CÓDIGO DE ÉTICA DE QUÍMICOS, QUÍMICOS FARMACÉUTICOS Y BIOQUÍMICOS CLÍNICOS

Los profesionales que ejercen las carreras de Químico, Químico Farmacéutico y Bioquímico Clínico deben velar por el estricto cumplimiento de las Leyes que reglamentan el ejercicio de las profesiones vinculadas a la Asociación. Los profesionales que ejercen las carreras de Químico, Químico Farmacéutico y Bioquímico Clínico tiene el deber primordial de garantizar al usuario de sus servicios, la excelencia y calidad que merecen todas las personas con independencia del ámbito en que se desempeñe esas tareas: publico, privado, para-estatal. Como consecuencia de lo establecido en 3., los profesionales deben tender al mejoramiento permanente de su desempeño técnico con todos los medios a su alcance y, si fuere necesario, requerir asistencia a colega competente en la materia. Es deber de los Químicos, Químico Farmacéuticos y Bioquímico Clínicos exigir en su ámbito de trabajo, las condiciones necesarias para que las prestaciones tengan efectiva garantía de calidad, incluyendo su participación en los Comités de Ética Asistencial, Investigación Clínica y Comités Nacionales permanentes o temporales de su competencia. Los Químicos, Químico Farmacéuticos y Bioquímico Clínicos deben mantener el honor y la dignidad profesionales, combatiendo las conductas censurables de colegas que los afecten, denunciándolo a la Asociación de Química y Farmacia del Uruguay, al Colegio Profesional o a la autoridad publica según correspondiere. Asimismo deben asegurar que los miembros del personal de apoyo a quienes se deleguen tareas posean las competencias necesarias para efectuar esas tareas en forma eficiente y efectiva. Los Químicos, Químico Farmacéuticos y Bioquímico Clínicos deben asegurar que toda la información proporcionada a los pacientes, al público en general y a los Profesionales Sanitarios sea precisa y objetiva y que se proporcione de manera tal que sea entendida.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful