porque siempre reconocieron los imputados la calidad de lo retenido, circunstancia que ponderó, al igual que la de las confesiones judiciales. 5) Que dicha sentencia solamente dio lugar al recurso extraordinario articulado por la defensa de A. E. B. condenado por suministro de estupefacientes, en el que impugna el fallo, a raíz de la ilegitimidad de la actividad procesal que condujo a la formación del sumario, y en virtud de la violación del régimen penal de la minoridad (ley 22.278). En tal sentido, cuestiona los actos iniciales de la investigación, producidos con relación a Rayford, por cuanto resultarían violatorios de las garantías consagradas en el art. 18 de la Constitución Nacional, agraviándose del ilegítimo allanamiento en el domicilio de éste y de todo lo que fue su consecuencia; y refiere en lo que concierne a su defendido, que el a quo debió limitarse a declarar la responsabilidad penal del procesado, ya que la imposición de una pena se hallaba supeditada, conforme al art. 4º de ley 22.278, al cumplimiento de una serie de requisitos, entre ellos, dicha declaración previa de responsabilidad. También afirma que se ha despojado al causante del derecho a la 2ª instancia, que no se trajo al proceso el expediente tutelar de B., y que los magistrados no tomaron impresión directa de su defendido, por todo lo cual aduce la conculcación de la garantía constitucional de la defensa en juicio.

6) Que, aun partiendo de la base de la nulidad del allanamiento llevado a cabo en el domicilio de Rayford -con arreglo al criterio establecido por esta Corte a partir de la causa F.508.XIX "Fiorentino, Diego E. s/ tenencia ilegítima de estupefacientes"-, la sentencia recurrida tiene sustento en otros elementos probatorios que permiten arribar a similares conclusiones, en especial la existencia de parte de todos los procesados de confesión judicial del delito cometido, aun cuando la versión de los hechos haya sido diferente según quien los haya relatado y, en lo que se refiere específicamente al recurrente, su admisión de haber recibido dinero de Rayford con el fin de conseguirle marihuana, las gestiones realizadas para ello, y la concreción de la operación de compra, corroborada por la de Rayford, que expresa haber adquirido el estupefaciente a B. Esa circunstancia impide la descalificación de lo decidido por el a quo por la sola impugnación de la diligencia llevada a cabo por la policía. 7) Que también resultan inatendibles las alegaciones que plantean la violación del régimen penal de la minoridad. Ello es así, puesto que el recurrente no demuestra que el condenado sufra gravamen por la no aplicación del régimen que propugna, ya que, si bien era menor de 18 años al tiempo de comisión de los hechos ilícitos incriminados, a la fecha ha excedido -tiene 22 años- la pauta temporal que tal norma fija para la aplicación del régimen especial; lo que determina que resulte inoficioso un pronunciamiento del Tribunal a su respecto (Fallos, t. 280, p. 355; t. 292, p. 589; t. 296, p. 604); causas E.220.XIX "Editorial Latinoamericana S. R. L. c. Municipalidad de la Capital": V.243.XIX "Velázquez, Luis c. Gobierno nacional, y D. 18 .XX "Diez, Alberto L. c. Universidad Nac. del Sur s/ nulidad acto administrativo, reposición en el cargo y cobro de pesos", falladas el 22 de marzo y el 31 de mayo de 1984, y el 4 de julio de 1985). Por ello, y habiendo dictaminado el Procurador General, se declara improcedente el recurso extraordinario interpuesto.- Augusto C. Belluscio.
© Thomson La Ley 7

Corte Suprema confirma condena de seis años por allanamiento ilegal
El fallo ratifica que el ex presidente tiene que pagarle S/.400.000 al Estado Por Mario Mejía Huaraca La Segunda Sala Especial de la Corte Suprema confirmó por unanimidad la sentencia de seis años de prisión al ex mandatario Alberto Fujimori que le había impuesto la vocalía suprema de instrucción por inducir a la comisión del delito de usurpación de funciones. Ese fallo es por el ilegal allanamiento que dirigió personalmente en la casa de Trinidad Becerra, esposa de su ex asesor Vladimiro Montesinos, el 7 de noviembre del 2000. No obstante que al sustentar su apelación, su abogado César Nakazaki había tratado de convencer a los miembros de la sala de que el ex presidente solo fue el instigador y no el autor del allanamiento y, por lo tanto, merecía una pena de cuatro años o menos, el tribunal presidido por Roger Salas Gamboa ratificó el fallo que dictó el vocal supremo Guillermo Urbina Ganvini el 11 de diciembre del 2007.

Esta fue la última diligencia de Salas Gamboa como vocal supremo, pues acaba de jubilarse. Según la resolución de la segunda sala, que fue dada a conocer ayer, la responsabilidad de Fujimori estaba acreditada. Sostiene que el ex presidente ordenó como jefe supremo de las Fuerzas Armadas al entonces asesor jurídico de la Casa Militar de la Presidencia, Manuel Ubillús Tolentino, hacerse pasar por fiscal para allanar el domicilio de Trinidad Becerra. En esa ilegal intervención se sustrajo maletas, cajas y documentos de Montesinos. También fue el ex presidente quien organizó su traslado hasta el Grupo Aéreo 8 para revisar el material con su cuñado Víctor Aritomi, en ese entonces embajador del Perú en Japón. La sala, integrada también por los vocales supremos Héctor Ponce de Mier y Josué Pariona Pastrana, confirmó la reparación civil que deberá pagar Fujimori a favor del Estado por S/.400.000. También dispuso su inhabilitación de dos años para ejercer cualquier cargo público. Fujimori deberá permanecer preso por este fallo hasta el 21 de setiembre de 2013. SIN PAPELES FIRMADOS El fiscal adjunto supremo Avelino Guillén respaldó la línea de argumentación usada en la sentencia de la Suprema. Explicó que con la ratificación del fallo de primera instancia se echa por tierra la tesis de que se requiere de un documento firmado para demostrar la responsabilidad del ex gobernante. Esa es la estrategia de su abogado César Nakazaki, quien lo defiende en el juicio por los casos de Barrios Altos y La Cantuta. En declaraciones a radio San Borja, Guillén dijo que "cuando Fujimori da la orden de allanamiento (a Manuel Ubillús) no existe documento escrito, no existe video, la orden es verbal. Le dice: 'Usted se hace pasar como fiscal en esta diligencia' y él se quita el uniforme militar y se pone un terno. Esa orden es verbal y no está graficada en ningún documento". Asimismo, sostuvo que el fallo también deja de lado aquellos razonamientos que indicaban que el ex presidente no podía dar órdenes a militares en actividad. Consultado sobre esta ratificación de la sentencia, el abogado Nakazaki informó que aún no le habían notificado la resolución. "Mientras no conozca la resolución no puedo emitir una opinión. Mañana (hoy) haré los comentarios necesarios", aseguró. Por segunda vez se niega a testificar Alberto Fujimori, quien es procesado por la Primera Sala Especial por los delitos de secuestro y violación de derechos humanos, no se presentó ayer ante la Tercera Sala Penal

También dijo que entre los casos aprobados para su extradición desde Chile no figura el caso de copamiento en el Poder Judicial. su defensa argumentó que el ex mandatario tiene abierto otro proceso y por lo tanto corre el riesgo de autoincriminarse. por lo que le solicita tu presencia urgente a fin de realizar la diligencia de allanamiento ¿Es suficiente este consentimiento para ingresar al domicilio.Especial que lo citó como testigo para declarar en el caso del copamiento irregular de magistrados en el Poder Judicial durante el 2000. Para sustentar su negativa. ha consentido en que se ingrese a su domicilio a pesar de que Juan no se encuentra en esos momentos. su esposa Ana. conforme lo prescribe el artículo 18-2 de la Constitución. como idea de partida. Hoy proseguirá el juicio en la sede de la Diroes con el testimonio del general (r) Rolando Valdivia. LA INVIOLAVILIDAD DEL DOMICILIO Y LA INTIMIDAD COMO DERECHOS FUNDAMENTALES INTIMAMENTE LIGADOS Y PERSONALISIMOS 27 AGOSTO. debemos precisar que la inviolabilidad de domicilio es una consecuencia del derecho a la intimidad. 2009 LA INVIOLAVILIDAD DEL DOMICILIO Y LA INTIMIDAD COMO DERECHOS FUNDAMENTALES INTIMAMENTE LIGADOS Y PERSONALISIMOS POR Abg. DIANA E. REGALADO URQUIAGA-UNT Con un ejemplo: La policía te llama por teléfono y te dice que en la investigación que se sigue contra Juan. Esos fueron los mismos argumentos que se esgrimieron la semana pasada para justificar la negativa de presentarse ante la misma sala por la huida de Vladimiro Montesinos a Panamá. o se requiere orden judicial? Para responder la pregunta arriba expuesta. así como el artículo 12 de la Declaración .

Por este motivo. significando la relevancia moral de una idea que compromete la dignidad humana y sus objetivos de autonomía moral. Debiendo precisarse. también lo es su connotación ética y axiológica. además. en tanto manifiestas concreciones positivas del principio-derecho de dignidad humana. y también la relevancia jurídica que convierte a los derechos en norma básica material del Ordenamiento. Lo que significa que. Boletín Oficial del Estado. como medio de búsqueda de pruebas. pág. en el artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y en el artículo 11 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. la eficacia procesal de tales medidas ha de estar sometida al más estricto cumplimiento de las exigencias constitucionales que dicha calificación conlleva. como el de la intimidad. que el concepto de derechos fundamentales. artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. si bien el reconocimiento positivo de los derechos fundamentales es presupuesto de su exigibilidad como límite al accionar del Estado y de los propios particulares. Madrid: Universidad Carlos III de Madrid. precisa que la inviolabilidad domiciliaria sólo puede darse sin mandamiento judicial cuando en aquel lugar hay una situación de flagrancia o es inminente la consumación de una conducta punible.2. Gregorio. para que tal intromisión sea legitima. que emanan de la dignidad del hombre como fuente generadora de tales. Así.Universal de Derechos Humanos. debe precisarse de la justificación acorde con el principio de proporcionalidad. incluso. es que los conceptos de intimidad y domicilio no son disociables. Lo que debe quedar claro. en su defecto se requiere orden judicial. lo antes anotado. cuando su adopción y práctica tiene como finalidad la lucha contra la criminalidad. . 1999. y constituyen derechos fundamentales de la persona. no siempre bien diferenciadas: el allanamiento del domicilio y su registro. hace enfatizar que las medidas restrictivas de derechos fundamentales como en el caso del allanamiento. Curso de Derechos Fundamentales. La entrada y registro domiciliario. comprende “tanto los presupuestos éticos como los componentes jurídicos.” ( Peces-Barba.9. implican intromisiones vulneradoras prima facie del ámbito de protección de los derechos fundamentales. La inviolabilidad del domicilio involucra dos cuestiones distintas. 37). En tal sentido. Los derechos fundamentales expresan tanto una moralidad básica como una juridicidad básica. preexistente al orden estatal y proyectado en él como fin supremo de la sociedad y del Estado (artículo 1º de la Constitución). constituyen restricciones o limitaciones de derechos fundamentales. y es instrumento necesario para que el individuo desarrolle en la sociedad todas sus potencialidades. Teoría General. nuestra Constitución en el Art. Consecuentemente. a efectos de aplicarse un legítimo allanamiento.

que solo pueden ser declinados por el propio afectado o por el juez. fuera de los supuestos previstos por la norma. Sentencia C-806/09 . De modo que. sino declinados por el mismo afectado. y como restrictor de derechos fundamentales. el artículo 214º del Código Procesal Penal vigente. intimidad y domicilio no son disociables. como bien dijimos. la esposa del investigado. sumamente humanista. siendo previsible que se negara el ingreso. nos toca decir que no es suficiente el consentimiento de Ana. casa de negocio. o que se encuentran bienes delictivos o cosas relevantes para la investigación. siempre que sea previsible que le será negado el ingreso en acto de función a un determinado recinto. con autorización judicial. Por lo que.Como desarrollo de la norma constitucional. como ya referimos líneas arriba. en sus dependencias cerradas. pueden ingresar al domicilio de persona alguna. que emanan de la dignidad del hombre como fuente generadora de tales. líneas arriba. Por su parte. derechos fundamentales de no libre disposición por cualquier persona. el Fiscal solicitará el allanamiento y registro domiciliario de una casa habitación. tal medida. señala claramente que Fuera de los casos de flagrante delito o de peligro inminente de su perpetración. De lo que podemos colegir que fuera de los supuestos de flagrancia o de peligro inminente de su perpetración. y siempre que existan motivos razonables para considerar que se oculta el imputado o alguna persona evadida. en merito a que tal situación acarrearía la afectación de un derecho personalísimo. se podría afirmar que la autorización debe emanar del directamente afectado con la medida. y siempre que existan motivos razonables para considerar que se oculta el imputado o alguna persona evadida. para efectos de entender el Allanamiento como medio de búsqueda de prueba. pues. Pues de realizarse una intervención fuera de estos parámetros se configuraría el delito tipificado en el artículo 159 y 160 del CP. y en el marco de nuestro sistema procesal penal democrático de corte garantista. o en recinto habitado temporalmente. como el de la intimidad y el derecho a la inviolabilidad de domicilio. ello. solo proceden con el consentimiento del titular o caso contrario. o que se encuentran bienes delictivos o cosas relevantes para la investigación. por cuanto su aplicación involucra derechos fundamentales personalísimos del afectado. respecto del caso sub examine. toda vez que. ni la policía ni el fiscal. no cualquier persona que habita la casa de una persona que puede ser indagada mediante la aplicación de un allanamiento puede prestar su autorización para ello. y constituyen derechos fundamentales de la persona. De manera que. la norma Normarum también señala que nadie puede ingresa r en el domicilio ni efectuar investigaciones o registros sin autorización de la persona que lo habita. para dar luz verde al ingreso del domicilio de Juan y efectuar el registro correspondiente. y de cualquier otro lugar cerrado.

consagra una de las excepciones a la formalidad de la orden escrita de la Fiscalía General de la Nación como condición previa a la realización del allanamiento. que el consentimiento del propietario. pero no frente al requisito del control judicial posterior que establece el numeral 2º del artículo 250 de la Carta. quien valorará en cada caso si el consentimiento dado por el afectado por la diligencia de allanamiento fue libre y expreso. por lo que la mera ausencia de objeciones no se considera suficiente. siendo el motivo que justifica esta modalidad de allanamiento la realización de una investigación penal y la formalidad exigida. o morador del domicilio o de la persona afectada con el allanamiento sea dado libremente. el allanamiento excepcional previsto en la norma. deriva esta forma de allanamiento en un acto razonable y proporcionado siempre que el consentimiento haya sido manifestado de manera libre y expresa. dado que la excepción planteada sólo lo es frente a la exigencia de una orden escrita de autoridad judicial. o si por el contrario fue fruto de un acto arbitrario o abusivo. debe someterse al examen del juez de control de garantías. que prevé la autorización expresa del propietario o morador del domicilio objeto de registro que pueda verse afectado con su realización. La autorización libre y expresa del titular de los derechos a la inviolabilidad del domicilio y a la intimidad. No obstante.ALLANAMIENTO Y REGISTRO DE DOMICILIO SIN ORDEN JUDICALExcepción por consentimiento libre y expreso del propietario o tenedor del bien objeto del registro no vulnera la Constitución/ALLANAMIENTO Y REGISTRO DE DOMICILIO SIN ORDEN JUDICAL-Excepción por consentimiento del propietario o tenedor sujeta a control posterior El numeral 1 del artículo 230 de la Ley 906 de 2004. POTESTAD DE CONFIGURACION LEGISLATIVA EN RESTRICCIONES A LA LIBERTAD INDIVIDUAL-Competencia limitada/POTESTAD DE CONFIGURACION LEGISALTIVA EN RESTRICCIONES A LA LIBERTAD INDIVIDUAL-Sujeta a criterios de razonabilidad y proporcionalidad .

y por último. dado que el ejercicio de esta potestad de configuración puede incidir en el goce de derechos constitucionales. por lo que la Corte ha dicho que limitaciones deben ser adecuadas para lograr el fin perseguido. deben ser proporcionales stricto sensu. razonable y proporcional a la finalidad que persigue La Corte Constitucional ha afirmado de manera reiterada que la potestad de configuración del legislador al establecer restricciones a la libertad individual. DERECHO A LA INVIOLABILIDAD DE DOMICILIO-Protección constitucional/DERECHO A LA INVIOLABILIDAD DE DOMICILIO-Carácter relativo/DERECHO A LA INVIOLABILIDAD DE DOMICILIO-Regulación sometida a reserva legal ALLANAMIENTO Y REGISTRO DE DOMICILIORequisitos/ALLANAMIENTO Y REGISTRO DE DOMICILIO-Reserva legal/ALLANAMIENTO Y REGISTRO DE DOMICILIO-Reserva judicial/ALLANAMIENTO Y REGISTRO DE DOMICILIO-Autoridades judiciales autorizadas para ordenarlo en el ámbito penal Por regla general. necesarias. a fin de que tales limitaciones no resulten arbitrarias. que no se afecten excesivamente valores y principios que tengan un mayor peso que el fin constitucional que se pretende alcanzar. esto es. son tres los requisitos exigidos a las autoridades para registrar un domicilio: (i) la . de conformidad con el artículo 28 de la Constitución. en el sentido de que no exista un medio menos gravoso en términos de afectación de otros principios constitucionales.JUICIO DE PROPORCIONALIDAD ESTRICTO-Aplicación en norma que autoriza el allanamiento y registro sin autorización judicial con el sólo consentimiento del propietario o tenedor del bien ALLANAMIENTO Y REGISTRO DE DOMICILIO SIN AUTORIZACION JUDICIAL-Medida debe ser necesaria. es una competencia limitada y ha de ser ejercida conforme a los principios de razonabilidad y proporcionalidad.

que autoriza a los fiscales a ordenar y practicar allanamientos. con control posterior por parte del juez de control de garantías. Respecto de las autoridades judiciales que en el ámbito penal pueden expedir las ordenes de allanamiento son la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia.existencia de un mandamiento escrito de autoridad judicial competente. los jueces de la República en lo penal. las Salas Penales de los Tribunales Superiores. la Carta establece expresamente dos: (i) en el artículo 32 Superior. inciso final. Fuera de estas dos excepciones. Sin embargo. (ii) el respeto a las formalidades legales y (iii) la existencia de un motivo previamente definido en la ley. numeral 3. numeral 1 y 445 (parcial) de la Ley 906 de 2004. que permite el ingreso “de los agentes de la autoridad” al domicilio donde se refugia el delincuente sorprendido en flagrancia. 230. Demanda de inconstitucionalidad contra el artículo 184. Magistrada Ponente: Dra. y (ii) en el artículo 250. el artículo 28 de la Carta ha autorizado al legislador a establecer otros motivos por los cuales se podría ingresar a domicilio ajeno. MARÍA VICTORIA CALLE CORREA . la Fiscalía General de la Nación y el Senado cuando ejerce las funciones de juzgamiento. Como excepciones a este régimen general que exige una orden judicial previa. ALLANAMIENTO Y REGISTRO DE DOMICILIO SIN ORDEN JUDICIALConstituye una excepción a la regla general INHIBICION DE LA CORTE CONSTITUCIONAL POR INEPTITUD SUSTANTIVA DE LA DEMANDA-Ausencia de cargos ciertos y de argumentos específicos y pertinentes SENTENCIA CONDICIONADA-Aplicación Referencia: expediente D-7707 Accionante: Alfonso Daza González.

ordenó comunicar la iniciación del proceso al Presidente de la República. invitó a participar en este proceso a las facultades de Derecho de la Universidad de los Andes. la Corte Constitucional procede a decidir acerca de la demanda en referencia. Finalmente. Ordenó correr traslado al Procurador General de la Nación. a la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.Bogotá. Además. La Sala Plena de la Corte Constitucional. en cumplimiento de sus atribuciones constitucionales y de los requisitos de trámite establecidos en el Decreto 2067 de 1991. Mediante Auto del siete (07) de mayo de 2009. al Ministerio del Interior y de Justicia. 230. ordenó fijar en lista las normas acusadas para efectos de la intervención ciudadana. 116. de la Universidad EAFIT. y al Instituto Colombiano de Derecho Procesal. inciso final y 250 numerales 2 y 4 de la Constitución Política.C. ANTECEDENTES En ejercicio de la acción pública de inconstitucionalidad consagrada en los artículos 40-6. como lo señala el artículo 7 del Decreto 2067 de 1991. de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 11 del Decreto 2067 de 1991. demandó el artículo 184. Cumplidos los trámites constitucionales y legales propios de los procesos de constitucionalidad. 32. “por la cual se expide el Código de Procedimiento Penal”. de la Universidad Externado de Colombia. inciso final. ha proferido la siguiente SENTENCIA I. dando cumplimiento a lo prescrito por el artículo 13 del referido decreto.. la Magistrada sustanciadora admitió la demanda referida. a la Fiscalía General de la Nación. por considerar que la norma acusada vulnera los artículos 15. . Por consiguiente. numeral 1 y 445 de la Ley 906 de 2004. once (11) de noviembre de dos mil nueve (2009). a fin de cumplir con lo establecido en el artículo 7 del Decreto 2067 de 1991. el ciudadano Alfonso Daza González. 241-4 y 242-1 de la Constitución Política. al Presidente del Congreso de la República. D.

. prescinde de señalar la causal. No será seleccionada. NORMA DEMANDADA. En principio.45658. atendiendo a los fines de la casación. la demanda se remitirá junto con los antecedentes necesarios a la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia para que decida dentro de los treinta (30) días siguientes sobre la admisión de la demanda. El texto de la disposición demandada. es el siguiente: Ley 906 de 2004 (agosto 31) “Por la cual se expide el Código de Procedimiento Penal” EL CONGRESO DE COLOMBIA DECRETA: (. deberá superar los defectos de la demanda para decidir de fondo. posición del impugnante dentro del proceso e índole de la controversia planteada. Sin embargo. Artículo 230. fundamentación de los mismos.. Excepciones al requisito de la orden escrita de la Fiscalía General de la Nación para proceder al registro y allanamiento. por auto debidamente motivado que admite recurso de insistencia presentado por alguno de los magistrados de la Sala o por el Ministerio Público. En caso contrario. se fijará fecha para la audiencia de sustentación que se celebrará dentro de los treinta (30) días siguientes. Admisión.II. la Corte no podrá tener en cuenta causales diferentes de las alegadas por el demandante. la demanda que se encuentre en cualquiera de los siguientes supuestos: si el demandante carece de interés.) Artículo 184. a la que podrán concurrir los no recurrentes para ejercer su derecho de contradicción dentro de los límites de la demanda. tal como aparece publicado en el Diario Oficial No. Vencido el término para interponer el recurso. Excepcionalmente podrá omitirse la obtención de la orden escrita de la . no desarrolla los cargos de sustentación o cuando de su contexto se advierta fundadamente que no se precisa del fallo para cumplir algunas de las finalidades del recurso.

Una vez presentados los alegatos. 116 inciso final y 250. el juez declarará que el debate ha terminado y. Se trate de situaciones de emergencia tales como incendio. En esta eventualidad. o cuando se encuentra abandonado. Expone el accionante que los artículos demandados vulneran los artículos 15. se considera que no existe dicha expectativa cuando el objeto se encuentra en campo abierto. Se lleve a cabo un registro con ocasión de la captura del indiciado. En esta eventualidad. Se considera también aplicable la excepción a la expectativa razonable de intimidad prevista en el numeral 2. cuando el objeto se encuentre a plena vista merced al auxilio de medios técnicos que permitan visualizarlo más allá del alcance normal de los sentidos. a la que podrán concurrir”. 32. podrá decretar un receso hasta por dos (2) horas para anunciar el sentido del fallo. sino que deberá acreditarse la libertad del afectado al manifestar la autorización para el registro. No exista una expectativa razonable de intimidad que justifique el requisito de la orden. imputado. Clausura del debate. LA DEMANDA. explosión. inundación u otra clase de estragos que pongan en peligro la vida o la propiedad. cuando: 1. III. 3. o de quien tenga interés por ser afectado durante el procedimiento. 4. el demandante considera que la expresión “se fijará fecha para la audiencia de sustentación que se celebrará dentro de los treinta (30) días siguientes. numerales 2 y 4. En cuanto al artículo 184 de la Ley 906 de 2004. Medie consentimiento expreso del propietario o simple tenedor del bien objeto del registro.Fiscalía General de la Nación para que la Policía Judicial pueda adelantar un registro y allanamiento. Parágrafo. 2. condenado. Artículo 445. a plena vista. de ser necesario. no se considerará como suficiente la mera ausencia de objeciones por parte del interesado. de la Constitución Política de Colombia. debe ser declarado inexequible puesto que el Acto legislativo 03 . acusado.

no se van a exponer alegatos finales. se interrogan y contrainterrogan a los testigos.de 2002 donde se implementó el sistema acusatorio y se dio paso a la oralidad sólo es aplicable. “De allí en adelante. con lo cual resulta contrario a la Constitución Política y al Acto Legislativo 03 de 2002. ni se va a indicar el sentido del fallo”. públicos. y no el jurado en las causas criminales. a la etapa del juicio. no se va a presentar evidencia demostrativa. Para el demandante. no se van a interrogar y contrainterrogar a los testigos. establece que quien anuncia el sentido del fallo es el juez de .” pero según el actor. se exponen los alegatos finales y se indica el sentido del fallo. sino que además desconoce los fines del recurso extraordinario de casación”. y convierte dicha sustentación en un acto procesal innecesario. público. porque es allí donde se presenta la teoría del caso a través de los alegatos de apertura. no tiene sentido ni cumple función alguna aplicarlo al recurso extraordinario de casación. Con referencia al artículo 445 de la Ley 906 de 2004 el actor solicita se declare inexequible el aparte que establece que quien anuncia el sentido del fallo es el juez. concentrado y contradictorio. concentrados y con inmediación de las pruebas. injustificado y contrario a los fines del juicio oral. se incorporan y autentican los elementos materiales probatorios y la evidencia física. se presentan las objeciones. no se requiere volver a hablar de juicios orales. y de manera particular en sede del recurso extraordinario de casación. contradictorios. porque allí no se van a exponer teorías del caso a través de los alegatos de apertura. el mencionado acto legislativo creó la institución del jurado en las causas criminales y modificó “la función del juez de indicar o dar el sentido del fallo. Argumenta el accionante que la oralidad se va a aplicar “en el proceso penal en la primera instancia –o en los casos de única instancia –. por sus características. se presenta la evidencia demostrativa. En conclusión para el demandante el apartado demandado “no solo desconoce las características del nuevo sistema procesal.” Por lo anterior concluye que “el artículo 445 de la Ley 906 de 2004.

conformada por funcionarios que no son judiciales. ni que tienen el carácter.conocimiento. “por cuanto la demanda no cumple con los requisitos legales necesarios para realizar un examen de constitucionalidad de dichas normas”. el actor solicita declararlo inexequible porque prevé la vulneración del derecho a la intimidad (art. 15 CP) por parte de la Policía Judicial. INTERVENCIONES 1. como lo establece el artículo 250 de la Carta. puede realizar el allanamiento. en cuanto al artículo 230 numeral 1. “cuando afirma que el “juicio” al cual se refiere dicha norma superior para que opere en él la oralidad. Pretender hacerlo. y no los particulares investidos transitoriamente de la función de administrar justicia en la condición de jurados en las causas criminales. quien al supuesto amparo del consentimiento del morador de la vivienda. solicita a la Corte Constitucional declarar la exequibilidad del artículo.” IV. intervino en el presente proceso a través de apoderado y solicita a la Corte Constitucional dictar una sentencia inhibitoria.” En relación con el artículo 230 numeral 1 de la Ley 906 de 2004. Considera el interviniente que el actor realizó una interpretación muy restringida del artículo 250 numeral 4 de la Constitución Política. Del Ministerio del Interior y de Justicia La Nación-Ministerio del Interior y de Justicia. es solamente la primera o única instancia y no las actuaciones procesales subsiguientes como los recursos y en particular el . la autoridad competente para emitir dichas órdenes es la Fiscalía General de la Nación. es asignar una potestad a quien no la puede ostentar. Para el demandante. Concluye el accionante diciendo: “No existe otra posibilidad. Para fundamentar sus solicitudes expone los siguientes argumentos. como lo hace la norma demandada. como lo es la función investigativa. en relación con el artículo 184 inciso final y artículo 445 en la expresión “para anunciar el sentido del fallo”. y sin que exista orden de autoridad judicial competente o una situación de flagrancia que lo justifique. y sin que exista situación de flagrancia. y que al hacerlo le permite actuar – a la policía judicial – sin que medie una orden judicial.

del CPP. incluye las instancias en las cuales se resuelven los respectivos recursos. en la modalidad de . pues considera que esta disposición le esta dando un mandato absoluto y perentorio al Legislador para que implemente la figura del Jurado en las causas criminales. en la expresión “para anunciar el sentido del fallo”. en segundo lugar. dada su obligación de implementar el sistema acusatorio. conforme a la acepción natural de dicho concepto. es decir. por lo que se concluye que la Corte no podría proferir “un fallo de fondo. inciso final. el constituyente no efectuó precisión alguna a este respecto y. 03 de 2002. contenido en la norma invocada como violada por parte del artículo 184. cuando medie autorización expresa e inequívoca del morador de dicho domicilio. inciso 3 del mencionado Acto Legislativo. se encuentra fundamento para afirmar que este es el alcance de dicho concepto. Un segundo aspecto. como lo ordena el artículo 4 transitorio. el interviniente estima que “resulta ajustado a la Constitución el ingreso al domicilio ajeno del delincuente. modificado por Acto Legislativo No. en su acepción general. en la medida en que. Así mismo considera el apoderado del Ministerio del Interior y de Justicia que “desde ninguna perspectiva hermenéutica. en los términos señalados en el artículo 2 del Decreto de 1991 y. en criterio de este ministerio. contenida en el Diccionario de la Real Academia Española. entre ellos el de Casación” (negrilla en el texto). habrá de conducir a una sentencia inhibitoria por ineptitud sustancial de la demanda. en primer lugar. lo cual ni es cierto. ni está fundamentado suficientemente en el escrito de acusación de la norma” por lo anterior estima que lo planteado conduce a una sentencia inhibitoria por ineptitud sustancial de la demanda. sobre la posibilidad de investir transitoriamente a los particulares de la función de administrar justicia. por tanto. significa “conocimiento de una causa en la cual el juez ha de pronunciar la sentencia”. En cuanto al artículo 230 numeral 1 del CPP.recurso de casación”. a juicio del interviniente. bajo el entendido que dicho ingreso. es que el actor “no cumple con el requisito de suficiencia de las razones de inconstitucionalidad alegadas”. considera el interviniente que “el actor no presenta argumentos suficientes para fundamentar su inconstitucionalidad y parte de una apreciación subjetiva del actor respecto del alcance de lo dispuesto en el 116 de la Constitución. causa que. en la condición de jurados en las causas criminales.” En relación con el artículo 445 de la Ley 906 de 2004. solo finaliza cuando la sentencia se encuentre ejecutoriada.

2. En segundo lugar. su no implementación. en razón de que los principios del sistema acusatorio no tienen aplicación en el recurso de casación: “considero que la oralidad como principio. pero en la audiencia de sustentación del recurso de casación. pues de lo contrario. ni la contradicción. no crea ninguna incompatibilidad . consentimiento libre. es decir. sin embargo es de aclarar que si bien el Acto Legislativo 003 de 2002 consideró importante la creación de los jurados en las causas criminales. en relación con la constitucionalidad del artículo 230 de la Ley 906 de 2004. voluntario e independiente de presiones. pierde completa eficacia y utilidad. ni la concentración. de manera excepcional al no contar con la respectiva orden judicial. es obligatoria en el desarrollo del proceso penal. El Ministerio del Interior y de Justicia fundamenta lo dicho en el párrafo anterior en la sentencia C-176 de 2007. la oralidad como característica propia del sistema penal colombiano con corte acusatorio pierde su finalidad y fundamento en dicha audiencia. cuente con el consentimiento expreso del propietario o de la persona que va a resultar afectada con el allanamiento o registro. es decir. en cuanto al aparte “para anunciar el sentido de fallo” del artículo 445 de la Ley 906 de 2004. En primer lugar. Marco Gerardo Monroy Cabra. En tercer y último lugar. el interviniente señala que es inconstitucional. el interviniente considera que es constitucional y “acorde con la finalidad impuesta por el legislador al sistema penal colombiano. en cuanto a la constitucionalidad de la expresión “se fijará fecha para la audiencia de sustentación que se celebrará dentro de los treinta (30) días siguientes. a la que podrán concurrir (…)” contenida en el artículo 184 de la Ley 906 de 2004. si el consentimiento se encuentra viciado la diligencia de allanamiento es nula y las pruebas obtenidas en la misma deberán ser excluidas de la investigación”. Del Instituto Colombiano de Derecho Procesal El Instituto Colombiano de Derecho Procesal. sin que en dicha audiencia exista la exposición de la teoría del caso o la práctica de pruebas o la exposición de argumentos jurídicos encontrados”.registro o allanamiento. no afecte derechos fundamentales superiores al de la intimidad del morador. el interviniente lo encuentra ajustado a la Constitución “siempre y cuando el ente investigador. toda vez que el sujeto recurrente se limita a dar lectura a la demanda de casación o hacer un resumen de la misma. derecho éste de intimidad del cual estaría disponiendo libremente dicho morador al expresar su consentimiento al allanamiento o registro”. interviene a través de apoderado en el proceso de la referencia para solicitar que la Corte declare inexequible el artículo 184 parcialmente demandado y exequibles los apartes demandados de los artículos 230 y 445 de la Ley 906 de 2004. Concluye diciendo que “la oralidad se ve menguada en el recurso de casación y es por este motivo que considero la norma cuestionada como inconstitucional pues la misma es ajena a las finalidades y principios del sistema penal acusatorio”. MP. pues en ella no existe ni la inmediación.

. Considera el interviniente que “la oralidad fue dispuesta en el Acto Legislativo 003 de 2002 únicamente para la fase del juicio. en palabras del interviniente “es evidente que si la oralidad tiene sentido en la practica y aducción concentrada de las pruebas. ante un juez que actúa como tercero y que anuncia el sentido del juicio una vez finalizado el debate oral”. puesto que allí no se practican ni aduce pruebas. cuando allí no hay oportunidad de practicar o aducir pruebas. los cuales bien pueden estar contenidos en un escrito. 3. con lo cual se garantizan los derechos del acusado y de los demás sujetos procesales”. descontaminado de la prueba. sin que por ello se afecte la estructura medular del sistema acusatorio”. pues obliga a los sujetos procesales en trámites adelantados fuera de la sede de la Corte Suprema de Justicia asumir los costos de traslado de su abogado para sustentar el recurso. sino para escuchar los argumentos de impugnantes y no recurrentes. en cuanto allí cobra importancia el debate concentrado referido a la práctica o aducción de pruebas por parte de los contendientes. Intervención Ciudadana Hernando Barreto Ardila. que el legislador haya dispuesto en la Ley 906 de 2004 la celebración de audiencias orales para sustentar el recurso de casación o el de apelación. del artículo 184 de la Ley 906 de 2004. interviene en el proceso en curso y solicita que se declare inexequible la parte que reza “se fijará para la audiencia de sustentación que se celebrará dentro de los treinta (30) días siguientes. a la que podrán concurrir”. pues finalmente quien toma la decisión y pronuncia el sentido del fallo es un tercero imparcial. cuando ya obra en el expediente la respectiva demanda”.con la Constitución. Observa además que “el aparte demandado limita indebidamente y de manera irrazonable el derecho fundamental de acceso a la administración de justicia. no se aviene con la razón común y traspasa el límite dispuesto por el artículo 250 de la Carta Política. Por lo expuesto anteriormente el interviniente cree innecesario que el recurso de casación sea sustentado en audiencia oral.

En consecuencia “dada la falta de pertinencia. en cuanto “no acusa la vulneración de la Constitución sino razones de conveniencia. por ineptitud sustancial de la demanda y declarar inexequible el numeral 1 del artículo 230 de la Ley 906 de 2004. En cuanto al artículo 230 numeral 1 de la Ley 906 de 2004. situación que acarrea la declaración de inepta demanda y la consecuente inhibición por parte del alto tribunal constitucional”. CONCEPTO DEL PROCURADOR GENERAL DE LA NACIÓN El Procurador General de la Nación. no de las otras fases y tanto menos del trámite extraordinario de casación ulterior a la clausura de las instancias”. Considera el Ministerio Público en relación con el artículo 184 de la Ley 906 de 2004 que “el ciudadano no consiguió construir un cargo de inconstitucionalidad. A continuación se resumen las razones de su solicitud. por cuanto las razones expresadas fueron impertinentes para que procediera un análisis de fondo sobre el mismo”.Por lo anterior estima pertinente “declarar inexequible el aparte normativo demandado. Solicita además “por unidad de materia y por las mismas razones. solicita el Ministerio Público se declare inexequible. De igual manera se pronunció respecto del artículo 445 de la Ley 906 de 2004. es necesario también declarar inexequible los apartes que se ocupan de la sustentación del recurso de apelación interpuesto contra autos (inciso 1 del artículo 178) y sentencias (inciso 2 del artículo 179)”. pues desborda el precepto constitucional suficientemente claro al señalar que la oralidad es propia del juicio. solicita a la Corte se declare inhibida de pronunciarse frente a los cargos contra los apartes demandados de los artículos 184 y 445 de la Ley 906 de 2004. mediante concepto No. y arguye lo siguiente: . capricho o deseo que no encuentran cobijo en el control abstracto de constitucionalidad”. V. 4799 del 2 de agosto de 2009. certeza y suficiencia de las acusaciones contra los artículos 184 inciso final y 445 de la Ley 906. el Ministerio Público considera que el demandante no consiguió trabar los cargos.

Ahora bien. que por lo demás puede conllevar a que bajo resguardo legal pueda incurrirse en abuso de autoridad”.“De la regla jurisprudencial señalada se deriva que las diligencias de registro y allanamiento requieren orden judicial para su práctica. la ausencia de orden judicial que se convalida con el consentimiento libre y expreso del propietario. tenedor o interesado. pese a las cautelas tomadas por el legislador. Concluye: ”La posibilidad de que los ciudadanos puedan ser abordados en su propio domicilio directamente por la Policía Judicial para que. se abra una larga compuerta que permita que las autoridades de Policía Judicial se tomen amplias licencias en la interferencia de los derechos fundamentales de los ciudadanos. el supuesto que es sometido a estudio. 1. y que la salvedad a esa orden judicial es la flagrancia. que excepcionalmente al Fiscal le corresponde emitir la orden en casos concretos. . Continua su explicación: “En este caso. para que sea la Policía Judicial quien discrecionalmente adelante un registro y allanamiento de domicilio. plantea situaciones en las que fácilmente y. Competencia En virtud de lo dispuesto por el artículo 241-4 Superior. holgura que claramente desborda los límites impuestos a las autoridades en aquellas actuaciones que restringen derechos fundamentales como en este caso sucede con el de intimidad y la inviolabilidad de domicilio”. en efecto el legislador consagró una excepción a la excepción al principio de reserva judicial mediante orden escrita por el competente en la práctica de diligencias de carácter penal. como la que se acusa en la demanda que se estudia. la Corte Constitucional es competente para conocer de las demandas de inconstitucionalidad contra normas de rango legal. otorgue libre y expresamente su consentimiento. CONSIDERACIONES Y FUNDAMENTOS. VI. no se ubica dentro de las causales que constitucionalmente dan lugar a la justificación de la actuación sin orden judicial”. en el mismo acto y bajo la intimidación que el mismo operativo produce.

el debate de los intervinientes en el proceso que pretende instarse. específico. y “para anunciar el sentido del fallo”. a la que podrán concurrir.[1] depende de que los ciudadanos efectivamente presenten una demanda que le permita a la Corte ejercer su función como guardiana de la Constitución y contrastar la norma legal con el precepto constitucional supuestamente vulnerado y hacer un pronunciamiento de fondo frente a un cargo cierto. dos de los cargos planteados por el demandante no cumplen con los requisitos necesarios para provocar un pronunciamiento de fondo. En efecto. asimismo. en ella deben concurrir unas condiciones mínimas que permitan guiar la labor del juez constitucional y orientar. contenida en el artículo 445 de la Ley 906 de 2004. pertinente y suficiente.” contenida en el inciso final del artículo 184. El Decreto 2067 de 1991.2. Cuestión previa: ineptitud sustantiva de algunos de los cargos planteados en la demanda Para el Procurador General de la Nación y para el interviniente del Ministerio del Interior y de Justicia. La Corte ha señalado de manera reiterada que el ejercicio de la competencia rogada que tiene para asegurar “la integridad y supremacía de la Constitución” en los estrictos términos del numeral 4 del artículo 241 CP. Sin embargo. en relación con los cargos contra las expresiones “se fijará fecha para la audiencia de sustentación que se celebrará dentro de los treinta (30) días siguientes. claro. la demanda debe ser analizada a la luz del principio pro actione. sin exponer razones constitucionalmente relevantes para examinar si tales apartes son o no exequibles. Dado el carácter popular que la Constitución misma le atribuye a la acción pública de inexequibilidad. en su artículo 2º prescribe que la demanda debe contener: (i) el señalamiento de las normas acusadas como . tanto el Procurador como el interviniente del Ministerio resaltan que el demandante hace una interpretación amañada del alcance del artículo 250 de la Carta.

Además de las exigencias formales. no es suficiente la observancia formal de esos requisitos. específicas. a la que podrán concurrir. es importante determinar el objeto de la demanda. . (ii) el señalamiento de las normas constitucionales infringidas. pertinentes y suficientes. (ii) se expone el contenido normativo de las disposiciones acusadas -lo cual implica señalar aquellos elementos materiales que se estiman violados-. (iv) si se acusa quebrantamiento del debido trámite legislativo. En esa medida no existe un cargo susceptible de análisis por parte de la Corte. entonces debe señalarse cuál es el trámite que debió haberse observado. trascribiéndolas literalmente por cualquier medio o aportando un ejemplar de la publicación oficial.deben ser razones claras. (iii) y se expresan las razones por las cuales los textos demandados violan la Constitución. Esas razones – según amplia y reiterada jurisprudencia de la Corte. esto es.” contenida en el inciso final del artículo 184 de la Ley 906 de 2004. la razón por la cual la Corte es competente para conocer de ella. ciertas. pues a su juicio. El concepto de la violación se formula debidamente cuando (i) se identifican las normas constitucionales vulneradas. Tal señalamiento. en relación con los cargos contra la expresión “se fijará fecha para la audiencia de sustentación que se celebrará dentro de los treinta (30) días siguientes.[2] En el asunto bajo estudio. no contiene una exposición de razones ciertas. el por qué se estima que se violan los textos constitucionales. y el concepto de la violación.inconstitucionales. (v) la razón por la cual la Corte es competente. No obstante. la oralidad solo tiene sentido en la etapa del juicio. y . el demandante señala razones de inconveniencia frente al hecho de que el legislador haya extendido la oralidad a la sustanciación del recurso extraordinario de casación. suficientes y pertinentes desde el punto de vista constitucional que permitan comprender por qué el demandante considera que la oralidad en esta etapa sería contraria a la Carta. (iii) las razones que sustentan la acusación.

corresponde a la Corte resolver el siguiente problema jurídico: ¿Vulnera el principio de la inviolabilidad del domicilio y el derecho a la intimidad. o de quien tenga interés por ser afectado durante el procedimiento? Con el fin de resolver el anterior problema jurídico. Sin embargo.” contenida en el inciso final del artículo 184. y “para anunciar el sentido del fallo”. contenida en el artículo 445 de la Ley 906 de 2004. cuando medie el consentimiento expreso del propietario o simple tenedor del bien objeto del registro. la Corte Constitucional se inhibirá de pronunciarse de fondo frente a los cargos contra las expresiones “se fijará fecha para la audiencia de sustentación que se celebrará dentro de los treinta (30) días siguientes. Tampoco resulta claro en qué consiste el cuestionamiento constitucional. la Corte recordará brevemente la línea jurisprudencial sobre la inviolabilidad del domicilio.para adopción de medidas de investigación que impliquen afectación de derechos fundamentales y el control posterior que debe ejercer el juez de control de . en cuanto a la expresión “para anunciar el sentido del fallo”. permitirle a la policía judicial allanar y registrar un domicilio sin orden de autoridad judicial competente. ni del artículo 116 de la Carta.Por su parte. Por lo anterior. a la que podrán concurrir. el demandante considera que es contraria al Acto Legislativo 03 de 2002. por lo tanto. No existen. en el sistema penal acusatorio tal función sólo corresponde al jurado en las causas criminales. El problema jurídico En el presente caso. contenida en el artículo 445 de la Ley 906 de 2004. la necesidad de orden judicial previa – como regla general . ni del texto de la norma acusada surge la interpretación que hace el demandante. 3. según su comprensión. porque le asignó al juez la función de anunciar el sentido del fallo y. razones ciertas ni suficientes que permitan un análisis del cargo planteado por el demandante y en esa medida el cargo es inepto.

y con base en ese marco juzgará la norma cuestionada. (…) ni su domicilio registrado. hace parte del núcleo esencial de los derechos a la intimidad personal y familiar (artículo 15). se ha señalado que la protección del domicilio comprende la protección de “además de los lugares de habitación. 4. La protección constitucional del derecho a la inviolabilidad del domicilio.”[4] Esta garantía constitucional tiene por objeto “proteger los ámbitos en los que se desarrolla la intimidad o privacidad de la persona. con las formalidades legales y por motivo previamente definido en la ley.1. como quiera que además de las excepciones expresamente consagradas en los artículos 32[6] y 250[7] de la Carta.garantías cuando se adelanten registros y allanamientos.” También ha señalado esta Corporación que la regulación de este derecho está sometido a una estricta reserva legal.”[3] En esa medida. todos aquellos espacios cerrados. Límites constitucionales a la potestad de configuración del legislador en materia de inviolabilidad del domicilio y la exigencia de respeto del principio de proporcionalidad 4. De conformidad con el artículo 28 Superior “Nadie puede ser molestado en su persona o familia. puede ser limitado en razón de proteger otros derechos y valores con gran relevancia constitucional.[8] . al mismo tiempo.” Sobre este derecho la Corte ha señalado que “goza de protección del Estado y que. en donde las personas desarrollan de manera inmediata su intimidad y su personalidad mediante el libre ejercicio de su libertad. a la libertad y seguridad individual y la propiedad de las personas (artículo 58 de la Constitución). solo el legislador tiene la competencia para determinar expresamente los motivos que facultan la realización de allanamientos y registros a un domicilio”. sino en virtud de mandamiento escrito de autoridad judicial competente.”[5] pero “tiene un carácter relativo y (…) por consiguiente.

[11] En dicha sentencia.De conformidad con el artículo 28 de la Constitución. Como excepciones a este régimen general que exige una orden judicial previa para el ingreso a domicilio ajeno. y (ii) en el artículo 250. Sobre este tipo de medidas. (ii) el respeto a las formalidades legales y (iii) la existencia de un motivo previamente definido en la ley.[9] El cumplimiento de estos tres requisitos ha sido valorado por la Corte Constitucional al examinar normas que limitan el derecho a la inviolabilidad del domicilio. el artículo 28 de la Carta ha autorizado al legislador a establecer otros motivos por los cuales se podría ingresar a domicilio ajeno. la Corte efectuó un análisis cuidadoso de la colisión de derechos y de las condiciones en las cuales el rescate como medida preventiva de protección no requiere de la intervención previa de autoridad judicial y señaló que era “la actualidad e inminencia de un daño considerable que puede afectar la vida o la integridad física del menor” la que excusaba la presencia del juez en la diligencia de allanamiento y autorizaba a los comisarios de familia realizar allanamientos con fines de rescate. . que autoriza a los fiscales a ordenar y practicar allanamientos. la Carta establece expresamente dos: (i) en el artículo 32 Superior. cuando se hubiera establecido sumariamente la situación de grave peligro que afronta el menor. que permite el ingreso “de los agentes de la autoridad” al domicilio donde se refugia el delincuente sorprendido en flagrancia. por regla general. Así en la sentencia C-041 de 1994.[10] la Corte Constitucional declaró ajustadas a la Carta varias disposiciones del Código del Menor que autorizaban a los defensores y comisarios de familia a realizar allanamientos para rescatar menores que se encontraran en situaciones de peligro extremo. con control posterior por parte del juez de control de garantías. Fuera de estas dos excepciones. la Corte Constitucional se ha pronunciado en varias ocasiones sobre su exequibilidad. numeral 3. son tres los requisitos exigidos a las autoridades para registrar un domicilio: (i) la existencia de un mandamiento escrito de autoridad judicial competente.

(…) Por consiguiente. ocultadas o destruidas. el cual debe estar directamente vinculado al objeto de la investigación tributaria. MP: Alejandro Martínez Caballero la Corte declaró exequible una norma del Estatuto Tributario[13] que autorizaba a la DIAN a ordenar el registro de establecimientos comerciales e industriales de empresas para impedir que las pruebas fueran alteradas. una reserva judicial ya que una orden de esta naturaleza proviene. En 1999. esas autoridades son la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia. La Corte concluyó que. los jueces de la República en lo penal.En la sentencia C-657 de 1996. “De estos requisitos. el derecho a la inviolabilidad del domicilio puede ser limitado para alcanzar una finalidad constitucional importante. el respeto a las formalidades legales y un motivo previamente definido en la ley. en la sentencia C-505 de 1999. esos lugares hacían parte del domicilio de la persona jurídica. las Salas Penales de los Tribunales Superiores. la reserva legal pues sólo la ley puede establecer los eventos en los cuales es posible el registro del domicilio y por último. En esa sentencia la Corte puntualizó que los requisitos exigidos a las autoridades para el registro del domicilio son tres: la existencia de mandamiento escrito de autoridad judicial competente. la Fiscalía General de la Nación y el Senado cuando ejerce las funciones de juzgamiento”. en este caso “la motivación del acto administrativo que autoriza la diligencia debe justificar suficientemente las razones que conducen a tomar la decisión del registro y debe precisar igualmente su ámbito material. la Corte Constitucional declaró exequibles los artículos del Código de Procedimiento Penal[12] que regulaban los requisitos para la realización del allanamiento sin orden judicial escrita y los allanamientos especiales a lugares amparados por inmunidad diplomática. en el ámbito penal. según el nuevo ordenamiento constitucional. debe entenderse que la facultad de la DIAN para registrar las oficinas del contribuyente impone el deber de abstención de la . (…) se desprenden las siguientes consecuencias: el respeto al debido proceso que debe presidir la expedición de una orden de allanamiento y su práctica. exclusivamente de las autoridades judiciales y cabe aclarar que. si bien es cierto.

que establecía como excepción al requisito de orden escrita de la Fiscalía General de la Nación para proceder al registro y allanamiento. acusado o condenado. el que este fuera realizado de manera concomitante o sucedánea de la captura. Nilson Pinilla Pinilla).[17] En dicha sentencia.[19] . la Corte declaró inexequible el numeral 4° del artículo 230 de la Ley 906 de 2004.P. decidido no por la Fiscalía General de la Nación.administración frente a los datos irrelevantes o impertinentes a la investigación fiscal”. ni por el juez de garantías. concomitantes o con posterioridad[18] a la captura del indiciado.[14] En la sentencia C-176 de 2007. (…) muestra la excepcionalidad de la medida y la condiciona a situaciones extremas de inexcusable intervención policiva. permite una injerencia indebida de quienes integran la policía judicial en la esfera jurídica privada de los habitantes del país. pues pueden ser sorprendidos con un registro y allanamiento de su domicilio.[15] “Las situaciones en los que se autoriza el allanamiento por “imperiosa necesidad”. lo que hace nugatoria la garantía constitucional”. sin la orden escrita de la Fiscalía General de la Nación. imputado. el significado usual[16] de la expresión muestra que las autoridades de policía solamente están autorizadas a aplicar la norma demandada en casos límite. esto es. la Corte Constitucional declaró exequible una norma del Código Nacional de Policía que autorizaba a “la policía” a penetrar en los domicilios ajenos sin mandamiento escrito de autoridad judicial y sin el permiso del morador del domicilio. imputado. MP: Marco Gerardo Monroy Cabra.” En la sentencia C-519 de 2007 (M. De hecho. acusado o condenado. en situaciones extremas que requieren la intervención urgente y obligatoria de aquellas autoridades para preservar los derechos o intereses que se encuentran en grave riesgo de afectarse. la Corte Constitucional señaló que “autorizar la ley a la Policía Judicial para practicar registros o allanamientos previos. sino con amplitud para interpretar su procedencia pretextando que se realiza con ocasión de la captura del indiciado. en situaciones de “imperiosa necesidad”.

en donde ha desaparecido el elemento de flagrancia. la seguridad o la salubridad de las personas. en la sentencia C-131 de 2009 (M. por considerar que la exigencia de que la orden de allanamiento determine los lugares que van a ser objeto de registro era compatible con la protección constitucional del domicilio.” contenida en el artículo 222 de la Ley 906 de 2004. En cambio. se han declarado incompatibles con la Carta allanamientos administrativos cuya finalidad es la búsqueda de evidencia física para efectos penales. que facultaban a las autoridades administrativas realizar allanamientos compatibles con la Carta Política. al juzgar una norma de la Ley de la Infancia y la Adolescencia que permitía el allanamiento con fines de rescate. o (ii) cuando el morador del domicilio autoriza el ingreso de las autoridades administrativas. Estos requisitos no han sido exigidos cuando se trata de ingresar a (i) lugares abiertos al público. acusado o condenado”. no se conculca el respeto exigido a la inviolabilidad del domicilio consagrado en el artículo 28 de la Constitución. como en el caso del registro o allanamiento concomitante o sucedáneo a la captura del imputado. y (iii) la existencia de elementos en la regulación demandada que circunscriben el margen decisorio de la autoridad administrativa y permiten un control posterior efectivo ante una autoridad judicial en caso de presentarse excesos o arbitrariedades .P. indiciado.En la sentencia C-256 de 2008 (M. modificado por el artículo14 de la 1142 de 2007.[21] Más recientemente. la integridad. toda . Dijo entonces la Corte: De ese modo. En esa misma sentencia se hizo un recuento de las excepciones al régimen general de protección al derecho de inviolabilidad del domicilio con orden judicial previa. la Corte hace un recuento jurisprudencial de las excepciones al allanamiento con orden judicial y resaltó que “los requisitos para que estos allanamientos administrativos sean constitucionales son de diverso orden. Nilson Pinilla Pinilla). (ii) que amenaza la vida. pero usualmente versan sobre (i) la existencia de un peligro inminente y grave. la Corte declaró exequible la expresión “la orden expedida por el fiscal deberá determinar los lugares que se van a registrar.[20].P: Manuel José Cepeda Espinosa).

vez que en la orden de registro o allanamiento el Fiscal deberá determinar los lugares donde será efectiva la medida y de no poder hacerlo la descripción exacta de aquéllos. A su vez, se guarda la reserva judicial que debe existir para esa clase de irrupción en los bienes sujetos a esa clase de medida, pues acorde con la norma constitucional debe mediar mandamiento escrito de autoridad competente, en este caso la Fiscalía, con las formalidades legales ya señaladas y por motivos previamente definidos en la ley (principio de reserva legal, art. 220 L. 906 de 2004). Por ende se salvaguarda la inviolabilidad del domicilio, la mayor preocupación de los ponentes de la propuesta en la Cámara de Representantes que abogaban por esa garantía, pues se evitan las eventuales arbitrariedades en que pudiera incurrir la autoridad. 4.2. La Corte Constitucional ha afirmado de manera reiterada que la potestad de configuración del legislador al establecer restricciones a la libertad individual, es una competencia limitada y ha de ser ejercida conforme a los principios de razonabilidad y proporcionalidad, a fin de que tales limitaciones no resulten arbitrarias.[22] Dado que el ejercicio de esta potestad de configuración puede incidir en el goce de derechos constitucionales, la Corte ha dicho que las limitaciones deben ser adecuadas para lograr el fin perseguido, deben ser además necesarias, en el sentido de que no exista un medio menos gravoso en términos de afectación de otros principios constitucionales para alcanzar el fin perseguido y, por último, deben ser “proporcionales stricto sensu”,[23] esto es, que no se afecten excesivamente valores y principios que tengan un mayor peso que el fin constitucional que se pretende alcanzar. “En relación con el juicio de proporcionalidad que el juez constitucional debe adelantar sobre este tipo de disposiciones que introducen límites a los derechos fundamentales, la jurisprudencia ha definido que la verificación debe recaer no solo sobre el hecho de que la norma logre una finalidad legítima, sino que también debe establecerse si la

limitación era necesaria y útil para alcanzar tal finalidad. Además, para que dicha restricción sea constitucional, se requiere que sea ponderada o proporcional en sentido estricto. ‘Este paso del juicio de proporcionalidad se endereza a evaluar si, desde una perspectiva constitucional, la restricción de los derechos afectados es equivalente a los beneficios que la disposición genera. Si el daño que se produce sobre el patrimonio jurídico de los ciudadanos es superior al beneficio constitucional que la norma está en capacidad de lograr, entonces es desproporcionada y, en consecuencia, debe ser declarada inconstitucional’.[24]”.[25] 5. La autorización del morador del domicilio como excepción al requisito de orden escrita de la Fiscalía para la realización de un allanamiento es constitucional. Necesidad de control posterior por parte del juez de control de garantías 5.1. Según lo que establece el numeral 2° del artículo 250 de la Constitución corresponde directamente a la Fiscalía la potestad de “adelantar registros, allanamientos, incautaciones e interceptación de comunicaciones”, actuaciones éstas sometidas al examen posterior por parte del juez de control de garantías, a más tardar dentro de la 36 horas siguientes, a efecto de que se realice un control amplio e integral de esas diligencias.[26] De tal previsión constitucional surge con claridad que fue voluntad del Constituyente facultar directamente a la Fiscalía para adelantar registros, allanamientos, incautaciones e interceptación de comunicaciones, como regla general, sometidos al control posterior del juez de control de garantías y disponer que en todos los demás eventos en que, para el aseguramiento de los elementos materiales probatorios, se requiera medidas adicionales que impliquen afectación de derechos fundamentales, tales medidas deben estar sometidas a un control previo por parte del juez de control de garantías.[27] Ahora bien, de conformidad con el artículo 28 de la Constitución, son tres los requisitos exigidos a las autoridades para allanar y registrar un domicilio: a) la existencia de un mandamiento escrito de autoridad judicial competente; b) el respeto a las formalidades legales y c) la existencia de un motivo

previamente definido en la ley. “Para la Corte[28], el respeto a las formalidades legales y la existencia de un motivo previamente definido en la ley -requisitos b) y c)-, hacen referencia a que en la expedición de una orden de allanamiento o de privación de la libertad, como en su ejecución, se observe el debido proceso, consagrado como principio en el artículo 29 superior. La existencia de un motivo previamente definido hace alusión al principio universal de legalidad, es decir, que sólo la ley puede definir, y ha de hacerlo con antelación, las circunstancias en que la naturaleza del hecho punible ameriten la privación de la libertad de una persona. Igualmente, sólo la ley establecerá los casos en los cuáles puede una autoridad judicial ordenar un registro domiciliario. La Constitución determinó entonces una estricta reserva legal en materia de libertad personal e inviolabilidad de domicilio, por lo cual estos derechos no pueden ser limitados sino por la ley.”[29] 5.2. En ejercicio de la potestad de configuración en materia penal, el legislador estableció una serie de excepciones a la formalidad de la orden escrita de la Fiscalía General de la Nación como condición previa a la realización del allanamiento. Tales circunstancias han sido reguladas en el artículo 230 de la Ley 906 de 2004 y dentro de ellas se encuentra la que prevé la autorización expresa del propietario o morador del domicilio objeto de registro que pueda verse afectado con su realización. Según lo que establece el numeral 1 del artículo 230 cuestionado, no se requiere la orden escrita de la Fiscalía para proceder al allanamiento cuando el propietario, tenedor del bien objeto del registro o quien pueda verse afectado por la diligencia, autoriza expresamente su realización. Dado que la figura del allanamiento con ocasión de una investigación penal, supone que una autoridad pública penetra a lugares que gozan de protección jurídica, contra la voluntad de sus moradores, con el fin de lograr, entre otras cosas, la captura de una persona que se ha ocultado, decomisar una cosa, registrar un bien, obtener pruebas, controlar una perturbación, o socorrer a una persona que se encuentre en peligro, tal circunstancia ha hecho que para que la

el motivo previamente definido en la ley que justifica esta modalidad de allanamiento es la realización de una investigación penal. razón por la cual no se considera suficiente la mera ausencia de objeciones por parte del interesado. Si quien se ve afectado con la diligencia autoriza su realización. b) el respeto a las formalidades legales y c) la existencia de un motivo previamente definido en la ley. o si por el contrario fue fruto de un acto arbitrario o abusivo. el allanamiento excepcional previsto en el numeral 1 del artículo 230 de la Ley 906 de 2003. quien valorará en cada caso si el consentimiento dado por el afectado por la diligencia de allanamiento fue libre y expreso. La autorización libre y expresa del titular de los derechos a la inviolabilidad del domicilio y a la intimidad. En el asunto bajo estudio. debe someterse al examen del juez de control de garantías. no resulta irrazonable ni desproporcionado que cuando la autorización para la realización del allanamiento provenga directamente del propietario o morador del domicilio objeto de registro que pueda verse afectado con su realización. este procedimiento haya sido rodeado de fuertes exigencias constitucionales: a) el mandamiento escrito de autoridad judicial competente que suple la falta de autorización del afectado por el allanamiento. pero no frente al requisito del control judicial posterior que establece el numeral 2º del artículo 250 de la Carta. . En esta medida. o morador del domicilio o de la persona afectada con el allanamiento sea dado libremente. dado que la excepción planteada sólo lo es frente a la exigencia de una orden escrita de autoridad judicial. La formalidad específica exigida por la norma es que el consentimiento del propietario. No obstante lo anterior. se supera la sospecha de arbitrariedad que tendría un allanamiento realizado sin orden escrita y contra la voluntad del morador. deriva esta forma de allanamiento en un acto razonable y proporcionado siempre que el consentimiento haya sido manifestado de manera libre y expresa. no se exija la orden escrita de la Fiscalía.realización del allanamiento no se convierta en un acto arbitrario de las autoridades.

a la que podrán concurrir..Por lo tanto.Declararse INHIBIDA para pronunciarse de fondo por ineptitud sustancial de la demanda contra las expresiones “se fijará fecha para la audiencia de sustentación que se celebrará dentro de los treinta (30) días siguientes. en el entendido de que el allanamiento realizado en las circunstancias previstas en la norma. administrando justicia en nombre del pueblo y por mandato de la Constitución. Segundo. RESUELVE Primero. y “para anunciar el sentido del fallo”..Declarar EXEQUIBLE. el numeral 1 del artículo 230 de la Ley 906 de 2004. el numeral 1 del artículo 230 de la Ley 906 de 2004. publíquese. se debe someter en todo caso a control posterior del juez de control de garantías. NILSON PINILLA PINILLA Presidente MARIA VICTORIA CALLE CORREA Magistrada . la Corte Constitucional declarará exequible por los cargos analizados en esta sentencia.” contenida en el inciso final del artículo 184. la Corte Constitucional de la República de Colombia. por los cargos analizados en esta sentencia. contenida en el artículo 445 de la Ley 906 de 2004. DECISION En mérito de lo expuesto. insértese en la Gaceta de la Corte Constitucional y archívese el expediente. comuníquese. se debe someter en todo caso a control posterior del juez de control de garantías. VII. en el entendido de que el allanamiento realizado en las circunstancias previstas en la norma. Notifíquese.

MAURICIO GONZALEZ CUERVO Magistrado Impedimento aceptado. JUAN CARLOS HENAO PEREZ Magistrado GABRIEL EDUARDO MENDOZA MARTELO Magistrado JORGE IVAN PALACIO PALACIO Magistrado JORGE IGNACIO PRETELT CHALJUB Magistrado HUMBERTO ANTONIO SIERRA PORTO Magistrado LUIS ERNESTO VARGAS SILVA Magistrado Ausente en comisión MARTHA VICTORIA SACHICA MENDEZ Secretaria General .

Artículo 32. a más tardar dentro de las treinta y seis (36) horas siguientes. MP: Nilson Pinilla Pinilla. [2] [3] Sentencia C-1052 de 2001. AV: Jaime Araujo Rentería . Si los agentes de la autoridad lo persiguieren y se refugiare en su propio domicilio. AV: Jaime Araujo Rentería. MP: Marco Gerardo Monroy Cabra. MP: Alfredo Beltrán Sierra. deberá preceder requerimiento al morador”. AV: Jaime Araujo Rentería. “El delincuente sorprendido en flagrancia podrá ser aprehendido y llevado ante el juez por cualquier persona. condenado. [7] Sentencia C-519 de 2007. Constitución Política. Sentencia C-176 de 2007. Aclaración de Voto de los Magistrados Rodrigo Escobar Gil y Eduardo Montealegre Lynett]”. Sentencia C-041 de 1994. siempre y cuando medien suficientes motivos y circunstancias fácticas que indiquen la posible existencia del mismo. Artículo 250. MP. que establecía como excepción al requisito de orden escrita de la Fiscalía General de la Nación para proceder al registro y allanamiento “4. MP: José Gregorio Hernández. C-143 de 1993. MP: Nilson Pinilla Pinilla. [4] [5] Sentencia C-519 de 2007. Carlos Gaviria Díaz. querella o de oficio. “La Fiscalía General de la Nación está obligada a adelantar el ejercicio de la acción penal y realizar la investigación de los hechos que revistan las características de un delito que lleguen a su conocimiento por medio de denuncia.[1] Ver entre muchas otras. allanamientos. [Las expresiones tachadas en este numeral fueron declaradas inexequibles por la Corte Constitucional en la Sentencia C-1092 de 2003. Adelantar registros. (…) En ejercicio de sus funciones la Fiscalía General de la Nación. si se acogiere a domicilio ajeno. C-128 de 2004. [6] Constitución Política. podrán penetrar en él. acusado. al solo efecto de determinar su validez. SVP: Jaime Araujo Rentería en donde la Corte Constitucional declaró exequible una norma que autorizaba a la policía a penetrar domicilios sin mandamiento escrito en situaciones de peligro extremo. petición especial. las sentencias C-1052 de 2001 y C-717 de 2008 MP: Manuel José Cepeda. imputado. “Por la cual se expide el Código de Procedimiento Penal. Manuel José Cepeda Espinosa.” [8] [9] Sentencia C-519 de 2007. incautaciones e interceptaciones de comunicaciones. C-428 de 1996 MP. en donde la Corte declaró INEXEQUIBLE el numeral 4° del artículo 230 de la ley 906 de 2004. C-142 de 2001 MP. Se lleve a cabo un registro con ocasión de la captura del indiciado. MP: Nilson Pinilla Pinilla. MP: Eduardo Cifuentes Muñoz. MP: Álvaro Tafur Galvis. Eduardo Montealegre Lynett. Salvamento y Aclaración de Voto del Magistrado: Jaime Araujo Rentería. para el acto de la aprehensión. deberá: (…) 2. en donde la Corte declaró exequibles las disposiciones del Código del Menor que autorizaban a los defensores y comisarios de familia a realizar allanamientos para rescatar menores en situación de peligro extremo. En estos eventos el juez que ejerza las funciones de control de garantías efectuará el control posterior respectivo.

Los demás hechos que el Defensor considere relevantes. el fiscal o un delegado suyo debe estar presente en los allanamientos. ║ Artículo 344. procederá a su rescate a efecto de prestarle la protección necesaria. el funcionario pedirá su venia al respectivo agente diplomático. el Defensor de Familia suspenderá la práctica del allanamiento. Artículo 43. deben evitarse las inspecciones inútiles y el daño innecesario a las cosas. En casos de flagrancia cuando se esté cometiendo un delito en lugar no abierto al público. ║ Artículo 45. Las disposiciones declaradas exequibles establecen: Decreto 2700 de 1991. el allanamiento del sitio donde el menor se hallare. toda situación en la que se encuentre comprometida la vida o la integridad personal del menor. instrumentos o efectos con que se haya cometido la infracción o que provengan de su ejecución. Allanamientos especiales. mediante oficio en el cual rogará que conteste dentro de las veinticuatro horas siguientes. ║ Artículo 345. Artículo 343. procedencia y requisitos. MP: Eduardo Cifuentes Muñoz. ║ 5. Las medidas provisionales de protección adoptadas. Si el Defensor de Familia no encontrare persona alguna en el inmueble para comunicarle el allanamiento. Durante la diligencia de allanamiento y registro se levantará un acta en la que conste: ║ 1. ║ Artículo 47. En la diligencia de allanamiento y registro prevista en los artículos anteriores. [12] Sentencia C-657 de 1996. el Defensor de Familia deberá dar lectura del auto que ordena la diligencia. Para los efectos de este artículo se entiende por peligro grave. la cual no podrá negarse a prestarlo. Sentencia C-041 de 1994. cual es la protección inmediata del menor. procederá a practicarlo. MP: Fabio Morón Díaz. entregaren al menor sin resistencia o si se desvirtuaren los motivos que originaron la medida. ║ 4. a quien se encuentre en el inmueble. Si los ocupantes al enterarse del contenido del auto. ║ Parágrafo. el correspondiente allanamiento y registro. nave o aeronave se encuentre alguna persona contra quien obra orden de captura. Las disposiciones declaradas exequibles establecen lo siguiente: Decreto 2737 de 1989. ║ Salvo casos de flagrancia. mediante auto. Si se surtió la comunicación del auto que la ordenó. la policía judicial podrá ingresar sin orden escrita del fiscal. ║ La providencia a que se refiere el inciso anterior no requiere notificación. MP: Eduardo Cifuentes Muñoz. Este oficio será remitido por conducto del Ministerio de Relaciones Exteriores. . Cuando hubiere serios motivos para presumir que en un bien inmueble. ║ 2. Cuando el Defensor de Familia establezca sumariamente que un menor se encuentra en situación de grave peligro. Antes de proceder al allanamiento y registro del sitio donde se encuentra el menor. La identidad de las personas que ocupaban el inmueble. Allanamiento sin orden escrita del fiscal. o las armas. ║ Artículo 44. que conforme al derecho internacional gozan de inmunidad diplomática. para lo cual podrá solicitar el apoyo de la fuerza pública. ║ Artículo 46. ║ 3. en ningún caso se podrá molestar a los habitantes del inmueble con acciones distintas a las estrictamente necesarias para cumplir su objetivo. ║ En caso de registro de residencia u oficinas de los cónsules se dará aviso al cónsul respectivo y en su defecto a la persona a cuyo cargo estuviere el inmueble objeto de registro. Las circunstancias en que se encontró el menor y los motivos que fueron aducidos para explicar dichas circunstancias.[10] [11] C-041 de 1994. Allanamiento. ordenará. y si las circunstancias así lo ameritan. con la finalidad de impedir que se siga ejecutando el hecho. Para el allanamiento y registro de las casas y naves. el funcionario judicial ordenará en providencia motivada.

industriales o de servicios y demás locales del contribuyente o responsable. 1997. será notificado (sic) en el momento de practicarse la diligencia a quien se encuentre en el lugar. mediante su inmovilización y aseguramiento. ║ Para tales efectos. ni a la práctica de registros y allanamientos contra la voluntad del morador de un domicilio. La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales. Esta competencia es indelegable. Para dar caza a animal rabioso o feroz. faltar o resistirse”. La no atención del anterior requerimiento por parte del miembro de la fuerza pública a quien se le haya solicitado. cuando se descubra que un extraño ha penetrado violentamente o por cualquier otro medio al domicilio de estas personas. será causal de mala conducta. respectivamente. en donde la Corte declaró INEXEQUIBLE el numeral 4° del artículo 230 de la ley 906 de 2004. SVP: Jaime Araujo Rentería. el registro de oficinas. AV: Jaime Araujo Rentería. que establece lo siguiente: Artículo 83. o remediar inundación o conjurar cualquier otra situación similar de peligro.[13] Ley 383 de 1997. la fuerza pública deberá colaborar. en el caso de personas naturales.. ║ 3. Madrid. MP: Nilson Pinilla Pinilla. ║ 4. podrá ordenar mediante resolución motivada. Cuando desde el interior de una casa o edificio se proceda por la vía de hecho contra persona o propiedad que se halle fuera de éstos. “Por la cual se expide el Código de Procedimiento Penal. Páginas 609 y 761.. “Artículo 2º. [16] Sentencia C-519 de 2007. Para socorrer a alguien que de alguna manera pida auxilio.” De acuerdo con la Real Academia Española.La providencia que ordena el registro de que trata el presente artículo. ║ En desarrollo de las facultades establecidas en el inciso anterior. MP: Alejandro Martínez Caballero. Para proteger los bienes a personas ausentes. siempre que no coincida con su casa de habitación. y contra la misma no procede recurso alguno. ║ Parágrafo 1º.” [14] Sentencia C-505 de 1999. La competencia para ordenar el registro y aseguramiento de que trata el presente artículo. Adiciónase al Estatuto Tributario con el siguiente artículo: ║ Artículo 779-1. con el objeto de garantizar la ejecución de las respectivas diligencias. “La policía podrá penetrar en los domicilios. Para extinguir incendio o evitar su propagación. cuando fuere de imperiosa necesidad: ║ 1. Editorial Espasa.” SPV: Jaime Araujo Rentería quien consideró que “la Constitución Nacional no excepciona de la orden judicial ni a la privación de la libertad. MP: Marco Gerardo Monroy Cabra. [15] Sentencia C-176 de 2007. Diccionario Esencial de la Real Academia Española. ║ 2. previo requerimiento de los funcionarios fiscalizadores. en su primera acepción es el “impulso irresistible que hace que las causas obren infaliblemente en cierto sentido”. imperioso es lo “que conlleva fuerza o exigencia” y necesidad. establecimientos comerciales. corresponde al Administrador del Impuestos de Aduanas Nacionales y al Subdirector de Fiscalización de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.Facultades de registro. ║ Parágrafo 2. en su segunda acepción “todo aquello a lo cual es imposible sustraerse. ║ 5. o de terceros depositarios de sus documentos contables o sus archivos. La norma en cuestión es el artículo 83 del Decreto 1355 de 1970. ocultadas o destruidas. que establecía como [17] . la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales podrá tomar las medidas necesarias para evitar que las pruebas obtenidas sean alteradas. sin mandamiento escrito. por el cual se dictan normas sobre Policía.

f) Para obtener pruebas “sobre la existencia de casas de juego o establecimientos que funcionen contra la ley o reglamento (Decreto 1355 de 1970. Aclaración de Voto: Jaime Araujo Rentería. . literal d)”.allanamientos administrativos.excepción al requisito de orden escrita de la Fiscalía General de la Nación para proceder al registro y allanamiento “4. (b) Para capturar al delincuente que al ser sorprendido en flagrancia huye y se refugia en domicilio ajeno. energía eléctrica. acusado. literal f)”. h) Para “examinar instalaciones de energía eléctrica y de gas. sino “con ocasión de” (se resalta en negrilla). i) Por razones del servicio . (2) Excepciones de origen legal . Artículo 82.previa autorización del dueño o cuidador del predio rústico cercado (Decreto 1355 de 1970. k) En establecimientos comerciales e industriales de empresas para impedir que las pruebas de infracciones tributarias fueran alteradas. Artículo 82. e) Para indagar sobre “maniobras fraudulentas en las instalaciones de servicios públicos de acueducto. literal a)”. Artículo 82. como la vida o la dignidad humana (Decreto 1355 de 1970. de conformidad con lo que establece el artículo 250. Artículo 83): (i) “Para socorrer a alguien que de alguna manera pida auxilio” situación en la que se entiende que hay un consentimiento tácito para el ingreso (Decreto 1355 de 1970. Artículo 82. artículo 2). hornos. Artículo 82. Se lleve a cabo un registro con ocasión de la captura del indiciado. e) "Para aprehender a enfermo mental o peligroso o a enfermo contagioso" en desarrollo del principio de solidaridad social y de la protección a la vida e integridad personal de los asociados (Decreto 1355 de 1970. Artículo 43). b) Para cumplir funciones de prevención y vigilancia en actividades sometidas a la inspección. literal c)”. j) Para rescatar menores que se encuentren en situaciones de peligro extremo para su vida e integridad personal. literal e)”. d) Para “capturar a quien se le haya impuesto (…) pena privativa de la libertad (Decreto 1355 de 1970. ocultadas o destruidas como desarrollo legal contenido en el Estatuto Tributario (Ley 383 de 1997. MP: Nilson Pinilla Pinilla. g) Para “practicar inspección ocular ordenada en juicio de policía (Decreto 1355 de 1970. [20] (1) Excepciones constitucionales expresas: (a) Para capturar al delincuente que al ser sorprendido en flagrancia se refugia en domicilio propio (artículo 32 CP). calderas. Artículo 83. “cuando la ley haya habilitado a ciertas autoridades administrativas a ordenar esos registros y éstos se efectúen en protección de valores superiores. Artículo 84). numeral 3. (c) El allanamiento ordenado y practicado por los fiscales. para lo cual se debe haber requerido previamente al morador (artículo 32 CP). l) En situaciones de “imperiosa necesidad” reguladas en el Código Nacional de Policía (Decreto 1355 de 1970. practicados por la autoridad señalada en la ley y respetando los requisitos previstos en la misma: a) Para inspeccionar lugares abiertos al público (Decreto 1355 de 1970. el registro y allanamiento se lleven a cabo para lograr la captura del requerido. Artículo 82.” Nótese que el numeral 4° objeto de la demanda. teléfonos (Decreto 1355 de 1970. Artículo 82). literal b). estufas. imputado. condenado. siguiendo el procedimiento previsto en el Código del Menor (Decreto 2737 de 1989. motores y máquinas en general y almacenamiento de sustancias inflamables o explosivas con el fin de prevenir accidentes o calamidad (Decreto 1355 de 1970. no indica que. Artículo 82. chimeneas. como por ejemplo por motivos de salubridad pública. “por razones de interés general”. literal g)”. en lo pertinente. vigilancia e intervención del Estado. [18] [19] C-519 de 2007.

Artículo 83. desde una perspectiva constitucional. entre otros. numeral 2). Sobre el juicio de proporcionalidad strictu sensu. SV: Alfredo Beltrán Sierra. (iv) “Para proteger los bienes a personas ausentes. numeral 4). Sentencia T-572 de 2009. [21] Ver entre otras. realizar diferenciaciones dentro de cada uno de estos grupos. en consecuencia.” [22] Corte Constitucional. (iii) “Para dar caza a animal rabioso o feroz”. Artículo 83. AV: Alfredo Beltrán Sierra y José Gregorio Hernández Galindo.P. Sobre este tema también pueden consultarse entre otras. M. La Sala de Revisión N° 8 señaló al respecto: “(…) la diligencia de allanamiento y rescate no podía haber sido decretada por cuanto no se contaba con el material probatorio necesario para ello. en ejercicio de las competencias constitucionales de las que es titular. las sentencias C-309 de 1997. Martha Victoria Sáchica y Alejandro Martínez Caballero. en donde la Corte señaló :“el legislador. SPV: Jaime Araujo Rentería y C-592 de 1998 MP. En esta ocasión se trataba de constatar el supuesto estado de abandono en que se encontraba un niño con este fin se realizó una diligencia de allanamiento a su lugar de residencia. MM." [23] Corte Constitucional. o remediar inundación o conjurar cualquier otra situación similar de peligro” por tratarse de una situación de peligro objetivo (Decreto 1355 de 1970. Fabio Morón Díaz. SV: Alejandro Martínez Caballero. así como el grado de culpabilidad. Artículo 83. debe ser declarada inconstitucional. Sentencia C-448 de 1997.numeral 1). José Gregorio Hernández Galindo. Humberto Antonio Sierra Porto. en la sentencia C-584 de 1997 se precisa que "Este paso del juicio de proporcionalidad se endereza a evaluar si. los informes de policía judicial no son prueba. pudiendo. C-173 y C-551 de 2001 MP. cuando se descubra que un extraño ha penetrado violentamente o por cualquier otro medio al domicilio de estas personas” (Decreto 1355 de 1970. (ii) “Para extinguir incendio o evitar su propagación. la mayor o menor repercusión que la afectación del bien jurídico lesionado tenga en el interés general y en el orden social. la mayor o menor gravedad de la conducta ilícita. puede establecer procedimientos distintos y consagrar regímenes diferenciados para el juzgamiento y tratamiento penitenciario de delitos y contravenciones. MP: Eduardo Cifuentes Muñoz. Carlos Gaviria Díaz y Álvaro Tafur Galvis. C-068 de 1999. incluso.PP. y (v) “Cuando desde el interior de una casa o edificio se proceda por la vía de hecho contra persona o propiedad que se halle fuera de éstos” (Decreto 1355 de 1970. en la medida en que unos y otros se fundamenten en criterios de razonabilidad y proporcionalidad que atiendan una valoración objetiva de elementos tales como. entonces es desproporcionada y. Si el daño que se produce sobre el patrimonio jurídico de los ciudadanos es superior al beneficio constitucional que la norma está en capacidad de lograr. numeral 3. AV: Vladimiro Naranjo Mesa. SV: Vladimiro [24] . las sentencias C-1404 de 2000. numeral 5). AV: Vladimiro Naranjo Mesa. con lo cual se precisaba de mayores elementos de juicio para decretar la medida. Sentencia C-309 de 1997 MP Alejandro Martínez Caballero. Artículo 83. AV: Hernando Herrera Vergara. la restricción de los derechos afectados es equivalente a los beneficios que la disposición genera. AV: Hernando Herrera Vergara. por tratarse de una situación de peligro objetivo (Decreto 1355 de 1970. En efecto. Álvaro Tafur Galvis.

SV: Eduardo Cifuentes Muñoz. C-110 de 2000. el uso del poder de policía -tanto administrativa como judicial-. [25] [26] Corte Constitucional.Naranjo Mesa. C-024 de enero 27 de 1994. SV: Eduardo Cifuentes Muñoz. Alejandro Martínez Caballero. SPV: Álvaro Tafur Galvis y C-093 de 2001. M. sobre todo. se encuentra limitado por los principios contenidos en la Constitución Política y por aquellos que derivan de la finalidad específica de la policía de mantener el orden público como condición para el libre ejercicio de las libertades democráticas.P. En esta sentencia la Corte declaró la inexequibilidad de la expresión “al solo efecto de determinar su validez” del numeral 2° del artículo 250. MP: Jaime Córdoba Triviño. SV: Carlos Gaviria Díaz. Sentencia C-1092 de 2003 MP: Álvaro Tafur Galvis. C-741 de 1999. PODER DE POLICIA-Límites/ABUSO DE AUTORIDAD En un Estado social de derecho. El ejercicio de la coacción de policía para fines distintos de los queridos por el ordenamiento jurídico puede constituir no sólo un problema de desviación de poder sino incluso el delito de abuso de autoridad por parte del funcionario o la autoridad administrativa. SPV: Alejandro Martínez Caballero. sus funciones se deben cumplir bajo la dirección y coordinación del Fiscal General y sus delegados. AV: Vladimiro Naranjo Mesa. MP: Nilson Pinilla Pinilla. C-024/94 POLICIA JUDICIAL-Concepto/POLICIA JUDICIAL-Funciones La noción de Policía Judicial es el conjunto de autoridades que colaboran con los funcionarios judiciales en la investigación de los delitos y en la captura de los delincuentes. así como otros servidores públicos según lo dispone el artículo 310 del Código de Procedimiento Penal. SV: Jaime Araujo Rentería. APV: Alfredo Beltrán Sierra y José Gregorio Hernández Galindo. Salvamento y Aclaración de Voto del Magistrado: Jaime Araujo Rentería. destacando el carácter amplio e integral del control de legalidad. . Aclaración de Voto: Jaime Araujo Rentería. [28] Sentencia [29] C-519 de 2007. C-371 de 2000. La concepción moderna de la Policía judicial es la de un cuerpo que requiere la aplicación de principios de unidad orgánica y. Sentencia No. Si bien es cierto que la Policía Nacional por mandato constitucional cumple funciones de Policía Judicial en forma permanente. Aclaración de Voto de los Magistrados Rodrigo Escobar Gil y Eduardo Montealegre Lynett. de especialización científica y que actúa bajo la dirección funcional de los fiscales o los jueces. Sentencia C-648 de 2001 MP. De ello se desprenden unos criterios que sirven de medida al uso de los poderes de policía. Marco Gerardo Monroy Cabra. [27] C-336 de 2007.

puesto que el caso se asimila entonces a una flagrancia y la urgencia de la situación impide la obtención previa de la autorización judicial. todos aquellos espacios cerrados. a las Salas Penales de los Tribunales Superiores -incluido el Tribunal Militar-.DOMICILIO-Definición/DOMICILIO-Inviolabilidad La definición constitucional de domicilio excede la noción civilista y comprende. La defensa de la inviolabilidad del domicilio protege así más que a un espacio físico en sí mismo al individuo en su seguridad. La Constitución estableció entonces una estricta reserva legal en materia de libertad personal e inviolabilidad de domicilio. Son entonces éstas las autoridades facultadas. En lo relacionado con el allanamiento de domicilio es importante precisar el alcance del artículo 28 Transitorio de la Constitución. a los Jueces de la República en lo penal. Por lo tanto el allanamiento y el registro de domicilio podrán seguir siendo temporalmente ordenados por la autoridad administrativa en desarrollo del proceso del que deben continuar conociendo. sino a todas las medidas propias de su competencia en el conocimiento de tales hechos punibles. libertad e intimidad. además de los lugares de habitación. DETENCION PREVENTIVA-Alcance Como la Constitución de 1991 consagró como regla general la reserva judicial en materia de privación de la libertad. PRIVACION DE LA LIBERTAD-Autoridad competente El artículo 116 de la Constitución establece los organismos que administran justicia en Colombia. para expedir órdenes de allanamiento o de privación de la libertad. en donde las personas desarrollan de manera más inmediata su intimidad y su personalidad mediante el libre ejercicio de su libertad. a la Fiscalía General de la Nación y excepcionalmente al Senado cuando ejerce funciones de juzgamiento. ALLANAMIENTO SIN ORDEN JUDICIAL/FLAGRANCIA La única hipótesis en que la práctica de una detención preventiva autoriza constitucionalmente un allanamiento sin orden judicial es cuando la persona se resiste a la aprehensión y se refugia en un domicilio. Y para efectos de la privación de libertad. esta facultad está restringida a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia. es necesario que la Corte establezca criterios que precisen los alcances de la detención preventiva consagrada en el inciso segundo del artículo 28. puesto que ésta no implica una posibilidad de retención arbitraria por autoridades policiales sino que . por lo cual estos derechos no 2 pueden ser limitados sino por la ley. por regla general. pues éste no sólo faculta a las autoridades de policía en forma temporal para proceder a la privación de la libertad por los hechos punibles sancionados con pena de arresto.

Por consiguiente. la mera sospecha o la simple convicción del agente policial no constituye motivo fundado. y para asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz. ya probablemente la orden resultaría ineficaz. Por eso. El motivo fundado que justifica una aprehensión material es entonces un conjunto articulado de hechos que permitan inferir de manera objetiva que la persona que va a ser aprehendida es probablemente autora de una infracción o partícipe de ella.es una aprehensión material que tiene como único objeto verificar ciertos hechos que sean necesarios para que la policía pueda cumplir su función constitucional. podrá la autoridad policial proceder a una detención preventiva sin orden judicial. deben ser suficientemente claros y urgentes para justificar la detención. a saber "el mantenimiento de las condiciones necesarias para 3 el ejercicio de los derechos y libertades públicas. situaciones fácticas. DETENCION PREVENTIVA-Necesariedad La detención preventiva debe ser necesaria. si es el caso. esto es. DETENCION PREVENTIVA-Finalidad La detención preventiva tiene como único objeto verificar de manera breve los hechos relacionados con los motivos fundados de la aprehensión o la identidad de la persona y. debe operar en situaciones de apremio en las cuáles no pueda exigirse la orden judicial. Es pues una aprehensión material con estrictos fines de verificación a fin de constatar si hay motivos para que las autoridades judiciales adelanten la correspondiente investigación. DETENCION PREVENTIVA-Límite temporal La detención preventiva tiene un límite máximo que no puede en ningún caso ser sobrepasado: antes de 36 horas la persona debe ser liberada o puesta a disposición de la autoridad judicial competente. 4 DETENCION PREVENTIVA/PRINCIPIO DE PROPORCIONALIDAD . poner a disposición de las autoridades judiciales competentes a la persona aprehendida para que se investigue su conducta. DETENCION PREVENTIVA-Motivos fundados Los motivos fundados son hechos. que si bien no tienen la inmediatez de los casos de flagrancia sino una relación mediata con el momento de la aprehensión material. sólo en aquellos casos en los cuáles se deba proceder con urgencia para no perjudicar la investigación judicial o cuando la demora implique un peligro inminente. porque si la autoridad policial tuviera que esperar a ella para actuar.

excepción hecha de la situación temporal prevista en el artículo 28 Transitorio de la Constitución. La Corte Constitucional procederá en cada caso a declarar la constitucionalidad de las normas acusadas que atribuyan a las autoridades de policía la facultad de privar de la libertad a las personas e imponer penas de arresto. No pueden entonces las ordenanzas de las Asambleas ni los reglamentos de policía establecer causales de privación de la libertad. HABEAS CORPUS Se aplica plenamente el derecho de Habeas Corpus como una garantía del control de la aprehensión. con la rigurosa observancia de las demás exigencias que allí mismo se señalan.La aprehensión no sólo se debe dirigir a cumplir un fin preciso -verificar ciertos hechos o identidades. PRIVACION DE LA LIBERTAD POR AUTORIDAD ADMINISTRATIVA/NORMA TRANSITORIA/ALLANAMIENTO DE DOMICILIO/SENTENCIA DE CONSTITUCIONALIDAD CONDICIONADA Frente a la nueva Constitución Política. concluye la Corte que ninguna autoridad administrativa podrá imponer pena de privación de la libertad. 5 PRIVACION DE LA LIBERTAD-Causales fijadas en reglamento de policía La Constitución establece una estricta reserva legal en materia de libertad personal. todo ciudadano que considere que ha sido objeto de una detención gubernativa ilegal tiene derecho a invocar el Habeas Corpus. Debe tener en cuenta la gravedad del hecho y no se puede traducir en una limitación desproporcionada de la libertad de la persona. por lo cual sólo opera hasta tanto el legislativo expida la ley que le confiera por vía definitiva a las autoridades judiciales el conocimiento de los hechos punibles sancionados actualmente con pena de arresto. puesto que el artículo 30 señala que éste se podrá invocar "en todo tiempo". por cuanto ésta es una órbita privativa . La Constitución Política de Colombia es celosa en la guarda de la libertad personal y no es un azar que el artículo 28 establezca como condición esencial para que a una persona se le prive de su libertad. pero se trata de una constitucionalidad condicionada puesto que ella se fundamenta en el artículo 28 transitorio.adecuadamente comprendido dentro de la órbita de las autoridades de policía sino que además debe ser proporcionada. Por consiguiente. por lo cual un mandamiento de captura sólo puede fundarse en motivos previamente definidos en la ley en sentido formal y no en una norma administrativa aun cuando ésta sea general. el que sea un funcionario judicial quien la decrete.

entender entonces que la norma no ha sido demandada y. En tales circunstancias. en virtud del artículo 241 de la Constitución. contrariando así la Carta. que consagra de manera expresa y limitativa las funciones de la Corte Constitucional al decir que a ella le corresponde la guarda de la integridad y supremacía de la Constitución en los estrictos y precisos términos del artículo. COLABORACION CON LA ADMINISTRACION DE JUSTICIA/TESTIGO-Aprehensión La obligación de declarar debe surgir de la conciencia del ciudadano de cumplir voluntariamente con el deber de colaborar en el esclarecimiento de una investigación. el cual deberá recibirle el testimonio en el acto o convocarlo a futura declaración. el testigo no podrá ser retenido por más de doce (12) horas. DEMANDA DE INCONSTITUCIONALIDAD-Ineptitud sustantiva/SENTENCIA INHIBITORIA El actor no cumplió el requisito del artículo 2 numeral 3 del Decreto 2067 de 1991 que ordena al demandante precisar las razones por las cuales considera violada la disposición acusada. 250-4). se declarará inhibida al respecto. esto ya constituiría violación del domicilio por circunstancias no consagradas en la Constitución Política. no estándole permitido a la Corte pronunciarse de oficio en este caso. como la vida o la dignidad humana. dentro del marco restringido y cuidadoso que se le debe dar al allanamiento como medio de policía. Es una responsabilidad que incluso constitucionalmente se encuentra protegida (CP art. En tal aspecto hubo ineptitud sustancial de la demanda. En todo caso. siempre y cuando la ley haya habilitado a ciertas autoridades administrativas a ordenar esos registros y éstos se efectúen en protección de valores superiores. Pero si su actuar va más allá del simple uso del predio para el tránsito. . en principio no podrá el ciudadano oponer la reserva judicial a los mismos. PREDIO RUSTICO/ALLANAMIENTO/SERVIDUMBRE DE TRANSITO La servidumbre de tránsito permite el paso de toda persona que requiera utilizar una determinada propiedad privada. Ahora si el testigo no desea colaborar con la administración de justicia. REGISTRO ADMINISTRATIVO CON FUNCION PREVENTIVA 6 Como los registros administrativos con funciones preventivas no habilitan para la obtención de pruebas en materia punitiva. como el registro o el allanamiento por la facilidad con que se ingresa.del legislador. la policía podrá aprehenderlo y conducirlo inmediatamente al funcionario responsable de la investigación preliminar.

57 (parcial). ORDEN PUBLICO/CONCEPTO JURIDICO INDETERMINADO El orden público es hoy en todos los países occidentales el ejemplo más claro de lo que hemos llamado un concepto jurídico indeterminado: no puede ser una facultad discrecional de la administración determinar a su arbitrio si existe o no perturbación del orden público. 84. REF: Expediente N° D-350. Antonio Barrera Carbonell. 102 (parcial). 62 (parcial). Carlos Gaviria Díaz. Y por ello por razones muy simples: porque el criterium central que hemos utilizado para separar la discrecionalidad de los conceptos jurídicos indeterminados. se cumple en el caso con fácil evidencia: una misma situación no puede ser a la vez conforme y contraria al orden. José Gregorio Hernández Galindo. Aprobado por Acta Nº5 de la Sala Plena. 81 (parcial). 78. o amenaza de la misma. 70 (parcial). Magistrado Sustanciador: ALEJANDRO MARTINEZ CABALLERO Santa Fe de Bogotá. Alejandro Martínez Caballero.Luego una cosa es ingresar y otra es allanar. de conformidad con el artículo 28 superior. Eduardo Cifuentes Muñoz. Actor: Alirio Uribe Muñoz. y 7 los artículos 111 y 118 del Decreto Ley 522 de 1971. 79. veintisiete (27) de enero de mil novecientos noventa y cuatro (1994). 71 (parcial). Demanda de inconstitucionalidad contra los artículos 56 (parcial). la unidad de solución justa. La primera se sigue por este artículo 84. Fabio Morón Díaz y Vladimiro Naranjo Mesa EN NOMBRE DEL PUEBLO Y POR MANDATO DE LA CONSTITUCION Ha pronunciado la siguiente SENTENCIA . 105 (parcial) del Decreto Ley 1355 de 1970. La segunda por las normas pertinentes. 64. 82. La Sala Plena de la Corte Constitucional de la República de Colombia integrada por su Presidente Hernando Herrera Vergara y por los Magistrados Jorge Arango Mejía. o incluir el más inicuo de los actos de la vida privada entre los actos contrarios al orden.

ANTECEDENTES El Código Nacional de Policía. Nadie puede ser privado de la libertad sino: a) Previo mandamiento escrito de autoridad competente. 1. El día 24 de junio fue repartido proceso por la Sala Plena al Magistrado Alejandro Martínez Caballero para su sustanciación.y las razones que aduce para aseverar que se conculca la Constitución.2.3. La anterior norma. Artículo 56. 1. publicado en el Diario Oficial Nro. 2 Decreto 522 de de marzo 27 de 1971. El Actor estimó que el artículo anterior es contrario a derecho "por cuanto la orden no proviene de cualquier autoridad. Surtidos los trámites constitucionales y legales. Artículo 62. 1 8 Presidente de la República en virtud de las facultades extraordinarias otorgadas por la Ley 16 de 1968.355 de 19701 . Normas demandadas. según el ciudadano Uribe Muñoz. Decreto 1. 1. sino de autoridad judicial". evento que no se presenta en la disposición antecitada. En este capítulo se considerarán las normas acusadas por el actor -en negrillas. 9 Artículo 62. Contra algunos de los artículos de dicho Código fue presentada una demanda de inconstitucionalidad en la Corte Constitucional. entra la Corporación a decidir por medio de esta sentencia. ya que por mandato constitucional sólo la ley puede establecer los eventos en los cuales por vía excepcional se limita o restringe la libertad de los ciudadanos". 33139 de septiembre 4 de 1970. D-350. viola la Carta "por cuanto las causales de privación de la libertad no pueden estar fijadas en reglamentos de policía. parcialmente modificado por el Decreto 522 de 19712 . radicada con el No. 1. 33300 de abril 29 de 1971. Artículo 57. por parte del ciudadano Alirio Uribe Muñoz. Todo mandamiento de captura debe fundarse en ley o en reglamento de policía. La policía está obligada a poner al capturado dentro de la siguiente hora hábil a la de la captura a órdenes del funcionario . y b) En el caso de flagrancia o cuasiflagrancia de infracción penal o de policía. normas vulneradas y concepto de violación. publicado en el Diario Oficial Nro.1.I. Artículo 56. Artículo 57. fue expedido por el Señor Decreto 1335 de agosto 4 de 1970.

que la hubiera pedido en su Despacho o en el respectivo establecimiento carcelario. El accionante consideró que el artículo 62 "es manifiestamente contrario al artículo 28 de la C. los testigos. Para la aprehensión del reo ausente.. el actor afirmó que "viola la Constitución en su artículo 28 por cuanto autoriza a llevar los testigos por la fuerza. a los testigos se entregará la orden de comparendo con el mismo plazo. Artículo 70. pero no puede el 'requerimiento público' suplir una 'orden de autoridad judicial'. Artículo 64. . de condenado o de prófugo se tendrá como suficiente petición de captura el requerimiento público. Artículo 71..4. Artículo 70. 1. deberán ser trasladados junto con el contraventor. El testigo que se resista podrá ser obligado por la fuerza. En el caso del artículo anterior si el contraventor fuere capturado para llevarlo ante el jefe de policía.5. Acerca del artículo 71. si los hubiere.N. Artículo 64. Cuando se trate de orden administrativa la captura se realizará en hora hábil. si es inhábil se mantendrá al requerido en su casa hasta la primera hora hábil siguiente. . cosa diferente es el deber de informar a las autoridades para que éstas en virtud de orden judicial le den captura. y también que se pueden capturar los testigos que no cumplan con una orden de comparendo". El ciudadano Uribe Muñoz entendió que "es evidente que si las autoridades diferentes a la judicial y sólo en la medida que investiguen delitos pueden librar ordenes de captura. El testigo que no cumpla esta orden deberá ser capturado. la policía puede disponer hasta de 24 horas para establecer la plena identificación del aprehendido y comprobar la existencia de otras solicitudes de captura. que facultaba al gobierno para privar de la libertad a sus opositores políticos con una discrecionalidad autocrática"." 1.6. Excepcionalmente en materia penal. 10 Cuando el contraventor no fuere capturado sino citado para que comparezca más tarde. Cuando ello ocurra dará inmediatamente aviso a la autoridad que solicitó la captura. descontando el tiempo del recorrido o el de cualquier demora debida a circunstancias insuperables. 1. se debe tener en cuenta que en la Nueva Carta se eliminó la 'retención administrativa' que plasmaba el artículo 28 de la Constitución derogada.

podrá efectuar capturas momentáneas de quienes se hallen en sitios públicos o abiertos al público. Artículo 78.7. pero sólo a virtud de mandamiento escrito de autoridad competente. con las formalidades legales y por motivo previamente definido en la ley.. es violatorio del artículo 28 de la C.. el día y la hora para llevarlo a cabo y la facultad de allanar en caso de resistencia.N. podrán hacerlo.Artículo 71. Las personas contra quienes no exista petición de captura deberán ser puestas inmediatamente en libertad. La norma anterior conculca la Carta. facultándose a autoridades administrativas o de la rama ejecutiva del poder público para ordenar esos allanamientos". afirmó el actor. El artículo 79. Con el sólo fin de facilitar la aprehensión de delincuentes solicitados por autoridad competente. los fines del registro." 1. 1. Modificado por el Decreto 522 de 1971. El mandamiento de registro de domicilio o sitio no abierto al público será la providencia escrita en donde se exprese con la mayor precisión el lugar de que se trate. artículo 111. "por autorizar a la policía y a otros funcionarios indeterminados para ordenar registros 11 domiciliarios o allanamientos. Artículo 81.8. La policía y demás funcionarios a quienes la ley faculte expresamente para allanar domicilios o sitios cerrados donde se ejerzan actividades privadas. Cuando una persona sea sorprendida en flagrante violación de la ley penal y al ser perseguida por la policía se refugiare en su propio . la policía previa venia del alcalde del lugar. Esta operación se ejecutará en sitios urbanos o rurales predeterminados. Artículo 79. pudiendo prolongar esas capturas hasta por 12 horas. Artículo 79. Artículo 81. transgrede el Estatuto Superior porque "faculta a autoridades diferentes a la judicial y sin mandamiento escrito. según el actor. Artículo 78. El impugnante consideró que la disposición antecitada "autoriza a la policía para practicar capturas momentáneas con la venia de los alcaldes en sitios públicos o abiertos al público. caso en el cual la captura podrá prolongarse hasta 12 horas. y que si el morador se opone puede ser capturado". a menos que su identificación se dificulte. 19.

Esta norma también se acusa por los mismos motivos que las anteriores. hornos.11. en los siguientes casos: a) Para capturar a persona a quien se le haya impuesto por funcionario competente pena privativa de la libertad. f) Para practicar inspección ocular ordenada en juicio de policía. El ciudadano Uribe Muñoz sostuvo que el precepto antecitado viola la Constitución "en la medida de que autoriza a entrar en domicilio ajeno sin orden judicial y sin mandamiento escrito". e) Cuando sea necesario indagar sobre maniobras fraudulentas en las instalaciones de acueducto. podrá ser capturado y conducido ante la autoridad competente para que se le inicie la investigación penal a que haya lugar. haciendo uso de la fuerza si fuere necesario. . teléfonos u otros servicios públicos. Los jefes de policía podrán dictar mandamiento escrito para el registro y allanamiento de domicilios o de sitios abiertos al público. Artículo 82. 1. pero procurará contar con la autorización del dueño o cuidandero del terreno. Artículo 84. Artículo 84. c) Para inspeccionar algún lugar por motivo de salubridad pública. motores y máquinas en general y almacenamiento de sustancias inflamables o explosivas con el fin de prevenir accidentes o calamidad. Artículo 82.10. 12 b) Para aprehender a enfermo mental peligroso o a enfermo contagioso. d) Para obtener pruebas sobre la existencia de casas de juego o establecimientos que funcionen contra la ley o reglamento. Si por razón del servicio fuere necesario penetrar en predio rústico cercado.domicilio. energía eléctrica.12. El accionante adujo que "viola el artículo 28 de la C. calderas. 1. la policía podrá hacerlo. sin exhibir mandamiento escrito y previo requerimiento al morador. Artículo 102. Si se acoge a domicilio ajeno la policía podrá penetrar en él. chimeneas. por ordenar capturas y registro al domicilio sin autorización judicial".N. g) Para examinar instalaciones de energía eléctrica y de gas. Si este se opone. estufas. 1. los agentes de la autoridad podrán penetrar inmediatamente en él con el fin de aprehenderlo.

por razones de orden público y mediante resolución motivada. 1. Los siguientes son los fundamentos esgrimidos por el demandante para demostrar en cada caso la violación de dichos artículos: 14 . 37). Inciso 4º Modificado. 24). los derechos de la persona aprehendida en flagrancia (art. la fecha. Igualmente podrá tomar la misma medida cuando la reunión o desfile no cumplan los objetivos señalados en el aviso. 13 Tal aviso deberá expresar día. la primacía de los derechos inalienables de la persona (art. Dentro de las 24 horas siguientes al recibo del aviso la autoridad podrá. El actor considera infringidas las siguientes normas constitucionales: el Preámbulo. 32) y el derecho de reunión (art. Tal comunicación debe ser suscrita por lo menos por tres personas.Artículo 102. 5º). la libertad de opinión (art. económico. La policía podrá impedir la realización de reuniones y desfiles públicos que no hayan sido enunciados con la debida anticipación. la libertad e inviolabilidad del domicilio (art. social o de cualquier otro fin lícito. el sitio y la hora de su realización. 14 Fundamentos generales de la violación. 28). se entenderá cumplido el requisito exigido por la reunión o desfile.13. la libertad de locomoción y domicilio (art. modificar el recorrido del desfile. Decrt. 522 de 1971. Si dentro de ese término no se hiciere observación por la respectiva autoridad. la función de las autoridades de la República (art. Artículo 105. Con tales fines debe darse aviso por escrito presentado personalmente ante la primera autoridad política del lugar. Toda persona puede reunirse con otras o desfilar en sitio público con el fin de exponer ideas e intereses colectivos de carácter político. Cuando se trate de desfiles se indicará el recorrido prospectado. religioso. hora y sitio de la proyectada reunión y se presentará con 48 horas de anticipación. 188. 2º). art. el actor consideró que "son manifiestamente inconstitucionales por restringir un derecho fundamental que por mandato constitucional no tiene limites. 20). y que puede por vía de excepción ser limitado por una ley estatutaria donde se determine en forma expresa los casos en que hay lugar a restricciones". Artículo 105. 1. Acerca de los artículos 102 y 105.

a) Violación del derecho a la libertad y a la inviolabilidad del domicilio: el ciudadano Uribe Muñoz sostiene que "en una democracia constitucional es inadmisible toda captura cuyo presupuesto no sea, según el caso, el mandamiento judicial o la situación de flagrancia. Nada justifica ni legitima el prendimiento de personas que ni se hallan en flagrante delito ni tienen en su contra una orden individualizada de aprehensión". Considera que con fundamento en el artículo 28 de la Constitución, no es cualquier autoridad la que puede ordenar una captura sino que solamente puede dictar órdenes de captura la autoridad judicial y, como la única autoridad judicial que conoce de los delitos y hechos punibles son los que administran justicia en lo penal, son solamente las autoridades judiciales en lo penal los competentes para ordenar la captura de un ciudadano, exceptuando los casos de flagrancia; en los demás casos las otras autoridades judiciales como los jueces civiles, laborales o magistrados de lo contencioso administrativo y demás tampoco serían competentes para librar órdenes de captura. Con la nueva Constitución son requisitos para privar de la libertad a una persona, o para practicar un registro de domicilio, los siguientes: a) La expedición de un mandamiento escrito de autoridad judicial competente. b) La observancia de las formalidades legales. c) La existencia de un motivo previamente establecido en la ley. Manifiesta el demandante que en un informe presentado en 1991 por la Procuraduría General de la Nación, en lo referente a las desapariciones forzadas, dice: "CONDUCTA: privación arbitraria de libertad, en lugares clandestinos o carentes de control jurisdiccional, donde se busca ocultar el paradero de las víctimas. SUJETO ACTIVO: funcionarios públicos, generalmente agentes de seguridad del Estado, o por particulares que actúan con su anuencia o a su servicio. SUJETO PASIVO: Cualquier ciudadano en razón de su actividad política, social o profesional, o con el fin de atemorizar a terceras personas o a grupos bien definidos. Es importante hacer cumplir el mandato constitucional y las garantías establecidas en el artículo 28 de la Constitución, para evitar los abusos y desafueros que se venían cometiendo por parte de la policía con la venia
15

del alcalde o sin ella, además porque en el nuevo marco constitucional se le da gran relievancia a los derechos humanos, y estas facultades de policía que son manifiestamente inconstitucionales no le hacen bien a un Estado de Derecho; por el contrario estimulan la violación de los derechos humanos por los organismos de seguridad del Estado.

b) Fines esenciales del Estado. Los artículos demandados contrarían los fines esenciales consagrados en el artículo 2º de la Constitución que garantizan la efectividad de los principios, derechos y deberes, al igual que señala que las autoridades de la República están instituidas para proteger a los nacionales en su vida, honra, bienes, creencias y demás derechos y libertades. El actor en particular se refiere al derecho a la libertad frente a la detención por parte de las autoridades de policía. c) En relación con el artículo 5º de la Carta Fundamental, se viola porque las disposiciones del Código de Policía desconocen la primacía de los derechos inalienables de la persona, que en el caso de autos sería la libertad, la intimidad personal y familiar, la reunión y manifestación pública y pacífica. d) Frente al artículo 20 que consagra el derecho de reunión y de manifestación pacífica como medios para expresar de manera libre las ideas, pensamientos y opiniones, de informar y recibir informaciones, aunque no sean los mecanismos más idóneos sí constituyen para sectores débiles un medio eficaz de llegar a sectores sociales y de opinión con una tesis determinada, o para poner en conocimiento de la opinión pública o de las autoridades determinada situación o incluso dar a conocer propuestas para soluciones del mismo. La nueva Carta Constitucional en el artículo 37 establece dentro de los derechos fundamentales el de "reunirse y manifestarse pública y pacíficamente", y además faculta al legislador para que por medio de la ley establezca de manera "expresa" los casos en que pueda limitarse el ejercicio de ese derecho. e) Respecto al artículo 24, que garantiza el derecho de circular libremente por el territorio nacional, si bien este derecho tiene límite en el derecho ajeno a que se respete su privacidad o intimidad, no es igual frente a zonas públicas o vías públicas, las cuales todos tenemos derecho a usufructuar individualmente o en grupo.
16

f) Se viola el artículo 32 que autoriza no sólo a las autoridades sino también a los particulares para capturar al delincuente sorprendido en flagrancia y con el deber de ponerlo a disposición del juez competente, e igualmente autoriza a penetrar en domicilio ajeno para su captura pero con la venia de su morador. Considera el actor que en las normas impugnadas rebasan el marco previsto en la Constitución, porque autoriza captura de personas por "sospechas" o sin ellas, al arbitrio de la autoridad. Lo mismo ocurre con el allanamiento del domicilio sin orden judicial. 2. De la intervención gubernamental.

2.1. Intervención del Ministerio de Defensa Nacional. El Ministerio de Defensa Nacional, por conducto de Señor Ministro Rafael Pardo Rueda, interviene en el proceso de la referencia para defender la constitucionalidad de las normas acusadas. Respecto del artículo 56 del Decreto 1355 de 1970 considera el Ministro que "el hecho de que la norma señale el requisito de mandamiento escrito de autoridad competente para que una persona pueda ser privada de la libertad, guarda perfecta consonancia con el artículo 28 de la Constitución Política, ya que, la norma acusada no hace referencia específica a ningún tipo de autoridad, sino que la remite a la competente". Con relación al artículo 57 expresa que esta norma tampoco es contraria al mandato constitucional, porque los Reglamentos de Policía pueden perfectamente contener los mecanismos, o más bien, los medios de policía indispensables para el cumplimiento de las funciones que por competencia constitucional le corresponden a la Policía Nacional. El artículo 58 guarda perfecta armonía con el espíritu del artículo 28 de la Carta, pues debe entenderse que para que una persona sea aprehendida por la Policía y privada momentáneamente de su libertad, ha mediado la orden correspondiente expedida por la autoridad competente. Lo anterior lo refuerza el inciso 2º del precitado artículo 28, al establecer un término de 36 horas para que la Policía ponga a disposición de la autoridad competente a la persona detenida preventivamente.
17

El artículo 62 también es concordante con lo dispuesto por el artículo 28 y las razones expuestas sobre la constitucionalidad del artículo 58 son perfectamente aplicables a este artículo. Frente al artículo 64, expone el Ministro que las situaciones jurídicas que contempla la norma (reo ausente, condenado y prófugo), presuponen la orden de autoridad competente exigida por el artículo 28 de la Carta, siendo ilógico pretender la reiteración de ésta y por ello el requerimiento público no pasa de ser una comunicación o informe a la autoridad policiva para que ejecute esa orden. Es tan cierto lo anterior, que si el inciso 2º del artículo 28 de la Constitución Política permite que la persona detenida preventivamente pueda ser puesta a disposición del juez competente dentro de las treinta y seis horas siguientes a su aprehensión, con mayor razón, el mandato debe operar para aquellas personas que ya tienen su situación jurídica definida por la autoridad respectiva. De no ser así, la Fuerza Pública no podrá cumplir con el mandato constitucional de que tratan los artículos 2º y 218 de la Carta y la ciudadanía quedaría completamente desprotegida y a

Los artículos 78 y 79 se refieren a la función de Policía Judicial de la Policía Nacional. El Código Nacional de Policía. en los mismos términos del artículo 32. desarrollar la atribución prevista en la norma atacada. Sobre la constitucionalidad del artículo 71 expresó que de conformidad con el artículo 218 de la Constitución. Por lo tanto. éste debe ser analizado en concordancia con el artículo 218 de la Constitución. En lo concerniente al artículo 81. El artículo 82 que faculta para practicar el allanamiento. tienen jerarquía de ley de la República vigente hasta que el Congreso Nacional desarrolle la Constitución y dicte la ley estatutaria prevista en el literal a) del artículo . numeral 3º de la Carta Fundamental. En cuanto al artículo 84. es una disposición que va más allá de la protección de un derecho fundamental y se concentra en la defensa del bien general. Finalmente frente a los artículos 102 y 105 expresa que los artículos 24 y 37 de la Carta consagran dos derechos fundamentales cuya materialización la ley desarrolla y limita. es decir. en detrimento del bienestar del conglomerado social. toda vez que da las pautas para la 18 aprehensión del delincuente inflagranti. ante hechos de notoriedad pública que ponen en peligro la estabilidad social. modificado por el artículo 11 del Decreto 522 de 1971. de tal suerte que no se configura violación de disposición constitucional alguna. en donde la no actuación de la Policía acarrearía el incumplimiento del artículo 2º y 218 de la Carta. que le permite a la Policía Nacional. Teniendo en cuenta que los artículos emanados aluden a mandamiento escrito de autoridad competente. contenido en los Decreto 1335 de 1970 y 522 de 1971.merced de la delincuencia. según concepto del Ministro. por mandato del artículo 250. siempre se ha considerado que una de las formas más eficaces para evitar la consumación de hechos punibles. la Policía Nacional es un cuerpo armado permanente de naturaleza civil. las citadas disposiciones se ajustan perfectamente a lo previsto en el artículo 28 de la Constitución. cuyo fin primordial es el mantenimiento de las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas y para asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz. ha consistido en la retención momentánea de personas con el único fin de establecer su identificación y antecedentes. pues las situaciones que se regulan en el artículo 82 constituyen casos extremos. por razones del servicio. éste se encuentra ajustado a la previsión consagrada en el artículo 32 de la Norma Superior. que su función es eminentemente preventiva.

Es necesario aclarar igualmente que la norma no puede examinarse como un sólo texto. pues cuando se fundamenta en Reglamento de Policía debe la autoridad resolver de inmediato la situación jurídica del aprehendido. 2.Artículo 58. Intervención del Ministerio de Gobierno.3. sin relacionarla con el artículo 28 de la Constitución Política.2. . conforme a la Resolución N° 3935 del 30 de julio de 1991. bien concediendo la libertad condicional o bien dejando en libertad incondicional. en aras de la convivencia pacífica. por lo que al concordar el artículo con el precitado artículo 28. El Ministerio de Gobierno. La autoridad de policía sólo puede aprehender y privar a un ciudadano de su libertad (momentáneamente) siempre y cuando exista de por medio una orden de autoridad competente. El artículo en mención no distingue cuál es la autoridad competente para expedir el "mandamiento escrito". gramatical. la autoridad administrativa debe contar con mecanismos necesarios para que no se abuse del derecho fundamental de reunión en detrimento de los demás asociados. bien aplicando medidas correctivas. La captura es la excepción. 19 El Mayor General Octavio Vargas Silva manifiesta que comparte íntegramente el escrito presentado por el señor Ministro de Defensa Nacional en relación con las normas demandadas del Código Nacional de Policía que corresponden a los Decretos 1355 de 1970 y 522 de 1971. pues no contienen cosa distinta que mecanismos para hacer efectivos los derechos fundamentales. En ese orden de ideas. presentó escrito ante la Secretaría General de la Corporación a fin de justificar la constitucionalidad de las normas acusadas. apoderado de la Nación-Ministerio de Gobierno. declarar exequibles las normas impugnadas. . Con los anteriores argumentos el Ministro de Defensa Nacional considera que las normas acusadas no contravienen la Constitución Política. teniendo en cuenta la función eminentemente preventiva y persuasiva que por mandato constitucional corresponde ejercitar con eficacia a la Policía Nacional. que requiera su . Por las razones expuestas solicita a los Magistrados de la Corte Constitucional. . por lo que no se observa que exista inconstitucionalidad alguna. obrando en representación del señor Ministro. la autoridad será la judicial y no otra. Considera el apoderado que el demandante hace una interpretación literal. por intermedio del doctor Misael Chávez Rey.152 de la Carta Magna. Intervención del Director General (E) de la Policía Nacional.Artículo 56. 2.Artículo 57.

En este aspecto. al expedirse la nueva Constitución. que es una de las situaciones de cuasiflagrancia comúnmente aceptadas por la jurisprudencia y la doctrina. además que es deber de las autoridades judiciales el expedirlas y el cancelarlas dando el correspondiente aviso a las autoridades de policía. . y en lo que se refiere a la captura y conducción ante la autoridad del morador renuente al registro del domicilio donde se haya refugiado el delincuente. ha de entenderse que cuando estas normas hablan de autoridades competentes. .El artículo 62. Esta disposición en ningún momento está extendiendo la facultad de proferir providencias de allanamiento a autoridades administrativas. estas serán las judiciales. que consagra la facultad de ordenar allanamientos por autoridades competentes. sino de retenciones momentáneas que tienen por objeto "facilitar la aprehensión de delincuentes solicitados por autoridad competente". . Con respecto al literal a) del citado artículo se debe anotar que la captura a la que se refiere se realiza porque un juez la ordenó.Artículo 79. sino más bien de una aprehensión para fines de servicio público.Artículo 71. de ahí . Al igual de lo que sucede con el artículo 56. . la Constitución en el artículo 32 permite penetrar en el domicilio en donde se haya refugiado el delincuente.Artículo 82. . No se trata en rigor de una captura o de una reducción a prisión. Frente a la flagrancia. el artículo debe concordarse con el 28 de la Constitución Política. Es deber de las autoridades tener conocimiento de las órdenes de captura vigentes o no de los condenados. debe entenderse entonces que esta autoridad competente será la autoridad judicial en lo penal. entiéndase autoridades judiciales.Artículo 78.comparecencia. simplemente está consagrando un procedimiento y unos requisitos que deben tenerse en cuenta para practicar la diligencia de que trata el artículo 78 del Código Nacional de Policía. reos ausentes o prófugos.El artículo 64. El "requerimiento público" al que alude la disposición acusada no es una orden de captura. es posible afirmar que esta acción constituye un indicio grave en su contra que permite realizar este procedimiento. por lo cual ante esta interpretación no es necesaria la declaratoria de inconstitucionalidad. arresto o detención. 20 . De igual forma. el Código de Policía se encuentra ajustado enteramente al precepto constitucional. y de esta forma debe entenderse que cuando la norma se refiere a autoridades competentes éstas serán las autoridades judiciales en lo penal y en ningún momento autoridades administrativas. No se trata de capturas o arrestos.

Un predio rústico es un sitio completamente abierto.que la norma disponga expresamente que es "para capturar a personas condenadas". La vista fiscal solicitó a la Corte Constitucional.Artículo 84. Y con respecto a los demás numerales se debe recordar que la acción de la policía está limitada por el principio general de que el ejercicio de la libertad puede restringirse cuando se desarrolla en lugar público. . de no llenarse los requisitos se presentará la sanción. pues éste se refiere expresamente al domicilio y en el derecho policivo hay que entender domicilio como lugar de habitación. salvo la expresión "de reo ausente" que es inexequible. No se está vulnerando el derecho de reunión consagrado en la Constitución Política. se está garantizando un control por parte de la autoridad política del lugar con el fin de buscar la paz pública de que trata el artículo 218 de la Constitución.Artículo 102. Declarar exequibles las siguientes disposiciones del Decreto ley 1355 de 1970: literal a) del artículo 56. No se está prohibiendo o menoscabando este derecho. Es conforme con el artículo 28 de la Constitución. hacer los siguientes pronunciamientos: 1. diferente del domicilio que consagra el artículo 28 de la Carta. hogar. tercer inciso del artículo 62. 3. artículos 78 y 79. .Artículo 105. en su concepto de rigor. artículo 64. y en ningún evento un predio rústico constituye un sitio de éstas características. En este caso. En síntesis las normas examinadas se ajustan a la nueva Constitución entendiendo que ésta estableció unos nuevos fines para las autoridades de policía y de esta forma deben ser interpretados los preceptos del Código Nacional de Policía. un lugar privado. Las leyes y el derecho están establecidos para que ante el incumplimiento de uno de sus preceptos se presente una sanción consistente en el castigo. abierto al público o de modo que trascienda lo privado. por lo tanto es un sitio no abierto al público. con el fin de asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz. campestre. son todas regladas y. tienen un carácter preventivo más que punitivo. Por las anteriores razones el apoderado del Ministro de Gobierno solicita a los Magistrados de la Corte Constitucional la exequibilidad de todas las normas examinadas. Del concepto del Procurador General de la Nación. 22 . . Estas 21 facultades en ningún momento son discrecionales. cual es el impedimento para realizar la reunión o desfile.

Declarar inexequibles las siguientes disposiciones del Decreto ley 1355 de 1970: artículo 57. Ahora bien. 2. artículo 84. lo cual hace procedente un nuevo juicio. Derecho a la libertad individual. El artículo 28 del nuevo ordenamiento constitucional.P. 32). Seguidamente el texto constitucional en cita establece los requisitos que deben cumplirse por parte de las autoridades para detener o reducir a prisión o arresto. Por lo tanto procede un nuevo juicio por la Corte Constitucional. b) el respeto a las formalidades legales y c) la existencia de un motivo previamente definido en la ley. amén de las restantes disposiciones demandadas. sin que pueda hablarse de cosa juzgada. Pero como ya la ha reiterado la Corte Constitucional. es claro que ninguna autoridad administrativa podrá expedir mandamiento escrito de privación de la libertad.segundo inciso del artículo 81. no existe obstáculo para que con la entrada en vigencia de la nueva Carta dicha norma resulte inconstitucional. se resumen de la siguiente manera: Precisa que antes de iniciar el estudio de fondo. encuentra la Procuraduría que algunas de las normas demandadas ya habían sido examinadas y declaradas acordes con la Carta de 1886 por la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia. en la cual por obvias razones no es indispensable la orden de captura. para concluir que frente al nuevo Estatuto Superior. reconoce el derecho fundamental a la libertad individual. Tales requisitos son: a) la existencia de un mandamiento escrito de autoridad judicial competente. En relación con la existencia del mandamiento escrito de autoridad judicial competente. artículo 58. si las autoridades de Policía pertenecen a la Rama Ejecutiva del . artículo 71 y artículo 82. 23 Situación bien diferente es la del delincuente sorprendido en estado de flagrancia (C. incisos 2º. para determinar si respecto de ellas existe una inconstitucionalidad sobreviniente. 1. excepción hecha de lo dispuesto en el artículo 28 Transitorio de la Constitución. 3º y 4º del artículo 102 e inciso 1º del artículo 105. actuando como Tribunal Constitucional. Las razones que llevaron al Procurador General. el Procurador cita la Sentencia T-490 del 13 de agosto de 1992 con ponencia del Magistrado Eduardo Cifuentes Muñoz. Bastará que cualquier persona aprehenda al infractor y lo conduzca ante el juez. al declarar en forma perentoria que "toda persona es libre". art. inciso 2º del artículo 62.

La segunda exigencia hace relación al principio universal de legalidad. Cita la sentencia de 21 de abril de 1982 de la Corte Suprema de Justicia en la que se declaró exequible la expresión "o los reglamentos de policía".poder público es evidente que en adelante no podrán ordenar o ejecutar medidas que impliquen restricción de la libertad individual. La conducción de los testigos no comporta una verdadera aprehensión y será constitucional en la medida en que su captura sea acatando las prescripciones del artículo 28 de la Constitución y tomando como contexto el artículo 28 Transitorio Superior. como quiera que contempla la realización de capturas por parte de la autoridad administrativa en abierta oposición al mandato constitucional. entendida ésta en su naturaleza eminentemente preventiva. El tercer inciso del artículo 62 sería exequible en la medida en que se interprete que las 24 horas de que puede disponer la policía para establecer la plena identificación del aprehendido y comprobar la existencia de otras solicitudes de captura estén comprendidas dentro de las 36 horas para que la persona detenida sea puesta a disposición del juez competente para que este adopte la decisión respectiva en el término legal. lo que no sucede con el condenado o el prófugo. las formalidades legales y la existencia de un motivo previamente definido en la ley. que es abiertamente inexequible porque se reitera que la Constitución proscribió toda privación de la libertad que no se funde en mandato escrito de autoridad judicial competente. el Procurador expuso que la orden escrita debe someterse en su expedición y ejecución a los procedimientos legales exigidos para tal efecto. no puede . Con fundamento en las anteriores precisiones el Procurador General de la Nación considera que el literal a) del artículo 56 del decreto 1355 de 1970 es exequible siempre y cuando se interprete en el sentido de que el previo mandamiento escrito de autoridad competente hace alusión a la autoridad judicial. pues se considera que éste se encuentra amparo por una presunción de inocencia. 24 Otro de los otros dos requisitos. salvo el arresto que está autorizado por norma constitucional transitoria. que si la finalidad de los reglamentos de policía es la de regular la actividad policial. de acuerdo con lo prescrito en el artículo 28 Superior. previa venia del Alcalde del lugar. El inciso segundo del artículo 62 resultaría inexequible. No ocurre lo mismo con las "capturas momentáneas" por parte de la policía. El Procurador estima que de cara al artículo 28 de la Constitución. No comparte el Procurador lo relacionado con la captura del reo ausente.

el Procurador considera que todo ingreso a domicilio debe estar avalado por una orden de autoridad judicial y el mandamiento escrito no puede provenir de los jefes de policía por pertenecer a la rama ejecutiva. según lo señala el canon 37 superior. 303. con las formalidades legales y por motivo previamente señalado en la ley. como es la punitiva. 2. El domicilio es así un atributo de la personalidad. 189-4. siendo las normas acusadas leyes en sentido material. arts. c) El derecho a la libertad de reunión. de conformidad con el artículo 241 numeral 5º de la Constitución. ya que fue expedido con base en las facultades extraordinarias de la Ley 16 de 1968. esta Corporación es competente para conocer de esta demanda. más bien persiguen su encausamiento en aras de una civilizada convivencia social. respecto del cual el nuevo ordenamiento Superior ha erigido también una reserva judicial por cuanto solamente la autoridad judicial competente puede ordenar su registro así como su allanamiento. en caso de no contar con la voluntad del morador. Así. es a través de ellas 25 que se pueden establecer restricciones al derecho de reunión. Además.FUNDAMENTO JURÍDICO 1. Competencia La norma acusada. Conforme al artículo 28 de la Constitución. Decreto 1355 de 1970. es un Decreto con fuerza de ley.válidamente un acto de tal índole asumir una competencia represiva. y además porque ella no implica el desconocimiento de las libertades de reunión y manifestación. lo que constituye un estado de flagrancia. b) Inviolabilidad de domicilio. Salvo las situaciones en las que el morador se opone a colaborar con la policía. como la del registro de simples terrenos o predios rústicos. En consecuencia. mediante la fijación de causales para privar de la libertad. Considera el Procurador que las exigencias de los artículos 102 y 105 armonizan con una de las funciones primordiales de las autoridades políticas como es la conservación del orden público (C. Algunas de las disposiciones acusadas en la demanda en estudio ya habían sido examinadas y declaradas exequibles por la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia. y 315). en sentencias del 3 de septiembre de 1971 y del 21 de abril de 1982 la Corporación mencionada declaró exequibles los . Del control constitucional de normas revisadas antes de la Carta del 91. el domicilio sólo puede ser registrado en virtud de mandamiento escrito de autoridad judicial competente.P. II.

la Policía es también un cuerpo civil de funcionarios armados: la Policía Nacional. La Policía en el régimen constitucional colombiano. Para ello analizará la Corte los aspectos pertinentes del régimen de policía en el ordenamiento constitucional colombiano y estudiará la regulación constitucional de los derechos fundamentales relacionados con la demanda en estudio. Por lo tanto. C-02/93.1. Ver Sentencias de la Corte Constitucional Nos. la función y la actividad de la policía administrativa. C-170/93. De un lado. se refiere a unas formas de la actividad del Estado ligadas con la preservación y restablecimiento del orden público: es el poder. nada impide que con la entrada en vigencia de una nueva Carta dicha norma resulte inconstitucional. La Corte Constitucional en varios fallos3 ha sostenido que es perfectamente válido y de usual ocurrencia que cuando se presenta un cambio en la normatividad constitucional. lo cual hace procedente un nuevo juicio. al confrontarse con el nuevo puede resultar inexequible. se refiere a las autoridades encargadas de desarrollar tales formas de actividad: son las autoridades administrativas de policía. una disposición que frente al ordenamiento anterior podía ser exequible. la inviolabilidad del domicilio y el derecho de reunión. El concepto de Policía es multívoco por cuanto tiene al menos cuatro significaciones diversas en el régimen constitucional colombiano. 4. entre otras. ordenar la captura o realizar la aprehensión de personas. sin que pueda hablarse de cosa juzgada. estudiada una norma bajo la vigencia de un ordenamiento constitucional y declarada exequible. De otro lado. 3 26 La Corte comparte así los criterios que en este mismo sentido expuso el Procurador General. 1335 de 1970. C345/93. 522 de 1971 y 57 del Decreto Ley No. Por eso el punto central del análisis de la Corte será el de determinar los alcances de las facultades de las autoridades de policía frente a la libertad personal. respectivamente. esta noción se refiere a la colaboración que pueden prestar ciertos cuerpos a las autoridades judiciales para el esclarecimiento de los . En tercer término. puedan regular la libertad personal. Finalmente. debido a su naturaleza eminentemente administrativa. Las diversas acepciones de la noción de policía.artículos 111 del Decreto Ley No. 4. ordenar o efectuar el registro o allanamiento de domicilio y la suspensión de manifestaciones o reuniones pacíficas. 3. El asunto bajo revisión La demanda bajo revisión considera inconstitucional que las autoridades de policía. máxime si la situación jurídica a que alude la norma ha sufrido modificación.

. y para asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz. sino operaciones materiales. De un lado. En término generales puede ser definida como el conjunto de medidas coercitivas utilizables por la administración para que el particular ajuste su actividad a un fin de utilidad pública y lograr de esa manera la preservación del orden público. existe la institución de la Policía Nacional. Estos fenómenos están a veces ligados entre sí: así la Policía Nacional ejerce funciones de policía judicial.. Pero es necesario diferenciar esos conceptos para evitar confusiones. La Policía Nacional se distingue entonces de las Fuerzas Militares por la ausencia de disciplina castrense y por su naturaleza civil. implica un poder jurídico de tomar decisiones que limitan la libertad y propiedad de los particulares. siendo sus funcionarios agentes de ejecución. a cargo de la nación. cuyo fin primordial es el mantenimiento de las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas. La Policía Nacional.(negrillas no originales). y ejecuta 27 materialmente actividades de policía administrativa por orden de las autoridades administrativas de policía.La Policía Nacional es un cuerpo armado permanente de naturaleza civil. cumple funciones preventivas mas no represivas.. Este cuerpo policial tiene que actuar dentro del respeto de los derechos humanos y tiene como finalidad esencial mantener las condiciones necesarias para el goce de los derechos y libertades de los ciudadanos y asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz. De otro lado. como autoridad administrativa. Además. no siempre hay . lo cual implica que los inferiores son responsables de la ejecución de las órdenes que reciban. Es pues un mecanismo preventivo de protección de los derechos humanos. que establece: . Esta institución se encuentra regulada en el Título VII de la Constitución. que no realizan actos jurídicos.. salvo cuando actúa como colaboradora de las autoridades judiciales en ejercicio de la función de policía judicial. y a la cual sería más correcto denominar fuerzas de policía. en sentido técnico. como parte integrante de la fuerza pública.delitos: es la policía judicial. las fuerzas de policía tienen una misión de ejecución material. La naturaleza civil de la Policía Nacional está consagrada en el artículo 218 de la Constitución. encontramos lo que la doctrina ha conocido como la policía administrativa. Mientras que la policía administrativa. relativo a la Rama Ejecutiva del Poder Público. Se comprende entonces la distinción entre estas dos acepciones de la policía. bajo dirección judicial.

Por eso. Finalmente. pero también las fuerzas policiales persiguen finalidades ajenas a la estricta policía administrativa: investigar la comisión de delitos públicos deteniendo a sus autores (policía judicial). Para eso debe asegurar el cumplimiento de las obligaciones impuestas por la policía administrativa. No se trata de dos especies de un género común. bajo la responsabilidad y dependencia funcional de la Fiscalía General de la Nación (art. encontramos las autoridades administrativas de policía en las cuales la Constitución radica los diversos aspectos de la policía . sobre todo. La distinción entre ambas policías que la doctrina ha hecho. de la siguiente forma: Este carácter eminentemente preventivo de la policía administrativa la distingue de la policía judicial encargada fundamentalmente de reprimir los atentados contra el orden público una vez que ellos hayan ocurrido. la concepción moderna de la Policía judicial es la de un cuerpo que requiere la aplicación de principios de unidad orgánica y. pero bajo estricto control judicial.4 CP). la consideró la Corte Constitucional. La Constitución Política en el numeral 3º del artículo 250 establece como función de la Fiscalía General de la Nación la de dirigir y coordinar las funciones de policía judicial que en forma permanente cumplen la policía nacional y los demás organismos que señale la ley y como función especial del Fiscal General se encuentra la de otorgar atribuciones transitorias a entes públicos que puedan cumplir misiones de policía judicial. La distinción entre ambas policías es importante no sólo por el principio de separación entre autoridades administrativas y judiciales propiamente dichas sino porque en la práctica 29 numerosas acciones de policía son mixtas y su calificación se funda algunas veces en la finalidad de la acción más que en su contenido1. principalmente el aseguramiento del orden público (policía de seguridad). de especialización científica y que actúa bajo la dirección funcional de los fiscales o los jueces.28 coincidencia entre los fines perseguidos por la policía administrativa y por las fuerzas de policía. Encontramos así la noción de Policía Judicial como el conjunto de autoridades que colaboran con los funcionarios judiciales en la investigación de los delitos y en la captura de los delincuentes. La fuerza policial busca lograr coactivamente el respeto al ordenamiento jurídico. 251. sino que la Policía Judicial es una denominación que se emplea para aludir a las fuerzas de policía en cuanto dirigen su actividad para preparar la función represiva de los funcionarios judiciales (fiscales y jueces de la República).

La preservación del orden público lograda mediante la supresión de las libertades públicas no es entonces compatible con el ideal democrático. es la protección de los derechos humanos. De aquí que la policía tampoco pueda actuar a requerimiento de un particular para proteger sus intereses meramente privados. en el Estado social de derecho. Estos constituyen entonces el fundamento y el límite del poder de policía. la Policía está sometida al principio de legalidad puesto que afecta libertades y derechos. De ello se desprenden unos criterios que sirven de medida al uso de los poderes de policía y que la Corte Constitucional entra a precisar: 1. Sentencia T-425. busca entonces preservar el orden público. se encuentra limitado por los principios contenidos en la Constitución Política y por aquellos que derivan de la finalidad específica de la policía de mantener el orden público como condición para el libre ejercicio de las libertades democráticas. encuentra su limitación allí donde comienzan las relaciones estrictamente privadas. el uso del poder de policía -tanto administrativa como judicial-. en sus diversas formas y aspectos. El orden público. 3. lo cual muestra que la actividad policial en general está regida por el principio de necesidad. ha de ser siempre la ultima ratio de la policía. por lo cual el fin último de la Policía. Toda medida de policía debe tender a asegurar el orden público. La policía sólo debe adoptar las medidas necesarias y eficaces para la conservación y restablecimiento del orden público. 1Corte Constitucional. en un Estado social de derecho. Pero el orden público no debe ser entendido como un valor en sí mismo sino como el conjunto de condiciones de seguridad.3 y 4. Magistrado Ponente Dr. La adopción del remedio más enérgico -de entre los varios posibles-. para esto está la Justicia ordinaria. 4.administrativa (Ver infra 4. expresamente consagrado en el artículo 3º del "Código de conducta para funcionarios encargados de .4). tranquilidad y salubridad que permiten la prosperidad general y el goce de los derechos humanos.2 La Policía en un Estado social de derecho. Conforme a lo anterior. Ciro Angarita Barón.Siendo autoridad administrativa (policía administrativa) o que actúa bajo la dirección funcional de las autoridades judiciales (policía judicial). en sus diversos aspectos. La policía. por tanto. puesto que el sentido que subyace a las autoridades de policía no es el de mantener el orden a toda costa sino el de determinar cómo permitir el más amplio ejercicio de las libertades ciudadanas sin que ello afecte el orden público. 30 2. es entonces un valor subordinado al respeto a la dignidad humana.

7. Así pues. No puede entonces traducirse en una supresión absoluta de las libertades. se ejerce mediante la expedición de regulaciones generales como los reglamentos. puesto que todas las personas "recibirán la misma protección y trato de las autoridades". se desarrolla mediante operaciones . que establece que las autoridades sólo utilizarán la fuerza en los casos estrictamente necesarios. Igualmente opera la máxima de que la policía debe obrar contra el perturbador del orden público. de la igualdad de los ciudadanos ante la ley. las medidas de policía deben ser proporcionales y razonables en atención a las circunstancias y al fin perseguido: debe entonces evitarse todo exceso innecesario. 4. (CP 13) 31 8. los principios de proporcionalidad y razonabilidad que rigen todas las actuaciones de la administración pública adquieren particular trascendencia en materia de policía. de otro lado. por otra parte general a toda actividad administrativa.el poder policial sea mucho más importante que en otros ámbitos de la vida social.aplicar la ley". El ejercicio del poder de policía no puede traducirse en discriminaciones injustificadas de ciertos sectores de la población. aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas por resolución 169/34 del 17 de diciembre de 1979. 4. 5. Así mismo debe recordarse especialmente en esta materia la regla.3 Las formas de la policía administrativa: poder. Por todo lo anterior. función y actividad de policía La policía administrativa está entonces ligada a la limitación y regulación de derechos y libertades para preservar el orden público. la extensión del poder de policía está en proporción inversa al valor constitucional de las libertades afectadas. supone la expedición de actos jurídicos concretos.El poder de la policía se ejerce para preservar el orden público pero en beneficio del libre ejercicio de las libertades y derechos ciudadanos. Pero esa limitación toma diversas formas: de un lado. como la concesión de una autorización. como el derecho a la intimidad y a la inviolabilidad del domicilio. Eso explica que en ciertas materias -como la regulación de los sitios públicos. 6.Directamente ligado a lo anterior. pero no contra quien ejercite legalmente sus derechos. el ejercicio de la coacción de policía para fines distintos de los queridos por el ordenamiento jurídico puede constituir no sólo un problema de desviación de poder sino incluso el delito de abuso de autoridad por parte del funcionario o la autoridad administrativa.Igualmente. finalmente. y.

quien manda obedeciendo. función y actividad de policía. 2. no expiden actos sino que actúan. Más repárese en que dicha función no otorga competencia de reglamentación ni de regulación de la libertad. impersonales y preexistentes.. Por eso la doctrina ha solido distinguir entre poder. ejercida dentro de los marcos impuestos por éste. c) La actividad de policía. Supone el ejercicio de competencias concretas asignadas por éste a las autoridades administrativas de policía. los oficiales. son ejecutadores del poder y de la función de policía.materiales de uso de la fuerza pública y se traduce en la organización de cuerpos armados y funcionarios especiales a través de los cuales se ejecuta la función. que tienen que ver con el orden público y con la libertad. sus actuaciones se tildarían de discrecionales sólo limitadas por actos jurídicos reglados de carácter legal y administrativo. reguladoras del comportamiento ciudadano. Colígese de lo precedentemente expresado que: a) El poder de policía es normativo: legal o reglamentario. entendido como competencia jurídica asignada y no como potestad política discrecional (arts. es la facultad de hacer la ley policiva. y hace cumplir la voluntad decisoria del alcalde o inspector. suboficiales y agentes de policía.. como funcionario de policía. preexistente. quien es simple ejecutor. c) En cambio... una orden. de expedir normas generales. es estrictamente material y no jurídica. que son ejercicio concreto de la función de policía. limitan el campo de acción de un agente de policía. La Corte Constitucional comparte y reitera aquí la distinción realizada en tal sentido por la Corte Suprema de Justicia cuando distinguió esos conceptos así: a) El poder de policía. b) La función de policía es reglada y se halla supeditada al poder de policía. Corresponde a la facultad legítima de regulación de la libertad. asignada a los cuerpos uniformados. 1º y 3º del Código)... además. despliegan por orden superior la fuerza material instituida como medio para 32 lograr los fines propuestos por el poder de policía. b) La función de Policía es la gestión administrativa concreta del poder de policía. y está . corresponde a la competencia de ejercicio reglado de la fuerza. de dictar reglamentos de policía. Una instrucción. no deciden sino que ejecutan. Conforme al régimen del estado de derecho es. En sentido material es de carácter general e impersonal.

Por eso la Corte Constitucional entra a determinar la distribución general de las competencias. Corte Suprema de Justicia. la Constitución no establece una reserva legislativa frente a todos los derechos constitucionales ni frente a todos los aspectos relacionados con la regulación de los derechos. Por lo tanto. La regla ordinaria es entonces que sólo el Congreso ejerce el poder de policía pues únicamente este órgano estatal puede. Ello no es sorprendente como quiera que el órgano legislativo ha sido tradicionalmente concebido como el foro en el que tiene representación la sociedad civil. Esto significa que en general en tiempos de normalidad constitucional sólo el Congreso de la República puede establecer límites y regulaciones a las libertades y derechos. tampoco es reglamentaria ni menos reguladora de la libertad. y entre las autoridades nacionales y las entidades territoriales. La distribución general de las competencias orgánicas del poder. en materia de poder. como la regulación del uso del suelo (CP Art 313 ord 8º) y el control. Esto significa que existen ámbitos de los derechos constitucionales en los cuáles algunas autoridades administrativas pueden ejercer un poder de policía subsidiario. con lo cual se les confirió poder de policía subsidiario. regular y limitar los derechos y libertades. Igualmente.4. 33 Heredera de la filosofía liberal. la función y la actividad de policía en el régimen constitucional. función y actividad de policía.necesariamente subordinada al poder y la función de policía. entre las autoridades legislativas y ejecutivas. Magistrado Ponente: Manuel Gaona Cruz. según la constitución. a las asambleas departamentales mediante ordenanzas les corresponde "dictar normas de policía en todo aquello que no sea materia de disposición legal" -art. dentro del marco de los principios y valores consagrados por la Constitución. la Constitución de 1991 establece que la regulación de los derechos y las libertades está en cabeza del Congreso mientras que el mantenimiento del orden público es responsabilidad y está bajo la unidad de mando del Presidente de la República. lo que le confiere mayor legitimidad a sus decisiones. 2Vid. tiene sin embargo dos matices: Primero.2 4. A los concejos municipales también se les confirió un cierto poder de policía para materias específicas. Varios aspectos de la demanda están relacionados con la determinación de las autoridades que pueden limitar en abstracto y en concreto ciertos derechos. Así. en ejercicio de la potestad reglamentaria. la preservación y defensa del patrimonio ecológico y cultural del municipio (CP Art 313 ord 9º). el Presidente de la República puede por decreto . Sentencia de abril 21 de 1982. 300.8-. Esta afirmación.

y en subsidio el reglamento -entendido como acto administrativo de contenido general-. La función de policía a nivel nacional es exclusiva del Presidente de la República. en la Carta de 1991 ya no es de recibo la tesis de la competencia subsidiaria del reglamento para 34 limitar la libertad allí donde la ley no lo ha hecho y existe reserva legal. profiere decretos con fuerza de ley. que dice: "Cuando un derecho o una actividad hayan sido reglamentados de manera general. Segundo. mediante los cuales comparte con el Congreso la facultad de limitar algunas libertades. Pero aun allí el constituyente.4 superior. desconfiado con razón de la discrecionalidad del gobernante. el Presidente de la República. Sin embargo. mientras que las autoridades ejecutivas unipersonales sí gozan de ella. deben hacerlo en el marco del artículo 84 superior. ostentan el poder de policía. el poder de policía que pueden ejercer subsidiariamente el Presidente y las Asambleas no puede invadir esferas en las cuáles la Constitución haya establecido una reserva legal. Esta norma.desarrollar la ley. 152 literal e)-. por lo cual un gran número de derechos y libertades sólo pueden ser reglamentados por el Congreso. de suerte que . pregonada en principio como reacción ante la denominada tramitología resultante del intervencionismo de Estado. seccional y local ejercer la función de policía. lo cual deriva de la naturaleza misma del Estado colombiano como república unitaria (CP Art. de conformidad con el artículo 189 numeral 11 de la Constitución. los gobernadores -art. Así. las autoridades públicas no podrán establecer permisos. a nivel de las entidades territoriales. En consecuencia sólo la ley. adquiere en realidad toda su dimensión humanista en materia de regulación de la libertad. ejercen la función de policía. Igualmente. sin excederla ni desconocerla. licencias o requisitos adicionales para su ejercicio". estableció que las facultades de excepción se rigen por una ley estatutaria de estados de excepción -art. estándole entonces vedado al Congreso ejercer este tipo de competencias. la cual había sido sostenida bajo el antiguo régimen por el Consejo de Estado3 y la Corte Suprema de Justicia4. en períodos de excepción constitucional.2-. 303.1º). con la firma de todos los ministros. si bien es atribución de las primeras autoridades políticas del nivel nacional. Así las cosas. según el artículo 189. precisa la Corte. En este orden de ideas.y los alcaldes -315. los cuerpos colegiados carecen de la función de policía. La Corte observa de paso que respecto de la función de policía debe tenerse presente por parte de estas autoridades el artículo 84 de la Constitución.

Dentro de este contexto general de distribución de competencias en materia de policía. En síntesis. tiene una clara consagración constitucional (CP Art 296). la Comisión Primera de la Constituyente le dio un contenido menos restrictivo al derecho de reunión. Esta libertad es la base de la acción política en las campañas electorales y también de los movimientos cívicos u otras manifestaciones legítimas de apoyo y protesta. como en el caso anterior. 31fl2 y 296-. 4Corte Suprema de Justicia. El artículo 37 superior regula el derecho de reunión en los siguientes términos: Toda parte del pueblo. 13 de 1979. la inviolabilidad del domicilio y el derecho de reunión. que es fundamental en la vida política y social . cuyo poder sobre gobernadores y alcaldes. Sección Primera. la regulación constitucional de los derechos que tienen relación con las normas demandadas: la libertad personal. existiendo al efecto una unidad de mando en cabeza del Presidente de la República.y los alcaldes -art. Sentencia dic.pueden concretar la ley o el reglamento mas no les es dable establecer nuevos condicionantes a los derechos. Sentencia de enero 27 de 1977. puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente. así como de aquéllos sobre éstos. Sólo la ley podrá establecer de manera expresa los casos en los cuales se podrá limitar el ejercicio de este derecho. los gobernadores -art 303 y 296. Son las primeras autoridades políticas quienes la ejercen. los cuerpos colegiados de la nación. Y en cuanto a la actividad de policía. tanto la función de policía como la actividad de policía son monopolio del órgano unipersonal y primera autoridad política de las respectivas entidades territoriales. La reserva legal en materia de derecho de reunión. en sus calidades de agentes del Estado. 5.3-. entra la Corte a estudiar. pero por un fundamento constitucional 3Consejo de Estado. Es apenas lógico. libertades y garantías de protección. 35 parcialmente diferente. 189. en lo pertinente. así: el Presidente de la República -art. El derecho de reunión ha sido concebido como una libertad pública fundamental pues constituye una manifestación colectiva de la libertad de expresión y un medio para ejercer los derechos políticos. En la Asamblea Nacional Constituyente se afirmó lo siguiente sobre el derecho de reunión: Con el criterio de extender el ámbito de las libertades. Sala de lo Contencioso Administrativo. (Subrayado de la Corte)". departamentos y municipios carecen de esta atribución material.

del País. se evita consagrar en la propia carta. ni reducido a prisión o arresto. así como armonizar los conflictos del derecho de reunión y manifestación de ciertas personas con el ejercicio de los derechos fundamentales de los demás. Como la Constitución no determinó en forma expresa los valores o derechos que deben protegerse para justificar las limitaciones al derecho de reunión y manifestación. ni su domicilio . que antes de las talanqueras u obstáculos para el ejercicio aparezca la expresión nítida de su contenido5. 6. 37 Dice el artículo 28 de la Constitución: Toda persona es libre. Al decir la norma que "toda parte del pueblo puede 36 reunirse y manifestarse pública y pacíficamente". Así. Nadie puede ser molestado en su persona o familia. Sentencia T-456 de 1992. esa reserva legal no significa que el legislador pueda limitar a su arbitrio el ejercicio del derecho de reunión. Magistrados Sustanciadores Jaime Sanín Greiffenstein y Eduardo Cifuentes Muñoz. como lo ha señalado en repetidas ocasiones esta corporación. la Corte Constitucional. Mayo 25 de 1991. número 82. mediante la creación de fórmulas de equilibrio que permitan conciliar el libre ejercicio del derecho y el orden público. puesto que al reglamentarlo deberá respetar el conjunto de valores. ni detenido. Generalmente las limitaciones al ejercicio del derecho de reunión y manifestación se encuentran vinculadas al mantenimiento del orden público6". 10. ha establecido lo siguiente: Sólo el legislador podrá establecer los casos en los cuales puede limitarse el ejercicio del derecho de reunión y manifestación. Lo anterior explica que La Constitución haya establecido entonces la reserva legal en materia de derecho de reunión. 5Gaceta Constitucional 6Corte Constitucional. pág. Y. sobre el derecho de reunión y su limitación. las restricciones de policía que las prescriben.se podrá limitar el ejercicio del derecho de reunión. principios y derechos consagrados en la Constitución así como el núcleo esencial del citado derecho. El ejercicio de los derechos debe tener consagración tan nítida en la Carta Política. será tarea de los jueces estudiar las limitaciones constitucionalmente aceptables. sino que otorgó una facultad general al legislador para determinar los casos en los cuales se puede limitar su ejercicio. El régimen constitucional permanente de la libertad personal y la inviolabilidad de domicilio: reserva legal y monopolio judicial. por lo cual sólo mediante norma legal -y en ningún caso mediante reglamento administrativo.

con las formalidades legales y por motivo previamente definido en la ley. lo cual muestra que el concepto de domicilio a nivel constitucional no corresponde a su acepción en el derecho civil. En ningún caso podrá haber detención. retención. La norma constitucional parte pues del principio general de que toda persona es libre y que tiene derecho a la inviolabilidad de su domicilio. El respeto a las formalidades legales y la existencia de un motivo previamente definido en la ley -requisitos b) y c)-. por estar detenido o retenido contra la propia voluntad no puede gozar de los otros derechos y libertades. son tres los requisitos exigidos a las autoridades para reducir a prisión o arresto a una persona o para registrar su domicilio: a) La existencia de un mandamiento 38 escrito de autoridad judicial competente. Por eso los requisitos constitucionales para limitar uno u otro derecho son estrictos. de conformidad con el artículo 28 constitucional. En efecto. ni penas y medidas de seguridad imprescriptibles (negrillas no originales). La defensa de la inviolabilidad del domicilio protege así más que a un espacio físico en sí mismo al individuo en su seguridad. Así. Por libertad personal a nivel constitucional debe entenderse la ausencia de aprehensión. hacen referencia a que en la expedición de una orden de allanamiento o de privación de la libertad como en su ejecución se observe el debido proceso. y c) La existencia de un motivo previamente definido en la ley. para que éste adopte la decisión correspondiente en el término que establezca la ley. libertad e intimidad. la definición constitucional de domicilio excede la noción civilista y comprende. además de los lugares de habitación. Y por inviolabilidad de domicilio se entiende en general el respeto a la casa de habitación de las personas. La existencia de un motivo . b) El respeto a las formalidades legales. prisión ni arresto por deudas. detención o cualquier otra forma de limitación de la autonomía de la persona. La persona detenida preventivamente será puesta a disposición del juez competente dentro de las treinta y seis horas siguientes. La libertad personal y el domicilio así entendido son entonces en gran medida presupuesto de todas las demás libertades y derechos: quien no goza de la libertad personal.registrado. todos aquellos espacios cerrados. sino en virtud de mandamiento escrito de autoridad judicial competente. en donde las personas desarrollan de manera más inmediata su intimidad y su personalidad mediante el libre ejercicio de su libertad. consagrado como principio en el artículo 29 superior. captura.

sino a virtud de mandamiento escrito de autoridad competente. Igualmente que sólo la ley podrá establecer los casos en los cuáles puede un juez ordenar un registro domiciliario. En la Asamblea Nacional Constituyente se deliberó de manera expresa acerca del monopolio judicial sobre la adopción de medidas y la imposición de sanciones que impliquen restricción del derecho a la libertad o la expedición de órdenes de allanamiento. salvo el arraigo judicial. En aquella oportunidad se dijo: El principio general de que la libertad sólo puede ser suspendida por mandamiento judicial emanado de autoridad competente. prisión ni arresto por deudas u obligaciones puramente civiles. ameritan la privación de la libertad a una persona. ¿Quiénes eran entonces consideradas como autoridades competentes? En términos generales se podía afirmar que estaban facultados para expedir órdenes escritas tanto las autoridades judiciales como las de policía. ni su domicilio registrado. Bajo el imperio de la Constitución de 1886. le cierra la puerta a los abusos de funcionarios subalternos. En ningún caso podrá haber detención. Esta última. ni detenido. es decir que sólo la ley puede definir las circunstancias en que la naturaleza del hecho punible -delito o contravención-. ni reducido a prisión o arresto. La Constitución estableció entonces una estricta reserva legal en materia de libertad personal e inviolabilidad de domicilio. con las formalidades legales y por motivo previamente definido en las leyes. 39 Hubo pues un cambio importante y democrático en materia de libertad personal entre la Carta de 1886 y la de 1991. más celosa de la libertad personal y la inviolabilidad del domicilio.previamente definido en la ley hace alusión al principio universal de legalidad. reservó al funcionario judicial la competencia de su limitación concreta. al disponer que únicamente las autoridades JUDICIALES tienen competencia para privar de la libertad a una persona o registrar su domicilio y en general para dictar actos por medio de los cuales se lleve a cabo alguna de las actividades a que se refiere el inciso primero de la norma señalada. que . el artículo 23 de la Constitución de 1886 establecía: Nadie podrá ser molestado en su persona o familia. la reducción a prisión o arresto o la detención o el registro domiciliario procedían entonces a virtud de mandamiento escrito de autoridad competente. por lo cual estos derechos no pueden ser limitados sino por la ley. Igualmente. En cambio. observa la Corte que este mandato que garantiza estos dos derechos difiere del consagrado en la Carta de 1886.

Sábado 25 de mayo de 1991. en sentencia T-490 determinó el alcance de la expresión "autoridades judiciales". pueden reducir a prisión o arresto. arresto o detención (CP art.7. En consecuencia. 82.. En adelante. sin intervención judicial que las autorice (CP art.La opción de la libertad que llevó a consagrar el monopolio de las penas privativas de la libertad en cabeza de los jueces. con las formalidades que le son propias. Si la autoridad administrativa tuviere la potestad de imponer penas de arresto. proporcional y . Por ello. página 11. directa o indirectamente. propio del régimen democrático y republicano. La Constitución establece una reserva judicial en favor de la libertad individual. El reconocimiento de los derechos fundamentales y su limitación y restricción en la práctica. 40 . se basa en el principio de la separación de poderes. impidiendo así que la autoridad acusadora acabe desempeñando el papel de juez y parte. suponen la intervención de una instancia imparcial. 7Gaceta Constitucional Nro. La Corte Constitucional. como garantía de imparcialidad contra la arbitrariedad. Los jueces son frente a la administración y al propio legislador. o detener a los individuos. el constituyente ha estructurado una serie de garantías sin antecedentes en nuestra tradición jurídica.. 28). la protección del derecho a la libertad personal confiada en ésta última se tornaría innecesaria y carecería de efectividad para cumplir su cometido. solamente las autoridades judiciales tienen competencia para imponer penas que conlleven la privación de la libertad. 28). la privación de la libertad. siendo indispensable el mandamiento escrito de autoridad judicial competente. los principales defensores de los derechos individuales. para que una persona pueda ser reducida a prisión. salvo mandamiento escrito de autoridad judicial competente. su protección inmediata ha sido confiada a la rama judicial. Tal consagración tajante previene los riesgos de la extra limitación de funciones.. de la siguiente forma: En materia de derecho a la libertad personal. y se acomoda perfectamente al principio de que sólo los jueces..muchas veces prevalidos de su fuero atentan contra la libertad del ser humano. a la autoridad administrativa le está vedado imponer motu propio las penas correctivas que entrañen. que mediante una decisión motivada. con las formalidades legales y por motivo previamente definido en la ley.

para expedir órdenes de allanamiento o de privación de la libertad. Las excepciones constitucionales al anterior régimen de reserva judicial: la flagrancia y la detención preventiva derivada de aprehensión material.. Esta norma consagra entonces una facultad para que. Son entonces éstas las autoridades facultadas. a la Fiscalía General de la Nación y excepcionalmente al Senado cuando ejerce funciones de juzgamiento. De un lado. por regla general. Consagró entonces el constituyente una más amplia facultad de detención administrativa. a los Jueces de la República en lo penal. el inciso segundo del artículo 28 transcrito en el numeral anterior establece una excepción al principio de la estricta reserva judicial de la libertad. puesto que tal evento es regulado por otra disposición constitucional.razonada. La propia constitución establece sin embargo dos excepciones al anterior régimen constitucional de estricta reserva judicial de la libertad personal y la inviolabilidad del domicilio. Y no se puede considerar que esta norma se refiere únicamente al caso de la flagrancia. puesto que ello significa que la autoridad judicial no ordena la detención con anterioridad sino que verifica la legalidad de la aprehensión con posterioridad a la ocurrencia de la misma.. Es entonces un caso en donde la propia Constitución establece una excepción al principio general de la estricta reserva judicial y consagra la posibilidad de una aprehensión sin previa orden de autoridad judicial. El artículo 116 de la Constitución establece los organismos que administran justicia en Colombia. a las Salas Penales de los Tribunales Superiores -incluido el Tribunal Militar. autoridades no judiciales aprehendan materialmente a una persona sin contar con previa orden judicial. lo cual no contradice sino que armoniza . Y para efectos de la privación de libertad. puesto que consagra la atribución constitucional 41 administrativa para detener preventivamente a una persona hasta por 36 horas. No de otra manera se entiende la obligación constitucional de que la persona detenida preventivamente sea puesta a disposición del juez. Este inciso establece que la "persona detenida preventivamente será puesta a disposición del juez competente dentro de las treinta y seis horas siguientes para que éste adopte la decisión correspondiente en el término que establezca la ley". concilie los valores e intereses en pugna. esta facultad está restringida a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia. en determinadas circunstancias y con ciertas formalidades. 6. permitiendo la judicialización del conflicto social y evitando la exacerbación de la violencia mediante el uso exclusivo de la coacción.

sino que consagran que la persona detenida a causa de una infracción penal deberá ser llevada sin demora ante un juez. Precisa la Corte que en ambos casos solamente las autoridades policiales -y no los particulares u otro tipo de autoridades. En efecto. Igualmente señala la Corte que por tratarse de excepciones al principio . y que podrá recurrir ante un tribunal a fin de que éste decida a la brevedad posible sobre la legalidad de su prisión y ordene su libertad si la prisión fuera ilegal (Pacto de derechos civiles y políticos. cuando la persona se resiste a la aprehensión.plenamente con los tratados internacionales de derechos humanos suscritos por Colombia. 42 Las situaciones de detención preventiva administrativa y de flagrancia también implican una excepción a la reserva judicial en materia de inviolabilidad del domicilio.. Pero el control puede ser posterior a la aprehensión. también podrán penetrar en él los agentes de la autoridad sin orden judicial pero previo requerimiento al morador. Y. si se refugiare en domicilio ajeno. se aplican las reglas de la flagrancia. el artículo 32 establece otra posibilidad en virtud de la cual una persona puede ser privada de la libertad sin mandamiento de autoridad judicial: la flagrancia. De otro lado. si la persona sorprendida en flagrancia se refugiare en su propio domicilio. Esto por cuanto es razonable que se pueda llevar a cabo un allanamiento sin orden judicial como consecuencia de una detención legítima. de conformidad con los cuáles se interpretan los derechos y deberes consagrados por la Constitución (CP Art 93). Igualmente considera la Corte Constitucional que si una persona se resiste a una aprehensión o detención preventiva administrativa y se refugia en un domicilio. pudiendo entonces ser retenida también por una autoridad administrativa.están autorizados para allanar un domicilio sin orden judicial. si se trata de su domicilio las autoridades policiales podrán penetrar en él. en virtud de la cual la legitimidad de toda privación de la libertad debe ser controlada por una autoridad judicial independiente. conforme al artículo 32 superior. Así. esto es. En efecto. puesto que las normas internacionales no establecen que toda privación de la libertad deba ser efecto de una orden judicial. artículos 9-3 y 9-4. los tratados consagran una protección judicial de la libertad. en tal evento la Constitución autoriza su aprehensión por cualquier persona. los agentes de la autoridad podrán penetrar en él sin orden judicial para el acto de aprehensión. Convención Interamericana artículo 7-5 y 76). y en caso de domicilio ajeno deberá preceder el requerimiento al morador. a fin de que sea puesta a disposición de autoridad judicial.

lleva a la aproximación del grado de certeza que fue esa persona y no otra quien ha realizado el hecho. instrumentos o huellas que hagan 43 aparecer fundadamente no sólo la autoría sino la participación (en cualquiera de sus formas) en la comisión del punible La Jurisprudencia colombiana ha determinado los requisitos que deben presentarse para establecer si se trata de un caso de flagrancia. Así. La flagrancia.general de la reserva judicial en materia de libertad personal e inviolabilidad de domicilio.1. que puedan precisar si vieron. 6. mediante Auto de diciembre 1º de 1987. Así. del segundo.en la regla. el concepto de flagrancia se refiere a aquellas situaciones en donde una persona es sorprendida y capturada en el momento de cometer un hecho punible o cuando es sorprendida y capturada con objetos. Este moderno concepto de flagrancia funde entonces los fenómenos de flagrancia en sentido estricto y cuasiflagrancia. si no es posible siquiera individualizar a la persona por sus características físicas -debido a . En términos generales. de los cuales aparezca fundadamente que momentos antes ha cometido un hecho punible. a la captura en el momento de cometer el delito se suma la posibilidad de que la persona sea sorprendida y aprehendida con objetos. la Corte Suprema de Justicia -Sala de Casación Penal-. en cuanto a los partícipes. Es pues necesario que la Corte analice brevemente la flagrancia y la detención preventiva a fin de precisar sus alcances constitucionales. consideró que la flagrancia debe entenderse como una "evidencia procesal". esto es la presencia de las personas en el momento de la realización del hecho o momentos después. son fenómenos que deben ser interpretados de manera restrictiva a fin de no convertir la excepción -allanamiento o detención sin orden judicial. derivada de la oportunidad que han tenido una o varias personas de presenciar la realización del hecho o de apreciar al delincuente con objetos. oyeron o se percataron de la situación y. en primer término la actualidad. -la identificación-. Por lo tanto. instrumentos o huellas. Ha dicho la Sala: "Dos son entonces los requisitos fundamentales que concurren a la formación conceptual de la flagrancia. requiere que efectivamente las personas se encuentren en el sitio. instrumentos o huellas que indiquen fundadamente su participación en el hecho punible. percatándose de él y en segundo término la identificación o por lo menos individualización del autor del hecho" Para la Corte Constitucional. el requisito de la actualidad.

la vigencia del principio de proporcionalidad. discutibles o no. que a los casos de flagrancia se aplican las garantías establecidas por el inciso segundo del artículo 28 superior. Y tampoco puede ser considerada flagrancia cuando la persona es reconocida al momento de cometer el delito pero es capturada mucho tiempo después. La conciencia de que la privación de la libertad de una persona es una situación extraordinariamente grave. Considera la Corte que el principio de proporcionalidad que debe existir entre los hechos acreditados y la decisión que con base en ellos se adopta captura de una persona-. que queda así moderada en función de las circunstancias objetivas y subjetivas que rodean a la toma de decisión. mientras que lo arbitrario no tiene motivación respetable. . la conocida sit pro ratione voluntes. Pero este acto discrecional de valorar el comportamiento de la persona para colegir que se amerita su captura no 44 puede ser arbitrario. lo que justifica la excepción al principio constitucional de la reserva judicial de la libertad en los casos de flagrancia es la inmediatez de los hechos delictivos y la premura que debe tener la respuesta que hace imposible la obtención previa de la orden judicial. pero considerables y evaluables en todo caso. se halla o debe hallarse cubierto de motivaciones suficientes. Lo discrecional. el asunto no puede ser considerado como cometido en flagrancia. Finalmente. debe ser adecuada a los fines perseguidos por el Constituyente. . por lo cual la persona aprehendida en situaciones de flagrancia deberá ser puesta a disposición de la autoridad judicial competente lo más rápidamente posible y en todo caso dentro de las 36 horas siguientes para que ésta adopte la decisión correspondiente dentro del término establecido por la ley. Considera la Corte que a pesar de los requisitos que jurisprudencialmente se han considerado como característicos de una situación de flagrancia. sino que es simplemente fruto de la mera voluntad o del puro capricho de los administradores. precisa la Corte. En efecto. es decir. para ser legítimo. Es pues necesario distinguir la arbitrariedad y la discrecionalidad. ha llevado a la jurisprudencia a imponer también -además de otros principios del derecho penal-. que en lo posible. De esta forma se limita una inadmisible total discrecionalidad administrativa.que el hecho punible ocurrió en un lugar concurrido-. subsiste en su valoración una cierta discrecionalidad del funcionario de policía que realiza la captura. no se presenten excesos en los medios empleados. debe estar rodeado de razonabilidad y de proporcionalidad.

Y. como medida de aseguramiento. De un lado. una vez que el detenido pasa a su disposición. Y eso era explicable por cuanto la Constitución de 1886 no había establecido una reserva judicial de la libertad sino que simplemente establecía que la orden de privación de la libertad debía provenir de autoridad competente. dentro de un proceso judicial contra una persona contra quien obran indicios de su responsabilidad por la comisión de un hecho punible. No había entonces por qué discutir a 45 nivel de la doctrina constitucional las características y la normación de esa detención administrativa por cuanto su regulación estaba referida a la ley. puesto que ésta no implica una posibilidad de retención arbitraria por autoridades policiales sino que es una aprehensión material que tiene como único objeto verificar ciertos hechos que sean necesarios para que la policía pueda cumplir su función constitucional. a saber "el mantenimiento de las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades pública. como la Constitución de 1991 consagró como regla general la reserva judicial en materia de privación de la libertad. pudiendo entonces ser ésta la autoridad policiva o administrativa.7. es necesario que la Corte establezca criterios que precisen los alcances de la detención preventiva consagrada en el inciso segundo del artículo 28.2 La detención preventiva en el derecho constitucional colombiano En el derecho constitucional colombiano. es necesario no confundir esta posibilidad de detención preventiva administrativa con dos fenómenos que parecen similares pero que son diversos. la otra es una medida administrativa con estrictas limitaciones temporales que se autoriza a tomar debido a la urgencia de los hechos y por fuera del proceso penal en sentido estricto. Antes que nada. la detención preventiva consagrada en el artículo 28 superior no puede confundirse con la detención preventiva o prisión provisional decretada por el funcionario judicial. mientras que la segunda se efectúa por un funcionario judicial. En cambio. con justa razón. En efecto. la detención preventiva administrativa no ha recibido un tratamiento sistemático. fue severamente criticada por la Asamblea Constituyente a punto de establecerse su supresión en el derecho constitucional colombiano. ni a nivel doctrinal ni en el plano jurisprudencial. tampoco debe confundirse esta detención preventiva derivada de la aprehensión material y con el fin de verificar ciertos hechos con la retención administrativa existente en el artículo 28 de la Constitución de 1886 y que. y para asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz" (Art 218 CP). Mientras que la segunda permitía al Gobierno retener hasta por diez días por una orden administrativa a aquellas .

y que no pueda ser conjurada mediante el uso de las atribuciones ordinarias de las autoridades de . la Constitución española lo consagra en el numeral segundo del artículo 17 y la Constitución italiana lo establece en el inciso segundo del artículo 13. en Estados Unidos. En cambio. En efecto. la seguridad del Estado. el cual puede ser posterior a la aprehensión material de la persona. siempre y cuando exista "causa probable" que justifique el procedimiento. Así. la detención preventiva permite aprehender por un tiempo máximo estrictamente determinado a un ciudadano con el fin de verificar ciertos hechos. siempre y cuando exista un control judicial de la legitimidad de la misma. las autoridades policiales pueden efectuar arrestos sin orden judicial. ya que la insuficiencia de las atribuciones ordinarias de las autoridades de Policía condenaría al país a permanecer en un estado de excepción permanente.personas contra quienes hubiere indicios de que atentaban contra la paz pública. o la convivencia ciudadana. la Constitución estableció en el artículo 213 que "en caso de grave perturbación del orden público que atente de manera inminente contra la estabilidad institucional. la primera es una medida de policía estrictamente limitada a la verificación de ciertos hechos. Los poderes globales de policía deben ser eficaces dentro de la normalidad. Por eso tuvo razón la Constituyente en abolir esa norma contraria al Estado de derecho y que fue 46 utilizada en ocasiones como instrumento de persecución política. Francia presenta una institución similar a la detención preventiva (la "garde à vue") y en Alemania el Código de Procedimiento Penal admite las detenciones preventivas en casos de urgencia que conviertan en irrazonable la exigencia de la orden judicial previa. Igualmente. Así. Esta facultad existe en la gran mayoría de las constituciones democráticas de las postguerra puesto que se considera que es un instrumento necesario para que las autoridades policiales cumplan con su papel precautelativo y su deber constitucional de mantener el orden público. estas retenciones administrativas están autorizadas por los instrumentos internacionales de derechos humanos. como lo señalamos anteriormente. condición necesaria para el libre ejercicio de las libertades democráticas. en virtud de las cuales una orden con el sello del rey bastaba para detener por tiempo indeterminado a cualquier súbdito. la retención administrativa del artículo 28 de la Constitución de 1886 consagraba un poder excesivo del ejecutivo que recuerda procedimientos como las "lettres de cachet" del monarca francés. Igualmente. Era razonable que la Constitución colombiana consagrara entonces la figura de la detención preventiva administrativa en el inciso segundo del artículo 28.

con la firma de todos los ministros. la Corte Suprema de Estados Unidos. En tales circunstancias. la detención preventiva gubernativa tiene que basarse en razones objetivas. excluyó del proceso la evidencia proveniente de un arresto que se basó en la creencia subjetiva del oficial de policía de que tenía bases para actuar. En primer término. Pero. Por consiguiente. en motivos fundados. Campbell y Hartley contra el Reino Unido.conmoción interior. El motivo fundado que justifica una aprehensión material es entonces un conjunto articulado de hechos que permitan inferir de manera objetiva que la persona que va a ser aprehendida es probablemente autora de una infracción o partícipe de ella. Igualmente.Policía. Para la Corte Suprema de los Estados Unidos el arresto había sido entonces arbitrario. cuando en realidad esas bases objetivamente no existían. en el caso Beck vs Ohio. De la reiterada jurisprudencia de estos tribunales8 se desprende que los motivos fundados son hechos. estableció que un . 379 U. que si bien no tienen la inmediatez de los casos de flagrancia sino una relación mediata con el momento de la aprehensión material. el Presidente de la República. ¿qué entiende la Corte Constitucional por "motivos fundados"? La Corte considera aplicables a la realidad nacional los criterios desarrollados sobre el tema tanto por la Corte Suprema de los Estados Unidos como por la Comisión y la Corte Europea de los Derechos Humanos. las cuáles derivan de la naturaleza excepcional de este tipo 47 de aprehensiones y del régimen constitucional de la policía en un Estado social de derecho. en la sentencia del 30 de agosto de 1990 de Fox. deben ser suficientemente claros y urgentes para justificar la detención. la mera sospecha o la simple convicción del agente policial no constituye motivo fundado. la Corte Europea de Derechos Humanos. Esta exigencia busca tanto proteger los derechos ciudadanos contra injerencias policiales arbitrarias como permitir que la legitimidad de la aprehensión pueda ser controlada tanto por los superiores del funcionario que la practicó como por las autoridades judiciales y los organismos de vigilancia y control del Estado. podrá declarar el Estado de Conmoción Interior" (subrayado de la Corte). La Carta debía entonces conferir a las autoridades facultades de policía ordinarias suficientes para evitar permanentes declaratorias de . situaciones fácticas. Así. entra la Corte a determinar las características constitucionales de la detención preventiva regulada por el inciso segundo del artículo 28.S 89 (1964). puesto que en este aspecto las regulaciones normativas de la Convención Europea y la Constitución estadounidense son similares a la colombiana.

El caso X contra RFA del 7 de diciembre de 1981. se había negado a . Por eso. debe operar en situaciones de apremio en las cuáles no pueda exigirse la orden judicial. Un ejemplo de la jurisprudencia estadounidense permite ilustrar los alcances del motivo fundado y de las situaciones de urgencia. En el caso Estados Unidos vs Sokolow (1989). ver entre otros las siguientes decisiones de la Comisión Europea: Neumeister contra Austria del 6 de julio de 1964. había viajado con un nombre que no correspondía al número de teléfono que había dado. 8 48 arresto basado en una sospecha de buena fe de que alguien era terrorista había sido arbitrario. el fallo Guzzardi contra Italia del 6 de noviembre de 1980. porque si la autoridad policial tuviera que esperar a ella para actuar. incluso con motivo fundado. la Corte Suprema consideró justificada la detención de una persona en un aeropuerto. la detención preventiva debe ser necesaria. Para el sistema europeo. Stogmuller contra Austria del 1 de octubre de 1964. ya probablemente la orden resultaría ineficaz.en la regla. las explicaciones dadas por el gobierno del Reino Unido no permitieron concluir que la administración había actuado con base en razones objetivas plausibles. y las autoridades policiales deciden detener preventivamente. podrá la autoridad policial proceder a una detención preventiva sin orden judicial. y había violado el artículo 5-1 de la Convención Europea. el fallo Irlanda contra el Reino Unido del 18 de enero de 1978. Esto significa que la retención sólo es constitucionalmente legítima si es la única alternativa para que la Policía pueda cumplir de manera adecuada sus deberes constitucionales Admitir otra interpretación sería convertir la excepción -detención sin orden judicial.Para la Corte Suprema de los Estados Unidos ver. por cuanto a pesar de la buena fe del agente. esto es. 338. entre otros. los fallos de Ciulla contra Italia del 22 de febrero de 1989. simplemente por eludir el control judicial previo o ahorrar tiempo o trabajo. mientras que los perros entrenados para detectar droga olían su equipaje. los casos Brinegar vs Estados Unidos. US 160 (1949) y Mallory vs Estados Unidos 354 US 449 (1957). Igualmente de la Corte Europea ver. Campbell y Hartley contra el Reino Unido de 1990. la detención debe estar entonces basada en situaciones objetivas que permitan concluir con cierta probabilidad y plausibilidad que la persona está vinculada a actividades criminales. Más allá de la simple sospecha. En segundo término. por cuanto las autoridades tuvieron en consideración además los siguientes hechos: el acusado había pagado su tiquete en efectivo. el fallo Fox. sólo en aquellos casos en los cuáles se deba proceder con urgencia para no perjudicar la investigación judicial o cuando la demora implique un peligro inminente. Estaríamos frente a una detención arbitraria si no se dan estas situaciones de urgencia o de evidente peligro. entre otros.

la aprehensión no sólo se debe dirigir a cumplir un fin preciso -verificar ciertos hechos o identidades. considera la Corte. Pero también estaría cometiendo una retención arbitraria sancionada penal y disciplinariamente si ésta se prolonga más allá de lo estrictamente necesario. y. poner inmediatamente a disposición de las autoridades judiciales a la persona aprehendida. Y ella sólo opera cuando el agente no ha logrado verificar la identidad de la persona en el sitio mismo en que se efectuó el control de identidad9. Esto significa que si la autoridad administrativa prolonga la retención por más de 36 horas habrá incurrido en una violación de la Constitución. Ese conjunto de hechos configuraba entonces una razón objetiva para la detención y en sentido estricto no existía flagrancia. Pero la Corte Constitucional resalta que éste es un límite máximo puesto que la policía sólo podrá retener a la persona por el tiempo estrictamente necesario para verificar ciertos hechos. poner a disposición de las autoridades judiciales competentes a la persona aprehendida para que se investigue su conducta. esta facultad tiene estrictas limitaciones temporales. puesto que. Así.registrar su equipaje. Por eso. En cuarto término. había permanecido sólo 48 horas en una ciudad conocida como de tránsito de droga (Miami) a pesar de que el tiempo de vuelo a esa ciudad demoraba varias horas. en quinto término. incluso sin superar las 36 horas. la autoridad administrativa debía actuar inmediatamente por lo cual la aprehensión estaba justificada. la ley francesa del 10 de junio de 1983 consagra que una retención para verificar una identidad no puede sobrepasar las cuatro horas. el plazo no debería superar sino unas pocas horas. cuando se trate únicamente de controlar la identidad de una persona. Además. si es el caso. Es pues una aprehensión material con estrictos fines de verificación a fin de constatar si hay motivos para que las autoridades judiciales adelanten la correspondiente investigación. esta detención preventiva tiene como único objeto verificar de manera breve los hechos relacionados con los motivos fundados de la aprehensión o la identidad de la persona y. 49 En tercer término. Por ejemplo. si es el caso. de acuerdo a la capacidad técnica del sistema de información. La detención preventiva tiene un límite máximo que no puede en ningún caso ser sobrepasado: antes de 36 horas la persona debe ser liberada o puesta a disposición de la autoridad judicial competente. que esta retención no podrá durar más del tiempo estrictamente necesario para la realización de aquellas averiguaciones que puedan justificar la retención y.adecuadamente comprendido dentro de la órbita de las autoridades de policía sino que .

como es obvio. En octavo término. puesto que el artículo 30 señala que éste se podrá invocar "en todo tiempo". Por consiguiente.además debe ser proporcionada. pues. En sexto término. puesto que el caso se asimila entonces a una flagrancia y la urgencia de la situación impide la obtención previa de la autorización judicial. todo ciudadano que considere que ha sido objeto de una detención gubernativa ilegal tiene derecho a invocar el Habeas Corpus. pero si se desbordan tales límites estaríamos frente a una detención arbitraria. Por consiguiente. cuando no había ocurrido ningún delito. no podrán aducir las autoridades policiales la práctica de una detención preventiva para efectuar de manera abusiva registros domiciliarios sin orden judicial. reitera la Corte. Por eso ellas no pueden ser discriminatorias y derivar en formas de hostilidad hacia ciertos grupos sociales debido a la eventual existencia de prejuicios peligrosistas de las autoridades policiales contra ciertas poblaciones marginales o grupos de ciudadanos. La única hipótesis en que la práctica de una detención preventiva autoriza constitucionalmente un allanamiento sin orden judicial es cuando la persona se resiste a la aprehensión y se refugia en un domicilio. (7 Ed): Paris: Dalloz. Para ello deberán. el allanamiento sólo puede ser ordenado por autoridad judicial. por ejemplo. Por eso es deber de las autoridades policiales utilizar todos los medios técnicos disponibles a fin de reducir al mínimo esas aprehensiones materiales. hay límites dentro de los cuales la aprehensión respeta el principio de proporcionalidad. no sólo en el sentido de limitar su número a lo estrictamente necesario sino también de reducir tanto como sea posible la duración de las mismas. que la inviolabilidad de domicilio tiene estricta reserva judicial. Libertés publiques. establecer sistemas ágiles de verificación de identidad que permitan establecer antecedentes criminales en los lugares mismos de la aprehensión. la Corte Suprema de los Estados Unidos consideró en el caso Welsh vs Wis (1984) desproporcionado un allanamiento sin orden judicial efectuado por la Policía a fin de controlar el nivel de alcoholemia de una persona. 50 libertad de la persona. Debe tener en cuenta la gravedad del hecho y no se puede traducir en una limitación desproporcionada de la 9Claude Albert Colliard. esas aprehensiones no pueden traducirse en la práctica en una violación del principio de igualdad de los ciudadanos. salvo los casos de flagrancia. En séptimo término. p 250. Por consiguiente. analizando un fenómeno similar. Así. para estos casos se aplica plenamente el derecho de Habeas Corpus como una garantía del control de la aprehensión. 51 .

Pero. . incluso si en apariencia se respetan las limitaciones formales y temporales que regulan la materia. En noveno término. como el derecho a ser asistido por un abogado (CP Art 29) o el derecho a no declarar contra sí mismo o contra su cónyuge. En todos los otros casos sigue entonces operando entonces la estricta reserva judicial sobre el derecho a la inviolabilidad del domicilio. o desproporcionada. la Corte Suprema de los Estados Unidos ha aceptado que un allanamiento sin autorización puede ser efectuado como consecuencia de un arresto. corresponde a la Procuraduría General de la Nación. la policía allanó durante la época de la prohibición una destilería para capturar a una persona contra la que existía mandato judicial. Por todo lo anterior. la regulación de las detenciones preventivas es materia legal. Finalmente. a fin de que se establezcan las formalidades que debe reunir toda detención preventiva y se delimiten los eventos y motivos en los que ella puede operar. se requiere que exista la urgencia. US 699 (1948). y como es obvio en un Estado social de derecho en donde la administración está sometida al principio de legalidad. . en el caso Trupiano vs Estados Unidos. al Defensor del Pueblo y Personeros Municipales. a las autoridades judiciales 52 y a los órganos de control interno de la propia Policía vigilar de manera permanente que las detenciones preventivas o los allanamientos sin orden judicial se efectúen dentro de los marcos anteriormente establecidos. la persona objeto de una detención preventiva no sólo debe ser "tratada humanamente y con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano" (Art 10-1 Pacto Internacional de derechos civiles y políticos. compañero permanente o parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad. reitera la Corte. o innecesaria -por cuanto se podía obtener la orden judicial-. pero la Corte Suprema sostuvo que el allanamiento era ilegal porque el gobierno sabía con anterioridad de la existencia de la destilería y los oficiales de policía tenían tiempo suficiente para obtener la orden judicial de registro. CP Art 5) sino que además se le deberá informar de las razones de la detención y de sus derechos constitucionales y legales. una detención preventiva caprichosa -es decir que no esté justificada por los fines constitucionales que competen a las autoridades de policía o no esté basada en motivos fundados-. 334. viola la Constitución. segundo de afinidad o primero civil (CP Art 33). pero ha señalado que debe existir urgencia o evidente peligro que justifique el procedimiento policial. Así. Por consiguiente. Así. o que afecte injustificadamente a ciertos grupos sociales.

por lo cual es trascendental la labor de los organismos de vigilancia y control del Estado. de pleno derecho. En síntesis. los motivos y los eventos en que es factible la privación de la libertad o el registro domiciliario corresponde exclusivamente al Congreso. y de detención preventiva -por la existencia de 53 hechos con una relación más mediata con la aprehensión-. la libertad personal y la inviolabilidad de domicilio tienen estricta reserva legal. según la cual "es nula. Síntesis sobre el examen anterior. Igualmente. Para la Corte Constitucional es esencial que estos procedimientos policiales se efectúen dentro del estricto respeto de los derechos humanos. la sociología criminal ha mostrado que la eficacia en la lucha contra el delito depende en gran medida de la confianza que la población tenga en las autoridades. la cual deriva del actuar conforme a los derechos humanos de estas últimas. para las cuales la Constitución consagró instrumentos jurídicos como la detención preventiva a fin de asegurar la eficacia de la acción de las autoridades.La Corte Constitucional no desconoce la aguda situación delincuencial que vive el país. por lo cual los registros domiciliarios y las privaciones de libertad cuando se efectúan por autoridades policiales deben tener sustento en una orden judicial. puede operar un allanamiento sin orden judicial. pruebas obtenidas con base en allanamientos o detenciones arbitrarias podrían luego ser excluidas de los procesos por las autoridades judiciales con base en la cláusula de exclusión consagrada en el inciso final del artículo 29 de la Constitución. 8. La Constitución Política en su último capítulo consagra las "Normas . 7. la definición de las formalidades. estos derechos tienen por regla general reserva judicial. Y. debiendo entonces la propia Policía Nacional facilitar esa labor de control. En efecto. en estos únicos dos casos. Pero puede existir aprehensión en los casos de flagrancia -por la inmediatez de los hechos-. De ello depende no sólo la seguridad ciudadana y la legitimidad de la acción de las autoridades sino incluso la propia eficacia de la investigación y sanción de los delitos. si la persona se refugia en un domicilio. Además. pero que constituyan motivos fundados y urgentes para la misma. la prueba obtenida con violación del debido proceso". por eso. Pero tampoco puede la Corte Constitucional desconocer la crítica situación de derechos humanos que ha conocido el país en los últimos años. El régimen transitorio: competencia temporal de las autoridades de policía para imponer penas de arresto.

10 Dice en efecto dicha disposición: Artículo 28 Transitorio. en virtud del cual las autoridades de policía -es decir. lo cual no es de 10Corte Constitucional. En efecto. Magistrado Ponente Dr. Alejandro Martínez Caballero. lesionándose así el interés general por los ilícitos dejados de penalizar. de no existir la norma transitoria. éstas continuarán conociendo de las mismos. En la Sentencia T-490 se refirió la Corte Constitucional al tránsito constitucional y al deber del legislador de cumplir con el mandato contenido en el artículo 28 Transitorio.pueden conocer de ciertos hechos punibles.11 Es más. Ambos sistemas son compatibles porque el uno se extingue en la medida en que surja el otro. el intérprete en principio debe aplicar preferentemente las primeras. de pensarse lo contrario las normas transitorias correrían el riesgo de devenir inocuas. los hechos punibles actualmente de competencia policiva que aún no hayan sido trasladados al conocimiento de los jueces correrían el peligro quedar impunes. vale decir. Mientras se expide la ley que atribuye a las autoridades judiciales el conocimiento de los hechos punibles sancionables actualmente con pena de arresto por las autoridades de policía. y en un momento dado resultaren incompatibles dichas normas. cuya razón de ser es permitir el tránsito de legislación y facilitar el desarrollo de las nuevas disposiciones constitucionales. Una cosa es el régimen de transición. 54 recibo de conformidad con el método de interpretación denominado del "efecto útil" de la normas. las transitorias. pero sólo mientras la ley atribuye tal competencia a las autoridades judiciales. por definición.Transitorias". Sentencia C-544 de 1992. prolongue temporalmente la vigencia de una norma del antiguo régimen o posponga el inicio de la vigencia de una norma novedosa. De hecho es frecuente que un artículo transitorio. los inspectores de policía. Observa la Corte que esta norma permite a las autoridades de policía el conocimiento de los hechos punibles sancionables con pena de arresto. el artículo 28 Transitorio de la Constitución establece la vigencia temporal de la competencia de las autoridades de policía de los hechos punibles sancionados con pena de arresto. de la siguiente forma: . y otra cosa es el principio constitucional que ampara el derecho a la libertad personal cuando ya esté en vigencia la ley que otorga la competencia exclusiva a los jueces. Así pues. Cuando una Constitución establece un régimen de transición en disposiciones transitorias y un régimen ordinario en las normas permanentes. en este caso.

Sentencia C-059 de 1993. corresponde al legislador en un término breve. No sería lógico. De conformidad con lo anterior. concluye la Corte que ninguna autoridad administrativa podrá imponer pena de privación de la libertad. Por mandato constitucional. la Corte Constitucional procederá en cada caso a declarar la constitucionalidad de las normas acusadas que atribuyan a las autoridades de policía la facultad de privar de la libertad a las personas e imponer penas de arresto. cuya competencia está atribuida a las autoridades de policía. excepción hecha de la situación temporal prevista en el artículo 28 Transitorio de la Constitución.La norma transitoria cobija tanto los hechos punibles de irrespeto o desobediencia a la autoridad. en efecto. P. expedir la ley que atribuya integralmente a las autoridades judiciales el conocimiento de estas conductas. como a las demás contravenciones especiales. pues éste no sólo faculta a las autoridades de policía en forma temporal para proceder a la privación de la libertad por los hechos punibles sancionados con pena de arresto. Constitucional. 85). por lo cual sólo opera hasta tanto el legislativo expida la ley que le confiera por vía definitiva a las autoridades judiciales el conocimiento de los hechos punibles sancionados actualmente con pena de arresto. con la rigurosa observancia de las demás exigencias que allí mismo se señalan13. sino a todas las medidas propias de su competencia en el conocimiento de tales hechos punibles. 55 libertad. pero se trata de una constitucionalidad condicionada puesto que ella se fundamenta en el artículo 28 transitorio. art. Magistrado Sustanciador Eduardo Cifuentes Muñoz. De manera que frente a la nueva Constitución Política. La Constitución Política de Colombia es celosa en la guarda de la libertad personal y no es un azar que el artículo 28 establezca como condición esencial para que a una persona se le prive de su 11Corte 12Corte Constitucional. considerar que las autoridades de policía son competentes temporalmente para privar de la libertad mas no para practicar allanamientos. pues esta interpretación conduciría a . el que sea un funcionario judicial quien la decrete. de imperiosa observancia dado el carácter de derecho de aplicación inmediata que ostenta la libertad (C. Por lo tanto el allanamiento y el registro de domicilio podrán seguir siendo temporalmente ordenados por la autoridad administrativa en desarrollo del proceso del que deben continuar conociendo. so pena de incurrir en constitucionalidad por vía omisiva12. Sentencia T-490 de 1992. En lo relacionado con el allanamiento de domicilio es importante precisar el alcance del artículo 28 Transitorio de la Constitución. particularmente las consagradas en la ley 23 de 1991.

La Corte Constitucional comparte parcialmente el planteamiento de la Procuraduría. Los fines esenciales del Estado imponen al órgano legislativo -como órgano constituido. entra la Corte a analizar las normas acusadas. salvo que se trate de flagrancia o de detención preventiva administrativa. aquellas que están relacionadas con la libertad personal de otro lado las relativas a la inviolabilidad del domicilio. Con base en las anteriores consideraciones. Nadie puede ser privado de la libertad sino: a) Previo mandamiento escrito de autoridad competente. Con fundamento en las anteriores consideraciones. Carlos Gaviria Díaz. . pues en un Estado social de derecho es inadmisible toda captura cuyo presupuesto no sea el mandamiento escrito de autoridad judicial. no equivale a una nueva regulación legal de la materia. como quiera que se inscribe en la filosofía de la Constitución Política. Frente al derecho a la libertad de las personas y a la exigencia del artículo 28 sobre el mandamiento escrito de autoridad judicial competente.el deber de llevar a cabo en un plazo razonable las reformas y desarrollos legales necesarios para garantizar la efectividad de las decisiones del Constituyente puesto que los derechos 13Cfr. puesto que la consagración por el Nuevo Código Penal de que los jueces de paz conocerán de las contravenciones. distinguiéndolas en tres grupos: de un lado. Del estudio de cada uno de los artículos demandados. la ley a que se refiere el artículo 28 Transitorio aún no se ha expedido. y b) En el caso de flagrancia o cuasi flagrancia de infracción penal o de policía. Sentencia C-175 de 1993. y. Artículos relativos a la libertad personal.entorpecer los procesos policivos mientras no se expida la ley respectiva. 9.1. así: a) Literal a) del artículo 56 del Decreto Legislativo 1355 de 1970: Artículo 56. 56 individuales sólo adquirirían "aplicabilidad inmediata" a partir de la adopción de la norma legal. 9. las relativas al derecho de reunión. finalmente. la expedición de la ley se torna en una necesidad que debe ser atendida en forma urgente. la Corte procede en primer término a estudiar los artículos demandados relativos a la captura. A pesar de que ya han transcurrido más dos años y medio desde la promulgación de la Constitución Política. Magistrado Ponente Dr. El Procurador sugiere frente a este artículo que sea declarado exequible siempre y cuando se interprete en el sentido de que el previo mandamiento escrito de autoridad competente se hace alusión a la autoridad judicial.

casos en los cuáles en sentido estricto no existe un mandamiento escrito sino la aprehensión material de la persona debido a la presión misma de los hechos sobre las autoridades de policía. por lo cual un mandamiento de captura sólo puede fundarse en motivos previamente definidos en la ley en sentido formal y no en una norma administrativa aun cuando ésta sea general. en el "Capítulo II NORMAS CONSTITUCIONALES INFRINGIDAS". por cuanto ésta es una órbita privativa del legislador. No pueden entonces las ordenanzas de las Asambleas ni los reglamentos de policía establecer causales de privación de la libertad. en el "Capítulo I. como sí se refiere a todos los demás . Pero. en la actualidad. con base en el artículo 28 transitorio que prolonga la competencia de las autoridades de policía para conocer de determinados hechos punibles. por lo siguiente: el actor al inicio de su libelo. Por lo tanto. la Constitución establece una estricta reserva legal en materia de libertad personal. NORMAS ACUSADAS". la norma será 57 declarada exequible pero con base en el artículo 28 transitorio de la Constitución. la Corte se pregunta si la parte acusada se encuentra cobijada por las excepciones de competencia consignadas en el artículo 28 transitorio de la Carta. la demanda no hace tampoco alusión al artículo 58. puede haber órdenes de captura por autoridades administrativas. puesto que esa disposición transitoria consagra una competencia temporal de los inspectores de policía para conocer de ciertos hechos punibles pero no constituye una excepción a la reserva legal consagrada por la Constitución en materia de consagración de las causales de privación de la libertad personal. Por lo tanto. La referencia al reglamento de policía es entonces inconstitucional. la parte acusada del artículo 57 se considera inexequible por ser contraria a lo dispuesto en el artículo 28 de la Constitución y no encajar dentro de las excepciones previstas en el artículo transitorio 28 idem. La respuesta es negativa. Como se señaló anteriormente. c) Artículo 58 del Decreto Ley 1355 de 1970: Sobre este artículo la Corte encuentra que existe una duda acerca de si él ha sido o no demandado. b) Artículo 57 del Decreto Ley 1355 de 1970: Artículo 57. Como complemento de lo anterior. Todo mandamiento de captura debe fundarse en ley o en reglamento de policía. El artículo 58 del Decreto 1355 de 1970 fue transcrito pero en su texto no figura parte resaltada alguna que indique la parte acusada. No obstante lo anterior. transcribió los artículos y resaltó en negrillas las partes acusadas de los mismos.

que considera debe pronunciarse la Corte Constitucional, de suerte que no se aduce porqué la norma es inconstitucional. De otro lado el Procurador
58

General de la Nación en el concepto rendido a folio 11 se refiere de fondo al artículo 58 y considera incluso que debe ser declarado inexequible. A este respecto entonces considera la Corte que el actor no cumplió el requisito del artículo 2 numeral 3 del Decreto 2067 de 1991 que ordena al demandante precisar las razones por las cuales considera violada la disposición acusada. En tal aspecto hubo ineptitud sustancial de la demanda. En tales circunstancias, en virtud del artículo 241 de la Constitución, que consagra de manera expresa y limitativa las funciones de la Corte Constitucional al decir que a ella le corresponde la guarda de la integridad y supremacía de la Constitución en los estrictos y precisos términos del artículo, entender entonces que la norma no ha sido demandada y, no estándole permitido a la Corte pronunciarse de oficio en este caso, se declarará inhibida al respecto. Esta decisión es sin perjuicio de que en un futuro este artículo sea demandado y conocido de fondo por la Corte. Por lo tanto frente a este artículo la Corte Constitucional se declarará inhibida para pronunciarse sobre su inconstitucionalidad. d) Artículo 62 del Decreto Ley 1355 de 1970: Artículo 62. La policía está obligada a poner al capturado dentro de la siguiente hora hábil a la de la captura a órdenes del funcionario que la hubiera pedido en su Despacho o en el respectivo establecimiento carcelario, descontando el tiempo del recorrido o el de cualquier demora debida a circunstancias insuperables. Cuando se trate de orden administrativa la captura se realizará en hora hábil; si es inhábil se mantendrá al requerido en su casa hasta la primera hora hábil siguiente. Excepcionalmente en materia penal, la policía puede disponer hasta de 24 horas para establecer la plena identificación del aprehendido y comprobar la existencia de otras solicitudes de captura. Cuando ello ocurra dará inmediatamente aviso a la autoridad que solicitó la captura. De los argumentos expuestos se desprende que la orden administrativa para realizar la captura, consagrada en el inciso segundo riñe con el artículo 28 superior tantas veces citado, pero es cobijada por la excepción prevista por el artículo 28 transitorio superior, de suerte que será declarado exequible, mientras se expide la ley sobre competencia exclusiva de las autoridades judiciales para conocer de los hechos punibles sancionables con pena de
59

arresto. Así las cosas, la Corte decide declarar exequible este inciso segundo, siempre y cuando se interprete que dicha captura está amparada por el artículo 28 transitorio de la Constitución. En lo relacionado con el inciso tercero, sobre el tiempo del que dispone la Policía para establecer la plena identificación del aprehendido y comprobar la existencia de otras solicitudes de captura, la Corte Constitucional comparte la posición del Procurador General de la Nación, porque la disposición será exequible siempre y cuando se interprete que las 24 horas de que puede disponer la policía estén comprendidas dentro el plazo de las 36 horas para que la persona detenida sea puesta a disposición del juez competente, según lo establece el inciso segundo del artículo 28 constitucional. e) Artículo 64 del Decreto Ley 1355 de 1970: Artículo 64. Para la aprehensión del reo ausente, de condenado o de prófugo se tendrá como suficiente petición de captura el requerimiento público. En las tres situaciones -persona ausente, condenado o prófugo-, es el funcionario judicial el que dispone sobre la captura mediante orden escrita y solicita su aprehensión a las autoridades de policía. Obsérvese que no es la condición de persona ausente, o de prófugo o condenado lo que faculta la aprehensión de una persona, sino la orden escrita de autoridad judicial competente la que permite a la Policía Nacional colaborar con los funcionarios judiciales para el cumplimiento de la medida de aseguramiento, o la condena. Ahora bien, en este caso la ciudadanía colabora con la administración de justicia, lo cual incluso es un deber constitucional (art. 95.7). Luego no se debe confundir la orden -judicial- de captura con la solicitud pública de ejecución de una orden de captura, que es lo que refiere el artículo, lo cual es conforme a la Constitución. Por lo tanto la disposición resulta exequible y así será declarado en la parte resolutiva de este fallo. De paso la Corte destaca que el Procurador solicitó la declaratoria de inexequibilidad de la expresión "reo ausente", por desconocer, en su sentir, la presunción de inocencia. En realidad, más allá del giro gramatical, hoy en desuso en el procedimiento penal colombiano, lo que importa para efectos de la captura no es si la persona ha sido condenada o no, sino si ha sido objeto de una orden de captura o no, independientemente del trámite del proceso. Por eso esta expresión no viola la Carta en este sentido.
60

f) Artículo 70 del Decreto Ley 1355 de 1970: Artículo 70. En el caso del artículo anterior si el contraventor fuere

capturado para llevarlo ante el jefe de policía, los testigos, si los hubiere, deberán ser trasladados junto con el contraventor. El testigo que se resista podrá ser obligado por la fuerza. Cuando el contraventor no fuere capturado sino citado para que comparezca más tarde, a los testigos se entregará la orden de comparendo con el mismo plazo. El testigo que no cumpla esta orden deberá ser capturado. El artículo 95 numeral 7º de la Constitución consagra el deber de todos los ciudadanos de colaborar para el buen funcionamiento de la administración de justicia. Por lo tanto rendir testimonio es una obligación y solamente en las circunstancias excepcionales previstas en la Constitución la persona se encuentra exonerada de éste deber. El artículo 33 de la Constitución se refiere a que nadie -sin excepción alguna-, podrá ser obligado a declarar contra sí mismo o contra su cónyuge, compañero permanente o parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad o primero civil. La intención del Constituyente estaba encaminada a la proscripción e invalidación de todo procedimiento que produzca la confesión forzada o no voluntaria de quien declara ante las autoridades. Una de las consecuencias de esta prohibición es que ninguna autoridad puede exigir a persona alguna que preste declaración, contra sí o contra alguno de sus parientes en los grados que indica la norma. Por lo tanto, en la conducción del testigo renuente lo dispuesto en el artículo 33 de la Constitución Política debe observarse cuando la persona rinda su declaración ante una autoridad, ya sea judicial o administrativa. Inicialmente el artículo aprobado en la Comisión Cuarta restringía el alcance de la norma "asunto criminal, correccional o de policía", además de que la incluía dentro del conjunto de disposiciones que llevaba por título general el de "Principios de Derecho Penal".
61

La obligación de declarar debe surgir de la conciencia del ciudadano de cumplir voluntariamente con el deber de colaborar en el esclarecimiento de una investigación. Es una responsabilidad que incluso constitucionalmente se encuentra protegida (CP art. 250-4). Ahora si el testigo no desea colaborar con la administración de justicia, contrariando así la Carta, la policía podrá aprehenderlo y conducirlo inmediatamente al funcionario responsable de la investigación preliminar, el cual deberá recibirle el testimonio en el acto o convocarlo a futura declaración. En todo caso, el testigo no podrá ser retenido por más de doce (12) horas, en concordancia con el artículo siguiente, que se analiza justamente a continuación, como

para lograr la búsqueda de la verdad -fin mediato-. Cosa distinta es la negativa a una orden de comparendo para rendir testimonio. podrá efectuar capturas momentáneas de quienes se hallen en sitios públicos o abiertos al público. Es en este sentido que la norma estudiada es constitucional. puede expedir una orden de captura.quiera que dice que respecto de las personas distintas a los procesados "la captura no podrá prolongarse por 12 horas". Lo que se pretende es que se proceda a una investigación rápida a fin de evitar que las pruebas se pierdan y redunde esto en la investigación -como fin inmediato-. Por consiguiente. como . pues. se efectuará una declaración de constitucionalidad de este inciso. si el funcionario judicial -y sólo el funcionario judicial. Esto significa que las razones de la detención deben obedecer a motivos fundados y respetar el principio de proporcionalidad que debe regir todo acto administrativo. a menos que su 62 identificación se dificulte. En este orden de ideas. la conducción incluso forzosa de los testigos no es inconstitucional sino que es el desarrollo normativo de un deber superior. también la parte acusada de esta disposición es constitucional. caso en el cual la captura podrá prolongarse hasta 12 horas. Es en este marco justamente que la norma debe ser leída y por tanto declarada conforme con la Carta. En relación con el inciso primero.estima necesario la presencia del testigo. quienes en última instancia deben proceder en forma razonable frente a la aprehensión de las personas. el Alcalde como máxima autoridad de policía local y en ejercicio de la función de policía confiere la autorización que permite el despliegue de la actividad policial por los agentes uniformados. En este orden de ideas. Esta operación se ejecutará en sitios urbanos o rurales predeterminados. Este es un típico caso de detención preventiva (inciso segundo artículo 28 CP) o de aprehensiones por flagrancia (CP artículo 32). En ninguna de las dos hipótesis se consagra facultad administrativa para expedir órdenes de captura. Las personas contra quienes no exista petición de captura deberán ser puestas inmediatamente en libertad. g) Artículo 71 del Decreto Ley 1355 de 1970: Artículo 71. la policía previa venia del alcalde del lugar. la Corte considera que éste es exequible conforme a lo señalado anteriormente sobre la detención preventiva. Con el sólo fin de facilitar la aprehensión de delincuentes solicitados por autoridad competente. En este caso.

por lo que se trata de una competencia radicada exclusivamente en el legislador. Artículos relativos al registro o allanamiento de domicilio. a la vida privada. La Corte Constitucional considera que para el allanamiento y registro de domicilio en materia punitiva.. esto es.2. Por lo tanto. por lo que no es necesario citarlos nuevamente. En ella se fija un término muy inferior a las 36 horas a que hace referencia el inciso segundo del artículo 28 de la Constitución. a la privacidad. además de proteger el derecho a la libertad de la persona.Nadie puede ser molestado en su persona o familia. La norma es concordante con el artículo 15 de la Carta.. Como sostiene el Procurador en el concepto rendido. con las formalidades legales y por motivo previamente definido en la ley (negrillas no originales). El inciso segundo es exequible pues remite al cumplimiento de las funciones preventivas propia de las autoridades judiciales a fin de colaborar en la conservación del orden público.ni su domicilio registrado. Este criterio es compartido por la vista fiscal. respecto del cual el nuevo ordenamiento superior ha erigido también una reserva judicial por cuanto solamente la autoridad judicial competente puede ordenar su registro así como su allanamiento. Ahora los requisitos exigidos para privar de la libertad a una persona son los mismos que la disposición constitucional exige para penetrar en un domicilio ajeno y proceder a su registro. 9.se señaló anteriormente en esta sentencia. La facultad de allanar y registrar un domicilio ajeno debe estar expresamente determinada en la ley. "el domicilio es así un atributo de la personalidad. se ocupa del derecho a la inviolabilidad del domicilio. que consagra el derecho a la intimidad personal y familiar.. además de la obligación de remitir al aprehendido ante la autoridad judicial competente. para efectos del control de legalidad de la aprehensión deberán responder tanto penal como disciplinariamente tanto quien profiere la autorización si ésta es irrazonable como quien ejecuta las aprehensiones. en los siguientes términos: .. en caso de no contar con la voluntad de su morador". si no en virtud de mandamiento escrito de 63 autoridad judicial competente. en este último caso cuando no exista motivo fundado o urgencia que respalde la privación de libertad de una persona. la orden debe provenir en forma exclusiva de una autoridad judicial y la intervención del funcionario de policía es de . El artículo 28 de la Constitución.

la orden de . c) En los casos en que se presenta un incidente derivado de una detención preventiva en la que han mediado motivos fundados y la persona se resiste a la aprehensión y se refugia en un domicilio Con base en los anteriores fundamentos se estudiará a continuación la parte acusada de las normas demandadas que tienen relación con el registro y allanamiento de domicilio. Artículo 79. En estos casos.El mandamiento de registro de domicilio o sitio no abierto al público será la providencia escrita en donde se exprese con la mayor precisión el lugar de que se trate. sus funciones se deben cumplir bajo la dirección y coordinación del Fiscal General y sus delegados. en desarrollo del principio de intervención del Estado en determinadas actividades de los 64 particulares que tienen efectos en la colectividad y que requieren la inspección. el agente de policía podrá ingresar en él previa aceptación del dueño o morador. Si bien es cierto que la Policía Nacional por mandato constitucional (Art. con las formalidades legales y por motivo previamente definido en la ley.. el día y la hora para llevarlo a cabo y la facultad de allanar en caso de resistencia. a) Artículos 78 y 79 del Decreto Ley 1355 de 1970: Artículo 78. 250-3) cumple funciones de Policía Judicial en forma permanente. pero sólo en virtud de mandamiento escrito de autoridad competente.para proceder al acto de la aprehensión. b) En los casos determinados en la ley (como se estudiará más adelante en relación con el artículo 82 del Código Nacional de Policía). Por lo tanto. vigilancia e intervención. Al anterior principio general se contraponen tres situaciones excepcionales que facultan a la autoridad administrativa a practicar allanamientos o registros sin orden judicial: a) Cuando el delincuente sorprendido en flagrancia se refugia en su domicilio o en domicilio ajeno.cooperación para su ejecución. no se requiere de orden de autoridad judicial dada la inmediatez del acto y la necesidad de actuar en forma rápida y oportuna.. podrán hacerlo. los fines del registro. de las autoridades en ejercicio de la función de policía administrativa.La policía y los demás funcionarios a quienes la ley faculte expresamente para allanar domicilios o sitios cerrados donde se ejerzan actividades privadas. así como otros servidores públicos según lo dispone el artículo 310 del Código de Procedimiento Penal. por razones de interés general.

allanamiento sólo puede provenir de una autoridad competente. haciendo uso de la fuerza si fuere necesario. es posible afirmar que esta acción constituye también un estado de flagrancia y permite realizar el procedimiento de la captura. en las condiciones señaladas anteriormente. La Corte Constitucional en principio comparte la posición del Procurador General en relación a que la orden de allanamiento debe provenir de una 65 autoridad judicial. Si este se opone. salvo los casos de flagrancia o detención preventiva. c) Artículo 82 del Decreto Ley 1355 de 1970: Artículo 82. Cuando una persona sea sorprendida en flagrante violación de la ley penal y al ser perseguida por la policía se refugiare en su propio domicilio. modificado por el artículo 111 del Decreto 522 de 1971: Artículo 81. Y en lo que se refiere a la captura y conducción ante la autoridad del morador renuente al registro del domicilio donde se haya refugiado el delincuente. en forma excepcional las autoridades de policía pueden practicar registros de domicilio y allanamiento sin que medie orden judicial pero por motivos previamente definidos en la ley. Igualmente. esta situación se puede considerar comprendida dentro de los casos de detención preventiva previstos por el inciso segundo del artículo 28. podrá ser capturado y conducido ante la autoridad competente para que se le inicie la investigación penal a que haya lugar. b) El artículo 81 del Decreto Ley 1355 de 1970. Este artículo se ajusta a la previsión consagrada en el artículo 32 de la Constitución Política. el Procurador por su parte considera que estas dos disposiciones son constitucionales siempre que se interprete que el mandamiento escrito para registrar o allanar domicilios o sitios cerrados debe. Si se acoge a domicilio ajeno la policía podrá penetrar en él. Los jefes de policía podrán dictar mandamiento escrito para el registro y allanamiento de domicilios o de sitios abiertos al público. sin exhibir mandamiento escrito y previo requerimiento al morador. en los siguientes casos: . los agentes de la autoridad podrán penetrar inmediatamente en él con el fin de aprehenderlo. Por lo tanto esta disposición será declarada exequible por su conformidad con el artículo 32 de la Carta Fundamental. toda vez que da las pautas para la aprehensión del delincuente en flagrancia. pero considera que en los tres casos determinados anteriormente. ser expedido por autoridad judicial. entre otros requisitos. Modificado por el Decreto 522 de 1971. En este sentido. artículo 111.

estufas. energía eléctrica.P. motores y máquinas en general y almacenamiento de sustancias inflamables o explosivas con el fin de prevenir accidentes o calamidad. para los casos del allanamiento señalados en el artículo 83 acusado. hornos. e) Cuando sea necesario indagar sobre maniobras fraudulentas en las instalaciones de acueducto. es decir los alcaldes de los municipios y en aquellos departamentos donde no existieren municipios. f) Para practicar inspección ocular ordenada en juicio de policía. y artículo 111 del decreto 522 de 1971) y del allanamiento en situaciones de necesidad (artículo 83 del Decreto ley 1355 de 1970). chimeneas. así lo disponen los artículos constitucionales 315-2 (atribuciones del alcalde) y artículo 303 (funciones del gobernador). g) Para examinar instalaciones de energía eléctrica y de gas. d) Para obtener pruebas sobre la existencia de casas de juego o establecimientos que funcionen contra la ley o reglamento. La diferencia consiste en los siguiente: Mientras el allanamiento para la aprehensión del delincuente en flagrancia o por situaciones de necesidad puede actuar la policía. calderas. Además de constar por escrito. debe existir previamente una orden de registro dictada por los "Jefes de policía". Son casos diferentes al allanamiento para la aprehensión del delincuente en flagrancia (artículo 32 de C. c) Para inspeccionar algún lugar por motivo de salubridad pública. 67 No sobra decir que el Alcalde será responsable penal y administrativamente en el caso de extralimitación de funciones. El artículo acusado hace una enumeración que posibilita el empleo de un medio de policía consistente en el registro y allanamiento de domicilios o de sitios abiertos al público. la orden de registro debe expresar con la mayor precisión el lugar de que se trate. teléfonos u otros servicios públicos. en los términos del artículo 79 del Decreto Ley 1355 de 1970 y la facultad de allanar solo puede ocurrir en caso de resistencia. el día y la hora para llevarlo a cabo. de abuso de autoridad o por . la función de Jefe de Policía la ejerce el Gobernador. 66 b) Para aprehender a enfermo mental peligroso o a enfermo contagioso. los fines del registro.a) Para capturar a persona a quien se le haya impuesto por funcionario competente pena privativa de la libertad.

11 C.). En efecto. pero exige las siguientes precisiones: La orden de registro y allanamiento sólo es procedente en el sitio donde exista la casa de juego o el establecimiento que funcionen contra la ley o . dentro del marco restringido y cuidadoso que se le debe dar al allanamiento como medio de policía. debe entenderse como el cumplimiento de normas sobre higiene previstas en 68 disposiciones sanitarias. El literal c): Inspeccionar lugar por motivo de salubridad pública. 95-2 C. Por eso. como los registros administrativos con funciones preventivas no habilitan para la obtención de pruebas en materia punitiva. Estas órdenes escapan al mandamiento escrito de autoridad judicial competente porque en estricto sentido no tocan con el principio de libertad sino con otros valores consagrados en la Constitución. la disposición se ajusta a la constitución. "para aprehender a enfermo mental o peligroso o a enfermo contagioso" armoniza con el principio de solidaridad social (art. cultivos de hortaliza. frente a las intervenciones punitivas del Estado la Constitución rodea de cuidadosas garantías la inviolabilidad del domicilio.ordenar el registro pese a que objetivamente las circunstancias no lo hacían necesario.P. En efecto. panaderías.P. como vimos anteriormente. pues los argumentos sobre su constitucionalidad son diferentes. Pero. como la vida o la dignidad humana.) y con la protección a la vida e integridad personal de los asociados (art. Respecto al literal d): Obtener pruebas sobre la existencia de casas de juego o establecimientos que funcionen contra la ley o reglamento.P. esto en nada afecta la libertad y la intimidad. Con similar razón se sustenta la orden del literal f): practicar inspección ocular ordenada en juicio de policía. en principio no podrá el ciudadano oponer la reserva judicial a los mismos. por ejemplo: en los comercios de carne. siempre y cuando la ley haya habilitado a ciertas autoridades administrativas a ordenar esos registros y éstos se efectúen en protección de valores superiores. El literal b). A continuación se hará un estudio de los literales acusados para una mejor comprensión de cada uno de ellos. el literal a) del artículo acusado (capturar a quien se le haya impuesto por funcionario competente pena privativa de la libertad) es consecuencia lógica de una orden judicial y se respalda además en el artículo 95-7 de la C. la protección del domicilio tiene como finalidad la defensa del espacio en donde la persona desarrolla de manera más inmediata su libertad y su intimidad. leche.

se pregunta la Corte. por lo siguiente: el propio artículo 58 superior establece que el interés privado deberá ceder al interés público.P. la policía podrá hacerlo. cercado o no. Cobra aquí mayor fuerza la obligación de motivar la orden de registro porque ésta debe ser razonable y seriamente justificar la gravedad o calamidad que se aspira prevenir. son derechos adquiridos y gozan de la misma protección genérica que los demás inmuebles. este procedimiento para búsqueda de pruebas. . 69 El artículo 58 de la Constitución establece que en Colombia se garantiza la propiedad privada.P. en aras del interés general (art. Por el contrario. que permite la vigilancia y control del Estado para efectos tributarios. examinar instalaciones con el único fin de prevenir accidentes o calamidad. Los numerales e) y g) referentes a los servicios públicos no contradicen el espíritu de la Constitución. Y. Por tanto los predios rústicos cercados. allanarse lugar diferente. el artículo 365 del C. luego indagar sobre maniobras fraudulentas en las instalaciones de servicios públicos de acueducto. es una función preventiva que se enmarca dentro de las funciones preventivas de la policía administrativa. pero procurará contar con la autorización del dueño o cuidandero del terreno. Es decir que la orden de registro y allanamiento tiene en este caso una finalidad impositiva.P. ¿un predio rústico cercado goza de menor protección para su morador o de mayor liberalidad para el ingreso de la policía en servicio? La respuesta es afirmativa.reglamento (los cuales no pueden en sentido estricto calificarse como domicilio). energía eléctrica. de que trata esta norma. no solo favorece a la comunidad sino es finalidad social del Estado. Luego el derecho de propiedad en este caso debe cohabitar con el derecho de la policía en servicio. Por todas estas consideraciones se concluye que no se presenta inconstitucionalidad sobreviniente del artículo acusado. según la Constitución debe orientarse en este sentido: dice el artículo 336-4 de la C. Si por razón del servicio fuere necesario penetrar en predio rústico cercado. puede ser objeto de derecho real para su dueño. so pretexto de buscar pruebas. 1° CP) a ingresar al predio. teléfonos. rústico o no. que no está cubierta por reserva judicial. Ello por cuanto en el campo no siempre existen vías de uso público. Ahora bien. que "las rentas obtenidas en el ejercicio de los monopolios de suerte y azar estarán destinadas exclusivamente a los servicios de salud". Además. indica que los servicios públicos son inherentes a la finalidad social del Estado. Esto se compagina con la parte final del artículo 15 de la C. d) Artículo 84 del Decreto Ley 1355 de 1970: Artículo 84. no se puede. Ahora un predio.

Decrt. A contrario sensu si el ingreso a la heredad no se realiza por razones del servicio. social o de cualquier otro fin lícito. esto ya constituiría violación del domicilio por circunstancias no consagradas en la Constitución Política. La servidumbre de tránsito permite el paso de toda persona que requiera utilizar una determinada propiedad privada. como el registro o el allanamiento por la facilidad con que se ingresa. Dentro de las 24 horas siguientes al recibo del aviso la autoridad podrá. la policía se coloca en la misma situación de los particulares y en consecuencia no podrá en ningún caso ingresar al predio sin la efectiva aquiescencia del propietario o morador. hora y sitio de la proyectada reunión y se presentará con 48 horas de anticipación. No sobra expresar que el Procurador afirma en su concepto que por lo general las heredades se encuentran afectadas por servidumbres de tránsito. 70 Estos artículos en las partes acusadas disponen: Artículo 102. Inciso 4º Modificado. A continuación se analizarán las disposiciones acusadas que tienen relación con el derecho de reunión: a) Artículos 102 y 105 del Decreto Legislativo 1355 de 1970. económico.de suerte que necesariamente los agentes deben desplazarse por entre las heredades privadas. Luego una cosa es ingresar y otra es allanar. Cuando se trate de desfiles se indicará el recorrido prospectado. Lo que ocurre en realidad son circunstancias diferentes. Pero si su actuar va más allá del simple uso del predio para el tránsito. Con tales fines debe darse aviso por escrito presentado personalmente ante la primera autoridad política del lugar. por razones del servicio y si es posible debe contar con la anuencia del dueño o cuidandero. 188. Obsérvese que el ingreso de la Policía al predio rústico cercado debe hacerse -como lo establece la norma-. Tal aviso deberá expresar día. Es por ello que la norma es constitucional. La primera se sigue por este articulo 84. sino con fines personales de los agentes. Tal comunicación debe ser suscrita por lo menos por tres personas. religioso. La segunda por las normas pertinentes. Toda persona puede reunirse con otras o desfilar en sitio público con el fin de exponer ideas e intereses colectivos de carácter político. 8. de conformidad con el artículo 28 superior.3. modificar el recorrido del desfile. art. el sitio y la hora de su . por lo que no se ve la razón por la cual se le impida a la Policía penetrar allí. por razones de orden público y mediante resolución motivada. 522 de 1971. Artículos relativos al derecho de reunión y manifestación pacífica. la fecha.

realización. la Corte desea aclarar el sentido del concepto "orden público". que por mandato constitucional corresponde ejercitar a la Policía Nacional. La Corte Constitucional considera que las disposiciones anteriores no limitan ni restringen el derecho fundamental de reunión consagrado en el artículo 37 de la Constitución y que las disposiciones acusadas son normas razonables establecidas para el mantenimiento del orden público. La policía podrá impedir la realización de reuniones y desfiles públicos que no hayan sido enunciados con la debida anticipación. Así pues. en el sentido que las normas acusadas no contravienen la Constitución. con el fin de que las autoridades políticas hagan un correcto uso de la misma. pues no contienen cosa distinta que mecanismos para hacer efectivos los derechos fundamentales.14 Por tanto la norma será declarada exequible. o amenaza de la misma. utilizada por el inciso cuarto de esta norma. como un mismo señor puede ser designado Alcalde o no designado. Y por ello por razones muy simples: porque el criterium central que hemos utilizado para separar la discrecionalidad de los conceptos jurídicos indeterminados. En este sentido. teniendo en cuenta la función eminentemente preventiva y persuasiva. o incluir el más inicuo de los actos de la vida privada entre los actos contrarios al orden. la Corte comparte el concepto tanto de los ministros de Gobierno y Defensa del Procurador. la Corte Constitucional de la República de . García de Enterría nos dice que "el orden público es hoy en todos los países occidentales el ejemplo más claro de lo que más atrás hemos llamado un concepto jurídico indeterminado: no puede ser una facultad discrecional de la administración determinar a su arbitrio si existe o no perturbación del orden público. se cumple en el caso con fácil evidencia: una misma situación no puede ser a la vez conforme y contraria al orden. Igualmente podrá tomar la misma medida cuando la reunión o desfile no cumplan los objetivos señalados en el aviso. sin perjuicio de que la vida social reserve necesariamente un "margen de apreciación" de cierta holgura -nunca en todo caso una discrecionalidad a la Administración para su calificación-". se entenderá cumplido el requisito exigido por la reunión o desfile. en aras de la convivencia pacífica. Si dentro de ese término no se hiciere observación por la respectiva autoridad. la unidad de solución justa. 71 Ahora bien. Artículo 105. DECISIÓN En mérito de lo expuesto.

por lo aquí señalado. Cuadernos Civitas. comuníquese y cúmplase. TERCERO: Declarar EXEQUIBLES por estar amparados por el artículo 28 transitorio las partes acusadas del artículo 56 literal a) y del artículo 62 inciso segundo. conforme a lo establecido en la parte motiva de esta sentencia: a) El inciso tercero del artículo 62. pag 63. EN: Waline. h) El artículo 82. d) El artículo 71. Eduardo. c) El artículo 70. 1957. La lucha contra las inmunidades del poder. Tercera edición. contenida en el artículo 57 del Decreto Legislativo 1355 de 1970. 7a. edición. París. SEGUNDO: Declarar EXEQUIBLES las partes acusadas de los siguientes artículos. en nombre del pueblo y por mandato de la Constitución. f) El artículo 79. CUARTO: Declarar INEXEQUIBLE la expresión "o en reglamento de policía". 1983. i) El artículo 84. Madrid. RESUELVE: 14García de Enterría.Colombia. Cópiese. 73 HERNANDO HERRERA VERGARA Presidente JORGE ARANGO MEJIA ANTONIO BARRERA CARBONELL Magistrado Magistrado EDUARDO CIFUENTES MUÑOZ JOSE GREGORIO HERNANDEZ GALINDO . k) El artículo 105. pag 578. g) El artículo 81. e) El artículo 78. modificado por el artículo 111 del Decreto Legislativo 522 de 1971. j) El artículo 102. b) El artículo 64. por considerar que tales conductas no alteran por sí mismas el orden público. en la que se anularon actos locales que prohibían tocar las campanas de las iglesias. Droit Administratif. Véase igualmente al respecto la jurisprudencia contenciosa francesa de principios de siglo. 72 PRIMERO: Declarar que la Corte Constitucional se INHIBE en relación con la Constitucionalidad del artículo 58 del Decreto Legislativo 1355 de 1970.

entrare en morada ajena o se mantuviere en la misma contra la voluntad de su morador. que consagra el artículo 18. El delito de allanamiento de morada se recoge en el artículo 202. sin habitar en ella. Sujeto activo puede ser cualquier persona. que lleva la rúbrica «del allanamiento de morada.Magistrado Magistrado CARLOS GAVIRIA DIAZ ALEJANDRO MARTINEZ CABALLERO Magistrado Magistrado FABIO MORON DIAZ VLADIMIRO NARANJO MESA Magistrado Magistrado MARTHA VICTORIA SACHICA DE MONCALEANO 74 Secretaria General FABIO MORON DIAZ VLADIMIRO NARANJO MESA Magistrado Magistrado Ponente MARTHA VICTORIA SACHICA DE MONCALEANO Secretaria General allanamiento de morada domicilio de personas jurídicas y establecimientos abiertos al público Derecho Penal Los atentados contra el derecho a la inviolabilidad del domicilio. incluso los funcionarios públicos . domicilio de personas jurídicas y establecimientos abiertos al público».2 de la Constitución Española. 202 a 204). vienen tipificados en el Capítulo II del Título X del Código Penal (arts. que castiga con la pena de prisión de seis meses a dos años al particular que. contemplando el apartado 2 del precepto mencionado una agravación de la pena (prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses) cuando el hecho se ejecutare con violencia o intimidación.

pese a su situación de derecho privado. siendo indiferente el medio empleado para ello. si media causa por delito. será de aplicación el artículo 204 (que luego veremos) cuando la actuación tenga lugar fuera de los casos establecidos en la Ley y sin mediar causa por delito. Si el funcionario interviene como tal. al cual no se puede acceder. dentro del domicilio. puesto que. en consecuencia. posteriormente.1. de carácter activo (entrar en morada ajena) y la segunda.T. siendo indiferente el hecho jurídico-civil en que se asiente: propietario. no es emanación de un derecho de propiedad sino de la personalidad. arrendatario o precarista (también el precarista. La conducta típica puede revestir dos modalidades: la primera. de naturaleza omisiva (mantenerse en la misma contra la voluntad de su morador). tan reducidamente protegida. se niega a abandonarlo a requerimiento de éste. ni por fuerza.cuando actúen al margen del ejercicio de sus funciones. prohibiéndose la entrada sin autorización judicial. de 29 de mayo de 1992. se entiende que el sujeto activo ha entrado en el domicilio con el consentimiento del morador y. pero el funcionario no respeta las garantías constitucionales o legales. Se entiende por morada todo espacio cerrado destinado a desarrollar las actividades propias de la vida privada. usufructuario. Es indiferente el título en virtud del cual se ocupa la vivienda para que goce de la protección que al domicilio dispensa la Constitución. se aplicaría el artículo 534. tiene derecho a que nadie entre y registre su domicilio sin autorización del Juez). como señala la S. la libertad e intimidad. ni contra la voluntad del morador. morada es «el lugar destinado a la habitación de una persona. Respecto a la segunda modalidad. De acuerdo con constante y reiterada jurisprudencia del Tribunal Constitucional no .S. ni por intimidación». Como dice el Tribunal Supremo en su sentencia de 18 de mayo de 1979. la obtención de fotografías o vídeos del interior de la vivienda. Entrar significa introducir el cuerpo en la morada ajena. excluyéndose. lugar cerrado donde se reside y se satisfacen las condiciones de vida íntima del hogar familiar.

incluso cuando sirva como medio para cometer éstos.P. cuarto trastero. oficina de una empresa y locales comerciales de esparcimiento y restaurantes. con otros delitos. (usurpación). verbigracia. casa abandonada. de 18 de junio de 1990 ha precisado que «el delito de allanamiento de morada. es la fuerza moral que presiona sobre el morador. que señala para estos supuestos la pena de multa de seis a dieciocho meses. no se viene considerando como domicilio: almacén. que castiga con la pena de multa de tres a seis meses al que ocupare sin autorización debida. en el supuesto de robo en casa habitada. Se considera morada: la habitación de un hotel y pensión. Suele ser frecuente el concurso del delito de allanamiento de morada con otros tipos penales. tales como el robo o las lesiones. la violencia a que se refiere el apartado 2 del artículo 202 del C. Tratándose de una casa abandonada. o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular. Por el contrario.2 del C. además de las penas en que incurriere por las violencias ejercidas. un inmueble.se requiere habitualidad. caseta. como autónomo e independiente de otros delitos con los que puede concurrir. entre los que se encuentra el de lesiones.T. la entrada o permanencia en la misma sin consentimiento del titular constituye el delito previsto en el artículo 245.P. la S.S. departamento de literas de un tren. Con respecto a la modalidad agravada del delito de allanamiento de morada. en concurso real. cabina de un camión. cueva. tienda de campaña. entre otras. . venciendo por la amenaza o la coacción su voluntad contraria a la entrada o a la permanencia en el domicilio. etc. Si se empleare violencia o intimidación en las personas. coche remolque. Sobre esta cuestión. vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada. vehículo. choza. como ocurre. siempre que no sea elemento integrador de los mismos. debe penarse separadamente. garaje. taquilla del dormitorio de un cuartel. barraca. en la sentencia de 11 de mayo de 1985». razón por la que esta Sala lo ha entendido compatible. como se reconoció. procedería la aplicación del apartado 1 del mismo artículo.

fuera de los casos permitidos . pues no existe atentado a la intimidad. la entrada tiene lugar fuera de las horas de apertura. En consecuencia. o en establecimiento mercantil o local abierto al público fuera de las horas de apertura. Si la conducta consiste en permanecer en los lugares mencionados contra la voluntad del titular.P. el hecho constituye la falta del artículo 635. castiga con las penas de prisión de seis meses a un año y multa de seis a diez meses al que entrare contra la voluntad de su titular en el domicilio de una persona jurídica pública o privada. siendo posible que la acción típica se produzca tanto dentro como fuera de las horas de apertura. al castigar con la pena prevista respectivamente en los dos artículos anteriores en su mitad superior e inhabilitación absoluta de seis a doce años a la autoridad o funcionario público que. el artículo 204 contempla un tipo especialmente agravado en razón a la condición del sujeto activo. la entrada o permanencia se produce con violencia o intimidación. despacho profesional u oficina. En el primer caso. que se sanciona con las penas de arresto de uno a cinco fines de semana y multa de uno a dos meses. es atípica la entrada o permanencia en lugares abiertos al público dentro de las horas de apertura. fuera de las horas de apertura. En el apartado 2. En este sentido. el artículo 203 del nuevo C.Constituye una importante novedad del C. que se pondrá de manifiesto sólo cuando el titular ofrezca resistencia o trate de impedir la permanencia del sujeto activo. Por último. de 1995 el hecho de extender al domicilio de las personas jurídicas y a los establecimientos abiertos al público una protección penal muy similar a la que tradicionalmente se ha venido dispensando a la morada o domicilio de las personas físicas.P. y en el apartado 2 del precepto mencionado se sanciona con la pena de prisión de seis meses a tres años al que con violencia o intimidación entrare o se mantuviere contra la voluntad de su titular en los lugares expresados. descartándose el empleo de violencia o intimidación.

reputando autoridad «al que por sí solo o como miembro de alguna corporación. sean tratadas como formas agravadas de los correspondientes delitos comunes. Tribunal u órgano colegiado. En consecuencia. esto es. considerando. El concepto penal de funcionario público y de autoridad viene delimitado en el artículo 24 del Código. como se señala en la Exposición de Motivos. como delitos especiales incomprensible e injustificadamente atenuados».. se propone que «[. según se trate de domicilio de personas físicas o de personas jurídicas y establecimientos abiertos al público. la conducta típica exige dos requisitos: que se realice fuera de los casos permitidos por la Ley y «sin mediar causa legal por delito».. así como los miembros del Ministerio Fiscal. puesto que si actúa como particular deberán aplicarse los artículos 202 o 203. que considera funcionario público «todo el que por disposición inmediata de la Ley o por elección o por nombramiento de autoridad competente participe en el ejercicio de funciones públicas». en todo caso. Sujeto activo del delito del artículo 204 del C. de las Asamblea legislativa de comunidad autónoma y del Parlamento Europeo.P. El nuevo Código Penal pretende dar un especial relieve a la tutela de los derechos fundamentales. . cometiere cualquiera de los hechos descritos en los mismos.] las entradas y registros en el domicilio llevadas a cabo por la autoridad o funcionario fuera de los casos permitidos por la Ley. como autoridades a los miembros del Congreso de los Diputados. tenga mando o ejerza jurisdicción propia». Además. eliminando el régimen de privilegio de que hasta ahora han venido gozando las injerencias ilegítimas de los funcionarios en el ámbito de los derechos y libertades de los ciudadanos. y no como hasta ahora lo han venido siendo.por la Ley y sin mediar causa legal por delito. tiene que ser necesariamente una autoridad o funcionario público y ejecutar el hecho con abuso del ejercicio del cargo. del Senado.

de 21 de febrero. Por último.P. 545 y ss. pero en estos casos sólo se permite la entrada. la necesidad de evitar daños inminentes y graves a las personas y a las cosas.E. establece que será causa legítima suficiente para la entrada en domicilio. documentos o efectos que hallen en el mismo.3 de la L. 1/1992.1 del C. en desarrollo del artículo 55. 4/1981. [V. sin respetar las garantías constitucionales o legales. de los estados de alarma. que desarrollan los tres supuestos que permite el artículo 18. de 1 de junio. de la L.2 de la C. así como en casos de excepcional o urgente necesidad cuando se trate de presuntos responsables de delitos de terrorismo (en este último supuesto.).O.Cr. sobre protección de la Seguridad Ciudadana. en ningún caso el registro.. «Sin mediar causa legal por delito» significa que el funcionario actúa al margen de una investigación criminal y fuera de sus competencias. el artículo 21. sin olvidar las facultades de la Autoridad gubernativa para disponer inspecciones y registros domiciliarios en estado de excepción o de sitio.La expresión «fuera de los casos permitidos por la Ley» contiene una norma penal en blanco. excepción y sitio. delito flagrante y resolución judicial.E. autoridad (concepto penal). pero abusando del ejercicio del cargo. que nos remite a las disposiciones reguladoras de la entrada y registro en domicilios o edificios y lugares públicos contenidas esencialmente en los arts. calamidad. delitos cometidos por los funcionarios públicos contra la inviolabilidad domiciliaria y demás garantías de la intimidad]. Si media causa por delito y la autoridad o funcionario público entran en un domicilio sin el consentimiento del morador o registran los papeles. ruina inminente u otros semejantes de extrema y urgente necesidad. . en supuestos de catástrofe.1 de la L.2 de la Constitución: consentimiento del titular. procedería aplicar el delito previsto en el artículo 534. que recoge el artículo 17.O.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful