166

MACROECONOMÍA KEYNESIANA DE LA
DETERMINACIÓN DE LOS NIVELES DE
PRODUCCIÓN Y EMPLEO
Félix Jiménez
Mayo, 1999
http//:www.pucp.edu.pe/economia/pdf/DDD166.pdf
2
MACROECONOMÍA KEYNESIANA DE LA DETERMINACIÓN DE LOS
NIVELES DE PRODUCCIÓN Y EMPLEO
Félix Jiménez
RESUMEN
Este ensayo contiene distintos modelos keynesianos de determinación de los niveles
de producción y empleo, desde el modelo simple hasta los modelos con clases sociales, y
con dos y tres sectores económicos. Estos últimos corresponden a las contribuciones de
Kalecki, Kaldor, Pasinetti y Nell. En todos los modelos se corrobora el principio de
demanda efectiva según el cual, en economías donde existe un sector productor de bienes
de capital, la inversión genera su propio ahorro a través de cambios en el ingreso. O, en
otras palabras, los capitalistas ganan lo que gastan, mientras los trabajadores gastan lo que
ganan. El ensayo incluye la explicación de diversos conceptos, desde los referidos a la
oferta y demanda agregadas, y las distintas teorías del consumo, hasta la eficiencia marginal
del capital, la q de Tobin, el principio de la aceleración y los ciclos del producto originados
por la interacción del acelerador y el multiplicador.
ABSTRACT
Different keynesian models of output and employment determination are examined
in this essay: from simple keynesian model to models with social classes and two and three
economic sectors. The last ones belong to Kalecki, Kaldor, Pasinetti and Nell. In all of
these models the principle of effective demand is corroborated: if there is a local producer
sector of capital goods, investment creates its own saving through the multiplier. Capitalists
get what they spend while workers spend what they get. Several basic concepts are
analyzed in this essay: aggregate demand and aggregate supply, different approaches to
consumption, the marginal efficiency of capital, Tobin´s q, acceleration principle, and
cycles related to the accelerator and the multiplier.
3
MACROECONOMÍA KEYNESIANA DE LA DETERMINACIÓN DE LOS
NIVELES DE PRODUCCIÓN Y EMPLEO
*
Félix Jiménez
Hasta fines de la década de los años 20, los economistas tenían gran confianza en la
capacidad de la economía de mercado para generar y mantener, en forma automática, el
pleno empleo. Pero, la duración de los efectos de la Gran Depresión de 1929 obligó a
reconsiderar el principio neoclásico de la tendencia automática al pleno empleo. La Teoría
General de Keynes, publicada en 1936, representa, en este sentido, un cambio radical en la
interpretación del funcionamiento del sistema económico capitalista. Para este importante
economista del siglo XX, las fuerzas del mercado por sí solas no conducen al pleno empleo;
por lo tanto, el funcionamiento satisfactorio del sistema requiere de la intervención del
Estado.
Para Keynes, las economías capitalistas no están limitadas por el lado de la oferta,
sino por el lado de la demanda. Por esta razón, el desempleo, para él, es consecuencia del
gasto insuficiente en bienes y servicios. Cambios en la demanda agregada dan lugar a
cambios en las cantidades ofertadas y no en los precios. En otras palabras, se hace énfasis
en los ajustes por cantidades y no en los ajustes por precios. De este modo la economía
puede alcanzar un nivel de producto de equilibrio por debajo del nivel que correspondería
al de pleno empleo.
La escuela keynesiana se distingue entonces de la escuela neoclásica por el énfasis
que hace en el papel de la demanda agregada para explicar el nivel y las fluctuaciones del
producto. La demanda agregada es la cantidad total de los bienes y servicios demandados
en un determinado período. En una economía cerrada, la demanda agregada es la suma del
consumo privado, la inversión y el gasto de gobierno. En una economía abierta, a los
anteriores componentes de la demanda interna hay que agregarles la demanda externa, es

* Este ensayo constituye uno de los capítulos de un texto inédito de macroeconomía. El autor
agradece a la Dirección Académica de Investigación por su apoyo con el financiamiento de
asistentes de investigación. Asimismo, agradece la excelente colaboración de Yolanda Chenet
y Javier Kapsoli, como asistentes del proyecto de texto y jefes de práctica de los cursos de
macroeconomía.
4
decir, las exportaciones. Como interesa explicar el nivel de producción interna de bienes y
servicios finales, el concepto de demanda relevante debe ser neto de importaciones, lo que
equivale a la demanda interna más las exportaciones netas de importaciones.
¿Cómo explica la escuela keynesiana el equilibrio por debajo del pleno empleo? Se
dice que existe un nivel de producto de equilibrio cuando la cantidad producida es igual a la
demandada. En el equilibrio el ahorro es igual a la inversión. En realidad, desde el punto
de vista contable esta igualdad siempre se da; son iguales porque son ahorro e inversión
realizados. Pero, estos, como se comprenderá, no tienen por qué ser necesariamente iguales
al ahorro e inversión deseados o planeados por las familias y las empresas, para cualquier
nivel de ingreso dado.
Existirá, por lo tanto, un nivel de producto o de renta para el cual el ahorro y la
inversión planeados o deseados son iguales. A este nivel de producto se le llama producto o
ingreso de equilibrio en el sentido que no existen fuerzas que provoquen una alteración de
dicho nivel de equilibrio. La diferencia entre la inversión realizada y la planeada es la
acumulación no deseada o no planeada de existencias. Desde que en el equilibrio ambos
conceptos son iguales, se puede interpretar el equilibrio como el nivel de producto en el que
la variación no deseada de existencias es igual a cero. En este punto, la inversión planeada
será igual a la realizada y ambas al ahorro planeado.
El locus de puntos de equilibrio entre producción y demanda agregada puede representarse
por una recta de 45 grados en el plano Y-DA. El ingreso o producto de equilibrio se logra cuando se
vende todo lo que se produce. Si se produce por encima de este nivel, se acumulan inventarios no
deseados. Entonces las empresas se ven inducidas a disminuir su producción, generándose un
proceso de ajuste hacia el equilibrio. Por el contrario, si la producción fuera inferior al nivel de
equilibrio, se reducen los inventarios, induciendo a las empresas a aumentar su producción, de
manera que se produce un proceso de ajuste hacia el equilibrio. Cuando se acumulan o desacumulan
inventarios no deseados o no planeados, la inversión realizada es diferente a la inversión planeada,
entonces se tiene que disminuir o aumentar la inversión no-planeada hasta llegar a igualar la
inversión realizada con la inversión planeada.
5
En el Gráfico 1.1 se representa el proceso de ajuste hacia el nivel de ingreso o
producto de equilibrio.
Gráfico 1.1
En el nivel de producción Y
2
la demanda agregada (DA) es menor que la
producción; en este caso la oferta es mayor que la demanda. Los productores acumularán
inventarios no deseados, hecho que los inducirá a disminuir la producción. Al disminuir la
producción disminuye el ingreso, y, por lo tanto, disminuye la demanda agregada. Este
proceso de disminución del ingreso y de la demanda continuará hasta igualarse a la oferta.
Por otro lado, como en Y
1
la demanda es mayor que la oferta, la producción y el ingreso
aumentarán hasta converger al equilibrio. Nótese que el equilibrio se logra en Y* que es un
nivel de producción no necesariamente coincidente con el que corresponde al pleno empleo.
El producto de pleno empleo puede ser Y
2
o de un nivel mayor que este.
Y
1
Y* Y
2
Y
DA
Y
DA
VE>0
VE<0
6
1. LOS CONCEPTOS DE EMPLEO Y DESEMPLEO
El concepto de pleno empleo corresponde a la situación de equilibrio entre la oferta de
trabajo y demanda de trabajo, es decir, es un concepto que se refiere al equilibrio en el mercado de
trabajo. Al producto que corresponde a este nivel de empleo se le denomina producto de pleno
empleo.
Se entiende por nivel de empleo al número total de personas ocupadas. Estas
personas pueden ser remuneradas si perciben un sueldo o un salario, o trabajadores por
cuenta propia. Las personas que no están ocupadas y están buscando trabajo, en un período
de referencia cualquiera, se encuentran desempleadas. El nivel de desempleo se mide por el
número de estas personas.
La fuerza laboral incluye tanto a los empleados como a los desempleados y se
denomina Población Económicamente Activa (PEA). Son parte de la PEA todas las
personas mayores de 14 años que durante el período de referencia se encuentran trabajando
o buscando activamente empleo. Estos últimos, los desocupados, son, como ya se dijo,
personas que no tienen empleo pero se encuentran buscando activamente trabajo.
En teoría se distinguen dos tipos de desempleo: el voluntario y el involuntario. Hay
desempleo voluntario cuando los trabajadores están desempleados pero no buscan trabajo.
Por el contrario, hay desempleo involuntario cuando los trabajadores que desean trabajar o
buscan trabajo no lo encuentran. Este último, es el concepto introducido por Keynes como
parte de su teoría de la demanda efectiva.
Otro concepto importante en la teoría es el de desempleo natural. Este es un desempleo
consistente con el equilibrio del mercado de trabajo y el producto de pleno empleo. Al porcentaje de
este tipo de desempleados se le denomina tasa natural de desempleo. El desempleo natural puede
considerarse equivalente al desempleo friccional, que surge como resultado de las propias fricciones
del mercado de trabajo.
7
La tasa de desempleo (µ) se define como la razón entre el número de desempleados y la
fuerza laboral total o Población Económicamente Activa (PEA), es decir:
µ ·
+
U
U L
o, en forma equivalente,
µ ·
− PEA PEAO
PEA
donde PEAO es la PEA ocupada.
La tasa de desempleo nunca llega a ser igual a cero, debido a que en las fases de expansión
de la actividad económica siempre existen algunas personas que están desempleadas. La tasa de
desempleo está normalmente asociada a los movimientos cíclicos de la economía: aumenta durante
las recesiones y cae durante las expansiones. El desempleo es contracíclico.
Entre los factores que determinan la tasa de desempleo en una economía, se
encuentran la duración y la frecuencia del desempleo. La duración del desempleo está
asociada a las características demográficas de cada país (a las migraciones, a la tasa de
población joven en cada región, etc.) y a elementos político-institucionales como la
disponibilidad de programas de empleo para la juventud, las agencias de empleo, el seguro
de desempleo, etc.
Por otro lado, la frecuencia del desempleo se define como el promedio de veces por
período que los trabajadores se encuentran desempleados. Un factor que afecta la
frecuencia del desempleo es la variabilidad de la demanda de trabajo por parte de las
empresas. En un determinado período, algunas empresas se expanden y otras se contraen,
afectando con ello la demanda de trabajo. Cuanto más alta sea esta variabilidad, más alta
será la tasa de desempleo. La velocidad con la que los nuevos trabajadores se incorporan a
la fuerza laboral, es otro factor que afecta la frecuencia del desempleo. Cuanto más alta es
esta velocidad más alta es la tasa de desempleo.
8
PERU: DESEMPLEO Y SUBEMPLEO 1981-1994
Las estadísticas oficiales clasifican el empleo en adecuado y no adecuado. El primero se define en
términos del nivel de ingreso, del aprovechamiento de las calificaciones personales, de la
productividad de la mano de obra y de las horas trabajadas. A las personas con una ocupación no
adecuada, se les consideran subempleadas. El subempleo incluye a la personas que trabajan un total
de 35 horas o más a la semana y perciben un ingreso mensual menor al mínimo establecido como
“ingreso de referencia”. Hay dos tipos de subempleo. El subempleo por horas o visible, se da
cuando las personas trabajan menos de 35 horas a la semana aunque están dispuestas a trabajar
horas adicionales. El subempleo por ingresos o invisible existe cuando las personan trabajan 35
horas o más a la semana pero perciben un ingreso menor al ingreso de referencia que equivale al
costo de una canasta mínima de consumo.
PEA EN LIMA METROPOLITANA (1990-1995)
(Estructura Porcentual)
1990 1991 1992 1993 1994 1995
Desempleo 8.3 5.9 9.4 9.9 8.8 7.1
Empleo 91.7 94.1 90.6 90.1 91.2 92.9
• Empleo Adecuado 18.6 18.6 14.7 12.7 16.9 -
• Subempleo 73.1 78.5 75.9 77.4 74.3 -
Fuente: Perú en Números, 1996.
0
10
20
30
40
50
60
70
80
90
1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994
t
%
DESEMPLEO
SUBEMPLEO
EMPLEO ADEC.
Este gráfico muestra la evolución del empleo y desempleo en la economía peruana durante 1981-
1994. El desempleo total fluctúa entre el 8% y el 10%. Pero se observa un cambio importante en la
evolución del desempleo y subempleo. La tendencia a la disminución del empleo adecuado es
dramática en el período 1988-1994. En este mismo período el subempleo alcanza niveles que
fluctúan entre el 70% y 80%.
9
La competitividad en el mercado de trabajo y la flexibilidad de los precios y salarios no
eliminan la presencia de cierto desempleo que está generalmente asociado a la transición entre
ocupaciones. Este es, como ya se mencionó, el desempleo friccional. Un trabajador que desea un
mejor empleo, busca mejores ofertas. Los costos de obtener información de las ofertas de trabajo,
de los salarios y de las condiciones de trabajo, se denominan costos de búsqueda. Estos costos
incluyen el tiempo empleado en la búsqueda del empleo y el valor del ingreso perdido, y son
marginalmente crecientes. Existen también ciertos beneficios que se obtienen por el empleo de
tiempo en la búsqueda de trabajo. Cuanto mayor tiempo se dedique a la búsqueda, mayor es la
posibilidad de encontrar un mejor empleo. Sin embargo, los beneficios marginales de la búsqueda
son decrecientes. El trabajador debe maximizar los beneficios netos de buscar un empleo, igualando
los beneficios marginales con los costos marginales. Con esta igualación se determina el tiempo
óptimo de búsqueda (T*)
1
.
Gráfico 1.2.
CM
g
, BM
g
CM
g
BM
g
T* Tiempo de búsqueda
Si todos los trabajadores fueran idénticos al igual que todos los puestos de trabajo,
las búsquedas serían cortas y fáciles. Pero no todos los puestos de trabajo ni todos los
trabajadores son idénticos. Los trabajadores tienen diferentes habilidades, experiencia y
dedican esfuerzos distintos en el trabajo. Y, los puestos de trabajos son distintos tanto por la
experiencia y habilidad que requieren como por las condiciones laborales que ofrecen.
Debido a estas diferencias, un desempleado puede dedicarle mucho tiempo a búsqueda de
un mejor trabajo.
El desempleo asociado a la búsqueda de trabajos apropiados es el desempleo
friccional. En una economía dinámica, con un flujo de entrada y salida del mercado de

1
Edwards, James (1991) Macroeconomics. Equilibrium and disequilibrium.
10
trabajo, siempre hay desempleo friccional. Aunque este desempleo implica algunos costos,
es necesario para el buen funcionamiento de la economía porque el proceso de búsqueda es
esencial para el logro de la eficiencia económica.
El desempleo friccional es distinto del desempleo estructural. Este último se refiere
a la presencia de un número importante de personas desempleadas durante largo período.
Es un desempleo crónico y de largo plazo, por lo tanto, constituye un problema social. Una
de las posibles causas de este tipo de desempleo es la existencia de trabajadores potenciales
con niveles muy bajos de calificación que excede al número de puestos de trabajo
respectivos. Si hay un cambio estructural en la economía, algunos sectores se expanden y
otros se contraen. Los trabajadores que pierden sus trabajos en las últimas industrias que se
contraen o desaparecen, pueden quedarse desempleados por mucho tiempo.
2. LA FUNCIÓN CONSUMO
La función consumo es uno de los conceptos más importantes en la teoría keynesiana de la
determinación del ingreso. El consumo es parte de la demanda agregada y depende del ingreso
disponible. La primera formulación de la función de consumo, fue hecha por Keynes en su Teoría
General. Después se la identificó con la hipótesis del ingreso absoluto.
Keynes habla de una “Ley Psicológica Fundamental” según la cual “...los hombres están
dispuestos, como una regla y en promedio, a aumentar su consumo a medida que su ingreso crece,
aunque no tanto como el crecimiento de su ingreso...”.
2
El concepto de ingreso que tenía en mente
Keynes era, sin duda, el de Ingreso Disponible.
La función de consumo especificada por Keynes puede tomar la siguiente forma
lineal:
C = C
o
+ cY 0 < c < 1, C
o
>0

2
J.M. Keynes, La Teoría General del Empleo, Interés y Dinero. 1936.
11
Donde Y representa al ingreso disponible, que en este caso es igual al ingreso
nacional pues todavía no se ha incorporado al gobierno en el análisis. Esta ecuación indica
que para niveles de ingreso nulos, el consumo será positivo e igual a C
0
. En estos casos, el
consumo es financiado con préstamos o ahorros pasados. También indica que por cada sol
de aumento en el ingreso, el consumo aumentará en c soles. Esta constante c es conocida
como la propensión marginal a consumir y representa el aumento que experimenta el
consumo por cada aumento unitario del ingreso. Al ser menor que uno, de cada aumento de
renta o ingreso, se gasta en consumo sólo una fracción (c) del mismo.
La propensión media a consumir, a diferencia de la propensión marginal, es la
proporción del ingreso que se consume. Se obtiene dividiendo la función consumo entre el
ingreso
c
Y
C
PMEC
0
+ ·
De esta ecuación se deduce inmediatamente que la propensión media a consumir
decrece a medida que el ingreso aumenta. Ahora bien, si no existiese consumo autónomo,
es decir, si C
0
= 0, la propensión media a consumir sería igual a la propensión marginal a
consumir.
12
Gráfico 1.3
La contraparte de la función consumo es la función ahorro. El ahorro (S) es la parte
del ingreso disponible que no se consume, es decir, S = Y – C. En consecuencia, la función
ahorro será:
S = Y – ( C
0
+ cY )
S = - C
0
+ (1 – c) Y = - C
0
+ s Y
El intercepto de la función ahorro es -C
0
, que constituye el ahorro autónomo, o, más
precisamente, el desahorro. La pendiente de la función s = (1-c) es la propensión marginal a
ahorrar. De aquí se deduce que s + c = 1, es decir, las propensiones marginales a consumir y
ahorrar suman la unidad.
Al igual que en el caso de la función consumo, podemos derivar la propensión media a
ahorrar dividiendo ambos miembros de la función ahorro entre Y:
( ) c
Y
C
Y
S
− + − · 1
0
De esta ecuación se infiere que la propensión media será menor que la propensión
marginal al ahorro (1-c), debido al signo negativo del intercepto. Si el consumo autónomo
fuera igual a cero, la propensión media sería igual a la propensión marginal al ahorro.
C=C
0
+ cY
Y
C
C
0
c
13
Gráfico 1.4.
PERU: La función consumo
Al estimar la función consumo para los años 1970-1988 utilizando las variables consumo privado e
ingreso nacional disponible, se encontró una propensión marginal a consumir igual a 0.59.
La función consumo en el Perú
C=0.588Y
d
+ 498.65
R
2
=0.7981
1500
1700
1900
2100
2300
2500
2700
2900
3100
1500 2000 2500 3000 3500 4000 4500
Ingreso nacional disponible
C
o
n
s
u
m
o

p
r
i
v
a
d
o
Datos en nuevos soles a precios constantesde 1979
Fuente: Series Estadísticas 70-91 INEI
-C
0
S=-C
0
+ (1-c)Y
Y
1-c
14
3. LAS HIPÓTESIS DEL INGRESO RELATIVO Y PERMANENTE
Las estimaciones de la función consumo efectuadas después de la publicación de la Teoría
General revelaron que la forma de esta función depende de si el período considerado cubre ciclos
completos o años de boom cercanos al pleno empleo. Cuando el período comprende fases de
contracción y expansión del ciclo, la función consumo registra un componente autónomo. Pero, en
períodos de alto nivel de empleo y prosperidad la propensión media a consumir resulta ser una
constante y, por lo tanto, igual a la propensión marginal a consumir con un valor mayor que en el
caso anterior.
Simon Kuznets fue el primero que llamó la atención acerca de la constancia de la
propensión media a consumir (o a ahorrar) durante largos períodos, alrededor de un valor cercano a
0.9.
3
En este caso la función consumo tiene la forma de una recta que pasa a través del origen de los
ejes del consumo y el ingreso. Lo contrario ocurre en períodos de fluctuaciones cíclicas; pues la
propensión media a consumir deja de ser constante y la propensión marginal alcanza un valor
notoriamente menor que 0.9.
La explicación teórica de este hallazgo pertenece a James Duesenberry
4
y se funda
en la llamada hipótesis del ingreso relativo, según la cual y debido a la tendencia
“psicológica a mantenerse a la altura del vecino”, la fracción del ingreso que consume una
familia depende no tanto del nivel absoluto de los ingresos familiares cuanto de la posición
relativa que ocupa en la distribución del ingreso. Para Duesenberry la hipótesis del ingreso
absoluto de Keynes falla en considerar la influencia que el contexto social y psicológico
tiene en las decisiones de consumo y ahorro de las familias.
Duesenberry postuló que las funciones de utilidad de los individuos son interdependientes.
Esto implica, por un lado, que la utilidad y, en consecuencia, el consumo están en parte socialmente
determinados y, por otro, que el gasto en consumo es formador de hábito, es decir, que sus gastos
pasados en consumo se repiten en parte en el futuro. En otras palabras, el consumo es una función
del ingreso relativo, tanto al ingreso o consumo de los otros como al ingreso o consumo pasados. La
teoría de Duesenberry permite explicar así las diferencias entre los comportamientos de largo y
corto plazos del consumo.

3
Véase S. Kuznets, Uses of National Income in Pace and War, National Bureau of Economic
Research, Occasional Paper No. 6, Washington, 1942.
4
James Duesenberry. Income, Saving and the theory of consumer behavior, 1949.
15
En el contexto de un análisis de corte transversal, la propensión media de un individuo
depende inversamente de su posición económica relativa al grupo social al que pertenece. Si él se
encuentra en los niveles más bajos de la escala de ingresos de su grupo, su propensión media será
alta, mientras que si su ubicación esta en el nivel más alto de la escala de ingresos de su grupo, su
propensión media será más baja. Esto es así porque el individuo se compara con los que considera
sus “iguales”: se siente menos si su consumo es menor que el de sus pares, pero se siente más y más
seguro si su consumo es mucho mayor que el de sus pares. Si el consumo de un individuo es
función de su ingreso relativo, no hay razón para suponer que la propensión media agregada caerá
en el tiempo, tal como suponía Keynes, a medida que los ingresos de todos los individuos aumenta.
Formalmente, la hipótesis del ingreso relativo señala que para el consumidor individual i de
un grupo igual de consumidores, la propensión media a consumir es:
)
Y
Y
( f
Y
C
m
i
i
i
·
donde
C
i
= consumo real del consumidor i
Y
i
= ingreso real del consumidor i
Y
m
= ingreso promedio del grupo al que pertenece i
Para esta hipótesis, aplicada a la economía en su conjunto, las familias con ingresos por
debajo del promedio tendrán una propensión media a consumir mayor que los de aquellas con
ingresos superiores al promedio. Si la distribución del ingreso de la economía se mantiene estable,
la propensión media a consumir agregada se mantendrá también estable. Además, si los ingresos de
todas las familias aumentan en la misma proporción, la propensión media agregada se mantendrá
constante.
Para reconciliar las funciones de consumo de corto y largo plazos, Duesenberry utiliza el
argumento de que los gastos en consumo forman hábito. Esta es la hipótesis del ingreso pasado,
según la cual el consumo es una función del ingreso corriente y del máximo nivel de ingreso
obtenido en el pasado. El nivel de consumo resultante del máximo nivel de ingreso, es el que
corresponde el hábito adquirido por los consumidores. Esta formulación puede representarse como
sigue:
C
t
= cY
t
+ aY
p
16
Donde Y
t
es el ingreso corriente y Y
p
es el ingreso pasado de pleno empleo (el mayor nivel
de ingreso disponible que se haya alcanzado en cualquier año anterior). Se supone que la proporción
del ingreso corriente que gastan los consumidores es mucho mayor a la proporción respecto al
ingreso pasado de pleno empleo.
Para que esta ecuación permita explicar la presencia simultánea de una propensión marginal
a consumir a corto plazo y una propensión marginal a consumir a largo plazo mayor que la anterior,
supongamos que la economía crece sostenidamente a una tasa anual de 100g%. En este caso, el
ingreso corriente será igual a:
Y
t
= (1+g)Y
p
o, de otra manera:
Y
p
= Y
t
/(1+g)
En consecuencia, tendremos que:
C
t
= cY
t
+ a (Y
t
/(1+g))
que se reduce a:
C
t
= (c + a /(1+g)) Y
t
De esta manera se demuestra que la propensión marginal a consumir de largo plazo es igual
a la propensión media que se mantiene constante en condiciones de crecimiento estable en el valor
(c + a /(1+g)).
Si se produce una recesión y el ingreso cae por debajo del nivel de pleno empleo, Y
p
permanecerá constante durante la caída y la recuperación del ingreso, en consecuencia la función
consumo de corto plazo será igual a:
C cY C
t t
+ ·
donde
p
aY C · , representa el consumo autónomo pero que en realidad su presencia indica
que los consumidores tratan de mantener los niveles de consumo a los que estuvieron
acostumbrados. A este fenómeno se le llamó el efecto ratchet.
17
En resumen, si se dobla el ingreso absoluto de todas las familias, de acuerdo con la
hipótesis del ingreso relativo, el nivel absoluto de consumo y ahorro aumentará, y como no
hay cambios en la distribución del ingreso, no habrá cambios en los ingresos relativos de
las familias. Así, con aumentos del ingreso, el ratio de consumo a ingreso (C/Y) y el ratio
de ahorro a ingreso (S/Y) permanecerán constantes. Esto significa que la propensiones
medias a consumir y ahorrar son iguales a las propensiones marginales respectivas. A
medida que aumenta el ingreso, el comportamiento del consumo y ahorro son
independientes del nivel absoluto de ingreso, si no existe redistribución del ingreso.
Y, ¿cómo se explica el comportamiento a corto plazo del consumo?. Respondamos con la
ayuda del gráfico 1.5. Las familias forman sus hábitos y expectativas sobre la base del ingreso
previo más alto que percibieron. Supongamos que Y
0
sea este nivel más alto de ingreso y que el
ingreso corriente cae hasta Y
2
debido a una recesión. ¿El consumo se ajustará a lo largo de la
función consumo de largo plazo C
LP
, es decir, de la función con propensión media a consumir
constante? La respuesta es no.
Gráfico 1.5.
Como las familias están habituadas al nivel de vida correspondiente al ingreso Y
0
, tratarán
de mantenerlo, disminuyendo su ahorro y muy poco su consumo. Se moverán a lo largo de la
función consumo de corto plazo C
cp
de A a B y no a lo largo de la curva C
LP
. El consumo
C
cp
1
C
cp
0
Y
2
Y
0
Y
1
Y
C
LP
C
B A
18
disminuirá pero menos que proporcionalmente que la caída del ingreso, mientras que el ahorro caerá
más que proporcionalmente. A lo largo de la curva de corto plazo, la propensión media a consumir
aumenta (y la propensión media a ahorrar disminuye) según desciende el ingreso y disminuye
(aumenta) de acuerdo con su crecimiento.
Si partiendo del equilibrio A, el ingreso aumenta en forma permanente, la función de
consumo de corto plazo se traslada a C
cp
1
. Pero cuando se alcanza un nuevo nivel de ingreso Y
1
, la
función de consumo de corto plazo no puede volver al nivel C
cp
0
, si cae el ingreso. Este es el
llamado efecto “ratchet”. Las funciones de consumo de corto plazo pueden trasladarse de forma
ascendente pero no pueden retroceder ante disminuciones del ingreso.
Aunque la teoría de Duesenberry permite explicar la constancia a largo plazo de la
propensión media a consumir, su propuesta no se deriva de la aplicación de la teoría tradicional del
comportamiento del consumidor y nunca ha sido aceptada por completo como explicación del
consumo agregado. Sin embargo, este autor acepta implícitamente las definiciones de ingreso y
consumo de las cuentas nacionales para explicar el comportamiento del consumidor.
Friedman por el contrario introduce un concepto que no se encuentra en estas cuentas.
5
Su
hipótesis conocida como la hipótesis del ingreso permanente establece que la función consumo es
una relación sistemática entre consumo permanente e ingreso permanente. Esta relación es
proporcional, vale decir constante. Los componentes transitorios del consumo y el ingreso no están
correlacionados con los correspondientes componentes permanentes. Los cambios en el ingreso
corriente afectarán al consumo sólo si afectan al ingreso permanente.
La ecuación siguiente resume la propuesta de Friedman:
p p
Y u w i k C ) , , ( ·
Donde C
p
y Y
p
son el consumo y el ingreso permanentes, respectivamente. El tamaño de
la propensión media a consumir k depende de la tasa de interés (i), de la riqueza (w), y de los
gustos, edad de los consumidores, etc. (u).
Según Friedman, entonces, las oscilaciones cíclicas en el ingreso corriente tendrán un
reducido efecto sobre el consumo agregado. Ante caídas importantes del ingreso durante, por

5
M Friedman, A Theory of Consumption Function, Princeton University Press, 1957.
C
19
ejemplo, las recesiones, los consumidores reducirán sus tasas de ahorro sin disminuir en forma
importante el consumo. Del mismo modo, en los períodos de auge del ciclo, cuando el ingreso sube
más rápido que el ingreso normal o permanente, los consumidores ahorrarán una parte significativa
de dicho aumento.
Puesto que el ingreso varía cíclicamente, además de crecer sostenidamente a largo
plazo, se puede esperar que coexistan funciones no proporcionales a corto plazo junto con
funciones proporcionales a largo plazo. Pero, de acuerdo con la hipótesis del ingreso
permanente los cambios de corto plazo en el ingreso, provocados por ejemplo por las
políticas del gobierno, tendrán repercusiones imperceptibles en los gastos de consumo.
4. DETERMINACIÓN DEL INGRESO EN UNA ECONOMÍA CERRADA Y
SIN GOBIERNO
Dadas la función de consumo keynesiana y el supuesto de inversión autónoma, el producto
queda determinado por la demanda agregada. Se supone que las empresas están dispuestas a vender
cualquier nivel de producción a un nivel dado de precios. Como los precios están fijos, el ajuste al
equilibrio ocurre a través de la modificación de la oferta. Es un ajuste por cantidades. La oferta es
elástica, y se adapta a los cambios y nivel de la demanda agregada.
En una economía sin sector externo ni gobierno, la condición de equilibrio es la igualdad de
la suma del gasto planeado (C+I) con el valor de la producción (Y). Mientras que supondremos que
la inversión es autónoma (exógena e igual a I
0
), el gasto de las familias en consumo es una función
lineal del ingreso disponible.
C = C
0
+ cY
donde C
0
es el consumo autónomo y c es la propensión marginal a consumir.
Resolviendo en forma algebraica a partir de la condición de equilibrio Valor de la
producción = Demanda Agregada, se obtiene el nivel del producto en función únicamente de las
variables exógenas, el consumo y la inversión autónomas.
Y C I
Y C cY I
Y
c
C I
· +
· + +
·

+
0 0
0 0
1
1
* ( )
20
Examinemos esta solución gráficamente. En el Gráfico 1.6, la línea que
parte del origen y forma un ángulo de 45 grados con el eje de las abscisas
representa los puntos de equilibrio ingreso-gasto. La demanda de bienes es igual
a la suma de la demanda de bienes de consumo y la demanda de bienes de
inversión. Sumando verticalmente la línea I con la línea C se obtiene la línea C+I.
El nivel de equilibrio del ingreso y el gasto se encuentra en el punto E, donde la
curva de demanda agregada corta a la recta de 45 grados. En este punto, la
demanda agregada es igual a la producción.
El equilibrio en el punto E también puede ser visto por el lado del ahorro y la
inversión planeados. La distancia entre la recta de demanda agregada y la función de
consumo es igual a la inversión planeada, que en este caso se está suponiendo constante (I
0
)
para todos los niveles de renta.
Por otro lado, la distancia entre la línea de 45 grados y la recta de consumo
representa la recta del ahorro, para los diferentes niveles de ingreso. En el punto E, ambas
distancias son iguales, es decir, en este punto el ahorro planeado es igual a la inversión
planeada. Por lo tanto, el punto E constituye un punto de equilibrio entre la demanda
agregada y la producción.
21
Gráfico 1.6
C, I R
A E S DA (C+I)
B T C
0
+ cY
C
0
+ I
0
C
I
0
I
Y
S,I
S=-C
0
+ (1-c)Y
E I
Y
1
Y* Y
2
Y
-C
0
Al nivel de ingreso Y
1
, la demanda agregada excede al producto de equilibrio, en una
magnitud igual al segmento AB. Como existe un exceso de demanda, los inventarios no deseados
disminuyen y para llegar al equilibrio la producción debe aumentar. Lo contrario sucede en el nivel
de ingreso Y
2
, donde el producto de equilibrio excede a la demanda agregada en un monto
equivalente al segmento RS. El ajuste al equilibrio supone un aumento de los inventarios no
deseados y disminuye la producción.
El nivel de ingreso de equilibrio puede también explicarse en el gráfico ahorro -
inversión. El nivel de ahorro correspondiente al nivel de ingreso Y
1
está dado por la
distancia BC, mientras que el nivel de ahorro asociado al nivel de ingreso Y
2
está dado por
el segmento RT. En el punto E el ahorro planeado es igual a la inversión planeada.
22
5. EL PROCESO DEL MULTIPLICADOR
El multiplicador es un factor que indica las veces en que varía la producción de
equilibrio cuando la demanda agregada autónoma, constituida por el componente autónomo
del consumo (C
0
) y la inversión (I
0
), aumenta en una unidad. En otras palabras, el
multiplicador indica el cambio en el producto por unidad de cambio en la demanda
autónoma o en cualquiera de los componentes autónomos de la demanda.
Si el ingreso de equilibrio está dado por:
( )
0 0
1
1
I C
c
Y +

·
y C
0
e I
0
son los componentes autónomos de la demanda agregada, el multiplicador es igual
1/(1-c). De acuerdo con este resultado, la variación en el componente autónomo del
consumo tendría el mismo efecto multiplicador que la variación en el nivel de inversión.
El multiplicador 1/(1-c) depende de la propensión marginal a consumir (c). Cuanto
mayor es c, mayor es el multiplicador, y desde que hemos supuesto que c toma valores
entre 0 y 1, el multiplicador siempre será mayor que 1. Es decir, el incremento del ingreso o
del producto siempre es mayor que el aumento de la demanda autónoma.
23
Gráfico 1.7
DA ‘
C E DA
A B Q
N
M
tiempo
En el gráfico 1.7. se muestra cómo el aumento en la inversión lleva a un nivel de
equilibrio más alto, a través de un efecto multiplicador. El nivel inicial de equilibrio se
encuentra en el punto A, al que le corresponde un nivel de producto Y
t
. Cuando la inversión
aumenta de I
0
a I
1
se produce un incremento de la demanda agregada. En términos gráficos,
se produce un desplazamiento paralelo hacia arriba de la curva de demanda agregada. En el
Y
Y
0
Y
1
Y
2


Y
n t+1
t+2
t+3
t+n
24
punto A, la demanda agregada es mayor que el nivel de producción, por lo que se produce
un exceso de demanda igual a AM.
Si el nivel de producto aumenta hasta Y
1
para satisfacer el exceso de demanda, este
aumento del producto produce un incremento del ingreso, lo que a su vez genera un
aumento del consumo, dando lugar a un incremento de la demanda agregada hasta el punto
B. En este punto se produce nuevamente un exceso de demanda igual a BN, que induce a
un nuevo incremento de la producción. Los sucesivos incrementos del producto, del ingreso
y de excesos de demanda sobre la oferta son cada vez más pequeños a lo largo del tiempo,
pues indican la presencia de un proceso de convergencia hacia un nuevo nivel de
producción de equilibrio Y
t+n
garantizado por la propensión marginal mayor que cero y
menor que uno.
El proceso del multiplicador es convergente. Supongamos que este proceso se inicia
con el aumento de la inversión autónoma. El aumento en la inversión (∆I) genera un
aumento inicial de la renta igual a ∆Y
1
. A éste aumento le sigue un aumento del consumo,
que originará un segundo incremento del ingreso igual ∆Y
2
e igual a ∆C
1
. A su vez este
segundo incremento de ingreso originará un nuevo aumento del consumo y así
sucesivamente.
∆Y
1
= ∆I
∆Y
2
= ∆C
1
= c∆Y
1
∆Y
3
= ∆C
2
= c∆Y
2
= c
2
∆Y
1
………………...................
∆Y
n
= ∆C
n-1
= c∆Y
n-1
= c
n-1
∆Y
1
El incremento total del ingreso es la suma de los cambios sucesivos del ingreso:
∆Y = ∆Y
1
+ c∆Y
1
+ c
2
∆Y
1
+ c
3
∆Y
1
+ ... + c
n-1
∆Y
1
Si expresamos estos cambios del ingreso en función de los cambios de la inversión
autónoma, se obtiene:
∆Y = ∆I + c∆I + c
2
∆I + c
3
∆I + ... + c
n-1
∆I
25
∆Y = (1 + c + c
2
+ c
3
+ ... + c
n-1
) ∆I
Multiplicando la expresión anterior por c
c∆Y = ( c + c
2
+ c
3
+ ... + c
n
) ∆I
y restando esta ecuación c∆Y de ∆Y, se obtiene que
c
c
I
Y
n


·


1
1
En el límite cuando n tiene a infinito, c
n
se hace cero y nos queda el multiplicador de
la inversión que mencionamos anteriormente, es decir,
∆Y = 1/(1-c) ∆I
El incremento del consumo es igual a:
∆ C= (1 + c + c
2
+ c
3
+ ... + c
n-1
) ∆I
∆ C= 1/(1-c) ∆I
Como el consumo es no-ahorro, el incremento del ahorro generado por el proceso
multiplicador es igual a:
∆ S= ∆Y - ∆ C
∆ S= 1/(1-c) ∆I - c/(1-c) ∆I
∆ S= ∆I
Lo que indica que la inversión genera su propio ahorro, a través de cambios en el ingreso.
6. EL MULTIPLICADOR CON REZAGOS TEMPORALES O
MULTIPLICADOR DINÁMICO
El multiplicador con rezagos temporales surgió principalmente de las discusiones de
J.M.Keynes con Dennis Robertson. Este multiplicador permite mostrar, en detalle, el proceso
mediante el cual los ahorros realizados se adaptan a inversiones predeterminadas a través de
cambios en el ingreso.
26
Consideremos la llamada función de consumo “Robertsoniana” caracterizada por la
dependencia del ingreso corriente respecto del ingreso pasado:
C A aY
t t
· +
−1
Esta relación junto con la siguiente condición de equilibrio
Y C I
t t t
· +
forma un sistema autocontenido, donde I
t
es determinado exógenamente
Supongamos ahora que la inversión, siendo igual a cero hasta el período t=0, aumenta en
una cantidad positiva igual a I , de t=1 en adelante. En consecuencia, I
t
= 0 y Y
t
= C
t
para todas las t
= 0,-1,-2,...; e I
t
= I , para todas las t = 1,2,3,... .
En períodos sucesivos tenemos:
Y C I A aY A aY C
S Y C
Y C I A aY I Y I
S Y C I
Y C I A aY I A a Y I I Y aI I
S Y C I
Y C I A aY I A a Y aI I I
Y a I aI I
S Y C
0 0 0 1 0 0
0 0 0
1 1 0
1 1 1
2 2 1 0
2 2 2
3 3 2 0
0
2
3 3 3
0
· + · + · + ·
· − ·
· + · + + · +
· − ·
· + · + + · + + + · + +
· − ·
· + · + + · + + + +
· + + +
· − ·

( )
( )
I
Y C I A aY I Y I a a a a
S Y C I
n n n
n
n n n
· + · + + · + + + + + +
· − ·


1 0
2 3 1
1 ( ... )
Como puede verse, en cada fase del proceso del multiplicador, el ahorro S
t
es
siempre igual a la cantidad predeterminada de inversión I , aunque el ingreso esté
aumentando todo el tiempo (pero a una tasa decreciente debido a que a<1).
Si ∆Y Y Y
n
· −
0
es el incremento total del ingreso de t=0 a t=n, entonces:
27
∆Y Y Y I a a a a
n
n
· − · + + + + +

0
2 3 1
1 ( ... )
De aquí se obtiene, por la fórmula de la suma de una progresión geométrica, que:
∆Y I
a
a
n
·


¸
¸

_
,


1
1
1
lim
n
Y
a
I
→∞
·

¸
¸

_
,

1
1
Esta ecuación coincide precisamente con la expresión obtenida para el multiplicador
instantáneo.
Cuando las decisiones de consumo se rezagan respecto al ingreso, el incremento
total de éste, dado por la fórmula del multiplicador 1/(1-a), no se obtendrá de inmediato,
sino de manera asintótica al transcurrir el tiempo. El proceso se ilustra con el diagrama 1.8.
Al iniciarse el proceso hacia la nueva situación de equilibrio, pueden observarse grandes
saltos. Después de cuatro o cinco pasos, el sistema se encuentra bastante cerca del nuevo
nivel de equilibrio del ingreso Y*. Pero, debido a que cada escalón es más pequeño que el
anterior, el proceso avanza cada vez más lentamente. El fenómeno interesante a notar es
que durante todo el proceso, el ahorro total que las personas desean hacer --el ahorro ex-
ante, (Y
t-1
- C
t
)--, es diferente del ahorro total que de hecho terminarán haciendo, es decir,
que el ahorro realizado, (Y
t
- C
t
).
El ahorro ex-ante, en el gráfico, es la diferencia entre la línea de 45 grados y la
función C, mientras que el ahorro realizado es la diferencia entre C+ I y C, por lo tanto,
siempre coincide con la inversión I . Las decisiones a ahorrar quedan simplemente
frustradas mientras difieran del volumen predeterminado de la inversión. Sólo cuando el
sistema ha logrado una nueva posición de equilibrio, el ahorro ex-ante, vuelve a ser igual al
ahorro realizado. En otras palabras, las decisiones a ahorrar se vuelven efectivas sólo
28
cuando los cambios en el ingreso han dado lugar a un volumen de ahorro igual al volumen
predeterminado de inversión.
Gráfico 1.8
C+I
C
7. EL SECTOR GOBIERNO Y LA DETERMINACIÓN DEL INGRESO
Al incorporar el gobierno a la economía, el modelo keynesiano analizado
anteriormente adopta un sentido más realista. El gobierno influye en la determinación de la
demanda y, por lo tanto, del nivel de actividad económica, a través de sus gastos (G) y de
los impuestos (T) que recauda del sector privado. Incrementa directamente la demanda
cuando gasta en bienes y servicios (G) e indirectamente a través de transferencias (TR).
Pero puede disminuirla directamente al extraer fondos del sector privado a través de
impuestos (T).
El gasto público y la tributación son los dos principales instrumentos de la política
fiscal. Con estos instrumentos el gobierno administra la demanda agregada. Por ejemplo,
cuando la economía está produciendo a plena capacidad, para evitar las presiones
inflacionarias el gobierno puede contrarrestar el exceso de demanda sobre la plena
capacidad, es decir, el sobre-calentamiento de la economía, utilizando los impuestos. Por el
∆ ex-ante
∆ ex-post
Y
Y
0
Y
1
Y
2
Y
3
Y*
29
contrario, para evitar la disminución de la producción y del empleo, el gobierno puede
elevar su gasto para contrarrestar los efectos de la fase de recesión del ciclo económico.
Este tipo de políticas se les llamo de fine-tunning o políticas anticíclicas porque permiten
suavizar los efectos de los ciclos económicos. En la fase ascendente del ciclo, la política
fiscal debe combinar incrementos de los impuestos con reducciones del gasto, mientras que
en la fase descendente, deben combinarse aumentos del gasto con reducciones de
impuestos.
Un gobierno que modifica las tasas de impuestos y los gastos con el fin de estabilizar la
economía pone en práctica lo que se denomina política fiscal discrecional. Sin embargo, existen
cambios automáticos en los impuestos y gastos que reducen las fluctuaciones en el ingreso y el
empleo sin ninguna acción discrecional por parte del gobierno. A estos cambios automáticos se
denomina estabilizadores automáticos. Entre los principales se encuentran el impuesto a la renta y
las transferencias de ingresos. La existencia de estos estabilizadores hace que las fluctuaciones del
producto sean menores de lo que serían en su ausencia. Aunque actúan para reducir la magnitud de
las fluctuaciones cíclicas del producto, estos estabilizadores no pueden prevenir los ciclos pues
operan sólo si se produce un cambio en el producto.
Veamos como opera el modelo keynesiano con gobierno. Supongamos que los
gastos del gobierno (G) no son afectados por el nivel de renta, es decir, son exógenos.
Estos gastos, al igual que las transferencias, constituyen inyecciones al flujo circular del
ingreso al igual que las inversiones. Por el contrario, los impuestos constituyen una
filtración del flujo circular del ingreso al igual que el ahorro de las familias. Estas no
destinan todo su ingreso a la compra de bienes y servicios, porque además de su deseo de
ahorrar, es probable que tengan que pagar impuestos al gobierno. Por el momento
supondremos que los impuestos son autónomos (T
0
).
La condición de equilibrio es la misma que para la economía sin gobierno: ausencia
de cambios no planeados en los inventarios. Es decir, el gasto total planeado (C+I+G) debe
ser igual al nivel de producción. Es necesario, sin embargo, una modificación en la
presentación de la función consumo. Ahora el ingreso disponible ya no es idéntico al
ingreso nacional, sino a este ingreso menos la tributación. En otras palabras, el ingreso
disponible, se define como Yd = Y – T.
30
Partiendo de la condición de equilibrio
Y C I G
Y C c Y T G I
Y
c
C I G cT
· + +
· + − + +
·

+ + −
0
0 0 0
0 0
0 0
1
1
( )
* ( )
Nuevamente, en el gráfico 1.9, puede observarse que la función de demanda
agregada se obtiene sumando verticalmente las funciones de consumo, inversión y gasto de
gobierno. El nivel de equilibrio de la producción es Y*. Puede verse también cómo los
impuestos influyen sobre la demanda agregada reduciendo el gasto en consumo a través de
su efecto sobre el ingreso disponible.
Gráfico 1.9.
C, I,G
E DA = C+I + G
C
0
+ I
0
+ G
0
C = C
0
+ c(Y -T)
I
0
+ G
0
Y
Y*
El equilibrio del ingreso también puede determinarse a partir de la igualdad entre
inyecciones y filtraciones. En este caso las inyecciones totales estas constituidas por la
inversión y el gasto de gobierno, mientras que las filtraciones totales son al ahorro y los
impuestos.
S + T = G + I
31
Como la función de ahorro que corresponde a esta economía es igual a:
Y c T c C S
T Y c C T Y S
C Y S
d
) 1 ( ) 1 (
) (
0 0
0 0 0
− + − − − ·
− − − − ·
− ·
Entonces S + T = -C
0
+ cT
0
+ (1-c)Y. Esta es una recta con una pendiente igual a la
propensión marginal a ahorrar y un intercepto igual a –C
0
+ cT
0
.
Por otro lado, dado que los gastos y la inversión son autónomos, G+I es una línea
recta horizontal al eje de las abscisas.
El gráfico 1.10. presenta el equilibrio del ingreso según este modelo que sigue
siendo de precios fijos.
El nivel de equilibrio está determinado no sólo por la pendiente de la función de
consumo, es decir, la propensión marginal a consumir c, sino también por la magnitud de
las variables autónomas. Por ejemplo, si C
0
se eleva, entonces la recta C+I+G se desplazará
hacia arriba paralelamente a su posición inicial, conduciendo a un nivel de ingreso de
equilibrio más alto.
Gráfico 1.10.
S+T, I+G S+T
I+G
Y* Y
32
Este modelo puede ampliarse introduciendo la tributación inducida y las
transferencias autónomas. En primer lugar, supongamos que existe una relación lineal entre
los impuestos y el nivel de ingreso.
T = T
0
+ tY 0 < t < 1
donde T
0
es el monto de tributación autónoma y t es la tasa impositiva.
En este caso la función consumo adopta la forma siguiente:
C = C
0
+ c(Y – T)
C = C
0
– cT
0
+ c(1-t)Y
Los impuestos reducen tanto el consumo autónomo como el consumo inducido por el
ingreso.
Nuevamente, el ingreso de equilibrio se obtiene a partir de la condición de equilibrio Y =
C+ I +G. Dados que I=I
0
, G=G
0
y C=C
0
+ cY
d
] T [
) t 1 ( c 1
c
] C G I [
) t 1 ( c 1
1
Y
G I ) tY T Y ( c C Y
o o 0 o
0 0 0 0
− −
− + +
− −
·
+ + − − + ·
El lector observará que la introducción de la tributación inducida ha originado una
reducción del multiplicador de los gastos autónomos. La tasa de impuestos al ingreso
aparece aumentando el denominador del multiplicador.
¿Cuál será el efecto sobre el ingreso de una variación de la tasa impositiva?.
Manteniendo constantes las variables autónomas, tomamos el diferencial total a la
condición de equilibrio, para obtener el correspondiente multiplicador.
dt
) t 1 ( c 1
cY
dY
cYdt ctdY cdY dY
− −
− ·
− − ·
33
Este resultado indica que el cambio en el ingreso es de signo contrario al cambio en
la tasa de impuestos. Una disminución de la tasa impositiva (∆t < 0) implicará un
incremento de la renta. Lo que originará una expansión de la renta de equilibrio a través de
un incremento en el consumo.
Por último, supongamos que el gobierno no solo gasta en bienes y servicios, sino
también en transferencias de ingreso a las familias (TR). Estas transferencias aumentan la
renta disponible y, por tanto, estimulan la demanda. Las transferencias pueden considerarse
como impuestos autónomos negativos sobre el ingreso. Si aumentan, tienen el mismo
efecto que una caída de los impuestos autónomos. Por esta razón el multiplicador es el
mismo pero con signo opuesto.
Con la introducción de las transferencias, el nivel de equilibrio del ingreso es igual
a:
] T [
) t 1 ( c 1
c
] C G cTR I [
) t 1 ( c 1
1
Y
G I ) TR tY T Y ( c C Y
o o 0 o
0 0 0 0
− −
− + + +
− −
·
+ + + − − + ·
Un cambio en las transferencias produce una modificación del ingreso de equilibrio
igual a:
∆ ∆ Y
c
c t
TR ·
− − 1 1 ( )
8. TEOREMA DEL PRESUPUESTO EQUILIBRADO
El ingreso de equilibrio en el modelo keynesiano con impuestos autónomos es igual
a:
c
G
c
I
c
cT
c
C
Y

+

+



·
1 1 1 1
0 0 0
34
En esta ecuación puede verse claramente que el efecto expansivo de un aumento del
gasto público (∆G) es mayor que el de una reducción de los impuestos autónomos (∇T). El
aumento del gasto se usa inmediatamente en la compra de bienes y servicios, pero una
reducción de los impuestos no tiene necesariamente el mismo destino.
Si el gobierno desea incrementar su nivel de gasto, pero manteniendo su
presupuesto equilibrado, debe incrementar sus ingresos en la misma proporción en que
aumenta su gasto, es decir, ∆G=∆T. Dado este objetivo, diferenciando la ecuación anterior
se obtiene:
c
G
c
T c
Y


+


− · ∆
1 1
0
De donde se deduce que el multiplicador del presupuesto equilibrado es la unidad,
puesto que ∆G=∆T. Es decir:


Y
G
c
c
·


·
1
1
1
o, lo que es lo mismo, ∆G=∆Y.
De acuerdo con este teorema, un presupuesto cuantioso y equilibrado tiene un efecto
más expansivo que un presupuesto pequeño y equilibrado.
En el caso de una función de impuestos de la forma T=T
0
+tY, el ingreso de
equilibrio resulta, como se sabe, igual a:
( ) Y
c ct
C I G cT ·
− +
+ + −
1
1
0 0 0 0
Esta ecuación revela que el aumento del gasto público tiene un efecto expansivo
menor que en el anterior, debido a que el aumento en el ingreso originado por el aumento
del gasto, incrementa los impuestos.
35
Cuando los impuestos tienen una parte inducida, la autofinanciación completa es
imposible. De la función de impuestos, se obtiene que el ingreso es igual a:
Y = (T-T
0
) / t
Reemplazando en la ecuación del ingreso de equilibrio:
) (
1
0 0 0 0 0
cT C I G
ct c
t
T T − + +
+ −
· −
Diferenciando totalmente esta ecuación, bajo el supuesto de
0 0 0
T C I ∆ · ∆ · ∆ =0, se
tiene que:
ct c
G t
T
+ −

· ∆
1
0
La fracción (t/(1-c+ct)) que multiplica al incremento del gasto tendría que tomar el
valor de 1 para que ∆G=∆T. Esto ocurriría sólo con t igual a 1, es decir, con una tasa
impositiva de 100%, lo que es absurdo.
9. ENDOGENEIDAD DEL PRESUPUESTO Y MEDICIÓN DEL DÉFICIT
FISCAL
El gobierno recibe ingresos provenientes de los impuestos y realiza gastos en bienes
y servicios. Cuando sus gastos superan a sus ingresos, el gobierno incurre en déficit fiscal,
mientras que si sucede lo contrario, el gobierno obtiene un superávit fiscal.
¿Son los superávits o déficits corrientes un resultado exacto de las políticas
fiscales?. En realidad no. El superávit o déficit observado en un período es también
resultado del nivel corriente de la actividad económica. Por ejemplo, un déficit fiscal puede
ser resultado de un bajo nivel de actividad más que de una política fiscal expansiva. Es
necesario entonces introducir el concepto de superávit de pleno empleo, medido, como su
nombre lo indica cuando la economía se encuentra en su nivel de pleno empleo. Este
36
superávit tiene la ventaja de ser independiente del nivel de actividad económica corriente
y, por tanto, permite separar los cambios discrecionales de los cambios inducidos.
Gráfico 1.11.
G , T
T=t
1
Y
G
2
G
1
Y
1
Y
2
Y
3
Y* Y
En un modelo con impuestos endógenos, porque tienen una parte inducida que depende del
ingreso, y gastos exógenos, el déficit (superávit) presupuestal depende negativamente
(positivamente) del ingreso. En consecuencia, el balance presupuestal está endógenamente
determinado. Veamos el gráfico 1.11. Partiendo de y
1
con un equilibrio fiscal (G - T = 0),
supongamos que se adopta una política fiscal expansiva con un aumento del gasto de G
1
a G
2
. Este
aumento eleva el nivel de ingreso a y
2
, pero produce un desequilibrio fiscal, pues G < T.
Ciertamente, la magnitud del déficit es menor que el incremento inicial del gasto, dado que los
impuestos aumentan de forma endógena.
Supongamos ahora que el aumento del gasto del Estado estimula el gasto privado. Esto
eleva aún más el ingreso hasta el nivel de Y
3
. Vemos que la política fiscal expansiva genera
finalmente un superávit. Tenemos un resultado de corto plazo Y
2
y un resultado de largo plazo Y
3
.
El problema de corto y largo plazo subsiste porque no tomamos un ingreso de referencia para medir
el balance presupuestal.
Para resolver este problema, se suele tomar un ingreso predeterminado como referencia, por
lo general el nivel de pleno empleo y no el nivel de ingreso corriente. Si el ingreso de pleno empleo
(Y*) es el referencial, la política expansiva no sería eficaz, pues un incremento del gasto público
llevaría a una disminución del superávit presupuestal de pleno empleo.
Según Stevenson (1988) el superávit de pleno empleo es un concepto que, aunque útil, no
toma en cuenta los distintos efectos que tienen los impuestos y el gasto sobre el producto. Un
37
incremento del superávit fiscal vía el aumento de impuestos es menos recesivo que un incremento
en el superávit fiscal de igual magnitud debido a una reducción en el gasto público. Se ha sugerido
entonces que el superávit de pleno empleo sea “ponderado” para tomar en cuenta estas diferencias.
Por otro lado, usar el concepto de superávit de pleno empleo en vez del superávit fiscal puede llevar
a diferentes conclusiones sobre la situación presupuestal del gobierno. Por ejemplo, supongamos
que la función de impuestos se vuelve más progresiva, de forma tal que la curva de impuestos tiene
mayor pendiente y rota sobre el nivel de ingreso corriente (véase gráfico 1.12). En este caso, el
déficit fiscal al nivel de ingreso corriente permanece inalterado, mientras que se produce un
incremento en el superávit de pleno empleo.
Gráfico 1.12
t
2
t
1
G
y
1
y* y
38
10. EL SECTOR EXTERNO Y LA DETERMINACIÓN DEL NIVEL DE
ACTIVIDAD
En esta sección se levanta el supuesto implícito de una economía cerrada con gobierno, para
analizar los efectos del comercio internacional en la determinación del ingreso, incorporando las
exportaciones y las importaciones al modelo keynesiano simple. Seguiremos asumiendo que los
precios están fijos y que la inversión es exógena.
Las importaciones dependen directamente del nivel del ingreso o del producto.
Cuando la producción aumenta, el empleo de los factores aumenta y quizá algunos de éstos
sean importados. Además los ingresos generados por la producción pueden gastarse
parcialmente en bienes de consumo y bienes de capital importados. Esta relación positiva
entre el nivel de renta nacional y la las importaciones es conocida como función de
importación. Podemos representarla a través de una función lineal de la siguiente manera:
M = M
0
+ mY
donde m es la propensión marginal a importar y M
0
son las importaciones autónomas.
La propensión marginal a importar muestra cómo la demanda de importaciones del
país cambia en relación con los cambios en el ingreso. Otro concepto importante es el de la
propensión media a importar, que mide la proporción entre la demanda total de
importaciones y la renta total para un nivel determinado de renta.
Las diferencias entre las propensiones a importar de los países nacen de las
diferencias estructurales de sus economías. Por ejemplo, un país con sectores agrícolas y
mineros grandes puede ser bastante autosuficiente en materias primas y alimentos y tener
una propensión media a importar pequeña. Pero podría tener una propensión marginal a
importar alta, si a niveles elevados de producción e ingresos, se demanda mayores
importaciones de bienes de capital y de otros bienes manufacturados.
Respecto a las exportaciones puede suponerse que el nivel de ingreso del resto del mundo
es uno de sus principales determinantes. Este tipo de relación se puede incorporar en el modelo
39
keynesiano simple. Sin embargo, en esta sección ignoraremos la influencia del ingreso externo
sobre las exportaciones y supondremos que éstas son exógenas, es decir, X=X
0
.
Ilustremos gráficamente ambas funciones. El nivel de exportaciones autónomas viene
representado por una línea recta, mientras que la función de importaciones tiene como intercepto el
monto de importaciones autónomas y su pendiente es igual a la propensión marginal a importar.
Gráfico 1.13
Para el nivel de ingreso Y
0
, el nivel de exportaciones autónomas iguala al nivel de
importaciones, por lo tanto, la balanza comercial, definida como las exportaciones netas (X – M), es
igual a cero. Cuando el ingreso es mayor al nivel Y
0
, el nivel de imporatciones es mayor que el de
las exportaciones. En este caso existe un déficit comercial. Por el contrario, cuando el ingreso es
menor a Y
0
, existe un superávit comercial.
Con la incoporación del sector externo, nuestro modelo keynesiano se transforma en
un modelo de economía abierta. En este caso, las filtraciones del ingreso vienen dadas no
sólo por los impuestos sino también por las importaciones. La condición de equilibrio de
esta economía viene dada por
Y = C + I + G +X – M
M = M
0
+ mY
M,X
X
0
Y
0
Y
40
Considerando que C = C
0
+ cY
d
, T = T
0
+ tY, I = I
0
, G = G
0
, X= X
0
y M = M
0
+ mY ,
derivamos el ingreso de equilibrio
( ) Y
c t m
I X M ·
− − +

1
1 1
0 0 0
( )
C - cT + G + +
0 0 0
Según esta ecuación el multiplicador de los componentes autónomos de la demanda
agregada es igual a:
m t c + − − ) 1 ( 1
1
La magnitud de este multiplicador es menor que la del multiplicador de economía
cerrada, debido a la presencia, en el denominador, de la propensión marginal a importar.
La demanda agregada que aparece en el gráfico 1.14., viene dada por:
DA = C + I + G + X – M
DA = C
0
+ c(1-t) Y + G
0
+ X
0
– M
0
– mY
DA = C
0
+ G
0
+ X
0
– M
0
+ [c(1-t) – m]Y
Comparando con la DA de la economía cerrada, se observa que la diferencia en el
intercepto viene dada por la presencia de las exportaciones netas, y en la pendiente por la
presencia de la propensión marginal a importar. El nivel de ingreso de equilibrio
corresponde al punto de intersección de la demanda agregada con la línea de 45 grados.
Un aumento de las exportaciones autónomas traslada la función de demanda
agregada hacia arriba en forma paralela. El resultado es un mayor nivel de ingreso de
equilibrio. La magnitud del incremento del ingreso puede estimarse directamente haciendo
uso del multiplicador de las exportaciones:
m t c dX
dY
+ − −
·
) 1 ( 1
1
41
Gráfico 1.14.
El otro método para determinar el ingreso de equilibrio es el basado en la igualdad
de las inyecciones con las filtraciones del ingreso. En una economía abierta, las
exportaciones constituyen una nueva inyección al ingreso, mientras que las importaciones
constituyen una filtración. En consecuencia la nueva condición de equilibrio esta dada por:
S + T + M = I + G + X
El lector puede a partir de esta igualdad, incorporando las funciones de
comportamiento analizadas, encontrar el multiplicador de los componentes autónomos de la
demanda. En el siguiente gráfico se presentan los efectos de un aumento de las
exportaciones autónomas.
DA=C+I+G+X
1
-M
DA=C+I+G+X
0
-M
Y
Y*
0
Y*
1
DA
42
Gráfico 1.15
11. EL MULTIPLICADOR DEL COMERCIO EXTERIOR
La filtración a través de la propensión marginal a importar del país, digamos A,
produce un proceso multiplicador en el exterior, país B, y la variación en el ingreso de este
país (B) altera su demanda de importaciones (o las exportaciones) del país A. En otras
palabras, los cambios en el ingreso pueden inducir variaciones en las exportaciones
dependiendo de la magnitud de los multiplicadores y de la propensión marginal a importar
de los países A y B. Ciertamente, estamos suponiendo que A y B son dos países que
comercian mutuamente, por lo tanto, las exportaciones de A son iguales a las importaciones
de B, o lo que es lo mismo, las importaciones de A son iguales a las exportaciones de B. En
términos de variaciones, estas igualdades pueden expresarse como:
∆X
A
=m
B
∆Y
B
∆X
B
=m
A
∆Y
A
S+T+M
I+G+X
1
I+G+X
0
Y
0
Y
1
Y
S+T+M,
I+G+X
43
donde m representa la propensión marginal a importar, Y el ingreso y X las exportaciones.
Las variaciones del ingreso en ambos países, están dadas por:
∆Y
A
= c
A
∆Y
A
+∆I
A
+ ∆X
A
- m
A
∆Y
A
∆Y
B
= c
B
∆Y
B
+∆I
B
+ ∆X
B
– m
B
∆Y
B
Si en el país A se produce un cambio autónomo en la demanda equivalente a ∆I
A
y
en el país B la inversión autónoma se mantiene constante, es decir, ∆I
B
= 0, el efecto en el
ingreso de A se obtiene del modo siguiente:
∆Y
A
= c
A
∆Y
A
+∆I
A
+ ∆X
A
- m
A
∆Y
A
∆Y
B
= c
B
∆Y
B
+ ∆X
B
– m
B
∆Y
B
∆Y
B
= m
A
∆Y
A
/(1-c
B
+m
B
) = m
A
∆Y
A
/(s
B
+m
B
)
Reemplazando esta última ecuación en la ecuación de variación del ingreso del país
A, se tiene:
∆Y
A
= c
A
∆Y
A
+∆I
A
+ m
B
m
A
∆Y
A
/(s
B
+m
B
) - m
A
∆Y
A
∆Y
A
= [1/(1-c
A
+m
A
- m
B
m
A
/(s
B
+m
B
))] ∆I
A
∆Y
A
= [1/(s
A
+m
A
- m
B
m
A
/(s
B
+m
B
))] ∆I
A
El multiplicador del comercio exterior es igual a:
∆Y
A
/∆I
A
= [1/(s
A
+m
A
- m
B
m
A
/(s
B
+m
B
))]
Como puede verse el término - m
B
m
A
/(s
B
+m
B
) produce un efecto más amplio en el
multiplicador. Representa la retroalimentación de la demanda procedente de otros países
determinada por el aumento de la inversión en el país A. Este multiplicador es el mismo
para un cambio en el gasto público, pero para un cambio autónomo en las exportaciones, el
resultado es diferente. En efecto, supongamos que
A
X ∆ es un cambio autónomo en las
exportaciones de A. Este cambio es equivalente al cambio en las importaciones de B. Por lo
44
tanto, las variaciones del ingreso, bajo el supuesto de ausencia de cambios en la inversión
autónoma de ambos países, serán:
∆Y
A
= c
A
∆Y
A
+ m
B
∆Y
B
- m
A
∆Y
A
+

A
X ∆
∆Y
B
= c
B
∆Y
B
+ m
A
∆Y
A
– m
B
∆Y
B
-
A
X ∆
∆Y
B
= [m
A
∆Y
A
/(1-c
B
+m
B
)] – [1/(1-c
B
+m
B
)]
A
X ∆
Reemplazando en la ecuación de variación del ingreso del país A y resolviendo:
∆Y
A
/
A
X ∆ = [1-(m
B
/(s
B
+ m
B
))]/[ s
A
+ m
A
– (m
A
m
B
/(s
B
+ m
B
)]
Como m
B
/(s
B
+ m
B
) que aparece en el numerador tiene signo negativo, reduce el
valor del multiplicador.
12. LAS CURVAS DE OFERTA AGREGADA NEOCLÁSICA Y KEYNESIANA
El análisis precedente supone precios fijos y, por tanto, una curva de oferta agregada
horizontal. En esta sección, examinaremos la derivación de la curva de oferta agregada de la
economía, es decir, la curva que relaciona la oferta de producción y el nivel de precios, levantando
dicho supuesto. Mostraremos, además, las diferencias entre los dos grandes enfoques sobre la
oferta agregada: el caso clásico y el caso keynesiano.
La oferta agregada neoclásica
Este enfoque supone flexibilidad de precios y salarios nominales. Se sostiene que la
economía tiende al pleno empleo de la mano de obra, en el sentido que las empresas contratan la
cantidad de trabajo que los trabajadores están dispuestos a ofrecer al salario real de mercado. El
salario real se ajusta para mantener el equilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado de
trabajo.
Para este enfoque el aumento en el nivel de precios genera inmediatamente una caída del
salario real provocando con ello un aumento de la demanda de trabajo y, por lo tanto, un
desequilibrio en el mercado laboral. Como el salario nominal es perfectamente flexible al igual que
los precios, ante el exceso de demanda de trabajo, aumenta en la misma proporción que los precios,
45
restableciendo de este modo el equilibrio en el mercado laboral. El salario real de equilibrio no se
altera y, con él, el nivel de empleo así como el del producto que le corresponde, dada la función de
producción.
Gráfico 1.16.
(W/P) L
s

(W/P)
f
L
d
L* L
Y(L,K) Y
L* L P
Si el salario real corresponde al equilibrio en el mercado de trabajo y si no hay
obstáculos para que este equilibrio se restaure ante alguna perturbación; el nivel de
producto permanecerá constante. Para distintos niveles de precios, la oferta agregada será,
entonces, la misma, es decir, la curva de oferta agregada será una línea vertical al eje de la
producción tal como se muestra en el gráfico 1.16.
El nivel de producción depende sólo de lo que ocurre en las condiciones de oferta y
demanda en el mercado de trabajo. Por ejemplo, si la economía experimenta una mejora
tecnológica, la función de producción se desplaza hacia arriba (véase Gráfico 1.17). Para cualquier
nivel dado de mano de obra, el producto marginal del trabajo se incrementa, lo que se expresa como
un desplazamiento a la derecha de la curva de demanda de trabajo. El nuevo equilibrio en el
mercado de trabajo se logra en el punto B con un mayor nivel de empleo y salario real. En
consecuencia, el producto de equilibrio es ahora Y*
1
. La curva de oferta agregada se traslada,
entonces, a la derecha.
OA Y
Y*
46
Gráfico 1.17
(W/P)
L
s

(W/P)
1
B
(W/P)
0
A
L
d
L
d

L*
0
L*
1
L
Y Y
Y*
1
Y(T
1
) OA
1
Y(T
0
)
Y*
0
OA
0
L*
0
L*
1
L P
La oferta agregada keynesiana
De acuerdo con este enfoque, el mercado de trabajo no se ajusta instantáneamente debido a
la rigidez de los salarios nominales. La rigidez puede deberse a la presencia de sindicatos que se
oponen a la disminución de sus salarios monetarios o la existencia de contratos en el mercado
laboral que fijan el salario nominal por períodos largos. Esta ausencia de flexibilidad impide que la
economía tienda automáticamente al pleno empleo como ocurre en el caso neoclásico. El salario
real varía inversamente con el nivel de precios. Sea W el salario nominal y P
0
el nivel de precios
corriente en el gráfico 1.18. Al salario nominal W los trabajadores ofrecerán algún nivel de trabajo
entre cero y L*, siendo entonces la curva de oferta de trabajo completamente elástica hasta el nivel
de pleno empleo. A partir de este punto, la oferta de trabajo vuelve a retomar su pendiente positiva.
El nivel de empleo se determina en la intersección de la curva de demanda de trabajo con la curva
de oferta, L
1
. La distancia entre L
1
y L* mide el desempleo involuntario. Cuando los precios suben
de P
0
a P
1
, el salario real cae, aumenta la cantidad demandada de trabajo y, por tanto, el nivel del
producto y del empleo. De aquí se deduce que la curva de oferta agregada keynesiana tiene
pendiente positiva pues a medida que sube el nivel de precios, el producto aumenta. Ahora bien,
supongamos que el nivel de precios sube a P
2
, el cual está asociado a un salario real tal que la
47
cantidad demandada de trabajo sea L*. A partir del nivel de pleno empleo, la curva de oferta
agregada deja de tener pendiente positiva y se vuelve completamente inelástica a los precios.
Gráfico 1.18
W/P L
s
0
L
s
1

) / (
) / (
) / (
2
1
0
P W
P W
P W
L
s
2
L
d


Y L
1
L
2
L* Y
Y(L,K)
Y* Y(L,K) OA
Y
1
Y
0
L
1
L
2
L
*
L P
0
P
1
P
2
P

Los efectos de una mejora tecnológica son análogos al caso neoclásico. Aumenta la
demanda de trabajo, el nivel de empleo y el producto. Por lo tanto, la curva de oferta agregada se
desplaza a la derecha.
Ambos tipos de curvas de oferta agregada pueden se representados en un solo gráfico.
Supongamos que los salarios monetarios son rígidos en w, que los trabajadores no adolecen de
ilusión monetaria y que las funciones de demanda y oferta de trabajo son respectivamente:
W Pf L
Pg L
· ′
· ′
( )
( )
, f (L) < 0
W ,g (L) > 0
48
Gráfico 1.19
w
P
1
g(L)
P
0
g(L)
w
1
E
1
P
2
g(L)
w E
2
E
0
P
1
f(L)
P
0
f(L)
E
3
P
2
f(L)
L
2
Lf L
Ante un incremento de precios de P
0
a P
1
(P
1
> P
0
), el salario real disminuye de
w
P
w
P
0 1
a
w
P
(
w
P
1 0
> ) . Las empresas demandan más trabajo. Este aumento de precios hace, por lo
tanto, que la curva de demanda se desplace a la derecha. La curva de oferta, por su parte, se
desplaza a la derecha. Los trabajadores, como no adolecen de ilusión monetaria, exigen que sus
salarios monetarios suban (a w
1
) en la misma proporción que los precios.
6
En efecto, como no hay
rigidez al alza, los salarios suben. Pero, la nueva intersección de las curvas de oferta y demanda E
1
corresponde a los mismos niveles de producto, Y
f
, y empleo, L
f
. Este resultado se debe a que los
salarios reales no se alteran. La economía no se desvía de su nivel de pleno empleo. En
consecuencia (P
0
, Y
f
) y (P
1
,Y
f
) pertenecen a la misma función de oferta agregada que se presenta en
el gráfico 1.20. Estos puntos son parte del tramo inelástico de la oferta agregada que corresponde al
caso neoclásico.

6
Los trabajadores que no adolecen de ilusión monetaria, consideran el salario real como
determinante de su oferta de trabajo. Esto significa que saben que un cambio proporcional en
salarios nominales y en precios no lo deja ni mejor ni peor que en la situación inicial.
49
La variación de los precios no produce efectos simétricos. Si los precios en lugar de
aumentar disminuyen de P
0
a P
2
, (P
2
<P
0
), los efectos sobre las funciones de demanda y oferta de
trabajo son contrarios a los analizados anteriormente. Como
w
P
2
>
w
P

0
, la demanda de trabajo
disminuye, mientras que la oferta aumenta. El exceso de oferta presiona a la baja del salario
nominal, pero como hay rigidez a la baja, el equilibrio de mercado se produce en E
2
, que
corresponde al nivel de empleo L
2 ,
y no en E
3
. Con L
2
se produce Y
2
que es menor que el producto
de pleno empleo Y
f .
En consecuencia, el punto (P
2
, Y
2
) pertenece a la función de oferta agregada
en su tramo con pendiente positiva que corresponde al caso keynesiano.
Gráfico 1.20
P
P
1
E
1
P
0
E
0

P
2
E
2
Y
2
Y
f
Y
Oferta agregada horizontal o caso keynesiano extremo
Cuando el producto marginal del trabajo es constante, o, lo que es lo mismo, cuando la
función de producción tiene rendimientos constantes a escala, la curva de oferta agregada es
horizontal. Si la función es igual Y
s
=aL, las firmas no demandarán trabajo si el salario real (W/P) es
mayor que la productividad marginal del trabajo (a). En el caso contrario, es decir, si (w/P)<a, la
demanda de trabajo será ilimitada. De la igualdad (W/P)=a se deduce que si el nivel de salarios
monetarios es fijo, la curva de oferta agregada será una horizontal al nivel de precios P=(W/a). Este
es el caso keynesiano extremo que ilustra claramente que la producción se determina estrictamente
por las condiciones de demanda agregada.
50
Gráfico 1.21
P
OA
DA
Y
13. EQUILIBRIO ENTRE LA OFERTA-DEMANDA AGREGADAS
Los niveles de producción y precios de equilibrio están determinados por la
interacción de la oferta y la demanda agregadas. La curva de demanda agregada es una
relación inversa entre cantidades de bienes y servicios demandados y los niveles de precios.
Cuando se elevan los precios, se reduce el valor real de los ingresos nominales de los
individuos, es decir, disminuye su capacidad adquisitiva y, consecuentemente, sus
cantidades demandadas de bienes y servicios. Cuanto mayores son los niveles de precios,
menores son las cantidades demandadas. Por tanto, como ya lo graficamos anteriormente, la
curva de demanda agregada tiene pendiente negativa.
Gráfico 1.22
P
DA
Y
Para representar el equilibrio entre oferta y demanda, basta con superponer en un
mismo plano ambas curvas. Como la curva de oferta agregada puede ser vertical (caso
neoclásico), horizontal (caso keynesiano extremo) o tener pendiente positiva (caso
keynesiano), los efectos de variaciones de la demanda serán diferentes según sea la forma
de la curva de oferta agregada.
51
En el caso neoclásico, únicamente los cambios en las condiciones de producción y,
por tanto, de la oferta agregada alteran el producto y el nivel de precios de equilibrio. Las
variaciones en la demanda producen sólo cambios en precios y no en el nivel de
producción. Un exceso de demanda eleva el nivel de precios y, dado el supuesto de
flexibilidad, los salarios nominales aumentan en la misma proporción que los precios,
dejando invariable el salario real y, consecuentemente, los niveles de empleo y de
producción.
Gráfico 1.23
P Y
P
1
P
0
DA DA’
Y * Y
En el caso keynesiano ocurre todo lo contrario. El aumento de la demanda agregada eleva
los precios y, como el salario nominal es rígido, el salario real cae, dando lugar a un aumento de la
demanda de trabajo y, por tanto, del producto. El nivel de precios no crece tanto como en el caso
noeclásico pero los cambios en la demanda si tienen efectos sobre la producción.
52
Gráfico 1.24
P OA
DA
1
DA
0
Y
En el caso keynesiano extremo, el desplazamiento de la curva de demanda agregada hacia la
derecha aumenta el nivel de producción, pero deja inalterado el nivel de precios.
Gráfico 1.25
P
14. OFERTA Y DEMANDA AGREGADAS EN EL CORTO Y LARGO PLAZOS
El supuesto de salarios nominales fijos no es riguroso, pues, en realidad, los salarios
no están fijos sino que se ajustan lentamente ante cambios en la demanda agregada. En el
largo plazo, cuando el ajuste se completa, se restaura el nivel de pleno empleo.
Supongamos que encontrándose la economía en su nivel de pleno empleo (E
0
), la demanda
agregada aumenta debido a la adopción de una política fiscal expansiva. El efecto inmediato es el
incremento del producto hasta Y
1
y del empleo. E
1
es el punto de equilibrio de corto plazo. Pero,
como con el tiempo los salarios nominales tienden a aumentar, la curva de oferta agregada se
desplaza hacia la izquierda, restaurándose el nivel de empleo y producción inicial. Mientras el
producto se encuentre por encima del nivel de pleno empleo, los salarios nominales continuarán
aumentando hasta el punto en que el producto retorne a Y*.
DA’
DA
OA
Y
0
Y
1
Y
53
Mientras en el corto plazo se produce un desvío de la producción de su nivel de pleno
empleo, en el largo plazo la producción retorna a este nivel de pleno empleo y el efecto del shock de
demanda se traduce exclusivamente en un aumento de precios. Inicialmente, los precios aumentan
relativamente poco, mientras que el producto aumenta en mayor proporción. A medida que pasa el
tiempo, los salarios nominales se incrementan en respuesta al aumento del producto, lo que acentúa
la elevación de los precios. El producto tiende a disminuir, hasta que el nivel de pleno empleo se
reestablece. El efecto de largo plazo, aumento de precios y producto constante, es el que señala el
caso neoclásico que analizamos anteriormente.
Podemos concluir entonces que la economía tiene características keynesianas en el corto
plazo y características clásicas en el largo plazo. En el corto plazo, los desplazamientos de la
demanda agregada afectan el producto y los precios, pero en el largo plazo sólo los precios se ven
afectados. Esto sugiere que el debate entre keynesianos y neoclásicos se centra en la velocidad de
ajuste de la economía hacia el equilibrio de pleno empleo. Mientras que para los keynesianos el
ajuste es un proceso gradual, para los neoclásicos el ajuste al nivel de pleno empleo se produce de
manera automática.
Gráfico 1.26
P OA
LP
OA
CP
P
1
E
2
P
0
E
0
E
1
DA
1
DA
2
Y* Y
1
Y
54
15. APORTES DE KALECKI Y NELL SOBRE LA TEORÍA DE LA DEMANDA
EFECTIVA
El modelo keynesiano simple para una economía cerrada y sin gobierno se reduce al
siguiente modelo sencillo que ilustra el principio de la demanda efectiva desarrollado por
Keynes en su Teoría General.
C= cY función consumo
Y- C = S = I condición de equilibrio
De donde se deduce que el producto o ingreso es igual a:
I
c
Y

·
1
1
Dada la propensión marginal a consumir o la propensión marginal al ahorro, el
ingreso está determinado enteramente por las condiciones de la demanda agregada que, en
este caso se resumen en la variable inversión. Vía el proceso del multiplicador, la inversión
genera su propio ahorro: determinado el ingreso y, por lo tanto, el consumo, la diferencia es
igual al ahorro cuyo monto debe coincidir con la inversión.
Keynes trabaja con dos sectores de la economía, el sector productor de bienes de
consumo y el sector productor de bienes de inversión, o sólo con la equivalencia ingreso-
gasto. M. Kalecki, famoso economista polaco, enriquece la teoría keynesiana de la
demanda efectiva, introduciendo la identidad del gasto con los ingresos de los trabajadores
(W) y capitalistas (B).
7
Su modelo es el siguiente:
Y = B+W
C = c
k
B+c
w
W función consumo
Y- C = S = I condición de equilibrio

7
Véase M. Kalecki, La Teoría de la Dinámica Económica, Fondo de Cultura Económica,
México, 1971. Véase también N. Kaldor, “Teorías Alternativas acerca de la Distribución”, en
O. Braun (ed.), Teoría del Capital y la Distribución, Editorial tiempo contemporáneo,
Argentina 1973.
55
Donde B representa los beneficios capitalistas y W los salarios de los trabajadores;
c
k
es la propensión marginal a consumir de los capitalistas y c
w
la propensión marginal a
consumir de los trabajadores. Las otras variables son ya conocidas.
Reemplazando la función de consumo en la condición de equilibrio y asumiendo
que los trabajadores no ahorran, se obtiene que:
I
c
B
k

·
1
1
Esta ecuación indica, como señala Kalecki, que los capitalistas ganan lo que
gastan, es decir, que la inversión genera sus propios beneficios. El supuesto de que los
trabajadores no ahorran, significa según Kalecki que los trabajadores gastan lo que ganan.
Si se supone que c
k
=c
w
=c, el modelo anterior se reduce al modelo keynesiano
simple.
Según Pasinetti, no es necesario suponer que los trabajadores no ahorran para
demostrar que la determinación de los beneficios por la inversión depende sólo de la
propensión a ahorrar de los capitalistas.
8
Si los trabajadores ahorran, deben también percibir
beneficios, por lo tanto, sus ingresos deben ser mayores que sus salarios. Esto significa que
los beneficios totales son iguales a los beneficios de los capitalistas más los beneficios de
los trabajadores. Es decir:
B = B
k
+B
w
La función consumo es igual a :
C = c
k
B
k
+ c
w
(B
w
+W)

8
Véase L. Pasinetti, “La Tasa de ganancia y la distribución del ingreso en relación en relación
con la tasa de crecimiento económico”, en O. Braun (ed.), Teoría del Capital y la Distribución,
Editorial tiempo contemporáneo, Argentina 1973.
56
De la condición de equilibrio se obtiene que:
Y - c
k
B
k
- c
w
(B
w
+W) = I
Utilizando las definiciones anteriores y efectuando algunos artificios, se tiene que:
(1 - c
k
)B
k
+ s
w
(B
w
+W) - s
k
B
w
= I
Basta suponer, como lo hace Pasinetti, que la relación beneficios-ahorro de los
capitalistas es igual a la de los trabajadores, es decir, que
w
w
k
k
S
B
S
B
· , para obtener que:
I
c
B
k

·
1
1
En todos los modelos anteriores se supone que los precios son fijos y que la oferta de
producción se adapta a la demanda. Cuando aumenta la demanda, aumenta la producción, sin elevar
los precios. El aumento de la producción ocurre, ciertamente, junto con el incremento del empleo.
Y, cuando el empleo aumenta, no se producen cambios en los salarios monetarios ni en los salarios
reales. Los salarios nominales son fijos. Todos estos supuestos son compatibles con una función de
producción con rendimientos constantes a escala donde la productividad marginal del trabajo es
constante. Esta función puede representarse como sigue:
Y
s
= aL
Donde Y
s
es la oferta de producción agregada que depende directamente del empleo
y a es el producto medio o marginal por trabajador.
E. Nell incorpora esta ecuación de la oferta agregada al modelo kaleckiano para
ilustrar el principio de la demanda efectiva y el multiplicador.
9
La versión completa del
modelo es como sigue:

9
Véase E. Nell, (a) “The Simple Theory of Effective Demand”, en Political Economy al the
New School, Department of Economics, New School for Social Research, New York, 1980; y,
(b) Making Sense of a Changing Economy. Technology, Markets and Morals, De. Routledge,
57
Y
s
= aL oferta agregada
Y = B+W ingreso (Beneficios y Salarios)
C = c
k
B+c
w
W función consumo
Y
d
= C + I demanda agregada con Inversión autónoma (I = I
0
).
Y
s
= Y
d
condición de equilibrio
La masa de salarios es igual a la tasa de salario real (w) por el empleo (L), es decir, W=wL.
Los beneficios capitalistas por su parte se obtienen por diferencia entre el producto total y la masa
salarial real: B = (a – w) L
La solución del modelo, en este caso, nos muestra el multiplicador de la inversión sobre el
empleo y también sobre el ingreso o producto. Por simplicidad podemos suponer que c
w
= c
K
= c, es
decir, una función consumo de la forma C=c(wL+B). Efectuando los reemplazos en la condición de
equilibrio, se obtiene la relación entre el empleo y la inversión autónoma:
aL = c (wL + aL – wL) + I
0
aL = caL + I
0
0
) 1 (
1
I
c a
L

·
Como L = Y/a, efectuando el reemplazo correspondiente se encuentra la relación
entre el producto y la inversión autónoma.
0
1
1
I
c
Y

·
Este es el mismo resultado obtenido en el modelo keynesiano simple. También puede
mostrarse que la inversión genera sus propios beneficios, sustituyendo B=(a-w)L en la ecuación
anterior. En efecto, como L=B/(a-w), entonces:
0
) 1 (
) (
I
c a
w a
B


·
Si se levanta el supuesto de c
w
= c
K
= c y se introduce el supuesto de que los trabajadores no
ahorran, el empleo, el producto y los beneficios de equilibrio resultan iguales a:

London and New York, 1996.
58
0
) )( 1 (
1
I
w a c
L
k
− −
·
0
) )( 1 (
I
w a c
a
Y
k
− −
·
0
) 1 (
1
I
c
B
k

·
La ecuación de los beneficios es idéntica a la obtenida anteriormente. Si se asumiera que los
capitalistas ahorran todos sus beneficios, las ecuaciones serían idénticas a las obtenidas por Nell. Por
otro lado, el lector podrá comprobar que los mismos resultados se obtienen si, como sugiere Pasinetti,
se introduce el concepto de beneficios percibidos por los trabajadores derivados de sus ahorros. Sólo
hay que suponer que
w
w
k
k
S
B
S
B
· .
Estos resultados del modelo bajo el supuesto de c
w
= c
K
= c, pueden verse con la ayuda de un
gráfico en el plano ingreso-empleo. Al aumentar la inversión autónoma, la curva de demanda
agregada se traslada hacia arriba. El nuevo equilibrio corresponde a niveles de empleo y producto más
altos (véase Gráfico 1.27).
La masa salarial aumenta conjuntamente con el empleo. La recta de la masa salarial es (wL).
Los beneficios son iguales a la diferencia vertical entre la curva de oferta agregada y la recta de la
masa salarial. En el gráfico se observa que en el nuevo equilibrio, los beneficios aumentan al igual que
el total de salarios.
59
Gráfico 1.27
También puede ilustrarse la obtención del empleo de equilibrio con un gráfico en el plano
ahorro inversión. La función de ahorro de la economía es igual a S = s(w L + B). La propensión
media a ahorrar es la misma para trabajadores y capitalistas, debido a que la propensión media a
consumir es la misma para ambos. Con los reemplazos correspondientes esta función se reduce a:
S = saL
Que indica que el ahorro es una función directa del nivel de empleo. Un aumento de la
inversión traslada hacia arriba la recta de inversión, llegando a un nuevo equilibrio asociado a un
mayor nivel de empleo.
B
1
B
0
Y
s

= aL
Y
d
= caL + I
0
1
Y
d
= caL + I
0
0
L
0
L
1
L
Y
Y
1
Y
0
wL
60
Gráfico 1.29.
Este modelo también puede formularse en términos de oferta y demanda agregadas. La
demanda agregada se obtiene a partir de las siguientes ecuaciones:
P = w / a Ecuación de precios
donde P es el nivel de precios y w es la tasa de salarios monetarios.
0
d
I caL Y + · Demanda agregada
De la ecuación de precios despejamos la productividad a = w / P y la reemplazamos en la
ecuación de demanda.
0
I L
P
c Y + ·
w
y reemplazando L = Y/a
0
I Y
aP
c Y + ·
w
S,I S = saL
I
1
I
0
L
0
L
1
L
61
En consecuencia, la función de demanda agregada es:
)
Y
I
1 (
a
c
P

·
w
Como puede verse, los precios y el producto están inversamente relacionados, esto indica
que la curva de demanda agregada tiene pendiente negativa.
La oferta agregada está representada por la ecuación de precios P= w / a. Por lo tanto, es
una curva horizontal.
Gráfico 1. 29.
Al modelo simple de Kalecki-Nell puede incorporarse el gobierno y el sector externo. Al
incorporar el gobierno, la demanda agregada se transforma en Y
d
=C+G+I, con G=G
0
al igual que I=I
0
.
Por otro lado, la función consumo debe ahora definirse en términos del ingreso disponible de
capitalistas y trabajadores:
B t c L t w c C
b k w w
) 1 ( ) 1 ( − + − ·
donde t
w
y t
b
representan los impuestos a los salarios y beneficios respectivamente.
Y* Y
OA
DA
P
62
Para simplificar la obtención del empleo, ingreso y beneficios de equilibrio, supongamos que
t
w
= t
b
=t y que c
w
= c
K
= c. Estos supuestos implican una función consumo igual a C=c(1-
t)(wL+B)=c(1-t)aL. Reemplazando esta función en la condición de equilibrio se obtienen:
) (
) 1 (
1
0 0
G I
t ca a
L +
1
]
1

¸

− −
·
) (
) 1 ( 1
1
0 0
G I
t c
Y +
1
]
1

¸

− −
·
) (
) 1 (
0 0
G I
t ca a
w a
B +
1
]
1

¸

− −

·
Si suponemos que los trabajadores no ahorran y que los capitalistas no gastan sus beneficios
en consumo, la función consumo se reduce a C = w (1-t
w
)L, y las relaciones de equilibrio anteriores se
transformarían en las siguientes:
) (
) 1 (
1
0 0
G I
t w a
L
w
+
1
]
1

¸

− −
·
) (
) 1 ( 1
1
0 0
G I
t
a
w
Y
w
+
1
1
1
]
1

¸

− −
·
) (
) 1 (
0 0
G I
t w a
w a
B
w
+
1
]
1

¸

− −

·
El siguiente gráfico muestra los efectos del aumento del gasto público en esta segunda versión
del modelo de economía cerrada con gobierno. El aumento del gasto desplaza la curva de demanda
agregada paralelamente hacia arriba, aumentando de este modo el empleo y el producto de equilibrio.
En el mismo gráfico puede representarse también la obtención de los beneficios de equilibrio, en
forma similar a como se hizo anteriormente.
63
Gráfico 1.30
16. EL MULTIPLICADOR DEL EMPLEO Y LOS MODELOS DE DOS Y TRES
SECTORES
De acuerdo con la teoría de la demanda efectiva desarrollada por Keynes, son los
capitalistas los que mediante sus inversiones determinan el nivel del producto y del empleo. Para
mostrar que la inversión genera su propio ahorro, se parte de la condición de equilibrio entre el
ingreso agregado y el gasto agregado descompuesto en consumo e inversión. Kalecki enriquece esta
teoría considerando explícitamente en el análisis del proceso del multiplicador los ingresos de
capitalistas y trabajadores. Con sus gastos en inversión, los capitalistas generan sus propios
beneficios. Nell, partiendo del modelo kaleckiano, incorpora la descomposición de la oferta
agregada en dos sectores productivos(el de bienes de consumo y el de bienes de inversión) para
mostrar que son los ingresos generados en el sector de bienes de inversión que al gastarse en bienes
de consumo inician el proceso de multiplicación del producto, del empleo y de los ingresos
agregados.
10
Los capitalistas, dice Nell, inician este proceso de multiplicación con sus gastos o
compras al sector productor de bienes de inversión. La presencia de este sector es, entonces, crucial
en la teoría de la demanda efectiva.

10
Véase E. Nell, (a) “The Simple Theory of Effective Demand”, en Political Economy al the
New School, Department of Economics, New School for Social Research, New York, 1980;
B
1
B
0
Y
s

= aL
Y
d
= w(1-t
w
)L+I
0
+G
0

Y
d
= w(1-t
w
)L+I
0
+G
0
L
0
L
1
L
Y
Y
1
Y
0
wL
64
El modelo se resume en las siguientes ecuaciones:
Y
c
= a
c
L
c
sector de bienes de consumo
Y
k
= a
k
L
k
sector de bienes de inversión
Y
s
= Y
c
+ Y
k
oferta agregada
C = w
c
L
C
+ w
K
L
K
consumo
I = Y
k
inversión
Y
d
= C+I demanda agregada
Y = B+W ingreso agregado
L = L
c
+ L
K
empleo agregado
B = B
c
+ B
k
beneficios totales
W = W
c
+W
k
salarios totales
Las dos primeras ecuaciones son las funciones de producción de la industria de bienes de
consumo y de bienes de capital, respectivamente. Ambas funciones indican la presencia de
productividades marginales del trabajo constantes (a
c
y a
K
). La oferta agregada es la suma de la
producción de los dos sectores.
Las ecuaciones cuarta y quinta corresponden a los componentes de la demanda o del gasto.
El consumo (C), bajo el supuesto que los trabajadores no ahorran, es igual a la masa salarial de cada
sector. Los salarios reales de los sectores de bienes de consumo y de capital son w
c
y w
K
,
respectivamente. Si se supone que los salarios reales son iguales en ambos sectores, la función
consumo se reduce a C = w L. La masa salarial total es W=wL, donde el salario real es w = w / P
c
.
P
c
es el precio de los bienes de consumo. El segundo componente del gasto agregado es la inversión
que se supone equivalente a la producción de bienes de capital.
A partir de la condición de equilibrio entre la oferta agregada y demanda agregada se
obtiene:
Y
c
+ Y
k
= C+I
a
c
L
c
= w L = w L
c
+ w L
k
(a
c
– w) L
c
= wL
k
k
c
c
L )
w a
w
( L

·
65
Puesto que el empleo total es L = L
c
+ L
k
, reemplazando L
c
en la definición de
empleo total, se tiene que:
K
c
c
K K
c
L )
w a
a
( L
L L )
w a
w
( L

·
+

·
Este es el multiplicador del empleo. Es mayor que la unidad siempre que la productividad
marginal en el sector productor de bienes de consumo exceda al valor del salario real, es decir, a
c
>
w.
Un cambio en la inversión ( ∆ I = ∆ Y
k
) da lugar a un cambio en el empleo del sector
productor de bienes de inversión igual a (1/a
k
) ∆ I =∆ L
k
) produciendo el siguiente proceso
multiplicador:
a
c
∆ L
c1
= (w/a
k
) ∆ Y
k
= w∆ L
k
a
c
∆ L
c2
= (w/a
c
)(w/a
k
) ∆ Y
k
= (w/a
c
)w∆ L
k
a
c
∆ L
c3
= (w/a
c
)
2
(w/a
k
) ∆ Y
k
= (w/a
c
)
2
w∆ L
k
a
c
∆ L
c4
= (w/a
c
)
3
(w/a
k
) ∆ Y
k
= (w/a
c
)
3
w∆ L
k
....................
a
c
∆ L
cn
= (w/a
c
)
n-1
(w/a
k
) ∆ Y
k
= (w/a
c
)
n-1
w∆ L
k
Por lo tanto:
a
c
∆ L
c
= [1+(w/a
c
)+(w/a
c
)
2
+(w/a
c
)
3
+...+(w/a
c
)
n-1
](w/a
k
) ∆ Y
k
= [1+(w/a
c
)+(w/a
c
)
2
+(w/a
c
)
3
+...+(w/a
c
)
n-1
]w∆ L
k
Como el costo del trabajo por unidad de producto del sector de bienes de consumo, es
menor que uno, de la ecuación anterior se obtiene:
) (
/ 1
/
k
c
k
c c
Y
a w
a w
L a ∆

· ∆
) (
k
c
c
c c
L
w a
wa
L a ∆

· ∆
o, lo que es lo mismo
66
) (
/ 1
/
I
a w
a w
C
c
k


· ∆
) (
k
c
c
L
w a
w
L ∆

· ∆
El multiplicador de la inversión está determinado por la magnitud del salario real y
de los coeficientes de producción, al igual que el multiplicador del empleo en el sector de
bienes de inversión sobre el empleo total. El aumento de la demanda de inversión lleva a un
aumento en la producción de bienes de capital. El nivel de empleo se incrementa en este
sector, y produce un efecto multiplicador sobre el sector de bienes de consumo. La mayor
demanda de bienes de consumo supone un aumento de la producción en esta industria, que
a su vez, eleva los niveles de empleo. Este nuevo incremento del empleo lleva a aumento de
la demanda de bienes de consumo. Los efectos inducidos sobre el empleo y la demanda de
consumo son cada vez más pequeños, pero sumados dan el multiplicador del empleo.
El incremento del empleo total se obtiene sumando
k
L ∆ a ambos lados de la ecuación
anterior:
k k
c
c k
L L
w a
w
L L ∆ + ∆

· ∆ + ∆ ) (
) (
k
c
c
L
w a
a
L ∆

· ∆
67
Gráfico 1. 31
En el gráfico 1.31 se muestra como se alcanza el equilibrio en el sector productor de
bienes de inversión, una vez producido el aumento del empleo en dicho sector asociado al
incremento de la demanda de inversión: el equilibrio se logra cuando la producción de
bienes de capital se iguala a la demanda de inversión.
El multiplicador de la inversión sobre el empleo total se obtiene multiplicando y
dividiendo el multiplicador del empleo por c
k
. Como puede verse en la ecuación que sigue,
este multiplicador depende de los coeficientes de producción de los dos sectores y del nivel
del salario real:
) (
/ 1
/ 1
I
a w
a
L
c
k


· ∆
Esta ecuación indica que existe una relación directa entre la inversión y el empleo total de la
economía.
En el sector productor de bienes de consumo, el equilibrio también ocurre cuando se iguala
la demanda con la oferta de bienes de consumo. El aumento del empleo en el sector de bienes de
capital traslada la curva de consumo agregado hacia arriba, con lo que se llega a un nuevo equilibrio
asociado a mayores niveles de empleo y producto en este sector.
Y
K
Y
K
= a
K
L
K
I’
I
L
K
* L
k
1
L
K
68
Gráfico 1.32
Por último, se puede mostrar que en equilibrio, el incremento de salarios en el sector
productor de bines de inversión debe ser igual al incremento de los beneficios en el sector
productor de bienes de consumo. En efecto de:
) (
k
c
c
c c
L
w a
wa
L a ∆

· ∆
se obtiene que
) (
k
c
c
L
w a
w
L ∆

· ∆
Reemplazando esta ecuación en la identidad de los beneficios del sector de bienes de
consumo y efectuando operaciones algebraicas sencillas, tenemos que:
c k
c c c
c c c c
c c c
B L w
B L w a
B L w L a
B L w Y
∆ · ∆
∆ · ∆ −
∆ · ∆ − ∆
∆ · ∆ − ∆
) (
Y
c
= a
c
L
c
C’
C
L
c
* L
c
1
L
c
Y
c
Y
c
*
69
Finalmente, el incremento de los beneficios totales son iguales a la suma del cambio en los
beneficios obtenidos en ambos sectores. El incremento de los beneficios en el sector productor de
bienes de inversión es:
k k k k
B L w L a ∆ · ∆ − ∆
y, como
c k
B L w ∆ · ∆ , entonces
c k k k
B B B L a ∆ + ∆ · ∆ · ∆ .
Modelo de tres sectores
El modelo de tres sectores es una extensión del modelo anterior. A los sectores de
bienes de consumo y de bienes de inversión se le adiciona el sector productor de insumos,
utilizados sólo para producir bienes de capital. El modelo esta constituido por las siguientes
ecuaciones:
Y
c
= a
c
L
c
Y
k
= a
k
L
k
Y
i
= a
i
L
i

C = wL
I = Y
k

Y
i
= h

Yk
L = L
c
+ L
k
+ L
i
Todas las ecuaciones son conocidas con excepción de las que corresponde al sector de
insumos. En este, el producto marginal por trabajador (a
i
) también es constante. La sexta ecuación
corresponde a la demanda de insumos que proviene de la industria de bienes de capital. Finalmente,
el empleo total de la economía es la adición del empleo de las tres industrias.
Partiendo del equilibrio, Y
c
= C y haciendo los reemplazos pertinentes, se tienen que:
a
c
L
c
= w L
c
+ w L
K
+ w L
i
El equilibrio entre la oferta y demanda de insumos es igual a:
a
i
L
i
= hY
K
,
70
Como hY
K
= ha
k
L
k
, entonces:
a
i
L
i
= h a
K
L
K
K
i
k
i
L
a
ha
L ·
Reemplazando esta ecuación en la del equilibrio entre la oferta y la demanda de consumo,
obtenemos:
K
i
K
K c c c
L )
a
ha
( w wL wL L a + + ·
K
c
i
K
c
L
w a
a
wha
w
L
1
1
1
1
]
1

¸


+
·
Haciendo nuevamente reemplazos en la definición de empleo total, se obtiene la ecuación
con el multiplicador del empleo:
K
i
K
c
i
K
L
a
ha
1
w a
a
wha
w
L
1
1
1
1
]
1

¸

+ +

+
·
K
c
i
K
c
L
w a
a
ha
1 a
L

1
]
1

¸

+
·
Como puede observarse, este multiplicador es mayor que el hallado para el modelo de dos sectores,
es decir, cuando h = 0.
17. EL MULTIPLICADOR Y LA DETERMINACIÓN DEL AHORRO EN
PAÍSES SUBDESARROLLADOS
Los modelos desarrollados en las secciones anteriores, revelan claramente que la teoría
keynesiana de la demanda efectiva y del multiplicador presupone que las economías cuentan,
además del sector productor de bienes de consumo, con un sector local productor de bienes de
71
capital. En economías como la peruana, con una industria no integrada, que nació y se expandió
como parte de un proceso de sustitución de importaciones incapaz de desarrollar un sector
productor de bienes de capital, el aumento de la inversión no tiene un efecto multiplicador sobre el
producto y el empleo. Del doble efecto que teóricamente tiene un aumento de la inversión, se
desarrolla internamente sólo el de la ampliación de la capacidad productiva; el otro, es decir, el
efecto ingreso o de generación de demanda efectiva se pierde o se “exporta” a los mercados de los
países desarrollados, de donde se importan los correspondientes bienes de capital.
11
En este tipo de economías, a corto plazo, los aumentos de la inversión no determinan los
correspondientes ahorros internos. Desaparece el multiplicador de la inversión en ausencia del
sector productor de bienes de inversión. Este resultado puede ilustrarse mediante el modelo
siguiente:
M = Mk + Mnk
I = Mk
Y = C + I + G + X –M
donde: Mk son bienes de capital importados; Mnk son bienes de consumo e intermedios
importados; M es el total de importaciones; y, I = Mk significa que toda la inversión es
importada.
Reemplazando las dos primeras ecuaciones en la condición de equilibrio, se muestra que el
aumento de la inversión no tiene efecto alguno en el ingreso, ni, por lo tanto, en el ahorro.
Desaparece de la condición de equilibrio. Los aumentos de la inversión, ceteris paribus, si tienen un
efecto negativo en la balanza comercial.
Y = C + Mk + G + X - Mk - Mnk
Y = C + G + X – Mnk
Supongamos ahora que Cc y Cw sean los consumos de los capitalistas y los trabajadores,
respectivamente. La presencia de estas dos clases obliga a descomponer el ingreso (Y) en salarios
(W) y ganancias (B).
12
Si los trabajadores no ahorran, es decir, gastan todo su ingreso en consumo,
entonces Cw = W. Por otro lado, bajo el supuesto de que los capitalistas consumen una fracción

11
Véase F. Jiménez, Economía Peruana: Límites Internos y Externos al Crecimiento
Económico, Fundación Friedrich Ebert, Lima 1988.
12
M. Kalecki desarrolla su teoría de la demanda efectiva incorporando al modelo de dos
sectores (consumo e inversión), los ingresos y consumos de los capitalistas y trabajadores.
Véase M. Kalecki, La Teoría de la Dinámica Económica, Fondo de Cultura Económica,
72
constante (c
k
) de sus ganancias netas de impuestos (T), entonces Cc = c
k
(B – T). Estamos
suponiendo, además, que todo el ingreso del gobierno (T) está constituido por impuestos aplicados
a las ganancias capitalistas, es decir T = tB.
Asumiendo que las exportaciones son exógenas y reemplazando las relaciones anteriores
en la identidad Y = C + G + X – Mnk, se obtiene:
Y = Cc + Cw + G +X – Mnk
Y = c
k
(1-t)B + W + G +X –Mnk
Como W = Y – B se deduce que
B = c
k
(1-t) B + G + X - Mnk
[1-c
k
(1-t)]B = G + X - Mnk
Haciendo Π igual a la participación de las ganancias en el ingreso total, es decir, Π= B / Y ,
y Mnk=mY donde m es la propensión marginal a importar bienes de consumo e intermedios,
entonces:
[1-c
k
(1-t)] Π+m] Y = G +X
) (
t)] - (1 c - [1
1
k
X G
m
Y +
+ Π
·
No hay multiplicador de la inversión. La economía que carece del sector local productor de
bienes de inversión sólo tiene multiplicador del gasto público (y de las exportaciones exógenas).
Este multiplicador es igual a:
m X
Y
G
Y
+ Π
·


·


t)] - (1 c - [1
1
k
La economía que carece de un sector local productor de bienes de capital, “exporta” a los
mercados externos la demanda efectiva asociada a la inversión. Cuando ésta aumenta, se expande la
capacidad productiva interna, pero se pierde su efecto multiplicador en el mercado doméstico. La
inversión “exporta” su correspondiente ahorro al exterior.
Mientras las exportaciones dependen fundamentalmente de la demanda externa, M
nk
no se
comporta autónomamente: el nivel de importaciones de bienes de consumo y bienes intermedios

México, 1971.
73
depende de los niveles de actividad internos. Cuando se estimula exógenamente la demanda interna,
mediante, por ejemplo, el gasto fiscal, el crecimiento económico incrementa la demanda de insumos
y de bienes de consumo importados; mientras los bienes de capital se importan para reemplazar o
incrementar la capacidad de las industrias ya establecidas.
Como la inversión no altera el nivel de producto, el proceso de crecimiento se detiene en
ausencia del déficit público. Sin déficit público y en ausencia de aumentos sostenidos de las
exportaciones, cae la tasa de ganancia y con ella la inversión porque las ganancias totales deben
repartirse entre un mayor acervo de capital.
Con la intervención del Estado mediante el gasto fiscal deficitario, los capitalistas ganan lo
que gasta el Estado, mientras los trabajadores gastan lo que ganan. El gasto fiscal deficitario crea
demanda efectiva para la producción interna, sin generar capacidad, por tanto, compensa la pérdida
del efecto ingreso de la inversión. Sin embargo, el déficit público genera crónicos déficits en la
balanza comercial, con lo cual el crecimiento se hace difícil de sostener en el largo plazo. En las
economías que no carecen de un sector productor de bienes de inversión, los capitalistas, según la
expresión de Kalecki, ganan lo que gastan, mientras los trabajadores gastan lo que ganan.
18. FUNCIÓN DE INVERSIÓN Y EL PRINCIPIO DE ACELERACIÓN
En todos los modelos analizados anteriormente, la inversión (excluidos los
inventarios) ha sido considerada una variable exógena. En rigor, de acuerdo con Keynes, la
inversión es un gasto especial porque a diferencia del consumo depende de las condiciones
de financiamiento o del crédito y no del ingreso. Esta es la razón por la que en el modelo
keynesiano, llamado simple, la inversión se trata como una variable autónoma respecto al
ingreso. Dadas las condiciones del crédito, se determina un nivel de inversión. Este nivel de
inversión, dada la propensión marginal a consumir, determina el nivel del ingreso de
equilibrio y el nivel del respectivo ahorro. No obstante lo anterior, se puede también
suponer que el gasto de inversión depende del ingreso o de sus variaciones, para luego
analizar la determinación del nivel de producción o sus fluctuaciones.
74
Función Inversión y nivel de actividad
Si además del consumo se supone que la inversión en sensible al nivel de ingreso, el
multiplicador dependería ya no sólo de la propensión marginal a consumir sino también de la
propensión marginal a invertir. Al igual que en el caso del consumo, la función de inversión tendría
una parte autónoma y una parte inducida que aumenta cuando el ingreso aumenta. Es decir:
I= I
0
+ bY
Donde I
o
es la parte autónoma que depende de las expectativas de los inversionistas (animal
spirits) y b es la propensión marginal a invertir.
El modelo completo, en su versión simple para una economía cerrada y sin gobierno, sería:
C = C
0
+ cY función consumo
I= I
0
+ bY función inversión
Y = C + I condición de equilibrio.
El equilibrio resulta entonces igual a:
Y = C
0
+ cY + I
0
+ bY
De donde se obtiene que:
) (
1
1
0 0
I C
b c
Y +
− −
·
Si la inversión autónoma aumenta en
0
I ∆ , el ingreso aumenta en
) (
1
1
0
I
b c
Y ∆
− −
· ∆
y el multiplicador es
b c I
Y
− −
·


1
1
0
75
Este es el llamado multiplicador compuesto. El multiplicador simple es, como se sabe, igual
a
c − 1
1
.
La suma de ambas propensiones puede interpretarse como la propensión marginal al gasto
(c+b). Esta propensión marginal al gasto puede, si generalizamos, incluir las propensiones
marginales de otros elementos de la demanda agregada.
Nótese, por último, que el denominador del multiplicador compuesto puede escribirse
como la diferencia entre la propensión marginal a ahorrar (1-c) y la propensión marginal a invertir
(b). De aquí se deduce una nueva condición de estabilidad. En el caso del multiplicador simple, la
estabilidad está garantizada si 0<c<1. En el caso del multiplicador compuesto, la propensión
marginal a ahorrar tiene que ser mayor que la propensión marginal a invertir, para que el sistema
sea estable.
Gráfico 1.33
Inversión y la eficiencia marginal de la inversión
No hay una teoría única que explique qué es lo que determina la inversión. Por ejemplo, los
motivos por los cuales un inversionista privado compra maquinaria nueva difieren claramente de
aquellos por los que una autoridad municipal ordena la construcción de una escuela o compra, si es
el caso, la misma maquinaria. De igual manera, los criterios que determinan las decisiones de las
empresas de reponer el equipo no tienen por qué coincidir con los de las decisiones de ampliar la
Y
S
I
S,I
Y*
76
capacidad productiva. No hay duda, sin embargo, que con cada categoría de gasto de inversión, los
que deciden hacerlo pretender obtener (y maximizar) un futuro beneficio.
Como acaba de verse, si las variaciones de la demanda de inversión surgen de factores
distintos a las variaciones en el ingreso, habrá un efecto multiplicador y el nivel de inversión
determinará el nivel de equilibrio del ingreso. De aquí que es especialmente importante analizar
hasta que punto es autónoma cada categoría de inversión y hasta qué punto responde al ingreso y las
variaciones de éste.
La categoría de inversión que con frecuencia se revisa en los libros de texto es la
inversión neta de las empresas maximizadoras de beneficios, que se destina a posibilitar un
aumento de la producción. Las empresas al comprar, por ejemplo una máquina, estiman el
rendimiento que esperan obtener de la misma durante su vida útil. Este rendimiento se
puede expresar como un porcentaje del precio de compra de la máquina que se obtiene
mediante el procedimiento del descuento de los rendimientos futuros para obtener el precio
de compra de la máquina. La tasa de rendimiento resultante se llama Eficiencia Marginal
de la Inversión, es decir, la tasa de descuento que debe aplicarse a los rendimientos
esperados de un proyecto de inversión para conseguir que su valor presente sea
exactamente igual al costo o precio de oferta de la inversión.
El adjetivo eficiencia indica que la tasa de rendimiento sobre el costo es esperada.
Es marginal porque se trata de la tasa de rendimiento de una máquina adicional. Por tanto,
puede ser totalmente diferente de la tasa media de rendimiento del capital ya existente.
Keynes, la llamó Eficacia Marginal del Capital y la definió como “ la tasa de descuento que
lograría igualar el valor presente de las anualidades dada por los rendimientos esperados del
bien de capital, en todo el tiempo que dure, a su precio de oferta”
13
. Es claro, entonces, que
Keynes emplea el término Eficacia Marginal del Capital para designar la tasa esperada de
rendimiento sobre la nueva inversión.
Algebraicamente, la Eficiencia Marginal de la Inversión (EMI) es la tasa de descuento que
satisface la siguiente ecuación:

13
Keynes, J. (1936) Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero.
77
n
n
EMI
R
EMI
R
EMI
R
EMI
R
CO
) 1 (
...
) 1 ( ) 1 ( 1
3
3
2
2 1
+
+ +
+
+
+
+
+
·
donde CO es el precio de oferta corriente o costo del proyecto de inversión y R
i
son los
rendimientos esperados en cada uno de los n años de duración del proyecto. Los rendimientos,
como se los considera aquí, son iguales a las entradas menos la totalidad de los costos de factores a
emplear, con excepción de la tasa de interés y de la depreciación.
Si los rendimientos esperados son iguales todos los años (es decir, R
1
= R
2
= R
3
= R
4
=.....=
R
n
= R), la fórmula anterior se reduce a:

,
_

¸
¸
+
+ ·
n
EMI EMI
R
CO
) 1 (
1
1
Para cualquier valor positivo de EMI,

,
_

¸
¸
+
n
EMI ) 1 (
1
se aproxima a cero a medida que n se acerca
al infinito. Por lo tanto, en el caso de un proyecto de inversión indestructible, tendremos que:
EMI
R
CO ·
Lo que resalta del concepto de EMI es su carácter probable o esperado. Este carácter
responde a la posibilidad de que puedan ocurrir en el futuro cambios en los costos de los factores de
producción, en la tecnología, en los gustos de los consumidores y en la magnitud de la demanda
efectiva, que afectan el rendimiento esperado de la inversión. Esta es la forma cómo introduce
Keynes la incertidumbre y las expectativas en el análisis de los determinantes de la inversión.
La empresa interesada en maximizar sus beneficios, según el análisis anterior, realizará
todas las inversiones en las cuales la EMI sea superior a la tasa de interés de mercado que tenga que
pagar por los fondos y rechazará todos los proyectos con una EMI menor que la tasa de interés. Esta
es la regla para la de decisión apropiada de inversión.
Un criterio o regla alternativa es el de comparar el valor presente de los rendimientos
descontados a la tasa (r) de interés de mercado que se conoce también como el precio de demanda
de la inversión (VP), con el precio de oferta o costo del proyecto de inversión (CO). El valor
78
presente de los rendimientos de la inversión se obtiene utilizando la tasa de interés de mercado (r)
como factor de descuento, mediante la fórmula siguiente:
n
n
r
R
r
R
r
R
r
R
VP
) 1 (
...
) 1 ( ) 1 ( 1
3
3
2
2 1
+
+ +
+
+
+
+
+
·
Al igual que antes, con rendimientos iguales y cuando n tiende a infinito.
r
R
VP ·
Según el criterio alternativo, conocido como criterio del Valor Presente, la empresa
realizará todas las inversiones cuyos rendimientos tengan un precio de demanda mayor que
el precio de oferta o costo de la inversión, en caso contrario desistirá del proyecto.
Los dos criterios conducen al mismo resultado. Cuanto menor es la tasa de interés
mayor es el valor presente de los rendimientos y viceversa. Por lo tanto, cuando la EMI es
mayor que la tasa de interés (r), el valor presente de los rendimientos (VP) será mayor que
su costo (CO). En este caso el proyecto se llevará a cabo. Cuando ocurre lo contrario, el
proyecto se rechaza.
Si CO(EMI) = R y VP(r) = R, entonces CO (EMI) = VP(r). De aquí se deduce que
el precio de demanda es igual al precio de oferta si (EMI/r) =1, es decir, si EMI = r. El
ratio EMI/r es la q de Tobin, definida como el valor de la inversión en el mercado
financiero dividido por el costo de reemplazo del capital. En otras palabras, es el ratio del
costo de adquisición de la firma en el mercado financiero (precio de demanda) sobre el
costo de compra del capital de la firma en el mercado de bienes (precio de oferta). Así la q
de Tobin aparece como un buen indicador de la rentabilidad del gasto en nueva inversión.
Cuando su valor excede a la unidad, el valor de mercado del stock de capital (en el mercado
de valores) es mayor que el costo del capital físico o que el costo de su reemplazo.
79
Existe una EMI para cualquier proyecto de inversión que pueda considerar la
empresa. Todos los proyectos estudiados por esta empresa pueden ser ordenados, en forma
decreciente, de acuerdo con sus eficiencias marginales, y representados con una línea
irregular, en el plano EMI-Gastos de inversión.
Gráfico 1.34
EMI
r
1
r
2
EMI
Gastos de inversión
Si la tasa de interés que la empresa tendrá que pagar por los fondos de
financiamiento es superior a r
1
, la empresa no efectuará ninguna inversión pues no tiene
ningún proyecto rentable (véase gráfico 1.34.). Si la tasa de interés es r
2
, se invertirán los
tres proyectos con eficiencias marginales mayores. La línea quebrada que representa la
EMI, indica el monto de gastos de inversión que asumirá la empresa, para cada tasa de
interés.
La curva de EMI para el conjunto de la economía se obtiene sumando las EMI de
las distintas empresas individuales. Se supone que el resultado de esta suma es una línea
continua con pendiente negativa, debido a que las discontinuidades de los proyectos de
inversión de una empresa desaparecen cuando se considera el conjunto de la economía. El
gráfico 1.35. indica, al igual que antes, la cantidad de inversión que se realizará para cada
tasa de interés de mercado. En consecuencia, la tasa de interés debe medirse también sobre
el eje vertical (véase Gráfico 1.35).
Es importante mencionar que la EMI no es un concepto de stock sino de flujo. Es,
además, una tasa en porcentaje. Tiene, pues, una dimensión temporal e indica el monto del
gasto que se efectuará por unidad de tiempo (un año, un trimestre, etc.). Por otro lado, la
80
EMI no es el producto marginal del capital, pues este es el producto corriente obtenido de la
adición de una nueva unidad de capital a los factores de producción empleados.
14
Gráfico 1.35
EMI, r
EMI
Inversión
La curva de eficiencia marginal de la inversión se desplaza debido a diversos
factores. En primer lugar, con un cambio en el estado de las expectativas. Las expectativas
pueden cambiar en respuesta a una moda general del sector empresarial, a los rumores o
noticias de avances técnicos, a los acontecimientos políticos, etc. Todos estos factores
pueden producir un aumento o una caída en la tasa de rendimiento esperada de la inversión.
En segundo lugar, con un aumento generalizado de la demanda de los productos. En este
caso la tasa de rendimiento de la inversión aumenta desplazando al curva de EMI hacia
arriba. En tercer lugar, con el progreso tecnológico, que aumentan los rendimientos ya sea
por las mayores ventas o por la reducción de costos. Finalmente, con los cambios en los
costos de factores como la mano de obra, la energía y los insumos que alteran el
rendimiento. Un aumento de estos costos desplaza la curva EMI hacia abajo.

14
La explicación de la relación entre la Productividad Marginal del Capital y la curva de EMI
puede verse en a) W.L. Smith, Macroeconomía, de. Amorrortu, Buenos Aires, 1973; y, b) Ch.
DeLorme y R. Ekelund, Macroeconomics, Busines Publications, Inc. Texas, 1983.
81
El Principio de Aceleración
Así como hay numerosas razones que explican que buena parte de la inversión es
autónoma con respecto al ingreso, hay razones que fundamentan por qué otra parte de la
inversión si depende del ingreso. Cuando los ingresos son altos y las empresas obtienen
grandes beneficios, gastan buena parte de estos beneficios en inversión. En las fases de
recesión, por el contrario, los planes de inversión se suspenden por la falta de financiación
interna. Esta es la llamada teoría de los fondos residuales. Por otro lado, cuando la demanda
es alta a tal punto que produce escasez de mano de obra, las empresas que no pueden
contratar más trabajadores pueden introducir procesos que ahorren mano de obra. El
resultado sería un aumento de la inversión en equipo ahorrador de mano de obra. Estos dos
factores, como se señaló anteriormente, desplazarían la curva de EMI hacia arriba y a la
derecha cuando el ingreso es elevado.
En consecuencia, si la demanda de inversión es ampliamente inducida por el
ingreso, esto provocará que la curva de EMI cambie de posición cada vez que el ingreso
varía. La inversión, en consecuencia, aumentará o disminuirá con el nivel del ingreso, a una
tasa dada de interés. Esto indica que hay un propensión marginal a invertir correspondiente
a una función de inversión como la introducida al inicio de esta sección. Pero la inversión
inducida no tiene por qué depender sólo del ingreso corriente. Las decisiones de inversión
de las empresas pueden depender del ingreso del período anterior, o de los cambios
corrientes en el ingreso. En este último caso la función de inversión tomaría la forma:
) (
1 0 −
− + ·
t t t
Y Y v I I
Puede también suponerse que hay un desfase de un período antes que los
inversionistas adviertan el cambio en el ingreso y respondan a él. Es decir:
) (
2 1 0 − −
− + ·
t t t
Y Y v I I
La hipótesis de que las empresas están intentando continuamente ajustar su
capacidad productiva al nivel de demanda de sus productos y que, por lo tanto, sus
inversiones responden con este propósito a un incremento en la demanda, cualquiera sea el
nivel absoluto de ingreso, es la más aceptada. Hay que recordar que la inversión neta es el
cambio en el stock de capital y que no hay cambio en el stock de capital si el producto no
82
cambia. (Consideraciones similares pueden hacerse para la inversión en inventarios.) El
cambio en el ingreso puede generar expectativas favorables, estimulando la inversión.
La idea de que las variaciones ocurridas anteriormente en el ingreso determinan la
inversión corriente, es conocida como el Principio de Aceleración y permite explicar la
acentuación de las fluctuaciones de la economía. En los períodos de boom, los gastos de
inversión crecen más rápido que el producto y en los períodos de recesión, los gastos de
inversión caen con mayor rapidez.
El Principio de Aceleración destaca la importancia de la demanda para explicar las
fluctuaciones económicas así como el papel de las expectativas. Se supone que, dados la
tasa de interés, el costo de los bienes de capital y el nivel de precios de la producción final,
existe una relación fija entre el valor de la producción total de un bien y el stock de capital
necesario para producirlo. Este stock de capital óptimo es una proporción constante del
producto y corresponde a una inversión que sería realizada sólo y en tanto exista demanda
de la producción final.
La relación entre el stock de capital óptimo y el ingreso puede expresarse con la siguiente
ecuación:
K*
t
= v Y
t
donde: K*
t
: stock de capital óptimo o capital deseado
Y
t
: ingreso corriente
v : acelerador
Si el ingreso crece, el stock de capital debe crecer en la proporción constante (v). El cambio
en el stock de capital óptimo, es igual a la inversión:
K*
t
-K*
t-1
=v Y
t
-vY
t-1
= v∆Y
t
I
t
= v∆Y
t
) (
1 −
− ·
t t t
Y Y v I
Esta ecuación expresa el principio de aceleración sin retrasos.
83
Si las empresas tardan en reaccionar a la presión de la demanda de su producción,
de manera que sus decisiones de ajuste de su capacidad productiva no se adoptan hasta el
final del período en el que se altera la demanda, habrá un desfase tal que la inversión neta
inducida será:
) (
2 1 − −
− ·
t t t
Y Y v I
El principio de aceleración puede formularse también haciendo depender el stock
de capital de los ingresos pasados ponderados con tasas de velocidad de ajuste. En decir:
1 < 0 donde
Y ) 1 ( v K
0 i
i t
i
t
< λ
λ λ − ·


·

(1-λ) es el coeficiente que indica el período de ajuste
Retrasando un período la ecuación anterior


·
− − −
λ λ − ·
0 i
1 i t
i
1 t
Y ) 1 ( v K
Multiplicando ambos miembros de la ecuación por λ


·
− −
+

λ λ − · λ
0 i
1 i t
1 i
1 t
Y ) 1 ( v K
Restando esta ecuación de la ecuación para K
t
[ ]
t 1 t t
2 t
2
1 t 2 t
2
1 t t
0 i 0 i
1 i t
1 i
i t
i
1 t t
Y ) 1 ( v K K
...) Y Y ( ...) Y Y Y ( ) 1 ( v
Y Y ) 1 ( v K K
λ − · λ −
+ λ + λ − + λ + λ + λ − ·
1
]
1

¸

λ − λ λ − · λ −

− − − −

·

·
− −
+
− − ∑ ∑
84
Y sumando K
t -1
en ambos miembros de la ecuación
1 t t 1 t t
1 t t 1 t 1 t t
K ) 1 ( vY ) 1 ( K K
K Y ) 1 ( v K K K
− −
− − −
λ − − λ − · −
+ λ − · λ − +
hallamos la ecuación de la Inversión neta:
I K K vY K
t t t t t
· − · − − −
− − 1 1
1 1 ( ) ( ) λ λ
Dado que el equilibrio de largo plazo implica que K* = K
t
= K
t+1
= K
t+2
= ... ,
sustituyendo en K
t
- λK
t-1
= (1-λ)vY
t
, se obtiene:
t t
t t
vY * K
vY ) 1 ( ) 1 ( * K
·
λ − · λ −
Esta es la ecuación que fundamenta el Principio de Aceleración.
Reemplazando K*
t
en la definición de inversión neta se tiene:
) K * K )( 1 ( K K I
1 t t 1 t t t − −
− λ − · − ·
donde (1-λ) es el acelerador flexible o principio de ajuste del stock de capital.
Si λ = 0 , el ajuste se realiza en un período y por tanto, la inversión neta es igual a
1 t t 1 t t t
K * K K K I
− −
− · − · . Sustituyendo en esta ecuación K
t
* = vY
t
y K
t-1
=vY
t-1
, se
obtiene que
t 1 t t t
1 t t t
Y v ) Y Y ( v I
vY vY I
∆ · − ·
− ·


Este es el principio de aceleración sin retrasos cuando λ = 0.
85
Relación Multiplicador y Acelerador: los ciclos económicos Keynesianos
Para mostrar la relación entre el multiplicador y el acelerador partiremos de la
relación entre la inversión y los cambios en los beneficios agregados y del supuesto de dos
tipos de ingresos: salarios de los trabajadores y beneficios de los capitalistas. Si los
trabajadores no ahorran, el ahorro total de la economía será igual al ahorro de los
capitalistas. En consecuencia, la identidad ahorro-inversión, será igual a:
I
t
= s
p
B
t

donde B
t
: beneficio agregado en el período t
s
p
: propensión a ahorrar de los capitalistas
Esta ecuación indica que la inversión genera sus propios beneficios a través del
multiplicador 1/s
p
.
El Principio de Aceleración se incorpora en la ecuación siguiente, donde la
inversión responde a las expectativas de crecimiento de los beneficios.
I
t+1
= A + aB
t
+ b[B
t
-B
t-1
]
La inversión crece con el beneficio de t pero decrece con el de t-1. Los beneficios
corrientes estimulan la inversión, los beneficios pasados presionan en sentido contrario.
Sustituyendo B de la identidad ahorro-inversión, se obtiene una ecuación en diferencias de
segundo grado con término constante.
I
t+1
= A + (a+b)/s
p
I
t
- b/s
p
I
t-1
I
t+1
- (a+b)/s
p
I
t
+ b/s
p
I
t-1
= A
La solución de equilibrio de largo plazo se obtiene haciendo I(t) = k y reemplazando
en esta ecuación:
k - [(a+b)/s
p
]k + (b/s
p
)k = A
k A
s
s a
p
p
·

[ ]
86
La solución de transición (o solución homogénea) se obtiene haciendo I(t) = Hm
t
.
Reemplazando en la ecuación en diferencias:
I(t+1) - (a+b)/s
p
I(t) + b/s
p
I(t-1) = 0
Hm
2
- (a+b)/s
p
Hm + b/s
p
H = 0
Y, factorizando H, encontramos una ecuación de segundo grado:
m
2
- (a+b)/s
p
m + b/s
p
= 0
cuyas raíces son m
1
, m
2
= (a+b)/s
p
+ {[(a+b)/s
p
]
2
-4b/s
p
}
1/2
Si el discriminante, es decir [(a+b)/s
p
]
2
-4b/s
p
es negativo, las raíces son complejas y
generan ciclos.
La ecuación en diferencias puede expresarse también en términos del ingreso para
luego mostrar las fluctuaciones del producto. Con este fin, la ecuación de equilibrio ahorro-
inversión, tendría que reformularse, dividiendo y multiplicando el lado derecho de dicha
igualdad por el ingreso. La ecuación de equilibrio se transformaría así en:
I
t
= s
p
hY
t
donde h = B
t
/Y
t
representa la participación de los beneficios en el ingreso. De acuerdo a esta última
expresión, la inversión es igual a una proporción del nivel de producto o renta.
La ecuación en diferencias del producto, en este caso, sería
Y
t+1
= A/s
p
h + (a+b)/s
p
Yt - b/s
p
Y
t-1
cuya solución homogénea es exactamente igual a la solución correspondiente a la ecuación
en diferencias de la inversión, pero su solución particular es de la forma k = A / h(s
p
– a).
87
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BEARE,J.
1978 Macroeconomics: cycles, growth and policy in a monetary economy. Macmillan
Publishing Co., Inc.
DELORME,CH. Y EKELUND,R.
1983 Macroeconomics, Busines Publications, Inc. Texas
DUESENBERRY, J.
1949 Income, Saving and the theory of consumer behavior. Cambridge, Mass.: Harvard
University Press.
EDWARDS, J.
1991 Macroeconomics. Equilibrium and disequilibrium analysis. Nueva York:
Macmillan.
FRIEDMAN,M.
1957 A Theory of Consumption Function, Princeton University Press.
JIMÉNEZ,F.
1994 Dinero, Inversión y Financiamiento: apuntes sobre el discurso teórico de J.M.
Keynes. Documento de Trabajo 120, Pontificia Universidad Católica del Perú,
Departamento de Economía, Setiembre.
1988 Economía Peruana: Límites Internos y Externos al Crecimiento Económico,
Fundación Friedrich Ebert, Lima.
KALDOR, N.
1973 “Teorías Alternativas acerca de la Distribución”, en O. Braun (ed.), Teoría del
Capital y la Distribución, Editorial tiempo contemporáneo, Argentina.
KALECKI,M.
1971 La Teoría de la Dinámica Económica, Fondo de Cultura Económica, México.
KEYNES, J.M.
1936 La Teoría General de la Ocupación, el Interés y Dinero.
KUZNETS,S.
1942 Uses of National Income in Pace and War, National Bureau of Economic
Research, Occasional Paper No. 6, Washington.
NELL,E.
1980 “The Simple Theory of Effective Demand”, en Political Economy al the New
School, Department of Economics, New School for Social Research, New York.
1996 Making Sense of a Changing Economy. Technology, Markets and Morals, De.
Routledge, London and New York.
88
PASINETTI, L.
1973 “La Tasa de ganancia y la distribución del ingreso en relación en relación con la
tasa de crecimiento económico,” en O. Braun (ed.), Teoría del Capital y la
Distribución, Editorial tiempo contemporáneo, Argentina
POINDEXTER, J.C.
1987 Macroeconomía. México: Interamericana.
SACHS, J. y LARRAÍN, F.
1993 Macroeconomía en la economía global. Mexico: Prentice-Hall.
SMITH, W.L.
1973 Macroeconomía, de Amorrortu, Buenos Aires.
STEVENSON, A y otros
1988 Macroeconomic theory and stabilisation policy. Oxford: Philip Allan.
TOBIN, J.
1969 “A General Equilibrium Approach to Monetary Theory,” en Journal of Money,
Credit and Banking, febrero.

MACROECONOMÍA KEYNESIANA DE LA DETERMINACIÓN DE LOS NIVELES DE PRODUCCIÓN Y EMPLEO

Félix Jiménez RESUMEN Este ensayo contiene distintos modelos keynesianos de determinación de los niveles de producción y empleo, desde el modelo simple hasta los modelos con clases sociales, y con dos y tres sectores económicos. Estos últimos corresponden a las contribuciones de Kalecki, Kaldor, Pasinetti y Nell. En todos los modelos se corrobora el principio de demanda efectiva según el cual, en economías donde existe un sector productor de bienes de capital, la inversión genera su propio ahorro a través de cambios en el ingreso. O, en otras palabras, los capitalistas ganan lo que gastan, mientras los trabajadores gastan lo que ganan. El ensayo incluye la explicación de diversos conceptos, desde los referidos a la oferta y demanda agregadas, y las distintas teorías del consumo, hasta la eficiencia marginal del capital, la q de Tobin, el principio de la aceleración y los ciclos del producto originados por la interacción del acelerador y el multiplicador.

ABSTRACT Different keynesian models of output and employment determination are examined in this essay: from simple keynesian model to models with social classes and two and three economic sectors. The last ones belong to Kalecki, Kaldor, Pasinetti and Nell. In all of these models the principle of effective demand is corroborated: if there is a local producer sector of capital goods, investment creates its own saving through the multiplier. Capitalists get what they spend while workers spend what they get. Several basic concepts are analyzed in this essay: aggregate demand and aggregate supply, different approaches to consumption, the marginal efficiency of capital, Tobin´s q, acceleration principle, and cycles related to the accelerator and the multiplier.

2

MACROECONOMÍA KEYNESIANA DE LA DETERMINACIÓN DE LOS NIVELES DE PRODUCCIÓN Y EMPLEO*
Félix Jiménez

Hasta fines de la década de los años 20, los economistas tenían gran confianza en la capacidad de la economía de mercado para generar y mantener, en forma automática, el pleno empleo. Pero, la duración de los efectos de la Gran Depresión de 1929 obligó a reconsiderar el principio neoclásico de la tendencia automática al pleno empleo. La Teoría General de Keynes, publicada en 1936, representa, en este sentido, un cambio radical en la interpretación del funcionamiento del sistema económico capitalista. Para este importante economista del siglo XX, las fuerzas del mercado por sí solas no conducen al pleno empleo; por lo tanto, el funcionamiento satisfactorio del sistema requiere de la intervención del Estado.

Para Keynes, las economías capitalistas no están limitadas por el lado de la oferta, sino por el lado de la demanda. Por esta razón, el desempleo, para él, es consecuencia del gasto insuficiente en bienes y servicios. Cambios en la demanda agregada dan lugar a cambios en las cantidades ofertadas y no en los precios. En otras palabras, se hace énfasis en los ajustes por cantidades y no en los ajustes por precios. De este modo la economía puede alcanzar un nivel de producto de equilibrio por debajo del nivel que correspondería al de pleno empleo.

La escuela keynesiana se distingue entonces de la escuela neoclásica por el énfasis que hace en el papel de la demanda agregada para explicar el nivel y las fluctuaciones del producto. La demanda agregada es la cantidad total de los bienes y servicios demandados en un determinado período. En una economía cerrada, la demanda agregada es la suma del consumo privado, la inversión y el gasto de gobierno. En una economía abierta, a los anteriores componentes de la demanda interna hay que agregarles la demanda externa, es

*

Este ensayo constituye uno de los capítulos de un texto inédito de macroeconomía. El autor agradece a la Dirección Académica de Investigación por su apoyo con el financiamiento de asistentes de investigación. Asimismo, agradece la excelente colaboración de Yolanda Chenet y Javier Kapsoli, como asistentes del proyecto de texto y jefes de práctica de los cursos de macroeconomía.
3

decir, las exportaciones. Como interesa explicar el nivel de producción interna de bienes y servicios finales, el concepto de demanda relevante debe ser neto de importaciones, lo que equivale a la demanda interna más las exportaciones netas de importaciones.

¿Cómo explica la escuela keynesiana el equilibrio por debajo del pleno empleo? Se dice que existe un nivel de producto de equilibrio cuando la cantidad producida es igual a la demandada. En el equilibrio el ahorro es igual a la inversión. En realidad, desde el punto de vista contable esta igualdad siempre se da; son iguales porque son ahorro e inversión realizados. Pero, estos, como se comprenderá, no tienen por qué ser necesariamente iguales al ahorro e inversión deseados o planeados por las familias y las empresas, para cualquier nivel de ingreso dado.

Existirá, por lo tanto, un nivel de producto o de renta para el cual el ahorro y la inversión planeados o deseados son iguales. A este nivel de producto se le llama producto o ingreso de equilibrio en el sentido que no existen fuerzas que provoquen una alteración de dicho nivel de equilibrio. La diferencia entre la inversión realizada y la planeada es la acumulación no deseada o no planeada de existencias. Desde que en el equilibrio ambos conceptos son iguales, se puede interpretar el equilibrio como el nivel de producto en el que la variación no deseada de existencias es igual a cero. En este punto, la inversión planeada será igual a la realizada y ambas al ahorro planeado.

El locus de puntos de equilibrio entre producción y demanda agregada puede representarse por una recta de 45 grados en el plano Y-DA. El ingreso o producto de equilibrio se logra cuando se vende todo lo que se produce. Si se produce por encima de este nivel, se acumulan inventarios no deseados. Entonces las empresas se ven inducidas a disminuir su producción, generándose un proceso de ajuste hacia el equilibrio. Por el contrario, si la producción fuera inferior al nivel de equilibrio, se reducen los inventarios, induciendo a las empresas a aumentar su producción, de manera que se produce un proceso de ajuste hacia el equilibrio. Cuando se acumulan o desacumulan inventarios no deseados o no planeados, la inversión realizada es diferente a la inversión planeada, entonces se tiene que disminuir o aumentar la inversión no-planeada hasta llegar a igualar la inversión realizada con la inversión planeada.

4

la producción y el ingreso aumentarán hasta converger al equilibrio. disminuye la demanda agregada. en este caso la oferta es mayor que la demanda.1 DA VE>0 Y DA VE<0 Y1 Y* Y2 Y En el nivel de producción Y2 la demanda agregada (DA) es menor que la producción. Al disminuir la producción disminuye el ingreso. como en Y1 la demanda es mayor que la oferta. Nótese que el equilibrio se logra en Y* que es un nivel de producción no necesariamente coincidente con el que corresponde al pleno empleo. Los productores acumularán inventarios no deseados. 5 . Este proceso de disminución del ingreso y de la demanda continuará hasta igualarse a la oferta. por lo tanto. hecho que los inducirá a disminuir la producción. El producto de pleno empleo puede ser Y2 o de un nivel mayor que este.1 se representa el proceso de ajuste hacia el nivel de ingreso o producto de equilibrio. Gráfico 1. y.En el Gráfico 1. Por otro lado.

los desocupados. Otro concepto importante en la teoría es el de desempleo natural. Este último. se encuentran desempleadas. es el concepto introducido por Keynes como parte de su teoría de la demanda efectiva. es un concepto que se refiere al equilibrio en el mercado de trabajo.1. Por el contrario. son. que surge como resultado de las propias fricciones del mercado de trabajo. LOS CONCEPTOS DE EMPLEO Y DESEMPLEO El concepto de pleno empleo corresponde a la situación de equilibrio entre la oferta de trabajo y demanda de trabajo. El desempleo natural puede considerarse equivalente al desempleo friccional. La fuerza laboral incluye tanto a los empleados como a los desempleados y se denomina Población Económicamente Activa (PEA). Estos últimos. Estas personas pueden ser remuneradas si perciben un sueldo o un salario. personas que no tienen empleo pero se encuentran buscando activamente trabajo. El nivel de desempleo se mide por el número de estas personas. 6 . o trabajadores por cuenta propia. Al porcentaje de este tipo de desempleados se le denomina tasa natural de desempleo. en un período de referencia cualquiera. Son parte de la PEA todas las personas mayores de 14 años que durante el período de referencia se encuentran trabajando o buscando activamente empleo. En teoría se distinguen dos tipos de desempleo: el voluntario y el involuntario. Este es un desempleo consistente con el equilibrio del mercado de trabajo y el producto de pleno empleo. Se entiende por nivel de empleo al número total de personas ocupadas. Al producto que corresponde a este nivel de empleo se le denomina producto de pleno empleo. hay desempleo involuntario cuando los trabajadores que desean trabajar o buscan trabajo no lo encuentran. Las personas que no están ocupadas y están buscando trabajo. como ya se dijo. es decir. Hay desempleo voluntario cuando los trabajadores están desempleados pero no buscan trabajo.

El desempleo es contracíclico. es decir: µ= o. Cuanto más alta sea esta variabilidad. En un determinado período. las agencias de empleo. 7 . algunas empresas se expanden y otras se contraen. se encuentran la duración y la frecuencia del desempleo. Entre los factores que determinan la tasa de desempleo en una economía. U U+L µ= donde PEAO es la PEA ocupada. en forma equivalente. La tasa de desempleo está normalmente asociada a los movimientos cíclicos de la economía: aumenta durante las recesiones y cae durante las expansiones. a la tasa de población joven en cada región. la frecuencia del desempleo se define como el promedio de veces por período que los trabajadores se encuentran desempleados. etc. PEA − PEAO PEA La tasa de desempleo nunca llega a ser igual a cero. Cuanto más alta es esta velocidad más alta es la tasa de desempleo. La duración del desempleo está asociada a las características demográficas de cada país (a las migraciones. etc. el seguro de desempleo. más alta será la tasa de desempleo. afectando con ello la demanda de trabajo.) y a elementos político-institucionales como la disponibilidad de programas de empleo para la juventud. La velocidad con la que los nuevos trabajadores se incorporan a la fuerza laboral. Un factor que afecta la frecuencia del desempleo es la variabilidad de la demanda de trabajo por parte de las empresas. es otro factor que afecta la frecuencia del desempleo. Por otro lado. debido a que en las fases de expansión de la actividad económica siempre existen algunas personas que están desempleadas.La tasa de desempleo (µ) se define como la razón entre el número de desempleados y la fuerza laboral total o Población Económicamente Activa (PEA).

1 78.9 - Este gráfico muestra la evolución del empleo y desempleo en la economía peruana durante 19811994.3 5.1 92.6 • Subempleo 73. PEA EN LIMA METROPOLITANA (1990-1995) (Estructura Porcentual) 1990 1991 Desempleo 8.9 Empleo 91. se les consideran subempleadas. A las personas con una ocupación no adecuada.9 Fuente: Perú en Números.PERU: DESEMPLEO Y SUBEMPLEO 1981-1994 Las estadísticas oficiales clasifican el empleo en adecuado y no adecuado.7 77. 1992 9.1 • Empleo Adecuado 18. El subempleo por horas o visible. del aprovechamiento de las calificaciones personales. El subempleo incluye a la personas que trabajan un total de 35 horas o más a la semana y perciben un ingreso mensual menor al mínimo establecido como “ingreso de referencia”. En este mismo período el subempleo alcanza niveles que fluctúan entre el 70% y 80%.4 90.6 18.7 94. Hay dos tipos de subempleo.8 91.1 12.3 1994 8. se da cuando las personas trabajan menos de 35 horas a la semana aunque están dispuestas a trabajar horas adicionales. El subempleo por ingresos o invisible existe cuando las personan trabajan 35 horas o más a la semana pero perciben un ingreso menor al ingreso de referencia que equivale al costo de una canasta mínima de consumo. 1996.2 16.4 1993 9.7 74. 8 . 90 80 70 60 50 % 40 30 20 10 0 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 t DESEMPLEO SUBEMPLEO EMPLEO ADEC.5 75. de la productividad de la mano de obra y de las horas trabajadas. La tendencia a la disminución del empleo adecuado es dramática en el período 1988-1994. El primero se define en términos del nivel de ingreso. El desempleo total fluctúa entre el 8% y el 10%.9 - 1995 7.9 90. Pero se observa un cambio importante en la evolución del desempleo y subempleo.6 14.

Y. de los salarios y de las condiciones de trabajo. 9 . El trabajador debe maximizar los beneficios netos de buscar un empleo. CMg. y son marginalmente crecientes. se denominan costos de búsqueda. busca mejores ofertas. Con esta igualación se determina el tiempo óptimo de búsqueda (T*)1. con un flujo de entrada y salida del mercado de 1 Edwards. Este es. Los trabajadores tienen diferentes habilidades. experiencia y dedican esfuerzos distintos en el trabajo. Existen también ciertos beneficios que se obtienen por el empleo de tiempo en la búsqueda de trabajo. Pero no todos los puestos de trabajo ni todos los trabajadores son idénticos. Equilibrium and disequilibrium. En una economía dinámica. las búsquedas serían cortas y fáciles. James (1991) Macroeconomics. Un trabajador que desea un mejor empleo.2. el desempleo friccional. BMg CMg BMg T* Tiempo de búsqueda Si todos los trabajadores fueran idénticos al igual que todos los puestos de trabajo. Cuanto mayor tiempo se dedique a la búsqueda. los puestos de trabajos son distintos tanto por la experiencia y habilidad que requieren como por las condiciones laborales que ofrecen.La competitividad en el mercado de trabajo y la flexibilidad de los precios y salarios no eliminan la presencia de cierto desempleo que está generalmente asociado a la transición entre ocupaciones. Gráfico 1. mayor es la posibilidad de encontrar un mejor empleo. Sin embargo. los beneficios marginales de la búsqueda son decrecientes. como ya se mencionó. igualando los beneficios marginales con los costos marginales. El desempleo asociado a la búsqueda de trabajos apropiados es el desempleo friccional. Debido a estas diferencias. Los costos de obtener información de las ofertas de trabajo. un desempleado puede dedicarle mucho tiempo a búsqueda de un mejor trabajo. Estos costos incluyen el tiempo empleado en la búsqueda del empleo y el valor del ingreso perdido.

La función de consumo especificada por Keynes puede tomar la siguiente forma lineal: C = Co + cY 0 < c < 1. Este último se refiere a la presencia de un número importante de personas desempleadas durante largo período. pueden quedarse desempleados por mucho tiempo.”. Es un desempleo crónico y de largo plazo. Una de las posibles causas de este tipo de desempleo es la existencia de trabajadores potenciales con niveles muy bajos de calificación que excede al número de puestos de trabajo respectivos. La Teoría General del Empleo. La primera formulación de la función de consumo. por lo tanto. es necesario para el buen funcionamiento de la economía porque el proceso de búsqueda es esencial para el logro de la eficiencia económica. 10 . fue hecha por Keynes en su Teoría General. a aumentar su consumo a medida que su ingreso crece. como una regla y en promedio. aunque no tanto como el crecimiento de su ingreso. Si hay un cambio estructural en la economía. siempre hay desempleo friccional.2 El concepto de ingreso que tenía en mente Keynes era..trabajo.los hombres están dispuestos. LA FUNCIÓN CONSUMO La función consumo es uno de los conceptos más importantes en la teoría keynesiana de la determinación del ingreso.. sin duda. Aunque este desempleo implica algunos costos. constituye un problema social. C o >0 2 J. algunos sectores se expanden y otros se contraen. Después se la identificó con la hipótesis del ingreso absoluto. 1936. Los trabajadores que pierden sus trabajos en las últimas industrias que se contraen o desaparecen. El desempleo friccional es distinto del desempleo estructural. el de Ingreso Disponible. Keynes.. Keynes habla de una “Ley Psicológica Fundamental” según la cual “.M. El consumo es parte de la demanda agregada y depende del ingreso disponible. Interés y Dinero.. 2.

si no existiese consumo autónomo. que en este caso es igual al ingreso nacional pues todavía no se ha incorporado al gobierno en el análisis. Esta ecuación indica que para niveles de ingreso nulos. el consumo es financiado con préstamos o ahorros pasados. Ahora bien. es la proporción del ingreso que se consume. a diferencia de la propensión marginal. Al ser menor que uno. es decir. si C0 = 0.Donde Y representa al ingreso disponible. Se obtiene dividiendo la función consumo entre el ingreso PMEC = C0 +c Y De esta ecuación se deduce inmediatamente que la propensión media a consumir decrece a medida que el ingreso aumenta. 11 . Esta constante c es conocida como la propensión marginal a consumir y representa el aumento que experimenta el consumo por cada aumento unitario del ingreso. el consumo será positivo e igual a C0. se gasta en consumo sólo una fracción (c) del mismo. de cada aumento de renta o ingreso. En estos casos. También indica que por cada sol de aumento en el ingreso. el consumo aumentará en c soles. La propensión media a consumir. la propensión media a consumir sería igual a la propensión marginal a consumir.

es decir. es decir. De aquí se deduce que s + c = 1.Gráfico 1.C0 + s Y El intercepto de la función ahorro es -C0. debido al signo negativo del intercepto. En consecuencia.C0 + (1 – c) Y = . más precisamente. El ahorro (S) es la parte del ingreso disponible que no se consume. Al igual que en el caso de la función consumo. Si el consumo autónomo fuera igual a cero. la función ahorro será: S = Y – ( C0 + cY ) S = . La pendiente de la función s = (1-c) es la propensión marginal a ahorrar. o. podemos derivar la propensión media a ahorrar dividiendo ambos miembros de la función ahorro entre Y: S C = − 0 + (1 − c ) Y Y De esta ecuación se infiere que la propensión media será menor que la propensión marginal al ahorro (1-c).3 C C=C0 + cY C0 c Y La contraparte de la función consumo es la función ahorro. la propensión media sería igual a la propensión marginal al ahorro. 12 . el desahorro. las propensiones marginales a consumir y ahorrar suman la unidad. que constituye el ahorro autónomo. S = Y – C.

4.7981 2500 d Consumo privado 2300 2100 1900 1700 1500 1500 2000 2500 3000 3500 4000 4500 Ingreso nacional disponible Datos en nuevos soles a precios constantesde 1979 Fuente: Series Estadísticas 70-91 INEI 13 .Gráfico 1.65 R 2=0.59. S=-C0 + (1-c)Y Y -C0 1-c PERU: La función consumo Al estimar la función consumo para los años 1970-1988 utilizando las variables consumo privado e ingreso nacional disponible. se encontró una propensión marginal a consumir igual a 0.588Y + 498. La función consumo en el Perú 3100 2900 2700 C=0.

el consumo están en parte socialmente determinados y. Lo contrario ocurre en períodos de fluctuaciones cíclicas. Cuando el período comprende fases de contracción y expansión del ciclo. Para Duesenberry la hipótesis del ingreso absoluto de Keynes falla en considerar la influencia que el contexto social y psicológico tiene en las decisiones de consumo y ahorro de las familias. LAS HIPÓTESIS DEL INGRESO RELATIVO Y PERMANENTE Las estimaciones de la función consumo efectuadas después de la publicación de la Teoría General revelaron que la forma de esta función depende de si el período considerado cubre ciclos completos o años de boom cercanos al pleno empleo. que el gasto en consumo es formador de hábito. según la cual y debido a la tendencia “psicológica a mantenerse a la altura del vecino”. igual a la propensión marginal a consumir con un valor mayor que en el caso anterior. tanto al ingreso o consumo de los otros como al ingreso o consumo pasados. La teoría de Duesenberry permite explicar así las diferencias entre los comportamientos de largo y corto plazos del consumo.9. Duesenberry postuló que las funciones de utilidad de los individuos son interdependientes. que la utilidad y.3 En este caso la función consumo tiene la forma de una recta que pasa a través del origen de los ejes del consumo y el ingreso. el consumo es una función del ingreso relativo. la fracción del ingreso que consume una familia depende no tanto del nivel absoluto de los ingresos familiares cuanto de la posición relativa que ocupa en la distribución del ingreso. 1949. 6. Occasional Paper No. por un lado. la función consumo registra un componente autónomo. Uses of National Income in Pace and War. en períodos de alto nivel de empleo y prosperidad la propensión media a consumir resulta ser una constante y. En otras palabras. Washington. 1942. Esto implica.9. por otro. La explicación teórica de este hallazgo pertenece a James Duesenberry4 y se funda en la llamada hipótesis del ingreso relativo.3. Kuznets. que sus gastos pasados en consumo se repiten en parte en el futuro. James Duesenberry. National Bureau of Economic Research. Pero. Saving and the theory of consumer behavior. 3 4 Véase S. Income. alrededor de un valor cercano a 0. por lo tanto. es decir. en consecuencia. 14 . pues la propensión media a consumir deja de ser constante y la propensión marginal alcanza un valor notoriamente menor que 0. Simon Kuznets fue el primero que llamó la atención acerca de la constancia de la propensión media a consumir (o a ahorrar) durante largos períodos.

El nivel de consumo resultante del máximo nivel de ingreso. la propensión media agregada se mantendrá constante. pero se siente más y más seguro si su consumo es mucho mayor que el de sus pares. Para reconciliar las funciones de consumo de corto y largo plazos. Esta es la hipótesis del ingreso pasado. no hay razón para suponer que la propensión media agregada caerá en el tiempo. Si él se encuentra en los niveles más bajos de la escala de ingresos de su grupo. mientras que si su ubicación esta en el nivel más alto de la escala de ingresos de su grupo. Si el consumo de un individuo es función de su ingreso relativo. tal como suponía Keynes. la hipótesis del ingreso relativo señala que para el consumidor individual i de un grupo igual de consumidores.En el contexto de un análisis de corte transversal. su propensión media será más baja. la propensión media a consumir es: Y Ci = f( i ) Ym Yi donde Ci = consumo real del consumidor i Yi = ingreso real del consumidor i Ym = ingreso promedio del grupo al que pertenece i Para esta hipótesis. las familias con ingresos por debajo del promedio tendrán una propensión media a consumir mayor que los de aquellas con ingresos superiores al promedio. Si la distribución del ingreso de la economía se mantiene estable. su propensión media será alta. Formalmente. es el que corresponde el hábito adquirido por los consumidores. la propensión media a consumir agregada se mantendrá también estable. según la cual el consumo es una función del ingreso corriente y del máximo nivel de ingreso obtenido en el pasado. si los ingresos de todas las familias aumentan en la misma proporción. aplicada a la economía en su conjunto. Esta formulación puede representarse como sigue: Ct = cYt + aYp 15 . Esto es así porque el individuo se compara con los que considera sus “iguales”: se siente menos si su consumo es menor que el de sus pares. Además. a medida que los ingresos de todos los individuos aumenta. Duesenberry utiliza el argumento de que los gastos en consumo forman hábito. la propensión media de un individuo depende inversamente de su posición económica relativa al grupo social al que pertenece.

A este fenómeno se le llamó el efecto ratchet. de otra manera: Yp = Yt/(1+g) En consecuencia. Para que esta ecuación permita explicar la presencia simultánea de una propensión marginal a consumir a corto plazo y una propensión marginal a consumir a largo plazo mayor que la anterior. En este caso. el ingreso corriente será igual a: Yt = (1+g)Yp o. representa el consumo autónomo pero que en realidad su presencia indica que los consumidores tratan de mantener los niveles de consumo a los que estuvieron acostumbrados. 16 . tendremos que: Ct = cYt + a (Yt/(1+g)) que se reduce a: Ct = (c + a /(1+g)) Yt De esta manera se demuestra que la propensión marginal a consumir de largo plazo es igual a la propensión media que se mantiene constante en condiciones de crecimiento estable en el valor (c + a /(1+g)). supongamos que la economía crece sostenidamente a una tasa anual de 100g%. Se supone que la proporción del ingreso corriente que gastan los consumidores es mucho mayor a la proporción respecto al ingreso pasado de pleno empleo.Donde Yt es el ingreso corriente y Yp es el ingreso pasado de pleno empleo (el mayor nivel de ingreso disponible que se haya alcanzado en cualquier año anterior). Yp permanecerá constante durante la caída y la recuperación del ingreso. en consecuencia la función consumo de corto plazo será igual a: C t = cY t + C donde C = aY p . Si se produce una recesión y el ingreso cae por debajo del nivel de pleno empleo.

Supongamos que Y0 sea este nivel más alto de ingreso y que el ingreso corriente cae hasta Y2 debido a una recesión.5. Respondamos con la ayuda del gráfico 1. el comportamiento del consumo y ahorro son independientes del nivel absoluto de ingreso. Esto significa que la propensiones medias a consumir y ahorrar son iguales a las propensiones marginales respectivas. es decir. no habrá cambios en los ingresos relativos de las familias. si se dobla el ingreso absoluto de todas las familias.En resumen. ¿cómo se explica el comportamiento a corto plazo del consumo?. de acuerdo con la hipótesis del ingreso relativo. si no existe redistribución del ingreso. tratarán de mantenerlo. el nivel absoluto de consumo y ahorro aumentará. Se moverán a lo largo de la función consumo de corto plazo Ccp de A a B y no a lo largo de la curva CLP. Gráfico 1. El consumo 17 . con aumentos del ingreso. de la función con propensión media a consumir constante? La respuesta es no. Las familias forman sus hábitos y expectativas sobre la base del ingreso previo más alto que percibieron. Y. C CLP Ccp1 Ccp0 B A Y2 Y0 Y1 Y Como las familias están habituadas al nivel de vida correspondiente al ingreso Y0. y como no hay cambios en la distribución del ingreso. ¿El consumo se ajustará a lo largo de la función consumo de largo plazo CLP.5. Así. A medida que aumenta el ingreso. disminuyendo su ahorro y muy poco su consumo. el ratio de consumo a ingreso (C/Y) y el ratio de ahorro a ingreso (S/Y) permanecerán constantes.

Friedman por el contrario introduce un concepto que no se encuentra en estas cuentas. y de los gustos. Los componentes transitorios del consumo y el ingreso no están correlacionados con los correspondientes componentes permanentes. si cae el ingreso. edad de los consumidores. A Theory of Consumption Function. respectivamente. La ecuación siguiente resume la propuesta de Friedman: C p = k (i. Las funciones de consumo de corto plazo pueden trasladarse de forma ascendente pero no pueden retroceder ante disminuciones del ingreso. su propuesta no se deriva de la aplicación de la teoría tradicional del comportamiento del consumidor y nunca ha sido aceptada por completo como explicación del consumo agregado. de la riqueza (w). Sin embargo. Este es el C llamado efecto “ratchet”. este autor acepta implícitamente las definiciones de ingreso y consumo de las cuentas nacionales para explicar el comportamiento del consumidor. por 5 M Friedman. la función de consumo de corto plazo se traslada a Ccp1. Los cambios en el ingreso corriente afectarán al consumo sólo si afectan al ingreso permanente. u )Y p Donde C p y Yp son el consumo y el ingreso permanentes. la función de consumo de corto plazo no puede volver al nivel Ccp0. el ingreso aumenta en forma permanente. (u). 18 .disminuirá pero menos que proporcionalmente que la caída del ingreso. etc. Esta relación es proporcional. Aunque la teoría de Duesenberry permite explicar la constancia a largo plazo de la propensión media a consumir.5 Su hipótesis conocida como la hipótesis del ingreso permanente establece que la función consumo es una relación sistemática entre consumo permanente e ingreso permanente. El tamaño de la propensión media a consumir k depende de la tasa de interés (i). Pero cuando se alcanza un nuevo nivel de ingreso Y1. w. Princeton University Press. Ante caídas importantes del ingreso durante. las oscilaciones cíclicas en el ingreso corriente tendrán un reducido efecto sobre el consumo agregado. la propensión media a consumir aumenta (y la propensión media a ahorrar disminuye) según desciende el ingreso y disminuye (aumenta) de acuerdo con su crecimiento. mientras que el ahorro caerá más que proporcionalmente. Si partiendo del equilibrio A. entonces. vale decir constante. 1957. A lo largo de la curva de corto plazo. Según Friedman.

de acuerdo con la hipótesis del ingreso permanente los cambios de corto plazo en el ingreso. Mientras que supondremos que la inversión es autónoma (exógena e igual a I0). cuando el ingreso sube más rápido que el ingreso normal o permanente. además de crecer sostenidamente a largo plazo. el consumo y la inversión autónomas. Del mismo modo. la condición de equilibrio es la igualdad de la suma del gasto planeado (C+I) con el valor de la producción (Y). Como los precios están fijos. DETERMINACIÓN DEL INGRESO EN UNA ECONOMÍA CERRADA Y SIN GOBIERNO Dadas la función de consumo keynesiana y el supuesto de inversión autónoma. y se adapta a los cambios y nivel de la demanda agregada. provocados por ejemplo por las políticas del gobierno. 4. En una economía sin sector externo ni gobierno. Puesto que el ingreso varía cíclicamente. se puede esperar que coexistan funciones no proporcionales a corto plazo junto con funciones proporcionales a largo plazo. se obtiene el nivel del producto en función únicamente de las variables exógenas. las recesiones. Es un ajuste por cantidades. el ajuste al equilibrio ocurre a través de la modificación de la oferta. los consumidores ahorrarán una parte significativa de dicho aumento. Pero. Se supone que las empresas están dispuestas a vender cualquier nivel de producción a un nivel dado de precios. La oferta es elástica. el gasto de las familias en consumo es una función lineal del ingreso disponible. Y = C+ I Y = C0 + cY + I 0 1 Y* = (C + I ) 1− c 0 0 19 . los consumidores reducirán sus tasas de ahorro sin disminuir en forma importante el consumo.ejemplo. Resolviendo en forma algebraica a partir de la condición de equilibrio Valor de la producción = Demanda Agregada. C = C0 + cY donde C0 es el consumo autónomo y c es la propensión marginal a consumir. tendrán repercusiones imperceptibles en los gastos de consumo. en los períodos de auge del ciclo. el producto queda determinado por la demanda agregada.

para los diferentes niveles de ingreso. Por lo tanto. En el Gráfico 1. es decir. ambas distancias son iguales. en este punto el ahorro planeado es igual a la inversión planeada. la distancia entre la línea de 45 grados y la recta de consumo representa la recta del ahorro. el punto E constituye un punto de equilibrio entre la demanda agregada y la producción. 20 . que en este caso se está suponiendo constante (I0) para todos los niveles de renta.Examinemos esta solución gráficamente. El nivel de equilibrio del ingreso y el gasto se encuentra en el punto E. Sumando verticalmente la línea I con la línea C se obtiene la línea C+I. La demanda de bienes es igual a la suma de la demanda de bienes de consumo y la demanda de bienes de inversión. En este punto. Por otro lado. La distancia entre la recta de demanda agregada y la función de consumo es igual a la inversión planeada.6. En el punto E. la demanda agregada es igual a la producción. El equilibrio en el punto E también puede ser visto por el lado del ahorro y la inversión planeados. donde la curva de demanda agregada corta a la recta de 45 grados. la línea que parte del origen y forma un ángulo de 45 grados con el eje de las abscisas representa los puntos de equilibrio ingreso-gasto.

Como existe un exceso de demanda. El nivel de ahorro correspondiente al nivel de ingreso Y1 está dado por la distancia BC. mientras que el nivel de ahorro asociado al nivel de ingreso Y2 está dado por el segmento RT. El nivel de ingreso de equilibrio puede también explicarse en el gráfico ahorro inversión. En el punto E el ahorro planeado es igual a la inversión planeada.Gráfico 1. donde el producto de equilibrio excede a la demanda agregada en un monto equivalente al segmento RS. Lo contrario sucede en el nivel de ingreso Y2. la demanda agregada excede al producto de equilibrio. los inventarios no deseados disminuyen y para llegar al equilibrio la producción debe aumentar. en una magnitud igual al segmento AB. El ajuste al equilibrio supone un aumento de los inventarios no deseados y disminuye la producción. 21 .6 C.I S=-C0 + (1-c)Y E I Y1 Y* Y2 Y -C0 Al nivel de ingreso Y1. I A E B C0 + I0 C I0 I Y R S T DA (C+I) C0 + cY S.

aumenta en una unidad. el multiplicador siempre será mayor que 1.5. constituida por el componente autónomo del consumo (C0) y la inversión (I0). el incremento del ingreso o del producto siempre es mayor que el aumento de la demanda autónoma. el multiplicador es igual 1/(1-c). De acuerdo con este resultado. El multiplicador 1/(1-c) depende de la propensión marginal a consumir (c). 22 . el multiplicador indica el cambio en el producto por unidad de cambio en la demanda autónoma o en cualquiera de los componentes autónomos de la demanda. En otras palabras. mayor es el multiplicador. la variación en el componente autónomo del consumo tendría el mismo efecto multiplicador que la variación en el nivel de inversión. Es decir. EL PROCESO DEL MULTIPLICADOR El multiplicador es un factor que indica las veces en que varía la producción de equilibrio cuando la demanda agregada autónoma. Cuanto mayor es c. y desde que hemos supuesto que c toma valores entre 0 y 1. Si el ingreso de equilibrio está dado por: Y = 1 (C0 + I 0 ) 1− c y C0 e I0 son los componentes autónomos de la demanda agregada.

se produce un desplazamiento paralelo hacia arriba de la curva de demanda agregada. El nivel inicial de equilibrio se encuentra en el punto A. En el 23 . al que le corresponde un nivel de producto Yt. Cuando la inversión aumenta de I0 a I1 se produce un incremento de la demanda agregada.Gráfico 1. se muestra cómo el aumento en la inversión lleva a un nivel de equilibrio más alto. En términos gráficos.7 DA ‘ C A B N M Q E DA tiempo t+1 Y0 Y1 Y2 Yn Y t+2 t+3 t+n En el gráfico 1. a través de un efecto multiplicador.7.

.. A su vez este segundo incremento de ingreso originará un nuevo aumento del consumo y así sucesivamente... ∆Yn = ∆Cn-1 = c∆Yn-1 = cn-1∆Y1 El incremento total del ingreso es la suma de los cambios sucesivos del ingreso: ∆Y = ∆Y1 + c∆Y1 + c2∆Y1 + c3∆Y1 + . pues indican la presencia de un proceso de convergencia hacia un nuevo nivel de producción de equilibrio Yt+n garantizado por la propensión marginal mayor que cero y menor que uno... Supongamos que este proceso se inicia con el aumento de la inversión autónoma. ∆Y1 = ∆I ∆Y2 = ∆C1 = c∆Y1 ∆Y3 = ∆C2 = c∆Y2 = c2∆Y1 ………………..... lo que a su vez genera un aumento del consumo... + cn-1∆I 24 . por lo que se produce un exceso de demanda igual a AM.. El aumento en la inversión (∆I) genera un aumento inicial de la renta igual a ∆Y1. del ingreso y de excesos de demanda sobre la oferta son cada vez más pequeños a lo largo del tiempo. dando lugar a un incremento de la demanda agregada hasta el punto B.punto A.. que induce a un nuevo incremento de la producción.... En este punto se produce nuevamente un exceso de demanda igual a BN... la demanda agregada es mayor que el nivel de producción. este aumento del producto produce un incremento del ingreso. Si el nivel de producto aumenta hasta Y1 para satisfacer el exceso de demanda. Los sucesivos incrementos del producto. A éste aumento le sigue un aumento del consumo.. + cn-1∆Y1 Si expresamos estos cambios del ingreso en función de los cambios de la inversión autónoma.. El proceso del multiplicador es convergente.. se obtiene: ∆Y = ∆I + c∆I + c2∆I + c3∆I + . que originará un segundo incremento del ingreso igual ∆Y2 e igual a ∆C1.

el proceso mediante el cual los ahorros realizados se adaptan a inversiones predeterminadas a través de cambios en el ingreso. Este multiplicador permite mostrar. en detalle..c/(1-c) ∆I ∆ S= ∆I Lo que indica que la inversión genera su propio ahorro.Keynes con Dennis Robertson. EL MULTIPLICADOR CON MULTIPLICADOR DINÁMICO REZAGOS TEMPORALES O El multiplicador con rezagos temporales surgió principalmente de las discusiones de J.. a través de cambios en el ingreso.∆Y = (1 + c + c2 + c3 + . se obtiene que ∆Y 1 − c n = ∆I 1− c En el límite cuando n tiene a infinito... es decir... 6.M. + cn) ∆I y restando esta ecuación c∆Y de ∆Y. 25 . + cn-1) ∆I Multiplicando la expresión anterior por c c∆Y = ( c + c2 + c3 + . + cn-1) ∆I ∆ C= 1/(1-c) ∆I Como el consumo es no-ahorro.∆ C ∆ S= 1/(1-c) ∆I . el incremento del ahorro generado por el proceso multiplicador es igual a: ∆ S= ∆Y . cn se hace cero y nos queda el multiplicador de la inversión que mencionamos anteriormente. ∆Y = 1/(1-c) ∆I El incremento del consumo es igual a: ∆ C= (1 + c + c2 + c3 + .

. It = 0 y Yt = Ct para todas las t = 0. Si ∆Y = Yn − Y0 es el incremento total del ingreso de t=0 a t=n..3. En períodos sucesivos tenemos: Y0 = C0 + I0 = A + aY−1 = A + aY0 = C0 S0 = Y0 − C0 = 0 Y1 = C1 + I = A + aY0 + I = Y + I S1 = Y1 − C1 = I Y2 = C2 + I = A + aY1 + I = A + a (Y0 + I ) + I = Y + aI + I S2 = Y2 − C2 = I Y3 = C3 + I = A + aY2 + I = A + a (Y0 + aI + I ) + I = Y0 + a 2 I + aI + I S3 = Y3 − C3 = I Yn = Cn + I = A + aYn −1 + I = Y0 + I (1 + a + a 2 + a 3 +.. .+ a n −1 ) Sn = Yn − Cn = I Como puede verse... de t=1 en adelante. en cada fase del proceso del multiplicador. donde It es determinado exógenamente Supongamos ahora que la inversión.2. para todas las t = 1.-1. siendo igual a cero hasta el período t=0... el ahorro St es siempre igual a la cantidad predeterminada de inversión I . entonces: 26 . En consecuencia.. aumenta en una cantidad positiva igual a I . e It = I . aunque el ingreso esté aumentando todo el tiempo (pero a una tasa decreciente debido a que a<1).Consideremos la llamada función de consumo “Robertsoniana” caracterizada por la dependencia del ingreso corriente respecto del ingreso pasado: C t = A + aYt −1 Esta relación junto con la siguiente condición de equilibrio Yt = C t + It forma un sistema autocontenido..-2.

En otras palabras. (Yt . es decir.∆Y = Yn − Y0 = I (1 + a + a 2 + a 3 +.Ct )--.8. (Yt-1 . Cuando las decisiones de consumo se rezagan respecto al ingreso. El ahorro ex-ante. no se obtendrá de inmediato. por lo tanto. pueden observarse grandes saltos. Las decisiones a ahorrar quedan simplemente frustradas mientras difieran del volumen predeterminado de la inversión.Ct ).. el incremento total de éste.+ a n−1 ) De aquí se obtiene. debido a que cada escalón es más pequeño que el anterior. El fenómeno interesante a notar es que durante todo el proceso. Después de cuatro o cinco pasos.. el ahorro total que las personas desean hacer --el ahorro exante. el sistema se encuentra bastante cerca del nuevo nivel de equilibrio del ingreso Y*. el proceso avanza cada vez más lentamente. siempre coincide con la inversión I . sino de manera asintótica al transcurrir el tiempo. el ahorro ex-ante. que:  1 − a n −1  ∆Y = I   1− a   1  lim ∆Y =  I 1− a n→∞ Esta ecuación coincide precisamente con la expresión obtenida para el multiplicador instantáneo. vuelve a ser igual al ahorro realizado. Sólo cuando el sistema ha logrado una nueva posición de equilibrio. Pero. dado por la fórmula del multiplicador 1/(1-a). mientras que el ahorro realizado es la diferencia entre C+ I y C. Al iniciarse el proceso hacia la nueva situación de equilibrio. por la fórmula de la suma de una progresión geométrica. que el ahorro realizado. es diferente del ahorro total que de hecho terminarán haciendo. es la diferencia entre la línea de 45 grados y la función C. en el gráfico. El proceso se ilustra con el diagrama 1. las decisiones a ahorrar se vuelven efectivas sólo 27 .

Incrementa directamente la demanda cuando gasta en bienes y servicios (G) e indirectamente a través de transferencias (TR).cuando los cambios en el ingreso han dado lugar a un volumen de ahorro igual al volumen predeterminado de inversión. cuando la economía está produciendo a plena capacidad. El gasto público y la tributación son los dos principales instrumentos de la política fiscal. para evitar las presiones inflacionarias el gobierno puede contrarrestar el exceso de demanda sobre la plena capacidad. a través de sus gastos (G) y de los impuestos (T) que recauda del sector privado. Con estos instrumentos el gobierno administra la demanda agregada. el modelo keynesiano analizado anteriormente adopta un sentido más realista. EL SECTOR GOBIERNO Y LA DETERMINACIÓN DEL INGRESO Al incorporar el gobierno a la economía. Por ejemplo. El gobierno influye en la determinación de la demanda y. del nivel de actividad económica. es decir. Gráfico 1. Pero puede disminuirla directamente al extraer fondos del sector privado a través de impuestos (T). el sobre-calentamiento de la economía. utilizando los impuestos.8 C+I C ∆ ex-ante ∆ ex-post Y0 Y1 Y2 Y3 Y* Y 7. Por el 28 . por lo tanto.

Aunque actúan para reducir la magnitud de las fluctuaciones cíclicas del producto.contrario. es decir. Sin embargo. es probable que tengan que pagar impuestos al gobierno. la política fiscal debe combinar incrementos de los impuestos con reducciones del gasto. el gobierno puede elevar su gasto para contrarrestar los efectos de la fase de recesión del ciclo económico. Por el momento 29 . Por el contrario. deben combinarse aumentos del gasto con reducciones de impuestos. supondremos que los impuestos son autónomos (T0). En la fase ascendente del ciclo. Este tipo de políticas se les llamo de fine-tunning o políticas anticíclicas porque permiten suavizar los efectos de los ciclos económicos. La condición de equilibrio es la misma que para la economía sin gobierno: ausencia de cambios no planeados en los inventarios. Estas no destinan todo su ingreso a la compra de bienes y servicios. En otras palabras. para evitar la disminución de la producción y del empleo. una modificación en la presentación de la función consumo. constituyen inyecciones al flujo circular del ingreso al igual que las inversiones. Es decir. existen cambios automáticos en los impuestos y gastos que reducen las fluctuaciones en el ingreso y el empleo sin ninguna acción discrecional por parte del gobierno. Entre los principales se encuentran el impuesto a la renta y las transferencias de ingresos. sino a este ingreso menos la tributación. Estos gastos. Es necesario. son exógenos. al igual que las transferencias. Un gobierno que modifica las tasas de impuestos y los gastos con el fin de estabilizar la economía pone en práctica lo que se denomina política fiscal discrecional. los impuestos constituyen una filtración del flujo circular del ingreso al igual que el ahorro de las familias. mientras que en la fase descendente. el gasto total planeado (C+I+G) debe ser igual al nivel de producción. A estos cambios automáticos se denomina estabilizadores automáticos. Supongamos que los gastos del gobierno (G) no son afectados por el nivel de renta. se define como Yd = Y – T. Veamos como opera el modelo keynesiano con gobierno. La existencia de estos estabilizadores hace que las fluctuaciones del producto sean menores de lo que serían en su ausencia. sin embargo. estos estabilizadores no pueden prevenir los ciclos pues operan sólo si se produce un cambio en el producto. porque además de su deseo de ahorrar. el ingreso disponible. Ahora el ingreso disponible ya no es idéntico al ingreso nacional.

C. puede observarse que la función de demanda agregada se obtiene sumando verticalmente las funciones de consumo.9.9.Partiendo de la condición de equilibrio Y = C+I +G Y = C 0 + c(Y − T0 ) + G0 + I 0 1 Y* = (C 0 + I 0 + G0 − cT0 ) 1− c Nuevamente. En este caso las inyecciones totales estas constituidas por la inversión y el gasto de gobierno. en el gráfico 1. S+T=G+I 30 . Gráfico 1. I.G E C0 + I0 + G0 DA = C+I + G C = C0 + c(Y -T) I0 + G0 Y Y* El equilibrio del ingreso también puede determinarse a partir de la igualdad entre inyecciones y filtraciones. Puede verse también cómo los impuestos influyen sobre la demanda agregada reduciendo el gasto en consumo a través de su efecto sobre el ingreso disponible. mientras que las filtraciones totales son al ahorro y los impuestos. El nivel de equilibrio de la producción es Y*. inversión y gasto de gobierno.

si C0 se eleva. Esta es una recta con una pendiente igual a la propensión marginal a ahorrar y un intercepto igual a –C0 + cT0. conduciendo a un nivel de ingreso de equilibrio más alto. Por ejemplo. es decir. Gráfico 1. Por otro lado.10. la propensión marginal a consumir c.Como la función de ahorro que corresponde a esta economía es igual a: S =Y d −C S = Y − T0 − C 0 − c(Y − T0 ) S = −C 0 − (1 − c )T0 + (1 − c )Y Entonces S + T = -C0 + cT0 + (1-c)Y. presenta el equilibrio del ingreso según este modelo que sigue siendo de precios fijos. I+G S+T I+G Y* Y 31 . dado que los gastos y la inversión son autónomos. sino también por la magnitud de las variables autónomas. entonces la recta C+I+G se desplazará hacia arriba paralelamente a su posición inicial. El gráfico 1.10. G+I es una línea recta horizontal al eje de las abscisas. S+T. El nivel de equilibrio está determinado no sólo por la pendiente de la función de consumo.

supongamos que existe una relación lineal entre los impuestos y el nivel de ingreso. La tasa de impuestos al ingreso aparece aumentando el denominador del multiplicador. En este caso la función consumo adopta la forma siguiente: C = C0 + c(Y – T) C = C0 – cT0 + c(1-t)Y Los impuestos reducen tanto el consumo autónomo como el consumo inducido por el ingreso. tomamos el diferencial total a la condición de equilibrio. Nuevamente. Dados que I=I0 . el ingreso de equilibrio se obtiene a partir de la condición de equilibrio Y = C+ I +G. En primer lugar. dY = cdY − ctdY − cYdt cY dY = − dt 1 − c(1 − t ) 32 .Este modelo puede ampliarse introduciendo la tributación inducida y las transferencias autónomas. G=G0 y C=C0 + cYd Y = C0 + c(Y − T0 − tY ) + I0 + G 0 Y= 1 c [Io + G 0 + Co ] − [To ] 1 − c(1 − t ) 1 − c(1 − t ) El lector observará que la introducción de la tributación inducida ha originado una reducción del multiplicador de los gastos autónomos. T = T0 + tY 0<t<1 donde T0 es el monto de tributación autónoma y t es la tasa impositiva. ¿Cuál será el efecto sobre el ingreso de una variación de la tasa impositiva?. para obtener el correspondiente multiplicador. Manteniendo constantes las variables autónomas.

Una disminución de la tasa impositiva (∆t < 0) implicará un incremento de la renta. Por último. Por esta razón el multiplicador es el mismo pero con signo opuesto. tienen el mismo efecto que una caída de los impuestos autónomos. supongamos que el gobierno no solo gasta en bienes y servicios. sino también en transferencias de ingreso a las familias (TR). Si aumentan. TEOREMA DEL PRESUPUESTO EQUILIBRADO El ingreso de equilibrio en el modelo keynesiano con impuestos autónomos es igual a: Y = C0 I G cT − + 0 + 0 1− c 1− c 1− c 1− c 33 . estimulan la demanda. Lo que originará una expansión de la renta de equilibrio a través de un incremento en el consumo. Estas transferencias aumentan la renta disponible y.Este resultado indica que el cambio en el ingreso es de signo contrario al cambio en la tasa de impuestos. el nivel de equilibrio del ingreso es igual a: Y = C0 + c(Y − T0 − tY + TR ) + I0 + G 0 Y= 1 c [Io + cTR + G 0 + Co ] − [To ] 1 − c(1 − t ) 1 − c(1 − t ) Un cambio en las transferencias produce una modificación del ingreso de equilibrio igual a: ∆Y = c ∆TR 1 − c(1 − t ) 8. Las transferencias pueden considerarse como impuestos autónomos negativos sobre el ingreso. Con la introducción de las transferencias. por tanto.

igual a: Y= 1 (C 0 + I0 + G 0 − cT0 ) 1 − c + ct Esta ecuación revela que el aumento del gasto público tiene un efecto expansivo menor que en el anterior. Dado este objetivo. debido a que el aumento en el ingreso originado por el aumento del gasto. pero manteniendo su presupuesto equilibrado. el ingreso de equilibrio resulta. ∆G=∆Y.En esta ecuación puede verse claramente que el efecto expansivo de un aumento del gasto público (∆G) es mayor que el de una reducción de los impuestos autónomos (∇T). De acuerdo con este teorema. como se sabe. Si el gobierno desea incrementar su nivel de gasto. El aumento del gasto se usa inmediatamente en la compra de bienes y servicios. diferenciando la ecuación anterior se obtiene: ∆Y = − c∆T ∆G 0 + 1− c 1− c De donde se deduce que el multiplicador del presupuesto equilibrado es la unidad. ∆G=∆T. debe incrementar sus ingresos en la misma proporción en que aumenta su gasto. puesto que ∆G=∆T. es decir. lo que es lo mismo. 34 . un presupuesto cuantioso y equilibrado tiene un efecto más expansivo que un presupuesto pequeño y equilibrado. incrementa los impuestos. En el caso de una función de impuestos de la forma T=T0 +tY. pero una reducción de los impuestos no tiene necesariamente el mismo destino. Es decir: ∆Y 1 − c = =1 ∆G 1 − c o.

Cuando sus gastos superan a sus ingresos. El superávit o déficit observado en un período es también resultado del nivel corriente de la actividad económica. con una tasa impositiva de 100%. Este 35 . mientras que si sucede lo contrario. Esto ocurriría sólo con t igual a 1. se tiene que: ∆T = t∆G 0 1 − c + ct La fracción (t/(1-c+ct)) que multiplica al incremento del gasto tendría que tomar el valor de 1 para que ∆G=∆T. es decir. la autofinanciación completa es imposible. 9. Es necesario entonces introducir el concepto de superávit de pleno empleo. lo que es absurdo. ENDOGENEIDAD DEL PRESUPUESTO Y MEDICIÓN DEL DÉFICIT FISCAL El gobierno recibe ingresos provenientes de los impuestos y realiza gastos en bienes y servicios. un déficit fiscal puede ser resultado de un bajo nivel de actividad más que de una política fiscal expansiva. De la función de impuestos.Cuando los impuestos tienen una parte inducida. medido. el gobierno incurre en déficit fiscal. En realidad no. el gobierno obtiene un superávit fiscal. Por ejemplo. se obtiene que el ingreso es igual a: Y = (T-T0) / t Reemplazando en la ecuación del ingreso de equilibrio: T − T0 = t (G0 + I 0 + C 0 − cT0 ) 1 − c + ct Diferenciando totalmente esta ecuación. bajo el supuesto de ∆I 0 = ∆C 0 = ∆T0 =0. ¿Son los superávits o déficits corrientes un resultado exacto de las políticas fiscales?. como su nombre lo indica cuando la economía se encuentra en su nivel de pleno empleo.

por lo general el nivel de pleno empleo y no el nivel de ingreso corriente. Vemos que la política fiscal expansiva genera finalmente un superávit.T T=t1Y G2 G1 Y1 Y2 Y3 Y* Y En un modelo con impuestos endógenos. Ciertamente.11. la política expansiva no sería eficaz. Para resolver este problema. aunque útil. Este aumento eleva el nivel de ingreso a y2. En consecuencia.11. el balance presupuestal está endógenamente determinado. Tenemos un resultado de corto plazo Y2 y un resultado de largo plazo Y3. supongamos que se adopta una política fiscal expansiva con un aumento del gasto de G1 a G2. permite separar los cambios discrecionales de los cambios inducidos. por tanto. El problema de corto y largo plazo subsiste porque no tomamos un ingreso de referencia para medir el balance presupuestal. Gráfico 1. y gastos exógenos. Un 36 .superávit tiene la ventaja de ser independiente del nivel de actividad económica corriente y. pues un incremento del gasto público llevaría a una disminución del superávit presupuestal de pleno empleo. se suele tomar un ingreso predeterminado como referencia. no toma en cuenta los distintos efectos que tienen los impuestos y el gasto sobre el producto. Partiendo de y1 con un equilibrio fiscal (G . Veamos el gráfico 1. dado que los impuestos aumentan de forma endógena. Si el ingreso de pleno empleo (Y*) es el referencial.T = 0). Según Stevenson (1988) el superávit de pleno empleo es un concepto que. G. Supongamos ahora que el aumento del gasto del Estado estimula el gasto privado. pues G < T. el déficit (superávit) presupuestal depende negativamente (positivamente) del ingreso. porque tienen una parte inducida que depende del ingreso. Esto eleva aún más el ingreso hasta el nivel de Y3. la magnitud del déficit es menor que el incremento inicial del gasto. pero produce un desequilibrio fiscal.

incremento del superávit fiscal vía el aumento de impuestos es menos recesivo que un incremento en el superávit fiscal de igual magnitud debido a una reducción en el gasto público. Se ha sugerido entonces que el superávit de pleno empleo sea “ponderado” para tomar en cuenta estas diferencias. Por otro lado, usar el concepto de superávit de pleno empleo en vez del superávit fiscal puede llevar a diferentes conclusiones sobre la situación presupuestal del gobierno. Por ejemplo, supongamos que la función de impuestos se vuelve más progresiva, de forma tal que la curva de impuestos tiene mayor pendiente y rota sobre el nivel de ingreso corriente (véase gráfico 1.12). En este caso, el déficit fiscal al nivel de ingreso corriente permanece inalterado, mientras que se produce un incremento en el superávit de pleno empleo.

Gráfico 1.12
G

t2 t1

y1

y*

y

37

10.

EL SECTOR EXTERNO Y LA DETERMINACIÓN DEL NIVEL DE ACTIVIDAD
En esta sección se levanta el supuesto implícito de una economía cerrada con gobierno, para

analizar los efectos del comercio internacional en la determinación del ingreso, incorporando las exportaciones y las importaciones al modelo keynesiano simple. Seguiremos asumiendo que los precios están fijos y que la inversión es exógena.

Las importaciones dependen directamente del nivel del ingreso o del producto. Cuando la producción aumenta, el empleo de los factores aumenta y quizá algunos de éstos sean importados. Además los ingresos generados por la producción pueden gastarse parcialmente en bienes de consumo y bienes de capital importados. Esta relación positiva entre el nivel de renta nacional y la las importaciones es conocida como función de importación. Podemos representarla a través de una función lineal de la siguiente manera:

M = M0 + mY donde m es la propensión marginal a importar y M0 son las importaciones autónomas. La propensión marginal a importar muestra cómo la demanda de importaciones del país cambia en relación con los cambios en el ingreso. Otro concepto importante es el de la propensión media a importar, que mide la proporción entre la demanda total de importaciones y la renta total para un nivel determinado de renta.

Las diferencias entre las propensiones a importar de los países nacen de las diferencias estructurales de sus economías. Por ejemplo, un país con sectores agrícolas y mineros grandes puede ser bastante autosuficiente en materias primas y alimentos y tener una propensión media a importar pequeña. Pero podría tener una propensión marginal a importar alta, si a niveles elevados de producción e ingresos, se demanda mayores importaciones de bienes de capital y de otros bienes manufacturados.

Respecto a las exportaciones puede suponerse que el nivel de ingreso del resto del mundo es uno de sus principales determinantes. Este tipo de relación se puede incorporar en el modelo

38

keynesiano simple. Sin embargo, en esta sección ignoraremos la influencia del ingreso externo sobre las exportaciones y supondremos que éstas son exógenas, es decir, X=X0. Ilustremos gráficamente ambas funciones. El nivel de exportaciones autónomas viene representado por una línea recta, mientras que la función de importaciones tiene como intercepto el monto de importaciones autónomas y su pendiente es igual a la propensión marginal a importar. Gráfico 1.13

M,X
M = M0 + mY

X0

Y Y0

Para el nivel de ingreso Y0, el nivel de exportaciones autónomas iguala al nivel de importaciones, por lo tanto, la balanza comercial, definida como las exportaciones netas (X – M), es igual a cero. Cuando el ingreso es mayor al nivel Y0, el nivel de imporatciones es mayor que el de las exportaciones. En este caso existe un déficit comercial. Por el contrario, cuando el ingreso es menor a Y0, existe un superávit comercial.

Con la incoporación del sector externo, nuestro modelo keynesiano se transforma en un modelo de economía abierta. En este caso, las filtraciones del ingreso vienen dadas no sólo por los impuestos sino también por las importaciones. La condición de equilibrio de esta economía viene dada por

Y = C + I + G +X – M

39

Considerando que C = C0 + cYd , T = T0 + tY, I = I0 , G = G0, X= X0 y M = M0 + mY , derivamos el ingreso de equilibrio

Y=

1 (C - cT0 + G 0 + I0 + X 0 − M0 ) 1 − c(1 − t ) + m 0

Según esta ecuación el multiplicador de los componentes autónomos de la demanda agregada es igual a:

1 1 − c(1 − t ) + m La magnitud de este multiplicador es menor que la del multiplicador de economía cerrada, debido a la presencia, en el denominador, de la propensión marginal a importar.

La demanda agregada que aparece en el gráfico 1.14., viene dada por:

DA = C + I + G + X – M DA = C0 + c(1-t) Y + G0 + X0 – M0 – mY DA = C0 + G0 + X0 – M0 + [c(1-t) – m]Y Comparando con la DA de la economía cerrada, se observa que la diferencia en el intercepto viene dada por la presencia de las exportaciones netas, y en la pendiente por la presencia de la propensión marginal a importar. El nivel de ingreso de equilibrio corresponde al punto de intersección de la demanda agregada con la línea de 45 grados.

Un aumento de las exportaciones autónomas traslada la función de demanda agregada hacia arriba en forma paralela. El resultado es un mayor nivel de ingreso de equilibrio. La magnitud del incremento del ingreso puede estimarse directamente haciendo uso del multiplicador de las exportaciones:

dY 1 = dX 1 − c(1 − t ) + m

40

41 .Gráfico 1. En consecuencia la nueva condición de equilibrio esta dada por: S+T+M=I+G+X El lector puede a partir de esta igualdad. DA DA=C+I+G+X1-M DA=C+I+G+X0-M Y Y*0 Y*1 El otro método para determinar el ingreso de equilibrio es el basado en la igualdad de las inyecciones con las filtraciones del ingreso. incorporando las funciones de comportamiento analizadas. mientras que las importaciones constituyen una filtración. En una economía abierta. encontrar el multiplicador de los componentes autónomos de la demanda. En el siguiente gráfico se presentan los efectos de un aumento de las exportaciones autónomas.14. las exportaciones constituyen una nueva inyección al ingreso.

las exportaciones de A son iguales a las importaciones de B. I+G+X S+T+M I+G+X1 I+G+X0 Y0 Y1 Y 11. estas igualdades pueden expresarse como: ∆XA=mB∆YB ∆XB=mA∆YA 42 . En términos de variaciones. los cambios en el ingreso pueden inducir variaciones en las exportaciones dependiendo de la magnitud de los multiplicadores y de la propensión marginal a importar de los países A y B.Gráfico 1. estamos suponiendo que A y B son dos países que comercian mutuamente. o lo que es lo mismo. En otras palabras. por lo tanto.15 S+T+M. Ciertamente. y la variación en el ingreso de este país (B) altera su demanda de importaciones (o las exportaciones) del país A. las importaciones de A son iguales a las exportaciones de B. produce un proceso multiplicador en el exterior. país B. digamos A. EL MULTIPLICADOR DEL COMERCIO EXTERIOR La filtración a través de la propensión marginal a importar del país.

es decir.mA∆YA ∆YA = [1/(1-cA+mA .mBmA/(sB+mB))] ∆IA ∆YA = [1/(sA+mA . el resultado es diferente.mBmA/(sB+mB) produce un efecto más amplio en el multiplicador.mA∆YA ∆YB = cB∆YB + ∆XB – mB∆YB ∆YB = mA∆YA /(1-cB+mB) = mA∆YA /(sB+mB) Reemplazando esta última ecuación en la ecuación de variación del ingreso del país A. ∆IB = 0. Por lo 43 . Este cambio es equivalente al cambio en las importaciones de B. En efecto. Y el ingreso y X las exportaciones.donde m representa la propensión marginal a importar.mBmA/(sB+mB))] Como puede verse el término . Este multiplicador es el mismo para un cambio en el gasto público. supongamos que ∆X A es un cambio autónomo en las exportaciones de A.mBmA/(sB+mB))] ∆IA El multiplicador del comercio exterior es igual a: ∆YA/∆IA = [1/(sA+mA . el efecto en el ingreso de A se obtiene del modo siguiente: ∆YA = cA∆YA +∆IA + ∆XA . pero para un cambio autónomo en las exportaciones.mA∆YA ∆YB = cB∆YB +∆IB + ∆XB – mB∆YB Si en el país A se produce un cambio autónomo en la demanda equivalente a ∆IA y en el país B la inversión autónoma se mantiene constante. Las variaciones del ingreso en ambos países. se tiene: ∆YA = cA∆YA +∆IA + mBmA∆YA /(sB+mB) . Representa la retroalimentación de la demanda procedente de otros países determinada por el aumento de la inversión en el país A. están dadas por: ∆YA = cA∆YA +∆IA + ∆XA .

además. La oferta agregada neoclásica Este enfoque supone flexibilidad de precios y salarios nominales.∆X A ∆YB = [mA∆YA /(1-cB+mB)] – [1/(1-cB+mB)] ∆X A Reemplazando en la ecuación de variación del ingreso del país A y resolviendo: ∆YA / ∆X A = [1-(mB/(sB+ mB))]/[ sA+ mA – (mA mB/(sB + mB)] Como mB/(sB+ mB) que aparece en el numerador tiene signo negativo. las diferencias entre los dos grandes enfoques sobre la oferta agregada: el caso clásico y el caso keynesiano. 44 . es decir. por lo tanto. aumenta en la misma proporción que los precios. levantando dicho supuesto. En esta sección. examinaremos la derivación de la curva de oferta agregada de la economía. Mostraremos. Como el salario nominal es perfectamente flexible al igual que los precios. Se sostiene que la economía tiende al pleno empleo de la mano de obra. ante el exceso de demanda de trabajo. LAS CURVAS DE OFERTA AGREGADA NEOCLÁSICA Y KEYNESIANA El análisis precedente supone precios fijos y.tanto. las variaciones del ingreso. serán: ∆YA = cA∆YA + mB∆YB . El salario real se ajusta para mantener el equilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado de trabajo.mA∆YA + ∆X A ∆YB = cB∆YB + mA∆YA – mB∆YB . por tanto. un desequilibrio en el mercado laboral. la curva que relaciona la oferta de producción y el nivel de precios. bajo el supuesto de ausencia de cambios en la inversión autónoma de ambos países. 12. Para este enfoque el aumento en el nivel de precios genera inmediatamente una caída del salario real provocando con ello un aumento de la demanda de trabajo y. reduce el valor del multiplicador. una curva de oferta agregada horizontal. en el sentido que las empresas contratan la cantidad de trabajo que los trabajadores están dispuestos a ofrecer al salario real de mercado.

45 .17). el producto marginal del trabajo se incrementa. El salario real de equilibrio no se altera y. El nuevo equilibrio en el mercado de trabajo se logra en el punto B con un mayor nivel de empleo y salario real. lo que se expresa como un desplazamiento a la derecha de la curva de demanda de trabajo. el producto de equilibrio es ahora Y*1.K) Y Y OA Y* L* L P Si el salario real corresponde al equilibrio en el mercado de trabajo y si no hay obstáculos para que este equilibrio se restaure ante alguna perturbación. la función de producción se desplaza hacia arriba (véase Gráfico 1. Gráfico 1. entonces. La curva de oferta agregada se traslada. (W/P) (W/P)f Ld Ls L* L Y(L. la curva de oferta agregada será una línea vertical al eje de la producción tal como se muestra en el gráfico 1.restableciendo de este modo el equilibrio en el mercado laboral. El nivel de producción depende sólo de lo que ocurre en las condiciones de oferta y demanda en el mercado de trabajo. con él.16. la misma. es decir. entonces. la oferta agregada será.16. En consecuencia. el nivel de empleo así como el del producto que le corresponde. el nivel de producto permanecerá constante. Para distintos niveles de precios. dada la función de producción. a la derecha. Para cualquier nivel dado de mano de obra. Por ejemplo. si la economía experimenta una mejora tecnológica.

El salario real varía inversamente con el nivel de precios. por tanto. El nivel de empleo se determina en la intersección de la curva de demanda de trabajo con la curva de oferta. De aquí se deduce que la curva de oferta agregada keynesiana tiene pendiente positiva pues a medida que sube el nivel de precios. el producto aumenta. La rigidez puede deberse a la presencia de sindicatos que se oponen a la disminución de sus salarios monetarios o la existencia de contratos en el mercado laboral que fijan el salario nominal por períodos largos.Gráfico 1. Cuando los precios suben de P0 a P1. Ahora bien. La distancia entre L1 y L* mide el desempleo involuntario. Sea W el salario nominal y P0 el nivel de precios corriente en el gráfico 1. L1. el cual está asociado a un salario real tal que la 46 . Esta ausencia de flexibilidad impide que la economía tienda automáticamente al pleno empleo como ocurre en el caso neoclásico.17 (W/P) Ls (W/P)1 (W/P)0 A Ld L*0 Y Y*1 Y*0 Y(T1 ) Y(T0 ) OA0 L*1 Ld ‘ L Y OA1 B L*0 L*1 L P La oferta agregada keynesiana De acuerdo con este enfoque. Al salario nominal W los trabajadores ofrecerán algún nivel de trabajo entre cero y L*. el mercado de trabajo no se ajusta instantáneamente debido a la rigidez de los salarios nominales.18. el salario real cae. A partir de este punto. el nivel del producto y del empleo. supongamos que el nivel de precios sube a P2 . la oferta de trabajo vuelve a retomar su pendiente positiva. siendo entonces la curva de oferta de trabajo completamente elástica hasta el nivel de pleno empleo. aumenta la cantidad demandada de trabajo y.

Gráfico 1.cantidad demandada de trabajo sea L*. la curva de oferta agregada se desplaza a la derecha. Ambos tipos de curvas de oferta agregada pueden se representados en un solo gráfico.g′(L) > 0 47 . el nivel de empleo y el producto. Por lo tanto.K) OA Y0 L1 L2 L* L P0 P1 P2 P Los efectos de una mejora tecnológica son análogos al caso neoclásico. f ′(L) < 0 W = Pg ( L) . Supongamos que los salarios monetarios son rígidos en w . A partir del nivel de pleno empleo. la curva de oferta agregada deja de tener pendiente positiva y se vuelve completamente inelástica a los precios. Aumenta la demanda de trabajo.K) Y Y* Y1 Y(L.18 Ls0 Ls1 (W / P0 ) (W / P ) 1 (W / P2 ) W/P Ls2 Ld Y L1 L2 L* Y(L. que los trabajadores no adolecen de ilusión monetaria y que las funciones de demanda y oferta de trabajo son respectivamente: W = Pf ( L) .

6 Los trabajadores que no adolecen de ilusión monetaria. consideran el salario real como determinante de su oferta de trabajo. La curva de oferta. que la curva de demanda se desplace a la derecha. la nueva intersección de las curvas de oferta y demanda E1 corresponde a los mismos niveles de producto. Esto significa que saben que un cambio proporcional en salarios nominales y en precios no lo deja ni mejor ni peor que en la situación inicial.19 w P1g(L) P0 g(L) w1 E1 E2 E0 P2 g(L) P1 f(L) P0 f(L) E3 P2 f(L) L2 Lf L w Ante un incremento de precios de P0 a P1 (P1 > P0 ). Yf) y (P1 .Gráfico 1. por su parte. 48 . 6 En efecto. Estos puntos son parte del tramo inelástico de la oferta agregada que corresponde al caso neoclásico. los salarios suben. Lf. exigen que sus salarios monetarios suban (a w1) en la misma proporción que los precios. Los trabajadores. Pero. Yf. como no adolecen de ilusión monetaria. Este aumento de precios hace. se desplaza a la derecha. La economía no se desvía de su nivel de pleno empleo.20. Este resultado se debe a que los salarios reales no se alteran. como no hay rigidez al alza. Las empresas demandan más trabajo. y empleo.Yf) pertenecen a la misma función de oferta agregada que se presenta en el gráfico 1. por lo P0 P1 P0 P1 tanto. el salario real disminuye de w w w w a ( > ) . En consecuencia (P0.

lo que es lo mismo. la curva de oferta agregada es horizontal. Si los precios en lugar de aumentar disminuyen de P0 a P2 . los efectos sobre las funciones de demanda y oferta de trabajo son contrarios a los analizados anteriormente. la demanda de trabajo será ilimitada. Con L2 se produce Y2 que es menor que el producto de pleno empleo Yf . si (w/P)<a. las firmas no demandarán trabajo si el salario real (W/P) es mayor que la productividad marginal del trabajo (a). 49 .20 P P1 P0 P2 E2 E1 E0 Y2 Yf Y Oferta agregada horizontal o caso keynesiano extremo Cuando el producto marginal del trabajo es constante. la demanda de trabajo P2 P0 disminuye. Este es el caso keynesiano extremo que ilustra claramente que la producción se determina estrictamente por las condiciones de demanda agregada. Y2 ) pertenece a la función de oferta agregada en su tramo con pendiente positiva que corresponde al caso keynesiano. El exceso de oferta presiona a la baja del salario nominal. Si la función es igual Ys=aL. pero como hay rigidez a la baja.La variación de los precios no produce efectos simétricos. En consecuencia. Como w w > . el equilibrio de mercado se produce en E2. (P2 <P0 ). la curva de oferta agregada será una horizontal al nivel de precios P=(W/a). cuando la función de producción tiene rendimientos constantes a escala. Gráfico 1. o. y no en E3. De la igualdad (W/P)=a se deduce que si el nivel de salarios monetarios es fijo. mientras que la oferta aumenta. que corresponde al nivel de empleo L2 . el punto (P2 . es decir. En el caso contrario.

EQUILIBRIO ENTRE LA OFERTA-DEMANDA AGREGADAS Los niveles de producción y precios de equilibrio están determinados por la interacción de la oferta y la demanda agregadas. Por tanto. la curva de demanda agregada tiene pendiente negativa. Gráfico 1. como ya lo graficamos anteriormente. menores son las cantidades demandadas. 50 . los efectos de variaciones de la demanda serán diferentes según sea la forma de la curva de oferta agregada.21 P OA DA Y 13. consecuentemente.Gráfico 1. basta con superponer en un mismo plano ambas curvas. Como la curva de oferta agregada puede ser vertical (caso neoclásico). La curva de demanda agregada es una relación inversa entre cantidades de bienes y servicios demandados y los niveles de precios.22 P DA Y Para representar el equilibrio entre oferta y demanda. Cuanto mayores son los niveles de precios. sus cantidades demandadas de bienes y servicios. disminuye su capacidad adquisitiva y. es decir. se reduce el valor real de los ingresos nominales de los individuos. Cuando se elevan los precios. horizontal (caso keynesiano extremo) o tener pendiente positiva (caso keynesiano).

únicamente los cambios en las condiciones de producción y. dado el supuesto de flexibilidad. dando lugar a un aumento de la demanda de trabajo y. del producto. por tanto. dejando invariable el salario real y.23 P Y P1 P0 DA DA’ Y* Y En el caso keynesiano ocurre todo lo contrario. El nivel de precios no crece tanto como en el caso noeclásico pero los cambios en la demanda si tienen efectos sobre la producción. Gráfico 1. los salarios nominales aumentan en la misma proporción que los precios. consecuentemente. los niveles de empleo y de producción. por tanto. 51 . El aumento de la demanda agregada eleva los precios y. el salario real cae. como el salario nominal es rígido. Las variaciones en la demanda producen sólo cambios en precios y no en el nivel de producción. de la oferta agregada alteran el producto y el nivel de precios de equilibrio. Un exceso de demanda eleva el nivel de precios y.En el caso neoclásico.

OFERTA Y DEMANDA AGREGADAS EN EL CORTO Y LARGO PLAZOS El supuesto de salarios nominales fijos no es riguroso. restaurándose el nivel de empleo y producción inicial. los salarios nominales continuarán aumentando hasta el punto en que el producto retorne a Y*. la curva de oferta agregada se desplaza hacia la izquierda.25 P OA DA’ DA Y0 Y1 Y 14. en realidad. Supongamos que encontrándose la economía en su nivel de pleno empleo (E0). se restaura el nivel de pleno empleo. Mientras el producto se encuentre por encima del nivel de pleno empleo. el desplazamiento de la curva de demanda agregada hacia la derecha aumenta el nivel de producción. 52 . como con el tiempo los salarios nominales tienden a aumentar. la demanda agregada aumenta debido a la adopción de una política fiscal expansiva. Gráfico 1. pues. pero deja inalterado el nivel de precios.24 P OA DA1 DA0 Y En el caso keynesiano extremo. cuando el ajuste se completa. Pero. E1 es el punto de equilibrio de corto plazo. los salarios no están fijos sino que se ajustan lentamente ante cambios en la demanda agregada.Gráfico 1. El efecto inmediato es el incremento del producto hasta Y1 y del empleo. En el largo plazo.

26 P OALP E2 E0 E1 DA1 DA2 Y* Y1 Y OACP P1 P0 53 . Inicialmente. los precios aumentan relativamente poco. Mientras que para los keynesianos el ajuste es un proceso gradual. Esto sugiere que el debate entre keynesianos y neoclásicos se centra en la velocidad de ajuste de la economía hacia el equilibrio de pleno empleo. para los neoclásicos el ajuste al nivel de pleno empleo se produce de manera automática. Podemos concluir entonces que la economía tiene características keynesianas en el corto plazo y características clásicas en el largo plazo. A medida que pasa el tiempo. en el largo plazo la producción retorna a este nivel de pleno empleo y el efecto del shock de demanda se traduce exclusivamente en un aumento de precios. pero en el largo plazo sólo los precios se ven afectados. En el corto plazo. El producto tiende a disminuir. los desplazamientos de la demanda agregada afectan el producto y los precios. aumento de precios y producto constante.Mientras en el corto plazo se produce un desvío de la producción de su nivel de pleno empleo. Gráfico 1. lo que acentúa la elevación de los precios. es el que señala el caso neoclásico que analizamos anteriormente. los salarios nominales se incrementan en respuesta al aumento del producto. mientras que el producto aumenta en mayor proporción. hasta que el nivel de pleno empleo se reestablece. El efecto de largo plazo.

por lo tanto. 1971. el ingreso está determinado enteramente por las condiciones de la demanda agregada que. la diferencia es igual al ahorro cuyo monto debe coincidir con la inversión. o sólo con la equivalencia ingresogasto. C= cY Y. Braun (ed. en O. enriquece la teoría keynesiana de la demanda efectiva. México. la inversión genera su propio ahorro: determinado el ingreso y. Kalecki.7 Su modelo es el siguiente: Y = B+W C = ckB+cwW Y. 54 .15. Argentina 1973. La Teoría de la Dinámica Económica. el consumo. Kalecki. el sector productor de bienes de consumo y el sector productor de bienes de inversión. Véase también N. en este caso se resumen en la variable inversión. “Teorías Alternativas acerca de la Distribución”. Kaldor. APORTES DE KALECKI Y NELL SOBRE LA TEORÍA DE LA DEMANDA EFECTIVA El modelo keynesiano simple para una economía cerrada y sin gobierno se reduce al siguiente modelo sencillo que ilustra el principio de la demanda efectiva desarrollado por Keynes en su Teoría General. famoso economista polaco. Fondo de Cultura Económica. Vía el proceso del multiplicador. introduciendo la identidad del gasto con los ingresos de los trabajadores (W) y capitalistas (B). Keynes trabaja con dos sectores de la economía.C = S = I 7 función consumo condición de equilibrio Véase M.). Teoría del Capital y la Distribución. Editorial tiempo contemporáneo. M.C = S = I función consumo condición de equilibrio De donde se deduce que el producto o ingreso es igual a: Y= 1 I 1− c Dada la propensión marginal a consumir o la propensión marginal al ahorro.

“La Tasa de ganancia y la distribución del ingreso en relación en relación con la tasa de crecimiento económico”. Editorial tiempo contemporáneo. se obtiene que: B= 1 I 1 − ck Esta ecuación indica. Esto significa que los beneficios totales son iguales a los beneficios de los capitalistas más los beneficios de los trabajadores. Las otras variables son ya conocidas. como señala Kalecki. que los capitalistas ganan lo que gastan. ck es la propensión marginal a consumir de los capitalistas y cw la propensión marginal a consumir de los trabajadores. Reemplazando la función de consumo en la condición de equilibrio y asumiendo que los trabajadores no ahorran. deben también percibir beneficios. Según Pasinetti. es decir. Es decir: B = Bk+Bw La función consumo es igual a : C = ckBk + cw(Bw+W) 8 Véase L. que la inversión genera sus propios beneficios. Teoría del Capital y la Distribución.). Si se supone que ck=cw=c. sus ingresos deben ser mayores que sus salarios. Pasinetti. Argentina 1973.Donde B representa los beneficios capitalistas y W los salarios de los trabajadores. en O. 55 . no es necesario suponer que los trabajadores no ahorran para demostrar que la determinación de los beneficios por la inversión depende sólo de la propensión a ahorrar de los capitalistas. el modelo anterior se reduce al modelo keynesiano simple. El supuesto de que los trabajadores no ahorran. Braun (ed.8 Si los trabajadores ahorran. significa según Kalecki que los trabajadores gastan lo que ganan. por lo tanto.

skBw = I Basta suponer. Technology. New York. E. cuando el empleo aumenta. El aumento de la producción ocurre. Cuando aumenta la demanda. como lo hace Pasinetti. Nell. en Political Economy al the New School. Y. Todos estos supuestos son compatibles con una función de producción con rendimientos constantes a escala donde la productividad marginal del trabajo es constante.cw(Bw+W) = I Utilizando las definiciones anteriores y efectuando algunos artificios. sin elevar los precios. De. para obtener que: Sk Sw B= 1 I 1 − ck En todos los modelos anteriores se supone que los precios son fijos y que la oferta de producción se adapta a la demanda. Esta función puede representarse como sigue: Ys = aL Donde Ys es la oferta de producción agregada que depende directamente del empleo y a es el producto medio o marginal por trabajador. se tiene que: (1 . (b) Making Sense of a Changing Economy. Routledge. Markets and Morals. y. 56 . no se producen cambios en los salarios monetarios ni en los salarios reales. que Bk Bw = . 1980. aumenta la producción. es decir.9 La versión completa del modelo es como sigue: 9 Véase E. que la relación beneficios-ahorro de los capitalistas es igual a la de los trabajadores. ciertamente.De la condición de equilibrio se obtiene que: Y . junto con el incremento del empleo.ck)Bk + sw(Bw+W) . Los salarios nominales son fijos. New School for Social Research. (a) “The Simple Theory of Effective Demand”. Department of Economics.ckBk . Nell incorpora esta ecuación de la oferta agregada al modelo kaleckiano para ilustrar el principio de la demanda efectiva y el multiplicador.

efectuando el reemplazo correspondiente se encuentra la relación entre el producto y la inversión autónoma. También puede mostrarse que la inversión genera sus propios beneficios. una función consumo de la forma C=c(wL+B). Y = 1 I0 1− c Este es el mismo resultado obtenido en el modelo keynesiano simple. en este caso. es decir. es decir. el empleo. condición de equilibrio La masa de salarios es igual a la tasa de salario real (w) por el empleo (L). nos muestra el multiplicador de la inversión sobre el empleo y también sobre el ingreso o producto. 57 . En efecto. Los beneficios capitalistas por su parte se obtienen por diferencia entre el producto total y la masa salarial real: B = (a – w) L La solución del modelo. sustituyendo B=(a-w)L en la ecuación anterior.Ys = aL oferta agregada Y = B+W C = ckB+cwW Yd = C + I Ys = Yd ingreso (Beneficios y Salarios) función consumo demanda agregada con Inversión autónoma (I = I0). se obtiene la relación entre el empleo y la inversión autónoma: aL = c (wL + aL – wL) + I0 aL = caL + I0 L= 1 I0 a (1 − c ) Como L = Y/a. Efectuando los reemplazos en la condición de equilibrio. el producto y los beneficios de equilibrio resultan iguales a: London and New York. W=wL. Por simplicidad podemos suponer que cw = cK = c. 1996. entonces: B= ( a − w) I0 a (1 − c ) Si se levanta el supuesto de cw = cK = c y se introduce el supuesto de que los trabajadores no ahorran. como L=B/(a-w).

los beneficios aumentan al igual que el total de salarios.27). la curva de demanda agregada se traslada hacia arriba. Sólo hay que suponer que Bk Bw = . se introduce el concepto de beneficios percibidos por los trabajadores derivados de sus ahorros.L= 1 I0 (1 − c k )( a − w) a I0 (1 − c k )(a − w) 1 I0 (1 − c k ) Y= B= La ecuación de los beneficios es idéntica a la obtenida anteriormente. El nuevo equilibrio corresponde a niveles de empleo y producto más altos (véase Gráfico 1. La masa salarial aumenta conjuntamente con el empleo. pueden verse con la ayuda de un gráfico en el plano ingreso-empleo. Por otro lado. Al aumentar la inversión autónoma. Si se asumiera que los capitalistas ahorran todos sus beneficios. En el gráfico se observa que en el nuevo equilibrio. Los beneficios son iguales a la diferencia vertical entre la curva de oferta agregada y la recta de la masa salarial. Sk Sw Estos resultados del modelo bajo el supuesto de cw = cK = c. 58 . como sugiere Pasinetti. La recta de la masa salarial es (wL). el lector podrá comprobar que los mismos resultados se obtienen si. las ecuaciones serían idénticas a las obtenidas por Nell.

Gráfico 1. llegando a un nuevo equilibrio asociado a un mayor nivel de empleo. La propensión media a ahorrar es la misma para trabajadores y capitalistas. debido a que la propensión media a consumir es la misma para ambos.27 Y Ys = aL Yd= caL + I01 Y1 Y0 B1 B 0 Yd= caL + I00 wL L0 L1 L También puede ilustrarse la obtención del empleo de equilibrio con un gráfico en el plano ahorro inversión. La función de ahorro de la economía es igual a S = s(w L + B). Un aumento de la inversión traslada hacia arriba la recta de inversión. 59 . Con los reemplazos correspondientes esta función se reduce a: S = saL Que indica que el ahorro es una función directa del nivel de empleo.

29. Y d = caL + I 0 Demanda agregada De la ecuación de precios despejamos la productividad a = w / P y la reemplazamos en la ecuación de demanda. S. La demanda agregada se obtiene a partir de las siguientes ecuaciones: P=w/a Ecuación de precios donde P es el nivel de precios y w es la tasa de salarios monetarios.Gráfico 1. Y=c w L + I0 P y reemplazando L = Y/a Y=c w Y + I0 aP 60 .I S = saL I1 I0 L0 L1 L Este modelo también puede formularse en términos de oferta y demanda agregadas.

la función de demanda agregada es: w a P= I (1 − ) Y c Como puede verse. 61 . 29. La oferta agregada está representada por la ecuación de precios P= w / a. Por otro lado. P OA DA Y* Y Al modelo simple de Kalecki-Nell puede incorporarse el gobierno y el sector externo. es una curva horizontal. la función consumo debe ahora definirse en términos del ingreso disponible de capitalistas y trabajadores: C = c w w(1 − t w ) L + c k (1 − t b ) B donde tw y tb representan los impuestos a los salarios y beneficios respectivamente. Al incorporar el gobierno. con G=G0 al igual que I=I0. Por lo tanto. esto indica que la curva de demanda agregada tiene pendiente negativa. los precios y el producto están inversamente relacionados. Gráfico 1.En consecuencia. la demanda agregada se transforma en Yd=C+G+I.

Para simplificar la obtención del empleo. 62 . En el mismo gráfico puede representarse también la obtención de los beneficios de equilibrio. en forma similar a como se hizo anteriormente. Reemplazando esta función en la condición de equilibrio se obtienen:   1 L= ( I 0 + G 0 )  a − ca (1 − t )    1 Y = ( I 0 + G 0 ) 1 − c (1 − t )   a−w  B= ( I 0 + G0 )  a − ca (1 − t )  Si suponemos que los trabajadores no ahorran y que los capitalistas no gastan sus beneficios en consumo. ingreso y beneficios de equilibrio. supongamos que tw = tb =t y que cw = cK = c. la función consumo se reduce a C = w (1-tw)L. y las relaciones de equilibrio anteriores se transformarían en las siguientes:   1 L= ( I 0 + G0 )  a − w(1 − tw )      1 Y = ( I 0 + G0 ) w  1 − (1 − tw )  a     a−w B= ( I 0 + G0 ) a − w(1 − t w )   El siguiente gráfico muestra los efectos del aumento del gasto público en esta segunda versión del modelo de economía cerrada con gobierno. El aumento del gasto desplaza la curva de demanda agregada paralelamente hacia arriba. Estos supuestos implican una función consumo igual a C=c(1t)(wL+B)=c(1-t)aL. aumentando de este modo el empleo y el producto de equilibrio.

crucial en la teoría de la demanda efectiva. son los capitalistas los que mediante sus inversiones determinan el nivel del producto y del empleo. EL MULTIPLICADOR DEL EMPLEO Y LOS MODELOS DE DOS Y TRES SECTORES De acuerdo con la teoría de la demanda efectiva desarrollada por Keynes. entonces. 63 . dice Nell. se parte de la condición de equilibrio entre el ingreso agregado y el gasto agregado descompuesto en consumo e inversión. 1980. en Political Economy al the New School. inician este proceso de multiplicación con sus gastos o compras al sector productor de bienes de inversión. (a) “The Simple Theory of Effective Demand”. Nell. La presencia de este sector es. Kalecki enriquece esta teoría considerando explícitamente en el análisis del proceso del multiplicador los ingresos de capitalistas y trabajadores. del empleo y de los ingresos agregados.10 Los capitalistas. partiendo del modelo kaleckiano. incorpora la descomposición de la oferta agregada en dos sectores productivos(el de bienes de consumo y el de bienes de inversión) para mostrar que son los ingresos generados en el sector de bienes de inversión que al gastarse en bienes de consumo inician el proceso de multiplicación del producto. Department of Economics.30 Y Ys = aL Yd= w(1-tw)L+I0+G0’ Yd= w(1-tw)L+I0+G0 Y1 Y0 B1 B 0 wL L0 L1 L 16. New York. Para mostrar que la inversión genera su propio ahorro.Gráfico 1. Nell. New School for Social Research. 10 Véase E. Con sus gastos en inversión. los capitalistas generan sus propios beneficios.

Ambas funciones indican la presencia de productividades marginales del trabajo constantes (ac y aK). A partir de la condición de equilibrio entre la oferta agregada y demanda agregada se obtiene: Yc + Yk = C+I ac Lc = w L = w Lc + w Lk (ac – w) Lc = wLk Lc = ( w )L k ac − w 64 . la función consumo se reduce a C = w L. bajo el supuesto que los trabajadores no ahorran. Los salarios reales de los sectores de bienes de consumo y de capital son wc y wK. donde el salario real es w = w / Pc . La masa salarial total es W=wL.El modelo se resume en las siguientes ecuaciones: Yc = ac Lc Yk = ak Lk Ys = Yc + Yk C = wc LC + wK LK I = Yk Yd = C+I Y = B+W L = Lc + LK B = Bc + Bk W = Wc+Wk sector de bienes de consumo sector de bienes de inversión oferta agregada consumo inversión demanda agregada ingreso agregado empleo agregado beneficios totales salarios totales Las dos primeras ecuaciones son las funciones de producción de la industria de bienes de consumo y de bienes de capital. Las ecuaciones cuarta y quinta corresponden a los componentes de la demanda o del gasto. Pc es el precio de los bienes de consumo. Si se supone que los salarios reales son iguales en ambos sectores. es igual a la masa salarial de cada sector. respectivamente. El segundo componente del gasto agregado es la inversión que se supone equivalente a la producción de bienes de capital. La oferta agregada es la suma de la producción de los dos sectores. El consumo (C). respectivamente.

. es menor que uno.. es decir. Es mayor que la unidad siempre que la productividad marginal en el sector productor de bienes de consumo exceda al valor del salario real.. ac ∆ Lcn = (w/ac)n-1 (w/ak) ∆ Yk = (w/ac)n-1 w ∆ Lk Por lo tanto: ac ∆ Lc = [1+(w/ac)+(w/ac)2+(w/ac)3+... se tiene que: w )L K + L K ac − w ac L=( )L K ac − w L=( Este es el multiplicador del empleo..+(w/ac)n-1](w/ak) ∆ Yk = [1+(w/ac)+(w/ac)2+(w/ac)3+. lo que es lo mismo 65 .. reemplazando Lc en la definición de empleo total.... ac > w.....Puesto que el empleo total es L = Lc + Lk.....+(w/ac)n-1]w ∆ Lk Como el costo del trabajo por unidad de producto del sector de bienes de consumo. de la ecuación anterior se obtiene: a c ∆ Lc = w / ak ( ∆Y k ) 1 − w / ac wa c ( ∆Lk ) ac − w a c ∆ Lc = o...... Un cambio en la inversión ( ∆ I = ∆ Yk) da lugar a un cambio en el empleo del sector productor de bienes de inversión igual a (1/ak) ∆ I = ∆ Lk) produciendo el siguiente proceso multiplicador: ac ∆ Lc1 = (w/ak) ∆ Yk = w ∆ Lk ac ∆ Lc2 = (w/ac)(w/ak) ∆ Yk = (w/ac)w ∆ Lk ac ∆ Lc3 = (w/ac)2 (w/ak) ∆ Yk = (w/ac)2 w ∆ Lk ac ∆ Lc4 = (w/ac)3 (w/ak) ∆ Yk = (w/ac)3 w ∆ Lk .

Los efectos inducidos sobre el empleo y la demanda de consumo son cada vez más pequeños. La mayor demanda de bienes de consumo supone un aumento de la producción en esta industria. El aumento de la demanda de inversión lleva a un aumento en la producción de bienes de capital.∆C = w / ak ( ∆I ) 1 − w / ac w ( ∆ Lk ) ac − w ∆Lc = El multiplicador de la inversión está determinado por la magnitud del salario real y de los coeficientes de producción. y produce un efecto multiplicador sobre el sector de bienes de consumo. El nivel de empleo se incrementa en este sector. que a su vez. al igual que el multiplicador del empleo en el sector de bienes de inversión sobre el empleo total. Este nuevo incremento del empleo lleva a aumento de la demanda de bienes de consumo. El incremento del empleo total se obtiene sumando ∆Lk a ambos lados de la ecuación anterior: ∆Lk + ∆Lc = w ( ∆ Lk ) + ∆ Lk ac − w ∆L = ac ( ∆Lk ) ac − w 66 . eleva los niveles de empleo. pero sumados dan el multiplicador del empleo.

con lo que se llega a un nuevo equilibrio asociado a mayores niveles de empleo y producto en este sector. En el sector productor de bienes de consumo. Como puede verse en la ecuación que sigue. el equilibrio también ocurre cuando se iguala la demanda con la oferta de bienes de consumo. El multiplicador de la inversión sobre el empleo total se obtiene multiplicando y dividiendo el multiplicador del empleo por ck.31 se muestra como se alcanza el equilibrio en el sector productor de bienes de inversión. 67 . 31 YK YK = aK LK I’ I LK* Lk1 LK En el gráfico 1. este multiplicador depende de los coeficientes de producción de los dos sectores y del nivel del salario real: ∆L = 1 / ak ( ∆I ) 1 − w / ac Esta ecuación indica que existe una relación directa entre la inversión y el empleo total de la economía.Gráfico 1. una vez producido el aumento del empleo en dicho sector asociado al incremento de la demanda de inversión: el equilibrio se logra cuando la producción de bienes de capital se iguala a la demanda de inversión. El aumento del empleo en el sector de bienes de capital traslada la curva de consumo agregado hacia arriba.

32 Yc Yc = ac Lc C’ C Yc* Lc* Lc1 Lc Por último.Gráfico 1. se puede mostrar que en equilibrio. En efecto de: a c ∆ Lc = wa c ( ∆ Lk ) ac − w se obtiene que ∆Lc = w ( ∆ Lk ) ac − w Reemplazando esta ecuación en la identidad de los beneficios del sector de bienes de consumo y efectuando operaciones algebraicas sencillas. tenemos que: ∆Y c − w∆Lc = ∆Bc a c ∆Lc − w∆Lc = ∆Bc (a c − w) ∆Lc = ∆Bc w∆Lk = ∆Bc 68 . el incremento de salarios en el sector productor de bines de inversión debe ser igual al incremento de los beneficios en el sector productor de bienes de consumo.

El incremento de los beneficios en el sector productor de bienes de inversión es: a k ∆Lk − w∆Lk = ∆Bk y. utilizados sólo para producir bienes de capital. La sexta ecuación corresponde a la demanda de insumos que proviene de la industria de bienes de capital. entonces a k ∆Lk = ∆B = ∆B k + ∆B c . el producto marginal por trabajador (ai) también es constante. Yc = C y haciendo los reemplazos pertinentes. El modelo esta constituido por las siguientes ecuaciones: Yc = ac Lc Yk = ak Lk Yi = aiLi C = wL I = Yk Yi = h Yk L = Lc + Lk + Li Todas las ecuaciones son conocidas con excepción de las que corresponde al sector de insumos. Modelo de tres sectores El modelo de tres sectores es una extensión del modelo anterior. el empleo total de la economía es la adición del empleo de las tres industrias. A los sectores de bienes de consumo y de bienes de inversión se le adiciona el sector productor de insumos. Partiendo del equilibrio.Finalmente. como w∆Lk = ∆B c . 69 . el incremento de los beneficios totales son iguales a la suma del cambio en los beneficios obtenidos en ambos sectores. En este. Finalmente. se tienen que: ac Lc = w Lc + w LK + w Li El equilibrio entre la oferta y demanda de insumos es igual a: ai Li = hYK.

obtenemos: a c L c = wL c + wL K + w ( wha K   w + a  i LK Lc =   ac − w      ha K )L K ai Haciendo nuevamente reemplazos en la definición de empleo total. entonces: ai Li = h aK LK Li = ha k LK ai Reemplazando esta ecuación en la del equilibrio entre la oferta y la demanda de consumo.Como hYK= hakLk. además del sector productor de bienes de consumo. se obtiene la ecuación con el multiplicador del empleo: wha K   w + a ha K  i LK  L= +1+ ai   ac − w      ha  a c 1 + K  ai  LK L=  ac − w Como puede observarse. 17. es decir. este multiplicador es mayor que el hallado para el modelo de dos sectores. con un sector local productor de bienes de 70 . revelan claramente que la teoría keynesiana de la demanda efectiva y del multiplicador presupone que las economías cuentan. cuando h = 0. EL MULTIPLICADOR Y LA DETERMINACIÓN DEL AHORRO EN PAÍSES SUBDESARROLLADOS Los modelos desarrollados en las secciones anteriores.

los ingresos y consumos de los capitalistas y trabajadores. el aumento de la inversión no tiene un efecto multiplicador sobre el producto y el empleo. Desaparece de la condición de equilibrio. Kalecki desarrolla su teoría de la demanda efectiva incorporando al modelo de dos sectores (consumo e inversión). Lima 1988. Fondo de Cultura Económica. Jiménez. Este resultado puede ilustrarse mediante el modelo siguiente: M = Mk + Mnk I = Mk Y = C + I + G + X –M donde: Mk son bienes de capital importados. Mnk son bienes de consumo e intermedios importados.11 En este tipo de economías. Por otro lado. en el ahorro. Los aumentos de la inversión. los aumentos de la inversión no determinan los correspondientes ahorros internos. 71 . que nació y se expandió como parte de un proceso de sustitución de importaciones incapaz de desarrollar un sector productor de bienes de capital. si tienen un efecto negativo en la balanza comercial. Economía Peruana: Límites Internos y Externos al Crecimiento Económico. En economías como la peruana.Mnk Y = C + G + X – Mnk Supongamos ahora que Cc y Cw sean los consumos de los capitalistas y los trabajadores. entonces Cw = W. Véase M. el efecto ingreso o de generación de demanda efectiva se pierde o se “exporta” a los mercados de los países desarrollados. La presencia de estas dos clases obliga a descomponer el ingreso (Y) en salarios (W) y ganancias (B). Reemplazando las dos primeras ecuaciones en la condición de equilibrio.Mk . I = Mk significa que toda la inversión es importada. respectivamente. ni. Desaparece el multiplicador de la inversión en ausencia del sector productor de bienes de inversión. el otro. ceteris paribus. M.capital. bajo el supuesto de que los capitalistas consumen una fracción 11 12 Véase F. La Teoría de la Dinámica Económica. Kalecki. Fundación Friedrich Ebert. de donde se importan los correspondientes bienes de capital. es decir. a corto plazo. Del doble efecto que teóricamente tiene un aumento de la inversión.12 Si los trabajadores no ahorran. por lo tanto. se desarrolla internamente sólo el de la ampliación de la capacidad productiva. M es el total de importaciones. y. es decir. gastan todo su ingreso en consumo. se muestra que el aumento de la inversión no tiene efecto alguno en el ingreso. Y = C + Mk + G + X . con una industria no integrada.

se obtiene: Y = Cc + Cw + G +X – Mnk Y = ck(1-t)B + W + G +X –Mnk Como W = Y – B se deduce que B = ck (1-t) B + G + X . Cuando ésta aumenta. que todo el ingreso del gobierno (T) está constituido por impuestos aplicados a las ganancias capitalistas. Mientras las exportaciones dependen fundamentalmente de la demanda externa. entonces Cc = ck (B – T). pero se pierde su efecto multiplicador en el mercado doméstico. Π= B / Y . Este multiplicador es igual a: ∂Y ∂Y 1 = = ∂G ∂X [1 . se expande la capacidad productiva interna. La economía que carece del sector local productor de bienes de inversión sólo tiene multiplicador del gasto público (y de las exportaciones exógenas). es decir T = tB.c k (1 .Mnk Haciendo Π igual a la participación de las ganancias en el ingreso total.t)] Π + m No hay multiplicador de la inversión.Mnk [1-ck(1-t)]B = G + X . Mnk no se comporta autónomamente: el nivel de importaciones de bienes de consumo y bienes intermedios México.t)] Π + m La economía que carece de un sector local productor de bienes de capital. La inversión “exporta” su correspondiente ahorro al exterior.constante (ck) de sus ganancias netas de impuestos (T). 72 . Estamos suponiendo. es decir. “exporta” a los mercados externos la demanda efectiva asociada a la inversión. 1971. Asumiendo que las exportaciones son exógenas y reemplazando las relaciones anteriores en la identidad Y = C + G + X – Mnk. entonces: [1-ck(1-t)] Π+m] Y = G +X Y= 1 (G + X ) [1 . y Mnk=mY donde m es la propensión marginal a importar bienes de consumo e intermedios. además.c k (1 .

los capitalistas. el proceso de crecimiento se detiene en ausencia del déficit público. la inversión (excluidos los inventarios) ha sido considerada una variable exógena. el déficit público genera crónicos déficits en la balanza comercial. mientras los trabajadores gastan lo que ganan. sin generar capacidad. 73 . Cuando se estimula exógenamente la demanda interna. se puede también suponer que el gasto de inversión depende del ingreso o de sus variaciones.depende de los niveles de actividad internos. el crecimiento económico incrementa la demanda de insumos y de bienes de consumo importados. dada la propensión marginal a consumir. de acuerdo con Keynes. En las economías que no carecen de un sector productor de bienes de inversión. por tanto. ganan lo que gastan. el gasto fiscal. 18. No obstante lo anterior. determina el nivel del ingreso de equilibrio y el nivel del respectivo ahorro. según la expresión de Kalecki. Esta es la razón por la que en el modelo keynesiano. llamado simple. la inversión se trata como una variable autónoma respecto al ingreso. mientras los bienes de capital se importan para reemplazar o incrementar la capacidad de las industrias ya establecidas. Sin déficit público y en ausencia de aumentos sostenidos de las exportaciones. la inversión es un gasto especial porque a diferencia del consumo depende de las condiciones de financiamiento o del crédito y no del ingreso. se determina un nivel de inversión. para luego analizar la determinación del nivel de producción o sus fluctuaciones. FUNCIÓN DE INVERSIÓN Y EL PRINCIPIO DE ACELERACIÓN En todos los modelos analizados anteriormente. Sin embargo. Como la inversión no altera el nivel de producto. cae la tasa de ganancia y con ella la inversión porque las ganancias totales deben repartirse entre un mayor acervo de capital. los capitalistas ganan lo que gasta el Estado. mediante. El gasto fiscal deficitario crea demanda efectiva para la producción interna. con lo cual el crecimiento se hace difícil de sostener en el largo plazo. Dadas las condiciones del crédito. Con la intervención del Estado mediante el gasto fiscal deficitario. En rigor. por ejemplo. mientras los trabajadores gastan lo que ganan. Este nivel de inversión. compensa la pérdida del efecto ingreso de la inversión.

el ingreso aumenta en ∆Y = y el multiplicador es 1 ( ∆I 0 ) 1− c − b ∆Y 1 = ∆I 0 1 − c − b 74 .Función Inversión y nivel de actividad Si además del consumo se supone que la inversión en sensible al nivel de ingreso. en su versión simple para una economía cerrada y sin gobierno. sería: C = C0 + cY I= I0 + bY Y=C+I función consumo función inversión condición de equilibrio. El equilibrio resulta entonces igual a: Y = C0 + cY + I0 + bY De donde se obtiene que: Y= 1 (C 0 + I 0 ) 1− c − b Si la inversión autónoma aumenta en ∆I 0 . Es decir: I= I0 + bY Donde Io es la parte autónoma que depende de las expectativas de los inversionistas (animal spirits) y b es la propensión marginal a invertir. El modelo completo. la función de inversión tendría una parte autónoma y una parte inducida que aumenta cuando el ingreso aumenta. el multiplicador dependería ya no sólo de la propensión marginal a consumir sino también de la propensión marginal a invertir. Al igual que en el caso del consumo.

Este es el llamado multiplicador compuesto. para que el sistema sea estable. De aquí se deduce una nueva condición de estabilidad. igual a 1 . la estabilidad está garantizada si 0<c<1. si generalizamos. 1− c La suma de ambas propensiones puede interpretarse como la propensión marginal al gasto (c+b). los motivos por los cuales un inversionista privado compra maquinaria nueva difieren claramente de aquellos por los que una autoridad municipal ordena la construcción de una escuela o compra. El multiplicador simple es. la propensión marginal a ahorrar tiene que ser mayor que la propensión marginal a invertir. De igual manera. Por ejemplo. que el denominador del multiplicador compuesto puede escribirse como la diferencia entre la propensión marginal a ahorrar (1-c) y la propensión marginal a invertir (b). Nótese. la misma maquinaria. En el caso del multiplicador simple. Esta propensión marginal al gasto puede. si es el caso. los criterios que determinan las decisiones de las empresas de reponer el equipo no tienen por qué coincidir con los de las decisiones de ampliar la 75 . por último. incluir las propensiones marginales de otros elementos de la demanda agregada. Gráfico 1. como se sabe. En el caso del multiplicador compuesto.33 S.I S I Y* Y Inversión y la eficiencia marginal de la inversión No hay una teoría única que explique qué es lo que determina la inversión.

la llamó Eficacia Marginal del Capital y la definió como “ la tasa de descuento que lograría igualar el valor presente de las anualidades dada por los rendimientos esperados del bien de capital. por ejemplo una máquina. Como acaba de verse. es decir. 76 . si las variaciones de la demanda de inversión surgen de factores distintos a las variaciones en el ingreso. (1936) Teoría General de la Ocupación. Por tanto. sin embargo. estiman el rendimiento que esperan obtener de la misma durante su vida útil. los que deciden hacerlo pretender obtener (y maximizar) un futuro beneficio. que Keynes emplea el término Eficacia Marginal del Capital para designar la tasa esperada de rendimiento sobre la nueva inversión. El adjetivo eficiencia indica que la tasa de rendimiento sobre el costo es esperada. De aquí que es especialmente importante analizar hasta que punto es autónoma cada categoría de inversión y hasta qué punto responde al ingreso y las variaciones de éste. La tasa de rendimiento resultante se llama Eficiencia Marginal de la Inversión. la Eficiencia Marginal de la Inversión (EMI) es la tasa de descuento que satisface la siguiente ecuación: 13 Keynes. que con cada categoría de gasto de inversión. J. La categoría de inversión que con frecuencia se revisa en los libros de texto es la inversión neta de las empresas maximizadoras de beneficios. entonces. Keynes. Es claro. Es marginal porque se trata de la tasa de rendimiento de una máquina adicional. la tasa de descuento que debe aplicarse a los rendimientos esperados de un proyecto de inversión para conseguir que su valor presente sea exactamente igual al costo o precio de oferta de la inversión. que se destina a posibilitar un aumento de la producción. No hay duda. habrá un efecto multiplicador y el nivel de inversión determinará el nivel de equilibrio del ingreso. el Interés y el Dinero.capacidad productiva. Las empresas al comprar. puede ser totalmente diferente de la tasa media de rendimiento del capital ya existente. Este rendimiento se puede expresar como un porcentaje del precio de compra de la máquina que se obtiene mediante el procedimiento del descuento de los rendimientos futuros para obtener el precio de compra de la máquina. en todo el tiempo que dure. Algebraicamente. a su precio de oferta”13.

en los gustos de los consumidores y en la magnitud de la demanda efectiva. Si los rendimientos esperados son iguales todos los años (es decir.= Rn= R). Los rendimientos... con excepción de la tasa de interés y de la depreciación. con el precio de oferta o costo del proyecto de inversión (CO).. realizará todas las inversiones en las cuales la EMI sea superior a la tasa de interés de mercado que tenga que pagar por los fondos y rechazará todos los proyectos con una EMI menor que la tasa de interés. Este carácter responde a la posibilidad de que puedan ocurrir en el futuro cambios en los costos de los factores de producción.CO = R1 R2 R3 Rn + + + . R1= R2= R3= R4=.   1 n  (1 + EMI ) al infinito.. según el análisis anterior. la fórmula anterior se reduce a: CO = R EMI  1 1 +  (1 + EMI ) n         se aproxima a cero a medida que n se acerca   Para cualquier valor positivo de EMI. que afectan el rendimiento esperado de la inversión. en el caso de un proyecto de inversión indestructible.. como se los considera aquí. tendremos que: CO = R EMI Lo que resalta del concepto de EMI es su carácter probable o esperado. Por lo tanto. + 2 3 1 + EMI (1 + EMI ) (1 + EMI ) (1 + EMI ) n donde CO es el precio de oferta corriente o costo del proyecto de inversión y Ri son los rendimientos esperados en cada uno de los n años de duración del proyecto. son iguales a las entradas menos la totalidad de los costos de factores a emplear. Un criterio o regla alternativa es el de comparar el valor presente de los rendimientos descontados a la tasa (r) de interés de mercado que se conoce también como el precio de demanda de la inversión (VP). El valor 77 . Esta es la forma cómo introduce Keynes la incertidumbre y las expectativas en el análisis de los determinantes de la inversión. en la tecnología. La empresa interesada en maximizar sus beneficios. Esta es la regla para la de decisión apropiada de inversión..

VP = R r Según el criterio alternativo. conocido como criterio del Valor Presente.presente de los rendimientos de la inversión se obtiene utilizando la tasa de interés de mercado (r) como factor de descuento. Cuando su valor excede a la unidad.. cuando la EMI es mayor que la tasa de interés (r). entonces CO (EMI) = VP(r). con rendimientos iguales y cuando n tiende a infinito. mediante la fórmula siguiente: VP = R1 R2 R3 Rn + + + . 78 . Si CO(EMI) = R y VP(r) = R.. el valor de mercado del stock de capital (en el mercado de valores) es mayor que el costo del capital físico o que el costo de su reemplazo. es el ratio del costo de adquisición de la firma en el mercado financiero (precio de demanda) sobre el costo de compra del capital de la firma en el mercado de bienes (precio de oferta). Por lo tanto. Cuando ocurre lo contrario. Los dos criterios conducen al mismo resultado. De aquí se deduce que el precio de demanda es igual al precio de oferta si (EMI/r) =1. Así la q de Tobin aparece como un buen indicador de la rentabilidad del gasto en nueva inversión. definida como el valor de la inversión en el mercado financiero dividido por el costo de reemplazo del capital. El ratio EMI/r es la q de Tobin. en caso contrario desistirá del proyecto. el proyecto se rechaza. + 2 3 1 + r (1 + r ) (1 + r ) (1 + r ) n Al igual que antes. Cuanto menor es la tasa de interés mayor es el valor presente de los rendimientos y viceversa. la empresa realizará todas las inversiones cuyos rendimientos tengan un precio de demanda mayor que el precio de oferta o costo de la inversión. si EMI = r. es decir. el valor presente de los rendimientos (VP) será mayor que su costo (CO). En otras palabras. En este caso el proyecto se llevará a cabo.

indica el monto de gastos de inversión que asumirá la empresa.). la cantidad de inversión que se realizará para cada tasa de interés de mercado. una tasa en porcentaje. y representados con una línea irregular. en el plano EMI-Gastos de inversión. El gráfico 1. En consecuencia.35. en forma decreciente. se invertirán los tres proyectos con eficiencias marginales mayores. etc. un trimestre. Es. la empresa no efectuará ninguna inversión pues no tiene ningún proyecto rentable (véase gráfico 1. Todos los proyectos estudiados por esta empresa pueden ser ordenados.35).).34. Gráfico 1. para cada tasa de interés. Tiene. La curva de EMI para el conjunto de la economía se obtiene sumando las EMI de las distintas empresas individuales. además. Se supone que el resultado de esta suma es una línea continua con pendiente negativa. Por otro lado. Es importante mencionar que la EMI no es un concepto de stock sino de flujo. Si la tasa de interés es r2. debido a que las discontinuidades de los proyectos de inversión de una empresa desaparecen cuando se considera el conjunto de la economía. indica. al igual que antes. pues. de acuerdo con sus eficiencias marginales. una dimensión temporal e indica el monto del gasto que se efectuará por unidad de tiempo (un año. La línea quebrada que representa la EMI.Existe una EMI para cualquier proyecto de inversión que pueda considerar la empresa. la tasa de interés debe medirse también sobre el eje vertical (véase Gráfico 1. la 79 .34 EMI r1 r2 EMI Gastos de inversión Si la tasa de interés que la empresa tendrá que pagar por los fondos de financiamiento es superior a r1.

Las expectativas pueden cambiar en respuesta a una moda general del sector empresarial. a los acontecimientos políticos.L.EMI no es el producto marginal del capital. y. pues este es el producto corriente obtenido de la adición de una nueva unidad de capital a los factores de producción empleados. etc. DeLorme y R. con un aumento generalizado de la demanda de los productos. Inc. Ekelund. de. Finalmente. Busines Publications. con un cambio en el estado de las expectativas. Un aumento de estos costos desplaza la curva EMI hacia abajo. Macroeconomía. 14 Gráfico 1. 14 La explicación de la relación entre la Productividad Marginal del Capital y la curva de EMI puede verse en a) W. Amorrortu. Todos estos factores pueden producir un aumento o una caída en la tasa de rendimiento esperada de la inversión. que aumentan los rendimientos ya sea por las mayores ventas o por la reducción de costos. Texas. 1973. con el progreso tecnológico. En este caso la tasa de rendimiento de la inversión aumenta desplazando al curva de EMI hacia arriba. 1983. En primer lugar. 80 . con los cambios en los costos de factores como la mano de obra. r EMI Inversión La curva de eficiencia marginal de la inversión se desplaza debido a diversos factores. En segundo lugar. la energía y los insumos que alteran el rendimiento. Macroeconomics.35 EMI. a los rumores o noticias de avances técnicos. b) Ch. Smith. Buenos Aires. En tercer lugar.

en consecuencia. La inversión. desplazarían la curva de EMI hacia arriba y a la derecha cuando el ingreso es elevado. Cuando los ingresos son altos y las empresas obtienen grandes beneficios. cuando la demanda es alta a tal punto que produce escasez de mano de obra. Esto indica que hay un propensión marginal a invertir correspondiente a una función de inversión como la introducida al inicio de esta sección. cualquiera sea el nivel absoluto de ingreso. En las fases de recesión. Hay que recordar que la inversión neta es el cambio en el stock de capital y que no hay cambio en el stock de capital si el producto no 81 . Es decir: I t = I 0 + v (Y t −1 − Yt − 2 ) La hipótesis de que las empresas están intentando continuamente ajustar su capacidad productiva al nivel de demanda de sus productos y que. como se señaló anteriormente. aumentará o disminuirá con el nivel del ingreso. los planes de inversión se suspenden por la falta de financiación interna. En consecuencia. si la demanda de inversión es ampliamente inducida por el ingreso. gastan buena parte de estos beneficios en inversión. Por otro lado. El resultado sería un aumento de la inversión en equipo ahorrador de mano de obra. esto provocará que la curva de EMI cambie de posición cada vez que el ingreso varía. Pero la inversión inducida no tiene por qué depender sólo del ingreso corriente. Esta es la llamada teoría de los fondos residuales. sus inversiones responden con este propósito a un incremento en la demanda.El Principio de Aceleración Así como hay numerosas razones que explican que buena parte de la inversión es autónoma con respecto al ingreso. En este último caso la función de inversión tomaría la forma: I t = I 0 + v (Yt − Yt −1 ) Puede también suponerse que hay un desfase de un período antes que los inversionistas adviertan el cambio en el ingreso y respondan a él. o de los cambios corrientes en el ingreso. Estos dos factores. hay razones que fundamentan por qué otra parte de la inversión si depende del ingreso. a una tasa dada de interés. por lo tanto. las empresas que no pueden contratar más trabajadores pueden introducir procesos que ahorren mano de obra. Las decisiones de inversión de las empresas pueden depender del ingreso del período anterior. es la más aceptada. por el contrario.

es igual a la inversión: K*t -K*t-1 =v Yt -vYt-1 = v∆Yt It = v∆Yt I t = v (Y t − Yt −1 ) Esta ecuación expresa el principio de aceleración sin retrasos. el stock de capital debe crecer en la proporción constante (v). Este stock de capital óptimo es una proporción constante del producto y corresponde a una inversión que sería realizada sólo y en tanto exista demanda de la producción final. 82 . La relación entre el stock de capital óptimo y el ingreso puede expresarse con la siguiente ecuación: K*t = v Yt donde: K*t : stock de capital óptimo o capital deseado Yt : ingreso corriente v : acelerador Si el ingreso crece. existe una relación fija entre el valor de la producción total de un bien y el stock de capital necesario para producirlo. el costo de los bienes de capital y el nivel de precios de la producción final. estimulando la inversión. dados la tasa de interés. El Principio de Aceleración destaca la importancia de la demanda para explicar las fluctuaciones económicas así como el papel de las expectativas. los gastos de inversión caen con mayor rapidez. Se supone que. es conocida como el Principio de Aceleración y permite explicar la acentuación de las fluctuaciones de la economía. (Consideraciones similares pueden hacerse para la inversión en inventarios. La idea de que las variaciones ocurridas anteriormente en el ingreso determinan la inversión corriente.) El cambio en el ingreso puede generar expectativas favorables. En los períodos de boom. El cambio en el stock de capital óptimo.cambia. los gastos de inversión crecen más rápido que el producto y en los períodos de recesión.

. de manera que sus decisiones de ajuste de su capacidad productiva no se adoptan hasta el final del período en el que se altera la demanda.) K t − λ K t −1 = v (1 − λ )Yt [ ] 83 .) − (λYt −1 + λ2 Yt − 2 + . En decir: K t = v (1 − λ )∑ λi Yt − i i=0 ∞ donde 0 < λ < 1 (1-λ) es el coeficiente que indica el período de ajuste Retrasando un período la ecuación anterior K t −1 = v (1 − λ )∑ λi Yt −i −1 i =0 ∞ Multiplicando ambos miembros de la ecuación por λ λK t −1 = v (1 − λ )∑ λi +1 Yt − i −1 i=0 ∞ Restando esta ecuación de la ecuación para Kt ∞ ∞ i  = v (1 − λ ) ∑ λ Yt − i − ∑ λi +1 Yt −i −1   i=0 i=0  K t − λ K t −1 = v (1 − λ ) ( Yt + λ Yt −1 + λ2 Yt − 2 + . habrá un desfase tal que la inversión neta inducida será: I t = v (Yt −1 − Yt − 2 ) El principio de aceleración puede formularse también haciendo depender el stock de capital de los ingresos pasados ponderados con tasas de velocidad de ajuste..Si las empresas tardan en reaccionar a la presión de la demanda de su producción...

Reemplazando K*t en la definición de inversión neta se tiene: I t = K t − K t −1 = (1 − λ )( K * t − K t −1 ) donde (1-λ) es el acelerador flexible o principio de ajuste del stock de capital. se obtiene: K t * (1 − λ ) = (1 − λ ) vYt K t * = vYt Esta es la ecuación que fundamenta el Principio de Aceleración.. Si λ = 0 .. Sustituyendo en esta ecuación Kt* = vYt y Kt-1 =vYt-1. .λKt-1 = (1-λ)vYt .Y sumando Kt -1 en ambos miembros de la ecuación K t + K t −1 −λK t −1 = v (1 − λ ) Yt + K t −1 K t − K t −1 = (1 − λ ) vYt − (1 − λ ) K t −1 hallamos la ecuación de la Inversión neta: I t = K t − K t −1 = (1 − λ )vYt − (1 − λ )K t −1 Dado que el equilibrio de largo plazo implica que K* = Kt = Kt+1 = Kt+2 = . 84 . la inversión neta es igual a I t = K t − K t −1 = K t * − K t −1 . el ajuste se realiza en un período y por tanto. sustituyendo en Kt . se obtiene que I t = vYt − vYt −1 I t = v ( Yt − Yt −1 ) = v∆Yt Este es el principio de aceleración sin retrasos cuando λ = 0.

donde la inversión responde a las expectativas de crecimiento de los beneficios. será igual a: It = sp Bt donde Bt: beneficio agregado en el período t sp: propensión a ahorrar de los capitalistas Esta ecuación indica que la inversión genera sus propios beneficios a través del multiplicador 1/sp. Los beneficios corrientes estimulan la inversión. se obtiene una ecuación en diferencias de segundo grado con término constante. la identidad ahorro-inversión. Si los trabajadores no ahorran. It+1 = A + aBt + b[Bt-Bt-1] La inversión crece con el beneficio de t pero decrece con el de t-1. Sustituyendo B de la identidad ahorro-inversión.[(a+b)/sp ]k + (b/sp)k = A k = A[ sp sp − a ] 85 . It+1 = A + (a+b)/spIt .Relación Multiplicador y Acelerador: los ciclos económicos Keynesianos Para mostrar la relación entre el multiplicador y el acelerador partiremos de la relación entre la inversión y los cambios en los beneficios agregados y del supuesto de dos tipos de ingresos: salarios de los trabajadores y beneficios de los capitalistas. el ahorro total de la economía será igual al ahorro de los capitalistas. En consecuencia.b/spIt-1 It+1 .(a+b)/spIt + b/spIt-1 = A La solución de equilibrio de largo plazo se obtiene haciendo I(t) = k y reemplazando en esta ecuación: k . los beneficios pasados presionan en sentido contrario. El Principio de Aceleración se incorpora en la ecuación siguiente.

sería Yt+1 = A/sph + (a+b)/spYt . dividiendo y multiplicando el lado derecho de dicha igualdad por el ingreso. pero su solución particular es de la forma k = A / h(sp – a). tendría que reformularse. las raíces son complejas y generan ciclos.b/spYt-1 cuya solución homogénea es exactamente igual a la solución correspondiente a la ecuación en diferencias de la inversión. factorizando H. encontramos una ecuación de segundo grado: m2 . 86 . es decir [(a+b)/sp]2 -4b/sp es negativo.(a+b)/spm + b/sp = 0 cuyas raíces son m1.(a+b)/spI(t) + b/spI(t-1) = 0 Hm2 . en este caso. la inversión es igual a una proporción del nivel de producto o renta. La ecuación en diferencias del producto. La ecuación en diferencias puede expresarse también en términos del ingreso para luego mostrar las fluctuaciones del producto.La solución de transición (o solución homogénea) se obtiene haciendo I(t) = Hmt . Reemplazando en la ecuación en diferencias: I(t+1) . De acuerdo a esta última expresión. La ecuación de equilibrio se transformaría así en: It = sp hYt donde h = Bt/Yt representa la participación de los beneficios en el ingreso. Con este fin. la ecuación de equilibrio ahorroinversión.(a+b)/spHm + b/spH = 0 Y. m2 = (a+b)/sp + {[(a+b)/sp]2 -4b/sp}1/2 Si el discriminante.

Department of Economics. Argentina. Keynes.. Departamento de Economía. Routledge.M.CH. en Political Economy al the New School. 1973 “Teorías Alternativas acerca de la Distribución”. Inc. 6. Busines Publications. 1942 Uses of National Income in Pace and War. 1983 Macroeconomics. J. Cambridge. FRIEDMAN.M. 87 . KALDOR. J.). Macmillan Publishing Co. Pontificia Universidad Católica del Perú. Texas DUESENBERRY.REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS BEARE. Technology. growth and policy in a monetary economy. 1936 La Teoría General de la Ocupación. Documento de Trabajo 120. 1980 “The Simple Theory of Effective Demand”. Fondo de Cultura Económica. Equilibrium and disequilibrium analysis. 1991 Macroeconomics. Princeton University Press. Lima. KEYNES. 1971 La Teoría de la Dinámica Económica.J. 1978 Macroeconomics: cycles.F.R. KALECKI. De. Editorial tiempo contemporáneo. Inc.E. EDWARDS. 1988 Economía Peruana: Límites Internos y Externos al Crecimiento Económico. National Bureau of Economic Research. el Interés y Dinero. KUZNETS. Teoría del Capital y la Distribución. Setiembre. Nueva York: Macmillan.M.: Harvard University Press. en O. 1996 Making Sense of a Changing Economy. Braun (ed. JIMÉNEZ. Markets and Morals. N. 1957 A Theory of Consumption Function. New York. New School for Social Research. Occasional Paper No. Inversión y Financiamiento: apuntes sobre el discurso teórico de J. Saving and the theory of consumer behavior. DELORME. Washington. 1949 Income. Fundación Friedrich Ebert. Y EKELUND.M. J. México. Mass. London and New York. 1994 Dinero. NELL.S.

A y otros 1988 Macroeconomic theory and stabilisation policy. Teoría del Capital y la Distribución.” en Journal of Money. Mexico: Prentice-Hall.L. TOBIN. SMITH. Credit and Banking. 1993 Macroeconomía en la economía global. L. STEVENSON. J. SACHS. 88 . de Amorrortu. F. 1987 Macroeconomía.” en O. 1969 “A General Equilibrium Approach to Monetary Theory.PASINETTI. J. 1973 Macroeconomía. Buenos Aires. Oxford: Philip Allan. febrero.C. W.). y LARRAÍN. J. Editorial tiempo contemporáneo. 1973 “La Tasa de ganancia y la distribución del ingreso en relación en relación con la tasa de crecimiento económico. Braun (ed. Argentina POINDEXTER. México: Interamericana.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful