JOSEFINA DE LA TORRE (1907-2002) “MUCHACHA-ISLA” (en palabras de Pedro Salinas) BIOGRAFÍA (datos extraídos de la presentación del catálogo

Josefina de la Torre. Entre Modernismo y Vanguardia escrita por Alicia R. Mederos) Josefina de la Torre es una de las personalidades artísticas más relevante del panorama hispano y, a su vez, una de las más desconocidas. Poetisa, actriz, cantante, dobladora de cine, guionista…, su currículum resulta lo suficientemente heterogéneo para los acercamientos tradicionales de las historias de la literatura. Si, además, tenemos en cuenta que es mujer y que su obra poética ha tenido una difusión minoritaria, queda en parte explicado ese desconocimiento que comentábamos antes. Nació en Las Palmas de Gran Canaria y dentro de una de las familias más inquietas del panorama intelectual y artístico de la isla. Desde pequeña estuvo en contacto con dos de sus grandes pasiones: el arte dramático y la música. Su hermano, el dramaturgo y escritor Claudio de la Torre, desarrollaba sesiones de teatro en la casa familiar de Las Canteras donde se representaban, especialmente en verano, obras de autores modernos. Josefina dio sus primeros pasos en la interpretación en este Teatro Mínimo. También comienza su formación como intérprete instrumental y canto. La culminación de estos estudios la lleva a Madrid. Allí, en la Residencia de Estudiantes, traba conocimiento con la vanguardia artística, especialmente con los poetas que conoceremos como generación del 27 (de hecho, figura en la antología preparada por Gerardo Diego, Poesía española contemporánea, que sirvió de piedra fundacional del grupo).

lo prologa Pedro Salinas. el tono confesional a veces calificado de postromántico. el valor de lo sensorial. Su primer libro. Medida del tiempo. La Guerra Civil lleva a los hermanos de la Torre nuevamente a Gran Canaria. Los últimos años están marcados por su dedicación a proyectos televisivos como Estudio 1 (versiones para televisión de obras teatrales) o la exitosa serie Anillos de oro (pueden ofrecer a los alumnos el capítulo en que aparece Josefina titulado “Cuestión de principios”. Versos y estampas (1927). Josefina participa en un proyecto editorial de su hermano. publica Poemas de la isla. . La voz de Josefina será la que doble la de Marlene Dietrich. El segundo. ya que está íntegro en la página de Youtube). Para afrontar las calamidades económicas. que era en aquellos años el encargado de adaptar los guiones y el doblaje de las producciones de la Paramount. OBRAS MÁS DESTACADAS La obra poética de Josefina de la Torre está marcada por un doble vínculo: el primero es la tradición modernista insular (especialmente Saulo Torón) que aparece reflejada en su gusto por la sensorialidad del mundo natural. La Novela Ideal. tales como la articulación expresiva de lo popular o la reflexión en el poema de la relación entre la materialidad verbal y la experiencia vital. los logros de la vanguardia en la que maduró su voz. aunque la crítica sitúa su elaboración en los años treinta) y. Acabada la guerra vuelve a Madrid como primera actriz del Teatro Nacional María Guerrero. entre otras. la reinvención del mundo (su recuperación nostálgica) a través de los objetos cotidianos o el paisaje. Las características más destacables de su poesía (atendemos aquí a lo dicho por Dolores Campos-Herrero y Marianela Navarro Santos) son: la importancia de la memoria (especialmente la infancia y la adolescencia en la isla). Su dedicación al teatro y al cine la convierte en una de las actrices más destacadas de la escena nacional y le permite montar su propia compañía y colaborar con las más prestigiosas de la época (los Merlo o la de Nuria Espert).Su relación con el cine es a través de su hermano. un imaginario de lo femenino diverso (desde la maternidad frustrada a la sensualidad). quien destaca la importante presencia de lo insular en sus poemas. En 1930. Claudio. y escribe relatos de intriga amorosa con el seudónimo “Laura de Cominges”. le seguirá Marzo incompleto (editado en 1968. finalmente. publicado en 1989. la sencillez y transparencia en su dicción poética y el uso del versolibrismo.

Y termina: Pero este Abril lejano Y este Mayo en silencio Que dejaron mis voces Encerradas dentro. con cuatro puertas. Fuera otra vez. Es un relato no de iniciación. sino del más profundo desencanto. No tenía principio Ni fin. Centro predestinado. recursos como los paralelismos y repeticiones. Eje de un solo sueño. ¿qué saben de este Marzo Sin medida.El poema de la Antología PAU pertenece a su libro Marzo Incompleto. en la ausencia. Y me cierran las paredes A oscuras. Me olvidan sola. Ya el poema liminal avanza el desasosiego de la autora: Quisiera que en lugar De este Abril y este Mayo Y este sol que nace Con el aire temprano. incompleto? Los poemas de la primera parte hablan con cierto tono de canción infantil que reproduce rítmicamente con formas métricas como el romance. de nuevo. Era mitad. este poemario se puede leer casi como un torturado diario interior en el que Josefina de la Torre parte de la niñez (con una oscuridad ambiental muy distinta a la claridad preciosista de sus primeros libros) y desemboca en su propio funeral. . Sin embargo es una experiencia con tintes sombríos y oníricos: No sé por qué voy y vengo De la sombra a la pared. Aquel Marzo incompleto. Ni yo misma sé porqué Se me desprende la luz Contra mis brazos en cruz. Dividido en cinco partes (más un poema liminal).

A lo largo de mis años estériles. ¡Ay. esta incertidumbre se refleja en otro de los poemas: …Tener la duda constante Del sí y el no entre las sienes. yo quisiera probar El sabor de las certezas! La desazón por el deseo insatisfecho conduce a contrastar la niña de la alegría. Tus primeras sonrisas.Nadie me ve ni me oye. ¡cuánto he pensado en ti! He apretado la frente de sueños Y he estrujado el pobre desconsuelo De tu cuerpo pequeño. oh amor Como el niño que ríe! La segunda parte retoma este deseo de volver a cierta inocencia primera del no saber y la queja por la ausencia de ese tú protagonista del poemario: Llevabas en los pies arena blanca de una playa desconocida. Siempre en la superficie. de la espontaneidad y de las sensaciones que fue con la mujer abierta al dolor que es ahora: Si yo pudiera. A flor de agua y de luz. sumergida. Interiormente viva… ¡Engañarme. corporeizándose en el poemario: es el hijo que nunca llegó. . Engañarme a mí misma. Vivir a ras de tierra. Nadie sabe de mis voces… Este no saber. No dentro. amor. Por eso Cuando a mí llegaste No sentí tus pisadas… Poco a poco este tú va materializándose. y al que se alude en la tercera parte.

El regalo de mi soledad Y también mi inquietud… En la cuarta parte (la más impresionante y que cierra el poema seleccionado de nuestra antología) aparece una doble tensión en la experiencia de la frustración: la auto increpación por su esterilidad (el cuerpo como casa desarbolada. Que serías la razón de mi vida. como “pez frío”) y la imaginería religiosa de un Cristo-Josefina (la edad. Como dijimos antes. No este desalentado y lento desgranarse Que convierte en preguntas todo cuanto es herida. la abnegación amorosa. Mi compañero. ni armonía. Tan infinitamente Raíz y flor De la tierra al espacio.Tu primera palabra. queda muy bien reflejada en los siguientes versos: Y no pude ser tierra. hijo mío. Con aroma enervante de universo. La idea de la errancia del ser (“rondo por las oscuras paredes de mí misma”) y cierto sonambulismo vital (“Y ahora voy como dormida en las tinieblas”) como destino asumido por su esterilidad. como olivo seco. Hay cierto tono de serenidad trágica griega en esta asunción de la existencia abocada al vacío. La quinta parte. El íntimo secreto de mi lucha. universo. Son cuatro poemas relacionados con las consecuencias de esa ausencia: ¡Qué lejos estaré. y última. el último poema de esta cuarta parte es el que corresponde a este describirse como proyecto de vida frustrado. He pensado. ni esencia. creación. el sacrificio estéril): Número igual. . sonido. Tan equilibrio ardiente de mi amor… -edad de Cristo. También crucificada-. aborda el futuro ineludible: la muerte. Que son fruto.

BIBLIOGRAFÍA Josefina de la Torre: modernismo y vanguardia: Centenario del nacimiento (1907-2007) [exposición. 2007 TORRE. Josefina de la. un emocionante solapamiento entre la figura del crucificado y su propio cuerpo: Con las manos en cruz he de morirme. Con esta vida inútil en tu busca! Pero el último de ellos vuelve a la comparación con Cristo en clave onírica.L. Viceconsejería de Cultura y Deportes. perdida. Y de este gran amor que voy perdida Ya nadie más podrá juntar los brazos. Gobierno de Canarias. Las Palmas de Gran Canaria. El Museo Canario. 1968.Ciega. Marzo incompleto. Mederos]. D. Casa-Museo Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria/ comisaria. . Que Él murió por amor En el Calvario. Alicia R.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful