Está en la página 1de 2

Para cada circunstancia hay un don, y en cada experiencia se oculta un tesoro En la medida en que albergues la nocin de que hay

alguien o algo ajeno que te hace algo perders la capacidad de actuar por t mismo Slo hay una razn para hacer algo: que ese algo sea una afirmacin ante el universo de quin eres No puedes cambiar el acontecimiento externo, de modo que debes cambiar la experiencia interna No juzgues ni condenes puesto que no sabes por qu ocurren las cosas ni con qu fin Aquello que condenes te condenar y un da sers aquello que juzgas El cielo (como lo llamas) no est en ninguna parte. Y, de estarlo, estara aqu y ahora No existen los caminos equivocados puesto que en este viaje no puedes dejar de ir hacia donde vas La vida no tiene nada de espantoso si no te preocupas por los resultados Seguir el juego espiritual significa dedicar toda tu mente, todo tu cuerpo, toda tu alma al proceso de crearte a t mismo a imagen y semejanza de Dios Tu vida es siempre el resultado de tus pensamientos acerca de ella, incluyendo tu pensamiento -obviamente creador- de que rara vez obtienes lo que deseas

SALUDANDO AL ALBA Mira a este da! Porque es la vida, la mismsima vida de la vida. En su breve curso estn todas las verdades y realidades de tu existencia: La bendicin del desarrollo, la gloria de la accin, el esplendor de las realizaciones... Porque el ayer es slo un sueo y el maana slo una visin, pero el hoy bien vivido hace de todo ayer un sueo de felicidad y de cada maana una visin de esperanza. Mira bien, pues, a este da! Tal es la salutacin del alba.