P. 1
ICESI 7-Cali

ICESI 7-Cali

|Views: 250|Likes:
Publicado porNeferkara Pepy

More info:

Published by: Neferkara Pepy on May 08, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/12/2015

pdf

text

original

NÚMERO 7, ENERO - JUNIO DE 2011

ISSN 2011-0324

Ésta es una publicación de la
Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Icesi http://www.icesi.edu.co/revista_cs
Calle 18 No. 122-135 Cali, Colombia tel: +57 2 5552334, fax: +57 2 5551706

Universidad Icesi Rector: Francisco Piedrahita Plata Secretaria General: María Cristina Navia Klemperer Director Académico: José Hernando Bahamón Lozano Editor Rafael Silva Vega, [M. Phil.] cs@icesi.edu.co Co-editor Enrique Rodríguez Caporali, [Ph.D. (C)] caporali@icesi.edu.co Asistente editorial: Aura Hurtado cs@icesi.edu.co Comité editorial Mauricio Archila, [Ph.D.] Universidad Nacional de Colombia) / marchilan@gmail.com Clara Inés García, [Ph.D.] Universidad de Antioquia, Colombia / cigarcia@iner.udea.edu.co Fernando Urrea, [Msc.] Universidad de Valle, Colombia / furreagiraldo@yahoo.com Enrique Rodríguez Caporali, [Ph.D. (C)] Universidad Icesi, Colombia / caporali@icesi.edu.co Ana Lucía Paz Rueda, [Ph.D. (C)] Universidad Icesi, Colombia / apazrueda@icesi.edu.co Vladimir Rouvinski, [Ph.D.] Universidad Icesi, Colombia / vrouvinski@icesi.edu.co Blanca Zuluaga, [Ph. D] Universidad Icesi, Colombia / bzuluaga@icesi.edu.co Markus Schultze-Kraft, [Ph. D] Universidad de Sussex, Reino Unido / markus.schultze.kraft@gmail.com Victor Lazarevich Jeifets, [Ph. D] Universidad Estatal de San Petesburgo, Rusia / jeifets@gmail.com Andreas Boeckh, [Ph.D.] Universität Tubingen, Alemania / Boeckh.andreas@googlemail.com Comité científico Jesús Martín-Barbero, [Ph.D.] jemartin@cable.net.co (Universidad Javeriana, Colombia) Ariel C. Armony [Ph.D.] aarmony@mail.as.miami.edu (University of Miami, EE.UU.) Igor José de Renó Machado, [Ph.D.] igor@power.ufscar.br (Universidade Federal de São Carlos, Brasil) María Antonia Garcés, [Ph.D.] mg43@cornell.edu (Cornell University, EE. UU.) Simonne Teixeira, [Ph.D.] simonne@uenf.br (Universidade Estadual do Norte Fluminense, Brasil) Luis Reygadas, [Ph.D.] lreygadas@yahoo.com.mx (Universidad Autónoma Metropolitana de México) Luz Gabriela Arango, [Ph.D.] luzga@cable.net.co (Universidad Nacional, Colombia) Andrés Felipe Rengifo, [Ph.D.] arengifo@gc.cuny.edu (University of Missouri, Saint Louis, EE. UU.)

Andrés Malamud, [Ph.D.] andres.malamud@eui.eu (Universidad de Lisboa, Portugal)
Secretaria: Diana Isabel Vallejo Diseño original: Pablo A. Sánchez Gil Diagramación y Portada: ct [http://cactus.com.co/] A.A. 25608 Tel. 321 20 10 Fax. 555 17 06 E. mail: cs@icesi.edu.co Cali, Colombia ISSN 2011-0324

La revista CS de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Icesi, es una publicación arbitrada. Tiene una periodicidad semestral. Es de carácter académico y privilegia la publicación de artículos de investigación y reflexión producto de la labor intelectual de académicos nacionales e internacionales. Tiene como objetivo principal construir un espacio de reflexión sobre problemas sociales desde un enfoque interdisciplinario. Entendiendo esto último como un diálogo de saberes que se reconoce en la diversidad e interacción de sus perspectivas de análisis pero, también, en su especificidad y contradicción. CS también tiene el interés de difundir el ejercicio de investigación entre un público compuesto tanto por estudiantes universitarios (de pregrado y postgrado), como por profesionales pertenecientes a las diferentes disciplinas que ofrecen las Ciencias Sociales, quienes pueden encontrar en esta publicación insumos para el desarrollo de sus reflexiones e investigaciones, estableciendo puentes de comunicación con investigadores y pensadores de las universidades y centros de investigación nacional e internacional. En este sentido CS se ofrece como un medio para construir y fortalecer los debates sobre todas aquellas cuestiones que afectan y determinan nuestra realidad social.

The CS JournaL of the School of Law and Social Sciences at Universidad Icesi is a peer-reviewed publication which appears biannually. It is academic in nature and favors the publication of research and reflection articles that result from the intellectual work of local and international academics. The primary purpose of the journal is to provide a space for reflection on social issues following an interdisciplinary approach. This should be understood as a dialog of knowledge that acknowledges not only the diversity and interaction of various analytical perspectives, but also their specific and opposing nature. It is also in the interest of CS to disseminate the practice of research among readers, including both university students (undergraduate and graduate) and professionals in the various disciplines within the field of social sciences, and provide them with useful input for them to carry out their reflections and research work. At the same time, it establishes a bridge of communication with researchers and thinkers from other universities and research centers on a national and international level. In this respect, CS provides a means to build and strengthen debate about matters that affect and determine our social reality. A revista Cs da Faculdade de Direito e Ciências Sociais da Universidade Icesi é uma publicação arbitrada com uma periodicidade semestral. É de caráter acadêmico e privilegia a publicação de artigos de investigação e reflexão produto do trabalho intelectual de acadêmicos nacionais e internacionais. Tem como objetivo principal construir um espaço de reflexão sobre problemas sociais a partir de uma abordagem interdisciplinar. Entendendo esta última como um diálogo de saberes que se reconhece na diversidade e interação de suas perspectivas de análise, mas também em sua especificidade e contradição. CS possui também o interesse de difundir o exercício da investigação entre um público composto tanto por estudantes universitários (de pré-graduação e pós-graduação), como por profissionais pertencentes às diferentes disciplinas que oferecem as Ciências Sociais, pelo que poderá encontrar nesta publicação entradas para o desenvolvimento de suas reflexões e pesquisas, estabelecendo pontes de comunicação com investigadores e pensadores das universidades e centros de investigação nacionais e internacionais. Nesse sentido, a CS serve como um meio para construir e fortalecer os debates sobre todas aquelas questões que afetam e determinam nossa realidade social.

Esta revista está indexada en:
PUBLINDEX – COLCIENCIAS (Categoría C) PROQUEST (Sociological Abstracts y Worldwide Political Science Abstracts) EBSCO (Information Services) DIALNET (Difusión de Alertas en la Red) LATAM (Estudios Latinamericanos) LATINDEX (Sistema Regional de Información en Línea para Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal, México) CLASE (Citas Latinoamericanas en Ciencias Sociales y Humanidades) CREDI (Centro de Recusos Documentales e Informáticos -OEI)

© Derechos reservados de autor. El material de esta publicación puede ser reproducido sin autorización, siempre y cuando se cite el título, autor y fuente institucional. Canje Lady Hernández Martínez Asistente de Hemeroteca Biblioteca Universidad Icesi Tel: (57) 2 555 2334 Ext. 8725 lahernan@icesi.edu.co Página web y correspondencia: http://www.icesi.edu.co/revista_cs cs@icesi.edu.co

TABLA DE CONTENIDO

PRESENTACIÓN ____________________________________________ 13 IN MEMORIAM____________________________________________ 15 ARTÍCULOS CIUDAD Y REGIÓN

La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público The Immigrant Otherness in the City of the 21st Century: New Ways of the Construction of Public Space Alteridade migrante na cidade do século XXI: novas formas de construção do espaço público Soledad Laborde ________________________________________19 Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana Uses of Remittances from Spain in the Colombian Pacific Region Usos de remessas procedentes da Espanha na região Pacífica colombiana María Gertrudis Roa Martínez ______________________________45 De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura From Global to Local in the Action Repertoire of the Black Organizations in the Midst of the Armed Conflict in Buenaventura Do global ao local nos repertórios de ações das organizações negras diante do conflito armado em Buenaventura Adriana Espinosa Bonilla __________________________________81

Distribution. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). 1973-2008 Land Tenure in Peasant Universes. 1903 -1910 Aura Hurtado _________________________________________161 INVESTIGACIONES EN ECONOMÍA Y SOCIEDAD El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones Development in 3D: The Keys on the Differences of the Quality of Life in the Regions O desenvolvimento em 3D: chaves das diferenças na qualidade de vida das regiões Harvy Vivas Pacheco ______________________________________195 Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski Probabilistic Principles of Equality by Klemens Szaniawski Princípios probabilísticos da igualdade de Klemens Szaniawski Grzegorz Lissowski______________________________________223 ¿Regulación internacional del trabajo a partir de los autocompromisos de las empresas transnacionales? International Work Regulation Based on the Selfcompromise of the Transnational Companies? ¿Regulação internacional do trabalho a partir dos auto-compromissos das empresas transnacionais? Rainer Dombois _______________________________________255 . 1973-2008 Propriedade da terra em universos camponeses. (Colombia) 1973-2008 Diego Andrés Lugo Vivas ________________________________121 Opinión pública y formación del departamento del Valle. Distribución. Distribuição. 1903 -1910 Opinião pública e formação do estado do Valle. transformações e lutas em Cajibío. and Land Struggles in the District of Cajibío (Colombia).La tenencia de la tierra en universos campesinos. Transformations. 1903 -1910 Public Opinion and Origins of Valle Department.

elle n’y est pas»: On Reasoning in Black and the Anxiety of Collapse in Philosophy and the Human Sciences «Quand je suis lá. elle n’y est pas»: sobre el razonamiento en negro y la inquietud del colapso en la filosofía y las ciencias humanas «Quand je suis lá. __________________________________ 309 DOCUMENTOS «Quand je suis lá.INSURRECCIÓN Y MOVILIZACIÓN SOCIAL Of Structures. elle n’y est pas»: Sobre o razoamento em negro e a inquietação acerca do colapso na filosofia e nas ciências humanas Lewis R. culturas e outros demônios: análise das insurreições andinas no final do século XVIII Hanni Jalil Paier ________________________________________279 Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular Location of the Black Communities in Colombia: The Absence of the Insular Afro-Caribbean Lugares das populações negras na Colômbia: a ausência do afro-Caribe insular Inge Helena Valencia P. Gordon ______________________________________ 353 Tras el animal: dos persecuciones ontológicas After the Animal: Two Ontological Pursuits Atrás do animal: duas persecuções ontológicas Diego Cagüeñas Rozo___________________________________ 377 . Culture and Other Demons: A Review of Late EighteenthCentury Andean Insurrections De estructuras. culturas y otros demonios: una revisión de las insurrecciones andinas de finales del siglo XVIII De estruturas.

artículos y otros documentos ______________429 The City of Translation. Amartya Sen (Diego Alejandro Nieto) AUTORES DE LOS ARTÍCULOS ____________________________451 INDICACIONES PARA LOS AUTORES DE ARTÍCULOS ________455 INSTRUCTIONS FOR THE AUTHORS OF ARTICLES ___________459 ORIENTAÇÕES PARA OS AUTORES DOS ARTIGOS_____________463 .Bourdieu y Giddens. (Ramiro Guerrero Carvajal) La idea de la justicia. Poetry an Ideology in Nineteenth-Century Colombia. Carlos Monsivais (Mauricio Guerrero) Amartya Sen´s Idea of Justice and Global Health. cultura y sociedad en América Latina. Superação dos dualismos e ontologia relacional das práticas sociais Jefferson Jaramillo Marín ________________________________ 409 RESEÑAS Comentarios sobre libros. The Overcomming of Dualism and the Relational Ontology of Social ractices Bourdieu e Giddens.. José María Rodriguez Garcia (Gilberto Loaiza Cano) Aires de Familia. La superación de los dualismos y la ontología relacional de las prácticas sociales Bourdieu and Giddens.

iniciada a través del viaje vertiginoso del capital financiero. casi de manera inmediata. Atrapar en una sola formulación la noción de región. resultó una tarea ardua. Más de la mitad de los artículos que respondieron a la convocatoria evidencian esta tendencia. siguiendo la huella del tema de la migración. sin embargo. que de una parte diera cuenta de la diversidad de la misma y. eso que llamamos región suroccidental. a otros procesos sociales que. mostramos cómo para abordar la región. la migración era un elemento central (recibe anualmente el mayor volumen de remesas de todo el . que tiene su epicentro en el valle geográfico del río Cauca. también se han modificado conforme participan de la globalización. Es un lugar común hablar de las posibilidades que la globalización ha traído en términos de movilidad. de alguna manera. de manera diferenciada. el espacio público. las formas de organización social. Una primera dificultad consistió en tratar de delimitar. Es en este contexto que la idea de movilidad se revela como una entrada significativa para abordar a la región. el conflicto. sobre la cual seguimos trabajando. En nuestro número cuatro de CS. la gestión de las empresas. Los artículos que recibimos.Presentación Cuando pensamos en este séptimo número de CS quisimos hacer una convocatoria que permitiera un diálogo entre las investigaciones que se adelantan en la Facultad y otras investigaciones sobre la región suroccidental del país. de la variedad de enfoques con los que es abordada. nos dieron una suerte de pista que decidimos seguir en la medida en que evidencia una de las dinámicas más importantes de la región. Se trata sin duda de la transformación regional por la vía de la movilidad de sus actores. que se extendió a otras formas de capital y. como un factor que permite comprender procesos sociales que impactan la vida cotidiana. entre muchas otras. de la otra. el desarrollo. Los contenidos de los artículos evidenciaron que se trata de una preocupación clave para poder explicar fenómenos sociales de gran impacto y relevancia. No se trata tan sólo de verificar una moda pasajera. de hecho el tema de la globalización lleva suficiente tiempo en el debate académico para dejar de considerarlo una moda. máxime en estos momentos en los que la agenda pública incluye discusiones complejas sobre el ordenamiento territorial del país y de la región.

Por fuera de la región suroccidental. sin embargo. Enrique Rodríguez Caporali Departamento de Estudios Sociales Facultad de Derecho y Ciencias Sociales Universidad Icesi . Espinosa y Vivas. El trabajo de Hurtado muestra el papel de la opinión pública en este proceso. el artículo de Halil. avanzan sobre este debate. pero en otro contexto Dombois. Cagüeñas y Marin aportan dos documentos que. los Andes colombianos. los artículos de Gordon y Valencia presentan puntos de reflexión relevantes para estos tópicos. y dando continuidad a los documentos que hemos venido publicando en los números cuatro y cinco de CS. en ese momento se quedaba sin desarrollar.14 país. Este trabajo discute la manera como se ha construido una narración sobre las revueltas que preceden las guerras de independencia. pero con reflexiones directamente vinculadas a los procesos que se viven en el suroccidente. Completa esta perspectiva sobre la región la revisión de fenómenos históricos que han definido el carácter de la misma. Este número propone a través de varios de sus artículos referencias importantes para abordar ese proceso. En una perspectiva más amplia. los problemas referidos a la tenencia de la tierra en el último cuarto del siglo XX. Los artículos de Laborda. muestra como este fenómeno impacta la regulación del trabajo y la acción de las empresas. Ligado a lo anterior. acerca de lo relacional y las discusiones acerca de las perspectivas esencialistas y no esencialistas en ciencias sociales. Lugo muestra en este mismo lugar. Otro aspecto regional en el cual se viene trabajando en nuestras líneas de investigación es la cuestión de las comunidades afrocolombianas. Desde otra temática. Estas consideraciones históricas tienen un punto interesante cuando se discute la formación del departamento del Valle del Cauca a comienzos del siglo pasado. desde orillas distintas. cada uno a su manera muestra las transformaciones y su impacto en la transformación de la región. muestra las insurrecciones del siglo XVIII. andina. Roa. para dar algún indicador) que. Finalmente.

Masatsugu Matuso también llevo a cabo una investigación comparativa acerca de las percepciones sobre las armas nucleares de los estudiantes de las universidades en Colombia. En 2009. en la ciudad de Hiroshima. obtuvo su título de doctorado por parte de la Facultad de Letras de la Universidad de Hiroshima. durante treinta años. En esa ocasión. Después de realizar sus estudios de Economía en la Universidad de Tokio. y participó en las reuniones del grupo de investigadores del proyecto. De igual manera. del Instituto de la Ciencia para la Paz de la Universidad de Hiroshima. entre otros. ofreció una conferencia pública sobre Derechos Humanos y la Seguridad Humana. El profesor Masatsugu Matuso visitó la Universidad Icesi en mayo de 2008. dictó un seminario para los estudiantes del Programa de Ciencia Política con énfasis en Relaciones Internacionales. 3. murió el profesor Masatsugu Matsuo. el impacto sobre la población civil de las pruebas de armas nucleares en Kazajstán. convivencia y seguridad humana”. Fue co-fundador y director. se desempeñaba como Profesor Emeritus de la Universidad de Hiroshima. fue uno de los primeros profesores de la nueva Escuela de Postgrado para el Desarrollo y la Cooperación Internacional (IDEC) de la misma Universidad. Kazajstán y Japón.In Memoriam Masatsugu Matsuo El día 15 de octubre de 2010. en la cual participaron los estudiantes de la Universidad Icesi. sirvió como co-editor de la Revista CS No. incluyendo: Peace and Conflict Studies: A Theoretical Introduction. del CIES. “Conflictos. Escribió varios libros y artículos académicos. Comité Editorial Revista CS . En los últimos años. el papel del idioma en los conflictos étnicos y la enseñanza de la ciencia para la paz. dedicada al tema de la “Paz y Seguridad Humana” (enero de 2009). Además. Japón. Rusia. Masatsugu Matsuo nació en 1946 en un pueblo de la prefectura Tottori en el occidente de Japón. Su trayectoria investigativa incluye varios temas: trabajos pioneros en el área de la conservación de la memoria sobre el bombardeo atómico de la ciudad de Hiroshima. colaborador y editor invitado de la revista CS. y promotor de la cooperación académica entre la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Icesi y la Universidad de Hiroshima.

.

CIUDAD Y REGIÓN .

.

patrimonialización y desarrollo social en la ciudad de buenos aires” dirigido por Mónica Beatriz Lacarrieu.com Soledad Laborde La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público 1 The Immigrant Otherness in the City of the 21st Century: New Ways of the Construction of Public Space. Alteridade migrante na cidade do século XXI: novas formas de construção do espaço público Artículo de reflexión recibido el 31/01/2011 y aprobado el 27/04/2011 1 El presente trabajo es resultado de una investigación realizada desde el 2006 en el marco de diversos proyectos de investigación: Proyecto de Investigación de Ciencia y Técnica (PICT 2005 18-38345) de la Agencia Nacional de Ciencia y Técnica (ANCyT “Cultura. patrimonio y desarrollo social: disputas por las apropiaciones del espacio público y la gestión de la alteridad en la Ciudad de Buenos Aires”). Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 .Universidad de Buenos Aires. 19 . Proyecto de Investigación Plurianual CONICET 6040/05 “Gestionando la alteridad: cultura. enero – junio 2011. 2006-2009. CS No.44. 7. Argentina sole_laborde@hotmail.

.

como un caso empírico. CS No.La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público Resumen Mientras las ciudades globales y posmodernas del siglo XXI aplican sus modelos de desarrollo urbano. the recent immigration presents new challenges. Ciudades posmodernas. Palavras-chave: Migração. 7. la inmigración reciente presenta nuevos desafíos.44. Cidades pós-modernas. A partir da descrição da Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Argentina) e da formação do Barrio Chino como casos empíricos. enero – junio 2011. 19 . refletimos sobre ‘novas’ formas de gestão da alteridade migrante no espaço público da cidade. Keywords: Inmigration. Requalificação urbana. Posmodern cities. as migrações recentes trazem novos desafios. Palabras Clave: Inmigración. A partir del abordaje de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la constitución del “Barrio Chino”. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . Recualificación urbana Abstract While the global and postmodern cities of the 21st century put into practice their urban development models. From the approach of the Buenos Aires city and the setting-up of the “Chinatown” like an empirical case the article reflects about the “new” ways of the management of immigrant otherness in the public space of the city. Recualification Resumo Ao mesmo tempo em que as cidades globais e pós-modernas do século XXI aplicam seus modelos de desenvolvimento urbano. se reflexiona acerca de las “nuevas” formas de gestión de la alteridad inmigrante en el espacio público de la ciudad.

.

y también los hay más bajos y viejos como testigos de algún pasado con aires europeos. La gentrification o CS No. periurbanización y gentrification. otras de jogging con carrito lleno de cartones y celular. las casas. que en períodos de decadencia con el aumento del desempleo y la desindustrialización se constituyen como espacios degradados (lejos del trabajo y con poco transporte que los conecte). algunas más anchas. Dicha perspectiva de análisis fue desarrollada por una línea de pensadores de la sociología francesa especializados en temas urbanos que tiene entre sus referentes a Jacques Donzelot y Olivier Mongin. A partir del análisis de su ciudad. algunas de cemento. otros más singulares con pizarra en la calle ofrecen el menú del día. 19 . las luces. desde esta visión. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . otras con jeans. con monumentos. algunas caminan vestidas de traje. A medida que seguimos imaginando recurrimos a una ciudad.44. Podríamos decir que. algunos igualitos. a medida que uno se desplaza en la ciudad va recorriendo distintos espacios que se fragmentan mediante barreras que se establecen desde la disposición urbana y simbólica. un contacto mayor con la naturaleza y un distanciamiento de los polígonos residenciales donde residen los sectores empobrecidos. París. descuidados e inseguros. pertenecientes a alguna cadena de franchisign. Esta breve descripción. Por otra parte. la Ciudad de Buenos Aires. Las tres velocidades se refieren a tres procesos urbanos que permiten pensar el modelo de la ciudad actual. maletín y celular. enero – junio 2011. algunas antiguas refaccionadas con lindas fachadas de colores y otras que tienen las huellas de graffitis en aerosol. las personas. las veredas. 7. podría coincidir con cualquier otra gran ciudad del mundo. es allí cuando comienzan los matices: los edificios son algunos más modernos. estos sociólogos han hecho hincapié en los procesos que caracterizan a las grandes urbes de hoy: relegación. otras más angostas con un mosaico de diferentes tipos de baldosas. por ejemplo. los negocios. la periurbanización se configura como el desplazamiento de la clase media que huye del centro de la ciudad hacia la periferia en busca de barrios cerrados o “privados” que les brinden tranquilidad. de vidrios espejados y tan altos que sólo pueden reflejar las nubes. las plazas. La “ciudad de tres velocidades” en Latinoamérica es el tipo ideal que concuerda con Buenos Aires cuando la mirada se detiene sobre la composición urbana expresada en la superposición de formas arquitectónicas y de estilos de urbanización (Mongin.La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público 23 La ciudad: entre la fragmentación y el movimiento Si pensamos en una ciudad. otros. otras con rejas y pastos verdes prolijos. un cartel de promoción o una pintada política. el ruido del tráfico y también muchas personas en movimiento. los autos.2 2 La relegación se concibe como el proceso vinculado al surgimiento de los polígonos residenciales más alejados del centro en los que residen sectores empobrecidos en viviendas de interés social. que parece una suma de postales. un esténcil. 2006). se levantan como monoblocks grises e invitan a mirar en simultáneo las distintas ventanas como fragmento de alguna historia. bolso y auriculares. las primeras imágenes y sonidos que se suelen asociar en nuestro pensamiento son los edificios.

hay un elemento central que rompe con dicho dibujo espacial de las tres velocidades: las personas. 3 Se comprende por globalización la etapa actual del desarrollo capitalista mundial que implica la expansión de mercado. la fábrica. Pero en este transitar. 19 .Soledad Laborde 24 Estos procesos se harían visibles en Buenos Aires con sólo disponernos a transitar la ciudad de sur a norte. Los sujetos transcurrían de un espacio cerrado a otro. la degradación del espacio público. considero para el análisis la idea de “globalización imaginada” propuesta por Néstor García Canclini (1999) que supera la relación de lo global-local y propone considerar “el horizonte imaginado por los sujetos colectivos e individuales” propiciado a partir de la convergencia de procesos económicos. hay un nuevo tipo de barreras asociadas a lo simbólico que se vinculan. por ejemplo. la publicidad. Sin duda. entre otras. la escuela y la familia. desplazando a otras poblaciones mediante el aumento del valor inmobiliario. ¿Qué cambios hubo en la forma en que las personas se mueven en la ciudad? Foucault planteó que los siglos XVIII. ofrecen nuevas formas de consumo cultural y otras comodidades para las clases altas que vuelven a residir en dichos espacio. La ejemplificación de este cambio es vasta. entre las nuevas formas se establece: la educación continua y a distancia. al igual que en el juego de la descripción del comienzo. 1991). XIX y principios del XX. tal como es Nordelta. recualificación urbana se considera como el ennoblecimiento principalmente de los centros históricos que a su vez.3 Con relación al análisis de Foucault. “Son las sociedades de control las que están reemplazando a las sociedades disciplinarias” (Deleuze. Asimismo. Cali – Colombia . comunicacionales y migratorios que acentúan la interdependencia de vastos sectores y generan nuevos flujos y estructuras de conexión supranacional. ya no es necesario el levantamiento de muros o rejas para delimitar los espacios de circulación de los sujetos. tales como Villa Soldati y Villa Lugano. la relegación se ejemplificaría con los complejos habitacionales del sur de la ciudad. Según Donzelot. CS No. Deleuze propone que la sociedad actual está ante la crisis de los lugares de encierro: el hospital. Esto nos invita a pensar las nuevas formas de control de la sociedad que se establecen en las nuevas ciudades. la asistencia médica ambulatoria. el marketing y la operación de los medios de comunicación. las “ciudades de tres velocidades” se caracterizan por “la relegación de los polígonos residenciales y la periurbanización de la clases medias. produciendo un ordenamiento del tiempo y del espacio. y la periurbanización se levantaría al norte con los mega countries en las afueras de la ciudad. con: los tipos de ofertas culturales. La recualificación estaría plasmada en el centro histórico con sus obras de puesta en valor patrimonial del barrio de San Telmo. el nuevo contexto de globalización también plantea un nuevo ordenamiento de la sociedad actual. el paisaje escenográfico de ciertos barrios. es decir.44. 7. esto implicó en la ciudad el levantamiento de majestuosos edificios orientados al disciplinamiento (por ejemplo las escuelas). enero – junio 2011. la integración económica y una nueva dinámica de las prácticas culturales. la hegemonía del capital financiero sobre el productivo y donde impera el libre comercio. se caracterizaron por la “sociedad del encierro”. financieros. las modas.

habitan y viven en la ciudad. y que las ciudades. 2004). nuevas formas de conexión entre espacios gentrificados. porque producen en la configuración de las ciudades. mantener redes multiconectadas. se construyen con una nueva imagen donde la multiculturalidad emerge como una característica (Borja. Las jerarquías en el trabajo y en el prestigio van asociadas. Entonces podemos pensar que los procesos de recualificación o gentrification se encuentran vinculados a este atributo de movilidad y conexión. 2003. Sassen. et al. Si bien este fenómeno se exacerba en el contexto actual de globalización con la ISSN 2011– 0324 . Sin embargo. et al.. Entonces. la movilidad aparece como un atributo ponderado en las nuevas formas de habitar el mundo urbano y cosmopolita del siglo XXI. Desigualdades forjadas históricamente a partir de las políticas –principalmente neoliberales– que tuvieron como resultado el empobrecimiento de un gran porcentaje de la población. no s{olo a la posesión de bienes localizados sino al dominio de recursos para conectarse (García Canclini. llama la atención sobre el actual mundo neoliberal donde ya no sólo es una cuestión de desigualdad económica o de diferencia cultural sino de conexión: Ahora el capital que produce la diferencia y la desigualdad es la capacidad o la oportunidad de moverse.. García Canclini. también. necesarios para la movilidad. García Canclini en su obra Diferentes. desiguales y desconectados. et al. porque ocasionan movimientos de algunas poblaciones y el desplazamiento de ciertos sectores pero. En este sentido. también observamos que ciertos espacios de la ciudad caracterizados por la recualificación o la gentrificación conllevan prácticas disruptivas de los sujetos que ponen en cuestión estos procesos urbanos. 2007 : 29). pero a su vez. que buscan y pueden acceder a los tipos de consumos y servicios que dichos lugares ofrecen. 2006 : 76).. Así las desigualdades se observan en la manera como los distintos sujetos circulan. al trabajo y a una vivienda digna. podemos preguntarnos si estos procesos muestran un modo en que se expresan las nuevas formas de control. Bayardo. 1997. Este sector no tiene acceso a la educación.La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público 25 que temen la proximidad de los ‘excluidos’ mientras se sienten ‘olvidadas’ por la élite de los ganadores que se dedica a invertir en el proceso de gentrificación de los centros históricos” (Donzelot. 2006. no accede a otros nuevos derechos como son la tecnología y los consumos culturales. Encontramos –como resultado de los nuevos flujos poblaciones de las urbes– que los inmigrantes se presentan como actores centrales en el intercambio de información y de prácticas culturales. entre otros. Las conexiones podríamos observarlas a través de la operación del mercado. Por una parte. la promoción turística o también desde la perspectiva de los recorridos de ciertos sujetos.

Soledad Laborde 26 facilitación de las comunicaciones y del transporte. que pareciera que le pertenece a la ciudad como algo “natural” desde sus orígenes. a lo largo de sucesivos gobiernos. cómo las transformaciones suscitadas en el espacio público de la Ciudad de Buenos Aires vinculadas a la alteridad inmigrante se conforman como nuevas formas de control de la sociedad. ha construido una marca como ciudad que implicó a su vez. implicando todo esto una forma de control de la otredad y de inclusión/exclusión de los inmigrantes. se destacan entre ellos los trabajos etnográficos sobre la ciudad.44. las inmigraciones se asocian a un proceso constitutivo de la ciudad. siendo en algunos casos positiva y en otros un conflicto.5 La Ciudad de Buenos Aires. Para comprender cómo se inserta el caso del Barrio Chino en la configuración de la Ciudad de Buenos Aires debemos considerar el rol central que cobra la cultura en relación al marketing de ciudades. Estos desplazamientos han sido estudiados por los pioneros de las ciencias sociales que abordaron lo urbano. Entre los exponentes del urbanismo encontramos a Louis Wirth. Es decir. obtener mejoras económicas y posicionar a la ciudad en el contexto global. Por ejemplo. enero – junio 2011. observación participante y análisis de fuentes secundarias se presenta el caso de la conformación del Barrio Chino de la Ciudad de Buenos Aires como una forma de recualificación del espacio urbano. El objetivo es contribuir a la reflexión sobre la construcción de las ciudades en relación a la multiculturalidad y el valor que cobra este atributo en la actualidad con la puesta en práctica de políticas públicas orientadas a la renovación urbana del espacio público como forma de resolver conflictos. basada en técnicas de entrevista en profundidad. Sin embargo. Robert Park y Burgess. A partir de este marco conceptual se propone abordar en el presente artículo. Cali – Colombia . 19 . CS No. 5 Retomo este concepto del trabajo realizado por Otilia Beatriz Fiori Arantes en el que presenta el caso de Barcelona. como ejemplo de puesta en marcha de una estrategia de city-marketing que consiste en el desarrollo de una imagen fuerte y positiva de la ciudad para incrementar su competitividad en las ciudades interconectadas. entre otros. siendo la alteridad inmigrante –en tanto cultura– un recurso central para este proceso y un aporte a la construcción de una marca-ciudad. 7. la ciudad se piensa como una empresa a fin de activar desde las políticas estrategias de posicionamiento (Fiori Arantes. Esta propiedad se vincula con el “carácter cosmopolita”. la multiculturalidad se enaltece en las ciudades contemporáneas asociada a la inmigración. Desde una perspectiva etnográfica. 2003). el despliegue de diversos procesos de recualificación urbana 4 La Escuela de Chicago se la reconoce por un conjunto de trabajos académicos de la sociología que surgen en la década del veinte y del treinta. Esta perspectiva considera la ciudad como un hábitat ecológico en donde cada sector social establece un nicho urbano. la Escuela de Chicago4 llamó heterogenética de las ciudades a los movimientos migratorios que suscitaba la heterogeneidad generalizada y que sólo se podría amalgamar a través de las formas sociales de la ciudad (Delgado. 2000).

fisura y cambio en la construcción de ciudades. principalmente. nuevo en la política pero con alta visibilidad pública debido a su desempeño como presidente del conocido club de fútbol Boca Juniors –asumió la jefatura. 6 Gentrification se refiere al proceso de diferenciación espacial y social caracterizado por la recualificación de ciertos espacios de la ciudad. su candidato Mauricio Macri –un reconocido empresario argentino de la década de los noventa. et al. presentó como bandera de su gestión a la “cultura”.. Como resultado de las elecciones electorales. de resistencia. Se pusieron en marcha diversas políticas. Esto se llevó a cabo a través de distintas acciones centradas en “instalar la marca Buenos Aires como Meca del Turismo Cultural”. Los gobiernos de Ibarra-Telerman (2003-2006) y Telerman (2006-2007) tenían como premisa de su plan estratégico para la gestión de la ciudad: posicionar a Buenos Aires como la “Capital cultural de América Latina”. 2001). Así mismo se dispusieron esfuerzos en de acciones de “puesta en valor y promoción del patrimonio cultural como recurso económico y como expresión de nuestra identidad” (Informe de gestión 2003-2007). se suele destacar al mercado. Hoy en día encontramos que el gobierno de Mauricio Macri muestra ciertas continuidades con gobiernos anteriores en cuanto al planteamiento de políticas culturales en la gestión de la ciudad que nos permiten pensar en el modelo de ciudad que se viene forjando en los últimos años. A fines de 2007 se realizó el traspaso de la jefatura de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires al Partido “PRO” (un partido nuevo que hizo una gran campaña publicitaria de estética diferente a la de los partidos tradicionales). que utilizan en la mayoría de los casos la cultura como argumento y contenido de dicha transformación y que implica el desplazamiento de las personas que residen en dicho lugar debido a la llegada de nuevos residentes (Zukin. 2006). Generalmente. Este ex-ministro del gobierno de Fernando De la Rúa vinculado al empresariado argentino del área de turismo. Puerto Madero. Distintos estudios analizaron el desarrollo de los procesos de recualificación urbana en la ciudad de Buenos Aires a través del abordaje de la transformación de los barrios de Abasto. 2004. 1995). Carman. en la estetización y espectacularización de la ciudad como parte de la estrategia en su posicionamiento en la red de ciudades (Lacarrieu. representado por ciertos agentes privados. en el sentido de instrumento para proyectar la ciudad en el mundo. como el gran protagonista de este proceso sin considerar prácticamente el accionar de otros actores que disputan el espacio público o las posibilidades. como la realización de festivales internacionales de proyección internacional y de atractivo turístico tales como: el “Campeonato Mundial de Baile de Tango”. entre otros (Lacarrieu. San Telmo. ISSN 2011– 0324 . El gobierno del Partido PRO tuvo en el inicio distintos cambios de ministros de cultura para definir finalmente la designación de Hernán Lombardi.La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público 27 y/o gentrification6 sustentados.

sino por la dirección cultural (Hall. caracterizada por la construcción de una “portenidad” vinculada a un ideal europeo. las ciudades también eran pensadas como un organismo donde cada elemento cumplía una función y toda alteración debía ser corregida y eliminada para poder reproducirse de forma cohesionada a fin de mantener la homeostasis. fomento de la artes clásicas con énfasis en la construcción de una marca de ciudad para los ojos de los turistas a través de la cultura. 7. Roca en 1880 y quienes llevaron al extremo el ideario político vinculado al orden y progreso civilizatorio. Por el momento. Por lo cual. et al. CS No. es decir.8 una clase que enalteció el pensamiento europeo y rechazó los esquemas mentales “tradicionales” (en respuesta al modelo criollo de Rosas). donde Europa representaba la sociedad más desarrollada. quienes reflexionaron sobre la sociedad a partir de las lógicas de las ciencias naturales. la monumentalización o la patrimonialización.Soledad Laborde 28 El enfoque político actual otorgado a la cultura desde la gestión del ministro Lombardi queda plasmado en una de las primeras políticas implementadas: la creación del Ente de Turismo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires –una institución autárquica en el ámbito del Ministerio de Cultura de la Ciudad que se constituye como uno de los principales órganos ejecutores de las acciones de mayor trascendencia del gobierno vinculadas a la cultura– y la finalización del plan maestro de remodelación del Teatro Colón en 2010.. 8 Se reconoce como la generación del ochenta a la clase dirigente que tomó el poder a partir de la presidencia de J. entiendo la hegemonía como la combinación de fuerza y consenso. La hegemonía implica que la dominancia de ciertas formaciones son aseguradas. Un pensamiento filosófico central para comprender la historia de las ideas de la Argentina (Romero. Este ideario se plasmó en diversas políticas que impulsaron un urbanismo que tomó como referencia a las ciudades de Londres y París. La construcción de la “portenidad” se debe entender retomando el proceso histórico de conformación de la ciudad. 1980). pareciera fortalecerse la estrategia desarrollada por gestiones de gobierno previa de espectacularización y ennoblecimiento del espacio público. la idea de estadios en relación a la evolución de las sociedades. donde la hegemonía7 intelectual europea fue central para las elites gobernantes en los orígenes de Buenos Aires. el proceso en donde la fuerza aparece apoyada por el consenso. La marca Buenos Aires y las representaciones forjadas se vinculan a su vez con un proceso histórico que impregnó las formas de conceptualizar a la ciudad en la actualidad. enero – junio 2011.44. principalmente para la generación de los ochenta. no por la compulsión ideológica. La ideología imperante de la época se basaba en el positivismo de Comte y Spencer. A. era la ideología imperante de entonces. Cali – Colombia . 19 . 1987). por lo tanto. esta élite implementó una política activa para fomentar la afluencia de inmigrantes europeos–aplicando 7 Retomando a Gramsci. A su vez. un modo de ser con fuerte arraigo y correlato en el espacio público ya sea desde el estilo arquitectónico.

el cual mantiene ciertas formas tradicionales o de “atraso” en la línea de la película. Protagonizada por el conocido actor. discriminación. las lógicas de pensamiento y las formas de relación de las personas hasta nuestros días. Un lugar donde ya no hay espacio para la naturaleza. el “aporte” de los inmigrantes se encuentra en permanente diálogo con el mito fundante de la ciudad que se basa en las migraciones europeas llegadas a fines del siglo XIX. del siglo XXI. Harrison Ford. Estos inmigrantes son los “reconocidos” y quienes quedaron plasmados en el imaginario. El modelo positivista basado en la idea de civilización y barbarie promovió la llegada de inmigrantes europeos principalmente de España e Italia a fin de constituir la nación argentina. hasta los alimentos y los ISSN 2011– 0324 . si bien para su estreno tuvo poca taquilla en los cines. afectando los desplazamientos. toda la película transcurre en un chinatown. años después se convirtió en una película de culto en ciencia ficción. 1987). desvalorizaciones y exclusión como ciudadanos. inundada por las luces de neón de los locales de comida asiática que muestran todavía algo de vida en la ciudad. la chatarra y los edificios en ruinas. Formas de producción de otredad en la ciudad del siglo XXI: el caso del Barrio Chino En 1982 Ridley Scott. los personajes exóticos y deambulantes en el oscuro y humeante barrio chino. todos los “nuevos” inmigrantes provenientes de otros lugares del mundo son generalmente objeto de estigmatizaciones. Este plan histórico incidió en la configuración de la ciudad. el idioma chino incomprensible. Buenos Aires se convirtió en un elemento central para el desarrollo ya que las ciudades eran “como activos centros de europeización del país”. A pesar de que el tema central se relaciona con la manipulación tecnológica. En este sentido. La película fue precursora en cuanto su trama acerca de la manipulación genética y la existencia del hombre pero también por el planteamiento escenográfico: una ciudad del futuro totalmente degradada. estrena la película Blade Runner. Hoy también leemos a los intelectuales europeos y reflexionamos sobre lo que ocurre en nuestra ciudad. oscura. es así como la generación de los ochenta continuó y asentó la política civilizadora de Sarmiento (Romero. la película transcurre en una ciudad del futuro. donde el espacio público es un caos y donde apenas se puede transitar entre la basura. por lo cual. director de Holywood.La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público 29 la “Ley Avellaneda” de Inmigración y Colonización promulgada en 1876– a fin de cumplir con el plan “civilizatorio” que implicó el exterminio de gran parte de la población aborigen y la negación de otras como la africana. Las imágenes nos devuelven una mirada de la ciudad desde la pesadumbre. exactamente Los Ángeles del 2019. xenofobia.

pero carentes de emociones. Tal como plantea la película: ¿quién puede vivir en esta ciudad? Los problemas de la ciudad se vinculan con la calidad de vida. ausencia de naturaleza. Blade Runner muestra la imagen de una ciudad del siglo XXI. De esta forma. En el final.Soledad Laborde 30 animales son obras de la manipulación genética. A su vez. De esta forma. CS No. Cali – Colombia . las cloacas.9 elige escaparse con la mujer de la cual se enamora. las ciudades posmodernas son centrales en los imaginarios del hombre y en su experiencia. Siguiendo a Giandomenico Améndola (2000). la “puesta en valor” de parques y monumentos pero también. suciedad. Hoy en día. una “replicante”. Este imaginario de la ciudad del futuro (el 2019. otro Blade Runner le dice la frase de cierre de la película: “Lástima que ella no pueda vivir. inexistencia de espacios verdes y la presencia incontrolable de los “otros”. Harrison Ford.44. pero ¿quién vive?”. publicidad. Los políticos y planificadores de las ciudades se preguntan cómo controlar a la alteridad inmigrante para que no cambie la fisonomía de los barrios. La distinción se constituye como un factor central para la construcción del espacio público teniendo como resultado la configuración de una nueva fragmentación social. las ciudades del siglo XXI son objeto de distintas estrategias orientadas a evadir un futuro caótico mediante la preocupación por el ordenamiento del espacio público que implica una gestión de la infraestructura como son los servicios de transporte. más espacio. el deseo y las posibilidades. viva limpio”. siendo los rasgos escenográficos un factor de distinción. 19 . enero – junio 2011. un embellecimiento del paisaje a través del recambio de las baldosas de una calle. pareciera que los relegados de la tierra sólo les queda vivir en la ciudad del barrio chino. 9 Los “replicantes” son seres similares a los humanos en el aspecto físico. son fabricados por una empresa a través de la ingeniería genética para vivir sólo cuatro años. en el contexto de la película) se presenta como una amenaza que alude a la evolución de las ciudades. la belleza se convierte en un elemento central a la hora de organizar y levantar la ciudad. se observa la persistencia de las publicidades de multinacionales como Coca Cola en grandes carteles luminosos y otras que promocionan algún lugar mejor donde residir: “mundo exterior. en algunos casos. diferenciación de espacios en la ciudad y constructor de nuevas barreras simbólicas. donde el confinamiento y la relegación de la vida en guetos no pudieron ser superados en la metrópolis. cuando está por fugarse. donde la clase media ya escapó al “mundo exterior”. cómo hacer para que la ciudad no se convierta en un oscuro barrio chino. 7. el Blade Runner cazador de “replicantes”. en las que el caos se apoderó por completo con viviendas abandonadas. debido a que hoy en día las ciudades deben ser atractivas. una gestión de la otredad.

el Barrio Armenio en Palermo y el Barrio Chino en Belgrano. aparecen en ese transitar imágenes. la apertura económica de los noventa con la convertibilidad en Buenos Aires permitió un flujo de bienes. de “otros” diferentes a los que la escuela enseñó. Cuando el multiculturalismo y la cuestión de la inmigración en la ciudad son considerados como un “problema” o conflicto a resolver. Asia y África. El convocante barrio chino de Belgrano. Esta presencia de otras “culturas” que brotan en la Buenos Aires del 2000. Buenos Aires ya no puede omitir la presencia de inmigrantes. por lo tanto. En la nota “Joya de las colectividades” publicada en la revista dominical del diario El Argentino se describe: “Algunos rincones porteños atesoran lo mejor de la gastronomía de otras culturas. en la forma en que aparecen plasmadas en los medios de comunicación. mercancías y personas de los lugares menos pensados. 28 de agosto de 2010). por ejemplo. tal como se refiere para los casos de ciudades como Nueva York. en algunos casos es retomada positivamente. La posibilidad de imaginar “barrios étnicos” en las grandes urbes no nos parece extraña. con ello fue también la modificación en el movimiento de los bienes culturales que cambiaron la forma de vida y de consumo en la ciudad. de distintas ciudades del mundo que se mezclan con las historias y representaciones locales. La descripción de la revista que localiza a los inmigrantes en distintos barrios de la ciudad permite construir ciertos mapas mentales en cuanto a posibles recorridos por la ciudad para realizar alguna compra exótica o zambullirse en una Buenos Aires no tan conocida. En este sentido es que nos preguntamos si en Buenos Aires se puede hablar de un proceso de “guetización”. en este sentido es que debemos comprender los procesos más allá de la escala local. algunos espacios serían exclusivos o asociados a ciertos colectivos de inmigrantes dentro de las delimitaciones barriales formales. el imaginario de la globalización está instalado. Algunos de los ejemplos que mencionamos son: el Barrio Coreano y el Barrio Charrúa (boliviano) en Flores. entre otros. el color de la pequeña Bolivia de Liniers. es decir. Podríamos decir que desde este conjunto de hechos se propone que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires habría una “etnización” de ciertos espacios públicos. También cabe preguntarse qué papel juegan los grupos inmigrantes en el contexto de construcción de ciudades contemporáneas. Para ello retomaremos el análisis del caso empírico de la constitución del Barrio Chino (conformado por unas cuadras aledañas a la intersección de las calles ISSN 2011– 0324 . Se observa. modelos e idearios. la cocina peruana en el Abasto y las delicias armenias de Palermo” (El Argentino.La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público 31 Ya en el 2000. que ya no son en su mayoría de Europa sino que llegan de países de Latinoamérica.

Soledad Laborde 32 Arribeños y Juramento en el barrio de Belgrano). especialmente. 7. Comprendemos la construcción de la alteridad como una diferencia cultural situada. y que entran en tensión con cierta construcción estereotipada de la “portenidad”. Entonces. En este sentido. ni tampoco es un grupo 10 Nos remitimos a la idea de identidad pensada desde una perspectiva relacional. Así es que un nuevo elemento se suma a la ciudad fragmentada de “las tres velocidades”: la alteridad inmigrante. 1976). cabe cuestionarse qué es lo que lleva a la construcción de dichos espacios de la ciudad como “exclusivos” de ciertos grupos inmigrantes. rivalidades y conflictos en relación a la construcción identitaria de los inmigrantes y de la propia ciudad. una dialéctica que implica el reconocimiento de lo propio teniendo como horizonte lo concebido como otro. que comprende un proceso de “adscripción” y “autoadscripción” en relación a la situación y el contexto (Barth. aquellos llegados desde otros países que tienen ciertos territorios en la ciudad que le son atribuidos por su presencia y por sus manifestaciones culturales. pero a su vez en este reconocimiento. podemos decir que ocurre una construcción de identidad étnica10 en relación a los inmigrantes. De esta forma. Retomo la propuesta de Michele de La Pradelle (2000) que propone evitar abordar la ciudad o el barrio como algo “dado” y en su lugar plantea pensar la ciudad como resultado de las prácticas y las relaciones de y entre los sujetos. desde el plano de las representaciones y del imaginario de la ciudad. es que el inmigrante es construido como un “otro” en la ciudad en relación al imaginario sobre el cual se forjó la identidad porteña. la gestión de la inclusión o la negociación del lugar del inmigrante chino-taiwanés en la ciudad. Hoy en día desde la perspectiva antropológica se presenta como limitada la idea de pensar en la existencia de “barrios étnicos” o pensar la ciudad desde la concepción de “mosaico cultural”. desde el poder y de los propios actores. 1987). CS No. ni cerrado en su comunidad. 2006).44. es decir. que en ocasiones puede ser positiva o negativa. siendo el elemento por excelencia para dicha disputa la “cultura”. la configuración del “otro” realizada como una negación del “nosotros”. 19 . En este punto nos detendremos a pensar también cómo a partir de la constitución del Barrio Chino se da. Cali – Colombia . Considero que en la disputa del espacio público se ponen juego las tensiones. enero – junio 2011. las relaciones en situación de diálogo y de conflicto se deben comprender considerando el contexto y el carácter político que asume la manipulación que los actores hacen de la cultura (Grimson. Para entender este concepto podemos retomar la idea de “alteridad invertida” (Krotz. encontramos a los “otros”. visibilizada o invisibilizada en la ciudad de acuerdo con lo que es lo que se ponga en juego. Por lo tanto. debido a que los flujos de relaciones que especialmente caracterizan las ciudades son una muestra de que el inmigrante no se encuentra aislado.

debido al modelo de inserción socioeconómica se distribuyeron por distintos barrios de la ciudad e inclusive en el interior del país. realidad e imaginario que se suele asociar a otras ciudades del mundo o que se solía anclar a otra época histórica de Buenos Aires (fines del XIX y principios del siglo XX). como una forma de habitar la ciudad donde la pertenencia étnica sería condición suficiente para vivir en y entre la propia comunidad. Asimismo.. Este caso empírico nos permite traer a discusión el imaginario de “barrios étnicos” o de guetos. et al. espacio donde los migrantes de los países más diversos compartían su vida conflictivamente. la conformación de los comercios asiáticos no es reciente sino que se remonta a la década del setenta con sucesivas oleadas migratorias y que la denominación de “chino” no corresponde para todos ya que encontramos una fuerte comunidad taiwanesa. por el contrario. así como la presencia de japoneses. argentinos.La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público 33 homogéneo. Pero la irrupción del Barrio Chino en el espacio urbano de la ciudad es notoria debido a la cantidad de afluencia de ciudadanos y turistas que visitan el barrio. Una de las razones que podemos encontrar es que los inmigrantes taiwaneses y chinos no eligieron para residir estrictamente este lugar. no reducido a ciertas relaciones comunitarias (Gravano. por el contrario. el concepto de barrio lo retomamos entendido como una construcción histórica en términos de significados compartidos socialmente y. encontramos que el Barrio Chino es una de las zonas que tiene mayor visibilidad en Buenos Aires (de cara a la sociedad en general. La conformación actual ronda en un radio de cuatro cuadras por dos. Los autores proponen que en Buenos Aires transcurre en la actualidad un pasaje del modelo del conventillo al modelo del gueto: ISSN 2011– 0324 . 2005). 2005). por lo tanto. De esta manera el nivel socioeconómico se asocio con la territorialidad mucho más que en cualquier momento (Cerrutti. Una cuestión relevante de la que pudimos dar cuenta cuando se comenzó con el trabajo de campo es que en dicho lugar no hay un confinamiento espacial de inmigrantes. Si focalizamos nuestra mirada en cómo se construyen los espacios de la ciudad asociados a grupos inmigrantes. por su oferta gastronómica y sus productos importados de bajo valor. tal como plantean Cerrutti y Grimson: […] la relación entre territorialidad y etnicidad estuvo marcada por el modelo de conventillo. viven muchas personas de origen no asiático. lo que lo constituye en un área muy pequeña si lo comparamos con los grandes chinatowns de ciudades como Montreal o Los Ángeles. el turismo y los medios de comunicación). Por lo tanto. vietnamitas y como ya dijimos.

1991). En este sentido. La estrategia de recurrir a la condición de la nacionalidad para deshacerse de la responsabilidad es una clara muestra que en cuestiones de índole social como el derecho a la vivienda el inmigrante debe pesarle alguna culpa por este reclamo. 7. es interesante observar la visibilidad que cobró la problemática debido a los acontecimientos de represión y de enfrentamientos11 que puso en agenda pública problemáticas centrales de la ciudad que se encuentran vinculadas: la inmigración. la seguridad. el problema habitacional y la soberanía política. actual jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Esta cuestión se puso de relieve en el conflicto suscitado en diciembre de 2010 por la ocupación de tierras del Parque Indoamericano en Villa Soldati. 12 Nota de campo (09/12/2010) declaración durante conferencia de prensa transmitida por el canal de TV TN el día 9 de diciembre de 2010. en respuesta al señalamiento que se hizo de que el 70% de los ocupantes del predio eran bolivianos. dos de ellos eran inmigrantes residentes de villas de la zona Sur que reclamaban por viviendas. llevándolos a los márgenes. Si entrar en los detalles de este conflicto. La justificación “no nos podemos hacer cargo de los problemas del MERCOSUR”12 de Mauricio Macri. la cuestión de la 11 Los enfrentamientos desencadenados a partir de la llegada de la policía metropolitana (comandada por la gobernación de la ciudad) y la posterior participación de la policía federal.. antes que de uno étnico o racial” (Cerrutti. podemos decir que a diferencia de los años setanta. podemos dar una vuelta más a este planteamiento ya que hablar de gueto tiene varias limitaciones en cuanto a la dinámica e historia de Buenos Aires. Se trataría más bien de un gueto social. Este conflicto sacó nuevamente a la luz un problema histórico que tiene una fuerte raíz en la última dictadura militar cuando se expulsó a los sectores populares de la ciudad. Buenos Aires. dejó en evidencia que para el Estado habrían ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda en cuanto a su condición de inmigrantes y su derecho a vivir de forma digna en la ciudad.Soledad Laborde 34 […] un desplazamiento de un modelo de espacios compartidos con fronteras simbólicas relativamente blandas a otro en el que las fronteras territoriales duras se convierten en hegemónicas. 2005). enero – junio 2011. CS No. La cuestión radica no en el confinamiento de las personas en los lugares de residencia según la condición étnica o socioeconómica como “gueto social” sino la cuestión del derecho de estar allí. En este sentido. junto con los vecinos del lugar y los ocupantes ocasionaron la muerte de tres personas. et al. 19 . paraguayos e inmigrantes de países limítrofes. ya que la ciudad se debía reservar a los sectores de mayores recursos (Oszlak.44. Cali – Colombia . La toma del predio –a través de la instalación de tiendas y carpas por más de mil familias de sectores pobres residentes de las villas cercanas– fue una medida de reclamo por planes de vivienda.

Tal como lo mencionamos. principalmente a través de la presentación ante la legislatura de un proyecto para lograr su reconocimiento como Barrio Chino y la manifestación de expresiones del patrimonio inmaterial en el espacio público. ubicado en Belgrano (barrio de Buenos Aires caracterizado por la presencia histórica de la clase media-alta). La visibilización se observa través de los distintos artículos periodísticos que dedican sus líneas a mostrar expresiones y ofertas vinculadas al consumo cultural como es la fiesta del año nuevo chino. el dragón se lo puede considerar como el elemento clave que marcó el paso de lo privado a lo público. También son conocidos los conflictos que se suscitan en el barrio tales como: la clausura de locales. de esta forma es que se lo presenta en el relato coincidiendo con los primeros festejos del año nuevo en el espacio público y la idea de constitución de Barrio Chino: ISSN 2011– 0324 . Además de la relegación. salud. el problema del territorio en relación con la etnicidad sigue presente con nuevos cambios. ya que a través de la danza del dragón se presenta una marca cultural que permite ocupar el espacio público y es escogida por excelencia como ícono para la presentación de la colectividad en cualquier ámbito. invisibilizar las muestras de aquellos que nos recuerdan que la portenidad europea soñada del siglo XIX tuvo otro resultado y visibilizar parcialidades deseables que en su sentido de “diferencia” aportan un valor. Por lo tanto. Durante el trabajo de campo realizado se pudo constatar cómo el espacio ganado en la calle a través de la celebración del año nuevo chino se torna prácticamente como fundacional para el Barrio Chino. lifestyle o gourmet de recomendación de visita del barrio por su oferta gastronómica. El ascenso de visibilidad que el Barrio Chino tuvo a partir del año 2000 coincide con el comienzo de algunos proyectos de ordenamiento del espacio iniciados por ciertos actores del colectivo chino-taiwanés junto con algunos funcionarios del gobierno local. Entonces. por los productos exóticos de regalaría y para la salud. otra muestra de gestión de alteridad inmigrante en la ciudad es el Barrio Chino. las innumerables notas de moda.La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público 35 nacionalidad o procedencia será un factor central en torno a la legitimidad del reclamo de los sectores pobres. nuevas estrategias desde la planificación urbana y la construcción de marcas para la operación turística surgen para embellecer aquello que incomoda. Es así como la figura del dragón y en particular la danza del dragón para la colectividad china-taiwanesa es un elemento central y de disputa. entre otros. las quejas de vecinos del barrio por problemas de suciedad o por el proyecto de peatonalización de las calles.

Tenemos fotos. Hoy en día la danza del dragón se presenta en todo acto en el que se necesita enaltecer la cultura china. festejaban el año nuevo intercambiando sobres rojos y platos vegetarianos. Familias enteras. entonces digo vamos afuera. en su mayoría asiáticas. la Dirección de Relaciones Institucionales organizó el evento “Buenos Aires celebra China”. la cabeza no lo podía bancar y un amigo el tercero. El evento formó parte de un programa liderado por esta Dirección con el objetivo de llevar las expresiones culturales de los inmigrantes a la Avenida de Mayo. y festejar así un día de cada colectividad. O sea antes no había dragón. sacamos el dragón a la calle (Extracto de entrevista a miembro de la Asociación Barrio Chino. La performance es realizada más allá del contexto del año nuevo chino. Cali – Colombia . En primer lugar. en la celebración del año nuevo todos los comerciantes reciben el buen augurio del dragón (durante el desfile por los comercios) pero también es interesante detallar que el público expectante a la danza del dragón es en su mayoría no asiático. El evento no tuvo prácticamente convo- CS No.000 personas estaban atentas ante el desfile del dragón en la calle Arribeños. centro emblemático de la ciudad. encontramos que la danza se reprodujo en el desfile de la Avenida De Mayo “Buenos Aires Celebra China” organizado por el gobierno de la Ciudad y también en la intervención de la presentación de la nueva línea de ropa Nike en el contexto de las Olimpiadas de Beijing 2008. 19 . mientras afuera el dragón desfilaba entre la multitud inquieta y ansiosa por tener la posibilidad de tocar al dragón para recibir el augurio. para lo cual. Si bien entonces consideramos que la figura del dragón se consolida como elemento central para la disputa de la legitimidad de los distintos actores que detentan cierto estatus y poder. en los festejos de 2010 mientras más de 20. el templo budista de la calle Mendoza realizaba los festejos a través de una invitación a un gran almuerzo comunitario alrededor de una mesa para toda la comunidad de budistas. Buenos Aires. enero – junio 2011. los cuales se establecen como productores de cultura china en determinados contextos.Soledad Laborde 36 La primera vez lo saqué a la calle […] está cosa hay que pasearlo (en alusión al dragón) […] Yo tuve el segundo (puesto). hay dos aspectos llamativos con respecto a lo que sucede con la danza del dragón con ciertos sujetos de la colectividad china-taiwanesa. 16/04/2009).44. Esta producción se realizó sobre la calle en la avenida frente a la Casa de Cultura y se programaron ciertas actividades culturales para mostrar la cultura china. Por ejemplo. otro de los sucesos donde la danza del dragón estuvo presente fue en el contexto de la Celebración del 60° aniversario de la República Popular China. del espacio circunscrito del barrio y de quien lo porte. Tal como mencionamos. 7. una cosa de locos. vino el dragón. En ambos casos el dragón lo portaban chicos estudiantes de una escuela de arte marcial no pertenecientes a la colectividad (en un sentido estricto). Por otra parte.

la idea de recuperar Avenida de Mayo como centro cultural” (Entrevista a Claudio Avruj. traemos una cierta alegría a la ciudad o una nueva cultura a la ciudad al gobierno le interesa y nos apoyan (Cita entrevista a miembro de la Asociación Barrio Chino. Este sentido es también resaltado por uno de los líderes de la Asociación Barrio Chino de Buenos Aires: [. desde un aspecto positivo recuperando aquello que puede ser maniobrable y digerible. “el mosaico” tal como lo definen en la Dirección de Relaciones Institucionales. nosotros avanzamos. 01/08/2009). mediante el cual mostraron las danzas que suelen realizar para el festejo de la Virgen de Copacabana en el Barrio Charrúa en Nueva Pompeya. En el caso del Barrio Chino si pasamos al plano de las transformaciones de fisonomía en el barrio. la constitución de este Arco es un ícono. Buenos Aires. De esta forma. El concepto de alegría enunciado por ambos sujetos se refiere a la concepción de la cultura como entretenimiento. el colectivo chino negocia y legitima su estatus a través de este acto que si bien no fue convocante es relevante en cuanto el uso político de la cultura. tal como son las máximas expresiones culturales. 16/04/2009). podemos dar cuenta del apoyo político a partir de los cambios de categorización de la zona según el código de planeamiento urbano que permitió que se implante la construcción del Arco Chino en Juramento y Arribeños y el emplazamiento de grandes supermercadistas chinos en la zona. éste es el espíritu sobre el cual se piensa y se proyecta tanto desde el gobierno como desde los líderes locales el Barrio Chino y el lugar de los inmigrantes en la ciudad. es indudable cómo la puesta en escena en la Avenida De Mayo frente a la Casa de Cultura permite dar cuenta de la intención de mostrar la diversidad de la ciudad. director de la Dirección de Relaciones Institucionales. La visibilización de la colectividad a través del aspecto cultural y de su patrimonio inmaterial es la forma en que el gobierno negocia una forma de inclusión sociocultural. que anclan y refuerzan la idea de barrio étnico y de mosaico cultural.. detallado anteriormente. Sin embargo. El valor positivo del Arco en términos políticos ISSN 2011– 0324 . Así como el pasaje de lo público a lo privado del dragón fue un hecho clave. La colectividad boliviana que fue objeto de acusaciones en el conflicto del Parque Indoamericano.La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público 37 catoria de la colectividad.] nosotros estamos para avanzar no para atrasarnos.. pues sólo se pudo ver algunos funcionarios y algunos periodistas que escriben para algunos medios de la colectividad. Buenos Aires. Por parte del gobierno se resaltó la idea de “volvamos a traer esta alegría de la colectividad con el Gobierno. la máxima expresión de la necesidad de crear delimitaciones simbólicas-físicas. también tuvo su festejo en la Avenida De Mayo a través del programa “Buenos Aires Celebra”.

Soledad Laborde 38 remite a la idea de la exaltación de la importancia de la magnificencia de la cultura china como parte también de la Ciudad de Buenos Aires. cabe retomar las imágenes presentadas al inicio del artículo y el planteamiento sobre el cual se piensa a las ciudades contemporáneas para reflexionar –luego del desarrollo del caso del Barrio Chino de Buenos Aires – acerca del lugar de los inmigrantes: quiénes son los que circulan y cómo lo hacen en la ciudad global del siglo XXI. La construcción del Arco implicó un proyecto millonario que donó la colectividad de empresarios chinos argentinos al gobierno actual de la ciudad. La segregación se presenta cuando se tejen límites. los cuales se nuclean principalmente bajo la Asociación de Vecinos del Bajo Belgrano. Cali – Colombia . Los rechazos hacia estos inmigrantes se vincula con un imaginario que circula en la ciudad sobre dicha colectividad referida a la presencia de una “mafia china” que habría cometido varios asesinatos en los últimos años. enero – junio 2011. dicha cuestión no puede leerse como una fragmentación en la ciudad desde el sentido de guetos. Si bien en términos de embellecimiento y de distinción para la ciudad fue muy bien recibido por el gobierno. los sujetos elaboran estrategias individuales y grupales para lograr su derecho a vivir en la ciudad de acuerdo con los códigos que se ponderan. como observamos.44. 7. pero también intervienen el sector privado y. también la idea de que son “sucios” y que son “ilegales”. sin embargo. este hecho incrementó el nivel de conflicto con los vecinos que residen en dicho lugar. Tal como se ejemplificó a través del caso del Barrio Chino. barreras para las relaciones CS No. A modo de reflexión El modo de habitar los espacios de la ciudad es ordenado y reglamentado principalmente por el Estado. a su vez. Frente a la persistencia de estos estereotipos y discriminaciones se evidencia que la política de levantamiento del Barrio Chino y los bailes en la Avenida De Mayo no vienen a resolver el problema de la inclusión social. por la clase media. Por lo tanto. habría una cierta “etnización” del espacio público establecida por ciertos flujos asociados a los consumos culturales y de turismo. 1994). Por el contrario. De esta forma. la alteridad inmigrante es recuperada como un valor positivo en la construcción del espacio público para integrarlo a ciertos recorridos y flujos de la ciudad practicados. por ejemplo. tal como ocurre en las grandes metrópolis. cultural y económica de los inmigrantes. 19 . en este punto se referencia también la existencia insoslayable de un chinatown. la segregación que se daría debe ser entendida como la construcción de la diferencia cultural que reduce al otro hacia ciertos espacios de exclusión (Bernard.

1976). visibilizada o invisibilizada en la ciudad de acuerdo con lo que se ponga en juego. por lo tanto. 2006 : 73). a su vez. que no cumple con los atributos positivos del inmigrante chino y que. De esta forma. Retomando estas ideas de García Canclini. el espacio de exclusión estaría dado ya no por una situación de confinamiento espacial de los inmigrantes al estilo gueto o barrio étnico sino por la operación simbólica e ideológica que actúa sobre los sujetos constituyéndolos como inmigrantes. como por ejemplo los vecinos no asiáticos que están en desacuerdo con la nueva oferta cultural o modo de vida propuesto– y a su vez. Principalmente esto se observa en los desplazamientos de vendedores ambulantes. ¿La conformación del Barrio Chino podría dar cuenta de un tipo de segregación? En este caso. si no cumplen con los requisitos y formas de “ser chinos”. es agravado cuando la única forma de inclusión que se les otorga es como grupo étnico.La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público 39 y las interacciones entre los sujetos. por el contrario. vistas como componentes ‘normales’ para la reproducción del capitalismo (García Canclini. Por lo tanto. el gobierno refuerza (en ISSN 2011– 0324 . se puede decir que los inmigrantes chinos-taiwaneses que no se construyen en clave de “productores culturales” son totalmente desplazados de la lógica reinante del Barrio Chino –al igual que otros sujetos que habitan el lugar. portador de ciertos atributos culturales que pueden ser manifestados en determinadas ocasiones. otorgándoles un estatus diferencial que. ser positiva o negativa. son los que tejen los límites: fronteras para las relaciones y los intercambios entre los sujetos. es construida a través de ciertos marcadores culturales (Barth. los elementos que se establecen para la constitución de dicha identidad –que nutre al Barrio Chino– requieren de una operación de selección principalmente de tipo “cultural” en el que los grupos de mayor estatus y poder. junto con el poder gubernamental. en ocasiones. estos individuos quedan relegados y excluidos de ciertas redes de inserción. se encuentra en un estatus menor sino. El gobierno interviene apoyando la actividad cultural y el desarrollo del barrio a través de la Asociación del Barrio Chino y de los grupos inversores pero no interviene en la situación del individuo que está en un lugar desigual. también. su regulación y ordenamiento en contextos de celebración del año nuevo chino y a su vez. la construcción de la identidad étnica que se trata de vincular a la “portenidad” puede. La construcción de la identidad étnica de los grupos y de los sujetos es contextual pero. en la intención de invisibilizar aquellos que no adoptan los códigos y normas de higiene y de estética locales. en el Barrio Chino. La modernización selectiva y abiertamente excluyente a escala global nos coloca ante otro horizonte: ahora importan las diferencias integrables en los mercados transnacionales que acentúan las desigualdades.

La aparente contradicción estaría en que “la ciudad” (en tanto poder gubernamental del Estado) incorpora en sus políticas de gestión a los inmigrantes desde el plano cultural. de trabajo y de educación. Esta tensión que ocurre entre el plano cultural y los otros derechos nos muestra una característica central de cómo la gestión de la alteridad inmigrante. Es así que el Barrio Chino se encuentra en ascenso debido a que cuenta con los atributos necesarios para integrar la red de conexión con otros espacios recualificados y gentrificados de la ciudad –permitidos para ciertos sujetos y velados para otros– como parte del nuevo paisaje multicultural que tiene Buenos Aires para mostrar como valor cosmopolita. podemos plantear la necesidad de observar. conceptualización y constitución del espacio públi- CS No. Podemos decir que el Barrio Chino se presenta como un caso en el que se utiliza el recurso de la alteridad inmigrante para la configuración del espacio público y la recualificación urbana de una zona de la ciudad con fines turísticos y comerciales siendo una forma de gestionar la diversidad cultural. las diferencias y las tensiones existentes. en relación con la ciudad multicultural. habitado por la clase media. Un caso que se diferencia del tradicional modelo de recualificación del centro histórico de la ciudad –en referencia al planteamiento de Donzelot– protagonizado por la elite. deviene en una nueva forma de control de la sociedad. Cali – Colombia .Soledad Laborde 40 apoyos sólo culturales eventuales o en la omisión) una política unidireccional y uniforme sin poder contemplar las asimetrías en el interior del colectivo. pareciera que sólo pueden insertarse en la medida que sean productores culturales. Por el contrario. por el contrario. donde los principales actores son un grupo de inmigrantes chinos–taiwaneses que junto con el gobierno local realizan la reconversión del barrio. encontramos una forma de recualificación urbana ubicada en un barrio alejado del centro de la ciudad. enero – junio 2011. relevar y analizar las formas de construcción. utiliza como recurso la alteridad inmigrante y puede entenderse como una forma de gestión de los inmigrantes en el espacio público. el cual es permanentemente disputado. 7. En conclusión. la movilidad de la ciudad del siglo XXI no les compete a ciertos inmigrantes. discutido y transgredido. La recualificación urbana de esta zona de la ciudad en tanto lugar distintivo de consumo-turismo-entretenimiento.44. en tanto nueva multiculturalidad asociada a la “portenidad” pero no desde las necesidades de derechos de ciudadanía. 19 . Por lo tanto. La exaltación de este tipo de diversidad cultural contrasta con la invisibilización de los conflictos que despiertan la presencia de otros grupos de inmigrantes en el espacio público. los empresarios y el mercado inmobiliario.

Magia y Miedo de la Metrópolis Contemporánea. de los actores que se visibilizan. las expresiones de patrimonio inmaterial a medida que adquieren estatus político son utilizadas por los actores para la negociación de su inclusión social. De esta forma. en particular. tal como experimentamos. trabajo y educación. exclusión y explotación. en: Rubens Bayardo y Mónica Lacarrieu. muchos se encuentran en la ilegalidad viviendo situaciones de pobreza. Asimismo. habitan. a su vez. (1976). Referencias Améndola. El tratamiento de la interculturalidad en la ciudad debe considerarse como un tema que compete no sólo a las relaciones institucionales del gobierno o al plano de la cultura sino. R. económica y cultural. G. en: Carmen Bernard (Ed.La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público 41 co y preguntar cómo la cultura y. los inmigrantes chinos-taiwaneses habitan. (1994). Buenos Aires: Ediciones Ciccus. mientras al inmigrante se lo celebra y se lo distingue desde una diferencia cultural. (2003). residen y ocupan este lugar. La cultura china en este caso es un recurso que permite configurar el espacio público. Pensar en los desplazamientos de los sujetos es clave para salir de la idea del confinamiento del modelo de la gestión de la alteridad inmigrante. C. transitan y construyen territorios en distintos espacios de la Ciudad de Buenos Aires y se relacionan más allá de su procedencia de origen. “Notas introductorias sobre la globalización. anthropologiede la ségrégation. Barth. Globalización e Identidad Cultura. Los grupos étnicos y sus fronteras.) La ségrégation dans la ville. México: Fondo de Cultura Económica. “Ségrégation et anthropologie. Madrid: Celeste Ediciones. para poder superar las políticas blandas de multiculturalismo es necesario el trabajo entre múltiples áreas debido a que. Bernard. en clave productiva y turística. y Lacarrieu. también. ISSN 2011– 0324 . Quelques éléments de reflexión”. ocasionando la recualificación y ennoblecimiento de dicho espacio pero. París: L’Harmattan. 73-84. La Ciudad Posmoderna. a las áreas de desarrollo social. proceso que solapa e invisibiliza la desigualdad y discriminación que recae sobre aquellos individuos que no entran en la lógica de convertirse en productores culturales o reservorios culturales. se podrá pensar en una ciudad del siglo XXI donde la alteridad inmigrante no sea un recurso más del embellecimiento urbano y de la mercantilización para el nuevo consumo cosmopolita. (2000). pp. Bayardo. la cultura y la identidad”. F. M. ya que.

S. pp. A. Media. I. 7. (2005). Diferentes. Hobson. P. en: Portes. N. Buenos Aires. El Argentino. Lowe. en: Aldo Ameigeiras y Elisa Jure. E.. Nº 66. García Canclini. Buenos Aires: Paidós. G. (2000). Gravano.. asombro. Varela. (1991). M. Hall. García Canclini. Walkowitz. México: Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de México. Desiguales y Desconectados. M.htm.elargentino. 101-109. La fragilización de las relaciones sociales. pp. enero – junio 2011. (1987) “Utopía. Las trampas de la cultura. (1980). Revista Cultura urbana.. “Posdata sobre las sociedades de control”. M. Exclusión social y diversidad cultural. B.html. A. Donzelot. Ciudades Latinoamericanas. 16-19. (2004). London: Hutchinson. y Grimson. “Una diversidad situada”. 281-288. pp. A.lafactoriaweb. (2006). El Argentino. (2006). Buenos Aires: Paidós. J.. Montevideo: Nordan. Buenos Aires: Prometeo. pp. y Castells. http://www. R. Lacarrieu. (2003). en: Christian Ferrer (Comp. “La ciudad de los antropólogos”. Buenos Aires: Espacio Editorial. alteridad: consideraciones metateóricas acerca de la investigación antropológica”. Krotz. J. (2006). D. Madrid: Círculo de Bellas Artes. O. “Joya de las colectividades”. 9-24. J. pp. Deleuze. (2007). Cerrutti. Parker. “Pasen y vean. J. Language.Soledad Laborde 42 Borja.. El barrio en la teoría social. (1999). M.Imagen y city-marketing en las nuevas estrategias urbanas”. (2007). Punto de Vista Revista de Cultura. A. y Pastor. 283-301.44. M. N. “¿Quién puede ser “inmigrante” en la ciudad?”. La Globalización Imaginada. Grimson.com/articulos/borjcas2. 5 (14). Delgado. Cali – Colombia . Nº 2. Nº4.) El lenguaje literario. 1-7. (Ed. en: Ponencia presentada al VI Seminario CS No. obtenido 06/09/ 2010 http://www. De La Pradelle. Roberts. y Willis. A.). (2005). Culture. M. Estudios sociológicos. Buenos Aires: Universidad Nacional General Sarmiento-Prometeo Libros. La Factoría. Buenos Aires: Gedisa.. Un análisis comparativo en el umbral del nuevo siglo. “La ciudad multicultural”. y Grimson.. San Sebastián: Tercera Prensa. 19 . J. “El patrimonio cultural inmaterial: un recurso político en el espacio de la cultura pública local”. “Buenos Aires. A... Fiori Arantes. Burman E. Carman. neoliberalismo y después”.com/nota-103833-comida-etnica. (1997). Diversidad cultural e interculturalidad. pp.

y Pallini. Los espectros de la Globalización. La condición urbana. Memorias. Romero. Buenos Aires: Paidós. S. Santiago de Chile: DIBAM. S. Oxford: Blackwell Publishers. Identidades e Imaginarios Sociales. Buenos Aires: Humanitas-CEDES. (2001). (2006).La alteridad inmigrante en la ciudad del siglo XXI: nuevas formas de construcción del espacio público 43 sobre Patrimonio Cultural. J. V. Oszlak. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica. Zukin. 154-182. Lacarrieu. ISSN 2011– 0324 . (1987). Primeras Jornadas de Patrimonio Intangible. Sassen. (1991). Buenos Aires: Ediciones Nuevo País. Instantáneas locales. (1995). L. pp. M. Fondo de Cultura Económica. Buenos Aires: Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico Cultural de la Ciudad de Buenos Aires. Los pobres y el derecho al espacio urbano. “La gestión de ‘patrimonio(s) intangible(s)’ en el contexto de políticas de la cultura”. (2004). 81-104. O. O. Las ideas en la Argentina del siglo XX. Mongin. pp. The Cultures of Cities. Merecer la ciudad.

.

La autora agradece a Alianza País y Alma Mater por suministrar la base de datos para este trabajo como también. Colombia mageroa@univalle. 45 . al investigador William Mejía que con su colaboración hizo posible este artículo.edu. enero – junio 2011. CS No. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 .María Gertrudis Roa Martínez Universidad del Valle. realizando la post-explotación de la base de datos de la “Encuesta a beneficiarios de remesas de trabajadores en instituciones cambiarias de Colombia” cedida por Alianza País y la Red Alma Mater.co Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana1 Uses of Remittances from Spain in the Colombian Pacific Region Usos de remessas procedentes da Espanha na região pacífica colombiana Artículo de investigación recibido el 12/10/2010 y aprobado el 27/04/2011 1 Los datos presentados en este artículo corresponden a los procedimientos estadísticos generados por la autora. 7.80.

.

45 . Descreve as principais características sócio-demográficas dos provedores das remessas e das famílias beneficiárias (especialmente das pessoas que recebem o depósito bancário) e a distribuição das despesas nos domicílios. Palavras-chave: Remessas.Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana Resumen Este artículo explora los usos de remesas que tienen los hogares colombianos con experiencia migratoria en la región del Pacífico con una metodología cuantitativa. Ahorro. 7. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 .80. Remitents. CS No. this article explores the uses of remittances by Colombian households that had experienced immigration in the Pacific region. Describe las características socio-demográficas principales de los remitentes de remesas y los hogares beneficiarios (especialmente en cabeza del beneficiario que recibe el giro bancario) y la distribución del gasto en los hogares. Transnational Households. os usos que fazem das remessas as famílias colombianas com experiência migratória da região do Pacífico. enero – junio 2011. Resumo Este artigo estuda. Hogares transnacionales. We will describe the main socio-demographic characteristics of remitters and the households beneficiaries (especially the beneficiary who receives the money order) and the distribution of household expenditure. a partir de uma metodologia quantitativa. Palabras Clave: Remesas. Pacífico colombiano. Remitentes de remesas. Consumo de los hogares. Savings. Poupança. Migração. Household’s Consumption. Key Words: Remittances. Domicílios Transnacionais. Abstract Using a quantitative method. Hogares beneficiarios.

.

debido a los grandes avances de la técnica en una sociedad de la información donde las telecomu- CS No. visto mal y nunca salgo a rumbear. No se les olvide que yo como mal. principalmente. convierte a los familiares en dependientes y vividores que derrochan los envíos de dinero en lujo y ostentación mientras los emigrantes trabajan en ocupaciones que jamás realizarían en Colombia. mi única diversión es dormir cuando se puede y ver la televisión. ¿Y Julieta dizque compró motico? También me contaron que ustedes están repartiendo tarjetas para los 15 de Estefanía? ¿Dizque van a hacer tremenda fiesta? ¿Con qué plata? Por lo visto todos se están dando la buena vida mientras yo trabajo duro aquí. Se dice que el envío permanente de remesas fomenta el parasitismo. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . El objetivo del artículo es describir los usos y destinación de las remesas procedentes de España en los hogares de la región Pacífica de Colombia.Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 49 Introducción Mamá y hablando de todo: ¿Julieta y Silvio ya consiguieron trabajo? Es que me contaron que Silvio no sale de Aguaclara. El transnacionalismo es una corriente de pensamiento que busca explicar las relaciones sociales y prácticas que se dan en el capitalismo globalizado. Esta situación se ha presentado a raíz del fuerte flujo migratorio internacional desatado a finales de los noventa. Colombia perdió un porcentaje importante de población económicamente activa. El enfoque teórico para el análisis de los datos ha sido el transnacionalismo y las redes sociales. bajo terribles condiciones de explotación. enero – junio 2011. Es común escuchar en los medios de comunicación el mal uso que las familias dan a las remesas eviadas desde el extranjero. para comprender las dinámicas de las remesas y cómo éstas se convierten en una estrategia de los hogares para procurarse un bienestar económico y garantizar que la familia disponga de opciones de progreso. vivo mal. Sin embargo. Estos esfuerzos familiares por diversificar los ingresos se tradujeron en un creciente flujo de remesas procedente de países como Estados Unidos y España. Juan Carlos Bejarano. 45 . 2008).80. ¿qué tan cierto es esto? ¿qué tipo de destinación les están dando los hogares beneficiarios al gran flujo de remesas que entra al país por concepto de exportación de mano de obra? Plantear estos interrogantes fue el problema de investigación. dizque se la pasa rumbeando allá viernes y sábado. 2007. Casi la mitad de esta población tuvo como destino España y una gran parte viajó en condiciones de ilegalidad en búsqueda de una alternativa a la gran crisis económica que vivió el país (Roa. 7.

Las personas que tienen prácticas transnacionales participan activamente de sus hogares de origen. La encuesta tuvo 22 preguntas distribuidas en dos módulos de información al beneficiario y remitente (Baca. et al. con una racionalidad afectiva. con una cobertura del 80% del total de remesas que ingresaron al territorio nacional en ese año. locales y nacionales (Durand. 7. económica y política que configura la posición social de las personas en una sociedad. a nivel familiar y local en diferentes países sin la interacción cara a cara. como si vivieran dos vidas en diferentes territorios nacionales.María Gertrudis Roa Martínez 50 nicaciones fluyen en vivo. En los estudios migratorios. La fuente principal de información para este artículo sobre los usos y destinos de las remesas proviene de la “Encuesta a beneficiarios de remesas de trabajadores en instituciones cambiarias de Colombia” aplicada en septiembre del 2004 por la Asociación de Instituciones Cambiarias de Colombia. El transnacionalismo tiene como uno de los hechos verificables el flujo de remesas.. enero – junio 2011. El hecho de ser una encuesta tan reducida implica que su función primordial es descriptiva y no permite ahondar en múltiples preguntas que surgen de los resultados de los datos. Estas redes operan como cadenas que unen personas en relaciones de obligatoriedad y derechos. Esta encuesta fue aplicada a personas cuando recibían sus remesas en las casas de cambio durante el mes de septiembre del 2004. En las redes prima la solidaridad. el Departamento Administrativo Nacional de Estadística –DANE– y la Organización Internacional para las Migraciones – OIM. creando fuertes redes por donde fluyen personas. en una interacción intensa que se retroalimenta mutuamente en origen y destino (Portes. El enfoque teórico de las redes sociales descubre la fuerza que une a los grupos a través de vínculos sociales que pueden ser familiares. 2005).80.. 1999).. 2004). en 38 municipios de siete regiones de Colombia. servicios. La base de datos fue gentilmente cedida para la post-explotación por Alianza País y Alma Mater: la Red de Universidades Públicas del Eje Cafetero. información y dineros. el apoyo y la exigencia como formas de reciprocidad (Guarnizo.114 encuestados. La teoría de redes brinda un marco analítico para comprender la lógica del migrante que envía remesas. por transnacionalismo se comprende los fenómenos que involucran a un importante grupo de personas que viven en un país. Cali – Colombia . CS No. 45 . 2003). porque la transferencia de dineros de unos hogares de un país a otro. bienes. las redes sociales ocupan un papel protagónico al explicar la continuidad de las relaciones sociales (en un terreno virtual). es el mejor ejemplo de la circularidad transnacional. Así. pero identifican su hogar en otro país. et al. La muestra total estuvo conformada por 22. et al. vecinales. La teoría de redes sirve para dimensionar el capital relacional como un mecanismo efectivo de inserción social.

2004). con un efecto inflacionista en las economías oligopolísticas de los países de origen. filtrar sólo los casos procedentes de España en el ámbito nacional y la región Pacífico. desencadena efectos importantes en la economía global. ISSN 2011– 0324 . Palmira. Las remesas son una fuente importante de divisas para los países de origen que miran con preocupación que una mayor parte de estos recursos se destinen a consumo y no a la inversión. Ipiales. En la última sección se describen las remesas y sus usos en los hogares receptores.Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 51 Esta base fue reprocesada con el fin de obtener información de la cobertura nacional de remesas procedentes de todos los países para. posteriormente. Muchas investigaciones insisten en el efecto multiplicador de las remesas al destinarse a inversiones productivas para la creación de negocios en país de origen y en la expansión de la demanda de consumo local. Sevilla. a nivel macroeconómico. gastándolas del mismo modo que los otros ingresos locales (Guarnizo. como también como una fuente futura de contribuciones importantes a través de las remesas. los gobiernos de los países del Tercer Mundo han comprendido las significativas ventajas que tiene la emigración como válvula de escape para aliviar las presiones creadas por la escasez económica.2 El artículo cuenta con tres secciones. La región Pacífica estuvo conformada por doce municipios: Buenaventura. Cartago. entre otros. En la primera sección se realiza una breve descripción del flujo de remesas que llega al territorio nacional procedente de todas las naciones del mundo donde hay colombianos que envían dineros al país. celulares. Popayán. incentivando las importaciones para que la demanda sea satisfecha con productos del capital transnacional tales como: tenis Nike. Buga. Sin embargo. Cali. la base de datos sólo permite llegar al nivel de desagregación por regiones. Casi sin excepción. Tumaco y Yumbo. preocupación compartida por las grandes agencias de desarrollo. luego se abordan sólo las remesas procedentes de España para contextualizar mejor el fenómeno económico. Tulúa. Pasto. No existe incentivo lógico para que los gobiernos de los países emisores repriman la emigración y existen todo tipo de incentivos para mantener estrechos vínculos 2 Aunque hubiese sido importante segmentar la información por municipios. investigaciones importantes demuestran el uso racional que hacen las familias de las remesas. Flujo de remesas en Colombia Las remesas monetarias de los inmigrantes transnacionales es la práctica más importante porque reflejan vínculos sociales y. En la segunda sección se realiza una caracterización de los remitentes y beneficiarios de las remesas para saber quién envía dineros y quiénes se benefician de éstos.

45 . en épocas de recesión económica. haciendo énfasis en las procedentes de España. Se afirma que las remesas son el lado humano de la globalización. las remesas son un rubro importante del PIB porque compiten con las exportaciones. enero – junio 2011. se mantienen estables. posteriormente se cuantifican los flujos de remesas que llegaron a Colombia desde España. Finalmente. En segundo lugar. debido a su escasez de recursos y ausencia de un ingreso estable. A continuación se presentan unos rasgos generales del fenómeno migratorio colombiano. América Latina recibe la quinta parte de las remesas del mundo. En cuarto lugar las tienen un efecto anticíclico en las economías de origen que.000 millones de dólares (Orozco. tienen unos costos relacionados con el mantenimiento de los vínculos familiares. expulsando a sus ciudadanos a otros países” (Orozco. de otra manera estarían excluidas del sistema. algunos países se han convertido en exportadores de mano de obra barata que termina empleándose en condiciones de precariedad y esclavitud. en sectores como: turismo. las remesas constituyen un elemento fundamental de integración económica de los países emisores y receptores. tienen un efecto distributivo porque llegan directamente al hogar en forma positiva y lo mantienen a salvo de la pobreza (el 10% de la población mundial). CS No. Numerosos académicos están de acuerdo con Orozco cuando afirma que “las remesas reflejan el fracaso de los gobiernos para promover el desarrollo interno de un país. En primer lugar. Para el 2004 se calculaba que las remesas ascendían a 200. Cali – Colombia . En algunos países centroamericanos representa más del 20% del PIB nacional. El objetivo de esta primera parte es describir la magnitud de las remesas en el país.80. 7.María Gertrudis Roa Martínez 52 con sus diásporas en el mundo desarrollado al convertirse estas en un importante recurso económico (Portes. En tercer lugar. 2004). Dadas estas características se plantea que las remesas son un recurso para el desarrollo. Las remesas constituyen el mejor síntoma de la globalización y se han convertido en un importante recurso de sobrevivencia para las familias pobres y de clase media precarizadas en los países emisores de migrantes. En la nueva división internacional del trabajo. transferencias de remesas y el nacimiento del comercio nostálgico (venta de productos colombianos en los países de acogida). 2005b : 7). transporte aéreo. Las remesas garantizan que muchas familias accedan a los servicios bancarios y financieros que. Las remesas exceden los recursos enviados por inversión económica y los dineros cooperación internacional para el desarrollo. 2004 : 76). Las remesas tienen cinco características primordiales.

Douglas Gurak (1987) estudia las redes familiares en esa misma ciudad. 2006) con diversas investigaciones sobre las prácticas transnacionales de los inmigrantes colombianos. et al. Guarnizo afirma que esta última presenta una continuidad con respecto al flujo anterior porque su motivación es eminentemente laboral. por una parte. En la segunda oleada migratoria aparecen los estudios de Luís Eduardo Guarnizo (2003. 2004. Sería importante visualizar cómo la migración colombiana y su dispersión forman parte de un proceso mundial inserto en la globalización del capital. obstaculiza la del trabajo (Guarnizo. El flujo de migrantes casi que se duplica entre 1995 y el 2005. el sur empobrecido envía proporciones significativas de su masa laboral al norte enriquecido. favorece la libre movilidad del capital y las mercancías. (1983) en las zonas fronterizas cuando se dio la bonanza petrolera. se trata de un proceso en el cual. Igualmente son valiosos los aportes de William Mejía realizados sobre uso de remesas e impacto de la migración en el eje cafetero (2004) y practicas transnacionales (2006). por la otra. en donde la migración masiva del sur hacia el norte se intensifica. se destacan los estudios de Aparicio y Giménez (2003) sobre una caracterización del colectivo de colombianos en España. En Estados Unidos aparecen los trabajos de Saskia Sassen (1979) estudiando la migración colombiana y sus efectos en Colombia. 2006 : 79).Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 53 El fenómeno migratorio colombiano La migración internacional de trabajadores registra dos grandes oleadas. (1989) estudiaron la migración ilegal. presentándose una ISSN 2011– 0324 . la primera se ubica en la década de los cincuenta y la segunda a finales de la década de los noventa. et al. En el caso español. ávidamente. Adela Pellegrino (1984) y Gabriel Bidegaín. De la primera oleada migratoria cuyos destinos fueron Venezuela y Estados Unidos existen importantes estudios. Se destacan investigaciones sobre migración laboral colombiana a Venezuela. Este nuevo flujo presenta algunas. llegando a ascender casi al 10% de la población colombiana en el extranjero. Es parte del mal llamado nuevo orden global que. Además hay otros estudios sobre colombianos en España. que demanda. mientras que. Luis Jorge Garay analiza las remesas en el eje cafetero (2005). Fernando Urrea (1982) analiza la participación de las familias migrantes colombianas en el mercado de trabajo y su movilidad ocupacional en Nueva York. como las de Luz Marina Díaz. su fuerza de trabajo a bajo costo y con mínimos derechos. La segunda oleada presentó un comportamiento acelerado a partir de la última década (1995-2005) En la tabla No. 1 se observa que el flujo acumulado de migrantes colombianos internacionales ha crecido de forma significativa.

Panamá (1.8% y Atlántico con 6.5%. con colombianos con tres décadas de antigüedad. Australia. Huila.852. Cali – Colombia . flujo migratorio que comienza a crecer a finales de los noventa. el segundo lugar de destino es España.3%). que concentran una parte considerable de la infraestructura productiva del país. En la tabla No. cuya representatividad no alcanza al 1% para cada uno de ellos (DANE. Risaralda 7. Los colombianos restantes están esparcidos en diferentes países tales como: Ecuador (2. Casanare. pero que se desencadenó fuertemente a partir del año 2000 y continua creciendo por las reagrupaciones familiares y los contingentes laborales. 1 Salida acumulada de colombianos al extranjero Año Personas 1985 1. entre otros.371. con presencia de ciudades grandes e intermedias. 2007).4%). 2. enero – junio 2011. 3). 2007). Caquetá.9%. Costa Rica. De acuerdo a los datos del Censo 2005 (DANE. Hay departamentos donde la experiencia migratoria internacional es prácticamente inexistente tales como: Arauca. con inversiones importantes de capital en explotaciones agrarias. Las zonas expulsoras de migrantes internacionales tienden a concentrarse en regiones más densamente pobladas. 7.331. industriales o agroindustriales de magnitud significativa para el país. El comportamiento de la migración colombiana muestra que los flujos migratorios no son homogéneos en el territorio nacional. Es importante destacar que los flujos migratorios internacionales actuales.000 2005 3. Posteriormente le sigue Bogotá.3% de colombianos.7%. El departamento con mayor número de emigrantes en el extranjero es el Valle del Cauca con un 24. DANE.4%). 45 . Tabla No. y México. con larga tradición migratoria en el país (Guarnizo.000 1990 1.6%. con un 23.1% del total nacional de migrantes (Tabla No. pero algunas de ellas tienden a ser zonas de migración interna por desplazamiento forzado debido al conflicto armado.000 2000 2. El tercer país con mayor presencia de colombianos es Venezuela con un 18. entre otros.María Gertrudis Roa Martínez 54 acelerada salida de colombianos entre el año 2000 y el 2005.80. con un 18. Canadá (2.000 Fuente: Censo 2005.000 1995 1. están muy influidos por las políticas migratorias entre países.704.2%). 2003).500. las estadísticas oficiales revelan que el principal destino internacional de los colombianos es Estados Unidos (35. como capital del país. CS No. Antioquia 11.

2 Flujo de migrantes colombianos por países de destino Países Estados Unidos España Venezuela Ecuador Panamá México Perú Otros Total % 35.8% 100% Tabla No. Gaviria (2004) encontró que los inmigrantes colombianos aducen como causa principal de migración la difícil situación económica y de inseguridad en el país. la mejor calidad de vida en otros países respecto a seguridad y bienestar social. DANE.4% 23.8% 6.3% 1. mayores oportunidades laborales en el exterior y.7% 11.9% 7. % 24. 3 Cinco principales departamentos con experiencia migratoria internacional Departamento Valle del Cauca Bogotá Antioquia Risaralda Atlántico Otros Deptos Total Fuente: Censo 2005. emergen otras causas tales como: la influencia de familiar que facilitó la migración.3% 17. la migración actual colombiana se estructura ISSN 2011– 0324 . la situación de orden público debido al conflicto armado.6% 30.4% 1. No obstante.Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 55 Tabla No.3% 18. la inestabilidad y falta de empleo (precariedad laboral).5% 2.1% 0.9% 100% Las causas que desencadenaron la migración hay que buscarlas no sólo en Colombia sino en el contexto mundial globalizado donde Colombia se ubica en la periferia. por último.1% 18. Pero como la migración internacional es un fenómeno multicausal.

nuevamente. MTAS. El gráfico 1 presenta los permisos de residencia concedidos a colombianos en España donde en el 2000. En el 2005 se presenta. el segundo país de destino internacional muestra un crecimiento acelerado que no ha decrecido.348. los migrantes colombianos que residen en España proceden principalmente de cinco departamentos del país según los datos del Censo del 2005 (DANE. de tal forma que la curva no revelaría las salidas reales de los colombianos porque el mayor flujo salió cuando las regulaciones migratorias facilitaban la movilización entre Colombia-España. casi la duplicación de residencias pasando de 137. 2007. ya sea con remesas y. Por tanto. Cali – Colombia . con la reagrupación familiar.369 a 204. La segunda zona emisora de migrantes es Bogotá D. Anuarios de migración y boletines del OPI. CS No.C. Sin embargo las cifras sólo revelan el número de regularizaciones presentadas por las dos grandes amnistías para migrantes en situación irregular en España (OPI. En resumen. el número de permisos a colombianos se duplica. Cali. la región del Pacífico3 tiene una participación importante en los flujos migratorios internacionales. en un mediano plazo. enero – junio 2011. Gráfico No. 7. 1 Permisos de residencia de colombianos en España Fuente: Permisos a colombianos. como una estrategia de diversificación económica. El flujo de colombianos hacia España.María Gertrudis Roa Martínez 56 principalmente. 2005). 2007). Uno de cada cuatro migrantes emigró del Valle del Cauca. situación igual en el 2001 y casi en el 2003. 3 En este estudio la región Pacífica estuvo conformada por doce municipios: Buenaventura.80. Buga. 45 . manteniendo un crecimiento menos acelerado. y en tercer lugar de importancia está Antioquia.

aborda las dificultades en el cruce de remesas y narcotráfico. De estas dos bases de datos se han desprendido un sinnúmero de estudios que han post-explotado estos datos. Pasto. Sevilla. La investigación sobre costos y transacciones de remesas de Cadena y Cárdenas (2004). las dimensiones que alcanza su obligatoriedad con los hogares y los costos que asume al ser peor remunerada y tener menores condiciones laborales en España. cuya conclusión más importante es que las remesas se configuran como un ingreso “cuasi-permanente”. que sostiene el consumo de las familias. entre otros): la “Encuesta a beneficiarios de remesas en agencias de instituciones cambiarias en Colombia” y “Caracterización socioeconómica de la población emigrante y evaluación del impacto de las remesas internacionales” sobre estas. Tumaco y Yumbo. La tabla No. Ipiales. sin embargo el más importantes es: “Migrant Remittances. Se destaca los estudios de Garay y Rodríguez (2005) en un artículo denominado “Caracterización socioeconómica de la población emigrante y evaluación del impacto de las remesas internacionales”. La migración colombiana ha tenido un impacto importante a nivel nacional debido al crecimiento acelerado de remesas. Palmira. La investigación sobre “Género y Remesas” elaborada por INSTRAW (2007) es un estudio cualitativo con perspectiva de género que plantea la importancia de la mujer en los envíos de remesas. 4 muestra cómo Colombia duplicó los ingresos por transferencias internacionales provenientes de las remesas de los trabajadores entre el período 1995 y 2000. El abaratamiento de los costos de transferencia no incentivará el lavado de dineros del narcotráfico. se producen varios artículos. Investigadores internacionales y nacionales se interesan por la visibilidad que ha adquirido este fenómeno para Colombia. Mientras que Cartago. Tulúa. los gastos en educación de las remesas brindarán mayores oportunidades de inserción laboral para los estudiantes. ISSN 2011– 0324 . Popayán. OIM. Se han realizado dos estudios liderados por fuentes oficiales e internacionales (DANE. el gobierno nacional a través del DANE realizó dos grandes aplicaciones de encuestas sobre uso de las remesas en unión de varias entidades: La “Encuesta sobre emigración internacional y remesas familiares en el área metropolitana centro occidente (AMCO)” y la “Encuesta a beneficiarios de remesas en agencias de instituciones cambiarias en Colombia”. Donde se describen los rasgos básicos de la emigración y la importancia de las remesas en la zona.Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 57 Flujo de remesas a Colombia El tema más estudiado de la migración son las remesas. Para el año 2004. Human Capital Formation and Job Creation Externalities in Colombia” de Kugler (2005) el cual plantea cómo a largo plazo. A partir de estos datos.

5). mientras España se mantiene prácticamente estable (39%). La tabla No.297 1. para luego estabilizarse su incremento anual. el 80% de estas provienen de Estados Unidos y España (Tabla No.47 1. Para el 2000. CS No.060 3.7% 4.72 6. 45 . en el 2001 comienza un rápido crecimiento de entradas de flujo de dinero con un crecimiento hasta el 2004. Así en el 2002-3 el crecimiento entre los dos años se mantiene en un promedio del 20%.84 7.117 3.7% 3.06 3. la tasa de crecimiento por año disminuye.20 2. De igual manera es interesante el crecimiento de las remesas procedentes de Venezuela.314 3.454 3. Estas cifras demuestran que Colombia se ha convertido en un país exportador de mano de obra. cuyo esfuerzo individual tiene un importante efecto macroeconómico.92 1.86 4.5% 17.493 Variación Año -7. que se duplicó entre el 2006 y 2007.890 4. 4 muestra que el crecimiento de la remesas es más rápido que la variación del PIB. La participación de las remesas procedentes de Estado Unidos ha venido decreciendo. al comparar las remesas de los trabajadores con el rubro total de las exportaciones.María Gertrudis Roa Martínez 58 para 1995 y 1998.021 2.4% 24. el crecimiento de las remesas llegaba al 4%.80. Por tanto.1% 64. las remesas triplican los ingresos por café y ascienden a una octava parte del total de exportaciones.1% 21. Tabla No. las remesas nuevamente crecen en su incremento anual llegando a un promedio del 15%.87 4. 2008. enero – junio 2011. Banco de República.93 3. 4 Variación anual de remesas en Colombia Año 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 Variación PIB (%) 5.6% 21.4% 15. 7.9% 1. para 1999 creció un 64.52 Remesas Valor 809 745 758 788 1.578 2.20 2.43 -0. pero se conserva positiva con un promedio del 4%. Estudios Económicos. Para el 2006 y 2007.1% con respecto al año anterior. el flujo presenta un crecimiento del 22% anual e incrementa su crecimiento en el 2001 con una variación positiva del 28. Para el 2007.5% Fuente: Balanza de pagos.77 -4. Entre el 2004 y el 2005.6% respecto al año anterior como una evidencia del flujo migratorio que se estaba presentando.6% 4.6% 28. Teniendo en cuenta la procedencia de las remesas. Cali – Colombia .

C. mientras las otras regiones mostraron una menor participación que no alcanza a llegar al 20% .5% 100.3 100 Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio. Sin embargo donde se observa mayor impacto de las remesas procedentes de España es en el Pacífico colombiano porque de cada diez dólares que ingresan al país de España. Los resultados obtenidos muestran que.9 3.7% 10.8% 0.4 40.0% 16. 6 Distribución de las remesas procedentes del extranjero y de España por regiones receptoras en Colombia Región Antioquia Atlántico Bogotá Central Eje Cafetero Oriental Pacífico Total Procedentes del total de países del extranjero 15.7%). Por su parte Bogotá D.3% 38. La segunda región receptora de remesas es el Eje Cafetero que recibe el 18. Banco de la República. 5 Distribución porcentual por monto de remesas por país de origen País Estados Unidos España Venezuela Otros Total 2005 45. la región Pacífica fue la que más remesas recibió de todo el país.8% 10.0% 3. mientras las otras regiones tienen una participación que alcanza casi el 50% menos.0% 2007 39. cuatro se quedan en esta región (Tabla No.7 32.0 15. ISSN 2011– 0324 . 2004. EBRIC.2% 2. la región Pacífica recibió el rubro más grande de remesas de todo el país (32.5% 28.0% 2006 41. y la región de Antioquia capturan el 16% cada una. Del total de dineros que se reciben del exterior por concepto de transferencia de los trabajadores que llegaron a Colombia en el 2004.9 3. 6).Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 59 Tabla No.9% de los dineros que llegan a Colombia. 2008.7 100 Procedentes de España 10.3% 39.0 18.1% 6.0% Fuente: Encuesta Trimestral de Remesas.6% 100.9% 14. del 100% de las remesas que llegaron a Colombia en el 2004.4% 39.5% 15.1% 4. Tabla No.7% 3.5% 100.

En el caso del Pacífico. Por tanto. en primer lugar. Hay tendencia a una mayor participación de las mujeres en el total de remitentes de envíos de dinero procedentes de España. Sólo existe el estudio AMCO (Eje Cafetero).2% mujeres y 43. una zona tan importante en recepción de remesas. es importante que se haga un estudio por regiones y no sólo como agregado nacional porque el comportamiento migratorio opera bajo una lógica local y regional. Dicha información está desagregada. cuánto reciben y desde cuándo. mientras en España las mujeres envían remesas a sus hogares en mayor cantidad que los hombres (56. enero – junio 2011. nivel educativo y ocupación. por el total nacional que reune todos los países implicados en el envío de dineros. CS No.5% de los colombianos son mujeres con permisos de residencia. Es posible que estos resultados revelen la tendencia que tienen las mujeres para asumir una mayor obligación y responsabilidad con sus hogares (Díaz. Estas cifras concuerdan con los resultados encontrados en diferentes estudios sobre la feminización de la migración latinoamericana y colombiana. 2004). el conocimiento de las remesas por regiones es pobre. Igualmente no hay información sobre el uso que se le da a las remesas. se sabe muy poco. 45 . la participación de ambos sexos es casi equitativa en el envío de remesas. edad. se trabajarán las remesas procedentes de España en la región del Pacífico y se enunciarán “España-Pacífico”.María Gertrudis Roa Martínez 60 No obstante.8% hombres). Las remesas en la región Pacífica procedentes de España A continuación se presentan los resultados del estudio discriminados por variables. Por ejemplo. 2006). et al. el 57. 7. 7). Para referirse en los cuadros a todas las remesas recibidas en todo el territorio nacional que llegan de todos los países se enunciará como “Total”. las remesas. Así. en el Anuario Estadístico de España. los envíos sólo procedentes de España y finalmente. Caracterización del remitente de remesas La descripción del remitente utiliza cuatro variables básicas: sexo. presentando estos datos en tres grupos: el remitente. Se desconoce quiénes son los principales receptores. Dicha diferencia se incrementa para el Pacífico colombiano donde el número de mujeres que envían remesas aumenta a un 59% (Tabla No. los envíos procedentes de España para la región Pacífica. En el total nacional. este artículo busca aportar mayor evidencia al respecto. Cali – Colombia . un año mayor que los hombres (MTAS. el beneficiario y por último.80. en segundo lugar. Los dineros que llegan de España para todo el territorio nacional se referirán así: “España”. Por último. con una media de edad de 33 años.

Algunos estudios demostraron que la migración internacional está relacionada con los ciclos de vida.0 100 Remitentes de España n 2697 3458 6155 % 43.2 100 Remitentes de España al Pacífico n 1025 1461 2486 % 41. 2004.2% tienen formación básica secundaria. Vale la pena destacar que.8 100 Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio. Así.2 58. EBRIC. de los flujos migratorios importantes.24 n 22113 6186 2494 Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio. El nivel educativo de los colombianos emisores de remesas se caracteriza por ser significativamente más alto que el resto de los nacionales en Colombia. 2004. siendo los jóvenes más proclives a migrar. la migración hacía España tiene menor antigüedad que la de Estados Unidos y Venezuela reflejándose en la edad de los migrantes.73 36. En el caso de los colombianos que envían remesas sólo desde España. donde se incluyen todos los destinos del mundo (Tabla No. el 28.0 51. el promedio de edad es cuatro años menor (36 años) que el promedio nacional para todos los colombianos dispersos por el mundo. de España para toda Colombia y de España con recepción específica en la región Pacífica Género Hombre Mujer Total Remitentes de todos los países n 10765 11213 21978 % 49. mientras el 43.5% tienen formación superior como universitarios. Tabla No. 7 Distribución de los remitentes de remesas del extranjero por género. Los colombianos remitentes de remesas no son jóvenes sino adultos que han alcanzando un nivel de madurez y responsabilidad importante en su ciclo de vida y se mueven en un rango de edad entre los 36 a 40 años. siendo el promedio nacional de 40 años. el nivel educativo de los colombianos ISSN 2011– 0324 . No obstante. 8).8 56.Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 61 Tabla No.38 36. EBRIC. de todos los países. 8 Edad promedio de los remitentes de remesas Remitentes En todos países Desde España Desde España al Pacífico Promedio 40.

9 Distribución de los niveles educativos alcanzados por los remitentes de remesas desde el extranjero. La capacidad de absorción de trabajadores migrantes se da en los oficios menos cualificados de difícil cubrimiento por la población nativa (Cachón.4 100 Remitentes de España al Pacífico n 98 257 601 1166 323 5 2450 % 4 10.9 0. La proporción de profesionales del 11% menos que la proporción total nacional.2 28.1 7. Es importante tener en cuenta el tipo de estructura ocupacional que tiene España centrada en una economía de los servicios. 9).4 17. EBRIC.80.8 17.5 24. Bachillerato completo Superior Ninguno Total Remitentes de todos los países n 684 1608 3777 9413 6208 78 21768 % 3.2 100 Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio. 1983). 45 . Cali – Colombia . enero – junio 2011. Los migrantes colombianos provenientes de la región Pacífica que residen en España tienen un nivel más bajo que el promedio nacional según los resultados encontrados.4 100 Remitentes de España n 219 543 1363 2851 1093 26 6095 % 3. 2003).porque los profesionales se disminuyen un 5% más.5 0.9 22. 7. Esta misma situación fue antes analizada en Estados Unidos. El porcentaje de profesionales se reduce aún más cuando se toma el grupo de migrantes emisores de remesas que hacen sus envíos en la región del Pacífico . 2003). et al..6 13. Esta cifra se presenta porque uno de cada dos colombianos con bachillerato que vivían en la región Pacífica migró a España. Tabla No. CS No.2 0.María Gertrudis Roa Martínez 62 migrantes que residen en España es menor que el promedio que cubre todos los destinos internacionales. elevándose la diferencia sobre el total nacional a un 15% menos de profesionales en España (Tabla No.4 46. Los migrantes (entre ellos los colombianos) se insertan en empleos del segmento secundario del mercado de trabajo tales como los servicios personales o la construcción (Aparicio. 2004.5 47.6 8. con un incremento en la población con básica secundaria. Así que el migrante que necesita España es un trabajador no cualificado (Piore. desde España para toda Colombia y desde España con recepción específica en la región Pacífica Nivel educativo Primaria incompleta Primaria completa Bachillerato incomp.4 43.

2 1. provengan de las mujeres más jóvenes que el promedio del total de los migrantes y con menores niveles educativos. 10 Actividad realizada la semana anterior por los remitentes de remesas del extranjero.6 1. cuando es probable que presenten una menor remuneración salarial y por tanto. desarrolla una actividad productiva en la sociedad de acogida y contribuye a sus hogares (Tabla No.8 100 Remitentes de España al Pacífico n 2339 36 10 78 12 13 2488 % 94. el envío de remesas representa un mayor esfuerzo y sacrificio a nivel personal. En tercer lugar. De acuerdo con esta las características de los remitentes. es interesante que las remesas que tienen una mayor participación en el país.Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 63 La encuesta formuló la pregunta: ¿a qué se dedicó el mes pasado el remitente? Los datos muestran que un 94% trabajó. Estos datos refuerzan la importancia que tiene el empleo para la población migrante que tiene menores tasas de dependencia con mayores niveles de actividad laboral que la población nativa.3 1. EBRIC. Los migrantes van a trabajar en otro país para enviar ingresos a sus hogares en origen. que usualmente se quedan con los hijos menores.2 100 Remitentes de España n 5813 81 33 168 23 51 6169 % 94.7 0. 2004. 10).1 0.5 100 Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio. en segundo lugar los padres (20%). Tabla No.7 1.3 0. El beneficiario receptor de remesas A continuación se presenta una breve caracterización de los beneficiarios de remesas en Colombia. los beneficiarios de remesas que reclaman los giros son principalmente: en primer lugar hermanos (22%).4 0.5 0. es decir.0 1. de España para toda Colombia y de España con recepción específica en el Pacífica Actividad  Trabajar Buscar trabajo Estudiar Realizar oficios hogar Vivir jubilación/renta Otra ocupación Total Remitentes de todos los países n 20422 260 209 573 285 272 22021 % 92.4 3.9 2.2 0. se encuentran ISSN 2011– 0324 .4 0. A nivel nacional (incluyendo todos los destinos del mundo).5 2.

Así.0 100 Remitentes de España al Pacífico n 411 656 159 576 397 200 89 2488 % 16.0 8. Sin embargo.5 21. CS No.80. a medida que se aleja el parentesco. Vale la pena destacar que los menores no pueden recoger ni administrar recursos que. están destinados para su sostenimiento. Una vez que se ha demostrado la dependencia.2% (Tabla No.9 11.8 4. los datos revelan aspectos interesantes de las relaciones familiares.3 11.8 23. se encuentra que estadísticamente4 hay una intensa relación de dependencia entre estas dos variables.0 3. Así que los menores son representados por adultos.8 6. los padres ascienden casi al 24%.4%) y el grupo de los hermanos asciende a un 23.2 17.2 16. cuando de este grupo se observa sólo a la región Pacífica se encuentra que el aumento es mayor para los padres que perciben remesas (26. Tabla No. 12). Cali – Colombia .59 con un nivel de confianza del 95%).4 18. es importante analizar en qué consiste. 11). en muchos casos. Es importante destacar la baja participación de los hijos en la recepción de remesas. enero – junio 2011. seguido de los hermanos con un 21. En el caso exclusivo de los migrantes residentes en España.122) para 6 grados de libertad con un nivel de confianza mayor al 99% es superior al chi2 teórico (12.6 100 Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio.4 23. de España para toda Colombia y de España con recepción específica de la región Pacífica Parentesco con el remitente Cónyuge o compañero (a) del remitente Padre o madre del remitente Hijo (a) del remitente Hermano (a) del remitente Otro pariente del remitente Amigo (a) del remitente Otro no pariente Total Remitentes de todos los países n 3466 4405 1890 4947 4030 2433 883 22054 % 15. con un 18. 2004. 7.0 8. EBRIC.2%. Al indagar por la existencia de una relación entre el sexo del remitente y el parentesco del beneficiario de la población receptora de remesas del Pacífico (Tabla No. 45 .4 6. 11 Parentesco con el remitente del extranjero.0 100 Remitentes de España n 915 1468 400 1310 1102 727 247 6169 % 14.7 20. situación que puede deberse a que son menores de edad. En primer lugar.0 4.5 26.María Gertrudis Roa Martínez 64 otros parientes del migrante.6 22. el 4 Porque el chi2 calculado (391.3%.

corregidos Recuento Valor 391. El nivel de significancia es muy fuerte5 cuando el vínculo es de pareja (18. corregidos n Res. existe una probabilidad negativa de enviar remesas a sus padres (-7.Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 65 análisis de residuos va revelando la perdida de significancia de la relación.0 -1. 5 Hay nivel de significancia cuando el residuo corregido es superior a 1.7) juegan un papel más importante que la relación de hijo (5. etc. hay una mayor probabilidad que la remitente de remesas sea una hija (7. 2004.5).6 1022 1458 gl 6 6 Total 408 655 158 575 397 198 89 2480 Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio.9 7. A medida que se incrementa la relación se hace más fuerte. corregidos n Res. cuando el remitente es un hijo varón.beneficiario con sexo del remitente Prueba de chi-cuadrado Chi-cuadrado de Pearson Chi2Teórico Parentesco del beneficiario Cónyuge o compañero(a) del remitente Padre o madre del remitente Hijo (a) del remitente Hermano (a) del remitente Otro pariente del remitente Amigo (a) del remitente Otro no pariente Total n Res. Por el contrario.122 12. primos. Por el contrario la probabilidad de enviar remesas es negativa cuando son esposas remitentes (-18. 12 Análisis de asociación parentesco .9). Si aparece con signo negativo hay una relación inversamente proporcional. Los hermanos (6.4 88 110 1. Tabla No.9 35 123 -5.5 -18. Los datos muestran que no hay relación de dependencia cuando se tiene otro tipo de parentesco como tíos.6 . Para aquellas relaciones que si son significativas. se es amigo o no pariente.5 185 470 -7. EBRIC. Cuando el beneficiario es la madre. corregidos n Res.7 6. la probabilidad de enviar remesas al cónyuge es mayor cuando el remitente es hombre (18.9).0 168 407 -6..7 176 221 1. corregidos n Res.0). corregidos n Res.0 5.5).4 -1.59 Sexo remitente Hombre Mujer 336 72 18. ISSN 2011– 0324 .96.5) y decae cuando el migrante es la madre o el padre (7. corregidos n Res.5).0 34 55 -.

La proporción media de personas por hogar que se beneficia de las remesas asciende a cuatro personas en promedio (Tabla No. Vale la pena destacar que el promedio nacional para todos los destinos es menor (4.34) que para el Pacífico colombiano. Estas remesas son mayores en un 60% que las remesas que llegan al país. Usos de las remesas El promedio de remesas que entran al territorio nacional por hogar ascienden a 403 dólares como promedio nacional. cifra casi igual que la procedente de Inglaterra. Para resumir. Tabla No.22) y mucho menor (4. 2004 A partir de estas características se observa que los hogares del Pacífico tienen un mayor número de miembros en el hogar y los padres del remitente son los más importantes receptores de remesas. 13).22 4. los hombres remitentes tienen mayor probabilidad de enviar dinero sólo cuando son cónyuges. 13 Media de personas/hogar Personas/Hogar Media n Remitentes en todos países Remitentes desde España Remitentes desde España al Pacífico 4. los hogares de la región Pacífica tienen un promedio mayor que todos los emigrantes del territorio nacional que viven en España y los emigrantes para los diferentes países. Cali – Colombia . mientras que las mujeres remitentes envían dinero a sus padres. hijos y hermanos. 14).09) que para España (4. En segundo lugar se encuentra España. pero la probabilidad es negativa cuando el beneficiario es su pareja.053 dólares). pero al desagregarlos por países presentan contrastes interesantes (Tabla No.34 21987 6167 2492 Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio. las remesas más altas provienen del Ecuador (1. Igualmente los hijos migrantes asignan dineros mensuales a los padres que carecen de jubilación y protección social. Dicha situación ameritaría realizar una investigación que ahonde las causas de estas diferencias y la procedencia de los recursos. existe una probabilidad positiva que se envíen remesas si la remitente es mujer (6. 45 .09 4. Es importante observar CS No. Por un lado.80.7). Dicha situación puede obedecer a que las mujeres migrantes del Pacífico tienden a dejar a sus hijos con las abuelas. EBRIC. enero – junio 2011. Las madres tienen una alta probabilidad de enviar dinero para sus hijos beneficiarios. Así. 7.María Gertrudis Roa Martínez 66 Para el caso de los hermanos. con un promedio de remesas por hogar con 463 dólares por remitente.

Al estudiar el promedio de envíos individuales por regiones de Colombia. seguido por el Eje Cafetero (394 dólares. aunque de menor cuantía. 2004.Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 67 que Estados Unidos tiene una cifra de 110 dólares por debajo de los envíos individuales desde España. Sin embargo. En segundo lugar se encuentra Bogotá con 544 dólares en promedio por envío. cifra que se incrementa casi 200 dólares más al filtrar solamente los envíos de España (Tabla No.). Para el caso de la región Pacífico se observa que la remesa cumple una mayor función redistributiva que en otras ciudades del país porque llega a un mayor número de hogares. los promedios más bajos los tiene Atlántico (191) y Pacífico (253). 15). Lamentablemente la encuesta no permite analizar los niveles de estratificación de los hogares receptores de remesas. Ecuador. se encuentra que la región de Antioquia percibe los montos más altos de todas las remesas (760 dólares por envío) a nivel nacional. casi con un 40% por debajo del promedio nacional. Tabla No. EBRIC. ISSN 2011– 0324 . Los envíos más bajos proceden de Venezuela con 185 dólares. Esta situación es más notoria para las remesas procedentes de España donde el monto de la región Pacífica es el más bajo aún. 14 Promedio nacional de remesa en dólares que reciben los beneficiarios según país de procedencia País Remitente Estados Unidos España Ru-Inglaterra Italia Venezuela Ecuador Costa Rica Francia Canadá Otro Total Media 356 463 461 331 187 1053 259 382 245 332 403 Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio. España e Inglaterra están por encima del promedio nacional.

EBRIC.9 n 1025 1461 2486 Tabla No. 16). enero – junio 2011. EBRIC. 16 Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio. Pero en una futura investigación sería interesante descubrir si existe una relación entre salario y remesa según el sexo. sin embargo estas aportan menores recursos a sus hogares (287 US. 7. El género revela importantes diferencias en las responsabilidades que asumen los migrantes con los hogares de origen y en el comportamiento de la sociedad receptora. para evaluar la hipótesis de que las mujeres destinan una mayor proporción de sus salarios a los envíos de remesas debido a los fuertes vínculos de cohesión familiar. 2004.80. Algunos estudios han mostrado que las mujeres migrantes perciben menores salarios porque ocupan empleos de menor remuneración. 15 Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio. Cali – Colombia . los migrantes oriundos del Pacífico tienen una mayor participación femenina (de cada diez migrantes hay seis mujeres). Monto remesas dólares para la región Pacífica según sexo del remitente Sexo remitente Hombre Mujer Total Promedio 307. En el caso de España.5 295. por envío) mientras los hombres aportan 308 US (Tabla No.María Gertrudis Roa Martínez 68 Promedio de remesas en dólares enviadas según región del extranjero y de España Región Antioquia Atlántico Bogotá Central Eje Cafetero Oriental Pacífico Total Remitentes de Remitentes de España todos los países Media Media 760 907 191 311 544 451 258 351 394 585 333 395 253 296 403 463 Tabla No.9 287. CS No. 45 . 2004. menores posibilidades de ascenso y con baja cualificación en el extranjero.

2 12 44.1 317 42. Tabla No.4 16 43.2 Mujer 445 62.9% mujeres).7 98 55.6 21 56. casi el 60% del dinero enviado provienen de manos femeninas (Tabla No.3 79 44. 2004.8 Total 708 100 754 100 351 100 177 100 121 100 79 100 48 100 37 100 39 100 32 100 112 100 27 100 1 100 2486 100 Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio.5 19 39.6 1 100 1461 58.6 52 43.0 47 59.8 15 55. Los resultados muestran que las mujeres envían más dinero que los hombres porque del total de la población encuestada.5% hombres y 85. los hombres que envían dinero por ISSN 2011– 0324 .0 206 58.5 16 50 67 59. EBRIC.5 29 60. 17).8 24 61.Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 69 Con el propósito de conocer la existencia de una relación significativa entre el monto del envío de remesas y el sexo de los remitentes se han cruzado estas dos variables para mirar el comportamiento. En el extremo de envíos más alto sucede la misma situación.5 16 50 45 40.9 437 58. 17 Promedio del monto de las remesas (en dólares) según sexo recibidas en la región Pacífica Monto en dólares Menos de 99 De 100 a 199 De 200 a 299 De 300 a 399 De 400 a 499 De 500 a 599 De 600 a 699 De 700 a 799 De 800 a 899 De 900 a 999 De 1000 a 1999 De 2000 a 4999 De 5000 a 9999 Total n % n % n % n % n % n % n % n % n % n % n % n % n % n % Hombre 263 37.2 15 38.4 69 57.0 145 41.0 32 40. Igualmente el porcentaje de hombres y mujeres que aportan menos de 500 dólares es muy cercano (83.4 0 0 1025 41.

María Gertrudis Roa Martínez 70

más de 1000 dólares ascienden a 5,6% y las mujeres ascienden al 5,7%. Igual sucede para las demás cohortes donde las proporciones no difieren. Cuando las remesas se encuentran entre los 700 y 1000 dólares, son los hombres los mayores remitentes. En los restantes, son las mujeres que mandan más. En una lectura horizontal de la tabla se encuentra que, en función de los montos, las mujeres siempre son más representativas en todas las cohortes, pero donde presentan las mayores diferencias es en los aportes de montos menores de 100 dólares donde las mujeres aportan el 63% de las remesas. En un hogar ¿qué papel cumple una remesa? ¿Cada cuánto recibe giros de este remitente? Aunque estas preguntas no pueden ser contestadas mediante estos datos, los resultados muestran que las remesas se configuran como modalidad de salario en el hogar porque en ocho de cada diez hogares del Pacífico colombiano que reciben giros desde España, el dinero llega mensualmente (82,5%). De estos, el 15% de los hogares reciben las remesas quincenalmente y el 6,6% semanalmente (Tabla No. 18). Esto significa que la remesa representa un elemento de continuidad y dependencia. Tabla No. 18 Periodicidad de las remesas recibidas en la región Pacífica
Periodicidad Más de una semana a la vez Semanalmente Quincenalmente Mensualmente Bimensualmente Trimestralmente Semestralmente Anualmente Total n 33 132 370 1511 149 111 82 90 2478 % 1,3 5,3 14,9 61,0 6,0 4,5 3,3 3,6 100,0

Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio, EBRIC, 2004.

Al preguntar desde cuánto tiempo hace que recibe giros de este remitente, se encontró que los remitentes envían remesas de manera continua (Tabla No. 19). El 15,7% de los remitentes en la región Pacífica que viven en España envían dineros hace más de 4 años. Dada la periodicidad de los envíos, el hogar dispone efectivamente, de estos dineros de forma continua y no provisional. El 47,8% recibe remesas entre dos y cuatro años, rango que corresponde al período de migración más importante de colombianos hacía España (2000-2002). El 36,5% lleva menos de dos años enviando remesas a sus hogares de origen.
CS No. 7, 45 - 80, enero – junio 2011. Cali – Colombia

Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 71

Tabla No. 19 Tiempo de recepción de las remesas recibidas en la región Pacífica
Tiempo de recepción Menos de un año Entre 1 y 2 años Entre 2 y 3 años Entre 3 y 4 años Entre 4 y 5 años Entre 5 y 6 años Más de 6 años Total n 448 456 679 505 217 87 84 2476 % 18,1 18,4 27,4 20,4 8,8 3,5 3,4 100,0

Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio, EBRIC, 2004.

En resumen, tomando en consideración los montos de envío, la periodicidad y antigüedad de estas remesas se puede observar que, efectivamente, constituye un elemento indispensable en el sostenimiento de los hogares, que existe una relación de dependencia con esos recursos importantes. Se interrogó a los beneficiarios en qué utilizarían el dinero que recibieron del exterior ese día. Sus respuestas revelan un comportamiento similar de destinación de las remesas en todo el territorio nacional. Un 90% de los dineros se destinan para el hogar transnacional del que hace parte el remitente y el 10% contribuye a financiar puntualmente otro hogar de forma simultánea (Tabla No. 20). Esta situación se presenta porque los tejidos sociales y las relaciones de solidaridad entre hogares se expanden a nivel horizontal de padres a hijos y entre hermanos que, usualmente residen en otros hogares. Tabla No. 20 Destinación de las remesas provenientes del extranjero, de España para toda Colombia y de España con recepción específica en la región Pacífica
Uso remesa Uso hogar Otro hogar Ambos Total Remitentes de todos los países n % 19879 90.0 77 0.3 2127 9.6 22083 100 Remitentes de España n 5553 14 617 6184 % 89.8 0.2 10.0 100 Remitentes de España al Pacífico n % 2279 91.4 3 0.1 212 8.5 2494 100

Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio, EBRIC, 2004.

El uso de las remesas en los hogares tiene un comportamiento de salario mensual que cubre necesidades básicas inmediatas (sobrevivencia).
ISSN 2011– 0324

María Gertrudis Roa Martínez 72

De las transferencias de los trabajadores desde el exterior, el 90% de los hogares destina estos dineros a la compra de alimentación y pago de servicios públicos (Tabla No. 32). Tasa que se incrementa para la región Pacífica en un 10% respecto al promedio nacional (60,9% nacional, 71.5% Pacífico) (Tabla No. 34). Esto quiere decir que el uso principal de las remesas es garantizar la sobrevivencia a los miembros del hogar. Por tanto, la remesa no es complementaria de los ingresos. La remesa en la región Pacífica con dineros procedentes de España está destinada específicamente a las necesidades más elementales. El rubro de educación es fundamental para construir capital humano y garantizar movilidad laboral ascendente para las nuevas generaciones. Se puede observar que, a nivel nacional e incluyendo a todos los países del mundo (Tabla No. 32), el 32,9% de los hogares destina una partida de las remesas para cubrir gastos en la formación de las nuevas generaciones. Sin embargo, al estudiar solamente las remesas que provienen de España se encuentra que esas cifras se incrementan en un 12% en los hogares que reciben remesas desde España (Tabla No. 33). Sin embargo el 46% de los hogares que reciben remesas en la región del Pacífico colombiano invierten en educación (Tabla No. 34). Es decir, uno de cada dos hogares utiliza los dineros del exterior para la formación de capital humano. Sería interesante realizar futuras investigaciones sobre la contribución de la educación de estos jóvenes al desarrollo local o por el contrario, engrosan las filas de los posibles migrantes. En el caso de la salud se encuentra que el cubrimiento se va reduciendo y sólo el 27% de los hogares colombianos que reciben remesas cubren gastos de salud. En el caso de los migrantes a España, se encuentra que se incrementa al 30% y en la región Pacífica continua ascendiendo al 37% (Tabla No. 21). En relación con los gastos en alquiler de la vivienda, se ha encontrado que un 16,5% de los hogares del Pacífico con miembros del hogar en España destinan una partida de las remesas para pago de alquiler, cifra ligeramente superior al promedio nacional (Tabla No. 21). Estas cifras de cubrimiento de primeras necesidades pueden reflejar varias cosas. Algunos estudios han revelado que los migrantes que residen en España tienen menores niveles educativos y provienen de estratos más bajos que los migrantes que viajan a Estados Unidos (Guarnizo, 2003), por tanto, es viable suponer que estos datos demuestren que los hogares del Pacífico colombiano que tienen un familiar viviendo en España destinen mayores recursos a la sobrevivencia y al cubrimiento de necesidades básicas como alimentación, pago de servicios públicos, alquiler, educación y salud. No obstante, los hogares que destinan dineros para pago de alquiler son más bajos.

CS No. 7, 45 - 80, enero – junio 2011. Cali – Colombia

Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 73

Tabla No. 21 Uso de remesas en gastos de primera necesidad provenientes del extranjero, de España para toda Colombia y de España con recepción específica de la región Pacífica
Gastos de primera necesidad Mercado Remitentes de todos los países n % 13470 60,9 8643 39,1 n 7267 14846 Remitentes de España n 4038 2148 % 65,3 34,7 Remitentes de España al Pacífico n % 1782 71,5 712 28,5

Educacion

Sí No Total Sí No

22113

100

Arriendo No Total

Sí No Total Sí

Total Salud

22113
n 5958 16155

100

% 32,9 67,1

6186
n 2375 3811

100

22113
n 2843 19270 22113

100

% 26,9 73,1

6186
n 1861 4325

100

% 38,4 61,6 % 30,1 69,9

2494
n 1145 1349

100

2494
n 914 1580

100

% 45,9 54,1 % 36,6 63,4

% 12,9 87,1 100

6186
n 979 5207 6186

% 15,8 84,2 100

100

2494
n 411 2083 2494

100

% 16,5 87,1 100

Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio, EBRIC, 2004.

Tabla No. 22 Uso de remesas en otros gastos provenientes del extranjero, de España para toda Colombia y de España con recepción específica de la región Pacífica
Otros gastos
Deudas personales

Remitentes de todos los países
n % 3954 17,9 18159 82,1 22113 100 n % 4782 21,6 17331 78,4 22113 100

Remitentes de España
n 1148 5038 6186 n 1382 4804 6186 % 18,6 81,4 100 % 22,3 77,7 100

Remitentes de España al Pacífico n 412 2082 2494 n 537 1957 2494 % 16,5 83,5 100 % 21,5 78,5 100


No Total Otros gastos


No Total

Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio, EBRIC, 2004.

ISSN 2011– 0324

María Gertrudis Roa Martínez 74

No obstante, hay egresos como pago de deudas personales y “otros gastos” que se conservan constantes entre las remesas que provienen de todo el mundo, las que sólo provienen de España y las que llegan sólo a la región pacífica (Tabla No. 22). Un 17% de esta población atiende deudas personales y un 22% utiliza las remesas para cubrir otros gastos. En relación con gastos denominados “suntuarios” tales como diversión y equipamiento del hogar, es importante aclarar que alrededor del 2% de los hogares del Pacífico destinan las remesas procedentes de España al pago de recreación y electrodomésticos (Tabla No. 23). ¿Qué significa esto? Que los hogares no están despilfarrando el dinero de las remesas y están utilizando los dineros en sobrevivencia. La región del Pacífico presenta menores gastos en recreación y compra de electrodomésticos porque es la que destina mayores recursos en alimentación, salud y educación. Tabla No. 23 Uso de remesas en gastos de segunda necesidad provenientes del extranjero, de España para toda Colombia y de España con recepción específica de la región Pacífica
Gastos de segunda necesidad Diversion Remitentes de todos los países n % 675 3,1 21438 96,9 n 457 21656 Remitentes de España n % 173 2,8 6013 97,2 n 142 6044 Remitentes de España al Pacífico n % 57 2,3 2437 97,7

Electrodom. Equipamentos

Sí No Total Sí No Total

22113

100

22113

100

% 2,1 97,9

6186

100

6186

100

% 2,3 97,7

2494
n 49 2445

100
% 2 98

2494

100

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio, EBRIC, 2004.

La región del Pacífico presenta las tasas más bajas de ahorro y pagos de compra de bienes inmuebles a través de financiación. En el caso de esta región, el nivel de ahorro de los hogares con migrantes en España asciende al 3,8% (Tabla No. 24). Sin embargo la capacidad de ahorro se incrementa en función de la creación de patrimonio, por esta razón el 5% de los hogares receptores de remesas destinan una partida de la remesa al pago de hipoteca. Vale la pena destacar que este rubro también es considerado una forma de ahorro.

CS No. 7, 45 - 80, enero – junio 2011. Cali – Colombia

Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 75

Tabla No. 24 Inversiones con remesas provenientes del extranjero, de España y de España con recepción específica en la región Pacífico
Remitentes de todos los países Ahorros Remitentes de España N 317 5869 6186 N 337 5849 6186 % 5,1 94,9 100 % 5,4 94,6 100 Remitentes de España al Pacífico n % 94 3,8 2400 2494 n 123 2371 2494 96,2 100 % 4,9 95,1 100


No Total Hipoteca

n 924 21189 22113 n 1040 21073 22113

% 4,2 95,8 100 % 4,7 95,3 100


No Total

Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la Encuesta de Beneficiarios de Remesas Internacionales en Casas de Cambio, EBRIC, 2004.

Para finalizar, la destinación que se les da a las remesas en la región del Pacífico con dineros procedentes de España está destinado exclusivamente al consumo de los hogares.

Conclusiones Las remesas son un recurso importante para la reducción de la pobreza de los hogares receptores de las mismas porque cubren sus necesidades más importantes. Los resultados de la encuesta demostraron que los hogares utilizan estos dineros prioritariamente en alimentación, pago de servicios públicos, educación y salud. Por tanto, no es posible determinar que las remesas están dedicadas al ocio y la diversión como se sobredimensiona en los medios de comunicación. Las remesas no constituyen un aporte transitorio y residual de los hogares. Aunque la encuesta no permite reconocer otros aportes de los miembros del hogar en el país de origen, la periodicidad y continuidad de los envíos se constituye en un rubro estructural de la economía del hogar porque la mayoría de los envíos tienen una periodicidad mensual y se mantienen a largo plazo. Así, la remesa es un salario más para el hogar. Las remesas se agotan en la satisfacción de necesidades básicas. Un bajo porcentaje se destina al ahorro e inversión de las familias. El efecto de la inversión genera-

ISSN 2011– 0324

María Gertrudis Roa Martínez 76

dora de renta y empleo no es visible en los datos recogidos por la encuesta. Es importante recordar las palabras de Newland cuando afirma que “la observación común de que las remesas no se usan para inversiones “productivas” olvida que los hogares pobres racionalmente dan prioridad a estas necesidades básicas que representan una inversión en capital humano además de una necesidad. Gastar en necesidades básicas también tiene un efecto multiplicador” (2006:59). La región Pacífica que recibe remesas procedentes de España presenta un mayor efecto redistributivo que el resto del país porque tiene el más alto número de remitentes, menores montos de remesas y cubre mayormente las necesidades del hogar relacionadas con alimentación, servicios públicos, educación y salud. Por tanto, es un paliativo contra la pobreza de los hogares. Sería interesante en posteriores estudios, ahondar en la relación de dependencia de los hogares respecto a la remesa, en relación con las otras regiones del país.

Referencias Aparicio, R. y Giménez, C. (2003). “Migración colombiana en España”. OIM y NU (Ed) Ginebra. Award, I. (2007). “Migración laboral y desarrollo en tiempos de globalización”. Migraciones y desarrollo humano. Ponencia presentada en el V Congreso sobre la Inmigración en España. Valencia 21-24 de marzo del 2007. Baca, J., Kohler, A., Márquez L. y Aysa, M. (2005). “Estudio sobre Migración Internacional y Remesas en Colombia. Metodología”. Cuadernos Alianza País. Bogotá. Banco de República. “Balanza de pagos”. Estudios Económicos. www.dane.gov.co

Bejarano, J. C. (2007). “Carta de un emigrante”. El País de Cali. Obtenido el 6 de octubre de 2007 en: http://www.elpais.com.co/blogs/principal/blog1.php
Bidegain, Gabriel. et al. (1989). Los colombianos en Venezuela, mito y realidad. Caracas: CEPAM. Caces, F. y Gurak, D. (1998). “Redes migratorias y la formación de sistemas de migración”, en: Malgesini. G. (Comp.) Cruzando Fronteras. Migraciones en el Sistema Mundial. Barcelona: ICARIA. Cachón, L. (2003). Inmigración y segmentación de los mercados de trabajo en España. Andalucía: CENTRA.

CS No. 7, 45 - 80, enero – junio 2011. Cali – Colombia

Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 77

Cadena, X. y Cárdenas, M. (2004). Las remesas en Colombia: costos de transacción y lavado de dinero. Working Papers, No. 26. Disponiblen en: www. fedesarrollo.org DANE (2007). Censo de población 2005. www.dane.gov.co Diaz, C., et al. (2004) Dinero, amor e individuación. Las relaciones económicas en las parejas/familias contemporáneas. Oviedo: Instituto Asturiano de la Mujer, KRK Ediciones. Díaz, L. M. y Gómez, J. (1983). La moderna esclavitud. Los indocumentados en Venezuela. Bogotá: Editorial Oveja Negra. Durand, J. y Massey, D. (2003), Clandestinos Migración México-Estados Unidos en los albores del siglo XXI. México: Miguel Ángel Porrua, UAZ. Garay, L. J. y Rodríguez, A. (2005). “Estudio sobre Migración Internacional y Remesas en Colombia”. Cuadernos Alianza País. Bogotá. Gaviria, A. (2004). “Visa USA. Fortunas y extravíos de los emigrantes colombianos en Estados Unidos”. Documento CEDE No.17. Guarnizo, L. E. (2003). “La migración transnacional colombiana: Implicaciones teóricas y prácticas”. Seminario sobre migración internacional colombiana y la conformación de comunidades transnacionales. Junio 18 y 19 de 2003. Disponible en: www.colombianosune.com. Guarnizo, L. E. (2004). “Aspectos económicos del vivir transnacional”, en: Escrivá, Á. y Rivas, N. (Coord.). Migración y desarrollo. Estudios sobre remesas y otras prácticas transnacionales en España. Andalucía: Consejo superior de Investigaciones. Guarnizo, L. E. (2006). “El Estado y la migración colombiana”. Revista Migración y Desarrollo, No.6, pp. 79-101. Gurak, D. (1987). “Family formation and marital selectivity among colombian and dominicans immigrants in New York City”. International migration review, Vol. 21, pp. 275-298. Kugler, M. (2005). “Migrant Remittances, Human Capital Formation and Job Creation Externalities in Colombia.” Obtenido el 10 de mayo de 2008, en: www. banrep.gov.co/docum/ftp/borra370.pdf. 10 de mayo 2008. Lacomba, J. (2001). “Teorías y prácticas de la inmigración. De los modelos explicativos a los relatos y proyectos migratorios”. Scripta Nova. Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales. Universidad de Barcelona. Nº 94 (11). Obtenido el 1 de agosto de 2008 en: www.scriptanova.ub.es
ISSN 2011– 0324

María Gertrudis Roa Martínez 78

Massey, D. (1990). “Social structure, household strategies and the cumulative causation of migration”. Population Index, Vol. 56 (1), pp. 3-26. Maxwell, J. A. (1996). Qualitative Research Design. An interactive Approach. Thousand Oaks: Sage Publications. Mejía, W. (2004). Estudio de migración y remesas internacionales en Colombia. Análisis de la información de grupos focales. OIM, Red de Universidades públicas del eje cafetero ALMA MATER Mejía, W. (2006). “Significado económico de las prácticas transnacionales de los migrantes colombianos, con énfasis sobre los establecidos en Estados Unidos”. Miami: Colombian Studies Institute, Florida International University. MTAS (2006). “Anuario estadístico de Inmigración”. Observatorio Permanente de la Inmigración OPI. Obtenido el 1 de mayo de 2008 en: www.extranjeros.mtas.es Muñoz, A. R. (2006). “Impacto macroeconómico de las remesas familiares en México, 1950-2004”. Tesis doctoral Universidad Autónoma de Barcelona – UAB. MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES (2001-2004). “Anuario Estadístico de Extranjería/Inmigración”. Disponible en: www.mtas.es/ estadísticas. Newland, K. (2006). “Las redes migratorias como recurso de desarrollo: más allá de las remesas”. Migraciones. Nuevas modalidades en un mundo en movimiento. Barcelona: Anthropos. OIM, DANE, INSTRAW (2007). Género y Remesas. Nuevas ediciones. OPI. OBSERVATORIO PERMANENTE DE LA INMIGRACIÓN (MTAS) (2005-2006). “Boletín Estadístico de Extranjería e Inmigración”. Disponible en: www.extranjeros.mtas.es Orozco, M. (2004). “Remesas económicas y migración: cuestiones y perspectivas sobre el desarrollo”. Vanguardia Dossier, No. 13, pp. 75-81. Pellegrino, A. (1984). “Venezuela: Illegal immigration from Colombia”. International Migration Review, Vol. 18 (3), pp. 748-766. Portes, A. (2005a). “Convergencias teóricas y evidencias empíricas en el estudio del transnacionalismo de los inmigrantes”. Revista Migración y desarrollo, No.4, pp. 2-19. Portes, A. (2005b). “Un Dialogo Norte-Sur: El progreso de la teoría en el estudio de la micración internacional y sus implicaciones”. CMD Working Paper #0502k. Working Paper Series. Princeton University.

CS No. 7, 45 - 80, enero – junio 2011. Cali – Colombia

(1983). Ocassional Paper. 34.) Paro en Inflación: perspectivas institucionales y estructurales. M. (1982). Stark. “Formal and Informal associations: Dominicans and colombians in New York”. 314-332. International migration review. (2008). y Landholt. “Life strategies and the labor market colombians in the New York in the 1970s”. Urrea. Ethnic and Racial Studies. F. A. Piore. pp. Mercat de treball I condicions laborals de población immigrant colombiana a tres comarques de Barcelona. 217-237. (1999). Sassen. ISSN 2011– 0324 . Vol. “The Study of Transnationalism: Pitfalls and Promise of an Emergent Research Field”. P. Michael (comp. 22 (2). La migración del trabajo. No. O. (1993). Madrid: Alianza Editorial. Vol. en: Piore. pp. M.Usos de remesas procedentes de España en la región Pacífica colombiana 79 Portes. Barcelon: CTESC. S. “Los trabajadores extranjeros”. Roa. (1979). 13 (2). Madrid: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

.

7.Adriana Espinosa Bonilla Universidad del Valle. Colombia adrianespinos@yahoo. enero – junio 2011. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 .com.120. en la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad del Valle. CS No. Este trabajo de investigación se adelantó como requisito para optar al título de Magíster en Sociología. De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura1 From Global to Local in the Action Repertoire of the Black Organizations in the Midst of the Armed Conflict in Buenaventura Do global ao local nos repertórios de ações das organizações negras diante do conflito armado em Buenaventura Artículo de investigación recibido el 31/01/2011 y aprobado el 27/04/2011 1 El presente artículo se deriva de la Tesis de grado titulada “De lo global a lo local en los repertorios de acción del PCN y conflicto armado en Buenaventura”. 81 .

.

Organizações negras CS No. it analizes PCN’s use of teh local and global scales in their collective action. Local and Global Scale. analisa a ação coletiva do Processo de Comunidades Negras/PCN nos âmbitos local e global.De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura Resumen Este artículo examina los efectos del conflicto armado sobre la población negra en Buenaventura. Palabras clave: Repertorios. 81 . Key words: Repertoires. Assim mesmo. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . Âmbitos global e local. Palavras-chave: Repertórios. enero – junio 2011. Ator-rede. Actor Network. Organizaciones Negras Abstract This article examines the effects of the armed conflict over black people in Buenaventura. Colombia and the action repertoires developed by black organizations in this context in the period of 2000-2009. Colômbia) e os repertórios de ações desenvolvidos pelas organizações negras no período 2000-2009. Valle del Cauca. Actor-red. Conflict Armed. 7. Valle del Cauca. Conflito armado. Simultáneamente analiza el uso de las escalas local y global para la acción colectiva del actor Proceso de Comunidades Negras -PCN. At the same time. Colombia y los repertorios de acción desarrollados por las organizaciones negras en ese contexto en el período de 2000-2009. Conflicto Armado. Black organizations Resumo Este artigo examina os efeitos do conflito armado entre as populações negras em Buenaventura (Valle del Cauca. Escalas Global y Local.120.

.

las organizaciones negras han dirigido y revitalizado su acción hacia la protección y conservación de sus territorios y la defensa de la vida y los Derechos Humanos de sus habitantes.PCN. 2008. El argumento central de las organizaciones. entre otros. Aunque los repertorios no son en sí mismos novedosos. que coincide con las investigaciones más recientes (Escobar. consiste en concebir el conflicto armado en esta región como una estrategia del capital transnacional. que han logrado potencializar la acción colectiva con resultados exitosos. hasta repertorios de confrontación como las tomas de edificaciones. entre otros. Entre estos resultados se cuentan la inclusión de la población afrocolombiana con derechos especiales en las leyes y decretos sobre población desplazada. Frente a los graves efectos de esta guerra. 7. que han incidido de manera importante en la formulación de políticas públicas para la población afrocolombiana. manifiestos.120. Sus estrategias han variado desde el uso de repertorios como las marchas. campañas. el asesinato selectivo de líderes y personas pertenecientes a los consejos comunitarios2 y la cooptación forzada y voluntaria de los jóvenes a los grupos y ejércitos al margen de la ley. lo que se pone en juego es la supervivencia de grupos étnicos. las masacres en los espacios rurales y urbanos. 2008. los planes de retorno de población desplazada y las sanciones y recomendaciones realizadas al Gobierno colombiano por parte de organismos como la Corte Interamericana de Derechos Humanos –CIDH– y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Pese a que los intereses sobre la región son principalmente económicos. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . el desalojo. denuncias internacionales. CS No. la ocupación dirigida de los territorios por los actores armados. los planes de contingencia frente al conflicto. lo que sí constituye un logro del actor-red PCN es la utilización de las escalas global y local con las cuales ha establecido coaliciones con aliados poderosos. tanto a nivel urbano como rural. 2007). firma de peticiones. Restrepo. de acuerdo a lo estipulado en la Ley 70 de 1993. Oslender. entre los que se cuentan el desplazamiento forzado de gran parte de la población. 2005. que han convivido en 2 Los consejos comunitarios son los encargados de la administración de los Territorios Colectivos de comunidades negras. 81 . bloqueos de tráfico y obra. entre otras.De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 85 Introducción El conflicto armado en el municipio de Buenaventura ha constituido un factor desestabilizador del proyecto de territorialidad de las comunidades lideradas por el actor-red denominado Proceso de Comunidades Negras. dirigida a desalojar y expropiar a las comunidades negras de sus territorios con el objetivo de utilizarlos para explotación de recursos naturales y la construcción de mega-proyectos para fortalecer la capacidad portuaria y de transportes a nivel nacional y continental. enero – junio 2011. Castillo. apoyado por inversionistas nacionales y por sectores económicos y políticos dominantes en Colombia.

Mayorquín. Palenque Kusuto. Cali – Colombia . quienes no logran unificar una propuesta a nivel nacional que recoja estas expresiones. enero – junio 2011. pero que. El Proceso de Comunidades Negras-PCN Como resultado del proceso que generó la Constitución de 1991. En este artículo se describirán algunas de las consecuencias del conflicto armado en el municipio de Buenaventura y se analizarán los repertorios de acción desarrollados a escala local y global por el actor-red PCN. Alto y Medio Dagua. el PCN es una actor-red que cobija cerca de 120 organizaciones de base y de ley a nivel regional y nacional. deciden organizarse bajo la forma de “proceso” y abanderar la titulación colectiva de territorios y la defensa de los principios de territorialidad y de identidad de las poblaciones negras por ellos representadas. Raposo. aparecen en el escenario político nacional nuevos actores.Adriana Espinosa Bonilla 86 sus territorios. un sector de representantes entre los que se cuentan los de la Costa Pacífica Sur. El Proceso de Comunidades Negras o PCN surge como resultado de esta nueva relación y recoge los principios que una vez fueron enarbolados por el movimiento social. Palenque Nariño y Palenque El Congal-PEC (ver Anexo No. 81 . Calima. para hacer frente a dicho problema. Este último. Actualmente. 7. El PCN nace en 1993. pertenecen también al CS No. adquiridos en la carta constitucional. han cobrado protagonismo político en la nación como sujetos de derechos especiales. opera a nivel del municipio de Buenaventura y recoge a su vez los consejos comunitarios de las cuencas de los ríos Yurumangui. sin precedentes históricos. señaló un cambio en la acción colectiva y una nueva forma de relación entre el Estado y la sociedad civil organizada en torno a los derechos de las minorías étnicas.120. hasta hace poco “invisibilizados”. La movilización. entre los cuales podemos mencionar a las minorías negras organizadas. es posible afirmar que en el período comprendido entre finales de los ochenta y la década del noventa. en torno a los nuevos derechos de las poblaciones negras. Aunque el proceso organizativo de las poblaciones negras empieza a consolidarse a partir de los años setenta del pasado siglo. contándose entre ellos el Palenque Alto Cauca. entre las cuales las más representativas son los Palenques. durante las discusiones entre las diferentes instancias representativas de las poblaciones negras y del. Miramar y Bahía Málaga. recientemente. 1). se configuró un actor reconocido como Movimiento Social de Comunidades Negras. Movimiento Social de Comunidades Negras. Consejo Mayor de Anchicayá y las zonas de Puerto España. Debido a esto. la Costa Caribe y algunos sectores del Norte del Cauca. hasta entonces denominado. Del mismo modo.

3). existe la versión de que a raíz de los secuestros realizados por parte del Ejército de Liberación Nacional-ELN y las FARC. ubicadas en la parte alta de los ríos Naya y Yurumanguí en el municipio de Buenaventura. Diputados de la Asamblea Departamental) entre 1999-2002. En esa nueva estrategia el frente Calima de las Autodefensas Unidas de Colombia-AUC pretendía controlar la zona alta de las cuencas del municipio. Las declaraciones del extinto jefe paramilitar Carlos Castaño. voluntaria e involuntariamente. entran los grupos paramilitares a tratar de ejercer el control. Por otro lado. que conectan el mar con la zona del Valle del Cauca y norte del Cauca y que se convierte en un corredor estratégico para los grupos armados. La guerra en la ciudad El territorio del Pacífico ha sido objeto. Educación y Género) (ver Anexo No. las poblaciones negras que han habitado por siglos este complejo sistema de ríos. de la explotación indiscriminada de sus enormes recursos mineros y maderables. Por un lado. KM 18. al parecer. son los que piden y pagan la presencia de los grupos paramilitares en el casco urbano de Buenaventura (Chaparro. según las cuales los comerciantes del Puerto. Dichos recursos. Territorio y medio ambiente. 2009). ha instaurado un nuevo orden por fuera del institucional y ha involucrado y cooptado. varios colectivos urbanos y cuatro equipos técnicos (Derechos Humanos. una segunda explicación estaría asociada a la expansión paramilitar y a los efectos del Plan Colombia sobre las regiones cultivadas de coca. esteros y selva fluvial están siendo expulsadas y diezmadas por la acción de los actores armados en su lucha por el control territorial. desde la época colonial hasta nuestros días.De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 87 PEC seis organizaciones étnico-territoriales. se recrudece la acción de las Fuerzas Militares en las zonas a donde fueron llevados los plagiados. ante el acoso de las extorsiones a las que eran sometidos por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia –FARC. a una gran masa de población. que hicieron que la presencia paramilitar se “desplazara” en busca de nuevos “nichos” de poder relacionados con el control del comercio del narcotráfico y de la economía ilegal vinculada a la puesta en marcha de Mega-proyectos en la región del Pacífico. La confrontación armada actual. se sostiene que ante la incapacidad del Ejército de someter a la guerrilla. pone en entredicho algunas de las hipótesis acerca de la explicación del advenimiento de este actor armado en el Puerto. que tiene móviles económicos vinculados con las rutas de comercialización de la coca y el interés de explotación de sus recursos. Así mismo. aún hoy no han sido agotados. Mientras el interés en sus riquezas se renueva en el presente siglo. (Casos de La María. ISSN 2011– 0324 .

pero siguieron delinquiendo al servicio de las bandas del narcotráfico o ejerciendo control como paramilitares no desmovilizados. CS No. por el otro. De las 12 comunas del Puerto cerca de 10 están bajo el control de alguno de los grupos armados5 (ver Mapa No. pero ¿Por qué no nos capturaban? Por que todos nos apoyaban” (Chaparro.4 Luego de la desmovilización de las AUC ocurrida a finales del 2004. Yo andaba enfusilado.120. las FARC retomaron el control de algunas zonas de la ciudad. que son eminentemente 3 Según relatos de algunos Nayeros. existen dos rasgos comunes entre las masacres del período de la Violencia del siglo XX y las del conflicto contemporáneo: los espacios donde ocurren. el Puerto de Buenaventura y desde luego la salida al mar (Guzmán et. sobre todo de la Fuerza Pública. Cali – Colombia . 2007). las AUC logran establecerse en gran parte de la comuna 12. De acuerdo con lo señalado por María Victoria Uribe (2004).. los “rescata” capturando a un gran número de paramilitares. 81 . Si el panorama rural resulta complejo en términos de las particularidades geográficas. que presenta dos fenómenos relacionados con el conflicto armado que son muy poco frecuentes a nivel nacional. 2009). Este escenario es tan complejo. que ocupa una porción de la zona continental de la ciudad y a su vez tienen comunicación por esteros y quebradas con la bahía de Buenaventura y las bocanas de los ríos de Anchicayá y Dagua. terminan por replegarse en el casco urbano en el que encuentran redes de apoyo. Finalmente. quienes huyen a la parte baja del Naya y Yurumanguí en donde la Armada Nacional. así como a la zona de la carretera Cabal Pombo. el alto número de masacres en el espacio urbano. al. las FARC controlan algunos barrios de la isla Cascajal y la zona continental. pero que son elementos únicos propios de la ubicación del Puerto. 2008. las FARC que reaccionaron tarde después de las masacres. 4 De acuerdo con las declaraciones de alias HH desmovilizado jefe del bloque Calima de las AUC : “Toda la Fuerza Pública tenía relación con nosotros. Por su parte. 5 Informes Sistema de Alertas Tempranas-SAT. enero – junio 2011. en el escenario urbano confluyen factores que a veces están relacionados con aquel. Por un lado está el microdesplazamiento dentro de la ciudad y.3 Ante este hecho. 7. de las que habían sido expulsadas en el 2001. Ante la inoperancia del programa de desmovilización del Gobierno.Adriana Espinosa Bonilla 88 Esto con el objetivo final de controlar las vías de comunicación entre Cali. realizan una fulminante persecución a las AUC. En esencia se trata del espacio en el cual se han consolidado todos los factores y variables que hacen posible el conflicto en la región. muchos de los paramilitares no se desmovilizaron de forma real. las características de la zona rural no facilitaron el posicionamiento de las AUC. con mis escoltas enfusilado y no me capturaban. A pesar de la escalada de muerte que dejó como resultado las masacres del Alto Naya y El Firme. 1). es decir al parecer entregaron las armas..

Sin embargo. cierto control sobre las áreas urbanas y el vacío dejado por sus estructuras. desfigurados o mutilados. 2008). Al parecer Buenaventura cumple parcialmente con el primer rasgo. 2. No en vano la zona urbana es la que presenta mayor número de hechos de conflicto en el período estudiado (ver Gráfico No. según lo informes forenses las torturas y mutilaciones fueron cometidas antes del asesinato ( Informe Defensorial No 8). En las masacres acaecidas en la zona urbana todos los cuerpos fueron encontrados con señales de tortura. este grupo logró el control relativo sobre el casco urbano del municipio y particularmente sobre la zona continental de la ciudad. perdió durante el período del 2004-2005.6 Esto podría tener explicación en los fuertes vínculos campopoblado. y los actos atroces. Esta distribución explicaría la dinámica del conflicto en la región. al controlar el Puerto y el corredor marítimo. que hacen que la movilidad de la gente. los grupos de autodefensa actúan como tapón para ese tránsito. calle a calle y cuadra a cuadra. Las ejecuciones extrajudiciales de carácter colectivo perpetradas en un mismo hecho. los convierta en blanco de la violencia. entre el 2000-2003. pero esencialmente las FARC logran consolidarse en la zona rural tomando el control de las áreas de cultivo y las AUC desplazan a las FARC de gran parte de la zona urbana. ya sea en la ciudad o en los ríos. El estado de indefensión de las víctimas. 3. puesto que un número importante de masacres ocurren en el espacio urbano. SAT. ISSN 2011– 0324 .De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 89 rurales. Así. Después de la escalada de las AUC. en el 2007. el posicionamiento y acción en la zona urbana se debe a que gran parte de la población de los territorios colectivos se desplazó a la ciudad. sobre todo la zona continental de la ciudad. El re-posicionamiento de los actores varía. 2). llega un nuevo contingente paramilitar al Puerto que intenta recuperar el terreno perdido e inicia un nuevo período de confrontación que continúa hoy en día (Defensoría Delegada para la Evaluación de Riesgos en la Población Civil como Consecuencia del Conflicto Armado. donde pueden tener el control de la salida de la droga. define como masacre al hecho que cumpla las siguientes características: 1. La manera cruel en que fueron ejecutadas esas personas. entre uno y otro espacio. los enfrentamientos se concentran sobre esas “puertas” que comunican la porción continental del municipio con el mar. Para el PCN en particular. para reclutar jóvenes milicianos en las comunas. su control sobre el territorio. fue ocupado rápidamente por otros grupos y capitalizado por la guerrilla de las FARC. Mientras la guerrilla controla el tránsito en los corredores fluviales. La crisis de los desplazados es mayor en el casco urbano de Buenaventura donde los actores armados se disputan de manera literal. La muerte de las víctimas tiene que ser acompañada de elementos de ferocidad o barbarie y. Posteriormente. como este grupo vivió un proceso de desmovilización. Muchos de los líderes de los consejos comunitarios rurales hicieron un seguimiento a las familias que se habían desplazado y promovieron y 6 El Manual de calificación de conductas violatorias de la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos del 2010.

7 Según el DANE. hizo que muchos de los desplazados fueran revictimizados en sus lugares de llegada. como ellos mismos lo expresan. muchos de los desplazados ubicados en la ciudad. pues. 7. la conexión con sus bases locales. La magnitud de la tragedia Son tres los fenómenos que resumen la fenomenología del conflicto armado en el período comprendido entre los años 2000-2009 en el Distrito Especial Portuario de Buenaventura: deslocalización. Cali – Colombia .Adriana Espinosa Bonilla 90 cogestionaron el retorno a la zona rural. Las gestiones hechas por los consejos comunitarios de Calima. enero – junio 2011.120. En el marco de esta teoría. existe un efecto de baja intensidad y de largo plazo. El estigma de los vínculos con la zona rural. garantizaron el retorno de una parte de la población. El conflicto. El concepto de deslocalización se adapta de la teoría desarrollada por Mary Kaldor (2001) en su análisis de Las nuevas guerras.000 en el año 2005. Muchos de los asesinatos y masacres en la zona urbana ocurrieron gracias al señalamiento de los desplazados como aliados de la guerrilla y como si esto fuera poco. Las familias desplazadas se establecieron en las comunas 11 y 12 principalmente. la deslocalización es entendida como un insuficiente o precario arraigo en redes o bases locales de la población civil afectada por la guerra. se trasladó de los ríos a las comunas de Buenaventura. 81 . la mayor parte de ella se quedó en el Puerto o migró a otras ciudades como Cali. al lado de la población llegaron también los actores armados.000 habitantes en 1997 y pasó a 328. Es posible decir que el desplazamiento de la población en el municipio de Buenaventura. que rompe los fuertes vínculos de confianza y solidaridad característicos de la región. Violencia organizada en la era global. el crecimiento demográfico de la ciudad. Sin embargo. en zonas colindantes con esteros o de bajamar. la población de Buenaventura era de 260. en buena medida. que podría señalarse como grave y definitivo: el deterioro de las relaciones de vecindad entre los habitantes del área urbana y en especial el clima de desconfianza para con la gente que llega de los ríos.7 da cuenta de este gran impacto. hasta perder. victimización y usurpación de los espacios. del 21% en menos de 10 años. Por otra parte. Anchicayá y Naya. debido a que la población desplazada participa en un ciclo en el cual es expulsada del municipio hacia otras ciudades y regiones del país. Esto produce como consecuencia un aislamiento de la gente desplazada. Aunque esto resultó una salida momentánea. tuvieron que volver a desplazarse dentro del mismo casco urbano. supera la mera definición de desplazamiento. CS No.

De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 91 El término victimización. el asunto del desplazamiento se está agudizando en vez de desaparecer. Las masacres en la ciudad.373 personas8 en el período comprendido entre el 2000-2009. debido a nuevas amenazas de los actores armados que controlan los barrios. ISSN 2011– 0324 . la usurpación de los espacios se refiere al proceso concreto que desarrollan los actores armados. por su parte. Esto indica.198 para el mismo año. Para la gente reubicada en la ciudad. cifra similar a la del año 2000. registró un total de 8. el paso siguiente es ocupar sus espacios (casas.32 años. en el cual se habla de la victimización secundaria como una expresión en la cual hay resultados concretos de violencia en la integridad humana. Se inicia con la gente que es expulsada del área rural y se relocaliza en el casco urbano. Deslocalización El desplazamiento forzado ha expulsado de los territorios rurales un total aproximado de 69.9 Victimización: la fatalidad de los vínculos Muchos de los asesinatos cometidos en la ciudad fueron dirigidos contra gente que había sido expulsada de los territorios colectivos. los datos de la Consultoría para los Derechos Humanos y la población desplazada CODHES. Por su parte. la mayoría de las víctimas eran jóvenes. Sin embargo. Estos datos se registran según la modalidad de municipio de llegada. Esto significa en términos demográficos una relocalización de aproximadamente el 21. finalmente salir expulsada hacia otras ciudades. que constituye el punto final en la espiral de violencia: una vez que la población ha sido deslocalizada o victimizada. instauran un nuevo orden donde la posibilidad de ser revictimizados es frecuente. que para la fuente CODHES. calles de barrio. reportan un total de 59. Punta del Este (12) y otras tantas dejaron un total de 69 víctimas ubicadas en un rango de edad de 16. posteriormente muchos. se convirtieron en una señal de poder que los nuevos señores de la guerra enviaban a quienes presuntamente tuvieran algún tipo de relación con los actores armados. entre otras cosas. Del total de 18 8 Cifras tomadas de la base de datos sobre población desplazada de Acción Social de la Presidencia de la República.2008. parcelas. un dato significativo es que mientras Acción Social reporta una drástica disminución de desplazados para el año 2009 (704). CODHES. por su parte.796 personas desplazadas en el mismo período.4 % de la población del municipio. Por último. Las masacres de Las Palmas (7). Sistema de Alertas Tempranas–SAT. deben realizar micro-desplazamientos dentro del área urbana para. entre otros). ejercida sobre la población más débil y vulnerable. se toma del texto Sobre la violencia de Hannah Arendt (2005). 9 Defensoría Delegada para la Evaluación de Riesgos en la Población Civil como Consecuencia del Conflicto Armado. Por otra parte. la situación se vuelve crítica en la medida en que los actores armados. como lo señalan las fuentes oficiales. La relocalización cumple un ciclo a veces interminable. Informe de riesgo Nº 032.

en Istmina. CS No. se desmovilizaron 150 combatientes. 11 El 23 de agosto del 2005.Continental 11. 81 . Victimas 10 7 5 5 8 4 4 4 12 6 4 69 (11 masacres) Fuente: elaboración propia basada en informes de la OGP.Insular 5. También se consultaron los informes de Derechos Humanos del PCN de 2008 y 2009. Cerca de 10 La Oficina de Gestión de Paz y convivencia de la Gobernación del Valle del Cauca-OGP. y la posterior desmovilización del Frente Pacífico11.Continental 12.Continental 11. en Santafé de Ralito. CINEP y PCN. que entregaron 144 armas de fuego y municiones. 7. En el 2006 fueron asesinadas 485 personas. Los datos del Centro de Investigaciones y Educación Popular-CINEP.Chocó. También se presentaron 38 atentado terroristas. integrantes de las Autodefensas que no se desmovilizaron. lo cual profundizó la confrontación entre la guerrilla.Continental 3. Tabla No.Zona 4. se desmovilizaron medio centenar de combatientes de la guardia personal de Francisco Javier Zuluaga alías Gordo Lindo. Cali – Colombia .10 2001 2002 2003 2005 Total El debilitamiento del dominio armado ejercido por el desmovilizado Bloque Calima.Adriana Espinosa Bonilla 92 masacres cometidas en municipio para el período de 2000-2005.Continental 11. Buenaventura fue la ciudad más violenta del país (Hernández. y grupos privados al servicio del narcotráfico por detentar el control territorial.Continental 3. registra los datos sobre hechos de conflicto utilizando la bitácora de la prensa local y nacional y los datos de la Policía Nacional. 1). enero – junio 2011. máximo jefe del frente. 11 ocurrieron en la ciudad (ver Tabla No. fueron tomados de la Revista Noche y Niebla (Ediciones 2000-2005). acabaron con la hegemonía de este actor armado irregular en el Puerto.Insular 12. 1 Número de víctimas de masacres según barrios y comunas del área urbana de Buenaventura 2000-2005 Año 2000 Barrio Muro Yusti Las Palmas Cascajal Caldas Cascajal La Campiña El Triunfo Lleras Punta del Este Lleras Lleras Comuna . 2006).Continental 10.Insular No. del mismo modo el 27 de agosto. que hacen parte de la estructura zonal de las AUC.120.

Dicha práctica 12 Ver Diagnóstico de DH y DIH del Valle del Cauca 2009. el 20% del total de homicidios presentados entre 2003-2007 está asociado a la confrontación armada. Buenaventura superó las tasas departamentales y triplicó las tasas a nivel nacional.Policía Nacional.5 por cada 100.De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 93 3000 hombres de la policia y la infantería fueron dispuestos en el 2006 para vigilar la ciudad.000 habitantes. La usurpación de los espacios La situación de desplazamiento. 1). Gráfico No. en que se registró una tasa de 121. 1 Evolución tasa de homicidios Municipio de Buenaventura 2003-2007 Fuente: Elaboración propia con base en los registros del Observatorio del Programa Presidencial de Derechos Humanos y DIH que a su vez se basan en los datos del CIC. Si observamos las cifras de homicidios cometidos en el período 2003-2007 (Gráfico No. la tasa de homicidios en el municipio aumentó abruptamente en el 2006.31) y triplicando la nacional (40. por encima de la tasa departamental (82. Vale decir que en todos los años del período.12 Según el Observatorio de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario de la Presidencia de la República. ISSN 2011– 0324 . es evidente el clima de deterioro del orden público que vivió el municipio.27). elaborado por el Observatorio del Programa Presidencial de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario. seguida por la ocupación de terrenos y casas por parte de foráneos. se presenta tanto a nivel urbano como rural. De acuerdo con esta información.

Valle del Cauca.Adriana Espinosa Bonilla 94 fue constatada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos-CIDH. 2 Acciones bélicas y violaciones DH. 7. según zonas geográficas de ocurrencia Fuente: Elaboración propia con base en los datos del CINEP Si observamos el comportamiento geográfico del conflicto (Gráfico No. 13 Esta visita fue solicitada por el PCN en audiencia ante la CIDH en el mes de marzo del 2007 en la ciudad de Washington. Esto muestra una clara tendencia de la concentración del conflicto en la zona urbana y en particular. 81 . podemos encontrar diferencias entre las sub-zonas de las áreas rural y urbana. realizada en mayo de 2007. observamos que un 41% de las acciones ocurren en la zona urbana continental. Por ejemplo. por acción de grupos paramilitares. Gráfico No. E. un 30% acontece en la zona rural de carretera y un 15% en la zona urbana insular. DIH. CS No.13 declaró lo siguiente: […] numerosos relatos referidos al impacto del desplazamiento interno e intraurbano sobre comunidades enteras.120. el desplazamiento de los afro-colombianos que residen en la ciudad de Buenaventura quienes al regresar encuentran que sus casas han sido ocupadas por orden de grupos paramilitares (CIDH. 2). Cali – Colombia . enero – junio 2011.U. Para la categoría de zona de ocurrencia de las acciones bélicas y las violaciones de Derechos Humanos. 2008). quien después la visita de campo a Buenaventura. en las áreas de actividad portuaria. el desplazamiento masivo de comunidades de la región del Bajo Calima.

específicamente ubicados en los territorios colectivos de comunidades negras. fueron autores de más de mil crímenes en Buenaventura entre el 2001 y 2002.com Colombia. Entre las explicaciones que ofrece la sentencia de la Corte a la continua desterritorialización de afrocolombianos. cuyo trámite es bastante lento y riesgoso. www. Según los registros. circulación.De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 95 La tendencia obedece al interés de los actores armados por controlar las rutas de embarque. la Corte Constitucional de Colombia emitió un fallo mediante el cual ordena al Estado atender de manera urgente la situación humanitaria de la población afrocolombiana en condición de desplazamiento.14 Las cifras de la organización Palenque El CongalPEC. 16 17 PCN. Numerosas personas son intimidadas por los grupos armados para que no denuncien la desaparición de sus familiares. entre los años 2006-2009. ocurrieron 357 casos de desaparición forzada. Finalmente. en algunos lugares de la costa de los departamentos del Cauca y de Nariño. cifra que también es corroborada por la Personería Municipal de Buenaventura.terra. Cuando se logra hacer la denuncia. 005 de 2009. transporte y salida al mar tanto de la droga. insumos para la coca. Mayo 13 del 2008. WOLA (2010). obras de infraestructura y otra serie de aspectos propios de la actividad del Puerto. ISSN 2011– 0324 .16 Además de las cifras parciales sobre homicidios y masacres. Audiencia en la fiscalía de Medellín. en el Urabá. La recopilación de la información presenta dificultades ya que la misma aparece dispersa y debido a la dinámica del conflicto y a los altos niveles de corrupción e ineficiencia de las instituciones encargadas de los registros. el inicio de la investigación puede tardar hasta un año. El repoblamiento del territorio en el norte del Cauca y más 14 Declaraciones de un miembro del equipo de DH del Palenque El Congal. quien confesó que junto a varios de sus hombres.17 En el reciente Auto No. alias “HH”. que fue encargada por el CINEP de hacer el registro de los casos de violencia política y violación de DH y DIH. existen datos no oficiales como son las declaraciones del ex-jefe paramilitar Ever Veloza García. no hay sistematización confiable de los hechos. 15 El Palenque El Congal-PEC.15 evidencian la gravedad del clima de violencia. Buenaventura: Entre la guerra y la desesperanza. es muy difícil tratar de establecer el número de víctimas que ha ocasionado el conflicto en Buenaventura. en el Norte del Cauca y en Buenaventura. es una organización regional del Proceso de Comunidades Negras. Prueba de ello son las denuncias sobre desaparición forzada que cada vez se hacen más frecuentes. Dichos datos aparecen en la revista Noche y Niebla. como por ejemplo. se menciona: La pérdida de control social y cultural de sus territorios por parte de las comunidades negras ha estado asociada a fenómenos de repoblamiento y cambio de la composición étnica. como de armas. además del cobro de “vacunas” o impuestos por mercancías.

Cali – Colombia . para que no haya viciosos.Adriana Espinosa Bonilla 96 concretamente en los municipios de Suárez y Buenos Aires...18 Frente a este panorama devastador. los jóvenes iban por lo general. y todo mundo las mamás preocupadas por […] a ver tal julano vayan. dicen no pero es que ellos están cuidando para que no haya ladrones. no hayan delincuencia común. enero – junio 2011. 81 . se toman el barrio los paramilitares y yo como miembro de la Junta empiezo a decir: ¿hey qué vamos a hacer ? [. una evidencia de la ausencia de gobernabilidad del Estado. 2010). y a su vez. que eran mandados a cuidar el barrio. máxime cuando sabemos el peligro que estamos corriendo teniendo esta gente aquí en el territorio [.. CS No.] (Entrevista activista PEC. algunas de ellas lideradas por el actor-red Proceso de Comunidades Negras-PCN y su representante local el Palenque El Congal-PEC. mucho más que cuando la JAC convocaba. enfocan su acción en la defensa de los Derechos Humanos y la territorialidad de las poblaciones afectadas por el conflicto. En una asamblea de la JAC se presentaron unas personas que se presumían eran paramilitares y dijeron a todos los presentes que ellos venían a cuidar el barrio. no podemos permitir que nos vengan a suplantar y que unos aparecidos vengan y tengamos que hacer su voluntad. las organizaciones negras. venidos de Córdoba (Corte Constitucional. en el cual la acción estatal ha sido ineficaz. son una prueba de la vulnerabilidad de las poblaciones.. Auto 005. El Para-Estado en las comunas Los testimonios de la forma en que las AUC instauran un nuevo orden en la ciudad. 2009). ya empezaban a desarrollar acciones que suplantaban a las organizaciones a la Junta de Acción Comunal […] que por ejemplo todos los jóvenes del barrio están convocados a una jornada de limpieza y todos tenían que ir. tenemos que hacer algo. para que los guerrilleros no se vayan a meter. yo no asistía y les decía a los de la Junta: ¿ qué vamos a hacer?. 18 República de Colombia-Corte Constitucional-sala segunda de revisión. todo se hacía de acuerdo a lo que ellos habían establecido. vayan pa que lo vean que usted está trabajando y vean que usted es un niño de bien. aparecían cuando bajaba la marea personas muertas del mismo barrio. ha sido causado por personas provenientes de Nariño. 7.120. Auto N° 005 de 2009. en Buenaventura por “paisas” y en el Urabá por “chilapos”.]no podemos quedarnos aquí […] la gente en ocasiones que no tiene esa concepción de los derechos. […] fue transcurriendo el tiempo y empezaron a haber muertes. y a partir de allí. eran las más masivas.

hoy en día. las modalidades de guerra de los actores armados se han centrado ahora en el escenario urbano y sobre la población joven tal como lo narra el siguiente comunicado: ISSN 2011– 0324 . Esta era la forma en que se visualizaban los elementos cohesionadores en el discurso de la organización hace diez años. A pesar de un cese relativo en los desplazamientos de la zona rural y una momentánea disminución de las masacres. pero no se ha encontrado ese elemento que lo despierte. Tú vas al campo y dices: “tú vas a perder la tierra […] El elemento básico para las comunidades urbanas es la diferencia. activista del PCN. además de que fueron ellas uno de los motores impulsores de este proceso. puedan identificar ese elemento que les permite a ellas ser negras sin necesidad de ser urbanas (Entrevista Alfonso Cassiani. al parecer la defensa del territorio se está convirtiendo. en un tema crucial también en la ciudad. que es el territorio. Sin embargo. Cali.De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 97 Mapa No. activista PCN. 1 Posicionamiento de los Actores Armados zona urbana de Buenaventura año 2008 Fuente: Elaboración propia a partir de informes del SAT-2008 ¿Cómo defender el territorio en la ciudad? Como lo manifestaba Alfonso Cassiani. en 1999: Para las comunidades del área rural hay un elemento que cohesiona. 1999). Además de que el negro en las ciudades ha sido víctima de toda esa carga de alienación. El reto es que los negros de las áreas urbanas. Para el caso de las comunidades negras urbanas ese elemento cohesionador del negro en las ciudades no ha estado claro.

desplazamientos y amenazas a la población. el conflicto se ha concentrado sobre la población joven. Estas situaciones se están manifestando en: reclutamientos forzados en donde les ofrecen 1. En medio de la guerra que aun se viene desarrollando en Buenaventura. En el caso del Pacífico cabe preguntarse si. esta modalidad de violencia también se está dando como lo indicaría el hecho de que los sujetos mayoritarios del desplazamiento sean los jóvenes y las mujeres. www. reciban entrenamiento y luego los mandan a sitios como Guapi.000.19 Este es otro hecho sugerente. como una manera de redoblar su “[. pues la mayoría de las víctimas de los actores armados están ubicadas en rangos de edad que oscilan entre los 16-30 años.co) Como se puede observar en el anterior comunicado.000 y 2.renacientes. que busca expropiar y desalojar a la población que está ubicada especialmente en los barrios de bajamar (barrios que tienen acceso al mar) para poder continuar con la implementación de los grandes mega-proyectos como los puertos que están siendo construidos Aguadulce. (desaparecidos) porque están siendo usados como carne de cañón dentro de la estrategia paramilitar. explotación y exportación de la riquezas del Pacífico colombiano. López de Micay. se muestra que los actos de violencia apuntaban directamente a la filiación étnica y al sexo de las víctimas. 2002:70). No es verdad la imagen que se está difundiendo de que Buenaventura ya está en paz. Tumaco. en términos de los análisis de la lógica interna que subyace a la acción violenta. si puede decirse. especialmente el caso de la ex Yugoslavia.. CS No.] coeficiente de eficacia ideológica. enero – junio 2011.org. Terminal de Contenedores del Pacífico –TCBuen y otros que están proyectados.000. en beneficio de los grandes capitalistas a costa de la vida y bienestar del pueblo afro quienes son sus legítimos dueños (Página web PCN. Mosquera. que utiliza como fuentes los registros del CINEP y la OGP. 7. que permite apuntar al enemigo colectivo en tanto que colectividad capaz de reproducirse” (Nahum-Grappe.120. desapariciones. acondicionando la infraestructura para la exploración. en general al Pacifico sur nariñense y caucano y a diferentes ríos y barrios de Buenaventura en donde los paramilitares buscan y tienen control. lo que ha cambiado son los métodos que han silenciado la voz de las víctimas. Cali – Colombia .000 de pesos para que ingresen a sus filas. Charco..Adriana Espinosa Bonilla 98 Comunicados PCN . como lo indica el estudio que sobre el tema que desarrolla Oscar Almario: En estudios sobre guerras y conflictos recientes en distintos lugares del mundo. Olaya Herrera.Sábado 07 de Noviembre de 2009 12:07. en donde se siguen dando homicidios. sectores en los que precisamente se cifran buena parte de 19 Estimativos extraídos de la base de datos diseñada por la investigadora. los adolescentes y jóvenes son ahora en quien se han focalizado las acciones de los grupos paramilitares. 81 . Estos jóvenes nunca regresan. con variables.

afligen a los afrocolombianos quienes se han visto particularmente golpeados por el conflicto armado (CIDH. para hacer visibles las violaciones a los Derechos Humanos e impedir que la situación siga deteriorándose. el PCN se plantea nuevos retos en las estrategias a desarrollar para que la gente resista y no abandone sus lugares en la ciudad. Esta modalidad de acción surge motivada por la grave crisis humanitaria que experimenta el municipio y también como último recurso frente a la caótica situación de la justicia que no opera debidamente a nivel local. la usurpación de tierras. De acuerdo con lo explicado por un activista miembro del equipo de Derechos Humanos del PCN. solicitada por el PCN. La primera consiste ISSN 2011– 0324 . Porque el riesgo final. 2002 : 12). ha sido la denuncia pública. acude a las instancias internacionales de Justicia y al Derecho Internacional Humanitario. 3. La defensa de los Derechos Humanos y el uso de redes locales y globales El repertorio más utilizado a partir del año 2000. Tres han sido las principales líneas de acción estratégicas desarrolladas a partir del 2005 en ese sentido por el Palenque El Congal: 1. 2. el racismo y la discriminación racial. Frente a esta situación. declaró lo siguiente: La estigmatización por parte de los actores armados. La formación política y el fortalecimiento organizativo. la omisión de cumplir con el deber de protección por parte de la Fuerza Pública. Dentro de las instancias que se han pronunciado frente a esta crisis humanitaria. 2007). Movilización. evaluación de impactos y denuncia frente a la ejecución de mega-proyectos en el municipio de Buenaventura. en general. Dentro de los cuales figura el apoyo al Comité por la defensa de los derechos territoriales de las comunidades asentadas en las zonas de bajamar de la isla de Cascajal. Frente a esta situación el PCN. la impunidad y. la denuncia funciona en varias etapas. La defensa de los Derechos Humanos de la población afectada por el conflicto. fiscalización.De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 99 las esperanzas y expectativas de reproducción étnica y social de las comunidades (Almario. de acuerdo con lo que ellos manifiestan. son los territorios urbanos y rurales desocupados y repoblados a conveniencia de los actores armados. quien en su informe sobre la visita a Colombia en mayo del 2007. están las declaraciones del Relator Especial Para los Derechos de los Afrodescendientes y Contra la Discriminación Racial en las Américas de la CIDH. las omisiones en la atención de la crisis humanitaria que afecta a los desplazados.

zona de influencia directa del proyecto. el Proyecto Sociedad Portuaria Terminal de Contenedores de Buenaventura –TCBuen– el cual hace parte de un conjunto de proyectos portuarios. –GEPSA– (44%) y socios minoritarios (14%). se lleva a consideración del equipo de derechos humanos del PEC.120. libre e informada con las comunidades.A. tribales e indígenas en los casos en que se desarrollen proyectos en sus territorios. Cuba y Brasil (30%). 2010). que obedecen y se articular en la denominada “ampliación portuaria”.Adriana Espinosa Bonilla 100 en la verificación y documentación del hecho (entrevistas a los implicados. con licencia ambiental expedida por el Ministerio del Medio Ambiente. el grupo portuario español CROUP TCB LC de Barcelona operador internacional de puertos con presencia en trece instalaciones portuarias a nivel mundial en países como España. el siguiente paso es la recolección de la información. México. Corporación Autónoma Regional del Valle –CVC– (10%). A continuación. quien valora la gravedad del caso.21 20 El Ministerio de Transporte y el Instituto Nacional de Concesiones INCO le concede por 30 años. la Internet y el envío de correspondencia a instancias gubernamentales y ONG’s. Alcaldía de Buenaventura (1%). 21 El Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo ordena que se debe adelantar consulta previa. La obra de TCBuen inició construcción en octubre de 2007. observaciones en campo). declarado por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales DIAN como Zona Franca permanentemente especial. La denuncia a escala internacional: el caso de la Terminal de Contenedores de Buenaventura-TCBuen Dentro de la estrategia de expansión portuaria diseñada por el Gobierno Nacional. Cali – Colombia . Entre estas se cuenta el daño a las viviendas y el cierre de los espacios de circulación de la gente del barrio. El paso siguiente es lograr la aceptación y la firma de estas organizaciones. 81 . figuran. (Fundación Rostros y Huellas. en caso contrario se le envía el documento de la denuncia a las organizaciones aliadas a nivel nacional e internacional que trabajan por la defensa de los Derechos Humanos. sólo el equipo de derechos humanos lo hace público. Para la divulgación de estas denuncias se utilizan variados medios como la radio local. La construcción de la terminal se inició hace dos años y se han causado afectaciones sobre la población residente en los barrios La Inmaculada y Santa Cruz. Colombia acogió este convenio. el grupo Empresarial del Pacífico S. entre otros. Si éste no es muy grave. que puedan afectar directa o indirectamente a estas comunidades. 7. Se suma a esto el hecho de que el Gobierno hizo la concesión a la empresa que operará la Terminal. enero – junio 2011. CS No. la cual tiene como propósito central estructurar territorialmente y profundizar la plataforma económica de enclave en Buenaventura.20 La empresa agrupa accionistasocios del sector privado y público entre los que se encuentra la Gobernación de Valle del Cauca (1%). pero ésta no realizó la Consulta Previa a las comunidades afectadas. Vivienda y Desarrollo Territorial. que se unen a la denuncia.

De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 101

Frente a esta situación La Fundación Rostros y Huellas del Sentir HumanoFRH22 en conjunto con el PCN realizaron el “Foro por los derechos de los afrodescendientes frente al desarrollo de megaproyectos en Buenaventura” entre el 25 y 26 de Junio de 2009, auspiciado por la Iglesia y algunas ONG y organizaciones de base. El argumento central que moviliza a las organizaciones frente a este proyecto, está relacionado con la postura del PCN según la cual las comunidades asentadas en las zonas de bajamar y de expansión portuaria, así como en algunas de las cuencas de los ríos, vienen siendo desplazadas y desalojadas de sus territorios, como parte de una estrategia del Estado, en conjunto con empresas inversionistas extranjeras, que tienen puestos sus intereses y capitales en los proyectos de expansión en el Puerto. De acuerdo con esto, se hace necesario, por parte de las organizaciones, unir esfuerzos para hacer valer los derechos constitucionales adquiridos a través de la Ley 70 y los mecanismos de Consulta Previa, como los estipulados en el convenio 169 de la OIT. Así pues, la estrategia de trabajo conjunto entre el Palenque y la FRH originó una serie de acciones, de documentación y registro en campo para proceder a interponer una demanda ante la Corte Penal Internacional –CPI. Pese a las amenazas proferidas contra los activistas de la FRH, por parte del grupo paramilitar que opera en el barrio donde se construye la obra, se continúo el procedimiento puesto en marcha por la coalición entre las dos organizaciones. La ruta de acción desarrollada fue la siguiente:
[…] entonces lo que decidimos fue documentar ese caso, se acompañó. Ha estado en frente de eso la organización Rostros y Huellas, nosotros como PCN, hemos estado allí acompañándolos. En el último foro que hicimos frente a los Mega-proyectos, fue que nosotros empezamos como con más fuerza. Lo que hicimos fue colocar una demanda internacional ante la Corte Penal Internacional y en estos días vinieron compañeros de allá, y se reunieron con nosotros y luego con los del proyecto TCBuen. Estuvieron aquí conociendo cuál es la posición de nosotros, y porque la petición frente al proyecto y nosotros exponíamos de manera clara cuáles eran los impactos que había causado la construcción del terminal allí en esa comunidad y, finalmente, ellos deben sacar un veredicto. También se acompañó un recorrido por los barrios y ahorita el proyecto está parado, que los impactos han sido muchos y no se había dado ninguna respuesta aquí. El proyecto está parado hasta que la Corte tome una decisión frente a esto (Entrevista activista del PEC, 2010).

22

Esta fundación trabaja en algunos casos en red con el Palenque El Congal.

ISSN 2011– 0324

Adriana Espinosa Bonilla 102

Los procedimientos seguidos frente al proyecto hacen parte de una serie de modalidades de acción que vinculan al tiempo esfuerzos locales e internacionales en una compleja red de vínculos que hacen efectivas las acciones, a pesar de las distancias culturales y geográficas. La apelación en este caso a la Corte Penal Internacional –CPI– y al Defensor del Pueblo del Banco Mundial23 es una muestra de los alcances de estas acciones. Ilustración No. 1 Coaliciones para la denuncia ante la CPI en el caso del TCBuen

CN-PCN WOLA Fund. RH PEC

CPI

Defensor del pueblo BM

Comunidad del barrio Escenario local-nacional Escenario Internacional Espacio fuera de la Red

De acuerdo con la Ilustración No. 1, las coaliciones puestas en marcha para la demanda ante la CPI sobre el caso TCBuen, muestran cómo se mueven las acciones en diferentes escalas. Primero tenemos a escala local (municipal) las organizaciones como el PEC y la FRH, a escala nacional está la Coordinación Nacional del PCN y cambiando de escala, tenemos a la Oficina para asuntos Latinoaméricanos-WOLA en Washington y, finalmente, las instancias ante las cuales se ha interpuesto la demanda, que son: la CPI y la oficina del Defensor del Pueblo del Banco Mundial. La particularidad de las acciones emprendidas por el PCN muestra cómo la transnacionalización de las demandas hace posible que se tomen medidas locales para la solución de los problemas. Como lo indica un activista del PCN, a propósito de uno de sus viajes a EE.UU.:24
23 Se acude a la figura del Defensor del Pueblo del Banco Mundial, porque el proyecto TCBuen involucra créditos de esta entidad. 24 Algunos de los activistas del PCN, tienen una extensa lista de viajes a E.U. y Europa, en busca de apoyo para sus demandas. Este activista, en particular, ha participado en la Conferencia Mundial de Durvan, sobre discriminación, racismo y otras formas conexas de intolerancia, tres cumbres de la organización mundial del comercio-OMC, dos sesiones ante la CIDH y una gira por 5 países europeos en 2001, para dar a conocer junto

CS No. 7, 81 - 120, enero – junio 2011. Cali – Colombia

De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 103

También tuve la oportunidad de entablar relaciones con otros grupos que trabajan por la defensa de los derechos humanos de los grupos étnicos, en el caso particular de la oficina en Washington para Latinoamérica –WOLA– el PCN ha establecido una relación de trabajo con ellos en el caso de las denuncias que nosotros necesitamos elevar a nivel internacional. A través de esa ONG, tuvimos la oportunidad de entablar una conversación con un grupo de congresistas demócratas donde se les dio a conocer los efectos perversos del Plan Colombia y del Plan Democracia, sobre la cultura de los grupos étnicos. La lesión que esa política viene causando sobre nuestras comunidades y sobre nuestros territorios ancestrales. […] Pudimos notar la sensibilidad de ellos frente a la aflicción de nuestras comunidades, los efectos de la Seguridad Democrática. Luego por los medios nos pudimos enterar de los cuestionamientos hechos a la protección de los derechos humanos por parte del Gobierno colombiano, como condición para la firma del TLC (Entrevista activista PCN, 2009).

Las denuncias a nivel internacional han surtido efectos como lo señala el anterior testimonio. Estos se reflejan, entre otros aspectos, en las amonestaciones y recomendaciones hechas al Gobierno Nacional por parte de congresistas norteamericanos, acerca de la situación de las poblaciones negras y de los Derechos Humanos, como condición para la firma del TLC. Al preguntarles por qué no recurren a instancias nacionales para hacer sus denuncias y reclamos, una activista responde:
Nosotros ya aprendimos que Colombia no funciona desde Colombia, que funciona desde las instancias internacionales, esas instancias son los accionistas, los países que generalmente tienen una relación económica con Colombia y que cuando uno denuncia casos de derechos humanos y todas estas violaciones entonces se ve afectada esta relación y ahora si el presidente Uribe le interesa, empieza a buscar excusas, empieza a negociar a brindar ciertas condiciones, se hace como a nivel de incidencia allá, de lo contrario acá en lo local no hay ninguna respuesta, siempre ya aprendimos que este país funciona desde allá, en E.U. o en Europa, aquí en Colombia no hay ninguna respuesta efectiva (Entrevista activista PEC, 2010).

Las acciones que vinculan a diferentes organismos, dependen de la fortaleza de las coaliciones y de los nodos de poder que concentran los recursos necesarios para que las acciones sean eficaces. De acuerdo con la tendencia, las acciones emprendidas en los últimos cinco años por el PCN, muestran que el interés se ha centrado en los nodos de poder que manejan la llamada “Justicia Transnacional”, es decir aquellos organismos que fiscalizan el cumplimiento de los acuerdos internacionales sobre Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario,
a otros delegados, la situación de las poblaciones negras víctimas del conflicto armado en Colombia.

ISSN 2011– 0324

Adriana Espinosa Bonilla 104

que han suscrito los países a escala regional y global. Estos acuerdos, expresan la coexistencia simultánea de procesos globales de poder y dominación, al tiempo que la transnacionalización de las luchas de los movimientos sociales. La versatilidad y la adaptabilidad de la red PCN, es notoria en el caso de la adscripción a redes globales cuya finalidad es la defensa de los Derechos Humanos. Un ejemplo de esto es la apelación a organismos como La Comisión Interamericana de Derechos Humanos –CIDH.25 Este organismo ha recogido y tramitado algunas de las denuncias interpuestas por el PCN referidas a las violaciones de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario. La CIDH opera a través de audiencias públicas, visitas in locu y recomendaciones a los estados miembros de la OEA sobre la promoción y protección de los Derechos Humanos de los ciudadanos. El mecanismo, puesto en marcha por el actor-Red PCN para las denuncias ante CIDH, es complejo e implica a su vez el apoyo de intermediarios (ONG), que hagan el puente entre las organizaciones comunitarias y el organismo. En general requiere el apoyo de ONG’s locales (aquellas relacionadas con los Derechos Humanos) y ONG internacionales. Requiere además de la denuncia escrita, una concertación de agendas, un despliegue de recursos logísticos (los necesarios para llevar a Washington a los actores implicados) que incluyen la citación de funcionarios del Estado Colombiano, que interpelen y den respuesta a las denuncias y el traslado de los representantes del actor demandante. Por otra parte, posterior a la denuncia y a la audiencia en Washington, se requiere de visitas de verificación por parte de la CIDH al terreno donde se desarrollan los hechos. Hasta el momento las denuncias hechas en las audiencias de la CIDH han surtido efectos importantes sobre las medidas que el Estado ha tomado frente a las comunidades negras. La insistencia en dichas sesiones, por parte de los delegados de las organizaciones afro y sus aliados, dieron como resultado la recomendación al Gobierno Nacional de diseñar una plan de desarrollo para comunidades negras, que por primera vez tuviera en cuenta el largo plazo, y que reconociera las existencia del “racismo estructural” al que han estado sometidas históricamente estas poblaciones. Otro resultado, es la presión para que se ejecute de manera ágil lo estipulado en el Auto 005 de 2009 que ordena la protección de los derechos fundamentales de la población afro víctima del desplazamiento forzado. Estas medidas y recomendaciones representan
25 La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es una de las dos entidades del sistema interamericano de protección de derechos humanos. Tiene su sede en Washington, DC. El otro organismo del sistema es la Corte Interamericana de Derechos Humanos. La Comisión está integrada por siete personas de reconocida trayectoria en Derechos Humanos; electos a título personal y no como representantes de ningún gobierno. Es un órgano de la Organización de los Estados Americanos creado para promover la observancia y la defensa de los derechos humanos además de servir como órgano consultivo de la OEA en esta materia.

CS No. 7, 81 - 120, enero – junio 2011. Cali – Colombia

De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 105

logros importantes, que sólo han sido posibles luego de varias audiencias y del seguimiento a las recomendaciones dadas por la CIDH al Gobierno colombiano. Hasta el momento, el PCN ha participado en siete audiencias ante la CIDH (ver Anexo No. 2), en las cuales se ha solicitado al Estado colombiano medidas que garanticen la protección de los derechos de las poblaciones afrocolombianas, con especial énfasis en las poblaciones desplazadas y la generación de medidas contra la discriminación estructural e histórica de los afrocolombianos. Estas audiencias que transcurren en la ciudad de Washington, sede de la CIDH, han significado la visibilización del actor-red PCN a escala internacional y una interlocución directa con funcionarios delegados por el Gobierno Nacional de Colombia. El interesante diálogo establecido en el transcurso de las mismas, es significativo en la medida en que el escenario local no ha propiciado, por sí sólo, la toma de decisiones en torno a los asuntos referidos a los efectos del conflicto sobre las poblaciones negras. El uso de Internet para las denuncias Las denuncias, las alertas y las declaraciones son modalidades de protesta que han tenido mayor difusión y efectividad gracias al uso de herramientas virtuales como el Internet. En el 2001, por ejemplo, las alertas emitidas por el PCN a sus aliados de la Acción Global de los Pueblos-AGP, movilizaron la acción internacional que presionó al gobierno de Andrés Pastrana, para evitar más incursiones de grupos armados en territorios de comunidades negras.26 La rapidez de las respuestas y la efectividad de las mismas tal vez no hubieran sido posibles sin el uso de esta herramienta virtual. Pero mas allá de las bondades de esta herramienta tecnológica, algunos estudiosos de los movimientos sociales se preguntan si este recurso está efectivamente transformando la acción colectiva. Según Rheingold, acciones como las llevadas a cabo en la histórica Batalla de Seattle (octubre del 1999), en la cual grupos de manifestantes autónomos pero interconectados, protestaron en la reunión de la Organización Mundial del Comercio, y usaron tácticas “en red”, teléfonos móviles, páginas web y ordenadores portátiles para lograr una respuesta multitudinaria sin precedentes, son una prueba del poder de estas herramientas. El autor denomina a este fenómeno “Smart Mobs: gente que es capaz de actuar coordinadamente incluso sin conocerse” (Rheingold, citado por Tilly, 2005 : 13). Es importante mencionar la alusión de Manuel Castells a este recurso, cuando describe la utilidad de las nuevas tecnologías para el caso de la guerrilla Zapatista
26 Ver alertas AGP disponible en Archivos de protestas globales AGP, disponible en http:/www.nadir.org/ initiativ/agp/es.

ISSN 2011– 0324

Adriana Espinosa Bonilla 106

en México: “Sin la capacidad de comunicación que permitió a los zapatistas llegar al México urbano y al mundo en tiempo real, habrían continuado siendo una fuerza guerrillera aislada y localizada” (Castells, 2001 : 130). Igual podría mencionarse para el caso del Pacífico, donde el aislamiento geográfico no permite una comunicación directa y efectiva por medios diferentes a los virtuales. Es posible que se hubieran perdido muchas más vidas, de no ser por el anuncio oportuno a través de Internet de la incursión de grupos armados en los territorios de comunidades negras. En el caso del desalojo de la comunidad de La Toma,27 por ejemplo, se recolectaron firmas en menos de dos días y se evitó que 1.500 familias fueran desalojadas de sus territorios. Tal como fue divulgado en un Comunicado de página Web del PCN:
Suspenden desalojo de La Toma- Miércoles 18 de Agosto de 2010 02:18. Compartimos la resolución del día de ayer – 17.09.2010 (resolución número 648 del 17 del agosto 2010)- con la que se suspende de manera indefinida el desalojo de los mineros de la Comunidad Negra de La Toma. La lucha para derogar todos los títulos, licencias o permisos de  explotación  o  exploración otorgados de manera ilegal, y para que las comunidades puedan ejercer a plenitud sus derechos a la identidad, territorio, cultural,  participación  y desarrollo acorde con sus aspiraciones continua. Sabemos que no será fácil pero contamos con la solidaridad de todos lo que hasta ahora nos han apoyado y de muchos más que se irán sumando. La lucha de La Toma y la de todas las comunidades mineras del Norte del Cauca, son en este Vicentenario – así escrito – una manera de celebrar la dignidad de nuestros pueblos más allá de las simples menciones formales y protocolarias, y contribuir a superar la brecha de desigualdad que heredamos del pasado. Gracias a todos ustedes por la solidaridad, sus comentarios como voz de apoyo y la firma uniéndose a la petición han sido claves. Este es tan solo el primer paso del camino que debemos seguir, su apoyo es fundamental contamos con ustedes (Fuente: www.renacientes.org).

Continuidad e innovación en los repertorios de acción de las organizaciones negras Como lo dice Tilly (2006) los repertorios dibujan una larga historia de previas luchas. Al respecto dice Tilly:
La palabra repertorio identifica un conjunto limitado de rutinas aprendidas, compartidas y actuadas a través de un proceso de elección relativamente deliberado. Los repertorios son creaciones culturales
27 La Toma es un corregimiento del norte del Cauca, en el cual se estaba adelantando un proceso de expulsión de la población minera que, de acuerdo a la documentación referida por los activistas, habita la zona desde el siglo XVII. Dicha expulsión estaba sustentada en el otorgamiento de títulos de explotación minera otorgados por el Gobierno Nacional a empresarios de otras partes del país.

CS No. 7, 81 - 120, enero – junio 2011. Cali – Colombia

De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 107

aprendidas, pero no descienden de la filosofía abstracta ni toman forma como resultado de la propaganda política, sino que surgen de la lucha. Es en la protesta donde la gente aprende a romper ventanas, atacar presos sujetos al cepo, derribar casas deshonradas, escenificar marchas públicas, peticionar, mantener reuniones formales u organizar asociaciones de interés especial. Sin embargo, en un momento particular de la historia aprende una cantidad bastante limitada de modos alternativos de acción colectiva (Tilly, 2002 : 8)

Según el esquema de análisis de Tilly, los procesos de formación estatal y desarrollo del capitalismo marcarían la transformación de los medios de acción de la contienda política y dependiendo de la secuencia evolutiva de tales procesos, a cada época le correspondería un repertorio distinto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en el caso colombiano no estamos hablando de un desarrollo estatal en largos períodos de tiempo, como el tratado por Tilly que corresponde a Europa occidental, ni muchos menos de un desarrollo capitalista como el de los países del Viejo Continente. Con bastantes diferencias en cuanto a la configuración de los actores políticos, también podríamos hablar de una situación similar con relación a los movimientos sociales y las diferentes formas de acción colectiva en nuestro país. La modernización del Estado y el surgimiento del actor PCN, es un ejemplo claro de la apertura de un régimen con baja capacidad que fortalece su espacio democrático, permitiendo así la configuración de formas específicas de protesta, como las desarrolladas por los indígenas y afrocolombianos. En este período predominaron repertorios como las movilizaciones, toma de entidades del Estado, las marchas y la campaña “telegrama negro” que presionaron para que se aprobara la carta constitucional incluyendo los nuevos derechos de las poblaciones negras. El último período, que corresponde a lo que va del siglo XXI, tiene características que hacen pensar en la configuración de un régimen que retrocede en el espacio democrático y trata de ganar mayor capacidad de control sobre sus territorios, a través de una abierta política de seguridad basada en la confrontación y el fortalecimiento de su estrategia de guerra. En esta etapa, el movimiento social de comunidades negras se constriñe a nivel local y empieza a abrir nuevos espacios a nivel internacional, ya que el espacio nacional no atiende sus demandas. Las coaliciones con movimientos globales, así como una reiterada campaña en defensa de los territorios colectivos recién ganados, representan una serie de oportunidades políticas que dan pie al fogueo en nuevos escenarios como las cumbres mundiales de las organizaciones que regulan la economía globalizada o los contra-hegemónicos Foros Sociales Mundiales y la Conferencia Mundial contra la discriminación y el racismo. Las nuevas alianzas allí adquiridas facilitarán luego el acceso a escenarios como los de la Justicia Transnacional en la
ISSN 2011– 0324

Adriana Espinosa Bonilla 108

cual los sistemas de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario representados por la CIDH, entran a jugar un papel fundamental. Sin embargo, hay que señalar que, en los últimos cinco años también ha contribuido, de manera definitiva, el hecho que el escenario nacional se empiece a transformar en términos de legislación, y se abran oportunidades como las que figuran en el Auto N° 005 de 2009, que ordena la protección de los derechos fundamentales de la población afrodescendiente víctima del desplazamiento forzado, en el marco del estado de cosas inconstitucional declarado en la sentencia T-025 de 2004. Lo mismo ocurre en el caso de la Ley de Justicia y Paz y la conformación de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación –CNRR– que facilita espacios de denuncia y reparación. El paso del escenario transnacional al local, nos recuerda lo dicho por Tarrow en el sentido de que “El activismo transnacional es más parecido a series de olas que chapotean sobre una playa internacional retirándose repetidamente al interior del mar local, pero permitiendo incrementar cambios en la tierra” (Tarrow, 2005 : 219). Así mismo, aunque el internacionalismo ha generado nuevas oportunidades para los actores de las organizaciones afro, la gente negra está todavía en gran parte motivada por asuntos que los afectan a ellos directamente a nivel local. Tal es el caso de la protección de los Derechos Humanos y el DIH de la población afectada por el conflicto. De hecho, el trabajo del PEC, en los últimos cuatro años ha estado enfocado a fortalecer y reconstruir los procesos organizativos en los barrios más afectados, así como a hacer un acompañamiento más cercano a las víctimas del conflicto. En este sentido, asuntos disímiles requieren diferentes cursos de acción, dependiendo de los actores involucrados, las condiciones políticas y culturales que ellos enfrentan y la naturaleza de las estructuras internacionales con las cuales trabajan (Tarrow, 2005). El cambio entre escenarios locales y globales no ha sido demasiado drástico para el PCN, ya que desde 1995 a la fecha, se ha hecho presencia en los escenarios internacionales como las cumbres de los organismos económicos como la Organización Mundial del Comercio, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, los Foros Sociales Mundiales y la Conferencia de Durvan, en por lo menos 13 ocasiones. Posteriormente, participa en siete ocasiones en audiencias ante la CIDH entre los años 2002-2009. Al mismo tiempo y teniendo en cuenta la transitoriedad de las alianzas globales, se fortalecen las locales y la conexión con la sociedad civil organizada, bajo la forma de ONG. Aquí las denuncias en el marco de audiencias públicas, se convirtieron en el repertorio novedoso estimulado por los nuevos escenarios de protesta. Entre los años 2007- 2009 tenemos dos audiencias defensoriales y dos ante la comisión V del

CS No. 7, 81 - 120, enero – junio 2011. Cali – Colombia

De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 109

Senado. También es posible observar, entre los años 2009-2010, el énfasis de las denuncias públicas (38), la realización de una campaña, un foro y de cinco encuentros y movilizaciones regionales. Sin embargo, en el “oleaje” local-global de la protesta, para el período estudiado, son más numerosas las acciones en el escenario transnacional, aunque la tendencia de los últimos tres años sea hacia lo local (ver Tabla No. 2). En cuanto a los tipos de repertorios, tenemos que los más utilizados entre los años 2000-2009 son las denuncias en escenarios internacionales (siete), seguido de las movilizaciones en escenarios locales e internacionales (cinco y cinco respectivamente) y por último las denuncias en audiencias locales (cuatro) (ver Tabla No. 2). Tabla No. 2
Repertorios más utilizados período 2000-2009
Repertorio Denuncias en audiencias locales Movilizaciones locales Campañas, foros Movilización internacional Denuncias ante organismos internacionales Totales 1 3 1 2 1 1 5 4 4 23 1 2 1 2 1 7 1 3 1 2 2 5 1 1 1 1 1 5 2000 2001 2002 2003 2005 2006 2007 1 3 2008 1 2009 Total

4

Fuente: elaboración propia con base en archivos del PCN y entrevistas

La presión del PCN en las audiencias internacionales ante la CIDH, reiteran la necesidad de acudir a la justicia transnacional para resolver en otros escenarios, lo que a nivel local no es posible. Revelan además una serie de factores como la inoperancia, negligencia, falta de voluntad, falta de recursos presupuestales, entre otros, asociados a la pérdida de credibilidad de las instituciones del Estado, así como la vulnerabilidad y debilidad de las organizaciones que hacen parte del PCN. Por otro lado, estos eventos permiten hacer explícita la forma en la que operan los nuevos repertorios de acción implementados por las organizaciones negras. El uso de un mecanismo formal como las audiencias, en espacios oficiales como

ISSN 2011– 0324

2). entre otros. sobre estas discusiones. Los aspectos discutidos en las denuncias hechas ante la CIDH. la insistencia en la implementación del Plan de desarrollo para comunidades negras (Audiencia CIDH. En otras palabras. revela también la búsqueda y esfuerzo por innovar en los repertorios.Adriana Espinosa Bonilla 110 la CIDH. lo cual se ha incorporado en el dis28 Para mayor ilustración. sino para el logro de conquistas a más largo plazo. 2007). Estas motivaciones de las denuncias presentan un escenario en el que el contexto del conflicto armado interno es determinante. que no sólo se buscan estos espacios para resolver asuntos coyunturales. los Derechos Humanos de los afrocolombianos desplazados y la discriminación racial y el acceso a la justicia de estas poblaciones (ver Anexo No.org CS No. como las esbozadas por los representantes del PCN al pedir la visita del Relator Especial de la CIDH. Las denuncias giran sobre temas como las medidas cautelares tanto para líderes y comunidades negras. en la audiencia citada: […] Nosotros creemos que en Colombia la combinación de factores como las consecuencias devastadoras del conflicto armado y la adopción de legislaciones que afectan los derechos territoriales de las comunidades están generando las condiciones para que la brecha existente entre nuestras comunidades y otros sectores de nuestro país se mantenga se profundice y no permita que nuestras comunidades puedan superar las profundas desigualdades sociales en las que viven (Audiencia CIDH. 7. pero también en el fondo de las discusiones siguen estando presentes los aspectos históricos fundamentales del discurso. la identidad y las reivindicaciones del movimiento negro: el respeto y reconocimiento de su identidad como afrocolombianos y el derecho a un espacio de vida dentro de sus territorios. Cali – Colombia . En la misma dirección. 81 . disponibles en www. merecen también un análisis detenido pues nos pone en el espacio de los movimientos sociales. Modalidades como la denuncia pública en espacios locales han estado altamente limitadas por las instituciones nacionales. se puede acceder a los audios de las audiencias del PCN ante la CIDH. Una muestra de lo anterior es el análisis hecho por uno de los representantes del PCN. para asuntos de comunidades afrodescendientes.cidh. la situación de la población afrocolombiana desplazada.120.28 Lo anterior permite deducir. enero – junio 2011.oas. 2007). debido a su “porosidad” frente a la corrupción o a su inoperancia institucional. debido a que el escenario de la reclamación no ofrece las condiciones para que la denuncia sea resuelta. se acude al escenario internacional y a los organismos ubicados en esta escala que puedan presionar al Estado y facilitar el éxito de la misma. estos espacios abiertos por la Comisión han permitido poner en evidencia a nivel internacional aspectos estructurales como el racismo y la exclusión social de los afrocolombianos.

el representante del gobierno afirmó que la causa de la precaria situación de las poblaciones negras en Colombia. En las últimas audiencias. del cumplimiento de las obligaciones adquiridas por el Estado colombiano. Raizal o Afrocolombiana y el Plan Nacional de Desarrollo de Comunidades Negras. 31 Audiencias ante la CIDH. En ese sentido. Sin embargo. académicos de universidades extranjeras y diputados de la Unión Europea. los representantes del Gobierno colombiano tratan de demostrar su buena voluntad y esfuerzos. en cada ocasión. entre otros. el PCN ha presentado argumentos fundamentados por estudios tan serios como los del Observatorio de Discriminación Racial de la Universidad de los Andes. es el mismo delegado del Gobierno quien afirma que se ha reconocido la existencia del racismo estructural y que en consecuencia este planteamiento se ha incluido en el Plan Integral a largo plazo para las poblaciones negras. sobre racismo en Colombia y los análisis de la información estadística de los Censos del DANE sobre población afrocolombiana. Las denuncias utilizando internet como medio de difusión o en el marco de las audiencias con las comisiones del Senado.UU. en una audiencia posterior.30 La vigilancia hecha por la CIDH. las audiencias ante la CIDH permiten también conocer el comportamiento del actor estatal.31 Por su parte. palenqueras y raizales (Material de audio disponible en la página Web de la CIDH). eran las mismas del resto de la población pobre del país.De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 111 curso de los Derechos Humanos como tema de discusión y ha generado nuevas oportunidades discursivas29 y poderosos aliados. lo cual ha sido capitalizado por el PCN y las organizaciones aliadas. hecho en las sesiones de la CIDH. sobre temas particularmente importantes para ciertos colectivos sociales. 30 Un ejemplo de esto son las apreciaciones del Gobierno en torno al tema del racismo estructural. El reconocimiento. Afrocolombianas. los repertorios desarrollados a escala local siguen su curso. muestran como. por ejemplo. por parte del Relator para asuntos de poblaciones afrodescendientes sobre la existencia de un racismo estructural en Colombia. a que los delegados del Gobierno Nacional consideren ésta condición y recomienden su tratamiento en los programas y políticas como el Plan Integral de Largo Plazo para la Población Negra. ISSN 2011– 0324 . raizales y palenqueras 2010-2014. a su vez. La presión ejercida por este organismo ha hecho que el Gobierno colombiano se esfuerce por mostrar resultados reales. hacen que la cuestión de las comunidades negras sea un asunto a tener en cuenta en las agendas de las entidades oficiales. Entre ellos podemos también mencionar: el apoyo de la bancada de parlamentarios afro de los EE. en octubre del mismo año. Un seguimiento a la secuencias de las audiencias. Marzo 6 -2007 y octubre 23 de 2008 (Material de audio disponible en la página Web de la CIDH). ha contribuído. todavía hay mucha falta de concreción en las medidas para atender a la población afrocolombiana.. Mientras en la audiencia de Marzo de 2008. ponen de manifiesto la necesidad 29 Término introducido por Ferree Myra y Gamson William (2002) que es una ampliación del término oportunidad política y se refiere a la apertura de espacios para discutir e influenciar a la opinión pública.

sino como parte de él. 7.Adriana Espinosa Bonilla 112 de continuar las acciones buscando canales institucionales (la Defensoría del Pueblo. 33 Los concepto de “Glocal” y “glocalización” fueron introducidos en Sociología por Robertson (2000). Estas contra-conductas o contra-discursos no pueden por consiguiente venir de los intelectuales que CS No. lo local puede ser visto. es posible vincular el discurso basado en el “sentido de lugar” del movimiento negro. la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República) que permitan la presión directa sobre el actor estatal. Este doble juego entre lo local y lo global muestra como las amenazas a la acción colectiva finalmente pueden derivar en oportunidades nuevas para el ejercicio de las demandas. 2005 : 220). de manera más clara. quien señala que la globalización ha implicado la incorporación de la comunidad y de la vida cotidiana en la comprensión del mundo como un todo. e inicia la interminable espiral de las estrategias de poder y de las contra-conductas a estas estrategias. en algunos casos. audiencias hasta ahora alejadas y apoyos externos que antes del episodio represivo no se habían movilizado (Tarrow. en donde se convierten en “contra-discursos”. coaliciones y agentes que generan distintas dinámicas estrechamente imbricadas (Pillét. pero también puede llegar a ser un factor fuerte de dinamización de la acción. enero – junio 2011. Esto es lo que se denomina glocalización. En ese sentido. no como lo opuesto a lo global. como lo ocurrido con la audiencia de la comisión V en el 2007. al movilizar grupos de simpatizantes. La importancia del análisis escalar 32que tiene en cuenta la confluencia entre oportunidades discursivas y tipos de escenarios.120. citados en Archila (1995). disminuyeran los atropellos y la presión sobre la población civil. el apoyo prestado por el Estado en los procesos de retorno de las comunidades del Bajo Calima y Naya y la implementación del Sistema de Alertas Tempranas-SAT y el Plan de Contingencia. permite entender también. Tal como lo planteaba Tarrow: La represión sobre una manifestación política y social puede ser un factor desestabilizador y desarticulador de la movilización. Lo Glocal implica una serie de procesos cambiantes. Los efectos de estas acciones pueden darse en el corto plazo. resguardar a la población de los ataques de los actores armados. que hizo posible que las FF. Por otra parte. 2008).MM. y la consecuente apertura del campo político. Cali – Colombia .33 Las formas de conocimiento local sobre la naturaleza y el territorio se convierten en poderosos dispositivos de resistencia en la medida en que se incorporan a los discursos expuestos en escenarios globales. complejos y asimétricos. con el análisis de la acción colectiva “glocal”. que han logrado. 81 . nos permite tener una visión más amplia y a la vez compleja de la acción colectiva de los movimientos sociales contemporáneos. los aportes de la acción colectiva de los actores-red como el PCN en el establecimiento de una “democracia radical” en el sentido introducido por Laclau y Mouffe. 34 De acuerdo con la definición de Foucault “Un discurso es un sistema simbólico de ordenamiento de las prácticas” la resistencia al poder está intrincablemente ligada a la dinámica misma del poder (sin por lo tanto desaparecer como resistencia).34 32 El análisis escalar implica la adopción del concepto de escala como una red de asociaciones. En este sentido.

no ha ocasionado un reflujo organizativo tan fuerte como el ocurrido en otras regiones del Pacífico (Restrepo. Esto permite concluir que una exitosa combinación de repertorios en las distintas escalas. En sus primeras participaciones en los espacios propiciados por la AGP. captados por el poder mismo (Muhle.. Aunque el discurso por la defensa de la biodiversidad. 2005). garantizará la presencia a mediano y largo plazo de este actor-red en el escenario político nacional. al parecer quienes más han capitalizado las alianzas internacionales han sido los líderes de Buenaventura y del Norte del Cauca. el PCN adoptó el discurso contra-hegemónico de la lucha contra el neoliberalismo. a través de la formación política. el eje del mismo se orientó a la territorialidad basada en la autonomía y el control sobre los recursos disponibles en los territorios por parte de sus “propietarios ancestrales”. no perdió vigencia. el discurso sobre el territorio como espacio vital y lo visualiza como una “extensión” simbólica del espacio rural. los miembros del PCN han fortalecido su trabajo internacional. lo que le permitió reformular algunas estrategias a nivel local en torno a la lucha por el territorio. UU. a nivel local. sin descuidar los escenarios propios. 2009 :162). En su trabajo en la zona urbana de Buenaventura el PCN ha incorporado. A diferencia de otros actores-red regionales. las organizaciones vienen creando consciencia. de la necesidad de no desalojar los barrios y de hacer resistencia a los planes y desvelan las condiciones ideológicas en las que viven aquellos que están expuestos a las estrategias del poder. Esta flexibilización es una estrategia de los actores para lograr la solidaridad de los aliados locales y globales. ISSN 2011– 0324 . la capacidad política y de acción del actor red PCN y de su componente el PEC. En términos concretos. Tienen que venir más bien de aquellos mismos que están implicados. que han mantenido la prevalencia de los repertorios a escala local. recientemente. es decir la acción colectiva “glocal”. A manera de conclusión: la convergencia entre asuntos locales y globales El cambio de escala de las acciones colectivas implica también la adaptación de los objetivos de la acción colectiva a los problemas de cada escenario. La explicación a esto puede estar relacionada con la manera en que los activistas del PCN se vincularon al activismo transnacional y con la forma en que aprovecharon la experiencia ganada en esos escenarios para incorporar innovaciones en los repertorios locales. que les han permitido fortalecerse y sostenerse en el tiempo. en el que confluían los intereses del gran capital. Aunque los activistas de otras zonas del Pacífico han hecho parte de las delegaciones que han viajado a Europa y EE.De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 113 Finalmente. Este se convirtió en un recurso de “disputa global”. es posible afirmar que si bien el conflicto armado ha afectado.

CS No.120. y algunos organismos como la Unión Europea. No. las campañas. 10 al 13 de septiembre de 2002. al mismo tiempo y de manera inesperada. 81 . H. Cali – Colombia .U. han posibilitado la vigilancia sobre el cumplimiento de medidas a nivel local para la protección de los derechos de los afrocolombianos. la bancada afro del congreso de E. Universidad Nacional de Colombia y la Red de Estudios de Espacio y Territorio. enero – junio 2011. Este último se ha convertido en el repertorio más exitoso en tanto que ha involucrado acciones en escenarios globales y la adquisición de aliados influyentes a nivel internacional. “Dinámica y consecuencias del conflicto armado colombiano en el Pacífico: limpieza étnica y desterritorialización de afrocolombianos e indígenas y “multiculturalismo” de Estado e indolencia nacional”. 173. Referencias Almario.Adriana Espinosa Bonilla 114 proyectos institucionales de reubicación de población. 7. han permitido el reposicionamiento del actor-red PCN en el escenario político local y su aparición en escenarios internacionales. las alertas. El principal reto del PCN consistirá en desarrollar estrategias efectivas para garantizar la permanencia de los habitantes en ciertos sectores estratégicos del Puerto. Los efectos devastadores del conflicto armado en el municipio de Buenaventura que han tenido un impacto negativo sobre el proyecto de territorialidad de las organizaciones amparadas por la Ley 70. Simposio No. la erradicación manual de cultivos. Las organizaciones cobijadas bajo la red PCN han redireccionado su acción colectiva y desarrollado repertorios como las movilizaciones. M.8. O. Sobre la violencia. por los intercambios entre el actor-red PCN y la “sociedad civil global”. La territorialidad en la ciudad carece del peso legal de la Ley 70. 29-56. Las presiones recibidas por el Estado colombiano en la CIDH. razón por la cual la resistencia de la gente en el casco urbano es más riesgosa e inviable a largo plazo. los comunicados y la denuncia pública. Arendt. Bogotá. “Poderes y contestación (Reseña teórico-metodológica)”. (1998). pp. Revista Controversia. Madrid: Alianza. Archila Neira. sugieren nuevas rutas de investigación en este campo y señalan la importancia de profundizar en aspectos significativos como los de la cultura política y el discurso político de las organizaciones negras. Ponencia presentada en el Seminario Internacional Dimensiones Territoriales de la Guerra y la Paz en Colombia. Las transformaciones producidas en el campo de la acción colectiva. (2002). (2005). La defensa del territorio urbano se ha convertido en una prioridad para este actor-red.

Huila. en: Romero. “¿Qué pasa en Buenaventura?”. M. (2008). N. Bogotá: Corporación Nuevo Arco Iris. Territories of difference: place. movements. Chaparro. Caquetá. Defensoría Delegada para la Evaluación de Riesgos en la Población Civil como Consecuencia del Conflicto Armado. C. “Dimensiones territoriales del conflicto armado y la violencia en Colombia”. Sobre la situación de derechos humanos de la oblación desplazada en el municipio de Buenaventura. A. Las nuevas guerras. (2001). C. en: González Fernán (editor) Hacia la Reconstrucción del país. Á. Buenaventura. Barcelona: Tusquest. Número de identificación: 28479.aspx. D. (2005). (2007). C. Etnicidad y Nación: El desafío de la diversidad en Colombia. Violencia organizada en la era global. Hernández Salinas. Castillo. Sistema de Alertas Tempranas –SAT–. Guzmán.  Fundación Rostros y Huellas. M.semana. M. departamentos de Putumayo. (2008). Valle del Cauca. Kaldor. ISSN 2011– 0324 . (2001). Asunto: Ampliación de las apreciaciones sobre los impactos socio-ambientales del proyecto “TCBuen” (Terminal de Contenedores de Buenaventura). Nota de Seguimiento Nº 01-2009. Defensoría Delegada para la Evaluación de Riesgos en la Población Civil como Consecuencia del Conflicto Armado.2008. (2010). narcotráfico y comportamiento estatal en el Valle del Cauca”. Resolución Defensorial Regional No. (2009). obtenido en http://comunidades. Bogotá: CINEP. Macro-región Sur occidente. “Autodefensas. (2007). Defensoría del Pueblo (2003). Cauca y Nariño.De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 115 Castells. Echandía. Desmovilización de las Autodefensas y Disputa armada por los Espacios Desalojados. La era de la información: economía sociedad y cultura. J. Revista Semana. La Ruta de la Expansión Paramilitar. Agosto 24 de 2009.: Duke University Press. L. life. Cali: Universidad del valle. (2008).ODECOFI. (Editor). Informe de riesgo Nº 032. (2008). 017. Analista Nacional. Madrid: Alianza Editorial. Sistema de Alertas Tempranas –SAT. M.com/wf_Inicio. y Moreno R. Escobar. Sistema de Alertas Tempranas –SAT. redes Durham.

Antropologías transeúntes. Proceso de Comunidades Negras-Palenque El Congal. Regimes and repertoires. Los movimientos sociales entran en el siglo veintiuno. R. 26-30 de mayo de 2008. Retain. (2005) De ‘refugio de paz’ a la pesadilla de la guerra: implicaciones del conflicto armado en el proceso organizativo de ‘comunidades negras’ del Pacífico nariñense (borrador 05/2005). “Sobre la vitalidad del poder. (Comp. 29 (1). Diez años de cambios en el Mundo. enero – junio 2011. “Glocalización: tiempo. M. V. No. Tarrow. 213-241. (2007). (Editores). Cali – Colombia . 81 . (2008). E. F. S. M. repertorios y ciclos de la acción colectiva. Vol. Chicago: University Chicago Press. pp.143-163. Informes de Derechos Humanos: 2006-2009-2010. 42 (2) pp.espacio y homogeneidad”. ________(2005). 7. Great Britain: Routledge. 11-35. Diagnóstico de la situación de los municipios habitados por las comunidades afrocolombianas priorizadas por la Honorable Corte Constitucional en el Departamento de Valle del Cauca.) Protesta social. The New Transnational Activism. Observatorio del Programa Presidencial de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario (2009). Oslender. “Las escalas del espacio: desde lo global a lo local. PCN. R. “Repertorios de Acción contestataria en Gran Bretaña 17581834”.120. CS No. __________ (2000). Zona Abierta. Actas del X Coloquio Internacional de Geocrítica. (2005). en: Traugott. Comunidades negras y espacio en el pacífico colombiano: hacia un giro geográfico en el estudio de los movimientos sociales. Universidad de Barcelona. Una genealogía de la biopolítica a partir de Foucault y Canguilhem”. Revista de Ciencia Política Vol. Política y Sociedad. ________(2002). 19992008”. U. Barcelona: Hacer. Global Activism. “Espacializando Resistencia: perspectivas de espacio y lugar en las investigaciones de movimientos sociales”. y Uribe M.Adriana Espinosa Bonilla 116 Muhle. (2000). Tilly. Bogotá: Instituto Colombiano de Antropología e Historia-ICANH. (2006). (2008). Pillet Capdepón. 92 (93). (2009). Bogotá: ICANH. Robertson. C. E. Restrepo. pp. en la Geografía y en las Ciencias Sociales. New York: Cambridge University Press. en: Restrepo.

Anexo 1: Estructura organizativa del PCN Nivel Nacional Nivel Regional-Local Palenque El Congal Equipo de coordinación de palenques Asamblea Nacional de Comunidades Negras Palenque Alto Cauca Palenque Nariño Palenque Kosuto Costa Atlántica Colectivos Equipos técnicos Equipo de coordinación nacional Anexo 2: Audiencias realizadas por el PCN ante la CIDH-2002-2009 Fecha Acción Solicitante/ organizaciones acompañantes Resultados Protección de los Derechos Humanos de comunidades amenazadas por grupos paramilitares en las cuencas de los ríos Naya y Yurumanguí. V. Sistema de comunicación Enero 2002 Audiencia para socilitud Medidas cautelares PCN Marzo 2003 Audiencia para socilitud Medidas cautelares PCN ISSN 2011– 0324 . Un ensayo interpretativo sobre el terror en Colombia. Defensoría del pueblo Sistema de Alertas Tempranas. Antropología de la Inhumanidad.. Protección de siete Líderes del PCN. amenazados por las AUC Acompañamiento de la FF.Procuraduría.MM.MM. Bogotá: Norma. Medidas de protección civil no armada Presencia de FF. M.De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 117 Uribe. (2004).

Se recomienda al Estado fortalecer los Derechos Humanos de los afrocolombianos. Asociación para Visita in locu a Colombia del Relator la Promoción especial para comunidades afroSocial Alternatidescendientes va (MINGA). enero – junio 2011. Envío del informe con recomendaciones al Gobierno. 131° Marzo 12 2008 133° periodo de sesiones Octubre 23 2008 Audiencia “Discriminación racial y acceso a la justicia de los afrodescendientes” Publicación del Informe sobre visita del Relator para los pueblos afrodescendientes de la CIDH. CS No.120. 81 . AFRODES GLOBAL WRIGHTSCongresista María Isabel Urrutia-ASA. Recomendaciones al Estado colomPCN biano en materia de los Derechos Humanos para población Afro. ante las amenazas contra su vida. Octubre 2003 127° período de sesiones Marzo 6 2007 Audiencia pública sobre la situación de los afrodescendientes en Colombia Audiencia pública sobre la situación de los Derechos Humanos de los afrocolombianos Dezplazados Audiencia con participación del Estado colombiano. Cali – Colombia . Sistema de comunicación Medio de transporte. Universidad de los Andes (Observatorio de Derechos Humanos) Rappaport Center for Human Rights and Justice PCN.Adriana Espinosa Bonilla 118 Fecha Acción Audiencia para socilitud Medidas cautelares Solicitante/ organizaciones acompañantes PCN Resultados Protección del líder Jorge Aramburo. 7.

Género y generación Fuente: Elaboración propia con base en audios de la CIDH. Alto y medio Dagua. Ashante Consejos comunitarios de Yurumangui. Puerto España y miramar. Calima. ISSN 2011– 0324 .Mayorquín. Resultados 137° periodo de sesiones 5 Noviembre de 2009 En estudio la posibilidad de derogar títulos mineros concedidos en los territorios del Norte del Cauca.Comités pro defensa de Papayal. ACONUR. indígenas y campesinas del Norte del Cauca”. Anexo 3: Estructura organizativa palenque El Congal-PEC Colectivos Juventud 500. Bahía Málaga Palenque El Congal Organizaciones etnicoterritoriales ONCAPROTECA.APONURY. Territorio y Medio Ambiente 3. NOMADESC. Educación 4. Asociación Municipal de Mujeres. Derechos Humanos 2. Solicitante/ organizaciones acompañantes PCN.Consejo mayor de Anchicayá. Raposo.De lo global a lo local en los repertorios de acción de las organizaciones negras frente al conflicto armado en Buenaventura 119 Fecha Acción Auidencia “Situación de las comunidades Afrocolombianas.y comité Mayorquín Equipos técnicos 1. ONUIRA.

.

Distribution.160. Distribución. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). 121 . Distribuição. transformações e lutas em Cajibío (Colombia). Colombia diegolugovivas@gmail. and Land Struggles in the District of Cajibío (Colombia). Transformations. 1973-2008 Artículo de investigación recibido el 26/10/2010 y aprobado el 27/04/2011 1 Este artículo es producto del proyecto de investigación: “Tradición agraria. 7. 1973-20081 Land Tenure in Peasant Universes. 1970 .2008” realizado entre el 2008 y 2009 y financiado en su gran mayoría por el Centro de Investigación y Documentación Socioeconómica –CIDSE– de la Universidad del Valle bajo la modalidad de Asistencia de Investigación y Docencia. CS No. 1973-2008 Propriedade da terra em universos camponeses.com La tenencia de la tierra en universos campesinos.Diego Andrés Lugo Vivas Universidad Icesi. luchas y recomposición de sociedades campesinas: el caso del Centro del Cauca. enero – junio 2011. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 .

.

Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . Ocupaciones de tierras Abstract The purpose of this article is to analyze the changes in the distribution and use of land tenure as well as the social struggles surrounding rural ownership in the district of Cajibío (Cauca. With the intentin to achieve this goal. Colombia) durante el periodo 1973-2008. Colômbia) durante o período 1973-2008. Usos de suelo. pues además de ser una de las mejores estrategias para aproximarnos a la realidad de una sociedad campesina.160. Usage of soil. pois. Tenencia de la tierra. Colombia) during the period 1973-2008.La tenencia de la tierra en universos campesinos. así como las luchas sociales que alrededor de la propiedad rural se han desarrollado en el municipio de Cajibío (Cauca. nos acervos estatais de Cajibío e nas entrevistas realizadas com lideranças. enero – junio 2011. Land tenure. Centraremos nuestro interés en la tierra y en sus principales transformaciones. Key Words: Cajibío. Distribución. documentary sources located in four state archives in Cajibío. permitirá destacar alguns dos fenômenos de recomposição econômica e política mais importantes de Cajibío. Ocupações de terra CS No. apart from being one of the best strategies in order to approach the reality of a peasant society. a un trabajo con fuentes documentales consignadas en cuatro archivos estatales de Cajibío y a entrevistas en profundidad con líderes. 7. Palabras Clave: Cajibío. Usos do solo. and interviews in depth to leaders. habitantes y funcionarios del municipio. habitantes e funcionários da prefeitura. além de julgarmos ser uma das melhores estratégias de aproximação da realidade camponesa. O nosso foco será a terra e as suas principais transformações. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). 121 . We will focus our interest in the land and its major transformations. Palavras-chave: Cajibío. it will allows us to point out some of the strongest economic and political restructuring phenomena registered in this district. Land invasions Resumo Neste trabalho tentaremos analisar as transformações na distribuição e uso da terra assim como as lutas sociais em torno da propriedade rural travadas no município de Cajibío (Cauca. Para isso nos apoiamos em dados estatísticos recolhidos pelo Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC). 1973-2008 Resumen En el presente trabajo se analizarán las transformaciones en la distribución y uso de la tierra. inhabitants and functionaries of the district. nos permite señalar algunos de los fenómenos de recomposición económica y política más fuertes registrados en este municipio. we have resorted to the use of statistical sources from the Instituto Geográfico Agustin Codazzi (IGAC). Propriedade da terra. Para ello hemos recurrido a un trabajo estadístico con cifras provenientes del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC).

.

principalmente. enero – junio 2011. Los aportes clásicos de Chayanov (1981. Sin detenernos en todos estos autores. Las necesidades básicas y los ritmos de vida familiar campesina y los de la producción agrícola se mezclan íntimamente y son mutuamente determinantes (Shanin. Shanin (1976) y Galeski (1977) en relación con las economías campesinas y la permanencia histórica de comunidades agrarias. los procesos de reforma (y contrarreforma) agraria. Distribución. CS No. retoma este tema como elemento nodal. Sin embargo. han propuesto innumerables objetos de estudio mediante diferentes perspectivas de análisis. 1985). los estudios sobre colonización y expansión de fronteras agrícolas. Moore (1973). los aspectos económicos del campesinado deben hacer referencia obligada al tema de la tierra. por el trabajo familiar […]. de amplia tradición investigativa. 7. maquinaria y mecanización– (Neotechnic ecotypes) descasan en la capacidad de la tierra como medio transformador y proveedor de insumos (Wolf.La tenencia de la tierra en universos campesinos. pues a través de él se entienden gran parte del orden y de las motivaciones de todos aquellos relacionados con una sociedad agraria. Para Wolf. La explotación campesina forma una unidad de producción-consumo que encuentra su principal sustento en la agricultura y es sostenida. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). 1966). los aportes sobre los nuevos usos de suelo y en el caso colombiano. las políticas agropecuarias. gira alrededor de la evolución de la tenencia de la tierra. no sería factible si se dejan de lado elementos sobre los cuales la gran mayoría de estudiosos han conceptuado. abordar estos y otros temas de naturaleza rural. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 .160. 1976 : 17). ya sea que se concentren en el papel de la energía humana y animal (Paleotechnic ecotypes) o en fuentes de energía más avanzadas –fertilizantes. Para Shanin. basta con señalar cómo para Moore la forma de distribución de la tierra dentro de una sociedad de pequeños propietarios ha ayudado a establecer el sentido de unas nociones rudimentarias de justicia y de igualdad. la labranza de la tierra así como la existencia de las explotaciones agrícolas familiares como unidades multifuncionales de organización social son dos de las dimensiones que definen la naturaleza y la lógica de un sector campesino. 121 . ayudándolos a convertir en puntos centrales de discusión. 1973). pues la posesión o carestía de una porción de tierra determina el cumplimiento o no de innumerables obligaciones familiares y comunales que –a menudo– son impuestas por terceros (Moore. 1973-2008 125 Introducción Las contribuciones teóricas alrededor del universo campesino. Los ecotipos campesinos que define el autor. Wolf (1966). Uno de estos factores. por su parte. sobre el desarrollo del conflicto armado y el avance de los cultivos ilícitos. Por ello.

Tierra significa poder y recíprocamente el poder se traslada. 7. Cali – Colombia . Tal red de relaciones sociales toma forma mediante jerarquías de control social. Aunque la tierra es importante como factor productivo. 121 . así como las transformaciones de la familia (y sus implicaciones en los ciclos de producción y consumo) que se hacen indispensables a la hora de abordar el estudio de una sociedad y una economía campesinas. en tanto su propiedad legal puede haberle sido conferida a él. enero – junio 2011. a la tierra y al propietario de la misma (Shanin. las nuevas condiciones laborales. tecnológicos y crediticios para la implementación de proyectos productivos. las migraciones estacionales. Lo que nos hemos propuesto como objetivo. a su aldea. no es objetivo nuestro hacer una radiografía sobre la economía de una sociedad campesina.160. el cambio y la distribución de mercancías. Sin embargo.Diego Andrés Lugo Vivas 126 Para el autor además la tenencia de la tierra representa un mapa de relaciones humanas más que de elementos impersonales de propiedad. La tierra se concibe como un elemento de orden estructural. Entendemos que la tierra no se explica por ella misma. es el estudio de la estructura y distribución de la tenencia de la tierra dentro de CS No. Tal división. pues de ella depende no sólo el ciclo productivo sino la posesión un poder político en el ámbito local y microlocal. Una economía campesina se caracteriza porque sus formas de producción coexisten con el hogar del cual se hace parte. que separa al hogar del trabajo. dentro de una sociedad campesina dejan de ser una cuestión de propiedad legal al entremezclar una variedad de aspectos subjetivos y simbólicos con distintos grados de formalización. Los derechos de la tierra. pues la extensión misma del texto no nos lo permite. al Estado o a un terrateniente […] La tierra otorga prestigio e influencia excepcionales que no pueden ser expresados en términos puramente económicos. 1976 : 33-34). Sabemos también que una economía campesina no puede ser abordada sólo desde una dimensión predial. El campesino tiene su tierra. y que no es capaz de explicar la ocurrencia de fenómenos adicionales a menos que se pongan en discusión otros elementos. existen otros elementos como el mercado. la utilización de recursos comerciales. lo que implica derechos de uso. a menudo. la dualidad entre la economía campesina y el capitalismo agrario. la producción. Una particularidad de las economías y las sociedades campesinas es la capacidad de las unidades de explotación agropecuaria familiar para actuar como dimensiones multifuncionales en las cuales convergen el consumo. tiende a desaparecer en el mundo campesino toda vez que su población cuente con los medios técnicos para usufructuar la tierra.

durante periodos específicos de tiempo. 1992. dadas las implicaciones sociales.. Distribución.La tenencia de la tierra en universos campesinos. políticas y económicas que derivan del tema. 2000). La propiedad rural se encuentra altamente concentrada en fincas superiores a las 200 hectáreas (CIDA-OEA. 2. Románticas o no tales posiciones. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). la población rural se mueve entre la no posesión y la posesión de la pequeña propiedad. 1973-2008 127 una sociedad de tradición parcelaria. que como tal ha dependido de la tierra y de su usufructo como medio de subsistencia y forma de intercambio. ISSN 2011– 0324 . Salgado et al. Colombia surge como un país de pequeños propietarios con predios inferiores a las 5 hectáreas y con una acumulación global que no supera el 25% de las superficies rurales (Zamosc. Salgado.. Antecedentes y perspectivas de la producción nacional En el caso colombiano la evolución en la tenencia de la tierra ha sido un punto de discusión neurálgico. 1992. 1966. la distribución de la tenencia de la tierra en el país ha evidenciado fenómenos sobre los que la gran mayoría de estudiosos han consensuado. Para ello analizaremos las transformaciones y tendencias en las categorías de tamaño de la propiedad rural en 35 años (desde 1973 hasta 2008) en el municipio de Cajibío (ubicado en el departamento del Cauca. et al. Teniendo en cuenta las dimensiones políticas de nuestro objeto de estudio (señaladas con mayor pertinencia por Shanin) y los fenómenos documentados en esta región. Machado. Es común escuchar dentro de los círculos académicos que la superficie rural se encuentra altamente concentrada y que de tales disparidades se debe llegar pronto a un acuerdo de reforma estructural para que la gran mayoría de la población (no sólo campesina) cuente con una dotación mínima de recursos que facilite parcial o totalmente su subsistencia. Como los lectores apreciarán en las próximas páginas. 1999. 2000). cerraremos el artículo con una acotación de las invasiones y parcelaciones de tierras más representativas en el ámbito municipal. Colombia) así como los usos actuales de suelo registrados en esta localidad. grupos campesinos sostuvieron con grandes y medianos propietarios. Tal elemento es central en nuestra perspectiva de análisis pues además de reconocer la importancia económica de la tierra también nos arriesgaremos a señalar su importancia política más allá de las formas como aquella ha sido trabajada o dividida. marcados procesos de microfundización y de desaparición del latifundio familiar no se entienden sino se analizan en detalle las parcelaciones de regiones y veredas enteras producto de las luchas que. Más allá de matices regionales. Zamosc. entre ellos: 1.

7. la seguridad alimentaria. c) la división del trabajo y la especialización productiva han traído consigo avances y desarrollos tecnológicos evidenciados tanto en las economías campesinas como en las economías empresariales y agroindustriales. Existen autores que. 1986. mostrando una subutilización de las primeras y una sobrevaloración de la segundas. teniendo en cuenta los siguientes fenómenos: a) la colonización y la expansión de fronteras agrícolas se ha mantenido activa durante las últimas décadas implicando la limpieza de bosques y selvas en regiones relativamente vírgenes y la implementación de diferentes sistemas productivos. otros autores hacen énfasis en que las reformas rurales (ya no agrarias) deben contemplar aspectos como la protección ambiental. 2000.. Cali – Colombia . la estabilización de la población rural. 4. así como la utilización de pastos. Para Machado (1998. se han concentrado en el diseño de mecanismos utilizados tanto por el Estado como por los actores privados para alentar una utilización más efectiva y paritaria de la tierra en Colombia. Zamosc. 1992. otros evalúan la aplicación de políticas diferenciales para la negociación de tierras. Salgado et al. además de analizar las disparidades propias del sistema de tenencia de la tierra. en la medida en que éstas se encuentren por fuera o en el interior de las fronteras agropecuarias (Urbina. 1999). 1999). 1999). entre otras (Fajardo. existen quienes han centrado su interés en temas como las reformas agrarias.Diego Andrés Lugo Vivas 128 3. 2004b). Es necesario distinguir entre regiones y tipos de explotación donde predomina el capitalismo agrario y donde lo hacen las economías campesinas (Siabato. CS No. bosques y actividades diferentes a las agrícolas. Hay quienes proponen una política de negociación voluntaria de tierras (Rojas. Los usos actuales del suelo han incentivado cambios relativos en la forma como se explota el territorio. Suarez (1999) y Salgado-Prada (2000) la concentración de la propiedad limita el desarrollo del potencial agrícola en el país. b) la expansión de cultivos ilícitos ha significado la llegada de nuevas formas de explotación del suelo.160. 5. la redistribución de tierras y nuevos mecanismos para el acceso a la propiedad rural. 2002) Una segunda línea de investigación gira en torno a la transformación y distribución de la tenencia de la tierra. Machado. 121 . La distribución de las superficies rurales dista de ser homogénea dada la topografía y las condiciones de los actores que están en capacidad de explotarla (o por lo menos de poseerla). pues la expansión de las fronteras agropecuarias ha privilegiado el crecimiento de la gran finca. enero – junio 2011. los usos de suelo así como los modelos de desarrollo agropecuario implementados en el país durante las últimas décadas. Partiendo de un consenso básico sobre las transformaciones de la tenencia de la tierra en Colombia. Se presenta una brecha indiscutible entre las actividades agrícolas y ganaderas.

1986. Llorente et al. por su parte. sorgo. papa. De esta manera. 1986).. caña de azúcar. soya. Caicedo. especializándose en cultivos como: caña panelera. Siabato y Balcázar. 2) movimientos de descomposición y recomposición que refuerzan la naturaleza campesina de amplias zonas andinas. Para Machado. 2001). plátano. 1985). Machado. En el caso de la gran propiedad: 1) un evidente proceso de concentración de tierras en áreas de previa colonización (Urabá. de fácil mecanización se han desarrollado cultivos comerciales y de exportación como: algodón. Siabato. En las vertientes.La tenencia de la tierra en universos campesinos. Meta y Llanos Orientales) y 2) un fuerte dinamismo de la agricultura empresarial e industrial en tales frentes y en áreas de tradición capitalista (Zamosc. De acuerdo con Zamosc. 1986. 1992. arroz y banano de exportación. 1992). Llorente et al. frijol. palma africana. 3) fortalecimiento de bolsones parcelarios en áreas ganaderas de la costa atlántica. 1992. maíz. tabaco y fique (Siabato. Colombia se caracterizó por no presentar grandes cambios en la distribución general de la posesión. café. Esto a su vez es consecuente con un patrón territorial en el cual la gran propiedad se consolida dentro de las áreas planas mientras que la pequeña propiedad lo hace pero dentro de las vertientes y altiplanos andinos (Zamosc. Para el autor desde 1960 hasta comienzos de la década de los noventa. en las áreas planas. En este contexto de relativa estabilidad. se presentan cambios y tendencias del siguiente orden: en el caso del campesinado 1) situaciones de estabilidad en las zonas cafeteras y en los valles interandinos. Sectores campesinos logran especializarse en la producción de alimentos para el mercado interno. Balcázar. Distribución. laderas andinas y zonas de colonización se han concentrado los grupos campesinos. los procesos de sustitución de importaciones y colonización de fronteras después de la posguerra mundial fortalecieron la acu- ISSN 2011– 0324 . el aspecto estructural de la cuestión agraria en Colombia debe tomar como punto de partida las modalidades de tendencia en la distribución de la tierra. mientras que el capitalismo lo hace pero en productos industriales y para la exportación. Se aprecian aumentos en todas las categorías de tamaño (dados los procesos de colonización de los últimos 40 años) y se mantiene una alta concentración de las superficies rurales en las grandes fincas (Zamosc. hortalizas. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). entre otros.. 1973-2008 129 Dentro de este grupo destacamos los trabajos de Zamosc. Cambios relativos indican un leve fortalecimiento de las propiedades medianas y familiares (tanto en términos absolutos como relativos) y una leve disminución del sector de la gran propiedad cuya participación dentro del total de hectáreas adquiridas cae del 70% en 1960 al 67% en 1984. 4) y una expansión en los diferentes frentes de colonización agrícola.

dicha trayectoria permitió además la formación de una clase de grandes y medianos productores. es decir. posición dentro de una organización o grupo. et al. tuvo en cuenta los siguientes aspectos: A) el tipo de entrevistado al que se tenía acceso (distinción por género. Cali – Colombia . Por su parte. 3) Archivo de la Secretaría de Gobierno y de la Inspección de Policía Municipal de Cajibío y 4) Archivo de la Fiscalía Seccional de Cajibío. quienes pierden son los grupos de productores antes protegidos (cultivos transitorios) y la economía cafetera..Diego Andrés Lugo Vivas 130 De acuerdo con el autor. si hacía parte CS No. mulación y el desarrollo de la agricultura comercial moderna. el sector ganadero extensivo así como los cultivos ilícitos. 2) Archivo de la Personería Municipal de Cajibío). Fenómenos particulares vinculados con esta clase de luchas (las invasiones de mayor impacto en términos políticos y poblacionales) han sido contrastados por medio de entrevistas en profundidad a líderes.160. las economías campesinas se ven asediadas nuevamente por la intensificación de los cultivos ilícitos. Esto ocasionó 1) una destrucción acelerada de los recursos naturales y 2) enfrentamientos continuos entre los campesinos y pobladores de frontera con el Estado. los conflictos y la violencia rural. Sin embargo. nos hemos centrado en información estadística proveniente del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) y en informes técnicos tanto de la UMATA como de los Planes Básicos de Ordenamiento Territorial de Cajibío. 2004b : 9). 2003. invasiones colectivas y parcelaciones posteriores los hemos abordado por medio de un corpus de investigación que retoma documentos impresos de los siguientes archivos: 1) Archivo Municipal de Cajibío. 2004). 1998). 121 . los sectores especializados en producción agrícola no comercializable se mantienen relativamente estables aunque con amenazas evidentes –la competencia de productos subsidiados– (Machado. 2003. Los fenómenos vinculados con las luchas por la tierra. enero – junio 2011. edad. así como de un “sector de pequeños empresarios surgidos desde las economías campesinas que ha sido clave en el suministro de alimentos para el mercado interno” (Machado. los propietarios hacendatarios y los nuevos actores de la economía ilegal por la tierra a la cual se tenía acceso y derechos de explotación (Machado. funcionarios y antagonistas de las luchas. los procesos de apertura y el estímulo a las exportaciones se convierten en el eje central del desarrollo agropecuario. Consideraciones metodológicas Hemos definido diferentes estrategias de investigación dada la amplitud del objeto a abordar. Balcázar. Durante las últimas décadas. En ese sentido.2 2 El diseño de tales entrevistas. Para el estudio de la distribución. estructura de la tenencia de la tierra en las zonas rurales del municipio de Cajibío. 7.

Santander. Cauca. Cundinamarca.1. 6) más de 15 has. .2.000 has. 10) más de 200 has.. mediante las cuales se buscaba retratar un hecho a estudiar. 2) las familiares y 3) las multifamiliares. las divide en multifamiliares medianas y grandes. ISSN 2011– 0324 . Norte de Santander. ..La tenencia de la tierra en universos campesinos.50 has. 12) más de 1. intensiva o extensiva y de la región donde se encuentran. pero además identificar e interpretar como tales procesos eran vividos y recordados por algunos de sus protagonistas.20 has. B) temas particulares vinculados con luchas por la tierra en ciertos corregimientos (La Capilla y La Cohetera-Zona Centro)..000 has.. La extensiva corresponde a los departamentos de: Atlántico. 3 La clasificación inicial del IGAC tiene en cuenta las siguientes categorías: 1) Menos de una hectárea. Finalmente los predios multifamiliares grandes tienen extensiones superiores a las 100 has. En regiones intensivas y superiores a las 200 has. en zonas intensivas y de las 100 has. Distribución. a las 100 has. Nariño. . transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). Las fincas multifamiliares.. Tolima y Valle del Cauca. mientras que en las regiones extensivas van de las 10 a las 100 has.. siempre como una forma de reconstruir la realidad por medio del discurso y la memoria y en función de una voz que representaba una institución. 8) más de 50 has.. Finalmente los predios multifamiliares tienen una extensión tal que requieren la inversión de fuerza de trabajo distinta a la que provee una familia o familias campesinas. Bolívar. . A las 200 has. Quindío. 2) De 1 a 3 has. . En zonas extensivas. Magdalena y Sucre. Las multifamiliares medianas van de las 50 has. Los predios subfamiliares no tienen la capacidad de absorber la mano de obra familiar ni de generar los niveles mínimos de producción que permitan la satisfacción de las necesidades básicas de una familia campesina.. De esta manera. mientras que en las extensivas son las fincas menores a 10 has... el tipo de inversión tecnológica y las prácticas culturales que se requieren para la conservación de una finca. En regiones extensivas (CIDA . .OEA. Huila. Los predios familiares tienen la capacidad de absorber la mano de obra familiar y no necesitarían de la inversión de fuerza de trabajo adicional. divide los predios subfamiliares y familiares de la siguiente manera: subfamiliares (microfundio y minifundio).4 Esta clasificación también ha sido sofisticada durante los últimos años.10 has. 1966).500 has. La explotación intensiva corresponde a los siguientes departamentos: Boyacá. la desarrollada en la década de los noventa por el sociólogo León Zamosc incluye (además de las anteriores). 7) más de 20 has. Risaralda. . 4) más de 5 has. 13) más de 2.15 has. .000 has.. Cesar. Con base en los criterios de clasificación predial formulados por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi3 y continuando con las orientaciones metodológicas del CIDA y la OEA (1966) existen tres tipos de propiedades rurales: 1) Las subfamiliares. las entrevistas buscaban reconocer y poner en contexto los discursos de actores influyentes en el desarrollo de tales temas. van de las 5 a las 50 has. 9) más de 100 has. Caldas. 3) más de 3 has. la OEA. C) trayectorias históricas de los procesos de interés.5 has.200 has. Además clasifica los predios dependiendo del tipo de explotación. De esta manera. 1973-2008 131 En relación con nuestra propuesta teórica y metodológica predial es preciso señalar lo siguiente.000 has. et de las instancias superiores y era considerado como líder de un grupo o si hacía sólo parte de las comunidades o grupos de base). . 4 La OEA y la CIDA definen esta tipología con base en los datos del Censo Nacional Agropecuario de 1960. 5) más de 10 has. . Las fincas familiares en regiones intensivas. Los predios subfamiliares en las regiones intensivas son las fincas menores de cinco hectáreas. Zamosc. Mientras que la tipología del CIDA y la OEA contemplaba sólo la extensión y la capacidad de la finca para absorber fuerza de trabajo familiar. Córdoba.100 has. 11) más de 500 has. familiares (autosuficientes y empresariales) (Llorente. un grupo o una familia y que conviene (para sí o para los demás) decir o callar lo que considera pertinente..

encadenado a un proceso industrial liderado por la empresa Smurfit-Cartón de Colombia. Estructura.. caracterizadas por la proliferación de la pequeña propiedad. serán agrupadas en microfundios. de acuerdo con Paz (2001) el tipo de propiedad y explotación agrícola establecidos para el departamento del Cauca.14% de la superficie total del municipio con 4. representada en un sector agrícola con baja capacidad de acumulación de capital físico y tecnológico y 2) un sector forestal y agroforestal.493. fincas autosuficientes. Los minifundios van de 1 hectárea hasta las 5 hectáreas en regiones intensivas y de 3 has.881 toneladas al año” (Plan de Ordenamiento Básico Territorial. 1992). En regiones intensivas y de las 10 hasta las 50 has. Finalmente los predios empresariales.13% del área total.160. Durante estas décadas han predominado: 1) un tipo de economía campesina familiar.58% del área total del Municipio con 30. 1973-2008 El municipio de Cajibío. Por lo tanto. los microfundios tienen extensiones inferiores a 1 hectárea en zonas intensivas y menores a 3 hectáreas en zonas extensivas.Diego Andrés Lugo Vivas 132 al. 6 “El cultivo de café ocupa el 8. 2000 : 344). el sector agrícola representa un 20. caña panelera y nuevos productos comerciales como flores y espárragos. existen actualmente 3.887 hectáreas sembradas (estadísticas – Comité Departamental de Cafeteros) entre café tradicional con 1. altamente competitivo. equivalente a 11.380 cultivadores con una producción total de panela de 18. producto de la actividad maderera del municipio. Finalmente el área dedicada a rastrojos se aproxima a las 3. En regiones extensivas (Zamosc. Hasta 10 has. 2000 : 343). pertenece a las áreas con desarrollo lento. Cajibio. En zonas extensivas.466 hectáreas y café tecnificado con 3. CS No.421 hectáreas” (Alcaldía Municipal de Cajibío. Las fincas familiares autosuficientes.23 hectáreas plantadas de café6 y caña panelera7 principalmente. minifundios. En zonas extensivas. 7. equivalentes a un 6% del área total del municipio. Dentro de las actividades productivas desarrolladas en las zonas de pastos convergen tanto el tipo de economía campesina familiar como las fincas capitalistas de desarrollo agropecuario que muestran incrementos sistemáticos en su técnica y productividad.257. 5 León Zamosc distingue entre zonas de explotación intensiva y extensiva. 1985)5. ocupando 11..09 hectáreas. Según datos consignados en fuentes estatales.290 has.254. 121 . las propiedades rurales de Cajibío. empresariales y propiedades multifamiliares propias de una región de explotación intensiva. distribución y usos en la tenencia de la tierra. van de las 20 a las 50 has. La zona de pastos con rastrojo. 7 “En este sentido el municipio de Cajibío se presenta como uno de los mayores productores de Panela en el departamento del Cauca. Encontramos además las áreas de bosques que representan un 20. en nuestro caso vinculadas con la producción de café. En zonas intensivas y de las 50 a las 100 has. enero – junio 2011. van de las 5 a las 20 has. Cali – Colombia .14% del área total del municipio. las tres cuartas partes restantes hacen parte de los bosques naturales (bosques naturales y naturales secundarios). Así. pastos naturales y manejados representa un 54. Una cuarta parte de estos bosques pertenece a los bosques plantados.52 hectáreas.

medias (Chaux) y altas de la cordillera occidental (Ortega). Por ejemplo. ISSN 2011– 0324 . el latifundio familiar y donde actualmente lo hace el latifundio maderero. siendo además las zonas más alejadas de la cabecera municipal y las que presentan mayores dificultades en cuanto a transporte y comercialización de productos. los distintos grupos productivos se van configurando y asentando en unas zonas más que en otras. durante las últimas cuatro décadas. pues nos muestra. quienes han logrado –por medio de la fuerza– la parcelación de grandes predios. Sobre estas mismas regiones. parte de las tierras que pertenecen a las semi planicies de la meseta payanesa fueron las regiones donde predominó en su momento. geográficamente. Distribución. Como veremos en las próximas páginas. es decir.La tenencia de la tierra en universos campesinos. por el otro. Las regiones vinculadas con los pastos y con el otro gran colchón de propietarios micro y minifundistas. especialmente las invasiones colectivas se han presentado en las zonas de tradición latifundista. un encuentro (varias veces conflictivo) entre tres tipos de economía: la economía parcelaria. Por ahora podemos señalar que las ocupaciones de hecho. En estas zonas predomina un tipo de economía campesina con un muy bajo nivel de acumulación tecnológica y de capital físico. Tales fenómenos reflejan. las que bordean la meseta de Popayán. ante todo. se encuentran sobre las zonas bajas (Recuerdo bajo y Dinde). nos arroja luces sobre las lógicas que históricamente se han vinculado con los conflictos por la tierra. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). formándose así amplios núcleos de microfundistas y minifundistas. por un lado. el latifundio familiar y la agroindustria forestal. siendo éstas las regiones con las mejores tierras del municipio. esta ubicación y reacomodamiento es importante. se han asentado o han heredado tierra de sus propias familias miles de campesinos. 1973-2008 133 Esta clasificación es importante en la medida en que. la importancia de la economía campesina y de la utilización del suelo como motivación primaria de organización social y.

121 . enero – junio 2011.160. 7.134 División Política Municipio de El Caramelo La Pedregosa Ortega Dinde Cajibío Chaux Casas Bajas La Cohetera Zona centro CS No. Cali – Colombia El Recuerdo El Rosario La Capilla Campoalegre Diego Andrés Lugo Vivas El Túnel La Venta .

0 N= 3.4 Autosuficiente 39.0 N= 50.672 N= 5.4 22.8 1.6 39.3 17.0 N= 7.0 N= 10.3 11.4 2002 Propietarios 20.215 8.6 16.8 Predios Propietarios No.0 8.0 TOTAL 100.3 33.2 100.374 N= 55.2 0.7 40. Distribución. 1.8 La tenencia de la tierra en universos campesinos.8 4.7 100.508.9 100.3 20.221.Cuadro No.5 38.8 37.2 1973 Categoría Predios Propietarios Microfundio 8.1 31. 1 Distribución porcentual de la tenencia de la tierra por tipo de propiedad en el municipio de Cajibío: 1973 2008 1984 No.239 22.2 4.061.5 1.4 47. Predios N= 4.5 5.0 N= 54. Predios Propietarios 1997 No.2 31.9 Empresarial 12.3 Minifundio 35. 1. de Has.0 100.3 25.0 100.2 37.8 3. de Has.0 10. de Has.1 25.8 21.235 No. de Has.4 6.0 N= 8.2 27.7 21.2 31.0 35.3 Multifamiliar 1.5 100.9 1.2 6.1 25.696 N= 3.5 100.2 100. de Has.986 2008 Propietarios 23.3 Empresarial 5.6 14.3 Minifundio 41.7 3.0 100.9 22.0 N= 12.9 8.529 135 . transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia).3 37.0 100.6 3.815 No.1 7.8 29.7 31. 0.7 41.0 N= 53.569 Categoría Predios Microfundio 22.948.4 Multifamiliar 4.1 38.9 2.3 Autosuficiente 29.009.8 33.9 39.1 40.3 7.4 18.6 100.6 3.2 5.6 8. 1973-2008 ISSN 2011– 0324 TOTAL 100.0 36.4 100.8 41.0 N= 52.0 N= 6.3 100.0 40.0 N= 9.2 13.

La descomposición de las familias microfundistas se entiende por lo siguiente: 1) porque el número de predios y de propietarios es excesivo en comparación con el número de hectáreas acumuladas 2) porque aquellos vienen creciendo a una tasa mucho más alta que la registrada por el CS No. Hacia el año 2008. existían más de 1. quienes al poseer predios inferiores a una hectárea.618 nuevos propietarios de microfundios. al pasar de un 8% del total de predios y propietarios en 1973 a un 26% en el 2008. la pauperización de este sector. Como se puede observar. En 35 años. así como el continuo crecimiento de una población que ha tenido que reacomodarse dentro de un territorio que no ofrece mayores o nuevas salidas.000 hectáreas en una región que ha sido testigo de la disminución progresiva del latifundio familiar y de un renovado fortalecimiento (aunque en menor proporción) de la industria agroforestal altamente tecnificada. 121 . el mayor crecimiento lo registran los propietarios microfundistas.29% en 1973 a un 1. aquel que tiene la capacidad más baja de acumular tierras y de sobrevivir mediante su producción. Su contribución dentro del total poblacional también aumentó. Esta acumulación predial (que durante el periodo de estudio fue menor al 9%) ha venido acompañada de un crecimiento muy fuerte del total de posesiones (cercano al 150%) y del total de propietarios (cercano al 250%). éstas se incrementaron sistemáticamente al pasar de 145 en 1973 a 864 en 2008. enero – junio 2011. Lo que indican estas cifras es el escaso incremento de las fronteras agrícolas.160. Su contribución dentro del total de hectáreas rurales también aumentaría. el incremento abultado de los predios y propietarios en comparación con el número de hectáreas acumuladas. de entrada. Tal incremento poblacional sino ha estado respaldado por la colonización de nuevos territorios ha tenido que compensarse con una disminución gradual y acelerada de un tipo de predio que. es evidente. Cali – Colombia . segundo.59%.900 nuevos predios menores de una hectárea y 2. han sido adquiridas y colonizadas un poco más de 4. la escasa colonización de tierras y. han tenido que vender sus propiedades (como sucede con las parcelaciones cercanas a la carretera Panamericana utilizadas como balnearios o fincas de recreación) u ofrecer su fuerza de trabajo en la informalidad o en la formalidad de industrias como la agroforestal y la avícola.Diego Andrés Lugo Vivas 136 De las cifras anteriores sobresalen dos cuestiones: primero. 35 años después. al pasar de un 0. 7. Sin embargo. Microfundios Durante los 35 años de estudio tanto el número de predios como de microfundistas ha aumentado considerablemente. es considerado pequeño. De acuerdo con el número de hectáreas poseídas.

La Capilla y La Venta. Chaux. A finales de la década de los noventa. dos líneas que. Lo anterior pone a este sector en un proceso de división de tierras por herencia muy fuerte y desfavorable. existen regiones donde predominan con fuerza como los corregimientos de Ortega. 2000). el número de hectáreas adquiridas sería más alto. éste se caracteriza porque se emplea por los productores como barrera entre los demás cultivos y porque tiende a ser comercializado por una única empresa: la Compañía Empaques del Cauca S. En estos corregimientos o bien ha existido una historia microfundista fuerte o bien ésta se ha desarrollado con relativa celeridad. En términos económicos. Sin embargo. 1999). un contingente poblacional numérica y porcentualmente más robusto. representando casi un 25% de los propietarios rurales. Pero en Cajibío esto no ha ocurrido.La tenencia de la tierra en universos campesinos. lo que se refleja es un apiñamiento cada vez más pronunciado de propietarios que con el pasar del tiempo y sin nuevas tierras. tienen que heredar las suyas a familiares o terceros. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). obligan a los agricultores como población flotante a recurrir al trabajo en otras fincas o a industrias aledañas. Si las posesiones heredadas estuvieran en expansión o mantuvieran sus fronteras abiertas (hacia regiones sin colonizar). 1973-2008 137 incremento en hectáreas. Distribución. Aunque los microfundios se expanden sobre todo el municipio. el promedio de hectáreas acumulado por familia o propiedad microfundista era cercano a las 0. el poco margen de rentabilidad (casi siempre ha sido considerado un producto marginal y de subsistencia) así como el reemplazo gradual de la cabuya por insumos plásticos hacen que este cultivo propio de más de 1. acumularía una cifra inferior. en comparación con la producción y cosecha de líneas tecnificadas que arrojaba en otra clase de predios una producción superior a las 100 arrobas por hectárea (Federación Nacional de Cafeteros de Colombia. 35 años después. dado su escaso margen de utilidad. Vemos así que en 2008. ésta gira en torno al café tradicional y al fique. cuando se establece una línea productiva dentro de esta clase de predios. la producción de café tradicional en posesiones microfundistas se encontraba por debajo de las 56 arrobas por hectárea. Si analizamos las cifras con cuidado observamos lo siguiente. los microfundistas. contaban con un algo más del 1% de las superficies rurales. en el que difícilmente se registran adquisiciones o nuevas colonizaciones. ISSN 2011– 0324 .740 microfundios en la región pierda vigencia e interés con relativa facilidad (Alcaldía Municipal de Cajibío.5 hectáreas.37 hectáreas. Hacia 1973. producto de parcelaciones e invasiones colectivas como sucedería en el corregimiento de La Capilla durante las décadas de los ochenta y noventa. En cuanto al cultivo de fique. por el contrario. equivalente las 0. A.

Teniendo en cuenta las cifras de los dos grupos anteriores (microfundistas y minifundistas).160. Algo que nos muestran las cifras es que la condición del propietario minifundista. Analizando los datos del Cuadro No. mientras que sus propietarios aumentaron de 1. es similar a la que acabamos de describir.636 en 2008. el acceso a mejores y mayores medios de producción y de comercialización. históricamente. esta variación sigue siendo inferior a la registrada por el número de predios y de propietarios. Cali – Colombia . Entrar al mercado de trabajo como jornalero o trabajador asalariado rural o urbano. Hacia 1973. el total de predios inferiores a las cinco hectáreas aumentó hasta llegar a un 67. Las hectáreas poseídas en calidad de minifundio. de aquellas propiedades que en zonas intensivas mantienen entre una y cinco hectáreas.100 en 2008. su crecimiento poblacional no deja de ser evidente. el minifundio es el tipo de finca que predomina en Cajibío. Para el año 2008.335 unidades al pasar de 1. vienen empeorando dentro de un proceso general de desintegración y apiñamiento campesino. Sin embargo.24% de los predios registrados en las zonas rurales se consideraban inferiores a las cinco hectáreas. Observamos entonces que.Diego Andrés Lugo Vivas 138 Minifundios La tendencia de los minifundios. enero – junio 2011. al pasar de 3.34 hectáreas por predio. 1. Como grupo predial. que cayó de más de dos hectáreas en 1973 a 1.301 en 1973 a 3. Por una parte. pues aunque el número de hectáreas acumuladas durante estos 35 años creció más de un 100%. 121 . Sin embargo. condiciones relacionadas con el desarrollo de la economía campesina especialmente las de orden predial. aumentarían en más de un 100%. cercana al 250%.68 hectáreas en 2008.335 en 1973 a 4.08%. vinculadas con CS No.588 en 1973 a 9.628 en 2008. le permiten el sostenimiento de unas condiciones básicas de subsistencia. han crecido más los predios y propietarios minifundistas que las hectáreas adquiridas. Las razones pueden ser varias: 1) se buscan nuevas formas de subsistencia económica. atenúa –económicamente– su situación de marginalidad. es decir. podemos señalar que durante estos 35 años. tenemos que los minifundios se incrementaron en 2. el número de propietarios se incrementó a una tasa superior. tiende a ser ambigua. ante tal proceso de apiñamiento predial la historia no nos remite a un fenómeno manifiesto de pauperización económica. concentrando en promedio 2. Es un incremento significativo y que mejoraría las condiciones de sus propietarios al proveerles un mayor número de hectáreas de trabajo. Este aumento vino acompañado de una disminución en el promedio de hectáreas acumuladas por finca. 7. Sin embargo. el 43. pues agrupa a más del 41% de los predios registrados en el IGAC y a más del 38% de sus propietarios.

la aplicación de paquetes tecnológicos en toda la etapa de producción.421 corresponden a café tecnificado y 1. transporte y distribución de pequeños volúmenes ha llevado a cientos de familias a agremiarse en distintos grupos institucional y legalmente reconocidos. la preparación del suelo (de tipo mecánico) y procesos de fertilización medianamente sofisticados también han beneficiado a los pequeños productores del municipio. 1973-2008 139 la contratación en la industria agroforestal o con formas de trabajo mixto rural y urbano. De esta manera. De acuerdo con cifras de la UMATA. la producción de caña panelera (desde de la década de los noventa) en pequeñas fincas se caracteriza por el empleo de métodos tradicionales de explotación. la introducción de nuevas variedades. Lo anterior se manifiesta en la especialización que viene asumiendo la zona como despensa de ciertos productos. 1999). y los negocios o estaderos familiares sobre la carretera Panamericana así como la producción de panela por medio de trapiches de tracción animal. La necesidad de racionalizar el acopio.887 hectáreas sembradas en el municipio 3. el Comité departamental de Cafeteros. aunque las variedades de café Caturra y Colombia (de mayor rendimiento) se encuentran con mayor facilidad en los cultivos de medianas y grandes propiedades. especialmente café y caña panelera. la CRC y la UMATA ha sido importante entonces en la promoción y democratización de los cultivos con mayor rendimiento. Desde una perspectiva productiva las actividades características de los minifundios en este municipio son: el cultivo de café mejorado-arábigo. producción. De este modo. Su comercialización se desarrolla en mercados como el de Popayán y Cali. Por su parte. para el año 2008 se encontraban activas más de 50 organizaciones legalmente reconocidas cuyo objeto social se vinculaba con la producción agropecuaria y con la apertura de nuevos y mejores canales de comercialización (Lugo. por medio de un fenómeno particular: la organización campesina. pues de las 4. evidenciando además procesos básicos de transformación comercial como los de despulpe y secado (Federación Nacional de Cafeteros. 2009). 2) se fortalecen las capacidades productivas y la implementación de nuevas estrategias tecnológicas dentro los pequeños predios agrícolas. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia).La tenencia de la tierra en universos campesinos. En ellas se mezclan las labores en las unidades básicas de explotación agrícola con actividades remuneradas en fincas de la región o en sectores formales e informales de Popayán y otros municipios.466 a café tradicional. tradicional y Colombia. 3) La división especializada del trabajo permite que se haga frente a nuevas exigencias del mercado. La producción de caña a través del minifundio se viene forta- ISSN 2011– 0324 . Distribución. el Municipio de Cajibío a finales de la década de los noventa muestra un paulatino incremento de nuevas y mejores variedades. El papel adelantado por la Federación Nacional de Cafeteros.

que sería la adecuada para mantener a una familia campesina sin necesidad de recurrir a trabajos de tipo aparcero o asalariado. es el de los propietarios de predios autosuficientes. que en el año 2000 sumaban 335 tienen en promedio de uno a tres fondos o pailas de cocción. a diferencia de los trapiches de tracción mecánica propios de las empresas y fincas multifamiliares que tienen en promedio de cuatro hasta más de seis pailas (Fedepanela. los predios autosuficientes conforman un grupo representativo. Sin embargo. 121 . los propietarios autosuficientes se caracterizan por contar con unos recursos limitados. cerca del 28% de las propiedades rurales hacían parte de este grupo. Esta situación los diferenciaría de los propietarios empresariales quienes. Fincas familiares autosuficientes Si existe un grupo que nos interese. Es el grupo que cuenta con el mayor número de hectáreas (más del 40% para el año 2008) y porcentualmente hablando. existen otros igualmente representativos. pues para el año 1973 poseían algo más del 31% de las superficies rurales.Diego Andrés Lugo Vivas 140 leciendo en los corregimientos de El Rosario. Cali – Colombia . De acuerdo con los datos del IGAC.160. sí han incrementado el número de hectáreas y su participación dentro del agregado municipal. 2000). Esto se debe al incremento elevado en los minifundistas y especialmente en los microfundistas. tanto el número de predios como de propietarios habría aumentado en estos 35 años. podríamos señalar que Cajibío es un municipio de fuerte presencia familiar autosuficiente. pues si bien existen grupos cuyas condiciones de acumulación de tierras los hacen cada vez más vulnerables. las fincas familiares autosuficientes. 7. que han venido mejorando su situación y que lo han hecho como parte de un orden campesino (aunque no en todos los casos). porque representa al campesino que subsiste por medio del trabajo de su finca. pero su participación en el agregado municipal habría disminuido. quienes concentraron las mayores variaciones. por lo tanto. han mantenido una tendencia creciente. Analizando las cifras de superficie. Tales trapiches. volúmenes de producción e inversión en tecnología. sí cuentan con los recursos y con las extensiones necesarias para un tipo de producción capitalista. Además de la extensión de los predios. Campoalegre y El Recuerdo con mecanismos como la utilización de trapiches de tracción animal. En 2008. mientras que para el 2008 su contribución llegaba al 41%. vemos que a diferencia de lo que ocurre con la población subfamiliar. educación y capital físico. CS No. Estas cifras matizan lo descrito sobre pauperización registrada en el municipio. como el acceso a créditos. enero – junio 2011. por lo general.

En relación con la producción de caña quienes logran importantes avances lo hacen desde la preparación del suelo hasta la elaboración del producto final. fenómeno que ya fue discutido en líneas anteriores. Si bien es cierto que los minifundios y microfundios. tomando fuerza en los corregimientos de El Rosario. La tracción mecánica de los trapiches (más de 6 pailas de cocción). pues la producción no sólo depende del total de hectáreas adquiridas. Ortega y Dinde) o sobre veredas parceladas durante las últimas tres décadas (La Capilla y la Cohetera-Zona centro). comunicaciones. se conservan las líneas tradicionales de café tradicional y tecnificado. Primero. en el municipio de Cajibío. Es por ello. sí podemos plantear relaciones básicas entre un tipo de predio y sus usos de suelo evaluando otros factores como la región sobre la cual se ubican (si es de ladera o si hace parte de una planicie) así como las ventajas o desventajas que se presentan en la distribución de ciertos recursos (transporte. Sobre estos mismos corregimientos encontramos con regularidad fincas autosuficientes dedicadas al sector agropecuario y al monocultivo de la caña. Por su parte. fertilidad y acidez de suelos). la formación y extensión de las fincas autosuficientes obedece a dos factores: 1) la capacidad de cientos de campesinos parcelarios para conservar sus predios y orientarlos desde la economía agrícola. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). la cercanía con Popayán y otros centros de comercialización así como las ventajas que ofrece la producción en una región considerada semiplanicie. sobre las planicies surorientales de la meseta payanesa. De este modo. Campoalegre y el Recuerdo. La actividad económica entre ellos puede diferir teniendo en cuenta la fertilidad de los suelos y el tipo de cultivo que mejor se adecua a ellos. que se encuentran sobre todo el municipio. café y el trabajo asalariado en fincas e industrias de la zona identifica a los propietarios micro y minifundistas asentados sobre las laderas de la cordillera occidental (corregimientos de Chaux. tienden a caracterizarse como grupo gracias a que el volumen de producción por unidad es bajo (dada su escasez de tierras). la producción de fique. la producción de caña panelera en micro y minifundios se da de forma tradicional. que la caña panelera se ha convertido en uno de los ISSN 2011– 0324 . 1973-2008 141 Así. la facilidad de transporte. Sus propietarios pueden trabajar con métodos tradicionales o con tecnología mecanizada. (cada vez más relacionada con actividades no tradicionales como la producción forestal) y 2) la división de grandes fincas en otras más pequeñas. mejoran las condiciones técnicas de las fincas autosuficientes ubicadas en esta zona.La tenencia de la tierra en universos campesinos. En relación con las actividades productivas que caracterizan a este tipo de posesión podemos señalar lo siguiente. Distribución. Aunque es ilógico asignar una línea productiva a un tipo de predio específico. pero surge con fuerza la producción de caña panelera.

De esta manera. pase a ser empresarial y que al ser empresarial. Aunque estas cifras son importantes. Las hectáreas correspondientes a las fincas empresariales.958 hectáreas. Fincas empresariales Los predios familiares empresariales. 7.160. reafirmarían un proceso de división de tierras. aquella registrada como autosuficiente es la que cuenta con las posibilidades técnicas para adelantar procesos vinculados con el fortalecimiento de la economía parcelaria.22% a 5. 121 .39 hectáreas. pase a ser autosuficiente. 1).5%. Pasaron de representar un 12. 475 predios se consideraban empresariales.8% del total de predios para llegar a un 4. Esto significa que pese a ser menor el número de propiedades de tales características. cifra que caería a 396 para el año 2008. cafés con certificación internacional o la caña panelera muestran cierta capacidad del propietario autosuficiente para acomodarse a las condiciones del entorno y sostener así una considerable economía campesina.538 en 1973 a 11. CS No. sin embargo. cerca de un 5% de las propiedades rurales clasificadas como empresariales acumulaba 30 hectáreas por finca.4% de la producción departamental (Alcaldía Municipal de Cajibío. lo encontramos en 1984. han venido disminuyendo numérica y porcentualmente. En 2008.Diego Andrés Lugo Vivas 142 productos de mayor impacto: 2. enero – junio 2011. los que cuentan con la extensión y las condiciones necesarias para asegurar niveles medios y altos de acumulación de capital. dan cuenta de su fortalecimiento y de su importancia regional pues en ellas se concentra un 37. Cali – Colombia . En relación con la información obtenida (Cuadro No.667 hectáreas que produjeron hacia el año de 1997 18. su contribución al total rural disminuyó de 12.881 toneladas. El crecimiento histórico de hectáreas autosuficientes y el fortalecimiento en todo el municipio de líneas como el café mejorado-arábigo. 2002). con lo cual puede hacer frente a las exigencias propias del capitalismo agrario. la proporción predial y poblacional que permanece viene mejorando sus condiciones económicas. los propietarios de estos predios mostrarían una tendencia creciente. un poco menos del 30% de la población propietaria. hacia 1973. cuando las superficies empresariales lograron crecer hasta alcanzar las 13. en cuestión de años.74% para el mismo periodo. El número de hectáreas totales habría disminuido de 12. 35 años después. al pasar de 490 en 1973 a 702 en el 2008. El único pico registrado durante estos 33 años. Por el contrario.661 en 2008. si las analizamos con más detalle encontramos un fenómeno de reacomodamiento que no es desfavorable para las fincas empresariales. que harían incluso que una propiedad antes considerada como multifamiliar grande. al dividirse. En 1973 cerca de un 13% de los predios rurales caracterizados como empresariales registraba en promedio 26.

Representativos de este sector son las empresas tecnificadas de flores y espárragos (aunque esta última se encuentra en desaparición) y fincas de tradición panelera y pecuaria. 1973-2008 143 Menor en número. por lo tanto serán tratadas de la misma manera. de inversión en tecnología. por lo que nos centraremos sólo en el tema de las fincas comerciales. Como veremos a continuación. la descomposición de la gran propiedad es un hecho. involucrando procesos que iban desde la preparación de siembras hasta el control del enfriamiento y de la exportación de espárragos hacia los Estados Unidos. en parte. pero mejor en condiciones estructurales. si se miran las cifras de superficies ISSN 2011– 0324 . la Compañía Agrícola de Espárragos. capital físico y capital humano. De acuerdo con la información suministrada por el IGAC. Fincas multifamiliares Aunque se pueden dividir en fincas multifamiliares medianas o grandes. Gran parte de sus características las hemos descrito en líneas anteriores. empresas como Espárragos Chayaní.La tenencia de la tierra en universos campesinos. 2002). Pueden funcionar como empresas capitalistas alta o medianamente tecnificadas o como latifundios de pastoreo. las empresas de flores aunque mucho más pequeñas (pues no sobrepasan las 20 hectáreas por predio) se han convertido en una industria que genera alrededor de 200 empleos directos e indirectos y que comercializa sus productos en mercados nacionales y en los Estados Unidos (Alcaldía Municipal de Cajibío. en el municipio de Cajibío el número de predios multifamiliares se redujo sistemáticamente al pasar de 166 en 1973 a 108 en el 2008. al no ofrecer mayores perspectivas en la colonización de nuevas tierras. La importancia de este sector. los propietarios y fincas empresariales han podido reacomodarse satisfactoriamente a una competencia y una subsistencia económicas dentro de una región que. Distribución. Se convirtió en una industria que generó alrededor de 600 a 650 empleos anuales entre directos e indirectos. de vinculación de mano de obra. disminuyó. La industria de espárragos se establece con fuerza entre 1990 y 1992 y a comienzos de la década actual se habían establecido más de 300 hectáreas en cultivos. semilleros de observación e investigación. entendida como su contribución porcentual dentro del total municipal. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). presentan los mismos tipos de explotación. obliga a la intensificación de un trabajo de naturaleza agroindustrial y comercial. por el incremento elevado de los microfundios y minifundios y por su propio proceso de desintegración. Por su parte. Falcon Farms y Flores Aranjuez son una muestra representativa de este tipo de predios. mientras que el número de propietarios aumentó de 179 a 417 en el mismo periodo.

zona centro La Cohetera y el Carmelo y dedicadas en su mayoría a la producción agrícola. durante los últimos años el sector latifundista que más se ha destacado en la zona. en algunas de estas fincas. Vemos además que cierto apiñamiento poblacional. se encuentran las haciendas familiares que cubren gran parte del peniplano de la meseta de Popayán.49% de los predios multifamiliares poseían 18. se concentra una proporción considerable de los bosques naturales primarios y secundarios y que sumados a la cantidad de hectáreas disponibles para producción agrícola. han caído. situación que difiere considerablemente de la encontrada en el departamento del Cauca y en Colombia. tan referida. hacen de este tipo de explotación un sistema que no alcanza altos niveles de productividad. Para el año 2008.45% del total de superficies rurales municipales. aunque en esta ocasión sobre la región suroriental del municipio. 2004). es el referente histórico que ha marcado la transición del latifundio ganadero hacia CS No. con incrementos modestos en su productividad. enero – junio 2011.160. cayó en términos absolutos y porcentuales. de concentración y disparidad en la tenencia de la tierra cambia. es el sector forestal maderero.307 hectáreas equivalentes a un 36. en los corregimientos de La Capilla y la Venta. (Caicedo. el que identifica a los grupos micro y minifundistas no se corresponde con un proceso de concentración por parte de grandes terratenientes. Cali – Colombia . Las características del latifundio en Cajibío difieren en relación con el tipo de actor o institución involucrada. Además.108 hectáreas correspondientes a un 18. sobre la zona norte del municipio en los corregimientos de El Túnel. Machado. Por un lado.Diego Andrés Lugo Vivas 144 adquiridas y de mts2 construidos que. un 4. Tenemos que para el año 1973. así como en otra clase de predios. Sin embargo. 1991. seguramente para dar paso a fincas más pequeñas como las familiares autosuficientes o empresariales. vemos que un 1.23% de los mismos propietarios conservaban 10. Machado. es decir sobre el piedemonte de la Cordillera Central. las propiedades objeto de la explotación agroforestal se encuentran asentadas sobre las mejores tierras de la región. Al igual que en la tradición latifundista familiar. Lo relevante del sector maderero es que además de convertirse en el transformador principal de las relaciones espaciales y geográficas de la región. empezando a mostrar –por lo menos para este estudio– que ciertos sistemas vinculados con la gran propiedad no sólo disminuyen su ritmo sino que tienden a la desaparición.54% del total de superficies rurales. La tesis. por el tipo de actividad involucrada y por las transformaciones que ha generado en el espacio geográfico y social del municipio. 2001. El registro de las hectáreas que hacen parte de las fincas multifamiliares. La Pedregosa. también. 7. Estas cifras nos muestran la lenta descomposición de la gran propiedad. 121 .

de fácil mecanización con maquinaria de cualquier tipo y en cualquier época del año. la gran población micro y minifundista asentada sobre territorios parcelados en estos corregimientos puede obtener los mismos beneficios. 1973-2008 145 nuevas formas de explotación agroindustrial. Fuentes gubernamentales esperan incrementos en la producción no sólo por la adquisición de nuevos predios. Las mejores tierras se encuentran ubicadas sobre los suelos de clases agrológicas I y II. Producciones remunerativas 8 Existen 8 clases agrológicas que hacen parte de diferentes grupos de manejo. precipitaciones pluviales cercanas a los 1. al contar con una mejor calidad y mayores aptitudes de uso.000 hectáreas para producción y 660 hectáreas dedicadas a conservación e investigación. Los suelos de clase VII están dedicados a la preservación de bosques y a programas de reforestación.La tenencia de la tierra en universos campesinos. Su clasificación agrológica tipo III8 las define como tierras con pendientes bajas (cercanas al 12%). los suelos de clase VIII no son usados para ninguna actividad agrícola o pecuaria ISSN 2011– 0324 . hace presencia. La propagación se ha reducido últimamente a algunas variedades de ciprés y unas 16 variedades de pinos que han tenido magnifica adaptación a este medio [tales variedades] han mostrado un desarrollo extraordinario y un ritmo ininterrumpido de crecimiento (Alcaldía Municipal de Cajibío. Smurfit-Cartón de Colombia ha sacado provecho de tierras que son consideradas las mejores de la región. 4) presentan suelos moderadamente drenados. Varias razones apuntan a ello: 1) son tierras que se encuentran cerca de la carretera más importante del departamento. Por su parte. Smurfit-Cartón de Colombia.300 mm y que se distribuyen de forma similar durante todos los meses del año. Smurfit ha consolidado un núcleo de producción que se acerca a las 3. café y derivados agroindustriales) autosuficientes y empresariales. entonces. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). Desde su llegada a comienzos de la década de los setenta a la región. con las distintas empresas productoras de bienes comerciales (flores. Al ubicarse sobre corregimientos como la Venta y La Capilla. espárragos.000 hectáreas. 2) reciben buenas corrientes de agua provenientes del río Cauca. El capitalismo agrario. Distribución. sino por la implementación de mejores variedades de pinos: Cartón de Colombia se ha fijado como meta básica el establecimiento de veinte mil hectáreas de bosques de coníferas en diversas zonas del departamento del Cauca y ha dado preferencia a este sector del municipio de Cajibío […] Numerosas especies y variedades forestales han sido ensayadas en este medio. Es importante aclarar que así como Smurfit-Cartón de Colombia. pero especialmente con el sector maderero y con una empresa en particular. 3) al estar sobre planicies y piedemontes de colinas bajas facilitan procesos de expansión de fronteras agrícolas. 2002 : 504). En el año 2000 las siembras de pinos y eucaliptos se distribuían en más de 2.

ambos sistemas han actuado como universos de producción complementarios. ante todo. Algunos hallazgos (como por ejemplo. Sin embargo. Cali – Colombia . CS No. Las manifestaciones que estudiaremos en las próximas páginas pueden catalogarse como invasiones9 y aparecen en una región que a pesar de su predominio micro y minifundista y también de su relativo éxito en la titulación predial.160. créditos y tierra. 121 . Sin embargo. Invasiones colectivas en las semi planicies de la meseta payanesa. Nos interesaba mostrar su comportamiento histórico y su relación con los sistemas de intercambio más importantes en la región.Diego Andrés Lugo Vivas 146 de café Caturra así como las mejores variedades de caña para panela provienen de predios ubicados en esta zona. veíamos que las fincas multifamiliares vienen perdiendo terreno durante el periodo de estudio. 1980-2001 Estudiar la distribución de la tenencia de la tierra en una región como Cajibío no sólo es importante por los fenómenos económicos que nos ayuda a entender –la forma como se han desarrollado ciertos sistemas productivos– sino por las cuestiones sociales y políticas que de ella se desprenden. control y predominio social. tan característicos en este municipio durante ciertos periodos de tiempo. pues han sido ellos los encargados de introducir nuevas formas de producción. Esto sucede con fuerza en las haciendas familiares. ha 9 Invasión de tierras o edificaciones: “El que con el propósito de obtener para sí o para un tercero provecho ilícito. un medio que permite la subsistencia básica de una familia y su posesión o carestía son la base de relaciones concretas de subordinación. de carácter industrial y extensivo. invada terreno o edificación ajenos” Código de Procedimiento Penal. las que se caracterizan por un tipo de productividad moderada aunque con algunos rendimientos crecientes. entender 35 años de historia predial no sería posible si no se analizan los fenómenos sociales y políticos vinculados con las luchas por la tierra. colindando sin mayores percances durante los últimos 35 años. 7. maquinaria. entre ellos el campesino-parcelario y el agroforestal. Resumiendo lo anterior. Artículo 263. En páginas anteriores describíamos la evolución de la tenencia de la tierra en términos económicos. La tierra es. La gran dificultad para los pequeños productores sigue siendo la poca disponibilidad de recursos adicionales como fertilizantes. lo que ha significado apropiación y colonización de tierras desde el piedemonte de la cordillera central hacia la cordillera occidental. el incremento abultado de los microfundios en la región) toman sentido cuando además del uso del suelo se analizan factores como las invasiones colectivas y las posteriores parcelaciones de tierras estatuidas entre la década de los ochenta y la década actual. altamente tecnificadas. La situación del sector maderero y de todo el renglón forestal es diferente. enero – junio 2011.

procederá a verificar el lanzamiento sin dar lugar a recurso alguno ni a diligencia que pueda demorar la desocupación de la finca”. Artículo 265. Para más detalle.14 La población que ha hecho parte de estas movilizaciones históricas tanto en la década de los ochenta como en la actual. De los eventos vinculados con conflictos por tierra.L. 261del Código de Procedimiento Penal. 12 Daños en bien ajeno: “El que destruya. Distribución. tanto en una década como en otra. en tanto fenómeno.] y por medio de violencia sobre las personas o las cosas. 13 Lanzamiento por ocupación de hecho: Ley 57 de 1905. D. haga desaparecer o de cualquier otro modo dañe bien ajeno. es decir. no sólo por su representación y participación colectiva. mueble o inmueble” Código de Procedimiento Penal. Artículo 15: “Cuando alguna finca ha sido ocupada de hecho sin que medie contrato de arrendamiento ni consentimiento del arrendador. Lograr tal coherencia y sistematicidad en la información previa a 1990 fue muy difícil dada la precariedad de las fuentes. ISSN 2011– 0324 . la Asociación de Institutores del Cauca (ASOINCA).11 5) daños en bien ajeno. sino por los impactos locales y regionales que de ellas se han derivado. 14 En el Anexo No. 1 presentamos un bosquejo del dinamismo e intensidad de los conflictos por la tierra (no sólo colectivos) en el municipio de Cajibío desde 1990 hasta 2006. 1973-2008 147 hecho de las conflictos por la tierra una de sus banderas históricas.12 6) lanzamientos por ocupación de hecho13 y 7) otros. Son grupos campesinos que han venido colonizando el territorio desde hace más de ocho décadas (en una trayectoria que va desde el Piedemonte de la Cordillera Central hasta la Cordillera Occidental) y que desde su llegada han protagonizado eventos en contra de grandes y medianos propietarios por el reconocimiento factual y jurídico de las propiedades rurales sobre las cuales se han asentado. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). inutilice. sin embargo. altera o suprime los mojones o señales que fijan sus linderos o los cambien de sitio”. Véase Art. podemos afirmar que tal bosquejo es un buen estimativo no sólo del fenómeno de las invasiones en la región sino de todos los conflictos por la tierra y la propiedad rural que tienden a olvidare.La tenencia de la tierra en universos campesinos. de ascendencia indígena (sobresale el vínculo Páez) y negra pero que no se constituye ni como resguardo (a excepción de los resguardos Path-Yu y Cxayu Ce Fxiw ubicados en los corregimientos de la Capilla y el Rosario) ni como territorios semiautónomos. el jefe de policía […]. es población predominantemente campesina. ha recibido un fuerte apoyo de instituciones que operan con fluidez en la región. 11 Perturbación a la posesión o mera tenencia: “El que fuera de los casos previstos en al artículo anterior [artículo 263. Artículo 264.10 3) perturbaciones a la posesión o mera tenencia. perturbe la pacífica posesión que otro tenga de bienes inmuebles” Código de Procedimiento Penal. la Fede10 Usurpación de tierras: “El que para apropiarse en todo o en parte de un bien inmueble. véase Lugo (2010). Es importante aclarar que gran parte de la población manifestante. entre ellas: el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC). o para derivar provecho de él destruye. de lo que penalmente conocemos como 1) invasiones de tierra. aislarse o dejarse de lado científicamente: los que involucran ya no a los grandes y pequeños propietarios en sus clásicas luchas por la tierra sino a los pequeños propietarios entre sí (cambio del actor a enfrentar) y a las pocas empresas medianas tecnificadas que han aparecido en la zona. nos centraremos en el concepto de invasiones. 2) usurpaciones de tierra.

grupos asentados sobre las tierras ubicadas en la orilla del río Palacé (afectadas por el desastre). se decide una invasión en la que intervienen cerca de 350 personas.160. 121 . no los dejamos que sean capturados y empieza ya todo el proceso”. al encontrarse todas bajo los terrenos de la familia Mosquera. quienes no contaban con salidas y entradas a la región de La Viuda. meses después del terremoto de Popayán en marzo de 1983. afectaciones a predios. 40 a una habitante de la zona que participó en estas protestas. enero – junio 2011. 38 a un líder regional y participante de las protestas. CS No. consideran la posibilidad de desplazarse hacia otras regiones ante el temor de quedar sin fincas o tierras adecuadas para el sostenimiento de una economía familiar. cogen capturados a líderes de la recuperación.Diego Andrés Lugo Vivas 148 ración Agraria Nacional (FANAL) y la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (FENSUAGRO). dictan orden de captura contra varios compañeros. Inician contactos con el INCORA y FANAL para adquirir la finca El Porvenir (de 120 hectáreas) propiedad del señor Jacinto Mosquera. Agosto de 2009. se busca el acompañamiento y asesoría del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) para adelantar acciones de otro tipo. Julio de 2009. los mandan a sacar a la casa. las ocupaciones de predios toman forma en la vereda La Viuda (corregimiento de la Venta) y enfrentan a un número considerable de campesinos sin tierras con algunas de las familias terratenientes de la zona (Mosquera y Lehman). Con la asistencia del CRIC y con los ánimos y señalamientos cada vez más fuertes. y ante la imposibilidad de resolver a su favor la adquisición legal del predio. 7. 3) el cerco instalado a los campesinos de la zona. 2) su negativa para ceder un pequeño lote en el cual se pretendía construir una escuela.15 La radicalidad de la protesta provenía de: 1) la reticencia de la familia Mosquera para vender un predio que se esperaba fuera redistribuido. A comienzos de 1984.16 A raíz de las protestas durante estos 3 años mueren dos campesinos en una serie de confrontaciones que incluyen movilizaciones hacia La Venta y Popayán. nosotros nos oponemos. 16 Entrevista No. pero ante la negativa de éste. En la década siguiente. detenciones colectivas en Cajibío. El proceso de ocupación y negociación de tierras que transcurrió desde 1984 hasta 1987. Cali – Colombia . se desarrolló por medio de denuncias. Los fenómenos de invasiones en los que nos centraremos en la próximas páginas tienen como antecedentes los conflictos por tierra registrados en el corregimiento de La Capilla (liderados principalmente por la Federación Agraria Nacional –FANAL–) y la muerte a finales de la década de los setenta de dos de los líderes más importantes en el tema de la recuperación de tierras. intentos de ocupación y perturbación a algunas posesiones y desalojos 15 Entrevista No.

20 Así. Aparecen así nuevos conflictos a finales de la década de los ochenta y principios de los noventa. en: Fiscalía 8a. 20 Quien ya había participado en procesos de fortalecimiento social y organizativo..17 Las ocupaciones fueron pocas pero eficaces en términos de los objetivos planteados. En 1987. No se evidenció una radicalidad en las confrontaciones. según el No. Finalmente se logra la negociación de los predios y su posterior distribución para 44 familias (en un promedio de 9 hectáreas por unidad agrícola). de orden 384 de los libros de iniciación de procesos de la Fiscalía Seccional de Cajibío. Las afectaciones en contra de esta familia (que de acuerdo con información suministrada era propietaria de casi 1. por medio de la concertación y de las vías jurídicas. Distribución. No obstante. Así mismo. ante la efectividad del movimiento y ante la necesidad de más tierras por parte de familias arrendatarias.La tenencia de la tierra en universos campesinos. un lider regional comenta que: “se entra a trabajar la finca […] más o menos con unas 250 familias […] de donde recibimos apoyo de las comunidades guambianas”. en: Fiscalía 8a. El delito por el cual se señala a los denunciados es invasión y daños en propiedad ajena. el 16 de septiembre de 1990. propiedad de la señora Olga Lehman. negociada y distribuida. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). Julio de 2009. de orden 439 de los libros de iniciación de procesos de la Fiscalía Seccional de Cajibío. de 1994). varias familias invadieron los predios de Olga Lehman Mosquera. pues ambas partes se sentaron a negociar rápidamente y a definir. en 1987 el predio es cedido. el 3 de septiembre de 1991 Olga Lehman Mosquera presentó una denuncia por el delito de incendio (con un número indeterminado de sindicados). aparceras y jornaleras se continúa con esta modalidad de protesta. 1973-2008 149 armados por parte de la Fuerza Pública. el 10 de octubre de 1989. El delito por el cual se señala a los denunciados nuevamente es invasión y daños en propiedad ajena. 17 Entrevista No. 18 De acuerdo con el No. 18 personas invadieron los predios de Federico Lehman Castrillón. también fue tenida en cuenta la entrevista No. negociado y distribuido para 25 de las 40 familias manifestantes (en un promedio de 5 hectáreas por unidad agrícola). El más importante con la familia Lehman. En 1989. Agosto de 2009. de orden 440 de los libros de iniciación de procesos de la Fiscalía Seccional de Cajibío. 38 a un líder regional y participante de las protestas. Cfr. propiedad de la señora Leonor Lehman. perturbaciones e incendios de la finca La Balsa19 y con la rápida negociación de la misma en 1991. aunque esta vez el lugar de los hechos fue la Finca Palacé. rápidamente. 40 a una habitante de la zona quien participó en esta clase de protestas. Cfr.500 hectáreas en el municipio) terminan con las ocupaciones. líderes y familias que habían participado en procesos previos de recuperación de tierras (sin contar todavía con una) empiezan la negociación del predio El Bolsón. Ante la imposibilidad de obtener parte del predio por medio de la intervención legal del INCORA.18 propiedad de Federico Lehman. Proceso y archivo definitivo (7 dic. Proceso y archivo definitivo (3 de noviembre de 1994). con la entrega de la ISSN 2011– 0324 . cuyas propiedades incluían haciendas dedicadas al pastoreo en una región que no reportaba mayores índices de propiedad o titulación legal. se inicia el proceso de ocupación de la finca Loma Larga. 19 De acuerdo con No. Finalmente. invadida pero. el traspaso de la finca.

No. masacres. todas provenientes de una misma familia. de orden 381 (agosto 22 de 1990) en: Fiscalía Seccional de Cajibío. mediante acuerdos legales derivados de la Ley 160 de 1994 sobre reforma agraria. Cali – Colombia . 7. un número indeterminado de personas invadieron los predios de Camilo Ernesto Sarria. Folios 65-78 (agosto de 2005) en: Archivo Municipal de Cajibío. la efectividad del movimiento así como el renovado protagonismo de organizaciones como la ANUC-Cauca. correspondiente al corredor férreo entre Cajibío y Piendamó a la altura de los corregimientos de El Túnel. se produce la primera invasión documentada y la primera querella para obligar al desalojo de los residentes. Las invasiones continuaron a lo largo de la década de los 90’ (en 1997 y 1998) y durante el primer lustro de la década actual (año 2000 y 2005). En este año. En este escenario de convulsión social e institucional se facilitó la puesta en marcha de un proyecto ideológico apoyado por organizaciones como FENSUAGRO que terminó con la invasión y negociación de las fincas: La Chola22 (conocida también como La Yuquera). 1990.2.100 hectáreas ubicadas sobre el corregimiento La Capilla. La Esmeralda y El Trapichito. Se logra a mediados de la década de los noventa la compra y posterior redistribución de la fincas La Margarita. permitieron que las invasiones se extendieran a otros predios en regiones cercanas. El segundo ciclo se presenta en un periodo muy corto. La Querendona. 21 De acuerdo con el No. de orden 406 de los libros de iniciación de procesos de la Fiscalía Seccional de Cajibío.160. 24 Otro proceso que por cuestiones técnicas sólo señalaremos a grandes rasgos es el de las invasiones a la Empresa Nacional de Vías Férreas (FERROVÍAS). 121 . enero – junio 2011. Quejas de la comunidad 300 – 5. La María. Las invasiones a Ferrovías implican una extensa zona geográfica. en septiembre de 1990. a lado CS No. evidenció también el sentido de las luchas históricas por la tierra. caracterizado por las difíciles condiciones de orden público. que no sólo se dieron en esta región. 22 Cfr. 23 Cfr. Por ello. 1992). Es este el panorama que permite entender el primer ciclo de invasiones desde mediados de la década de los ochenta hasta mediados de la década de los noventa. Tal ciclo de reivindicaciones por la tierra incluye otros fenómenos ya no de invasión pero sí de negociación colectiva con familias terratenientes.Diego Andrés Lugo Vivas 150 entre 1987 y 1991 se logra la redistribución de más 1. entre 1999 y 2001. Las ocupaciones y querellas interpuestas por esta empresa en contra de los invasores nos remiten a una cadena de hechos que datan de 1991. El delito por el cual se señala a los denunciados es invasión y daños en propiedad ajena.24 finca Batanicos a desmovilizados del M-19 en el Tambo (Cauca) en 1990. La historia del municipio además de reflejar unos deseos de justicia e igualdad así como una apuesta por una forma de vida que involucrara mejores condiciones de vida. tal y como sucedió con la invasión y posteriores daños a la hacienda La Aurelia21 en 1990. en: Archivo Personería Municipal. movilizaciones sociales e incapacidad estatal para controlar parte del territorio municipal.23 El Embrujo y la Empresa Nacional de Vías Férreas. Actas de Conciliación 300 – 1. propiedad de la familia Sarria y ubicada en el corregimiento La Capilla. 1987. desplazamientos forzados. (agosto de 2006). en: Archivo Municipal de Cajibío. sino en gran parte del territorio nacional (Zamosc. Correspondencia recibida (24 de noviembre de 2000). Libro de registros de perturbaciones a la posesión (abril de 1999) en: Inspección de Policía de Cajibío. La Venta y El Cairo.

Esta organización se encargó de promover el desarrollo agropecuario y comunitario mediante la capacitación de jóvenes y lado de la vía Panamericana. El proceso de ocupación se adelantó como respuesta al abandono del que venía siendo objeto el predio. debemos remitirnos a la creación de la Fundación durante el periodo posterior al terremoto de 1983. Uno de ellos señala lo siguiente: “Yo no tengo donde vivir. La negociación con los dueños fue relativamente rápida y se logró acordar la venta parcial de casi 100 hectáreas. En dichas invasiones han participado aproximadamente 37 familias y hasta el momento. soy desplazado. 25 Archivo Fundeca. los invasores hacían parte del asentamiento conocido como La Conquista (conformado por 34 familias. en: Archivo Municipal de Cajibío. 23 de octubre de 2000. Comunicación recibida. porque no tengo a donde ir. tiene como antecedente una posible adquisición ilegítima de la finca La María por parte de una empresa de la zona. 29 de diciembre de 2000. en: Archivo Municipal. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). ubicada en la vereda La Aurelia (La Cohetera). en: Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (UMATA). durante el segundo semestre del año 2000. 067 (21 de noviembre de 2001) y No. Por su parte. la finca El Embrujo. la invasión de la finca La María. contra la Fundación para el Desarrollo Integral del Municipio de Cajibío (FUNDECA). si me ubican en un lugar estable donde puedo vivir con mi familia. en: Archivo Inspección de Policía de Cajibío). Por ser predios del Estado sobre los que no se ha desarrollado una actividad de lucro. y les puedo dar estudio. por cuestiones de inseguridad en la zona. el terreno que estoy ocupando ya ha sido ocupado por otras personas. fue adelantada por 18 familias (80 personas aproximadamente). participaron 20 familias (aproximadamente 100 personas). de lo contrario no desocupo” (Procesos de restitución de uso de bien público – caso Empresa Nacional de Vías Férreas. No tengo para donde irme. 150 personas aproximadamente de ascendencia negra). posiblemente no se han generado acciones policivas de desalojo. En este caso. […] Yo desalojaría.La tenencia de la tierra en universos campesinos. 21 de noviembre de 2001. la invasión (sucedida en 1999). Distribución. 1973-2008 151 En el caso de la finca La Chola. no se ha logrado una reubicación de la gran mayoría. por la dificultad en la reubicación de las familias y por las reivindicaciones y motivaciones de los mismos invasores. conocidas como Asociación 2000 sobre predios que en ese momento eran propiedad de la empresa Sociedad Pulpapel. soy padre de cuatro hijos. FUNDECA fue creada como parte del proceso de recuperación del municipio después del desastre natural con el apoyo de la familia Gallego. Cajibío ISSN 2011– 0324 . por la naturaleza del predio. Sin embargo. En dicha invasión. 29 de agosto de 2002. la invasión de mayor recordación por la forma como se llevó a cabo fue la realizada por la comunidad ASCAFUNDECA en la vereda la Aurelia (La Cohetera). Los predios ocupados eran propiedad de la empresa Almidones Nacionales y sus actividades se relacionaban con la producción de yuca y la reforestación. 068 (22 de noviembre de 2001). lo que deriva en el malestar de los pobladores y en una acción reivindicativa de origen campesino apoyada por la organización FENSUAGRO. Es un proceso de invasión de vieja data y difícil de resolver. de forma escalonada. que se llevó a cabo en la finca El Embrujo. Oficios No. quienes donaron a los miembros o socios fundadores de FUNDECA.25 Para entender la historia de esta invasión.

el párroco de Cajibío y el director del hospital. principal organismo rector y decisorio de la fundación estaba compuesta por: los socios fundadores.Diego Andrés Lugo Vivas 152 y agricultores en diversas áreas: promoción rural. café. en 26 Entrevistas No. apoyo en aspectos sociales. organizativos y de familia. hasta mediados de la década del noventa. entre ellos: los gobiernos municipal y departamental. Las dificultades se evidenciaron en los años siguientes. un representante de los establecimientos públicos y privados del orden nacional o departamental que estuvieran vinculados a la región. Cfr. CS No. que desde 1998 se venía agravando y que para comienzos de la década siguiente dejaba decenas de muertos así como cientos de desplazados y un desprestigio institucional de una organización. se sumaron dos aspectos que aceleraron la invasión y toma de la finca por parte de los campesinos en el año 2000: la situación de orden público. caracterizado por mayores niveles de iliquidez. Cali – Colombia . el alcalde. funcionario en ese entonces de la Administración Municipal y quien estuvo a cargo de la finca en calidad de representante de la UMATA. mostraba ciertos resultados y un prestigio. El trabajo de la fundación.160. y sin fuentes a las cuales recurrir. por lo tanto la carga de la Fundación la tendría que llevar desde ese momento un municipio en crisis. dos representantes de las instituciones municipales. se consideraban ciertamente satisfactorios. enero – junio 2011. financiadores y la misma comunidad de Cajibío. El trabajo de FUNDECA cobra importancia desde el momento mismo de su creación. Su naturaleza (al ser una institución privada. Conoce además el proceso de traspaso legal y de liquidación de las propiedades que hacían parte de FUNDECA y que tuvieron que o 1) venderse o 2) dejarse en manos de la comunidad. 27 Por ejemplo la Asamblea General. de utilidad común y sin ánimo de lucro) así como su composición funcional27 la proyectaban como una organización de carácter y prácticas comanditarias. ganado vacuno. en: Archivo Municipal de Cajibío. Cfr. 7. Carpeta de correos electrónicos (remitente Ramiro Gallego) consignada en el Archivo Fundeca.28 A este panorama que cada día se hacía más crítico. casi ninguno. 121 . Para ello contaban con recursos de la familia Gallego y con dinero y capital del municipio. Archivo Fundeca. así como de organismos de cooperación alemana (El Coro Procampesino y los Jóvenes Católicos de Alemania). elaboración de fertilizantes y mejoramiento ambiental. estaban asegurados. no reflejaban un comportamiento autosuficiente y mucho menos sostenible). cuando los recursos físicos y monetarios empezaron a disminuir y la capacidad de generar proyectos comenzaba a mostrar serias inconsistencias (pocos proyectos. tenían éxito en la medida en que los recursos provenientes de Alemania y la Alcaldía. en la que se daba espacio a actores provenientes de diversos sectores. por lo menos en el plano local.26 La Alcaldía anualmente inyectaba recursos y los proyectos adelantados desde 1983 hasta la década del noventa. Varios proyectos de caña. 35 y 36 a un habitante de Cajibío (junio y julio de 2009). nuevas y mejores técnicas de producción. realización de proyectos ambientales. porcicultura. en: Archivo Municipal de Cajibío. 28 En 1999 los recursos alemanes en Colombia se destinarían para la reconstrucción del eje cafetero.

el caos se apoderaba de un municipio que ya no tenía alcalde. que implica además de una recuperación de las mismas. Las hectáreas negociadas serían inicialmente 13. Las ocupaciones de hecho (no sólo las invasiones) mantienen una frecuencia estable y aunque no son excesivas. adelantar una invasión. en: Archivo Municipal de Cajibío. Es así como en el segundo semestre de 2000. empezaron a discutir la conveniencia de una invasión que pretendía poner en discusión la inoperancia de un proyecto comunitario que no mostraba nada y que perjudicaba ampliamente a los campesinos y habitantes de la zona. durante el periodo de estudio. un proceso jurídico de negociación colectiva. toma forma una invasión escalonada (primero se introducirían unas familias y luego otras). algunos sectores y pobladores (involucrados también con otras invasiones en ese mismo periodo y corregimiento). Las cuestiones de orden público eran delicadas. 710.La tenencia de la tierra en universos campesinos. las invasiones han marcado un punto importante en el desarrollo de las luchas y movilizaciones campesinas. 1973-2008 153 la cual muchos ya no creían (descrédito del que también harían parte las instituciones municipales que tuvieron a su cargo el manejo de la fundación). apoyada en la Ley 160 de 1994. vemos que son procesos que no se han quedado en la simple y llana afectación colectiva. las demás han implicado una coordinación tal por parte de las comunidades invasoras. Distribución. pero muchos de sus socios ya no estaban o simplemente habían dejado de ejercer su función como tal. De esta manera.A. ISSN 2011– 0324 . pues este sería asesinado y en el fragor del desorden social era más favorable o por lo menos costoso en términos políticos. 21 de noviembre de 2001. la Fundación era la propietaria legítima. 29 de agosto de 2002.29 Como podemos ver. que se han logrado adelantar procesos de negociación de tierras bajo una pseudo-reforma agraria. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). en: Archivo Personería Municipal. 23 de octubre de 2000. algunas de las 20 familias documentadas y registradas en los archivos municipales toman posesión de unos predios que en la práctica no le pertenecían a nadie: la familia Gallego los había donado. 29 de diciembre de 2000. En el caso de las invasiones analizadas en las páginas anteriores. a excepción de las invasiones a los predios de Ferrovías. Entre 1999 y el año 2000.7 (a la espera de poder negociar 60 más) y el proceso de liquidación de la organización terminó en: la liquidación definitiva de Fundeca y la instalación de 20 familias en El Embrujo. 29 Comunicación recibida. sí permiten ver cómo son depositarias de cierta legitimidad por parte de la población campesina. Comunicación recibida 23 de octubre de 2000 y respuesta de la Administración Municipal mediante Oficio D. El municipio se venía haciendo cargo de los pocos proyectos que se adelantaban hasta ese momento. Como lo muestran parte de los documentos y entrevistas realizadas. pero no era su legítimo propietario.

En este sentido. el único aumento compensatorio es el que se adelanta por parte de la industria agroforestal. espárragos y el sector forestal se encargan las grandes y medianas industrias. lo que se registra es una desaparición del latifundio ganadero. Un panorama similar se registra con la caña panelera. la especialización productiva y la división del trabajo social hacen necesario distinguir entre economía campesina y capitalismo agrario. 7. Una industria que indiscutiblemente ha transformado el panorama socio-espacial y laboral en la región. 121 . pues con ella se han desarrollado nuevas formas de utilización del suelo. Mejoramiento de las condiciones productivas y comerciales (acceso a créditos. El fortalecimiento de grupos autosuficientes y empresariales que cuentan con mejores condiciones técnicas para reacomodarse a las exigencias de una economía de mercado. La autosuficiencia campesina en el ámbito municipal se muestra como un fenómeno que coincide con las trayectorias nacionales en las cuales.160. Los primeros concentran la mayor cantidad de tierras en el municipio (un incremento que no se detiene desde 1973) y los segundos vienen mejorando su capacidad de acumulación per cápita o por familia. que toma fuerza después de 1995 y se consolida como uno de los productos de mayor intercambio y conversión monetaria. la concentración de tierras por parte de grandes familias e industrias no ha sido un fenómeno que tome forma en la región. sin que tal ritmo de desaceleración haya sido nivelado con la llegada de nuevos actores. El café se mantiene como uno de los renglones más estables y regulares durante las últimas décadas. introducción de nuevas y mejores variedades) que permiten el sostenimiento de una considerable economía cafetera y panelera. Vemos cómo de los productos para el consumo interno (café. Cali – Colombia . 2. en la región no se ha evidenciado un proceso de desintegración campesina por los siguientes factores: 1. la cual ha logrado incrementos significativos en su expansión de fronteras así como en la producción derivada de sus cultivos. Por el contrario. la población campesina. por lo menos para las dos terceras partes de la población rural considerada micro y minifundista. enero – junio 2011. nuevas prácticas CS No. nuevos canales de comercialización. El incremento general de los propietarios y de los predios descansa en el grupo que cuenta con las condiciones de acumulación y de defensa de la economía parcelaria más precarias. reflejando además transiciones e innovaciones en sus técnicas de producción. Sin embargo.Diego Andrés Lugo Vivas 154 Conclusión Las cifras de la presente investigación muestran marcados procesos de sucesión de tierras por herencia. mientras que de la producción de cultivos tecnificados como las flores. caña panelera y fique) se encarga en general. A diferencia de lo sucedido en el ámbito nacional y departamental.

Arango. en: Machado. (1986). “Organizaciones campesinas contemporáneas en Colombia: un estudio de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC)”. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). M. Bagley et al. _________________________ (2002). 1973-2008 155 productivas en el orden maderero y forestal. en: Machado. F. Cajibío se mostró como uno de los territorios en donde se revivió con fuerza la lucha por la posesión predial característica de la década de los setenta (Zamosc. Bogotá: Siglo Veintiuno. Aquella ayuda a organizar el entramado de relaciones sociales y a definir el papel y la jerarquía de todos los actores que guardan relación con una sociedad campesina. Á. A. Se reconoce entonces la naturaleza productiva de la tierra. Distribución. Balcázar. 1987. Bogotá: Siglo Veintiuno. La micro y minifundización ocurrida en los corregimientos de La Capilla y La Venta (y en menor proporción en la zona centro-Cohetera). El agro y la cuestión social – Minagricultura 80 años. A. L. 1994). Bagley. I. Finalmente. (Comp. M. “Cambio técnico en la agricultura”. A. Plan Básico de Ordenamiento Territorial PBOT. Misión rural. así como patrones salariales y de contratación a gran escala. y Orozco. (1987). (1998).La tenencia de la tierra en universos campesinos. (1986). “Del proteccionismo a la apertura ¿el camino a la modernización?”. Vargas. pues sin ella es impensable la prolongación de cualquier ciclo productivo así como su naturaleza política. control y estatus local. y Botero.. ISSN 2011– 0324 .. Bogotá: Tercer Mundo Editores.) Problemas agrarios colombianos. Balcázar. hablar de las transformaciones prediales en la región no tendría sentido si no analizan las fenómenos políticos vinculados con las invasiones y parcelaciones de tierras que transformaron veredas enteras ubicadas sobre las planicies de la meseta payanesa. “La industria cafetera: evolución reciente y perspectivas”. Plan Básico de Ordenamiento Territorial PBOT. Bogotá: Tercer Mundo Editores.) Problemas agrarios colombianos. se explica en parte por las luchas en contra de familias hacendatarias desarrolladas con fuerza en la segunda mitad de la década de los ochenta y entre 1999 y 2001. Vol. lo que permite moldear parte de esta dimensión política que se le atribuye a un bien que otorga prestigio. (Comp. B. Referencias Alcaldía Municipal de Cajibío (2000). Á.

Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. Tesis de maestría. “Tradición agraria. Informe técnico para el municipio de Cajibío. luchas y recomposición de sociedades campesinas. Chayanov. México: Siglo Veintiuno. __________ (1999). Informe anual. Tenencia de la tierra y desarrollo socioeconómico del sector agrícola. Á. Lugo. Fedepanela (2000). Machado. La cuestión rural a fines del milenio. Bogotá: Centro de Estudios Ganaderos y Agrícolas. __________ (2004b).Diego Andrés Lugo Vivas 156 Comité Interamericano de Desarrollo Agrícola – CIDA (1966). pp. y Kerblay. __________ (Comp. CEGA. IICA. (1985). Washington: OEA. Machado. ___________ (2009). El mercado de tierras en Colombia: Una alternativa viable. Instituto Geográfico Agustín Codazzi (1973-2008). “Movilizaciones sociales y formas de lucha campesina desarrolladas en el municipio de Cajibío (Cauca): 1990-2006”. enero – junio 2011. El caso de Cajibío (Cauca).160. Barcelona: España Península. Sociología del campesinado. B. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. El mercado de tierras en Colombia: Una alternativa viable. __________ (1998). A. (1981). Bronislaw. Salazar. IICA. A. Estado del arte sobre la producción académica en el sector rural 1986-2003. CS No. 305-332. A. A. Bogotá: Tercer Mundo. Buenos Aires: Nueva Visión. (1999). Chayanov. 19. Problemas agrarios colombianos. La organización de la unidad económica. (2010). Distribución de la propiedad rural en Colombia: 1960-1984. No. Galeski. 1970-2008”.. (1985). Comité Departamental de Cafeteros del Cauca. A. Chayanov y la teoría de la economía campesina. (1977). y Gallo. CEGA. La academia y el sector rural. Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (1999). 7. 121 . (2004a). R. Cali – Colombia . Bogotá: Siglo Veintiuno. A. “Una visión renovada sobre la reforma agraria en Colombia”. L. D. y Suarez. Cali: Universidad del Valle. Bogotá.) (1986). Llorente. Bogotá: El Áncora. Bogotá: Tercer Mundo Editores. en: Sociedad y Economía. Estadísticas generales sobre la distribución predial de las zonas rurales del municipio de Cajibío.

New Jersey: Prentice Hall. Los orígenes sociales de la dictadura y democracia. (1966). (1976). Paz. “Estructura de la Tenencia de la Tierra: 1973-1997”. E. C. pp. Social Origins of dictatorship and democracy: Lord and Peasant in the making of the modern world. Shanin. 31-65. 125-180. en: Machado. Zamosc. H. T. “Luchas campesinas y reforma agraria: la sierra ecuatoriana y la costa atlántica en perspectiva comparada”. Bogotá: Tercer Mundo editores. Barcelona: Anagrama. “Perspectiva de la economía campesina”. Vol.). IICA. Bogotá: Siglo Veintiuno. Naturaleza y lógica de la economía campesina. Popayán: Universidad del Cauca. (1966). _________ (1990). Urbina. CEGA. _________ (1992). ________________ (1973). T. Págs.La tenencia de la tierra en universos campesinos. El mercado de tierras en Colombia: Una alternativa viable. “Transformaciones agrarias y luchas campesinas en Colombia: Un balance retrospectivo (1950-1990)”. (1986). ISSN 2011– 0324 . Bogotá: Tercer Mundo. Bogotá: Tercer Mundo Editores. Barcelona: Península. M. “Hacia la construcción de un mercado de tierras” en: El mercado de tierras en Colombia: Una alternativa viable. (1987). IICA. El mercado de tierras en Colombia: Una alternativa viable. CEGA. en: Barona Becerra. (1999). M. J. 52 (2). Análisis político. Wolf. L. Rojas. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia). Historia. Peasants. (1999). A. Bogotá: CINEP y UNRISD. La cuestión agraria y el movimiento campesino en Colombia: Luchas de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC) 1967-1981. Siabato. Revista Mexicana de Sociología. (2001). Distribución. “De una política de reforma agraria hacia una política de reforma rural”. CEGA. (Edit. Suarez. y Gnecco. (1999). (Comp. Boston: Beacon Press. G. IICA. Geografía y Cultura del Cauca. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. El señor y el campesino en la formación del mundo moderno. Barrington. Territorios posibles. 1973-2008 157 Moore. R. “Una mirada institucional de la negociación voluntaria de tierras rurales como estrategia de redistribución y equidad”.) Problemas agrarios colombianos.

160. enero – junio 2011. Represa Cuencas Fuente Mapas IGAC Cajibío. 121 . 7. Asequia Laguna. Diciembre de 2002 . Cali – Colombia Subcuenca Río Palace Subcuenca Río Urbío Subcuenca Río Cajibío Subcuenca Qda.158 CS No. Mandiguaico Subcuenca Río La Pedregosa Subcuenca Río Piendamó Subcuenca Río Dinde Afluentes Margen izquierda Afluentes Margen Derecha Subcuenca Río Seguenguito Diego Andrés Lugo Vivas Límite Departamental Límite Municipal Límite Veredal Límite Corregimientos Drenaje Doble Drenaje Sencillo Canal. Puente Alto Subcuenca Río Mambial Subcuenca Qda.

Convenciones IIIes IIIs IIs IVes IVs VIes VIIes Zona Urbana La tenencia de la tierra en universos campesinos. 1973-2008 Límite Municipal Drenaje Sencillo Clasificación agrológica de los suelos en el municipio de Cajibío Canal. Represa Cajibío. Asequia Límite Veredal Límite Departamental Drenaje Doble Fuente Mapas IGAC ISSN 2011– 0324 Límite Corregimientos Laguna. Diciembre de 2002 159 . Distribución. transformaciones y luchas desarrolladas en Cajibío (Colombia).

160. 121 . 7.Diego Andrés Lugo Vivas 160 Anexos Cuadro No. 2 Denuncias relacionadas con las ocupaciones y afectaciones de predios en la zona rural del municipio de Cajibío 1990-2006 Año 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 Total N Invasión de tierras 3 2 1 1 1 1 6 1 3 1 1 1 12% 22 Usurpación de tierras 3 1 2 3 3 4 1 3 2 12% 22 Perturbación a la posesión 1 2 1 5 2 4 3 4 9 5 2 5 3 4 27% 50 Lanzamiento ocupación de hecho 1 1 1% 2 Daños en bien ajeno 3 3 1 1 3 1 1 9 2 4 2 3 7 6 11 12 7 41% 76 Otros 1 1 4 2 1 1 3 7% 13 Total 7 6 2 6 4 11 4 15 12 12 15 16 15 9 17 17 17 100% 185 CS No. enero – junio 2011. Cali – Colombia .

1903 –1910 Opinião pública e formação do estado do Valle. 1903 –19101 Public Opinion and Origins of Valle Department. 1903 –1910 Artículo de reflexión recibido el 16/02/2011 y aprobado el 27/04/2011 1 En este artículo la autora condensa los principales elementos del trabajo de grado “Opinión pública y formación del departamento del Valle.192. CS No.edu. 161 . Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 .Universidad Icesi. 1903 .1910”. Historia y Cultura de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad del Valle. realizado en el marco del Grupo de Investigación Sociedad. Colombia aehurtado@icesi. enero – junio 2011. 7.co Aura Hurtado Opinión pública y formación del departamento del Valle.

.

enero – junio 2011. in April 1910. Palavras-clave: Opinião pública. the public debate held a central place by newspapers in the provinces concerned about the advisability of dividing the Cauca department.192. as an autonomous political and territorial entity. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . Departamento del Valle Abstract Within the broad set of events surrounding the formation of the department of Valle. Press.Opinión pública y formación del departamento del Valle. Journalists. el debate público que sostuvieron los periódicos de las provincias involucradas en torno a la conveniencia de dividir el departamento del Cauca ocupó un lugar central. This text seeks to delineate the contours and shapes that reached this debate by showing how the proposed separation found standing in public opinion. O artigo propõe delinear os contornos e formas que atingiram esse debate mostrando como o projeto divisionista foi legitimado pela opinião pública. em Abril de 1910. 7. 161 . Prensa. do estado do Valle (Colômbia). 1903 –1910 Resumen Dentro del amplio conjunto de sucesos que rodearon la formación del departamento del Valle como una entidad territorial y política autónoma en abril de 1910. Jornalistas. Periodistas. Palabras Clave: Opinión pública. El presente texto se propone delinear los contornos y formas que alcanzó este debate mostrando cómo el proyecto divisionista encontró legitimación ante la opinión pública. Imprensa. Estado do Valle CS No. Department of Valle Resumo No conjunto amplo de acontecimentos que rodearam a formação. atingindo com isto autonomia política e o caráter de entidade territorial. o debate público travado entre os jornais das províncias imiscuídas na discussão sobre a conveniência de dividir o estado do Cauca ocupou um lugar central. Key words: Public opinión.

.

2006. aparecía como un propósito inaplazable que debía concentrar los esfuerzos de todos los sectores políticos (Henderson. Durante el gobierno del general Reyes desarrolló estrategias de comunicación que le permitieron. La prensa. En octubre de 1907 desde Cali un grupo de políticos liderados por Ignacio Palau promovió esta propuesta en las provincias de Buga. en Popayán La Paz y La Tarde defendían la tradicional supremacía de esta provincia. inauguró un momento de importantes transformaciones en la vida política colombiana. aun en los momentos de mayor censura. Cuando el general Reyes conoció esta iniciativa se opuso enérgicamente por considerar que la división del Cauca generaría discordias que afectarían el mantenimiento de la paz. enero – junio 2011.192. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . el tema se hizo público dando inicio a un intenso debate que convocó a diferentes periódicos de las provincias involucradas. Helios y Notas CS No. mientras que en Cali el Correo del Cauca y El Día reclamaban independencia administrativa para las provincias establecidas en el valle del río Cauca. En este ambiente. argumentado que se trataba de una alternativa para impulsar el progreso de estas provincias (Velasco. Este desprecio por el recurso de la violencia. Así. 2004). De manera que. reclamar mayores libertades para el ejercicio periodístico y discutir los asuntos prohibidos por el gobierno. Aunque el asunto fue clausurado por orden presidencial. Asimismo. logró consolidar un eficaz mecanismo de intercambio que dio paso a un diálogo continuo entre los periódicos difuminados en las diferentes regiones del país. 2009). 7. La situación de ruina y atraso material que enfrentaba el país aparecía como una vergonzosa consecuencia de las violentas disputas partidistas que se habían librado. bajo el convencimiento de sus alcances como medio de comunicación y de sus facultades como ente de vigilancia. la producción de lo escrito y las estrategias de comunicación ocuparon un lugar privilegiado. marcado por el anhelo de progreso y el predominio de la discusión razonada. avanzando así en su configuración como una comunidad crítica de alcance interlocal (Hurtado. superando las filiaciones partidistas. la consecución de una paz duradera.Opinión pública y formación del departamento del Valle. 1960). Tuluá y Palmira. que permitiera encaminarse en la búsqueda del progreso. Santos. insistió en su participación en la definición del rumbo que debería tomar la nación en la búsqueda del progreso. los periódicos. dentro del estrecho marco legal impuesto. 1903 –1910 165 Introducción El fin de la Guerra de los Mil Días. surgen las primeras acciones por la creación de un nuevo departamento a partir de la división del Cauca. 161 . en Buga los periódicos El Labriego. trajo consigo el fortalecimiento de la opinión pública como una instancia ineludible de confrontación política donde la imprenta.

momento en el que no existía aún el periódico. 161 . dialogar. 7. opinión pública y política guardan cierta especificidad susceptible de ser analizada.192. Sin embargo. CS No. un cambio que le permitió formular preguntas que articulaban aquella instancia abstracta de discusión constituida por la élites intelectuales con los lugares tangibles donde el pueblo recurría para discutir. Todo lo anterior nos muestra que las relaciones entre medios de comunicación. Sin embargo lo que resulta significativo es que. Esto significa que las ideas y opiniones que circularon no eran un simple reflejo de los intereses políticos (y económicos) de las élites. De manera que. Cali – Colombia . fue ese un terreno de confrontación que dio paso a la configuración de un sustrato cultural que permitió la deslegitimación del orden tradicional y la consecuente legitimación del nuevo departamento en el escenario político local y nacional. Aunque se trataba de una pugna entre élites políticas locales por alcanzar el poder administrativo y político de un territorio. las estrategias de comunicación y el repertorio discursivo dispuesto por los periódicos así lo registran. Su descripción de una publicidad independiente del Estado. dando paso a la construcción de una región de intereses colectivos y cívicos compartidos por los habitantes del nuevo ente territorial. Para ese momento el anhelo de progreso y la fidelidad al orden tradicional aparecían como dos posiciones en tensión. por considerar que se trata de un esquema lineal que supone la aparición de una “esfera literaria” como preludio de la “esfera pública”. las coplas. precisamente. enero – junio 2011. e informarse. el rumor. antes que emergiera un nuevo departamento donde Cali se elevara como capital. sino que se constituían a partir de la interacción y diálogo que se gestaba a través de los periódicos. en lugar de recurrir a la noción de “esfera pública”. En este sentido. el debate público que se generó mantuvo una autonomía relativa que trascendía los intereses de cada localidad. la obra pionera de Habermas Historia y crítica de la opinión pública (2006).Aura Hurtado 166 Republicanas. fue un primer paso en la construcción de la idea de “opinión pública” como un objeto específico de análisis.. y su relevancia en la configuración de la opinión pública en la Francia de finales del siglo XVIII. etc. las investigaciones lideradas por F-X Guerra (1998) han cuestionado los alcances de este primer modelo interpretativo para comprender los procesos vividos en Iberoamérica. F-X Guerra privilegia la noción de “espacios públicos”. sus trabajos han destacado el dinamismo de formas de comunicación tan corrientes como el chisme. y fundamentada en la discusión razonada de los asuntos de interés. constituye un instrumento análitico valioso para la comprensión de la vida política moderna. Darnton (2003) también ha llamado la atención sobre la importancia de ampliar el espectro analítico. preferían que se mantuviera la tradicional división administrativa.

mecanismos. donde impartía órdenes precisas para que éste notificara a Ignacio Palau una Prevención Presidencial por la cual se le acusaba de perturbar el orden al adelantar acciones en favor de la creación de un nuevo departamento conformado por las provincias ubicadas en el valle del río Cauca. en un espacio público amenazado por la censura y la persecución. Los hechos que provocaron esta situación se habían desarrollado meses atrás cuando Palau –junto con un grupo de amigos– se había propuesto reunir peticiones formales de los diferentes concejos municipales de las provincias del valle que respaldaran el proyecto separatista. 1903 –1910 167 Estos autores han insistido en que la prensa. etc. destacando cómo fueron desestimadas por apelar a formas violentas de protesta. La exposición del texto inicia con una descripción de la forma como. Joaquín Caicedo Albán. Censura. para ello analizaremos el desplazamiento que sufre la tradición por el fortalecimiento de los ideales de la moderna sociedad y los primeros esfuerzos de la élite política caleña por crear un campo de intereses comunes para los habitantes del recién creado departamento del Valle. difunde sus opiniones y críticas. Finalmente. mostraremos las estrategias de comunicación dispuestas por los periódicos para evadir la censura del gobierno del general Reyes y continuar la discusión del asunto. debe ser circunscrita en el marco de los sistemas comunicación donde confluyen diversos actores. discurrieron las primeras opiniones sobre la necesidad de crear un nuevo departamento a partir de la división del Cauca. prensa y espacio público de discusión El 19 de septiembre de 1907 el general Rafael Reyes enviaba un telegrama al prefecto de la provincia de Cali. como objeto analítico. dispone estrategias. De acuerdo con lo anterior. el periódico como un actor social que. buscando que éstos promovieran el proyecto ante sus respectivos concejos municipales. consideraremos. Luego. medios. al mismo tiempo. en el mundo de la opinión. estrategias. lugares y soportes de comunicación. abordaremos las reacciones que generó la designación de Cali como capital departamental en la pronvincia de Buga.Opinión pública y formación del departamento del Valle. para lo cual dirigió notas escritas a sus amigos políticos de las diferentes provincias difundiendo la idea del nuevo departamento y. Para ello. rastrearemos los contornos que alcanzó la discusión cuando en la Asamblea Nacional Constituyente se estudiaban la definición de una nueva Ley de División Territorial. defiende sus intereses. nuestro propósito es rastrear el debate público que antecedió la creación del departamento del Valle haciéndo énfasis en las ideas y opiniones que movilizaron los periódicos involucrados. Posteriormente. ISSN 2011– 0324 . a la manera de F-X Guerra (2003).

prefecto de la provincia de Cali. por lo que no consideraba una falta el opinar sobre una posible división del Cauca. además. sino más bien perturbadora tendiente a agitar los ánimos y producir dificultades que perjudican al orden y a la paz”. el prefecto Joaquín Caicedo envió a través de un telegrama el acta de la notificación al Presidente quien respondió que quedaba satisfecho con la respuesta de Palau. obligaría al Gobierno a “[…] tomar medidas legales para impedir el mal que podría venir de esta antipatriótica campaña”. como lo mencionó en la diligencia.Aura Hurtado 168 Según el general Reyes las pretensiones separatistas de Palau no tenían fundamento. 161 . 1 Todos los documentos que generó la diligencia de la Prevención Presidencial que fue hecha a Palau pueden encontrarse la edición del Correo del Cauca del 2 de octubre de 1907. Joaquín Caicedo Alba.192. Así que. Aunque Palau estaba convencido de la importancia de la división del departamento pues. Cali – Colombia . enero – junio 2011. Ignacio Palau escuchó las acusaciones y Prevención Presidencial para enseguida responder que no aceptaba el cargo de “pretender turbar el orden”. desavenencia en los ánimos y hasta movimientos subversivos. CS No. manifestando además que: No es que el Gobierno se oponga a que [los interesados en la separación del Cauca] hagan uso de sus derechos constitucionales. Concluida la diligencia. Así las cosas. 7. llevó a cabo la diligencia al día siguiente del recibo del telegrama cumpliendo las instrucciones del Presidente. pues se estaban adelantando grandes esfuerzos para hacer del departamento del Cauca “el más importante y próspero del país”. razones por las cuales tratar de dividir el departamento “[…] no se puede considerar como una medida patriótica. de esta manera se ayudaría a “desarrollar el adelanto y el progreso que animan al Gobierno[…]”. el 20 de septiembre de 1907 en el despacho de la Prefectura de Cali.1 impulsando la terminación del ferrocarril de Buenaventura. la construcción de carreteras que unirían el Cauca con el Huila y Tolima. se estaba contemplando la posibilidad de hacer una carretera entre Cali y Popayán en lugar del camino a Micay. que el gobierno en cumplimiento elemental de su deber no puede permitir. y. encargado de la notificación. sino que considera que el camino que habían tomado de solicitar adhesiones en los pueblos para esta división podría producir agitación política. el Presidente buscaba advertir a Palau y a todos los interesados en la división del Cauca que cualquier iniciativa en este sentido. se comprometió a desistir de su idea correspondiendo de esta manera a la solicitud del Presidente. agregando que la posibilidad de la división administrativa del departamento estaba contemplada en los artículos 5 y 45 de la Constitución vigente para ese momento.

La publicación de estos documentos era una forma de extender la prevención a todos aquellos que llegaran a simpatizar con la propuesta de dividir el Cauca. Cuando ya parecía terminada la diligencia de notificación a Palau. se advertía que la prensa era “libre en tiempos de paz”. Así fueron trazados lo que podríamos llamar los contornos legales de la discusión. el 2 de octubre de 1907. Joaquín Caicedo Alban enviaba un nuevo telegrama al Presidente solicitando su consentimiento para ordenar la publicación de todos los documentos que había generado esta diligencia en el Correo del Cauca periódico que era propiedad del mismo Palau. entonces. sino de una estrategia de comunicación que le permitía a Palau ampliar su defensa y llevar la discusión sobre la división del departamento del Cauca al escenario del debate público. A pesar de que la medida sólo comprendía la publicación de los documentos oficiales. 2006). Pero si seguimos la marcha de los acontecimientos podemos ver. en ningún caso. de una comunicación del todo vertical. Pero. en las páginas de este periódico apareció el acta de la notificación. pero regulada por el Estado (Nuñez. Para comprender lo novedoso del editorial publicado por Palau es necesario tener presente que durante su gobierno el general Reyes se propuso limitar la actividad periodística a un ejercicio meramente informativo excluyendo la discusión. donde retomando el principio de los regeneradores. Las restricciones al ejercicio periodístico fueron condensadas en la Ley de prensa de 1906. donde las autoridades trasmitían una orden de obligatorio cumplimiento. dentro de los temas aptos para ser tratados por los periodistas se mencionan: las ISSN 2011– 0324 . Ya no se trataba. junto a todo el grupo de telegramas que intercambiaron Caicedo y el general Reyes. fácilmente el general Reyes imponía su voluntad aún por encima de la ley. traspasaba los límites de una obediencia en silencio transformando así el sentido y el significado de la sanción que le había sido impuesta. dejando como única opción la obediencia al Presidente. El Presidente aprobó la solicitud hecha por Caicedo y. el cuestionamiento y los debates a las disposiciones del gobierno. se trataba de una provocación o cuestionamiento frontal al Presidente. sino de un diálogo que daba paso a la réplica frente a la sanción.Opinión pública y formación del departamento del Valle. El editorial publicado por Palau mantenía una voz que. aunque tímida. Palau incluyó una nota editorial donde evidenciaba las contradicciones del gobierno insistiendo en que había actuado de conformidad con lo establecido por la Constitución y siguiendo las recomendaciones que sobre el tema de la división territorial había hecho el mismo Presidente en 1905. lo cual no debe sorprendernos pues este fue uno de los rasgos distintivos de su gobierno. algunos rasgos característicos del orden político (y cultural) que en ese momento regía la sociedad colombiana. 1903 –1910 169 Hasta aquí podemos ver cómo. además.

en las columnas de diferentes periódicos y revistas aparecían las respectivas notas de bienvenida que realizaban sus colegas. Para adelantar una efectiva regulación de las publicaciones se impusieron varias obligaciones como solicitar autorización para publicar cualquier periódico o revista y enviar una copia de cada edición a las autoridades locales. Muy lejos de las pretensiones del general Reyes. con quien editó durante los últimos años del siglo XIX La Patria– se canjeaba con la revista Sur América editada en Bogotá por Adolfo León Gómez. militante de la causa conservadora en la Guerra de los Mil Días. la prensa nacional desarrolló estrategias de comunicación que le permitieron evadir los controles dispuestos por el gobierno. lo que permitió la articulación de la prensa como una red de alcance interlocal que modelaba un espacio de discusión. Dentro de los abundantes ejemplos podemos citar la relación que el Correo del Cauca mantenía con la revista Sur América. con ello. El canje. Esta era una manera CS No. se efectuaba entre los más diversos periódicos del país sin restricciones partidistas o geográficas. notas que se hacían llegar a través del canje. el acercamiento de las regiones a través del canje adquiere mayor importancia si tenemos en cuenta que. El primero de una fuerte herencia conservadora – pues su director. para esa época. La subordinación de las filiaciones políticas a este tipo de intercambio es un importante rasgo de modernización del ejercicio periodístico.192. Todo lo anterior muestra que. Cuando se iniciaba la edición de un nuevo periódico. como era llamado este intercambio. Cali – Colombia . reconocido liberal de la escena política nacional y preso político en el Panóptico de Bogotá. cierres e inauguraciones. la prensa desarrollo un importante mecanismo de comunicación que se fundaba en el intercambio de periódicos. 7. 161 . mientras que los ataques a la vida privada eran excluidos al estar por fuera de los límites de la moral y la decencia. era posible seguir la suerte de las publicaciones canjeadas: penas imputadas. no existían periódicos nacionales como los conocemos ahora. Ignacio Palau fue miembro permanente de ese partido y amigo cercano de Manuel Carvajal. Bajo el convencimiento de que su labor fundamental era contribuir al progreso de la nación. los asuntos de interés público y los actos de la vida pública de los candidatos a ocupar cargos en el gobierno. Así. sino una amplia cantidad de periódicos difuminados en las diferentes poblaciones. Estamos hablando de un espacio público donde se desarrollaba una comunicación efectiva entre los periódicos y se discutían los asuntos de interés general apelando al uso de la razón. la ampliación de las fronteras locales y.Aura Hurtado 170 reformas legislativas. enero – junio 2011. aniversarios. a partir de la discusión crítica de los asuntos de interés general.

Como respuesta. puesto que recibir un periódico en canje suponía el retorno del propio. un mes después de que el proyecto separatista irrumpiera en la escena pública. La Verdad. Así. En las columnas del Correo del Cauca se encuentran diversos registros que muestran el compromiso de sus productores con el canje y los obstáculos que en ocasiones encontraba en el sistema de correos para hacerlo efectivo. el 6 de noviembre de 1907. que se suponía liderada por el principal separatista: Ignacio Palau.2 Estrategias de comunicación Retomando la Prevención Presidencial notificada a Palau y su publicación en el Correo del Cauca. por su parte. Por su parte el Correo del Cauca interviene en el debate respondiendo a La Verdad y La Paz: que El Republicano como él mismo “interpretó fielmente los sentimientos de la sociedad caleña”. sin embargo. encontramos que la permanente comunicación que mantenían los periódicos a través del canje dio vía a que. la cual por su recto criterio […] es digna de toda consideración (Correo del Cauca. el Correo del Cauca participa en una discusión que sobre el manejo de los recursos del departamento del Cauca venían adelantando El Republicano de Bogotá y los periódicos La Paz y La Verdad de Popayán. La Paz enumeró una serie de obras públicas adelantadas en la región del valle geográfico del río Cauca para así desvirtuar las acusaciones hechas por El Republicano. advirtió que las denuncias aparecidas en El Republicano: […] revelan la inquina y parecen nota perdida de la plegaria entonada por alguna liga secreta para promover la subdivisión del Cauca[…] confiesa con gusto que no ve en el ataque que hace el corresponsal al Gobierno Departamental. el sentimiento de la sociedad caleña. calificando el suelto como una “sistemática y sorda oposición al Gobierno”. octubre 7 de 1907).Opinión pública y formación del departamento del Valle. rápidamente. En el calificativo había un tácito tono de acusación a aquellos que habían adelantado acciones separatistas. este sistema de intercambio encontraba limitantes externos. y advierte que “No quiso tampoco el corresponsal [de El Republicano] apelar a la agitación malsana que trae la reasunción de antagonismos entre pueblos que están afortunadamente unidos por vínculos 2 Con el canje se pretendía una comunicación permanente entre los periódicos extendidos por la geografía nacional. ISSN 2011– 0324 . se desarrollara un debate público en torno a la propuesta de dividir el Cauca. La discusión se inició luego que El Republicano publicara un suelto donde describía el mal manejo que los gobernantes payaneses le habían dado a los recursos del departamento. 1903 –1910 171 de ingresar a la red e iniciar el intercambio. El cuestionamiento a la publicación de El Republicano se hacía sugiriendo que los autores de las columnas integraban una “liga secreta”. considerándolos conspiradores políticos.

reemplazó durante ese año al Correo del Cauca. 15 julio 1908). sería publicada. 7. el general Reyes intervino imponiendo las sanciones más severas. julio 28 de 1908). ordenó el cierre indefinido del Correo del Cauca y el confinamiento de Palau en la ciudad de Popayán durante varios meses. Pese a lo grave de la situación Palau insistió en el debate y. el periódico El Labriego se estrenaba el 15 de julio con un artículo titulado “División territorial”. Mientras tanto. Ante esta trasgresión. según él mismo.Aura Hurtado 172 nobilísimos” como lo afirmaba La Verdad. así. el 31 de julio El Labriego publicó una serie de telegramas que confirmaban la noticia de que en la Asamblea habría de ser aprobado el proyecto de división territorial. bajo un formato más pequeño. pues. el recuento de las obras públicas que según los periódicos payaneses se han ejecutado en esta Provincia” (Correo del Cauca. En el mismo número aparece una nota de sumisión del periódico ante la nueva Ley que. y otro enviado por el prefecto de la provincia de Buga al presidente de la República donde aceptaba tales disposiciones. por medio de un ejercicio crítico. la Revista que era una estrategia para evadir la censura. el 5 de febrero de 1908 funda la Revista Caucana que. el tema que poco antes había sido vetado discurría ahora en el espacio público de discusión que permitía el canje.192. enero – junio 2011. Continuando con la discusión del asunto. Frente al asunto de la división del Cauca la Revista optó por un silencio calculado. y especialmente los del Cauca”. Octubre 7 de 1907). en Buga. 161 . donde cuestionaba el proyecto de división del Cauca. aunque meses después el gobierno nacional había iniciado el trámite de una ley de división territorial que abría la posibilidad de crear nuevos departamentos. El debate que generó la propuesta de dividir el Cauca traspasaba los límites que el gobierno nacional había impuesto a la actividad periodística. en su primera edición era definida como “[…]una publicación periódica dedicada preferentemente al servicio de los intereses económicos e industriales de nuestro país. el Correo del Cauca. CS No. Finalmente. en sus páginas no apareció ninguna referencia al tema. presentándose como un actor con capacidad de influir en estos aspectos. responde enumerando: “[…] punto por punto. Cali – Colombia . Dirigida por su hijo Francisco Palau. argumentando que era promovido porque existía gran rivalidad entre las ciudades del valle del río Cauca y advierte “los funestos resultados” que la nueva situación provocaría (El Labriego. Por su parte el periódico El Día publicaba un telegrama que el general Reyes envió al gobernador del Cauca y a los Prefectos de las provincias de Cali y Buga: “Gobierno pasó Asamblea Nacional mensaje pidiéndole expedición ley división territorial de conformidad con peticiones de Municipalidades y ciudadanos en 1905[…]” (El Día.

el veredicto y con él veremos muy pronto a nuestra amada Cali transformarse en una nueva administradora gubernativa (Revista Caucana. de 1908 “Sobre división territorial” que fraccionaba el país en 34 entidades administrativas. ha conquistado el Gobierno nacional una adhesión más firme del pueblo colombiano a su programa de gobierno. Otros sueltos publicados por la Revista. cuando la creación del departamento de Cali ya se encontraba asegurada por la ley la Revista informó sin retraso la fecha de inauguración del nuevo departamento y el nombramiento de su Gobernador. en el texto se advierte que: Indudablemente que con la nueva ley sobre ‘División Territorial’ que actualmente discute la Asamblea Nacional Constituyente. que se referían al tema. 3 de septiembre de 1908 “REVISTA” – Cali Primero de octubre inaugúrase Departamento de Cali. 1903 –1910 173 La Revista por su parte. sólo se refirió al asunto después de que fuera emitida la Ley 1ª. pues. En este caso el propósito del suelto no era informar sobre las últimas decisiones de la Asamblea. sino instruir al “periodiquín de provincia en el oficio de informar”. En seguida se enuncian algunas transformaciones que la nueva ley traería a la ciudad. Otros sueltos publicados por la revista nos muestran que la participación tardía en este debate obedecía a una estrategia calculada. aunque en él siempre la ha tenido y gozado de popularidad[…] esperamos. el tema reaparece en las páginas de la Revista el 13 de agosto de 1908 en la sección “Un Rato de Charla”. entre los que se contaban los departamentos de Cali. fueron publicados algunos apartes del discurso del Ministro de Gobierno donde se advierten las ventajas administrativas que suponía una nueva división territorial del país en treinta y dos departamentos. toma como objeto de su crítica los sueltos y telegramas que días atrás había publicado El Labriego sobre la inconveniencia de dividir el Cauca. fueron escritos incluso cuando el proyecto aún estaba en discusión. donde Domingo Ramos. Asimismo. El discurso fue pronunciado en la Asamblea el 23 de julio y publicado por la Revista Caucana el 18 de agosto. Buga y Cartago. agosto 15 de 1908). CORRESPONSAL ISSN 2011– 0324 . De manera que. a través de un cuento que llama a la prudencia mostrando como una equivocación su posición respecto a la creación de los nuevos departamentos. es el caso del suelto titulado “Gran proyecto de ley” escrito el 2 de agosto y publicado el 15. Bogotá.Opinión pública y formación del departamento del Valle.

septiembre 5 de 1908). Jorge Holguín. 1989. La primera modificación a la Ley 1ª de 1908 fue la integración de los departamentos de Ipiales. Cali – Colombia . ahí la revista se reconoce como partidaria de la división del Cauca y del nombramiento de Ulpiano Riascos como Gobernador. El silencio calculado de la revista nos muestra que la noticia pensada como relato de un acontecimiento es susceptible de ser apurada o retenida por la prensa. 7. Entre ellas se encontraba la Ley de Prensa que constreñía ampliamente el ejercicio periodístico. Cuando el Correo del Cauca informa lo sucedido. además. convirtiéndose el manejo del tiempo de publicación. una abierta defensa por la independencia administrativa de Cali. pero además que es necesario comunicar el deseo de los caleños “sin distingo de filiaciones políticas” de conservar su departamento. La tradición desplazada Luego de la obligada renuncia del general Reyes a la presidencia de la república. Con esto. junio 12 de 1910). advierte inmediatamente que ese no es el caso del departamento de Cali. El 20 de julio de 1909 se inicia un nuevo período en la vida política del país. en una de sus posibles estrategias de comunicación.Aura Hurtado 174 Bogotá. el Congreso Nacional se instala con un objetivo inmediato: evaluar las reformas legislativas que el general Reyes había adelantado durante su gobierno. Esta transición significó el retorno de las libertades para el ejercicio periodístico. Tumaco y Pasto. por lo que enseguida cita un telegrama enviado un día antes al Presidente de la República. junto a El Día. que habían sido creados en 1904.192. postulando diferentes CS No. quien lo reemplazó por algunos meses. 4 de septiembre de 1908 “REVISTA” – Cali Ulpiano Riascos nombrado Gobernador de Cali. lo que le permitió a Palau publicar nuevamente el Correo del Cauca e iniciar. de la aceptación y conformidad con los hechos ocurridos. CORRESPONSAL Estos telegramas fueron publicados junto a una nota editorial. donde se hacía tal solicitud (Correo del Cauca. se hace explícito que el silencio frente a ellos había sido calculado: “nos habíamos abstenido de tratar este asunto hasta que fuera hecho el nombramiento de Gobernador del nuevo Departamento de Cali […]” (Revista Caucana. fueron disueltos por insuficiencia de recursos. 161 . al departamento de Pasto. Arismendi. Estos departamentos. Pero más importante aún es que. el Correo del Cauca inició una abierta participación en la defensa de la separación del Cauca. 1989a). y la misma Ley de División Territorial. enero – junio 2011. convocó a elecciones para la conformación del Congreso que había estado cerrado durante cinco años (Melo.

la propuesta de Joaquín Collazos. este desplazamiento se inició en 1908 con la creación de los departamentos de Cali y Buga. el telégrafo hacía que las noticias llegadas desde el centro de decisiones. para castigarles por el crimen de haber opiISSN 2011– 0324 . octubre 30 de 1909). dejando gran reguero de luz en los anales de la vida científica y política”. multiplicaba la noticia para un público amplio. donde la circulación y discusión de estas noticias terminaron renovando la escena política. cuando en la Cámara de Representantes se retoman las discusiones sobre la división territorial. con la publicación de los telegramas. Fueron. y la prensa. Además se denunció que “el señor Carlos Ayerbe y otros como él ultrajaron indigna y gratuitamente a los señores don Estanislao Zawadzky y don Mariano Argüiles. de sinecuras. pues. En el mismo sentido el Correo del Cauca lanzó diferentes acusaciones contra los dirigentes de Popayán. En el editorial del 30 de octubre titulado “La Barbarie de Popayán”. denunciando acciones que al respecto se adelantaban en Popayán y discutiendo el asunto con periódicos de otras ciudades. Argumentaba que la supremacía política de la capital del departamento no podría sustentarse en las glorias del pasado. referentes que terminaron desplazando los valores tradicionales que soportaban la supremacía política de Popayán en la región. sus hombres ilustres pasaron. de contratos. Ante el nuevo panorama político que generaba el restablecimiento del Congreso Nacional. alcanzaran una inmediatez excepcional para la época. Dada la extraordinaria rapidez de los acontecimientos. dos años cruciales. discusiones que abrían la posibilidad de reintegrar el Cauca. lo cual se evidencia en diferentes registros de prensa. Este argumento fue utilizado en múltiples momentos. pero empezó a tomar formas más definidas desde 1909. pronunciado en la Cámara y reproducido por el Correo del Cauca. Dentro del proceso de separación del Cauca emprendido por la élite caleña se destacan los referentes modernizadores sobre los que se fundó el proyecto. sino que se empeñan en disponer de todas las rentas del territorio caucano para repartírselas en forma de sueldos. representante a la Cámara por el departamento de Cali. mientras que destacaba las obras que se adelantado en la Cali durante los últimos años (Correo del Cauca. Como hemos visto. fue la de reintegrar el Cauca posicionando a la ciudad de Cali como capital. Bogotá.Opinión pública y formación del departamento del Valle. para vivir cada uno de ellos la vida cómoda y descansada del parásito […] (Correo del Cauca. advertía que Popayán se encontraba en una grave decadencia: “Su grandeza pasó. en cuanto a los intereses que alentaban la búsqueda de la reintegración departamental en esa ciudad. y aún desde las otras localidades involucradas. diciembre 7 de 1909). esgrimió que: Los burócratas payaneses no se conforman con vivir y trabajar para sí mismos. En uno de sus discursos. 1903 –1910 175 propuestas.

Por otra parte. en estos lugares fueron pronunciados diferentes discursos por Ignacio Copete. 7. CS No. 161 . allá debemos volver. en esa ciudad excéntrica debe continuar ad vital alternan la dirección administrativa de todo el Cauca (Correo del Cauca. frente a la habitación del Gobernador para manifestarle […] el profundo disgusto que el pueblo ha recibido la decisión de la Cámara de Representantes.Aura Hurtado 176 nado como valle-caucanos que son.192. los Mosqueras y Arboledas. Cali – Colombia . Andrés Lenis y Ricardo Nieto en nombre del pueblo. se mostraba la existencia de un rechazo compartido a la supremacía de Popayán. octubre 5 de 1909). donde los países civilizados constituían el principal referente.. así como en el discurso de Ignacio Copete. enero – junio 2011. Es así como el carácter pacífico de estas protestas siempre era exaltado: Más de cinco mil ciudadanos aludieron espontáneamente. a las 5 p. que suprime el Departamento de Cali […] Reinó en la manifestación popular el mayor orden (Correo del Cauca Octubre 5 de 1909). existen múltiples registros al respecto: “Un gran meeting tiene lugar hoy en esta ciudad para protestar contra la resolución de la Cámara de Representantes[…]” (Correo del Cauca. Ignacio Guerrero. se encuentra que el proyecto separatista era legitimado anteponiendo el progreso a los valores tradicionales que desde Popayán se defendían: La mayoría de los señores representantes [a la Cámara] aparece inspirada por un romanticismo político absolutamente opuesto a las ideas modernas que guían la marcha prácticamente progresiva de la humanidad. en el editorial del periódico. en la ciudad de Cali como una forma de protesta. frente a la casa del Gobernador del departamento y luego en el parque central. el Correo del Cauca convocó a un meeting popular. Su significado en este contexto aludía a una reunión para protestar. Durante esta época las protestas que convocaban al pueblo y que mantenían una asistencia masiva eran denominadas meeting. octubre 5 de 1909).m. Con la asistencia masiva de los habitantes de Cali al meeting y con su exaltación por medio del Correo del Cauca. Porque en Popayán nacieron hombres ilustres como Caldas y Torres. Según el mismo periódico “Más de cinco mil personas acudieron espontáneamente. encontramos un indicio del desarrollo de un proceso de modernización. Ante este hecho. a favor de la existencia del Departamento de Cali”. a las 5 pm[…]” (Correo del Cauca. La Cámara de Representantes aprobó restablecer el departamento del Cauca manteniendo a Popayán como capital. octubre 5 de 1909) Si relacionamos la fijación de esta clase de extranjerismos al leguaje con la consolidación de formas de protesta pacífica. con capital Popayán. Porque el Cauca fue en un tiempo Estado Soberano y después Departamento desde Charchi hasta Chinchina.

y el punto donde convergen todas las actividades políticas. “grandes cartelones en caracteres rojos” dispuestos en la ciudad. La desintegración del Cauca era presentada como un asalto al “pueblo de Popayán” en sus derechos territoriales y patrimoniales conferidos por la tradición.Opinión pública y formación del departamento del Valle. donde la élite política de esa ciudad conformó un Comité Reintegrista que defendería los intereses de esa ciudad. una plumada del Dictador de Colombia que tanta gratitud debía a esta tierra. ISSN 2011– 0324 . arrebata nuestros derechos. el 27 de noviembre de 1909 se convocó a un meeting en la plaza central de Popayán. Y es en nombre de la tradición que se realizan acciones como el meeting. La consigna promovida era la muerte antes que no lograr el retorno de la capitalidad de Popayán para el Cauca reintegrado. Wallis. destruye nuestras preclaras tradiciones y nos condena a la miseria y a la desesperación (La Paz. Así. gozaba del bienestar. esta fue la propuesta que defendió Belisario Zamorano en el Senado y que fue aprobada en uno de los debates. arrastrados por la descarnada mano de la miseria. sociales y comerciales. Iragorri y Mosqueras. fruto del Trabajo y complacida a la sombra de sus robles centenarios contaba a los hijos la historia gloriosa de sus héroes y de sus mártires. dirigiéndose al Gobernador del departamento en la plaza de Caldas. la conformación de un comité y el llamado a ilustrar su historia. que le traen del Exterior y del centro de la República todos los elementos de progreso y civilidad (Correo del Cauca. que es también la ciudad cosmopolita. Ante la aprobación de la conservación del departamento de Cali y la anexión del departamento de Buga al de Popayán. de despojo en despojo. discursos en las plazas y el “pueblo amotinado” recorriendo las calles gritando “viva la Reintegración”. octubre 5 de 1909). invocando las consignas de guerra de los Caldas. diciembre 3 de 1909). eso éramos. Cali contaba con condiciones idóneas para ser la capital del Cauca en el caso de su reintegración puesto que: Es el Centro del Departamento. Luego de la derrota en la Cámara se retomó la idea de conservar el departamento de Cali. señor. Juan N. sin pensar que un día la ruina llamaría a sus puertas. durante tres días se realizaron constantes reuniones públicas. 1903 –1910 177 Según el editorial. la declaración del Concejo Municipal en cabildo abierto. Así estábamos. De repente el cuadro cambia y se hace la sombra y de sorpresa en sorpresa. quien era uno de los miembros delComité. como que cuenta con una arteria navegable. define lo que para “el pueblo de Popayán” significaba la desintegración del Cauca: Este pueblo que hoy se congrega en vuestra presencia era hasta hace poco tiempo feliz. ya por su camino ferroviario que acerca al Pacífico. ni soñar sus madres que no muy tarde sus hijos fueran camino del infortunio.

cuando el Comité Reintegrista empezó a enviar telegramas hacia otras ciudades. donde advertía que de no ser aprobada la reintegración territorial “el pueblo que representamos está dispuesto ilustrar nuevamente su historia con respectivos grandes sacrificios”. tendía. los miembros hercúleos en laxitudes de cansancio. para que se oiga el potente rugido de fiera: de fiera valiente y noble. si el senado no aprueba la ley de reintegración (Correo del Cauca. donde publicó una serie de telegramas enviados desde Popayán. también se dice que Quijote fue enterrado en la plaza de Caldas. conformado un grupo de conservadores y liberales. 7. hasta ayer. Cali – Colombia . en los que decían más o menos: ‘Si no reintegran el Cauca en capital en Popayán. El editorial del 7 de diciembre advierte que “ninguna ciudad del valle alienta insólita y quijotesca pretensión de dominar y explotar en su provecho a las otras” (Correo del Cauca. El Correo del Cauca informaba estos acontecimientos en su edición del 4 de diciembre. diciembre 4 de 1909). se ha erguido sobre su histórico Rocinante y amenaza furibundo acabar con toda la República. por lo que el periódico crítica un posible levantamiento armado. se informaba también que: El Comité y el Cabildo y muchos particulares dirigieron telegramas a Bogotá. embarazada la adarga y empuñada la lanza. diciembre 4 de 1909). diciembre 7 de 1909). mostrándolo como una actitud vergonzosa. Sí! Señores y su rugido potente. Así que. diciembre 3 de 1909). la vieja ciudad que entregó sus pañales de hermosa recién-nacida para que se izaran como bandera triunfante en los combates de la Libertad.192. con la misma facilidad con que el león despedaza un conejo. Se convocó en esa ciudad a un meeting en la plaza central de la ciudad donde “el pueblo entero acudió en masa”. Hoy sacude melenas de León dormido y se despereza y tantea la potencia de sus zarpas. el Correo del Cauca publica estos CS No.’ De todas partes telegrafían aplaudiendo la actitud payanesa (Correo del Cauca. nos levantaremos en armas. 161 . la ciudad heroica. como el eco de un grito de venganza […] (La Paz. Uno de los telegramas advierte: “la gran agitación aquí [Popayán] con motivo de la reintegración es indescriptible”. calada la visera. Detengámonos en una metáfora utilizada en uno de los telegramas que publicó el Correo del Cauca. y arroja a los vientos. La metáfora del Quijote es utilizada en otros momentos. enero – junio 2011. resonará en las oquedades de los corazones culpables. Hace tres días que don Quijote. Recordemos que en el proyecto nacional de búsqueda del progreso. la paz ocupaba un lugar central. donde además se instauró un Comité Reintegrista.Aura Hurtado 178 La ciudad gloriosa.

representado en ese momento en el departamento de Popayán. como ciudad capital que descansaba en el mando heredado de los próceres de la independencia. Aunque no fue en la instancia del Senado donde se resolvió el asunto de la división territorial. constituía un malgasto económico. El Correo del Cauca se empeñó en mostrar esta distancia cuestionando la construcción del camino de Micay. Los intereses vallecaucanos Cuando se iniciaron los debates en el Senado. […] los burócratas payaneses no se conforman con vivir y trabajar para sí mismo. denuncia los intereses Valle-caucanos lesionados por la élite política de Popayán. Con el uso de artificios como este el periódico reforzaba la imagen de una ciudad en decadencia. A pesar del carácter tradicionalista de la sociedad payanesa. que vive del pasado. por lo que nuevos referentes desplazan los ideales de la tradición a un lugar secundario. 1903 –1910 179 telegramas. en el Correo del Cauca aparece de forma multiplicada la designación de vallecaucanos (o valle-caucanos) para los habitantes de los departamentos de Cali y Buga. fue definido por la prensa caleña como una empresa absurda y utópica. “El famoso camino de Micay”. sino en una nueva Asamblea Nacional Constituyente convocada en febrero de 1910. 2002). luego de que la Cámara de Representantes aprobara la reintegración del Cauca con capital Popayán. pero este legado resulta insuficiente para estructurar el nuevo orden. las discusiones y los acontecimientos que acabamos de destacar dejan ver que la legitimidad de Popayán.Opinión pública y formación del departamento del Valle. El 7 de diciembre de 1909 el Correo del Cauca en su editorial titulado “El valle del Cauca para los valle-caucanos. refriéndose a la campaña reintegrista payanesa. quienes según las publicaciones mantenían intereses independientes del antiguo Cauca. No más feudalismo”. que en lugar de contribuir al progreso de las provincias. sino que se empeñan en disponer de todas las rentas del territorio caucano para repartírselas en forma de sueldos[…] y si aún quedara sobrante invertirlo en algún empresa absurda. enterrase en Popayán” (Correo del Cauca. junto a otro que. un fallido proyecto que buscaba establecer una salida al mar desde Popayá y en el cual se habían invertido recursos desde 1855 (Aprile. La moderna sociedad reconoce el legado de la tradición. pierde legitimidad en el debate público que se dio durante los primeros años del siglo XX. En lo económico un malgasto de las rentas del departamento. dice: “Maquiavelo no Quijote. ISSN 2011– 0324 . diciembre 18 de 1909). allí nacieron proyectos con pretensiones progresistas. por ello los momentos de gloria de una ciudad como Popayán no pierden vigencia.

sino que por el contrario ha desmejorado (Correo del Cauca. el uso de las palabras aquí y allá denotan la existencia de fronteras imaginadas entre dos comunidades que guardan intereses disonantes. CS No. completa neutralidad de los agentes del Gobierno[…]allá las misma prácticas repugnantes y perniciosas. como puede comprobarse con documentos oficiales. Compárese el modo como se efectuaron las elecciones últimas aquí y allá: aquí absoluto respeto a los derechos de todos. de allí el lugar trascendental que ocupó la prensa en la discusión de la división del Cauca. según el Correo del Cauca. pues. sin que el servicio público haya mejorado proporcionalmente. 7. Esto significa que los intereses del valle eran definidos en contraposición con los de la élite payanesa. la creación de cuerpos de policía ad hoc. Este era.192. diciembre 7 de 1909). a la que apelaron diferentes periódicos.Aura Hurtado 180 utópica. De acuerdo con esta imagen los vallecaucanos estaban unidos en la defensa de la permanencia de los departamentos de Cali y Buga. Cali – Colombia . así lo han expresado los Consejos Municipales […] (Correo del Cauca. Ninguna ciudad del Valle alienta la insólita y quijotesca pretensión de dominar y explotar en su provecho a las otras[…]los valle-caucanos no aceptamos ya la coyunda de la absorbente burocracia payanés. 161 . tenía lugar en Popayán. un momento de gran agitación política. Sobre los cuales se pretendía influir desde las respectivas localidades. dada la incertidumbre que generaban los debates en el Senado. Pero no podemos desprendernos de los sucesos en los que esta imagen se enmarcó. diciembre 7 de 1909). consuetudinarias. diciembre 7 de 1909). para aumentar el número de amamantados por el tesoro público. enero – junio 2011. sino que lo ha aumentado y lo aumenta cada día más. la recolección de indiadas inconscientes para que automáticamente depositaran boletas en las urnas […] (Correo del Cauca. Es en este contexto donde cobra mayor importancia difundir –a través de la prensa– la imagen de una comunidad de intereses delimitada de acuerdo con los valores de la moderna sociedad. El actual Departamento de Popayán no solamente mantiene el mismo tren de empleados del que fue el gran Departamento del Cauca. Lo que encontramos en esta comparación es una imagen de alteridad. En esta medida es posible pensar que con eso se pretendía lograr un favorecimiento de la opinión pública a los intereses del valle. como el famoso camino de Micay. La denuncia del suelto también hacía referencia al fraude en el ejercicio electoral que.

El Gobierno y varios caballeros de Cali supieron corresponder a la excitación ofreciendo su cordial cooperación para trabajar por la conservación de los dos Departamentos. por la solidaridad de intereses que existen entre todas las poblaciones del Valle del Cauca en su futuro desarrollo. la misma ley emancipó a Cali y Buga reconociéndoles su mayor edad por considerarlas capaces de administrar sus propios intereses y los de sus hermanas del Valle. En el mismo documento se hace también un llamado explícito a adelantar acciones en conjunto con la gobernación de Cali. mientras que el de Buga fue anexado al departamento de Popayán. pero ante todo obrar de acuerdo con el Gobernador de Cali. La cordial cooperación que se menciona en el fragmento anterior tiene que ver con una serie de telegramas que. y sólo ha bastado una año para acreditar la capacidad con el progreso que se observa […] [Nos encontramos] resueltos a sostener a toda costa nuestra autonomía Departamental. Desde Cali se buscaba una alianza entre los dos departamentos para defender la existencia autónoma de cada uno. En este documento se aludía al discurso de hermandad de las provincias del valle: La lucha está empeñada. frente al mismo acontecimiento. Es necesario poner en juego todos los asuntos lícitos y justos. En la búsqueda de esta alianza se apelaba a la solidaridad de los intereses vallecaucanos. a pesar de la decadencia de aquella y de la superioridad de éstas[…](Correo del Cauca. diciembre 11 de 1909). encontramos que el Correo del Cauca procuraba mostrar las municipalidades de Buga y Palmira en correspondencia con la comunidad de intereses que el periódico delineaba. que se resumían en la prosperidad y bienestar de los departamentos. contra las pretensiones de Popayán que quiere seguir conservando supremacía sobre Cali y Buga. Parece que hasta ese momento en Cali no se proponía la fusión de las provincias del valle en un sólo departamento: “interpretando fielmente la opinión de los habitantes del Valle[…]no es el honor de la capitalidad lo que disputan Cali y las demás ciudades caucanas. diciembre 11 de 1909). sino su derecho inalienable a vivir su vida propia[…]” (Correo del Cauca. quien en ese momento era gobernador del departamento de ISSN 2011– 0324 .Opinión pública y formación del departamento del Valle. En las columnas del periódico aparece publicada una carta enviada por a Ignacio Palau. titulada “De Buga”. Luego de que en uno de los debates del Senado se aprobó la conservación del departamento del Cali. dirigieron Pablo Borrero. La unión hace la fuerza (Correo del Cauca. 1903 –1910 181 En el mismo sentido. de la misma manera que con títulos suficientes han logrado los mismos derechos los hijos de esa Reina del Valle. diciembre 16 de 1909).

Alberto Carvajal. Los círculos políticos sin distinción. a algunos de sus amigos en Buga. Aquí hay entusiasmo y pueden tener la seguridad de que en esta campaña. diciembre 3 de 1909). Cali prestará decidido apoyo. Desde esa ciudad es enviado un memorial al Procurador General advirtiendo que Popayán se encuentra en una grave situación fiscal. convirtiéndose esto en una “amenaza de ruina para los del valle” (Notas Republicanas. Cali y Popayán. prima la defensa del departamento: “Defender hasta último momento nuestra autonomía departamental. diciembre 3 de 1909). diciembre 3 de 1909). El Valle para los del Valle. De acuerdo con el periódico Notas Republicanas de Buga podemos suponer que la élite política de esa ciudad. se plegó a la propuesta caleña de manera parcial. Jorge Zawadzky. diciembre 3 de 1909).192. Entre este conjunto de telegramas podemos destacar el siguiente: Al tratarse de los intereses del Valle. ocultabasenos el nuevo criterio en que se inspiraba tan extraño proceder y por eso el júbilo de los agraciados era sin duda superado por la indignación que a los otros aparejaba la injusta distinción (Notas Republicanas. enero 23 de 1909) en el caso de ser reintegrado el Cauca. Sea esta la ocasión de manifestar a Buga que reconocemos sus méritos industriales y que siempre la hemos tenido por hermana. se acercaban de común interés a sostener la conservación del departamentos de Buga” (Notas Republicanas. Abrazote. pero acertada conservación CS No.Aura Hurtado 182 Cali.Manuel María Buenaventura (Notas Republicanas. . que ya germinó con robusta exuberancia” (Notas Republicanas. Pero en los diferentes sueltos publicados por este periódico. Cali – Colombia . en este telegrama manifestaban cómo sus intereses se veían lesionados con la decisión del Senado. todos debemos unirnos. 7. que ante las decisiones del Senado había conformado una Junta Autonomista del departamento. frente a la escasez de la referencia a los intereses vallecaucanos. Conservándose algunos. enero – junio 2011. Reintegración completa hubiéramos soportado si así exigiéndolo imperiosas necesidades nacionales. Y es que la conservación del departamento de Cali era vista como un privilegio injusto: […] con la inesperada modificación de reintegrar el Cauca en dos departamentos. Ignacio Palau. También fue enviado un telegrama al presidente de la República publicado en Notas Republicanas y acompañado de 1166 firmas según el mismo periódico. eliminándose el nuestro. Influyan Palmira. 161 . En cuanto a la posición de alteridad frente a Popayán existía un claro consenso: “Es tiempo que la verdadera emancipación administrativa se desarrolle. junto a otros destacados políticos de la ciudad.

era una posibilidad que no se descartaba en ese departamento. distribución de gasto y algo más. dentro de los múltiples telegramas que se enviaron a diferentes provincias el 30 de noviembre. Popayán. motivó numerosísima reunión popular. camino de herradura. antes de que Buga fuera reintegrado transitoriamente a Popayán: De El Timbre de Palmira[…]tomamos lo siguiente: ‘y aun más. rogamosle acepte y designe colaboradores. Esta alternativa fue sugerida el 11 de noviembre de 1909. Campo. 1903 –1910 183 Departamento de Cali. Considerémoslas identificadas con nosotros defensa intereses comunes. La posición adoptada frente a la conservación del departamento de Cali. JUNTA AUTONOMISTA Municipalidades Palmira. para defender existencia departamento de Buga. creando dos departamentos capitales. fuera de no querer verse enredados en la guerra Cali-popayanense. Palmira Junta nombrada reunión popular constituida bajo el nombre Junta Autonomista. Tulúa. Cali.Opinión pública y formación del departamento del Valle. Roldadillo. altamente fecundamente. diciembre 3 de 1909). permite comprender que la Junta hubiese pretendido persuadir a algunos dirigentes políticos de la ciudad de Palmira. comisionado ante poblaciones para trabajar conservación Departamento Patriótica Labor desempeñada U. que nombranos Junta. será irremplazable. Urge salvémonos nuevamente tributo que sujétanos lejana Popayán […] JUNTA AUTONOMISTA La adhesión de la provincia de Palmira al departamento de Buga. se remitieron los siguientes a Palmira: Luís F. Cartago Noticia aprobose proyecto Senado división territorial. Así que. condénanos injustamente llevar solos carga sostenimiento Popayán y convirtiéndonos tributarios […] apelamos vuestra honradez y patriotismo para proteger intereses de esta importante sección (Notas Republicanas. por dolorosa experiencia en asunto ferrocarril. muchos palmiranos ya están echando sus miras hacia el norte[…]empiezan seriamente a pensar si sus intereses no han de armonizar mejor con los de Buga’ estas últimas ISSN 2011– 0324 . designa U.

enero 20 de 1910). luego del levantamiento que generó en esa ciudad la conservación del departamento de Cali. se debe meditar profundamente acerca de lo que más convenga a sus intereses. Cali – Colombia .Aura Hurtado 184 frases han despertado entusiasmo y simpatías [en Buga] (Notas Republicanas. El Correo del Cauca calificó como una falacia. La disputa por las simpatías de Palmira. diciembre 9 de 1909). al menos con nuestra voluntad. El Correo del Cauca en su edición del 9 de diciembre publica una carta dirigida por Blas Gil. 7. por las expectativas que su desarrollo agroindustrial incitaba. noviembre 11 de 1909). donde expresaba la indiscutible afinidad entre las dos provincias: “Palmira tiene todas su transacciones con Cali. nos desea Buga. amigos Cali CS No. definía la situación de la siguiente manera: Conceptuamos que es para Palmira la situación presente de una importancia grandísima. El periódico La Concertación de Palmira. 11 de diciembre de 1909 CORREO. Pero la misma lectura conduce a preguntarnos por el lugar que Palmira ocupaba en medio de las tenciones políticas que se vivían. quien reconoce que desde Palmira se procuraba la reintegración del Cauca: “[la autonomía de las provincias] no tiene más enemigos en el Valle del Cauca que un grupo de Palmiranos que trabajan por la reintegración del departamento en contra de las opiniones del Honorable Concejo de aquel importante municipio” (Correo del Cauca. Y continúa describiendo cada uno de los negocios que tienen lugar en Cali. ¿Con cuál seguiremos mientras podemos obtener nuestra deseada autonomía? Franca y resueltamente parécenos que con Cali no debemos continuar. a través de su editorial. diciembre 18 de 1909). condujo a fuertes enfrentamientos entre la prensa de Cali y Popayán. y que. por lo tanto. no incluía necesariamente la fidelidad a los intereses vallecaucanos y menos aún a los de Cali. pues aquí nos cabe repetir el aforismo latino: res non verda (La Tarde. enero – junio 2011. La lectura del texto anterior nos muestra que la defensa de la autonomía departamental de Buga. Pocos días después es el mismo periódico. una iniciativa conciliatoria dirigida por la prensa de Popayán. Esta provincia era considerada como un aliado estratégico. Cali nos quiere. A nadie se le ocurre solicitar giros sobre Buga o Popayán porque nada tenemos que hacer en nuestros negocios con esas plazas[…]” (Correo del Cauca. ‘DÍA’. periodistas. 161 . nos solicita Popayán. Popayán.192.

seremos los primeros en felicitar aquellas entidades […] Saludamos como amigos y hermanos. El suelto del Correo del Cauca. Cepeda. lejos de aflojar. se erijan nuevos departamentos. diciembre 23 de 1909). En asunto división territorial debe Palmira hacer inclinar la balanza a favor de la entidad departamental que consulte mejor sus verdaderos intereses. diciembre 14 de 1909).Opinión pública y formación del departamento del Valle. La Paz. Centenario. Asimismo la preocupación de los dirigentes políticos caleños por generar un sentimiento de unidad alrededor de los intereses ISSN 2011– 0324 . Pugna entre élites locales La dispersión es evidente. Junto a la denuncia se publicaron los telegramas respectivos como prueba: Popayán 14 Comité. Palmira. “Palmira. Arcesio Constaín [firman 70 personas más] (Correo del Cauca. 1903 –1910 185 Reintegración Cauca con capital Popayán. amigos. que no está en nuestro sentir en la reintegración del Cauca con capital Popayán […] (Correo del Cauca. Entonces. titulado. La Linterna. encontramos un documento más. estrecha. En cuanto al gran esfuerzo por mantener la fidelidad de Palmira a los intereses vallecaucanos. saludóse con entusiasmo. COMITÉ [Reintegración] (Correo del Cauca. no de Dictador audaz. diciembre 16 de 1909). Según el Correo del Cauca desde Popayán se promovía la siguiente coalición: Palmira se convertiría en el centro ferroviario del Cauca una vez reintegrado. ni puede serlo. sino a Palmira. Madriñan. Firmados. – Palmira Pueblo obsequió anoche doctor González Vásquez [ingeniero del ferrocarril] bellísima retreta. centro ferroviario del Cauca. La Tarde. García Sierra. Esto significa que el ferrocarril no llegaría primero a Cali como estaba planeado. a cambio del apoyo a la reintegración. porque en realidad no lo es. vínculos fraternidad con estas ciudades[…]Cuando al amparo de una Ley emanada Cuerpo Soberano. la falacia de la prensa de Popayán se había conjurado cuando al mismo tiempo se “dirigían a nosotros como ‘amigos y hermanos’”. promesas – realidades”: Parece que Popayán es hasta ahora la ciudad que mejores promesas ha hecho a los habitantes de la Provincia de Palmira – al ser reintegrado el Cauca – Y decimos que parece. ni los hijos de Palmira deben dejarse seducir con promesas.

lleno de obstáculos. es determinante puesto que los contornos de los nuevos referentes políticos empiezan a hacerse más nítidos. con Cali como su capital. Cali – Colombia .192. Así que. Estos acontecimientos tuvieron tanta resonancia como la misma noticia de la creación del departamento. en cuanto a su desarrollo económico: Cali y Buga. la aparición de la palabra vallecaucano. Desde el sábado había precedido un cartel en que se publicaba una proposición de la ‘Junta Autonomista’. esto es el mantenimiento de su poder político y económico en la región del valle geográfico. así como una cantidad determinada de habitantes. dado que las decisiones de diciembre de 1909 del Senado la ubicaba en clara desventaja frente a Cali. enero – junio 2011. no nos impide ver lo grave del tono de que se hizo gala en el documento referido y en el solevamiento popular. fue necesario recorrer un camino largo. lo que generó diversos cuestionamientos. no constituía un objetivo fácil y mucho menos inmediato. mayo 1 de 1910). En términos legales el asunto de división territorial fue resuelto finalmente en una nueva Asamblea Nacional Constituyente convocada 25 de febrero de 1910. puesto que la realidad social mostraba dos provincias fuertes y parejas. 7. esto es. la sujeción al discurso unificador propuesto ponía en riesgo los intereses más profundos de la sociedad bugeña. escrita al calor de la gran contrariedad experimentada por la población entera con motivo de la creación del departamento del Valle.Aura Hurtado 186 vallecaucanos. Con todo esto. donde manifestaba su posición frente a los meeting que tuvieron lugar en esa ciudad luego de que se conociera el decreto de creación del departamento del Valle. como que es indefectible prever consecuencias nada tranquilizadoras siempre que se ocurra al medio menos propicio para abogar al orden […] (La Vida. La Asamblea Nacional determinó que los departamentos creados en 1908 debían demostrar suficiencia en sus recursos. Para la conformación de la identidad vallecaucana. en sus primero tramos. (la misma forma de escribirlo en muchos documentos muestra la novedad de su significado valle-caucano) en ese momento en el vocabulario político. El que estemos de acuerdo con los manifestantes en el fondo. pero la Junta Autonomista continúo reclamando la restauración del departamento de Buga al considerar que los intereses de la provincias que lo conformaban se verían lesionados al estar sujetos CS No. Entonces la propuesta que surgió desde Cali fue la de conformar un departamento con las provincias del valle. capital Cali y sobre todo por creerse jugada allí una partida sorpresa. Ante estos requerimientos los departamentos de Cali y Buga desaparecerían. Las líneas anteriores están inscritas al editorial del periódico La Verdad de Buga. 161 . en la justicia del reclamo. porque en ellos se apeló al recurso de la violencia.

un reconocido político de Buga que participó en los meeting: […] unos que no creían ya en la justificación del Gobernador. ISSN 2011– 0324 . pero el meeting fue disuelto por la policía. por lo que en ese momento la misma Junta propuso ir al día siguiente hasta la gobernación a “oír explicaciones de su conducta al Gobernador y su Secretario General” (La Vida. adhesión que finalmente definió la creación del departamento Valle. se proponía entrar a la gobernación. presidido por la Junta Autonomista. Esta decisión provocó gran malestar entre los habitantes de esa ciudad. Esta versión fue rechazada y cuestionada por el periódico El Comercio de Palmira y por El Día de Cali. 1903 –1910 187 a la supremacía política de Cali. mayo 1 de 1910). como finalmente ocurrió. Y salió lo que se esperaba pues a pesar de que el Gobernador de modo explícito previamente y dudoso después (y eso que le garantizaban la vida) hizo saber su determinación de no admitir al pueblo cuando éste se dirigía a la Gobernación. decidió ir a la casa del Gobernador para buscar explicaciones. mayo 24 de 1910). fue traicionado con la inesperada descarga que se hizo sobre ciudadanos inermes. el gobernador de Buga terminó adhiriéndose a la propuesta caleña. mayo 1 de 1910). dice el cronista. Refriéndose a los mismos sucesos El Timbre de Palmira publicó el suelto: “Las Jornadas de abril en Buga”.Opinión pública y formación del departamento del Valle. pacíficos y perseguidores de la verdad y dignos de […] no ser abaleados (Correo del Cauca. luego de que diferentes periódicos se habían referido a los mimos sucesos. Aún en contra de esta posición. que las puertas serían expeditas para el acceso a la multitud (que entendederas) y cuando el grito ¡Abajo bayonetas! Que se escapó de todos los pechos al ver la guardia de la gobernación el pueblo inerme se acercó a la puerta [con pretensiones de entrar pero sin ejercitar la violencia]. y cuando se insistió en no dejar entrar a ningún tumulto sino sólo a los individuos de la ‘Junta Autonomista’ encendiese localmente la exaltación general y acudieron los más a armarse y a poner sitio al edificio a la caída de la tarde […] (La Vida. Luego de recorrer algunas calles de la ciudad el meeting del domingo 24. mientras que otros aseguraban que buscaría pretextos para no admitir el meeting. todos creímos. Desde la noche del sábado 23 de abril el pueblo. Según el mismo Roberto Arturo lo que se proponía con la publicación del suelto era hacer brillar la historia por el camino de la verdad. lo que causó una confrontación con la guardia que protegía el edificio provocando la muerte de un policía y heridas a dos personas: Después de ese lance. escrito por Roberto Arturo.

el rechazo al recurso de la violencia en la vida política. que en este caso terminó deslegitimando las reclamaciones: Pueden escribirse epístolas justificativas.192. en el caso de la provincia de Buga. 7. Nos encontramos frente a la discusión pública que suscitaron los meeting de Buga. convirtieron a su ciudad natal en teatro de acontecimientos que no le hacen honor y que desdicen de los títulos que acreditan su idoneidad para cabecera del Valle (El Día. lo que desconecta es que. que para honor propio y de la Patria. CS No. rompiendo los modales de la tradicional cultura de Buga. De tal manera que lejos de imponerse un consenso alrededor de los intereses vallecaucanos. al pretender justificación de estos desordenes se trate de falseador de la verdad al Correo del Cauca porque hizo. Las acciones posteriores a estas jornadas estuvieron encaminadas a buscar apoyo de las provincias que conformaron del departamento de Buga para solicitar a la Asamblea Nacional su independencia del departamento del Valle y retornar así a su autonomía administrativa. como los que defendía la Junta Autonomista. supieron ocupar el puesto que les señalaba el deber (El Día. que ellas no lograrán ya hacer torcer el juicio formado sobre los acontecimientos que la historia recogerá[…]nuestros lectores conocen la proposición aprobada por la ‘Junta Autonomista’ de Buga. en documentos oficiales. basada según las palabras del mismo Arturo. enero – junio 2011. –lo cual no tiene relevancia aquí– tienen además la cualidad de informarnos sobre el consenso nacional al que se había alcanzado luego de la Guerra de los Mil Días. Estos artículos que buscaban esclarecer la situación. mayo 18 de 1910). injurias muy graves a los representantes Gobierno y hasta el sacrificio de la vida. octubre 2 de 1910). mayo 18 de 1910). Así mientras en Cali se celebraba la creación del nuevo departamento. que fue rechazada en el mes de octubre de 1910 en primer debate como lo informaba el periódico Helios de Buga: “La Asamblea Nacional acabó por dar carpetazo definitivo al expediente que los pueblos del extinguido departamento de Buga acompañaron a su petición de autonomía administrativa” (Helios. No contamos con mayores datos de esta petición. ella sería suficiente para justificar a las autoridades. prevalecían aquellos que tenían referentes locales. 161 . Si no hubieran mediado desórdenes. rectificantes a hechos consumados.Aura Hurtado 188 Lo sorprendente. Cali – Colombia . a raíz de tales hechos. una relación imparcial. la ciudad de Buga entró en caos durante dos días al ver lesionados sus intereses por la imposición de Cali como capital. Esa relación no podía ser de ninguna manera agradable al paladar de los que.

Arias Trujillo. por una importante porción de los habitantes de esa ciudad. R. Bogotá:Uniandes. Referencias Correo del Cauca [Cali] El Día [Cali] El Labriego [Buga] Helios [Buga] La Paz [Popayán] La Tarde [Popayán] Notas Republicanas [Buga] Revista Caucana [Cali] Aprile-Gniset. Buenaventura: Universidad del Pacífico. el discurso que imponía a Cali como la Sultana del Valle fue difundido ampliamente por la prensa de esta ciudad. generó en sus inicios pugnas entre diferentes grupos políticos. (2007). Aunque las acciones de esta Junta continuaron durante 1910 y parte de 1911. Habitas y sociedades del Pacífico. lejos de conciliar a los involucrados. en estrecha relación con los proyectos “unificadores” que apelaban al progreso de las diferentes provincias que conformaban el departamento y que dieron paso a la consolidación del Valle como una comunidad política departamental que englobaba los intereses y sentimientos de sus habitantes. al menos en sus inicios. no podemos hacer alguna afirmación en cuanto a la continuidad y permanencia del apoyo de los habitantes de esa ciudad. Entre tanto. una historia intelectual de los años 1920. 1903 –1910 189 La creación del departamento del Valle. J. La alianza que se logró con el gobernador de Buga muestra que al menos una porción de la élite política de esa ciudad se adhirió a la fórmula Departamento del Valle. Para finalizar podemos decir que la Junta Autonomista fue apoyada. De lo que se trata es de divisiones en el interior de algunas élites frente al asunto de división territorial.Opinión pública y formación del departamento del Valle. si nos atenemos a “las jornadas” del 23 y 24 de abril. Génesis de Buenaventura. 2. “El proceso político: Cali versus Popayán”. capital Cali. (2002). Los leopardos. No podemos decir que existiera un conflicto entre las élites locales de Buga y Cali al respecto. ISSN 2011– 0324 . Vol.

La referencia europea en la construcción nacional en Colombia. Universidad del Valle. F. Restrepo”. 3. México: F. (2003). Barcelona: Gedisa. Collins. A.. (2000). Cali – Colombia . (1981).192. 7. Modernismo: supuestos históricos y culturales. (2003). Revolución e Ilustración” “Espacio público y opinión pública”. Apuntes Históricos sobre la creación del departamento del Valle del Cauca. Martínez.C. México: F. Cali. Hurtado. Cali: Universidad del Valle. Modernidad e independencias. Debate y Perspectivas.. Presidentes de Colombia. Cuadernos de Historia y Ciencias Sociales. ___________. C.E. J. “Enrique Olaya Herrera”. Presidentes de Colombia. La Nueva Historia de Colombia. (2001). Los espacios Públicos en Iberoamerica. 1903-1907”. A. México. Siglos XVIII-XIX. Bogotá: Planeta. (1987). R. “Una de las primeras sociedades bien informadas: las novedades y los medios de comunicación en el Paris del siglo XVIII”. (2006). Cobo Velasco. I. Historia y Crítica de la opinión pública.C. Bogotá: Planeta. 1889-1965. Madrid: Fundación Mapfre Tavera. “Entrevista”. (1960). (2006).C.E.X. Trabajo de grado. (1995). F. 161 . El coloquio de los lectores. En: Espacio Público Crítica y Desacralización en el siglo XVIII. México: F. F. El Nacionalismo Cosmopolita. Facultad de Ciencias Sociales y Económicas. La modernización en Colombia: los años de Laureano Gómez. D. Ambigüedades y problemas.C. (1989a). “Opinión pública y formación del departamento del Valle.E. La prensa y el poder político en Colombia.E. Cali: Gobernación del departamento del Valle. (1998). D. Henderson. J. (2009). No. Barcelona: Gustavo Gili. R. enero – junio 2011. Gutiérrez Girardot. 1987. “Carlos E. R. 1845-1900. Tres ensayos. La Nueva Historia de Colombia. Darton. __________. Guerra. Chartier. Habermas. “Ilustración y Revolución. _________________ (1989b). Bogotá: Banco de la República/ Instituto Francés de Estudios Andinos. CS No.Aura Hurtado 190 Arismendí Posada. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. Ensayos sobre las revoluciones hispánicas.

A. ________________. La Ilustración en el virreinato de la Nueva Granada. Prensa obrera y popular en Colombia 1909-1929.. “El periodismo en los siglos XIX y XX”. Bogotá: Planeta. Santos Molano. (2004). El obrero ilustrado. Estudios de historia social. ensayos de historia económica colombiana. “El Quinquenio de la Modernización”. Bogotá: Planeta.Opinión pública y formación del departamento del Valle. Republicanismo y gobiernos conservadores”. Presidentes de Colombia. J. Crisis mundial. (1989). A. Ocampo. Bogotá: Uniandes-Ceso. Nuñez. Historia del Gran Cauca: Historia regional del suroccidente colombiano. La Nueva Historia de Colombia. protección e industrialización. R. Medellín: La Carreta Editores. (1984). J. O. Credencial Historia. ISSN 2011– 0324 . (2006). 1903 –1910 191 Melo. “El periodismo y la prensa a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX en Colombia”. (1996). “El desarrollo económico de Cali en el siglo XX”. “De Carlos E. “La libertad de la prensa”. E. Edición No. Á. 175 Silva. (2004). Bogotá: CEREC. (2005). Cali: Universidad del Valle. Valencia. Restrepo a Marco Fidel Suarez. Fortalezas de Colombia. L.

.

INVESTIGACIONES EN ECONOMÍA Y SOCIEDAD .

.

co Harvy Vivas Pacheco El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones1 Development in 3D: The Keys on the Differences of the Quality of Life in the Regions O desenvolvimento em 3D: chaves das diferenças na qualidade de vida das regiões Artículo de reflexión recibido el 28/01/2010 y aprobado el 27/04/2011 1 Este artículo de investigación se desprende de un trabajo más amplio realizado en el marco del convenio CIDSE (Univalle) . Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 .Universidad del Valle.222. enero – junio 2011.vivas@correounivalle. 2009. 195 . 7. CS No. Colombia harvy.ADAM-ARD-TEP-MIDAS (Plan Colombia) del gobierno de los Estados Unidos: Diseño de una política de desarrollo productivo y generación de ingresos para la población afrocolombiana. palenquera y raizal.edu.

.

enero – junio 2011. Results show that distance.222. Clusters de calidad de vida. la tasa de urbanización y el grado de concentración de la población afrocolombiana contribuyen a explicar las diferencias espaciales en las condiciones de calidad de vida. Integração econômica CS No. Palabras Clave: Econometría espacial. como proxy do tamanho dos mercados. Economic integration Resumo Evidências mostram que entre os municípios da Colômbia persistem profundas diferenças nos níveis e na distribuição espacial dos indicadores de qualidade de vida. el estudio utiliza la información del Censo de población del año 2005. Clusters de qualidade de vida. the rate of urbanization and the concentration level of the black population allow to explain the spatial differences in the quality of life conditions. Quality of life Clusters. relaciona-se positivamente com um índice de qualidade de vida (IQV) e que a concentração de população afro-descendente e a sua distância dos principais mercados apresentam uma relação negativa e estatisticamente significativa com o IQV. 7. Las estimaciones de los modelos econométricos sugieren que la urbanización. Este artigo apresenta os fatores de maior incidência que. Los resultados muestran que la distancia. disponible para 1059 municipios.El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones Resumen La evidencia para Colombia muestra que en los municipios todavía persisten profundas diferencias en los niveles y en la distribución espacial de los índices de calidad de vida. explicariam essas diferenças. 195 . y mediante técnicas univariantes y multivariantes de econometría espacial identifica la presencia de clusters de alta y baja calidad de vida. Additionally the spatial distribution of the black population and the distance to the main markets indicate a negative and statistically significant relation with the ICV. Key Words: Spatial Econometrics. This article explores the main factors in the explanation of these differences according with the approach of the New Economic Geography (NEG ). se relaciona positivamente con un índice de calidad de vida (ICV) y que la concentración de población afrodescendiente y la distancia a los principales mercados presentan una relación negativa y estadísticamente significativa con el ICV. Haciendo especial énfasis en las regiones con mayor presencia de población afrodescendiente. Integración económica Abstract The data for Colombia suggests that in municipalities still persist deep differences in the levels and space distribution of quality of life index (ICV). As estimações dos modelos econométricos sugerem que a urbanização. Os resultados mostram que a distância. Palavras-chave: Econometría espacial. o estudo utiliza a informação do Censo Populacional de 2005 e por meio de técnicas univariadas e multivariadas de econometria espacial. como proxy del tamaño de los mercados. this study identifies the presence of clusters of high and low quality of life. This study focuses on the regions with the largest precence of black population and uses information available for 1059 municipalities of Colombia’s population Census of 2005. a taxa de urbanização e o grau de concentração da população afro-colombiana contribuem para explicar as diferenças espaciais nas condições de qualidade de vida. identifica a presença de clusters de alta e baixa qualidade de vida. The estimation of the spatial econometrics models suggest than the rate of urbanization (proxy of the economic market size) affects positively the quality of life level (ICV). Enfatizando as regiões de maior presença de população afrodescendente. Using univariant and multivariants spatial econometric techniques. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . Este artículo explora los factores de mayor incidencia en la explicación de estas diferencias a la luz de los planteamientos de la Nueva Geografía Económica (NEG). segundo a Nova Geografia Econômica (NEG).

.

en esta perspectiva del desarrollo. 195 . incluso. De acuerdo con los lineamientos recientemente discutidos en el Informe sobre el desarrollo mundial. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . Mayor conectividad que. profundiza la brecha entre las regiones más atrasadas y los principales centros de producción y consumo del país. la densidad demográfica y las posibilidades de despegue de algunos grupos sociales minoritarios. 2004) del Banco Mundial concluye que los niveles de inversión en infraestructura de Colombia son todavía muy bajos y que su ubicación relativa en el ranking de países es desfavorable.222. 7. tal y como es el caso de las comunidades de afrodescendientes en Colombia. Una estrategia del desarrollo incluyente –como la presente hoy en día en todos los debates sobre el desarrollo de las poblaciones minoritarias y rezagadas de América Latina y el Caribe– requiere de complementos esenciales como el fomento de la integración económica y el aumento de la capacidad para generar ingresos en el interior de los territorios. los derroteros del desarrollo acelerado y uniformemente distribuido entre regiones exigen la promoción de una mayor integración regional y local a los mercados domésticos a través de una articulación que debe estar sustentada en esfuerzos de inversión en infraestructura y en la disminución de los costos de transporte. en efecto. enero – junio 2011. La alta dependencia de los fondos púCS No. debe extenderse a la inserción de las zonas vulnerables a las principales redes de transporte en el interior de las ciudades y con las áreas metropolitanas. agravan los problemas de accesibilidad a los principales mercados nacionales y regionales y. nacionales e internacionales en los que se concentra gran parte de la riqueza. El conjunto de reportes (REDI–Recent Economic Development in Infraestructure. a la mayor conectividad de las zonas rurales y atrasadas con los principales epicentros subregionales y con los centros regionales. La integración económica alude. La integración se convierte así en la noción normativa y en el concepto medular de los debates de política económica sobre la localización de las actividades económicas. impulsando así el bienestar regional. 2009 (BIRF/Banco Mundial).El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones 199 Inclusión e integración como las claves de un desarrollo regional armónico La heterogeneidad de las dinámicas socio-demográficas observadas en Colombia con una geografía claramente diversificada y con diferencias importantes en la dotación de infraestructura para la articulación a las redes viales primaria y secundaria del país. Por tal razón. la integración a los circuitos económicos nacionales e internacionales es una de las claves para potenciar el desarrollo de las regiones prósperas y mitigar el atraso de las regiones rezagadas. Estos esfuerzos de integración a los circuitos económicos permitirán propagar los nexos económicos y sociales con las principales fuentes de demanda y de provisión de recursos factoriales.

El informe de base del sector del transporte en Colombia (Ospina. entre otros.222. en promedio. 195 . requieren 348 minutos para llegar a los centros de consumo y de servicios más próximos. la Costa Pacífica. inversiones en infraestructura que integren e intervenciones gubernamentales y privadas que focalicen el gasto eficientemente en los grupos vulnerables. la alta densidad poblacional y las fuertes tendencias CS No. son varias las dimensiones que se debería incorporar en el debate político sobre el desarrollo de las regiones atrasadas o sobre el impulso y promoción de las regiones de desarrollo medio. el mantenimiento y ampliación del puerto de Buenaventura. 2004). Esta evidencia sugiere que el diseño de estrategias incluyentes. las obras del corredor Bogotá-Buenaventura. regiones como la del Magdalena Medio. Cali – Colombia . los proyectos que articulan a las regiones atrasadas con las zonas de mayor dinámica económica del país parecen quedar en un segundo plano. Proyectos como el túnel de La Línea. no garantizará su sostenibilidad de largo plazo para un desarrollo integral. han estado en escena en los últimos años y han comprometido recursos importantes que rendirán sus beneficios a largo plazo. De acuerdo con el Banco Mundial (2009). Desde esta perspectiva. las concesiones viales incluidas en la tercera generación de proyectos.Harvy Vivas Pacheco 200 blicos y las sobreprimas de riesgo han jugado en contra del impulso definitivo de inversiones sostenidas en sectores estratégicos para la competencia. algunos que hoy en día están en marcha y entre los que se destacan el mantenimiento de los corredores principales. desde una perspectiva más amplia que no se aborda en este artículo. sin una contrapartida económica de integración económica. En particular aquellos macroproyectos que impulsarían una mejor accesibilidad de las regiones con alta concentración de población afrodescendiente e indígena a los centros de consumo y producción del país. Adicionalmente. En las negociaciones comerciales del MERCOSUR y del TLC con Estados Unidos. los del Urabá antioqueño requieren 473 minutos y los del Bajo Baudó 288 minutos. enero – junio 2011. las concesiones del aeropuerto de Bogotá y otros aeropuertos regionales. los esfuerzos de inclusión social deberían acompañarse por instituciones que unifiquen. identificó como proyectos prioritarios. la Orinoquía y la Amazonía seguirían aislada respecto a las grandes capitales y a los epicentros regionales. los municipios con alta concentración de población afrocolombiana. la infraestructura de transporte configura el requisito básico para aprovechar un mayor acceso a los mercados externos. La cifras de transporte y accesibilidad muestran que. y el desarrollo de SITM en ciudades de más de 600 mil habitantes. la aglomeración de las actividades económicas. De acuerdo con los planes de inversión en infraestructura a mediano plazo. Sin embargo. localizados en la Costa Pacífica. 7.

no representa un efecto negativo. El viejo debate sobre los efectos negativos de la concentración espacial de las actividades económicas y la necesidad de una distribución uniforme ya está superado. Los hechos muestran la existencia de mercados que favorecen a algunas zonas. Estas localizaciones . regiones y países con tendencias crecientes a la aglomeración. a mediano y largo plazo. también. en la estrategia del desarrollo incluyente se debe sopesar el crecimiento desequilibrado con una mayor provisión de servicios sociales y un mayor esfuerzo para la igualación de oportunidades. al menos desde la perspectiva de la nueva geografía económica (NEG). saneamiento e infraestructura de transporte. La existencia de obstáculos y condicionamientos geográficos en algunas regiones. desde una perspectiva socioeconómica. es necesario considerar. áreas metropolitanas. así como la inexorable heterogeneidad espacial en la dotación de recursos lleva a que sea necesario focalizar esfuerzos importantes en la promoción de un desarrollo integrador sin. se apoyan en fuerzas económicas entre las que se destaca la capacidad para generar economías de escala. educación. economías de red. seguridad. regularmente están alejadas de los circuitos económicos. Ahora bien. Las zonas de mayor vulnerabilidad en el interior de un país. conducen a su vez a una mayor capacidad para generar empleo e ingresos. la capacidad de auto-reforzamiento del tamaño de los mercados internos. epicentros subregionales y ciudades intermedias. junto con la creciente urbanización y la intensificación de las densidades poblacionales en las zonas intraurbanas. intervenciones de política que propongan como meta la universalización de las atenciones primarias en salud. impulsar una distribución de actividades estrictamente equilibrada en todos los territorios.El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones 201 al aumento de la urbanización son hechos cumplidos que se deben considerar a la hora de diseñar estrategias consistentes de desarrollo territorial. los hechos también muestran que el desarrollo territorial desigual convive con ondas migratorias internas y externas que. ISSN 2011– 0324 . no solamente en la distancia física. Esta mayor prosperidad de las concentraciones industriales. también. los costos de transporte y la concentración o mayor densidad de capital humano de alta calificación y productividad que. tal y como suele concebirse corrientemente. necesariamente. comerciales y de servicios debe combinarse de manera simultánea con una estrategia incluyente que lleve a la provisión de servicios sociales básicos y a la dotación de infraestructura en las regiones atrasadas.que resultan beneficiadas más que otras. Adicionalmente. La concentración de las actividades económicas en grandes distritos industriales. tal y como se observa a menudo sino.

más crítica que la distancia física. urbanización y aglomeración de actividades industriales. la distancia socioeconómica. así como una mayor y mejor infraestructura que conecte a las regiones rezagadas con los centros de producción y consumo o. reforzaría y aceleraría el desplazamiento de esta población vulnerable hacia las regiones prósperas y repercutiría. los autores encuentran que la situación es crítica en los municipios más atrasados. respecto a las zonas de mayor grado de desarrollo. como estrategia de impulso a proyectos productivos en las zonas rurales de alto riesgo de desplazamiento. RESA. Tal y como lo sugiere el informe del Banco Mundial (2009) es preciso aceptar que el desarrollo desde una perspectiva geográfica tiende a ser desequilibrado en los ámbitos regionales. pero aún así. en la concentración de los asentamientos humanos de las principales cabeceras municipales del país. es quizá en la mayoría de los casos. además de los obstáculos geográficos. La no inclusión de estas zonas atrasadas en los planes prioritarios de mediano y largo plazo. El trabajo reciente de Galvis y Meisel (2010) proporciona evidencia adicional sobre la persistencia de una estructura centro-periferia en Colombia. ¿cuál sería la clave de integración de estas zonas rezagadas? A partir de los hechos cumplidos mencionados previamente. 195 . con predominio de población afro-descendiente en condiciones extremas de vulnerabilidad. enero – junio 2011. a mediano y a largo plazo. También es preciso mencionar en el componente de infraestructura el programa “Vías para la paz en zonas de conflicto”. presentan rezagos importantes en la satisfacción de las necesidades básicas y en las condiciones físicas de vida. mediante la promoción de áreas estratégicas de desarrollo territorial alrededor de proyectos que beneficien a grupos y asociaciones de municipios. pero deben complementarse con el diseño de mecanismos de incentivos que impulsen el fortalecimiento de enclaves subregionales. También cabe destacar la Red de Seguridad Alimentaria. Pero.222. el desarrollo puede ser incluyente en las 1 Entre los planes y programas específicos la Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional se destacan los de Gestión Hábitat y Vivienda. queda claro que los esfuerzos de intervención gubernamental –a través de programas y proyectos específicos como los que condensa la Acción Social en Colombia. en particular el subprograma de minicadenas productivas y sociales de la “Red Juntos”. 7. regiones atrasadas en Colombia. incluso desde una perspectiva más ambiciosa de ordenamiento territorial. de acuerdo con el indicador de necesidades básicas insatisfechas. CS No.Harvy Vivas Pacheco 202 Esta última. Por ejemplo. de tal manera que alrededor del 70% de los municipios localizados en la periferia en el 2005 parecen encontrarse en trampas de pobreza y. Cali – Colombia .1 junto con los esfuerzos de entidades externas y donantes– es solamente una parte de lo que efectivamente se podría impulsar. Las intervenciones espacialmente focalizadas son y serán piezas importantes en una estrategia integral del desarrollo. comerciales y de servicios. el de generación de ingresos.

las disparidades regionales del país y que estas disparidades presentan una fuerte asociación con la dotación de infraestructura. el clima y otras variables geográficas sobre el crecimiento del ingreso. exploran la relación entre la localización de los emplazamientos productivos y municipios. autopistas. entre otros autores de gran relevancia en este campo de investigación. La inexistencia de grandes economías de escala favorecen la orientación de las localizaciones hacia las áreas de mercado y. debido a que las economías de costos explicadas por la escala de la producción. y Venables (1999). Fujita y Thisse (2002). aseveran que las variables geográficas influyen. 1 en el que se aprecia la multidimensionalidad del desarrollo económico y social.El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones 203 diferentes esferas de la vida económica y social. los rendimientos crecientes y los costos de transporte configuran fuerzas motrices de un proceso acumulativo que acentúa las divergencias regionales y que explica la concentración de las actividades económicas en el espacio. Tamaños suficientemente grandes en las economías de escala favorecen el abastecimiento de los mercados nacionales o subregionales desde un único emplazamiento. la acumulación de capital humano y la calidad de las instituciones. La distancia a los principales mercados genera fricción elevada de costos en la medida que la infraestructura no es apropiada y existe conectividad baja o nula. Galvis y Meisel (2000). permitirán contrarrestar los elevados costos de transporte asociados a las grandes distancias (trade off entre economías de escala y costos de transporte). Autores como Gallup. Sachs y Mellinger (1998. se fortalece una estructura centro-periferia. la geografía juega un papel relevante por la vía de los costos de transporte y los patrones de especialización agrícola. Baldwin (1999). Se trata de una concepción del desarrollo en tres grandes dimensiones (3D: densidad. No obstante. Lugares cercanos en distancia euclidiana pueden tener enormes fricciones de costos de desplazamiento debido a la inexistencia de vías. desde una perspectiva crítica. en efecto. eleva los costos de desplazamiento de carga y personas. De acuerdo con las estrategias empíricas de estos autores. Fujita. Krugman. distancia y división) que proviene de la nueva geografía económica (NEG) impulsada en los últimos años por Krugman (1991). Para la nueva geografía económica la interacción entre la demanda. ISSN 2011– 0324 . así como Sánchez y Nuñez (2000) para Colombia. 1999). más no explican. La idea central de esta dimensión del desarrollo es sencilla: la desarticulación de las zonas atrasadas con los epicentros subregionales o nacionales deteriora las oportunidades de inserción a los circuitos económicos. El desarrollo en 3D Las claves mencionadas en la anterior sección se resumen en el Diagrama No. troncales o carreteras adecuadas y en buen estado. tal y como lo plantea Krugman (1991).

Harvy Vivas Pacheco 204 afecta negativamente la capacidad de generación de ingresos y. ineludiblemente exige una estrategia exodirigida hacia los mercados subregionales. las zonas rurales y los caseríos. que resulta relevante en los ámbitos internacionales del desarrollo alude a la “impermeabilidad” de las fronteras en la generación de interacciones económicas y sociales fluidas. repercute en un mayor deterioro de las condiciones de calidad de vida de los municipios. La heterogeneidad de políticas económicas entre países.222. los cuales interactúan constantemente con las fuerzas generadoras de las transformaciones sociales y económicas en ámbitos nacionales y regionales. enero – junio 2011. El tamaño de los mercados internos locales y de los mercados regionales y nacionales hace viable la producción y facilitan la generación de economías. La división. las diferencias cambiarias. muestra que los factores clave de un desarrollo incluyente se circunscriben a la densidad. La existencia de elevada densidad económica en ramas de especialización productiva en una localidad. No es lo mismo un tamaño de planta en pequeña escala para abastecer a mercados domésticos minúsculos y de bajos ingresos que tamaños de planta asociados a regiones en las que la densidad económica resulta favorable. La segunda dimensión del desarrollo en 3D se refiere a la densidad. 7. se extiende hacia el campo de las economías de aglomeración. las elevadas tasas de urbanización) sino que. El Diagrama No. en consecuencia. combinada con un pequeño mercado doméstico. 195 . 1 de doble entrada. Cali – Colombia . La mirada transversal de estas tres dimensiones permite descubrir elementos clave del desarrollo y los posibles campos de intervención de los gobiernos centrales y locales a través de ejercicios de política en las diferentes esferas de la vida económica y social. la distancia y la división. adaptado del informe de desarrollo del BIRF/Banco Mundial (2009). La densidad no solamente alude a la concentración de la población en el espacio (por ejemplo. CS No. también. nacionales y/o internacionales que tengan la disponibilidad de pago y haga rentables estas actividades. la geopolítica y los conflictos entre vecinos se convierten en obstáculos para la ampliación de los mercados y se suma a los impedimentos provocados por los elevados costos de transporte y la baja densidad económica local.

generan oportunidades en salud y educación. Las aglomeraciones de población en ciudades de más de un millón de habitantes se pueden apreciar en el Gráfico No. a la vez que facilita el acceso a los servicios públicos y sociales (ver Recuadro No. 1 El desarrollo en 3D Fuente: adaptado de WBIRF/World Development Report 2009 La concentración de las actividades económicas en emplazamientos productivos. Las bases estadísticas provienen del Banco mundial. En el año 1960 Colombia presentaba una tasa de urbanización del 40% y un ingreso per cápita en paridades de poder de compra de US$2811. ISSN 2011– 0324 . 1 en el que aparecen algunos resultados construidos con la plataforma interactiva del Gapminder).2 Los Gráficos comparativos 1 y 2 para los años 1960 y 2005 aportan evidencia en favor de la consistencia de esta relación a nivel mundial.El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones 205 Diagrama No. para el año 2005 la proporción de población en zonas urbanas alcanzó una tasa aproximada del 73% y un ingreso per cápita de US$ 6466. 2 Recurso visual interactivo de información socioedemográfica y económica por países y grandes regiones del mundo que desde el año 2007 pasó a formar parte del entorno Google con el software Trendalyzer que permite representar gráficos bivariados y su evolución en el tiempo. el BID y diversas fuentes estadísticas nacionales en permanente actualización. en áreas metropolitanas o en epicentros subregionales de jerarquía intermedia opera como fuerzas que atraen mano de obra y recursos productivos. 3.

Cali – Colombia . 1 Los hechos estilizados de la densidad CS No. 7. enero – junio 2011. 195 .Harvy Vivas Pacheco 206 Recuadro No.222.

El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones 207 De acuerdo con la información del Gapminder World (http://www. 3 Las estadísticas descriptivas se pueden ver en el Anexo No. Un sencillo ejercicio para Colombia con información del Censo de Población del año 2005.4%).3muestra que el índice de calidad de vida total por municipio y la tasa de urbanización presentan una fuerte correlación que queda resumida en el coeficiente de determinación ajustado (R2 = 52. 4). permite apreciar que su distribución en el espacio geográfico del país no es aleatoria y. dependencia económica). la mirada al índice multidimensional de calidad de vida (conformado en conjunto por cuatro componentes: educación.gapminder. La relación de la urbanización con los índices de calidad de vida también es directa (Gráfico No. ISSN 2011– 0324 .org) las tasas de urbanización presentan una relación fuertemente positiva con los niveles de ingreso per cápita en paridades de poder de compra para todos los países. 1. calidad y condiciones de la vivienda. Estos hechos sugieren que la concentración de capital humano. por el contrario. epicentros subregionales y áreas metropolitanas. Ahora bien. acceso y cobertura de servicios públicos. actividades productivas y recursos en las principales ciudades. generan oportunidades de inserción e integración a los mercados locales y aumenta las oportunidades del desarrollo por la vía de las economías de aglomeración. muestra la existencia de un patrón espacial de concentración de valores bajos y altos en algunas regiones o conglomerados de municipios.

php. 4 Índice de Calidad de Vida. High-High (H-H) en el cuadrante superior derecho. http://sal. para el análisis exploratorio de datos espaciales. cuadrante inferior izquierdo. 5 Software gratuito desarrollado por Anselín. La distribución espacial del contraste local de Moran para el ICV se presenta en el Mapa No. alcances y limitaciones de esta aplicación. 5 muestra el ICV normalizado en el eje horizontal y el rezago espacial de esta misma variable en el eje vertical. 2 en el que se presentan los mapas de los contrastes de asociación espacial local –LISA4– obtenidos en Geoda5 que permiten apreciar la presencia o ausencia de clusters. rodeado de vecindades municipales con valores igualmente altos. enero – junio 2011. 1. así como el estudio exploratorio de la existencia de clusters espaciales) aporta evidencia sobre la presencia de no aleatoriedad en la distribución geográfica del ICV. CS No. 2. 7. a través de las herramientas estadísticas de la econometría espacial (estadísticos de contraste global y local de Moran explicados en el Recuadro No. Los contrastes locales presentan evidencia en favor de la existencia de agrupamientos en el centro del país. Los otros dos cuadrantes. Ver Anexo No. Low-Low (L-L). Total DANE 2005 Tasa de Urbanización 2005 La exploración univariante de la dependencia espacial del ICV. 195 . representa aquellos municipios con valores bajos del ICV y que se encuentran rodeados por municipios en la misma condición.222. Cali – Colombia .edu/geoda main. Estimaciones propias en Geoda 4 Local Indicator of Spatial Asociation que ubica y representa el estadístico local de asociación espacial de Moran. Scatter plot de Moran.Harvy Vivas Pacheco 208 Gráfico No.uiuc. indica la presencia de altos niveles del ICV en el municipio i. Orinoquía y la Amazonía (Low-Low). Valle y Antioquia (High-High) y en la Costa Pacífica. Nuevamente se rechaza la hipótesis de distribución aleatoria del ICV (con probabilidades de cometer error tipo I inferiores al 5%) que aporta evidencia sobre la presencia de clusters espaciales de calidad de vida. Gráfico No.agecon. El Gráfico No. Ver Anselin (2005) en donde aparece una referencia amplia sobre las posibilidades. 5.

pertenencia étnica y calidad de vida ISSN 2011– 0324 . 1. Scatter map de Moran del ICV. Calculos propios Clusters espaciales.El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones 209 Mapa No.

el contraste local de Moran se expresa de la siguiente manera: Zi es la variable normalizada en el municipio i. La matriz de pesos aquí utilizada se refiere al concepto de contigüidad física de primer orden. lleva a preguntar cuál es el patrón específico de distribución del ICV en los municipios de Colombia. 2 Contrastes globales y locales de Moran De acuerdo con Anselin (2005). La Ii estandarizada se distribuye como una normal N (0. J el conjunto de regiones vecinas a i. de tal manera que la mayoría de municipios se ubican en los cuadrantes I y III (de izquierda superior derecha en el sentido contrario a las manecillas del reloj) mostrando evidencia de la asociación lineal del ICV entre el municipio i y sus vecinos (W_CVT). la desviación del ICV respecto al valor medio. CS No.4667 y se rechaza la hipótesis nula de distribución aleatoria de la muestra. de tal manera que Z (I) > 0 indica la presencia de autocorrelación positiva (cluster espacial de valores similares en regiones vecinas) y cuando Z (I) < 0 existe autocorrelación espacial negativa (cluster de valores disímiles en regiones vecinas). Los contraste locales de autocorrelación espacial son pertinentes cuando existen procesos espaciales no estacionarios en los que aparece la presencia de clusters o conglomerados de municipios o regiones con ubicaciones e intensidades específicas de la variable pertinente. enero – junio 2011.Harvy Vivas Pacheco 210 Recuadro No. el contraste univariante de Moran arroja un estadístico de 0. de tal manera que las unidades cercanas tienden a estar más relacionadas que las distantes. tactos. Adicionalmente. En primer lugar. son multidireccionales. Es preciso anotar que el contraste global de asociación espacial toma la forma de un índice de Moran en el que todos los municipios se consideran de manera conjunta: wij los pesos de la matriz de conN es el número de municipios. A partir de una matriz convencional de adyacencias (matriz de pesos espaciales o de contactos tipo reina)* es posible contrastar la asociación entre unidades espaciales. 195 . a diferencia de la correlación temporal que es unidireccional. los nexos de interdependencia. 7. de tal manera que es posible que exista algún patrón de dependencia funcional entre lo que sucede en un punto del espacio y lo que pasa en otro lugar. Cali – Colombia . * Considera en las vecindades todos aquellos municipios que comparten algún lado o vértice con la unidad espacial i. Tal y como lo señalan Moreno y Vayá (2000). la aplicación del principio geográfico de Tobler que postula un principio de similaridad cuando las unidades espaciales se localizan en entornos próximos. 1). En este caso. cuando se considera la dimensión espacial. Este resultado se refuerza mediante el scatterplot de Moran (obtenido en Geoda) que proporciona evidencia gráfica sobre la dependencia espacial positiva del ICV.222. la asociación espacial aparece cuando las observaciones en la localización i dependen de las observaciones en j.

aumenta las posibilidades de inserción a los mercados laborales y. en este caso. comerciales. En este orden de ideas. la lejanía de las principales áreas de mercado regional y nacional. Más adelante se presentan los contrastes formales de esta hipótesis y la exploración multivariante a través de algunos ejercicios de econometría espacial. Ahora bien. en efecto. tal y como se esperaba. servicios personales y financieros. proporcionan evidencia adicional en favor de la hipótesis de heterogeneidad espacial. La presencia de heterogeneidad espacial en el índice de calidad de vida sugiere. A tono con las tesis de la nueva geografía económica. el peso relativo de la población afrocolombiana en el total de la población municipal. se aprecia una relación negativa entre el porcentaje de población afrocolombiana y el ICV. tal y como se desprende de las tesis nucleares de la nueva geografía económica. incluyendo los efectos de contigüidad antes descritos. facilita el acceso y la provisión de bienes. Por el contrario. a los principales puertos del país o a las capitales departamentales.El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones 211 Los resultados de la exploración univariante. además de la presencia de dependencia entre las unidades espaciales. En tal sentido. Mediante la utilización de la técnica multivariante de análisis espacial: cluster map LISA. tal y como es el caso colombiano en el que las migraciones ISSN 2011– 0324 . 5). amplía las opciones de generación de ingresos. como por ejemplo a Bogotá. adicional al peso de la población afrocolombiana. la distancia actúa como condicionante y factor decisivo a la hora de explicar el desarrollo territorial. A continuación se exploran algunos modelos que intentan asociar la distribución condicional del ICV con el porcentaje de población afrocolombiana por municipio (más precisamente. la distancia y la concentración de población afrocolombiana. la existencia de una estructura centro-periferia en la distribución de estas condiciones de vida de la población en Colombia. de acuerdo con el censo de población de 2005). la distancia actúa como variable interviniente que agudiza la situación de vulnerabilidad de los clusters con niveles bajos de calidad de vida. la nueva geografía económica postula que la cercanía a las principales áreas de mercado y a las aglomeraciones industriales. actúa como una fuerza negativa que incide en la disminución de las posibilidades de alcanzar un mayor desarrollo regional (ver el Gráfico No. La variabilidad del ICV en el espacio puede sugerir la presencia de agrupamientos de municipios en los que la variable endógena presenta especificidad en su relación funcional con las variables exógenas: la tasa de urbanización. la lejanía de los lugares prósperos y con mejores oportunidades de empleo fomenta la emigración desde las zonas deprimidas. la tasa de urbanización obtenida como la relación población urbana / población total y dos indicadores de distancia que aproximan el grado de integración a los mercados internos del país.

enero – junio 2011. La relación entre el índice de calidad de vida. El Mapa No. también es necesario resaltar que las inversiones en infraestructura de transporte –en las redes primarias y secundarias– adquiere importancia crucial para alcanzar un desarrollo incluyente.Harvy Vivas Pacheco 212 internas masivas están impulsadas por la búsqueda de nuevas oportunidades de inserción a los circuitos económicos regionales y nacionales. Este indicador muestra la importancia de la fricción de distancia (asociada a mayores costos de transporte) en la generación de oportunidades de integración económica y social para las comunidades vulnerables. Este resultado indica la existencia CS No.222. La región Pacífico de población afrodescendiente predominantemente tiene una distancia promedio de 220 Kms. El débil grado de conexión con los grandes mercados y los obstáculos de inter-conectividad con los principales epicentros subregionales juega un papel crucial a la hora de plantear una estrategia integral de desarrollo. Aunque es preciso reconocer que la geografía influye en gran medida para explicar los problemas de articulación a la red primaria de transporte del país.1375 a 0. 7. En la mayoría de casos se trata de localidades con distancias grandes a la capital y costos de transporte altos hacia los principales epicentros regionales. proveniente del Censo de población del año 2005 y la distancia al principal centro de consumo y producción del país. mientras que los municipios en los que esta población no representa un porcentaje importante del agregado. el cual trae consigo un proceso sistemático de ordenamiento de facto del territorio presionado por las intervenciones y disputas microlocales de los grupos armados y por la confrontación con las fuerzas militares que aceleran el desplazamiento forzado de la población civil hacia los principales epicentros. cae de -0. 195 . muestra que la correlación negativa entre el índice de calidad de vida total y un indicador del peso relativo de la población afrodescendiente a nivel municipal. Cali – Colombia . respecto al valor medio nacional (área sombreada). La estimación del un índice de Moran con una matriz de adyacencias de primer orden. mientras que la región del Urabá Antioqueño llega a 340 Kms. tal y como lo resalta el informe de desarrollo del Banco Mundial del 2009. con información censal de 1059 municipios. tienen una distancia media de 117 Kms. y por el conflicto. muestra que la distancia promedio a Bogotá de los municipios con una importante concentración de población afro-descendiente en todo el país llega a los 161 Kms. 2 muestra los municipios con elevado porcentaje de población afrodescendiente y que presentan los índices de calidad de vida más bajos.0913 cuando se excluyen las observaciones correspondientes a los municipios con predominio de población afrocolombiana.

los resultados de los modelos econométrico espaciales que relaciona el indicador de calidad de vida 2005 del DANE con la tasa de urbanización. Mapa No. TU es la tasa de urbaniza- ISSN 2011– 0324 . calculado como porcentaje. La especificación econométrica del modelo clásico inicialmente explorado para contrastar la asociación estadística entre las variables intervinientes toma la siguiente forma: CVTi = α + β*PORAFUMi + θ*TUi + Φ*DISTi + Ui En donde CVT corresponde al índice multidimensional de calidad de vida obtenido a partir de la información Censal del año 2005 para 1059 municipios. 2 Ahora bien. PORAFUM es el peso relativo de la población afrodescendiente en el total de la población municipal.El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones 213 de clusters espaciales significativos (asociación espacial entre las regiones afro y las localidades vecinas) que afectan fuertemente al agregado nacional. el peso relativo de la población afrodescendiente por municipio y un indicador de fricción de costos de transporte (distancia a Bogotá y un indicador de tiempo de desplazamiento a la capital más cercana). aportan evidencia en favor de los planteamientos formulados en la concepción del desarrollo en 3D previamente señalado.

una especificación econométrica con correlación espacial sustantiva.07 – 0. La relación negativa entre la concentración de población afro y la calidad de vida arrojó un coeficiente de regresión de -0. los contrastes de varianza del término de error evidencian la existencia de heterocedasticidad espacial en el modelo clásico explorado inicialmente. de manera consistente con el análisis exploratorio previo.012*DISTi (0. generando así estimadores insesgados y no eficientes que es preciso refinar mediante la introducción de alguna estructura de asociación espacial. La exploración del modelo clásico presentado previamente omite la estructura espacial de dependencias. (*) Significativos al 1% El grado de bondad del ajuste del modelo es bueno en este caso (54. Tal y como se intuía inicialmente el Breusch-Pagan test sugiere que efectivamente el modelo es heterocedástico y la prueba de Lagrange para un modelo de rezagos espaciales aporta evidencia a favor de que el modelo correcto debe incorporar. Adicionalmente. un aumento de 10 puntos porcentuales en la tasa de urbanización implica un aumento de 3.1%). se espera en las contrastaciones que β y Φ presenten signo negativo y que θ > 0.0026*) Errores estándar entre paréntesis. el contrate del coeficiente I de Moran es fuertemente significativo. mostrando así la presencia de correlación espacial. Cali – Colombia . al menos. DIST la distancia a la capital y U el término estocásticos de error. Como se esperaba.082*PORAFUMi +0. la tasa de urbanización y la distancia son estadísticamente significativas en la explicación del ICV.082 puntos en el ICV por cada punto porcentual de aumento en la concentración de población afrocolombiana municipal. Los resultados iniciales de un modelo clásico en Geoda muestran que efectivamente la composición étnica de las ciudades. R2 ajustado = 54.014*) (0.328*TUi – 0. enero – junio 2011.222. el ICV aumenta en 0. El coeficiente de la tasa de urbanización muestra que por cada punto porcentual de aumento en la proporción de población urbana.Harvy Vivas Pacheco 214 ción o población urbana / población total. CVTi =50.0098*) (0.2 puntos en el índice de calidad de vida de los municipios). De acuerdo con los planteamientos introducidos en secciones anteriores. CS No.585*) (0.1%.32 puntos (esto es. teniendo en cuenta que se omiten otras variables y que se trata de un corte transversal para el año 2005. Como se esperaba. la distancia al principal centro del país se asocia negativamente con la calidad de vida de los municipios.082 que indica una disminución de 0. El subíndice i denota la unidad espacial (en este caso los municipios). 195 . 7.

(*) Significativos al 1% y (**) al 5%. Los resultados de la estimación se resumen a continuación: CVTi = 0.341*) (0. de tal modo que podemos explorar la siguiente especificación: CVTi = ρ*W_CVT + α + β*PORAFUMi + θ*TUi + Φ*DISTi + Ui W_CVT es el rezago espacial del índice de calidad de vida y Φ es el parámetro autorregresivo que recoge la intensidad de las interdependencias (Moreno. proporciona evidencia sobre la posible presencia de perturbaciones no esféricas o de inestabilidad espacial de los parámetros debido a que probablemente el ICV presenta una importante variabilidad de acuerdo con la localización municipal o por la pertenencia a determinados clusters de calidad de vida. el tiempo de desplazamiento a la capital más cercana.0068*DISTi (0.90 para los dos modelos. respectivamente. W.027*PORAFUMi+0.4489*W_CVT+21. ρ= 0. La especificación supone que Ui ~ N(0.0048*TIEMCAi (0.010**) (0. 6 El test de Breush-Pagan adaptado para modelos de rezagos espaciales y de error espacial implementado en R (package spdep) arrojó valores de 30. además de que la variable TIEMCA resulta fuertemente significativa.489.265*TUi – 0. Como segunda alternativa. ISSN 2011– 0324 .027*PORAFUMi+0.488*W_CVT+21. un modelo complementario al anterior utiliza.001*) R2 = 69. en lugar de la distancia a Bogotá.4%. observándose además que la estimación del parámetro autorregresivo. Las variables incluidas siguen siendo estadísticamente significativas y la incorporación del rezago espacial mejora la bondad del ajuste del modelo (R2 = 69.42 y 42. sugiriendo la presencia de clusters. CVTi =0.260*TUi– 0. et al. 2000). permitiendo rechazar la hipótesis nula de perturbaciones homocedàsticas.341*) (0. Sin embargo.022*) (1.6%. hasta este punto los contrastes de homodedasticidad ajustados6 bajo dependencia espacial aplicados a los modelos anteriores y al modelo de errores espaciales que arroja valores nos significativos para la variable PORAFUM.011**) (0. muestran un excelente ajuste para este tipo de modelo. R2 = 69.. s2I).4%).41–0. resultó estadísticamente significativo a cualquier nivel.El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones 215 Una primera alternativa utiliza la matriz de contigüidad de primer orden.009*) (0.009*) (0.022*) (1. Los resultados que se pueden apreciar a continuación.002*) Errores estándar entre paréntesis.76–0. (*) Significativos al 1% y (**) al 5%. que capta las influencias recíprocas entre las unidades espaciales de la muestra.

51.082 0. 53.yi) + β(xi..338 -0.180 1st Qu.012 La contrastación del modelo global frente al modelo GWR permite rechazar. Tabla No.323 -0.14 -0. CS No. el valor para el primero y tercer cuartiles. Cali – Colombia .01 8.8% y el contraste de Moran para los residuos arroja una I-Moran de 0.023 Median 53.yi) *PORAFUMi + θ(xi.yi).yi) *DISTi + Ui. yi ) ( xi .. 28.022 3rd Qu.085 -0. Coeficientes estimados mediante GWR (1059 municipios) Parámetro Intercepto PORAFMUN TU2005 DIST Min. la hipótesis nula de que este último no mejora la estimación global. la mediana. como tercera estrategia final de estimación. el máximo y la estimación global presentada previamente...0698 Global 50. De tal manera que estima un vector de parámetros de acuerdo con: ˆ β = [ Z `W Z ]−1 Z `W E .502 0.17. . 7 Para una referencia introductoria ver Moreno y Vayà (2000) y un desarrollo completo del modelo y sus variantes y extensiones Fotheringham.020 Max. 3.328 -0. Brunsdon.304 -0. 2. y Charlton (2002).11 0.07 -0. = 1. en donde Z es el vector de variables ( xi .085 0. 1.060 0. La bondad global del ajuste estimada para el modelo GWR fue de 66. sustancialmente más baja que la encontrada en las anteriores alternativas de estimación.yi) *TUi + Φ(xi. E endógenas y W(xi.Harvy Vivas Pacheco 216 Con el propósito de refinar las estimaciones. enero – junio 2011. El conjunto de resultados refuerzan la hipótesis de no estacionariedad espacial (heterogeneidad) al observar el rango de parámetros locales estimados frente a la estimación global y abre la posibilidad de un campo de exploración adicional para futuras investigaciones. como es el caso de los datos utilizados en este artículo. 1059 municipios en un sistema de coordenadas geográficas i (xi. 54.918 0. Los resultados de la estimación se resumen en la tabla siguiente con los valores mínimos estimados de cada parámetro.222.yi) una matriz diagonal de ponderaciones definidas en una función de distancia7 que asigna un mayor peso a las observaciones que se encuentran más próximas al i-ésimo municipio.72 -0. Brunsdon y Charlton (2002). El modelo parte de la siguiente especificación: CVTi = α(xi. La ventaja de esta propuesta estriba en que permite obtener un vector de parámetros que varía en un espacio georreferenciado.58 -0. yi ) ( xi . 195 . yi ) exógenas.072 0.00 -0. 7. considero de manera explícita la heterogeneidad espacial a través de un modelo de regresiones ponderadas geográficamente (GWR) en la línea de trabajo sugerida por Fotheringham. mediante una prueba F.

por su parte. como ISSN 2011– 0324 . la tasa de urbanización como proxy del tamaño de los mercados locales. permitió apreciar que efectivamente la tasa de urbanización y la distancia son estadísticamente significativas en la explicación del ICV. La tasa de urbanización. mostró la presencia de clusters de alta y baja calidad de vida en el país. nacionales e internacionales. así como la composición étnica de los municipios. el estudio exploró la relación entre los niveles de calidad de vida. Las estimaciones de los modelos econométricos sugieren que la urbanización. Estos hallazgos resultan relevantes para la discusión sobre los factores de mayor incidencia en las desigualdades espaciales observadas en los índices de calidad de vida y en el impulso social y económico de las regiones. Mediante la utilización de técnicas univariantes y multivariantes de econometría espacial y con especial énfasis en las regiones con mayor presencia de población afrodescendiente. sin una contrapartida económica de integración económica que articule las regiones atrasadas a los mercados regionales. tal y como se pudo contrastar a través del coeficiente de correlación espacial de Moran. el reducido tamaño de los mercados internos de bienes y servicios. Los modelos de rezagos espaciales estimados. se relaciona positivamente con un índice de calidad de vida (ICV) y que la concentración de población afrodescendiente y la distancia a los principales mercados presentan una relación negativa y estadísticamente significativa con el ICV. De manera consistente con el informe de desarrollo del Banco Mundial (2009) la tesis central sugiere que el diseño de estrategias incluyentes. como proxy del tamaño de los mercados. La exploración multivariante. el grado de integración a los principales mercados subnacionales y la concentración de población afrocolombiana. La elevada fricción de costos de transporte. resultaron significativas a la hora de explicar el comportamiento de un índice multidimensional de calidad de vida. así como la propuesta de regresiones ponderadas geográficamente (GWR) permitieron contrastar la presencia de una relación negativa entre la concentración de población afrodescendiente y la calidad de vida.El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones 217 Conclusiones Este artículo aportó evidencia favorable sobre las disparidades en los niveles y la distribución espacial de los índices de calidad de vida en Colombia a partir un marco referencial apoyado en los postulados básicos de la nueva geografía económica. no garantizaría la sostenibilidad de un crecimiento incluyente de largo plazo que facilite la incorporación de la regiones y grupos sociales vulnerables a los circuitos económicos de mayor importancia en el país. La exploración univariante mediante técnicas de econometría espacial. medida indirectamente a través de métricas de distancia.

y Venables A. Tools and Applications. una relación positiva con el ICV. enero – junio 2011. Cambridge. The Spatial Economy: Cities. Ltd. R. Fujita. MA: MIT Press.222. y Rey.. M. S. Cali – Colombia . CS No. Las discusiones sobre ordenamiento territorial.Harvy Vivas Pacheco 218 proxy del tamaño del mercado interior. (2002). Referencias Anselin. Krugman.ADAM-ARD-TEP-MIDAS (Plan Colombia) del gobierno de los Estados Unidos”. C. 195 . Industrial Location and Regional Growth. NBER Working Paper. Obtenido en: http://www.. “Diseño de una política de desarrollo productivo y generación de ingresos para la población afrocolombiana. exigen el impulso decidido de una mayor integración regional y local a los grandes mercados nacionales. la equidad del desarrollo regional o los mecanismos adecuados de compensación regional están atravesadas de manera transversal por una concepción multidimensional del desarrollo y deben hacer parte de la agenda de propuestas para la construcción de una sociedad más justa y con un mayor grado de difusión del desarrollo regional. Economics of Agglomeration: Cities. UK: University of Newcastle. (1999). Fujita. A. M. Cambridge: Cambridge University Press. M. palenquera y raizal. Articulación que requiere de importantes esfuerzos de inversión en infraestructura que disminuyan los costos de transporte y que propaguen los nexos económicos y sociales con las principales fuentes de demanda y de provisión de recursos factoriales en el territorio nacional.org/ Anselin. (1999). arrojó. ( 2002). John Wiley & Sons.G. Fotheringham. Advances in Spatial Econometrics: Methodology. New York: Springer-Verlag. (2002). J-F. y Thisse. 6921. (2005). Exploring Spatial Data With GeoDa: A Work Book. Fujita. Geographically Weighted Regression: the analysis of spatially varying relationships. Regions and International Trade.M. CIDSE (2009).. P. University of Illinois. Industrial Location and Regional Growth. 7. “The core-periphery model with forward looking expectations”. S. y Charlton. R. Brunsdon. Cambridge: Cambridge University Press..E. investigación en el marco del convenio CIDSE . Baldwin. como se esperaba. A. M. No. Estos resultados refuerzan la idea nuclear de que los derroteros del desarrollo acelerado y uniformemente distribuido entre las regiones del país.csiss. Spatial Analysis Laboratory. Economics of Agglomeration: Cities. Cambridge: Mass. L.J. Florax.. L. (2004). E.

(1991). D.R. Documento 32087. Krugman. Banco Mundial. (1995). No. The World Bank (2009). Quarterly Journal of Economics.. y Meisel. P. Journal of International Economics.C. P. D. y Venables. Balanceando las necesidades sociales y productivas de infraestructura”. monopolistic competition. “Increasing returns.: Inter-American Development Bank. 1973-1998”. y Vayá E. Documento de trabajo sobre economía regional. 120.. “Persistencia de las desigualdades regionales en Colombia: un análisis espacial”. (1979). Cartagena: CEER. Krugman. “Globalization and the inequality of nations”. A. 857–880. 60. Galvis. pp. No.. Vol. (2000). Ospina. (2004). Vol. (2000).: World Development Report.El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones 219 Galvis. Washington. Técnicas econométricas para el tratamiento de datos espaciales. and Mellinger. Banco de la República. A. “El crecimiento económico de las ciudades colombianas y sus determinantes. Washington. Geography and Economic Development: a Municipal Approach for Colombia. 469–479. y Núñez J. Harvard University. (2000)... “Geography and Economic Development”. Gallup. CID Working Paper No. J. Cartagena: CEER. Geography and Trade. 1. P. Annual World Bank Conference on Development Economics. A. (2010). pp. (1999).. Krugman. ISSN 2011– 0324 . G. R. Moreno R..C. “Geography and Economic Development”. J. y Meisel. Banco de la República.. _______________________________ (1998). J. 9. A. 18. and international trade”.. Cambridge: MIT Press. A. Reshaping Economic Geography. Documento de trabajo sobre economía regional. Sachs. A. L. Sánchez. Barcelona: Edicions de la Universitat de Barcelona. Informes de Base. “Colombia: desarrollo económico reciente en infraestructura. F. L.

00 593 97.75 18.58 67.36 7.48 22.27 20.74 Fuente: CIDSE (2009).56 60 10.63 87.8 50.00 5 .585 326.12 44.14 10.74 22.00 Máximo 88.53 5.43 49.79 21.92 9.62 7.7838 42.19 21.38 15.59 22.488 Estadística descriptiva por regiones: promedios y desviaciones típicas Regiones CIDSE Municipios no étnicos Desv Región Pacífico Desv región Norte Cauca y sur Valle Desv Región Caldense y Norte Valle Desv Región Urabá Antioqueño Desv Región bajo Cauca Antioqueño Córdoba Sucre Desv Región Caribe Desv Región San Andrés y Providencia Desv Región ciudades con áreas metropolitanas Desv Otros municipios afro Desv Total global Desv CVT 61.78 23.08 TU2005 39.73 29.26 18.75 6.92 38.22 10.21 21.57 9.62 70.93 9.46 76. palenquera y raizal.97 46.88 73.52 29.62 8.78 18.66 80.79 30.35 DIST 111 83 203 155 73 47 108 48 340 145 177 102 139 130 0 0 11 29 116 81 114 94 ICVAFRO 59.91 3.6 59.7 86.07583 24.61 62.552 8910.37 10.32 59.00 12.735 593. investigación en el marco del convenio CIDSE ADAM-ARD-TEP-MIDAS (Plan Colombia) del gobierno de los Estados Unidos.76 60.25 27.96 58 22.35 63.26 72 25.6 45. Diseño de una política de desarrollo productivo y generación de ingresos para la población afrocolombiana. Cali – Colombia .7 60. enero – junio 2011.13 11.88 12. típ.51 47.00 2. 195 .75 28.93 54.1932 Desv.4 10.53 51.15 50.146 472.69 42.Harvy Vivas Pacheco 220 Anexos Estadísticos descriptivos N=1059) Variable CVT DIST PORAFMUN TU2005 ICVAFRO Mínimo 23.28 73 5.17606 94.22 11.2449 60.61 22.73678 Varianza 103.56 74.24 24.396 18.24 13.46 10 13.2215 114.17 29.00 98.69 7.25 57.29 64.18 PORAFMUN 1.5 4.222.55 27.94 13.76 52.95 77. CS No.35460 21.79 54. 7.55 47.4 25. 10.63 7.47 8.00 Media 62.4 70.

Estimaciones propias en Geoda. ISSN 2011– 0324 .El desarrollo en 3D: las claves de las diferencias en la calidad de vida de las regiones 221 Contrastes de asociación espacial local –LISA—que permiten apreciar la presencia o ausencia de clusters.

.

por tramitar el permiso para la publicación de este artículo y por la traducción del mismo. enero – junio 2011. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 .Universidad de Varsovia. CS No. 223 .edu.uw.pl Grzegorz Lissowski Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski1 Probabilistic Principles of the Klemens Szaniawski Equality Princípios probabilísticos da igualdade de Klemens Szaniawski Artículo de reflexión recibido el 25/10/2010 y aprobado el 27/04/2011 1 La revista CS agradece a Marta Ewa Bartol del Instituto de Sociología en la Universidad de Varsovia.254. Polonia gliss@is. del polaco al español. 7.

.

a distribuição desigual entre os participantes e faz necessário o uso de métodos aleatórios de divisão. Key Words: Indivisible goods. Proporcionalidad. Teoría de la elección pública Abstract The division of the collections of undivisible and heterogenous goods almost inevitably provoques the unequal distribution of the shares between the participants which make necessary the use of random methods of division. This way to comprobate and comparate the principles of distributive justice is actually dominating the theory of public election. Demostró que incluso en una situación muy simplificada pueden existir diferentes concepciones de la igualdad. Palavras-chave: Bens indivisíveis. Aleatory Methods of division. Esta forma de comprovação e comparação dos princípios da justiça distributiva é atualmente dominante na da eleição pública.254. Proporcionalidade. 223 . Justiça distributiva. Justicia distributiva. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . Theory of public election Resumo A repartição do conjunto de bens indivisíveis e heterogêneos provoca. Teoria da eleição pública CS No. Métodos aleatorios de división. Klemens Szaniawski formulated two probabilistic principles of equality: equal opportunities for satisfaction. Distributive justice. que pueden entrar en conflicto entre sí y con otros requisitos para los métodos de toma de decisiones sociales. Proportionality. enero – junio 2011. Klemens Szaniawski formulou dois princípios probabilísticos de igualdade: a igualdade de oportunidades para a satisfação e a igualdade de oportunidades para a escolha. Métodos aleatórios de divisão. He demonstrated in a very simplified situation that there could be different conceptions of equality. and equal opportunities for election. and with other requisites for the models of decision making. Demonstrou que mesmo numa situação muito simplificada podem existir diferentes concepções da igualdade que podem entrar em conflito entre si. Palabras clave: Bienes indivisibles. 7. Esta forma de comprobación y comparación de los principios de la justicia distributiva es actualmente dominante en la teoría de la elección pública. quase inevitavelmente. which can get into conflict among each other. Klemens Szaniawski formuló dos principios probabilísticos de igualdad: la igualdad de oportunidades para la satisfacción y la igualdad de oportunidades para la elección.Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski Resumen La división de la colección de bienes indivisibles y heterogéneos casi inevitablemente provoca la distribución desigual de los repartos entre los participantes y hace necesario el uso de los métodos aleatorios de división.

.

1992) y sus aspectos éticos fueron analizados por Jacek Hołówka (1990) esta cuestión se revisa a continuación en el texto. 7. El artículo se dedicará a la presentación de dos principios probabilísticos de la igualdad propuestos por Klemens Szaniawski (1966. CS No. La necesidad de utilizar un método aleatorio aparece sobre todo cuando se comparte un conjunto de bienes indivisibles. Esta forma de comprobación y comparación de los principios de justicia distributiva es la que prevalece actualmente en la teoría de la elección pública. 1978). se pueden proporcionar argumentos a favor del uso de métodos aleatorios e identificar situaciones en las que éstos tienen propiedades más deseables que los métodos deterministas. rotación del uso de los bienes. es decir. combinado con los postulados del igualitarismo en los ámbitos sociales. tales métodos de toma de decisiones están conocidos desde los tiempos bíblicos. 1979). elegir entre varias soluciones igualmente buenas. de la división aleatoria. 2006). La intención de Szaniawski fue analizar los principios de distribución de los bienes como método de toma de decisiones sociales. tanto individuales como públicas. Sin embargo. la división que a todos los participantes proporciona utilidades no menores de los valores esperados de utilidades de loterías definidas en la colección de los bienes divididos. Los principios de la igualdad de Szaniawski han sido objeto de estudio experimental (Lissowski. En este artículo nos ocuparemos de la distribución aleatoria sólo de bienes indivisibles. imposibilitar la manipulación estratégico-individual de toma de decisiones colectivas. La oposición a su uso se asocia con la doctrina de la Ilustración de la libertad y la responsabilidad moral del hombre de la gestión de su destino. enero – junio 2011. 223 . consistente en el estudio de sus propiedades y relaciones entre ellos. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . políticos y económicos (Fishburn. La división de un conjunto de bienes indivisibles.Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski 227 Introducción El hecho de tomar decisiones. En el caso de la distribución de los bienes divisibles existe normalmente. Por ejemplo. Sin embargo. utilizando métodos aleatorios es hoy en día. venta de los bienes y la distribución de dinero así obtenido etc. casi inevitablemente causa la desigualdad de los repartos obtenidos por los participantes. 1975. aparte de las situaciones especiales. considerado como algo irracional. a menudo. garantizar los derechos de las minorías o el uso de estrategias mixtas en juegos competitivos (Lissowski.254. Esto resulta obvio cuando un conjunto de bienes comunes es menos numeroso que el conjunto de los participantes y son imposibles las maneras de compensar los repartos desiguales como el uso de la divisibilidad de uno de los bienes para compensar las diferencias.

A continuación se muestra el conjunto de todos los repartos posibles en el problema “división de la herencia”: {Ø..C}. es decir. un conjunto de posibles divisiones –permitiendo la situación de que no todos los bienes serán distribuidos– es de 64 (más en general (n+1)m. “Cuasi” – porque no se supone que los segmentos de esa partición sean vacíos. El conjunto de las posibles divisiones será determinado por X = {x. y su número es limitado y –al menos en el momento de la división– determinada. no sólo del número de los bienes recibidos. {A. cada uno de los hijos podría recibir uno de los ocho repartos posibles.B.. También pueden ser homogéneos (votos en las elecciones) y heterogéneos (por ejemplo riñones para un trasplante). La partición de un conjunto de bienes indivisibles está bien ilustrado en el ejemplo “División de la herencia” que fue presentado a los participantes del experimento “Evaluación y elecciones”. los participantes de la división G = {1. Dado que no es posible conceder el mismo bien a dos personas. Sin embargo. El experimento se describe en la Parte 9. Dejando a un lado por un momento la información adicional recibida por las personas examinadas. {A}.. Los bienes pueden ser objetos materiales (como la herencia. Entre los tres hijos del fallecido: Adán.Grzegorz Lissowski 228 Métodos aleatorios de división del conjunto de bienes indivisibles Por “bienes” se entiende objetos que son deseados por los participantes de la división. consideremos las posibles maneras de compartir este conjunto de 3 bienes indivisibles.} o X = {x1 . Si no hubiera habido restricciones adicionales. donde m es el número de bienes. z. enero – junio 2011. que se distribuirán entre ellos.Dm} entre n personas. El conjunto de repartos posibles es el conjunto de todos los posibles subconjuntos del conjunto de bienes indivisibles. Su propósito fue examinar las evaluaciones de dos principios probabilísticos de la igualdad de Szaniawski. que dependen del tipo. {A.. Ejemplo 1 División de la herencia El problema de la división de la herencia consiste en la división de tres bienes: A el apartamento. En el caso de bienes homogéneos puede haber diferencias significativas entre las preferencias de los participantes. x3 .. premios)..C}}.C}.B}.. Este conjunto se llama un conjunto potencia y su tamaño es de 2m.. suponiendo que hay que distribuir todos los bienes. pinturas. {B}.. {C}. será un ordenado cuasi-partición de n-elementos del conjunto de bienes D.n}.. {A. o CS No. que asigna cada bien al participante específico... {B.. Cali – Colombia . Juan y Pedro. 7. La división m de la colección de los bienes indivisibles D = {D1.} . carros) e intangibles (por ejemplo privilegios..254. 223 .. B la casa de campo y C el carro. donde n es el número de participantes).. y . Cada división puede ser determinada en función de x: D → G. x2 .

C].A. se aplican los métodos aleatorios de división de los bienes. gracias al cual se sortea una división. uno de los hijos puede conseguir los tres bienes.B. que consisten simplemente en la elección de la división al azar. x4 = [B. Vale la pena señalar que el conjunto de las posibles distribuciones. por ejemplo.C. es decir.C]. x4. x6}. un conjunto de posibles divisiones es de 27 (es decir nm). x3 = [B. Suponiendo tal limitación en el ejemplo considerado. se permitirá. La división de los bienes se lleva a cabo de acuerdo con la división elaborada. donde: x1 = [A. limitándose sólo a divisiones completas.B]. En los métodos de división aleatoria se determina precisamente la distribución de probabilidad y no directamente a la distribución de los bienes. en contraste con el conjunto de las divisiones de bienes ISSN 2011– 0324 . que cada persona recibe la misma cantidad de bienes (si el tamaño del conjunto de bienes no es un número múltiplo de las personas. Sin embargo. El conjunto de las divisiones completas cuenta con divisiones que muy significativamente diferencian los repartos de las personas. desde los tiempos bíblicos. x3. x2 = [A. Por ejemplo. sino que depende del resultado de la lotería. x5 = [C. tenemos seis formas posibles de compartir la herencia. Las probabilidades de selección de las distintas divisiones no tienen que ser idénticos. x5. En este conjunto se puede imponer una restricción adicional natural.A]. definen claramente qué repartos recibirán los participantes de la división. x2. X = {x1. se llama distribución.A. sólo divisiones en las que los individuos que participan no difieren en más de un bien). La principal diferencia consiste en el hecho de que la elección de la división no está determinada por una serie de criterios. x6 = [C. (En el primer lugar se inscribió el bien. Se utiliza para ello un mecanismo aleatorio. La distribución de probabilidad en el conjunto de bienes-divisiones. Los métodos anteriormente descritos de la distribución de los bienes son deterministas (directos).Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski 229 sea.B]. Además. El método aleatorio sólo tiene que proporcionar un sorteo al azar de cada división de acuerdo con la probabilidad especificada en la distribución. según la cual se sacan las divisiones.B. y los otros dos ninguno. los participantes todavía reciben el reparto del bien claramente definido.A]. en el segundo lugar el que recibe el segundo hijo –Juan– y en el tercer lugar el que recibe el tercer hijo –Pedro). que recibe el primer hijo –Adán–.C.

3 CS No. Las probabilidades de recibir los distintos bienes son diferentes. 3). Sin embargo.B. enero – junio 2011. entonces cada uno de los hijos. es posible que las consecuencias probabilísticas del uso de las distribuciones diferentes sean iguales.254.C] 2/6 x2 = [A.B] 0 Divisiones de bienes en el problema „División de la herencia” x6 = [C. 2 – Juan No.A. como resultado de la división.A] 2/6 x4 = [A. La probabilidad de recibir la casa (B) 3/6 3/6 0 el apartamento (A) 2/6 2/6 2/6 1/6 1/6 4/6 Persona el carro (C) No. exactamente uno de los tres bienes. es infinito. 1 Distribución aleatoria de la herencia según la distribución ℘a. 7. podría recibir cada uno de los tres bienes. Tabla No.B] 0 x3 = [B. con la excepción de Pedro (la persona No.A] 1/6 x5 = [C.A. 223 . La admisión de la distribución aleatoria de bienes amplía sustancialmente las posibilidades de división del conjunto de bienes indivisibles. sólo se permite una de las seis divisiones de la herencia. De acuerdo con esta restricción. 2.C. 1 – Adán No. 1.A] 1/6 Si la división de la herencia fuera sorteado según esta distribución. Cali – Colombia . x1 = [A. Tabla No. Método aleatorio de división en el problema de “División de la herencia” El método aleatorio de división lo ilustramos en el ejemplo del problema considerado suponiendo que cada uno de los tres hijos del fallecido recibirá. Ejemplo 2.C. Supongamos que se ha determinado la distribución ℘a presentada en la Tabla No. 3.Grzegorz Lissowski 230 indivisibles. 2 Las probabilidades de recibir bienes según la distribución ℘a. Probabilidades de elección de la división p(xi) Tabla No.B. 3 – Pedro La distribución –una distribución de probabilidad sobre el conjunto de divisiones de bienes– establece para cada participante la probabilidad de recepción de los distintos bienes. Los presenta la Tabla No. Esto se ilustra con dos distribuciones℘b y ℘c presentadas en la Tabla No. Sólo Pedro no podría recibir la casa (B).

Szaniawski no suponía el conocimiento ISSN 2011– 0324 . 231 Se puede notar fácilmente que. los métodos deterministas clásicos no pueden proporcionar independientemente del criterio elegido de la división. Szaniawski suponía que el número de los bienes para dividir es igual al número de personas y. y la evaluación ex post.A] 1/3 1/6 Distribuciones ℘b y ℘c. Esta condición tiene una natural justificación ética –limita la distribución desigual del resultado del reparto aunque. existen diferentes conceptos de la igualdad que pueden entrar en conflicto entre sí y con otros requisitos para los métodos de toma de decisiones sociales. es decir. que cada persona recibe exactamente un bien. los participantes no aceptarán tales distribuciones probabilísticas que difieren de manera significativa de las evaluaciones ex ante o las evaluaciones ex post. aunque no la igualdad de las acciones en el reparto que será sacado.B] 0 1/6 x2 = [A. 1992). es decir. con diferencias significativas en el valor de los bienes.A] 0 1/6 x5 = [C.B.B] 0 1/6 x6 = [C. Supuestos de dos principios de la igualdad probabilística de Szaniawski Un modelo muy simple de la situación de la división elegida por Szaniawski iba a permitir el análisis de la relación entre los diferentes requisitos para las formas de división de bienes desde el punto de vista de la justicia y demostrar que incluso. una reducción así no se evaluará como una reducción grande.Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski Divisiones de bienes en el problema „División de la herencia” Distribuciones ℘b ℘c x1 = [A.C. 1/3. en caso de aplicación de las dos distribuciones ℘b y ℘c para cada uno de los tres hijos.A. evaluación de división elaborada. se necesitará el conocimiento de sus preferencias o utilidades. en esta situación simplificada. Probablemente. lo que.C] 1/3 1/6 x4 = [B.B. El método de división aleatoria permite proporcionar a los participantes la distribución equitativa de las oportunidades para obtener bienes.C. la probabilidad de obtener cada uno de los tres productos es la misma.A. Para decir cuál de las dos maneras de dividir –según la distribución ℘a o la distribución℘b o ℘c – es más ventajosa o más justa desde la perspectiva de los individuos. Se trata de dos tipos de evaluaciones: evaluación ex ante.B] 1/3 1/6 x3 = [B. por ejemplo: utilitario. además. Hay que destacar como característica específica la manera aleatoria de dividir bienes. igualitario o de prioridad determinada por la propiedad de los participantes (Goodwin. evaluación de la distribución antes de llevar a cabo el sorteo de la división. Eso está justificado en imponer ciertas restricciones en el conjunto de las divisiones de bienes permitidas. Son diferentes.

De esta manera. Szaniawski descartó la existencia de la indiferencia en las preferencias de los participantes. En estos casos es necesario asumir la aditividad de la utilidad de los bienes. Es un supuesto simplificador.254. importantes para división de bienes. Cali – Colombia .Grzegorz Lissowski 232 de individuales. Esto se debe al hecho de que la utilidad de un conjunto de bienes no puede ser igual a la suma de los bienes de utilidad individual (Szaniawski. Sin embargo. tener información más rica sobre las preferencias personales sobre el conjunto de las divisiones de bienes admisibles. El principio de igualdad de oportunidades de satisfacción En la primera concepción de igualdad considerada por Szaniawski (1966. Para este propósito basta con añadir a un conjunto de bienes. es decir. para identificar las preferencias personales en el conjunto de las divisiones no es suficiente con la comprensión de sus preferencias en un conjunto de bienes.2 Como se sabe. Ambos principios de Szaniawski son las funciones de la elección social de distribución. determina las diferencias entre los conceptos de la justicia. Sin embargo. La generalización es más difícil cuando un grupo de personas es menos numeroso o si una persona puede recibir más bienes. Szaniawski logró evitar los fuertes supuestos sobre el método de medir las preferencias individuales y sobre la posibilidad de las comparaciones interpersonales. se presentó entre otros en: Nr 3 de Decyzje (Decisiones) (Lissowski 2005: 14-18). Además. en gran parte. enero – junio 2011. no permiten ordenar divisiones de bienes del más al menos justo. 1975. cada perfil de preferencias personales designa a un subconjunto de la distribución. 7. Los principios de Szaniawski se pueden generalizar fácilmente a la situación en la que un número determinado de personas es mayor que el tamaño de un conjunto de bienes comunes. CS No. las restricciones adoptadas por el conjunto de bienes y por el conjunto de divisiones permitían identificar las preferencias personales de cada persona en el conjunto de las divisiones admisibles directamente basado en sus preferencias sobre el conjunto de bienes. o bien. los bienes ficticios: “no conseguir ningún bien”. para el análisis de los principios de justicia distributiva normalmente es necesario adoptar supuestos más fuertes de medición y comparación y la naturaleza de estos supuestos. personales utilidades de los bienes y sólo el conocimiento del perfil de las preferencias personales en el conjunto de bienes. que es coherente con una concepción particular de la igualdad. En tales casos. 223 . el trato equivalente de los participantes es entendido como la 2 Breve caracterización de los supuestos de medición y comparación. 1979). pero no constituye una limitación significativa para la generalidad de las consideraciones. 1979).

El principio de igualdad de oportunidades de satisfacción se puede escribir como: ℘a ∈ FRSS ↔ ∀h. Que vh: D → (1 . g ∈ G . m) es una función que a cada bien del conjunto D asigna rango en preferencia personal con arreglo a la persona h. Puede presentarse en forma de permutas del conjunto de bienes D con esta interpretación que hésimo elemento de esta permutación es asignado a h-esa persona.. Los siguientes son rangos de bienes recibidos por los individuos definidos por sus personales arreglos preferenciales. la coherencia y la transitividad. mientras que pa[vh(Di)=k] es la probabilidad asignada por la distribución ℘a a división o divisiones que tengan por resultado que la persona h recibe el bien de rango k. ∀k ∈ {1. es decir vh(Di)>vh(Dj) → DiRhDj. m) en sus preferenciales arreglos personales del conjunto de bienes D. entre tres personas N°1... el conjunto de divisiones admisibles contiene seis elementos.. B. que cada persona recibe exactamente un bien.... Supongamos que las preferencias de las personas en el conjunto de bienes son los siguientes: Persona N°1: Persona N°2: Persona N°3: A> B> C B> C> A A> C> B Según la limitación establecida. El principio de igualdad de oportunidades para la satisfacción (RSS) consiste en la elección de tales distribuciones que garanticen que todos los participantes tengan la misma probabilidad de recibir un bien que ocupa la posición k-esima (k = 1 .Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski 233 igualdad de oportunidades de recibir bienes que ocupan posiciones idénticas en su individual y personal arreglo de conjunto de bienes.. N°2 y N°3. 4 Divisiones de bienes y rangos de bienes Divisiones Persona Bienes Rangos x1 123 ABC 332 x2 123 ACB 321 x3 123 BAC 212 x4 123 BCA 223 x5 123 CAB 111 x6 123 CBA 133 3 Relación Rh es una relación binaria que cumpla las condiciones: la reflexividad.. Tabla No. m}: pa [vh ( Di ) = k ] = pa [v g ( D j ) = k ] El método para determinar la distribución por las normas de igualdad de oportunidades de satisfacción puede ser ilustrado por la división de tres bienes: A... El rango 3 recibió el bien mejor evaluado y rango 1 – el bien peor evaluado.. donde Rh es relación de preferencia débil de h-esa persona3. ISSN 2011– 0324 . C.

t que cumplan los siguientes requisitos (resultante de características de la probabilidad): 2r + 3s + t = 1 y r≥0. distribución deberá cumplir las siguientes condiciones: La probabilidad de obtener el bien evaluado: máximo: p(x1) + p(x2) = p(x1) + p(x6) = p(x4) + p(x6) medio: p(x3) + p(x4) = p(x2) + p(x4) = p(x1) + p(x3) mínimo: p(x5) + p(x6) = p(x3) + p(x5) = p(x2) + p(x5) El sistema de ecuaciones podrá reducirse a: r = p(x1) = p(x4) s = p(x2) = p(x3) = p(x6) Denotando t = p(x5). Para el ejemplo considerado. enero – junio 2011. 223 . r = p(x1) = p(x4)=1/4. hay tantas distribuciones coherentes con el principio de igualdad de oportunidades para la satisfacción. Cali – Colombia . 4 se aplicarán en las secciones subsiguientes del artículo (excepto la sección 9) mientras que los rangos (es decir. las siguientes distribuciones: t = p(x5)=0.Grzegorz Lissowski 234 Los signos de las divisiones de bienes en la Tabla No. s = p(x2) = p(x3) = p(x6)=1/6. t‘=p(x5)=2/12. 2 r+s r+s t+s Persona No. por último. entre otros. como combinaciones de números: r. s. las posiciones individuales de los bienes) dependerán del perfil de las preferencias individuales. las mismas consecuencias las tienen también.254. CS No. 7. 2 y 3 los bienes mejor elevados por ellos. y r’ = p(x1) = p(x4)= 5/12. 1 r+s r+s t+s Persona No. Para que todos los participantes en la división tengan la misma probabilidad de obtener. un bien que tenga la misma posición en individuales arreglos preferenciales. Se hablará de ello en la siguiente sección. se pueden describir las probabilidades de recibir por las personas número 1. s≥0. t≥0. 3 r+s r+s t+s Como se puede ver. no todos son igualmente beneficiosos para ellos. La probabilidad de recibir el bien: mejor evaluado medio peor evaluado Persona No. después los segundos en el orden de las utilidades (un poco peores) y. los bienes peor evaluados. s’ = p(x2) = p(x3) = p(x6)=0. Aunque todas estas distribuciones garantizan las mismas posibilidades de recibir bienes que ocupan las mismas posiciones en individuales arreglos preferenciales de los participantes.

5 0 Osoba No. resultó que el principio de la igualdad de oportunidades para la satisfacción y postulado de la optimalidad ex post puede ser contradictoria.5 0 Osoba No. 3 0. x2 (está dominada por x1).5 0. son: x5 (está dominada por todas las otras divisiones).5 s = p(x2) = p(x3) = p(x6) = 0 t = p(x5) = 0 Para esta distribución estos son las probabilidades de obtener el bien: mejor evaluado medio peor evaluado Osoba No. es 4 La división x no es óptima en el fuerte sentido de Pareto si existe una división y que para cada persona la división x no es mejor que la división y. y x3 (está dominada por x1 y x4) Para que esta condición se cumpliera debe ser t=p(x5)=0 y s=p(x2)=p(x3)=0. La igualdad de las oportunidades y la optimalidad No todas las distribuciones determinadas por el principio RSS son igualmente positivas para los participantes.5 0.5 0 Sin embargo. ISSN 2011– 0324 .5 0. debido a sus preferencias. y además existe por lo menos una persona para cual la división y es mejor. 1 0. entre las divisiones que se pueden encontrar las divisiones que son perores en el sentido de Pareto de las otras de los otros divisiones admisibles. La única diferencia es de rangos de estos bienes para los cuales son indiferentes. porque se refiere a la exclusión de tales elecciones de divisiones que. Esta condición puede ser llamada el requisito de optimalidad ex post. según el criterio fuerte de optimalidad de Pareto son peores que otras divisiones disponibles. Entonces el principio RSS establece más distribuciones y la condición de la igualdad de oportunidades para la satisfacción es más fácil de cumplir.4 la probabilidad de seleccionarla debe ser igual a cero.Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski 235 En el caso de que los participantes sean indiferentes entre determinados productos hay muchas formas equivalentes de la asignación de rangos para bienes del conjunto D. en el primer artículo sobre este tema "El concepto de distribución de los bienes" publicado en Estudios Filosóficos en 1966 consideraba oportunidad de complementar el principio RSS por la siguiente condición adicional: si una división no es óptima en un fuerte sentido de Pareto. Szaniawski. 2 0. En consecuencia. En el primer ejemplo considerado en la sección anterior las divisiones que no son óptimas en el fuerte sentido de Pareto. Además. la única distribución que cumpla a la vez el principio de la igualdad de oportunidades para la satisfacción y condición adicional de optimalidad ex post es: r = p(x1) = p(x4) = 0.

la distribución t=p(x3)=1 que con la probabilidad igual a 1 asigna a todos los participantes los bienes menos evaluados por ellos). Resultó que entre 10 tipos de perfiles n=m=3 sólo en 4 casos el príncipe RSS y el postulado de optimalidad ex post fueron compatibles. 2 Persona No. El número de estos perfiles es enorme (216.254. 2000 : 186).Grzegorz Lissowski 236 decir. Algunas distribuciones conformes con el principio de RSS son mucho peores en el sentido de Pareto de los otros (por ejemplo en el primer ejemplo considerado en la sección anterior. La respuesta parcial a esta pregunta la da el trabajo de Marta Kuc (2000) quien examinó todos los perfiles posibles de las fuertes preferencias individuales para n=m=3 y n=m=4. porque x5 está dominado por x3. El conflicto de interés máximo se ilustró en la sección anterior. puede que no exista una distribución que los cumpla en el mismo tiempo. pero todas ellas llevan a la misma conclusión: cada persona recibe cada bien con la misma probabilidad. 223 . Sin embargo. Sin embargo. En consecuencia las probabilidades de sortear todas las divisiones deben ser iguales a cero. porque x2 está dominado por x1 y p(x5)=0. Evaluando las distribuciones designadas por los principios RSS se puede distinguir entre ellos el subconjunto de la distribución óptima en el fuerte sentido de Pareto. no es óptima en el fuerte sentido de Pareto. 1 Persona No. Esta contradicción se puede ilustrar con el siguiente ejemplo: Persona No. Perfiles que pertenecen a un tipo sólo difieren en el nombre de los bienes y/o el orden de personas. El principio RSS junto con la condición de optimalidad ex post llamaremos RSS-0post. 776). 331. Se trata de un número infinito de distribuciones que cumplen este requisito. el principio RSS y el postulado de optimalidad ex post. Cali – Colombia . El primer ejemplo muestra que el cumplimiento de ambos. no necesariamente existe sólo en estos dos ejemplos extremos. y entre 762 tipos de perfiles n=m=4 compatibilidad sólo existía en 121 casos (Kuc. Basándose en el postulado de la optimalidad ex post: p(x2)=0. 7. Está claro que el principio RSS y el postulado de optimalidad ex post son compatibles si el conflicto de intereses entre los participantes es máximo o mínimo. Al principio RSS se puede añadir el requisito de optimalidad ex ante: Si alguna distribución. CS No. no es fácil encontrar el requisito suficiente y necesario para su compatibilidad. que es 1/3. 3 A> B> C A> B> C A> C> B Del principio RSS se deduce que p(x1)=p(x4)=p(x5) y que p(x2)=p(x3)=p(x6). que es coherente con el principio RSS. enero – junio 2011. El conflicto mínimo existe cuando a cada participante le gusta más el otro bien. no debe pertenecer al conjunto de distribuciones seleccionadas. se los puede reducir a 10 y 762 tipos.

El principio de igualdad de oportunidades para la elección La segunda concepción de la igualdad también supone un tratamiento simétrico e idéntico de los participantes en la división. los que tienen un rango específico) o bienes que ocupan los posiciones más bajas (tienen rangos más bajos) son en el caso de distribución ℘a más grandes o iguales –como en el caso de la otra distribución ℘b– y además por lo menos para una persona son más grandes. el hecho de que la distribución ℘a está dominada en el fuerte sentido de Pareto por la distribución ℘b significa que para cada persona. Si el número de bienes es igual al número de las personas m=n... Sin embargo. el valor esperado de la utilidad asociada con la distribución ℘a no es mayor que la utilidad esperada asociada a la distribución ℘b. la distribución ℘a es peor que la distribución ℘b en fuerte sentido de Pareto.. m}: ∑ pa [vh ( Di ) = k ] ≥ k =1 r k =1 r ∑ p [v ( D ) = k ]} k =1 b h i r ∧ ∧ {∃g ∈ G . ∃r ∈ {1.. et al. ésta no requiere que todas las personas tengan las mismas oportunidades de elegir el bien. publicado en 1934 (Dasgupta. 1973 : 182. ∀r ∈ {1. El principio de igualdad de oportunidades para la elección (RSW) se realiza utilizando el algoritmo que consiste en elegir bienes del conjunto D secuencialmente por los participantes. complementado por la condición de optimalidad ex ante lo denotaremos con RSS-0ante. Puede existir también el conjunto infinito. la elección del último participante está ISSN 2011– 0324 . En consecuencia.... Está claro que la persona que elige primero está en la mejor situación.Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski Cuando las utilidades cardinales no son especificadas. Cada persona elige un bien más evaluado del subconjunto de bienes que quedaron después de elecciones de los otros. independiente de su función de la utilidad (siempre y cuando sea estrictamente cóncava). Pueden ser hasta todas las distribuciones que sean compatibles con la idea de igualdad. si para todas las personas existen todas las probabilidades de recibir un bien de una posición específica (es decir. se puede suponer que la distribución ℘a no es óptima en el fuerte sentido de Pareto. Está claro que en el conjunto de distribuciones designadas por el principio RSS siempre existen las distribuciones que no sean peores en el fuerte sentido de Pareto que otras distribuciones en este conjunto. El principio RSS. Sen 1973 : 54).. es decir: 237 {∀h ∈ G . Littlewooda y Poly.. m}: ∑ pa [vg ( Di ) = k ] > ∑ p [v k =1 b r g ( Di ) = k ]} Según el lema de Hardy.

el principio de la igualdad de oportunidades para la elección asigna a cada permutación que determina el orden de elecciones. situación de reparto 3 bienes entre 3 personas: Persona No. Si m>n. n).. Cali – Colombia . 2.. en segundo lugar por la persona No. personas que eligen m+1. n-ésimo no reciben ningún bien. ∀x ∈ X :℘a ( x ) = 1 n! ∑Λ t∈T x (t ) 1 gdy q(t ) = x Λ x (t ) =  0 gdy q(t ) ≠ x La aplicación del principio de igualdad de oportunidades para elecciones se puede ilustrar usando la misma. Si las preferencias personales en el conjunto de bienes D son arreglos fuertes. 1. .254. qw}. si m<n. 3 A> C> B Los bienes elegidos están presentados en el orden fijo: en primer lugar el bien elegido por la persona No. 223 ... T significa el conjunto de todas las posibles permutaciones de este tipo.. m+2.. enero – junio 2011. 7. existe sólo una función q. La realización de este algoritmo designa cierta división de bienes. 1 A> B> C Persona No. de otra forma –existe el conjunto finito Q={q1. 2 B> C> A Persona No. En otras palabras..Grzegorz Lissowski 238 totalmente determinada por las elecciones de sus predecesores (si la palabra “elección” es adecuada). 3. En cambio. El tratamiento simétrico de todos participantes es en el principio RSW está garantizado al proporcionar a cada uno de ellos la misma probabilidad del hecho de elegir k-ésimo (k=1. La forma de asignar las divisiones del conjunto X a un conjunto de permutaciones del conjunto T llamaremos q: T→X. El orden de la selección 123 132 213 231 312 321 Buena Distribución de Selección la riqueza ABC x1 ABC x1 ABC x1 CBA x6 BCA x4 CBA x6 Probabilidad 1/6 1/6 1/6 1/6 1/6 1/6 CS No. …. Si t significa permutación del conjunto de las personas G que indica el orden de las personas que eligen bienes. y en el tercero – por la persona No. las elecciones de bienes se repiten. la misma probabilidad igual a 1/n! donde Λ: ℘a ∈ FRSW ↔ ∃q ∈ Q .

Se resumen en la Tabla No. algunas distribuciones asignadas por el principio RSW no serán óptimos en el sentido fuerte. para los cuales la regla RSS asigna distribuciones que son compatibles con la condición ex post (perfiles 1. algunos de ellos no serán óptimos en el sentido fuerte de Pareto. son idénticos que distribuciones asignadas por la regla RSW (perfiles 1. distribuciones que cumplen la condición de optimalidad ex ante. designados por los principios RSS y RSW en la situación de que la preferencias de las tres personas en el conjunto de los tres bienes sean arreglos fuertes. 5 La división x es optima en El sentido débil de Pareto.9 y 10) o incomparables con ellos (perfil 2). 3 3/6 3/6 0 El principio de la igualdad de las oportunidades para elecciones puede indicar una distribución o el conjunto finito de distribuciones (cuando en las preferencias personales existen indiferencias). Las probabilidades de obtener el bien: mejor evaluado medio peor evaluado Persona No. El principio de la igualdad garantiza a las personas que tengan las mismas preferencias. 9 y 10). 5. 2. ISSN 2011– 0324 . Para los perfiles de la Tabla No. En consecuencia. Todas las divisiones elegidas según esta regla son óptimos de Pareto en el sentido débil. Para ilustrarlo comparemos las probabilidades de obtener bienes. Este último ejemplo ilustra el hecho de que los conjuntos de distribuciones asignadas por las reglas RSS y RSW pueden ser los conjuntes disjuntos. 5.5 En el caso de que las preferencias personales en el conjunto de bienes D no sean arreglos fuertes. lo que muestra las diferencias significativas entre las dos concepciones igualitarias de la justicia. La comparación de los dos principios probabilísticos de igualdad Los conjuntos de distribuciones que fueron asignados según RSS y RSW pueden ser conjuntos disjuntos. 2 5/6 1/6 0 Persona No. 1 3/6 1/6 2/6 Persona No. las mismas probabilidades de obtener bienes mejor evaluados. Si existe la división y que para cada persona la división y es mejor que la división x.Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski 239 Entonces la distribución elegida es: p(x1) = 2/6 p(x4) = 1/6 p(x2) = 1/6 p(x5) = 0 p(x3) = 0 p(x6) = 2/6 En ella se establecen las siguientes probabilidades de recibir ciertos bienes por ciertas personas.

254. 4 A> B> C> D A> D> C> B C> B> A> D C> D> A >B Según el principio RSW sólo estas divisiones son elegidas: x1=[A. 1 Persona No.D]. las distribuciones optímales asignadas por esta regla. p(x3)=3/24. La distribución no-óptima ex post asignada por la regla RSS tampoco tiene que ser peor en el sentido de Pareto que la distribución asignada por la regla CS No. Cali – Colombia . x5=[B. 223 . enero – junio 2011. 1 Persona No. x4=[B. Con las frecuencias siguientes: p(x1)=3/24. en 70 casos –iguales y en 12 casos– mejores. x3=[A. en 39 casos fueron incomparables con las distribuciones asignadas por el principio RSW.C. Kuc (2000 : 186) para los perfiles de las preferencias fuertes en la situación de que n=m=4 dan las conclusiones parecidas.B. x2=[A.C.B. El ejemplo del perfil para el cual la distribución óptima asignada por el principio RSS es mejor en el sentido de Pareto que la distribución asignada por el principio RSW.B. p(x5)=3/24. 7.A. 2 Persona No.D. El análisis hecho por M. Para esta distribución estos son las probabilidades de obtener bienes evaluados: Persona No.A. 3 Persona No. Sin embargo. Según la distribución para cada persona la probabilidad de obtener el bien mejor evaluado y clasificado como el segundo son iguales a 12/24. 3 Persona No. 4 Los mejores 12/24 12/24 12/24 12/24 segundo lugar 9/24 9/24 9/24 9/24 tercer lugar 0 0 0 0 los peores 3/24 3/24 3/24 3/24 Esta es también una de las distribuciones compatibles con el principio RSS.D. es el siguiente: Persona No. p(x4)=6/24.B]. 2 Persona No.Grzegorz Lissowski 240 Para ninguno de estos perfiles el principio RSW asigna distribuciones mejores en el sentido de Pareto que las distribuciones optímales asignadas por el principio RSS. En este caso la solución según la regla RSW es peor que la óptima solución según la regla RSS.C]. x6=[D.C. p(x6)=3/24. la distribución óptima asignada por esta regla es la siguiente: p(x2)=12/24 i p(x4)=12/24. p(x2)=6/24.D].D. Entre 121 tipos de perfiles de preferencias para las cuales el principio RSS y la condición de optimalidad ex post son compatibles.C].A.C].

Tabla No.B]. en las cuales n=m=3. 5 con la probabilidad igual a 1 asigna una división [B. Las probabilidades de obtener bienes según las reglas RSS y RSW para todos los perfiles de las preferencias fuertes. la división que garantiza a todas las personas el bien evaluado como segundo. y que está dominada en el fuerte sentido de Pareto.C.Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski 241 RSW. por ejemplo por la división [A.A]. Tipo de perfil de preferencias preferencji El principio RSW mejor 1 1 1 3/6 5/6 3/6 5/6 3/6 3/6 3/6 3/6 4/6 1/2 1/2 1 1/2 1/2 1 medium 0 0 0 1/6 1/6 3/6 0 3/6 1/6 1/6 1/6 2/6 1/2 1/2 0 1/2 1/2 0 peor Perfil 1 Nr 1: A> B> C Nr 2: B> C> A Nr 3: C> B> A Nr 1: A> B> C Nr 2: B> C> A Nr 3: A> C> B Nr 1: A> B> C Nr 2: B> C> A Nr 3: B> A> C Nr 1: A> B> C Nr 2: A> B> C Nr 3: B> C> A Nr 1: A> B> C Nr 2: A> B> C Nr 3: C> A> B Nr 1: A> B> C Nr 2: A> B> C Nr 3: C >B> A 0 0 0 Perfil 2 2/6 0 0 Perfil 3 1/6 0 2/6 Perfil 4 2/6 2/6 0 Perfil 5 0 0 0 Perfil 6 0 0 0 r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s No r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s No r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s No r+s r+s r+s r+t r+t r+t r+s r+s r+s No r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+t r+t r+t Sí r+t r+t r+t s+t s+t s+t s+t s+t s+t Sí El principio RSS mejor medium peor Las probabilidades de obtener el bien evaluado Existe RSS-Opost? ISSN 2011– 0324 . Por ejemplo. 5. la distribución para el perfil 3 en la Tabla No.C. es incomparable con la distribución asignada por la regla RSW.

formulados por Szaniawski. 2000). Consideremos dos postulados adicionales: proporcionalidad y falta de envidia. Kuc. es un problema abierto y requiere una mayor investigación. s. 1985. el postulado de proporcionalidad y el postulado de falta de envidia No sólo el postulado de la optimalidad requiere de los principios igualitarios de la justicia. Cali – Colombia . enero – junio 2011. las distribuciones asignadas por la regla RSW pueden ser. y también entre dos versiones de la regla RSS. y normalmente son mejores en el fuerte sentido de Pareto que las distribuciones asignadas por la regla RSS. El postulado de proporcionalidad requiere que cada uno de n participantes evaluara su parte de la división como no menor de 1/n del valor de todo el conjunto de bienes. Los valores pueden ser diferentes. Dependiendo del perfil estas probabilidades son asignadas a diferentes divisiones. En los casos en que la regla RSS no es compatible con la condición ex post. t. El problema de la relación entre dos reglas probabilísticas de igualdad. Estos no estaban analizados por Szaniawski. v significan las probabilidades de divisiones que tienen que ser idénticas para que la condición RSS sea cumplida para el perfil dado.254. sino más tarde (Lissowski. Para evaluar el cumplimiento de este postulado normalmente CS No. complementada por las condiciones de optimalidad ex post y ex ante. Los principios de Szaniawski.Grzegorz Lissowski 242 Perfil 7 Nr 1: A> B> C Nr 2: A> B> C Nr 3: A> C> B Nr 1: A> B> C Nr 2: A> B> C Nr 3: B> A> C Nr 1: A> B> C Nr 2: B> C> A Nr 3: C> A> B Nr 1: A> B> C Nr 2: A> B> C Nr 3: A> B> C 2/6 2/6 2/6 3/6 3/6 4/6 1 1 1 1/3 1/3 1/3 3/6 3/6 4/6 1/6 1/6 0 0 0 0 1/3 1/3 1/3 1/6 1/6 0 Perfil 8 2/6 2/6 2/6 Perfil 9 0 0 0 Perfil 10 1/3 1/3 1/3 r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s Sí r+s r+s r+s t+s t+s t+s v+s v+s v+s Sí r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s No r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s r+s No Las letras r. 7. 223 . pero tienen que sumarse a 1 en cada línea.

es difícil de decir qué valor tiene el conjunto de bienes para los participantes. el postulado de proporcionalidad es cumplido por las distribuciones ℘*. y su cantidad –igual a la cantidad de personas (o sus veces). y no de las utilidades concretas que cumplan el postulado de aditividad. La respuesta es positiva. En consecuencia. 4. y en el caso de la mayor cantidad de bienes –el conocimiento de utilidades de subconjuntos del conjunto de bienes o suponer la aditividad de utilidad de distribución– se refiere al valor de la utilidad esperada. aunque en el caso de existir indiferencias no tienen que ser óptimas en el sentido fuerte. El postulado podría ser cumplido también si todos bienes son evaluados igualmente por los participantes. Las distribuciones asignadas por el principio RSSOante siempre garantizan a todos los participantes los valores esperados de la utilidad. De hecho estos son optímales en el sentido fuerte de Pareto en el conjunto que incluya la distribución ℘*. Lo proporciona el método de su construcción. que garantiza que las divisiones elegidas sean óptimas en el sentido débil de Pareto. en el caso de los métodos probabilísticos de la división. En el caso de que la cantidad de los bienes m es igual a la cantidad de los participantes n. También todas las distribuciones asignadas por la regla RSS-Opost cumplen el postulado de proporcionalidad. las preferencias de los participantes deben diferenciarse mucho y las personas deben obtener los bienes mejor evaluados. algunas distribuciones asignadas por la regla RSW pueden no ser ISSN 2011– 0324 .Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski 243 se necesita el conocimiento de las utilidades de bienes de los participantes. Está claro que las distribuciones ℘* son compatibles con el principio RSS. eso no ayuda a decir si las distribuciones cumplen el postulado de proporcionalidad. porque eliminan las divisiones para las cuales existen las divisiones mejores en el sentido fuerte de Pareto. no menores que la distribución ℘*. Si las evaluaciones de los bienes se expresan sólo en términos de preferencia personal. y esa distribución garantiza cumplimiento de proporcionalidad. Obviamente no todas las distribuciones asignadas por la regla RSS tienen que cumplir el postulado de proporcionalidad (por ejemplo la distribución t = p(x3)=1 para el perfil 2 en la Tabla No. que a cada persona dan cada bien con la misma probabilidad igual a 1/n. que con la probabilidad igual a 1 asigna a todos los participantes los bienes peor evaluados por ellos). Sin embargo. Para que la división concreta y determinista pueda cumplir el postulado de proporcionalidad. Se puede preguntar si todas las distribuciones que cumplen algún postulado adicional de optimalidad siempre cumplen el postulado de proporcionalidad. También las distribuciones asignadas por la regla RSW cumplen este postulado.

en especial los de más alto rating). 4 Los mejores 1/2 1/2 1/2 1/2 segundo lugar tercer lugar 0 1/2 0 1/2 0 1/2 0 1/2 los peores 0 0 0 0 CS No. un elemento en común.Grzegorz Lissowski 244 óptimas en el sentido fuerte. 2 A> C> D> B Persona No. Muchas distribuciones asignadas por la regla RSS provocan el problema de envidia. Requiere que ningún participante tenga envidia al otro. Foley (1967). el postulado de falta de envidia se cumple si cada persona piensa que la distribución es para ella menos beneficiosa que para los otros. 2 Persona No. No todas las distribuciones que están compatibles con la regla RSSOpost están libres de envidia. 1 A> B> C> D Persona No. que con la probabilidad igual a 1 proporciona a todas las personas los bienes peor evaluados por ellos. Cali – Colombia .B]. donde x1=[A. 3 Persona No. determinista podría cumplir con este requisito sólo en situaciones excepcionales (por ejemplo si los participantes difieren significativamente en sus evaluaciones de bienes. y x2=[C.D]. 3 B> A> C> D Persona No. o sea. 4. Las distribuciones ℘*siempre cumplen el postulado de falta de envidia. 7. En el caso de la división probabilística. Lo ilustra el ejemplo siguiente: Persona No. las probabilidades de recibir el bien o los bienes mejor evaluados son no menores que las probabilidades de recibir los mismos bienes por cada uno de los otros participantes. Como en el caso del postulado de la proporcionalidad. El postulado de falta de envidia normalmente se presenta en una forma que propuso Duncan K. También la distribución del perfil 3 no está libre de este problema. Sin embargo para todos los participantes serán no peores que la distribución ℘*. estos son las probabilidades de obtener los bienes evaluados: Persona No. 1 Persona No. por lo menos. la división concreta.254. Los conjuntos de distribuciones que cumplen este postulado y los que asigna la regla RSS tienen entonces. porque con la probabilidad igual a 1 proporciona los bienes que están evaluados como la segunda opción en sus arreglos personales de preferencias.C. En este caso cada uno tiene envidia a los otros. enero – junio 2011. Por ejemplo la distribución del perfil 2 de la Tabla No.D. 4 B> C> D> A Se puede ver fácilmente que para que la distribución sea compatible con la regla: p(x1)=p(x2)=1/2. Todos aprovecharían si cambiaran los bienes entre ellos.A. 223 .B.

la distribución elegida no necesariamente es libre de envidia. 3 El orden de la elección 123 132 213 231 312 321 Los bienes elegidos ACB CBA ACB BCA BAC BAC A− B− C C> A> B C> A> B La división de bienes x2 x6 x2 x4 x3 x3 La probabilidad 1/6 1/6 1/6 1/6 1/6 1/6 Entonces la distribución elegida es: p(x1) = 0. Cuando las preferencias personales en el conjunto de bienes no tienen la indiferencia. Para las personas No. cuando existen indiferencias y las personas indiferentes eligen los bienes al azar. p(x6) = 1/6. si estas elecciones son coordinadas. en el cual la persona n°1 es indiferente entre todos los bienes (se indica mediante un conector entre los bienes igualmente valorados en el orden preferencial) y conociendo el orden de tomar las decisiones –elige los bienes en la manera desfavorable para la persona n°3. entre los evaluados. También. p(x5) = 0. 3 el mejor 3/6 2/6 el medio 2/6 2/6 el peor 1/6 2/6 ISSN 2011– 0324 . Lo ilustra el ejemplo siguiente. 3. p(x4) = 1/6. que tienen las preferencias iguales. 2 Persona No. p(x3) = 2/6. p(x2) = 2/6. Persona No. las distribuciones asignadas están libres de envidia. en la manera obvia está libre de envidia. sobre todo. las siguientes probabilidades de obtener bienes causan que la persona No. La probabilidad de obtener el bien: Persona No. 2. si las elecciones de las personas indiferentes son tendenciosas en detrimento de algún participante y. no todas las distribuciones compatibles con la regla RSSOante están libres de envidia. la distribución asignada por la regla RSW. Sin embargo. 2 Persona No.Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski 245 Se nota que la persona n°2 tendrá envidia a la persona n°1. igualmente. y favorable para la persona n°2. De hecho. 3 tendrá envidia a la persona No. por el método de construcción. 2 y No. 1 Persona No.

Después. Cali – Colombia . Basado en el contenido de la urna. El experimento se llevó a cabo en 4 versiones que diferenciaron en los perfiles de preferencias de los hijos. Finalmente la división entre los tres hijos se realizaba según esta división elegida. la persona arreglaba las divisiones desde el mejor hasta el peor. Para la parte del experimento que concernía a los principios de Szaniawski se eligió la situación más simple y teóricamente más interesante –la división de la herencia de 3 bienes indi visibles entre 3 hijos: Adán. 7. 223 . 5. 4 y 6 de la Tabla No. B –la casa de campo y C– el carro. contaba cuántas cartas con los números de cada división habría en la urna.Grzegorz Lissowski 246 El principio RSW siempre asigna por lo menos una distribución que no tiene envidia. Los resultados fueron presentados en el otro artículo (1992). A cada persona se le presentó sólo un perfil de preferencias de los hijos. El experimento titulado Las evaluaciones y elecciones se llevó a cabo en 48 grupos de 3 personas. Juan y Pedro. la persona contaba qué oportunidades tendría cada hijo para tirar de la urna la carta con el número de la división en la cual obtiene el bien más evaluado. si los tres hijos hubieran tirado a la urna las cartas con números de estas divisiones que ella en su nombre acepto. La única información sobre los hijos fueron sus preferencias en este conjunto de bienes de 3 elementos. Fueron los perfiles 2. se le presentaba un procedimiento para una distribución al azar de la herencia.254. Resultó difícil examinar el grado en que los métodos probabilísticos de la distribución de bienes están aceptados por la gente. la persona asignaba la distribución. tomaba las decisiones qué divisiones se podía aceptar desde el punto de vista del hijo y después tiraba a la urna las cartas con los números de divisiones. en las cuales cada hijo obtiene uno de los bienes. Para enseñar a alguien esta palabra. CS No. el de segundo lugar y el bien peor evaluado. a las urnas y después elegía una carta al azar. Los bienes fueron los siguientes: A –el apartamento. Cada uno de los hijos arrojaba las cartas con los números de estas divisiones que podía aceptar. Entonces se puede tratarla como una manera simple y eficaz de asignar la distribución libre de envidia. es decir. En nombre de cada hijo. Los participantes fueron informados de que hay seis diferentes posibilidades de la división de la herencia. Se suponía que cada uno de los hijos debe obtener precisamente un bien. la muestra fue de 144 personas. 3. debido a que requería de la gente que entendiera la palabra distribución. enero – junio 2011. Estudio experimental de principios de igualdad de Szaniawski Los dos principios probabilísticos de la igualdad de Szaniawski eran el objeto de estudio experimental que llevó al cabo el autor. En general.

Juan y Pedro las mismas oportunidades de elegir el bien como la persona primera. Se trata de determinar al azar el orden en el cuál los hijos eligen los bienes. segunda y tercera. Estaban elegidos usando dos reglas de igualdad de Szaniawski: RSS y RSW. que tienen diferentes consecuencias. que se podía obtener en la misma manera. igual o menos justo que dos otros contenidos de la urna. esto que evalúa como el mejor. Juan y Pedro las mismas oportunidades de recibir los bienes que ocupan la misma posición en sus evaluaciones. Eso fue la primera manera directa de examinar cuál de estos dos principios la gente considera como más justo. entre todos los bienes. Por eso para el perfil 2 se decidió presentar a las personas la distribución que cumple el principio de optimalidad ex post y ex ante. Las personas examinadas valoraban cuál de los dos siguientes procedimientos es más justo: Procedimiento I. El primer hijo elige. Se trata de elegir al azar la carta con el número de la división. A las personas examinadas se presentó la descripción de ambas reglas en la estilización adecuada para el problema de la división de la herencia. Se trataba de comparar las consecuencias de su uso. y para el perfil 3 la distribución que con la probabilidad igual a 1 proporciona a cada hijo el bien evaluado por él como el segundo. La segunda manera de comparar ambas reglas tuvo un carácter directo. Este procedimiento garantiza a Adán. La persona valoraba si el contenido asignado por sus elecciones en nombre de los hijos (mejor dicho: relacionada con el contenido la probabilidad de obtener bienes).Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski 247 El contenido designado en la urna era comparado después con 2 otros contenidos de la urna. Procedimiento II. Justificación de esta evaluación permitía decir si la persona había entendido la palabra distribución. Entonces el último hijo en elegir obtiene el único bien que quedó. Para los perfiles 2 y 3 el principio RSS proporciona toda clase de distribuciones. es más. Los contenidos de las urnas que estaban presentados a la persona eran elegidas en la manera específica. La persona examinada iba a valorar cuál de los dos principios es más justo. La persona evaluaba también la justicia de la división de bienes y los arreglaba desde el más justo hasta el menos justo. que proporciona a cada hijo: • • • la misma oportunidad de obtener el bien que evalúa más la misma oportunidad de obtener el bien que evalúa como en el segundo lugar la misma oportunidad de obtener el bien que evalúa menos El mismo procedimiento garantiza entonces a Adán. ISSN 2011– 0324 .

el 12% consideró la regla de la igualdad de las oportunidades para elecciones. Recordemos que para el perfil 2. complementada por dos condiciones de optimalidad. 6.3 30 21. 1988).1 55 38. los contenidos de las urnas asignadas. 1992: 161. Las probabilidades de obtener el bien peor evaluado son iguales a cero. Tabla No. más que 22% consideró las dos reglas igualmente justas y 11% no tuvo la opinión acerca del asunto. Este resultado tampoco parece sorprendente. el 20% de los participantes no tuvo la opinión acerca del asunto. Comparando las consecuencias de ambas reglas. en cambio la regla RSS –las probabilidades iguales de recibir cada uno de bienes.2 RSW 5 0 11 1 17 11.1 144 100.8 53 37. 7. resulta que el 40% de las personas consideró el contenido de la urna asignado por la regla RSS y la misma cantidad de las personas –el contenido de la urna asignado por la regla RSW. Este resultado no parece sorprendente.9 igual 14 1 10 7 32 22. la regla RSW daba muy altas. Se lo puede explicar por preferencia al perfil de preferencia. designadas por el principio de igualdad de oportunidades para la elección son variadas. La sociedad polaca es conocida por sus actitudes igualitarias. enero – junio 2011. las probabilidades de la recepción de los bienes. descrito anteriormente.8 Falta de opinión 3 0 7 5 16 11. Para este perfil. 6. Los datos detallados se presentan en la Tabla No. la regla RSS. el 55% de las personas dijo que la regla de la igualdad de las oportunidades para la satisfacción es más justa. es decir. establece la probabilidad muy alta de recibir bienes mejor evaluados y. iguales para todos los participantes.0 Juntos Fuente: Lissowski. Cali – Colombia . Comparando directamente las dos reglas.Grzegorz Lissowski 248 Estas dos maneras de comparar dos principios de Szaniawski dieron dos resultados.7 4 2. además. Para los perfiles 3 y 4 las diferencias entre CS No. entendidas precisamente como el grado de igualdad de oportunidades para la satisfacción (Nowak. aunque desiguales las oportunidades de recibir los bienes mejor evaluados.254. 223 . La relación entre la evaluación directa e indirecta de los dos principios de la igualdad El método indirecto El contenido más justo es de la urna RSS igual de la urna RSW Falta de opinion Juntos El método directo El principio más justo es RSS 33 3 25 17 79 54. Para el perfil 6 de las preferencias.

7). son de alto o medio. directos e indirectos. El criterio dominante de la justicia de las divisiones son los beneficios de los participantes. 1994 : 184).0 Fuente: Lissowski (1992 : 162).6 El perfil de las preferencias 3 13 0 14 8 35 24.7 4 2. El resultado sorprendente es que la evaluación de estos dos principios. Método indirecto El contenido más justo es el de la urna RSS iguales la urna RSW falta de opinion Juntos 2 18 3 3 11 35 24. asignadas por las dos reglas. (Lissowski. df=9). asignados por las reglas RSS y RSW. Esto es claramente visible en la división de las elecciones individuales (no presentados en la Tabla No. La igualdad de las consecuencias de la división es aún menos importante. con su comparación directa es más o menos igual en los grupos de las personas que difieren en las opiniones sobre la justicia de los contenidos de las urnas.6 4 15 1 14 6 36 25. como resultado de las divisiones. Vale la pena señalar que este resultado no puede ser interpretado como una consecuencia de responder a las preguntas al azar sobre las comparaciones de los dos principios. Sin embargo. 8). cierta evaluación sobre las dos reglas. La Tabla No. En concreto. 7.4 Juntos 55 38. Las respuestas de los participantes fueron internamente consistentes. Las evaluaciones de los contenidos de ambas urnas. Tabla No. En los casos en los que era posible comprobar la transitividad de las preferencias en un conjunto de tres configuraciones de los ISSN 2011– 0324 . pero lo son más cuando las divisiones proporcionan mejores beneficios.3 30 21.03. obtenidos por dos métodos. En cambio.8 53 37. Las personas cuyos beneficios. las hipótesis de independencia estocástica de estas evaluaciones no pueden ser despedidas (chi-cuadrado=11.4 6 9 0 22 5 36 25. Estas diferencias se muestran en las evaluaciones de las personas que participaron en diferentes versiones del experimento (Tabla No. 8 presenta las consecuencias de las divisiones particulares y de las evaluaciones sobre su justicia.Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski 249 las oportunidades asignadas por ambas reglas eran menores. las personas cuyos beneficios son bajos –muy pocas veces aceptan las divisiones que proporcionen mejores beneficios para los otros. el principio RSW proporcionaba las oportunidades un poco mejor para todos los participantes. son estocásticamente independientes.1 144 100. cuando se comparan las divisiones suelen aceptar las divisiones que garanticen mejores beneficios para los otros. Eso significa que la frecuencia de los que declaran la evaluación.

enero – junio 2011. 95% de las personas tenía las preferencias transitivas.5 W W N 3. Cali – Colombia .254.5 N N N 1.5 N N S 1.5 S N N 1.5 N S W 3.5 W W S 5.0 S W W 5.5 S S W 5.5 N W W 3.Grzegorz Lissowski 250 contenidos de las urnas. Tabla No. Además. Las consecuencias y evaluaciones sobre el grado de la justicia de las divisiones de los bienes Perfil Las consecuencias y evaluaciones sobre la justicia de las divisiones Las consecuencias de la división para Adán 2 Juan Pedro Las medianas de las evaluaciones sobre el grado de la justicia de las divisiones Las consecuencias de la división para Adán 3 Juan Pedro Las medianas de las evaluaciones sobre el grado de la justicia de las divisiones Las consecuencias de la división para Adán 4 Juan Pedro Las medianas de las evaluaciones sobre el grado de la justicia de las divisiones 6 Las consecuencias de la división para Adán Juan Pedro Las medianas de las evaluaciones sobre el grado de la justicia de las divisiones W S N 3.0 W S N 3.0 N S S 2.5 S N W 3. 7. 223 . las justificaciones de las evaluaciones comparativas fueron consistentes con las evaluaciones formuladas.5 S W S 4.0 W N W 4.5 N N S 2.5 W S S 5. 8.5 S N N 1.5 W W N 4.0 W S W 5.0 Las divisiones de bienes x1 x2 x3 x4 x5 x6 CS No.5 S W W 5.0 S S S 5.5 N W N 1.5 N N S 1.

Szaniawski adoptó la hipótesis de que no se conocen las cardinales utilidades individuales y que las preferencias de los participantes no son comparables. Supongamos que se conozcan las utilidades individuales de los bienes compartidos.6 Situación S2 A 0.4 B 0.7 y 0. Esto significa que para dividir bienes se tienen en cuenta las evaluaciones de bienes relativas y no las absolutas.3 y el de la segunda persona . Los principios probabilísticos de la igualdad cuando se conocen las utilidades personales Proponiendo los dos principios probabilísticos de la igualdad. 2 Situación S1 A 0. El ejemplo 3. 1 No. Abandonemos ahora la primera suposición.7 0. Por supuesto.7 B 0. Sin embargo son posibles más altos e iguales utilidades esperadas (7/13). N –bajo evaluadas.será igual sólo a 0.3 0.4 Los dos principios indican: • En el caso de la situación S1 la división determinista x1 que conduce a las utilidades diferentes (0. Consideremos tres situaciones de la división de dos bienes: A y B entre dos personas. Las valoraciones de la justicia (si las divisiones son justas) van desde 6 (la división más justa) hasta 1(la división menos justa).7 0.3 0. Sin ISSN 2011– 0324 . después de sortear. x2 – bien B para la persona n°1 y bien A para la persona n°2 Tabla No.3 0.7 0.Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski 251 Las consecuencias de la división: W -altamente valoradas.6 B 0.5).7. Hay solamente dos posibles divisiones que garanticen que cada persona reciba uno de los bienes: x1 – bien A para la persona n°1 y bien B para la persona n°2. S -medio evaluadas. • En el caso de la situación S3 es la misma división aleatoria como en la situación S2.0.3 Situación S3 A 0. Tres situaciones de la división de dos bienes entre dos personas La utilidades de bienes para la persona No. Esta es la utilidad ex ante. la utilidad de una de las personas -utilidad ex post.6) • En el caso de la situación S2 la división aleatoria (por ejemplo usando la moneda: cara o cruz): p(x1)=p(x2)=1/2. 9. que proporciona a cada persona el mismo valor de la utilidad esperada (0.

Las utilidades esperadas para ambas personas son iguales a 7/13. enero – junio 2011. La mayor parte de los principios de justicia distributiva exige unos supuestos mucho más fuertes: utilidades cardinales y/o la comparabilidad interpersonal de las preferencias individuales. Además. Este artículo también presenta la relación entre los principios probabilísticos de igualdad establecido por Szaniawski y otros requisitos para los métodos de distribución de los bienes: proporcionalidad y la falta de envidia. 1 con la probabilidad es de 10/13.Grzegorz Lissowski 252 embargo. Cali – Colombia . puede imposibilitar que los valores de las utilidades esperadassen iguales o mayores. La modificación de las hipótesis de Szaniawski mostró una serie CS No. Este sencillo ejemplo conduce a las siguientes conclusiones. no se les puede obtener por una de las distribuciones en las divisiones x1 y x2. El problema de determinar las condiciones del conflicto hasta la fecha no ha sido totalmente resuelto. 2 y la asignación aleatoria del bien A a la persona No. mostró la contradicción entre la igualdad entendida como igualdad de oportunidades y la satisfacción de optimalidad. Conclusión La intención de Szaniawski fue proponer un determinado enfoque al análisis de los principios de justicia distributiva. Si están conocidas las utilidades relativas de los bienes. 7. y no en el conjunto limitado de las divisiones. mientras que para la persona No. Esto implica la necesidad de la asignación de las distribuciones en el conjunto de todas las divisiones (cf. La reducción del conjunto de posibles divisiones de bienes que garantizan a todas las personas recibir la misma cantidad de bienes. comparar de estos principios y estudiar sus propiedades. esto es el modo dominante de análisis de estos principios en la teoría de la elección social. 223 . Estas utilidades esperadas se establecen por la asignación del bien B a persona No. Al considerar una situación muy simplificada Szaniawski mostró que existen diferentes concepciones de la igualdad. la parte 2). Sus supuestos –limitarse a las preferencias incomparables interpersonalmente en el conjunto de bienes– son extremadamente débiles. Ahora bien. aunque reduce las grandes desigualdades. Los principios probabilísticos de igualdad de Szaniawski fueron las primeras propuestas formales para la división de los bienes que usaron métodos de asignación aleatorias.254. 2 con la probabilidad de 3/13. los dos probabilísticos principios de igualdad de Szaniawski no garantizan la igualdad de los valores esperados de las utilidades.

pp. (134-135) 173-216.). “Acceptable social choice lotteries”. Gottinger. Foley. Decyzje. 61-72. Kuc. (1990). P. B. G. Prakseologia. ____________ (2005). pp. 6. 133-152. No. Płoszajski (red. K. Vol. 5. “Resource allocation and the public sector”. M. “Probabilistyczny podział dóbr”. J. No. Philosophy of Social Choice. Studia Socjologiczne. Referencias Dasgupta. “O pojęciu podziału dóbr”. 95109. “Losowe metody podejmowania decyzji społecznych a etyka”. Lissowski. “Trzy typy zasad sprawiedliwości dystrybutywnej”. (1973). ____________ (1985). Vol. 3-4. Studia Filozoficzne. Decision Theory and Social Ethics. pp. Studia Filozoficzne. D. S. pp. (1992).Principios probabilísticos de la igualdad de Klemens Szaniawski 253 de cuestiones adicionales que se han planteado en este artículo y requieren más investigación. Sen. Szaniawski. K. Polish Society in the Second Half of the 1980s: An Attempt to Diagnose the State of Polish Consciousness. Oxford: Clarendon Press.W. (1973). P. Yale Economic Essays. Warszawa: Wydawnictwa Instytutu Filozofii i Socjologii PAN. pp. “Notes on the measurement of inequality”. 180-187. 3-4. Dordrech: Reidel. (1988). (116-117) 149-165. Studia Socjologiczne. Chicago: The University of Chicago Press. en: W: P. No. (1978). C. Hołówka. “Analiza zasad sprawiedliwości Klemensa Szaniawskiego”. Goodwin. Vol. (237-238) 95-114. 7. No. pp. 2(45). (2000). Journal of Economic Theory.. en: H. No. y Starrett. 94-106. (1967). “Klemens Szaniawski on Practical Knowledge and Choice”. Justice by Lottery.). Sen. K. pp. Vol. D. On Economic Inequality. Issues in Social Choice. pp. (1966). Nowak. Leinfellner (Red. 3. (2006). “Sprawiedliwy podział dóbr”. “Ustalanie sposobu podziału dóbr w sytuacji eksperymentalnej”. 5-54. 1-2. pp. (156-157) 167-195. 45-98. pp. A. 8-9. A. Fishburn. ISSN 2011– 0324 . pp. IREX Occasional Papers. Decyzje. ____________ (1994). W. ____________ (1992).

494-505. 506-517. O nauce. en: W: E. s. rozumowaniu i wartościach. 3(27). Saarinen. Vol. W: K. Dordrecht: Reidel. Cali – Colombia . “Formal aspects of evaluative concpts”. Szaniawski. (1979). Provence Hintikka (red. 135-146. Hilpinen. K. “On formal aspects of distributive justice”. s. pp. Szaniawski. Przekład polski: Analiza formalna pojęć wartościujących. K. rozumowaniu i wartościach. R. M. 446-457. 7. CS No. 12. O nauce. Warszawa: Wydawnictwo Naukowe PWN 1994. Essays in Honour of Jaakko Hintikka on the Occasion of Fiftieth Birthday on January.). Warszawa: Wydawnictwo Naukowe PWN 1994. enero – junio 2011.B. 223 .Grzegorz Lissowski 254 Szaniawski.254. International Social Science Journal. Szaniawski. 1979. (1975). s. Przekład polski: O formalnych aspektach sprawiedliwości dystrybutywnej. W: K.

255 . Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 .de Rainer Dombois ¿Regulación internacional del trabajo a partir de los autocompromisos de las empresas transnacionales? International Work Regulation Based on the Selfcompromise of the Transnational Companies? ¿Regulação internacional do trabalho a partir dos auto-compromissos das empresas transnacionais? Artículo de reflexión recibido el 18/11/2010 y aprobado el 27/04/2011 CS No.276. 7. Alemania rdombois@iaw.Universidad de Bremen. enero – junio 2011.uni-bremen.

.

Palavras-chave: Empresas transnacionais. Palavras-chave: empresas transnacionais. enero – junio 2011. Empleo decente. El presente texto reflexiona sobre esta situación. Decent job. responsabilidade social.¿Regulación internacional del trabajo a partir de los autocompromisos de las empresas transnacionales? Resumen El discurso de la responsabilidad social de las empresas ha alcanzado un lugar preponderante en la regulación de los derechos laborales fundamentales definidos por la OIT. plantea la necesidad de conservar y reforzar los mecanismos de regulación interestatal que fundamentan su cumplimiento en la obligatoriedad legal. Regulação laboral CS No. trabalho decente. the author raises the need to preserve and reinforce the mechanisms of interstate regulation that support its compliance in obligatory legality. cuestionando las posibilidades reales de la globalización de estándares sociales a partir de los compromisos de las empresas transnacionales. the discourses about the social responsibilities of the companies have reached a predominant place in the regulation of fundamental labour rights defined by the ILO. legal regulations Resumo O discurso da responsabilidade social das empresas tem atingido um lugar preponderante na regulação dos direitos laborais fundamentais definidos pela OIT. Key Words: Transnational companies. regulação laboral. Finalmente. propõe a necessidade de conservar e reforçar os mecanismos de regulação inter-estatal que fundamentam o seu cumprimento na obrigatoriedade legal. This article intends to reflect on this matter. O artigo reflete sobre essa situação. Regulación laboral Abstract Currently. Responsabilidade social. 255 . Trabalho decente. questioning the real possibilities of the globalization of social standards from the compromises of transnational companies. Finally. Finalmente. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . Responsabilidad social. Palabras clave: Empresas transnacionales. Social responsibility. questionando as possibilidades reais da globalização de padrões sociais a partir dos compromissos das empresas transnacionais.276. 7.

.

puesto que esperan de éstos inyecciones de capital. 2009). La “cuestión social”. que en la fase de industrialización europea representó un factor poderoso en el desarrollo del Estado social y de los derechos sociales a nivel nacional. en su calidad de actores de la globalización. la pobreza de una gran parte de la población mundial y la migración masiva. ha mutado ahora en una “cuestión social transnacional” (Faist. los recursos públicos y su destino. Influencian las estructuras económicas y ocupacionales regionales. representación de intereses. 7. seguridad social y empleo. por ejemplo en forma de los autocompromisos de responsabilidad social frente al entorno y al medio ambiente. la “dimensión social” de la globalización. CS No. En la década de los setenta se pensaba. participación. especialmente en las regiones en desarrollo (Ghai. especialmente también en lo relacionado con los trabajadores y sus representantes (Streeck. El marco de referencia no lo constituyen las normas legales sino más bien las expectativas sociales. Además. también en gran medida. que apuntaban tanto a la protección de los gobiernos como a la de los trabajadores y sus organizaciones. incrementos en la productividad y aumento en el empleo. 2006). El concepto universal del “trabajo decente” de la Oit puede ser visto como una respuesta a aquella. por medio de formas de control apoyadas en normas legales. estándares sociales. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . transferencias de tecnología. especialmente a partir de los años noventa. ¿Qué pueden aportarle los consorcios transnacionales? Desde hace ya algunas décadas se han desarrollado propuestas para comprometer a las empresas transnacionales. Cada vez se les da más espacio a modalidades predominantemente voluntaristas de regulación. con estándares internacionales. “sin fronteras”.276. ante todo. Los Estados hoy tratan de atraer a los consorcios. Las empresas transnacionales han incrementado tanto su poder económico como su autonomía. en restringir su poder político y económico. El concepto integra aspectos diferentes del trabajo: derechos de los trabajadores. 255 .¿Regulación internacional del trabajo a partir de los autocompromisos de las empresas transnacionales? 259 Introducción La globalización no sólo se expresa en el crecimiento enorme del comercio mundial y en la ampliación y condensación del tejido económico: la otra cara de la moneda es la brecha creciente en el bienestar y la inequidad social dentro y entre las regiones del mundo. Mediante sus redes globales de organización y de suministro se han convertido en actores estratégicos de un proceso de internacionalización galopante y con sus políticas estructuran. enero – junio 2011. Pero los énfasis en la discusión se han desplazado drásticamente como consecuencia de la globalización neoliberal. y apunta hacia su expansión global. 1998). con sus políticas de personal y empleo marcan los mercados laborales locales y las condiciones de trabajo y de vida de grupos poblacionales importantes.

materias primas. hasta su ignorancia. incluso en contravía de las normas y prácticas imperantes en los países anfitriones? ¿Pueden contribuir. enero – junio 2011. Conlleva implícito el riesgo del oportunismo –desde su aplicación selectiva. pasando por su re-interpretación. tanto más. acceso a mercados atractivos–. más allá de sus fronteras organizacionales. los déficits en los arreglos inter-estatales? Mi argumento es que los autocompromisos con la responsabilidad social corresponden ampliamente a los intereses y retos de las grandes empresas en un medio cada vez más complejo. en la medida en que una difusión desde las sedes a las sucursales periféricas corre el riesgo de que los principios determinados por las sedes centrales no sean reivindicados e incorporados por las sucursales locales o de que su aplicación no tenga un impacto en el entorno de las filiales. autonomía de las dependencias locales y específicamente presión por la adaptación a lo local. CS No. 2008). y pueden desencadenar efectos no solamente en el conjunto de las sucursales sino. cuando más. si éstos se apoyan en las relaciones laborales de los países anfitriones y en acuerdos o contratos entre los Estados. Cali – Colombia . por otro lado: ¿cómo podría interpretarse la tendencia de que en las últimas dos décadas. también. En conjunto les aqueja la debilidad de una “regulación tipo diáspóra” (Pries. a su entorno inmediato. su puesta en práctica estará caracterizada por tendencias contradictorias –estrategias de los consorcios. Pero los autocompromisos también pueden complementar y fortalecer otras fuentes de regulación transnacional con orientaciones similares en el sistema social de gobernancia. a la difusión del “trabajo decente”. o inclusive suprimir. las empresas transnacionales han desarrollado códigos de conducta. 255 . así como han declarado obligatorios para todas sus dependencias (inclusive los proveedores) algunos principios y estándares sociales. de manera que apoyen la difusión del “trabajo decente”. y que con frecuencia buscaron con ello también hacerle el quite a las cargas y los costos en sus países de origen? Pero. El campo de aplicación de los autocompromisos se limita a la red del consorcio y.276. especialmente en los países en desarrollo? ¿Pueden aminorar. de manera creciente.Rainer Dombois 260 ¿Podrían considerarse los consorcios transnacionales como actores “morales”? ¿Precisamente esas empresas. en el entorno de los consorcios. que propiciaron la liberalización del comercio y se han servido de ella para sacarle provecho a las ventajas locales –mano de obra barata. Sin embargo. calificación. e inclusive los han acordado contractualmente. que pueden estar en consonancia con la concepción del “trabajo decente”? Esto plantea preguntas más generales con respecto a los alcances posibles y a la validez de los autocompromisos: ¿pueden los consorcios transnacionales contribuir a la globalización de estándares sociales. 7.

El discurso en torno a la responsabilidad social. De esta manera. como escollo para las prácticas lucrativas (Reich. como medio para obstaculizar la regulación legal. 1999). única institución que representa con legitimidad el bien común. una especie de catch-all-phrase. Según la expresión de Milton Friedman. el concepto de la responsabilidad social de las empresas. en una posición muy crítica. Aún así. Responsabilidad social de las empresas El discurso sobre la responsabilidad social de las empresas se refiere a los autocompromisos de las empresas en diferentes campos de la política y de las relaciones (Carrol. 2007). que apunta a autocompromisos adicionales. y a lograr que los derechos fundamentales sean respetados de una manera más consecuente (Comisión Europea. Con todo. considera que la tarea de las empresas consiste en jugar de una manera agresiva el juego de la economía.. y ampliamente debatida. En una última parte trataré entonces el aporte y el papel de los compromisos de responsabilidad social en el contexto más amplio de la gobernancia transnacional. esta concepción es difusa. En la tercera parte proporcionaré algunas consideraciones de la sociología organizacional y del desarrollo para apoyar una estimación realista de los alcances (ciertamente modestos) de la regulación por medio de los autocompromisos. en primer lugar. Y Robert Reich. et al. Así se expresa la Comisión Europea en su libro verde: Con el reconocimiento de su responsabilidad social y de la adopción voluntaria de compromisos. la responsabilidad social de las empresas se limita a “to use its resources and engage in activities designed to increase its profits as long as it stays within the rules of the game which is to say engages in open and free competition. En la segunda parte presentaré y comentaré algunas propuestas institucionales de su aplicación transnacional. 2005 : 130). without deception and fraud” (citado por vanTulder. Debe también expresar la creciente complejidad de las relaciones de las empresas con y en la sociedad. que busca adornarse con el sello del bienestar común. sino también a la regulación estatal. de acuerdo con las reglas impuestas por el Estado.¿Regulación internacional del trabajo a partir de los autocompromisos de las empresas transnacionales? 261 A continuación trataré. que van más allá de las obligaciones a que están de todos modos obligadas legal y contractualmente. le parece “cínico”: como expresión de la pérdida de confianza en la democracia. las empresas se confrontan con las demandas de una diversidad de stakeholders –grupos con intereses en las actividades de la ISSN 2011– 0324 . las cuales se sustraen no solamente a las leyes del mercado. 2001). las empresas aspiran a elevar los estándares sociales y ambientales. la rápida difusión del discurso en torno a la responsabilidad social no debe permitir reducirla a una simple victoria de la ideología empresarial neoliberal.

7. Están dirigidas a las empresas multinacionales radicadas en los países miembros de la Ocde. 1998). y que influencian tanto al producto como a los procesos de producción (Stehr. normas o directrices para el comportamiento con los trabajadores y sus representantes. 2004. un papel crucial en ello lo tienen los principios. 2007). tendrán que pagar el precio de los conflictos. a partir especialmente de los años noventa se ha venido consolidando un espectro rápidamente creciente de arreglos privados. et al. si los ignoran. pérdidas de reputación y/o pérdidas económicas.. la libertad sindical y el derecho a la negociación colectiva. enero – junio 2011. Cali – Colombia .276. también de los productores. organizaciones ambientales. 2006). para su implementación por parte de los gobiernos y los consorcios. como trabajadores. pero CS No. incluidos los proveedores. que se basan en los autocompromisos voluntarios de las empresas (Greven. Mientras que las directrices de comportamiento para los consorcios transnacionales desarrolladas en los años setenta fundamentaban todavía su obligatoriedad en los acuerdos inter-estatales y por lo tanto pueden considerarse códigos públicos. 255 . Estos van más allá del círculo de las normas laborales claves que se desprenden de los derechos generales fundamentales de la OIT –las convenciones sobre el mandato de la no discriminación. Otro código de conducta público lo forman las Directrices de la OCde para los consorcios multinacionales acordadas en esta misma fase (1976). Estado y localidades. 2005) o del “Public Affairs Management” (Welge. Propuestas de regulación transnacional El significado creciente del discurso en torno a la responsabilidad social de las empresas se expresa en una amplia gama de propuestas de regulación transnacional en que las empresas buscan comprometerse. la Triple declaración de principios para las empresas multinacionales y la política social de la Oit en 1977 era un código público de comportamiento que fue desarrollado con la participación de las contrapartes sociales y contenía los estándares internacionales expuestos en convenciones y recomendaciones. la prohibición del trabajo infantil y del trabajo forzado. Es cierto: los mercados mismos se “moralizan”. Dombois. Las relaciones con los stakeholders se convierten en campos estratégicamente importantes de gestión del “Business-Society Management” (Van Tulder. Koenig-Archibugi. Originalmente pensado como primer esbozo de un andamiaje reglamentario obligatorio del derecho de los pueblos (Weiss.Rainer Dombois 262 empresa. 2001). 2005. et al.. et al. Greven. se impregnan de patrones de orientación y de valores sociales. consumidores. juntamente con sus filiales en los países anfitriones.. proveedores. 2004. que se apoderan cada vez más del comportamiento de los consumidores.

porque raras veces trasciende los casos individuales de conflicto (Weiss. que contienen principios y estándares para diversos campos de acción –en la mayoría también para las relaciones laborales– y prevén la forma de su vigilancia. De esta manera. especialmente desde los años noventa. 2005). Aunque ambos códigos públicos de conducta no tienen un carácter legal obligatorio. a los proveedores) al cumplimiento de unos estándares sociales. por su intermedio. 2005). un espectro en rápido crecimiento de arreglos privados. aunque se dirigen a un espectro mucho más amplio de actividades. Muchas firmas han elaborado también códigos más precisos de conducta. Además de los códigos de conducta unilaterales. Contienen principios de política laboral y social. también suele informarse sobre el cumplimiento de estos compromisos propios en los informes anuales de tipo social o de sostenibilidad (Kpmg. Los Acuerdos Marco Internacionales pueden ser considerados como las primeras convenciones colectivas internacionales. La efectividad de ambos códigos es. Igualmente. incluidas las filiales en el extranjero. 2005. En la presentación propia de las grandes firmas no suele faltar la exposición de valores y directrices básicas comunes. también. investigan las quejas de los sindicatos o de las Ong dirigidas contra las empresas.¿Regulación internacional del trabajo a partir de los autocompromisos de las empresas transnacionales? 263 desde su revisión en el 2000 incluyen. Lo que más se ha difundido son los códigos de conducta elaborados de manera autónoma y unilateral por las mismas empresas individuales o por alianzas de empresas de un mismo sector. Además de los códigos públicos se ha desarrollado. y contienen también prescripciones procedimentales para su puesta en práctica (Müller. la mayor parte con una participación importante de los representantes de de los sindicatos al nivel nacional o de empresa. aunque con una gama bastante limitada de contenidos regulatorios.. de obligatorio cumplimiento para el conjunto del consorcio. marginal. 2004. a sus dependencias establecidas en países no miembros de la Ocde. 2001). dado el caso. desde finales de los años ochenta también se acordó una serie de códigos de conducta entre los consorcios individuales y las federaciones sindicales internacionales (Global Union Federations). puesto que establecen procedimientos de monitoreo y de manejo institucional de los conflictos. tal como lo afirma Weiss. según el procedimiento de reclamos de la Ocde. Estos obligan a las empresas (y frecuentemente también. sin embargo. van más allá de las simples recomendaciones a las empresas. et al. deben buscar solución a los problemas involucrando a las partes y. las agencias nacionales. se convierten con frecuencia en obligatorios para ISSN 2011– 0324 . especialmente los derechos laborales fundamentales de la Oit. Hammer. informar a la opinión pública sobre la situación conflictiva. entre ellos las normas fundamentales del trabajo. Riisgaard.

actores estatales u organismos internacionales. pueden también reconocerse los contornos de algunos rasgos característicos básicos. Por otro lado. et al. participan grupos como las Ong’s. al medio ambiente y al rechazo de la corrupción. lo cual incluía las filiales en el extranjero. Wick. Con ello los autocompromisos se referían a aspectos parciales del “trabajo decente”. enero – junio 2011. en los cuales. A comienzos del año 2008 existían 60 de estos acuerdos. las asociaciones de intereses. Lenzen. solían ser diferentes (Ocde. Aunque muchos códigos incorporaban también a los proveedores. Con todo. también se ha realizado una serie de acuerdos contractualmente obligatorios multi-stakeholder que. específicamente al “derecho al trabajo” y al “diálogo social”. Dos tercios de los códigos empresariales analizados en una investigación de la Ocde contenían regulaciones relativas a las relaciones laborales. 2006). además de estándares laborales precisos. Además de las normas laborales básicas se mencionaban igualmente con frecuencia la seguridad laboral y la protección de la salud. como el Global Compact.000 empresas y una gran cantidad de organizaciones diversas de intereses. Las empresas se comprometen a cumplir con diez principios referentes a los derechos humanos y laborales. una gran parte de los códigos de conducta de firmas y sectores específicos contenían los derechos laborales fundamentales de la Oit. 2004. CS No. la garantía de un salario mínimo y la duración máxima de la jornada laboral. el Global Compact hasta ahora sólo ha establecido formas muy laxas de rendición de cuentas y de manejo de conflictos (Williams. En todos los casos eran válidos para la totalidad de la empresa. sin embargo. Encontramos finalmente acuerdos multi-stakeholder firmados entre actores diversos. los estándares respectivos. ello fue especialmente significativo en las dependencias o empresas con redes amplias de proveedores en los países en desarrollo. incluyen también sistemas de monitoreo independiente. 7. Los códigos diferían entre sí en el alcance esperado de sus regulaciones. Así como se han diversificado las formas y contenidos de los compromisos voluntarios de las empresas.. que ya cuenta entre sus miembros con más de 2. como la industria de la confección. Murray. una buena cantidad de los cuales era con empresas alemanas. 2005. 2003. Además de concebirse como un “foro de aprendizaje y diálogo” (Hamm. el entrenamiento. Cali – Colombia . Por iniciativa del secretario general de las Naciones Unidas surgió con participación público-privada el Global Compact. además de las empresas.276. Nowrot. tales como el código de conducta de la Clean-Clothes-Campaign o la norma y sistema de auditoría SA 8000 y los sellos de calidad social de productos (Köpke. 2000b. 2003).Rainer Dombois 264 los proveedores. 2004). 2002). 255 . algunas veces se hacía también referencia explícita a los códigos públicos.

La discusión más práctica.. ¿cómo se pueden imponer los principios de igualdad donde las prácticas discriminatorias están profundamente ancladas en la sociedad? ISSN 2011– 0324 . 2005). mientras tanto. en evitar la pérdida de legitimidad (Herberg. se explica no solamente por las presiones de los trabajadores y otros grupos de actores involucrados. Venro. 2003. En cambio. 2004). Reich. apoyado inclusive por la hard law (Kocher 2002). o sea en soft law. El hecho de que estos puedan ser algo más que una cuestión de imagen. porque expresan cada vez más un consenso normativo con los derechos humanos y sociales. lo cual significa principalmente. 1998. Finalmente se les está adjudicando una obligatoriedad creciente a este tipo de arreglos. con cuyo complimiento se han comprometido los consorcios transnacionales. en la promoción de la lealtad de los empleados y de la cooperación con sus representantes o en los acuerdos de lealtad con la competencia sobre unos estándares mínimos que no se deben violar (Koenig-Archibugi. o que un sustituto mediocre. Especialmente sabemos muy poco sobre la manera como los principios de responsabilidad social. Un tema central lo constituyen las consideraciones sobre la obligatoriedad de los arreglos “privados”. o un instrumento para hacerle el quite a la regulación legal obligatoria (nacional o internacional) (Weinz. 2006). son recibidos y aplicados en los sitios donde entran en contradicción con las normas legales. 2006. que se basan en autocompromisos. Köpke. se ha ocupado durante largo tiempo del diseño institucional de los arreglos. Se trata principalmente de la configuración de los instrumentos de monitoreo y de sanción. la correlación de fuerzas políticas o inclusive con las costumbres locales. países en desarrollo.. ¿Cómo puede honrarse el compromiso con el principio de libertad de asociación y el del derecho a los acuerdos colectivos donde los sindicatos autónomos y las convenciones colectivas están reprimidos legal y políticamente? Y. de los cuales se espera una regulación eficaz del trabajo (Zeldentrust.¿Regulación internacional del trabajo a partir de los autocompromisos de las empresas transnacionales? 265 Alcances de la aplicación de los autocompromisos La discusión en torno a las nuevas formas de regulación internacional del trabajo apoyada en los autocompromisos de las empresas se ha concentrado hasta ahora en pocos aspectos. en el auto-control para no dañar la reputación (van Tulder. sino también por los intereses propios de las empresas: el interés en la coordinación y consistencia interna del sistema de gerencia en el conjunto del consorcio (Baumüller. 2004). 2008). et al. 2005). et al. et al. por medio de los cuales las empresas transnacionales hacen cumplir sus autocompromisos en todas las dependencias. window dressing. como instrumento para la implantación internacional de normas y estándares. hay muy poca investigación empírica sobre los procesos organizacionales y políticos. aunque no siempre..

255 .. a las relaciones de poder y de conocimiento y a las rivalidades internas (Kristensen. y con una distribución dispersa del poder (Pfeffer. de acuerdo con los contextos institucionales nacionales específicos. ideología y valores diversos. 2000). sistemas de negocios y mercados diversos. La planeación. 1989). más bien se desarrollan como conglomerados pluralistas de complejidad creciente. por muchos factores. que las normas y los principios. La expansión de los principios de responsabilidad social en los consorcios transnacionales con sedes en contextos con grandes diferencias económicas. con concepciones. Precisamente la teoría organizacional permite echar una mirada a las resistencias y los complejos condicionamientos micro políticos frente a la implementación de los objetivos organizacionales. que las empresas han declarado obligatorias en el marco de la responsabilidad social. conforman coaliciones y aprovechan sus márgenes de poder para imponer sus propios objetivos e intereses. Las grandes empresas corresponden poco al tipo ideal de organización racional. no solamente a causa de las distancias geográficas. la coordinación y el control se vuelven más difíciles. el consenso hipócrita. o violentada. con culturas múltiples. debido a que las sucursales están incorporadas a tradiciones culturales. A su vez. Cali – Colombia . enero – junio 2011. 1995). La problemática de cómo se ponen en práctica los principios y los objetivos empresariales en las organizaciones se vuelve todavía más compleja en los consorcios multinacionales. la capacidad de la cúpula empresarial para controlar las relaciones entre la sede central y las sucursales en el extranjero se pone en entredicho gracias a la existencia de amplias zonas de incertidumbre. Pohlmann.276. En los países anfitriones sólo pueden elaborar sus productos y ofrecer sus servicios como organizaciones inmersas en lo local. 1981.. También las gerencias locales ganan y aspiran a márgenes de juego para su autonomía frente a las centrales.Rainer Dombois 266 El escepticismo parecería lo más aconsejable. Las empresas multinacionales no se pueden comprender como un entramado homogéneo dirigido completamente desde el centro (Birkinshaw. 7. tengan el mismo sentido y la misma obligatoriedad en todas sus dependencias. 2002). que plantean a su turno un diverso tipo de exigencias de acomodación (Birkinshaw. Tampoco es seguro. Por lo tanto nunca se tiene la seguridad de que las prácticas organizacionales corresponden a los objetivos y a la retórica con que son definidos y comunicados por la cúpula empresarial. et al. más bien pueden estar ocultas en la “organizational hypocrisy” (Brunsson. los miembros de las organizaciones persiguen una diversidad grande de intereses. 2005). et al. No es necesario que las inconsistencias se expresen abiertamente en conflictos. muchas veces inclusive contradictorios. por tanto. Los lazos territoriales con los países anfitriones son precisamente CS No. políticas y sociales estará mediatizada.

Ello se traduce también en interpretaciones y juicios diversos sobre los principios y objetivos (van Tulder. por un lado. et al. et al. sus seccionales deben coordinar sus políticas con las exigencias locales. 1999.r 1999. por un lado. de acuerdo con las alianzas y obligaciones específicas de cada caso. es decir. Dörrenbächer. para poder aprovechar el conocimiento disponible en la región. Pries. Hirsch-Kreinsen. Entre mayor sea la importancia del mercado o de los recursos locales y entre más estrecha y comprometedora sea la red de normas y regulaciones legales. et al. puesto que cada sucursal del consorcio está incorporada a un contexto institucional diferente. unidades donde las actividades de las sucursales deben ser coordinadas y controladas de manera estratégica. 2005). Entre más grande sean las contradicciones entre los códigos de valores y de conducta a nivel de consorcio.. entonces. 1969). para acomodarse a los intereses específicos del mercado y de los clientes y para ajustarse a las regulaciones nacionales (Birkinshaw. De esta manera los consorcios transnacionales son. 2005). de incorporarse a los contextos nacionales diversos. Dörrenbäche.. normas y prácticas locales. Los diferentes tipos de investigación empírica actual documentan de manera convincente la gran diversidad de estrategias de internacionalización y de formas organizacionales (Ruigrok. En la literatura gerencial se encuentran diferentes tipologías que diferencian las formas organizacionales.. 1990. La brecha entre políticas a nivel de consorcio y la presión por la acomodación a cada contexto nacional se manifiesta de manera muy acentuada en el ámbito de los autocompromisos para con los trabajadores. El control y densidad del poder de la sede central y el tipo e intensidad de los lazos locales de las seccionales están mediatizados por las estrategias de internacionalización y los tipos organizacionales de las empresas multinacionales y varían además con el tipo de funciones. et al. 1999. 1995). comprometer también a las gerencias de las sucursales con los objetivos empresariales generales) y.. 1995.¿Regulación internacional del trabajo a partir de los autocompromisos de las empresas transnacionales? 267 requisitos de la internacionalización. Perlmutter.. los estilos gerenciales y con ello también las diferentes distribuciones del poder y las estructuras de control en los consorcios transnacionales. al mismo tiempo. et al. tanto más fuerte será la presión por la acomodación a lo local –o también por la autonomía de la gerencia local (Eckardt. et al. Las empresas están puestas. 1998). y los valores. et al. –entre el company effect y el host country effect– tanto más difícil será para la gerencia local satisfacer ambas demandas (Ferner. por otro lado. 1999. por el otro. Pries 2002)... también de los márgenes de juego para la autonomía (Bartlett. cada uno con ISSN 2011– 0324 . ante el doble problema de sacar adelante la consistencia política en el conglomerado transnacional (es decir.

. Con todas las diferencias que existen entre los “modelos nacionales de Corporate Social Responsibility”.2004). de los autocompromisos. las instituciones y las políticas laborales de los países occidentales desarrollados. En todo caso. entre más choquen los principios y las prácticas de la entidad central con las dependencias locales. etc. 255 . enero – junio 2011. en la totalidad del consorcio.Rainer Dombois 268 su sistema educativo y de capacitación específicos. con frecuencia en nombre de un “pluralismo moral” (Doladson. aunque la Organización Internacional del Trabajo estableció en 1998 los derechos fundamentales globales del trabajo. también la licitud. Las resistencias que se presentan en la ejecución global se basan también en que el discurso en torno a la responsabilidad social de las empresas provino de los países occidentales desarrollados y se ha difundido especialmente en éstos (Carroll. 1994. estructuras y sistemas reguladores del mercado de trabajo y de las relaciones laborales.. et al. estas normas se hallan enfatizadas y apoyadas en gran medida con los discursos. 1989). sea cuestionada la posibilidad. aunque con frecuencia se haga a costa de la obligatoriedad. 2003). entre más fuerte sea la presión local por la acomodación. puede estar en que los principios se conserven a nivel general y no como estándares formulados con precisión. (Rosenzweig. Todo esto sugiere una consideración cuidadosa del potencial y los alcances de los autocompromisos de responsabilidad social en las empresas internacionalmente activas. de las convenciones colectivas e incluso de las obligaciones comunitarias y en complejas relaciones entre los stakeholders. como pudieran serlo entre los de corte anglosajón y los de corte continental europeo (Matten. Rubery.276. Una salida. Entre más descentralizada sea la organización de las empresas. de manera que se hagan posibles las interpretaciones y aplicaciones flexibles en diverso tipo de contextos locales. et al. formas típicas de organización y de remuneración al trabajo. Es de suponer entonces que desde la perspectiva culturalista o también haciendo referencia a la diversidad de los contextos institucionales y socioeconómicos. et al. y entran en diverso tipo de contradicciones con los arreglos institucionales y las prácticas locales en los países de otras latitudes. los consorcios en sus países de origen están inmersos en una densa reglamentación de obligaciones provenientes del Estado social. especialmente de las regiones en desarrollo. de una transferencia de principios y normas. Aunque los principios y normas fundamentales de los códigos de conducta se basan en los derechos humanos universales. aquí plantean por medio de la opinión pública y de las demandas del mercado exigencias muy marcadas a las empresas por parte de la sociedad civil. en un campo tan amplio las obligaciones solamente pueden cumplirse CS No. con formas de socialización ocupacional.. tanto más difícil será la puesta en marcha. Cali – Colombia . 7.. 1999).

más allá de las fronteras del consorcio propio. en el cual muchos trabajadores no tienen acceso a los derechos sociales y los estándares se cumplen de manera parcial. pueden los autocompromisos de la empresa traducirse también en prácticas y expectativas.¿Regulación internacional del trabajo a partir de los autocompromisos de las empresas transnacionales? 269 cuando se cultiva una comunicación abierta dentro del consorcio. Muchos países en desarrollo están tan poco integrados al comercio mundial. en las cuales ni siquiera la reglamentación nacional que protege los derechos laborales y sociales tiene validez ni capacidad de imponerse en la práctica (Cepal. 2008). sólo en la medida en que los principios sean también aceptados y reclamados por los trabajadores como derechos. jornaleros– de exigir el cumplimiento de estándares internacionales. A pesar de todas las contradicciones. Finalmente. sobre el manejo de las exigencias que chocan entre sí. del centro hacia la periferia. Aunque las empresas que se mueven en el terreno internacional concentran en sí mismas un gran poderío económico en muchos países en desarrollo y desempeñan un papel importante ISSN 2011– 0324 . de las sedes centrales en los países desarrollados hacia las sucursales de los países en desarrollo (Pries 2008). las empresas transnacionales le apuestan a lograr la obligatoriedad de unos principios comunes a nivel de consorcio. Poca posibilidad tienen los trabajadores –trabajadores pobres por cuenta propia. aún en medio de las condiciones más difíciles. ¿Las empresas transnacionales como puntas de lanza para la difusión del “trabajo decente”? Las empresas transnacionales propician una expansión de sus autocompromisos tipo diáspora. se necesitan también formas de “socialización” que posibiliten a las gerencias el cumplir con los principios y las responsabilidades sociales. ¿En qué medida les será posible contribuir en sus asentamientos periféricos a la difusión de los principios y estándares sociales –y con ello a algunos aspectos del “trabajo decente”–. se percibe apenas un margen de juego muy limitado. éste con frecuencia no representa más que un segmento aislado dentro de un sistema laboral heterogéneo. que casi no atraen inversiones directas y empresas con estándares internacionales. empleados de pequeños negocios. eventualmente también más allá de su cadena de proveedores? Si se pasa de la perspectiva de las empresas a la perspectiva de los países anfitriones. Y aún en el caso de que se haya configurado un sector económico “moderno” con parámetros internacionales. Pero su aplicación no depende únicamente de la dirección central y de las gerencias de sucursales. determinadas por la organización o por el contexto. Para tomar el ejemplo latinoamericano: aun en los países económicamente más desarrollados se dan todavía porciones importantes del empleo calificadas de “informales”.

que además ostentan grados de detalle y de obligatoriedad muy diversos. y Ghoshal. de su integración a los patrones de expectativas y de negociación. et al. empresas y expertos. Cali – Colombia . Su efectividad y sostenibilidad dependen más bien de su “glocalización”: de su recepción. 7. adaptación y apropiación por instituciones y actores locales. hasta en aquellos aspectos parciales del “trabajo decente” que son tenidos en cuenta en sus autocompromisos. Las directrices para los consorcios multinacionales constituyen a este respecto las bases para darle carácter obligatorio a los compromisos. Internationale Unternehmensführung. su poder de irradiación hacia el sistema laboral y su regulación son muy limitados. A fin de cuentas. como intermediarios de los valores. estándares y las políticas. Por último. la glocalización de los estándares sociales internacionales no es posible sin las redes y actividades transnacionales de organizaciones no gubernamentales. Los autocompromisos de las empresas transnacionales. enero – junio 2011. 255 . aunque todavía falten formas institucionales de control. et al. se asemejan sin embargo a islas en el sistema heterogéneo del empleo.. y tanto menor es el poder de movilización y de irradiación en los sistemas de empleo fragmentados. 2008). Los consorcios transnacionales pueden prestar un aporte bastante limitado: el espectro temático de los estándares es muy estrecho. Referencias Bartlett.. tales como la política social internacional de la Unión Europea o el Acuerdo Norteamericano de Cooperación Laboral –Naalc– (Dombois. o que estén en la posibilidad de obligar el cumplimiento de los principios y estándares en los sistemas ocupacionales como la Oit (Senghaas-Knobloch. acuerdos regionales. C.276. su difusión está marcada por estrategias jerárquicas de arriba hacia abajo y por asimetrías entre centro y periferia. 2003). CS No. S. Se necesitan acuerdos institucionales internacionales que comprometan a los Estados.Rainer Dombois 270 como empleadoras. Se necesitan también acuerdos y precisiones inter-estatales sobre los requisitos mínimos de responsabilidad social y obligatoriedad de rendición de cuentas –como la Oecd y la Oit. supraestatales o propuestas inter-estatales. no pueden por tanto reemplazar otras formas nacionales e internacionales de regulación del trabajo. differenziertes Marketing [Dirección de empresas internacionales. los estándares sociales internacionales –al igual que los demás elementos del “trabajo decente”– no podrán tener validez global y expandirse continuamente sólo con que se transfieran del centro hacia la periferia. sindicatos. de su institucionalización en las relaciones laborales y en las políticas laborales y sociales del Estado (Pries. Innovation. globale Effizienz. 2004). (1990).

Hornberger. 729-753. B. (1999). R. New York: Oxford University Press. A. Vol. Entrepreneurship in the Global Firm. Hamburgo: VSA. Enseñanzas del acuerdo sobre la cooperación laboral entre USA.: Lang. (1989). Soziologie als Gesellschaftskritik. eficiencia global. Global Players.. (2006).-D. London: Sage Birkinshaw. (2006). y Geppert. “Die Internationalisierung von Wirtschaftsorganisationen revisited” [La internacionalización de las organizacioISSN 2011– 0324 . C. M. Berlín: Wissenschaftszentrum. y Morrison. pp. Best Practice oder Pfadabhängigkeit?” [Globalización de las empresas. Dombois. México y Canadá]. Bruselas. Köhler. pp. A. The Organisation of Hypocrisy. Brunsson. T. “Auf dem Wege zur Globalisierung sozialer Rechte? ” [¿Camino a la globalización de los derechos sociales?].¿Regulación internacional del trabajo a partir de los autocompromisos de las empresas transnacionales? 271 Innovación. Münster: Lit. Comisión Europea (2001). Donaldson. Micro-political Aspects of Mandate Development and Learning in Local Subsidiaries of Multinational Corporations. 4. (2005). Discussion Paper. (1999). (2000). C. Dombois. J. Evolution of a Definitional Construct”. Vol. (1989). Dörrenbächer. Eckardt. Mexiko und Kanada [Regulación internacional del trabajo en la trampa de soberanía. An Empirical Examination of Cultural Networks and Organizational Structures as Governance Mechanisms in Multinational Corporations. E. Birkinshaw. “Corporate Social Responsability. ¿Buenas prácticas o dependencia?] En: Eckardt.. Dörrenbächer. Frankfurt/Nueva York: Campus. M. Journal of International Business Studies. Bern etc. The Ethics of International Business. L. pp. 135-145. y Winter. Grünbuch: Europäische Rahmenbedingungen für die Soziale Verantwortung von Unternehmen [El libro verde: condiciones europeas marco para la responsabilidad social de las empresas]. J. Baumueller. H. “Configurations of strategy and structure in subsidiaries of Multinational Corporations”. mercadeo diferrenciado]. J. Cepal (2008). (1995). R. y Pries.). Managing Cultural Diversity. N. Das Lehrstück des North American Agreement on Labor Cooperation zwischen den USA. Moebius y Schäfer (Hg. (2004). (1999). J. pp. 268-295. Köhler y Pries (Hrsg). “Unternehmensglobalisierung. Business Society. Internationale Arbeitsregulierung in der Souveränitätsfalle. A. Berlín: Sigma. 206-225. 38. Chichester: Wiley Carroll. Panorama Social 2008.

Heft 1. Ferner. y Scherrer. Weltökonomie und soziale Standards [Configurar la globalización. Neue Instrumente zur sozialen und ökologischen Gestaltung der Globalisierung. Die Umweltstandards multinationaler Konzerne in der globalen Steuerungsarchitektur” [Rearmando lo desarmado. Gai. “The hypermodern MNC – a heterarchy?”. En: Dies (Ed.” Transfer. (2005). Baden-Baden: Nomos. “Re-Embedding the Disembedded. 7-35. G. Unternehmensglobalisierung in soziologischer Perspektive. pp. “International Framework Agreements: between rights and bargaining. 115-137. 7. Bonn: BpB. H. Hamm. Berlín: Sigma. Heft 62. Hammer.Rainer Dombois 272 nes económicas revisitada]. “Multinationals. 9-35. (2005). En: Schmidt y Trinczek (Eds. J. The International Journal of Human Resource Management. pp. pp. 139-171. CS No.) (2002). INEF-Report. D. Hirsch-Kreinsen. (ed. 511-530. national systems and HRM: the enduring influence of national identity or a process of ‘Anglo-Saxonisation’?”. 24. (1986). “Regionale Konsequenzen globaler Unternehmensstrategien” [Consecuencias regionales de las estrategias empresariales globales]. enero – junio 2011.). Münster. staatliche und überstaatliche Interventionen zur Verankerung von Arbeitnehmerrechten” [Intervenciones privadas. M. (2005). 710-731. Codes of Conduct. Vol. A. 25.) Globalisierung. pp. International Sociology. Human Resource Management. Sozialklauseln. 9-29. 56. (2004): “Private.): Global Players in lokalen Bindungen. 255 . T. 9. T. Decent Work: Objectives and Strategies. Vol. C. (2009): “The Transnational Social Question: Social Rights and Citizenship in a Global Context”. Economía mundial y estándares sociales]. estatales y supra estatales para la fijación de los derechos de los trabajadores]. (1998). 399-416. y Quntanilla. (Ed.276. Faist. (1999). N. Globalisierung gestalten. Soziale Welt. Los estándares ambientales de los consorcios multinacionales en la arquitectura global de dirección]. pp. En: Bass y Melchers (Eds. pp. nachhaltige Investmentfonds. Public-Private Partnership und der Global Compact der Vereinten Nationen [Alianza público-privada y el Global Compact de las Naciones Unidas]. Vol. Vol. Cali – Colombia . Greven. B. Ginebra: International Institute for Labour Studies.) (2006). 11 (4). Hedlund. pp. Vol. Herberg. Greven. T.

pdf ). (2005). Amsterdam. Working Paper 34. “Corporate Social Responsability: An overview of principles and practices”.¿Regulación internacional del trabajo a partir de los autocompromisos de las empresas transnacionales? 273 Kocher. International Journal of Comparative Labour Law and Industrial Relations. E. (Hg. pp. (2003).uk/koenigar/TNC-G&O. En: Schmidt. Oecd (2000). ISSN 2011– 0324 . J. Wegner y Schmidpeter (Eds. World Commission on the Social Dimension of Globalization. Globale Arbeitsbeziehungen in globalen Konzernen? [¿Relaciones laborales globales en los consorcios globales?] Wiesbaden: VS-Verlag. Nowrot. J. 18. En: Habisch. D. “A Conceptual Framework for Understanding CSR”. (2002). Colonia. pp. Verhaltensnormen multinationaler Unternehmen und ihre Überwachung [Códigos de conducta de las empresas multinacionales y su vigilancia]..-W. Platzer. Corporate Social Responsability Across Europe. 39. (2005). Global Compact Deutschland 2005 [Global Compact Alemania 2005].org/ech/. (http://personal. organización y estructura social].). (2002). New York: Springer. Pohlmann.oecd. www. Government and Opposition. M. J. T. Journal of World Business. M. Codes of Conduct. Oxford: Oxford University Press. Marshfield. Inst. (2004). “Management. Matten. Koenig-Archibugi. S. Organisation und Sozialstruktur” [Gerencia.) (2006). Jonker. Münster. Müller. 265-280. V. y Roehr. “Private standards between Soft Law and Hard Law – The German Case”. (1981). 335-357. Kristensen. KPMG International Survey of Corporate Responsability Reporting 2005. K. The new governance structure of the Global Compact: transforming a “Learning Network” into a federalized and parliamentarized transnational regulatory regime. (1969). for Economic Law.ac. Halle: University. 234-259. Pfeffer. Murray. (2004). R.). y Moon. (2004). H. W. Col. Lenzen. H. E. Vol. (2). Perlmutter. Vol. H. P. Local Players in Global Games: The Strategic Constitution of a Multinational Corporation. Codes of Corporate Conduct – an expanded review of their contents. lse. J. (2004). 4. Heidelberg. 9-18. Gergs y Pohlmann (Eds. Vol. y Zeitlin. Köpke. y Rüb. Transnational Corporations and Public Accountability. pp. Power in Organizations. KPMG (2005). “The tortiuos evolution of the multinational corporation”. pp.

Bruselas: ETUI. enero – junio 2011. Londres: Palgrave. (2008). 7. Vol. Pries. Frankfurt. pp. (4). Daimler-Benz und Volkswagen . R. N. [¿Camino a los consorcios que operan globalmente? Bmw.. ____________ (1999). Auf dem Weg zu global operierenden Konzernen? Bmw. Riisgaard. An international perspective. Frankfurt. ____________ (2002). 707-737. y Liese.Rainer Dombois 274 Managementsoziologie. Cali – Colombia . (1994). München-Mering: Rainer Hampp Verlag. Stehr. (2003). Vol. Una teoría social]. The Solidarity Dilemma: Globalisation. (2008). Die Transnationalisierung der sozialen Welt [La transnacionalización del mundo social]. 25. Frankfurt: Suhrkamp. Dirks. Senghaas-Knobloch. pp. 169-203. Rosenzweig. A. y Grimshaw. Intermationale Arbeitsregulierung in Zeiten der Globalisierung. “International Framework Agreements: A New Model for Securing Workers´ Rights?”. Wie die Wirtschaft unsere Demokratie untergräbt [Supercapitalismo. “International Enterprises as Global Players? Challenges and opportunities for industrial relations”. 255 . W. Nueva York: Campus. (2007). Eine Gesellschaftstheorie [La moralización de los mercados. (1998). Streeck. W. E. especialemnte 175-198. En: Beck: Politik der Globalisierung. Journal of International Business studies.276. The organization of employment. N. 44. Perspektiven. (2005). D. J. 227-245. P. Mering: Rainer Hampp Verlag Reich. Frankfurt: Suhrkamp. y Nohria. Industrial Relations. Superkapitalismus. Die Moralisierung der Märkte. pp. Politisch-organisatorisches Lernen in der Internationalen Arbeitsorganisation (IaO) [Regulación internacional del trabajo en tiempos de la globalización. L. Desiderate. Europeanisation and the Trade Unions. Daimler-Benz y Volkswagen: los tres grandes de la industria automotriz alemana]. Cómo entierra la economía a nuestra democracia]. Rob (1995). Münster: Lit Verlag. J. En: Hoffmann (Ed. Industrielle Beziehungen in einer internationalisierten Wirtschaft [Las relaciones industriales en una economía internacionalizada]. 229-251. “Influences on human resource management practices in multinational corporations”. Londres. 43-62. pp. Themen. (2003). Ruigrok. Rubery. New York: Routledge. München. L. CS No.Die Drei Großen der deutschen Automobilindustrie. y van Tulder. The Logic of International Restructuring.). Aprendizajes político organizacionales en la Organización Internacional del Trabajo –Oit–].

Bonn: Friedrich-Ebert-Stiftung. VENRO (2004).): Umbrüche und Kontinuitäten. M. Unternehmensverantwortung zwischen Dialog und Verbindlichkeit [Responsabilidad empresarial. Balance provisional desde la perspectiva de la IUL]. I. O. (2005). Codes of Conduct for Transnational Corporations. Die Globalisierung arbeitsrechtlicher Mindeststandards [La globalización de los estándares mínimos referentes a los derechos laborales].2015. Issue 4.org. Vol. (2004). Landsberg: mi-Verlag. www. München/Mering: Rainer Hampp Verlag. Globale Rahmenvereinbarungen zwischen Gewerkschaften und Unternehmen – Zwischenbilanz aus der Sicht der IUL [Acuerdos globales marco entre sindicatos y empresas. Zeldentrust. Linking corporate responsibility and globalization. 14. ISSN 2011– 0324 .venro. y Ascoly. y Holtbrügge. Weinz. En: Abel/Sperling (Eds. Welge. (1998). Rob y van der Zwart. M. Internationales Management. Weiss. A. 755-774. (2001). Londres: Routledge. W. Wick. En: Business Ethics Quarterly. Perspektiven nationaler und internationaler Arbeitsbeziehungen. N. En: Dgb-Bildungswerk et al. 22-25. The UN Global Compact: The Challenge and the Promise.¿Regulación internacional del trabajo a partir de los autocompromisos de las empresas transnacionales? 275 Van Tulder. (2006). Williams. Tilburg: IRENE. I. entre el diálogo y la obligatoriedad]. (2003). Workers’ tool or PR ploy? A guide to codes of international labour practice. International Business – Society Management. (1998). D.

.

INSURRECCIÓN Y MOVILIZACIÓN SOCIAL .

.

Culture and Other Demons: A Review of Late Eighteenth-Century Andean Insurrections De estructuras. 7. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . Santa Barbara hjalil@umail. culturas e outros demônios: Análise das insurreições andinas no final do século XVIII Artículo de reflexión recibido el 11/01/2011 y aprobado el 27/04/2011 CS No. enero – junio 2011. 279 .Universidad de California.edu Hanni Jalil Paier Of Structures.ucsb.308. culturas y otros demonios: una revisión de las insurrecciones andinas de finales del siglo XVIII De estruturas.

.

Esse sentimento aumentou durante a segunda metade do século XVIII e culminou com a Gran Rebelión de 1780-1783 do sul dos Andes. acknowledging that academic production on late eighteenth-century insurrections in the Spanish colonies is itself suspended within larger scholarly debates that address insurrections outside the Andean context and incorporate questions raised by scholars of peasant revolts and agrarian conflict in other fields and time periods. com a insurreição em Quito de 1765 e com a Rebelión de los Comuneros na Nova Granada de 1781. A autora examina a literatura especializada que faz referência às revoltas.Of Structures. 279 . The article examines journal articles and monographs that address these revolts. the 1765 Quito uprising and the 1781 Comunero Revolt in Nueva Granada. CS No.308. Revolt. mas como sintomas de um sentimento generalizado de insatisfação social e de intensificação dos conflitos. Key Words: Rebellion. Revuelta. el levantamiento en Quito de 1765 y la Rebelión de los Comuneros en la Nueva Granada de 1781. Political culture Resumen Este ensayo observa las insurrecciones populares del siglo XVIII no como episodios casuales o aislados. 7. advertindo que a produção acadêmica sobre as insurreições nas colônias americanas de final do século XVIII fazem parte dos amplos debates acadêmicos que abordam as insurreições fora do contexto andino. Cultura política Resumo Este ensaio não analisa as insurreições populares do século XVIII como episódios casuais ou isolados. Sentimientos cuya intensidad se incrementó durante la segunda mitad del siglo XVIII y culminó con la Gran Rebelión de 1780-1783 en el sur de los Andes. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . sino como síntomas de un sentimiento generalizado de descontento social e intensificado conflicto. but rather as symptomatic expressions of social tensions and heightened conflict. Insurrección. e incorpora preguntas promulgadas por los estudiosos de las revueltas campesinas y el conflicto armado en otros campos y otros periodos. Este artículo examina los trabajos que hacen referencia a estas revueltas. Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections Abstract This review essay visualizes eighteenth-century popular insurrections not as casual or isolated episodes. incorporando perguntas formuladas pelos pesquisadores das revoltas camponesas e dos conflitos armados em outros campos e em outros períodos. reconociendo el hecho que la producción académica de las insurrecciones de finales del siglo XVIII en las colonias americanas forman parte de los amplios debates académicos que abordan las insurrecciones fuera del contexto Andino. Palabras clave: Rebelión. feelings that increased in intensity during the latter half of the century and culminated in the Great Rebellion of 1780-1783 in the Southern Andes. Insurrection. enero – junio 2011.

.

Peru. Colonial historians have painted a picture of a society where some women.” Although McFarlane is quick to characterize these revolts as typically “of a small scale. New Granada and Mexico experienced a series of revolts characterized by “collective actions […]generally directed against tax collectors.Of Structures. Revolta. All of the authors explored in this review essay recognize eighteenth-century popular insurrections not as casual or isolated episodes. slaves. In fact. official redress through the legal system or outright repression of armed insurrections. casta or native were able to negotiate their place and create a social reality that was distinct from officially constructed ideals. particularly after 1760. Scholars of colonial Spanish America often depict this society as one that is highly stratified. and institutional structures played a crucial role in the construction of this society. 7. social actors created spaces where they negotiated their social position. these structures served as the overarching framework under which historical actors. natives. According to McFarlane after 1760. Under the Spanish colonial project. 279 . Variation and complexity characterized colonial reality. and economic forces. but rather as symptomatic expressions of social unrest and heightened conflict. built on hierarchies of class. Latin America witnessed a remarkable convergence of social. and castas could negotiate their living conditions and improved their status vis-à-vis the colonial state. This scholarly consensus posits that under the Bourbon crown. colonial scholars agree that the overall incidence of rebellion in Spanish America was rare. transgressed the social order. Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections 283 Palavras-chave: Rebelião. Cultura política From the beginning of the colonial enterprise. In a 1995 article published in the Bulletin of Latin American Research. historian Anthony McFarlane compared the trajectory of four cases of popular revolts in colonial Spanish America. For the colonial state—itself variegated and complex—dealing with these processes of negotiation. intruders into community lands. Quito. often ranged from processes of informal accommodation. legal. mestizos. criollos. and participated in insurrections. feelings that increased in intensity during the latter half of the eighteenth century and culminated in the CS No. 1995 : 314).308. social. But in spite of this high level of stratification. when scholars do speak of mass popular revolts. they typically look to the second half of the eighteenth century. enero – junio 2011. political. The realities created by ongoing negotiations between these social groups created a hybrid society. race and gender. mestizos. or rivalries with neighboring communities. Moreover. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . For the case of large-scale popular insurrections. cultural. and of short range duration” He allows for instances where these revolts “took on a more impressive and widespread range” (McFarlane. Spanish America witnessed a marked increase in instances of civil disorder. Insurreição. local officials who abused their power.

Hanni Jalil Paier 284

1765 Quito uprising, the 1781 Comunero Revolt in Nueva Granada, and the Great Rebellion of 1780-1783 in the Southern Andes. It examines works that address these revolts, acknowledging the fact that the academic production on late eighteenth-century insurrections in the Spanish colonies is itself suspended within larger scholarly debates that address insurrections outside the Andean context and incorporate questions raised by scholars of peasant revolts and agrarian conflict in other fields and time periods. The narrative’s theme rests on what the author considers has been a recent historiographical move away from strict materialist explanations of why people rebel, toward a more nuanced analysis of causation. While the analysis offered by the recent scholarship does acknowledge the role played by economic grievances, it highlights the existence of other explicatory factors—that begin to fall outside the material register and fall instead on a political, cultural and symbolic one. This final point is critical. Economic grievances cannot be artificially separated from the cultural realm, challenging historians to rely on a vast arsenal of sources and interpretations that highlight the complexity of social reality. Although the majority of works reviewed in this essay focus on armed revolt in the Viceroyalty of Peru for the second half of the eighteenth century, a bias expressed by the higher number of monologues and journal articles that examine the 1780-1783 cycle of insurrection in the southern Andes, it also includes works that deal with other instances of popular armed insurrections, particularly in the viceroyalty of Nueva Granada. It distinguishes between revolts with a large indigenous leadership base, and other mestizo-led revolts. It does so in order to acknowledge a larger set of academic debates that ground their analysis on the economic bases of popular revolts and question if ethnicity has played a key role in shaping these movements. Moreover, it includes scholarship that points to the latter half of the eighteenth century, as a particularly turbulent period of time in colonial history characterized by a marked increase in civil disorder triggered by Bourbon administrative reforms. For its treatment of Andean native insurrections, this essay incudes the events that unfolded in the Andes during the Great Rebellion of 1780-1783. The treatment given in this review to the literature on the Tomas Katari, Tupac Amaru II, and the Tupac Katari revolts of Peru and Alto Peru, unfolds following a chronological (here chronology refers to scholarship published during the second half of the twentieth century) and thematic approach. This approach acknowledges the existence of early foundational texts, published before Steve Stern’s 1987 publication of Resistance, Rebellion and Consciousness in the Andean Peasant World; an influential text that in some ways transformed scholarly pro-

CS No. 7, 279 - 308, enero – junio 2011. Cali – Colombia

Of Structures, Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections 285

duction, particularly in the Anglophone world. It goes on to survey recent works that in some measure adopt and address Stern’s methodological revisions. Finally, it closes by providing some discussion on how recent works interpretations on revolts move away from strict materialist explanations of why people rebel, providing nuanced analyses of causation that still acknowledge the role played by economic grievances but point to the existence of other explicatory factors. Recreating the Tupac Amaru Rebellion and the Re-writing of History: Foundational Texts on Andean Native Insurrection Perhaps the best-known case of massive native insurrection in the Andes during the late colonial period is that of the Tupac Amaru II rebellion. On November 4, 1780, José Gabriel Condorcanqui (Tupac Amaru), captured Spanish corregidor Antonio de Arriaga in the province of Tinta and started a widespread native insurrection of seismic proportions that spread from its epicenter near the city of Cuzco to distant reaches of the Spanish colonial domain. As the supposed heir to the Inca throne, Tupac Amaru’s movement helped fuel other ongoing local revolts and at times ignited rebellious sentiment extending to Peru’s central and northern highlands, reaching Alto Peru and echoing further to the north in the viceroyalty of Nueva Granada. The repercussions of José Gabriel’s movement are varied. Uncovering both individual and collective motives for this revolt continues to challenge scholars of native insurrection in Spanish America. This section will concentrate on Leon G. Campbell’s article, “Recent Research on Andean Peasant Revolts, 1750-1820”, published in a 1979 issue of the Latin American Research Review. The following pages trace the trajectory of academic trends in the writings of early scholars of Andean native insurrections; locating late eighteenth-century Andean native revolts within foundational texts and debates that envisioned mass uprisings along the lines of the Tupac Amaru revolt as either a nationalist or separatist movement with the goal of reestablishing an Incan state. In keeping with Campbell’s approach, it will end with a brief discussion on scholarship published since the 1960s; particularly works he classifies as “administrative histories” and works that collectively tried to uncover the socio-economic bases that may have led to revolt. For Campbell, a review of the secondary literature on Andean peasant revolts written at the time he published his article revealed three distinct points of view. According to Campbell, early histories of post-independence era Peru were in large measure representative of the coastal creole classes that fought for independence from Spain and wrestled control from royalist forces and their stronghold in the Peruvian highlands. Consequently, these histories--written during the

ISSN 2011– 0324

Hanni Jalil Paier 286

nineteenth and early twentieth centuries--often ignored late eighteenth-century native revolts, or tangentially included them only as preludes to “the glorious period of creole independence.” Next, Campbell detects a shift in works published after WWII. These writings reflected a rise in Peruvian nationalist sentiments. Accordingly they exhibited “less of a chauvinistic, creole-centered view of history, but still argued for the reformist and separatist aspects of the rebellion” (Campbell, 1979 : 17). Finally, Campbell singles out two historiographical trends that emerged since 1960. The first of these emerged in the wake of Peru’s 1968 military coup. As such, scholars writing in this vein adopted a point of view in line with the revolutionary’s regime official history, a history that insisted on seeing the Tupac Amaru rebellion as the forerunner of Peruvian Independence, and equated Velasquez’s reform programs with the Indigenous leader’s struggle for social justice. These works expressed the need to counter assertions made by anti-establishment historians that Peru’s independence simply transferred political power from Spanish-born peninsulares to Peruvian creoles, re-writing Peru’s national history for explicitly political purposes. Rather than subscribe to Peru’s “official” history, Campbell identified a second group representative of Campbell’s second trend that “eschewed the perennial debate over Indian separatism in favor of exploring the economic and social matrix of the later colony that produced these revolts.” In so doing, a number of these scholars deployed a number of quantitative and “socio-historical” techniques to test traditional assumptions about potential sources of causation (Campbell, 1979 : 17). In the 1960s—early works that searched for the “precursors” to Peruvian independence, incorporating native insurrectionary movements as examples of the march to national consciousness and anti-colonial sentiments—gave way to works that instead attempted to provide a meticulous analysis of the rebellions themselves. These works emphasized the process of rebellion and made attempts to uncover their multiple ideological strains, trace their multi-ethnic composition, and their internal logic as the events unfolded. The results and arguments proposed by this new vein of scholarship were varied. While most these scholars looked toward socio-economic variables to provide the bases of explanation for the events they were studying, their approach and the emphasis they placed on specific triggers for rebellion differed. Here Campbell draws a distinction between what he considers as “administrative” histories of the revolts and regional studies—some of which placed great emphasis on economic motives—while others began to move away from strict materialist explanations providing examinations of other forms of social organization and intra-community social structures.

CS No. 7, 279 - 308, enero – junio 2011. Cali – Colombia

Of Structures, Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections 287

“Administrative” histories explained the late eighteenth century as a period of increased social conflict and unrest, among indigenous and non-indigenous groups alike. These histories saw late Bourbon administrative reforms--the legalization of the reparto de mercancias, the increase in the alcabala tax, the establishment of tobacco and aguardiente monopolies, the arrival of visitador general Jose de Areche after 1777, and the intendancy system—as potential triggers that helped to explain a rise in social unrest during this time period. Revisiting earlier works that explained rebellion in terms of economic pressures, land-tenure patterns, fiscal reforms, and the reparto system Campbell posits that, “the economic causes of revolt are often more apparent than real and may not fully account for groups joining or opposing these protests.” Accordingly, he offers a few examples of regional studies that began to move away from this set of “apparent” economic causes, seeking to complicate the analysis of popular insurrection. For instance, Brooke Larson’s doctoral dissertation looked at class and social structures before and after Katari in Cochabamba region (Alto Peru). In it she found that differences in social status and intra-community dynamics offer more poignant explanations than an analysis of economic structures alone (Campbell, 1979 : 30). Rebellions and Revolts in Eighteenth-Century Peru and Upper Peru: Scarlett O’Phelan Godoy’s Move Scarlett O’Phelan Godoy’s 1985, Rebellion and Revolts in Eighteenth-Century Peru and Upper Peru, published in Spanish by the Peruvian Centro de Estudios Rurales Andino in 1988, marked a definite move towards an analysis of late eighteenth-century native insurrection that understood causation in terms of a generalized feeling of social unrest, cumulative frustrations, ideological perspectives, and economic pressures. O’Phelan Godoy divides her analysis into five chapters; each of these deals with a particular aspect of popular rebellions and revolts in the Andean region. The following passages highlight some of O’Phelan Godoy’s central arguments, based on a brief outline of her key arguments, it ends with a more in-depth analysis of the book’s final chapter, where the author examined the Tupac Amaru rebellion in light of the arguments she laid out in the earlier half of her work. The book’s initial chapter provides an overall picture of the colonial economy, zeroing in on the mining sector as the “central nerve” of the economy. Tied to mining, O’Phelan analyzes how agriculture and textile production supplied the markets in this sector. Here, she highlights the importance of deploying a regional analysis; one where the role of commercial networks, particularly the networks

ISSN 2011– 0324

Hanni Jalil Paier 288

developed around the mines of Potosi is taken into account. Chapter three deals with the reparto de mercancias and the impact it had on both indigenous and non-indigenous groups. For O’Phelan Godoy, the reparto system needs to be understood as a means employed by the Spanish authorities to promote an internal market that could cope with the expansion of the mining sector during the second half of the eighteenth century. The following chapter looks into the implementation of Bourbon fiscal reforms, enacted in the 1770s. These series of fiscal reforms included the drastic increase in the alcabala tax, the establishment of royal monopolies on commodities, and the placement of Custom Houses throughout urban centers. O’Phelan Godoy’s final chapter directly addresses the Tupac Amaru rebellion. This chapter explores the rebellion’s internal organization during the first and second phase of the struggle, distinguished mostly in terms of its leadership. During the first or the Quechua/Cuzco based phase, Tupac Amaru personally organized the movement. After his capture and execution, the second phase carried on under the leadership of members of Amaru’s family who subsequently joined the Aymara led movement of Julian Apaza Tupac Katari in Alto Peru. It traces similarities and differences between the two phases of struggle and ends with an analysis of conjunctural factors that in the author’s opinion “influenced the regional spread of the movement and the social composition of its leadership” (O’ Phelan Godoy, 1985 : 213). For this chapter, the author draws her analysis of the Tupac Amaru rebellion from a set of seventy-four trial records of accused rebels, compiled during the initial phase of the movement, and thirtytwo additional ones from the second. The innovation in O’Phelan’s analyses originates in her ability to use these records to shed light into the social and economic background of the rebels. Particularly if as the author asserts, “There are many accounts of the Tupac Amaru rebellion in existence but they have, on the whole, been restricted to a general description of the principal events which took place during the struggle” and “this is the first time that it has been possible to analyze and compare the entire trials which followed the rebellion” (O’ Phelan Godoy, 1985 : 210). Godoy’s discussion of how “conjunctural dynamics” shaped the rebellion’s trajectory includes a wide-array of factors. She points to questions of ethnic identity, family connections, commercial networks, ideological strands, and personal motives for joining Tupac Amaru’s movement. In addition to these factors, Godoy explores the role of economic pressures and the way in which these dynamics influenced the actors’ structural position vis-à-vis other rebels, the movement’s leadership and the colonial state. For Godoy, economic fac-

CS No. 7, 279 - 308, enero – junio 2011. Cali – Colombia

Of Structures, Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections 289

tors play an important role, particularly since they helped shape the rebellion’s trajectory. For instance, O’Phelan draws a connection between Tupac Amaru and the Aymara leader Tupac Katari based on the fact that they shared “similar commercial backgrounds.” According to the author, since both of these leaders and several other rebels who were involved in the rebellion engaged in muleteering, they possessed “a great deal of geographical mobility, and must have had contacts in regional markets aside form their obvious connection with textiles and agriculture” (O’ Phelan Godoy, 1985 : 257). Moreover, the connection she draws between Amaru’s and Katari’s position as muleteers allows her interpretation of the extent to which economic factors played a role in fueling Amaru’s movement to shift the emphasis from the detrimental effects of the reparto system towards a different set of explanations. Godoy’s focus shifts gears as she looks towards Bourbon fiscal policies. According to Godoy, her interpretation of the available evidence points to the “chronological correlation between the introduction of the Bourbon reforms implemented by Visitador Areche from 1777 onwards, and the increase in social unrest which reached a climax with the Great Rebellion on 1780-81” (O’ Phelan Godoy, 1985 : 258). While Godoy acknowledges the importance of understanding the reparto system, she sees it as part of a wider system of Crown-sponsored reform programs, whose effects in shaping the course of the Amaru movement were far greater than the effects of this system. She concedes that the reparto did have an effect in fueling minor and uncoordinated revolts, particularly after its legalization in 1751-56, but questions the centrality of its role in molding the nature of the Tupac Amaru rebellion. Instead, she concentrates her analysis on discovering which factors within this wide-ranging program of reforms had the biggest impact in shaping the character of the leadership and the regional nature of the rebellion. In doing so, she finds that the increase in the alcabala tax from four to six percent and the establishment of Custom Houses in the viceroyalty’s urban centers had a considerable impact on the livelihood of both indigenous and nonindigenous groups. O’Phelan Godoy’s connections between the alcabala (sales tax) increase and the opening of regional Custom Houses follows the incidence of social unrest. According to Godoy:
There is indisputable evidence which suggests that ‘the principal cause of general unrest and the increase in violence was the new tax charged on goods of Spanish origin and home produced articles’… Hence it is highly probable that unifying factors such as the Customs Houses and the alcabala tax, explain the significant presence not only of muleteers, but also of small farmers, small merchants, miners, and artisans, from both Lower and Upper Peru, in the leadership structure of the movement (O’Phelan Godoy, 1985 : 258-261).
ISSN 2011– 0324

Hanni Jalil Paier 290

In the final pages of her book, O’Phelan Godoy concludes her analysis reemphasizing the effects late eighteenth-century Bourbon administrative and fiscal reforms had on the Southern Andes. However, she also stressed the role these reforms had in generating unrest and rebellion, not only in the Viceroyalty of Peru, but also in Quito, Nueva Granada and Buenos Aires. Consequently, Godoy sees any description of eighteenth-century upheavals as “rebeliones indígenas” as potentially misleading, particularly since both mestizos and creoles participated in these upheavals, and the reforms enacted by the Bourbon state cut across class and ethnic lines. Instead Godoy wants to emphasize the importance of kinship ties in “the organization of local revolts and far reaching rebellions.” For Godoy, “the lack of a political party during the colonial period, and a peasant economy based on domestic units of production, helped to make kinship ties an effective means of involving the people in social movements. The reciprocity between relatives, as well as the solidarity among the members of Indian communities and between caciques proved effective in mobilizing the people during the unrest.” Finally she wants to note that agrarian conflict, common in nineteenth century Peru “appears not to have played a significant part in eighteenth-century social upheavals.” Instead Godoy suggests that in the eighteenth century, “agrarian problems were indistinct from fiscal ones and overshadowed by them.” This suggestion indicates a need to analyze social movements during the colonial period “in terms of the particular political and administrative conditions” generated by specific “conjunctures” (O’ Phelan Godoy, 1985 : 280). At the time of its publication, this book marked a significant shift in the study of Andean late colonial revolts. Godoy’s most significant contribution is her attempt to uncover personal motives in the trial records she analyses. Her examination of insurgents helped to shed light into their social and economic background as well as their personal motives, but her analysis and the records she utilizes fall short, providing a portrayal of the movement’s leadership while largely by-passing the rank and file. Moreover, despite Godoy’s attempt to incorporate kinship ties, personal motives, and the rebel’s social background into her story, the bulk of the analysis featured in Rebellion and Revolts in Eighteenth-Century Peru and Upper Peru highlights the role of colonial economic structures and claims to offer an in-depth analysis of how Bourbon modifications to colonial economic structures, primarily through fiscal reform, provided an important trigger that mobilized participant groups. Notwithstanding these objections, the emphasis placed on material conditions coupled with the author’s attempt to incorporate an analysis of non-economic factors, however limited, marked the beginning of shift to an analysis of causation that acknowledged the role played

CS No. 7, 279 - 308, enero – junio 2011. Cali – Colombia

Of Structures, Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections 291

by economic grievances but also pointed to the existence of other explicatory factors—factors that begun to fall outside the material register and fell instead on a political, cultural and symbolic one. From the Viceroyalty of Peru to Nueva Granada: the 1765 Quito uprising and the 1781 Comunero Rebellion Unlike the Great Rebellion of 1780-83 in the Southern Andes or the Comunero Revolution of 1781 in Nueva Granada, the 1765 Quito rebellion has received limited scholarly attention. This lack of attention may well be explained by the rebellion’s limited repercussions, especially when one compares it to other great regional, social, and political movements like the Tupac Amaru II rebellion or the Comunero Rebellion. If the 1765 Quito rebellion has indeed been overshadowed by those great rebellions, historian Anthony McFarlane wants to rescue it from obscurity. According to McFarlane, this rebellion was a significant episode in the history of rebellion in colonial Spanish America, particularly if we view it as “part of a conjuncture of rebellions that affected the southern regions of the viceroyalty of New Granada during the early 1760s and signaled the first widespread, if scattered resistance to Bourbon fiscal reform among urban and rural communities.” This rebellion stands as an important moment in a major regional conjuncture of resistance to Bourbon administrative and fiscal reforms enacted under Spanish King, Charles III. Conversely, it “constitutes a striking episode in that wider, pan-continental movement better known for its great regional exemplars in Peru and New Granada” (McFarlane, 1990 : 253) McFarlane’s analysis of the 1765 Quito uprising reconstructs the insurrection as a major urban rebellion precipitated by changes in taxation. Triggered the attempt made by Nueva Granada’s viceroy to extend the arguardiente monopoly and to alter the sales tax in Quito. McFarlane highlight how this uprising united different social groups in a common reaction against royal policy. While McFarlane’s analysis delineates changes in colonial economic structures, he considers that to explain the conflict solely on these terms, limits our understanding of how other factors like ideology, intra-elite conflicts, class and ethnic tensions fueled the flames of discontent. For McFarlane, the rebellion in Quito can be explained in part as “the expression of several overlapping disputes within the urban elite and government.” So that even if in its later stages, the rebellion showed more direct symptoms of struggle between rich and poor, “such activity remained on the fringes, and the rebellion cannot be regarded as a struggle between the upper and lower classes of urban society” (McFarlane, 1990 : 250)

ISSN 2011– 0324

Hanni Jalil Paier 292

A reaction to Bourbon administrative and fiscal reform, McFarlane views the Quito rebellion as a protest against Crown policy, but not necessarily as an anti-colonial movement, or a rejection of the King’s authority. In this way, “the rebellion remained a protest against a policy, not against the power from which the policy emanated” (McFarlane, 1990 : 250). On terms of ideology the Quito rebellion “did not put forward any written program or systematic account of the ideas that the participants might have held.” Notwithstanding this fact, McFarlane identifies the presence of ideological currents in the records he examines. The arguments put forth by Creole leaders and their allies in the records of Quito’s cabildo abierto, and the official correspondence McFarlane examines, “allude to a belief in a kind of constitutionalism in the conduct of state business.” So that when Creole opponents of Bourbon policy sought to protect their economic interests, “they did not disguise this, for they saw it as a right, facilitated and sanctioned by the traditional procedures of government, with their lengthy consultations, delayed deliberations, and tendency to respect the status quo” (McFarlane, 1990 : 251-252). McFarlane sees this tendency to view the relationship between the Spanish King and its loyal subjects in terms of a pact, that set limits concerning the distribution and exercise of power within the colonial state, as the main ideological drive behind the Quito uprising. This idea of an “unwritten constitution” or colonial pact between the Spanish King and his subjects is not unique to McFarlane’s interpretation of the Quito uprising, as evidenced by John Phelan’s earlier study of the 1781 Comunero revolt in Nueva Granada. Like O’Phelan Godoy’s study of eighteenth-century revolts in Peru and Upper Peru, here we see McFarlane’s attempt to incorporate an account of how ideology shaped the Quito rebellion succeeds in its portrayal of its leaders, but fall short in its portrayal of the rebellion’s rank and file. Does this manifest a bias in the selection of sources on the historian’s part? Or should it be understood in terms of source availability? In other words, is it intrinsically harder to unveil the experience of common people, in so far as they only occasionally appear on the historical record? For the colonial period, does the study of indigenous and rural revolts offer more opportunity to study common people than the study of urban multi-class and multi-ethnic revolts? Whether or not these questions accurately portray the historian’s dilemma, it should be noted that most of the works reviewed up until this point reflect at least some of these tensions. John Phelan’s 1978 publication the People and the King: the Comunero Revolution in Colombia 1781, grew out of his previous work the Kingdom of Quito in the Seventeenth Century, where he explored the inner-workings of the bureaucracy in

CS No. 7, 279 - 308, enero – junio 2011. Cali – Colombia

From this. That common good according to the rebels was being flagrantly undermined by the fiscal changes introduced by Charles III’s bureaucrats.Of Structures. As Phelan points out the implicit political ideology of this movement was not influenced by Enlightenment thinkers or the French philosophes. what was at stake was the rebels’ capacity to express and defend their position vis-à-vis excessive or illegitimate government encroachment. but rather “who had the authority to levy these new fiscal exactions. Although this event has been interpreted by some scholars as the precursor of political independence and by others as a frustrated social revolution from below betrayed by creole officials. its right to express its interests in ISSN 2011– 0324 . In the The People and the King. muera el mal gobierno” close to twenty thousand Nuevo Granadinos from the district of Socorro and its surrounding areas marched to the village of Zipaquira. roughly a day’s distance from the viceregal capital in Bogotá.” Consequently. their kingdom constituted a political body (corpus mysticum politicum). he posits that the central issue for the rebels’ chieftains was not necessarily the increase in taxes. According to Phelan: The citizens of New Granada. but rather the generation of 1781 fed on the doctrines of sixteenth and seventeenth-century Spanish theologians. aguardiente. After colonial administrators regained control of the situation the capitulations of Zapaquira were revoked. For Phelan. Repeatedly shouting. to demand that the King’s ministers repudiate a series of aggressive fiscal and administrative changes that included a royal monopoly on tobacco. John Phelan contends that it was neither. “viva el rey. This is demonstrated by Phelan’s analysis of the correspondence exchanged between Comunero leaders and the colonial authorities in Bogotá. such as those proposed by Jesuit priest Francisco Suarez. acknowledging that the number of military troops stationed in the city was negligible signed the capitulations made by the rebellion’s leaders in the name of the Charles III. Although Phelan acknowledges the potential of Bourbon fiscal policies to act as triggers. As news of the rebels’ proximity spread to the capital. Phelan takes up this theme of bureaucratic accommodation and official negotiation and applies it to his analysis of the 1781 Comunero revolt in the viceroyalty of Nueva Granada. and an increase on the alcabala tax. Bogotá’s archbishop Antonio Caballero y Góngora. with its own traditions and procedures designed to achieve the common good of the whole community. the crisis of 1781 was essentially political and constitutional in nature. Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections 293 order to examine the factors that enabled the colonial administration to conciliate and ameliorate tensions. Phelan concludes that the uprising was inspired by notions concerning the common good of the community.

like Phelan.Hanni Jalil Paier 294 negotiation with local government. if an analysis of the movement’s leadership ranks presents this many problems.an on-going quandary that challenges facile solutions. Steve Stern’s Resistance. historian Steve Stern published an edited volume offering a reappraisal of the study of peasant rebellion and consciousness in general and of Andean insurrection in particular. enero – junio 2011. According to Stern.308. If Phelan. and the right to defend itself against abuse. a workable compromise would typically be reached through a process of negotiation and bureaucratic accommodation. Like McFarlane draws the bulk of his sources from official correspondence and documents produced by Bogotá’s audiencia. the citizens of New Granada were heirs to a tradition of bureaucratic de-centralization that had slowly but steadily evolved under Habsburg and early Bourbon rule. Rebellion. Decolonization. According to Phelan. by force if necessary (Phelan. take the sentiments expressed by the documentation. The ‘unwritten’ constitution provided that basic decisions were reached after formal consultation between the royal bureaucracy and the King’s colonial subjects. should we. particularly the correspondence between rebel leaders and the city’s authorities at face value? Or is it possible to read their statements through an instrumentalist lens? Even if. revolution and Cold War-era policies provided fruitful CS No. Thus. 279 . we accept the position expressed by the rebels in their letters as an instrumentalist move that sought to legitimize their movement in the eyes of colonial administrators. then how do we go about uncovering their real motives? Moreover. then should we instead look for documents that express the view of their followers? Do such documents exist and if they do are they sufficiently extensive or unbiased? As stated above. the 1781 Comunero rebellion can be understood as a constitutional clash “between imperial centralization and colonial de-centralization” (Phelan. 7. This informal agreement meant that whenever tensions or disagreements arose between what central authorities ideally wanted and what local conditions and pressures would realistically tolerate. 1978 : 18). in the aftermath of the Second World War. scholars and social scientists throughout the Western world grappled to understand large-scale political realignments and social transformations. Cali – Colombia . and Consciousness in the Andean Peasant World: Some Methodological Suggestions In 1987. 1978 : 29) A revision of Phelan’s conclusions brings forth questions regarding selection of sources and methodology. can we or should we expect his conclusions regarding motives and potential causation of insurrection to be radically different? Taking this into consideration. all of these questions express the historian’s dilemma.

Of Structures. subject to the exactions of the state. connects contemporary political cultures. Vietnam. peasants and nascent bourgeoisie. Algeria. and political structures in agrarian societies that allowed scholars to explain why non-western nations lagged behind their western counterparts—one of the key historiographical quandaries of the period—fueled by scholars of Marxist persuasion and in Latin America by scholars from the Dependency school. these studies provided an analysis of the economic. These early studies of agrarian structures adopted the analysis of economic and social variables as windows through which potential sources of conflict could be discerned. and Cuba—could be interpreted as “peasant wars. the roots of democratic versus authoritarian governments originated during an earlier time of lords. Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections 295 ground for scholars and intellectuals to question the origins of civil and social unrest. and Ethnicity in the Andes. Peasant Wars of the Twentieth Century. Race.” Fueled as subsistence-oriented farmers. It is however important to acknowledge the existence of a current historiographical gap in studies for the late colonial period. For Moore. 1820-1850. There are two noteworthy exceptions. social. China. 1810-1910 and Cecilia Mendez’s The Plebeian Republic: The Huanta Rebellion and the Making of the Peruvian State. According to Wolf. ISSN 2011– 0324 . At the time of their publication. the great revolutions of the twentieth century—Mexico. Both Moore and Wolf mapped out the economic bases of these societies. 1987 : 3) In their attempt to understand potential sources of unrest a number of these scholars turned to the agrarian bases of conflict. focused on the third-world peasantries and their reactions to the advance of capitalist enterprise. to a historical precedent of agrarian conflict and transformation. incorporating new historical actors into their analysis and describing the relationship between landlords and peasants in order to understand the political trajectories followed by the nations they analyzed from the early modern period to the present day. Assessing whether or not the cycle of late eighteenth-century Andean insurrections explored by the authors here examined can be seen as precursors to the emergence of modern states and its subsequent political culture lies beyond the purview of this essay. Eric Wolf ’s 1969. albeit chronologically located in the nineteenth century: Brooke Larson’s Trials of Nation Making: Liberalism. whether democratic or authoritarian. in Western and non-Western societies alike. Barrington Moore’s 1966 study Social Origins of Dictatorship and Democracy: Lord and Peasant in the Making of the Modern World. Russia. particularly in relation to the viceroyalty of Nueva Granada and the Andes more generally. a landed elite class and the advance of capitalist enterprise held on to their land and defended their rights by force if necessary. (Stern.

Thomson’s 1971. rests on an academic trend that has viewed the peasantry in terms of their “objective” structural position vis-à-vis other historical actors and their society. 1987 : 5). 279 . most scholars agree that the incorporation of predominantly peasant territories into a modern capitalist world economy had a destructive impact on the peasantry. the theoretical assumptions that underlie early works on peasant revolts and agrarian conflict find their ground on a particular set of arguments. According to Stern.P. First.Hanni Jalil Paier 296 In his overview of early studies on peasantries and agrarian conflict. This inherent parochialism in the nature of peasant revolts and the images of native insurgents as pawns moved by a set of external forces. Scott’s 1976. If earlier studies magnified the role of economic structures as potential causes of agrarian revolt. upon which peasants relied for economic sustenance and social organization. a number of sophisticated studies published in the late seventies and early eighties built on these economic bases. CS No.308. Typically. at least in the medium run. The Moral Economy of the Peasant: Rebellion and Subsistence in Southeast Asia. Some tried to assess the impact of “modernization” on peasants. historian Steve Stern points to the 1970s as a particularly prolific decade. While most of these studies offer nuanced interpretations of peasant and agrarian conflicts. according to Stern. According to Stern. Finally. “the political resolution of agrarian conflict and crisis is held to be the most important and decisive factor that shapes the history of countries with an important peasant tradition” (Stern. Hence for these scholars. Cali – Colombia . James C. These studies delved into questions of internal social differentiation among peasant groups. E. trying to understand the how the transition to capitalist economic structures destabilized social relationships between the subsistence-based peasantry and the expansionist landed estate. and his 1985 Weapons of the Weak: Everyday Forms of Peasant Resistance. Some of these studies include. enero – junio 2011. Scholars have reached a consensus regarding the detrimental effects of “capitalist penetration” into subsistence-based economies. Stern explores several widespread theoretical assumptions that underlie these works. “The Moral Economy of the English Crowd in the Eighteenth Century”. placing particular emphasis on the resulting social stratification of peasants into rich and poor. 7. starts the analysis of peasants and agrarian conflict under preconceived assumptions about peasants as parochial and reactionary political actors. and perhaps for Stern the most problematic approach. as well as larger questions regarding consciousness and political scope of action for participant groups. adding social and political dimensions to their analysis of peasants and agrarian conflict. scholarly works that tackled agrarian sources of social and political unrest did so from several angles. This destructive impact led to a breakdown of traditional values and norms.

It is precisely this reassessment of methodology that Stern addressed in his 1987 publication. Instead of tracing our explanations to any single overarching factor. He calls for a revision of the way analysts treat peasant consciousness. reciprocity. Perhaps most applicable to the Andean context. scholars must first turn to the analysis of other forms of resistance and adaptation to change. the encroachment of capitalist enterprises on their lands. agrarian conflict and instances of peasant revolts ask us to employ a wider range of theories and methodological approaches in order to expand an our analysis and avoid reductionist arguments. Stern’s third methodological revision problematizes views that emphasize the predictability of peasant political participation as primarily reactionary in nature. Stern’s first methodological revision proposes a thorough reconsideration of rebellions as short-lived spasmodic eruptions of violence in an otherwise politically inert landscape. Stern posits his concept of “resistant adaptation. The following section will examine four recent monographs published between 1999 and 2003 on the ISSN 2011– 0324 . To explain how preexisting patterns help shape a dynamic and fluid process of accommodation. the content of which I will now turn to. 1987 : 12) Rather than envision individual cases of insurrection as isolated cases. his call for the incorporation of ethnicity as valid analytical component in the examination of potential motives of native insurrections allows scholars to envision how ethnic identity shaped collective participation and culturally specific definitions of ritual violence. or social. violent episodes of rebellion are contextualized as short-term variants of “a long process of resistance and accommodation to authority” (Stern. ideological. Stern calls for the explicit analysis of preexisting patterns of resistance and conflict. Here Stern advocates the incorporation of multiple time frames. whether economic. while reassessing their role in agrarian struggles. scholars need to deploy Stern’s second methodological proposal: rethinking the chronology of their studies.Of Structures. Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections 297 analysts that insist on the portrayal of peasants as mere pawns of external forces view rebels in terms that minimize the role of individual agency. and legitimacy.” Under this notion. emphasizing instead their reaction to price-cycles in the world market. and policies enacted by a landed elite class or the state. political. authority. Complicating the view of a reactionary and parochial peasantry. Stern’s last methodological revision posits that analysts should justify ethnic. or as moments of unusual rupture. In order fully to understand how preexisting patterns of resistance helped shape native revolts.blind analysis of revolts rather than use it as a starting point for their analysis. requires historians to assess the dynamic interplay of material and cultural variables that provide the basis of conflict.

Rather than viewing indigenous historical actors as apolitical or politically marginalized. Incorporating Stern’s third methodological suggestion into his analysis. arguing that all four of these scholars incorporate his suggestions into their work and provide examples of studies that fall outside the purview of economic structuralist interpretations and fall instead inside a cultural register. Charles Walker’s Smoldering Ashes draws on subaltern and postcolonial studies for his analysis of the late eighteenth-century Tupac Amaru rebellion and the emergence of nineteenth-century caudillo Agustin Gamarra in Cuzco. “the vast population of highland Indians. 7. In so doing. and Identity in Colonial Peru. Community. particularly economic. Tomas Katari and Julian Tupac Katari late eighteenth-century Andean native insurrections. rather than see it as a product of broader structural processes. Walker provides a corrective to assumptions that portray Andean peasants as parochial or reactionary social actors. Walker employs theoretical tools borrowed from recent studies of political culture and works in the new cultural history. He is interested in shifting the analytical focus from Peru’s elite classes to its native peasantry. Smoldering Ashes: Cuzco and the Creation of Republican Peru 1780-1840. the World of Tupac Amaru: Conflict. Walker posits that. Of Material Conditions and Other Demons: the Adoption of Stern’s Methodological suggestions and the Interpretation of Revolts through a Cultural Lens This section will outline the work of four scholars: Charles Walker’s 1999. Subverting Colonial Authority: Challenges to Spanish Rule in Eighteenth-Century Southern Andes. Peru. 279 .308. Ward Stavig’s 1999. According to Walker: These schools have reinvigorated political history by examining how political behavior and language change […]both schools grant politics certain autonomy. historians have too often accepted contemporary views that deemed Indians incapable of possessing a political consciousness and indifferent to battles that unfold at the state’s level or over the creation of said state. Cali – Colombia .is key to understanding the turbulent transition form colony to republic” (Walker. We alone will rule: Native Andean Politics in the Age of Insurgency. and Sergio Serulnikov’s 2003. he seeks to uncover the role played by this nation’s indigenous groups in the creation of the Peruvian republic. The interpretation of these works will keep Stern’s early methodological propositions in mind. Sinclair Thomson’s 2002. enero – junio 2011. 1999: 13) In his view. They play close CS No.often understood to be passive and usually presented as an anonymous mass rather than as individuals.Hanni Jalil Paier 298 Tupac Amaru. To supplement his analysis of indigenous peasants as politically conscious social actors and uncover their role in the creation of Republican Peru.

While Walker eschews the uncritical adoption of any one of these traditions. and the third a massive but traditional form of political negotiation—exemplified by John Phelan’s 1978 study on the 1781 Comunero rebellion discussed above. The first identifies the rebellion as an antecedent to independence. searching for patterns of behavior as well as shared and conflicting views on how politics was to be practiced in a particular period(Walker. Following the course of the Tupac Amaru rebellion. he demonstrates the need to combine them with a proto-nationalist interpretation. For his interpretation of the Tupac Amaru movement. and practice. Moreover. Walker locates politics at the grass-root communal level. accommodation and resistance. Walker’s analysis of the years following the Tupac Amaru rebellion provides an account of how native communities continued to use the legal system to defend their rights. and discontent over Bourbon administrative and fiscal reforms helped fuel the rebellion. united under Tupac Amaru. This mistrust played an important role in the movement’s subsequent failure. but as a continuation of long-term processes of adaptation. Fear of another Indian uprising meant that state authorities could not arbitrarily increase the taxes or dissolve the autonomy enjoyed by caciques and local Indian authorities. Peru’s Creoles. the second as an Inca revivalist project. mestizos. Walker’s analysis of the Tupac Amaru rebellion understands its occurrence. Indians. Moreover. 1999 : 16). and blacks. the movement’s political platform emphasized the bonds between all native-born Peruvians and the need to expel Spanish officials.Of Structures. However. Walker points out that after the uprising’s defeat and the brutal execution of its leaders. not as an isolated event or as a moment of rupture in an otherwise passive indigenous existence. the colonial state’s portrayal of the rebellion as a caste war heightened Spanish military efforts and fueled creole distrust of native insurgents. the colonial state could not “re-conquer” Cuzco’s Indian population. shared an opposition to Spanish rule but they also mistrusted one another. Walker underlines its proto-national platform. neo-Inca revivalism. economic grievances. Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections 299 attention to language. who vividly remembered ISSN 2011– 0324 . In line with Stern’s first methodological suggestion. “the region’s stagnant economy discouraged the state and other members of the community. multiple ideological currents including Enlightenment ideologies. Like Stern and Thomson. discourse. Walker identifies three enduring academic trends. Although for Walker. providing a powerful corrective to views of Andean peasants as apolitical beings void of political consciousness. Walker posits that social and racial divisions among the movement’s leadership rank undermined this platform.

obrajes. native chronicles. labor relations in haciendas. two provinces in colonial Cuzco that became the core of insurrection during the Tupac Amaru rebellion. testaments. In spite of this objection one could argue that by identifying behavior considered to be “deviant”. pre-marital sexual encounters. For Lockhart the analysis of Nahua society through the study of sources in Nahuatl provides a useful complement to the works of other colonial scholars. annals. mines. Critics of Stavig’s approach posit that his analysis of court cases. CS No. In his 1979. particularly his reconstruction of sexual mores and family structures. rather than standard views in any society. agrarian conflicts. These critics point to the fact that court cases that deal with rape. Stavig seeks to present a close and intimate portrayal of the lives of indigenous villagers.Hanni Jalil Paier 300 the Tupac Amaru uprising. As such.1 According to Campbell the analysis of colonial peasant revolts “might profitably be studied in terms of cultural factors contributing to the development of planed directed rebellions” (Campbell. Through a meticulous analysis of Nahuatl terms and language usage over time. Stavig’s examination of judicial records sets the stage for an analysis of colonial mentalités and indigenous world-views. trace and examine shifts in Nahua societal and cultural structures and the way in which these people imagined and understood their world vis-à-vis the Spanish world. labor policies and other economic grievances. 7. A study of the Andean colonial Indian and his world. he hopes to identify. enero – junio 2011. 1979 : 30). review article Leon Campbell posited that “one of the real problems of understanding and explaining indigenous rebellion in the Andean region comes from our lack of knowledge about the colonial Indian. 279 . and the ways in which everyday people responded to Bourbon fiscal reforms. Ward Stavig’s the World of Tupac Amaru is less concerned with recounting the events of this massive upheaval than with reconstructing a nuanced portrayal of the society that served as the stage for the events that unfolded between 1780 and 1783. Stavig focuses on Quispicanchis and Canas y Canchis. Cali – Colombia .308. literary sources and ethnographic accounts. In addition to this. His analysis of indigenous day-to-day practices delves into questions of sexuality and family structures. from attempting to usurp Indian’s land and exploit their labor. In so doing.” He goes on to state the need for studies of the Andean region that follow similar approaches to those deployed by scholar James Lockhart and other proponents of colonial ethno-history through the analysis of a language-base (philological) analysis of native cultures and societies. In the Nahuas after Conquest Lockhart draws from Nahuatl documents written between 1540 and 1770 including a variety of litigation records. he explores customary criminal practices. incest and divorce portray exceptions deemed “abnormal”. does not offer an accurate reflection of day-to-day indigenous realities. Stavig has opened a 1 James Lockhart promotes Language-base (philological) analysis of cultures and societies. songs.

Of Structures, Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections 301

window to uncover “acceptable” standards of behavior for eighteenth-century indigenous communities in Quispicanchis and Canas y Canchis. Sinclair Thomson’s We Alone will Rule provides an in-depth analysis of Andean native insurrections during the Great Rebellion 1780-1783. While Thomson’s study sustains a dialogue with a larger body of literature on late eighteenth-century Andean revolts his narrative focuses on the movement of Julian Apaza- Tupac Katari in Alto Peru. A student of Steve Stern, Thomson’s analysis of native insurgency simultaneously locates the sources of Andean social conflict on larger regional and long-term processes of change, as well as on local community politics. In doing so, he maps the relationships between caciques, community members and colonial officials in order to trace the transformation of colonial institutions and native ideologies; transformations that set the stage for late colonial large-scale insurgency and revolt. The result of dynamic regional trends as well as locally specific shifts, Thomson’s analysis of Andean native insurgency provides a powerful corrective to older assumptions about the parochial and reactionary nature of peasant revolts, and images of native insurgents as pawns moved by a set of external forces. For Thomson, like Stern, tracing institutional and ideological shifts over a longer period, roughly from the 1740s until the time of rebellion, provides a more nuanced picture of potential motives and the long-term historical context. Understanding why communities in the La Paz region took up arms against the colonial state requires a deeper analysis of sources of conflict, as well as a deeper analysis of intra-community politics and power struggles. According to Thomson, throughout the eighteenth century, major transformations took place within native communities across the southern Andes. This century marked a period when, “the traditional system of authority and the form of community government by a native lord- known as cacicazgo- entered into irreparable crisis and gave way to a new and very distinctive arrangement of community political power.” This crisis of authority led to a breakdown of legitimacy among caciques and community members, a crisis which in turn led to a process of democratization of the community’s power base. For Thomson, this process of democratization sheds light into the way internal community power dynamics help shape external processes, “from the bottom up” (Thomson, 2002 : 9). Coupled with broader regional processes and structural changes—such as the reparto de mercancías and Bourbon administrative and fiscal reform—this crisis of authority and process of democratization left several marks on the historical record; expressed in a noticeable increase of legal petitions and court cases,

ISSN 2011– 0324

Hanni Jalil Paier 302

intra-community power struggles, minor revolts, like those covered by Scarlett O’Phelan Godoy in her 1985 study, and the Great Rebellion of 1780-1783. Court cases and legal records make up the bulk of sources for this study. Tracing major institutional and ideological transformations, as well as relationships among caciques, community members and colonial officials, Thomson follows community petitions and court cases over the colonial legal system. In so doing— and particularly in relation to his analysis of the breakdown of cacique authority and legitimacy —Thomson examines three types of disputes. First, he analyzes succession disputes among noble families and intrusive mestizos. According to Thomson, these conflicts did not immediately revolve around the community’s base, but they do reveal an important shift in community power dynamics and provide a source of analysis for the erosion of cacique authority. Thomson then examines disputes between caciques and their communities. Typically, these cases involved “excessive exactions by caciques, misappropriation of community tribute and resources, political malfeasance, neglect, and violence” (Thomson, 2002 : 70). Finally, Thomson explores disputes that addressed community grievances in relation to the reparto de mercancías, particularly in relation to cacique’s ideal role as mediator between his community and the colonial state. For Thomson, the reparto system brought forth a set of mounting pressures upon communities that led to an increase in direct political intervention by colonial authorities in local government, and a redefinition of the cacicazgo as an institution. Sergio Serulnikov’s Subverting Colonial Authority explores colonial domination and peasant politics in the Aymara province of Chayanta in Alto Peru. Serulnikov’s primary concern is to uncover how gradual processes in the Chayanta region shaped Tomas Katari’s insurrection in the early 1780s, and how the Chayanta movement was representative of a prolonged process of social unrest. As such, the study begins in the 1740s with the start of what the author contends was of a new cycle of demographic, agrarian, and commercial growth, and concludes in the early 1780s when Tomas Katari’s uprising shook the foundation of Spanish rule in the Andes. Focusing on the development of Tomas Katari’s movement between 1777 and 1781, allows the author to “see the exceptional cycle of political unrest and cultural revivalism from a different perspective” than the one offered by studies of the Tupac Amaru or Tupac Katari movements. According to Serulnikov, “In contrast to its counterparts in Cuzco and La Paz, where most rebels sought a complete rupture with colonial institutions and society, the Chayanta movement never rejected altogether the existing system of justice and government until the last stages of conflict. Local riots and

CS No. 7, 279 - 308, enero – junio 2011. Cali – Colombia

Of Structures, Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections 303

ethnic insurrection, legal strategies and mass violence, form in the context of the Chayanta movement a continuum of social defiance” (Serulnikov, 2003 : 3). Serulnikov’s approach addresses questions that speak to larger debates in colonial history, the study of late eighteenth-century popular insurrections and the cultural anthropology of the Andes and its indigenous communities. First, Serulnikov wants to analyze how long-term patterns of social conflict, accommodation, and adaptation shaped regional power structures in the Andean world and opened avenues of negotiation vis-à-vis the colonial state. He attempts “to shift the focus from the insurgency itself- usually conceived as exceptional moments of rupture- to the changing forms of, social meanings and political contexts of collective violence.” In agreement with Stern’s notions of “resistant adaptation”, the author insists that for the Andean region definite continuities existed between village disturbances, a long history of legal disputes and large-scale insurrections. By uncovering long-standing processes of indigenous resistance to colonial impositions and a process of individual and communal politicization, Serulnikov discredits notions of Andean parochialism. In this study, Serulnikov draws a clear distinction between Andean peasant insurrections and peasant-led riots in Mexico, contending that although scholars often compare Andean revolts to the riots analyzed in William Taylor’s 1979 study of colonial Mexico, Andean village revolts were not isolated episodes of social unrest conveying a purely local worldview. Here he wants to prove that insurgency in northern Potosi was preceded by two fairly long conjunctures in the 1740s and 1770s of widespread, public, though not necessarily violent, confrontation with rural overlords over taxes, ecclesiastical fees, assignments of labor obligations, land distribution and ethnic political autonomy among other issues (Serulnikov, 2003) Serulnikov’s second point of debate addresses the structures of colonial rule and domination at “its most concrete and socially significant level: that of the administration of justice in Indian towns.” He reconstructs how colonial courts functioned in practice, revisiting and revising notions of colonial hegemony. Rather than view hegemony in terms of stable structures of domination, he offers a view in terms of processes. This view of colonial domination as processes or as “inherently ambivalent endeavors” opens spaces for the incorporation of resistance, adaptation and negotiation for both colonizers and colonized. Finally Serulnikov offers a “historical argument for the emergence of ethnic consciousness and solidarity in the context of a growing crisis of cultural hegemony, rather than an Andean Utopia associated with the propagation of millenarian notions of change and messianic expectations.” For the author, millenarian projects of epochal transformation linked to the Inca king’s “second coming” and the

ISSN 2011– 0324

Hanni Jalil Paier 304

revitalization of imperial memories linked to “Tawantinsuyu”, provide evidence of the demise of structures of colonial authority. As such these visions must be understood as the outcome of this process of demise rather than as its starting point (Serulnikov, 2003). Like Walker, Serulnikov rejects cultural explanations that place an emphasis on notions of Andean utopias and that form part of an earlier Inca revivalist school. These explanations are grounded on assumptions of on an enduring Andean memory and tradition. But as Walker points out invented traditions and cultural understandings vary greatly between social groups, they also change over time, are never stable units, and should be understood as processes. Serulnikov and Walker’s definition of culture as processes, speak to larger academic debates that question essentialized definitions of culture. If the invocation of “Tawantinsuyu” provided late eighteenth-century Andean rebels with an ideological tool, this did not emerge out of some long-term memory, but rather from a reworking of old and new cultural understandings. Although Incan revivalism formed an important factor in the movements’ timing and ideology, it alone cannot provide a sufficient explanation. Andean rebels did not solely look to the past, their movement and concerns were firmly anchored in the present, addressing contemporary concerns and incorporating ideologies garnered from before and after the conquest. All four of the studies explored in this section, acknowledge the role played by material conditions and economic pressures, but they see these factors as one component in an intricate web of causation. In a spectrum where strict materialist explanations lie on one side, studies that offered nuanced interpretations and acknowledge that changes in colonial economic structures helped trigger popular insurrections, but negate their primacy, somewhere towards the center of this imaginary spectrum. So that if Scarlett O’Phelan Godoy’s 1985, Rebellions and Revolts in Eighteenth-Century Peru and Upper Peru, signaled a move, however slight, towards the center, then the analysis offered by Walker, Stavig, Serulnikov, and Thomson decidedly fall on the other side of Godoy and further away still from strict materialist explanations. Walker, Stavig, Serulnikov, and Thomson’s cultural move fall under a larger trend of scholarly production, which has in recent years challenged historians to look for innovative methodological tools and novel interpretations in their attempt to transcend strict materialist explanations and provide nuanced pictures of worlds where economic, social, political, cultural norms and identities intermingle to create an increasingly complex social reality. Praise-worthy for their ability to complicate narratives and rescue human motives from the tendency to succumb action under totalizing

CS No. 7, 279 - 308, enero – junio 2011. Cali – Colombia

Of Structures, Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections 305

social structures, there are new and exciting directions for further research; for instance a gendered interpretation of this late eighteenth-century revolts and the role women played in their development. Concluding Remarks on Approaches to the study of Late EighteenthCentury Andean Popular Insurrection This essay has given the reader an overview of key works on late colonial popular insurrections. Colonial scholars of Latin America, agree that the incidence of large-scale native insurrection was rare. In fact, when scholars do speak of mass native and popular revolts, they typically look to the second half of the eighteenth century. Scholarly consensus posits that under the Bourbon crown, particularly after 1760, Spanish America witnessed a marked increase in instances of civil disorder. Scholars see eighteenth-century popular insurrections not as casual or isolated episodes, but rather as symptomatic expressions of a general feeling of social unrest and heightened conflict; feelings that increased in intensity during the latter half of the eighteenth century and culminated in the 1765 Quito revolt, the Great Rebellion of 1780-1783 in the Southern Andes, and the 1781 Comunero Revolt in Nueva Granada. In doing so, the scholarship reviewed here acknowledges the fact that the analysis of late eighteenth-century insurrectionary cycles in the Spanish colonies are grounded within larger scholarly debates that address insurrectionary motives and incorporate questions raised by scholars of peasant revolts and agrarian conflicts in other fields and other historical contexts. In a 1999 article published in the Hispanic American Historical Review, historian Eric Van Young suggests that
Cultural history and economic history (or other sorts of quantitatively based history, for that matter), though most often thought separate from each other, or even antithetical, because of epistemological, methodological, or boundary distinctions, may be usefully be united to the benefit of each…cultural history should actively colonize economic relations, as it has done political systems, on the imperialist assumption that all history is cultural history (Van Young, 1999 : 213).

This suggestion strikes at the heart of on-going academic debates that pit economic historians, accused by some of engaging in vulgar Marxism, against cultural historians, viewed by some as empirical lightweights. I want to suggest that recent monologues on the Tomas Katari, Tupac Amaru and Tupac Katari uprisings discussed in the preceding section approach the study of late eighteenth-century Andean insurrections in a fashion similar to Van Young’s methodological proposition. They all move away from strict materialist explana-

ISSN 2011– 0324

Hanni Jalil Paier 306

tions of why Andean rebels took up arms towards a more nuanced analysis of motive and causation. As posited above, while the analysis of causation offered by these authors does still acknowledge the role economic grievances played, it also points to the existence of other explicatory factors—that begin to fall outside the material register and fall instead on a political, cultural and symbolic one. If as Van Young posits, the material realm structured by economic systems of exchange function as sites of meaning formation, then the separation of materially driven motives from culturally driven ones is both artificial and mistaken. In attempting to unravel the intricate web created by human motive and action, explanations that ignore the importance of culture and symbolic elements in shaping individual and collective motives posit arguments that reduce social relations to a realm where external and structural factors undermine human agency. Conversely analyses that by-pass the importance of material conditions ignore a substantial part of human life, namely the fact that we depend on material conditions to subsist. References Campbell, L. G. (1979). “Recent Research on Andean Peasant Revolts, 17501820”. Latin American Research Review, Vol. 14 (1), pp. 3-49. Fisher, J., Kuethe, A., and McFarlane, A. (Ed.) (1990). Reform and insurrection inBourbon New Granada and Peru. Baton Rouge and London: Louisiana StateUniversity Press. Golte, J. (1980). Reparto y rebeliones. Túpac Amaru y las contradicciones de la economía colonial. Lima: Instituto de Estudios Peruanos, 1980. Gosner, K. (1992). Soldiers of the Virgin: The Moral Economy of a Colonial Maya Rebellion. Tucson: University of Arizona Press. Hunefeldt, C. (1982). Lucha por la tierra y protesta indígena: Las comunidades indígenas delPerú entre Colonia y República, 1800-1830. Bonn: BonnerAmerikanistische Studien, 1982 Katz, F. (1998) “Rural Uprising in Preconquest and Colonial Mexico.” Riot, Rebellion, and Revolution: Rural Social Conflict in Mexico. Princeton: Princeton University Press, pp. 65-94. Larson, B. (2004).Trials of Nation Making: Liberalism, Race, and Ethnicity in the Andes, 1810-1910. Cambridge: Cambridge University Press. McFarlane, A. (1993). Colombia before Independence: Economy, Society, and Politics
CS No. 7, 279 - 308, enero – junio 2011. Cali – Colombia

Of Structures, Culture and other Demons: A Review of Late Eighteenth-century Andean Insurrections 307

Under Bourbon Rule. Cambridge: Cambridge University Press. _________________ (1995). “Rebellions in Late Colonial Spanish America: A ComparativePerspective”. Bulletin of Latin American Research, Vol. 14 (3), pp. 313-338. Mendez, C. (2005). The Plebeian Republic: the Huanta Rebellion and the Making of the Peruvian State, 1820-1850.Durham: Duke University Press. O’Phelan Godoy, S. (1995). La Gran Rebelión en los Andes. De Túpac Amaru a Túpac Catari. Cuzco: Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolomé de las Casas. __________________(1988). Un Siglo de Rebeliones anticoloniales: Perú y Bolivia 1700-1783. Cuzco: Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolomé de las Casas. Phelan, J. L. (1978).The people and the King: the Comunero Revolution in Colombia,1781. Madison: University of Wisconsin Press. Serulnikov, S. (2003). Subverting Colonial Authority: Challenges to Spanish Rule in Eighteenth-Century Southern Andes. Durham: Duke University Press. ____________ (1996).“Disputed Images of Colonialism: Spanish Rule and Indian Subversion in Northern Potosi, 1777-1780”.The Hispanic American Historical Review” , Vol. 76 (2), pp. 189-226. Stavig, W. (1999). The World of Tupac Amaru: Conflict, Community and Identity in Colonial Peru. Lincoln: University of Nebraska Press. Stern, S. (Ed.) (1987). “New Approaches to the Study of Peasant Rebellion and Consciousness: Implication of the Andean Experience”. Resistance, Rebellion andConsciousnessin the Andean Peasant World: 18th to 20thCenturies, Madison: theUniversity of Wisconsin Press, pp. 166-192. _______________ “The Age of Andean Insurrection, 1742-1782: A Reappraisal”. Resistance,Rebellion and Consciousnessin the Andean Peasant World: 18th to20thCenturies, Madison: the University of Wisconsin Press, pp. 29-93 Szeminski, J. (1987). “Why Kill a Spaniard? New Perspectives on Andean Insurrectionary Ideology in the 18th Century” in Steve Stern (Ed.) Resistance,Rebellion and Consciousnessin the Andean Peasant World: 18th to 20thCenturies, Madison: theUniversity of Wisconsin Press, pp. 166-192. Thomson, S. (2002). We Alone Will Rule: Native Andean Politics in the Age of Insurgency. Madison: The University of Wisconsin Press.

ISSN 2011– 0324

Hanni Jalil Paier 308

Tutino, J. (1986). From Insurrection to Revolution in Mexico: Social Bases of Agrarian Violence, 1750-1940. Princeton: Princeton University Press. Van Young, E. (1999). “The New Cultural History Comes to Old Mexico”. The Hispanic AmericanHistorical Review, Vol. 79 (2), pp. 213-214. ___________ (1983). “Mexican Rural History since Chevalier: The Historiography of the Colonial Hacienda”. Latin American Research Review, Vol. 18 (3) pp. 5-61. Walker, C. (1999). Smoldering Ashes: Cuzco and the Creation of Republican Peru, 1780-1840. Durham and London: Duke University Press.

CS No. 7, 279 - 308, enero – junio 2011. Cali – Colombia

Inge Helena Valencia P.
Universidad Icesi, Colombia
ihvalencia@icesi.edu.co

Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular

Location of the Black Communities in Colombia: the Absence of the Insular Afro-Caribbean.

Lugares das populações negras na Colômbia: a ausência do afro-Caribe insular

Artículo de reflexión recibido el 10/01/2011 y aprobado el 27/04/2011

CS No. 7, 309 - 350, enero – junio 2011. Cali – Colombia

ISSN 2011– 0324

.

Palabras Clave: Estudios afrocolombianos. Mobilization Resumo O predomínio do modelo étnico-territorial da experiência nas comunidades da região Pacífico. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . Native. Keywords: Afro-Colombian studies. Mobilização CS No. Raizal. or the Law of black African descendant communities.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular Resumen El predominio de un modelo étnico-territorial proveniente de la experiencia Pacifico presente en el modelo de reconocimiento propuesto por la Ley 70 de 1993 o Ley de comunidades afrodescendientes ha actuado como referente en la historia y memoria de los procesos organizativos y de movilización de poblaciones negras en el país. Raizal. this article seeks to present some of the voids in afrocolombian studies from two situations: 1) the void of what is afro-caribbean in the process of colombian national formation and b) the emptiness of the mobilization of the native population of the archipelago of San 2ndrés. In this sense. diante do predomínio desse referente na memória da mobilização afro. Afro Caribbean. Así. 309 . este artigo busca identificar algumas das fraquezas nos estudos afro-colombianos a partir de duas situações: 1) a ausência do afro-Caribe no processo colombiano de formação nacional e 2) a ausência de mobilização da população Raizal do arquipélago de San Andrés. Assim. Afrocaribe. Palavras-chave: Estudos afro-colombianos. ou Lei de comunidades afro-descendentes. 7. Movilización Abstract The predominance of a ethno-territorial model from the experience of the “Present Pacific” in the recognition model proposed by the Law 70 of 1993. facing the predominance of a Pacific referent in the memory of the afro mobilization.raizal del archipiélago de San Andrés. frente al predominio de un referente Pacífico en la memoria de la movilización afro. Providencia y Santa Catalina como parte de la historia de la movilización de poblaciones negras en el país. Providencia e Santa Catalina como parte da história da mobilização das populações negras no país. Providencia and Santa Catalina as part of the history of mobilization of black communities in the country.350. presente no modelo de reconhecimento proposto pela Lei 70 de 1993. has acted as a referent in the history and memory of the organizational and mobilization processes of black population in the country. este artículo busca dar cuenta de algunos de los vacios en los estudios afrocolombianos a partir de dos situaciones: 1) el vacío de lo afrocaribe en el proceso de formación nacional colombiana y 2) el vacío del afrocaribe insular. tem atuado como referente na história e memória dos processos organizativos e de mobilização de populações negras no país. en particular de la movilización de la población isleña. enero – junio 2011. Afro-Caribe.

.

asistimos a situaciones inéditas debido a la puesta en marcha de las políticas de reconocimiento de las constituciones multiculturales. el cual desconoce las realidades de muchas otras poblaciones 1 “La presente ley tiene por objeto reconocer a las comunidades negras que han venido ocupando tierras baldías en las zonas rurales ribereñas de los ríos de la Cuenca del Pacífico. comienza a evidenciarse cómo el reconocimiento opera sólo de acuerdo con este modelo étnico. también ha acarreado la generación de algunos tensiones étnicas y sociales debido a la puesta en marcha de diversos tipos de legislación con los cuales se otorgan derechos de carácter étnico sobre el gobierno y la administración de territorios colectivos a algunas poblaciones (en su gran mayoría poblaciones indígenas y afrodescendientes que responden a los modelos anteriormente descritos). y han significado un avance en la lucha contra la discriminación y exclusión. marginando a aquellos que históricamente no se definen étnicamente (como poblaciones campesinas. liderazgos y territorialidades en diferentes regiones del país. Si bien estas transformaciones institucionales y jurídicas. el cabildo. se sustentaron bajo el modelo etnicista de reconocimiento. Esta situación ha tendido a manifestarse tanto por las vías del conflicto. 7.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 313 Introducción Hoy. Para el caso colombiano este reconocimiento se configuró bajo el modelo andino para las poblaciones indígenas (que reconoce la existencia de una autoridad propia. y el fomento de su desarrollo económico y social. con el fin de garantizar que estas comunidades obtengan condiciones reales de igualdad de oportunidades frente al resto de la sociedad colombiana”. de acuerdo con sus prácticas tradicionales de producción. sobretodo en contextos rurales. De igual manera para el caso específico de las poblaciones negras en Colombia. de conformidad con lo dispuesto en los artículos siguientes. 309 . Estas reformas que varios países latinoamericanos aplicaron en la década de 1990. estuvieron orientadas a dar viabilidad a un proyecto de nación incluyente. mestizas o poblaciones negras que habitan en contextos urbanos). también han generado la emergencia de diversos conflictos por la manera en que ha operado este reconocimiento. enero – junio 2011. El reconocimiento otorgado. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . como en la competencia por recursos. si bien ha significado una ganancia. 20 años después de que en muchos países de América Latina algunas poblaciones recibieran un reconocimiento especial. asentada en un territorio cerrado. el resguardo) y para las poblaciones negras bajo el modelo propuesto por la Ley 70 de 19931 o Ley de comunidades afrocolombianas que permitió la titulación colectiva de algunos territorios. que otorga derechos especiales a minorías étnicas que se definieron bajo el patrón de lengua. CS No. cultura y territorio. el derecho a la propiedad colectiva. Así mismo tiene como propósito establecer mecanismos para la protección de la identidad cultural y de los derechos de las comunidades negras de Colombia como grupo étnico.350.

314 que habitan en contextos urbanos. Así. 7. con respecto al caso particular de las poblaciones negras o afrocolombianas es importante señalar que. inferior al promedio nacional. Por ejemplo la Ley 70 de 1993 permitió la titulación de 5 millones de hectáreas en el andén Pacífico. marginalidad y pobreza2 así como otras variables asociadas al conflicto armado o el despojo de territorios por parte de macroproyectos e intervenciones públicas y privadas. De 133 municipios de la región. a partir de la entrada en vigencia de la constitución multicultural. asistimos a una proliferación de aproximaciones sobre las minorías. Primero. CS No. Segundo.3 sólo se ha hecho realidad para las poblaciones del país que responden al modelo étnico-territorial. 2009). en su gran mayoría poblaciones negras que habitan el andén o costa Pacífica en los 2 Los resultados del estudio “Los municipios hacia los objetivos de desarrollo del milenio” (DNP-PNUD... a la vez que el reconocimiento produce una “explosión” de organizaciones y movimientos sociales que luchan por la defensa de la identidad y derechos de las poblaciones reconocidas. 309 . Parágrafo 5). La región Caribe. estimado en 77 puntos (Barcelos et al. la visibilidad ganada respecto al reconocimiento de derechos y la titulación colectiva de territorios se vio disminuida por situaciones como los grandes índices de desplazamiento. Frente a los impactos del reconocimiento constitucional. donde los derechos colectivos de las poblaciones negras son reconocidos de manera especial bajo el nombre de comunidad negra. enero – junio 2011. es según el mismo estudio. 3 Comunidad negra ha sido definida como “el conjunto de familias de ascendencia afrocolombiana que poseen una cultura propia.Inge Helena Valencia P. o que no se definen a través de una autoadscripción étnica. 2007 citado en Viáfara et al. Mantiene un ICV de 72 puntos. una de las regiones con las peores condiciones de vida después de la región Pacífica. que habitan en otras regiones diferentes a la Pacífica. vale la pena hacer algunas aclaraciones que pueden ser tomadas como marco de referencia para las reflexiones que se presentan a continuación. También vale la pena señalar que el reconocimiento otorgado por la Ley 70. comparten una historia y tienen sus propias tradiciones y costumbres dentro de la relación campo-poblado que revelan y conservan conciencia de identidad que las distingue de otros grupos étnicos” (Ley 70 de 1993. que tuvieron como enfoque de análisis el fenómeno de la etnicidad. 117 están por debajo del mínimo constitucional de 67 puntos del índice de calidad de vida (ICV). pero a finales de la década de 1990 este proceso se vio truncado por la contrareforma agraria impulsada por los actores armados que se asentaron en la región.350. Artículo 2. 2006) demostraron que la región Pacífica posee las peores condiciones de vida del país. 2004). Cali – Colombia . entendida como la instrumentalización estratégica de la identidad (Duarte. después de la entrada en vigencia de la Ley 70 de 1993. sustentada en la búsqueda de muchas poblaciones por acceder a los derechos y ventajas que ofrece el reconocimiento constitucional. sus dinámicas y problemáticas. se genera una fuerte producción discursiva con relación a la reafirmación y producción de identidades de corte étnico.

Sucre. 2005). o Medellín. una muestra de esta situación lo constituye la población isleñaraizal del Archipiélago de San Andrés y Providencia. ciénagas y grandes sabanas que limitan al norte con el mar Caribe (departamentos de Chocó. 2002). Para el caso de la región del Caribe colombiano (insular y continental) podemos hablar de la exclusión o invisibilidad de las problemáticas que viven las poblaciones negras que habitan estas regiones. compuesta por costas. es importante mencionar que tanto la población isleña-raizal (anglófona y en su mayoría protestante) como la población de origen continental (en su gran mayoría provenientes de departamentos como Bolivar y Atlántico) que también habita el Archipiélago. y Barranquilla o el Archipiélago de San Andrés. han optado por autodenominarse “población indígena”. Esta región. Además. Es de resaltar el caso de poblaciones afrodescendientes que. hacen parte del complejo de poblaciones afrocolombianas. Valle. ante la ineficacia de sus reclamos políticos y territoriales. lugares y problemáticas” (Restrepo. o aquellas que habitan en contextos urbanos. Cesar y Guajira) ha sido habitada por poblaciones de distinta pertenencia étnica (indígenas. negras. Cauca y Nariño. Bolivar. Cartagena.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 315 departamentos de Choco. quienes. al estar asentadas en contextos urbanos en ciudades como Cartagena y Barranquilla. y ha implicado la invisibilización de otras poblaciones. no entran dentro de los procesos ISSN 2011– 0324 . Situación bastante paradójica ya que un gran porcentaje de las poblaciones negras en Colombia habita en centros urbanos como: Cali. una fuerte expresión política y un débil desarrollo económico” (Viveros. como estrategia para conseguir la salvaguarda territorial y los derechos especiales que le otorga el Estado a estos grupos (Valencia. Córdoba. por sus características ambiguas étnico-raciales y por el contraste entre una rica producción cultural. Antioquia. Este hecho “ha implicado la construcción de un imaginario de las poblaciones negras ligado a las vertientes de los ríos del Pacífico. En el caso del Caribe insular. Esto ha significado la exclusión de otras poblaciones que habitan regiones como el Caribe. Para el caso de las poblaciones que habitan el Caribe continental. pero en el contexto insular no responden al modelo etnicista y rural establecido por la Ley 70. 2009 : 2). podríamos afirmar que la memoria geográfica de esta región caribeña “ocupa un lugar muy especial dentro de la topografía cultural racializada del país. Atlántico. mestizas). Bogotá. Magdalena. 2002). ya que el reconocimiento otorgado por la Ley 70 hasta ahora ha significado el desarrollo parcial de procesos de reconocimiento de derechos y titulación colectiva de territorios. que debido a procesos de intenso mestizaje reafirman la ambigüedad étnico-racial de varias poblaciones que la habitan (Fals Borda. Providencia y Santa Catalina.

lengua y territorio propio son las que se benefician de ciertos derechos. Recordemos que para el caso colombiano la situación de las poblaciones negras.Inge Helena Valencia P. sólo las poblaciones que encajan en el modelo de cultura. es importante señalar que en la historia de Colombia. excluyendo a otros sectores de población que podrían cobijarse bajo la denominación de afrodescendientes. después de la abolición de la esclavitud en 1851. Así. en el contexto de la región Caribe. en otras regiones diferentes a la Pacífica o que no se definen a través de una autoadscripción étnica. para el caso de las poblaciones negras. la definición identitaria de muchas poblaciones se hace más compleja ya que los procesos de intercambio y mestizaje hacen difícil crear el establecimiento de una frontera étnica. este artículo busca dar cuenta de algunos de los vacios en los estudios afrocolombianos a partir de dos situaciones 1) el vacío de lo afrocaribe en el proceso de formación nacional colombiana y 2) el vacío del afrocaribe insular. 2003. Arocha. se presentó como un problema CS No.350. invisibilizando procesos adelantados en otras regiones del país. además de estar presente en el modelo de reconocimiento propuesto por la Ley 70. Lo problemático es que. comienza a evidenciarse cómo el reconocimiento ha operado sólo de acuerdo con este modelo étnico. También es importante mencionar que el predominio de un referente étnico-territorial proveniente de la experiencia Pacífico. afirmando lo que muchos investigadores han denominado como la invisibilidad de la gente negra (Friedemann. Providencia y Santa Catalina. 2008). De esta manera. Cali – Colombia . Lugares de la gente negra en Colombia: volviendo sobre la invisibilidad A pesar del reconocimiento otorgado por la Constitución de 1991 a las poblaciones negras. materializado en la Ley 70 de 1993. frente al predominio etnicista y la “pacificalización” de las investigaciones realizadas sobre poblaciones negras en Colombia. actúa como un referente en la historia o memoria de los procesos organizativos y de movilización. enero – junio 2011. Además. 7. bajo este modelo etnicista. 1984. el cual desconoce las realidades de muchas otras poblaciones que habitan en contextos urbanos. 316 de reconocimiento ya que sus dinámicas sociales confrontan el modelo rural y étnico establecido por la Ley 70 de 1993. el estatus de estas poblaciones paulatinamente se ha transformado. como parte de la historia de la movilización de las poblaciones negras en el país. 309 . Vale la pena remarcar que la gente negra permaneció excluida del proyecto de nación por muchos años. para responder al modelo establecido por la Constitución de 1991. 1986) o el poseer una ciudadanía de segunda clase (Cunin. y en particular de la movilización de la población raizal del archipiélago de San Andrés.

o la historia de despojo vivida durante la esclavitud. posterior a la liberación hecha en 1851. se le asignó el rol de una población que debía integrarse al proyecto de nación sin tener en cuenta la diversidad de sus particularidades socioculturales. o la minería. 2003 : 36). 1998 : 34). en el lugar adjudicado a estas poblaciones en y por la sociedad nacional. dizque bárbara. no es de extrañar que algo muy parecido suceda en la academia. ocultando las relaciones de subordinación que la tríada blanco. De la ideología del mestizaje es importante decir que la idea de una “mezcla racial armónica” fue orientada al blanqueamiento. Y si esto sucede en la historia. afro. el ‘negro’ no es un colombiano como los otros. Ambos discursos permitieron que. emotiva e incapaz del razonamiento complejo (Múnera. Para el caso de las poblaciones negras. mientras que las zonas cálidas son el escenario de gente negra e india. se negara el aporte tanto de poblaciones negras como indígenas a la construcción de la nación. donde a comienzos de 1980 ISSN 2011– 0324 . por muchos años. nada lo autoriza antes de 1991 a denunciar esta situación y a luchar contra la segregación que lo afecta: ¿con qué derecho habría de hacerlo sí el igualitarismo republicano. y se las viera como desprovistas de cultura. Famoso es el caso colombiano. no aceptaba los particularismos? (Cunin. indígena traía. en particular. Sea a través de su aprehensión como mano de obra esclava o. la socióloga Elisabeth Cunin lo resume muy bien cuando plantea que. Investigadores como Jaime Arocha (1999) y Claudia Mosquera (2007) plantean que la invisibilidad de las poblaciones negras está relacionada con la preponderancia que discursos como el mestizaje y el andinocentrismo tuvieron en la construcción nacional. al trabajo en la hacienda. la gran mayoría de poblaciones negras no tuvieron la posibilidad de reclamar un lugar en la sociedad nacional. ella plantea algunas preguntas alrededor del estatus de estas poblaciones. así como la civilización occidental y el ejercicio de la razón. antes de la introducción al multiculturalismo. como mano de obra ligada a actividades productivas como la agricultura. Así.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 317 de integración de una mano de obra que permanecerá bajo el horizonte de la marginalidad y la exclusión. Además el mestizaje se reforzaba con la ideología que partía del supuesto de que: […] la región andina es el espacio donde preponderan blancos y eurodescendientes. Sin embargo. posteriormente. víctima de un racismo difuso. aquellas asentadas en la ciudad de Cartagena adscrita a la región Caribe: Ciudadano de segundo rango. olvidado por el crecimiento económico.

En síntesis de Friedemann y Arocha plantean que en África hay africanidad pero no hay africanía. partiendo de orientaciones teóricas distintas y vocabularios muy diferentes. ha sido problemático debido a la negación sistemática de sus aportes a la construcción nacional. de Friedemann sobre las poblaciones negras en Colombia.Inge Helena Valencia P. Para Wade (1997) esta invisibilidad también está relacionada con el lugar asignado a estas poblaciones en las primeras décadas del siglo XX. como estudios no antropológicos (de Friedemann. quien deconstruye las identidades de las poblaciones negras a la luz del discurso del mestizaje: Nina de Friedemann insistiendo sobre la invisibilidad de las poblaciones negras y buscando unas señales que ella llama “huellas de africanía” denunciaba el olvido esencialmente político y cultural en el cuál han sido mantenidas las poblaciones negras. enero – junio 2011. académicos y políticos. 318 algunos intelectuales se referían a los trabajos pioneros de la antropóloga Nina S. como reacción de los afrodescendientes ante los cambiantes contextos sociales y ambientales a los que han tenido que enfrentarse en América (de Friedemann. Pese a que estos enfoques divergen en varios puntos. en escenarios nacionales. sistemas sociales y sobrenaturales propios de las diversas regiones africanas.83). Friedemann y Wade están de acuerdo en el estatus o mejor no estatus del ‘negro’ en Colombia (Cunin. primitivas y salvajes por los intelectuales latinoamericanos. de Friedemann (1984). y que fue después reelaborada continuamente. política y social de las poblaciones negras. 7. Con esta anécdota se puede advertir que el reconocer la diferencia cultural. Cali – Colombia . Muchos de estos intelectuales hicieron de las ideas evolucionistas 4 “El término huellas de africana define la identidad recreadora de culturas. como de su pertinencia y legitimidad para la consolidación de un campo de investigación y trabajo en la academia colombiana.350. en el que las investigaciones sobre poblaciones negras en América Latina tendrían como fundamento los estudios de orientación folclórica o aquellos donde las poblaciones negras fueron vistas como atrasadas. 1993 : 100-101). quien se esforzó por visibilizar la relación África-América a través de la noción de “huellas de africanía”4 y Peter Wade (1997). 309 . Veamos cómo. citado en Restrepo 2005: 82 . formas estéticas. CS No. 2003 : 39). Peter Wade evoca una mezcla compleja de discriminación y de mestizaje que da lugar a un orden socio-racial inseparable de los principios fundamentales de la nación colombiana. Elisabeth Cunin trae a colación dos posturas teóricas divergentes muy importantes para el caso Colombiano. para que no se diluyan completamente en el discurso de la hibridez o el mestizaje” (Arocha. La relevancia de la herencia afro surge para resaltar una historia. que se fundamentó primero en recuerdos de sentimientos. que demuestran ese olvido o invisibilidad de la gente negra: aquella planteada por Nina S. desde esta perspectiva. Esta última designa la reconstrucción de la memoria que –con muy diversas intensidades– tuvo lugar en América. llegan a una conclusión muy parecida: la invisibilidad de las poblaciones negras en Colombia antes de 1991. a partir de recuerdos de africanidad que portaban los cautivos. 1984). más no un fenotipo. muy diversos autores y científicos sociales. y que es necesario tener en cuenta como una particularidad y aporte de estas poblaciones a la sociedad colombiana. que sin lugar a dudas comienza en África.

Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 319 y del progreso un discurso ideológico sobre el mejoramiento de la raza. inauguró. el pionero de los estudios afro en Colombia. mientras que otros trabajos se enfocaron en la búsqueda de la supervivencia cultural y racial africana a través de un acercamiento a algunas de sus manifestaciones culturales. Escalante. Aquiles Escalante (1964). serían los inmediatos fundadores de las investigaciones sobre la gente negra en Colombia. No obstante. que trataran de visibilizar el lugar de estas poblaciones a partir de denuncias sobre la discriminación racial que sufrían las poblaciones negras en el país: Políticos e intelectuales como Natanael Díaz. en la década de 1950. tratando nuevamente de combatir la llamada invisibilidad. desde la antropología. de ISSN 2011– 0324 . en el seno de los partidos tradicionales. esta tradición. Así. En este escenario. A pesar de esto. planteando un acercamiento histórico de la gente negra en el país. algunos autores latinoamericanos. 2005 citado en Hurtado. sabemos que en la historia del país. durante las primeras décadas del siglo XX. desarrollaron sus primeros trabajos y empezaron a promoverse investigaciones sobre gente negra en el país. Marino Viveros. Posteriormente. sobre sus formas de vida y sus prácticas de resistencia para reivindicar la identidad. bajo la corriente marxista aparecen análisis con un fuerte matiz político. llamando la atención sobre los afrodescendientes de la costa Atlántica y Pacífica. si se quiere. en que se hacen visibles las expresiones organizativas políticas de la gente negra en el país que serán influenciadas por las luchas en defensa de los derechos civiles y las reivindicaciones antiracistas que nacen en Estados Unidos y Suráfrica y se dispersan por varios países de América Latina. no fueron muy visibles y por el contrario fueron tildadas de racistas y sectarios (Agudelo. apoyados en la orientación académica del culturalismo norteamericano. y algunos estudiantes organizan el primer ‘Día del negro’ y proponen la creación de una institución para el estudio sobre las poblaciones negras en Colombia. en los estudios de poblaciones negras. 2008). a través del trabajo de Aquiles Escalante en 1971 que es. Manuel Zapata Olivella. surgieron. algunos liderazgos negros. la historia y la cultura de la gente negra (Restrepo. el visibilizar la realidad y el lugar de estas poblaciones en la sociedad nacional estuvo relacionado no sólo con dar cuenta de las particularidades socioculturales de estos grupos. sino con abordar la discriminación racial como la principal forma de privación de libertades y de oportunidades para la gente negra. A pesar de la importancia de estas reclamaciones. 2005 : 171). En este momento. junto con Manuel Zapata Olivella y Rogelio Velásquez. fue sólo hasta la década de 1970. es importante señalar que en Colombia.

De los grupos de estudio y el aporte de líderes e intelectuales negros. y jalonado por algunos intelectuales como. 309 . una de las primeras expresiones organizativas negras formales en el país que jugará un papel muy importante en el proceso de la Constituyente y que. a: “Cimarrón: Movimiento nacional por los derechos humanos de las comunidades negras”. 1998 citada en Agudelo. 2005). Cali – Colombia . el cual daría origen. tiene lugar una mezcla entre corrientes marxistas y ecologistas que empiezan a formular la noción de “huellas de africanía” desarrollada por los antropólogos Jaime Arocha. podemos plantear que sólo hasta la década de 1980 se puede afirmar que un movimiento social negro se extiende y consolida en el escenario nacional. Es importante mencionar que en este momento los movimientos negros reivindicaban su derecho a ser incluidos como sujetos de la Convención 169 de la OIT para “pueblos autóctonos” argumentando su origen africano y sus especificidades culturales (Agudelo. a ésto. es importante mencionar el rol que juegan algunos grupos de estudio como Soweto. 2005). Juan de Dios Mosquera estudiantes de sociología provenientes del Chocó. Aquí es importante mencionar el rol que desempeña la ACIA (Asociación Campensina Integral del Atrato) como primera expresión organizativa. En cuanto a las investigaciones desarrolladas durante ese momento aparece una nueva tendencia en los análisis e investigaciones sobre las poblaciones negras en Colombia. 320 alguna forma. 2005). fundado en 1975. y el Proceso de Comunidades Negras (PCN) trataron de llegar a unos acuerdos mínimos y garantizar la entrada a la Asamblea Nacional Constituyente. CS No. le sumó la reivindicación étnica. de Fridemann y Arocha 5 Los grupos de investigación y las organizaciones más conocidos en esta época fueron El Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Negra (CIDCUN). en 1982. La importancia de organizaciones como la ACIA está en que su experiencia de origen campesino inspira otros procesos de defensa de su territorio y de reclamación sobre la necesidad del reconocimiento de su particularidad cultural. y el círculo de estudios Soweto. A finales de 1980. que desde el discurso campesino defendió la lucha por la defensa del territorio y. Nina S. liderado por Juan de Dios Mosquera (Agudelo. Dichos procesos convergeran en organizaciones nacionales. 2005).5 Soweto fue fundado en 1976. Para los años siguientes. que luego se convirtió en el movimiento Cimarrón (en 1982). fundado un año después (en 1976).Inge Helena Valencia P. una denuncia sobre condiciones de injusticia y explotación del negro en el Chocó (Restrepo.350. 2005). dará un importante impulso a la construcción del movimiento social de comunidades negras en el país (Mosquera. Para Wade. A este respecto la Coordinadora Nacional de Comunidades Negras. enero – junio 2011. además. 7. o el Centro de estudios afrocolombianos dirigido por Zapata Olivella. de Friedemann y la historiadora Adriana Maya (Restrepo.

caracterizado por una gran visibilidad contrapuesta al conflicto y al despojo que siguen afrontando estas poblaciones. la antillanidad y el marxismo. que se inicia en el proceso para tratar de definir los derechos especiales de la gente negra. Así el Movimiento Cimarrón (1982) y el Proceso de Comunidades Negras (PCN) constituyen los dos grandes núcleos de carácter nacional que reunirán a organizaciones de los departamentos del Chocó. El primer momento. caracterizado por intelectuales y lideres que denuncian la invisibilidad social y política de las poblaciones negras en el país. Los primeros se concentraron en la reglamentación del Artículo Transitorio 55 (que después se convertirá en la Ley 70 de 1993). unido a la difusión masiva de las implicaciones de esta Ley.6 estuvo influido por una explosión de estudios sobre poblaciones negras de carácter etnicista. de la lucha dada por diferentes organizaciones e instituciones. En la última década. revelando la contribución de estas poblaciones a la sociedad nacional. De igual manera. Así. Medellín y Cali (Lamus. que después sanciona la Ley 70 de 1993. en este momento las expresiones de organizaciones sociales negras ganaron cierta visibilidad que posibilitaron la inclusión del Artículo Transitorio 55 en la Constituyente. En el año de 1990 se realizó en la ciudad de Cali el Primer Congreso Preconstituyente de Comunidades Negras que convoco a poblaciones de la Costa Norte. y de ser un tema puesto sobre el debate 6 Por ejemplo es importante anotar que los procesos previos a la Asamblea Nacional Constituyente propiciaron una intensa movilización por parte de diferentes sectores sociales y políticos. toma forma con el Artículo Transitorio 55.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 321 apelando a su estatus de antropólogos y su relación privilegiada con el Instituto Colombiano de Antropología y la Universidad Nacional. se preocuparon por corregir la invisibilidad de estas poblaciones en la historia y en la antropología en Colombia. en el fortalecimiento organizativo y la ampliación de su trabajo a las comunidades campesinas de Chocó. se pueden diferenciar cuatro momentos que fortalecen la relación entre la consideración de las poblaciones negras como sujetos políticos y la consolidación de trabajos sobre estas poblaciones. Valle. del reconocimiento multicultural. las organizaciones entraron a discutir el asunto de la participación electoral para la postulación de representantes en el Congreso de la República. De esta dinámica surgirá en 1993 el Proceso de Comunidades Negras (PCN) como red que reúne a más de 120 organizaciones sociales que busca fortalecer los mecanismos de participación. a pesar de los espacios ganados por la Constitución de 1991. el tercer momento. Cauca y de ciudades como Barranquilla. Con la nueva Constitución Política. estuvo guiado corrientes teóricas como el marxismo y el ecologismo y por la presencia de organizaciones y procesos locales que desembocan en el proceso de la Asamblea Nacional Constituyente. Y el cuarto momento. el actual. 2008: 45). el Pacífico y el Movimiento Cimarrón. Cartagena. el de los pioneros. en cuanto al proceso de reconocimiento y etnización de las comunidades negras. Esta coyuntura propició la división entre quienes se identificaban con la construcción de un movimiento para la participación política en las instituciones establecidas y los que creían en un movimiento social en el cual la participación electoral era sólo una de las posibilidades y no el elemento central El resultado fue la separación definitiva de la Coordinadora Nacional de Comunidades Negras (CNCN) y los sectores cercanos a los partidos tradicionales. marcado por corrientes de pensamiento como la negritud. el segundo momento. que posteriormente sancionaría la Ley 70 de 1993. Bogotá. ISSN 2011– 0324 .

enero – junio 2011. Zandra Pedraza (1989) y María Margarita Ruiz (1988). y al reconocimiento otorgado por la Constitución de 1991. Nina de Friedemann (1964). Visto de esta manera. Alexis Carabalí (2005). y debido al entramado institucional que la ha sedimentado. las poblaciones negras continúan viviendo el azote del conflicto armado. Peter Wilson (2003). a casi dos décadas de su gestación. pacificalización. ya que en el recuento que hacemos tanto de la historia de los proceso organizativos negros como de la consolidación de trabajos sobre poblaciones negras vale la pena resaltar el relativo vacío investigativo que existe sobre poblaciones negras asentadas en la región Caribe (tanto insular como continental). A este respecto sabemos que en el país existe una menor producción de trabajos realizados en esta región. Cali – Colombia . Para el caso del Caribe insular encontramos pocas investigaciones desarrolladas que se ocupen directamente de la población raizal.Inge Helena Valencia P. la violencia y muchas de sus problemáticas se ven caracterizado por condiciones de marginalidad y pobreza. No obstante. CS No. Pero como ya lo hemos mencionado el modelo de reconocimiento etnicista planteado por la Constitución 1991 produjo lo que algunos autores llama un cerramiento conceptual y político de la etnicidad: […] esto es una suerte de obturación de unos modelos analíticos y de las narrativas y estrategias organizativas en torno a una modalidad específica de etnicidad: aquella históricamente encarnada en la ACIA. Orlando Fals Borda (2002) en la depresión momposina. 7. Elisabeth Cunin (2003) en Cartagena. Esto último es un punto importante. y se harán más visibles de la mano de los procesos de movilización social. significa un paulatino cerramiento conceptual y político al obturar otras modalidades de etnicidad que no pasen por esta ruralización. 309 . 2005 : 134). podría decirse que es sólo a comienzos de la década de 1990 que los estudios de poblaciones negras se transforman de manera significativa. entre ellas se destacan los trabajos pioneros adelantados por Thomas Price (1954). se pueden destacar los trabajos desarrollados por Nina de Friedemann (1979) en Palenque. exotización y comunalización de las poblaciones” (Wade. Para el caso del Caribe continental. 2002 citado en Restrepo. los trabajos realizados por Anne Marie Losonczy (2002) en Dibulla.350. en comparación con aquellos realizados para el andén Pacífico. 322 público.

Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 323 Posterior al reconocimiento constitucional vamos a encontrar una serie de investigaciones. permitió que se crearan ciertas ideas respecto de algunos lugares de la geografía colombiana. centralista y homogéneo. de élite. El vacío del Afrocaribe en la construcción nacional El vacío relativo a la presencia de las poblaciones negras en el Caribe puede estar relacionado con el proceso de formación de la nación colombiana desde finales del siglo XIX. como el norte del Cauca. Alfonso Múnera en la introducción de su libro El fracaso de la nación (1998) menciona cómo en 1827 José Manuel Restrepo. o que algunas poblaciones fueran excluidas o invisibilizadas de los procesos de construcción nacional. ISSN 2011– 0324 . Providencia y Santa Catalina hasta un tiempo reciente están siendo pensados como parte de las movilizaciones y reivindicaciones de las poblaciones negras en Colombia. con la manera como se concibe la historia de la movilización negra en Colombia. que se organizó alrededor de un proyecto de nación andino. el Sur de Bolívar. publicó su obra sobre las luchas de independencia de los Estados de Venezuela. Como ya lo mencionamos. y finalmente. impulsadas sobre todo desde la Universidad Nacional de Colombia. Sede Caribe. Así que si hablamos de un paradigma construido alrededor del Pacífico para los estudios realizados sobre gente negra en Colombia. el Patía. Ecuador y Nueva Granada. que han tratado de subsanar el vacío relativo al Caribe insular. desconociendo aquellos desarrollados en otras regiones. veremos cómo los reclamos y movilizaciones de la población isleña-raizal del Archipiélago de San Andrés. desde el momento en que comienza a organizarse la nación colombiana. que resalta el lugar de los procesos adelantados en el Pacífico. También con el intenso mestizaje vivido en la región (sobretodo el Caribe continental). Para el caso que nos ocupa. que oculta la presencia y trayectoria de las poblaciones negras. el peso del mestizaje orientado al blanqueamiento. podríamos hablar que este referente también se extiende a los procesos de movilización y luchas adelantadas por diferentes sectores de población. algunas poblaciones del Caribe continental que contribuyeron a los procesos emancipatorios fueron 7 Entre ellas se puede destacar: Gonzalez (2002) Valencia (2002) Guevara (2005) Ramirez (2005) Charry (2008) Ramírez (2005) Castellanos (2006) García Taylor ( 2010). Como consecuencia de ello. En ella Restrepo da cuenta cómo las independencias fueron un proyecto criollo.7 Este vacío en la producción de investigaciones sobre poblaciones afrodescendientes asentadas en la región del Caribe puede estar relacionada con la manera como se invisibiliza la presencia afrodescendiente en el Caribe. importante historiador y político antioqueño.

y los blancos criollos y los españoles. Helg también revisa la obra de Jose Manuel Restrepo y expresa que las independencias criollas. los mulatos y los pardos por un lado. De este modo. que no cumple los cánones de orden y civilización para ajustarse al proyecto nacional andino. es interesante incluir algunas de las reflexiones hechas por Aline Helg (2000) en su artículo “Raíces de la invisibiliad del afrocaribe en la imagen de la nación colombiana: independencia y sociedad 1800 – 1821”. según los cálculos hechos por éste. 309 . el Archi- CS No. por el otro. el Caribe continental fue borrado de la construcción nacional. los indígenas. anárquica. ese Caribe insular que permanecerá completamente alejado del modelo andino de nación. unido al carácter fronterizo de esta región. él sencillamente asimiló a los mestizos con los blancos. que gracias a las disputas imperiales entre Inglaterra y España y. son elementos suficientes para invisibilizar el lugar del Caribe. Sin embargo. ya que desde los primeros momentos en que comienza a diseñarse el proyecto de nación. siempre mantuvieron un silencio frente a la cuestión racial. con el ánimo de demostrar que frente a la Venezuela parda. queda bajo soberanía colombiana. se trata de mostrar a la Nueva Granada como blanca. Un Archipiélago lejano. Cali – Colombia . Es importante mencionar que en medio de las disputas entre imperios. 2000 : 245).Inge Helena Valencia P. ya que sus características demográficas y sociales no entraban en el modelo propuesto. ésta sería el centro blanco y civilizado de la nueva república: Esta intención también aparece claramente en la discusión de Restrepo sobre la supuesta oposición entre los esclavos negros. enero – junio 2011. Providencia y Santa Catalina. y al Ecuador indígena. la presentación de la Nueva Granada como blanca y andina y el desprecio por las costas negras no deben atribuirse únicamente a un proyecto de la élite andina. la posterior determinación de sus pobladores. lo que le permitió retratar la Nueva Granada andina como blanca e ignorar los componentes caribeños y de origen africano.350. en la que no menciona a los mestizos. Helg revisando uno de los censos utilizados por Jose Manuel Restrepo en 1825 muestra cómo. 324 excluidas de las narrativas de la nación. es perceptible cómo. esta región empieza a representarse como una zona de frontera. Para ilustrar esta situación. desde los albores de la construcción nacional. El silencio frente a la cuestión racial. En realidad. además de ser un proyecto de élite andino. También fueron posibles porque desde 1810 la élite y las clases populares de la costa del Caribe mantuvieron silencio sobre el predominio de la población de ascendencia africana en la región y su identidad afrocaribeña (Helg. Y si esto sucede con la región del Caribe continental. qué decir con el Archipiélago de San Andrés. debido a la características raciales de sus pobladores. 7. mestiza.

unida a la presencia de una mano de obra esclava de origen africano. a finales del siglo XVIII. 1989 : 54). la presencia inglesa. Centro y Norteamérica. Cabe anotar además que las diferencias en los procesos de colonización entre la nación andina (que generalmente hace referencia a los conquistadores españoles) y la región del Caribe (marcada por la presencia de filibusteros. blancos y católicos con los que se estaba construyendo la nación colombiana. en su mayoría negro y protestante. y las presencias imperiales) marcarán una diferencia en la historia y la memoria de esta región. la isleña raizal.. Así. más cercano a las Antillas inglesas (como Jamaica o las islas Cayman) se convirtió en una región problemática de acuerdo con los cimientos centralistas andinos. Wenceslao Cabrera.] Los lazos familiares y comerciales de los isleños estaban en el Caribe. Como bien lo plantea Zandra Pedraza la adhesión de las islas al país no dejó de ser un formalismo. ser repoblado por jamaiquinos y descendientes directos de la diáspora africana –es decir esclavos– y otros pobladores que migraban de distintas islas y territorios del Caribe Occidental. reconociendo su incorporación a la naciente República de Colombia. la relación entre estos territorios de ultramar y el gobierno central colombiano se presentó como problemática debido a la lejanía y a las profundas diferencias que se tenían con el proyecto andino. dejándolas en manos de Nicaragua con las cuales los isleños mantenían estrechas relaciones (Pedraza. piratas y contrabandistas. además de los habitantes de San Luis de Mangle (Nicaragua). y no significó un cambio efectivo en la atención del gobierno central: [Así] las islas quedaron más alejadas de las acciones del gobierno. afirmaba que otro de los puntos “problemáticos” que hacían difícil la integración del Archipiélago al proyecto na- ISSN 2011– 0324 .. De esta manera podemos comenzar a comprender por qué el Archipiélago al estar ubicado en las fronteras del mar Caribe. y Colombia dio una convincente muestra de la negligencia de sus funciones al perder su soberanía sobre las islas de Mangle en 1844. habitado por un pueblo anglófono. asientan algunas de las bases para reivindicar la matriz afroanglocaribeña de la población “nativa” del Archipiélago. ganadera y pesquera [.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 325 piélago de ser uno de los primeros asentamientos de los puritanos –calvinistas que venían directamente de Inglaterra. historiador colombiano. Desde el momento en que los miembros de los Cabildos de Providencia y San Andrés. por la actividad desplegada en torno al contrabando y en menor escala a la exportación de la producción agrícola. pero más cerca del Caribe. firmaron la adhesión a la Constitución de Cúcuta en 1822. fue abandonado por un tiempo para.

] por base sangre negra algo mezclada por la inglesa pura o cruzada”. ya que tiene “[. Providencia y Santa Catalina podemos reconstruir una historia marcada por de una conflictiva relación con el Estado. Por lo tanto lo que más se temía en el escrito de Vergara era un proceso de separación del Archipiélago.. Estos hechos pueden ayudarnos a comprender por qué estos territorios lejanos y tan diferentes al mundo andino. este no aceptaba o colaboraba con el gobierno colombiano. que no se identificaba con Colombia y que. anglófono. 326 cional era que sus pobladores no tenían un origen único. Además de esto. fueron tan problemáticas.. Entonces. la visibilidad a partir vocación comercial y turística. es poco de lo que se conoce sobre las reclamaciones y procesos de movilización de sus habitantes. estos procesos pocas veces son tenidos en cuenta como parte de la memoria de la movilización de las poblaciones negras en Colombia. habitado por un pueblo protestante.350. en el que los isleños serían apoyados por “extranjeros” que los inducían a “desobedecer a la autoridad” (Vergara citado en Avella. vale la pena resaltar la de Francisco Javier Vergara (1888). También resaltaba Vergara que. ya que los pobladores de las islas se identificaban más con los habitantes de las Antillas anglófonas o del sur de Estados Unidos que con los ciudadanos colombianos. en su mayoría negro. 7. sino que amalgamaban distintas proveniencias. rompía con el tradicional uso de la fuerza utilizado en el continente. “lo ardiente de la sangre negra” está temperada por “[.] uno de los más curiosos de Colombia [.] lo frío y lo positivo de la inglesa”. podemos ir visualizando el escenario y entender por qué las relaciones entre Colombia continental y el Archipiélago. como “[.. editor de la Nueva Geografía de Colombia. y como ya lo mencionamos. 309 .. Cali – Colombia . en su adhesión voluntaria a la nación. quien describe el pueblo isleño. a lo que agrega que. permanecieron por mucho tiempo lejanos e invisbilizados de la historia y de la formación nacional.. 2002).Inge Helena Valencia P.. donde las diferencias debían ser homogenizadas en pos de la unidad nacional y donde debía asegurarse una fuerte relación con el gobierno central. Centro América islas como Jamaica y Cayman.. que además cuestionaba el centralismo andino. y aun así tan poco visibilizadas en la historia nacional: un Archipiélago fronterizo que tenía más relaciones con el sur de Estados Unidos. Problemático para un país que sustentó la consolidación de su proyecto nacional a través del discurso del mestizaje orientado al blanqueamiento. a pesar de que los pobladores de las islas eran un pueblo pacífico. CS No.]”. enero – junio 2011. Aunque para el caso del Archipiélago de San Andrés.. Entre las descripciones de las gentes del Archipiélago hechas desde el continente. lo que suponía una profunda diferencia con la idea de nación unitaria que el proyecto decimonónico pretendía consolidar.

cuando el Archipiélago es declarado intendencia especial. De este periodo es importante mencionar que. Este hecho constituye una de las particularidades más importantes de la historiografía regional del Caribe colombiano (Avella. estos territorios no constituían un eje de importancia geopolítica para el desarrollo de un país claramente andino. Con base en esta estructura de producción se consolidó un nuevo espacio social y laboral que caracterizó a la economía del Archipiélago hasta las primeras décadas del siglo XX: una economía doméstica basada en la realización de múltiples labores orientadas a la reproducción y consumo doméstico (Pedraza. que permite a los pobladores de las islas confrontar al Estado central para evidenciar las diferencias entre su sentido de pertenencia a la nación colombiana y la manera en que el Estado hacía presencia en el Archipiélago. ISSN 2011– 0324 . la liberación de esclavos que se da en las islas desde 1837 sólo se hace efectiva hasta 1851 cuando se le entregaron a los esclavos las tierras cedidas por su antiguos amos y. la sociedad esclavista se transformó en una comunidad de productores independientes. Por ejemplo. Así. En este año se destaca por ejemplo la fundación del periódico Search Light por 8 El cultivo de algodón se sustituyo por un nuevo cultivo de exportación: el coco. fue posible la reestructuración social y económica del Archipiélago8 (Pedraza. ya que: […] no se invertían los ingresos por impuestos en el bienestar insular. Entre 1911 y 1912. aparentemente para la república. que resultaba más compatible con el trabajo libre e independiente en pequeñas propiedades. 1989). Al respecto es importante anotar que durante el siglo XIX y comienzos del XX. a lo que solicitaban ser gobernados directamente desde Bogotá. a la Constitución de Cúcuta desde 1822. Situación. voluntariamente. agricultores y pescadores. fueron varios los reclamos realizados al gobierno colombiano en razón del abandono y desinterés en que este les mantenía. hasta entonces. han sido colombianas no por la tradición centralista del Estado sino por la libre determinación de los isleños que se adhirieron. 1989 : 16). pero que tenía una fuerte injerencia en la sociedad isleña. la mayor parte de los gobernantes del Archipiélago provenían del continente y algunas de las medidas estatales tomadas durante estos años muestran la presencia de un Estado lejano.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 327 Caso Archipiélago: una historia de luchas y reclamos hacia el lejano poder nacional Vale la pena mencionar que las islas. como lo describe James Parsons (1985). El coco comenzó a exportarse a distintos sitios como Estados Unidos y se consolidó como producto exportador de la economía isleña. esperando que la ‘liberación’ de la administración bolivarense debía conducir al progreso y al bienestar largamente anhelados. Lo cierto es que durante este periodo siempre se delegó al departamento de Bolívar la administración de las islas ya que. 2002). desde que la población isleña decidió adherirse a la naciente republica. además. los isleños estuvieron enviando algunos memoriales al gobierno central en los que se quejaban del mal manejo de la gobernación desde el cantón de Bolívar.

primero. 309 . a inicios de 1920. 1988). Advirtieron los comisionados que la población de las islas carecía por completo de “sensibilidad nacionalista”. envió un informe al Ministerio de Gobierno sobre la situación de las islas. como intendente. se comenzó a implantar una soberanía ideológica en aras de integrar las islas al territorio nacional y al imaginario de nación que se manejó desde el centro del país. los reclamos continuaron. enero – junio 2011. situación que generó muchos conflictos y. CS No. Tras la declaración del Archipiélago como intendencia.Inge Helena Valencia P. para obtener un rápido incremento agrícola y comercial. inició un programa de “hispanización forzada a través de la enseñanza primaria bajo su control” (Clemente. Esta misión al recibir la dirección de la educación pública del Archipiélago. más situaciones de choque o resistencia nacieron. El mecanismo idóneo para este propósito fue. y sus principales necesidades. 1988) Con este diario se da continuidad a una práctica histórica: enviar informes. también elaboró otro informe que planteaba la necesidad de tener en cuenta la opinión de los líderes protestantes de la sociedad nativa para lograr el proceso de integración (Eastman. Cali – Colombia . hicieron que los reclamos continuaran.350. De ahí que la integración hubiera sido imposible y demandaban que la cultura que debería imperar en el Archipiélago fuera de “carácter auténticamente colombiano”. Al repasar la economía local. quien en 1927 a través del intendente Jorge Tadeo Lozano. y ante cada medida implementada. A pesar de las recomendaciones hechas en los informes. y las situaciones de conflicto que comenzaron a presentarse ante la presencia de la misión y de la imposición del español. junto con ella. La preocupación principal de la misión era establecer el grado de integración de la región a la nación. Hacia 1936. asumir la instalación de la escuela y. la Iglesia Católica y la enseñanza del idioma español. El abandono de parte de la administración central. así mismo. 328 parte de Francisco Newball. Aquí es importante mencionar al abogado sanandresano Simon Howard. reclamos y movilizaciones. 7. 1991: 204). Tadeo Lozano. memoriales y reclamaciones al gobierno central. Muchos niños bautistas fueron enviados a escuelas católicas porque éstas eran gratuitas o por los beneficios que ofrecían. lo que demostraba la necesidad de fortalecer la relación entre las islas y el Estado colombiano. se concluye que era urgente declarar a San Andrés puerto libre. Esta tarea. como el acceso a útiles o alimentos gratuitos. una comisión del Congreso colombiano visitó la isla y rindió otro informe. en el marco del “Concordato”. desde el cual se luchaba por la promoción de los derechos y garantías constitucionales” (Eastman. sería llevada a cabo por la Misión Capuchina. al igual que en muchos otras regiones colombianas.

que buscó eco en diferentes espacios e instituciones. fue sobre todo a partir de 1970 donde se comenzaron a generar fuertes distanciamientos y diferencias debido al incremento demográfico que tuvieron las islas. Si bien. Aquellos relacionados con el ‘deterioro’ de la cultura raizal. A partir de los conflictos producidos por la entrada de la Misión Capuchina. surge una de las situaciones más conocidas sobre el Archipiélago: aquella que tiene que ver con los deseos de separación de parte de un sector de la población nativa. y los cambios económicos y ambientales que se dieron con la declaratoria de puerto libre. Para 1965 un memorial firmado por varios isleños fue remitido a la Corona Británica solicitando la soberanía de Inglaterra sobre las islas. debido a la inmensa influencia de la ‘cultura colombiana’ a causa de la amplia migración de continentales. en detrimento de la lengua y las costumbres tradicionales de las islas (Trujillo. se van a cruzar durante este período dos procesos inscritos en la consolidación del proyecto nacional: […] de un lado. (sobre todo San Andrés) y con ella la afluencia de patrones culturales así como una mayor presencia de parte del Estado y sus fuerzas militares. como lo mencionamos atrás. la promoción de una soberanía económica vislumbrada en los proyectos de ‘modernización’ y ‘desarrollo’ que proponía el Estado al declarar a San Andrés como Puerto Libre –y con esto. un grupo de isleños residentes en Nueva York. A partir de estos hechos. Este movimiento consiguió hacer llegar a la Organización de Naciones Unidas un documento respaldado por más de diez ISSN 2011– 0324 .Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 329 De esta manera. y por el otro. autodenominados Comité Pro-Independencia de San Andrés. las relaciones con los continentales existieron desde comienzos del siglo XX. la continuación de un intento de soberanía ideológica por la vía de una instrucción escolar dirigida por la Iglesia Católica. elevaron una petición a la comisión de descolonización de las Naciones Unidas para obtener su separación de Colombia. bajo la forma de un Estado llamado Federal Republic of Old Providence. Tras la implementación de las políticas de colombianización fortalecidas con el Puerto Libre en 1953. y de la introducción de la televisión y la radio que comenzó a ser transmitida en el idioma oficial colombiano. posteriormente. el español. la instalación de programas de fomento al turismo además de la estimulación del comercio” (Rivera. 2004). se conformó un movimiento independista. 2002 : 37). de una educación escolar en español dentro de los cánones católicos. unido al aumento de la población por migración que llevó a la disminución de recursos y la reducción de tierras en manos de raizales surgió otro problema muy importante. en 1972. del fuerte descontento por parte de los habitantes de las islas.

De alguna manera. 330 mil firmas. En tal sentido debían ser aceptados todos sus reclamos para beneficio de todos los pobladores de las islas: limitaciones a la inmigración de colombianos continentales. enero – junio 2011. que se denomino Sons of the Soil. estas denuncias presentaban el mismo sentido que aquellos reclamos realizados a finales del siglo XIX y comienzos del XX. donde se presentaba el caso del pueblo isleño raizal como víctima del colonialismo –en este caso colombiano– y se proponía la creación de un Estado autónomo. Posteriormente este grupo se disolvió para integrarse a un movimiento mucho más amplio. 7. Un segundo movimiento surgió a fines de la década de los setenta y comienzos de los ochenta. demandas al gobierno central. Las actividades iniciadas por el movimiento S.. tales como la distribución de hojas informativas. le reportaron pronto a sus miembros la fama de organizar intrigas comunistas o pertenecer o organizaciones clandestinas como el M-19. soberano e independiente. en el que Colombia era responsable de los abruptos y perjudiciales cambios que habían sufrido las islas. y buscaban que el Estado reconociera la particularidad de sus pobladores. creación de una oficina para promover 9 En español Hijos de la Tierra. (Pusey Bent citado en Ramírez Restrepo. 2001). que se convirtió en una de las organizaciones políticas más tradicionales de las islas. así como la ampliación de canales de participación política. 9 y que fue conocido por sus reivindicaciones en cuanto a la defensa de la identidad isleña y el derecho a su autodeterminación. surgió.Inge Helena Valencia P. Cali – Colombia . Con mucha dificultad se pudo defender contra ello la organización.350. Este grupo tuvo una intensa actividad de índole académica e investigativa y se dedicó fundamentalmente a escribir documentos y a enviar cartas a los organismos internacionales dando cuenta de la situación de la población isleña. CS No. Beate Ratteren en su libro Redes caribes presenta el panorama que vivía Sons of the Soil en el momento de su fundación: Cada isleño debería ingresar al movimiento Sons of the Soil para proteger las islas de la invasión de otras desgracias ocasionadas por la sobrepoblación. poder disfrutar de un mejor futuro y dejar a los niños algo valioso.O. El origen de Sons of the Soil. 309 . ante el desequilibrio generado por la gran oleada migracional que se originó a partir de la declaratoria de puerto libre y al impulso que se le estaba dando a la industria turística. borradores de leyes para el parlamento colombiano.S. organización de asambleas. se convertirá en una de las organizaciones abanderadas con respecto a la defensa de la identidad raizal. los cuales cuestionaban el abandono en que se mantenía a las islas. en términos de la defensa a la sostenibilidad ambiental y cultural. Más tarde Sons of the Soil. moratoria inmediata de la construcción de hoteles o comercios sobre la isla.

Aquí es importante mencionar que a pesar de que existían relaciones entre isleños-raizales y continentales. De este modo. Por el contrario. a partir de denominaciones peyorativas como champetudos. se manifestaron inicialmente hacia los continentales de clases medias y bajas. tales como la declaratoria de San Andrés como puerto libre y la de ‘integración’ económica vía modernización y desarrollo. De igual manera. que excluyeron al resto de la población. en un 93. para mediados de los años ochenta. lo cual se veía en oposiciones como: […] el origen inglés y africano del isleño distinto al de los pañas provenientes de la sociedad colombiana. y limitación de la presencia militar en las islas (Ratter. chambacus. el idioma inglés y el creole 10 Con el desarrollo del comercio y la aparente consolidación del turismo disminuyó la producción agropecuaria. establecer. En el contexto de la isla.17%.66% de las empresas se encontraban en manos de estos grupos. y a los migrantes provenientes de Colombia continental. para 1977 el 88. que fueron señalados como personas invasivas. introducción del inglés como segundo idioma oficial de las islas. tanto la continental que migraba. junto con la continuación de la imposición del español –sobre todo en el escenario educativo– y la religión católica. De estas situaciones podemos inferir que las vías de carácter económico e ideológico para establecer soberanía. Según un documento elaborado por el Movimiento Sons of The Soil. conflictivas y violentas. establecer canales de televisión y radio en inglés. en los cuales se cedieron sin consideración con la población de San Andrés y Providencia. fue común entonces que se comenzara a señalar a los pañas como los agentes invasores. se generaron nuevas tensiones y rechazo de algunos sectores isleños al Estado colombiano. debida no a la diferenciación étnica sino. las actividades comerciales fueron monopolizadas por un sector continental –en su mayoría proveniente de Antioquia-. de los empleados en entidades estatales y otros servicios sólo el 15% correspondía a nativos de la isla. 2001: 138). y un sector extranjero proveniente de Libano y Siria –algunos nacionalizados colombianos-.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 331 y homologar a los isleños como empleados públicos y privados. sharkheads. amplios caladeros y posibilidades de pesca. a la disputa que se comenzó a ejercer desde estos años sobre los recursos y el territorio. en gran medida. como la nativa. educación básica en inglés y secundaria bilingüe en inglés y español. a partir de 1970 se comenzó a construir una frontera con la población continental. personas de dicha procedencia (Ratter 2001: 128). y los empleados de las mismas eran. modificación de los tratados limítrofes con Honduras y Estados Unidos de América. causando una situación de inseguridad alimentaria y generando la pérdida de parte del conocimiento tradicional asociado al uso y manejo de los recursos agrícolas (Polanía 2000). ISSN 2011– 0324 .10 Los límites y diferencias que se comenzaron a También comenzó a hacerse más fuerte un juego de oposiciones entre el paña como representante del mundo hispanófono continental y el isleño-raizal como representante del mundo anglófono insular. no constituyeron soluciones de fondo para producir soberanía.

la asamblea departamental garantizará la expresión institucional de las comunidades raizales de San Andrés” (Artículo 310. CS No. fiscal.aunque tenían por objeto denunciar las acciones del Estado colombiano. llevaron a que algunas personas vieran en la Asamblea Constituyente la posibilidad de hacer real muchas de las inquietudes en cuanto a los procesos de participación política y aquellas relacionadas con la protección de la riqueza cultural y ambiental de las islas. de inmigración. de cambios. además . apelando a fuertes diferenciaciones de clase que. así como la elaboración 11 “El departamento Archipiélago de San Andrés Providencia y Santa Catalina se regirá. 309 . la situación económica de deterioro de las islas que comenzaba a avizorarse y el aumento de población. Entre el reconocimiento constitucional y la emergencia del movimiento raizal En el contexto de la década de los años noventa. 332 a diferencia del español. y la música y danza tradicional como el mentó y el chotisse a diferencia de la champeta y el reggaetón (Guevara 2004: 42).11 De esta manera se pretendía que la población isleña-raizal. La Constitución de 1991 permitió entonces a la población raizal ser reconocida jurídicamente como grupo étnico del Archipiélago. 7.350. Cali – Colombia .encontraron correspondencia con la búsqueda de culpables frente al deterioro ambiental y económico que la isla comenzaba a vivir.Inge Helena Valencia P. El proceso consultivo desembocó en que el Archipiélago recibiera el estatus de Departamento Especial. las actividades tradicionales de subsistencia como la pesca y agricultura en oposición al turismo y al comercio. tuviera una legislación especial y una forma de gobierno de acuerdo con sus particularidades. antes que construirse bajo un discurso étnico. la Iglesia Bautista en contraste con la católica. establecer controles a la densidad de la población. financiera y de fomento económico establezca el legislador. de las comunidades nativas y preservar el ambiente y los recursos naturales del Archipiélago. también hicieron referencia a la necesidad de proteger la particularidad cultural de los pobladores del Archipiélago y denunciar la exclusión que estos vivían. además de las normas previstas en la constitución y las leyes para los otros departamentos. Constitución Política de Colombia. se comenzó a construir en oposición al otro. regular el uso del suelo y someter a condiciones especiales la enajenación de bienes inmuebles con el fin de proteger la identidad cultural. enero – junio 2011. Es perceptible entonces que la construcción de la diferencia entre pañas y raizales. así como lo habían obtenido los grupos indígenas. Mediante ley aprobada por la mayoría de los miembros de cada cámara se podrá limitar el ejercicio de los derechos de circulación y residencia. 1991). de comercio exterior. al igual que otras poblaciones negras en otras regiones del país. lo cual significaría la posibilidad de obtener una legislación y régimen especial en materia administrativa y el reconocimiento de la población isleña-raizal como el grupo étnico del Archipiélago. por las normas especiales que en materia administrativa. De igual manera es importante mencionar que muchas de estas reclamaciones . Mediante la creación de los municipios a que hubiere lugar.

13 Sentencia No. Esto explica porqué la actual actitud política se basa en la defensa de esa soberanía. Por un lado. La recesión económica que atravesó el país desde 1992 y que afecto al Archipiélago hizo que desde este año hasta 1999 la tasa de desempleo pasara de 2. para ello. se les reconoció la permanencia en el territorio.9%. Circulación y Residencia (OCCRE) con el Decreto 2762/1991 que se encargaría de restringir la migración en aras proteger la identidad de la población raizal y. partiendo de la base de reconocer estos hechos: a) la existencia de un grupo étnico formado por los descendientes de los primitivos pobladores de las islas. y mejorar sus condiciones de vida”. 14 Por ejemplo para darse una idea de la crisis económica puede ser ilustrativo abordar los índices de desempleo para las islas en la década de 1990. A los residentes. C-086/94 “El constituyente de 1991 fue consciente de la importancia del Archipiélago y de los peligros que amenazan la soberanía colombiana sobre él. “pero los nuevos inmigrantes que no podían demostrar dichos requerimientos quedarían sometidos a la condición de ilegales” (García Taylor. generó fricciones y aumentó las tensiones entre éstos. clasificaría a los pobladores del Archipiélago. con la apertura económica de principios de los años noventa. estos últimos provenientes del continente (denominados como los otros. la situación de deterioro de la isla también se agravó por la coyuntura político-económica que vivió Colombia en el momento. si se incluyen en la estadística los funcionarios ISSN 2011– 0324 . Hasta comienzos de la década de los noventa los aumentos de la fuerza de trabajo eran en su mayoría adsorbidos por la demanda. DANE – Colombia. Durante la década de 1990. Así la entrada en vigencia de ésta.13 Este hecho.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 333 de una jurisprudencia especial (la Ley 47 de 1993) que logró que el Archipiélago se rigiera por normas especiales respecto a la inmigración y a la economía. puede ser visto como una de las situaciones más significativas. ya que a partir de eso se crearía la Oficina de Control. se eliminaron casi todas las ventajas comparativas del Puerto Libre.5% a 10. El hecho de que la Constitución hubiera establecido unos derechos especiales para un grupo. por una parte reconoció una serie de derechos a la población isleña-raizal en materia del reconocimiento a sus particularidades culturales. unida a que la población isleña-raizal a partir 12 Para algunas cifras ilustrativas en cuanto a crecimiento poblacional ver: Censos Oficiales. por lo tanto las tasas de desempleo se mantuvieron bajas. y también reconoció la existencia de un problema debido a la sobrepoblación12 y sobreexplotación de los recursos con lo cual era necesario controlar la migración y residencia en las islas.14 Esta situación. c) la capacidad y el derecho de los isleños para determinar su destino como parte de Colombia. b) las limitaciones impuestas por el territorio y los recursos naturales. profundizó las diferencias y conflictos que se percibían desde años atrás. con lo cual la economía de San Andrés y la calidad de vida de la población de las islas se vio muy afectada. al crecimiento de la población. 2010 : 85). Es evidente entonces que este ordenamiento de los pobladores. diferenciándolo del resto de los pobladores de las islas. a tener la posibilidad de participación en el gobierno central. que llevaran más de 10 años viviendo en el Archipiélago. haciendo una diferencia entre los raizales y los residentes. los pañas).

en su momento. denunciaban el conflicto con el Estado colombiano. que recogió los objetivos del antiguo Sons of the Soil. enero – junio 2011. La importancia que cobraron algunas de estas organizaciones sociales radica en que fue a través de éstas que la situación de crisis de la isla se dio a conocer y. INFAUNAS. Si hubiera que determinar un momento donde este movimiento se afianza habría que decir que fue en el año de 1999. lo que también posibilitó el surgimiento de diferentes posturas. fueron las encargadas de posicionar los reclamos de la población isleñaraizal. que fueron despedidos con la reestructuración administrativa del departamento a finales de 1999 (Bernal et al. 15 Las siglas corresponden a Archipielago Movement for Ethnic Native Self Determination.Inge Helena Valencia P. Esta movilización fue acompañada de un pliego de peticiones con el cual se exigía iniciar la investigación de las amenazas. con el surgimiento de una de las organizaciones o proceso de convergencia más importante: AMEN-SD. tuvo como consecuencia que en la coyuntura del reconocimiento aparecieran diversas organizaciones de carácter cívico. 2002). tanto de los isleños que comenzaban a ver “renacer” su identidad. 7. que como proceso de convergencia trató de ser la organización que planteó los lineamientos y directrices del movimiento raizal. como de los continentales. asegurar el cumplimiento del decreto de la gobernación. Entre estas organizaciones sobresale AMEN-SD. lo que fue denominado como movimiento raizal. propia del contexto bautista del Archipiélago. en el marco de su reconocimiento como grupo étnico.15 dirigida por pastores protestantes.350. grupo de agricultores y pescadores que defienden la protección del medio ambiente SAISOL. en los que se destaca el rol de los pastores bautistas (que refuerzan el rol de la religión como institución fundamental en la organización social de los isleños-raizales) jugaran un papel muy importante para visibilizar la situación de las islas y luchar por la defensa de los derechos de la población isleña. Estas organizaciones y sus líderes. KETNA. a su vez. además. 309 . 334 de la década de 1990 fuera minoría dentro de su propio territorio. lo cual desembocó en una gran marcha que se realizó en julio de 1999 y que finalizó con el bloqueo del aeropuerto. Entre ellas se pueden destacar AMEN-SD. y Cove Alliance. La convergencia de estas organizaciones configuró. En concreto AMEN-SD se creó como respuesta a las amenazas que recibieron algunos pastores y líderes locales del sector de La Loma. CS No. A través de las organizaciones y sus acciones el discurso de la diferencia étnica de la población isleña raizal se masificó. que comenzaban a ver cómo era cada vez más recurrente que fueran señalados como los culpables de la crisis que había llegado al Archipiélago. fundado por algunos estudiantes isleños de 1980. Cali – Colombia . pero también se resalta la correspondencia que existe con la palabra amen. y otras organizaciones más pequeñas como Barrack New Face. en su mayoría raizales.raizal. religioso y ambiental que luchaban por la defensa de la población isleña-raizal y.

Este paro se agravó. lo cual motivó una protesta en la que se bloqueó el muelle y el abastecimiento de gasolina durante una semana. hechos que debían materializarse en la emisión del Estatuto Raizal. El día de las elecciones. cuando. este movimiento inició otra serie de protestas. que terminó en fuertes protestas y confrontaciones. como fruto del descontento popular por la destitución del gobernador y los anteriores incumplimientos. lo cual fue tomando por parte de algunos sectores de la población isleña-raizal.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 335 2762 para el control a la residencia en la isla y asegurar la participación de la población isleña en la toma de decisiones de carácter político y administrativo. nuevamente. después de que el gobierno hubiera mandado fuerzas antimotines a la isla. Para sectores raizales este hecho. el gobernador de ese momento. SAISOL. como una clara afrenta del Estado sobre la población. la entidad ambiental Coralina. El bloqueo que según la Procuraduría. Los choques que se produjeron terminaron en una denuncia pública interpuesta por la población 16 El Estatuto Raizal fue un proyecto de ley presentado por algunos sectores de la población raizal. Este hecho terminó en disturbios y detenciones que nunca antes habían sucedido en la historia de la isla. AMENSD y otras organizaciones con el apoyo de amplios sectores de la población isleña dieron todo el apoyo al bloqueo al Magic Garden y al gobernador. Esta movilización terminó en la visita del entonces viceministro de gobierno Jorge Mario Eastman y la firma de algunos acuerdos. Dos años después. Esta hubiera sido una noticia más en el contexto de las islas. ISSN 2011– 0324 . la Empresa Recolectora de Basura y los promotores de la protesta. Newball emitió un decreto donde prohibía la entrada de los camiones de basura y en el que se negaba a utilizar la fuerza pública para levantar a los manifestantes. El bloqueo se extendió durante casi un mes y fue levantado solamente hasta que se firmó un acuerdo entre la Gobernación. fue tomado como una clara confrontación de parte del Estado colombiano sobre la población isleña-raizal. donde se proponían algunas medidas para materializar la búsqueda de autonomía y autodeterminación. si no hubiera sido porque el bloqueo del basurero terminó con la destitución de Ralph Newball.16 entre otros puntos. terminó con la destitución del gobernante. protestando por la insalubridad y la carencia de manejo de residuos. algunos isleños-raizales se tomaron la gobernación. en el marco de las elecciones presidenciales de 2002. estallara accidentalmente una granada de gas lacrimógeno muy cerca de una Iglesia Bautista. contó con el aval institucional del gobernador. Durante el desarrollo del bloqueo. Ante el riesgo de la destitución. ya que se consideraba que el gobierno no había cumplido los acuerdos de 1999. En el año 2002 hubo otra serie de protestas debido a que algunos grupos de isleños-raizales bloquearon la vía de acceso al basurero Magic Garden.

lo que produjo. Cali – Colombia . 309 . exclusión y subordinación a que estaba sometida la población raizal. foto: Inge Helena Valencia P.Inge Helena Valencia P. como ya había sucedido antes. humillado. que la situación de la isla y de la población isleña-raizal fuera conocida internacionalmente. San Andrés Isla. a la autodeterminación y a la protección a sus particularidades culturales cobraron mayor vigencia en estas movilizaciones. como tal. invadido y asesinado. enero – junio 2011. que denunciaba la situación de crisis. Marcha julio 2007. unos días antes de que el presidente del momento. 336 isleña-raizal ante la ONU y terminó con la visita del relator Richard Clarck. Es suficiente”. Álvaro Uribe. fue encontrando algunas resistencias en el interior de la misma comunidad. estuviera motivado por la idea de que la situación de crisis del Archipiélago se relacionaba con la llegada de los continentales y que. discriminado. A esta situación se van a añadir otros hechos importantes realizados por estas organizaciones. en sus orígenes. 7. y aunque inicialmente tenían la intención de solucionar aspectos de primera necesidad para las islas. CS No. era necesario impulsar su salida con el transcurso de los años. hiciera el desfile militar para conmemorar la Independencia de Colombia como un acto de soberanía frente a las nuevas demandas limítrofes que Nicaragua estaba haciendo en la Corte de la Haya. Los líderes del movimiento raizal coinciden en que los paros se realizaron para llamar la atención del Estado. En el 2007 también se realiza otra importante marcha contra el colonialismo colombiano. como la demanda interpuesta frente a la comisión interamericana de derechos humanos de la OEA en el 2005. “El pueblo raizal ha sido despreciado. el hecho de que este movimiento. Sin embargo.350. posteriormente discursos como el derecho a la autonomía.

y así lograr defender ciertos derechos culturales. Sí independiente San Andrés”. Primero cómo ésta emerge como estrategia para adquirir legitimidad en la lucha por la defensa de la identidad propia. con el fin de instrumentalizar el reconocimiento otorgado por la Constitución. las organizaciones o el llamado movimiento raizal se convirtieron en un importante generador de discursos y acciones encaminadas a reivindicar la defensa la identidad. De esta adscripción étnica se pueden evidenciar algunas situaciones. y la búsqueda de una mayor acción política. el descontento se tradujo en una apropiación del discurso étnico para. unido a la legitimidad del discurso multicultural ofrecida por la Constitución de 1991. desde esa posición. de los constantes reclamos realizados al Estado colombiano en materia de gobierno. no a Colombia. ISSN 2011– 0324 . Por esto es importante hacer énfasis en el hecho de que. San Andrés Isla. También es importante mencionar que debido al protagonismo obtenido por acciones colectivas realizadas a finales de la década de 1990. 2002). continuar las luchas por la reivindicación de derechos. julio 2007. frente al conflicto generado fruto del proceso de colombianización. Es así como a partir de la década de 1990 comenzaron a utilizarse adscripciones como: “pueblo indígena o etnia angloafrocaribeña” (Valencia.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 337 “No una colonia. foto: Inge Helena Valencia P. no a Nicaragua.

Como lo sugiere en su caracterización inicial. Éste. Luego la recreación de corte étnico deja entrever cómo dicho ejercicio ha sido necesario para la lucha en pro de los derechos exigidos ante el gobierno colombiano. como forma de organizarse “es socialmente efectivo debido a que funciona como categorías de adscripción e identificación que son utilizadas por los actores mismos y que tienen. por lo cual es necesario asegurar a toda costa su protección. ya que la apropiación del discurso étnico también ha significado la construcción de una frontera con los migrantes continentales que habitan en las islas (Barth. CS No. era dueño en el pasado de todo el territorio. pero también para reclamar el derecho a la autonomía y autodeterminación. 309 . la población raizal está ad portas de un etnocidio. con esta reivindicación también se quiere dar cuenta de la diferencia cultural establecida con los migrantes provenientes de Colombia continental. tal como lo hicieron las poblaciones negras en el continente. también se ha logrado internacionalizar 17 Esta frontera se materializa cuando la población raizal se autoreconoce como grupo étnico. En palabras de Juvencio Gallardo líder histórico del Archipiélago. lo que le da derecho a decir que sus miembros son los pobladores autóctonos o indígenas del archipiélago [… ] De la misma forma el pueblo raizal constituye una nación y no solo porque son el pueblo original del archipiélago sino porque tenemos una cultura propia y diferente y una lengua propia también (Testimonio de Juvencio Gallardo. la característica de organizar la interacción entre los individuos” (Barth.1. Aunque el pueblo raizal es recientemente comparado con los indígenas. Aquí es importante mencionar que. y veamos algunos de los discursos utilizados por el movimiento raizal.17 Detengámonos en este aspecto de la etnicidad entendida como legitimidad y estrategia. y tercero. económico y político sufrido.Inge Helena Valencia P. 338 económicos y políticos.350. fronteras que son definidas por el grupo y no por el contenido cultural que encierra. se apeló a la definición de pueblo indígena establecida por el convenio 169 de la OIT ya que ésta permitió luchar por ciertos derechos en tanto pueblo originario: El pueblo raizal constituye un verdadero grupo étnico ya que es el pueblo autóctono que se conformó en el Archipiélago y desarrollo su sociedad aquí. cultural. desde finales de la década de 1990. 2001 : 47 ). Segundo. Para él. con ella se busca dar cuenta de la diferencia que la población isleña isleña-raizal establece con el resto de nación colombiana. 1976 : 10). ya que considera que sobre la base de la autoadscripción y de la adscripción por otros se delimitan las fronteras entre los grupos étnicos en interacción. enero – junio 2011. 1976). al justificar ciertos procesos de mestizaje e intercambio provenientes del contexto colonial del Gran Caribe (de ahí la reivindicación de la herencia inglesa como elemento fundante de la identidad raizal). Barth enfatiza la importancia del punto cuarto. Es evidente que con todo el sustento legal que hay detrás del reconocimiento y adscripción como pueblo indígena. los reclamos y acciones se legitiman debido al desplazamiento territorial. Cali – Colombia . en CC No. 7. por tanto.

recrear este tipo de identidad. y otros lugares del caribe anglófono y. 2002). es hasta un tiempo reciente que el proceso de movilización raizal comienza a ser tenida en cuenta como parte de la memoria de la movilización afro del país. ISSN 2011– 0324 . que predominaron en esta región. algunas de las movilizaciones realizadas en la década de 1970 se basaron en estas ideas a partir de la influencia del discurso de intelectuales como Marcus Garvey.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 339 la situación del Archipiélago. De esta manera. 18 Como ya lo mencionamos ejemplos de esta internacionalización son la audiencia realizada con Richard Clark miembro de la ONU en el 2002. ya que algunos pastores y personas tenían posibilidades de formarse y educarse en lugares donde tenían acceso a este tipo de discursos. estuvieron influenciadas por el discurso afroamericano de lucha y defensa de los derechos civiles. El reivindicar una herencia africana es otro aspecto importante a rescatar. que en el caribe anglófono tuvo una importante propagación debido al rol desempeñado por las iglesias bautistas. se realiza en un primer momento a partir de la influencia del discurso afroamericano. estuvieron influenciadas por el discurso afroamericano de lucha y defensa de los derechos civiles. Malcom X y Martín Luther King. obliga a buscar unos orígenes ancestrales que precisamente la población raizal no posee en su totalidad dada su particularidad histórica de múltiples orígenes (Rivera. ya que a pesar de que algunas de las reivindicaciones realizadas por la población raizal desde la década de 1960. Pero como ya lo mencionamos.UU. Vale la pena señalar también que aquí surge el conflicto entre reivindicar esta condición originaria. que llega a las islas por vía de los intercambios históricos que existieron entre las islas y el sur de EE.18 En lo que respecta a la utilización de una denominación como Pueblo indígena y la reivindicación de una identidad de corte étnico. En el contexto de las islas vale la pena resaltar que este tipo de reivindicación se relaciona con el rol que ha tenido la Iglesia Bautista en la vida social y política de las islas. por ejemplo. Así es como. es de resaltar cómo algunas de las reivindicaciones realizadas en la década de 1960 o 1970. sobre todo. En este contexto las ideas que planteaban la necesidad de la liberación o lucha contra la opresión se tradujeron en la fuerte confrontación ante el Estado colombiano ( Ramírez. o reconocer la herencia tanto inglesa (que evidencia su particularidad como sujetos caribeños del Caribe anglófono) como africana (que daría cuenta del pasado asociado a la trata y la emigración poblacional desde otras islas del Caribe). para el caso de la población isleña-raizal. 2002). se ha dado un punto de profundo debate ya que. la reivindicación de esta memoria y herencia africana. al rol desempeñado por los pastores bautistas que transitaban en la región. o la denuncia que realiza AMEN SD frente a la Organización de Estados Americanos en el año de 2003.

también está presente la competencia entre grupos étnicos y grupos organizados o clases sociales por el acceso a recursos económicos. el proceso de convergencia de AMEN-SD. Porque en la reinvención de la diferencia. no a través del discurso étnico territorial de base que apareció en la región Pacífico. para algunos líderes raizales. hoy luchan por la aceptación del término y el rescate de la herencia africana (Rivera. a su vez fortalecido por el rol de la Iglesia Bautista. enero – junio 2011. han conocido los beneficios sociales. ligado al reconocimiento de derechos especiales. ésta proviene de algunos sectores que se familiarizaron con los espacios abiertos por la Constitución de 1991 y la Ley 70 de 1993. responde a varios principios de organización de la Iglesia Bautista en el Archipiélago. Finalmente vale la pena señalar que de la proliferación de los usos de la etnicidad e identidades étnicas. hay una situación importante y es aquella que relaciona el reconocimiento con la fractura de tejido social. 2002 : 68). sino a través de la influencia del discurso afroamericano proveniente de lugares como Estados Unidos y Jamaica. políticos y económicos que ha traído afirmarse como “negros”. También es importante mencionar que la reivindicación tardía de una herencia africana. la creciente reivindicación de la identidad y la cultura isleña parece estar abriendo un espacio para el reconocimiento de los aportes africanos a la sociedad isleña. así como el boom de estudios de corte etnicista que surgen en el país a comienzos de la década de 1990.gracias a esto mismo. como ya lo mencionamos. como lo plantea Guevara puede leerse como efecto del proceso de colombianización que bajo la ideología de blanqueamiento negó y despreció el componente afro de la población isleña-raizal: La inferiorización de lo africano ha dejado su impronta en la memoria isleña mediante la afanosa reivindicación de un origen europeo y la negación de las raíces africanas. la identificación con elementos anglosajones y africanos puede utilizarse como una herramienta para conceptualizar su diferencia con respecto de la sociedad nacional (Guevara. a partir de intercambios con los procesos de comunidades negras del continente y que . Así. 7. Cali – Colombia . la titulación de territorios o acceder a canales de interlocución política con el goCS No.Inge Helena Valencia P. 2008). Por fortuna. Para el caso de la reivindicación reciente tanto de la herencia como de la condición afro. Por tanto. consideradas incivilizadas durante el proceso de nacionalización. Así que podríamos afirmar que los albores de la movilización raizal estuvieron fuertemente influenciados por el discurso afroamericano. 309 . Paulatinamente podemos entender cómo la reivindicación de lo afro ha estado presente en el Archipiélago. 340 Durante las movilizaciones de finales de la década de 1990 los pastores jugaron un rol importante y.350.

y fracturas en el contexto insular. La recesión económica que atravezo el país desde 1992 y que afecto al Archipiélago hizo que desde este año hasta 1999 la tasa de desempleo pasara de 2. Algunos sectores. llegó en un momento de reversión y crisis económica que nunca antes se había vivido en el Archipiélago. así como las reivindicaciones que se han realizado. Este proceso de construcción de una frontera étnica entre pañas y raizales.5% a a 10. estuvo marcada por un escenario que evidenció la disputa por el acceso a recursos económicos y ambientales.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 341 bierno central. critican esta diferenciación étnica ya que consideran que en la actualidad es muy difícil establecer quién es raizal y quién no lo es debido al gran mestizaje que se ha dado en las islas. es importante mencionar que la apropiación del discurso étnico impulsado por el reconocimiento constitucional y el accionar del movimiento raizal también significó un proceso de señalamiento y culpabilidad hacia los pañas o los habitantes de origen continental. por ejemplo. se da paralelo al reconocimiento multicultural unido a un proceso de reversión económica que se vivió en las islas desde mediados de los años noventa. Estas situaciones han tenido como consecuencia la generación de múltiples conflictos. Podemos decir que el proceso de visibilización étnico-política y reetnización del grupo o pueblo raizal. en el caso raizal. Y además esta definición étnica niega toda una historia de intercambio y mestizaje propio del contexto Caribe que. en su mayoría raizales. que fueron despedidos con la reestructuración administrativa del departamento a finales de 1999 (Bernal et al. 19 Por ejemplo para darse una idea de la crisis económica puede ser ilustrativo abordar los índices de desempleo para las islas en la década de 1990. han generado bastantes desacuerdos dentro de la población raizal.9%.20 Esta construcción discursiva y sus consecuentes prácticas políticas. 12 países latinoamericanos realizaron reformas constitucionales enfocadas al reconocimiento de la diversidad étnica y cultural de sus países (Gros. 20 Recordemos que en América Latina. y que además en una escala más grande obedeció al reacomodamiento del multiculturalismo en los estados neoliberales en Latinoamérica (Duarte. por lo tanto las tasas de desempleo se mantuvieron bajas. Para el caso del Archipiélago. debido a la apertura económica y que se da paralelo a la adopción de las políticas multiculturales de la Constitución de 1991. quienes también hacen parte del complejo de poblaciones afrocolombianas del país. si se incluyen en la estadística los funcionarios de la gobernación. 2002).19 Es perceptible entonces que la fuerte instrumentalización o posicionamiento político de la identidad del pueblo raizal. ISSN 2011– 0324 . 2004). Hasta comienzos de la década de los noventa los aumentos de la fuerza de trabajo eran en su mayoría adsorbidos por la demanda. a partir de la década de los 90’ son. 2000). ha tratado de ser resuelta a partir de la reivindicación de sus orígenes ingleses y africanos como un grupo étnico esencial puro y cerrado.

Inge Helena Valencia P. 7. debido a varias razones. y se encuentran fuertemente limitados bajo las políticas económicas agenciadas por los nuevos estados neoliberales. Primero a las dinámicas propias del contexto insular. 309 . más que desde Colombia continental. ya que los discursos utilizados están marcados por el contexto del Caribe anglófono. Esta fisura en el discurso multicultural se encuentra a diversos niveles. establecidos entre el Archipiélago y otros lugares como Jamaica y el sur de de EE. gracias al rol de la Iglesia Bautista y de los intercambios históricos existentes. Pero también sería pertinente decir que la invisibilidad relacionada al afrocaribe insular está permeada por el carácter mixto de la población isleña-raizal y continental unida a una historia de intercambios y mestizajes que rompe con el modelo etnicista propuesto. como sucede con las poblaciones del afrocaribe insular y continental. De un lado los reconocimientos y la autonomía son más discursivos que efectivos. Así es como podemos darnos cuenta que la movilización de la población isleña-raizal del Archipiélago de San Andrés. A pesar de que tanto en el Caribe continental como en el insular se adelantaron importantes procesos de movilización. Cali – Colombia . Recordemos que desde mediados de la década de 1960. enero – junio 2011. es hasta un momento reciente que los procesos desarrollados en estos lugares son reconocidos como elementos importantes en las memorias de la movilización afro en Colombia. existe un relativo vacío respecto al lugar que se le ha otorgado al afrocaribe insular. las reinvindicaciones y movilizaciones realizadas en las islas fueron influenciadas por el discurso afroamericanista. UU. De otra parte el reconocimiento tiene lugar bajo un modelo etnicista en el que solamente aquellas poblaciones que encajan en el modelo de cultura. invisibillizando otros. así como de trabajos investigativos sobre poblaciones negras en Colombia.350. desde el modelo étnico-territorial propuesto por la Ley 70 de 1993 y fuertemente influenciando por las experiencias organizativas de las organizaciones locales del Pacífico. En el Caribe. han confluido migraciones proCS No. Providencia y Santa Catalina no aparece dentro de la memoria de la movilización de las poblaciones negras en Colombia. este referente se extiende también para la movilización. lengua y territorio propio son las que se benefician de ciertos derechos y vemos por ejemplo cómo en el reconocimiento se ha privilegiado los referentes de ciertos lugares y regiones. 342 Algunas consideraciones finales Como vimos en el desarrollo de este artículo podemos afirmar que al revisar la historia de la movilización. Pero este vacío e invisibilidad también está ligado con la manera como se construyó el modelo de reconocimiento de las poblaciones negras del país. De esta manera podríamos afirmar que se existe un referente Pacífico para el modelo de reconocimiento étnico para las poblaciones negras en Colombia.

segundo. ashanti). francés. de cara a las migraciones provenientes del Caribe anglófono y en tiempo reciente a aquellas provenientes del Caribe continental. como tenderíamos a creer. oculta la existencia de una matriz hibrida. Primero porque da cuenta de lo difícil que resulta para la población isleña-raizal. como los isleños-raizales. de varios países de América Latina. sirio. pues tanto la mayoría de los continentales o pañas.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 343 venientes de diferentes orígenes: inglés. también reafirman esta ambigüedad debido a intensos procesos de migración. Este hecho. 2002. chino. ya que los procesos de intercambio y mestizaje. Providencia y Santa Catalina el reconocimiento de base etnicista se muestra como punto de inflexión para consolidar una identidad. el intentar construir una identidad de corte étnico en medio de relaciones e intercambios propios del contexto caribe. intercambio y mestizaje. entre pueblos afrocaribes. 2007). Así para el caso de la población isleña-raizal del Archipiélago de San Andrés. lo cual como ha sido ya planteado ha sido un proceso conflictivo. Este encuentro de diversos orígenes. así como la búsqueda de definición con respecto a la identidad de la población isleña-raizal. que es propia del mundo Caribe debido a la multiplicidad de referentes identitarios que van más allá de los límites étnicos (Losonczy. se ha hecho en oposición a otra población afrocaribe. pero sí étnicos de acuerdo con el discurso oficial. ha hecho que históricamente muchas de las poblaciones que se adscriben como caribeñas. de un único origen que va en contravía de una identidad hibrida y mestiza del Caribe. fanti. En este contexto la definición identitaria de muchas poblaciones se hace más compleja. a pesar de sus diversidades étnicas y culturales. holandés. Y. Aquí valdría la pena decir. el carácter hibrido que está presente en su propia historia ha sido negado para responder a las demandas del reconocimiento constitucional de 1991. Ante este panorama donde se construye una frontera étnica. se podría decir pertenecen al mismo complejo afrocaribe (Avella. libanés. 2003). Lo problemático es que para el caso isleño-raizal. podría afirmarse que sus pobladores. podríamos decir que la re-etnización de la población isleña-raizal. que no es tan distinta ni tan ajena a los pobladores originarios de las islas. En el caso del Caribe insular. y la poca atención que se la ha otorgado a la población proveniente del Caribe continental permite percibir algunos problemas de una multiculturalidad sin sujeto diferenciable en términos culturales. de varias otrora naciones de Africa occidental (akán. que estamos en mora de darle un lugar a la población de origen continental que ISSN 2011– 0324 . porque la construcción de esta frontera étnica. indio. planteen la construcción de una identidad caribe fundamentada en una memoria común ligada a esta misma diversidad. hacen difícil crear el establecimiento de una frontera para responder al modelo etnicista.

sean atenuadas por las uniones interétnicas. del mestizaje y el sincretismo históricos. haciendo que las reivindicaciones comunitarias y étnicas.350. Estas estructuraciones sociales comunes en el Caribe. sí permiten la convivencia entre diferentes grupos (Avella. 344 está asentada en el Archipiélago. se ha generado un profundo conflicto que atenta contra ciertos principios de convivencialidad que históricamente han estado presentes en el Archipiélago. 2003). Finalmente vale la pena decir que. que delimita. En medio del panorama de conflicto se hace importante centrar la atención en las estrategias que han permitido el intercambio y la cohabitación de grupos distintos sin anularse mutuamente. el reconocimiento multicultural de base etnicista obliga a ciertos grupos a reconstruir su identidad a partir de la definición de un esencialismo y encerramiento étnico. Aquí valdría la pena mencionar que. en este caso entre raizales y pañas o continentales. cuando se cruzan múltiples factores como pasado CS No. que si bien no son una solución a la problemática étnica y racial. 2010). ya que ésta hace parte de la realidad de las islas. Frente a una memoria común que nos propone la caribeanidad como estrategia para conciliar los orígenes diversos. enero – junio 2011. actualmente pasamos a una tendencia que divide. están reconfigurando el escenario identitario contemporáneo de esta “región” insular. Pero además porque la presencia continental así como las relaciones que se han establecido entre estos y la población raizal. Entonces. ¿cómo aproximarnos a la manera en que se constituyen las identidades que pueden adscribirse como caribes? ¿Cómo pensar en la estructuración de las sociedades adscritas al contexto Caribe. el ethnic enclosure que hace que grupos que antes se mezclaban comienzan a actuar de manera excluyente. un rol muy importante en el escenario de las islas lo están jugando los hijos de las uniones interétnicas. Cali – Colombia . que engendran diferencias. Así que. surgen también en el Archipiélago.Inge Helena Valencia P. segregando a los otros. 7. conocidos en este contexto como mity mity o fiftys fiftys quienes atenúan fuertemente el conflicto originado (García. Así podríamos plantear que la ruptura etnicista ha contribuido a borrar una historia híbrida que en medio de este panorama de crisis social ha comenzado a minar ese estado de convivencialidad y hoy ya ha desatado situaciones de violencia sobre las tierras insulares. 309 . al establecerse límites entre quienes son reconocidos y quienes no.

Pueblo o Nación’”. Ombligados de Ananse: hilos Ancestrales y Modernos en el Pacífico Colombiano. Bush. Collection “Travaux et Mémoires” No. mezcla racial. IHEAL Editions. Avella. “Raizales ‘Etnia.CES. M. Bogotá: Instituto Colombiano de Antropología. 81. Universidad del Magdalena. (1999). A partir del 2000 podriamos decir que hay una explosión de trabajos que abordan la etnización del pueblo raizal y contadas excepciones las dinámicas de los migrantes continentales. J.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 345 colonial. económicos y culturales en situaciones de convivencia interétnica tanto de la población raizal. llama la atención que no se haya trabajado con mayor profundidad sobre las relaciones entre grupos sociales. como de los migrantes continentales. et al. (1990). (2003). “Nacionalismo y Separatismo: años 60s y 70s en San Andrés”. F. J. 2003) y finalmente ¿Cómo rebasar las miradas etnicistas que hasta ahora han proliferado en la academia colombiana? 21 Referencias Agudelo. fragmentación estatal. multiplicidad de experiencias de construcción “fallida” de lo nacional. H. México. Avella. si estamos hablando de un territorio pequeño. (1986). étnica. Transformación y Presencia de los Negros en Colombia. Francia. (2002). Autour de l”Atlantique Noir”: Une poliphonie de perspectives. Génesis. Material Inédito Maestría de Estudios del Caribe. Paris. Arocha. y Pardo. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. Agudelo C. Arocha. F. De Sol a Sol. (2000). Revista Credencial Historia. Estado y Democracia. Universidad Nacional de Colombia. (2009). Retos del Multiculturalismo en Colombia. “La diaspora creole anglofona del Caribe Occidental”. (Cp) (1976). Sede Caribe. Archila. Los Grupo Étnicos y sus Fronteras: La Organización Social de las Diferencias Culturales. M. que difícilmente podrían afirmar la existencia de una única identidad? (Guzmán. 21 Para el caso del Archipiélago de San Andrés Providencia y Santa Catalina. Bogotá: Planeta Editorial. Fondo de Cultura Económica. ISSN 2011– 0324 . Para el caso del Archipiélago vale la pena resaltar el vacío que existe con relación a los trabajos que tratan de abordar los intercambios sociales. donde habitan grupos culturalmente diferentes (raizales. Movimientos Sociales. La Carreta Editores. diversidad lingüística. C. Barth F. (2005). Revista Antropología. y poblaciones de origen continental) que históricamente han interactuando entre sí.

350. Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales. Educación. enero – junio 2011. Crisis y Convivencia en un Territorio Insular. N. Una historia social contada desde el diario de campo”. Castellanos. Colombia Clemente. (2005).Tesis Maestria en Estudios del Caribe. y Quintero P. Universidad de los Andes. et al. 4. Un siglo de investigación social: antropología en Colombia. “Movilización social e identidad nacional en el Caribe insular colombiano. 2002. Bogotá: Pontificia Universidad Javeriana. Tesis Magister en Estudios del Caribe. “Procesos participativos en el Caribe Insular”. Política Educativa y Conflicto Político-. E. Instituto Francés de estudios andinos. Charry.Inge Helena Valencia P. De sol a sol: génesis. Historia Crítica. A. XIII. Vol. Bogotá. 7. Institut français d’études andines . Universidad Nacional de Colombia. Cunin. Cunin. Bogotá: Universidad de los Andes. transformación y presencia de los negros en Colombia. _________________ (1986). _________________ (1984). E. Universidad Nacional de Colombia. Carabalí. 2.IFEA. (2008). Universidad Nacional de Colombia. “El Caribe Colombiano:Etnias y territorios en una región cultural”. Textos en diáspora: una antología sobre afrodescendientes en América. C. (2006). Bogotá: Planeta. Identidades a flor de piel: Lo “negro” entre apariencias y pertenencias: categorías raciales y mestizaje en Cartagena (Colombia). Instituto colombiano de antropología e historia. Turismo y desarrollo sostenible: una perspectiva desde lo ambiental y lo económico para San Andrés Isla.Revista Colombiana de Antropología. I. No. 35. (2002). _________________ (1979). Voces de San Andrés. 346 Bernal C. CS No. Observatorio del Caribe colombiano.Cultural en San Andrés y Providencia (1886-1980). (2008). De Friedemann. 309 . México: Instituto Nacional de Antropología e Historia. Sede Caribe. IRD. (2003). 147-181). O. La saga del negro: presencia africana en Colombia. Sede Caribe. Ma Ngombe: guerreros y ganaderos en Palenque. “Ceremonial religioso-funébrico representativo de un proceso de cambio en un grupo negro de San Andrés (Colombia)”. (pp. Centro de estudios mexicanos y centroamericanos. 1. Sede Caribe. ICAN / Imprenta Nacional. _________________ (1964). Cuadernos del Caribe No. (1993). Bogotá: Planeta. Cali – Colombia . (1991).

C. “Recopilación bibliográfica de los estudios contemporáneos e investigación sobre los temas urbanos y población afrocolombiana”. Descripción del proceso de estructuración social en San Andrés Isla desde el fenómeno del narcotráfico. Hurtado. Escalante. Pensar (en) los intersticios. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. Caribe Colombiano. Universidad Externado de Colombia. El negro en Colombia. Sotavento. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. Gonzalez. CIES. Universidad Icesi. en: Sanchez et al. Memoria y Nación: Misión de los museos nacionales para los ciudadanos del futuro. y Millán de Benavides. “Las Amenazas de ‘la Arcadia Feliz y Deseada’: el Archipiélago de San Andrés y Providencia en 1927. Fals Borda. Bogotá: Pontificia Universidad Javeriana. A. trimestre II. Políticas de la Etnicidad: Identidad. Bogotá: Instituto Colombiano de Antropología. Helg. García Taylor. Visiones desde las islas”.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 347 Duarte. G. (1988). N. Los actores Invisibles entre la Etnicidad y la Ciudadanía Multicultural”. Tesis Magister en Estudios del Caribe. Guevara. (2008). El gatopardo étnico. Universidad Nacional de Colombia. Apuntes para un debate teórico. Guzman D. “Raíces de la invisibiliad del afrocaribe en la imagen de la nación colombiana: independencia y sociedad 1800 – 1821”. T. DEA en estudios de sociedades latinoamericanas. “Los Half and Half de San Andrés. (2002). Estado y Modernidad. IHEAL Sorbonne-Nouvelle Paris III. “Identidad cultural y diáspora”. A. Bogotá: Unibiblos. San Andrés Isla: memorias de la colombianización y reparaciones en Afro-reparaciones: memorias de la Esclavitu y Justicia Reparativa. (2000). ISSN 2011– 0324 . 2. Bogotá: Museo Nacional de Colombia. J. Sede Caribe. S. (2002). Eastman. S. Vol. No. (1964). Facultad de Sociología. Universidad Nacional de Colombia. C.. IV. Tomo I. Hall. Bogotá. 219 – 251. (pp. II. (2008). (2010). Monografías Sociológicas. Museo. Gros. Universidad Nacional de Colombia. (2004). 24-38). (2000). Informe de Investigación. pp. O. En: Castro-Gómez. C. (1999). III. S. I. Guardiola-Rivera. (2005). O. Historia doble de la Costa. Teoría y práctica de la crítica poscolonial. Bogotá : Departamento de Antropología. (Editores). Los Nuevos Pañamanes: Procesos Identitarios y Apropiación del Espacio por el Continental Migrante Colombiano en la Isla de San Andrés.

C. afrocolombianos y raizales. Losonczy.1. A. clase y raza en el Caribe colombiano (1717 – 1821). A. Vol. Paris: Presses Universitaires de France. (2001) “Visiones y Proyectos para el Archipiélago de San Andrés.2 CS No. M. (1998). 12 –54. (2002). Construcción de indianidad: articulaciones raciales. J. Afrodescendientes de las Américas. D. El Áncora. Providencia y Santa Catalina”. (2001). Bogotá: Universidad Nacional de Colombia.. (1954). Reflexión Política. J. Cali – Colombia . M. Crisis y Convivencia en un Territorio Insular”. Redes Caribes.. Año 10. et al. Unibiblos. Parsons. enero – junio 2011. Ratter. I (2).350. Envión. 348 Intendencia Especial de San Andrés y Providencia (1989). Cuadernos del Caribe No. “Soberanía y deterioro cultural en el Archipiélago de San Andrés y Providencia”. Poutignat. Ramírez. Losonczy. 309 . Pedraza. Lamus. M. en: Hoffman O. L. T. Del sustantivo al adjetivo: categorías de apariencia y de pertenencia en la Colombia de ayer y de hoy”. “El criollo y el mestizo. CES. Vol. “El lugar político de las mujeres en e l movimiento negroafrocolombiano”. San Andrés y Providencia y las Islas Cayman: entre la integración económica mundial y la autonomía cultural regional. Meridiano de Luz y Color. 7. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. Z.W. (2007). Price. San Andrés Providencia y Santa Catalina. P. Mosquera. J.. A. mestizaje y nación en América Latina. Revista Sotavento. _______________________ (2001b) “Voces de San Andrés. Théories de l’ethnicité. (1999). Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. S. pp. Bogotá: El Áncora.. C. J. (2007). “Algunos aspectos de estabilidad y desorganización en una comunidad isleña del Caribe Colombiano”. III.M. Instituto Colombiano de Antropología. (1989). Revista Colombiana de Antropología. El fracaso de la nación: región. Afroreparaciones: memorias de la esclavitud y justicia reparativa para negros. (1985). Cuadernos del Caribe No. A. y Streiff-Fenart. San Andrés y Providencia: una geografía histórica de las islas colombianas del Caribe. “De cimarrones a colonos y contrabandistas: figuras de movilidad transfonteriza en la zona dibullera del Caribe colombiano”. et al. Bogotá: Banco de la República. (2008). Múnera. Restrepo.Inge Helena Valencia P. en: De la Cadena. Edición Bilingüe.

Viáfara.9. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. “Archipiélago de San Andrés y Providencia”. I (2). F. Viveros. I. Políticas de la teoría y dilemas de los estudios de las colombias negras. J. M. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. P. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. Bogotá: Siglo del Hombre. Pluralismo cultural e integración nacional en la radio y la televisión de San Andrés Isla. O. Trujillo. Restrepo. E. champes o normales? Representaciones de las identidades juveniles en San Andrés Isla. Unibiblos. El Archipiélago de San Andrés. ¿Gomelos. M. Las Travesuras del Cangrejo. ISSN 2011– 0324 . El Movimiento Raizal: una aproximación a la identidad raizal a través de sus expresiones político-organizativas. Bogotá: Universidad de los Andes. M. (1997). y Castro. P. M. Un estudio de caso Caribe del conflicto entre reputación y respetabilidad. “Mestizaje. (2002). C. L. Popayán: Universidad del Cauca. Valencia. Centro de investigaciones y documentación socioeconómica CIDSE de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad del Valle Wade. Cali. Ruiz. El Observador Regional No. (2002). C. Francisco Javier (1888). (2009). trietnicidad e identidad negra en la obra de Manuel Zapata Olivella”. (2003). Old Providence: minoría no armonía. El subcampo mc: un recorrido en bicicleta. (2005). (2004). Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. Inédito seminario “Presencias afrodescendientes” Banco de la República.Lugares de las poblaciones negras en Colombia: la ausencia del afrocaribe insular 349 Ramírez. Rivera. Vergara y Velasco. Nueva Geografía de Colombia.. De la exclusión a la etnicidad. Vol. Gente Negra Nación Mestiza. Revista Sotavento. (2009). Urrea Giraldo. (1988). H. A. J. Bogotá: Imprenta de vapor de Zalamea Hnos. (2005). Wilson.

.

DOCUMENTOS .

.

gordonl@temple.edu Lewis R.UU. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . elle n’y est pas»: On Reasoning in Black and the Anxiety of Collapse in Philosophy and the Human Sciences «Quand je suis lá. Gordon «Quand je suis lá. EE.Temple University.376. elle n’y est pas»: Sobre el razonamiento en negro y la inquietud del colapso en la filosofía y las ciencias humanas «Quand je suis lá. enero – junio 2011. elle n’y est pas»: Sobre o razoamento em negro e a inquietação acerca do colapso na filosofia e nas ciências humanas Artículo de reflexión recibido el 27/10/2010 y aprobado el 27/04/2011 CS No. 353 . 7.

.

en virtud de eso. this article then explores problems of justification in philosophy in relation to the expanded reach of instrumental rationality by virtue of scientific hegemony in modern thought. la crítica de este amplio y colonizador alcance se ve amenazada por un desafío a la teoría misma y. en este artículo se exploran problemas de justificación en la filosofía con relación al amplio alcance de la racionalidad instrumental en virtud de la hegemonía científica en el pensamiento moderno. razão CS No. however. 7. philosophy. filosofia africana. según el adagio de la crítica y poeta Audre Lorde. Palabras Clave: Sociología del conocimiento. enero – junio 2011. and by that virtue. No obstante.376. Porém. racionalidade instrumental. Reason Resumo Após apresentar uma crítica do que o autor denomina de “a teodiceia do texto” –que utiliza técnicas para ler os filósofos canônicos como se fossem deidades ou textos sagrados– este artigo analisa problemas de justificação na filosofia em relação ao alcance amplo e colonizador que. Instrumental rationality. explorando las prácticas metacríticas sobre la razón y las limitaciones disciplinarias de la racionalidad manifestadas en lo que el autor llama “decadencia disciplinaria” y “suspensión teleológica” de la filosofía. explorando as práticas meta-críticas sobre a razão e as limitações disciplinares da racionalidade manifestadas no que o autor chama de “decadência disciplinar” e “suspensão teleológica” da filosofia. em virtude da hegemonia científica no pensamento moderno. como resultado disso. by a challenge to theory itself. where practices are applied to the reading of canonical philosophers as one would to a deity or sacred text. na filosofia –segundo o adágio da crítica e poetisa Audre Lorde–“as ferramentas dos mestres-de-obras carecem da capacidade de demolir as suas casas”. 353 . en la filosofía. Razón Abstract After offering a critique of what the author calls “the theodicy of the text”. Racionalidad instrumental. a crítica de esse alcance resulta ameaçada por um desafio à própria teoria e. African philosophy. The critique of this expanded and colonizing scope is threatened.«Quand je suis lá. donde se utilizan técnicas para leer a los filosóficos canónicos como se haría con una deidad o un texto sagrado. Must theory and reason be antithetical to the aims of emancipatory projects? The rest of the essay answers in the negative through differentiating reason from rationality and exploring the metacritical practices of the former and the disciplinary limitations of the latter manifested as what the author calls “disciplinary decadence” and a “teleological suspension”of philosophy. ¿Deben la teoría y la razón ser antitéticas a los objetivos de los proyectos emancipadores? El ensayo responde negativamente a esta cuestión a través de la diferenciación entre la razón y la racionalidad. tem atingido a racionalidade instrumental. Keywords: Sociology of knowledge. ¿Devem a teoria e a razão ser antitéticas aos objetivos dos projetos emancipadores? O artigo responde negativamente essa questão a través da diferenciação entre razão e racionalidade. in the adage of the critic and poet Audre Lorde. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . “las herramientas de los maestros carecen de la capacidad de desmantelar sus casas”. elle n’y est pas»: sobre el razonamiento en negro y la inquietud del colapso en la filosofía y las ciencias humanas Resumen Después de ofrecer una crítica sobre lo que el autor denomina “la teodicea del texto”. Filosofía africana. Palavras-chave: sociologia do conhecimento. that masters’ tools lack the capacity to dismantle their houses.

.

En la lectura de los textos actuaba una forma de teodicea. tal como lo planteó. elle n’y est pas»: sobre el razonamiento en negro y la inquietud del colapso en la filosofía y las ciencias humanas 357 I Existe un problema en la sociología del conocimiento que es peculiarmente evidente en la experiencia de muchos estudiantes de color a nivel de posgrado en ciencias humanas y sociales. la teodicea se refiere a la justicia de Dios (teo [dios] y dikē [justicia]). existe una escasez de salvación desde entonces. argumentaban que dichas secciones eran inofensivas.376. Por una parte. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . resulta degradante. o incluso de autores aún más recientes como Martin Heidegger o Bertrand Russell. las respuestas se daban de dos formas. Como es sabido.«Quand je suis lá. Emmanuel Kant o G. de la vida de la mente. Consideremos el caso de la filosofía. a menudo el estudiante se encuentra emocionado por la oportunidad de explorar cuestiones en una disciplina cuyos recursos para el avance del conocimiento suscita en él un deseo de búsqueda que se describe mejor como fe en la posibilidad. a veces. Este estudiante puede recurrir a un mecanismo de defensa utilizado por la mayoría de eruditos. En su forma clásica. Recuerdo. Hegel. Cuando se trataba de dimensiones racistas o sexistas del pensamiento de autores como John Locke. este tipo de estudiante enfrenta tenues y. Por otro lado. él no estaba (Fanon. David Hume. estaba. enero – junio 2011. 353 . omnisciente y benevolente frente a la maldad y la injusticia. en este caso la razón. en un contexto en el que la reputación de su inteligencia es de suma importancia. En la primera se CS No. la teodicea ofrece una descripción de la compatibilidad de Dios omnipotente. En cierto sentido. donde “eso”. o. cuando era estudiante de posgrado. En las interpretaciones teológicas que proclaman a Dios como creador de todas las cosas: ¿cómo es posible que Dios no sea responsable de la iniquidad? A menudo. pues en últimas eran supuestamente “irrelevantes”. 7. los cuales fueron pasados por alto a pesar de sus “cuidadosas” lecturas previas. Necesitaban dichas dimensiones para ser extraños. el valor perdurable de las ideas. W. Frantz Fanon en 1952. no tan tenues retos a su inteligencia que. donde la búsqueda de dicho consuelo de sus grandes voces con frecuencia significaba tocar a las puertas de autores que sostenían signos equivalentes a la frase: “sólo blancos”. después de mucho tiempo. Pero a pesar de dicho refugio. concretamente. 1952). que descubrí cómo la mayoría de mis compañeros blancos experimentaban un raro proceso perceptivo cuando leían textos canónicos modernos y contemporáneos. después de señalarles los pasajes ofensivos. que allí había una funeraria. esto era una forma de represión. muy bien. sus respuestas eran a menudo una negación de la presencia de la intolerancia: “Esas cosas no están allí”. como en el caso en el que uno podría caminar en repetidas ocasiones por una calle hermosamente adornada sin darse cuenta. usualmente afirmaban.

lo cual significaba que siempre estarían lejos de ser ideales. entonces dichos elementos negativos deben ser externos. en últimas. Gordon 358 argumentaba que el significado de las acciones de Dios va mas allá de la compresión humana. probablemente. como Karl Jaspers o Ernst Cassier. tanto al nivel biográfico como a nivel textual de sus obras. 7. A pesar de las muchas críticas desatadas en contra de Jean Paul Sartre en la era postmoderna. Mi lista también incluye a quienes estaban entre los valientes. En otras palabras. donde lo que se busca es una teodicea del texto. lo que fue crucial era el significado de dicha observación. bien recibida. Al aplicar esto a la interpretación de textos. en particular porque los autores se habían tomado el tiempo para ponerlas ahí. habría sido un mal consejo explorar el mundo del conocimiento bajo una orientación que presuponía una autoría perfecta y autores perfectos (dioses). tanto los textos como los autores tenían que ser reconocidos como fenómenos humanos. como seres humanos. Sin embargo.Lewis R. muchos de mis colegas necesitaban que sus héroes intelectuales fuesen seres humanos perfectos? 1 Para una discusión de la relación de Sartre con los filósofos negros Gordon (2009). incluyendo a Fanon. pero al mismo tiempo. sino también porque a él. sino también abordar una serie de de fenómenos sociales de tal manera que me encerraría en un mundo esterilizado de una blancura hostil. enero – junio 2011. En otras palabras. Para mí estaba claro que la atracción teodociana tenía una prescripción implícita de cómo responder a la desgracia textual. En síntesis. él se encuentra dentro de los pocos filósofos en el canon occidental con quien me gustaría tener la oportunidad de tomarme un café. sino más bien características internas de esos textos filosóficos canónicos. lo cual está comprobado por el hecho de que durante su vida hizo exactamente eso con muchos filósofos. lo cual significa que. CS No. 353 . ¿Por qué. somos responsables de la maldad y la injusticia en el mundo. Esta práctica la denomino textualismo teodociano. Dios nos creó como seres libres. existe. En lo que a mi concernía. la preocupación giraba en torno a cómo dichas fallas implicaban descartar los textos mismos. Es decir. el problema con esta conclusión era que me exigía no solamente rechazar esos textos. pero el texto es intrínsecamente justo. me preguntaba a menudo. se concluye que si la injusticia o la desgracia existe. aunque estuvieran atrapados por sus propias formas de eurocentrismo. Cali – Colombia .1 Mis motivos no sólo tienen que ver con su pensamiento. La segunda respuesta hace referencia al libre albedrío del hombre. El problema era que yo no consideraba que estas lecturas fueran externas. le habría gustado tener dicha oportunidad con diferentes filósofos negros. el bien. Esto no quiere decir que no había algunos autores mejores que otros. en un sentido esto haría provocativa dicha reunión.376. detrás de toda maldad.

como lo plantearía Pierre Bourdieu. 1972). para poder participar. No obstante. ISSN 2011– 0324 . En este respecto. uno debe de ir mas atrás en el tiempo considerando ciertas palabras como logos. 2009. He perdido la cuenta de las veces en las que. un tipo de conocimiento poco tradicional.«Quand je suis lá. que tiene orígenes en log. 2006b. al menos. en efecto. Pero en realidad sus raíces ya se encontraban en ciertas nociones griegas como epistēmē que también se refiere a conocimiento. en la violencia simbólica (Bourdieu. La ciencia plantea preguntas sobre el conocimiento o. a menudo ocasiona aversión. elle n’y est pas»: sobre el razonamiento en negro y la inquietud del colapso en la filosofía y las ciencias humanas 359 La pregunta que acabo de hacer es. el cual deriva del infinitivo scire que sencillamente significa “saber”. hasta comprender la idea de que significa poner las cosas en orden. la búsqueda de ciertos tipos de conocimiento. hay algunos que consideran que no tiene sentido dedicarse a la reflexión filosófica cuando parece que tanto Dios como la historia no parecen apreciar a la gente negra. Está relacionada con la comprensión del declive de la fe al borde del colapso de las disciplinas humanísticas occidentales.. Aunque la percepción general ha sido la de considerar a la ciencia como fruto de la filosofía. es afín a las exploraciones de los desastres. 2006a. Gordon. Existen quienes tratan dicha investigación como una rareza exótica y. como uno lo haría cuando reúne y almacena leña para 2 La violencia simbólica en este contexto involucra una subvaloración del carácter humano de la diáspora africana. algunas veces. curiosidad entre sus críticos. entonces. ansiedad y. a trabajar a través de la ciencia nuestra manera de pensar en torno a la filosofía.. mi enfoque consistirá en ofrecer un conjunto de temas –imágenes– a partir de los cuales se reflexione sobre el reto de dos tipos de conocimiento que han ganado suficiente hegemonía durante los últimos dos milenios para ofrecerse paradójicamente como nuevos tipos de conocimiento – concretamente. si es que alguna vez hubo uno. Dicha comprensión aparece como un presagio de las cosas que se desean evitar. et al.2 Ofrecer la filosofía africana como un área de investigación. los registros históricos no parecen respaldar esta conclusión. 2006). y así sucesivamente. dado que el hombre ha dedicado mucho tiempo al conocimiento sobre el mundo mucho antes de que la filosofía se planteara como un crítico importante de este tipo de actividad. Estos temas surgen a partir de algunos de mis recientes proyectos intelectuales (Gordon. y la palabra nórdica loch. 2008. El término en sí proviene del latín sciens. como lo veremos. la filosofía y la ciencia. retornando al tema de la teodicea. por ejemplo. un diagnóstico. Por consiguiente. lo cual significa efectivamente que esas partes del diagnóstico son las condiciones de su aparición. me piden vincularme al proyecto para interpretar dicho pensamiento como irrelevante. Vamos.

Platón ofrece uno de los ejemplos más conocidos. la cual utilizamos para encontrar un interruptor con el que la habitación se ilumina completamente. Gordon 360 una fogata o para construir una casa. Dada la importancia de la teoría en el último modelo. En este caso. La palabra en sí proviene del sustantivo griego theoria. Véase. construye la realidad.376. CS No. Aquí. significa visualizar o ver. organizar lo que ya existe. en efecto. Este modelo ofrece un papel edificante y constructivo del pensamiento. Se deben tener en cuenta los aspectos teológicos que sustentan el concepto. pero es al organizarlas que se adquiere una nueva forma de conocimiento –por estar ahora de una manera en la que no se encontraban anteriormente. 7. Sin embargo. especialmente en un mundo que busca el pensamiento sin espíritu. a través del cual el término especializado logos ha adquirido su importancia. donde el filósofo es liberado del mundo de la caverna y regresa a informarles a sus cautivos que de hecho han estado mirando apariencias. los poetas –concretamente en el Infierno de Dante– en la que nuestros apegos nos atrapan en un mundo cuyo centro es frío y horrible y es por medio de nuestra propia liberación de dichos apegos que somos capaces de ascender para. Se debe observar la conexión continua en la palabra que ahora utilizamos para madera cortada. El tercer tipo es el despliegue de conocimiento. por ejemplo. la etimología del término revela una dimensión del concepto que ha sido eludida en la era contemporánea y pos-moderna. como cuando Dios o los dioses ven. Se trata de algo activo y. lleva por lo menos a tres maneras de comprender el proceso de adquisición de conocimiento. La teoría que uno trae al mundo juega un papel esencial en la aparición del mundo. poder estar liberados y 3 Esta es una narrativa etimológica con la cual los filósofos están familiarizados. Recordemos la alegoría de la caverna en su obra La República. Las cosas ya están ahí. revelando su contenido.Lewis R. La palabra también significa ver. Cali – Colombia . Existe un ideal que persigue el concepto. en su expansión. Estos conceptos tienen como mínimo dos visiones que compiten en lo que se ha convertido en pensamiento occidental. podemos imaginarnos que entramos a un cuarto oscuro y encendemos un fósforo para prender una vela. el cual.3 La primera consiste en el conocimiento como catalogación. especialmente sobre logos. Otro retrato surge de una posterior encarnación del némesis de Platón. a la vez. la discusión de Husserl sobre este mismo tema. Aquí se observa la conexión con nuestras reflexiones iniciales sobre el conocimiento. la analogía es la teoría de la Gran Explosión del universo. pasivo.. según la cual una explosión se expande y. Otro tipo es la metáfora del conocimiento como luz o arrojar luz sobre algo –como un tipo de visión o revelación. 353 . en forma de verbo en infinitivo theorin. sería beneficioso definir ese concepto. en su obra Formal and Transcendental Logic (1969). enero – junio 2011. El concepto de talar árboles (logging).

Existen otros retratos que. por ejemplo. Cuando. A menudo. Y un grupo más pequeño en realidad aborda la cuestión en la manera y en los términos de lo que verdaderamente exige. ver: Hannah Arendt (1978). simplemente continúan como si quisieran decir “la gente verdaderamente inteligente no tienen que estar decidiendo nada”. se les acusa de usar un lenguaje obscuro y fatuo para ocultar el hecho que. practicamente. la noción misma de un “mundo” sin pensamiento. que podemos ver a la filosofía en muchas formas. incluso. simplemente ignoran la crítica.6 4 Para una brillante discusión sobre este tema a nivel de la cultura y la escucha visual. es posible que enfrentemos lo que James Bryant y otros teóricos sociales denominan nuestra “vocación” (Bryant. se encuentra que.” de su album Talking Heads: 77 (1977).4 Llegamos así a nuestra primera conclusión. Es una percepción que persigue a gran parte de la vida mítica de nuestra especie y continúa en nuestras luchas en contra del nihilismo epistemológico: aquello que debe conocerse. En efecto. 1982). Debemos librarnos de nuestros propios impedimentos. Dentro de las muchas interpretaciones de los conocimientos de África Occidental. 2001). 6 Entre los filósofos que han ofrecido este análisis. afirman: “el trabajo intelectual está desconectado de la realidad. Es tan sólo mi trabajo diario. ver Hagi Kenaan (2005. no han recibido atención en occidente. están hablando o escribiendo mucho. Algunos. Esta concepción del conocimiento ha sufrido enormemente en las eras del modernismo y del post-modernismo por estar enraizada en una comprensión teleológica del trabajo del conocimiento. la filosofía mantiene el optimismo frente a una cercana desesperación. “Psycho Killer. para poder ver. En otras palabras. pero no están diciendo nada. nos llama para su revelación. como David Byrnes diría humorísticamente sobre The Talking Heads. Una dimensión crucial de la narrativa de Dante es el papel activo que jugamos en nuestro camino al conocimiento. cuando nos liberamos de nuestros apegos. a la broma de David Byrne en la canción famosa de The Talking Heads. por supuesto. se ataca a la gente que realiza trabajo teórico por no tener ninguna relación con la realidad. La filosofía gira en torno a la articulación del valor del pensamiento cuando enfrenta sus más grandes desafíos.«Quand je suis lá. Mi verdadero trabajo es en las calles o en una ONG”.5 Otros paradójicamente también ignoran la crítica sosteniendo que responden a la misma mediante el ofrecimiento de una “práctica”. 5 Me refiero. o sea para que los intelectuales ofrezcan una justificación del pensamiento como pensamiento revelando el peligro de un mundo sin mente o. pero cuando todo está dicho y hecho. por ejemplo. elle n’y est pas»: sobre el razonamiento en negro y la inquietud del colapso en la filosofía y las ciencias humanas 361 presenciar la maravilla de las estrellas justo antes del amanecer (Alighieri. 2010). También es mi inquietud ISSN 2011– 0324 . debemos desprendernos de algunas cosas.

la filosofía debe responder a estos retos. y aquellos que veían el centrismo como una postura problemática para adoptar en primer lugar. la respuesta al error es siempre una búsqueda retroactiva de un momento de “interpretación subuacente en Disciplinary Decadence. éstas no son las únicas alternativas. Fanon argumentó que la colonización era en sí un esfuerzo radical cuyos tentáculos llegaban hasta el nivel de método (Fanon. Por ahora. incluyendo las formas del pensamiento que las crearon. debe ir más allá de sí misma para justificarse a sí misma. simplemente. De muchas maneras. También existen aquellos que simplemente sostienen el eurocentrismo mediante la afirmación del alcance global de la civilización occidental. sino también en contra de la misma teoría eurocéntrica. En este aspecto. en lugar de buscar alternativas más radicales. quien desde una perspectiva poética observó que “las” herramientas del maestro nunca podrían derribar la casa del maestro (Lorde. esto se debió a la franqueza hermenéutica e interpretativa de su metáfora. una crítica de la razón misma. 1984). El trabajo de Lorde se convirtió en un grito en unión no sólo en contra del eurocentrismo (las herramientas del maestro. En otras palabras. cuyo trabajo también planteó problemas sobre el colonialismo epistemológico. Con ese adagio. Éste es un tema al que regresaré cuando aborde la discusión de la decadencia. Pasaron casi cuarenta años para que el trabajo de Fanon encontrara audiencia. debe también suspender las presuposiciones de su ámbito de aplicación. para poder hacer esto. en la cual el mundo islámico es incluido bajo la rúbrica de una religión mundial. Aunque las observaciones fuesen similares. En dicho mundo. Cali – Colombia . en un mundo de texto y contexto. Sin embargo. mientras que el trabajo de Lorde fue llevado inmediatamente hacia direcciones en las que quizás ni siquiera ella había pensado.376. Irónicamente. A ésto se agrega el giro hermenéutico o interpretativo a través del cual la “tradición” siempre se afirma textualmente. ella tiene mucho en común con Fanon. Este no puede ser un reto en el que la razón se escapa de los retos planteados por el mundo a partir del cual surgen las críticas. si es que alguna vez las hubo). 353 . Gordon 362 Debido a que es una forma de trabajo teórico. el impacto de las dos formulaciones fue históricamente diferente..Lewis R. simplemente llamemos esta exigencia. enero – junio 2011. en cuanto a cualquier conexión con Europa. 7. CS No. 1952). En otras palabras: ¿cómo podría la razón responder a los problemas ocasionados por la razón? Un reto aún mayor para la razón ha sido presentado por la poetisa y crítica Audrey Lorde. repitiendo lo planteado por Kant. Se podría pensar en la división que surgió entre los eruditos de los estudios de la diáspora africana en las líneas de aquellos que intentaban purgarse a sí mismos del eurocentrismo. ella aborda el problema de mantener en su lugar las estructuras de dominación y colonización.

La naturaleza conservadora de este proyecto nace a partir del alcance global del pasado. o al menos la interpretación de la misma como un rechazo del uso de cualquier recurso epistémico de Occidente. En cuanto a la advertencia de Lorde. que puede ser crucial que las herramientas sean utilizadas como herramientas para la construcción de diferentes casas.7 Sin embargo. ver Michelle Moody-Adams (1997). racional y adecuado para la ciencia y el trabajo tecnológico (la mente).8 Las contradicciones en la esencia de su investigación quedaron re7 Para inquietudes y argumentos similares con respecto a los problemas de la cultura y del relativismo histórico. Sus conclusiones abordaron reflexiones que llevaron a Frantz Fanon a las lágrimas al final del quinto capítulo de Piel negra. donde un texto original y su contexto estimularon una secuencia de textos cuya legitimidad ya está condicionada por la supuesta completitud de otro texto –específicamente. elle n’y est pas»: sobre el razonamiento en negro y la inquietud del colapso en la filosofía y las ciencias humanas 363 errónea”. esta opción hermenéutica es tan sólo una consideración adicional. estaba en lo cierto). 8 Moody-Adams (1997) presenta una crítica similar cuando observaba que mientras algunos grupos apelan a una forma de relativismo (y a veces racial) como un límite de la crítica de los desconocidos. Durante la sesión de preguntas y respuestas.«Quand je suis lá. estoy adelantándome un poco al tema. surgió la pregunta obvia: si la investigación del conferencista era correcta. De estar en lo correcto. se ha debido equivocar (sin embargo. está mejor acondicionado para la poesía. con lo que me refiero a la producción funcional de reglas que generan un significado. el credo de desmantelar la casa del maestro ha alcanzado niveles de lo absurdo. lo cual significa que. concluyó el psicofisiólogo negro. ésta se mantiene encerrada en el nivel negativo de la destrucción en vez de la construcción. paradójicamente él estaba claramente equivocado. él no habría podido realizar su investigación. ISSN 2011– 0324 . la música y la danza (el ritmo). su gramática. la cual se concentraba en las diferencias entre el cerebro de los negros y el de los blancos y el proceso de aprendizaje más adecuado para cada grupo. Por ejemplo. el hecho de que hubiera enfocado la causa de las disfunciones en un origen puramente europeo creó una división analítica y maniquea que forzaba sus prejuicios normativos hacia la realidad. mientras que el cerebros de los blancos es más matemático. En otras palabras: ¿por qué utilizar herramientas solamente para destruir casas. especialmente cuando todos necesitan un refugio? Algunas veces. Como el llamado de Lorde no pretendía ser conservador. máscaras blancas hace más de medio siglo: el cerebro de los negros. al menos con respecto a sí mismo. no explica lo que en realidad son las herramientas. también insisten que esos desconocidos pueden aprender de la cultura protegida. recuerdo cuando asistí a una conferencia académica en la que un psicofisiólogo negro presentó los resultados de su investigación. Aunque en últimas el conferencista estaba motivado por el esfuerzo de articular bases psicológicas para el mejor aprendizaje de los estudiantes negros. ver también Kwasi Wiredu (1996).

en los términos de los pensadores eurocéntricos. Esa estructura se ha mantenido a través de un esfuerzo constante por explicar las realidades experimentadas por la gente de color. CS No.Lewis R. una respuesta al reto en contra de la razón es entonces la comprensión. los aborígenes australianos y los indígenas americanos ofrecen una experiencia a la cual los europeos dan luz y significado con el poder del pensamiento. en efecto.9 En este caso. por ejemplo. Si se construyeran otras casas con las herramientas. la “casa del maestro” no conservaría la relevancia de dominio. existe una falla al reconocer que los pueblos indígenas y esclavizados tienen sus propias herramientas y que algunas de las herramientas con las que se construyó la casa del maestro. si los agentes de la experiencia no ejemplificaron dichos recursos. por ejemplo. Volviendo a las interpretaciones erróneas de Lorde. En estos casos. lea a Lewis R. Molefi Asante (1998). enero – junio 2011. ésta también se convierte en una herramienta importante. una pizarra en blanco. Gordon 364 primidas durante todo el proceso experimental. Gordon (2007). como lo observara Fanon. entonces.10 Dada la relación entre la teoría y la razón. para las poblaciones dominadas. El hecho que la gente haya sido robada o colonizada a través de sus propias jerarquías sociales significa que una extensa variedad de recursos culturales fue puesta a disposición de los grupos dominantes. La conclusión lógica de esta posición se refleja en estudios africanos. Cali – Colombia . también fueron agentes en la formación de la vida moderna. incluyendo la casa de la teoría. pues. Sin embargo. tiene que ver simplemente con el peligro del desmantelamiento y la purificación. Jane Anna Gordon (2009). estaría descentralizado. que ésta es la misma herramienta con la que debemos luchar en contra de la insensatez y de la razón errónea. casi exclusivamente. 353 . el problema de la colonización epistémica surgiría en forma de dependencia epistémica. el mundo moderno y contemporáneo es más heterogéneo de lo que los antiteóricos quisieran reconocer. Pero una respuesta que surge de los recursos de la razón es que la experiencia en sí requiere elementos adicionales para ser significativa. fue a menudo la criollización. En otras palabras. los africanos. No obstante. cuyo efecto.376. La interpretación o teoría que se adjunta a la experiencia marca toda la diferencia en la relación que tiene con la realidad. Esto no significa que dichos pensadores no ofrezcan ninguna visión sobre las condiciones de 9 Véase. Una comprensión es que a menudo el crítico de la teoría enfrenta la experiencia con la teoría. les pertenecían. 7. la conexión en este caso. Es como si estos críticos vieran la colonización como la creación de una tabula rasa. 10 Para profundizar sobre este punto. argumenta que los grupos dominados. algunos intérpretes han concluido que la teoría en sí es una herramienta europea. en los cuales el enfoque general ha sido que los indígenas africanos. estudios sobre los aborígenes en Australia y sobre indígenas americanos. así sea apreciado o no.

2008). somos empujados hacia abajo. al convertirse en sustantivo. Ha evolucionado del latín collapsus que es el presente participio de la palabra collabi (“caer juntos”). Por ejemplo. a la que se hizo referencia anteriormente. concretamente. lo que muchos académicos lamentablemente siguen utilizando como verbo en vez de sustantivo.11 La pregunta que surge a partir de la comprensión de la importancia de asumir la responsabilidad por la razón. veáse a Lewis R. se debe prestar atención al hecho que la palabra “crítica” comparte sus raíces etimológicas con palabras como “crisis” y “criterios”. al ser crítico. en el que el significado de dicho fracaso también está incorporado en su consecuencia. mediante la interpretación de su significado. ISSN 2011– 0324 . a menudo es un proceso en el que las partes que conforman un todo se vienen a primer plano. Nace de la palabra griega krinein (decidir). Gordon (2000. sino también del fracaso o la caída –juntos. en las catástrofes. Lo que ofrece el criticismo. es una dependencia epistémica. pero es sumamente problemático mantener una epistemología social y una sociología del conocimiento en las cuales ellos funcionan como la fuente exclusiva de esta reflexión. En este caso. Una catástrofe 11 Para profundizar más sobre estos temas. nos referimos a la palabra del griego antiguo katastrephein (que significa girar hacia abajo o hacer un giro hacia abajo). donde al trabajar juntos. como cuando las cosas son críticas. elle n’y est pas»: sobre el razonamiento en negro y la inquietud del colapso en la filosofía y las ciencias humanas 365 los pueblos que no son europeos. Cuando pensamos en un edificio o unas estructuras naturales que se derrumban. uno enfrenta no sólo la posibilidad del éxito. En la actualidad. normas y reglas con base en las cuales se juzga o se decide sobre algo. Enclavada en este concepto de derrumbarse se encuentra una forma de leer dicha experiencia. es una crítica. la cual. es una pregunta que se ha vuelto adecuadamente “crítica”. el colapso puede resultar catastrófico. Se debe observar la relación de esta palabra con la palabra «colaboración». Nelson MaldonadoTorres (2008). La caída plantea la cuestión de su significado. en efecto.«Quand je suis lá. El contexto de esta búsqueda de un nivel adecuadamente crítico es ya algo en lo que se ha presentado una peculiar forma de desplazamiento. nos derrumbamos. de la eliminación de la teoría por la gente de color. Entonces. El precio de no participar en el desarrollo del pensamiento. esta palabra generalmente significa caerse sin la intención de hacerlo. tiene la implicación obvia de árbitro o juez (krités). Ésto se puede ilustrar bien con la palabra “colapso”. también debería ser criterios –es decir. En este caso. no es negligente evocar su otro significado. La parte más pequeña que desata la reacción en cadena ocasiona la fragmentación de aquello que alguna vez se erguía seguro en las alturas. Su etimología ofrece mucho para nuestras reflexiones sobre el conocimiento y la colonización. cuando se tienen que tomar decisiones.

él también luchó con el desarrollo de prácticas terapéuticas dentro de un marco que no ofrecía ninguna noción coherente 12 Para una discusión desarrollada de los temas del desastre y de la continuidad de las señales. aproximarlo demasiado. significa ser una víctima del desastre. un psiquiatra y médico.. estar marcado significa ser una continuación. No obstante. estar marcado y. Entonces. ser dañado por su surgimiento. los planetas y las estrellas. Un desastre es entonces una forma de advertencia de los cielos.13 Sin embargo. Esta palabra. 13 Para una discusión relacionada.376. yo no estaba”. ¿Qué respuesta o recurso viable ofrece Fanon? Como lo hemos visto hasta ahora. lo que hace que dichas personas sean desastres. era un profesional de la ciencia. CS No. (2009). Se debe recordar su famosa observación sobre cómo la razón escapa cuando los negros están presentes. ya estaba ubicado en esta historia de una manera compleja. en efecto. Se debe mirar hacia otro lado. veáse a Alice Cherki (2006). pues leerlas puede significar que el mundo que va a ser afectado es el mundo propio. cuyo trabajo ha informado mucho acerca de lo que he argumentado sobre la razón. veáse Gordon et al.Lewis R. la teoría y el conocimiento. leer estas señales presenta un gran peligro. Pero caerse. “jugaba al gato y al ratón. Verlo significa. contribuyó a estas preocupaciones sobre el pensamiento y el desastre al señalar que las personas de color están ubicadas en una relación neurótica con la razón. A pesar de los argumentos en contra de la astrología que datan desde la época de San Agustín. Cuando estaba ahí. la cual nació de una transformación franco medieval de la palabra italiana disastro que significa “desgraciado” o “planeta malo”. Frantz Fanon.14 Al igual que en el caso de la relación ambivalente entre la medicina occidental y las poblaciones colonizadas que él abordó en Sociologie d’une révolution: l’an V de la révolution algérienne. convertirse en una señal. la constante obsesión con esta ciencia radica en su gramática mitopoética sobre lo que está en juego cuando no se leen las señales de los dioses. por consiguiente. enero – junio 2011. El colapso del conocimiento tradicional como desastre ilustra entonces un viaje épico para acabar con la continuidad de su propia señal. veáse a Art Massara [también conocido con el pseudónimo de Jerry Miller] (2007). es crucial para la importancia continua de dichas señales que sea detenida y mantenida a la mayor distancia posible. Cali – Colombia . En sus palabras. en su análisis sobre la transformación del comportamiento social durante la guerra de independencia de Argelia. Después de todo. 7. él debe ser razonable en su lucha con la razón. 14 Para un tratamiento bibliográfico reciente. Gordon 366 también podría ser un desastre.12 El surgimiento del mundo moderno fue vivido tanto por sus proveedores globales como por quienes fueron aplastados por su avance como un desastre. tiene sus origines en el latín (astrum) e incluso en el griego antiguo (astron). además. Era un filósofo que. 353 .

Es la dirección lógica que el pensamiento toma cuando surge de personas a quienes se les ha dicho que no son personas o quienes han sido tratadas como inferiores a los seres humanos. la tercera problemática es el énfasis del resto de esta discusión. Implícito en la objeción a la deshumanización propia está el requisito de que dicha circunstancia es contingente y.«Quand je suis lá. pues entonces se plantearía la siguiente pregunta: ¿en qué nivel de humanidad se basa esta afirmación? La segunda consideración también tiene sentido. la negación de la inferioridad con respecto a otros seres humanos— a la vez que se afirma la esclavitud o subordinación con relación a otros. aunque todas las copias se habían vendido en dos semanas. (2) el significado de la transformación social. 1975). en efecto. especialmente en términos de liberación y. de antropología filosófica. ISSN 2011– 0324 . la psicología y la psiquiatría de los negros se encontraban enmarcadas dentro del ámbito de la psicopatología. al menos como lo manifiesto en An introduction to Africana philosophy. 15 Este libro fue publicado originalmente durante la guerra en Argelia en 1959 y rápidamente fue vetado por las autoridades francesas. por lo tanto. de lo que significa ser humano. la filosofía africana surge paradójicamente como una función de dicha catástrofe. parte del desastre del mundo moderno radica en la delineación de grupos enteros de personas dentro de una continuidad de señales de la que incluso la razón parece escapar. (3) una evaluación autocrítica de la racionalidad y la razón. 1959). es que la filosofía africana responde al desastroso fenómeno moderno del racismo y colonialismo al menos con tres problemáticas: (1) la cuestión filosófica de quiénes y qué somos. puede ser cambiada. Un tema que surge. La simple afirmación de su humanidad es insuficiente. en efecto. II El cambio en torno a Fanon plantea la cuestión de discutir el tema del colapso del conocimiento desde el punto de vista de la filosofía africana (filosofía de África y su diáspora). Después de todo. pues sería contradictorio afirmar la humanidad de uno mismo —la cual significa. Esto quiere decir que esta filosofía no puede ofrecerse a sí misma como pensamiento dentro de la teodicea de una modernidad afirmada ni tampoco puede ofrecerse en términos de una posmodernidad descontenta. La extensión a la razón filosófica y científica ofrecía una lógica similar. Entonces. elle n’y est pas»: sobre el razonamiento en negro y la inquietud del colapso en la filosofía y las ciencias humanas 367 de sí mismo como ser humano normal (Fanon. La primera respuesta es bastante obvia.15 En otras palabras. Debido a que el enfoque de este trabajo es el colapso del conocimiento tradicional. Parecía que la razón le exigía a Fanon adoptar la posición de la vieja broma de Groucho Marx de no querer pertenecer a ningún club que aceptara como miembro a una persona como él (Marx.

Grabau. hacer que la razón sea científica. Aunque también significa conocimiento. pero el problema radica en que “razón” [reason] y “razonable” [reasonable]. de la palabra “racional”. en particular en el mundo humano. es decir. la cual sugiere una conexión con los verbos scindere (“dividir”– pensemos. Un ejemplo de esto es la mutación de la ciencia a cientificismo. hoy CS No. lo cual quiere decir que normalmente tiene que ver con cuestiones de proceso (cómo) y tiene como objetivo la coherencia máxima. Cali – Colombia . que a su vez provienen del latín rationare y rationabilis. 2002). el cual a su vez surge del francés antiguo raisoner y raisonable. Esa dimensión apunta hacia una actividad evaluativa que sienta las bases de algo que va más allá de la búsqueda de coherencia . la palabra “ciencia” revela mucho en su etimología. quien percibió la razón como algo que va más allá de lo que debía llamarse propiamente racionalidad instrumental (Jaspers. enero – junio 2011. La racionalidad es a menudo instrumental. son una función del esfuerzo por corromper la relación de la razón con la racionalidad. después de todo. Se debe recordar que sus raíces provienen del latín scire (“saber”). el problema de ser sumamente coherente.Lewis R. Gordon 368 En la evaluación autocrítica de la racionalidad y la razón. excepto en el trabajo de algunos filósofos. 2003. a ser sensato y ser racional. el uso que propongo es bastante inusual. lo cual exige la colonización de la razón por medio de la racionalidad. Esto no es un resultado sorprendente. Aunque hemos hablado del conocimiento. especialmente en el pensamiento de Max Horkheimer y Theodor Adorno (Horkheimer. es el peligro de volverse irrazonable. 353 . Uno de los principales filósofos en este uso es Karl Jaspers. Sin embargo. lo crucial para esta discusión es el verbo rationare que significa abordar el discurso y cuestionar. que se refieren al buen criterio. Sin embargo. 7. lo cuales se refieren a ratio. 1971). al. ratio. que tiene su origen en el latín rationalis que significa estar dotado con habilidades para contar y calcular. El orden y el catalogar (de donde proviene la palabra lógica) son temas de enfoque. La “racionalidad” proviene.. et. es decir. Aunque parezca común en su formulación de la razón con respecto a la racionalidad. Esta diferenciación puede parecer extraña ya que ambas palabras tienen las mismas raíces etimológicas. especialmente del conocimiento filosófico y teórico.376. tienen sus raíces en el término anglo-francés resoun. el argumento se basa en una diferenciación entre la racionalidad y la razón. tal como es vista a través del lente de la filosofía africana y el pensamiento crítico de las comunidades indígenas en el Nuevo Mundo. una característica peculiar del mundo moderno y contemporáneo es el estatus casi hegemónico del conocimiento científico. Ésta también es una inquietud de los teóricos críticos de la Escuela de Frankfurt. Las dimensiones epistémicas de la deshumanización en el mundo moderno. En las traducciones al inglés con frecuencia se agrega “razonamiento”.

aquí me concentraré en los pensadores negros en este campo del pensamiento. así como se ha planteado en la discusión sobre la elisión de los elementos africanos. el cual a su vez tiene su origen en la palabra secare que significa cortar o dividir. como si no hubieran existido formaciones de palabras que precedieran a esa época. ¿cómo. pero también se puede ver la conexión con la investigación cuando se trata de la disección o el desarmar objetos. Sin embargo. Ahora. Si uno no fuera capaz de procesar o reconocer las secuencias. ISSN 2011– 0324 . al igual que muchas otras palabras del latín. elle n’y est pas»: sobre el razonamiento en negro y la inquietud del colapso en la filosofía y las ciencias humanas 369 en día en “cisma”) y secare (“cortar”.16 La ciencia es una forma de racionalidad. sería skhizein (partir en dos. 1860). Yendo más adelante. como lo mencioné anteriormente. aunque la filosofía africana no es un tipo de indagación intelectual exclusivamente conducida por personas de color. sin embargo. Cf. “dividir”). como lo veremos a continuación. el problema es que la insensatez 16 Pienso por supuesto en la famosa crítica de Foucault (1971) del hombre como una función de las ciencias humanas. que se deriva de la raíz carath (cortar) y de las palabras del antiguo egipcio Crethi y Kotket. se apunta hacia el sur. El término skhizein también tiene conexiones con la palabra sexo. el orden o la clasificación de las cosas. Creti se refería al ejército real egipcio que estaba dividido en dos clases (Academia de San Luis. entonces. en este caso. La importancia de hacer distinciones en la ciencia pasa en este caso a un primer plano. también Sylvia Wynter (1989).«Quand je suis lá. precisamente porque ellos ilustran este problema que fue identificado por Fanon como una relación neurótica con la razón. han convergido en las reflexiones que la gente de color tiene sobre ellos en forma de filosofía africana. podría uno articular su colapso? Lo que es clave aquí es que. No obstante. Se debe recordar que el filósofo (y científico) negro enfrenta la razón como su arma esencial en contra de la insensatez. nos corresponde protestar contra ese trabajo etimológico que a menudo se detiene en el pasado greco-latino. dos formas de conocimiento que han tenido una relación problemática con la gente de raza negra en el mundo moderno. las cuales. más no necesariamente de razón. también comparten sus orígenes con palabras del griego antiguo y. No es necesario ser existencialista para ver cómo este enfoque se acerca más al estudio del “hombre” pero no del ser humano. III Estos pensamientos sobre la filosofía y la ciencia. que nace del latín sexus. sin embargo. a través del reconocimiento de nuestro rol en la evaluación del otro. rajar). seamos capaces de prevenir el reducirlos a sí mismos. Esa palabra tiene raíces en el hebreo Crethi. no se puede proceder con respecto a la razón sin racionalidad.

Ver: mi discusión del pensamiento de Amo y la literatura sobre su vida y pensamiento en An Introduction to Africana Philosophy. Los tres temas de la antropología filosófica. Como ya lo acabamos de ver. transformación social y la metacrítica del razonamiento están ejemplificados en su trabajo. especialmente en relación con las contradicciones presentadas por la realidad. Gordon 370 se ha presentado como la razón. Quienes estén interesados en leer este argumento. después de haber sido esclavizado cuando era niño a principios del siglo XVIII. incluso peor. enfocarse en los pensadores es un asunto histórico que. Es una forma de decadencia en el sentido que emerge como una muerte en el ímpetu teleológico de una disciplina. un caso para el tratamiento equitativo de los negros en Europa y un tratado sobre el razonamiento adecuado. por así decirlo. entonces los llamados a las formas más aplicadas del método están sujetos a dicha crítica. entonces. en el tratamiento del método como deontológico. en algunas de las dimensiones de estos problemas en la actualidad. es una forma de lo que denomino decadencia disciplinaria. En dichos casos. donde produjo un trabajo filosófico que rechazaría el dualismo cartesiano de la mente y del cuerpo (consideraciones akanianas). lo cual es dudoso.376. las discusiones de Kwasi Wiredu sobre su pensamiento (Kwasi Wiredu. rituales. en el mejor de los casos. Cali – Colombia . 1996). como un imperativo categórico. pueden consultar Una introducción a la filosofía africana [An Introduction to Africana Philosophy]. 353 . ya que era un niño. Lo que surge del pensamiento de Amo y otros pensadores como él (por ejemplo. No obstante. Un ejemplo clásico de lo que he argumentado se puede encontrar en el pensamiento y la carrera del Asante Wilhelm Amo quien. es que algo catastrófico le sucedió al conocimiento y a las formas que posteriormente hemos utilizado para producirlo.17 Amo fue catedrático en las universidades de Halle y Jena. de una disciplina que ya no logra conectarse con la realidad. las disciplinas colapsan y dejan de comunicarse con otras disciplinas y prácticas de 17 Algunos comentaristas argumentan que no fue esclavizado sino traído a Holanda por su propia voluntad. y esa consecuencia va a la esencia de la razón misma. por ejemplo. es decir. Ottobah Cugouano) en el siglo XVIII. en una teodicea secularizada.Lewis R. es heurístico. fue liberado por un miembro de la aristocracia holandesa que fue su benefactor hasta que obtuvo su doctorado en filosofía. El colapso en el metodocentrismo. una respuesta a ésto consiste en argumentar que el esfuerzo por colonizar la razón es irrazonable. La disciplina comienza a contraerse a sí misma en una racionalización de sí misma como mundo y sucumbe al solipsismo. enero – junio 2011. Enfoquémonos. en los que los métodos colapsan en una metodología cerrada o. Como he argumentado que la razón tiene un alcance más amplio que la racionalidad. Lo que queda por hacer en estas circunstancias es simplemente seguir con las prácticas continuadas de la disciplina –en efecto. 7. así como. CS No.

La pérdida de un ímpetu teleológico por una formación disciplinaria plantea la pregunta sobre la posibilidad de la resurrección. ella surgirá. se presenta eventualmente una implosión: una disciplina se reduce al nivel de subdisciplina o a una de sus partes. En el pensamiento africano. A medida que este proceso continúa. y en la filosofía africana. Esto está sucediendo ahora en la sociología a medida que la demografía continúa colonizándola en muchas instituciones. Jr. al menos como han sido entendidos a través de la filosofía africana. concretamente. James Sylvester Gates. Yo creo que no. Además. En resumen. si se requiere de dicha formación. elle n’y est pas»: sobre el razonamiento en negro y la inquietud del colapso en la filosofía y las ciencias humanas 371 búsqueda de conocimiento. a menudo esto toma la forma de la historia o alguna forma de historicismo.«Quand je suis lá.. siguiendo al famoso físico de la teoría de cuerdas. Esto sucedió durante un tiempo en la filosofía cuando muchos profesionales la confundieron con la epistemología. la ciencia. En otras palabras. aportan a la vida conceptual de los pueblos deshumanizados como en el caso de la diáspora africana. es mediante la observación de la realidad más allá de nuestras presuposiciones metodológicas que surgen las cuestiones que estimulan una formación disciplinaria. Consideremos ahora. lo que el pueblo africano aporta a la razón y a una de sus subcategorías. Pero el punto en este caso es que la exploración de estas cuestiones es diferente a priorizarlas a costa de otras cuestiones. Además. un cambio como éste presupondría que la realidad no se ha movido ni ha cambiado. Esto no quiere decir que no haya habido buenas razones para que esto sucediera en algunos casos del pensamiento africano y de la filosofía africana: gran parte de la historia africana y de la historia negra del Nuevo Mundo ha sido eliminada o aún no ha sido articulada. las preocupaciones políticas y sociales fueron una función del problema de la transformación social. Una transformación teleológica de disciplinariedad significa abordar aquello que necesite atención a pesar de las limitaciones de nuestras disciplinas. Si existe algún dicho que se acerque a una constante casi primordial. es aquel que dice que en realidad uno nunca puede regresar a casa. 2006). En otras palabras: ¿qué deberíamos esperar si cambiamos la geografía o la ubicación de la razón ISSN 2011– 0324 . IV Hasta ahora hemos visto lo que la cuestión de la razón y la producción del conocimiento. es el predominio indiscutible de la filosofía política y social. Llamemos esta actividad una suspensión teleológica de disciplinariedad (Gordon. dicha respuesta al colapso del conocimiento sería una ejemplificación de una decadencia continua en vez de la construcción de otras o nuevas formas del conocimiento.

En otras palabras. 1903).Lewis R. con posibles raíces en el árabe ra’ y el hebreo rosh. véase también.376. los cuales se refieren a comienzos y orígenes. el término se complica cuando su lógica colapsa en una designación sin la necesidad de ningún cuestionamiento adicional (de Covarrubias. la búsqueda de la raza como una causa en sí y por sí misma. O. 2009b). W. sino que. Como es sabido. Paget Henry describe esta etapa como “doble conciencia potenciada” (Henry. sin embargo. Existe. 2007). Esa etapa es normalmente abordada como la “universal”. surge de un colapso del conocimiento que desplaza sus orígenes hacia el mundo moderno. por ejemplo. hasta los linajes moros y judíos en Iberia. Desde razza (en italiano) y raza (en español medieval) que se refieren a la cría de caballos y perros. en su lugar. mientras la estamos viviendo constantemente. algunos críticos han concluido que esto debería 18 Existe mucha literatura sobre esto. la raza. pero (2) seguimos trabajando bajo la suposición de una metafísica de identidad basada en la sustancia. Tukufu Zuberi (2003) y Linda Alcoff (2005). en el que la “esencia” es una configuración externa del sujeto (Gordon. Un buen ejemplo de esto es la discusión crítica sobre la raza y. La primera etapa consiste en verse a sí mismo a través de los ojos de aquellos que dominan. la manera en que la hemos usado y hemos aprendido sobre ella es incorrecta.18 Así. es un proyecto equivocado. Cali – Colombia . no sucede que todos los miembros de un grupo vean las cosas necesariamente de la misma manera). en la que la esencia gira en torno a lo que está escondido “dentro” del fenómeno. 2005). En otras palabras. no sería correcto decir que nunca ha existido la raza. me limitaré a dos puntos: (1) La ciencia moderna ha aportado la racionalidad instrumental al estudio de la raza por medio del dominio de la causalidad eficiente en su estudio. Poniéndolo de otra manera. incluso a nivel de nuestra producción del conocimiento. 1611 citado en Nirenberg. Esto implica admitir las contradicciones vividas de la realidad tal y como son planteadas por el pensamiento existente. digamos que significa ver el mundo como los blancos. en el contexto americano. Lo que esto implicaría es que la raza se nos presenta como algo “interno”. entendido como una blancura estructural lo ve (después de todo.Du Bois había planteado el problema de la doble conciencia del negro (Du Bois. 353 . ésto significa ver el mundo como el grupo dominante lo ve. como no hay suficiente espacio para abordarla aquí. tal como la conocemos. como externa. como en The Concept of Race por Paul Taylor. CS No. Gordon 372 de su modalidad actual de posibilidades limitadas en virtud de las exigencias hegemónicas de realización de su manifestación actual? Como es bien sabido. 7. el rechazo de dicha metafísica llevaría a un tratamiento filosófico de la raza radicalmente diferente. enero – junio 2011.E. otra etapa de conciencia crítica en la que las contradicciones de la universalidad como blanco son evidentes.B.

Sylvester James Gates. en efecto. Gordon (2002). Jr. es un recordatorio de que la realidad importa. La pregunta para el conocimiento que enfrenta los retos de la razón seriamente es la siguiente: ¿afectan estas dimensiones la manera en la que uno piensa y lo que uno piensa? ¿Qué estaría diciendo el conocimiento equivalente al vals que fuese diferente al blues o a la samba? 19 Para un estudio sobre el eliminativismo y conservacionismo racial. se podría ver inmediatamente que simplemente lograr el orden de los tonos y los compases no es lo mismo que hacer música. Volviendo a la ciencia. The Concept of Race. el futuro podría depararnos una proliferación de razas. ISSN 2011– 0324 . léase a Paul Taylor. Lo que esto significa es que quienes desarrollan un nivel suficiente de facilidad con ese discurso alcanzan no sólo el conocimiento gramatical y semántico. recomiendo el trabajo de Peter Caws (1993). Esos otros elementos. como sabemos con respecto a los idiomas comunes. los adverbios afectan el significado. las declaraciones científicas se acanalen a través de asociaciones epistemológicas con un alcance dimensional diferente. existe otra respuesta al colapso del conocimiento que debemos considerar. elle n’y est pas»: sobre el razonamiento en negro y la inquietud del colapso en la filosofía y las ciencias humanas 373 significar el fin de la raza. argumentando que existen santo y señas que surgen a niveles más complejos de la física matemática teórica. sino también en términos de imaginación. La ciencia es un discurso que se puede aprender como cualquier otro discurso. en una palabra. la cual continúa siendo una característica del mundo negro. ésta debería entenderse no sólo en términos de criterios de evidencia. pero la evidencia indica que si el error continúa siendo la gramática de su generación. como la cultura y la experiencia. el cual es un discurso muy matemático.. sino también el valor de la imaginación científica y filosófica.. como filósofos. Gates estaba. 2005). como muchos positivistas lo exigen.«Quand je suis lá. et al. Esa dimensión es rica epistemológicamente pues. Una filosofía africana de la ciencia aportará a nuestro entendimiento de la ciencia no sólo los peligros del reduccionismo científico. sino también el siguiente nivel— estilo.20 Aportamos nuestra imaginación a la ciencia y lo que la ciencia nos aporta. Para que se produzca música. verificación y falsificación. Más allá de la raza. debe haber otros elementos.19 Lo que los pueblos africanos aportan a esta discusión es una genealogía interna de haber luchado a través de esta posibilidad. Poder trabajar a ese nivel equivale a poder hacer que. son también los que acompañan a las personas que interpretan la música. lo planteó de esta manera en su ponencia presentada al congreso de la Asociación Caribeña de Filosofía (Caribbean Philosophical Association) que se llevó a cabo en Puerto Rico en el 2005. 20 Sobre este tema. Por ejemplo: ¿qué interpretación debemos darle a las 150 clasificaciones entre morenos y negros en Brasil? (Dzidzienyo. Si lo comparamos con la música.

Ithaca. S. Vol.B. Neither Enemies Nor Friends: Latinos.Visible Identities: Race. P. Afro-Latinos. (Eds) (2005). Frantz Fanon: A Portrait. Alighieri. Cali – Colombia . masques blancs. D. J. Referencias Academia de San Luis (1860). 14–26. Alcoff. Caws. Toronto: Bantam Books. Transactions of the Academy of Science of St. Chicago: A. Dzidzienyo. (1982). Du Bois. J. (1978). H.376. 1856–1860. L. Outline of a Theory of Practice. y Obeler. Gender. The Divine Comedy of Dante Alighieri. A. Blacks. Gordon. Foucault (1971). Creolizing Political Theory: Reading Rousseau through Fanon. P. Peau noire. (1903). St. Paris: François Maspero.E. New York: Harcourt. Bryant. A. Bourdieu. Arendt. (1993). New York: Fordham University Press. Sociologie d’une révolution: l’an V de la révolution algérienne. Vol. (1952). 1. (1975). forthcoming. Yorick’s World: Science and the Knowing Subject. (1972). Frantz Fanon. 7. and the Self. New York: Oxford University Press. Cambridge: Cambridge University Press. 36 (1). The Life of the Mind. 353 . MO: George Knapp and Company. (2009). Gordon 374 Me gustaría mucho vivir en casas que fueran construidas con herramientas que ejemplifiquen dicho pensamiento. (2001). enero – junio 2011. “Rethinking the Call in the Black Ministerial Tradition”. The Order of Things: An Archaeology of the Human Sciences. pp. (2006). F.Lewis R. New York: Palgrave. Listening: A Journal of Religion and Culture. New York: Pantheon Books. Louis. (2005). A. W. Louis. The Souls of Black Folk: Essays and Sketches. París: Éditions du Seuil. NY: Cornell University Press. CS No. Fanon. McClurg & Co.C. Berkeley: University of California Press Cherki.

Grabau. (2009). “Africana Phenomenology: Sus implicaciones filosóficas”. ____________. Cambridge. 1. pp. 2. CO: Paradigm Publishers. (Ed.(2006a). (1969). Class and Caste as Fetishized/Fetishizing Borders. y Adorno. R. Boulder.Boulder. New York: Continuum. en: Abdul JanMohamed y Prafulla Kar (Ed. James Journal. T. Vol. E. “Making Science Reasonable: Peter Caws on Science Both Human and ‘Natural’”.«Quand je suis lá. (3). (2009b) “Race in Culture”. Boulder. Albany. L. MA: Blackwell Publishers. P. Gordon. ____________. It Was Not: On Secretions Once Lost in the Night”. (2005). 8–15.) The Political Economy of Social Division: Race. ____________. Dialectic of Enlightenment. (2009a). Malden. _______________________. An Introduction to Africana Philosophy. CO: Paradigm Publishers. y Gordon. pp. (2002). Gender. Henry. elle n’y est pas»: sobre el razonamiento en negro y la inquietud del colapso en la filosofía y las ciencias humanas 375 Gordon. (2008). (2005). Not Only the Master’s Tools: AfricanAmerican Studies in Theory and Practice. pp. and the Arts 5. H. Kenaan. M. no. Husserl. A Companion to African-American Studies. Philosophy of Existence. New York: State University of New York Press. R. pp. L. en: Judaken. (2006). Race after Sartre. F. The Present Personal: The Hidden Face of Language. Janus Head: An Interdisciplinary Journal of Literature. 79–112.). (2002). (2007) “When I Was There. PA: University of Pennsylvania Press. forthcoming. Performance Research. Londres: Routledge. New York: Columbia University Pressy. R. CO: Paradigm Publishers. ________________________. Phenomenological Psychology. Continental Philosophy. 11 (1). 14–38. ____________. “Sartre and Black Existentialism”. ISSN 2011– 0324 . 157–171. (2000). Of Divine Warning: Reading Disaster in the Modern Age. Horkheimer. (2006b). W. J. Formal and Transcendental Logic. Vol. Existencia africana: understanding africana existential thought. ____________. New York: Routledge. Cambridge: Cambridge University Press. (1971). Disciplinary Decadence: Living Thought in Trying Times. Philadelphia. ____________. N. The Hague: Martinus Nijhoff. J.

Massara A. W. Mignolo. 33 (4). Fieldwork in Familiar Places. Against War: Views from the Underside of Modernity. World LiteratureToday. M. enero – junio 2011. Jaspers. Marx. (2010). Cambridge. Vol. Kwasi Wiredu. Chicago: University Of Chicago Press.Lewis R. CS No. pp. Bloomington. IN: Indiana University Press. 1–14. (1984). Minneapolis. en: Greer. K. Tukufu Zuberi. Philadelphia. “Stain Removal: On Race and Ethics”. Molefi Asante. M. New York: Crossing Press. Vol. “What Makes an Image Ethical: Questions to Jean-Luc Nancy”. Thicker Than Blood: How Racial Statistics Lie. y Quilligan.R. Durham. 7. New York: Bernard Geis y Asociados.. (2003). Philosophy and Social Criticism. Cultural Universals and Particulars. S.637-47. [también conocido con el pseudónimo de Jerry Miller]. MN: University of Minnesota Press. Lorde. N. Cali – Colombia . 353 . Ct: Yale University Press. “Beyond the Word of Man: Glissant and the New Discourse of the Antilles”. UP: Harvard University Press. (2008). (2007). Moody-Adams. Rereading the Black Legend: The Discourses of Religious and Racial Difference in the Renaissance Empires. (1989). 10. (2003). G. Sister Outsider: Essays and Speeches. pp. IN: Indiana University Press. (2007). Way to Wisdom: An Introduction to Philosophy. pp. (1996). Groucho Marx and Me. (1997). Gordon 376 Kenaan. New Haven. D. 498–528. (1996). Maldonado-Torres. A.376. (1959). Cultural Universals and Particulars. Nirenberg David. PA: Temple University Press. “Race and the Middle Ages: The Case of Spain and Its Jews”. The Afrocentric. Bloomington. NC: Duke University Press. Journal of Visual Culture XX. Wynter. M. Kwasi Wiredu.

edu. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . a Gabika Bočkaj. Deborah Poole. Por sus comentarios y hospitalidad.co Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 1 After the Animal: Two Ontological Pursuits Atrás do animal: duas persecuções ontológicas Artículo de reflexión recibido el 31/01/2011 y aprobado el 27/04/2011 1 Una primera versión de este texto fue leída en el marco de la conferencia “Animalities: Critical Approaches to the Question of the Animal in Anthropology”. 7. Bican Polat y.408. que tuvo lugar en la Universidad Johns Hopkins en octubre de 2008.Diego Cagüeñas Rozo Universidad Icesi. deseo agradecer a Veena Das. Silvia Chaves me dio una mano con el abstract (que no el resumen). muy en especial. Una versión mucho más cercana a la que el lector tiene ante sí fue leída meticulosa y generosamente por María del Rosario Acosta y Andrea Mejía. 377 . CS No. Maya Ratnam. enero – junio 2011. a quienes agradezco su gesto de amistad. Colombia dcaguenas@icesi.

.

el ensayo propone que en ellas está en juego algo central al mundo moderno: el establecimiento de la distinción entre vida humana y vida animal. Ao analisar o ceticismo com que são interpretadas as historias. 7. Com isto se busca questionar o projeto taxonômico que divide o mundo dos seres vivos em espécies separadas. it questions the taxonomical project that divides the living world into separate species. Este ensaio descreve. In doing so. 377 . Animais. o ensaio propõe que nelas está em jogo algo central do mundo moderno: a definição da distinção entre vida humana e vida animal. the distinction between human and animal life. vida humana Abstract Stories of feral children are commonly regarded as little more than fiction. i. Human life Resumo As histórias de crianças selvagens costumam ser vistas como ficção. Con ello se busca cuestionar el proyecto taxonómico que divide el mundo viviente en especies separadas. dois casos de crianças supostamente criadas por animais. Key words: Feral children. Palabras clave: niños salvajes. defined in accordance with the notion of essence. Etologia. This paper explores two cases of children allegedly brought up by animals from the viewpoint of ethology as defined by Deleuze: “the practical science of ways of being”.e. Al analizar las bases del escepticismo con que son recibidas estas historias. Vida humana CS No. Palavras-chave: Crianças selvagens. animales. definidas en acuerdo con la noción de esencia. Taxonomia. do ponto de vista da etologia tal como a define Deleuze (“ciência prática das formas de ser”). By analyzing the basis for the skepticism with which these stories are received. taxonomía.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas Resumen Las historias de niños salvajes suelen ser vistas como poco más que ficciones.408. etología. Este ensayo explora dos casos de niños supuestamente criados por animales desde el punto de vista de la etología. enero – junio 2011. this paper proposes that something central to the modern world is at stake in them. Ethology. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . Animals. Taxonomy. definidas conforme a noção de essência. tal como la define Deleuze: “ciencia práctica de las maneras de ser”..

.

el inmigrante. lo animal. o podríamos. ¿Qué es ser humano? ¿Qué vida es humana? Este humanismo reactivado no es inocente. es el confín por antonomasia. en los cada vez menos amigos de la tauromaquia. De un tiempo para acá uno de estos otros ha venido a irritarnos con especial asiduidad: el animal. para domesticar: de esto quisiéramos hablar. Así ha sido: las nuevas tecnologías de la muerte y de sostenimiento artificial de la vida que ha inventado el mundo moderno han hecho que la pregunta por la vida humana tome nueva perentoriedad. tal vez. que del animal tampoco tenemos una idea clara. Porque no es la única forma del pensar. en la lucha contra la experimentación con sus cuerpos en nombre de la ciencia. Entrevé lo que se le escapa –se agita y se pone en movimiento. con mayúscula. En todos estos enfrentamientos ese confín del pensamiento. El animal: lo que no cesa de escapar. Con matices de carácter histórico y cultural. el loco. en esto reside todo. Solicita eso otro con persistencia. En la idea de los derechos de los animales. Habría una razón política y epistemológica de fondo: una vez el concepto de “vida” ha perdido una solidez que teníamos por incuestionable y fundamental. 7. La vida de la que podemos disponer. lo que podemos. el judío. El animal. el extranjero. la mujer. para así querer abarcar todos esos otros que han asediado el pensamiento moderno: el nativo. las formas políticas de las que hemos venido siendo testigos desde hace unos cinco siglos delatan la pregunta de fondo tras esta preocupación por definir lo específicamente humano: ¿A quién matar para nosotros poder sobrevivir? Y la respuesta ha solido ser: a alguien menos humano.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 381 Can’t believe how strange it is to be anything at all Jeff Magnum I En sus propios confines el pensamiento se aguza. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . con exasperación. nos acecha con insistencia. para clasificar. Agazapada justo en el corazón de esta empresa humanística. lo que no podemos dejar de perseguir. 2006). la figura del animal no ha cesado de atizar al pensamiento. el niño. lo que también quiere decir. enero – junio 2011. el musulmán. el negro. en los movimientos veganos y vegetarianos. Y. Tantos otros. lo que no terminamos de pensar. matar con impunidad. las fronteras entre lo humano y lo no humano. con saña en ocasiones. amenazan con derrumbarse (Agamben. porque sus efectos suelen ser violentos. Sabido es que hace un tiempo ya no nos es posible seguir definiendo al hombre como “el animal racional”.408. Del pensar como perseguir para nombrar. Llevamos unos años ya pensando al Otro. Y sin CS No. 377 . aunque en ello se repare mucho menos. el animal. que creíamos sólidamente trazadas con la razón y la conciencia funcionando como parámetros de distribución.

Sin concepto que le permita retenerlo. la persecución atañe a aquello que más nos inquieta. Porque en ellas hay algo que aprender. Nuestra intención es mucho más modesta: nos limitaremos a perfilar aquello que sucede en la persecución. son varios. El movimiento llevado a su paroxismo. Porque en ellas algo parece estar en juego. vida no humana. Algo le va al pensamiento en aquello que persigue por no poderlo terminar de pensar. al menos. se pregunta Montaigne en esa apasionada exploración de los límites de lo humano que es su Apología de Raimundo Sabunde (Montaigne. 2000 : xiii). La operación ha probado ser más difícil de lo que aparenta a primera vista. el alma del niño salvaje” (Newton. en otras palabras. imaginada. También. enero – junio 2011. Montaigne no CS No. ¿quién sabe si no me utiliza ella para pasar el rato más que yo a ella?”. Cali – Colombia . “lo animal” vuelve a ser el lugar donde podemos. fabulada: la cacería del niño salvaje. cazadores y presas. Algo nos va en lo que perseguimos. ¿Qué hace que una vida sea humana y no animal? ¿Qué hace que una vida sea humana. del humano habitante del mundo animal. es decir. La figura del niño salvaje. 1994 : 150). como veremos. pero a pesar de sus diferencias parecen compartir el fin de sus cacerías: “fijar por un momento la efímera verdad que se atisba en la vida. Pero antes de lanzarnos en pos de estas historias debemos intentar perfilar el espacio en el que las líneas de fuga se intersecan con las líneas de persecución. la mirada.408. y no animal. porque son divertidas. es decir. precisamente. Volveremos a contar dos de estas historias para pensar con ellas. decidir qué no es ser humano.Diego Cagüeñas Rozo 382 embargo. intentemos demarcar el campo de la persecución. el pensamiento atisba algo en el animal que le impide encontrar reposo: lo no humano hecho vida. Y esto también habría que acotarlo. prescindible? La larga y difícil historia de esta relación entre el pensar y el otro-animal excede con mucho los alcances de estas páginas. La pregunta permanece suspendida. Antes de sopesar estas palabras. que bien podría no ser más que mítica. 7. Dos gatos El de Montaigne: “Cuando juego con mi gata. Anticipemos sin embargo: los persecutores. Ante la crisis de la definición de “lo humano”. conocedores y objetos de conocimiento. inviolable. el espacio en el que se encuentran persecutores y perseguidos. Las energías que requiere la cacería no acostumbramos a gastarlas en vano. El animal se ha resistido a ser reducido a pura animalidad. ha azuzado al pensar humano con particular obstinación. 377 . a pura vida sin más atributos que el del mero existir. y por ende. oscilando entre las certezas del hecho y las verdades de la imaginación. pero. o. al animal recurrimos. pues nos interesa una forma muy particular de la persecución.

nada más. seña de “nuestra enfermedad natural y original” (Montaigne. alcanzar alguna claridad con respecto a nuestras intenciones hacia la gata y hacia el juego con ella. al que Heidegger no duda en calificar de “pobre” ya que es vivido bajo el modo del “aturdimiento” (Benommenheit). Como si. don. mentira. vestido. Su salida es un bello ejemplo de la antropomorfización del animal. Montaigne es siempre un pensador interesante. “¿Qué suerte de valor nuestro no hallamos en los actos de los animales?”. y por ello insiste en preguntarse y preguntarnos. la gata de Montaigne no podría estar pasando el rato con él: el animal también carece del juego. previsión. Aparentemente quiere liberar a su gata de la tiranía del instinto. ordenada según valores propios de un mundo. En sus ojos no aparecemos como compañeros de diversión. entre otras cosas. con ellos no se puede jugar. Un ente absorto por completo en los estímulos que lo ponen en movimiento no es buen compañero de juego. y citando una lista sin pretensiones de exhaustividad. ¿O sí? Montaigne no se resigna a ver en su gata la “necedad” que nos gusta atribuirles a los animales. como si tuviésemos completa certeza de cómo se da el mundo para un animal. lo es de valores. razón. en un ambiente de comportamiento puro. será todo aquello que carece de. En tanto que seres inmersos en un mundo. No ríe. El animal carece de vestido. mas en lo que a las intenciones felinas concierne. Montaigne diría que esta enumeración es impúdica. de mentira. en los nidos de las golondrinas. técnica. ingenio. vuelve a preguntarse (Montaigne. Esta antropomorfización un tanto ingenua es desestabilizada a renglón seguido. cultura. La razón es simple: antes que un inventario de características. Y apoyados en esta presunción procedemos al reparto del mundo: lo no-humano. “palabra. 2006). 1994 : 149). en las telas de araña. No tenemos cómo saber. Podríamos. los animales se nos tornan opacos. llanto. No hay lenguaje que nos aúne. 1994 : 152). En sentido estricto. experiencia de la muerte. fingimiento de fingimiento. o de llanto porque carece de moral. Mientras que el ser humano tiene conducta. Lo que obra esta pregunta es el abismo de la incertidumbre: no tenemos cómo saberlo. duelo. En la compleja conducta de las abejas verá constancia. respeto […]” (Derrida. Así las cosas. risa. como si pudiésemos acceder libremente a la interioridad de esos seres que bien podrían estar pasando el rato con nosotros. 2008 : 162). y con ello lo animal.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 383 arriesga respuesta alguna. en principio. Se trata de otro mundo. nos hallamos en irresoluble indecisión. El animal no se viste pues no puede estar desnudo. Responde a estímulos. institución. Sabe que no sería más que presunción. “¿por qué atribuimos las obras que superan todo aquello de lo que nosotros ISSN 2011– 0324 . el animal tan solo se comporta en un ambiente (Agamben. Pero vivimos como si lo supiéramos.

La conclusión es admirable: No hay motivo para considerar que los animales hagan por instinto natural y forzado. Las razones del desvío son complejas y merecen un estudio propio. 377 . ese mismo camino que seguimos para obrar. En algún punto podríamos encontrarnos.Diego Cagüeñas Rozo 384 somos capaces tanto por naturaleza como por arte. el acercamiento entre una y otra sólo puede ser planteado bajo la forma de una disyuntiva que. Quizás no actuamos por coacción. allí donde ni razón ni instinto sean soberanos. El de Buber: Martin Buber mira a los ojos de un gato doméstico y en ellos descubre que “los ojos del animal tienen capacidad para un gran lenguaje” (Buber. nosotros que no sentimos nada igual? (Montaigne 1994 : 159). Esta soberbia es la que Montaigne trae entre ojos. pasa por la moral. Cali – Colombia . a cierto instinto natural y servil?” (Montaigne. Mientras en la aurora del mundo moderno Montaigne se esforzaba por tender puentes de comunicación con el animal. sino porque un lector asiduo de Montaigne sabe muy bien de su poca fe en el razonamiento de una creatura caracterizada por su variabilidad e inconstancia. Un camino que no hemos seguido. 1998 : 85). y reconocer por consiguiente que ese mismo razonamiento. 1994 : 153). Difícil equilibrio el que ensaya Montaigne. o bien los animales saben de valores y su mundo se parece más al nuestro de lo que nos gustaría aceptar. Digo de estas palabras que son admirables no sólo por su agudeza. De momento me importa señalar algo elemental: cualquiera de estos dos movimientos. Buber. Ese pretendido señorío del humano sobre el animal lo molesta. aún a costa de lo que se tenía por propio y exclusivo del humano. ya volveremos sobre esto. No obstante. lo pone a pensar. pero tampoco parece ser el caso que actuemos en completo acuerdo con nuestras facultades. esta reivindicación del animal fácilmente puede revertir en una animalización del humano: seríamos mucho más necios de lo que nos gusta conceder. sea el del humano acercándose al animal. no es un lenguaje que podamos compartir. ¿Por qué imaginamos en ellos esa coacción natural. Humanos más animalizados. animales más humanizados.408. es también el de los animales. digo. cualquiera de estos movimientos. Lo que quiere decir que. enero – junio 2011. los animales serían mucho menos necios de lo que solemos creer. escribiendo poco después de lo que ha venido CS No. una vez planteado el problema en términos de especies más o menos separadas pero siempre diferentes. sea el del animal acercándose al humano. es falaz pues toma al mundo moral humano como piedra de toque de la distinción: o bien carecemos de valores y vivimos en un mundo más animalizado de lo que nos gusta creer. Hemos de deducir de los mismos resultados las mismas facultades. 7. Vista en el contexto de los Ensayos. las mismas cosas que nosotros hacemos mediante nuestra elección y esfuerzo.

no es más que “el lenguaje de la naturaleza bajo el primer toque del espíritu antes de que ella se le entregue a su aventura cósmica. rompe con el estadio animal de la indiferenciación. nunca se trata de una inteligencia exactamente humana. Por ello no duda en confesar: “En ningún otro lenguaje he reconocido tan profundamente lo efímero de la actualidad en todas las relaciones con el ser. Su aturdimiento ya no es el que se deriva de ser preso de la coerción inescapable de sus automatismos. En el humano que lo ha domesticado el animal entrevé un Tú. La mirada del animal domesticado no es desdeñable. al pasar a formar parte del mundo humano. Su contacto con el hombre le ha abierto la “realidad del misterio”. En ella vislumbra el “asombro e interrogación” de los que carece la mirada del animal salvaje. el animal doméstico sólo puede un balbuceo. Y a pesar de. La comunicación se rompe casi tan pronto como las miradas se cruzan. La “inquietud” que Buber encuentra en esa mirada se extingue con celeridad y retorna al mundo de lo indiferenciado. el fatal convertirse en Ello de cada Tú individual” (Buber. en lo indistinto. revelación. proviene. Este balbuceo pertenece a un lenguaje que no comunica más que una “inquietud”. y un amo atento vería en la mirada solícita de su “mascota” justo eso: que sólo el humano puede ser individuo.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 385 a conocerse como la Primera Guerra Mundial. a pesar de ser poseedor de tal verdad. Misterio. 1998 : 86). Nos complace pensar que nuestras mascotas son inteligentes y que son capaces de emociones que les permiten simpatizar con nuestras alegrías y penas. 1998 : 85). precisamente en razón de esta condición medial. o mejor. En otras palabras. en lo que Buber llama el Ello. Es una idea extraña aunque más común de lo que pueda parecer a primera vista. Por esto la domesticación es condición necesaria para que en la mirada del animal el balbuceo pueda ocurrir. de una suerte de revelación. Es decir. En su “dueño” al animal se le revela otro tipo de vida. Cuando encontramos inteligencia en nuestras mascotas no estamos haciendo algo muy distinto. el animal doméstico. Y sin embargo. antes bien. En efecto. aprehende el misterio de la naturaleza hecha hombre. verdad. pero por no ser un verdadero individuo. la sublime melancolía de nuestro destino. de la vida desarrollada en algo más: un Tú individual. no puede sostener la mirada y recae en el Ello. aunque sí puede tratarse de una inteligencia que sabe “algo ISSN 2011– 0324 . Buber cree hallar en ella algo que no nos podría ser dado de otro modo. ¿Qué le dice a Buber la mirada del gato domesticado tras la antes llamada Gran Guerra? Poco y mucho. tan solo atina a descubrir en la mirada felina “el balbuceo de la naturaleza”. el animal domesticado posee la clave de un misterio que no puede comprender. en el hombre la naturaleza. que nosotros llamamos ser humano” (Buber. nos dice Buber. Sin embargo. por intercesión del espíritu. el balbuceo.

Si por un lado Montaigne busca reducir las diferencias entre humano y animal al punto de emborronar sus particularidades. En estos pensadores encuentro. atrofiadas. las únicas formas de posicionarse ante el otro-animal. dónde están los márgenes entre lo humano y lo no humano. Lo haré a través de la cuestión del cuerpo. con justa razón. Esto es. a mí también. ni distinguir lo feliz de lo infeliz. y ciertos post-estructuralismos que piensan. en las palabras de sus “dueños”. un poco más vida que la meramente animal. Hay una inconmensurabilidad que es respetada y que muy probablemente dice menos del animal que del ser humano que la observa con perplejidad. o mejor. En los gatos de Montaigne y Buber. Buber piensa que eso otro es el misterio de la vida humana. es como si. 377 . o perdidas por el cuerpo del niño criado entre animales serán centrales en el estudio de lo que acaece en los encuentros de los que hablaremos. por el otro. que el pensamiento filosófico lleva tres mil años cargando el lastre de su enemistad para con el mundo animal. tiene su propia historia puesto que el perseguido. el niño salvaje. No puedo sino suscribir el llamado de atención y dejar advertido al lector acerca de los innegables límites de este ensayo. A modo de reverso del gato de Buber. La reconstruiré parcial y apresuradamente.Diego Cagüeñas Rozo 386 más”. el niño salvaje será perseguido pero no matado. algo otro que no nos es dado saber. enero – junio 2011.408. ni Montaigne ni Buber reducen al animal a simple medio a disposición de las necesidades humanas. sugiere. que el animal no puede enloquecer. Me recuerda. sin embargo. ni reír. el mejor análisis del problema de las relaciones humanos-animales. el principio que permite que nuestra vida sea individuada. casi siempre escrita y pensada de espaldas a la experimentación empírica. así mismo.2 En efecto. encuentro dos posiciones más o menos comunes en lo que respecta al pensamiento acerca del animal. Cali – Colombia . subraya el cisma. Así las cosas. lindado por la humanización del animal y la animalización del humano. sino en la de los antropobiólogos (para el caso de las relaciones entre humanos y animales) y la de los fonoaudiólogos (para el de los “niños salvajes”). al entrar en contacto con el animal y así evitar la domesticación de la sociedad humana. Buber. este niño poseyera la clave que nos permitiera decidir. No son. 7. me ha tocado en suerte heredar. A manera de ejemplos cita la teoría aristotélica de grados. No me parece desafortunado. que lo que sigue sea leído como un pequeño intento de ajuste de cuentas con el pensamiento lastrado que. 2 Los amables comentarios de un evaluador anónimo llaman mi atención sobre el fuerte sesgo de esta forma de enmarcar el problema. claro está. de una vez y para siempre. erradamente. II El espacio de la persecución. las capacidades adquiridas. el dualismo cartesiano. también tiene la suya. y por tanto. Como se verá. que al animal no se lo roba de algo que de forma quizá imprecisa podríamos llamar “dignidad”. no se encuentra en la obra de los filósofos. Ya sea que busquen disolver las diferencias o ahondarlas. tanto para uno como para el otro hay algo en el animal que permanece fuera de nuestros esquemas de pensamiento y regímenes morales. CS No. pero en su respeto por esa forma de vida nos ayudan a demarcar el campo en el que se darán las persecuciones que nos ocuparán en breve.

Baruch Spinoza (2006). Deleuze. Sea como sea. 1972). E3p2s vendría a ser tercer libro.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 387 La pregunta entonces será: ¿Qué puede un cuerpo? No se trata de una pregunta nueva. quizás ese mundo no sea otro mundo. no es arriesgado afirmar que historias 3 Citaremos la Ética de Spinoza siguiendo el orden libro. actuamos como si lo supiésemos. et al. escolio. superficies o cuerpos”. 2002. proposición. y qué es lo que no puede hacer salvo que el alma lo determine. es decir. Quizás la mayor sorpresa sea que tal mundo no existe en oposición al nuestro. 2004). Así. año en que son capturados los niños-lobo de Hesse y Weteravia (Malson. gustaba de repetir la pregunta: ¿qué puede un cuerpo? (Deleuze. a nadie ha enseñado la experiencia. por ejemplo. y acá retorna nuestro problema. Como si. no puede dejarse de lamentar el que esto sea algo que aprendemos no gracias a nuestros encuentros con el niño salvaje. Vivimos como si tuviésemos completa certeza de lo que un cuerpo humano puede hacer. No obstante.3 La senda que seguiremos en pos del insólito mundo del niño salvaje y de sus persecutores tiene su punto de partida en estas palabras de cautela. Cerca de cuatrocientos años más tarde. qué es lo que puede hacer el cuerpo en virtud de las solas leyes de su naturaleza. et al. libro que versa acerca del poder de la mente sobre las emociones “como si fuese cuestión de líneas. Damos por buena la intuición compartida por Spinoza y Deleuze: aún no sabemos qué puede un cuerpo—la mente podría verse sorprendida por lo que el cuerpo puede. y. Como si.. 2008. considerada como puramente corpórea. Gilles Deleuze. Sin embargo. Como si nuestro cuerpo estuviese bajo el absoluto control de nuestras mentes. al explorar el mundo animal y la posibilidad de pensar la ética como etología. la formuló con penetrante claridad en el escolio a la segunda proposición del tercer libro de su Ética. hasta ahora.. escolio. Deleuze. los primeros casos registrados de niños salvajes datan de 1344. por no hablar ahora de que en los animales se observan muchas cosas que exceden con largueza la humana sagacidad (Spinoza. hasta ahora. sino a su pesar. ISSN 2011– 0324 . ha determinado lo que puede el cuerpo. Y viviendo bajo el designio de esta suposición dejamos de reconocer que […] nadie. Pues nadie hasta ahora ha conocido la fábrica del cuerpo de un modo lo suficientemente preciso como para poder explicar todas sus funciones. lo que otros cuerpos pueden y no pueden hacer. 2006 : E3p2s). Tanto para Spinoza como para Deleuze la respuesta es la misma: aún no lo sabemos. por tanto. segunda proposición. Permanezcamos abiertos a las sorpresas que el mundo animal puede deparar. Experimentos de la naturaleza De acuerdo con Lucien Malson.

Indefectiblemente.408. como “experimentos de la naturaleza”. 2002: 202). Ya que la mayoría de estos supuestos niños salvajes rara vez aprende a hablar competentemente. y probablemente es previa a Rómulo y Remo. evidentemente. leyendas. así que es probable que junto a otras lecturas me haya sugerido la idea de Tarzán. bajo la forma de fenómenos merecedores de serio escrutinio por parte de pensadores y científicos. no podía sino desechar estas historias como parte del folclor de los menos ilustrados. 1994). es mucho más antigua que Mowgli. La idea fundamental. Por centurias estos niños han sido considerados como objetos de conocimiento privilegiado. si no con desprecio. No sorprende entonces que el temperamento del pensamiento científico que surge en el siglo XVII y que encuentra su apogeo en el XIX.Diego Cagüeñas Rozo 388 de encuentros con “niños salvajes” han circulado desde los albores de la historia humana. o titulares sensacionalistas. 377 . Es posible que en efecto no haya nada novedoso en la idea de Burroughs. La fascinación permanece. en tanto que tales. Arriesguemos una que ya hemos insinuado en nuestra lectura de Montaigne y Buber: la recurrencia de CS No. narraciones acerca de animales que adoptan infantes humanos han sido frecuentemente invocadas en el debate naturaleza/cultura. 2001: 60). Cali – Colombia . enero – junio 2011. no obstante. casi siempre nativo de la región. pero no por ello deja de ser notable. aún más. ¿Por qué? Muchas y variadas respuestas podrían aventurarse. el cual privilegiaba la observación de primera mano por parte de observadores entrenados (Shapin. que. Y aún así. a pesar de las muchas acusaciones de fraude. Pero la historia se ha encargado de demostrar que cada uno de estos niños ha defraudado las esperanzas desmedidas de encontrar en ellos las respuestas ansiadas (Benzaquén. localizadas en lugares remotos. discutiendo las fuentes que inspiraron Tarzán de los monos. no obstante. y usualmente reportadas por un sólo testigo. y que sus memorias de su “pasado salvaje” son vagas y contradictorias. o en estudios sobre desarrollo y aprendizaje del lenguaje. muchos se han preguntado si no es mejor ver estas historias como simples fábulas locales. de modo que después de todo no hay nada nuevo o de notable en ella” (Newton. Y. que muchos académicos han recibido estas historias con escepticismo. a pesar de esta hostilidad. leí Kipling. De no ser así no habría capturado nuestra imaginación con tal fuerza –la misma fuerza que ha permitido que historias de niños criados lejos del mundo humano se repitan desde tiempos inmemoriales bajo la forma de mitos. tenga esto que decir: “Claro. Estas historias no dejan de atraernos. A esto se debe agregar que las circunstancias de su descubrimiento no pasan de ser anecdóticas. No deja de ser elocuente el que Edgar Rice Burroughs. guardan las claves de todas las preguntas fundamentales. la persecución ha desembocado en frustración. en teorías sobre el surgimiento de la sociedad humana. Es necesario reconocer. 7.

es lo que se acostumbra hacer cuando de separar hechos de ficciones se trata. y el niño-gacela del Sahara). Quisiera ilustrar cómo estos dos casos delatan la importancia de la noción de “esencia” en el establecimiento de la división entre humanos y animales. los testigos de su frágil identidad y de su falta de rostro propio” (Agamben. como se verá. son los mensajeros de la inhumanidad del hombre. Krogman. 2006 : 65). India Británica. y está certificada por el reverendo Jal Singh de Midnapore y por el obispo Pakenham Walsh del ISSN 2011– 0324 . me permito proponer una interpretación alterna de dichas historias. En palabras de Agamben. y en la subsecuente repartición del mundo viviente en especies diferentes y separadas. Ojo lupino. una muere. pienso que estas historias de niños criados por animales desestabilizan el proyecto taxonómico de definir esencias inmutables. las niñas-lobo de Midnapore. comparten la misma esencia o substancia. no podía dejar de plantear la pregunta: ¿había un oftalmólogo competente examinado sus ojos? El doctor. Dicho de otro modo. por lo usual. estaba en su pleno derecho al exigir algún tipo de experticia. En la parte baja de la primera plana del New York Times de esa fecha se podía leer este titular: “Dos pequeñas ‘niñas-lobo’ en guarida.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 389 historias de niños salvajes en estas y otras líneas de investigación responde a la ansiedad que resulta de la momentánea borradura de la frontera entre humanos y animales. pero sólo fue hasta octubre 22 de 1926 que la historia pasó a ser de dominio público. III El doctor Wilton M. permitiendo así otra valoración de las relaciones. en la que la idea de potencia reemplace a la de esencia. para así interrogar las formas frecuentemente violentas en que restablecemos y reafirmamos la distinción entre humanos y animales. (Oftalmoscopia) Amala y Kamala habían sido rescatadas en 1920. fuera del sistema taxonómico como tal. otra es humanizada lentamente”. que aparecen cada vez más frecuentemente en los límites de los pueblos de Europa. En consecuencia. lo que suele desencadenar en la violenta reafirmación de definiciones previamente establecidas. La historia arriba desde Bengala. sino entre diferentes modos de ser. se supone. “los enfants sauvages. Después de todo. haciendo buen uso de un cierto escepticismo al parecer connatural a su oficio. rescatadas. Exploremos pues algunas manifestaciones de esta ansiedad volviendo la mirada a dos conocidos casos de crianza inter-especies (Kamala y Amala. cada una compuesta de individuos que. no ya entre humanos y animales. y la consiguiente erosión de nuestras seguridades acerca de lo que significa ser humano.

corriendo en cuatro patas. había sido el suficiente para que las niñas adoptasen rasgos y comportamientos lobunos. octubre 23 de 1926). aproximadamente de ocho y dos años de edad. Amala y Kamala representarían todo aquello acerca del colonialismo que la metrópoli europea se esforzaba por reprimir. Aunque las relaciones entre estos reportes y las relaciones de poder coloniales se encuentran fuera de los alcances de este escrito. Aparentemente habían sido abandonadas siendo aún bebés. 7. emitiendo ladridos guturales. nacida entre dos mundos” (Hotchkiss.4 A renglón seguido se ofrecía una explicación: no era inusual en esa parte del mundo que los niños fueran abandonados poco después de nacer. 1966 : 4). O por lo menos así va la historia. Hacia finales de agosto el obispo había visitado al reverendo y fue entonces cuando este último decidió contar los pormenores de cómo había descubierto y capturado dos “niñas-lobo”. CS No. Debió ser muerta con una descarga de flechas. Cali – Colombia . 377 . La niña más joven (después bautizada Amala) murió poco después del rescate. vale la pena anotar que muchas de las controversias alrededor de la veracidad del diario del reverendo Singh tenían que ver con la “falta de confiabilidad” de informantes nativos. Para cuando nuevos reportes llegaron de Midnapore. especialmente si se trata de niñas no deseadas. y con la consiguiente necesidad de observadores debidamente cualificados para certificar la veracidad de los hechos. escribiría después en su diario (Singh. Los lectores interesados en el caso debieron esperar hasta diciembre por más detalles. y viviendo como lobos”. et al. 2001 : 448). llevando incluso a riñas en bares de Londres (The New York Times. enero – junio 2011. los destinos de Amala y Kamala ya habían sido inscritos en la imaginería colonial de El libro de la selva: “Mowgli en la vida real en noticias desde India” (The New York Times. se requería saber científico que despejara el aire exótico que estas historias traían consigo. para luego llevarlas a su orfanato.408. y luego encontradas y adoptadas por la madre lobo.Diego Cagüeñas Rozo 390 Bishops College de Calcuta. A pesar de que era imposible determinar con exactitud cuánto tiempo habían vivido con los lobos. amenazando con su dentadura a todo al que osara acercarse. Singh reporta que Kamala era gentil y prefería la compañía de perros a la de otros niños. “Mi curiosidad se despertó y quise ver el fantasma”. Cuando el séquito de Singh intentó sacar a las niñas de la madriguera.. “fieras en extremo. Hotchkiss llega a sugerir que “el niño-lobo protagonista [de El libro de la selva] representa la subjetividad colonial. diciembre 26 de 1926). Su curiosidad lo llevó a una madriguera en la que descubrió varios lobatos y dos niñas. Sin embargo. Habían caminado tanto tiempo en cuatro patas que sus tendones y articulaciones se habían acortado a tal punto que les era imposible 4 La mayoría de los cientos de reportes de niños-lobo en India salieron a la luz en el contexto de la ocupación británica. En uno de sus viajes evangelizadores Singh fue advertido por los nativos de evitar cierto camino por ser frecuentado por demonios. mientras que Kamala estaba siendo “gradualmente separada de sus costumbres lobunas”. En el entretanto la cuestión de la veracidad de la historia había espoleado el debate. En otras palabras. aquello que aparecía como “exótico” era conjurado por la misma imaginación colonial. A este respecto. En tal interpretación. la loba corrió a protegerlas.

a su turno. podían atribuirse. Pero esto no es lo que capturó la atención del doctor Krogman. no obró en beneficio de la verosimilitud de la historia. por lo tanto no puede brillar. lo cierto es que el tiempo transcurrido entre el rescate de las niñas. que “en noches muy oscuras.. y si la historia del rescate se volvía pública. había detalles simplemente inverosímiles. Pero se abrían después de la medianoche. (es fácil pasar de perseguidor a perseguido). Sin importar lo que pueda pensarse de estas explicaciones. ellas podían desplazarse sin problema sobre terreno difícil” (Singh. Los ceños se fruncían. éste fue puesto bajo meticuloso escrutinio por la comunidad científica. sino dos bebés humanos. et al. 24). objetó el doctor Krogman. El ojo humano carece de tapetum lucidum. no obstante. 1966: 22). en las que la visión y actividad humanas fracasan sin remedio. 1966 : 18. Cuando el reverendo Singh finalmente decidió dar el visto bueno a la publicación de su diario.. et al. reconocía que le era difícil esclarecer el asunto. 1966 : xxxii-xxxiii). lo que sería una gran demanda a nuestro tiempo” (Singh. al tiempo supuestamente pasado junto a los lobos. 19. y la publicación del diario. et al. Efectivamente. o que sus mandíbulas se encontraran “salidas y elevadas”. ¿Cómo explicaba el reverendo fenómeno tan peculiar? Singh. cuando Singh reportaba. se podían ver “dos luces azules enviando rayos en la oscuridad” (Singh. En lo negro de la noche. esto es. et al. aun allí donde se hacía dificultoso determinar de quién eran los ojos. Sus mentes se encontraban igualmente atrofiadas: el rostro de Kamala tenía una “apariencia vacía”. la muerte de una de ellas. Y no: no había consultado a un oftalmólogo por temor a no poder controlar a 5 Singh explicaba su renuencia a publicar el diario con dos razones: “1) Se trataba de niñas. Fue el resplandor azul. ISSN 2011– 0324 . por ejemplo. Supuestos hechos como que las niñas “pudieran sentarse en el piso en cuclillas o en otra posición. no ya uno. como el de un gato o un perro en la oscuridad”. se nos haría muy difícil casarlas una vez llegadas a esa edad. Incluso haciendo a un lado la clara improbabilidad de que una loba adoptase. Singh y su esposa] temíamos que la publicación llevaría a innumerables visitas y preguntas. no puede refractar la luz.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 391 enderezar sus piernas y caminar rectas. preguntó el doctor Wilton M. sin necesidad de ejercitar demasiada benevolencia. o que con su aguda audición pudieran escuchar “los pasos más livianos” (Singh.5 La controversia que la historia había alentado en un principio ya no era materia de titulares periodísticos.. mas no pudieran erguirse”. Había consultado a un tal doctor Sarbadhicari sin resultados. 2) Nosotros [es decir. y el único rastro tenue de emoción eran las pocas lágrimas que había derramado después de que Amala sucumbiera a la disentería.. ¿Pero un oftalmólogo competente había examinado sus ojos?. Singh reporta que los ojos de Amala y Kamala “eran casi redondos y durante el día su mirada era la de un somnoliento. 1966 : 19). Krogman. pero aún así el relato de Singh encontró escepticismo rayano en la virulencia. Tenían un peculiar resplandor azul.

Por ejemplo. Influenciado por el modelo horticultural del desarrollo infantil. Jefe del Departamento de Herencia Humana. Zingg reconoce que el brillo en los ojos de las niñas es “el rasgo más asombroso de todo el reporte. es categórico en sostener que “en ningún otro punto fue tan rigurosa la verificación del manuscrito por parte de los científicos que contribuyeron con los prefacios. Ruggles del King’s College. la experiencia de primera mano de Singh permanece inconclusa a los ojos de científicos europeos y norteamericanos. es conspicua la ausencia de científicos nativos –tan conspicua como la presencia de un obispo nativo. la semblanza que McCrone (1993) hace de Singh adquiere pleno sentido: “Un hombre pobre pero relativamente educado. En eso llevaba razón. Maxfield. India. Pero lo fue. prosigue Singh. Sin la ayuda de tipos de saber científico muy específicos. Sabía que personas como el doctor Krogman no se iban a dejar convencer fácilmente. 377 . Profesor Asociado de Sociología. después de todo. Universidad Estatal de Ohio. y como animales salvajes en la selva” (Singh. 7. Y Singh hizo su mejor intento por describir las circunstancias en las que el fenómeno había sido observado. Según él. et al. Cali – Colombia . “con los lobos habían adquirido este poder de ver objetos en la oscuridad como gatos y perros. Profesor Francis N. Profesor Kingsley Davis. Además. “nunca se me ocurrió que tal pregunta fuera a serme planteada”. Aun así. y del firmante” (Singh. Por tanto. Zingg invitó a varias autoridades a escribir prefacios que certificaran su veracidad. y el más proclive a ser controversial”. y así volverse un poco animal.Diego Cagüeñas Rozo 392 los curiosos una vez la noticia de la existencia de las niñas se regara por la región. Ojo lupino. teorizó que los hábitos lupinos adquiridos por Amala y Kamala habían de algún modo CS No. et al. en proporción con el brillo de la luz a su alrededor”. lobuno.. La luz se mantuvo en el pasillo. el libro abre con prefacios firmados por el Profesor R. Singh hizo lo mejor que pudo para validar sus afirmaciones.. Robert Zingg se vio en la necesidad de defender la prosaica explicación del reverendo Singh. Profesor Arnold Gessell de la Clínica de Desarrollo Infantil. en adición a su propia introducción. y el obispo H. La lista no es gratuita y habla de las políticas de la verdad que están en juego. 1966 : 19). En ocasiones las niñas se volvían hacia él o su esposa cuando se les acercaban. Director de Psicología Clínica. dejándolas en la sombra. mostrando “únicamente dos tenues luces azules. Para Singh no había duda de que el ojo humano podía brillar. Universidad de Yale. El ojo humano no tiene tapetum.408. Universidad Estatal de Pennsylvania. Así pues. enero – junio 2011. “No nos preocupamos”. Universidad de Londres. 1966 : 19). Pakenham-Walsh de Coimbatore. durante los primeros días de su estadía en el orfanatorio las niñas no soportaban la presencia de ningún tipo de luz en la habitación que les fue asignada. En este contexto. Anticipando el escepticismo con que sería recibido el diario.

quien sostiene que “la retina y la coroides pueden actuar como un espejo. no sólo era un nativo. tanto de infantes abandonados. Sin algún tipo de apoyo científico la historia difícilmente podría valerse por sí sola.. y el ojo observante debe estar ubicado de modo que algunos de los rayos reflejados entren en él” (Singh. habiéndose extraviado en los bosques. et al. lejos de toda ayuda humana. Singh. Herbert Parsons. el niño salvaje de Hanover. en los mamíferos inferiores. “en todas las razas”. Víctor. habían sobrevivido por sus propios medios. el brillo ocular no se debe tan solo a la presencia del tapetum. como de niños un poco mayores quienes. por ende nada de ésta puede entrar en el ojo de un observador si éste no se encuentra ubicado en el rayo de luz. por añadidura. En el ojo emetrópico la luz reflejada por el fundus se proyecta en un rayo paralelo. Acatando estas políticas del conocimiento. en la décima edición de su Systema naturae en 1758. La rareza del fenómeno en humanos se debe a que “el ojo observado debe ser altamente hipermétrope (o. et al. de modo que su educación religiosa podría haber tergiversado su relato. et al. Zingg busca hacerse cargo del misterio del resplandor azul citando artículos de Nature y del Annual Report of the Smithsonian Institute que reportan casos de ojos humanos resplandecientes en la oscuridad. ISSN 2011– 0324 . ¿Podría ser entonces que Singh no estaba imaginando cosas. (Pedro. la luz incidente debe ser brillante.. sino también a sus ojos altamente hipermétropes. Una carta de un miembro de la Asociación Espeleológica Británica detallando cómo su experiencia en la exploración de cuevas le ha dado la oportunidad de atestiguar tres diferentes casos de ojos humanos que brillan en la oscuridad. el nombre y categoría de “hombre salvaje” u “hombre feral” (homo ferens) fue introducido en la ciencia académica por el gran taxónomo Carlos Linneo.. comparativamente estrecho: éste es el principio del oftalmoscopio” (Singh. 1966 : 131). el niño salvaje de Aveyron. es seguida por la teoría de J. aún más raro. “basado en los casos pobremente documentados de los que se disponía en su tiempo” (Singh. Linneo usaba el término para referirse a casos de aislamiento humano extremo. después de todo? ¿Podría ser que la visión de las niñas se hizo más y más hipermétrope debido a su infancia entre los lobos? ¿Tenemos total certeza acerca de la imposibilidad del ojo humano de proyectar rayos de luz en la oscuridad? ¿Son nuestros ojos tan diferentes de los de otros animales que un resplandor ocular azulado es totalmente impensable? La máquina taxonómica De acuerdo con Zingg. altamente miope). Nos incumbe saber que. adoptados y amamantados por animales. 1966 : 20). sino también un misionero.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 393 bloqueado la libre expresión de sus características humanas innatas”. 1966 : 20).

vivientes. mientras que los ángeles son incorpóreos. El hombre es una sustancia corpórea viviente. Sólo el hombre es rationalis […] La serie produce la definición de hombre como substantia corporea. Cali – Colombia . y sensibles deben ser divididas en “racionales” e “irracionales”. una “supervivencia literaria” cuyo origen se encontraría en “la descripción aristotélica del hombre primitivo”. En un libro editado en 1983 sobre la obra de Linneo encontramos un capítulo escrito por Gunnar Broberg con el título de “Homo Sapiens”. por su parte. Zingg. prácticamente todos los casos reportados coinciden con la caracterización de Linneo). Entre las características atribuidas por Linneo al hombre salvaje. El hombre puede sentir. Pero las plantas también tienen vida. las sustancias corpóreas. Demos un rápido vistazo a su funcionamiento. de acuerdo con Malson. rationalis—o. esto es. las sustancias corpóreas vivientes han de ser divididas en sensibles e insensibles. 7. Ni Malson ni Zingg parecen discrepar con el proyecto clasificatorio de Linneo. Asimismo. Shajampur y Krondstadt. El hombre tiene “cuerpo”. la tercera ha sido desestimada como una simple “proyección” del pensador. otras pueden ser erróneas. Pero un caballo también puede sentir. 1966 : 134). vivens. 1972 : 47). la planta no. sentients. Por ende. También podría deberse a que “personas particularmente peludas eran presentadas en ferias y circos como animales humanos” (Malson. son los ejemplos más notables). Pero también lo son los ángeles. Allí aparece la siguiente definición de “hombre”: El hombre es una “substancia”.408. de forma CS No. se cuentan el que suele ser cuadrúpedo (tetrapus) y mudo (mutus). A pesar de que se han registrado unos cuantos casos de niños cubiertos de vello (el segundo niño lituano. con o sin alma. 377 . Pero cabría preguntarnos de dónde proviene tal poder. No existe un solo ser que pueda escapar al abrazo universalista de la nomenclatura binomial y jerárquica de esta taxonomía –excepto el homo ferens. los creía cubiertos de pelo (hirsutus).. enero – junio 2011. et al. De modo que “cuerpo” debe ser dividido en “viviente” e inerte [dead]. El poder de la taxonomía es dado por hecho. Existe algún consenso alrededor de las dos primeras características. el hecho de que existe algo así como el “hombre salvaje” que ha de ser correctamente definido y meticulosamente descrito nunca es cuestionado (después de todo. Pero la piedra también tiene “cuerpo”. la inclusión de este rasgo es probablemente. Algunas de las características por él propuestas pueden ser correctas.Diego Cagüeñas Rozo 394 y Kaspar Hauser de Núremberg son los casos más famosos de este segundo tipo). y los niños de Husanpur. es un método extremadamente eficiente de ordenar el mundo natural (y quizás el sobrenatural también). Para comenzar. Así pues. prefiere una explicación más pedestre: “ocasionalmente la exposición del cuerpo desnudo a los rayos del sol puede ser la causante de los casos de hombres salvajes cubiertos de pelo” (Singh. la piedra es una sustancia corpórea inerte. la niña de Kranenburg. Debemos entonces dividir la substancia en corpórea e incorpórea.

cuyo punto de partida son tres Reinos y desciende hasta las Especies. Incluso después de una rápida mirada sobre la literatura que aborda el tema persiste la impresión de que la verdad que los persecutores buscan afanosamente equivale a la respuesta a una única pregunta: ¿Dónde podemos trazar la barrera infranqueable que nos separa del resto de seres? De los niños salvajes. La lógica clasificatoria puesta en marcha por Broberg es una mecanización del sistema clasificatorio diseñado por Linneo dos siglos antes. De momento digamos que la importancia de este dispositivo clasificatorio para nuestros intereses radica en que nos ayuda a ilustrar la lógica del proyecto taxonómico al tiempo que pone de presente su fin último y su principio fundamental: re-construir un orden jerárquico de sustancias con fronteras infranqueables entre ellas. y Géneros. “sapiens” no sería más que la síntesis del adagio filosófico nosce te ipsum: conócete a ti mismo. esto es. la insistencia de la mayoría de aquellos que se han ocupado del “hombre salvaje” en retornar a la pregunta por la esencia humana demuestra la persistencia del modelo de pensamiento taxonómico. Ahora bien. gracias a su equívoca posición con respecto a la barrera que separa la esencia humana de las demás esencias. Se trata de una jerarquía con fronteras que no pueden ser cruzadas (Steeves. Después de la clasificación taxonómica tentativa. Agamben. 2002: 236). pasando por Clases. Por ello se trata de una anomalía: la taxonomía no puede definirlo de forma definitiva: “Definir lo humano no a través de una nota characteristica. aunque significativamente modificadas. la única identidad específica de homo sapiens sería la de “poder conocerse”. animal rationale. pero no nos aventuraremos en terreno tan traicionero. de allí que se requiera de una categoría especial. 2006 : 57). sino. Empero. aún resta que el hombre la valide en un ejercicio de reflexividad –homo sapiens debe descubrir su propio rostro. Pero no ha sido así. significa que es hombre el que se reconocerá como tal. en la interpretación de Agamben. homo sapiens no sería el culmen del sistema taxonómico.6 La conclusión es de sobra conocida: el hombre es el Hoy apenas unas pocas de las agrupaciones de Linneo (basadas en características físicas compartidas) permanecen. Se podría objetar que no es claro qué entiende Broberg por “racional”. los niños salvajes han de ser domesticados antes de poder ser incorporados en la especie humana. Según él. Nuestro interés es el cuerpo. su más conspicua anomalía. ISSN 2011– 0324 . permanecen en una suerte de limbo taxo6 La lectura de Agamben en este respecto es sugestiva pues muestra que en Linneo el mecanismo taxonómico aún no funciona con total rigidez. Mientras la domesticación llega a su término. Órdenes.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 395 más concisa. se espera una respuesta definitiva a esta cuestión. intermedia que pueda nombrarlos. En su ambigüedad ontológica se dificulta determinar qué en ellos es “puramente animal” o “puramente humano”. por el contrario. que el hombre es el animal que tiene que reconocerse humano para serlo” (énfasis en el original. los “semejantes al hombre”. animal racional. Así pues. sino a través del conocimiento de sí. Por no poder ser clasificados definitivamente en una categoría que no enuncie tal ambigüedad. En la edición del Systema naturae de 1758. Linneo inscribe Homo en el orden de los Anthropomorpha.

sin cultura no hay humanidad: “[…] sin hombres no hay cultura por cierto. de la carencia: entretanto carezcamos de cultura no seremos más que “animales incompletos”. Aunque sus rasgos y comportamientos tengan una fuerte apariencia animal. Ninguno de los autores que he consultado hasta el día de hoy contempla la posibilidad de clasificar a los niños salvajes como unos animales más. fue un elemento constitutivo y un elemento central en la producción de ese animal mismo” (Geertz. Cali – Colombia . ¿por qué llamar a la situación de Kamala “monstruosa”? No parecía estarle yendo muy mal antes de ser capturada. ¿Por qué necesitábamos perseguirla y capturarla? ¿Qué le hacía falta?7 7 Debido a nuestra preocupación por el cuerpo hemos hecho a un lado el punto de vista culturalista. Sólo así podrán ser debidamente clasificados como humanos. es decir. Hay algo más que me parece enigmático. incluso contenta (aunque esta última es una afirmación antropomórfica). Las esencias no pueden ser alteradas. y que la ha resuelto dentro de sus capacidades como ser humano” (Singh. y este punto es crucial.408. Geertz. 377 .. Si pensamos una forma de vida CS No. Arnold Gesell tiene esto que decir acerca de Kamala: “Ningún esfuerzo de la imaginación podría llevarnos a afirmar que ella se ha convertido en una criatura lupina. En breve. esa forma de distinguir humanos de animales en razón de la supuesta falta de “cultura” de los segundos. necesitan dejar de ser lo que son para poder llegar a ser lo que se supone han de ser. siempre es posible encontrar algún rastro de “humanidad” en ellos. sino humanos detenidos en su desarrollo. en consecuencia. La posición de Clifford Geertz ilustra muy bien esta estrategia argumentativa. et al. dejan de encarnar la promesa de “una contribución fundamental a la ciencia del hombre”. enero – junio 2011. 2005 : 54). Vemos cómo acá también está en juego una idea de la falta. no es animales. una monstruosidad nada viable” (Geertz. Si su humanización se hace lenta es porque primero “deben desaprender todo lo que han adquirido antes de poder comenzar a aprender de nuevo” (Malson. y por caminos más o menos convergentes con los de Gesell arriba igualmente a la figura de la excepcionalidad monstruosa: “Un ser humano sin cultura probablemente no sería un mono con talentos intrínsecos aunque no realizados.. las cuales se han impuesto sobre sus naturales tendencias “humanas”. 1941 : 21). Geertz sostiene que “[…] la cultura más que agregarse. Pero aun así. bueno. El mismo Singh reconoce que se encontraba bien alimentada. et al. 1972 : 61). dicho sea de paso. por así decirlo. 1966 : xxiii). también se interesa por el desarrollo mental. 7. Esto significa que lo que realmente son. Kamala no se transformó en lobo. tan solo adquirió “costumbres de lobo” –su esencia no fue alterada. La ironía es que una vez pasan a ser “realmente humanos” pierden su estatuto privilegiado. 2005 : 55). se lamenta el profesor Davis en su prefacio (Singh.Diego Cagüeñas Rozo 396 nómico entre la humanidad y la animalidad. Todos parecen coincidir en que las dificultades experimentadas por estos niños para adaptarse al mundo humano se deben a las costumbres “animales” aprendidas. esenciales. saludable. 2005 : 70). sino que sería una monstruosidad carente de todo espíritu y. pero igualmente. Debe ser vista como un infante humano que ha afrontado una situación monstruosamente excepcional. a un animal terminado o virtualmente terminado. de otro modo no serían. sin cultura no hay hombres (Geertz. y esto es más significativo. Dicho de otro modo.

Los animales no estarían en capacidad de proveer los cuidados necesarios. y muchas veces repudiable. IV. En última instancia Gesell parece tener una mejor idea de lo que el cuerpo de un lobo puede. parece no haber tenido mayor problema adscribiendo cualidades “humanas” a algunos animales. Ya que para él la herencia determina el desarrollo.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 397 ¡Crecimiento mental!. Amala y Kamala denunciarían lo poco que sabemos del humano. es simple: el cuerpo no es importante. sin embargo. Podremos tener una esencia. Agradezco a Enrique Jaramillo esta referencia. otra forma de persecución: el persecutor es quien huye. con dificultad evadiremos la figura de lo monstruoso. creo. para Armen el niño gacela denunciará que desde aquello de lo que está privado (y no desde aquello que es a plenitud). 1941 : 76). A seguir. Muchos podrán haber visto en el niño salvaje la promesa del avance del saber científico. sino también en huída de la verdad de un mundo que se siente ajeno. en lo que a nosotros respecta. los ojos de Kamala bien podrían brillar en las tinieblas. La razón. habría sido la réplica de Gesell. y que no ataque más a los otros niños del orfanato. Pero quizás debiéramos darnos por bien servidos si tan solo dejara de intentar escapar. lo que realmente cuenta. Para Zing. Sería magnífico. en otras palabras. reconoce que no es del todo imposible que las niñas hayan sido realmente amamantadas por lobos ya que una loba “cuyo ser es inflamado por la química de hormonas maternales puede ser tan diestra y gentil como una mujer” (Gesell. La razón. si dejara de quitarse la ropa. ¿O sí? Aunque Gesell es renuente a adscribir cualquier tipo de animalidad esencial a Kamala o a Amala. que de lo que un cuerpo humano es capaz. vendría a ser que. su conclusión sobre el caso de Kamala es que “desde el punto de vista de la genética y la psicología clínica. podemos entrenarla para que emita algunos sonidos similares a palabras humanas. En efecto. Ya no sólo en busca de la verdad que quizás exista bajo la forma del homo ferens. Entre tanto. Jean-Claude Armen vio en él la prueba encarnada de la futilidad del mundo desarrollado. que use sus manos para llevar el alimento a su boca. ISSN 2011– 0324 . es que deje de comer las entrañas de las gallinas de Singh. De algún modo la imagen de una loba amamantando infantes humanos es menos inverosímil que la de un niño comiendo carne cruda y departiendo con lobos. Así es: en el niño salvaje podría encontrar solaz. pero ésta necesita ser cultivada para que pueda expresarse en pleno. el fenómeno más significativo en su vida es la lenta pero ordenada y secuencial recuperación de su obstruido crecimiento mental” (Gesell. Se trataría de una cacería de otro tipo. también. 1941 : 13). es el desarrollo de la mente humana lo que realmente está en juego en los casos de niños salvajes.

Los niños salvajes deben ser rastreados. Pueden intentar huir. 1976 : 109). galopando a saltos gigantescos en medio de una larga cabalgata de gacelas blancas” (Armen. de quienes CS No. Se encontraba a un día de jornada. Por lo menos no hasta que unos nómadas de Nemadi (Mauritania oriental) le contaron de un niño salvaje que vivía con gacelas. a diferencia de Amala y Kamala. y carente de dirección que sólo ofrece el prospecto sombrío y letal de una tecnocracia cada vez más anónima” (Armen. La realidad es con frecuencia mucho más extraordinaria que la ficción o que un embellecido reporte de los hechos” (Armen. uno de esos genios a la vez temidos y reverenciados por los trashumantes del desierto. Desde las primeras páginas Armen es vehemente en alegar que su libro es el testimonio de una “experiencia real”. “Finalmente. y que han crecido entre ellos. Cali – Colombia . cazados. como en un sueño. no siempre forman parte de algún mito. en ese inhóspito pedazo del mundo. Pero esto él no lo sabía. parte del Sahara español antes de la ocupación de Marruecos. Pero no Jean-Claude Armen. atomizada. vi adelantándose hacia mí el perfil. enero – junio 2011. 7. 1976 : 28). también conocido como Oued Edhahab. Humanos no han de vivir entre animales. Al principio de los sesenta partió con la intención de recorrer un territorio de difícil acceso para los extranjeros por ese entonces: Río de Oro. 1976 : 17). los perseguimos para arrancarlos de sus animalescas costumbres. no lo podía saber. Armen se negó a tomarle fotos al niño. Poeta y pintor. No sólo esto: también declara que “los niños salvajes que han sido adoptados por animales. vendría a él aquello hacia lo cual tendía de forma más o menos oscura (tal y como reza la frase de Spinoza que usa como epígrafe a su libro). Armen no contempló ni por un instante la posibilidad de capturar al niño. exploradas “de forma azarosa” (Armen. Creían que se trataba de un jinn. dedicó gran parte de su vida al viaje solitario a partes poco conocidas o “prohibidas” de la Tierra. 377 .Diego Cagüeñas Rozo 398 eso poco que sabemos es moralmente deleznable. Con una extraña mezcla de vergüenza y soberbia. Él también necesitaba ver al fantasma. Por lo tanto. Armen no pudo resistir. En ese momento no podía saber que allí. esbelta y de larga cabellera.408. 1976 : iii). Viviendo su propia vida como un intento por ganar distancia frente “a esta vida fragmentada. Al igual que Singh antes que él. de una forma humana desnuda. pero eso es sólo porque no conocen otra vida. incandescente.8 Todo 8 Es más. En el desierto Suele suceder que cuando los persecutores por fin alcanzan el objeto de sus deseos. lo arrancan de lo que hasta entonces era su vida. y traídos de vuelta a la sociedad –la misma sociedad que los abandonó en un principio. Es la autoridad de una certeza encontrada a bordo de un Jeep acercándose al límite de su potencia. capturados.

Al aprender las costumbres de las gacelas intuye “un oscuro. 1976 : 94). 1976 : 78). primigenio OtraParte. del niño gacela sino de un tenemos evidencia fotográfica de su existencia. Y así hizo frente a su “burgués sentido del olfato” y comenzó a dormir con las gacelas en un oasis en medio de las abrasadoras y saladas planicies de Tiris Zemmur. ¿Podría Armen estarse convirtiendo en gacela? ¿Es este “nuevo universo” un universo animal o la expresión de su explícito desprecio por el mundo de los humanos? Armen sostiene que durante su tiempo con el niño y las gacelas éstos le enseñaron “ciertos estados espontáneos del alma. estados de la mayor pureza y libertad ante los elementos” (Armen. y aún siguiendo de cerca las palabras de nuestro explorador. Armen se forzó a sí mismo a aprender a comunicarse con el niño y el resto de la manada haciendo uso de sus medios de comunicación. Van muy bien con el tono impresionista de la narración. No con una agenda científica en mente. algún tipo de noúmeno arquetípico de reintegración primordial dentro y alrededor de mí mismo” (Armen. el cual “procede de lo conocido a lo conocido y reduce lo desconocido a lo conocido”. Me es imposible no escuchar en estas palabras el eco de la proyección antropomórfica de cómo un universo animal debe ser visto desde el ojo de nuestra imaginación.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 399 lo contrario. se trata de “estados intuitivos” recientemente redescubiertos por “los mejores de los hippies”. sin importar si esto implicaba unas cuantas dosis de lambetazos en la cara. La mayor parte del libro está dedicada a la meticulosa descripción de su aprendizaje en el desciframiento del significado de cada uno de los gestos y movimientos de las gacelas. En lugar de forzar al niño a articular palabras. en última instancia. En la interacción social expresada en lengüetazos y olfateos el niño participaba por medio de un grito sordo emitido desde la parte trasera de su garganta con la boca cerrada. es decir. 1976 : 109). Y en este punto una sospecha se nos presenta casi que por sí misma: quizás el libro de Armen no nos habla. Decidió unírsele en su vida de gacela. gestos y movimientos que el niño compartía con la manada. ISSN 2011– 0324 . y este eco retumba con más fuerza una vez aprendemos que Armen compara tales estados del alma con aquellos propios del Zen o con las descripciones verbales de Krishnamurti. El hecho de que no haya otros reportes de la existencia del niño debería llevarnos a preguntar qué tan literalmente hemos de leer sus apreciaciones acerca del carácter asombroso de la realidad por encima de la ficción. Exaltado por el descubrimiento de un nuevo universo. tenían un complejo código para indicar la distancia de fuentes de alimento a través de coces en el suelo. todo lo que tenemos del niño-gacela son las palabras y dibujos de Armen. Después de algunas semanas comenzó a presentir la existencia de “una vasta y poco explorada ‘tierra de nadie’” (Armen. los cuales están lejos de tratarse de representaciones “realistas”. 1976 : 61). afirma no sentir sus “limitaciones humanas” (Armen. De hecho Armen aborrecía lo que llamaba “el estéril método del punto de vista cartesiano”. Por ejemplo.

Tras una larga ausencia. de forma más precisa. El capitán desea llevar a cabo sus propias observaciones científicas. con “¡el creador de los más elevados valores espirituales y de la bomba termonuclear!” (Armen. 1976: 39). no más o menos humano. 377 . Esta vez lo acompañaba un capitán instructor del Cercle Militaire Français de El Aioudj-Idjil (antes Mauritania Francesa). sin el guión: un cuerpo que ha sobrevivido calor tórrido y escasez de alimento en conexión con otros cuerpos –una expresión plena de ser. Resulta entonces que el niño-gacela no habita un mundo de libertad absoluta. Cali – Colombia . como sus gacelas” (Armen. Sin quererlo. quien permanece sin nombre durante el resto del relato. 7. Con seguridad no se trata del mundo brutal y bárbaro del cual Singh. o. no más o menos gacela. sus músculos más firmes y poderosos. ¿Se ha convertido el niño en animal? ¿O está tan solo haciendo uso de los “recursos humanos” a su disposición para sobrevivir en ecosistema tan hostil? ¿Qué le hace falta para ser considerado “realmente” animal? ¿Qué le hace falta para ser considerado “realmente” humano? ¿Tiene esto “realmente” importancia? Es un niño gacela. para no asustar a los animales. Es la plena expresión de un modo de ser del todo particular. un niñogacela. En 1963 retornó al Sahara occidental. hay que reconocer que matiza sus afirmaciones: “En un principio lo había imaginado enteramente libre à la Rousseau –pero se encuentra bajo una obligación: sin su manada adoptiva no habría sobrevivido en el desierto” (Armen. continuos saltos de cerca de cuatro metros de longitud. Siendo justos con Armen. Armen CS No. individual. a pie. aún indemne frente a nuestra avaricia y progreso tecnológico. Zingg. Tal y como parece ser el patrón inescapable de este tipo de historias. encontraron el oasis. “las muestras de reconocimiento como los pequeños lengüetazos no son particularmente afectuosos” (Armen. enero – junio 2011. 1976 : 88). singular. las gacelas tienen “patrones sociales” propios. Armen avanzó solo. A bordo de un Jeep. luego de dos griyb (“dos horas caminando siguiendo la línea de la mano”). La expresión niñogacela tampoco se ajusta: lo que este cuerpo puede no resulta de la combinación y modificación más o menos completas de dos esencias. Armen parece lamentar. Pero aunque este fuese el caso. su rostro vacío y menos redondo. y Gesell intentaron rescatar a Kamala y Amala.Diego Cagüeñas Rozo 400 cierto descontento con homo sapiens. Armen es más cercano a Rousseau. 1976 : 85). Allí estaba: en cuatro patas.408. El Jeep ahuyenta a la manada. esto es. 1976 : 81). lo vemos alcanzar una velocidad de 52-54 km/h con gigantescos. El capitán acelera a fondo y poco a poco alcanza a los animales en su huida. la persecución de Armen no puede ser sin una escapatoria. el relato no pierde su capacidad de develar cómo solemos imaginar “el mundo animal” y cuán distante del nuestro permanece. a la imagen del mundo animal como uno de pureza e inocencia. “Persiguiendo de cerca al niño.

En claro contraste con la gran parte de los niños salvajes de los que tenemos noticias. y algunos de los cuales sólo están de paseo sin hacerme daño a mí o a nosotros. Lo que no deja de ser una fortuna. y ansiosos de verlo reintegrarse a la sociedad. La potencia no es lo que quiero. protistas. ponderaron las alternativas y optaron por cortar los tendones de sus piernas. incapaces de persuadirlo de no intentar escapar. Armen describe cómo debieron resignarse a ver desaparecer a la manada después que el abrupto terreno rompió uno de los neumáticos. demostró poseer “la irritante habilidad de saltar grandes distancias. 1976 : 89). ISSN 2011– 0324 . Tal y como si los linderos entre especies hubiesen de permanecer infranqueables. quien. en 1966. 2008: 75). el otro 90% de células está repleto de genomas de bacterias. el niño-salvaje nunca fue “liberado” de su manada adoptiva. Con alivio. por definición. No deja de ser lastimoso que su última visión de su querido niño sea una de escape desesperado. hongos. para así inducir “un comportamiento menos parecido al de una gacela” (Steeves. tras su captura. o por lo menos lo suficientemente vastos para no poder ser franqueados con un simple salto. Armen reporta dos intentos más de capturar al niño-gacela del Sahara por parte de oficiales norteamericanos de la base de Villa Cisneros de la OTAN. Cortar tendones vendría a ser tan solo una manera de mantener humanos y animales separados –de evitar que humanos quieran animalizarse. en especial cuando se lee acerca del niñogacela de Siria.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 401 se ha convertido en persecutor. Sus benefactores humanos. V. casi volando por el aire a la manera de sus padres adoptivos”. En el primero. Acá termina esta parte de la historia. es lo que tengo (Deleuze. 2002 : 253). Gritando le ordena al capitán detenerse. Soy ampliamente superada en número por mis diminutos acompañantes (Haraway. una red fue arrojada desde un helicóptero. El segundo intento infructuoso se hizo entre junio y julio de 1979. Amo el hecho de que podamos encontrar genoma humano en tan sólo alrededor del 10% de todas las células que ocupan el espacio mundano que llamo mi cuerpo. brincando. algunos de los cuales interpretan una sinfonía necesaria para que yo esté viva. Armen prefiere no avanzar con un relato que siente pertenece “al mundo de las caricaturas y de las películas de vaqueros” (Armen. 2008 : 4). y demás. pero éste quiere ver si “el niño puede batir su propio récord”.

7. Parecen estar tratando no con seres corpóreos sino con mentes encarnadas.9 Como Spinoza lo señaló con usual 9 Feral Children and Clever Animals. 1998 : 37). et al. ver en la oscuridad. Aunque es indudable que algunos de los casos de “niños salvajes” pueden ser adscritos a defectos congénitos. el “hombre salvaje” es una producción de la taxonomía que se produce en los márgenes de su lógica clasificatoria. en Las estructuras elementales del parentesco. escrito por Keith Candland. Spinoza se quejaba de que “la mayor parte de los que han escrito acerca de los afectos y la conducta humana. Incluso Lévi-Strauss. por los afectos de los que son capaces –padeciendo tanto como en acción” (Deleuze. Y esto porque cuerpo y mente son indiferenciables –una mente es tan fuerte y diestra como lo sea el cuerpo. parecen tratar no de cosas naturales que siguen las leyes ordinarias de la naturaleza. la causa inicial de su abandono y no. Y. de casos ejemplares que podrían ayudarnos a comprender lo que Deleuze sugiere cuando comenta que “los cuerpos no se definen por su género o especie. lo que Lévi-Strauss y otros defensores de este punto de vista parecen olvidar es que se requiere de grandes habilidades para sobrevivir en las condiciones en que estos seres han vivido. Se trata.Diego Cagüeñas Rozo 402 La etología y la risa Hasta acá hemos sido testigos de ciertas cosas que ciertos cuerpos pueden. Lo mismo podría decirse de aquellos que han escrito de nuestros encuentros con el hombre salvaje. comunicarse con no-humanos…). lengüetear sus propias heridas. por años completos en ocasiones. 2002 : 60). es de enorme interés en este respecto. mostrada en grado diferente por cada uno de ellos. más allá o más acá de una clasificación taxonómica definitiva. correr a grandes velocidades. El libro se ocupa de “los intentos de otros seres humanos por saber acerca de sí mismos tratando de saber acerca de las mentes de otras creaturas. su resultado” (Lévi-Strauss. responden a leyes que serían propias y exclusivas del mundo “humano”. El autor se pregunta por qué seleccionamos estas formas de vida (niños salvajes) para estudiarlas “con la esperanza de alcanzar un entendimiento CS No. lo que es aún más importante. como se quiere a veces. a su vez. tanto las de personas como las de otras personas”. pienso. sino por lo que pueden hacer.408. ha desestimado la figura del niño salvaje puesto que “de las antiguas relaciones surge claramente que la mayoría de estos niños fueron anormales congénitos y que es necesario buscar en la imbecilidad. por sus órganos y funciones. 377 . sino de cosas que están fuera de ésta” (Spinoza. Pero no por lo que él parece ser (un ser humano criado por fuera de la sociedad humana). 2006 : E3pref. mentes que. enero – junio 2011. Cali – Colombia . de su desarrollo mental no puede decirse que esté atrofiado por su crianza animal mientras que sus cuerpos se vuelven más fuertes y diestros.. Y precisamente debido a ello constituye un desafío al proyecto de ordenamiento del mundo en especies y esencias comunes a individuos pertenecientes a cada especie. comer carne cruda.). sino por aquello de lo que es capaz (sobrevivir en la selva o el desierto. Homo ferens.

se podría sostener que lo que estaría en juego en estas historias de cacería es “la concepción clásica del hombre”. Es decir. Y sin embargo. adolecemos de una definición apropiada. Las consecuencias son las que nos acobardan. Podría jugar. ¿Puede un gato jugar con nosotros? Probablemente. no es mera anécdota o capricho de imaginaciones desbordadas. Pero ninguno de esos valores es natural. A pesar de que Candland es crítico de la mayoría de los acercamientos propuestos con anterioridad. Si tiene la potencia de jugar. 1993 : 3). como un imperio dentro de otro imperio”. Para estos pensadores es como si el niño salvaje se hubiese desviado del reino al que pertenece en virtud de su esencia: ser un animal racional. esencial. “parece que conciben al hombre. por valores. Lo que explica su necesaria persecución. nuestras investigaciones ya no preguntarían qué pasa con la mente del niño salvaje a raíz de su cercana interacción con el animal. 2008 : 70). y el niño gacela dejan en claro. Y la moral es el proceso de la realización de la esencia humana” (Deleuze. ¿Qué puede un cuerpo? No lo sabemos aún. como si fuese posible dar una respuesta a esta inquietud ignorando. jugará. cree que el error ha residido en que dan por sentado que sabemos en qué consiste ser humano. la cual consiste “en invitarlo a reunirse con su esencia porque esa esencia es como una potencialidad que no está necesariamente realizada. esa “ciencia práctica de las maneras de ser” (Deleuze. La moral es persecución del ser. ISSN 2011– 0324 . por ejemplo. La desviación no ha de ser permitida puesto que el imperio humano dentro del imperio natural tiene nombre propio: la moral. Si tuviéramos la osadía de vivir en observancia de esta simple idea. Se ve entonces que lo que acaece en las persecuciones que nos han invitado a reflexionar no es poca cosa. La esencia humana. y fenomenología (la cual equipara a la etología). Es decir. Porque cada cuerpo es singular: “un pez no puede lo que el pez de al lado puede”. Kamala. aquél otro. está por realizar –la perseguimos. dentro de la naturaleza. probablemente no. busca escapar de los yugos de lo esencial y de lo moral desviándose por el camino de la etología. esto es. La gran diferencia entre moral y etología (Deleuze asimila etología a ética) es que para la segunda todo es radicalmente singular y por ende nada podemos saber de antemano. piensa Candland. y qué es contribuido por la sociedad” (Candland. Este gato quizá sí. moralmente superior. Lo importante es siempre recordar que eso que cada cual puede no está reglado de antemano por la moral. Deleuze. indudablemente sí ha venido estando reglado por valores tal y como los destinos de Amala.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 403 precisión. comentando a Spinoza. behaviorismo. Es diciente que la psicología spinozista no sea tomada en consideración. ¿Y qué hay de “nosotros”? Lo mismo: cada cual hace lo que puede. por definición. o en desmedro de lo que sus cuerpos acerca de qué exactamente es proporcionado por la herencia. se seguiría tratando de un problema de la mente antes que del cuerpo. Se sigue entonces el que Candland proponga tres alternativas para “saber acerca de la mente humana de una forma que tomamos por psicológica”: psicoanálisis. 2008: 71). Es sencillo y no es la primera vez que algo así ha sido pensado. Retornando a Deleuze. En ocasiones el desenlace es violento.

hongos. por ejemplo. Y esto se hace aún más evidente cuando descubrimos que nuestros cuerpos. Pueden nosotros. CS No. y no la pretendida descripción imparcial del estado de las cosas. pueden ser de cualquier tipo. cómo pueden o no componerse con otros afectos. et al. ello no menoscabaría el pensamiento etológico. ya sea para destruirlo o para ser destruido por él. ya sea para componer con él un cuerpo más potente” (Deleuze. como bacterias y células de levadura. Sin embargo. Puede hacerse. entonces nuestro punto de vista cambia radicalmente. de otras formas de vida. con los afectos de otro cuerpo. éste sería el primer caso reportado de transferencia genética entre formas de vida tan aparentemente dispares. Somos la conjunción de otros seres. Lo que hace que una vida humana sea posible. bacterias. sino que los encuentros entre modos de vida son mucho más dinámicos y complejos de lo que hasta ahora hemos creído. 2004 : 261).10 Nuestra recurrente obsesión con el niño salvaje que aparece en los límites de nuestras ciudades podría ser una oportunidad privilegiada para el avance de 10 Después de terminado este ensayo encuentro que un grupo de investigación de la Universidad de Northwestern ha detectado una secuencia de bases nitrogenadas perteneciente al ADN humano (adenina. ya sea para intercambiar con él acciones y pasiones. me complace ver que bien podría ser que no se trata simplemente de que cuerpos “menos complejos” conformen otros “más complejos”. como el de Donna Haraway. y protistas. Un punto de partida podrían ser. Este caso de “robo” genético sería un ejemplo más de transferencia genética horizontal entre especies que no se aparean entre sí. Si dejamos de preguntar por esencias (lo que las cosas son o podrían ser en un futuro) y prestamos atención a potencias (lo que las cosas pueden en el presente). 377 . Aunque aún no se sabe exactamente qué funciones cumple la secuencia robada ni qué consecuencias traerá el robo para la interacción entre estos seres. muchos de los cuales podrían aniquilarnos sin mayor problema. Pueden darnos vida. y nunca algún tipo de esencia previa que luego sufre alteraciones. Otras descripciones son posibles. Una vez aceptamos que “nada sabemos de un cuerpo mientras no sepamos lo que puede”. el cual ya había sido reportado entre organismos “filogenéticamente relacionados”. Pueden hacer que podamos. Estos cuerpos inter-actuantes. citosina. 7. después de todo. tan solo pondría de relieve. Bacterias. entonces podemos comenzar a preguntar “cuáles son sus afectos. es la propuesta de Deleuze y Guattari. Cali – Colombia . descripciones cuyo punto de partida no sea el humano. parece no ser precisamente humano. hongos.. una vez más. la bacteria responsable de la gonorrea. Después de todo. que la humanización del mundo viviente es fruto de circunstancias históricas determinadas.408. es claro. enero – junio 2011. La historia por contar cambia de sentido pues por habitar el cuerpo humano estos seres nos enseñan que entre lo mucho que sabemos que pueden y lo que aún nos falta por aprender de sus poderes. guanina y timina) en un gran número de neisseria gonorrhoeae. ya que lo que los define es su interacción actual con otros cuerpos. son acumulados de otros cuerpos. protistas. El estudio completo se puede consultar en Anderson y Seifert (2011). está la vida humana. Y a quien desee seguir este rumbo le deseamos buena suerte.Diego Cagüeñas Rozo 404 pueden. a menos que nos arriesguemos a humanizar a los integrantes de nuestro ejército inmunológico.

¿Qué nos permite hacer tal composición? Lo que esos seres pueden. algunos de estos encuentros serán menos felices que otros. De lobos y gacelas aprenderíamos otras formas de hacer. podríamos habérnoslas ahorrado. lo que sea. No se trata de un mundo idílico. el mundo dejaría de verse como un campo dividido por múltiples muros para pasar a verse como una explanada de encuentros y desencuentros entre formas de vida que pueden diferentes cosas. Amala. Tras el animal. con frustración. Una risa que toma lo dado tal y como aparece. sin exigirle. No nos sentiríamos empujados a refugiarnos en el desierto. Las persecuciones están de más. en tanto formas de existencia. Spinoza vería en esto un camino hacia la alegría. la etología no juzga con miras a distribuir recompensas y castigos. en otras no tanto. incluso en la tristeza y el dolor. pero una prueba “física y química” (Deleuze. La invitación a unirnos con nuestra esencia rara vez es cumplida a cabalidad. sí. Dejaríamos de perseguir el ser para pasar a disfrutarlo. Es el mundo de la moral: nunca seremos lo suficientemente buenos. que sea algo más. mas no porque en ellos encontremos encarnada la respuesta definitiva a la pregunta por la naturaleza humana y por los límites de la vida.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 405 nuestro conocimiento. Porque la frontera humano-animal puede (y es) constantemente vuelta a trazar. menos antropocéntricas. Es cierto. tienen su potencia plenamente actualizada. 2009 : 53). cualquier cosa. Por ello resuena la risa –porque siempre somos plenamente lo que podemos ser. menos violentas. después del animal resonaría lo que Deleuze gusta llamar “risa ética” (Deleuze. No nos equivoquemos. La tristeza. La etología enseña algo distinto. ¿De qué estamos compuestos? De otros seres. Es más. Lo que podríamos aprender de ellos es algo distinto: lo que el cuerpo puede una vez liberado de constreñimientos esencialistas. ¿Qué quiere esto decir? Que. ¿Nos hace feliz? En ocasiones sí. Con los gatos podríamos jugar pues dejarían de balbucear un lenguaje que nunca ha sido suyo. Kamala. 2009 : 54). tan improbables. A los niños no les cortaríamos los tendones. después de todo. Podríamos entonces trazarla de formas más creativas. la risa ISSN 2011– 0324 . pero sí de uno menos triste. podrían entonces interactuar simplemente porque pueden hacerlo. Encuentros como los aquí descritos podrían llegar a ser vistos como fenómenos no tan insólitos. el niño gacela: todos son plenamente lo que pueden ser. por el contrario. La carcajada ética sabe que nada falta y por ello incluso la tristeza deja de ser tan triste. 1998 : 93). Es frustrante. La vida es una prueba. lo suficientemente virtuosos. Humanos y animales. sino que valora la vida en su irreductible singularidad presente con el fin de “analizar nuestra composición química” (Deleuze. surge del sentirse en falta. Para la moral la vida es una prueba y pocas veces estamos a la altura. Una risa que ríe ante la extrañeza y extraordinaria contingencia que es ser algo. a diferencia de la moral.

“Kamala of Midnapore and Arnold Gesell’s ‘Wolf Child and Human Child’: Reconciling the Extraordinary and the Normal”. C. y Seifert H. y Guattari F. Buenos Aires: Adriana Hidalgo. enero – junio 2011. (2005). Buenos Aires: Cactus. 2 (1):e0000511. (2008). y Parnet C. T. C.1128/mBio. Nueva York: Oxford University Press. (1941). J. Madrid: Trotta. History of Psychology. Referencias Agamben. Anderson. Nueva York: Columbia University Press. Benzaquén. S. (4) 1. 59-78. 2006 : E3p10d). Feral Children and Clever Animals: Reflections on Human Nature.Diego Cagüeñas Rozo 406 que nace de entender que el mundo es justo lo que puede ser sabe muy bien que este mundo no es un paraíso. Lo abierto: El hombre y el animal. (2011). (1993). la aniquilación siempre será un posible desenlace. Geertz. Mil mesetas: Capitalismo y esquizofrenia. G.00005-11. Wolf Child and Human Child: Being a Narrative Interpretation of the Life History of Kamala. (1976). Gesell. Después de todo. M. Deleuze. Candland. Armen. Londres: Pan Books. 377 . (2008). cuando se tienen formas de vida en constante encuentro. G. J. Buber. (2006). (2009). Deleuze. Deleuze. A. La interpretación de las culturas. aumentando o disminuyendo sus poderes. S. Pero ése parece ser el destino de esas formas de vida cuyos modos de ser los constituye “la idea del cuerpo existente en acto” (Spinoza. mBio. Vol. El animal que luego estoy si(gui)endo. Nueva York: Harper. (2004). D. Barcelona: Tusquets. M. Gazelle-Boy: A Child Brought Up by Gazelles in the Sahara Desert.408. G. Vol. Valencia: Pre-Textos. Cali – Colombia . “Opportunity and means: horizontal gene transfer from the human host to a bacterial pathogen”. En medio de Spinoza. (2001). A. 7. K. pp. haciéndose más o menos felices. Derrida. CS No. doi:10. (2002). G. the Wolf Girl.. Madrid: Caparrós. Barcelona: Gedisa. Yo y tú. Dialogues II. Spinoza: Filosofía práctica. (1998).

McCrone. Vol. Hamde: Archon Books. J. 435-449. A Social History of Truth: Civility and Science in SeventeenthCentury England. Madrid Alianza. M. Las estructuras elementales del parentesco. C. (2002). (2001). Malson. The Myth of Irrationality: the Science of the Mind from Plato to Star Trek. 29 (2). (2006). pp. Shapin. Zingg (1966). ISSN 2011– 0324 . (2002). M. (1993). Singh. D. Londres: Faber and Faber. 228-264. Chicago: University of Chicago Press. “The Jungle of Eden: Kipling. Newton.L. en: Angela Creager y William Jordan. When Species Meet. J. Spinoza. Steeves.Tras el animal: dos persecuciones ontológicas 407 Haraway. Rochester: University of Rochester Press. (2008). “The Familiar Other and Feral Selves: Life at the Human/ Animal Boundary”. Minneapolis: University of Minnesota Press. Victorian Literature and Culture. Savage Girls and Wild Boys: A History of Feral Children. S. (1998). The Animal/Human Boundary: Historical Perspectives. Wolf-Children and Feral Man. Barcelona: Paidós. Wolf Children and the Problem of Human Nature. Ética demostrada según el orden geométrico. Montaigne. and the Colonial Imagination”. (1994). P. Lévi-Strauss. L. Hotchkiss. y Robert M. pp. Wolf Boys. Barcelona: Altaya. J. Ensayos II. B. Londres: Macmillan. de (1994). (1972). Monthly Review Nueva York: Press.A.

.

409 .co Bourdieu y Giddens. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 .Jefferson Jaramillo Marín Universidad Javeriana.edu. The overcomming of dualism and the relational ontology of social practices Bourdieu e Giddens. Colombia jefferson. La superación de los dualismos y la ontología relacional de las prácticas sociales Bourdieu and Giddens. Superação dos dualismos e ontologia relacional das práticas sociais Artículo de reflexión recibido el 28/01/2011 y aprobado el 27/04/2011 CS No.jaramillo@javeriana. 7.428. enero – junio 2011.

.

Giddens. Teoria sociológica contemporânea. Social Practice. apesar das diferenças de enfoque teórico-empírico e das tradições de pensamento das quais provêm. 7. Palavras-chave: Bourdieu. Teoría sociológica contemporánea Abstract Pierre Bourdieu (1930 – 2002) and Anthony Giddens (1938. CS No. duality of structure and social integration and systemic. The article shows how. produced an ontology of social practices that are supported on basics for the current social science such habitus. Prática social. Ontology. Ontologia. No artigo mostrar-se-á como. a pesar de sus diferencias de enfoque teóricoempírico y de las tradiciones de pensamiento de las cuales provienen.) se constituyen en dos de los mejores exponentes de la síntesis superadora de los dualismos clásicos del pensamiento sociológico. Giddens. La superación de los dualismos y la ontología relacional de las prácticas sociales Resumen Pierre Bourdieu (1930 – 2002) y Anthony Giddens (1938. En el artículo se mostrará cómo. campo. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . enero – junio 2011. campo. ambos produzem uma ontologia relacional das práticas sociais que se apóiam em noções básicas da ciência social contemporânea como habitus. ambos producen una ontología relacional de las prácticas sociales que se soporta en nociones básicas para la ciencia social actual como son las de habitus. Práctica social. despite their differences in theoretical and empirical approach and the traditions of thought of which come.Bourdieu y Giddens. Palabras Clave: Bourdieu.) constitute two of the best examples of the synthesis that surpasses the classic dualisms of sociological thought. dualidad de la estructura e integración social y sistémica. 411 . Contemporary Sociological Theory Resumo Pierre Bourdieu (1930–2002) e Anthony Giddens (1938) são dois dos melhores expoentes da síntese que ultrapassa os dualismos clássicos do pensamento sociológico. Giddens. field. dualidade da estrutura e integração social e sistêmica. Keywords: Bourdieu. Ontología.430.

.

estructura vs. entre otras. no como una totalidad compacta y homogénea sino como un conjunto de esferas sociales altamente diferenciadas. campo. especialmente el que da sus frutos a partir de los años setenta. dualidad de la estructura e integración social y sistémica. “ambos representan mejor los diferentes puntos de vista sobre la naturaleza y constitución de la vida social” (Emirbayer. 1997). Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Mustafá Emirbayer (1997). situándolo alrededor de dos grandes enfoques: “sustancialistas” y “relacionales”. enero – junio 2011. 409 . Se discutirá de forma muy breve. agencia. ideal. representado en esencia una síntesis superadora de proyectos teóricos y tradiciones divergentes. 1 Existe traducción reciente del artículo en la revista CS. cuali/cuanti. Estos dualismos. Una breve digresión sobre la perspectiva relacional En su Manifiesto por una Sociología Relacional. La superación de los dualismos y la ontología relacional de las prácticas sociales 413 Introducción Una de las principales características del pensamiento sociológico contemporáneo. estructura/acción. por tanto. No. a posiciones más relacionales y procesuales (Emirbayer. micro/macro.428. 285 – 330. hasta qué punto éste abordaje resulta útil para articular una visión de la sociedad. 4. Los segundos se concentran en procesos y relaciones. CS No. pp. Colombia. La idea central que defenderemos es que. no hacen más que situar el debate sociológico en un punto muerto (Fuchs. 2000). individuo vs.1 nos hace conscientes de la importancia que tiene para la sociología actual salir del “atolladero” de los dualismos clásicos: material vs. material/ ideal. al decir de otros pensadores relacionales. ambos producen una ontología de las prácticas sociales que busca superar a nivel metodológico y analítico los dualismos de la física y la fenomenología social (en palabras de Bourdieu) o los imperialismos del sujeto y del objeto (en terminología de Giddens). Cali. pese a sus diferencias de enfoque. 1997 : 291). En este breve ensayo mostraremos que Pierre Bourdieu (1930 – 2002) y Anthony Giddens (1938) se constituyen en dos de los mejores representantes de este esfuerzo. sociedad. Esa ontología se soporta. Cali – Colombia ISSN 2011– 0324 . 7. A su entender. en categorías sociológicas potentes como habitus. Los primeros enfoques se concentran en sustancias (cosas. propone cambiar el centro de gravedad de la discusión. seres y esencias) como unidades básicas de indagación. es su esfuerzo por intentar trascender analítica y empíricamente algunas de las antinomias y dicotomías profundamente anidadas y derivadas de la ciencia social tradicional: objetivismo/subjetivismo.Bourdieu y Giddens. Algunos han leído esto en términos de una superación o desplazamiento de la teoría sociológica desde enfoques sustancialistas y deterministas. Emirbayer. Icesi. diciembre de 2009.

los sistemas sociales y la conducta humana son autosuficientes. Es decir. El segundo enfoque que es el que interesa destacar aquí. como destaca Emirbayer (1997). 3 Aunque también existen grandes dosis de sustancialismo en su obra. el orden y el sistema social. sobre todo a partir de su visión de la norma. Bentley (1949). especialmente en asuntos concernientes a su percepción sobre las clases sociales. enero – junio 2011. Cali – Colombia . en general. sino por la inter-acción relevante entre entidades que actúan en tiempo real o causal. las diversas unidades empíricas de análisis (por ejemplo: estructura.Jefferson Jaramillo Marín 414 El primer enfoque tiene a su vez dos grandes variantes. Locke) en algunos neofuncionalistas. 1997). Hay que buscar el sentido de ellas. nutriéndose de manera sorprendente de diversos avances realizados en la física teórica. es decir. Hobbes. parte de considerar que las cosas. Según ellos. En ese sentido. que es profundamente relacional en varios de sus supuestos (por ejemplo: la concepción del fetichismo de la mercancía o su visión de la alienación). estarían los sustancialistas interesados por la “inter-acción”. los conceptos y. 7. cada una es independiente de la existencia de las otras. En clave sociológica. De igual forma. muy parecido a las bolas de billar o a las partículas dentro de la mecánica de Newton (Emirbayer. para esta variante hay entidades fijas con atributos variables. se pueden encontrar rasgos de esta perspectiva en la obra de Karl Marx. A su vez. insertas en configuraciones relacionales y transaccionales y no como entidades discretas predeterminadas en el análisis social. 409 . agencia) “no son asumidas como independientes o anteriores a las relaciones en las que estas se producen” (Emirbayer. se puede rastrear en algunos pensadores clásicos (Aristóteles. la agencia. para ellos las cosas no se producen por su propia iniciativa y poder. Aunque esta perspectiva no se corresponde con una escuela definida. está presente como horizonte teórico y empírico en muchos pensadores clásicos y contemporáneos. 1997 : 287). tienden a tornarse relacionales respecto a su teoría de los “medios generalizados”. la sociedad. asumen que las cosas actúan bajo sus propios poderes e iniciativas.3 2 Estas variantes son retomadas por Emirbayer a partir de la lectura de un trabajo poco conocido de John Dewey y Arthur F.2 Los sustancialistas interesados por la “self – action” o “perspectiva de acción auto orientada”. Esta variedad. los cuales son medibles. por ejemplo). 1997).428. Quizá sus mejores representantes sean el enfoque centrado en el análisis de variables. neoestructuralistas y en varios teóricos de la elección racional (Jon Elster. CS No. o un paradigma. los análisis estadísticos de correlación y los análisis históricos comparativos (Emirbayer. pensadores considerados tradicionalmente como sustancialistas como Parsons. o con un estilo de trabajo. la estructura. son “fuentes de acción exclusivas”. aunque las mismas entidades tienden a permanecer estáticas y sin cambios durante toda la interacción. Galileo.

1994 : 1443. la forma en que se concibe la estructura social y la cultura.. dos aspectos notorios de esta perspectiva que es necesario subrayar aquí son. en los análisis de redes de Harrison White (2008). intereses y posiciones. A su vez. Respecto a este tema. 1998). por otro. et al. reforzándose aún más con los trabajos de Norbert Elías y su sociología histórico-figuracional (1995). et al. sino como un recurso y un esquema que opera dentro de matrices de relaciones de fuerza.. sino a una manera de experimentar el mundo. sino más bien de paquetes de comunicaciones y narrativas. Las estructuras serían de esta forma. Y. la cultura no es asumida sólo en términos de un conjunto o sistemas de valores o actitudes individuales. la perspectiva relacional representa de manera distinta la estructura social y la cultura. En el caso de la agencia ya no se asocia simplemente a una capacidad intencional medios–fines o a una orientación normativa. ISSN 2011– 0324 . en ese sentido. Por su parte.Bourdieu y Giddens. asumen que la estructura social es parte de un sistema de relaciones que configuran patrones de roles y formas de 4 Se recomienda para ampliar en este autor su perspectiva relacional en el análisis de la modernidad el artículo de Jaramillo (2009). lo significativo de los análisis relacionales es que estudian la estructura social rechazando la primacía de categorías atributivas y sustantivas (por ejemplo considerar las estructuras como sistemas materiales) “a favor de procesos dinámicos en las relaciones” (Emirbayer. Según Emirbayer. Mann y Bourdieu han sido decisivas. incrustada temporal e históricamente (Emirbayer. 5 Sobre la obra de este pensador se recomienda el trabajo de Solórzano y Jaramillo (2009). por ejemplo. Emirbayer.5 Ahora bien. precisamente. así como a sus intereses y compromisos” (Emirbayer. et al. En el caso del poder. En esto la obra de Foucault. por una parte la reconfiguración de conceptos o categorías centrales para la ciencia social y. La superación de los dualismos y la ontología relacional de las prácticas sociales 415 También está presente en la obra de Georg Simmel (1986)4 y su análisis sobre las variadas formas de socialización. Del primer aspecto destacamos el aporte que la sociología relacional hace al redimensionar los conceptos de poder. 1998) que les permite a los actores sociales “apropiarse. éste ya no es visto sólo como un atributo o una propiedad de los agentes. 1997 : 298).. reproducir e innovar ciertas categorías sociales y condiciones de acción de acuerdo a sus ideales colectivos e individuales. De manera más clara aparece en la obra de Pierre Bourdieu y Löic Wacquant (1995) sobre todo a partir de sus análisis de los campos y. entre otros. igualdad. libertad y agencia. más recientemente. no disociar lo estructural de lo cultural. redes de transacciones donde ocurren intercambios entre distintas identidades que mantienen diversos vínculos entre ellas. White (2008) y Hays (1994) han señalado que un acierto importante de la perspectiva relacional es.

permitiría superar los dualismos sociológicos clásicos. 1995 : 39). Marx (con la salvedad del aporte relacional de su obra).Jefferson Jaramillo Marín 416 dominación y. representan una arquitectura conceptual edificada a partir de una discusión relacional con teorías sociales que. aspecto en el que definitivamente ha contribuido la obra de Bourdieu y Giddens. tanto la obra de Pierre Bourdieu como parte de las propuestas de Anthony Giddens. el político. Lévi-Strauss y Althusser (Giddens. ontológica y epistemológicamente. ligado también a una concepción específica del mundo social. la física social concibe al mundo social en términos de una gran estructura objetiva y constreñidora. En Giddens. se remonta en el tiempo a dos grandes campos de conocimiento sociológico y antropológico: el funcionalismo y el estructuralismo. permitirían entender la estructura social más allá de un patrón externo y coercitivo. a la relación entre sujeto y objeto que deriva a su vez en la adopción de estrategias metodológicas de conocimiento sobre el mismo. etiquetaje. por epistemología. Saussure. sin ser éste último propia y estrictamente un pensador relacional. Cali – Colombia . como un “objeto mensurable y clasificable”. en esta tradición. Wacquant. Esta estructura engloba y cosifica. La imbricación. Engloba a pensadores como Comte. se pueden resumir en dos grandes tradiciones: física y fenomenología social (Bourdieu. 7. por ejemplo. también es un sistema de significados concebidos en tanto lenguajes. subjetivismo y objetivismo6 siendo presas del sustancialismo. enero – junio 2011. 1995 : 40). Además. nominación. donde existe una “preeminencia del todo social sobre sus partes individuales” (Giddens. además. frente al 6 Por ontología nos referimos a las formas de constitución y configuración de lo social. prácticas. Aquí arremete nuevamente contra las tipologías dualistas que cobran vida en la práctica científica. es factible hablar de dos grandes “ambiciones imperiales”: la del objeto social y la del sujeto (Giddens. independiente de la conciencia humana. 1995. por otra parte. al “teórico” y al “pragmático”. La física social cuyo imperio es el mundo objetivo. Ontológicamente. Dado que ambos sistemas estarían imbricados. Homo Academicus (2008). En Bourdieu.428. independiente de la conciencia. CS No. 2008 : 43). Bourdieu y Giddens: hacia una discusión relacional y ontológica de los dualismos Sostenemos aquí que. Sustancialismo que se refuerza cuando se privilegia un lado de la ecuación en detrimento del otro: agencia–estructura. y a las prácticas culturales más allá de lo subjetivo. conocimientos e interacciones. 2008). 409 . Esa oposición estaría dejando entrever que la práctica científica está mediada siempre por el poder de clasificación. subrayado de manera especial por Bourdieu en algunas de sus obras. Podría incluso hablarse de un tercer nivel donde opera esta oposición. en su gran mayoría. oponiendo irreconciliablemente al “científico universal” y al “científico local”. Durkheim. la sociedad se presenta epistemológicamente al observador como “un espectáculo”. oponen de forma estéril. Estas teorías. tienen diversas variantes y representantes desde finales del siglo XX y durante gran parte del siglo XX.

1995). en ese sentido. Harold Garfinkel e Erving Goffman (Giddens. 1995). este punto de vista nos emancipa de la cárcel del voluntarismo.Bourdieu y Giddens. Por su parte. cuyo imperio es la vivencia y experiencia del sujeto. ambos pensadores van a reconocer en estas tradiciones virtudes y defectos. De la primera. se asume un punto de vista epistemológico que. La impronta ontológica de esta perspectiva es la visión de la sociedad como un producto emergente de decisiones y acciones de agentes competentes que construyen su mundo cotidiano. con ello. Pese a la diversidad de escuelas y perspectivas en esta tradición. patrones y secuencias. a diferencia de la física social. ISSN 2011– 0324 . Existe entre el mundo social y el sujeto que lo observa y lo descifra un hilo umbilical radical. no tendría por qué presentarse ajeno y mensurable al observador. Es decir. adopta un punto de vista neutro sobre la acción del mismo (Bourdieu. también existe la necesidad de búsqueda de mecanismos recurrentes. con un sentido objetivo e histórico del papel constreñidor de las estructuras (Giddens. et al. Sin embargo. 2007 : 85). 2007 : 85). que brevemente detallaremos a continuación.7 Precisamente de la crítica a estas dos visiones reduccionistas. et al. si se les observa separadamente. va a resultar la propuesta de una ontología de las prácticas sociales en estos dos autores.. a partir de prácticas organizadas y coherentes derivadas de una conciencia autónoma. su lógica es que en tanto éste es construido y vivenciado por los sujetos. De la segunda reconocen el papel asignado a la subjetividad humana y a la agencia y. 1995). le reprochan su impresionismo y marginalismo sociológico (Bourdieu y Wacquant. le critican su visión reificadora de las estructuras sociales. 1975 : 205) situándonos en el espacio y el tiempo sociales. la tradición fenomenológica. 1995 : 39) y en ciertas tradiciones de la Rational Action Theory (Bourdieu. sino cargado de sentido y experiencia para él. 1995) y su incapacidad para pensar y articular el constreñimiento como una dimensión objetiva de la práctica social (Giddens. Ahora bien. rescatan su afán por librarnos de la “ilusión de la transparencia del mundo social” (Bourdieu. su incapacidad para captar la lógica de las prácticas sociales y su ceguera simbólica. se encuentra presente en la obra de Alfred Schütz. el que el mundo social sea “construido y no pasivamente registrado” (Bourdieu. 7 Aunque siguiendo a Emirbayer (1997) al menos en Goffman uno podría hablar de una microsociología que reconoce que en los procesos transaccionales “cara a cara” hay más que impresionismo localizado. La superación de los dualismos y la ontología relacional de las prácticas sociales 417 cual el sujeto epistémico. Aún así.. no es neutral sino “comprometido” o “cómplice” con el mundo que se observa.

Koyré. aunque con ciertos cruces intelectuales. 11 Este intento de homologación y síntesis se lo reprochará Mouzelis (1989) a Giddens. enero – junio 2011. 9 Esto lo reconoce Löic Wacquant (2008) en su Introducción a Una Invitación a la sociología reflexiva. lo característico de esta propuesta ontológica específica. a la filosofía de Husserl. debe entenderse como una preocupación interna a un corpus teórico sociológico.428. Así. en tanto el mundo social es concebido como escenario dialéctico de producción y reproducción constante de prácticas sociales que son recurrentes. Merlau-Ponty. en su ontología relacional la práctica contiene a “los productos objetivados del mundo (opus operatum) y los productos incorporados 8 Bourdieu tiene tras de sí un acumulado intelectual que va del marxismo y estructuralismo francés. Emirbayer y Mische (1998) llegan a considerar que ambos son por excelencia los “teóricos de la práctica” en el siglo XX. entre ellos. Cali – Colombia . 10 Nuestra percepción es que hay una ontología social en la obra de Marx. la división o la separación sino. los estudios semióticos y la hermenéutica. Canguillem). operan “dialécticamente” y son “homologables” entre sí. para Bourdieu. sino que las entienden como “partes constitutivas y constituyentes de la práctica social”.9 Ciertos autores. que de hecho es también rastreable en muchos pensadores sociales.10 Sin embargo. En gran parte de la obra de estos dos pensadores. es que se orienta a descubrir de manera imbricada. con un especial influjo del estructuralismo lingüístico. no existe espacio para la polarización. dado que elimina una distinción analítica que es necesaria mantener en los niveles sintagmático y paradigmático. 7. pasando por la tradición epistemológica francesa (Bachelard. para la síntesis relacional. a través de un “dualismo analítico”. La noción de ontología utilizada aquí. la ontología de Bourdieu y Giddens resulta novedosa por la forma en que conciben la relación entre agencia y estructura. En ambos es de radical importancia en su corpus teórico el giro lingüístico. Parsons. Esta reflexión de todas formas escapa a los intereses del ensayo. no se “juntan” ni se “mezclan” estas dos dimensiones. Elías y muchos más autores. a la formulación que Giddens hace de la noción de práctica social.8 lo que resulta común a su proyecto sociológico es la construcción de una ontología de las prácticas sociales. 409 . Heidegger. las cuales.Jefferson Jaramillo Marín 418 Hacia una ontología de las prácticas sociales Si bien Bourdieu y Giddens provienen de tradiciones intelectuales disímiles. Aún así es necesario precisar varias cuestiones en estos dos autores. que se expresa en querer juntar lo que es necesario separar analíticamente. por lo menos en una década. Weber. únicamente. a su vez. Ahora bien. También Archer (1997) revela lo que ella llama la “falacia de la fusión”. CS No. tanto la génesis social del ser y el obrar humanos. Durkheim. como si fueran dos modos diferentes de constitución de lo social. La teoría de la práctica de Bourdieu antecede a la teoría de la estructuración y.11 Para esta ontología. por ende. como la reproducción y transformación del mundo social. Aron y Wittgenstein. Giddens por su parte se enmarca en la tradición parsoniana y postparsoniana. para poder entender como un sistema es reproducido y transformado estratégicamente por los sujetos.

con diversas posibilidades de éxito. En esta síntesis relacional. individuos competentes y razonables. 13 Fue desarrollada inicialmente en Las Nuevas Reglas del Método Sociológico (1976) y ampliada y sistematizada luego en La Constitución de la Sociedad (1984). que para el funcionalismo resultan siendo una especie de “esqueleto o armazón”.14 De otro lado. los cuales no afloran fácilmente a la reflexividad.Bourdieu y Giddens. con apego a las regularidades y reglas constitutivas de este espacio de juego con grados diversos de fuerzat y. ISSN 2011– 0324 . producto de actores individuales y colectivos. Pero esta conciencia no está desconectada del mundo social ampliado.. poseen una “conciencia práctica” y una “conciencia discursiva” sobre la realidad. y que lo conecta a la tradición etnometodológica. O. lo que es lo mismo. serán para Giddens “un conjunto de propiedades articuladoras o estructurales que hacen posibles que las prácticas sociales existan en segmentos de espacio y tiempo y adquieran una forma sistémica” (Giddens. en tanto construcciones históricas y cotidianas. ya que se encuentra determinada por un contexto espacio-temporal de acción (Giddens. los agentes.13 nuestra percepción es que sí revela una intención sintética a través del concepto de práctica que está representado por todas aquellas “actividades humanas sociales que se autoreproducen y son recursivas […] y a las cuales los individuos no les dan nacimiento. le conduce a reconocer la importancia decisiva de los elementos inconscientes que impregnan la acción humana. en su lógica de análisis. [sino que] las recrean. que les permite “reflexiva”. 1995 : 68). Merton. 14 Lo interesante es que la puesta en escena de ese registro reflexivo y rutinario. 1995 : 54).. objetivadas e interiorizadas. si bien no se le puede ubicar directamente o al menos no con el suficiente beneficio de inventario. pero a su vez en sus actividades cotidianas. “racional” y “rutinariamente” dar razones de su hacer y de su decir. A éstas se añade el capital simbólico que recorre transversalmente a las otras formas (Bourdieu y Wacquant. 12 Más específicamente de los capitales. La superación de los dualismos y la ontología relacional de las prácticas sociales 419 en la práctica histórica (modus operandi)”. que en Bourdieu son de tres tipos: económico. para decirlo en palabras de Bourdieu. El asunto trasciende además al terreno de las denominadas “consecuencias no buscadas de la acción”. 2008 : 86) y el campo. de ahí. cultural y social. que lo sitúa en diálogo con la perspectiva de Robert K. 1995 : 40). cada uno de ellos con diferentes subespecies. en esa síntesis relacional. los “sistemas de división objetivos” y los “sistemas de clasificación incorporados” están entrelazados. 1995: 81). para apropiarse de las ganancias específicas12 que están en juego en el juego (Wacquant. la denominada teoría de la estructuración. las estructuras sociales y las mentales o. la práctica se despliega simultáneamente en los habitus que son los “sistemas de disposiciones duraderas y transferibles” (Bourdieu. En lo que respecta a Giddens. et al. 1995). La discusión es fundamentalmente con Freud. Así. casi que fusionados. mediante el cual los agentes dan cuenta de las intenciones y razones de su actuar.] los agentes y las instituciones que luchan.. [. representado por. crean las condiciones para su producción” (Giddens. las estructuras.

y no se incluirían los esquemas informales. al menos en dos niveles. no se trata de una ontología que elige analíticamente. CS No. Así. 409 . que no requieren la copresencia en el tiempo y espacio. a diferencia de las versiones sociológicas clásicas. En esto se alejaría del interaccionismo. Por ejemplo. es decir al momento de realizar un recorte teórico sobre lo real. las estructuras son instrumento (medio) y resultado (consecuencia) de la reproducción de las prácticas y éstas. la artística o la burocrática. 2000). pero que igual suponen reciprocidad. La integración a nivel social que hace referencia a la reciprocidad de prácticas de carácter autónomo y comunicativo entre los individuos en contextos de co-presencia. 7. entre uno de los dos elementos de la práctica social. ambos mecanismos se presuponen mutuamente en interdependencia en los procesos de estructuración y fungen como prácticas sociales regulares. una en relación con la otra. son constituidas por la estructura. Pero también estaría la integración sistémica que implica aquellas prácticas de carácter dependiente. En esto se acercaría radicalmente al interaccionismo. si bien van a concederle a este autor un aporte decisivo con su teoría de la práctica a la superación del debate agencia – estructura. Por su parte. enero – junio 2011.16 ya sea para explicar las relaciones objetivas o el conjunto de disposiciones presentes en dominios y esferas como la académica. Ambas funcionan en sus análisis. entre la estructura y la agencia. con las categorías de habitus y campo.Jefferson Jaramillo Marín 420 Además. ambas se condicionan mutuamente. Desde su óptica. las propiedades estructurales son básicamente reglas (procedimientos generalizables de acción) y recursos (medios utilizados y reproducidos por los agentes en el curso de una interacción). Aquí la opción es siempre por los dos elementos como constitutivos y homologables en lo real. Esto es claro en Bourdieu.15 En la medida en que en la lógica argumentativa de Giddens el proceso de constitución entre agencia y estructura es de ida y vuelta. Cali – Colombia . el habitus resulta eficaz para mostrar la performatividad de las categorías mentales de los agentes. Esta relación entre lo social y co-presente. ambas propiedades estructurales ayudarían en la producción y reproducción constante de la vida social. Esta teoría de la estructuración va a implicarle a Giddens una reflexión sobre la integración de las prácticas. son del parecer también que sigue siendo presa de un “refinado objetivismo” a través de la noción de habitus (King. De otra parte.428. lo sistémico y distante llevará a Giddens a enfrentarse con la teoría del urbanismo y la geografía histórica y con la noción de “regionalismo” de Goffman. las cuales están históricamente incorporadas dentro de los cuerpos de ellos y modeladas por el espacio social y el campo donde estos agentes interac15 Una de las críticas que le dirige Sewell (1992) a Giddens está relacionada con la noción “borrosa” de estructura bajo la idea de reglas y recursos. las reglas terminarían siendo en este autor prescripciones formalizadas. a su vez. 16 Algunos lectores de Bourdieu. No se puede concebir un análisis del mundo social sin uno de los dos factores de la ecuación.

18 Una de las críticas realizadas a Giddens tiene que ver con la incapacidad para establecer los grados de libertad y la rigurosidad de los constreñimientos (Archer. favorecen que Bourdieu construya un sistema empírico y teórico que juega siempre “contra la corriente” de su época y de la tradición heredada. a contrapelo de miradas sustancialistas. concibe la estructura y la agencia como siendo parte de un mismo espacio de juego que. El mundo de lo social es siempre histórico. Las dos nociones. también. los individuos están produciéndolo permanentemente a través de sus actividades cotidianas. la dualidad. de raigambre althusseriana. va a ser determinante dado que reintroduce en la sociología (ya de hecho Marx lo había sugerido) la idea de que la estructura social. Para Giddens esta dimensión histórica de la práctica. a su vez. que esta ontología relacional de la práctica aunque niega los determinismos absolutos. son “constrictivos” pero también “habilitantes” de la acción humana. en síntesis. la sociedad. y cierto marxismo ortodoxo. 1982). que la práctica social no es transhistórica a los procesos sociales y sistémicos de producción y reproducción social. a la vez. permite entender que el saber reflexivo que tienen los agentes sobre el mundo social se expresa en el 17 Swingewood (2000) va a señalar que en Giddens lo que existe es una visión elíptica de la relación agencia – estructura. Esta ontología permite también comprender. especialmente contra el intelectualismo de la acción. contingente. de la sujeción y la autodeterminación tanto de la agencia como de la estructura. De esta forma. El campo. modificado por ese “mecanismo estructurante” que es el habitus. que siempre constriñe a los agentes. y no espacios de juego donde tiene lugar tanto la dominación. sino que representan por el contrario una dualidad. En el caso de Giddens los agentes y las estructuras no son dos conjuntos de fenómenos dados independientemente formando un dualismo. La ontología por ellos propuesta se expresa en una dialéctica del control y la libertad. los sistemas sociales. pero desconoce el papel constreñidor. como la resistencia. que solo ve estructuras muertas y dominantes (aparatos de dominación). La superación de los dualismos y la ontología relacional de las prácticas sociales 421 túan cotidianamente. Sin embargo.Bourdieu y Giddens. ISSN 2011– 0324 . aunque éste también los está afectando y produciendo a ellos. permite destacar las fuerzas objetivas y el espacio de conflicto y de competencia que es el mundo social. también recrean amplias posibilidades para su desarrollo y expresión en el mundo social. tampoco cae en los relativismos. propio de la teoría de la acción racional que sólo se concentra en sujetos aislados que maximixan a cada momento.17 Este concepto. como la capacidad de insubordinación. que limitan los alcances de la libertad.18 A diferencia del dualismo que ve entidades separadas. pero que es. donde ocurre tanto el constreñimiento de la voluntad. es preciso aclarar aquí. conjuga y pondera los dos lados de la ecuación.

et al. la idea de que el habitus es producto de la historia.1995). 1995 : 929). Los agentes y el campo tienen ambos una historia que está afectándose constantemente. enero – junio 2011. más no inmutable” (Bourdieu. 1995 : 396). 409 . Al mismo tiempo que están fabricando su propia historia están haciendo parte de otra historia fabricada por otros que los incluye o los excluye. lo lleva a mostrar que éste es “perdurable. CS No. En el caso de Giddens podríamos hablar de que la teoría de la estructuración es una especie de “ontología de las posibilidades […] donde los agentes poseen la capacidad para producir una diversidad histórica de praxis sociales” (Cohen. Esto último le va a permitir a Giddens trascender el punto de vista hermenéutico que es excesivamente situacional (a pesar de que acepta que su punto de partida en la teoría de la estructuración es hermenéutico)19 y retornar. [de tal forma que siempre] hay un constante deslizamiento entre un marco y otro” (Giddens. 1995: 63). los seres humanos son los únicos que saben que están haciendo la historia que los determina. esta ontología relacional supone que las prácticas sociales son diversas y multiformes. lo importante para el investigador que se enfrenta con ellas. Esta doble hermenéutica recuerda las imbricaciones complejas que operan entre el mundo social y la ciencia social y viceversa. Respecto a Bourdieu. Finalmente. el conocimiento que ellas producen es retomado por los agentes sociales en forma de conocimiento experto. nuevamente. Así. 19 El punto de vista hermenéutico implica asumir los objetos de estudio social no como pre-dados o como datos desnudos sino como “objetos que están constituidos o son construidos por quehaceres activos de los sujetos” (Giddens. pero también de la historia humana en general. va a tener una repercusión en el ámbito cotidiano dado que lleva al investigador a reconocer que las prácticas y circunstancias históricas están siempre sujetas a cambio. La microhistoria biográfica se conjuga con la macrohistoria del mundo. Según su perspectiva. mediante los sistemas de percepción y apreciación social que también son producto de una historia acumulada e incorporada. el mundo social ocurre en una especie de “intersección de dos marcos de sentido: […]. 7.. para Bourdieu. Y esta ontología.428.Jefferson Jaramillo Marín 422 flujo continuo de su historia. 2001 : 192). Cali – Colombia . Las ciencias sociales son deudoras en todo momento de las prácticas discursivas que ocurren en la vida social. Al igual que Marx lo hizo en su momento. el mundo social constituido por unos actores legos y unos metalenguajes inventados por los especialistas en ciencia social. Pero al mismo tiempo. y del cual Giddens es por supuesto un buen lector. En suma. Bourdieu asumirá en esta óptica a las prácticas en su gran variedad de funciones y fines (Bourdieu. 1998 : 370). a una visión histórica de la sociedad. esa historia de los campos determina a los agentes y estos a su vez modifican la historia del campo. además. Pero esa historia es también la historia de los campos sociales donde se insertan los agentes sociales. es que pueda descubrir su lógica de funcionamiento. Esta historia si bien es “creada por actividades intencionales […] escapa siempre al afán de someterla a dirección consciente” (Giddens.

Y eso está presente de forma transversal a su obra. sino un conjunto de esferas relativamente autónomas y diferenciadas. se prescriben valores particulares y principios reguladores. Sin embargo. Bourdieu es del parecer que la sociedad. Así. pero en intersección continua. complejos de parentesco. efectos prácticos en la realidad investigativa. ISSN 2011– 0324 .21 La ontología no es sólo una forma de concebir el mundo. Estos campos son relativamente independientes entre ellos. elecciones e intercambios matrimoniales. pasando por prácticas rituales.20 y que constituyen la riqueza misma de esa diversidad de prácticas en el tiempo. una totalidad integrada por funciones sistémicas como creían los funcionalistas. La sociedad no sería entonces para ellos. Los conceptos le ayudan siempre a resolver problemas prácticos. Sin embargo. sino de investigarlo mejor.Bourdieu y Giddens. la lógica explicativa contenida en su ontología funciona distinto en la descripción del funcionamiento de la sociedad y la diferenciación social. sus bailes. Dentro de ellos pueden identificarse a su vez subcampos. 2001). que revelan conflictos entre sí. dentro del campo de la economía estaría el campo de la empresa con una lógica instrumental del mer20 Es lo que hace Bourdieu precisamente en su célebre etnografía en la sociedad campesina en el Bearne. 21 Wacquant (2008). son creados para “emplearse en una forma sistemática empírica” (Bourdieu. es que ambos pensadores se declaran absolutamente críticos del concepto de sociedad como una entidad homogénea. 2004 : 113). es posible sostener que tiene no sólo efectos en la forma como se piensa la práctica sino. sus técnicas corporales” (Bourdieu. Examinemos un poco esto. total y sin fisuras. conductas económicas cotidianas o prácticas más burocratizadas. es un “armazón sin contenido”. parecería que la ontología relacional de las prácticas fuera sólo un gran corpus teórico difícil de conectar con el mundo empírico. es un gran espacio social con diversidad de campos. En todos ellos. ha subrayado esto como un elemento esencial al oficio de sociólogo de Pierre Bourdieu. Es decir. Allí muestra a partir de la descripción de la práctica de baile de Navidad las tensiones y conflictos que traslucen a una vida campesina cerrada en la que irrumpe la ciudad a través de “los modelos culturales. 1995 : 63). pensada en términos relacionales. Pero. incluso los conflictos que se generan en ello. es una ontología que funciona también como “caja de herramientas” para explicar fenómenos más específicos. también. vista en términos sustancialistas. La diferenciación social desde este tipo de ontología Por lo expuesto hasta ahora en estos dos autores. desde acciones rutinarias. Nuestra percepción aquí. La superación de los dualismos y la ontología relacional de las prácticas sociales 423 describir la lógica del juego. En el caso de Giddens esto es más complicado de aceptar dada su preocupación metateórica y la idea de que existe cierta autonomía relativa de la teoría respecto de la investigación (Giddens. por ejemplo. su música. Uno de estos fenómenos que resulta investigado desde esta ontología es el de la diferenciación social. desde la más simples hasta las más complejas.

del jurídico o del intelectual.Jefferson Jaramillo Marín 424 cado. de los conflictos y competencias que operan dentro de ellos. sino como macro sistemas sociales en los cuales se reproducen prácticas sociales regulares. sí está pensando en un análisis institucional más abarcador. sería una diferenciación de los distintos campos de una sociedad. maleables y no inflexibles. más bien. es consciente que no puede someterse a un punto de vista funcionalista aquí. de los medios económicos. que se diferencian. el mercado de vivienda y las estructuras burocráticas del Estado. sino conformado por multiplicidad de espacios de juego. dado que permite asumir a la sociedad no como un sistema ordenado y homeostático. Además del campo económico. Ahora bien. Lo que pone en juego allí es que las decisiones económicas en materia de vivienda. En el curso histórico de estas luchas. 7. 409 . son variables y difusos CS No. Cali – Colombia . de los gustos de los agentes. del político. Giddens.428. Vistas las cosas así. evidencia que ellos son espacios dinámicos. que implican alquilar o comprar. también. tal y como los quiso presentar el estructuralismo clásico. sino que. el peso relativo que ocupan sus trayectorias biográfica y sus capitales. pero también la diferenciación de las fuerzas objetivas. las divisiones de los campos. Todo ello estaría en juego dentro de una serie de campos y subcampos: el económico y el político. opera una lógica particular de los campos. Le interesa explicar a las sociedades no como espacios o conteniendo campos. o la modernidad. no construye una lógica societaria en la que pueda explicarse el funcionamiento de grandes sistemas históricos o económicos como el capitalismo. Allí detalla la estructura del campo productivo de la vivienda y los mecanismos de su funcionamiento. de las políticas de vivienda estatales. en cambio. los agentes que disputan. superponen y entran en conflicto y donde los individuos rivalizan por el monopolio de distintos capitales. enero – junio 2011. litigan y disputan lo que hay en ella. Y estos dos a su vez podrían ubicarse en marcos más grandes como los del Estado nacional (Bourdieu. Aún así. rivalizan. muestra cómo en el interior de estos sistemas. como se materializan dichos campos en la arena. Estos sistemas no tienen límites fijos. se podría dar cuenta del estético. los tipos de capital disputado. la diferenciación social desde la perspectiva ontológica de Bourdieu. Bourdieu. 2000). esta noción de campo resulta clave para pensar la diferenciación social. los habitus que despliegan estos agentes. no dependen sólo de la oferta y la demanda (las leyes del campo económico) sino. La sociedad es una arena de jugadores que interactúan. en tal sentido. Un claro ejemplo de esto lo podemos encontrar en el estudio que Bourdieu realiza sobre la política habitacional del Estado francés durante los años setenta (2000). del religioso. las condiciones sociales de producción de ese campo y la estructura de la distribución de las disposiciones económicas.

El sentido práctico. (2007). las sociedades ya no se reducen a las sociedades nacionales de los viejos Estados nación. (1997). integrar o transformar. P. M. establecer la extensión y la clausura de estos sistemas. lo importante es que a él le interesa es explicar cómo logran articularse y diferenciarse cada uno de estos sistemas sociales. P. recursos y procesos espacio–temporales. Los viejos sistemas territoriales han estallado. conjuntos de reglas. Giddens es consciente que las viejas unidades de análisis sociales que para los clásicos funcionaron perfectamente se encuentran hoy agotadas. The British Journal of Sociology. la dividida en estamentos y la de clases. una teoría de la estructuración tendría como objeto. Vol. Giddens. La crisis de la sociedad campesina en el Bearne. como la tribal. “Morphogenesis versus structuration: or combining structure and action”. Además. P. Bourdieu. se ubicaría en un análisis institucional más abarcador que permita discernir principios y propiedades estructurales de los sistemas sociales. formadas interna y externamente. Bourdieu. (2004). tres grandes tipos de sociedad. Estos podrían ser a su vez “totalidades societarias” o estar representando “sistemas intersocietarios” (Giddens. pp. Bourdieu está más orientado a la explicación del funcionamiento de las lógicas de los campos que operan en las sociedades. Referencias Archer. Barcelona: Anagrama. Bourdieu. La superación de los dualismos y la ontología relacional de las prácticas sociales 425 espacial y temporalmente. Pero. 1995: 195). Buenos Aires: Nueva Visión _________ (1982). sistemas mundiales imperiales. sin acudir a la construcción de una gran lógica societal. Por ejemplo. Buenos Aires: Siglo XXI. El asunto es que en ellos funciona de forma distinta la lógica explicativa. 4. por ejemplo: sistemas prehistóricos y fragmentarios. más allá de la tipología que realiza Giddens. Homo Academicus. 1995: 214). principios de organización. ISSN 2011– 0324 . desde su óptica.Bourdieu y Giddens. Las sociedades estarían. No. 455 – 483. (Giddens. estos dos autores ponen su ontología de la práctica en función de explicar cómo las sociedades se pueden diferenciar. Precisamente. El baile de los solteros. Buenos Aires: Siglo XXI. por estos “sistemas múltiples”. En conclusión. o en la intersección entre los dos.. Cultura y Teoría Social. etc. podrían estar a su vez integradas en sistemas múltiples. 33. por el contrario. ponderar sus fronteras y horizontes. (2008). Esto le permite entonces introducir la idea de un mundo con “sistemas múltiples”.

“Structure and Agency and the Sticky Problem of Culture”. 157-173. y Wacquant. A. Vol. “¿What is Agency?”. Emirbayer. P. “Thinking with Bourdieu Against Bourdieu: A ´Practical´ Critique of the habitus”. y Wacquant. Cali – Colombia . Giddens. y Ann Mische. (1994). (1994). Hays. (1995). (1995). The American Journal of Sociology. México: Siglo XXI. “Manifesto for a Relational Sociology”. (2001). Knowing and the Known. Barcelona: Gedisa. C. Sociological Theory. (1) pp. 409 . pp. Buenos Aires: Amorrortu. 351 – 393. Mouzelis. Vol. M. Cohen. (1989). Madrid: Alianza. México: Grijalbo. (2001). 1411-1454 Fuchs. 99 (6). y Jeff Goodwin. S.. 57-72. Vol. N.428. Vol. P. CS No. Buenos Aires: Manantial Bourdieu. “De la experiencia de lo sensorial a la tragedia de la cultura. Vol. La Constitución de la sociedad. J. Boston: Beacon Press. 19. J. L. 26.The American Journal of Sociology. Sociología Fundamental. Jonathan Turner. 7. Culture and the Problem of Agency”. No. 99 (6). Las estructuras sociales de la economia. Ira J. J. Bourdieu. Las nuevas reglas del método sociológico. and Arthur F. La lectura que Georg Simmel hace a la modernidad”. “Teoría de la estructuración y Praxis social”. Bases para la teoría de la estructuración. Respuestas. 98 (1). pp. La Teoría Social hoy. (1975). 8 – 37. __________ (1995). (1998). “Beyond Agency”. L. Sociological Review. pp. pp. Sociological Theory. 37. (2000). pp. (2000). J. 962-1023. 103 (2). Por una antropología Reflexiva. Una invitación a la sociología reflexiva. P. en: Anthony Giddens. (1949). 18.. S. Passeron. (1998). Emirbayer. Elías. 281-317. P.Jefferson Jaramillo Marín 426 Bourdieu. 417 – 433. M. et al. enero – junio 2011. pp. El oficio del sociólogo. (2008). A. pp. Buenos Aires: Amorrortu. pp. (2009). M. Dewey. 24-40. Chamboredon. Vol. King. C. Buenos Aires: Siglo XXI. J. B. (3). Bourdieu. “Network Analysis. (1997). Revista de Humanidades. Emirbayer. N. Jaramillo. Sociological Theory. Vol. “Restructuring structuration theory”.The American Journal of Sociology.

Sociología. (1986). (1992). No. Buenos Aires: Siglo XXI. 98 (1). 1-29. A short history of Sociological thought. ISSN 2011– 0324 . Solórzano Castillo. Wacquant. Revista Colombiana de Trabajo Social. 175-185 Swingewood. pp. W. en: Bourdieu. 25 – 90. G. y Jaramillo. (2008). L. Madrid: Alianza. “Análisis de Redes Sociales y Perspectiva Relacional en la óptica de Harrison White”. (2008). “Hacia una praxeología social”. Una invitación a la sociología reflexiva. “A Theory of Structure: Duality. Estudios sobre las formas de socialización. (2000). Simmel. 11. P. (2009). Agence and Transformation”. H. J. Vol. pp. Princeton: Princeton University Press. La superación de los dualismos y la ontología relacional de las prácticas sociales 427 Sewell. The American Journal of Sociology. New York: St Martin´s Press. pp. Identity and Control: How Social Formation Emerge. L. I. A.Bourdieu y Giddens. White. y Wacquant.

.

artículos y otros documentos RESEÑAS .Comentarios sobre libros.

.

Uno de los términos que. pues así lo hace presagiar desde las primeras páginas. En este libro. gramático y traductor. en consecuencia. 261 pp. libro epigonal que estableció de manera pionera la relación estrecha entre cultura y política en la historia de América latina. la figura central es Miguel Antonio Caro y su obra de filólogo. Quizás el principal argumento que en estos dos 431 . una manera a mi modo de ver acertada de designar al personal político e intelectual que ocupó posiciones dominantes en el conflictivo proceso republicano de aquel siglo. este libro. el autor nos ha obsequiado unas breves e iniciales notas de advertencia sobre el estilo. Estamos ante un libro muy bien pensado y muy bien estructurado. brindan generoso testimonio al respecto. la introducción es precisa en la presentación de su objeto de estudio y el primer capítulo es una cuidadosa exposición de la manera en que Rodríguez García ha comprendido la naturaleza y el funcionamiento de la ciudad letrada colombiana (The Colombian Lettered City). el conocimiento filológico y los ardides de la traducción poética para darle cimiento a un discurso legitimador de un proyecto político conservador. que Miguel Antonio Caro utilizó la poesía. el autor se va a encargar de demostrar. que trabaja en la Universidad de Duke. Poetry an Ideology in Nineteenth-Century Colombia. En el capítulo siguiente se detiene en la interpretación de la relación entre las prácticas de traducción y el ejercicio del poder en el siglo XIX. Y además. en buena medida. las conferencias que le hemos escuchado y. su libro habla de la influencia recíproca entre literatura y política en la vida pública colombiana del siglo XIX. Luego. The City of Translation es una especie de prolongación metafórica de la ciudad letrada de Ángel Rama. New York: Palgrave MacMillan. De manera que estamos ante un soberbio ejercicio de historia intelectual en que el profesor Rodríguez García se ha concentrado en desentrañar. deambula por este libro es el de letrado. José María (2010). De manera casi excepcional. Conoce la historia de Colombia del siglo XIX hasta en los detalles más menudos. lo que me permito denominar la perversión contenida en los actos de traducción que emprendió el letrado Caro. en la Constitución de 1886. la literatura. sobre el uso de ciertos términos. con lujo de detalles. cada advertencia están en el lugar oportuno. con base en los escritos de Caro. cada comentario.Rodriguez Garcia. principalmente. España. sobre todo. cada nota. Como bien lo anuncia Rodríguez García en la introducción. algo que desde el lector más descuidado hasta el más exigente se lo agradecerá. de república confesional que se plasmó. El profesor Rodríguez García se encarga de hacer una laboriosa e inteligente desmitificación de la obra de alguien cuyo legado intelectual se asocia con las más altas cumbres de “la civilización” y “la cultura”. José María Rodríguez García es un profesor nacido en Galicia. The City of Translation. Estados Unidos.

al amplificarse la traducción de su poema La priere pour tous. Rodríguez García demuestra cómo el recurso de la traducción fue ampliamente utilizado por el criollo ilustrado desde fines del siglo XVIII. Aún más. la poesía de Victor Hugo sufrió una mutación despiadada en la pluma traductora de Caro. la traducción fue para muchos de los políticos letrados del siglo XIX una herramienta para legitimar proyectos políticos. además y por supuesto. en parte del inventario literario que va a servir de propaganda para institutor un Estado confesional en Colombia. conceptos. Al respecto resulta aleccionador el aparte del segundo capítulo en que explica cómo el ejercicio de traducción contribuyó a adaptar ciertas tesis sobre la soberanía en la coyuntura decisiva de 1808 a 1815. situados en una nueva circunstancia. discursos que. Los dos últimos capítulos examinan ejemplos que dan prueba de la erudición y la perspicacia de Rodríguez García. por tanto. Uno de los aportes más valiosos de este trabajo tiene que ver. es muy representativo. El pobre poeta Victor Hugo queda sirviendo. En el estricto caso de Miguel Antonio Caro.432 primeros capítulos despliega Rodríguez García tiene que ver con la explicación de por qué la cultura letrada se erigió en un signo muy fuerte de distinción de una minoría compuesta por muy pocas familias domiciliadas en Bogotá. adquirían un valor distinto al de la intención original. recibe una modificación sustancial porque Caro inserta la traducción de algunos de sus versos en la matriz católica intransigente. de un lado. podríamos hablar. Fueron los hombres de la palabra y la pluma que se erigieron en los únicos capacitados en materias de gobierno y en los ordenadores de la vida pública demostrando su destreza como legisladores. para el autor. de una tradición traductora fundada en el deseo de poner a circular ideas. la redacción de la Constitución de 1886 puede considerarse uno de los momentos culminantes de su trayectoria de político letrado. con el análisis del funcionamiento del mecanismo de la traducción y cómo el filólogo Caro aprovechó sus procedimientos para actualizar una frase o un verso al ponerlos en una matriz cultural distinta. el uso del mecanismo de la traducción con el fin . reconocimiento y. de otros lugares sociales y políticos. Si el autor no se hubiese concentrado en el estudio de un caso que. poder político a un grupo muy reducido de individuos. sobre todo. un autor que la Iglesia Católica en Europa y América se encargó de proscribir y de poner en el lado de las obras impías vinculadas con el romanticismo liberal. por supuesto. la exhibición y prolongación de un capital cultural centrado en el control del lenguaje y en la exclusividad de la escritura fue el factor de diferenciación que le otorgó notoriedad. uno de los propósitos más evidentes del político y letrado Miguel Antonio Caro. Dicho de otra manera. Victor Hugo. habría hallado en otros nombres.

La segunda mitad del siglo XIX. muchos otros ejemplos que podrían contribuir a descifrar las tendencias de una época en que fue evidente una tensa pugna hegemónica por la imposición de idearios. escritores muy didácticos y perseverantes. Pienso. definió el campo de fuerzas políticas que se enfrentaron. los ideólogos de la república católica contaron con dispositivos mucho más eficaces para divulgar su ideal de orden político: una prensa popular. traductor de Camille Flammarion. algo semejante puede decirse del impresor José Benito Gaitán. por lo menos. nos ayuda a entender la dimensión de la disputa hegemónica que hubo en aquella época y. y de dos maneras: entendiendo los vínculos orgánicos entre literatura y política.de consolidar algún proyecto político. 433 Gilberto Loaiza Cano Universidad del Valle. por ejemplo. algo muy importante. El libro desentraña el mecanismo publicitario que unos ideólogos audaces y pertinaces desplegaron con el fin de darle fundamento a la instauración de un orden político que. Esta obra del profesor José María Rodríguez hay que leerla por dos razones y de dos maneras. y entendiendo las exigencias documentales del examen de una obra y de un autor. Primero las razones: porque es un bello ejercicio de análisis e interpretación y porque es un ejemplo de los alcances de una historia intelectual. nos recuerda (porque a veces lo olvidamos) que hubo un conflicto político-religioso que. en buena medida. en el artesano José Leocadio Camacho. Colombia . en el caso colombiano. un ambiente intelectual pro-católico. un ebanista que tradujo piezas teatrales y difundió noveletas francesas que terminaron haciendo parte del repertorio simbólico de los sectores populares de la segunda mitad del siglo XIX. cuya versión en castellano esperamos conocer muy pronto. En fin. Allan Kardec y Felicité Lamennais con el fin de popularizar la adhesión a las heterodoxias del espiritismo. Este libro. desembocó en el triunfo de un catolicismo intransigente y en la derrota de las tímidas e incoherentes tentativas secularizadoras del liberalismo radical. y especialmente después de 1854 hubo una ofensiva asociativa y cultural del catolicismo colombiano que opacó la tentativa modernizadora liberal. Por muchas razones.

íconos de la cultura. Barcelona. No hubiese podido ser otro el medio ni otro el tratamiento para condensar en un sólo mosaico realidades tan heterogéneas en primera instancia como las literaturas del siglo XIX y XX. la sensibilidad y las mentalidades. También sería. como consecuencia inevitable de la mutación. el cambio. las prácticas de apropiación y las representaciones a propósito de lo popular en el transcurso de los siglos XIX y XX en Latinoamérica. cultura y sociedad en América latina Carlos Monsivais se hizo acreedor al XXVIII Premio Anagrama de Ensayo en el año 2000. Aires de Familia. Con Aires de Familia. y otros medios de producción y difusión de imágenes (en sentido extenso) que se presentan como dispositivos que representan. En el desarrollo de esta reflexión. Editorial Anagrama. El logro da cuenta de una escritura impecable y de la consecución. una crónica de las permanencias y los cambios en la configuración de las identidades individuales y colectivas en Latinoamérica. la televisión. en su momento y para los públicos que los legitiman. el desplazamiento y el entrecruzamiento de los dispositivos de producción y consumo cultural. 255pp. la radio. la labor del intérprete caracteriza la aproximación del autor a la materialidad múltiple de los productos. que vendrían a ser los elementos recurrentes que pueden ser identificados en las distintas coyunturas históricas e ideológicas que son motivo de reflexión. constantes y desviaciones que caracterizan el proceso histórico y social de las mismas. Es como el intérprete de unas mentalidades y unas sensibilidades en continua tensión entre la dispersión y la homogeneización que Monsiváis procede a la reconstrucción de los que ha denominado “Aires de Familia”. . el gusto. y las interconexiones. y de las migraciones múltiples que caracterizan el fluido proceso de constitución de las culturas latinoamericanas.434 Monsivais. Carlos (2000). culturales en esencia. por parte del autor. el consumo. En este caso el material que se somete a la reflexión del ensayista es lo propio de las culturas populares latinoamericanas. del objetivo de todo ensayista: establecer un contacto personal con la comunidad de los cultos en torno a la tematización de representaciones fundamentales para la constitución de las identidades individuales y colectivas. de los mismos consumos. estereotipos o arquetipos de los modos de ser latinoamericanos. y que se desenvuelven tanto en el tiempo como en el espacio. los registros cinematográficos que han movilizado. Itinerarios convergentes y divergentes de las culturas hispanoamericanas. actualizado y reflejado sensibilidades fundamentales para el establecimiento de conductas e imaginarios propios de una experiencia urbana latinoamericana. En un sentido amplio Aires de Familia vendría a ser una crónica de itinerarios y migraciones.

La Vorágine (José Eustacio Rivera). El hiato entre los escritores llamados a producir en sus obras las bases de unas identidades nacionales que sirvan al proyecto de la modernidad. La poética de la ciudad. en donde Monsivais busca las huellas de los inicios de este itinerario. confiriéndole al conjunto de los discursos literarios el valor de signos y garantes de una configuración cultural del pasado. que perdura amargamente y combina de modo orgánico el idealismo y la crueldad” (Monsivais. y una fuerza casi animal que.El primero de dichos elementos. con el crecimiento de la urbanización. Lo que encuentra el autor es un primer estadio en el que lo popular se encuentra dislocado de la sociedad letrada y separado por un hiato insalvable. se da una nueva transformación. que podría denominarse como de carácter ideológico y en el orden de las mentalidades. aparece como impotente cuando intenta (a ciegas) enfrentarse a un determinismo que se interpreta a la vez como histórico y natural. tales como Santa (Federico Gamboa). Pero el giro hacia la épica de la fatalidad es una primera migración importante en el mapa cultural latinoamericano. En síntesis. en medio de la diferencia. Posteriormente. como límite y otredad de la cultura. son interrogadas en busca de elementos que permitan reconfigurar para el presente las generalidades de un lugar pretérito de lo popular. De este modo. es el que corresponde a la constitución de una dimensión de la cultura como cultura popular a partir de los comienzos (establecidos por el autor) en el siglo XIX. diezmada o pervertida si quiere modificar su destino. paradójicamente. engañada por sistema. y con mayor precisión. y como tara. ha de colocarse en el lugar del exégeta. como laberinto en el que confluyen las sociabilidades del cosmopolitismo y las de las masas. desaparecida sin enterarse de cuáles son sus errores o sus aciertos. sino que afecta a amplios sectores de la. al que sigue una exaltación épica de un pueblo que no obstante aparece como una “entidad al principio generosa. caracterizados por una división. La elección se explica por la posición del autor. Así. Los de Abajo (Mariano Azuela). 2000 : 18). Es en los escritores. las novelas fundantes de la modernidad literaria latinoaméricana. una entidad condenada a la fatalidad y al desconocimiento de esa misma fatalidad. en lo que respecta a la gleba. que en tanto que intérprete. es la piedra angular de una novelística que retoma del cine lo esencial de una estética. en sus producciones. persiste. a partir de la cual se establece un dominio de lo popular. causa y concreción del atraso de América Latina. que ya no es el registro de expresión monopolizado por unos pocos. El mundo es ancho y ajeno (Ciro Alegría). en la literatura del siglo XIX y comienzos del siglo XX. surge una cierta tendencia hacia la homogeneización que se articula en torno a los cliches y las sensibilidades del 435 .

Sin embargo. está el influjo de los cines nacionales latinoamericanos. tiene un efecto aglutinador de las sensibilidades y permea todos los niveles sociales. En efecto. que es uno de los desplazamientos capitales del itinerario de estos Aires de Familia. a lo que ha ocurrido en la esfera . entre los cuales el mexicano ocupa un lugar de especial relevancia. En torno a la pantalla del cine. que corresponde a la inserción de las experiencias de vida en esquemas universales de una modernidad preconizada por imágenes e historias en que la ciudad se convierte en el signo de la existencia. En los íconos de este cine. las marcas. Pero este proceso de transformaciones. una idea de lo latinoamericano como opuesto a lo foráneo. l